You are on page 1of 25
‘De la Accién encarada a la Habilidad Etica Francisco Varela’ Dr. Adolfo Vasquez Rocca 1 DE LA ACCION ENCARNADA A LA HABILIDAD ETICA EN FRANCISCO VARELA.' INSTITUTE OF PHILOSOPHY Dr. Adolfo Vasquez Rocca 1 Dr Adoffo Vasquez Rocca: Conferencia “De la Accién encarnada a la Habilidad Etica en Francisco Varela’, En Salén Plenario del Congreso Nacional, organizado por la Comisién Cultura y Biopolitica, Postgrado ULM. Universidad Mayor y Université Paris Diderot - Paris 7. 2014, marzo En Actas del Congreso ‘De la Accién encarada a la Habilidad Etica Francisco Varela’ Dr-Adolfo Vasquez Rocca 2 «El sabio obra sin actuar, ensefia sin hablar. G2) Cuando termina la obra, no se aferra a ella. Y precisamente por no aferrarse, nada ni_— nadie_—_—ile abandona». Tao Te King IT 1- Inmediatez del mundo. Acciones _ corporeizadas”, micromundos y microidentidades. Remitiéndose a las ciencias cognitivas Varela establece una cierta inmediatez que tenemos con el mundo, y cémo desarrollamos una serie de habilidades para relacionarnos con él. No es posible separar los procesos sensoriales y motores, la percepcién y la accién, de la cognicién ~enfoque enactivo de la cognicién-. La percepcién no es una simple recuperacién de un mundo predefinido, sino que es la accién guiada perceptualmente en un mundo que es inseparable de nuestras capacidades sensomotoras, asf la cognicién “no esta constituida por representaciones, sino por acciones corporeizadas” — micromundos y microidentidades-. La confrontacién inmediata con el mundo se convierte en el trabajo mas complicado, pues es el aspecto que ha tardado mucho ms tiempo en desarrollarse. No se trata de negar la importancia de la deliberacién y el andlisis, sino de relevar la importancia de esos dos modos cognitivos, y tener en cuenta que la mayor parte de nuestra vida activa pertenece a la confrontacién inmediata que es estable, transparente y basada en nuestra historia personal. ‘De la Accién encarada a la Habilidad Etica Francisco Varela’ Dr. Adolfo Vasquez Rocca 3 2.- Saber—hacer ético. En sintesis, para responder la primera cuestién: "éCual es el mejor modo de comprender el saber-hacer ético?", Varela (1995) parte de una determinada concepcién de ética como objeto de reflexién, la de que "la ética esté mas préxima a la sabiduria que a la razén". Argumenta que "es en la percepcién inmediata donde est4 la clave para una comprensién mas amplia del comportamiento ético y no en la percepcién mediada, aquella derivada dela reflexién o de los varios razonamientos légicos", y concluye que la mayor parte del saber-hacer ético emerge del confrontacién directa con la realidad, por lo tanto, a lo largo de la reflexién que produce mediacién. Si esa no es la opinién de la mayorfa de las personas, se debe al cardcter abstracto dominante en el conocimiento occidental que condicionaria la comprensién de ellas. Con dicho referente, Varela nos introduce en la problematica ética, “sCémo se puede aplicar al estudio de la ética y a la nocién de habilidad ética la distincién entre comportamientos espontaneos y enjuiciamientos abstractos, entre las filosofias morales del hacer y las del ser?”. Varela encuentra que en el pensamiento oriental no hay un olvido de la confrontacién ética inmediata como ¢je central, es posible entender que adquirimos un comportamiento ético de la misma manera que cualquier otro tipo de comportamiento 3.- Etica, accién y sabiduria: Del saber-qué al saber-cémo. Existen milltiples tendencias en la ética contemporanea que procuran fundamentar una pragmatica ética que priorice el presente. Nos hemos hecho eco de una de ellas, la propuesta por Francisco Varela. Para referirnos a la misma nos apoyaremos en lo que llamamos “ética de la enaccién”, formulacién que no pertenece a Varela pero que nos permitimos ensayar como concepto provisorio.