Lic. Adalberto L.

Páez

Costos
Definición “Se denomina Costo a todo sacrificio voluntario de riqueza que deba realizarse para la consecución de un objetivo, actual o futuro”

Todo empresario debe comprender que la simple intuición personal no es suficiente para dirigir una empresa o negocio, sino que es necesario controlar siempre las decisiones intuitivas con un soporte numérico. Aunque haya confirmado lo acertado de sus predicciones novecientas noventa y nueve veces, en mil, podrá tomar su próxima decisión, quizá la más importante de su vida empresarial, con más seguridad si se basa en un razonado y correcto cálculo económico. De esta manera se podrá conocer con bastante precisión en qué segmento se gana o pierde dinero y evaluar con certeza cuál de las alternativas posibles es la más conveniente. Claro está que no tiene ningún sentido llevar adelante cálculos de costos si la información disponible no es la suficiente, pues toda estimación que se efectúe será incorrecta. Efectuar ajustes de costos ayuda a reducir la incertidumbre, aunque no debe cometerse el error de querer ser tan exactos, pues suele ocurrir que a la hora de tomar una decisión el proyecto dejo de ser rentable. Hay que combinar previsión con aceptación de riesgo.

Objeto del costo

El objeto sobre el cual puede determinarse y conocer el costo, puede ser un bien, un servicio, un grupo de productos, una hora de trabajo, un grupo de tareas o cualquier actividad que le interese medir a la empresa. Los objetos del costo se seleccionan con el propósito de reunir información que contribuya a la toma de decisiones.

Lic. Adalberto L. Páez

La unidad, objeto del costo, se denomina Unidad de Costeo y se la identifica como una unidad definida físicamente (siempre y cuando ocupe un lugar en el espacio) ya sea el resultado de un proceso o un segmento del mismo; o una unidad abstracta (referida generalmente a una función), y en ciertos casos al resultado de un proceso productivo, cuando este no es una cosa, y con respecto a los cuales se procura acumular o concentrar costos. (1) Comisión Técnica del I.A.P.U.C.O – VI Congreso Nacional de Profesionales de Ciencias Económicas – Mar del Plata 1986. En este sentido el Producto, objeto del costo, puede ser de dos tipos:  Producto tangible  Producto intangible Normalmente se relaciona a los primeros con los bienes y a los intangibles con los servicios. Los servicios poseen tres características que los diferencian de los productos tangibles.  Intangibilidad: no se ven, no se oyen y no pueden ser probados antes de ser adquiridos.  Caducidad: no se pueden almacenar.  Inseparabilidad: el producto y el consumidor deben estar en contacto directo para que pueda darse el intercambio.

Finalidad del costo

Conocer el costo de un determinado objeto puede perseguir propósitos u objetivos disímiles. Por ello, es deseable establecer claramente la finalidad para la cual se realiza la determinación, ya que para distintos propósitos el costo puede ser diferente. Así, es que el gerente de producción, cuyo objetivo es evaluar el aprovechamiento de la planta fabril, necesitará el Costo de Producción, el gerente de comercialización requerirá del Costos de Producción y de Comercialización, el gerente financiero, quien evalúa la rentabilidad de capital deberá contar, además de los Costos de Producción y Comercialización con los Costos de Administración y Costos Financieros y el gerente general para la toma de decisiones en cuanto a evaluación de la competencia, fijación de precios, lanzamiento de nuevos productos, reducción de costos, etc., deberá sumar a los costos anteriores otros costos tales como los Costos de Investigación y Desarrollo, Costos

Lic. Adalberto L. Páez

de Mercadotecnia, Costos de Servicios al Cliente, Costos de Diseño, Costos de Gestión Ambiental, etc. Al existir entonces, costos diferentes para distintos propósitos, es ineludible realizar una minuciosa clasificación de costos para poder reconocerlos en el momento que se requiera acumularlos con distintos fines.

Clasificación de los costos

Como el concepto de costo se relaciona directamente con el fin que se persigue, al incurrir en él generalmente se lo acompaña con su objetivo, pudiendo así realizar la siguiente clasificación:

Costos para valuación Según el fin o propósito que persiguen Costos para toma de decisiones  Costos para valuación: Son los costos, que se ajustan a las normas contables, que figurarán en el Balance o en el Estado de Resultados. Estos pueden clasificarse a su vez según la función y según la relación con el volumen de producción.  Costos para toma de decisiones: Son los costos que se utilizan con fines de planificación, dirección y control. Ninguno de los costos para toma de decisiones son costos históricos o pasados. Están siempre referidos a la elección de alternativas de acción.

Algunos de los costos calculados para la toma de decisiones son: 

Costo de oportunidad: Representa la pérdida de ingresos alternativos como consecuencia de la decisión tomada. Ante dos alternativas posibles, los ingresos netos de la alternativa desechada, es el costo de oportunidad de la elegida.

Costo relevante: Este costo debe incluirse al analizar alternativas e incluye los costos diferenciales, los costos incrementales y los decrementales. Los

Lic. Adalberto L. Páez

diferenciales son aquellos que son diferentes entre alternativas, los incrementales son los que aumentan al seleccionar una alternativa con respecto a otra mientras que los decrementales son los que disminuyen al elegir una alternativa entre las posibles.    Costo irrelevante: Es el costo que permanece constante cualquiera sea la alternativa seleccionada. Costo hundido: Es un costo ya realizado. No influye en la elección de una alternativa. Es un costo irrelevante. Costo imputado: Son aquellos en los que no se incurre sino que son costos de oportunidad o que se computan para determinar remuneraciones o factores de producción, como por ejemplo el interés del capital propio. Es importante tener claro el concepto de que todo Bien o Servicio que llega al consumidor ha sido elaborado en etapas anteriores a la de su venta, es decir que tiene implícito un costo de producción, sumado a los de distribución y a la ganancia pretendida. Este conocimiento puede ser esquematizado de la manera siguiente:

MATERIALES En los O MATERIA PRIMA

MANO DE OBRA DIRECTA

CARGA FABRIL O COSTOS INDIRECTOS

COSTOS DE ALMAC. DIST. Y COMERC.

COSTOS DE ADMINIST., FINANCIEROS Y TRIBUTARIOS

GANANCIA

COSTO PRIMO

COSTO DE CONVERSION

COSTO DE PRODUCCION

COSTO DE VENTA

COSTO TOTAL

PRECIO DE VENTA NETO
Fuente Juan Carlos Vázquez - Costos 2da Edición 1992

Lic. Adalberto L. Páez

Podría decirse entonces que el Costo Total de un bien o servicio es la suma de Costo de Producción más Costo de Comercialización más Costo Financiero. Ct = Cp + Cc + Cf Donde Ct, representa el costo total, Cp, al costo de producción, Cc, al costo de comercialización y Cf al costo financiero. Materia prima, o material directo son aquellos elementos físicos que es imprescindible consumir durante el proceso de elaboración del producto, de sus accesorios o de su envase, siempre y cuando guarden relación en forma clara e inequívoca con la unidad de costeo, con prescindencia de su comportamiento respecto a los cambios de volúmenes de actividad posibles, previstos o reales. La mano de obra directa representa el valor del trabajo realizado por quien contribuye a la transformación de la materia prima. Las cargas fabriles o costos indirectos son los costos en que se necesita incurrir para lograr un fin, que no pueden relacionarse, vincularse o identificarse con una unidad de costeo determinada por su naturaleza o por razones funcionales en forma evidente, clara e inequívoca, con prescindencia ante cambios en los volúmenes de actividad posibles, previstos o incurridos. En raras excepciones estos costos pueden ser asignados a una sola línea de productos, por lo que deben ser absorbidos por más de una unidad de costeo. Los costos posteriores a los de producción, es decir, los de almacenamiento de producto terminado, de comercialización, de administración, financieros, tributarios, etc., se denominan costos de no producción. Por estar relacionados en forma concurrente con la finalidad para lo que se hagan, cumplen inmediatamente con su función y por lo tanto, ni bien se incurre en ellos, expiran, por lo que son considerados directamente como Gastos. Si bien la clasificación anterior es clara, más común aun es clasificar los costos según su relación con el volumen de producción en Costos Fijos y Costos Variables cuyas determinaciones son de importancia para la toma de decisiones. Costos Variables son aquellos que guardan vinculación directa con el nivel real de actividad. En otras palabras, son los que se erogan al producir y comercializar una unidad de producto. Aunque su variación no es siempre estrictamente proporcional, lo que si debe

Lic. Adalberto L. Páez

mantenerse es la relación constante; a mayor producción mayor costo, con prescindencia de que la relación de variabilidad no sea la misma para distintos volúmenes. Congruente con esa definición, para conocer que costos son realmente variables se tiene en cuenta el comportamiento de los mismos en relación con los cambios en el volumen de producción. De este modo, el volumen es la variable independiente (la causa), y el costo, la variable dependiente (el efecto). Las variaciones de costos se consideran dentro del horizonte temporal de la decisión. Es decir, si el costo se extingue en el periodo decisional es un costo variable. Por el contrario, si sobrepasa la duración de la decisión es un costo fijo. Costos Fijos son aquellos que se mantienen constantes en el tiempo, para un nivel de actividad “normal”, y que conservan dicha condición mientras no se modifique – aumentándose o disminuyéndose – la capacidad de producción o actividad posible. En contraste con los costos variables, que son consecuencia de una actividad, los fijos se generan en función del tiempo y de otros factores, tales como el hecho de poseer una planta productiva y la necesidad de satisfacer un mercado a largo plazo. Ciertas veces la expresión “Costos Fijos” suele ser remplazada por la denominación “Costos de Estructura” o “Costos Periódicos”. A menudo, hay quienes prefieren calcular lo que se llama “proporción justa” de una y otra categoría. Para ello acuden a la separación de los componentes variables y fijos del costo. (Ej. Factura de Energía Eléctrica). Con este procedimiento, podría llegar a tenerse por ejemplo el 65% de su monto adjudicado a gastos de estructura y el 35% ser costo proporcional. No obstante ello, estas políticas se emplean sólo excepcionalmente. La mayoría de las empresas prefieren agrupar sus erogaciones en la forma que se ha planteado en líneas anteriores. Debe mencionarse que a pesar de ser clara la forma de clasificar los costos, hay empresarios que cometen el error de usar “Costos por Absorción”, incluyendo dentro del costo del producto todos los costos de la función productiva, independientemente de su comportamiento fijo o variable. Esta metodología conduce a la paradoja de tener costos elevados cuando se produce poco volumen y costos bajos cuando la producción es alta. Al proceder de esta manera se están confundiendo dos conceptos, el costo real de la producción y el costo de ociosidad.

Lic. Adalberto L. Páez

Al hablar de costos fijos y variables referidos a un artículo en particular, los conceptos vertidos con anterioridad carecen de validez. Esto es debido a que los costos variables contenidos en una unidad de producto representa una cifra uniforme cualquiera sea el nivel de actividad que se considere. Viceversa, los costos fijos cambian en forma unitaria. De aquí la conocida expresión que la mejor manera de reducir costos y mejorar utilidades es producir más, concepto concordante con la llamada economía de escala. Ahora bien, buena parte de los empresarios modernos deben decidir por si mismos sobre el rumbo de su empresa alcanzando niveles de determinación tan delicados como establecer volumen de producción, costos y precios de venta. Esta no es tarea imposible pero debe tenerse en cuenta que errores cometidos con alta frecuencia conducen al fracaso. Aquí nace la necesidad de comprender que la manera de manejarse en cuanto a costos debe ser sistemática y ordenada, cuestiones que se logran mediante la adopción de sistemas que permitan registrar y acumular los costos en forma homogénea. Según Horngren (2), los sistemas deben brindar información para responder preguntas tales como: ¿Qué productos se deben continuar produciendo? ¿Cuál discontinuar? ¿Debe producirse un componente del producto o se debe comprar a proveedores? ¿Qué precios se deben cargar? ¿Deben cambiarse los métodos de producción? ¿Debe otorgarse ascenso al personal? ¿Debe ampliarse un departamento de la empresa?
(2) Contabilidad de Costos. Un enfoque Gerencial – 8° Edición – Prentice Hall Hispanoamericana – México 1986

Los costos y la toma de decisiones

Según se ha dicho, la adopción de decisiones constituye la esencia de la Dirección de Empresas. Vale entonces, tener claridad sobre “que es decidir”. En términos sencillos, decidir no es otra cosa que seleccionar una alternativa de acción entre varias. Ello implica la existencia de un objetivo o meta conocida y de más de una alternativa para lograrla. Quien decide seleccionará una de ellas, de acuerdo con una

Lic. Adalberto L. Páez

cierta escala de valores o preferencias tomando como base las probables consecuencias de cada alternativa. Una decisión consciente y relativamente racional engloba una serie de etapas sucesivas, definidas en general como: a) Definición del problema. b) Análisis del problema. c) Identificación o desarrollo de alternativas. d) Evaluación de alternativas. e) Selección final. Definir el problema implica reconocer su existencia y establecer sus características en términos precisos. Algunos problemas decisionales se manifiestan a través de una serie de síntomas que no constituyen el problema mismo. En tales casos, la definición del problema adquiere las características de un proceso recurrente de búsqueda de factores críticos de la situación bajo estudio, definidos como aquellos sobre los cuales es necesario actuar y modificar. Esta primera etapa del proceso decisional incluye el establecimiento de los objetivos de la solución deseada, lo que requiere a su vez, la elección de un criterio objetivo para evaluar el grado en que las distintas alternativas propuestas significan el logro de tales objetivos. La segunda etapa del proceso decisional, implica un investigación preliminar encaminada a establecer a que personas, secciones o segmentos de la empresa afecta la situación bajo estudio, quiénes deben ser consultados, qué hechos guardan relación con el problema, como obtener información acerca de ellos, etc. Sólo después de cumplidas las etapas anteriores es posible encarar la búsqueda de soluciones alternativas que conduzcan a la solución final del problema. Una vez que se posee una lista relativamente completa de los cursos de acción alternativos, se está frente al problema de decisión propiamente dicho, frente a un problema de selección entre alternativas. Dicha selección se efectuará sobre la base de una evaluación de las probables consecuencias de las alternativas propuestas que constituyen la cuarta etapa del proceso decisional. Desde el punto de vista de las decisiones en las que está en juego la afectación de recursos económicos medidos en dinero, puede decirse que la administración de negocios

Lic. Adalberto L. Páez

consiste en la doble tarea de asignar recursos entre usos alternativos y supervisar las actividades de las personas para asegurar que los recursos sean utilizados eficientemente y dirigidos hacia el logro de las metas propuestas.

Contribución marginal La “contribución marginal”, también conocida con el nombre de margen de contribución, ganancia marginal, contribución para ganancias, ingreso marginal, margen variable bruto, etc., entregada por un bien o servicio es la diferencia entre el precio de venta neto y su costo de venta variable. Por ejemplo, si al bien o servicio se le determina un precio de venta de $ 40 y el análisis de costos variables indica que su monto tiene un valor de $ 18, pues entonces la contribución marginal será:

$ Precio neto de Venta (+) Costo Variable (-) Producción Comercialización Contribución Marginal 14 4

$ 40 18

22

Si el valor de la contribución marginal es adecuado, ayuda a solventar los gastos de estructura y suministra el margen de utilidad que el negocio necesita. El margen de contribución, entonces, no constituye una utilidad de su totalidad, puesto que de el deben descontarse los gastos de estructura. O sea que, suponiendo que al estudiar los costos fijos se establece su valor en $ 18 al igual que los variables, el resultado de la venta será:

Lic. Adalberto L. Páez

$ Precio neto de Venta Costo Variable Producción Comercialización Contribución Marginal Gastos de Estructura Producción Comerc.+ Financ. Ganancia Neta 12 6 14 4

$ 40 18

% 100 45

22 18

55 45

4

10

Queda claro que la tasa de contribución marginal por si sola no tiene ningún significado a la hora de medir rentabilidad como tampoco lo tiene la dimensión de su monto. Su valor adecuado depende del precio de venta y de la estructura de costos. Para poder determinar que margen de contribución es el adecuado no hay otra alternativa que partir de un porcentaje de beneficio meta. Normalmente esta utilidad se fija anualmente con la confección de la planificación económica de la empresa, partiendo del supuesto de que toda inversión o negocio debe proveer una retribución conveniente en relación al capital invertido. Análisis marginal Costos y precios diferenciales. El “análisis marginal” es la técnica que, basada en la contribución de cada artículo a la utilidad total de una empresa, estudia la relación que existe entre los tres factores que establecen los beneficios:    El precio al cual se comercializa la producción. El costo de producción, comercial y financiero. El volumen de producción y ventas Ninguno de esos tres factores puede actuar en forma independiente de los demás.

Lic. Adalberto L. Páez

La denominación de “análisis marginal” se debe a que resulta necesario distinguir la diferencia que hay entre el precio de venta normal de un bien o servicio y su precio diferencial, o entre el costo normal y el costo de producir un volumen superior (costo marginal o diferencial). El ejemplo siguiente explica con mayor claridad el significado de la expresión. El flamante propietario de una fábrica de camperas de cuero para dama, convencido que debe conocer a fondo sus costos para poder dominarlos y así ganar dinero con sus negocios, se dispone a calcularlos en función a la información de la que dispone. Analiza primero los rubros que se erogan en proporción directa con el nivel de actividad (Costos Variables), llegando a una cifra de $ 150 por campera. Evalúa luego, cuales son los elementos desvinculados a la cantidad de camperas producidas (Costos Fijos), les asigna el pertinente valor, realiza los cálculos y concluye estimando que dichos costos ascienden a $ 31500 por mes. Finalmente, fija el precio de venta en $ 240 por campera, entendiendo que el margen es suficiente para asignar al pago de las utilidades establecidas a los inversores y realizar nuevas inversiones en pos de un crecimiento empresarial que le permitirá participar de nuevos mercados y fabricar nuevos productos. Durante el mes en curso, registraba 352 camperas vendidas, y aún podía seguir produciendo pues disponía de los recursos suficientes Un comerciante importante de una ciudad turística, ofreció comprarle 200 camperas manifestando que estaba dispuesto a pagar de contado $ 170 por cada una de ellas. La reacción del fabricante fue inmediata, respondiéndole que el 41 % de rebaja en el precio le parecía excesivo y que de ninguna manera estaba dispuesto a perder tanto dinero. El cliente le pidió que piense en la propuesta a lo que el fabricante, por temor a perderlo se decidió a realizar el análisis de la operación. Sabía que podría cumplir con el pedido en tiempo y forma y bosquejó entonces los siguientes cálculos:

Ingresos

200 Camperas x $ 170

$ 34.000 $ 30.000 $ 4.000!!!!!!

Costos variables 200 Camperas x $ 150 Resultado

Lic. Adalberto L. Páez

Así fue que comprendió que teniendo “capacidad de producción” disponible todo precio de venta superior al costo variable es remunerativo cuando se hayan cubierto los fijos. El costo de $ 150 por campera, es el costo diferencial. En un ámbito más amplio, el costo diferencial de la producción adicional – 200 camperas a $ 150 por campera = $ 30.000 - es la diferencia entre el esfuerzo económico de obtener una mayor producción y el costo del umbral anterior, mas pequeño. El precio a que dio origen esa producción adicional es denominado “precio diferencial”. La diferencia entre el precio diferencial marginal”. Esta herramienta permite evaluar la incidencia de los cambios en los niveles de actividad. Como se aprecia por lo recién expuesto, los costos y los precios diferenciales resultan de un cambio en el “volumen” previsto o real a otro, que en el ejemplo dado es más elevado (de 352 a 552 camperas). Los costos diferenciales son predominantemente variables. Como los costos diferenciales se utilizan normalmente en estudios económicos tendientes a incrementar la producción, se los suele denominar también “costos incrementales”. Cuando esos estudios tienen por objeto analizar las consecuencias de una disminución en la actividad, los costos que rebajan se conocen con el nombre de “costos decrementales”. La metodología de costos diferenciales es aplicada en los procesos de toma de decisiones en los cuales se deba determinar:     Volumen adicional de ventas Comprar o alquilar Hacer o no hacer Comprar o fabricar productos o insumos, entre otras y el costo diferencial, es la “utilidad

A fin de afianzar la aplicación de costos diferenciales, se presentan dos casos. Volumen adicional de ventas de servicios y Comprar o alquilar.

Lic. Adalberto L. Páez

Caso: Grupo “Emerger” El equipo multidisciplinario “Emerger” se dedica a la capacitación de personas emprendedoras. Hace unos meses, debió decidir si aceptar o no una propuesta de capacitación in company para un cliente de primera línea o vender el curso al público. Los datos del problema que se le presentó fueron los siguientes: 1. Ambos cursos tendrían 10 asistentes y se venderían en $ 15.000 en los dos casos 2. En la alternativa de la venta in company se alquilaría el uso de una sala en el valor de $ 2.000. 3. En ambas alternativas se le paga al instructor a razón del 10 % del importe de venta del curso 4. En el curso público se reparte adicionalmente un material de lectura que tiene un costo de $ 500 5. En ambas alternativas debe adquirirse un cañón en $ 4.000 6. En la alternativa del curso in company deberá adquirirse una PC portátil para proyectar el material. El costo de la misma es de $ 3.000 7. Si no se comprara la PC, se dejaría el dinero en una inversión financiera que reportaría un interés de $ 100 8. Para la promoción de los cursos públicos se han impreso folletos para publicidad y se gastaron $ 2.000
Concepto Tipo A Venta al público
$ 15.000 $0 ($ 1.500) ($ 500) ($ 4.000) $0 $100 ----------$ 9.100

B Venta in company
$ 15.000 $ 2.000 ($ 1.500) $0 ($ 4.000) ($ 3.000) $0 ----------$ 8.500 $0

A–B Diferencial

1.Venta del curso 2.Alquiler de la sala 3.Honorarios instructor 4.Material de lectura 5.Cañón 6.PC portátil 7.Intereses 8.Folletos

Ingreso no diferencial Ingreso diferencial Costo no diferencial Costo diferencial Inversión no diferencial Inversión diferencial Costo de oportunidad Costo hundido TOTAL

($ 2.000) $0 ($ 500) $0 $ 3.000 $ 100 ----------$ 600

Lic. Adalberto L. Páez

Si el equipo opta por el curso público obtendrá ingresos por $ 9.100, mientras que si lo hace por el curso in company los ingresos será de $ 8.500. Entonces el ingreso público tendrá ingresos diferenciales netos de $ 600 sobre el curso in company. Desde el punto de vista económico, conviene dictar el seminario público, aunque pueden existir factores cualitativos que al ser evaluados indiquen lo contrario, por ejemplo marketing, imagen del cliente, experiencia de los recursos humanos, canal de ventas, etc.

Caso: Consultor indeciso

Un consultor presta servicios en la zona Oeste de la Provincia de Buenos Aires. Ha conseguido prestar servicios a dos nuevos clientes por un plazo aproximado de cuatro años. Para poder hacerlo, dado que un cliente se encuentra a una distancia de 40 km y el otro a 60 km, necesita contar con un automóvil o alquilarlo, dado que los medios de transporte público carecen de flexibilidad. Ve necesario trabajar en las oficinas de los clientes con la siguiente frecuencia:   Cliente distante a 40 Km: lunes, miércoles y viernes. Cliente distante a 60 km: martes y jueves.

La compra del vehículo tiene un costo de $ 24.000El automóvil, por razones de uso debe ser renovado cada cuatro años. El valor residual del automóvil es del 40 % de su valor de compra. Los neumáticos tienen una duración de dos años y el costo de renovación es de $ 500. Se prevé contratar entre el segundo y el cuarto año un servicio prepago de mantenimiento cuyo costo es de $ 0,30 por kilómetro recorrido. El seguro anual asciende a $ 1.200. El costo anual de patentes es de $ 1.200 el primer año, $ 1.000 el segundo, $ 800 el tercero y $ 600 el cuarto. La cochera tiene un costo anual de $ 1.200. El costo de nafta es de $ 2 por litro y el consumo es de 1 litro cada 6 km. La inversión alternativa para los $ 24.000 es su colocación en bonos de tesorería que rinden el 8,30 % anual.

Lic. Adalberto L. Páez

El alquiler de un auto con iguales prestaciones tiene un costo mensual de $ 0,40 el kilómetro más un cargo fijo anual de $ 1.500, pero dicho costo no incluye el costo de la nafta ni de la cochera. Para analizar la alternativa más conveniente se utiliza la técnica de costos diferenciales.
Concepto Compra del automóvil Valor de venta a los cuatro años Costo de neumáticos Costo de Mantenimiento Costo de seguro Costo de patente Costo de cochera Costo de combustible Ingresos por intereses Tipo Inversión diferencial Recupero diferencial Costo diferencial Costo diferencial Costo diferencial Costo diferencial Costo no diferencial Costo no diferencial Costo de oportunidad Alquiler del automóvil Total Costo diferencial $0 ($ 60.893,60) ($ 42.864) ($ 70.416,00) $ 42.864 $ 9.522,40 ($ 500) ( $2.073,60) ($ 4.800) ($ 3.600) ($ 4.800) ($ 30.720) $0 $0 $0 $0 $0 ($ 4.800) ($ 30.720) $ 7.968 ($ 500) ($ 2.073,60) ($ 4.800) ($ 3.600) $0 $0 ($ 7.968) A Compra ($ 24.000) $ 9.600 B Alquiler $0 $0 A–B Diferencial ($ 24.000) $ 9.600

Como conclusión se puede decir que: Si el consultor compra el automóvil, el costo será de $ 60.893,60, si lo alquila será de $ 70.416; por ello desde el punto de vista estrictamente económico, le es conveniente adquirir el automóvil.

Factores escasos Habiéndose señalado la importancia de la clasificación de los costos en Costos Fijos y Costos Variables y el significado de Contribución Marginal, destacando su capacidad para orientar las decisiones de la empresa, es necesario analizar situaciones en las cuales la empresa fabrica más de un producto. Al margen de contribución, se le agregará un concepto más; el de factor escaso.

Lic. Adalberto L. Páez

En tal sentido, se define a la contribución marginal por unidad de factor escaso como una herramienta que coadyuva en la elección de producción de un artículo considerando no solo la contribución que aporta sino también la cantidad de factor escaso que consume. Generalmente se producen varios productos y es común que nos encontremos frente a diversas restricciones llamadas factores escasos o limitantes. Estos factores determinan la cantidad de producto que se puede entregar en el mercado. El factor limitante puede ser la cantidad de materia prima que consume, las horas hombre o las horas máquina que insume. Considerando esta herramienta, se seleccionará el producto cuyo margen de contribución por factor escaso sea mayor. Es importante destacar que estas situaciones de limitaciones no se presentan solo a los fabricantes. También deben resolverlas empresas de servicios o de comercialización. Como norma general se debe considerar como producto más interesante aquel que deje mayor contribución marginal por unidad de factor escaso. Si bien las limitaciones pueden manifestarse como falta de disponibilidad de materia prima, como limitaciones en la capacidad productiva o como dificultad de colocación del producto en el mercado tomaremos la escases de mano de obra a manera de ejemplo para demostrar la metodología de análisis. Supongamos que se tienen cuatro productos A, B, C y D cuyos precios de venta son $ 600, $ 250, $ 200 y $ 200 respectivamente. El costo variable de fabricación es $ 400 para el A, $ 150 para el B, $ 50 para el C y $ 150 para el producto D. El producto A consume 5 unidades de materia prima, el B 8 unidades, el C 4 unidades y el D 0,5 unidades. Al controlar los tiempos de fabricación se observa que para fabricar el producto A se tara 20 minutos, para el B 6 minutos, para el C 12 minutos y 20 minutos para el artículo D. Al estudiar el mercado potencial se determina que se pueden colocar 30 unidades de A, 250 unidades de B, 200 unidades de C y 120 unidades de D. La planta dispone de 70 horas máquina de trabajo y no hay restricciones en el abastecimiento de materia prima. ¿Cuál será el plan óptimo de fabricación y venta?

Lic. Adalberto L. Páez

Como primera medida se debe analizar la contribución marginal unitaria.

Producto

Precio de Venta

Costo Variable Unitario

Contribución Marginal Unitaria

A B C D

$ 600 $ 250 $ 200 $ 200

($ 400) ($ 150) ($ 50) ($ 150)

$ 200 $ 100 $ 150 $ 50

Luego se calculan las horas necesarias para fabricar los productos que pueden venderse.

Producto

Unidades a vender

Unidades por hora

Horas necesarias

A B C D

30 250 200 120

3 10 5 3 Total

10 25 40 40 115

Como el número de horas requeridas es mayor que el número de horas disponibles, estas constituyen un factor limitante. Para definir qué productos fabricar se debe calcular la contribución marginal por hora y establecer luego un ranking de elaboración de productos.

Producto

Contribución Marginal Unitaria

Unidades por hora

Contribución Marginal Unitaria por hora

Ranking

A B C D

200 100 150 50

3 10 5 3

600 1000 750 150

3 1 2 4

Plan de fabricación óptimo (elección por contribución marginal por hora)

Lic. Adalberto L. Páez

Producto

Horas necesarias

Unidades a vender

Materia prima necesaria

Contribución Marginal Total

B C A D

25 40 5 0 70

250 200 15 0

2.000 800 75 0 2.875

$25.000 $30.000 $3.000 $0

$ 58.000

Si eligiéramos por contribución marginal por unidad, tendríamos que la contribución marginal total sería menor, tal como puede verse a continuación.

Producto

Horas necesarias

Unidades a vender

Contribución Marginal Total

A C B D

10 40 20 0

30 200 200 0

$ 6.000 $ 30.000 $ 20.000 $0

$ 56.000

En conclusión, la priorización de productos por factor escaso, es una herramienta que permite elaborar un plan óptimo de fabricación y por ende, maximizar utilidades.

Determinación del punto de Equilibrio En las empresas de cualquier dimensión, se preparan pronósticos de ganancias por lo menos para los próximos meses variando la complejidad de los cálculos en función del tamaño de las mismas. Estas estimaciones persiguen el objetivo de averiguar si lo pronósticos aseguran una adecuada rentabilidad sobre la inversión efectuada. A tal fin se utiliza una herramienta de evaluación a corto plazo en función del volumen de ventas que permite presupuestar fácilmente los costos correspondientes a

Lic. Adalberto L. Páez

cualquier nivel de operación del negocio. Esta herramienta se conoce con el nombre de Diagrama de Beneficios, Diagrama del Punto de Equilibrio, Punto Critico, Punto Muerto, Punto Cero, Punto Empate o Break Even Point. La ventaja de su implementación es que no ofrece limitaciones a la hora de ser utilizado tanto para problemas que afectan globalmente a la empresa, o a cada una de las líneas de productos, artículo en particular, a clientes específicos, a zonas de venta e inclusive a canales de distribución. Esta herramienta facilita además el medio de lectura e interpretación para poder relacionar entre si datos cuantitativos que contienen los estados de beneficios reales o probables, muestra gráficamente cual es el volumen mínimo de facturación o cantidad de unidades de producción que deben lograrse para no ganar ni perder, permite juzgar distintas alternativas de acción vinculadas con la relación costo - volumen. La expresión Punto de Equilibrio, significa pues, determinar el volumen o el importe de ventas en el cual el ingreso total es coincidente en exactitud con el costo global en el que se ha incurrido para producir el ingreso. Esta determinación puede realizarse en forma analítica para lo cual es necesario emplear las expresiones siguientes

Punto de Equilibrio =

Costos Fijos Totales Precio de venta – Costo Variable Unitario

Teniendo en cuenta que la diferencia entre el precio de venta y el costo variable es la Contribución Marginal Unitaria la expresión anterior puede anotarse como:

Punto de Equilibrio = Costos Fijos Totales / Contribución Marginal Unitaria

Lic. Adalberto L. Páez

Sólo a manea de ejemplo, se detalla el siguiente grafico, tendiente a mostrar sus distintas componentes

Grafica de Equilibrio
200000 190000 180000 170000 160000 150000 140000 130000 120000 110000 100000 90000 80000 70000 60000 50000 40000 30000 20000 10000 0
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11

Pesos

Costos Fijos Ventas

Costos Totales Costos Variables

Si al calcular el punto de equilibrio separamos los costos fijos en erogables y hundidos y solo utilizamos los primeros para dicho cálculo, obtendremos el punto de equilibrio financiero. Este punto marca el límite por debajo del cual la empresa comienza a soportar déficit desde el punto de vista financiero. Técnicamente, el punto de equilibrio financiero es el nivel de ingresos necesario para que la contribución marginal cubra los costos fijos erogables.

Margen de Seguridad El Margen de seguridad es un indicador con el que se acompaña el Cuadro de Resultados.

Lic. Adalberto L. Páez

Este indicador mide la distancia que tenemos entre nuestra actual venta y la venta necesaria para no perder, vale decir, el Punto de Equilibrio. Mide, en definitiva, la caída de las ventas que podemos soportar antes de caer en zona de pérdida. Su obtención surge de relacionar la diferencia entre la venta actual y la venta en el punto de equilibrio, o sea: MS = (Venta – Punto de Equilibrio)/ Venta

Este indicador conjuntamente con el Punto de Equilibrio son importantes al analizar el cuadro de resultados de una empresa. Uno nos dice en que punto de la venta dejamos de perder en tanto que el otro nos ubica sobre la distancia que nos separa del mismo determinando el “grado de tranquilidad” con el que podemos manejarnos.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful