P. 1
STASI

STASI

|Views: 286|Likes:
Published by cmrpublic
Artículo publicado en un semanario sobre la Stasi.
Artículo publicado en un semanario sobre la Stasi.

More info:

Published by: cmrpublic on Dec 04, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/24/2013

pdf

text

original

rKGB es brutal

,
pero la Stasi es simplemente perfecta.»
Est a frase se convirtió en habitual en la
RDA. Así, los funcionarios recalcaban
la t emible eficacia de esta organización
cuya hi st ori a est á intrincadamente liga­
da a un régimen del que se suponía era
a la vez «escudo y espada».
Sus orígenes se remont an a la época
inme diat ament e post eri or a la Segunda
Guerra Mundial, antes incluso de la
partición de Alemania en dos Esta­
dos rivales. En el año 1946, las cuat ro
potencias encargadas de administrar
el t erritorio alemán (Est ados Unidos,
Francia, Gran Bret aña y Rusia) implan­
taron cada una su propio sistema en su
zona. En la ocupada por los soviéti cos,
un organismo se encargó de depurar a
los mandos del anti guo régimen nazi, el
Kommissariat - S (K- 5).
Estruct urado a partir del modelo de
la NKVD (que pasará a llamarse KGB
en 1954), el K-S no t ardó en ampliar
sus compet encias. Con la llegada de la
Guerra Fría, el enemigo ya no sólo eran
los nazis, sino cualquier individuo que
se opusiera al avance del soci alismo:
el empresario reacio a nacionalizar su
empresa, el ciudadano que criticaba los
ataques a la democracia o, sencillamen­
te, el militante socialista que rechazaba
la fusió n del parti do socialdemócrata
En laterrible
prisión de
Hohenschonhausen,
las celdas estaban
en una especie
de búnker aislado.
LO llamaban
lel submaríno'
EL BÚNKER DE
LA REPRESiÓN.
la Stasi llegó
a tener en
nómina a
91.000espías.
Sepincharon
miles de
teléfonos. En
la imagen.
unasala de
comunicación
de unode los
búnkeres de la
organización.
con el comunist a en un único movi­
miento, el SED (Part ido Socialista Uni ­
ficado de Alemania), cuya creación se
decidió en la pri mavera de 1946.
Detenciones a millares. Cuando se
proclamó oficialmente la RDA, el 7 de
octubre de 1949, ya existía, pue s, un
instrument o de repr esión, que pasar ía
a llamarse Mi nisterio de la Seguri dad
del Estado cuatro meses más tarde.
Dirigido en un prin cipio por Wilhelm
Zaisser, un viejo militante comunista
que luchó en las Brigadas Internacio­
nales durant e la Guerra Civil española,
al nuevo organismo se le asi gnó un
objet ivo aún más ambicioso. El mini s­
t ro del Interior, Karl Steinh off, lo resu ­
mió en pocas palabras ant e la Cámara
del pueblo el 8 de febrero de 1950:
«Emprender una batalla decisiva contra
la actividad de los agent es enemigos,
subversivos, sabot eadores y espías para
proteger nuest ro desarrollo democráti­
ca y garant izar de forma conti nuada los .
XLSEMANAL 29 DE NOVIEMBRE DE 2Ó09
59

z
e
o
S!<
U objetivos de nuest ra economía de paz».
En el curso de sus primeros años de
vida, la Stasi experimentó un desarro­
llo espectacular. De 1.000 empleados
en 19 5 0 , pasó a t ener 16 .00 0 sólo
seis años más ta rde. Para los opo­
nentes reales o supuest os al régimen,
',', r:,.-­
ENCERRADOS
SIN DERECHOS
Una de las
celdas en las
,"
que se recluía
a los detenidos.
En ellas
permanecían
meses sin que
ni siquiera
fueran acusados
formalmente.
Ésta era de las
buenas: tenía
ventana.
los años 50 fueron los más sombríos.
Aunque hubo pocos asesinatos polí ­
ti cos y la ROA no fue escenario de
grande s juicios -que sí sufrieron en
la misma época las demás «democra­
cias populares» del est e ele Europa-,
las detenciones ele «trot ski st as, sabo-
LA OTRA TOMA
DE LA BASTILLA
EI1Sde enero
de 1990, una
multitud 'tomó'
el gigantesco
complejo de la
Stasi en Berlín.
Diez mil personas
descargaron
su ira contra el
enclave del poder
absoluto, que
tenía más de tres
mil despachos.
teadores y conspiradores» se contaron
por mill ares cada año, en particular
en Berlí n orient al. La mayoría iba a
parar a la terrible prisión de Hohen s­
ch ónhausen, un emplazamiento clave
durante 4 4 año s de la persecución
políti ca. La St asi tenía otras 17
LOS
QUECOIVIEN
NUECES
VJ
DESALUD.
MUY
-
- - --- - - ...- ............ ¿Sabías que las Nueces de
California son uno de los
alimentos con más
nutrientes? ¿Que
proporcionan Omega -3?
¿Que son muy ricas en Come
antioxidantes? ¿Que ayudan nueces
a regular el nivel de
Mejora tu
colesterol? Twiggy sí lo sabe.
vida
y rebosa más salud que
nadie. Porque come Nueces
de California cada día.
Por cierto , Twiggy es una
ardilla . Una ardilla que nos
da una lección de salud y
ntra en ... vitalidad a todos.
www.comonuecesvoysobrado.com
¿NOTE LOCREES? y empieza a cambiar tuvida. .
«cárce les preventivas», pero todas se
dirigían desde allí.
El origen de la pri sión de Hohens­
chonhausen se remont a a un campo de
encarcelación soviét ico. En una primera
etapa se confinó allí a unos 2 0. 0 0 0
prisione ros que iban a ser trasl adados
a otros centro s de reclusión en Rusia .
Las condic iones eran penosas. El haci­
namien to, la falta de salubri dad y el
terrible frío (los pris ioneros ni siquiera
tenían mantas) hicieron que muri esen
entre julio de 1945 y oct ubre de 1946
unas 3.000 personas.
Con el ti empo, ese campo de concen­
tración se cerró como tal, pero a finales
de los años 50 los pr isioneros de un
campo de trabajo contiguo fueron obli ­
gados a cons t ruir sobre ese t erreno un
edificio nuevo con más de 200 celdas y
salas de int errogatorio. El enorme com­
plejo se integró en una zona de acceso
prohibido a cualquiera que no trabajase
en la Stasi . El secretis mo ayudaba a
difundi r el miedo.
Los mis mos pri sioneros tuvieron que
montar las celdas en el sótano de lo
que una vez fue una cantina, celdas sin
ventanas, como búnkeres. Lo llamaban
'el submarino' . Las estancias frías y
húmedas sólo disp oní an de un camastro
ELSEÑOR DELMIEDO
En 1975, el jefe de la
Stasí, Erich Míelke,
condecorado como
héroe de la RDA. Murió
en 2000. Poco antes,
su hijo lo encontró
hablando por un
teléfono averiado. Ya
demente, daba órdenes
a sus agentes para que
buscaran a su perro.
de madera y un cubo; siemp re quedaba
una bombilla encendida, tanto de día
como de noche.
Los interrogat orios se realizaban,
sobre todo, por la noche . A los dete ­
nidos se los privaba de sueño, se los
obligaba a estar de pie durante horas o
se los encerraba en los gélidos días de
invierno en celdas con el suelo cubierto
de agua.
La t écnica de los interrogatorio fue
sofisticándose con los años. La ini­
cial violencia física fue sustituida por
mét odos psicoló gicos. A los detenidos
nunca se los informaba sobre el lugar
en el que se encont raban encarcelados
y se los separaba herméticamente del
LOS interrogatorios
se hicieron más
'psicológicos· para
crear la sensación
de un Estado
todopoderoso. Los
detenidos no sabían
ni dóndeestaban
UNA MINICÁMARA EN ELBOTÓN
Aunque ahora parezcan gadgets de
cómic, en su momento eran tecnología
punta . Esta minícámara se ocultaba
como botón de abrigo y fue utilizada por
los espías de la Stasi durante años.
ELEspíA DE WILLV BRANDT
Günter Guillaume (con gafas) no es
tan conocido como el espía 'estrella'
de la Stasi, Markus wolf, pero tiene su
mérito: logró ser consejero del canciller
socialdemócrata alemán willy Brandt
(delante). Fue desenm ascarado en 1974.
mundo exter ior. Los interrogatorios, en
los que se repetían una y otra vez las
mis mas preguntas, podían durar meses.
Se t rataba de que finalmente se incr i­
minasen, pero también de transmitir
la sens ación de estar en manos de un
Estado todopoderoso.
Poco a poco, la Stasi va transformán­
dose, según la expresión del historiador
Emmanuel Droit, en «una agencia de
vigilancia cuyo objetivo es contribuir a
la autodisciplina de las nuevas genera­
ciones» , Las detenciones de opositores
y los interrogatorios se hacen cada vez
menos sistemáticos. Tomando pres­
tada la expresión del filósofo Michel
Foucault , la historiadora Sonia Combe
habla en este sentido de una nueva
«economía de poder», menos fundada
en la represión fron tal que en «técnicas
de persecución insidiosas» encaminadas
a la «desest ructuraci ón de la persona ­
lidad», como la elaborac ión de rumores
para desacreditar a un indi viduo o la
organización de robos reiterados para
intimidar a un disidente.
En el seno de la Stasi, el homb re
encargado de la 'metamorfosis' de ' ins­
trumento de represión' a 'agencia de
vigilancia ' se llama Erich Mielke. Nacido
en 19 0 7 y veterano de la Guerra Civil ~
XLSEMA NA L 29 DE NOVIEMBRE DE 2009
española, al igual que Wilhelm Zai sser,
del que fue adjunt o, este apasionado
del depo rte se mantuvo a la cabeza de
la policía polí tica hasta 1989. Bajo su
reinado, la Stasi continuó desarrollán-
dose a un ritmo sos tenido. El creci-
miento se debió, a la vez, al aumento
del número de empleados (de 52.000 en
1971 a 91.000 en 1989) y 'colaborado-
res oficiales ' . En los años 70 y 80, los
informadores encargados de esp iar a sus
conciudadanos a cambio de alguna que
otra gratificación llegaron a rozar los
180.000. Casi uno de cada cien habit an -
tes de la RDA.
Presentes en todos los estamentos de
la sociedad (su número alcanzó del 10 al
20 por ciento del personal del Ejércit o
y la Policía, según la historiadora San-
drine Kott), los ' colaboradores oficiales'
dan fe del grado de penet ración de la
Stasi entre la ciudadanía de la Alema-
nia oriental. Ninguna institución parece
haberse librado de su vigilancia. Incluso
los centros escolares. Emmanuel Droit
cita algunos ejemplos de estudiantes
reclutados por la policía política para
vigilar a sus semejantes. Por ejemplo,
Günter, un adolescente de Turi ngia que,
entre 19 64 Y196 6, proporcionó perió-
dicamente a la Stas i informes sobr e lo
que leían sus compañeros de instituto
(su primer encargo fue investigar la cir-
culación de tebeos americanos), lo que
escuchaban, sus temas de conversación
y lugares de encuentro...
Los archivos. La apert ura de los archi -
vos en los años 90 dest apó el impo r-
tante papel del espía cot idiano y an óni-
mo y relegaba a un segundo plano a los
agentes más brillant es como Markus
Wolf, el responsabl e inamovible de
la información exterior en Alemania
del Este entr e 1958 y 1987, o Günter
Guillaume, asesor especial de Willy
Brandt, cuyos vínculos descubi ert os
con la Stas i precipitaron la di mi sión
del canciller federal en mayo de 1974 .
Visto el mat erial, los hist oriadores no
Los archivos se
pueden consultar,
pero avisan del
impacto que
produce su lectura.
De seis millones de
espiados, sólo uno
ha pedido su ficha
EMPAPELADOS
Unas 16.000 bolsas
y 180 kilómetros
de documentos
componen el archivo
de la Stasi que se
ha conservado. Más
de 3.500 empleados
se encargan en
la actualidad de
catalogar los
expedientes. los
documentos se
pueden consultar
desde 1992.
se explican cómo un organismo tenta-
cular que produjo seis millone s de expe-
dient es individuales no pudo, a pesar de
ello, prevenir, y ni siquiera predeci r, las
grandes convulsiones que sacudirían a
la RDA hasta la final caída del régimen.
Erich Mielke definía a la Stasi como un
«coloso de la seguridad» . Como apunta
Droit, fue un coloso, desde luego, pero
«con pies de barro» .
Las actas de la Stasi se pueden con-
sult ar desde 1992. En otros lugares de
Europa del Este, como Polonia o la Repú-
blica Checa, por ejemplo, los archivos
de las policías secretas son inaccesibles.
Alemania, en cambi o, ha optado por
lo contrar io. Eso sí, avisando a quienes
quieran 'investigar' que pueden encon-
trarse sorpresas mayúsculas, como que
sus vecinos, amigos e incluso su cónyuge
se dedicaron a informar sobre su vida "
pr ivada. De los seis millones de alemanes ~
espiados, poco más de W10 ha solicitado
o
~
ver su ficha. • ©
• La Stas;: A t' écote, de Emmanuel nrott. 2009.
• stas;: The Untold Story of the East German
Palice, de John O. Koehler, 1999.
XLSEMANA L 29 DE NOVIEMBRE DE 2009

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->