You are on page 1of 1

''

Vistanos en www.jasideibreslevenezuela.jimdo.com
Sijos HaRan
Meditacin Diaria
Del Rebbe Najman MiBreslev
15 av 5774
Inciso 81: De hecho, la gente constituye un gran obstculo.
Si estuvieses solo, sin la influencia de los otros, siempre andaras en la bsqueda de
la senda de la vida. Podras enfrentarte con toda clase de confusiones, preocupaciones y
frustraciones, pero al final terminaras en el sendero correcto. Aunque pecares, D-s no lo
permita, te arremeteras y al final encontraras la verdadera senda.
Pero esto se vuelve mucho ms difcil cuando son los otros los que te confunden.
Puedes asociarte con aquellos que piensan que saben algo de filosofa. O puedes
tener amigos que se dedican a estudios que ridiculizan todo lo agradado. Tales personas
pueden confundirte y frustrarte mucho ms que cualquier otra cosa.
El mundo puede querer que estos estudios son muy sofisticados, pero solo dan
como resultado una grane confusin. Ellos ensean que todos los valores son relativos y
que todo est permitido, especialmente la filosofa, la que puede causare un tremendo
dao espiritual, tal como hemos tratado ms arriba (arriba # 5).
Existe tambin un cierto sarcasmo, aun entre aquellos que aparentan ser
religiosos. Esto es tan daino como la filosofa.
Este sarcasmo es equivalente al escepticismo filosfico. He incluso puede llegar a
ser peor an, pues la mayora de los judos reconoce los peligros de la filosofa y los evita.
Saben que puede arrastrarnos a los abismos ms profundos. Pero no se cuidan tanto
respecto del sarcasmo y la sofisticacin, en especial cuando proviene de gente que
aparenta ser religiosa. Esto lo hace mucho ms peligroso.
Existe gente que aparenta ser religiosa y que disfraza su sarcasmo con el lenguaje
de la verdad. La gente no evita su contacto, pensando que se encuentra en el sendero
correcto. Son estos los que pueden causar el peor dao frustrando y confundiendo a
aquel que verdaderamente desea servir a D-s.
Feliz del hombre que camina por la senda verdadera, evitando toda clase de
sofisticaciones. l es simple y correcto, temiendo a D-s y huyendo del mal (Job 1:1, 1-8,
2:3).