EL POEMA DEL MIO CID

Autor: Anónimo

SÍNTESIS DE LA OBRA:

El poema del Mio Cid está dividido en tres partes: el Cantar del destierro, el Cantar de las bodas
y el Cantar de la afrenta de Corpes.

La historia trata sobre la vida de un legendario héroe castellano, el Cid, el cual es desterrado por
el Rey Alfonso VI, por lo cual pierde sus recursos. Gracias a la ayuda de Martín Antolinez, puede
salir de Castilla y comienza un vida de continuas luchas.

Combate primero con el Rey moro de Zaragoza y más tarde con el conde de Barcelona, por
último conquista la ciudad de Valencia, donde también conduce a su familia. El Rey de Marruecos
lo ataca, pero finalmente el Cid lo vence y le gana la espalda Tizón.

El Cid se reconcilia con el rey y consigue que sus hijas se casen con los infantes de Carrión, los
cuales han sido educados en la corte y lejos de las guerras, por lo que suelen demostrar su cobardia
ante muchas de las batallas por las que pasan, convirtiéndose así en la burla de los caballeros del
Cid, esto hace que los infantes reaccionen desquitándose con sus esposas, ya que las desnudan y
atan a un árbol donde las azotan.

El Cid pide justicia ante el rey reclamando las espadas de Tizón y Colada que les había dado a los
infantes, a los que reta para que se enfrenten a dos de sus caballeros, finalmente ellos son derrotados
y las hijas del gran héroe se comprometen con los infantes de Navarra y Aragón.

ANÁLISIS CRÍTICO:

"EL POEMA DEL MIO CID" debió ser escrito alrededor de 1140, fecha en la cual doña Blanca
de Navarra, bisnieta del Cid, se casa con el rey Sancho.

El autor de este singular poema no se conoce, aunque se cree que pudo haber sido un juglar
mozárabe de la región de Medinaceli.

EL POEMA DEL MIO CID, es el primer manuscrito que se conserva de la época medieval, es el
más antiguo monumento de las letras castellanas por lo tanto es de reconocida importancia para ser
estudiado y así aprender más sobre los inicios de la literatura española.

Su protagonista, el Cid es el máximo héroe de la edad heroica castellana y de la reconquista
cristiana en tierras españolas, son muchas las cualidades que tiene no sólo como hombre valiente y
luchador sino también por su lealtad, su valor, su iniciativa y su constancia y habilidad tanto en la
guerra como en la paz.

Sus grandes cualidades como luchador y hombre de victorias se desplegó por toda España,
dejándolo como un héroe que fue, es y seguirá siendo de armas tomar, asimismo muchos buscaron
por su influencia imitarlo y lo tenían como ejemplo para realizar sus combates.

Como el mismo libro lo llama Mío Cid, Mío que quiere decir señor y eso es lo que es un gran
señor, transparente en sus decisiones e impulsador de hazañas y escaramuzas.

El poema es una mezcla de historia y leyenda, de misticismo y realismo, ya que tiene varios
componentes que muestran esa diferencia, pues muchos de los hechos mencionados en la obra si
ocurrieron.

A pesar de que el cantar narra las batallas, los incidentes y todas las vicisitudes por las que pasa
el Cid, también hay cierto episodio de jocosidad como es el caso de la aparición repentina de un
león, del cual los infantes demostraron su total cobardía al esconderse.

EL POEMA DEL MIO CID, es una obra viva, que tiene gran valor histórico no sólo porque
represente un concreto reflejo de las costumbres e ideologías medievales y además goce de la
descripción de los lugares y pueblos que se recorren en las grandes hazañas, sino que también
irradia las cualidades de un pueblo que hizo héroe a un hombre que con el amor a la familia, la
fidelidad, la generosidad y la intensidad del sentimiento llegó a plasmarse para siempre en la cultura
española.