El Día Mundial Sin Tabaco tiene

el propósito de fomentar un
período de 24 horas de abstinencia
de todas las formas de consumo de
tabaco alrededor del mundo. Se
celebra en todo el mundo el 31 de
mayo de cada año.
Origen
Este día se instituyó con la
intención de llamar la atención
mundial ante la amplia presencia
de consumo de tabaco y los
efectos negativos para la salud
(que supone 5,4 millones de
muertes en todo el mundo
anualmente). Los Estados
Miembros de la Organización
Mundial de la Salud (OMS) crearon el Día Mundial Sin Tabaco en 1987. En los últimos
veinte años el día ha sido recibido tanto con entusiasmo como con resistencia en todo el
mundo, por parte de gobiernos, organizaciones de salud pública, fumadores,
productores y la industria del tabaco.
El 31 de mayo de cada año la OMS celebra el Día Mundial sin Tabaco, cuyo objetivo
consiste en señalar los riesgos que supone el consumo de tabaco para la salud y
fomentar políticas eficaces de reducción de dicho consumo. El consumo de tabaco es la
segunda causa mundial de muerte, tras la hipertensión, y es responsable de la muerte de
uno de cada diez adultos. La Asamblea Mundial de la Salud instituyó el Día Mundial
sin Tabaco en 1987 para llamar la atención mundial hacia la epidemia de tabaquismo y
sus efectos letales. La celebración de este día es una oportunidad para destacar mensajes
concretos relacionados con el control del tabaco y fomentar la observancia del Convenio
Marco de la OMS para el Control del Tabaco. El consumo de tabaco es la principal
epidemia prevenible a la que se enfrenta la comunidad sanitaria.
Organización Mundial de la Salud
Los efectos nocivos del tabaco
Los efectos nocivos del tabaco dependen de las sustancias químicas contenidas en la
hoja.
Principalmente son cuatro:
 Nicotina: Principal componente del tabaco, produce la dependencia.
 Monóxido de Carbono: Es un gas que procede de la combustión incompleta de
la hebra de tabaco y también de cualquier producto en combustión, comenzando
por los humos de los vehículos de combustión interna, sea gasolina o diésel.
 Gases irritantes: Gases que afectan al aparato respiratorio.
 Sustancias Cancerígenas: En el humo del tabaco se han detectado diversas
sustancias potencialmente cancerígenas como el Benzopireno, que se forman
durante la combustión del tabaco o del papel de los cigarrillos.
Al fumar, no solo los fumadores son afectados, también son afectados las personas más
cercanas, los fumadores pasivos.