You are on page 1of 1

''

Vistanos en www.jasideibreslevenezuela.jimdo.com
Sijos HaRan
Meditacin Diaria
Del Rebbe Najman MiBreslev
5 av 5774
Inciso 79: Cuando una persona comienza a acercarse a un gran Tzadik y a servir
verdaderamente a D-s, a menudo es asaltada por una gran confusin y malos
pensamientos.
El mal estuvo siempre all pero es ahora que sale a la superficie.
El agua dentro de una marmita puede parecer perfectamente limpia. Pero cuando
la colocamos sobre el fuego y sta comienza a hervir, todas sus impurezas son llevadas
hacia la superficie. Es necesario quedarse all y espumar esas impurezas.
La pureza original es slo una ilusin. Con un poco de calo la impureza aparece en
la superficie. Pero cuando se extraen esas impurezas, entonces el agua queda limpia y
pura.
Lo mismo es verdad respecto a la persona. Antes de comenzar a servir a D-s, el
bien y el mal se encuentran totalmente mezclados dentro suyo. Las impurezas estn tan
ntimamente ligadas con el bien que es imposible reconocerlas.
Pero cuando esta persona se acerca al Tzadik verdadero y comienza a sentir un
ardiente sentimiento hacia D-s, se pone en contacto as con un fuego que la purificar y
en ese momento todo el mal y las impurezas salen a la superficie. Tambin ahora es
necesario quedarse all y extraer constantemente todas las impurezas y suciedades a
medida que aparecen. Al final la persona llegar a estar verdaderamente pura y limpia.
La purificacin requiere de este perodo de agitacin y confusin.
En un comienzo la persona se encuentra totalmente inmersa en lo material. Luego
comienza a cercarse a D-s.
Parecera que es posible extraer toda esta basura e impureza de una sola vez, pero
su mente se encuentra tan mezclada con este barro que de ser extrado de un solo golpe,
tambin su mete podra ser arrancada junto con ello.
Por lo tanto, uno debe ser purificado poco a poco, etapa tras etapa.