You are on page 1of 1

Sociedad y Cultura

DIARIOde IBIZA SÁBADO, 19 DE JULIO DE 2014 32
Juan de José Cabré (Palma,
1957), deorigenibicenco, emigró
a Helsinki (Finlandia) en 1989 en
busca de una vida mejor para su
familia. Veinticincoañosdespués,
la empresa donde trabaja desde
entonces ha premiado su esfuer-
zo por adaptarse a la vida y cos-
tumbresfnlandesasconunvídeo
corporativoenel queponencomo
ejemplode integracióna este ibi-
cenco. «Cuandovinehace25años
a Finlandia empecé a trabajar en
Orion Pharma en Helsinki [la in-
dustria farmacéutica más impor-
tantedel país]. Comonohabía, ni
hay aún, ningún español, decidí
enseñarlesahablarcastellano. Me
parecíamás fácil queellos apren-
diera mi idioma que yo el suyo»,
explica. Su empresa ha grabado
unvídeo(http://ow.ly/ziV6n) de
esta actividad que Juan realiza
de forma desinteresada, solo a
cambio de una suscripción a la
revista Muy Interesante, que un
jefedepersonal decidióregalar-
le por su labor.
El caminoqueJuandeJoséem-
prendió a fnales de los 80 fue
solouncapítulodeunavidamar-
cada por la inmigración, que co-
menzó en Eivissa. Sus abuelos,
Juan José María y Catalina Marí
Marí, nacieron en Sant Carles de
PeraltaenlafncaCanJoanBarda
y en Sant Vicent, en la fnca Can
Vicens Marja, respectivamente.
Su abuelo fue abandonado en la
puerta de una iglesia y fueron las
monjas las queloacogieronypu-
sieronlos apellidos de José y Ma-
ría. Ambos eran campesinos en
unafncarural desupropiedaden
Sant Carles, CanBarda, quecons-
truyeron con sus propias manos.
Soloteníaunahabitaciónyunaco-
cina, carecía deelectricidad, pero
contaba con un pozo para sacar
agua fresca.
Lapobrezahizoqueemigrasen
a Argel y Marruecos, hasta que se
afncaron en Mallorca con sus
ochohijos. Cadaveranovolvíana
Eivissay residíanenaquellafnca
deSant Carles, cercadelaplayade
Aigües Blanques, donde apren-
dierona nadar.
La madre de Juan, Maria Tere-
sa Cabré Grifoll, era hija única y
huyó consumadre de Barcelona
aMallorcatras fallecer supadreen
la batalla del Ebro. Fue entonces
cuandoconocióal padredeJuan,
Francisco José Marí. Él era car-
pintero y ella modista. Ambos se
instalaron en una fnca en la ca-
rretera de Puigpunyent en Son
Bosch, donde trabajaron como
posaderos consus siete hijos, en-
tre ellos Juan.
LaprimeravezqueJuanpisóEi-
vissa fue a los 14 años enuna via-
je con sus hermanos y amigos en
el quesehospedaronenlafncade
suabuelo. «Fui acorrer unacom-
petición ciclista y nos quedamos
una semana para participar en la
carrera del siguiente fnde sema-
na», recuerda. «Para un quincea-
ñero Eivissa era unparaíso ento-
dos los aspectos». Juan, muy af-
cionado aún a la bicicleta, ganó
unacarreradeciclismoen1973en
la isla. Guarda como oro enpaño
un recorte de la entrevista que
Diario de Ibiza le hizo cuando
quedóprimeroenel campeonato
de España por regiones en 1975.
Tras estudiar ofcialía de elec-
trónica hasta los 17 años, en1977
pidió una beca universitaria para
formarseeningenieríatécnicayse
la concedieron en Huesca. «Mi
padre murió cuando yo tenía 19
años de unparocardiacoy mi fa-
milia no podía ayudarme econó-
micamente», recuerda, «perode-
cidí quelaoportunidaddeestudiar
nopodíadesperdiciarla». Juantiró
deunos ahorros queteníadel tra-
bajo y de las competiciones de
ciclismo. «EnHuesca tuve unin-
3 4
1 2
Clasesdeespañol en
Finlandiaconacentoibicenco
Sociedad. Juan de José Cabré emigró a Finlandia en 1989 junto a su mujer, de origen finlandés, y sus tres hijos
nacidos en Mallorca. Cuando llegó pensó que era más fácil enseñar español a sus compañeros que él aprendiera
el idioma del país que lo acogió. En 1994 fundó Club Hispano que aglutinó hasta 30 miembros.
Unibicenco, que enseña castellanoensuempresa desde hace 25 años, se convierte enejemplode integración
enunvídeocorporativocolgadoenYoutube por la empresa farmacéutica OrionPharma de Helsinki

VerónicaCarmona
EIVISSA