P. 1
A Través de Mi Ventana

A Través de Mi Ventana

|Views: 0|Likes:
Published by Jorge Olguin

More info:

Published by: Jorge Olguin on Jun 06, 2014
Copyright:Traditional Copyright: All rights reserved

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/19/2015

pdf

text

original

Hace tiempo que nadie me visita y la tristeza quiere apoderarse de mí.

Estoy más cerca del olvido que del recuerdo de mis seres queridos. Mi único
consuelo es mirar a través de la ventana y ver que el mundo sigue
existiendo, que cada primavera los campos reverdecen, los árboles
extienden sus ramas apoderándose del espacio y las lores cubren de mil
colores los prados cercanos. !a nieve se va derritiendo y poco a poco los
ríos crecen y sus aguas riegan las orillas, ecundando sus riberas.
!os animales salen de sus escondites o cuevas invernales a buscar
alimento resco y las aves en su continuo migrar, regresan como todos los
a"os. #lgunas más osadas se acercan a mi ventana a buscar ramitas para
sus nidos o picotear algún insecto apetitoso.
El aire transporta en sus vibraciones los cantos rítmicos de algún pueblo
cercano, la alegría se expande como un susurro, la luz es plena y la
presencia de algo sobrecogedor brota del silencio y se reugia suavemente
en la inmensidad del cielo. Es la vida misma que así se de$a sentir, con toda
su uerza, con todo su esplendor.
%uando llega el invierno, todos se van y me de$an sola, sé que deben
continuar su camino, cumplir su ciclo de vida, pero no puedo evitar que un
velo de tristeza se empoce en mi alma.
&ero a pesar de la soledad que 'abita en estos para$es durante los meses
de río, me reconortan esos tenues rayos de sol que logran entibiar mi alma
y así subsisto 'asta la otra estaci(n, llenando los vacíos de mi mente con
los recuerdos de mis vivencias más queridas.
En ese instante me sorprende la memoria al recordar que )'oy es mi
cumplea"os*, así que me arreglo con muc'o esmero y trato de estar
agradable, pues es seguro que mis 'i$os vendrán a visitarme. Me traerán
lores como todos los a"os, me preguntarán c(mo estoy +yo les contestaré
que estoy bien, que los extra"o muc'o+ y como todos los a"os les pediré
que vengan más seguido, que me gusta saberlos bien, que mis o$os desean
ver el crecimiento de mis nietos, pero sé asimismo que ellos no me
responderán, siempre los $ustiico - )tienen tantas ocupaciones*.
.a estoy ansiosa de verlos, de mirarme en sus rostros, de escuc'arme en
sus palabras. /é que se nublarán nuestros o$os pero nuestras lágrimas no
se mezclarán, 'abrá silencios prolongados, unas pocas palabras y la
emoci(n no me permitirá 'ablar. )0ué ironía*, tanto tiempo esperándolos
para no decirles nada.
1espués... ellos se irán y como todos los a"os cuando partan, sentiré la
nostalgia prematura de su ausencia, el dolor de la separaci(n, el
resentimiento 'acia esas palabras que les quise decir y que no salieron de
mi interior y la eterna pregunta que quedará prendida en el aire de 2cuándo
los volveré a ver3, solo se convertirá en un a'ogado gemido que mi
garganta no de$ará salir.
#'ora, a'ora ya pas( todo y se dio como suele suceder a"o tras a"o.
Mientras los observo c(mo se ale$an, a paso lento, apesadumbrados,
transpiran mis manos y late uertemente mi coraz(n y es en ese último
momento en que se rompe mi mutismo y los llamo a viva voz, trato de salir
para pedirles, para implorarles que me lleven consigo, que no me de$en
sola, que tengo miedo, que tengo río, pero ya están le$os y no me
escuc'an.
Me desespero y quiero salir, pero la puerta está cerrada, trato de abrirla
golpeándola primero con mis pu"os cerrados y luego con las palmas de mis
manos 'asta 'acerme da"o, pero es inútil porque parece atascada y no
logro que ceda ni un solo milímetro.
1espués de mi inútil e inructuosa luc'a, me desmorono y caigo al suelo
como desmade$ada, casi sin uerzas ni aliento y solo repito en orma
mecánica para mí misma, una y otra vez- la culpable es aquella se"ora
vestida de blanco, que no la conmueven ni mis lágrimas, ni mis súplicas,
aquella que murmura que me calme y que vuelva a dormir, aquella que
yace cerrándome el paso sin inmutarse... )aquella lápida imperturbable*

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->