CENTRO DE CIENCIAS BIOMÉDICAS DEPARTAMENTO DE OPTOMETRÍA OPTOMETRIA PEDIATRICA Y GERÍATRICA LICENCIATURA EN OPTOMETRIA

GERONTOXON

PROFESOR: HÉCTOR ESPARZA LEAL

ALUMNA: FABIOLA LIZETTE CANO GALLEGOS

Noviembre de 2009

Introducción: Las personas de edad avanzada sufren diferentes cambios que en ocasiones redundan en distintos tipos de enfermedades, estos cambios se acentúan a partir de los 60 años. El presente trabajo se enfocara en uno de los cambios que sufre el globo ocular, específicamente a nivel corneal. En grupos de personas de 60 años y mayores, se ha encontrado que la cornea se degenera, sufre un aplanamiento, se vuelve más fina y va perdiendo ligeramente su transparencia. La prevalencia va de un 60% en los 60 años hasta un 100% después de los 80. Entre los cambios a nivel óptico su índice de refracción aumenta, la membrana de descemet se vuelve más gruesa. En cuanto a las células endoteliales corneales tenemos un decremento en la edad senil de 2500 hasta 3000 células1. Entre los cambios sufridos por la cornea están las degeneraciones relacionadas con la edad. Entre estas se puede mencionar la degeneración marginal senil, la cual es una degeneración fibrilar de la membrana de Bowman y el estroma, que son substituidas finalmente por un tejido granular vascularizado. También esta la degeneración primitiva que se genera por depósitos de grasa en el estroma corneal, esta degeneración también puede presentarse en la infancia aunque es muy rara y por último esta el arco senil o gerontoxon el cual es una degeneración corneal periférica, bastante común y que forma parte del proceso de envejecimiento, apareciendo generalmente por encima de los 70 años. Desarrollo: El arco senil o gerontoxon en pacientes de edad avanzada se relaciona principalmente con un deposito de lípidos en la zona periférica de la cornea, se caracteriza por aparecer primero en las zonas superior e inferior y en fases tardías en toda la circunferencia corneal. Tiene un aspecto blanco-grisáceo en forma de media luna, dejando una separación entre el arco y el limbo. El arco senil es bilateral generalmente, su frecuencia es mayor en la raza negra; un arco senil unilateral puede asociarse a enfermedades en la arteria carótida contra lateral o hipotonía ocular. También puede verse en la distrofia cristaliniana central de Schnyder.2

Arco senil en pacientes de 40 años El arco senil es una degeneración del estroma que se relaciona con una hiperlipoproteinemia en algunos pacientes principalmente si el arco senil aparece antes de los 40 años, estos pacientes tienen un mayor riesgo de ateroesclerosis, especialmente de las arterias coronarias, y tienen cantidades elevadas de colesterol en el plasma, por lo que la aparición del gerontoxon a edades tempranas puede pronosticar una arteriopatía coronaria.3 Pruebas a realizar
1

Bourner WM, Nelson LR, Hodge DO. Central corneal endothelial cell changes over a ten year period. Invest Ophthalmol Vis Sci. 1997; 38:779-782. Referido en American Academy of Ophthalmology. Enfermedades externas y córnea. Editorial Elsevier, Sección 8, 2007-2008, Pág 362. 2 American Academy of Ophthalmology. Enfermedades externas y córnea. Editorial Elsevier, Sección 8, 2007-2008, Pág 369. 3 http://www.bolivar.udo.edu.ve/bioquimica/aplic6.htm

Las pruebas a realizar por parte del optometrista cuando se encentra este tipo de arco en los pacientes geriátricos es la prueba de schirmmer ya que este arco se relaciona con una menor secreción de lagrima base, es importante mencionar que esto se debe a que el arco senil puede ser causado por una hipercolesterolemia como ya mencionamos, esta prueba también debe realizarse en pacientes jóvenes que presenten este arco. El arco senil como tal no disminuye la agudeza visual ni interfiere con el campo visual, ya que se encuentra en la periferia de la córnea por lo que el eje visual no se ve comprometido. Tratamiento Es común que el arco senil se acompañe de pingüécula o pterigión que se asocia también al mismo tipo de disfunción mencionado antes, por lo tanto es importante prescribir lágrimas artificiales por tiempo indefinido a todos estos pacientes.4 El arco senil por si solo no requiere tratamiento. Conclusiones: Todos los pacientes geriátricos presentaran arco senil a determinada edad, es importante la edad en la que aparece ya que puede indicar una enfermedad coronaria. En caso de presentarse antes de los 40 años es importante realizar exámenes de laboratorio para descartar la enfermedad citada anteriormente. Se debe descartar hipercolesterolemia o hiperlipoproteinemia asociadas a arco senil. El arco senil no tiene tratamiento y no tiene complicaciones por lo que solo se prescribirán lagrimas artificiales en caso de que el gerontoxon se presente acompañado de pingüécula o pterigión.

Bibliografía: 1. Igartua Jaime. “Oftalmología. Patologías Clínicas y Terapéuticas.” Mc Graw Hill. 2002 Mexico, DF. Pág 102 2. http://www.bolivar.udo.edu.ve/bioquimica/aplic6.htm 3. American Academy of Ophthalmology. “Enfermedades externas y córnea.” Editorial Elsevier, Sección 8, 2007-2008, Pág. 362, 369.

4

Igartua Jaime. Oftalmología. Patologías Clínicas y Terapéuticas. Mc Graw Hill. 2002 Mexico, DF. Pág 102