TEMA XVII: LAS CATEGORÍAS Y LOS DIVERSOS SISTEMAS

CATEGORIALES
1. Sentido y significado de las categorías
El término "categoría" proviene de la voz griega kathgorein (revelar, descurir, poner de
manifiesto, sacar a la luz!. En este sentido el vocalo aparece emparentado, por un lado
con alh"eiuein ("verdadear", en términos de descurir, retirar el velo, forzar a algo a
manifestarse tal cual es! y apokalupt# (descurir, desnudar, dar a conocer! y, por otro,
con $ain#s"ai (mostrar, aparecer, manifestarse!. %e hecho el vero agoreu# (a partir del
cual se construye el infinitivo kathgorein mediante la anteposici&n de la preposici&n
kata' conforme a, seg(n! hace referencia implícitamente al espacio p(lico de discurso
por e)celencia en el seno de la p&lis griega, es decir, al agora. *or lo tanto, "categorizar"
significa originariamente legein ti kata tinos (decir algo acerca de algo!, pero
conteniendo ya un matiz esencial proveniente del sesgo $urídico "ue el término lleva
apare$ado desde sus inicios. Efectivamente, kathegorein implica en su conte)to
fundacional, no solamente "praedicare" como m+s tarde ,durante la escol+stica
medieval, se verti& de forma can&nica el término kathgoeien, (y a partir de ella las
categorías pasaron a denominarse usualmente "praedicamenta"!, sino tamién ,y muy
especialmente en conte)tos de car+cter $urídico, acusar, reprochar algo a alguien,
censurar, reconvenir, etc.
-a imagen gr+fica por e)celencia y "ue me$or permite comprender el significado propio
del categorizar se muestra en el momento de la acusaci&n p(lica, de la acusaci&n en el
+gora (de ahí "uiz+ el posterior uso ligado a connotaciones de car+cter negativo "ue
toma usualmente en castellano el término agoreu#, cuando inicialmente agoreu#
solamente aparece como uno de los m(ltiples veros "ue en griego hacen referencia al
acto de e)presi&n veral, al hala' leg#, $emi, eir#, etc.!.
El rasgo distintivo del "categorizar" se muestra, sin emargo, en su parentesco pr+ctico
en el acto de apodei)is, es decir, el se.alar con el dedo en actitud acusadora, es decir, el
se.alar con el dedo en actitud acusadora. En efecto, en este sentido, cuando alguien
se.ala a otro individuo en medio de un foro p(lico (el +gora! se produce, adem+s de un
mostrar, un poner a la luz, un atraer la atenci&n desencuridora sore el o$eto acusado,
tamién y muy esencialmente, un acto de atriuci&n ligado a la censura efectuada sore
a"uél, a saer, un hacer inherir en él una cierta característica, un cierto predicado, una
cierta determinaci&n "ue se hace convenir con él y se le atriuye, se pone de manifiesto
como perteneciente a su esencia en cuanto tal. /sí sucede por e$emplo cuando alguien
es puesto como o$eto de apodei)is y "categorial" (es decir, acusado p(licamente
sacando a la luz ante todos una característica "ue le corresponde, "ue le uparcei $usei!
tal como "ladr&n", "asesino", "emustero" o cual"uier otra (propia o no de conte)tos
$urídicos pero inicialmente ligada a ellos!.
En conte)to filos&fico, o m+s estrictamente ontol&gico, el término "categoría" conserva
su significaci&n originaria, si ien su aplicaci&n a conte)tos de orden ontol&gico y
gnoseol&gico (los dos +mitos en los cuales ha sido tradicionalmente aplicado, si ien,
(ltimamente tamién lo ha sido al +mito del an+lisis ling0ístico!, le confiere un
significado levemente diferente. En efecto, en conte)to estrictamente ontol&gico el acto
de acusaci&n de atriuci&n desencuridora se vuelve hacia el o$eto, hacia el ente en
cuanto tal, hacia las cosas en tanto "ue son cosas y en cuanto "ue son de cierta forma,
est+n constituidas de cierto modo.
1.1 12ué son las categorías3
4ay una referencia ontol&gica "ue nos viene dada desde su sentido etimol&gico al ser
consideradas desde a"uí como modos de ser5 modos de ver la o$etividad, de determinar
algo acerca de algo. Son, por tanto, en este sentido, atriuto de las cosas. 6anto
"predicar" como "categoría" se dicen del ser.
-as categorías vienen a ser como "las piezas de un puzzle" en el sentido de e)presar y
servir de "criterios de composici&n" "ue sirven para ordenar la realidad. %esde este
punto de vista, son maneras seg(n las cuales podemos clasificar las cosas. -os o$etos
podemos clasificarlos en clases supremas "ue son las categorías y he a"uí su sentido
ontol&gico.
4alar de categorías es halar tamién de modos racionales de entender lo real. -a
metafísica de todo sistema categorial es conseguir "ue el su$eto acceda de una forma
racional a la realidad. -as categorías son por ello principios +sicos para "digerir" la
realidad de forma racional. / través de ellas se comprende el mundo como real. Son un
instrumento mediador entre el su$eto y el o$eto conocido. 7 1"ué es lo "ue permiten3
*ermiten racionalizarlo todo. *or eso toda filosofía, por estar asada en la raz&n, usca
y elaora unas categorías como un punto de partida clave, sin el cual no sería aceptada.
1.8 12ué categorizan las categorías3
-as categorías categorizan la realidad. %e esta forma la realidad "ueda a nuestra
disposici&n. Si oservamos la realidad desde el ser, entonces comproamos "ue las
categorías nos dicen c&mo est+ construida la realidad en sí, y se parte de "ue las cosas
tienen en sí un orden. -o (nico "ue hacen las categorías es refle$ar el modo de
organizarse el 9niverso.
Si consideramos la realidad desde el plano de la representaci&n, entonces es el su$eto el
"ue pone ese orden y clasifica, por"ue él tiene un modo especial de representarse la
realidad.
6amién podemos atender a la realidad desde el punto de vista de lo "ue decimos,
halamos, de ella. *ero entonces ya no es el su$eto ni el o$eto el "ue impone los modos
de organizar, sino el lengua$e "ue tamién tiene sus estructuras, cumpliendo la tarea de
ordenar, a través de él, el modo "ue tiene el su$eto de referirse a lo real. En cual"uier
caso, siempre nos "ueda claro "ue la funci&n m+s elemental de las categorías es la de
clasificar la realidad en sus diferentes manifestaciones
1.: ;unci&n y sentido de las categorías
-a naturaleza esencialmente sintética inherente al proceso de composici&n de las
categorías nos suministra ya un indicio acerca de la funci&n "ue todo sistema categorial
desempe.a en primer término. Esta funci&n es, en efecto, la funci&n sintética entendida
como reducci&n o reconducci&n de una pluralidad indeterminada, carente de orden
(ca&tica incluso! al orden, al estado de unidad (de totalidad unificada incluso!. %e este
modo, todo o$eto, todo ente natural se halla constituido (en un es"uema epistemol&gico
realista! por una multiplicidad de notas ontol&gicas definitorias (y "ue por ello permiten
definirlo!, las cuales no pueden darse "in astracto" sino "ue deen encontrarse en todo
momento en estado de mutua referencia. /sí, por e$emplo, un homre, un individuo
humano no puede e)istir como tal (esto es, principalmente como sustancia! sin
encontrarse en un lugar determinado, sin poseer un cierto color o sin actuar
"poieticamente" sore instancias diferentes a sí mismo. -as categorías, de este modo
construyen el o$eto mediante un proceso de unificaci&n de síntesis y en (ltima
instancia, de racionalizaci&n, reducci&n de lo incone)o y astracto a la unidad
comprensile y perceptile (si, por e$emplo, donde solamente hay colores, tama.os,
acciones, etc., puede llegar a haer ,mediante el proceso de categorizaci&n, o$etos,
cosas reales definidas, comprensiles, accesiles al conocimiento, determinadas,
dome.ales!. -as categorías aparecen, de este modo como instrumentos mediante los
cuales la raz&n coloca su impronta sore lo indeterminado y ca&tico reduciéndolo
simult+neamente a sus propias estructuras y configur+ndolo merced a éstas. Se trata,
pues, esencialmente de una ta)onomía de un proceso tendente al orden, a la creaci&n de
un entramado clasificador "ue permite a la raz&n comprender la realidad de modo
adecuado a sí misma, es decir, de modo racional. -as categorías son, pues, instancias
mediadoras entre el su$eto cognoscente y el o$eto conocido y "ue permiten "ue el
(ltimo se adapte gnoseol&gicamente al primero. <ntol&gicamente consideradas
aparecen como rasgos constitutivos de toda cosa, de todo ente en cuanto es tal, en
cuanto e)iste. %esde un punto de vista epistemol&gico realista, las categorías se
muestran como rasgos dados ontol&gicamente "de facto" en los entes concretos. -a
raz&n se limitaría a refle$ar y poner de manifiesto estos aspectos inherentes a todo o$eto
en cuanto tal y a reconocerlos como tales (tal sería el caso de la ontología realista
aristotélica en cuyo seno se postula la "synekheia" o continuidad asoluta y sin cesuras
entre el +mito l&gico (racional! y el +mito ontol&gico (real!. Si, por el contrario, nos
atenemos a una gnoseol&gica de cu.o idealista (idealista trascendental en el caso
kantiano!, entonces las categorías pasan a ser desligadas de los o$etos reales y a ser
conferidas apriorísticamente a las formas puras del entendimiento propias del su$eto
cognoscente, el cual las proyecta sore el haz ca&tico de impresiones y sensaciones
destraadas y ca&ticas (del "ue hala 4ume, por e$emplo!. %e esta aplicaci&n surge
como resultado un o$eto real definido, perceptile y ordenado. %e ello surge, en (ltima
instancia un mundo.
/ este respecto cae formular la cuesti&n acerca de la e)istencia de +mitos o zonas de
lo real no susceptiles de categorizaci&n. =omo hemos visto, considerado el asunto
desde un punto de vista realista (aristotélico! las categorías atestiguan "ue lo real
presenta en y por sí mismo una cierta estructura, un cierto orden, mientras "ue, desde
una perspectiva idealista (en sentido e)terno!, las categorías no se limitan a refle$ar el
orden propio de los o$etos reales, sino "ue introducen, configuran, crean tal orden a
partir de la laor asistematizadora y configurante a la "ue el su$eto (a través de la
categorizaci&n! somete al flu$o ca&tico, desordenado e informe de las impresiones
transmitidas por la sensiilidad. /hora ien, tanto en un paradigma como en otro
pueden aparecer instancias esencialmente refractarias a la categorizaci&n, +mitos de
realidad no categoriales, +mitos de realidad no categorizales, no susceptiles de ser
referidos al sistema, no sistematizales.
*uesto "ue el rasgo distintivo propio de todo categorizar lo constituye la facultad de
determinaci&n podría pensarse "ue toda instancia "ue aceptase ser designada como
"indeterminada" se torna de inmediato acategorial o no categorizale. Sin emargo, es
precisamente el car+cter indeterminado (por no presentar cualidades en asoluto! el
propiamente fructífero de cara a la categorizaci&n (es decir, a la determinaci&n!. *uesto
"ue ,como ocurre con la prote ule aristotélica, solamente lo indeterminado (por serlo,
precisamente! es susceptile de reciir determinaciones m(ltiples, y, por tanto,
categorizaciones. Se da, sin emargo, un caso de indeterminaci&n radical (nico y
sumamente específico, caso "ue de hecho, en cuanto se articula en torno a la instancia
ontol&gica fundamental escinde la ontología en una duplicidad de o$etos tem+ticos. 6al
instancia es el ser, conceido en su astracci&n radical con respecto a todo ente. En
efecto, el ser en cuanto evento no &ntico, no sustancial, se muestra ya de entrada
refractario a la categoría capital (aristotélicamente halando! es decir, a la ousia, y, por
tanto, a toda afecci&n o accidente propio de ser predicado de ella (el ser no presenta
cualidades, ni le conviene la relaci&n, por e$emplo, aun"ue "uiz+ sí el poiein y el
paskhein!. =on ello, la ontología se escinde en dos ramas' por un lado teoría del ser (es
decir, tematizaci&n ,mediante el método "ue fuere! del acto e)istencial al margen de los
entes concretos, y por otro teoría de las categorías (es decir, ta)onomizaci&n de los
modos de ser de tales entes concretos soslayados en la teoría del ser!. /"uí lo "ue se da
por supuesto y pasa por alto es, precisamente el ser. 4eidegger y 4artmann e$emplifican
respectivamente amas concepciones de la ontología y de ahí la polémica del segundo
contra el primero en >ur ?rundlegun der ontologie.
*or otro lado, ciertas corrientes insisten en el car+cter esencialmente "artístico" propio
de todo proceso de categorizaci&n. Efectivamente, el car+cter fundamentalmente
unificador y universalizador propio del categorizar admite ser interpretado en términos
de arti,ficio llevado a cao por el entendimiento con el fin de operar un efecto
simplificatorio (o a la inversa ,seg(n el caso! sore los datos primigenios de la
percepci&n, efecto tendente a desocultar, a soslayar a deformar y distorsionar, en suma,
la "verdadera" y real e)periencia de la realidad. Entre los defensores de esta
interpretaci&n parecería Schopenhauer y @ietzsche. *ara ellos, singularmente para este
(ltimo, las categorías aparecen o son conceidas en términos de instrumentos al servicio
de la voluntad de poder, la cual se proyecta sore el océano emravecido del devenir y
le imprime la forma del ser, lo "momifica" lo egiptiza. 6al es la funci&n "ue asumen en
este aspecto las ideas plat&nicas, conte)to en el cual act(an a modo de auténticas
categorías proyectando sus notas definitorias (identidad, inmutailidad, etc.! sore el
camiante y caleidosc&pico mundo de las apariencias sensiles. %esde este punto de
vista las categorías se muestran como raíces ocultas de la superstici&n metafísica
fundamental "ue domina toda la historia de la filosofía occidental, a saer' la creencia
en el ser inmutale como criterio de certeza y fundamento de la verdad. Seg(n el
es"uema te&rico nietzscheano la raigamre de tal error fundamental es necesario
uscarla en la previa asunci&n de un su$eto sustancial como garantía de la unidad
garantizada a su vez por las categorías. Aeremos este aspecto de la cuesti&n al aordar el
sistema categorial kantiano.
8. *lat&n
*lat&n concie los "géneros" o predicados como elementos fundados en el tipo de
participaci&n de los seres. Es, por tanto, la realidad la "ue est+ "categorizada". -os
géneros o categorías plat&nicas se comunican entre sí. =omunicaci&n "ue se manifiesta
en el lengua$e discursivo, "ue es una "implicaci&n" o categorizaci&n l&gica, fundada en
el ser participado de cada cosa respecto a la Bdea. Estos predicados o grados
categoreméticos son cinco' 1! El ser' es el principio y primer predicado de toda realidad
sensile o ideal. 6odas las cosas e ideas se comunican en él y en todas aparece, aun"ue
en diverso grado. 8! Covimiento y reposo' aarcados por el ser, como modos suyos
inferiores, son atriutos de las realidades e)istentes. :! BdentidadDalteridad' el primero
e)presa la "simpatía" de los predicados o la posiilidad de determinar al ser como
partícipe de varios nomres (esencias!. El segundo, la alteridad, e)presa la e)clusi&n de
predicados (el no ser! por la cual cada cosa, al mismo tiempo "ue "es" (identidad!, por
eso mismo es distinta de las dem+s. < sea "ue, al afirmar una cosa como ser de un
determinado modo, al tiempo se predica de ella el no ser de todas las dem+s cosas.
:. /rist&teles
-as categorías tienen en /rist&teles un dole sentido' l&gico (predicativo! y ontol&gico.
*rimariamente significan una clasificaci&n de conceptos, con vistas a su coordinaci&n
en $uicios. *ero, adem+s, tienen tamién valor ontol&gico, como una catalogaci&n de los
modos reales particulares y anal&gicos de ser, o de las diversas determinaciones "ue
afectan, intrínseca o e)trínsecamente, al individuo sustancial.
En /rist&teles las categorías no pree)isten a los o$etos, ni sirven para informar,
universalizar ni encasillar las impresiones, los datos de la sensiilidad ni los fen&menos.
Son una clasificaci&n a posteriori "ue hace el entendimiento de conceptos "ue encuentra
en su contenido de conciencia, otenidos previamente por astracci&n y "ue
corresponden a los diversos modos como e)isten los seres en la realidad.
-a doctrina aristotélica de las categorías se.ala una clara contraposici&n al dualismo
plat&nico. / los dos mundos de *lat&n, el físico y el ideal, /rist&teles opone dos modos
distintos de ser' uno, el ontol&gico, compuesto por individuos sustanciales realmente
e)istentes, los cuales son su$etos de modificaciones accidentales, intrínsecas o
e)trínsecas5 otro, el l&gico, constituido por los conceptos elaorados por la actividad
intelectiva. 6anto el uno como el otro se aplican a las categorías' en el primero como
distintos modos reales de ser de la sustancia individual5 en el segundo, como diversos
modos de predicados distintos e irreductiles entre sí, "ue pueden atriuirse a un su$eto
en la operaci&n mental del $uicio. *ero en virtud de la relaci&n "ue /rist&teles estalece
entre el ser y el pensar, las categorías se corresponden e)actamente en amos &rdenes'
EEl ser se predica de tantas maneras como e)isteF (Cetafísica, 1G1H a 8:,8I!
:.1 -as categorías como "significados del ser"
-lamamos "ser" a los accidentes, o sea, a los seres accidentales o causales. -o
contrapuesto al ser accidental es el ser por sí mismo. Este concepto indica no lo "ue es
en virtud de otro, como el ser accidental, sino lo "ue es ser por sí mismo, es decir,
esencialmente.
-as diferentes categorías no e)presan significados idénticos o unívocos del ser5 el ser
e)presado por cada "figura de las categorías" constituye un significado distinto del de
cada una de las dem+s. *or consiguiente, la e)presi&n "ser seg(n las figuras de las
categorías" designa tantos significados diferentes de ser como se dan precisamente. El
ser pertenece a las diferentes categorías, no de la misma manera ni en el mismo grado'
7 al igual "ue el "es" se da en todas las categorías, pero no del mismo modo, sino "ue
en una se da de modo primario y en las dem+s de modo derivado (Cetafísica, 1G:G a 8G
ss.!
J...K igualmente la esencia se da de modo primario y asoluto en la entidad, y
posteriormente en las dem+s categorías, y lo mismo el "ué,es' no se trata de la esencia
en sentido asoluto, sino de la esencia de la cualidad o de la cantidad. %e éstas hay "ue
decir, en efecto, o ien "ue se trata de cosas "ue son solamente por homonimia, o ien
"ue son seg(n matices y reservas "ue a.adiremos o suprimiremos, como tamién
decimos "ue lo no,cognoscile es cognoscile. En efecto, lo correcto es "ue ni se dice
por mera homonimia ni tampoco con el mismo sentido, sino como "médico"' por"ue
guardan relaci&n a una y la misma cosa, y no por"ue su significado sea uno y el mismo,
a pesar de lo cual tampoco se trata de homonimia (Cetafísica, 1G:G a :8 ss.!
Esta (ltima realidad es la sustancia. -o "ue se dice en general de los diferentes
significados del ser, se aplica después en particular a las categorías' las restantes
categorías s&lo son seres en cuanto guardan relaci&n con la primera y en virtud de ésta.
*ero entonces, adem+s de la unidad "ue es propia de todos los significados del ser, 1cu+l
es el vínculo específico "ue une las diferentes "figuras de las categorías"3 -a respuesta
es la siguiente' las figuras de las categorías e)presan los significados primeros y
fundamentales del ser5 es decir, son la distinci&n original sore la "ue se asa
necesariamente la distinci&n de los significados ulteriores. *or tanto, las categorías
e)presan los significados en los "ue se divide originalmente el ser, son las supremas
divisiones del ser o, como dice /rist&teles, los supremos "géneros" del ser.
:.8 El n(mero de las categorías aristotélicas
En los 6&picos (1G:8G,8:! y en las =ategorías (18L,8H! , se.ala diez. En los
/nalíticos *osteriores M:a81,88! y en el liro A de la Cetafísica (1G1Ha8L! se.ala ocho,
asumiendo el situs y el haitus entre las categorías anteriores. En los liros ABB y NB de
la Cetafísica menciona siete, mientras "ue en la Otica a @ic&maco (1GPQa8G! s&lo
menciona seis. Esto "uiere decir "ue m+s "ue el n(mero e)acto y concreto de
categorías, lo "ue interesa a /rist&teles es el principio fundamental de la divisi&n del
ser.
=ada una de las palaras o e)presiones independientes o sin cominar con otras
significan de suyo una de las siguientes cosas' el "ué (la sustancia!, la magnitud
(cantidad!, "ué clase de cosas es (cualidad!, con "ué se relaciona (relaci&n!, d&nde est+
(lugar!, cu+ndo (tiempo!, en "ué actitud est+ (posici&n, h+ito!, cu+les son sus
circunstancias (estado, h+ito, condici&n!, su actividad (acci&n!, su pasividad (pasi&n!.
En reves líneas, son e$emplos de sustancia "homre" y "caallo"5 de cantidad "de dos
codos de largo", "tres codos de longitud", y otras cosas an+logas5 de cualidad, "lanco",
"gramatical". -os términos como "mitad", "dole", "mayor" denotan una relaci&n. "En
el mercado", "en el -iceo", y otras frases similares, significan lugar, mientras "ue el
tiempo viene e)presado por locuciones como "ayer", "el (ltimo a.o" y otras por el
estilo. "Est+ echado" o "sentado" significa posici&n, y "est+ calzado", "est+ armado"
significan estado o h+ito. ;inalmente "corta" o ""uema" significan una acci&n, y "es
cortado" o "se "uema" significan una pasi&n (=ategorías, cap. I, 8a!
Ense.a "ue todo lo "ue e)iste o es sustancia (la primera categoría! o es accidente (las
otras nueve categorías!, y "ue todos los términos categorem+ticos de un enunciado son
referiles a la sustancia o a los accidentes.
:.: -a contraposici&n entre la sustancia y los accidentes
-a sustancia es anterior a las categorías de tres modos'
-a sustancia puede tener una e)istencia independiente, mientras "ue las otras categorías
no. Esto no significa "ue puede e)istir sin ellas, mientras "ue éstas no pueden e)istir sin
la sustancia, pues una sustancia desprovista de cualidades es tan imposile como una
cualidad insustancial. -a sustancia es el o$eto total, incluyendo las cualidades, las
relaciones, etc., la cual forma su esencia (ousía!, y ésta sí puede e)istir aparte. -a
sustancia implica cualidades, pero éstas no son algo e)terior y de las cuales la sustancia
tenga una necesidad solo complementaria. 9na cualidad es una astracci&n y s&lo puede
e)istir en la sustancia. Si tal es lo "ue /rist&teles "uiere decir, est+ pensando en la
sustancia como la cosa individual (sustancia primera!. -as sustancias "segundas" (es
decir, los géneros y las especies!, siendo universales, no pueden e)istir aparte, sino "ue
deen ser complementadas por las cualidades especiales de sus miemros individuales.
-a sustancia es anterior desde el punto de vista de la definici&n. *ara definir un
miemro de otra categoría cual"uiera, se dee incluir la definici&n de la sustancia
suyacente. /rist&teles supone "ue la definici&n de una sustancia no necesita incluir la
definici&n de un miemro de otra categoría.R
-a sustancia es anterior desde el punto de vista del conocimiento. =onocemos me$or una
cosa cuando saemos lo "ue ella es, "ue cuando conocemos su cualidad, su cantidad o
su lugar. Si deseamos conocer una cosa "ue pertenece a otra categoría "ue la sustancia,
deemos preguntar, no cu+les no sus cualidades, sino lo "ue es, lo "ue es su cuasi,
sustancia, lo "ue hace "ue sea lo "ue es.
-a divisi&n de las categorías se asa en la contraposici&n entre sustancia y accidentes,
cuyo ser se refiere a la primera. 9n predicado "ue se atriuye a un su$eto, o ien e)presa
lo "ue el su$eto es, o ien alguna determinaci&n accidental "ue le soreviene.
-a doctrina aristotélica de las categorías est+ íntimamente relacionada con la doctrina
acerca del ser, del cual afirma "ue "se dice de muchas maneras", de modo "ue el vero
"ser" recie un sentido distinto para cada categoría' en "S&crates es homre", el "ser
homre" se afirma sustancialmente (predicaci&n sustancial! de S&crates, y esto le ata.e
sustancialmente, mientras "ue en la proposici&n "S&crates est+ en el +gora", se afirma
algo accidental de S&crates (predicaci&n accidental!, de modo "ue "estar en el +gora" es
algo accidental y podría no sucederle a S&crates sin "ue éste de$ase de ser S&crates.
%e a"uí resulta la divisi&n anal&gica del ser en diez géneros supremos, "ue "ueda
sintetizada en el siguiente es"uema'
6anto el an+lisis de la predicaci&n como el del movimiento llevan a /rist&teles a la
sustancia primera, anterior a toda determinaci&n predicativa y a toda potencialidad del
m&vil. Se trata del su$eto "ue s&lo es su$eto, el o STU, SV o "individuo", del "ue toma su
sentido todo posile su$eto. %el accidente, lo "ue es en la sustancia (como una llaga
corporal!, s&lo se dice el ser en la medida en "ue hay una sustancia "ue lo alerga.
"algo "ue es" se dice en muchos sentidos, pero en todos los casos en relaci&n con un
(nico principio' de unas cosas se dice "ue son por ser entidades, de otras por ser
afecciones de la entidad, de otras por ser un proceso hacia la entidad, o ien
corrupciones o privaciones o cualidades o agentes productivos o agentes generadores ya
de la entidad ya de a"uellas cosas "ue se dicen en relaci&n con la entidad, o ien por ser
negaciones ya de alguna de estas cosas ya de la entidad (Cetafísica, 1G:L ss.!
*ero la sustancia primera no es sin la determinaci&n "ue le viene de la forma o especie,
la cual es sustancia segunda, "ue no "es en" (igual en esto "ue la sustancia primera!,
pero si "se dice de" (de la sustancia primera!5 es el ST SV ,WX"I, es decir, "lo "ue ya era
ser", a"uello sin lo "ue la sustancia primera "no es".
Entre las categorías, de modo asoluto una sustancia tiene la cantidad por raz&n de la
materia y tiene la cualidad por raz&n de la forma5 la relaci&n es el respecto "ue una
sustancia dice a otra, as+ndose en la misma sustancia, en la cantidad o en la cualidad.
-a cantidad permite "ue las partes difluyan consecutivamente, sin confundirse. -a
cualidad es a"uello en virtud de lo cual los seres son denominados tales o cuales, por
e$emplo, el azul del cielo, el h+ito "ue permite denominar a un homre "ueno", etc.
-os predicados correspondientes a la cualidad se llaman "propiedades", por convenir de
una manera necesaria a la sustancia.
%e la cantidad, la cualidad y la relaci&n se diferencian las denominadas categorías
e)trínsecas, seg(n las cuales los predicados se originan a parir de algo adyacente al
su$eto, "ue nace de su inclusi&n en un con$unto. -a relaci&n con el su$eto puede ser de
causalidad, o ien de medida. Seg(n la causalidad, la acci&n se dice del su$eto a partir
de los efectos "ue determina en un paciente5 corolariamente a la acci&n transitiva est+ la
pasi&n, "ue se dice del efecto por raz&n del agente "ue act(a sore él. En cuanto a la
medida, puede ser espacial y temporal. %entro de la medida espacial se distingue el
lugar como tal del lugar como +mito de colocaci&n de las partes5 las categorías
respectivas son el d&nde (ui! y la posici&n (situs!. El car+cter irreversile de la
sucesi&n del tiempo no permite holgura alguna en la disposici&n temporal, de a"uí "ue
haya una (nica categoría correspondiente al tiempo, el cu+ndo o hecho de acontecer en
un determinado momento. -os predicados "ue de a"uí derivan son contingentes o no
necesarios en su su$eto.
En sentido l&gico, como modos distintos de conceirse y predicarse el ser, todas las
categorías se refieren, con analogía de atriuci&n, al concepto generalísimo de ser, del
cual son determinaciones anal&gicas.
En sentido ontol&gico, o sea, como distintos modos de e)istir en la realidad, las
categorías no pueden referirse al Ser en sí mismo, pues este ser no e)iste. @o hay un ser
como una realidad ontol&gica universal, sino "ue e)isten muchos seres. El ser es
solamente un concepto universalísimo elaorado por la inteligencia. @o hay un ser, sino
muchos seres. @o e)iste el homre, sino S&crates, *lat&n, etc. El su$eto de cada ser son
las sustancias individuales. /sí, las categorías accidentales se refieren a la sustancia
individual, "ue es su su$eto de atriuci&n. 7 tanto en la sustancia como en los accidentes
se da la analogía de proporcionalidad, en cuanto representan distintos modos de ser.
En cuanto a la predicaci&n, o sea, la atriuci&n de distintos predicados a un mismo
su$eto, s&lo cae un universal, en el orden l&gico, pero no en el ontol&gico. 9na
sustancia no se predica de otra sustancia. %ios y los seres del mundo son an+logos
l&gicamente respecto del concepto de ser en com(n, "ue se predica de amos. *ero el
ser de los seres del mundo no se predica de %ios, y menos a(n el ser de %ios del ser de
a"uellos.
:.I -a sustancia
-os predecesores de /rist&teles haían dado a la cuesti&n de la sustancia soluciones
antitéticas5 algunos consideran a la materia sensile como la (nica sustancia
(*arménides, %em&crito, Epicuro, etc.!, y otro, como *lat&n, indicaan "ue los seres
suprasensiles eran la verdadera sustancia. /rist&teles se enfrenta a esta cuesti&n,
reduciendo el prolema ontol&gico a su n(cleo central, es decir, a la cuesti&n de la
ousía, afirmando "ue el prolema est+ en determinar "ué sustancias e)isten, si las
sensiles (nicamente, o tamién las suprasensiles.
*ara solucionar este prolema /rist&teles se pregunta' 1"ué es la sustancia en general3,
1"ué es la materia3, 1"ué es la forma3, 1"ué es el compuesto3 Si la ousía es s&lo materia
o el compuesto de materia y forma, la cuesti&n de la sustancia suprasensile "ueda
eliminada. *ero 1en "ué se asa /rist&teles para estudiar la sustancia en general3 *arte
de las sustancias "ue nadie discute' las sensiles, pues todos ad"uirimos el
conocimiento de esta manera (contra *lat&n!' partiendo de las cosas "ue son menos
cognosciles por su naturaleza (las sensiles! hacia las m+s cognosciles por su
naturaleza (las inteligiles!.
-a pregunta clave es, pues' 1"ué es la ousía en general3 /rist&teles dice "ue por
sustancia puede entenderse' la forma, la materia, o el compuesto de amas. -a sustancia
es en cierto sentido la forma (eidos, morphé!. Seg(n él "forma" es la naturaleza íntima
de las cosas, el "uid o esencia de las mismas. -a forma del homre es, así, su alma, lo
"ue hace de él un ser viviente racional. =uando definimos algo nos referimos a su forma
o esencia' las cosas son cognosciles por su esencia.
/dem+s, si el alma racional no informase un cuerpo, no haría homre5 si no se
realizara la esencia o forma de la mesa en una materia no haría mesa. -a materia, pues,
tamién es fundamental en la constituci&n de las cosas y tamién ella es sustancia de las
cosas. *ero si no huiera forma, la materia sería indeterminada y no astaría para
constituir las cosas5 el con$unto o compuesto es la uni&n concreta de materia y forma.
/sí pues, todas las cosas sensiles, sin e)cepci&n, pueden considerarse en su forma, en
su materia y en su con$unto resultante. 7 una vez llegado a"uí /rist&teles estalece
cinco caracteres definitorios de la sustancia'
sustancia es lo "ue no es inherente a otro ni se predica de él
Sustancia es lo "ue puede susistir por sí o separadamente del resto
sustancia es algo determinado (y no universal astracto!
sustancia es lo "ue tiene una unidad intrínseca y no es un mero agregado de partes no
organizadas
sustancia es lo "ue es acto o est+ en acto (y no puramente en potencia!
-a materia s&lo posee el primer título de sustancialidad, y por tanto s&lo es sustancia de
un modo muy impropio5 en camio, la forma y el con$unto tienen todos los caracteres
de la sustancialidad, aun"ue de manera diferente. 1=u+l es, entonces, la sustancia por
e)celencia3 %esde el punto de vista empírico, sustancia por e)celencia es el individuo
concreto5 desde el punto de vista metafísico, sustancia primera es la forma5 ésta es causa
y fundamento, mientras "ue respecto a ella el con$unto es causado y derivado de ese
principio. %e esta forma, en su significado m+s estricto, el ser es la sustancia, y la
sustancia en un primer sentido (impropio! es materia, y en un segundo sentido (m+s
propio! es con$unto5 y en un tercer sentido (por e)celencia! es forma. *or tanto, la
materia es ser5 el con$unto es ser en grado m+s alto "ue la materia5 y la forma es ser en
su sentido m+s elevado5 por esto /rist&teles llamaa a la forma "causa primera del ser",
ya "ue ella "informa" la materia y constituye el fundamento y causa del con$unto.
I. El estoicismo
-os estoicos redu$eron las categorías a dos fundamentales, a las "ue a.adieron otras dos.
-as dos categorías fundamentales son' la sustancia, entendida como sustrato material, la
cualidad, entendida como cualidad "ue en uni&n indivisile con el sustrato determina la
esencia de las cosas individuales. -as otras dos categorías est+n constituidas por los
modos y por los modos relativos.
L. -a filosofía medieval
-a l&gica medieval distingui& entre "términos categorem+ticos" y "términos
sincategorem+ticos". -os primeros son los propiamente significativos, y se trata de las
partes primarias de la oraci&n (el nomre sustantivo y el vero! y de las partes
secundarias "ue son determinaciones de las primarias (adverios y ad$etivos!5 estas
partes tienen significaci&n determinada. *ero hay otras partes (tamién secundarias! de
la oraci&n "ue no tienen significaci&n determinada ni a.aden significaciones distintas a
las categorem+ticas. Estas partes son las llamadas "sincategorem+ticas". -os
syncategoremata son partículas tales como "y", "o", "no", "si", "todo", "alg(n", "solo" y
"e)cepto", "ue no pueden funcionar como términos pero revisten especial importancia
desde un punto de vista l&gico por contriuir a poner de manifiesto la forma de los
enunciados en los cuales intervienen.
L.1 Yoecio
En sus dos comentarios a la Bntroducci&n a las =ategorías de /rist&teles Yoecio
demuestra, en primer lugar, la imposiilidad de "ue las ideas generales sean sustancias.
-os géneros y las especies son, por definici&n, comunes a grupos de individuos5 ahora
ien, lo "ue es com(n a varios individuos no puede ser, por su parte, un individuo. Esto
es tanto m+s imposile cuanto "ue el género pertenece por completo a la especie, lo cual
sería imposile si, siendo él mismo un ser, el género tuviese "ue dividirse entre sus
diversas participaciones.
-os sentidos nos proporcionan las cosas en un estado de confusi&n5 nuestro espíritu
goza del poder de disociar y recomponer estos datos, puede distinguir en los cuerpos,
para considerarlas separadamente, propiedades "ue s&lo se encuentran en ellos en estado
de mezcla. -os géneros y las especies son unas de tantas. < ien el espíritu los descure
en seres incorp&reos, en cuyo caso los encuentra ya astraídos, o ien los encuentra en
los seres corporales, en cuyo caso e)trae de los cuerpos lo "ue éstos contienen de
incorp&reo para considerarlo separadamente como una forma pura y nuda. Esto es lo
"ue hacemos cuando e)traemos de los individuos concretos dados en la e)periencia las
nociones astractas de homre y de animal.
=ada ser individual es una colecci&n de accidentes, (nica e irreductile a cual"uier otra.
E-o "ue esF resulta del con$unto de las partes "ue lo componen. En el compuesto hay
diversidad entre el ser y lo "ue es. En una sustancia simple, como %ios, ocurre todo lo
contrario5 puede decirse "ue, en virtud de su perfecta simplicidad, su ser y lo "ue es son
una misma cosa.
6odo compuesto est+ hecho de elementos determinados por un elemento determinante.
El (ltimo determinado es materia, el (ltimo determinante, forma. El alma es a"uello por
lo "ue el homre es lo "ue es5 y como ella le hace ser, es su ser (esse!. -uego el ser de
una sustancia compuesta es la forma por la dicha sustancia es lo "ue es. /hora ien,
esta forma constitutiva de la sustancia compuesta no es la sustancia total5 s&lo es una
parte de ella. =onsiderada separadamente no es. *or consiguiente, lo propio de esta
sustancia compuesta es "ue ni si"uiera su esse es.
L.8 *lotino
Siguiendo en gran parte a *lat&n, *lotino admite como géneros del ser los siguientes' el
ser, el movimiento inteligile, el reposo o estailidad, la identidad o lo mismo, y la
diferencia o lo otro. -o 9no no "ueda incluido en los géneros, por"ue se halla por
encima de ellos y constituye su com(n fundamento y principio. *ero esta e)clusi&n de
lo 9no asoluto, o lo primero, no implica la de la unidad de los géneros. Ostos son
distintos entre sí, aun"ue a veces ,como ocurre con el movimiento y la estailidad, o
entre la identidad y la diferencia, parezcan opuestos. @o ostante, pertenecen a la
unidad suprema5 son categorías del mundo inteligile. El mundo sensile, por su parte,
tamién tiene sus categorías' sustancia, relaci&n, cantidad, cualidad y movimiento, "ue
pueden estudiarse por sí misma, aun"ue son dependientes, en (ltima instancia, del
mundo inteligile.
L.: *orfirio
El método dicot&mico de clasificaci&n, conocido como +rol de *orfirio e$erci& una
gran influencia en la filosofía medieval. Este método procede desde el género m+s
general hasta las (ltimas especies. %icho sistema de clasificaci&n est+ asado en la
concepci&n plat&nico,aristotélica de la definici&n seg(n el género y la diferencia
específica.
%ice *orfirio "ue en cada categoría hay ciertos términos "ue son los géneros m+s
generales5 otros "ue son las especies especiales5 y otros "ue son los intermedios entre
los géneros m+s generales y las especies especialísimas. El término m+s general es a"uel
por encima del cual no hay otro m+s elevado5 el m+s especial, es a"uel por dea$o del
cual no hay otra especie suordinada5 los términos intermedios son los "ue est+n
situados entre amos, siendo, a la vez, géneros y especies. *or e$emplo' la sustancia es
s&lo género, y homre es s&lo especie, pero el cuerpo es, a la vez, género del cuerpo
animado y especie de la sustancia. Se trata de un método e)tensional "ue organiza los
conceptos seg(n su e)tensi&n decreciente, con lo "ue muestra la regla de la variaci&n
inversa de la comprensi&n y la e)tensi&n. El +rol de *orfirio, "ue sistematiza esta
concepci&n de las categorías es el siguiente'
Q. Zant
*ara Zant las categorías son los conceptos puros del entendimiento, o las formas a priori
necesarias para pensar la e)periencia5 las fundamentales son, a su entender, sustancia y
causalidad. -a diferencia fundamental entre las categorías aristotélicas y las kantianas
consiste, en primer lugar, en "ue las primeras se refieren primariamente a la realidad y a
las cosas mismas, mientras "ue las segundas se refieren s&lo a los fen&menos o a las
cosas tal como el homre las percie y, en segundo lugar, en "ue las aristotélicas
dependen de la naturaleza de las cosas, mientras "ue, en Zant, es la naturaleza o la
e)periencia lo "ue depende de las categorías. Zant entiende las categorías como
"condiciones de posiilidad". -as categorías no pueden referirse a cosas en sí, de las
cuales no podemos saer (racionalmente! nada. Son modos de ordenar y conceptuar los
fen&menos.
Q.1 -as categorías en la "analítica trascendental" de la =rítica de la raz&n pura
Zant se ocupa en la /nalítica trascendental de las condiciones a priori "ue hacen posile
pensar un o$eto. *ropio de la sensiilidad es sentir o$etos5 propio del entendimiento,
pensarlos. ;rente a la pasividad de la sensiilidad, el entendimiento posee
espontaneidad y creatividad. -a crítica a la raz&n supone investigar cu+les son los
elementos a priori del entendimiento, o cu+les son las condiciones necesarias "ue se
a.aden a las de la sensiilidad para constituir la e)periencia5 los principios a priori "ue
hacen posile pensar la e)periencia hacen tamién posile el conocimiento científico de
la naturaleza, esto es, la física.
El entendimiento piensa mediante $uicios, o enunciados, compuestos a su vez por
conceptos. 9n concepto es la síntesis de una multiplicidad y variedad' la multiplicidad y
variedad "ue la sensaci&n unifica es llevada por la imaginaci&n hacia una síntesis
superior, mediante los conceptos del entendimiento. *ensamos mediante conceptos
enlazados en $uicios, "ue se componen de conceptos empíricos, los cuales a su vez son
posiles por los "conceptos puros del entendimiento" o categorías. 9n concepto
empírico es una forma de organizar y ordenar la variedad y multiplicidad de
impresiones sensiles, pero al mismo tiempo una "regla", una norma, para aplicar dicho
concepto a otras variedades y multiplicidades seme$antes. 4ay reglas, sin emargo, y
por lo mismo, conceptos, "ue no provienen de la e)periencia' el de sustancia, por
e$emplo, "ue nos permite decir "esto es un N" seg(n una regla "ue pertenece s&lo al
entendimiento5 este concepto es un concepto puro, o ien una "categoría", por cuyo
medio $uzgamos ,esto es, pensamos, sore los o$etos sensiles intuidos' a nada
podemos llamar "N" a menos de haer pensado previamente el concepto de "sustancia".
4a de haer tantas reglas del pensar, o categorías como maneras +sicas de hacer $uicios
o de pensar acerca de las cosas. *or ello deduce Zant las categorías de las doce clases de
$uicios, "ue la l&gica de su tiempo clasifica en cuatro grupos de tres' cantidad, cualidad,
relaci&n y modalidad. / la e)plicaci&n de "ué son las categorías y cuantas son, la llama
Zant deducci&n metafísica de las categorías. / la demostraci&n de "ue las categorías son
condiciones necesarias para la comprensi&n intelectual de los fen&menos, o de la
e)periencia, a la pruea, en definitiva, de "ue a menos "ue pensemos de acuerdo con las
categorías la e)periencia no tendría sentido o no sería posile, la llama Zant deducci&n
trascendental de las categorías.
/ menos "ue pensemos previamente de las cosas "ue son "sustancias" "ue permanecen
a pesar de las variaciones a "ue se ven sometidas, "ue se interrelacionan unas con otras
como causa,efecto, "ue interaccionan en "reciprocidad" unas con otras, "ue pertenecen
a la "realidad" o no, "ue ser una cosa es "no ser todas las otras", "ue las cosas son unas,
o muchas, o "ue configuran una totalidad, o "ue son posiles o e)istentes o hasta
necesarias, a menos, en fin, "ue pensemos de acuerdo con todas estas categorías, no ser+
posile ninguna síntesis intelectual, ninguna comprensi&n de lo perciido
sensorialmente' no podremos llamar a nuestro conocer "conocimiento o$etivo".
Ostas son, para Zant, las ideas fundamentales de nuestra mente "ue, para %escartes y
-einiz, son ideas innatas y "ue, para él, son conceptos puros del entendimiento y, por
lo mismo, condiciones a priori universales y necesarias de todo conocer propiamente
humano. /sí como el espacio y el tiempo (formas a priori de la sensiilidad! hacen
posile intuir un o$eto, así tamién los conceptos puros del entendimiento hacen
posile pensar un o$eto. %e no ser así, la mente humana no superaría la animal, para la
cual s&lo e)isten o$etos intuidos y no pensados.
Q.8 El n(mero de las categorías
Si el acto de $uzgar (el $uicio! es al mismo tiempo acto de "poner", acto de asentar la
realidad, entonces las diferentes variedades "ue la realidad puede presentarse estar+n
contenidas en las diferentes formas de en$uiciar. Es decir, astar+ e)traer de cada una de
esas formas de $uicio la forma correspondiente de la realidad y otendremos la tala de
las categorías. -as categorías se deduce, sistem+ticamente, de los tipos de $uicios'
/tendiendo a la cantidad otenemos' $uicios individuales, "ue afirman algo de una cosa
singular, conteniendo en su interior la unidad5 $uicios particulares, "ue afirman algo de
varias cosas, conteniendo en su interior la pluralidad5 $uicios universales, "ue contienen
en su interior la totalidad. %e esta forma, los tres tipos de $uicios proporcionan tres
categorías' unidad, pluralidad y totalidad.
/tendiendo a la cualidad otenemos' $uicios afirmativos, negativos e infinitos. -os
$uicios afirmativos nos dicen "ue una cosa es "esto"5 les corresponde la categoría de
esencia, "ue Zant denomina de realidad, pero en el sentido de consistencia (de esencia!.
-os $uicios negativos dice lo "ue algo no es5 les corresponde la categoría de negaci&n. 7
los $uicios infinitos dicen, igual "ue los negativos, lo "ue algo no es, pero de$a aierto
un campo infinito de o "ue "uiera "ue sea5 lo "ue hacen es limitar al su$eto, por lo "ue
les corresponde la categoría de limitaci&n.
/tendiendo a la relaci&n tenemos los $uicios categ&ricos, hipotéticos y disyuntivos, de
los "ue Zant deduce otras tres categorías. %e los categ&ricos la categoría de sustancia,
con su complemento natural de propiedad. =uando afirmamos categ&ricamente "ue una
cosa "es esto", consideramos esa cosa como una sustancia y esto "ue afirmo de ella lo
hago como una propiedad de esa sustancia. %e los $uicios hipotéticos Zant deduce la
categoría de causalidad, de efecto y de causa, cuando formulamos un $uicio del tipo "si
/ es Y es tamién =", y asentamos el es"uema l&gico de la causalidad. 7 de los $uicios
disyuntivos deduce Zant la categoría de acci&n recíproca o de comunidad.
/tendiendo a la modalidad tenemos los $uicios prolem+ticos (/ puede ser Y! de los
"ue se deduce la categoría de posiilidad5 los $uicios asert&ricos (/ es efectivamente !
de los "ue se deduce la categoría de e)istencia5 y los $uicios apodícticos (/ tiene "ue ser
Y! de los "ue se deduce la categoría de necesidad.
Q.: El yo trascendental
6odo conocimiento de un o$eto lo lleva a cao un su$eto' algo es o$eto por"ue se
enfrenta a una conciencia "ue act(a como su$eto, "ue realiza la unidad. @ada es o$eto
conocido sin la conciencia "ue, perciiéndolo, unifica el con$unto diversificado de su
olor, su saor, su forma, su color, su peso, etc. %e la misma manera, cuando se trata, no
del conocimiento empírico de algo, sino de la mera posiilidad de "ue algo e)ista como
o$eto de e)periencia, hay "ue presuponer una conciencia "ue ha de ser (l&gicamente!
anterior al o$eto. =ondici&n previa a todo o$eto posile de la e)periencia es, por tanto,
la e)istencia de una conciencia "ue sea raz&n y origen de la unidad y de la síntesis. /
esta e)igencia l&gica de todo conocer la llama Zant unidad trascendental de la
conciencia, o unidad sintética y originaria de la apercepci&n, o tamién yo
trascendental.
@inguna e)periencia de conocimiento es posile sin la e)istencia de este yo
trascendental, punto hacia donde convergen, a través de sucesivas síntesis, la
multiplicidad y dispersi&n de la e)periencia. -as categorías o los conceptos puros del
entendimiento son el medio como el yo realiza tal síntesis. *or eso mismo, no hay
o$eto posile de la e)periencia si no es por el uso de las categorías y, en general, no
hay o$eto posile alguno sin un posile su$eto' su unidad originaria es, en definitiva, el
responsale (ltimo de la posiilidad de "ue sean posiles los $uicios sintéticos a priori.
Oste es el origen de la o$etividad o del conocimiento o$etivo' todo lo "ue es o$eto de
conocimiento lo es por"ue es algo susceptile de ser pensado seg(n las categorías del
entendimiento. 7, por lo mismo, tamién éste es el origen de la intersu$etividad y de la
posiilidad de la ciencia.
%e esta manera el entendimiento se convierte en legislador de la naturaleza' por"ue
impone las reglas o leyes (a priori! a las "ue est+ sometida la e)periencia. @o
precisamente las leyes empíricas de la naturaleza, "ue provienen de la oservaci&n o de
alg(n conocimiento empírico, sino las trascendentales, "ue hacen posiles a"uéllas, y
hasta impulsan a la mente humana a hallarlas. /sí como el conocimiento es o$etivo
por"ue las categorías son "o$etivamente v+lidas", sí tamién las categorías s&lo pueden
utilizarse para construir la realidad o$etiva. -a deducci&n trascendental de las mismas
,a saer, "ue sean necesariamente constitutivas del conocimiento, delimita el +mito en
"ue pueden utilizarse. El conocimiento se compone de dos elementos' el concepto con
"ue se piensa un o$eto y la intuici&n por la "ue reciimos dicho o$eto'
Sin sensiilidad ning(n o$eto nos sería dado, y sin entendimiento, ninguno sería
pensado. -os pensamientos sin contenidos son vacíos5 las intuiciones sin conceptos son
ciegas. *or ello es tan necesario hacer sensiles los conceptos (es decir, a.adirles el
o$eto de la intuici&n! como hacer inteligiles las intuiciones (es decir, someterlas a
conceptos! (=rítica de la raz&n pura, Y HL!
Si falta uno de los dos elementos, nos hallamos o ante una intuici&n ciega o ante un
concepto vacío. *or ello mismo, el conocimiento "ue proporcionan las categorías
constituye, ciertamente, la e)periencia, pero no puede aplicarse m+s all+ de ella misma.
Br m+s all+ de la e)periencia es aventurarse a "volar en el vacío" con s&lo ideas, esto es,
a "no moverse del sitio".
Q.I -as categorías y los fen&menos
1=&mo se aplican las categorías a los fen&menos3 Zant responde a esta pregunta en dos
pasos' 1! con la doctrina del es"uematismo de los conceptos puros, y 8! con el sistema
de los principios del entendimiento.
Es el uen $uicio lo "ue nos permite aplicar a una diversidad de o$etos un (nico
concepto5 por e$emplo, a todos los "mueles "ue son asientos con respaldo" el concepto
silla. -a mente recurre a la plasticidad de la imaginaci&n para conseguir un es"uema o
una figura imaginada de silla ,intermedia entre lo sensile y lo conceptual, "ue la ayude
en el momento de aplicar el concepto de "silla" a un o$eto adecuado, por muy variale.
%e igual forma, el entendimiento necesita de un puente entre la intuici&n sensile,
multiforme y variada, y la categoría correspondiente de "sustancia" o "causa", por
e$emplo.
Esta misi&n est+ reservada al $uicio de la mente "ue acierta en el uso de esta u otra
categoría, gracias a un es"uema, o figura, de la imaginaci&n, intermedia entre el
fen&meno y la categoría' los es"uemas son conceptos sensiles, o intuiciones puras, "ue
consisten en diversas maneras de captar el tiempo en un fen&meno, en el ien entendido
"ue el tiempo es la "forma de la intuici&n". /sí, para los fen&menos "ue pensamos
seg(n la categoría de "sustancia", la imaginaci&n modula un es"uema asado en una
"duraci&n o permanencia en el tiempo", manera como la conciencia vive internamente
la sustancia mientras comprende el fen&meno correspondiente5 para los fen&menos cuya
relaci&n sea de "causa y efecto", el es"uema es el tiempo vivido como "sucesi&n de
fen&menos diversos sometidos a una regla", etc.
Q.L -os "es"uemas" y los "principios del entendimiento"
El es"uema es un producto de la imaginaci&n trascendental. -os es"uemas no s&lo
permiten la aplicaci&n de las categorías a los fen&menos, haciéndolos o$etivos, sino
"ue, adem+s, limitan el uso de las categorías a los fen&menos. Sore los es"uemas se
construye el sistema de todos los principios del entendimiento'
-a tala de las categorías nos lleva con la mayor naturalidad a la tala de los principios,
ya "ue ésta no es otra cosa "ue las reglas del uso o$etivo de a"uéllas. /sí, pues, todos
los principios del entendimiento puro son'
1. /)iomas de la intuici&n
8. /nticipaciones de la percepci&n
:. /nalogías de la e)periencia
I. *ostulados del pensar empírico en general (=rítica de la raz&n pura, /1Q1D8GG!
En los es"uemas se apoyan los principios generales "ue el entendimiento aplica a la
naturaleza para hacerla comprensile a través de la necesidad y la universalidad. Zant
aplica a los cuatro grupos de categorías cuatro principios distintos' a los dos primeros
grupos (de cantidad y cualidad! llama "categorías matem+ticas", y sus principios recien
el nomre de "a)iomas de la intuici&n" y "anticipaciones de la percepci&n"
respectivamente5 a los dos (ltimos grupos (de relaci&n y modalidad!, llama categorías
din+micas y a sus principios los denomina "analogías de la e)periencia" y "postulados
del pensamiento empírico", respectivamente. -os dos primeros principios se refieren a
la e)istencia o constituci&n de algo como o$eto de la e)periencia5 los segundos, a la
interrelaci&n de los fen&menos. -os primeros son principios constitutivos de
e)periencia5 todo lo "ue cae dentro de la e)periencia posee magnitud e intensidad, y
tales principios son, por consiguiente, dos $uicios sintéticos a priori "ue nos suministran
los primero "ue podemos saer acerca de cual"uier o$eto de la e)periencia. -os
segundos se refieren a la relaci&n din+mica e)istente entre los fen&menos y significan
"ue lo inmediatamente sucesivo "ue podemos saer sore la naturaleza en general es
"ue todo cuanto acontece en ella ha de ser o un fen&meno "ue se relaciona con la
permanencia en el tiempo, una sucesi&n seg(n una regla, o una simultaneidad o acci&n
recíproca.
-as "analogías de la e)periencia" son principios regulativos del conocimiento ,no
constitutivos del conocimiento de los fen&menos,5 con ellos los fen&menos se someten a
reglas, no se constituyen en fen&menos. *or esto no se refieren directamente a los
fen&menos m+s "ue a priori5 todo cuanto sucede ha de conformarse a alguna de las
analogías, pero el conocimiento concreto de una sucesi&n de fen&menos, por e$emplo,
como causa y efecto, es un conocimiento empírico, a posteriori.
-as "analogías de la e)periencia" son el momento concreto en "ue la =rítica de la raz&n
pura se pone al servicio de la física de @e#ton, para dar una fundamentaci&n filos&fica
a las leyes del movimiento de @e#ton' los tres a)iomas de la mec+nica ne#toniana, las
tres leyes del movimiento de @e#ton, se "fundamentarían" correlativamente en las tres
analogías de la e)periencia de Zant, esto es, en tres $uicios sintéticos a priori sore la
naturaleza en su con$unto. -os postulados del pensamiento empírico son tamién
regulativos. @ada empírico es conocido a priori como posile, real o necesario, pero es
un principio regulativo de los fen&menos de la naturaleza "ue todo cuanto acaece en
ella, en cuanto es conocido por el entendimiento, lo sea seg(n una de estas tres
modalidades. El sistema de los principios del entendimiento es tamién el sistema de la
unidad de la naturaleza y de la unidad "ue representa el conocimiento. El entendimiento
construye un mundo, o una naturaleza, por"ue su laor consiste en lograr la síntesis de
la diversidad. / la síntesis "ue la su$etividad humana lleva a cao, en la Estética
trascendental, unificando la multiplicidad de lo dado mediante las formas del espacio y
el tiempo, se a.ade, como culminaci&n, la síntesis ulterior "ue esta misma su$etividad
humana realiza, en la /nalítica trascendental, mediante el entendimiento y el uso de las
categorías y de los principios del entendimiento. Esta unificaci&n definitiva se llama
e)periencia o naturaleza, y sore ella impone el entendimiento sus leyes. *uesto "ue,
tanto en lo "ue se refiere a la sensiilidad como al entendimiento, se trata de la
imposici&n de una forma trascendental ("ue se corresponde con la estructura racional
del su$eto! impuesta a la e)periencia, e)iste una sola e)periencia y e)iste una sola
naturaleza, "ue es la "ue se corresponde con la capacidad unificadora y legisladora de la
raz&n humana, en cuanto raz&n pura5 como s&lo e)iste, por lo mismo, un solo yo
trascendental, Zant termina esta secci&n advirtiendo "ue Elos principios del
entendimiento puro no son otra cosa "ue principios a priori de la posiilidad de la
e)periencia y "ue a ésta se refieren todas las proposiciones sintéticas a prioriF. *ero la
mente humana tiende a usarlos m+s all+ de la e)periencia, tratando lo "ue es no(menon
o cosa en sí como si fuera algo perciido por la intuici&n, como si fuera fen&meno,
llevada por el mismo impulso "ue la oliga, en su tarea imposile y necesaria a la vez
de hacer metafísica, a plantearse preguntas "ue no puede rechazar, pero "ue tampoco
puede responder.
Q.Q Sentido y funci&n de las categorías' la deducci&n trascendental
Zant se propuso demostrar "ue las categorías son las condiciones de posiilidad de los
$uicios sintéticos a priori en la física5 pero su intenci&n va mucho m+s all+. En la
%educci&n trascendental de las categorías se mantiene "ue las condiciones del
conocimiento son, al mismo tiempo, las condiciones de la o$etividad, o dicho de otra
forma, las condiciones del conocimiento son las mismas "ue las condiciones de la
o$etividad.
12ué pretende afirmar Zant3 Ol sae "ue nosotros tenemos conocimiento, "ue el
conocimiento es un ;aktum. El homre ha llegado a formar un con$unto sistem+tico de
tesis, de afirmaciones formulales matem+ticamente, "ue e)presan lo "ue las cosas son
realmente, c&mo se ocasionan las unas por las otras, c&mo se mueven. %esde @e#ton
poseemos una física matem+tica, "ue es la e)presi&n adecuada de las cosas físicas5 de
este conocimiento no dudamos. 7 este hecho es el punto de partida de la realidad. *ero,
1"ué condiciones necesitan darse para "ue haya ese conocimiento3 @ecesita o$etos (sin
o$etos no hay conocimientos de o$etos!5 y "ue esos o$etos "sean", tengan un ser5 de
no ser así no haría conocimiento. En definitiva, todo lo "ue las categorías nos dicen es
"ue los o$etos son uno, m(ltiples, se pueden agrupar en totalidades, podemos conocer
los efectos y las causas, etc. 6odas esas categorías son condiciones sin las cuales no
haría conocimiento. -as categorías son condiciones de posiilidad de cual"uier
conocimiento.
/hora ien, esas condiciones, 1c&mo las tenemos nosotros3 *odríamos afirmar "ue esas
categorías o condiciones a priori nos vienen de los o$etos, de las cosas, "ue son las
cosas las "ue poseen las categorías y "ue nosotros las perciimos en los o$etos. *ero
eso no lo acepta Zant, por"ue si las cosas o las impresione sensiles fueran las "ue nos
facilitaran las categorías, nos "uedaríamos sin categorías, ya "ue las cosas no nos envían
ni la unidad, ni la pluralidad, ni la totalidad, ni la causa. -as cosas lo "ue nos envían
son, simplemente, impresiones, fen&menos, pero no las categorías.
En efecto, si todo lo "ue hay en la ciencia, si todas las condiciones del conocimiento nos
fueran proporcionadas por las impresiones sensiles "ue las cosas nos envían, entonces
tendría raz&n 4ume' las agrupaciones sensiles (provenientes de los o$etos! se
agruparían en nuestras mentes como vivencias "puras", de una forma casual, accidental,
en virtud de asociaciones de seme$anza, de contig0idad, de contraste. -as cosas s&lo nos
envían meras impresiones, sensaciones, colores, formas, olores y saores. *ero,
entonces, no tendríamos seguridad alguna en el conocimiento científico. Esperamos "ue
el Sol salga ma.ana por el simple h+ito de haerlo visto salir hasta entonces. *ero no
poseeríamos un fundamento ni un conocimiento real. Es decir, si las intuiciones fueran
las encargadas de proporcionarnos las categorías, "ue son condiciones del
conocimiento, no haría conocimiento.
*ero el conocimiento es un hecho, y la ciencia física ne#toniana es pruea de ello. %e
donde se sigue "ue no son las impresiones "uienes nos suministran el conocimiento,
m+s ien, somos nosotros los "ue ponemos en las cosas las categorías. %e este modo,
s&lo hay dos opciones' 1! "ue las formas categoriales procedan de las cosas5 8! "ue las
categorías las poseemos nosotros y las ponemos en las cosas. -as impresiones son
meras ideas, pero nosotros no tenemos en la ciencia física meras ideas, sino "ue
tenemos lo "ue las cosas son. Entonces ese ser de las cosas, esa realidad, no pudiendo
proceder de las impresiones, tiene "ue proceder de nosotros, tiene "ue haer sido
"a.adida" por nosotros a las impresiones "ue perciimos de las cosas. Osta es la
soluci&n kantiana.
Q.H =onclusi&n
En su deducci&n de las categorías Zant se sirve de los conocimientos l&gicos de su
época, pero su verdadero punto de partida es m+s ien una refle)i&n sore las ciencias.
/sí se e)plica "ue la tala kantiana de las categorías, levantada sore la tala de los
$uicios, constituya una auténtica l&gica de las ciencias físico,matem+ticas. En efecto, las
categorías de cantidad (unidad, pluralidad, totalidad! corresponden a los principios de la
foronomía cartesiana. -as categorías de la cualidad (relaci&n, negaci&n, limitaci&n!
corresponden a los principios de la din+mica de -einiz. -as categorías de la relaci&n
(sustancia, causa y acci&n recíproca! fundan los principios de la mec+nica de @e#ton.
17 las tres (ltimas categorías3 Su funci&n consiste en determinar el valor de los
conocimientos "ue corresponden a las anteriores. Son las categorías de la "modalidad"
"ue no se refieren directamente a los $uicios, sino a los $uicios de los $uicios, y definen
así la refle)i&n sore las ciencias' la foronomía trata matem+ticamente el mundo
posile' a ella corresponde la categoría de "posiilidad"5 la din+mica nos hace ver el
$uego de las fuerzas reales, es el momento de la "e)istencia"5 finalmente, la mec+nica
e)pone el sistema físico del mundo' su categoría propia es la de "necesidad". %el mismo
modo "ue en cada grupo de categorías la tercera relaciona las dos primeras entre sí, las
tres categorías del (ltimo grupo recogen las de los tres anteriores grupos y se entrelazan,
de suerte "ue la posiilidad se une a la e)istencia para fundar la necesidad. /sí "ueda
estalecido un sistema categorial ordenado y cerrado, coronado como categoría suprema
por la necesidad.
H. -as categorías como "determinaci&n del ser" en 4egel
4egel consider& las categorías como "determinaciones del pensamiento", pero las
determinaciones del pensamiento son, al mismo tiempo, las determinaciones de la
realidad (deido a la identidad de realidad y raz&n! y haitualmente denomina
"momentos" m+s ien "ue "categorías" a estas determinaciones. -a (nica categoría "ue
reconoce 4egel en verdad como tal es la realidad,pensamiento, esto es, la
autoconciencia, el 7o o la [az&n'
El 7o es la (nica pura esencialidad del ente o la categoría simple. -a categoría "ue de
otro modo tenía el significado de ser esencialidad del ente, esencialidad indeterminada
del ente en general, o del ente frente a la conciencia, es ahora esencialidad o simple
unidad del ente en cuanto éste es solamente realidad pensante5 o sea "ue la categoría
consiste en el hecho de "ue autoconciencia y ser tienen la misma esencia
(;enomenología del espíritu, liro B, cap. A, \ 8!
Esto "uiere decir "ue la categoría dee ser considerada como la conciencia y, por tanto,
como la realidad misma y no como una determinaci&n del ser en general.
M. %ilthey' las "categorías de la vida"
-as categorías de la vida, seg(n %ilthey, vienen a sustituir a las categorías en las "ue se
da el conocimiento de la naturaleza e)terior. %ilthey comprende en ellas todos los
conceptos en los cuales se e)presan "los modos de concepci&n" de los o$etos.
/nte todo est+n las categorías supremas, "ue designan los m+s altos puntos de vista de
la realidad. %espués se encuentran las categorías formales, puros conceptos l&gicos,
astraídos por las operaciones formales del pensamiento. ;inalmente est+n las
categorías reales, "ue e)presan alg(n contenido de los o$etos.
-as categorías de %ilthey no son condiciones a priori aplicadas a la vida, sino "ue se
encuentran en la entra.a de la vida, pues son formas de la vida misma. En -a
construcci&n del mundo hist&rico en las ciencias del espíritu la enumeraci&n de dichas
categorías es fluctuante. En pos de la "vivencia" como unidad mínima original del curso
de la vida, la significaci&n es presentada como primera categoría, "ue e)presa la
relaci&n de las partes de la vida al todo, o cone)i&n de las vivencias en su realidad
concreta, y se enlaza con las estructuras de valores o de relaci&n de los medios al fin.
%espués son enumeradas en series variales' categorías de cone)i&n, todo y partes,
estructura, temporalidad, valor, fin, fuerza, determinaci&n de la e)istencia individual,
hacer y padecer, desarrollo, conformaci&n, ideal, esencia, etc.
P. 4. =ohen' las categorías como "direcciones fundamentales" del pensamiento
=ohen sostiene "ue la doctrina de Zant dee ser superada en varios puntos. Entre ellos
dee ser rechazada la deducci&n kantiana de las categorías a partir de los $uicios, por"ue
las categorías no son formas a priori de la sensiilidad, sino "direcciones
fundamentales" del pensamiento.
-a primera y fundamental preocupaci&n de =ohen es la de eliminar del pensamiento y
del conocimiento todo elemento su$etivo. El ser y el pensamiento coinciden5 pero el
pensamiento es el pensamiento del conocimiento, es decir, de los contenidos
o$etivamente v+lidos del conocimiento mismo.
=ohen rechaza la distinci&n de Zant entre intuici&n y pensamiento, distinci&n por la
cual el pensamiento tendría su principio en algo e)terno. El pensamiento no es síntesis,
sino m+s ien producci&n, y el principio del pensamiento no es algo independiente de él.
-as cosas no son "dadas" y meramente representadas por el conocimiento, como dice el
realismo ingenuo, sino "impuestas" como prolema. El pensamiento en su marcha
l&gica produce el o$eto en el conocimiento y por el conocimiento. El pensar (lo "ue se
piensa, el concepto o$etivo! y el ser (el o$eto del pensamiento! son uno y lo mismo5
son la misma cosa.
-a forma esencial del pensamiento (y del ser! no es el concepto, sino el $uicio, y las
direcciones fundamentales en las "ue éste se realiza son las categorías, las cuales son
mera creaci&n del pensar, pero creaci&n "ue se refiere a la sensaci&n. Osta, "ue se da en
la conciencia, no presenta todo lo "ue el conocimiento científico da por "real", sino "ue
es un mero "signo de interrogaci&n", indicador de un prolema "ue el pensamiento dee
resolver mediante las categorías.
=ohen distingue doce clases de $uicios, divididos en cuatro especies, "ue son las formas
trascendentales del pensamiento'
Suicios de las leyes del pensamiento (origen, identidad y contradicci&n!. Entre éstos, el
m+s universal y fundamental es el $uicio de origen. / este $uicio se dee "ue alguna cosa
sea dada. El "dato" no es un material ruto ofrecido al pensamiento, sino "ue, como
aparece claramente en las matem+ticas, es lo "ue el pensamiento mismo puede
encontrar.
Suicios de las matem+ticas (realidad, pluralidad y totalidad!. 9n dato es el signo N de
las matem+ticas, "ue significa no la indeterminaci&n, sino la determinailidad. Entre los
$uicios de las matem+ticas el de realidad es fundamental. Este $uicio es siempre un
$uicio de unidad5 y de esto se deriva tamién el valor "ue el individuo o persona posee
en el campo moral' el individuo es la unidad (ltima e indivisile, lo asoluto.
Suicios de la ciencia matem+tica de la naturaleza (sustancia, ley y concepto!. -a
sustancia se resuelve en la relaci&n y la relaci&n no es m+s "ue el paso de un $uicio a
otro, es decir, el movimiento en sentido l&gico. El movimiento implica la resoluci&n del
espacio (con$unto de relaciones! en el tiempo (con$unto de con$untos!. -ey y concepto
se unifican en las categorías de "sistema", "ue es la fundamental, y ésta como categoría
del o$eto, es la categoría de la naturaleza. *or esto determina el concepto del o$eto
como o$eto de la ciencia matem+tica de la naturaleza. El concepto no es nunca una
totalidad asoluta, sino s&lo el principio de una serie infinita "ue avanza de término en
término.
$uicios de la met&dica (posiilidad, realidad y necesidad!. -a posiilidad se identifica en
=ohen con la conciencia, "ue es el horizonte de todas las posiilidades o$etivas. -a
realidad no consiste en la sensaci&n, sino en la categoría de lo singular, por lo cual en la
unidad del sistema del conocimiento se tiende a uscar y a individualizar la unidad de
cada uno de sus o$etos. En cuanto a la necesidad, es la categoría "ue hace posile
unirle caso individual y lo universal en la ley científica y es, por esto, el fundamento de
la deducci&n y del procedimiento silogístico. / la deducci&n se reduce tamién la
inducci&n, la cual no es m+s "ue una deducci&n disyuntiva. En el +mito de esta
categoría se encuentran los fundamentos de la l&gica del razonamiento, en "ue termina y
culmina la l&gica del $uicio.
1G. 4usserl
*ara 4usserl la noci&n de "categoría" se relaciona con la de regi&n ontol&gica y designa,
en general, el concepto "ue sirve para definir una regi&n en general o el "ue entra a
definir una regi&n particular (como "la naturaleza física"!. -os conceptos "ue entran a
definir una regi&n en general (adoptados, por lo tanto, entre los a)iomas l&gicos! son
llamados por 4usserl categorías l&gicas o categoría de la regi&n. 6ales son los conceptos
de' propiedad, cualidad, relaci&n de cosas, relaciones, con$unto, n(mero, etc.
/fines a estas categorías son las denominadas categorías del significado inherentes a la
esencia de la proposici&n. -as categorías l&gicas y las categorías del significado son
analíticas. En camio, los conceptos "ue entran en la construcci&n de los a)iomas
regionales son denominados categorías sintéticas por 4usserl' E-os conceptos sintéticos
fundamentales o categorías serían los conceptos regionales fundamentales (referidos
esencialmente a la determinada regi&n y a sus proposiciones sintéticas fundamentales!,
y tendríamos tantos distintos grupos de categorías como regiones haya "ue distinguirF
(Bdeen, B, \ 1Q!.
-as categorías tienen para 4usserl un car+cter siempre o$etivo, ya "ue las regiones
ontol&gicas, "ue sirven para e)presar los a)iomas son luego las formas de la
o$etividad, de la o$etividad en general o de una o$etividad específica. 6amién
e)isten, por consiguiente, "categorías de sustrato", "ue se diferencian de las anteriores
categorías "sint+cticas" (o sea, derivadas! en virtud de referirse a sustratos no
derivales, o sea de naturaleza concreta e individual' la esencia (ltima dotada de
contenido material y el esto "ue est+ a"uí, "ue es el puro caso individual sin forma
sint+ctica. En esta concepci&n husserliana de las categorías prevalecen los rasgos
realistas, aun cuando el o$eto o las regiones ontol&gicas de "ue hala 4usserl sean
siempre o$etos de la intencionalidad de la conciencia.
11. 4artmann
*ara 4artmann la realidad efectiva se caracteriza esencialmente por un completo,
asoluto y necesario determinismo. El ser real no es amorfo, sino "ue est+ estructurado
en m(ltiples estrato o capas, determinadas por propias leyes o principios' las categorías.
El estudio de las categorías e"uivale, en él, a la investigaci&n de los principios del
mundo real de la antigua ontología. -as categorías son entendidas por 4artmann en un
sentido resueltamente antiidealista y antisu$etivista, como principios inmanentes en el
mundo y formas de su determinaci&n necesaria.
El supuesto del an+lisis categorial es la estratificaci&n del mundo en una serie de cuatro
planos. 6al estratificaci&n es, seg(n 4artmann, un hecho evidente. Es evidente, por
e$emplo, la ruptura entre la naturaleza inorg+nica y la org+nica, entre la org+nica y la
psí"uica, entre la psí"uica y la espiritual. 4ay entre estos planos diferencias tan
radicales "ue hacen imposile toda concepci&n unitaria del tipo de la evolutiva, por"ue
su diversidad es esencial y no s&lo de grado.
4ay categorías fundamentales "ue pertenecen a todos los grados del ser. 6ales son'
las categorías modales
-as categorías ipolares (cualidad,cantidad, continuo,discreto, etc.!
-as "ue e)presan las leyes fundamentales del ser real. Estas (ltimas son decisivas
por"ue en ellas se asa la determinaci&n fundamental de la realidad efectiva. Se dividen
en cuatro grupos, "ue oedecen, respectivamente'
/l principio del valor, o de la validez (cada categoría consiste en ser principio para lo
concretum!. Son an+logas a las leyes de la naturaleza o las matem+ticas, pero m+s
universales.
/l principio de la coherencia (en cuatro momentos' vinculaci&n, unidad, totalidad e
implicaci&n!
/l principio de la planificaci&n o estratificaci&n (e)presa la relaci&n y los grados de
condicionalidad recíproca entre los diversos estratos de la realidad!. E)presan la
relaci&n y los grados de condicionalidad recíproca entre los diversos planos de la
realidad.
/l principio de dependencia (afirma la dependencia general de las categorías superiores
respecto de las inferiores, con diversas modalidades seg(n otras cuatro reglas' ley de la
fuerza, ley de indiferencia, ley de la materia y ley de la liertad!.
18. 4aermas
4aermas trata de hacer una distinci&n e)plícita entre los prolemas relativos a la
"constituci&n" de las diferentes esferas de la realidad y los relativos al desempe.o de las
pretensiones de validez concernientes a estas diferentes esferas. Su tesis es "ue, aun"ue
la estructura de un +mito o$etual dado ,las categorías y principios +sicos mediante
los cuales ese +mito se organiza, y, en consecuencia, las pretensiones fundamentales de
verdad "ue se refieren a ese +mito, refle$an efectivamente un interés cognoscitivo
suyacente, la comproaci&n de esas pretensiones en el discurso argumentativo
garantiza "ue a las "ue salgan indemnes se les puedan ad$udicar los títulos honoríficos
de "verdaderas", "o$etivas", "v+lidas", etc.
4aermas trata de distinguir entre dos prolem+ticas "trascendentales"' la de "la
constituci&n de los o$etos de la e)periencia posile" y la de "la defensa argumentativa
de pretensiones de validez". Esto puede entenderse como una dole revisi&n de la
empresa kantiana. En primer lugar, el derrocamiento de las ciencias, resultante de ese
derrocamiento, significa "ue una e)plicaci&n del "a priori de la e)periencia" ya no
puede considerarse a la vez como una e)plicaci&n de las condiciones de verdad de los
enunciados te&ricos. En el es"uema de Zant tal solapamiento se seguía del "principio
supremo de todos los $uicios sintéticos"' Elas condiciones de posiilidad de la
e)periencia en general son a la vez condiciones de posiilidad de los o$etos de la
e)periencia, y por tanto tienen validez o$etiva en un $uicio sintético a prioriF. *ero esto
ya no puede mantenerse, puesto "ue'
la o$etividad de la e)periencia s&lo podría ser una condici&n suficiente de verdad
,incluso para el caso de enunciados empíricos particulares, J...K si no tuviéramos "ue
considerar el progreso te&rico como un desarrollo crítico de lengua$es te&ricos, "ue
interpretan de modo cada vez m+s "adecuado" el +mito o$etual precientíficamente
constituido. -a "adecuaci&n" de un lengua$e te&rico es funci&n de la verdad de las
proposiciones te&ricas posiles en él. Si la pretensi&n de verdad de éstas no fuera
redimile mediante argumentaci&n, sino mediante e)periencias, entonces el progreso
te&rico haría de conceirse como producci&n de nuevas e)periencias y no como una
interpretaci&n de las mismas e)periencias. *or consiguiente, es m+s plausile la
suposici&n de "ue la o$etividad de una e)periencia no garantiza la verdad de la
afirmaci&n correspondiente, sino s&lo la identidad de esa e)periencia en la diversidad de
las afirmaciones por las "ue es interpretada (EB, p. IGM!
En segundo lugar, incluso el an+lisis de las condiciones necesarias para e)perimentar
o$etivamente algo no puede llevarse a cao sore presupuestos kantianos. El su$eto de
la e)periencia no es un yo trascendental e"uipado desde el principio con formas a priori
de la intuici&n y con categorías del entendimiento. Es un su$eto empírico "ue s&lo se
desarrolla actuando en el mundo y relacion+ndose con otros su$etos. En consecuencia, la
constituci&n de un mundo de o$etos de la e)periencia posile tiene "ue ser considerada
como resultado de una "interacci&n sistem+tica entre receptividad sensile, acci&n y
representaci&n ling0ística".
En relaci&n con la "teoría de la constituci&n de la e)periencia" 4aermas s&lo ha
proporcionado una serie de sugerencia program+ticas.
1. 4aermas est+ de acuerdo con la recepci&n analítica de Zant en "ue la noci&n de
"trascendental" s&lo puede mantenerse en un sentido reducido, esto es, sin las
pretensiones ane$as a la deducci&n trascendental. 6oda e)periencia coherente se
organiza en una red de categorías5 en la medida en "ue descurimos el mismo sistema
de conceptos fundamentales detr+s de toda e)periencia, podemos considerarlos como
"cuasi,trascendentales". *ero 4aermas no est+ de acuerdo en "ue esto impli"ue la
necesidad de limitarse a un an+lisis l&gico,sem+ntico. El an+lisis pragm+tico,universal
del empleo de esos conceptos puede ser considerado como "una teoría transformada de
la e)periencia, planteada en términos de constituci&n de la e)periencia".
8. -a piedra angular de esta teoría es una e)plicaci&n de las condiciones de posiilidad
del empleo de contenidos proposicionales en los actos de hala5 m+s en particular, de las
condiciones "ue nos permiten referirnos con é)ito a o$etos en el mundo y hacer
predicaciones sore ellos (es decir, una pragm+tica de la oraci&n elemental!. -a
referencia con é)ito ,el uso de e)presiones deícticas, pronomres demostrativos, y
e)presiones denotativas en general, presupone el dominio de los conceptos de espacio,
tiempo, sustancia y causalidad'
la identificaci&n de los o$etos acerca de los "ue enunciamos algo (a partir de las
e)periencias "ue hayamos realizado con ellos!, la hacemos, o ien ostensivamente, o
ien con ayuda de nomres y de descripciones definidas. Estas tienen, o ien "ue
asociar, o ien "ue contener determinaciones predicativas. =iertamente "ue las
determinaciones predicativas no se utilizan predicativamente en el conte)to de las
e)presiones denotativas. *ero de todos modos, un sistema de referencia capaz de
funcionar tiene "ue poseer un cierto contenido proposicional. Este contenido mínimo de
dimensiones atriutivas de los o$etos en general es el marco categorial en el "ue
o$etivamos como tal el acontecimiento susceptile de ser e)perimentado. En este
aspecto, la psicología cognitiva de *iaget ha confirmado las investigaciones kantianas5
como mínimo son necesarios los conceptos +sicos de sustancia, espacio, tiempo, y
causalidad para determinar un sistema de referencia para los o$etos de la e)periencia
posile (EB, p. :PL!
:. /un cuando este sistema de referencia funciona tanto para el +mito o$etual de los
"cuerpos,en,movimiento" como para el de las "personas "ue halan y act(an", las
categorías "son es"uematizadas" de forma diferente en amos casos5 las reglas
suyacentes a la identificaci&n de cosas y sucesos son diferentes de, aun"ue van
coordinadas con, las reglas para identificar personas y sus manifestaciones (u o$etos
culturales!.
El significado de sustancia y causalidad, de espacio y tiempo, es distinto seg(n "ue estas
categorías se apli"uen a o$etos en el mundo o al mundo constituido ling0ísticamente de
los su$etos halantes. *ara la identidad de los o$etos "ue permiten ser categorizados
analíticamente de forma unívoca, el es"uema interpretativo "sustancia" tiene un sentido
distinto "ue para los o$etos halantes y agentes, cuya identidad ,como hemos
mostrado, no puede e)presarse mediante operaciones analíticamente unívocas. El
es"uema de interpretaci&n "causalidad", cuando se lo aplica a las consecuencias
empíricas de los sucesos, conduce al concepto de "causa"5 y cuando se lo aplica a un
ne)o de acciones intencionales, al concepto de "motivo". /n+logamente, tamién el
espacio y el tiempo son es"uematizados de forma diferente seg(n se trate de las
propiedades físicamente mediles de los o$etos y sucesos o de la e)periencia
intersu$etiva de conte)tos de interacciones sim&licamente mediadas. -as categorías
sirven, en el primer caso, como sistema de coordenadas para un tipo de oservaci&n
controlada por el é)ito de la acci&n instrumental5 y en el segundo, como marco de
referencia para la e)periencia intersu$etiva del espacio social y del tiempo hist&rico
("%er 9niversalit]tsanspruch der 4ermeneutik", en /pel et al. 4ermeneutik und
Bdeologiekritik, 1PH1, p. 1I8!
I. Cuy proalemente esta estructura conceptual +sica de la e)periencia posile se
desarroll& filogenéticamente, y vuelve a desarrollarse con cada ontogénesis normal. *or
tanto cual"uier an+lisis adecuado del "a priori de la e)periencia" tiene "ue incluir
estudios evolutivos del tipo de los realizados por *iaget.
L. -os estudios de *iaget sore el desarrollo cognitivo surayan la relaci&n entre
es"uemas cognitivos y sistemas de acci&n, "ue tamién suraya 4aermas.
-a universalidad de los sistemas de referencia dentro de los cuales o$etivamos la
realidad es producto del desarrollo de operaciones cognoscitivas relacionadas con la
manipulaci&n de los o$etos físicos (cosas y sucesos!. El ni.o aprende la l&gica del uso
de las e)presiones denotativas por medio de operaciones concretas J...K y no
inmediatamente con las funciones gramaticales ("Some %istinctions in 9niversal
*ragmatics", 6heory and Society : (1PHQ!, p. 1Q1!
Similarmente, el dominio del sistema de referencia para las personas y sus emisiones
tiene "ue ser considerado en relaci&n con la e)periencia comunicativa y con el
desarrollo de la competencia interactiva.
Q. -as diferencias en el "sentido categorial" de los enunciados relativos a los diferentes
+mitos o$etuales de "e)periencia referida a la acci&n" se traducen en diferencias en las
respectivas l&gicas de investigaci&n. Se refle$an en los diferentes procedimientos de
recogida de datos y de formaci&n de conceptos, de construcci&n y comproaci&n de
teorías, así como en los diferentes tipos de aplicaci&n a "ue se presta el conocimiento
te&rico ad"uirido. Sin emargo, pese a estas diferencias categoriales y metodol&gicas, la
"unidad de la raz&n" "ueda preservada en el nivel del discurso.
El a priori de la e)periencia (la estructura de los o$etos de la e)periencia posile! es
independiente del a priori de la argumentaci&n (las condiciones de los discursos
posiles!. %e cual"uier forma, las teorías científicas "uedan delimitadas por amos a
priori J...K -as teorías s&lo pueden formarse y desarrollarse a$o las condiciones de la
argumentaci&n y al mismo tiempo dentro de los límites de la o$etivaci&n previa de los
sucesos susceptiles de e)periencia J...K esto es, en forma de sistemas de enunciados
controlados discursivamente (y! en un lengua$e te&rico cuyos predicados +sicos
permanecen referidos a los o$etos de una e)periencia posile, constituidos
independientemente. -os lengua$es te&ricos, "ue varían de forma discontinua en el
curso del progreso científico, pueden interpretar las estructuras de los +mitos
o$etuales precientíficos e incluso en cierto modo reformularlas5 pero en tanto no nos
convirtamos en +ngeles o en estias, tales lengua$es te&ricos no podr+n transformarlas
en condiciones de un +mito o$etual distinto J...K -a unidad de la argumentaci&n es
compatile con una constituci&n diferencial del sentido de los distintos +mitos
o$etuales. -a argumentaci&n se halla su$eta en todas las ciencias a las mismas
condiciones, "ue son las de la verificaci&n discursiva de las pretensiones de validez.
Estas condiciones de una racionalidad no restringida en términos científicistas pueden
esclarecerse en el marco de una l&gica del discurso te&rico (EB, p. :P8!
1:. -os sistemas categoriales en las filosofías del lengua$e' las categorías como modos
de decir
En Bnvestigaciones filos&ficas, ^ittgenstein compara al lengua$e con una especie de
$uego, en donde el significado de una palara depende del uso "ue se le dé en los
diferentes conte)tos. / diferencia de la tesis naturalista "ue propone en el 6ractatus, en
donde la idea +sica es "ue la funci&n del lengua$e es representar o figurar el mundo en
todas sus partes, en las Bnvestigaciones aparece la tesis convencionalista. Seg(n esta, el
nomre no reproduce la realidad, puesto "ue sino no sería nomre, sino realidad. -os
signos son estalecidos por una convenci&n "ue viene a ser la (nica capaz de garantizar
la intersu$etividad del lengua$e.
-os fil&sofos influidos por esta concepci&n del lengua$e piensan "ue el lengua$e no
representa al mundo en todas sus partes5 se ale$an de cual"uier consideraci&n
ontol&gica, es m+s, pusieron todo su empe.o en ello. -as categorías no nos dicen nada
acerca del mundo.
El an+lisis del concepto se asa en los distintos usos del término. -os usos del término
categoría determinan su campo de dominio o sentido. Se est+ en la evidencia de "ue los
conceptos no tienen un ser al margen del lengua$e, son meramente astracciones del uso
"ue para nada tienen "ue ver algo con la realidad. -as categorías son como las
herramientas "ue llevamos guardadas en una ca$a y echamos mano de ellas cuando las
necesitamos. /sí, ocurre "ue, dependiendo de los diferentes conte)tos en "ue nos
encontramos, una misma categoría podr+ tener diferentes significados.
-as categorías se usan como e)presiones (ltimas o fundamentales, las m+s generales,
pero siempre dentro del lengua$e. Se hala de categorías de su$eto y categorías de
predicado.
1:.1 S. Z_rner
S. =orner considera la metafísica como la "e)propiaci&n, modificaci&n y propuesta
especulativa de las estructuras categoriales" y su noci&n de estructura categorial est+
e)traída fundamentalmente del modelo kantiano. 9na estructura categorial es "una
categorizaci&n del universo, $unto con los atriutos y principios constitutivos e
individualizadores asociados a cada categoría de entidades". -a metafísica plantea dos
preguntas ante cada categoría' ""ué es lo "ue constituye una entidad de la categoría" y
""ué individ(a una entidad de la categoría". -as respuestas a estas preguntas son los
atriutos constitutivos e individualizadores de las entidades correspondientes a cada
categoría. /dem+s de dichos atriutos, una estructura categorial contiene tamién
principios constitutivos e individualizadores a su vez "ue e)presan la aplicailidad de
los atriutos a entidades concretas.
*ara =orner toda estructura categorial presupone una l&gica, ya "ue las definiciones de
los atriutos se hacen por medio de la implicaci&n l&gica de forma "ue la pertenencia de
una entidad a una categoría implica l&gicamente la aplicailidad del atriuto
constitutivo de la categoría a la entidad e igualmente sucede con el atriuto
individualizador. *or otra parte las estructuras categoriales se conectan con la
e)periencia a través de las teorías científicas, pero son en cierta manera independientes
de ellas ya "ue dichas teorías científicas pueden ser aandonadas y mantener, sin
emargo, la misma estructura categorial, si la teoría aandonada se sustituye por una
nueva "ue se adecua a la misma estructura categorial, lo "ue nos permite decir "ue una
estructura categorial es algo m+s estale y permanente "ue las teorías científicas,
aun"ue no sea totalmente inmodificale.
1:.8 [yle
*ara [yle la clave de una posile teoría de las categorías reside en uscar un criterio "ue
permita determinar si dos elementos ling0ísticos pertenecen o no a la misma categoría.
El método empleado por [yle en su investigaci&n es el an+lisis ordinario. Es analizando
c&mo utiliza la gente el lengua$e en su vida ordinaria, c&mo responde a las preguntas
"ue se le hacen y c&mo emplea su sentido com(n de usuario de un lengua$e
determinado, la manera en la "ue podemos resolver los prolemas filos&ficos, y en
concreto, los relacionados con las categorías.
El criterio para ver si una e)presi&n ling0ística corresponde o no a una categoría reside
en ver si se dan respuestas adecuadas a las preguntas formuladas. Si esto no sucede se
producen los llamados "errores categoriales", "ue surgen cuando violamos las reglas
sem+nticas del lengua$e, y caemos, por tanto, en el asurdo y el sinsentido. 9n error
categorial es una respuesta sin sentido a una pregunta o una pregunta "ue se produce
cuando no tiene sentido seguir preguntando. [yle considera "ue los errores categoriales
se producen al construir frases "ue, aun"ue son correctas a nivel sint+ctico, no lo son a
nivel sem+ntico por cominar de manera indeida lo "ue [yle denomina "factores de las
oraciones", "ue son su versi&n de las llamadas partes de la oraci&n.
*or otra parte si de una oraci&n completa eliminamos un factor de oraci&n, la e)presi&n
incompleta "ue nos "ueda es denominada por [yle "es"uema oracional". -os errores
categoriales surgen cuando un factor de oraci&n se a.ade a un es"uema oracional de
forma "ue no se produce una oraci&n verdadera o falsa, sino un sinsentido. Aiceversa,
factores de oraci&n pertenecientes ala misma categoría pueden completar un es"uema
oracional dando lugar a una oraci&n verdadera o falsa. E%os factores de proposici&n son
de diferentes categorías o tipos si hay es"uemas oracionales tales "ue cuando las
e)presiones para a"uellos factores se toman como complementos alternativos para el
mismo lugar vacío, las oraciones resultantes son significativas en un caso y asurdas en
el otroF. [yle hala a"uí de factores de proposici&n aceptando "ue la proposici&n es el
significado com(n a las diferentes oraciones concretas, lo cual no es aceptado por los
enfo"ues nominalistas.
1:.: Stra#son
Stra#son elaora su teoría de las categorías a partir de la estructura su$eto,predicado, y
unas veces considera las categorías como las funciones "ue desempe.an e)presiones
ling0ísticas en sus diferentes cominaciones para dar lugar a oraciones susceptiles de
verdad o falsedad, y otras veces considera las categorías, m+s estrictamente, como tipos
o clases de predicados. En este sentido (ltimo, una tala de categorías consiste en una
tala de predicados y una serie de reglas para cominar dichos predicados de manera
"ue no se produzcan e)presiones asurdas, lo "ue supone "ue estas reglas son
sem+nticas. *odemos dar una serie de criterios para distinguir entre e)presiones con
funci&n de su$eto y e)presiones con funci&n de predicado'
9na oraci&n +sica puede contener varias e)presiones de su$eto para s&lo un de
predicado5
-os predicados pueden negarse, cosa "ue no sucede con los su$etos5
-a verdad de una oraci&n reside en la verdad de la atriuci&n del predicado al su$eto,
pero no a la inversa, e igual sucede con la falsedad5
-os términos de su$eto, o nomres, pueden ser cuantificados, mientras "ue los términos
de predicado no lo son.
1:.I Zatz y ;odor
=ada elemento lé)ico contiene un rasgo sint+ctico, "ue ser+ la parte de la oraci&n a la
"ue pertenece (sustantivo, ad$etivo, etc.! y tantos marcadores sem+nticos como distintos
sentidos posea en una lengua dada. =ada marcador sem+ntico impone una restricci&n
selectiva "ue indica a "ué tipo de o$etos puede atriuirse cada sentido del término. El
no tener en cuenta estas restricciones puede producir anomalías sem+nticas o errores
categoriales. El significado de cada término est+ constituido por el con$unto de sus
diferentes sentidos. -as restricciones a las "ue est+n sometidas las palaras est+n
ordenadas de manera "ue una palara "ue esté sometida a la restricci&n selectiva
"humano" estar+ sometida tamién a las restricciones selectivas "animal", "viviente" y
"cuerpo físico", lo "ue permite cada vez "ue aparezca "humano" suprimir por
redundancia sem+ntica todos los dem+s términos.
Esta regla podría representarse de la siguiente manera seg(n Zatz J(C1! ` (C8! `
(Cn!K a Ck, donde los diferentes C son marcadores sem+nticos distintos cuya
disyunci&n implica otro marcador sem+ntico m+s general "ue esté supuesto por todos
ellos. Seg(n Zatz podemos definir las categorías sem+nticas de un lengua$e dado como
a"uellos marcadores sem+nticos "ue aparecen siempre en el lado derecho de las reglas
de redundancia de ese lengua$e y no aparecen nunca en el lado iz"uierdo de dichas
reglas, lo cual intuitivamente supone "ue dichas categorías son los términos m+s
generales y aarcadores del lengua$e considerado.
1:.L =homsky
El criterio "ue tenía para distinguir términos "ue eran categorías de los "ue no lo eran,
es la inclusi&n sem+ntica. -as categorías son términos "ue incluyen sem+nticamente a
otros. Brían incluyendo sucesivamente los términos hasta llegar a las categorías (ltimas
"ue no serían incluidas por ning(n otro término. %e hecho, son a priori5 si estudiamos el
modo de evolucionar el lengua$e en el ni.o, nos damos cuenta "ue no se puede entender
el "ue éste pase de la otenci&n de unos cuantos conceptos ling0ísticos de su entorno a
la ad"uisici&n de un lengua$e universal. Esto s&lo se entiende si se considera "ue las
categorías ling0ísticas son a priori y son entendidas como estructuras (ltimas "ue
pueden ser aplicadas a todos los lengua$es.
1I. Yiliografía
/lem+n *ardo, /., 6eoría de las categorías en la filosofía analítica, Cadrid, 6ecnos,
1PML
blvarez, ?., 6ratado de metafísica. <ntología, Cadrid, ?redos, 1PQH
/rist&teles, Cetafísica, Cadrid, ?redos, 1PM8
=afarena, ?., Cetafísica fundamental, Cadrid, [ev. de <ccidente, 1PQP
=arva$al =ord&n, S., El prolema de las categorías y la ontología crítica de Zant,
Cadrid, 9niversidad =omplutense, 1PMM
=assirer, E., Zant, vida y doctrina, Cé)ico, ;=E, 1PQM
=olomer, E., El pensamiento alem+n de Zant a 4eidegger. B. -a filosofía trascendental'
Zant, Yarcelona, 4erder, 1PP:
=oreth, E., Cetafísica, Yarcelona, /riel, 1PQI
%ilthey, ^., -a esencia de la filosofía, Yuenos /ires, -osada, 1PQM
,,,,, 6eoría de las concepciones del mundo, Cadrid, [evista de <ccidente, 1PHI
;errater Cora, S., %iccionario de filosofía, Cadrid, /lianza, 1PMQ
?arcía Corente, C., -a filosofía de Zant, Cadrid, Espasa,=alpe, 1PMI
,,,, -ecciones preliminares de filosofía, Yuenos /ires, -osada, 1PHM
4artmann, @., -a filosofía del idealismo alem+n, Yuenos /ires, Sudamericana, 1PQG
,,,,, <ntología, Cé)ico, ;=E, 1PMQ
4egel, ?. ^. ;., Enciclopedia de las ciencias filos&ficas, Cé)ico, *orr(a, 1PML
,,,,, ;enomenología del espíritu, Cé)ico, ;=E, 1PM1
4essen, S., 6ratado de filosofía. 6eoría de la realidad (vol. BBB!, Yuenos /ires,
Sudamericana, 1PQ8
4usserl, E., Bdeas relativas a una fenomenología pura y una filosofía fenomenol&gica,
Cé)ico, ;=E, 1PQ8
Zant, B., =rítica de la raz&n pura, Cadrid, /lfaguara, 1PMM
Z_rner, S., Zant, Cadrid, /lianza, 1PHH
Cc=arthy, 6., -a teoría crítica de S0rgen 4aermas, Cadrid, 6ecnos, I1PPM
[+ade [omeo, S., [acionalidad y racionalizaci&n, [ev. %i+logo ;ilos&fico, 1G,
eneroDaril (1PMM!
[oss, %., /rist&teles, Yuenos /ires, =harcas, 1PM1
^ahl, S., 6ratado de metafísica, Cé)ico, ;=E, 1PQG

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful