You are on page 1of 24

1º CAPITULO

Matilda es una niña superdotada, con solo un año ya sabía hablar y con tres leer, sus padres en vez de alegrarse la
reñían. Matilda con cuatro años pasa la mayoría del tiempo sola en casa, y como sus padres no quieren comprarle
libros un día decide ir a la Biblioteca Municipal.
La bibliotecaria cuando la ve se queda sorprendida de lo pequeña que es perro decide no meterse en el asunto, solo
ayuda a la niña a elegir libros; Matilda iba todos los días a la biblioteca hasta que un día descubre que se puede
llevar los libros a casa y eso hace.





2º CAPITULO
Este capítulo es la descripción de los padres de Matilda, su padre es un vendedor de coches de segunda mano, y un
día cuenta a su hijo los secretos para vender coches en muy mal estado a la gente, Matilda le dice a su padre que
eso es deshonesto y este la insulta; entonces Matilda decide que cada vez que su padre la insulte le hará una
trastada.





3º CAPITULO
Antes de que su padre se vaya a trabajar, cogió el sombrero de su padre y tubo un de cola, llena los laterales del
sombrero de cola.
Su padre se va al trabajo y se pone el sombrero, pero cuando intenta quitárselo ve que no puede así que se lo deja
puesto, cuando llega a casa su mujer intenta quitárselo pero no puede, entonces a la mañana siguiente su mujer le
corta el sombrero y parte del pelo.
Matilda no hacía más que burlarse de padre, y por un tiempo su padre no se metió con ella.





4º CAPITULO
Un día Matilda está leyendo tranquilamente cuando llega su padre, este posiblemente había tenido un día malo en
el trabajo así que la tomó con Matilda. Le quitó de las manos el libro y diciendo unas tonterías, rompió el libro en
pedazos.
Cómo el libro no era suyo Matilda se enfado mucho, pero ni siquiera lloró, se quedó pensando en un escarmiento
para su padre.
Matilda tenía un amigo que se llamaba Fred , este tenía un loro que hablaba, un día Matilda se fue a verlo, y le
pregunto a Fred si se lo dejaba, esteaccedió a cambio de un poco de dinero.
Matilda se fue a su casa y escondió el loro en el interior de la chimenea, antes de que vinieran sus padres, esa noche
cenaban viendo la tele como siempre, pero los padres de Matilda se extrañaron de que oyeran una voz , y creyeron
que eran ladrones , se dirigieron todos hacia el comedor , pero cuando entraron no vieron a nadie, todos se
asustaron por que se creían que era un fantasma, y se fueron todos corriendo, al día siguiente Matilda sacó como
pudo al loro de su casa.





5º CAPITULO
Parecía que el padre de Matilda, había aprendido la lección pero eso no duro mucho.
Un día el padre de Matilda llegó muy contento, y le explico a su hijo que hoy había vendido muchos coches,
entonces manda a su hijo, a por un papel y bolígrafo para que hiciera un cuenta , quería que el chico aprendiera a
sacar cuentas , y lo listo que era su padre , le dio unos números a su hijo , y le dijo que sacara cuanto había ganado
ese día, le explico que el ya lo sabía pero quería saber si su hijo era listo , entonces el niño le pregunto si lo había
calculado de cabeza , este dijo que no que de cabeza no lo podía hacer nadie , entonces Matilda dio la respuesta de
lo que había ganado su padre, este se fue poniendo muy rojo , y dijo que Matilda era una mentirosa , que sabia la
respuesta por que lo había visto de su papel, y otra vez empezó a insultarla.





6º CAPITULO
Este capítulo es una de las venganzas de Matilda.
El padre de Matilda una de las cosas que más quiere es su pelo, entonces un día se levanta muy temprano, entra en
el baño y coge una loción que se echa su padre en la cabeza y la llena de tinte del pelo de su madre que era de color
platino. Entonces a la hora de desayunar, cuando entra en la cocina, la madre se queda de piedra cuando ve a su
marido, el padre se extraña de sus miradas, y pregunta, le explican que lleva el pelo de color platino, este se
desespera, porque su mujer dice que se le va a caer el pelo,
entonces su hija le dice que se lave el pelo y que llamé a un peluquero.





7º CAPITULO
Este capítulo trata del primer día de clase de Matilda, describe a la directora que es malvada con los alumnos, y la
señorita Honey que es la profesora de Matilda que es muy buena con los niños.
Cuando empieza la clase la señorita Honey hace algunas preguntas sobre las tablas y la única que responde es
Matilda, es la única que se sabe todas las tablas , la profesora se queda maravillada con Matilda le parece una niña
muy lista para su edad, entonces les pregunta si algún sabe leer y la única que sabe leer bien es Matilda , la señorita
Honey trae un libro de poesías de humor , y Matilda la lee sin ningún problema, entonces Matilda le dice que a la
señorita que ha escrito una poesía sobre ella.
La profesora se queda maravillada de lo lista que es la niña.





}}8º CAPITULO
La señorita Honey sale de clase, para contarle lo que ha pasado con Matilda en clase;
Pero cuando llega a su despacho la directora no le hace ni caso a las observaciones que ella ha hecho, solo le dice
que es una niña muy mala, la señorita Honey sale del despacho un poco decepcionada, pero decide que Matilda
tiene que aprender otras cosas más avanzadas así que le da unos libros de cursos superiores.






9º CAPITULO
Como la directora del colegio no le ha hecho ningún caso sobre los progreso de Matilda, decide ir a ver a sus padres.
Se lleva una gran decepción cuando ve que nada más llamar a la puerta, el padre de Matilda ya no la quiere dejar
entrar por ver un programa de televisión.
La señorita Honey les explica que su hija es muy lista para su edad, pero estos ni se inmutan, les sigue hablando
pero ni siquiera se alegran, así que un poco confusa se va de la casa de Matilda.





10º CAPITULO
Matilda encontró una amiga, se llamaba Lanverder y en el recreo siempre iba con ella.
Un día que estaban las dos en el recreo vino una chica más mayor que ellas y empezó a contarles cosas
que ella había hecho a la directora para que la metieran en la “LA RATONERA.”Primeros les contó que la ratonera
era un armario muy pequeño, y todas las paredes estaban llenas de cristales para que no te apoyaras. Les contó que
se le había caído el jarabe, en la silla de la directora y cuando se sentó
“CHAF” se le llenaron los pantalones de jarabe...... Les contó más historias, pero en ese momento apareció en el
patio y todos los niños se callaron; la directora se dirigió hacia una niña que llevaba unas coletas muy largas, la niña
se asustó y la directora le dijo que debía cortarse las tijeras, como veía que la niña no le hacía más que contestarle,
la cogió por las coletas y empezó a elevarla por encima de su cabeza y después la lanzó. La chica mayor les explico
que la directora había sido lanzadora de martillo.
Cuando se quedaron otra vez las dos niñas solas empezaron a hablar sobre la que había pasado, y Matilda llegó a la
conclusión que hacia esas cosas porque así los padres no se lo creerían.





11º CAPITULO
Este capítulo es otra de las malvadas ideas de la directora, está vez reúne a todos los niños en la sala de reuniones.
Todos estaban asustados no sabían a quién le iba a tocar hoy.
la directora hizo llamar a un niño regordete, y le empezó a hablar sobre un pastel que aquel niño había robado de la
cocina que era para ella, nadie sabía que se habría de castigo esta vez, la directora hizo llamar a la cocinera la que
trajo un enorme pastel de chocolate, la directora hizo al niño comer todo el pastel y lo que esperara era que se
pusiera malo, pero no pasó eso el niño se lo comió todo , los alumnos le aplaudían y la directora enfurecida por no
haber conseguido su propósito cogió el plato donde antes se hallaba el pastel y lo rompió en la cabeza del niño.





12º CAPITULO
Un día la señorita Honey les explico a los niños que una hora a la semana vendría la directora para hacerles
preguntas sobre la que habían aprendido; luego también les dijo que cuando estuviera ella delante no se portaran
mal o tendrían serios problemas también les advirtió que siempre tenía que tener una jarra con agua y un vaso en la
mesa cuando daba una clase, así que la señorita Honey le dijo a Lavender la amiga de Matilda que ella sería la
encargada de traer la jarra.
Lanvender quería hacer cosas como las que Matilda le había hecho a su padre o como las historias que le contaba
aquella chica mayor, así que decidió que le haría una trastada a la directora. Cuando fue a su casa lo primero que
hizo fue ir a una charca que había cerca de allí, y coger un bicho con unas cuantas algas cuando llego a casa lo metió
en el plumier, para llevárselo al día siguiente al colegio.
Así que después del recreo fue a por la jarra y en ella metió al bicho que había cogido en la charca.





13º CAPITULO
A la hora acordada apareció la directora, en la clase todos los niños se quedaron en silencio, la directora empezó
mirando las manos de todos los niños, todo iba bien hasta que llegó a un niño al que llamaban Miguel que tenía las
manos sucias, entonces la directora lo riño severamente y lo puso contra la pared, pero eso no fue lo peor des pues
a otro niño Rupert las tablas y este no las sabia así que lo cogió por el pelo, y empezó a gritarle la solución hasta que
el niño no lo dijo bien no lo soltó.
Luego hizo a otro niño deletrear y también se equivoco, pero a este lo cogió por las orejas, y le hizo decir la
respuesta como al otro.
Luego fue el turno de Matilda, pero la directora esta vez no se metió con ella sino con su padre por el coche que le
había vendido en malas condiciones.





14º CAPITULO
La directora por primera vez se sentó, cogió la jarra y vertió su contenido dentro del vaso, y como Lavender sabia
apareció la salamandra. La directora dio un grito, seguidamente le hecho las culpas a Matilda, este como era normal
dijo la verdad que ella no había sido, pero la directora no se lo creyó y le nsinúo que la iba a expulsar del colegio,
Matilda se enfado de tal manera que deseo que el vaso se cayera y la mojaran, sin saber cómo concentro una gran
energía entre sus ojos y el vaso se cayó, la directora empezó a gritar, le hecho las culpas a Matilda pero está muy
segura le respondió que no se había levantado de su sitio, al final de la clase la directora quedó como tonta pues
tendría que haber tirado ella misma el vaso, porque nadie se había levantado.





15º CAPITULO
Todo el mundo salió de clase, todos menos Matilda y la señorita Honey.
Matilda tenía que contar a alguien lo que había pasado, así que decidió contárselo a la señorita Honey, cuando
Matilda le contó lo ocurrido creyó que todo era parte de su imaginación pero quiso comprobarlo así que cogió un
vaso y lo puso en la mesa, Matilda se volvió a sentar y sintió lo mismo que hacia un momento una energía entre sus
ojos, y la señorita Honey se quedó de piedra cuando vio que el vaso se caía, perpleja aún sin creerlo del todo, le dijo
a Matilda si se podía ir a su casa un rato.





16º CAPITULO
Después la señorita Honey y Matilda, se fueron por un camino silvestre, y llegaron hasta una pequeña casa que
parecía de un granjero.
Al entrar Matilda se quedó sorprendida, de cómo estaba la casa amueblada: la cocina no era más grande que un
armario y el comedor está compuesto por tres cajas; la señorita Honey hizo la merienda, se fueron al comedor y
empezaron a hablar.





17º CAPITULO
Matilda no se pudo contener y empezó a preguntar, porque vivía en aquellas condiciones si tenía un buen sueldo en
el colegio, al principio la señorita Honey no quería hablar, pero necesitaba contárselo a alguien, la historia era la
siguiente: Cuando murió su madre, su padre llamó a una tía suya para que cuidara de ella, la tía era muy mala con
ella pero con su padre no. Pero cuando murió el padre, la tía se quedo con la casa y el dinero, hizo que la señorita
Honey hiciera todas las tareas de la casa.
La señorita pudo estudiar y cuando ya era bastante mayor encontró esa casita, pero eso no era lo peor, lo peor era
que todo lo que ganaba la señorita Honey se lo tenía que dar a su tía, para pagarle todo lo que le había comprado
cuando era niña, por eso vivía en esa condiciones.
Pero Matilda quería saber más, quien era ella, y quedó atónita cuando la señorita Honey le respondió que su tía era
la directora del colegio.





18º CAPITULO
La señorita Honey vio que era bastante tarde, así que decidió acompañar a Matilda a casa, El trayecto transcurrió en
total silencio.
Cuando llegaron a casa de Matilda, la señorita Honey le dijo que olvidara todo lo que había oído, pero esta prometió
que no se lo diría a nadie, pero no se podía olvidar de aquello, además pensaba ayudarla en su problema, por
ultimo solo le hizo tres preguntas: el nombre de su padre, de la directora y de ella.





19º CAPITULO
Cuando Matilda entro en casa no había nadie, así que abrió un cajón y cogió un puro, con los poderes que había
adquirido, estuvo practicando para levantar el puro y llevarlo de un sitio a otro, su plan empezaba a funcionar.





20º CAPITULO
Aquel día la directora les haría otro de sus exámenes, esta vez pregunto a Wilfred la tabla del tres, pero del revés,
pero como así no la sabia, se puso nervioso y lo cogió por un tobillo, pero en ese preciso momento la tiza empezó a
escribir en la pizarra el siguiente mensaje: “Agatha, soy Magnus, devuelve a Jenny su casa y su dinero o me ocupare
de ti.”
La directora al ver aquello se desmayo, y Miguel le tiro una jarra de agua por encima, se la llevaron a la enfermería
entre cinco profesores.
La señorita Honey, hizo que los niños se fueran al patio, cuando Matilda iba salir, le dio un gran abrazo.





21º CAPITULO
La directora no volvió a aparecer por el colegio, hasta fueron a su casa y no había nadie, a los pocos días apareció el
testamento del padre de la señorita Honey , y ella se fue a su antigua casa; Matilda MATILDA iba todos los días a
visitarla ; pero cuando un día volvió a casa, todos estaban recogiendo sus cosas se marchaban, Matilda no se quería
ir así que se fue a casa de la señorita Honey, esta le explico que su padre era un ladrón de coches y que lo habían
pillado por eso se iba, Matilda pidió a señorita Honey que les pidiera a sus padres si se podía quedar con ella, fueron
hasta la casa de Matilda y cuando se lo pregunto y a sus padres les dio igual , le dijeron que se quedara, se subieron
al coche, el único que se despidió fue su hermano y sus padres ni siquiera miraron atrás.











RESUMEN
Matilda Wormwood es una niña muy especial. A los tres años sabía leer, a pesar de que los pocos libros que había
en la casa eran un libro de cocina y revistas.. Sin haber cumplido los cinco años, ya ha leído a numerosos autores y
atesora asombrosos conocimientos. Sus mediocres padres no se preocupan por ella y la animan a mirar la televisión
negándose a comprarle libros.
Ingeniosa y resuelta, Matilda se da cuenta de que es más inteligente que sus padres y por lo tanto no presta
atención a sus ideas ridículas. Mientras están fuera acude a leer a la biblioteca pública, de modo que cuando
comienza la escuela supera ampliamente a sus compañeros. Su agradable maestra, la señorita Jennifer Honey
(Miel), pide que pasen a Matilda a una clase más avanzada, pero la pérfida directora, la señorita Trunchbull, se
niega.

Agatha Trunchbull (Troncha Toro en Latinoamérica) es un monstruo malévolo. Mete a los niños en un espantoso
dispositivo de tortura al que llaman "el asfixiadero" o "la ratonera" o los lanza por el aire, a menudo sin ninguna
prueba de que hayan echo algo malo, o simplemente porque no le caen bien. Para ella la intimidación es el mejor
método educativo, y declara sin rodeos que su idea de una escuela perfecta sería aquella en la que no hubiera
niños. Mientras tanto, Matilda descubre que tiene poderes telequinéticos, un secreto que le confía sólo a la
señorita Honey. Se entera de esta insólita habilidad cuando su mejor amiga, Lavender, pone una salamandra en el
agua de la señorita Trunchbull. Cuando ésta acusa a Matilda de haberlo hecho, ésta se pone tan furiosa que le
vuelca encima el vaso mediante sus ojos. La señorita Honey siente duda sobre los poderes de la niña y la lleva a
merendar a su casa, en el camino pasan frente a la casa de Trunchbull donde Matilda observa un columpio y
pregunta que por qué Trunchbull tiene un columpio en su casa. Honey decide contarle la historia de una niña que
conoció que después de la muerte de su madre, su padre llamó a la hermanastra de su madre. Cuando la niña tenía
apenas 5 años, su padre murió, Trunchbull la había sometido a varias torturas, la niña huye y decide escapar a una
casa de campo. Enseguida Honey dice que ésa es su casa cuando llegan, con esta información, Matilda formula en
su mente un plan para deshacerse de Trunchbull. Un día Matilda decide entrar, junto con la señorita Honey, a la
casa de Trunchbull; cuando ella regresa, percibe su olor e intenta atrapar a quien estaba en su casa. Matilda y la
señorita Honey logran escapar pero Matilda tuvo que jurar nunca volver a esa casa. Esa noche decide utilizar sus
poderes para hacerle la vida imposible a Trunchbull, Matilda atrae hacia sí la vieja muñeca de Honey y dos
chocolates. Al tratar de huir, su cinta de cabello se engancha con una rama del jardín. Trunchbull la encuentra y
sospecha de algún alumno de Honey. Cuando Trunchbull examina la clase de la señorita Honey, Matilda usa sus
poderes para escribir en la pizarra. Fingiendo ser el fantasma del padre de su maestra, la amenaza on "ocuparse de
ella, como tú lo hiciste conmigo" si no le da a mi "borreguita" su dinero y la casa de su padre. Esto hace que la
señorita Trunchbull se desmaye.
Al día siguiente, la señorita Trunchbull desaparece, abandonando la casa de su cuñado. También aparece su
testamento, y se descubre que la señorita Honey es la heredera legítima de la propiedad. A partir de entonces, la
señorita Honey se muda a la casa de su padre y, con su tía fuera, Matilda es pasada a un grado superior, pero pierde
su telequinesis. La señorita Honey le dice a Matilda respecto a los poderes que cree que se debe a que ahora el
cerebro de Matilda tiene que trabajar mucho más, compitiendo con niños que la doblan en edad.
Al final de la historia, la ley atrapa al padre de Matilda, que había estado vendiendo coches robados, por lo que él
decide escaparse con su familia a España (Guam en la película), pero Matilda les ruega que la dejen quedarse con la
señorita Honey. Sus padres están de acuerdo, ya que es "una menos de la que ocuparse", y se marchan para
siempre