ONICOFAGIA

La homeopatía puede resultar muy eficaz para combatir el mal hábito de comerse las uñas.
¿Cómo dejar de comerse las uñas con homeopatía?
El hecho de comerse las uñas, denominado onicofagia, es un mal hábito que acaba, en muchas ocasiones convirtiéndose
en un verdadero trastorno nervioso y/o del comportamiento. Afecta a un 45% de los niños y a un 10% de los adultos.
Morderse las uñas es una forma de limitar la ansiedad, ante situaciones de estrés, nerviosismo, angustia o insatisfacción
personal. Se inicia como una distracción fácil y relajante para aliviar la ansiedad y con el tiempo se convierte en un acto
reflejo inconsciente y automático, que sobre todo en adultos, resulta muy preocupante para quien lo padece.
La homeopatía puede resultar muy eficaz ya que aporta el equilibrio necesario para disminuir la ansiedad y poder
controlar este trastorno, siempre y cuando el paciente tenga claro que desea acabar con él.
A continuación te mostramos algunos de los medicamentos homeopáticos clásicamente prescritos para la onicofagia.
Pincha sobre cada uno de ellos para ver el cuadro general del remedio y buscar aquél que más similitudes presente con
la persona a tratar:
- Onicofagia. Baryta Carbonica 200 ch cada cinco días. Según Vijnovsky
- Persona que se muerde las uñas hasta que los dedos sangran. Arum Triphyllum
- Onicofagia en la que se siente como una irritación debajo de las uñas que solo mejora al morderlas.
Ammonium Bromatum
- Onicofagia. Cina 200 ch, una dosis en días alternos para modificar el hábito. Según los
Drs. Banerji.
Otros remedios que pueden resultar u tiles,
siempre y cuando coincidan con el paciente en
su tipología, otros síntomas y características
generales son: Aconitum, Ambra Grisea,
Argentum Nitricum, Arsenicum Album, Baryta
Muriatica, Calcarea Phosphorica, Calcarea
Carbonica, Calcarea Fluorica, Causticum,
Cuprum, Hyosciamus, Lycopodium, Natrum
Carbonicum, Natrum Muriaticum,
Medorrhinum, Silicea, Sulfur, Sepia,
Staphysagria, Stramonium