You are on page 1of 2

ENSAYO HIPATIA

Con el estreno de la película Ágora, una producción dirigida por Alejandro
Amenábar, se han comentado importantes títulos que cuentan la vida de
Hipatia de Alejandría.

Lo cierto es que el interés por Hipatia no es nuevo de ahora, sino que
siempre ha sido un referente a la hora de hablar del fin del clasicismo y de
la lucha por la razón, sobre todo desde la ilustración que casi la convierte en
una santa laica, así que no es de extrañar que muchos autores tuvieran
guardada un historia de Hipatia.

También hay que destacar que muchos científicos españoles, han criticado
el protagonismo de Hipatia de Alejandría en la película por no describir a
Hipatia como era ella realmente.

Pero, ¿quién fue Hipatia? ¿Qué nos podemos encontrar de ella?

Pues, Hipatia fue una filósofa del s. IV que vivía en Alejandría, donde
enseñaba filosofía, matemáticas y astronomía. Hay que señalar que es la
primera mujer que es nombrada igual o superior a otros filósofos.

La escuela de Hipatia

En torno al año 400 se había convertido en líder de los neoplatónicos
alejandrinos, y, de acuerdo a la Suda (enciclopedia bizantina, de carácter
histórico, acerca del mundo mediterráneo antiguo), se dedicó a la enseñanza
de la filosofía, centrándose en las obras de Platón y Aristóteles. La casa de
Hipatia se convirtió en un lugar de enseñanza donde acudían estudiantes de
todas partes del mundo, atraídos por su fama. Entre sus alumnos había
cristianos, como su alumno predilecto Sinesio de Cirene, perteneciente a una
familia rica y poderosa, que mantuvo una gran amistad con su maestra. Este
personaje dejó escrita mucha información sobre Hipatia, y gracias a él
conocemos sus obras, aunque ninguna se haya conservado.

Hipatia era pagana; estamos hablando de una época cuando Teodosio I
instauraba el cristianismo como la fe oficial del imperio, provocando
numerosos incidentes tanto con paganos como con judíos. Alejandría era un
lugar donde convivían paganos de todo tipo, pero también gnósticos de un
gran misticismo, con judíos y todo ello junto a una de las comunidades
cristianas más importantes de la época, capaz de luchar por el liderazgo de
la iglesia con la mismísima Roma.

Hipatia, pagana, era considerada una de las figuras más influyentes de
Alejandría, y estaba protegida por los intelectuales cristianos, muchos
habían sido alumnos suyos. Sin embargo, la relación de Hipatia con el
Patricio de Alejandría (máximo dirigente de la iglesia) no era del todo
buena. La elección del Patriarca Cirilo dio salida a la persecución y derribo
del paganismo y por tanto, de Hipatia; entonces la situación se complicó
mucho por varias causas, lucha de poder, problemas religiosos… Una tarde
un supuesto grupo de alejandrinos la golpearon con una piedra para acabar
descuartizándola con unas tejas en nombre del señor.

A partir de ahí la figura de Hipatia ha ido cambiando con los siglos, de bruja
maligna, a imagen defensora de la razón o ideal feminista. Digamos que es un
personaje complejo y cuyas virtudes y defectos se prestan con facilidad a
ser utilizadas por distintos grupos.