Monos que lloran y pobres que mueren: prolegómeno para una ética ambiental

desde la teología de la liberación*
Roy H. May**
Dorothy Stang una religiosa católica laboró por a!os en la "ma#onia brasile!a
donde de$endió los derechos de los campesinos pobres y la integridad del bosque.
Desplegó una lucha especialmente $uerte contra los madereros que burlando las
leyes ambientales arrasaban los bosques y robaban tierras a los campesinos. "l
mismo tiempo puso en marcha un programa de re$orestación y protección del
bosque mediante el uso sostenible de los recursos $orestales. Se con%irtió en un
obst&culo $ormidable $rente a los malsanos intereses económicos y políticos de los
madereros. 'l con$licto incluso se tornó %iolento y siguió un patrón de asesinato y
%iolencia que ya marcaba tensiones sociales (. 'n la ma!ana del () de $ebrero de
)**+ mientras la hermana Dorothy caminaba a una reunión con campesinos
cerca de ,oa 'speran-a .ar& dos pistoleros pagados por los madereros la
interceptaron y le dispararon seis %eces.
/na peque!a religiosa de 01 a!os quien se angustiaba por el dolor de los monos
y la caída de un &rbol y que de$endía la %ida de los campesinos y sus derechos
tenía que ser eliminada 2Murphy )**0: (*03(4*5. 6o debemos ol%idar dónde
estamos: "mérica 7atina y el 8aribe. Desde la conquista europea el medio
ambiente ha sido $uente de con$licto %iolento cuando los intereses de los
poderosos han impuesto sus proyectos de e9plotación en $unción de su propio
enriquecimiento. /na historia que sigue hasta hoy. 'l :n$orme de Derechos
Humanos m&s reciente de la 8omisión :nteramericana de Derechos Humanos
28:DH )*()5 se!ala que ;muchos< de los de$ensores y ;muchas< de las
de$ensoras del medio ambiente ;han sido ob=eto de amena#as y ataques< 2:bíd.:
1()5 y su$ren la %iolencia incluso el asesinato y el secuestro 2:bíd.: 1(>31)*5.
?stos se e9perimentan con mayor $recuencia
@en conte9tos en los cuales e9isten serias tensiones entre los sectores que
apoyan algunas acti%idades industriales como las e9tractoras que tienen
comprometidos grandes intereses económicos y los sectores que resisten la
implementación de los proyectos porque intentan e%itar una relocali#ación $or#ada
de las comunidades al lle%ar a cabo dichos proyectos o bien e%itar los e$ectos
noci%os de la contaminación producida por la industrias en las aguas aire suelo y
subsuelos 2:bíd.: 1()5.
'stas presiones se han originado en gran parte como ;consecuencia de la
conclusión de tratados de libre comercio y los compromisos de aumento de
in%ersión e9tran=era< 2:bíd.: 1(15. 7a 8omisión constata la tendencia a cali$icar a
los de$ensores y a las de$ensoras del medioambiente como ;enemigos del
desarrollo< o ;ecoterroristas< 2:bíd.: 1)(5. "simismo $rente a los que se oponen a
los proyectos económicos de los poderosos intereses los 'stados responden con
$uer#a e9cesi%a para reprimir las mani$estaciones 2:bíd.: 1))5 y se recurre a
acusaciones penales contra los y las ambientalistas como ;sabota=e< ;terrorismo<
y ;rebelión< entre otras. 7a 8:DH a$irma que
@dichos tipos de acusaciones penales est&n redactados en términos amplios y
genéricos lo que ha sido apro%echado por quienes est&n interesados en
obstaculi#ar la oposición a las acti%idades de las empresas e9tractoras y los
megaproyectos en algunas ocasiones con la conni%encia de las autoridades
pAblicas 2:bíd.: 1)45.
?sta es una larga historia. 8omo e9plica el $ilóso$o colombiano "ugusto Bngel3
Maya:
'l encuentro con un nue%o mundo no se hace como un di&logo apacible entre dos
culturas sino como la subordinación impuesta por la $uer#a de las armas y la
coacción de las ideas. 6o era la primea %e# que el hombre 2sic5 descubría el
continente americano. Hacía apro9imadamente 1+.*** a!os que los primeros
pobladores habían penetrado por el estrecho de ,ering y se habían dispersado
lentamente en la conquista de los nue%os espacios. 7a di$erencia radica en que los
primeros conquistadores encontraron los ecosistemas %írgenes y crearon culturas
como $ormas adaptati%as al espacio. 'l segundo encuentro en cambio no %iene
en busca de $ormas adaptati%as sino de e9pansión coloni#adoraC busca los
intereses del desarrollo europeo no la organi#ación de nue%as $ormas culturales.
6o había posibilidad de simbiosis. 7as culturas indígenas que durante milenios
%enían encontrando $ormas de adaptación a los sistemas tropicales son
asimiladas a nue%as $ormas producti%as o simplemente destruidas 2(DD+: 4+5
'n tiempos actuales son emblem&ticos los asesinatos de 8hico Méndes en (D>D
2Re%Ein (DD*5 y Dorothy Stang en )**4 2Murphy )**05 ambos ocurridos en
,rasil por de$ender los derechos de los pobres y los bosques que pro%een su
sustento de %ida. Fambién es sintom&tica la e9pulsión y desnacionali#ación del
sacerdote "ndrés Famayo en Honduras en el a!o )**> por mo%ili#ar a los pobres
contra las empresas madereras que despiadadamente destruyen los bosques y
por tanto reducen a las comunidades pobres las opciones para satis$acer
necesidades %itales ).
.atagonia y Fierra del Guego H donde estamos en este encuentroH se
incorporan en esta historia de %iolencia ambiental. Desde mediados del siglo I:I y
hasta comien#os del II los grandes hacendados propietarios de o%inos y los
mineros de oro e9terminaron de manera sistem&tica el pueblo SelEJ ham u Kna
despla#&ndolo de sus tierras y aun pagando una recompensa por cada indígena
asesinado. 'l genocidio $ue implacable 2,orrero )**(C 8hapman )**05. De igual
modo la naturale#a ha su$rido %iolencia. 7as o%e=as da!aron se%eramente las
praderas y la introducción de castores y cone=os en la isla Lrande distorsionó los
ecosistemas. 'n tiempos actuales la introducción del %isón americano a$ecta
poblaciones de a%es y adem&s la salmonicultura contamina las aguas prístinas
del archipiélago. M&s aAn el agua se con%ierte en lucrati%a tras represas
proyectadas por grandes empresas hidroeléctricas 2:n$ante de la Mora )**>C 'l
8larín )**DC 'l 8iudadano )*(*C :n$anti )*(*5. SegAn el obispo católico de
"ysen 7uis :n$ante de la Mora:
,a=o el prete9to de la ;crisis energética< en 8hile las aguas de las cuencas de los
principales ríos de la .atagonia 2de .uerto Montt al sur5 su$ren la amena#a de ser
utili#ados para la producción de energía hidroeléctrica a tra%és de megacentrales
2:n$ante de la Mora )**>: 4)5.
'l obispo teme que estos ;megaproyectos@ producirían gra%es problemas
ambientales y sociales irre%ersibles@< 2:bíd.: 4>5. .atagonia y Fierra del Guego
nue%amente se %islumbran como centros de con$lictos ambientales. M&s al norte
en el centro3sur de 8hile hoy %arios mapuches est&n encarcelados por la de$ensa
de su pueblo y de la tierra. .ara ellos la destrucción del medio ambiente es una
o$ensa pro$unda contra el propio pueblo. 8omo e9plica 6ilsa Raín uno de los
encarcelados:
.uesto que estamos luchando para reconstruir una $orma de %ida armónica con la
naturale#a en la medida que seamos capaces de %i%ir de esa manera seremos
capaces de %i%ir como pueblo mapuche y hasta cu&ndo %amos a ser capaces de
%i%ir así no lo sé. "hí se in%olucra también la responsabilidad de los otros pueblos
y culturas incluidos el chileno y el europeo que si siguen con ese sistema
depredador del medio ambiente no solo los mapuches nos %amos a e9tinguir.
Depender& mucho de la capacidad del ser humano para entender que los recursos
naturales no son inagotables que en la medida que sepamos restablecer y
mantener esa relación equilibrada con la naturale#a garanti#aremos nuestra
sobre%i%encia en este planeta. Ser mapuche signi$ica ser parte de una $uer#a
ancestral de la naturale#a que no quiere perecer que quiere seguir %i%iendo y es
la $uer#a espiritual que est& en los bosques en las monta!as en los ríos en el
mar. 'ntonces ser mapuche %iene a constituirse en $ormar parte de esa
naturale#a y hablar por ella. 6o es que la tierra sea nuestra. 6osotros somos de la
tierra 2Raín )*((5.
'sta ;espiritualidad< telArica se enraí#a con pro$undidad en la geogra$ía y la
ecología. 6os hace recordar que ésta es una #ona ecológicamente $r&gil y de gran
hermosura natural. 8onectada a la "nt&rtica hace millones de a!os su geogra$ía
actual es producto de mo%imientos tectónicos y orogénicos que comen#aron hace
unos +* millones de a!os y le%antaron la cadena monta!osa andina por la orilla
del continente pero a la %e# crearon un largo archipiélago de islas desde 8abo de
Hornos hasta la isla 8hiloé 2Lraham )*((: 005. Hace alrededor de )*.*** a!os y
en di$erentes épocas $ue sometida al Altimo m&9imo glacial que a$ectó el clima y
por ende el tipo de %egetación lo cual dio como resultado una gran di%ersidad y
endemismo. Desde hace apro9imadamente (1.*** a!os ha sido escenario de
$uer#as antropogénicas que en el caso de los pueblos originarios $ueron $ormas
adaptati%as al medio ambiente natural mientras que muchas de las pr&cticas de
origen europeo han sido destructi%as del paisa=e biocultural 27atorre )**M +>sC
Solari )**05. 6o obstante hoy es una de las regiones del mundo con menos
inter%ención humana en tiempos históricos. Sus bosques representan ;la m&s
grande e9tensión de bosque llu%ioso perenne templado que queda en el
hemis$erio sur< contiene los pantanos y las turberas m&s grandes del hemis$erio y
tiene la llu%ia y aguas m&s limpias de todo el mundo 2Ro##i et al. )*()5. 'n $in es
una región de belle#a sin paralelo 2De Roy )**+: (1M3(++5.
NOué nos ense!an estos con$lictos ambientales para construir una ética
2teológica5 ambiental latinoamericana y caribe!aP .lanteo la pregunta porque
asumo siguiendo a Krtega 2)**+: (5 que la ética teológica ambiental ;resulta de
una operación social y por tanto responde a determinaciones de lugar y de
procedimiento<. 'n lo que sigue propondré algunas respuestas mediante el
planteamiento de elementos o insumos para la construcción de una ética
ambiental desde la teología de la liberación 2F75 y esta parte del mundo. Ser&
solamente un prolegómeno 1. .rosiguiendo esta introducción que ilustra nuestra
realidad ambiental y nos sir%e para ubicar la discusión propondré en un primer
momento un en$oque metodológico y en un segundo momento tra#aré algunas
dimensiones para una ética ambiental 4. " manera de cierre y como momento
tercero la conclusión o$rece una muy bre%e e9posición teológica de la ética
ambiental desde la F7. Mi propósito no es tanto dar respuestas sino estimular el
debate acerca del medio ambiente y cómo debemos relacionarnos con él como
también sugerir unas pistas a seguir.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful