Capítulos: Miami y La cena

Libro: Compro, luego existo
Autor: Guadalupe Loaeza




Juan Manuel Vargas Ramírez
Análisis del Comportamiento del consumidor
MCE BUAP

Ensayo
En este libro y en especial en estos dos primeros capítulos, la autora narra la vida de
Sofía y Ana Paula, pertenecientes a la clase privilegiada de nuestro país, personas con alto nivel
económico y poder adquisitivo. Es un reflejo de la realidad que se vivió en los años noventa en
las sociedades de este tipo en México; y que sin embargo, es muy parecido a lo que podemos
ver en nuestra Puebla querida, en donde nuestras características son muy especiales, pero que
los intereses e incluso costumbres están muy ligados a las apariencias y a mostrar un estilo de
vida superior.
En el primer capítulo “Miami” ponemos encontrar a Sofía, una mujer de 45 años quien
disfrutaba de unas vacaciones en Nueva York después de regresar de su viaje por París. Sofía
es una compradora compulsiva que a pesar del remordimiento que siempre la embargaba
después de comprar algún lujoso artículo de marcas prestigiadas en las tiendas más caras,
rápidamente se justificaba así misma y a su compra con alguna frase que la tranquilizaba
momentáneamente, justo a tiempo para volver a realizar compras.
Sofía sentía un enorme bienestar al comprar compulsivamente. Comprar la hacía sentir
segura, importante, bella, joven y con poder; eso la tenía adicta. Su necesidad de encajar en un
mundo ficticio y superficial la hacía vulnerable frente a cualquier producto que le ofreciera
cualquiera de estos beneficios. La forma consumista con la que Sofía adquiere artículos sin
sentido y excesivamente caros, refiere una verdad que por más alejada y de clases sociales
altas, está aquí ante nuestros ojos, y podemos encontrar muchos ejemplos en casas de interés
social como en “Los héroes” donde algunas personas tienen a la puerta de su casa camionetas
de lujo que valen posiblemente el triple de lo que vale su casa, otro ejemplo son empleados de
Volkswagen alquilando autos de lujo que se llevan buena parte de su sueldo y que nunca serán
suyos, pero les generan a su punto de vista una imagen de logro y capacidad adquisitiva
superior. Muchas veces sólo gastamos en cosas y no sabemos ni porque lo hacemos ya que lo
que adquirimos no tiene razón de ser, ya que ésta compra está condicionada por los cánones
sociales,
Los comportamientos que pude leer tienen una gran relación con nuestra materia,
pues explica como el consumo es parte fundamental de nuestras vidas y la publicidad se
encarga de mediatizar a los productos para que lleguen al público y estos sean adquiridos por
ellos, aportándoles las cualidades necesarias para hacerlos indispensables en la vida diaria. Un
fenómeno muy interesante expuesto es la adicción a las compras en donde los centros
comerciales no sólo modifican los hábitos de consumo de la sociedad, sino que transforma
también su estilo de vida convirtiendo la actividad de comprar en un hecho social. Es aquí
donde llegamos a actuar sugestionados por la publicidad, la información, y el bombardeo de
las marcas a tal punto que interfiere en nuestros patrones de conducta y modifica nuestras
necesidades para que el placer de comprar sea prioritario.
Capítulos: Miami y La cena
Libro: Compro, luego existo
Autor: Guadalupe Loaeza




Juan Manuel Vargas Ramírez
Análisis del Comportamiento del consumidor
MCE BUAP
Para mucha gente que conocemos, la vida transcurre por los pasillos de los
supermercados y centros comerciales en donde existen infinidad de vistosas opciones de
compra; como Ropa, celulares, Alimentos etc. La magia de la publicidad juega con nuestro
deseo natural de distinguirnos de los demás, rindiendo culto al cuerpo, y viéndolo como un
vehículo de placer y expresión individual como lo pudimos ver en nuestra clase al analizar
algunas marcas que utilizan la libido como un motor motivante para sugestionar al público
meta.
En el segundo capítulo “la cena” podemos encontrar a Ana Paula que es la típica
“nueva rica”. Su esposo, banquero, ha logrado obtener los recursos para ofrecerle a su familia
una vida de ricos pero, pese a que pueden comprar lo que se les apetezca, no logran encajar
en el grupo social de la gente “bien”. Ana Paula y su esposo Alberto, son personas
provenientes de la clase media y que han procurado que sus hijos se involucren con los de la
clase alta en las mejores escuelas y talleres, para que “se sientan orgullosos de donde estudian
y de lo que tienen, más que de por quienes son”.
En su afán de agradar a sus “amigas”, Ana Paula gasta a diestra y siniestra en artículos
que ella considera que le dan “categoría”, exagera en su forma de vestir, en sus modos, en la
decoración de su casa e incluso, en detalles mínimos (como las bebidas de su cena y las
galletas en las copas de menta) con tal de sobresalir y ganarse el respeto y admiración del
grupo social al que pretende pertenecer. No se encuentra conforme con su modo de vida y
tampoco está a gusto con su aspecto físico y es por ello que gasta lo que sea necesario para
verse como sus amigas “bien” En su grupo de Elite, un comportamiento muy común en las
personas, con la finalidad de encontrar sentido de pertenencia, son las críticas a los bienes
materiales como la ropa que usan, la manera en cómo se expresan, en qué escuela estudiaron,
en que trabajan (si es dueño o director general de una compañía) el lugar donde viven, (en
nuestro caso, Lomas de Angelópolis o cualquier fraccionamiento cercano) etc.
Otro comportamiento muy marcado en la lectura es el marcado desdén por lo hecho
en México y el deseo descarado por ser como cualquier sociedad, menos como la mexicana, y
los personajes lo gritan a los cuatro vientos en sus maneras de conducirse hacia lo extranjero,
en donde se refleja una actitud muy común en los mexicanos, el desprecio por lo propio y su
admiración por lo extranjero, y en Puebla particularmente por lo gringo, lo alemán o lo que sea
pero menos poblano.
Para finalizar me gustaría enfatizar estos comportamientos mostrados en los dos
capítulos generalmente se pueden observar en esferas de clase alta, pero que generalmente
podemos encontrar también en niveles menos ostentosos, pero que son también, enfermos
del mismo mal; las modas, la necesidad de pertenecer a grupos sociales que aparentan ser
mejores, las aspiraciones, los deseos, las necesidades, el consumismo y la influencia de las
marcas. El consumo ha pasado a ser, mucho más que la función destinada a satisfacer las
necesidades de las personas, el consumir y el comprar, pretenden convertirnos en una nueva
Capítulos: Miami y La cena
Libro: Compro, luego existo
Autor: Guadalupe Loaeza




Juan Manuel Vargas Ramírez
Análisis del Comportamiento del consumidor
MCE BUAP
forma de ser, aunque este último se base en la interminable insatisfacción, que hace una
fuerte relación entre la satisfacción, la compulsión y la adicción
Estos dos primeros capítulos se me hicieron muy interesantes y entretenidos, pues
nos muestra a través de personajes divertidos, un mundo consumista y dependiente de lo que
se tenga o lo que se compre, ya que les da cierto prestigio y reconocimiento ante la sociedad, y
que de lo contrario se sentirían fracasadas y sin futuro.
Hay mucho que aprender para poder comprender y analizar el comportamiento de los
consumidores, y de cómo en cada esfera social existen distintos factores que determinan la
toma de decisión en su consumo. Pero el tratar de Identificar estos diferentes factores e
intentar comprender los tipos de decisiones de compra de los personajes, me ha ayudado
mucho en darle significado y sentido a lo aprendido en clase.