Sharon Page

Un libertino implacable, decidido a encontrar el
placer a cualquier precio ...
Lucien Northcote , vizconde de Pembroke ha visto todo y hecho todo. Los años dedicados a la
experimentación y la decadencia lo han deado en busca de m!s y m!s extremos placeres para
encontrar su satis"acción .
Lo #ltimo $ue esperaba era ser hechizado por una inocente . Pero hay algo acerca de la %gura
enmascarada $ue est! observando los uegos carnales en las sombras del burdel de la Señora
&vory. Su gran inter's desmiente su rubor de doncella, y 'l no desea nada m!s $ue para rasgar la
m!scara de esa misteriosa belleza, unto con el resto de su ropa.
Una inocente que anhela algo más ...
(irginal pero aventurera )iana *iverton anhela por una noche la exploración sexual antes de ser
esposada a la cama de matrimonio , y a su apagado prometido, de por vida. )is"raz!ndose, ella
escapa dentro del mundo de la "amosa cortesana y hermana, para desde las sombras observar el
placer carnal y el vicio sexual.
Un contrato secreto entre amantes...
Lucien o"rece )iana la oportunidad de una aventura sexual. Pasar tres d+as en su casa, donde le
presentar! todos los placeres sensuales exóticos. Pero antes de $ue sus malvados d+as de pasión
est'n al alza, Lucien encuentra para su sorpresa $ue se est! convirtiendo en ... ,n -aballero
Seducido .
*raducido por .loria /choa 0Pippa 1ebb2 3456
,N -787LL9:/ S9),-&)/ Prohibida su reproducción y venta. 9ste libro "ue traducido para
lectura digital y no impresa, y los derechos son #nicamente de la autora Sharon Page
Por "avor respetar el cr'dito de la traductora. No hay necesidad de cambiarlos.
-ap+tulo ,no
London, Mayo 1818
; *odo lo $ue deseo, $uerida hermana, es tener una aventura por una
noche.< -on un suspiro abatido, )iana *iverton se deó caer en el
suave so"!=cama del estudio privado de su hermana &vory.
Sus n+veas "aldas de muselina ondearon, y luego se asentaron sobre
sus piernas. 9l delicado vestido blanco adornado con lazos melocotón
hac+a lucir cada pulgada como una dulce y recatada señorita >
exactamente lo $ue )iana estaba harta de ser.
; *u has hecho un enlace muy ventaoso.< Sentada en un so"! rosa
p!lido, &vory levantó la tetera de su delicado servicio de t'.
; Lo s'. Lo s'< )iana gimió.< Stephen es "abulosamente rico. (oy a ser
una condesa. ? voy a estar muy cómoda con 'l. Pero 'l es tan
aburrido. No siento un poco de pasión por 'l en absoluto.<
; ? $u' tiene $ue ver eso con un buen matrimonio@< &vory sirvió el t'
en dos "r!giles tazas de porcelana. Su salón era simple y elegante y
uno nunca adivinar+a $ue el resto de la casa conten+a un exitoso
burdel maneado por &vory.
; ?o deseo conocer la escandalosa pasión antes de convertirme en
una viea matrona.<
&vory meneó su dedo.< Aaz logrado este enlace por$ue nadie sabe
$ue somos hermanas, pe$ueña. 9st!s tomando un terrible riesgo
viniendo a verme.<
)iana gimió. 7un$ue pensó $ue las palabras de &vory eran ciertas.
Nadie de la alta sociedad imaginar+a $ue la oven, e inocente Señorita
)iana *iverton era la medio=hermana de la "amosa madame &vory
1ilson. Sus perspectivas de matrimonio desaparecer+an si alguien lo
averiguara.
Pero ese riesgo hac+a su plan m!s emocionante. )iana se sentó.< Sólo
deseo ser tu por una sola noche, &vory. )eseo una noche de
apasionada aventura.< )esde luego su Aermana no pod+a entender
sus in$uietantes anhelos>&vory pod+a tener cual$uier apuesto
caballero $ue ella deseara sin temor al esc!ndalo.
9l plan malvado de )iana para encontrar emoción era impecable.
*anto ella como &vory eran altas, rubias y delgadas. &vory era mayor y
m!s curvil+nea, pero con el vestido correcto y con una m!scara, $uien
podr+a notarlo@. )iana podr+a pretender ser &vory y pasearse por el
salón de su hermana > dis"rutar una parte del aire emocionante y
elegante de la seducción prohibida. 9l corazón de )iana se desplomó
cuando vió como &vory rodaaba los oos.
; Soy una muer de negocios, )iana. Buy pocas aventuras pasionales
entran a mi vida por estos d+as. ?o me aseguro de $ue las necesidades
de mi clientela sean satis"echas, cuido de las chicas y mantengo a
8oC Street contento. *u tienes una vistión "alsamente romantica de mi
vida, $uerida niña<
9lla puso una taza sobre su plato y se lo pasó a )iana.< ? cuando tu
esposo descubra $ue no eres pura, entonces, $ue har!s al respecto@<
; No esa clase de aventuraD< )iana casi dea caer su t'.< Solo un poco
de tentación.<
; Los hombres no vienen a los burdeles por tentación, )iana. 9llos
vienen a apagar sus "uegos.<
; ?o solamente deseo ser tu por una noche, &vory. *u no te vas a la
cama con tus cleintesE verdad@<
; No, )iana, no lo hago. Pero mi trabao no es tan excitante. /
particularmente tentador.<
; *u tienes la oportunidad de ver a muchos caballeros hermosos en
distintos estados de desnudez. ? se $ue ellos compiten por tus "avores
tratando de tentarte.<
,na sonrisa irónica se arrastró por los labios de &vory.< Buchos de los
pares del reino no son tan atractivos en un estado de desnudez,
$uerida.<
; 8ueno, ?o podr+a escoger a$uellos $ue lo son.<
&vory bebió un poco de su t', entonces negó con la cabeza. ; No lo
voy a considerar, )iana.<
)iana se sentó derecha, su taza temblando en su plato.< Podr+a llevar
una m!scara >un dis"raz. Nadie lo sabr!. ,na vez $ue me haya
casado no tendr' la oportunidad de tener ninguna aventura.<
Su hermana suspiró.< 9se es exactamente el momento en $ue podr!s
hacerlo, $uerida. -omo una esposa de un par del reino >una vez $ue
le hayas provisto de un heredero y de un repuesto>podr!s tener
aventuras y encontrar placer y romance. Pero deber!s ser discreta.<
; Pero yo deseo tener una 7ventura ahoraD< )iana lloró.
&vory habló $ue los hombres necesitaban saciar sus "uegos, pero
)iana tambi'n sent+a un insoportable calor, una necesidad
insoportable. Aasta ahora Stephen solo le hab+a besado la mano >
nunca en los labios. 9lla deseaba un hombre pecador, un hombre $ue
la tentara a dis"rutar de toda clase de cosas traviesas, cosas $ue ella
hab+a o+do susurrar en la escuela a la $ue asistió.
Hombres que besaban los pechos de las mujeresincluso
succionaban los pe!ones" Una mujer se humedec#a cuando un hombre
despla!aba uno de sus dedos dentro de ella. $ una mujer pod#a
encontrar placer justamente con un hombre experimentado.
&vory le dio una sonrisa paciente $ue hizo $ue )iana se retorciera de
irritación.
; *u, mi hermanita pe$ueña, tienes una oportunidad $ue ninguna de
nosotras >tus medio hermanas >ha tenido nunca >una oportunidad
de un matrimonio respetable y ventaoso económicamente.<
; 9n una unión sin pasiónD 7l menos tu tienes libertad e
independencia.<
; *u tendr!s respetabilidad.<
; -on el precio de mi "elicidad.<
&vory rodó los oos de nuevo.
; 9stoy determinada a encontrar esa 7ventura, &vory. 9stoy segura
$ue otras madames podr+an ser persuadidas para permitirme una
noche de peligro por un precio.<
&vory deó caer su taza en el platillo. ; Buy bien. 7l menos en mi
establecimiento podr' tener un oo sobre ti. *e vigilar' cada momento
>pretender' ser una de las chicas >y no dear' tu lado.
9stas ser!n las reglas $ue tendr!s $ue seguir y no tratar!s de romper
ninguna de ellas.<
La emoción de )iana por su (ictoria, duró poco. Las interminables
reglas $ue &vory listó eran imposiblesD
; No puedo hablar con alguno de los hombres@<
; 9llos reconocer+an al instante $ue no soy yo.<
)iana se concentró por un momento, y luego la imitó,< >
reconocer#an al instante que no soy yo. Lo ves, puedo sonar
exactamente como t#.<
; Amm. Supongo $ue podr+as ser capaz de decir una palabra o dos.
Pero no m!s. Bis chicas hacen los acuerdos con los caballeros. No hay
necesidad en $ue tu converses con los clientes para nada.<
; 9st!s $uitando toda la diversiónD<
; *e advert+ $ue tal vez no encontrar+as esto tan divertido.<
)iana mantuvo su boca cerrada. 9lla deb+a hacerle creer a &vory $ue
era la $ue estaba a cargo, pero )iana intentar+a al menos %ltrear con
alg#n caballero encantador y seductor.
? no habr+a nada $ue &vory pudiera hacer al respecto.
F F F F F
)iana contempló el salón sin aliento por la excitación. Aab+a
escuchado "ragmentos de conversaciones llevadas a cabo entre
clientes y las cortesanas. 9llos hablaban con los modales de un salón
de baile, pero llevaban a cabo negocios sobre cosas m!s
escandalosas.
9lla hab+a aprendido mucho acerca de los encantadores y guapos
hombres $ue rondaban el salón. Por eemplo, el -onde de
-ambridgeshire, un dios rubio y de oos azules del color de la media
noche, con una musculatura digna de ver, ten+a una inclinación por la
esclavitud. 9l )u$ue de 7rndrake dis"rutaba de una buena azotaina y
ten+a un adorable y %rme trasero. 9l Sr. Plum ten+a la m!s vers!til
lengua y la usaba con generoso abandono, amando el olor almizclado
del sexo de una muer.
)iana se sent+a como una total inocente. *al vez ella no podr+a entrar
a complacer en un "orceeo sexual a ninguno de esos hombres, pero
eran muy atractivos para la vista. Los hermosos oos azules del conde
pod+an hacer acelerar el corazón de cual$uier doncella.
; Bi $uerida, estas impresionante como siempre.< ,na pro"unda, y
retumbante voz envió un escalo"r+o de placer baando por su espina
dorsal. ,na gran mano descansó moment!neamente contra su
trasero, ahuecando la curva a trav's de sus "aldas azul za%ro.
)iana giró para encontrarse con la pro"unda mirada de oos verdes del
(izconde de Pembroke, brillando en el suave resplandor de las
l!mparas de la pared. Gl sonrió mientras retiraba su mano.
; Señora 1ilson.< 8esó la punta de sus dedos enguantados.
Su corazón se aceleró con el to$ue de sus labios c!lidos. Lo hab+a
engañado@ 9lla llevaba su cabello en el mismo estilo $ue su hermana
y vest+a una de las batas de &vory de corte bao.
Las almohadillas de la blusa levantaban su pecho as+ $ue ellos se
derramaban generosamente sobre el escote cuadrado tal y como lo
hac+a &vory. La tela azul oscuro hac+a ver sus oos con el azul de &vory
y no con su propio color violeta.
9l vizconde se enderezó. ; Sin embargo no creo haber conocido 7un a
la bella dama de blanco.<
&voryD Gl deseaba a &vory. )iana tembló. No pod+a permitirlo.
; -u!l es su nombre@< Sus dedos recorrieron el interior de su muñeca
con seductiva destreza. ,n ardiente cho$ue la recorrió desde su
muñeca hasta sus regiones m!s +ntimas. 9lla tomó un pro"undo
respiro, inhalando la esencia del (izconde a s!ndalo y piel limpia.
*en+a $ue darle un nombre.< 7ngeli$ue< murmuró.
; (irgen@ ; preguntó 'l.
; ,na inocente del campo, milord, ; le dio.
; ?o estar+a encantado de expandir la experiencia de tu nueva y dulce
inocente..<
9ra imposible pensar con 'l acariciando su mano.
; Huiz!s pueda tomar una chica con m!s destreza><
; 7h, pero una inocente es una novedad tan encantadora. ; Gl liberó
su mano y le dio una sonrisa diabólica.
:!pidamente ella reunió su ingenio.< Lo siento, milord, pero la
muchacha ya est! hablada para esta noche.<
; Pagar' el doble.<
/h cielos. Podr+a &vory, como una muer de negocios $ue era, sentirse
desilusionada si ella rechazaba esa o"erta@
; Nombre su precio, mi Aermosa dama,< 'l susurró, sosteniendo su
mirada intensamente.
; Huiz!s deber+a realizar una subasta o presentarle a un caballero m!s
capaz de complacerla,< ella bromeó.
Gl rio, sus oos burlones.< Bi $uerida Sra. 1ilson, 9stoy seguro $ue
mis diez magni%cas pulgadas son m!s $ue su%cientes para realizar el
trabao.<
9lla sostuvo el aliento, maravillada con la de repente visión del
estupendo vizconde de anchos hombros desnudo y rampante. Bovió
sus labios pero ning#n sonido salió de ellos. Hu' pod+a decir@
9l sr. 1embly, un hombre robusto de pelo castaño, aplaudió su mano
sobre el hombro de Pembroke.< (amos, vieo. (amos a ugar el uego
de engaño del ciego< .
; No me interesa, 1embly.<

)iana casi se desmayó con alivio >ahora ten+a una "orma para
distraer a ambos, a Pembroke de &vory y esconderse de la mirada
atenta de &vory. 9lla sonrió dulcemente al (izconde.< Hue entretenido.
Be gustar+a verle ugar, milord.<
; 9ntonces ugar',< admitió, galantemente o"reci'ndole su brazo.
F F F F F
Lucien Northcote, Lord Pembroke se despoó de la ropa con la
asistencia de un ayudante de c!mara = un servicio competente
provisto por &vory la conveniencia de sus clientes. &vory ten+a un
establecimiento magn+%co, pensó, mientras le entregaba su camisa.
9lla estaba di"erente esta noche. Gl hab+a sentido la conciencia $ue
tuvo de 'l, se dio cuenta del ligero escalo"r+o $ue la recorrió mientras
murmuraba die! pulgadas. Aab+a retenido el aliento, sus dientes
hab+an mordido su labio in"erior. Normalmente, &vory era impermeable
a los encantos de su clientela.
)esató los botones de sus pantalones. IPor $u' estaba di"erente esta
noche@
Lucien se instaló en una silla. 9l muchacho de las botas se arrodilló y
presentó su parte espalda, Lucien plantó su pie sobre la parte trasera
del chico y el chico tiró para remover las altas botas Aessians.
Lucien se levantó para terminar de desnudarse. Gl ya estaba duro J
intrigado por &vory. Su polla se irguió y 'l sonrió mientras una venda
de seda le estaba siendo atada sobre los oos por gr!ciles manos
"emeninas. La expectante cortesana, Sophie, rió y deó $ue sus dedos
ugaran con su erección antes de $ue ella lo llevara a las cortinas $ue
separaban el vestidor del salón de baile. Gl rebuscó entre las cortinas,
el terciopelo rozando su piel desnuda. Las manos de Sophie
descansaban sobre sus hombros y luego se deslizó hacia abao para
apretar sus nalgas. Aizo la cortina a un lado y lo empuó hacia
adelante. /yó risas y chillidos al entrar.
*anteó a ciegas hacia los chillidos.
F F F F F
9l corazón de )iana golpeó, pero ella trató de %ngir estar aburrida y
cansada y
sólo ligeramente divertida. /cho cortesanas "ormaron un anillo >
cada una era una belleza.
La mitad eran baas y exuberantes, las otras altas y esbeltas. La
mayor+a llevaban
vestidos escandalosamente escotados, se vislumbraban destellos de
color roo $ue deb+an ser sus
pezones. Pezones inusualmente roos. I9ra el deseo sexual $ue los
hac+a enroecer as+@. 9lla miró hacia abao= pod+a ver sus propios
pezones si miraba hacia abao a la parte superior de su vestido, pero
todav+a eran de color rosa. 7un$ue estaban duros, como si tuviera
"rio, y empuaban contra el corpiño de seda.
9lla tragó saliva mientras una muer de blanco se unió al c+rculo. %&ory.
Por un segundo
&vory "runció el ceño y se volvió hacia la cortina de terciopelo.
9l vizconde entró, con sus manos extendidas. )iana olvidó respirar. Su
miembro erecto se bamboleaba mientras 'l caminaba hacia las risas,
tropezó contra el lado de una muer de cabello oscuro.
La muer gritó de alegr+a.< KSu polla me ha tocado antes $ue sus
manos lo hicieranD< Gl la hab+a excitado tanto $ue la muer hab+a
olvidado hablar como una dama.
9l vizconde hizo a su< polla< saltar y balancearse y todas las mueres
aplaudieron. )iana estuvo a punto de hacerlo tambi'n.
Gl dio una malvada, y traviesa sonrisa debao de su venda.
Luego se hizo al "rente de la siguiente muer, una rubia voluptuosa.
9lla ten+a sus manos unidas detr!s de su espalda, empuando su
escote hacia adelante.
Las manos in$uisitivas de su señor+a se cerraron sobre los pechos
regordetes. Gl los ahuecó, baando sus labios sobre la llena y
temblorosa carne situada sobre el escote de la muer. Su lengua trazó
el contorno, pro"undizando dentro del valle entre ellos.
*an r!pido como un guiño, la mano de la muer salió disparada y
agarró su erección. 9lla
deslizó su mano abao hasta la base, meciendo el saco $ue colgaba
debao, luego subió su mano y apretó la tensa cabeza.
; 9so es trampaD< gritó la muer del cabello oscuro.
9l p!nico atravesó a )iana. Se esperaba $ue ella arbitrara@ ? si lo
hac+a, reconocer+an ellos $ue ella no era &vory@
7ntes $ue ella pudiera actuar,
7ntes de $ue pudiera actuar, la rubia se rio con ganas y retiró la
mano.
Pero la chica todav+a estaba decidida a subvertir las normas, al
parecer, por$ue
ella dio a su corpiño un tirón hacia abao y sus pezones se dispararon
hacia arriba y "uera del vestido, aterrizando en la boca de su señor+a.
Bientras 'l succionaba el redondo y roo pezón, los pechos de )iana
comenzaron a doler. 9l pezón de la muer creció la mitad de la
longitud de su dedo meñi$ue. 9lla nunca pensó $ue pudieran tomar
esa "orma, y los miró maravillada. -uando el vizconde pasó sus
blancos dientes a lo largo de toda esa longitud, el pecho de )iana se
apretó alrededor de su corazón.
Por unos segundos, no "ue capaz de respirar.
)esliz!ndose lentamente leos del tirante pezón de la rubia, Lord
Pembroke se movió hacia la siguiente muer.

Gsta, una muer con el pelo de color castaño, se volvió de espaldas a
'l, sorprendiendo a )iana. ILa muer no lo deseaba@
Pero la muer retrocedió hacia 'l, levantando su "alda de color verde
oscuro mientras iba revelando su trasero gordo y desnudo. La muer,
$ue era tan sinuosa como la rubia a su lado, balanceaba sus caderas
de lado a lado, golpeando su ee contra sus cachetes.
:epentinamente, )iana entendió la curiosa naturaleza del uego. 9l
hombre pod+a escoger explorar y probar a cada una de las mueres,
pero si una de ellas lo "ascinaba, no podr+a ser capaz de encontrarla
de nuevo. Sin embargo, si se deten+a antes de la visita a la siguiente
muer en el c+rculo, podr+a perderse un especial deleite=y no tener el
placer de ser tocado por nueve mueres hermosas.
Lord Pembroke hab+a entrado al esp+ritu del uego, permaneciendo
$uieto mientras el generoso trasero de la muer azotaba su erección.
Gl atrapó una redonda meilla en cada mano y amasó la p!lida carne.
Se dobló y le plantó un beso en la base de la columna, golpeó con
"uerza su trasero
uguetonamente, y pasó al siguiente deleite.
7l llegar a esta muer, ella se puso de rodillas delante de 'l, por lo $ue
sus manos se apoderaron de la nada y casi se derrumba hacia
adelante. 9lla era una muer delicada, pe$ueña y proporcionada, y
ella sacó un poco su rosada lengua. -uando su señor+a dio un paso
para suetarse, su polla rozó los labios de la muer. Se detuvo dónde
estaba. La cortesana le pasó la lengua a lo largo de la parte in"erior de
su ee, desde la punta hasta la base y viceversa.
)iana casi se desmaya por la sorpresa.
9ntonces vio a &vory. 9lla estaba mir!ndola y señalando con la cabeza
hacia las puertas tan sutilmente como pod+a.
Pero ella no $uer+a irse. ? era importante $ue se $uedara. -ómo iba a
saber lo $ue podr+a pasar en la cama de matrimonio si ella se
escapaba ahora@
9lla nunca habr+a imaginado $ue una muer pudiera tocar las partes
+ntimas de un hombre con su boca. IHu' sabor tendr+a@. Su señor+a
soltó un gruñido gutural mientras la muer chupaba arriba y abao del
largo ee.
7l parecer, a las mueres se les permit+a tocarlo con cual$uier parte
de su cuerpo excepto con sus manos. La pe$ueña muer incluso lamió
los coones. Luego le dio a la punta de su erección un beso h#medo
$ue deó su cabeza tensa brillando bao la luz de la l!mpara.
; Su%ciente,< gritó una pelirroa.< No deseamos $ue su señor+a se
venga todav+a.<
*odas las mueres rieron.
Gl se movió a la siguiente muer >&vory. )iana peleó contra una
oleada de celos.
9lla deseaba ser la $ue estuviera parada all+, no su hermana. )eseaba
poder tocar la "ascinante polla>recorrerla >ver si se sent+a tan
pesada y dura como se ve+a.
)esde luego, su hermana podr+a tener a Pembroke si ella as+ lo
deseaba. Gl ya hab+a o"recido a )iana pagar cual$uier precio para
tomar a la< nueva< muchacha en la cama.
)iana puso una mano sobre su palpitante corazón. )eb+a negarle su
deseo si insist+a en escoger a &vory.
Pembroke sonrió malvadamente mientras 'l tocaba la delgada tela
$ue cubr+a el redondo busto de &vory. Sus manos se deslizaban sobre
ella con tal deleite, $ue )iana sintió $ue era la cosa m!s sensual $ue
hab+a visto nunca.
Pudo ver como las meillas del rostro de &vory se ruborizaban, sus
labios se apartaban, pero ella no hizo ning#n movimiento para excitar
al (izconde. Permaneció pasivamente mientras sus manos la
exploraban.
Gl lo hac+a lentamente, con una gracia sensual. No hizo nada m!s $ue
acariciar el cuerpo de &vory
de una "orma tan intensa y erótica, $ue )iana tuvo $ue luchar para
evitar gemir mientras su deseo ard+a por dentro.
Pembroke se movió hacia la #ltima muer. ,na pelirroa $ue vest+a un
vestido verde
con una blusa de gasa %na. Sus pechos eran llenos y redondos, m!s
grandes $ue los de &vory.
Bientras 'l tocaba la delgada tela del pecho de la muer, Pembroke
"runció el ceño. Permitió a sus manos vagar sobre la tela de la misma
"orma $ue hizo con &vory. 9xploró el rostro de la muer >ella llevaba
una m!scara> y sus rizos rebotaban a los lados.
Su mano la acarició entre sus piernas y ella recatadamente retrocedió,
luego cayó de rodillas y acomodó su generoso escote en torno a la
polla de Pembroke. Su endeble vestido le permitió mover libremente
sus pechos, y ella "rotó su miembro en el pro"undo valle entre ellos.
Pembroke soltó un
gemido luurioso.
; Ae hecho mi selección,< 'l anunció, su voz vibraba con pasión.
Lord Pembroke removió la venda de sus oos, su sonrisa ampli!ndose
mientras su mirada se deslizaba sobre la exuberante pelirroa $ue
hab+a seleccionado. La muer se acercó >balanceando sus caderas
seductoramente > a una silla tapizada, donde escogió una t#nica
dorada y regresó para vestirlo con ella.
)iana se estremeció con anhelo al ver su erección presionando la
parte delantera de la t#nica, los contornos reLe!ndose a la luz de las
velas suavemente.
Sus oos verdes brillaban con el brillo de las esmeraldas, rodeados por
sus espesas y negras
pestañas, coronados por las ceas negras y rectas.
)eseaba pasar sus manos por encima de su hermoso cuerpo desnudo
y explorar. *ocar su espolvoreado bello a lo largo de su pecho y seguir
la l+nea oscura $ue pasaba por su tenso estómago hasta su largo y
"ascinante ee $ue se alzaba sobre una masa espesa de risos negros.
)eseaba poder ahuecar sus %rmes nalgas y sentir las muescas de sus
costados. )ear a sus dedos deslizarse a lo largo de su mand+bula y
tocar la pe$ueña hendidura de su barbilla.
7rd+a por explorar este hombre con una urgente necesidad $ue nunca
hab+a sentido antes.
Pero 'l se estaba retirando con la pelirroa pechugona, a dis"rutar de
indescriptibles deleites con ella.
Podr+a ella, pretendiendo ser &vory, ordenarle $ue la atendiera a ella@
No. Para comenzar, &vory la detendr+a. ? adem!s ella no se pod+a ir a
la cama con un hombre.
9star+a cometiendo un terrible error cas!ndose con Stephen si ella
sent+a tal enlo$uecedor y tentador deseo por otro hombre@.
Pembroke se volvió y le hizo una reverencia a las damas $ue
$uedaron. La primera $ue 'l hab+a tenido, una alta con gruesos rizos
negros, parec+a estar haciendo un moh+n. Para perpleidad de )iana
'l le o"reció el brazo y la muer corrió ansiosamente a tomarlo.
&ba a tenerlas para su placer a ambasD
Le dio a cada muer un beso en la meilla, y luego la miró a ella >
desde luego 'l pensaba $ue era &vory.
)iana casi se derrite. .racias a )ios, no ten+a $ue hablar. Su garganta
se hab+a cerrado y su lengua entumecido.
La mirada de 'l encontró la de ella. Gl levantó una cea y le dio una
mirada signi%cativa. Luego sonrió. -on una sonrisa tentadora y
traviesa.
)eseó recoger sus "aldas, y baar de la tarima y besarlo. 7nsiaba
exigirle $ue la complaciera a ella. Huer+a sentir sus dientes en su
pezón, sus manos en su trasero, su ee sobresaliente acuñado en el
tri!ngulo entre sus muslos.
Sin embargo solamente pod+a permanecer all+ sin poder hacer nada y
permitir $ue se "uera.
(agamente ella escuchó risitas y una carcaada. )os de las otras
mueres corrieron hacia el anillo para tomar el lugar de las mueres
$ue se iban. 7 continuación, el siguiente hombre caminó dentro.
)iana desvió la mirada hacia el vizconde y sus compañeras de cama
> $ue se hab+an detenido a ver la siguiente diversión. La pelirroa se
hab+a puesto de pie "rente a 'l, sus regordetes pechos aplastados
contra el pecho de 'l, la otra muer lo abrazaba por la espalda. 9staba
intercalado entre las dos, mueres de grandes pechos y con
experiencia.
Su mente la torturaba, record!ndole con escandalosa claridad cada
acto travieso $ue acababa de presenciar.
9lla apartó la mirada del tr+o. Se $uedó mirando el nuevo ugador
mientras este se acercaba al anillo. ,n hombre rubio. Aermoso. Su
pene estaba erecto y grueso, pero no era tan grande como el del
vizconde. 7un as+, las mueres le animaban con ardiente entusiasmo.
Gl era musculoso, ancho de hombros y de caderas delgadas. Su
estómago era plano.
Se ve+a sorprendentemente "amiliar, pero no pod+a recordar haberlo
visto en el salón del sorteo. 9l hombre se rio mientras trataba de
seguir los gritos alentadores de las mueres.
-on un grito de sorpresa, ella reconoció su risa.
La voz de )iana repicó por toda la habitación mientras gritaba,<
StephenD<
-ap+tulo )os
I-ómo pod+a 'l@
Se supon+a $ue iba a casarse con ella D Ni si$uiera la hab+a besado en
la boca y sin embargo, 'l hac+a cosas lascivas con otras mueres@
7"ectada por los celos, la ira, el horror y el shock, )iana corrió a trav's
de las puertas del salón, por el pasillo, y cayó en el vest+bulo de
entrada. Sus rizos rebotaban contra su espalda, liber!ndose de sus
pinzas. 9lla recogió el dobladillo de su vestido y se oyó un desgarro.
No le importaba. Sólo ten+a $ue escapar.
Stephen deb#a haber reconocido su voz.
Stephen = ella no $uer+a ni si$uiera hablar de Stephen D
; Bi $uerida señora 1ilson, cual es el problema@<
La seductora y pro"unda voz la detuvo en seco. 9l (izconde Pembroke
se apresuró a baar la escalera de caracol hacia ella, la preocupación
dibuada en su expresión.
Sus dos cortesanas esperaban en el rellano.
9l instinto le dio $ue siguiera con su mascarada.< ?o sólo tengo $ue ir
a mi o%cina< .
Su mirada verde parec+a penetrar en su alma.< 9st! llorando.<
; No. No.< 9lla escuchó los pasos $ue se acercaban y supo $ue &vory y
Stephen deb+an venir en la b#s$ueda de ella.
9lla se levantó las "aldas, corriendo unto al vizconde y se dirigió a la
puerta. 9l sirviente $ue atend+a la puerta la miró con sorpresa.< )ebo
salir de una vez< ordenó.
Para su asombro 'l obedeció.
-asi se cayó a trav's de la puerta abierta y se apoyó en la parte
superior de los escalones de piedra. La calle estaba llena de carruaes.
Aab+a garitos en esta calle, as+ como otros prost+bulos. 7tr!s $uedó la
esperanza de saltar en un coche de al$uiler y escapar.
,na mano se cerró sobre su brazo.
,na sacudida de excitación saltó desde el lugar donde los dedos la
tocaron y la recorrió a trav's de su cuerpo, localiz!ndose entre sus
piernas. 9lla se volvió, sorprendida, y mirando los hermosos oos
verdes del vizconde.
; Necesito un coche de al$uiler< , suplicó.
Gl se $uedó mir!ndola por un momento, "runciendo el ceño. Luego la
empuó por las escaleras, con una mano en su brazo, y el otro
alrededor de su cintura. Gl casi la llevaba alzada por las escaleras =
sus pies apenas tocaban el suelo.
Se metieron entre dos coches estacionados a la espera en la calle. 9lla
comprendió $ue la estaba ocultando, pero ahora estaban
peligrosamente cerca del tr!%co $ue pasaba. I? $u' podr+a pensar la
gente de los carruaes = al ver a una muer en un vestido azul
escotado corriendo por la calle con un hombre en una bata@
; 9ste es mi carro. )ea $ue me vista y yo te llevar' a donde $uiera
$ue desees ir< .
*emblando, le susurróM< .racias, milord.<
7brió la puerta y la ayudó a subir. )espu's de cerrar la puerta detr!s
de ella, desapareció por la parte trasera del carro.
)iana corrió las cortinas a trav's de las ventanas, y se recostó contra
los coines de terciopelo azul oscuro. :ogó $ue hubiera podido haber
evadido a Stephen y a &vory. Pero I$u' pasar+a cuando Pembroke
volviera@ 9l anhelo $ue ella hab+a experimentado en el salón de baile
se apoderó de ella, llen!ndola de un doloroso calor entre sus muslos.
9lla podr+a besarlo. ? tocarlo.
)iana se retorció en el asiento suave ante la idea.
ISe atrever+a a tocar su polla@ Su sentido de doncella le advirtió $ue
no. 9so podr+a darle otras ideas al vizconde. Gl podr+a pensar $ue ella
era una libertina, deseosa de dear estar entre sus piernas.
9l problema era... $ue se sent+a traviesa.
&ncluso la suave luz de los "aroles del coche acariciando la seda de su
vestido la deaba sin aliento. ,na conciencia l!nguida de sus sentidos
se apoderó de ella.
9l tacto de la seda contra su piel, la suavidad del terciopelo $ue
cos$uilleaba la parte posterior
de su cuello, el aroma masculino persistente en su mano y en el
carruae. &ncluso el ruido de las ruedas $ue pasaban parec+a vibrar en
sus partes +ntimas.
9l carro estaba muy bien e$uipado, hablaba de una "abulosa ri$ueza y
se adaptaba a su propietario. Sensual, exótico, lo meor $ue el dinero
pod+a ad$uirir.
9lla se hundió 7un m!s en el asiento acolchado, ardiendo de deseo.
*en+a $ue calmarse antes de $ue regresara.
La puerta se abrió.
)iana ahogó un grito cuando el vizconde se levantó de un salto y
r!pidamente cerró la puerta.
; Les dio usted =@< 9lla tragó al verlo con su vestido de noche, su
espeso cabello negro ligeramente despeinado, y sus oos verdes y
brillantes.
; No hay $ue preocuparse. Le die al Señor )enonshire $ue la vi correr
"uera, pidiendo $ue la llevaran a casa, y $ue la he seguido por la
preocupación hasta $ue la vi saltar en un carro de al$uiler< .
Se sentó unto a ella, cruzando sus largas piernas, y )iana se encontró
con los oos clavados en su entrepierna, recordando la erección
notable $ue hab+a lucido en el salón de baile de &vory. 9lla sintió su
mirada en ella y levantó la vista para ver una sonrisa = una divertida
sonrisa seductora, torcida levemente en la es$uina iz$uierda de sus
labios y se sonroó.
; 7s+ $ue... parece $ue te he salvado< , murmuró.
Su sólido muslo rozó su pierna, caliente incluso a trav's de la "alda y
de sus pantalones.
; IHui'n eres t#, mi encantadora dama@ No eres &vory, obviamente< .
Su voz era un gruñido gutural.
9l carro de repente se sintió muy pe$ueño.
)iana tragó saliva. No hab+a nada $ue hacer m!s $ue decir la
verdad.< ?o soy su hermana m!s oven. Su media hermana N.
; )ea $ue te vea sin la m!scara.<
7ntes de $ue ella pudiera protestar, 'l extendió la mano con perezosa
gracia y desató las ataduras.
; 7h. *e reconozco de los salones de baile, $uerida. Srta. *iverton, Ino
es as+@ ? eres la media hermana de &vory@<
; /h, no le dir! a nadie, Iverdad@<
Gl levantó la mano y le besó los dedos vestidos de seda. O ?o nunca
traicionar+a la con%anza de una muer< .
Para su asombro, 'l tomó un dedo enguantado en la boca y lo chupó
suavemente. ,n escalo"r+o de deseo la recorrió. 9lla anheló su
perversidad de cuando lo hab+a visto en el c+rculo de las mueres en el
burdel. Le dol+an los pechos como lo hab+an hecho cuando lo hab+a
visto raspar los dientes a lo largo del pezón tembloroso de la
cortesana.
9lla se $uedó sin aliento mientras sus dientes corr+an a lo largo de su
dedo.
Gl la soltó, ella $uedó con la punta del guante empapado.< I? por $u'
te hiciste pasar por tu hermana, $uerida@<
; Huer+a aventura< , murmuró.
; &ntentabas tener un amante@< Sus ceas se levantaron en sorpresa.
; PNoD ,sted ver!, se supone $ue debo casarme con Ste>Lord
)enonshire. Pero 'l es >o meor dicho yo pens' $ue 'l era tan serio y
aburrido $ue yo sólo $uer+a experimentar un poco de emoción< .
Sus ceas se elevaron un escalón m!s alto.< ? no esperaste verlo en
el burdel de &vory@<
; No. -asi no puedo creerlo. 9se hombre me est! siendo in%el< .
; Presumiste $ue )enonshire no persegu+a las actividades $ue pueden
ser encontradas en los burdeles@<
; No puedo imaginar $ue sea como usted.<
Gl se echó a re+r.< I? cómo soy, $uerida@<
; ,sted... ,sted es...< Su mirada lo recorrió sin poder hacer nada
desde sus oos brillantes a su boca sensual, y despu's, a su
entrepierna. No pod+a empezar a describir lo $ue era. 9xperto@
Seductor@ *entador@
; No creo $ue necesites preocuparte de $ue tu prometido sea como
yo. Pero algunos hombres, antes del matrimonio, se sienten tentados
a tener una #ltima oportunidad de tener emociones sensuales.<
Sus palabras la hicieron sonroar. 9so era exactamente lo $ue ella
hab+a $uerido buscar. 9lla no ten+a derecho a culpar a Stephen J pero
eso no signi%caba $ue 'l estaba aburrido con ella@
Gl pensaba $ue ella no era apasionada@. 8ueno, si 'l alguna vez
hubiera tratado de despertar su pasión, el muy idiota, habr+a
aprendido exactamente $u' tan ardiente pod+a llegar a ser ella.
Los dedos de su señor+a se posaron en su barbilla, y 'l le inclinó la
cara hacia arriba para $ue su mirada se encontrara con la de 'l. 9l
to$ue envió una onda de excitación a trav's de ella. 9lla se "rotó
contra el suave asiento, tratando de aliviar la tensión entre sus c!lidos
muslos.
; 7h, dulzura, si 'l puede tener su pe$ueña aventura, Ipor $u' no
habr+as de tener t# una tambi'n@<
Su corazón se aceleró.< IHu' est! sugiriendo, milord@<
7garr!ndola con %rmeza por la cintura, la levantó para sentarla en su
regazo. 9l carruae se balanceó y ella instintivamente se a"erró a su
cuello. Sus labios amplios, y suaves estaban a escasos cent+metros de
los de ella. Sus largas pestañas negras envolv+an sus oos verde
esmeralda. Gl era tan moreno y apuesto >$ue a ella le picaba por ser
besada por 'l.
Sus manos se deslizaron por la cintura y la espalda. )e repente, se dio
cuenta de algo duro golpeando contra su trasero, donde estaba
sentada sobre sus muslos.
; ISientes eso@< , Le susurró 'l meciendo sus caderas suavemente.
)e repente muda por el deseo, ella asintió.
; 9sto es para ti, dulzura.<
9lla casi se derritió contra su boca.< /h, pero no puedo, milord. 9stoy
a punto de casarme y =<
; No voy a tomar tu virginidad, dulzura. Pero no hay ninguna razón por
la $ue no puedas conocer el placer< .
; 9l placer, milord@< Le temblaba la voz.
Gl la besó. Sus labios rozaron los de ella en voz baa mientras sacaba
su labio in"erior en
su boca y suavemente aspiraba de el. *emblando, )iana apretó su
cuerpo contra 'l, aplastando sus senos contra su ancho pecho. Gl
inclinó los labios y la besó pro"undamente, su lengua desliz!ndose
dentro de su boca y tocando la de ella.
Saboreó el brandy y la traza de humo de un cigarro. Bientras su
lengua caliente ugaba con la de ella, se acordó de otra pe$ueña
lengua rosada siguiendo a lo largo de la longitud de su pene y ella se
sacudió contra su ee.
Gl gimió en su boca. )eslizando las manos por su espalda, la atrao
m!s hacia 'l. )iana se estremeció con dolorosa necesidad, temerosa
de $ue 'l intentara alearla.
9n cambio, sus pulgares trazaron la curva de sus pechos hasta sus
picos, dando vueltas sobre el corpiño de seda en espirales suaves. Sus
pezones se estremecieron, y se endurecieron.
9lla se retorció en su regazo, suetando sus b+ceps para mantener el
e$uilibrio. Sus m#sculos era duro como una roca bao sus dedos.
)iana deó $ue sus manos recorrieran a lo largo de sus "uertes brazos
mientras 'l tomaba y apretaba sus pechos.
9lla se aleó de su beso.< Be siento mareada,< susurró.< Pero me
gusta< .
; Aay m!s< .
Gl se $uitó los guantes y los tiró en el asiento unto a 'l.< *e gustar+a
tener una aventura $ue nunca olvidar!s@<
9lla asintió con la cabeza, sus rizos ondulando.
Su sonrisa se convirtió en completamente malvada.
; )ate la vuelta, $uerida, y pon los pies en el suelo.<
9lla hizo lo $ue 'l le pidió mientras 'l le levantaba sus "aldas. La seda
se extendió sobre sus poderosos brazos, rozando sus muslos
desnudos por encima de sus medias. 9lla no llevaba ropa interior, y se
deleitó con la emoción sin sentido de su piel desnuda contra los
pantalones del vizconde. 9lla no pod+a creer $ue estaba desnudando
sus partes +ntimas. Se supon+a $ue un caballero ni si$uiera pod+a
vislumbrar los tobillos de una dama.
; )elicioso< , murmuró 'l. 7sentando su brazo alrededor de su cintura,
la levantó un poco. Su brazo golpeó sus nalgas desnudas mientras la
abr+a y deaba caer sus pantalones, su aliento caliente burl!ndose de
su cuello mientras 'l la baaba de nuevo sobre su regazo.
Su pene caliente presionaba su trasero como un hierro al roo vivo.
; /h, mi )ios D<
; No te preocupes, dulzura.< Su mano se deslizó entre sus nalgas,
abri'ndolas un poco.
9l tirón en su trasero era extrañamente excitante.< (oy a anidar mi
polla en el valle de tu encantador trasero. No voy a entrar, te lo
prometo.<
Su cara ardió. Su ee desnudo de gran espesor se colocó entre sus
meillas y ella se retorció contra 'l con entusiasmo, emitiendo un
gemido pro"undo. Se sintió urgida = caliente y h#meda entre sus
piernas =y comenzó a mecerse suavemente a lo largo de su dura polla
acentuando la deliciosa y necesitada sensación.
)iana recordó como el trasero de la cortesana morena le daba
palmadas con sus meillas sobre la erección y sintió un chorro de
humedad caliente correr entre sus piernas. 9lla estaba avergonzada y
excitada al mismo tiempo.
; &gual $ue dos almohadas de sat'n rellenas.< Su aliento le hizo
cos$uillas en la orea. La besó a lo largo de la parte posterior de su
cuello, chupando el lóbulo de su orea.
; /h, cielos,< murmuró ella.
Sus manos se deslizaron alrededor de ella, rozando la seda tensa de
su corpiño.
Bientras 'l aliviaba su pecho iz$uierdo sobre la l+nea del cuello, ella
adeó.
; Huiero sentir tu corazón latir< , susurró. Su gran mano ahuecó y
apretó suavemente su pecho, su pulgar y el dedo +ndice pellizcaron su
pezón. )iana deó caer la cabeza hacia atr!s mientras su columna
vertebral casi se volv+a agua con esa sensual caricia. Su otra mano se
deslizó hacia abao, enterr!ndose bao sus arrugadas "aldas y poco a
poco se trasladaron hasta su muslo.
Sus dedos rozaron sus rizos +ntimos. ,n cho$ue el'ctrico la envió
rebotando contra su caliente y dura polla. 9l gemido de 'l la incendió.
9lla esperó a sentir sus dedos invadi'ndola, >y ella lo deseaba. 9n
cambio, 'l acarició suavemente los suaves labios, presionando dos
dedos a lo largo de la parte superior de su sexo. La presión
desencadenó una descarga de placer puro.
; Bilord@< 9lla habló interrogante, mientras $ue los movimientos
circulares de sus dedos la incendiaban, estaba casi lista para rogarle
$ue la tomara. ,n Luido caliente salió de ella y movió sus caderas
para $ue coincidiera con el ritmo de su mano. 9ntonces 'l se detuvo.
)iana gritó en señal de protesta.
; 9s tu turno ahora, dulzura. Ae mostrado lo $ue puedes sentir, ahora
t# tómalo. 9xactamente como t# lo $uieras.<
*entativamente, ella se "rotó contra sus dedos. Sus piernas se
debilitaron, sus pies se estremecieron. Gl le besó el cuello de nuevo, y
rodó su duro pezón entre los dedos.
; S+, dulzura. 7s+ como t# lo $uieras.<
9lla se "rotó m!s "uerte y r!pido. La presión entre sus piernas la
conduc+a, y la sensación ardiente de su dura y palpitante polla
encaada contra su trasero la deaba intoxicada por un deseo
prohibido.
; Huiero $ue te cases con )enonshire< , le susurró con voz tensa y
erótica,< -!sate con 'l y dale un hio. 9ntonces ven a m+ y yo "ollar' tu
pe$ueño, apretado y dulce coño hasta $ue se derrita de placer.< .
9lla montó su mano lo m!s "uerte $ue pudo, sintiendo como si "uera
un caballo galopando a la l+nea de meta. No ten+a idea de por $u'
$uer+a ir m!s r!pido y m!s r!pido, sólo $ue deb+a hacerlo.
; /h, milord =<
; Lucien.< Le pasó la lengua por el interior de su o+do.
; Lucien, creo $ue me estoy... algo va a suceder.<
Gl pellizcó el pezón y a ella le encantó la intensa y "uerte presión en
el.
; (as a llegar al cl+max, mi dulce.<
; 9stoy... voy a... I$u'@< 9lla habló a borbotones, sin aliento entre sus
palabras.
; (as a venirte, !ngel. (as a venirte sobre mi mano< .
9lla reduo la velocidad, sin entender, y atemorizada.
; No te detengas, tomate t# misma all+.<
)iana obedeció, trabaando m!s r!pido contra sus gruesos dedos.
Para su deleite, 'l comenzó a acariciarla all+ tambi'n mientras ella se
"rotaba contra su mano. 9lla deseaba escucharlo decir m!s cosas
prohibidas en su o+do nuevamente, $uer+a $ue pellizcara y apretara su
pezón palpitante.
-omo si 'l escuchara sus propios pensamientos, le tocó el duro pico
de su pecho con el pulgar. ? gimió contra su o+do.< Qóllate a ti misma,
$uerida. Qóllate conmigo< .
*odo explotó. 9l carruae voló "uera de la carretera, estalló en
pedazos. 9l mundo se puso al rev's. 9ntonces se dio cuenta de $ue
ella hab+a explotado, no el carruae. *odo su cuerpo se sacudió
locamente contra las manos de Lucien, su trasero golpeando su polla.
(agamente, oyó los gritos de una muer. Sus gritos de placer. 9lla
cerró los oos con "uerza, viendo estrellas, entonces nada en absoluto,
mientras ella se derret+a sobre su cuerpo.
; )ios, s+,< Lucien gritó, y ella lo sintió estremecer debao de ella. Si
ella no acabara de experimentarlo por ella misma, habr+a pensado
$ue 'l estaba su"riendo un apople+a, y no vini'ndose = como lo hab+a
llamado 'l. Su polla se sacudió violentamente en el valle de su
trasero. 7lgo caliente brotó en contra de la parte baa de su espalda.
Lucien cayó hacia atr!s, tirando de ella contra 'l, su aliento saliendo
en grandes arcadas contra su o+do. 9lla sintió $ue su cabello le ca+a
sobre los hombros, miró hacia abao para ver su "alda remangada
hacia arriba, = su sonrosado pecho, asentado encima de su arrugado
corpiño.
I-ómo podr+a ir a su casa@
*en+a Lucien incluso la intención de llevarla a su casa@
9l carro parec+a estar lleno de vapor y se sent+a h#medo, > casi
pantanoso. 9staba segura de $ue ella estaba impregnada con su rico
y erótico aroma y el olor de su propio placer = en cada cent+metro de
su cuerpo.
9l carro se ralentizó.
; I)ónde estamos@<
Gl pasó los dedos por sus desnudos y delicados muslos internos. 9lla
saltó ante el cos$uilleo de sus uñas arañando su piel.
; Bi casa< .
; P7y )ios. Pero, I$u'... es lo $ue... $uiere decir =@<
; )i"+cilmente puedo llevarte a tu casa como estas, amor. No esperaba
estar acompañado de una dama, pero te puedo asegurar la discreción
de mi personal envi!ndolos a la cama. 9ntonces te voy a dar un baño
y a reparar lo meor $ue pueda. *al vez podamos inventar una historia
para explicar el estado de tu vestido< .
/h $uerido )ios.
Pero )iana no $uer+a $ue Lucien simplemente la limpiara y la llevara a
su casa.
9lla $uer+a... m!s. )espu's de su cl+max, cuando pensaba $ue iba a
morir, hab+a estado a punto de $uedarse dormida. Pero ahora, su
corazón lat+a con los recuerdos de lo $ue acababan de hacer.
Huer+a $uedarse con 'l por m!s tiempo.
; Bilord,< le susurró en voz baa M< Bi "amilia cree $ue me estoy
$uedando con una
amiga por unos d+as. Le die a mi amiga $ue estaba visitando a una
hermana en el campos. Nadie me va a esperar por un tiempo< .
,na sonrisa maliciosa brilló por su deliciosa boca.< IHu' propones, mi
dulce@<
; ,nos pocos d+as untos. Para tener una aventura.< *error puro la
golpeó ante la perspectiva de $ue 'l se negara. Pero 'l hab+a dicho
$ue $uer+a $ue ella lo buscara despu's de $ue ella se hubiera
casado...
; ? esperas $ue yo preserve tu virginidad durante todo ese tiempo@<
La vergRenza se apoderó de ella. Por supuesto, sin duda, 'l ten+a una
amante y ella sab+a $ue 'l se entreten+a con cortesanas $ue lo
deaban tomarlas de todas las maneras imaginables. 7ntes de esta
noche, ella hab+a tenido muy poca idea de las maneras en las $ue un
hombre y una muer pod+an unirse. )eseó poder probarlo todo con
Lucien.
; ?o s' $ue no puedo o"recerle mucho placer<
; )ulzura, no me he venido con tanta intensidad en años.< Gl estiró los
brazos hacia "uera a lo largo de la parte posterior del asiento del
carruae, evalu!ndola.
; (a a ser un delicioso reto. Podr+a muy bien matarme< .
Su #ltima a%rmación la hizo sentir muy poderosa y ella sonrió. ,na
lenta sonrisa, tan malvada como la de 'l.
; 8ienvenida a mi casa, mi $uerida invitada.<

Capítulo Tres
,n mayordomo = adormilado abrió la puerta. )iana entró,
seguida de cerca por Lucien. Llevaba su abrigo para cubrir su
vestido arrugado.
7 pesar de $ue el anciano bostezó, estaba segura de $ue 'l
hab+a notado su pelo enredado. ISeguir+an ellos llevando el
aroma de su aventura sensual@ 9lla cre+a $ue todav+a pod+a
olerlo, pero se preguntó si eso era sólo por$ue nunca olvidar+a el
sonido de los gemidos guturales de Lucien, su terrenal olor, el
calor, y la incre+ble sensación de liberación.
; 9sta es la señorita *emple, Pymm.< Lucien le presentó con gran
"acilidad, como si no tuviera pecado $ue ocultar.< 9lla "ue
separada de sus criados y atacada por bandoleros.
7"ortunadamente yo pasaba por all+ a tiempo para rescatarla< .
; ? usted no pudo llevarla a su casa, milord@<
; 8uen punto. 9so "ue un error.< Lucien se "rotó la barbilla,
pensando.< *rabaar' en ello. 7un as+, la dama re$uiere un poco
de tiempo para recuperarse de su estado< .
; S+, milord. ,n desa"ortunado suceso< .
; La Señorita... er... *emple est! en la necesidad de un baño, y
una bata. *en la alcoba violeta preparada. (oy a llevarla a la
biblioteca a tomar un reparador erez< .
)iana sab+a $ue su rostro estaba en llamas mientras deaba $ue
Lucien la conduera a trav's de un
par de puertas ornamentadas. ,na vez $ue 'l hubo cerrado tras
ellos, ella preguntóM< I Gl lo sabe, Ino es cierto@<
; IHui'n@ Pymm@< Lucien se acercó al aparador. 9lla hab+a
notado $ue 'l caminaba con gracia depredadora. 9ra un hombre
completamente sensual.< Gl va a sospechar algo, pero ser!
discreto. Le pago lo su%ciente como para $ue lo sea. ? vamos a
mantener tu nombre en secreto.<
Gl le trao una copa de erez.< I9st!s segura de $ue $uieres ser
mi invitada, señorita *iverton@<
9lla sintió $ue sus meillas se pon+an de color rosa.< *al vez
deber+as llamarme )iana. /h... ser+a meor otro nombre@<
; 9n privado estar' encantado de llamarte )iana. 7un$ue suena
de leos m!s perverso llamarte señorita *iverton. B!s como si yo
te pidiera bailar en un salón lleno de gente, cuando estoy
realmente pregunt!ndote cómo te gustar+a $ue te hiciera correr.<
.
9lla se estremeció ante sus prohibidas palabras, su traviesa
promesa, y sorbió el erez.
; 7hora, Idónde vamos a continuar con tu aventura@< ,
:eLexionó, ugando con el pie de la copa de brandy.
; *iene la intención de hacer m!s esta noche@< Preguntó ella,
emocionada.
; Las mueres son una delicia, ya $ue pueden llegar al orgasmo
muchas veces. Qaltar+a a mi deber si no te presentase ese
placer< .
; (as a hacer eso de nuevo@<
; (amos a hablar de eso durante tu baño.<
; IHu' $uieres decir con Sdurante mi bañoS@<
,na sonrisa p+cara tocó la amplia boca de Lucien cuando un
discreto golpe sonó en la puerta. ; Pronto lo ver!s, dulzura.<
Pymm abrió la puerta. ; La habitación de la dama est! preparada
y el baño est! listo< .
)iana encontró la mirada verde esmeralda de Lucien sinti'ndose
un poco culpable. ; 9s demasiado tarde para molestar a las
criadas para ayudar con el baño< .
)espu's de $ue Pymm se retiró, Lucien descruzó las piernas y
se levantó. ; Por eso no te preocupes, )iana. ?o te ayudar' con
tu baño< .
FFFFF
(elas rodeaban la gran bañera de porcelana en el centro del
cuarto de baño, enviando vacilantes sombras sobre las paredes
de color amatista. ,n aroma de rosas se arremolinaba desde el
agua caliente y colgaba luosamente en el aire. ,n ligero "uego
calentaba el ambiente.
Lucien metió los dedos en el agua del baño. ,na lenta sonrisa
curvó su boca. ; Per"ecto< . -aminó alrededor de ella y ella se
estremeció con anticipación mientras 'l tocaba sus hombros.
-omo todo lo $ue 'l hab+a acariciado hasta ahora era su trasero
desnudo, )iana no estaba preparada para las sensaciones
escandalosas $ue sintió mientras Lucien la despoaba de su ropa.
Gl trabaó h!bilmente con los diminutos botones azules del
vestido de su hermana, sus labios besaron la parte de atr!s de
su cuello mientras trabaaba. *odos esos besos delicados
enviaban a sus inhibiciones tambale!ndose.
Gl le hab+a hecho la promesa $ue no tomar+a su virginidad, pero
su ; centro< lat+a con tanta insistencia, $ue casi $uer+a exigirle
$ue la satis%ciese. /h, cómo le dol+a por "rotarse contra su mano
de nuevo, pero ella sab+a $ue 'l no ten+a la intención de
complacerla de la misma manera.
No pod+a empezar a imaginar lo $ue ten+a en mente.
Su corazón martilleaba, mientras 'l deó $ue su vestido cayera al
suelo. 9lla llevaba un escotado semi = cors' sobre sus enaguas y
una bata de gasa %na. Gl desató los botones con una precisión
m!s veloz $ue su doncella.
; Lucien...<
; S+, mascota@< Gl le desabrochó el cors' y lo deó caer sobre la
al"ombra.
; I*ienes intención de unirte a m+ en el baño@<
; S+.< Sus manos le acariciaron los senos a trav's de su bata. ;
Pero no esta noche. 9s una aventura para mañana< .
Sus enaguas cayeron al suelo con un cruido. 9lla dio un paso
"uera de ellas, pate!ndolas a un lado. 9lla se agachó para
desatar sus ligas.
; Shi"t, en primer lugar.< Gl le cogió las manos. ; Be gusta mirar
a una muer con sólo medias, ligas, y los zapatos.<
9lla hizo lo $ue le pidió. -uando se soltó el pelo, se dio cuenta
$ue estaba = para todos los e"ectos = desnuda. Pod+a ver sus
pechos, su vientre desnudo, incluso el tri!ngulo de vello entre
sus muslos.
; Aermosa< .
Aab+a una cruda, honesta, y sincera calidad en su voz $ue la deó
sin aliento.
; )ate la vuelta.<
9lla hizo una pirueta, su mirada tan +ntima como una caricia.
-uando su trasero se en"rentó a 'l otra vez, puso sus manos
suavemente sobre sus caderas. ; 7lto ah+. 7hora incl+nate, mi
mascota, y $u+tate los zapatos y las medias.<
)iana recordó la sensación de su polla hinchada entre las
meillas de su trasero y se estremeció con anticipación mientras
baaba la seda de sus medias, esperando sentirlo de nuevo.
Pero 'l no hizo ning#n movimiento hacia ella.
; IHuieres privacidad para el baño@<
Pensó en enabonarse sus pechos y sus partes m!s +ntimas
"rente a su mirada caliente y ella asintió. )e repente se sintió
demasiado t+mida para tocarse +ntimamente delante de 'l.
Sin embargo, ella hab#a permitido $ue la tocara all+.
Gl ató sus rizos con una cinta.
; Ll!mame cuando est's lista, )iana.< Gl le besó la mano.
9lla esperó, sin saber si deb+a traerlo de vuelta, hasta $ue 'l
cerró la puerta detr!s de 'l. -on un suspiro, )iana se metió en la
bañera, sumergió una pierna desnuda en el calor suave. ,na
toallita, una vasia para enuagar y una barra de abón estaban
asentadas en una pe$ueña mesa unto a la bañera. -ogió el
abón, $ue ol+a a rosas de verano.
9l per"ume de Lucien se a"erraba a su piel y ella odiaba lavarlo.
)iana respiró pro"undamente, con la intención de recordar ese
olor para siempre.
Se hundió en el agua caliente. Suaves olas lamieron sus pechos y
ella se restregó con la toallita. Su cuerpo estaba excitado y
temblando por su propio to$ue.
Se puso de pie, se envolvió en la toalla espesa y caliente $ue le
esperaba.
:ozando la toalla sobre su piel hormigueante, se secó
r!pidamente.
7penas terminó, caminó hacia la puerta y llamó.
; 9stoy lista, Lucien.<
Sus rizos h#medos se a"erraban a su "rente y meillas. 9lla los
apartó, sosteniendo la toalla contra ella mientras lo esperaba.
,na punzada de decepción la golpeó cuando ella lo vio en su
trae de noche.
Aab+a esperado $ue 'l $uisiera andar desnudo, para ella poder
verlo como lo hab+a hecho donde &vory.
Lucien envolvió sus brazos alrededor de ella, atray'ndola de
"orma $ue la toalla se amoldara contra 'l. La besó con avidez, y
luego deó descansar su "rente contra la de ella mientras
susurrabaM ; 7hora $ue estas deliciosamente limpia, Iest!s lista
para m!s aventuras@<
9lla asintió con la cabeza, su corazón lat+a tan "uerte $ue apenas
pod+a o+rle.
Gl le $uitó la toalla, de!ndola al descubierto para su mirada
apreciativa. *omando su mano entre las suyas, la conduo hacia
el espeo de pie de cuerpo entero. ,na pe$ueña l!mpara
$uemaba en un tocador, bañ!ndolos en una luz dorada. Lo
primero $ue vio "ue su propia imagen desnuda.
Lucien se puso de pie detr!s de ella, su vestido de noche oscuro
en marcado contraste con su piel desnuda p!lida. Liberó su pelo,
la masa h#meda se desplomó sobre su espalda y sobre los
hombros. Lo retiró y mordis$ueó la nuca.
Bientras sus labios "esteaban, sus dedos se deslizaron por las
crestas de sus pechos. ,na agradable
agon+a debilitó sus piernas mientras 'l ugaba con sus pezones.
/bservó, sin aliento, como 'l ahuecó sus sonroados senos,
apunt!ndolos hacia el espeo. Sus pezones eran ahora de un rosa
oscuro y parec+an enormes.
Luego se deó caer de rodillas detr!s de ella. Sus labios rozaron
su trasero.
; &gual $ue una deliciosa "ragancia, la esencia de una muer
limpia, sin adornos de un per"ume< . 8esó su trasero.
; /oh.< Le hac+a cos$uillas.
; I*e gusta eso@<
9xtendió las meillas de su trasero, y el tacto de sus manos
"uertes separando la carne envió un chorro de humedad entre
sus piernas. La besó a la derecha de su coxis. Luego arrastró sus
labios por el valle de su trasero.
/h D 9lla no ten+a idea $ue los hombres hicieran esto a las
mueres. Bientras 'l la besaba en la parte trasera, sus manos
se deslizaron hasta sus muslos internos y un dedo delicadamente
le acarició su sexo.
8esó la entrada de su "runcido trasero. 9lla contuvo la
respiración, sorprendida y excitada. Su dedo le separó sus rizos
in"eriores, liberando un torrente de humedad. )iana se ruborizó
ante la sensación de $ue lo $ue hac+a su mano resbaladiza. ,n
dedo se deslizó dentro de ella, su pasae suet!ndolo alrededor
mientras era penetrado. Gl succionó suavemente la abertura de
su trasero.
Sus piernas se balancearon y r!pidamente 'l movió su mano
libre para agarrarla de la cadera y sostenerla.
9n el espeo, lo vio de rodillas detr!s de ella, vio su mano sobre
sus rizos dorados entre sus piernas. Sin embargo, aun$ue la
imagen la excitaba, era lo $ue no se pod#a ver lo $ue era tan
insoportablemente erótico.
Gl se deslizó ligeramente dentro de su trasero, masaeando el
borde con la lengua.
Las ondas de placer chocaron en espiral a trav's de ella. 9lla
captó un vistazo de su imagen en el espeo, vio su boca aLoarse,
sus labios carnosos y exuberantes, con los oos medio cerrados.
Gl hundió su lengua en ella, llen!ndola de calor h#medo,
mientras sus dedos
ahondaron pro"undamente dentro de su pasae. Sus piernas casi
se disuelven debao de ella.
; No puedo soportar m!s< , se $uedó sin aliento. Lucien
interrumpió su +ntima caricia y se levantó. Gl la levantó en sus
brazos y la llevó a la cama. 9lla cayó suavemente sobre la colcha
de seda violeta mientras Lucien se arrodillaba sobre la cama
unto a ella.
; IPuedo darte un beso@<
9lla se preguntó por $u' 'l lo preguntó, entonces el pensó en sus
+ntimos besos en su trasero.
; S+,< ella murmuró, consciente de lo inocente $ue ella
realmente era.
Sus labios se burlaron de ella, ale!ndose a pesar de $ue estaba
hambrienta de m!s. Gl succionó su cuello hasta $ue ella gritó su
nombre. IHui'n iba a decir $ue una boca pod+a proporcionar
tanto placer@ 9n una ocasión hab+a pensado $ue las bocas
estaban destinadas sólo para besar otras bocas. No pechos J 'l
estaba lamiendo y mordiendo sus erectos pezones. Ni su
trasero, sin duda. ? ahora 'l estaba besando su vientre, deando
$ue su lengua amortiguara dentro de su ombligo.
9lla tembló cuando 'l baó hacia su sexo. 9lla levantó sus
caderas, instintivamente sabiendo $ue ella $uer+a su boca sobre
ella.
Lucien se detuvo, a escasos cent+metros de colocar su c!lida
boca en su palpitante y ansioso mont+culo.
; Por "avor< , murmuró ella, apartando los oos, todav+a t+mida.
; -ual$uier cosa para complacer a una dama.< Se inclinó y deó
$ue su aliento cepillara contra sus labios in"eriores. 7 pesar de ya
estar lo su%cientemente caliente para estallar en llamas, )iana
gimió cuando su calor abrasador la encendió.
Gl deó $ue su lengua se desplegara dentro de ella.
,n placer, exuberante y voluptuoso, envió sus caderas
ar$ue!ndose hacia su boca.
Sus piernas se "rotaban contra la seda, sus tacones se clavaron
suavemente en la cama. Lucien se trasladó hasta la parte
superior de su sexo, a su lugar m!s sensible, y succionó. ,na
agon+a sensual la golpeó, tan intensa $ue sus m#sculos gritaban,
y ella $ueda sentada de golpe. )iana tomó su cabeza, sus dedos
apretando sobre su grueso cabello.
; No. No.<
Gl lo hizo de nuevo. Sus caderas se agitaban. 9lla vio explosiones
de luz detr!s de sus oos. Bientras se recuperaba, le rogó M< 9s
demasiado "uerte, no puedo soportarlo.<
; B!s suave, entonces.< Bovió la lengua sobre su cl+toris como
una suave caricia, su dedo desliz!ndose dentro de su rico calor
h#medo. Su dedo la llenaba, su atormentado nudo la excitaba.
9lla meció sus caderas hacia 'l mientras 'l deslizaba su dedo
dentro y "uera, mantuvo su lengua inmóvil, apretando contra su
cl+toris y ella se "rotó contra la presión.
Gl deslizó dos dedos dentro y separó, empuando contra sus
"undidas paredes.
Sus dedos se enredaron en su cabello sedoso mientras 'l lam+a y
acariciaba, l!nguidamente, poco a poco, tortuosamente.
/oh.
Levantó la boca de ella el tiempo su%ciente para susurrar M< )ime
lo $ue sientes< .
; 9l cl+max.< 9lla se sacudió desesperadamente hacia su
orgasmo. ;
-onstruy'ndose< .
Bovió su lengua sobre ella, deslizando sus dedos dentro y "uera
de su h#medo sexo con ganas. Aizo una pausa. ; -u'ntame m!s,
)iana.<
; 9stoy cerca.<
Gl chupó su cl+toris de nuevo, y ella encontró esa presión
per"ecta. Sus manos la tomaron alrededor de sus muslos,
ahuecando su trasero. 9xprimi'ndola.
; S+, s+. 7s+ $ue estoy muy cerca< .
Su dedo le hizo cos$uillas en la entrada sensible de su trasero.
9so despertó en ella todas las "ormas posibles de placer entre
sus piernas. 9ra tan incre+blemente delicioso. 9lla cerró los oos
con "uerza. Sus labios se mov+an pero ella ya no pod+a hablar. Su
cuerpo se sent+a entumecido, a excepción del orgasmo de "uego
$ue se compromet+a a llevarla.
(asi.
Su lengua la raspó, ligeramente rugosa J eso "ue como el gatillo
de una explosión.
9lla se vino. Se tambaleó hacia adelante y atr!s mientras
exuberantes espasmos se apoderaban de ella. Sus caderas se
sacudieron de arriba abao con 'l. 9lla apretó los puños y los
metió en el suave cubre cama.
Qlotaba caliente, sudorosa y agotada = en la ancha cama,
cubierta de seda, temblando mientras las manos de Lucien la
acariciaban. Gl se tendió a su lado, una mano sosteniendo su
pecho, la otra apoyada en la parte superior de un muslo.
Huer+a llorar, se hab+a sentido tan bien.
; IHuieres otro@< , Susurró 'l, su voz llena de picard+a.
; Be da un poco de miedo volver a intentarlo. ; Pero esta vez 'l
no se hab+a corrido. ISer+a muy decepcionante para 'l@ Se dio la
vuelta, apret!ndose contra 'l, su piel h#meda presionando
contra la tela %na de su ropa.
9lla luchó contra la somnolencia $ue se cern+a sobre ella. 7brió
los oos y le susurró al o+do M< ,na muer puede darle placer a un
hombre... um... tomando su polla con la boca, tambi'n, Ino es
cierto@<
; I-ómo puede una dulce inocente como t#, conocer palabras
como Spolla S@<
Sintió un rubor cubrir todo su cuerpo. ; La cortesana en el burdel
de &vory.< 9lla se apretó un poco m!s contra 'l, tratando de
presionar su sexo contra su duro ee. ; I:ecuerdas la $ue te tocó
con su lengua@ 9so "ue algo $ue ella hizo para tentarte, Ino es
as+@<
; 9s algo $ue los hombres dis"rutan.<
; I*e gustar+a@<
9lla sintió $ue su cuerpo crec+a tenso ante sus palabras.
; )iana, creo $ue has tenido su%ciente aventura para una noche.
Aa llegado el momento del descanso< .
; Pero tu no te viniste. ? me gustar+a intentarlo< .
; No tienes $ue preocuparse por mi placer<
; 8ueno, me gustar+a tenerte desnudo para $ue pueda tocarte. ?
>< 7l menos 'l no la estaba mirando a la cara y siendo testigo
de su est#pido rubor. ; ? me gustar+a saber cu!l es tu sabor. 7ll!
abao< .
Gl aspiró una pro"unda respiración entrecortada.
Lucien no pudo resistir la tentación. Se incorporó, levantando las
manos de ella de encima de 'l. Bientras sal+a de la cama, le
instó a )iana a rodar hacia un lado. Levantó el cubrecama violeta
para $ue ella se deslizara debao y sobre las s!banas de seda
color crema para $ue no se en"riase.
(islumbrando el trasero redondeado y sus altos y hermosos
pechos, rasgó con prontitud los botones de su chaleco, deseoso
de unirse a ella. 9l chaleco se perdió sobre la silla en la $ue lo
lanzó. )iana se acurrucó bao las s!banas y lo observó con una
sonrisa de placer.
Luchó con los puños de la camisa, la abrió, y salió disparada
tambi'n hacia la silla de un tiro. ?a se hab+a $uitado las botas >
las $ue tomaron demasiado tiempo en salir. Lucien se $uitó los
pantalones y la ropa interior.
)iana se $uedó sin aliento al ver su rampante y recta erección.
9lla levantó las mantas para darle la bienvenida dentro.
9lla era tan adorable.
Nunca hab+a tenido una inocente en su casa, en una de sus
camas, acurrucada en sus brazos. ? )iana era una delicia. Sus
oos se abrieron con anticipación mientras presionaba sus manos
contra su pecho desnudo. Gl se apoyó en su codo para dearla
explorar a su antoo.
Sus dedos acariciaron los rizos oscuros sobre su pecho antes de
$ue ella los rozara con la boca mientras sus dedos acariciaban
tentativamente sus pezones. Lo besó hasta la base de la
garganta, y le lamió.
Gl abr+a y cerraba los puños, luchando contra el deseo de rodar
su sobre ella y hacerle el amor.
Sus manos se deslizaron hasta sus hombros, acariciando su
amplitud.
; *# eres m!s bello $ue una obra de arte,< susurró ella con las
meillas sonrosadas, deando $ue sus manos se envolvieran
alrededor de su nuca, donde sus dedos ugaban con el pelo.
Lucien se $uedó inmóvil mientras pasaba sus manos por la
espalda, extendiendo sus dedos sobre los m#sculos, y despu's
sobre su columna vertebral.
Bientras sus dedos se sumerg+an en el hueco caliente usto por
encima de sus nalgas, 'l gimió de placer.
; ?o deseaba mucho tocarte en el local de &vory,< susurró ella.
Sus dedos presionaron en el estrecho valle entre sus nalgas. Sus
palabras, combinadas con su tentativo to$ue > su grito
emocionado de alegr+a > casi lo llevó a un orgasmo. Gl nunca se
hab+a venido sólo por el tacto de una muer J ni si$uiera con su
primera muer.
Sus manos se a"erraron a su trasero y lo exprimieron. Gl apretó y
relaó sus m#sculos, convirtiendo su trasero duro como una roca
y despu's m!s suave. 9so la hizo re+r.
-on una sacudida repentina, ella apretó su cuerpo contra el suyo,
con las manos en su trasero, sus pechos apretados contra su
pecho. Su pene estaba presionado contra la ingle, mecido por los
rizos h#medos de su sexo. 9lla movió las caderas.
Lucien se separó de ella, poniendo un par de pulgadas de
seguridad entre ellos. ; Si $uieres $ue conserve tu virginidad, no
me puedes tentar as+< .
Sus oos brillaban de un color violeta oscuro. ; IHuieres... hacer
el amor conmigo@<
; IPor $u' me lo preguntas@< Gl le hizo la pregunta con cautela.
Se estaba o"reciendo a s+ misma por$ue estaba tan in"lamada de
pasión@ -on la experiencia, 'l sab+a cu!ndo hab+a $ue apagar
esa llama.
; 9res tan... controlado. ?o no estaba segura de $ue tu... me
desearas< .
; Baldita sea, )ianaD Huiero sumergirme en ti y "ollarte hasta
$ue ambos explotemos< . /bservó sus luminosos oos violetas
para ver su reacción ante sus crudas palabras. 9llos brillaban con
deseo mientras ella daba un grito ahogado y se retorc+a de
nuevo. Gl no $uer+a $ue ella perdiera su sensibilidad con ese
lenguae. 7lgo sobre )iana le hizo creer $ue ella $uer+a una
aventura tan terrenal como la $ue pudiera encontrar.
Gl pasó un dedo por su cuerpo, sus pechos, su vientre,
haci'ndole cos$uillas entre sus piernas. ; *odo lo $ue le hice a
tu dulce coño con mi boca y mis manos, $uiero hacerlo con mi
polla. No soy tan controlado como $ue crees.<
9lla le dedicó una sonrisa traviesa mientras se retorc+a hacia
abao de la cama hasta $ue estuvo a nivel del oo con su
erección. 7l to$ue de su mano, tuvo $ue eercer una restricción
incre+ble sobre 'l mismo. Sus dedos se cerraron en torno a 'l,
tirando de la piel a lo largo del r+gido ee mientras su mano se
movió a la cabeza y luego se deslizó de vuelta a la base.
La seca y tirante sensación "ue una ex$uisita mezcla de placer y
dolor.
Su mano agarró la cabeza y apretó. ; *an suave< . 9lla abrió la
mano con una risita. ; A#medo y pegaoso, tambi'n.<
Se inclinó sobre 'l, sus labios carnosos a una simple pulgada del
llanto sobre su punta. ; ? su olor es celestial< .
Lucien se resistió a la tentación de levantar sus caderas y tocar
con su polla su hermosa boca. Pero cuando ella lo besó, 'l
ar$ueó la espalda ante la presión y gimió. 9lla pasó la lengua
tibia y h#meda sobre la cabeza y por la curva de su ee, al igual
$ue la talentosa cortesana hab+a hecho antes en esa misma
noche. Para ser una inocente, ella era completamente temeraria.
Sus dedos acariciaron sus
bolas, acun!ndolas suavemente. Sus labios brillantes se
separaron y ella se lo llevó a su boca.
; No demasiado leos< , 'l le advirtió mientras ella deslizaba su
boca a lo largo de 'l.
Pero ella siguió su camino hasta $ue se atragantó y se tambaleó
hacia atr!s en estado de shock. Las l!grimas brillaban en sus
oos, una reacción a la presión repentina de su ee en la parte
posterior de su garganta.
Lucien le acarició el pelo. ; Solo toma la cabeza dentro y "uera
y... y succiónalo. *e dir' cu!ndo parar< .
; IPero no necesitas $ue lo lleve todo adentro@< 9lla se sacudió
las l!grimas, acostada de lado en la cama.
; No. La mayor+a de las mueres no pueden hacer eso. ,sa tus
manos alrededor de la base< . Gl gimió mientras ella se apoderó
de 'l. ; )ios, s+... acar+ciame con la mano mientras me chupas< .
)arle instrucciones era tan excitante mientras la ten+a para darle
placer. Gl vio cómo su gruesa, e hinchada polla sumergirse entre
los labios de color rosa. 9lla ten+a sus oos casi cerrados, sus
pestañas rizadas color !mbar contra sus meillas sonroadas.
Los rizos enredados de su cabello cayeron sobre el rostro de
)iana y le hicieron cos$uillas en la ingle. 9lla succionó con m!s
"uerza, y luego lo soltó con un sonido como un chas$uido, y
r!pidamente tom!ndolo dentro nuevamente.
Gl se iba a correr en cual$uier momento. 7garrando su cabeza
con suave presión, 'l la detuvo. 9lla levantó la vista, los oos
interrogantes e inocentes.
8ebiendo de las abundantes curvas de sus pechos desnudos
velados por su salvae pelo, Lucien dobló el dedo. ; (en a$u+ y
dame un beso.< Gl envolvió su mano alrededor de su erección >
d!ndose a si mismo el 'xtasis mientras devoraba la boca de
)iana.
; No estuvo bien@< 9lla depositó las manos sobre su pecho, su
cuerpo estirado sobre el suyo.
; Que el puro para+so.<
; Pero no te has corrido.<
; No en tu boca, dulzura. Podr+a no gustarte.<
9lla lo besó en la meilla, pasando su mano sobre su pecho
desnudo. ; IHu' vas a hacer@<
; I:ecuerdas en el carro@<
; S+,< ella respiró.
Gl dio un largo y lento, tirón con su mano apretando, y ella dio un
gemido respondiendo al de 'l. 9lla envolvió su mano alrededor
de la de 'l, siguiendo su movimiento.
La agon+a sexual se disparó a trav's de 'l, e hizo una mueca. 9l
adeo de placer de ella envió a su mano a bombear m!s duro y
m!s r!pido. Su respiración irregular se mezcló con el dulce
aroma sudoroso $ue ella desped+a, el rico aroma de su placer.
Sus m#sculos se tensaron, mientras se constru+a su orgasmo.
Tusto cuando estaba llegando a su meor momento, )iana se
inclinó y cerró su boca alrededor de la explosiva cabeza de su
pene. No pudo controlarlo, 'l explotó, y su semen caliente salió
disparado. )iana no retrocedió = tragó y le chupó suavemente
mientras las #ltimas gotas eran bombeadas.
9lla apoyó la cabeza en su pecho y le acarició el cabello.
; )ulzura.< Gl besó la parte superior de su cabeza.
IPodr+a una muer inocente $ue buscaba solo una aventura
traviesa hacer algo tan +ntimo@ Para $ue ella lo degustara, y lo
tragara, era un gesto de con%anza, de amor, $ue 'l se preocupó
de $ue ella pudiera estar buscando m!s de lo $ue 'l le pod+a dar.
I-ómo ve+a ella esta noche de placer@ Lucien se incorporó, retiró
cuidadosamente las mantas. Que por un vaso de agua y lo trao
de vuelta, entreg!ndoselo a )iana. Bientras beb+a, le besó la
parte de atr!s de su cuello, sobre su piel como el sat'n caliente.
; *ienes $ue dormir, dulzura.<
; I*e $uedar!s conmigo@<
(aciló y luego murmuró, ; S+< . Sacó las mantas sobre ellos,
persuadiendo a )iana para rodar sobre su lado y as+ poder
abrazar a su espalda y a su trasero.
; Huiero dormir contigo,< murmuró ella, con su voz suave y
somnolienta.
Le acarició el pelo, y pasó la mano por sus hombros. Su pene
suave estaba ubicado contra su curvil+neo trasero. Sus largas
piernas encaaban per"ectamente contra las de ella.
-uando se durmiera, 'l volver+a a su propio dormitorio y pasar+a la
noche all+.
Pero mientras ella respiraba suavemente, su cuerpo se relaó
totalmente en el sueño, y 'l no pudo soportar la idea de irse.

Capítulo Cuatro
Gl permanec+a tendido sobre su estómago, con un brazo
musculoso arroado sobre su cabeza. 7poyada en un codo, )iana
escuchaba en silencio. /+a su suave y constante respiración.
Lucien segu+a durmiendo.
-onteniendo una risita traviesa, ella descorrió las s!banas de
seda hasta la parte in"erior de la enorme cama. Se arrodilló unto
a 'l, atemorizada ante su belleza. Su cuerpo desnudo era una
obra de arte. Levantó su mano una pulgada levitando sobre su
piel, pero no tocó los c!lidas y amplios planos de su
espalda. Se mor+a por acariciarlo, pero no $uer+a despertarlo
todav+a.
I? si su aventura escandalosa se disolv+a a la luz del d+a@ I? si 'l
decid+a enviarla a su casa, despu's de todo@
IHu' pod+a hacer ella para convencerlo de $ue la deara
$uedarse@
La luz de la mañana se arrastró alrededor de las cortinas
oscuras. &nde"enso mientras dorm+a, Lucien ya no parec+a tan
diabólico. 7un$ue todav+a se ve+a "uerte, hermoso, viril, y
tentador= ella ahora lo ve+a m!s como un hombre de verdad, no
como una "antas+a hecha realidad, de la "orma en $ue le hab+a
parecido la noche anterior.
? un hombre de verdad no podr+a hacer exactamente lo $ue ella
deseaba.
,n hombre de verdad ten+a una mente propia.
)iana se inclinó para estudiar su expresión de satis"acción. ,na
d'bil sonrisa curvaba sus anchos labios. Sus pestañas oscuras,
estaban extendidas sobre las meillas.
)esde luego, parec+a "eliz. ? desgarradoramente dulce.
9ra emocionante tener a un hombre desnudo para explorar, por
lo menos ella se lo pod+a devorar con los oos.
Su espalda la embruaba con sus amplios planos de m#sculos
$ue se estrechaban severamente hasta la cintura. La pro"unda
curva en la parte baa de su espalda era del tamaño per"ecto
para $ue sus labios cupieran all+. Su piel era bronceada contra el
color crema p!lido de las s!banas.
,na de sus piernas tembló. -onteniendo el aliento, )iana se
tensó, esperando $ue 'l hiciera m!s movimientos. Lanzando un
gruñido pro"undo, y suave regresó de nuevo a su sueño, sus
largas extremidades relaadas.
9l olor de su luurioso placer 7un permanec+a en la habitación.
Lamiendo sus labios, ella todav+a pod+a saborear su piel cubierta
de roc+o y recordar la sensación de la cabeza de su polla en su
lengua > como la seda estirada hasta el l+mite.
9lla se estremeció, tomó una respiración tran$uila y pro"unda
mientras su mirada iba m!s abao.
La visión de su trasero desnudo la ten+a luchando por no babear.
Qirme, suave, con curvas. Los m#sculos $ue parec+an diseñados
con el propósito de bombear su pene pro"undamente dentro de
ella. B#sculos duros como el hierro.
/h, la maldita sociedad y sus est#pidas reglas de $ue las
mueres solteras deben ser v+rgenesD
Sus dedos se cern+an sobre su espalda, con ganas de seguir la
l+nea $ue baaba hacia su per"ecto trasero.
9lla nunca soñó $ue el trasero desnudo de un hombre ser+a tan
tierno y adorable, adem!s de sexualmente provocativo. 9lla
ciertamente nunca contempló el hecho de apretar un trasero
masculino en un salón de baileD Pero ahora ella pensaba $ue iba
a explotar de impaciencia si no tomaba el riesgo de despertarlo
tocando su retaguardia.
,n besito en una de las meillas de su trasero no lo lastimar+a.
Presionó sus c!lidos y suaves labios sobre su parte m!s %rme.
; 8uenos d+as.<
-on un adeo, )iana miró hacia arriba. Lucien se apalancaba a s+
mismo en sus r+gidos, y %brosos brazos, mir!ndola a los oos con
una sonrisa mientras se daba la vuelta para en"rentarla. *en+a el
pelo negro como la noche cayendo sobre la "rente. ,na sombra
de rastro oscuro cubr+a sus meillas y el mentón.
)iana se atragantó con un soplo de ingestión. Nunca hab+a visto
a un hombre despertar>o casi despierto de su sueño>.
Su mirada se clavó en su espl'ndida erección.
; 8uenos d+as. ; *ratando de ser descarada, ella deslizó la mano
por su dura y temblorosa polla. Sus dedos se cerraron alrededor
de la cabeza palpitante y la exprimió.
Lucien deó caer la cabeza hacia atr!s y soltó un gruñido de
placer. ; )ulzuraD No me hagas reventar todav+a.<
9lla agarró su pene lo su%cientemente duro para sentir el pulso
contra su palma. ; IPor $u' no@<
Gl se rio y la atrao hacia abao encima de 'l, y luego le dio la
vuelta para $ue ella cayera sobre las s!banas de seda debao de
'l.
; 9res el m!s hermoso espect!culo $ue me ha despertado
nunca.< Se inclinó sobre ella y chupó cada uno de sus pezones a
su vez.
Aalagada, )iana trazó la curva de su espalda y gimió con
sorpresa mientras 'l pasaba sus dientes a lo largo de su duro
pezón. 8aó sus dedos a lo largo de su columna vertebral,
arrastrando sus dedos hacia abao, hasta $ue pudo captar su
"uertes gl#teos apretados. ,n deseo ardiente la atravesó
mientras su polla cepillaba contra el interior de su muslo. 9staba
moada, empapada. Si ella empuaba su trasero hacia abao, 'l
se hundir+a en ella.
Pro"undo, muy pro"undo dentro de ella.
)o. )o. )o.
Pero la luuria le provocó valent+a y )iana presionó las yemas de
los dedos sobre su duro trasero.
Aumedeció su dedo en su caliente grieta, mene!ndolo hasta $ue
encontró su apretada entrada.
; Huerido señor< . ,n destello de deliciosa agon+a pro"undizó el
esmeralda de sus oos.
Gl le chupó el pezón con tanta "uerza $ue ella temió $ue se lo
arrancar+a.
7l soltar el tierno pezón, apoyó la cabeza unto a la suya. ;
ISabes lo mucho $ue puede excitar a un hombre ser tocado de
esa manera en el culo@<
Su voz ronca la hizo sentir un escalo"r+o $ue llevó un hormigueo
entre sus piernas.
; (erdad@< , Susurró ella.
; (erdad. Aay un pe$ueño sitio en su interior $ue es muy
sensible, si sólo lo tocas, me har!s eyacular en un instante< .
-uriosa y ansiosa, lo instóM ; Bu'strame dónde est!. 9ns'ñame<
.
; -reo $ue esa lección se debe dear para otro d+a, )iana.<
; Sólo desear+a $ue las mueres casaderas no tuvieran $ue ser
virginales,< ella se $ueó, retorci'ndose de deseo "rustrado.
Sus caderas se sacudieron hacia adelante, provocativamente
acariciando su larga y r+gida polla a lo largo de sus rizos
in"eriores, angustiosamente cerca de tocar el lugar $ue le dol+a
por tenerlo dentro. ; -asi no puedo esperar para $ue est's
casada,< 'l estuvo de acuerdo.
Gl se apretó contra ella, suetando su erección entre sus
estómagos, su boca buscando la suya. Pero a medida $ue su
l+$uido humedec+a la curva de su vientre, 'l se alzó. ; No me
atrevo a arriesgarme a estar lo su%cientemente cerca para
dearte embarazada< .
9so la asustó. 9lla se movió a unos cent+metros de distancia.
; *endremos cuidado, !ngel. No te preocupes< . Sus intensos oos
verdes buscaron los de ella. ; 7s+ $ue, señorita *iverton, te
despertaste sexualmente excitada@<
; S+, mi lord Pembroke.< 9lla se sonroó, baó las pestañas.< ?o
creo $ue s+.<
; IHu' habr+as hecho, )ulzura, si yo no estuviera en la cama
contigo< , se preguntó, con un tono suave y burlón.
; IHu' $uieres decir@< *b&iamente su+rirD
; *e complacer+as a ti misma@< Su dedo separó sus rizos, entró
en su h#medo calor y se agitó.
; -ielos, noD &ncluso los hombres no se supone $ue hagan eso.<
; *u me viste hacerlo anoche.< Lucien la besó en la "rente.< ? en
el carruae, tu estuviste en esencia, d!ndote placer a ti misma J
masturb!ndote J contra mi mano. 9s una buena manera de
liberar el deseo cuando se vuelve demasiado intenso< .
9l corazón de )iana se hundió. Gl le estaba enseñando a
sobrevivir sin 'l. Gl deb+a estar planeando enviarla a su casa.
Pero entonces, en la tenue luz de la mañana, vio la reluciente
anticipación en sus oos. (erla d!ndose placer a su propio cuerpo
deb+a ser otro uego erótico para 'l.
Lucien acarició el ardiente nudo en el pico de su sexo,
"undi'ndose con su resistencia.< 9s una pena $ue las óvenes
decentes no sean alentadas a ugar con ellas mismas.<
7nte esa traviesa idea, )iana contuvo una risita nerviosa. ,n
deseo caliente y embriagador se precipitó sobre ella, pero, por
primera vez, sintió miedo. Las mueres no hac+an tales cosas.<
I)ebo usar mis dedos@<
Su polla se sacudió hacia arriba con su pregunta.< S+. 9so para
comenzar< .
9so la sorprendió. IHu' otra cosa iba a usar@ 9ra imposible $ue
pudiera usar su propia lengua.
Lucien guio sus dedos a la parte superior de su sexo.< 7 la
mayor+a de las mueres les encanta tocar su sensible cl+toris.
7cariciarlo. )ear $ue sus dedos lo rodeen y se burlen de 'l.
&ntentar capturarlo entre dos dedos.<
7hora completamente avergonzada, ella negó con la cabeza.<
PNo puedoD< , Se lamentó.
; No delante de ti. Ser+a... demasiado malo< .
I-ómo pod+a ser una inocente tan deliciosamente desinhibida en
algunos aspectos, pero en otros no@
Lucien se sacudió un errante mechón $ue le ca+a sobre los oos
con el %n de dis"rutar del espect!culo de )iana ruborizada por
debao de 'l, tanto con su mano como con la de 'l enterradas
entre sus rizos dorados.
Sin embargo, ella hab+a sido lo su%cientemente atrevida como
para ugar con su trasero, algo $ue era un sensual truco $ue a 'l
siempre le hab+a gustado. Le sorprendió $ue ella hubiera $uerido
hacerlo.
:ecientemente, se hab+a dado cuenta $ue re$uer+a el doble de
estimulación para llegar al orgasmo. Se hab+a vuelto demasiado
cansado, demasiado vieo, demasiado saciado con la mayor+a de
tipos de sexo. Las chicas de &vory pod+an inventar cual$uier
cantidad de trucos para hacer $ue se viniera con sus
dedos o con diversos uguetes, pero 'l las hac+a trabaar en ello.
-on )iana, su delicada doncella, era exactamente lo contrario>
viv+a al borde del orgasmo ante su m!s m+nimo to$ue.
; I*e gustar+a $ue nos vini'ramos untos, mascota@< La besó en
la c!lida meilla rosada.
9lla vaciló, luego asintió con la cabeza, con el pelo revuelto
ondeando sobre la arrugada almohada.
Se apartó de ella, tirando de ella sobre 'l, as+ $ue se extendiera a
trav's de 'l, con sus dorados cabellos cayendo por todas
partes.< Si'ntate en mi cara, mascota.<
; Sentarme dónde@< Tadeó.
Le dio una palmada uguetona en las nalgas.< )ea $ue te
devore. )'ame probar tu deliciosa miel.<
-on una risita, hizo lo $ue le pidió. Su bonito rubor le intensi%có
su tez de melocotón y crema. La luz del d+a tornó las hebras de
su cabello en un velo dorado. Sus pechos colgaban sobre 'l
mientras ella se colocaba a si misma, los pezones erectos y
recortados por la luz plateada. Su dulce abertura le miró a la
cara, su primigenia "ragancia aguioneó sus instintos m!s baos.
Su polla se levantaba para hacerla gritar de placer y su cuerpo le
exigió $ue lo utilizara. Llegó a dominar el impulso, gimiendo de
dolor silencioso. Su predicción sólo podr+a resultar correcta.
Preservar la virginidad de la señorita *iverton durante los
próximos d+as podr+a terminar mat!ndolo. Gl era, despu's de
todo, sólo un hombre.
; )ate la vuelta, )iana, y pon tu precioso coño usto sobre mi
boca.<
9lla obedeció. ? se rio.< /oh. 9n el espeo. Puedo vernos< .
Gl levantó su trasero e inclinó su cuello, pero no pod+a ver.<
)escribe lo $ue ves para m+< .
; 9stoy sentada en tu caraD<
; ,na delicia. Pero tal vez algo un poco m!s po'tico, )ulzura@
9st!n tus impertinentes y lindos pechos ruborizados por el
placer@ 9st!n tus pezones duros y roos señalando hacia el
espeo@<
9lla se retorció contra 'l, su caliente mont+culo bailando sobre su
boca hambrienta.
Gl chupó los labios colgantes, listos con sus ugos seductores, su
lengua separ!ndolos y chas$ueando sobre sus paredes
aterciopeladas.
Gl la levantó ligeramente de nuevo.< *oca tus senos mientras yo
te como. Tuega con tus pezones. B+rate mientras te complaces a
ti misma< .
9lla gimió. Su polla saltó mientras 'l imaginaba sus dedos
apretando las delicadas puntas rosadas de sus senos. La Srta.
*iverton ten+a unos pezones deliciosamente delicados.
; Puedo ver sólo tu barbilla,< adeó ella, obedientemente
in"orm!ndolo de lo $ue ve+a.< 9l resto de tu cara est! enterrada
en mi=< Sus palabras se disolvieron en un gemido cuando su
dedo bromeó contra su cl+toris.
,na vez m!s, 'l la levantó.< *oma mi polla. Tuega con ella< .
Gl la empuó hacia abao, suetando sus manos sobre sus muslos
lisos. Su boca sellada sobre su apretado, y caliente mont+culo,
tortur!ndola.
; ?o podr+a tomarte en mi boca< , sugirió ella en tono ahogado.<
?o te complazco con mi lengua, mientras t# me haces lo mismo a
m+.<
Su polla se hinchó a reventar ante sus palabras. ,#, por +a&or,
querida.
Sin ninguna explicación, ella lo comprendió. Gl se maravilló de su
innato sentido sexual, y de su car!cter desinhibido. No era de
extrañar $ue casi saliera disparado como los "uegos arti%ciales
ante su to$ue entusiasta. Su cuerpo intuitivamente apreciaba
una muer $ue verdaderamente dis"rutaba del sexo.
Lucien se armó de valor mientras sus dedos se envolvieron
alrededor de su erección. Gl luchaba por mantener el control
mientras la palma de su mano rozaba el h#medo y pegaoso
estómago y se envolv+a alrededor de su ee distendido.
)iana levantó la polla y la sensación de ser empuado hacia su
boca envió un gemido sobre su "undido coño.
Sus c!lidos labios se cerraron en torno a 'l.
9n medio del orgasmo, se encontró con $ue su boca estaba
hambrienta del moado, pegaoso, y exuberante contacto tanto
como su polla lo ansiaba. Necesitaba reclamar la boca de esa
muer, succionar el pezón, y lamer su cuello ar$ueado mientras
'l llegaba a su cl+max.
9nterrar su cara en el goteante coño de )iana mientras 'l se
corr+a ser+a un puro deleite.
Sus pechos suaves rozaron su estómago mientras se deslizaba a
lo largo de su cuerpo y se tragaba su polla en pro"undidad. Los
dientes rozaron su ee, enviando un escalo"r+o de placer a trav's
de su cuerpo. 7garrando su redondo trasero, Lucien la meció
contra su boca. 9lla detuvo la succión mientras adeaba y gem+a
en torno a la grande y roma cabeza de su r+gida polla.
Gl le dio una palmadita en el trasero, record!ndole complacerlo
como estaba haci'ndolo 'l con ella.
; S+, milord.< 9lla apretó las garras de sus labios, girando su
lengua alrededor de su pene. Luego empuó su lengua
suavemente en el oo de la punta.
-asi lo hizo detonar.
/h Señor, la muer era pura naturaleza.
Lucien deslizó su lengua pro"undamente en ella mientras sus
dedos rasparon su cl+toris, impuls!ndola hacia otro "erviente
cl+max, sabiendo $ue 'l estaba a punto de explotar en un
instante.
Los dientes de )iana le arañaron mientras ar$ueaba hacia atr!s
la cabeza y lanzó un grito de 'xtasis alrededor de su ee. Su
cuerpo se retorc+a sin control. 9lla ten+a un coño tan "uerte $ue le
tiró de la lengua.
-uando ella explotó, 'l tambi'n lo hizo. Bovido por el poderoso
cl+max la lagrimas lo atravesaron, Lucien las contuvo,
enterrando su cara dentro de ella.
)iana se desplomó hacia adelante, extendi'ndose sobre 'l,
respirando trabaosamente.
Gl hizo lo mismo, aspirando su aroma de embriagador placer con
cada adeo.
Sus manos descansaban sobre su espalda, acariciando la l+nea
cubierta de roc+o de su columna vertebral. 7turdido. 9xhausto.
-ontenido. 7nticipando su próximo combate.
9nseñarle a una hermosa inocente estaba demostrando ser una
lección para 'l tambi'n. La
lección de $u' tan entusiasta, ansioso y org!smico 7un pod+a ser
'l.
FFFFF
; 9s el momento de darte de comer, )ulzura. Bant'n tus
"uerzas< .
)iana levantó la cabeza con un sobresalto. 9lla hab+a estado
Lotando en un sueño, extendida unto a Lucien en el lecho
h#medo y desordenado. -uando 'l se sentó, ella rodó sobre su
espalda.
-on suavidad, y ternura, 'l le apartó el pelo de los oos.
,na sonrisa de !ngel ca+do se dibuó en sus labios mientras se
baó de la cama, y continuó,
; Pero es una tortura dearte sola en esta cama.<
; *engo hambre, Lucien.< 9lla se tocó el retumbante vientre. 9lla
vio las marcas en su enroecida piel sobre las sabanas arrugadas,
manchas roas moteadas por la succión de sus labios.
9l se inclinó y le dio un r!pido beso en su vientre h#medo, usto
debao de los dedos de ella.
; Bientras $ue yo creo $ue podr+a vivir de sexo. -ontigo< .
Gl se echó a re+r.< ,na mirada de puro p!nico acaba de atravesar
por tu rostro. 9s tal vez por no recibir alimentos@ / por la idea de
tener m!s sexo conmigo@<
Aab+a sido por la palabra sexo. No hab+a pensado exactamente
en sus uegos como estar teniendo sexo. Sin penetración real y
sin la p'rdida de la virginidad, su diversión parec+a ino"ensiva=no
tan grave como tener relaciones sexuales con un hombre antes
del matrimonio.
(on un hombre que no era el prometido de uno.
Pero ella hab+a, de hecho, tenido relaciones sexuales.
$ codiciaba más.
Pero las preocupaciones m!s inmediatas ten+an prioridad. Su
estómago gruñó en voz alta.
; La comida primero, entonces. B!s sexo, m!s tarde. )espu's
del desayuno@< Gl la miró con una
expresión esperanzada y atractiva.
9lla se rio.< I(amos a $uedarnos en la cama todo el d+a@<
;Sólo tengo unos d+as contigo, y hay mucho $ue enseñar.
Nosotros no podemos permitirnos el luo de perder el tiempo< .
&nclin!ndose de nuevo, 'l la besó en la orea y le susurróM< (amos
a comer, bañarnos y a "ollar.. 9n ese orden, repiti'ndolo tantas
veces como lo desees< .
I9ra eso posible@ La culpa la llenó. )iana recordó una cita con la
modista programada para el d+a despu's de mañana. 9lla no
ten+a la intención de tener una aventura $ue durara m!s de una
noche.
-ómo deseaba haber asegurado su desaparición durante una
semana.
-ara siempre, murmuró una voz interna y traviesa.
Lucien se inclinó y recogió sus pantalones. Gl los hizo una bola,
aplast!ndolos en un l+o arrugado con las manos.
)esconcertada, le preguntóM< IHu' est!s haciendo@<
; Aacer $ue parezca $ue dorm+ con mi ropa.<
,n cho$ue "r+o saltó a trav's de su corazón. Sus sirvientes
sabr+an $ue 'l hab+a dormido en la cama con ella, no en la suya.
Los sirvientes hablaban. 7un con su nombre "also, estar+a ella en
peligro@
Gl le sonrió.< P!nico de nuevo@ No te preocupes, )ulzura. *us
secretos est!n seguros. Nadie sabr! nunca $uien eres
realmente< .
Nunca hab+a visto vestir a un hombre. 9ra m!s entrañable $ue
ver como se desnudaba. /bservar a Lucien tirar de su ropa la
noche anterior hab+a sido un potente elixir sexual.
Se sentó mientras 'l sal+a de la ropa de cama, dis"rutando de la
vista de su trasero y de sus bolas suavemente ondulantes
sombreadas entre las piernas. 9l se puso el pantalón,
horriblemente arrugado. Luego su camisa, el teido %no en un
estado desgarrador.
-ompletamente cubierto, se puso de pie "rente a ella, girando en
un c+rculo.< IBe veo como $ue me $ued' dormido en una silla en
la biblioteca@<
9lla se puso una s!bana sobre ella, encontrando la cama "r+a.<
S+.< 9lla "runció el ceño, no muy convencida.< Pero los sirvientes
sabr!n $ue no es verdad. *u no estabas all+ cuando encendieron
tu chimenea< .
; IPor $u' todo el mundo cr+tica mis historias@<
; *u pediste mi opinión.<
; 9s cierto.< Aizo una demostración de considerarlo.< ?o soy el
amo y señor. 9s mi prerrogativa el despertar temprano y vagar
con mis ropas arrugadas. *al vez di un paseo en el ard+n de
atr!s, mientras $ue los sirvientes estaban arriba< .
)iana se rio. Luego se carcaeó. ? rio con m!s ganas. Se limpió
las l!grimas.
; 9res un amante maravilloso, Lucien, pero muy mal mentiroso.
Pymm encontrar+a agueros en tu historia en un instante< .
; ,n amante maravilloso@< Su genuina sonrisa la deó sin aliento.
Gl de repente parec+a m!s uvenil por lo desen"adado.
; *# no me necesitas para decirte eso.<
La besó suavemente en la parte superior de su cabeza, sus
pestañas oscuras envolviendo sus verdes
oos.< S+, lo creo.<
; *ienes $ue escuchar las mismas palabras de todas las mueres
en &vory.<
; &mporta mas viniendo de ti.< Aabló con una intensidad $ue la
deó sin aliento.
La deó entonces, a trav's de la puerta de la pe$ueña sala de
conexión $ue era contigua a su dormitorio.
IPor $u' ten+a $ue decir esas cosas@ ? hacerle eso a su corazón@
Los elogios de Stephen eran siempre tan sosos. Gl nunca
demostró $ue le importaba en absoluto lo $ue ella realmente
sent+a. Gl esperaba $ue ella "uera recatada y dulce y estuviera
"eliz por tener un bonito vestido blanco e hiciera lo $ue le dec+an.
Stephen nunca hab+a actuado como si toda su "elicidad colgara
por una sola palabra de ella.
,tephen %&ory
&vory pensar+a $ue estaba en casa de su amiga -larissa, dada la
historia de Lucien sobre el caballo de al$uiler>una de sus
meores hasta ahora>y eso habr+a sido su%ciente para la noche
anterior. Pero Stephen podr+a tratar de visitarla. &vory no pod+a,
pero si podr+a enviar una nota a su padre si estaba lo
su%cientemente preocupada. Seguramente &vory no sab+a de las
proclividades de Stephen J tal vez 'l nunca habr+a visitado un
burdel antes. )iana estaba segura de $ue su media hermana no
hubiera escondido las &n%delidades de Stephen. *al vez habr+a
visitado cada burdel de Londres en su gira. 7un as+, en este
momento, esa no era su primera preocupación.
Se mordió la uña del pulgar. 7l %nal de esta mañana, toda su
"amilia= y Stephen J podr+an estar peinando Londres busc!ndola.
IHu' pasar+a si la encontraban@
? si ella no pod+a realmente dis"rutar de ella con Lucien si
pensaba $ue su "amilia estaba temiendo $ue hubiera sido
secuestrada o asesinada.
I-ómo iba a aliviar las preocupaciones de todos, sin embargo,
$ued!ndose con Lucien@
? $uerr+a 'l estrangularla una vez supiera lo verdaderamente
precario $ue eran esos d+as de libertad para ella@
FFFFF
Lucien encontró )iana sentada en la cama, envuelta en las
s!banas y mordis$ueando sus uñas cuando 'l regresó. Gl
todav+a llevaba sus ropas arrugadas.
7limentarla era m!s importante $ue las preocupaciones de su
vestimenta.
; )esayuno< , anunció, colocando la bandea sobre la amplia
extensión vac+a de la cama unto a ella. Gl trans%rió r!pidamente
su ca"' y una taza de chocolate hacia la mesita de noche.
; /h cielos,< ella gimió,< IHu' pensar!n ahora $ue me has tra+do
una bandea@<
; Pymm le ha dicho a -ook de tu lamentable historia > $ue
su"riste un esguince de tobillo durante el ata$ue de los
bandoleros y no puedes salir de la habitación. 9lla me dio una
charla a "ondo acerca de la propiedad y me regañó por no tener
prisa en traerte esto, pero ella es una viea $uerida $ue todav+a
piensa en m+ como un muchacho oven y dulce.<
9speraba hacerla re+r, pero ella parec+a asustada y abatida.
Se sentó unto a ella y la abrazó.< IHuieres irte@< , Le preguntó.
Gl mantuvo su voz neutral, a pesar de tener su corazón
martillando. Huer+a $ue ella se $uedara, pero 'l no la obligar+a.
9lla se sacudió en sus brazos. Gl ahuecó su pecho, y sintió su
corazón acelerado.
-on voz suave, y vacilante, ella susurró,< *u $uieres $ue lo
haga@<
; No te ves "eliz.<
9lla tragó saliva.< Be temo $ue no voy a ser capaz de
$uedarme.<
; INo est!s pas!ndolo bien@<
9ntonces 'l lo comprendió.< *u "amilia te extrañar!, despu's de
todo.<
9lla se retorció las manos.< Bi historia sobre $uedarme en casa
de una amiga era la $ue yo utilic' con mi "amilia e &vory. 9lla
podr+a tratar de averiguar si yo regres' all+. Sólo el cielo sabe si
Stephen me rastrear! tambi'n.< 9lla enterró su cara en el hueco
de su cuello.< Supongo $ue $uieres $ue me vaya antes de $ue el
esc!ndalo estalle< .
Gl le acarició la masa de pelo suelto y sedoso.< IPor $u' no te
pones en contacto con la encantadora
señora 1ilson y le aseguras $ue est!s per"ectamente sana y
salva@ 7 no ser, desde luego ><
Su estómago rugió de nuevo y 'l se baó de la cama. Le sirvió
una taza de chocolate de una gran tetera de porcelana blanca.<
7 no ser, $ue $uieras una razón para irte< .
Los pensamientos de )iana giraban. I9staba decepcionado, o
realmente deseaba $ue ella se "uera@
; I-ómo le aseguro a &vory $ue estoy a salvo sin decirle dónde
estoy@<
; 9lla no va a temer lo peor si recibe una carta.< Lucien volvió a
la cama con la delicada taza, sin embargo, no se la o"reció a ella.
; Huiero $uedarme. -on todo mi corazón, yo $uiero $uedarme< .
Lamentó las palabras en el instante en $ue se le escaparon. 9ra
realmente debido a su corazón,> no la cabeza o a sus regiones
+ntimas > $ue $uer+a estar con 'l.
.ecuerda la realidad, /iana. ,e supone que debes casarte con
,tephen. Lucien te quiere como su amante, no como su esposa.
-on un cambio rapid+simo de tema, Lucian dioM< Las mueres son
muy a%cionadas al chocolate, pero yo nunca le he visto el
atractivo< Para su sorpresa, 'l moó su dedo en la taza. 9ste
surgió chorreando el oscuro l+$uido chocolate. Le llevó el dedo a
sus labios. 9lla supuso $ue 'l deseaba $ue ella los separara y
chupara la rica mezcla de su piel.
; )eber+as escribirle a )enonshire, tambi'n< , sugirió 'l mientras
su dedo se deslizaba en su boca.< Gl va a estar desesperado por
hablar contigo.<
9l agridulce sabor del chocolate se mezcló con el calor tentador
de la piel de Lucien. )iana soltó su dedo y se lamió los labios con
lentos golpes seductores.
; Pero, Icómo le explico por $u' estaba all+@<
Su dedo volvió al chocolate, agit!ndolo. Gl sonrió.< No lo hagas.<
7briendo su boca, ella esperó, pero en su lugar, 'l pintó sus
pezones.
7 pesar del calor sobre ellos, estos se arrugaron. 9lla les
vislumbró en el espeo, sorprendida de verlos tan oscuros,
grandes y pronunciados.
Gl inclinó la cabeza, chas$ueó la lengua y tocó su pezón
iz$uierdo.
9ntonces limpió el otro.
)iana ar$ueó la espalda. 9lla se $uedó sin aliento.< *omo
chocolate todos los d+as...<
Lucien movió la boca de su pecho. Gl le dio el pocillo con una
mirada dulce de disculpa.< *ienes hambre. No deber+a haberte
hecho esperar< .
; ?o nunca voy a ser capaz de tomar chocolate en la mesa de mis
padres de nuevo.< )iana tomó la rica bebida.
; Be gustar+a $ue lo hicieras, ya $ue cada mañana estar+as
pensando en mi< .
9l #ltimo trago se le atascó en la garganta y lo escupió.
Gl echó mante$uilla a un rollo y se lo dio en un plato pe$ueño,
tomando la taza vac+a de sus dedos.< IPre"erir+as ponerte una
bata y sentarte a la mesa@<
9lla mordis$ueó el pan suave, y "resco, mordiendo la cremosa
mante$uilla.< PNoD ?o $uiero dis"rutar de cada escandaloso
momento< .
; -omer el desayuno es un esc!ndalo@<
; 9n la cama con un hombre desnudo, lo es. Nunca soñ' con
hacer tales cosas traviesas en plena luz del d+a< .
La mano de Lucien se envolvió alrededor de su muñeca. )io un
mordisco a su pan. Sus oos se estrecharon mientras tragaba.<
Aay una lección muy importante $ue necesitas aprender con el
%n de apreciar de verdad esta aventura< .
; IHu'@<
Gl se trasladó sent!ndose detr!s de ella y ella se volvió a medias
con una risita.
; IHu'@< , :epitió.
,nos brazos "uertes la envolvieron mientras 'l la acunaba entre
sus piernas abiertas. 9lla
se recostó contra su pecho. Gl ahuecó sus pechos y le besó el
cuello mientras terminaba hasta la #ltima miga.< )ime, I$u'@< ,
Burmuró ella, sin prestar atención a $ue su boca estaba llena.
; La corrección no tiene lugar en el dormitorio.<

-ap+tulo -inco
; Huiero ugar al engaño del hombre ciego.<
7poyada en las almohadas, )iana puso su taza sobre el platillo.
,n malvada sonrisa siguió a su sorprendente petición.
*umbado a lo largo de la cama, Lucien acunó su blanco y delgado
pie en su mano y suavemente masaeó el arco, cuidando de no
hacerle cos$uillas.< *# me $uieres reunir unto a ocho hombres
desnudos@<
Gl tomó su dedo gordo del pie en la boca.
)iana movió su pie y gritó,< Lucien D No... yo sólo $uiero ugar
contigo. Huiero $ue te pongas la venda en los oos y ><
9l atractivo color carmes+ en sus meillas le hizo tener una
erección instant!nea.
; *e gustó el uego donde &vory@<
; 9l momento en $ue te vi entrar... desnudo... ?o dese' poderte
tocar. ? entonces me hubiera gustado $ue me pudieras explorar
de la misma "orma en $ue lo hiciste con esas mueres< .
; *# puedes explorar mi cuerpo de la "orma $ue desees en estos
momentos.< Le pasó los dedos a lo largo de la #nica piel sensible
en su pie.
9lla estuvo a punto de caerse de la cama y sólo logró rescatar su
taza antes de $ue se derramara sobre las s!banas.< Be gustar+a
ugar el uego. ?o nunca tendr' esa oportunidad de nuevo.<
Gl hizo una reverencia.< 9stoy a$u+ para dar servicio a todos sus
deseos, $uerida señora.<
Lucien se deslizó "uera de la cama para buscar una venda para
los oos, mucho m!s emocionado de lo $ue 'l hab+a estado en el
salón de la señora 1ilson. -ogió su corbata, y la dobló. Se sentó
en la cama, y se la entregó a )iana.
; ('ndame los oos.<
9lla tomó la tira de tela blanca de 'l. )e rodillas, se movió detr!s
de 'l, cubriendo con el pañuelo sus oos. 9n segundos, 'l estar+a
a su merced, incapaz de ver. La idea era muy erótica.
,n golpe sonó en la discreta puerta $ue comunicaba con el
salón. )iana, ocupada tirando de la venda improvisada en torno
a 'l, se detuvo.
; Baravilloso. No debimos ser molestados.< Lucien deslizó el
pañuelo por encima de su cabeza y sacó las piernas por el borde
de la cama.< Le dir' a Pymm $ue se vaya al diablo< .
/yó deslizarse la seda y la cama cruir detr!s de 'l, y se volvió
para ver a )iana lanzando las sabanas sobre su cabeza.
Suprimiendo una carcaada por su desesperado intento de
esconderse, Lucien se acercó a la puerta y la abrió solo un poco.
Gl ar$ueó una cea desdeñosa con altivez.< IS+@<
Lucien casi golpeo un puño a trav's de la pared de yeso cuando
Pymm tran$uilamente le in"ormó $ue la vizcondesa de Pembroke
le esperaba en la sala de dibuo.
; La (izcondesa de Pembroke@< )iana adeó desde debao de la
maraña de s!banas y la es$uina de la colcha de seda >el resto
se hab+a deslizado "uera de la cama hacia el suelo.
(olviendo a la cama, 'l encontró sus curvas bao la montaña de
tela, acarici!ndola.< Bi madre. La muer siempre visita temprano.
Piensa $ue es un gran deporte sacarme "uera de la cama a horas
imp+as< .
)iana tiró las s!banas usto debao de la barbilla y se rio.< 9s casi
mediod+a.<
; Nadie, excepto mi madre me visita antes del mediod+a.< Lucien
se estremeció.< Bis amigos saben $ue nunca deben llamar antes
de las cuatro.<
; No debes dear a tu madre esperando.<
7lgo diabólico y su tono de broma le hicieron sugerirle,< I*e
importar+a venir conmigo@<
Aorrorizada, ella adeó,< yo no podr+aD<
Se tendió en la cama unto a ella, acunando su pecho a trav's de
las hoas.< (oy a decirle a Pymm $ue le diga $ue estoy
indispuesto< .
)iana deslizó una mano y le dio un codazo a su hombro.< (e a
hablar con ella, Lucien. *odav+a estar' a$u+. Bientras $ue ella se
va podr' escribirle una carta a &vory< .
Gl la besó, luego se sentó de mala gana.< Aay papel, plumas y
tinta en el escritorio. 9scribe con rapidez, te prometo $ue no
tardar' mucho.<
FFFFF
; *e he arrastrado "uera de tu cama, ya veo.< La vizcondesa se
sentó en el so"! y levantó altaneramente una cea.
; 8uenos d+as a ti tambi'n, Badre.< Lucien instaló su cuerpo
apresuradamente vestido sobre un sillón con relaada gracia.< ?
s+, me arrastraste "uera de mi cama< .
; ?o no voy a gastar demasiado de tu oh, tan valioso tiempo,
Lucien.< La voz de su madre era aguda, pero una leve sonrisa se
dibuó en sus labios. Su madre, en sus momentos c!lidos,
escond+a cual$uier atisbo de a"ecto materno detr!s de bromas
sarc!sticas. 9n los m!s "r+os, ella lo sermoneaba.
; Nunca lo haces, $uerida madre.<
; Sospecho $ue no vas a asistir al baile de los Biddlestone esta
noche@<
; 9s correcto.<
; 8ueno, lo har!s. ?a es hora de $ue hubieras seleccionado una
novia. Aas evitado esa particular responsabilidad el tiempo
su%ciente< .
; I9speras $ue desentierre a una de las Biddlestone@< Gl "runció
el ceño.
; 9spero $ue acompañes las debutantes elegibles a la pista de
baile y comiences a hacer un buen trabao de encontrar una
esposaD<
; No hay prisa.<
; Aan pasado treinta años.<
; ? los hombres pueden engendrar hios a cual$uier edad. Padre
"ue una prueba de ello< . 9l #ltimo bastardo de su padre hab+a
sido engendrado usto antes del sexag'simo cumpleaños del
cachondo vizconde.
Su madre tamborileó con los dedos sobre el brazo del so"!. Gl no
deber+a irritarla as+, siempre ten+a la intención de no hacerlo,
pero ca+a en el mismo patrón cada vez $ue hablaban. 9lla deb+a
saber $ue la amaba, pero deseaba poder estar en la misma
habitación con ella durante cinco minutos sin provocarse el uno
al otro.
; Be niego a permitir $ue aplaces tus votos hasta $ue tengas
sesenta años.<
Gl admiraba su capacidad para recuperarse y el intento de
ponerse a la carga de nuevo.
; 7 no ser $ue me empuen al altar con una pistola, yo no veo
cómo puedes, Badre< .
; 9st!s sin propósito< , le espetó.
; 9star en celo con una esposa es un propósito@<
Su madre le lanzó una almohada de brocado. 9sta se estrelló
contra el lado de su rostro y lo hizo estallar en carcaadas.
; Soporto ir a la -!mara de los lores, voto y hago algunos
discursos tediosos. La %nca se encuentra
en buena "orma. Las caridades reciben mi patrocinio. 9ntre eso y
mis actividades pecaminosas, tengo un calendario completo. Bi
vida est! llena de propósito.<
&nesperadamente, su madre dio algo m!s notable.< Lucien, has
considerado la posibilidad de tomar una esposa pueda amar@ *e
puedo asegurar $ue el amor en la cama de matrimonio es mucho
m!s placentero $ue... dormir... con las rameras comunes con las
$ue te asocias< .
Su madre sab+a de amor en la cama de matrimonio@ Lucien la
miró con asombro, leyendo una pizca de timidez en la niña de
sus oos ante su admisión. Los amor+os de su padre la habr+an
herido despu's de todo@ Gl hab+a asumido siempre $ue su
matrimonio "ue un lógico y "uncional arreglo de la sociedad. Si
ellos estuvieron enamorados, Ipor $u' entonces, se hab+a
desviado su padre@
8uscando novedad@ Gl ya sab+a lo di"+cil $ue era encontrar
novedad.
Gl baó la mirada hacia sus manos, dispuesto a no discutir de
amor > o novedad en la cama > con la a%lada lengua de su
madre. 9n cambio, 'l bromeó M< No toda muer con la $ue
dis"ruto es una prostituta com#n. IPor $u' sólo ayer por la noche
me encontr' con la m!s irresistible inocente< .
9lla rodó sus oos azul p!lido.< ?o podr+a asegurarte con
su%ciente sentido $ue no debes ugar con "uego, Lucien, o te
encontrar!s pagando por un bastardo $ue no sea el tuyo.< la
exasperación crepitaba en su aguda voz.< Si $uieres llevar a la
cama a una inocente, toma una esposa.<
Gl se encogió de hombros.< No te preocupes, madre, tengo la
intención de casarme... con el tiempo. Pero no esperes a verme
donde los Biddlestone< .
La vizcondesa se levantó, hirviendo de irritación.< (as a asistir a
ese baile esta noche as+ tenga $ue encontrarte en un alg#n
repugnante aguero de Londres y arrastrarte yo misma< .
FFFFF
)iana tocó el %nal de la pluma con los labios.
I-ómo convencer a &vory $ue estaba sana y salva, sin revelar su
paradero@
? Stephen. I9star+a busc!ndola por todo Londres en este mismo
instante@ Gl no necesitaba molestarse. 9lla no ten+a ning#n deseo
de escuchar sus explicaciones.
La culpa la golpeó con una "uerza sorprendente. La pluma se
cayó sobre la ropa de cama, deando una gran mancha. I-ómo
pod+a estar enoada con Stephen cuando ella acababa de haber
hecho la misma cosa@ *eniendo su propia aventura.
Sin embargo, ella no sent+a amabilidad hacia Stephen. Ni menos
irritada por su comportamiento.
I9staba a"err!ndose a la ira por su in%delidad como una excusa@
Lucien le hab+a dicho a ella $ue se casara, y luego viniera a su
cama para su placer.
ISer+a eso su%ciente si ella realmente se enamoraba de Lucien@
y $ue pasar+a cuando Lucien se casara@ Lo primero $ue pensó
horrorizada al escuchar el t+tulo de la vizcondesa de Pembroke
"ue $ue la muer era la esposa de Lucien. 9lla se hab+a
conmocionado y puesto horriblemente celosa.
*onta de ella, ya $ue su aventura untos se basaba en su deseo
de ser in%el al vieo y aburrido Stephen.
Pero sent+a algo en su corazón > una mezcla de dolor y alegr+a>
y temió lo peor. 9lla se estaba enamorando de su libertino tutor.
)iana tomó la pluma, seleccionó una p!gina en blanco y escribió
r!pidamente a &vory. Pero cuando empezó a escribir una nota
para Stephen, se $uedó impotente ante la p!gina en blanco.
Qinalmente, escribió unas pocas l+neas, dici'ndole $ue ella
deseaba tomarse un tiempo antes de volver a verlo. Lo cu!l era
verdad. Si ella lo viera ahora, con su cuerpo tan excitado por
Lucien, ella podr+a romper su compromiso y enviar de paseo a
Stephen. )eb+a tener cuidado de no mencionar sus propias
transgresiones > haci'ndose pasar por una madame y
durmiendo con Lucien. ?a estaba sumida en una red de mentiras.
B!s all! de $ue crear m!s, )iana tomó el conseo de Lucien y ni
si$uiera trató de explicar su presencia en el burdel de &vory.
)iana %rmó con su nombre y puso la p!gina a un lado para $ue
la tinta se secara. 9staba tan atenta en su tarea, $ue no escuchó
el menor susurro de movimiento $ue le indicara el regreso de
Lucien.
Gl se hab+a puesto una bata > de un verde oscuro $ue oscurec+a
sus oos como el verdor de un bos$ue sombr+o.
; *u baño est! listo, dulzura< , anunció.
)ebió de leer su mente. 9lla saltó de la cama con deleite.
; /tro baño@ -elestial.< ? despu's de eso, un intento m!s de
ugar al hombre ciegoD
Pero no "ue lo $ue ella esperaba. La bañera >ya llena de
humeante agua> estaba en su dormitorio.
Gl envolvió una bata alrededor de ella y la llevó a trav's de la
sala $ue conectaba las habitaciones, despu's de llamar a Pymm
para $ue llevara las cartas al correo.
)iana miró alrededor de su +ntima guarida. 9l opulento y
"emenino dormitorio de ella ten+a las paredes de color amatista
p!lido, una cama blanca adornada con tapices de terciopelo
violeta, y un delicado escritorio. La habitación de Lucien era
de%nitivamente masculina.
Las paredes de color verde oscuro, una cama de bronce y
tapices verdes colgaban elegantemente en la cama. Simple pero
bellamente diseñado con buen mobiliario. Aab+a esperado alg#n
testimonio de su comportamiento libertino >desnudos en las
paredes o algo por el estilo, pero en su lugar hab+a cuadros de
paisaes colgados all+. 9l to$ue de color en una pintura llamó su
atención y sonrió. Pintados discretamente en medio de la alta
hierba alta y de los arbustos $ue rodeaban un lago, estaba una
parea > La bella dama amorosa y el caballero oscuro.
Lucien desató el cinturón de su t#nica, y la lanzó sobre la cama.<
I*e gustar+a compartir tu baño conmigo@ 9s mucho m!s
agradable $ue tener $ue tomar dos baños separados.<
)espu's de anoche> y esta mañana> bañarse untos en
realidad parec+a bastante dom'stico.
9lla le deó sacar la bata de su cuerpo desnudo. 9l d+a era
luminoso, pero los colores oscuros de la sala daban una vaga
sensación de intimidad. 7lgunas velas desped+an un c!lido brillo
y un "uego ard+a en la chimenea.
; I*uviste una agradable visita de tu madre@< Le preguntó. 9
inmediatamente se arrepintió de sus palabras. -harlar sobre la
madre de Lucien mientras se hab+a metido desnuda en una
bañera con 'lD
; No lo creo.<
; IPor $u' no@ INo se llevan bien untos@<
; No. 9lla planea llevarme arrastrado esta noche al baile de los
Biddlestone.<
)iana tragó saliva.< 7s+ $ue voy a tener $ue irme a casa@<
Gl sonrió mientras se deaba caer dentro de la bañera.< 9spero
$ue no. 9sta noche tengo la intención de hacerte todo tipo de
cosas perversas.<
9lla pensó $ue podr+a llorar, viendo per"ecto cuerpo bao la
super%cie ondulante. Pe$ueñas olas se mec+an hacia arriba,
empapando el vello de su pecho, peg!ndoselo a la piel. Gl se
apartó el pelo con las manos h#medas, deando gotitas de agua
sobre su rostro.
Se ve+a tan absolutamente sensual. ? ella se tendr+a $ue ir esta
nocheD< Pero el baile ><
; :ara vez asisto a bailes. 7hora ven a$u+ y dea $ue te ayude a
entrar< Gl le o"reció su mano para ayudarla.
; Pero no va a venir tu madre a arrastrarte hasta all+@< )iana
subió a la ban$ueta, cerrando su mano en la suya.
; No te preocupes, dulzura.< Sus manos se posaron en sus
caderas para guiarla dentro de la bañera. Que mucho m!s di"+cil
de lo $ue esperaba evitar sus piernas cuando posó sus pies en el
"ondo. 9lla se resbaló, pero un "uerte apretón de Lucien detuvo
su ca+da y la baó suavemente para $ue descansara entre sus
piernas desnudas.
-on un suspiro de 'xtasis puro mientras el agua caliente la
envolv+a, )iana se echó hacia atr!s
contra el pecho h#medo de Lucien, apoyando la cabeza en el
hueco de su hombro y cuello, los pechos y el pelo suelto Lotando
en "rente de ella. Lucien envolvió sus poderosos brazos desnudos
a su alrededor y cogió una barra de abón.
)iana trazó la l+nea de las venas del antebrazo, sent+a los
m#sculos sólidos debao, la piel h#meda y caliente. La
combinación de la sensualidad l!nguida del humeante agua y la
luuria urgente evocada por su cuerpo desnudo, y su to$ue, la
tuvieron adeando de deseo.
Aasta $ue detectó el exuberante per"ume de rosas.< Tabón
per"umado de :osas@< 9lla lo hab+a notado la noche anterior,
pero hab+a sido distra+da por su propia anticipación.
7hora se daba cuenta de $ue 'l manten+a muchos art+culos de
muer en su casa.
; Bi madre y mis hermanas vienen a visitarme de vez en cuando,
mascota.< Gl enabonó sus manos.< Pero tambi'n sabes lo $ue
soy.<
; ,n libertino@< 9lla se estremeció cuando sus manos espumosas
rodearon sus pechos.
; ,n hombre $ue aprecia las mueres.<
; *e sientes decepcionado de $ue te llev' leos de esas dos
mueres en la casa de &vory@<
Sus manos cubiertas de abón recorr+an sus curvas, con la
barbilla apoyada sobre su pelo.
; )iana, no cambiar+a esta aventura contigo por cual$uier muer
en &nglaterra. Por un millar de mueres, si "uera el caso.<
9lla se acurrucó contra su cuerpo grande.
; 7dem!s, he hecho eso antes.< Gl pellizcó sus pezones hasta
$ue se endurecieron.
La impresión hizo temblar su mano, derramando agua sobre el
lado de la bañera.
; Aas hecho el amor con dos mueres a la vez@ I-ómo@<
; *engo una polla, una lengua y dos manos< , murmuró, besando
la parte superior de su cabeza.
; /oh< . Sus pezones irradiaban placer adormeciendo su mente
con su to$ue. 9lla pensó en las dos cortesanas > la pelirroa de
grandes pechos y la ansiosa de pelo oscuro. 8ocas, pechos y su
polla. 7un$ue avergonzada, ella tambi'n estaba "ascinada por
las escenas imaginadas.
; ?o pens' $ue ellas podr+an hacer turnos< , admitió ella. 9sa
noche, ella hab+a sido demasiado inocente para imaginar el
enredo de cuerpos $ue pod+a evocar "!cilmente en su mente
caliente ahora.
; 9l placer m!s tentador< , le susurró al o+do h#medo< , se
encuentra en tener dos mueres en la cama al mismo tiempo< .
; ? ellas tienen cuatro manos y cuatro pechos y dos E !reas
+ntimas... para tu dis"rute< . Su corazón se apretó. I9ncontrar+a
'l mucho m!s aburrido darle placer a ella $ue hacer el amor con
dos mueres a la vez@
; )e todos modos, me parece $ue tus senos y tus manos son
absolutamente maravillosas.< ,na
de sus manos se deslizó por su vientre.< ? tu dulce coño.<
La curiosidad la pinchó.< Be gustar+a escuchar m!s de lo $ue
haces con dos mueres en la cama.<
; 7 veces me acuesto en la cama como su cautivo, ellas
controlan y dis"rutan.
,na en mi polla y otra en mi rostro.< 7 pesar de un rubor de
timidez y vergRenza, )iana se puso caliente con sus palabras,
mientras sus dedos ugueteaban en sus h#medos rizos in"eriores.
; ? a veces >< ; Su dedo se burlaba de ella.< >< Las mueres se
dan placer la una a la otra< .
; -ada una a la otraD IHuieres decir $ue ellas > se tocan y besan
>@<
; 7lgunas mueres no son reacias a la experimentación de los
placeres sensuales $ue implica su propio sexo. 7 pesar de $ue a
menudo sospecho, cuando estoy pagando, $ue ellas se est!n
promulgando esas caricias solo para complacerme< . Sus manos
acariciaban sus muslos.< Levanta la pierna y d'ame lavarte.<
; IHu' hacen ellas@<
; Las dos mueres untas@< Sus manos resbaladizas masaearon
su muslo.
; INo te imaginas@<
; )+melo< , suspiró ella.
; 9llas chupan los senos de la otra. Se besan. -hupan y se burlan
de sus cl+toris y entierran sus dedos en la otra.< Le inclinó
suavemente la pierna y enabonó su pie.< *al vez sólo una muer
realmente sabe cómo complacer a otra muer< .
; *# sabes cu!nto me complaces a mi.<
Lucien atentamente lavó la otra pierna.< Lev!ntate y dea $ue
lave tu trasero, amor.<
Gl la sostuvo mientras se levantaba, el agua corr+a por su cuerpo
desnudo. Sus manos abonosas acunaron su trasero luego sus
dedos se sumergieron entre las meillas y la acariciaron.
Gl presionó sus labios en la parte baa de su espalda mientras
generosamente le enabonaba sus regiones +ntimas. -on
cuidado, la baó de nuevo al agua.
; ?, por supuesto, dos hombres pueden dar placer a una muer
tambi'n, dulzura.<
No esperaba esoD. La impresión volvió sus meillas de color rosa,
pero no deseaba mostrarse como una temblante inocente. 9lla
bromeó M< Bmm. )os Luciens< .
Gl se echó a re+r.< Sólo hay uno de m+, )iana. *endr!s $ue
seleccionar otro hombre< .
*tro hombre "
; IHui'n podr+a ser@< , preguntó 'l.
; Pero yo no puedo=<
; 9s una "antas+a, amor. Puedes invitar a cual$uier hombre $ue
desees a tu cama. ? podemos hacer cual$uier cosa $ue pidas. 9n
las "antas+as no necesitas preocuparte acerca de tu virginidad, tu
reputación, o un embarazo< . -omenzó enabonado sus brazos.
Sus oos muy abiertos siguieron el movimiento de su mano sobre
el m#sculo.
&ncluso en sus m!s salvaes y m!s prohibidas "antas+as, no pod+a
imaginar dos hombres "uertes y seductores como Lucien
haciendo el amor con ella. La malicia de ello la ten+a sin habla,
pero el brote de luuria ante ese pensamiento la asombró.
Lucien Lexionó sus m#sculos mientras se lavaba sus largas
piernas, levant!ndolas en la bañera al hacerlo.< Be gustar+a
saber tus m!s pro"undos y oscuros deseos, dulzura. IHu' otro
hombre pondr+as en nuestra cama@ I-ómo te gustar+a $ue
"uera@<
; No puedo imaginar a alguien $ue desee tanto como a ti.< Su
corazón golpeó "uertemente, mientras ella le dec+a esa simple
verdad.
Gl contuvo el aliento. 9lla lo oyó.
; 9ntonces 'l ser! como yo.< Sus manos se deslizaron contra su
espalda mientras 'l se lavaba el pecho y el estómago.< IHu'
har+as con dos grandes y duras pollas, !ngel@ I*e gustar+a $ue
las enterr!ramos pro"undamente dentro de ti@<
9lla se echó un poco de agua en sus ardientes meillas.< I-ómo@<
Su polla se hinchó caliente, h#meda y dura, encaada entre las
meillas de su trasero.
; &mag+nate una enterrada hasta la empuñadura en tu pe$ueño y
deseoso coño.<
*emblando, ella preguntóM< I ? la otra@<
Gl meció su cadera.
; -ontra mi trasero@<
; Si as+ lo deseas.<
9lla se rio, manteniendo la cara en llamas oculta de 'l. Se sintió
terriblemente t+mida y nerviosa.< No deber+a si$uiera pensar en
tal cosa< .
; Lo siento, mascota,< susurró Lucien.< Si no te gusta el uego,
nos detendremos. Pero es mi deber garantizar $ue experimentes
cada perversa "antas+a $ue desees explorar< .
Su sueño m!s malvado era tener sexo en ese momento con
Lucien = en este luoso baño caliente, por eemplo. ? eso ellos no
lo pod+an hacer. Pero ella estaba terriblemente curiosa por saber
$u' cosas escandalosas Lucien hab+a hecho.
; I7lguna vez has compartido una muer con otro hombre@<
Gl le levantó la masa h#meda de cabello y besó la nuca de su
cuello,< ?o no $uerr+a compartirte con nadie, dulzura< .
Si 'l no pod+a compartirla, $ue era lo $ue estaba sugiriendo@ Hue
no deseaba $ue "uera su amante en el "uturo@ Su mente corrió
hacia otra posibilidad>convirti'ndose en la esposa de Lucien.
I9staba 'l pensando en matrimonio@
I9staba loca por contemplar tal cosa con un libertino@ Pero no
pod+a ignorar la tensión alrededor de su corazón, el encogimiento
de su estómago ante ese pensamiento.
; Ni si$uiera con Stephen@< Preguntó ella, y esperó su reacción.
&ba Lucien a decirle $ue la $uer+a para todos el tiempo@
)iana se mordió el labio a la espera de su respuesta.
Lucien apoyó el codo en la bañera, con la mano perezosamente
rozando la nebulosa agua.
; -ontemplas tenernos a ambos en la misma cama a la vez,
$uerida@< , le preguntó en su hastiado acento seductor.
)iana se $uedó sin aliento ante la visión escandalosa $ue llenó
su cabeza en la cama tanto con Lucien como con su prometido,
al mismo tiempoD Lucien no estaba pensando en matrimonio en
absoluto.
Pero ella lo deseaba, deseaba desesperadamente poder tomar su
grande y hermosa polla dentro y aliviar su dolor m!s pro"undo.

Capítulo Seis
; IPuedes ver@<
Sumido en la oscuridad, y la venda atada apretada alrededor de
los oos, Lucien
dio un paso tentativo hacia adelante. Su espinilla chocó con el
borde de una silla.
; Ni una maldita cosa.<
)iana se rio con deleite.
Gl se dio la vuelta, siguiendo el sonido. Gl deb+a conocer su propio
dormitorio su%cientemente bien como para evitar chocar con los
muebles.
; Be encanta la "orma en $ue tu polla se tambalea,< arrulló ella.
/tra pista para encontrarla. 9lla se hab+a movido m!s cerca de la
cama, supuso. Para el
entretenimiento de ella, 'l tensó sus m#sculos, meciendo su
pene arriba y abao, y "ue recompensado con los aplausos
entusiasmados de )iana.
; IPuedes hacer eso dentro de una muer@<
9sta vez su polla se sacudió por completo por su propia cuenta
mientras sus doloridos test+culos se apretaban.
; S+, dulzura.<
; ? una muer puede sentirlo@<
Ser un tutor era un trabao condenadamente doloroso. -ada una
de sus preguntas sub+a su hambre sexual un grado.
; S+. La mayor+a de las mueres se deleitan con la sensación< .
; P/h, cómo me gustar+a poder experimentarlo.<
)ios, le dol+a caca vez $ue ella colgaba esa tentación delante de
'l. Gl deber+a poder cali%car a santo cuando esta aventura con
ella terminara con su virginidad intacta.
Gl extendió la mano con las manos.
; /h, no< , exclamó ella burlonamente.< Sin tus manos.<
; I-ómo, entonces, dulzura@<
; Be tienes $ue encontrar con tu polla.<
0ncontrarme con tu polla1 I-ómo llegó ella a inventar tales
salvaes sugerencias@ cómo
pod+a saber exactamente cómo paralizarlo de deseo@ Se
tambaleó en su siguiente paso.
; *us deseos son órdenes para m+, !ngel,< dio con voz ronca, la
garganta apretada, el corazón martilleando. 9l mov+a su polla de
un lado a otro, en busca de ella.
; )os pasos m!s< , lo alentó.
7mablemente, 'l los dio. La cabeza de su polla golpeó algo
blando. Su estómago@ La mano de ella@
9l calor y la humedad acariciaban la hinchada cabeza.
Su coño@ Lucien rogó $ue no lo "uera. Puede $ue no "uera capaz
de dar marcha atr!s si ella lo hab+a metido por s+ misma en su
caliente tri!ngulo.
7delant!ndose, no sintió nada.
Hu' >@
Su gruñido gutural le dio todo lo $ue necesitaba saber.
9lla estaba de rodillas delante de 'l. Su doncella estaba en una
posición suplicante, lista para chuparlo. Sus manos tantearon
hacia ella mientras ella agarró el ee y le dio la vuelta a la cabeza
de su pene en broma sobre sus labios. Gl tocó su pelo sedoso,
acarici!ndola, apretando su agarre instintivamente cuando su
lengua le lamió. Gl la soltó de inmediato >no pod+a dirigir a
)iana, sin importar lo excitado $ue estuviera.
9lla pasó la punta de su lengua abao de su ee, trazando una
palpitante vena, aumentando su emoción al punto de ebullición.
Lucien se sacó la venda de los oos.
Para verla llevarlo a la boca a pesar de $ue sab+a $ue su tenue
control podr+a romperse si lo hac+a.
; No. Por "avor, d'atela puesta,< ella le imploró.
.imiendo, 'l as+ lo hizo.
*uvo $ue luchar para distanciarse del placer enlo$uecedor de
explorar la boca de )iana. 9lla trabaó con avidez, tratando
di"erentes presiones, di"erentes velocidades, todo el tiempo,
haciendo los m!s eróticos sonidos en su garganta. .emidos
"emeninos, seductores, parcialmente ahogados por su polla.
-on los oos cubiertos, sus otros sentidos estaban agudizados.
8eb+a en los olores de su piel desnuda y el rico aroma de su
excitación. Sus gemidos y suspiros tent!ndolo a $ue la tomara,
$ue hiciera el amor con ella y $ue la hiciera gritar.
*uvo $ue admitir $ue era muy excitante no saber lo $ue ella iba a
hacer hasta $ue sintió $ue ella lo tocaba.
B!s all! de la tentación.
9lla se movió hasta los coones. *odo su cuerpo se puso r+gido
mientras lo besaba, lamia, e incluso los succionaba suavemente.
Las manos de ella se suetaron a las meillas de su culo,
amas!ndolas.
9lla soltó sus bolas con un pe$ueño y sexy< pop< y 'l gimió por
la "rustración.
-on una sonrisa, ella se aleó.< 7hora tienes $ue encontrarme
otra vez.<
Se dio la vuelta, siguiendo sus risitas.
,na vez m!s su dolorosamente dura polla golpeó algo
deliciosamente suave.
)e repente, sus curvas redondeadas se balancearon de lado a
lado en su contra. 9lla estaba batiendo su polla con su culo.
7hora entend+a. 9lla planeaba llevar a cabo todos los actos $ue
le hab+an hecho las ocho = o eran nueve mueres en el salón de
baile de &vory.
,antidad. /e2niti&amente la santidad.
)iana deó de golpear su trasero contra su hambriento miembro.
IHu' demonios m!s le hab+an hecho anoche@ *odo lo anterior a
su viae con )iana en el carro, era un borrón, un recuerdo leano.
Lucien sab+a $ue ten+a $ue recordar. Para saber lo $ue deb+a
esperar, para $ue pudiera reunir sus "uerzas y resistir el impulso
instintivo $ue corr+a a trav's de 'l >la urgencia de agarrar las
caderas de )iana, sostenerla en su sitio, y empuar su polla
dentro de ella.
Pezones. Gl hab+a chupado los pezones de una de las mueres.
? la #ltima muer hab+a "rotado sus pechos a lo largo de su >
Su polla se deslizó en un valle c!lido y suave. Los pechos de
)iana o su culo@
Su lengua h#meda co$ueteó con la ranura tensa en la cabeza de
su polla.
Pechos.
Baldición, 'l $uer+a &er esto.
; 9n el salón de baile de &vory, cuando te vi desnudo, deseaba
explorarte< , admitió ella, apretando sus suaves mont+culos
contra su ee.< )esde el primer momento en $ue te vi, he
pensado en estas pecaminosas cosas< .
Lucien se $uitó la venda de los oos. Por un momento "ugaz,
mientras miraba hacia abao en los grandes oos violeta de )iana
y beb+a de la visión erótica $ue era ella, sobre sus rodillas, pensó
en la corbata colgando de su mano, y $uiso ser muy uguetón.
Gl estaba pensando en algunas cosas seriamente pecaminosas.
Pero no deb+a atar a una inocente.
*odav+a no, de todos modos.
)eó $ue su mirada cayera m!s abao. *odo lo $ue pudo ver de
su pene "ue la oscurecida y abultada cabeza, el resto estaba
enterrado en su pecho.
)eseó poder levantarla y arrastrarla a la cama y tomarla de cada
"orma en $ue su mente sucia pudiera inventar. ? 'l estaba
empezando a sospechar $ue )iana ser+a capaz de inventar unas
pocos $ue 'l no hab+a pensado.
; I*e gusta esto@< Preguntó ella sin aliento mientras "rotaba sus
pechos a lo largo de
su longitud.
; -ada pecaminoso minuto.<
; *ienes una extraña expresión en tu cara. -omo si no estuvieras
divirti'ndote.< 9lla le dio una sonrisa maliciosa, y 'l supo $ue
ella entend+a exactamente por $u' 'l se ve+a tan dolido.
9sto era sin duda m!s tentación de la $ue cual$uier hombre
cuerdo podr+a someterse a s+ mismo. 7lg#n otro m!s uego previo
y 'l arder+a en llamas en ese lugar.
; Be gustar+a>< ;
Lucien interrumpió los deseos de ella levant!ndola sobre sus
pies. 0rror. 9lla se puso de puntillas para poner sus brazos
alrededor de su cuello y la humedad de sus rizos in"eriores se
burlaron de su polla mientras ella se acurrucaba cerca.
Gl tomó su boca con avidez, hundiendo su lengua, tratando de
satis"acerse a s+ mismo con eso mientras 'l retroced+a su
entrepierna de la de ella. Poniendo una distancia entre ellos.
La diabólica muer lo siguió.
Gl rompió el beso para recordarle M< *# $uer+as $ue yo te
explorara a ti.<
; /h, s+< .
9ntrelazando sus dedos con los de ella, 'l la llevó a la cama.
)iana se $uedó sin aliento por la "elicidad de como Lucien le
masaeó los hombros. 7costada sobre su estómago, con la
cabeza apoyada en los brazos cruzados, ronroneó mientras sus
manos >h!biles y c!lidas, con aroma de aceite >"rotado con
%rmeza en su piel.
No hab+a esperado $ue su exploración se sintiese a la vez
relaante y excitante.
-on cada caricia circular de sus manos, ella mov+a su coño
caliente en el colchón, pero se sent+a demasiado contenta con
sus caricias como para darse la vuelta y rogarle $ue le diera
placer.
9lla podr+a $uedarse all+ para siempre y dis"rutar de esta
experiencia celestial.
)esde luego, 'l sab+a cómo deleitar el cuerpo de una muer, de
maneras $ue ella no hab+a esperado. *razó la l+nea de su
columna vertebral y le masaeó el cuello. )eslizando sus manos
alrededor de su caa tor!cica acarició sus pechos por un lado.
Su trasero estaba resbaladizo con aceite >hab+a pasado mucho
tiempo acariciando sus meillas, separ!ndolas para darle un tirón
enlo$uecedoramente delicioso en la entrada de su trasero. ? las
atenciones $ue 'l le demostraba hac+a $ue sus piernas y sus pies
se retorcieran como un gatito uguetón.
7hora, sinti'ndose como una reina mimada, ella lo miraba en el
espeo. Gl lo hab+a movido al %nal de la cama para $ue ella
pudiera ver. 7doraba la "orma en $ue estaba tan concentrado en
su cuerpo. Su cabello oscuro despeinado colgaba sobre sus oos
mientras trabaaba. Sus espesas pestañas negras se redueron.
Gl era simplemente el hombre m!s guapo $ue hab+a visto nunca.
?, por supuesto, el primer hombre desnudo $ue hab+a visto
nunca.
Lucien se enderezó, mir!ndola a los oos en el espeo.< )ate la
vuelta, dulzura< .
9lla obedeció con un suspiro, estirando sus brazos sobre la
cabeza, deleit!ndose en la "orma en $ue sus oos verdes se
estrecharon mientras lo hac+a.
Gl empezó a masaear sus muñecas, enviando escalo"r+os de
deseo a trav's de ella.
Sus manos rozaron sus brazos, y tomó los pechos.
-ada caricia era magia.
9lla se estremeció, anticipando sus dedos m!gicos aceitados
"rotando en su dolorido sexo. 9n el momento en $ue llegó a su
mont+culo, estaba temblando y gimiendo.
,n to$ue de su dedo en su cl+toris y ella estalló, gritando su
nombre.
Bientras ella regresaba a la tierra y poco a poco recuperaba sus
sentidos, )iana sonrió.
.racias a )ios ella ya era demasiado viea para ugar al ciego en
las %estas al aire libre y "estividades. Los recuerdos de esta
deliciosa tarde podr+an tenerla gimiendo y corri'ndose en el
lugar >y eso ser+a muy di"+cil de explicar.
9lla abrió los oos para encontrar a Lucien sonri'ndole
maliciosamente. Gl le colocó el pañuelo doblado sobre su palma.<
I*e gustar+a tener un turno@<
; IPuedo@<
Gl se echó a re+r ante su pregunta entusiasta.
&ncluso llevar un trozo de la ropa de 'l era emocionante, pensó,
mientras sosten+a el pañuelo por encima de sus oos. Gl capturó
su boca en un largo, y sensual beso mientras lo ataba en su
lugar.
9lla se arrodilló en la cama, esperando a $ue el sonido chirriante
le indicara $ue 'l hab+a salido de la cama y "ue a la b#s$ueda de
un punto de apoyo.
Silencio.
; 9stoy lista< , le dio a entender.
9lla oyó su pesada respiración.
9n tono de broma, )iana se puso las manos en las caderas.<
Lucien, lev!ntate, as+ $ue puede tratar de encontrarte.<
9n su lugar, 'l le agarró por las muñecas con "uerza y ella se
$uedó sin aliento cuando 'l puso sus manos a los lados.
; Pero =<
,na cucharada de aceite caliente cayó en sus palmas.
; *ócame, )iana< , instó. Gl cerró las manos de ella alrededor de
su dura polla.
9lla la agarró con las manos engrasadas desliz!ndose "!cilmente
a lo largo de 'l.
*al vez esto era m!s divertido $ue dar tumbos, intentando
encontrarlo.
Su respiración se hizo m!s dura, dici'ndole lo mucho $ue $uer+a
esto. 9lla le deó controlar sus movimientos, recordando la noche
anterior, aprendiendo, incluso
m!s. -omenzó lentamente, deslizando su mano desde la base
hasta la punta donde masaeó con %rmeza su mano sobre la
cabeza.
; Su'tame duro< , instó.< Lo m!s "uerte $ue puedas.<
; Hu+tame la venda< , le rogó ella, tal como 'l lo hab+a hecho
antes.
Por un momento, ella estuvo segura de $ue 'l se negar+a, pero
luego ralentizó sus movimientos y ella sintió $ue 'l tiraba
suavemente de la corbata. :etiró los mechones de su pelo y ella
se $uedó $uieta hasta $ue trabaó sobre sus oos.
La retiró y r!pidamente apretó su mano sobre la de ella. Sus oos
se abrieron ante el tamaño de su pene hinchado. Sus manos
parec+an tan pe$ueñas alrededor de su polla, mientras 'l
trabaaba arriba y abao de la longitud.
Pronto 'l aceleró sus movimientos, elevando las caderas al ritmo
de las manos $ue lo bombeaban.
; 9s muy emocionante ver $ue..tu. eh... nosotros te
masturbamos< , admitió ella t+midamente.
Los oos de Lucien estaban vidriosos.
; Pero Ipor $u' habr+as de tener $ue hacerlo@ Si puedes dis"rutar
de cual$uier placer $ue desees< .
9xcepto con ella, por supuesto, se dio cuenta de su "rustración.
; 9s una habilidad $ue per"eccion' desde niño.<
; )ios. I-u!ndo te iniciaste por primera vez@<
; No tengo ni idea, )iana, por "avor =< Sus oos se cerraron, su
agarre apretando sobre sus manos, mientras 'l los tiraba
salvaemente.
7l darse cuenta de $ue estaba a punto de explotar, ella se inclinó
y le dio un "uerte beso en la boca, chupando y mordiendo su
labio in"erior. 9lla aprovechó su sorpresa para $uitar sus manos,
esperando $ue 'l le permitiera explorar un poco m!s.
Para su sorpresa, sus manos siguieron adelante sin ella, aun$ue
su mirada nunca deó su rostro. Nunca hab+a visto a Lucien
perder tan completamente su control. ,na clara sensación de
poder vibraba a trav's de ella.
8ueno, ella sólo le tocar+a al mismo tiempo, decidió. 9lla acunó
su saco, acarici!ndolos con su pulgar, pero se detuvo
sorprendida.< Lucien, I$u' pasó con tus coones@<
La voz de 'l era ronca.< 7 medida $ue me acerco al orgasmo, se
contraen< .
Qascinada, supo exactamente lo $ue $uer+a probar la próxima
vez. *omando una respiración pro"unda, deslizó su dedo hacia
abao a la entrada de su trasero.
9lla estaba d!ndole placer a su culo. 7 pesar de $ue el orgasmo
se estaba construyendo y demandando una liberación, Lucien
desaceleró su ritmo "ren'tico.
Su uña le hizo cos$uillas, entonces su dedo presionó dentro.
; /h, eres tan apretado, Lucien. Be parece $ue no puedo mover
mi dedo en el interior< .
Su pene se puso tan r+gido como el cañón de una pistola ante sus
palabras y por las intensas sensaciones mientras trabaaba para
entrar dentro de 'l.
; 9staba yo tambi'n tan apretada y caliente alrededor de tu
lengua@< Le preguntó ella inocentemente, mientras empuaba
m!s.
7penas capaz de hablar, 'l logró sacar un brusco M< S+< .
; *e hago daño@<
; No.< Gl luchó por tener el su%ciente control sobre su respiración
entrecortada para hablar >para darle una cierta gu+a>, pero
antes de $ue pudiera decirle lo $ue deb+a hacer, ella empuó
"uerte dentro.< 7ll+,< dio ella triun"ante mientras los m#sculos de
'l se apretaron
y el dolor lo atravesó.
)esl+zalo hacia "uera un poco, dulzura,< suplicó.
; *e estoy haciendo daño. /h Lucien, lo siento.< 9lla sacó el dedo
r!pidamente.
; Por "avor, )iana =<
; IHuieres $ue lo intente otra vez@<
; Sss+,< dio entre dientes.
Se agarró la polla mientras ella deslizaba su dedo hacia el
interior.
; 9st!s abrasadoramente caliente< , se maravilló ella.
Su comentario lo estaba volviendo loco. Luchó contra su
liberación. Peleando para durar un poco m!s.
; 7penas puedo mover mi dedo en ti, me has agarrado con tanta
"uerza.<
Ni si$uiera se estaba masturbando m!s. No lo necesitaba.
Gl iba a disparar como los "uegos arti%ciales de (auxhall en
cual$uier segundo.
; 7hora, Idónde est! tu punto sensible< , preguntó ella.< 9l $ue
te har! venirte en un instante@<
Su dedo in$uisitivo golpeó el disparador en el momento exacto
en $ue ella le hizo la pregunta. ,n cegador y abrasador
rel!mpago lo atravesó, desde su culo, a trav's de sus bolas,
hasta el ee palpitante de su pene.
.ritó tan "uerte $ue escuchó $ue algo chocó en el pasillo.
7l parecer, hab+a sorprendido a una criada.
FFFFF
; 9spero $ue tengas buen apetito.< Lucien se puso de pie cuando
ella entró en el salón para la cena privada.
,#. 3engo muchos deseos de comen!ar con el postre. Pero )iana
no dio eso. 9lla no pod+a decir una palabra. La suntuosa escena
esperando la deó sin aliento. Lucien vest+a su bata y zapatillas.
9l calor de las velas brillaba sobre su pelo oscuro, todav+a
despeinado de su sesión de masae por la tarde. )ebao de la
t#nica 'l probablemente estaba desnudo. Los platos de plata
brillaban, el delicado cristal brillaba, y rosas roas como la sangre
estaban esparcidas sobre la mesa. Lucien tomó una de las rosas
y se la o"reció a ella.
7ntes de $ue 'l la deara tomarla, 'l puso en sus labios los
p'talos suaves y "rescos.
; .racias.< 9ra inadecuada, pero era todo lo $ue pod+a manear.
9lla puso la delicada Lor sobre su rostro, inhalando el olor $ue le
recordaba a su baño.
-aminar dentro y verlo as+, en medio del esplendor, la hizo sentir
como si hubiera pedido una audiencia con Luci"er.
9l diablo se puso de pie y sacó su silla.
9lla trató de hacer una re"rescante con%dencia. Be muero de
hambre D< 9lla se sentó y le permitió orientar su silla en su lugar,
volvi'ndose hacia 'l con una mirada exagerada de inocencia.
; Pero, Iest!s decepcionado por$ue te estoy manteniendo
aleado del baile de los Biddlestone@<
La bata se abrió un poco cuando ella se sentó, d!ndole a 'l una
visión de sus muslos. Llevaba sólo la bata = como 'l se lo hab+a
solicitado = y su cabello estaba suelto. )ebao de la susurrante
seda, su piel se sent+a suave y sensual por haber sido ungida con
aceite arom!tico y caliente, amorosamente "rotado en la piel por
las manos de Lucien.
; No, si me prometes $ue me reservar!s un baile esta noche,
señorita *iverton.< Gl sirvió dos vasos de vino tinto, entreg!ndole
uno.
)elicadamente sosteniendo el tallo, )iana recordó su broma, las
palabras seductoras de la noche anterior. ,uena mucho más
mal&ado llamarte se4orita 3i&erton. Mientras pienso pedirte un
baile cuando realmente te estar' preguntando como quieres que
te haga correr.
IHu' se atrever+a ella a preguntarle esta noche@
Gl levantó su copa en un brindis.< Por las aventuras.<
; Por los uegos de (endar al hombre< , agregó ella con picard+a,
y tomó un sorbo.
; ,na maravillosa manera de pasar la tarde.< Gl rio y bebió largo,
recost!ndose con su caracter+stica gracia perezosa.< /al!
hubiera sido tan inventivo al ugar el uego cuando era niño.<
; Que una gran idea $ue me pusieras la venda en los oos,
tambi'n. Que tremendamente divertido explorarte.< ? la
maravillosa diversión de encontrar ese lugar especial sobre el
$ue 'l le hab+a dicho. Aab+a estallado en un orgasmo $ue le
hab+a deado casi sin poder moverse.
Levantó su copa para brindar por ella.< 9res una delicia, )iana.
Soy el hombre m!s a"ortunado del mundo al estar en tu
compañ+a esta noche.< . 7sentando su vaso sobre la mesa, volvió
su atención a la comida. Lucien señaló el men# para la noche
mientras levantaba las tapas de los platos. La %esta parec+a
destinada a una docena de personas. -ordero asado. -odornices
acristaladas. Langostas rellenas con una mezcla de camarones.
Salmón relleno de langosta.
No se hab+an molestado con una comida al mediod+a, y )iana no
pudo resistir los deliciosos olores, ni la sensualidad de la comida
$ue se extend+a ante ellos.
Para el momento en $ue ella y Lucien compartieron un postre de
un enorme plato tallado, ella estaba a punto de estallar. Lucien
levantó la #ltima cucharada, sonrió, y se la puso en los labios.
9lla los abrió para dear la cuchara limpia.
Los oos verdes brillaban al verla. Le tomó la mano, la ayudó a
baar de la silla y la llevó a su enorme cama. -aminar con las
manos untas daba un aire de dulce inocencia a su noche.
9l corazón de )iana tropezó. Sus aventuras de la tarde sólo
hab+an aumentado su hambre de ser llenada por 'l. )e hacer el
amor con 'l. )e llegar hasta el %nal. -uando ella alzó la vista y
vio su sonrisa traviesa, ella anheló seducirlo a hacer el amor con
ella. Pero ella no pod+a. Para empezar, 'l estaba decidido a no
tomar su virginidad. Gl era un libertino, pero al %n y al cabo un
noble.
? ella no ten+a idea de cómo seducir a un experto en el arte de la
seducción. I-ómo podr+a ella asaltar su control y llevarlo a cabo@
I-ómo hace una muer para tentar a un hombre acostumbrado a
tener varias mueres en su cama a la vez@
La prostituta $ue hab+a elegido en casa de &vory hab+a "rotado su
erección entre sus enormes pechos antes de llevarlo hasta el
%nal en su boca. )iana estaba dispuesta a probar ambas cosas,
pero recordó $ue hab+a invitado a otra muer a unirse a ellos,
incluso despu's de todo esa tentaciónD
No ser+a usto. No ser+a correcto. Si 'l iba dentro de ella, ella
estar+a arruinada. $ ella sospechaba $ue si eso sucediera, si lo
indujera a tomar su virginidad en su cama, 'l ser+a un verdadero
caballero y le o"recer+a matrimonio. No $uer+a atrapar a Lucien.
Pero, oh, cómo deseaba ella el placer m!s prohibido de todos.
; Huiero hacer todo lo $ue te puedas imaginar< , susurró.< ?o
$uiero probar de todo...<
Su sonrisa se desvaneció, reemplazada por una mirada de
hambre depredadora.< Puedo pensar en un buen montón.<
Sin saber $u' hacer, ella deó deslizarse la bata por sus brazos y
caer hasta el suelo. 7nte su mirada de aprobación, se tendió
sobre la colcha, completamente desnuda, la mano colgando
casualmente sobre su cadera.
)eseaba lucir deliciosa y tentadora.
Gl se $uitó la bata de seda y se unió a ella, desnudo, pero 7un no
completamente erecto.
9mpezó con un beso en sus labios, luego en las meillas, la nariz,
la barbilla, incluso sus p!rpados. -omo si estuviera determinado
a probar cada cent+metro de ella, la besó desde la "rente hasta el
pecho. 9n el momento en $ue 'l tomó un pezón en su boca, su
piel ya estaba ardiendo.
La expectación estaba volvi'ndola loca. 8esó los huecos de sus
codos, apretó los labios en sus muñecas, deando deslizar la
lengua sobre sus palmas. Gl saltó por encima de su entrepierna,
y exploró la longitud de sus piernas con su boca.
9lla gritó mientras le besaba las plantas de sus pies. Bientras 'l
trabaó su camino de vuelta, ella se dio la vuelta. Gl hizo una
pausa, obviamente, no lo esperaba. 7 continuación, puso sus
labios suaves por detr!s de sus rodillas.
-ielos. IHui'n sab+a $ue el dorso de las rodillas eran tan
sensibles@ Su to$ue envió un pulso de "uego derecho hacia su
sexo.
9lla se retorció mientras 'l pasaba la lengua por la parte
posterior de sus muslos. La cubierta de seda bordada "rotaba
toda la longitud de su cuerpo caliente, burl!ndose de la
sensibilidad en los pezones y en su dolorido coño. 7l recordar la
sensación de la lengua de Lucien en su parte in"erior, )iana supo
$ue ten+a $ue experimentar eso otra vez. 9lla levantó su trasero
y lo movió alrededor para tentarlo.
Su gran mano se posó en el cruce de la nalga y el muslo.< IHu'
te gustar+a, !ngel@<
9lla su"r+a por su lengua caliente en ella, pero no se atrev+a a
decirlo.
? lo $ue realmente $uer+a era su polla. )entro de su moado
coño. 9lla susurró M< ?o $uiero... $uiero... Be encantar+a tenerte
dentro de m+.<
Sus manos acariciaron la curva de su trasero, pero 'l se $uedó
en silencio.
7batida, cerró los oos, la cara enterrada en el cubre lecho. 9lla
era una tonta por tentarle, por recordarle la #nica cosa $ue no
pod+an tener.
Seguramente, si estuviera tentado 'l dir+a algo no@ 9l silencio era
una agon+a.
Luego se inclinó y le dio un pe$ueño beso en la entrada de su
trasero.< Si estuvieras dispuesta a intentar > yo podr+a
complacerte por a$u+.<
Su corazón se aceleró. 7hora entend+a lo $ue hab+a implicado en
la bañera.< IHuieres decir $ue va a entrar dentro de mi... mi...
all+@<
; S+.< Gl se acostó unto a ella, su mano acariciando el valle entre
sus nalgas.< ?o ser+a muy suave. Be gustar+a ir poco a poco y no
demasiado pro"undo< .
; Pero mi vir =<
; No perder!s tu virginidad. *ampoco te $uedar+as embarazada< .
9lla levantó la cabeza de la cama, ar$ueando la espalda para
mirarlo.< ?o podr+a tenerte dentro de m+ y no tener un hio o
perder mi inocencia@<
,na "ugaz sonrisa tocó su hermosa boca.< /h, perder+as tu
inocencia, mascota, pero no tu virginidad real. *u barrera estar+a
intacta< .
9lla se agachó, detr!s de ella, cerrando su mano alrededor de su
dura y larga polla.< Aazlo, Lucien. Huiero probar< .
7nte sus palabras, 'l tomó una respiración pro"unda y tr'mula.<
*engo $ue conseguir un poco de aceite.<
Gl se aleó de ella, la cama se meció cuando 'l retiró su peso.
9lla esperó a $ue regresara, casi tan asustada como emocionada.
9sto era realmente sexo, de%nitivamente un paso trascendental.
,no $ue a ella le dol+a por tener > ella sent+a $ue podr+a estallar
en llamas en su cama si no lo hac+a.
Gl regresó unto a ella otra vez, besando su columna vertebral.
; IHu' debo hacer@< , Susurró ella.
; Huiero $ue simplemente te acuestes sobre tu estómago. No
entrar' muy pro"undo, si est!s acostada< .
; Aay otra manera@<
; (arias. Lo habitual es $ue la muer est' de rodillas.< 8esó la
parte posterior de su cuello. 9lla sintió la caricia de su lengua
llegar hasta sus pies.
; )e esta manera ser! m!s "!cil para ti.<
9l aceite caliente golpeó su ano y "ue extendido sobre las
meillas de sus nalgas. Su cuerpo casi pareció abrirse por s+
mismo, prepar!ndose para su penetración. 7lgo se deslizó
alrededor del aceite, rozando su entrada, y despu's
desliz!ndose leos.
9ra su polla, dirigida por su mano. 9lla oyó su suave respiración
entrecortada mientras usaba la cabeza de su pene para
masaear el aceite en su piel.
9lla estaba muy moada, pero no en el lugar correcto. Gl colocó
una mano entre sus piernas y la levantó un poco y presionó
sobre su lugar m!s sensible.
Le "rotó lentamente, con agonizantes movimientos deliberados.
; La presión te har! aliviar el dolor,< susurró 'l.
; Aay dolor@<
; Lo habr! si no tenemos cuidado y si no vamos despacio. )ea
$ue te gu+e, )iana. Be asegurar' de $ue no sientas m!s $ue
placer< .
; P/hD< *endr+a empuó hacia adelante un poco y se sent+a como
si hubiera sido escindido aparte. 9lla empuó sus caderas en la
cama para escapar de la sensación. 9ntonces tan r!pidamente
como lo hizo, ella levantó nuevamente su trasero hacia 'l.
; I9st!s segura@< , Le preguntó, su voz suave y ronca cerca de
su o+do.
; S+, Lucien.<
Gl se deslizó dentro de nuevo y esta vez no hubo dolor, sino una
deliciosa presión. 7nsiosa por m!s, levantó el trasero, pero se
detuvo cuando la punzada regresó. Lucien se $uedó inmóvil
hasta $ue ella se acomodó.
9l dolor se calmó de nuevo, deando sólo sensaciones
ex$uisitamente "uertes y agradables.
; Permite simplemente relaarte en la cama< , murmuró. Se
acomodó dentro un poco m!s. Sus dedos presionaron m!s duro
en su vulva, "rotaron un poco m!s intensamente. ? eso hizo
enviar poderosas sensaciones a su trasero. Se sintió
completamente llena por Lucien y le encantó la sensación, la
intimidad incre+ble de tenerlo dentro de ella.
Lucien sab+a $ue ten+a $ue moverse lentamente, a pesar de $ue
$uer+a hundirse directamente en su exuberante y tentador
trasero. 9lla lo ten+a agarrado apretado como un puño. Gl sab+a
$ue no ser+a capaz de llegar hasta la empuñadura, pero el placer
era tan intenso con sólo una parte de s+ mismo en su interior,
$ue sab+a $ue iba a culminar en el instante en $ue 'l renunciara
a su control. La alegr+a de saber $ue con%aba tanto en 'l era
m!s erótica $ue cual$uier uego sexual gimn!stico $ue nunca
hubiera intentado.
La tersura de su sexo contra su mano le animó a bombear
lentamente y con delicadeza, dirigi'ndose a si mismo derecho
hacia la salida de su trasero, para luego caer de nuevo en una
lenta entrada de unos cent+metros.
; /h, Señor< . 9lla gimió.
Se detuvo, pensando $ue la hab+a lastimado.
; B!s, m!s.< 9lla volvió a medias la cabeza, empuando hacia
atr!s su cabello para revelar su rostro, sonroado por el deseo.<
(e m!s pro"undo.<
Su voz ronca J pronunciando tan luuriosas palabras = casi lo
destrozó.
:etiró su punta palpitante, y se sumergió dentro, controlando con
in%nito cuidado la pro"undidad de su penetración.
)iana gritó su nombre. 9lla ar$ueó la espalda, levantando su culo
hacia su encuentro. Le "rotó su cl+toris duro y ella se meció en su
contra, encaonada entre su polla ardiente y su mano.
9mpuó m!s duro y m!s r!pido, y ella se movió ansiosamente a
su encuentro, cada vez tomando m!s y m!s de 'l. .imiendo una
y otra vez, ella golpeó su trasero contra 'l, las deliciosas curvas
llenas golpe!ndole la ingle.
9lla golpeó contra 'l, su trasero bombeaba tan r!pido $ue pensó
$ue estallar+a. Los dedos de ella se cerraron alrededor de los
suyos y ella cambió la velocidad de su roce sobre su cl+toris,
haciendo $ue se movieran m!s r!pido.
; S+< , la urgió, lamiendo a lo largo del borde de su orea.<
Bu'strame lo $ue $uieres.<
9lla se trabaó a s+ misma como una loca, "rotando y meci'ndose
con tanta "uerza $ue se $uedó asombrado. Su espalda brillaba
por el sudor, el pelo humedecido = trans"orm!ndose en una masa
de rizos salvaes. Aab+a esperado $ue ella lo dear+a darle su
placer J no $ue lo tomara = no buscando su propia liberación y
llev!ndoselo a 'l por delante para el paseo.
Le encantó.
; Lucien< Su nombre "ue un grito tenso.< Santo cielo, Ps+D<
Su cabeza se ar$ueó hacia atr!s, el pelo derram!ndose como un
r+o de oro "undido por la espalda. 9lla se sacudió y se retorció
contra 'l, sus caderas y trasero se mov+an tan violentamente
$ue apenas pod+a controlar sus embestidas.
9lla gritó, y 'l se detuvo, horrorizado por la "orma en $ue le
estaba haciendo daño.
Pero sus gritos se apagaron en gritos de alegr+a y el control $ue
'l ten+a se escabulló. Tusto antes de llegar, sintió el pulsante sexo
de ella llegar a su cl+max, los m#sculos apretando su mano con
"uerza contra ella. *irando de la mano de 'l de su caliente,
empapado, y palpitante mont+culo, ella se estrelló sobre la cama.
9ntonces 'l explotó.
7poyando sus brazos r+gidos, apretó todos los m#sculos para
mantener su polla aleada de ella mientras se corr+a. 9l instinto le
dec+a a su cuerpo $ue se deara caer sobre ella, y empuara tan
duro y pro"undo como le "uera posible, pero 'l dominó el
impulso, se cernió sobre ella mientras su columna vertebral se
disolv+a y sal+a en gruesos chorros saliendo de 'l.
Para su vergRenza, se derrumbó sobre ella, incapaz de moverse.
Sus piernas a horcaadas sobre ella y r!pidamente se apoyó su
peso en los brazos y las rodillas dobladas. Gl le devolvió el beso
caliente y h#medo con su roc+o salado. Lentamente retiró su
polla agotada, y a pesar de la sensación de plomo en sus brazos,
cogió un pañuelo de seda y limpió sus redondas curvas
sonroadas.
; 9so se sintió tan... prohibido,< susurró )iana, volviendo la cara
para $ue su meilla $uedara presionada sobre la suave cama.
; IQue placentero@<
; /h, s+. Pero ahora entiendo lo $ue $uer+as decir.<
; ISobre $u', dulzura@<
; 7cerca de $ue la corrección no tiene lugar en el dormitorio.<
9lla se rio, sus pestañas recatadamente cubriendo sus oos.<
Huiero decir = la sociedad se horrorizar+a si incluso besas a un
hombre "uera del matrimonio, y yo he deado $ue pongas tu polla
en mi trasero.<
I-ómo pudo ella encontrar las palabras exactas para hacerle
doler de luuria@
; I-rees $ue las matronas de 7lmackKs hacen este tipo de cosas
en sus dormitorios@< , -ontinuó ella, inocentemente.
; -reo $ue todo el mundo hace cosas como esta en sus
dormitorios, dulzura.
Sin embargo, nunca volver' a ver las matronas de 7lmacks de la
misma "orma de nuevo< .
)iana trató de darse la vuelta y 'l cambió de posición para
permitirle voltearse sobre su espalda. Le apartó los rizos salvaes
de su cara. Las hebras doradas $uedaron sobre sus labios y ella
las retiró leos. Sus oos violetas brillaron con delicia, con las
meillas teñidas de un precioso color rosa.
; I-rees $ue Stephen hace cosas como esta@<
7h, la pregunta $ue esperaba evitar. 9l apodo de )enonshire
era< )emonio< . Gl y )emonio ten+an la misma edad > 'l era
conocido as+ por su reputación. ,n beb' nacido del in%erno = un
experto libertino = un notorio amante. Gl y )emonio
probablemente se hab+an cogido muchas de las mismas
cortesanas con experiencia en su salvae uventud. Podr+a
asegurarle a )iana $ue su "uturo esposo har+a las delicias de ella
en la cama, pero con una posesividad sorprendente y celosa, no
$uer+a hacerlo. Beor $ue ella pensara $ue )emonio era
aburrido.
Baldita sea, I$ue pensar+a )enonshire cuando ella le pidiera $ue
"ollara su delicioso culo@
Lucien casi se rio de la imagen $ue evocaba en su mente > del
asombro y la creciente conmoción en el rostro de )emonio
cuando su dulce esposa le presentara su trasero desnudo y le
rogara $ue se la metiera.
9xcepto $ue 'l sintió una opresión dolorosa sobre su corazón
mientras lo hac+a. ? una sensación persistente de culpa.
Aab+a estado m!s preocupado por la preservación de la
virginidad de )iana $ue de su inocencia, pero ahora entend+a su
error.
)iana extendió la mano y acarició su antebrazo suavemente.<
INo deber+a haberte preguntado eso@<
Gl extendió la mano para acunar la de ella y le rozó la "rente con
los labios.
; )iana, tienes $ue entender $ue no puedes dear $ue
)enonshire sepa > o sospeche> $ue has hecho alguna vez
estas cosas antes.<
; IHuieres decir ><
; Huiero decir $ue 'l estar+a muy sorprendido si una muer
inocente le sugiriera $ue hiciera una cosa as+.<
; 7s+ $ue tengo $ue esperar a $ue 'l piense en estas cosas.< 9lla
"runció el ceño, d!ndole vueltas a eso.< Pero, Iy si no lo hace@<
; 9ntonces tendr!s $ue con%ar en m+.<
Capítulo Siete
Su #ltimo d+a untos.
)iana mordis$ueó su enorme desayuno sin mucho apetito.
Qantasear acerca de casarse con Lucien era una locura, pero ella
hab+a pensado en eso toda la mañana. IPodr+a ella realmente
volver con Stephen y casarse con 'l ahora@
I9ra usto con Stephen casarse con 'l > unirse a 'l en su cama
cuando ella estaba hambrienta por Lucien@
Por supuesto, Stephen en realidad podr+a tener el descaro de
retirar su petición de mano por$ue ella hab+a estado en un
burdel.
*al vez ella no necesitaba casarse con nadie en absoluto D
Sus padres nunca aceptar+an eso > ellos esperaban $ue ella los
ayudara económicamente a ellos y no al rev's.
La puerta del dormitorio de Lucien se abrió y )iana levantó la
vista de su plato apenas tocado. Lucien hab+a enviado el
desayuno con ella al salón, mientras $ue le preparaba una<
sorpresa< . -uando 'l entró, totalmente desnudo, sus luuriosos
apetitos gruñeron. Se ve+a tan delicioso como siempre. Lucien
ten+a el cuerpo de un atleta griego, con largas extremidades
magras construidas de poderoso m#sculo. Su rostro era el
ep+tome de la hermosura y polla era magn+%ca.
9xactamente como 'l la hab+a descrito la primera vez $ue se
conocieron.
5l era exquisito.
Lucien le hizo señas para $ue lo siguiera. 9lla deslizó la bata, y
mientras lo hac+a, se sorprendió de lo tran$uila $ue estaba a
punto de caminar desnuda a trav's del dormitorio de un
caballero.
Normalmente Lucien la besar+a y abrazar+a y acariciar+a. 9sta
mañana, 'l tomó su mano y la llevó directamente a la cama. Las
cortinas estaban corridas, haciendo el cuarto tan oscuro como la
noche. ,na %la de velas al pie de la cama envió una luz suave y
c!lida sobre todo. 9l bao "uego en el hogar hac+a la habitación
cómoda para la piel desnuda.
; IBe permitir+as una "antas+a, amor@<
Sus oos esmeralda brillaron por la anticipación y 'l parec+a tan
esperanzado y sin embargo, tan inseguro $ue su corazón se
derritió.
; S+, mi señor.<
Lucien se acercó a la mesita de noche y sacó algo de 'l,
suet!ndolo a la luz tenue. No pod+a distinguirlo al principio y se
acercó a echar un vistazo. -uriosa y excitada al mismo tiempo.
Gl sosten+a cuatro trozos de cuerda de terciopelo negro.
9lla "runció el ceño.< I(as a golpear mi trasero con ellos@<
Gl se echó a re+r.< ,na idea inventiva, pero no>< Su voz se
$uebró, y 'l tomó una respiración pro"unda y tr'mula. Su verga
saltó y se tambaleó antes de regresar a la curva hacia su
ombligo como un arco tenso.< No. Huiero atarte a la cama y
atormentarte de placer< .
Gl deslizó las correas de terciopelo, calidas por su agarre, contra
su desnudo estómago y las arrastró sobre sus pechos. 7l
vislumbrar las cuerdas negras extendidas sobre sus duros
pezones, )iana supo $ue estaba desesperadamente lista para
ugar.
; I? vas a hacer lo $ue $uieras@< Su voz sonó entrecortada.
; (as a estar completamente bao mi control.< Gl le guiñó un oo,
ugando con el lazo de terciopelo en torno a su "uerte muñeca.<
Pero lo dis"rutar!s, te lo prometo.<
Gl señaló.< 7hora en la cama, mi esclava de placer.<
)iana se estremeció. 7 lo largo de su aventura, 'l hab+a sido
amable, cariñoso y le hab+a tomado el pelo, pero su orden
dominante hab+a sido innegable. &rresistible.
7hora ella iba a someterse a su voluntad.
9lla vaciló, con las manos extendidas sobre la cama.< La gente
desea realmente ser obligada a hacer el amor@<
Lucien se sentó en el borde de la cama al lado de su mano y
suavemente acarició sus dedos.< I*e intriga, mascota@<
7un$ue ella nunca hab+a soñado con algo as+, )iana tuvo $ue
admitir $ue lo hac+a.
IHu' tan leos 'l la llevar+a una vez $ue ella "uera su prisionera@
9lla $uer+a $ue 'l hiciera todo lo $ue pudiera con ella, pues era el
#ltimo d+a de su aventura. Santo cielo, la idea de ser atada y de
estar completamente bao su misericordia la ten+a temblando de
deseo.
Bientras ella se encaramó en la cama, una caliente humedad se
%ltró entre sus piernas y amortiguó el interior de sus muslos. /h,
ella estaba tan moada, casi esperaba $ue enterrara su polla en
ella mientras estaba atada y no pudiera detenerlo.
Pero sab+a $ue 'l no lo har+a. *en+a mucho m!s control $ue ella.
; IAay algo $ue deba temer@< Susurró ella mientras se
recostaba. Sus desnudos pechos sub+an y baaban con sus
respiraciones r!pidas.
Lucien se subió a la cama y se sentó a horcaadas sobre sus
caderas, su peso e$uilibrado en
sus piernas. Las cuerdas de terciopelo colgaban de su mano,
rozando la punta de su erección.
; No conmigo< , aseguró.
)iana contuvo el aliento mientras le sosten+a las muñecas untas.
9l suave terciopelo suave se deslizó
sobre la sensible piel de sus muñecas. Sus codos $uedaron
apretados contra sus pechos desnudos mientras ataba sus
manos. *entativamente 'l tiró de los nudos terminados. Sus
muñecas no estaban lo su%cientemente apretadas para doler,
pero ella estaba seguramente atada.

-on una sonrisa diabólica, Lucien levantó las manos por encima
de su cabeza mientras se mov+a
a lo largo de su cuerpo. Se sentó usto debao de sus pechos, su
erección reluciente alzada con orgullo entre sus senos. 7 medida
$ue 'l extend+a el lazo de terciopelo alrededor de la cabecera,
)iana ar$ueaba sus pechos hacia su polla.
9lla gimió cuando 'l empuó su pene hacia abao y acarició la
punta moada contra su pezón iz$uierdo. 9l placer la recorrió y
explotó entre sus piernas. Su pene estaba tan cerca de su boca...
*+midamente reuni'ndose con su mirada, )iana se pasó la
lengua por los labios sensualmente,
recordando el sabor de su piel aterciopelada, la sensación de su
polla palpitante contra su lengua mientras lo chupaba.
; IPuedo darte un beso...@< 9lla luchó por contener la vergRenza.
9lla sab+a $ue a Lucien le gustaba $ue "uera "ranca y diera cosas
malas.< Si tuviera $ue tomar tu polla en mi boca, Ite gustar+a
eso@<
; Ser+a mi mayor placer.< Gl se apoyó a la cabecera con una
mano y baó la polla a su boca. )iana se burló de 'l con la
lengua, sin llevarlo plenamente a la boca. Lamer su polla
mientras $ue ella no pod+a mover sus manos era deliciosamente
travieso. Gl metió la mano detr!s de 'l y pellizcó su pezón hasta
$ue ella gimió alrededor de la cabeza hinchada llenando su boca.
9n este #ltimo d+a de su aventura, ella planeaba ser audaz.
&ncluso mientras estaba atada a la cama.
,na agon+a pura disparó a trav's de Lucien mientras tiraba
suavemente su polla "uera de la lengua cariñosa de )iana. No
$uer+a estallar en su boca. *odav+a no.
Nunca hubiera imaginado $ue ella $uerr+a empezar chup!ndolo.
Aab+a sido demasiado tentador hacerle esto a ella. Llevarla a su
reino. 7 destruir lo $ue $uedaba de la inocencia $ue ten+a.
)espu's de experimentar la esclavitud, I$u' m!s podr+a
posiblemente asombrar a una muer de buena cuna@ 9l hecho
mismo de $ue esto "uera tan prohibido lo hac+a
insoportablemente erótico.
Lucien "ue dando delicados besos a lo largo del bello cuerpo de
)iana mientras se mov+a
hasta los pies. 7tar el terciopelo negro alrededor de sus tobillos
delgados y blancos envió otro pulso de sangre a su polla ya
dolorosamente palpitante. Su Luido salió abao de la cabeza,
goteando desde su ee. 7tó el pie de )iana a un poste de la
cama, haciendo r!pidamente lo mismo con el otro. Probó los
nudos.
; 9stoy completamente aprisionada,< dio ella sin aliento.
Lucien se detuvo, acariciando suavemente sus piernas suaves y
sedosas.< Si no te gusta, voy a liberarme< .
; No, no. Be gusta. ?o $uiero hacer esto.<
Se arrodilló entre sus piernas y se inclinó para besar su sexo.
; /h, por "avor,< ella gimió.
-omo su maestro, le encantaba o+rla suplicar.< *odav+a no,
dulzura.< :ozó un beso contra la curva de su estómago. 9sta
noche, 'l ten+a otros planes. Los planes inclu+an ver cu!ntos
orgasmos )iana pod+a soportar.
Su mirada, nerviosa, todav+a caliente por el deseo, lo siguió
mientras 'l eleg+a otro uguete de su mesilla de noche. ,na
pluma de pavo real. La agitó ante ella.
; IHu' $uieres hacer con eso@<
; Silencio< .
Se acostó a su lado en la cama y le acarició la pluma a lo largo
de su nariz, sus labios entreabiertos, sus meillas sonroadas
antes de deslizarla a lo largo de la garganta.
Sus labios rosados se abrieron mientras su rostro se contrao en
una agon+a de placer.
; Se te permite gemir.< Lucien recorrió la parte in"erior de sus
pechos con la punta blanda y de color tur$uesa de la pluma.
9lla gimió, hundiendo sus dientes en su grueso labio in"erior.
(erla "undirse lo estaba volviendo loco de deseo. ? en el "ondo, 'l
era sólo un hombre. 7spiró el aroma de su deseo "ascinado, y la
vista de los h#medos labios sonrosados de su coño situado entre
suaves rizos dorados era casi m!s tentación de la $ue pod+a
soportar.
7s+ $ue deó $ue la pluma hiciera lo $ue su polla no pod+a.
Lucien baó la pluma a trav's de su estómago, arremolin!ndola
alrededor del delicado ombligo. 9lla adeó mientras 'l cepillaba
los rizos dorados entre sus muslos. Gl movió la punta de la pluma
contra sus labios in"eriores hasta $ue )iana gritó de placer y el
penacho estuvo h#medo con su deseo. Sus caderas se ar$uearon
para encontrarse con su ritmo, pero cuando sus adeos y gritos
crec+an en urgencia,
Lucien movió la pluma para embromar sus delicados muslos
internos.
Lucien se inclinó sobre su pecho y lamió su duro pezón con la
punta de su lengua mientras impulsaba la pluma a lo largo de
sus muslos. Sus caderas se sacudieron y se retorció y sus manos
se tensaron contra sus ataduras mientras 'l le daba placer a sus
pechos.
)eó caer la pluma a trav's de sus muslos y llevó su dedo contra
su duro y resbaloso cl+toris. )espu's de dos golpes, ella gritó,
estallando debao de 'l.
Le encantaba este uego, pero era una tortura para 'l > le
gustar+a poder terminarlo desliz!ndose entre los muslos calientes
y resbaladizos de )iana y enterrar su polla hasta la empuñadura
en ella.
9n lugar de eso, optó por escoger otro uguete. ,na vara delgada
y esbelta hecha de mar%l, con un
mango enoyado y punta redondeada.
7nte un grito ahogado de )iana, Lucien sonrió.< Si lo deseas, mi
esclava, puedes cerrar
los oos e imaginar $ue esta es mi polla entre tus c!lidos
pliegues, deseosa de darte placer< .
Gl "rotó la "r+a vara de mar%l contra el ardiente cl+toris de )iana
mientras ella se estremec+a en los #ltimos espasmos del 'xtasis.
Su polla, tan r+gida como el consolador, dol+a como el demonio.
9lla alcanzó el cl+max de nuevo en cuestión de segundos, con los
oos "uertemente cerrados, sus gritos
deliciosamente agonizantes.
)espu's de dos orgasmos, sus pechos, su coño, su piel deb+a
estar ex$uisitamente sensible >lista para encender a la menor
caricia. -on su lengua, la pluma y la polla de mar%l, Lucien ugó
con )iana hasta $ue ella se corrió una y otra vez. Sus orgasmos
corrieron untos en una ola interminable de placer. Le encantaba
ver como su dulce inocente perd+a el control. Gl mismo estuvo
muy cerca de explotar, al verla mover sus piernas y luchar contra
las cuerdas de terciopelo negro.
Lucien apoyó los dedos en la entrada de su coño y sintió su calor,
los ugos pegaosos burbueaban sobre 'l. Se sentó y se lamió los
dedos, saboreando su sabor #nico, dulce, salado, y almizclado.
Pero 'l realmente $uer+a lo $ue 'l no pod+a tener >su coño
culminando alrededor de su polla.
; Lucien, te $uiero $ue mi interior...< )iana suplicó, %ando su
!vida mirada violeta en su rostro.< IPodr+as... entrar en mi
trasero@<
7 petición suya, Lucien abandonó su uego. Señor, estaba urgido
por coger su precioso trasero. 7rrancó los nudos $ue un+an sus
pies. Aab+a hecho un maldito buen trabao al atarlos. ,na vez
$ue hubo liberado sus tobillos, 'l masaeó su piel satinada,
acariciando las l+neas de color rosa, donde las cuerdas la hab+an
marcado. -on las manos todav+a atadas, 'l gentilmente le dio la
vuelta sobre su estómago, por lo $ue su pe$ueño y dulce culo
subió, "rente a 'l, listo para ser montado.
9lla separó las piernas y movió su trasero atractivamente.
; *e deseo,< le rogó.< *e necesito. /h, por "avor.<
Lucien le dio un beso en la base de la espina dorsal antes de
arrodillarse entre sus muslos extendidos. -on una mano, empuó
su polla en el valle resbaladizo de su trasero. ?a "uera $ue sus
ugos se hubieran escapado de su coño y la tuvieran empapada
del todo, o $ue su pasae posterior estuviera h#medo con
anticipación, 'l no estaba seguro. Su polla se deslizó desde la
entrada de ella y 'l luchó para encontrar su ano nuevamente
mientras ella se levantaba impacientemente contra 'l.
La cabeza tensa de su hinchada polla encaó dentro de su calor.
9ra como si estuviera moando su polla en un "uego atroz. 9lla se
ar$ueó contra 'l y estaba tan moada, $ue 'l se deslizó dentro.
Aab+a planeado moverse lentamente, provocar, pero ella se
movió con tanta desesperación, gimiendo tan deseablemente,
$ue no pudo dear de hundirse hasta la empuñadura.
; PS+D< .ritó ella mientras 'l se enterraba en ella con un "uerte
empue.
Sintió $ue la barrera de su apretada carne rasgarse en el mismo
momento en $ue ella gritó. La impresión lo adormeció. Gl se
hab+a deslizado demasiado hacia delante y se hab+a enterrado a
s+ mismo en su coño, no en su culo. Baldita sea, 'l acababa de
desgarrar su &irginidad.
-omo cerrando la puerta de un establo demasiado tarde, Lucien
se apartó, retirando su pene completamente.
)iana sollozó mientras 'l lo hac+a.
IPor $u' no le hab+a dicho ella $ue estaba en el lugar
e$uivocado@ 7dvirti'ndolo@ Gl debió haberlo sabido por la
sensación di"erente, pero hab+a estado demasiado leos como
para darse cuenta.
Maldita sea.
(io los restos de sangre en su pene mientras se deaba caer al
lado de )iana para consolarla. ,n maldito empue y eso lo hab+a
cambiado todo.
Gl la hab+a arruinado. ? posiblemente algo mucho peor. Lo $ue
hab+an hecho podr+a ser su%ciente para dearla embarazada.
Lucien llegó por encima de la cabeza de )iana, hurgando en las
cuerdas de terciopelo para liberarla.
)isculparse parec+a insu%ciente. Pero le susurró al o+do.< Lo
siento, amor.<
Las cuerdas cayeron libres de sus manos. )iana ten+a los oos
"uertemente cerrados, pero el dolor se hab+a convertido en
malestar, e incluso eso estaba desapareciendo. 9lla se enrolló
sobre un costado, empuando su pelo h#medo. 9l pobre Lucien la
miraba atónito.
9lla besó el hombro desnudo de Lucien mientras alcanzaba su
suavizada polla. ,na sola mirada le mostró las manchas de
sangre $ue lo recorr+an y ella se estremeció.
Pero el dolor hab+a terminado y )iana deseaba saber los placeres
$ue seguir+an.
Lucien se endureció al instante mientras sus dedos se cerraron
en torno a 'l. 9lla puso su pierna sobre sus caderas y presionó su
h#medo y caliente coño contra su lado.
Gl la deó ponerse a horcaadas sobre su cintura. Su erección
empuaba contra su trasero.
Sus manos se posaron en las caderas de ella.< )iana, amor><
9lla le apartó las manos. No $uer+a $ue 'l la levantara.< Pero,
I$u' di"erencia hay ahora, Lucien@ Por $u' no podemos, al
menos, obtener placer, tambi'n@<
; No puedo negar la verdad de eso, dulzura. No hay ninguna
di"erencia ahora< .
; Huiero tenerte dentro de m+. Huiero hacer el amor contigo >
$uiero saber lo $ue es.< 9lla le acarició la meilla con el dorso de
sus dedos.< Se sent+a tan bueno tenerte dentro >hasta $ue
dolió.<
; I9st!s sintiendo dolor@< Su voz era tierna. Sus oos verdes
llenos de preocupación.
; No. ?a se alivió.< La estupidez de las reglas de la sociedad la
golpearon. I9lla era di"erente ahora de lo $ue hab+a sido antes
de $ue 'l rompiera su barrera@ IPor $u' deber+a importar tanto@
Pero lo hizo. ? eso ella no lo pod+a negar. 0lla estaba arruinada.
,n esposo no aceptar+a una esposa $ue hab+a estado con otro
hombre antes de casarse.
&ncluso si ese marido ten+a una docena de amantes.
? ella ni si$uiera pod+a mentir sobre ello >un marido descubrir+a
la verdad cuando no encontrara ninguna barrera en su noche de
bodas.
8ueno, ellos ya no pod+an hacer regresar su virginidad. ? ella
$uer+a a Lucien en su interior. /h, se hab+a sentido mágico
mientras 'l se deslizaba en su interior. &ncluso el dolor hab+a
valido la pena por el deleite de su gran polla empuando dentro.
9lla deber+a haberlo detenido. )eber+a hab'rselo dicho.
Pero se hab+a sentido tan bien.
; 7hora puedo hacer lo $ue $uiero< , insistió )iana. 9lla se inclinó
y le besó.
Lucien le devolvió el beso con avidez, llenando su boca con la
lengua de 'l.
9lla su"r+a por$ue 'l la llenara con su polla. Pod+a descubrir todo
el placer $ue "uera posible conocer. Nada se le prohib+a a ella
ahora.
)iana presionó las manos sobre el pecho de Lucien,
enred!ndolas en el roc+o de su oscuro cabello. 9lla se separó de
su beso y "rotó sus h#medos y c!lidos labios in"eriores a lo largo
de la longitud de su pene.
Gl gimió y agarró la cuerda de terciopelo sobre su cabeza.
)iana contuvo un adeo mientras 'l retorc+a el terciopelo
alrededor de su pene. 7tó un gran nudo apretado a su base.
; IPor $u' >@<
Su sonrisa era puro pecado.< Pronto lo descubrir!s. 7hora
ag!chate y d'ame succionar tus dulces pechos< .
Lucien chupó con avidez sus pezones. Su sangre "ue subiendo,
haciendo a su polla de roca dura, y el nudo estaba apret!ndolo
de una manera eróticamente doloroso.
Aizo una mueca, vagamente oyendo la voz preocupada de
)iana.< *e est! doliendo@<
Gl echó un vistazo a su polla, el ee situado entre los labios rosa
del coño de )iana. -ada vez $ue su polla se hinchaba, se
apretaba contra su prisión constrictora. La cabeza p#rpura
parec+a dos veces m!s grande de lo normal.
; No de mala manera, amor.<
Para su sorpresa, )iana tomó una de las cuerdas.< Be gustar+a >
Huiero intentar atarte = Ipuedo@<
; ?o no te pedir+a $ue hagas nada $ue no estuviera dispuesto a
hacer yo mismo< , 'l bromeó, mientras su polla lat+a con m!s
"uerza contra la cuerda de terciopelo.
9lla hizo una pausa, pensando $ue hacer. -on una risita t+mida,
le ató las muñecas untas. Sus brazos levantados mientras ella
ataba la cuerda a trav's de la cabecera de la cama y tiraba
"uertemente.
9lla alcanzó a poner su reluciente coño cerca, usto "uera del
alcance de su boca.
9x$uisita tortura.
; I9st!s atado@<
Gl tiró sus brazos contra sus ataduras, y luego las deó caer hacia
atr!s.< S+< .
; I)e verdad lo intestaste@<
; Huieres verme realmente intentarlo, dulzura@<
; S+< .
Lucien obedeció, tirando "uertemente contra sus nudos, hasta
$ue ella asintió con la cabeza en señal de aprobación.
Gl se echó a re+r, pero r!pidamente se convirtió en un gemido
cuando ella se sentó de nuevo sobre sus caderas y su empapada
entrada acunó la cabeza agrandada de su polla. Gl apretó los
m#sculos, sacando su polla m!s y atrap!ndola ligeramente
dentro de su abrasador pasae.
Sus dedos se cerraron alrededor de su ee, levant!ndolo. 9lla
estaba tan moada $ue >a pesar de $ue era grueso y enorme,
por la excitación >se deslizó varios cent+metros dentro. 9lla se
detuvo.
; )escansa unos segundos, $uerida< , la instó.< :el!ate y
acost#mbrate a m+.<
)iana baó la cabeza hacia adelante. Sus largos bucles dorados
brillaban a la luz de las velas. 9lla asintió, mordi'ndose la mano,
$ued!ndose absolutamente $uieta.
Poco a poco, empezó a mover las caderas. ,na agon+a sensual y
pura corrió de su polla hasta su cerebro mientras su ardiente
pasae aterciopelado lo suetaba a lo largo mientras ella se
levantaba y se echaba sobre su ee.
No era sólo por el hecho $ue ella era ex$uisitamente apretada.
Su proporcionado cuerpo encaaba a la per"ección con el suyo. Gl
hab+a sido hecho para darle placer a ella, para llenarla, para
darle lo $ue ning#n hombre am!s le dar+a.
Poco a poco, mientras ella le bombeaba, 'l se hundió dentro
hasta $ue llegó al anillo de terciopelo negro alrededor de su
pene. Pensó en esa cuerda creciendo con la humedad de los
ugos de ella y casi explotó. 9l nudo estaba empuando contra su
cl+toris y "rot!ndolo hasta alcanzar un 'xtasis embriagador.
; /oh< .
Sabiendo exactamente donde estaba encaado el nudo, Lucien
capturó su boca y empuó sus caderas para darle dos largos,
lentos y pro"undos movimientos. Se ar$ueó contra 'l mientras 'l
le daba estocadas m!s perezosas, utilizando un ritmo l!nguido
para seguir intentando mantener su polla en su unión. 9l nudo
estaba besando su centro > de!ndolo punzante y palpitando por
m!s, 'l lo sab+a >pero 'l siguió el ritmo deliciosamente tortuoso.
Se es"orzó contra las cuerdas para besar sus pechos oscilantes,
pero "ue golpeado en la cara por ellos. Ser empuado por sus
colgantes pechos era casi demasiado. )iana los empuó untos
en dos mont+culos carnosos y 'l chupó los pezones a su vez
mientras conduc+a su polla muy dentro de ella.
9n respuesta a sus pro"undas embestidas, )iana contoneó y
pulsó sus caderas como si tratara de ordeñar su simiente. 9lla
aceleró, llev!ndolo duro y r!pido >eso "ue su%ciente para $ue su
cerebro se convirtiera en pur'.
La oyó adeando.
; Lucien, te ves... te ves... como si estuvieras en agon#a.<
Sus palabras provocaron un estremecimiento de puro y delicioso
'xtasis a trav's de su cuerpo.
Se inclinó para besarlo con avidez en su boca mientras
restregaba su adorable y pe$ueño duro cl+toris contra el nudo de
terciopelo.
Bovió los labios sobre su rostro y lo besó en la orea. Le
encantaba eso, la c!lida humedad de su boca en contra de la de
ella.< I*e vas a venir, Lucien@<
Gl gimió.
; Huiero hacer $ue te corras. Huiero verte explotar< .
)ios, de%nitivamente 'l la hab+a entrenado demasiado bien.
9lla empuó duro contra 'l, llev!ndolo hasta el "ondo de ella,
cada ex$uisito cent+metro de ella estaba caliente, resbaladizo y
apretado. 9lla le insistió.< (ente, Lucien.<
; *u primero, dulzura.<
9lla le dedicó una sonrisa uguetona.< I:ecuerdas lo $ue me
diiste en el carruae@< Preguntó ella.
; IHu' te die@<
; Be diiste $ue despu's de $ue me casara, podr+a venir a ti y tu
"ollar+as mi pe$ueño y dulce coño apretado hasta $ue me
"undiera de placer.<
7nte sus palabras>sus traviesas, sucias y prohibidas palabras >
su cerebro estalló en llamas. Gl se ar$ueó hacia ella mientras
cada uno de sus m#sculos se volvieron locos con el orgasmo.
/leada tras oleada disparó a trav's de 'l, disolvi'ndolo. Su polla
se sent+a como si se hubiera ampliado al doble de su tamaño,
entonces, %nalmente, estalló ex$uisitamente.
9lla segu+a mont!ndolo mientras 'l se ven+a, conduci'ndolo
cuando estaba tan espl'ndidamente sensible. )ios, 'l estaba
gritando mientras ella lo hac+a.
; Lucien, debo parar@< Su voz era tr'mula y dulce.
; I7lcanzaste tu cl+max@< Su placer hab+a sido tan "eroz, $ue =
por primera vez J 'l no era capaz de decir si su parea hab+a
alcanzado el orgasmo.
; *odav+a no, pero =<
; )esata mis manos y móntame.<
9lla arrancó desesperadamente los nudos, liber!ndolo. Gl sab+a
$ue estaba desliz!ndose "uera en el torrente de su semen y sus
dulces ugos, sab+a $ue ten+a sólo unos segundos para llevarla al
cl+max. Gl encontró su hinchado cl+toris >ya desgastado por el
roce de terciopelo >y lo acarició. Gl le hizo cos$uillas en su
pe$ueño y apretado ano con su otro dedo. Aab+a capturado cada
zona sensible de ella al tiempo, penetr!ndola desde ambos
extremos y atorment!ndola hasta $ue sucumbió al mismo
derretimiento mental placentero $ue ella le hab+a dado.
Su dedo se deslizó dentro de su per"ecto trasero.
9lla se meció contra 'l, manteniendo su polla en ella, y tomando
su dedo m!s adentro.
Gl sacudió su sensible cl+toris y acomodó su dedo dentro y "uera
de su delicioso culo. *en+a la cara enroecida de un rosa intenso.
; -ontigo, en ambas entradas =ooh, me siento tan
deliciosamente llena.<
La emoción de ella lo golpeó, y su pene se hinchó lentamente de
nuevo, enderez!ndose para llenarla.
9n cuestión de segundos, ella ten+a su polla envuelta hasta la
empuñadura y su dedo en la medida de lo $ue pod+a ir. 9lla no
rebotaba, pero giraba hacia atr!s y hacia adelante, presionando
con "uerza tanto contra su polla como contra su dedo en una
danza sensual. 9lla comenzó a levantar sus caderas, con los oos
"uertemente cerrados y sus rizos dorados bailando salvaes sobre
su cara. Aundió sus dientes en su labio in"erior y empezó a
golpear sobre 'l mientras empuaba pro"undamente,
pro"undamente, pro"undamente dentro de ella.
Su cabeza cayó hacia atr!s, su espalda ar$ueada. 9lla gritó su
nombre. Sus espasmos violentos empuaron su miembro
pro"undamente, m!s all! de lo $ue 'l cre+a posible.
; )iana< Gl explotó de nuevo. Ni si$uiera cuando hab+a sido un
ovencito cachondo hab+a conocido los orgasmos consecutivos, y
nunca hab+a sentido algo tan intenso.
)iana gritó. 9lla agarró sus anchos hombros con tanta "uerza $ue
ella tem+a $ue pudiera romperle los huesos. ,na bola de "uego
estalló, corrió a trav's de ella, y estalló entre sus piernas.
9xuberantes olas de placer se estrellaron sobre ella, de!ndola
suspendida en una niebla delirante, mientras sent+a como si ella
Lotara por encima de la cama.
Lucien gimió y ella abrió los oos lentamente. Su rostro, su cuello
y el pecho brillaban por el sudor. Gl todav+a estaba gimiendo
suavemente mientras tiraba de ella hacia abao y la abrazaba. Su
cabello se derramaba sobre la garganta y sobre su pecho
h#medo, las curvas de sus pechos y el vientre presionados
contra su caliente estómago. Sus piernas enredadas con las
suyas.
7mbos tragaron !vidamente para recuperar el aliento.
Su pie encontró el arco de su pie desnudo y ella corrió su dedo a
lo largo de este. Gl gritó. 9lla se rio.
; Be has vaciado totalmente y por completo< , susurró 'l.
*odav+a aturdida, )iana se inclinó y apretó el terciopelo anudado
sobre la blanda polla.
; (oy a tener $ue casarme contigo.<
)iana se $uedó inmóvil ante sus palabras. Aab+a "antaseado
sobre Lucien cayendo sobre una rodilla y dici'ndole $ue la $uer+a
por esposa. 7hora $ue hab+a recibido la propuesta $ue ella
esperaba, 'l lo hac+a sonar como si "uera una sentencia de
muerte.
9lla no $uer+a $ue 'l se casara con ella por honor o por deber.
9lla no $uer+a atraparlo. I-or qu', oh, por qu' no se lo hab#a
detenido@ Aab+a sucedido tan r!pidamente, y tan pronto como
ella hab+a sentido su gran polla empuando contra su coño, ella
no hab+a pensado en otra cosa m!s $ue en llevarlo dentro.
9l "uturo no le hab+a importado. Nada le hab+a importado.
; No, Lucien, yo=< /h, cómo explicarse a s+ misma@
Le acarició el pelo y ella casi se echó a llorar ante su to$ue
suave.
; No te puedo devolver a )enonshire con una sonrisa y un
saludo, )iana. *u me perteneces< .
; Pero =< )iana lo miró sin poder hacer nada, no pod+a determinar
si 'l le pro"esaba amor. -on sus pestañas envolviendo sus oos,
su expresión "r+a y neutral, no pudo decirlo. Luego 'l desbarató
sus esperanzas.
; ,n caballero honorable se casa con una oven de buena cuna si
toma su virginidad.<
Su cabeza empezó a golpear.< Pero yo deber+a haberte detenido.
?o... bueno... yo deber+a haberlo hecho antes de $ue "uera
demasiado tarde.<
; *# hab+as tenido una media docena de orgasmos, dulzura. Be
cuesta creer $ue pudieras pensar en absoluto.<
,n rubor culpable inundó las meillas de )iana. 9nterró la cara
contra el pecho sudoroso y caliente de Lucien. S+, hab+a estado
debilitada con el placer = pero una vez $ue ella lo hab+a sentido
all+, empuando hacia adentro, ella lo supo. Supo $ue era una
receta para el desastre, pero no le hab+a importado.
; Pero no tienes $ue casarte><
; S+. Lo hago. Sin embargo >< )eó $ue su mano se deslizara a
lo largo de su cadera desnuda.< ?o espero vivir lo su%ciente como
para casarme contigo.<
; IHu' $uieres decir@< , 9xclamó ella, levantando la cabeza.
; Si )enonshire se enterara de lo $ue te he hecho, me matar+a.<
Los oos esmeralda de Lucien brillaban peligrosamente mientras re+a.<
Si alguna vez tiene la posibilidad de saber lo $ue le he robado J la
inocente m!s sensual imaginable = 'l podr+a dispararme todos
modos.<

Capítulo Ocho
; 9ntonces, I$ui'n era la misteriosa muer haci'ndose pasar por
la señora 1ilson@ I7lguna vez te enteraste@< 1embly se inclinó
hacia delante, ansioso por escuchar una respuesta.
7$u+, en un rincón oscuro de 1hiteKs a media tarde, todas las
mesas estaban vac+as menos la de ellos. La luz del d+a se
%ltraba por las altas ventanas $ue Lan$ueaban la larga
habitación, pero pocos hombres holgazaneaban sobre sus
tragos.
Lucien levantó su copa de oporto.< No. Su identidad se mantiene
en secreto.<
; *# la acompañaste a la calle y la viste m!s de cerca $ue
cual$uiera de nosotros< , añadió Lord -ambridgeshire.< No tienes
idea@<
Lucien lanzó una mirada agria a -ambridgeshire, cuyo inter's
por el bondage era bien conocido. Habr#a (ambridgeshire alguna
&e! atado a una jo&en dama para despu's descubrir que era 'l
seducido16 9lla estaba enmascarada< .
; I-rees $ue ella podr+a ser una dama de la alta sociedad@<
1embly insistió.
; Lo dudo< . Preocupado, Lucien se "rotó la barbilla. ,na vez $ue
se casara con )iana, podr+a cual$uiera de los hombres $ue
hab+an estado presentes en el burdel de &vory, suponer $ue su
novia rubia y delicada y la misteriosa muer eran la misma
persona@
La ruina. *en+a $ue evitar el esc!ndalo. Si no lo hac+a, )iana ser+a
obeto de ser señalada e insultada y de di"amaciones viciosas.
*endr+a hombres de la alta sociedad adeando tras ella,
esperando $ue ella abriera las piernas para ellos. Gl tendr+a
muchas citas al amanecer y tendr+a $ue mover su cama al
maldito campo de duelo.
; Aacemos una lista de las rubias m!s óvenes@ 9ra delgada,
pero voluptuosa, muy parecida a la señora 1ilson...<
-ambridgeshire reLexionó.
; ? cual dama ser+a tan atrevida para eso@<
; ,na apuesta D< .ritó 1embly.
Lucien gruñó.< 9s un es"uerzo in#til, 1embly. I-ómo vamos a
demostrar $ui'n era la muer@<
; La señora 1ilson tiene $ue saber< , -ambridgeshire señaló.
; ? habr! sido bien pagada para proteger su identidad< Lucien
contrarrestó.
)iablos, la #ltima cosa $ue necesitaba era $ue los caballeros de
Londres anduvieran tratando de sacarle la verdad a &vory. / $ue
le o"recieran una pe$ueña "ortuna para comprarla.
&vory no vender+a a su media hermana por ning#n precio,
Iverdad@
; Hue la habr! hecho partir con tanta prisa@< Se preguntó
1embly.< ?o no estuve en la habitación en ese momento para
presenciarlo< .
; Le escuch' decir a Biranda $ue la misteriosa dama gritó
SStephen S antes de salir. Pero ninguna de las chicas de la señora
1ilson conoc+a su identidad.<
-ambridgeshire llenó su vaso.
; INo creer!s...< 1embly "runció el ceño con atención.< I No
creer!s $ue pudo haber sido la prometida de )enonshire@<
-ambridgeshire rio.< 9n un burdel@ PHu' vaD Lo m!s probable es
$ue "uera su amante o alguna muer casada con $uien est!
teniendo una aventura.<
9l corazón de Lucien, $ue se hab+a detenido, ahora retomó su
ritmo, haciendo un ruido sordo en su
pecho. *ragando su oporto, buscó una manera de desviarlo.< ,na
actriz, Be atrever+a a pensar.
IHui'n m!s podr+a ponerse en una exposición tan dram!tica@ /
estar dispuesta a entrar en el salón de &vory@<
/ró para $ue ellos no vieran la "alla en esa teor+a. ? $ue la actriz
podr+a haberse $uedado en torno al sitio del suceso haciendo
una escena teatral de ira y traición.
; Pembroke est! en lo correcto< , -ambridgeshire estuvo de
acuerdo.
Lucien soltó el aire en un silbido silencioso.
; Bi dinero estar+a en $ue "ue una actriz< , continuó
-ambridgeshire.
; 7s+ $ue cuando llegue )enonshire, podemos obtener su
identidad de 'l. Gl debe saber.< 1embly se levantó.< )ebemos ir
al libro de apuestas y establecer nuestras apuestas< .
Lucien se sirvió otra copa. Su propósito al venir al club esta la
tarde era encontrar a )enonshire y decirle al hombre $ue
pretend+a casarse con su prometida.
7hora ten+a $ue asegurarse de $ue 'l hablara con )enonshire
antes de $ue el hombre involuntariamente destruyera la
reputación de )iana.
FFFFF
7/8nde en el Hades estaba ella1
Lucien miró la nota $ue Pymm le hab+a entregado.
Aab+a desperdiciado su tiempo en 1hiteSs. )enonshire no hab+a
aparecido. 7hora )iana se hab+a ido. 9lla hab+a estado
pro"undamente dormida cuando 'l se hab+a ido en busca de
)enonshire.
-on el corazón en la garganta, desplegó el mensae donde
estaba parado > en el medio de su vest+bulo >y leyó.
9uerido Lucien,
Mientras me siento honrada por tu integridad y por tu sentido de
responsabilidad, me doy cuenta que no puedo aceptar tu
propuesta cuando +ue mi error el que hi!o que tu&iera lugar.
Me temo que traicion' tu con2an!a en m#. Un matrimonio entre
nosotros no se basar#a en elecci8n, o en el a+ecto mutuo, o
incluso en las directrices que gu#an los acuerdos entre la
sociedad.
Los dos estamos atrapados por los dictados de nuestro mundo y
el atrapamiento no es un sonoro cimiento para el matrimonio.
,i bien no puedo &ol&er a ,, he &islumbrado una alternati&a al
matrimonio para asegurar mi +uturo. 3engo que despedirme de
tu hospitalidad. :s# que no te preocupes ;si estás inclinado a
hacerlo<, debo in+ormarte que me he trasladado con mi media
hermana.
(reo que una &ida como mujer de negocios como la se4ora =
ser#a más con&eniente para m# que el matrimonio.
0spero que no serás reacio a continuar con nuestra a&entura.
3uya, de&otamente,
/iana
7 Lucien casi se le cayó la p!gina al piso. Maldita sea, ella hab#a
huido para con&ertirse en una madame" Pre"er+a eso a
convertirse en su esposa. ? ella esperaba poder seguir
durmiendo con 'l.
Gl le deb+a a ella matrimonio. 9l error hab+a sido tan suyo como
de ella. )escansó su mano contra el marco de una puerta para
apoyarse.
7lguien > )enonshire o su padre > $uerr+an colgarlo de sus
coones.
Lucien tuvo una visión repentina de )iana, ahora mucho m!s
aventurera $ue antes, paseando por el salón de su propio burdel,
tentando a los hombres m!s all! de la razón.
/yó el cruido de papel, y se dio cuenta $ue hab+a aplastado su
nota.
Gl no iba a dear $ue )iana se convirtiera en una madame. Gl
$uer+a >no, necesitaba >$ue ella "uera su esposa.
7l levantar la mirada, vio $ue, aun$ue Pymm se hab+a retirado
respetuosamente al "ondo, 'l estaba a la espera de sus órdenes,
con la mirada expectante $ue el hombre llevaba siempre $ue
sab+a $ue podr+a ser necesitado y re$uerida su atención
inmediata.
I-ómo pod+a Pymm entender cómo se sent+a y )iana no@
; )ebo hacer traer el carruae, milord@<
; &nmediatamente< , Lucien soltó.
Lucien acechaba alrededor del salón de &vory 1ilson. No hab+a
señales de )iana.
Sus entrañas se retorc+an mientras rezaba $ue ella no hubiera
sido tentada por una de las habitaciones de arriba.
La encontrar+a as+ tuviera $ue interrumpir a cada parea
"ornicando en el lugar.
La cortesana Sophie= la $ue lo hab+a llevado a trav's de la
cortina en el uego del 9ngaño del Aombre -iego = se le unió
mientras 'l caminaba hacia la puerta. 9lla se deslizó "rente a 'l,
sus seños rozando su pecho, y apoyando la mano sobre su
brazo.< I? $u' placer busc!is esta noche, milord@<
Su apretado, vestido de cuello redondo, deaba ver sus grandes
pechos p!lidos $ue ella hab+a metido debao de su nariz. ,n
collar de piedras brillantes brillaba desde dentro de su escote.
9lla ugó con las oyas con su mano libre.
Gl reprimió una pregunta para saber si hab+a visto a una muer
oven, hermosa, un !ngel rubio entre la multitud pecadora.
I-ómo iba a encontrar a )iana sin causar un esc!ndalo@
Sophie se acercó m!s. Sus oos, delineados con sombra oscura y
kohl, lo miraron con una sensual promesa.< I*e gustar+a
acompañarme a la org+a en el salón de baile, milord@<
; Aay una org+a en el salón de baile@<
; ,na parodia de los ardines de (auxhall. Buy divertida< .
Los ardines de (auxhall, con sus notorias -aminatas /scuras,
grutas solitarias, y cortesanas chillonas era lo su%cientemente
licencioso. &vory debió haber adicionado un creativo giro para
entretener a su hastiada clientela. Podr+a )iana posiblemente
estar ah+@
)ios no lo $uiera. 9l miedo y los celos se dispararon a trav's de
'l, envolviendo sus embragues espinosos alrededor de su
corazón.
Luchó por mantener la calma.
Podr+a )iana intentarlo en su plan por aprender los entresios de
ser una madame@
; Bu'strame.<
; (oy a ser su gu+a %el, milord.<
)o por mucho tiempo. 7un as+ se deó guiar, rogando por no
encontrar a )iana en medio de una impactante escena.
9star+a a punto de experimentar el mismo horror y dolor $ue
)iana hab+a sentido cuando vio a Stephen@ 9stimulado por ese
miedo, 'l cargó por el pasillo, arrastrando a Sophie con 'l. La
cortesana clavó sus talones, claramente sorprendida.< No se
habr! terminado para el momento en $ue lleguemos. ? yo hab+a
pensado $ue un poco de diversión a lo lardo del camino podr+a
><
; 9n ese caso, tendr!s $ue divertirte a solas, $uerida.<
9lla puso mala cara, pero siguió r!pidamente una vez $ue 'l se
dirigió hacia adelante. ,n lacayo
abrió las puertas y ellos entraron, sumergi'ndose en la enorme
sala, d'bilmente iluminada. )urante unos segundos, Lucien
permaneció ciego, usto como lo hab+a estado cuando ugó al
9ngaño del ciego en esta misma sala. ,na mano presionó contra
su polla y comenzó a "rotarlo. Sospechó $ue la mano pertenec+a
a Sophie.
Gl se acostumbró a la d'bil luz y miró a su alrededor. &vory ten+a
el lugar decorado con estilo para imitar los oscuros senderos de
(auxhall con arbustos en macetas grandes colocados a$u+ y all!
para crear caminos serpenteantes. La so"ocante habitación ol+a a
per"ume, bebida y sexo. Si )iana estaba a$u+, 'l nunca la
encontrar+a r!pidamente.
9ra meor encontrar a &vory y preguntarle. 9speraba ver a la
señora 1ilson en el salón, pero ella no estaba all+.
La mano de Sophie se apoderó de 'l a trav's de sus pantalones y
trató de dirigirlo hacia adelante por su polla. -asi sonrió ante su
ingenuidad, pero le retiró la mano.< Huiero encontrar a la señora
1ilson.
I9st! a$u+@<
; No, ella estar! arriba.<
; Ll'vame all+.<
; 9lla no entretiene a los caballeros all! arriba.<
; *engo un asunto de negocios para discutir con ella.<
La mano volvió hacia su ee y dio un tanteo anhelante. Gl la
apartó con m!s %rmeza.< La encontrar' yo mismo.<
; No.< Su brazo se enrollado a su alrededor.< Be gustar+a ir con
usted.<
9staba a punto de negarse, pero se dio cuenta $ue Sophie le
podr+a llevar con mayor rapidez a las habitaciones privadas de
&vory. La "rustración se disparó a trav's de 'l. )iana podr+a estar
alrededor del próximo arbusto, siendo manoseada por un hio de
puta, pero 'l no pod+a simplemente peinar a trav's de este lugar
con esa esperanza. *ardar+a demasiado.
*endr+a $ue hablar con &vory.
*****
)iana aceptó el vasito de erez $ue su hermana le tendió. *omó
un sorbo, tragando el dulce y caliente "uego. &ncluso sus gustos
incultos reconoc+an la calidad superior.
&vory 7un no hab+a dicho una sola palabra acerca de su plan para
comenzar su propio negocio. )espu's de haber derramado su
corazón y explicarle sus ideas organizadas, )iana no sab+a cómo
proceder. Aab+a esperado $ue su hermana respondiera, no $ue la
mirara %amente con una mirada de consideración.
Seguramente &vory no se negar+a a ayudarla@
; Perm+teme asegurarme de $ue entiendo.< &vory se instaló en el
so"! unto a ella.< *u ya no deseas casarte con Stephen por su
sola visita a mi establecimiento< .
; ?o en realidad nunca $uise casarme con Stephen.<
; ? ahora, Lord Pembroke te ha o"recido matrimonio@<
; Por supuesto,< )iana gimió.< No ten+a otra opción.<
; Pens' $ue hab+as huido hacia a$u+ por$ue 'l no ten+a,< &vory
explicó, "runciendo el ceño como si estuviera perplea.< ?o estaba
preparada para ir tras 'l por ser tan deshonroso. Pero 'l se
propuso y tu te has negado@<
; ?o lo obligu' a ello.<
; )i"+cilmente lo violaste, )iana.<
; Puede ser $ue tambi'n lo haya hechoD< )iana se levantó de un
salto de la silla y se paseó, tragando su erez.
; 7h, s+@ 9xpl+came cómo un hombre puede ser violado por una
muer, )iana.
*engo curiosidad por saberlo< .
)iana apretó los dientes ante el tono condescendiente de &vory.
Por supuesto, todo el mundo cre+a $ue hab+a sido seducida
cuando ella era la $ue hab+a seducido a Lucien D -uando ella
hab+a sentido su gran polla contra su coño y ella le instó a
seguir, ella ni si$uiera hab+a considerado $ue se sentir+a obligado
a casarse con ella. 9lla no hab+a pensado en nadaD
; Gl no $uer+a $ue yo perdiera mi virginidad, pero lo llev' dentro
de m+ por... por error.<
Las ceas de &vory se dispararon.< Por error@<
; S+. ?o> ?o Huer+a $ue le hiciera el amor a mi trasero de nuevo y
><
; P)ios m+oD ,stedes dos hicieron eso@< &vory $uedó en estado de
shock.
)iana sintió $ue se le $uemaba la cara.< S+, y yo $uer+a $ue lo
hiciera otra vez, pero 'l... 'l se deslizó en el lugar e$uivocado y
le rogu' $ue siguiera... y luego los dos supimos $ue era
demasiado tarde. 9l daño estaba hecho. 7s+ $ue 'l me hizo el
amor de la manera m!s incre+ble para m+< . 9lla suspiró,
recordando el placer $ue le dio con su polla y su dedo
pro"undamente en su interior.< 7l %nal... "ue una delicia.<
; 9ntonces estoy desconcertada. IPor $u' no casarte con 'l@
9videntemente, tu dis"rutaste de sus habilidades en el
dormitorio< .
; Por$ue yo lo "orc' a esa situación. Be doy cuenta de $ue es un
error lo $ue he hecho< . 9lla repitió las palabras $ue hab+a usado
en su nota.< La trampa no es una base s8lida para el
matrimonio. 0stá siendo honorable, pero no +ue su culpa< .
; Amm.< &vory no parec+a muy convencida.< ? t# $uieres llegar a
convertirte en una madame@<
; 9l matrimonio sin duda est! "uera de toda cuestión ahora.<
&vory "runció los labios pintados.< )ebido a la p'rdida de tu
virginidad o por$ue est!s enamorada de Lord Pembroke@<
)iana no pod+a soportar la vergRenza de admitir $ue amaba a
Lucien cuando, por supuesto, 'l no la amaba. 9n cambio, ella le
dio una razón vaga pero cierta.< No puedo volver a Stephen
ahora. ? va a ser poco probable $ue tenga otras o"ertas despu's
del esc!ndalo de un compromiso roto. Stephen podr+a decirle a la
gente el por $u'< .
; ?o lo dudo. )enonshire, tambi'n, es un caballero< .
)iana se deó caer en el so"!.< 7s+ $ue no me vas a ayudar.
I-rees $ue deber+a casarme< .
; Si un hombre como Lord Pembroke me o"reciera matrimonio,
yo reconsiderar+a mi carrera, )iana< .
)iana vio el destello de alegr+a en los oos azules de &vory. La ira
estalló.< I*e sentir+as "eliz por atraparlo@<
; Las mueres han coaccionado a los hombres reacios a contraer
matrimonio durante siglos. ? esto suena como $ue 'l ugó un
papel decisivo en enredar el lazo marital alrededor de su cuello< .
; Ae abusado de su con%anza.<
; )udo $ue 'l esperase escapar de su aventura contigo sin tener
$ue o"recerte matrimonio. Lo cual es intrigante< .
; IPor $u'@< )iana preguntó, hirviendo de "rustración. 9lla nunca
habr+a soñado $ue &vory "uera tan convencional. ? si &vory no la
ayudaba, I$u' har+a@ 9lla amaba demasiado a Lucien como para
obligarlo a casarse. ?, por supuesto, ya $ue 'l no la amaba, le
ser+a in%el. 9lla dudaba $ue reduera sus aventuras en los
burdeles por una muer $ue no amaba. Su lecho matrimonial
ser+a una delicia, al menos> aun$ue 'l no dear+a de calentar
las s!banas de otras mueres. Pero su corazón le dol+a al pensar
en 'l dis"rutando del placer y riendo con esas otras mueres.
; *al vez 'l no est! haciendo esto solamente por el honor,< &vory
especuló.
; I? por $u' otra razón@<
9l deleite brilló en el rostro de &vory.< *al vez el amor.<
; Si 'l $uiere casarse conmigo por amor, Ipor $u' no lo
mencionó@<
; Pues bien, eso puede posiblemente no ser la razón, ya $ue
todos sabemos lo "!cil $ue los hombres dicen< 3e amo< cuando
realmente no sienten el signi%cado de esas palabras.<
9staba &vory bromeando o no@ )iana pod+a contar por lo menos
media docena de pretendientes $ue hab+an dicho amarla.
I9staban todos mintiendo@ I9ra el hombre $ue no dec+a nada el
$ue ten+a los m!s "uertes, y m!s apasionados sentimientos@.
Hue molestia.
)iana se deó caer en la silla. I)eb+a buscar a Lucien y demandar
$ue le diera exactamente por $u' $uer+a casarse con ella@
9lla se llevó una mano a la boca con horror. 9lla ya se hab+a
negado.
Lo hab+a herido.
(agamente, oyó un golpe silencioso en la puerta.
&vory se acercó y la abrió ligeramente. )iana se dio cuenta de
$ue &vory estaba tratando de mantenerla oculta. Burmuró con la
persona en el otro lado y cerró la puerta con un clic.
&vory volvió. 9n voz baa, ella anunció M< Lord Pembroke desea
hablar conmigo. ISe te ocurre alguna razón por la $ue desear+a
hacerlo@<
Los celos se dispararon a trav's de )iana. 9lla hab+a estado "uera
de su vida por sólo un par de horas y ya 'l hab+a regresado al
burdel de &vory.
&vory sonrió.< Sospecho $ue 'l te est! buscando, )iana.<
-or supuesto. 9lla hab#a mencionado a &vory en su nota. 9l
hombre estaba haci'ndole imposible pensar. Su corazón lat+a de
manera irregular. :!pido, luego lento, y luego muy tran$uilo,
como si no estuviera latiendo en absoluto.
; IHuieres hablar con 'l, )iana@<
; IPuedo@<
,na sonrisa maternal tocó la boca de &vory y abrió la puerta lo
su%ciente como para invitar a Lucien a entrar.
9l saludo de 'l murió medio=pronunciado cuando 'l la vio, y el
corazón de )iana latió acelerado en su pecho mientras miraba
sus oos color esmeralda. /h cielos, ella realmente estaba
enamorada de 'l.
Lucien se inclinó ante &vory y volvió sus modales encantadores
sobre ella.< I9stoy buscando a su nueva socia, señora 1ilson@<
; No lo creo, milord. Pero a su parea, tal vez@< &vory sirvió un
coñac y lo calentó por encima de una vela.
)iana observó el acto de &vory como cortesana h!bil con un poco
de in$uietud y celos. 9lla no sab+a ninguno de esos trucos. No
era de extrañar $ue &vory le sugiriera $ue se casara.
Lucien aceptó el vaso calentado.< IPuedo tener un poco de
tiempo a solas con la señorita *iverton, señora 1ilson@<
; Por supuesto.< &vory los deó solos, cerrando la puerta
silenciosamente detr!s de ella.
)iana oyó la voz de una muer m!s oven. )espu's el tono
despectivo de &vory.
; 9ntonces, esto es pre"erible al matrimonio conmigo@< Lucien
exigió.
)iana volvió la mirada hacia 'l. Su pregunta la sorprendió.
I7caso 'l no hab+a entendido sus razones@
; No. Pero me opuse a atraparte en una unión in"eliz< .
; I9st!s tan segura de $ue no seriamos "elices@ I*e arrepientes
verdaderamente de haber hecho el amor conmigo@<
No estaba en"adado. Su voz era suave, pro"unda y seductora.
Pero ella se dio cuenta de $ue 'l realmente $uer+a saber.
; ?o te $uer+a esa noche< , explicó ella.< 9ra todo en lo $ue pod+a
pensar. ?o no te detuve y cuando sucedió, yo no me arrepent+.
Pero no $uiero $ue me odies por ello< .
Gl levantó la copa a los labios, y bebió lentamente. Su mirada no
se apartaba de su rostro.
; 9ntonces, Iest!s decidida a convertirte en una madame@<
; &vory cree $ue soy m!s adecuada para ser una esposa.<
; ?o tambi'n. Mi esposa.<
; Pero no tienes $ue hacerlo.< 9lla cruzó los brazos sobre el
pecho.< ?o puedo cuidar de m+ misma.<
Gl baó su brandy, devor!ndola con una mirada depredadora.< /h
s+, dulzura, tengo $ue casarme contigo. *e sedue, despu's de
todo.<
; ?o te sedue a tiD< 9lla levantó las manos en señal de
"rustración.< No "ue tu culpa< .
9lla no pod+a entender la expresión hambrienta e incierta en sus
oos.
; I9s $ue todav+a $uieres tener amantes@< Preguntó ella,
tentativamente.< Be diiste $ue podr+amos tener una aventura,
incluso despu's de $ue me casara, Ite acuerdas@<
Puso el brandy abao y lentamente, se acercó a ella.< S+, pero yo
pre"erir+a $ue continuemos nuestra historia mientras estemos
casados el uno con el otro.<
)iana dio un paso atr!s. Si la tocaba, ella se derretir+a al
instante.< Lucien, me he dado cuenta de $ue tengo $ue casarme
por amor. No puedo permanecer de brazos cruzados, sabiendo
$ue tienes relaciones sexuales con otras mueres. *al vez con
mueres $ue podr+an ser amigas m+as. ? s' $ue sin amor, t#
nunca me ser+as %el< .
Gl deó de moverse. Se "rotó la mand+bula.< Be di cuenta
despu's de la segunda noche $ue no podr+a enviarte de nuevo
con )enonshire. Huer+a conservarte para mi< .
9lla contuvo el aliento. Le dir+a ahora $ue la amaba@
; -!sate conmigo, )iana.<
; IPor $u'@< 9lla necesitaba o+r las palabras.
Gl "runció el ceño.< *e debo matrimonio. *om' tu virginidad.
Podr+as estar embarazada de mi hio. ? $uiero $ue te cases
conmigo por$ue nunca me imagin' encontrar una esposa $ue
me mantuviera atado a ella en la cama.<
Su sonrisa diabólica rompió su resistencia. 9lla le deó tirar de
ella en sus brazos. Su boca encontró sus labios doloridos. La besó
con rudeza, con pasión hambrienta.
)e!ndola adeando.
9lla retiró los labios de los suyos.< *u podr+as atarme a la cama
todas las noches, Lucien. Huiero $ue pases cada noche en mi
cama, haciendo el amor conmigo.< )iana levantó la barbilla,
desa%ante.
; /btendr!s tu placer conmigo y con nadie m!s.<
Su dedo trazó la curva de su meilla.< Si $uieres %delidad, yo
"elizmente te la dar'.<
9lla $uer+a amor m!s $ue lealtad. :ecordó las palabras de &voryM<
,abemos lo +ácil que los hombres dicen6 3e quiero6 cuando
realmente no saben lo que signi2can esas palabras6 . I)eber+a
ella empuarlo para $ue hiciera una declaración@ / creer en sus
propios instintos > $ue 'l realmente la amaba@ 9lla apretó su
boca contra la de 'l de nuevo.
; )e verdad@ IPodr+as@ I/ deseas asistir a la org+a, Lucien@<
; IHu'@< Gl se tambaleó hacia atr!s, mirando sorprendido.
; No espero $ue renuncies a tus traviesos placeres, si gozas de
ellos conmigo.<
Lucien la miró con asombro. Se inclinó y le besó sus abatidos oos
y las puntas de sus pestañas. )iana cre+a verdaderamente $ue lo
hab+a obligado a casarse. 9lla pensaba $ue se estaba casando
con ella con renuencia. Sin embargo, casi no pod+a esperar para
casarse con ella, reclamarla como suya, y asegurar... asegurar
$ue@ -omo su esposa, ella pod+a tomar amantes si as+ lo
deseaba.
; (en conmigo a casa, )iana,< susurró.< *enemos una noche m!s
de aventura salvae, Ino@<
; S+< .
Gl le acarició el labio in"erior con la yema de su dedo pulgar. Gl
ahuecó su pecho, sintió sus latidos atronadores. *en+an una
chispa de amor, $ue 'l expertamente podr+a avivar en llamas.
9llos compart+an una pasión explosiva. Le hab+a dolido $ue ella
hubiera elegido convertirse en una madame en vez de casarse
con 'l, pero 'l entend+a ahora $ue ella tem+a sentirse atrapada e
in"eliz. Gl nunca dear+a $ue eso pasara.
; )eber+as tomar mi capa< , susurró.< ? ponerte mi m!scara.<
9lla sostuvo la m!scara en el rostro y 'l le ató las cuerdas detr!s
de su cabeza. )eslizó su capa sobre los hombros, cubriendo la
capucha sobre sus relucientes rizos dorados, dis"raz!ndola por
completo.
-aminando al lado de )iana, inhalando su aroma seductor,
Lucien era consciente de ella de una manera $ue nunca hab+a
sentido hacia cual$uier otra muer. ,na tensión m!s aguda $ue
la necesidad sexual. No pod+a imaginar $ue alg#n d+a pudiera
$uerer a otra muer. Sophie apenas le hab+a despertado esta
noche. 7ntes de conocer a )iana, le habr+a dado la "ollada $ue
ella anhelaba y luego se pasear+a en la org+a en busca de m!s
deporte.
; I9st!s seguro de $ue $uieres $ue me $uede contigo esta noche@<
Preguntó ella.
Gl le levantó la barbilla para besarla. Sus oos luminosos, adornados
por la oscura m!scara, le recordaban a la noche $ue se conocieron.
La oscura "orma del cuero ceñido se a"erraba a su delicada nariz, sus
meillas redondeadas, y las curvas de su labio superior. Gl la adoraba
con una m!scara. Bisteriosa, sensual, hermosa.
9l hecho de $ue ella se hubiera puesto una m!scara >teniendo tal
cuidado de ocultar su
identidad > con suerte signi%car+a $ue en su corazón, ella estuvo
dispuesta a casarse con 'l todo el tiempo.
Sus labios se encontraron con los suyos, con hambre y calientes. Gl la
apretó contra la pared del pasillo para devorar su exuberante boca. Lo
#nico $ue importaba era convencerla $ue ellos se pertenec+an.
Sonaron pasos pero 'l no se detuvo. 9llos lo reconocer+an, pero no a
ella.
; 8us$uen un dormitorio D< ,n hombre bromeó.
,na voz de muer bromeó,< ILes gustar+a venir con nosotros@<
Gl besó a )iana hasta $ue la parea pasó, entonces movió sus labios
de los de ella lo su%ciente como para poder hablar. 8aó las manos por
sus hombros hasta usto debao de sus pechos, para sentir la seda de
su vestido tirando a trav's de sus curvas generosas.< ISabes lo celoso
$ue estuve, pensando $ue estabas en el salón de baile@<
Sus respiraciones r!pidas le hicieron cos$uillas en su boca.< Pensaste
$ue yo estaba en la org+a@<
; No veo por $u' es tan sorprendente considerando $ue te hab+as
planteado convertirte en una madame.<
; /h.< Sus oos estaban muy abiertos, violetas y bellos detr!s de la
m!scara.
; *em+ $ue estuvieras siendo complacida por otros varios hombres.<
; -ielos, no.<
; Ni si$uiera despu's $ue te suger+ la idea de traer a otro hombre a
nuestra cama@< 8romeó 'l, sinti'ndose el mismo diablo.
)ebao de su m!scara, sus meillas traicionaron su rubor.< IHu' es
exactamente lo $ue la gente hace en org+as@<
; 7 menudo se trata de un revoltio de cuerpos con todas las manos y
las bocas en busca de las
partes +ntimas o pezones de otra persona.< )eó $ue toda su longitud
se presionara contra ella.
; IPuedes imaginar eso@< , Susurró 'l,< Buchas bocas de caballeros
hambrientos cerr!ndose sobre tus doloridos pezones@ )os hombres en
tus senos, uno bes!ndote en la boca y otro enterrado en tus rizos
+ntimos, d!ndose un "est+n con tu palpitante cl+toris@<
; Lucien D<
; ? otro usando su lengua para darte placer en tu delicioso trasero.<
; PNoD<
; 7 veces, en el cuerpo a cuerpo, uno nunca sabe exactamente de
$uien son las partes +ntimas con las $ue uno se est! uniendo.<
; 9so es escandalosoD<
; 9s el sexo en un nivel puramente "+sico.<
; ILo dis"rutas@<
Gl se encogió de hombros hastiado.< ,na sola vez.<
; Lo has hecho antes@<
; Buchas veces. Huiero decir, hubo un tiempo en $ue lo dis"rut'. ?o no
estoy tan seguro sobre eso ahora.<
)iana miró hacia el salón de baile como si contuviera un pozo de
serpientes.
; Huiero entrar<
; *e estoy tomando el pelo, cariño. No tienes por $u' ver eso.<
9lla enderezó los hombros.< No $uiero desconocerlo simplemente
por$ue tengo miedo. Hui'n sabe, tal vez me gustar+a asistir a este
tipo de eventos contigo< .
:h, pero yo nunca te compartir' con nadie.
; Sospecho $ue, si caminas a trav's de esa puerta, una docena de
hombres clamar!n por darte placer< , reLexionó 'l.< )ime algo, me
imagino $ue tiene muchos compañeros de danza en los bailes de la
sociedad, Ino@<
; Por supuesto.<
; (as a tener la misma cantidad, o m!s, deseando hacerte el amor.<
Sus oos se abrieron.< :ealmente no $uiero tentar a otros ><
; 9ntonces $u'date muy cerca de m+, dulzura.<
FFFFF
Sumida en la penumbra de la sala de baile, )iana apretó el brazo de
Lucien con tanta "uerza $ue sus uñas casi dividieron sus guantes.
Podr+a haber muchos hombres $ueriendo seducirla, pero lo $ue m!s la
asustaba eran las mueres.
Sin duda, toda muer $uerr+a tener sexo con Lucien. )iana recordó el
entusiasmo "ebril agudo de las mueres de &vory cuando 'l hab+a
entrado en el uego del hombre ciego. Su magn+%ca polla causar+a
batallas mientras las mueres se es"orzar+an por reclamarlo, ella sólo
sab+a eso.
I&ntentar+a 'l algo m!s $ue escoltarla a dar un paseo tentador@
Si 'l le suger+a $ue se unieran a la diversión, I$u' har+a ella@
)ar la vuelta y correr@ / probar su mundo y ver si le gustaba@
-uando sus oos se acostumbraron a la penumbra, se $uedó
bo$uiabierta con lo $ue vio a su alrededor.
)os mueres paseaban cogidas del brazo, llamativamente vestidas y
ma$uilladas. 9lla se sorprendió al ver las putas en el establecimiento
de &vory.
Lucien le murmuró al o+do,< /rdinariamente est!n de incógnitas.
Prostituy'ndose a s+ mismas para los $ue gustan de su sórdido sexo< .
9lla sab+a $ue %nc8gnita signi%caba una cortesana vestida a la moda y
$ue era culta en su "orma de comportarse, y daba la apariencia de
$ue ella pod+a pasar como una dama de la alta sociedad.
I-onoc+a 'l a cada muer a$u+@
IAab+a hecho el amor con todas las mueres a$u+@
,na de las mueres extravagantes deó su parea y tomó la mano libre
de Lucien. )iana miró con asombro.
; *rayendo a tu pe$ueño amor, milord@< , 9xclamó la muer.
; 7l igual $ue los tortolitos. IHuieres algo travieso esta noche@ I*e
gustar+a verme besar a tu dulce amante entre sus pe$ueños y suaves
muslos@<
,anto cielo"
)iana se sintió aliviada al sentir el brazo de Lucien endurecerse bao
su to$ue. 7l menos estaba tan sorprendido como ella.< 9sta noche no,
$uerida.< )io las palabras %rmes y desdeñosas, sin in"undir ninguna
o"ensa o disgusto.
)iana tem+a $ue la muer pudiera insistir, pero ella se echó a re+r, y se
sumergió en una reverencia burlona para dar una buena vista hacia su
corpiño, y los deó. )iana le dio un golpecito en el hombro.
Gl miró hacia abao, y en la penumbra le pareció ver una sonrisa, pero
no pudo estar segura.<
IHuieres $ue la haga regresar@< , le preguntó 'l.
Gl le estaba tomando el pelo, o eso era lo $ue ella esperaba.< No.
Sólo me preguntaba si estabas tentada< .
; I*e apetece un puñetazo@< Gl cuidadosamente evadió la pregunta,
atrapando dos copas de un camarero $ue pasaba, un hombre con
peluca $ue sólo llevaba pantalones.< 8ebe despacio. 9s probable $ue
sea tan potente como las cosas en (auxhall< .
Paseando por una curva oscura, )iana se $uedó sin aliento y casi
derrama el ponche. 7l "rente se desarrollaba una escena completa de
una batalla con hombres casacas roas. Pero ellos estaban venciendo
al enemigo > una rolliza muer desnuda > en una multitud de
posiciones sexuales. La muer estaba rindi'ndose en glorioso 'xtasis a
los h'roes militares. 7l principio )iana miró hacia otro lado, pero la
curiosidad la superó.
,n hombre yac+a unto un cañón negro brillante con una muer a
horcaadas sobre 'l. 9lla trabaaba "ebrilmente, con las manos
extendidas sobre su pecho, gimiendo y lanzando su largo cabello rubio
sobre ella. Sus pechos rebotaban hacia arriba y abao, y )iana se
encontró mirando sus balanceantes pezones marrones. La muer deó
escapar un gemido de agon+a y el hombre adeó y gruñó. Las manos
de 'l sosten+an sus caderas, dirigi'ndola con "uerza encima de su
ingle.
)iana adeó cuando una mano se deslizó por su espalda y le tomó su
trasero
Lucien.
9lla se dio la vuelta.
; Si te interesa ver esto. No tiene nada de malo< .
; 9s indecente.<
; Be voy a venirD< 7nunció la muer. )iana no pudo resistirse y le dio
una mirada "urtiva. La muer se sacudió hacia adelante sobre el
hombre, retorci'ndose de placer. Gl inclinó la cabeza para capturar
uno de sus pechos $ue se agitaban sobre su boca.
)iana recordó haber estado encima de Lucien, tenerlo pro"undamente
dentro de ella, con el dedo tentando su trasero, al mismo tiempo.
Que impactante ver a alguien m!s haciendo esas cosas, pero se
encontró con $ue no pod+a apartar los oos.
,n h'roe se apoderó de la cabeza de la muer $ue le chupaba su ee,
otro hundió la cabeza entre los muslos de una muer. ,na maraña de
cuerpos se retorc+a entre las rocas de yeso. )iana no pod+a distinguir
cu!les miembros eran de $ui'n.
*ragó el #ltimo trago de su ponche. ,n caliente resplandor la
atravesó, d!ndole con%anza. Los gruñidos y gritos de los amantes
enviaban punzadas de dolor placentero a trav's de su coño.
Lucien la conduo a lo largo del pasillo. 9lla se tambaleó un poco.
7l %nal de la batalla, ella vio una escena de lo m!s intrigante.
)os hombres y una muer.
,n hombre rubio y musculoso apoyado contra un cañón y
desenvainando un grueso miembro rosa $ue le tendió a la muer. La
muer de pelo oscuro se apoyó contra el. :uborizada, )iana
comprendió lo $ue estaba ocurriendo mientras el hombre lo "rotaba
contra el trasero de la muer. 9l hombre la agarró por las caderas y la
empuó hacia atr!s, y la muer gimió igual $ue 'l.
/tra punzada de placer doloroso recorrió el coño de )iana y ella se
apoyó en Lucien.
9l segundo hombre se desabrochó los pantalones y expuso una
erección de un tono m!s oscuro y m!s larga. 9l primer hombre, $uien
se recostaba contra el cañón, separó las piernas y movió las bien
torneadas piernas de la muer por lo $ue "ueron extendidas sobre las
suyas.
)iana entendió. 9lla estaba a punto de ver a una muer ser
complacida por dos hombres.
La muer movió sus caderas sugestivamente mientras el segundo
hombre se ubicaba entre sus piernas. 9l primer hombre gimió con
luurioso placer. Sus grandes manos ahuecaban sus pe$ueños pechos
y o"recieron sus pezones erectos de color roo para el gigante de pelo
oscuro $ue estaba "rente a ella. Bientras $ue el primer hombre
masaeaba los pechos, el otro los chupaba.
La muer rebotó m!s duro y adeó, su pelo oscuro balance!ndose
salvaemente sobre su rostro sonroado por el deseo.
; *odav+a no, amor.< 9l segundo hombre movió la boca de sus pechos,
y comenzó a acariciar sus partes +ntimas con la mano. Gl empuó su
polla contra ella, y comenzó a trabaar en su interior.
La muer gritó.
9l primer hombre la suetó con "uerza a 'l, y el segundo hombre
lentamente bombeó su polla dentro de ella.
La muer abrió la boca y gimió y rogó como si estuviera en una terrible
agon+a. 9l segundo hombre se detuvo.< IPuedes tomarlo@<
; /h, s+, s+< , gritó la muer.< Por "avor, d!melo.<
Por un momento, )iana se imaginó a s+ misma como esa muer, llena
hasta el borde por dos hombres guapos y bien dotados, con una boca
besando sus labios y otra boca masculina bes!ndole el cuello. Sus
manos vagando por todas partes.
9llos empuaron con tanta "uerza y vigor $ue la muer grito.< PAios de
puta D Be van a partir en dosD<
Los hombres se rieron y bombearon con m!s "uerza.
)iana se dio cuenta $ue Lucien estaba detr!s de ella. Su erección
presionaba contra su trasero a trav's de sus "aldas. 9lla se "rotó
ligeramente en su contra. Nadie se dar+a cuenta, no con la pantalla en
"rente de ellos. ?, por supuesto, a nadie le importar+a.
)iana sintió una punzada de culpa y traición ante el pensamiento de
ser esa muer.
9lla amaba a Lucien. Si los hombres "ueran a o"recer llevarla a ese
escenario y hacerle cosas indecibles, ella se negar+a. 9lla no lo
$uerr+a.
Pero por un instante, la "antas+a hab+a sido terriblemente
emocionante.
La muer en el escenario estaba sollozando y daba arañazos en la
espalda del hombre entre sus piernas. 9l segundo hombre le puso las
manos en los hombros y se empuó a s+ mismo dentro de ella. Gl se
rio y gritó a la audiencia M< 9stamos tan pro"undo dentro de esta
pe$ueña zorra, $ue puedo sentir su polla en el otro lado.<
La muer gritó y se movió violentamente contra ellos, golpeando la
espalda del hombre de pelo oscuro con los puños. /bviamente
consumida por un orgasmo explosivo.
Los hombres llegaron a su placer poco despu's, empuando
pro"undamente, gimiendo y sacudi'ndose.
; (!monos a casa ahora< , sugirió Lucien, con voz tensa.
7gradecida por$ue la capucha ocultaba su rubor, )iana bromeóM< No.
Huiero ver m!s< .
; )amos un paseo@< , Sugirió 'l.
No pod+a imaginar nada m!s impactante $ue la org+a en el campo de
batalla.
Aasta $ue vio al du$ue de 7rndrake inclinado sobre un banco de
piedra tallada, con su trasero desnudo en el aire. )os mueres en
elaborados vestidos y m!scaras de pie detr!s de 'l. ,na muer le
golpeó el trasero con una paleta de madera, y la otra tomó su turno
con una vara. Las manos de su .racia estaban atadas a la espalda.
; IGl est! dis"rutando de eso@< )iana susurró.
; Be imagino $ue s+.<
; I*e gustar+a $ue te azotara@<
; No encuentro en el dolor todo ese placer. Be gustó m!s lo $ue
nosotros hicimos.<
8aó la voz en su o+do.< 7un$ue si sientes la necesidad de azotarme
durante nuestro matrimonio,
tienes mi permiso para hacerlo< .
Capítulo Nueve
Nunca antes hab+a estado tan "rustrado sexualmente en una
org+a.
La polla de Lucien tensó contra el "rente de sus pantalones,
deseando ser enterrada
en lo pro"undo del vibrante cuerpo de )iana. &ncluso el tacto de
sus manos sobre los
hombros de ella enviaban una ardiente necesidad a trav's de 'l.
Lucien deseaba liberar los pe$ueños
botones $ue le recorr+an la espina dorsal, aLoar su corpiño, y
deslizar sus manos en el interior
y ahuecar sus pechos.
,na org+a siempre manten+a la promesa de toda clase de
satis"acciones sexuales. Pero
'l no iba a hacer el amor con )iana en medio de este tórrido, y
maloliente libertinae. *ampoco pensaba dear $ue ella se uniera
a la re"riega.
Pero una vez $ue estuviera a solas con 'l en el carruae... o en su
dormitorio...
)iana lo tomó de la mano y lo arrastró a lo largo de la ruta,
rodeando un grupo de arbustos en macetas. 9lla se detuvo en
seco al llegar a la siguiente escena.
*res mueres vestidas con vestidos vaporosos retozaban en un
banco. ,na pelirroa, la m!s voluptuosa de las tres, estaba
sentada en el centro. Su vestido se elevaba por encima de sus
muslos. 9l suelto corpiño estaba retirado hacia abao para revelar
un pecho blanco, grande, y abundante. ,na muer m!s oven
succionaba el pezón al descubierto, sus pe$ueñas manos
agarraban el enorme mont+culo. La muer mayor acariciaba el
coño de la oven a trav's de su delgado, y h#medo vestido,
realizando duros y deliberados c+rculos sobre un sin duda,
palpitante cl+toris. La otra muer oven, una chica delgada, con el
pelo color miel, estaba arrodillada entre las piernas de la pelirroa
mayor y acariciaba su tri!ngulo +ntimo.
; Se ven tan elegantes y sensuales,< susurró )iana.
Gl captó el temblor de su voz = una mezcla de conmoción y
excitación.
No era inusual $ue las mueres se excitaran viendo a otras
mueres hacer el amor, especialmente cuando la vista era tan
deliciosamente escandalosa. )iana se mordió el labio in"erior.
9lla deber+a alearse del grupo, trató de dar un paso, y luego se
detuvo y miró de nuevo.
Gl le acarició la mano.< Bueres haci'ndose el amor unas a otras
puede ser una particularmente elegante escena para ver< .
Se deslizó de nuevo en su papel de tutor, sonando cansado y no
a"ectado, decidido a no revelar a )iana cómo dolida ver su rostro
ruborizado y espiar a su pe$ueña lengua lamiendo su labio
in"erior.
No pod+a dear $ue ella adivinara todav+a lo mucho $ue la
adoraba.
; Las *res .racias< , ladró un corpulento par del reino $ue
estaba unto a )iana. Lord Peters. Peters de repente rasgó sus
pantalones abri'ndolos y liberando su erección.< Lo $ue ellas
necesitan es una polla robustaD<
9l hombre "ornido se precipitó sobre el tr+o, echando a perder la
elegante vista. Las mueres se rieron con luurioso
reconocimiento, sabiendo $ue su señor+a pagar+a bien. Peters
dirigió con avidez un pezón en su boca y guio con un
movimiento !spero una cabeza hacia su entrepierna. Sus dedos
romos tiraron hacia arriba de un vestido e invadieron los
delicados rizos.
; Hu' decepcionante,< )iana suspiró, d!ndose la vuelta.
Lucien se rio.
; S9l siempre "ue un bailar+n horrible, tambi'n.<
Lucien se $uedó inmóvil. )iana pertenec+a a los salones de baile,
no a$u+. )iana no deber+a
saber cómo luc+a el miembro de Peters o cuan torpemente hac+a
el amor.
Gl le pasó un brazo alrededor de su hombro.< -reo $ue es hora
de marcharse, mascota.<
; No necesitas arruinar tu diversión para protegerme. IHui'n
sabe $ue deleites pueden esperarnos
en la siguiente curva del camino@<
Su o+do era c!lido contra los labios de 'l.< (er a Peters agitando
su trasero es di"+cilmente divertido, mi dulce. ? no tengo ning#n
inter's en ser testigo de otros pares gruñendo y pataleando
hasta el 'xtasis. ?o pre"erir+a tenerte sola en mi cama.< Su
lengua rastreó los delicados contornos de su orea antes de $ue
'l succionara el lóbulo de la orea dentro de su boca.
; *ambi'n podr+amos hacer una escena erótica.<
I0staba ella bromeando1
Su risa burlona lo relaó, pero 'l se la llevó de vuelta a lo largo
del oscuro camino antes de $ue ella pudiera desarrollar otras
ideas, 7un m!s escandalosas.
FFFFF
,na vez 'l la hab+a rescatado.
7currucada dentro de los brazos de Lucien en su carruae, )iana
recordó con pesar su remilgado
terror al ver al du$ue 7rndrake ser azotado.
9lla hab+a tomado el pelo a Lucien, pero por dentro era una
masa temblorosa de miedo. ? hab+a estado muy tentada de
re+rse tanto por las absurdas acrobacias sexuales como de su
propia inocencia.
Sin embargo, en el carruae, ella sab+a el tipo de sexo +ntimo $ue
ella pre"er+a. Sólo ella y Lucien = solos.
Gl le levantó la barbilla, cubrió la boca con la suya y le acunó los
pechos.
9stos se hincharon con su to$ue, empuando contra sus c!lidas,
palmas desnudas. Los guantes de 'l yac+an descartados sobre el
asiento.
9lla tocó el duro muslo de Lucien, su mano se deslizó hacia arriba
en dirección a su polla.
9lla am!s podr+a ser una madame de un burdel.
Nunca habr+a soñado con simular una org+a de los ardines de
(auxhall o un uego de .allina ciega con un hombre desnudo.
-ómo hab+a aprendido &vory a ser tan inventiva@ 9lla deb+a
recordar preguntarle a su hermana, donde hab+a aprendido
tantas "ormas de sexo creativo.
)iana habr+a sido un rotundo "racaso tratando de vender deleites
a los hastiados libertinos de Londres. 9llos no deseaban el
m!gico sexo $ue hab+a encontrado con Lucien.
9llos deseaban m#ltiples compañeras, acoplamientos puramente
"+sicos y peculiares "antas+as.
Lucien tomó su meilla.< I9n $u' piensas, mascota@<
; ?o nunca podr+a haber sido una madame,< ella suspiró.
; No hay vergRenza en eso, dulzura. La mayor+a de las delicadas
señoritas se habr+an sorprendido por tener $ue considerar tal
pro"esión< .
9l carro se ralentizó.
; 9sta es nuestra #ltima noche de aventura, mascota.< Le besó la
curva de sus pechos por encima de la blusa del vestido de color
azul za%ro.< Aasta $ue nos casemos.<
9n el exterior, ella vio a un tramo de la tran$uila oscuridad hasta
$ue sus oos se acostumbraron a la luz de la luna. ,na silenciosa
extensión de bien cuidada hierba, a la sombra de !rboles altos
cortados a lo ancho de los caminos y salpicados con bancas $ue
se extend+an ante ella.
; .reen Park< . Gl sonrió.< Sexo al aire libre. /tra "antas+a $ue
me gustar+a dis"rutar contigo< .
Su voz se convirtió en un susurro rasgado.< -uando nos casemos
y viaemos a mi propiedad, 7shton Park, para el verano,
podremos tener sexo caliente y sudoroso todas las tardes en el
bos$ue< .
; 7l aire libreD<
; Bi $uerida, acabas de pasar a trav's de una org+a. -u!n
escandaloso ser! hacer el amor al aire libre@ ? ya hemos hecho
el amor a la luz del d+a, as+ $ue s' $ue no tienes aversión a ello<
.
)iana le permitió ayudarla a baar. *odav+a llevaba su m!scara y
su capa con la pro"unda capucha, un dis"raz per"ecto.
7garrados del brazo, caminaron por el sinuoso sendero a trav's
de largas sombras proyectadas por los !rboles y por los parches
azul plateado de la luz de la luna. )iana levantó la mirada hacia
Lucien.
Su rostro era hermoso a la luz de la luna con reLeos brillantes
bailando a lo largo de sus altos pómulos, su mentón "uerte y los
labios esculpidos.
Labios $ue se curvaron en una posesiva y seductora sonrisa.
,na brisa envió sombras ondulantes por el c'sped como
criaturas correteando.
Los sonidos del tra$ueteo de las ruedas del carruae se
desvanecieron mientras se introduc+an m!s pro"undo en ese
tran$uilo y m+stico mundo. )iana no pod+a creer lo privado $ue
estaba el par$ue. *odo Bay"air estaba a toda velocidad sobre
ellos, recorriendo los bailes y garitos y cenas, pero a$u+, la
per"ecta $uietud del par$ue promet+a un escenario per"ecto para
el placer.
Lucien se detuvo en una sombra y le dio un beso, inclin!ndole la
cabeza hacia atr!s. Sus brazos, envueltos alrededor de ella
debao de su capa, la reclamaron completamente.
9l beso la deó mareada.
; Bis "antas+as han sido un desastre hasta ahora< , bromeó,<
pero esto parece ser per"ecto< .
; I9l matrimonio es un desastre@<
; 9l nuestro no lo ser!, espero.< Gl la besó de nuevo, con las
manos acariciando su espalda y acunando su cadera.
; I)e verdad $uieres hacer el amor a$u+@<
; 7ntes del matrimonio, un hombre tiene $ue encontrar sus
oportunidades donde 'l pueda.< Gl le estrechó la mano y la
conduo "uera del camino, serpenteando a trav's de los espesos
y antiguos !rboles.
La hierba debao de sus pies era suave y desigual, una al"ombra
exuberante.< Nos tumbaremos en la hierba@<
; ,n caballero permite $ue la dama est' encima, en tales
r#sticas circunstancias.<
9lla se rio de eso.
9l misterio revoloteaba en las sombras alrededor de los altos
!rboles, pero )iana se sent+a segura caminando unto a Lucien.
-rotegida. Su brazo se deslizó alrededor de ella, su mano baó
sobre la curva de su cadera, desliz!ndose sobre la parte superior
de su muslo.
Aaci'ndola consciente de lo cerca $ue estaba de su ardiente
coño. -u!n sorprendente ser+a su paseo a los oos de la
sociedad...
9lla hab+a cabalgado o caminado a menudo por Ayde Park,
des%lado en "rente del mercado matrimonial > para mostrar un
muy reciente trae de montar y su adorable yegua gris 7nnabel,
o para lucir un delicado vestido de paseo con su parasol a uego.
9lla no conoc+a .reen Park bien. Lucien era su gu+a.
7poder!ndose de sus dos manos, la atrao detr!s de un gran
roble, una p+cara sonrisa iluminando su rostro autocr!tico.
7lcanzando su garganta, los dedos rozaron su pulso acelerado.
Le desabrochó la capa y la extendió sobre la al"ombra de hierba
verde oscuro como una gran manta. Lucien
cayó de rodillas sobre ella, la lana cruió debao de 'l, y 'l la
atrao contra s+. )iana se deó caer. Gl besó su vientre, su pelvis,
su ardoroso mont+culo a trav's de su vestido. 7rroó el abrigo, y
luego el chaleco.
; 9st!s $uit!ndote la ropa@< Le preguntó ella.
; No todo. Las botas no saldr!n< , le explicó, desabroch!ndose la
camisa.
La luz de la luna salpicaba a trav's de las bandas de m#sculos
$ue de%n+an su pecho, atrapando las ondulaciones de su tenso
estómago.
9l placer prohibido de estar siendo tan expuesta, tan p#blico, sin
embargo, tan +ntimo y secreto, atormentaba a )iana. Bientras
Lucien desabrochaba sus pantalones, se acostó unto a 'l, sus
"aldas revoloteando a su alrededor. )espu's de ayudarle a tirar
de sus pantalones abao ella puso la meilla a lo largo de su largo,
largo ee de especiado aroma, deleit!ndose con la sensación de
la dureza acerada cubierta de esa piel aterciopelada.
Gl apoyó los brazos detr!s de la cabeza mientras ella tomaba su
polla h#meda en su boca. Se ve+a tan contento $ue ella estaba
tentada de darle un mordis$uito sólo para asustarlo.
9lla pasó los dientes a lo largo de 'l, midiendo su respuesta. Gl
gritó de placer al principio, pero cuando ella le rozó con m!s
"uerza, 'l la detuvo.
9lla $uer+a empuar sus l+mites. Para explorar todo lo $ue ella
pudiera imaginar.
9l auste sensual exig+a una aventura sin igual.
Los dedos de 'l trabaaban soltando los primeros de una larga
%la de botones a lo largo de la parte de atr!s de su vestido. Su
blusa se soltó, ale!ndose de sus pechos.
)escansando sus curvas redondeadas contra su sólida pierna.
Gl le acarició la espalda.< Si'ntate a horcaadas sobre m+, )iana,<
le instruyó.
*uvo la tentación de negarse, de tentarlo, pero estaba tan
ansiosa de tomarlo dentro $ue lo liberó de su boca y lo montó.
9lla se sentó a horcaadas sobre sus delgadas caderas, como
hab+a hecho la noche anterior cuando ella lo hab+a atado. 9lla
estaba tan empapada y lista tambi'n. Sintió una pe$ueña
punzada mientras se deó caer sobre 'l. Le dol+an los m#sculos
de todas sus nuevas experiencias al hacer el amor.
Los pantalones de Lucien inmovilizaban sus largas piernas, pero
sus manos estaban libres. -on un r!pido movimiento le baó el
corpiño, lo su%ciente para $ue sus pechos se derramaran. 7l
to$ue del aire "resco de la noche, sus pezones se arrugaron.
9lla amaba estar encima, mirando los oos verdes entrecerrados
ardiendo de deseo. :etorciendo sus caderas, ella lo tomó m!s
pro"undo. Gl respondió agarrando sus pechos, apret!ndolos en
sus manos calientes y austando sus pezones con los pulgares.
; -ab!lgame< . Sus palabras Lotaron a su lado con la suave
brisa.
)iana levantó sus caderas y luego lo conduo a casa, adeando
mientras su polla golpeaba contra su centro. Su agarre sobre sus
pechos se tensó mientras ella se mov+a. 9lla se meció m!s
r!pido.
; No te muevas r!pido para complacerme. 8usca el ritmo $ue te
agrade, dulzura. No te apresures. *ómate todo el tiempo $ue
necesites.<
; Pero Ino deber+amos apresurarnos@<
; No te preocupes, $uerida. -ompl!cete tu misma en m+.
9xplora< .
9lla se levantó de nuevo y se deslizó hacia abao.
; *rata de moverte hacia adelante o hacia atr!s. *rata de probar
embestidas menos pro"undas y acaricia tu cl+toris contra m+< .
Sin aliento, siguió sus instrucciones mientras 'l amorosamente
acariciaba sus pechos.
Sus pulgares hicieron perezosos c+rculos alrededor de sus
areolas. 9ntonces su dedo tiró
a lo largo de sus pezones apretados, extendi'ndolos hacia "uera,
como imitando la "orma en $ue los succionaba.
Sus grandes manos ahuecaban su trasero, atray'ndola hacia
adelante, coincidiendo con el ritmo $ue ella tan
desesperadamente $uer+a. 9lla reduo la velocidad, el to$ue de
su cuerpo con el de ella, como besos suaves. Perdi'ndose a s+
misma en el doloroso placer de acariciarse a s+ misma cada vez
m!s cerca al 'xtasis.
7l ver el bello rostro de ella, sus inocentes muecas en la dulce
agon+a de la alegr+a sensual, Lucien supo tentadoramente lo
cerca $ue estaba. Sus oos cerrados > 'l sab+a $ue todo
pensamiento estaba centrado en su liberación. La luz de la luna
capturó sus rizos y los convirtió en plata pura. Sus pechos
desnudos eran blancos, per"ectos globos con puntas de pezones
duros, erectos en la preparación de su explosivo orgasmo.
IPodr+a seducirla hasta enamorarse de 'l d!ndole noche tras
noche, d+a tras d+a, del placer $ue adormece la mente@
9l aire "r+o ondulaba sobre su pecho desnudo y caliente. La lana
$uemaba contra su desnuda espalda mientras se mec+a con ella.
Sus dedos se hundieron en sus generosas curvas.
; *ómalo tu misma all+< , le rogó.
9lla lo montó m!s salvae y m!s r!pido, pro%riendo baos
gemidos guturales. Se maravilló
en su belleza, tan per"ectamente desplegada por la noche
m+stica.
; (ente, dulzura.< Gl le sonrió, posesivo, encantado.
9lla gritó, ahogando el grito.
; S+, cariño. *ómalo todo Ses la polla de su señor+a< .
La voz pro"unda y !spera la golpeó como un puñetazo. 9l grito de
)iana de placer se mezcló con un grito de sorpresa.
Lucien maldio.
Gl hab+a estado tan perdido en el placer con ella $ue no se hab+a
dado cuenta de la amenaza.
,n bandolero, vestido con una capa negra y portando una
pistola, les dio una sonrisa lasciva.
Lucien empuó el corpiño de )iana a su lugar para cubrir sus
pechos.
9lla se movió para arrastrarse "uera de 'l.
; Ponte de pie, amor. Huiero ver meor< .
Su mirada horrorizada se encontró con la de 'l.< Aaz lo $ue te
pide,< Lucien le aconseó. Sab+a $ue ten+a $ue estar de pie para
tener alguna posibilidad de vencer a ese bruto, aun$ue tuviera
$ue estar casi desnudo en el medio del par$ue.
Baldición, sus "antas+as en realidad lo condujeron al desastre.
; Siempre hay alg#n ricachón tonto $ue se pasea por a$u+
pasado de copas, pero yo no esperaba conseguir un espect!culo
tan luurioso en este negocio< .
*emblando, con la mirada revoloteando desde su rostro a la de
su captor, )iana se puso de pie.
Sus manos suetaban el vestido para cubrirse. Las "aldas azules
arremolinadas sobre Lucien.
; Aazte a un lado.... a$u+< 9l villano le hizo señas con la pistola.
; No,< respondió Lucien, su voz helada mientras se levantaba,
los pantalones colgando alrededor de sus muslos.
9l hombre lo miró, lo miró de arriba abao. ,na mirada de
admiración a regañadientes llegó a sus entrecerrados oos.<
8ueno, no hay sino una mecha marchita a$u+. (en a$u+
muchacha< .
; No. No te muevas, cariño,< Lucien instruyó.
La ira cruzó el rostro del hombre.< *an ricachón y con lindas
putitas, igual $ue con una enorme polla. Ser! un placer poner
una bala en tu cabeza, petimetre. Pero primero $uiero tu puta< .
,na mano sucia alcanzó el -ollar de )iana.< ? despu's un
estruón a estos melones maduros.<
Los oos entrecerrados del bandolero estaban %os en la
extensión de la cremosa y per"ecta piel de )iana $ue asomaba
por encima de la blusa de color azul za%ro.
Lucien vio su oportunidad. -ogió su desechado bastón y
desenvainó la larga y delgada hoa.
Bientras se lanzaba hacia adelante sobre su obetivo, el hombre
reaccionó, retrocediendo.
La hoa lo golpeó bao, por debao del corazón, desliz!ndose
hacia dentro, Lucien > 7un sin soltar el mango > llevó su bota
hacia arriba y pateó al hombre hacia abao. La espada se deslizó
con un sonido de succión mientras el bandido ca+a de nuevo de
rodillas.
Lucien clavó la punta letal contra la muñeca del hombre, aun$ue
podr+a haberle cercenado la mano. La otra mano del bandolero
estaba apretada contra la herida. 7nte la sospecha de $ue el
hombre no iba a luchar, Lucien se apoderó de la pistola, la
arrancó del d'bil agarre.
)io un paso atr!s, sosteniendo la hoa Loamente pero todav+a
en ristre, y se volvió hacia )iana.
IHu' le habr+a hecho a ella el presenciar este horror@
Gl medio esperaba verla esparcida sobre el manto desmayada.
9n lugar de ello, ella estaba muy recta, con los brazos
presionados contra su pecho. 9lla movió la vista desde el villano
a 'l. Sin emoción, le preguntóM< I(a a morir@<
; (a a desangrarse hasta morir si no recibe ayuda.< Gl estuvo a
su lado en un solo paso, acun!ndola contra su pecho desnudo. Le
volvió la cara hacia 'l para $ue ella no tuviera $ue mirar al
hombre.
; I(as a dearlo@< 7mortiguada contra 'l, deó $ue las palabras
salieran con un sollozo. Bientras ella hablaba, 'l deslizó su
corpiño a su lugar, a lo largo de sus brazos y sobre sus hombros.
; No.< Sus dedos trabaaban en el primero de los diminutos
botones, lo su%ciente para evitar $ue su vestido se cayera.
; Gl te habr+a matado.<
; No, 'l no lo habr+a hecho< /diaba dearla ir, pero necesitaba el
manto, para envolverlo alrededor de ella y darle calor contra el
"r+o del shock.
; Gl dio >< Sus oos violetas estaban grandes, torturados.
*al vez cual$uier muer se habr+a asustado de verlo morir, pero
su corazón lat+a disparado ante la idea de $ue eso importara
mucho para ella. Gl la envolvió en su capa.
; Nunca habr+a terminado de esa manera, dulzura.< 9sperando
$ue el impacto no "uera demasiado, 'l presionó la pistola en su
mano.< 7puntale a 'l. Si se mueve, disp!rale< .
Su rostro, aun$ue p!lido, parec+a "uerte y decidido.< S+< .
Lucien tiró de su ropa interior y de los pantalones antes de
arrodillarse en la hierba unto al herido.
,tilizó su pañuelo para atar la herida, comentando en voz baa M<
9ste pedazo de tela vale m!s $ue tu vida ahora mismo.< -uando
terminó, le aconseó< No voy a dearte sangrar hasta morir. La
elección es tuya. 9spera a mi regreso o arri'sgate< .
Se puso de pie, aliviado de $ue )iana no hubiera sido puesto a
prueba. ,na pistola, como cual$uier
arma, era peligrosa en las manos de una persona sin
entrenamiento. 9lla se la entregó con un estremecimiento.
*irando de su capa y del abrigo, Lucien arroó su chaleco por
encima de su brazo. -on su otro brazo alrededor del hombro de
)iana, la conduo retrocediendo por el camino.< IPre"erir+as $ue
te llevara@<
Sus hermosos oos eran casi plateados con el to$ue de luz de la
luna. Biró tentada por un momento. Luego negó con la cabeza.<
No, yo puedo caminar. No deseo pensar en ese hombre
moribundo< .
Lo estaban salvando para su ahorcamiento, pero Lucien no
mencionó eso.
7gradeciendo al destino por librar a )iana del peligro viva y libre
del esc!ndalo, Lucien la apoyó y no la instó a caminar
demasiado r!pido.
9nvió gracias a los cielos por haberse salvado por los pelos.
La vida, la integridad "+sica, y el dinero. 9l temor por todas y cada
una de ellas se hab+a desvanecido al en"rentar el mayor horror
de todos viendo a )iana asustada y humillada.
:ara vez se peleaba. Gl entrenaba y boxeaba en .entleman
Tackson simplemente por deporte y para mantener su cuerpo en
"orma. 7 pesar de sus inclinaciones libertinas, nunca se hab+a
batido en duelo por una dama y ciertamente nunca por pol+tica.
Lucien habr+a arriesgado su vida por cual$uier muer. 9ra lo $ue
un caballero hac+a. Pero debido a $ue era )iana la $ue estaba en
peligro, la amenaza era personal, brutal.
Pero ella estaba a salvo ahora. ? era suya. 9lla iba a ser su
esposa.
Sosteniendo a )iana contra 'l, Lucien se vanagloriaba de estar
vivo.
Huer+a pasar el resto de su vida con )iana. ? esperaba $ue la
vida "uera larga.
Gl tomó una respiración pro"unda, la primer bocanada larga de
aire de vida $ue hab+a tomado en toda la noche. Lucien se sent+a
como si hubiera estado conteniendo el aliento desde el momento
en $ue se enteró $ue )iana planeaba convertirse en una
madame.
FFFFF
; Ae elegido una novia.< Lucien se echó hacia atr!s y esperó la
reacción.
9l placer luchó con el recelo en el rostro de su madre, la
"elicidad, %nalmente, ganó.< IHui'n es ella@<
; La Señorita *iverton.<
; La Señorita )iana *iverton@< Su sonrisa se desvaneció.<
8onita, s+, pero la chica no tiene ninguna "amilia. Su padre es un
comerciante< .
Lucien se encogió de hombros. Por una vez, no pod+a pensar en
una observación perspicaz. Gl sab+a lo $ue se ven+a.
; /h, Lucien.< La vizcondesa suspiró como si llevara el peso de
una pesada cruz sobre su espalda.< I*ienes $ue casarte con
ella@<
; S+. *engo $ue casarme con ella. 9n ambos sentidos de la
palabra.<
9se comentario hizo perder a su madre el paso por un momento.
Pero ella se centró en el sentido m!s literal.< I9st!s seguro de
$ue es tuyo@<
La "uria lo traspasó, inesperada e incontrolable. Gl no hab+a
esperado sembrar dudas sobre la inocencia de )iana.< Baldita
sea. Si hay un niño, es m+o< .
; I-ómo puedes estar seguro@< 9l tono !cido de su madre lo
en"ureció.
; 9stoy seguro de $ue era virgen.<
; 9s posible $ue hayas sido el primero, pero podr+a haber
extendido sus muslos para cual$uier n#mero de hombres
despu's de ti. No seas tonto, Lucien< .
9l ata$ue de su madre lo castigó como metralla en un campo de
batalla.
Airiente, dolorosa y mortal. 7pretó un puño, tratando de
moderarse.
; 9ntre ayer y hoy@ Lo dudo.<
; 0res un tonto absoluto por co$uetear con una inocente D< 9lla
se irguió como si "uera el comandante de una "uerza militar.<
Pero la chica aun no puede saber $ue est! embarazada. ?
cual$uier muer soltera $ue venga sola a tu casa, a tu dormitorio,
es apenas una inocente, Lucien. No debes sentirte obligado a
casarte con ella.<
; ? cometer una deshonra@<
; ? evitar llevar el bastardo de alguien m!s en la "amilia.<
; ?o soy el primero y el #nico hombre $ue ha hecho el amor con
ella. -ual$uier niño $ue resulte es m+o.<
La boca de su madre se convirtió en una delgada l+nea.< I9staba
la chica dispuesta@<
Gl lanzó su copa de brandy a la chimenea.< BaldiciónD )esde
luego, no violo a las mueres, madre.<
; No hay necesidad de usar un lenguae tan atroz, Lucien. ,n
caballero puede eercer control sobre esos baos instintos< . 9lla
ol"ateó con desd'n.< ?o simplemente me pregunto $ue tan
convincente tuvo $ue ser para convertirse en tu amante. ,na
muer embarazada de un lacayo, por eemplo, podr+a poner en
una pantalla de reticencia y luego tirar de la "alda con la
esperanza de ad$uirir un rico par del reino< .
; ?o>< ; No, 'l no iba a admitirle a su madre $ue )iana no hab+a
estado dispuesta a casarse con 'l al principio. 9so podr+a re$uerir
revelar el plan alternativo de )iana.
Su madre podr+a expirar despu's de conocer $ue su "utura nuera
hab+a intentado convertirse en una madame.< No s' si ella est!
esperando un hio, todav+a, madre. 7 decir verdad, no me
importar+a si hubiera tenido otro amante. 9lla no es el tipo de
muer del $ue un hombre se alea< .
; Podr+as casarte con una muer con un t+tulo, $uerido muchacho.
Podr+a ser mucho meor para tu><
; Lo dudo. 9stoy muy contento con mi elección. 9lla es el tipo de
muer $ue un hombre reza con mantener para siempre< .
9l silencio se unió a su declaración.
La vizcondesa deó su taza de t'.< 8ueno, $uerido hio, espero
$ue consigas ser "eliz< .
; Badre, a pesar de tus obeciones, est!s invitada a la boda.<
; La cual se va a celebrar en unos d+as por licencia especial >y
no causar! al %nal una especulación escandalosa. Si ella no est!
embarazada, Ipor $u' la prisa@<
; )udo $ue lo entender+as.<
,na sonrisa preocupada curvó la boca de su madre, tallando las
l+neas pro"undas en las es$uinas.< I9s posible $ue est's
enamorado de ella, Lucien@<
; No soy reacio a pasar el resto de mi vida con )iana,< admitió.
; -reo $ue eres el tipo e$uivocado de hombre para esperar
casarse por amor. )emasiado parecido al libertino de tu padre.
Sólo puedo esperar $ue la chica est' "eliz de saber $ue estar!s
calentando otras camas< .
; *engo la intención de ser %el.<
; /h, Lucien D< Su madre se echó a re+r con alegr+a impropia de
una dama.
Lucien "runció el ceño. IPor $u' todas las mueres pensaban $ue eso
era tan odidamente imposible@

Capítulo Diez
; )eber+a retarte, maldito ladrón de novias.< Stephen, Lord
)enonshire dio un golpe con su puño sobre la super%cie
reluciente de su escritorio.
; ?o estar+a encantado de darte la satis"acción en el campo de
honor,< Lucien arrastró las palabras ; pero habr+a eso de servir a
las necesidades de la señorita *iverton@ I*e casar+as con ella si
me disparases@<
)enonshire se "rotó la palma de la mano en la "rente.< 7l
parecer, ella no est! dispuesta a casarse conmigo.< -ogió una
carta de su escritorio.
; No ahora $ue ella ha estado en tu cama, maldito libertino.
I-ómo pudiste hacerle una cosa as+ a tan hermoso !ngel@<
Lucien resistió las ganas de sonre+r. Le simpatizaba con el
conde.< La señorita *iverton es una oven apasionada $ue est!
cansada de ser tratada como una muñeca de porcelana< .
; IQue por eso $ue la convenciste de vestirse como &vory 1ilson
y mirarte tocar a tientas las prostitutas@<
; Sólo la conoc+ despu's de $ue ella se escapó de ti en casa de la
señora 1ilson. 9lla buscó toda esa aventura por su cuenta< .
; No lo creo< . )enonshire agarró un decantador de cristal y
derramó brandy en un vaso. (olcó toda la cosa por su garganta.
; La Señorita *iverton es una inocente con un innato sentido del
placer,< Lucien continuó desde su sillón y se preguntó si se
encontrar+a en su primer duelo por el honor de una muer.
9l conde gimió, pasando su mano por el pelo rubio.< No $uiero
escuchar cómo sabes eso< .
; 9lla $uer+a una aventura.<
; ?o nunca le di un beso.< )enonshire se dio la vuelta.< Presumo
$ue t# no lo dudaste< .
Lucien se apoyó en el luoso cuero. No ten+a de"ensa contra eso.<
?o me port' con deshonor.< Gl inclinó la cabeza.< *uve la
oportunidad de convencerla de $ue habr+as sido un marido
apasionado, pero en ese momento supe $ue la $uer+a para m+
mismo.<
; ? t# la tienes.< -on una explosión, el vaso vac+o golpeó abao
sobre el escritorio.< Pembroke, por el bien de la señorita *iverton,
no voy a matarte. Pero me duele ver $ue sales y te llevas el
premio< .
Lucien se encogió de hombros aristocr!ticamente.< )eber+as
haber vigilado meor.<
Aubo un largo silencio, y luego el conde se deó caer en una silla
unto al "uego.
; 9s cierto.< Gl incluso se echó a re+r.< *ienes bolas, dici'ndome
eso a m+.<
Lucien se relaó, seguro de $ue no habr+a un duelo con
)enonshire sobre )iana. Por lo menos el conde pod+a ver $ue no
iba a ganar ning#n honor para la dama por dispararle al hombre
$ue intentaba reparar la culpa de sus pecados.
? $u' deliciosos pecados hab+an sido.
Lucien sintió una mirada melancólica sobre 'l y miró hacia arriba.
)enonshire estaba mir!ndolo, roo de vergRenza.<
Probablemente no $uiero saber, pero ><
Lucien esperó.
; IHu' "ue exactamente lo $ue le hiciste a ella para capturarla
tan completamente, Pembroke@<
; La at' a la cama.<
; P8uen )ios D<
Lucien sonrió.< 9n ese momento, yo decid+ $ue nunca te la
regresar+a. ?o no estaba tan seguro de $ue $uisiera $uedarse
conmigo< .
)enonshire negó con la cabeza, completo asombro asomaba en
sus oos azules.< Nunca habr+a soñado en invitar a una inocente
a ugar bondage< .
Lucien se acomodó en el sillón.< /lv+date de eso. Lo $ue tenemos
$ue hacer ahora es asegurarnos de $ue nosotros la
protegeremos del esc!ndalo. *odos los hombres $ue asistieron
donde la señora 1ilson la vieron esa noche. 9llos est!n
especulando sobre su identidad< .
; ? el matrimonio contigo podr+a conectarla con la muer
enmascarada en el burdel,< el conde pensó, pas!ndose la mano
por la barbilla.
; 9so ya se ha sugerido en 1hites.<
; Baldita sea D<
Lucien exhaló. Sab+a $ue )enonshire, un caballero, no $uerr+a
destruir la reputación de )iana, pero el alivio se apoderó de 'l
todav+a m!s con la indignación del -onde.< Necesitamos una
historia plausible. sugerir $ue la misteriosa muer era tu amante =
posiblemente una actriz.<
)enonshire asintió.< 7 cambio de una o"erta de carta blanca,
puedo convencer a la hermosa y rubia señora Simpson pretender
ser la dama.< Sus labios se torcieron en una sonrisa irónica.<
-omo yo no me casar', una nueva amante podr+a ser una
diversión necesaria< .
; ISe puede correr el rumor en los clubes@<
; Por supuesto. (oy a empezar esta tarde< . Su an%trión hizo una
pausa, entrecerrando los oos.
; Supongo $ue apostar!s por una actriz@. Podr' poner un
contundente dinero en su bolsillo, espero, por estar de acuerdo
con la historia< .
Lucien se puso de pie.< La preocupación m!s importante es la
protección de )iana.<
-on un suspiro, )enonshire estuvo de acuerdo.< Sin embargo,
tengo una condición para no irme a duelo contigo, y para ayudar
a $ue te cases con mi prometida< .
Lucien esperó.
; *ienes $ue tratarla bien. -omo una reina. Si alguna vez me
entero de $ue la has hecho llorar o le rompes el corazón, te pego
un tiro< .
Levantando su cea ante la amenaza, Lucien extendió la mano.<
*e puedo asegurar $ue voy a tratar a )iana exactamente igual
$ue el precioso tesoro $ue es.<
9l resto de sus palabras = porque la amo J las mantuvo sin decir.
Se despidió del ex novio de )iana y, como saltó en su carruae,
una nueva tensión pesaba sobre 'l.
9star involucrado "ormalmente con )iana signi%caba no m!s
uegos de cama hasta $ue se casaran. 9lla di"+cilmente podr+a
utilizar la excusa de irse a la casa de una amiga de nuevo.
Su madre la estaba llevando a la modista y a otras tiendas para
prepararse para la boda. 9sa noche ellos participar+an en un
improvisado baile en la casa de su madre para celebrar su
compromiso > probablemente una tonter+a $ue deb+an atender.
*em+a tener $ue escuchar a su madre ensartar a sus "uturos
suegros con su a%lada lengua.
Pero ten+a problemas m!s urgentes.
Aasta $ue 'l y )iana se casaran, su aventura estaba en un punto
muerto.
*res d+as. No pod+a esperar tres d+as m!s.
)espu's de pasar todos los d+as y todas las noches con ella,
estar sin ella era una tortura. ? no la ex$uisita tortura $ue ella le
inLig+a a 'l y a su dolorosa polla cuando estaban untos. ,na
tortura "rustrante.
Gl estaba suspirando por sexo como un cachondo adolescente
virgen.
? estaba suspirando por un tiempo a solas con )iana. Para
envolverse a s+ mismo en la gloria de su intimidad y de la alegr+a
pro"unda del alma $ue se sent+a con ella.
7sistir con ella a bailes, rutas y cenas no era su%ciente.
Sab+a exactamente lo $ue $uer+a hacer. 9sta noche encontrar+an
alg#n lugar +ntimo para oder sus cerebros >"uera de las
condenadas reglas de la sociedad.
FFFFF
)iana esperó $ue Lucien la reclamarla para un baile, pero 'l
continuó deando $ue otros hombres la llevaran a la pista de
baile llena de gente. ,na parea de caballeros, Lord Aartington y
(enerace, parec+an m!s interesados en ella ahora $ue llevaba un
anillo de compromiso. -on la esperanza de reclamar un lugar
como amantes en el "uturo@
,n escalo"r+o le recorrió el cuerpo mientras Aartington le besaba
los dedos. 9l encanto para Lucien siempre habr+a sido
simplemente por$ue ella pertenec+a a otra persona@
I)is"rutaba por el riesgo de cazar la muer de otro hombre@
7hora $ue ella era suya, se aburrir+a@
Bientras los m#sicos golpeaban las primeras notas de un vals,
)iana miró a su alrededor por Lucien. 9lla nunca hab+a bailado
esa danza +ntima con 'l. Gl era el #nico hombre cuya mano
$uer+a $ue se extendiera sobre su espalda. &ncluso si ten+an $ue
mantener una distancia adecuada entre ellos, sólo ser+a una
danza m!gica si pudiera compartirla con 'l.
I:eclamar+a 'l su baile@ 9lla se preocupó mientras beb+a la
limonada llevada para ella por (enerace.
; Señorita *iverton, mi $uerida prometida, Ile importar+a bailar@<
9l tono seductor de Lucien aceleró su corazón. Su mano se
inclinó ligeramente, salpicando la bebida.
(asi como si cuando te pida un baile realmente te estar'
preguntando cuánto deseas que te haga correr.
ISe atrever+a ella a responder lo $ue realmente $uer+a decir@
9uiero que me ates a la cama. 9uiero &er la dulce anticipaci8n
en tus ojos &erdes mientras desli!as tu dura polla dentro de mi1
9n cambio, ella hizo una reverencia.< 9s mi mayor deseo bailar.<
Gl sonrió y murmuróM< No el m+o.< ? ella entendió lo $ue 'l $uer+a
decir.
Gl le hizo una reverencia a su padre.< Señor< .
)iana observó mientras 'l cautivaba a su madre con "acilidad.
Sus padres no sab+an nada de sus aventuras, aun$ue su madre
sospechaba $ue algo impropio hab+a detr!s de su decisión de
casarse con Lucien en lugar de Stephen. Por lo menos los dos
hab+an aceptado, complacidos $ue se casara bien.
*odav+a ten+a $ue hablar con la "ormidable vizcondesa Pembroke.
Lucien la conduo a la pista. 9l antebrazo debao de su mano
enguantadas era tan duro como el hierro. (isiones de sus brazos
desnudos corrieron por su mente. Sus brazos desnudos unidos y
atados a la cama. Sus brazos abrazando su cuerpo mientras 'l
llegaba a su cl+max dentro de ella. Sus brazos acun!ndola en la
tina, bronceados y poderosos contra su piel p!lida.
Se preguntó por $u' estaba 'l tan tenso.
Gl la atrao a su posición, su mano presionada en la parte baa de
la espalda, prepar!ndola para el baile. Sus dedos extendidos
estaban tentadoramente cerca de su trasero.
9lla estaba lista para un tipo di"erente de la danza. 9staba
h#meda para 'l. Boada y hambrienta y casi cerca de las
l!grimas por su necesidad.
7 medida $ue bailaban el vals, 'l la abrazó m!s cerca de lo $ue
era correcto > pero $ue importaba@ 9lla iba a ser su esposa. 9n
tan sólo unos d+as, sus aventuras il+citas se convertir+an en el
deber de la cama de matrimonio.
Lo cual mostraba cuan tonta era la sociedad al insistir $ue las
mueres óvenes "ueran tan ingenuas.
9lla habr+a sido mal preparada para ir de debutante a compañera
de cama, si no "uera por su aventura y la habilidad seductora de
Lucien.
; IHu' te preocupa, cariño@<
; ILas cosas "ueron bien con Stephen@< , preguntó ella,
capturada por la intensa mirada de Lucien.
; Gl no est! pensando en matarme, si es eso lo $ue $uieres
decir.<
,na decepción extraña golpeó.< Si hubiera habido un duelo,
Item+as haber perdido@< 7un$ue, despu's de su audaz ugada en
el par$ue, ella lo dudaba.
; No. Be temo $ue habr+a tenido $ue matar a )enonshire.
-ontigo en uego, No habr+a tenido otra opción< .
; Be alegro de $ue no llegara a eso.<
Su mano en su espalda se tensó y masaeó a trav's de su
vestido.
; )enonshire vio el sentido de dear $ue me case contigo. ? nos
aseguraremos de $ue no exista ning#n esc!ndalo acerca de tu...
aventura< .
; *res d+as m!s< , susurró ella.
; *res tortuosos d+as m!s< , repitió 'l.
)iana se rio.< I*e duele, tambi'n@<
; 9s insoportable. Bi cama est! tan vac+a sin ti. ?o sigo pensando
$ue oigo el chapoteo de agua del baño, y me imagino $ue tus
encantadoras curvas est!n el baño, prepar!ndote para el
sudoroso pecado conmigo< .
9lla no pod+a respirar.
; (en conmigo a la terraza.<
; (a a estar lleno de gente< , le advirtió.
; 7l ard+n@<
; 9star! repleto de amantes.<
; Las habitaciones@<
; Sirvientes< .
; 9l estudio@<
; *# lo debes saber,< ella le reprendió.< Los caballeros siempre se
retiran a los estudios y bibliotecas y otros por taretas< .
Gl se inclinó en su o+do.< Si no encontramos un lugar para "ollar
hasta $uedar sin sentido, podr+a expirar< .
,na verdadera preocupación la atravesó. Por supuesto $ue 'l
estaba acostumbrado a su constante liberación sexual.< I9s
verdaderamente malo para ti neg!rtelo a ti mismo@<
; Si die $ue s+, Imover!s cielo y tierra para encontrar una
manera de dearme hacerte el amor@< , bromeó.
; 9so podr+a conducir al desastre.< 9lla se estremeció ante el
recuerdo de su intento de hacer el amor al aire libre. No habr+a
peligro al acecho $ue pudiera amenazar la vida en los ardines
vizcondesa S, pero ser descubiertos dar#a lugar a un esc!ndalo
mortal.
; (amos a tratar en la terraza.<
Gl les dio la vuelta al otro lado de la pista de baile hacia la hilera
de puertas de la terraza, estaban abiertas para dear $ue la brisa
de la noche de primavera entrara en la sala caliente. Pareas y
grupos supervisados estaban a"uera para dis"rutar de la noche.
; Lucien D<
.uardando un gemido, Lucien saludó a su madre. La
supuestamente arrogante vizcondesa llevaba una sonrisa de
satis"acción. )iana vio el parecido de Lucien a su madre. *al vez
eso representaba su espinosa relación >$ue eran muy parecidos.

)iana hizo una reverencia mientras 'l la presentó. 9lla notó la
mirada alerta en sus oscuros oos verdes.
IHu' deb+a decir@ I)eber+a pedir perdón por atrapar a Lucien en
matrimonio@
; 9stoy muy contenta de %nalmente conocerla, señorita
*iverton.<
)iana tomó nota del to$ue ligeramente espinoso en las palabras
de su madre, pero su sonrisa era acogedora.< ? yo estoy m!s
$ue encantada, milady.<
Lucien sonrió levemente.< 9st!bamos a punto de tomar un poco
de aire en la terraza.<
La vizcondesa "runció el ceño.< ? negarme la oportunidad de
hablar con )iana@ ?o creo $ue no. ? esperaba ser presentada a
su "amilia< .
)iana se $uedó atónita cuando los brazos vizcondesa rodearon
los de ella.< 9stoy muy complacida $ue %nalmente Lucien vaya a
casarse< , dio la vizcondesa.< 7 pesar de $ue debo admitir $ue
estoy sorprendida por su elección< .
)iana sintió $ue sus meillas se coloreaban de rosa.
; Badre...< La voz de Lucien llevaba una ominosa advertencia.
La (izcondesa Pembroke le dedicó una sonrisa radiante.< ?a ves,
yo realmente no esperaba $ue 'l siguiera su corazón en esos
asuntos< .
,n torrente de "elicidad se apoderó de )iana cuando oyó la risa
de Lucien. Por supuesto $ue su madre no pod+a saber la
verdadera razón por la $ue se casaban.
9lla deb+a pensar $ue era un matrimonio por amor.
FFFFF
Lucien la llevó al %nal de la privada, terraza del segundo piso. 9l
pe$ueño sitio apartado ol+a celestial, rodeado como estaba por
las Lores.
)iana se movió para estar contra la barandilla y mirar hacia
"uera.< Las rosas debao de nosotros son espectaculares.< Se
inclinó sobre la barandilla, y su trasero presionó contra la ingle
de Lucien.
Su aliento se detuvo mientras sus manos la a"erraban a trav's
de la seda. Sus "aldas de seda se deslizaron hacia arriba, sobre
sus medias, y luego sobre su trasero.
; IHu' est!s haciendo@<
; INo est!s admirando las rosas@<
9lla aspiró el rico y dulce aroma mientras su "alda se
amontonaba arriba y mas arriba. 9l miedo y la emoción la
congeló contra la barandilla. I9ra realmente tan escandaloso ser
atrapado haciendo el amor con el prometido de uno@
9n p#blico, deb+a serlo.
; I(as a poner tu lengua en mi@<
Gl gimió ante su tran$uila sugerencia.< 9sta noche no, amor. ?o
sólo voy a apoyarme en ti para señalar algunos de los lugares
m!s bonitos del ard+n< .
Sus "aldas se derramaron sobre 'l, una espuma de seda brillante.
Sus pantalones cepillando contra la %na tela de su ropa interior.
La parte posterior de su mano acarició su trasero mientras se
desabrochaba los pantalones. 9lla se retorció en broma contra
ellos mientras su otra mano se deslizó alrededor de sus caderas
hacia su coño. Sus dedos separaron sus rizos y sus calientes,
liberando un torrente de deseo l+$uido.
La m#sica derramada desde el salón de baile, los rodeaba. Las
rosas goteaban al lado de su rostro, las Lores abundantes y
gruesas hoas ocult!ndolos de las puertas.
La erección de Lucien sobresal+a contra su redondo trasero
redondo, caliente, como granito duro, insistente. )iana "rotó su
trasero contra 'l, en un lento movimiento circular.
Gl se $uedó apretado contra ella, desliz!ndose entre sus piernas.
La brecha en "orma de diamante entre sus muslos internos
suetaba apretado alrededor de su polla.
Su mano sosten+a su brazo, los dedos recorr+an al lado de su
pecho. Sus pezones se endurecieron, presionando contra su
corpiño. (oces Lotaron hacia arriba desde las rosas de abao y
ella se $uedó inmóvil contra la caliente y sólida ingle de Lucien.
Gl no se detuvo. Gl succionó su cuello mientras se deslizaba
dentro de ella. Su ee grueso la llenaba a reventar, desliz!ndose
"!cilmente dentro de su pasae moado. Sus paredes cerradas le
dieron la bienvenida, lo sintió engullirse, en un auste per"ecto.
I? si ellos "ueran atrapados@ ,n escalo"r+o corrió por su columna
vertebral, a lo largo de sus piernas.
Lucien se deslizó hacia delante, sus labios implacablemente
calientes se burlaba de la nuca de su cuello. 9lla mordió su
propio puño para detener un gemido. Las personas por debao
los iban a o+r. No pod+an verlos debao de las enormes rosas, pero
oir+an sus suaves suspiros y los pe$ueños gemidos hambrientos.
; I-rees $ue hay otros por ah+ haciendo el amor@< , Susurró.
; Sin lugar a dudas.<
)iana deseó poder verle mientras bombeaba dentro de ella con
lentitud, con golpes deliberados. Le encantaba mirar en sus oos
verdes como 'l encontraba su placer. -errando los oos, se
imaginó una expresión de agon+a a%lando sus hermosos rasgos.
Sin embargo, era travieso, excitante y perverso, ser tomada
desde atr!s.
)esde leos parec+an ser una parea mirando hacia "uera una
tran$uila escena del ard+n, cuando en realidad estaban
acoplados en un caliente y luurioso sexo.
Su boca tomó su lóbulo de la orea, succionó y tiró. Sus labios
Lotaban sobre su cuello.< Be encanta el sabor de tu sudor,<
murmuró 'l.
9staba ardiendo y h#meda bao su vestido.
Sus dedos se deslizaron alrededor, acariciando sus pechos,
tocando el valle cubierto de roc+o de
su escote. Gl gimió y empuó m!s r!pido y m!s pro"undo.
No podr+an lucir tan inocentes ahora >con sus nalgas
bombeando de manera vigorosa. Gl la levantó ligeramente,
suet!ndola para $ue la presión de la balaustrada "rotara el botón
sensible entre sus piernas.
,na mano agarró la barandilla, la otra la abrazó con "uerza
mientras se deslizaba tan pro"undo $ue ella casi gritó. I9staba 'l
dentro hasta los coones@ 9lla no lo sab+a, pero se sent+a
incre+blemente llena. 7r$ueando la cabeza hacia atr!s, )iana
empuó su trasero contra el vello h#medo y !spero de su
entrepierna.
; S+< , 'l gruñó con un estremecimiento !spero,< .olpea tu culo
en m+.<
9lla hizo lo $ue le pidió, golpeando sus suaves curvas contra su
sólida pelvis. Su recompensa "ue la penetración pro"unda de su
dura polla.
; 9s tan bueno< , 'l gimió. *oda pretensión de un paseo inocente
en la terraza hab+a desaparecido. Gl estaba martillando dentro de
ella y ella tomaba cada empue. 9so deber+a haber dolido, pero
no "ue as+. Su cuerpo lo sostuvo amorosamente, agarr!ndolo
apretado, en"und!ndolo con calor h#medo mientras 'l se
introduc+a dentro.
; Señor, yo amo >< Gl se interrumpió para empuar su mano
bao su "alda, agrup!ndolas sobre su brazo. Gl encontró su cl+toris
palpitante y ugó con 'l, tornando ese "uego caliente en una
"uerza explosiva, como una llama a la yesca.
Su orgasmo se encendió, y luego la consumió. 9staba trabaando
en eso, su trasero trabaando locamente, su cuerpo palpitante
alrededor de 'l.
; >oderte< , terminó mientras sus manos la suetaron en las
caderas. Se hundió m!s en la medida de lo posible, y se $uedó
completamente inmóvil mientras sus m#sculos alimentaban su
ardor entrando en su n#cleo mismo.
Sus "uertes manos tiernamente le acariciaron la cadera, el
cuello.< Aermosa< .
La reverencia en su voz, en su to$ue. )espu's de tal, salvae y
alocado sexo, 'l todav+a la tocaba como si "uera un !ngel.
7penas se sent+a angelical despu's de tal deliciosa y malvada
unión. .irando en su abrazo, )iana apretó los labios contra su
!spera mand+bula.
9lla lo amaba.
9l amor era algo $ue no hab+a entendido completamente. 9lla
amaba su "amilia, desde luego > y hab+a tenido co$ueteos,
aceptado a Stephen. Pero ella nunca hab+a conocido la emoción,
el salto de "e de amar a un hombre $ue era = en esencia = un
extraño, pero $ui'n ser+a la persona m!s cercana en su
vida de ahora en adelante.
; I-rees $ue siempre va a ser as+@< Susurró )iana, casi con
miedo de preguntar. Biedo a pensar $ue esto "uera a ser de otra
manera.
; S+.< Sus labios tocaron los de ella en un beso suave $ue la
acarició, pero no demandó.
; I-ómo puedes estar tan seguro@<
; )ebido a $ue nunca "ue as+ antes. Nunca con cual$uier muer
$ue no "ueras tu< .
9lla esperó por la conclusión natural. Para $ue 'l le diera $ue la
amaba.
; Ser! meor $ue nos organicemos y volvamos al interior.<
9l corazón le dio un vuelco.< Supongo< .
Lucien la apretó a 'l.< *res d+as m!s. 9so es todo< .
Pero, I alguna vez sabr+a si hab+a algo m!s en su o"erta de
matrimonio $ue el honor@ Se desvanecer+a la
pasión si era "orzada por el deber@
No pod+a imaginar alearse de 'l. 9ra tan imposible como la
decisión de no respirar.
Lucien usó su pañuelo para limpiarle el l+$uido caliente $ue Lu+a
entre sus piernas.
; ?o no creo $ue pueda aguantar horas y horas de baile ahora,<
)iana suspiró.< Be gustar+a poder tumbarme en la cama.<
A!bilmente se enderezó y se alisó la "alda.< Be gustar+a poder
reunirme contigo.<
I)eber+a admitir sus sentimientos y ver si eso provocaba una
respuesta en 'l@ )iana se mordió el labio mientras Lucien
austaba sus propias ropas.
9lla no era tan aventurera, despu's de todo, se dio cuenta. 9lla
no ten+a el valor de arriesgar su corazón.
FFFFF
Lucien lanzó una sonrisa hacia su padrino, Stephen, $ue estaba a
su lado en el altar. La alta sociedad ser+a un hervidero sobre el
hecho $ue el prometido anterior de )iana estuviera de pie unto
al novio en la boda.
/r$u+deas blancas se derramaron de arrones esparcidos por la
gran iglesia. a pesar del gran n#mero de bancos, sólo la "amilia
inmediata estaba de testigo presencial los su%cientes como para
hacer $ue la cosa "uera legal. Su madre se secó los oos.
Los tonos pro"undos vibrantes del órgano llenaron la iglesia.
La novia ya estaba a$u+.
Lucien se volvió. )iana estaba haciendo su camino por el pasillo
del brazo de su padre. 9lla estaba vestida de blanco virginal
puro. IPor $u' las novias se vest+an de blanco@ Para recordar al
hombre esperando en el altar $ue su trabao consist+a en romper
su virginidad tan pronto como le "uera posible@
9lla ciertamente se ve+a deliciosa en encae blanco. Su sonrisa
deslumbraba. Sus oos brillaban como amatistas, el pelo era una
masa de oro brillante.
IHu' iba a hacer con ella tan pronto como estuvieron solos@
)eó $ue sus pensamientos corrieran en la dirección de las
relaciones sexuales, a pesar de la hinchazón en su entrepierna.
Aacer el amor de "orma sencilla con 'l en la parte superior, entre
sus deliciosos y rellenos muslos. Sin cuerdas de terciopelo, nada
extravagante. 9llos realmente nunca lo hab+an hecho as+.
)iana pasó varias damas $ue se secaban los oos y les sonrió.
)iana se paró a su lado, suetando un ramo de rosas blancas.
; Nos hemos reunido a$u+ =< la pro"unda vozarrón del ministro
comenzó.
S+, sólo un acoplamiento b!sico. 7 'l le gustar+a sentir sus
piernas alrededor de sus caderas, sus
tacones golpeando su culo llev!ndolo a lo m!s pro"undo. Huer+a
tenerla a"err!ndose a 'l, rastrillando las uñas a lo largo de su
columna vertebral. *al vez ella podr+a enredar sus talones
alrededor de su cuello, de!ndolo conducirse dentro de ella tan
pro"undo como pudiera.
7 'l le gustaba tener a )iana en la parte superior, tambi'n. *al
vez ella pre%riera montarlo.
,n comienzo propicio para el matrimonio> poniendo a su muer
a cargo de la "ollada.
Se perdió en la "antas+a...
0n el carruaje iba a tirar la espuma blanca de la +alda y lamer y
chupar y saborearla hasta que se &ol&iera loca de necesidad. 5l
tomar#a un pu4ado de encaje de las enaguas y +rotar#a de un
lado a otro por encima de su h>medo y dulce co4o hasta que su
precioso &estido blanco estu&iera empapado con su deliciosa
esencia. 0ntonces 'l la lle&ar#a a la cama.
,u cama. La cama de ambos.
Una a&entura para toda la &ida.
7-odr#a lle&arla hasta el dormitorio con su polla enterrada en su
interior1 )o, demasiado riesgo de que pudiera estallar y los
sir&ientes di+#cilmente pasar#an por alto eso.
0sperar#a hasta que 'l la tu&iera en su dormitorio.
La har#a yacer en su cama, tirar#a hacia abajo del corpi4o y
tomar#a un pe!8n rosado y duro en su boca mientras 'l
empujaba dentro de su ardiente y h>medo n>cleo...
; = Hue hable ahora o calle para siempre<
Stephen tosió. :espirando con di%cultad, pero en silencio, su
corazón martilleando desde sus pensamientos salvaes, Lucien
miró a su lado para ver a Stephen mirar hacia abao en el suelo,
luego levantó la vista hacia el techo abovedado, como si no
pudiera posiblemente ser el #nico entre todo el mundo $ue
estaba mirando all+.
9l ministro esperó. ? esperó.
; IPodr+amos continuar@< Lucien solicitó en un ruido sordo.
; Por supuesto, milord.< 7clar!ndose la garganta, el ministro
puso en marcha los votos, comenzando por los de )iana. (olvió
su atención al hombre de )ios, repitiendo las instrucciones.
Prometiendo su "uturo a Lucien.
; ?o, )iana 9mily *iverton...<
Su voz melodiosa resonó a trav's del silencio de la iglesia. Lucien
parpadeó mientras la ve+a con los oos llenos de l!grimas. Luchó
contra el picor alrededor de sus propios oos. Los hombres no
lloran.
I9staba enamorado@ Su madre, incluso Pymm, parec+a
convencido, pero despu's de tan solo unos d+as untos, Icómo
podr+an 'l o )iana decirlo con certeza@
La pasión, la luuria, el deseo y la alegr+a en compañ+a de los
dem!s eran los lazos $ue los ataban. Pero el amor@
Gl siempre hab+a pensado $ue el amor era algo $ue evolucionaba
con el tiempo. ,n hombre no sab+a $ue estaba realmente
enamorado hasta mucho despu's de $ue hab+a hecho su
elección para casarse.
Pero s+, su corazón estaba realmente detr!s de esta decisión.
; ?o, Lucien Northcote, vizconde de Pembroke ><
Lucien miró %amente al ministro.< IHu'@<
Se hab+a perdido la %nal de los votos de )iana y el comienzo de
los suyos.
; IPodr+a repetir despu's de m+, milord@<
9l nerviosismo lo inundó. Baldita sea, 'l era un par del reino, sin
embargo, estaba absolutamente humillado por el miedo de echar
a perder sus votos.
)iana sonrió, deslumbrante y encantadora. Por un momento, se olvidó
de cómo hablar.
*omó una respiración pro"unda.< ?o, Lucien Northcote, vizconde
Pembroke...<

Capítulo Once
; 9stoy muy cansada de sonre+r.< Susurró )iana, acerc!ndose a
Lucien.
Gl amplió la sonrisa plasmada en su rostro.< ? cansado de
esperar,< 'l emitió un privado gruñido gutural.
; ?o siempre pens' $ue estar+a encantada con mi desayuno de
bodas.< 9lla le dio un vistazo a la larga mesa llena de comida,
atestado de invitados.< 9n lugar de eso sólo estoy impaciente.<
La mano de Lucien abrazó su muslo a trav's de sus "aldas.<
9stoy encantado de o+r eso.<
; I-u!ndo podemos irnos@< , Burmuró ella, con hambre de
intimidad, para el inicio de sus vidas untos.
Lucien levantó la mano y mordis$ueó un trozo de pan con
mante$uilla $ue ella sosten+a.
; No tengo la menor idea. ?o nunca he estado casado antes, y
estoy por lo general con resaca en
las bodas de mis amigos< .
Los oos verdes brillaban con diversión cuando se encontraron
con su mirada.
; IPodr+amos escurrirnos ahora@<
; -reo $ue muchas personas se dar!n cuenta, mi dulce.<
)iana suspiró con "rustración, volvió la sonrisa brillante hacia la
multitud.
Airviendo de anticipación.
Las sonrisas $ue Lucien le dio parec+an genuinas. *ampoco
estaba borracho. 7s+ $ue 'l no podr+a estar in"eliz por haberlo
casado. -uando hab+a estado distra+do en la iglesia, mientras
repet+a sus votos, ella se hab+a preguntado si 'l hab+a estado
perdido en la ira por estar atrapado. / deseando poder huir.
Pero su beso, el instante despu's de $ue se convirtieron en
marido y muer, "ue el m!s precioso beso $ue hab+an compartido.
? ella hab+a visto el destello de una pe$ueña l!grima en el rabillo
del oo.
La mano de Lucien entrelazada con la de ella debao del mantel,
los dedos acarici!ndola con habilidad sensual. )iana miró a su
alrededor las mesas de su "amilia. 7 su madre, charlando con
matronas, cacareando acerca de domar a su hio y vi'ndole
casado. 7 Stephen, mostrando sus corteses y tran$uilas
atenciones con Lady 9mily )unCorth, $uien lo miraba
bo$uiabierta con oos brillantes. Nunca en su vida podr+a
imaginar )iana a Lady 9mily en busca de aventura en un burdel,
pero nunca se sab+a.
7l otro lado de Stephen, su padre se entregaba de todo corazón
al excelente vino.
)iana captó la mirada de su madre. Su madre sonrió y le guiñó
un oo.
P)ios m+o D I-u!nto podr+a adivinar su madre@
Sólo hab+a una decepción en su d+a. )iana deseó $ue &vory
pudiera estar a$u+. Si no hubiera sido por &vory, ella nunca
estar+a sentada a$u+ en completa "elicidad como la novia de
Lucien. Pero &vory y su padre hab+an insistido en $ue ese riesgo
no pod+a ser tomado. Sin embargo, )iana ten+a la intención de
tener a su hermana visit!ndolos en el campo, donde su l+nea de
negocio no ser+a "!cilmente conocido.
; )iana< .
9lla giró impaciente hacia la voz seductora de su marido.
; 9s hora de irse, amor.<
FFFFF
; *odo comenzó en un carruae< , )iana pensó, recost!ndose
contra su brazo.
Lucien la volvió hacia 'l y capturó sus labios rosados en un beso.
Separ!ndose por un instante, le preguntóM< I9s as+ como te
gustar+a viaar al norte@ 7 horcaadas sobre mi pene@<
9speraba un rubor. 9n cambio, su mirada encontró sus oos con
el m!s travieso brillo.< S+< .
La respuesta simple y directa "ue su perdición. Su mano estaba
ya hurgando en la ca+da de los pantalones.
Para su largo viae, 'l se hab+a asegurado $ue utilizaran un coche
cerrado.
; )iez magn+%cas pulgadas.< 9lla se rio cuando ella lo liberó,
sosteniendo su polla hacia arriba en el aire.
Gl ar$ueó una cea.
; *u me diiste eso la noche $ue nos conocimos. INo te
acuerdas@<
; S+. :ecuerdo tu reacción, tambi'n.<
; /h.< 9lla inclinó la cabeza con %ngida inocencia.< I-u!l "ue mi
reacción@<
; Parec+a $ue $uer+as llevarme a la cama en ese instante.<
,n rubor encantador lavó sus meillas.< Supongo $ue pensaba en
eso.<
; I*e complacieron@ Bis diez magn+%cos cent+metros@<
; Bucho.< 9lla levantó sus "aldas color mar%l, revelando sus
blancos calzones adornados con delicados encaes. Gl metió los
pulgares en el cinturón y los baó sobre sus sedosas y hermosas
piernas. 7rroó la vaporosa ropa interior a un rincón del coche.
)eando $ue sus manos se deslizaran hacia arriba por sus largos
miembros a la taza de "uego $ue ard+a entre ellos.
9lla se volvió de espaldas a 'l y movió su trasero.
; Birame.<
9lla lo hizo. La levantó, solt!ndola suavemente en el asiento de
terciopelo acolchado, sus piernas ampliamente abiertas as+ $ue
una zapatilla revestida colgaba por el borde del pie, y la otra
presionaba contra su muslo. Saboreando la vista de su hermoso
rostro sonroado de emoción, con el pelo suelto y libre> hac+a
tiempo desde $ue 'l le hab+a arrancado las pinzas> Lucien
acarició sus suaves y calientes labios in"eriores, mir!ndola
derretirse con satis"acción por la caricia.
; 8ueno, mi $uerido esposo< , le susurró t+midamente, ar$ueando
sus caderas hacia su pene,< Icómo te gustar+a $ue te haga
correr@<
; )e cual$uier manera $ue desees, $uerida esposa.< Gl tomó su
dura polla en la mano y guio la cabeza hinchada hacia su
"undida suavidad.< Pero esta vez tengo $ue insistir en llevarte al
'xtasis primero< .
; /h, s+< , ella gritó mientras 'l se en"undaba a s+ mismo en su
coño. 7poyó las manos en el respaldo del asiento con el %n de
empuarse lentamente dentro de ella.
)iana se agarró a sus hombros y ar$ueó sus caderas hacia 'l. Si
$uer+a duro y r!pido, salvae e intenso, ella estaba "eliz de
hacerlo. )ios, esto era el puro para+so golpeando pro"undamente
dentro. 9lla adeaba entrecortadamente, empuando tan
incre+blemente r!pido, $ue creyó $ue la iba a destrozar.
7l igual $ue la vez $ue la hab+a cogido por el culo.
9l carruae probablemente al mecerse hac+a m!s "erviente la
"ollada $ue con los baches en la carretera. Sonrió ante la idea.
Sus dedos desgarraron los botones de la camisa, liber!ndolos.
)iana deslizó sus manos
bao el lino y agarró su espalda. Pasó las uñas por su piel,
dirigi'ndolos sobre su piel empapada en sudor para a"errarse
mientras ella bombeaba arriba hacia su encuentro.
,al&aje. :pasionado. ,uyo.
Para toda la vida.
Se introduo en ella, las diez magn+%cas pulgadas enterradas
hasta el cuello en su apretado
"uego moado. Sus dientes arañaron el cuello, la barbilla, la orea.
9lla gritó su nombre una y otra vez a la misma salvae velocidad
$ue ellos hac+an el amor. Gl ar$ueó la cabeza hacia atr!s,
deando $ue sus manos suetaran sus hombros, sus dientes se
hundieran en su cuello. Sus gritos de placer se volvieron sollozos
mientras su cl+max la devastaba.
/ios, ella pod+a dearse ir as+. -on 'l.
Se unió con ella en 'xtasis, cegado por su liberación explosiva.
9ntonces oyó una voz desde el centro de las llamas.< *e amo,< la
voz gimió.
La &o! de 'l.
)ici'ndole $ue la amaba.
7 pesar de la condición con"usa, condición $ue escurr+a su
cerebro, sab+a $ue las palabras eran ciertas.
Gl las $uer+a decir. Gl lo sab+a.
9lla no dio nada a cambio por un largo tiempo.
9l tiempo su%ciente para $ue su corazón se sintiera como si
"uera a estrangularse en su garganta.
Poco a poco, con reverencia, la mano de )iana acarició su pecho.
Su otra mano se deslizó por su espalda, tocando la base de su
espina dorsal, acariciando la parte superior de sus nalgas.< I)e
veras@ I/ es sólo algo $ue los hombres dicen cuando se vienen@<
Gl se rio, acun!ndola cerca.< No. ?o nunca lo he dicho antes. Be
imagino $ue salió ahora por$ue es verdad< .
; I9st!s seguro@ No elegiste casarte conmigo, despu's de todo.<
; 9l amor es un completo misterio para m+, )iana. 7lgo $ue
nunca he conocido antes. 7s+ $ue no, no puedo decir $ue estoy
seguro. Pero yo s' $ue no puedo imaginar la vida sin ti. ?o s' $ue
desde la primera noche $ue estuvimos untos en mi carro, me he
sentido... completo. Qeliz. &nocente y nuevo, como si estuviera
sumido en un !mbito completamente aeno a m+. ,no $ue es
emocionante y
traicionero, pero lleno de alegr+a. 9stoy dispuesto a coneturar
$ue es el amor, dulzura< .
9lla se rio.
Gl se arriesgó M< ?o s' $ue no me amas todav+a =<
; IHu'@< , 9xclamó ella.
; *u corazón te dio $ue permanecieras independiente,
convirti'ndote en una muer de negocios.<
; Be cas' contigo por$ue no pod+a irme con una sonrisa y un
saludo< , ella respondió con un tic de la nariz.< *e amo, tambi'n.<
; I9st!s segura@<
; No lo s'< , respondió ella con una sonrisa descarada.< *al vez
necesito m!s convencimiento para estar segura< .
; 9s un viae largo< , le advirtió, su polla ya se agitaba dentro de
la calidez de ella.< -onvencerte muy bien podr+a matarme.<
Le hizo el amor de nuevo. ? otra vez. ? otra vez. Aasta $ue ella
llegó a su cl+max con su to$ue entre las piernas. Aasta $ue ella
se derrumbó contra su pecho y gimió,< No puede ser posible
sobrevivir seis orgasmos. No puedo< .
; Si yo puedo, dulzura, tu puedes.<
9l carruae retumbó a lo largo de la carretera, viaando a una
velocidad tran$uila, d!ndoles todo el tiempo del mundo en su
cielo sensual.
; )espu's de esto, Ime prometes ir a dormir@<
; Por supuesto, voy a tener $ue descansar para el n#mero siete.<
; Lucien< )iana se disolvió en risas.
; *odo lo $ue $uiero, mi novia preciosa, es $ue nuestra aventura
dure el resto de nuestra vida< .
FFFFF
9n el salón de su nuevo establecimiento en 8ond Street, &vory
1ilson estaba tomando chocolate cuando escuchó el nombre del
vizconde Pembroke hablado en un silencioso tono "emenino = un
tono $ue llevaba un anillo de resentimiento.
; Pembroke se casó con la señorita )iana *iverton, creo. -on%ó
en tomar una dulce e inocente oven como su novia< .
&vory identi%có la voz. Lady 8erkshire.
; Ammph. )ebe estar aburrido hasta la muerte con ella en la
cama de matrimonio< , su compañera,
Lady 7rmstrong añadió sarc!sticamente.
,na sonrisa se dibuó en los labios de &vory. Las pobres mueres
realmente no ten+an ni idea. 9llas
acud+an a "unciones salvaes en el nuevo< salón< donde las damas
casadas buscaban aventuras y eleg+an de un grupo de musculosos
hombres óvenes y sensuales. 9llas pensaban $ue eran las #nicas $ue
deb+an saber sobre las pasiones escandalosas.
Pero, como bien sab+a &vory, a menudo la gente $ue luc+a como la m!s
inocente ten+a la meor comprensión del uego del erotismo.
Lucien hab+a admitido eso sobre )iana. )esde sus primeros
momentos untos, 'l lo hab+a dicho, 'l hab+a sentido una compañera
detr!s de la "alta de experiencia. Supo $ue era incre+blemente
a"ortunado.
; Pembroke probablemente ya ha regresado con su amante< ,
continuó Lady 8erkshire.
; Aay un rumor, sin embargo,< Lady 7rmstrong t+midamente agregó,<
$ue 'l se ha casado por amor.<
; I? $u' tiene $ue ver el amor con grandes pasiones, me gustar+a
saber@< Lady 8erkshire levantó sus impertinentes a los oos.< 9l
hombre rubio est! absolutamente delicioso.<
; Gl es el hombre m!s caro en este lugar.<
; ,na dama tiene derecho a una indulgencia de vez en cuando.<
&vory hizo una seña al hombre, $ue se llamaba )avid > usto como la
inspiración de Biguel Ungel. Luego miró hacia Lady 8. -on un arco
abreviado, )avid siguió sus instrucciones sin hablar.
&vory sonrió.
Aab+a una cierta satis"acción en el "uncionamiento de un negocio
exitoso.

Qi
n

Related Interests