Daniel Medvedov

INTOLERANCIA ♥

Madrid 2014/2015

El término “intolerancia” tiene muchos deudores, por lo siguiente: “tolerar” es no prohibir,
es no exigir, - tanto y cuanto uno puede, - es considerar con indulgencia [lindura de
comportamiento ese] - es admitir, excusar, soportar la necedad del otro mas no la suya
propia, es una libertad que resulta de esa abstención a los límites del sentido común y algo
un poco más allá, del todo hacer, sin ser idiota, como la tolerancia ortográfica de no exigir a
los demás la aplicación estricta de las reglas ortográficas y dejarlos a escribir como bien
quieran y puedan. Pero mira que una “casa de tolerancia” es casa de putas, que es tolerada
por la ley, como debería ser. Es la tolerancia una actitud - pues dista mucho de ser
“aptitud” - una manera de admitir en el otro un modo de pensar o de actuar distinto de lo
que adopta uno mismo.. Es indulgencia y comprensión. En la medicina es la aptitud ahora sí - del organismo - [variable sin duda, acorde a los sujetos y a las circunstancias], de soportar sin ostentar síntomas mórbidos, la acción de un medicamento, de un agente
químico o físico, determinado. Sí, hay un “margen de tolerancia” en todo - pues en la
tecnología, es el límite de la distancia y de la lejanía admitido entre las características reales
de un objeto fabricado, o de un producto, y las características previstas, lo que de
antemano se suponía en el parecer y las consecuencias tal vez distintas en el proceder,
pues se puede guardar el parecer y cambiar el proceder en toda acción humana, sin que
nadie se percate de ello.
• Intolerancia hay - a los alimentos y ello puede ser una condición genética, o pura
necedad culinaria regida por gustos y disgustos
• Intolerancia hay - a la lactosa • - es lo mismo con lo que pasa cuando padecemos de la
incapacidad de aceptar las opiniones e ideas de los demás, simplemente porque no
coinciden con las nuestras
• Intolerancia hay - política
• Intolerancia hay - religiosa
• :::Intolerancia::: hay - una famosa película
dirigida por David Wark Griffith, estrenada en 1916

En mi juventud he estudiado cine y recuerdo que una de las primeras grandes películas de
la cinematografía ha sido INTOLERANCIA de Griffith.
El nombre de “intolerancia” me ha puesto a pensar: en griego antiguo se dice “e me
Anexithreskeia”- o sea “la no-tolerancia”.
En lass lenguas modernas la palabra “tolerancia” está marcada por el arquisema TOL cuyo sentido es “plegarse”, enrollarse”, “dejarse llevar”, “dejarse arullar” como un niño
que no tiene sueño. De allí tantas otras palabras con el arquisema radical/base/raíz/etimón
TOL:
• a -TOL - ondrado
• TOL - a, ca - TOL- a: - [esta es para echar a suerte en algunos juegos infantiles:
“Una, dola, tela, ca-TOL-a, quila, quilete, estando la reina en su gabinete, vino Gil,
encendió el candil, candil, candilón, justicia y ladrón.”
• TOL-ete - un trapo enrollado
• Vi-TOL-a [por el rollo marcado con agujeros que se enrolla para emitir los sonidos
2


La verdad es que somos todos una cuerda de idiotas intolerantes, tanto con nosotros
mismos, como y más con los demás: a la primera de cambio nos llenamos de un feroz odio
y rencor por lo que los demás dicen, o piensan, o hacen. Tenemos “intolerancia” al calor,
al frío, a la falta de cariño, por la falta de dinero, por la falta de conocimiento, por la falta
de sexo, por la falta de una casa, por la falta de vacaciones, por la carencia de talentos, por
la falta de entendimiento, por la falta de poder acceder al bello mundo de la imaginación,
por la falta de poder, por la falta de creer en Dios.
Todo nos llena de encono y livor, odiamos a los mosquitos, a los zancudos y a todo otro
bicho que se nos pasa por delante, tememos a las serpientes, gritamos con el más mínimo
e insignifcante golpe, porque somos unos auténticos hijos/hijas de puta. No es por nada el
que en muchos grupos esotéricos, al terminarse una reunión, los participantes todos,
ponen las manos unas sobre otras, y gritan en una sola voz, tres veces: “Tolerancia,
tolerancia, tolerancia. . . .”

Es lo que nos hace falta . . .
La película INTOLERANCIA cuenta simultáneamente cuatro historias de injusticia: la
matanza de los hugonotes en Francia, en la noche de San Bartolomé de 1572, la murte y
pasión de Jesús el Cristo, una huelga contemporánea de trabajadores y la caída de la
Babilonia del rey Baltasar en el año 539, con el ataque de Ciro el Segundo el Grande, rey
de los persas.
Estas cuatro tramas están entrelazadas por la imagen de una mujer que mece una cuna –
tremendo recurso narrativo en aquellos comienzos del cine. Cada una de esas historias van
a llegar a su momento de climax, el llamado ‘acmé’, por los griegos, el punto álgido.
Griffith usa el montaje alternado y alternante, y las secuencias son cada vez más cortas.
Así se llega a crear una tensión narrativa, para el desenlace de cada una de las cuatro
historias. La película tiene su extravagancia y sus escenas son grandilocuentes.
Intolerancia ha sufrido grandes pérdidas monetarias, pues su éxito fue nada.
El público la tomó como un acto de prepotencia: su estructura narrativa era demasiado
compleja para las cabezas de chorlito de los cinéfilos de aquellos años y tomaron todo ello
como una pretensión intelectual y moralista, - la pretensión de abarcar toda la historia de
la humanidad. Todo fue un mal entendido: el público innocente y critico feroz de todo lo
nuevo pedía al cine sólo entretenimiento, algo de chismorréo e intriga y muchas
emociones, mucha vivencia, más allá de posturas éticas y morales. Griffith plantea para
cada uno de los episodios de la película un estilo estético distinto, y ello entra en
comunión con las masas y con los decorados, hasta con las escenas intimistas de la
historia personal, como el drama familiar de la historia del huelguista acusado injustamente
de asesinato.

3

La peli fue alabada y ensalzaa por los críticos, pero su mensaje pacifista y apaciguador
desde el propio nombre ejemplar fue ignorado en aquella Europa de la Primera Guerra
Mundial y por los grupos que deseaban el intervencionismo y el control férreo de la
sociedad de los EEUU. La influencia de la obra fue grande, y directores como Erich Von
Stroheim, o Minoru Murata siempre lo han reconocido con gratitud. En el cine ruso de la
Unión Sovietica, la escuela del montaje de Lev Kuleshov, Dziga Vertov [El Cine-Ojo],
Eisenstein, Pudovkin, o Dovzhenko – se han abrevado todos de la obra de Griffith.
La película es una crítica por las acusaciones de racismo que recibió la anterior película de
Griffith – El Nacimiento de una Nación”.
En el final de este filme, unas mujeres están
a punto de morir, pues son secuestradas por un hombre “moreno”, o sea de raza negra,
pero son salvadas en la raya por miembros del KU KLUX KLAN.
*
Tolerar es hacer de tu corazón un abismo, o sea un barranco sin fondo, y en ese abismo
arrojar todo lo que nos molesta, nos incomoda y todo lo que nos impide amar.

Tolerancia es dejarse “enrollar”, como una tela en un tul . . .

4

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful