You are on page 1of 7

Pasó el resto de sus días mirándose al espejo, buscando en sus ojos, aquel brillo que Carta a Saramago, a Andre,

Saramago, a Andre, a quien lee.


alguna vez vio. A paco. A prólogo.

Le soy sincero, no sé cómo empezar ni por dónde. Supongo que debería por comenzar,
diciendo quien soy. ¿Quién soy? No es un camino muy fácil tampoco. Aunque lograra
defi nirme, estaría defi niendo aquel que era en este momento, pero seguramente al llegar
al otro punto, seré otra persona distinta. Lo intentaré como nos enseñaron: Me llamo
***nando ***anski, 22 años argentino, pero sin embargo me restaría decirle el apellido
de mi madre y aprovechar para aclarar, que el de mi padre es polaco y el de mi madre,
***amo, español. ¿Por qué nos cuenta tanto defi nirnos? Van siete líneas y todavía no
dije nada. En teoría, después de tanta convivencia deberíamos conocernos mejor que a
nadie. Y no sólo nos cuesta defi nirnos sino que nuestra Voz desconocemos. Quizás tenga
que ver con que nos enseñan primero a temer y luego a leer, si tenemos suerte. Conoce-
mos al Cuco antes que al Quijote. O, también, porque nos es mucho mas fácil temernos
que leernos. Viendo que el camino tradicional, no me lleva a ningún lado, solo a frases
malogradas, debería recurrir a la alteridad y defi nirme quién soy frente a usted...Hace
5 años, uno más pensando, que buena manera de empezar un libro, que pasara ahora.
Hace 4 años y medio, uno más persistiendo con la lectura a pesar de lo agridulce. Hace
4 años, uno más en apuros en un examen de antropología, tratando de evitar el bochazo
hablando de sus hormonas al olvidarse de Lucy... El día de entrega de notas, uno más
hablando de usted con el profesor. Hace 3 años y medio, uno más molestando a la Srta.
Godoy Cruz, tratando de engañarla con el fi n de conseguir su correo electrónico. Hace
2 años, uno más saciando las ansias de conocerlo, conformándose con tenerlo bajo el
mismo techo. Días más tarde, uno más en la cola del Colón preguntándose si habrá
leído su pregunta, pero sin imaginarse que minutos más tarde seria respondida. Hasta
hace 3 días, uno más con la sensación de tener algo en sus manos demasiado grande
para él. Hace 2 días, uno más maravillado frente a la persistencia del bolígrafo a no
dejar de moverse. Hace 24 horas, uno más frenando un taxi para ser llevado a la casa de
José Saramago. Minutos mas tarde, uno más hablando por celular con la compañía de
taxis, porque el taxista lo dejó en la casa de Vázquez Figueroa. Luego, uno más leyendo
el cartel de “A Casa” mientras se pregunta cuántos dedos habrán pulsado este timbre,
y cuántas manos, culpables de estos dedos se habrán estrechado con la suya minutos
después. Uno más, disculpándose con su mujer por no haberla reconocido como hubiera
correspondido y con usted por los errores ortográfi cos, pero si hubiera ido en busca de
un diccionario para corregirlos, debería hacer un bollo el papel, porque no sólo debería
intentar explicar quien soy sino quien pretendo aparentar ser. Tengo un sueño y vengo a
contárselo, con la esperanza de que los sueños se contagien como los bostezos. Ya que,
después de todo, los sueños se comparten, no se monopolizan, al menos por ahora. Y
no tengo la intención de lavarme las manos, sino de ensuciármelas. Espero poder discul-
parme personalmente. En fi n, soy aquel que un día vino a su puerta, enceguecido, a
Murió sin saber, que sus ojos brillaban, no al mirar al espejo, sino la ventana mendigarle lucidez
Carta a quien lee
Había un grupo de con o sed ores, que todo querían conocerlo y todo conocieron...
Vivieron sus vidas, viendo pasar las horas, ya conocidas

El instrumento mas bello para medir el tiempo


es el reloj de arena. Pero no para medirlo, Vivió su vida naufragado... Naufragado, en la isla, que se convirtió
sino para recordarnos que el
tiempo es eterno.
Que no hay
presente
H abía una vez una aldea de leñadores...que poco a poco fueron talando todos los ár-
boles... así llegó el día cuando sólo quedó un árbol por talar... en el momento en que un
pasado leñador estaba esgrimiendo su hacha, el árbol le dijo: yo que tu no lo haría.... el leñador
ni asombrado, se quedó mirando al árbol, después miró a sus iguales, y todos gesticula-
futuro. ron una indiferencia... le preguntó al árbol : ¿por qué?... éste contesto : ya lo verás...
Un reloj el primer leñador hachó al igual que el segundo, el tercero, y así los demás... el árbol
de arena no funciona cayó... el primer leñador quiso acercarse, pero de sus pies salieron raíces, su tronco se
si el hombre no interviene volvió tronco, sus brazos ramas y su cabeza copa, lo mismo con el segundo, el tercero, y
pero la arena fuera de esa celda así, todos los aldeanos, se volvieron árbol
Se mueve con el viento. Crece con el mar

Conozco el nombre que me dieron,


conozco el nombre que tengo,
no todos los nombres
sino el único
Feu
Sobre Casas a una Estela Prólogo

No somos invitados a esta vida fuimos enviados. Etimología: Del griego “pro”: antes y “logos”: discurso
No formamos entre todos una vida, pero sí
una vía láctea con cada una de nuestras vidas.
Una vía donde todos somos estrellas. hubo un tiempo, que fui mozo… Esto puede sonar raro, o no… Se entendería
Y como estrellas somos anfitriones no huéspedes. perfectamente, y, se jactaría de credibilidad, cualquiera o casi cualquiera que dijese esta
Como anfitriones podemos recibir otras estrellas. frase…O, y, como siempre ocurre en estos y en otros casos similares, puede que aquel
Como anfitriones podemos unirnos a otras estrellas. que la dijera no pudiera jactarse, sino tener jaqueca, por haber, quedado como un ne-
Como anfitriones debemos respetar su independencia cio… Pero, esto no sólo depende de aquel que dijera esta frase, ya sea, crédulo, o necio,
si desean permanecer cerca pero no unidos. sino también de aquel, el alterno, el que recibe, el interlocutor, aquel que escucha,
Como las constelaciones son el mapa del cielo. interpreta, recibe, devuelve, lo dicho… Puede, Ser, que haya sido un tiempo, atrás, que
Nosotros, como constelaciones haya sido mozo, o dicho de otra manera, que haya sido guapo, lindo, bonito, fachero…
somos el mapa de la También, uno podría pensar, que uno, interlocutor, o, el otro, interlocutor, se refiere a
vida un tiempo futuro, es decir, que en algún tiempo futuro, es mozo, o sea, será mozo…
A uno, no tan sólo interlocutor, sino en este caso, de tinta y papel, y no vibraciones y
aire, lector, podría parecerle medio ridículo, esto de que se hable de cómo seria uno en
tiempo futuro… Pero, también uno, podría plantearse, o plantar, una pregunta… ¿Qué
Sobre la búsqueda es el tiempo? Seguramente, la encuentre en breves segundos, o instantes de segundo…
¿Pero qué fue lo que habría encontrado en este juego de la escondida, al llegar, a tres?
Fácilmente, reflexivamente, mecanizadamente, llegaría a varias respuestas… Una, que
No hay el tiempo, es lo que me indica el reloj… Otra, más, de barón, barométrica, es que el ti-
aguja en empo, es la condición climática…Para uno, segundos, minutos, para uno presiones, llu-
un pajar vias, soles… Pero también, habría, quien, habiendo, se, leído, hubiera, se, encontrado,
pero una puerta, una puerta abriéndolo a un cuarto, con el que no contaba… O una escalera,
cada que le llevara a un piso, que desconocía…Y a medida que subía de piso, miraba, de una
paja perspectiva, más de arriba…Y a medida, que subía, veía, que el reloj, no era tan solo
es segundos, sino que esos segundos formaban parte de un minuto… Que esos minutos,
una formaban parte de una hora… Que esas horas, parte de un mediodía…Y axial, se fue,
agu alejando, se, del tiempo… Y axial, creer, creería, que podría, ser… Podría ser, que, uno,
ja se hubiera visto, que será mozo… Porque habría visto, que el tiempo, en el reloj, circu-
la, llega a un punto, en el que no se detiene, sino, que vuelve a empezar… Porque uno,
puede ver todas, las horas, pero sólo ve, a la que, apunta, el puntero, o segundero, el que
sigue…Pero, también podría, ser, es, que, hubo un tiempo, que fue, es, y será, hermoso.
Dicho, y hecho… Hubo un tiempo, en que, sentí, sentía, y resentí, que tenia un
Sobre el juego sueño en mis manos…Tiempo después, o, no, me di cuenta, de que, en manos, de un
sueño, o de, uno que, sueña, nos, soñaba, estaba, y esto, que ahora, estas leyendo, parte
de ese sueño, que había, una vez, tuve,
En la vida
no
hay
ganadores
ni
perdedores
pierde
quien no
juega
Instrucciones, para encontrar, se, el sueño A la Muerte
Acostar, se… Boca arriba… Poner, ambos brazos, sobre el pecho, cerrar, los ojos…
Imaginar, un especie, de circulo, agujero… Imaginar, se, saltando, cayendo, dentro de
el, recorriendo, un túnel, hacia, uno, mismo, el fin, in fin ito

¿Querés jugar? Juguemos


Ya hiciste tu movida, ahora es mi turno.
Nuestro turno. Puede ser que te hayas llevado una,
una Pieza importante. Pero, todavía, me, nos quedan Piezas. Por
tu movida enroque, enrocamos. Por tu movida, no me conformo con ahogarte
ni empatarte. Tampoco el Jaque. No voy a hacer Jaque Mate, pero si, Jaque Di Vida.
Sobre, los números, binarios Voy a dar vida a cuantos pueda. Tener cuantos hijos pueda. Tener cuantos hijos
puedas.¿No fue suficiente temerte? Ahora, por tu movida. Voy, vamos a Afrontarte. Con,
Recordamos, uno… Olvidamos, cero… En algún momento, comienza a desencade- en, vida, voy, vamos a derrotarte. Y te recuerdo, soy Yo, y Quien quiera
narse, una transformación, metamorfosis… Poco a poco, los unos se van, encerando, jugar, contra Vos. Una Voz, o Muchas, contra Vos. Ahora, te acepto, te
volviendo ceros, y así olvidamos, todo… O los, ceros, se van, aceptamos. Pronto, vamos a entenderte. Podes haber tenido la
volv-iendo un (o), entre sí, y así, recordamos, todo… ventaja del olvido, pero, Ahora, por tu movida,
vas a tener la desventaja, del
Recuerdo
Loque Cura Sobre, fotografiar, se

Agarrarse Uno, busca, sacar una, fotografía. Para ha-serlo, necesita, manipular, la luz…Tiene,
ciertas, opciones, abrir, el diafragma, o iris, para que, si estar, oscuro, entre más luz…O
cordura cerrarlo, si estar, demasiado, iluminado…También, uno, podría, variar la velocidad de
Soltarse obturación, para que, este, iris, ser mantenga, mas tiempo abierto… Y sólo axial, quizás,
logre, encontrar, sacar la imagen que busca… Pero no debe olvidar, que esta imagen, no
Locura
es, tan solo, una parte, sino una sucesión, de imágenes
Engranarse
cordura
Liberarse
Locura
Estática
Cordura
Éxtasis
Locura
Ocultar
cordura
Rebelar
Locura
Expectar
cordura
Bailar
Locura
Lastimar
cordura
Sanar
Locura
Instrucciones, para armar, un(o) rompe cabezas Sobre, la búsqueda, de, la, cuadratura del círculo
Si uno, ve tan solo una pieza, por mas que la mire y la mire, viendo, sólo a esa pieza, no Puede, que la respuesta, no esté por fuera, del círculo, sino dentro
tiene manera de saber, en donde, esa, pieza, encaja. Uno, tiene que alejarse, ver las otras
piezas, el con junto, para saber, dónde, encaja, cada pieza, en este gran, rompecabezas

Sobre, el, Espiral


Sobre, el juego, de roles
todo fluye, desde, hacia, el
En el teatro, del mundo, según su, arquitectura, arquetípica, nos toca jugar distintos roles.
Pero, a contrario, de lo que creemos, no es un rol para cada uno, sino que, de la misma
manera, en que uno, no es, un solo, yo, tampoco, debería, ser, un solo, rol