You are on page 1of 3

Calvillo 1

Yeini Calvillo Aguilar
Profesor Murrieta Saldívar M.
Español 3310
03 de febrero del 2014
París, ¿mito o realidad?
Durante el transcurso del tiempo, se han ido descubriendo nuevos movimientos literarios.
Podemos remontarnos al año 1977, dónde fue un año clave para los escritores
hispanoamericanos, puesto que estos le dan añadidura a la narrativa. Estos literatos se identifican
como “novísimos”, tal y como se nos explica en la antología de Garganigo, “La mayoría de los
escritores involucrados en el debate taxonómico optan por autodefinirse como “novísimos”
(Garganigo 668). Ahora estos autores, expresan la realidad tal y como se vive en la sociedad.
Para poder identificar las características de este movimiento, “novísimo”, analizaremos una de
las crónicas que se encuentra en el libro “La Grandeza del Azar”, titulada “Esperando a Paris”,
escrita por Manuel Murrieta Saldívar. Aquí podemos encontrar varios rasgos del “novísimo”.
Una de las descripciones que resalta más, es la recuperación del realismo. El cronista, de esta
historia, nos presenta un París diferente a lo que se nos ha contado. Al comienzo de la historia,
vemos la ilusión de este personaje por descubrir ese Paris mágico, lleno de encantos y donde el
amor prospera ante todo. Sin embargo, toda esa ilusión es truncada cuando se encuentra con una
cruda realidad. Por momentos esta desilusión lo llevo a decepcionarse y a cavilar si realmente se
encontraba en ese lugar lleno de encanto o si jamás había salido de su terruño. “Las imágenes
parisinas hasta el momento son como reflejos en aguas del Sena: aparecen, sí, pero siempre
intempestivas, escurridizas, jamás atrapables. Y a veces irreales ante la realidad que no
corresponde a la que uno había imaginado” (Murrieta 25), de este modo el narrador descubre que
Calvillo 2

París no era cómo lo habían descrito los libros, ni los medios de comunicación. Así pues
presentando a sus lectores la realidad parisiana.
Otra de las tipologías que encontramos, en esta crónica, es el auge del testimonio. Como
todo cronista, Murrieta, nos narra su testimonio vivido en ese país de los enamorados. Este
personaje nos lleva junto con él, en su recorrido y nos cuenta todos lo que tuvo que pasar para
poder encontrarse con ese París soñado. Por ejemplo, este nos menciona los problemas que tuvo
para encontrar un buen lugar de alojamiento y sus artimañas que tuvo que hacer para extender
sus ahorros; para así poder tener una estancia más duradera en su París idolatrado. Tal y como
nos indica esta cita, “Rápido, pues, a torear París mercantilista: el tiempo de las tarjetas
telefónicas para el contacto de hoteles y departamentos se consumía a razón de 20 dólares
diarios. Los boletos del metro, no obstante las mañas por mí ya descubiertas, se acumularon por
montones en las bolsas de la gabardina, seña de la merma incesante de los ahorros” (Murrieta
28). El país mágico se desvanecía tanto como el dinero de sus bolsillos. Y su paisaje se
desboronaba conforme pasaban los días y no veía cómo lograr ver a su París en su máximo
esplendor. Este cronista trata de compartir su experiencia vivida con su público lector.
También esta narración, conlleva al enriquecimiento de los distintos registros del
lenguaje coloquial. El vocabulario utilizado en este pasaje es formal, pero con algunos rasgos de
informalismo, “si así están las cosas, hay que entrarle duro a esta otra competencia de sobrevivir
en un París movido también por la ganancia, estos jijos…” (Murrieta 27). Podemos darnos
cuenta que el cronista está hablándole a su pueblo con frases y palabras que todo mexicano
comprende y que se identifica con estas. Para concluir, los escritores “novísimos” transforman la
narrativa para dar a conocer la realidad que se vive y también para dar testimonios de
experiencias vividas. París ha sido descrito por autores, reporteros como el país encantado. Este
Calvillo 3

país es el más soñado e idolatrado por millones de personas en el mundo, incluyéndome; sin
embargo, después de leer esta crónica, me doy cuenta que muchas de las veces ni los literatos ni
los medios de comunicación nos dan el otro lado de la historia. Y este movimiento “novísimo” es
lo que ofrece, algo nuevo, algo diferente con lo que sus lectores se identifiquen realmente.
“Esperando a París”, es una crónica que nos relata el otro lado de París y nos cuenta la realidad
no solo el lado mágico e irreal de este lugar.




Obras citadas
Garganigo, John F. Huellas De Las Literaturas Hispanoamericanas. Upper Saddle River, NJ:
Prentice Hall, 1997. Pp 668-672
Murrieta Saldívar, Manuel. "Esperando a París." La Grandeza Del Azar, Eurocrónicas Desde
París. N.p.: Editorial Orbis, 2010. PP. 25-29.