EL DERECHO

((XER))

E l Derecho es, la fuerza de coordinación de todas las actividades sociales; el Derecho es para las energías de la humanidad lo que la ley de la atracción para los movimientos siderales, lo que la ley de las fuerzas centrífuga y centrípeta para la vida de los planetas, lo que la ley de las afinidades químico-biológicas para la evolución de los seres vivos, lo que el cerebelo para la unidad de control de todas las funciones metabólicas. El Derecho es la síntesis de las incontables energías de la sociedad, por que todas ellas se destruirían mutuamente y matarían al organismo social, si el Derecho; fuerza soberana, no interviniese armonizando y conciliando en una supremacía de equilibrio, todas esas corrientes impetuosas de la vida moral, intelectual, económica, artística y religiosa del ser humano. El Derecho, regulador consecuente, de todas esas necesidades de la vida del organismo social debe levantarse con su seguridad jurídica tan alto como se haga posible para ordenar el caos universal al cual se ha impuesto la humanidad. Precisa de tener una Conciencia superior a la de los organismos sociales cuya vida y energías deben ser coordinadas. Tan alta encomienda no puede ser arbitraria a la integridad de todos sus componentes, y es ineludible que esta voluntad superior, capaz de imponerse ante las voluntades individuales, y que inspirada en el interés común; trace la conveniente dirección de la humanidad.

No obstante, y cual a bien definir tuvo Aristóteles que el hombre difiere en la naturaleza por ser un “animal político” dentro de la historia el ser humano creó la Justicia que aún en esta etapa tiene indefectiblemente la misión más noble de todas: Sostener la armonía y encauzar todas las fuerzas que se debaten por el poder de dominio y razón universal en una sola. Como palabra, o premisa; sigue siendo aún una promesa a la cual todo jurista prudente que pretende ser digno de tan admirable apostolado, como lo es el Derecho, debe tener siempre en cuenta durante la elección, la práctica y la utilidad social que remite. El Derecho es apto sólo para quienes buscan la verdad y la justicia y como decía Martín Heidegger: Nihil est sine Ratione “Nada es Sin La Razón” La Razón es el fundamento del ser para que exista una posibilidad ineludible del deber ser. Para que exista el Derecho.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful