Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

1

Programa de Jóvenes

Documentos Básicos.
Apuntes para el Dirigente de la rama Rovers.

• Ser Joven Hoy.

• Ser Rover Hoy.
• El Marco Simbólico de la Rama Rovers.

• La estructura de la rama Rovers. • El proyecto rover, otra mirada de la
realidad.

• Una Carta...

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

2

Programa de Jóvenes

Documentos Básicos
Renovación Pedagógica de Scouts de Argentina

“Apuntes para el Dirigente de la rama Rovers”
Es una publicación oficial de:

Scouts de Argentina

Realizado por:
Comité Ejecutivo
Dirección de Programa de Jóvenes
©Scouts de Argentina Libertad 1282 C1012 AAZ Capital Federal
Los textos e imágenes de este documento pueden ser reproducidos en todo o en parte con autorización de Scouts de Argentina. programa@scouts.org.ar

Scouts de Argentina es miembro de la Organización Mundial del Movimiento Scout

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

3

Capítulo 1 SER JOVEN HOY una mirada sobre las nuevas tendencias

La aceleración tecnológica está cambiando radicalmente el mundo que conocimos. El sistema económico-político deja de sustentarse exclusivamente en el poder del dinero para empezar a sustentarse en el poder del conocimiento. Este cambio hecha por tierra muchos de los conceptos arraigados que sustentaron a las teorías capitalistas clásicas o las socialistas: el de propiedad privada y el de valor económico. Esto modifica las formas de trabajo, condenando a la desocupación crónica a los menos preparados. "En la mayoría de los países de la región los ajustes económicos de la ultima década han tenido efectos regresivos, levemente contenidos por los bajos índices de inflación. Los niveles de pobreza aumentaron, mientras que la distribución del ingreso evidencia una mayor desigualdad, aumentando y profundizando las diferencias sociales. Grandes grupos de la población se encuentran hoy en peores condiciones económicas y sociales, en tanto que una minoría acumula riquezas facilitando de este modo las tensiones sociales y políticas. El deterioro de la situación social se evidencia en los altos índices de desempleo especialmente entre los jefes de familia y los jóvenes que tampoco estudian."1 Sacude a la educación formal que, con su actual diseño, carece de capacidad de respuesta. Genera corrientes migratorias desde los países pobres (lentos) hacia los ricos (rápidos), desde el campo hacia las ciudades. La globalización apabulla a las economías regionales surgidas como islas autosuficientes. Como jóvenes se enfrentan hoy a un mundo que les resulta totalmente hostil y violento: un sistema educativo expulsivo y que no da respuestas válidas a los pocos que pueden continuar, un mercado laboral que los margina por falta de preparación. Los conceptos de progreso y de cultura del trabajo que anidaron en la mente de nuestros padres son totalmente inválidos hoy. Nos enfrentamos al desafío de las comunidades multirraciales/culturales, producto de enormes migraciones. Estamos expuestos a sufrir el desarraigo tras la búsqueda de un mejor horizonte laboral. Convivimos con los nacionalismos y los fanatismos religiosos, respuesta espasmódica al problema migratorio. Hoy, los conceptos de fe en Dios, de nación, de estado, de democracia política, de identidad cultural, son distintos a los que guiaron las acciones de la gente hasta ayer.

1

Informe de la Organización Latinoamericana de Juventud (OIJ)

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

4
"El Foro Mundial de Juventud de las Naciones Unidas en Braga, consideró que: “los jóvenes enfrentan los desafíos de la injusticia y la exclusión” y que “el abismo entre ricos y pobres se está agrandando”. Los jóvenes “sufren de la xenofobia, el racismo y la homofobia, y son excluidos de la vida democrática."2 "Los desplazamientos de población cada vez más numerosos y vertiginosos, en parte debidos a una mayor movilidad de las personas, provocan cambios fundamentales en los estilos de vida tradicionales tanto en las zonas urbanas como en las rurales. Así, para los jóvenes es cada vez mas difícil contar con el respaldo de las estructuras tradicionales de apoyo."3 Este cambio tecnológico hace que los jóvenes de hoy se enfrenten a nuevos conceptos inimaginables años atrás. Los avances en la fertilización in vitro, la genética, o la clonación, sacuden el concepto de sexualidad atada a la perpetuación de la especie. Y esto abre nuevas facetas y formas en la relación de pareja. “La vulnerabilidad sanitaria de los jóvenes está directamente vinculada a las prácticas sexuales y las características de la salud reproductiva. Muchos jóvenes inician su vida sexual de manera precoz y con escasa información, estableciendo relaciones genitales a temprana edad de manera desprotegida en el contexto de relaciones de pareja ocasionales y de consolidación precaria. Esta modalidad de establecimiento en la vida sexual manifiesta un carácter riesgoso en diversos sentidos. Las enfermedades de transmisión sexual presentan una mayor prevalencia e incidencia entre los 15 a 19 años, le sigue el grupo de edad de 20 y 24 años y posteriormente el grupo de 25 a 29 años.”4 Todo estos cambios sacuden impiadosamente las ideas y e instituciones fundacionales del esquema social que conocimos hasta ahora, especialmente el de la familia. "La difusión, a escala mundial, de los estilos de vida que a menudo no corresponden a las realidades locales. Cabe citar como ejemplo, la aparición de hábitos de consumo que no corresponden a las necesidades de desarrollo y que despiertan anhelos insatisfechos que luego ceden al paso a una frustración cada vez más aguda entre las generaciones jóvenes."5 "La evolución de la estructura de la familia y la declinante influencia de la vida familiar en la educación de los niños y los jóvenes, a menudo les priva del sostén esencial que aportan los padres." Muchos de nosotros nos enfrentamos diariamente a la ausencia de referentes válidos en este nuevo mundo que nos toca vivir, sufrimos una tremenda desorientación y no sabemos como orientar nuestras propias vidas. La experiencia de nuestros queridos viejos de poco nos sirve.

2 3 4 5

OMMS y otros Políticas nacionales de juventud (National Youth Policies) OMMS y otros Políticas nacionales de juventud (National Youth Policies)

Informe de la Organización Latinoamericana de Juventud (OIJ)
OMMS yotros Políticas nacionales de juventud (National Youth Policies).

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

5
... Enfrentados a nuevas posturas desde lo cultural: el relativismo de los valores humanos, las actitudes posmodernistas, la falta de toma de posturas, la priorización de lo estético sobre lo ético, la concentración de la atención sobre la imagen antes que sobre el contenido. "…los jóvenes manifiestan desencantamiento. Su percepción generalizada respecto al sistema político expresa una importante desconfianza, atribuyéndoles corrupción, manipulación y lejanía de gobiernos, partidos políticos y parlamentarios. Estas atribuciones en conjunto con la relativa ausencia pública de valores o ideales asociados a la garantía de los derechos, contribuyen a la creciente disminución de la participación y el protagonismo de los jóvenes en las instancias propias de la democracia." 6 "El uso del tiempo libre por lo jóvenes no mejora tampoco la situación, ya que la sociedad de consumo en la cual los jóvenes se ven tempranamente inmersos, les enseña a ponerle precio a todo sin darle valor a nada. Así, se entrega la falsa impresión de que la felicidad consiste en la posesión de bienes materiales y que obtenerlos es el objetivo final de la existencia."7

... Cacheteados por la propuesta consumista, el escapismo de la droga y el alcohol, el individualismo, la falta de espacios de encuentro, la acción represora de las fuerzas de seguridad, o los nuevos formadores de opinión. ... los jóvenes PASAN A SER CONSUMIDORES PASIVOS DE SUS PROPIOS SUEÑOS (si tienen dinero para pagarlos), DEJANDO DE SER LOS GESTORES DE SU PROPIO DESTINO.

En síntesis...
Hay un cambio veloz en el mundo, motorizado por la revolución tecnológica, que choca con las estructuras establecidas, con nuestra formación y con nuestros hábitos. Esto genera crisis progresivas: el cambio será cada vez más rápido y también lo serán las crisis individuales, institucionales y sociales; y no hay porqué suponer que va a detenerse sino, inversamente, tenderá a crecer. Cada uno de nosotros percibe que las transformaciones que están ocurriendo toman direcciones inesperadas, produciendo una desorientación general respecto al futuro y a lo que se debe hacer en el presente. En realidad, no es el cambio el que nos perturba, ya que en él observamos muchos aspectos positivos. Lo que nos inquieta es no saber en qué dirección va el cambio y hacia dónde orientar nuestra actividad. Se están modificando nuestras ideas y lo que habíamos creído sobre el mundo, sobre las demás personas y sobre nosotros mismos. Asistimos al derrumbe de conceptos que apuntalaron nuestro sistema de vida.
6

Informe de la Organización Latinoamericana de Juventud (OIJ)

7

"La Región Interamericana en el actual contexto de los jóvenes, la educación y el movimiento scout". Intervención de Jacques Moreillon, Segunda Cumbre de Presidentes y Directores Ejecutivos. República Dominicana, 3 de junio de 1999

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

6
Frente a este cuadro de situación, algunos han levantado las banderas de que "todo tiempo pasado fue mejor", y generan respuestas intolerantes exteriorizadas como nacionalismos o fanatismos religiosos. Otros se han sumado a una postura en la que "está todo bien" y "que todo vale". Para ellos todo pasa a ser relativo: los valores, la ética, las acciones, la vida humana misma. Desde el Movimiento Scout nos sumamos a los que proponen una salida más humana y ética, que permita a cada ser humano ser gestor de su propio destino, basado en la libre convivencia y la no discriminación. Por ello asumimos nuestra responsabilidad como referentes sociales, tomamos postura, y lanzamos nuestra propuesta de acción transformadora a través de la educación no formal, expresada en nuestra Carta de los Scouts de Argentina y en nuestro Proyecto Educativo.

SER ROVER HOY Una toma de postura frente a las Actuales Tendencias
Ante esta realidad, Scouts de Argentina tiene una Propuesta Educativa para los jóvenes de 17 a 21 años que...

Brinda la oportunidad de aprender a ser, basada en una escala de valores más humana y ética, a partir de los cuales esté en condiciones de actuar con mayor capacidad de autonomía, de juicio y de responsabilidad personal. Aprender a ser a partir de una Ley, una Promesa y una Carta a las que descubre, adhiere y pone a prueba frente a distintas situaciones de la vida. Brinda la oportunidad de "aprender a conocer, lo que supone, además aprender a aprender para poder aprovechar las posibilidades que ofrece la educación a lo largo de la vida".8 Mediante un Plan Personal de Acción (PPA) basado en la auto-educación y en la auto-evaluación, cada joven es consciente de lo que sabe y define sus propias metas y proyectos.

Frente a una realidad social que discrimina y excluye, proponemos la Comunidad Rover, un espacio inclusivo, abierto a todos, de encuentro con otros jóvenes y adultos, donde nadie se siente solo. Ante el relativismo de valores y la pérdida de la importancia de la vida
8

Jacques Delors y otros. La Educación encierra un tesoro - Unesco

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

7
humana, proponemos valores claros expresados en los Principios, la Promesa y la Ley recreados en la Carta de la Comunidad. Valores que no son impuestos, sino a los que el joven adhiere libre y voluntariamente. Frente a la corrupción que inunda no solo la vida política, sino toda la estructura social, proponemos ser fieles a la palabra dada a partir de valores que guían la vida del joven y por los cuales se esfuerza por ser consecuente. Ante la soledad e indiferencia del modelo individualista, proponemos conjugar su realización personal con el servicio a los otros, actuante en su comunidad junto a otros jóvenes y a otras organizaciones. Compromiso solidario que se plasma en el Proyecto Rover. Frente a un mundo violento e intolerante, proponemos el "aprender a vivir juntos, desarrollando la comprensión del otro, el realizar proyectos comunes, prepararse para tratar los conflictos - respetando los valores de pluralismo, comprensión mutua y paz." Ante la crisis espiritual proponemos trascender el mundo material en búsqueda y adhesión a principios y valores espirituales, con respeto hacia quienes buscan, encuentran o viven otras respuestas religiosas diferentes, abriéndose hacia el interés, la comprensión y el diálogo."9 Frente a la pérdida de interés por la participación política, generada a partir de la corrupción, el distanciamiento de la clase dirigente y el manoseo del sentido de representatividad, proponemos una educación ciudadana, basada en el aprendizaje del proceso de toma de decisiones, la capacitación en habilidades de liderazgo, el involucramiento en trabajos sociales en su comunidad local e internacional, la participación en red con otras organizaciones de la sociedad civil, partidos políticos, organizaciones de base; la participación en los Foros de Jóvenes. Ante la desocupación brindamos oportunidades de aprender a aprender, es decir, dar instrumentos que permitan incorporar permanentemente nuevos saberes y prácticas. El trabajo en equipo, el desempeño de diversos roles, el diseño y la gestión de proyectos, la responsabilidad por la tarea asumida.

En síntesis... Proponemos para los jóvenes de 17 a 21 años, una Rama Rover, de cara al mundo y protagonista de su tiempo.

9

Scouts de Argentina (1995) Proyecto Educativo

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

8

Capítulo 2 El Marco Simbólico de la Rama Rovers
El compromiso y la solidaridad, clima motivador para la vida de grupo en la Comunidad Rover
El marco simbólico es parte de la vida de grupo, pero no es toda la vida de grupo. Por lo tanto, debe operar en armonía con todos los otros elementos del Programa. El marco simbólico enriquece la vida de grupo y apoya la tarea educativa. El marco simbólico está constituido por aquellos detalles que conforman un ambiente de referencia, en el que se inspiran los símbolos, acciones, imágenes y nomenclaturas de la propuesta educativa para este grupo de edad. A su vez contribuye a crear una identidad particular para la rama. El marco simbólico en el cual se inspira la propuesta educativa de la Rama Rovers es el compromiso y la solidaridad. La evolución de la Buena Acción en la propuesta de la rama es la actitud del Compromiso Solidario.

COMPROMISO
El aspecto compromiso es mucho más difícil de lograr en esta etapa. A pesar de que todos tienen experiencia de haber realizado compromisos útiles o fútiles, con distinto tipo de resultados; la percepción de que se les pide un compromiso más profundo está presente desde el principio de la etapa rover. Los jóvenes que participan de la Comunidad Rover identifican el compromiso como un verdadero ingreso en la vida adulta, por eso lo postergan todo lo que pueden. Es en este tema que se puede ver la gradualidad del método, es decir, los logros progresivos. La dificultad principal estriba en que comprometerse implica: asumir definiciones. Decidir es ganar algo, pero también es perder algo. El adolescente no se compromete, no decide, para así no perder nada y no renunciar a las cosas de la infancia. Se niega a dejar una identidad de dependencia para asumir una identidad de autonomía, a la cual la percibe como soledad y abandono y que le teme con todas las fibras de su cuerpo. Parte o gran parte de ese temor se basa en que precisamente no ven un futuro venturoso y además ven todos los días la inseguridad social en el ámbito laboral y la desesperanza de los mayores, no ven relación entre el esfuerzo y el beneficio...

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

9
El Marco Simbólico de la rama le propone a los/las jóvenes un compromiso que abarca 4 planos de relación:

PARA CON UNO MISMO
“...no se puede curar una herida con sólo buena voluntad...” dijo BP. Es la forma en que cada joven se responsabiliza de sí mismo en su autoformación, su corporalidad, su afectividad, su espiritualidad, su creatividad, su carácter y su sociabilidad. Esto se traduce en las definiciones que irá tomando con respecto a: √ su vocación para su inserción laboral y social; √ sus relaciones con sus seres queridos que llevarán a su elección de pareja para conformar una familia; √ su carácter, para alcanzar cierto equilibrio y madurez emocional, que le permita afrontar las dificultades con serenidad; Es decir, es la forma en que él se relaciona con los demás. Es también definir desde qué lugar, desde qué posición se “mira” el mundo. Implica traducir en acción sus ideas e ideales. Su integridad entre lo declamado y las acciones. Una persona que hace lo que dice y dice lo que hace. Que no tiene dos caras, dos actitudes. Es la manera en que asume y cumple sus deberes para con uno mismo.

PARA CON LOS DEMÁS
En la medida en que se asume como ciudadano activo y responsable de su comunidad local; en la definición de su propia visión del mundo y en sus definiciones personales, políticas y sociales. En sus actitudes hacia el Otro y los Otros. Actitudes que no pueden ser la indiferencia o la insensibilidad, las que traslucen irresponsabilidad e individualismo, sino todo lo contrario: ser actor y protagonista desde una posición tomada a conciencia. Implica: involucrarse activamente en la defensa de los más débiles y/o indefensos; en la opción por los pobres, en la defensa contra todo tipo de discriminación: sexual, política, ideológica, religiosa. Comenzando a vivir todo esto desde su propia Comunidad Rover, como grupo humano, y en los equipos que integre, como grupos de trabajo. Es la manera en que cumple sus deberes para con los demás.

PARA CON EL MUNDO
Porque toma conciencia del mundo en que vive y en la protección del medio ambiente, es decir, las plantas, los animales, los micro y macro sistemas ecológicos, el planeta como totalidad, y la humanidad como “parte” integrante de ese gran ecosistema. Es la manera en que se involucra en la defensa de la Vida, presente y futura.

PARA CON DIOS
En la medida que adhiere a principios y valores espirituales, esforzándose por establecer coherencia entre su fe, su vida personal y su participación social. Una persona respetuosa de quienes viven, buscan o encuentran otras respuestas diferentes ante lo trascendente, abierta al interés, el dialogo y la compresión. Es la manera en que cumple con sus deberes para con Dios.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

10

SOLIDARIDAD
'¿Qué estoy haciendo para paliar el hambre? Llegó un momento en que ni siquiera podía leer los diarios, me afectaban las noticias, porque sentía que no estaba haciendo nada por el otro. Me había casado, tenía hijos, trabajaba, pagaba los impuestos pero nada más.' *10

En un mundo en que parecieran prevalecer los valores del individualismo y la indiferencia, el/la joven expresan con toda amplitud su necesidad de tener una actitud constante de solidaridad, desde la vida cotidiana y personal hasta la expresión comunitaria y social.

Desde nuestra propuesta, entendemos que la solidaridad...
Es una ocasión de desarrollo personal a partir del servicio a los otros y con otros; es la idea fundamental de que “no podemos crecer solos porque las Rutas se caminan junto a otros”. Es esencialmente comunitario, una forma de actuar en la sociedad, un espacio de experimentación destinado a la acción y proyectado hacia el mundo adulto, sin mesianismos, sino con la humildad y convicción de brindarse al otro de igual a igual. Es la expresión del Servicio en la Rama Rovers, que debe ser un paso más que lo hecho en las ramas anteriores. Es la progresividad de la propuesta de servicio iniciada con el Favor a alguien en la Rama Lobatos y Lobeznas, que culmina en una actitud constante de servir a los demás, el Compromiso Solidario en el trabajo, en la calle, en la escuela o facultad, con los amigos y vecinos, con los más débiles e indefensos, con los pobres, los enfermos, con los niños y los ancianos. Es no esperar más recompensa que el sentirse útil a los demás, el sentirse libre de hacerlo por voluntad propia y no por imposición de nadie. Es el gesto fraterno que nace desde adentro, que nos hermana con el otro, que nos hace tratarlo y ser tratados como iguales, el respeto mutuo, la reciprocidad, como personas. Rechazando humillantes servilismos o el sentirse usados como mano de obra barata. Es también, por esto mismo, una mirada sobre el mundo, la cual es...

10

Revista 'La Nación', Entrevista a Juan Carr, 13/2/2000, pág. 54, Bs.As.

Juan Carr, creador de la Red Solidaria, scout

desde los 9 años.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

11
Crítica, porque es la única manera de poder determinar qué es lo que queremos cambiar Reflexiva, el Cómo hacerlo, lo que no nos hace criticones porque siempre habrá una propuesta para dialogar y acordar. Activa, porque no se queda en la contemplación, sino que se traduce en acciones concretas y definidas Es entender el servicio como filosofía, donde el Proyecto Rover es la acción que lo pone en práctica.

Es servicio, el cual nos dignifica a nosotros y a quienes está destinado. Nos hace reconocer a todos como criaturas de la Creación, más allá de las diferencias ocasionales, porque nos trasciende y permite visualizarse como parte integrante de la Humanidad. Una humanidad en la que no nos insertamos de cualquier manera, sino que optamos por el compromiso de hacerlo solidariamente. Lo que implica reconocerme en el otro y reconocerlo como un igual, particular y singular, pero igual a mí, igual a él. La solidaridad es un valor que es sentido por los jóvenes en este grupo de edad como importante.

El Proyecto, marca el rumbo a la Comunidad y a los rovers hacia un estilo de vida
Es la forma concreta de “... dejar el mundo mejor que como lo encontramos...” ¿Y cómo se prepara para esto? Aunque parezca contradictorio a simple vista, sirviendo, en una secuencia progresiva que le permita ir creciendo poco a poco y mejorar su preparación para ello. Sabemos que la Rama Rovers no es un Club de Servicio (como sí lo son los Rotarios o los Leones, por ejemplo), pero es en su actitud de servir a la comunidad donde está la raíz de este tipo de asociaciones civiles. Esto es, prepararse para Servir.

Compromiso Solidario
Ambos conceptos son difícilmente separables en la idea que planteamos. Como dice San Agustín “para los que aman a Dios, todos los caminos llevan hacia el Bien”. El amor liga las cosas, las une y las potencia. Es allí donde se unen. Cuando ambos van de la mano, estamos ante una actitud de vida, que es más fuerte que uno mismo. Que es inevitable que uno la tenga y le surja, incluso a pesar de uno mismo. ¿Cómo evitarlo?. Es lo que hace que muchas veces nos 'usen' de mano de obra barata, porque nos cuesta decir que no. Hasta que comprendemos nuestro rol y 'aprendemos' a decir que no.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

12
Esto nos lleva a ser muy cuidadosos en el proceso de enseñanza-aprendizaje de nuestros jóvenes, a valorar cada una de las acciones, a ponderar cada uno de los esfuerzos para que nada ni nadie, neutralice o distorsione su ruta. Esto nos obliga a tratar de ser coherentes. Y así, los primeros que asumen el Compromiso Solidario debemos ser nosotros, los dirigentes de rovers. Esto nos hace no eludir ningún tema, por sinuoso o borroso que parezca el camino. ¿Cómo responder si no a las vacilaciones de nuestros jóvenes? Somos los primeros que debemos tener definido y en claro nuestro compromiso, porque si no nuestras dudas serán iguales a las dudas de nuestros jóvenes y entonces ¿quién ayuda a quién? Distinto es el caso de las rutas a seguir. Nadie puede indicar la mejor ruta para todos. Cada uno ha de encontrar la suya. Nuestra misión, como dirigentes, no es contestar sus preguntas sino es ayudar a nuestros jóvenes a encontrar las preguntas mejores, para que logren hallar sus respuestas. Pero en ambos casos la pluralidad, es la base de una formación que respeta al otro en sus decisiones fundamentales. Tomemos como ejemplo un tema que no debiera abrigar dudas en ninguno de nosotros. Tema vapuleado por mucho tiempo, como sabemos todos los que tenemos algunos años encima: Los Derechos Humanos.

Los Derechos Humanos.
Nuestro país fue uno de los fundadores de la ONU en 1948 y, por ello, adhirió a la 'Declaración Universal de los Derechos del Hombre' (o de la Humanidad, o Humanos). Los Estados parte se obligan a implementar las medidas adecuadas para su aplicación. Por esta razón son los Estados, a través de sus diferentes gobiernos, los máximos responsables de que todos estos derechos sean respetados y de hacerlos respetar en el ámbito de su territorio nacional, por todos sus habitantes. Esto nunca fue denunciado por ninguno de los diferentes gobiernos de nuestro país, lo que hubiese ocasionado que quedaran en suspenso en cuanto a su aplicación La Reforma Constitucional de 1994, no solo ratificó estos derechos, sino que les dio rango constitucional, es decir, que tienen la misma jerarquía que la Constitución Nacional, de hecho, se incorporan a su texto. Incluso se incorporaron otros Tratados y Convenciones como 'La Convención de los Derechos del Niño' y el 'Tratado de San José de Costa Rica'. Este compromiso por los Derechos Humanos es expresado claramente desde nuestro Proyecto Educativo en el 'Ideal de Persona' cuando dice: “Que conozca y defienda los derechos humanos como expresión de la dignidad de la persona.” Es claro que nadie puede defender lo que no conoce. La idea de Humanidad nace de comprender que todos somos hijos de Dios. Por lo tanto a todos nos corresponden los mismos derechos, sin ninguna distinción. El amor a Dios y amor al prójimo, es proclamado por la mayoría de las religiones del mundo. Esto incluye la protección al más débil, al necesitado, al pobre, al indefenso, al niño, a la mujer, a los ancianos.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

13 En síntesis,
Los Derechos Humanos son anteriores a cualquier declaración; Los Derechos Humanos se ejercen en los hechos, no son sólo declaraciones; Defender los Derechos Humanos de otros, es defender los de uno mismo.

Ejemplo: El derecho a la Salud. Una transgresión a este derecho es la Mortalidad Infantil. '... se ha hablado mucho de "mortalidad infantil" a través de los medios, tema estrechamente ligado al "derecho a la salud". 'Las últimas estadísticas en la Argentina, fueron calificadas como preocupantes y hasta vergonzantes en sectores vinculados con la salud pública y la salud materno infantil, dado el porcentaje de muertes evitables... '...Hasta el '94 era del 22,0 por mil. En el '95 se agrega un 0,2 por mil, que significa la muerte evitable de 135 niños más por año que equivale a un accidente aéreo, del que nadie se acuerda y nadie dice nada y que está vinculada a la mortalidad infantil tardía, históricamente la más fácil de controlar... '...Los que nos ocupamos de la atención primaria de la salud sabemos porqué y dónde se mueren nuestros niños, y que la gran mayoría de sus enfermedades proviene de sus precarias condiciones de vida. No está en manos de los pediatras modificarlas, pero sí está en nuestras conciencias la necesidad de hacerlo. Debido a ello pienso que las instituciones pediátricas deben acercarse a los factores de poder, político y económico, y constituirse también ellas en factores de poder...' 11 Y hay muchos más ejemplos en nuestra sociedad, que demuestran un compromiso solidario por parte de muchas personas. Cada uno de nosotros conoce algún caso de silencioso y humilde aporte concreto a mejorar la sociedad en la que vivimos.

LOS SÍMBOLOS EN LA RAMA ROVERS
En la Comunidad Rover pasan muchas cosas que merecen ser vividas, son cosas que enriquecen nuestra vida y nos ayudan a crecer, a ser mejores personas. Desde que cada joven asume el juego que le propone el movimiento y se suma a cualquier sección del Grupo Scout, cada vivencia que se vive en él puede relacionarse con algún símbolo. En el Movimiento Scout, los símbolos representan desafíos aceptados, es decir, representan la vida y el crecimiento. Los símbolos también pueden representar momentos. La insignia de un campamento le recuerda y le dice a los demás que el que la lleva en su vestimenta vivió esa actividad junto a otros, descubrió a otras personas, dio testimonio de su compromiso, le pasaron cosas, se puso a prueba. En resumen, creció.

11

Prof. Dr. Teodoro F. Puga, miembro de la Sociedad Argentina de Pediatría.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

14
Los símbolos dan la posibilidad de ser recreados continuamente. Así, cuando una Comunidad Rover elige su nombre, diseña su insignia o bandera, elige los colores, los dibujos, los materiales, son los propios jóvenes quienes otorgan identidad a esos símbolos. En síntesis, es importante que los dirigentes entendamos que los símbolos no son más que representaciones que brindan la oportunidad de demostrar una meta alcanzada, la pertenencia a un grupo, las formas que asumen los afectos. Debemos aprender a aprovecharlos como una forma para desarrollar la creatividad y la expresión; es una valiosa herramienta educativa para el desarrollo de los jóvenes. Pero especialmente en la Rama Rovers debemos ser cuidadosos en no exagerar en la producción y uso de símbolos, para no provocar una imagen confusa y distorsionada de la rama que más visibilidad social debe tener.

Los símbolos importantes
Son los que conforman la imagen de la Rama Rovers a nivel nacional. Son aquellos que, más allá de las adaptaciones de cada región cultural, permanecen, dando un sentido de unidad en la regionalización de nuestra propuesta educativa. Nombre de la rama Insignia de rama e insignias de progresión personal La Carta de la Comunidad Rover Nombre de la Comunidad El Libro de Oro de la Comunidad Rover Un color y un lema

El nombre de la Rama El Nombre de la rama es Rovers. Los/las jóvenes que pertenecen a la rama son llamados, rovers.

Las insignias de rama y de progresión personal Se refiere a aquellos símbolos que identifican la pertenencia a la Rama Rovers de Scouts de Argentina y a los que indican la etapa de la progresión personal que está desarrollando el/la joven.

El Libro de Oro de la Comunidad Rover Es el registro histórico que refleja el sentir de la Comunidad Rover, recoge su historia y su espíritu. El Libro de la Comunidad Rover es la memoria viva de la sección como núcleo humano, por eso, no es una simple lista de fechas y lugares.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

15
Es el lugar desde donde se transmite el sentir de la sección y su espíritu a los nuevos que se suman. Puede ser un libro, un cuaderno o similar, donde la Comunidad Rover registre toda su historia, incluyendo las fotos, los relatos, los recuerdos. También se pueden incluir como anexos: videos, diapositivas, grabaciones de voces, canciones. Como es el testimonio de la vida de toda la Comunidad Rover, de ninguna manera puede estar vedado a ningún integrante de la misma. Los dirigentes deben motivar a los jóvenes para mantener vivo el registro de la vida de la Comunidad Rover. El Color de la rama Es el color rojo. Es un símbolo de pertenencia a la rama. Es usado tanto para remarcar todo aquello que le es propio, como para identificar a la rama en el conjunto de la Asociación. El Lema El lema es una expresión que resume y recuerda la Promesa y que los jóvenes asumen como compromiso y norma de conducta. El lema de la Rama Rovers es Siempre Listo para Servir o, simplemente, Servir. La Carta de la Comunidad Brinda la oportunidad de recrear los valores expresados en los Principios, la Promesa y la Ley en un texto pensado y escrito por los jóvenes miembro de la Comunidad Rover. En la misma se expresa la forma en que cada Comunidad Rover se propone vivir su compromiso solidario.

LAS ACCIONES IMPORTANTES DEL MARCO SIMBÓLICO
Son actividades fijas, propias de la rama que tienen un gran valor simbólico, por medio de las cuales manifestamos nuestro compromiso con los valores de la Ley Scout y la Promesa. Algunos de estas actividades tienen características básicas que son iguales para la Rama Rovers en toda la asociación, otros son propios de cada Comunidad Rover, de cada Grupo Scout y hasta de cada distrito. Las acciones importantes del Marco Simbólico son: √ √ √ √ Las Celebraciones de pases (bienvenida y partida) El tiempo de Meditación y la Ceremonia de Promesa El Campamento en soledad Las entregas de las insignias de la progresión personal

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

16
√ Los momentos de Oración √ El servicio Celebraciones de pases (bienvenidas y partidas) Es el momento formal en el cual el/la joven deja la Comunidad Caminante para integrarse a la Comunidad Rover o su partida de esta. Es la culminación de su vida en la Rama Caminantes y el inicio de una nueva etapa en la Rama Rovers o bien, en el caso de la partida de la Comunidad Rover es el punto final de su pertenencia al Movimiento Scout como beneficiario de nuestra propuesta educativa. El sentido de la ceremonia es el marcar claramente el comienzo y el fin de una etapa de vida.

El Tiempo de Meditación y la Ceremonia de Promesa El Tiempo de Meditación es el momento previo a la formulación de la Promesa; es una oportunidad para reflexionar sobre el paso que el o la Rover dará y sobre los valores que asumirá al formular su compromiso. La Ceremonia de Promesa es una actividad, el momento formal en el cual él o la joven manifiesta públicamente su voluntad de adherir libre y voluntariamente. a los valores que proponemos como Movimiento y que se expresan en el texto de la Promesa. La ceremonia de promesa celebra el compromiso personal con la Ley y la Carta de Comunidad, este es el tema central de la misma. La ceremonia de promesa ocupa un lugar especial entre la celebraciones. Aquellos jóvenes que provienen de la Comunidad Caminante renuevan su compromiso, aquellos que ingresan al Movimiento Scout reciben la insignia de promesa.

Las entregas de las insignias de la progresión personal Es el momento formal de la entrega de una insignia de etapa, al comienzo de la misma. El tema central de esta celebración es la superación personal. Se simboliza con la entrega de insignia de progresión correspondiente a la etapa que el joven comienza a desarrollar. Son momentos fuertes que deben expresar la alegría de la Comunidad Rover por el nuevo paso que da uno de sus miembros en la ruta que caminan juntos hacia su desarrollo y realización como personas.

El Campamento en soledad El Campamento en soledad constituye un tiempo de reflexión, análisis y evaluación de los proyectos y acciones realizadas, de sus vivencias y sus opciones.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

17
Es un tiempo propicio para hacer un balance, pero también para proyectar, meditar acciones futuras y para prepararse para aquellas cosas que vendrán. Es una experiencia particularmente enriquecedora para los jóvenes.

El Servicio “El servicio al prójimo y a la comunidad es una de las columnas vertebrales del programa scout. Recogido en el propio lema “Siempre Listo para Servir”, resume en algún modo lo esencial del estilo de vida scout y nos recuerda permanentemente la Promesa que un día hicimos.”12 Los momentos de Oración y Reflexión La reflexión y la oración son una actividad importante en la vida de grupo de la Comunidad Rover. La reflexión El Método Scout nos propone una pedagogía basada en el aprender haciendo. La actividad entonces, es un medio para el aprendizaje de competencias tales como actitudes, conocimientos y habilidades útiles para la vida. Pero la actividad se convierte en “activismo” cuando no ofrece oportunidades de reflexión. “Activismo” es usar la actividad por la actividad misma, es también creer que acción es “correr de aquí para allá”, es ignorar que pensar, reflexionar, criticar, evaluar, adorar y orar, también son formas de la acción como medio educativo. Y es la acción, precisamente, la que nos otorga posibilidades ricas para la reflexión. Reflexionar en Comunidad, en equipo es una actividad que debiera ocupar parte importante en nuestro cronograma de actividades. Acción y reflexión son entonces distintos momentos de un mismo proceso educativo. Es educativo porque nos permite ir tomando conciencia progresivamente de nuestro ser y hacer en el mundo, en una situación dada, a la luz de unos valores compartidos. La reflexión siempre debe estar fundada en la acción y viceversa. Pero esta reflexión debe estar sometida a la jerarquía de valores que propone el Movimiento Scout. Por ello, una actividad solamente puede llamarse Actividad Scout cuando se compone de estas dos realidades: la acción y la reflexión. Si la Actividad Scout es una oportunidad de reflexión también es ocasión de expresión de sueños, sentimientos, alegrías, tristezas. Es oportunidad de orar, un espacio donde uno se encuentra y Lo encuentra. La oración Es difícil alcanzar lo que nos proponemos si no contamos con la ayuda de los demás. Mucho mejor aún si es Dios quien nos ayuda.

12

Movimiento Scout del Uruguay, Pedagogía de la Fe

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

18
La oración es una conversación de amigos y, tal como pasa con los amigos, es agradable tener tiempo para conversar y compartir con Dios. No sólo conversamos para pedir, sino también para ofrecer, dar gracias y alabar. Puede hacerlo con palabras o en silencio, cantando y hasta bailando, o contemplando la obra que nos confío Dios en la naturaleza. Hay algunos momentos en los cuales existe la costumbre de realizar oraciones, como por ejemplo cuando se despierta, cuando se va a dormir, al compartir alimentos, cuando formula su Promesa, cuando empezamos o terminamos una actividad y, en muchos otros momentos más. Hay otros momentos en los Rovers oran en común, donde la oración individual se enriquece como expresión de una comunidad orante, estos momentos son los más fuertes del Marco Simbólico, ya que allí se conjuga la interacción de las tres dimensiones de los principios scouts: relación conmigo mismo, los demás y nuestra relación con Dios. Cuando los miembros de la sección oran en común, lo hacen conforme a las pautas de su respectiva confesión y a la Política Religiosa de Scouts de Argentina. En caso de que sean de distintas confesiones la forma de oración interreligiosa debe permitir que cada integrante ofrezca a los demás su forma de expresar su fe, conforme a las pautas de su propia confesión. La animación del Equipo de Dirigentes Así como el Equipo de Dirigentes debe diseñar y facilitar espacios y actividades creativos y atrayentes relacionados con la dimensión espiritual. Las experiencias cotidianas de la vida de grupo, las vivencias en el seno de la Comunidad Rover, el intercambio con jóvenes de personas de otras organizaciones son generadoras de momentos de reflexión y de oración. El Equipo de Dirigentes debe identificar estos momentos y animarlos de manera tal que resulten una experiencia rica y trascendente. Las ceremonias, los consejos, el proyecto rover), un fuego de la ley, una noche pasada en vivacs, el comienzo y final de las actividades, las comidas, son momentos propicios para la reflexión y la oración comunitaria. Las canciones también nos ofrecen una rica posibilidad para el encuentro y la comunicación con Dios. Hay muchas oraciones y canciones que se pueden usar para el encuentro con Dios. Además las Comunidades Rovers pueden tener oraciones propias, escritas a partir de sus vivencias, tradiciones y emociones compartidas. Algunos ejemplos de oraciones son: Ejemplo de oración de un equipo ROVER Señor, ayúdanos: a emprender las rutas del mundo, para ser continuadores de tu obra;

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

19
a ser sembradores de esperanza en esta sociedad recelosa y cerrada; a ser constantes en este ambiente cómodo y superficial y a ser solidarios para sentir a todos mis hermanos.13

Ejemplo de oración de una comunidad ROVER Señor, Ayúdanos a ser: una comunidad de vida dispuesta a recibir a todos una comunidad solidaria para abrirnos al mundo y una comunidad comprometida para ser protagonistas de nuestro tiempo.

Nuestra asociación cuenta con Asesores Religiosos y Comisiones y Equipos Confesionales de Formación Religiosa con las que podés contactarte para capacitarte a fin de desarrollar la dimensión espiritual y la relación con Dios; seguramente en tu Distrito o Zona hay responsables que te asistirán, o en su defecto puedes contactarte con la Asesoría Nacional de Formación Religiosa.

Tradiciones de la Comunidad Rover
El Movimiento Scout es rico en tradiciones. Valora las mismas desde el punto de vista de su propuesta educativa. Pensamos que las tradiciones ayudan al joven a ser “consciente y participe de su cultura”.14 Los elementos de tradición, las tradiciones en general, no se imponen, se adoptan voluntariamente en la medida en que se los valora como importantes y significativos por aquél que los va a utilizar y en función de sí mismo, su grupo y su cultura. Es a través de la libertad de elegir estos elementos propios a cada Comunidad y en función de sus propios intereses, necesidades e historia particular que cada Comunidad Rover irá construyendo sus tradiciones. Más que la permanencia o no de tal o cual tradición, es importante el VALOR que se expresa a través del mismo. De esta forma las tradiciones como hechos educativos deben estar estrictamente en consonancia con el proyecto educativo de nuestra asociación. A los educadores nos cabe reflexionar sobre esto y analizar las practicas educativas de nuestras Comunidades Rovers orientándolas a fortalecer el juego educativo y no un mero “folclorismo”. Si para los jóvenes de hoy determinada tradición no tiene sentido, desde ese momento se puede transformar en obstáculo para su educación y habrá que buscar nuevas formas que expresen ese mismo valor y que sean sentidas y adoptadas por los jóvenes. Ellos pueden recrear y reconsiderar este sentir colectivo y su forma de expresión. Su capacidad creativa es inmensa, cuando quieren y sienten lo que hacen.

13 14

Inspirada en la “Oración del enviado”. Movimiento Scout del Uruguay. Scouts de Argentina Proyecto educativo

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

20
Las próximas generaciones de Rovers tienen la obligación, la responsabilidad, el derecho y la libertad de esa tarea. Esto implica, también, que el cambio debiera ser una tradición rover, como adaptación a cada nueva generación.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

21

Capítulo 3 La estructura de la Rama Rovers
La Rama Rovers se presenta como la etapa por la cual transitan los jóvenes entre 17 y 21 años en la propuesta educativa de Scouts de Argentina. Por tal motivo, todo el esfuerzo se orienta a las metas y propósitos enunciados en el Proyecto Educativo de la asociación. Al final de la etapa rover, el/la joven debería reflejar el perfil de persona al cual aspiramos como movimiento. La Rama Rovers tiene el desafío de introducir a los jóvenes en el mundo adulto. En este sentido, los modelos de organización en la rama se aproximan fuertemente a los mecanismos que se dan en la sociedad civil. La evolución de las estructuras en la propuesta educativa permite a los jóvenes el aprendizaje de distintos aspectos que hacen a la vida democrática, como los mecanismos de representación y el bien común. Por ello, la Rama Rovers propone un modelo de estructura que refleje las expectativas e intereses de los jóvenes de esta edad y la realidad del ejercicio de ciudadanía en el cual están inmersos. Un modelo de estructura como el que planteamos tiene que considerar, indefectiblemente, la participación activa y directa en el proceso de toma de decisiones de todos los jóvenes que integran la Comunidad Rover junto al equipo de adultos educadores. Entonces, la estructura en la Rama Rovers se fundamenta en una organización simple, democrática y flexible que responda a situaciones complejas y diversas.

La Comunidad Rover
Es la sección del Grupo Scout integrada por los jóvenes de 17 a 21 años. Se constituye como el espacio de encuentro de los jóvenes que la integran y de los adultos que los acompañan. Es el ámbito en el cual cada joven comparte con sus pares y con el equipo de adultos sus vivencias, expectativas, intereses y necesidades. A su vez, la Comunidad Rover se presenta como el espacio en el que cada joven puede proyectarse como hombre y como mujer, como mujer y como hombre. Es el lugar en donde los jóvenes vuelcan sus sueños, donde pueden hacer uso de la palabra, donde pueden ser escuchados y escuchar a otros, donde se defienden las ideas, donde se comparten los proyectos rovers y las acciones en favor de los demás. La Comunidad Rover plantea a los jóvenes el desafío de articular sus acciones colectivamente, en conjunto con otras personas, instituciones locales, como las organizaciones de la sociedad civil, ONGs, actores locales. El acento se pone en el

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

22
esfuerzo encaminado a la promoción de las comunidades locales en las que los rovers están inmersos.

El Equipo Rover en acción: Un proyecto, un equipo.
Para llevar adelante sus proyectos los jóvenes se asocian formando equipos. Un equipo es un grupo de personas trabajando mancomunadamente en pos de un proyecto que les es común. El sentido de esta lógica se traduce en "un proyecto, un equipo". Además de hacerlo para los Proyectos Rover los jóvenes pueden conformar equipos para llevar adelante otro tipo de actividades que no reúnen las condiciones de proyecto rover y que denominamos actividades extra-proyecto. El equipo dura lo que dura el Proyecto Rover o actividad extra-proyecto que le dio origen; es decir, acabada la acción, se disuelve el equipo. Cada uno de los rovers pertenece a la vez a un equipo y a la Comunidad. En el primer caso lo hace por la identificación con una tarea, en el segundo por su adhesión a los valores propuestos por la Ley, la Promesa y la Carta de Comunidad

El gobierno de los jóvenes
Jóvenes y adultos participan en la gestión de la vida de la Comunidad Rover. A esto lo denominamos gestión compartida. Ésta es una de las diferencias fundamentales entre la propuesta educativa del Movimiento Scout y otras actividades para jóvenes. Desde su ingreso en la Manada, los chicos y chicas tienen la oportunidad de aprender a participar en la toma de decisiones en forma progresiva. La Asamblea es, en la propuesta educativa de la Rama Rovers, el espacio formal en el cual los jóvenes se involucran en el proceso de toma de decisiones, eligen, planifican y evalúan. Es decir, son los jóvenes quienes establecen sus reglas de juego, el rumbo a tomar, los recursos a movilizar y la evaluación de su accionar. Entonces, los adultos responsables deberán tener en cuenta que su rol es facilitar el proceso de aprendizaje de los jóvenes y a la vez potenciar las posibilidades de realización plena atento a lograr una educación personalizada. En la Comunidad Rover se espera de cada joven un protagonismo intenso en la vida de grupo de la sección. Sólo participando plenamente, los jóvenes pueden hacer realidad una Comunidad Rover. Para esto, es necesaria una participación flexible, crítica y constructiva. Cada joven, como responsable de sí mismo, asume compromisos que no puede delegar en otros. De la misma manera, no se puede delegar en otros la responsabilidad de elegir las acciones que cada uno llevará adelante.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

23
Decisiones que se orientan, preferentemente, en acciones en favor de los demás, en entender el servicio junto a otros como un compromiso solidario. La estructura de la rama contempla, entonces, distintos mecanismos en los que cada uno de los rovers pueda articular sus intereses y necesidades. A estos mecanismos que entran en juego en la Vida de Grupo de la Comunidad Rover los llamamos el gobierno de los jóvenes. La Asamblea es el único órgano de gobierno de la rama Rovers.

La Asamblea de Comunidad
La Asamblea es el ámbito formal en donde se toman las decisiones que hacen a la Vida de Grupo de la Comunidad Rover. Participan en ella todos los jóvenes de la Comunidad Rover, más allá de su nivel de progresión personal, es decir, que participan todos los jóvenes por igual. En la propuesta educativa de Scouts de Argentina, el protagonismo de los jóvenes es fundamental; por tal motivo, si un joven va a participar activamente en un proyecto rover o en cualquier otra actividad extra-proyecto, tiene derecho a emitir sus opiniones y a ser escuchado, como así también, a decidir en qué acciones se involucrará. En este sentido, no hay limitaciones para ningún joven en lo que respecta a las funciones de la Asamblea, desde la participación en los proyectos rovers y actividades o la animación de la Asamblea en sí, hasta la redacción y evaluación de la Carta de Comunidad Rover. En la Asamblea pueden desempeñar distintos roles que ayuden a desarrollar mejor la reunión, como por ejemplo: presidente/a, secretario/a, cronometrista, ambientador/a; y todo otro rol que la Asamblea considere necesario para su buen funcionamiento. La Asamblea es un espacio formal para la toma de decisiones y como tal, requiere de cierta preparación. Es importante que el espacio en que realice sea apropiado para la actividad, es decir, que no esté expuesto a continuas interrupciones, que sea confortable, que facilite la comunicación. También el tiempo de realización debe ser cuidado. La Comunidad Rover fijará la fecha de la Asamblea con suficiente anticipación, así como su duración y el temario a tratar. Debido a la complejidad que puede presentarse en la dinámica del ciclo de programa, la Asamblea tiene la posibilidad de articular las acciones de los distintos proyectos rovers y actividades extra-proyecto en algún ámbito que permita una mayor eficiencia en la gestión de las mismas.

Una estructura flexible

El principio que rige la estructura de la rama Rovers es la flexibilidad para adaptarse a las diferentes situaciones de la Vida de Grupo. Por esto, en algunos casos, para

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

24
responder a los proyectos que la Comunidad esté desarrollando en ese momento, puede ser necesario que la Asamblea decida la formación de un Consejo de Comunidad. Formado por los delegados de Equipo y el equipo de dirigentes, coordina la organización y el seguimiento de los proyectos de los diferentes equipos y otros aspectos de mantenimiento de la vida de la Comunidad, como por ejemplo, tareas específicas de gestión (tesorería, intendencia). Esta situación es particularmente aconsejable cuando la Comunidad Rover desarrolla varios proyectos simultáneamente, cuando éstos son de una cierta complejidad o en secciones con muchos integrantes. También puede resultar conveniente que la Asamblea cree comisiones encargadas de tareas específicas, como por ejemplo la redacción de la Carta de Comunidad, la preparación de una ceremonia, la organización de un campamento o la calendarización de un Ciclo de Programa. Estas comisiones, que actúan basándose en los lineamientos que les dicta la Asamblea, permiten optimizar tiempo y recursos y desarrollan tareas que serían muy engorrosas en Asambleas de Comunidades con muchos integrantes.

La Asamblea se reúne, entre otras cosas, para:
√ Evaluar y actualizar la Carta de Comunidad Rover, cada vez que lo considere necesario. √ Fijar los lineamientos para la redacción de la Carta de Comunidad, definir un equipo de redacción de la Carta y aprobarla. √ Definir la modalidad de funcionamiento que tendrá la Comunidad Rover considerando sus propias necesidades y expectativas y observando en todo momento los principios contenidos en la Ley, en la Promesa y en la Propuesta Educativa de Scouts de Argentina. √ Realizar el diagnóstico de la Comunidad Rover al inicio del Ciclo de Programa. √ La presentación de los proyectos rovers. √ Seleccionar las actividades que la Comunidad Rover realizará en su conjunto y calendarizar el Ciclo de Programa. √ Definir y evaluar los Ciclos de Programa. √ Servir como lugar de reflexión personal y comunitaria donde se evalúa el compromiso de cada uno a la luz de la Ley Scout, la Promesa y la Carta de Comunidad Rover, especialmente en el cumplimiento de las acciones asumidas en los proyectos rovers. √ La presentación e integración de los nuevos Rovers. √ Otorgar reconocimientos de la progresión personal. √ Despedir a los rovers que terminan su tránsito por la Comunidad Rover. √ Cuando el proyecto elegido es de toda la Comunidad, distribuir las tareas y conformar los equipos para ese proyecto común.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

25
√ Proponer actividades extra-proyectos. √ Evaluar la marcha de la Comunidad Rover a la luz de la Promesa, la Ley y la Carta de Comunidad. √ Reflexionar sobre las distintas problemáticas sociales del entorno de la Comunidad, que determinan su accionar.

El equipo de dirigentes en la Asamblea
Una de las características fundamentales del Método Scout es proponer un espacio de gestión compartida entre los adultos y los jóvenes. En este sentido, resulta de suma importancia la presencia de los adultos en los ámbitos de toma de decisiones. La edad de los Rovers no puede ser una excusa para la falta de intervención educativa de los dirigentes. Esta intervención, adaptada a las diversas situaciones que viva la Comunidad, buscará facilitar y dar herramientas para la toma de decisiones, capacitar en el mecanismo propio de la Asamblea, crear un clima propicio y estimular al ejercicio de nuevos roles y responsabilidades. Es el adulto quien define límites claros (especialmente en lo que concierne a la seguridad física y moral de los jóvenes), cuestiona desde los valores de la Ley y la Promesa y amplia los horizontes, proponiendo nuevos desafíos.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

26

Capítulo 4 Animación en la rama rovers
“Una nueva mirada sobre nuestras prácticas. Una mirada sobre el sentido de las acciones, que nos libere de la rutina, de lo repetitivo, de lo mediocre. Una mirada que se extienda desde nuestra adultez, hacia los niños que fuimos y preguntarnos una y otra vez… ¿Cómo hacer para no traicionar los sueños y proyectos de nuestros jóvenes? ¿Cómo hacer para que nuestra mirada sea más amplia, más imaginativa?”15

Los intereses y expectativas de los jóvenes en la Rama Rovers son múltiples y divergentes. Para poder poner en práctica todos los elementos que hacen a la Vida de Grupo16 necesitamos organizarnos, organizarnos en función de un plan que integre las múltiples facetas de un grupo de jóvenes que está realizando un proceso de entrada al mundo adulto. Este plan común e integrador, que organiza la vida de grupo, es lo que llamamos Ciclo de Programa. El Ciclo de Programa es la forma en que la Comunidad Rover organiza la vida de grupo, es la manera en que la acción de la sección se proyecta, desarrolla y evalúa en un período determinado; es un instrumento de planificación participativa. El Ciclo de Programa en la Rama Rovers aparece como un período durante el cual se prepara, desarrolla y evalúa un conjunto de actividades de la Comunidad Rover, al mismo tiempo que se observa y reconoce el crecimiento personal de los/as Rovers. Es importante tener en cuenta que en la Rama Rovers sus miembros son jóvenes de entre 17 y 21 años de edad, por lo que debido a su capacidad de reflexión, resolución y decisión son ellos mismos quienes están en capacidad de idear, de proponer y producir actividades. Siguiendo los pasos del Ciclo de Programa, dirigentes y jóvenes trabajando en conjunto podrán establecer las actividades que desarrollarán y aprovecharán de la mejor manera, la riqueza de este sistema en el cual la planificación, ejecución y evaluación de las actividades es compartida entre jóvenes y adultos.

El Ciclo de Programa...
... es una herramienta de planificación participativa

15 16

Scouts de Argentina, La Renovación Pedagógica, una nueva mirada Scouts de Argentina (1999) “La vida de grupo” en Apuntes para el juego scout

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

27
El Ciclo de Programa es una herramienta de planificación, ya que por él se diagnostica el estado actual de la Comunidad Rover, se prepara el futuro, se desarrolla el presente, se evalúa lo realizado y se pronostica lo que puede pasar si se mantiene el rumbo. Es además un instrumento de planificación participativa, ya que todo eso se hace contando con la participación activa de los jóvenes por medio de momentos y espacios adecuadamente generados por el organismo de toma de decisiones de la sociedad de los jóvenes. En la Comunidad Rover los jóvenes tienen una participación fundamental en la determinación y planificación de las actividades que se llevarán a cabo. Por esto decimos que la Comunidad Rover es una sección gestionada en forma compartida, ya que jóvenes y adultos participan codo con codo en la animación de la vida de la Comunidad Rover. El Ciclo de Programa ayuda a los jóvenes y al equipo de dirigentes a organizarse.

... tiene una finalidad educativa “El sentido del Programa de Jóvenes es alcanzar su propósito educativo. Este incluye el desarrollo de la capacidad de los miembros de todas las edades de tomar decisiones. De acuerdo al Método Scout esta capacidad es desarrollada progresivamente a través del “aprender haciendo”, por ejemplo a través de la participación de los miembros en las decisiones que los afectan. En consecuencia, los miembros juveniles de todas las edades y ramas deberían participar en la toma de decisiones que afectan la Implementación del programa en el que participan en los grupos a nivel local, asumiendo mayor responsabilidad con la edad en la toma de sus propias decisiones.”17 La idea que da origen a un proyecto, la participación de al menos de uno de ellos, su realización, evaluación y la generación de nuevas propuestas permite a los Rovers vivir experiencias que los ayudan a tener una opinión de sí mismos, formular juicios críticos, posicionarse ante los demás, sacar conclusiones, asumir responsabilidades. Darse objetivos para lograr supone conseguir los medios, los aprendizajes y la adquisición de los conocimientos necesarios. Los jóvenes comprometidos en un proyecto comprenden todos los aspectos del mismo: gestión del tiempo, del dinero, la logística, la difusión, las relaciones exteriores… se trata de saber trabajar en equipo, de ser digno de confianza, eficaz. Es la oportunidad de descubrir sus capacidades, desarrollarlas, ejercerlas en una dinámica solidaria. Esos jóvenes proceden por ensayo y error. Aprenden la evaluación. Es una experiencia que sobrepasa en calidad muchos cursillos profesionales y que les será útil tanto en su vida profesional como familiar. El equipo de dirigentes debe brindar oportunidades para el desarrollo de estas capacidades en los/las Rovers, a través de las distintas actividades que realizan.

17

World Scout Bureau (1998) Scouting: An Educational System Ginebra

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

28
Los adultos deben favorecer el proceso de autonomía de los Rovers. En ese sentido, el estilo de animación en la rama pone acento en el protagonismo de los jóvenes, quienes toman en sus manos la construcción de la vida de grupo.

... tiene diferentes protagonistas En la propuesta educativa de la Rama Rovers se ponen en juego de manera simultánea e integrada: la Comunidad Rover miembros, en conjunto, en las actividades en que participan todos los

los Equipos, que no siempre desarrollan las mismas actividades, ni simultáneamente, ni con la misma duración, los jóvenes, que en la búsqueda de llevar adelante su Plan Personal de Acción (PPA)18, desarrollan actividades personales , ya sea en forma paralela o simultánea al resto.

... tiene diferentes componentes

Un Proyecto Rover de toda la Comunidad.
Puede suceder que todos los jóvenes de una Comunidad Rover decidan participar de un mismo Proyecto Rover. Aunque hablamos de un mismo proyecto para toda la Comunidad, este es realizado por equipos (recordemos que el Método Scout nos propone trabajos en pequeños grupos). Claro que este proyecto no será la única actividad de esta Comunidad Rover, ya que pueden existir otras actividades extra-proyecto que enriquezcan la vida de grupo y brinden a los jóvenes otras oportunidades de crecimiento; pero de esto nos ocuparemos más adelante.

Varios proyectos rovers llevados a cabo cada uno por un equipo
Dentro de una Comunidad Rover pueden surgir dos o más proyectos rovers realizados por otros tantos equipos, que incluso pueden tener miembros en común. Son proyectos independientes unos de otros, con objetivos, tareas, recursos y duración diferentes.

Actividades extra-proyecto
18

Ver La progresión personal

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

29
Si la actividad principal de la Rama Rovers es el Proyecto Rover (como lo definimos en el capítulo correspondiente), las actividades extra-proyecto son aquellas que sirven para balancear y enriquecer la vida de grupo. Si bien algunas de estas actividades extra-proyecto pueden ser propuestas y elegidas por los mismos jóvenes, otras son parte de la vida de la Comunidad como tal: las ceremonias, salidas, campamentos, consejos y reuniones, excursiones, fiestas, encuentros. Otras pertenecen al calendario del Grupo Scout, como por ejemplo, fiestas de la comunidad, aniversarios, actividades distritales. El Ciclo de Programa debe tener en cuenta todos estos tipos de actividades y organizarlas de manera efectiva.

El Ciclo de Programa en la Rama Rovers, entonces, puede organizarse en torno a: Un proyecto de Comunidad Rover, (actividad central) que se organiza y realiza por equipos más actividades complementarias y enriquecedoras de la vida de grupo extra-proyecto o bien

Varios proyectos diferentes (uno por equipo) y actividades complementarias de toda la Comunidad Rover, que enriquecen y dan sentido a la vida de grupo.

El ciclo de programa en la Rama Rovers debe contemplar: lo complejo de la animación de una sección de este grupo de edad (17 a 21 años), las muy variadas características de cada Comunidad Rover, la gestión compartida entre jóvenes y adultos, el aprendizaje por parte de los jóvenes del manejo de recursos tales como el tiempo y el dinero.

Ciclo de programa y Comunidades Rover nuevas
Es recomendable que los primeros Ciclos de Programa sean de corta duración, aumentando gradualmente, acompañando la maduración de los jóvenes integrantes y, llegado el caso, la poca experiencia del dirigente. Siempre convendrá dividir la ejecución del proyecto en etapas; planificar la primera, desarrollarla y después de la evaluación de ella, planificar la segunda, y así sucesivamente hasta el final.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

30
En lo que hace a organización del trabajo, puede resultar útil al dirigente consultar el material de la rama Caminantes, ya que en ella se detallan una serie de pasos propios de la metodología de trabajo por proyectos. En un Ciclo de Programa de la Rama Rovers se distinguen 3 fases sucesivas Las fases de un Ciclo de Programa están relacionadas unas con otras, de manera que cada una de ellas es la continuación de la anterior y prepara el camino para la siguiente. Éstas son: Diagnóstico Acción Ejecución y evaluación de las actividades y seguimiento de la progresión personal A la manera de una rueda en funcionamiento, las distintas fases del Ciclo de Programa se suceden unas a otras armónicamente, dejando ver, en su dinámica, el juego de los organismos de la rama y las formas que asumen los aprendizajes de los Rovers.

Una aproximación a cada una de las fases... Diagnóstico En esta fase se analiza la situación actual de la Comunidad Rover en su conjunto, revisando primero los resultados del ciclo que recién termina y estableciendo un diagnóstico general de la Comunidad Rover. Este análisis debiera considerar la aplicación del Método Scout, el desarrollo de las actividades y la progresión personal de los jóvenes en el logro de los objetivos educativos, todo esto a la luz de la Ley, la Promesa y la Carta de la Comunidad Rover. Una de las riquezas de la propuesta educativa de la Rama Rovers es la posibilidad que ofrece a los jóvenes de aprender a realizar el diagnóstico del grupo humano del cual participa y tomar decisiones a partir de esa información. El Diagnóstico responde entre otras preguntas: a) ¿Cómo está la Comunidad Rover? b) ¿Qué tiene? c) ¿Qué le falta? d) ¿Cómo y Con Qué cubrimos lo que falta y reforzamos lo que tiene? Pero, ¿cuál es el criterio que utilizarán los jóvenes para diagnosticar la situación de la Comunidad Rover? Algunos puntos a tener en cuenta para la realización del diagnóstico pueden ser: Las actividades que han realizado Aquellas actividades que quedaron pendientes Los aprendizajes registrados Los planes personales de acción La situación personal de cada uno (estudio, trabajo, tiempo disponible, dinero, sueños y aspiraciones, etc.) Las relaciones interpersonales, comunicación entre los integrantes

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

31
La relación con la comunidad local y con otros actores sociales Todo esto a partir del marco de compromiso y solidaridad que debe inspirar las acciones en la propuesta educativa para este grupo de edad. El equipo de dirigentes realizará un diagnóstico educativo desde el Método Scout, analizando entre otras cosas si las actividades que se están realizando: Son dinámicas, útiles, recompensantes y atractivas; Responden a las necesidades e intereses de los jóvenes; Promueven los valores de la Ley, la Promesa y la Carta de la Comunidad Rover. ... para poder acompañar en el proceso del ciclo de programa a través de su intervención educativa. El diagnóstico permite definir los objetivos que orientarán la vida de grupo de toda la Comunidad Rover, es decir, no es solamente explicar la situación actual de la Comunidad Rover, sino que también permite imprimir una direccionalidad a las acciones futuras. Es decir, el resultado del diagnóstico debe servirnos para definir hacia donde quiere ir esta Comunidad Rover hoy. El ámbito ideal donde se produce el diagnóstico es la Asamblea, en ella se conjugan los aportes de los diferentes actores (rovers y educadores). Existen técnicas y dinámicas que ayudan a facilitar la construcción de un diagnóstico.19 Acción La presentación de propuestas de actividades se realiza en una Asamblea (la misma del diagnóstico u otra), en donde se conversan y se discuten. Los jóvenes seleccionan las diversas actividades de acuerdo a sus intereses, necesidades e inquietudes. De alcanzarse consenso, surgirá un proyecto de la Comunidad Rover en su totalidad y algunas actividades extra-proyecto que la acompañen. O bien, surgirán dos o más proyectos que serán realizados por otros tantos equipos, que incluso pueden llegar a tener algunos miembros en común. Esto determinará que no haya una actividad de toda la Comunidad, lo que no significa problema alguno. Solo será la característica de éste Ciclo de Programa de esta Comunidad Rover. En cualquiera de los dos casos, los equipos que se hayan conformado deberán realizar reuniones para definir su organización de acuerdo a las distintas necesidades. En general, el final de esta fase es el momento para que cada uno de los jóvenes, prepare su Plan Personal de Acción (PPA), lo converse y acuerde con el dirigente encargado del seguimiento de su Adelanto Personal. Al ser ya conocidas las actividades que desarrollará la Comunidad y como serán realizadas en general, los jóvenes pueden vincular su Plan Personal de Acción con las actividades que se llevarán a cabo.
19

CEDEPO (1996) Técnicas participativas para la educación populary Scouts de Argentina (2000) Ese maldito diagnóstico

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

32
Luego de que los jóvenes han expresado su decisión sobre las actividades que desean desarrollar durante el ciclo, corresponde organizar esas actividades en un calendario, que comprenda tanto los encuentros semanales habituales, como los campamentos y otras actividades que será necesario realizar. Ésta es una fase que supone una cierta habilidad para ensamblar con armonía diferentes actividades, de distinta duración, en un atractivo calendario que resuelva las variables de tiempo y recursos disponibles. Como es obvio, la organización de las actividades debe efectuarse antes de iniciar la ejecución de cualquiera de ellas, pero en cuanto al diseño y a la preparación, en esta fase sólo será necesario hacerlo respecto de las actividades que se realizan al inicio del ciclo. Las que continúan más adelante se pueden diseñar y preparar a medida que se aproxima la fecha en que se realizarán, en unos casos con más anticipación que otros. La integración dinámica de estas actividades la produce la Asamblea o si lo considera más conveniente el Consejo de Comunidad. Una vez terminado el calendario de actividades se somete formalmente a la Asamblea de Comunidad. Después que ésta lo aprueba, se inicia de inmediato su desarrollo.

Veamos algunas situaciones posibles:

Cuando existe un Proyecto Rover de toda la Comunidad, el equipo de dirigentes debiera prestar especial atención a que: ... las necesidades personales de crecimiento de cada uno de los miembros de la Sección sean satisfechas por las actividades que esta propone. ... se clarifiquen las misiones y tareas que desempeñarán los equipos que para tal fin se organicen. ... en la Asamblea se propongan actividades extra-proyecto, de manera tal que la vida de grupo sea rica en actividades atractivas para todos los miembros de la unidad. ... se calendarice contemplando las acciones propias del Proyecto Rover central y las actividades extra-proyecto (campamentos, ceremonias, actividades distritales, zonales y nacionales, etc.)

Cuando existan diversos Proyectos Rovers cada uno llevado a cabo por un equipo, el equipo de dirigentes debiera prestar especial atención a que: ... en la Asamblea se propongan actividades extra-proyecto, de manera tal que la vida de grupo sea rica en actividades atractivas para todos los miembros de la unidad. ... estas actividades extra-proyecto sean realizas por toda la Comunidad Rover, de manera tal que sean un espacio de encuentro de todos los jóvenes miembros de la

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

33
Comunidad y el equipo de dirigentes, enriqueciendo y dando sentido a Grupo. la vida de

… todos los miembros de la Comunidad Rover estén involucrados en algún proyecto. Es usual que los proyectos rovers de equipo tengan una duración diferente cada uno, por lo cual hay que prestar especial atención al momento de realizar la calendarizacion.

Cuando existan solamente actividades extra-proyecto En este caso, la Comunidad Rover no está realizando ninguna actividad caracterizada como Proyecto Rover. Esto puede suceder por múltiples causas: el grupo humano se encuentra en conformación, se sale de un proyecto rover de comunidad o varios proyectos por equipos que demandaron mucha energía y esfuerzo, la situación personal de cada miembro de la Comunidad Rover. El Equipo de dirigentes debe evaluar si en la animación de la Comunidad Rover es necesario un tiempo de lanzamiento de proyectos20. Una vez terminado el calendario de actividades se somete formalmente a la Asamblea de Comunidad. Después que ésta lo aprueba, se inicia de inmediato su desarrollo.

Ejecución y evaluación de las actividades y seguimiento de la progresión personal Esta es la fase que comprende la mayor parte del tiempo disponible en un Ciclo de Programa y así es como debe ser, ya que se trata de lo que más atrae a los jóvenes: hacer cosas y de lo que más interesa a los dirigentes: contribuir a que los jóvenes aprendan y crezcan a través de las cosas que hacen. En las fases anteriores hemos ocupado con calma un cierto tiempo en tomar decisiones y organizarnos, pero en esta, la más extensa, entramos rápidamente en acción ¡haciendo las cosas que hemos decidido hacer! En esta fase hay que distinguir entre: ejecución y evaluación de actividades y seguimiento de la progresión personal. Las actividades se entrelazan y ensamblan unas con otras como las piezas de un rompecabezas de variadas formas y colores, que aisladas es poco lo que parecen, pero que en su conjunto revelan la imagen que entre todas forman y que no sería la misma si alguna de estas piezas faltara. Las actividades se evalúan, tanto por las/los jóvenes como por los dirigentes, durante su desarrollo, a su término e incluso un tiempo después.
20

Ver el capítulo “El Proyecto Rover”

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

34
Es cuanto a la evaluación de las actividades es reconocida la importancia de observar detenidamente la evaluación de los procesos. En el caso de un Comunidad Rover, será de la misma importancia la evaluación de los resultados. Por el compromiso asumido para con personas externas a la Comunidad Rover, al Grupo Scout o al Movimiento Scout, como así también a sus implicancias educativas, algunas actividades o proyectos son relevantes no sólo como procesos, sino importantes en sí mismos, en cuanto a los resultados obtenidos, más allá del cumplimiento de la responsabilidad por cada uno asumida. Estos aspectos pueden llegar a ser de fundamental importancia en algunos casos, ya que en la evaluación de los resultados pueden llegar a aparecer nuevamente las “carencias o necesidades de cambio” detectadas por los dirigentes en su diagnóstico, que no fueron reconocidas, aceptadas o ‘sentidas’ por los miembros de la Comunidad Rover. Las evaluaciones generales, deben ser hechas en Asamblea, siendo conveniente que las particulares sean realizadas por cada uno de los equipos y presentadas sus conclusiones en la Asamblea. B) La situación con la progresión personal es diferente. Durante toda esta fase los dirigentes, mientras comparten naturalmente con los jóvenes, observan la manera en que ellos se aproximan al logro de los objetivos de sus PPA, pero las conclusiones de esta evaluación se obtienen al finalizar el período establecido en el PPA de cada joven, ya que sus necesidades e inquietudes deben necesariamente ser personalizados y remitirse a cada uno de ellos.

Es importante la evaluación: a) del dirigente con cada joven, y b) la evaluación que hacen sus pares, los otros jóvenes. Exige un ejercicio de memoria el conversar y acordar con cada joven los logros obtenidos, ya que se deberá tener presente y dialogar a partir de los objetivos inicialmente planteados y la forma en que se desarrollaron y/o alcanzaron. La opinión de sus pares será muy importante para que el joven tenga una respuesta tipo ‘espejo’ de sus acciones y actitudes, ante quienes no puede disimular, impostar, o ‘actuar’. Creemos que, en principio, en las consideraciones de un dirigente ninguna de estas dos evaluaciones estará por encima de la otra, sino que serán complementarias entre sí. Pero no debemos olvidar el carácter personalizado de la progresión, que definirá en cada caso concreto y particular, la mejor conducta a seguir. En cualquier circunstancia, para celebrar lo realizado, al finalizar el Ciclo de Programa siempre habrá una fiesta.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

35

Capítulo 5 El Proyecto Rover, otra mirada de la realidad

Para quienes alguna vez un juego los invitó a ser payasos o magos en un circo, un proyecto de patrulla los desafió a explorar un pequeño poblado cercano al campamento anual o, ya en la Comunidad de Caminantes, una empresa memorable los convirtió en directores de cine para filmar la historia de nuestro grupo... Hoy el proyecto Rover apela una vez más a la imaginación. En él, la realidad se transforma en el espacio del juego, inmenso, cambiante, rico en posibilidades y a la vez desafiante por lo complejo. El proyecto rover es el encuentro con el otro, es la rebeldía al servicio de la creación, de la construcción de una realidad alternativa, más humana, más ética. El proyecto rover es testimonio, es discurso en acción, es compromiso...

Elementos del proyecto en la rama rovers ACCION
La acción en el proyecto es básicamente compromiso. No es ponerse a hablar de un posible mundo mejor, sino contribuir efectivamente en la construcción de un mundo más acogedor para todos. A partir del lugar donde vive, su familia, su Grupo, la Universidad, el barrio, en forma creciente y no utópica. El mundo es el aquí y el ahora. Este es el punto de vista del marco simbólico: compromiso y solidaridad en la práctica.

Desde el punto de vista de la progresión personal, no es solamente reflexionar sobre su crecimiento personal, sino es hacerse responsables por su propia educación, identificando en los proyectos en los cuales participa, aquellos aprendizajes que ha adquirido. Darse cuenta de su forma de aprender y de lo que sabe.
En el Proyecto rover todos son protagonistas en la transformación de sus vidas, y de sus comunidades. Aquí no hay espectadores.

Desde el punto de vista de los órganos de gobierno de la Rama, el Proyecto es acción en la medida que son los jóvenes quiénes lo sueñan, proponen, planifican, gestionan, realizan y evalúan. En un estilo democrático con la plena participación y el compromiso de todos.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

36

ASOCIACION
“Una persona... Poseedora de una estabilidad emocional que le permita afectarse en relaciones significativas.”21 El proyecto implica acción junto a otros. En las ramas anteriores los niños y jóvenes forman sus seisenas, patrullas y equipos con jóvenes de su misma sección, todos pertenecientes al Movimiento Scout. En la Rama Rover los jóvenes pueden y deben hacer equipos con personas que no forman parte del movimiento scout . Esto es un salto cualitativo en relación con las propuestas educativas de las ramas precedentes. Reunidos en torno a un Proyecto que se vive con otros y se dirige hacia otros. El proyecto es la tarea que nuclea a las personas en pequeños grupos denominados equipos. Los otros pueden ser los demás rovers, jóvenes no pertenecientes al Movimiento, personas de otras organizaciones, amigos, compañeros de estudio, de trabajo. El proyecto es una experiencia fuerte de inserción en la realidad social adulta,. Aquí la gente, mi prójimo, el vecino, los otros, son personas de carne y hueso, son dolor y alegría, son entusiasmo y agotamiento, son miradas, son compañeros de ruta de los rovers. La Rama Rover propone la entrada al mundo adulto, por lo tanto en su programa educativo tiene en cuenta el trabajo efectivo con personas que no forman parte del movimiento scout.

ROLES
“Una persona... Libre y responsable, capaz de tomar decisiones éticas.” El buen desempeño crecimiento personal. de roles implica oportunidades de aprendizaje y

Las distintas tareas del proyecto demandan adoptar roles de cuyas responsabilidades y buen desempeño depende en gran parte el éxito del mismo. Cada uno de los integrantes del equipo debe tener muy en claro el rol que desempeñará y que cosas se esperan de él o ella. El ejercicio de roles dentro del Proyecto rover, es un importante entrenamiento para los futuros roles del mundo adulto. El desempeño de roles ayuda a experimentar distintas formas de ser y de hacer en el mundo. De esta forma, los jóvenes tienen la posibilidad de hacer de actor, carpintera,
21

Scouts de Argentina (1995) Proyecto Educativo.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

37
puericultor, delegado, etc. De esta forma se lo ofrece a los jóvenes la posibilidad de ir descubriendo y de ensayar sus habilidades, aptitudes para el desarrollo futuro de su vocación. El desempeño de al menos un rol en el proyecto rover nos da la posibilidad de una autocrítica constructiva en el ejercicio del mismo, la evaluación parte siempre de la acción y se somete a los valores propuestos en la promesa, la ley y la carta. El Equipo de Dirigentes debe asegurarse que cada joven tenga en claro su rol con relación al proyecto en el cual está actuando.

IMAGINACION
“Una persona... Consciente de su vocación. Capaz de formular juicios críticos y de hallar respuestas válidas, sin dejar de reconocer sus propias limitaciones, al menos por el momento.” La imaginación es lo que les permite resolver situaciones problemáticas, aquella que impulsa a superar las dificultades, con propuestas alternativas. La imaginación como generadora de respuestas creativas y adecuadas a los desafíos que nos plantea la compleja realidad del mundo adulto. La imaginación nos acerca a la realidad, no es una forma de evadirla, sino que nos mueve a pensar que otra realidad es posible. Es una posibilidad de prever los cambios que esperamos producir. Implica una anticipación de la acción. En un mundo que parece haber perdido las esperanzas y los sueños la propuesta rover incentiva a los jóvenes a soñar, a dar rienda suelta a su imaginación, pero también acompaña a los jóvenes para no quedarse allí sino que puedan concretar sus sueños en proyectos de servicio. El proyecto implica ver, prever y organizar. Es esperanza puesta en acción. Es acción que nace de un sueño, de una esperanza. El equipo de Dirigentes debe animar a los jóvenes a plantear sus sueños y acompañarlos en la realización de los mismos.

REGLAS
“Una persona... Comprometida con su escala de valores dando testimonio en su estilo de vida, de su Promesa y Ley.”

Las reglas del juego que se inspiran en los Principios del Movimiento Scout. Las Reglas del juego que nos aportan la Promesa y la Ley. Que elegimos libre y voluntariamente, que ayudan a los jóvenes en el largo camino de su autonomía de pensamiento

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

38
Las reglas de juego que se recrean en la Carta de la Comunidad. Reglas del juego Scout que no son para guardar o mantener en secreto, sino para ser vividas, para dar testimonio de nuestro compromiso. ¿De qué sirve una Carta de Comunidad si no mueve a los jóvenes a la acción comprometida y solidaria, al crecimiento personal y comunitario, a comunicar a los jóvenes, a las personas en general, los sueños, desafíos y compromisos de esta Comunidad Rover? El Proyecto Rover es parte fundamental de ese testimonio.

UN AMBIENTE
“Una persona... Identificada con las raíces de su comunidad.”

Los contextos son “lugares con texto”, sitios que al ser observados detenidamente tienen mensajes para ser decodificados. Debemos aprender a observar, a mirar de otra forma los lugares por los cuales transitamos. El proyecto se realiza en un lugar, un contexto que los jóvenes descubren, conocen, caminan, habitan. Esto puede ser la comunidad, el barrio o ir más allá: el país, el mundo... En todo caso y como veremos más adelante, ese ambiente es la realidad social más amplia. El proyecto rover es una actividad de puertas hacia fuera del Grupo Scout.

Características del proyecto rover El proyecto Rover se caracteriza por: SERVICIO ABIERTO AL MUNDO PROGRESION PERSONAL

a) SERVICIO, una tarea de participación comunitaria Una persona... Capaz de ver más allá de sus intereses particulares, y de cooperar solidariamente para el bien común.”

El proyecto Rover es útil, es la contribución de los jóvenes en la construcción de un mundo mejor, más humano, más acogedor para todos.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

39
Por esto, el equipo, la Comunidad Rover debe preguntarse si el proyecto responde a una necesidad real. Es el testimonio de la acción desinteresada, el proyecto Rover es la culminación de toda una propuesta basada en el servicio al prójimo: de la buena acción de los lobatos y lobeznas al compromiso solidario de los rovers.

b) ABIERTO AL MUNDO, un encuentro con otras personas y realidades “Una persona... Con una actitud positiva que le permita trabajar con felicidad por el propio progreso y el de los demás.”

El proyecto Rover es una acción de servicio abierta al mundo y por lo tanto realizado junto a otros. Todo proyecto Rover se realiza junto a personas u organizaciones que denominaremos partenaires o socios. Por partenaires entendemos a toda persona, asociación u organización junto a las cuales el proyecto será elaborado, realizado y evaluado; el partenaire trabaja codo a codo con el o los equipos. Los partenaires pueden ser, por ejemplo: nuestros amigos, la asociación scout nacional o de otro país, la cooperadora de una escuela, un grupo de iglesia, filiales de la Cruz Roja. Los partenaires no son patrocinantes o sponsors de nuestro proyecto, sino socios que trabajan junto a nosotros por el éxito del proyecto.

c) PROGRESION PERSONAL, desarrollarnos como personas “Una persona... Capaz de reconocer y utilizar sus capacidades para alcanzar las metas que se plantea.”

El proyecto Rover permite a cada uno de los jóvenes el aprendizaje de habilidades, conocimientos y actitudes. Debe brindar a cada Rover la posibilidad de un crecimiento y desarrollo personal. El ejercicio de un rol por parte de los jóvenes permite este crecimiento y desarrollo personal, pone al joven en situación. Este desarrollo se expresa, en aprendizajes que para mejor comprensión, describimos en tres áreas: Habilidades o saber hacer

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

40
Revelar fotos, realizar una instalación eléctrica, pintar, manejar un vehículo, filmar un vídeo, son ejemplos de aprendizajes de procedimientos o habilidades. Conocimientos o saber Analizar la realidad socioeconómica de la región en donde vivimos, informarse sobre la problemática de situaciones contemporáneas (sectas, adicciones, violencia, desempleo, analfabetismo, exclusión social), conocer el proceso de filmación y edición de un vídeo, conocer las técnicas de animación de grupos de chicos, planificar una acción comunitaria; estos y otros más son ejemplos de conocimientos que los jóvenes pueden adquirir mediante el trabajo con proyectos Rover. Actitudes o saber ser Respetar las opiniones de los otros, dar testimonio de sus ideales en sus acciones, responsabilizarse por los compromisos contraídos. Son sin duda los aprendizajes más valiosos que la propuesta Rover brinda a los jóvenes. La finalización de cada proyecto debe aportar una nueva mirada de la realidad, pues la justicia, la libertad, la igualdad, la solidaridad son valores que se adquieren mediante la reflexión a partir de la acción que nos brinda el proyecto.

Etapas en el proyecto rover
1) Gestación Es el momento cuando, un/a Rover o un grupo de Rovers busca un proyecto para presentar en la Asamblea siguiente. Este es el tiempo en el cual una “idea” se va transformando en un proyecto Comenzará entonces un periodo en el cual se realizarán las investigaciones necesarias, se contactará a los futuros partenaires o socios del proyecto, analizará materiales, costos, técnicas a utilizar, en síntesis, una verdadera “descubierta” del proyecto. Los siguientes interrogantes pueden ayudar a clarificar el trabajo de este tiempo: Servicio: ¿el proyecto responde a una necesidad real?, ¿a quién vamos a servir con este proyecto?. Abierto al mundo: ¿es el proyecto una acción abierta a la comunidad (la parroquia, el barrio, el mundo, etc.)? ¿con quiénes vamos a realizar el proyecto (partenaires/ socios)?. Campos de acción: ¿en qué campo de acción se sitúa el proyecto?. El sentido de esto no es el ubicar de forma rígida el proyecto en un campo de acción, pues en muchos casos un proyecto puede clasificarse en más de un campo. El objeto es clarificar el

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

41
sentido que le damos al proyecto , poner un énfasis especial a la acción que vamos a emprender.22 Adelanto Personal: el proyecto ofrece oportunidades para desarrollar nuevas habilidades, conocimientos y actitudes? 2) Presentación, aprobación y adhesión en Asamblea Cada Rover o grupo de Rovers que tiene un proyecto para presentar al resto de la Comunidad Rover, lo hace en una Asamblea. La presentación deberá ser preparada, intentando en el momento de la exposición, mostrar lo más claramente posible: de qué se trata el proyecto, por qué es necesario realizarlo, con que personas e instituciones externas a la Comunidad Rover se puede contar. Esta exposición tiene por objeto invitar a otros jóvenes a integrar un equipo para llevar adelante el proyecto. El resto de la Comunidad Rover enriquecerá este proyecto con sugerencias, aportes y observaciones. Por último, la Comunidad Rover avalará o aprobará el proyecto de acuerdo a si cumple o no con las características de un proyecto Rover. Cuando todos los integrantes de una Comunidad Rover adhieren a un solo proyecto, esto se convierte en un proyecto de Comunidad. El Equipo de Dirigentes se asegurará que se conformen diferentes equipos para llevar adelante las distintas tareas que seguramente demandarán la planificación y realización del proyecto Rover. Que el proyecto sea de la Comunidad Rover, no quiere decir que no se conformarán equipos para llevar adelante las diversas tareas que demandan un proyecto en serio. Dentro de cada equipo además, deben quedar bien aclarados los roles, al igual como si se tratase de un proyecto de equipo. Cuando por el contrario, se organicen varios equipos, cada uno con un proyecto, el Equipo de Dirigentes deberá ejercer una supervisión educativa adecuada y oportuna a cada uno de los mismos. Varias propuestas de proyectos, que guarden cierta similitud, pueden unirse en un solo proyecto de manera tal de ser realizado por un sólo equipo o por la Comunidad Rover. Pero sobre este punto es necesario señalar que no es recomendable caer en la tentación de hacer una “bolsa” de proyectos, con la idea de que la Comunidad Rover es capaz de realizarlos a todos. Cuando un joven o un grupo de jóvenes plantean un proyecto, desean realizarlo ya!, y la Comunidad Rover no debiera demorarlos o “desviarlos” de sus objetivos.
22

Los campos de acción son orientaciones para ayudar a los rovers a plantear proyectos. La denominación de los mismos nos indica un sentido, un fuerte énfasis en los valores que animan las acciones de los jóvenes en la Rama Rover, son nada más que sugerencias, disparadores para la acción.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

42
Sobre esto deseamos ser lo más claro posible: no existe equipo sin proyecto, el equipo es consecuencia de un proyecto.

3) Organización Los jóvenes que se asociaron para llevar a cabo el proyecto, conforman un equipo. Uno de los puntos más delicados en la preparación y realización de un proyecto es el aspecto de la planificación detallada del mismo. Este no es un paso meramente burocrático, y por lo tanto no debe ser “cumplido” como un deber, sino que merece un esfuerzo y dedicación especial. En la medida que los proyectos vayan haciéndose de mayor envergadura, la cuidadosa planificación de los mismos irá adquiriendo mayor importancia, a la vez que los jóvenes se vuelven más diestros. En esta etapa se establecerán los contactos definitivos con nuestros partenaires/socios. A partir de aquí el equipo trabajará codo a codo con ellos.23 Por ejemplo, las tareas pueden ser el financiamiento, transporte, intendencia, administración, relaciones del equipo con el equipo de coordinadores, animación espiritual, fotos y relatos del proyecto, etc. La lista seguramente será extensa, pero no debe detenerse en pequeñas acciones sino en tareas generales a las que se les asignará un responsable. Es de suma importancia que los roles dentro del equipo estén claramente definidos, cada uno de los miembros que integran el equipo debe desempeñar al menos un rol que sea capaz de asumir. La distribución de los roles se hace dentro del equipo y para esto debe tenerse en cuenta cuestiones tales como: la disponibilidad en tiempo de los jóvenes, sus gustos y aptitudes, su plan personal de acción.

4) Realización Es el momento central del proyecto, el más importante, el cual se soñó alguna vez, por el cual se trabajó mucho tiempo antes. En la medida que los pasos previos hayan sido bien dados, la etapa de realización se desarrollará con mayor normalidad, esto quiere decir con la menor cantidad de imprevistos posibles. La duración de la etapa de realización variará de acuerdo al tipo de proyecto Rover, no es lo mismo un proyecto de animación deportiva en una sociedad de fomento, que un relevamiento de necesidades del barrio, que el rodaje y proyección de un vídeo sobre la discriminación, que el arreglo de una sala de primeros auxilios. Y esto es importante

23

Recordemos que una de las características esenciales al proyecto rover es que es abierto al mundo.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

43
tenerlo en cuenta pues cuanto más larga sea la fase de realización, mayor desgaste, tiempo y esfuerzo demandará. Por esto recomendamos la regular reunión del equipo en esta etapa a los efectos de evaluar el avance del proyecto, los objetivos, la relación con los partenaires/socios, la vida del equipo, la relación entre sus integrantes. El Equipo de Dirigentes, la Asamblea y el Consejo de Comunidad, si lo hubiera, se ofrecerán también como instancias de evaluación intermedias, a los efectos de reorientar a los jóvenes durante la marcha del proyecto.

La evaluación debe ser una práctica constante, durante todo el proyecto.

5) Evaluación “Un persona... Con capacidad de reflexión, de interioridad, de cuestionamiento. Capaz de tolerar sus propias frustraciones.” Si bien, como ya lo afirmamos, la evaluación debe ser constante durante la marcha del proyecto rover, existe una evaluación final, de cierre. Para realizar la tarea de evaluación se debemos definir muy bien aspectos tales como: ¿Que se evalúa? (cual es el objeto a ser evaluado) ¿Cuáles con los criterios de evaluación? ¿En base a qué datos? (¿de que información disponemos?) ¿Qué juicio merece? (un juicio de valor: bueno , malo, participativo) ¿Qué hacer en consecuencia? (que decisiones vamos a tomar en base a la evaluación realizada)

Los aspectos a evaluar en un proyecto son múltiples: ¿Los objetivos de los proyectos fueron alcanzados? ¿Se ha presentado balance financiero? ¿Cada Rover ha desempeñado un rol dentro del equipo? ¿Cómo ha sido el desempeño de ese rol? ¿Las tareas asignadas a cada uno han sido realizadas adecuadamente? ¿El proyecto le ha brindado a cada uno y oportunidades de aprendizaje en la dirección de progresión personal? ¿Qué problemas de relación se presentaron dentro del equipo? ¿Cómo se resolvieron los problemas de relación dentro del equipo? ¿Cómo fueron las relaciones con los partenaires/socios? ¿Cómo fue la vivencia de cada uno en relación con la Promesa, la Ley y la Carta durante el proyecto? La primera evaluación la realiza el equipo, luego ésta puede ser hecha o compartida con la Asamblea y los partenaires/socios.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

44
No olvidemos que si bien esta es la evaluación del proyecto rover o sea la actividad, nos debemos aún una evaluación de la progresión personal de cada joven con relación a las acciones realizadas por el/ella en el proyecto.

6) Fiesta “Una persona... Que posea un sano sentido del humor. Sensible y valorizadora de lo estético.” El equipo, la Comunidad Rover y sus amigos festejan la finalización del proyecto Rover. La fiesta puede tener variadas modalidades: una noche compartida con todas las personas que colaboraron en el proyecto, las autoridades del Grupo Scout, nuestra familia y amigos; la proyección de un vídeo sobre el trabajo realizado, o una exposición de fotos, algo para comer y beber... La fiesta debe ser bien preparada, las invitaciones, la elección del lugar, las palabras para la bienvenida. Lo importante no es la magnitud de la fiesta, sino el brindarse un momento para la alegría por la labor cumplida.

La animación de la vida de la comunidad rover a través del proyecto
El trabajo de animación del equipo de dirigentes de un Comunidad Rover, con relación a los proyectos, variará considerando el grado de madurez para la tarea del grupo, para ampliar este concepto los invitamos a leer el documento denominado "P.N.P (... y perdona nuestros proyectos...)". “ Mire, en realidad las secciones y sus proyectos sufren tres etapas en su vida. La primera etapa es cuando las secciones son incapaces de hacer ningún tipo de proyecto. Sea porque Ud. Es nuevo como dirigente o porque la mayoría de los pibes y pibas acaban de entrar, lo más probable es que a nadie le importen tres mangos lo de los proyectos. Y es bueno que así sea. Los pibes y pibas (y no importa si son Lobatos/Lobeznas o rovers) lo que quieren al principio es encontrarse, amigarse, y empezar a aprender como pasarla bien juntos. Así que déjese de jorobar, súmese a la fiesta y trate de orientar esta etapa de formación del grupo. La segunda etapa comienza cuando su sección tiene mas o menos tres meses y los pibes están podridos de hacer siempre más o menos lo mismo (o sea, la vieja rutina de charlas – juegos – “prácticas”). Esta es la hora de que empiece a pensar en lanzar los primeros proyectos. Ahora , lo que a Ud. nunca le han dicho y es importante que entienda es que en esta etapa el hacer un proyecto es un fin en si mismo. O sea, los pibes y pibas toman al proyecto como un experimento de aprendizaje, en donde es más importante el “hacer algo” que el “lograr un objetivo concreto”. Lo más probable es que las ideas de los pibes en este período sean francamente áridas:

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

45
“arreglar el local”, “pintar cordones de veredas del barrio”, “un concurso de barriletes para los pibes de una escuela del barrio”, etc., etc. Y esta bien que así sea. Tenga en cuenta que lo que Ud. y el grupo necesitan es jugar a que hacen proyectos y es mejor comenzar con algo sencillo. Durante esta etapa, el grupo se enfoca en aprender “como se hacen los proyectos”. Los pibes, pibas y Ud. aprenden a generar propuestas, a investigar, a planear sus actividades, a reunirse en pequeños grupos para pensar y actuar, a evaluar lo que hacen. Aprender a hacer todo esto es muy complicado en sí mismo así que no haga las cosas más difíciles embarcándose en proyectos ambiciosos como “armar un ultraliviano y aprender a volarlo”. La tercera etapa comienza cuando Ud. y su grupo tienen más o menos dos proyectos encima, lo que suele coincidir con el primer cumpleaños desde que se formó el nuevo grupo. Esta es la etapa de la que habla todo el mundo en los cursos y documentos24, la etapa en que el proyecto es un medio del grupo para lograr cosas. . .”

Algunas técnicas para la animación de proyectos rovers
¿Qué pasa con Comunidades Rovers que no estaban acostumbrados a Trabajar en este estilo de animación? ¿Cómo comenzar, por donde empezar? Les presentamos a continuación algunos elementos para la animación de grupos humanos que comienzan a trabajar en la dinámica del proyecto rover.

Asamblea para el lanzamiento de proyectos Cuando la Comunidad Rover no está realizando proyectos, ya sea porque es nueva, porque comienza el año y todos los proyectos anteriores han terminado o quizás porque “no está acostumbrada a ello”, conviene realizar una Asamblea para el lanzamiento del tiempo de proyectos. La Asamblea decide que la Comunidad Rover inicia un tiempo en el cual los integrantes buscarán proyectos para proponer en la Asamblea siguiente. En esta primer Asamblea se fija el tiempo que durará esta etapa, la misma debe ser enriquecida por actividades como descubiertas, mercado de proyectos, paneles y contactos con los futuros partenaires o socios de los proyectos, como así también una gran publicidad de los proyectos a los cuales los Rovers invitan a asociarse para llevarlos a cabo. En las Comunidades Rover nuevas, el Equipo de Dirigentes adoptará en esta etapa, un rol de mayor protagonismo, proponiendo proyectos rover, asesorando sobre la forma de presentarlos exitosamente, invitando a representantes de organizaciones comunitarias a exponer sobre sus actividades, informándose sobre los convenios que la Asociación tiene con otras entidades, visitando Asambleas de otras Comunidades Rovers.
24

Como este que está leyendo!

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

46
Es un tiempo eminentemente de gestación de proyectos, de intercambio de ideas, de sueños y esperanzas.

El Mercado de Proyectos Es una técnica muy interesante, especialmente en grupos que comienzan a trabajar en la dinámica del proyecto. Básicamente se trata de una exposición de ideas de proyectos, que todos hacen para todos. Se necesita un salón y algunos materiales como marcadores, tijeras, revistas viejas, adhesivo, papel afiche, etc. La consigna es simple, se le solicitará a los participantes que, en forma individual o en pequeños grupos presenten una idea para la realización de un proyecto, algo así como que ponga sus sueños en un papel. Seguidamente todas las ideas de proyectos se expondrán en una habitación, distribuidos de manera tal que todos vean los papeles de todos. Los participantes recorren el lugar y pueden requerir mayor información a los autores de las ideas que se hallan allí presente. El mercado de proyectos no tiene otro fin, que el de enriquecer, variar y tener ideas de proyectos a disposición de los miembros de la Comunidad Rover. Panel de expertos Se trata de invitar a algunas personas que bien pueden estar involucradas en distintas actividades comunitarias (responsable de comedores infantiles, alfabetizadores, animadores comunitarios) para que en un panel expongan a los jóvenes de la Comunidad Rover sobre sus tareas Seguidamente pueden compartir un café con los rovers quienes pueden preguntarles sobre aspectos que más les interese, interiorizarse sobre las actividades, establecer algún vinculo para un futuro proyecto en conjunto. El Equipo de Dirigentes es responsable de establecer una buena comunicación con estas personas e informarles sobre el objetivo del encuentro. En la actualidad varias publicaciones, como algunos diarios, tienen secciones dedicadas a las personas e instituciones que realizan acciones solidarias, en las que se puede obtener información para establecer contactos.

Excursión al mundo Esta forma de animación es similar al Panel de expertos, con la diferencia que en lugar de que los expertos vengan a contarnos lo que hacen, sean los rovers quienes van hacia el lugar en el cual esta gente trabaja.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

47
Consiste en que el equipo de dirigentes establezca contacto con diversas organizaciones o personas que trabajen con la comunidad, para coordinar cuándo poder hacerles una visita. Realizados los contactos se arma un itinerario que abarque varias organizaciones y en la fecha designada se propone a la Comunidad Rover una excursión al mundo. Finalizado el recorrido se puede realizar una reunión para ampliar algunos datos sobre aspectos que vieron, con estadísticas, etc. Puede seguir una reflexión sobre las distintas problemáticas con las que tuvieron contacto y posibles proyectos.

La descubierta La descubierta es una técnica de animación centrada en la investigación en un tema de interés para los jóvenes y la producción de un material para su posterior presentación. Las descubiertas pueden servir para “disparar” ideas de futuros proyectos rovers.

Los temas de las descubiertas Son definidos a partir del interés de los propios jóvenes. La actualidad puede ser a menudo materia de investigación y de reflexión: problemas sociales, económicos, políticos, religiosos, culturales. Cuestiones morales o espirituales. Futuro laboral y profesional, medio ambiente, tecnología, orientación vocacional, temas internacionales. Una descubierta, un equipo. Las descubiertas se realizan en equipo. El producto de la investigación es siempre un informe para compartir y reflexionar. Esto puede ser un vídeo, un panel de fotografías, diapositivas. Este producto se muestra en una velada de presentación. La Velada de descubierta Es el momento en el cual el producto de la investigación “se presenta en sociedad”. Esto puede suceder una noche en la cual se reúne toda la Comunidad Rover y se puede invitar a amigos, otros jóvenes interesados en la temática que se va a presentar, personas que nos ayudaron a realizar la descubierta. Es además, una excelente oportunidad para que los jóvenes inviten amigos/as a una actividad propia de la rama. También se puede invitar a un especialista en algún tema que se va a presentar, en el caso que sea más de uno. La velada de presentación de la descubierta es un tiempo de compartir experiencias, reflexión y de encuentro.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

48
Puede suceder que un mismo tema motive más de una descubierta, o que la Comunidad Rover se encuentre abocadas a mas de una descubierta sobre temas diferentes. En ambos casos se deberá coordinar muy bien la velada de presentación para que las mismas no sean muy extensas o confusas. Al respecto recomendamos un tema por velada.

Preparación de la velada de presentación de descubiertas La velada de presentación debe ser planificada, a continuación una serie de preguntas que nos ayudarán para la organización de las mismas.

¿Fecha, hora y lugar para la velada? ¿El lugar que disponemos es el adecuado? ¿Qué duración tendrá? ¿A quiénes invitaremos? ¿Invitaremos a algún experto sobre el tema investigado? ¿Qué se espera que haga? ¿Por qué medio realizaremos las invitaciones? ¿Habrá un tema central o más de uno? ¿Se realizará una presentación por cada tema o más de una? ¿Por qué medios se presentará la descubierta? (Vídeo, fotografías, dispositivas, otros.) ¿Disponemos de todos los elementos necesarios? (sillas, mesas, vídeo, otros.) ¿Habrá algo para comer o beber? Algunos puntos críticos a tener en cuenta en la animación de proyectos rovers Proyectos rover y partenaires o socios Jamás solos!!!, Esa es la consigna que el equipo de dirigentes debe transmitir a los jóvenes que se aprestan a elegir un proyecto para lanzarse a la acción. Como ya lo afirmamos una de las características del proyecto en la etapa rover es el de ser abierto al mundo, se gesta junto a otro, se realiza, evalúa y festeja junto a otros. El equipo, la Comunidad Rover no tiene que caer en la tentación de “resolver” los proyectos sin la participación de socios o partenaires. El equipo de dirigentes deberá señalar esta actitud, orientando la acción hacia el trabajo en conjunto con personas externas a la Sección. Una forma de alentar la acción conjunta con socios o partenaires es invitando a personas e instituciones de la comunidad que trabajan en temas de interés común, a exponer sobre su labor en reuniones, asambleas, asambleas de lanzamiento, mercados de proyectos, descubiertas. Proyectos Rovers y Asamblea En el Comunidad Rover pueden existir muchos proyectos en marcha, cada uno atravesando distintas etapas. Puede haber proyectos gestándose, proyectos organizándose, proyectos realizándose y evaluándose, puede haber proyectos

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

49
festejándose, y posiblemente habrá Rovers ansiosos por empezar un nuevo proyecto (o, no) Para darle lugar a cada uno de los proyectos, y ofrecer el espacio propicio para que se desarrollen, el Equipo de Dirigentes debe velar para que se realicen Asambleas periódicamente. En estas Asambleas debiéramos asegurarnos que existan los siguientes tiempos: Un tiempo de lanzamiento de proyectos (Cuando el equipo de dirigentes y/o la Comunidad Rover lo considera necesario). Un tiempo de presentación, aprobación y adhesión de proyectos. Un tiempo de supervisión de proyectos (además del Consejo de Comunidad como espacio para el seguimiento de cada uno de los proyectos, en Comunidades Rovers pequeñas la Asamblea puede ser otro espacio para informarnos sobre la marcha de los proyectos.). Un tiempo de evaluación de proyectos (posterior a la que se realiza en el equipo).

Proyectos Rovers y Consejo de Comunidad El Consejo de Comunidad es el espacio de seguimiento de la marcha de cada proyecto por parte del equipo de dirigentes. Aquí los representantes de cada equipo informan sobre el desarrollo de cada uno de los proyectos a los efectos de recibir supervisión adecuada y oportuna. Es un organismo especialmente útil en las Comunidades Rover numerosas y muy activas. Cuando la Comunidad Rover realice toda junta un mismo proyecto, el Consejo de Comunidad es el ámbito en el cual se determinaran las distintas tareas que llevará adelante cada uno de los equipos que se conformen a partir de las mismas. Es también un espacio de capacitación sobre la gestión, el trabajo en equipo, el planeamiento y la resolución de conflictos. El Consejo de Comunidad es otro ámbito de reflexión sobre los valores que nos propone la Ley, la Promesa y la Carta a partir de las vivencias y acciones de los miembros de este organismo.

Las actividades extra-proyecto Son aquellas actividades que la Comunidad Rover realiza más allá de su trabajo en proyecto rovers. Tienen como función enriquecer la vida de grupo de la Comunidad Rover brindando otras oportunidades de aprendizaje, a partir de las necesidades, gustos e intereses de los miembros de cada Comunidad. En relación con el proyecto rover, estas actividades equilibran la vida de la Comunidad. Por ejemplo, en Comunidades Rover que se encuentran realizando solamente

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

50
proyectos de equipos, las actividades extra-proyecto deben servir de punto de encuentro de todo el grupo humano.

Proyecto rover y progresión personal
Una persona... Deseosa de crecer y hacerse “más y mejor”, capaz de animar el cambio personal y comunitario.”

Existe una intima relación entre la dinámica del proyecto y la progresión personal de los jóvenes. Pues a través de las acciones que plantea el proyecto el/la joven podrá realizar aprendizajes significativos para su crecimiento. Muchas de las metas planteadas en los planes personales de acción, pueden llevadas a la práctica mediante la participación en proyectos rover. ser

No debemos disociar la progresión personal de las actividades que los jóvenes realizan tanto dentro como fuera de la Comunidad Rover, menos aún plantearla como una actividad puramente personal, divorciada de la las acciones que los rovers puedan emprender con otros. No crecemos sino con otros, junto a otros.

El proyecto rover es aprendizaje por la acción En el proyecto rover, los valores que “proclamamos” como Movimiento se vuelven concretos en la práctica. La tolerancia, el amor al prójimo, la solidaridad, el encuentro con los que más necesitan, la dignidad, la libertad, dejan de ser solamente palabras bonitas, para convertirse en rostros, nombres, momentos, desvelos, desencuentros, etc. y esto es esencialmente aprendizaje por la acción. En el proceso de toma de decisión, y gestión del proyecto existen importantes contenidos a ser aprendidos. La exposición de ideas, el desempeño de roles, el debate en Asambleas, la planificación participativa, etc. son aprendizajes valiosos que aporta el proceso de definición, planeamiento y realización del proyecto.

Identificación de los aprendizajes
“Si vosotros deseáis tener éxito deberéis terminar vuestra educación por vosotros mismos.”

La identificación de los aprendizajes por parte de los jóvenes, es una acción de alto valor educativo. Se trata de tomar conciencia de aquellos aprendizajes obtenidos a partir de la participación en un proyecto. Saber lo que se sabe es tomar conciencia de los aprendizajes que obtuvo mediante las actividades del proyecto. Este es un gran paso en el camino a la

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

51
adultez. Es además una de las contribuciones más originales que el Movimiento Scout puede otorgar al crecimiento personal de un joven “O sea que lo que el muchacho aprenda por él mismo, es a lo que se apegará y lo guiará en la vida futura...”25 Cuando comienzan a trabajar en un proyecto rover cada joven junto al equipo de dirigentes prevé que tipo de aprendizajes desea obtener a partir de la experiencia. El equipo de dirigentes ayuda a realizar esta tarea orientando al joven mediante una serie de preguntas. Al finalizar el proyecto se vuelve a revisar la lista de aprendizajes y se analizan aquellos que se lograron, cuales no y cuales aprendizajes no previstos por el joven se obtuvieron. En este sentido, cabe señalar que una de las tareas más importantes de el/la dirigente, con relación al proyecto, es la de ayudar a los jóvenes a reconocer aquellas habilidades, conocimientos y actitudes posibles de adquirir o logrados en un proyecto. Esta dinámica de animación permite a los jóvenes tomar real conciencia de su crecimiento personal. El dirigente lo anima a pensar sobre los posible logros al comenzar un proyecto y a revisarlos al terminar el mismo. En la medida que esta actividad se realice, se la incorpora como una práctica valiosa y se va perfeccionando.

Las orientaciones de nuestros proyectos
Actuar en favor de los demás, esto es así y lo sabemos, pero ¿qué hacer?, ¿dónde y cómo hacerlo?, ¿con quiénes hacerlo?. Los valores que proponemos como Movimiento y como Asociación (Ley, Promesa y Carta), nos aportan la dirección, el sentido, en síntesis el por qué de nuestras acciones. En este sentido las orientaciones son campos de acción en donde plantear proyectos. La denominación de cada una de las orientaciones resalta el énfasis que deben tener nuestras acciones y en parte, los valores que las inspiran. No son necesariamente un listado exhaustivo de áreas ni de proyectos sino que pretenden ser nada más que disparadores para plantear proyectos rover. Desde este punto de vista los campos de acción pueden ser estos u otros que cada Comunidad Rover se plantee.

UNA PRESENCIA EN EL MUNDO DE LOS JOVENES o un protagonismo en la historia Hacer la historia no es comprarla hecha. A menudo nos parece que la historia pasa lejos de nosotros, en noticieros, revistas, telenovelas, películas, libros.

25

Baden-Powell (1930) Roverismo Hacia el Éxito.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

52
Hacer la historia no es consumir la historia de otros. Es saltar al escenario, ubicarse en la escena junto a los otros actores y desempeñar lo mejor posible distintos roles. Hacer la historia es ser consciente que uno es parte de la historia, que produce la historia junto a otros. Hacer la historia es ser protagonista y no espectador. En este sentido los jóvenes no son el futuro, son el presente de una historia que se construye día a día. El protagonismo de los jóvenes en la sociedad es el eje central de este campo de acción. Existen muchas personas y organizaciones que trabajan en la temática de juventud en la esfera gubernamental y no gubernamental. Ellas son probables partenaires para nuestros proyectos. Algunos proyectos relacionados con esta área pueden ser: Realización de videos sobre aspectos de la realidad de los jóvenes. Descubiertas sobre aspectos de la problemática juvenil. Organización de debates sobre temas específicos del mundo de los jóvenes. Organización de encuentros, festivales, etc. sobre arte, ciencias, micro emprendimientos, proyectos, etc. Organización de talleres de capacitación laboral, bolsas de trabajo, cooperativas. Organización y/o animación de grupo de jóvenes para actividades de tiempo libre, vacaciones, grupos de campamento, etc. Participación en consejos juveniles municipales, redes o organizaciones de jóvenes comunitarias.

UN ENCUENTRO CON LOS MÁS NECESITADOS o al encuentro de los excluidos “Una persona... Que conozca y defienda los derechos humanos como expresión de la dignidad de la persona.” Este campo de acción podría haberse llamado: Un encuentro con los que menos tienen, o un encuentro con los más pobres, pero no siempre los que menos tienen son los más necesitados. El enunciado es mucho más amplio, se refiere: A los más necesitados de pan y de ternura. A los necesitados de techo y de palabras de aliento. A los necesitados de trabajo y de libertad. A los necesitados de salud y de esperanza. A los necesitados de abrigo y de abrazos. A los necesitados de otros, que somos todos. Un encuentro con los más necesitados nos plantea el desafío de trabajar con los marginados, los chicos de la calle, los analfabetos, los sin techo, los hambrientos, los ancianos sin familia, las madres solas, los inmigrantes, y cuantos más...

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

53
Para enfrentar este desafío enorme no estamos solos, tenemos el apoyo de nuestra Comunidad Rover, del equipo, de nuestros dirigentes, de otras organizaciones que trabajan en favor de los demás. Nuestra sensibilidad nos guiará, nos señalará el lugar y la hora del encuentro. Algunos proyectos relacionados con este área pueden ser: Trabajos en común con instituciones barriales. Descubierta sobre la problemática del desempleo. Organización de talleres sobre liderazgo comunitario (la gente se organiza) Trabajo en comedores infantiles. Organización y animación de merenderos para gente sin techo. Animación del tiempo libre para chicos con necesidades especiales. Organización de refugios para personas de la calle (comida y abrigo). Trabajo en guarderías para madres solas Animación en planes de alfabetización para adultos. Apoyo escolar para chicos con problemas en la escuela. Organización de cooperativas de trabajo. Campañas de rehidratación oral, control del crecimiento, etc. Muchas de estas acciones demandan un gran compromiso en relación con el tiempo de dedicación (por ejemplo, el apoyo escolar deberá realizarse durante todo el periodo lectivo).

UNA CULTURA PARA HOY o una forma creativa de vivir... “Una persona... Consciente y participe de su cultura.” Esta es un área extensa, un basto espacio en donde proponer proyectos. Su denominación es además una afirmación, la cultura es una producción de las personas, de todas las personas. Muchas organizaciones y grupos de personas, dedican su tiempo a la cultura. Podemos aprender muchísimo de ellos trabajando en forma conjunta. Algunos proyectos relacionados con esta orientación pueden ser: Organización de festivales, encuentros, bienales, fiestas, sobre arte, ciencias, etc. Organización de una biblioteca. Animación de espacios de aprendizaje (talleres, cursos, seminarios,) tango, murga, vídeo, teatro callejero, pintura en tela, títeres, mimo, etc. Organización de murgas, grupos de danza, etc. Armado de una banda de rock, organización de festivales de rock. Una revista barrial, del grupo scout o una escuela. Puesta en escena de obras de teatro callejero, en medios de transporte, plazas, etc. Filmación de videos/películas. Organización de cine-debates.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

54
UN MUNDO SIN FRONTERAS o una solidaridad internacional “...reconociendo que la lealtad para con su patria es una fuente para la promoción de la paz y la cooperación con los otros pueblos.” La televisión nos muestra el mundo entero, en un instante y en los pequeños límites de una pantalla. Así vemos como la muerte tiene una cara negra en Rwanda, la falta de trabajo duele tanto en Rosario como en Barcelona y la vida se renueva tanto en la primavera europea, como en un transplante de riñón exitoso en un hospital de Buenos Aires. Al decir de Heidegger...”el hombre actual ha suprimido las distancias pero no sabe crear auténtica cercanía”. De esto se trata este campo de acción, de ir al encuentro del otro, del distinto, con su cultura, sus tradiciones, sus costumbres...De crear verdadera cercanía entre las personas, enriqueciéndonos con el encuentro del otro, reconociéndonos en las diferencias y similitudes. Este campo de acción se relaciona con la problemática de los inmigrantes, el encuentro de otras formas de vida, de otras culturas, el concepto del mundo como un lugar para todos. En la realización de proyectos relacionados con este área podemos recurrir a diversas organizaciones y personas.

Algunos proyectos relacionados con este área pueden ser: Proyectos en cooperación con Rovers de otros países, provincias. Descubiertas sobre la problemática de los inmigrantes, discriminación, desarraigo, racismo, etc. Viajes a lugares históricos como parte de una gran descubierta de la cultura del lugar. Recepción de equipos de rovers de otras asociaciones, para trabajar proyectos en común. Participación de equipos rovers en proyectos institucionales de otras asociaciones de otros países. Trabajos con comunidades étnicas minoritarias, como etnias aborígenes, exiliados de países en guerra, gitanos, etc.

UN LUGAR MEJOR PARA TODOS, un mundo más humano... Es una sociedad más justa. Es una sociedad más solidaria. Es una sociedad más acogedora. Es una sociedad más tolerante. Seguramente podríamos seguir haciendo un listado de características de esa sociedad que consideramos más humana, pero, podríamos resumirla en una frase: un mundo mejor para todos. Este área gira en torno a dos ejes fundamentales:

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

55
* Las relaciones entre las personas * la ecología humana En la realización de proyectos relacionados con esta área podemos recurrir a diversas organizaciones y personas. Algunos proyectos relacionados con este área pueden ser: Trabajos como guías de observación de la naturaleza en reservas ecológicas. Organización de talleres de educación ambiental para chicos. Descubiertas sobre temas específicos de la problemática del medio ambiente. Descubierta sobre los aspectos de ecología humana, calidad de vida. Trabajo con organizaciones de derechos humanos, organización de talleres, descubiertas, encuentros, campañas Campañas de forestación y de cuidado de espacios verdes. Transformación de baldíos y basurales en plazas y espacios de recreación con participación de los vecinos

UNA COMUNIDAD DE FE VIVA o dando testimonio de nuestro compromiso “Una persona... Comprometida con su propia Fe y respetuosa de los demás credos.” Vivir plenamente la fe con honestidad y alegría. Ser compañeros de ruta de todos aquellos que caminan en la búsqueda de Dios. Abiertos al dialogo, al interés, a la comprensión ante las opciones religiosas de los demás. El proyecto rover es el testimonio del compromiso de cada joven, nuestra comunidad de fe es uno de los espacios que nos invita a actuar, a realizar proyectos. El proyecto rover es una forma de participar activamente en la animación de nuestra comunidad fe. Dentro de una comunidad de fe seguramente existen varias personas y grupos, junto con los cuales podemos trabajar para la realización de un proyecto.

Algunos proyectos relacionados con esta orientación pueden ser:

Animación religiosa de grupos de chicos y de jóvenes (catecismo, escuela dominical, etc.) Organización de grupos de reflexión sobre temas como espiritualidad, sectas, nuevas formas de espiritualidad, religiones orientales, etc. Descubiertas sobre las religiones, sectas, espiritualidad de fin de siglo. Organización de peregrinajes de jóvenes. Animación y organización de retiros espirituales, convivencias, etc.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

56
Organización de grupos de música religiosa, gospel, coros, etc.

Guía para la organización del proyecto
Denominación del proyecto ¿A qué campo pertenece? (puede pertenecer a más de uno pero, cuál es el que deseamos darle) énfasis

Objetivos (qué queremos realizar? Para qué lo vamos a hacer? Por qué lo vamos a hacer?) El proyecto es de un equipo o de la Comunidad Rover?. Si es del Comunidad Rover, los equipos tienen acciones bien determinadas? Junto a que personas u organización vamos a trabajar (partenaires/socios) Costos (dinero, horas/hombre) Recursos (recursos que necesitamos obtener, recursos que tenemos) Actividades - Tareas (qué vamos a hacer para lograr el objetivo, cómo lo vamos a hacer, cuáles son las tareas a realizar, quiénes las van a hacer, dónde la van a hacer) Tiempos (plazos de realización, determinación de etapas, etc.) Determinación de roles/tareas (administración, tesorería, relaciones, animación, etc.) Distribución de roles (todos los miembros de un equipo deben desempeñar al menos un rol).

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

57

Capítulo 6 Una Carta…
Una Carta es un mensaje a la distancia. Por entre la tinta y el papel asoman algo más que palabras. Se asoman por ejemplo, el aroma de la habitación donde fue escrita, la sonrisa cómplice por una frase sobreentendida, la angustia por la distancia - abismo de tiempo y de caminos -. Se asoma la voz y el gesto de la otra persona, el perfume y el color de otras ciudades, el silencio de la noche en que fue escrita, el amor fiel, la libertad añorada. Por eso leer una carta, escribir una carta, es mucho más que eso... Una Carta es proclama y es denuncia. La palabra se vuelve rebeldía y lo que uno escribió, expresa - tal vez - el sentir de muchos. La palabra se vuelve aliento y aquello que tal vez es desesperación de uno, se transforma - tal vez - en la esperanza de otros. Por eso escribir una carta, leer una carta , es mucho más que eso... Una carta es testigo y testimonio. Está ahí hoy, con sus emociones recién estrenadas, estará ahí mañana cuando el amor o el dolor que la inspiró sean recuerdo. Está ahí hoy, confesando la esperanza que nos empuja, y estará ahí mañana cuando hayamos proclamado ya nuestra esperanza a otros, o la hayamos traicionado. Por eso escribir una carta, leer una carta, es mucho más que eso...

La Carta es un instrumento valioso
En la propuesta educativa del Movimiento Scout, jóvenes y adultos participan juntos en la organización y gestión de la vida de grupo. Así, los niños y jóvenes tienen la oportunidad de aprender progresivamente a participar en el proceso de toma de decisiones, elegir sus actividades y proyectos, ser elegidos para desempeñar un rol, discutir, buscar consenso, confrontar ideas. Este es un largo camino que tiene como objetivo la autonomía de los grupos humanos y las personas. Aunque parezca "vueltero", para comenzar a hablar sobre la Carta de la Comunidad Rover es necesario detenerse un momento a analizar los órganos de gobierno de las ramas anteriores. En todos los casos - esto es, en las Ramas Lobatos y Lobeznas, Scouts y Caminantes - los órganos de gobierno están claramente definidos en las respectivas Guías para Dirigentes de cada una de las ramas, como así también sus funciones y atribuciones. Esto quiere decir que, más allá de las diferencias de la puesta en práctica – como por ejemplo la periodicidad con que se realizan los Consejos y Asambleas - todas las Ramas tienen determinados: sus órganos de gobierno, las atribuciones de cada uno de

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

58
ellos, las funciones en la gestión de las actividades y proyectos. Esto es así porque en toda la propuesta educativa del Movimiento Scout está presente un modelo de animación que se orienta a brindar oportunidades de aprendizaje de la vida democrática. En el siguiente cuadro vemos los órganos de gobierno de todas las ramas:

MANADA DE LOBATOS Y LOBEZNAS Consejo de la Roca

UNIDAD SCOUT Consejo de Patrulla Consejo de Unidad

COMUNIDAD CAMINANTE Consejo de Equipo Consejo de Marcha Asamblea

COMUNIDAD ROVER Asamblea de Comunidad

El organismo de gobierno de la Comunidad Rover es la Asamblea. Mediante la participación en este organismo, a los efectos de llevar adelante la gestión de la vida de grupo, los jóvenes tienen la oportunidad de aprender a participar en el proceso de toma de decisiones de un grupo humano, aprender un modelo de organización democrático que les permita llevar a la realidad sus sueños convertidos en proyectos factibles. La Carta de la Comunidad es el instrumento escrito que sirve de guía, inspiración y orientación de la acción en la vida de la Comunidad Rover como grupo humano. Además fija las normas de grupo, ordenando el funcionamiento interno de cada sección. A diferencia de las demás ramas, en la Rama Rover, cada Comunidad Rover tiene la posibilidad de darse a sí misma una forma de organización, un estilo de gestión de proyectos, normas internas de convivencia. La Carta es el elemento que permite esto. La Carta de Comunidad es el complemento de la Asamblea en el aprendizaje de un modelo de convivencia democrático, es además el producto del diálogo entre los miembros más jóvenes y los más antiguos de la Comunidad; es, en síntesis; la oportunidad que ofrece la rama de experimentar formas de organización y de gestión eficaces, para la producción de más y mejores proyectos, para crear en cada sección la vida de comunidad democrática, participativa y abierta al mundo que deseamos que vivan los jóvenes, y que permite el intercambio de experiencias y opiniones entre nuevos y viejos.

Produciendo una Carta de Comunidad Rover La Carta es un instrumento valioso, desde el punto de vista educativo, que diseñan los propios jóvenes con el asesoramiento de los dirigentes. Es importante destacar que este diseño no se realiza de un momento para otro, no es un producto instantáneo como el “nesquik”. El diseño de la Carta es una actividad

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

59
educativa en sí y, por lo tanto, conlleva todo un proceso que como educadores debemos saber conducir, para que realmente sea una experiencia enriquecedora para todos. Este proceso está marcado por los siguientes tiempos: Tiempo de Descubierta. Tiempo de Redacción. Tiempo de Proclamación. a) Tiempo de Descubierta26: Es un tiempo de Investigación, de exploración, de preguntarnos sobre:

LAS MOTIVACIONES PERSONALES DE CADA JOVEN DESCUBIERTA PERSONAL EL MODO DE CONVIVENCIA DEL GRUPO DESCUBIERTA GRUPAL LA COMUNIDAD EN DONDE ACTUA LA COMUNIDAD ROVER DESCUBIERTA COMUNITARIA

La descubierta es una técnica de animación y de investigación utilizado a partir de la Rama Caminantes y perfeccionada en la etapa Rover. Tiene por objeto acercarse a distintas problemáticas sociales con el fin de conocerlas, aprender sobre ellas y en la medida de las posibilidades intervenir para transformar la realidad. Mas información en el capitulo dedicado al Proyecto Rover.

26

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

60
La Descubierta Personal ¿Por qué formo parte de esta Comunidad Rover? ¿Qué cosas deseo hacer? ¿Qué cosas deseo aprender? ¿Qué cosas espero de esta Comunidad? ¿Cuáles estoy dispuesto/a a aportar? Estas son algunas de las preguntas que podría formularse un/a joven en su descubierta personal. La creación de un clima propicio para esta actividad nos demandará un tiempo y un proceso que debemos respetar si queremos obtener los mejores resultados. La descubierta personal se realiza en un ambiente de sinceridad que debe ser motivado por los dirigentes, pudiendo utilizarse para ello algunas técnicas grupales (existe una extensa bibliografía sobre el tema, al final del capitulo enumeramos algunos títulos).

La Descubierta Grupal Es en gran medida resultante de la descubierta Personal. Se trata de conocer las expectativas, intereses y necesidades del grupo como tal, con el objeto de fijar las normas de convivencia. Para esto también es recomendable utilizar técnicas grupales que faciliten un proceso de apertura y sinceridad constructiva del grupo.

La Descubierta Social Consiste en conocer la comunidad local. Para este tipo de descubierta es recomendable el armar equipos con misiones específicas como ser: Equipo A: Releva las instituciones y organizaciones de la comunidad. Investiga ¿Qué organizaciones pueden ser socios de los Rovers en Proyectos Comunes?. Equipo B: Investiga sobre los problemas que aquejan a la comunidad, sus necesidades en general y la de los jóvenes en particular. Equipo C: Organiza reuniones de especiales con la participación de expertos de la comunidad. La descubierta social es una mirada sobre la comunidad local, que ayudará a construir la Carta de la Comunidad Rover. ¿Cuál será la forma que define y adopta como su COMPROMISO esta Comunidad Rover? ¿Cuál será la forma que define y adopta como SOLIDARIDAD esta Comunidad Rover?; ¿Cómo será el COMPROMISO SOLIDARIO de este grupo de jóvenes, aquí y ahora? En una Asamblea posterior a las tres descubiertas, y con el material resultante de las mismas, todos los miembros deciden las grandes líneas de la Carta de Comunidad Rover.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

61
b) Tiempo de Redacción: Este es el tiempo de poner por escrito todas aquellas decisiones y conclusiones a las que arribó la Comunidad Rover, habiendo ya la Asamblea definido los grandes lineamientos de la futura Carta y teniendo en cuenta los aportes del tiempo de descubierta. La tarea de redactar la Carta, de darle forma en papel, debe realizarla un grupo de gente que desee hacer esta tarea (tenga ganas, le guste, se sienta capaz). Bien puede ser un equipo designado para tal fin por la Asamblea, bien lo puede hacer el Consejo de Comunidad – en aquellas Comunidades Rover que tengan este organismo - o la misma Asamblea , si la sección cuenta con pocos integrantes. Este equipo funciona como una “comisión de estilo”, la cual trabajará redactando la Carta, observando la sintaxis, la ortografía y la forma literaria apropiada para el documento. La Carta tiene esencialmente dos partes: Una parte orientada a la reflexión Otra parte orientada a la organización

Redactando la parte orientada a la REFLEXIÓN. Esta parte de la Carta se caracteriza por tener un tono más “poético”. Sirve de inspiración e invitación a la reflexión a los integrantes de la Comunidad Rover. En esta parte los jóvenes manifiestan: La Misión de la Comunidad Rover. Los Valores que los guían. Su postura frente a la realidad de la comunidad local en la que esta inserta la Comunidad Rover. Definiciones sobre el nombre y otros símbolos de esa Comunidad Rover.

Para su mejor redacción, los jóvenes podrían utilizar un texto, un pasaje de algún libro, un párrafo, una canción, un poema o lo que se les ocurra en ese momento.

Redactando la parte orientada a la ACCIÓN. En esta parte se establecen todos aquellos procedimientos que regulan la convivencia dentro de la Comunidad Rover. Es eminentemente organizativa, orienta a los jóvenes en la gestión de proyectos y toma de decisiones.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

62
Puede tocar aspectos tales como: Conducción de Asambleas. Descripción de funciones del secretario, moderador, etc. Objetivos de la Comunidad Rover. Creación de comités, subcomités, etc. y todas aquellas cosas que hagan que la Comunidad Rover funcione bien. Esta parte de la Carta describe la organización de la Comunidad Rover para afrontar la tarea. Estas tareas pueden ser: Proyectos Rovers, Actividades extra proyecto, Campamentos27. Por lo tanto es una forma de organización que permite agilizar los mecanismos administrativos, de gestión, evaluación, para hacer realidad las decisiones tomadas.

Organícense!!! La vida en Comunidad exige organización, para esto debemos tener en cuenta: Que la forma de organización debe agilizar las decisiones, la gestión, evaluación, etc., y no entorpecerlas o burocratizarlas. Que ningún instancia (equipo, comité, comisión, etc.) creado por la Carta puede contradecir o avanzar sobre las atribuciones de la Asamblea. Que la forma de organización que se elija, debe brindar a todos los miembros la oportunidad de ejercer su liderazgo. Que “no es para siempre”, sino que la conveniencia o no de una forma de organización debe probarse en la acción y no en los papeles. En síntesis, la forma de organización que nos damos debe caracterizarse por ser: ÁGIL – EFICIENTE – PARTICIPATIVA - ACTUALIZABLE

d) Tiempo de Proclamación: Una vez redactada la Carta, es la Asamblea quien debe pronunciarse sobre su aprobación. Para tal fin, los integrantes de la Comunidad Rover deben contar con una copia de la misma algunos días antes de la fecha establecida para la Asamblea, a los efectos de conocerla bien y poder formular sus observaciones. La puesta en vigencia de la Carta llevará todo un tiempo de trabajo en donde se pondrá en marcha la organización propuesta. Pero reiteramos, nos organizamos para la Acción, el Proyecto, etc., no por el solo hecho de organizarse.

Ver el capitulo "La animación en la Rama Rover", especialmente proyecto rover y actividades extra proyecto.

27

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

63
El tiempo de proclamación culmina con una fiesta, ya que la culminación del diseño de la Carta es un logro importante en la vida de la Comunidad Rover. Además, casi siempre es uno de los primeros logros.

Actualizando la Carta Como ya afirmamos, la Carta es el instrumento que se da cada Comunidad Rover para la organización de su vida como comunidad, alrededor de los valores y del compromiso que asume cada Comunidad Rover. Las Descubiertas que se hayan realizado en el proceso de diseño de la Carta, nos ayudarán a que la misma sea el reflejo de los jóvenes que en ese momento forman la Comunidad Rover (sus necesidades, intereses, inquietudes, etc.) De esta forma, la Carta es también un poco el espejo de aquello que la Comunidad Rover está viviendo como grupo en un momento dado. Así, la Carta de una Comunidad Rover que nace en el seno de un grupo indiferente a la propuesta Rover, seguramente será diferente de aquella producida por otra Comunidad Rover que nace con todo el apoyo de su Grupo Scout, o con el de los que fueron rovers en otro tiempo no muy lejano. Las acciones en que se vea involucrada cada Comunidad Rover pondrán a prueba su Carta. Los Servicios, Proyectos, Campamentos, Actividades, etc., serán las ocasiones para evaluar si la Carta que como grupo de personas produjimos, nos ayuda a dar respuestas efectivas o no a cada situación. De esto se desprende que la Carta no es eterna, no es un documento sagrado para tener guardado en un cofre. La Carta debe revisarse periódicamente y corregirse si los miembros lo consideran necesario. Al menos una vez al año, cada Comunidad Rover deberá realizar una Asamblea, exclusivamente para reflexionar sobre la Carta, y sobre si ésta responde sus necesidades, intereses e inquietudes. Esta revisión no implica necesariamente que deba modificarse la Carta, pero tampoco lo contrario, es decir, que no deba modificarse. Esto lo decidirá cada Comunidad Rover luego de la reflexión que realicen todos sus miembros.

Pero, ¿cuál es el procedimiento para actualizar la Carta? Debe fijarse un período mínimo de vigencia. Podría ser de un año, aunque en Comunidades nuevas, podría ser un poco menos. La Asamblea evaluará la necesidad de actualización de la Carta. Marcará los puntos a modificar y el sentido de las modificaciones. Se redactarán las modificaciones. Finalmente la Asamblea aprobará el nuevo texto. Los criterios para evaluar la necesidad de una actualización serán:

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

64
Que la Carta es un instrumento que facilita el gobierno, organización y toma de decisiones de cada Comunidad Rover. Una forma de organización que no se ajusta a las exigencias de las tareas que realizan los rovers, es motivo de actualización de la misma. Expresiones que no reflejan el sentir de las/los jóvenes. Un gran recambio de miembros.

Algunas consideraciones sobre la actualización Es tan negativo el considerar a la Carta de Comunidad como algo eterno y sagrado, como el realizar constantemente cambios en la misma. Invertir nuestro tiempo en producir continuamente cambios a la Carta, es quitárselo a la verdadera ACCIÓN: al proyecto, al encuentro con los otros, la vida al aire libre. Los constantes cambios suelen ocultar o disfrazar una gran incapacidad de producir acciones desafiantes, útiles, recompensantes y atractivas, por parte de los jóvenes. ¿Cómo sabremos si nuestra Carta es apropiada o no, si no la ponemos a prueba? La única forma de hacerlo es mediante el trabajo, una intensa vida de comunidad, haciendo cosas, produciendo hechos.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

65

Bibliografía
Alfonso López Quintas (1986) Creatividad y Educación – La juventud entre el vértigo y el éxtasis –– Editorial Docencia – Buenos Aires Benard, Dominique y otros, Baden-Powell hoy, Edición del Movimiento Scout Católico España. Barcelona. Baden-Powell (1930). “Roverismo hacia el éxito”. Dirección Nacional de Publicaciones de la Asociación Scouts de México, A.C. Corpas, Pedro y Dominguez Peral, Francisco. “Descubrir para Transformar”. Editora El Manglar. Madrid Corpas, Pedro y Madrid Dominguez Peral, Francisco. “En Ruta con los Rovers”. El Manglar.

Corpas, Pedro y Dominguez Peral, Francisco. “Hacia un Escultismo Adulto”. Editora El Manglar. Madrid Orellano, Fabiana y Peralta Marcos. “P.N.P. (...y perdona nuestros proyectos...). Documento de trabajo. Organización Mundial del Movimiento Scout (1997), EL Movimiento Scout en la practica: ideas para los dirigentes scouts, Ginebra, Oficina Scout Mundial. Organización Mundial del Movimiento Scout (1999), “Fundamentos – Características esenciales del Movimiento Scout, Ginebra, Oficina Scout Mundial. Las

Organización Mundial del Movimiento Scout y Otros (1997), La Educación de los Jóvenes – Declaración en los albores del siglo XXI, Ginebra. Organización Mundial del Movimiento Scout (1997), “El Método Scout”, Ginebra, Oficina Scout Mundial. Pavía, Victor y otros (1998), “Adolescencia, Grupo y Tiempo Libre”. Editorial Humanitas. Buenos Aires. Sanchez, Antonio y otros (1995), “Cauces Vivos de la Animación”. Plan de Formación e Animadores. Bloque 4: El saber hacer del animador. Editorial CCS. Madrid. Scouts de Argentina (1997), Proyecto Educativo de Scouts de Argentina, Buenos Aires. Scouts de France, “Une Route pour les 17proposition Compagnons.” 21 ans . L Animateur de Relais et la

Scouts de France, “Scouts Avenir. Le Projet Compagnon”. Numéro Spécial.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

66
Vega, Francisco J. Y Ventosa, Victor J. (1993), “Programar, Acompañar, Evaluar” ”. Plan de Formación e Animadores. Bloque 4: El saber hacer del animador. Editorial CCS. Madrid.

Documentos Básicos del Programa de Jóvenes Renovación Pedagógica de Scouts de Argentina
“APUNTES PARA EL DIRIGENTE DE LA RAMA ROVERS” es una publicación oficial de Scouts de Argentina – Comité Ejecutivo
Realizado por: El Equipo Nacional de Programa
Carlos Alejandro Fossati, Evaristo Carriego, Sebastián Semprevivo, Alejandro Dambrosi, Rodolfo Escalada, Ignacio Luna, Mariana Rodríguez, Miriam Zárate, Claudio Cerabona, Tomás Patricio Young, Alberto Scarpettini, Cecilia Accinelli, Viviana Diez, Rodrigo González Cao y Héctor Carrer.

Nuestro agradecimiento por sus aportes a: Carlos Alaniz, Alexis Alsop, Roberto
Caric Petrovic, Javier Correa, Jorge Eleazar, Mariano García Laplaza, Darío Gutiérrez, Amalia 'Pocha' Odisio, Mónica Sánchez, Miguel Angel Savone, Isabel Amor, Gabriel Arriola, Marcos Peralta, Silvina Etchegoyen, Fabiana Orellano, Mauricio Gurovich, Marcelo A. Alvarez, Daniel Gelati, Silvana Souto, Sebastian Lamonega y algunos otros jóvenes de la Rama Rovers que nos acercaron sus inquietudes y sueños, a los participantes del Cabildo Nacional de la Rama Rovers y a otros amigos que contribuyeron con correcciones, comentarios e ideas.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

1

Programa de Jóvenes

Documentos Básicos.
Progresión de la rama Rovers.

Nos proponemos el desarrollo de la personalidad de los jóvenes en todos sus aspectos. Contenido de las áreas de crecimiento. Las áreas de crecimiento y los objetivos educativos. Objetivos educativos de la rama Rovers. Cómo se inicia la aplicación de la progresión personal. Las etapas de la progresión personal. Las actividades educativas de la rama Rovers. Evaluación del crecimiento personal de los jóvenes.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

2

Programa de Jóvenes

Documentos Básicos
Renovación Pedagógica de Scouts de Argentina

“Progresión de la rama Rovers”
Es una publicación oficial de:

Scouts de Argentina
Realizado por:

Comité Ejecutivo
Equipo Nacional de Programa
©Scouts de Argentina
enero de 2001

Libertad 1282 C1012 AAZ Capital Federal
Los textos e imágenes de este documento pueden ser reproducidos en todo o en parte con autorización de Scouts de Argentina. programa@scouts.org.ar

Scouts de Argentina es miembro de la Organización Mundial del Movimiento Scout

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

3

Nos proponemos el desarrollo de la personalidad de los jóvenes en todos sus aspectos
“¿Qué les queda por probar a los jóvenes en este mundo de rutina y ruina?¿cocaína? ¿cerveza? ¿barras bravas? también les queda respirar / abrir los ojos descubrir las raíces del horror inventar la paz así sea a ponchazos entenderse con la naturaleza y con la lluvia y los relámpagos y con el sentimiento y con la muerte, esa loca de atar y desatar.”

Con el surgimiento de la pubertad los jóvenes inician un largo camino en búsqueda de su proyecto de vida, el cual irán consolidando durante la adolescencia y su vida adulta. Para llegar a ese proyecto tendrán que pasar poco a poco de la dependencia infantil a la autonomía adulta, conformando la imagen de sí mismos para ir elaborando su propia identidad. Estas tareas no sólo dependerán de su historia personal y familiar, de sus condiciones individuales y de sus circunstancias de vida, sino también del sistema de valores por el cual tomen una opción. Frente a esos desafíos, el Movimiento Scout presenta a los jóvenes un conjunto de ofertas relevantes que somete a su libre elección. Una de ellas, probablemente la más relevante de todas, es la propuesta contenida en la Ley Scout, donde se aglutinan los valores esenciales de su proyecto educativo. En la rama Rovers la Ley Scout se recrea y enriquece por medio de una Carta que toda la Comunidad diseña, proclama y adhiere. Otra propuesta, no menos significativa que la anterior, es la invitación al joven a que desarrolle en forma equilibrada todas las dimensiones de su personalidad. Es una invitación a explorar la riqueza de sus posibilidades y a ser un hombre o una mujer, una mujer y un hombre plenos. Para lograr ese propósito, en nuestro quehacer educativo distinguimos áreas de crecimiento que consideran la variedad de expresiones y la ordenan basándose en la estructura de la personalidad:

Dimensión de la personalidad Física Intelectual Ética

Área de Crecimiento Corporalidad Creatividad Carácter

Interés educativo El desarrollo del cuerpo La estimulación de la creatividad La formación del carácter

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

4

Afectiva Social Espiritual

Afectividad Sociabilidad Espiritualidad

La orientación de los afectos El encuentro con los otros La búsqueda de Dios

La etapa Rover no tiene el mismo sentido hoy que en los tiempos de los primeros Rovers; hoy los jóvenes viven un período de mayor incertidumbre, de duda, de crisis de valores, a través del cual debe definir su proyecto de vida, en lo profesional, en lo personal, en lo relacional y emocional... Los itinerarios personales se han vuelto demasiado solitarios, complicados y llenos de emboscadas. De cara a esta realidad, la propuesta educativa de la rama Rovers busca generar un espacio comunitario que le permita a cada joven ser aprendiz y artesano de su propio desarrollo.

Es útil distinguir estas diferentes áreas de crecimiento, aunque en la práctica las personas se desenvuelven como un todo indivisible
La consideración de estas diferentes áreas de crecimiento es una perspectiva educativa muy útil, ya que nos permite: • Evitar que las actividades desarrolladas se concentren sólo en algunos aspectos de la personalidad de los jóvenes, descuidando los otros. • Contribuir a que en este período de definición de su proyecto de vida, los jóvenes distingan, poco a poco, esas diferentes realidades que viven en ellos; y ayudarlos, a través de objetivos, a crecer en todas esas dimensiones. • Evaluar su crecimiento en esas distintas dimensiones. Sin embargo, se debe tener siempre presente que nuestros actos entrelazan habitualmente casi todas esas dimensiones, y en toda nuestra vida ellas se entretejen de tal manera, que es difícil distinguir la frontera entre una y otra, ya que se influencian y determinan mutuamente hasta conformar nuestro particular modo de ser.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

5

Contenido de las áreas de crecimiento
El desarrollo del cuerpo, rutas de la corporalidad
Como el cuerpo crece y funciona sobre la base de leyes propias, es frecuente pensar que una persona poco puede hacer para influir en los procesos que vive su organismo. Esa idea es una verdad en parte, ya que cada día la ciencia reúne más y más demostraciones de lo mucho que podemos hacer por la protección de la vida, el desarrollo del cuerpo y el cuidado de nuestra salud. De ahí que cuando se trata del crecimiento de una persona, la primera tarea que ésta debe enfrentar y asumir, es la parte de responsabilidad que le corresponde en el desarrollo de su cuerpo, el que influye de manera muy importante en las características de su personalidad. La Comunidad Rover debe ofrecer experiencias que permitan a los jóvenes aprendizajes sobre la responsabilidad que les cabe para el desarrollo armónico de su cuerpo, actividades que los conduzcan progresivamente a ser consciente de la importancia de su cuerpo, conocer los procesos biológicos que regulan su organismo, su capacidad de utilizar el cuerpo como medio para relacionarse con las personas, las cosas y la naturaleza. Es así que el ponerse a prueba en la practica de actividades deportivas, en el contacto con la naturaleza favorece el conocimiento, por parte de los jóvenes, de sus posibilidades físicas y la orientación de sus impulsos y su fuerza. El creciente cúmulo de ocupaciones de los jóvenes de este grupo de edad (trabajo, estudio, vida social) hace que el aprendizaje de la administración adecuada de su tiempo, entre sus diversas obligaciones y sus tiempos de ocio y descanso sea una adquisición de gran importancia en esta etapa de la vida. La alimentación sana y equilibrada como aporte a la prevención de patologías alimentarias tan frecuentes en esta edad. La valoración de su aspecto, el cuidado de su higiene personal y la de su entorno.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

6

La estimulación de la creatividad, rutas de la creatividad
El ser humano es algo más que un cuerpo. La inteligencia nos permite descubrir la verdad que está expresada o encerrada en las cosas, relacionar unas cosas con otras, sacar conclusiones, deducir, almacenar la información y realizar muchas otras funciones que progresivamente van formando nuestro conocimiento. Ese conocimiento, que en gran parte los jóvenes adquieren en la escuela, es distinto de la capacidad para usar ese conocimiento de manera original y relevante, aportando nuevas ideas y soluciones originales. Esa capacidad es lo que llamamos creatividad, que no siempre se adquiere en la escuela, ya que su desarrollo implica un cúmulo de actividades y posibilidades que superan el ámbito de la educación formal. Todos tenemos la posibilidad de desarrollar nuestra creatividad. Sólo necesitamos hacerla brotar, abrir el espacio para que salga de nosotros. Para eso hay que crear un ambiente estimulante, que gratifique las ideas nuevas y que haga sentirse seguro y apreciado. También hay que eliminar los obstáculos que impiden que la creatividad brote: la falta de conocimientos, el apego a reglas inútiles, el miedo al error, al fracaso y al ridículo, la incapacidad para la aventura, el ambiente severo, el conformismo, la censura sistemática que llevan a bloqueos (culturales, emocionales, intelectuales) que impiden el desarrollo de la creatividad. El proceso de desarrollo de la creatividad, es un largo camino que tiene su origen en nuestra niñez, en sus juegos, actividades y relaciones y que se extiende a lo largo de toda la vida. Entre los 17 y los 21 años aproximadamente, los jóvenes construyen su propio marco de ideas y actúan basándose en ese marco, plantean hipótesis y las confrontan con otras. Son capaces de hacer teoría y en muchos casos disfrutan de esto. La creatividad desempeña un papel importante en el proceso de adaptación y ajuste de la persona al medio. Dado que la personalidad creadora tiene más facilidad para resolver las dificultades surgidas en su comunicación con los otros, hasta llegar al verdadero encuentro con uno mismo y con los demás. De ahí que la vida de grupo en la Comunidad Rover y las actividades proyectos y extra proyectos que los jóvenes emprenden junto con sus pares en los equipos, deben brindar la posibilidad de realizar nuevas y distintas miradas a las problemáticas del mundo adulto.

La formación del carácter, las rutas del carácter
Además de tener inteligencia, el ser humano posee voluntad. Una y otra se complementan a tal punto, que de poco le serviría la primera si no ejercitara la segunda. Mientras la inteligencia le permite descubrir la verdad, su voluntad lo lleva hacia aquello que considera bueno. Una persona de carácter es aquella que sabe ejercer su voluntad. De ahí que el carácter sea una disposición permanente de la persona para organizar sus fuerzas e impulsos de acuerdo a los principios y valores que considera correctos.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

7

La Comunidad Rover debe ofrecer experiencias que permitan a los jóvenes la educación de su voluntad. El proyecto Rover propone a los jóvenes actuar de acuerdo a los valores a los que voluntariamente adhiere, la vida en Comunidad le brinda el espacio para reflexionar sobre las realidades muchas veces complejas y contradictorias del mundo. Poner su creatividad y esfuerzo en concebir otros mundos posibles, mejores que el mundo en que vivimos. La comprensión y vivencia de la Ley Scout cumple un papel fundamental en la formación del juicio moral y del carácter. En la Rama Rovers esto se enriquece con la confección comunitaria de la Carta, verdadero instrumento de clarificación de los valores que guían al grupo humano, como así también de modelo de organización consensuada y probada por los jóvenes.

La orientación de los afectos, rutas de la afectividad
Las experiencias afectivas, al igual que el cuerpo, la inteligencia y la voluntad, forman parte de la vida y contribuyen a definir nuestra personalidad. Las emociones, sentimientos, motivaciones y pasiones en que se expresan los afectos, le confieren a nuestra actividad una particular resonancia, que aún cuando muchas veces no la podemos definir muy claramente, es de tal importancia que deja una huella decisiva en nuestra historia personal. Las experiencias afectivas surgen de la vida diaria, se perciben interiormente, provocan reacciones corporales, se manifiestan en la conducta y se expresan en las ideas y pensamientos, lo cual determina nuestro modo de ser. Todo proceso de aprendizaje debe procurar que la vida afectiva se integre adecuadamente al comportamiento, favoreciendo nuestro desarrollo. La Comunidad Rover conformada por jóvenes de uno y otro sexo es un espacio que favorece el conocimiento, aceptación y respeto de la propia sexualidad y la del otro, vinculando esta madurez al amor. La vivencia de la vida de grupo brinda la ocasión de superar los mitos, discriminaciones y estereotipos sobre el hombre y la mujer, viviendo con el otro sexo relaciones equitativas e igualitarias. En este sentido, el Proyecto Rover, entre otras actividades, favorece la apertura a personas de fuera del Movimiento con la intención de propiciar el encuentro con personas y realidades diferentes. Conociendo primero a otros, valorándolos luego.

El encuentro con los otros, rutas de encuentro
La finalidad de todo proceso educativo es la libertad de la persona y la aspiración de toda persona es usar esa libertad para lograr su felicidad. La libertad humana conduce a una felicidad profunda y perdurable si la usamos para realizarnos personalmente a través del encuentro con los otros. De esa manera la libertad se convierte en respuesta, en aceptación de los demás, en compromiso con la comunidad, en auxilio al que sufre, en encuentro y diálogo entre las culturas y las naciones. Es así como no podemos hablar de desarrollo integral de la personalidad si no educamos la dimensión social de la persona. La rama Rovers se propone como desafío brindarle algunas herramientas a los jóvenes para que construyan su proyecto de vida, una forma de ayudarlos a

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

8

incorporarse plenamente al mundo adulto, al decir de Baden-Powell, como ciudadanos, útiles, creativos y felices. A través de los proyectos Rovers y las actividades extra-proyectos, el joven y la joven tienen la oportunidad de actuar y reflexionar sobre las distintas problemáticas del mundo adulto. El servicio como característica propia del proyecto Rover debe permitir a los jóvenes el descubrimiento de la sociedad adulta, los problemas sociales y políticos. No basta con trabajar en una zona carenciada es preciso tomar conciencia de sus problemas, del origen de los mismos. La Comunidad Rover es la culminación de un proceso de aprendizaje de la participación en la toma de decisiones, de negociación, búsqueda de consenso y resolución de conflictos en forma democrática. Es un esfuerzo de cooperación que nace en la seisena se perfecciona en la patrulla y el equipo caminante y que culmina con el equipo Rover reunido alrededor de un proyecto de fuerte connotación social, pero que no se realiza entre “Scouts” solamente sino que se extiende al mundo adulto, sus organizaciones y problemáticas.

La búsqueda de Dios, rutas de espiritualidad
Desde que toma conciencia de sí mismo el ser humano busca respuestas sobre el origen, naturaleza y destino de su vida: ¿de dónde vengo? ¿Quién soy? ¿Adónde voy? El desarrollo integral de la persona comprende el desarrollo de su dimensión espiritual. El desarrollo del pensamiento se manifiesta también en la concepción que los jóvenes tienen de lo trascendente, las creencias se vuelven más abstractas. Un largo camino que va de una fe recibida, infantil, a una fe personal y asumida, adulta. La vida de grupo de la Comunidad Rover es una permanente invitación a actuar sobre la base de los valores que proponemos como Movimiento y a los cuales los jóvenes adhieren, pero también a reflexionar en comunidad, en equipo. Acción y reflexión a la luz de los valores es parte importante de propuesta educativa. La búsqueda de la coherencia, el desafío de enfrentarse a las contradicciones, la apertura para no encerrarse en la defensa de su fe, para abrirse a la tolerancia, el interés, la comprensión y el diálogo interconfesional. El equipo de educadores de la Comunidad, presentes y participantes en este proceso, con su palabra y su entusiasmante testimonio, revelan, refuerzan y apoyan la búsqueda y el descubrimiento de estas opciones.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

9

Las áreas de crecimiento y los objetivos educativos
Las áreas de crecimiento sirven para ordenar los objetivos que se proponen a los jóvenes en esta rama y que luego pueden usar como referencia para la elaboración, de sus objetivos personales en la confección de su plan personal de acción, del cual nos ocuparemos más adelante. Analicemos a continuación esos objetivos para cada área de crecimiento, la forma en que se presentan a los jóvenes y la manera en que éstos los modifican y complementan continuamente, convirtiéndolos en sus objetivos personales.

El Movimiento Scout propone a los jóvenes objetivos a lograr
Toda actividad humana, aunque no lo exprese ni se esté consciente de ello, esta orientada al logro de objetivos. La educación, como todas las cosas que hacemos también tiene objetivos, pero a diferencia de las actividades rutinarias, que incluyen sus objetivos sin mencionarlos, la actividad educativa necesita de objetivos claramente expresados hacia los que se orienta. Además, los procesos educativos no sólo se fijan objetivos para sí mismos, sino que también proponen a las personas que participan del proceso, que traten de lograr determinados objetivos personales, manifestarlos, hacer conscientes los objetivos que los orientan a la acción. Que se esfuercen intencionalmente por alcanzar un conjunto de conductas deseables que les permiten crecer De ahí que en la Rama Rovers dispongamos de un conjunto de objetivos que proponemos a los jóvenes y que tiene las siguientes características: Contribuyen a desarrollar la personalidad en todos los aspectos. Establecen una pauta para que cada joven logre ese propósito de acuerdo a su edad y a su particular modo de ser. Sirven de base para evaluar su crecimiento personal.

Los objetivos constituyen una propuesta, una invitación; no pretenden formar modelos “ideales” de personas.
Los valores que proponemos como Movimiento, se encuentran claramente expresados en el Proyecto Educativo de Scouts de Argentina. Estos valores se

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

10

presentan a los jóvenes en la Ley y en la Carta de Comunidad pero también, en el conjunto de objetivos educativos. Sin embargo, ese conjunto no pretende conformar un modelo “ideal” de persona o de forma de ser. No se trata de producir seres idénticos a partir de una misma “célula valórica”, ya que cada joven es una persona única, con diferentes necesidades, aspiraciones, intereses, historias, capacidades y potencialidades. Deseamos ser claros con esto, no existe “una única forma de ser Scouts”, “una única forma de ser persona”.

El conjunto de objetivos es entonces un disparador para la reflexión sobre sus propias metas, una propuesta que ofrece a los jóvenes la oportunidad de asumir sus propios objetivos de crecimiento personal. Por medio del diálogo entre esa propuesta y lo que cada joven piensa y siente, los objetivos de la rama Rovers, asumidos o modificados por los jóvenes, se convierten en objetivos personales de cada uno y expresados en su plan personal de acción.

Por supuesto que ese diálogo es diferente en cada edad, y en la medida que va adquiriendo conciencia de lo que quiere hacer en su vida, mayor es su participación en ese diálogo y menos determinante es el marco ofrecido por la propuesta. Entre los 17 y 21 años es muy importante que ofrezcamos la oportunidad de clarificar, aportar, acompañar a los jóvenes en la construcción de su propio proyecto de vida.1 También el diálogo será diferente para cada joven, ya que no todos evolucionan al mismo ritmo y, dependiendo de sus características personales y de las circunstancias en que crecen, demostrarán mayor o menor autonomía para contribuir en la definición de sus objetivos personales.

Los objetivos educativos se logran a través de todo aquello que los jóvenes hacen, dentro y fuera del Movimiento
Los objetivos que les presentamos a los jóvenes no se reducen al contexto de la actividad propiamente scout. Por el contrario se extiende a todos los ámbitos de la vida del joven. Por lo que los objetivos serán logrados por los jóvenes a través de una gran variedad de actividades y experiencias, algunas de las cuales están conectadas con su Comunidad Rover y otras no. Como educadores Scouts somos responsables de motivar el avance de los jóvenes, crear las condiciones optimas para los aprendizajes, orientar el desarrollo y contribuir a su evaluación con respecto a los objetivos planteados. Para esto debemos estar atentos y conocer las actividades que desarrollan los jóvenes no solamente dentro del Movimiento Scout
1

En su proyecto de vida, los jóvenes representan su propia actividad futura y la sociedad en la que desean vivir.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

11

La progresión no debe reducirse a una serie de “pruebas” que es preciso cumplir dentro de la Comunidad Rover o el equipo. Por el contrario debe impactar en toda la vida del joven.

La progresión personal de los jóvenes es fruto de las actividades extra-proyecto y los proyectos Rovers que los jóvenes realizan en el contexto de la Comunidad Rover y de las múltiples actividades que realizan más allá del ámbito del Movimiento Scout.

Objetivos educativos en la rama Rovers
La contribución educativa al desarrollo de la persona, desde el Movimiento Scout, está limitada a un cierto período de la vida de una persona. Para los jóvenes de 17 a 21 años el Movimiento Scout propone una última instancia educativa denominada rama Rover. Los objetivos educativos propuestos para la rama Rovers son los objetivos terminales de toda la propuesta educativa del Movimiento Scout. Los objetivos terminales describen, para cada área de crecimiento, las conductas deseables de lograr al momento del egreso del Movimiento Scout, alrededor de los 20 ó 21 años. Son terminales o finales desde el punto de vista de aquello que los Scouts pueden ofrecer para el crecimiento de los jóvenes, pero no para la persona, que como bien sabemos, no cesa de desarrollarse. Desde el punto de vista de las demás ramas (Lobatos y lobeznas, Scouts y Caminantes), los objetivos terminales permiten que todas las ramas del Movimiento tengan objetivos intermedios coherentes entre sí y respecto de esos objetivos terminales, contribuyendo a dar unidad y articulación a todo el proceso educativo del Movimiento Scout. Aunque en la rama Rovers no trabajamos con los objetivos intermedios o de Rama, propios de las ramas anteriores, los educadores debemos tenerlos presentes, como un marco de referencia que explica los pasos previos. Los jóvenes de la rama Rovers trabajan directamente con los objetivos terminales como una referencia más para la formulación de sus planes personales de acción.

Los objetivos educativos se presentan en este documento y en la agenda de ruta.
Los objetivos educativos que se presentan a continuación, se encuentran también y en el documento denominado Agenda de Ruta, destinado a los jóvenes de las Comunidades Rovers.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

12

Distribución de los objetivos en las áreas de crecimiento
Ruta de la CORPORALIDAD Asumo la responsabilidad que me corresponde en el desarrollo armónico de mi cuerpo. Conozco los procesos biológicos que regulan mi organismo, protejo mi salud, acepto mis posibilidades físicas y oriento mis impulsos y fuerzas. Valoro mi aspecto y cuido mi higiene personal y la de mi entorno. Mantengo una alimentación sencilla y adecuada. Administro mi tiempo equilibradamente entre mis diversas obligaciones, practicando formas apropiadas de descanso. Convivo constantemente en la naturaleza y participo en actividades deportivas y recreativas. Ruta de la CREATIVIDAD Incremento continuamente mis conocimientos mediante la autoformación y el aprendizaje sistemático. Actúo con agilidad mental ante las situaciones más diversas, desarrollando mi capacidad de pensar, innovar y aventurar. Uno mis conocimientos teóricos y prácticos mediante la aplicación constante de mis habilidades técnicas y manuales. Decido mi vocación considerando conjuntamente mis aptitudes, posibilidades e intereses y, valoro sin prejuicios las opciones de los demás. Expreso lo que pienso y siento a través de distintos medios, creando en los ambientes en que actúo espacios gratos que faciliten el encuentro y el perfeccionamiento entre las personas. Valoro la ciencia y la técnica como medios para comprender y servir al hombre y la mujer, la sociedad y el mundo. Ruta del CARÁCTER Conozco mis posibilidades y limitaciones, aceptándome con capacidad de autocrítica y manteniendo a la vez una buena imagen de mí mismo. Soy el principal responsable de mi desarrollo y me esfuerzo por superarme constantemente. Construyo mi proyecto de vida en base a los valores de la Ley y la Promesa Scout. Actúo consecuentemente con los valores que me inspiran. Enfrento la vida con alegría y sentido del humor. Reconozco en mi grupo de pertenencia un apoyo para mi crecimiento personal y para la realización de mi proyecto de vida. Ruta de la AFECTIVIDAD Logro y mantengo un estado interior de libertad, equilibrio y madurez emocional. Practico una conducta asertiva y una actitud afectuosa hacia las demás personas, sin inhibiciones ni agresividad. Construyo mi felicidad personal en el amor, sirviendo a los otros sin esperar recompensa y valorándolos por lo que son. Conozco, acepto y respeto mi sexualidad y la del sexo complementario como expresión del amor. Reconozco el matrimonio y la familia como base de la sociedad, convirtiendo la mía en una comunidad de amor conyugal, filial y fraterno.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

13

Ruta de la SOCIABILIDAD Vivo mi libertad de un modo solidario, ejerciendo mis derechos, cumpliendo mis obligaciones y defendiendo igual derecho para los demás. Reconozco y respeto la autoridad válidamente establecida y la ejerzo al servicio de los demás. Cumplo las normas que la sociedad se ha dado, evaluándolas con responsabilidad y sin renunciar a cambiarlas. Sirvo activamente en mi comunidad local, contribuyendo a crear una sociedad justa, participativa y fraterna. Hago míos los valores de mi país, mi pueblo y mi cultura. Promuevo la cooperación internacional, la hermandad mundial y el encuentro de los pueblos, luchando por la comprensión y la paz. Contribuyo a preservar la vida a través de la conservación de la integridad del mundo natural. Ruta de ESPIRITUALIDAD Busco siempre a Dios en forma personal y comunitaria, aprendiendo a reconocerlo en los hombres y en la Creación. Adhiero a principios espirituales, soy fiel a la religión que los expresa y acepto los deberes que de ello se desprenden. Practico la oración personal y comunitaria, como expresión del amor a Dios y como un medio de relacionarme con Él. Integro mis principios religiosos a mi conducta cotidiana, estableciendo coherencia entre mi fe, mi vida personal y mi participación social. Dialogo con todas las personas cualquiera sea su opción religiosa, buscando establecer vínculos de comunión entre los hombres.

Como se inicia la aplicación de la progresión personal
Primero: El ingreso de un joven a la Comunidad Rover
Entrar en el juego!!! Los jóvenes que ingresan a la Comunidad Rover se incorporan de inmediato en las actividades que se están realizando. La mejor manera de conocer y aprender el juego es jugando, claro que cada joven lo hará desde su experiencia, desde su historia de vida, en fin desde su personalidad. Es muy importante también, el momento que esté viviendo la Comunidad Rover y sus equipos como grupo humano. Pero deseamos señalar, que la calidad de la participación dependerá de aspectos puramente personales del joven que ingresa y de las relaciones interpersonales del grupo que lo recibe. Por esto es muy importante que la Comunidad Rover realice una adecuada recepción del joven que ingresa.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

14

Segundo: El período introductorio
El período introductorio, que no constituye una etapa de progresión, tiene una duración de aproximado 2 a 4 meses y tiene como finalidad: Integrar al joven a la vida de grupo de la Comunidad Rover. Aprender el diseño del plan personal de acción. El período introductorio se inicia con el ingreso del joven a la Comunidad Rover y culmina con la entrega de la insignia de la etapa en que comenzará su progresión.

¿Qué pasa durante este período desde el punto de vista del joven?
Conoce a los integrantes de la Comunidad Rover, establece relaciones interpersonales. Toma contacto con la vida de grupo de la Comunidad Rover, su estructura, valores, visión, nombres, símbolos y tradiciones. Establece una relación con el educador scout encargado del seguimiento de su progresión personal. Da los pasos necesarios para la realización de su primer plan personal de acción (evaluación personal, enriquecimiento comunitario, re-elaboración, compromiso y acción.)

¿Qué pasa desde el punto de vista del resto de la Comunidad Rover?
Ajusta sus equilibrios internos a la presencia de un nuevo integrante Pone en contacto al nuevo integrante con la información básica para moverse en el nuevo ambiente. Lo integra a las actividades y espacios de toma de decisión. Le brinda información para la construcción de su plan personal de acción.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

15

¿Qué pasa desde el punto de vista del educador scout que acompaña el crecimiento personal del joven?
Establece lazos de amistad con el joven o la joven. Trata de conocer lo mejor que puede al joven o la joven y a su ambiente, observando su comportamiento y manteniendo un contacto frecuente. Le brinda elementos sobre la confección de su plan personal de acción Se forma una opinión sobre el crecimiento. joven en relación a cada una de las áreas de

Algunas particularidades del ingreso desde la Comunidad de Caminantes
Cuando un nuevo integrante viene de la Comunidad de Caminantes es probable que los procesos anteriores se faciliten en razón de la pertenencia ya al Movimiento Scout. Pero aun así todos necesitan que se ponga igual atención en ellos. En estos casos el período introductorio se funde con un tiempo denominado de enlace o inter-rama en el cual los chicos provenientes de la rama Caminantes se preparan para partir e ingresar a la Comunidad Rover. Es eminentemente un tiempo de ambientación de aclimatación al grupo humano que lo va a recibir y del grupo humano con él o ella.

Tercero: Pasos para la construcción de su plan personal de acción

Como ya dijimos, el período de introducción es un tiempo de conocimiento de la propuesta educativa de la rama Rovers, de los dinamismos de la Comunidad Rover en el cual el joven o la joven ingresa, la acomodación de los demás integrantes del grupo al recién ingresado, de conocimiento y creación de vínculos entre el joven o la joven y los adultos del equipo de educadores de la Comunidad. Es también el tiempo de la construcción del primer plan personal de acción. Denominamos Plan Personal de Acción (PPA) al instrumento mediante el cual el joven planifica su crecimiento personal. Este plan personal de acción no es un papel que se escribe de la noche a la mañana, sino por el contrario, responde a un proceso de reflexión, análisis personal y comunitario. El proceso de desarrollo del joven a través del PPA es dialéctico , es decir, se alimenta de los aprendizajes anteriores; con esto queremos decir que un PPA se apoya en otro anterior y a la vez sirve de referencia para el siguiente.
Hace referencia a un proceso continuo que tiene dos partes que se alimentan mutuamente (en este caso la acciónaprendizaje anterior y el nuevo aprendizaje). Esto logra que cada nuevo aprendizaje se construya y modifique a la vista y en la reflexión de la anterior. Por lo tanto, el proceso de desarrollo se parece más a una espiral que a una línea recta.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

16

La progresión personal en la rama Rover pone acento en el DARSE CUENTA, es decir en el hecho de reconocer los cambios de actitud, los aprendizajes adquiridos en el Inter.-juego que se da entre la formulación de un objetivo y las actividades.

El desarrollo del plan personal de acción es un proceso en el que pueden reconocerse distintos pasos:
1. Evaluación del desarrollo personal 2. Enriquecimiento comunitario 3. Re-elaboración, Compromiso, Acción

Primer paso: La descubierta personal, - evaluación del desarrollo personal Cada Rover necesita un momento para encontrarse con su propia realidad, como persona, en un contexto socio-cultural particular.

El propósito de este momento es que los rovers tomen conciencia de sus realidades en lo personal y en el contexto en el cual se desenvuelven, y poder determinar acciones futuras concretas que le permitan desarrollarse como persona y que respondan al estado actual, como así también a sus necesidades e intereses.

El equipo de educadores debe prestar mucha atención a este momento, un proceso pobre en este sentido desencadena metas y acciones de poco valor para los rovers, es por ello que deberán generar los espacios o situaciones que favorezcan una reflexión profunda y significativa. Existe una falsa creencia sobre el rol de los educadores Scouts en la rama Rover, se dice que los adultos en esta rama tienen una presencia casi invisible, que “desde fuera de la comunidad” actúan en muy raras ocasiones, que los jóvenes “se manejan solos”. ¡Nada más falso! Como en toda la propuesta educativa del Movimiento Scout su método nos habla de la presencia de un adulto, educador de tiempo libre, comprometido con el crecimiento de los jóvenes, compañero en la ruta de ese crecimiento, que realiza las acciones necesarias para ofrecer oportunidades de aprendizaje. Y las acciones necesarias pueden ser diversas, variando su momento de desarrollo grupal ,según las características de cada Comunidad. Estos espacios y situaciones suscitados por los educadores pueden asumir la forma de actividades, dinámicas, servicios, como por ejemplo:

Recomendamos la lectura de: Perdona nuestros Proyectos (PNP) en Apuntes para el Juego Scout II, y el capítulo de Seguimiento del Desarrollo Grupal de este documento, además de la participación del módulo sobre liderazgo.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

17

Una actividad para toda la Comunidad Rover, saliendo al mundo, que muestre distintas realidades a los rovers. Un campamento de comunidad con dinámicas que permitan el “darse cuenta”. Una película, algunas lecturas, cuentos. Un campamento en soledad. La lectura de los objetivos educativos de rama incluidos en el documento: Agenda Rover.

El momento de descubierta personal termina cuando el joven o la joven puede definir en algunos puntos su realidad actual en cada una de las rutas (áreas de crecimiento) y se propone algunos objetivos y acciones para su crecimiento personal.

Segundo Paso: Enriquecimiento comunitario
Es el momento de ampliar la mirada, de compartir con los amigos de la Comunidad Rover y el equipo de educadores el fruto del momento de evaluación personal, o sea su primer borrador de plan personal de acción. Ellos podrán hacer sus comentarios, sugerencias, aportes, que permitan enriquecer las propuestas, hacerlas factibles, solidarizarse con ellas, acompañar el proceso de crecimiento. (Por que no plantear posibles asociaciones para generar juntos un proyecto). El propósito de este momento es el de ampliar la mirada de los Rovers, mostrar aspectos no considerados en su descubierta personal que enriquezcan el proceso de cada uno de los jóvenes. El enriquecimiento comunitario puede plasmarse en el ámbito de una Asamblea, o algún otro ámbito que la Comunidad Rover considere apropiado. Se trata de señalamientos positivos sobre el plan personal del joven que le sirvan al proceso de crecimiento personal (crítica constructiva). Los educadores tendrán en cuenta los objetivos educativos de la rama y contribuirán a que las acciones en el proceso permitan el logro de los mismos al final de la etapa Rover.

Tercer paso: Re-elaboración, Compromiso y Acción
Luego del enriquecimiento comunitario, el Rover reelabora su plan personal de acción (PPA), considerando las observaciones hechas por la Comunidad Rover. El plan personal de acción se plasmará en acciones concretas, con tiempos precisos y aspectos necesarios para implementarlas. El registro del plan personal de acción (PPA) puede asumir distintos estilos, como por ejemplo: Una Una Una Una grilla (que todos los miembros de la Comunidad Rover utilizan). carta. narración. cinta de cassette.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

18

Una canción.

Debemos cuidar que el plan personal de acción: - No se transforme en un trámite burocrático, una ceremonia de entrega de deberes para guardar en una carpeta y tildar un listado. - Una estrategia para hacer creer a los otros que nos estamos ocupando de nuestro desarrollo personal. El plan personal de acción es una herramienta para el desarrollo personal, un instrumento que les permitirá a los jóvenes contrastar en el futuro las acciones proyectadas con las realizadas. Una vez que el joven tiene su registro del PPA lo presenta a su Comunidad Rover, asumiendo el compromiso de llevarlo adelante. Esta presentación puede asumir distintas modalidades, como por ejemplo en.... Una asamblea Una ceremonia Una feria de PPA Cada Comunidad Rover elegirá la forma, considerando la situación particular de el / la joven y de la comunidad. Todas las instancias de evaluación que presenta la Comunidad Rover se ofrecen como espacios propicios para informar sobre el estado de avance de los planes personales de acción de los jóvenes.

Los planes personales de acción se concretan mediante:
Los proyectos Rovers y las actividades extra-proyectos, Actividades que cada joven realice más allá del ámbito del Movimiento Scout.

La finalización del periodo introductorio
Producido el primer plan personal de acción del joven, se puede considerar concluido el período introductorio. Esto genera algunos hechos importantes y visibles. Obtiene como producto su primer plan personal de acción. El o la joven reciben la insignia de la etapa de encuentro. El educador o la educadora responsable del acompañamiento de su progresión toma registro del plan personal de acción del joven. En el caso de jóvenes que provienen de fuera del Movimiento Scout o de otro Grupo Scout, en cualquier momento del período introductorio, se puede realizar una breve ceremonia de investidura en la cual se le entrega el pañuelo del grupo.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

19

No obstante todos estos efectos que se producen al cierre del período introductorio, es conveniente recordar que los jóvenes son miembros de la Comunidad Rover desde su ingreso a ella y que desde ese momento participan con todos los derechos en la Asamblea, con la única diferencia que quienes vienen de fuera del Movimiento usan su indumentaria sin el pañuelo hasta que sean formalmente investidos.

Las etapas de la progresión personal
Las etapas de progresión tienen por objetivo motivar por reconocimiento el avance de los jóvenes en su crecimiento personal y se identifican por una insignia.

Período Introductorio

ETAPA de ENCUENTR O

Momento de Reflexión

ETAPA de PROYECCION

Momento de Partida

Las etapas de progresión en la rama Rovers son dos y sus insignias se entregan con acuerdo del educador scout encargado del acompañamiento y la Asamblea, con bastante flexibilidad. Si bien el proceso de desarrollo de la progresión personal es permanente y dialéctico, la propuesta en la rama Rovers se divide en dos etapas y tres momentos como lo muestra el siguiente gráfico:

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

20

La Etapa de Encuentro
En esta etapa, el joven, con la contención de su Comunidad Rover sale al encuentro del mundo adulto. Este encuentro demanda una actitud de apertura al aprendizaje de realidades complejas y cambiantes. Es el mundo de las paradojas, del trabajo y del desempleo, de la formación superior, de las desigualdades, de la indiferencia... es el mundo de hoy.

El educador adulto propone situaciones de aprendizaje relacionadas con la apertura al mundo.
La propuesta educativa de la rama Rover invita a comprometerse con las realidades del mundo desde una nueva mirada, una mirada desde los valores que proponemos como Movimiento educativo de jóvenes, una actitud que resumimos en una frase como: solidaria y comprometida. La Comunidad Rover funciona como un referente, una comunidad donde compartir valores, emociones, sentires y puntos de vista sobre estas realidades. El equipo de educadores de la Comunidad actúa suscitando experiencias de encuentro de los jóvenes con diferentes realidades del mundo adulto. En este sentido, el Proyecto Rover con sus características de: apertura al mundo, servicio y progresión personal , juega un papel fundamental al brindar oportunidades de aprendizaje de otras realidades, personas y problemáticas, poner en juego las propias capacidades, comprometer a los jóvenes en una tarea constructiva de su comunidad y del mundo. Por ejemplo, después de la realización en equipo de cada Proyecto Rover, el tiempo de descubierta personal le permite a cada joven revisar sus metas y acciones. La evaluación de un proyecto es también un tiempo propicio de revisión de su Plan Personal de Acción (PPA).

La etapa de encuentro desafía al joven a ser un “aprendiz”, en la larga tarea de hacerse responsable por su auto educación.
Es una etapa caracterizada por: El joven se enfrenta en esta etapa con la construcción de sus primeros planes personales de acción, con sus idas y vueltas, sus imperfecciones, sus resistencias a ver y verse en las descubiertas personales. Suele suceder que a los planes personales de acción de esta etapa se los somete a sucesivas correcciones, ensayos y revisiones frecuentes. El joven va adquiriendo de este modo, la habilidad en el uso del PPA. Su mirada es de corto o mediano plazo. El equipo de educadores propone actividades de auto conocimiento, de evaluación personal y clarificación de los valores.

Ver capítulo: El Proyecto Rover de Apuntes para el Dirigente de la rama Rovers.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

21

Los jóvenes participan de equipos que realizan proyectos Rover y tienen la oportunidad de adquirir nuevas competencias, evaluar sus adquisiciones y aprender a trabajar junto a otros. Ser aprendiz es volverse responsable de su auto educación. En algún momento de esta etapa se espera que formule su promesa.

La etapa de proyección que seguirá será la coronación de su experiencia como miembro del Movimiento Scout, y el preludio a los compromisos del mundo adulto.

La Etapa de Proyección
El joven que ha trabajado en la etapa anterior con su plan personal de acción, lo ha puesto en práctica, evaluado y corregido, tiene la oportunidad en esta etapa de profundizar y clarificar su proyecto personal. Aprende a usar sus posibilidades para transformar su entorno y a la vez transformarse. Como lo indica su nombre su énfasis está puesto en brindarle herramientas a los jóvenes para la construcción de su proyecto de vida. Una elección consciente, libre y responsable de rumbos para su vida, orientada por una escala de valores en la que se apoya para tomar decisiones éticas. Está claro, que no es poca cosa la que les proponemos, como Movimiento y como educadores.

La etapa de proyección desafía al Rover a ser artesano de su proyecto de vida.
Nuestro Proyecto Educativo nos habla en sus metas, de una persona. . . “Capaz de reconocer y utilizar sus capacidades para alcanzar las metas que se plantea” “Deseosa de crecer y hacerse más y mejor, capaz de animar el cambio personal y comunitario” “Consciente de su vocación” “Con capacidad de reflexión de interioridad, y de cuestionamiento” “Libre y responsable, capaz de tomar decisiones éticas” De todo esto se trata, cuando hablamos de proponerle al joven ser artesano de su proyecto de vida. De tomar en sus manos su educación, de perfeccionar paulatinamente ese DARSE CUENTA de sus necesidades y aspiraciones profundas y de tomar las decisiones que lo encaminen a realizarse como persona y ciudadano solidario, comprometido, autónomo y responsable. Ser artesano es volverse responsable de su proyecto de vida. En esta etapa la mirada del joven es a más largo plazo.

La última etapa Movimiento

de

progresión

de

la

última

rama

del

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

22

Toda la progresión personal de el / la Rover encuentra su sentido en esta etapa de proyección. Ella busca que cada joven alcance el perfil de persona que propone el Proyecto Educativo de los Scouts de Argentina: que el / la Rover viva la alegría de servir y encuentre su lugar en la sociedad como un ciudadano activo, útil y autónomo. Es una etapa caracterizada por: El joven adquiere habilidad en el uso del plan personal de acción como instrumento para su desarrollo personal. Genera ideas para futuros proyectos Rovers a desarrollar en equipos. Se apropia de la modalidad de trabajo de la comunidad Rover y colabora con mayor autonomía en la animación de la vida de grupo. Actúa claramente desde su escala de valores. Esta etapa lo prepara al Rover para que su partida encuentre un sentido. Por todo esto y mucho más, esta lejos ser una etapa optativa. La etapa de proyección constituye el resultado lógico de la propuesta del Movimiento Scout y del paso por la rama Rovers en particular. Todos los jóvenes que participan de la Comunidad Rover deben tener la oportunidad de vivir su etapa de proyección, como un valioso aporte del Movimiento Scout a su desarrollo personal La rama Rovers impulsa a los jóvenes hacia una apertura a las realidades sociales de nuestro país y del mundo. Sin embargo, en algunas Comunidades Rovers hemos visto que muchos jóvenes dejan la sección sin haber tenido la suerte de vivir una verdadera etapa de proyección; también en algunos Grupos vemos que entre los Rovers en esta etapa, la mayoría "desarrolla" un servicio como Ayudantes de unidad... lo que les limita las posibilidades de abrirse a otras realidades sociales diferentes a las del Movimiento Scout. Nuestra progresión personal debe propiciar el aprendizaje del análisis, cuestionamiento y promoción de una “modalidad de participación responsable y ética” en la comunidad local. Esta opción de participación en la comunidad sólo se puede realizar si es apoyada por el Grupo Scout en primer lugar. Mal puede pedírsele a los Rovers que participen de la comunidad local si el mismo Grupo Scout no lo vive así.

En la rama Rovers, además de las etapas tenemos los momentos de reflexión y de partida
El momento de reflexión es un tiempo de evaluación que se realiza al finalizar la etapa de encuentro y antes de comenzar la etapa de proyección. El momento de partida es la culminación de la vida del joven como miembro de la Comunidad Rover. Uno y otro momento tienen algunas particularidades que pasaremos a analizar a continuación:

El momento de reflexión

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

23

Al finalizar la etapa de encuentro y antes de comenzar la etapa de proyección, el momento de reflexión se ofrece al joven como: un tiempo de evaluación de su recorrido por las seis rutas, de sus vivencias y experiencias surgidas en la primera etapa una oportunidad de preparación para la etapa siguiente, de descubierta, profundización de su crecimiento personal. de

Al finalizar el Momento de reflexión, el / la Rover tendrá como “producto” un primer borrador de su plan personal de acción para la etapa de proyección Como ya afirmamos, el momento de reflexión sirve también como descubierta personal para la construcción del primer plan personal de acción correspondiente a la etapa de proyección. El proceso luego continúa como lo describimos oportunamente para la construcción de cualquier PPA. Finalizada la construcción de este primer plan personal de acción para la etapa de proyección, lo presenta formalmente y recibe la insignia que identifica la etapa que va a transitar.

El campamento en soledad, es una actividad propicia para el momento de reflexión.
El joven que culmina su etapa de encuentro debe tomarse un tiempo para pensar en los próximos pasos que dará – la etapa de proyección -. Al igual que los deportistas se preparan para un partido en "la concentración", el / la Rover se prepara para su etapa de proyección dándose un momento de reflexión. Existen varias formas de vivir este tiempo de “parar la pelota y pensar”, como por ejemplo: un retiro en un monasterio, un raid o un campamento en soledad, que seguidamente describiremos con un poco más de detalles.

El campamento en soledad: Un tiempo excepcional y un lugar excepcional.
No es un momento para mortificarse, es un espacio para bucear en el interior y encontrarse con uno mismo, en un campamento donde nos volvemos a conectar con los ritmos vitales y decidir cual es el compromiso que asumiremos para mi etapa de proyección. Un tiempo de "soledad" vivido como un retirarse "voluntariamente" del ritmo cotidiano del mundo... Es una oportunidad para dejar caer la careta del personaje que cada uno se construye para los otros y poder mirarse a la cara. Nada como este momento para abrir el diálogo con uno mismo y, al ahondar en la profundidad de sí, encontrar también un tiempo para hablar con Dios.

Como toda actividad educativa debe ser bien planificada

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

24

Desde el punto de vista del educador, el campamento en soledad es una actividad fija o extra proyecto. Un espacio de aprendizaje rico para los jóvenes, que debe ser debidamente planificado. La elección de un lugar adecuado, un tiempo, materiales y las actividades deben ser cuidadosamente considerados por el equipo de educadores de la Comunidad Rover, o quizas trabajado conjuntamente con el joven o con quienes la Asamblea desida. También es aconsejable pensar sobre las "provisiones" que llevará a este campamento: La Carta de la Comunidad Rover, Su Plan Personal de Acción (PPA) de la etapa de encuentro; otros textos que le gustan, o que quizás el / ella escribió textos elegidos por su Comunidad Rover, su familia, su novio /a, por qué no los partenaire que trabajaron con él en algún proyecto; Alguna carta o mensaje que le envían sus amigos; Fotos Temas musicales.

Durante el campamento en soledad su reflexión puede girar alrededor de cuestionamientos sobre...
Sus aprendizajes. Sus sensaciones en este tiempo. Las actividades que ha realizado, los proyectos en los que ha participado. Los servicios realizados. Sus motivos para el servicio. Sus motivos para estar en la Comunidad Rover. Su futuro, sus fortalezas y debilidades. Sus sueños, necesidades y aspiraciones. Aspectos de su personalidad sobre la cual trabajar más intensamente. Claro, éstos son solo algunos de las cuestionamientos, pero son nada más que amanera de ejemplo, llegado el momento de reflexión cada joven tendrá sus propios interrogantes. Una buena ayuda para meterse en ese clima de reflexión pueden ser algunos de los siguientes libros: "El profeta" de Khalil Gibran, "Mil textos" de Robert Riber; "Tanto que habrá un camino" de Sénevé; “Antes del fin” de Ernesto Sábato; "El hombre que marcha" de Christian Bobin, “Vuelo Nocturno” de Saint-Exupery "Parábolas de felicidad" de Jean Vernette "Caminantes de Dios" de Christophe Dufour. “Las Palabras andantes” de Eduardo Galeano Y para aquéllos que quieran reflexionar sobre la relación hombre-mujer: "¿El amor, que es?" de René de Lassus (Ed. Marabout) Y mil más que se pueden encontrar en cualquier librería.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

25

El momento de partir de la Comunidad Rover
Es el momento de cierre de un proceso, tanto para el o la joven que parte como para la Comunidad Rover y el equipo de educadores que lo acompañó en sus rutas.

Darle un sentido a la partida, no es “un irse porque sí”.
Una oportunidad de optar, de hacer elecciones. Anuncia su partida al resto de los integrantes de la Comunidad Rover y además expresa cuál es el sentido particular que le va a dar a su partida, les comunica las elecciones sobre las cuales el o ella va a fundar su vida.

Un momento formal de comienzo a transitar por las rutas del mundo adulto
El joven simboliza en una ceremonia5, en un rito de pasaje, su alejamiento de la Comunidad Rover y del Movimiento Scout (por lo menos como beneficiario de su programa) y su entrada al mundo adulto.

5

En el documento denominado Fiestas y Ceremonias en la Comunidad Rover se ofrecen mayores detalles sobre la ceremonia de partida.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

26

Las actividades educativas en la Comunidad Rover
Para lograr los objetivos realizamos actividades
En el Movimiento Scout los jóvenes aprenden haciendo, los pequeños grupos (seisenas, patrullas, equipos) y en la sección todo se realiza bajo la forma de actividades. Los jóvenes son los protagonistas de las actividades, proponen, eligen y asumen parte importante de la responsabilidad de prepararlas, desarrollarlas y evaluarlas, junto con los educadores Scouts. En su participación en las actividades, adquieren experiencias personales que contribuyen a incorporar en su comportamiento las conductas deseables propuestas por los objetivos. No hay mejor forma de valorar la naturaleza que ayudar a crecer a un árbol plantado por uno mismo, ni manera más profunda de aprender la solidaridad que compartiendo lo que se tiene y lo que se siente con los demás compañeros. Esta pedagogía basada en el hacer, sentir y pensar permite un aprendizaje más profundo y permanente, a la vez que los estimula con más efectividad para que se interesen en su autoeducación.

Los jóvenes logran el aprendizaje a través de las experiencias que obtienen en las actividades
Las actividades suscitan en ellos, experiencias personales. Entonces, un aspecto es la actividad que se realiza y otro es la experiencia que cada uno adquiere durante la misma.
Actividad - Es lo que ocurre externamente, las acciones que se desarrollan. - Es un instrumento que genera diferentes situaciones. Experiencia - - Es lo interno, lo que pasa en cada persona, lo que cada uno obtiene de la acción desarrollada. - Es el resultado producido en cada persona al enfrentar esa diversidad de situaciones.

Lo verdaderamente educativo es la experiencia, ya que es una relación personal del joven con la realidad que le permite analizar su comportamiento y adquirir y realizar la conducta prevista en el objetivo. De esta distinción resultan varias consideraciones importantes: Dependiendo de una amplia variedad de circunstancias, que en general tienen que ver con el modo de ser de cada uno, una misma actividad puede generar diferentes experiencias en los jóvenes que participan en ella. Una actividad puede ejecutarse de manera impecable y ser colectivamente muy exitosa, pero puede que para algunos jóvenes no produzca los resultados previstos. Por otra parte , puede que una actividad no sea evaluada como exitosa y sin embargo haya producido experiencias que contribuyen a la adquisición de la conducta deseable. Como la experiencia es una relación personal del joven con la realidad, los educadores no podemos intervenirla, manipularla ni preverla con certeza; pero sí podemos actuar sobre las actividades, para que éstas susciten o permitan experiencias conducentes a la obtención de las conductas previstas en los objetivos educativos.

¿Qué importancia tiene esta distinción para nuestra labor de educadores de la Comunidad Rover?

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

27

Debemos estimular a que nuestra propuesta educativa comprenda una gran variedad de actividades. Los educadores scouts estamos llamados a enriquecer el juego. Las actividades no deben improvisarse. Ellas deben ser seleccionadas, preparadas, desarrolladas y evaluadas adecuadamente. No basta realizar actividades ni que éstas sean exitosas. Es necesario que los jóvenes se involucren en el proceso de selección, preparación, desarrollo y evaluación6. El grado de involucramiento en la gestión de actividades y por consiguiente en la vida del equipo y la Comunidad Rover, variara según la edad y la experiencia de los jóvenes, pero es un camino que debe realizarse y que aporta un sentido hacia una mayor autonomía. No basta realizar actividades ni que éstas sean exitosas. Es necesario además estar atentos a las experiencias personales que obtiene cada joven, lo que se realiza a través del seguimiento de su progresión personal. Las actividades contribuyen al logro de los objetivos educativos de una manera indirecta y progresiva. No existe una relación directa e inmediata entre actividades y objetivos educativos, ésto es, la realización de una actividad no produce automáticamente el logro de un determinado objetivo. Es el conjunto de actividades que realizan, a través de las sucesivas y múltiples experiencias que genera en los jóvenes, el que contribuye progresivamente a que ellos logren sus objetivos personales. Esto significa que al término de una actividad lo único que podemos evaluar es la actividad misma. La evaluación del desarrollo personal de los jóvenes, es decir, de su progresión, se realiza en un tiempo diferente.

Actividades internas y externas
Los objetivos personales consideran la totalidad de la vida de los jóvenes, la que comprende una gran variedad de actividades, muchas de las cuales no están conectadas con la vida de grupo de la Comunidad Rover. Esto permite distinguir entre actividades internas y externas. Se entiende por internas aquellas que se realizan en los equipos y en la Comunidad Rover o fuera de ellas, pero por iniciativa de su programa de actividades. Si bien en el Proyecto Rover los jóvenes, actúan junto a parteners que son personas u organizaciones externas a la Comunidad Rover, esta es una actividad propia de la propuesta educativa de la rama Rovers y, por lo tanto interna. Externas son todas las que los jóvenes efectúan más allá de ámbito del Movimiento Scout en los distintos aspectos de su vida, sin vinculación directa con el programa asociativo. La acción de los educadores scouts se refiere principalmente a las actividades internas, pero sería un error pensar que pueden desentenderse de las externas. Los jóvenes, además de participar en el Movimiento Scout, son alumnos de una escuela o en la facultad, hijos de una familia, miembros de una religión, militantes de una ONG, empleados en una empresa, practican un deporte, interpretan algún instrumento, integran un grupo de amigos, es decir, se vinculan a diferentes grupos sociales. Como los educadores scouts - junto con sus pares - motivan el avance, orientan el desarrollo y contribuyen a la evaluación de todos los objetivos propuestos a los jóvenes, deberán estar atentos a las actividades que los rovers desarrollan en razón de esos papeles, ya que ellas están influyendo en su personalidad. Por supuesto que no se trata de evaluar cada una de las actividades que los jóvenes desarrollan fuera del Movimiento, ni mucho menos de intervenir o interferir en ellas; pero los efectos que producen en los jóvenes y la forma en que éstos se
6

En el ciclo de programa, el Proyecto Rover tiene por fin brindar herramientas para la animación participativa de la Comunidad Rover.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

28

proyectan en ellas, deben ser considerados de un modo general en la evaluación de su progresión.

Actividades fijas y variables
Hemos dicho que el conjunto de actividades que realizan los jóvenes les permite adquirir experiencias que contribuyen al logro de sus objetivos; y anteriormente habíamos señalado que las actividades crean el ambiente que se vive en los pequeños grupos y en la sección al cual llamamos vida de grupo. Esto significa que no sólo los objetivos se logran a través de actividades, sino que también los distintos elementos que componen el Método Scout se concretan en la práctica, en las actividades. Esta doble función de las actividades permite clasificarlas en: fijas y variables. Una actividad fija es aquella que… - utiliza una misma forma y generalmente tiene relación con un mismo contenido - Necesitamos realizarla frecuentemente para crear el ambiente propio del método scout; y contribuye de manera genérica al logro de los objetivos educativos. Las actividades variables, en cambio, - utilizan formas variadas y se refieren a contenidos muy diversos, según las inquietudes expresadas por los jóvenes - no se repiten continuamente, salvo que los jóvenes deseen hacerlo; y contribuyen a la obtención de uno o más objetivos educativos claramente individualizados.

Las actividades fijas o extra-proyectos son, por ejemplo, las distintas ceremonias que celebramos. Según el motivo que celebran, su contenido siempre es similar; su realización frecuente contribuye a crear la atmósfera propia de la vida de grupo en la Comunidad Rover; y no están dirigidas al logro específico de un objetivo o grupo de objetivos educativos. Sin embargo, como tienen relación con varios aspectos de su personalidad, contribuyen de un modo general al logro de los objetivos en las distintas áreas de crecimiento o de la progresión personal. Lo dicho sobre las ceremonias es igualmente válido para todas las otras actividades fijas que se realizan en los equipos y las secciones, como las reuniones de equipo y Comunidad Rover, las excursiones y campamentos, la mantención y mejoramiento del equipo y del local de la Sección, los juegos, los cantos, los consejos y asambleas, animación del sistema de equipos en general y tantas otras. Las actividades variables o proyectos rovers, son aquellas cuyo contenido es totalmente distinto en una y otra, ninguna de ellas puede ser repetida constantemente, cada una contribuye al logro de objetivos educativos diferentes y claramente individualizados y, fundamentalmente, corresponden a lo que los jóvenes quieren y eligen hacer y a las necesidades de la comunidad. La forma de animación de la vida de grupo propuesta por el proyecto rover es por excelencia la actividad variable propia en esta rama. Toda posibilidad de acción que constituya un desafío, sea útil para el crecimiento personal de los jóvenes, les atraiga y tenga para ellos el sentido de obtención de un logro, es una actividad educativa y por lo tanto cae en el campo de interés del Movimiento Scout.

¿Qué importancia tiene la distinción entre actividades fijas y variables?
Actividades extraproyecto fijas o Actividades variables o los proyectos Rovers

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

29

- Ayudan a “administrar el método”. - Contribuyen a crear la atmósfera propia de la vida de grupo en la Comunidad Rover y producen vivencias de sabor típicamente scout.

- Atienden los múltiples intereses de los jóvenes y los proyectan sobre la diversidad del mundo y de la vida. - Responden a las necesidades de la comunidad.

Una de las claves de la riqueza de la vida de grupo reside en construir, con la participación activa y responsable de los jóvenes, un programa de actividades que contemple estos dos tipos de actividades educativas.7 Un programa concentrado en actividades fijas o extra-proyecto, en perjuicio de las variables, puede conducir a una Comunidad Rover “cerrada”, centrada sobre sí misma, aislada de los acontecimientos de su entorno, que no prepara a los jóvenes para su participación en el mundo adulto sino para el propio Movimiento Scout; podría afectar seriamente el desarrollo armónico de los jóvenes, impidiendo evaluar su avance en relación a las distintas áreas de crecimiento de su personalidad, lo que se obtiene muy concretamente a través de las experiencias generadas por las actividades variables o proyectos Rovers. Por el contrario, un programa recargado de actividades variables o proyectos Rovers corre el riesgo de desperfilar la Comunidad Rover, convirtiéndola probablemente en un “grupo juvenil” atractivo y servicial, pero con escaso “estilo scout”, lo que afectará su cohesión y el sentido de pertenencia de los jóvenes; disminuirá el efecto educativo global producido por la aplicación de todos los elementos del método en su conjunto, ya que le faltará la atmósfera sustentadora creada por la continuidad de las actividades fijas o extra-proyectos.

Actividades de la Comunidad Rover
En el documento básico 4: “Apuntes para el dirigente de la Rama Rovers”, explicamos sobre las características del proyecto Rover como una forma de organizar las actividades variables de la Comunidad Rover, por lo cual no nos extenderemos aquí con más explicaciones, hablamos también como las actividades extra proyectos contribuyen a enriquecer y armonizar la vida de grupo de la Comunidad.

La Comunidad Rover suele acampar entre tres y seis veces por año
Tratando de lograr un total de no menos de quince días de campamento al año. Dependiendo de la temporada, la duración de los campamentos varía entre dos y quince días, con excepción del campamento final o anual , que puede durar alrededor de diez días. Además debemos contar las salidas (excursiones, bicicleteadas, trekking, etc.) que se realizan sin pernocte pero que aportan oportunidades de contacto con la naturaleza.

El campamento anual de la Comunidad Rover debe tener un plus
Muchas Comunidades Rovers realizan su campamento anual y pasan todos sus días de campamento en el lugar de acampe sin asomarse a la “civilización” más que
7

Los ciclos de programa deben exhibir un equilibrio entre este dos tipos de actividades. Más información sobre esto podrá encontrarse en el documento básico 4: “Apuntes para el dirigente de la Rama Rovers.”

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

30

para alguna salida recreativa. Si bien el campamento anual es una ocasión inmejorable de contacto pleno con la naturaleza, no debe servirnos de excusa para aislarnos sin tomar contacto con la comunidad, en un encuentro planificado. El campamento anual de la Comunidad Rover tiene algo más que las actividades en la naturaleza. Ese plus tiene que ver con un encuentro con la cultura del lugar, las personas de la comunidad próxima a la que acampamos, grupos juveniles, descubiertas de algún aspecto de ese sitio, un servicio… Pero debemos resaltar que lo importante no es lo que se haga sino que la actividad elegida nos de la oportunidad de encuentro con personas y realidades distintas. Una marcha en equipo por la montaña puede tener en su itinerario una visita a un poblado, un encuentro programado con personas del lugar, su cultura, su producción, su historia. Algunos proyectos Rovers cuya ejecución nos demande mayor tiempo o viajar lejos de casa pueden ser realizados en ocasión de las vacaciones de verano, casi siempre las más largas del año. “ El viajar para un rover se convierte en algo más que en puro turismo: es la ocasión privilegiada para contrastar, para comparar, para analizar, para transformar. El contacto con otros modos de vida y de cultura, amplía los horizontes, nos abre a nuevas experiencias y situaciones. Una actividad importante para los rovers la constituye facilitar los contactos con otros hombres, con los de su región y los de fuera, con los de su país y los de fuera, con todos los hombres. Además de pasar por esos lugares observando, se vive con esos hombres, se acompañan sus pasos, se descubren sus maneras de vivir y poco a poco nos preguntamos por su vida, sus circunstancias, por sus personas concretas.”8 Antes del campamento… Una actividad educativa de calidad no se improvisa. El campamento anual de la Comunidad Rover debe planificarse, además de hacer las previsiones habituales para el lugar de acampe, debemos realizar un par de contactos con organizaciones y/o personas del lugar con el fin de prever que tipo de actividades podemos llegar a realizar, informarles sobre el Movimiento Scout y las expectativas de la actividad. El equipo de educadores debe ayudar a los jóvenes a planificar aspectos prácticos, materiales y financieros de la preparación del campamento a menudo olvidados por los jóvenes. Durante el campamento… Tiempos de reflexión y de oración El campamento es una inmejorable ocasión de vivir un tiempo fuerte de espiritualidad. Los ritmos naturales, el encuentro con personas y realidades distintas, la convivencia durante varios días, la exigencia física de las marchas brindan innumerables oportunidades para la reflexión y la oración personal y comunitaria, si bien esta puede surgir de manera espontánea, es conveniente promover esos momentos. Evaluación durante el campamento Los equipos y la Comunidad Rover deben tener tiempos y espacios de evaluación durante el campamento. En ocasiones la evaluación debe hacerse con las personas con las que compartimos actividades. Registrar las vivencias Durante un campamento anual pasan muchas cosas, detalles que se pierden si no se registran debidamente. Es importante que al menos algún miembro de la Comunidad Rover o por equipo se responsabilice de ir registrando mediante un

8

En Ruta con los Rovers. Corpas, Pedro; Domínguez Peral, Francisco. Editora El Manglar. Madrid 1987

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

31

diario, fotos, videos los hechos del campamento. Además esta producción puede ser enriquecida y compartida con otros a la vuelta de la experiencia. Después del campamento… Evaluar El campamento me ha permitido: - Adquirir nuevas competencias (saber, saber hacer, saber ser). - Conocerme mejor a mi mismo, mis limites y posibilidades. - Conocer personas y realidades. Progresar en mi fe. - Tomar nuevos compromisos. Una relectura de la actividad comunitaria, en equipo, con la Comunidad Rover… - ¿Esta actividad nos ha permitido actuar en equipo? - ¿Cada uno ha podido tener su lugar, su rol? - ¿Ha respondido a nuestra expectativa? - ¿A la expectativa de aquellos con los que hemos compartido? - ¿Hemos aportado a la construcción de un mundo mejor? - ¿Hemos sido coherentes con la Carta de Comunidad? Agradecer - a las personas y organizaciones con las cuales compartimos actividades en el lugar. - a aquellas personas que colaboraron con la Comunidad Rover para hacer posible el campamento. Una foto con algún texto, un carta con relatos o impresiones pueden resultar una manera más cálida y creativa que una carta formal, además puede comunicar mejor las vivencias de los participantes. Compartir las vivencias que registramos, celebrar Con aquellas personas que la Comunidad Rover desea hacerlo: amigos, novios, familiares, personas que nos ayudaron a viajar, a realizar el proyecto.

Actividades fijas o extraproyecto en la Comunidad Rover
Conviene revisar periódicamente la forma en que realizamos las actividades fijas o extraproyecto en la Comunidad Rover, preguntarnos si las podemos mejorar, introducirles variantes y así evitar que se conviertan en rutina, pierdan su atractivo para los jóvenes y disminuyan su valor educativo.

Las reuniones de la Comunidad Rover
Los Rovers suelen tener múltiples actividades y obligaciones propias de los jóvenes con sus días y horarios particulares, lo que implica un menor tiempo libre por trabajo, estudio, etc. Siendo nuestra propuesta una oferta de actividad para el tiempo libre, debemos considerar esta característica. Además la propuesta educativa de la rama Rovers se centra en aportar a los jóvenes experiencias de aprendizajes para la participación en el mundo adulto. El proyecto rover con sus características de servicio y progresión personal, pero por sobre todo de apertura al mundo, propone realizar la mayor parte de las actividades de puertas de grupo scout hacia afuera y esto es lógico, ya que en las ramas anteriores nos esforzamos por brindarle a los jóvenes oportunidades de crecimiento personal para su inserción plena en la comunidad. La rama mayor juega su juego no solamente en el “patio del grupo” sino en un escenario más amplio, rico y complejo. Esto implica que la dinámica de las reuniones de la Comunidad Rover resulta diferente al resto de las secciones del Grupo Scout, a quienes se las puede encontrar normalmente en la sede del grupo. Además los Rovers suelen tener su actividad en los lugares donde se realiza el proyecto que estén desarrollando. Esta modalidad debe ser compensada con tiempos de encuentro de toda la Comunidad Rover para realizar sus Asambleas, reuniones, ceremonias, actividades administrativas, de mantenimiento de equipos,

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

32

etc. Existe una visión extendida en algunos grupos por la cual los rovers deben tener una presencia visible durante el día de reunión de las ramas. En este sentido, debemos enfatizar que es necesario que los Rovers salgan y, también que el resto del Grupo Scout conozca lo que los rovers realizan. Por el contrario, una Comunidad Rover que permanece en la sede del Grupo Scout rutinariamente, más allá que realice muchas actividades en ese lugar, ofrece a los jóvenes menores oportunidades de crecimiento e inserción en la comunidad local.9

Las ceremonias
En el marco simbólico de la rama descripto en el documento básico 4: “Apuntes para el dirigente de la rama Rovers”, presentamos las diferentes ceremonias que se viven en la Comunidad Rover y su sentido pedagógico, pero las formas sugeridas para llevar adelante las mismas se encuentran en el documento: Ceremonias y Fiestas en la Comunidad Rover.

El campamento en soledad
Del cual ya hablamos, es una actividad vinculada a un momento de la progresión personal. Como toda actividad fija o extraproyecto no tiene porque ser siempre igual o estereotipada, cada joven necesita y se merece una experiencia educativa enriquecedora a su medida.

Fogones, fogatas, veladas y otros espacios de encuentro y celebración
Consisten básicamente en un encuentro artístico en torno al fuego, de una duración aproximada de una hora a noventa minutos. En la cual se mezclan canciones, pequeñas representaciones, danzas, breves historias, bailes y otras actividades artísticas presentadas por los jóvenes. El programa de la fogata debe ser preparado previamente con la participación de todos los jóvenes. Cuando la Comunidad Rover lo considere conveniente, por ejemplo, con motivo de la finalización de un proyecto rover, puede invitarse a personas que no pertenezcan a la sección, aunque no siempre, ya que en ocasiones la Comunidad Rover necesita celebrar privadamente esta fiesta. El ritmo de la fiesta va de la alegría expansiva al recogimiento. De ahí que las actividades más festivas se ubican al comienzo y las más reposadas al final, hasta concluir con un momento de oración y reflexión. Para convocar a los participantes, encender el fuego, dar inicio al fogón, cada Comunidad Rover suele adoptar un ritual propio, lo que añade sabor, tradición y sentido de pertenencia al momento de celebración. La fogata puede tener un tema central en torno al cual giran las distintas expresiones. Se realizan en una ocasión especial, como la última noche de campamento, para celebrar algún suceso de la vida de la Comunidad Rover. La velada es también una actividad de expresión pero con menor exigencia de planificación, no necesariamente debe realizarse alrededor de fuego.

Otras actividades fijas o extra-proyecto
Existen otras actividades fijas o extra-proyecto, como por ejemplo, las Descubiertas, los Foros de jóvenes, los encuentros distritales, Moots de los cuales podrán encontrara más información en variada bibliografía.

Las actividades variables en la Comunidad Rover son los Proyectos Rovers

9

En las Comunidades Rovers que se inician, los jóvenes suelen permanecer mucho tiempo juntos en la sede del grupo, pero el equipo de educadores deberá proponer actividades que progresivamente los incentive a comprometerse con personas y realidades más allá de las paredes del Grupo Scout, a la realización de proyectos, descubiertas, etc.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

33

En la Comunidad Rover las actividades variables se viven principalmente a partir de los Proyectos Rovers. Para comprender mejor la forma de desarrollo de los proyectos, te recomendamos ver el capítulo respectivo del Documento Básico 4: Apuntes para dirigentes de la rama Rovers.

Evaluación del crecimiento personal de los jóvenes
Se trata de evaluar si el o la joven ha logrado o no las conductas deseables previstas en los objetivos educativos, que en el caso de la rama Rovers son además los terminales. En la rama Lobatos y Lobeznas, esos objetivos educativos serán normalmente los mismos que aparecen en la malla de objetivos propuesta por la asociación. En el caso de la rama Scouts y la rama Caminantes, los objetivos serán también los de la malla, pero expresados o complementados en la forma en que cada joven los ha ido adaptando progresivamente a su situación personal, cada vez con mayor margen de movilidad. En la rama Rovers, los objetivos educativos serán totalmente personalizados, según cada joven los haya expresado en su Plan Personal de Acción (PPA). Esto quiere decir que más allá de los objetivos terminales previstos para la rama Rovers el equipo de educadores le prestará especial atención a los redactados por el o la joven en su plan personal de acción.

¿Quién evalúa el crecimiento personal del joven?
En el proceso de evaluación del crecimiento personal del joven pueden intervenir diferentes actores, con diferentes énfasis e importancia, que analizaremos en cada caso. Estos actores son: El propio joven. Los demás jóvenes de la Sección. Los educadores de la Comunidad Rover Los padres. Otras personas.

La evaluación por el propio joven, o auto evaluación
La evaluación por el propio joven, o auto evaluación, si bien no es excluyente, es la parte más importante del proceso de evaluación de los objetivos educativos. El propio joven es el primer y gran evaluador de sí mismo. Confronta los objetivos que se propuso con la opinión que tiene de sí, y expresa el estado de avance en que se encuentra o si los ha logrado. El o la joven que se ha planteado objetivos de crecimiento, puede indagarse sobre los cambios ocurridos en su persona, los aprendizajes logrados, teniendo la oportunidad de aprender sobre sí mismo y sus formas de aprender, de ir convirtiéndose en artesano de su proyecto de vida.

Pero esta actividad de auto evaluación no es una actividad solitaria.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes Auto evaluación no significa soledad, o aislamiento, sino reflexión sobre sus acciones, opciones, elecciones, sobre sus aprendizajes, sobre su crecimiento. Los adultos, los demás jóvenes, la realidad; son fuentes de consulta y de opinión sobre su propio desarrollo personal. La auto evaluación es parte importante del proceso de aprender sobre sí mismo, sus mecanismos personales de aprendizaje. Una actividad que se perfecciona con el ejercicio y la oportunidad de realizarla sistemáticamente.

34

El plan personal de acción (PPA) que el joven ha diseñado le sirve no solamente como un fuerte instrumento de planificación de sus acciones sino además como una referencia llegado el momento de evaluar. Esta auto-evaluación es siempre individual.

La evaluación por los demás integrantes de la Sección.
Es una instancia comunitaria de evaluación del crecimiento personal. Los otros jóvenes y adultos compañeros de ruta, comparten no solamente sueños y proyectos, sino también espacios de reflexión sobre su crecimiento personal. Este evaluación por sus pares suele ser de gran importancia para el o la joven. En la misma los otros jóvenes pueden expresar aquello que esperan de él o ella, la forma en la que lo vieron actuar, si es coherente en sus acciones con su escala de valores, El aporte que cada joven pueda compartir es con la intención de aportar un punto de vista sobre aquellas cosas que el o la joven no puede llegar a percibir sobre sí. Esta evaluación puede producirse por diversas causas: porque el propio joven lo solicitó o hizo sentir que lo necesitaba; porque los educadores la motivaron; o porque el grupo de pares tomo la iniciativa de proceder de esa forma con acuerdo de todos sus integrantes. Esto debiera ocurrir al fin de un proyecto Rover o de un ciclo de programa.

La evaluación por los educadores Scouts
Partamos de afirmar una vez más que, el adulto, educador de tiempo libre en la propuesta del Movimiento Scout, es quien acompaña, anima y contiene el proceso de crecimiento de los jóvenes en la sección. El Movimiento Scout propone un método de animación basado en la auto educación de los jóvenes, en el cual los adultos son compañeros de marcha de este largo camino hacia la autonomía. En la propuesta educativa del Movimiento Scout, la evaluación por los educadores Scouts es un proceso en el cual la observación y el diálogo ocupan un lugar preponderante. En un sistema de objetivos educativos y actividades el equipo de educadores se distribuye la tarea de atender el crecimiento personal de los jóvenes que componen la Comunidad Rover. En el acompañamiento que el adulto realiza normalmente, de la observación continua del proceso de crecimiento de los chicos y chicas se obtendrá importante información para la evaluación. De esta forma al llegar al término del ciclo de programa, se realizará una evaluación más detenida del avance del joven, pero además:

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

35

será una conversación más de las muchas que el educador ha mantenido con el o la joven. Esto implica que no se convertirá en una “situación de examen”, con las tensiones y el carácter amenazante que la caracterizan. el adulto estará preparado para apoyar, ya que habrá seguido el desarrollo del joven durante un tiempo prolongado. Este tipo de evaluación generalmente concluye en un consenso o acuerdo entre el o la joven y el educador sobre cuales son los objetivos que – con toda la relatividad propia de una apreciación tan personal como esta - se pueden considerar logrados. Todo el proceso de evaluación de los objetivos personales está fundado sobre la base de este consenso, en el cual influyen tanto la opinión del joven como la del educador. La intensidad con que una u otra opinión inciden en ese consenso, variará según la rama. Obviamente, en la rama Lobatos y Lobeznas, la opinión del educador será más determinante que en las ramas Scouts, Caminantes y Rovers. Sobre todo en esta última rama la opinión del educador debiera influir muy poco, teniendo sólo la calidad de un consejo o comentario propuesto a la valoración del joven ya que para establecer cuales objetivos han sido logrados, generalmente se seguirá la opinión que ha resultado de la auto evaluación del joven. La incidencia de la opinión del educador en las distintas ramas decrece en la medida que aumenta la participación, responsabilidad y autonomía del joven. Mientras se crece y aumenta la comprensión del mundo, más participación se logra; y mientras más se participa, más responsabilidad se asume por las propias decisiones, hasta llegar al punto de la plena responsabilidad de sí mismo, objetivo que comprende a todos los otros objetivos.

La evaluación de los padres
Es un tipo de evaluación complementaria que debe tenerse presente en todo momento. Esta evaluación, más que influir directamente en la determinación de cuales objetivos han sido logrados, será una ayuda fundamental en circunstancias tales como las siguientes: para complementar la información que sobre el joven debe manejar el educador scout encargado del seguimiento de su crecimiento; para contribuir a que el / la joven sea ayudado a superar aspectos de su crecimiento personal que le son particularmente difíciles; para enfrentar problemas detectados en los jóvenes y que pudieran ser más severos, requiriendo quizás la intervención de profesionales calificados, ya que escapan a la esfera de acción de un educador voluntario de tiempo libre. La evaluación por los padres no tiene un momento predeterminado – como veremos más adelante al hablar de <<cuando>> se evalúa el crecimiento personal – sino que se realiza de una manera permanente, manteniendo el educador un diálogo constante con ellos, el cual debe ser prudente y progresivo, ya que normalmente los padres no consentirán fácilmente en dialogar sobre sus hijos con un educador de cuya idoneidad y aporte no estén plenamente convencidos. Es por eso que el educador scout encargado de seguir la evolución de un joven, debe establecer vínculos estables con sus padres mucho antes de entrar a dialogar con ellos sobre la personalidad de su hijo. Los profesores y las autoridades religiosas de la iglesia en que el o la joven profesa su fe, son también fuentes de evaluación complementaria, pero en modo alguno es determinante para establecer si se ha logrado un determinado aprendizaje o no. Al igual que en la evaluación de los padres, el educador scout debe haber establecido con anterioridad una relación basada en la confianza y en el reconocimiento por parte de otros actores educativos.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

36

¿Cómo se evalúa el crecimiento personal de un joven?
Se puede evaluar a través de la medición y la observación. Aunque hay que señalar que la evaluación por medición es muy poco frecuente, reduciéndose a los aspectos cognoscitivos de algunas conductas. La propuesta educativa del Movimiento Scout está fuertemente orientada a la adquisición de valores, por lo tanto la evaluación de los aprendizajes relacionados con las actitudes, saber ser, no debe ser medido en base a pruebas. Por lo tanto, es improcedente la evaluación de objetivos por medición. Es importante que el educador scout comprenda que la evaluación de los aprendizajes no debe estar centrada solamente en la medición de los resultados logrados, sino también en el proceso del logro de los mismos. Por eso, la tarea de evaluación, si bien tiene determinados momentos claves, es constante. No evalúo solamente la aparición de la conducta o no, sino mas bien, las tareas realizadas para la aparición de dicha conducta. La evaluación por observación es la forma casi exclusiva de evaluar objetivos personales. Por ejemplo: Juan dice que respeta al diferente y es tolerante, pero cuando se cruza con una persona gitana actúa riéndose de su forma de vestir y de hablar y hasta sostiene casi sin dudar que esa persona es ladrona. Podemos observar que lo que Juan dice pensar no es coherente con lo que hace.

¿Cuando se evalúa el desarrollo personal del joven?
Distinguimos al menos tres momentos como oportunidades de evaluación: Una evaluación preliminar Durante el ciclo de programa Al término del ciclo de programa o de un proyecto rover.

La evaluación preliminar
Es una especie de “piso” a partir del cual se pueden medir los cambios que se van produciendo en los sucesivos aprendizajes. Se realiza en el período introductorio, que generalmente culmina en una evaluación que determina que objetivos personales el / la joven ya ha logrado con anterioridad a su ingreso al Movimiento o a la Comunidad Rover, con la producción de su primer plan personal de acción (PPA). Es una buena ocasión para que los educadores dejen constancia en un registro personal del diagnóstico que han hecho al momento del ingreso del joven.

La evaluación durante el ciclo de programa,
Recordemos que durante un ciclo de programa de la Comunidad Rover se vivirán proyectos Rovers y actividades extra-proyecto. En la práctica es efectuada por los educadores, casi exclusivamente por la observación constante que hacen de aquellos jóvenes de cuyo seguimiento personal han sido encargados. Esta observación le permite al educador ir recopilando información para las conversaciones que de tanto en tanto mantendrá con el o la joven; pero fundamentalmente le servirá para la evaluación que de común acuerdo hará con el o la joven al término de un ciclo de programa. La evaluación por los padres y la evaluación por otros actores (docentes, ministros religiosos, partenaires de proyectos), tiene lugar durante el ciclo de programa, en la medida que el educador recurre a ella.

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

37

Al término de un ciclo de programa o de un Proyecto Rover
Se propiciarán espacios de auto evaluación y evaluación comunitarios, coincidiendo en ese momento con la evaluación del educador encargado, la que culmina un período de observación y acompañamiento de su parte, que ha sido intenso y constante. El Proyecto Rover, por ser una actividad variable central en la vida de grupo, merece todo un tiempo y un espacio de evaluación, no solo de la actividad sino también de los aprendizajes obtenidos en la experiencia.

¿Dónde se evalúa el crecimiento personal de los jóvenes?
Un párrafo aparte merecen los ámbitos en dónde se realizará la evaluación, refiriéndonos no solamente a los ambientes físicos sino también a los momentos escogidos.

De los ambientes
Es aconsejable utilizar espacios que brinden cierta intimidad, con poco ruido exterior, dónde nos sintamos cómodos, que nos inviten a expresarnos libremente. Un lugar seguro y tranquilo. Estas características son importantes porque los ambientes nos condicionan a poder expresar aquellas cosas que más nos duelen, nos alegran, nos enorgullecen o avergüenzan. El ambiente nos ayuda a prepararnos para aquella actividad que vamos a realizar. Los jóvenes deberán sentirse lo más a gusto posible para poder evaluarse. Es parte de nuestra responsabilidad como educadores ofrecer los ámbitos más adecuados para esta situación.

De los momentos, del tiempo de la evaluación
Para llegar a una evaluación reflexiva y constructiva es importante tener mirada lo más objetiva posible sobre lo realizado. Los jóvenes pueden realizar evaluación apresurada dónde se exprese solo aquello esperado por los otros. La evaluación debe realizarse en el tiempo justo y oportuno, no debe demasiado extensa y reiterativa, ni rápida y poco significativa. Es importante los jóvenes aprendan a darse un tiempo un espacio para evaluar. una una ser que

Bibliografía
Alfonso López Quintas (1986) Creatividad y Educación – La juventud entre el vértigo y el éxtasis - Editorial Docencia - Buenos Aires Baden-Powell (1930). Roverismo hacia el éxito. Dirección Nacional de Publicaciones de la Asociación Scouts de México, A.C. Benard, Dominique y otros, Baden-Powell hoy, Edición del Movimiento Scout Católico España. Barcelona. Benedetti, Mario (1997), La vida ese paréntesis, poemas, Seix Barral, Buenos Aires. Corpas, Pedro y Dominguez Peral, Francisco. Descubrir para Transformar. Editora El Manglar. Madrid

Comité Ejecutivo – Dirección de Programa de Jóvenes

38

Corpas, Pedro y Dominguez Peral, Francisco. En Ruta con los Rovers. El Manglar. Madrid Corpas, Pedro y Dominguez Peral, Francisco. Hacia un Escultismo Adulto. Editora El Manglar. Madrid Orellano, Fabiana y Peralta Marcos. “P.N.P. (...y perdona nuestros proyectos...). Documento de trabajo. Organización Mundial del Movimiento Scout (1997), El Movimiento Scout en la práctica: ideas para los dirigentes scouts, Ginebra, Oficina Scout Mundial. Organización Mundial del Movimiento Scout (1999), Fundamentos – Las Características esenciales del Movimiento Scout, Ginebra, Oficina Scout Mundial. Organización Mundial del Movimiento Scout y Otros (1997), La Educación de los Jóvenes – Declaración en los albores del siglo XXI, Ginebra. Organización Mundial del Movimiento Scout (1997), El Método Scout, Ginebra, Oficina Scout Mundial. Pavía, Victor y otros (1998), Adolescencia, Grupo y Tiempo Libre. Editorial Humanitas. Buenos Aires. Sanchez, Antonio y otros (1995), Cauces Vivos de la Animación. Plan de Formación e Animadores. Bloque 4: El saber hacer del animador. Editorial CCS. Madrid. Scouts de Argentina (1997), Proyecto Educativo de Scouts de Argentina, Buenos Aires. Scouts de France, Une Route pour les 17- 21 ans . L Animateur de Relais et la proposition Compagnons. Scouts de France, Scouts Avenir. Le Projet Compagnon. Numéro Spécial. Vega, Francisco J. Y Ventosa, Victor J. (1993), Programar, Acompañar, Evaluar Plan de Formación e Animadores. Bloque 4: El saber hacer del animador. Editorial CCS. Madrid.

Realizado por: El Equipo Nacional de Programa Evaristo Carriego, Sebastián Semprevivo, Alejandro Dambrosi, Rodolfo Escalada, Ignacio Luna, Mariana Rodríguez, Miriam Zárate, Claudio Cerabona, Tomás Patricio Young, Cecilia Accinelli, Viviana Diez, Rodrigo González Cao y Héctor Carrer. Nuestro agradecimiento por sus aportes a: Mónica Sánchez, Gilda Genovali, María Eugenia Poggio, Adriana Magro, Isabel Amor, Silvina Ojeda, Alejandro Lorenzetti, Silvina Etchegoyen, Juan Somorrostro, Sebastián Lamonega y algunos otros jóvenes de la Rama Rovers que nos acercaron sus inquietudes y sueños y a otros amigos que contribuyeron con correcciones, comentarios e ideas.

Programa de Jóvenes

Miembro de la Organización Mundial del Movimiento Scout

Serie “Documentos Básicos”
Renovación Pedagógica de Scouts de Argentina

LA INSIGNIA DE LA RAMA ROVERS

LA INSIGNIA DE LA RAMA ROVERS

Vemos a Scouts de Argentina como una Organización Educativa... Integrada por niñas, niños, jóvenes y adultos comprometidos con el estilo de vida Scout y su religión, la construcción de la paz, la autoafirmación de la persona humana y orgullosos de pertenecer por los valores que comparten. Que trabaja responsablemente en la promoción para el desarrollo de la comunidad, provocando la transformación social a través del crecimiento personal, como producto del cumplimiento de la Misión. Reconocida por su prestigio en la acción educativa y su capacidad de aprender; que brinda igualdad de oportunidades; con una propuesta dinámica y atractiva para los jóvenes, digna de ser apoyada por la comunidad.

-

-

Programa de Jóvenes “La insignia de la rama Rovers”
Es una publicación oficial de: Scouts de Argentina Realizado por: Comité Ejecutivo - Dirección de Programa de Jóvenes ? 2006 Scouts de Argentina Libertad 1282 C1012AAZ Capital Federal

Los textos e imágenes de este documento pueden ser reproducidos en todo o en parte con autorización de Scouts de Argentina. scouts@scouts.org.ar www.scouts.org.ar
Scouts de Argentina es miembro de la Organización Mundial del Movimiento Scout

Dirección de Programa de Jóvenes – consultas a programa@scouts.org.ar | Página 2

LA INSIGNIA DE LA RAMA ROVERS

LA INSIGNIA DE LA RAMA ROVERS ¿Qué es un marco simbólico?
Es un ambiente de referencia que refuerza la vida en común de la Comunidad Rover, contribuyendo a dar coherencia a todo lo que se hace. Está constituido por un conjunto de elementos vinculados entre sí, tales como: palabras, nombres, gestos, signos, tradiciones y actividades fijas que se relacionan con los intereses de los jóvenes de 17 a 21 años.

¿Para qué sirve un marco simbólico?
El marco simbólico ofrece algunas ventajas educativas: - Refuerzo del sentido de pertenencia a una comunidad que se encamina hacia un mismo propósito. - Da unidad a las actividades que se hacen. - Permite a los dirigentes presentar los valores de manera atractiva y ayudar a los jóvenes a identificarse con esos valores. - Motiva y da importancia al logro de objetivos personales. - Incentiva la imaginación y desarrolla la sensibilidad de los jóvenes. El Marco Simbólico estimula a los jóvenes a ir más allá de su vida cotidiana, transformando lo ordinario en extraordinario, lo imposible en posible, lo imperceptible en algo que puede sentirse instintivamente, poniendo ante los ojos y el corazón aquellas realidades que habitualmente no advertimos. Para que esa transformación se produzca, todos los componentes del marco simbólico guardan una estrecha relación entre sí. Por ejemplo: los nombres de las etapas de progresión personal, las características de las celebraciones, los nombres de las principales actividades, el diseño de las insignias, todos ellos están fuertemente relacionados con el marco simbólico.

Los símbolos en la rama rovers
En la Comunidad Rover pasan muchas cosas que merecen ser vividas y también recordadas, son cosas que enriquecen nuestra vida y nos ayudan a crecer, a ser mejores personas. Desde que cada joven se suma al Movimiento Scout, cada vivencia que se vive en él puede relacionarse con algún símbolo. En el Movimiento Scout, los símbolos representan desafíos aceptados, es decir, representan la vida y el crecimiento. Los símbolos dan la posibilidad de ser recreados continuamente. Así, cuando una Comunidad Rover elige su nombre o diseña su bandera, elige los colores, y los materiales y, son los propios jóvenes quienes otorgan identidad a esos símbolos.

Los símbolos importantes de la rama rovers
Los símbolos importantes son los que conforman la imagen de la Rama Rovers a nivel nacional. Son aquellos que, más allá de las adaptaciones de cada región cultural, permanecen, dando un sentido de unidad en la regionalización de nuestra propuesta educativa.

Dirección de Programa de Jóvenes – consultas a programa@scouts.org.ar | Página 3

LA INSIGNIA DE LA RAMA ROVERS

Entre ellos, las insignias de rama y de progresión personal son símbolos que dan sentido de pertenencia a la Rama Rovers de Scouts de Argentina y, además indican la etapa de la progresión personal que está desarrollando el/la joven.

Los elementos de la insignia de rama
La insignia de la rama Rovers contiene, en primer lugar, la flor de lis que representa a los Scouts de Argentina. En sus tres pétalos representa los Principios del Movimiento Scout que nos recuerdan nuestros deberes para con Dios, para con los demás y para con nosotros mismos. La flor de lis se usa en los mapas y en las brújulas para señalar el norte y B la elige como insignia de los Scouts porque -P señala la dirección hacia lo alto, marca el camino que hay que seguir para cumplir con el deber y ser útil a los semejantes ("Escultismo para muchachos", Fogata 3 "Convirtiéndose en scout"). Aunque es dinámica tiene una dirección muy clara: la constelación de la Cruz del Sur. Ella nos recuerda que a todos nos cobija un mismo cielo. Sus colores hacen referencia a nuestra bandera nacional. El color "azul celeste" simboliza la justicia, verdad y lealtad; el blanco la pureza y la solidaridad y, el "amarillo oro" representa la nobleza y a sabiduría. En el pétalo mayor de la flor de lis se combina el cayado rover, bastón u horqueta, símbolo principal de la rama y compañero fiel de aquel que enfrenta el desafío de la ruta. El Cayado simboliza el apoyo que encontramos en nuestros compañeros de Comunidad y el derecho y la responsabilidad de elegir el camino a seguir, distinguiendo lo renovador de lo cotidiano, la virtud del error, el desarrollo personal de la intrascendencia. En nuestra insignia el cayado es rojo porque este color simboliza la sangre ferviente del rover. El color rojo es el color que alcanzan los metales al fundirse, templarse y purificarse, y el color del fuego y de la sangre, por lo que se le asocia a la energía, el esfuerzo, el sacrificio, la fortaleza y el compromiso. En heráldica el rojo también simboliza valor y coraje. Para los scouts simboliza la pasión con que los jóvenes actúan en la rama rovers para vivir su compromiso solidario. Resumiendo el marco simbólico de la rama: Compromiso y solidaridad. Baden-Powell lo menciona en su libro Roverismo hacia el éxito" cuando habla sobre las aficiones y su valor e indica que "la afición de cortar varas en los matorrales y bosques para convertirlas en Horquetas es lo suficientemente atractiva para llevarlo a uno, kilómetro tras kilómetro, tratando de conseguir una buena vara, enderezarla, curarla y hacer de ella un buen Cayado Rover". Además refuerza el mensaje un/una joven remando en una canoa. Ella nos recuerda las palabras de Baden-Powell en su libro "Roverismo hacia el éxito", cuando se refiere a nuestro viaje hacia el éxito como una navegación que requiere cuidadoso pilotaje para franquear algunos escollos. B-P nos alienta a remar nuestra propia canoa: "Por Roverismo no quiero decir vagabundear sin finalidad, lo que quiero decir es encontrar uno su camino por senderos con objetivo definido y teniendo una idea de las dificultades y peligros que va a encontrar en él." (Página 13 de Roverismo hacia el Éxito). Es decir, construir nuestro propio proyecto de vida con el apoyo de nuestra Comunidad Rover.
Dirección de Programa de Jóvenes – consultas a programa@scouts.org.ar | Página 4

LA INSIGNIA DE LA RAMA ROVERS

La Canoa también hace referencia a la canción más popular de la rama Rovers, la cual nos alienta a vencer las dificultades que se nos presentarán en el viaje que hemos emprendido hacia la Felicidad, meta que B-P considera el éxito en la vida. Finalmente, la insignia se apoya sobre el lema de la rama: Servir. Entendemos el servicio como una actitud, una forma natural de enfrentar la vida, una disposición a entregar tiempo y esfuerzo a quien lo necesite. Este darse a los demás exige una entrega honesta y sincera, porque lo educativamente importante no es la cantidad de personas que se ayuda ni la grandeza de la tarea en la que se participa, sino la actitud personal de donación, de gratuidad y de genuino interés por la situación de los otros. Nuestro lema nos invita a estar atentos para descubrir el momento y el lugar donde se necesita este apoyo y, sobre todo, para evitar desvirtuar el sentido del servicio, intentando realizar sólo grandes hazañas o despreciando tareas que pudieran parecer "menores".

Las etapas de la progresión personal
Las etapas de progresión tienen por objetivo motivar por reconocimiento el avance de los jóvenes en su crecimiento personal y se identifican por una insignia. Las etapas de progresión en la rama Rovers son dos y sus insignias se entregan con acuerdo del educador scout encargado del acompañamiento y la Asamblea, con bastante flexibilidad. Si bien el proceso de desarrollo de la progresión personal es permanente y dialéctico, la propuesta en la rama Rovers se divide en tres momentos.

Los momentos de entrega de las insignias de reconocimiento
El ingreso a la Comunidad Rover El período introductorio se inicia con el ingreso del joven a la Comunidad Rover. En ese momento el/la joven recibe la insignia de la rama Rovers. En este período la insignia se utiliza en la vestimenta scout sin ningún fondo de paño. Recordar que los beneficiarios de la rama Rovers utilizan la insignia de la rama sobre el bolsillo izquierdo de la camisa o remera. El período introductorio, es una etapa de integración que tiene una duración aproximada de 2 a 4 meses y tiene como finalidad: - Integrar al joven a la vida de grupo de la Comunidad Rover. - Aprender el diseño del plan personal de acción. El período introductorio culmina con la entrega de la insignia de la etapa en que comenzará su progresión. El inicio de la etapa de Encuentro Producido el primer plan personal de acción del joven, se puede considerar concluido el período introductorio. Esto genera algunos hechos importantes y visibles. - Obtiene como producto su primer plan personal de acción. - El educador o la educadora responsable del acompañamiento de su progresión toma registro del plan personal de acción del joven. - El o la joven reciben la insignia de la etapa de encuentro. A partir de este momento la insignia se utiliza en la vestimenta scout con un fondo de paño de color verde.

Dirección de Programa de Jóvenes – consultas a programa@scouts.org.ar | Página 5

LA INSIGNIA DE LA RAMA ROVERS

En el caso de jóvenes que provienen de fuera del Movimiento Scout o de otro Grupo Scout, en cualquier momento del período introductorio, se puede realizar una breve ceremonia de investidura en la cual se le entrega el pañuelo del grupo. El momento de reflexión y el inicio de la etapa de Proyección. Al finalizar la etapa de encuentro y antes de comenzar la etapa de proyección, el momento de reflexión se ofrece al joven como: - un tiempo de evaluación de su recorrido por las seis rutas, de sus vivencias y experiencias surgidas en la primera etapa - una oportunidad de preparación para la etapa siguiente, de descubierta, de profundización de su crecimiento personal. Al finalizar el Momento de reflexión, el/la Rover tendrá como “producto” un primer borrador de su plan personal de acción para la etapa de proyección. Finalizada la construcción de este primer plan personal de acción para la etapa de proyección, lo presenta formalmente y recibe la insignia que identifica la etapa que va a transitar. A partir de este momento la insignia se utiliza en la vestimenta scout con un fondo de paño de color rojo.

¿Cómo organizamos una ceremonia?
Las ceremonias scouts también son actividades educativas, no son solamente una reunión social o de “protocolo”. Para llenarlas de sentido educativo debemos tener en cuenta entre otras cosas: los signos, el encuadre, y la forma de participar. En una buena ceremonia se deben organizar previamente los distintos momentos, no dejando nada librado al azar. Algunas cuestiones que deben definirse previamente, por ejemplo, son: el tiempo necesario para las palabras de inicio, la celebración religiosa de los protagonistas, las canciones y los agradecimientos. Para evitar que las ceremonias se transformen en una actividad siempre repetida, aburrida y desprovista de creatividad presentamos a continuación una serie de preguntas que pueden servirte de guía, no siendo éste un cuestionario cerrado que debas responder pregunta por pregunta. - ¿De qué tipo de ceremonia se trata? - ¿Qué elementos se necesitan? - ¿Se necesita comprar alguna insignia, pañuelo, obsequio? - ¿Cuáles serán los aspectos de la ceremonia y/o fiesta organizados por el Equipo de dirigentes exclusivamente? - ¿Cuáles serán los aspectos que organizarán otros? - ¿Quiénes participan? ¿Cómo lo harán? - ¿A quiénes invitar? - ¿Hay que invitar a alguien especialmente? - ¿A quienes desea invitar él/la protagonista de la ceremonia? - ¿Hay qué redactar o diseñar una invitación especial? - ¿Quién realizará las invitaciones? - ¿Cuándo se realizará? - ¿A qué hora?
Dirección de Programa de Jóvenes – consultas a programa@scouts.org.ar | Página 6

LA INSIGNIA DE LA RAMA ROVERS

- ¿En qué momento? - ¿Dónde se llevará a cabo? - ¿El lugar elegido es el adecuado para el tipo de ceremonia que vamos a realizar? - ¿Hay qué ambientar el lugar? De ser así ¿quién ambientará el lugar? - ¿Qué se necesita para ambientar el lugar? - ¿Quiénes portarán las banderas? - ¿Participarán protagonistas de diferentes confesiones Religiosas? - ¿Se seleccionará alguna canción en especial? - ¿Se seleccionará algún texto de reflexión? - ¿Qué tareas tendrá cada miembro del Equipo de Dirigentes durante la ceremonia? - ¿Quiénes serán responsables de la animación religiosa de cada confesión de los protagonistas? - ¿Qué roles tendrán durante la ceremonia los chicos/as? - ¿Habrá fiesta posterior? - ¿Quién la organizará? - ¿Qué cosas se necesitarán para la fiesta? - ¿Hay que ambientar el lugar para la fiesta? - ¿Se necesitará equipo de audio, televisión y video-reproductor, video, videofilmadora, etc.? - ¿Se necesitará algún instrumento musical? Seguramente la creatividad de cada uno de ustedes podrá enriquecerla. Nuestra intención es darles una herramienta que pueda ser utilizada como punto de partida.

Las acciones importantes del marco simbólico
Las acciones importantes son actividades fijas, propias de la rama que tienen un gran valor simbólico. Por medio de ellas manifestamos nuestro compromiso con los valores de la Ley Scout y la Promesa. Algunos de estas actividades tienen características básicas que son iguales para la Rama Rovers en toda la asociación, otros son propios de cada Comunidad Rov er, de cada Grupo Scout y hasta de cada distrito. Entre las acciones importantes se encuentra la entrega de las insignias de reconocimiento de la progresión personal.

La ceremonia de entrega de las insignias de la progresión personal
El tema central de esta celebración es la superación personal. Se simboliza con la entrega de insignia de progresión correspondiente a la etapa que el joven comienza a desarrollar. Son momentos fuertes que deben expresar la alegría de la Comunidad Rover por el nuevo paso que da uno de sus miembros en la ruta que caminan juntos hacia su desarrollo y realización como personas.
Dirección de Programa de Jóvenes – consultas a programa@scouts.org.ar | Página 7

LA INSIGNIA DE LA RAMA ROVERS

La entrega de reconocimientos de la progresión personal
De qué se trata: Es la entrega formal de una insignia de reconocimiento de l progresión personal, que a indica la etapa que comenzará a transitar. Es el reconocimiento formal de toda la Comunidad Rover hacia uno de sus miembros que ha dado un nuevo paso en su crecimiento. Quienes Participan: El/la joven que recibe la insignia de reconocimiento de su progresión personal. La Comunidad a la que pertenece. Personas invitadas. Lugar: Preferentemente al aire libre, en un sitio lejos de ruidos o actividades que puedan perturbar la ceremonia. Momento: Puede realizarse después de un ciclo de programa, al concluirse la evaluación de su crecimiento personal Materiales: Banderas. Carta de la Comunidad Rover. Insignia y alfileres. Comentarios: La entrega de insignias, es una oportunidad más de proveer un espacio de aprendizaje novedoso y atrayente a los jóvenes. No es la entrega de una condecoración, sino el reconocimiento público de las metas que se propone alcanzar, haciendo personales los objetivos educativos del Movimiento Scout. Las ceremonias scouts deben realizarse con seriedad. Esto no significa poner “caras largas” o pronunciar discursos largos o solemnes, sino planificarlas con tiempo como toda actividad educativa.

Dirección de Programa de Jóvenes – consultas a programa@scouts.org.ar | Página 8

| LA INSIGNIA DE LA RAMA ROVERS
Agradecemos a los Grupos Scouts que participaron enviando sus propuestas de insignias: Zona 1 1 2 2 2 3 3 3 3 4 4 4 4 4 5 5 5 5 5 5 5 6 6 6 7 7 7 7 7 7 9 9 9 10 10 10 10 10 10 10 11 11 11 12 12 Dist Grupo 2 20 4 455 1 10 3 70 3 614 1 1012 3 380 4 160 4 327 1 9 1 415 1 687 2 339 3 476 1 27 1 39 1 110 3 37 3 108 3 133 4 190 3 36 3 164 3 789 1 828 2 151 3 21 3 122 3 741 5 397 4 74 4 400 4 670 1 98 1 201 1 594 2 146 3 44 4 793 6 79 3 498 4 92 4 SJB 1 24 4 65 Autor Federico Hidalgo Mariano Dalmeida

María Laura López Emilse Inés Castellano Sebastian Antonio Castro Lucia V. Olivera Federico O. Sagalés Bárbara Inés de la Villa,Federico Giunta Protti, Natalia Andrea Lucas Condoleo Dominguez Ximena Paula. Sergio Enrique Gallucci Ana Loza Basaldua Maria Belen Segura Funes Camila Cabranes Jésica Pérez Alberto Carrasco Díaz Fernández, Pablo Gabriel yamila anabel araya maximiliano alejandro liguori Lilian Velazquez. Maximiliano Cantero Rodriguez Carlos Ciotta Nicolás Leonel Cairoli Agustín Andrés Medina Gaston Anibal Alvarez Francisco Manuel Avila Neubur CARESANI, MARIANELA FEDERICO ESTEBAN OLMEDO Lucia Lourdes Chain Maria Sol Smecca Juan Martin Sosa NICOLAS PINELLI Emilce Chazarreta DOMINGUEZ ADRIAN MARTIN Alan Barrios Agustina Chipollini Sollosky Carla Sabrina Sosa Santiago P. Duhour Raúl González Dubox ENUEL DUARTE

Dirección de Programa de Jóvenes – consultas a programa@scouts.org.ar – Página

| LA INSIGNIA DE LA RAMA ROVERS
12 12 12 12 13 13 13 13 13 13 13 13 14 14 14 15 15 15 17 17 17 17 18 18 19 19 20 20 22 22 22 22 22 22 22 22 23 26 27 27 28 29 30 31 34 37 4 4 5 5 1 2 3 3 3 4 4 4 3 3 3 1 2 3 1 1 2 2 4 4 2 3 1 4 2 2 2 6 6 6 7 9 1 1 2 2 2 2 2 4 1 2 158 688 33 119 234 576 235 357 582 17 450 492 55 213 316 423 521 113 263 303 52 350 482 581 315 497 90 982 276 375 1007 297 896 901 382 565 390 868 365 627 278 796 385 228 250 502 María Fernanda Consul Matias Marina Maximiliano Emanuel Pastor Banegas Drudis, Alejandro BLANCO, DAIANA Juan Eduardo Messina Ailín Zabaloy Lorenzetti, Luciano Gabriel Federico Pierrestegui Sanchis Elisa Yoseli Misculín Noelia y Virgili Sabrina Maria Florencia Agnus Julio Roldan LUCIA DI CARLO Lopez Natalia Estefanía Anabella Gomez MAURO ROVIRA Fernandez Fabian Juan Francisco Storch Santiago Ramallo Matías Sebastián Amado D. Martin Maidana CARLOS WALTER JUAREZ María Susana Iuculano Gabriel Francisco Guionet Brunengo, Tania Soledad Marco Luis García Ana Belen Sanchez Guido, Sosa Morero Claudio Coppa Cecilia Edith Juan Manuel Zimmermann Juan Emilio Palombo Ana Silvina Bortolotti Joaquin Bruna Claudia Fabiana Vogel Cristian Rene Prada LORENA MORALEJO/ANTONIA BARRA Vallejos Vanesa Elisabet Mario Melani Lucas Aguilar Rubén Omar Segovia

En muchos de los casos los autores son más de uno, pero se menciona al que fue nombrado contacto con el Equipo organizador.

Dirección de Programa de Jóvenes – consultas a programa@scouts.org.ar – Página

| LA INSIGNIA DE LA RAMA ROVERS
Además queremos agradecer especialmente al equipo organizador del concurso: SOL PUENZO PABLO SOLE MATIAS DALMASSO IGNACIO VUIRLI CARLOS ESTRADA ANTONIO FARIAS MARQUEZ “PIMPO”

Estamos todos muy contentos, porque en este concurso hemos ganado todos, ya que por primera vez Scouts de Argentina tiene una insignia de rama para los Rovers. La insignia se encuentra realizada en tela y ya se puede conseguir en la Tienda Scout. La Tienda Scout atiende de Lunes a Viernes de 10 a 20:30 hs. Puedes realizar consultas a los teléfonos (011) 4811-2574/0185 interno 230, preguntando por Virginia Suarez o María Piñeyro, o por e-mail a tienda@scouts.org.ar

Dirección de Programa de Jóvenes – consultas a programa@scouts.org.ar – Página