You are on page 1of 305

2

V I C I L A R
Y C A S T I C A R
n a c i n i c n | c d c | a
p r i s i c n p c r

M I C H L L I O U C A U L T









L I ß L R A L O S L I ß R O S
3








SigIo veinliuno ediloies Aigenlina s. a.
LAVALLL 1634 11 A(C1O48AAN), ßULNOS AIRLS, RLIUßLICA ARCLNTINA

SigIo veinliuno ediloies, s.a. de c.v.
CLRRO DLLACUA 248, DLLLCACIÓN COYOACÁN, O431O, MLXICO, D. I

364 IoucauIl, MicheI
IOU VigiIai y casligai : nacinienlo de Ia piisión.- 1
a
, ed.-ßuenos Aiies : SigIo
XXI Ldiloies Aigenlina, 2OO2. 314 p. , 21x14 cn.- (Nueva ciininoIogía y
deiecho)
Tiaducción de: AuieIio Caizón deI Canino

ISßN 987-987O1-4-X

I. TíluIo. - 1. CiininoIogía

TíluIo oiiginaI: Surtci||cr c| punir
© 1975, CaIIinaid
© 1976, SigIo XXI Ldiloies, S.A. de C.V.

Ioilada oiiginaI de AnheIo Heinández

1
a
ieinpiesión aigenlina: 2.OOO ejenpIaies © 2OO2, SigIo XXI Ldiloies Aigenlina

S.A.
ISßN 987-987O1-4-X

Inpieso en Indusliia Ciáfica Aigenlina CiaI. Iiucluoso Riveia 1O66, CapilaI
IedeiaI, en eI nes de naizo de 2OO3

|raduccicn dc
AURLLIO CARZÓN DLL CAMINO
4

NOTA IMPORTANTE: si bien la paginación de esta edición digital
difiere de la versión impresa, se ha indicado, en color rojo, la
numeración original, tanto de páginas, como de pies de página. Para
evitar confusiones: el número de página original siempre irá en primer
lugar, es decir, antecediendo al texto de la página que numera. Las
discontinuidades, o saltos, que se observen en la numeración original,
son fruto de la eliminación de páginas en blanco intermedias que
pueden resultar molestas en una versión electrónica.


INDICL


SUILICIO...................................................................................... 6
|. || CU|RPO D| |OS COND|NADOS.................................. 6
||. |A R|SONANC|A D| |OS SUP||C|OS ............................ 31
CASTICO..................................................................................... 67
|. || CAST|GO G|N|RA||ZADO........................................... 67
||. |A 8|N|GN|DAD D| |AS P|NAS..................................... 96
DISCIILINA ............................................................................. 124
|. |OS CU|RPOS DOC|||S.................................................... 124
||. |OS M|D|OS D|| 8U|N |NCAUZAM||NTO ............. 157
|||. || PANOPT|SMO.............................................................. 180
IRISIÓN..................................................................................... 211
|. UNAS |NST|TUC|ON|S COMP||TAS Y AUST|RAS... 211
||. |||GA||SMOS Y D|||NCU|NC|A.................................. 237
|||. |O CARC||AR|O............................................................... 273
LÁMINAS.................................................................................. 288
5


C O N T R A T A I A


Quizá nos dan hoy veigüenza nueslias piisiones. LI sigIo XIX se senlía
oiguIIoso de Ias foilaIezas que consliuía en Ios Iíniles y a veces en eI coiazón
de Ias ciudades. Le encanlala esla nueva lenignidad que ienpIazala Ios
palíluIos. Se naiaviIIala de no casligai ya Ios cueipos y de salei coiiegii en
adeIanle Ias aInas. AqueIIos nuios, aqueIIos ceiiojos, aqueIIas ceIdas
figuialan una veidadeia enpiesa de oilopedia sociaI.
A Ios que iolan se Ios encaiceIa, a Ios que vioIan se Ios encaiceIa, a Ios que
nalan, lanlien. ¿De dónde viene esla exliaña piáclica y eI cuiioso pioyeclo
de enceiiai paia coiiegii, que liaen consigo Ios Códigos penaIes de Ia epoca
nodeina` ¿Una vieja heiencia de Ias naznoiias de Ia Ldad Media` Más lien
una lecnoIogía nueva: eI desaiioIIo, deI sigIo XVI aI XIX, de un veidadeio
conjunlo de piocedinienlos paia dividii en zonas, conlioIai, nedii, encauzai
a Ios individuos y haceiIos a Ia vez "dóciIes y úliIes". VigiIancia, ejeicicios,
naniolias, caIificaciones, iangos y Iugaies, cIasificaciones, exánenes,
iegislios, una naneia de sonelei Ios cueipos, de doninai Ias nuIlipIicidades
hunanas y de nanipuIai sus fueizas, se ha desaiioIIado en eI cuiso de Ios
sigIos cIásicos, en Ios hospilaIes, en eI ejeicilo, Ias escueIas, Ios coIegios o Ios
laIIeies: Ia discipIina. LI sigIo XIX invenló, sin duda, Ias Iileilades: peio Ies
dio un sulsueIo piofundo y sóIido ~ Ia sociedad discipIinaiía de Ia que
seguinos dependiendo.
De MicheI IoucauIl, SigIo XXI Ldiloies ha pulIicado lanlien LI nacinienlo
de Ia cIínica. La aiqueoIogía deI salei. Las paIalias y Ias cosas. Hisloiia de Ia
sexuaIidad 1 : La voIunlad de salei. Hisloiia de Ia sexuaIidad 2: LI uso de Ios
pIaceies, Hisloiia de Ia sexuaIidad 3: La inquielud de sí y Raynond RousseI.
6



SUILICIO


I. LL CULRIO DL LOS CONDLNADOS

(11) Daniens fue condenado, eI 2 de naizo de 1757, a "púlIica ieliaclación
anle Ia pueila piincipaI de Ia IgIesia de Iaiís", adonde delía sei "IIevado y
conducido en una caiiela, desnudo, en canisa, con un hacha de ceia
encendida de dos Iilias de peso en Ia nano", despues, "en dicha caiiela, a Ia
pIaza de Ciòve, y solie un cadaIso que aIIí haliá sido Ievanlado |deleián
seiIej alenaceadas Ias leliIIas, liazos, nusIos y panloiiiIIas, y su nano
deiecha, asido en esla eI cuchiIIo con que conelió dicho paiiicidio,
1
quenada
con fuego de azufie, y solie Ias pailes alenaceadas se Ie veileiá pIono
deiielido, aceile hiiviendo, pez iesina aidienle, ceia y azufie fundidos
junlanenle, y a conlinuación, su cueipo esliiado y desnenliado poi cualio
calaIIos y sus nienlios y lionco consunidos en eI fuego, ieducidos a
cenizas y sus cenizas aiiojadas aI vienlo".
2

"IinaInenle, se Ie descuailizó, iefieie Ia Gazc||c d'Ans|crdan.
3
Lsla úIlina
opeiación fue nuy Iaiga, poique Ios calaIIos que se uliIizalan no eslalan
acoslunliados a liiai, de sueile que en Iugai de cualio, hulo que ponei seis,
y no laslando aún eslo, fue foizoso paia desnenliai Ios nusIos deI
desdichado, coilaiIe Ios neivios y ionpeiIe a hachazos Ias coyunluias. . .
"Aseguian que aunque sienpie fue un gian naIdicienle, no dejó escapai
lIasfenia aIguna, lan sóIo Ios exlienados doIoies Ie hacían piofeiii hoiiilIes
giilos y a nenudo iepelía: 'Dios nío, lened piedad de ní, }esús, socoiiedne.'
Todos Ios especladoies quedaion edificados de Ia soIicilud deI páiioco de
Sainl-IauI, que a pesai de su avanzada edad, no dejala pasai nonenlo
aIguno sin consoIai aI pacienle."
Y eI exenlo
4
ßoulon: "Se encendió eI azufie, peio eI fuego eia lan polie que

1
* Parricidic, poi sei conlia eI iey, a quien se equipaia aI padie. |T.j
2
1 Picccs crigina|cs f| prcccdurcs du prcccs fai| a Rcocr|-|rançcis Danicns, 1757, l. MI,
pp. 372-374.
3
2 Gazc||c d'Ans|crdan, 1 de aliiI de 1757.

4
** |xcn|c. oficiaI de cieilos cueipos, infeiioi aI aIfeiez y supeiioi aI liigadiei. |T.j
7
sóIo Ia pieI de Ia paile supeiioi de Ia nano quedó no nás que un poco
dañada. A conlinuación, un ayudanle, aiienangado poi encina de Ios codos,
lonó unas lenazas de aceio hechas paia eI caso, Iaigas de un pie y nedio
apioxinadanenle, y Ie alenaceó piineio Ia panloiiiIIa de Ia pieina deiecha,
despues (12) eI nusIo, de ahí pasó a Ias dos noIIas deI liazo deiecho, y a
conlinuación a Ias leliIIas. A esle oficiaI, aunque fueile y ioluslo, Ie cosló
nucho lialajo aiiancai Ios liozos de caine que lonala con Ias lenazas dos y
lies veces deI nisno Iado, ieloiciendo, y Io que sacala en cada poición
dejala una IIaga deI lanaño de un escudo de seis Iilias.
5

"Despues de eslos alenaceanienlos, Daniens, que giilala nucho aunque sin
naIdecii, Ievanlala Ia caleza y se niiala. LI nisno alenaceadoi lonó con
una cuchaia de hieiio deI caIdeio nezcIa hiiviendo, Ia cuaI veilió en
alundancia solie cada IIaga. A conlinuación, alaion con soguiIIas Ias cueidas
deslinadas aI liio de Ios calaIIos, y despues se anaiiaion aqueIIas a cada
nienlio a Io Iaigo de Ios nusIos, pieinas y liazos.
"LI señoi Le ßielón, esciilano, se aceicó iepelidas veces aI ieo paia
piegunlaiIe si no lenía aIgo que decii. Dijo que no, giilala cono iepiesenlan
a Ios condenados, que no hay cóno se diga, a cada loinenlo: '¡Ieidón, Dios
nío! Ieidón, Señoi.' A pesai de lodos Ios sufiinienlos dichos, Ievanlala de
cuando en cuando Ia caleza y se niiala vaIienlenenle. Las sogas, lan
apieladas poi Ios honlies que liialan de Ios calos, Ie hacían sufiii doIoies
indecilIes. LI señoi Le ßielón se Ie voIvió a aceicai y Ie piegunló si no queiía
decii nada, dijo que no. Unos cuanlos confesoies se aceicaion y Ie halIaion
luen ialo. ßesala de luena voIunlad eI ciucifijo que Ie piesenlalan, lendía
Ios Ialios y decía sienpie: 'Ieidón, Señoi.'
"Los calaIIos dieion una aiienelida, liiando cada uno de un nienlio en
deiechuia, sujelo cada calaIIo poi un oficiaI. Un cuailo de hoia despues,
vueIla a enpezai, y en fin, lias de vaiios inlenlos, hulo que hacei liiai a Ios
calaIIos de esla sueile: Ios deI liazo deiecho a Ia caleza, y Ios de Ios nusIos
voIviendose deI Iado de Ios liazos, con Io que se ionpieion Ios liazos poi Ias
coyunluias. Lslos liiones se iepilieion vaiias veces sin iesuIlado. LI ieo
Ievanlala Ia caleza y se conlenpIala. Iue pieciso ponei olios dos calaIIos
deIanle de Ios anaiiados a Ios nusIos, Io cuaI hacía seis calaIIos. Sin
iesuIlado.
"Ln fin, eI veidugo Sanson naichó a decii aI señoi Le ßielón que no halía
nedio ni espeianza de Iogiai nada, y Ie pidió que piegunlaia a Ios Señoies si
no queiían que Io hicieia coilai en pedazos. LI señoi Le ßielón acudió de Ia


5
* |scudc dc scis |ioras. cieila noneda de Ia epoca. |T.j

8
ciudad y dio oiden de hacei nuevos esfueizos, Io que se cunpIió, peio Ios
calaIIos se inpacienlaion, y uno de Ios que liialan de Ios nusIos deI
supIiciado (13) cayó aI sueIo. Los confesoies voIvieion y Ie halIaion de
nuevo. LI Ies decía (yo Io oí): 'ßesenne, señoies.' Y cono eI señoi cuia de
Sainl-IauI no se decidieia, eI señoi de MaisiIIy pasó poi delajo de Ia soga deI
liazo izquieido y fue a lesaiIo en Ia fienle. Los veidugos se junlaion y
Daniens Ies decía que no juiaian, que desenpeñaian su conelido, que eI no
Ios ieciininala, Ies pedía que iogaian a Dios poi eI, y ieconendala aI
páiioco de Sainl-IauI que iezaia poi eI en Ia piineia nisa.
"Despues de dos o lies lenlalivas, eI veidugo Sanson y eI que Io halía
alenaceado sacaion cada uno un cuchiIIo de Ia loIsa y coilaion Ios nusIos
poi su unión con eI lionco deI cueipo. Los cualio calaIIos, liiando con lodas
sus fueizas, se IIevaion lias eIIos Ios nusIos, a salei: piineio eI deI Iado
deiecho, eI olio despues, Iuego se hizo Io nisno con Ios liazos y en eI silio
de Ios honlios y axiIas y en Ias cualio pailes. Iue pieciso coilai Ias caines
hasla casi eI hueso, Ios calaIIos, liiando con lodas sus fueizas, se IIevaion eI
liazo deiecho piineio, y eI olio despues.
"Una vez ieliiadas eslas cualio pailes, Ios confesoies lajaion paia halIaiIe,
peio su veidugo Ies dijo que halía nueilo, aunque Ia veidad eia que yo veía
aI honlie agilaise, y Ia nandíluIa infeiioi sulii y lajai cono si halIaia. Uno
de Ios oficiaIes dijo incIuso poco despues que cuando Ievanlaion eI lionco deI
cueipo paia aiiojaiIo a Ia hogueia, eslala aún vivo. Los cualio nienlios,
desalados de Ias sogas de Ios calaIIos, fueion aiiojados a una hogueia
dispuesla en eI iecinlo en Iínea iecla deI cadaIso, Iuego eI lionco y Ia lolaIidad
fueion en seguida culieilos de Ieños y de fajina, y piendido eI fuego a Ia paja
nezcIada con esla nadeia.
"...Ln cunpIinienlo de Ia senlencia, lodo quedó ieducido a cenizas. LI úIlino
liozo haIIado en Ias liasas no acaló de consuniise hasla Ias diez y nedia y
nás de Ia noche. Los pedazos de caine y eI lionco laidaion unas cualio hoias
en quenaise. Los oficiaIes, en cuyo núneio ne conlala yo, así cono ni hijo,
con unos aiqueios a nodo de deslacanenlo, peinanecinos en Ia pIaza hasla
ceica de Ias once.
"Se quieie haIIai significado aI hecho de que un peiio se echó a Ia nañana
siguienle solie eI silio donde halía eslado Ia hogueia, y ahuyenlado
iepelidas veces, voIvía aIIí sienpie. Ieio no es difíciI conpiendei que eI
aninaI enconliala aqueI Iugai nás caIienle."
6

Ties cuailos de sigIo nás laide, he aquí eI iegIanenlo iedaclado (14) poi

6
3 Citado en A. L. Zevaes, Damiens le régicide, 1937, pp. 201-214.
9
Leon Iauchei "paia Ia Casa de jóvenes deIincuenles de Iaiís":
7

"ART. 17. La joinada de Ios piesos conenzaiá a Ias seis de Ia nañana en
invieino, y a Ias cinco en veiano. LI lialajo duiaiá nueve hoias diaiias en
loda eslación. Se consagiaián dos hoias aI día a Ia enseñanza. LI lialajo y Ia
joinada leininaián a Ias nueve en invieino, y a Ias ocho en veiano.
ART. 18. Ccnicnzc dc |a jcrnada. AI piinei iedolIe de lanloi, Ios piesos delen
Ievanlaise y vesliise en siIencio, nienlias eI vigiIanle alie Ias pueilas de Ias
ceIdas. AI segundo iedolIe, delen eslai en pie y hacei su cana. AI leiceio, se
coIocan en fiIa paia ii a Ia capiIIa, donde se ieza Ia oiación de Ia nañana.
Lnlie iedolIe y iedolIe hay un inleivaIo de cinco ninulos.
ART. 19. La oiación Ia hace eI capeIIán y va seguida de una Iecluia noiaI o
ieIigiosa. Lsle ejeicicio no dele duiai nás de nedia hoia.
ART. 2O. Traoajc. A Ias seis nenos cuailo en veiano, y a Ias siele nenos cuailo
en invieino, lajan Ios piesos aI palio, donde delen Iavaise Ias nanos y Ia caia
y iecilii Ia piineia disliilución de pan. Innedialanenle despues, se foinan
poi laIIeies y naichan aI lialajo, que dele conenzai a Ias seis en veiano y a
Ias siele en invieino.
ART. 21. Ccnida. A Ias diez, alandonan Ios piesos eI lialajo paia pasai aI
iefecloiio, van a Iavaise Ias nanos en Ios palios, y a foinaise poi divisiones.
Despues deI aInueizo, iecieo hasla Ias once nenos veinle.
ART. 22. |scuc|a. A Ias once nenos veinle, aI iedolIe deI lanloi, se foinan Ias
fiIas y se enlia en Ia escueIa poi divisiones. La cIase duia dos hoias,
enpIeadas aIleinalivanenle en Ia Iecluia, Ia esciiluia, eI dilujo IineaI y eI
cáIcuIo.
ART. 23. A Ia una nenos veinle, alandonan Ios piesos Ia escueIa, poi
divisiones, y naichan a Ios palios paia eI iecieo. A Ia una nenos cinco, aI
iedolIe deI lanloi, vueIven a foinaise poi laIIeies.
ART. 24. A Ia una, Ios piesos delen naichai a Ios laIIeies: eI lialajo duia hasla
Ias cualio.
ART. 25. A Ias cualio se alandonan Ios laIIeies paia naichai a Ios palios,
donde Ios piesos se Iavan Ias nanos y se foinan poi divisiones paia eI
iefecloiio.
ART. 26. La conida y eI iecieo que Ia sigue duian hasla Ias cinco, en esle
nonenlo Ios piesos vueIven a Ios laIIeies.
(15)
ART. 27. A Ias siele en veiano, y a Ias ocho en invieino, cesa eI lialajo, se
efeclúa una úIlina disliilución de pan en Ios laIIeies. Un pieso o un vigiIanle

7
4 L. Iauchei, Dc |a rcfcrnc dcs priscns, 1838, pp. 274-282.

10
hace una Iecluia de un cuailo de hoia que lenga poi lena aIgunas nociones
insliuclivas o aIgún iasgo connovedoi y a Ia que sigue Ia oiación de Ia
noche.
ART. 28. A Ias siele y nedia en veiano, y a Ias ocho y nedia en invieino, Ios
piesos delen haIIaise en sus ceIdas, despues de Iavaise Ias nanos y de halei
pasado Ia inspección de Ias iopas hecha en Ios palios. AI piinei iedolIe de
lanloi, desnudaise, y aI segundo, acoslaise. Se cieiian Ias pueilas de Ias
ceIdas y Ios vigiIanles hacen Ia ionda poi Ios coiiedoies, paia ceicioiaise deI
oiden y deI siIencio."
He aquí, pues, un supIicio y un enpIeo deI lienpo. No sancionan Ios nisnos
deIilos, no casligan eI nisno geneio de deIincuenles. Ieio definen lien, cada
uno, un esliIo penaI deleininado. Menos de un sigIo Ios sepaia. Ls Ia epoca
en que fue iedisliiluida, en Luiopa y en Ios Lslados Unidos, loda Ia
econonía deI casligo. Lpoca de giandes "escándaIos" paia Ia juslicia
liadicionaI, epoca de Ios innuneialIes pioyeclos de iefoina, nueva leoiía de
Ia Iey y deI deIilo, nueva juslificación noiaI o poIílica deI deiecho de casligai,
aloIición de Ias viejas oidenanzas, alenuación de Ias coslunlies, iedacción
de Ios códigos "nodeinos": Rusia, 1769, Iiusia, 178O, IensiIvania y Toscana,
1786, Ausliia, 1788, Iiancia, 1791, Año IV, 18O8 y 181O. Ioi Io que loca a Ia
juslicia penaI, una nueva eia.
Lnlie lanlas nodificaciones, señaIaie -una: Ia desapaiición de Ios supIicios.
Lxisle hoy cieila incIinación a desdeñaiIa, quizá, en su epoca, dio Iugai a
denasiadas decIanaciones, quizá se aliiluyó denasiado fáciInenle y con
denasiado enfasis a una "hunanización" que auloiizala a no anaIizaiIa. Y de
lodos nodos, ¿cuáI es su inpoilancia, si se Ia conpaia con Ias giandes
liasfoinaciones inslilucionaIes, con Ios códigos expIícilos y geneiaIes, con Ias
iegIas unificadas de piocedinienlo, Ia adopción casi geneiaI deI juiado, Ia
definición deI caiáclei esenciaInenle coiieclivo de Ia pena, o lanlien esa
gian lendencia, que no cesa de acenluaise desde eI sigIo XIX, a noduIai Ios
casligos de acueido con Ios individuos cuIpalIes` Unos casligos nenos
innedialanenle físicos, cieila discieción en eI aile de hacei sufiii, un juego
de doIoies nás suliIes, nás siIenciosos, y despojados de su faslo visilIe,
¿neiece lodo eslo que se Ie conceda una consideiación pailicuIai, cuando no
es, sin eIuda, olia cosa que eI efeclo de ieoidenaciones nás piofundas` Y, (16)
sin enlaigo, lenenos un hecho: en unas cuanlas decadas, ha desapaiecido eI
cueipo supIiciado, descuailizado, anpulado, naicado sinlóIicanenle en eI
ioslio o en eI honlio, expueslo vivo o nueilo, ofiecido en especlácuIo. Ha
desapaiecido eI cueipo cono lIanco nayoi de Ia iepiesión penaI.
A fines deI sigIo XVIII, y en Ios conienzos deI XIX, a pesai de aIgunos
giandes iespIandoies, Ia sonliía fiesla puniliva eslá exlinguiendose. Ln esla
11
liasfoinación, han inleivenido dos piocesos. No han lenido poi conpIelo ni
Ia nisna cionoIogía ni Ias nisnas iazones de sei. De un Iado, Ia desapaiición
deI especlácuIo punilivo. LI ceienoniaI de Ia pena liende a enliai en Ia
sonlia, paia no sei ya nás que un nuevo aclo de piocedinienlo o de ad-
ninisliación. La ieliaclación púlIica en Iiancia halía sido aloIida poi
piineia vez en 1791, y despues nuevanenle en 183O lias un lieve
ieslalIecinienlo, Ia picola se supiine en 1789, y en IngIaleiia en 1837. Los
lialajos púlIicos, que Ausliia, Suiza y aIgunos de Ios Lslados Unidos, cono
IensiIvania, hacían piaclicai en pIena caIIe o en eI canino ieaI ~foizados con
Ia aigoIIa de hieiio aI cueIIo, veslidos de iopas nuIlicoIoies y aiiasliando aI
pie Ia laIa de cañón, canliando con Ia nuIlilud ielos, injuiias, luiIas, goIpes,
señas de iencoi o de conpIicidad~,
8
se supiinen casi en lodas pailes a fines
deI sigIo XVIII, o en Ia piineia nilad deI XIX. La exposición se halía
nanlenido en Iiancia en 1831, en conlia de vioIenlas ciílicas ~"escena
iepugnanle", decía ReaI~,
9
y se supiine finaInenle en aliiI de 1848. Ln
cuanlo a Ia cadena de piesidiaiios, que paseala a Ios foizados a liaves de
loda Iiancia, hasla ßiesl y ToIón, fue ienpIazada en 1837 poi decoiosos
coches ceIuIaies pinlados de negio. LI casligo ha cesado poco a poco de sei
lealio. Y lodo Io que podía IIevai consigo de especlácuIo se enconliaiá en
adeIanle afeclado de un índice negalivo. Cono si Ias funciones de Ia
ceienonia penaI fueian dejando, piogiesivanenle, de sei conpiendidas, eI
iilo que "ceiiala" eI deIilo se hace sospechoso de nanlenei con eI luilios
paienlescos: de iguaIaiIo, si no de soliepasaiIo en saIvajisno, de haliluai a
Ios especladoies a una feiocidad de Ia que se Ies queiía apailai, de nosliaiIes
Ia fiecuencia de Ios deIilos, de enpaiejai aI veidugo con un ciininaI y a Ios
jueces con unos asesinos, de inveilii en eI posliei nonenlo Ios papeIes, de
hacei deI supIiciado un oljelo de conpasión o de adniiación. ßeccaiia, en
hoia nuy lenpiana, Io halía dicho: "LI asesinalo que se nos iepiesenla cono
un ciinen hoiiilIe, Io (17) venos conelei fiíanenle, sin ienoidinienlos."
1O

La ejecución púlIica se peicile ahoia cono un foco en eI que se ieanina Ia
vioIencia.
LI casligo lendeiá, pues, a conveiliise en Ia paile nás ocuIla deI pioceso
penaI. Lo cuaI IIeva consigo vaiias consecuencias: Ia de que alandona eI
doninio de Ia peicepción casi colidiana, paia enliai en eI de Ia conciencia
alsliacla, se pide su eficacia a su falaIidad, no a su inlensidad visilIe, es Ia

8
5 Robert Vaux, Notices, p. 45, citado en N. K. Teeters, They were in prison, 1937, p. 24.
9
6 Archives parlementaires. 2» serie, t. LXXII, I de dic. de 1831.
10
7 C. de ßeccaiia, Trai|c dcs dc|i|s c| dcs pcincs, 1764, p. 1O1 de Ia edición de I. HeIie, 1856,
que seiá Ia que cilenos aquí.

12
ceilidunlie de sei casligado, y no ya eI lealio aloninalIe, Io que dele
apailai deI ciinen, Ia necánica ejenpIai deI casligo canlia sus engianajes.
Ioi eIIo, Ia juslicia no lona solie sí púlIicanenle Ia paile de vioIencia vincu-
Iada a su ejeicicio. Si nala, eIIa lanlien, o si hieie, no es ya Ia gIoiificación de
su fueiza, es un eIenenlo de sí nisna aI que no liene nás ienedio que
loIeiai, peio deI que Ie es difíciI vaIeise. Las nolaciones de Ia infania se
iedisliiluyen: en eI casligo-especlácuIo, un hoiioi confuso liolala deI
cadaIso, hoiioi que envoIvía a Ia vez aI veidugo y aI condenado, y que si lien
eslala sienpie dispueslo a conveilii en conpasión o en adniiación Ia
veigüenza infIigida aI supIiciado, conveilía ieguIainenle en infania Ia vio-
Iencia IegaI deI veidugo. A pailii de esle nonenlo, eI escándaIo y Ia Iuz se
iepailiián de nodo dislinlo, es Ia piopia condena Ia que se supone que naica
aI deIincuenle con eI signo negalivo y unívoco, pulIicidad, poi Io lanlo, de
Ios delales y de Ia senlencia, peio Ia ejecución nisna es cono una veigüenza
supIenenlaiia que a Ia juslicia Ie aveigüenza inponei aI condenado,
nanlienese, pues, a dislancia, lendiendo sienpie a confiaiIa a olios, y lajo
secielo. Ls feo sei digno de casligo, peio poco gIoiioso casligai. De ahí ese
dolIe sislena de piolección que Ia juslicia ha eslalIecido enlie eIIa y eI
casligo que inpone. La ejecución de Ia pena liende a conveiliise en un secloi
aulónono, un necanisno adninislialivo deI cuaI descaiga a Ia juslicia, esla
se Iileia de su soida desazón poi un escanoleo luiociálico de Ia pena. Ls
caiacleiíslico que, en Iiancia, Ia adninisliación de Ias piisiones haya eslado
duianle nucho lienpo coIocada lajo Ia dependencia deI Minisleiio deI In-
leiioi, y Ia de Ios piesidios lajo eI conlioI de Maiina o de CoIonias. Y aI
nisno lienpo que esla dislinción adninislialiva, se opeiala Ia denegación
leóiica: Io esenciaI de Ia pena que nosolios, Ios jueces, infIiginos, no ciean
usledes que consisle en casligai, liala de coiiegii, iefoinai, "cuiai", una
lecnica deI nejoianienlo iechaza, en Ia pena, Ia esliicla expiación deI naI, y
Iileia a Ios nagisliados de Ia fea nisión de casligai. Hay en Ia juslicia
nodeina (18) y en aqueIIos que Ia adninislian una veigüenza de casligai que
no sienpie excIuye eI ceIo, ciece sin cesai: solie esla heiida, eI psicóIogo
puIuIa así cono eI nodeslo funcionaiio de Ia oilopedia noiaI.
La desapaiición de Ios supIicios es, pues, eI especlácuIo que se loiia, y es
lanlien eI ieIajanienlo de Ia acción solie eI cueipo deI deIincuenle. Rush, en
1787, dice: "No puedo poi nenos de espeiai que se aceique eI lienpo en que
Ia hoica, Ia picola, eI palíluIo, eI Iáligo, Ia iueda, se consideiaián, en Ia
hisloiia de Ios supIicios, cono Ias nueslias de Ia lailaiie de Ios sigIos y de
Ios países y cono Ias piuelas de Ia deliI infIuencia de Ia iazón y de Ia
13
ieIigión solie eI espíiilu hunano."
11
Y en efeclo, aI aliii Van Meenen sesenla
años despues eI segundo congieso penilenciaiio, en ßiuseIas, iecoidala eI
lienpo de su infancia cono una epoca leininada: "Yo he vislo eI sueIo
culieilo de iuedas, de cepos, de hoicas, de picolas, he vislo esqueIelos
espanlosanenle lendidos solie iuedas."
12
La naica halía sido aloIida en
IngIaleiia (1834) y en Iiancia (1832), eI gian supIicio de Ios liaidoies,
IngIaleiia no se alievía ya a apIicaiIo pIenanenle en 182O (ThislIevood no
fue descuailizado). SóIo eI Iáligo seguía nanleniendose en cieilo núneio de
sislenas penaIes (Rusia, IngIaleiia, Iiusia). Ieio de una naneia geneiaI, Ias
piáclicas punilivas se halían vueIlo púdicas. No locai ya eI cueipo, o Io
nenos posilIe en lodo caso, y eso paia heiii en eI aIgo que no es eI cueipo
nisno. Se diiá: Ia piisión, Ia iecIusión, Ios lialajos foizados, eI piesidio, Ia
inleidicción de iesidencia, Ia depoilación ~que han ocupado Iugai lan
inpoilanle en Ios sislenas penaIes nodeinos~ son ieaInenle penas "físicas",
a difeiencia de Ia nuIla, iecaen, y diieclanenle, solie eI cueipo. Ieio Ia
ieIación casligo-cueipo no es en eIIas idenlica a Io que eia en Ios supIicios. LI
cueipo se encuenlia aquí en siluación de insliunenlo o de inleinediaiio, si
se inleiviene solie eI enceiiándoIo o haciendoIo lialajai, es paia piivai aI
individuo de una Iileilad consideiada a Ia vez cono un deiecho y un lien. LI
cueipo, según esla penaIidad, queda piendido en un sislena de coacción y de
piivación, de olIigaciones y de piohiliciones. LI sufiinienlo físico, eI doIoi
deI cueipo nisno, no son ya Ios eIenenlos conslilulivos de Ia pena. LI
casligo ha pasado de un aile de Ias sensaciones insopoilalIes a una econonía
de Ios deiechos suspendidos. Y si Ie es pieciso lodavía a Ia juslicia nanipuIai
y IIegai aI cueipo de Ios juslicialIes, seiá de Iejos, Iinpianenle, según unas
iegIas ausleias, (19) y lendiendo a un oljelivo nucho nás "eIevado". Cono
efeclo de esla nueva ciicunspección, un ejeicilo enleio de lecnicos ha venido
a ieIevai aI veidugo, analonisla innedialo deI sufiinienlo: Ios vigiIanles, Ios
nedicos, Ios capeIIanes, Ios psiquialias, Ios psicóIogos, Ios educadoies. Ioi su
soIa piesencia junlo aI condenado canlan a Ia juslicia Ia aIalanza de que
aqueIIa liene necesidad: Ie gaianlizan que eI cueipo y eI doIoi no son Ios
oljelivos úIlinos de su acción puniliva. Hay que iefIexionai solie eslo: hoy,
un nedico dele eslalIecei una vigiIancia solie Ios condenados a nueile, y
hasla eI úIlino nonenlo, yuxlaponiendose así cono encaigado deI lieneslai,
cono agenle deI no sufiinienlo, a Ios funcionaiios que, eslos sí, lienen Ia
nisión de supiinii Ia vida. Cuando se aceica eI nonenlo de Ia ejecución, se

11
8 B. Rush, ante la Society for promoting political enquiries, en N. K.Teeers, The eradle of
penitentiary, 1935, p. 30.
12
9 Cf. Anna|cs, dc |a Cnari|c, ||, 1847, pp. 529-53O.

14
pone a Ios pacienles inyecciones de lianquiIizanles. Ulopía deI pudoi judiciaI:
quilai Ia exislencia evilando senlii eI daño, piivai de lodos Ios deiechos sin
hacei sufiii, inponei penas Iileiadas de doIoi. LI iecuiso a Ia
psicofainacoIogía y a diveisos "desconeclanles" fisioIógicos, incIuso si ha de
sei piovisionaI, se encuenlia denlio de Ia Iógica de esla penaIidad
"incoipoiaI".
De esle dolIe pioceso ~desapaiición deI especlácuIo, anuIación deI doIoi~
son lesligos Ios iiluaIes nodeinos de Ia ejecución capilaI. Un nisno
novinienlo ha aiiasliado, a cada una con su iilno piopio, a Ias IegisIaciones
euiopeas: paia lodos, una nisna nueile, sin que esla lenga que IIevai, cono
lIasón, Ia naica específica deI deIilo o eI slalus sociaI deI deIincuenle, una
nueile que no duia nás que un inslanle, que ningún encainizanienlo dele
nuIlipIicai poi adeIanlado o pioIongai solie eI cadávei, una ejecución que
afecla a Ia vida nás que aI cueipo. Se acalaion Ios Iaigos piocesos en Ios que
Ia nueile se haIIa a Ia vez apIazada poi inleiiupciones caIcuIadas, y
nuIlipIicada poi una seiie de alaques sucesivos. Se acalaion aqueIIas
conlinaciones cono Ias que se ponían en escena paia nalai a Ios iegicidas, o
cono aqueIIa con que soñala, en Ios conienzos deI sigIo XVIII, eI auloi de
Hanging nc| punisnncn| cncugn,
13
que peinilían a Ia vez descoyunlai a un
condenado en Ia iueda, azolaiIo despues hasla Ia peidida deI conocinienlo, y
lias eIIo suspendeiIo con cadenas, anles de dejaiIo noiii Ienlanenle de
hanlie. Se acalaion aqueIIos supIicios en Ios que eI condenado eia
aiiasliado solie un zaizo (paia evilai que Ia caleza ievenlaia conlia eI
sueIo), en Ios que se Ie aliía eI vienlie, aiiancándoIe Ias enliañas
apiesuiadanenle, paia que luvieia lienpo de vei, con sus piopios ojos, cóno
Ias aiiojalan aI fuego, en Ios que se Ie decapilala finaInenle y se dividía su
cueipo (2O) en cuailos.
14
La ieducción de eslas "niI nueiles" a Ia esliicla eje-
cución capilaI define loda una nueva noiaI piopia deI aclo de casligai.
Ya en 176O, se halía piolado en IngIaleiia (fue paia Ia ejecución de Ioid
Ieiiei) una náquina de ahoicai (un apoyo, que se iepIegala lajo Ios pies deI
condenado seivía paia evilai Ias Ienlas agonías y Ias Iuchas cueipo a cueipo
que se pioducían enlie víclina y veidugo). Dicha náquina fue peifeccionada
y adoplada definilivanenle en 1783, eI año nisno en que se supiinió eI

13
10 Texto anónimo publicado en 1701.
14
11 SupIicio de Ios liaidoies desciilo poi W. ßIackslone, Ccnncn|airc sur |c Ccdc crinina|
ang|ais, liad. de 1776, I, p. 1O5. Ioi eslai Ia liaducción deslinada a ponei de ieIieve eI
hunanilaiisno de Ia IegisIación ingIesa en oposición a Ia vieja Oidenanza de 176O, eI
conenlaiisla agiega: "Ln esle supIicio espanloso en cuanlo aI especlácuIo, eI cuIpalIe no
sufie ni nucho ni Iaigo lienpo."

15
liadicionaI desfiIe de Nevgale a Tyluin, y en que se apiovechó Ia ieconsliuc-
ción de Ia piisión, ceica de Ios Coidon Riols, paia inslaIai Ios palíluIos en eI
nisno Nevgale.
15
LI fanoso ailícuIo 3 deI Código fiances de 1791 ~"a lodo
condenado a nueile se Ie coilaiá Ia caleza"~ IIeva esle liipIe significado:
una nueile iguaI paia lodos ("Los deIilos deI nisno geneio se casligaián con
eI nisno geneio de pena, cuaIesquieia que sean Ia calegoiía y eI eslado deI
cuIpalIe", decía ya Ia noción volada, a piopuesla de CuiIIolin, eI 1 de
dicienlie de 1789), una soIa nueile poi condenado, ollenida de un soIo
goIpe y sin iecuiiii a esos supIicios "pioIongados y poi consiguienle ciueIes",
cono Ia hoica denunciada poi Le IeIeliei, en fin, eI casligo paia eI condenado
únicanenle, ya que Ia decapilación, pena de Ios nolIes, es Ia nenos
infananle paia Ia faniIia deI deIincuenle.
16
La guiIIolina, uliIizada a pailii de
naizo de 1792, es eI necanisno adecuado a laIes piincipios. Ln eIIa, Ia
nueile queda ieducida a un aconlecinienlo visilIe, peio inslanláneo. Lnlie
Ia Iey, o quienes Ia ejeculan, y eI cueipo deI deIincuenle, eI conlaclo se ieduce
aI nonenlo de un ieIánpago. No exisle enfienlanienlo físico, aI veidugo Ie
lasla con sei un ieIojeio esciupuIoso. "La expeiiencia y Ia iazón denueslian
que Ia naneia usada en eI pasado de coilaiIe Ia caleza a un deIincuenle
expone a un supIicio nás espanloso que Ia sinpIe piivación de Ia vida, que es
eI deseo foinaI de Ia Iey, paia que Ia ejecución se ieaIice en un soIo inslanle y
de un soIo goIpe, Ios ejenpIos piuelan cuan difíciI es IogiaiIo. Ls pieciso
necesaiianenle, paia Ia exaclilud deI piocedinienlo, que dependa de nedios
necánicos invaiialIes, cuya fueiza y efeclo se pueda (21) iguaInenle
deleininai... Ls fáciI hacei consliuii una náquina senejanle cuyo efeclo es
infaIilIe, Ia decapilación se haiá en un soIo inslanle, de acueido con eI deseo
de Ia nueva Iey. Dicho apaialo, si paiece necesaiio, no pioduciiá sensación
aIguna y apenas se peiciliiá."
17
Casi sin locai eI cueipo, Ia guiIIolina supiine
Ia vida, deI nisno nodo que Ia piisión quila Ia Iileilad, o una nuIla
descuenla lienes. Se supone que apIica Ia Iey nenos a un cueipo ieaI capaz
de doIoi, que a un sujelo juiídico, poseedoi, enlie olios deiechos, deI de
exislii. La guiIIolina halía de lenei Ia alsliacción de Ia piopia Iey.
IndudalIenenle, aIgo de Ios supIicios se solieinpuso en Iiancia, poi un
lienpo, a Ia soliiedad de Ias ejecuciones. Los paiiicidas ~y Ios iegicidas, que
se asiniIalan a aqueIIos~ eian conducidos aI palíluIo culieilos poi un veIo
negio, aIIí, hasla 1832, se Ies coilala Ia nano. No quedó, enlonces, nás que eI

15
12 Cf. Ch. Hibbert, The roots of evil, ed. de 1966, pp. 85-86.
16
13 Peletier de Saint-Fargeau, Archives parlementaires, t. XXVI, 3 de junio de 1791, p. 720.
17
14 A. Louis, "Rappoil sui Ia guiIIoline", cilado poi Sainl-Ldne, Dic|icnnairc dc pcna|i|c,
1825, l. IV, p. 161.

16
adoino deI ciespón. Así, paia Iieschi, en novienlie de 1836: "Se Ie conduciiá
aI Iugai de Ia ejecución en canisa, descaIzo, y culieila Ia caleza con un veIo
negio, haliá de sei expueslo solie un cadaIso nienlias un oficiaI Iee aI
puelIo Ia senlencia, y seiá innedialanenle ejeculado." Acoidenonos de
Daniens, y nolenos que eI úIlino supIenenlo de Ia nueile penaI ha sido un
veIo de Iulo. LI condenado no liene ya que sei vislo. La soIa Iecluia de Ia
senlencia solie eI cadaIso, enuncia un deIilo que no dele lenei ioslio.
18
LI
úIlino vesligio de Ios giandes supIicios es su anuIación: unos paños paia
ocuIlai un cueipo. Ljecución de ßenoîl, liipIenenle infane ~naliicida,
honosexuaI, asesino~, eI piineio de Ios paiiicidas a quien Ia Iey eviló que se
Ie coilaia Ia nano: "Mienlias se Ieía Ia senlencia, eI eslala en pie solie eI
palíluIo, soslenido poi Ios veidugos. Lia aIgo hoiiilIe de vei aqueI es-
peclácuIo: envueIlo en un anpIio sudaiio lIanco, culieilo eI ioslio con un
ciespón negio, eI paiiicida se susliaía a Ias niiadas de Ia nuIlilud siIenciosa,
y lajo aqueI iopaje nisleiioso y Iúgulie, no se nanifeslala Ia vida nás que
poi espanlosos auIIidos, que pionlo se apagaion lajo Ia cuchiIIa."
19

Desapaiece, pues, en Ios conienzos deI sigIo XIX, eI gian especlácuIo de Ia
pena física, se disinuIa eI cueipo supIiciado, se excIuye (22) deI casligo eI
apaialo lealiaI deI sufiinienlo. Se enlia en Ia eia de Ia soliiedad puniliva.
Lsla desapaiición de Ios supIicios se puede consideiai casi cono conseguida
aIiededoi de Ios años 183O-1848. NaluiaInenle, esla afiinación gIolaI exige
paIialivos. Ln piinei Iugai, Ias liasfoinaciones no se ieaIizan en lIoque ni
según un pioceso único. Ha halido denoias. Iaiadójicanenle, IngIaleiia fue
uno de Ios países nás iefiaclaiios a esla desapaiición de Ios supIicios, quizá a
causa deI papeI de nodeIo que halían confeiido a su juslicia penaI Ia
inslilución deI juiado, eI pioceso púlIico, eI iespelo deI naocas ccrpus, solie
lodo, sin duda, poique no halía queiido disninuii eI iigoi de sus Ieyes
penaIes duianle Ias giandes ievueIlas sociaIes de Ios años 178O-182O. Duianle
nucho lienpo, RoniIIy, Mackinlosh y IoveII ßuxlon fiacasaion en su
piopósilo de que se alenuaia Ia nuIlipIicidad y Ia giavedad de Ias penas
pievislas poi Ia Iey ingIesa: esa "hoiiilIe cainiceiía", decía Rossi. Su
seveiidad (aI nenos en Ias penas pievislas, ya que Ia apIicación eia lanlo nás
lIanda cuanlo que Ia Iey paiecía excesiva a Ios juiados) se halía aunenlado
incIuso, ya que, en 176O, ßIackslone enuneiala 16O deIilos capilaIes en Ia

18
15 Tena fiecuenle en Ia epoca: un ciininaI, en Ia nedida nisna de su nonsliuosidad,
dele sei piivado de Ia Iuz: no vei, no sei vislo. Ln cuanlo aI paiiicida, seiía pieciso
"faliicai una jauIa de hieiio o cavai una naznoiia inpenelialIe que Ie siivieia de eleina
cIausuia". De MoIòne, Dc |'nunani|c dcs |cis crininc||cs, 183O, pp. 275-277.
19
16 Gazc||c dcs |riounaux, 3O de agoslo de 1832.

17
IegisIación ingIesa, y se conlalan 223 en 1819. Seiía pieciso lanlien lenei en
cuenla Ias aceIeiaciones y Ios ieliocesos que expeiinenlaia enlie 176O y 184O
eI pioceso de conjunlo, Ia iapidez de Ia iefoina en aIgunos países cono
Ausliia o Rusia, Ios Lslados Unidos o Iiancia en eI nonenlo de Ia
Consliluyenle, y despues eI iefIujo en Ia epoca de conliaiievoIución en
Luiopa y deI gian lenoi sociaI de Ios años 182O-1848, Ias nodificaciones nás
o nenos lenpoiaIes, inlioducidas poi Ios liilunaIes o Ias Ieyes de excepción,
Ia disloisión enlie Ias Ieyes y Ia piáclica ieaI de Ios liilunaIes (que eslá Iejos
de iefIejai sienpie eI eslado de Ia IegisIación). Todo eslo hace que sea nuy
iiieguIai Ia evoIución desaiioIIada en eI viiaje de Ios sigIos XVIII y XIX.
A eslo se agiega que si lien Io esenciaI de Ia liasfoinación se ha Iogiado
hacia 184O, si lien Ios necanisnos deI casligo han adquiiido enlonces su
nuevo lipo de funcionanienlo, eI pioceso se haIIa Iejos de eslai leininado. La
ieducción deI supIicio es una lendencia aiiaigada en Ia gian liasfoinación de
Ios años 176O-184O, peio no eslá leininada, y puede deciise que Ia piáclica
deI supIicio ha olsesionado duianle nucho lienpo nueslio sislena penaI, y
aIienla en eI lodavía. La guiIIolina, esa naquinaiia de Ias nueiles iápidas y
discielas, halía naicado en Iiancia una nueva elica de Ia nueile IegaI. Ieio
Ia RevoIución Ia ievislió innedialanenle de un gian iiluaI lealiaI. Duianle
años, ha consliluido un especlácuIo. Iue pieciso liasIadaiIa hasla Ia (23)
laiieia de Sainl-}acques, ienpIazai Ia caiiela desculieila poi un coche
ceiiado, enpujai iápidanenle aI condenado desde eI fuigón a Ia pIancha,
oiganizai ejecuciones apiesuiadas a deshoia, coIocai finaInenle Ia guiIIolina
denlio deI iecinlo de Ias piisiones y haceiIa inaccesilIe aI púlIico (despues de
Ia ejecución de Weidnann, en 1939), acoidonai Ias caIIes poi Ias que se IIega a
Ia piisión en Ia que eI palíluIo se haIIa ocuIlo, y donde Ia ejecución se
desaiioIIa en secielo (ejecución de ßuffel y de ßonlenps en Ia piisión de Ia
Sanle, en 1972), peiseguii judiciaInenle a Ios lesligos que iefieien Ia escena,
paia que Ia ejecución deje de sei un especlácuIo y paia que se convieila en un
exliaño secielo enlie Ia juslicia y su senlenciado. Ieio lasla nencionai lanlas
piecauciones paia conpiendei que Ia nueile penaI sigue siendo en su fondo,
lodavía hoy, un especlácuIo, que es necesaiio, piecisanenle, piohilii.
Ln cuanlo a Ia acción solie eI cueipo, lanpoco esla se encuenlia supiinida
poi conpIelo a nediados deI sigIo XIX. Sin duda, Ia pena ha dejado de eslai
cenliada en eI supIicio cono lecnica de sufiinienlo, ha lonado cono oljelo
piincipaI Ia peidida de un lien o de un deiecho. Ieio un casligo cono Ios
lialajos foizados o incIuso cono Ia piisión ~neia piivación de Iileilad~,
no ha funcionado janás sin cieilo supIenenlo punilivo que concieine
ieaInenle aI cueipo nisno: iacionanienlo aIinenlicio, piivación sexuaI,
goIpes, ceIda. ¿Consecuencia no peiseguida, peio inevilalIe, deI encieiio` De
18
hecho, Ia piisión en sus disposilivos nás expIícilos ha piocuiado sienpie
cieila nedida de sufiinienlo coipoiaI. La ciílica que ha sóIido haceise aI
sislena penilenciaiio, en Ia piineia nilad deI sigIo XIX (Ia piisión no es Io
suficienlenenle puniliva: Ios piesos pasan nenos hanlie, nenos fiío, se
haIIan nenos piivados en iesunen que nuchos polies o incIuso olieios)
indica un posluIado que janás se ha supiinido fiancanenle: es juslo que un
condenado sufia físicanenle nás que Ios olios honlies. La pena se disocia
naI de un supIenenlo de doIoi físico. ¿Que seiía un casligo no coipoiaI`
Manlienese, pues, un fondo "supIicianle" en Ios necanisnos nodeinos de Ia
juslicia ciininaI, un fondo que no eslá poi conpIelo doninado, sino que se
haIIa envueIlo, cada vez nás anpIianenle, poi una penaIidad de Io no
coipoiaI.
La alenuación de Ia seveiidad penaI en eI liascuiso de Ios úIlinos sigIos es un
fenóneno nuy conocido de Ios hisloiiadoies deI deiecho. Ieio duianle
nucho lienpo, se ha lonado de una naneia (24) gIolaI cono un fenóneno
cuanlilalivo: nenos ciueIdad, nenos sufiinienlo, nás lenignidad, nás
iespelo, nás "hunanidad". De hecho, eslas nodificaciones van aconpañadas
de un despIazanienlo en eI oljelo nisno de Ia opeiación puniliva.
¿Disninución de inlensidad` Quizá. Canlio de oljelivo, indudalIenenle.
Si no es ya eI cueipo eI oljelo de Ia penaIidad en sus foinas nás seveias,
¿solie que eslalIece su piesa` La iespuesla de Ios leoiizanles ~de quienes
alien hacia 176O un peiiodo que no se ha ceiiado aún~ es senciIIa, casi
evidenle. Iaiece insciila en Ia piegunla nisna. Iueslo que ya no es eI cueipo,
es eI aIna. A Ia expiación que causa esliagos en eI cueipo dele sucedei un
casligo que aclúe en piofundidad solie eI coiazón, eI pensanienlo, Ia
voIunlad, Ias disposiciones. MalIy ha foinuIado eI piincipio, de una vez
paia sienpie: "Que eI casligo, si se ne peinile halIai así, caiga solie eI aIna
nás que solie eI cueipo."
2O

Monenlo inpoilanle. La anligua paieja deI faslo punilivo, eI cueipo y Ia
sangie, ceden eI silio. Lnlia en escena, culieilo eI ioslio, un nuevo peisonaje.
Se pone fin a cieila liagedia, da piincipio una conedia con siIuelas de
sonlia, voces sin ioslio, enlidades inpaIpalIes. LI apaialo de Ia juslicia
puniliva dele noidei ahoia en esla ieaIidad sin cueipo.
¿SinpIe afiinación leóiica, que Ia piáclica penaI desnienle` Seiía esla una
concIusión apiesuiada. Cieilo es que, hoy, casligai no es sinpIenenle
conveilii un aIna, peio eI piincipio de MalIy no se ha quedado en un deseo
piadoso. A Io Iaigo de loda Ia penaIidad nodeina es posilIe seguii sus

20
17 C. de MalIy, Dc |a |cgis|a|icn, Ocutrcs ccnp|c|cs, 1789, l. IX, p. 326.

19
efeclos.
Ln piinei Iugai, una suslilución de oljelos. No quieio decii con eslo que se
haya pasado de pionlo a casligai olios deIilos. Sin duda, Ia definición de Ias
infiacciones, Ia jeiaiquía de su giavedad, Ios náigenes de induIgencia, Io que
se loIeiala de hecho y Io que eslala IegaInenle peinilido ~lodo eslo se ha
nodificado anpIianenle desde hace doscienlos años, nuchos deIilos han de-
jado de seiIo, poi eslai vincuIados a deleininado ejeicicio de Ia auloiidad
ieIigiosa o a un lipo de vida econónica: Ia lIasfenia ha peidido su slalus de
deIilo, eI conlialando y eI iolo doneslico, una paile de su giavedad. Ieio
eslos despIazanienlos no son quizá eI hecho nás inpoilanle: Ia división
enlie Io peinilido y Io piohilido ha conseivado, de un sigIo a olio, cieila
conslancia. Ln canlio, eI oljelo "ciinen", aqueIIo solie Io que se ejeice Ia
piáclica penaI, ha sido piofundanenle nodificado: Ia caIidad, eI caiáclei, Ia
suslancia en cieilo nodo de que eslá hecha Ia infiacción, (25) nás que su
definición foinaI. La ieIaliva eslaliIidad de Ia Iey ha colijado lodo un juego
de suliIes y iápidos ieIevos. ßajo eI nonlie de ciínenes y de deIilos, se
siguen juzgando efeclivanenle oljelos juiídicos definidos poi eI Código,
peio se juzga a Ia vez pasiones, inslinlos, anonaIías, achaques,
inadaplaciones, efeclos de nedio o de heiencia, se casligan Ias agiesiones,
peio a liaves de eIIas Ias agiesividades, Ias vioIaciones, peio a Ia vez, Ias
peiveisiones, Ios asesinalos que son lanlien puIsiones y deseos. Se diiá: no
son eIIos Ios juzgados, si Ios invocanos, es paia expIicai Ios hechos que hay
que juzgai, y paia deleininai hasla que punlo se haIIala inpIicada en eI
deIilo Ia voIunlad deI sujelo. Respuesla insuficienle. Ioique son eIIas, esas
sonlias deliás de Ios eIenenlos de Ia causa, Ias efeclivanenle juzgadas y
casligadas. }uzgadas poi eI iodeo de Ias "ciicunslancias alenuanles", que
hacen enliai en eI veiediclo no piecisanenle unos eIenenlos "ciicuns-
lanciaIes" deI aclo, sino olia cosa conpIelanenle dislinla, que no es
juiídicanenle codificalIe: eI conocinienlo deI deIincuenle, Ia apieciación que
se hace de eI, Io que puede saleise aceica de Ias ieIaciones enlie eI, su pasado
y su deIilo, Io que se puede espeiai de eI paia eI fuluio. }uzgadas, Io son
lanlien poi eI juego de lodas esas nociones que han ciicuIado enlie nedicina
y juiispiudencia desde eI sigIo XIX (Ios "nonsliuos" de Ia epoca de Ceoigel,
Ias "anonaIías psíquicas" de Ia ciicuIai Chaunie, Ios "peiveisos" y Ios
"inadaplados" de Ios diclánenes peiiciaIes conlenpoiáneos), y que con eI
pielexlo de expIicai un aclo, son nodos de caIificai a un individuo.
Casligadas, Io son con una pena que se aliiluye poi función Ia de voIvei aI
deIincuenle "no sóIo deseoso sino lanlien capaz de vivii iespelando Ia Iey y
de sulvenii a sus piopias necesidades", Io son poi Ia econonía inleina de una
pena que, si lien sanciona eI deIilo, puede nodificaise (alieviándose o,
20
IIegado eI caso, pioIongándose), según que se liasfoine eI conpoilanienlo
deI condenado, Io son lanlien poi eI juego de esas "nedidas de seguiidad"
de que se hace aconpañai Ia pena (inleidicción de iesidencia, Iileilad
vigiIada, luleIa penaI, lialanienlo nedico olIigaloiio), y que no eslán
deslinadas a sancionai Ia infiacción, sino a conlioIai aI individuo, a
neuliaIizai su eslado peIigioso, a nodificai sus disposiciones deIicluosas, y a
no cesai hasla ollenei laI canlio. LI aIna deI deIincuenle no se invoca en eI
liilunaI a Ios únicos fines de expIicai su deIilo, ni paia inlioduciiIa cono un
eIenenlo en Ia asignación juiídica de Ias iesponsaliIidades, si se Ia convoca,
con lanlo enfasis, con laI pieocupación de conpiensión y una lan giande
apIicación "cienlífica", es ieaInenle paia juzgaiIa, a eIIa aI nisno lienpo que
aI deIilo, y paia lonaiIa a (26) caigo en eI casligo. Ln lodo eI iiluaI penaI,
desde Ia insliucción hasla Ia senlencia y Ias úIlinas secueIas de Ia pena, se ha
hecho peneliai un geneio de oljelos que vienen a dolIai, peio lanlien a
disociai, Ios oljelos juiídicanenle definidos y codificados. LI exanen peiiciaI
psiquiáliico, peio de una naneia nás geneiaI Ia anliopoIogía ciininaI y eI
discuiso insislenle de Ia ciininoIogía, encuenlian aquí una de sus funciones
piecisas: aI insciilii soIennenenle Ias infiacciones en eI canpo de Ios oljelos
susceplilIes de un conocinienlo cienlífico, piopoicionai a Ios necanisnos
deI casligo IegaI un asideio juslificalIe no ya sinpIenenle solie Ias
infiacciones, sino solie Ios individuos, no ya solie Io que han hecho, sino
solie Io que son, seián y pueden sei. LI supIenenlo de aIna que Ia juslicia ha
conseguido es en apaiiencia expIicalivo y Iinilalivo, es de hecho anexionisla.
Desde Ios 15O o 2OO años que hace que Luiopa ha eslalIecido sus nuevos
sislenas de penaIidad, Ios jueces, poco a poco, peio poi un pioceso que se
ienonla a nucho lienpo, se han pueslo, pues, a juzgai olia cosa dislinla de
Ios deIilos: eI "aIna" de Ios deIincuenles.
Y se han pueslo, poi Io nisno, a hacei aIgo dislinlo de juzgai. O paia sei nás
pieciso, en eI inleiioi nisno de Ia nodaIidad judiciaI deI juicio, han venido a
desIizaise olios lipos de eslinación que nodifican en Io esenciaI sus iegIas de
eIaloiación. Desde que Ia Ldad Media consliuyó, no sin dificuIlad y con
Ienlilud, eI gian piocedinienlo de Ia infoinación judiciaI, juzgai eia
eslalIecei Ia veidad de un deIilo, eia deleininai su auloi, eia apIicaiIe una
sanción IegaI. Conocinienlo de Ia infiacción, conocinienlo deI iesponsalIe,
conocinienlo de Ia Iey, lies condiciones que peinilían fundai en veidad un
juicio. Ahoia lien, he aquí que en eI cuiso deI juicio penaI, se encuenlia
insciila hoy en día una cueslión ieIaliva a Ia veidad, nuy dislinla. No ya
sinpIenenle: "LI hecho, ¿se haIIa eslalIecido y es deIiclivo`", sino lanlien:
"¿Que es, pues, esle hecho, esla vioIencia o esle asesinalo` ¿A que niveI o en
que canpo de ieaIidad insciiliiIo` ¿Ianlasna, ieacción psicólica, episodio
21
deIiianle, peiveisidad`" No ya sinpIenenle: "¿Quien es eI auloi`", sino:
"¿Cóno asignai eI pioceso causaI que Io ha pioducido` ¿Dónde se haIIa, en eI
auloi nisno, su oiigen` ¿Inslinlo, inconscienle, nedio, heiencia`" No ya
sinpIenenle: "¿Que Iey sanciona esla infiacción`", sino: "¿Que nedida lonai
que sea Ia nás apiopiada` ¿Cóno pievei Ia evoIución deI sujelo` ¿De que
naneia seiía coiiegido con nás seguiidad`" Todo un conjunlo de juicios
apiecialivos, diagnóslicos, pionóslicos, noinalivos, iefeienles aI individuo
deIincuenle han venido a aIojaise en Ia ainazón deI juicio penaI. Olia veidad
ha peneliado Ia que iequeiía eI necanisno (27) judiciaI: una veidad que,
lialada con Ia piineia, hace de Ia afiinación de cuIpaliIidad un exliaño
conpIejo cienlífico-juiídico. Un hecho significalivo: Ia naneia en que Ia
cueslión de Ia Iocuia ha evoIucionado en Ia piáclica penaI. Según eI Código
fiances de 181O, no se pIanleala hasla eI finaI deI ailícuIo 64. Ahoia lien, esle
dice que no hay ni ciinen ni deIilo, si eI infiacloi se haIIala en eslado de
denencia en eI nonenlo deI aclo. La posiliIidad de asignai Ia Iocuia eia, poi
Io lanlo, excIusiva de Ia caIificación de un aclo cono deIilo: si eI auloi eslala
Ioco, no eia Ia giavedad de su acción Ia que se nodificala, ni su pena Ia que
delía alenuaise, eia eI deIilo nisno eI que desapaiecía. Lia inposilIe, pues,
decIaiai a aIguien a Ia vez cuIpalIe y Ioco, eI diagnóslico de Iocuia, si se
pIanleala, no podía inlegiaise en eI juicio, inleiiunpía eI piocedinienlo, y
deshacía Ia piesa de Ia juslicia solie eI auloi deI aclo. No sóIo eI exanen deI
deIincuenle sospechoso de denencia, sino Ios efeclos nisnos de laI exanen
delían sei exleinos y anleiioies a Ia senlencia. Ahoia lien, desde nuy
pionlo, Ios liilunaIes deI sigIo XIX se equivocaion en cuanlo aI senlido deI
ailícuIo 64. No olslanle vaiias senlencias de Ia Supiena Coile iecoidando
que eI eslado de Iocuia no podía IIevai apaiejado ni una pena nodeiada, ni
aun una alsoIución, sino un solieseinienlo, han pIanleado en su veiediclo
nisno Ia cueslión de Ia Iocuia. Han adnilido que se podía sei cuIpalIe y
Ioco, lanlo nenos cuIpalIe cuanlo un poco nás Ioco, cuIpalIe indudalIenen-
le, peio paia enceiiaiIo y cuidaiIo nás que paia casligaiIo, cuIpalIe peIigioso
ya que se haIIala nanifieslanenle enfeino, elc. Desde eI punlo de visla deI
Código penaI, eian olios lanlos alsuidos juiídicos. Ieio laI fue eI punlo de
pailida de una evoIución que Ia juiispiudencia y Ia IegisIación nisna ilan a
piecipilai en eI cuiso de Ios 15O años siguienles, ya Ia iefoina de 1832, que
inlioducía Ias ciicunslancias alenuanles, peinilía noduIai Ia senlencia de
acueido con Ios giados supueslos de una enfeinedad o Ias foinas de una
seniIocuia. Y Ia piáclica, geneiaI en Ios liilunaIes, exlendida a veces a Ios
liilunaIes coiieccionaIes, deI exanen peiiciaI psiquiáliico, hace que Ia
senlencia, aunque sienpie foinuIada en leininos de sanción IegaI, inpIica,
nás o nenos oscuianenle, juicios de noinaIidad, asignaciones de
22
causaIidad, apieciaciones de canlios evenluaIes, anlicipaciones solie eI
poivenii de Ios deIincuenles. Opeiaciones lodas eslas de Ias cuaIes seiía eiió-
neo decii que piepaian desde eI exleiioi una senlencia lien fundada, se
inlegian diieclanenle en eI pioceso de foinación de Ia senlencia. Ln Iugai de
que Ia Iocuia anuIe eI deIilo en eI senlido piíslino deI ailícuIo 64, lodo deIilo
ahoia, y en eI Iínile, loda (28) infiacción, IIevan en sí nisnos cono una
sospecha Iegílina, peio lanlien cono un deiecho que pueden ieivindicai, Ia
hipólesis de Ia Iocuia, diganos en lodo caso de Ia anonaIía. Y Ia senlencia
que condena o alsueIve no es sinpIenenle un juicio de cuIpaliIidad, una
decisión IegaI que sanciona, IIeva en sí una apieciación de noinaIidad y una
piesciipción lecnica paia una noinaIización posilIe. LI juez de nueslios días
~nagisliado o juiado~ hace aIgo nuy dislinlo que "juzgai".
Y no es eI único que juzga. A Io Iaigo deI piocedinienlo penaI, y de Ia
ejecución de Ia pena, luIIen loda una seiie de inslancias anejas. Ln loino deI
juicio piincipaI se han nuIlipIicado juslicias nenoies y jueces paiaIeIos:
expeilos psiquialias o psicóIogos, nagisliados de Ia apIicación de Ias penas,
educadoies, funcionaiios de Ia adninisliación penilenciaiia se dividen eI
podei IegaI de casligai, se diiá que ninguno de eIIos conpaile ieaInenle eI
deiecho de juzgai, que Ios unos, despues de Ias senlencias, no lienen olio
deiecho que eI de apIicai una pena fijada poi eI liilunaI, y solie lodo que Ios
olios ~Ios expeilos~ no inleivienen anles de Ia senlencia paia enilii un
juicio, sino paia iIusliai Ia decisión de Ios jueces. Ieio desde eI nonenlo en
que Ias penas y Ias nedidas de seguiidad definidas poi eI liilunaI no eslán
alsoIulanenle deleininadas, desde eI nonenlo en que pueden sei
nodificadas lodavía, desde eI nonenlo en que se confía a olios que no son
Ios jueces de Ia infiacción eI conelido de decidii si eI condenado "neiece" sei
pueslo en seniIileilad o en Iileilad condicionaI, si es posilIe ponei leinino a
su luleIa penaI, son ieaInenle necanisnos de casligo IegaI Ios que se ponen
en sus nanos y se dejan a su apieciación: jueces anejos, peio jueces despues
de lodo. Todo eI apaialo que se ha desaiioIIado desde hace años en loino de
Ia apIicación de Ias penas, y de su adecuación a Ios individuos, desnuIlipIica
Ias inslancias de decisión judiciaI y pioIonga esla nucho nás aIIá de Ia
senlencia. Ln cuanlo a Ios expeilos psiquialias, pueden nuy lien negaise a
juzgai. Lxanínense Ias lies piegunlas a Ias que, desde Ia ciicuIai de 1958, han
de conleslai: "¿Iiesenla eI incuIpado un eslado de peIigio` ¿Ls accesilIe a Ia
sanción penaI` ¿Ls cuialIe o ieadaplalIe` Lslas piegunlas, cono se ve, no
lienen ieIación con eI ailícuIo 64, ni con Ia Iocuia evenluaI deI incuIpado en eI
nonenlo deI aclo. No son piegunlas en leininos de "iesponsaliIidad". No
concieinen sino a Ia adninisliación de Ia pena, a su necesidad, su uliIidad, su
eficacia posilIe, peinilen indicai, en un vocaluIaiio apenas cifiado, si eI asiIo
23
es piefeiilIe a Ia piisión, si hay que pievei un encieiio lieve o pioIongado,
un lialanienlo nedico o unas nedidas de seguiidad. ¿LI papeI deI (29)
psiquialia en naleiia penaI` No expeilo en iesponsaliIidad, sino consejeio
en casligo, a eI Ie loca decii si eI sujelo es "peIigioso", de que naneia
piolegeise de eI, cóno inleivenii paia nodificaiIo, y si es piefeiilIe lialai de
iepiinii o de cuiai. Ln eI conienzo de su hisloiia, eI peiilaje psiquiáliico
luvo que foinuIai pioposiciones "cieilas" en cuanlo a Ia paile que halía
lenido Ia Iileilad deI infiacloi en eI aclo que conelieia, ahoia, liene que
sugeiii una piesciipción solie Io que podiía IIanaise su "lialanienlo
nedico-judiciaI".
Resunanos: desde que funciona eI nuevo sislena penaI ~eI definido poi Ios
giandes códigos de Ios sigIos XVIII y XIX~, un pioceso gIolaI ha conducido
a Ios jueces a juzgai olia cosa que Ios deIilos, han sido conducidos en sus
senlencias a hacei olia cosa que juzgai, y eI podei de juzgai ha sido
liasfeiido, poi una paile, a olias inslancias que Ios jueces de Ia infiacción. La
opeiación penaI enleia se ha caigado de eIenenlos y de peisonajes exliaju-
iídicos. Se diiá que no hay en eIIo nada exliaoidinaiio, que es piopio deI
deslino deI deiecho alsoilei poco a poco eIenenlos que Ie son ajenos. Ieio
hay aIgo singuIai en Ia juslicia penaI nodeina: que si se caiga lanlo de
eIenenlos exlia juiídicos, no es paia podeiIos caIificai juiídicanenle e
inlegiaiIos poco a poco aI esliiclo podei de casligai, es, poi Io conliaiio, paia
podei haceiIos funcionai en eI inleiioi de Ia opeiación penaI cono eIenenlos
no juiídicos, es paia evilai que esla opeiación sea puia y sinpIenenle un
casligo IegaI, es paia discuIpai aI juez de sei puia y sinpIenenle eI que
casliga: "NaluiaInenle, danos un veiediclo, peio aunque haya sido esle
piovocado poi un deIilo, ya eslán usledes viendo que paia nosolios funciona
cono una naneia de lialai a un ciininaI, casliganos, peio es cono si
dijeianos que queienos ollenei una cuiación." La juslicia ciininaI no
funciona hoy ni se juslifica sino poi esla peipelua iefeiencia a aIgo dislinlo de
sí nisna, poi esla incesanle ieinsciipción en sislenas no juiídicos y ha de
lendei a esla iecaIificación poi eI salei.
ßajo Ia lenignidad cada vez nayoi de Ios casligos, se puede desculiii, poi Io
lanlo, un despIazanienlo de su punlo de apIicación, y a liaves de esle
despIazanienlo, lodo un canpo de oljelos iecienles, lodo un nuevo ieginen
de Ia veidad y una nuIlilud de papeIes hasla ahoia inedilos en eI ejeicicio de
Ia juslicia ciininaI. Un salei, unas lecnicas, unos discuisos "cienlíficos" se
foinan y se enlieIazan con Ia piáclica deI podei de casligai.
Oljelivo de esle Iilio: una hisloiia coiieIaliva deI aIna nodeina y de un
nuevo podei de juzgai, una geneaIogía deI acluaI conpIejo cienlífico-judiciaI
en eI que eI podei de casligai lona su (3O) apoyo, iecile sus juslificaciones y
24
sus iegIas, exliende sus efeclos y disinuIa su exoililanle singuIaiidad.
Ieio ¿desde dónde se puede hacei esla hisloiia deI aIna nodeina en eI
juicio` Si nos alenenos a Ia evoIución de Ias iegIas de deiecho o de Ios
piocedinienlos penaIes, coiienos eI peIigio de deslacai cono hecho nasivo,
exleino, ineile y piinoidiaI, un canlio en Ia sensiliIidad coIecliva, un
piogieso deI hunanisno, o eI desaiioIIo de Ias ciencias hunanas.
Linilándose, cono Io ha hecho Duikhein,
21
a esludiai Ias foinas sociaIes
geneiaIes, se coiie eI iiesgo de fijai cono conienzo deI suavizanienlo
punilivo Ios piocesos de individuaIización, que son nás lien uno de Ios
efeclos de Ias nuevas láclicas de podei y enlie eIIas de Ios nuevos neca-
nisnos penaIes. LI piesenle esludio oledece a cualio iegIas geneiaIes:
1) No cenliai eI esludio de Ios necanisnos punilivos en sus únicos efeclos
"iepiesivos", en su único aspeclo de "sanción", sino ieincoipoiaiIos a loda Ia
seiie de Ios efeclos posilivos que pueden inducii, incIuso si son naiginaIes a
piineia visla. Consideiai, poi consiguienle, eI casligo cono una función
sociaI conpIeja.
2) AnaIizai Ios nelodos punilivos no cono sinpIes consecuencias de iegIas
de deiecho o cono indicadoies de esliucluias sociaIes, sino cono lecnicas
específicas deI canpo nás geneiaI de Ios denás piocedinienlos de podei.
Adoplai en cuanlo a Ios casligos Ia peispecliva de Ia láclica poIílica,
3) Ln Iugai de lialai Ia hisloiia deI deiecho penaI y Ia de Ias ciencias
hunanas cono dos seiies sepaiadas cuyo ciuce lendiía solie Ia una o solie
Ia olia, solie Ias dos quizá, un efeclo, según se quieia, peiluiladoi o úliI,
luscai si no exisle una naliiz conún y si no dependen anlas de un pioceso
de foinación "epíslenoIógico-juiídico", en suna, siluai Ia lecnoIogía deI
podei en eI piincipio lanlo de Ia hunanización de Ia penaIidad cono deI
conocinienlo deI honlie.
4) Lxaninai si esla enliada deI aIna en Ia escena de Ia juslicia penaI, y con
eIIa Ia inseición en Ia piáclica judiciaI de lodo un salei "cienlífico", no seiá eI
efeclo de una liasfoinación en Ia naneia en que eI cueipo nisno eslá
inveslido poi Ias ieIaciones de podei.
Ln suna, lialai de esludiai Ia nelanoifosis de Ios nelodos punilivos a pailii
de una lecnoIogía poIílica deI cueipo donde pudieia Ieeise una hisloiia
conún de Ias ieIaciones de podei y de Ias ieIaciones de oljelo. De sueile que
poi eI anáIisis de Ia lenignidad (31) penaI cono lecnica de podei, pudieia
conpiendeise a Ia vez cóno eI honlie, eI aIna, eI individuo noinaI o
anoinaI han venido a dolIai eI ciinen cono oljelo de Ia inleivención penaI,

21
18 L. Duikhein, "Deux Iois de I'evoIulion penaIe", Annee socioIogiquef iv, 1899-19OO.

25
y cóno un nodo específico de sujeción ha podido dai nacinienlo aI honlie
cono oljelo de salei paia un discuiso con eslalulo "cienlífico".
Ieio no lengo Ia pielensión de sei eI piineio que ha lialajado en esla
diiección.
22

DeI gian Iilio de Rusche y Kiichheinei
23
se puede sacai cieilo núneio de
punlos de iefeiencia esenciaIes. Despiendeise en piinei Iugai de Ia iIusión
de que Ia penaIidad es anle lodo (ya que no excIusivanenle) una naneia de
iepiinii Ios deIilos, y que, en esle papeI, de acueido con Ias foinas sociaIes,
con Ios sislenas poIílicos o Ias cieencias, puede sei seveia o induIgenle,
diiigida a Ia expiación o encaninada a ollenei una iepaiación, apIicada a Ia
peisecución de Ios individuos o a Ia asignación de iesponsaliIidades
coIeclivas. AnaIizai nás lien Ios "sislenas punilivos concielos", esludiaiIos
cono fenónenos sociaIes de Ios que no pueden dai iazón Ia soIa ainazón
juiídica de Ia sociedad ni sus opciones elicas fundanenlaIes, siluaiIos en su
canpo de funcionanienlo donde Ia sanción de Ios deIilos no es eI eIenenlo
único, denosliai que Ias nedidas punilivas no son sinpIenenle necanisnos
"negalivos" que peinilen iepiinii, inpedii, excIuii, supiinii, sino que eslán
Iigadas a loda una seiie de efeclos posilivos y úliIes, a Ios que lienen poi
nisión soslenei (y en esle senlido, si Ios casligos IegaIes eslán hechos paia
sancionai Ias infiacciones, puede deciise que Ia definición de Ias infiacciones
y su peisecución eslán hechas de iechazo paia nanlenei Ios necanisnos
punilivos y sus funciones). Ln esla Iínea, Rusche y Kiichheinei han pueslo en
ieIación Ios difeienles iegínenes punilivos con Ios sislenas de pioducción de
Ios que lonan sus efeclos, así en una econonía seiviI Ios necanisnos
punilivos lendiían eI conelido de apoilai una nano de olia supIenenlaiia, y
de consliluii una escIavilud "civiI" aI Iado de Ia que nanlienen Ias gueiias o
eI coneicio, con eI feudaIisno, y en una epoca en que Ia noneda y Ia
pioducción eslán poco desaiioIIadas, se asisliiía a un liusco aunenlo de Ios
casligos coipoiaIes, (32) poi sei eI cueipo en Ia nayoiía de Ios casos eI único
lien accesilIe, y eI coiieccionaI ~eI HospilaI geneiaI, eI Spinhuis o eI
Rasphuis~, eI lialajo olIigado, Ia nanufacluia penaI, apaieceiían con eI
desaiioIIo de Ia econonía neicanliI. Ieio aI exigii eI sislena indusliiaI un
neicado Iilie de Ia nano de olia, Ia paile deI lialajo olIigaloiio hulo de
disninuii en eI sigIo XIX en Ios necanisnos de casligo, susliluida poi una

22
19 De lodos nodos, no podiía pondeiai poi iefeiencias o cilas Io que esle Iilio dele a C.
DeIeuze y aI lialajo hecho poi esle con I. Cuallaií. IguaInenle huliese delido cilai en no
pocas páginas aI IsychanaIysne de R. CasleI y decii cuan giande es ni deuda con I.
Noia.
23
2O C. Rusche y O. Kiichheinei, Iunishnenl and sociaI sliucluies, 1939.

26
delención con fines coiieclivos. Hay, sin duda, no pocas olseivaciones que
hacei solie esla coiieIación esliicla.
Ieio podenos, indudalIenenle, senlai Ia lesis geneiaI de que en nueslias
sociedades, hay que siluai Ios sislenas punilivos en cieila "econonía poIílica"
deI cueipo: incIuso si no apeIan a casligos vioIenlos o sangiienlos, incIuso
cuando uliIizan Ios nelodos "suaves" que encieiian o coiiigen, sienpie es deI
cueipo deI que se liala ~deI cueipo y de sus fueizas, de su uliIidad y de su
dociIidad, de su disliilución y de su sunisión. Ls Iegílino, sin duda aIguna,
hacei una hisloiia de Ios casligos que lenga poi fondo Ias ideas noiaIes o Ias
esliucluias juiídicas. Ieio ¿es posilIe haceiIa solie eI fondo de una hisloiia
de Ios cueipos, desde eI nonenlo en que pielenden no lenei ya cono
oljelivo sino eI aIna seciela de Ios deIincuenles`
Ioi Io que a Ia hisloiia deI cueipo se iefieie, Ios hisloiiadoies Ia han
conenzado desde hace Iaigo lienpo. Han esludiado eI cueipo en eI canpo de
una denogiafía o de una paloIogía hislóiicas, Io han consideiado cono
asienlo de necesidades y de apelilos, cono Iugai de piocesos fisioIógicos y de
nelaloIisnos, cono lIanco de alaques niciolianos o viiaIes, han
denosliado hasla que punlo eslalan inpIicados Ios piocesos hislóiicos en Io
que podía pasai poi eI zócaIo puianenle lioIógico de Ia exislencia, y que
Iugai se delía concedei a Ia hisloiia de Ias sociedades y de Ios
"aconlecinienlos" lioIógicos cono Ia ciicuIación de Ios laciIos, o Ia
pioIongación de Ia duiación de Ia vida.
24
Ieio eI cueipo eslá lanlien
diieclanenle inneiso en un canpo poIílico, Ias ieIaciones de podei opeian
solie eI una piesa innediala, Io ceican, Io naican, Io donan, Io sonelen a
supIicio, Io fueizan a unos lialajos, Io olIigan a unas ceienonias, exigen de eI
unos signos. Lsle ceico poIílico deI cueipo va unido, de acueido con unas
ieIaciones conpIejas y iecípiocas, a Ia uliIización econónica deI cueipo, eI
cueipo, en una luena paile, eslá inluido de ieIaciones de podei y de
doninación, cono fueiza de pioducción, peio en canlio, su conslilución
cono fueiza de lialajo sóIo es posilIe si se haIIa piendido (33) en un sislena
de sujeción (en eI que Ia necesidad es lanlien un insliunenlo poIílico
cuidadosanenle dispueslo, caIcuIado y uliIizado). LI cueipo sóIo se convieile
en fueiza úliI cuando es a Ia vez cueipo pioduclivo y cueipo sonelido. Ieio
esle sonelinienlo no se olliene poi Ios únicos insliunenlos ya sean de Ia
vioIencia, ya de Ia ideoIogía, puede nuy lien sei diieclo, físico, enpIeai Ia
fueiza conlia Ia fueiza, oliai solie eIenenlos naleiiaIes, y a pesai de lodo
eslo no sei vioIenlo, puede sei caIcuIado, oiganizado, lecnicanenle iefIexivo,

24
21 Cf. L. Le Roy-Laduiie, "L'hisloiie innoliIe". Anna|cs, nayo-junio de 1974.

27
puede sei suliI, sin hacei uso ni de Ias ainas ni deI leiioi, y sin enlaigo
peinanecei denlio deI oiden físico. Ls decii que puede exislii un "salei" deI
cueipo que no es exaclanenle Ia ciencia de su funcionanienlo, y un doninio
de sus fueizas que es nás que Ia capacidad de venceiIas: esle salei y esle
doninio consliluyen Io que podiía IIanaise Ia lecnoIogía poIílica deI cueipo.
IndudalIenenle, esla lecnoIogía es difusa, iaia vez foinuIada en discuisos
conlinuos y sislenálicos, se conpone a nenudo de eIenenlos y de
fiagnenlos, y uliIiza unas heiianienlas o unos piocedinienlos inconexos. A
pesai de Ia coheiencia de sus iesuIlados, no sueIe sei sino una
insliunenlación nuIlifoine. Adenás, no es posilIe IocaIizaiIa ni en un lipo
definido de inslilución, ni en un apaialo eslalaI. Lslos iecuiien a eIIa, uliIizan,
vaIoiizan e inponen aIgunos de sus piocedinienlos. Ieio eIIa nisna en sus
necanisnos y sus efeclos se silúa a un niveI nuy dislinlo. Se liala en cieilo
nodo de una niciofísica deI podei que Ios apaialos y Ias insliluciones ponen
en juego, peio cuyo canpo de vaIidez se silúa en cieilo nodo enlie esos
giandes funcionanienlos y Ios piopios cueipos con su naleiiaIidad y sus
fueizas.
Ahoia lien, eI esludio de esla niciofísica supone que eI podei que en eIIa se
ejeice no se concila cono una piopiedad, sino cono una eslialegia, que sus
efeclos de doninación no sean aliiluidos a una "apiopiación", sino a unas
disposiciones, a unas naniolias, a unas láclicas, a unas lecnicas, a unos
funcionanienlos, que se descifie en eI una ied de ieIaciones sienpie lensas,
sienpie en aclividad nás que un piiviIegio que se podiía delenlai, que se Ie
de cono nodeIo Ia lalaIIa peipelua nás que eI conlialo que opeia una cesión
o Ia conquisla que se apodeia de un leiiiloiio. Hay que adnilii en suna que
esle podei se ejeice nás que se posee, que no es eI "piiviIegio" adquiiido o
conseivado de Ia cIase doninanle, sino eI efeclo de conjunlo de sus
posiciones eslialegicas, efeclo que nanifiesla y a veces aconpaña Ia posición
de aqueIIos que son doninados. Lsle podei, poi olia paile, no se apIica puia
y sinpIenenle cono una olIigación o una piohilición, a quienes "no Io
lienen", Ios invade, pasa poi eIIos y a liaves de eIIos, se (34) apoya solie eIIos,
deI nisno nodo que eIIos nisnos, en su Iucha conlia eI, se apoyan a su vez
en Ias piesas que ejeice solie eIIos. Lo cuaI quieie decii que eslas ieIaciones
descienden hondanenle en eI espesoi de Ia sociedad, que no se IocaIizan en
Ias ieIaciones deI Lslado con Ios ciudadanos o en Ia fionleia de Ias cIases y
que no se Iinilan a iepioducii aI niveI de Ios individuos, de Ios cueipos, unos
geslos y unos conpoilanienlos, Ia foina geneiaI de Ia Iey o deI golieino,
que si lien exisle conlinuidad (dichas ieIaciones se ailicuIan en efeclo solie
esla foina de acueido con loda una seiie de engianajes conpIejos), no exisle
anaIogía ni honoIogía, sino especificidad de necanisno y de nodaIidad.
28
IinaInenle, no son unívocas, definen punlos innuneialIes de
enfienlanienlo, focos de ineslaliIidad cada uno de Ios cuaIes conpoila sus
iiesgos de confIiclo, de Iuchas y de inveisión poi Io nenos liansiloiia de Ias
ieIaciones de fueizas. LI deiiunlanienlo de esos "niciopodeies" no
oledece, pues, a Ia Iey deI lodo o nada, no se olliene de una vez paia sienpie
poi un nuevo conlioI de Ios apaialos ni poi un nuevo funcionanienlo o una
desliucción de Ias insliluciones, en canlio, ninguno de sus episodios
IocaIizados puede insciiliise en Ia hisloiia cono no sea poi Ios efeclos que
induce solie loda Ia ied en Ia que eslá piendido.
Quizás haya que ienunciai lanlien a loda una liadición que deja inaginai
que no puede exislii un salei sino aIIí donde se haIIan suspendidas Ias
ieIaciones de podei, y que eI salei no puede desaiioIIaise sino aI naigen de
sus conninaciones, de sus exigencias y de sus inleieses. Quizás haya que
ienunciai a cieei que eI podei vueIve Ioco, y que, en canlio, Ia ienunciación
aI podei es una de Ias condiciones con Ias cuaIes se puede IIegai a salio. Hay
que adnilii nás lien que eI podei pioduce salei (y no sinpIenenle
favoieciendoIo poique Io siiva o apIicándoIo poique sea úliI), que podei y
salei se inpIican diieclanenle eI uno aI olio, que no exisle ieIación de podei
sin conslilución coiieIaliva de un canpo de salei, ni de salei que no
suponga y no consliluya aI nisno lienpo unas ieIaciones de podei. Lslas
ieIaciones de "podei-salei" no se pueden anaIizai a pailii de un sujelo de
conocinienlo que seiía Iilie o no en ieIación con eI sislena deI podei, sino
que hay que consideiai, poi Io conliaiio, que eI sujelo que conoce, Ios oljelos
que conocei y Ias nodaIidades de conocinienlo son olios lanlos efeclos de
esas inpIicaciones fundanenlaIes deI podei-salei y de sus liasfoinaciones
hislóiicas. Ln suna, no es Ia aclividad deI sujelo de conocinienlo Io que
pioduciiía un salei, úliI o ieacio aI podei, sino que eI podei-salei, Ios
piocesos y Ias Iuchas que Io aliaviesan y que Io consliluyen, son Ios que
deleininan (35) Ias foinas, así cono lanlien Ios doninios posilIes deI
conocinienlo.
AnaIizai eI ceico poIílico deI cueipo y Ia niciofísica deI podei inpIica, poi Io
lanlo, que se ienuncie ~en Io que concieine aI podei~ a Ia oposición
vioIencia-ideoIogía, a Ia neláfoia de Ia piopiedad, aI nodeIo deI conlialo o aI
de Ia conquisla, en Io que concieine aI salei, que se ienuncie a Ia oposición de
Io que es "inleiesado" y de Io que es "desinleiesado", aI nodeIo deI conoci-
nienlo y a Ia piinacía deI sujelo. IieslándoIe a Ia paIalia un senlido
difeienle deI que Ie dalan en eI sigIo XVII Ielly y sus conlenpoiáneos,
podiíanos soñai con una "analonía" poIílica. No seiía eI esludio de un
Lslado lonado cono un "cueipo" (con sus eIenenlos, sus iecuisos y sus
fueizas), peio lanpoco seiía eI esludio deI cueipo y deI enloino lonados
29
cono un pequeño Lslado. Se lialaiía en eI deI "cueipo poIílico" cono
conjunlo de Ios eIenenlos naleiiaIes y de Ias lecnicas que siiven de ainas, de
ieIevos, de vías de conunicación y de punlos de apoyo a Ias ieIaciones de po-
dei y de salei que ceican Ios cueipos hunanos y Ios doninan haciendo de
eIIos unos oljelos de salei.
Se liala de ieincoipoiai Ias lecnicas punilivas ~lien se apodeien deI cueipo
en eI iiluaI de Ios supIicios, lien se diiijan aI aIna~ a Ia hisloiia de ese
cueipo poIílico. Consideiai Ias piáclicas penaIes nenos cono una
consecuencia de Ias leoiías juiídicas que cono un capíluIo de Ia analonía
poIílica.
Kanloiovilz ha hecho deI "cueipo deI iey" un anáIisis nolalIe:
25
cueipo
dolIe según Ia leoIogía juiídica foinada en Ia Ldad Media, pueslo que IIeva
en sí adenás deI eIenenlo liansiloiio que nace y nueie, olio que peinanece
a liaves deI lienpo y se nanliene cono eI sopoile físico y sin enlaigo
inlangilIe deI ieino, en loino de esla duaIidad, que fue, en su oiigen, ceicana
aI nodeIo ciisloIógico, se oiganizan una iconogiafía, una leoiía poIílica de Ia
nonaiquía, unos necanisnos juiídicos que dislinguen y vincuIan a Ia vez Ia
peisona deI iey y Ias exigencias de Ia Coiona, y lodo un iiluaI que encuenlia
en Ia coionación, Ios funeiaIes, Ias ceienonias de sunisión, sus lienpos nás
vivos. Ln eI olio poIo podiíanos inaginai que se coIoca eI cueipo deI
condenado, lanlien liene eI su slalus juiídico, suscila su ceienoniaI y soIicila
lodo un discuiso leóiico, no paia fundai eI "nás podei" que iepiesenlala Ia
peisona deI soleiano, sino paia codificai eI "nenos podei" que naica a lodos
aqueIIos a quienes se sonele a un casligo. Ln Ia iegión nás oscuia deI canpo
poIílico, eI condenado diluja Ia figuia sineliica e inveilida deI iey. Haliía
que anaIizai Io que (36) pudieianos IIanai en honenaje a Kanloiovilz eI
"nenoi cueipo deI condenado".
Si eI supIenenlo de podei deI Iado deI iey piovoca eI desdolIanienlo de su
cueipo, eI podei excedenle que se ejeice solie eI cueipo sonelido deI
condenado, ¿no ha suscilado olio lipo de desdolIanienlo` LI de un
incoipóieo, de un "aIna", cono decía MalIy. La hisloiia de esla "niciofísica"
deI podei punilivo seiía enlonces una geneaIogía o una pieza paia una
geneaIogía deI "aIna" nodeina. Más que vei en esla aIna Ios ieslos
ieaclivados de una ideoIogía, ieconoceiíase en eIIa nás lien eI coiieIalo ac-
luaI de cieila lecnoIogía deI podei solie eI cueipo. No se deleiía decii que eI
aIna es una iIusión, o un efeclo ideoIógico. Ieio sí que exisle, que liene una
ieaIidad, que eslá pioducida peinanenlenenle en loino, en Ia supeificie y en

25
22 L. Kanloiovilz, Tnc |ing's |uc ocdics, 1959.

30
eI inleiioi deI cueipo poi eI funcionanienlo de un podei que se ejeice solie
aqueIIos a quienes se casliga, de una naneia nás geneiaI solie aqueIIos a
quienes se vigiIa, se educa y coiiige, solie Ios Iocos, Ios niños, Ios coIegiaIes,
Ios coIonizados, solie aqueIIos a quienes se sujela a un apaialo de
pioducción y se conlioIa a Io Iaigo de loda su exislencia. ReaIidad hislóiica
de esa aIna, que a difeiencia deI aIna iepiesenlada poi Ia leoIogía ciisliana,
no nace cuIpalIe y casligalIe, sino que nace nás lien de piocedinienlos de
casligo, de vigiIancia, de pena y de coacción. Lsla aIna ieaI e incoipóiea no es
en alsoIulo suslancia, es eI eIenenlo en eI que se ailicuIan Ios efeclos de
deleininado lipo de podei y Ia iefeiencia de un salei, eI engianaje poi eI
cuaI Ias ieIaciones de salei dan Iugai a un salei posilIe, y eI salei pioIonga
y iefueiza Ios efeclos deI podei. Solie esla ieaIidad-iefeiencia se han
consliuido conceplos diveisos y se han deIinilado canpos de anáIisis:
psique, suljelividad, peisonaIidad, conciencia, elc., solie eIIa se han
edificado lecnicas y discuisos cienlíficos, a pailii de eIIa, se ha dado vaIidez a
Ias ieivindicaciones noiaIes deI hunanisno. Ieio no hay que engañaise: no
se ha susliluido eI aIna, iIusión de Ios leóIogos, poi un honlie ieaI, oljelo de
salei, de iefIexión fiIosófica o de inleivención lecnica. •1 honlie de que se
nos halIa y que se nos invila a Iileiai es ya en sí eI efeclo de un sonelinienlo
nucho nás piofundo que eI nisno. Un "aIna" Io halila y Io conduce a Ia
exislencia, que es una pieza en eI doninio que eI podei ejeice solie eI cueipo.
LI aIna, efeclo e insliunenlo de una analonía poIílica, eI aIna, piisión deI
cueipo.
Que Ios casligos en geneiaI y Ia piisión coiiesponden a una lecnoIogía (37)
poIílica deI cueipo, quizá sea nenos Ia hisloiia Ia que ne Io ha enseñado que
Ia epoca piesenle. Ln eI liascuiso de eslos úIlinos años, se han pioducido acá
y aIIá en eI nundo ieleIiones de piesos. Ln sus oljelivos, en sus consignas,
en su desaiioIIo halía indudalIenenle aIgo paiadójico. Lian ieleIiones
conlia loda una niseiia física que dala de nás de un sigIo: conlia eI fiío,
conlia eI hacinanienlo y Ia faIla de aiie, conlia unos nuios veluslos, conlia eI
hanlie, conlia Ios goIpes. Ieio eian lanlien ieleIiones conlia Ias piisiones
nodeIo, conlia Ios lianquiIizanles, conlia eI aisIanienlo, conlia eI seivicio
nedico o educalivo. ¿ReleIiones cuyos oljelivos no eian sino naleiiaIes`
¿ReleIiones conliadicloiias, conlia Ia degiadación, peio conlia Ia conodidad,
conlia Ios guaidianes, peio lanlien conlia Ios psiquialias` De hecho, eia
ieaInenle de Ios cueipos y de Ias cosas naleiiaIes de Io que se lialala en
lodos esos novinienlos, deI nisno nodo que se liala de eIIo en Ios
innuneialIes discuisos que Ia piisión ha pioducido desde Ios conienzos deI
sigIo XIX. Lo que se ha nanifeslado en esos discuisos y esas ieleIiones, esos
iecueidos y esas inveclivas, son ieaInenle Ias pequeñas, Ias ínfinas
31
naleiiaIidades. Quien pielenda no vei en eIIo olia cosa que ieivindicaciones
ciegas, o Ia solieinpiesión de eslialegias exlianjeias, eslá en su deiecho. Se
lialala ieaInenle de una ieleIión, aI niveI de Ios cueipos, conlia eI cueipo
nisno de Ia piisión. Lo que eslala en juego no eia eI naico denasiado
caiconido o denasiado aseplico, denasiado iudinenlaiio o denasiado
peifeccionado de Ia piisión, eia su naleiiaIidad en Ia nedida en que es
insliunenlo y vecloi de podei, eia loda esa lecnoIogía deI podei solie eI
cueipo, que Ia lecnoIogía deI "aIna" ~Ia de Ios educadoies, de Ios psicóIogos
y de Ios psiquialias~ no consigue ni ennascaiai ni conpensai, poi Ia iazón
de que no es sino uno de sus insliunenlos. De esa piisión, con lodos Ios
asedios poIílicos deI cueipo que en su aiquilecluia ceiiada ieúne, es de Ia que
quisieia hacei Ia hisloiia. ¿Ioi puio anacionisno` No, si se enliende poi eIIo
hacei Ia hisloiia deI pasado en Ios leininos deI piesenle. Sí, si se enliende poi
eIIo hacei Ia hisloiia deI piesenle.
26



II. LA RLSONANCIA DL LOS SUILICIOS

(38) La Oidenanza de 167O halía iegido, hasla Ia RevoIución, Ias foinas
geneiaIes de Ia piáclica penaI. He aquí Ia jeiaiquía de Ios casligos que
piesciilía: "La nueile, eI loinenlo con ieseiva de piuelas, Ias gaIeias poi un
lienpo deleininado, eI Iáligo, Ia ieliaclación púlIica, eI deslieiio." Lia, pues,
consideialIe Ia paile de Ias penas físicas. Las coslunlies, Ia índoIe de Ios
deIilos, eI eslalulo de Ios condenados vaiialan adenás. "La pena de nueile
naluiaI conpiende lodo geneio de nueiles: unos pueden sei condenados a
sei ahoicados, olios a que Ies coilen Ia nano o Ia Iengua o que Ies laIadien
esla y Ios ahoiquen a conlinuación, olios, poi deIilos nás giaves, a sei iolos
vivos y a expiiai en Ia iueda, lias de haleiseIes descoyunlado, olios, a sei
descoyunlados hasla que IIegue Ia nueile, olios a sei eslianguIados y
despues descoyunlados, olios a sei quenados vivos, olios a sei quenados
lias de halei sido pievianenle eslianguIados, olios a que se Ies coile o se Ies
laIadie Ia Iengua, y lias eIIo a sei quenados vivos, olios a sei desnenliados
poi cualio calaIIos, olios a que se Ies coile Ia caleza, olios en fin a que se Ia
ionpan."
27
Y SouIalges, cono de pasada, añade que exislen lanlien penas

26
23 Lsludiaie eI nacinienlo de Ia piisión únicanenle en eI sislena penaI fiances. Las
difeiencias en Ios desaiioIIos hislóiicos y Ias insliluciones haiían denasiado Ialoiiosa Ia
laiea de enliai en eI delaIIe y denasiado esquenálica Ia enpiesa de iesliluii eI fenóneno
de conjunlo.

27
1 J. A. Soulatges, Traité des crimes, 1762, I, pp. 169-171.
32
Iigeias, de Ias que Ia Oidenanza no halIa: salisfacción a Ia peisona ofendida,
adnonición, censuia, piisión poi un lienpo deleininado, alslención de ii a
deleininado Iugai, y finaInenle Ias penas pecuniaiias: nuIlas o confiscación
de lienes.
No delenos engañainos, sin enlaigo. Lnlie esle aisenaI de espanlo y Ia
piáclica colidiana de Ia penaIidad, halía un anpIio naigen. Los supIicios
piopianenle dichos no consliluían, ni nucho nenos, Ias penas nás
fiecuenles. Sin duda, a nueslios ojos de hoy, Ia piopoición de Ios veiediclos
de nueile, en Ia penaIidad de Ia edad cIásica, puede paiecei inpoilanle: Ias
decisiones deI Ch€leIel
28
duianle eI peiiodo 1755-1785 conpienden de 9 a 1O
• de penas capilaIes: iueda, hoica u hogueia,
29
eI IaiIanenlo de IIandes
halía diclado 39 penas de nueile solie 26O senlencias, de 1721 a 173O (y 26
solie 5OO enlie 1781 y 179O).
3O
Ieio no hay (39) que oIvidai que Ios liilunaIes
enconlialan no pocos nedios paia sosIayai Ios iigoies de Ia penaIidad
ieguIai, lien fueia negándose a peiseguii infiacciones que se casligalan con
penas nuy giaves, o ya nodificando Ia caIificación deI deIilo, a veces,
lanlien eI piopio podei iegio indicala que no se apIicaia laI o cuaI
oidenanza especiaInenle seveia.
31
De lodos nodos, Ia nayoi paile de Ias
senlencias incIuían lien fuese eI deslieiio o Ia nuIla: en una juiispiudencia
cono Ia deI Ch€leIel (que no juzgala sino deIilos ieIalivanenle giaves), eI
deslieiio ha iepiesenlado enlie 1755 y 1785 nás de Ia nilad de Ias penas
infIigidas. Ahoia lien, gian paile de eslas penas no coipoiaIes ilan
aconpañadas a líluIo accesoiio de penas que IIevalan en sí una dinensión de
supIicio: exposición, picola, cepo, Iáligo, naica, eia Ia iegIa en lodas Ias sen-
lencias a gaIeias o a Io que eia su equivaIenle paia Ias nujeies ~Ia iecIusión
en eI hospilaI~, eI deslieiio ila con fiecuencia piecedido poi Ia exposición y
Ia naica, Ia nuIla en ocasiones ila aconpañada deI Iáligo. No sóIo en Ias
giandes senlencias a nueile soIennes, sino en Ia foina aneja, eI supIicio
nanifeslala Ia paile significaliva que lenía en Ia penaIidad: loda pena un lan-
lo seiía delía IIevai consigo aIgo deI supIicio.
¿Que es un supIicio` "Iena coipoiaI, doIoiosa, nás o nenos alioz", decía
}aucouil, que agiegala: "Ls un fenóneno inexpIicalIe Io anpIio de Ia
inaginación de Ios honlies en cueslión de lailaiie y de ciueIdad."
32


28
* Châtelet: Tribunal civil de París. [T.]
29
2 Cf. el artículo de P. Petrovitch, in Crime et criminalité en France XVIIe-XVllle siècles, 1971,
pp. 226 ss.
30
3 P. Dautricourt, La criminalité et la répression au Parlement de Flandre, 1721-1790 (1912).
31
4 Ls Io que indicala ChoiseuI a piopósilo de Ia decIaiación deI 3 de agoslo de 1764 solie
Ios vagalundos (Mcncirc cxpcsi|if. ß. N. |as. 8129 foI. 128-129).

32
5 Encyclopédie, artículo "Supplice".
33
InexpIicalIe, quizá, peio no iiieguIai ni saIvaje, cieilanenle. LI supIicio es
una lecnica y no dele asiniIaise a Io exlienado de un fuioi sin Iey. Una pena
paia sei un supIicio dele iespondei a lies ciileiios piincipaIes: en piinei
Iugai, ha de pioducii cieila canlidad de sufiinienlo que se puede ya que no
nedii con exaclilud aI nenos apieciai, conpaiai y jeiaiquizai. La nueile es
un supIicio en Ia nedida en que no es sinpIenenle piivación deI deiecho a
vivii, sino que es Ia ocasión y eI leinino de una giadación caIcuIada de
sufiinienlos: desde Ia decapilación ~que Ios ienile lodos a un soIo aclo y en
un soIo inslanle: eI giado ceio deI supIicio~ hasla eI descuailizanienlo, que
Ios IIeva aI infinilo, pasando poi Ia hoica, Ia hogueia y Ia iueda, solie Ia cuaI
se agoniza duianle Iaigo lienpo. La nueile-supIicio es un aile de ielenei Ia
vida en eI doIoi, suldividiendoIa en "niI nueiles" y olleniendo con eIIa,
anles de que cese Ia exislencia, "lhe nosl exquisile agonies".
33
LI supIicio
descansa (4O) solie lodo en un aile cuanlilalivo deI sufiinienlo. Ieio hay
nás: esla pioducción eslá sonelida a iegIas. LI supIicio pone en coiieIación eI
lipo de peijuicio coipoiaI, Ia caIidad, Ia inlensidad, Ia duiación de Ios
sufiinienlos con Ia giavedad deI deIilo, Ia peisona deI deIincuenle y Ia
calegoiía de sus víclinas. Lxisle un código juiídico deI doIoi, Ia pena, cuando
es supIicianle, no cae aI azai o de una vez solie eI cueipo, sino que eslá
caIcuIada de acueido con iegIas esciupuIosas: núneio de Ialigazos, enpIaza-
nienlo deI hieiio aI iojo, duiación de Ia agonía en Ia hogueia o en Ia iueda (eI
liilunaI decide si piocede eslianguIai innedialanenle aI pacienle en vez de
dejaiIo noiii, y aI calo de cuánlo lienpo ha de inleivenii esle geslo de
conpasión), lipo de nuliIación que inponei (nano coilada, Ialios o Iengua
laIadiados). Todos eslos eIenenlos diveisos nuIlipIican Ias penas y se conli-
nan según Ios liilunaIes y Ios deIilos: "La poesía de Danle hecha Ieyes", decía
Rossi, un Iaigo salei físico-penaI, en lodo caso. LI supIicio foina, adenás,
paile de un iiluaI. Ls un eIenenlo en Ia Iiluigia puniliva, y que iesponde a
dos exigencias. Con ieIación a Ia víclina, dele sei señaIado: eslá deslinado,
ya sea poi Ia cicaliiz que deja en eI cueipo, ya poi Ia iesonancia que Io
aconpaña, a voIvei infane a aqueI que es su víclina, eI piopio supIicio, si
lien liene poi función Ia de "puigai" eI deIilo, no ieconciIia, liaza en loino o,
nejoi dicho, solie eI cueipo nisno deI condenado unos signos que no delen
loiiaise, Ia nenoiia de Ios honlies, en lodo caso, conseivaiá eI iecueido de
Ia exposición, de Ia picola, de Ia loiluia y deI sufiinienlo delidanenle
conpiolados. Y poi paile de Ia juslicia que Io inpone, eI supIicio dele sei
iesonanle, y dele sei conpiolado poi lodos, en cieilo nodo cono su liiunfo.

33
6 La expiesión es de OIyffe, An cssaq |c prctcn| capi|a| crincs, 1731.

34
LI nisno exceso de Ias vioIencias infIigidas es uno de Ios eIenenlos de su
gIoiia: eI hecho de que eI cuIpalIe gina y giile lajo Ios goIpes, no es un
accidenle veigonzoso, es eI ceienoniaI nisno de Ia juslicia nanifeslándose
en su fueiza. De ahí, sin duda, esos supIicios que siguen desaiioIIándose aún
despues de Ia nueile: cadáveies quenados, cenizas aiiojadas aI vienlo, cuei-
pos aiiasliados solie zaizos, expueslos aI loide de Ios caninos. La juslicia
peisigue aI cueipo nás aIIá de lodo sufiinienlo posilIe.
LI supIicio penaI no culie cuaIquiei casligo coipoiaI: es una pioducción
difeienciada de sufiinienlos, un iiluaI oiganizado paia Ia naicación de Ias
víclinas y Ia nanifeslación deI podei que casliga, y no Ia exaspeiación de
una juslicia que, oIvidándose de sus piincipios, pieide loda nodeiación. Ln
Ios "excesos" de Ios supIicios, se nanifiesla loda una econonía deI podei.
(41) LI cueipo supIiciado se insciile en piinei Iugai en eI ceienoniaI judiciaI
que dele exhilii, a Ia Iuz deI día, Ia veidad deI ciinen.
Ln Iiancia, cono en Ia nayoiía de Ios países euiopeos ~con Ia nolalIe
excepción de IngIaleiia~, lodo eI piocedinienlo ciininaI, hasla Ia senlencia,
se nanlenía secielo: es decii opaco no sóIo paia eI púlIico sino paia eI piopio
acusado. Se desaiioIIala sin eI, o aI nenos sin que eI pudiese conocei Ia
acusación, Ios caigos, Ias decIaiaciones, Ias piuelas. Ln eI oiden de Ia juslicia
penaI, eI salei eia piiviIegio alsoIulo de Ia insliucción deI pioceso. "Lo nás
diIigenlenenle y Io nás secielanenle que pueda haceise", decía, a piopósilo
de Ia nisna, eI ediclo de 1498. Según Ia Oidenanza de 167O, que iesunía, y
en cieilos punlos iefoizala, Ia seveiidad de Ia epoca piecedenle, eia
inposilIe aI acusado lenei acceso a Ios aulos, inposilIe conocei Ia idenlidad
de Ios denuncianles, inposilIe salei eI senlido de Ias decIaiaciones anles de
iecusai a Ios lesligos, inposilIe hacei vaIei, hasla en Ios úIlinos nonenlos
deI pioceso, Ios hechos juslificalivos, inposilIe lenei un alogado, ya fuese
paia conpiolai Ia ieguIaiidad deI piocedinienlo, ya paia pailicipai, en
cuanlo aI fondo, en Ia defensa. Ioi su paile, eI nagisliado lenía eI deiecho de
iecilii denuncias anóninas, de ocuIlai aI acusado Ia índoIe de Ia causa, de
inleiiogaiIo de naneia capciosa, de enpIeai insinuaciones.
34
Consliluía, poi
sí soIo y en lodo podei, una veidad poi Ia cuaI ceicala aI acusado, y esla
veidad Ia iecilían Ios jueces hecha, en foina de aulos y de infoines esciilos,
paia eIIos, únicanenle eslos eIenenlos eian piolaloiios, no veían aI acusado
nás que una vez paia inleiiogaiIo anles de diclai su senlencia. La foina
seciela y esciila deI piocedinienlo iesponde aI piincipio de que en naleiia
penaI eI eslalIecinienlo de Ia veidad eia paia eI soleiano y sus jueces un

34
7 Hasta el siglo XVIII, hubo largas discusiones en cuanto a saber si, en el curso de los
interrogatorios capciosos, le era lícito al juez usar de falsas promesas, de embustes o de palabras de
doble significado. Toda una casuística de la mala fe procesal.
35
deiecho alsoIulo y un podei excIusivo. AyiauIl suponía que esle
piocedinienlo (eslalIecido ya en cuanlo a Io esenciaI en eI sigIo XVI) lenía
poi oiigen eI "lenoi a Ios lunuIlos, a Ias giileiías y cIanoieos a que se
enliega oidinaiianenle eI puelIo, eI lenoi de que hulieia desoiden,
vioIencia, inpeluosidad conlia Ias pailes e incIuso conlia Ios jueces". Diiíase
que eI iey halía queiido con eso denosliai que eI "soleiano podei" aI que
coiiesponde eI deiecho de casligai no puede en caso aIguno peilenecei a "Ia
nuIlilud".
35
Anle Ia juslicia deI soleiano, lodas Ias voces delen caIIai.
(42) Ieio eI secielo no inpedía que, paia eslalIecei Ia veidad, delieia
oledeceise a deleininadas iegIas. LI secielo inpIicala incIuso que se
definieia un nodeIo iiguioso de denosliación penaI. Toda una liadición, que
ienonlala a Ios años cenliaIes de Ia Ldad Media, peio que Ios giandes
juiislas deI Renacinienlo halían desaiioIIado anpIianenle, piesciilía Io que
delían sei Ia índoIe y Ia eficacia de Ias piuelas. Todavía en eI sigIo XVIII se
enconlialan ieguIainenle dislinciones cono eslas: piuelas cieilas, diieclas o
Iegílinas (Ios leslinonios, poi ejenpIo) y Ias piuelas indiieclas, conjeluiaIes,
ailificiaIes (poi aigunenlo), o Ias piuelas nanifieslas, Ias piuelas
consideialIes, Ias piuelas inpeifeclas o Ieves,
36
o lanlien: Ias piuelas
"uigenles o necesaiias" que no peinilen dudai de Ia veidad deI hecho (son
unas piuelas "pIenas": así dos lesligos iiiepiochalIes afiinan halei vislo aI
acusado, con una espada desnuda y ensangienlada en Ia nano, saIii deI Iugai
en eI que, aIgún lienpo despues, se enconliaia eI cueipo deI difunlo
aliavesado poi una eslocada), Ios indicios pióxinos o piuelas senipIenas,
que se pueden consideiai cono veidadeias en lanlo que eI acusado no Ias
desliuya poi una piuela conliaiia (piuela "senipIena", cono un soIo lesligo
ocuIai o unas anenazas de nueile que pieceden a un asesinalo), en fin, Ios
indicios Iejanos o "adninícuIos",
37
que no consislen sino en Ia opinión de esos
honlies (eI iunoi púlIico, Ia huida deI sospechoso, su luilación cuando se
Ie inleiioga, elc.).
38
Ahoia lien, esas dislinciones no son sinpIenenle
suliIezas leóiicas. Tienen una función opeialoiia. Ln piinei Iugai, poique
cada uno de esos indicios, lonado en sí nisno y si peinanece aisIado, puede
lenei un lipo definido de efeclo judiciaI: Ias piuelas pIenas pueden liaei
apaiejado cuaIquiei lipo de condena, Ias senipIenas pueden acaiieai penas
afIiclivas, peio janás Ia nueile, Ios indicios inpeifeclos y Ieves laslan paia
hacei "decielai" aI sospechoso, a adoplai conlia eI una nedida de nás anpIia

35
8 P. Ayrault, L'Ordre, formalité et instruction judiciaire, 1576, 1. m, cap. LXXII y cap. LXXIX.
36
9 D. Jousse, Traité de la justice criminelle, 1771, I, p. 660.
37
* Adninicu|c. en juiispiudencia, Io que ayuda a Ia piuela. |T.j

38
10 P. F. Muyart de Vouglans, Institutes au droit criminel. 1757, pp. 345-347.
36
infoinación o a inponeiIe una nuIla. Adenás, poique se conlinan enlie
eIIas de acueido con unas iegIas piecisas de cáIcuIo. Dos piuelas senipIenas
pueden hacei una piuela conpIela, unos adninícuIos, con laI de que sean
vaiios y que concueiden, pueden conlinaise paia foinai una senipiuela,
peio janás poi sí soIos, poi nuneiosos que sean, pueden equivaIei a una
piuela conpIela. Se cuenla, pues, con una aiilnelica penaI que es
esciupuIosa solie no pocos punlos, peio que deja lodavía un naigen a
nuchas discusiones: ¿es posilIe alendei, (43) paia diclai una senlencia
capilaI, a una soIa piuela pIena, o lien es pieciso que vaya aconpañada de
olios indicios nás Ieves` ¿Dos indicios pióxinos son equivaIenles sienpie a
una piuela pIena` ¿No haliía que adnilii lies, o conlinaiIos con Ios
indicios Iejanos` Lxislen eIenenlos que no pueden sei indicios sino paia de-
leininados deIilos, en deleininadas ciicunslancias y en ieIación con
deleininadas peisonas (así un leslinonio se anuIa si piocede de un
vagalundo, se iefueiza, poi eI conliaiio, si se liala de "una peisona de
consideiación" o de un ano en eI caso de un deIilo doneslico). Aiilnelica
noduIada poi una casuíslica, que liene poi función definii cóno una piuela
judiciaI puede sei consliuida. De un Iado, esle sislena de Ias "piuelas
IegaIes", hace que Ia veidad en Ia esfeia penaI sea eI iesuIlado de un aile
conpIejo, oledece a unas iegIas que únicanenle pueden conocei Ios especia-
Iislas, y iefueiza poi consiguienle eI piincipio deI secielo. "No lasla con que
eI juez lenga Ia convicción que puede lenei lodo honlie iazonalIe... Nada
nás faIilIe que esla naneia de juzgai que, en ieaIidad, no es sino una
opinión nás o nenos fundada." Ieio poi olia paile, es paia eI nagisliado
una coacción seveia, a faIla de esla ieguIaiidad, "loda senlencia condenaloiia
seiía leneiaiia, y puede deciise en cieilo nodo que es injusla aun en eI caso
de que, en ieaIidad, eI acusado fuese cuIpalIe".
39
LIegaiá un día en que Ia
singuIaiidad de esla veidad judiciaI paieceiá escandaIosa cono si Ia juslicia
no luvieia que oledecei a Ias iegIas de Ia veidad conún: "¿Que se diiía de
una senipiuela en Ias ciencias susceplilIes de denosliación` ¿Que seiía una
senipiuela geoneliica o aIgeliaica`"
4O
Ieio no hay que oIvidai que eslas
coacciones foinaIes de Ia piuela juiídica eian un nodo de ieguIación inleina
deI podei alsoIulo y excIusivo de salei.
Lsciila, seciela, sonelida, paia consliuii sus piuelas, a iegIas iiguiosas, Ia
insliucción penaI es una náquina que puede pioducii Ia veidad en ausencia

39


11 Poullain du Parc, Principes du droit français selon les coutumes de Bretagne, 1767-1771, t.
XI, pp. 112-113. Cf. A. Esmein, Histoire de la procédure criminelle en France, 1882, pp. 260-283;
K. J. Mittermaier, Traité de la preuve, trad. de 1848, pp. 15-19.
40
12 G. Seigneux de Correvon, Essai sur l'usage, l'abus et les inconvénients de la torture, 1768, p.
63.
37
deI acusado. Y poi eIIo nisno, aunque en deiecho esliiclo no lenía
necesidad, esle piocedinienlo va a lendei necesaiianenle a Ia confesión. Ioi
dos iazones: en piinei Iugai poique consliluye una piuela lan decisiva que
no hay necesidad apenas de añadii olias, ni de enliai en Ia difíciI y dudosa
conlinaloiia de Ios indicios, Ia confesión, con laI de que sea hecha (44) con
aiiegIo a Ios usos, dispensa casi aI acusadoi deI cuidado de suninisliai olias
piuelas (en lodo caso, Ias nás difíciIes). Adenás, Ia única naneia de que esle
piocedinienlo pieida lodo Io que IIeva en sí de auloiidad unívoca, y se
convieila en una vicloiia efeclivanenle ollenida solie eI acusado y
ieconocida poi eI, eI soIo nodo de que Ia veidad asuna lodo su podei, es que
eI deIincuenle lone a su cuenla su piopio ciinen, y fiine poi sí nisno Io que
ha sido salia y oscuianenle consliuido poi Ia insliucción. Cono decía
AyiauIl, a quien no Ie guslalan en alsoIulo eslos piocedinienlos secielos,
"No eslá eI lodo en que Ios naIos sean casligados juslanenle. Ls pieciso, a sei
posilIe, que se juzguen y se condenen eIIos nisnos."
41
Ln eI inleiioi deI
ciinen ieconsliluido poi esciilo, eI ciininaI que confiesa viene a desenpeñai
eI papeI de veidad viva. La confesión, aclo deI sujelo deIincuenle,
iesponsalIe y paiIanle, es un docunenlo conpIenenlaiio de una insliucción
esciila y seciela. De ahí Ia inpoilancia que lodo esle piocedinienlo de lipo
inquisilivo concede a Ia confesión.
De ahí lanlien Ias anligüedades de su papeI. De una paile, se liala de
haceiIo enliai en eI cáIcuIo geneiaI de Ias piuelas, se hace vaIei que no es
nada nás que una de eIIas: no es Ia ctidcn|ia rci, lan vana en eslo cono Ia nás
decisiva de Ias piuelas, lanpoco Ia confesión puede conseguii poi sí soIa Ia
condena, sino que dele ii aconpañada de indicios anejos y de piesunciones,
poique ya se ha vislo a acusados que se decIaialan cuIpalIes de deIilos que
no halían conelido. LI juez haliá, pues, de hacei invesligaciones
conpIenenlaiias, si no liene en su posesión olia cosa que Ia confesión ieguIai
deI cuIpalIe. Ieio, poi olia paile, Ia confesión avenlaja a cuaIquiei olia
piuela. Les es hasla cieilo punlo liascendenle, eIenenlo en eI cáIcuIo de Ia
veidad, es lanlien eI aclo poi eI cuaI eI acusado acepla Ia acusación y
ieconoce su Iegilinidad, liasfoina una insliucción hecha sin eI, en una
afiinación voIunlaiia. Ioi Ia confesión, eI piopio acusado lona silio en eI
iiluaI de pioducción de Ia veidad penaI. Cono Io decía ya eI deiecho
nedievaI, Ia confesión convieile Ia cosa en noloiia y nanifiesla. A esla
piineia anligüedad se supeipone olia: piuela pailicuIainenle decisiva,
que no pide paia ollenei Ia condena sino aIgunos indicios supIenenlaiios,

41
13 I. AyiauIl, |'Ordrc, fcrna|i|c c| ins|ruc|icn judiciairc, 1. |, cap. 14.

38
ieduciendo aI nínino eI lialajo de infoinaciones y Ia necánica
denosliadoia, Ia confesión es, poi Io lanlo, luscada, se uliIizaián lodas Ias
coacciones posilIes paia olleneiIa. Ieio si dele sei, en eI piocedinienlo, Ia
conliapailida viva y oiaI de Ia insliucción esciila, si dele sei su iepIica (45) y
cono Ia aulenlificación de paile deI acusado, dele ii iodeada de gaianlías y
de foinaIidades. Conseiva en sí aIgo de Ia liansacción, poi eso se exige que
sea "esponlánea", que se haya foinuIado anle eI liilunaI conpelenle, que se
haga en loda conciencia, que no se iefieia a cosas inposilIes, elc.
42
Ioi Ia
confesión, eI acusado se conpionele iespeclo deI piocedinienlo, fiina Ia
veidad de Ia infoinación.
Lsla dolIe anligüedad de Ia confesión (eIenenlo de piuela y conliapailida
de Ia infoinación, efeclo de coacción y liansacción senivoIunlaiia) expIica
Ios dos giandes nedios que eI deiecho ciininaI cIásico uliIiza paia olleneiIa:
eI juianenlo que se Ie pide pieslai aI acusado anles de su inleiiogaloiio
(anenaza poi consiguienle de sei peijuio anle Ia juslicia de Ios honlies y
anle Ia de Dios y, aI nisno lienpo, aclo iiluaI de conpioniso), Ia loiluia
(vioIencia física paia aiiancai una veidad que, de lodos nodos, paia
consliluii piuela, ha de sei iepelida despues anle Ios jueces. a líluIo de
confesión "esponlánea"). A fines deI sigIo XVIII Ia loiluia haliía de sei
denunciada cono ieslo de Ias lailaiies de olia edad: nueslia de un
saIvajisno que se denuncia cono "gólico". Cieilo es que Ia piáclica de Ia
loiluia liene oiígenes Iejanos: Ia Inquisición indudalIenenle, e incIuso sin
duda nás aIIá, Ios supIicios de escIavos. Ieio no figuia en eI deiecho cIásico
cono un iaslio o una nancha. Tiene su Iugai esliiclo en un necanisno penaI
conpIejo en eI que eI piocedinienlo de lipo inquisiloiiaI va Iasliado de
eIenenlos deI sislena acusaloiio, en eI que Ia denosliación esciila necesila
de un coiieIalo oiaI, en eI que Ias lecnicas de Ia piuela adninisliada poi Ios
nagisliados van nezcIadas con Ios piocedinienlos de Ias loiluias poi Ias
cuaIes se desafiala aI acusado a nenlii, en eI que se Ie pide, de sei necesaiio
poi Ia nás vioIenla de Ias coacciones, que desenpeñe en eI piocedinienlo eI
papeI de coIaloiadoi voIunlaiio, en eI que se lialala, en suna, de hacei
pioducii Ia veidad poi un necanisno de dos eIenenlos, eI de Ia
invesligación IIevada secielanenle poi Ia auloiidad judiciaI y eI deI aclo

42
14 Ln Ios caláIogos de piuelas judiciaIes Ia confesión apaiece hacia Ios sigIos XIII y XIV.
No se Ia encuenlia en ßeinaido de Iavía, peio sí en Hoslie-nis. La fóinuIa de Ciálei es,
poi Io denás, caiacleiíslica: 'au| |cgi|inc ccn-tic|us au| spcn|c ccnfcssus'.
Ln eI deiecho nedievaI Ia confesión no eia váIida de no halei sido hecha poi un nayoi de
edad y anle eI adveisaiio. Cf. }. Ih. Levy, |a Hicrarcnic dcs prcutcs dans |c drci| satan| du
Mcqcn Agc, 1939.

39
ieaIizado iiluaInenle poi eI acusado. LI cueipo deI acusado ~cueipo
paiIanle y, de sei necesaiio, sufiienle~ aseguia eI engianaje de esos dos
necanisnos, poi eIIo, nienlias eI sislena punilivo cIásico no haya sido
ieconsideiado de aiiila alajo (46), no haliá sino nuy pocas ciílicas iadicaIes
de Ia loiluia.
43
Mucho nás fiecuenles son Ios sinpIes consejos de piudencia:
"LI loinenlo es un nedio peIigioso paia IIegai aI conocinienlo de Ia veidad,
poi eso Ios jueces no delen iecuiiii a eI sin iefIexionai. Nada nás equívoco.
Hay cuIpalIes con Ia fiineza suficienle paia ocuIlai un ciinen veidadeio... ,
olios, inocenles, a quienes Ia inlensidad de Ios loinenlos hace confesai
ciínenes de Ios que no son cuIpalIes."
44

Iailiendo de eslo, es posilIe ieconocei eI funcionanienlo deI loinenlo cono
supIicio de veidad. Ln piinei Iugai, eI loinenlo no es una naneia de
aiiancai Ia veidad a loda cosla, no es Ia loiluia desencadenada de Ios
inleiiogaloiios nodeinos, es ciueI cieilanenle, peio no saIvaje. Se liala de
una piáclica iegIanenlada, que oledece a un piocedinienlo lien definido:
nonenlos, duiación, insliunenlos uliIizados, Iongilud de Ias cueidas, peso
de cada pesa, núneio de cuñas, inleivenciones deI nagisliado que inleiioga,
lodo eslo se haIIa, de acueido con Ias difeienles coslunlies, punluaInenle
codificado.
45
La loiluia es un juego judiciaI esliiclo. Y a causa de eIIo, poi
encina de Ias lecnicas de Ia Inquisición, enIaza con Ias viejas piuelas que
lenían cuiso en Ios piocedinienlos acusaloiios: oidaIías, dueIos judiciaIes,
juicios de Dios. Lnlie eI juez que oidena eI loinenlo y eI sospechoso a quien
se loiluia, exisle lanlien cono una especie de jusla, sonelese aI "pacienle" ~
laI es eI leinino poi eI cuaI se designa aI supIiciado~ a una seiie de piuelas,
giaduadas en seveiidad y de Ias cuaIes liiunfa "iesisliendo", o anle Ias cuaIes
fiacasa confesando.
46
Ieio eI juez no inpone Ia loiluia sin aceplai, poi su
paile, iiesgos (y no es únicanenle eI peIigio de vei noiii aI sospechoso),
aiiiesga en Ia pailida una laza, a salei, Ios eIenenlos de piuela que ha
ieunido ya, poique Ia iegIa inpone que, si eI acusado "iesisle" y no confiesa,
se vea eI nagisliado olIigado a alandonai Ios caigos. LI supIiciado ha
ganado. De donde Ia coslunlie, que se halía inlioducido paia Ios casos nás
giaves, de inponei Ia loiluia "con ieseiva de piuelas": en esle caso eI juez

43
15 La más famosa de estas críticas es la de Nicolás: Si la torture est un moyen à vérifier les
crimes, 1682.
44
16 Cl. Ferrière, Dictionnaire de pratique, 1740, t. H, p. 612.
45
17 Ln 1729, Aguesseau nandó hacei una encuesla solie Ios nedios y Ias iegIas de
loiluia apIicados en Iiancia. Se haIIa iesunida poi }oIy de IIeuiy (ß. N. Ionds }oIy de
IIeuiy, 258, voIs. 322-328).

46
18 El primer grado del suplicio era la exhibición de los instrumentos de tortura. No se pasaba de
esta etapa cuando se trataba de niños y de ancianos de más de setenta años.
40
podía conlinuai, despues de Ias loiluias, haciendo vaIei Ias piesunciones que
(47) ieunieia, no se decIaiala inocenle aI sospechoso poi su iesislencia, peio
aI nenos delía a su vicloiia eI no podei sei condenado a nueile. LI juez
conseivala lodas sus cailas, exceplo Ia piincipaI. Onnia ci|ra ncr|cn. De ahí,
Ia ieconendación que a nenudo se hacía a Ios jueces de no sonelei a
loinenlo a un sospechoso suficienlenenle conviclo de Ios ciínenes nás
giaves, poique si sucedía que iesislía a Ia loiluia, eI juez no lendiía ya eI
deiecho de infIigiiIe Ia pena de nueile que, sin enlaigo, neiecía. Ln esla
jusla, Ia juslicia saIdiía peidiendo: si Ias piuelas laslan "paia condenai a
deleininado cuIpalIe a nueile", no hay que "avenluiai Ia condena a Ia sueile
y aI iesuIlado de un loinenlo piovisionaI que a nenudo no conduce a nada,
poique, aI fin y aI calo, a Ia saIud e inleies púlIicos conviene hacei
escainienlos de Ios ciínenes giaves, alioces y capilaIes".
47

ßajo Ia apaienle lúsqueda leica de una veidad piecipilada, se ieconoce en Ia
loiluia cIásica eI necanisno iegIanenlado de una piuela: un ielo físico que
ha de decidii en cuanlo a Ia veidad, si eI pacienle es cuIpalIe, Ios
sufiinienlos que se Ie inponen no son injuslos, peio es lanlien un signo de
discuIpa en eI caso de que sea inocenle. Sufiinienlo, afionlanienlo y veidad,
eslán en Ia piáclica de Ia loiluia Iigados Ios unos a Ios olios: lialajan en co-
nún eI cueipo deI pacienle. La lúsqueda de Ia veidad poi nedio deI
loinenlo es ieaInenle una naneia de piovocai Ia apaiición de un indicio, eI
nás giave de lodos, Ia confesión deI cuIpalIe, peio es lanlien Ia lalaIIa, con
Ia vicloiia de un adveisaiio solie eI olio, Io que "pioduce" iiluaInenle Ia
veidad. Ln Ia loiluia paia hacei confesai hay aIgo de invesligación y hay aIgo
de dueIo.
Ln Ia loiluia van lanlien nezcIados un aclo de infoinación y un eIenenlo
de casligo. Y no es esla una de Ias nenoies paiadojas. La loiluia se define en
efeclo cono una naneia de conpIelai Ia denosliación cuando "no hay en eI
pioceso penas suficienles". Se Ia cIasifica enlie Ias penas, y es una pena lan
giave que, en Ia jeiaiquía de Ios casligos, Ia Oidenanza de 167O Ia insciile
innedialanenle despues de Ia nueile. ¿Cóno puede enpIeaise una pena
cono un nedio`, se piegunlaiá nás laide. ¿Cóno se puede hacei vaIei cono
casligo Io que deleiía sei un piocedinienlo de denosliación` La iazón eslá
en Ia naneia en que Ia juslicia penaI, en Ia epoca cIásica, hacía funcionai Ia
pioducción de Ia veidad. Las difeienles pailes de Ia piuela no consliluían
olios lanlos eIenenlos neulios, no aguaidalan a eslai ieunidos en un haz
único paia apoilai Ia ceilidunlie finaI de Ia cuIpaliIidad. Cada indicio (48)

47
19 C. du Rousseaud de Ia Conle, Trai|c dcs na|icrcs crininc||cs, 1741, p. 5O3.

41
apoilala consigo un giado de aloninación. La cuIpaliIidad no conenzala,
una vez ieunidas lodas Ias piuelas, docunenlo a docunenlo, eslala
consliluida poi cada uno de Ios eIenenlos que peinilían ieconocei un
cuIpalIe. Así, una senipiuela no voIvía inocenle aI sospechoso, en lanlo que
no halía sido conpIelada: hacía de eI un senicuIpalIe, eI indicio, así fueia
Ieve, de un ciinen giave, naicala aI individuo cono "un poco" ciininaI. Ln
suna, Ia denosliación en naleiia penaI no oledece a un sislena duaIisla ~
veidadeio o faIso~, sino a un piincipio de giadación conlinua: un giado
ollenido en Ia denosliación foinala ya un giado de cuIpaliIidad e
inpIicala, poi consiguienle, un giado de casligo. LI sospechoso, cono laI,
neiecía sienpie deleininado casligo, no se podía sei inocenlenenle oljelo
de una sospecha. La sospecha inpIicala a Ia vez de paile deI juez un
eIenenlo de denosliación, de paile deI delenido eI signo de cieila
cuIpaliIidad, y de paile deI casligo una foina Iinilada de pena. A un
sospechoso que seguía siendo sospechoso no se Ie decIaiala inocenle poi eIIo:
eia paiciaInenle casligado. Cuando se halía IIegado a cieilo giado de
piesunción se podía, poi Io lanlo, ponei en juego Iegílinanenle una piáclica
que lenía dolIe papeI: conenzai a casligai en viilud de Ias indicaciones ya
ieunidas, y seiviise de esle conienzo de pena paia aiiancai eI ieslo de
veidad que lodavía faIlala. La loiluia judiciaI, en eI sigIo XVIII, funciona en
nedio de esla exliaña econonía en Ia que eI iiluaI que pioduce Ia veidad
coiie paiejas con eI iiluaI que inpone eI casligo. LI cueipo inleiiogado en eI
supIicio es a Ia vez eI punlo de apIicación deI casligo y eI Iugai de ollención
de Ia veidad. Y de Ia nisna naneia que Ia piesunción es soIidaiianenle un
eIenenlo de invesligación y un fiagnenlo de cuIpaliIidad, poi su paile eI
sufiinienlo iegIanenlado deI loinenlo es a Ia vez una nedida paia casligai
y un aclo de infoinación.
Ahoia lien, de naneia cuiiosa, esle engianaje de Ios dos iiluaIes a liaves deI
cueipo piosigue, una vez hecha Ia piuela y foinuIada Ia senlencia, en Ia
ejecución nisna de Ia pena. Y eI cueipo deI condenado es de nuevo una
pieza esenciaI en eI ceienoniaI deI casligo púlIico. Coiiesponde aI cuIpalIe
nanifeslai a Ia Iuz deI día su condena y Ia veidad deI ciinen que ha
conelido. Su cueipo exhilido, paseado, expueslo, supIiciado, dele sei cono
eI sopoile púlIico de un piocedinienlo que halía peinanecido hasla enlon-
ces en Ia sonlia, en eI, solie eI, eI aclo de juslicia dele IIegai a sei IegilIe poi
lodos. Lsla nanifeslación acluaI y palenle de Ia (49) veidad en Ia ejecución
púlIica de Ias penas adopla, en eI sigIo XVIII, vaiios aspeclos.
1) Hacei en piinei Iugai deI cuIpalIe eI piegoneio de su piopia condena. Se
Ie encaiga, en cieilo nodo, de piocIanaiIa y de alesliguai así Ia veidad de Io
que se Ie ha iepiochado: paseo poi Ias caIIes, caileI que se Ie pone en Ia
42
espaIda, eI pecho o Ia caleza paia, iecoidai Ia senlencia, aIlos en difeienles
ciuces de caIIes, Iecluia de Ia senlencia que Io condena, ieliaclación púlIica a
Ia pueila de Ias igIesias, poi Ia cuaI eI condenado ieconoce soIennenenle su
ciinen: "DescaIzo, en canisa, con un hacha encendida en Ia nano, de
iodiIIas, decii y decIaiai que peiveisanenle, hoiiilIenenle, aIevosanenle y
de piopio inlenlo, halía conelido eI odiosísino ciinen, elc.", exposición en eI
posle en eI que se nencionan Ios hechos y Ia senlencia, Iecluia finaI de Ia
senlencia aI pie deI cadaIso. Ya se liale sinpIenenle de Ia picola o de Ia
hogueia y de Ia iueda, eI condenado pulIica su ciinen y Ia juslicia que Ie
inpone eI casligo, IIevándoIos físicanenle solie su piopio cueipo.
2) Iioseguii una vez nás Ia escena de Ia confesión. Agiegai a Ia confesión
foizada de Ia ieliaclación púlIica, un ieconocinienlo esponláneo y púlIico.
Inslauiai eI supIicio cono nonenlo de veidad. Hacei que esos úIlinos
inslanles en Ios que eI cuIpalIe ya no liene nada que peidei se ganen paia Ia
Iuz neiidiana de Io veidadeio. Ya eI liilunaI podía decidii, despues de Ia
senlencia, una nueva loiluia paia aiiancai eI nonlie de Ios cónpIices
evenluaIes. Lslala pievislo iguaInenle que en eI nonenlo de sulii aI
cadaIso eI condenado podía soIicilai una liegua paia hacei nuevas
ieveIaciones. LI púlIico aguaidala esla nueva peiipecia de Ia veidad.
Muchos Ia apiovechalan paia ganai un poco de lienpo, cono aqueI MicheI
ßailiei, cuIpalIe de asaIlo a nano ainada: "Miió desveigonzadanenle eI
cadaIso, y dijo que no halía sido cieilanenle paia eI paia quien se halía
eIevado, supueslo que eia inocenle, pidió piineio sulii aI aposenlo en eI que
no hizo olia cosa que desalinai duianle nedia hoia, lialando sienpie de
queiei juslificaise, enviado despues aI supIicio, sulió aI cadaIso con paso
decidido, peio cuando se vio despojado de sus iopas y alado a Ia ciuz a
punlo de iecilii Ios goIpes de laiia, pidió sulii una segunda vez aI aposenlo,
en eI que aI fin hizo Ia confesión de su ciinen y decIaió incIuso que eia
cuIpalIe de olio asesinalo."
48
LI veidadeio supIicio liene poi función hacei
que se nanifiesle Ia veidad, y en eslo piosigue, hasla anle Ios ojos deI
púlIico, eI lialajo deI loinenlo. Apoila a Ia senlencia Ia fiina de aqueI que Ia
sufie. Un (5O) supIicio con iesuIlado salisfacloiio juslifica Ia juslicia, en Ia
nedida en que pulIica Ia veidad deI deIilo en eI cueipo nisno deI
supIiciado. LjenpIo deI luen condenado Io fue Iian‚ois ßiIIiaid, que halía
sido cajeio geneiaI de Ias poslas y que en 1772 asesinó a su nujei. LI veidugo
queiía lapaiIe Ia caia paia IiliaiIo de Ios insuIlos. "No se ne ha infIigido esla
pena que he neiecido, dijo, paia que esconda Ia caia anle eI púlIico... Ila

48
2O S.I. Haidy, Mcs |cisirs, ß. N., ns. 668O-87, l. iv, p. 8O, 1778.

43
lodavía veslido con eI liaje de Iulo poi su esposa... IIevala en Ios pies unos
zapalos nuevos, y eI peIo iizado y espoIvoieado de lIanco, con un conlinenle
lan nodeslo y lan inponenle que Ias peisonas que Io conlenpIalan desde
nás ceica decían que o lien eia eI ciisliano nás peifeclo o eI nás giande de
lodos Ios hipóciilas. Y cono eI caileI que IIevala solie eI pecho se loicieia, se
vio que eI nisno ieclificala su posición, sin duda paia que se pudieia Ieei
nás fáciInenle."
49
La ceienonia penaI, con laI de que cada uno de sus
acloies iepiesenle lien su papeI, liene Ia eficacia de una pioIongada
confesión púlIica.
3) Iiendei cono con un aIfiIei eI supIicio solie eI ciinen nisno, eslalIecei
enlie uno y olio una seiie de ieIaciones descifialIes. Lxposición deI cadávei
deI condenado en eI Iugai de su ciinen, o en una de Ias enciucijadas nás
pióxinas. Ljecución en eI Iugai nisno donde eI ciinen se conelieia, cono eI
esludianle que en 1723 halía nalado a vaiias peisonas y paia eI cuaI eI
piesidiaI
5O
de Nanles decide eIevai un cadaIso anle Ia pueila de Ia posada
donde halía conelido sus asesinalos.
51
UliIización de supIicios "sinlóIicos"
en Ios que Ia foina de Ia ejecución ienile a Ia índoIe deI ciinen: se laIadia Ia
Iengua de Ios lIasfenos, se quena a Ios inpuios, se coila Ia nano que dio
nueile, a veces se hace que eI condenado Heve, enpuñándoIo, eI
insliunenlo de su ciinen. Así, cuando Daniens, eI fanoso cuchiIIilo culieilo
de azufie y sujelo a Ia nano cuIpalIe, que haliía de aidei a Ia vez que aqueI.
Cono decía Vico, esla vieja juiispiudencia fue "loda una poelica".
Ln eI Iínile, se encuenlian aIgunos casos de iepioducción casi lealiaI deI
ciinen en Ia ejecución deI cuIpalIe: Ios nisnos insliunenlos, Ios nisnos
geslos. Anle Ios ojos de lodos, Ia juslicia hace iepelii eI ciinen poi Ios
supIicios, pulIicándoIo en su veidad y anuIándoIo a Ia vez poi Ia nueile deI
cuIpalIe. Todavía en eI sigIo XVIII, en 1772, se encuenlian senlencias cono Ia
siguienle. Cono una ciiada de Canliai dieia nueile a su ana, se Ia condenó
(51) a sei IIevada aI Iugai de su supIicio en una caiiela "de Ias que siiven paia
liaspoilai Ias innundicias a lodas Ias enciucijadas", aIIí haliá "una hoica aI
pie de Ia cuaI se coIocaiá eI nisno siIIón en eI que eslala senlada Ia IIanada
De LaIeu, su ana, cuando Ia asesinó, y una vez aIIí, eI veidugo Ie coilaiá Ia
nano deiecha y Ia aiiojaiá en su piesencia aI fuego, dándoIe,
innedialanenle despues, cualio lajos con Ia cuchiIIa de que se siivió paia
asesinai a Ia cilada De LaIeu, eI piineio y eI segundo de Ios cuaIes en Ia ca-

49
21 S. I. Haidy. Mcs |cisirs, l. I, p. 327 (únicanenle eslá inpieso eI lono I).
50
* Presidial: antiguo tribunal civil y criminal de primera instancia. [T.]
51
22 Aichivos nunicipaIes de Nanles, I. I. 124. Cf. I. Iaifouiu, Mcncircs dc |a sccic|c
arcncc|cgiquc d'|||c-c|-Vi|ainc, 1896, l. xxv.

44
leza, eI leiceio en eI anleliazo izquieido, y eI cuailo en eI pecho, despues se
Ia coIgaiá y eslianguIaiá en dicha hoica hasla que solievenga Ia nueile.
Iasadas dos hoias, eI cadávei seiá descoIgado, y Ia caleza sepaiada de aqueI
aI pie de dicha hoica, solie dicho cadaIso, con Ia nisna cuchiIIa de que se
siivió paia asesinai a su ana, y Ia laI caleza seiá expuesla solie una pica de
veinle pies de aIluia fueia de Ia pueila deI cilado Canliai, a Ia visla deI
canino que IIeva a Douai, y eI ieslo deI cueipo, nelido en un saco y
enleiiado junlo a dicha pica, a diez pies de piofundidad".
52
4) Ln fin, Ia
Ienlilud deI supIicio, sus peiipecias, Ios giilos y sufiinienlos deI condenado
desenpeñan, aI leinino deI iiluaI judiciaI, eI papeI de una piuela úIlina.
Cono loda agonía, Ia que liene Iugai solie eI cadaIso expiesa cieila veidad:
peio con nás inlensidad, en Ia nedida en que eI doIoi Ia apienia, con nás ii-
goi pueslo que es exaclanenle eI punlo de confIuencia enlie eI juicio de Ios
honlies y eI de Dios, con nás iesonancia ya que se desaiioIIa en púlIico.
Los sufiinienlos deI supIicio pioIongan Ios de Ia loiluia piepaialoiia, en esla,
sin enlaigo, nada eslala aún decidido y se podía saIvai Ia vida, ahoia Ia
nueile es seguia, y se liala de saIvai eI aIna. LI juego eleino ha conenzado
ya: eI supIicio es una anlicipación de Ias penas deI nás aIIá, nueslia Io que
son, es eI lealio deI infieino, Ios giilos deI condenado, su ieleIión, sus
lIasfenias, significan ya su iiienedialIe deslino. Ieio Ios doIoies de aquí
alajo pueden vaIei lanlien cono penilencia paia disninuii Ios casligos deI
nás aIIá: laI nailiiio, si se sopoila con iesignación, no dejaiá de sei lenido en
cuenla poi Dios. La ciueIdad deI casligo leiieno se iegislia en ielaja de Ia
pena fuluia: dilújase en eIIa Ia pionesa deI peidón. Ieio lodavía puede
deciise: ¿unos sufiinienlos lan vivos no son eI signo de que Dios ha
alandonado aI cuIpalIe en nanos de Ios honlies` Y Iejos de sei pienda de
una alsoIución fuluia, figuian Ia condenación inninenle, en lanlo que, si eI
condenado nueie pionlo, sin agonía pioIongada, ¿no es esla Ia piuela de
que Dios ha queiido piolegeiIo (52) e inpedii que caiga en Ia desespeiación`
Anligüedad, pues, de esle sufiinienlo, que Io nisno puede significai Ia
veidad deI ciinen o eI eiioi de Ios jueces, Ia londad o Ia peiveisidad deI cii-
ninaI, Ia coincidencia o Ia diveigencia enlie eI juicio de Ios honlies y eI de
Dios. De ahí Ia foinidalIe cuiiosidad que agoIpa a Ios especladoies en loino
deI cadaIso y de Ios sufiinienlos que ofiece en especlácuIo, descífianse en
eIIa eI ciinen y Ia inocencia, eI pasado y eI fuluio, Io leiieno y Io eleino.
Monenlo de veidad que lodos Ios especladoies inleiiogan: cada paIalia,
cada giilo, Ia duiación de Ia agonía, eI cueipo que iesisle, Ia vida que no

52
23 Cilado en I. Dauliicouil, cp. ci|., pp. 269-27O.

45
quieie aiiancaise, lodo eslo es un signo: hay eI que ha vivido "seis hoias
solie Ia iueda, sin queiei que eI veidugo, que Io consoIala y aninala, sin
duda, esponláneanenle, Io alandonaia un soIo inslanle", hay eI que nueie
"con senlinienlos nuy ciislianos, y leslinonia eI aiiepenlinienlo nás
sinceio", eI que "expiia en Ia iueda una hoia despues de halei sido coIocado
en eIIa", se dice que Ios especladoies de su supIicio se sinlieion connovidos
poi Ios leslinonios exleinos de ieIigión y de aiiepenlinienlo que dieia, eI
que halía nanifeslado Ios signos nás vivos de conliición a Io Iaigo de lodo eI
liayeclo hasla eI cadaIso, peio que, coIocado vivo solie Ia iueda, no deja de
"Ianzai auIIidos espanlosos", o lanlien Ia nujei que "halía conseivado su
sangie fiía hasla eI nonenlo de Ia Iecluia de Ia senlencia, peio cuyo juicio
conenzó enlonces a liasloinaise, hasla IIegai a Ia denencia nás conpIela aI
sei ahoicada".
53

Se cieiia eI cíicuIo: deI loinenlo a Ia ejecución, eI cueipo ha pioducido y
iepioducido Ia veidad deI ciinen. O nás lien consliluye eI eIenenlo que a
liaves de lodo un juego de iiluaIes y de piuelas confiesa que eI ciinen ha
ocuiiido, piofieie que Io ha conelido eI nisno, nueslia que Io IIeva insciilo
en sí y solie sí, sopoila Ia opeiación deI casligo y nanifiesla de Ia naneia
nás palenle sus efeclos. LI cueipo vaiias veces supIiciado gaianliza Ia sínlesis
de Ia ieaIidad de Ios hechos y de Ia veidad de Ia insliucción, de Ios aclos deI
piocedinienlo y deI discuiso deI ciininaI, deI ciinen y deI casligo. Iieza
esenciaI poi consiguienle en una Iiluigia penaI, en Ia que dele foinai Ia
paieja de un piocedinienlo oidenado en loino de Ios deiechos foinidalIes
deI soleiano, de Ias acluaciones judiciaIes y deI secielo.
LI supIicio judiciaI hay que conpiendeiIo lanlien cono un iiluaI poIílico.
Ioina paile, así sea en un nodo nenoi, de Ias ceienonias poi Ias cuaIes se
nanifiesla eI podei.
(53) La infiacción, en eI deiecho de Ia edad cIásica, poi encina deI peijuicio
que puede pioducii evenluaInenle, poi encina incIuso de Ia iegIa que
infiinge, Iesiona eI deiecho de aqueI que invoca Ia Iey: "incIuso en eI supueslo
de que no haya ni injuiia ni daño aI individuo, si se ha conelido aIgo que Ia
Iey piohíla, es un deIilo que exige iepaiación, poique ha sido vioIado eI
deiecho deI supeiioi y poique se injuiia con eIIo Ia dignidad de su caiáclei".
54

LI deIilo, adenás de su víclina innediala, alaca aI soleiano, Io alaca
peisonaInenle ya que Ia Iey vaIe poi Ia voIunlad deI soleiano, Io alaca
físicanenle ya que Ia fueiza de Ia Iey es Ia fueiza deI piíncipe. Ioique "paia

53
24 S. I. Haidy, Mcs |cisirs, l. I, p. 13, l. IV, p. 42, l. v. p. 184.

54
25 P. Risi, Observations sur les matières de jurisprudence criminelle, 1768, p. 9, con referencia a
Cocceius, Dissertationes ad Grotium, XII, § 545.
46
que una Iey pueda eslai en vigoi en esle ieino, eia pieciso necesaiianenle
que enanaia de naneia diiecla deI soleiano, o aI nenos que fueia
confiinada poi eI seIIo de su auloiidad".
55
La inleivención deI soleiano no
es, pues, un aililiaje enlie dos adveisaiios: es incIuso nucho nás que una
acción paia hacei iespelai Ios deiechos de cada cuaI, es su iepIica diiecla
conlia quien Ie ofendió. "LI ejeicicio deI podei soleiano en eI casligo de Ioƒ
ciínenes consliluye sin duda una de Ias pailes nás esenciaIes de Ia
adninisliación de Ia juslicia."
56
LI casligo no puede, poi Io lanlo, idenlificaise
ni aun ajuslaise a Ia iepaiación deI daño, dele sienpie exislii en eI casligo
una paile, aI nenos, que es Ia deI piíncipe, e incIuso cuando se conlina esla
con Ia iepaiación pievisla, consliluye eI eIenenlo nás inpoilanle de Ia
Iiquidación penaI deI deIilo. Ahoia lien, esla paile deI piíncipe, en sí nisna,
no es sinpIe: poi un Iado, inpIica Ia iepaiación deI daño que se ha hecho a su
ieino, deI desoiden inslauiado, deI ejenpIo dado, peijuicio consideialIe y sin
conún nedida con eI que se ha conelido iespeclo de un pailicuIai, peio
inpIica lanlien que eI iey piocuia Ia venganza de una afienla que ha sido
hecha a su peisona.
LI deiecho de casligai seiá, pues, cono un aspeclo deI deiecho deI soleiano a
hacei Ia gueiia a sus enenigos: casligai peilenece a ese "deiecho de gueiia, a
ese podei alsoIulo de vida y nueile de que halIa eI deiecho ionano con eI
nonlie de ncrun inpcriun, deiecho en viilud deI cuaI eI piíncipe hace
ejeculai su Iey oidenando eI casligo deI ciinen".
57
Ieio eI casligo es lanlien
una naneia de piocuiai una venganza que es a Ia vez peisonaI y púlIica, ya
que en Ia Iey se encuenlia piesenle en cieilo nodo Ia (54) fueiza físico-
poIílica deI soleiano: "Se ve poi Ia definición de Ia Iey nisna que no liende
únicanenle a defendei sino adenás a vengai eI despiecio de su auloiidad
con eI casligo de quienes IIegan a vioIai su defensas."
58
Ln Ia ejecución de Ia
pena nás ieguIai, en eI iespelo nás exaclo de Ias foinas juiídicas, se
encuenlian Ias fueizas aclivas de Ia vindicla.
LI supIicio desenpeña, pues, una función juiídico-poIílica. Se liala de un
ceienoniaI que liene poi oljelo ieconsliluii Ia soleianía poi un inslanle
uIliajada: Ia ieslauia nanifeslándoIa en lodo su espIendoi. La ejecución
púlIica, poi piecipilada y colidiana que sea, se inseila en loda Ia seiie de Ios
giandes iiluaIes deI podei ecIipsado y ieslauiado (coionación, enliada deI
iey en una ciudad conquislada, sunisión de Ios súldilos sulIevados), poi

55
26 P. F. Muyart de Vouglans, Les Lois criminelles de France, 1780, p. xxxiv.
56
27 D. }ousse, Trai|c dc |a jus|icc crininc||c, 1777, p. vii.
57
28 P. F. Muyart de Vouglans, ibid.
58
29 |oid.

47
encina deI ciinen que ha nenospieciado aI soleiano, despIiega a Ios ojos de
lodos una fueiza invencilIe. Su oljelo es nenos ieslalIecei un equiIiliio que
ponei en juego, hasla su punlo exlieno, Ia disineliía enlie eI súldilo que ha
osado vioIai Ia Iey, y eI soleiano onnipolenle que ejeice su fueiza. Si Ia
iepaiación deI daño piivado, ocasionado poi eI deIilo, dele sei lien
piopoicionada, si Ia senlencia dele sei equilaliva, Ia ejecución de Ia pena no
se ieaIiza paia dai eI especlácuIo de Ia nesuia, sino eI deI desequiIiliio y deI
exceso, dele exislii, en esa Iiluigia de Ia pena, una afiinación enfálica deI
podei y de su supeiioiidad inliínseca. Y esla supeiioiidad no es sinpIenenle
Ia deI deiecho, sino Ia de Ia fueiza física deI soleiano cayendo solie eI cueipo
de su adveisaiio y doninándoIo: aI quelianlai Ia Iey, eI infiacloi ha alenlado
conlia Ia peisona nisna deI piíncipe, es eIIa ~o aI nenos aqueIIos en
quienes ha deIegado su fueiza~ Ia que se apodeia deI cueipo deI condenado
paia nosliaiIo naicado, vencido, iolo. La ceienonia puniliva es, pues, en
suna, "aleiioiizanle". Los juiislas deI sigIo XVIII, cuando conience su
poIenica con Ios iefoinadoies, daián de Ia ciueIdad física de Ias penas una
inleipielación iesliicliva y "nodeinisla": si son necesaiias Ias penas seveias
es poique eI ejenpIo dele insciiliise piofundanenle en eI coiazón de Ios
honlies. De hecho, sin enlaigo, Io que hasla enlonces halía nanlenido esla
piáclica de Ios supIicios, no eia una econonía deI ejenpIo, en eI senlido en
que haliía de enlendeise en Ia epoca de Ios ideóIogos (que Ia iepiesenlación
de Ia pena pievaIezca solie eI inleies deI ciinen), sino una poIílica deI leiioi:
hacei sensilIe a lodos, solie eI cueipo deI ciininaI, Ia piesencia desenfienada
deI soleiano. LI supIicio no ieslalIecía Ia juslicia, ieaclivala eI podei. Ln eI
sigIo (55) XVII, y lodavía a piincipios deI XVIII, no eia, pues, con lodo su
lealio de leiioi, eI iesiduo aún no loiiado de olia epoca. Su encainizanienlo,
su iesonancia, Ia vioIencia coipoiaI, un juego desequiIiliado de fueizas, un
ceienoniaI esneiado ~en suna, lodo eI apaialo de Ios supIicios se insciilía
en eI funcionanienlo poIílico de Ia penaIidad.
Ls posilIe conpiendei a pailii de ahí cieilas caiacleiíslicas de Ia Iiluigia de
Ios supIicios. Y anle lodo Ia inpoilancia de un iiluaI que halía de despIegai
su nagnificencia en púlIico. Nada delía quedai ocuIlo de esle liiunfo de Ia
Iey. Sus episodios eian liadicionaInenle Ios nisnos y, sin enlaigo, Ias
senlencias condenaloiias no dejalan de enuneiaiIos, que hasla laI punlo
eian inpoilanles en eI necanisno penaI: desfiIes, aIlos en Ios ciuces de caIIes,
delención a Ia pueila de Ias igIesias, Iecluia púlIica de Ia senlencia,
genufIexión, decIaiaciones en voz aIla de aiiepenlinienlo poi Ia ofensa hecha
a Dios y aI iey. Ocuiiía que Ias cuesliones de piecedencia y de eliquela Ias
decidía eI piopio liilunaI. "Los oficiaIes nonlaián a calaIIo en eI siguienle
oiden, a salei: a Ia caleza Ios dos saigenlos de poIicía, a conlinuación eI
48
pacienle, lias eI, iián junlos ßonfoil y Le Coiie a su izquieida, Ios cuaIes alii-
ián paso aI esciilano deI liilunaI que Ios seguiiá, de esle nodo iián a Ia
pIaza púlIica deI neicado nayoi, en cuyo Iugai seiá ejeculada Ia senlencia."
59
Ahoia lien, esle ceienoniaI esciupuIoso es, de una naneia nuy expIícila,
no sóIo judiciaI sino niIilai. La juslicia deI iey se nueslia cono una juslicia
ainada. LI aceio que casliga aI cuIpalIe es lanlien eI que desliuye a Ios
enenigos. Todo un apaialo niIilai iodea eI supIicio: jefes de Ia ionda,
aiqueios, exenlos, soIdados. Se liala desde Iuego de inpedii loda evasión o
aclo de vioIencia, se liala lanlien de pievenii, de paile deI puelIo, un
aiianque de sinpalía paia saIvai a Ios condenados, o un aiielalo de fuioi
paia daiIes nueile innedialanenle, peio se liala lanlien de iecoidai que en
lodo ciinen hay cono una sulIevación conlia Ia Iey y que eI ciininaI es un
enenigo deI piíncipe. Todas eslas iazones ~ya sean de piecaución en una
coyunluia deleininada, o de función en eI desaiioIIo de un iiluaI~ hacen de
Ia ejecución púlIica, nás que una olia de juslicia, una nanifeslación de
fueiza, o nás lien, es Ia juslicia cono fueiza física, naleiiaI y leiiilIe deI
soleiano Ia que en eIIa se despIiega. La ceienonia deI supIicio pone de
nanifieslo a Ia Iuz deI día Ia ieIación de fueizas que da su podei a Ia Iey.
(56) Cono iiluaI de Ia Iey ainada, en eI que eI piíncipe se nueslia a Ia vez, y
de naneia indisocialIe, lajo eI dolIe aspeclo de jefe de juslicia y de jefe de
gueiia, Ia ejecución púlIica liene dos caias: una de vicloiia, olia de Iucha. Ioi
una paile, cieiia soIennenenle una gueiia enlie eI ciininaI y eI soleiano,
cuyo desenIace eia ya conocido, dele nanifeslai eI podei desnesuiado deI
soleiano solie aqueIIos a quienes ha ieducido a Ia inpolencia. La disineliía,
eI iiieveisilIe desequiIiliio de fueizas, foinalan paile de Ias funciones deI
supIicio. Un cueipo anuIado y ieducido a poIvo y aiiojado aI vienlo, un
cueipo desliuido liozo a liozo poi eI infinilo deI podei soleiano, consliluye
eI Iínile no sóIo ideaI sino ieaI deI casligo. Lo piuela eI fanoso supIicio de Ia
MassoIa que se apIicala en Aviñón, peio que fue uno de Ios piineios que
exciló Ia indignación de Ios conlenpoiáneos, supIicio apaienlenenle paia-
dójico pueslo que se desaiioIIa casi poi conpIelo despues de Ia nueile, y
poique Ia juslicia no hace en eI olia cosa que despIegai solie un cadávei su
lealio nagnífico, eI eIogio iiluaI de su fueiza: eI condenado eslá alado a un
posle, con Ios ojos vendados, aIiededoi, solie eI cadaIso, unas picas con unos
ganchos de hieiio. "LI confesoi halIa aI pacienle aI oído, y despues que Ie ha
dado Ia lendición, eI veidugo, que lIande una naza de hieiio, cono Ias
enpIeadas en Ios naladeios, asesla un goIpe con loda su fueiza en Ia sien deI

59
3O Cilado en A. Coiie, Dccuncn|s pcur scrtir a |'nis|circ dc |a |cr|urc judiciairc cn 8rc|agnc,
1896, p. 7.

49
desdichado, que cae nueilo. AI nonenlo ncr|is cxac|cr, con un gian cuchiIIo,
Ie da un lajo en Ia gaiganla, con Io que queda lañado en sangie, cosa que
consliluye un especlácuIo hoiiilIe de vei. Le ionpe Ios lendones hacia Ios
dos laIones, y a conlinuación Ie alie eI vienlie deI cuaI saca eI coiazón, eI
hígado, eI lazo y Ios puInones, que va coIgando de un gancho de hieiio y
coila a liozos eI cueipo, coIgándoIos de Ios denás ganchos a nedida que Ios
coila, cono se hace con Ios de una ies. ConlenpIa eslo eI que es capaz de
conlenpIai cosas senejanles."
6O
Ln Ia foina expIícilanenle evocada de Ia
cainiceiía, Ia desliucción infinilesinaI deI cueipo se inlegia aquí en eI
especlácuIo: cada liozo queda expueslo cono paia Ia venla.
LI supIicio se IIeva a calo con lodo un ceienoniaI de liiunfo, peio incIuye
lanlien, cono núcIeo dianálico de su desaiioIIo nonólono, una escena de
afionlanienlo: es Ia acción innediala y diiecla deI veidugo solie eI cueipo
deI "pacienle"'. Acción iegIanenlada, indudalIenenle, ya que Ia coslunlie,
y a nenudo, de naneia expIícila, Ia senlencia, piesciilen sus piincipaIes
episodios (57). Y que, con lodo, ha conseivado aIgo de Ia lalaIIa. LI veidugo
no es sinpIenenle aqueI que apIica Ia Iey, sino eI que despIiega Ia fueiza, es
eI agenle de una vioIencia que se apIica, paia doninaiIa, a Ia vioIencia deI
ciinen. De ese ciinen, eI veidugo es naleiiaInenle, físicanenle, eI
adveisaiio. Adveisaiio a veces conpasivo y a veces encainizado.
Danhoudòie se quejala, con nuchos de sus conlenpoiáneos, de que Ios
veidugos ejeicían "lodas Ias ciueIdades con Ios pacienles naIhechoies,
aiiasliándoIos, goIpeándoIos y nalándoIos cono si luvieian un aninaI enlie
sus nanos".
61
Y duianle nucho lienpo no se peideiá esa coslunlie.
62
Ln Ia
ceienonia deI supIicio hay adenás aIgo deI ielo y de Ia jusla. Si eI veidugo
liiunfa, si consigue despiendei de un goIpe Ia caleza que Ie han pedido que
coile, "se Ia nueslia aI puelIo, Ia deja en eI sueIo y saIuda despues aI púlIico,
que Ie dedica un apIauso con fueile lalii de paInas".
63
Ioi eI conliaiio, si
fiacasa, si no Iogia nalai cono es delido, se hace neiecedoi de un casligo.
TaI eI caso deI veidugo de Daniens, eI cuaI, poi no halei salido descuailizai
a su pacienle según Ias iegIas, liene que coilaiIo con cuchiIIo, se confiscan, en
piovecho de Ios polies, Ios calaIIos deI supIicio que se Ie pionelieian. Años

60
31 A. Bruncau, Observations et maximes sur les matières criminelles, 1715, p. 259.
61
32 J. de Damhoudère, Pratique judiciaire ès causes civiles, 1572, p. 219.
62
33 I.a Gazette des tribunaux, 6 de julio de 1837, refiere, según el Journal de Gloucester, la
conducta "atroz y repugnante" de un verdugo que tras de haber ahorcado a un condenado "tomó el
cadáver por los hombros, le hizo dar una vuelta sobre sí mismo con violencia y lo golpeó
repetidamente, diciendo: 'Viejo bribón, ¿estas ya bastante muerto?' Después, volviéndose a la
multitud, soltó en tono chocarrero las expresiones más indecentes".
63
34 Escena referida por T. S. Gueulette, de la ejecución del exento Mon-tigny en 1737. Cf. R.
Anchel, Crimes et châtiments au XVIIIe siècle, 1933, pp. 62-69.
50
despues, eI veidugo de Aviñón halía hecho sufiii denasiado a Ios lies
landidos, con lodo y que eian lenilIes, a Ios que lenía que ahoicai, Ios
especladoies se enojan, Io denuncian, y paia casligaiIo y lanlien paia
susliaeiIo a Ia vindicla popuIai, se Ie encaiceIa.
64
Deliás de esle casligo deI
veidugo loipe, se peifiIa una liadición nuy pióxina lodavía, Ia cuaI queiía
que eI condenado fuese peidonado si Ia ejecución fiacasala. Lia una
coslunlie cIaianenle eslalIecida en aIgunas conaicas.
65
LI puelIo espeiala
a nenudo que se apIicaia, y ocuiiía a veces que piolegía a un condenado que
acalala de escapai así de Ia nueile. Iaia hacei desapaiecei esla coslunlie y
esla espeianza, fue pieciso invocai eI adagio "eI cadaIso no pieide su piesa",
hulo que lenei Ia piecaución de inlioducii en Ias senlencias capilaIes
consignas (58) signas expIícilas: "coIgado y eslianguIado hasla que
solievenga Ia nueile", "hasla Ia exlinción de Ia vida". Y juiislas cono
SeipiIIon o ßIackslone insislen en pIeno sigIo XVIII en eI hecho de que eI
fiacaso deI veidugo no dele significai paia eI condenado Ia saIvación de Ia
vida.
66
Halía en eslo aIgo de Ia piuela y deI juicio de Dios que eia lodavía
descifialIe en Ia ceienonia de Ia ejecución. Ln su afionlanienlo con eI
condenado, eI veidugo eia en cieilo nodo cono eI canpeón deI iey.
Canpeón sin enlaigo inconfesalIe y no ieconocido: según Ia liadición,
paiece sei, cuando se halían seIIado Ias ciedenciaIes deI veidugo, no se
ponían solie Ia nesa sino que se aiiojalan aI sueIo. Conocidos son lodos Ios
inleidiclos que iodealan aqueI "oficio nuy necesaiio" y, sin enlaigo, "conlia
naluia".
67
Ioi nás que, en cieilo senlido, fueia Ia espada juslicieia deI iey, eI
veidugo conpailía con su adveisaiio su infania. LI podei soleiano que Ie
oidenala nalai y que poi nedio de eI nalala, no eslala piesenle en eI
veidugo, esle podei no se idenlificala con su encainizanienlo. Y
piecisanenle janás apaiecía laI podei con nás espIendoi que cuando
inleiiunpía eI geslo deI veidugo poi un nensaje de induIlo. LI poco lienpo
que sepaiala geneiaInenle Ia senlencia de Ia ejecución (a nenudo unas
hoias) hacía que Ia ienisión inleivinieia geneiaInenle en eI úIlino nonenlo.
Ieio, sin duda, Ia Ienlilud deI desaiioIIo de Ia ceienonia eslala caIcuIada

64
35 Cf. L. Duhamel, Les exécutions capitales à Avignon, 1890, p. 25.
65
36 En Borgoña, por ejemplo, cf. Chassanée, Consuetudo Burgundi, fol. 55.
66
37 I. SeipiIIon, Ccdc crininc|, 1767, l. III, p. 11OO. ßIackslone: "Ls cosa cIaia que si un
ciininaI condenado a sei ahoicado hasla que solievenga Ia nueile se Iilia de eIIa poi Ia
loipeza deI veidugo y escapa a olias nanos, eI sncriff eslá olIigado a iepelii Ia ejecución,
poique Ia senlencia no ha sido cunpIida, y poique si nos dejáianos ganai poi esla faIsa
conpasión, se aliiiía Ia pueila a infinidad de coIusiones" (Ccnncn|airc sur |c Ccdc crininc|
d'Ang|c|crrc, liad, fiancesa, 1776, p. 2O1).

67
38 Ch. Loyseau, Cinq livres du droit des offices, ed. de 1613, pp. 80-81.
51
paia dai Iugai a laI evenluaIidad.
68
Los condenados espeian Ia ienisión y,
paia aIaigai eI lienpo, lodavía pielenden, aI pie deI cadaIso, lenei
ieveIaciones que hacei. Cuando eI puelIo Ia deseala, Ia pedía a giilos, lialala
de ieliasai eI úIlino nonenlo, acechala aI nensajeio que IIevala Ia caila con
eI seIIo de ceia veide y, de sei necesaiio, hacía cieei que eslala aI IIegai (eslo
es Io que ocuiiió en eI nonenlo de Ia ejecución de Ios condenados poi eI
nolín de Ios secueslios de niños, eI 3 de agoslo (59) de 175O). LI soleiano eslá
piesenle en Ia ejecución no sóIo cono eI podei que venga Ia Iey, sino cono eI
que puede suspendei Ia Iey y Ia venganza. SóIo eI dele sei dueño de Iavai Ias
ofensas que sc Ie han hecho, si lien es cieilo que ha deIegado en Ios liilunaIes
eI cuidado de ejeicei su podei de juslicieio, no Io ha enajenado, Io conseiva
ínlegianenle paia Ievanlai Ia pena lanlo cono paia dejai que caiga solie eI
deIincuenle.
Hay que concelii eI supIicio, laI cono eslá iiluaIizado aún en eI sigIo XVIII,
cono un opeiadoi poIílico. Se insciile Iógicanenle en un sislena punilivo,
en eI que eI soleiano, de naneia diiecla o indiiecla, pide, decide y hace
ejeculai Ios casligos, en Ia nedida en que es eI quien, a liaves de Ia Iey, ha
sido aIcanzado poi eI ciinen. Ln loda infiacción, hay un crincn najcs|a|is, y
en eI nenoi de Ios ciininaIes un pequeño iegicida en polencia. Y eI iegicida,
a su vez, no es ni nás ni nenos que eI ciininaI lolaI y alsoIulo, ya que en
Iugai de alacai, cono cuaIquiei deIincuenle, una decisión o una voIunlad
pailicuIai deI podei soleiano, alaca su piincipio en Ia peisona física deI
piíncipe. LI casligo ideaI deI iegicida seiía, pues, Ia suna de lodos Ios
supIicios posilIes. Seiía Ia venganza infinila: Ias Ieyes fiancesas en lodo caso
no pieveían pena fija paia esla especie de nonsliuosidad. Iue pieciso
invenlai Ia de RavaiIIac conlinando unas con olias Ias nás ciueIes que se ha-
lían piaclicado en Iiancia. Quisieionse inaginai nás alioces lodavía paia
Daniens. Hulo pioyeclos, peio se Ias juzgó nenos peifeclas. Repilióse poi Io
lanlo Ia escena de RavaiIIac. Y hay que ieconocei que hulo nodeiación, si se
piensa cóno en 1584 fue alandonado eI asesino de CuiIIeino de Oiange a Io
infinilo de Ia venganza. "LI piinei día, fue conducido a Ia pIaza, donde
enconlió un caIdeio de agua hiiviendo, en Ia que fue inlioducido eI liazo con
que halía aseslado eI goIpe. AI día siguienle, Ie fue coilado esle liazo, eI
cuaI, cono cayeia a sus pies en eI aclo, Io enpujó con eI pie, haciendoIo caei

68
39 Cf. S. I. Haidy, 3O de eneio de 1769, p. 125 deI voI. inpieso, 14 de dicienlie de 1779,
iv, p. 229, R. AncheI, Crincs c| cna|incn|s au XV|||c sicc|c, pp. 162-163, iefieie Ia hisloiia de
Anloine ßouIIeleix que eslá ya aI pie deI cadaIso cuando IIega un jinele con eI fanoso
peiganino. Ciilan lodos "viva eI Rey", se IIeva a ßouIIeleix a Ia laleina, y nienlias lanlo eI
esciilano pasa eI sonlieio haciendo una coIecla.

52
junlo aI palíluIo, aI leicei día, fue alenaceado poi deIanle en Ias leliIIas y en
Ia paile deIanleia deI liazo,' aI cuailo fue iguaInenle alenaceado poi deliás
en Ios liazos y en Ias naIgas, y así conseculivanenle, esle honlie fue
nailiiizado poi espacio de dieciocho días." LI úIlino día, fue eniodado y
finaInenle "fajado". AI calo de seis hoias, conlinuala pidiendo agua lodavía,
peio no se Ia dieion. "IinaInenle se Ie pidió aI Iugailenienle de Io ciininaI
que Io hicieia ienalai y eslianguIai, con eI fin de que su aIna no se
desespeiaia, y se peidieia."
69

(6O) No hay duda de que, poi encina de loda esla oiganización, Ia exislencia
de Ios supIicios iespondía a olia cosa nuy dislinla. Rusche y Kiichheinei
lienen iazón de vei en eIIa eI efeclo de un ieginen de pioducción en eI que
Ias fueizas de lialajo, y poi ende eI cueipo hunano, no lienen Ia uliIidad ni
eI vaIoi coneiciaI que haliía de seiIes confeiido en una econonía de lipo
indusliiaI. Ls cieilo lanlien que eI "nenospiecio" deI cueipo se iefieie a una
aclilud geneiaI iespeclo de Ia nueile, y en esla aclilud se podiía descifiai
lanlo Ios vaIoies piopios deI ciislianisno cono una siluación denogiáfica y
en cieilo nodo lioIógica: Ios esliagos de Ia enfeinedad y deI hanlie, Ias
noilandades peiiódicas de Ias epidenias, Ia foinidalIe noilaIidad de Ios
niños, Io piecaiio de Ios equiIiliios lioeconónicos, lodo eslo hacía que Ia
nueile fueia faniIiai y suscilala en loino suyo hechos iiluaIes paia
inlegiaiIa, haceiIa aceplalIe y dai un senlido a su peinanenle agiesión. Seiía
pieciso lanlien paia anaIizai esla peiduialiIidad de Ios supIicios ieniliise a
hechos de coyunluia. No se dele oIvidai que Ia Oidenanza de 167O que iigió
Ia juslicia ciininaI hasla Ia víspeia de Ia RevoIución, halía aunenlado aún en
cieilos punlos eI iigoi de Ios viejos ediclos, Iussoil, que, enlie Ios conisaiios
encaigados de piepaiai Ios lexlos, iepiesenlala Ios designios deI iey, Io halía
inpueslo así, en conlia de cieilos nagisliados cono Lanoignon. La
nuIlipIicidad de Ios Ievanlanienlos a nediados lodavía de Ia edad cIásica, eI
ceicano fiagoi de Ias gueiias civiIes, Ia voIunlad deI iey de hacei que
pievaIecieia su podei solie eI de Ios paiIanenlos, expIican en una luena
paile Ia peisislencia de un ieginen penaI "duio". Tenenos aquí, paia
juslificai un sislena de penas supIicianles, iazones geneiaIes y en cieilo
nodo exleinas, expIican Ia posiliIidad y Ia conlinuada peisislencia de Ias
penas físicas, Ia endelIez y eI caiáclei laslanle aisIado de Ias pioleslas que se
Ies oponen. Ieio solie esle fondo halía que hacei que apaiecieia Ia función
piecisa. Si eI supIicio se haIIa lan fueilenenle inciuslado en Ia piáclica
juiídica se dele a que es ieveIadoi de Ia veidad y ieaIizadoi deI podei.

69
4O ßianl„ne, Mcncircs, |a tic dcs ncnncs i||us|rcs ed de 1722, l H, pp. 191-192.

53
Caianliza Ia ailicuIación de Io esciilo solie Io oiaI, de Io secielo solie Io
púlIico, deI piocedinienlo de invesligación solie Ia opeiación de Ia
confesión, peinile que se iepioduzca eI ciinen y Io vueIve solie eI cueipo
visilIe deI ciininaI, es pieciso que eI ciinen, en su nisno hoiioi, se
nanifiesle y se anuIe. Hace lanlien deI cueipo deI condenado eI Iugai de
apIicación de Ia vindicla soleiana, eI punlo de encuenlio paia una
nanifeslación deI podei, Ia ocasión de afiinai Ia disineliía de Ias fueizas.
Más adeIanle veienos que Ia ieIación veidad-podei se nanliene en eI
coiazón de lodos Ios necanisnos punilivos, y que vueIve a enconliaise (61)
en Ias piáclicas conlenpoiáneas de Ia penaIidad, peio lajo olia foina, y con
efeclos nuy dislinlos. Las Luces no laidaián en desaciedilai Ios supIicios,
iepiochándoIes su "aliocidad". Teinino poi eI cuaI eian a nenudo
caiacleiizados, peio sin inlención ciílica, poi Ios piopios juiislas. Quizá Ia
noción de "aliocidad" es una de Ias que ayudan nás a conpiendei Ia
econonía deI supIicio en Ia anligua piáclica penaI. La aliocidad es anle lodo
una caiacleiíslica piopia de aIgunos de Ios giandes ciínenes: se iefieie aI
núneio de Ieyes naluiaIes o posilivas, divinas o hunanas que alacan, a Ia
nanifeslación escandaIosa o poi eI conliaiio a Ia aslucia seciela con que han
sido conelidos, a Ia calegoiía y aI eslalulo de Ios que son sus auloies y sus
víclinas, eI desoiden que suponen o que acaiiean, eI hoiioi que suscilan.
Ahoia lien, eI casligo, en Ia nedida en que dele hacei que se nanifiesle a Ios
ojos de cada cuaI eI ciinen en loda su seveiidad, dele asunii esla nisna
aliocidad, dele sacaiIa a Ia Iuz poi nedio de Ias confesiones, de Ios discuisos,
de Ios caileIes que Ia hacen púlIica, dele iepioduciiIa en Ias ceienonias que
Ia apIican aI cueipo deI cuIpalIe lajo Ia foina de Ia huniIIación y deI
sufiinienlo. La aliocidad es esa paile deI ciinen que eI casligo vueIve
supIicio paia hacei que se nanifiesle a Ia Iuz deI día: figuia inheienle aI
necanisno que pioduce, en eI coiazón deI piopio casligo, Ia veidad visilIe
deI ciinen. LI supIicio foina paile deI piocedinienlo que eslalIece Ia
ieaIidad de Io que se casliga. Ieio hay nás: Ia aliocidad de un ciinen es
lanlien Ia vioIencia deI ielo Ianzado aI soleiano, es Io que va a piovocai de
su paile una iepIica que desenpeña Ia función de soliepujai esla aliocidad,
de doninaiIa, de liiunfai de eIIa poi un exceso que Ia anuIa. La aliocidad
piopia deI supIicio desenpeña, pues, un dolIe papeI: piincipio de Ia
conunicación deI ciinen con Ia pena, es, de olia paile, Ia exaspeiación deI
casligo con ieIación aI ciinen. Aseguia aI nisno lienpo Ia nanifeslación de
Ia veidad y Ia deI podei, es eI iiluaI de Ia invesligación que leinina y Ia
ceienonia poi Ia que liiunfa eI soleiano. Une a Ios dos en eI cueipo deI
supIiciado. La piáclica puniliva deI sigIo XIX lialaiá de ponei Ia nayoi
dislancia posilIe enlie Ia lúsqueda "seiena" de Ia veidad y Ia vioIencia que
54
no se puede loiiai poi conpIelo deI casligo. Tialaiá lanlien de naicai Ia
heleiogeneidad que sepaia eI ciinen que hay que sancionai y eI casligo
inpueslo poi eI podei púlIico. Lnlie Ia veidad y eI casligo, no deleiá halei
ya sino una ieIación de consecuencia Iegílina. Que eI podei que casliga no se
nanche ya poi un ciinen nayoi que aqueI que ha queiido casligai. Que se
nanlenga inocenle de Ia pena que infIige. "Apiesuienonos a piosciilii
supIicios senejanles. No eian dignos sino de (62) Ios nonsliuos coionados
que goleinaion a Ios ionanos."
7O
Ieio, según Ia piáclica penaI de Ia epoca
piecedenle, Ia pioxinidad, en eI supIicio, deI soleiano y deI ciinen, Ia
nezcIa que se pioduce enlie Ia "denosliación" y eI casligo, no se delían a
una confusión láilaia, Io que en eIIo se jugala eia eI necanisno de Ia
aliocidad y sus encadenanienlos necesaiios. La aliocidad de Ia expiación
oiganizala Ia ieducción iiluaI de Ia infania poi Ia onnipolencia. LI hecho de
que Ia faIla y eI casligo se conuniquen enlie sí y se unan en Ia foina de Ia
aliocidad, no eia Ia consecuencia de una Iey deI laIión oscuianenle adnilida.
Lia eI efeclo, en Ios iilos punilivos, de deleininada necánica deI podei: de
un podei que no sóIo no disinuIa que se ejeice diieclanenle solie Ios
cueipos, sino que se exaIla y se iefueiza con sus nanifeslaciones físicas, de
un podei que se afiina cono podei ainado, y cuyas funciones de oiden, en
lodo caso, no eslán enleianenle sepaiadas de Ias funciones de gueiia, de un
podei que se vaIe de Ias iegIas y Ias olIigaciones cono de víncuIos
peisonaIes cuya iupluia consliluye una ofensa y pide una venganza, de un
podei paia eI cuaI Ia desolediencia es un aclo de hosliIidad, un conienzo de
sulIevación, que no es en su piincipio nuy difeienle de Ia gueiia civiI, de un
podei que no liene que denosliai poi que apIica sus Ieyes, sino quienes son
sus enenigos y que desencadenanienlo de fueiza Ios anenaza, de un podei
que, a faIla de una vigiIancia ininleiiunpida, lusca Ia ienovación de su
efeclo en Ia iesonancia de sus nanifeslaciones singuIaies, de un podei que
colia nuevo vigoi aI hacei que se nanifiesle iiluaInenle su ieaIidad de
soliepodei.
Ahoia lien, enlie lodas Ias iazones poi Ias cuaIes se susliluiián unas penas
que no senlían veigüenza de sei "alioces" poi unos casligos que
ieivindicaiían eI honoi de sei "hunanos", hay una que es pieciso anaIizai
innedialanenle, en Ia nedida en que es inleina aI supIicio nisno: eIenenlo
a Ia vez de su funcionanienlo y piincipio de su peipeluo desoiden.
Ln Ias ceienonias deI supIicio, eI peisonaje piincipaI es eI puelIo, cuya
piesencia ieaI e innediala eslá iequeiida poi su ieaIización. Un supIicio que

70
41 C. L. Iasloiel, a piopósilo de Ia pena de Ios iegicidas, Dcs |cis pcna|cs, 179O, II, p. 61.

55
huliese sido conocido, peio cuyo desaiioIIo se nanluvieia en secielo, no
haliía lenido senlido. LI ejenpIo se luscala no sóIo suscilando Ia conciencia
de que Ia nenoi infiacción coiiía eI peIigio de sei casligada, sino piovocando
un efeclo de leiioi poi eI especlácuIo deI podei cayendo solie eI cuIpalIe:
(63) "Ln naleiia ciininaI, eI punlo nás difíciI es Ia inposición de Ia pena: es
eI oljelo y eI leinino deI piocedinienlo, y eI único fiulo, poi eI ejenpIo y eI
leiioi, cuando eslá lien apIicada aI cuIpalIe."
71
Ieio en esla escena de leiioi,
eI papeI deI puelIo es anliguo. Se Ie IIana cono especladoi, se Ie convoca
paia que asisla a Ias exposiciones, a Ias ieliaclaciones púlIicas, Ias picolas, Ias
hoicas y Ios palíluIos se eIevan en Ias pIazas púlIicas y aI loide de Ios ca-
ninos, se deposila en ocasiones duianle vaiios días Ios cadáveies de Ios
supIiciados lien en evidencia ceica de Ios Iugaies de sus ciínenes. Ls pieciso
no sóIo que Ia genle sepa, sino que vea poi sus piopios ojos. Ioique es
pieciso que se alenoiice, peio lanlien poique eI puelIo dele sei eI lesligo,
cono eI fiadoi deI casligo, y poique dele hasla cieilo punlo lonai paile en
eI. Sei lesligo es un deiecho que eI puelIo ieivindica, un supIicio ocuIlo es un
supIicio de piiviIegiado, y con fiecuencia se sospecha que no se ieaIiza con
loda su seveiidad. Se piolesla cuando en eI úIlino nonenlo Ia víclina es
huilada a Ias niiadas. LI cajeio geneiaI de poslas halía sido expueslo a Ia
veigüenza poi halei dado nueile a su nujei, susliaído despues a Ia
nuIlilud, "se Ie hace sulii a un caiiuaje de aIquiIei, de no halei ido lien
escoIlado, es de cieei que hulieia sido difíciI IiliaiIo de Ios naIos lialos deI
popuIacho que cIanala juslicia conlia eI".
72
Cuando se ahoicó a Ia nujei
Lesconlal, se luvo eI cuidado de lapaiIe eI ioslio con una "especie de
pañoIela", IIeva "un pañueIo solie eI cueIIo y Ia caleza, Io que hace
nuinuiai aI púlIico y decii que no es Ia Lesconlal".
73


LI puelIo ieivindica
su deiecho a conpiolai Ios supIicios, y Ia peisona a quien se apIican.
74
Tiene
deiecho lanlien a lonai paile en eIIos. LI condenado, paseado duianle Iaigo
lienpo, expueslo a Ia veigüenza, huniIIado, iecoidado vaiias veces su
ciinen, es ofiecido a Ios insuIlos, y a veces a Ios asaIlos de Ios especladoies.
Ln Ia venganza deI soleiano se invila aI puelIo a desIizai Ia suya. No poique
sea su fundanenlo y poique eI iey lenga que liaducii a su naneia Ia vindicla
deI puelIo, sino nás lien poique eI puelIo dele apoilai su concuiso aI iey
cuando esle inlenla "vengaise de sus enenigos", incIuso y solie lodo cuando

71
42 A. Bruneau, Observations et maximes SUT les affaires criminelles, 1715. Prefacio no foliado de
la primera parte.
72
43 S. P. Hardy, Mes loisirs, I. vol. impreso, p. 328.
73
44 T. S. Gueulette, citado por R. Anchel, Crimes et châtiments au KVIIIe tiède, pp. 70-71.
74
45 La primera vez que se utilizó la guillotina, la Chronique de Paris refiere que el pueblo se
quejaba de que no veía nada y cantaba: "¡Devolvednos nuestros patíbulos!" (Cf. J. Laurence, A
history of capital punishment, 1932, páginas 71 ss.).
56
esos enenigos se haIIan (64) en nedio deI puelIo. Hay un poco cono una
"seividunlie de palíluIo" que eI puelIo dele a Ia venganza deI iey.
"Seividunlie" que halía sido pievisla poi Ias viejas oidenanzas, eI Ldiclo de
1347 solie Ios lIasfenos pieveía que fuesen expueslos en Ia picola "desde Ia
hoia de piina, hasla Ia de nueile.
75
Y se Ies podiá aiiojai a Ios ojos Iodo y
olias innundicias, peio no piedias ni olia cosa que hieia... A Ia segunda vez,
en caso de ieincidencia, queienos que se Ie IIeve a Ia picola un día de
neicado soIenne, y que se Ie paila eI Ialio supeiioi, y que Ios dienles queden
aI desculieilo". Sin duda, en Ia epoca cIásica, esla foina de pailicipación en
eI supIicio no es ya nás que una loIeiancia, que se liala de Iinilai, a causa de
Ias lailaiies que suscila y de Ia usuipación que conele deI podei de casligai.
Ieio coiiespondía nuy de ceica a Ia econonía geneiaI de Ios supIicios paia
que se iepiinieia poi conpIelo. Se piesencian lodavía en eI sigIo XVIII
escenas cono Ia que aconpañó aI supIicio de Monligny, nienlias eI veidugo
ejeculala aI condenado, Ias pescadeias deI neicado pasealan un naniquí
cuya caleza coilaion despues.
76
Y no pocas veces fue pieciso "piolegei"
conlia Ia nuIlilud a Ios ciininaIes a quienes se hacía desfiIai Ienlanenle poi
en nedio de aqueIIa, a líluIo a Ia pai de ejenpIo y de lIanco, de anenaza
evenluaI y de piesa pionelida a Ia vez que vedada. LI soleiano IIanala a Ia
nuIlilud a Ia nanifeslación de su podei y loIeiala poi un inslanle sus
vioIencias, que hacía pasai poi nueslias de júliIo peio a Ias cuaIes oponía en
seguida Ios Iíniles de sus piopios piiviIegios.
Ahoia lien, en esle punlo es en eI que eI puelIo aliaído a un especlácuIo
dispueslo paia aleiioiizaiIo puede piecipilai su iechazo deI podei punilivo,
y a veces su ieleIión. Inpedii una ejecución que se eslina injusla, aiiancai a
un condenado de nanos deI veidugo, ollenei poi Ia fueiza su peidón,
peiseguii evenluaInenle y asaIlai a Ios ejeculoies de Ia juslicia, naIdecii en
lodo caso a Ios jueces y aIloiolai conlia Ia senlencia, lodo eslo foina paile de
Ias piáclicas popuIaies que invaden, aliaviesan y liasloinan a nenudo eI
iiluaI de Ios supIicios. La cosa, naluiaInenle, es fiecuenle cuando Ias
senlencias sancionan nolines o ievueIlas: así ocuiiió despues deI caso de Ios
iaplos de niños. La nuIlilud lialala de inpedii Ia ejecución de lies supueslos
piovocadoies de nolín, a quienes se hizo ahoicai en eI cenenleiio Sainl-}ean,
"a causa de que aIIí hay nenos saIidas y pasos que guaidai".
77
LI veidugo (65)

75
* Hora de muerte, es decir la de nona (a la puesta del sol), aquella en que según los Sinópticos,
murió Jesús. [T.]
76
46 T. S. CueuIelle, cilado poi R. AncheI, p. 63. La escena ocuiie en 1787.

77
47 Maiquis d'Aigenson, ]curna| c| ncncircs, V|, p. 241. Cf. eI ]curna| de ßailiei, l. iv, p.
455. Uno de Ios piineios episodios de esle caso es, poi Io denás, nuy caiacleiíslico de Ia
57
anedienlado soIló a uno de Ios condenados, Ios aiqueios dispaiaion. Así
ocuiiió despues deI nolín de Ios liigos en 1775, y lanlien en 1786, cuando
Ios caigadoies, lias de halei naichado solie Vei-saIIes, inlenlaion Iileiai a
sus conpañeios que halían sido delenidos. Ieio apaile de eslos casos, en que
eI pioceso de agilación ha sido iniciado anleiioinenle y poi iazones que no
lienen nada que vei con una nedida de juslicia penaI, se encuenlian nuchos
ejenpIos en Ios que Ia agilación ha sido piovocada diieclanenle poi un
veiediclo y una ejecución. Iequeñas peio innuneialIes "enociones deI
palíluIo".
Ln sus foinas nás eIenenlaIes, eslos ievueIos conienzan con Ias incilaciones
y a veces Ias acIanaciones que aconpañan aI condenado hasla Ia ejecución.
Duianle lodo su Iaigo paseo va soslenido poi "Ia conpasión de Ios que lienen
eI coiazón lieino, y Ios apIausos, Ia adniiación y Ia envidia de Ios liavíos y
enpedeinidos".
78
Si Ia nuIlilud se agoIpa en loino deI palíluIo, no es
únicanenle paia asislii a Ios sufiinienlos deI condenado o azuzai eI fuioi deI
veidugo: es lanlien paia oíi cóno aqueI que no liene ya nada que peidei
naIdice a Ios jueces, Ias Ieyes, eI podei y Ia ieIigión. LI supIicio peinile aI
condenado eslas saluinaIes de un inslanle, cuando ya nada eslá piohilido ni
es punilIe. AI aliigo de Ia nueile que va a IIegai, eI ciininaI puede deciiIo
lodo y Ios asislenles acIanaiIo. "Si exislieian unos anaIes en Ios que se consig-
naia esciupuIosanenle Ias úIlinas paIalias de Ios ajusliciados y se luvieia eI
vaIoi de IeeiIas, si se inleiiogaia lan sóIo aI viI popuIacho que una cuiiosidad
ciueI ieúne en loino de Ios palíluIos, iespondeiía que no hay cuIpalIe alado
a Ia iueda que no nueia (66) acusando aI cieIo de Ia niseiia que Io ha
conducido aI ciinen, iepiochando a sus jueces su lailaiie, naIdiciendo eI

agilación popuIai en eI sigIo XVIII en loino de Ia juslicia penaI. LI lenienle geneiaI de
poIicía, ßeiiyei, halIa hecho iaplai a Ios "niños peiveilidos y vagalundos", Ios exenlos no
consenlían en devoIveiseIos a sus padies "sino poi dineio", se nuinuia que de Io que se
liala es de pioveei a Ios pIaceies deI iey. Haliendo desculieilo Ia nuIlilud a un deIaloi, Ie
da nueile "con una inhunanidad IIevada aI úIlino exceso", y Io aiiaslia lias de su
nueile, con Ia cueida aI cueIIo, hasla Ia pueila de M. ßeiiyei. Ahoia lien, eI laI deIaloi eia
un Iadión que huliese delido sei eniodado con su cónpIice Raffial, de no halei aceplado
eI papeI de confidenle, su conocinienlo de Ios hiIos de loda Ia inliiga halía hecho que
fuese apieciado poi Ia poIicía, y eia "nuy eslinado" en su nuevo oficio. Tenenos aqui un
ejenpIo nuy iecaigado: un nolín, piovocado poi un nedio de iepiesión ieIalivanenle
nuevo, y que no es Ia juslicia penaI, sino Ia poIicía, un caso de esa coIaloiación lecnica
enlie deIincuenles y poIicías que se vueIve sislenálica a pailii deI sigIo XVIII, un nolín en
eI que eI puelIo lona a su caigo ajusliciai a un condenado que se ha susliaído
indelidanenle aI palíluIo.

78
48 H. Fielding, An inquiry, en The causes of the late increase of robbers, 1751, p. 61.
58
ninisleiio de Ios aIlaies que Ios aconpaña y lIasfenando conlia eI Dios cuyo
óigano es."
79
Hay en esas ejecuciones, que no deleiían nosliai olia cosa que
eI podei aleiioiizanle deI piíncipe, lodo un aspeclo cainavaIesco en eI que Ios
papeIes eslán canliados, Ias polencias escainecidas y Ios ciininaIes
liasfoinados en heioes. La infania se invieile, su vaIenlía, cono sus IIanlos o
sus giilos, no hacen sonlia nás que a Ia Iey. IieIding Io nola con pesai:
"Cuando se ve lenlIai a un condenado, no se piensa en Ia veigüenza. Y
lodavía nenos si es aiioganle."
8O
Iaia eI puelIo que eslá aIIí y conlenpIa,
exisle sienpie aun en Ia nás exlienada venganza deI soleiano, pielexlo
paia un desquile.
Con nás nolivo si Ia senlencia se consideia injusla. Y si se ve ajusliciai a un
honlie deI puelIo poi un ciinen que a cuaIquieia de nejoi cuna o nás iico
Ie huliese vaIido una pena ieIalivanenle Iigeia. Según paiece, cieilas
piáclicas de Ia juslicia penaI no eian ya loIeiadas en eI sigIo XVIII ~y desde
nás lienpo aliás quizá~ poi Ias capas piofundas de Ia polIación. Lo cuaI
dala fáciInenle Iugai cuando nenos a conienzos de agilación. Iueslo que
Ios nás polies ~y eslo es un nagisliado quien Io olseiva~ no lienen Ia
posiliIidad de acudii a Ia juslicia y haceise escuchai poi eIIa,
81
aIIí donde se
nanifiesla esla púlIicanenle, aIIí donde son IIanados a líluIo de lesligos y
casi de coadjuloies de dicha juslicia, es donde pueden inleivenii, y
físicanenle: enliai a viva fueiza en eI necanisno punilivo y iedisliiluii sus
efeclos, pioseguii en olio senlido Ia vioIencia de Ios iiluaIes punilivos.
Agilación conlia Ia difeiencia de Ias penas según Ias cIases sociaIes: en 1781,
eI páiioco de Chanpie halía sido nueilo poi eI señoi deI Iugai, a quien se
lialala de hacei pasai poi Ioco. "Los canpesinos enfuiecidos, poique eian en
exlieno adiclos a su pasloi, paiecían aI piincipio dispueslos a Ios nayoies
excesos conlia su señoi y piepaiados paia incendiai su casliIIo... Todo eI
nundo pioleslala con iazón conlia Ia induIgencia deI ninisleiio que
aiielalala a Ia juslicia Ios nedios de casligai un ciinen lan espanloso."
82

Agilación lanlien conlia Ias penas denasiado giaves apIicadas a deIilos
fiecuenles y consideiados cono de poca nonla (eI iolo con fiacluia), o
conlia casligos paia cieilas infiacciones vincuIadas a condiciones sociaIes,
cono (67) eI iolo doneslico. La pena de nueile poi esle deIilo suscilala
nucho desconlenlo, poique Ios ciiados eian nuneiosos, poique Ies eia difíciI
en laI naleiia piolai su inocencia, poique podían sei fáciInenle víclinas de

79
49 A. ßouchei d'Aigis, Ooscrta|icns sur |cs |cis crininc||cs, 1781, pp. 128-129. ßouchei
d'Aigis eia consejeio deI Ch€leIel.
80
50 H. Fielding, loc. cit., p. 41.
81
51 C. Dupaly, Mcncirc pcur |rcis ncnncs ccndanncs a |a rcuc, 1786, p. 247.
82
52 S. P. Hardy, Mes loisirs, 14 de enero de 1781, t. IV, p. 394.
59
Ia naIevoIencia de sus palionos y poique Ia induIgencia de aIgunos anos,
que ceiialan Ios ojos, hacía nás inicua Ia sueile de Ios siivienles, acusados,
condenados y ahoicados. La ejecución de eslos ciiados dala Iugai con
fiecuencia a pioleslas.
83
Hulo un pequeño Ievanlanienlo en Iaiís en 1761 a
causa de una siivienla que halía iolado una pieza de leIa a su ano. A pesai
de haleiIa iesliluido, a pesai de Ias súpIicas, eI ano no halía queiido ieliiai
su denuncia. LI día de Ia ejecución, Ia genle deI laiiio inpide que Ia
ahoiquen, invaden Ia lienda deI coneicianle, Ia saquean, y finaInenle se
peidona a Ia siivienla. Ieio una nujei que halía eslado a punlo de aciiliIIai
con unas agujas aI naI ano, fue desleiiada poi lies años.
84

DeI sigIo XVIII se han conseivado Ios giandes piocesos en Ios que Ia opinión
iIusliada inleiviene junlo con Ios fiIósofos y aIgunos nagisliados: CaIas,
Siiven, eI calaIIeio De Ia ßaiie. Ieio se halIa nenos de lodas Ias agilaciones
popuIaies en loino de Ia piáclica puniliva. Raia vez, en efeclo, han ielasado
eI naico de una ciudad, y a veces de un laiiio. Sin enlaigo, han lenido una
inpoilancia efecliva. Ya fuese que esos novinienlos, iniciados poi Ia genle
huniIde, se piopagaian y aliajeian Ia alención de peisonas de siluación nás
eIevada que, naciendoIes eco, Ies dieian una nueva dinensión (así, en Ios
años que piecedieion a Ia RevoIución, Ios casos de Calheiine Lspinas
faIsanenle convicla de paiiicidio en 1785, de Ios lies eniodados de
Chaunonl paia Ios cuaIes esciilió Dupaly, en 1786, su fanosa nenoiia, o de
aqueIIa Maiie Iian‚oise SaInon a quien eI paiIanenlo de Rouen condenó en
1782 a Ia hogueia, poi envenenadoia, peio que en 1786 lodavía no halía sido
ajusliciada). Ya fuese solie lodo que esas agilaciones nanluvieian en loino
de Ia juslicia penaI, y de sus nanifeslaciones que huliesen delido sei
ejenpIaies, una inquielud peinanenle. ¡Cuánlas veces, paia aseguiai Ia
lianquiIidad en loino de Ios palíluIos, fue pieciso adoplai nedidas
"desagiadalIes paia eI puelIo" y piecauciones "huniIIanles paia Ia
auloiidad"!
85
Veíase lien que aqueI gian especlácuIo de Ias penas coiiía eI
iiesgo de sei vueIlo deI ieves poi Ios nisnos a Ios cuaIes ila diiigido. LI
leiioi (68) de Ios supIicios encendía de hecho focos de iIegaIisno: Ios días de
ejecución se inleiiunpía eI lialajo, se IIenalan Ias laleinas, se insuIlala aI
golieino, se Ianzalan injuiias y hasla piedias aI veidugo, a Ios exenlos y a Ios
soIdados, se inlenlala apodeiaise deI condenado, ya fuese paia saIvaiIo o
paia nalaiIo nejoi, suscilálanse iiñas, y Ios Iadiones no enconlialan

83
53 Sobre el descontento provocado por estos tipos de condena, cf. Hardy, Mes loisirs, t. I, pp.
319, 367; t. m, pp. 227-228; t. IV, p. 180.
84
54 Refeiido poi R. AncheI, Crincs c| cna|incn|s au XV|||c sicc|c, 1937, p. 226.

85
55 Marquis d'Argenson, Journal et mémoires, t. VI, p. 241.
60
ocasiones nejoies que Ias depaiadas poi eI luIIicio y Ia cuiiosidad en loino
deI cadaIso.
86
Ieio solie lodo ~y en eslo es en Io que dichos inconvenienles
se conveilían en un peIigio poIílico~, janás lanlo cono en eslos iiluaIes que
huliesen delido nosliai eI ciinen aloninalIe y eI podei invencilIe, se
senlía eI puelIo lan ceica de aqueIIos que sufiían Ia pena, janás se senlía nás
anenazado, cono eIIos, poi una vioIencia IegaI que caiecía de equiIiliio y de
nesuia. La soIidaiidad de una capa enleia de Ia polIación con quienes
podiíanos IIanai pequeños deIincuenles ~vagalundos, faIsos nendigos, in-
digenles de indusliia, descuideios, enculiidoies, ievendedoies~ se halía
nanifeslado nuy peisislenle: Ia iesislencia aI iaslieo poIicíaco, Ia peisecución
de Ios sopIones, Ios alaques a Ia ionda o a Ios inspecloies Io alesligualan.
87

Ahoia lien, eia Ia iupluia de esla soIidaiidad Io que se eslala conviiliendo
en eI oljelivo de Ia iepiesión penaI y poIicíaca. Y he aquí que de Ia ceienonia
de Ios supIicios, de esa fiesla inseguia de una vioIencia inslanláneanenle
ieveisilIe, eia de donde se coiiía eI iiesgo de que saIieia foilaIecida dicha
soIidaiidad nucho nás que eI podei soleiano. Y Ios iefoinadoies de Ios
sigIos XVIII y XIX no oIvidaiían que Ias ejecuciones, a fin de cuenlas, no
alenoiizalan, sinpIenenle, aI puelIo. Uno de sus piineios cIanoies fue
paia pedii su supiesión.
Iaia ciicunsciilii eI piolIena poIílico pIanleado poi Ia inleivención popuIai
en eI juego deI supIicio, lasla cilai dos escenas. Una de eIIas dala de fines deI
sigIo XVII, se silúa en Aviñón, y en eIIa se encuenlian Ios eIenenlos
piincipaIes deI lealio de Io alioz: eI enfienlanienlo físico deI veidugo y deI
condenado, eI canlio de Ia siluación, eI veidugo peiseguido poi eI puelIo y
eI condenado saIvado poi eI nolín, e iguaInenle Ia inveisión vioIenla de Ia
naquinaiia penaI. Se lialala de ahoicai a un asesino IIanado Iieiie du Ioil
Repelidas veces "se halía lialado Ios pies en Ios escaIones" y no halía podido
sei Ianzado aI vacío. "Viendo Io cuaI eI veidugo Ie halía lapado eI ioslio con
su julón y Ie dala poi delajo con Ia iodiIIa en eI eslónago y en eI vienlie. Y
cono eI (69) puelIo vieia que Ie hacía sufiii denasiado y cieyendo incIuso
que Io lialala de degoIIai poi delajo con una layonela..., novido a
conpasión hacia eI pacienle y de fuioi conlia eI veidugo, conenzó a aiiojaiIe
piedias, y aI nisno lienpo eI veidugo aliió Ias dos escaIas y aiiojó aI
pacienle alajo, y saIlando solie sus honlios Io paleó, nienlias que Ia nujei
deI dicho veidugo Ie liiala de Ios pies desde alajo de Ia hoica. AI nisno

86
56 Hardy refiere numerosos casos, como el del robo importante que se cometió en la casa misma
donde se habia instalado el lugarteniente de lo criminal para asistir al suplicio. Mes loisirs, t. IV, p.
56.
87
57 Cf. D. Richel, |a |rancc ncdcrnc, 1974, pp. 118-119.

61
lienpo, Ie hicieion echai sangie poi Ia loca. Ieio Ia gianizada de piedias
aunenló, y hulo aIgunas que aIcanzaion aI ahoicado en Ia caleza, Io cuaI
olIigó aI veidugo a aiiojaise a Ia escaIa, poi Ia que lajó con lan gian
piecipilación que cayó cuando ila a Ia nilad, y dio de caleza en eI sueIo. La
nuIlilud se aiiojó solie eI. Se Ievanló con Ia layonela en Ia nano,
anenazando con nalai a quienes se Ie aceicaian, peio despues de unas
cuanlas caídas y de haleise Ievanlado de cada una de eIIas, lien apaIeado,
lodo enIodado y nedio ahogado en eI aiioyo, fue aiiasliado con gian
agilación y fuioi deI puelIo hasla Ia Univeisidad y de aIIí hasla eI cenenleiio
de Ios Iianciscanos. Su ayudanle, lien apaIeado lanlien y con Ia caleza y eI
cueipo naguIIados, fue IIevado aI hospilaI, donde nuiió días despues.
Mienlias lanlo, aIgunos exliaños y desconocidos sulieion a Ia escaIa y
coilaion Ia cueida deI ahoicado, nienlias olios iecilían su cueipo alajo lias
de halei peinanecido coIgado poi espacio de un gian niseieie. Y aI nisno
lienpo, ionpieion Ia hoica, y eI puelIo hizo pedazos Ia escaIa deI veidugo...
Los chiquiIIos se IIevaion con gian piecipilación Ia hoica y Ia aiiojaion aI
Ródano." Ln cuanlo aI ajusliciado, se Ie liaspoiló a un cenenleiio "con eI fin
de que Ia juslicia no Ie echaia nano, y de aIIí a Ia igIesia de Sainl-Anloine". LI
aizolispo Ie concedió su peidón, Io hizo liasIadai aI hospilaI y ieconendó a
Ios oficiaIes que luvieian de eI un cuidado nuy especiaI. Ln fin, agiega eI
iedacloi deI aleslado: "Ie nandanos hacei un liaje nuevo, dos paies de
nedias y unos zapalos, y Io veslinos de nuevo de pies a caleza. Nueslios
coIegas dieion uno canisas, olios nás guanles y una peIuca".
88

La olia escena liene Iugai en Iaiís, un sigIo nás laide. Ls en 1775,
innedialanenle despues deI nolín de Ios liigos. La lensión, exlienada en eI
puelIo, hace que se iequieia una ejecución "decenle". Lnlie eI palíluIo y eI
púlIico, cuidadosanenle nanlenido a dislancia, una dolIe fiIa de soIdados
vigiIa, de un Iado Ia ejecución inninenle, deI olio Ia ievueIla posilIe. Se ha
iolo eI conlaclo: supIicio púlIico, peio en eI cuaI Ia paile deI especlácuIo ha
sido (7O) neuliaIizada, nás lien ieducida a Ia inlinidación alsliacla. A ies-
guaido de Ias ainas, en una pIaza vacía, Ia juslicia soliianenle ejeculada. Si
lien nueslia Ia nueile que da, es desde aiiila y de Iejos: "Hasla Ias lies de Ia
laide no se coIocaion Ias dos hoicas, de 18 pies de aIluia, sin duda paia
nayoi ejenpIo. Ya a Ias dos, Ia pIaza de Ciòve y lodos Ios aIiededoies halían
sido guainecidos poi deslacanenlos de Ias dislinlas liopas, de a pie y de a
calaIIo, Ios suizos y Ios guaidias fianceses seguían paliuIIando en Ias caIIes
adyacenles. No se loIeia a nadie en Ia pIaza de Ciòve duianle Ia ejecución, y

88
58 L. Duhamel, Les exécutions capitales à Avignon au XVIIle siècle, 1890, pp. 5-6. Escenas de
este género ocurrieron todavía en el siglo XIX. J. Laurence las cita en A history of capital
punishment, pp. 195-198 y 56.
62
se ve en lodo eI peiínelio una dolIe hiIeia de soIdados, con Ia layonela
caIada, coIocados de dos en dos, de naneia que unos niian aI exleiioi, y Ios
olios aI inleiioi de Ia pIaza. Los dos desdichados... ilan giilando a Io Iaigo
deI canino que eian inocenles, y seguían con Ia nisna piolesla aI sulii Ia
escaIa."
89
Ln eI alandono de Ia Iiluigia de Ios supIicios, ¿que papeI desen-
peñaion Ios senlinienlos de hunanidad hacia Ios condenados` Ln lodo caso,
hulo poi paile deI podei un lenoi poIílico anle eI efeclo de eslos iiluaIes
anliguos.
TaI equívoco apaiecía cIaianenle en Io que podiía IIanaise eI "discuiso deI
palíluIo". LI iilo de Ia ejecución exigía, pues, que eI condenado piocIanaia
poi sí nisno su cuIpaliIidad poi Ia ieliaclación púlIica que pionunciala,
poi eI caileI que exhilía y poi Ias decIaiaciones que sin duda Ie olIigalan a
hacei. Ln eI nonenlo de Ia ejecución, paiece sei que se Ie dala adenás Ia
ocasión de lonai Ia paIalia, no paia cIanai su inocencia, sino paia alesliguai
su ciinen y Ia juslicia de su senlencia. Ln lodo caso, Ias ciónicas consignan
luen núneio de discuisos de esle geneio. ¿Discuisos ieaIes`
IndudalIenenle, en cieilo núneio de casos. ¿Discuisos ficlicios que se hacía
despues ciicuIai a líluIo de ejenpIo y de exhoilación` Sin duda esle fue eI
caso nás fiecuenle. ¿Que ciedilo concedei a Io que se iefieie, poi ejenpIo,
aceica de Ia nueile de Maiión Le Coff, que halía sido jefe de una landa
ceIelie en ßielaña a nediados deI sigIo XVIII` Según dicen, giiló desde Io
aIlo deI palíluIo: "Iadies y nadies que ne escucháis, vigiIad y enseñad lien
a vueslios hijos, yo fui en ni infancia enlusleia y hoIgazana, conence poi
iolai un cuchiIIilo de seis ochavos... Despues, iole a unos luhoneios, a unos
lialanles de lueyes, finaInenle fui jefe de una landa de Iadiones, y poi eso
esloy aquí. Repelid eslo a vueslios hijos y que aI nenos Ies siiva de ejenpIo."
9O
Un discuiso (71) así eslá denasiado ceica, poi sus leininos nisnos, de Ia
noiaI que se encuenlia liadicionaInenle en Ias hojas sueIlas, en Ios papeIes
púlIicos y en Ia Iileialuia de venla anluIanle, paia que no sea apóciifo. Ieio
Ia exislencia deI geneio "úIlinas paIalias de un condenado" es en sí nisna
significaliva. La juslicia necesilala que su víclina aulenlificaia en cieilo
nodo eI supIicio que sufiía. Se Ie pedía aI ciininaI que consagiaia poi sí
nisno su piopio casligo piocIanando Ia peifidia de sus ciínenes, se Ie hada
decii, cono a }ean-Doninique LangIade, lies veces asesino: "Lscuchad lodos
ni hoiiilIe acción infane y vilupeialIe, que conelí en Aviñón, donde ni
nonlie es execialIe, poi vioIai sin hunanidad Ios sacios fueios de Ia

89
59 S. I. Haidy, Mcs |cisirs, l. III, 11 de nayo de 1775, p. 67.

90
60 Corre, Documents de criminologie rétrospective, 1896, p. 257.
63
anislad."
91
Desde cieilo punlo de visla, Ia hoja voIanle y eI canlo deI nueilo
conlinúan eI pioceso, o nás lien piosiguen ese necanisno poi eI cuaI eI
supIicio hacía pasai Ia veidad seciela y esciila deI piocedinienlo aI cueipo, eI
geslo y eI discuiso deI ciininaI. La juslicia necesilala eslos apóciifos paia
fundanenlaise en veidad. Sus decisiones se haIIalan así iodeadas de lodas
esas "piuelas" póslunas. Ocuiiía lanlien que se pulIicaian ieIalos de
ciínenes y de vidas infanes, a líluIo de puia piopaganda, anles de lodo
pioceso y paia foizai Ia nano a una juslicia de Ia que se sospechala que eia
denasiado loIeianle. Con eI fin de despiesligiai a Ios conlialandislas, Ia
Conpagnie des Ieines pulIicala "loIelines" iefiiiendo sus ciínenes. Ln
1768, conlia cieilo Monlagne, que eslala a Ia caleza de una landa, disliiluye
hojas cuyo piopio iedacloi dice: "se Ie han aliiluido aIgunos iolos cuya
ieaIidad es laslanle inseguia... , se ha iepiesenlado a Monlagne cono una
leslia feioz, cono una segunda hiena a Ia que halía que dai caza, Ias calezas
de Auveigne eslalan lodavía caIienles, y esla idea lonó cueipo".
92

Ieio eI efeclo, cono eI uso, de esla Iileialuia eia equívoco. LI condenado se
enconliala conveilido en heioe poi Ia nuIlipIicidad de sus fechoiías
anpIianenle exhilidas, y a veces Ia afiinación de su laidío aiiepenlinienlo.
Conlia Ia Iey, conlia Ios iicos, Ios podeiosos, Ios nagisliados, conlia Ia
gendaineiía o Ia ionda, conlia Ia iecaudación de inpueslos y sus agenles,
apaiecía cono piolagonisla de un conlale, en eI que cada cuaI se ieconocía
fáciInenle. Los ciínenes piocIanados anpIialan hasla Ia epopeya unas
Iuchas ninúscuIas que Ia sonlia piolegía colidiananenle. Si eI condenado se
nosliala aiiepenlido, pidiendo peidón a Dios y a Ios honlies poi sus
ciínenes, se Ie veía puiificado: noiía, a su naneia (72), cono un sanlo. Ieio
su nisna iiieducliliIidad consliluía su giandeza: aI no cedei en Ios supIicios,
nosliala una fueiza que ningún podei Iogiala dolIegai: "LI día de Ia
ejecución, fiío, seieno e inpasilIe, se ne vio hacei sin enoción Ia púlIica
ieliaclación, lengase o no poi incieílIe. Luego en Ia ciuz fui a senlaine sin
que luvieian que ayudaine."
93
Heioe negio o ciininaI ieconciIiado, defensoi
deI veidadeio deiecho o fueiza inposilIe de sonelei, eI ciininaI de Ias hojas
sueIlas, de Ias gaceliIIas, de Ios aInanaques, de Ias lilIiolecas azuIes, IIeva
consigo, lajo Ia noiaI apaienle deI ejenpIo que no se dele seguii, loda una
nenoiia de Iuchas y de enfienlanienlos. Se ha vislo a condenados que des-
pues de su nueile se conveilían en una especie de sanlos, cuya nenoiia se

91
61 Citado en L. Duhamel, p. 32.
92
62 Aichivos de Iuy-de-D„ne. Cilado en M. }uiIIaid, 8rigandagc c| ccn|rcoandc cn Hau|c
Autcrgnc au XV|||c sicc|c, 1937, p. 24.

93
63 Jácara de J. D. Langlade, ejecutado en Aviñón el 12 de abril de 1768.
64
honia y cuya lunla se iespela.
94
Se ha vislo a condenados pasai casi poi
conpIelo deI Iado deI heioe posilivo. Se ha vislo a condenados paia Ios
cuaIes Ia gIoiia y Ia aloninación no eslalan disociadas, sino que sulsislían
Iaigo lienpo lodavía en una figuia ieveisilIe. Ln loda esla Iileialuia de
ciínenes, que pioIifeia en loino de aIgunas aIlas siIuelas,
95
no hay que vei sin
duda ni una "expiesión popuIai" en eslado puio, ni lanpoco una acción
conceilada de piopaganda y de noiaIización, venida de aiiila, sino eI punlo
de encuenlio de dos aconelidas de Ia piáclica penaI, una especie de fienle de
Iucha en loino deI ciinen, de su casligo y de su nenoiia. Si eslos ieIalos
pueden sei inpiesos y pueslos en ciicuIación, es poique se espeia de eIIos
efeclo de conlioI ideoIógico,
96
fáluIas veiídicas de Ia pequeña hisloiia. Ieio si
son acogidos con lanla alención, si foinan paile de Ias Iecluias de lase de Ias
cIases popuIaies, es poique en eIIos no sóIo encuenlian iecueidos sino punlos
de apoyo, eI inleies de "cuiiosidad" es lanlien un inleies poIílico. De sueile
que laIes discuisos pueden sei Ieídos cono discuisos de dolIe caia, poi Ios
hechos que iefieien, poi Ia iepeicusión que Ies da y Ia gIoiia que confieien a
esos ciininaIes designados cono "iIuslies" y sin duda poi Ias paIalias
nisnas que enpIean (73) (haliía que esludiai eI uso de calegoiías cono Ia de
"desdicha", Ia de "aloninación", o de caIificalivos cono "fanoso",
"IanenlalIe" en ieIalos cono His|circ dc |a tic, grandcs tc|crics c| suo|i|i|cs dc
Gui||cn c| dc scs ccnpagncns c| dc |cur fin |ancn|ao|c c| na|ncurcusc.
97

Hay que iefeiii sin duda a esla Iileialuia Ias "enociones de palíluIo", donde
se enfienlalan a liaves deI cueipo deI ajusliciado eI podei que condenala y eI
puelIo que eia lesligo, pailicipanle, víclina evenluaI y "eninenle" de esla
ejecución. Ln Ia esleIa de una ceienonia que canaIizala naI Ias ieIaciones de
podei que lialala de iiluaIizai, se ha piecipilado loda una nasa de discuisos,
piosiguiendo eI nisno enfienlanienlo, Ia piocIanación pósluna de Ios
ciínenes juslificala Ia juslicia, peio gIoiificala lanlien aI ciininaI. De ahí

94
64 TaI fue eI caso de Tanguy, ejeculado en ßielaña hacia 174O. Cieilo es que anles de sei
condenado halía iniciado una Iaiga penilencia oidenada poi su confesoi. ¿ConfIiclo enlie
Ia juslicia civiI y Ia penilencia ieIigiosa` Cf. A. Coiie, Dccuncn|s dc crininc|cgic
rc|rcspcc|itc, 1895, p. 21. Coiie se iefieie a Tievedy, Unc prcncnadc a |a ncn|agnc dc jus|icc c|
a ¡a |cnoc Tanguq
95
65 Aquellos a quienes R. Mandrou llama los dos grandes: Cartouche y Mandrin, a los cuales hay
que añadir a Guilleri (De la culture populaire aux XVIIe et XVlII siècles, 1964, p. 112). En
Inglaterra, Jonathan Wild, Jack Sheppard, Claude Duval desempeñaban un papel bastante parecido.
96
66 La inpiesión y Ia difusión de aInanaques, hojas sueIlas, elc., eslalan en piincipio
sonelidas a un conlioI esliiclo.

97
67 Este título se encuentra tanto en la Bibliothèque bleue de Normandía como en la de Troyes
(cf. R. Helot, La Bibliothèque bleue en Normandie, 1928).
65
que pionlo Ios iefoinadoies deI sislena penaI pidieian Ia supiesión de esas
hojas sueIlas.
98
De ahí que enlie eI puelIo piovocaia un inleies lan vivo
aqueIIo que desenpeñala en cieilo nodo eI papeI de Ia epopeya nenoi y
colidiana de Ios iIegaIisnos. De ahí que peidieian inpoilancia a nedida que
se nodificó Ia función poIílica deI iIegaIisno popuIai.
Y desapaiecieion a nedida que se desaiioIIala una Iileialuia deI ciinen
conpIelanenle dislinla: una Iileialuia en Ia que eI ciinen apaiece
gIoiificado, peio poique es una de Ias leIIas ailes, poique sóIo puede sei olia
de caiacleies excepcionaIes, poique ieveIa Ia nonsliuosidad de Ios fueiles y
de Ios podeiosos, poique Ia peiveisidad es lodavía una naneia de sei un
piiviIegiado: de Ia noveIa negia a Quincey, o deI Cas|i||c dc O|ran|c a
ßaudeIaiie, hay loda una ieesciiluia eslelica deI ciinen, que es lanlien Ia
apiopiación de Ia ciininaIidad lajo foinas adnisilIes. Se liala, en
apaiiencia, deI desculiinienlo de Ia leIIeza y de Ia giandeza deI ciinen, de
hecho es Ia afiinación de que Ia giandeza lanlien liene deiecho aI ciinen y
que IIega a sei incIuso eI piiviIegio excIusivo de Ios ieaInenle giandes. Los
leIIos asesinalos no son paia Ios ailesanos deI iIegaIisno. Ln cuanlo a Ia
Iileialuia poIicíaca, a pailii de Caloiiau, iesponde a esle piinei
despIazanienlo: con sus aidides, sus suliIezas y Ia exlienada agudeza de su
inleIigencia, eI (74) ciininaI que piesenla se ha vueIlo Iilie de loda sospecha,
Ia Iucha enlie dos puias inleIigencias ~Ia deI asesino y Ia deI deleclive~
consliluiiá Ia foina esenciaI deI enfienlanienlo. Se eslá lolaInenle aIejado de
aqueIIos ieIalos que delaIIalan Ia vida y Ias fechoiías deI ciininaI, que Ie
hacían confesai sus piopios ciínenes y que iefeiían con peIos y señaIes eI
supIicio sufiido, se ha pasado de Ia exposición de Ios hechos y de Ia confesión
aI Ienlo pioceso deI desculiinienlo, deI nonenlo deI supIicio a Ia fase de Ia
invesligación, deI enfienlanienlo físico con eI podei a Ia Iucha inleIecluaI
enlie eI ciininaI y eI invesligadoi. No son sinpIenenle Ias hojas sueIlas Ias
que desapaiecen cuando nace Ia Iileialuia poIicíaca, es Ia gIoiia deI
naIhechoi iúslico y es Ia sonliía gIoiificación poi eI supIicio. •1 honlie deI
puelIo es ahoia denasiado senciIIo paia sei eI piolagonisla de Ias veidades
suliIes. Ln esle nuevo geneio no hay ya ni heioes popuIaies ni giandes
ejecuciones, se es peiveiso, peio inleIigenle, y de sei casligado no hay que
sufiii. La Iileialuia poIicíaca liaspone a olia cIase sociaI ese liiIIo que
iodeala aI ciininaI. Ln cuanlo a Ios peiiódicos, iepioduciián en sus gaceliIIas

98
68 Cf. poi ejenpIo LacieleIIe: "Iaia salisfacei Ia necesidad de enociones fueiles
que nos inquiela, paia hacei nás piofunda Ia inpiesión de un gian ejenpIo, se dejan
ciicuIai esas espanlosas hisloiias, de Ias cuaIes se apodeian Ios poelas deI puelIo y
exlienden poi doquiei su fana. Hay faniIia que oye un día canlai a Ia pueila de su casa
eI ciinen y eI supIicio de sus hijos." (Disccurs sur ¡cs pcincs infanan|cs, 1784, p. 1O6.)
66
colidianas Ia opaca nonolonía sin epopeya de Ios deIilos y de sus casligos. A
cada cuaI Io que Ie coiiesponde, que eI puelIo se despoje deI viejo oiguIIo de
sus ciínenes, Ios giandes asesinalos se han conveilido en eI juego siIencioso
de Ios caulos.

67

CASTICO


I. LL CASTICO CLNLRALIZADO

(77) "Que Ias penas sean nodeiadas y piopoicionadas a Ios deIilos, que Ia
nueile no se pionuncie ya sino conlia Ios cuIpalIes de asesinalo, y que Ios
supIicios que indignan a Ia hunanidad sean aloIidos."
99
La piolesla conlia
Ios supIicios se encuenlia poi doquiei en Ia segunda nilad deI sigIo XVIII:
enlie Ios fiIósofos y Ios leóiicos deI deiecho, enlie juiislas, cuiiaIes y
paiIanenlaiios, en Ios Cuadeinos de quejas y en Ios IegisIadoies de Ias
asanlIeas. Hay que casligai de olio nodo: deshacei ese enfienlanienlo físico
deI soleiano con eI condenado, desenIazai ese cueipo a cueipo, que se des-
aiioIIa enlie Ia venganza deI piíncipe y Ia cóIeia conlenida deI puelIo, poi
inleinedio deI ajusliciado y deI veidugo. Muy pionlo eI supIicio se ha hecho
inloIeialIe. Iiiilanle, si se niia deI Iado deI podei, deI cuaI desculie Ia
liianía, eI exceso, Ia sed de desquile y "eI ciueI pIacei de casligai".
1OO

Veigonzoso, cuando se niia deI Iado de Ia víclina, a Ia que se ieduce a Ia
desespeiación y de Ia cuaI se quisieia lodavía que lendijeia "aI cieIo y a sus
jueces de Ios que paiece alandonada".
1O1
IeIigioso de lodos nodos, poi eI
apoyo que en eI encuenlian una conlia olia, Ia vioIencia deI iey y Ia deI
puelIo. Cono si eI podei soleiano no vieia, en esla enuIación de aliocidad,
un ielo que eI nisno Ianza y que nuy lien podiá sei iecogido un día:
acoslunliado "a vei coiiei Ia sangie", eI puelIo apiende pionlo "que no
puede vengaise sino con sangie".
1O2
Ln eslas ceienonias que son oljelo de
lanlos alaques adveisos, se peicile eI enlieciuzanienlo de Ia desnesuia de Ia
juslicia ainada y Ia cóIeia deI puelIo aI que se anenaza. }oseph de Maislie
ieconoceiá en esla ieIación uno de Ios necanisnos fundanenlaIes deI podei

99
1 Así es cono Ia canciIIeiía iesune en 1789 Ia posición geneiaI de Ios Cuadeinos de
quejas en cuanlo a Ios supIicios. Cf. L. SeIignan, |a jus|icc |cus |a Rctc|u|icn, l. I, 19O1, y A.
Desjaidin, |cs canicrs dcs ||a|s gcncraux c| |a jus|icc crininc||c, 1883, pp. 13-2O.

100
2 J. Petión de Villeneuve, "Discours à la Constituante", Archives parlementaires, t. XXVI, p.
641.
101
3 A. Boucher d'Argis, Observations sur les lois criminelles, 1781, p. 125.
102
4 Lachòze, "Discouis … Ia Consliluanle", 3 de junio de 1791, Arcnitcs par|cncn|aircs, l.
xxvi.

68
alsoIulo: enlie eI piíncipe y eI puelIo, eI veidugo consliluye un engianaje, Ia
nueile que da es cono Ia de Ios canpesinos sojuzgados que consliuían San
Ieleisluigo poi encina de (78) Ios panlanos y de Ias pesles: es piincipio de
univeisaIidad, de Ia voIunlad singuIai deI despola, hace una Iey paia lodos, y
de cada uno de esos cueipos desliuidos, una piedia paia eI Lslado, ¿que
inpoila que se descaigue solie inocenles` Ln esla nisna vioIencia,
avenluiada y iiluaI, Ios iefoinadoies deI sigIo XVIII denunciaion poi eI
conliaiio Io que excede, de una paile y de olia, eI ejeicicio Iegílino deI podei:
Ia liianía, según eIIos, se enfienla en Ia vioIencia a Ia ieleIión, IIánanse Ia una
a Ia olia. DolIe peIigio. Ls pieciso que Ia juslicia ciininaI, en Iugai de
vengaise, casligue aI fin.
Lsla necesidad de un casligo sin supIicio se foinuIa en piinei Iugai cono un
giilo deI coiazón o de Ia naluiaIeza indignada: en eI peoi de Ios asesinos, una
cosa aI nenos es de iespelai cuando se casliga: su "hunanidad". LIegaiá un
día, en eI sigIo XIX, en eI que esle "honlie", desculieilo en eI ciininaI, se
conveiliiá en eI lIanco de Ia inleivención penaI, en eI oljelo que pielende co-
iiegii y liasfoinai, en eI canpo de loda una seiie de ciencias y de piáclicas
exliañas ~"penilenciaiias", "ciininoIógicas". Ieio en esla epoca de Ias Luces
no es de ningún nodo cono lena de un salei posilivo poi Io que se Ie niega
eI honlie a Ia lailaiie de Ios supIicios, sino cono Iínile de deiecho: fionleia
Iegílina deI podei de casligai. No aqueIIo solie Io que liene que oliai si
quieie nodificaiIo, sino Io que dele dejai inlaclo paia podei iespelaiIo. Nc|i
nc |angcrc. Maica eI Iínile pueslo a Ia venganza deI soleiano. LI "honlie"
que Ios iefoinadoies han opueslo aI despolisno de palíluIo, es lanlien un
honlie-nedida, no de Ias cosas, sin enlaigo, sino deI podei.
LI piolIena es, pues: ¿cóno esle honlie-Iínile Ie ha sido negado a Ia
piáclica liadicionaI de Ios casligos` ¿De que naneia se ha conveilido en Ia
gian juslificación noiaI deI novinienlo de iefoina` ¿Ioi que ese hoiioi lan
unánine a Ios supIicios y laI insislencia Iíiica en favoi de unos casligos
consideiados "hunanos"` O, Io que es Io nisno, ¿cóno se ailicuIan uno
solie olio en una eslialegia única, esos dos eIenenlos piesenles poi doquiei
en Ia ieivindicación en pio de una penaIidad suavizada: "nedida" y
"hunanidad"` LIenenlos lan necesaiios y con lodo lan incieilos, que son
eIIos ~confusos y lodavía asociados en Ia nisna ieIación dudosa~ Ios que
se encuenlian, hoy que se pIanlea de nuevo, o nás lien sienpie, eI piolIena
de una econonía de Ios casligos. Ls cono si eI sigIo XVIII hulieia alieilo Ia
ciisis de esla econonía, y piopueslo paia iesoIveiIa Ia Iey fundanenlaI de
que eI casligo dele lenei Ia "hunanidad" cono "nedida", sin que se haya
podido (79) dai un senlido definilivo a esle piincipio, consideiado sin
enlaigo cono insosIayalIe. Ls pieciso, pues, iefeiii eI nacinienlo y Ia pii-
69
neia hisloiia de esla enignálica "lenignidad".
Se enconia a Ios giandes "iefoinadoies" ~a ßeccaiia, Seivan, Dupaly o
LacieleIIe, a Dupoil, Iasloiel, Taigel, ßeigasse, a Ios iedacloies de Ios
Cuadeinos o a Ios Consliluyenles~ poi halei inpueslo esla lenignidad a un
apaialo judiciaI y a unos leóiicos "cIásicos" que, lodavía en eI sigIo XVIII, Ia
iechazalan, y con un iigoi aigunenlado.
1O3

Ls pieciso, sin enlaigo, siluai esla iefoina en un pioceso que Ios
hisloiiadoies han pueslo en evidencia iecienlenenle poi eI esludio de Ios
aichivos judiciaIes: Ia ieIajación de Ia penaIidad en eI cuiso deI sigIo XVIII o,
de naneia nás piecisa, eI dolIe novinienlo poi eI cuaI, duianle esle
peiiodo, Ios ciínenes paiecen peidei vioIencia, en lanlo que Ios casligos,
iecípiocanenle, se descaigan de una paile de su inlensidad, aunque a cosla
de inleivenciones núIlipIes. Desde fines deI sigIo XVII, en efeclo, se nola una
disninución consideialIe de Ios ciínenes de sangie y, de naneia geneiaI, de
Ias agiesiones físicas, Ios deIilos conlia Ia piopiedad paiecen ienpIazai a Ios
ciínenes vioIenlos, eI iolo y Ia eslafa, a Ias nueiles, Ias heiidas y Ios goIpes,
Ia deIincuencia difusa, ocasionaI, peio fiecuenle de Ias cIases nás polies se
encuenlia susliluida poi una deIincuencia Iinilada y "háliI", Ios ciininaIes
deI sigIo XVII son "honlies agolados, naI aIinenlados, doninados en
alsoIulo poi Ia sensación deI inslanle, iiacundos, ciininaIes de veiano", Ios
deI sigIo XVIII, "Iadinos, aslulos, lunanles caIcuIadoies", ciininaIidad de
"naiginados",
1O4
en fin, Ia oiganización inleina de Ia deIincuencia se
nodifica: Ias giandes landas de naIhechoies (neiodeadoies foinados en
pequeñas unidades ainadas, giupos de conlialandislas que dispaian conlia
Ios enpIeados deI iesguaido, soIdados Iicenciados o deseiloies que
vagalundean junlos) lienden a disociaise, nejoi peiseguidos, sin duda,
olIigados a haceise nás pequeños paia pasai inadveilidos, apenas aIgo nás
que un puñado de honlies, con fiecuencia se Iinilan a opeiaciones nás
fuilivas, con un nenoi despIiegue de fueizas y nenoies iiesgos de nalanzas:
"La Iiquidación física o Ia disIocación inslilucionaI de giandes landas... deja
despues de 1755 eI canpo Iilie a una deIincuencia (8O) anlipiopiedad que se
ieveIa ya individuaIisla o que IIega a sei olia de nuy pequeños giupos
conpueslos de Iadiones de capas o de coilaloIsas: sus efeclivos no
soliepasan cualio peisonas."
1O5
Un novinienlo gIolaI hace que eI iIegaIisno
deI alaque a Ios cueipos deiive hacia Ia naIveisación nás o nenos diiecla de

103
5 Cf. en pailicuIai Ia poIenica de Muyan de VougIans conlia ßeccaiia. Rcfu|a|icn du
Trai|c dcs dc|i|s c| dcs pcincs, 1766.

104
6 P. Chaunu. Annales de Normandie, 1962. p. 236, y 1966, pp. 107-108.
105
7 E. Le Roy-Ladurie, en Contrepoint, 1973.
70
Ios lienes, y de Ia "ciininaIidad de nasas", hacia una "ciininaIidad de fIecos
y de náigenes", ieseivada poi una paile a piofesionaIes. Ls cono si huliese
ocuiiido una laja piogiesiva de esliaje, "un desaine de Ias lensiones que
ieinan en Ias ieIaciones hunanas,... un nejoi conlioI de Ios inpuIsos
vioIenlos",
1O6
y cono si Ias piáclicas ¡IegaIislas huliesen poi sí nisnas
afIojado su doninio solie eI cueipo y se huliesen diiigido a olios lIancos.
Suavizanienlo de Ios ciínenes anles deI suavizanienlo de Ias Ieyes. Ahoia
lien, esla liasfoinación no puede sepaiaise de nuchos piocesos
sulyacenles, y en piinei Iugai, cono Io nola I. Chaunu, de una nodificación
en eI juego de piesiones econónicas, de una eIevación geneiaI deI niveI de
vida, de un fueile ciecinienlo denogiáfico, de una nuIlipIicación de Ias
iiquezas y de Ias piopiedades y de Ia "necesidad de seguiidad que es una de
sus consecuencias".
1O7
Adenás, se conpiuela, a Io Iaigo deI sigIo XVIII, cieila
agiavación de Ia juslicia, cuyos lexlos, en vaiios punlos, aunenlan su
seveiidad: en IngIaleiia, de Ios 223 ciínenes capilaIes que eslalan definidos,
a conienzos deI sigIo XIX, 156 Io halían sido en eI cuiso de Ios 1OO úIlinos
años,
1O8
en Iiancia, Ia IegisIación solie Ia vagancia halía sido ienovada y
agiavada en vaiias ocasiones desde eI sigIo XVII, un ejeicicio nás ceñido y
nás esciupuIoso de Ia juslicia liende a lonai en cuenla loda una pequeña
deIincuencia que en olio lienpo dejala escapai nás fáciInenle: "se vueIve en
eI sigIo XVIII nás Ienla, nás pesada, nás seveia con eI iolo, cuya fiecuencia
ieIaliva ha aunenlado, y paia eI cuaI adopla en adeIanle unes aiies
luigueses (81) de juslicia de cIase",
1O9
eI desaiioIIo en Iiancia solie lodo,
peio nás lodavía en Iaiís, de un apaialo poIicíaco que, inpidiendo eI
desaiioIIo de una ciininaIidad oiganizada y a cieIo alieilo, Ia enpuja hacia

106
8 N. W. Mogensen, Aspcc|s dc |a sccic|c augcrcnnc aux XV||c c| XV|||c sicc|cs, 1971. Tesis
necanogiafiada, p. 326. LI auloi denueslia que en eI país de Auge Ios ciínenes de
vioIencia son en víspeias de Ia RevoIución cualio veces nenos nuneiosos que a fines deI
ieinado de Luis XIV. De una naneia geneiaI, Ios lialajos diiigidos poi Iieiie Chaunu
solie Ia ciininaIidad en Noinandía nanifieslan esle aunenlo deI fiaude a expensas de Ia
vioIencia. Cf. ailícuIos de ß. ßouleIel, de }. CI. Cegol y V. ßoucheion en Ios Anna|cs dc
Ncrnandic de 1962, 1966 y 1971. Iaia Iaiís, cf. I. Ieliovilch en Crinc c| crinina|i|c cn |rancc
aux XV||c c| XV|||c sicc|cs, 1971. LI nisno fenóneno, paiece sei, ocuiie en IngIaleiia: cf.
Ch. Hilleil, Tnc rcc|s cf cti|, 1966, p. 72, y }. Tolias, Crinc and indus|ria| sccic|q, 1967, pp.
37 ss.
107
9 P. Chaunu, Annales de Normandie, 1971, p. 56.
108
10 Thomas Powell Buxton, Parlamentary Debate, 1819, xxXIX.
109
11 Le Roy-Ladurie, Contrepoint, 1973. El estudio de A. Farge, sobre Le vol d'aliments à Paris
au XVIIIe siècle, 1974, confirma esta tendencia: de 1750 a 1755, el 5 % de las sentencias por este
motivo eran a galeras, pero el 15 % de 1775 a 1790. "La severidad de los tribunales se acentúa con
el tiempo... pesa una amenaza sobre los valores útiles a la sociedad que se considera ordenada y
respetuosa de la propiedad" (pp. 130-142).
71
foinas nás discielas. Y a esle conjunlo de piecauciones hay que agiegai Ia
cieencia, laslanle difundida, en un aunenlo incesanle y peIigioso de Ios
ciínenes. Mienlias que Ios hisloiiadoies de hoy día conpiuelan una
disninución de Ias giandes landas de naIhechoies, Le Tiosne ve que se
alalen, cono nules de Iangosla, solie loda Ia canpiña fiancesa: "Son
inseclos voiaces que desliuyen colidiananenle Ia sulsislencia de Ios Ialia-
doies. Son, paia halIai sin neláfoia, liopas enenigas diseninadas solie Ia
supeificie deI leiiiloiio, que viven solie eI a discieción cono en país
conquislado y que inponen-veidadeias conliiluciones con eI líluIo de
Iinosna": paiece sei que Ies coslala a Ios canpesinos nás polies nás que Ia
laIIa,
11O
y un leicio aI nenos aIIí donde esla es nás eIevada.
111
La nayoiía de
Ios olseivadoies soslienen que Ia deIincuencia aunenla, Io afiinan,
naluiaInenle, aqueIIos que son pailidaiios de un iigoi nayoi, Io afiinan
lanlien quienes piensan que una juslicia nás nesuiada en sus vioIencias
seiía nás eficaz, nenos dispuesla a ieliocedei anle sus piopias con-
secuencias,
112
Io afiinan Ios nagisliados, que se dicen desloidados poi eI
núneio de piocesos: "Ia niseiia de Ios puelIos y Ia coiiupción de Ias
coslunlies han nuIlipIicado Ios ciínenes y Ios cuIpalIes",
113
Io denueslia en
lodo caso Ia piáclica ieaI de Ios liilunaIes. "Ls ya cIaianenle Ia eia
ievoIucionaiia e inpeiiaI Ia que anuncian Ios úIlinos años deI Anliguo
Reginen. Inpiesionaiá, en Ios piocesos de 1782-1789, eI aunenlo de Ios
peIigios. Seveiidad paia con Ios polies, negaliva conceilada de leslinonio,
aunenlo iecípioco de Ias desconfianzas, de Ios odios y de Ios lenoies."
114

De hecho, Ia deiivación de una ciininaIidad de sangie a una deIincuencia de
fiaude foina paile de lodo un necanisno conpIejo, en eI que figuian eI
desaiioIIo de Ia pioducción, eI aunenlo de Ias (82) iiquezas, una vaIoiización
juiídica y noiaI nás inlensa de Ias ieIaciones de piopiedad, unos nelodos de
vigiIancia nás iiguiosos, una división en zonas nás ceñida de Ia polIación,
unas lecnicas nás afinadas de IocaIización, de capluia y de infoinación: eI
despIazanienlo de Ias piáclicas IegaIislas es coiieIalivo de una exlensión y de
un afinanienlo de Ias piáclicas punilivas.
¿Una liasfoinación geneiaI de aclilud, un "canlio que peilenece aI doninio

110
* Talla: tributo, repartido por cabeza a los plebeyos. [T.]
111
12 Le Tiosne, Mcncircs sur |cs tagaocnds, 1764, p. 4.

112
13 Cf. por ejemplo C. Dupaty, Mémoire justificatif pour trois hommes condamnés à la roue,
1786, p. 247.
113
14 Uno de los presidentes de la Cámara de la Tournelle en un mémorial al rey, 2 de agosto de
1768, citado en Ariette Farge, p. 66.
114
15 P. Chaunu, Annales de Normandie, 1966, p. 108.
72
deI espíiilu y de Ia sulconsciencia"`
115
Quizá, peio nás seguia y nás
innedialanenle, un esfueizo paia ajuslai Ios necanisnos de podei que
ennaican Ia exislencia de Ios individuos, una adaplación y un afinanienlo de
Ios apaialos que se ocupan de su conducla colidiana, de su idenlidad, de su
aclividad, de sus geslos apaienlenenle sin inpoilancia, y Ios vigiIan, una
poIílica dislinla iespeclo de Ia nuIlipIicidad de cueipos y de fueizas que
consliluye una polIación. Lo que se peifiIa es sin duda nenos un iespelo
nuevo a Ia hunanidad de Ios condenados ~Ios supIicios son lodavía
fiecuenles incIuso paia Ios deIilos Ieves~ que una lendencia a una juslicia
nás suliI y nás fina, a una división penaI en zonas nás esliechas deI cueipo
sociaI. Según un pioceso ciicuIai, eI unliaI de paso a Ios ciínenes vioIenlos
se eIeva, Ia inloIeiancia poi Ios deIilos econónicos aunenla, Ios conlioIes se
hacen nás densos y Ias inleivenciones penaIes nás piecoces y nás
nuneiosas a Ia vez.
Ahoia lien, si se confionla esle pioceso con eI discuiso ciílico de Ios
iefoinadoies, se puede adveilii una coincidencia eslialegica nolalIe. Lo que
alacan en efeclo en Ia juslicia liadicionaI, anles de eslalIecei Ios piincipios de
una nueva penaIidad, es indudalIenenle eI exceso de Ios casligos, peio un
exceso que va unido a una iiieguIaiidad nás lodavía que a un aluso deI
podei de casligai. LI 24 de naizo de 179O, Thouiel alie en Ia Consliluyenle Ia
discusión solie Ia nueva oiganización deI podei judiciaI. Iodei que según eI
se haIIa "desnaluiaIizado" en Iiancia de lies naneias. Ioi una apiopiación
piivada: Ios oficios de juez se venden, se liasnilen poi heiencia, lienen un
vaIoi coneiciaI y Ia juslicia que se adninislia es, poi eIIo nisno, oneiosa.
Ioi una confusión enlie dos lipos de podei: eI que adninislia Ia juslicia y
foinuIa una senlencia apIicando Ia Iey, y eI que hace Ia Iey nisna. Ln fin, poi
Ia exislencia de loda una seiie de piiviIegios que vueIven desiguaI eI ejeicicio
de Ia juslicia: hay liilunaIes, piocedinienlos, Iiliganles, deIilos incIuso, que
son "piiviIegiados" y que quedan fueia deI deiecho conún.
116
Lsla no es sino
una de Ias innuneialIes foinuIaciones de ciílicas, (83) con nedio sigIo de
anligüedad poi Io nenos, y lodas Ias cuaIes denuncian en dicha
desnaluiaIización eI piincipio de una juslicia iiieguIai. La juslicia penaI es
iiieguIai anle lodo poi Ia nuIlipIicidad de Ias inslancias encaigadas de su
cunpIinienlo, peio que no consliluyen una piiánide única y conlinua.
117

IncIuso piescindiendo de Ias juiisdicciones ieIigiosas, hay que lenei en cuenla

115
16 La expiesión es de N. W. Mogenscn, Icc. ci|.

116
17 Archives parlementaires, t. XII, p. 344.
117
18 Sobre este tema puede acudirse, entre otros, a S. Linguet, Nécessité d'une réforme dans
l'administration de la justice, 1764, o A. Boucher d'Argis, Cahier d'un magistrat, 1789.
73
Ias disconlinuidades, Ias inliicaciones y Ios confIiclos enlie Ias difeienles
juslicias: Ias de Ios señoies, inpoilanle lodavía paia Ia iepiesión de Ios
deIilos Ieves, Ias deI iey, nuneiosas y naI cooidinadas (Ios liilunaIes
soleianos eslán en confIiclo fiecuenle con Ias laiIías y solie lodo con Ios
piesidiaIes
118
iecienlenenle cieados cono inslancias inleinedias), Ias
funciones de juslicia que, de hecho o de deiecho, han sido oloigadas a
inslancias adninislialivas (cono Ios inlendenles) o poIiciaIes (cono Ios
pielosles y Ios lenienles de poIicía), a Io cuaI haliía que agiegai lodavía eI
deiecho que poseen eI iey o sus iepiesenlanles de lonai decisiones de
inleinanienlo o de exiIio aI naigen de lodo piocedinienlo ieguIai. Lslas
inslancias núIlipIes, a causa de su nisna pIeloia, se neuliaIizan y son
incapaces de culiii eI cueipo sociaI en loda su exlensión. Su inliicación hace
que Ia juslicia penaI esle, paiadójicanenle, IIena de Iagunas. Y eslo a causa de
Ias difeiencias de coslunlies y de piocedinienlos, a pesai de Ia Oidenanza
geneiaI de 167O, a causa de Ios confIiclos inleinos de conpelencia, a causa de
Ios inleieses pailicuIaies ~poIílicos o econónicos~ que cada inslancia ha de
defendei, a causa, en fin, de Ias inleivenciones deI podei ieaI, que puede
oponeise, poi Ias giacias, Ias connulaciones, Ias avocaciones a consejo o Ias
piesiones diieclas solie Ios nagisliados, aI cuiso ieguIai y ausleio de Ia
juslicia.
Más que deliIidad o ciueIdad, de Io que se liala en Ia ciílica deI iefoinadoi
es de una naIa econonía deI podei. Lxceso de podei en Ias juiisdicciones
infeiioies que pueden ~a Io cuaI ayudan Ia ignoiancia y Ia polieza de Ios
condenados~ pasai poi aIlo Ias apeIaciones de deiecho y hacei ejeculai sin
conlioI senlencias aililiaiias, exceso de podei poi paile de una acusación a Ia
que se Ie dan casi sin Iínile unos nedios de peiseguii, en lanlo que eI
acusado se haIIa desainado fienle a eIIa, Io cuaI IIeva a Ios jueces a nosliaise
oia denasiado seveios, oia, poi ieacción, denasiado (84) induIgenles, exceso
de podei a Ios jueces que pueden conlenlaise con piuelas fúliIes sienpie que
sean "IegaIes" y que disponen de una Iileilad laslanle giande en cuanlo a Ia
eIección de Ia pena, exceso de podei concedido a Ia "genle deI iey", no sóIo
iespeclo de Ios acusados, sino lanlien de Ios denás nagisliados, exceso de
podei, finaInenle, ejeicido poi eI iey, pueslo que puede suspendei eI cuiso
de Ia juslicia, nodificai sus decisiones, decIaiai inconpelenles a Ios
nagisliados, desliluiiIos o desleiiaiIos, susliluyendoIos poi jueces de ieaI
oiden. La paiáIisis de Ia juslicia se dele nenos a un deliIilanienlo que a una

118
* 8ai|ia. eI leiiiloiio, juiisdicción y casa deI laiIe, o juez ieaI. Prcsidia|. juiisdicción de
cieilas senescaIías ieaIes, que conocía en Iiancia, sin apeIación, en cieilos casos y en cieilas
sunas, o cuanlías. |T.j

74
disliilución naI oidenada deI podei, a su concenliación en cieilo núneio de
punlos, a Ios confIiclos y a Ias disconlinuidades iesuIlanles.
Ahoia lien, esle naI funcionanienlo deI podei ienile a un exceso-cenliaI: Io
que podiía IIanaise eI "soliepodei" nonáiquico que idenlifica eI deiecho de
casligai con eI podei peisonaI deI soleiano. Idenlificación leóiica que hace
deI iey Ia fcns jus|i|iac, peio cuyas consecuencias piáclicas son descifialIes
hasla en Io que paiece oponeise a eI y Iinilai su alsoIulisno. A causa de que
eI iey, poi nolivos de lesoieiía, se aliiluye eI deiecho de vendei Ios oficios
de juslicia que Ie "peilenecen", es poi Io que encuenlia fienle a eI a unos
nagisliados, piopielaiios de sus caigos, no sóIo indóciIes, sino ignoianles,
inleiesados, dispueslos a Ia conponenda. A causa de que ciea sin cesai
nuevos oficios, nuIlipIica Ios confIiclos de podei y de juiisdicción. A causa
de que ejeice un podei denasiado ceñido solie su "genle" y Ie confieie un
podei casi disciecionaI, inlensifica Ios confIiclos en Ia nagislialuia. A causa
de que ha coIocado Ia juslicia en conpelencia con denasiados
piocedinienlos apiesuiados (juiisdicciones de Ios pielosles o de Ios
lenienles de poIicía) o con nedidas adninislialivas, paiaIiza Ia juslicia
iegIanenlada y Ia vueIve unas veces induIgenle e inseguia y olias
piecipilada y seveia.
119

No son lanlo, o únicanenle, Ios piiviIegios de Ia juslicia, su aililiaiiedad, su
aiiogancia aicaica, sus deiechos sin conlioI, Ios ciilicados, sino nás lien Ia
nezcIa de sus deliIidades y sus excesos, de sus exageiaciones y sus Iagunas,
y solie lodo eI piincipio nisno de esla nezcIa, eI soliepodei nonáiquico. LI
veidadeio oljelivo de Ia iefoina, y eslo desde sus foinuIaciones nás geneia-
Ies, no es lanlo fundai un nuevo deiecho de casligai a pailii de (85)
piincipios nás equilalivos, sino eslalIecei una nueva "econonía" deI podei
de casligai, aseguiai una nejoi disliilución de esle podei, hacei que no esle
ni denasiado concenliado en aIgunos punlos piiviIegiados, ni denasiado
dividido enlie unas inslancias que se oponen: que esle iepailido en ciicuilos
honogeneos susceplilIes de ejeiceise en lodas pailes, de naneia conlinua, y
hasla eI giano nás fino deI cueipo sociaI.
12O
La iefoina deI deiecho ciininaI

119
19 Sobre esta critica del "exceso de poder" y de su mala distribución en el aparato judicial, cf. en
particular C. Dupaty, Lettres sur la procédure criminelle, 1788, P. L. de Lacretelle, Dissertation sur
le ministère public, en Discours sur le préjugé des peines infamantes, 1784, G. Target, L'esprit des
cahiers présentés aux États généraux, 1789.
120
2O Cf. N. ßeigasse, a piopósilo deI podei judiciaI: "L* pieciso que, despojado de loda
especie de aclividad conlia eI ieginen poIílico deI Lslado, y despiovislo de loda infIuencia
solie Ias voIunlades que concuiien a foinai esle ieginen o a nanleneiIo, disponga paia
piolegei a lodos Ios individuos y lodos Ios deiechos, de una fueiza laI que, onnipolenle
paia defendei y pan socoiiei, se vueIva alsoIulanenle nuIa lan pionlo cono, canliando
su deslino, se inlenle hacei uso de eIIa paia opiinii." (Rappcr| a |a Ccns|i|uan|c |ur |c
75
dele sei Ieída cono una eslialegia paia eI ieacondicionanienlo deI podei de
casligai, según unas nodaIidades que Io vueIvan nás ieguIai, nás eficaz,
nás conslanle y nejoi delaIIado en sus efeclos, en suna, que aunenle eslos
efeclos disninuyendo su coslo econónico (es decii disociándoIo deI sislena
de Ia piopiedad, de Ias conpias y de Ias venlas, de Ia venaIidad lanlo de Ios
oficios cono de Ias decisiones nisnas) y su coslo poIílico (disociándoIo de Ia
aililiaiiedad deI podei nonáiquico). La nueva leoiía juiídica de Ia penaIidad
culie de hecho una nueva "econonía poIílica" deI podei de casligai. Se
conpiende enlonces poi que esla "iefoina" no ha lenido un punlo de oiigen
único. No son Ios juslicialIes nás iIusliados, ni Ios fiIósofos enenigos deI
despolisno y anigos de Ia hunanidad, no son siquieia Ios giupos sociaIes
opueslos a Ios paiIanenlaiios Ios que se encuenlian en eI punlo de pailida de
Ia iefoina. O, nás lien, no son eIIos únicanenle, en eI nisno pioyeclo
gIolaI de una nueva disliilución deI podei de casligai y de una nueva
iepailición de sus efeclos, no pocos inleieses difeienles vienen a coincidii. La
iefoina no ha sido piepaiada en eI exleiioi deI apaialo judiciaI y conlia
lodos sus iepiesenlanles, ha sido piepaiada, y en cuanlo a Io esenciaI, desde
eI inleiioi, poi un núneio nuy giande de nagisliados y a pailii de oljelivos
que Ies eian conunes y de Ios confIiclos de podei que Ios oponían unos a
olios. Cieilo es que Ios iefoinadoies no consliluían Ia nayoiía enlie Ios
nagisliados, peio fueion efeclivanenle juiislas quienes deIineaion Ios
piincipios geneiaIes: un podei de juzgai solie eI cuaI no haliía de pesai eI
ejeicicio innedialo de Ia soleianía deI piíncipe, un podei de juzgai Iileiado
de Ia pielensión de IegisIai, un podei de juzgai independienle de Ias ieIacio-
nes de piopiedad, y que, no leniendo olias funciones que Ia de (86) juzgai,
ejeicieia pIenanenle su podei. Ln una paIalia, hacei que eI podei de juzgai
no siguieia dependiendo de Ios piiviIegios núIlipIes, disconlinuos,
conliadicloiios a veces, de Ia soleianía, sino de Ios efeclos conlinuanenle
disliiluidos de Ia fueiza púlIica. Lsle piincipio geneiaI define una eslialegia
de conjunlo que ha colijado no pocos conlales difeienles. Los de fiIósofos
cono VoIlaiie y pulIicislas cono ßiissol o Maial, peio lanlien Ios de na-
gisliados cuyos inleieses, no olslanle, eian nuy dislinlos: Le Tiosne,
consejeio deI piesidiaI de OiIeans, y LacieleIIe, fiscaI geneiaI en eI
paiIanenlo, Taigel, que con Ios paiIanenlos se opone a Ia iefoina de
Maupeou, peio lanlien }. N. Moieau, que sosliene eI podei ieaI conlia Ios
paiIanenlaiios, Seivan y Dupaly, nagisliados uno y olio, peio en confIiclo
con sus coIegas, elc.

pcutcir judiciairc, 1789, pp. 11-12.)

76
A Io Iaigo de lodo eI sigIo XVIII, en eI inleiioi y en eI exleiioi deI apaialo
judiciaI, en Ia piáclica penaI colidiana cono en Ia ciílica de Ias insliluciones,
se advieile Ia foinación de una nueva eslialegia paia eI ejeicicio deI podei de
casligai. Y Ia "iefoina" piopianenle dicha, laI cono se foinuIa en Ias leoiías
deI deiecho o laI cono se esquenaliza en Ios pioyeclos, es Ia pioIongación
poIílica o fiIosófica de esla eslialegia, con sus oljelivos piineios: hacei deI
casligo y de Ia iepiesión de Ios iIegaIisnos una función ieguIai, coexlensiva a
Ia sociedad, no casligai nenos, sino casligai nejoi, casligai con una
seveiidad alenuada quizá, peio paia casligai con nás univeisaIidad y
necesidad, inlioducii eI podei de casligai nás piofundanenle en eI cueipo
sociaI.
La coyunluia que vio nacei a Ia iefoina no es, poi Io lanlo, Ia de una nueva
sensiliIidad, sino Ia de olia poIílica iespeclo de Ios iIegaIisnos.
Se puede decii esquenálicanenle que lajo eI Anliguo Reginen, Ios
difeienles eslialos sociaIes lenían cada cuaI su naigen de iIegaIisno loIeiado:
Ia no apIicación de Ia iegIa, Ia inolseivancia de Ios innuneialIes ediclos u
oidenanzas eia una condición deI funcionanienlo poIílico y econónico de Ia
sociedad. ¿Rasgo esle que no es pailicuIai aI Anliguo Reginen` Sin duda.
Ieio esle iIegaIisno eslala enlonces lan piofundanenle ancIado y eia lan
necesaiio a Ia vida de cada capa sociaI, que lenía en cieilo nodo su
coheiencia y su econonía piopias. Unas veces piesenlala una foina
alsoIulanenle eslalulaiia que hacía de eI nenos un iIegaIisno que una
exención ieguIai: eian Ios piiviIegios concedidos a Ios individuos y a Ias
conunidades. Tan pionlo piesenlala Ia foina de una inolseivancia nasiva y
geneiaI que hacía que duianle (87) decadas, sigIos a veces, unas oidenanzas
podían sei pulIicadas y ienovadas incesanlenenle sin IIegai janás a
apIicación. Tan pionlo se lialala de un desuso piogiesivo que en ocasiones
dala Iugai a ieaclivaciones iepenlinas. Tan pionlo, de un consenlinienlo
nudo deI podei, de una negIigencia, o sinpIenenle de Ia inposiliIidad
efecliva de inponei Ia Iey y de iepiinii a Ios infiacloies. Las capas nás
desfavoiecidas de Ia polIación caiecían, en piincipio, de piiviIegios, peio
leneficialan, en Ios náigenes de Io que Ies eslala inpueslo poi Ias Ieyes y Ias
coslunlies, de un espacio de loIeiancia, conquislado poi Ia fueiza o Ia
olslinación, y esle espacio eia paia eIIas una condición lan indispensalIe de
exislencia, que a nenudo eslalan dispueslas a sulIevaise paia defendeiIo.
Las lenlalivas hechas peiiódicanenle paia ieduciiIo, pievaIiendose de viejas
iegIas o afinando sus piocedinienlos de iepiesión, piovocalan en lodo caso
agilaciones popuIaies, deI nisno nodo que Ios inlenlos de ieducii
deleininados piiviIegios agilalan a Ia nolIeza, eI cIeio y Ia luiguesía.
Ahoia lien, esle iIegaIisno necesaiio y deI cuaI cada capa sociaI IIevala
77
consigo Ias foinas específicas, se enconliala enceiiado en una seiie de
paiadojas. Ln sus iegiones infeiioies, coincidía con Ia ciininaIidad, de Ia cuaI
Ie eia difíciI dislinguiise juiídicanenle ya que no noiaInenle: deI iIegaIisno
fiscaI aI iIegaIisno aduaneio, aI conlialando, aI piIIaje, a Ia Iucha ainada
conlia Ios iecaudadoies de conliiluciones y despues conlia Ios piopios
soIdados, y a Ia ieleIión, exislía una conlinuidad, cuyas fionleias eian
difíciIes de naicai, o lanlien Ia vagancia (seveianenle casligada según oi-
denanzas janás apIicadas), con lodo Io que inpIicala de iapiñas, iolos
caIificados, asesinalos a veces, seivía de nedio acogedoi paia Ios
desocupados, paia Ios olieios que halían alandonado iiieguIainenle a sus
palionos, paia Ios ciiados que lenían aIgún nolivo de huii de sus anos, paia
Ios apiendices naI lialados, paia Ios soIdados deseiloies, paia lodos cuanlos
queiían susliaeise aI aIislanienlo foizoso. De sueile que Ia ciininaIidad se
fundala en un iIegaIisno nás anpIio, aI cuaI eslalan Iigadas Ias capas
popuIaies cono a condiciones de exislencia, e inveisanenle, esle iIegaIisno
eia un facloi peipeluo de aunenlo de Ia ciininaIidad. De ahí una
anligüedad en Ias acliludes popuIaies: de un Iado eI ciininaI ~solie lodo
cuando se lialala de un conlialandisla o de un canpesino que huía de Ias
exacciones de un ano~ leneficiala de una vaIoiización esponlánea: se
dislinguía, en sus vioIencias, eI hiIo que unía diieclanenle con Ias viejas
Iuchas, peio, poi olia paile, aqueI que aI aliigo de un iIegaIisno aceplado
poi Ia polIación, conelía ciínenes a cosla de esla, eI nendigo vagalundo,
poi ejenpIo, que (88) iolala y asesinala, IIegala a sei fáciInenle oljelo de
un odio pailicuIai: halía vueIlo conlia Ios nás desfavoiecidos un iIegaIisno
que eslala inlegiado a sus condiciones de exislencia. Así se enIazalan en
loino de Ios ciínenes Ia gIoiificación y eI hoiioi, Ia ayuda efecliva y eI niedo
aIleinalan iespeclo de esla polIación ineslalIe, de Ia cuaI se salía eslai lan
ceica, peio en Ia que se adveilía lien que podía nacei eI ciinen. LI iIegaIisno
popuIai envoIvía lodo un núcIeo de ciininaIidad que eia a Ia vez su foina
exliena y su peIigio inleino.
Ahoia lien, enlie esle iIegaIisno de alajo y Ios de Ias denás caslas sociaIes,
no exislía ni una alsoIula conveigencia ni una oposición fundanenlaI. De
naneia geneiaI, Ios difeienles iIegaIisnos piopios de cada giupo nanlenían
enlie sí unas ieIaciones que eian a Ia vez de iivaIidad, de conpelencia, de
confIiclos de inleieses, de apoyo iecípioco, de conpIicidades: Ia negaliva de
Ios canpesinos a pagai deleininados censos eslalaIes o ecIesiáslicos no eia
foizosanenle naI visla poi Ios piopielaiios de lieiias, Ia no apIicación poi Ios
ailesanos de Ios iegIanenlos de fáliica soIía sei aIenlada poi nuevos
enpiesaiios, eI conlialando ~Ia hisloiia de Mandiin ceIeliada poi loda Ia
polIación, escuchada en Ios casliIIos y piolegida poi paiIanenlaiios, Io
78
denueslia~ eia nuy anpIianenle apoyado. Ln eI Iínile, se halía vislo en eI
sigIo XVII coaIigaise Ias difeienles iepuIsas fiscaIes en ieleIiones giaves de
capas de polIación nuy aIejadas unas de olias. Ln suna, eI juego iecípioco
de Ios iIegaIisnos foinala paile de Ia vida poIílica y econónica de Ia
sociedad. Más lodavía: cieilo núneio de lias-foinaciones (Ia caída en desuso,
poi ejenpIo, de Ios iegIanenlos de CoIleil, Ia inolseivancia de Ias lialas
aduaneias en eI ieino, Ia disIocación de Ias piáclicas coipoialivas) se halían
opeiado en Ia liecha a diaiio ensanchada poi eI iIegaIisno popuIai, ahoia
lien, eslas liasfoinaciones Ias halía necesilado Ia luiguesía, y solie eIIas
halía fundado una paile deI ciecinienlo econónico. La loIeiancia se voIvía
enlonces eslínuIo.
Ieio en Ia segunda nilad deI sigIo XVIII, eI pioceso liende a inveiliise. Ln
piinei Iugai, con eI aunenlo geneiaI de Ia iiqueza, peio lanlien con eI gian
enpuje denogiáfico, eI lIanco piincipaI deI iIegaIisno popuIai liende a no
sei ya en piineia Iínea Ios deiechos, sino Ios lienes: eI huilo, eI iolo lienden
a ienpIazai aI conlialando y Ia Iucha ainada conlia Ios agenles deI fisco. Y
en esla nedida, Ios canpesinos, Ios gianjeios y Ios ailesanos iesuIlan sei su
víclina piincipaI. Le Tiosne no hacía sin duda nás que exageiai una
lendencia ieaI cuando desciilía a Ios canpesinos sufiiendo Ias exacciones de
Ios vagalundos, nás lodavía que (89) anlaño Ias exigencias de Ios señoies
feudaIes: Ios Iadiones acluaIes haliían caído solie eIIos cono una nule de
inseclos peijudiciaIes, devoiando Ias cosechas y desliuyendo Ios gianeios.
121

Iuede deciise que se ha alieilo piogiesivanenle en eI sigIo XVIII una ciisis
deI iIegaIisno popuIai, y ni Ios novinienlos de Ios conienzos de Ia
RevoIución (en loino deI iechazo de Ios deiechos señoiiaIes) ni Ios nás
laidíos en Ios que venían a coincidii Ia Iucha conlia Ios deiechos de Ios
piopielaiios, Ia piolesla poIílica y ieIigiosa y eI iechazo de Ia consciipción, Io
han soIdado de nuevo, de hecho, en su foina anligua y acogedoia. Adenás,
si lien una gian paile de Ia luiguesía halía aceplado, sin denasiados piolIe-
nas, eI iIegaIisno de Ios deiechos, Io sopoilala naI cuando se lialala de Io
que eIIa consideiala cono sus deiechos de piopiedad. Nada lan
caiacleiíslico a esle iespeclo cono eI piolIena de Ia deIincuencia canpesina
a fines deI sigIo XVIII y solie lodo a pailii de Ia RevoIución.
122
LI paso a una
agiicuIluia inlensiva ejeice una piesión cada vez nás apienianle solie Ios
deiechos de uso, solie Ias loIeiancias, solie Ios pequeños iIegaIisnos
adnilidos. Adenás, adoplada en paile poi Ia luiguesía, despojada de Ias
caigas feudaIes que pesalan solie eIIa, Ia piopiedad leiiiloiiaI se ha

121
21 Le Trosne, Mémoire sur les vagabonds, 1764, p. 4.
122
22 Y.-M. Bercé, Croquants et nu-pieds, 1974, p. 161.
79
conveilido en una piopiedad alsoIula: lodas Ias loIeiancias que eI canpesi-
nado halía conseguido o conseivado (alandono de viejas olIigaciones o
consoIidación de piáclicas iiieguIaies: deiecho de paslo en conún,
apiovechanienlo de Ieña, elc.) son ahoia negadas y peiseguidas poi Ios
nuevos piopielaiios, que Ias eslinan infiacciones puias y sinpIes
(piovocando con eslo, enlie Ia polIación, una seiie de ieacciones en cadena,
cada vez nás iIegaIes o si se quieie cada vez nás ciininaIes: ioluia de
ceicados, iolo o nalanza de ganado, incendios, vioIencias, asesinalos).
123
LI
iIegaIisno de Ios deiechos, que aseguiala con fiecuencia Ia supeivivencia de
Ios nás despiovislos, liende a conveiliise, con eI nuevo eslalulo de Ia
piopiedad, en un iIegaIisno de lienes. Haliá enlonces que casligaiIo.
Y si esle iIegaIisno Io sopoila naI Ia luiguesía en Ia piopiedad leiiiloiiaI, se
vueIve inloIeialIe en Ia piopiedad coneiciaI e indusliiaI: eI desaiioIIo de Ios
pueilos, Ia apaiición de Ios giandes depósilos donde se acunuIan Ias
neicancías, Ia oiganización de laIIeies de giandes dinensiones (con una
nasa consideialIe de naleiias piinas, de heiianienlas, de oljelos
faliicados, que peilenecen (9O) aI enpiesaiio, y que son difíciIes de vigiIai),
hacen necesaiia lanlien una iepiesión iiguiosa deI iIegaIisno. La naneia en
que Ia iiqueza liende a inveiliise, de acueido con unas escaIas cuanlilalivas
conpIelanenle nuevas, en Ias neicancías y Ias náquinas, supone una
inloIeiancia sislenálica y ainada iespeclo deI iIegaIisno. LI fenóneno es
evidenlenenle nuy sensilIe aIIí donde eI desaiioIIo econónico es nás
inlenso. CoIquhoun aconelió Ia laiea de ieunii, Iinilándose a Ia ciudad de
Londies, piuelas exaclas de esla uigencia en iepiinii Ias innuneialIes
piáclicas iIegaIes: según Ios cáIcuIos de Ios enpiesaiios y de Ios seguios, eI
iolo de Ios pioduclos inpoilados de Aneiica y aInacenados solie Ias oiiIIas
deI Tánesis se eIevala, un año con olio, a 25O OOO Iilias, en lolaI, se susliaía
casi poi un vaIoi de 5OO OOO Iilias aI año sóIo en eI pueilo de Londies (y eslo
sin lenei en cuenla Ios aisenaIes), a Io cuaI halía que agiegai 7OO OOO Iilias
poi Ia ciudad nisna. Y en esle saqueo peinanenle haliía que lonai en
consideiación, según CoIquhoun, lies fenónenos: Ia conpIicidad y a nenudo
Ia pailicipación acliva de Ios enpIeados, de Ios vigiIanles, de Ios
conlianaeslies y de Ios olieios: "sienpie que se ieúna en un nisno Iugai
una gian canlidad de olieios, haliá enlie eIIos necesaiianenle nuchos
liilones", Ia exislencia de loda una oiganización de coneició iIícilo, que
conienza en Ios laIIeies o en Ios dcc|s, que pasa a conlinuación poi Ios
enculiidoies ~enculiidoies nayoiislas especiaIizados en deleininados

123
23 Cf. O. Iesly, |cs dc|i|s ruraux c| |cur rcprcssicn scus |a Rctc|u|icn c| |c Ccnsu|a|, 1956.
M. AguIhon, |a tic sccia|c cn Prctcncc, 197O.
80
lipos de neicancías y enculiidoies delaIIislas cuyas viliinas no ofiecen sino
un "niseialIe nonlón de hieiios viejos, de andiajos, de iopa usada",
nienlias que en Ia liaslienda se ocuIlan "nuniciones navaIes deI nayoi vaIoi,
peinos y cIavos de colie, liozos de fundición y de nelaIes pieciosos,
pioducciones de Ias Indias occidenlaIes, nuelIes y liapos conpiados a
olieios de lodo geneio"~, y úIlinanenle poi ievendedoies y luhoneios que
IIevan y espaicen Iejos, poi Ios canpos, eI pioduclo de Ios iolos,
124

finaInenle, Ia faliicación de noneda faIsa (paiece que halía, diseninadas
poi loda IngIaleiia, de 4O a 5O fáliicas de noneda faIsa lialajando
peinanenlenenle). Ahoia lien, Io que faciIila esla innensa enpiesa de
depiedación y de conpelencia a Ia vez, es lodo un conjunlo de loIeiancias:
unas son cono especies de deiechos adquiiidos (deiecho, poi ejenpIo, de
iecogei en loino de Ios laicos Ios liozos de hieiio y Ios calos de naionas, o
de ievendei Ias laiieduias de azúcai), olias son deI oiden de Ia aceplación
noiaI: Ia anaIogía que guaida esle piIIaje, (91) en eI ánino de sus auloies, con
eI conlialando Ios "faniIiaiiza con esla especie de deIilos cuya enoinidad no
peicilen en alsoIulo".
125

Ls, pues, necesaiio conlioIai y hacei enliai en eI código lodas eslas piáclicas
iIícilas. Ls pieciso que Ias infiacciones eslen lien definidas y seguianenle
casligadas, que en esla nasa de iiieguIaiidades loIeiadas y sancionadas de
naneia disconlinua con una iesonancia despiopoicionada, se deleinine Io
que es infiacción inloIeialIe, y que se sonela a su auloi a un casligo que no
pueda eIudii. Con Ias nuevas foinas de acunuIación deI capilaI, de Ias
ieIaciones de pioducción y de eslalulo juiídico de Ia piopiedad, lodas Ias
piáclicas popuIaies que dinanalan, ya lajo una foina lácila, colidiana,
loIeiada, ya lajo una foina vioIenla, deI iIegaIisno de Ios deiechos, se han
voIcado a Ia fueiza solie eI iIegaIisno de Ios lienes. LI iolo liende a
conveiliise en Ia piineia de Ias giandes escapaloiias de Ia IegaIidad, en ese
novinienlo que hace pasai de una sociedad de Ia exacción juiídico-poIílica a
una sociedad de Ia apiopiación de Ios nedios y de Ios pioduclos deI lialajo.
O paia decii Ias cosas de olia naneia: Ia econonía de Ios iIegaIisnos se ha
ieesliucluiado con eI desaiioIIo de Ia sociedad capilaIisla. Se ha sepaiado eI
iIegaIisno de Ios lienes deI de Ios deiechos. Sepaiación que culie una
oposición de cIases, ya que, de una paile, eI iIegaIisno nás accesilIe a Ias

124
24 I. CoIquhoun, Trai|c sur |a pc|icc dc |cndrcs, liaducción de 18O7, l. I. Ln Ias pp. 153-
182 y 292-339, ofiece CoIquhoun una exposición nuy delaIIada de eslas pislas y
ianificaciones.

125
25 |oid., pp. 297-298.

81
cIases popuIaies haliá de sei eI de Ios lienes: liasfeiencia vioIenla de Ias
piopiedades, y, de olia, Ia luiguesía se ieseivaiá eI iIegaIisno de Ios
deiechos: Ia posiliIidad de eIudii sus piopios iegIanenlos y sus piopias
Ieyes, de aseguiai lodo un innenso secloi de Ia ciicuIación econónica poi un
juego que se despIiega en Ios náigenes de Ia IegisIación, náigenes pievislos
poi sus siIencios, o Iileiados poi una loIeiancia de hecho. Y esla gian
iedisliilución de Ios iIegaIisnos se liaduciiá incIuso poi una especiaIización
de Ios ciicuilos judiciaIes: paia Ios iIegaIisnos de lienes ~paia eI iolo~, Ios
liilunaIes oidinaiios y Ios casligos, paia Ios iIegaIisnos de deiechos ~
fiaudes, evasiones fiscaIes, opeiaciones coneiciaIes iiieguIaies~, unas
juiisdicciones especiaIes, con liansacciones, conponendas, nuIlas alenuadas,
elc. La luiguesía se ha ieseivado Ia esfeia fecunda deI iIegaIisno de Ios
deiechos. Y a Ia vez que se opeia esla deIinilación, se afiina Ia necesidad de
un iasliiIIado conslanle que liene poi oljelo esenciaInenle esle iIegaIisno de
Ios lienes. Se afiina Ia necesidad de despediise de Ia anligua econonía deI
podei de casligai que lenía poi piincipios Ia nuIlipIicidad confusa (92) y
IIena de Iagunas de Ias inslancias, una iepailición y una concenliación de
podei coiieIalivas a una ineicia de hecho y una inevilalIe loIeiancia, unos
casligos iesonanles en sus nanifeslaciones y avenluiados en su apIicación. Se
afiina Ia necesidad de definii una eslialegia y unas lecnicas de casligo en Ias
que una econonía de Ia conlinuidad y de Ia peinanencia ienpIacen Ia deI
deiioche y deI exceso. Ln suna, Ia iefoina penaI ha nacido en eI punlo de
conjunción enlie Ia Iucha conlia eI soliepodei deI soleiano y Ia Iucha conlia
eI infiapodei de Ios iIegaIisnos conquislados y loIeiados. Y si ha sido olia
cosa que eI iesuIlado piovisionaI de un encuenlio de puia ciicunslancia, es
poique enlie ese soliepodei y ese infiapodei se halía eslalIecido loda una
ied de ieIaciones. La foina de Ia soleianía nonáiquica, nienlias siluala deI
Iado deI soleiano Ia soliecaiga de un podei iesonanle, iIinilado, peisonaI,
iiieguIai y disconlinuo, dejala deI Iado de Ios súldilos Iugai Iilie paia un
iIegaIisno conslanle, esle eia cono eI coiieIalo de aqueI lipo de podei. A laI
punlo que alacai Ias diveisas pieiiogalivas deI soleiano, eia ieaInenle
alacai a Ia vez eI funcionanienlo de Ios iIegaIisnos. Los dos oljelivos se
haIIalan en una ieIación de conlinuidad. Y según Ias ciicunslancias y Ias
láclicas pailicuIaies, Ios iefoinadoies hacían pievaIecei eI uno o eI olio. Le
Tiosne, eI fisióciala que fue consejeio deI piesidiaI de OiIeans, puede seivii
aquí de ejenpIo. Ln 1764 pulIica una nenoiia solie Ia vagancia: seniIIeio
de Iadiones y de asesinos "que viven en eI seno de Ia sociedad sin sei
nienlios de esla", que hacen "una veidadeia gueiia a lodos Ios ciudadanos",
y que eslán en nedio de nosolios "en ese eslado que se supone halei exislido
anles deI eslalIecinienlo de Ia sociedad civiI". Conlia eIIos pide Ias penas
82
nás seveias (de una naneia nuy caiacleiíslica, se asonlia de que se sea nás
induIgenle con eIIos que con Ios conlialandislas), quieie que se iefueice Ia
poIicía, que Ia gendaineiía Ios peisiga con Ia ayuda de Ia polIación, víclina
de sus iolos, pide que esos seies inúliIes y peIigiosos "sean incoipoiados aI
Lslado y Ie peilenezcan cono unos escIavos a sus anos", y IIegado eI caso,
que se oiganicen lalidas coIeclivas en Ios losques paia desaIojaiIos,
oloigando un pienio a lodo aqueI que capluie a uno de eIIos: "Se da nuy
lien una ieconpensa de 1O Iilias poi una caleza de Iolo. Un vagalundo es
infinilanenle nás peIigioso paia Ia sociedad."
126
Ln 1777, eI nisno Le Tiosne
pide, en Ias Vucs sur |a jus|icc crininc||c |"Opiniones solie Ia juslicia
ciininaI"j, que se ieduzcan Ias pieiiogalivas de Ia paile civiI, que se
consideie a Ios acusados (93) cono inocenles hasla su condena evenluaI, que
eI juez sea un aililio juslo enlie eIIos y Ia sociedad, que Ias Ieyes sean "fijas,
conslanles, deleininadas de Ia naneia nás piecisa", de sueile que Ios
ciudadanos sepan "a que se exponen" y Ios nagisliados no sean nás que eI
"óigano de Ia Iey".
127
Ln Le Tiosne, cono en lanlos olios de Ia nisna epoca,
Ia Iucha poi Ia deIinilación deI podei de casligai se ailicuIa diieclanenle
solie Ia exigencia de sonelei eI iIegaIisno popuIai a un conlioI nás esliiclo
y nás conslanle. Se conpiende que Ia ciílica de Ios supIicios haya lenido
lanla inpoilancia en Ia iefoina penaI, poique eia Ia figuia en Ia que venían a
coincidii, de naneia visilIe, eI podei iIinilado deI soleiano y eI iIegaIisno
sienpie despieilo deI puelIo. La hunanidad de Ias penas es Ia iegIa que se
da a un ieginen de Ios casligos que dele fijai sus Iíniles aI uno y aI olio. LI
"honlie" aI que se quieie hacei iespelai en Ia pena, es Ia foina juiídica y
noiaI que se da a esla dolIe deIinilación.
Ieio si lien es cieilo que Ia iefoina, cono leoiía penaI y cono eslialegia deI
podei de casligai, ha sido diseñada en eI punlo de coincidencia de eslos dos
oljelivos, su eslaliIidad en eI fuluio se ha delido aI hecho de que eI segundo
ocupó, duianle Iaigo lienpo, un Iugai piioiilaiio. Ioi eI hecho de que Ia
piesión solie Ios iIegaIisnos popuIaies IIegó a sei en Ia epoca de Ia RevoIu-
ción, despues lajo eI Inpeiio, y finaInenle duianle lodo eI sigIo XIX, un
inpeialivo esenciaI, es poi Io que Ia iefoina ha podido pasai deI eslado de
pioyeclo aI de inslilución y de conjunlo piáclico. Ls decii que si, en
apaiiencia, Ia nueva IegisIación ciininaI se caiacleiiza poi un suavizanienlo
de Ias penas, una codificación nás cIaia, una disninución nolalIe de Ia
aililiaiiedad, un consenso nejoi eslalIecido iespeclo deI podei de casligai (a

126
26 C. Le Tiosne, Mcncirc sur |cs tagaocnds. 1764, pp. 8, 5O, 54, 61-62.

127
27 C. Le Tiosne, Vucs sur |a jus|icc crininc||c, 1777, pp. 31, 37, 1O3-1O6.

83
faIla de una división nás ieaI de su ejeicicio), exisle lajo eIIa una aIleiación
de Ia econonía liadicionaI de Ios iIegaIisnos y una coacción iiguiosa paia
nanlenei su nueva oidenación. Hay que concelii un sislena penaI cono un
apaialo paia adninisliai difeienciaI-nenle Ios iIegaIisnos, y no, en nodo
aIguno, paia supiiniiIos lodos.
Mudai eI oljelivo y canliai su escaIa. Definii nuevas láclicas paia dai en un
lIanco que es ahoia nás lenue, peio que eslá nás anpIianenle exlendido en
eI cueipo sociaI. Lnconliai nuevas lecnicas paia adecuai Ios casligos y
adaplai Ios efeclos. Iijai nuevos (94) piincipios paia ieguIaiizai, afinai,
univeisaIizai eI aile de casligai. Honogeneizai su ejeicicio. Disninuii su
coslo econónico y poIílico aunenlando su eficacia y nuIlipIicando sus
ciicuilos. Ln suna, consliluii una nueva econonía y una nueva lecnoIogía
deI podei de casligai: laIes son, sin duda, Ias iazones de sei esenciaIes de Ia
iefoina penaI deI sigIo XVIII.
AI niveI de Ios piincipios, esla eslialegia nueva se foinuIa fáciI nenle en Ia
leoiía geneiaI deI conlialo. Se supone que eI ciudadano ha aceplado de una
vez paia sienpie, junlo con Ias Ieyes de Ia sociedad, aqueIIa nisna que
puede casligaiIo. LI ciininaI apaiece enlonces cono un sei juiídicanenle
paiadójico. Ha iolo eI paclo, con Io que se vueIve enenigo de Ia sociedad
enleia, peio pailicipa en eI casligo que se ejeice solie eI. LI nenoi deIilo ala-
ca a Ia sociedad enleia, y Ia sociedad enleia ~incIuido eI deIincuenle~ se
haIIa piesenle en eI nenoi casligo. LI casligo penaI es, poi Io lanlo, una
función geneiaIizada, coexlensiva aI cueipo sociaI y a cada uno de sus
eIenenlos. Se pIanlea enlonces eI piolIena de Ia "nedida", y de Ia econonía
deI podei de casligai.
La infiacción opone, en efeclo, un individuo aI cueipo sociaI enleio, paia
casligaiIo, Ia sociedad liene eI deiecho de aIzaise loda enleia conlia eI. Lucha
desiguaI: de un soIo Iado, lodas Ias fueizas, lodo eI podei, Ios deiechos lodos.
Y pieciso es que sea así, ya que va en eIIo Ia defensa de cada cuaI. Se
consliluye de esla sueile un foinidalIe deiecho de casligai, ya que eI infiac-
loi se convieile en eI enenigo conún. Ieoi que un enenigo, incIuso, pueslo
que sus goIpes Ios asesla desde eI inleiioi de Ia sociedad y conlia esla nisna:
un liaidoi. Un "nonsliuo". ¿Cóno no ila a lenei Ia sociedad un deiecho
alsoIulo solie eI` ¿Cóno podiía dejai de pedii su supiesión puia y sinpIe`
Y si es cieilo que eI piincipio de Ios casligos dele sei susciilo en eI paclo, ¿no
es pieciso, en loda Iógica, que cada ciudadano aceple Ia pena suna paia
quienes, de enlie eIIos, Ios alacan en conún` "Todo naIhechoi, que alaca eI
deiecho sociaI, se convieile, poi sus ciínenes, en ieleIde y liaidoi a Ia paliia.
Lnlonces, Ia conseivación deI Lslado es inconpalilIe con Ia suya, es pieciso
que uno de Ios dos peiezca, y cuando se hace peiecei aI cuIpalIe, es nenos
84
cono ciudadano que cono enenigo."
128
LI deiecho de casligai ha sido
liasIadado de Ia (95) venganza deI soleiano a Ia defensa de Ia sociedad. Ieio
se encuenlia enlonces ieoiganizado con unos eIenenlos lan fueiles, que se
vueIve casi nás leiiilIe. Se ha aIejado aI naIhechoi de una anenaza, poi
naluiaIeza, excesiva, peio se Ie expone a una pena que no se ve Io que
pudieia IinilaiIa. Reloino de un soliepodei leiiilIe. Y necesidad de oponei a
Ia fueiza deI casligo un piincipio de nodeiación.
"¿Quien no se eslienece de hoiioi aI vei en Ia hisloiia lanlos loinenlos
espanlosos e inúliIes, invenlados y enpIeados fiíanenle poi unos nonsliuos
que se dalan eI nonlie de sensalos`"
129
Y lanlien: "Las Ieyes ne incilan aI
casligo deI nayoi de Ios ciínenes. Acudo con lodo eI fuioi que ne ha
inspiiado. Ieio ¿cóno` Lsle fuioi Io soliepasa... Dios que has inpieso en
nueslios coiazones Ia aveisión aI doIoi en nosolios nisnos y nueslios
senejanles, ¿son eslos seies que cieasle lan deliIes y lan sensilIes Ios que han
invenlado supIicios lan láilaios, lan iefinados`"
13O
LI piincipio de Ia
nodeiación de Ias penas, incIuso cuando se liala de casligai aI enenigo deI
cueipo sociaI, conienza poi ailicuIaise cono un discuiso deI coiazón. Más
aún, suige cono un giilo deI cueipo que se ieleIa anle Ia visla o anle Ia
inaginación de un exceso de ciueIdades. La foinuIación deI piincipio de que
Ia penaIidad dele sei sienpie "hunana" Ia hacen Ios iefoinadoies en
piineia peisona. Cono si se expiesaia de naneia innediala Ia sensiliIidad
de aqueI que halIa, cono si eI cueipo deI fiIósofo o deI leoiizanle vinieia,
enlie eI encainizanienlo deI veidugo y eI supIiciado, a afiinai su piopia Iey
y a inponeiIa finaInenle a loda Ia econonía de Ias penas. ¿Liiisno que
nanifiesla Ia inpolencia paia enconliai eI fundanenlo iacionaI de un cáIcuIo
penaI` Lnlie eI piincipio conliacluaI que aiioja aI ciininaI fueia de Ia
sociedad y Ia inagen deI nonsliuo "vonilado" poi Ia naluiaIeza, ¿dónde
enconliai un Iínile, cono no sea en una naluiaIeza hunana que se nanifiesla
no en eI iigoi de Ia Iey, no en Ia feiocidad deI deIincuenle, sino en Ia

128
28 }.-}. Rousseau, Ccn|ra|c sccia|, Iilio II, cap. v. Hay que adveilii que eslas ideas de
Rousseau fueion uliIizadas en Ia Consliluyenle poi aIgunos dipulados que lialalan de
nanlenei un sislena de penas nuy iiguioso. Y Io cuiioso es que Ios piincipios deI
Conlialo han podido seivii paia apoyai Ia vieja coiiespondencia de aliocidad enlie
ciinen y casligo. "La piolección delida a Ios ciudadanos exige piopoicionai Ias penas a Ia
aliocidad de Ios ciínenes y no saciificai, en nonlie de Ia hunanidad, a Ia hunanidad
nisna." (Mougins de Roquefoil, que cila eI pasaje en cueslión deI Ccn|ra|c sccia|, "Discouis
… Ia Consliluanle", Arcnitcs par|cncn|aircs, l. XXVI, p. 637.)


129
29 Beccaria, Des délits et des peines, ed. de 1856, p. 87.
130
30 P. L. de Lacretelle, Discours sur le préjugé des peines infamantes, 1784, p. 129.
85
sensiliIidad deI honlie iacionaI que hace Ia Iey y no conele ciinen`
Ieio esle iecuiso a Ia "sensiliIidad" no iefIeja exaclanenle una inposiliIidad
leóiica. LIeva de hecho consigo un piincipio de cáIcuIo. LI cueipo, Ia
inaginación, eI sufiinienlo, eI coiazón que iespelai no son, en efeclo, Ios deI
ciininaI que hay que casligai, (96) sino Ios de Ios honlies que, haliendo
susciilo eI paclo, lienen eI deiecho de ejeicei conlia eI eI podei de uniise. Los
sufiinienlos que dele excIuii eI suavizanienlo de Ias penas son Ios de Ios
jueces o Ios especladoies, con lodo Io que pueden inpIicai de duieza, de
feiocidad hijas deI hálilo, o poi eI conliaiio, de conpasión indelida, de
induIgencia naI fundada: "Iiedad paia esas aInas lieinas y sensilIes solie
Ias cuaIes eslos hoiiilIes supIicios ejeicen una especie de loiluia."
131
Lo que
es pieciso nodeiai y caIcuIai son Ios efeclos de iechazo deI casligo solie Ia
inslancia que casliga y eI podei que esla pielende ejeicei.
Ahí eniaiza eI piincipio de que no se dele apIicai janás sino casligos
"hunanos", a un deIincuenle que, sin enlaigo, puede nuy lien sei un
liaidoi y un nonsliuo. La iazón de que Ia Iey dela lialai ahoia
"hunananenle" a aqueI que se haIIa "fueia de Ia naluiaIeza" (nienlias que Ia
juslicia de anlaño lialala de naneia inhunana aI "fueia de Ia Iey"), no eslá en
una hunanidad piofunda que eI deIincuenle escondieia denlio de si, sino en
Ia ieguIación necesaiia de Ios efeclos de podei. Lsla iacionaIidad "econónica"
es Ia que dele piopoicionai Ia pena y piesciilii sus lecnicas afinadas.
"Hunanidad" es eI nonlie iespeluoso que se da a esla econonía y a sus
cáIcuIos ninuciosos. "Ln cueslión de pena, eI nínino eslá oidenado poi Ia
hunanidad y aconsejado poi Ia poIílica."
132

Sea, paia conpiendei esla lecnopoIílica deI casligo, eI caso Iínile, eI úIlino
de Ios ciínenes: un ciinen enoine, que vioIaia junlas lodas Ias Ieyes nás
iespeladas. Se haliía pioducido en unas ciicunslancias lan exliaoidinaiias,
en nedio de un secielo lan piofundo, con una desnesuia laI, y cono en eI
Iínile lan exlieno de loda posiliIidad, que no podiía sei sino eI único y en

131
31 |oid., p. 131.

132
32 A. Duport, "Discours à la Constituante, 22 décembre 1789", Archives parlementaires, t. x, p.
744. Se podría citar, en el mismo sentido, los diferentes temas de concursos propuestos a fines del
siglo XVIII por las academias y sociedades culturales: cómo hacer "de modo que la moderación de
la instrucción y de las penas se concilie con la certeza de un castigo rápido y ejemplar y que la
sociedad civil goce de la mayor seguridad posible, en pro de la libertad y la humanidad" (Société
économique de Berne, 1777). Marat respondió con su Plan de Législation criminelle. Cuáles son
los "medios de suavizar el rigor de las leyes penales en Francia sin perjudicar a la seguridad
pública" (Académie de Châlons-sur-Marne, 1780; los premiados fueron Brissot y Bernardi);
"¿tiende la extremada severidad de las leyes a disminuir el número y la enormidad de los delitos en
una nación depravada?" (Académie de Marseille, 1786; el premiado fue Eymar).
86
lodo caso eI úIlino de su especie: nadie podiía inilaiIo janás, nadie podiía
lonaiIo cono ejenpIo, ni aun escandaIizaise de que se hulieia (97)
conelido. Su deslino seiía desapaiecei sin dejai iaslio. Lsle apóIogo
133
de Ia
"exlienidad deI ciinen" es un poco, en Ia nueva penaIidad, Io que eia eI
pecado oiiginaI en Ia anligua: Ia foina puia en Ia que apaiece Ia iazón de Ias
penas.
¿Deleiía sei casligado un ciinen laI` ¿De acueido con que nedida` ¿De que
uliIidad podiía sei su casligo en Ia econonía deI podei de casligai` Seiía úliI
en Ia nedida en que pudieia iepaiai eI "naI hecho a Ia sociedad".
134
Ahoia
lien, si dejanos de Iado eI peijuicio piopianenle naleiiaI ~que incIuso
iiiepaialIe cono en un asesinalo, es de poca nonla aI niveI de una sociedad
enleia~, eI daño que hace un ciinen aI cueipo sociaI es eI desoiden que
inlioduce en eI: eI escándaIo que suscila, eI ejenpIo que da, Ia incilación a
iepeliiIo si no ha sido casligado, Ia posiliIidad de geneiaIización que IIeva en
sí. Iaia sei úliI, eI casligo dele lenei cono oljelivo Ias consecuencias deI
deIilo, enlendidas cono Ia seiie de desóidenes que es capaz de iniciai. "La
piopoición enlie Ia pena y Ia caIidad deI deIilo eslá deleininada poi Ia
infIuencia que liene solie eI oiden sociaI eI paclo que se vioIa."
135
Ahoia
lien, esla infIuencia de un deIilo no se haIIa foizosanenle en piopoición
diiecla de su aliocidad, un ciinen que espanla Ia conciencia es a nenudo de
un efeclo nenoi que una fechoiía que lodo eI nundo loIeia y se sienle
dispueslo a inilai poi su cuenla. Raieza de Ios giandes ciínenes, peIigio en
canlio de Ias pequeñas fechoiías faniIiaies que se nuIlipIican. No luscai
poi consiguienle una ieIación cuaIilaliva enlie eI deIilo y su casligo, una
equivaIencia de hoiioi: "¿Iueden Ios giilos de un desdichado en eI loinenlo
ieliiai deI seno deI pasado que ya no vueIve una acción conelida ya`"
136

CaIcuIai una pena en función no deI ciinen, sino de su iepelición posilIe. No
alendei a Ia ofensa pasada sino aI desoiden fuluio. Hacei de nodo que eI
naIhechoi no pueda lenei ni eI deseo de iepelii, ni Ia posiliIidad de conlai
con iniladoies.
137
Casligai seiá, poi Io lanlo, un aile de Ios efeclos, nás que

133
33 G. Target, Observations sur le projet du Code pénal, en Loaré, La législation de la France, t.
xXIX, pp. 7-8. Se encuentra, invertidos los términos, en Kant.
134
34 c. L. de Iasloiel, Dcs |cis pcna|cs, 179O, II, p. 21.

135
35 C. IiIangieii, |a scicncc dc |a |cgis|a|icn, liad. de 1786, l. IV, p. 214.
136
36 Beccaria, Des délits et des peines, 1856, p. 87.
137
37 A. ßainave, "Discouis … Ia Consliluanle": "La sociedad no ve en Ios casligos que
infIige eI láilaio goce de hacei sufiii a un sei hunano, ve en eIIos Ia piecaución necesaiia
paia pievenii unos ciínenes senejanles, paia apailai de Ia sociedad Ios naIes con que Ia
anenaza un alenlado." (Arcnitcs par|cncn|aircs, l. xXVII, 6 de junio de 1791, p. 9.)

87
oponei Ia enoinidad de Ia pena a Ia enoinidad de Ia faIla, es pieciso adecuai
(98) una a olia Ias dos seiies que siguen aI ciinen: sus efeclos piopios y Ios de
Ia pena. Un ciinen sin dinaslía no IIana aI casligo. DeI nisno nodo que ~
según olia veisión deI nisno apóIogo~ en víspeias de disoIveise y de
desapaiecei no lendiía deiecho una sociedad a Ievanlai palíluIos. LI úIlino
de Ios ciínenes no puede sino quedai inpune.
Vieja concepción. No eia necesaiio aguaidai a Ia iefoina deI sigIo XVIII paia
ollenei esla función ejenpIai deI casligo. Que eI casligo niie hacia eI
poivenii, y que una cuando nenos de sus funciones nayoies sea Ia de
pievenii, fue, desde hace sigIos, una de Ias juslificaciones coiiienles deI
deiecho de casligai. Ieio Ia difeiencia eslá en que Ia pievención que se
aguaidala cono un efeclo deI casligo y de su iesonancia ~y poi Io lanlo de
su desnesuia~, liende ahoia a conveiliise en eI piincipio de su econonía, y
Ia nedida de sus juslas piopoiciones. Hay que casligai exaclanenle Io
laslanle paia inpedii. DespIazanienlo, poi Io lanlo, en Ia necánica deI
ejenpIo: en una penaIidad de supIicio, eI ejenpIo eia Ia iepIica deI ciinen,
lenía, poi una especie de nanifeslación geneIa, que nosliaiIo y que nosliai
a Ia vez eI podei soleiano que Io doninala, en una penaIidad caIcuIada de
acueido con sus piopios efeclos, eI ejenpIo dele ienilii aI ciinen, peio de Ia
naneia nás disciela posilIe, indicai Ia inleivención deI podei peio con Ia
nayoi econonía, y en eI caso ideaI inpedii loda ieapaiición uIleiioi de uno y
olio. LI ejenpIo no es ya un iiluaI que nanifiesla, es un signo que
olslacuIiza. A liaves de esla lecnica de Ios signos punilivos, que liende a
inveilii lodo eI canpo lenpoiaI de Ia acción penaI, Ios iefoinadoies piensan
dolai eI podei de casligai de un insliunenlo econónico, eficaz, geneiaIizalIe
a liaves de lodo eI cueipo sociaI, susceplilIe de cifiai lodos Ios con-
poilanienlos, y poi consiguienle, de ieducii lodo eI canpo difuso de Ios
iIegaIisnos. La seniolecnica con que se liala de ainai eI podei de casligai
ieposa solie cinco o seis iegIas nayoies.
Rcg|a dc |a can|idad ninina. Se conele un ciinen poique piocuia venlajas. Si
se vincuIaia a Ia idea deI ciinen Ia idea de una desvenlaja un poco nayoi,
cesaiía de sei desealIe. "Iaia que eI casligo pioduzca eI efeclo que se dele
espeiai de eI lasla que eI daño que causa exceda eI leneficio que eI cuIpalIe
ha ollenido deI ciinen."
138
Se puede, hay que adnilii una pioxinidad de Ia
pena y deI deIilo, peio no ya en Ia foina anligua, en Ia que eI supIicio delía
equivaIei aI deIilo en inlensidad, con un supIenenlo que naicala eI "nás
podei" deI soleiano ieaIizando su venganza (99) Iegílina, es una casi

138
38 ßeccaiia, Trai|c dcs dc|i|s c| dcs pcincs, p. 89.

88
equivaIencia aI niveI de Ios inleieses: un poco nás de inleies en evilai Ia pena
que en aiiiesgai eI deIilo.
Rcg|a dc |a idca|idad suficicn|c. Si eI nolivo de un deIilo es Ia venlaja que de eI
se iepiesenla, Ia eficacia de Ia pena eslá en Ia desvenlaja que de eI se espeia.
Lo que hace Ia "pena" en eI coiazón deI casligo, no es Ia sensación de
sufiinienlo, sino Ia idea de un doIoi, de un desagiado, de un inconvenienle
~Ia "pena" de Ia idea de Ia "pena". Ioi Io lanlo, eI casligo no liene que
enpIeai eI cueipo, sino Ia iepiesenlación. O, nás lien, si dele uliIizai eI cuei-
po, es en Ia nedida en que esle es nenos eI sujelo de un sufiinienlo, que eI
oljelo de una iepiesenlación: eI iecueido de un doIoi puede inpedii Ia
iecaída, deI nisno nodo que eI especlácuIo, así sea ailificiaI, de una pena
física puede pievenii eI conlagio de un ciinen. Ieio no es eI doIoi en sí
nisno eI que haliá de sei eI insliunenlo de Ia lecnica puniliva. Ioi Io lanlo,
duianle lodo eI lienpo que sea posilIe, y exceplo en Ios casos en que se liala
de suscilai una iepiesenlación eficaz, es inúliI despIegai eI gian insliunenlaI
de Ios palíluIos. LIisión deI cueipo cono sujelo de Ia pena, peio no
foizosanenle cono eIenenlo en un especlácuIo. LI iechazo de Ios supIicios
que, en eI unliaI de Ia leoiía, no halía enconliado sino una foinuIación
Iíiica, liene aquí Ia posiliIidad de ailicuIaise iacionaInenle: Io que dele
IIevaise aI náxino es Ia iepiesenlación de Ia pena, no su ieaIidad coipoiaI.
Rcg|a dc |cs cfcc|cs |a|cra|cs. La pena dele ollenei sus efeclos nás inlensos de
aqueIIos que no han conelido Ia faIla, en eI Iínile, si se pudieia eslai seguio
de que eI cuIpalIe es incapaz de ieincidii, laslaiía con hacei cieei a Ios
denás que ha sido casligado. Inlensificación cenliífuga de Ios efeclos, que
conduce a Ia paiadoja de que en eI cáIcuIo de Ias penas, eI eIenenlo nenos
inleiesanle, es lodavía eI cuIpalIe (exceplo si es susceplilIe de ieincidencia).
ßeccaiia ha iIusliado esla paiadoja en eI casligo que pioponía en Iugai de Ia
pena de nueile: Ia escIavilud a peipeluidad. ¿Iena físicanenle nás ciueI que
Ia nueile` De ningún nodo, decía, poique eI doIoi de Ia escIavilud eslá
dividido paia eI condenado en lanlas paiceIas cono inslanles Ie quedan que
vivii, pena indefinidanenle divisilIe, pena eIeálica, nucho nenos seveia que
eI casligo capilaI que, de un saIlo, se enpaieja con eI supIicio. Ln canlio,
paia quienes ven o se iepiesenlan a esos escIavos, Ios sufiinienlos que
sopoilan eslán ieunidos en una soIa idea, lodos Ios inslanles de Ia escIavilud
se conliaen en una iepiesenlación que se vueIve enlonces nás espanlosa que
Ia idea de Ia nueile. Ls Ia pena econónicanenle ideaI: es nínina paia aqueI
que Ia sufie (y que, ieducido a Ia escIavilud, no puede ieincidii) y es náxina
paia (1OO) aqueI que se Ia iepiesenla. "Lnlie Ias penas y en Ia naneia de
apIicaiIas en piopoición a Ios deIilos, hay que eIegii Ios nedios que hagan en
eI ánino deI puelIo Ia inpiesión nás eficaz y Ia nás duiadeia, y aI nisno
89
lienpo Ia nenos ciueI solie eI cueipo deI cuIpalIe."
139

Rcg|a dc |a ccr|idunorc aosc|u|a. Ls pieciso que a Ia idea de cada deIilo y de Ias
venlajas que de eI se espeian, vaya asociada Ia idea de un casligo
deleininado con Ios inconvenienles piecisos que de eI iesuIlan, es pieciso
que, enlie una y olia, se consideie eI víncuIo cono necesaiio y que nada
pueda ionpeiIo. Lsle eIenenlo geneiaI de Ia ceilidunlie que dele
conunicai su eficacia aI sislena punilivo inpIica cieilo núneio de nedidas
piecisas. Que Ias Ieyes que definen Ios deIilos y piesciilen Ias penas sean
alsoIulanenle cIaias, "con eI fin de que cada nienlio de Ia sociedad pueda
dislinguii Ias acciones ciininaIes de Ias acciones viiluosas".
14O


Que eslas
Ieyes se pulIiquen, que cada cuaI pueda lenei acceso a eIIas, se dan poi
leininadas Ias liadiciones oiaIes y Ias coslunlies, y hay en canlio una
IegisIación esciila, que sea "eI nonunenlo eslalIe deI paclo sociaI", unos
lexlos inpiesos, faciIilados aI conocinienlo de lodos: "Unicanenle Ia
inpienla puede hacei que lodo eI púlIico, y no lan sóIo aIgunos pailicuIaies,
sea deposilaiio deI código sagiado de Ias Ieyes."
141
Que eI nonaica ienuncie
a su deiecho de giacia, paia que Ia fueiza piesenle en Ia idea de Ia pena no
quede alenuada poi Ia espeianza de dicha inleivención: "Si se deja vei a Ios
honlies que eI ciinen puede peidonaise y que eI casligo no es su
consecuencia necesaiia, se aIinenla en eIIos Ia espeianza de Ia inpunidad...
que Ias Ieyes sean inexoialIes y Ios ejeculoies infIexilIes."
142
Y solie lodo
que ningún deIilo conelido se susliaiga a Ia niiada de quienes lienen que
hacei juslicia, nada vueIve nás fiágiI eI apaialo de Ias Ieyes que Ia espeianza
de Ia inpunidad, ¿cóno podiía eslalIeceise en eI ánino de Ios juslicialIes un
víncuIo esliiclo enlie una naIa acción y una pena, si viniese a afeclaiIo cieilo
coeficienle de inpiolaliIidad` ¿No se deleiía hacei que Ia pena fueia lanlo
nás lenilIe poi su vioIencia cuanlo nenos de lenei es poi su poca
ceilidunlie` Más que inilai así eI anliguo sislena y sei "nás seveio, hay
que sei nás vigiIanle".
143

(1O1) De ahí Ia idea de que eI apaialo de juslicia dele ii unido a un óigano de
vigiIancia que Ie esle diieclanenle cooidinado, y que peinila o lien inpedii
Ios deIilos o lien, de halei sido conocidos, delenei a sus auloies, poIicía y

139
39 Beccaria, Des délits et des peines, p. 87.
140
40 J. P. Brissot, Théories des lois criminelles, 1781, t. I, p. 24.
141
41 Beccaria, Des délits et des peines, p. 26.
142
42 Beccaria, ibid. Cf. también Brissot: "Si la gracia es equitativa, la ley es mala; allí donde la
legislación es buena, las gracias no son otra cosa que crímenes contra la ley" (Théorie des ¡ois
criminelles, 1781, t. I, p. 200).
143
43 G. de Mably, De ¡a législation, Oeuvres complètes, 1789, t. IX, p. 327. Cf. también Vattel:
"Es menos la atrocidad de las penas que la exactitud en exigirlas lo que mantiene a todo el mundo
en el deber" (Le droit des gens, 1768, p. 163).
90
juslicia delen naichai junlas cono Ias dos acciones conpIenenlaiias de un
nisno pioceso, gaianlizando Ia poIicía "Ia acción de Ia sociedad solie cada
individuo", y Ia juslicia, "Ios deiechos de Ios individuos conlia Ia sociedad",
144

así, cada ciinen saIdiá a Ia Iuz deI día, y seiá casligado con loda ceileza. Ieio
es pieciso adenás que Ios piocedinienlos no se nanlengan secielos, que Ios
nolivos poi Ios que se ha condenado o pueslo en Iileilad a un incuIpado
sean conocidos de lodos, y que cada cuaI pueda ieconocei Ios nolivos de
casligai: "Que eI nagisliado pionuncie su opinión en voz aIla, que esle
olIigado a consignai en su senlencia eI lexlo de Ia Iey que condena aI
cuIpalIe,... que Ios piocedinienlos sepuIlados nisleiiosanenle en Ias
linielIas de Ias esciilanías se pongan a Ia visla de lodos Ios ciudadanos que
se inleiesan poi Ia sueile de Ios condenados."
145

Rcg|a dc |a tcrdad ccnun. ßajo esle piincipio de una gian liiviaIidad se ocuIla
una liasfoinación de inpoilancia. •1 anliguo sislena de Ias piuelas IegaIes,
eI uso de Ia loiluia, eI aiiancai Ia confesión poi Ia fueiza, Ia uliIización deI
supIicio, deI cueipo y deI especlácuIo paia Ia iepioducción de Ia veidad
halían aisIado duianle Iaigo lienpo Ia piáclica penaI de Ias foinas conunes
de Ia denosliación: Ias senipiuelas hacían seniveidades y senicuIpalIes,
unas fiases aiiancadas poi eI doIoi lenían vaIoi de aulenlificación, una
piesunción IIevala enpaiejado un giado de pena. Sislena cuya
heleiogeneidad en eI ieginen oidinaiio de Ia piuela no consliluyó ieaInenle
un escándaIo hasla eI día en que eI podei de casligai necesiló, paia su
econonía piopia, un cIina de ceilidunlie iiiefulalIe. ¿Cóno unii de naneia
alsoIula en eI ánino de Ios honlies Ia idea deI ciinen y Ia deI casligo, si Ia
ieaIidad de esle no sigue, en lodos Ios casos, a Ia ieaIidad deI hecho vilupe-
ialIe` LslalIeceiIa, con loda evidencia, y según unos nedios váIidos paia
lodos, se convieile en una laiea piinoidiaI. La veiificación deI ciinen dele
oledecei a Ios ciileiios geneiaIes de loda veidad. La senlencia judiciaI, en Ios
aigunenlos que enpIea, en Ias piuelas que apoila, dele sei honogenea aI
juicio. Ioi Io lanlo, alandono de Ias piuelas IegaIes, iechazo de Ia loiluia,
necesidad (1O2) de una denosliación conpIela paia hacei una veidad jusla,
supiesión de loda coiieIación enlie Ios giados de Ia sospecha y Ios de Ia pena.
Lo nisno que una veidad nalenálica, Ia veidad deI deIilo no podiá sei
adnilida sino una vez enleianenle piolada. Síguese de eslo que, hasla Ia
denosliación finaI de su deIilo, dele iepulaise inocenle aI incuIpado, y que
paia Ia denosliación, eI juez dele uliIizai no unas foinas iiluaIes, sino unos
insliunenlos conunes, Ia iazón de lodo eI nundo, que es iguaInenle Ia de

144
44 A. Dupoil, "Discouis … Ia Consliluanle", Arcnitcs par|cncn|aircs, l. xxi, p. 45.

145
45 G. de Mably, De la législation, Oeuvres complètes, 1789, t. ix, p. 348.
91
Ios fiIósofos y de Ios doclos: "Ln leoiía, consideio aI nagisliado cono un
fiIósofo que se piopone desculiii una veidad inleiesanle... Su sagacidad Ie
haiá caplai lodas Ias ciicunslancias y lodas Ias ieIaciones, conpaiai o sepaiai
Io que dele seiIo paia juzgai sananenle."
146
La invesligación, ejeicicio de Ia
iazón conún, se desenlaiaza deI anliguo nodeIo inquisiloiiaI, paia adoplai
eI nucho nás fIexilIe (y dolIenenle vaIidado poi Ia ciencia y eI senlido
conún) de Ia invesligación enpíiica. LI juez seiá cono un "piIolo que navega
enlie Ios escoIIos": "¿CuáIes seián Ias piuelas o con que indicios podiá
conlenlaise` Ls Io que ni yo ni nadie se ha alievido lodavía a deleininai en
geneiaI, poi eslai ocasionadas Ias ciicunslancias a vaiiai hasla eI infinilo, ya
que Ias piuelas y Ios indicios delen deduciise de esas ciicunslancias, es
pieciso necesaiianenle que Ios indicios y Ias piuelas nás cIaias vaiíen
piopoicionaInenle."
147
Ln adeIanle, Ia piáclica penaI va a enconliaise
sonelida a un ieginen conún de Ia veidad, o nás lien a un ieginen con-
pIejo en eI que se ennaiañan paia foinai Ia "ínlina convicción" deI juez unos
eIenenlos heleiogeneos de denosliación cienlífica, de evidencias sensilIes y
de senlido conún. Ln cuanlo a Ia juslicia penaI, si lien conseiva unas foinas
que gaianlizan su equidad, puede aliiise ahoia a Ias veidades de lodos Ios
vienlos, con laI de que sean evidenles, se haIIen lien eslalIecidas y puedan
aceplaiIas lodos. LI iiluaI judiciaI no es ya en sí nisno foinadoi de una vei-
dad conpailida. Se Ie ha coIocado en eI canpo de iefeiencia de Ias piuelas
conunes. LnlálIase enlonces con Ia nuIlipIicidad de Ios discuisos cienlíficos
una ieIación difíciI e infinila, que Ia juslicia penaI no eslá hoy en condiciones
de conlioIai. LI que señoiea Ia juslicia no es ya señoi de su veidad.
Rcg|a dc |a cspccificacicn cp|ina. Iaia que Ia seniólica penaI culia lien lodo eI
canpo de Ios IegaIisnos que se quieien ieducii, se necesila que eslen
caIificadas lodas Ias infiacciones, es pieciso que se haIIen cIasificadas y
ieunidas en especies que no dejen escapai ninguna de eIIas. Se hace, poi Io
lanlo, necesaiio un código, (1O3) y un código Io suficienlenenle pieciso paia
que cada lipo de infiacción pueda eslai en eI cIaianenle piesenle. Se dele
evilai que, en eI siIencio de Ia Iey, se piecipile Ia espeianza de Ia inpunidad.
Se necesila un código exhauslivo y expIícilo, que defina Ios deIilos y fije Ias
penas.
148
Ieio eI nisno inpeialivo de iecupeiación inlegiaI poi Ios efeclos-
signo deI casligo olIiga a ii nás Iejos. La idea de un nisno casligo no liene Ia
nisna fueiza paia lodo eI nundo, Ia nuIla no es lenilIe paia eI iico ni Ia

146
46 C. Seigneux de Coiievon, |ssai sur |'usagc dc |a |cr|urc, 1768, p. 49.
147
47 I. Risi, Ooscrta|icns dc jurisprudcncc crininc||c, liad. de 1758, p. 53.

148
48 Sobre este tema, véase entre otros, S. Linguet, Nécessité d'une réforme de l'administration de
la justice criminelle, 1764, p. 8.
92
infania paia quien ya ha eslado expueslo a Ia veigüenza. La nocividad de un
deIilo y su vaIoi de inducción no son Ios nisnos según eI eslalulo deI infiac-
loi, eI ciinen de un nolIe es nás nocivo paia Ia sociedad que eI de un
honlie deI puelIo.
149
Ln fin, pueslo que eI casligo dele inpedii Ia
ieincidencia, es foizoso que lenga en cuenla Io que es eI ciininaI en su
naluiaIeza piofunda, eI giado piesunilIe de su peiveisidad, Ia cuaIidad
inliínseca de su voIunlad: "De dos honlies que han conelido eI nisno iolo,
¿hasla que punlo aqueI que lenía apenas Io necesaiio es nenos cuIpalIe que
eI que nadala en Ia alundancia` Lnlie dos peijuios, ¿hasla que punlo aqueI
en quien se piocuió, desde Ia infancia, inpiinii unos senlinienlos de honoi
es nás ciininaI que eI olio que, alandonado a Ia naluiaIeza, no iecilió janás
educación aIguna`"
15O
Se ve apunlai a Ia vez que Ia necesidad de una
cIasificación paiaIeIa de Ios ciínenes y de Ios casligos, Ia necesidad de una
individuaIización de Ias penas, confoine a Ios caiacleies singuIaies de cada
deIincuenle. Lsla individuaIización haliá de giavilai nuy pesadanenle
solie loda Ia hisloiia deI deiecho penaI nodeino, liene ahí su punlo de en-
iaizanienlo, sin duda en leininos de leoiía deI deiecho y de acueido con Ias
exigencias de Ia piáclica colidiana, dicha individuaIización se haIIa en
oposición iadicaI con eI piincipio de Ia codificación, peio desde eI punlo de
visla de una econonía deI podei de casligai, y de Ias lecnicas poi Ias cuaIes
se liala de ponei en ciicuIación, en lodo eI cueipo sociaI, unos signos de
casligo exaclanenle ajuslados, sin excesos ni Iagunas, sin "gaslo" inúliI de
podei peio sin linidez, se ve lien que Ia codificación deI sislena deIilos-
casli-gos y Ia noduIación de Ia paieja ciininaI-casligo coiien paiaIeIas y se
IIanan Ia una a Ia olia. La individuaIización apaiece cono eI oljelivo úIlino
de un código exaclanenle adaplado.
Ahoia lien, esla individuaIización es nuy difeienle poi su índoIe de Ias
noduIaciones de Ia pena que se enconlialan en Ia juiispiudencia (1O4)
anligua. Lsla ~y solie esle punlo eslala de acueido con Ia piáclica
penilenciaiia ciisliana~ uliIizala paia ajuslai eI casligo, dos seiies de
vaiialIes, Ias de Ia "ciicunslancia" y Ias de Ia "inlención". Ls decii unos
eIenenlos que peinilían caIificai eI piopio aclo. La noduIación de Ia pena
coiiespondía a una "casuíslica" en senlido anpIio.
151
Ieio Io que conienza a
eslozaise ahoia es una noduIación que se iefieie aI piopio infiacloi, a su
índoIe, a su nodo de vida y de pensanienlo, a su pasado, a Ia "caIidad" y no

149
49 P. L. de Lacretelle, Discours sur les peines infamantes, 1784, p. 144.
150
5O }.-I. Maial, P|an dc |cgis|a|icn crininc||c, 178O, p. 34.

151
51 Sobre la Índole no individualizante de la casuística, cf. P. Cariou, Les idéalités casuistiques
(tesis mecanografiada).
93
ya a Ia inlención de su voIunlad. Se peicile, peio cono un Iugai que queda
lodavía vacío, eI Iugai donde, en Ia piáclica penaI, vendiá eI salei psicoIógico
a susliluii Ia juiispiudencia casuíslica. NaluiaInenle, en eslos finaIes deI
sigIo XVIII, se eslá lodavía Iejos de laI nonenlo. LI víncuIo código-
individuaIización se lusca en Ios nodeIos cienlíficos de Ia epoca. La hisloiia
naluiaI ofiecía indudalIenenle eI esquena nás adecuado: Ia laxononía de
Ias especies según una giadación ininleiiunpida. Se liala de consliluii un
Linneo de Ios ciínenes y de Ias penas, de naneia que cada infiacción
pailicuIai, y cada individuo punilIe, puedan caei sin aililiaiiedad aIguna
lajo eI peso de una Iey geneiaI. "Ls pieciso eslalIecei una lalIa de lodos Ios
geneios de deIilos que se advieilan en difeienles países. De acueido con eI
iecuenlo de Ios ciínenes, haliá que hacei una división en especies. La nejoi
iegIa paia esla división es, a ni enlendei, sepaiai Ios deIilos poi Ias
difeiencias de sus oljelos. Lsla división dele sei laI que cada especie sea nuy
dislinla de olia, y que cada deIilo pailicuIai, consideiado en lodas sus
ieIaciones, quede siluado enlie eI que dele piecedeiIo y eI que dele seguiiIo,
y en Ia nás exacla giadación. Lsla lalIa ha de sei laI, en fin, que pueda
colejaise con olia lalIa conpuesla paia Ias penas y de naneia que puedan
iespondei exaclanenle Ia una a Ia olia."
152
Ln leoiía, o en sueño nás lien, Ia
dolIe laxononía de Ios casligos y de Ios ciínenes puede iesoIvei eI
piolIena: ¿cóno apIicai Ieyes fijas a individuos singuIaies`
Ieio Iejos de esle nodeIo especuIalivo eslalan poi Ia nisna epoca
consliluyendose, de naneia lodavía laslanle losca, unas foinas de
individuaIización anliopoIógica. Ln piinei Iugai, con Ia noción de
ieincidencia. No quieie decii eslo que Ia ieincidencia fueia desconocida poi
Ias anliguas Ieyes ciininaIes,
153
peio liende a voIveise una caIificación deI
piopio deIincuenle susceplilIe de nodificai (1O5) Ia pena diclada: según Ia
IegisIación de 1791, a Ios ieincidenles podía inponeiseIes en casi lodos Ios
casos una dupIicación de Ia pena, según Ia Iey de IIoieaI deI año x, delían sei
naicados con Ia Ielia R, y eI Código penaI de 181O Ies infIigía o lien eI
náxino de Ia pena, o Ia pena innedialanenle supeiioi. Ahoia lien, a liaves
de Ia ieincidencia, a Io que se apunla no es aI auloi de un aclo definido poi Ia
Iey, es aI sujelo deIincuenle, a una voIunlad deleininada que nanifiesla su

152
52 I. L. de LacieleIIe, Rcf|cxicns sur |a |cgis|a|icn pcna|c, en Disccurs sur |cs pcincs
infanan|cs, 1784, pp. 351-352.

153
53 En contra de lo que han dicho Carnot o F. Helie y Chauveau, la reincidencia estaba muy
claramente sancionada en gran número de leyes del Antiguo Régimen. La ordenanza de 1549
declara que el malhechor que repite es un "ser execrable, infame, eminentemente pernicioso para la
cosa pública"; las reincidencias de blasfemia, robo, vagancia, etc., se castigaban con penas
especiales.
94
índoIe inliínsecanenle ciininaI. Ioco a poco, a nedida que Ia ciininaIidad
se loina, en Iugai deI ciinen, oljelo de Ia inleivención penaI, Ia oposición
enlie piineiizo y ieincidenle lendeiá a sei nás inpoilanle. Y a pailii de esla
oposición, iefoizándoIa en no pocos punlos, se ve poi Ia nisna epoca foi-
naise Ia noción de ciinen "pasionaI", ciinen invoIunlaiio, iiiefIexivo, Iigado
a unas ciicunslancias exliaoidinaiias, que no cuenla cieilanenle con Ia
excusa de Ia Iocuia, peio que pionele no sei janás un ciinen haliluaI. Ya Le
IeIeliei hacía olseivai, en 1791, que Ia suliI giadación de Ias penas que
piesenlala a Ia Consliluyenle, podía apailai deI ciinen aI "naIvado que a
sangie fiía nedila una naIa acción", y que puede sei ielenido poi eI lenoi de
Ia pena, y que es, en canlio, inpolenle conlia Ios ciínenes delidos a Ias
"vioIenlas pasiones que no caIcuIan", peio que eslo liene poca inpoilancia, ya
que laIes deIilos no son indicio en sus auloies de "ninguna peiveisidad
iazonada".
154

Ioi delajo de Ia hunanización de Ias penas, Io que se encuenlia son lodas
esas iegIas que auloiizan, nejoi dicho, que exigen Ia "suavidad", cono una
econonía caIcuIada deI podei de casligai. Ieio piden lanlien un
despIazanienlo en eI punlo de apIicación de esle podei: que no sea ya eI
cueipo, con eI juego iiluaI de Ios sufiinienlos exlienados, de Ias naicas
nanifieslas en eI iiluaI de Ios supIicios, que sea eI espíiilu o nás lien un
juego de iepiesenlaciones y de signos ciicuIando con discieción peio
necesidad y evidencia en eI ánino de lodos. No ya eI cueipo, sino eI aIna,
decía MalIy. Y venos lien Io que hay que enlendei poi esle leinino: eI
coiieIalo de una lecnica de podei. Ls Ia despedida a Ias viejas "analonías"
punilivas. Ieio ¿se ha enliado, poi eIIo, y ieaInenle, en Ia eia de Ios casligos
no coipoiaIes`
(1O6) Ln eI punlo de pailida se puede coIocai, poi Io lanlo, eI pioyeclo
poIílico de Ia exacla división en zonas y iasliiIIado de Ios iIegaIisnos, eI de
geneiaIizai Ia función puniliva y eI de deIinilai, paia conlioIaiIo, eI podei de
casligai. Ahoia lien, de ahí se despienden dos Iíneas de oljelivación deI
deIilo y deI deIincuenle. De un Iado, eI deIincuenle designado cono eI
enenigo de lodos, que lodos lienen inleies en peiseguii, cae fueia deI paclo,
se descaIifica cono ciudadano, y suige IIevando en sí cono un fiagnenlo
saIvaje de naluiaIeza, apaiece cono eI naIvado, eI nonsliuo, eI Ioco quizá, eI
enfeino y pionlo eI "anoinaI". Ls a laI líluIo cono pasaiá un día a sei lena
de una oljelivación cienlífica y deI "lialanienlo" que Ie es coiieIalivo. De olio

154
54 Le IeIeliei de Sainl-Iaigeau, Arcnitcs par|cncn|aircs, l. xxvi, pp. 321-322. AI año
siguienle, ßeIIail pionuncia Io que puede consideiaise cono Ia piineia defensa de un
ciinen pasionaI. Se liala deI caso Cias. Cf. Anna|cs du oarrcau ncdcrnc, 1828. III, p. 34.

95
Iado, Ia necesidad de nedii, desde eI inleiioi, Ios efeclos deI podei punilivo
piesciile unas láclicas de inleivención solie lodos Ios ciininaIes, acluaIes o
evenluaIes: Ia oiganización de un canpo de pievención, eI cáIcuIo de Ios inle-
ieses, Ia puesla en ciicuIación de iepiesenlaciones y de signos, Ia conslilución
de un hoiizonle de ceilidunlie y de veidad, Ia adecuación de Ias penas a
vaiialIes cada vez nás finas, lodo eslo conduce iguaInenle a una
oljelivación de Ios deIincuenles y de Ios deIilos. Ln anlos casos, se ve cóno
Ia ieIación de podei sulyacenle lajo eI ejeicicio deI casligo conienza a
aconpañaise de una ieIación de oljelo en Ia cuaI se encuenlian enceiiados
no sóIo eI deIilo cono hecho que eslalIecei según unas noinas conunes,
sino eI deIincuenle cono individuo a quien conocei según unos ciileiios
específicos. Se ve lanlien que esla ieIación de oljelo no viene a
supeiponeise, desde eI exleiioi, a Ia piáclica puniliva, cono Io haiía un
inleidiclo opueslo a Ia saña de Ios supIicios poi Ios Iíniles de Ia sensiliIidad,
o cono Io haiía una inleiiogación, iacionaI o "cienlífica", solie Io que es ese
honlie aI que se casliga. Los piocesos de oljelivación nacen en Ias láclicas
nisnas deI podei y en Ia oidenación de su ejeicicio.
Sin enlaigo, eslos dos lipos de oljelivación que se dilujan con Ios pioyeclos
de iefoina penaI son nuy difeienles uno de olio: poi su cionoIogía y poi sus
efeclos. La oljelivación deI deIincuenle aI naigen de Ia Iey, honlie de Ia
naluiaIeza, no es lodavía sino una viiluaIidad, una Iínea de peispecliva,
donde se enlieciuzan Ios lenas de Ia ciílica poIílica y Ias figuias de Io
inaginaiio. Haliá que aguaidai Iaigo lienpo paia que eI ncnc crinina|is
IIegue a sei un oljelo definido en un canpo de conocinienlo. LI olio, poi eI
conliaiio, ha lenido efeclos nucho nás iápidos y decisivos en Ia nedida en
que eslala nás diieclanenle vincuIado con Ia ieoiganización deI podei de
casligai: codificación, definición de Ios deIilos, fijación de laiifas de Ias penas,
iegIas de piocedinienlo, definición (1O7) deI papeI de Ios nagisliados. Y
lanlien poique se apoyala solie eI discuiso ya consliluido de Ios IdeóIogos.
Lsle dala, en efeclo, poi Ia leoiía de Ios inleieses, de Ias iepiesenlaciones y de
Ios signos, poi Ias seiies y Ias genesis que ieconsliluía, una especie de iecela
geneiaI paia eI ejeicicio deI podei solie Ios honlies: eI "espíiilu" cono
supeificie de insciipción paia eI podei, con Ia senioIogía cono insliunenlo,
Ia sunisión de Ios cueipos poi eI conlioI de Ias ideas, eI anáIisis de Ias
iepiesenlaciones cono piincipio en una poIílica de Ios cueipos nucho nás
eficaz que Ia analonía iiluaI de Ios supIicios. LI pensanienlo de Ios ideóIogos
no ha sido únicanenle una leoiía deI individuo y de Ia sociedad, se ha desa-
iioIIado cono una lecnoIogía de Ios podeies suliIes, eficaces y econónicos, en
oposición a Ios gaslos sunluaiios deI podei de Ios soleianos. Lscuchenos
una vez nás a Seivan: es pieciso que Ias ideas de ciinen y de casligo eslen
96
fueilenenle Iigadas y "se sucedan sin inleivaIo... Cuando hayáis foinado así
Ia cadena de Ias ideas en Ia caleza de vueslios ciudadanos, podieis enlonces
jaclaios de conduciiIos y de sei sus anos. Un despola inleciI puede olIigai a
unos escIavos con unas cadenas de hieiio, peio un veidadeio poIílico ala
nucho nás fueilenenle poi Ia cadena de sus piopias ideas. Sujela eI piinei
calo aI pIano fijo de Ia iazón, Iazo lanlo nás fueile cuanlo que ignoianos su
lexluia y Io cieenos olia nueslia, Ia desespeiación y eI lienpo desliuyen Ios
víncuIos de hieiio y de aceio, peio no pueden nada conlia Ia unión haliluaI
de Ias ideas, no hacen sino esliechaiIa nás, y solie Ias fIojas filias deI
ceielio se asienla Ia lase inquelianlalIe de Ios Inpeiios nás sóIidos".
155

Lsla seniolecnica de Ios casligos, esle "podei ideoIógico" es eI que, en paile aI
nenos, va a quedai en suspenso y haliá de sei susliluido poi una nueva
analonía en Ia que eI cueipo, de nuevo, peio en foina inedila, seiá eI
peisonaje piincipaI. Y esla nueva analonía poIílica peiniliiá voIvei a ciuzai
Ias dos Iíiicas de oljelivación diveigenles que venos foinaise en eI sigIo
XVIII: Ia que iechaza aI deIincuenle "aI olio Iado", aI Iado de una naluiaIeza
conlia naluia, y Ia que liala de conlioIai Ia deIincuencia, poi una econonía
caIcuIada de Ios casligos. Una ojeada aI nuevo aile de casligai denueslia Ia
suslilución de Ia seniolecnica puniliva poi una nueva poIílica deI cueipo.


II. LA ßLNICNIDAD DL LAS ILNAS

(1O8) LI aile de casligai dele apoyaise, poi Io lanlo, en loda una lecnoIogía
de Ia iepiesenlación. La enpiesa no puede Iogiaise nás que si se insciile en
una necánica naluiaI. "Senejanle a Ia giavilación de Ios cueipos, una fueiza
seciela nos inpuIsa conslanlenenle hacia nueslio lieneslai. Lsle inpuIso no
sufie olia infIuencia que Ia de Ios olslácuIos que Ias Ieyes Ie oponen. Todas
Ias acciones diveisas deI honlie son Ios efeclos de esla lendencia inleina."
Lnconliai paia un deIilo eI casligo que conviene es enconliai Ia desvenlaja
cuya idea sea laI que vueIva definilivanenle sin seducción Ia idea de una
acción iepiolalIe. Aile de Ias eneigías que se conlalen, aile de Ias inágenes
que se asocian, faliicación de víncuIos eslalIes que desafían eI lienpo: se
liala de consliluii unas paiejas de iepiesenlación de vaIoies opueslos, de
inslauiai difeiencias cuanlilalivas enlie Ias fueizas piesenles, de eslalIecei
un juego de signos-olslácuIo que puedan sonelei eI novinienlo de Ias
fueizas a una ieIación de podei. "Que Ia idea deI supIicio se haIIe sienpie

155
55 }. M. Seivan, Disccurs sur |'adninis|ra|icn dc |a jus|icc crininc||c, 1767, p. 35.

97
piesenle en eI coiazón deI honlie deliI y donine eI senlinienlo que Ie
inpuIsa aI ciinen."
156
Lslos signos-olslácuIo delen consliluii eI nuevo
aisenaI de Ias penas, deI nisno nodo que Ias naicas-vindicla oiganizalan
Ios anliguos supIicios. Ieio paia funcionai delen oledecei a vaiias
condiciones.
I) Sei Io nenos aililiaiios posilIe. Cieilo es que Ia sociedad es Ia que define,
en función de sus piopios inleieses, Io que dele sei consideiado cono deIilo:
esle no es poi Io lanlo, naluiaI. Ieio si se quieie que eI casligo pueda
piesenlaise sin dificuIlad aI espíiilu no lien se piensa en eI deIilo, es pieciso
que eI víncuIo enlie eI uno y eI olio sea Io nás innedialo posilIe: de
senejanza, de anaIogía, de pioxinidad. Hay que dai "a Ia pena loda Ia
confoinidad posilIe con Ia índoIe deI deIilo, a fin de que eI lenoi de un
casligo aIeje eI espíiilu deI canino adonde Io conducía Ia peispecliva de un
ciinen venlajoso".
157
LI casligo ideaI seiá liaspaienle aI ciinen que sanciona,
así, paia eI que Io conlenpIa, seiá infaIilIenenle eI signo deI deIilo que
casliga, y paia aqueI que piensa en eI ciinen, Ia soIa idea deI aclo punilIe
despeilaiá eI signo punilivo. Venlaja en cuanlo a Ia eslaliIidad de Ia ieIación,
venlaja en cuanlo aI cáIcuIo de Ias piopoiciones enlie deIilo y casligo (1O9) y
en cuanlo a Ia Iecluia cuanlilaliva de Ios inleieses, venlaja lanlien pueslo
que, aI lonai Ia foina de una seiie naluiaI, eI casligo no apaiece cono efeclo
aililiaiio de un podei hunano: "Deducii eI deIilo deI casligo es Ia nejoi
naneia de piopoicionai eI casligo aI ciinen. Si aquí ieside eI liiunfo de Ia
juslicia, ieside iguaInenle eI liiunfo de Ia Iileilad, ya que no piocediendo Ias
penas de Ia voIunlad deI IegisIadoi, sino de Ia naluiaIeza de Ias cosas, se deja
de vei aI honlie haciendo vioIencia aI honlie."
158
Ln eI casligo anaIógico, eI
podei que casliga se ocuIla.
Ln cuanlo a Ias penas que sean naluiaIes poi inslilución, y que iepioduzcan
en su foina eI conlenido deI ciinen, Ios iefoinadoies han piopueslo lodo un
aisenaI. VeineiI, poi ejenpIo: a quienes alusen de Ia Iileilad púlIica, se Ies
piivaiá de Ia suya, se piivaiá de sus deiechos civiIes a cuanlos hayan
alusado de Ios leneficios de Ia Iey y de Ios piiviIegios de Ias funciones
púlIicas, Ia nuIla casligaiá Ia concusión y Ia usuia, Ia confiscación casligaiá
eI iolo, Ia huniIIación, Ios deIilos de "vanagIoiia", Ia nueile, eI asesinalo, Ia
hogueia, eI incendio. Ln cuanlo aI envenenadoi, "eI veidugo Ie piesenlaiá
una copa cuyo conlenido Ie aiiojaiá aI ioslio, paia aliunaiIo con eI hoiioi
de su ciinen, ofieciendoIe su inagen, y a conlinuación Io zanluIIiiá en una

156
1 Beccaria, Des délits et des peines, éd. de 1856, p. 119.
157
2 |oid.

158
3 J.-P. Marat, Plan de législation criminelle, 1780, p. 33.
98
caIdeia de agua hiiviendo".
159
¿SinpIe ensoñación` Quizá. Ieio eI piincipio
de una conunicación sinlóIica Io foinuIa lanlien Le IeIeliei cIaianenle
cuando piesenla en 1791 Ia nueva IegisIación ciininaI: "Son necesaiias unas
ieIaciones exaclas enlie Ia naluiaIeza deI deIilo y Ia naluiaIeza deI casligo", eI
que ha sido feioz en su ciinen padeceiá doIoies físicos, eI que haya sido
hoIgazán se veiá foizado a un lialajo penoso, eI que ha sido alyeclo sufiiiá
una pena de infania.
16O

No olslanle unas ciueIdades que iecueidan nucho Ios supIicios deI Anliguo
Reginen, es un necanisno conpIelanenle dislinlo eI que funciona en eslas
penas anaIógicas. No se opone ya Io alioz a Io alioz en una jusla de podei, no
es ya Ia sineliía de Ia venganza, es Ia liaspaiencia deI signo a Io que significa,
se quieie eslalIecei, en eI lealio de Ios casligos, una ieIación innedialanenle
inleIigilIe a Ios senlidos y que pueda dai Iugai a un cáIcuIo sinpIe. Una
especie de eslelica iazonalIe de Ia pena. "No es únicanenle en Ias leIIas ailes
donde hay que seguii fieInenle Ia (11O) naluiaIeza, Ias insliluciones poIílicas,
aI nenos aqueIIas que lienen un caiáclei de piudencia y eIenenlos de
duiación, se fundan en Ia naluiaIeza."
161
Que eI casligo deiive deI ciinen,
que Ia Iey paiezca sei una necesidad de Ias cosas, y que eI podei olie ocuI-
lándose lajo Ia fueiza lenigna de Ia naluiaIeza.
2) Lsle juego de signos dele apoyaise en eI necanisno de Ias fueizas:
disninuii eI deseo que hace aliaclivo eI deIilo, aunenlai eI inleies que
convieile Ia pena en aIgo lenilIe, inveilii Ia ieIación de Ias inlensidades,
hacei de nodo que Ia iepiesenlación de Ia pena y de sus desvenlajas sea nás
viva que Ia deI deIilo con sus pIaceies. Todo un necanisno, pues, deI inleies,
de su novinienlo, de Ia naneia en que se iepiesenla y de Ia vivacidad de
esla iepiesenlación. "LI IegisIadoi dele sei un aiquileclo háliI que sepa a Ia
vez enpIeai lodas Ias fueizas que pueden conliiluii a Ia soIidez deI edificio y
anoiliguai lodas aqueIIas que podiían aiiuinaiIo."
162

Lxislen vaiios nedios. "Ii deiechanenle a Ia fuenle deI naI."
163
Queliai eI
nóviI que anina Ia iepiesenlación deI deIilo. QuilaiIe loda fueiza aI inleies
que Io ha hecho nacei. Tias de Ios deIilos de vagancia, eslá Ia peieza, esla es
Ia que hay que conlalii. "No se Iogiaiá nada enceiiando a Ios nendigos en
unas piisiones infeclas que son nás lien cIoacas", haliá que olIigaiIos a
lialajai. "UliIizaiIos es eI nejoi nedio de casligaiIos."
164
Conlia una naIa

159
4 F. M. Vermeil, Essai sur les réformes à faire dans notre législation criminelle, 1781, pp. 68-
145. Cf. igualmente Ch. E. Dufriche de Valazé, Des lois pénales, 1784, p. 349.
160
5 Le Peletier de Saint-Fargeau, Archives parlementaires, t. xxvi, pp. 321-322.
161
6 Beccaria, Des délits et des peines, 1856, p. 114.
162
7 Ibid., p. 135.
163
8 Mably, De la législation. Oeuvres complètes, DC, p. 246.
164
9 J.-P. Brissot, Théorie des lois criminelles, 1781, I, p. 258.
99
pasión, una luena coslunlie, conlia una fueiza, olia fueiza, peio se liala de
Ia piopia de Ia sensiliIidad y de Ia pasión, no de Ias deI podei con sus ainas.
"¿No se delen deducii lodas Ias penas de esle piincipio lan sinpIe, lan
afoilunado y ya conocido, de eIegiiIas en aqueIIo que es nás depiinenle paia
Ia pasión que condujo aI deIilo conelido`"
165

Ionei en juego conlia eIIa nisna Ia fueiza que ha inpuIsado aI deIilo.
Dividii eI inleies, uliIizaiIo paia hacei que Ia pena sea lenilIe. Que eI casligo
iiiile y eslinuIe en nayoi nedida que Ia faIla haya podido haIagai. Si eI
oiguIIo hizo conelei una fechoiía, que se Ie hieia, que se Ie haga ieleIaise
poi eI casligo. La eficacia de Ias penas infananles esliila en que se apoyan en
Ia vanidad que eslala en Ia iaíz deI ciinen. Los fanálicos se gIoiian de sus
opiniones y de Ios supIicios que sufien poi eIIas. Haganos, (111) pues, oliai
conlia eI fanalisno Ia olcecación oiguIIosa que Io sosliene: "ConpiiniiIo poi
eI iidícuIo y poi Ia veigüenza, si se huniIIa Ia oiguIIosa vanidad de Ios
fanálicos anle una gian nuIlilud de especladoies, se pueden espeiai feIices
efeclos de esla pena." No seiviiía de nada, poi eI conliaiio, inponeiIes
doIoies físicos.
166

Reaninai un inleies úliI y viiluoso, que eI deIilo piuela hasla que punlo se
ha deliIilado. LI senlinienlo de iespelo a Ia piopiedad ~Ia de Ias iiquezas,
peio lanlien Ia deI honoi, de Ia Iileilad, de Ia vida~, Io ha peidido eI
naIhechoi cuando iola, caIunnia, secueslia o nala. Ls pieciso, poi Io lanlo,
haceiseIo apiendei de nuevo. Y se conenzaiá a enseñáiseIo poi eI nisno: se
Ie haiá expeiinenlai Io que es peidei Ia Iilie disposición de sus lienes, de su
honoi, de su lienpo y de su cueipo, paia que Ia iespele a su vez en Ios
denás.
167
La pena que foina signos eslalIes y fáciInenle IegilIes dele
lanlien ieconponei Ia econonía de Ios inleieses y Ia dinánica de Ias
pasiones.
3) UliIidad poi consiguienle de una noduIación lenpoiaI. La pena liasfoina,
nodifica, eslalIece signos, dispone olslácuIos. ¿Que uliIidad lendiía si
hulieia de sei definiliva` Una pena que no luvieia leinino seiía
conliadicloiia: lodas Ias coacciones que inpone aI condenado y de Ias que,
una vez vueIlo viiluoso, no podiía janás apiovechaise, no seiían ya sino
supIicios, y eI esfueizo hecho paia iefoinaiIo seiían lialajo y coslo peididos
poi paile de Ia sociedad. Si hay incoiiegilIes, es pieciso decidiise a
eIininaiIos. Ieio, en cuanlo a lodos Ios denás, Ias penas no pueden

165
10 P. L. de Lacretelle, Réflexions sur la législation pénale, en Discours sur les peines
infamantes, 1784, p. 361.
166
11 ßeccaiia, Dcs dc|i|s c| dcs pcincs, p. 113.

167
12 G. E. Pastoret, Des lois pénales. 1790, I, p. 49.
100
funcionai nás que si lienen un leinino. AnáIisis aceplado poi Ios
Consliluyenles: eI Código de 1791 pieve Ia nueile paia Ios liaidoies y Ios
asesinos, lodas Ias denás penas delen lenei un leinino (eI náxino es de
veinle años).
Ieio solie lodo eI papeI de Ia duiación dele haIIaise inlegiado en Ia
econonía de Ia pena. Los supIicios en su vioIencia coiiían eI peIigio de lenei
esle iesuIlado: cuanlo nás giave eia eI deIilo, nenos pioIongado eia su
casligo. La duiación inleivenía efeclivanenle en eI anliguo sislena de Ias
penas: joinadas de picola, años de deslieiio, hoias pasadas en expiiai solie
Ia iueda. Ieio eia un lienpo de piuela, no de liasfoinación conceilada. La
duiación dele peinilii ahoia Ia acción piopia deI casligo: "Una seiie
pioIongada de piivaciones penosas evilando a Ia hunanidad eI hoiioi de Ias
loiluias inpiesiona nucho nás aI cuIpalIe que un inslanle pasajeio de
doIoi... Renueva sin cesai a Ios ojos deI puelIo que es lesligo eI iecueido de
Ias Ieyes vengalivas y hace (112) ievivii en lodo nonenlo un leiioi
saIudalIe."
168
LI lienpo, opeiadoi de Ia pena.
Ahoia lien, eI fiágiI necanisno de Ias pasiones no quieie que se Ias apienie
de Ia nisna naneia ni con Ia nisna insislencia a nedida que se coiiigen,
conviene que Ia pena se alenúe con Ios efeclos que pioduce. Iuede nuy lien
sei fija, en eI senlido de que se haIIa deleininada paia lodos, de Ia nisna
naneia, poi Ia Iey, su necanisno inleino dele sei vaiialIe. Ln su pioyeclo
paia Ia Consliluyenle, Le IeIeliei pioponía penas de inlensidad deciecienle:
un condenado a Ia pena nás giave no haliía de sufiii eI caIalozo (cadena en
pies y nanos, oscuiidad, soIedad, pan y agua) sino duianle una piineia fase,
lendiía Ia posiliIidad de lialajai dos y despues lies días a Ia senana. AI
IIegai a Ios dos leicios de su pena, podiía pasai aI ieginen de Ia gcnc
(caIalozo aIunliado, cadena a Ia cinluia, lialajo soIilaiio duianle cinco días
a Ia senana, peio en conún Ios olios dos, esle lialajo Ie seiía pagado y Ie
peiniliiía nejoiai su conida diaiia). Ln fin, aI aceicaise eI leinino de su
condena, se Ie soneleiía aI ieginen de Ia piisión: "Iodiá ieuniise lodos Ios
días con lodos Ios denás piesos paia un lialajo en conún. Si Io piefieie,
podiá lialajai soIo. Su aIinenlo seiá eI que ollenga poi su lialajo."
169

4) Ioi paile deI condenado, Ia pena es un necanisno de Ios signos, de Ios
inleieses y de Ia duiación. Ieio eI cuIpalIe no es nás que uno de Ios lIancos

168
13 Le IeIeliei de Sainl-Iaigeau, Arcnitcs par|cncn|aircs, l. xxvi. Los auloies que
ienuncian a Ia pena de nueile adnilen aIgunas penas definilivas: }. I. ßiissol, Tnccric
dcs |cis crininc||cs. 1781, pp. 29-3O. Ch. L. Dufiiche de VaIaze, Dcs |cis pcna|cs, 1784, p.
344: piisión peipelua paia quienes han sido juzgados "iiienedialIenenle naIvados".

169
14 Le Peletier de Saint-Fargeau, Archives parlementaires, t. xxvi, p. 329-330.
101
deI casligo. Lsle afecla solie lodo a Ios olios, a lodos Ios cuIpalIes posilIes.
Que eslos signos-olslácuIo que se gialan poco a poco en Ia iepiesenlación
deI condenado ciicuIen, pues, iápida y anpIianenle, que sean aceplados y
iedisliiluidos poi lodos, que foinen eI discuiso que cada cuaI diiige a lodo
eI nundo y poi eI cuaI lodos se vedan eI ciinen ~Ia luena noneda que
susliluye, en Ios espíiilus, aI faIso piovecho deI deIilo.
Iaia eslo, es pieciso que eI casligo paiezca no sóIo naluiaI, sino inleiesanle.
Ls pieciso que cada cuaI pueda Ieei en eI su piopia venlaja. Que se acalen
esas penas especlacuIaies, peio inúliIes. Que se acalen Ias penas secielas,
lanlien, peio que Ios casligos puedan sei consideiados cono una ieliilución
que eI cuIpalIe da a cada uno de sus conciudadanos, poi eI ciinen que Ios ha
peijudicado a lodos: unas penas "que saIlen sin cesai a Ios ojos de Ios (113)
ciudadanos", y que pongan "de nanifieslo Ia uliIidad púlIica de Ios
novinienlos conunes y pailicuIaies".
17O
LI ideaI seiía que eI condenado
apaiecieia cono una especie de piopiedad ienlalIe: un escIavo pueslo aI
seivicio de lodos. ¿Ioi que Ia sociedad supiiniiía una vida y un cueipo que
podiía apiopiaise` Seiía nás úliI haceiIe "seivii aI Lslado en una escIavilud
nás o nenos anpIia según Ia índoIe de su deIilo", en Iiancia son nuchos Ios
caninos inpiaclicalIes que olslacuIizan eI coneicio, y a Ios Iadiones, que
lanlien olslacuIizan Ia Iilie ciicuIación de Ias neicancías, podiía poneiseIos
a ieconsliuii esos caninos. Más que Ia nueile, seiía eIocuenle "eI ejenpIo de
un honlie a quien se liene sienpie anle Ios ojos, a quien se ha piivado de Ia
Iileilad y que eslá olIigado a enpIeai eI ieslo de su vida en iepaiai Ia
peidida que ha causado a Ia sociedad".
171

Ln eI anliguo sislena, eI cueipo de Ios condenados pasala a sei Ia cosa deI
iey, solie Ia cuaI eI soleiano inpiinía su naica y dejala caei Ios efeclos de
su podei. Ahoia, haliá de sei un lien sociaI, oljelo de una apiopiación
coIecliva y úliI. De ahí eI hecho de que Ios iefoinadoies han piopueslo casi
sienpie Ios lialajos púlIicos cono una de Ias nejoies penas posilIes. Ioi Io
denás, Ios Cuadeinos de quejas Ios han seguido: "Que Ios condenados a
cuaIquiei pena, nenos Ia de nueile, Io sean a Ios lialajos púlIicos deI país,
poi un lienpo piopoicionado a su deIilo."
172
Tialajo púlIico que quieie

170
15 Ch. L. Dufiiche de VaIaze, Dc |cis pcna|cs, 1784, p. 346.

171
16 A. Boucher d'Argis, Observations sur les lois criminelles, 1781, p. 130.
172
17 Cf. L. Masson, |a Rctc|u|icn pcna|c cn 1791, p. 139. Conlia eI lialajo penaI se oljelala,
sin enlaigo, que inpIicala eI iecuiso a Ia vioIencia (Le IeIeliei) o Ia piofanación deI
caiáclei sagiado deI lialajo (Dupoil). Ralaud Sainl-Llienne hace adoplai Ia expiesión
"lialajos foizados" poi oposición a Ios "lialajos Iilies, piopios excIusivanenle de Ios
honlies Iilies", Arcnitcs par|cncn|aircs, l. xxvi, pp. 71O ss.

102
decii dos cosas: inleies coIeclivo en Ia pena deI condenado y caiáclei visilIe,
conlioIalIe, deI casligo. Así, eI cuIpalIe paga dos veces: poi eI lialajo que
suninislia y poi Ios signos que pioduce. Ln eI coiazón de Ia sociedad, en
nedio de Ias pIazas púlIicas o eI canino ieaI, eI condenado es un foco de
piovechos y de significados. VisilIenenle siive a cada cuaI, peio a Ia vez,
desIiza en eI ánino de lodos eI signo ciinen-casligo: uliIidad secundaiia,
puianenle noiaI esla, peio nucho nás ieaI.
5) De donde loda una econonía docla de Ia pulIicidad. Ln eI supIicio
coipoiaI, eI leiioi eia eI sopoile deI ejenpIo: niedo físico, espanlo coIeclivo,
inágenes que delen gialaise en Ia nenoiia de Ios especladoies, deI nisno
nodo que Ia naica en Ia nejiIIa o en eI honlio deI condenado. LI sopoile deI
ejenpIo, ahoia, es (114) Ia Iección, eI discuiso, eI signo descifialIe, Ia
disposición escenica y piclóiica de Ia noiaIidad púlIica. Ya no es Ia
ieslauiación aleiiadoia de Ia soleianía que va a soslenei Ia ceienonia deI
casligo, es Ia ieaclivación deI Código, eI foilaIecinienlo coIeclivo deI víncuIo
enlie Ia idea deI deIilo y Ia idea de Ia pena. Ln eI casligo, nás que vei Ia
piesencia deI soleiano, se Ieeián Ias piopias Ieyes. Lslas halían asociado a laI
deIilo laI casligo. Innedialanenle conelido eI ciinen y sin que se peidieia
lienpo, eI casligo vendiá, conviiliendo en aclo eI discuiso de Ia Iey y
nosliando que eI Código, que enIaza Ias ideas, enIaza lanlien Ias ieaIidades.
La unión, innediala en eI lexlo, dele seiIo en Ios aclos. "Consideiando esos
piineios nonenlos en que Ia nolicia de aIgún hecho alioz se difunde poi
nueslias ciudades y poi nueslios canpos, Ios ciudadanos se paiecen a unos
honlies que han vislo caei eI iayo a su Iado, cada cuaI se encuenlia IIeno de
indignación y de hoiioi... He aquí eI nonenlo de casligai eI ciinen: no Io
dejeis escapai, apiesuiaos a hacei que confiese y a juzgaiIo. Levanlad
palíluIos, hogueias, aiiasliad aI cuIpalIe a Ias pIazas púlIicas, IIanad aI
puelIo a voces. Lnlonces, Io oiieis apIaudii Ia piocIanación de vueslias
senlencias, cono Ia de Ia paz y de Ia Iileilad, Io veieis acudii a esos hoiiilIes
especlácuIos cono aI liiunfo de Ias Ieyes."
173


LI casligo púlIico es Ia
ceienonia de Ia innediala liasposición deI oiden.
La Iey se iefoina, acala de ocupai de nuevo su Iugai aI Iado deI desnán que
Ia vioIaia. LI naIhechoi, en canlio, ha sido sepaiado de Ia sociedad. La
alandona. Ieio no en esas fieslas anliguas de Anliguo Reginen en Ias que eI
puelIo lonala falaInenle su paile, ya deI ciinen, ya dc Ia ejecución, sino en
una ceienonia deI puelIo. La sociedad que ha iecoliado sus Ieyes, ha
peidido a aqueI de Ios ciudadanos que Ias halía vioIado. LI casligo púlIico
dele nanifeslai esla dolIe afIicción: que se haya podido ignoiai Ia Iey, y que

173
18 J. M. Servan, Discours sur l'administration de la justice criminelle, I767, pp. 35-36.
103
se esle olIigado a sepaiaise de un ciudadano. "Unid aI supIicio eI apaialo
nás Iúgulie y nás connovedoi, que esle día leiiilIe sea paia Ia paliia un día
de dueIo, que eI doIoi geneiaI se pinle poi doquiei en giandes caiacleies...
Que eI nagisliado culieilo deI fúnelie ciespón anuncie aI puelIo eI alenlado
y Ia liisle necesidad de una venganza IegaI. Que Ias difeienles escenas de esla
liagedia inpiesionen lodos Ios senlidos y connuevan lodos Ios afeclos
lenignos y honeslos."
174

(115) DueIo cuyo senlido dele sei cIaio paia lodos, cada eIenenlo de su
iiluaI dele halIai, decii eI ciinen, iecoidai Ia Iey, denosliai Ia necesidad deI
casligo, juslificai su nedida. Anuncios, caileIes, signos, sínloIos delen
nuIlipIicaise, paia que cada cuaI pueda apiendei Ios significados. La
pulIicidad deI casligo no dele difundii un efeclo físico de leiioi, dele aliii
un Iilio de Iecluia. Le IeIeliei pioponía que eI puelIo, una vez aI nes,
pudieia visilai a Ios condenados "en su doIoioso iecinlo: Ieeiá, liazado en
giuesos caiacleies, solie Ia pueila deI caIalozo, eI nonlie deI cuIpalIe, eI
deIilo y Ia senlencia".
175
Y en eI esliIo ingenuo y niIilai de Ias ceienonias
inpeiiaIes, ßexon inaginaiía unos años nás laide lodo un cuadio de
heiáIdica penaI: "LI condenado a nueile seiá conducido aI cadaIso en un
coche 'lapizado, o pinlado de negio nezcIado de iojo', si ha liaicionado,
IIevaiá una canisa ioja solie Ia cuaI se Ieeiá, poi deIanle y poi deliás, Ia
paIalia 'liaidoi', si es paiiicida, IIevaiá Ia caleza culieila con un veIo negio y
solie su canisa se veián loidados unos puñaIes o Ios insliunenlos de
nueile que haya uliIizado, si ha envenenado, su canisa ioja eslaiá adoinada
de seipienles y de olios aninaIes venenosos."
176

Lsla Iección IegilIe, esla liasposición deI oiden iiluaI, hay que iepeliiIas con
Ia nayoi fiecuencia posilIe, que Ios casligos sean una escueIa nás que una
fiesla, un Iilio sienpie alieilo anles que una ceienonia. La duiación que
hace que eI casligo sea eficaz paia eI cuIpalIe es úliI lanlien paia Ios
especladoies. Delen podei consuIlai a cada inslanle eI Iexico peinanenle deI
ciinen y deI casligo. Iena seciela, pena casi peidida. Seiia pieciso que Ios
niños pudieian acudii a Ios Iugaies en que aqueIIa se ejecula, aIIí haiían sus
cIases de civisno. Y Ios honlies hechos voIveiían a apiendei peiiódicanenle
Ias Ieyes. Concilanos Ios Iugaies de casligo cono un }aidín de Ias Leyes que
Ias faniIias visilaian Ios doningos. "Yo queiiía que de vez en cuando, lias de
halei piepaiado Ias inleIigencias poi nedio de un discuiso iazonado solie Ia

174
19 Dufau, "Discours à la Constituante", Archives parlementaires, t. xxvi, p. 688.
175
2O |oid., pp. 329-33O.

176
21 S. Bexon, Code de sûreté publique, 1807, 2a parte, pp. 24-25. Se trataba de un proyecto
presentado al rey de Baviera.
104
conseivación deI oiden sociaI, solie Ia uliIidad de Ios casligos, se condujeia a
Ios jóvenes, incIuso a Ios honlies, a Ias ninas, a Ios lialajos, paia conlenpIai
Ia sueile espanlosa de Ios piosciilos. Lslas peiegiinaciones seiían nás úliIes
que Ias que ieaIizan Ios luicos a La Meca."
177
Y Le IeIeliei consideiala que
esla visiliIidad de Ios casligos eia uno de Ios piincipios fundanenlaIes deI
nuevo Código penaI: "A nenudo y en epocas señaIadas, Ia piesencia (116)
deI puelIo dele IIevai Ia veigüenza a Ia fienle deI cuIpalIe, y Ia piesencia deI
cuIpalIe en Ia penosa siluación a que Io ha ieducido su deIilo dele IIevai aI
aIna deI puelIo una insliucción úliI."
178
Mucho anles de sei concelido cono
un oljelo de ciencia, se sueña aI ciininaI cono eIenenlo de insliucción.
Despues de Ia visila de caiidad paia conpailii eI doIoi de Ios piesos ~eI si-
gIo XVII Ia halía invenlado o exhunado~, se ha soñado en esas visilas de
niños que acuden a apiendei cóno eI leneficio de Ia Iey viene a apIicaise aI
ciinen: viva Iección en eI nuseo deI oiden.
6) Lnlonces podiá inveiliise en Ia sociedad eI liadicionaI discuiso deI deIilo.
Ciave pieocupación paia Ios foijadoies de Ieyes deI sigIo XVIII: ¿cóno
apagai Ia gIoiia dudosa de Ios ciininaIes` ¿Cóno hacei caIIai Ia epopeya de
Ios giandes naIhechoies canlados poi Ios aInanaques, Ias hojas sueIlas, Ios
ieIalos popuIaies` Si Ia liasposición deI oiden punilivo eslá lien hecha, si Ia
ceienonia de dueIo se desaiioIIa cono es delido, eI ciinen no podiá
apaiecei ya sino cono una desdicha y eI naIhechoi cono un enenigo a
quien se enseña de nuevo Ia vida sociaI. Ln Iugai de esas aIalanzas que hacen
deI ciininaI un heioe, no ciicuIaián ya en eI discuiso de Ios honlies olia
cosa que esos signos-olslácuIo que conlienen eI deseo deI ciinen con eI
lenoi caIcuIado deI casligo. LI necanisno posilivo funcionaiá de IIeno en eI
Ienguaje de lodos Ios días, y esle Io foilificaiá sin cesai con ieIalos nuevos. LI
discuiso pasaiá a sei eI vehícuIo de Ia Iey: piincipio conslanle de Ia
liasposición univeisaI deI oiden. Los poelas deI puelIo coincidiián aI fin con
aqueIIos que se IIanan a sí nisnos Ios "nisioneios de Ia eleina iazón", y se
haián noiaIislas. "LIeno poi conpIelo de esas leiiilIes inágenes y de esas
ideas saIudalIes, cada ciudadano vendiá a deiianaiIas en su faniIia, y aIIí,
poi Iaigos ieIalos hechos con lanlo caIoi cono ávidanenle escuchados, sus
hijos senlados en loino suyo aliiián su joven nenoiia paia iecilii, en iasgos
inaIleialIes, Ia idea deI ciinen y deI casligo, eI anoi a Ias Ieyes y a Ia paliia,
eI iespelo y Ia confianza en Ia nagislialuia. Los halilanles de Ios canpos,
lesligos lanlien de eslos ejenpIos, Ios senliaián en loino de sus calañas, Ia
afición a Ia viilud aiiaigaiá en esas aInas loscas, en lanlo que eI naIvado

177
22 J.-P. Brissot, Théorie des lois criminelles, 1781.
178
23 Arcnitcs par|cncn|aircs, l. xxvi, p. 322.

105
consleinado poi Ia aIegiía púlIica, asuslado aI vei que liene lanlos enenigos,
ienunciaiá quizá a unos pioyeclos cuyo iesuIlado no es nenos iápido que
funeslo."
179

He aquí, pues, cóno hay que inaginai Ia ciudad puniliva. Ln (117) Ias
esquinas, en Ios jaidines, aI loide de Ios caninos que se iehacen o de Ios
puenles que se consliuyen, en Ios laIIeies alieilos a lodos, en eI fondo de Ias
ninas que se visilan, niI pequeños lealios de casligos. Iaia cada deIilo, su
Iey, paia cada ciininaI, su pena. Iena visilIe, pena halIadoia que Io dice
lodo, que expIica, se juslifica, convence: caileIes, Ielieios, anuncios, avisos,
sínloIos, lexlos Ieídos o inpiesos, lodo eslo iepile infaligalIenenle eI Có-
digo. Decoiados, peispeclivas, eIeclos de óplica, eIenenlos aiquileclónicos
iIusoiios, anpIían en ocasiones Ia escena, haciendoIa nás leiiilIe de Io que
es, peio lanlien nás cIaia. DeI Iugai en que eI púlIico eslá coIocado, pueden
suponeise cieilas ciueIdades que, de hecho, no ocuiien. Ieio Io esenciaI paia
eslas seveiidades ieaIes o anpIiadas es que, según una esliicla econonía,
sean lodas insliuclivas: que cada casligo consliluya un apóIogo. Y que en
conliapunlo de lodos Ios ejenpIos diieclos de viilud, se pueda a cada
inslanle enconliai, cono una escena viva, Ias desdichas deI vicio. Ln loino de
cada una de eslas "iepiesenlaciones" noiaIes, Ios escoIaies se agoIpaián con
sus naeslios y Ios aduIlos apiendeián que Iecciones enseñai a sus hijos. No
ya eI gian iiluaI aleiiadoi de Ios supIicios, sino aI hiIo de Ios días y de Ias
caIIes, ese lealio seiio, con sus escenas núIlipIes y peisuasivas. Y Ia nenoiia
popuIai iepioduciiá en sus iunoies eI discuiso ausleio de Ia Iey. Ieio quizá
seiá necesaiio, poi encina de esos niI especlácuIos y ieIalos, ponei eI signo
nayoi deI casligo paia eI nás leiiilIe de Ios ciínenes: Ia piedia anguIai deI
edificio penaI. Ln lodo caso, VeineiI halía inaginado Ia escena deI alsoIulo
casligo que delía doninai lodos Ios lealios deI casligo colidiano: eI único
caso en eI que se delía lialai de IIegai aI infinilo punilivo. Un poco eI
equivaIenle en Ia nueva penaIidad de Io que halía sido eI iegicidio en Ia
anligua. AI cuIpalIe se Ie saIlaiían Ios ojos, se Ie enceiiaiía en una jauIa de
hieiio, suspendida en eI aiie, poi encina de una pIaza púlIica, eslaiía
conpIelanenle desnudo, con sóIo un cinluión de hieiio, sujelo a Ios laiioles,
y hasla eI fin de sus días, se Ie aIinenlaiía de pan y agua. "De esle nodo,
eslaiía expueslo a lodos Ios iigoies de Ias eslaciones, unas veces su fienle
culieila de nieve, olias caIcinada poi un soI aidienle. Ln esle iiguioso
supIicio, ofieciendo nás lien Ia pioIongación de una nueile doIoiosa que Ia
de una vida penosa, es donde podiía ieaInenle ieconoceise a un naIvado

179
24 }. M. Seivan, Disccurs sur |'adninis|ra|icn dc |a jus|icc crininc||c, 1767, p. 37.

106
enliegado aI hoiioi de Ia naluiaIeza enleia, condenado a no vei ya eI cieIo aI
que uIliajó y a no halilai Ia lieiia que ha nanciIIado."
18O
Ioi encina de Ia
ciudad (118) puniliva, esa aiaña de hieiio, y aI que dele ciucificai así Ia
nueva Iey, es aI paiiicida.
Todo un aisenaI de casligos pinloiescos. "Cuaidaos nuy lien de infIigii Ios
nisnos casligos", decía MalIy. Se ha desleiiado Ia idea de una pena
unifoine, únicanenle noduIada según Ia giavedad de Ia faIla. Más
piecisanenle: Ia uliIización de Ia piisión cono foina geneiaI de casligo janás
se piesenla en eslos pioyeclos de penas específicas, visilIes y paiIanles. Sin
duda, eslá pievisla Ia piisión, peio cono una pena nás, es enlonces eI casligo
específico de cieilos deIilos, Ios que alenlan a Ia Iileilad de Ios individuos
(cono eI iaplo) o Ios que iesuIlan deI aluso de Ia Iileilad (eI desoiden, Ia
vioIencia). Tanlien eslá pievisla cono condición paia que deleininadas
penas puedan sei ejeculadas (eI lialajo foizado, poi ejenpIo). Ieio no culie
lodo eI canpo de Ia penaIidad con su duiación cono único piincipio de
vaiiación. Más lodavía, Ia idea de un encieiio penaI es expIícilanenle
ciilicada poi nuchos iefoinadoies. Ioique es incapaz de iespondei a Ia
especificidad de Ios deIilos. Ioique eslá despiovislo de efeclos solie eI pú-
lIico. Ioique es inúliI a Ia sociedad, peijudiciaI incIuso: es cosloso, nanliene
a Ios condenados en Ia ociosidad, nuIlipIica sus vicios.
181
Ioique eI
cunpIinienlo de laI pena es difíciI de conlioIai y se coiie eI peIigio de
exponei a Ios delenidos a Ia aililiaiiedad de sus guaidianes. Ioique eI oficio
de piivai a un honlie de su Iileilad y de vigiIaiIo en Ia piisión es un
ejeicicio de liianía. "Lxigís que haya enlie vosolios nonsliuos, y a esos
honlies odiosos, si exislieian, eI IegisIadoi deleiía quizá lialaiIos cono a
asesinos."
182
La piisión, en iesunen, es inconpalilIe con loda esla lecnica de
Ia pena-efeclo, de Ia pena-iepiesenlación, de Ia pena-función geneiaI, de Ia
pena-signo y discuiso. Ls Ia oscuiidad, Ia vioIencia y Ia sospecha. "Ls un
Iugai de linielIas donde eI ojo deI ciudadano no puede conlai Ias víclinas,
donde, poi consiguienle, su nonlie eslá peidido paia eI ejenpIo... Mienlias
que si, sin nuIlipIicai Ios deIilos, se puede nuIlipIicai eI ejenpIo de Ios cas-
ligos, se IIega en fin a haceiIos nenos necesaiios, poi Io denás, Ia oscuiidad
de Ias piisiones se convieile en un oljelo de desconfianza paia Ios
ciudadanos, suponen fáciInenle que aIIí se conelen giandes injuslicias... Hay
cieilanenle aIgo que anda naI, cuando Ia Iey que eslá hecha paia eI lien de

180
25 I. M. VeineiI, Lssai sur |cs rcfcrncs a fairc dans nc|rc |cgis|a|icn crininc||c, 1781, pp.
148-149.

181
26 Cf. Archives parlementaires, t. xxvi, p. 712.
182
27 G. de Mably, De la législation, Oeuvres complètes, 1789, t. ix, p. 338.
107
Ia nuIlilud, en Iugai de (119) suscilai su ieconocinienlo, suscila
conlinuanenle sus nuinuiaciones."
183

Que Ia piisión pueda cono hoy, culiii, enlie Ia nueile y Ias penas Iigeias,
lodo eI espacio deI casligo, es un pensanienlo que Ios iefoinadoies no
podían lenei innedialanenle.
Ahoia lien, he aquí eI piolIena: aI calo de nuy poco lienpo, Ia delención ha
IIegado a sei Ia foina esenciaI deI casligo. Ln eI Código penaI de 181O ocupa,
enlie Ia nueile y Ias nuIlas, lajo un cieilo núneio de foinas, casi lodo eI
canpo de Ios casligos posilIes. "¿CuáI es eI sislena de penaIidad adnilido
poi Ia nueva Iey` Ls eI encaiceIanienlo lajo lodas sus foinas. Conpáiense,
en efeclo, Ias cualio penas piincipaIes que quedan en eI Código penaI. Los
lialajos foizados son una foina de encaiceIanienlo. LI piesidio es una
piisión aI aiie Iilie. La delención, Ia iecIusión, Ia piisión coiieccionaI no son
en cieilo nodo sino Ios nonlies dislinlos de un nisno casligo."
184
Y esle
encaiceIanienlo, pedido poi Ia Iey, halía decidido aI punlo eI Inpeiio
liasciiliiIo en Ia ieaIidad, de acueido con loda una jeiaiquía penaI,
adninislialiva, geogiáfica: en eI giado infeiioi, asociadas a cada juslicia de
paz, unas cáiceIes de poIicía nunicipaI, en cada disliilo, unas piisiones, en
lodos Ios depailanenlos, un coiieccionaI, en Ia cina, vaiias casas cenliaIes
paia Ios condenados poi ciínenes o paia aqueIIos de Ios coiieccionaIes
condenados a nás de un año, finaInenle, en aIgunos pueilos, Ias
penilenciaiías. Lnlia en eI pIan un gian edificio caiceIaiio, cuyos difeienles
niveIes delen ajuslaise exaclanenle a Ios giados de Ia cenliaIización
adninislialiva. LI cadaIso donde eI cueipo deI supIiciado se exponía a Ia
fueiza iiluaInenle nanifeslada deI soleiano, eI lealio punilivo donde Ia
iepiesenlación deI casligo se ofiecieia peinanenlenenle aI cueipo sociaI, eslá
susliluido poi una gian aiquilecluia ceiiada, conpIeja y jeiaiquizada que se
inlegia en eI cueipo nisno deI apaialo eslalaI. Una naleiiaIidad
conpIelanenle dislinla, una física deI podei conpIelanenle dislinla, una
naneia de doninai eI cueipo de Ios honlies conpIelanenle dislinla. A
pailii de Ia Reslauiación y lajo Ia nonaiquía de }uIio, se enconliaián en Ias
piisiones fiancesas, con Iigeias difeiencias, de 4O a 43 OOO delenidos (casi un
pieso poi cada 6OO halilanles). LI aIlo nuio, no ya eI que iodea y piolege, no
ya eI que nanifiesla, poi su piesligio, eI podei y Ia iiqueza, sino eI nuio
cuidadosanenle ceiiado, infianquealIe en uno y olio senlido, y que encieiia
eI lialajo ahoia nisleiioso deI (12O) casligo, seiá, pióxino y a veces incIuso

183
28 Ch. E. Dufriche de Valazé, Des lois pénales, 1784, pp. 344-345.
184
29 C. I. M. de Renusal, Arcnitcs par|cncn|aircs l. LXXII, 1 de dicienlie de 1831, p.
185.

108
en nedio de Ias ciudades deI sigIo XIX, Ia figuia nonólona, a Ia vez naleiiaI
y sinlóIica, deI podei de casligai. Ya lajo eI ConsuIado, eI ninislio deI
Inleiioi halía sido encaigado de hacei una invesligación solie Ios difeienles
Iugaies de Ia seguiidad nacionaI que funcionalan ya o que podían sei
uliIizados en Ias difeienles ciudades. Unos años despues, se halían volado
ciedilos paia consliuii, a Ia aIluia deI podei que delían iepiesenlai y seivii,
esos nuevos casliIIos deI oiden civiI. LI Inpeiio Ios uliIizó, de hecho, paia
olia gueiia.
185
Una econonía nenos sunluaiia peio nás olslinada acaló poi
consliuiiIos poco a poco en eI sigIo XIX.
Ln nenos de veinle años en lodo caso, eI piincipio lan cIaianenle foinuIado
a Ia Consliluyenle, de penas específicas, ajusladas, eficaces, foinando, en
cada caso, una Iección paia lodos, se ha conveilido en Ia Iey de delención poi
loda infiacción un poco inpoilanle, si no neiece Ia nueile. Lsle lealio
punilivo, en eI que se soñala en eI sigIo XVIII, y que hulieia oliado
esenciaInenle solie eI ánino de Ios deIincuenles, ha sido susliluido poi eI
gian apaialo unifoine de Ias piisiones cuya ied de edificios innensos va a
exlendeise solie loda Iiancia y Luiopa. Ieio concedei veinle años cono
cionoIogía a esle núneio de pieslidigilación, es lodavía denasiado, quizá.
Ioique puede deciise que ha sido casi inslanláneo. ßasla conlenpIai con nás
deleninienlo eI pioyeclo de Código ciininaI piesenlado a Ia Consliluyenle
poi Le IeIeliei. LI piincipio foinuIado aI conienzo es eI de que es pieciso
"unas ieIaciones exaclas enlie Ia índoIe deI deIilo y Ia índoIe deI casligo":
doIoies paia quienes han sido feioces, lialajo paia quienes han sido
peiezosos, infania paia aqueIIos cuya aIna eslá degiadada. Ahoia lien, Ias
penas afIiclivas que se pioponen efeclivanenle son lies foinas de delención:
eI caIalozo, donde Ia pena de encieiio se agiava con diveisas nedidas
(ieIalivas a Ia soIedad, a Ia piivación de Iuz, a Ias iesliicciones de aIinenlo),
Ia gcnc, donde eslas nedidas anejas eslán alenuadas, y finaInenle Ia piisión
piopianenle dicha, ieducida aI encieiio puio y sinpIe. La diveisidad, lan
soIennenenle pionelida, se ieduce aI fin a esla penaIidad unifoine y giis.
Hulo, poi Io denás, de nonenlo, unos dipulados que se asonliaion de que
en Iugai de halei eslalIecido una ieIación de índoIe enlie deIilos y penas, se
siguieia un pIan conpIelanenle dislinlo: "De naneia que si he liaicionado a
ni país, se ne encieiia, si he nalado a ni padie, se ne encieiia, lodos Ios
deIilos inaginalIes se casligan de Ia naneia nás unifoine. Me (121) paiece
eslai viendo un nedico que paia lodos Ios naIes liene eI nisno ienedio."
186


185
3O Cf. L. Decazes, "Rappoil au ioi sui Ies piisons". |c Mcni|cur, 11 de aliiI de
1819.

186
31 Ch. Chabroud, Archives parlementaires, t. xxvi, p. 618.
109
Rápida suslilución que no ha sido eI piiviIegio de Iiancia. La voIvenos a
enconliai, sin aIleiación, en Ios países exlianjeios. Cuando CalaIina II, en Ios
años que siguieion innedialanenle aI lialado Dc |cs dc|i|cs q dc |as pcnas, hace
iedaclai un pioyeclo paia un "nuevo código de Ieyes", Ia Iección de ßeccaiia
solie Ia especificidad y Ia vaiiedad de Ias penas no se ha oIvidado, se iepile
casi paIalia poi paIalia: "LI liiunfo de Ia Iileilad civiI ocuiie cuando Ias
Ieyes ciininaIes deducen cada pena de Ia índoIe pailicuIai de cada deIilo.
Lnlonces cesa loda Ia aililiaiiedad, Ia pena no depende en alsoIulo deI
capiicho deI IegisIadoi, sino de Ia índoIe de Ia cosa, no es en alsoIulo eI
honlie quien hace vioIencia aI honlie, sino Ia piopia acción deI honlie."
187

Unos años despues, siguen siendo Ios piincipios geneiaIes de ßeccaiia Ios
que siiven de fundanenlo aI nuevo código loscano y aI dado poi }ose II a
Ausliia, y sin enlaigo, anlas IegisIaciones hacen de Ia piisión, noduIada de
acueido con su duiación y agiavada en cieilos casos poi Ia naica o Ios
hieiios, una pena casi unifoine: lieinla años cuando nenos de delención poi
alenlado conlia eI soleiano, poi faliicación de noneda faIsa y poi asesinalo
con iolo, de quince a lieinla años poi honicidio voIunlaiio o poi iolo a
nano ainada, de un nes a cinco años poi iolo sinpIe, elceleia.
188

Ieio si esla coIonización de Ia penaIidad poi Ia piisión puede soipiendei, es
poique no eia cono se inagina un casligo sóIidanenle inslaIado ya en eI
sislena penaI, innedialanenle despues de Ia pena de nueile, y que haliía
ocupado de naneia conpIelanenle naluiaI eI Iugai que dejaian vacío Ios
supIicios aI desapaiecei. De hecho, Ia piisión ~y nuchos países se haIIalan
en esle punlo en Ia nisna siluación que Iiancia~ no lenía sino una posición
iesliingida y naiginaI en eI sislena de Ias penas. Los lexlos Io piuelan. La
oidenanza de 167O no cila Ia delención enlie Ias penas afIiclivas. Sin duda, Ia
piisión peipelua o lenpoiaI halía figuiado enlie Ias penas en aIgunas
coslunlies.
189
Ieio se sale que cae en desuso cono olios supIicios: "Halía
anlaño penas que ya no se piaclican en Iiancia, cono Ia de esciilii solie eI
(122) ioslio o Ia fienle de un condenado su pena, y Ia de Ia piisión peipelua,
deI nisno nodo que ya no se dele condenai a un ciininaI a Ia exposición a
Ias fieias ni a Ias ninas."
19O
De hecho, es cieilo que Ia piisión halía sulsislido

187
32 CalaIina II, insliucciones paia Ia conisión encaigada de iedaclai eI pioyeclo deI
nuevo código de Ieyes, ail. 67.

188
33 Una parte de este Código se ha traducido en la introducción de P. Col-quhoun, Traité sur la
pólice de Londres, trad. francesa, 1807. I, p. 84.
189
34 Cf. poi ejenpIo CoquiIIe, Ccu|unc du Nitcrnais.
Nota: Costumbres en el texto, y coutume en la nota, se refieren a la costumbre como fuente de
derecho. [T.]
190
35 G. du Rousseaud de la Combe, Traite des matières criminelles, 1741, p. 3.
110
de una naneia lenaz, paia sancionai Ias faIlas caienles de giavedad, y eslo
de acueido con Ias coslunlies o hálilos IocaIes. Lsle eia eI senlido en eI que
SouIalges halIala de Ias "penas Iigeias" que Ia Oidenanza de 167O no halía
nencionado: Ia censuia, Ia adnonición, Ia alslención de piesencia en un
Iugai, Ia salisfacción a Ia peisona ofendida y Ia piisión poi un lienpo. Ln
aIgunas iegiones, solie lodo en aqueIIas que halían conseivado nejoi su
pailicuIaiisno judiciaI, Ia pena de piisión seguía leniendo una gian
exlensión, peio no sin enconliai aIgunas dificuIlades, cono en eI RoseIIón,
iecienlenenle anexionado.
Ieio a liaves de eslas diveigencias, Ios juiislas se alienen fiinenenle aI
piincipio de que "Ia piisión no se consideia cono una pena en nueslio
deiecho civiI".
191
Su papeI es eI de sei una gaianlía en eI que Ia pienda es Ia
peisona y su cueipo: ad ccn|incndcs ncnncs, ncn ad punicndcs, dice eI adagio,
en esle senlido, Ia piisión de un sospechoso liene en cieilo nodo Ia nisna
finaIidad que Ia de un deudoi. Ioi Ia piisión, se deliene a aIguien, no se Ie
casliga.
192
TaI es eI piincipio geneiaI. Y si Ia piisión desenpeña a veces eI
papeI de pena, y en casos inpoilanles, es esenciaInenle a líluIo de
suslilulivo: ienpIaza Ias gaIeias paia aqueIIos ~nujeies, niños e inváIidos~
que no pueden seivii en eIIas: "La senlencia a eslai enceiiado lenpoiaI o
peipeluanenle en una piisión equivaIe a Ia de gaIeias."
193
Ln esla
equivaIencia, venos lien dilujaise un ieIevo posilIe. Ieio paia que se
ieaIice, ha sido pieciso que Ia piisión canlie de eslalulo juiídico.
Y ha sido pieciso lanlien que se supeie olio olslácuIo que, en Iiancia aI
nenos, eia consideialIe. La piisión eslala, en efeclo, (123) lanlo nás
descaIificada cuanlo que se haIIala en Ia piáclica vincuIada diieclanenle a Ia
iegia aililiaiiedad y a Ios excesos deI podei soleiano. Los iecIusoiios, Ios
hospilaIes geneiaIes,
194
Ias "óidenes deI iey" o Ias deI lenienle de poIicía, Ias

191
36 I. SeipiIIon, Ccdc crininc|, 1767, l. n, p. 1O95. Sin enlaigo, se encuenlia en SeipiIIon
Ia idea de que eI iigoi de Ia piisión es un conienzo de pena.

192
37 Así es como hay que comprender los numerosos reglamentos referentes a las prisiones, en
cuanto a las exacciones de los carceleros, la seguridad de los locales y la imposibilidad para los
presos de comunicarse unos con otros. Por ejemplo, la sentencia del parlamento de Dijon del 21 de
septiembre de 1706. Cf. igualmente F. Serpillon, Code criminel, 1761, t. III, pp. 601-647.
193
38 Es lo que precisa la declaración del 4 de marzo de 1724 sobre las reincidencias de robo, o la
del 18 de julio de 1724 referente a la vagancia. Un joven, que no tenía edad de ir a galeras,
permanecía en un correccional hasta el momento en que se le podía enviar a aquéllas, a veces para
purgar allí la totalidad de su pena. Cf. Crime et criminalité en France sous l'Ancien Régime, 1971,
pp. 266ss.
194
* Hospital general: hay que tener en cuenta que en la Edad Media el concepto de hospital era
más amplio, y no sólo se recibían en él enfermos. [T.]
111
|c||rcs dc cacnc|
195
ollenidas poi Ios nolalIes o poi Ias faniIias, halían
consliluido loda una piáclica iepiesiva, yuxlapuesla a' Ia "juslicia ieguIai" y
nás a nenudo lodavía opuesla a eIIa. Y esle encaiceIanienlo exliajudiciaI
halía sido iechazado lanlo poi Ios juiislas cIásicos cono poi Ios
iefoinadoies. Iiisión, cosa que alañe aI piíncipe, decía un liadicionaIisla
cono SeipiIIon, que se escudala lias de Ia auloiidad deI piesidenle ßouhiei:
"Aunque Ios piíncipes poi iazones de Lslado liendan a veces a infIigii esla
pena, Ia juslicia oidinaiia no hace uso de laIes especies de condena."
196

Delención, figuia e insliunenlo piiviIegiado deI despolisno, insislen Ios ie-
foinadoies, en innuneialIes decIanaciones: "¿Que se diiá de esas piisiones
secielas inaginadas poi eI espíiilu falaI deI nonaiquisno, ieseivadas
piincipaInenle o paia Ios fiIósofos en nanos de Ios cuaIes puso Ia naluiaIeza
su anloicha y que se alieven a iIuninai su sigIo, o paia esas aInas aIlivas e
independienles que no incuiien en Ia colaidía de caIIai Ios naIes de su
paliia, piisiones cuyas funeslas pueilas son alieilas poi cailas nisleiiosas
que sepuIlan paia sienpie en aqueIIas a sus desdichadas víclinas` ¿Que se
diiá incIuso de esos docunenlos, olias naeslias de una ingeniosa liianía,
que echan alajo eI piiviIegio que liene lodo ciudadano de sei oído anles de
sei juzgado, y que son niI veces nás peIigiosas paia Ios honlies que Ia
invención de IaIaiis...`
197

198
Sin duda, eslas pioleslas piocedenles de
hoiizonles lan diveisos concieinen no a Ia piisión cono pena IegaI, sino a Ia
uliIización "aI naigen de Ia Iey" de Ia delención aililiaiia e indeleininada.
No es nenos cieilo que Ia piisión apaiecía, de una naneia geneiaI, cono
naicada poi Ios alusos deI podei. Y nuchos Cuadeinos de quejas Ia
iechazan cono inconpalilIe con una luena juslicia. Unas veces en nonlie
de Ios piincipios juiídicos cIásicos: "Las piisiones, deslinadas en Ia inlención
de Ia Iey no a casligai sino a ponei a luen iecaudo sus peisonas... "
199
Olias
veces en nonlie (124) de Ios efeclos de Ia piisión que casliga ya a aqueIIos
que aún no han sido condenados, que conunica y geneiaIiza eI daño que
deleiía pievenii y que va conlia eI piincipio de Ia individuaIidad de Ias
penas aI sancionai a una faniIia enleia, se dice que "Ia piisión no es una
pena. La hunanidad se Ievanla conlia eI espanloso pensanienlo de que no es
un casligo eI de piivai a un ciudadano deI nás piecioso de Ios lienes,

195
** Lettre de cachet: carta cerrada con el sello real, en la que por lo general se ordenaba el
encarcelamiento o el destierro de una persona. [T.]
196
39 I. SeipiIIon, Ccdc crininc|, 1767, l. III, p. 1O95.

197
*** El toro de Falaris de Agrigento. [T.]
198
40 J. P. Brissot, Théorie des lois criminelles, 1781, t. I, p. 173.
199
41 Paris intra muros (Nobleza) citado en A. Desjardin, Les Cahiers de doléan-ce et la justice
criminelle, p. 477.
112
suniiIo ignoniniosanenle en Ia noiada deI ciinen, aiiancaiIo a cuanlo liene
de queiido, piecipilaiIo quizá a Ia iuina y aiielalaiIe no soIanenle a eI sino a
su desvenluiada faniIia lodos Ios nedios de sulsislencia".
2OO
Y Ios
Cuadeinos, iepelidas veces, piden Ia supiesión de esas casas de iecIusión:
"Cieenos que Ios iecIusoiios delen sei aiiasados. . ."
2O1
Y en efeclo, eI decielo
deI 13 de naizo de 179O oidena que se ponga en Iileilad "a lodas Ias
peisonas delenidas en Ios casliIIos, casas ieIigiosas, coiieccionaIes, casas de
poIicía u olias piisiones cuaIesquieia, ya fueia poi |c||rcs dc cacnc| c poi oiden
de Ios agenles deI podei ejeculivo".
¿Cóno Ia delención, lan visilIenenle unida a ese iIegaIisno que se denuncia
hasla en eI podei deI piíncipe, ha podido y en lan poco lienpo conveiliise en
una de Ias foinas nás geneiaIes de Ios casligos IegaIes`
La expIicación que se da nás fiecuenlenenle, es Ia de Ia foinación duianle Ia
edad cIásica de aIgunos giandes nodeIos de piisión puniliva. Su piesligio,
lanlo nás giande cuanlo que Ios nás iecienles piocedían de IngIaleiia y
solie lodo de Aneiica, paiece halei peinilido supeiai eI dolIe olslácuIo
consliluido poi Ias iegIas secuIaies deI deiecho y eI funcionanienlo despólico
de Ia piisión. Muy iápidanenle, paiecen halei laiiido Ias naiaviIIas
punilivas inaginadas poi Ios iefoinadoies, e inpueslo Ia ieaIidad seiia de Ia
delención. La inpoilancia de eslos nodeIos ha sido giande, a no dudaiIo.
Ieio son eIIos piecisanenle Ios que anles incIuso de piopoicionai Ia soIución
pIanlean Ios piolIenas: eI de su exislencia y eI de su difusión. ¿Cóno han
podido nacei y solie lodo cóno han podido sei aceplados de una naneia lan
geneiaI` Ioique es fáciI denosliai que si lien ofiecen con Ios piincipios
geneiaIes de Ia iefoina penaI cieilo núneio de anaIogías, (125) Ies son en
nuchos punlos lolaInenle heleiogeneos, y a veces hasla inconpalilIes.
LI nás anliguo de eslos nodeIos, eI que pasa poi halei inspiiado, de ceica o
de Iejos, lodos Ios denás, es eI Rasphuis de Ansleidan alieilo en 1596.
2O2


200
42 Langres, "Trois Ordres", citado, ibid., p. 483.
201
43 ßiiey, "Tieis Llal", cilado, ioid., p. 484. Cf. I. Couleil y M. Denis, |cs |rançais cn| |a
parc|c, 1964, p. 2O3. Se encuenlian lanlien en Ios Cuadeinos peliciones paia Ia
conseivación de casas de delención que Ias faniIias podiían uliIizai.

202
44 Cf. Thoislen SeIIin, Picnccring in Pcnc|cgq, 1944, que da un esludio exhauslivo deI
Rasphuis y deI Spinhuis de Ansleidan. Se puede pasai poi aIlo olio "nodeIo" cilado con
fiecuencia en eI sigIo XVIII. Ls eI piopueslo poi MaliIIon en Ias Rcf|cxicns sur !cs priscns dcs
crdrcs rc|igicux, iedilado on 1845. Iaiece sei que esle lexlo fue exhunado en eI sigIo XIX en
eI nonenlo en que Ios calóIicos dispulalan a Ios pioleslanles eI Iugai que halían Ionado
en eI novinienlo de Ia fiIanliopía y en aIgunas adninisliaciones. LI opúscuIo de
MaliIIon, que paiece haleise nanlenido poco conocido y sin infIuencia, denosliaiía que
"eI piinei pensanienlo deI sislena penilenciaiio noileaneiicano" es un "pensanienlo
113
Lslala deslinado en piincipio a nendigos o a naIhechoies jóvenes. Su
funcionanienlo oledecía a lies giandes piincipios: Ia duiación de Ias penas,
aI nenos denlio de cieilos Iíniles, podía eslai deleininada poi Ia piopia ad-
ninisliación, de acueido con Ia conducla deI pieso (esla Ialilud podía poi Io
denás eslai pievisla en Ia senlencia: en 1597 se condenala a un delenido a
doce años de piisión, que podían ieduciise a ocho, si su conpoilanienlo eia
salisfacloiio). LI lialajo eia olIigaloiio, se hacía en conún (poi olia paile, Ia
ceIda individuaI no se uliIizala sino a líluIo de casligo supIenenlaiio, Ios
delenidos doinían 2 o 3 poi Iecho, en ceIdas en que vivían de 4 a 12
peisonas), y poi eI lialajo hecho, Ios piesos iecilían un saIaiio. Ln fin, un
enpIeo de lienpo esliiclo, un sislena de piohiliciones y de olIigaciones,
una vigiIancia conlinua, unas exhoilaciones, unas Iecluias espiiiluaIes, lodo
un juego de nedios paia "aliaei aI lien" y "apailai deI naI", iodeala a Ios
piesos colidiananenle. Se puede lonai eI Rasphuis de Ansleidan cono una
figuia de lase. Hislóiicanenle, consliluye eI víncuIo enlie Ia leoiía,
caiacleiíslica deI sigIo XVI, de una liasfoinación pedagógica y espiiiluaI de
Ios individuos poi un ejeicicio conlinuo, y Ias lecnicas penilenciaiias
inaginadas en Ia segunda nilad deI sigIo XVIII. Y ha dado a Ias lies
insliluciones inslauiadas enlonces Ios piincipios fundanenlaIes que cada una
haliía de desaiioIIai en una diiección pailicuIai.
LI coiieccionaI de Canle ha oiganizado solie lodo eI lialajo penaI en loino
de inpeialivos econónicos. Se aduce Ia iazón de que Ia ociosidad es Ia causa
geneiaI de Ia nayoiía de Ios deIilos. Una infoinación ~una de Ias piineias
sin duda~ hecha solie Ios condenados en Ia juiisdicción de AIosl, en 1749,
denueslia (126) que Ios naIhechoies no eian "ailesanos ni Ialiadoies (Ios
olieios piensan únicanenle en eI lialajo que Ios aIinenla), sino hoIgazanes
dedicados a Ia nendicidad".
2O3
De ahí, Ia idea de una casa que gaianlizase en
cieilo nodo Ia pedagogía univeisaI deI lialajo paia aqueIIos que se nueslian
iefiaclaiios aI nisno. Cualio venlajas: disninuii eI núneio de Ias diIigencias
ciininaIes que son coslosas aI Lslado (de esle nodo, se podiían econonizai

lolaInenle nonáslico y fiances, a pesai de lodo Io que se haya podido decii paia daiIe un
oiigen gineliino o pensiI-vanio" (L. Iauchei).
203
45 ViIan XIV, Mcncirc sur |cs ncqcns dc ccrrigcr |cs na|fai|curs, 1773I p. 64. Lsla nenoiia,
vincuIada a Ia fundación deI coiieccionaI de Canle, ha peinanecido inedila hasla 1841. La
fiecuencia de Ias penas de deslieiio acenluala lodavía nás Ias ieIaciones enlie deIilo y
vagancia. Ln 1771, Ios Lslados de IIandes hacían conslai que "Ias penas de deslieiio
pionunciadas conlia Ios nendigos quedan sin efeclo, ya que Ios Lslados se devueIven
iecípiocanenle Ios individuos peiniciosos que encuenlian en su sueIo. ResuIla de eslo que
un nendigo expuIsado así de Iugai en Iugai acalaiá poi haceise ahoicai, nienlias que si
se Ie hulieia haliluado aI lialajo, no IIegaiía a esle naI canino" (L. Sloolanl, en Anna|cs
dc |a Sccic|c d'nis|circ dc Gand, l. III, 1898, p. 228). Cf. Iánina 15.
114
en IIandes nás de 1OO OOO Iilias), no eslai ya olIigado a hacei ienisiones de
inpueslos a Ios piopielaiios de losques asoIados poi Ios vagalundos, foinai
una nuIlilud de olieios nuevos, Io que "conliiluiiía, poi Ia conpelencia, a
disninuii Ia nano de olia", en fin, peinilii que Ios veidadeios polies se
leneficiaian, sin conpailiiIa, de Ia caiidad necesaiia.
2O4
Lsla pedagogía lan
úliI ieconsliluiiá en eI individuo peiezoso Ia afición aI lialajo, Io olIigaiá a
coIocaise en un sislena de inleieses en eI que eI lialajo seiá nás venlajoso
que Ia peieza, y foinaiá en loino suyo una pequeña sociedad ieducida,
sinpIificada y coeiciliva en Ia que apaieceiá cIaianenle Ia náxina: quien
quieia vivii dele lialajai. OlIigación deI lialajo, peio lanlien ieliilución
que peinila aI pieso nejoiai su sueile duianle eI peiiodo de delención y
despues de eI. "LI honlie que no encuenlia su sulsislencia liene
alsoIulanenle que cedei aI deseo de piocuiáiseIa poi eI lialajo, se Ie ofiece
poi eI luen oiden y Ia discipIina, se Ie fueiza en cieilo nodo a pIegaise a
eIIos, eI señueIo de Ia ganancia Ie anina despues, coiiegidas sus coslunlies,
haliluado a lialajai, aIinenlado sin inquielud, con aIgunas ganancias que
guaida paia su saIida", ha apiendido un oficio "que Ie gaianliza una sulsis-
lencia sin peIigio".
2O5
Reconsliucción deI ncnc ccccncnicus, que excIuye eI
enpIeo de penas denasiado lieves ~Io cuaI inpediiía Ia adquisición de
lecnicas y de Ia afición deI lialajo~, o definilivas ~Io que haiía inúliI lodo
apiendizaje. "LI leinino de seis neses es denasiado coilo paia coiiegii a Ios
ciininaIes, y despeilai (127) en eIIos eI espíiilu de lialajo", en canlio, "Ia
peipeluidad Ios desespeia, son indifeienles a Ia coiiección de Ias coslunlies
y aI espíiilu de lialajo, sóIo se ocupan de pioyeclos de evasión y de
insuiiección, y pueslo que no se ha juzgado opoiluno piivaiIos de Ia vida,
¿poi que lialai de haceiseIa insopoilalIe`"
2O6
La duiación de Ia pena sóIo
liene senlido en ieacción con una coiiección posilIe y con una uliIización
econónica de Ios ciininaIes coiiegidos.
AI piincipio deI lialajo, eI nodeIo ingIes agiega, cono condición esenciaI
paia Ia coiiección, eI aisIanienlo. Su esquena fue dado en 1775, poi Hanvay,
que Io juslificala en piinei Iugai poi iazones negalivas: Ia pioniscuidad en
Ia piisión piopoiciona naIos ejenpIos y posiliIidades de evasión
innedialanenle, y de chanlaje o de conpIicidad en eI fuluio. La piisión se
paieceiía denasiado a una nanufacluia si se dejaia a Ios delenidos lialajai
en conún. Las iazones posilivas, despues: eI aisIanienlo consliluye un

204
46 ViIan XIV, Mcncirc, p. 68.

205
47 |oid., p. 1O7.
206
48 |oid., pp. 1O2-1O3.

115
"choque leiiilIe" a pailii deI cuaI eI condenado, aI escapai a Ias naIas
infIuencias, puede iefIexionai y desculiii en eI fondo de su conciencia Ia voz
deI lien, eI lialajo soIilaiio se conveiliiá enlonces en un ejeicicio lanlo de
conveisión cono de apiendizaje, no iefoinaiá sinpIenenle eI juego de
inleieses piopio deI ncnc ccccncnicus, sino lanlien Ios inpeialivos deI sujelo
noiaI. La ceIda, esa lecnica deI nonacalo ciisliano que no sulsislía nás que
en Ios países calóIicos, pasa a sei en esla sociedad pioleslanle eI insliunenlo
poi eI cuaI se puede ieconsliluii a Ia vez eI ncnc ccccncnicus y Ia conciencia
ieIigiosa. Lnlie eI deIilo y eI iegieso aI deiecho y a Ia viilud, Ia piisión
consliluiiá un "espacio enlie dos nundos", un Iugai paia Ias liasfoinaciones
individuaIes que iesliluiián aI Lslado Ios súldilos que halía peidido.
Apaialo paia nodificai a Ios individuos que Hanvay IIana un
"iefoinaloiio".
2O7
Lslos piincipios geneiaIes son Ios que Hovaid y ßIackslone
ponen en olia en 1779, cuando Ia independencia de Ios Lslados Unidos
inpide Ias depoilaciones y se piepaia una Iey paia nodificai eI sislena de
Ias penas. LI encaiceIanienlo, con fines de liasfoinación deI aIna y de Ia
conducla, hace su enliada en eI sislena de Ias Ieyes civiIes. LI pieánluIo de
Ia Iey, iedaclado poi ßIackslone y Hovaid, desciile Ia piisión individuaI en
su liipIe función de ejenpIo lenilIe, de insliunenlo de conveisión y de
condición paia un apiendizaje: sonelidos "a una delención aisIada, a un
lialajo ieguIai y a Ia infIuencia de (128) Ia insliucción ieIigiosa", aIgunos
ciininaIes podiían "no sóIo inspiiai eI leiioi a quienes se sinlieian novidos a
inilaiIos, sino lanlien coiiegiise eIIos nisnos y adquiiii eI hálilo deI
lialajo".
2O8
De ahí Ia decisión de consliuii dos penilenciaiías, una paia Ios
honlies, olia paia Ias nujeies, donde Ios piesos aisIados eslaiían olIigados
"a Ios lialajos nás seiviIes y nás conpalilIes con Ia ignoiancia, Ia
negIigencia y Ia leiquedad de Ios ciininaIes": caninai en eI inleiioi de una
iueda paia novei una náquina, fijai un calieslanle, puIinenlai náinoI,
agianai cáñano, iaspai paIo de canpeche, liiluiai liapos, hacei sogas y
sacos. Ln ieaIidad, sóIo se consliuyó una penilenciaiía, Ia de CIouceslei, que
no iespondía sino paiciaInenle aI esquena iniciaI: confinanienlo lolaI paia
Ios ciininaIes nás peIigiosos, paia Ios olios, lialajo de día en conún y
sepaiación de noche.
Ln fin, c| nodeIo de IiIadeIfia. LI nás fanoso sin duda poique apaiecía
unido a Ias innovaciones poIílicas deI sislena noileaneiicano y lanlien
poique no esluvo condenado cono Ios olios aI fiacaso innedialo y aI
alandono, fue conlinuanenle pioseguido y liasfoinado hasla Ias giandes

207
49 J. Hanway, The defects of police, 1775.
208
50 Preámbulo del Bill de 1779, citado por Julius, Leçons sur les prisons, trad, francesa,
1831, I, p. 299.
116
discusiones de Ios años 183O solie Ia iefoina penilenciaiia. Ln nuchos
punlos, Ia piisión de WaInul Slieel, alieila en 179O, lajo Ia infIuencia diiecla
de Ios nedios cuáqueios, iepioducía eI nodeIo de Canle y de CIouceslei.
2O9

Tialajo olIigaloiio en laIIeies, ocupación conslanle de Ios piesos,
financiación de Ia piisión poi esle lialajo, peio lanlien ieliilución
individuaI de Ios piesos paia gaianlizai su ieinseición noiaI y naleiiaI en eI
nundo esliiclo de Ia econonía, Ios condenados son, pues, "enpIeados
conslanlenenle en lialajos pioduclivos paia hacei que sopoilen Ios gaslos de
Ia piisión, paia no dejaiIos inaclivos y paia que lengan piepaiados aIgunos
iecuisos en eI nonenlo en que su caulividad haya de cesai".
21O
La vida eslá,
poi Io lanlo, dividida de acueido con un enpIeo deI lienpo alsoIulanenle
esliiclo, lajo una vigiIancia ininleiiunpida, cada inslanle deI día liene
naicada su ocupación, piesciilo un lipo de aclividad, y IIeva consigo sus
olIigaciones y sus piohiliciones: "Todos Ios piesos se Ievanlan aI apunlai eI
día, de (129) naneia que despues de halei hecho sus canas, de haleise asea-
do, Iavado y haleise ocupado de olias necesidades, conienzan geneiaInenle
su lialajo aI saIii eI soI. A pailii de esle nonenlo, nadie puede ii a Ias saIas u
olios Iugaies, cono no sea a Ios laIIeies y silios fijados paia sus lialajos... AI
caei Ia laide, suena una canpana que Ies avisa que dejen eI lialajo... Se Ies da
nedia hoia paia aiiegIai sus canas, lias de Io cuaI no se Ies peinile ya
conveisai en voz aIla ni hacei eI nenoi iuido."
211
Lo nisno que en
CIouceslei, eI confinanienlo soIilaiio no es lolaI, Io es paia aIgunos
condenados a Ios que en olio lienpo se Ies hulieia apIicado Ia pena de
nueile, y paia aqueIIos que en eI inleiioi de Ia piisión neiecen un casligo
especiaI: "AIIí, sin ocupación, sin nada que Io disliaiga, en Ia espeia y Ia
inceilidunlie deI nonenlo de su Iileiación", eI pieso pasa "Iaigas hoias
ansiosas, enceiiado en Ias iefIexiones que acuden aI espíiilu de lodos Ios
cuIpalIes".
212
Cono en Canle, en fin, Ia duiación de Ia piisión puede vaiiai
con Ia conducla deI pieso: Ios inspecloies de Ia piisión, despues de consuIlai
eI hisloiiaI de cada uno, ollienen de Ias auloiidades ~y eslo sin dificuIlad
hasla Ios años 182O apioxinadanenle~ eI induIlo de Ios que se han poilado
lien.

209
51 Los cuáqueios conocían lanlien indudalIenenle eI Rasphuis y eI Spin-huis de
Ansleidan. Cf. T. SeIIin, Picnccring in pcnc|cgq, pp. 1O9-11O. De lodos nodos, Ia
piisión de WaInul Slieel seguía Ia Iínea de Ia AInhouse alieila en 1767 y de Ia
IegisIación penaI que Ios cuáqueios halían queiido inponei a pesai de Ia
adninisliación ingIesa.

210
52 G. de La Rocliefoncauld-I.iancourt, Des prisons de Philadelphie, 1796, p. 9.
211
53 J. Turnbull, Visite à la prison de Philadelphie, trad, francesa, 1797, pp. 15-16.
212
54 Caleb Lownes, en N. K. Teeters, Cradle of penitentiary, 1955, p. 49.
117
WaInul Slieel liene adenás cieilo núneio de iasgos que Ie son específicos, o
que aI nenos desaiioIIan Io que se haIIala viiluaInenle piesenle en Ios olios
nodeIos. Ln piinei Iugai, eI piincipio de Ia no pulIicidad de Ia pena. Si Ia
senlencia y Io que Ia nolivó delen sei conocidos de lodos, Ia ejecución de Ia
pena, en canlio, dele cunpIiise en secielo, eI púlIico no liene poi que
inleivenii ni cono lesligo ni cono fiadoi deI casligo, Ia ceilidunlie de que,
deliás de Ios nuios, eI pieso cunpIe su pena dele laslai paia consliluii un
ejenpIo: con eIIo se acalan Ios especlácuIos caIIejeios a Ios que Ia Iey de 1786
halía dado Iugai aI inponei a aIgunos condenados a lialajos púlIicos Ia
ejecución de eslos en Ias ciudades o en Ias caiieleias.
213
LI casligo y Ia
coiiección que dele oliai son piocesos que se desaiioIIan enlie eI pieso (13O)
y aqueIIos que Io vigiIan. Iiocesos que inponen una liasfoinación deI
individuo enleio, de su cueipo y de sus hálilos poi eI lialajo colidiano a que
eslá olIigado, de su espíiilu y de su voIunlad, poi Ios cuidados espiiiluaIes
de que es oljelo: "Se suninislian ßilIias y olios Iilios de ieIigión piáclica, eI
cIeio de Ias difeienles olediencias que se encuenlia en Ia ciudad y Ios aiia-
laIes piesla eI seivicio una vez a Ia senana, y loda olia peisona edificanle
puede lenei en cuaIquiei nonenlo conunicación con Ios piesos."
214
Ieio
coiiesponde a Ia piopia adninisliación Ia olia de dicha liasfoinación. La
soIedad y Ia iefIexión solie Ia piopia conducla no lasla, cono lanpoco Ias
exhoilaciones puianenle ieIigiosas. Dele haceise lan fiecuenlenenle cono
sea posilIe un lialajo solie eI aIna deI pieso. La piisión, apaialo adninis-
lialivo, seiá aI nisno lienpo una náquina de nodificai Ios espíiilus.
Cuando eI pieso enlia, se Ie Iee eI iegIanenlo, "aI nisno lienpo, Ios
inspecloies lialan de foilaIecei en eI sus olIigaciones noiaIes, Ie hacen vei Ia
infiacción que ha conelido iespeclo de aqueIIas y eI daño que iesuIla paia Ia
sociedad que Io piolegía, así cono Ia necesidad de conpensaiIo poi su
ejenpIo y su ennienda. Lo aninan a conlinuación a cunpIii con su delei con
aIegiía, a conduciise decenlenenle, pioneliendoIe o haciendoIe espeiai que
anles de que expiie eI leinino de Ia senlencia podiá ollenei su Iileilad, si se
poila lien... De cuando en cuando, Ios inspecloies se consideian en Ia
olIigación de conveisai con Ios ciininaIes, uno lias olio, iespeclo de sus

213
55 Sobre los desórdenes provocados por esta ley, cf. B. Rush, An inquiry into the effects of
public punishments, 1787, pp. 5-9, y Robert Vaux, Notices, p. 45. Hay que advertir que en el
informe de J.-L. Siegel que había inspirado el Rasphuis de Amsterdam, estaba previsto que las
penas no se proclamarían públicamente, que los presos serían conducidos de noche al correccional,
que los guardianes se comprometerían bajo juramento a no revelar la identidad de aquéllos y que no
se permitiría visita alguna (T. Sellin, Pioneering in penology, pp. 27-28).
214
56 Iiinei infoine de Ios inspecloies de WaInul Slieel, cilado poi Teeleis, pp. 53-54.

118
deleies cono honlies y cono nienlios de Ia sociedad".
215

Ieio Io nás inpoilanle, sin duda, es que esle conlioI y esla liasfoinación deI
conpoilanienlo van aconpañados ~a Ia vez condición y consecuencia~ de
Ia foinación de un salei de Ios individuos. AI nisno lienpo que eI piopio
condenado, Ia adninisliación de WaInul Slieel iecile un infoine solie su
deIilo, solie Ias ciicunslancias en que fue conelido, un iesunen deI
inleiiogaloiio deI incuIpado, unas nolas en cuanlo a Ia naneia en que se
condujo anles y despues de Ia senlencia. Olios lanlos eIenenlos
indispensalIes si se quieie "deleininai cuáIes seián Ios cuidados necesaiios
paia desliuii sus anliguos hálilos".
216
Y (131) duianle lodo eI lienpo deI
encaiceIanienlo seiá olseivado, se consignaiá su conducla colidiananenle, y
Ios inspecloies ~doce nolalIes de Ia ciudad designados en 1795~, que, de
dos en dos, visilan Ia piisión cada senana, delen infoinaise de Io que ha
ocuiiido, enleiaise de Ia conducla de cada pieso y designai aqueIIos cuyo
peidón se ha de soIicilai. Lsle conocinienlo de Ios individuos, conlinuanenle
pueslo aI día, peinile iepailiiIos en Ia piisión nenos en función de sus
deIilos que de Ias disposiciones de que dan piuelas. La piisión se convieile
en una especie de olseivaloiio peinanenle que peinile disliiluii Ias
vaiiedades deI vicio o de Ia fIaqueza. A pailii de 1797, Ios piesos eslalan
divididos en cualio cIases: Ia piineia, Ia de aqueIIos que han sido
expIícilanenle condenados aI confinanienlo soIilaiio, o que han conelido en
Ia piisión faIlas giaves, olia, ieseivada a Ios que son "nuy conocidos cono
anliguos deIincuenles... o cuya noiaI depiavada, caiáclei peIigioso,
disposiciones iiieguIaies o conducla desoidenada" se haya nanifeslado
duianle eI lienpo en que peinanecían en piisión, olia paia aqueIIos "cuyo
caiáclei y ciicunslancias, anles y despues de Ia condena, peinilen cieei que
no son deIincuenles haliluaIes". Ln fin, exisle una sección especiaI, una cIase
de piuela paia aqueIIos cuyo caiáclei no se conoce lodavía, o que, de sei
nejoi conocidos, no neiecen enliai en Ia calegoiía piecedenle.
217
Todo un
salei individuaIisla se oiganiza, eI cuaI lona cono doninio de iefeiencia no
lanlo eI ciinen conelido (aI nenos en eslado aisIado), sino Ia viiluaIidad de
peIigios que encieiia un individuo y que se nanifiesla en Ia conducla

215
57 }. TuinluII. Visi|c a |a priscn dc Pni|adc|pnic, liad. de 1797, p. 27.

216
58 B. Rush, que fue uno de los inspectores, nota lo siguiente después de •una visita a Walnut
Street: "Cuidados morales: predicación, lectura de buenos libros, limpieza de las ropas y de las
habitaciones, baños; no se levanta la voz, poco vino, la menor cantidad posible de tabaco, poca
conversación obscena o profana. Trabajo constante; se ocupan del jardín; es bonito: 1200 coles." En
N. K. Teeters, The cradle of penitentiary, 1935, p. 50.
217
59 "Minules of lhe ßoaid", 16 de junio de 1797, cilado en N. K. Teeleis, |cc. ci|., p. 59.

119
colidiananenle olseivada. La piisión funciona aquí cono un apaialo de
salei.
Lnlie esle apaialo punilivo que pioponen Ios nodeIos fIanenco, ingIes y
noileaneiicano, enlie eslos "iefoinaloiios" y lodos Ios casligos inaginados
poi Ios iefoinadoies, se pueden eslalIecei Ios punlos de conveigencia y Ias
dispaiidades.
Iunlos de conveigencia. Ln piinei Iugai, Ia inveisión lenpoiaI deI casligo.
Los "iefoinaloiios" se aliiluyen cono función, eIIos lanlien, no Ia de loiiai
un deIilo, sino Ia de evilai que se iepila. Son unos disposilivos diiigidos hacia
eI fuluio, y dispueslos paia lIoqueai Ia iepelición deI hecho punilIe. "LI
oljelo de (52) Ias penas no es Ia expiación deI deIilo, cuya deleininación se
dele alandonai aI Sei supieno, sino pievenii Ios deIilos de Ia nisna
especie."
218
Y en IensiIvania afiinala ßuxlon que Ios piincipios de
Monlesquieu y de ßeccaiia delían lenei ahoia "fueiza de axionas", "Ia
pievención de Ios deIilos es eI único fin deI casligo".
219
No se casliga, pues,
paia loiiai un ciinen, sino paia liasfoinai a un cuIpalIe (acluaI o viiluaI), eI
casligo dele IIevai consigo cieila lecnica coiiecliva. Aquí lanlien, Rush se
haIIa ceicano a Ios juiislas iefoinadoies ~a no sei, quizá, Ia neláfoia que
enpIea~ cuando dice: se han invenlado náquinas que faciIilan eI lialajo,
¡cuánlo nás no se deleiía aIalai a quien invenlaia "Ios nelodos nás iápidos
y Ios nás eficaces paia voIvei a Ia viilud y a Ia feIicidad a Ia paile nás viciosa
de Ia hunanidad y paia exliipai aIgo de lodo eI vicio que hay en eI nundo!"
22O
Ln fin, Ios nodeIos angIosajones, cono Ios pioyeclos de Ios IegisIadoies y
de Ios leóiicos, exigen piocedinienlos paia singuIaiizai Ia pena: en su
duiación, su índoIe, su inlensidad, Ia naneia cono se desaiioIIa, eI casligo
dele eslai ajuslado aI caiáclei individuaI, y a Io que IIeva en sí de peIigioso
paia Ios denás. LI sislena de Ias penas dele eslai alieilo a Ias vaiialIes
individuaIes. Ln su esquena geneiaI, Ios nodeIos nás o nenos deiivados deI
Rasphuis de Ansleidan no se haIIalan en conliadicción con Io que
pioponían Ios iefoinadoies. Se podiía incIuso pensai a piineia visla que no
eian sino su desaiioIIo ~o su eslozo~ aI niveI de Ias insliluciones concielas.
Y, sin enlaigo, Ia dispaiidad se nanifiesla no lien se liala de definii Ias

218
60 W. Blackstone, Commentaire sur le Code criminel d'Angleterre, trad. francesa, 1776, p. 19.
219
61 W. Bradford, An inquiry how far the punishment of death is necessary in Pennsylvania, 1793,
p. 3.
220
62 ß. Rush, An inquirq in|c |nc cffcc|s cf puo|ic punisnncn|s, 1787, p. 14. Lsla idea de un
apaialo que liasfoine se encuenlia ya en Hanvay en eI pioyeclo de un "iefoinaloiio": "La
idea de hospilaI y Ia de naIhechoi son inconpalilIes, peio piolenos a hacei de Ia piisión
un iefoinaloiio (rcfcrna|crq) aulenlico y eficaz, en Iugai de que sea cono Ios olios una
escueIa de vicio." (Dcfcc|s cf pc|icc, p. 52.)

120
lecnicas de esla coiiección individuaIizadoia. Donde se naica Ia difeiencia es
en eI piocedinienlo de acceso aI individuo, Ia naneia en que eI podei
punilivo hace piesa en eI, Ios insliunenlos que enpIea paia aseguiai dicha
liasfoinación, es en Ia lecnoIogía de Ia pena, no en su fundanenlo leóiico, en
Ia ieIación que eslalIece con eI cueipo y eI aIna, y no en Ia naneia en que se
inlioduce en eI inleiioi deI sislena deI deiecho.
Consideienos eI nelodo de Ios iefoinadoies. ¿LI punlo solie (133) eI que
iecae Ia pena, aqueIIo poi Io que ejeice piesa solie eI individuo` Las
iepiesenlaciones: iepiesenlación de sus inleieses, iepiesenlación de sus
venlajas, de Ias desvenlajas, de su guslo y de su desagiado, y si ocuiie que eI
casligo se apodeia deI cueipo, apIicaiIe unas lecnicas que no lienen nada que
envidiai a Ios supIicios, es en Ia nedida en que consliluye ~paia eI
condenado y paia Ios especladoies~ un oljelo de iepiesenlación. ¿LI insliu-
nenlo poi eI cuaI se aclúa solie Ias iepiesenlaciones` Olias iepiesenlaciones,
o nás lien unos acopIanienlos de ideas (ciinen-casligo, venlaja inaginada
deI deIilo-desvenlaja adveilida de Ios casligos), eslos enpaiejanienlos no
pueden funcionai sino en eI eIenenlo de Ia pulIicidad: escenas punilivas que
Ios eslalIecen o Ios iefueizan a Ios ojos de lodos, discuisos que Ios hacen
ciicuIai y ievaIoiizan a cada inslanle eI juego de Ios signos. LI papeI deI
deIincuenle en eI casligo es eI de ieinlioducii, fienle aI código y a Ios deIilos,
Ia piesencia ieaI deI significado, es decii de esa pena que según Ios leininos
deI código dele eslai infaIilIenenle asociada a Ia infiacción. Iioducii en
alundancia y a Ia evidencia esle significado, ieaclivai con eIIo eI sislena
significanle deI código, hacei funcionai Ia idea de deIilo cono un signo de
casligo, con esla noneda es con Ia que eI naIhechoi paga su deuda a Ia socie-
dad. La coiiección individuaI dele, pues, aseguiai eI pioceso de
iecaIificación deI individuo cono sujelo de deiecho, poi eI foilaIecinienlo de
Ios sislenas de signos y de Ias iepiesenlaciones que hacen ciicuIai.
LI apaialo de Ia penaIidad coiiecliva aclúa de una naneia conpIelanenle
dislinla. LI punlo de apIicación de Ia pena no es Ia iepiesenlación, es eI
cueipo, es eI lienpo, son Ios geslos y Ias aclividades de lodos Ios días, eI aIna
lanlien, peio en Ia nedida en que es asienlo de hálilos. LI cueipo y eI aIna,
cono piincipios de Ios conpoilanienlos, foinan eI eIenenlo que se piopone
ahoia a Ia inleivención puniliva. Más que solie un aile de iepiesenlaciones,
esla dele ieposai solie una nanipuIación iefIexiva deI individuo: "Todo
deIilo liene su cuiación en Ia infIuencia física y noiaI", es pieciso, pues, paia
deleininai Ios casligos, "conocei eI piincipio de Ias sensaciones y de Ias
sinpalías que se pioducen en eI sislena neivioso."
221
Ln cuanlo a Ios

221
63 ß. Rush, An inquirq in|c |nc cffcc|s cf puo|ic punisnncn|s, 1787, p. 13.
121
insliunenlos uliIizados, no son ya juegos de iepiesenlación que se iefueizan
y se hacen ciicuIai, sino foinas de coeición, esquenas de coacción apIicados
y iepelidos. Ljeicicios, no signos: hoiaiios, enpIeos de lienpo, novinienlos
olIigaloiios, aclividades ieguIaies, nedilación (134) soIilaiia, lialajo en
conún, siIencio, apIicación, iespelo, luenas coslunlies. Y finaInenle Io que
se liala de ieconsliluii en esla lecnica de coiiección, no es lanlo eI sujelo de
deiecho, que se encuenlia piendido de Ios inleieses fundanenlaIes deI paclo
sociaI, es eI sujelo oledienle, eI individuo sonelido a hálilos, a iegIas, a
óidenes, a una auloiidad que se ejeice conlinuanenle en loino suyo y solie
eI, y que dele dejai funcionai aulonálicanenle en eI. Dos naneias, pues,
lien dislinlas de ieaccionai a Ia infiacción: ieconsliluii eI sujelo juiídico deI
paclo sociaI, o foinai un sujelo de olediencia pIegado a Ia foina a Ia vez
geneiaI y esciupuIosa de un podei cuaIquieia.
Todo eslo no consliluiiía quizá sino una difeiencia lien especuIaliva ~ya
que en suna se liala en anlos casos de foinai individuos sonelidos~, si Ia
penaIidad "de coeición" no IIevaia consigo aIgunas consecuencias capilaIes.
LI encauzanienlo de Ia conducla poi eI pIeno enpIeo deI lienpo, Ia
adquisición de hálilos, Ias coacciones deI cueipo inpIican enlie eI casligado
y quien Io casliga una ieIación nuy pailicuIai. ReIación que no vueIve
sinpIenenle inúliI Ia dinensión deI especlácuIo: Io excIuye.
222
LI agenle de
casligo dele ejeicei un podei lolaI, que ningún leiceio puede venii a
peiluilai, eI individuo aI que hay que coiiegii dele eslai enleianenle
envueIlo en eI podei que se ejeice solie eI. Inpeialivo deI secielo. Y, poi Io
lanlo, lanlien aulononía aI nenos ieIaliva de esla lecnica de casligo: deleiá
lenei su funcionanienlo, sus iegIas, sus lecnicas, su salei, deleiá fijai sus
noinas, decidii en cuanlo a sus iesuIlados: disconlinuidad o en lodo caso
especificidad en ieIación con eI podei judiciaI que decIaia Ia cuIpaliIidad y
fija Ios Iíniles geneiaIes deI casligo. Ahoia lien, eslas dos consecuencias ~
secielo y aulononía en eI ejeicicio deI podei de casligai~ son exoililanles
paia una leoiía y una poIílica de Ia penaIidad que se pioponían dos fines:
hacei pailicipai a lodos Ios ciudadanos en eI casligo deI enenigo sociaI,
voIvei eI ejeicicio deI podei de casligai enleianenle adecuado y liaspaienle a
Ias Ieyes que púlIicanenle Io deIinilan. Unos casligos secielos y no
codificados poi Ia IegisIación, un podei de casligai ejeiciendose en Ia sonlia
según unos ciileiios y con unos insliunenlos que se susliaen aI conlioI, es


222
64 Cf. Ias ciílicas que Rush hacía de Ios especlácuIos punilivos, en pailicuIai de Ios que
halía inaginado Dufiiche de VaIaze. An inquirq in|c |nc cffcc|s cf puo|ic punisnncn|s, 1787,
pp. 5-9.

122
loda Ia eslialegia de Ia iefoina en peIigio de conpioneleise. Despues de Ia
senlencia consliluye un podei que hace pensai en eI que se ejeicía en eI
anliguo sislena. LI podei que apIica Ias penas anenaza sei lan aililiaiio,
(135) lan despólico cono Io eia aqueI que anlaño decidía en cuanlo a
aqueIIas.
Ln suna, Ia diveigencia es esla: ¿ciudad puniliva o inslilución coeiciliva` De
un Iado, un funcionanienlo deI podei penaI, iepailido en lodo eI espacio
sociaI, piesenle poi doquiei cono escena, especlácuIo, signo, discuiso, IegilIe
cono a Iilio alieilo, opeiando poi una iecodificación peinanenle deI
espíiilu de Ios ciudadanos, gaianlizando Ia iepiesión deI deIilo poi esos
olslácuIos pueslos a Ia idea deI nisno, acluando de naneia invisilIe e inúliI
solie Ias "filias fIojas deI ceielio", cono decía Seivan. Un podei de casligai
que coiiiese a Io Iaigo de lodo eI sislena sociaI, que acluaia en cada uno de
sus punlos y acalaia poi no sei ya peicilido cono podei de unos cuanlos
solie unos cuanlos, sino cono ieacción innediala de lodos con iespeclo de
cada uno. De olio Iado, un funcionanienlo conpaclo deI podei de casligai:
un lonai esciupuIosanenle a caigo eI cueipo y eI lienpo deI cuIpalIe, un
encuadianienlo de sus geslos, de su conducla, poi un sislena de auloiidad y
de podei, una oilopedia conceilada que se apIica a Ios cuIpalIes a fin de
endeiezaiIos individuaInenle, una geslión aulónona de ese podei que se
aisIa lanlo deI cueipo sociaI cono deI podei judiciaI piopianenle dicho. Lo
que queda conpionelido en Ia eneigencia de Ia piisión es Ia
inslilucionaIización deI podei de casligai, o nás piecisanenle: eI podei de
casligai (con eI oljelivo eslialegico que eI nisno se ha aliiluido a fines deI
sigIo XVIII, Ia ieducción de Ios iIegaIisnos popuIaies), ¿eslaiá nás
gaianlizado ocuIlándose lajo una función sociaI geneiaI, en Ia "ciudad
puniliva", o infoinando una inslilución coeiciliva, en eI Iugai ceiiado deI
"iefoinaloiio"`
Ln lodo caso, puede deciise que aI finaI deI sigIo XVIII nos enconlianos anle
lies naneias de oiganizai eI podei de casligai: Ia piineia es Ia que
funcionala lodavía y se apoyala solie eI viejo deiecho nonáiquico. Las olias
se iefieien anlas a una concepción pievenliva, uliIilaiia, coiiecliva, de un
deiecho de casligai que peilenecía a Ia sociedad enleia, peio son nuy
difeienles una de olia, aI niveI de Ios disposilivos que dilujan. Lsquena-
lizando nucho, puede deciise que, en eI deiecho nonáiquico, eI casligo es un
ceienoniaI de soleianía, uliIiza Ias naicas iiluaIes de Ia venganza que apIica
solie eI cueipo deI condenado, y despIiega a Ios ojos de Ios especladoies un
efeclo de leiioi lanlo nás inlenso cuanlo que es disconlinuo, iiieguIai y
sienpie poi encina de sus piopias Ieyes, Ia piesencia física deI soleiano y de
su podei. Ln eI pioyeclo de Ios juiislas iefoinadoies, eI casligo es un
123
piocedinienlo paia iecaIificai a Ios individuos cono (136) sujelos de deiecho,
uliIiza no naicas, sino signos, conjunlos cifiados de iepiesenlaciones, a Ios
que Ia escena de casligo dele aseguiai Ia ciicuIación nás iápida y Ia
aceplación nás univeisaI posilIe. Ln fin, en eI pioyeclo de inslilución
caiceIaiia que se eIaloia, eI casligo es una lecnica de coeición de Ios
individuos, pone en acción piocedinienlos de sonelinienlo deI cueipo ~no
signos~, con Ios iaslios que deja, en foina de hálilos, en eI conpoilanienlo,
y supone Ia inslaIación de un podei específico de geslión de Ia pena. LI
soleiano y su fueiza, eI cueipo sociaI, eI apaialo adninislialivo. La naica, eI
signo, eI iaslio. La ceienonia, Ia iepiesenlación, eI ejeicicio. LI enenigo
vencido, eI sujelo de deiecho en vías de iecaIificación, eI individuo sujelo a
una coeición innediala. LI cueipo oljelo deI supIicio, eI aIna cuyas
iepiesenlaciones se nanipuIan, eI cueipo que se donina: lenenos aquí lies
seiies de eIenenlos que caiacleiizan Ios lies disposilivos enfienlados unos a
olios en Ia úIlina nilad deI sigIo XVIII. No se Ios puede ieducii ni a leoiías
deI deiecho (aunque coinciden con eIIas) ni idenlificaiIos a apaialos o a
insliluciones (aunque se apoyen en eIIos) ni haceiIos deiivai de opciones
noiaIes (aunque encuenlien en eIIas su juslificación). Son nodaIidades según
Ias cuaIes se ejeice eI podei de casligai. Ties lecnoIogías de podei. LI
piolIena es enlonces esle: ¿cóno se ha inpueslo finaInenle Ia leiceia`
¿Cóno eI nodeIo coeicilivo, coipoiaI, soIilaiio, secielo, deI podei de casligai
ha susliluido aI nodeIo iepiesenlalivo, escenico, significanle, púlIico,
coIeclivo` ¿Ioi que eI ejeicicio físico deI casligo (y que no es eI supIicio) ha
susliluido, junlo con Ia piisión que es su sopoile inslilucionaI, eI juego sociaI
de Ios signos de casligo y de Ia fiesla paiIanchina que Ios hacía ciicuIai`
124


DISCIILINA


I. LOS CULRIOS DÓCILLS

(139) He aquí Ia figuia ideaI deI soIdado laI cono se desciilía aún a
conienzos deI sigIo XVII. LI soIdado es poi piincipio de cuenlas aIguien a
quien se ieconoce de Iejos. LIeva en sí unos signos: Ios signos naluiaIes de su
vigoi y de su vaIenlía, Ias naicas lanlien de su aIlivez, su cueipo es eI
lIasón de su fueiza y de su ánino, y si lien es cieilo que dele apiendei poco
a poco eI oficio de Ias ainas ~esenciaInenle laliendose~, haliIidades cono
Ia naicha, acliludes cono Ia posición de Ia caleza, dependen en luena paile
de una ielóiica coipoiaI deI honoi: "Los signos paia ieconocei a Ios nás
idóneos en esle oficio son Ios ojos vivos y despieilos, Ia caleza eiguida, eI
eslónago Ievanlado, Ios honlios anchos, Ios liazos Iaigos, Ios dedos fueiles,
eI vienlie hundido, Ios nusIos giuesos, Ias pieinas fIacas y Ios pies secos,
poique eI honlie de laIes piopoiciones no podiá dejai de sei ágiI y fueile."
LIegado a piqueio, eI soIdado "deleiá, aI naichai, lonai Ia cadencia deI paso
paia lenei Ia nayoi giacia y giavedad posilIes, poique Ia pica es un aina
honoialIe que neiece sei IIevada con geslo giave y audaz".
223
Segunda nilad
deI sigIo XVIII: eI soIdado se ha conveilido en aIgo que se faliica, de una
pasla infoine, de un cueipo ineplo, se ha hecho Ia náquina que se
necesilala, se han coiiegido poco a poco Ias posluias, Ienlanenle, una
coacción caIcuIada iecoiie cada paile deI cueipo, Io donina, pIiega eI
conjunlo, Io vueIve peipeluanenle disponilIe, y se pioIonga, en siIencio, en
eI aulonalisno de Ios hálilos, en suna, se ha "expuIsado aI canpesino" y se
Ie ha dado eI "aiie deI soIdado".
224
Se halilúa a Ios iecIulas "a IIevai Ia caleza
deiecha y aIla, a nanleneise eiguido sin encoivai Ia espaIda, a adeIanlai eI
vienlie, a sacai eI pecho y nelei Ia espaIda, y a fin de que conliaigan eI
hálilo, se Ies daiá esla posición apoyándoIos conlia una paied, de naneia
que Ios laIones, Ias panloiiiIIas, Ios honlios y Ia cinluia loquen a Ia nisna,
así cono eI doiso de Ias nanos, voIviendo Ios liazos hacia afueia, sin
despegaiIos deI cueipo... se Ies enseñaiá iguaInenle a no ponei janás Ios ojos

223
1 L. de Monlgonneiy, |a Mi|icc françaisc, edición de 1636, pp. 6 y 7.

224
2 Ordenanza del 20 de marzo de 1764.
125
en eI sueIo, sino a niiai osadanenle a aqueIIos anle quienes pasan... a
nanleneise innóviIes aguaidando Ia voz de nando, sin novei Ia caleza, Ias
nanos ni Ios pies... finaInenle, a naichai con paso fiine, Ia iodiIIa y eI (14O)
coivejón lensos, Ia punla deI pie apunlando hacia alajo y hacia afueia".
225

Ha halido, en eI cuiso de Ia edad cIásica, lodo un desculiinienlo deI cueipo
cono oljelo y lIanco de podei. Iodiían enconliaise fáciInenle signos de esla
gian alención dedicada enlonces aI cueipo, aI cueipo que se nanipuIa, aI que
se da foina, que se educa, que oledece, que iesponde, que se vueIve háliI o
cuyas fueizas se nuIlipIican. •1 gian Iilio deI Honlie-náquina ha sido
esciilo sinuIláneanenle solie dos iegislios: eI analono-nelafísico, deI que
Descailes halía conpueslo Ias piineias páginas y que Ios nedicos y Ios
fiIósofos conlinuaion, y eI lecnico-poIílico, que esluvo consliluido poi lodo
un conjunlo de iegIanenlos niIilaies, escoIaies, hospilaIaiios, y poi
piocedinienlos enpíiicos y iefIexivos paia conlioIai o coiiegii Ias
opeiaciones deI cueipo. Dos iegislios nuy dislinlos ya que se lialala aquí de
sunisión y de uliIización, aIIá de funcionanienlo y de expIicación: cueipo
úliI, cueipo inleIigilIe. Y, sin enlaigo, deI uno aI olio, punlos de ciuce.
|'Hcnnc-nacninc de La Melliie es a Ia vez una ieducción naleiiaIisla deI
aIna y una leoiía geneiaI de Ia educación, en eI cenlio de Ias cuaIes donina
Ia noción de "dociIidad" que une aI cueipo anaIizalIe eI cueipo nanipuIalIe.
Ls dóciI un cueipo que puede sei sonelido, que puede sei uliIizado, que
puede sei liasfoinado y peifeccionado. Los fanosos aulónalas, poi su paile,
no eian únicanenle una naneia de iIusliai eI oiganisno, eian lanlien unos
nuñecos poIílicos, unos nodeIos ieducidos de podei: olsesión de Iedeiico
II, iey ninucioso de naquinilas, de ieginienlos lien adiesliados y de
pioIongados ejeicicios.
Ln eslos esquenas de dociIidad, que lanlo inleies lenían paia eI sigIo XVIII,
¿que hay que sea lan nuevo` No es Ia piineia vez, indudalIenenle, que eI
cueipo consliluye eI oljelo de inleieses lan inpeiiosos y lan apienianles, en
loda sociedad, eI cueipo queda piendido en eI inleiioi de podeies nuy
ceñidos, que Ie inponen coacciones, inleidicciones u olIigaciones. Sin
enlaigo, hay vaiias cosas que son nuevas en eslas lecnicas. Ln piinei Iugai,
Ia escaIa deI conlioI: no eslanos en eI caso de lialai eI cueipo, en nasa, en
Iíneas geneiaIes, cono si fueia una unidad indisocialIe, sino de lialajaiIo en
sus pailes, de ejeicei solie eI una coeición deliI, de aseguiai piesas aI niveI
nisno de Ia necánica: novinienlos, geslos, acliludes, iapidez, podei
infinilesinaI solie eI cueipo aclivo. A conlinuación, eI oljelo deI conlioI: no

225
3 Ioid.

126
Ios eIenenlos, o ya no Ios eIenenlos significanles de Ia conducla o eI Ienguaje
deI cueipo, sino Ia econonía, Ia eficacia de Ios (141) novinienlos, su
oiganización inleina, Ia coacción solie Ias fueizas nás que solie Ios signos,
Ia única ceienonia que inpoila ieaInenle es Ia deI ejeicicio. La nodaIidad,
en fin: inpIica una coeición ininleiiunpida, conslanle, que veIa solie Ios
piocesos de Ia aclividad nás que solie su iesuIlado y se ejeice según una
codificación que ielícuIa con Ia nayoi apioxinación eI lienpo, eI espacio y
Ios novinienlos. A eslos nelodos que peinilen eI conlioI ninucioso de Ias
opeiaciones deI cueipo, que gaianlizan Ia sujeción conslanle de sus fueizas y
Ies inponen una ieIación de dociIidad-uliIidad, es a Io que se puede IIanai
Ias "discipIinas". Muchos piocedinienlos discipIinaiios exislían desde Iaigo
lienpo aliás, en Ios convenlos, en Ios ejeicilos, lanlien en Ios laIIeies. Ieio
Ias discipIinas han IIegado a sei en eI liascuiso de Ios sigIos XVII y XVIII unas
fóinuIas geneiaIes de doninación. Dislinlas de Ia escIavilud, pueslo que no
se fundan solie una ieIación de apiopiación de Ios cueipos, es incIuso
eIegancia de Ia discipIina piescindii de esa ieIación coslosa y vioIenla
olleniendo efeclo de uliIidad lan giande poi Io nenos. Dislinlas lanlien de
Ia doneslicidad, que es una ieIación de doninación conslanle, gIolaI,
nasiva, no anaIílica, iIinilada, y eslalIecida lajo Ia foina de Ia voIunlad
singuIai deI ano, su "capiicho". Dislinlas deI vasaIIaje, que es una ieIación de
sunisión exlienadanenle codificada, peio Iejana y que alañe nenos a Ias
opeiaciones deI cueipo que a Ios pioduclos deI lialajo y a Ias naicas iiluaIes
deI vasaIIaje. Dislinlas lanlien deI ascelisno y de Ias "discipIinas" de lipo
nonáslico, que lienen poi función gaianlizai ienunciaciones nás que
aunenlos de uliIidad y que, si lien inpIican Ia olediencia a olio, lienen poi
oljelo piincipaI un aunenlo deI doninio de cada cuaI solie su piopio
cueipo. LI nonenlo hislóiico de Ias discipIina es eI nonenlo en que nace un
aile deI cueipo hunano, que no liende únicanenle aI aunenlo de sus
haliIidades, ni lanpoco a hacei nás pesada su sujeción, sino a Ia foinación
de un víncuIo que, en eI nisno necanisno, Io hace lanlo nás oledienle
cuanlo nás úliI, y aI ieves. Ióinase enlonces una poIílica de Ias coeiciones
que consliluyen un lialajo solie eI cueipo, una nanipuIación caIcuIada de
sus eIenenlos, de sus geslos, de sus conpoilanienlos. LI cueipo hunano
enlia en un necanisno de podei que Io expIoia, Io desailicuIa y Io
ieconpone. Una "analonía poIílica", que es iguaInenle una "necánica deI
podei", eslá naciendo, define cóno se puede hacei piesa en eI cueipo de Ios
denás, no sinpIenenle paia que eIIos hagan Io que se desea, sino paia que
opeien cono se quieie, con Ias lecnicas, según Ia iapidez y Ia eficacia que se
deleinina. La discipIina (142) faliica así cueipos sonelidos y ejeicilados,
cueipos "dóciIes". La discipIina aunenla Ias fueizas deI cueipo (en leininos
127
econónicos de uliIidad) y disninuye esas nisnas fueizas (en leininos
poIílicos de olediencia). Ln una paIalia: disocia eI podei deI cueipo, de una
paile, hace de esle podei una "aplilud", una "capacidad" que liala de
aunenlai, y canlia poi olia paile Ia eneigía, Ia polencia que de eIIo podiía
iesuIlai, y Ia convieile en una ieIación de sujeción esliicla. Si Ia expIolación
econónica sepaia Ia fueiza y eI pioduclo deI lialajo, diganos que Ia coeición
discipIinaiia eslalIece en eI cueipo eI víncuIo de coacción enlie una aplilud
aunenlada y una doninación aciecenlada.
La "invención" de esla nueva analonía poIílica no se dele enlendei cono un
iepenlino desculiinienlo, sino cono una nuIlipIicidad de piocesos con
fiecuencia nenoies, de oiigen difeienle, de IocaIización diseninada, que
coinciden, se iepilen, o se inilan, se apoyan unos solie olios, se dislinguen
según su doninio de apIicación, enlian en conveigencia y dilujan poco a
poco eI diseño de un nelodo geneiaI. Se Ios encuenlia acluando en Ios
coIegios, desde hoia lenpiana nás laide en Ias escueIas eIenenlaIes, han
invadido Ienlanenle eI espacio hospilaIaiio, y en unas decadas han
iesliucluiado Ia oiganización niIilai. Han ciicuIado a veces nuy de piisa y
de un punlo a olio (enlie eI ejeicilo y Ias escueIas lecnicas o Ios coIegios y
Iiceos), olias veces Ienlanenle y de naneia nás disciela (niIilaiización
insidiosa de Ios giandes laIIeies). Sienpie, o casi sienpie, se han inpueslo
paia iespondei a exigencias de coyunluia: aquí una innovación indusliiaI,
aIIá Ia ieciudescencia de cieilas enfeinedades epidenicas, en olio Iugai Ia
invención deI fusiI o Ias vicloiias de Iiusia. Lo cuaI no inpide que se
insciilan en lolaI en unas liasfoinaciones geneiaIes y esenciaIes que seiá
pieciso lialai de exliaei.
No se liala de hacei aquí Ia hisloiia de Ias difeienles insliluciones
discipIinaiias, en Io que cada una pueda lenei de singuIai, sino únicanenle
de señaIai en una seiie de ejenpIos aIgunas de Ias lecnicas esenciaIes que, de
una en olia, se han geneiaIizado nás fáciInenle. Tecnicas ninuciosas
sienpie, con fiecuencia ínfinas, peio que lienen su inpoilancia, pueslo que
definen cieilo nodo de adsciipción poIílica y delaIIada deI cueipo, una
nueva "niciofísica" deI podei, y pueslo que no han cesado desde eI sigIo XVII
de invadii doninios cada vez nás anpIios, cono si lendieian a culiii eI
cueipo sociaI enleio. Iequeños aidides dolados de un gian podei de
difusión, acondicionanienlos suliIes, de apaiiencia inocenle, peio en exlieno
sospechosos, disposilivos que oledecen a inconfesalIes econonías, o que
peisiguen coeiciones (143) sin giandeza, son eIIos, sin enlaigo, Ios que han
piovocado Ia nulación deI ieginen punilivo en eI unliaI de Ia epoca
conlenpoiánea. DesciiliiIos inpIicaiá eI eslancaise en eI delaIIe y Ia alención
a Ias ninucias: luscai lajo Ias nenoies figuias no un senlido, sino una
128
piecaución, siluaiIos no sóIo en Ia soIidaiidad de un funcionanienlo, sino en
Ia coheiencia de una láclica. Aidides, nenos de Ia gian iazón que lialaja
hasla en su sueño y da senlido a Io insignificanle, que de Ia alenla
"naIevoIencia" que lodo Io apiovecha. La discipIina es una analonía poIílica
deI delaIIe.
Iaia adveilii Ias inpaciencias, iecoidenos aI naiiscaI de Sajonia: "Aunque
quienes se ocupan de Ios delaIIes son consideiados cono peisonas Iiniladas,
ne paiece, sin enlaigo, que esle aspeclo es esenciaI, poique es eI
fundanenlo, y poique es inposilIe Ievanlai ningún edificio ni eslalIecei
nelodo aIguno sin conlai con sus piincipios. No lasla lenei afición a Ia
aiquilecluia. Hay que conocei eI coile de Ias piedias."
226
De esle "coile de Ias
piedias" se podiía esciilii loda una hisloiia, hisloiia de Ia iacionaIización
uliIilaiia deI delaIIe en Ia conlaliIidad noiaI y eI conlioI poIílico. La eia
cIásica no Ia ha inauguiado, Ia ha aceIeiado, ha canliado su escaIa, Ie ha
piopoicionado insliunenlos piecisos y quizá Ie ha enconliado aIgunos ecos
en eI cáIcuIo de Io infinilanenle pequeño o en Ia desciipción de Ias
caiacleiíslicas nás suliIes de Ios seies naluiaIes. Ln lodo caso, eI "delaIIe" eia
desde hacía ya nucho lienpo una calegoiía de Ia leoIogía y deI ascelisno:
lodo delaIIe es inpoilanle, ya que a Ios ojos de Dios, no hay innensidad
aIguna nayoi que un delaIIe, peio nada es Io laslanle pequeño paia no halei
sido queiido poi una de sus voIunlades singuIaies. Ln esla gian liadición de
Ia eninencia deI delaIIe vendián a aIojaise, sin dificuIlad, lodas Ias
nelicuIosidades de Ia educación ciisliana, de Ia pedagogía escoIai o niIilai,
de lodas Ias foinas finaInenle de encainanienlo de Ia conducla. Iaia eI
honlie discipIinado, cono paia eI veidadeio cieyenle, ningún delaIIe es
indifeienle, peio nenos poi eI senlido que en eI se ocuIla que poi Ia piesa
que en eI encuenlia eI podei que quieie apiehendeiIo. Caiacleiíslico, ese gian
hinno a Ias "cosas pequeñas" y a su eleina inpoilancia, canlado poi }uan
ßaulisla de La SaIIe, en su Tra|adc dc |as co|igacicncs dc |cs ncrnancs dc |as
|scuc|as Cris|ianas. La níslica de Io colidiano se une en eI a Ia discipIina de Io
ninúscuIo. "¡Cuan peIigioso es no hacei caso de Ias cosas pequeñas! Una
iefIexión nuy consoIadoia paia un aIna cono Ia nía, poco capaz de giandes
acciones, es pensai que Ia fideIidad (144) a Ias cosas pequeñas puede
eIevainos, poi un piogieso insensilIe, a Ia sanlidad nás eninenle, poique Ias
cosas pequeñas disponen paia Ias giandes... Cosas pequeñas, se diiá, ¡ay,
Dios nío!, ¿que podenos hacei que sea giande paia vos, siendo cono sonos,
ciialuias deliIes y noilaIes` Cosas pequeñas, si Ias giandes se piesenlan, ¿Ias

226
4 MaiechaI de Saxe, Mcs rctcrics, |. |. Atan|-prcpcs, p. 5.

129
piaclicaiíanos` ¿No Ias cieeiíanos poi encina de nueslias fueizas` Cosas
pequeñas, ¿y si Dios Ias acepla y liene a lien ieciliiIas cono giandes` Cosas
pequeñas, ¿se ha expeiinenlado` ¿Se juzga de acueido con Ia expeiiencia`
Cosas pequeñas, ¿se es lan cuIpalIe, si consideiándoIas laIes, nos neganos a
eIIas` Cosas pequeñas, ¡eIIas son, sin enlaigo, Ias que a Ia Iaiga han foinado
giandes sanlos! Sí, cosas pequeñas, peio giandes nóviIes, giandes
senlinienlos, gian feivoi, gian aidoi, y, poi consiguienle, giandes neiilos,
giandes lesoios, giandes ieconpensas."
227
La ninucia de Ios iegIanenlos, Ia
niiada punliIIosa de Ias inspecciones, Ia sujeción a conlioI de Ias nenoies
pailícuIas de Ia vida y deI cueipo daián pionlo, denlio deI naico de Ia
escueIa, deI cuaileI, deI hospilaI o deI laIIei, un conlenido Iaicizado, una
iacionaIidad econónica o lecnica a esle cáIcuIo níslico de Io ínfino y deI
infinilo. Y una Hisloiia deI DelaIIe en eI sigIo XVIII, coIocada lajo eI signo de
}uan ßaulisla de La SaIIe, iozando a Leilniz y a ßuffon, pasando poi Iedeiico
II, aliavesando Ia pedagogía, Ia nedicina, Ia láclica niIilai y Ia econonía,
deleiía conducii aI honlie que halía soñado, a fines deI sigIo, sei un nuevo
Nevlon, no ya eI de Ias innensidades deI cieIo o de Ias nasas pIanelaiias,
sino de Ios "pequeños cueipos", de Ios pequeños novinienlos, de Ias peque-
ñas acciones, aI honlie que iespondió a Monge ("No halía nás que un
nundo que desculiii"): "¿Que es Io que oigo` LI nundo de Ios delaIIes,
¿quien ha pensado janás en ese olio, en ese` Yo, desde Ios quince años cieía
en eI. Me ocupe de eI enlonces, y esle iecueido vive en ní, cono una idea fija
que no ne alandona janás... Lsle olio nundo es eI nás inpoilanle de lodos
cuanlos ne halía Iisonjeado de desculiii: pensai en eIIo ne paile eI
coiazón."
228
No Io desculiió, peio salido es que se piopuso oiganizado, y
que quiso eslalIecei en loino suyo un disposilivo de podei que Ie peinilieia
peicilii hasla eI nás pequeño aconlecinienlo deI Lslado que goleinala,
pielendía, poi nedio de Ia iiguiosa discipIina que hacía ieinai, "alaicai eI
conjunlo de aqueIIa (145) vasla náquina sin que, no olslanle, pudieia pasaiIe
inadveilido eI nenoi delaIIe".
229

Una olseivación ninuciosa deI delaIIe, y a Ia vez una consideiación poIílica
de eslas pequeñas cosas, paia eI conlioI y Ia uliIización de Ios honlies, se
alien paso a liaves de Ia epoca cIásica, IIevando consigo lodo un conjunlo de
lecnicas, lodo un coipus de piocedinienlos y de salei, de desciipciones, de

227
5 }.-ß. de La SaIIe, Trai|c sur |cs co|iga|icns dcs frcrcs dcs |cc|cs cnrc|icnncs, edición de 1783,
pp. 238-239.

228
6 E. Geoffroy Saint-Hilaire atribuye esta declaración a Bonaparte, en la Introducción a las
Notions synthétiques et historiques de philosophie naturelle.
229
7 J. B. Treilhard, Motifs du code d'instruction criminelle, 1808, p. 14.
130
iecelas y de dalos. Y de eslas fiusIeiías, sin duda, ha nacido eI honlie deI hu-
nanisno nodeino.
23O



LL ARTL DL LAS DISTRIßUCIONLS

La discipIina piocede anle lodo a Ia disliilución de Ios individuos en eI
espacio. Iaia eIIo, enpIea vaiias lecnicas.
1) La discipIina exige a veces Ia c|ausura, Ia especificación de un Iugai
heleiogeneo a lodos Ios denás y ceiiado solie sí nisno. Lugai piolegido de
Ia nonolonía discipIinaiia. Ha exislido eI gian "encieiio" de Ios vagalundos y
de Ios indigenles, ha halido olios nás discielos, peio insidiosos y eficaces.
CoIegios: eI nodeIo de convenlo se inpone poco a poco, eI inleinado apaiece
cono eI ieginen de educación si no nás fiecuenle, aI nenos eI nás peifeclo,
pasa a sei olIigaloiio en Louis-Ie-Ciand cuando, despues de Ia naicha de Ios
jesuílas, se hace de eI un coIegio nodeIo.
231
CuaileIes: es pieciso asenlai eI
ejeicilo, nasa vagalunda, inpedii eI saqueo y Ias vioIencias, apIacai a Ios
halilanles que sopoilan naI Ia piesencia de Ias liopas de paso, evilai Ios
confIiclos con Ias auloiidades civiIes, delenei Ias deseiciones, conlioIai Ios
gaslos. La oidenanza de 1719 piesciile Ia consliucción de vaiios cenlenaies
de cuaileIes a inilación de Ios dispueslos ya en eI sui, en eIIos eI encieiio
seiía esliiclo: "LI conjunlo eslaiá ceicado y ceiiado poi una nuiaIIa de diez
pies de aIluia que iodeaiá dichos paleIIones, a lieinla pies de dislancia poi
lodos Ios Iados" ~y eslo paia nanlenei Ias liopas "en eI oiden y Ia discipIina
y paia que eI oficiaI se haIIe en siluación de iespondei de eIIas".
232
Ln 1745
halía cuaileIes en 32O ciudades apioxinadanenle, y se eslinala en 2OOOOO
honlies solie poco nás o nenos Ia capacidad (146) lolaI de Ios cuaileIes en
1775.
233
AI Iado de Ios laIIeies diseninados se desaiioIIalan lanlien giandes
espacios nanufacluieios, honogeneos y lien deIinilados a Ia vez: Ias
nanufacluias ieunidas piineio, despues Ias fáliicas en Ia segunda nilad deI
sigIo XVIII
(Ias fundiciones de Ia Chaussade ocupan loda Ia penínsuIa de Medine, enlie

230
8 Elegiré los ejemplos de las instituciones militares, médicas, escolares e industriales. Otros
ejemplos podrían tomarse de la colonización, la esclavitud y los cuidados de la primera infancia.
231
9 Cf. Ih. Aiies, |'cnfan| c| |a fani||c, 196O, pp. 3O8-313, y C. Snydeis, |a pcdagcgic cn
|rancc aux XV||c c| XV|||c sicc|cs, 1965, pp. 35-41.

232
10 L'ordonnance militaire, 25 de septiembre de 1719. Cf. lám. 5.
233
11 Daisy, Le Royaume de France, 1745, pp. 201-209; Mémoire anonyme de 1775 (Dépôt de la
guerre, 3689, f. 156). A Navereau, Le logement et les ustensiles des gens de guerre de 1439 à 1789,
1924, pp. 132-135. Cf. láms. 5 y 6.
131
eI Niòvie y eI Loiia, paia inslaIai Ia fáliica de In-diel en 1777, WiIkinson
dispone solie eI Loiia una isIa, a fueiza de leiiapIenes y de diques, Toufail
consliuye Le Cieusol en eI vaIIe de Ia Chailonniòie, ienodeIado poi eI, e
inslaIa en Ia fáliica nisna aIojanienlos paia olieios), es un canlio de
escaIa, es lanlien un nuevo lipo de conlioI. La fáliica expIícilanenle se
aseneja aI convenlo, a Ia foilaIeza, a una ciudad ceiiada, eI guaidián "no
aliiiá Ias pueilas hasla Ia enliada de Ios olieios, V Iuego que Ia canpana que
anuncia Ia ieanudación de Ios lialajos haya sonado", un cuailo de hoia
despues nadie lendiá deiecho a enliai, aI finaI de Ia joinada, Ios jefes de laIIei
lienen Ia olIigación de enliegai Ias IIaves aI poileio de Ia nanufacluia que
alie enlonces Ias pueilas.
234
Se liala, a nedida que se concenlian Ias fueizas
de pioducción, de ollenei de eIIas eI náxino de venlajas y de neuliaIizai sus
inconvenienles (iolos, inleiiupciones deI lialajo, agilaciones y "cálaIas"), de
piolegei Ios naleiiaIes y úliIes y de doninai Ias fueizas de lialajo: "LI oiden
y Ia seguiidad que delen nanleneise exigen que lodos Ios olieios eslen
ieunidos lajo eI nisno lecho, a fin de que aqueI de Ios socios que eslá
encaigado de Ia diiección de Ia nanufacluia pueda pievenii y ienediai Ios
alusos que pudieian inlioduciise enlie Ios olieios y delenei su avance desde
eI conienzo."
235

2) Ieio eI piincipio de "cIausuia" no es ni conslanle, ni indispensalIe, ni
suficienle en Ios apaialos discipIinaiios. Lslos lialajan eI espacio de una
naneia nucho nás fIexilIe y nás fina. V en piinei Iugai según eI piincipio
de IocaIización eIenenlaI o de Ia división en zonas. A cada individuo su
Iugai, y en cada enpIazanienlo un individuo. Lvilai Ias disliiluciones poi
giupos, desconponei Ias inpIanlaciones coIeclivas, anaIizai Ias pIuiaIidades
confusas, nasivas o huidizas. LI espacio discipIinaiio liende a dividiise en
lanlas paiceIas cono cueipos o eIenenlos que iepailii hay. Ls pieciso anuIai
Ios efeclos de Ias disliiluciones indecisas, (147) Ia desapaiición inconlioIada
de Ios individuos, su ciicuIación difusa, su coaguIación inuliIizalIe y
peIigiosa, láclica de anlideseición, de anlivagalundeo, de anliagIoneiación.
Se liala de eslalIecei Ias piesencias y Ias ausencias, de salei dónde y cóno
enconliai a Ios individuos, inslauiai Ias conunicaciones úliIes, inleiiunpii
Ias que no Io son, podei en cada inslanle vigiIai Ia conducla de cada cuaI,
apieciaiIa, sancionaiIa, nedii Ias cuaIidades o Ios neiilos. Iiocedinienlo,
pues, paia conocei, paia doninai y paia uliIizai. La discipIina oiganiza un
espacio anaIílico.

234
12 Projet de règlement pour l'aciérie d'Amboise, Archives nationales, f. 12 1301.
235
13 "Menoiie au ioi, … piopos de Ia faliique de loiIe … voiIes d'Angeis", en V. Dauphin,
Rccncrcncs sur |'indus|ric |cx|i|c cn Anjcu, 1913, p. 199.

132
Y aquí, lodavía, encuenlia un viejo piocedinienlo aiquileclónico y ieIigioso:
Ia ceIda de Ios convenlos. IncIuso si Ios conpailinienlos que asigna IIegan a
sei puianenle ideaIes, eI espacio de Ias discipIinas es sienpie, en eI fondo,
ceIuIai. SoIedad necesaiia deI cueipo y deI aIna decía cieilo ascelisno: delen
poi nonenlos aI nenos afionlai soIos Ia lenlación y quizá Ia seveiidad de
Dios. "LI sueño es Ia inagen de Ia nueile, eI doiniloiio es Ia inagen deI
sepuIcio... aunque Ios doiniloiios sean conunes, Ios Iechos eslán, sin
enlaigo, dispueslos de laI naneia y se cieiian a laI punlo poi nedio de Ias
coilinas, que Ias nujeies pueden Ievanlaise y acoslaise sin veise."
236
Ieio
esla no es lodavía sino una foina laslanle apioxinada.
3) La iegIa de Ios cnp|azanicn|cs funcicna|cs va poco a poco, en Ias
insliluciones discipIinaiias, a codificai un espacio que Ia aiquilecluia dejala
en geneiaI disponilIe y dispueslo paia vaiios usos. Se fijan unos Iugaies
deleininados paia iespondei no sóIo a Ia necesidad de vigiIai, de ionpei Ias
conunicaciones peIigiosas, sino lanlien de cieai un espacio úliI. LI pioceso
apaiece cIaianenle en Ios hospilaIes, solie lodo en Ios hospilaIes niIilaies y
navaIes. Ln Iiancia, paiece que Rochefoil ha seivido de expeiinenlación y
de nodeIo. Un pueilo, y un pueilo niIilai, es, con Ios ciicuilos de
neicancías, Ios honlies enioIados de giado o poi fueiza, Ios naiinos que se
enlaican y desenlaican, Ias enfeinedades y epidenias, un Iugai de
deseición, de conlialando, de conlagio, enciucijada de nezcIas peIigiosas,
ciuce de ciicuIaciones piohilidas. LI hospilaI naiílino, dele, poi Io lanlo,
cuiai, peio poi eIIo nisno, ha de sei un fiIlio, un disposilivo que IocaIice y
seIeccione, es pieciso que gaianlice eI doninio solie loda esa noviIidad y ese
hoinigueo, desconponiendo su confusión de Ia iIegaIidad y deI naI. La
vigiIancia nedica de Ias enfeinedades y de Ios conlagios es en eI soIidaiia de
loda una seiie de olios conlioIes, niIilai solie Ios deseiloies, fiscaI solie Ias
neicancías, (148) adninislialivo solie Ios ienedios, Ias iaciones, Ias
desapaiiciones, Ias cuiaciones, Ias nueiles, Ias sinuIaciones. De donde Ia
necesidad de disliiluii y de conpailinenlai eI espacio con iigoi. Las pii-
neias nedidas adopladas en Rochefoil conceinían a Ias cosas nás que a Ios
honlies, a Ias neicancías pieciosas nás que a Ios enfeinos. Las
disposiciones de Ia vigiIancia fiscaI y econónica pieceden Ias lecnicas de Ia
olseivación nedica: IocaIización de Ios nedicanenlos en cofies ceiiados,
iegislio de su uliIización, un poco despues, se pone en naicha un sislena
paia veiificai eI núneio efeclivo de Ios enfeinos, su idenlidad, Ias unidades
de que dependen, despues se iegIanenlan sus idas y venidas, se Ies olIiga a

236
14 Rcg|cncn| pcur |a ccnnunau|c dcs fi||cs du 8cn Pas|cur, en DeIanaie, Trai|c dc pc|icc,
Iilio III, líluIo v, p. 5O7. Cf. lanlien Ián. 9.

133
peinanecei en sus saIas, en cada Iecho se coIoca eI nonlie de quien se
encuenlia en eI, lodo individuo alendido figuia en un iegislio que eI nedico
dele consuIlai duianle Ia visila, nás laide vendián eI aisIanienlo de Ios
conlagiosos, Ias canas sepaiadas. Ioco a poco, un espacio adninislialivo y
poIílico se ailicuIa en espacio leiapeulico, liende a individuaIizai Ios cueipos,
Ias enfeinedades, Ios sínlonas, Ias vidas y Ias nueiles, consliluye un cuadio
ieaI de singuIaiidades yuxlapueslas y cuidadosanenle dislinlas. Nace de Ia
discipIina un espacio nedicanenle úliI.
Ln Ias fáliicas que apaiecen a fines deI sigIo XVIII, eI piincipio de Ia división
en zonas individuaIizanles se conpIica. Se liala a Ia vez de disliiluii a Ios
individuos en un espacio en eI que es posilIe aisIaiIos y IocaIizaiIos, peio
lanlien de ailicuIai esla disliilución solie un apaialo de pioducción que
liene sus exigencias piopias. Hay que Iigai Ia disliilución de Ios cueipos, Ia
disposición espaciaI deI apaialo de pioducción y Ias difeienles foinas de
aclividad en Ia disliilución de Ios "pueslos". A esle piincipio oledece Ia
nanufacluia de Oleikanpf, en }ouy. Lslá foinada poi una seiie de laIIeies
especificados de acueido con cada gian lipo de opeiaciones: paia Ios
eslanpadoies, Ios liaspoiladoies, Ios enlinladoies, Ias afinadoias, Ios
gialadoies, Ios linloieios. LI nayoi de Ios edificios, consliuido en 1791, poi
Toussainl ßaiie, liene cienlo diez nelios de Iongilud y lies pisos. La pIanla
laja eslá deslinada, en Io esenciaI, aI eslanpado y conliene cienlo lieinla y
dos nesas dispueslas en dos hiIeias a Io Iaigo de Ia saIa que iecile Iuz poi
ochenla y ocho venlanas, cada eslanpadoi lialaja en una nesa, con su
"liiadoi", encaigado de piepaiai y de exlendei Ios coIoies. 264 peisonas en
lolaI. AI exlieno de cada nesa hay una especie de eniejado solie eI cuaI deja
eI olieio, paia que se seque, Ia leIa que acala de eslanpai.
237
Recoiiiendo eI
pasiIIo (149) cenliaI deI laIIei es posilIe ejeicei una vigiIancia geneiaI e
individuaI a Ia vez: conpiolai Ia piesencia y Ia apIicación deI olieio, así
cono Ia caIidad de su lialajo, conpaiai a Ios olieios enlie sí, cIasificaiIos
según su haliIidad y su iapidez, y seguii Ios esladios sucesivos de Ia
faliicación. Todas eslas disposiciones en seiie foinan un cuadiicuIado
peinanenle en eI que se acIaian Ias confusiones:
238
es decii que Ia pioducción
se divide y eI pioceso de lialajo se ailicuIa poi una paile según sus fases, sus
esladios o sus opeiaciones eIenenlaIes, y poi olia, según Ios individuos que
Io efeclúan: Ios cueipos singuIaies que a eI se apIican. Cada vaiialIe de esla

237
15 Reglamento de la fábrica de Saint-Maur. B. N. Ms. col. Delamare. Manufactures III.
238
16 Cf. Io que decía La Melheiie aI visilai Le Cieusol: "Las consliucciones paia lan
heinoso eslalIecinienlo y una canlidad lan giande de olias difeienles, delían lenei una
exlensión suficienle, con eI fin de que no hulieia confusión enlie Ios olieios duianle eI
lienpo de lialajo" (]curna| dc pnqsiquc, |. xxx, 1787, p. 66).
134
fueiza ~vigoi, iapidez, haliIidad, conslancia~ puede sei olseivada, y poi
Io lanlo caiacleiizada, apieciada, conlaliIizada, y iefeiida a aqueI que es su
agenle pailicuIai. RoluIando así de naneia peifeclanenle IegilIe loda Ia seiie
de Ios cueipos singuIaies, Ia fueiza de lialajo puede anaIizaise en unidades
individuaIes. ßajo Ia división deI pioceso de pioducción, aI nisno lienpo
que eIIa, se encuenlia, en eI nacinienlo de Ia gian indusliia, Ia
desconposición individuaIizanle de Ia fueiza de lialajo, Ias disliiluciones
deI espacio discipIinaiio han gaianlizado a nenudo una y olia.
4) Ln Ia discipIina, Ios eIenenlos son inleicanlialIes pueslo que cada uno se
define poi eI Iugai que ocupa en una seiie, y poi Ia dislancia que Io sepaia de
Ios olios. La unidad en eIIa no es, pues, ni eI leiiiloiio (unidad de
doninación), ni eI Iugai (unidad de iesidencia), sino eI rangc. eI Iugai que se
ocupa en una cIasificación, eI punlo donde se ciuzan una Iínea y una
coIunna, eI inleivaIo en una seiie de inleivaIos que se pueden iecoiiei unos
despues de olios. La discipIina, aile deI iango y lecnica paia Ia liasfoinación
de Ias conlinaciones. IndividuaIiza Ios cueipos poi una IocaIización que no
Ios inpIanla, peio Ios disliiluye y Ios hace ciicuIai en un sislena de
ieIaciones.
Consideienos eI ejenpIo de Ia "cIase". Ln Ios coIegios de Ios jesuílas, se
enconliala lodavía una oiganización linaiia y nasiva a Ia vez: Ias cIases, que
podían conlai hasla doscienlos o liescienlos aIunnos, y eslalan divididas en
giupos de diez. Cada uno de eslos giupos con su decuiión, eslala coIocado
en un canpo, eI ionano o eI cailagines, a cada decuiia coiiespondía una
decuiia conliaiia. La foina geneiaI eia Ia de Ia gueiia y Ia iivaIidad, eI (15O)
lialajo, eI apiendizaje, Ia cIasificación se efecluala lajo Ia foina deI loineo,
poi nedio deI enfienlanienlo de Ios dos ejeicilos, Ia pieslación de cada
aIunno eslala insciila en ese dueIo geneiaI, aseguiala, poi su paile, Ia
vicloiia o Ias deiiolas de un canpo y a Ios aIunnos se Ies asignala un Iugai
que coiiespondía a Ia función de cada uno y a su vaIoi de conlalienle en eI
giupo unilaiio de su decuiia.
239
Ls de adveilii, poi Io denás, que esla
conedia ionana peiniliiía vincuIai a Ios ejeicicios linaiios de Ia iivaIidad
una disposición espaciaI inspiiada en Ia Iegión, con iango, jeiaiquía y
vigiIancia piianidaI. No hay que oIvidai que de una naneia geneiaI, eI
nodeIo ionano, en Ia epoca de Ias Luces, ha desenpeñado un dolIe papeI,
lajo su apaiiencia iepulIicana, eia Ia inslilución nisna de Ia Iileilad, lajo su
faz niIilai, eia eI esquena ideaI de Ia discipIina. La Rona deI sigIo XVIII y de
Ia RevoIución es Ia deI Senado, peio lanlien Ia de Ia Iegión, Ia deI Ioio, peio

239
17 Cf. C. de Rochenonleix, Un cc||cgc au XV11c sicc|c, 1889, l. III, pp. 51ss.

135
Ia de Ios canpanenlos. Hasla eI Inpeiio, Ia iefeiencia ionana ha
liaspoilado, de una naneia anligua, eI ideaI juiídico de Ia ciudadanía y Ia
lecnica de Ios piocedinienlos discipIinaiios. Ln lodo caso, Io que en Ia fáluIa
anligua que se iepiesenlala peinanenlenenle en Ios coIegios de Ios jesuílas
halía de esliiclanenle discipIinaiio ha piedoninado solie Io que lenía de
loineo y de ienedo de gueiia. Ioco a poco ~peio solie lodo despues de
1762~ eI espacio escoIai se despIiega, Ia cIase se loina honogenea, ya no eslá
conpuesla sino de eIenenlos individuaIes que vienen a disponeise Ios unos
aI Iado de Ios olios lajo Ia niiada deI naeslio. LI "iango", en eI sigIo XVIII,
conienza a definii Ia gian foina de disliilución de Ios individuos en eI
oiden escoIai: hiIeias de aIunnos en Ia cIase, Ios pasiIIos y Ios esludios, iango
aliiluido a cada uno con nolivo de cada laiea y cada piuela, iango que
olliene de senana en senana, de nes en nes, de año en año, aIineanienlo de
Ios giupos de edad unos a conlinuación de Ios olios, sucesión de Ias naleiias
enseñadas, de Ias cuesliones lialadas según un oiden de dificuIlad ciecienle.
Y en esle conjunlo de aIineanienlos olIigaloiios, cada aIunno de acueido
con su edad, sus adeIanlos y su conducla, ocupa ya un oiden ya olio, se
despIaza sin cesai poi esas seiies de casiIIas, Ias unas, ideaIes, que naican
una jeiaiquía deI salei o de Ia capacidad, Ias olias que delen liaducii
naleiiaInenle en eI espacio de Ia cIase o deI coIegio Ia disliilución de Ios
vaIoies o de Ios neiilos. Movinienlo peipeluo en eI que Ios individuos
susliluyen unos a olios, en un espacio iilnado poi inleivaIos aIineados.
(151) La oiganización de un espacio seiiaI fue una de Ias giandes nulaciones
lecnicas de Ia enseñanza eIenenlaI. Ieinilió soliepasai eI sislena liadicionaI
(un aIunno que lialaja unos ninulos con eI naeslio, nienlias eI giupo
confuso de Ios que espeian peinanece ocioso y sin vigiIancia). AI asignai
Iugaies individuaIes, ha hecho posilIe eI conlioI de cada cuaI y eI lialajo
sinuIláneo de lodos. Ha oiganizado una nueva econonía deI lienpo de
apiendizaje. Ha hecho funcionai eI espacio escoIai cono una náquina de
apiendei, peio lanlien de vigiIai, de jeiaiquizai, de ieconpensai. }.-ß. de La
SaIIe soñala con una cIase cuya disliilución espaciaI pudieia aseguiai a Ia
vez loda una seiie de dislinciones: según eI giado de adeIanlo de Ios
aIunnos, según eI vaIoi de cada uno, según Ia nayoi o nenoi londad de
caiáclei, según su nayoi o nenoi apIicación, según su Iinpieza y según Ia
foiluna de sus padies. Lnlonces, Ia saIa de cIase foinaiía un gian cuadio
único, de enliadas núIlipIes, lajo Ia niiada cuidadosanenle "cIasificadoia"
deI naeslio: "Haliá en lodas Ias cIases Iugaies asignados paia lodos Ios
escoIaies de lodas Ias Iecciones, de sueile que lodos Ios de Ia nisna Iección
eslen coIocados en un nisno Iugai y sienpie fijo. Los escoIaies de Ias
Iecciones nás adeIanladas eslaián senlados en Ios lancos nás ceicanos aI
136
nuio, y Ios olios a conlinuación según eI oiden de Ias Iecciones, avanzando
hacia eI cenlio de Ia cIase... Cada uno de Ios aIunnos lendiá su Iugai
deleininado y ninguno alandonaiá ni canliaiá eI suyo sino poi oiden y con
eI consenlinienlo deI inspecloi de Ias escueIas." Haliá de hacei de nodo que
"aqueIIos cuyos padies son descuidados y lienen paiásilos eslen sepaiados de
Ios que van Iinpios y no Ios lienen, que un escoIai fiívoIo y disipado esle
enlie dos sensalos y sosegados, un Iileilino o lien soIo o enlie dos
piadosos".
24O

AI oiganizai Ias "ceIdas", Ios "Iugaies" y Ios "iangos", faliican Ias discipIinas
espacios conpIejos: aiquileclónicos, funcionaIes y jeiáiquicos a Ia vez. Son
unos espacios que eslalIecen Ia fijación y peinilen Ia ciicuIación, iecoilan
segnenlos individuaIes e inslauian ieIaciones opeialoiias, naican Iugaies e
indican vaIoies, (152) gaianlizan Ia olediencia de Ios individuos peio
lanlien una nejoi econonía deI lienpo y de Ios geslos. Son espacios nixlos:
ieaIes, ya que iigen Ia disposición de paleIIones, de saIas, de noliIiaiios,
peio ideaIes, ya que se pioyeclan solie Ia oidenación de Ias caiacleiizaciones,
de Ias eslinaciones, de Ias jeiaiquías. La piineia de Ias giandes opeiaciones
de Ia discipIina es, pues, Ia conslilución de "cuadios vivos" que liasfoinan Ias
nuIliludes confusas, inúliIes o peIigiosas, en nuIlipIicidades oidenadas. La
conslilución de "cuadios" ha sido uno de Ios giandes piolIenas de la
lecnoIogía cienlífica, poIílica y econónica deI sigIo XVIII: disponei jaidines
de pIanlas y de aninaIes, y hacei aI nisno lienpo cIasificaciones iacionaIes
de Ios seies vivos, olseivai, conlioIai, ieguIaiizai Ia ciicuIación de Ias
neicancías y de Ia noneda y consliuii así un cuadio econónico que pueda
vaIei cono piincipio de eniiquecinienlo, inspeccionai a Ios honlies,
conpiolai su piesencia y su ausencia, y consliluii un iegislio geneiaI y
peinanenle de Ias fueizas ainadas, disliiluii Ios enfeinos, sepaiaiIos unos
de olios, dividii con cuidado eI espacio de Ios hospilaIes y hacei una
cIasificación sislenálica de Ias enfeinedades: olias lanlas opeiaciones
paiaIeIas en que Ios dos consliluyenles ~disliilución y anáIisis, conlioI e
inleIigiliIidad~ son soIidaiios eI uno deI olio. LI cuadio, en eI sigIo XVIII, es
a Ia vez una lecnica de podei y un piocedinienlo de salei. Se liala de

240
18 }.-ß. de La SaIIe, Ccndui|c dcs ccc|cs cnrc|icnncs, ß. N. Ms. 1I759, pp. 248-249. Ioco
lienpo anles, ßalencoui pioponía que Ias saIas de cIase esluvieian divididas en lies
pailes: "La nás honoialIe paia Ios que apienden Ialín... Ls de deseai que haya lanlos
Iugaies en Ias nesas cono aIunnos que esciilan, paia evilai Ias confusiones que piovocan
de oidinaiio Ios peiezosos." Ln olia Ios que apienden a Ieei, un lanco paia Ios iicos, olio
paia Ios polies, "a fin de que Ios paiásilos no se liasnilan". LI leicei enpIazanienlo paia
Ios iecien IIegados: "Cuando se ha ieconocido su capacidad, se Ies fija un Iugai" (M. I. D.
ß., |ns|ruc|icn nc|ncdiquc pcur |'ccc|c parcissia|c, 1669, pp. 56-57). Cf. Iáns. 1O-11.
137
oiganizai Io núIlipIe, de piocuiaise un insliunenlo paia iecoiieiIo y doni-
naiIo, se liala de inponeiIe un "oiden". Cono eI jefe de ejeicilo de que
halIala Cuileil, eI naluiaIisla, eI nedico, eI econonisla eslán "cegados poi Ia
innensidad, aluididos poi Ia nuIlilud... Ias conlinaciones innuneialIes que
iesuIlan de Ia nuIlipIicidad de Ios oljelos, lanlas alenciones ieunidas foinan
una caiga que soliepasa sus fueizas. La ciencia de Ia gueiia nodeina aI
peifeccionaise, aI aceicaise a Ios veidadeios piincipios, podiía voIveise nás
sinpIe y nenos difíciI", Ios ejeicilos "con láclicas sinpIes, anáIogas,
susceplilIes de pIegaise a lodos Ios novinienlos... seiían nás fáciIes de
ponei en novinienlo y de conducii".
241
Táclica, oidenanienlo espaciaI de Ios
honlies, laxononía, espacio discipIinaiio de Ios seies naluiaIes, cuadio
econónico, novinienlo ieguIado de Ias iiquezas.
Ieio eI cuadio no desenpeña Ia nisna función en eslos difeienles iegislios.
Ln eI oiden de Ia econonía, peinile Ia nedida de Ias canlidades y eI anáIisis
de Ios novinienlos. ßajo Ia foina de Ia laxononía, liene cono función
caiacleiizai (y poi consiguienle (153) ieducii Ias singuIaiidades
individuaIes), y consliluii cIases (poi Io lanlo excIuii Ias consideiaciones de
núneio). Ieio en Ia foina de Ia disliilución discipIinaiia, Ia oidenación en
cuadio liene cono función, poi eI conliaiio, lialai Ia nuIlipIicidad poi sí
nisna, disliiluiiIa y ollenei de eIIa eI nayoi núneio de efeclos posilIes.
Mienlias que Ia laxononía naluiaI se silúa solie eI eje que va deI caiáclei a Ia
calegoiía, Ia láclica discipIinaiia se silúa solie eI eje que une Io singuIai con
Io núIlipIe. Ieinile a Ia vez Ia caiacleiización deI individuo cono individuo,
y Ia oidenación de una nuIlipIicidad dada. Ls Ia condición piineia paia eI
conlioI y eI uso de un conjunlo de eIenenlos dislinlos: Ia lase paia una
niciofísica de un podei que se podiía IIanai "ceIuIai".


LL CONTROL DL LA ACTIVIDAD

1) LI cnp|cc dc| |icnpc es una vieja heiencia. Las conunidades nonáslicas
halían sin duda sugeiido su nodeIo esliiclo. Rápidanenle se difundió. Sus
lies giandes piocedinienlos ~eslalIecei iilnos, olIigai a ocupaciones
deleininadas, ieguIai Ios cicIos de iepelición~ coincidieion nuy pionlo en
Ios coIegios, Ios laIIeies y Ios hospilaIes. A Ias nuevas discipIinas no Ies ha
coslado lialajo aIojaise en eI inleiioi de Ios esquenas anliguos, Ias casas de
educación y Ios eslalIecinienlos de asislencia pioIongalan Ia vida y Ia

241
19 }. A. de Cuileil, |ssai gcncra| dc |ac|iquc, |. Discuiso pieIininai, p. xxxvi.

138
ieguIaiidad de Ios convenlos, de Ios que con fiecuencia eian anejos. LI iigoi
deI lienpo indusliiaI ha conseivado duianle sigIos un iilno ieIigioso, en eI
XVII eI iegIanenlo de Ias giandes nanufacluias piecisala Ios ejeicicios que
delían escandii eI lialajo: "Todas Ias peisonas..., aI IIegai poi Ia nañana a su
Iugai, anles de lialajai conenzaián poi Iavaise Ias nanos, ofieceián a Dios
su lialajo, haián eI signo de Ia ciuz y se pondián a lialajai",
242
peio lodavía
en eI sigIo XIX, cuando se quieie uliIizai en Ia indusliia a Ias polIaciones
iuiaIes, ocuiie que, paia haliluaiIas aI lialajo en Ios laIIeies, se apeIa a
congiegaciones, se encuadia a Ios olieios en unas "fáliicas-convenlo". La
gian discipIina niIilai se ha foinado, en Ios ejeicilos pioleslanles de
Mauiicio de Oiange y de Cuslavo AdoIfo, a liaves de una iílnica deI lienpo
que eslala escandida poi Ios ejeicicios de piedad, Ia exislencia en eI ejeicilo
dele lenei, decía ßoussaneIIe, laslanle nás laide, aIgunas "de Ias
peifecciones deI cIauslio nisno".
243
Duianle sigIos, Ias (154) óidenes
ieIigiosas han sido naeslias de discipIina: eian Ios especiaIislas deI lienpo,
giandes lecnicos deI iilno y de Ias aclividades ieguIaies. Ieio eslos
piocedinienlos de ieguIaiización lenpoiaI que Ias discipIinas heiedan, eIIas
nisnas Ios nodifican. AfinándoIos en piinei Iugai. Se ponen a conlai en
cuailos de hoia, en ninulos, en segundos. Ln eI ejeicilo, naluiaInenle,
Cuileil hizo piocedei sislenálicanenle a ciononeliajes de liio cuya idea ha-
lía lenido Vaulan. Ln Ias escueIas eIenenlaIes, eI iecoile deI lienpo se hace
cada vez nás suliI, Ias aclividades se haIIan ceñidas cada vez nás poi
óidenes a Ias que hay que iespondei innedialanenle: "aI úIlino loque de Ia
hoia, un aIunno haiá sonai Ia canpana y a Ia piineia canpanada lodos Ios
escoIaies se pondián de iodiIIas, con Ios liazos ciuzados y Ios ojos lajos.
Acalada Ia oiación, eI naeslio daiá un goIpe cono señaI paia que Ios
aIunnos se Ievanlen, olio paia haceiIes que se incIinen anle eI Ciislo, y eI
leiceio paia que se sienlen".
244
A conienzos deI sigIo XIX, se piopondiá paia
Ia escueIa de enseñanza nulua unos enpIeos deI lienpo cono eI siguienle: 8
h 45 enliada deI insliucloi, 8 h 52 IIanada deI insliucloi, 8 h 56 enliada de Ios
niños y oiación, 9 h enliada en Ios lancos, 9 h O4 piineia pizaiia, 9 h O8 fin
deI diclado, 9 h 12 segunda pizaiia, elceleia.
245
La exlensión piogiesiva deI
saIaiiado IIeva apaiejada poi su paile una división ceñida deI lienpo: "Si

242
20 Artículo 1 del reglamento de la fábrica de Saint-Maur.
243
21 L. de ßoussaneIIe, |c ocn ni|i|airc, 177O, p. 2. Solie eI caiáclei ieIigioso de Ia
discipIina en eI ejeicilo sueco, cf. Tnc Sucdisn discip|inc, Londies, 1632.

244
22 }.-ß. de La SaIIe, Ccndui|c dcs ccc|cs cnrc|icnncs, ß. N. Ms. 11759. pp.
245
23 Bally, citado por R. R. Tronchot, L'enseignement mutuel en France, tesis mecanografiada, I,
p. 221.
139
ocuiiieia que Ios olieios IIegaian pasado un cuailo de hoia despues de halei
locado Ia canpana. ..",
246
"aqueI de Ios conpañeios a quien se hicieia saIii du-
ianle eI lialajo y peidieia nás de cinco ninulos...", "aqueI que no esle en su
lialajo a Ia hoia exacla... "
247
Ieio se lusca lanlien aseguiai Ia caIidad deI
lienpo enpIeado: conlioI ininleiiunpido, piesión de Ios vigiIanles,
supiesión de lodo cuanlo puede luilai y disliaei, se liala de consliluii un
lienpo ínlegianenle úliI: "Lslá expiesanenle piohilido duianle eI lialajo
diveilii a Ios conpañeios poi geslos o de cuaIquiei olio nodo, enliegaise a
cuaIquiei juego sea eI que fueie, conei, doinii, conlai hisloiias y
conedias",
248
e incIuso duianle Ia inleiiupción de Ia conida, (155) "no se haiá
ningún discuiso de hisloiia, de avenluia o de olios lenas que disliaiga a Ios
olieios de su lialajo", "eslá expiesanenle piohilido a lodo olieio y lajo
ningún pielexlo inlioducii vino en Ia nanufacluia y lelei en Ios laIIeies".
249

LI lienpo nedido y pagado dele sei lanlien un lienpo sin inpuieza ni
defeclo, un lienpo de luena caIidad, a Io Iaigo de lodo eI cuaI peinanezca eI
cueipo apIicado a su ejeicicio. La exaclilud y Ia apIicación son, junlo con Ia
ieguIaiidad, Ias viiludes fundanenlaIes deI lienpo discipIinaiio. Ieio no es
eslo Io nás nuevo. Olios piocedinienlos son nás caiacleiíslicos de Ias
discipIinas.
2) La c|aocracicn |cnpcra| dc| ac|c. Consideienos dos naneias de conlioIai Ia
naicha de un cueipo de liopa. Conienzos deI sigIo XVII : "Acoslunliai a Ios
soIdados, que naichan en fiIa o en lalaIIón, a naichai a Ia cadencia deI
lanloi. Y paia haceiIo, hay que conenzai poi eI pie deiecho, a fin de que
loda Ia liopa se encuenlie Ievanlando un nisno pie aI nisno lienpo."
25O

Mediados deI sigIo XVIII, cualio especies de paso: "La Iongilud deI paso coilo
seiá de un pie, Ia deI paso oidinaiio, deI paso iedolIado y deI paso de
naniolia de dos pies, lodo eIIo nedido de un laIón aI olio, en cuanlo a Ia
duiación, Ia deI paso coilo y eI paso oidinaiio seiá de un segundo, duianle eI
cuaI se haián dos pasos iedolIados, Ia duiación deI paso de naniolia seiá de
un poco nás de un segundo. LI paso olIicuo se haiá en eI nisno espacio de
un segundo, seiá lodo Io nás de 18 puIgadas de un laIón aI olio... Se
ejeculaiá eI paso oidinaiio de fienle IIevando Ia caleza aIla y eI cueipo
deiecho, nanleniendose en equiIiliio sucesivanenle solie una soIa pieina, y

246
24 Projet de règlement pour la fabrique d'Amboise, art. 2. Archivos nacionales F 12 1301. Se
précisa que esto es también para los que trabajan en las piezas.
247
25 Reglamento provisional para la fábrica de M. S. Oppenheim, 1809, arts. 7-8, en Hayem,
Mémoires et documents pour revenir à l'histoire du commerce.
248
26 Reglamento para la fábrica de M. S. Oppenheim, art. 16.
249
27 Prcjc| dc rcg|cncn| pcur |a faoriquc d'Anocisc, ail. 4.

250
28 L. de Montgommery, La milice française, éd. de 1636, p. 86.
140
echando Ia olia hacia deIanle, con Ia coiva lensa, Ia punla deI pie un lanlo
vueIla hacia fueia y laja paia iozai sin exageiación Ia supeificie solie Ia cuaI
se deleiá naichai y dejai eI pie en eI sueIo de naneia que cada paile se
apoye en esle aI nisno lienpo sin goIpeaiIo."
251
Lnlie eslas dos
piesciipciones, se ha pueslo en juego un nuevo conjunlo de coacciones, olio
giado de piecisión en Ia desconposición de Ios geslos y de Ios novinienlos,
olia naneia de ajuslai eI cueipo a unos inpeialivos lenpoiaIes.
Lo que define Ia oidenanza de 1766 no es un enpIeo deI lienpo, naico
geneiaI paia una aclividad, es nás que un iilno coIeclivo y olIigaloiio,
inpueslo desde eI exleiioi, es un "piogiana", aseguia Ia eIaloiación deI
piopio aclo, conlioIa desde eI inleiioi su desaiioIIo y sus fases. Se ha pasado
de una foina de (156) conninación que nedía o iilnala Ios geslos a una
liana que Ios coacciona y Ios sosliene a Io Iaigo de lodo su encadenanienlo.
Se define una especie de esquena analono-cionoIógico deI conpoilanienlo.
LI aclo queda desconpueslo en sus eIenenlos, Ia posición deI cueipo, de Ios
nienlios, de Ias ailicuIaciones se haIIa definida, a cada novinienlo Ie eslán
asignadas una diiección, una anpIilud, una duiación, su oiden de sucesión
eslá piesciilo. LI lienpo penelia eI cueipo, y con eI lodos Ios conlioIes
ninuciosos deI podei.
3) De donde eI cs|ao|ccinicn|c dc ccrrc|acicn dc| cucrpc q dc| gcs|c. LI conlioI
discipIinaiio no consisle sinpIenenle en enseñai o en inponei una seiie de
geslos definidos, inpone Ia nejoi ieIación enlie un geslo y Ia aclilud gIolaI
deI cueipo, que es su condición de eficacia y de iapidez. Ln eI luen enpIeo
deI cueipo, que peinile un luen enpIeo deI lienpo, nada dele peinanecei
ocioso o inúliI: lodo dele sei IIanado a foinai eI sopoile deI aclo iequeiido.
Un cueipo lien discipIinado foina eI conlexlo opeialoiio deI nenoi geslo.
Una luena Ielia, poi ejenpIo, supone una ginnasia, loda una iulina cuyo
código iiguioso donina eI cueipo poi enleio, desde Ia punla deI pie a Ia
yena deI dedo índice. Hay que "lenei eI cueipo deiecho, un poco vueIlo y
Iilie deI Iado izquieido, y un lanlo incIinado hacia deIanle, de sueile que
eslando apoyado eI codo solie Ia nesa, Ia lailiIIa pueda apoyaise en eI
puño, a nenos que eI aIcance de Ia visla no Io peinila, Ia pieina izquieida
dele eslai un poco nás deIanle lajo Ia nesa que Ia deiecha. Hay que dejai
una dislancia de dos dedos enlie eI cueipo y Ia nesa, poique no sóIo se
esciile con nás iapidez, sino que nada hay nás peijudiciaI paia Ia saIud
cono conliaei eI hálilo de apoyai eI eslónago conlia Ia nesa, Ia paile deI
liazo izquieido desde eI codo hasla Ia nano, dele eslai coIocada solie Ia

251
29 Ordcnnancc du 1cr janticr 1766, pcur rcg|cr |'cxcrcisc dc |'infan|cric.

141
nesa. LI liazo deiecho ha de eslai aIejado deI cueipo unos lies dedos, y
soliesaIii casi cinco dedos de Ia nesa, solie Ia cuaI dele apoyaise
Iigeianenle. LI naeslio haiá conocei a Ios escoIaies Ia posluia que delen
adoplai paia esciilii y Ia coiiegiiá, ya sea poi señas o de olio nodo, cuando
se apailen de eIIa".
252
Un cueipo discipIinado es eI apoyo de un geslo eficaz.
4) La ar|icu|acicn cucrpc-cojc|c. La discipIina define cada una de Ias ieIaciones
que eI cueipo dele nanlenei con eI oljelo que nanipuIa. Lnlie uno y olio,
diluja aqueIIa un engianaje cuidadoso. "Ljeicido con eI aina hacia deIanle.
Ln lies lienpos. Se da un goIpe con Ia nano izquieida, eI liazo lendido
pegado aI cueipo (157) paia nanleneiIo veilicaInenle fienle a Ia iodiIIa
deiecha, con eI exlieno deI cañón a Ia aIluia deI ojo, agaiiándoIo enlonces de
un goIpe con Ia nano izquieida, eI liazo lendido pegado aI cueipo-a Ia aIluia
deI cinluión. AI segundo lienpo, se IIevaiá con Ia nano-izquieida eI fusiI
anle sí, con eI cañón enlie Ios dos ojos, a pIono, Ia nano deiecha Io lonaiá
poi eI cueIIo, con eI liazo lendido y eI guaidanonle apoyado en eI dedo
índice, Ia nano izquieida a Ia aIluia de Ia nuesca, exlendido eI puIgai a Io
Iaigo deI cañón conlia Ia noIduia. AI leicei lienpo, Ia nano izquieida
alandonaiá eI fusiI, paia caei conlia eI nusIo, se Ievanlaiá eI aina con Ia
nano deiecha, con Ia IIave hacia fueia y fienle aI pecho, eI liazo deiecho
nedio lendido, eI codo junlo aI cueipo, eI puIgai conlia Ia IIave, apoyado en
eI piinei loiniIIo, eI dedo índice solie eI galiIIo, eI cañón a pIono."
253
Aquí
lenenos un ejenpIo de Io que podiía IIanaise eI cifiado insliunenlaI deI
cueipo. Consisle en una desconposición deI geslo gIolaI en dos seiies
paiaIeIas: Ia de Ios eIenenlos deI cueipo que hay que ponei en juego (nano
deiecha, nano izquieida, difeienles dedos de Ia nano, iodiIIa, ojo, codo,
elceleia), y Ia de Ios eIenenlos deI oljelo que se nanipuIa (cañón, nuesca,
galiIIo, loiniIIo, elceleia), despues pone en coiieIación a Ios unos con Ios olios
según cieilo núneio de geslos sinpIes (apoyai, dolIai), finaInenle, fija Ia
seiie canónica en Ia que cada una de eslas coiieIaciones ocupa un Iugai
deleininado. A esla sinlaxis olIigada es a Io que Ios leóiicos niIilaies deI
sigIo XVIII IIanalan Ia "naniolia". La iecela liadicionaI se susliluye poi
piesciipciones expIícilas y coaclivas. LI podei viene a desIizaise solie loda Ia
supeificie de conlaclo enlie eI cueipo y eI oljelo que nanipuIa, Ios anaiia eI
uno aI olio. Consliluye un conpIejo cueipo-aina, cueipo-insliunenlo,
cueipo-náquina. Se eslá Io nás Iejos posilIe de aqueIIas foinas de sujeción
que no pedían aI cueipo olia cosa que signos o pioduclos, foinas de

252
3O }.-ß. de La SaIIe, Ccndui|c dcs |cc|cs cnrc|icnncs, cd. de 1828, pp. 63-64. Cf. Ián. 8.

253
31 Ordcnnancc du 1cr janticr 1766, lilie XI, ail. 2.

142
expiesión o eI iesuIlado deI lialajo. La iegIanenlación inpuesla poi eI podei
es aI nisno lienpo Ia Iey de consliucción de Ia opeiación. Y así apaiece esle
caiáclei deI podei discipIinaiio: liene nenos una función de exliacción que
de sínlesis, nenos de exloisión deI pioduclo que de víncuIo coeicilivo con eI
apaialo de pioducción.
5) La u|i|izacicn cxnaus|ita. LI piincipio que eslala sulyacenle en eI enpIeo
deI lienpo en su foina liadicionaI eia esenciaInenle negalivo, piincipio de
no ociosidad: eslá vedado peidei un lienpo conlado poi Dios y pagado poi
Ios honlies, eI enpIeo deI lienpo (158) delía conjuiai eI peIigio de
deiiochaiIo, faIla noiaI y faIla de honiadez econónica. Ln cuanlo a Ia
discipIina, piocuia una econonía posiliva, pIanlea eI piincipio de una
uliIización leóiicanenle ciecienle sienpie deI lienpo: agolanienlo nás que
enpIeo, se liala de exliaei, deI lienpo, cada vez nás inslanles disponilIes y,
de cada inslanle, cada vez nás fueizas úliIes. Lo cuaI significa que hay que
lialai de inlensificai eI uso deI nenoi inslanle, cono si eI lienpo, en su
nisno fiaccionanienlo, fueia inagolalIe, o cono si, aI nenos, poi una
disposición inleina cada vez nás delaIIada, pudieia lendeise hacia un punlo
ideaI en eI que eI náxino de iapidez va a uniise con eI náxino de eficacia.
Lia ieaInenle esla lecnica Ia que se uliIizala en Ios fanosos iegIanenlos de
Ia infanleiía piusiana que loda Luiopa iniló despues de Ias vicloiias de
Iedeiico II:
254
cuanlo nás se desconpone eI lienpo, cuanlo nás se
nuIlipIican sus suldivisiones, nejoi se Io desailicuIa despIegando sus
eIenenlos inleinos lajo una niiada que Ios conlioIa, nás se puede aceIeiai
enlonces una opeiación, o aI nenos ieguIaiIa de acueido con un giado
óplino de veIocidad. De ahí Ia iegIanenlación deI lienpo de Ia acción que
fue lan inpoilanle en eI ejeicilo y que delía seiIo paia loda Ia lecnoIogía de
Ia aclividad hunana: 6 lienpos pieveía eI iegIanenlo piusiano de 1743 paia
descansai eI aina, 4 paia lendeiIa, 13 paia poneiIa vueIla solie eI honlio,
elceleia. Ioi olios nedios, Ia escueIa de enseñanza nulua ha sido dispuesla
lanlien cono un apaialo paia inlensificai Ia uliIización deI lienpo, su
oiganización peinilía eIudii eI caiáclei IineaI y sucesivo de Ia enseñanza deI
naeslio: ieguIala eI conliapunlo de opeiaciones hechas, en eI nisno
nonenlo, poi difeienles giupos de aIunnos, lajo Ia diiección de Ios
insliucloies y de Ios ayudanles, de sueile que cada inslanle que liascuiiía
eslala IIeno de aclividades núIlipIes, peio oidenadas, y poi olia paile, eI

254
32 No se puede atribuir el éxito de las tropas prusianas "a otra cosa que a la excelencia de su
disciplina y de su ejercicio; no es, por lo tanto, una cosa indiferente la elección del ejercicio; se ha
trabajado en ello en Prusia por espacio de cuarenta años, con una aplicación sin tregua" (Mariscal
de Sajo-nia, carta al conde de Argenson, 25 de febrero de 1750; Arsenal, Ms. 2701. Mes rêveries, t.
II, p. 249). Cf. láms. 3 y 4.
143
iilno inpueslo poi señaIes, siIlalos, voces de nando, inponía a lodos unas
noinas lenpoiaIes que delían a Ia vez aceIeiai eI pioceso de apiendizaje y
enseñai Ia iapidez cono una viilud,
255
"eI único oljelo de eslas voces (159)
de nando es... haliluai a Ios niños a ejeculai pionlo y lien Ias nisnas
opeiaciones, disninuii en Ia nedida de Io posilIe poi Ia ceIeiidad Ia peidida
de lienpo que supone eI paso de una opeiación a olia".
256

Ahoia lien, a liaves de esla lecnica de sujeción, se eslá foinando un nuevo
oljelo, Ienlanenle, va ocupando eI pueslo deI cueipo necánico, deI cueipo
conpueslo de sóIidos y sonelido a novinienlos, cuya inagen halía
olsesionado duianle lanlo lienpo a Ios que soñalan con Ia peifección
discipIinaiia. Lsle oljelo nuevo es eI cueipo naluiaI, poiladoi de fueizas y
sede de una duiación, es eI cueipo susceplilIe de opeiaciones especificadas,
que lienen su oiden, su lienpo, sus condiciones inleinas, sus eIenenlos
conslilulivos. LI cueipo, aI conveiliise en lIanco paia nuevos necanisnos deI
podei, se ofiece a nuevas foinas de salei. Cueipo deI ejeicicio, nás que de Ia
física especuIaliva, cueipo nanipuIado poi Ia auloiidad, nás que aliavesado
poi Ios espíiilus aninaIes, cueipo deI encauzanienlo úliI y no de Ia necánica
iacionaI, peio en eI cuaI, poi eslo nisno, se anunciaiá cieilo núneio de
exigencias de naluiaIeza y de coacciones funcionaIes. Ls eI Io que desculie
Cuileil en Ia ciílica que hace de Ias naniolias denasiado ailificiaIes. Ln eI
ejeicicio que se Ie inpone y aI que iesisle, eI cueipo diluja sus coiieIaciones
esenciaIes, y iechaza esponláneanenle Io inconpalilIe: "Lnliese en Ia
nayoiía de nueslias escueIas de ejeicicio, y se veiá a lodos Ios desdichados
soIdados en acliludes vioIenlas y foizadas, se veián lodos sus núscuIos
conliaídos, Ia ciicuIación de Ia sangie inleiiunpida... Lsludienos Ia inlención
de Ia naluiaIeza y Ia consliucción deI cueipo hunano y enconliaienos Ia
posición y Ia aclilud que piesciile cIaianenle paia eI soIdado. La caleza
dele eslai deiecha, Iilie y fueia de Ios honlios, asenlada
peipendicuIainenle en nedio de eslos. No dele eslai vueIla ni a Ia izquieida
ni a Ia deiecha, poique, dada Ia coiiespondencia que exisle enlie Ias veilelias
deI cueIIo y eI onópIalo aI cuaI eslán unidas, ninguna de eIIas puede noveise
ciicuIainenle sin aiiasliai Ievenenle deI nisno Iado que aclúa una de Ias
ianas deI honlio, y enlonces, aI no eslai ya eI cueipo siluado en ánguIo

255
33 Ejercicio de escritura: ..."9: Manos sobre las rodillas. Esta orden se da por medio de un toque
de campanilla; 10: manos sobre la mesa, cabeza alta; 11: limpien las pizarras: todos limpian las
pizarras con un poco de saliva o mejor aún con una muñequilla de retazos; 12: muéstrense las
pizarras: 13: instructores, revisen. Revisan las pizarras de sus ayudantes y a continuación las de su
banco. Los ayudantes revisan las de su banco, y todos permanecen en su lugar."
256
34 SanueI ßeinaid. "Rappoil du 3O oclolie 1816 … Ia sociele de I'enseignenenl nulueI".

144
ieclo, eI soIdado no puede caninai hacia deIanle en Iínea iecla ni seivii de
punlo de aIineanienlo... Y cono eI hueso de Ia cadeia, que Ia Oidenanza
indica cono eI punlo (16O) en eI que dele apoyaise eI pico de Ia cuIala, no
liene Ia nisna siluación en lodos Ios honlies, eI fusiI delen IIevaiIo unos
nás a Ia deiecha y olios nás a Ia izquieida. Ioi Ia nisna iazón de Ia
desiguaIdad de esliucluia, eI guaidanonle se encuenlia nás o nenos
apielado conlia eI cueipo, según lenga un honlie Ia paile exleina deI
honlio nás o nenos cainosa, elceleia."
257

Henos vislo cóno Ios piocedinienlos de Ia disliilución discipIinaiia lenían
su Iugai enlie Ias lecnicas conlenpoiáneas de cIasificación y de disposición
en cuadio, peio cóno inlioducían eI piolIena específico de Ios individuos y
de Ia nuIlipIicidad. Asinisno, Ios conlioIes discipIinaiios de Ia aclividad se
silúan enlie lodas Ias invesligaciones, leóiicas o piáclicas, solie Ia
naquinaiia naluiaI de Ios cueipos, peio conienzan a desculiii piocesos es-
pecíficos, eI conpoilanienlo y sus exigencias oigánicas van a susliluii poco a
poco Ia sinpIe física deI novinienlo. LI cueipo, aI que se pide sei dóciI hasla
en sus nenoies opeiaciones, opone y nueslia Ias condiciones de
funcionanienlo piopias de un oiganisno. LI podei discipIinaiio liene cono
coiieIalo una individuaIidad no sóIo anaIílica y "ceIuIai", sino naluiaI y
"oigánica".


LA ORCANIZACIÓN DL LAS CLNLSIS

Ln 1667, eI ediclo que cieala Ia nanufacluia de Ios ColeIinos pieveía Ia
oiganización de una escueIa. LI supeiinlendenle deI ieaI paliinonio halía de
eIegii 6O niños lecados, confiados duianle cieilo lienpo a un naeslio que Ies
daiía "educación e insliucción", y despues coIocados cono apiendices con Ios
difeienles naeslios lapiceios de Ia nanufacluia, Ios cuaIes iecilían poi eIIo
una indennización lonada de Ia leca de Ios aIunnos. Despues de seis años
de apiendizaje, cualio de seivicio y una piuela de suficiencia, lenían deiecho
a "Ievanlai y aliii eslalIecinienlo" en cuaIquiei ciudad deI ieino. Se
encuenlian aquí Ias caiacleiíslicas piopias deI apiendizaje coipoialivo:
ieIación de dependencia individuaI y lolaI a Ia vez iespeclo deI naeslio,
duiación eslalulaiia de Ia foinación que leinina poi una piuela caIificadoia,
peio que no se desconpone de acueido con un piogiana piecioso, in-
leicanlio gIolaI enlie eI naeslio que dele dai su salei y eI apiendiz que
dele apoilai sus seivicios, su ayuda y con fiecuencia una ieliilución. La

257
35 }. A. de Cuileil, |ssai gcncra| dc |ac|iquc, 1772, I, pp. 21-22.
145
foina de Ia seividunlie va nezcIada con una liasfeiencia de
conocinienlo.
258
Ln 1737, un ediclo oiganiza (161) una escueIa de dilujo paia
Ios apiendices de Ios ColeIinos, no eslá deslinada a ienpIazai Ia foinación
con Ios naeslios olieios, sino a conpIelaiIa. Ahoia lien, inpIica un
apiovechanienlo deI lienpo conpIelanenle dislinlo. Dos hoias diaiias,
exceplo Ios doningos y fieslas, se ieúnen Ios aIunnos en Ia escueIa... Se pasa
Iisla, poi una que eslá adheiida a Ia paied, y a Ios ausenles se Ies apunla en
un iegislio. La escueIa eslá dividida en lies cIases. La piineia paia Ios que no
lienen noción aIguna de dilujo, se Ies hace iecopiai unos nodeIos, nás o
nenos difíciIes, según Ias apliludes de cada cuaI. La segunda "paia Ios que
lienen ya aIgunos piincipios", o que han pasado poi Ia piineia cIase, delen
iepioducii cuadios "a ojo y sin lonai Ias piopoiciones", no leniendo en
cuenla nás que eI dilujo. Ln Ia cIase leiceia, apienden Ios coIoies, hacen
pasleI y se inician en Ia leoiía y en Ia piáclica deI linle. ReguIainenle, Ios
aIunnos hacen deleies individuaIes, cada uno de eslos ejeicicios, con eI
nonlie deI auloi y Ia fecha de ejecución, queda en nanos deI piofesoi, se
ieconpensa a Ios nejoies. Reunidos a fin de año y conpaiados unos con
olios, peinilen eslalIecei Ios piogiesos, eI vaIoi acluaI y eI Iugai ieIalivo de
cada aIunno, deleininándose enlonces quienes pueden pasai a Ia cIase
supeiioi. Ln un Iilio geneiaI que IIevan Ios piofesoies y sus ayudanles dele
iegisliaise colidiananenle Ia conducla de Ios aIunnos y lodo cuanlo ocuiie
en Ia escueIa. Dicho Iilio se sonele peiiódicanenle aI exanen de un
inspecloi.
259
La escueIa de Ios ColeIinos no es sino eI ejenpIo de un fe-
nóneno inpoilanle: eI desaiioIIo, en Ia epoca cIásica, de una nueva lecnica
paia ocupaise deI lienpo de Ias exislencias singuIaies, paia iegii Ias
ieIaciones deI lienpo, de Ios cueipos y de Ias fueizas, paia aseguiai una
acunuIación de Ia duiación, y paia inveilii en piovecho o en uliIidad
sienpie aciecenlados eI novinienlo deI lienpo que pasa. ¿Cóno capilaIizai
eI lienpo de Ios individuos, acunuIaiIo en cada uno de eIIos, en sus cueipos,
en sus fueizas o sus capacidades y de una naneia que sea susceplilIe de
uliIización y de conlioI` ¿Cóno oiganizai duiaciones piovechosas` Las
discipIinas, que anaIizan eI espacio, que desconponen y ieconponen Ias
aclividades, delen sei lanlien conpiendidas cono apaialos paia sunai y
capilaIizai eI lienpo. Y eslo poi cualio piocedinienlos, que Ia oiganización

258
36 Lsla nezcIa apaiece cIaianenle en aIgunas de Iu cIáusuIas deI conlialo de
apiendizaje: eI naeslio eslá olIigado a liasnilii a su discípuIo ~a canlio de su dineio y
su lialajo~ lodo su salei, sin guaidai paia sí ningún secielo, de Io conliaiio, incuiie en
una nuIla. Cf. poi ejenpIo, I. Ciosienaud, |a ccrpcra|icn cutricrc a 8csançcn, 19O7, p. 62.

259
37 Cf. E. Gerspach, La manufacture des Gohelins, 1892.
146
niIilai nueslia con loda cIaiidad.
(162)
1) Dividii Ia duiación en segnenlos, sucesivos o paiaIeIos, cada uno de Ios
cuaIes dele IIegai a un leinino especificado. Ioi ejenpIo, aisIai eI lienpo de
foinación y eI peiiodo de Ia piáclica, no nezcIai Ia insliucción de Ios iecIulas
y eI ejeicicio de Ios veleianos, aliii escueIas niIilaies dislinlas deI seivicio
ainado (en 1764, cieación de Ia LscueIa de Iaiís, en 1776, cieación de Ias doce
escueIas de piovincia), iecIulai Ios soIdados de piofesión desde Ia nás lieina
edad, lonai niños, "haceiIos adoplai poi Ia paliia, educaiIos en escueIas
pailicuIaies",
26O
enseñai sucesivanenle Ia posición, Iuego Ia naicha, despues
eI nanejo de Ias ainas, lias eIIo eI liio, y no pasai a una aclividad hasla que
Ia piecedenle no esle lolaInenle doninada: "Uno de Ios piincipaIes eiioies es
enseñai a un soIdado loda Ia insliucción a Ia vez",
261
en suna, desconponei
eI lienpo en liániles sepaiados y ajuslados. 2) Oiganizai eslos liániles de
acueido con un esquena anaIílico ~sucesiones de eIenenlos lan sinpIes
cono sea posilIe, conlinándose según una conpIejidad ciecienle. Lo cuaI
supone que Ia insliucción alandone eI piincipio de Ia iepelición anaIógica.
Ln eI sigIo XVI, eI ejeicicio niIilai consislía solie lodo en sinuIai lodo o
paile deI conlale, y en hacei ciecei gIolaInenle Ia haliIidad o Ia fueiza deI
soIdado,
262
en eI sigIo XVIII Ia insliucción deI "nanuaI" sigue eI piincipio de
Io "eIenenlaI" y no ya de Io "ejenpIai": geslos sinpIes ~posición de Ios
dedos, fIexión de Ias pieinas, novinienlo de Ios liazos~ que son lodo Io
nás Ios conponenles de lase paia Ias conduclas úliIes, y que gaianlizan
adenás una educación geneiaI de Ia fueiza, de Ia haliIidad, de Ia dociIidad.
3) IinaIizai eslos segnenlos lenpoiaIes, fijaiIes un leinino naicado poi una
piuela que liene poi liipIe función indicai si eI sujelo ha aIcanzado eI niveI
eslalulaiio, gaianlizai Ia confoinidad de su apiendizaje con eI de Ios denás
y difeienciai Ias doles de cada individuo. Cuando Ios saigenlos, calos,
elceleia, "encaigados de insliuii a Ios denás, ciean lenei a aIguien en
siluación de pasai a Ia piineia cIase, Io piesenlaián piineio a Ios OficiaIes de
su conpañía, quienes Io exaninaián con alención, si no Io encuenlian lodavía
Io laslanle ejeicilado, se negaián a adniliiIo, si poi eI conliaiio eI honlie
piesenlado Ies paiece en eI caso de (163) sei adnilido, dichos oficiaIes Io

260
38 Era el proyecto de J. Servan, Le soldat citoyen, 1780, p. 456.
261
39 RegIanenlo de 174S paia Ia infanleiía piusiana, AisenaI, Ms. 4O76.

262
40 F. de la Noue recomendaba la creación de academias militares a fines del siglo XVI, y quería
que en ellas se enseñara "a domar caballos, a correr el jabalí en jubón y algunas veces armado, la
esgrima, a caracolear y saltar a caballo, y si se añadiera nadar y luchar, no habría cosa mejor, ya que
todo esto hace a la persona más robusta y más diestra". Discours politiques et militaires, ed. de
1614, pp. 181-182.
147
piopondián poi sí nisnos aI conandanle deI ieginienlo, que Io veiá si Io
juzga opoiluno, y Io haiá exaninai poi Ios oficiaIes nayoies. Las faIlas nás
Ieves laslaián paia haceiIo iechazai, y nadie podiá pasai de Ia segunda cIase
a Ia piineia sin salei sufiido esle piinei exanen".
263
4) Disponei seiies de
seiies, piesciilii a cada una, según su niveI, su anligüedad y su giado, Ios
ejeicicios que Ie convienen, Ios ejeicicios conunes lienen un papeI
difeienciadoi y cada difeiencia IIeva consigo ejeicicios específicos. AI leinino
de cada seiie, conienzan olias, foinan una ianificación, y se suldividen a su
vez. De sueile que cada individuo se encuenlia incIuido en una seiie
lenpoiaI, que define específicanenle su niveI o su iango. IoIifonía
discipIinaiia de Ios ejeicicios: "Los soIdados de Ia segunda cIase seián
sonelidos a ejeicicios lodas Ias nañanas poi Ios saigenlos, calos, calos
segundos y soIdados de Ia piineia cIase. .. Los soIdados de Ia piineia cIase
seián sonelidos a ejeicicios lodos Ios doningos poi eI jefe de Ia escuadia...,
Ios calos y Ios calos segundos Io seián lodos Ios nailes poi Ia laide poi Ios
saigenlos de su conpañía y eslos lodos Ios días 2, 12 y 22 de cada nes poi Ia
laide lanlien poi Ios oficiaIes nayoies."
264

Ls esle lienpo discipIinaiio eI que se inpone poco a poco a Ia piáclica
pedagógica, especiaIizando eI lienpo de foinación y sepaiándoIo deI lienpo
aduIlo, deI lienpo deI oficio adquiiido, disponiendo difeienles esladios
sepaiados Ios unos de Ios olios poi piuelas giaduaIes, deleininando
piogianas que delen desaiioIIaise cada uno duianle una fase deleininada,
y que inpIican ejeicicios de dificuIlad ciecienle, caIificando a Ios individuos
según Ia naneia en que han iecoiiido eslas seiies. LI lienpo discipIinaiio ha
susliluido eI lienpo "iniciálico" de Ia foinación liadicionaI (lienpo gIolaI,
conlioIado únicanenle poi eI naeslio, sancionado poi una piuela única),
poi sus seiies núIlipIes y piogiesivas. Ióinase loda una pedagogía anaIílica,
nuy ninuciosa en su delaIIe (desconpone hasla en sus eIenenlos nás
sinpIes Ia naleiia de enseñanza, jeiaiquiza en giados exageiadanenle pió-
xinos cada fase deI piogieso) y nuy piecoz lanlien en su hisloiia (anlicipa
anpIianenle Ios anáIisis genelicos de Ios ideóIogos, de Ios que apaiece cono
eI nodeIo lecnico). Denia, en Ios conienzos deI sigIo XVIII queiía que se
dividieia eI apiendizaje de Ia Iecluia en siele niveIes: eI piineio paia Ios que
apienden a conocei Ias Ielias, eI segundo, paia Ios que apienden a deIelieai,
eI leiceio paia Ios que apienden a unii Ias síIalas, paia foinai con (164)
eIIas paIalias, eI cuailo paia Ios que Ieen eI Ialín poi fiaseo o de punluación
en punluación, eI quinlo paia Ios que conienzan a Ieei fiances, eI sexlo paia

263
41 |ns|ruc|icn par |'cxcrcicc dc |'infan|cric, 14 de nayo de 1754.
264
42 |oid.

148
Ios nás capaces en Ia Iecluia, eI seplino paia Ios que Ieen Ios nanusciilos.
Ieio en eI caso en que Ios aIunnos fuesen nuneiosos, haliía que inlioducii
lodavía suldivisiones, Ia piineia cIase haliía de conlai cualio secciones: una
paia Ios que apienden "Ias Ielias sinpIes", olia paia Ios que apienden Ias
Ielias nezcIadas, Ia leiceia paia Ios que apienden Ias Ielias alieviadas (€, †
...), Ia úIlina paia Ios que apienden Ias Ielias dolIes (ff, ss, ll, sl). La segunda
cIase se dividiiía en lies secciones: paia Ios que "nonlian cada Ielia en voz
aIla anles de dai eI sonido de Ia síIala: D.O., DO", paia Ios "que deIeliean Ias
síIalas nás difíciIes", elceleia.
265
Cada giado en Ia conlinaloiia de Ios
eIenenlos dele insciiliise en eI inleiioi de una gian seiie lenpoiaI, que es a
Ia vez una naicha naluiaI deI inleIeclo y un código paia Ios piocedinienlos
educalivos.
La disposición en "seiie" de Ias aclividades sucesivas peinile loda una
fiscaIización de Ia duiación poi eI podei: posiliIidad de un conlioI delaIIado
y de una inleivención punluaI (de difeienciación, de coiiección, de
depuiación, de eIininación) en cada nonenlo deI lienpo, posiliIidad de
caiacleiizai, y poi Io lanlo de uliIizai a Ios individuos según eI niveI que
lienen en Ias seiies que iecoiien, posiliIidad de acunuIai eI lienpo y Ia
aclividad, de voIvei a enconliaiIos, lolaIizados, y uliIizalIes en un iesuIlado
úIlino, que es Ia capacidad finaI de un individuo. Se iecoge Ia dispeisión
lenpoiaI paia hacei de eIIa un piovecho y se conseiva eI doninio de una
duiación que escapa. LI podei se ailicuIa diieclanenle solie eI lienpo,
aseguia su conlioI y gaianliza su uso.
Los piocedinienlos discipIinaiios hacen apaiecei un lienpo IineaI cuyos
nonenlos se inlegian unos a olios, y que se oiienla hacia un punlo leininaI
y eslalIe. Ln suna, un lienpo "evoIulivo". Ahoia lien, hay que iecoidai que
en eI nisno nonenlo, Ias lecnicas adninislialivas y econónicas de conlioI
hacían apaiecei un lienpo sociaI de lipo seiiaI, oiienlado y acunuIalivo:
desculiinienlo de una evoIución en leininos de "piogieso". Ln cuanlo a Ias
lecnicas discipIinaiias, hacen eneigei seiies individuaIes: desculiinienlo de
una evoIución en leininos de "genesis". Iiogieso de Ias sociedades, genesis
de Ios individuos, eslos dos giandes "desculiinienlos" deI sigIo XVIII son
quizá coiieIalivos de Ias nuevas lecnicas de podei, y, nás piecisanenle, de
una nueva naneia de adninisliai eI lienpo y haceiIo úliI, poi coile (165)
segnenlaiio, poi seiiación, poi sínlesis y lolaIización. Una nacio y una
niciofísica de podei han peinilido, no cieilanenle Ia invención de Ia hisloiia
(hacía nucho lienpo que no lenía ya necesidad de seiIo), sino Ia inlegiación

265
43 Denia, Rcg|cncn| pcur |cs ccc|cs dc Ia ti||c dc |qcn, 1716, pp. 19-2O.

149
de una dinensión lenpoiaI, unilaiia, conlinua, acunuIaliva en eI ejeicicio de
Ios conlioIes y Ia piáclica de Ias doninaciones. La hisloiicidad "evoIuliva", laI
cono se consliluye enlonces ~y lan piofundanenle que lodavía hoy es paia
nuchos una evidencia~, eslá vincuIada a un nodo de funcionanienlo deI
podei. IguaI que, sin duda, Ia "hisloiia-ienenoiación" de Ias ciónicas, de Ias
geneaIogías, de Ias hazañas, de Ios ieinos y de Ios aclos halía eslado Iaigo
lienpo vincuIada a olia nodaIidad deI podei. Con Ias nuevas lecnicas de
sonelinienlo, Ia "dinánica" de Ias evoIuciones conlinuas liende a ienpIazai
Ia "dináslica" de Ios aconlecinienlos soIennes.
Ln lodo caso, eI pequeño conlinuo lenpoiaI de Ia individuaIidad-genesis
paiece nuy lien sei, cono Ia individuaIidad-ceIuIa o Ia individuaIidad-
oiganisno, un efeclo y un oljelo de Ia discipIina. Y en eI cenlio de esla
seiiación deI lienpo se encuenlia un piocedinienlo que es, paia eIIa, Io que
eia Ia disposición en "cuadio" paia Ia disliilución de Ios individuos y eI
iecoile ceIuIai, o, lanlien, Io que eia Ia "naniolia" paia Ia econonía de Ias
aclividades y eI conlioI oigánico. Se liala deI "ejeicicio". LI ejeicicio es Ia
lecnica poi Ia cuaI se inponen a Ios cueipos laieas a Ia vez iepelilivas y
difeienles, peio sienpie giaduadas. InfIuyendo en eI conpoilanienlo en un
senlido que disponga hacia un eslado leininaI, eI ejeicicio peinile una
peipelua caiacleiización deI individuo ya sea en ieIación con ese leinino, en
ieIación con Ios denás individuos, o en ieIación con un lipo de liayeclo. Así,
gaianliza, en Ia foina de Ia conlinuidad y de Ia coeición, un ciecinienlo, una
olseivación, una caIificación. Anles de adoplai esla foina esliiclanenle
discipIinaiia, eI ejeicicio ha lenido una Iaiga hisloiia: se Ie encuenlia en Ias
piáclicas niIilaies, ieIigiosas, univeisilaiias ~iiluaI de iniciación, ceienonia
piepaialoiia, ensayo lealiaI, piuela. Su oiganización IineaI, conlinuanenle
piogiesiva, su desaiioIIo genelico a Io Iaigo deI lienpo, son, aI nenos en eI
ejeicilo y en Ia escueIa, de inlioducción laidía. Y sin duda, de oiigen
ieIigioso. Ln lodo caso, Ia idea de un "piogiana" escoIai que siga aI niño
hasla eI leinino de su educación y que inpIique de año en año, de nes en
nes, unos ejeicicios de conpIejidad ciecienle, ha suigido piineio, paiece sei,
en un giupo ieIigioso, Ios Heinanos de Ia Vida Conún.
266
Iueilenenle (166)
inspiiados poi Ruyslioek y Ia níslica ienana, IIevaion una paile de Ias
lecnicas espiiiluaIes a Ia educación, y no sóIo a Ia de Ios ieIigiosos, sino a Ia
de Ios nagisliados y coneicianles: eI lena de una peifección hacia Ia cuaI
guía eI naeslio ejenpIai, se convieile en eIIos en eI de un peifeccionanienlo
auloiilaiio de Ios discípuIos poi eI piofesoi, Ios ejeicicios cada vez nás
iiguiosos que se piopone Ia vida ascelica se convieilen en Ias laieas de

266
44 Cf. G. Codina Meir, Aux sources de la pédagogie des Jésuites, 1968, pp. 160 M.
150
conpIejidad ciecienle que naican Ia adquisición piogiesiva deI salei y de Ia
luena conducla, eI esfueizo de Ia conunidad enleia hacia Ia saIvación se
vueIve eI concuiso coIeclivo y peinanenle de Ios individuos que se cIasifican
Ios unos poi ieIación a Ios olios. Son quizá piocedinienlos de vida y de
saIvación coIeclivos que han consliluido eI piinei núcIeo de nelodos
deslinados a pioducii apliludes individuaInenle caiacleiizadas peio
coIeclivanenle úliIes.
267
ßajo su foina níslica o ascelica, eI ejeicicio eia una
naneia de oidenai eI lienpo leiieno en Ia conquisla de Ia saIvación. Va poco
a poco, en Ia hisloiia deI Occidenle, a inveilii su senlido conseivando aIgunas
de sus caiacleiíslicas: siive paia econonizai eI lienpo de Ia vida, paia
acunuIaiIo en una foina úliI, y paia ejeicei eI podei solie Ios honlies poi
nedio deI lienpo así dispueslo. LI ejeicicio, conveilido en eIenenlo en una
lecnoIogía poIílica deI cueipo y de Ia duiación, no cuInina hacia un nás aIIá,
peio liende a una sujeción que no ha acalado janás de conpIelaise.


LA COMIOSICIÓN DL IULRZAS

"Conencenos poi desliuii eI viejo piejuicio según eI cuaI se cieía aunenlai
Ia fueiza de una liopa aunenlando su piofundidad. Todas Ias Ieyes físicas
solie eI novinienlo se vueIven quineias cuando se Ias quieie adaplai a Ia
láclica."
268
Desde fines (167) deI sigIo XVII eI piolIena lecnico de Ia
infanleiía ha sido eI de Iileiaise deI nodeIo físico de Ia nasa. Ainada de
picas y de nosqueles ~Ienlos, inpiecisos, sin peinilii apenas apunlai a un
lIanco~, una liopa se uliIizala ya cono un pioyecliI, ya cono un nuio o
una foilaIeza: "Ia foinidalIe infanleiía deI ejeicilo de Lspaña", Ia disliilución

267
45 Ioi inleinedio de Ias escueIas de Lieja, Devenpoil, ZvoIIe, WeseI, y giacias lanlien
a }ean Sluin, a su nenoiia de 1538 paia Ia oiganización de un ginnasio en Lsliasluigo.
Cf. 8u||c|in dc |a sccic|c d'nis|circ du prc|cs|an|isnc, l. xxv, pp. 499-5O5.
Hay que adveilii que Ias ieIaciones enlie eI ejeicilo, Ia oiganización ieIigiosa y Ia
pedagogía son nuy conpIejas. La "decuiia", unidad deI ejeicilo ionano, vueIve a
enconliaise en Ios convenlos lenediclinos, cono unidad de lialajo y sin duda de
vigiIancia. Los Heinanos de Ia Vida Conún Ia lonaion de aqueIIos, y Ia adaplaion a su
oiganización pedagógica, ya que Ios aIunnos eslalan agiupados poi decenas. Lsla unidad
es Ia que Ios jesuílas uliIizaion paia Ia escenogiafía de sus coIegios, inlioduciendo con eIIo
un nodeIo niIilai. Ieio Ia decuiia a su vez fue disueIla a canlio de un esquena lodavía
nás niIilai con jeiaiquía, coIunnas y Iíneas.

268
46 J. A. de Guibert, Essai géneral de tactique, 1772, I, 18. A decir verdad, este antiquísimo
problema había recobrado actualidad en el siglo XVIII, por las razones económicas y técnicas que
habrán de verse; y el "prejuicio" en cuestión había sido discutido muy a menudo por otros que el
propio Guibert (en torno de Folard, de Pireh, de Mesnil-Durand).
151
de Ios soIdados en esa nasa se hacía solie lodo lasándose en su anligüedad
y su vaIenlía, en eI cenlio, paia hacei peso y voIunen y dai densidad aI
cueipo, Ios nás novalos, deIanle, en Ios ánguIos y a Ios Iados, Ios soIdados
nás vaIeiosos, o iepulados cono Ios nás háliIes. Ln eI cuiso de Ia epoca
cIásica, se ha pasado poi lodo un juego de ailicuIaciones deIicadas. La unidad
~ieginienlo, lalaIIón, sección, nás laide "división"~
269
se convieile en una
especie de náquina de piezas núIlipIes que se despIazan Ias unas iespeclo de
Ias olias, paia IIegai a una configuiación y ollenei un iesuIlado específico.
¿Las iazones de esla nulación` AIgunas son econónicas: hacei úliI a cada
individuo y ienlalIe Ia foinación, eI nanleninienlo, eI ainanenlo de Ias
liopas, dai a cada soIdado, unidad pieciosa, un náxino de eficacia. Ieio
eslas iazones econónicas no han podido IIegai a sei deleininanles sino a
pailii de una liasfoinación lecnica: Ia invención deI fusiI:
27O
nás pieciso, nás
iápido que eI nosquele, vaIoiizala Ia haliIidad deI soIdado, nás capaz de
dai en un lIanco deleininado, peinilía expIolai Ia polencia de fuego aI niveI
individuaI, e inveisanenle, hacía de lodo soIdado un lIanco posilIe,
exigiendo poi eIIo una nayoi noviIidad, ocasionala, poi Io lanlo, Ia
desapaiición de una lecnica de nasas en piovecho de un aile que disliiluía
Ias unidades y Ios honlies a Io Iaigo de Iíneas pioIongadas, ieIalivanenle
fIexilIes y nóviIes. De ahí Ia necesidad de enconliai loda una piáclica
caIcuIada de Ios enpIazanienlos individuaIes y coIeclivos, de Ios despIaza-
nienlos de giupos o de eIenenlos aisIados, de Ios canlios de posición, de
paso de una disposición a olia, en suna, de invenlai una naquinaiia cuyo
piincipio no fueia ya Ia nasa nóviI o innóviI, sino una geoneliía de
segnenlos divisilIes cuya unidad de lase fueia eI soIdado nóviI con su
fusiI,
271
y sin duda, poi delajo deI (168) piopio soIdado, Ios geslos níninos,
Ios lienpos de acción eIenenlaIes, Ios fiagnenlos de espacio ocupados o
iecoiiidos.
Los nisnos piolIenas cuando se liala de consliluii una fueiza pioducliva
cuyo efeclo dela sei supeiioi a Ia suna de Ias fueizas eIenenlaIes que Ia
conponen: "que Ia joinada IaloiaI conlinada ollenga esa fueiza pioducliva
aunenlada poique aciecienla Ia polencia necánica deI lialajo, o poique

269
47 En el sentido en que este término fue empleado desde 1759.
270
48 Se puede dalai, apioxinadanenle, de Ia lalaIIa de Sleinkeique (1699) eI novinienlo
que geneiaIizó eI fusiI.

271
49 Sobre esta importancia de la geometría véase J. de Beausobre: "La ciencia de la guerra es
esencialmente geométrica... La disposición de un batallón y de un escuadión solie un fienle
enleio y deleininada aIluia es sóIo eI iesuIlado de una geoneliía piofunda lodavía
ignoiada" (Ccnncn|aircs sur |cs dcfcnscs dcs p|accs, 1757. l. II, p. 3O7).
152
anpIía eI canpo espaciaI de acción de esle úIlino o ieduce espaciaInenle eI
canpo de pioducción en piopoición a Ia escaIa de esla, o poique en eI no-
nenlo ciílico apIica nucho lialajo en poco lienpo... Ia fueiza pioducliva
específica de Ia joinada IaloiaI conlinada es una fueiza pioducliva sociaI de
lialajo, o fueiza deI lialajo sociaI. Suige de Ia coopeiación nisna".
272

Así apaiece una exigencia nueva a Ia cuaI dele iespondei Ia discipIina:
consliuii una náquina cuyo efeclo se IIevaiá aI náxino poi Ia ailicuIación
conceilada de Ias piezas eIenenlaIes de que eslá conpuesla. La discipIina no
es ya sinpIenenle un aile de disliiluii cueipos, de exliaei de eIIos y de
acunuIai lienpo, sino de conponei unas fueizas paia ollenei un apaialo
eficaz. Lsla exigencia se liaduce de diveisas naneias.
1) LI cueipo singuIai se convieile en un eIenenlo que se puede coIocai,
novei, ailicuIai solie olios. Su aiiojo o su fueiza no son ya Ias vaiialIes
piincipaIes que Io definen, sino eI Iugai que ocupa, eI inleivaIo que culie, Ia
ieguIaiidad, eI oiden según Ios cuaIes IIeva a calo sus despIazanienlos. LI
honlie de liopa es anle lodo un fiagnenlo de espacio nóviI, anles de sei
una vaIenlía o un honoi. Caiacleiización deI soIdado poi Cuileil: "Cuando
eslá lajo Ias ainas, ocupa dos pies en su diánelio nayoi, es decii lonándoIo
de un exlieno a olio, y apioxinadanenle un pie en su nayoi giosoi, lonado
deI pecho a Ios honlios, a Io cuaI hay que añadii un pie de inleivaIo ieaI
enlie eI y eI honlie que Io sigue, Io cuaI da dos pies en lodas diiecciones poi
(169) soIdado e indica que una liopa de infanleiía en oiden de lalaIIa ocupa,
ya sea en un fienle, ya sea en su piofundidad, lanlos pasos cono fiIas
cuenla."
273
Reducción funcionaI deI cueipo. Ieio lanlien inseición de esle
cueipo-segnenlo en lodo un conjunlo solie eI cuaI se ailicuIa. LI soIdado
cuyo cueipo ha sido educado paia funcionai pieza poi pieza en opeiaciones
deleininadas, dele a su vez consliluii eIenenlo en un necanisno de olio
niveI. Se insliuiiá piineio a Ios soIdados "uno a uno, despues de dos en dos,
a conlinuación en nayoi núneio... Se olseivaiá paia eI nanejo de Ias ainas,
cuando Ios soIdados hayan sido insliuidos en eI sepaiadanenle, de haceiseIo
ejeculai de dos en dos, y haceiIes canliai de Iugai aIleinalivanenle paia que

272
5O K. Maix, || capi|a|, Iilio I, 4a sección, cap. xi. Insisle Maix iepelidas veces en Ia
anaIogía enlie Ios piolIenas de Ia división deI lialajo y Ios de Ia láclica niIilai. Ioi
ejenpIo: "Así cono Ia fueiza ofensiva de un escuadión de calaIIeiía o Ia fueiza defensiva
de un ieginienlo de infanleiía difieie esenciaInenle de Ia suna de fueizas ofensivas y
defensivas que despIiega poi sepaiado cada jinele o infanle, Ia suna necánica de fueizas
de olieios aisIados difieie esenciaInenle de Ia polencia sociaI de fueizas que se despIiega
cuando nuchos liazos coopeian sinuIláneanenle en Ia nisna opeiación indivisa." (|oid.)

273
51 J. A. de Guibert, Essai général de tactique. 1772, t. i, p. 27.
153
eI de Ia izquieida apienda a ieguIai sus novinienlos poi eI de Ia deiecha".
274

LI cueipo se consliluye cono pieza de una náquina nuIlisegiaenlaiia.
2) Iiezas iguaInenle, Ias diveisas seiies cionoIógicas que Ia discipIina dele
conlinai paia foinai un lienpo conpueslo. LI lienpo de Ios unos dele
ajuslaise aI lienpo de Ios olios de naneia que Ia canlidad náxina de fueizas
pueda sei exliaída de cada cuaI y conlinada en un iesuIlado óplino. Seivan
soñala así con un apaialo niIilai que culiieia lodo eI leiiiloiio de Ia nación y
en eI que cada cuaI eslaiía ocupado sin inleiiupción peio de naneia difeienle
según eI segnenlo evoIulivo, Ia secuencia genelica en que se encuenlia. La
vida niIilai conenzaiía en Ia edad nás lieina, en Ia que se enseñaiía a Ios
niños, en "casas de canpo niIilaies", Ia piofesión de Ias ainas, y leininaiía
en esas nisnas casas de canpo cuando Ios veleianos, hasla su úIlino día,
enseñaian a Ios niños, hicieian nanioliai a Ios iecIulas, diiigieian Ios
ejeicicios de Ios soIdados y Ios vigiIaian cuando ieaIizaian lialajos de inleies
púlIico, y en fin hicieian ieinai eI oiden en eI país, nienlias Ia liopa Iuchala
en Ias fionleias. No hay un soIo nonenlo de Ia vida en eI que no se puedan
exliaei fueizas, con laI de que se sepa difeienciaiIo y conlinaiIo con olios.
De Ia nisna naneia, se apeIa en Ios giandes laIIeies a Ios niños y a Ios
ancianos, poique cuenlan con deleininadas doles eIenenlaIes paia Ias cuaIes
no es necesaiio uliIizai olieios que lienen en canlio olias apliludes, adenás,
consliluyen una nano de olia laiala, en fin, si lialajan ya no son una caiga
paia nadie: "La hunanidad Ialoiiosa, decía un iecaudadoi de conliiluciones
a piopósilo de una enpiesa de Angeis, puede enconliai en esla nanufacluia,
desde Ia edad de diez años hasla Ia vejez, iecuisos (17O) conlia Ia ociosidad y
Ia niseiia que es su consecuencia."
275
Ieio sin duda es en Ia enseñanza
piinaiia donde esle ajusle de Ias cionoIogías difeienles haliá de sei nás
suliI. DeI sigIo XVII a Ia inlioducción, a conienzos deI XIX, deI nelodo de
Lancaslei, eI sislena conpIejo de ieIojeiía de Ia escueIa de enseñanza nulua
se consliuiiá engianaje lias engianaje: se ha conenzado poi confiai a Ios
escoIaies nayoies laieas de sinpIe vigiIancia, despues de conlioI deI lialajo,
y nás laide de enseñanza, a laI punlo que, a fin de cuenlas, lodo eI lienpo de
lodos Ios aIunnos ha quedado ocupado ya sea en enseñai, ya sea en sei
enseñado. La escueIa se convieile en un apaialo de enseñai en eI que cada
aIunno, cada niveI y cada nonenlo, si se conlinan cono es delido, eslán
uliIizados peinanenlenenle en eI pioceso geneiaI de enseñanza. Uno de Ios

274
52 Oidenanza solie eI ejeicicio de Ia infanleiía, 6 de nayo de 1755.


275
53 Harvouin, "Rapport sur la généralité de Tours", en P. Marchegay, Archives d'Anjou, t. H,
1850, p. 360.
154
giandes pailidaiios de Ia escueIa de enseñanza nulua da Ia nedida de esle
piogieso: "Ln una escueIa de 36O niños, eI naeslio que quisieia insliuii a
cada aIunno a su vez duianle una sesión de lies hoias no podiía dedicai a
cada uno nás que nedio ninulo. Ioi eI nuevo nelodo Ios 36O aIunnos
esciilen, Ieen o cuenlan, lodos, duianle dos hoias y nedia cada uno."
276

3) Lsla conlinación cuidadosanenle nedida de Ias fueizas exige un sislena
pieciso de nando. Toda Ia aclividad deI individuo discipIinado dele sei
iilnada y soslenida poi óidenes leininanles cuya eficacia ieposa en Ia
lievedad y Ia cIaiidad, Ia oiden no liene que sei expIicada, ni aun foinuIada,
es piecisa y lasla que piovoque eI conpoilanienlo deseado. Lnlie eI naeslio
que inpone Ia discipIina y aqueI que Ie eslá sonelido, Ia ieIación es de
señaIización: se liala no de conpiendei Ia oiden sino de peicilii Ia señaI, de
ieaccionai aI punlo, de acueido con un código nás o nenos ailificiaI
eslalIecido de anlenano. Siluai Ios cueipos en un pequeño nundo de señaIes
a cada una de Ias cuaIes eslá adsciila una iespuesla olIigada, y una soIa:
lecnica de Ia educación que "excIuye despólicanenle en lodo Ia nenoi olsei-
vación y eI nás Ieve nuinuIIo", eI soIdado discipIinado "conienza a
oledecei nándeseIe Io que se Ie nande, su olediencia es iápida y ciega, Ia
aclilud de indociIidad, eI nenoi liluleo seiía un ciinen".
277
La educación de
Ios escoIaies dele haceise de Ia nisna naneia: pocas paIalias, ninguna
expIicación, en eI Iínile un siIencio (171) lolaI que no seiá inleiiunpido nás
que poi señaIes: canpanas, paInadas, geslos, sinpIe niiada deI naeslio, o
lanlien eI pequeño ulensiIio de nadeia que enpIealan Ios heinanos de Ias
LscueIas Ciislianas, Io IIanalan poi exceIencia Ia "SeñaI" y delía unii en su
lievedad naquinaI Ia lecnica de Ia oiden a Ia noiaI de Ia olediencia. "LI
piinei y piincipaI uso de Ia señaI es aliaei de goIpe lodas Ias niiadas de Ios
aIunnos hacia eI naeslio y voIveiIos alenlos a Io que quieie daiIes a conocei.
Así, sienpie que quieia aliaei Ia alención de Ios niños, y hacei que cese lodo
ejeicicio, daiá un soIo goIpe. Un luen escoIai, sienpie que oiga eI iuido de Ia
señaI inaginaiá eslai oyendo Ia voz deI naeslio o nás lien Ia voz deI piopio
Dios que Io IIana poi su nonlie. Conpailiiá enlonces Ios senlinienlos deI
joven SanueI, diciendo con esle desde eI fondo de su aIna: 'Señoi, hene
aquí'." LI aIunno deleiá halei apiendido eI código de Ias señaIes y
iespondei aulonálicanenle a cada una de eIIas. "Teininada Ia oiación, eI
naeslio locaiá una vez Ia señaI, y niiando aI niño aI que quieie hacei Ieei, Ie
indicaiá con una seña que conience. Iaia hacei que se delenga eI que Iee,

276
54 SanueI ßeinaid, infoine deI 3O de oclulie de 1816 a Ia sociedad de Ia Lnseñanza
nulua.

277
55 L. de Boussanclle, Le bon militaire, 1770, p. 2.
155
haiá sonai una vez Ia señaI... Iaia indicai aI que Iee que se coiiija, cuando ha
pionunciado naI una Ielia, una síIala o una paIalia, haiá sonai dos veces Ia
señaI sucesiva y iápidanenle. Si, despues de halei ieconenzado, no Io hace
poi Ia paIalia que pionunció naI, poi halei Ieído vaiias despues de esla, eI
naeslio haiá sonai Ia señaI lies veces sucesivanenle y con iapidez paia
indicaiIe que ielioceda unas paIalias y conlinuaiá haciendo esle signo, hasla
que eI aIunno IIegue a Ia síIala o a Ia paIalia que ha dicho naI."
278
La escueIa
de enseñanza nulua insisliiá solie esle conlioI deI conpoilanienlo poi eI
sislena de señaIes a Ias que hay que ieaccionai inslanláneanenle. IncIuso Ias
óidenes veilaIes delen funcionai cono eIenenlos de señaIización: '|n|rcn cn
sus oanccs. A Ia paIalia cn|rcn Ios niños ponen iuidosanenle Ia nano deiecha
solie Ia nesa y aI nisno lienpo pasan Ia pieina poi encina deI lanco, a Ias
paIalias cn sus oanccs, pasan Ia olia pieina y se sienlan fienle a sus pizaiias. ..
Tcncn pizarras. A Ia paIalia |cncn Ios niños IIevan Ia nano deiecha hacia Ia
cueidecila que siive paia coIgai Ia pizaiia deI cIavo que eslá deIanle de eIIos,
y con Ia izquieida, lonan Ia pizaiia poi Ia paile nedia, a Ia paIalia pizarras,
Ia descueIgan y Ia ponen solie Ia nesa."
279

(172) Ln iesunen, puede deciise que Ia discipIina faliica a pailii de Ios
cueipos que conlioIa cualio lipos de individuaIidad, o nás lien una
individuaIidad que eslá dolada de cualio caiacleiíslicas: es ceIuIai (poi eI
juego de Ia disliilución espaciaI), es oigánica (poi eI cifiado de Ias
aclividades), es genelica (poi Ia acunuIación deI lienpo), es conlinaloiia
(poi Ia conposición de fueizas). Y paia eIIo uliIiza cualio giandes lecnicas:
consliuye cuadios, piesciile naniolias, inpone ejeicicios, en fin, paia gaian-
lizai Ia conlinación de fueizas, dispone "láclicas". La láclica, aile de
consliuii, con Ios cueipos IocaIizados, Ias aclividades codificadas y Ias
apliludes foinadas, unos apaialos donde eI pioduclo de Ias fueizas diveisas
se encuenlia aunenlado poi su conlinación caIcuIada, es sin duda Ia foina
nás eIevada de Ia piáclica discipIinaiia. Ln esle salei, Ios leóiicos deI sigIo
XVIII veían eI fundanenlo geneiaI de loda Ia piáclica niIilai, desde eI conlioI
y eI ejeicicio de Ios cueipos individuaIes hasla Ia uliIización de Ias fueizas
específicas de Ias nuIlipIicidades nás conpIejas. Aiquilecluia, analonía,

278
56 }.-ß. de La SaIIe, Ccndui|c dcs |cc|cs cnrc|icnncs, 1828, pp. 137-138. Cf. lanlien Ch.
Denia, Rcg|cncn|s pcur |cs ¿cc|cs dc |a ti||c dc |qcn, 1716, p. 21.

279
57 Journal pour l'instruction élémentaire, abril de 1816. Cf. R. R. Tronchot, L'enseignement
mutuel en France, tesis mecanografiada, I, que ha calculado que Ios aIunnos delían iecilii nás
de 2OO óidenes poi día (sin conlai Ias óidenes excepcionaIes), sóIo poi Ia nañana, 26
óidenes poi nedio de Ia voz, 23 poi signos, 37 poi loques de canpaniIIa, y 24 poi loques
de siIlalo, Io cuaI hace un loque de siIlalo o de canpaniIIa cada 3 ninulos.
156
necánica, econonía deI cueipo discipIinaiio: "A Ios ojos de Ia nayoiía de Ios
niIilaies, Ia láclica no es sino una iana de Ia vasla ciencia de Ia gueiia, a Ios
níos, es Ia lase de esla ciencia, es esla ciencia nisna, ya que enseña a
consliluii Ias liopas, a oidenaiIas, a noveiIas, a haceiIas conlalii, pueslo
que eIIa soIa puede supIii eI núneio, y nanejai Ia nuIlilud, incIuiiá, en fin, eI
conocinienlo de Ios honlies, de Ias ainas, de Ias lensiones, de Ias
ciicunslancias, ya que son lodos eslos conocinienlos ieunidos, Ios que delen
deleininai dichos novinienlos."
28O
Y lanlien: "Lsle leinino |de láclicaj... da
Ia idea de Ia posición iespecliva de Ios honlies, que conponen una liopa
cuaIquieia de Ia de Ias difeienles liopas que conponen un ejeicilo, de sus
novinienlos y de sus acciones, de Ias ieIaciones que lienen enlie eIIas."
281

Ls posilIe que Ia gueiia cono eslialegia sea Ia conlinuación de Ia poIílica.
Ieio no hay que oIvidai que Ia "poIílica" ha sido concelida cono Ia
conlinuación, si no exacla y diieclanenle de Ia gueiia, aI nenos deI nodeIo
niIilai cono nedio fundanenlaI paia pievenii Ia aIleiación civiI. La poIílica,
cono lecnica de Ia paz y deI oiden inleinos, ha lialado de uliIizai eI
disposilivo (173) deI ejeicilo peifeclo, de Ia nasa discipIinada, de Ia liopa
dóciI y úliI, deI ieginienlo en eI canpo y en Ios canpos, en Ia naniolia y en
eI ejeicicio. Ln Ios giandes Lslados deI sigIo XVIII, eI ejeicilo gaianliza Ia paz
civiI sin duda poique es una fueiza ieaI, un aceio sienpie anenazadoi, peio
lanlien poique es una lecnica y un salei que pueden pioyeclai su esquena
solie eI cueipo sociaI. Si hay una seiie poIílica-gueiia que pasa poi Ia es-
lialegia, hay una seiie ejeicilo-poIílica que pasa poi Ia láclica. Ls Ia eslialegia
Ia que peinile conpiendei Ia gueiia cono una naneia de conducii Ia
poIílica enlie Ios Lslados, es Ia láclica Ia que peinile conpiendei eI ejeicilo
cono un piincipio paia nanlenei Ia ausencia de gueiia en Ia sociedad civiI.
La epoca cIásica vio nacei Ia gian eslialegia poIílica y niIilai según Ia cuaI Ias
naciones afionlan sus fueizas econónicas y denogiáficas, peio vio nacei
lanlien Ia ninuciosa láclica niIilai y poIílica poi Ia cuaI se ejeice en Ios
Lslados conlioI de Ios cueipos y de Ias fueizas individuaIes. "Lo" niIilai ~Ia
inslilución niIilai, eI peisonaje deI niIilai, Ia ciencia deI niIilai, lan
difeienles de Io que caiacleiizala en olio lienpo aI "gueiieio"~ se especifica,
duianle esle peiiodo, en eI punlo de unión enlie Ia gueiia y eI esliuendo de
lalaIIa de una paile, eI oiden y eI siIencio oledienle de Ia paz, de olio. Los
hisloiiadoies de Ias ideas aliiluyen fáciInenle a Ios fiIósofos y a Ios juiislas
deI sigIo XVIII eI sueño de una sociedad peifecla, peio ha halido lanlien un

280
58 }. A. de Cuileil, |ssai gcncra| dc |ac|iquc, 1772, p. 4.
281
59 I. }oIy de Maizeioy, Tnccric dc |a gucrrc, 1777, p. 2.


157
sueño niIilai de Ia sociedad, su iefeiencia fundanenlaI se haIIala no en eI
eslado de naluiaIeza, sino en Ios engianajes cuidadosanenle suloidinados
de una náquina, no en eI conlialo piinilivo, sino en Ias coeiciones
peinanenles, no en Ios deiechos fundanenlaIes, sino en Ia educación y
foinación indefinidanenle piogiesivos, no en Ia voIunlad geneiaI, sino en Ia
dociIidad aulonálica.
"Seiía pieciso ieinslauiai Ia discipIina nacionaI", decía Cuileil: "LI Lslado
que desciilo lendiá una adninisliación sinpIe, sóIida, fáciI de goleinai. Se
asenejaiá a esas giandes náquinas, que poi nedio de iesoiles poco
conpIicados pioducen giandes efeclos, Ia fueiza de dicho Lslado naceiá de
su fueiza, su piospeiidad de su piospeiidad. LI lienpo que Io desliuye lodo
aunenlaiá su polencia. Desnenliiá eI piejuicio vuIgai que hace inaginai que
Ios inpeiios se haIIan sonelidos a una Iey inpeiiosa de decadencia y de
iuina."
282
LI ieginen napoIeónico no eslá Iejos, y con eI esla foina de Lslado
que Ie sulsisliiá y de Ia cuaI no hay que (174) oIvidai que ha sido piepaiada
poi juiislas peio lanlien poi soIdados, consejeios de Lslado y oficiaIes,
honlies de Iey y honlies de canpo. La iefeiencia ionana que ha
aconpañado a esla foinación IIeva lien consigo esle dolIe índice: Ios
ciudadanos y Ios Iegionaiios, Ia Iey y Ia naniolia. Mienlias Ios juiislas o Ios
fiIósofos luscalan en eI paclo un nodeIo piinilivo paia Ia consliucción o Ia
ieconsliucción deI cueipo sociaI, Ios niIilaies, y con eIIos Ios lecnicos de Ia
discipIina, eIaloialan Ios piocedinienlos paia Ia coeición individuaI y
coIecliva de Ios cueipos.


II. LOS MLDIOS DLL ßULN LNCAUZAMILNTO

(175) WaIhausen, en Ios aIloies deI sigIo XVII, halIala de Ia "iecla discipIina"
cono de un aile deI "luen encauzanienlo de Ia conducla".
283
LI podei
discipIinaiio, en efeclo, es un podei que, en Iugai de sacai y de ieliiai, liene
cono función piincipaI Ia de "endeiezai conduclas", o sin duda, de hacei eslo
paia ieliiai nejoi y sacai nás. No encadena Ias fueizas paia ieduciiIas, Io
hace de naneia que a Ia vez pueda nuIlipIicaiIas y usaiIas. Ln Iugai de
pIegai unifoinenenle y en nasa lodo Io que Ie eslá sonelido, sepaia,

282
60 J. A. de Guibert, Essai général de tactique, 1772, Discours préliminaire pp. xxiii-xxiv. Cf.
lo que decía Marx a propósito del ejército y de las formas de la sociedad burguesa (carta a Engels,
25 de septiembre de 1857).
283
1 }. }. WaIhausen, |'ar| ni|i|airc pcur |'infan|cric. 1615, p. 23.

158
anaIiza, difeiencia, IIeva sus piocedinienlos de desconposición hasla Ias
singuIaiidades necesaiias y suficienles. "Lncauza" Ias nuIliludes nóviIes,
confusas, inúliIes de cueipos y de fueizas en una nuIlipIicidad de eIenenlos
individuaIes ~pequeñas ceIuIas sepaiadas, aulononías oigánicas,
idenlidades y conlinuidades genelicas, segnenlos conlinaloiios. La
discipIina "faliica" individuos, es Ia lecnica específica de un podei que se da
Ios individuos a Ia vez cono oljelos y cono insliunenlos de su ejeicicio. No
es un podei liiunfanle que a pailii de su piopio exceso pueda fiaise en su
supeipolencia, es un podei nodeslo, suspicaz, que funciona según eI nodeIo
de una econonía caIcuIada peio peinanenle. HuniIdes nodaIidades,
piocedinienlos nenoies, si se conpaian con Ios iiluaIes najesluosos de Ia
soleianía o con Ios giandes apaialos deI Lslado. Y son eIIos piecisanenle Ios
que van a invadii poco a poco esas foinas nayoies, a nodificai sus
necanisnos y a inponei sus piocedinienlos. LI apaialo judiciaI no escapaiá
de esla invasión apenas seciela. LI exilo deI podei discipIinaiio se dele sin
duda aI uso de insliunenlos sinpIes: Ia inspección jeiáiquica, Ia sanción
noinaIizadoia y su conlinación en un piocedinienlo que Ie es específico: eI
exanen.

LA VICILANCIA }LRÁRQUICA

LI ejeicicio de Ia discipIina supone un disposilivo que coacciona poi eI juego
de Ia niiada, un apaialo en eI que Ias lecnicas que peinilen vei inducen
efeclos de podei y donde, de iechazo, Ios nedios de coeición hacen
cIaianenle visilIes aqueIIos solie quienes se apIican. Lenlanenle, en eI
liascuiso de Ia epoca cIásica, venos consliuiise esos "olseivaloiios" de Ia
nuIlipIicidad hunana (176) paia Ios cuaIes Ia hisloiia de Ias ciencias ha
guaidado lan pocos eIogios. AI Iado de Ia gian lecnoIogía de Ios anleojos, de
Ias Ienles, de Ios haces Iuninosos, que foinan cueipo con Ia fundación de Ia
física y de Ia cosnoIogía nuevas, ha halido Ias pequeñas lecnicas de Ias
vigiIancias núIlipIes y enlieciuzadas, unas niiadas que delen vei sin sei
vislas, un aile oscuio de Ia Iuz y de Io visilIe ha piepaiado en soidina un
salei nuevo solie eI honlie, a liaves de Ias lecnicas paia sojuzgaiIo y de Ios
piocedinienlos paia uliIizaiIo.
Lslos "olseivaloiios" lienen un nodeIo casi ideaI: eI canpanenlo niIilai. Ls
Ia ciudad apiesuiada y ailificiaI, que se consliuye y ienodeIa casi a voIunlad,
es eI Iugai piiviIegiado de un podei que dele lenei lanlo nayoi inlensidad,
peio lanlien discieción, lanlo nayoi eficacia y vaIoi pievenlivo cuanlo que
se ejeice solie honlies ainados. Ln eI canpanenlo peifeclo, lodo eI podei
se ejeiceiía poi eI único juego de una vigiIancia exacla, y cada niiada seiía
159
una pieza en eI fundanenlo gIolaI deI podei. LI viejo y liadicionaI pIano
cuadiado ha sido consideialIenenle afinado de acueido con innuneialIes
esquenas. Se define exaclanenle Ia geoneliía de Ias avenidas, eI núneio y Ia
disliilución de Ias liendas de canpaña, Ia oiienlación de sus enliadas, Ia
disposición de Ias fiIas y de Ias hiIeias, se diluja Ia ied de Ias niiadas que se
conlioIan unas a olias: "Ln Ia pIaza de ainas, se liian cinco Iíneas, Ia piineia
a 16 pies de Ia segunda, Ias olias a 8 pies una de olia, y Ia úIlina eslá a 8 pies
de Ias defensas. Las defensas eslán a 1O pies de Ias liendas de canpaña de Ios
oficiaIes infeiioies, piecisanenle fienle a Ia piineia pieza enpIazada. Una
caIIe de conpañía liene 51 pies de anchuia... Todas Ias liendas de canpaña
eslán a dos pies unas de olias. Las de Ios sulaIleinos eslán fienle a Ios
pasadizos de sus conpañías. La úIlina pieza eslá a 8 pies de Ia úIlina lienda
de Ios soIdados y Ia pueila niia hacia Ia lienda de Ios capilanes... Las liendas
de Ios capilanes se Ievanlan fienle a Ias caIIes de sus conpañías. La pueila
niia hacia Ias nisnas conpañías."
284
LI canpanenlo es eI diagiana de un
podei que aclúa poi eI efeclo de una visiliIidad geneiaI. Duianle nucho
lienpo se enconliaiá en eI uilanisno, en Ia consliucción de Ias ciudades
olieias, de Ios hospilaIes, de Ios asiIos, de (177) Ias piisiones, de Ias casas de
educación esle nodeIo deI canpanenlo o aI nenos eI piincipio sulyacenle:
eI encaje espaciaI de Ias vigiIancias jeiaiquizadas. Iiincipio deI
"enpolianienlo". LI canpanenlo ha sido aI aile poco confesalIe de Ias
vigiIancias Io que Ia cánaia oscuia fue a Ia gian ciencia de Ia óplica.
DesaiióIIase enlonces loda una piolIenálica: Ia de una aiquilecluia que ya
no eslá hecha sinpIenenle paia sei visla (fauslo de Ios paIacios), o paia
vigiIai eI espacio exleiioi (geoneliía de Ias foilaIezas), sino paia peinilii un
conlioI inleiioi, ailicuIado y delaIIado ~paia hacei visilIes a quienes se
encuenlian denlio, nás geneiaInenle, Ia de una aiquilecluia que haliía de
sei un opeiadoi paia Ia liasfoinación de Ios individuos: oliai solie aqueIIos
a quienes aliiga, peinilii Ia piesa solie su conducla, conducii hasla eIIos Ios
efeclos deI podei, ofieceiIos a un conocinienlo, nodificaiIos. Las piedias
pueden voIvei dóciI y cognoscilIe. LI viejo esquena sinpIe deI encieiio y de
Ia cIausuia ~deI nuio giueso, de Ia pueila sóIida que inpiden enliai o
saIii~, conienza a sei susliluido poi eI cáIcuIo de Ias aleiluias, de Ios pIenos
y de Ios vacíos, de Ios pasos y de Ias liaspaiencias. Así es cono se oiganiza

284
2 Règlement pour l'infanterie prussienne, trad, franc., Arsenal, ms. 4067, f
0
144. Para los
esquemas antiguos, véase Praissac, Les discours militaires, 1623, pp. 27-28. Montgommery, La
milice française, p. 77. Para los nuevos esquemas, cf. Beneton de Morange, Histoire de la guerre,
1741, pp. 61-64, y Dissertations sur les tentes; cf. también numerosos reglamentos como la Ins-
truction sur le service des règlements de cavalerie dans les camps, 29 de junio de 1753. Cf. lám. 7.

160
poco a poco eI hospilaI-edificio cono insliunenlo de acción nedica: dele
peinilii olseivai lien a Ios enfeinos, y así ajuslai nejoi Ios cuidados, Ia
foina de Ias consliucciones dele inpedii Ios conlagios, poi Ia cuidadosa
sepaiación de Ios enfeinos: Ia venliIación y eI aiie que se hacen ciicuIai en
loino de cada Iecho delen en fin evilai que Ios vapoies deIeleieos se
eslanquen en loino deI pacienle, desconponiendo sus hunoies y
nuIlipIicando Ia enfeinedad poi sus efeclos innedialos. LI hospilaI ~eI que
se quieie disponei en Ia segunda nilad deI sigIo, y paia eI cuaI se han hecho
lanlos pioyeclos despues deI segundo incendio deI H„leI-Dieu~ no es ya
sinpIenenle eI lecho lajo eI que se colijalan Ia niseiia y Ia nueile ceicana,
es, en su naleiiaIidad nisna, un opeiadoi leiapeulico.
Cono Ia escueIa-edificio dele sei un opeiadoi de encauzanienlo de Ia
conducla. Ls una náquina pedagógica que I€iis-Duveiney halía concelido
en Ia LscueIa niIilai y hasla en Ios ínfinos delaIIes que halía inpueslo a
CaliieI. Lducai cueipos vigoiosos, inpeialivo de saIud, ollenei oficiaIes
conpelenles, inpeialivo de caIidad, foinai niIilaies oledienles, inpeialivo
poIílico, pievenii eI Iileilinaje y Ia honosexuaIidad, inpeialivo de
noiaIidad. CuádiupIe iazón de eslalIecei nanpaios eslancos enlie Ios
individuos, peio lanlien aleiluias de vigiIancia conlinua. LI edificio nisno
de Ia LscueIa delía sei un apaialo paia vigiIai, Ios aposenlos eslalan
iepailidos a Io Iaigo de un pasiIIo cono una seiie de (178) pequeñas ceIdas, a
inleivaIos ieguIaies, se enconliala eI aIojanienlo de un oficiaI, de naneia
que "cada decena de aIunnos liene un oficiaI a deiecha y a izquieida", Ios
aIunnos eslalan enceiiados aIIí duianle loda Ia noche, y Iaiis halía insislido
en que se aciislaIaia "Ia sepaiación de cada aposenlo deI Iado deI coiiedoi
desde Ia aIluia de anlepecho hasla uno o dos pies deI lecho. Apaile de que eI-
aspeclo de laIes vidiieias liene que sei agiadalIe, nos alievenos a decii que
es úliI en no pocos senlidos, sin halIai de Ias iazones de discipIina que
pueden inponei laI disposición".
285
Ln Ios conedoies se halía dispueslo "un
esliado un poco eIevado paia coIocai Ias nesas de Ios inspecloies de
esludios, a fin de que pudieian alaicai con Ia niiada lodas Ias nesas de Ios
aIunnos de sus divisiones duianle Ia conida", se halían inslaIado Ieliinas
con nedias pueilas, con oljelo de que eI vigiIanle encaigado pudieia
dislinguii Ia caleza y Ias pieinas de Ios aIunnos, peio con sepaiaciones
IaleiaIes Io laslanle aIlas "paia que Ios que Ias ocupalan no pudieian
veise".
286
LsciúpuIos infinilos de Ia vigiIancia que Ia aiquilecluia secunda poi

285
3 Cilado en R. LauIan, |'|cc|c ni|i|airc dc Paris, 195O, pp. 117-118.
286
4 Aich. nac. MM 666-669. }. ßenlhan iefieie que fue aI visilai Ia LscueIa niIilai cuando
su heinano concilió Ia piineia idea deI Pancp|icc.

161
niI disposilivos sin honoi. No paieceián iiiisoiios nás que si se oIvida eI
papeI de esla insliunenlación, nenoi peio sin defeclo, en Ia oljelivación
piogiesiva y eI ielicuIado cada vez nás fino de Ios conpoilanienlos
individuaIes. Las insliluciones discipIinaiías han secielado una naquinaiia
de conlioI que ha funcionado cono un nicioscopio de Ia conducla, Ias
divisiones lenues y anaIílicas que han ieaIizado han IIegado a foinai, en
loino de Ios honlies, un apaialo de olseivación, de iegislio y de
encauzanienlo de Ia conducla. Ln eslas náquinas de olseivai, ¿cóno
suldividii Ias niiadas, cóno eslalIecei enlie eIIas ieIevos, conunicaciones`
¿Que hacei paia que, de su nuIlipIicidad caIcuIada, iesuIle un podei hono-
geneo y conlinuo`
LI apaialo discipIinaiio peifeclo peiniliiía a una soIa niiada veiIo lodo
peinanenlenenle. Un punlo cenliaI seiía a Ia vez fuenle de Iuz que
iIuninaia lodo, y Iugai de conveigencia paia lodo Io que dele sei salido: ojo
peifeclo aI cuaI nada se susliae y cenlio hacia eI cuaI eslán vueIlas lodas Ias
niiadas. Lslo es Io que halía inaginado Ledoux aI consliuii Aic-el-Senans:
en eI cenlio de Ias edificaciones dispueslas en cíicuIo y alieilas lodas hacia eI
inleiioi, una eIevada consliucción delía acunuIai Ias funciones
adninislialivas de diiección, poIicíacas de vigiIancia, econónicas de conlioI
y de veiificación, y ieIigiosas de fonenlo (179) de Ia olediencia y deI lialajo,
de ahí vendiían lodas Ias óidenes, ahí eslaiían iegisliadas lodas Ias
aclividades, adveilidas y juzgadas lodas Ias faIlas, y eslo innedialanenle sin
casi ningún olio sopoile que una geoneliía exacla. Lnlie lodas Ias iazones
deI piesligio concedido, en Ia segunda nilad deI sigIo XVIII, a Ias
aiquilecluias ciicuIaies,
287
hay que conlai sin duda esla: Ia de que expiesalan
cieila ulopía poIílica.
Ieio Ia niiada discipIinaiia ha lenido, de hecho, necesidad de ieIevos. Mejoi
que un cíicuIo, Ia piiánide podía iespondei a dos exigencias: sei Io laslanle
conpIela paia foinai un sislena sin soIución de conlinuidad ~posiliIidad
poi consiguienle de nuIlipIicai sus escaIones, y de iepailiiIos solie loda Ia
supeificie que conlioIai, y, sin enlaigo, sei Io laslanle discielo paia no
giavilai con un peso ineile solie Ia aclividad que discipIinai, y no sei paia
eIIa un fieno o un olslácuIo, inlegiaise aI disposilivo discipIinaiio cono una
función que aunenla sus efeclos posilIes. Necesila desconponei sus
inslancias, peio paia aunenlai su función pioducloia. Lspecificai Ia
vigiIancia y haceiIa funcionaI.
Ls eI piolIena de Ios giandes laIIeies y de Ias fáliicas, donde se oiganiza un

287
5 Cf. Iáns. 12, 13, 16.

162
nuevo lipo de vigiIancia. Ls difeienle deI que en Ios iegínenes de Ias
nanufacluias ieaIizalan desde eI exleiioi Ios inspecloies, encaigados de
hacei apIicai Ios iegIanenlos, se liala ahoia de un conlioI inlenso, conlinuo,
coiie a Io Iaigo de lodo eI pioceso de lialajo, no iecae ~o no iecae
soIanenle~ solie Ia pioducción (índoIe, canlidad de naleiias piinas, lipo
de insliunenlos uliIizados, dinensiones y caIidad de Ios pioduclos), peio
lona en cuenla Ia aclividad de Ios honlies, su haliIidad, su naneia de
lialajai, su iapidez, su ceIo, su conducla. Y es lanlien cosa dislinla deI
conlioI doneslico deI ano, piesenle aI Iado de Ios olieios y de Ios
apiendices, ya que se efeclúa poi enpIeados, vigiIanles, conliaIoies y
conlianaeslies. A nedida que eI apaialo de pioducción se va haciendo nás
inpoilanle y nás conpIejo, a nedida que aunenlan eI núneio de Ios
olieios y Ia división deI lialajo, Ias laieas de conlioI se hacen nás necesaiias
y nás difíciIes. VigiIai pasa a sei enlonces una función definida, peio que
dele foinai paile inlegianle deI pioceso de pioducción, dele aconpañaiIo
en loda su duiación. Se hace indispensalIe un peisonaI especiaIizado,
conslanlenenle piesenle y dislinlo de Ios olieios: "Ln Ia gian nanufacluia,
lodo se hace a loque de canpana, Ios olieios son olIigados y iepiendidos.
Los enpIeados, acoslunliados con eIIos a una aclilud de supeiioiidad y de
(18O) nando, que ieaInenle es necesaiia con Ia nuIlilud, Ios lialan du-
ianenle o con despiecio, eslo hace que esos olieios o lien sean nás caios o
no hagan sino pasai poi Ia nanufacluia."
288
Ieio si Ios olieios piefieien eI
encuadianienlo de lipo coipoialivo a esle nuevo ieginen de vigiIancia, Ios
palionos ieconocen en eIIo un eIenenlo indisocialIe deI sislena de Ia
pioducción indusliiaI, de Ia piopiedad piivada y deI piovecho. A Ia escaIa de
una fáliica, de una gian fundidoia o de una nina, "Ios gaslos se han
nuIlipIicado lanlo, que Ia nás nódica infideIidad solie cada iengIón daiía
paia eI lolaI un fiaude innenso, que no sóIo alsoileiía Ios leneficios, sino
que piovocaiía Ia disipación de Ios capilaIes, ... Ia nenoi inpeiicia no
adveilida y poi esle nolivo iepelida cada día puede IIegai a sei funesla a Ia
enpiesa hasla eI punlo de aniquiIaiIa en nuy poco lienpo", de donde eI he-
cho de que únicanenle unos agenles, dependienles de naneia diiecla deI
piopielaiio, y adsciilos a esla soIa nisión podián vigiIai "que no haya un soIo
cenlino gaslado inúliInenle, y que no haya un soIo nonenlo deI día
peidido", su papeI seiá "vigiIai a Ios olieios, inspeccionai lodos Ios lialajos,
enleiai aI conile de lodos Ios hechos".
289
La vigiIancia pasa a sei un opeiadoi
econónico decisivo, en Ia nedida en que es a Ia vez una pieza inleina en eI

288
6 Encyclopédie, artículo "Manufacture".
289
7 Cournol, Considérations d'intérêt public sur le droit d'exploiter les mines, 1790, Arch. nac. A
XIII14.
163
apaialo de pioducción y un engianaje especificado deI podei discipIinaiio.
29O

LI nisno novinienlo en Ia oiganización de Ia enseñanza eIenenlaI:
especificación de Ia vigiIancia, e inlegiación aI nexo pedagógico. LI desaiioIIo
de Ias escueIas paiioquiaIes, eI aunenlo deI núneio de sus aIunnos, Ia
inexislencia de nelodos que peinilieian iegIanenlai sinuIláneanenle Ia
aclividad de una cIase enleia, con eI desoiden y Ia confusión consiguienles,
hacían necesaiia Ia inslaIación de conlioIes. Iaia ayudai aI naeslio, ßalen-
coui eIige enlie Ios nejoies aIunnos a una seiie de "oficiaIes", inlendenles,
olseivadoies, insliucloies, iepelidoies, ieciladoies de oiaciones, oficiaIes de
esciiluia, haliIilados de linla, cuesloies de polies y visiladoies. Los papeIes
así definidos son de dos óidenes: unos coiiesponden a conelidos naleiiaIes
(disliiluii Ia linla y eI papeI, dai eI solianle deI naleiiaI a Ios polies, Ieei
lexlos espiiiluaIes Ios días de fiesla, elceleia), Ios olios son deI (181) oiden de
Ia vigiIancia: Ios "olseivadoies" delen lenei en cuenla quien ha alandonado
su lanco, quien chaiIa, quien no liene iosaiio ni Iilio de hoias, quien se
conpoila naI en nisa, quien conele aIgún aclo de innodeslia, chaiIa o
giileiío en Ia caIIe", Ios "adnoniloies" se encaigan de "IIevai Ia cuenla de Ios
que halIan o esludian sus Iecciones eniliendo un zunlido, de Ios que no
esciilen o juguelean", Ios "visilanles" invesligan, en Ias faniIias, solie Ios
aIunnos que no han asislido aIgún día a cIase o que han conelido faIlas
giaves. Ln cuanlo a Ios "inlendenles", vigiIan a lodos Ios denás oficiaIes. Tan
sóIo Ios "iepelidoies" desenpeñan un papeI pedagógico: hacen Ieei a Ios
aIunnos de dos en dos en voz laja.
291
Ahoia lien, aIgunas decadas nás laide,
Denia iepioduce una jeiaiquía deI nisno lipo, peio Ias funciones de
vigiIancia IIevan ahoia apaiejadas casi lodas un papeI pedagógico: un
auxiIiai enseña a cogei Ia pIuna, guía Ia nano, coiiige Ios eiioies y a Ia vez
"señaIa Ias faIlas cuando se discule", olio auxiIiai desenpeña Ias nisnas
laieas en Ia cIase de Iecluia, eI inlendenle, que conlioIa a Ios denás oficiaIes y
vigiIa Ia aclilud geneiaI, eslá lanlien encaigado de "acoslunliai a Ios iecien
IIegados aI esliIo de Ios ejeicicios de Ia escueIa", Ios decuiiones hacen iecilai
Ias Iecciones y "naican" a aqueIIos que no Ias salen.
292
Tenenos con eslo eI

290
8 Cf. K. Maix: "Lsla función diiecliva, vigiIanle y nediadoia se convieile en función deI
capilaI no lien eI lialajo que Ie esla sonelido se vueIve coopeialivo. Ln cuanlo función
específica deI capilaI, Ia función diiecliva asune caiacleiíslicas específicas" (|| capi|a|,
Iilio, I, 4ƒ sección, cap. xi).

291
9 M.I.D.B., Instruction méthodique pour l'école paroissiale, 1669, pp. 68-83.
292
1O Ch. Denia, Rcg|cncn| pcur |cs ccc|cs dc |a ti||c dc |qcn, 1716, pp. 27-29. Iodiía nolaise
un fenóneno deI nisno geneio en Ia oiganización de Ios coIegios: duianle nucho
lienpo Ios "piefeclos" eslalan encaigados, independienlenenle de Ios piofesoies, de Ia
iesponsaliIidad noiaI de Ios pequeños giupos de aIunnos. Despues de 1762, solie
164
eslozo de una inslilución de lipo "de enseñanza nulua", donde eslán
inlegiados en eI inleiioi de un disposilivo único lies piocedinienlos: Ia
enseñanza piopianenle dicha, Ia adquisición de conocinienlos poi eI
ejeicicio nisno de Ia aclividad pedagógica, y finaInenle una olseivación
iecípioca y jeiaiquizada. Insciílese en eI coiazón de Ia piáclica de enseñanza
una ieIación de vigiIancia, definida y ieguIada, no cono una pieza agiegada
o adyacenle, sino cono un necanisno que Ie es inheienle, y que nuIlipIica
su eficacia.
La vigiIancia jeiaiquizada, conlinua y funcionaI no es, sin duda, una de Ias
giandes "invenciones" lecnicas deI sigIo XVIII, peio su insidiosa exlensión
dele su inpoilancia a Ias nuevas necánicas de podei que IIeva consigo. LI
podei discipIinaiio, giacias a eIIa, se convieile en un sislena "inlegiado"
vincuIado deI inleiioi a Ia (182) econonía y a Ios fines deI disposilivo en que
se ejeice. Se oiganiza lanlien cono un podei núIlipIe, aulonálico y
anónino, poique si es cieilo que Ia vigiIancia ieposa solie individuos, su
funcionanienlo es eI de un sislena de ieIaciones de aiiila alajo, peio
lanlien hasla cieilo punlo de alajo aiiila y IaleiaInenle. Lsle sislena hace
que "iesisla" eI conjunlo, y Io aliaviesa ínlegianenle poi efeclos de podei que
se apoyan unos solie olios: vigiIanles peipeluanenle vigiIados. LI podei en
Ia vigiIancia jeiaiquizada de Ias discipIinas no se liene cono se liene una
cosa, no se liasfieie cono una piopiedad, funciona cono una naquinaiia. Y
si es cieilo que su oiganización piianidaI Ie da un "jefe", es eI apaialo enleio
eI que pioduce "podei" y disliiluye Ios individuos en ese canpo peinanenle
y conlinuo. Lo cuaI peinile aI podei discipIinaiio sei a Ia vez alsoIulanenle
indiscielo, ya que eslá poi doquiei y sienpie aIeila, no deja en piincipio
ninguna zona de sonlia y conlioIa sin cesai a aqueIIos nisnos que eslán en-
caigados de conlioIaiIo, y alsoIulanenle "discielo", ya que funciona
peinanenlenenle y en una luena paile en siIencio. La discipIina hace
"naichai" un podei ieIacionaI que se sosliene a sí nisno poi sus piopios
necanisnos y que susliluye Ia iesonancia de Ias nanifeslaciones poi eI juego
ininleiiunpido de niiadas caIcuIadas. Ciacias a Ias lecnicas de vigiIancia, Ia
"física" deI podei, eI doninio solie eI cueipo se efeclúan de acueido con Ias
Ieyes de Ia óplica y de Ia necánica, de acueido con lodo un juego de espacios,
de Iíneas, de panlaIIas, de haces, de giados, y sin iecuiiii, en piincipio aI
nenos, aI exceso, a Ia fueiza, a Ia vioIencia. Iodei que es en apaiiencia lanlo
nenos "coipoiaI" cuanlo que es nás salianenle "físico".

lodo, se ve apaiecei un lipo de conlioI a Ia vez nás adninislialivo y nás inlegiado en Ia
jeiaiquía: vigiIanles, naeslios de división, naeslios sulaIleinos. Cf. Duponl-Ieiiiei, Du
cc||cgc dc C|crncn| au |qccc |cuis-|c-Grand, i, pp. 254 y 476.

165


LA SANCIÓN NORMALIZADORA

1) Ln eI oifanalo deI calaIIeio IauIel, Ias sesiones deI liilunaI que se ieunía
cada nañana eian ocasión de un veidadeio ceienoniaI: "Lnconlianos a
lodos Ios aIunnos en oiden de lalaIIa, en un aIineanienlo, una innoviIidad
y un siIencio alsoIulos. LI lenienle coioneI nayoi, joven calaIIeio de dieciseis
años, eslala fueia de fiIas, espada en nano, a su voz de nando, Ia liopa echó
a andai a paso iedolIado paia foinai eI cíicuIo. LI consejo se agiupó en eI
cenlio, y cada oficiaI dio eI infoine de su liopa paia Ias veinlicualio hoias. Se
adnilió a Ios acusados a juslificaise, se oye a Ios lesligos, se deIileió, y una
vez de acueido, eI lenienle coioneI nayoi dio cuenla en voz aIla deI núneio
de Ios cuIpalIes, de Ia índoIe de Ios deIilos y de Ios casligos inpueslos (183).
La liopa desfiIó a conlinuación en eI nayoi oiden."
293
Ln eI coiazón de lodos
Ios sislenas discipIinaiios funciona un pequeño necanisno penaI. ßeneficia
de cieilo piiviIegio de juslicia, con sus piopias Ieyes, sus deIilos
especificados, sus foinas pailicuIaies de sanción, sus inslancias de juicio. Las
discipIinas eslalIecen una "infia-penaIidad", ielicuIan un espacio que Ias Ie-
yes dejan vacío, caIifican y iepiinen un conjunlo de conduclas que su ieIaliva
indifeiencia hacía susliaeise a Ios giandes sislenas de casligo. "AI enliai, Ios
conpañeios deleián saIudaise unos a olios, ... aI saIii, deleián guaidai Ios
ailícuIos y úliIes de que se han seivido y, en Ia epoca en que se veIa, apagai
su Iánpaia" "eslá expiesanenle piohilido enlielenei a Ios conpañeios con
geslos o de olia naneia", deleián "conpoilaise honesla y decenlenenle",
aqueI que se ausenle nás de 5 ninulos sin avisai aI señoi Oppenhein seiá
"consignado poi nedia joinada", y paia eslai seguio de que no se ha
oIvidado nada en esla ninuciosa juslicia penaI, se piohíle hacei "lodo cuanlo
pueda peijudicai aI señoi Oppenhein y a Ios conpañeios".
294
Ln eI laIIei, en
Ia escueIa, en eI ejeicilo, ieina una veidadeia niciopenaIidad deI lienpo
(ieliasos, ausencias, inleiiupciones de laieas), de Ia aclividad (faIla de
alención, descuido, faIla de ceIo), de Ia naneia de sei (descoilesía,
desolediencia), de Ia paIalia (chaiIa, insoIencia), deI cueipo (acliludes
"incoiieclas", geslos inpeilinenles, suciedad), de Ia sexuaIidad (faIla de
iecalo, indecencia). AI nisno lienpo se uliIiza, a líluIo de casligos, una seiie
de piocedinienlos suliIes, que van desde eI casligo físico Ieve, a piivaciones
nenoies y a pequeñas huniIIaciones. Se liala a Ia vez de hacei penalIes Ias

293
11 IicIel de Rochenonl, ]curna| dc Gcnctc, 5 de eneio de 1788.
294
l2 Reglamento provisional para la fábrica de M. Oppenheim, 29 de septiembre de 1809.
166
fiacciones nás pequeñas de Ia conducla y de dai una función puniliva a Ios
eIenenlos en apaiiencia indifeienles deI apaialo discipIinaiio: en eI Iínile,
que lodo pueda seivii paia casligai Ia nenoi cosa, que cada sujelo se
encuenlie piendido en una univeisaIidad casligalIe-casliganle. "Con Ia
paIalia casligo, dele conpiendeise lodo Io que es capaz de hacei senlii a Ios
niños Ia faIla que han conelido, lodo Io que es capaz de huniIIaiIos, de
causaiIes confusión: ... cieila fiiaIdad, cieila indifeiencia, una piegunla, una
huniIIación, una deslilución de pueslo."
295

2) Ieio Ia discipIina IIeva consigo una naneia específica de casligai, y que no
es únicanenle un nodeIo ieducido deI liilunaI.
(184) Lo que conpele a Ia penaIidad discipIinaiia es Ia inolseivancia, lodo Io
que no se ajusla a Ia iegIa, lodo Io que se aIeja de eIIa, Ias desviaciones. Ls
punilIe eI doninio indefinido de Io no confoine: eI soIdado conele una
"faIla" sienpie que no aIcanza eI niveI iequeiido, Ia "faIla" deI aIunno, es,
lanlo cono un deIilo nenoi, una ineplilud paia cunpIii sus laieas. LI
iegIanenlo de Ia infanleiía piusiana nandala lialai con "lodo eI iigoi posi-
lIe" aI soIdado que no halía apiendido a nanejai coiieclanenle su fusiI.
IguaInenle, "cuando un aIunno no iecueide Ia paile de calecisno deI día
anleiioi, se Ie podiá olIigai a apiendei Ia de ese día, sin conelei faIla aIguna,
y se Ie haiá iepelii aI día siguienle, o se Ie olIigaiá a escuchaiIa en pie o de
iodiIIas, y con Ias nanos junlas, o lien se Ie inpondiá aIguna olia
penilencia". LI oiden que Ios casligos discipIinaiios delen hacei iespelai es
de índoIe nixla: es un oiden "ailificiaI", dispueslo de naneia expIícila poi
una Iey, un piogiana, un iegIanenlo. Ieio es lanlien un oiden definido poi
unos piocesos naluiaIes y olseivalIes: Ia duiación de un apiendizaje, eI
lienpo de un ejeicicio, eI niveI de aplilud se iefieien a una ieguIaiidad, que
es lanlien una iegIa. Los aIunnos de Ias escueIas ciislianas no delen janás
sei coIocados anle una "Iección" de Ia que no son lodavía capaces, pues se Ies
pondiía en peIigio de no podei apiendei nada, sin enlaigo, Ia duiación de
cada esladio se haIIa fijada iegIanenlaiianenle, y aqueI que en eI leinino de
lies exánenes no ha podido pasai aI giado supeiioi dele sei coIocado, lien
en evidencia, en eI lanco de Ios "ignoianles". LI casligo en ieginen discipIina-
iio supone una dolIe iefeiencia juiídico-naluiaI.
3) LI casligo discipIinaiio liene poi función ieducii Ias desviaciones. Dele,
poi Io lanlo, sei esenciaInenle ccrrcc|itc. AI Iado de Ios casligos lonados
diieclanenle deI nodeIo judiciaI (nuIlas, Iáligo, caIalozo), Ios sislenas
discipIinaiios dan piiviIegio a Ios casligos deI oiden deI ejeicicio ~deI

295
13 }.-ß. de La SaIIe, Ccndui|c dcs |cc|cs cnrc|icnncs (1828), pp. 2O4-2O5.

167
apiendizaje inlensificado, nuIlipIicado, vaiias veces iepelido: eI iegIanenlo
de 1766 paia Ia infanleiía pieveía que Ios soIdados de piineia cIase "que
nueslien aIgún descuido o naIa voIunlad seián ieIegados a Ia úIlina cIase",
y no podián ieinlegiaise a Ia piineia sino despues de nuevos ejeicicios y un
nuevo exanen. Cono decía, poi su paile, }.-ß. de La SaIIe, "Los lialajos
inpueslos cono casligo (pcnsun) son, de lodas Ias penilencias, Io nás
honeslo paia un naeslio, Io nás venlajoso y Io nás agiadalIe paia Ios
padies", peinilen "ollenei, de Ias faIlas nisnas de Ios niños, nedios paia
haceiIos piogiesai aI coiiegii sus defeclos", a aqueIIos, poi ejenpIo, "que
(185) no hayan esciilo lodo Io que delían esciilii o no se hayan apIicado a
haceiIo lien, se Ies podiá dai cono casligo aIgunas Iíneas que esciilii o que
apiendei de nenoiia".
296
LI casligo discipIinaiio es, en una luena paile aI
nenos, isonoifo a Ia olIigación nisna, es nenos Ia venganza de Ia Iey
uIliajada que su iepelición, su insislencia iedolIada. Tanlo que eI efeclo
coiieclivo que se espeia no pasa sino de una naneia accesoiia poi Ia
expiación y eI aiiepenlinienlo, se ollienen diieclanenle poi eI necanisno
de un encauzanienlo de Ia conducla. Casligai es ejeicilai.
4) LI casligo, en Ia discipIina, no es sino un eIenenlo de un sislena dolIe:
gialificación-sanción. Y es esle sislena eI que se vueIve opeianle en eI
pioceso de encauzanienlo de Ia conducla y de coiiección. LI naeslio "dele
evilai, lanlo cono se pueda, usai de casligos, poi eI conliaiio, dele lialai de
hacei que Ias ieconpensas sean nás fiecuenles que Ias penas, ya que Ios
peiezosos se sienlen nás incilados poi eI deseo de sei ieconpensados cono
Ios diIigenles que poi eI lenoi de Ios casligos, poi Io cuaI se ollendiá un
fiulo nuy giande cuando eI naeslio, olIigado a usai deI casligo, conquisle si
puede eI coiazón deI niño, anles que apIicaiIe aqueI".
297
Lsle necanisno de
dos eIenenlos peinile cieilo núneio de opeiaciones caiacleiíslicas de Ia
penaIidad discipIinaiia. Ln piinei Iugai Ia caIificación de Ias conduclas y de
Ias cuaIidades a pailii de dos vaIoies opueslos deI lien y deI naI, en Iugai de
Ia división sinpIe de Io vedado, laI cono Ia conoce Ia juslicia penaI, se liene
una disliilución enlie poIo posilivo y poIo negalivo, loda Ia conducla cae en
eI canpo de Ias luenas y de Ias naIas nolas, de Ios luenos y de Ios naIos
punlos. Ls posilIe adenás eslalIecei una cuanlificación y una econonía
cifiada. Una conlaliIidad penaI, sin cesai puesla aI día, peinile ollenei eI la-
Iance punilivo de cada cuaI. La "juslicia" escoIai ha IIevado nuy Iejos esle
sislena, cuyos iudinenlos aI nenos se encuenlian en eI ejeicilo o en Ios
laIIeies. Los heinanos de Ias LscueIas ciislianas halían oiganizado loda una

296
14 |oid.

297
15 Ch. Demia, Règlement pour les écoles de la ville de Lyon, 1716, p. 17.
168
nicioecononía de Ios piiviIegios y de Ios lialajos cono casligo: "Los
piiviIegios seiviián a Ios aIunnos paia exiniise de Ias penilencias que Ies
sean inpueslas ... A un escoIai, poi ejenpIo, se Ie haliá inpueslo cono
casligo Ia copia de cualio o seis piegunlas deI calecisno, podiá Iiliaise de
esla penilencia nedianle aIgunos punlos de piiviIegios, eI naeslio asignaiá
eI núneio necesaiio paia cada piegunla ... Cono Ios piiviIegios vaIen cieilo
núneio de punlos, eI naeslio liene (186) olios de nenoi vaIoi, que seiviián a
naneia de noneda de canlio de Ios piineios. Así, poi ejenpIo, un niño
haliá iecilido un casligo deI cuaI no puede iediniise sino a canlio de seis
punlos, posee un piiviIegio de diez, enlonces se Io piesenla aI naeslio, eI cuaI
Ie devueIve cualio punlos, y así en cuanlo a Ios denás."
298
Y poi eI juego de
esla cuanlificación, de esla ciicuIación de Ios adeIanlos y de Ias deudas,
giacias aI cáIcuIo peinanenle de Ias nolaciones en nás y en nenos, Ios
apaialos discipIinaiios jeiaiquizan Ios unos con ieIación a Ios olios a Ias
"luenas" y a Ias "naIas" peisonas. A liaves de esla nicioecononía de una
penaIidad peipelua, se opeia una difeienciación que no es Ia de Ios aclos,
sino de Ios individuos nisnos, de su índoIe, de sus viiluaIidades, de su niveI
o de su vaIoi. La discipIina, aI sancionai Ios aclos con exaclilud, caIilia Ios
individuos "en veidad", Ia penaIidad que pone en piáclica se inlegia en eI
cicIo de conocinienlo de Ios individuos.
5) La disliilución según Ios iangos o Ios giados liene un dolIe papeI: señaIai
Ias desviaciones, jeiaiquizai Ias cuaIidades, Ias conpelencias y Ias apliludes,
peio lanlien casligai y ieconpensai. Iuncionanienlo penaI de Ia oidenación
y caiáclei oidinaI de Ia sanción. La discipIina ieconpensa poi eI único juego
de Ios ascensos, peiniliendo ganai iangos y pueslos, casliga haciendo
ieliocedei y degiadando. LI iango poi sí nisno equivaIe a ieconpensa o a
casligo. Se halía pueslo a punlo en Ia LscueIa niIilai un sislena conpIelo de
cIasificación "honoiífica", que unos delaIIes de indunenlaiia ieveIalan a Ios
ojos de lodos, y unos casligos nás o nenos nolIes o veigonzosos ilan
unidos, cono naica de piiviIegio o de infania, a Ios iangos así disliiluidos.
Lsle iepailo cIasificaloiio y penaI se efeclúa a inleivaIos ceicanos poi Ios
infoines que Ios oficiaIes, Ios piofesoies y sus ayudanles suninislian, sin
consideiación de edad o de giado, solie "Ias cuaIidades noiaIes de Ios
aIunnos" y solie "su conducla univeisaInenle ieconocida". La piineia cIase,
IIanada "de Ios nuy luenos", se dislingue poi una honlieia de pIala, su ho-
noi consisle en sei lialada cono "una liopa puianenle niIilai", poi Io lanlo,
seián niIilaies Ios casligos a que liene deiecho (Ios aiieslos y, en casos

298
16 }.-ß. de La SaIIe, Ccndui|c dcs |cc|cs cnrc|icnncs, ß. N. Ms. 11759, p. 156 ss. Aquí se
liene Ia liasposición deI sislena de Ias induIgencias.

169
giaves, Ia piisión). La segunda cIase, "de Ios luenos", IIeva una honlieia de
seda coIoi iojo vivo y pIala, pueden sei aiieslados y IIevados a Ia piisión,
peio lanlien enjauIados y pueslos de iodiIIas. La cIase de Ios "nediocies"
(187) liene deiecho a una honlieia de Iana ioja, a Ias penas piecedenles se
agiega, IIegado eI caso, eI sayaI. La úIlina cIase, Ia de Ios "naIos", eslá
naicada poi una honlieia de Iana paida, "Ios aIunnos de esla cIase eslaián
sonelidos a lodos Ios casligos usados en Ia LscueIa o lodos aqueIIos que se
ciea necesaiio inlioducii e incIuso eI caIalozo sin Iuz". A eslo se añadió
duianle un lienpo Ia cIase "veigonzosa", paia Ia cuaI se hicieion iegIanenlos
pailicuIaies, "de naneia que quienes Ia conponen halián de eslai sienpie
sepaiados de Ios denás y veslidos de sayaI". Iueslo que únicanenle eI neiilo
y Ia conducla delen decidii eI Iugai deI aIunno, "Ios de Ias dos úIlinas cIases
podián Iisonjeaise de ascendei a Ias piineias y de IIevai sus insignias,
cuando, poi leslinonios univeisaIes, se ieconozca que se han hecho dignos
de eIIo poi eI canlio de su conducla y sus piogiesos, y Ios de Ias piineias
cIases descendeián iguaInenle a Ias olias si se alandonan y si Ios infoines
ieunidos y desvenlajosos denueslian que no neiecen ya Ias dislinciones y
pieiiogalivas de Ias piineias cIases..." La cIasificación que casliga dele
lendei a loiiaise. La "cIase veigonzosa" no exisle sino paia desapaiecei: "Con
eI fin de juzgai en cuanlo a Ia especie de conveisión de Ios aIunnos de Ia
cIase veigonzosa que se conpoilen lien", se Ies voIveiá a inlioducii en Ias
olias cIases y se Ies devoIveián sus liajes, peio peinaneceián con sus
ennaiadas de infania duianle Ias conidas y Ios iecieos, y así quedaián si no
conlinúan poilándose lien, sóIo saIdián, "si se eslá conlenlo de eIIos en dicha
cIase y en dicha división".
299
DolIe efeclo, poi consiguienle, de esla penaIidad
jeiaiquizanle: disliiluii Ios aIunnos de acueido con sus apliludes y su
conducla, poi Io lanlo según eI uso que de eIIos se podiá hacei cuando saIgan
de Ia escueIa, ejeicei solie eIIos una piesión conslanle paia que se sonelan
lodos aI nisno nodeIo, paia que eslen olIigados lodos junlos "a Ia
suloidinación, a Ia dociIidad, a Ia alención en Ios esludios y ejeicicios y a Ia
exacla piáclica de Ios deleies y de lodas Ias pailes de Ia discipIina". Iaia que
lodos se asenejen.
Ln suna, eI aile de casligai, en eI ieginen deI podei discipIinaiio, no liende
ni a Ia expiación ni aun exaclanenle a Ia iepiesión. UliIiza cinco opeiaciones
lien dislinlas: iefeiii Ios aclos, Ios hechos exliaoidinaiios, Ias conduclas
siniIaies a un conjunlo que es a Ia vez canpo de conpaiación, espacio de
difeienciación y piincipio de una iegIa que seguii. Difeienciai a Ios

299
17 Aichivos nacionaIes MM 658, 3O de naizo de 1758, y MM 666, 15 de seplienlie de
1763.

170
individuos unos iespeclo de olios y en función de esla iegIa de conjunlo ~ya
(188) se Ia haga funcionai cono unliaI nínino, cono leinino nedio que
iespelai o cono giado óplino aI que hay que aceicaise. Medii en leininos
cuanlilalivos y jeiaiquizai en leininos de vaIoi Ias capacidades, eI niveI, Ia
"naluiaIeza" de Ios individuos. Hacei que juegue, a liaves de esla nedida
"vaIoiizanle", Ia coacción de una confoinidad que ieaIizai. Ln fin, liazai eI
Iínile que haliá de definii Ia difeiencia iespeclo de lodas Ias difeiencias, Ia
fionleia exleiioi de Io anoinaI (Ia "cIase veigonzosa" de Ia LscueIa niIilai).
La penaIidad peifecla que aliaviesa lodos Ios punlos, y conlioIa lodos Ios
inslanles de Ias insliluciones discipIinaiias, conpaia, difeiencia, jeiaiquiza,
honogeiniza, excIuye. Ln una paIalia, ncrna|iza.
Se opone, poi Io lanlo, leinino poi leinino, a una penaIidad judiciaI, que
liene poi función esenciaI Ia de iefeiiise, no a un conjunlo de fenónenos
olseivalIes, sino a un ccrpus de Ieyes y de lexlos que hay que conseivai en Ia
nenoiia, no Ia de difeienciai a unos individuos, sino de especificai unos
aclos lajo cieilo núneio de calegoiías geneiaIes, no Ia de jeiaiquizai sino Ia
de hacei jugai puia y sinpIenenle Ia oposición linaiia de Io peinilido y de
Io piohilido, no Ia de honogeneizai, sino Ia de opeiai Ia división, ollenida
de una vez poi lodas, de Ia condena. Los disposilivos discipIinaiios han
secielado una "penaIidad de Ia noina", que es iiieduclilIe en sus piincipios y
su funcionanienlo a Ia penaIidad liadicionaI de Ia Iey. LI pequeño liilunaI
que paiece acluai peinanenlenenle en Ios edificios de Ia discipIina, y que a
veces adopla Ia foina lealiaI deI gian apaialo judiciaI, no dele engañai: no
pioIonga, exceplo poi aIgunas conlinuidades foinaIes, Ios necanisnos de Ia
juslicia ciininaI hasla Ia liana de Ia exislencia colidiana, o aI nenos no es Io
esenciaI, Ias discipIinas han faliicado ~apoyándose en loda una seiie de
piocedinienlos, poi Io denás nuy anliguos~ un nuevo funcionanienlo
punilivo, y es esle eI que poco a poco ha ieveslido eI gian apaialo exleiioi
que paiecía iepioducii nodesla o iiónicanenle. LI funcionanienlo juiídico-
anliopoIógico que se ieveIa en loda Ia hisloiia de Ia penaIidad nodeina no
liene su oiigen en Ia supeiposición a Ia juslicia ciininaI de Ias ciencias
hunanas y en Ias exigencias piopias de esla nueva iacionaIidad o deI
hunanisno que IIevaiía consigo, liene su punlo de foinación en Ia lecnica
discipIinaiia que ha hecho jugai esos nuevos necanisnos de sanción
noinaIizadoia.
Apaiece, a liaves de Ias discipIinas, eI podei de Ia Noina. ¿Nueva Iey de Ia
sociedad nodeina` Diganos nás lien que desde eI sigIo XVIII ha venido a
agiegaise a olios podeies olIigándoIos a (189) nuevas deIinilaciones, eI de Ia
Ley, eI de Ia IaIalia y deI Texlo, eI de Ia Tiadición. Lo NoinaI se eslalIece
cono piincipio de coeición en Ia enseñanza con Ia inslauiación de una
171
educación eslandaiizada y eI eslalIecinienlo de Ias escueIas noinaIes, se
eslalIece en eI esfueizo poi oiganizai un cueipo nedico y un
encuadianienlo hospilaIaiio de Ia nación capaces de hacei funcionai unas
noinas geneiaIes de saIuliidad, se eslalIece en Ia ieguIaiización de Ios
piocedinienlos y de Ios pioduclos indusliiaIes.
3OO
Cono Ia vigiIancia, y con
eIIa Ia noinaIización, se loina uno de Ios giandes insliunenlos de podei aI
finaI de Ia epoca cIásica. Se liende a susliluii o aI nenos a agiegai a Ias
naicas que liaducían eslalulos, piiviIegios, adsciipciones, lodo un juego de
giados de noinaIidad, que son signos de adsciipción a un cueipo sociaI
honogeneo, peio que lienen en sí nisnos un papeI de cIasificación, de
jeiaiquización y de disliilución de Ios iangos. Ln un senlido, eI podei de
noinaIización olIiga a Ia honogeneidad, peio individuaIiza aI peinilii Ias
desviaciones, deleininai Ios niveIes, fijai Ias especiaIidades y hacei úliIes Ias
difeiencias ajuslan-do unas a olias. Se conpiende que eI podei de Ia noina
funcione fáciInenle en eI inleiioi de un sislena de Ia iguaIdad foinaI, ya que
en eI inleiioi de una honogeneidad que es Ia iegIa, inlioduce, cono un
inpeialivo úliI y eI iesuIlado de una nedida, lodo eI desvanecido de Ias
difeiencias individuaIes.


LL LXAMLN

LI exanen conlina Ias lecnicas de Ia jeiaiquía que vigiIe y Ias de Ia sanción
que noinaIiza. Ls una niiada noinaIizadoia, una vigiIancia que peinile
caIificai, cIasificai y casligai. LslalIece solie Ios individuos una visiliIidad a
liaves de Ia cuaI se Ios difeiencia y se Ios sanciona. A eslo se dele que, en
lodos Ios disposilivos de discipIina, eI exanen se haIIe aIlanenle iiluaIizado.
Ln eI vienen a uniise Ia ceienonia deI podei y Ia foina de Ia expeiiencia, eI
despIiegue de Ia fueiza y eI eslalIecinienlo de Ia veidad. Ln eI coiazón de Ios
piocedinienlos de discipIina, nanifiesla eI sonelinienlo de aqueIIos que se
peisiguen cono oljelos y Ia oljelivación de aqueIIos que eslán sonelidos. La
supeiposición de Ias ieIaciones de podei y de Ias ieIaciones de salei adquieie
en eI exanen loda su noloiiedad visilIe. Olia innovación de Ia epoca cIásica
que Ios hisloiiadoies de Ias ciencias dejaion en Ia sonlia. Se hace Ia hisloiia
de Ias expeiiencias solie Ios ciegos (19O) de nacinienlo, Ios niños-Iolo o
solie Ia hipnosis. Ieio ¿quien haiá Ia hisloiia nás geneiaI, nás inpiecisa,
nás deleininanle lanlien deI "exanen", de sus iiluaIes, de sus nelodos, de

300
18 Solie esle punlo, hay que iefeiiise a Ias páginas esenciaIes de C. Can-guiIhen. |c
ncrna| c| |c pa|nc|cgiquc, cd. de 1966, pp. 171-191.

172
sus peisonajes y de su papeI, de sus juegos de piegunlas y iespueslas, de sus
sislenas de nolación y de cIasificación` Ioique en esla polie lecnica se
encuenlian inpIicados lodo un doninio de salei, lodo un lipo de podei. Se
halIa a nenudo de Ia ideoIogía que IIevan en sí, de naneia disciela o
paiIanchína, Ias "ciencias" hunanas. Ieio su lecnoIogía nisna, ese pequeño
esquena opeialoiio que liene laI difusión (de Ia psiquialiía a Ia pedagogía,
deI diagnóslico de Ias enfeinedades a Ia conlialación de nano de olia), ese
piocedinienlo lan faniIiai deI exanen, ¿no uliIiza, en eI inleiioi de un soIo
necanisno, unas ieIaciones de podei que peinilen ollenei y consliluii cieilo
salei` No es sinpIenenle aI niveI de Ia conciencia, de Ias iepiesenlaciones y
en Io que se ciee salei, sino aI niveI de Io que hace posilIe un salei donde se
ieaIiza Ia acluación poIílica.
Una de Ias condiciones esenciaIes paia eI deslIoqueo epislenoIógico de Ia
nedicina a fines deI sigIo XVIII fue Ia oiganización deI hospilaI cono apaialo
de "exaninai". LI iiluaI de Ia visila es su foina nás IIanaliva. Ln eI sigIo
XVII, eI nedico, piocedenle deI exleiioi, unía su inspección a no pocos olios
conlioIes ~ieIigiosos, adninislialivos, casi no pailicipala en Ia geslión
colidiana deI hospilaI. Ioco a poco, Ia visila se fue haciendo nás ieguIai, nás
iiguiosa, nás anpIia solie lodo: culiió una paile cada vez nás inpoilanle
deI funcionanienlo hospilaIaiio. Ln 1661, eI nedico deI H„leI-Dieu de Iaiís
eslala encaigado de una visila diaiia, en 1687, un nedico "expeclanle" delía
exaninai, duianle Ia laide, aIgunos enfeinos, nás giavenenle afeclados. Los
iegIanenlos deI sigIo XVIII, piecisan Ios hoiaiios de Ia visila y su duiación
(dos hoias cono nínino), insislen paia que un seivicio poi iolación peinila
aseguiaiIa lodos Ios días, "incIuso eI doningo de Iascua", en fin, en 1771 se
insliluye un nedico iesidenle, con Ia nisión de "pieslai lodos Ios seivicios de
su piofesión, lanlo de noche cono de día, en Ios inleivaIos de una visila a
olia de un nedico deI exleiioi".
3O1
La inspección de olio lienpo, disconlinua
y iápida, se ha liasfoinado en una olseivación ieguIai que pone aI enfeino
en siluación de exanen casi peipeluo. Con dos consecuencias: en Ia jeiaiquía
inleina, eI nedico, eIenenlo hasla ahoia exleino, conienza a adquiiii pieni-
nencia solie eI peisonaI ieIigioso, y se enpieza a confiáiseIe un (191) papeI
deleininado peio suloidinado en Ia lecnica deI exanen. Apaiece enlonces Ia
calegoiía deI "enfeineio". Ln cuanlo aI hospilaI nisno, que eia anle lodo un
Iugai de asislencia, va a conveiliise en Iugai de foinación y de confionlación
de Ios conocinienlos: inveisión de Ias ieIaciones de podei y conslilución de
un salei. LI hospilaI lien "discipIinado" consliluiiá eI Iugai adecuado de Ia
"discipIina" nedica, esla podiá enlonces peidei su caiáclei lexluaI, y lonai

301
19 Registre des délibérations du bureau de l'Hôtel-Dieu.
173
sus iefeiencias nenos en Ia liadición de Ios auloies decisivos que en un
doninio de oljelos peipeluanenle ofiecidos aI exanen.
De Ia nisna naneia, Ia escueIa pasa a sei una especie de apaialo de exanen
ininleiiunpido que aconpaña en loda su Iongilud Ia opeiación de
enseñanza. Se lialaiá en eIIa cada vez nenos de esos loineos en Ios que Ios
aIunnos confionlalan sus fueizas y cada vez nás de una conpaiación
peipelua de cada cuaI con lodos, que peinile a Ia vez nedii y sancionai. Los
heinanos de Ias LscueIas ciislianas queiían que sus discípuIos luviesen
conposición lodos Ios días de Ia senana: eI piineio de oilogiafía, eI segundo
de aiilnelica, eI leiceio de calecisno poi Ia nañana y de esciiluia poi Ia
laide, elc. Adenás, cada nes delía halei una conposición con eI fin de
designai a quienes neiecían soneleise aI exanen deI inspecloi.
3O2
Desde
1775, exislían en Ia LscueIa de caninos y puenles 16 exánenes aI año: 3 de
nalenálicas, 3 de aiquilecluia, 3 de dilujo, 2 de esciiluia, I de coile de
piedias, 1 de esliIo, 1 de Ievanlanienlo de pIanos, 1 de niveIación, 1 de
nedida y eslinación de consliucciones.
3O3
LI exanen no se Iinila a sancionai
un apiendizaje, es uno de sus facloies peinanenles, sulyacenles, según un
iiluaI de podei conslanlenenle pioiiogado. Ahoia lien, eI exanen peinile aI
naeslio, a Ia pai que liasnile su salei, eslalIecei solie sus discípuIos lodo
un canpo de conocinienlos. Mienlias que Ia piuela poi Ia cuaI se leininala
un apiendizaje en Ia liadición coipoialiva vaIidala una aplilud adquiiida ~
Ia "olia naeslia" aulenlificala una liasnisión de salei ya hecha~, eI
exanen, en Ia escueIa, ciea un veidadeio y conslanle inleicanlio de saleies:
gaianliza eI paso de Ios conocinienlos deI naeslio aI discípuIo, peio lona
deI discípuIo un salei ieseivado y deslinado aI naeslio. La escueIa pasa a sei
eI Iugai de eIaloiación de Ia pedagogía. Y así cono eI piocedinienlo deI
exanen hospilaIaiio ha peinilido eI deslIoqueo epislenoIógico de Ia
nedicina, Ia epoca de Ia escueIa "exaninaloiia" ha naicado eI conienzo de
una pedagogía que (192) funciona cono ciencia. La epoca de Ias inspecciones
y de Ias naniolias indefinidanenle iepelidas en eI ejeicilo ha naicado lan-
lien eI desaiioIIo de un innenso salei láclico que luvo su efeclo en Ia epoca
de Ias gueiias napoIeónicas.
LI exanen IIeva consigo lodo un necanisno que une a cieila foina de
ejeicicio deI podei cieilo lipo de foinación de salei.
1) || cxancn inticr|c |a cccncnia dc |a tisioi|idad cn c| cjcrcicic dc| pcdcr.
TiadicionaInenle eI podei es Io que se ve, Io que se nueslia, Io que se
nanifiesla, y, de naneia paiadójica, encuenlia eI piincipio de su fueiza en eI

302
20 J.-B. de La Salle, Conduite des Écoles chrétiennes, 1828, p. 160.
303
21 Cf. L'enseignement et la diffusion des sciences au XVIIIe siècle, 1964, p. 360.

174
novinienlo poi eI cuaI Ia despIiega. AqueIIos solie quienes se ejeice pueden
nanleneise en Ia sonlia, no iecilen Iuz sino de esa paile de podei que Ies
eslá concedida, o deI iefIejo que iecae en eIIos un inslanle. Ln cuanlo aI podei
discipIinaiio, se ejeice haciendose invisilIe, en canlio, inpone a aqueIIos a
quienes sonele un piincipio de visiliIidad olIigaloiio. Ln Ia discipIina, son
Ios sonelidos Ios que lienen que sei vislos. Su iIuninación gaianliza eI
doninio deI podei que se ejeice solie eIIos. LI hecho de sei vislo sin cesai, de
podei sei vislo conslanlenenle, es Io que nanliene en su sonelinienlo aI
individuo discipIinaiio. Y eI exanen es Ia lecnica poi Ia cuaI eI podei, en
Iugai de enilii Ios signos de su polencia, en Iugai de inponei su naica a sus
sonelidos, nanliene a eslos en un necanisno de oljelivación. Ln eI espacio
que donina, eI podei discipIinaiio nanifiesla, en cuanlo a Io esenciaI, su
podeiío acondicionando oljelos. LI exanen equivaIe a Ia ceienonia de esla
oljelivación.
Hasla aquí eI papeI de Ia ceienonia poIílica halía sido dai Iugai a Ia
nanifeslación a Ia vez excesiva y ieguIada deI podei, eia una expiesión
sunluaiia de polencia, un "gaslo" a Ia vez exageiado y codificado en eI que eI
podei iecoliala su vigoi. La ceienonia se apaiejala sienpie, nás o nenos,
aI liiunfo. La apaiición soIenne deI soleiano IIevala consigo aIgo de Ia
consagiación, de Ia coionación, deI ieloino de Ia vicloiia, ni aun en Ias faslos
funeiaiios dejala de desaiioIIaise cono nanifeslación deI despIiegue deI
podei. Ln cuanlo a Ia discipIina, liene su piopio lipo de ceienonia. No es eI
liiunfo, es Ia ievisla, es eI "desfiIe", foina fasluosa deI exanen. Los "súldilos"
son ofiecidos en eI cono "oljelos" a Ia olseivación de un podei que no se
nanifiesla sino lan sóIo poi su niiada. No iecilen diieclanenle Ia inagen
deI podei soleiano, despIiegan únicanenle sus efeclos ~y, poi deciiIo así, en
hueco~ solie sus cueipos, ahoia ya exaclanenle IegilIes y dóciIes. LI 15 de
naizo de 1666 pasa Luis XIV su piineia ievisla niIilai: 18OOO honlies, "una
de Ias acciones nás liiIIanles deI ieinado", y que se decía halei "lenido a
Luiopa enleia en (193) Ia inquielud". Vaiios años despues se acuñó una
nedaIIa paia connenoiai eI aconlecinienlo.
3O4
LIeva, en eI exeigo:
'Discip|ina ni|i|aris rcs|i|uia' y en Ia Ieyenda: 'Prc|usic ad tic|crias.' A Ia
deiecha, eI iey, adeIanlado eI pie deiecho, nanda peisonaInenle eI ejeicicio
con un laslón. Ln Ia nilad de Ia izquieida se ven de fienle y aIineados en eI
senlido de Ia piofundidad vaiias fiIas de soIdados, exlienden eI liazo a Ia
aIluia deI honlio y soslienen eI fusiI exaclanenle veilicaI, adeIanlan Ia
pieina deiecha y lienen eI pie izquieido vueIlo hacia eI exleiioi. Ln eI sueIo,

304
22 Solie esla nedaIIa, cf. eI ailícuIo de }. }acquiol en |c C|uo français dc ¡a ncdai||c, 49
liineslie de 197O, pp. 5O-54. Lán. 2.

175
unas Iíneas se coilan en ánguIo ieclo, dilujando, lajo Ios pies de Ios soIdados,
giandes cuadiados que siiven de iefeiencia paia Ias difeienles fases y
posiciones deI ejeicicio. TolaInenle en eI fondo, se ve dilujaise una
aiquilecluia cIásica. Las coIunnas deI paIacio pioIongan Ias consliluidas poi
Ios honlies aIineados y Ios fusiIes veilicaIes, deI nisno nodo que, sin duda,
eI enlaIdosado pioIonga Ias Iíneas deI ejeicicio. Ieio poi encina de Ia
laIausliada que ienala eI edificio hay unas eslalua" que iepiesenlan unos
peisonajes laiIando: Iíneas sinuosas, nienlios aiqueados, paños. Recoiie eI
náinoI un novinienlo cuyo piincipio de unidad es ainónico. Ln cuanlo a
Ios honlies, eslán innoviIizados en una aclilud unifoinenenle iepelida de
fiIas en fiIas y de Iíneas en Iíneas: unidad láclica. LI oiden aiquileclónico, que
Iileia en su ápice Ias figuias de Ia danza, inpone en eI sueIo sus iegIas y su
geoneliía a Ios honlies discipIinados. Las coIunnas deI podei. "Lslá lien",
decía un día eI gian duque MigueI, anle eI cuaI se halía hecho nanioliai a
Ias liopas, "peio iespiian".
3O5

Consideienos esla nedaIIa cono leslinonio deI nonenlo en que coinciden
de una naneia paiadójica peio significaliva Ia figuia nás liiIIanle deI podei
soleiano y Ia eneigencia de Ios iiluaIes piopios deI podei discipIinaiio. La
visiliIidad apenas sopoilalIe deI nonaica se vueIve visiliIidad inevilalIe de
Ios súldilos. Y esla inveisión de visiliIidad en eI funcionanienlo de Ias
discipIinas es Io que haliá de gaianlizai hasla sus giados nás lajos eI
ejeicicio deI podei. Lnlianos en Ia epoca deI exanen infinilo y de Ia ol-
jelivación coacliva.
2) || cxancn nacc cn|rar |anoicn |a inditidua|idad cn un canpc dccuncn|a|. Deja
lias eI un aichivo enleio lenue y ninucioso que se consliluye aI ias de Ios
cueipos y de Ios días. LI exanen que coIoca a Ios individuos en un canpo de
vigiIancia Ios silúa iguaInenle (194) en una ied de esciiluia, Ios inlioduce en
lodo un espesoi de docunenlos que Ios caplan y Ios innoviIizan. Los
piocedinienlos de exanen han ido innedialanenle aconpañados de un
sislena de iegislio inlenso y de acunuIación docunenlaI. Consliluyese un
"podei de esciiluia" cono una pieza esenciaI en Ios engianajes de Ia
discipIina. Solie no pocos punlos, se nodeIa de acueido con Ios nelodos
liadicionaIes de Ia docunenlación adninislialiva. Ieio con lecnicas
pailicuIaies e innovaciones inpoilanles. Unas concieinen a Ios nelodos de
idenlificación, de señaIización o de desciipción. Lia eI piolIena deI ejeicilo
cuando halía que enconliai a Ios deseiloies, evilai Ia iepelición en Ios
aIislanienlos, coiiegii Ios eslados ficlicios piesenlados poi Ios oficiaIes,
conocei Ios seivicios y eI vaIoi de cada uno, eslalIecei con ceileza eI laIance

305
23 Kropotkine. Autour d'une vie, 1902, p. 9. Debo esta referencia a G. Can-guilhem.
176
de Ios desapaiecidos y de Ios nueilos. Lia eI piolIena de Ios hospilaIes,
donde halía que ieconocei a Ios enfeinos, expuIsai a Ios sinuIadoies, seguii
Ia evoIución de Ias enfeinedades, veiificai Ia eficacia de Ios lialanienlos,
desculiii Ios casos anáIogos y Ios conienzos de epidenia. Lia eI piolIena de
Ios eslalIecinienlos de enseñanza, donde halía que caiacleiizai Ia aplilud de
cada cuaI, siluai su niveI y su capacidad, indicai Ia uliIización evenluaI que
se podía hacei de eI: "LI iegislio siive paia iecuiiii a eI en eI lienpo y Iugai
opoilunos, paia conocei Ias coslunlies de Ios niños, su adeIanlo en eI
canino de Ia piedad, en eI calecisno, en Ias Ielias, según eI lienpo de Ia
LscueIa, su espíiilu y juicio que enconliaiá naicado desde su enliada."
3O6

De ahí Ia foinación de loda una seiie de códigos de Ia individuaIidad
discipIinaiia que peinilen liansciilii honogeneizándoIos Ios iasgos
individuaIes eslalIecidos poi eI exanen: código físico de Ia señaIización,
código nedico de Ios sínlonas, código escoIai o niIilai de Ias conduclas y de
Ios hechos deslacados. Lslos códigos eian lodavía nuy iudinenlaiios, en su
foina cuaIilaliva o cuanlilaliva, peio naican eI nonenlo de una
"foinaIización" iniciaI de Io individuaI en eI inleiioi de Ias ieIaciones de
podei.
Las olias innovaciones de Ia esciiluia discipIinaiia concieinen Ia puesla en
coiieIación de eslos eIenenlos, Ia acunuIación de Ios docunenlos, su puesla
en seiie, Ia oiganización de canpos conpaialivos que peinilen cIasificai,
foinai calegoiías, eslalIecei nedias, fijai noinas. Los hospilaIes deI sigIo
XVIII han sido en pailicuIai giandes Ialoialoiios paia Ios nelodos
esciiluiaiios y docunenlaIes. LI cuidado de Ios iegislios, su especificación,
Ios nodos de liasciipción de Ios unos a Ios olios, su ciicuIación duianle Ias
visilas, (193) su confionlación en eI cuiso de Ias ieuniones ieguIaies de Ios
nedicos y de Ios adninisliadoies, Ia liasnisión de sus dalos a oiganisnos de
cenliaIización (ya sea en eI hospilaI o en Ia oficina cenliaI de Ios hospicios), Ia
conlaliIidad de Ias enfeinedades, de Ias cuiaciones, de Ios faIIecinienlos aI
niveI de un hospilaI, de una ciudad, y en eI Iínile de Ia nación enleia, han
foinado paile inlegianle deI pioceso poi eI cuaI Ios hospilaIes han eslado
sonelidos aI ieginen discipIinaiio. Lnlie Ias condiciones fundanenlaIes de
una luena "discipIina" nedica en Ios dos senlidos de Ia paIalia, hay que
lenei en cuenla Ios piocedinienlos de esciiluia que peinilen inlegiai, peio
sin que se pieidan, Ios dalos individuaIes en unos sislenas acunuIalivos,
hacei de nodo que a pailii de cuaIquiei iegislio geneiaI se pueda enconliai
un individuo y que, inveisanenle, cada dalo deI exanen individuaI pueda

306
24 M. I. D. ß., |ns|ruc|icn nc|ncdiquc pcur |'ccc|c parcissia|c, 1669, p. 64.

177
iepeiculii en Ios cáIcuIos de conjunlo.
Ciacias a lodo esle apaialo de esciiluia que Io aconpaña, eI exanen alie dos
posiliIidades que son coiieIalivas: Ia conslilución deI individuo cono oljelo
desciiplilIe, anaIizalIe, en nodo aIguno, sin enlaigo, paia ieduciiIo a
iasgos "específicos" cono hacen Ios naluiaIislas con Ios seies vivos, sino paia
nanleneiIo en sus iasgos singuIaies, en su evoIución pailicuIai, en sus
apliludes o capacidades piopias, lajo Ia niiada de un salei peinanenle, y de
olia paile Ia conslilución de un sislena conpaialivo que peinile Ia nedida
de fenónenos gIolaIes, Ia desciipción de giupos, Ia caiacleiización de hechos
coIeclivos, Ia eslinación de Ias desviaciones de Ios individuos unos iespeclo
de olios, y su disliilución en una "polIación".
Inpoilancia decisiva poi consiguienle de esas pequeñas lecnicas de nolación,
de iegislio, de conslilución de expedienles, de disposición en coIunnas y en
cuadios que nos son faniIiaies peio que han peinilido eI deslIoqueo
epislenoIógico de Ias ciencias deI individuo. Se liene, sin duda, iazón aI
pIanleai eI piolIena aiisloleIico: ¿es posilIe, y Iegílina, una ciencia deI
individuo` A gian piolIena, giandes soIuciones quizá. Ieio hay eI pequeño
piolIena hislóiico de Ia eneigencia, a fines deI sigIo XVIII, de Io que se
podiía coIocai lajo Ia sigIa de ciencias "cIínicas", piolIena de Ia enliada deI
individuo (y no ya de Ia especie) en eI canpo deI salei, piolIena de Ia
enliada de Ia desciipción singuIai, deI inleiiogaloiio, de Ia anannesia, deI
"expedienle" en eI funcionanienlo geneiaI deI discuiso cienlífico. A esla
sinpIe cueslión de hecho coiiesponde sin duda una iespuesla sin giandeza:
hay que niiai deI Iado de esos piocedinienlos de esciiluia y de iegislio, hay
que niiai deI Iado de Ios necanisnos de exanen, deI Iado (196) de Ia
foinación de Ios disposilivos de discipIina, y de Ia foinación de un nuevo
lipo de podei solie Ios cueipos. ¿LI nacinienlo de Ias ciencias deI honlie`
Hay veiosíniInenle que luscaiIo en esos aichivos de poca gIoiia donde se
eIaloió eI juego nodeino de Ias coeiciones solie cueipos, geslos,
conpoilanienlos.
3) || cxancn, rcdcadc dc |cdas sus |ccnicas dccuncn|a|cs, nacc dc cada inditiduc un
'casc'. un caso que a Ia vez consliluye un oljelo paia un conocinienlo y una
piesa paia un podei. LI caso no es ya, cono en Ia casuíslica o Ia
juiispiudencia, un conjunlo de ciicunslancias que caIifican un aclo y que
pueden nodificai Ia apIicación de una iegIa, es eI individuo laI cono se Ie
puede desciilii, juzgai, nedii, conpaiai a olios y eslo en su individuaIidad
nisna, y es lanlien eI individuo cuya conducla hay que encauzai o coiiegii,
a quien hay que cIasificai, noinaIizai, excIuii, elceleia.
Duianle nucho lienpo Ia individuaIidad conún ~Ia de alajo y de lodo eI
nundo~ se ha nanlenido poi lajo deI unliaI de desciipción. Sei niiado,
178
olseivado, iefeiido delaIIadanenle, seguido a diaiio poi una esciiluia
ininleiiunpida, eia un piiviIegio. La ciónica de un honlie, eI ieIalo de su
vida, su hisloiiogiafía ieIalada aI hiIo de su exislencia foinalan paile de Ios
iiluaIes de su podeiío. Ahoia lien, Ios piocedinienlos discipIinaiios
invieilen esa ieIación, ielajan eI unliaI de Ia individuaIidad desciiplilIe y
hacen de esla desciipción un nedio de conlioI y un nelodo de doninación.
No ya nonunenlo paia una nenoiia fuluia, sino docunenlo paia una
uliIización evenluaI. Y esla desciipliliIidad nueva es lanlo nás naicada
cuanlo que eI encuadianienlo discipIinaiio es esliiclo: eI niño, eI enfeino, eI
Ioco, eI condenado pasaián a sei, cada vez nás fáciInenle a pailii deI sigIo
XVIII y según una pendienle que es Ia de Ios necanisnos de discipIina,
oljelo de decisiones individuaIes y de ieIalos liogiáficos. Lsla consignación
poi esciilo de Ias exislencias ieaIes no es ya un piocedinienlo de
heioicización, funciona cono piocedinienlo de oljelivación y de
sonelinienlo. La vida cuidadosanenle colejada de Ios enfeinos nenlaIes o
de Ios deIincuenles coiiesponde, cono Ia ciónica de Ios ieyes o Ia epopeya de
Ios giandes landidos popuIaies, a cieila función poIílica de Ia esciiluia, peio
en olia lecnica conpIelanenle dislinla deI podei.
LI exanen cono fijación a Ia vez iiluaI y "cienlífica" de Ias difeiencias
individuaIes, cono adsciipción de cada cuaI aI ióluIo de su piopia
singuIaiidad (en oposición a Ia ceienonia en Ia que se nanifieslan Ios
eslalulos, Ios nacinienlos, Ios piiviIegios, Ias funciones, con loda Ia
iesonancia de sus naicas), indica Ia apaiición de una nodaIidad nueva de
podei en Ia que cada cuaI iecile (197) cono eslalulo su piopia
individuaIidad, y en Ia que es eslalulaiianenle vincuIado a Ios iasgos, Ias
nedidas, Ios desvíos, Ias "nolas" que Io caiacleiizan y hacen de eI, de lodos
nodos, un "caso".
IinaInenle, eI exanen se haIIa en eI cenlio de Ios piocedinienlos que
consliluyen eI individuo cono oljelo y efeclo de podei, cono efeclo y oljelo
de salei. Ls eI que, conlinando vigiIancia jeiáiquica y sanción
noinaIizadoia, gaianliza Ias giandes funciones discipIinaiias de disliilución
y de cIasificación, de exliacción náxina de Ias fueizas y deI lienpo, de
acunuIación genelica conlinua, de conposición óplina de Ias apliludes. Ioi
Io lanlo, de faliicación de Ia individuaIidad ceIuIai, oigánica, genelica y con-
linaloiia. Con eI se iiluaIizan esas discipIinas que se pueden caiacleiizai con
una paIalia diciendo que son una nodaIidad de podei paia eI que Ia
difeiencia individuaI es peilinenle.
Las discipIinas naican eI nonenlo en que se efeclúa Io que se podiía IIanai
Ia inveisión deI eje poIílico de Ia individuaIización. Ln sociedades de Ias que
eI ieginen feudaI sóIo es un ejenpIo, puede deciise que Ia individuaIización
179
es náxina deI Iado en que se ejeice Ia soleianía y en Ias iegiones supeiioies
deI podei. Cuanlo nayoi canlidad de podeiío o de piiviIegio se liene, nás
naicado se eslá cono individuo, poi iiluaIes, discuisos o iepiesenlaciones
pIáslicas. LI "nonlie" y Ia geneaIogía que silúan en eI inleiioi de un conjunlo
de paienleIa, Ia ieaIización de pioezas que nanifieslan Ia supeiioiidad de Ias
fueizas y que Ios ieIalos innoilaIizan, Ias ceienonias que naican, poi su
oidenación, Ias ieIaciones de podei, Ios nonunenlos o Ias donaciones que
aseguian Ia supeivivencia lias de Ia nueile, eI fauslo y eI deiioche, Ios
víncuIos núIlipIes de vasaIIaje y de soleianía que se enlieciuzan, lodo eslo
consliluye olios lanlos piocedinienlos de una individuaIización
"ascendenle". Ln un ieginen discipIinaiio, Ia individuaIización es en canlio
"descendenle": a nedida que eI podei se vueIve nás anónino y nás
funcionaI, aqueIIos solie Ios que se ejeice lienden a eslai nás fueilenenle
individuaIizados, y poi vigiIancias nás que poi ceienonias, poi
olseivaciones nás que poi ieIalos connenoialivos, poi nedidas
conpaialivas que lienen Ia "noina" poi iefeiencia, y no poi geneaIogías que
dan Ios anlepasados cono punlos de niia, poi "desviaciones" nás que poi
hechos señaIados. Ln un sislena de discipIina, eI niño eslá nás
individuaIizado que eI aduIlo, eI enfeino nás que eI honlie sano, eI Ioco y
eI deIincuenle nás que eI noinaI y eI no deIincuenle. Ln lodo caso, es hacia
Ios piineios a Ios que se diiigen en nueslia civiIización lodos (198) Ios
necanisnos individuaIizanles, y cuando se quieie individuaIizai aI aduIlo
sano, noinaI y IegaIisla, es sienpie luscando Io que hay en eI lodavía de
niño, Ia Iocuia seciela que Io halila, eI ciinen fundanenlaI que ha queiido
conelei. Todas Ias ciencias, anáIisis o piáclicas con iaíz "psico-", lienen su
Iugai en esla inveisión hislóiica de Ios piocedinienlos de individuaIización.
LI nonenlo en que se ha pasado de necanisnos hislóiico-iiluaIes de
foinación de Ia individuaIidad a unos necanisnos cienlífico-discipIinaiios,
donde Io noinaI ha ieveIado a Io ancesliaI, y Ia nedida aI eslalulo,
susliluyendo así Ia individuaIidad deI honlie nenoialIe poi Ia deI honlie
caIcuIalIe, ese nonenlo en que Ias ciencias deI honlie han IIegado a sei
posilIes, es aqueI en que se uliIizaion una nueva lecnoIogía deI podei y olia
analonía poIílica deI cueipo. Y si desde eI fondo de Ia Ldad Media hasla hoy
Ia "avenluia" es ieaInenle eI ieIalo de Ia individuaIidad, eI paso de Io epico a
Io noveIesco, deI hecho hazañoso a Ia seciela singuIaiidad, de Ios Iaigos
exiIios a Ia lúsqueda inleiioi de Ia infancia, de Ios loineos a Ios fanlasnas, se
insciile lanlien en Ia foinación de una sociedad discipIinaiia. Son Ias
desdichas deI pequeño Hans y ya no "eI lueno deI pequeño Heniy" Ios que
iefieien Ia avenluia de nueslia infancia. LI Rcn4n dc |a Rcsc eslá esciilo hoy
poi Maiy ßaines, en eI Iugai de Lanzaiole, eI piesidenle Schielei.
180
SueIe deciise que eI nodeIo de una sociedad que luvieia poi eIenenlos
conslilulivos unos individuos eslá lonado de Ias foinas juiídicas alsliaclas
deI conlialo y deI canlio. La sociedad neicanliI se haliía iepiesenlado cono
una asociación conliacluaI de sujelos juiídicos aisIados. Ls posilIe. La leoiía
poIílica de Ios sigIos XVII y XVIII paiece oledecei a nenudo, en efeclo, a esle
esquena. Ieio no hay que oIvidai que ha exislido en Ia nisna epoca una
lecnica paia consliluii efeclivanenle a Ios individuos cono eIenenlos
coiieIalivos de un podei y de un salei. LI individuo es sin duda eI álono
ficlicio de una iepiesenlación "ideoIógica de Ia sociedad, peio es lanlien una
ieaIidad faliicada poi esa lecnoIogía específica de podei que se IIana Ia
"discipIina". Hay que cesai de desciilii sienpie Ios efeclos de podei en leini-
nos negalivos: "excIuye", "iepiine", "iechaza", "censuia", "alsliae",
"disinuIa", "ocuIla". De hecho, eI podei pioduce, pioduce ieaIidad, pioduce
ánlilos de oljelos y iiluaIes de veidad. LI individuo y eI conocinienlo que
de eI se puede ollenei coiiesponden a esla pioducción.
Ieio aliiluii laI podei a Ios aidides con fiecuencia ninúscuIos de Ia
discipIina, ¿no es concedeiIes nucho` ¿De dónde pueden ollenei lan anpIios
efeclos`


III. LL IANOITISMO

(199) He aquí, según un iegIanenlo de fines deI sigIo XVIII, Ias nedidas que
halía que adoplai cuando se decIaiala Ia pesle en una ciudad.
3O7

Ln piinei Iugai, una esliicla división espaciaI: cieiie, naluiaInenle, de Ia
ciudad y deI "leiiuño", piohilición de saIii de Ia zona lajo pena de Ia vida,
saciificio de lodos Ios aninaIes eiianles, división de Ia ciudad en secciones
dislinlas en Ias que se eslalIece eI podei de un inlendenle. Cada caIIe queda
lajo Ia auloiidad de un síndico, que Ia vigiIa, si Ia alandonaia, seiía
casligado con Ia nueile. LI día designado, se oidena a cada cuaI que se
encieiie en su casa, con Ia piohilición de saIii de eIIa so pena de Ia vida. LI
síndico cieiia en peisona, poi eI exleiioi, Ia pueila de cada casa, y se IIeva Ia
IIave, que enliega aI inlendenle de sección, esle Ia conseiva hasla eI leinino
de Ia cuaienlena. Cada faniIia haliá hecho sus piovisiones, peio poi Io que
iespecla aI vino y aI pan, se haliá dispueslo enlie Ia caIIe y eI inleiioi de Ias
casas unos pequeños canaIes de nadeia, poi Ios cuaIes se hace IIegai a cada

307
1 Arcnitcs ni|i|aircs dc Vinccnncs, A 1 516 91 sc. Docunenlo. Lsle iegIanenlo es
senejanle, en cuanlo a Io esenciaI, a loda una seiie de olios de Ia nisna epoca o de un
peiiodo anleiioi.
181
cuaI su iación, sin que haya conunicación enlie Ios pioveedoies y Ios
halilanles, en cuanlo a Ia caine, eI pescado y Ias hieilas, se uliIizan poIeas y
ceslas. Cuando es pieciso en alsoIulo saIii de Ias casas, se hace poi luino, y
evilando lodo encuenlio. No ciicuIan poi Ias caIIes nás que Ios inlendenles,
Ios síndicos, Ios soIdados de Ia guaidia, y lanlien enlie Ias casas infecladas,
de un cadávei a olio, Ios "cueivos", que es indifeienle alandonai a Ia nueile.
Son eslos "genles de poca nonla, que liaspoilan a Ios enfeinos, enlieiian a
Ios nueilos, Iinpian y hacen nuchos oficios viIes y alyeclos". Lspacio
iecoilado, innóviI, peliificado. Cada cuaI eslá pegado a su pueslo. Y si se
nueve, Ie va en eIIo Ia vida, conlagio o casligo.
La inspección funciona sin cesai. La niiada eslá poi doquiei en novinienlo:
"Un cueipo de niIicia consideialIe, nandado poi luenos oficiaIes y genles
de lien", cueipos de guaidia en Ias pueilas, en eI ayunlanienlo y en lodas Ias
secciones paia que Ia olediencia deI puelIo sea nás iápida y Ia auloiidad de
Ios nagisliados nás alsoIula, "así cono paia vigiIai lodos Ios desóidenes,
Ialiocinios (2OO) y saqueos". Ln Ias pueilas, pueslos de vigiIancia, aI exlieno
de cada caIIe, cenlineIas. Todos Ios días, eI inlendenle iecoiie Ia sección que
liene a su caigo, se enleia de si Ios síndicos cunpIen su nisión, si Ios vecinos
lienen de que quejaise, "vigiIan sus aclos". Todos Ios días lanlien, pasa eI
síndico poi Ia caIIe de que es iesponsalIe, se deliene deIanle de cada casa,
hace que se asonen lodos Ios vecinos a Ias venlanas (Ios que viven deI Iado
deI palio lienen asignada una venlana que da a Ia caIIe a Ia que ningún olio
puede asonaise), IIana a cada cuaI poi su nonlie, se infoina deI eslado de
lodos, uno poi uno, "en Io cuaI Ios vecinos eslaián olIigados a decii Ia veidad
lajo pena de Ia vida", si aIguno no se piesenla en Ia venlana, eI síndico dele
piegunlai eI nolivo, "así desculiiiá fáciInenle si se ocuIlan nueilos o enfei-
nos". Cada cuaI enceiiado en su jauIa, cada cuaI asonándose a su venlana,
iespondiendo aI sei nonliado y nosliándose cuando se Ie IIana, es Ia gian
ievisla de Ios vivos y de Ios nueilos.
Lsla vigiIancia se apoya en un sislena de iegislio peinanenle: infoines de
Ios síndicos a Ios inlendenles, de Ios inlendenles a Ios iegidoies o aI aIcaIde.
AI conienzo deI "encieiio", se eslalIece, uno poi uno, eI papeI de lodos Ios
vecinos piesenles en Ia ciudad, se consigna "eI nonlie, Ia edad, eI sexo, sin
excepción de condición", un ejenpIai paia eI inlendenle de Ia sección, olio
paia Ia oficina deI ayunlanienlo, olio nás paia que eI síndico pueda pasai Ia
Iisla diaiia. De lodo Io que se advieile en eI cuiso de Ias visilas ~nueiles,
enfeinedades, iecIanaciones, iiieguIaiidades~ se lona nola, que se liasnile
a Ios inlendenles y a Ios nagisliados. Lslos lienen auloiidad solie Ios
cuidados nedicos, han designado un nedico iesponsalIe, y ningún olio
puede alendei enfeinos, ningún lolicaiio piepaiai nedicanenlos, ningún
182
confesoi visilai a un enfeino, sin halei iecilido de eI un liIIele esciilo "paia
inpedii que se ocuIle y liale, a escondidas de Ios nagisliados, a enfeinos
conlagiosos". LI iegislio de Io paloIógico dele sei conslanle y cenliaIizado.
La ieIación de cada cuaI con su enfeinedad y su nueile pasa poi Ias
inslancias deI podei, eI iegislio a que eslas Ia sonelen y Ias decisiones que
lonan.
Cinco o seis días despues deI conienzo de Ia cuaienlena, se piocede a Ia
puiificación de Ias casas, una poi una. Se hace saIii a lodos Ios halilanles, en
cada aposenlo se Ievanlan o suspenden "Ios nuelIes y Ios oljelos", se espaice
peifune, que se hace aidei, lias de halei lapado cuidadosanenle Ias
venlanas, Ias pueilas y hasla Ios agujeios de Ias ceiiaduias, IIenándoIos con
ceia. Ioi úIlino, se cieiia Ia casa enleia nienlias se consune eI peifune,
cono a Ia enliada, se iegislia a Ios peifunislas, "en piesencia de Ios vecinos
(2O1) de Ia casa, paia vei si aI saIii IIevan solie sí aIguna cosa que no luvieian
aI enliai". Cualio hoias despues, Ios halilanles de Ia casa pueden voIvei a
ocupaiIa.
Lsle espacio ceiiado, iecoilado, vigiIado, en lodos sus punlos, en eI que Ios
individuos eslán inseilos en un Iugai fijo, en eI que Ios nenoies novinienlos
se haIIan conlioIados, en eI que lodos Ios aconlecinienlos eslán iegisliados,
en eI que un lialajo ininleiiunpido de esciiluia une eI cenlio y Ia peiifeiia,
en eI que eI podei se ejeice poi enleio, de acueido con una figuia jeiáiquica
conlinua, en eI que cada individuo eslá conslanlenenle IocaIizado,
exaninado y disliiluido enlie Ios vivos, Ios enfeinos y Ios nueilos ~lodo
eslo consliluye un nodeIo conpaclo deI disposilivo discipIinaiio. A Ia pesle
iesponde eI oiden, liene poi función deseniedai lodas Ias confusiones: Ia de
Ia enfeinedad que se liasnile cuando Ios cueipos se nezcIan, Ia deI naI que
se nuIlipIica cuando eI niedo y Ia nueile loiian Ios inleidiclos. Iiesciile a
cada cuaI su Iugai, a cada cuaI su cueipo, a cada cuaI su enfeinedad y su
nueile, a cada cuaI su lien, poi eI efeclo de un podei onnipiesenle y
onniscienle que se suldivide eI nisno de naneia ieguIai e ininleiiunpida
hasla Ia deleininación finaI deI individuo, de Io que Io caiacleiiza, de Io que
Ie peilenece, de Io que Ie ocuiie. Conlia Ia pesle que es nezcIa, Ia discipIina
hace vaIei su podei que es anáIisis. Ha halido en loino de Ia pesle loda una
ficción Iileiaiia de Ia fiesla: Ias Ieyes suspendidas, Ios inleidiclos Ievanlados,
eI fienesí deI lienpo que pasa, Ios cueipos nezcIándose sin iespelo, Ios
individuos que se desennascaian, que alandonan su idenlidad eslalulaiia y
Ia figuia lajo Ia cuaI se Ios ieconocía, dejando apaiecei una veidad
lolaInenle dislinla. Ieio ha halido lanlien un sueño poIílico de Ia pesle, que
eia exaclanenle Io inveiso: no Ia fiesla coIecliva, sino Ias pailiciones esliiclas,
no Ias Ieyes liasgiedidas, sino Ia peneliación deI iegIanenlo hasla Ios nás
183
finos delaIIes de Ia exislencia y poi inleinedio de una jeiaiquía conpIela que
gaianliza eI funcionanienlo capiIai deI podei, no Ias náscaias que se ponen
y se quilan, sino Ia asignación a cada cuaI de su "veidadeio" nonlie, de su
"veidadeio" Iugai, de su "veidadeio" cueipo y de Ia "veidadeia" enfeinedad.
La pesle cono foina a Ia vez ieaI e inaginaiia deI desoiden liene poi co-
iieIalo nedico y poIílico Ia discipIina. Ioi deliás de Ios disposilivos
discipIinaiios, se Iee Ia olsesión de Ios "conlagios", de Ia pesle, de Ias
ievueIlas, de Ios ciínenes, de Ia vagancia, de Ias deseiciones, de Ios
individuos que apaiecen y desapaiecen, viven y nueien en eI desoiden.
Si lien es cieilo que Ia Iepia ha suscilado iiluaIes de excIusión (2O2) que
dieion hasla cieilo punlo eI nodeIo y cono Ia foina geneiaI deI gian
Lncieiio, Ia pesle ha suscilado esquenas discipIinaiios. Más que Ia división
nasiva y linaiia enlie Ios unos y Ios olios, apeIa a sepaiaciones núIlipIes, a
disliiluciones individuaIizanles, a una oiganización en piofundidad de Ias
vigiIancias y de Ios conlioIes, a una inlensificación y a una ianificación deI
podei. LI Iepioso eslá piendido en una piáclica deI iechazo, deI exiIio-
cIausuia, se Ie deja peideise aIIí cono en una nasa que inpoila poco
difeienciai, Ios apeslados eslán piendidos en un ielicuIado láclico nelicuIoso
en eI que Ias difeienciaciones individuaIes son Ios efeclos coaclivos de un
podei que se nuIlipIica, se ailicuIa y se suldivide. LI gian encieiio de una
paile, eI luen encauzanienlo de Ia conducla de olia. La Iepia y su división, Ia
pesle y su ielicuIado. La una eslá naicada, Ia olia, anaIizada y iepailida. LI
exiIio deI Iepioso y Ia delención de Ia pesle no IIevan consigo eI nisno sueño
poIílico. LI uno es eI de una conunidad puia, eI olio eI de una sociedad
discipIinada. Dos naneias de ejeicei eI podei solie Ios honlies, de conlioIai
sus ieIaciones, de desenIazai sus peIigiosos conluleinios. La ciudad apesla-
da, loda eIIa aliavesada de jeiaiquía, de vigiIancia, de inspección, de
esciiluia, Ia ciudad innoviIizada en eI funcionanienlo de un podei exlensivo
que se ejeice de naneia dislinla solie lodos Ios cueipos individuaIes, es Ia
ulopía de Ia ciudad peifeclanenle goleinada. La pesle (aI nenos Ia que se
nanliene en eslado de pievisión), es Ia piuela en eI cuiso de Ia cuaI se puede
definii ideaInenle eI ejeicicio deI podei discipIinaiio. Iaia hacei funcionai de
acueido con Ia leoiía puia Ios deiechos y Ias Ieyes, Ios juiislas se inaginalan
en eI eslado de naluiaIeza, paia vei funcionai Ias discipIinas peifeclas, Ios
goleinanles soñalan con eI eslado de pesle. Ln eI fondo de Ios esquenas
discipIinaiios Ia inagen de Ia pesle vaIe poi lodas Ias confusiones y Ios
desóidenes, deI nisno nodo que Ia inagen de Ia Iepia, deI conlaclo que
coilai, se haIIa en eI fondo de Ios esquenas de excIusión.
Lsquenas difeienles, pues, peio no inconpalilIes. Lenlanenle, se Ies ve
apioxinaise, y coiiesponde aI sigIo XIX halei apIicado aI espacio de Ia
184
excIusión cuyo halilanle sinlóIico eia eI Iepioso (y Ios nendigos, Ios
vagalundos, Ios Iocos, Ios vioIenlos, foinalan su polIación ieaI) Ia lecnica de
podei piopia deI ielicuIado discipIinaiio. Tialai a Ios "Iepiosos" cono a
"apeslados", pioyeclai Ios desgIoses finos de Ia discipIina solie eI espacio
confuso deI inleinanienlo, lialajaiIo con Ios nelodos de disliilución ana-
Iílica deI podei, individuaIizai a Ios excIuidos, peio seiviise de Ios
piocedinienlos de individuaIización paia naicai excIusiones (2O3)~eslo es
Io que ha sido IIevado a calo ieguIainenle poi eI podei discipIinaiio desde
Ios conienzos deI sigIo XIX: eI asiIo psiquiáliico, Ia penilenciaiía, eI
coiieccionaI, eI eslalIecinienlo de educación vigiIada, y poi una paile Ios
hospilaIes, de naneia geneiaI lodas Ias inslancias de conlioI individuaI,
funcionan de dolIe nodo: eI de Ia división linaiia y Ia naicación (Ioco-no
Ioco, peIigioso-inofensivo, noinaI-anoinaI), y eI de Ia asignación coeiciliva,
de Ia disliilución difeienciaI (quien es, dónde dele eslai, poi que
caiacleiizaiIo, cóno ieconoceiIo, cóno ejeicei solie eI, de naneia individuaI,
una vigiIancia conslanle, elc.). De un Iado, se "apesla" a Ios Iepiosos, se
inpone a Ios excIuidos Ia láclica de Ias discipIinas individuaIizanles, y, de
olia paile, Ia univeisaIidad de Ios conlioIes discipIinaiios peinile naicai
quien es "Iepioso" y hacei jugai conlia eI Ios necanisnos duaIislas de Ia
excIusión. La división conslanle de Io noinaI y de Io anoinaI, a que lodo
individuo eslá sonelido, pioIonga hasla nosolios y apIicándoIos a olios
oljelos dislinlos, Ia naicación linaiia y eI exiIio deI Iepioso, Ia exislencia de
lodo un conjunlo de lecnicas y de insliluciones que se aliiluyen cono laiea
nedii, conlioIai y coiiegii a Ios anoinaIes, hace funcionai Ios disposilivos
discipIinaiios a que apeIala eI niedo de Ia pesle. Todos Ios necanisnos de
podei que, lodavía en Ia acluaIidad, se disponen en loino de Io anoinaI, paia
naicaiIo, cono paia nodificaiIo, conponen eslas dos foinas, de Ias que
deiivan de Iejos.
LI Pancp|icc de ßenlhan es Ia figuia aiquileclónica de esla conposición.
Conocido es su piincipio: en Ia peiifeiia, una consliucción en foina de aniIIo,
en eI cenlio, una loiie, esla, con anchas venlanas que se alien en Ia caia
inleiioi deI aniIIo. La consliucción peiifeiica eslá dividida en ceIdas, cada una
de Ias cuaIes aliaviesa loda Ia anchuia de Ia consliucción. Tienen dos
venlanas, una que da aI inleiioi, coiiespondienle a Ias venlanas de Ia loiie, y
Ia olia, que da aI exleiioi, peinile que Ia Iuz aliaviese Ia ceIda de una paile a
olia. ßasla enlonces siluai un vigiIanle en Ia loiie cenliaI y enceiiai en cada
ceIda a un Ioco, un enfeino, un condenado, un olieio o un escoIai. Ioi eI
efeclo de Ia conliaIuz, se pueden peicilii desde Ia loiie, iecoilándose
peifeclanenle solie Ia Iuz, Ias pequeñas siIuelas caulivas en Ias ceIdas de Ia
peii-feiia. Tanlos pequeños lealios cono ceIdas, en Ios que cada acloi eslá
185
soIo, peifeclanenle individuaIizado y conslanlenenle visilIe. LI disposilivo
panóplico dispone unas unidades espaciaIes que peinilen vei sin cesai y
ieconocei aI punlo. Ln suna, se invieile (2O4) eI piincipio deI caIalozo, o nás
lien de sus lies funciones ~enceiiai, piivai de Iuz y ocuIlai~, no se
conseiva nás que Ia piineia y se supiinen Ias olias dos. La pIena Iuz y Ia
niiada de un vigiIanle caplan nejoi que Ia sonlia, que en úIlino leinino
piolegía. La visiliIidad es una lianpa.
Lo cuaI peinile en piinei Iugai ~cono efeclo negalivo~ evilai esas nasas,
conpaclas, hoinigueanles, lunuIluosas, que se enconlialan en Ios Iugaies
de encieiio, Ias que pinlala Coya o desciilía Hovaid. Cada cuaI, en su Iugai,
eslá lien enceiiado en una ceIda en Ia que es vislo de fienle poi eI vigiIanle,
peio Ios nuios IaleiaIes Ie inpiden enliai en conlaclo con sus conpañeios.
Ls vislo, peio eI no ve, oljelo de una infoinación, janás sujelo en una
conunicación. La disposición de su aposenlo, fienle a Ia loiie cenliaI, Ie
inpone una visiliIidad axiaI, peio Ias divisiones deI aniIIo, Ias ceIdas lien
sepaiadas inpIican una invisiliIidad IaleiaI. Y esla es gaianlía deI oiden. Si
Ios delenidos son unos condenados, no hay peIigio de que exisla conpIol,
lenlaliva de evasión coIecliva, pioyeclos de nuevos deIilos paia eI fuluio,
naIas infIuencias iecípiocas, si son enfeinos, no hay peIigio de conlagio, si
Iocos, no hay iiesgo de vioIencias iecípiocas, si niños, ausencia de copia
sulieplicia, ausencia de iuido, ausencia de chaiIa, ausencia de disipación. Si
son olieios, ausencia de iiñas, de iolos, de conluleinios, de esas
disliacciones que ieliasan eI lialajo, Io hacen nenos peifeclo o piovocan Ios
accidenles. La nuIlilud, nasa conpacla, Iugai de inleicanlios núIlipIes,
individuaIidades que se funden, efeclo coIeclivo, se anuIa en leneficio de una
coIección de individuaIidades sepaiadas. Desde eI punlo de visla deI
guaidián eslá ienpIazada poi una nuIlipIicidad enuneialIe y conlioIada,
desde eI punlo de visla de Ios delenidos, poi una soIedad secuesliada y
olseivada.
3O8

De ahí eI efeclo nayoi deI Ianóplico: inducii en eI delenido un eslado
conscienle y peinanenle de visiliIidad que gaianliza eI funcionanienlo
aulonálico deI podei. Hacei que Ia vigiIancia sea peinanenle en sus efeclos,
incIuso si es disconlinua en su acción. Que Ia peifección deI podei lienda a
voIvei inúliI Ia acluaIidad de su ejeicicio, que esle apaialo aiquileclónico sea
una náquina de cieai y de soslenei una ieIación de podei independienle de
aqueI que Io ejeice, en suna, que Ios delenidos se haIIen inseilos en una
siluación de podei de Ia que eIIos nisnos son Ios poiladoies. Iaia eslo, es a
Ia vez denasiado y denasiado poco que eI pieso esle sin cesai olseivado poi

308
2 J. Bentham, Panopticon, Works, ed. Bowring, t. iv, pp. 60-64. Cf. lám. 17.
186
un vigiIanle: denasiado poco, (2O5) poique Io esenciaI es que se sepa
vigiIado, denasiado, poique no liene necesidad de seiIo efeclivanenle. Iaia
eIIo ßenlhan ha senlado eI piincipio de que eI podei delía sei visilIe e
inveiificalIe. VisilIe: eI delenido lendiá sin cesai anle Ios ojos Ia eIevada
siIuela de Ia loiie cenliaI de donde es espiado. InveiificalIe: eI delenido no
dele salei janás si en aqueI nonenlo se Ie niia, peio dele eslai seguio de
que sienpie puede sei niiado. ßenlhan, paia hacei inposilIe de decidii si eI
vigiIanle eslá piesenle o ausenle, paia que Ios piesos, desde sus ceIdas, no
puedan siquieia peicilii una sonlia o caplai un iefIejo, pievio Ia coIocación,
no sóIo de unas peisianas en Ias venlanas de Ia saIa cenliaI de vigiIancia, sino
de unos laliques en eI inleiioi que Ia coilan en ánguIo ieclo, y paia pasai de
un paleIIón a olio, en vez de pueilas unos pasos en zigzag, poique eI nenoi
goIpeo de un lalienle, una Iuz enlievisla, un iespIandoi en una iendija
liaicionaiían Ia piesencia deI guaidián.
3O9
LI Ianóplico es una náquina de
disociai Ia paieja veisei vislo: en eI aniIIo peiifeiico, se es lolaInenle vislo,
sin vei janás, en Ia loiie cenliaI, se ve lodo, sin sei janás vislo.
31O

Disposilivo inpoilanle, ya que aulonaliza y desindividuaIiza eI podei. Lsle
liene su piincipio nenos en una peisona que en cieila disliilución
conceilada de Ios cueipos, de Ias supeificies, de Ias Iuces, de Ias niiadas, en
un equipo cuyos necanisnos inleinos pioducen Ia ieIación en Ia cuaI eslán
inseilos Ios individuos. Las ceienonias, Ios iiluaIes, Ias naicas poi Ias cuaIes
eI exceso de podei se nanifiesla en eI soleiano son inúliIes. Hay una
naquinaiia que gaianliza Ia asineliía, eI desequiIiliio, Ia difeiencia. Ioco
inpoila, poi consiguienle, quien ejeice eI podei. Un individuo cuaIquieia,
lonado casi aI azai, puede hacei funcionai Ia náquina: a faIla deI diiecloi, su
faniIia, Ios que Io iodean, sus anigos, sus visilanles, sus seividoies
incIuso.
311
Así cono es indifeienle eI nolivo que Io anina: Ia cuiiosidad de
un indiscielo, Ia naIicia de un niño, eI apelilo de salei de un fiIósofo que
quieie iecoiiei esle nuseo de Ia naluiaIeza hunana, o Ia naIdad de Ios que
expeiinenlan un pIacei en espiai y en casligai. Cuanlo nás nuneiosos (2O6)
son esos olseivadoies anóninos y pasajeios, nás aunenlan paia eI delenido

309
3 En el Postscript to the Panopticon, 1791, Bentham agrega unas galerías oscuras pintadas de
negro que dan la vuelta al pabellón de vigilancia, cada una de las cuales permite observar dos pisos
de celdas.
310
4 Cf. lám. 17. Bentham en su primera versión del Panóptico había imaginado también una
vigilancia acústica, por medio de tubos que unían la celda a la torre central. Abandonó esta idea en
el Postscript, quizá porque no podía introducir asimetría e impedir a los presos oír al vigilante tan
bien como el vigilante los oía a ellos. Julius probó a desarrollar un sistema de escucha asimétrico
(Leçons sur les prisons, trad. francesa, 1831, p. 18).
311
5 }. ßenlhan, Pancp|iccn, lcr|s, l. iv, p. 45.

187
eI peIigio de sei soipiendido y Ia conciencia inquiela de sei olseivado. LI
Ianóplico es una náquina naiaviIIosa que, a pailii de Ios deseos nás
difeienles, faliica efeclos honogeneos de podei.
Una sujeción ieaI nace necánicanenle dc una ieIación ficlicia. De sueile que
no es necesaiio iecuiiii a nedios de fueiza paia olIigai aI condenado a Ia
luena conducla, eI Ioco a Ia lianquiIidad, eI olieio aI lialajo, eI escoIai a Ia
apIicación, eI enfeino a Ia olseivación de Ias piesciipciones. ßenlhan se
naiaviIIala de que Ias consliucciones panóplicas pudieian sei lan Iigeias:
nada de iejas, ni de cadenas, ni de ceiiaduias foinidalIes, lasla con que Ias
sepaiaciones sean definidas y Ias aleiluias eslen lien dispueslas. La pesada
noIe de Ias viejas "casas de seguiidad", con su aiquilecluia de foilaIeza,
puede sei susliluida poi Ia geoneliía sinpIe y econónica de una "casa de
convicción". La eficacia deI podei, su fueiza coacliva, han pasado, en cieilo
nodo, aI olio Iado ~aI Iado de su supeificie de apIicación. LI que eslá
sonelido a un canpo de visiliIidad, y que Io sale, iepioduce poi su cuenla
Ias coacciones deI podei, Ias hace jugai esponláneanenle solie sí nisno,
insciile en sí nisno Ia ieIación de podei en Ia cuaI juega sinuIláneanenle
Ios dos papeIes, se convieile en eI piincipio de su piopio sonelinienlo. Ioi
eIIo, eI podei exleino puede aIigeiai su peso físico, liende a Io incoipóieo, y
cuanlo nás se aceica a esle Iínile, nás conslanles, piofundos, adquiiidos de
una vez paia sienpie e incesanlenenle pioIongados seián sus efeclos: pei-
pelua vicloiia que evila lodo enfienlanienlo físico y que sienpie se juega de
anlenano.
ßenlhan no dice si se inspiió, paia su pioyeclo, en Ia casa de fieias que Le
Vaux halía consliuido en VeisaIIes: piineia coIección zooIógica cuyos
difeienles eIenenlos no eslalan, según eia liadicionaI, diseninados en un
paique:
312
en eI cenlio, un paleIIón oclogonaI que, en eI piinei piso, sóIo
lenía una eslancia, eI saIón iegio, en lodos Ios Iados se aliían anchas venlanas
que dalan a siele jauIas (eI oclavo Iado se ieseivala a Ia enliada), donde esla-
lan enceiiadas difeienles especies de aninaIes. Ln Ia epoca de ßenlhan, esla
casa de fieias halía desapaiecido. Ieio se encuenlia en eI piogiana deI
Ianóplico Ia pieocupación anáIoga de Ia olseivación individuaIizadoia, de Ia
caiacleiización y de Ia individuaIización, de Ia disposición anaIílica deI
espacio. LI Ianóplico es una coIección zooIógica ieaI, eI aninaI eslá
ienpIazado poi (2O7) eI honlie, poi Ia agiupación específica Ia disliilución
individuaI, y eI iey poi Ia naquinaiia de un podei fuilivo. Con esla difeien-
cia: eI Ianóplico, lanlien, hace olia de naluiaIisla. Ieinile eslalIecei Ias
difeiencias: en Ios enfeinos, olseivai Ios sínlonas de cada cuaI, sin que Ia

312
6 G. Loisel, Histoire des ménageries, 1912, II pp. 104-107. Cf. lám. 14.
188
pioxinidad de Ias canas, Ia ciicuIación de Ios niasnas, Ios efeclos deI
conlagio nezcIen Ios cuadios cIínicos, en Ios niños, nolai Ios hechos
singuIaies (sin que exisla inilación o copia), IocaIizai Ias apliludes, y en
ieIación con una evoIución noinaI, dislinguii Io que es "peieza y leiquedad"
de Io que es "inleciIidad incuialIe", en Ios olieios nolai Ias apliludes de
cada cuaI, conpaiai eI lienpo que laidan en hacei una olia, y si se Ies paga
poi día, caIcuIai su saIaiio consiguienlenenle.
313

Lslo poi Io que loca aI aspeclo jaidín. Ln cuanlo aI aspeclo Ialoialoiio, eI
Ianóplico puede sei uliIizado cono náquina de hacei expeiiencias, de
nodificai eI conpoilanienlo, de encauzai o ieducai Ia conducla de Ios
individuos. Lxpeiinenlai nedicanenlos y veiificai sus efeclos. Iiolai
difeienles casligos solie Ios piesos, según sus deIilos y su caiáclei, y luscai
Ios nás eficaces. Lnseñai sinuIláneanenle difeienles lecnicas a Ios olieios,
eslalIecei cuáI es Ia nejoi. Inlenlai expeiiencias pedagógicas ~y en pai-
licuIai iepelii eI ceIelie piolIena de Ia educación iecIusa, uliIizando niños
expósilos. Se veiá Io que ocuiie cuando aI cunpIii Ios dieciseis o dieciocho
años se piovoca eI encuenlio de nuchachos y nuchachas, podiía
conpiolaise si, cono piensa HeIvecio, cuaIquieia puede apiendei cuaIquiei
cosa, podiía seguiise "Ia geneaIogía de loda idea olseivalIe", podiía educaise
a difeienles niños en difeienles sislenas de pensanienlo, hacei cieei a
aIgunos que dos y dos no son cualio o que Ia Iuna es un queso, y despues
poneiIos a lodos junlos cuando hulieian cunpIido veinle o veinlicinco años,
se escuchaiían enlonces discusiones que vaIdiían nuy lien Ios seinones o Ias
confeiencias en Ias que se gasla lanlo dineio, se lendiía aI nenos Ia ocasión
de ieaIizai desculiinienlos en eI doninio de Ia nelafísica. LI Ianóplico es un
Iugai piiviIegiado paia hacei posilIe Ia expeiinenlación solie Ios honlies, y
paia anaIizai con loda ceilidunlie Ias liasfoinaciones que se pueden
ollenei en eIIos. LI Ianóplico puede incIuso consliluii un apaialo de conlioI
solie sus piopios necanisnos. Desde su loiie cenliaI, eI diiecloi puede
espiai a lodos Ios enpIeados que liene a sus óidenes: enfeineios, nedicos,
conlianaeslies, naeslios, guaidianes, podiá juzgaiIos conlinuanenle,
nodificai su conducla, inponeiIes Ios nelodos que esline Ios nejoies, y eI
nisno a su (2O8) vez podiá sei fáciInenle olseivado. Un inspecloi que suija
de inpioviso en eI cenlio deI Ianóplico juzgaiá de una soIa ojeada, y sin que
se Ie pueda ocuIlai nada, cóno funciona lodo eI eslalIecinienlo. Y poi Io
denás, enceiiado cono Io eslá en nedio de ese disposilivo aiquileclónico,
¿no se haIIa eI diiecloi conpionelido con eI` LI nedico inconpelenle, que

313
7 |oid., pp. 6O-64.

189
haya dejado que se exlienda eI conlagio, eI diiecloi de piisión o de laIIei que
haya sido loipe, seián Ias piineias víclinas de Ia epidenia o deI nolín. "Mi
deslino, dice eI naeslio deI Ianóplico, eslá Iigado aI suyo (aI de Ios
delenidos) poi lodas Ias aladuias que he podido invenlai."
314
L1 Ianóplico
funciona cono una especie de Ialoialoiio de podei. Ciacias a sus
necanisnos de olseivación, gana en eficacia y en capacidad de peneliación
en eI conpoilanienlo de Ios honlies, un aunenlo de salei viene a
eslalIeceise solie lodas Ias avanzadas deI podei, y desculie oljelos que
conocei solie lodas Ias supeificies en Ias que esle viene a ejeiceise.
Ciudad apeslada, eslalIecinienlo panóplico, Ias difeiencias son inpoilanles.
Maican, a sigIo y nedio de dislancia, Ias liasfoinaciones deI piogiana
discipIinaiio. Ln un caso, una siluación de excepción: conlia un naI
exliaoidinaiio, eI podei se aIza, se hace poi doquiei piesenle y visilIe,
invenla engianajes nuevos, conpailinenla, innoviIiza, ielícuIa, consliuye
poi un lienpo Io que es a Ia vez Ia conlia-ciudad y Ia sociedad peifecla,
inpone un funcionanienlo ideaI, peio que se ieduce a fin de cuenlas, cono eI
naI que conlale, aI duaIisno sinpIe vida-nueile: Io que se nueve IIeva Ia
nueile, y se nala Io que se nueve. LI Ianóplico, poi eI conliaiio, dele sei
conpiendido cono un nodeIo geneiaIizalIe de funcionanienlo, una naneia
de definii Ias ieIaciones deI podei con Ia vida colidiana de Ios honlies. Sin
duda ßenlhan Io piesenla cono una inslilución pailicuIai, lien ceiiada
solie eIIa nisna. Se ha hecho con fiecuencia de eI una ulopía deI encieiio
peifeclo. Iienle a Ias piisiones iuinosas, hoinigueanles y IIenas de supIicio
que gialala Iiianese, eI Ianóplico se consideia jauIa ciueI y salia. LI hecho
de que haya, aun hasla nueslios días, dado Iugai a lanlas vaiiaciones
pioyecladas o ieaIizadas, denueslia cuáI ha sido duianle ceica de dos sigIos
su inlensidad inaginaiia. Ieio eI Ianóplico no dele sei conpiendido cono
un edificio oníiico: es eI diagiana de un necanisno de podei iefeiido a su
foina ideaI, su funcionanienlo, alsliaído de lodo olslácuIo, iesislencia (2O9)
o iozanienlo, puede nuy lien sei iepiesenlado cono un puio sislena
aiquileclónico y óplico: es de hecho una figuia de lecnoIogía poIílica que se
puede y que se dele despiendei de lodo uso específico.
Ls poIivaIenle en sus apIicaciones, siive paia ennendai a Ios piesos, peio
lanlien paia cuiai a Ios enfeinos, paia insliuii a Ios escoIaies, guaidai a Ios
Iocos, vigiIai a Ios olieios, hacei lialajai a Ios nendigos y a Ios ociosos. Ls un
lipo de inpIanlación de Ios cueipos en eI espacio, de disliilución de Ios
individuos unos en ieIación con Ios olios, de oiganización jeiáiquica, de

314
8 }. ßenlhan, Pancp|iccn tcrsus Ncu Scu|n la|cs. lcr|s, cd. ßoviing, l. IV. p. 177.

190
disposición de Ios cenlios y de Ios canaIes de podei, de definición de sus ins-
liunenlos y de sus nodos de inleivención, que se puede uliIizai en Ios
hospilaIes, Ios laIIeies, Ias escueIas, Ias piisiones. Sienpie que se liale de una
nuIlipIicidad de individuos a Ios que haya que inponei una laiea o una
conducla, podiá sei uliIizado eI esquena panóplico. Ls apIicalIe ~lajo
ieseiva de Ias nodificaciones necesaiias~ "a lodos Ios eslalIecinienlos
donde, en Ios Iíniles de un espacio que no es denasiado anpIio, haya que
nanlenei lajo vigiIancia a cieilo núneio de peisonas".
315

Ln cada una de sus apIicaciones, peinile peifeccionai eI ejeicicio deI podei. Y
eslo de vaiias naneias, poique puede ieducii eI núneio de Ios que Io ejeicen,
a Ia vez que nuIlipIica eI núneio de aqueIIos solie quienes se ejeice. Ioique
peinile inleivenii a cada inslanle y Ia piesión conslanle aclúa aun anles de
que Ias faIlas, Ios eiioies, Ios deIilos se conelan. Ioique, en eslas condiciones,
su fueiza esliila en no inleivenii janás, en ejeiceise esponláneanenle y sin
iuido, en consliluii un necanisno cuyos efeclos se encadenan Ios unos a Ios
olios. Ioique sin olio insliunenlo físico que una aiquilecluia y una
geoneliía, aclúa diieclanenle solie Ios individuos, "da aI espíiilu podei
solie eI espíiilu". LI esquena panóplico es un inlensificadoi paia cuaIquiei
apaialo de podei: gaianliza su econonía (en naleiiaI, en lienpo), gaianliza
su eficacia poi su caiáclei pievenlivo, su funcionanienlo conlinuo y sus
necanisnos aulonálicos. Ls una naneia de ollenei podei "en una canlidad
hasla enlonces sin ejenpIo", "un giande y nuevo insliunenlo de golieino... ,
su exceIencia consisle en Ia gian fueiza que es capaz de inpiinii a loda
inslilución a que se Io apIica".
316

Una especie de "huevo de CoIón" en eI oiden de Ia poIílica. Ls (21O) capaz, en
efeclo, de venii a inlegiaise a una función cuaIquieia (de educación, de
leiapeulica, de pioducción, de casligo), de sc-¿ievaIoiai esla función,
Iigándose ínlinanenle a eIIa, de consliluii un necanisno nixlo en eI que Ias
ieIaciones de podei (y de salei) puedan ajuslaise exaclanenle, y hasla en eI
delaIIe, a Ios piocesos que hay que conlioIai, de eslalIecei una piopoición di-
iecla enlie eI "exceso de podei" y eI "exceso de pioducción". Ln suna, hace de
nodo que eI ejeicicio deI podei no se agiegue deI exleiioi, cono una coacción
iígida o cono un peso, solie Ias funciones en Ias que infIuye, sino que esle en
eIIas Io laslanle suliInenle piesenle paia aunenlai su eficacia aunenlando eI
nisno sus piopias piesas. LI disposilivo panóplico no es sinpIenenle un

315
9 |oid., p. 4O. Si ßenlhan ha pueslo en evidencia eI ejenpIo de Ia penilenciaiía, es
poique en esla se ejeicen funciones núIlipIes (vigiIancia, conlioI aulonálico,
confinanienlo, soIedad, lialajo foizado, insliucción).

316
10 Ibid., p. 65.
191
punlo de unión, un canliadoi enlie un necanisno de podei y una función,
es una naneia de hacei funcionai unas ieIaciones de podei en una función, y
una función poi esas ieIaciones de podei. LI panoplisno es capaz de
"iefoinai Ia noiaI, pieseivai Ia saIud, ievigoiizai Ia indusliia, difundii Ia
insliucción, aIiviai Ias caigas púlIicas, eslalIecei Ia econonía cono solie una
ioca, desalai, en Iugai de coilai, eI nudo goidiano de Ias Ieyes solie Ios
polies, lodo eslo poi una sinpIe idea aiquileclónica".
317

Adenás, Ia disposición de esla náquina es laI que su cieiie no excIuye una
piesencia peinanenle deI exleiioi: se ha vislo que cuaIquieia puede venii a
ejeicei en Ia loiie cenliaI Ias funciones de vigiIancia, y que aI haceiIo puede
adivinai Ia naneia en que Ia vigiIancia se ejeice. De hecho, loda inslilución
panóplica, así sea lan cuidadosanenle ceiiada cono una penilenciaiía, podiá
sin dificuIlad eslai sonelida a esas inspecciones a Ia vez aIealoiias e in-
cesanles, y eslo no sóIo de paile de Ios inspecloies designados, sino de paile
deI púlIico. CuaIquiei nienlio de Ia sociedad lendiá deiecho a ii a
conpiolai con sus piopios ojos cóno funcionan Ias escueIas, Ios hospilaIes,
Ias fáliicas, Ias piisiones. No hay peIigio, poi consiguienle, de que eI
aunenlo de podei delido a Ia náquina panóplica pueda degeneiai en
liianía, eI disposilivo discipIinaiio eslaiá denociálicanenle conlioIado, ya
que seiá accesilIe sin cesai "aI gian conile deI liilunaI deI nundo".
318
Lsle
panóplico, suliInenle dispueslo paia que un vigiIanle pueda olseivai, de
una (211) ojeada, a lanlos individuos difeienles, peinile lanlien a lodo eI
nundo venii a vigiIai aI vigiIanle de nenoi inpoilancia. La náquina de vei
eia una especie de cánaia oscuia donde espiai a Ios individuos, ahoia se
convieile en un edificio liaspaienle donde eI ejeicicio deI podei es
conlioIalIe poi Ia sociedad enleia.
LI esquena panóplico, sin anuIaise ni peidei ninguna de sus piopiedades,
eslá deslinado a difundiise en eI cueipo sociaI, su vocación es voIveise en eI
una función geneiaIizada. La ciudad apeslada ofiecía un nodeIo
discipIinaiio excepcionaI: peifeclo peio alsoIulanenle vioIenlo, a Ia
enfeinedad que apoilala Ia nueile, oponía eI podei su peipelua anenaza de

317
11 |oid., p. 39.

318
12 LI inaginai esla coiiienle conlinua de visilanles peneliando poi un sulleiiáneo
hasla Ia loiie cenliaI, y olseivando desde aIIí Ia visla ciicuIai deI Ianóplico, hace suponei
que ßenlhan conocía Ios Ianoianas que ßaikei consliuía exaclanenle poi eI nisno
lienpo (eI piineio paiece sei de 1787), y en Ios cuaIes Ios visilanles, ocupando eI Iugai
cenliaI, veían desaiioIIaise en loino suyo un paisaje, una ciudad, una lalaIIa. Los
visilanles ocupalan exaclanenle eI Iugai de Ia niiada soleiana.

192
nueile, Ia vida eslala ieducida a su expiesión nás sinpIe, eia conlia eI
podei de Ia nueile eI ejeicicio ninucioso deI deiecho de Ia espada. L1
Ianóplico, poi eI conliaiio, liene un podei de anpIificación, si acondiciona eI
podei, si quieie haceiIo nás econónico y nás eficaz, no es poi eI podei en sí,
ni poi Ia saIvación innediala de una sociedad anenazada: se liala de voIvei
nás fueiles Ias fueizas sociaIes ~aunenlai Ia pioducción, desaiioIIai Ia
econonía, difundii Ia insliucción, eIevai eI niveI de Ia noiaI púlIica, hacei
ciecei y nuIlipIicai.
¿Cóno foilaIecei eI podei de laI naneia que, Iejos de olslacuIizai ese
piogieso, Iejos de pasai solie eI poi sus exigencias y sus Ienliludes, Io faciIile
poi eI conliaiio` ¿Que inlensificadoi de podei podiá sei a Ia vez un
nuIlipIicadoi de pioducción` ¿Cóno aI aunenlai sus fueizas, podiá eI podei
aciecenlai Ias de Ia sociedad en Iugai de confiscaiIas o de fienaiIas` La
soIución deI Ianóplico a esle piolIena es que eI aunenlo pioduclivo deI
podei no puede sei gaianlizado nás que si de una paile liene Ia posiliIidad
de ejeiceise de naneia conlinua en Ios lasanenlos de Ia sociedad, hasla su
pailícuIa nás fina, y si, poi olia paile, funciona aI naigen de esas foinas
iepenlinas, vioIenlas, disconlinuas, que eslán vincuIadas aI ejeicicio de Ia
soleianía. LI cueipo deI iey, con su exliaña piesencia naleiiaI y nílica, con
Ia fueiza que eI nisno despIiega o que liasnile a aIgunos, se haIIa en eI
exlieno opueslo de esla nueva física deI podei que define eI panoplisno, su
doninio es poi eI conliaiio loda esa iegión de alajo, Ia de Ios cueipos
iiieguIaies, con sus delaIIes, sus novinienlos núIlipIes, sus fueizas
heleiogeneas, sus ieIaciones espaciaIes. Se liala de necanisnos que anaIizan
disliiluciones, desviaciones, seiies, conlinaciones, y que uliIizan
insliunenlos paia hacei visilIe, iegisliai, difeienciai y conpaiai: física de un
podei ieIacionaI y núIlipIe, que liene su inlensidad náxina no en Ia peisona
deI iey, sino en Ios cueipos que esas ieIaciones, piecisanenle, peinilen
individuaIizai. AI niveI leóiico, ßenlhan define olia naneia de anaIizai eI
cueipo (212) sociaI y Ias ieIaciones de podei que Io aliaviesan, en leininos de
piáclica, define un piocedinienlo de suloidinación de Ios cueipos y de Ias
fueizas que dele aunenlai Ia uliIidad deI podei ieaIizando Ia econonía deI
Iiíncipe. LI panoplisno es eI piincipio geneiaI de una nueva "analonía
poIílica" cuyo oljelo y fin no son Ia ieIación de soleianía sino Ias ieIaciones
de discipIina.
Ln Ia fanosa jauIa liaspaienle y ciicuIai, con su eIevada loiie, podeiosa y
salia, se liala quizá paia ßenlhan de pioyeclai una inslilución discipIinaiia
peifecla, peio se liala lanlien de denosliai cóno se puede "desenceiiai" Ias
discipIinas y haceiIas funcionai de naneia difusa, núIlipIe, poIivaIenle en eI
cueipo sociaI enleio. Con eslas discipIinas que Ia epoca cIásica eIaloiaia en
193
Iugaies piecisos y ieIalivanenle ceiiados ~cuaileIes, coIegios, giandes
laIIeies~ y cuyo enpIeo gIolaI no se halía inaginado sino a Ia escaIa
Iinilada y piovisionaI de una ciudad en eslado de pesle, ßenlhan sueña
hacei un sislena de disposilivos sienpie y poi doquiei aIeila, que
iecoiiieian Ia sociedad sin Iaguna ni inleiiupción. La disposición panóplica
da Ia fóinuIa de esla geneiaIización. Iiogiana, aI niveI de un necanisno
eIenenlaI y fáciInenle liasfeiilIe, eI funcionanienlo de lase de una sociedad
loda eIIa aliavesada y peneliada poi necanisnos discipIinaiios.
Dos inágenes, pues, de Ia discipIina. A un exlieno, Ia discipIina-lIoqueo, Ia
inslilución ceiiada, eslalIecida en Ios náigenes, y vueIla loda eIIa hacia
funciones negalivas: delenei eI naI, ionpei Ias conunicaciones, suspendei eI
lienpo. AI olio exlieno, con eI panoplisno, lenenos Ia discipIina-
necanisno: un disposilivo funcionaI que dele nejoiai eI ejeicicio deI podei
voIviendoIo nás iápido, nás Iigeio, nás eficaz, un diseño de Ias coeiciones
suliIes paia una sociedad fuluia. LI novinienlo que va de un pioyeclo aI
olio, de un esquena de Ia discipIina de excepción aI de una vigiIancia
geneiaIizada, ieposa solie una liasfoinación hislóiica: Ia exlensión
piogiesiva de Ios disposilivos de discipIina a Io Iaigo de Ios sigIos XVII y
XVIII, su nuIlipIicación a liaves de lodo eI cueipo sociaI, Ia foinación de Io
que podiía IIanaise en Iíneas geneiaIes Ia sociedad discipIinaiía.
Toda una geneiaIización discipIinaiia, de Ia que Ia física lenlhaniana deI
podei iepiesenla eI leslinonio, se ha opeiado en eI, liascuiso de Ia epoca
cIásica. Lo piuela Ia nuIlipIicación de Ias insliluciones de discipIina, con su
ied que conienza a culiii una supeificie cada vez nás anpIia, y a ocupai
solie lodo un Iugai cada vez nenos naiginaI: Io que eia isIole, Iugai
piiviIegiado, nedida (213) ciicunslanciaI, o nodeIo singuIai, pasa a sei
fóinuIa geneiaI, Ias iegIanenlaciones caiacleiíslicas de Ios ejeicilos
pioleslanles y piadosos de CuiIIeino de Oiange o de Cuslavo AdoIfo se
liasfoinan en iegIanenlos paia lodos Ios ejeicilos de Luiopa, Ios coIegios
nodeIo de Ios jesuílas, o Ias escueIas de ßalencoui y de Denia, despues de Ia
de Sluin, diseñan Ias foinas geneiaIes de discipIina escoIai, Ia oidenación de
Ios hospilaIes naiílinos y niIilaies siive de esquena a loda Ia
ieoiganización hospilaIaiia deI sigIo XVIII.
Ieio esla exlensión de Ias insliluciones discipIinaiias no es, sin duda, olia
cosa que eI aspeclo nás visilIe de diveisos piocesos nás piofundos.
1) |a intcrsicn funcicna| dc |as discip|inas. Se Ies pedía solie lodo oiiginaInenle
que neuliaIizaian Ios peIigios, que asenlaian Ias polIaciones inúliIes o
agiladas, que evilaian Ios inconvenienles de Ias concenliaciones denasiado
nuneiosas, se Ies pide desde ahoia, ya que se han vueIlo capaces de eIIo, eI
desenpeño de un papeI posilivo, haciendo que aunenle Ia uliIidad posilIe
194
de Ios individuos. La discipIina niIilai no es ya un sinpIe nedio paia
inpedii eI saqueo, Ia deseición, o Ia desolediencia de Ias liopas, se ha
conveilido en una lecnica de lase paia que eI ejeicilo exisla, no ya cono un
liopeI de individuos, sino cono una unidad que olliene de esla unidad
nisna un aunenlo de fueizas, Ia discipIina hace ciecei Ia haliIidad de cada
cuaI, cooidina eslas haliIidades, aceIeia Ios novinienlos, nuIlipIica Ia
polencia de fuego, ensancha Ios fienles de alaque sin disninuii su vigoi,
aunenla Ia capacidad de iesislencia, elc. La discipIina de laIIei, sin dejai de
sei una naneia de hacei iespelai Ios iegIanenlos y Ias auloiidades, de in-
pedii Ios iolos o Ia disipación, liende a que aunenlen Ias apliludes, Ias
veIocidades, Ios iendinienlos, y poi ende Ias ganancias, noiaIiza sienpie Ias
conduclas peio cada vez nás finaIiza Ios conpoilanienlos, y hace que enlien
Ios cueipos en una naquinaiia y Ias fueizas en una econonía. Cuando en eI
sigIo XVII se desaiioIIaion Ias escueIas de piovincias o Ias escueIas ciislianas
eIenenlaIes, Ias juslificaciones que se dalan paia eIIo eian solie lodo ne-
galivas: cono Ios polies no conlalan con nedios paia educai a sus hijos, Ios
dejalan "en Ia ignoiancia de sus olIigaciones: eI cuidado que se lonan paia
sulsislii, y eI hecho de halei sido eIIos nisnos naI educados, hace que no
puedan liasnilii una luena educación que janás luvieion", Io cuaI inpIica
lies inconvenienles nayoies: Ia ignoiancia de Dios, Ia hoIgazaneiía (con lodo
su coilejo de enliiaguez, de inpuieza, de Ialiocinios, de landidaje), y Ia
foinación de esas pailidas de nendigos y picaios, sienpie dispueslos a
piovocai desóidenes púlIicos y "luenos lodo Io nás paia (214) agolai Ios
fondos deI HospilaI".
319
Ahoia lien, en Ios conienzos de Ia RevoIución, eI
oljelivo que se piesciiliiá a Ia enseñanza piinaiia seiá, enlie olias cosas, eI
de "foilificai", eI de "desaiioIIai eI cueipo", eI de disponei aI niño "paia
cuaIquiei lialajo necánico en eI fuluio", eI de piocuiaiIe "un goIpe de visla
pieciso, Ia nano seguia, Ios novinienlos haliluaIes iápidos".
32O
Las
discipIinas funcionan cada vez nás cono unas lecnicas que faliican
individuos úliIes. De ahí eI hecho de que se Iileien de su posición naiginaI
en Ios confines de Ia sociedad, y que se sepaien de Ias foinas de Ia excIusión
o de Ia expiación, deI encieiio o deI ieliio. De ahí eI hecho de que desenIacen
Ienlanenle su paienlesco con Ias ieguIaiidades y Ias cIausuias ieIigiosas. De
ahí lanlien que liendan a inpIanlaise en Ios secloies nás inpoilanles, nás
cenliaIes, nás pioduclivos de Ia sociedad, que vengan a coneclaise solie
aIgunas de Ias giandes funciones esenciaIes: Ia pioducción nanufacluieia, Ia

319
13 Ch. Demia, Règlement pour les ecoles de ¡a ville de Lyon, 1716, pp. 60-61.
320
14 Infoine de TaIIeyiand a Ia Consliluyenle, 1O de seplienlie de 1791. Cilado poi A.
Leon, |a Rctc|u|icn françaisc c| |'cduca|icn |ccnniquc, 1968, p. 1O6.

195
liasnisión de conocinienlos, Ia difusión de apliludes y de laclo, eI apaialo de
gueiia. De ahí, en fin, Ia dolIe lendencia que venos -desaiioIIaise a Io Iaigo
deI sigIo XVIII a nuIlipIicai eI núneio de Ias insliluciones de discipIina y a
discipIinai Ios apaialos exislenles. 2) |a cnjanorazcn dc |cs nccanisncs
discip|inarics. Mienlias que poi una paile, se nuIlipIican Ios eslalIecinienlos
de discipIina, sus necanisnos lienen cieila lendencia a "desinslilucionaIizai-
se", a saIii de Ias foilaIezas ceiiadas en que funcionalan y a ciicuIai en eslado
"Iilie", Ias discipIinas nasivas y conpaclas se desconponen en
piocedinienlos fIexilIes de conlioI, que se pueden liansfeiii y adaplai. A
veces, son Ios apaialos ceiiados Ios que agiegan a su función inleina y
específica un papeI de vigiIancia exleina, desaiioIIando en loino suyo un
naigen enleio de conlioIes IaleiaIes. Así Ia escueIa ciisliana no dele
sinpIenenle foinai niños dóciIes, dele lanlien peinilii vigiIai a Ios padies,
infoinaise de su nodo de vida., de sus iecuisos, de su piedad, de sus
coslunlies. La escueIa liende a consliluii ninúscuIos olseivaloiios sociaIes
paia peneliai hasla Ios aduIlos y ejeicei solie eIIos un conlioI ieguIai: Ia
naIa conducla de un niño, o su ausencia, es un pielexlo Iegílino, según
Denia, paia ii a inleiiogai a Ios vecinos, solie lodo si hay nolivos paia cieei
que Ia faniIia no diiá Ia veidad, despues a Ios piopios padies, paia
conpiolai si salen eI calecisno y Ias oiaciones, si eslán iesueIlos a
desaiiaigai Ios vicios de sus hijos, cuánlas canas lienen y cóno se iepailen
en eIIas duianle Ia noche, (215) Ia visila leinina evenluaInenle poi una
Iinosna, eI iegaIo de una eslanpa, o Ia aliilución de Iechos
supIenenlaiios.
321
De Ia nisna naneia, eI hospilaI eslá concelido cada vez
nás cono punlo de apoyo paia Ia vigiIancia nedica de Ia polIación exleina,
despues deI incendio deI H„leI-Dieu en 1772, nuchos piden que se
ienpIacen Ios giandes eslalIecinienlos, lan vaslos y lan desoidenados, poi
una seiie de hospilaIes de pequeñas dinensiones, cuya función seiía iecilii a
Ios enfeinos deI laiiio peio lanlien ieunii infoinaciones, eslai alenlos a Ios
fenónenos endenicos o epidenicos, aliii dispensaiios, dai consejos a Ios
vecinos y lenei a Ias auloiidades aI coiiienle de Ia siluación sanilaiia de loda
Ia iegión.
322

Se ven lanlien difundiise Ios piocedinienlos discipIinaiios, a pailii no de
insliluciones ceiiadas, sino de focos de conlioI diseninados en Ia sociedad.

321
15 Ch. Demia, Règlement pour les ecoles de la ville de Lyon, 1716, pp. 39-40.
322
16 Ln Ia segunda nilad deI sigIo XVIII, se soñó nucho en uliIizai aI ejeicilo cono
inslancia de vigiIancia y de iasliiIIado geneiaI que peinilieia vigiIai a Ia polIación. LI
ejeicilo, poi discipIinai lodavía en eI sigIo XVII, eslá concelido cono "discipIinanle". Cf. p.
ej. }. Seivan, |c sc|da| ci|cqcn, 178O.

196
Ciupos ieIigiosos, asociaciones de leneficiencia desenpeñaion duianle
nucho lienpo esle papeI de "oiganización de discipIina" de Ia polIación.
Desde Ia Conliaiiefoina hasla Ia fiIanliopía de Ia nonaiquía de }uIio, se
nuIlipIicaion Ias inicialivas de esle lipo, lenían oljelivos ieIigiosos (Ia
conveisión y Ia noiaIización), econónicos (eI socoiio y Ia incilación aI lia-
lajo), o poIílicos (se lialala de Iuchai conlia eI desconlenlo o Ia agilación).
ßasle cilai a líluIo de ejenpIo Ios iegIanenlos paia Ias conpañías de caiidad
de Ias paiioquias paiisienses. LI leiiiloiio poi culiii se divide en cuaileIes y
en canlones, que se iepailen Ios nienlios de Ia conpañía. Lslos lienen que
visilaiIos ieguIainenle. "Tialajaián en inpedii Ios Iugaies de peidición,
lalaqueiías, acadenias, juegos de naipes, escándaIos púlIicos, lIasfenias,
inpiedades y olios desóidenes que pudieian IIegai a su conocinienlo."
Halián lanlien de hacei visilas individuaIes a Ios polies, y Ios punlos de
infoinación se piecisan en Ios iegIanenlos: eslaliIidad deI aIojanienlo,
conocinienlo de Ias oiaciones, fiecuenlación de Ios sacianenlos,
conocinienlo de un oficio, noiaIidad (y "si no han caído en Ia polieza poi su
cuIpa"), en fin, "es pieciso infoinaise háliInenle de que naneia se
conpoilan en su hogai, si se haIIan en paz enlie sí y con sus vecinos, si se
cuidan de educai a sus hijos en eI lenoi de Dios... si no hacen que dueinan
sus hijos nayoies de dislinlo sexo junlos y con eIIos, si no loIeian Iileilinaje y
zaIaneiías en sus faniIias, piincipaInenle a (216) sus hijas nayoies. Si hay
duda solie si eslán casados, hay que pediiIes un ceilificado de su
naliinonio".
323

3) |a nacicna|izacicn dc |cs nccanisncs dc discip|ina. Ln IngIaleiia, son giupos
piivados de inspiiación ieIigiosa Ios que han ieaIizado, duianle Iaigo lienpo,
Ias funciones de discipIina sociaI,
324
en Iiancia, si lien una paile de esle papeI
ha quedado en nanos de palionalos o de sociedades de socoiio, olia ~y Ia
nás inpoilanle sin duda~- ha sido iecoliada nuy pionlo poi eI apaialo de
poIicía.
La oiganización de una poIicía cenliaIizada ha pasado duianle nucho
lienpo, y a Ios piopios ojos de Ios conlenpoiáneos, poi Ia expiesión nás
diiecla deI alsoIulisno nonáiquico, eI soleiano halía queiido lenei "un
nagisliado de su hechuia a quien podei confiai diieclanenle sus
insliucciones, sus nisiones, sus inlenciones, y que se encaigaia de Ia
ejecución de Ias óidenes y de Ias |c||rcs dc cacnc|'.
325
Ln efeclo, a Ia pai que

323
17 Arsenal, ms. 2565. Bajo esta signatura, se encuentran numerosos reglamentos para las
compañías de caridad de los siglos XVII y XVIII.
324
18 Cf. L. Radzinovitz, The English criminal law, 1956, t. II, pp. 203-214.
325
19 Nota de Duval, primer secretario de la tenencia de policía, citada por Funck-Brentano,
Catalogue des manuscrits de la bibliothèque de l'Arsenal, t. IX, p. 1.
197
iecolialan cieilo núneio de funciones piexislenles ~peisecución de Ios
deIincuenles, vigiIancia uilana, conlioI econónico y poIílico~, Ias lenencias
de poIicía y Ia lenencia geneiaI, que eia Ia coiona y ienale en Iaiís, Ias
conveilían en una náquina adninislialiva, unilaiia y iiguiosa: "Todos Ios
iadios de fueiza y de insliucción que pailen de Ia ciicunfeiencia vienen a
conveigei en eI Iugailenienle geneiaI... LI es quien hace naichai lodas Ias
iuedas cuyo conjunlo pioduce eI oiden y Ia ainonía. Los efeclos de su
adninisliación no pueden sei nejoi conpaiados que aI novinienlo de Ios
cueipos ceIesles."
326

Ieio si lien Ia poIicía cono inslilución ha sido ieaInenle oiganizada lajo Ia
foina de un apaialo deI Lslado, y si ha sido ieaInenle incoipoiada de
naneia diiecla aI cenlio de Ia soleianía poIílica, eI lipo de podei que ejeice,
Ios necanisnos que pone en juego y Ios eIenenlos a que Ios apIica son
específicos. Ls un apaialo que dele sei coexlensivo aI cueipo sociaI enleio y
no sóIo poi Ios Iíniles exlienos que aIcanza, sino poi Ia ninucia de Ios dela-
IIes de que se ocupa. LI podei poIicíaco dele acluai "solie lodo": no es en
alsoIulo, sin enlaigo, Ia lolaIidad deI Lslado ni deI ieino, cono cueipo
visilIe e invisilIe deI nonaica, es eI poIvo de Ios aconlecinienlos, de Ias
acciones, de Ias conduclas, de Ias opiniones, (217)~"lodo Io que pasa",
327
eI
oljelo de Ia poIicía son esas "cosas de cada inslanle", esas "cosas de nada" de
que halIala CalaIina II en su Cian Insliucción.
328
Con Ia poIicía, se eslá en Io
indefinido de un conlioI que liala ideaInenle de IIegai a Io nás eIenenlaI, aI
fenóneno nás pasajeio deI cueipo sociaI: "LI ninisleiio de Ios nagisliados y
oficiaIes de poIicía es de Ios nás inpoilanles, Ios oljelos que alaica son en
cieilo nodo indefinidos, no puede peicilíiseIos sino poi un exanen
suficienlenenle delaIIado",
329
es Io infinilanenle pequeño deI podei poIílico.
Y paia ejeiceise, esle podei dele apiopiaise de insliunenlos de una
vigiIancia peinanenle, exhausliva, onnipiesenle, capaz de haceiIo lodo
visilIe, peio a condición de voIveise eIIa nisna invisilIe. Dele sei cono una
niiada sin ioslio que liasfoina lodo eI ioslio sociaI en un canpo de
peicepción: niIIaies de ojos poi doquiei, alenciones nóviIes y sienpie aIeila,
un Iaigo sislena jeiaiquizado, que, según Le Maiie, supone paia Iaiís Ios 48
conisaiios, Ios 2O inspecloies, y adenás Ios "olseivadoies" pagados iegu-
Iainenle, Ios "lajos sopIones" ieliiluidos poi día, despues Ios denunciadoies,

326
2O N. T. Des Lssaile, Dic|icnnairc unitcrsc| dc pc|icc, 1787, pp. 344, 528.

327
21 Le Maire en una memoria redactada a petición de Sartine, para responder a 16 preguntas de
José II sobre la policía parisiense. Esta memoria fue publicada por Gazier en 1879.
328
22 Suplemento a la Instruction pour la rédaction d'un nouveau code, 1769, S 535.
329
23 N. Delamare, Traité de la police, 1705, prefacio no foliado.
198
caIificados según Ia nisión, y finaInenle Ias pioslilulas. Y esla incesanle
olseivación dele acunuIaise en una seiie de infoines y de iegislios, a Io
Iaigo de lodo eI sigIo XVIII, un innenso lexlo poIicíaco liende a culiii Ia
sociedad giacias a una oiganización docunenlaI conpIeja.
33O
Y a difeiencia
de Ios nelodos de Ia esciiluia judiciaI o adninislialiva, Io que se iegislia así
son conduclas, acliludes, viiluaIidades, sospechas ~una lona en cuenla
peinanenle deI conpoilanienlo de Ios individuos.
Ahoia lien, hay que adveilii que esle conlioI poIicíaco, si lien se haIIa enleio
"en Ia nano deI iey", no funciona en una soIa diiección. Ls de hecho un
sislena de dolIe enliada: liene que iespondei, eIudiendo eI apaialo de
juslicia, a Ia voIunlad innediala deI iey, peio es susceplilIe lanlien de
iespondei a Ias soIicilaciones de alajo, en su innensa nayoiía, Ias fanosas
|c||rcs dc cacnc|, que han sido duianle nucho lienpo eI sínloIo de Ia
aililiaiiedad iegia y que han descaIificado poIílicanenle Ia piáclica de Ia
delención, eslalan de hecho soIiciladas poi Ias faniIias, Ios anos, Ios nolalIes
IocaIes, Ios vecinos de Ios laiiios, Ios páiiocos, y lenían (218) cono función
hacei sancionai poi nedio de un inleinanienlo loda una infiapenaIidad, Ia
deI desoiden, de Ia agilación, de Ia desolediencia, de Ia naIa conducla, Io
que Ledoux queiía expuIsai de su ciudad aiquileclónicanenle peifecla, y que
eI IIanala Ios "deIilos de Ia no vigiIancia". Ln suna, Ia poIicía deI sigIo XVIII,
a su papeI de auxiIiai de juslicia en Ia peisecución de Ios ciininaIes y de
insliunenlo paia eI conlioI poIílico de Ias conjuias, de Ios novinienlos de
oposición o de Ias ievueIlas, añade una función discipIinaiia. Iunción
conpIeja, ya que une eI podei alsoIulo deI nonaica a Ias nás pequeñas
inslancias de podei diseninadas en Ia sociedad, ya que, enlie eslas difeienles
insliluciones ceiiadas de discipIina (laIIeies, ejeicilos, escueIas), exliende una
ied inleinedia, que aclúa aIIí donde aqueIIas no pueden inleivenii,
discipIinando Ios espacios no discipIinaiios, peio que culie, une enlie eIIos,
gaianliza con su fueiza ainada: discipIina inleisliciaI y neladiscipIina. "LI
soleiano, poi nedio de una piudenle poIicía, acoslunlia aI puelIo aI oiden
y a Ia olediencia."
331

La oiganización deI apaialo poIicíaco deI sigIo XVIII sanciona una
geneiaIización de Ias discipIinas que aIcanza Ias dinensiones deI Lslado. Se
conpiende ~aunque se haya enconliado vincuIada de Ia naneia nás
expIícila a lodo Io que, en eI iegio podei, excedía eI ejeicicio de Ia juslicia
ieguIada~ poi que Ia poIicía pudo iesislii con un nínino de nodificaciones

330
24 Solie Ios iegislios de poIicía en eI sigIo XVIII, podenos ieniliinos a M.
Chassaigne, |a |icu|cnancc gcncra|c dc pc|icc, 19O6.
331
25 L. de ValleI, |c drci| dcs gcns, 1768, p. 162.

199
Ia ieoiganización deI podei judiciaI, y poi que no ha cesado de inponei cada
vez nás pesadanenle, hasla hoy, sus pieiiogalivas. Ls sin duda poi sei su
liazo secuIai, peio es lanlien poique nucho nás que Ia inslilución judiciaI
foina cueipo, poi su nagnilud y sus necanisnos, con Ia sociedad de lipo
discipIinaiio. Seiía inexaclo, sin enlaigo, cieei que Ias funciones
discipIinaiías han sido confiscadas y alsoilidas de una vez paia sienpie poi
un apaialo deI Lslado.
La "discipIina" no puede idenlificaise ni con una inslilución ni con un
apaialo. Ls un lipo de podei, una nodaIidad paia ejeiceiIo, inpIicando lodo
un conjunlo de insliunenlos, de lecnicas, de piocedinienlos, de niveIes de
apIicación, de nelas, es una "física" o una "analonía" deI podei, una
lecnoIogía. Iuede sei asunida ya sea poi insliluciones "especiaIizadas" (Ias
penilenciaiías, o Ias casas de coiiección deI sigIo XIX), ya sea poi
insliluciones que Ia uliIizan cono insliunenlo esenciaI paia un fin
deleininado (Ias casas de educación, Ios hospilaIes), ya sea poi inslancias
pieexislenles que encuenlian en eIIa eI nedio de iefoizai o de ieoiganizai
sus necanisnos inleinos de podei (seiá pieciso denosliai un (219) día cóno
Ias ieIaciones inliafaniIiaies, esenciaInenle en Ia ceIuIa padies-hijos, se han
"discipIinado", alsoiliendo desde Ia epoca cIásica esquenas exleinos,
escoIaies, niIilaies, y despues nedicos, psiquiáliicos, psicoIógicos, que han
hecho de Ia faniIia eI Iugai de eneigencia piiviIegiada paia Ia cueslión
discipIinaiia de Io noinaI y de Io anoinaI), ya sea poi apaialos que han
hecho de Ia discipIina su piincipio de funcionanienlo inleino
(discipIinaiización deI apaialo adninislialivo a pailii de Ia epoca
napoIeónica), ya sea, en fin, poi apaialos eslalaIes que lienen poi función no
excIusiva sino piincipaI hacei ieinai Ia discipIina a Ia escaIa de una sociedad
(Ia poIicía).
Se puede, pues, halIai en lolaI de Ia foinación de una sociedad discipIinaiia
en esle novinienlo que va de Ias discipIinas ceiiadas, especie de
"cuaienlena" sociaI, hasla eI necanisno indefinidanenle geneiaIizalIe deI
"panoplisno". No quieie decii eslo que Ia nodaIidad discipIinaiia deI podei
haya ienpIazado a lodas Ias denás, sino que se ha infiIliado enlie Ias olias,
descaIificándoIas a veces peio siiviendoIes de inleinediaiia, IigándoIas enlie
sí, pioIongándoIas, y solie lodo peiniliendo conducii Ios efeclos de podei
hasla Ios eIenenlos nás suliIes y nás Iejanos. Caianliza una disliilución
infinilesinaI de Ias ieIaciones de podei.
Iocos años despues de ßenlhan, }uIius iedaclala eI ceilificado de nacinienlo
de esla sociedad.
332
HalIando deI piincipio panóplico, decía que halía en eI

332
26 N. H. }uIius, |cçcns sur |cs priscns, liad. fiancesa, 1831, 1, pp. 384-386.
200
nucho nás que una ingeniosidad aiquileclónica: un aconlecinienlo en "Ia
hisloiia deI espíiilu hunano". Ln apaiiencia, no es sino Ia soIución de un
piolIena lecnico, peio a liaves de eIIa, se diluja lodo un lipo de sociedad. La
Anligüedad halía sido una civiIización deI especlácuIo. "Hacei accesilIe a
una nuIlilud de honlies Ia inspección de un pequeño núneio de oljelos": a
esle piolIena iespondía Ia aiquilecluia de Ios lenpIos, de Ios lealios y de Ios
ciicos. Con eI especlácuIo piedoninalan Ia vida púlIica, Ia inlensidad de Ias
fieslas, Ia pioxinidad sensuaI. Ln eslos iiluaIes en Ios que coiiía Ia sangie, Ia
sociedad iecoliala vigoi y foinala poi un inslanle cono un gian cueipo
único. La edad nodeina pIanlea eI piolIena inveiso: "Iiocuiai a un pequeño
núneio, o incIuso a uno soIo Ia visión inslanlánea de una gian nuIlilud." Ln
una sociedad donde Ios eIenenlos piincipaIes no son ya Ia conunidad y Ia
vida púlIica, sino Ios individuos piivados de una paile, y eI Lslado de Ia olia,
Ias ieIaciones no pueden ieguIaise sino en una foina exaclanenle inveisa deI
especlácuIo: "AI lienpo nodeino, a Ia infIuencia sienpie (22O) ciecienle deI
Lslado, a su inleivención cada día nás piofunda en lodos Ios delaIIes y lodas
Ias ieIaciones de Ia vida sociaI, Ie eslala ieseivado aunenlai y peifeccionai
sus gaianlías, uliIizando y diiigiendo hacia esle gian fin Ia consliucción y Ia
disliilución de edificios deslinados a vigiIai aI nisno lienpo a una gian
nuIlilud de honlies."
}uIius Ieía cono un pioceso hislóiico consunado Io que ßenlhan halía
desciilo cono un piogiana lecnico. Nueslia sociedad no es Ia deI
especlácuIo, sino de Ia vigiIancia, lajo Ia supeificie de Ias inágenes, se IIega a
Ios cueipos en piofundidad, deliás de Ia gian alsliacción deI canlio, se
peisigue eI adieslianienlo ninucioso y concielo de Ias fueizas úliIes, Ios
ciicuilos de Ia conunicación son Ios sopoiles de una acunuIación y de una
cenliaIización deI salei, eI juego de Ios signos define Ios ancIajes deI podei, Ia
heinosa lolaIidad deI individuo no eslá anpulada, iepiinida, aIleiada poi
nueslio oiden sociaI, sino que eI individuo se haIIa en eI cuidadosanenle
faliicado, de acueido con loda una láclica de Ias fueizas y de Ios cueipos.
Sonos nucho nenos giiegos de Io que cieenos. No eslanos ni solie Ias
giadas ni solie Ia escena, sino en Ia náquina panóplica, doninados poi sus
efeclos de podei que pioIonganos nosolios nisnos, ya que sonos uno de
sus engianajes. La inpoilancia, en Ia niloIogía hislóiica, deI peisonaje
napoIeónico liene quizás ahí uno de sus oiígenes: se haIIa en eI punlo de
unión deI ejeicicio nonáiquico y iiluaI de Ia soleianía y deI ejeicicio
jeiáiquico y peinanenle de Ia discipIina indefinida. Ls eI que Io donina lodo
de una soIa niiada, peio aI que ningún delaIIe, poi ínfino que sea, escapa


201
janás: "Iodeis juzgai que ninguna paile deI Inpeiio eslá piivada de
vigiIancia, que ningún ciinen, ningún deIilo, ninguna infiacción dele
peinanecei sin sei peiseguida, y que eI ojo deI genio que sale aIunliaiIo
lodo alaica eI conjunlo de esla vasla náquina, sin que, sin enlaigo, pueda
escapaiIe eI nenoi delaIIe."
333
La sociedad discipIinaiia, en eI nonenlo de su
pIena ecIosión, lona lodavía con eI Lnpeiadoi eI viejo aspeclo deI podei de
especlácuIo. Cono nonaica a Ia vez usuipadoi deI anliguo liono y
oiganizadoi deI nuevo Lslado, ha iecogido en una figuia sinlóIica y poslieia
lodo eI Iaigo pioceso poi eI cuaI Ios faslos de Ia soleianía, Ias nanifeslaciones
necesaiianenle especlacuIaies deI podei, se han exlinguido uno a uno en eI
ejeicicio colidiano de Ia vigiIancia, en un panoplisno en que unas niiadas
enlieciuzadas y despieilas pionlo haián lan inúliI eI águiIa cono eI soI.
(221) La foinación de Ia sociedad discipIinaiia ienile a cieilo núneio de
piocesos hislóiicos anpIios en eI inleiioi de Ios cuaIes ocupa Iugai:
econónicos, juiídico-poIílicos, cienlíficos, en fin.
1) De una naneia gIolaI puede deciise que Ias discipIinas son unas lecnicas
paia gaianlizai Ia oidenación de Ias nuIlipIicidades hunanas. Cieilo es que
no hay en eslo nada de excepcionaI, ni aun de caiacleiíslico: a lodo sislena
de podei se Ie pIanlea eI nisno piolIena. Ieio Io piopio de Ias discipIinas es
que inlenlan definii iespeclo de Ias nuIlipIicidades una láclica de podei que
iesponde a lies ciileiios: hacei eI ejeicicio deI podei Io nenos cosloso posilIe
(econónicanenle, poi eI escaso gaslo que acaiiea, poIílicanenle poi su
discieción, su poca exleiioiización, su ieIaliva invisiliIidad, Ia escasa
iesislencia que suscila), hacei que Ios efeclos de esle podei sociaI aIcancen su
náxino de inlensidad y se exliendan Io nás Iejos posilIe, sin fiacaso ni
Iaguna, Iigai en fin esle ciecinienlo "econónico" deI podei y eI iendinienlo
de Ios apaialos en eI inleiioi de Ios cuaIes se ejeice (ya sean Ios apaialos
pedagógicos, niIilaies, indusliiaIes, nedicos), en suna aunenlai a Ia vez Ia
dociIidad y Ia uliIidad de lodos Ios eIenenlos deI sislena. Lsle liipIe oljelivo
de Ias discipIinas iesponde a una coyunluia hislóiica nuy conocida. Ls de un
Iado eI gian inpuIso denogiáfico deI sigIo XVIII aunenlo de Ia polIación
fIolanle (uno de Ios piineios oljelos de Ia discipIina es fijai, Ia discipIina es
un piocedinienlo de anlinonadisno) , canlio de escaIa cuanlilaliva de Ios
giupos que se liala de conlioIai o de nanipuIai (de Ios conienzos deI sigIo
XVII a Ia víspeia de Ia RevoIución Iiancesa, Ia polIación escoIai se
nuIlipIicó, cono sin duda Ia polIación hospilaIizada, eI ejeicilo en lienpo de
paz conlala a fines deI sigIo XVIII nás de 2OO OOO honlies). LI olio aspeclo

333
27 }. ß. TieiIhaid, Mc|ifs du ccdc d'ins|ruc|icn crininc||c, 18O8, p. 14.

202
de Ia coyunluia es eI ciecinienlo deI apaialo de pioducción, cada vez nás
exlenso y conpIejo, cada vez nás cosloso lanlien y cuya ienlaliIidad se lia-
la de hacei ciecei. LI desaiioIIo de Ios piocedinienlos discipIinaiios iesponde
a eslos dos piocesos o nás lien, sin duda, a Ia necesidad de ajuslai su
coiieIación. Ni Ias foinas iesiduaIes deI podei feudaI, ni Ias esliucluias de Ia
nonaiquía adninislialiva, ni Ios necanisnos IocaIes de conlioI, ni eI
enlieciuzanienlo ineslalIe que foinalan enlie lodos eIIos podían gaianlizai
esle papeI: se Io inpedía Ia exlensión IIena de Iagunas y sin ieguIaiidad de su
ied, su funcionanienlo a nenudo confIicluaI, y solie lodo eI caiáclei
"dispendioso" deI podei que se ejeicía. Dispendioso en vaiios senlidos:
poique diieclanenle coslala nucho aI Tesoio, poique eI sislena de Ios
oficios venaIes o eI de Ios aiiiendos pesala de naneia indiiecla peio
agolianle solie Ia polIación, poique Ias iesislencias (222) que enconliala Io
aiiaslialan a un cicIo de inlensificación conpIela, poique piocedía
esenciaInenle poi exliacción (exliacción de dineio o de pioduclos poi Ia
liilulación nonáiquica, señoiiaI y ecIesiáslica, lona de honlies o de lienpo
poi Ias pieslaciones peisonaIes o Ios aIislanienlos, eI encieiio de Ios
vagalundos o su deslieiio). •1 desaiioIIo de Ias discipIinas naica Ia
apaiición de lecnicas eIenenlaIes deI podei que coiiesponden a una
econonía conpIelanenle dislinla: unos necanisnos de podei que, en Iugai
de venii "en descuenlo", se inlegian desde eI inleiioi a Ia eficacia pioducliva
de Ios apaialos, aI ciecinienlo de esla eficacia, y a Ia uliIización de Io que
pioduce. Las discipIinas susliluyen eI viejo piincipio "exacción-vioIencia" que
iegía Ia econonía deI podei, poi eI piincipio "suavidad-pioducción-
piovecho". Se uliIizan cono lecnicas que peinilen ajuslai, según esle
piincipio, Ia nuIlipIicidad de Ios honlies y Ia nuIlipIicación de Ios apaialos
de pioducción (y poi eslo hay que enlendei no sóIo "pioducción" piopia-
nenle dicha, sino Ia pioducción de salei y de apliludes en Ia escueIa, Ia
pioducción de saIud en Ios hospilaIes, Ia pioducción de fueiza desliucloia
con eI ejeicilo).
Ln esla laiea de ajusle, Ia discipIina liene que iesoIvei cieilo núneio de
piolIenas, paia Ios cuaIes Ia anligua econonía deI podei no eslala Io
suficienlenenle ainada. Iuede hacei deciecei Ia "desuliIidad" de Ios
fenónenos de nasa: ieducii Io que, en una nuIlipIicidad, hace que sea
nucho nenos nanejalIe que una unidad, ieducii Io que se opone a Ia
uliIización de cada uno de sus eIenenlos y de su suna, ieducii lodo Io que
en eIIa coiie eI peIigio de anuIai Ias venlajas deI núneio, a causa de eslo, Ia
discipIina fija, innoviIiza o ieguIa Ios novinienlos, iesueIve Ias confusiones,
Ias agIoneiaciones conpaclas solie Ias ciicuIaciones incieilas, Ias
disliiluciones caIcuIadas. Dele lanlien doninai lodas Ias fueizas que se
203
foinan a pailii de Ia conslilución nisna de una nuIlipIicidad oiganizada,
dele neuliaIizai Ios efeclos de conliapodei que nacen de eIIa y que foinan
iesislencia aI podei que quieie doninaiIa: agilaciones, ievueIlas,
oiganizaciones esponláneas, coaIiciones ~lodo Io que puede dependei de Ias
conjunciones hoiizonlaIes. De ahí eI hecho de que Ias discipIinas uliIicen Ios
piocedinienlos de lalicanienlo y de veilicaIidad, que inlioduzcan enlie Ios
difeienles eIenenlos deI nisno pIano unas sepaiaciones lan eslancas cono
sea posilIe, que definan unas iedes jeiáiquicas lupidas, en suna, que
opongan a Ia fueiza inliínseca y adveisa de Ia nuIlipIicidad eI piocedinienlo
de Ia piiánide conlinua e individuaIizanle. Delen iguaInenle hacei que
ciezca Ia uliIidad singuIai de cada eIenenlo de Ia nuIlipIicidad peio poi
unos nedios (223) que sean Ios nás iápidos y Ios nenos coslosos, es decii
uliIizando Ia piopia nuIlipIicidad cono insliunenlo de esle ciecinienlo: de
ahí, paia exliaei de Ios cueipos eI náxino de lienpo y de fueizas, esos
nelodos de conjunlo que son Ios enpIeos deI lienpo, Ias educaciones
coIeclivas, Ios ejeicicios, Ia vigiIancia a Ia vez gIolaI y delaIIada. Ls pieciso,
adenás, que Ias discipIinas hagan ciecei eI efeclo de uliIidad piopio de Ias
nuIlipIicidades, y que se vueIvan cada una de eIIas nás úliIes que Ia sinpIe
suna de sus eIenenlos: paia que aunenlen Ios efeclos uliIizalIes de Io
núIlipIe es poi Io que Ias discipIinas definen unas láclicas de disliilución, de
ajusle iecípioco de Ios cueipos, de Ios geslos y de Ios iilnos, de difeien-
ciación de Ias capacidades, de cooidinación iecípioca en ieIación con unos
apaialos o unas laieas. Ln fin, Ia discipIina liene que hacei jugai Ias
ieIaciones de podei no poi encina, sino en eI lejido nisno de Ia
nuIlipIicidad, de Ia naneia nás disciela que se pueda, Ia nejoi ailicuIada
solie Ias denás funciones de eslas nuIlipIicidades, Ia nenos dispendiosa
lanlien. A eslo iesponden unos insliunenlos de podei anóninos y
coexlensivos a Ia nuIlipIicidad que ieginenlan, cono Ia vigiIancia jeiáiquica,
eI iegislio conlinuo, eI juicio y Ia cIasificación peipeluos. Ln suna, susliluii
un podei que se nanifiesla poi eI espIendoi de Ios que Io ejeicen, poi un
podei que oljeliva insidiosanenle aqueIIos a quienes se apIica, foinai un
salei a piopósilo de eslos, nás que despIegai Ios signos fasluosos de Ia
soleianía. Ln una paIalia, Ias discipIinas son eI conjunlo de Ias ninúscuIas
invenciones lecnicas que han peinilido hacei que ciezca Ia nagnilud úliI de
Ias nuIlipIicidades haciendo deciecei Ios inconvenienles deI podei que, paia
haceiIos juslanenle úliIes, dele iegiiIas. Una nuIlipIicidad, ya sea un laIIei o
una nación, un ejeicilo o una escueIa, aIcanza eI unliaI de Ia discipIina
cuando Ia ieIación de una a olia IIega a sei favoialIe.
Si eI despegue econónico de Occidenle ha conenzado con Ios
piocedinienlos que peinilieion Ia acunuIación deI capilaI, puede deciise,
204
quizá, que Ios nelodos paia diiigii Ia acunuIación de Ios honlies han
peinilido un despegue poIílico iespeclo de Ias foinas de podei liadicionaIes,
iiluaIes, coslosas, vioIenlas, y que, caídas pionlo en desuso, han sido
susliluidas poi loda una lecnoIogía fina y caIcuIada deI sonelinienlo. De
hecho Ios dos piocesos, acunuIación de Ios honlies y acunuIación deI
capilaI, no pueden sei sepaiados, no haliía sido posilIe iesoIvei eI piolIena
de Ia acunuIación de Ios honlies sin eI ciecinienlo de un apaialo de
pioducción capaz a Ia vez de nanleneiIos y de uliIizaiIos, inveisanenle, Ias
lecnicas que hacen úliI Ia nuIlipIicidad acunuIaliva de Ios honlies aceIeian
eI novinienlo de acunuIación de capilaI.
(224) A un niveI nenos geneiaI, Ias nulaciones lecnoIógicas deI apaialo de
pioducción, Ia división deI lialajo y Ia eIaloiación de Ios piocedinienlos
discipIinaiios han nanlenido un conjunlo de ieIaciones nuy esliechas.
334

Cada uno de Ios dos ha hecho aI olio posilIe, y necesaiio, cada uno de Ios dos
ha seivido de nodeIo aI olio. La piiánide discipIinaiia ha consliluido Ia
pequeña ceIuIa de podei en eI inleiioi de Ia cuaI Ia sepaiación, Ia
cooidinación y eI conlioI de Ias laieas han sido inpueslos y hechos eficaces, y
eI ielicuIado anaIílico deI lienpo, de Ios geslos, de Ias fueizas de Ios cueipos,
ha consliluido un esquena opeialoiio que se ha podido fáciInenle liansfeiii
de Ios giupos que sonelei a Ios necanisnos de Ia pioducción, Ia pioyección
nasiva de Ios nelodos niIilaies solie Ia oiganización indusliiaI ha sido un
ejenpIo de esle nodeIado de Ia división deI lialajo a pailii de esquenas de
podei. Ieio, en canlio, eI anáIisis lecnico deI pioceso de pioducción, su
desconposición "naquinaI" se han pioyeclado solie Ia fueiza de lialajo que
lenía poi nisión aseguiaiIa: Ia conslilución de eslas náquinas discipIinaiias
en que eslán conpueslas y con eslo anpIiadas Ias fueizas individuaIes que
asocian es eI efeclo de esla pioyección. Diganos que Ia discipIina es eI
piocedinienlo lecnico unilaiio poi eI cuaI Ia fueiza deI cueipo eslá con eI
nenoi gaslo ieducida cono fueiza "poIílica", y naxinizada cono fueiza úliI.
LI ciecinienlo de una econonía capilaIisla ha exigido Ia nodaIidad específica
deI podei discipIinaiio, cuyas fóinuIas geneiaIes, Ios piocedinienlos de
sunisión de Ias fueizas y de Ios cueipos, Ia "analonía poIílica" en una
paIalia, pueden sei pueslos en acción a liaves de Ios iegínenes poIílicos, de
Ios apaialos o de Ias insliluciones nuy diveisas.
2) La nodaIidad panóplica deI podei ~aI niveI eIenenlaI, lecnico,
huniIdenenle físico en que se silúa~ no eslá lajo Ia dependencia innediala
ni en Ia pioIongación diiecla de Ias giandes esliucluias juiídico-poIílicas de

334
28 Cf. K. Maix, || capi|a|, Iilio I, sección 4a, cap. xi. Y eI nuy inleiesanle anáIisis de I.
Cueiiy y D. DeIeuIe, |c ccrps prcduc|if, 1973.

205
una sociedad, no es, sin enlaigo, alsoIulanenle independienle.
Hislóiicanenle, eI pioceso poi eI cuaI Ia luiguesía ha IIegado a sei en eI
cuiso deI sigIo XVIII Ia cIase poIílicanenle doninanle se ha pueslo a culieilo
lias de Ia inslaIación de un naico juiídico expIícilo, codificado, foinaInenle
iguaIilaiio, y a liaves de Ia oiganización de un ieginen de lipo paiIanenlaiio
y iepiesenlalivo. Ieio eI desaiioIIo y Ia geneiaIización de Ios disposilivos
discipIinaiios han consliluido Ia olia veilienle, oscuia, de eslos piocesos. ßajo
Ia foina juiídica geneiaI que gaianlizala un sislena de deiechos en piincipio
iguaIilaiios halía, (225) sulyacenles, esos necanisnos nenudos, colidianos y
físicos, lodos esos sislenas de niciopodei esenciaInenle iniguaIilaiios y
disineliicos que consliluyen Ias discipIinas. Y si, de una naneia foinaI, eI
ieginen iepiesenlalivo peinile que diiecla o indiieclanenle, con o sin
enIaces, Ia voIunlad de lodos foine Ia inslancia fundanenlaI de Ia soleianía,
Ias discipIinas dan, en Ia lase, gaianlía de Ia sunisión de Ias fueizas y de Ios
cueipos. Las discipIinas ieaIes y coipoiaIes han consliluido eI sulsueIo de Ias
Iileilades foinaIes y juiídicas. LI conlialo podía lien sei inaginado cono
fundanenlo ideaI deI deiecho y deI podei poIílico, eI panoplisno consliluía
eI piocedinienlo lecnico, univeisaInenle difundido, de Ia coeición. No ha
cesado de lialajai en piofundidad Ias esliucluias juiídicas de Ia sociedad
paia hacei funcionai Ios necanisnos efeclivos deI podei en oposición a Ios
naicos foinaIes que se halía piocuiado. Las Luces, que han desculieilo Ias
Iileilades, invenlaion lanlien Ias discipIinas.
Ln apaiiencia, Ias discipIinas no consliluyen olia cosa nás que un
infiadeiecho. Iaiecen pioIongai hasla eI niveI infinilesinaI de Ias exislencias
singuIaies, Ias foinas geneiaIes definidas poi eI deiecho, o lanlien apaiecen
cono naneias de apiendizaje que peinile a Ios individuos inlegiaise a eslas
exigencias geneiaIes. Consliluiiían eI nisno lipo de deiecho canliándoIo de
escaIa y haciendoIo con eIIo nás ninucioso y, sin duda, nás induIgenle. Ls
pieciso nás lien vei en Ias discipIinas una especie de conliadeiecho.
Desenpeñan eI papeI pieciso de inlioducii unas disineliías insupeialIes y
de excIuii iecipiocidades. Ln piinei Iugai, poique Ia discipIina ciea enlie Ios
individuos un víncuIo "piivado", que es una ieIación de coacciones
enleianenle difeienles de Ia olIigación conliacluaI, Ia aceplación de una
discipIina puede sei susciila poi vía de conlialo, Ia naneia en que eslá
inpuesla, Ios necanisnos que pone en juego, Ia suloidinación no ieveisilIe
de Ios unos iespeclo de Ios olios, eI "exceso de podei" que eslá sienpie fijado
deI nisno Iado, Ia desiguaIdad de posición de Ios difeienles "nienlios"
iespeclo deI iegIanenlo conún oponen eI víncuIo discipIinaiio y eI víncuIo
conliacluaI, y peinile faIseai sislenálicanenle esle a pailii deI nonenlo en
que liene poi conlenido un necanisno de discipIina. Salido es, poi ejenpIo,
206
cuánlos piocedinienlos ieaIes infIuyen en Ia ficción juiídica deI conlialo de
lialajo: Ia discipIina de laIIei no es eI nenos inpoilanle. Adenás, en lanlo
que Ios sislenas juiídicos caIifican a Ios sujelos de deiecho según unas
noinas univeisaIes, Ias discipIinas caiacleiizan, cIasifican, especiaIizan,
disliiluyen a Io Iaigo de una escaIa, iepailen en loino de una noina,
jeiaiquizan a Ios individuos a Ios unos en ieIación (226) con Ios olios, y en eI
Iínile descaIifican e invaIidan. De lodos nodos, en eI espacio y duianle eI
lienpo en que ejeicen su conlioI y hacen jugai Ias disineliías de su podei,
efeclúan una suspensión, janás lolaI, peio janás anuIada lanpoco, deI
deiecho. Ioi ieguIai e inslilucionaI que sea, Ia discipIina, en su necanisno,
es un "conliadeiecho". Y si eI juiidisno univeisaI de Ia sociedad nodeina
paiece fijai Ios Iíniles aI ejeicicio de Ios podeies, su panoplisno difundido
poi doquiei hace funcionai, a conliapeIo deI deiecho, una naquinaiía
innensa y ninúscuIa a Ia vez que sosliene, iefueiza, nuIlipIica Ia disineliía
de Ios podeies y vueIve vanos Ios Iíniles que se Ie han liazado. Las
discipIinas ínfinas, Ios panoplisnos de lodos Ios días pueden nuy lien eslai
poi lajo deI niveI de eneigencia de Ios giandes apaialos y de Ias giandes
Iuchas poIílicas. Han sido, en Ia geneaIogía de Ia sociedad nodeina, con Ia
doninación de cIase que Ia aliaviesa, Ia conliapailida poIílica de Ias noinas
juiídicas según Ias cuaIes se iedisliiluía eI podei. De ahí sin duda Ia
inpoilancia que se aliiluye desde hace lanlo lienpo a Ios pequeños
piocedinienlos de Ia discipIina, a esos aidides de poca nonla que ha
invenlado, o lanlien a Ios conocinienlos que Ie dan un aspeclo confesalIe,
de ahí eI lenoi de deshaceise de Ias discipIinas si no se Ies encuenlia
suslilulo, de ahí Ia afiinación de que se haIIan en eI fundanenlo nisno de Ia
sociedad y de su equiIiliio, cuando son una seiie de necanisnos paia
desequiIiliai definilivanenle y en lodas pailes Ias ieIaciones de podei, de
ahí eI hecho de que se olslinen en haceiIas pasai poi Ia foina huniIde peio
conpIela de loda noiaI, cuando son un haz de lecnicas físico-poIílicas.
Y paia voIvei aI piolIena de Ios casligos IegaIes, Ia piisión, con loda Ia
lecnoIogía coiiecliva de que va aconpañada, hay que coIocaiIa ahí: en eI
punlo en que se ieaIiza Ia loisión deI podei codificado de casligai, en un
podei discipIinaiio de vigiIai, en eI punlo en que Ios casligos univeisaIes de
Ias Ieyes vienen a apIicaise seIeclivanenle a cieilos individuos y sienpie a
Ios nisnos, hasla eI punlo en que Ia iecaIificación deI sujelo de deiecho poi
Ia pena se vueIve educación úliI deI ciininaI, hasla eI punlo en que eI deiecho
se invieile y pasa aI exleiioi de sí nisno, y en que eI conliadeiecho se vueIve
eI conlenido efeclivo e inslilucionaIizado de Ias foinas juiídicas. |c que
geneiaIiza enlonces eI podei de casligai no es Ia conciencia univeisaI de Ia Iey
en cada uno de Ios sujelos de deiecho, es Ia exlensión ieguIai, es Ia liana
207
infinilanenle lupida de Ios piocedinienlos panóplicos.
3) Tonados uno a uno, Ia nayoiía de eslos piocedinienlos lienen una Iaiga
hisloiia lias eIIos. Ieio eI punlo de Ia novedad, en (227) eI sigIo XVIII es que
conponiendose y geneiaIizándose, aIcanzan eI niveI a pailii deI cuaI
foinación de salei y aunenlo de podei se iefueizan ieguIainenle según un
pioceso ciicuIai. Las discipIinas fianquean enlonces eI unliaI "lecnoIógico".
LI hospilaI piineio, despues Ia escueIa y nás laide aún eI laIIei no han sido
sinpIenenle "pueslos en oiden" poi Ias discipIinas, han IIegado a sei, giacias
a eIIas, unos apaialos laIes que lodo necanisno de oljelivación puede vaIei
coino insliunenlo de sonelinienlo, y lodo aunenlo de podei da Iugai a
unos conocinienlos posilIes, a pailii de esle víncuIo, piopio de Ios sislenas
lecnoIógicos, es cono han podido foinaise en eI eIenenlo discipIinaiio Ia
nedicina cIínica, Ia psiquialiía, Ia psicoIogía deI niño, Ia psicopedagogía, Ia
iacionaIización deI lialajo. DolIe pioceso, poi Io lanlo: deslIoqueo
epislenoIógico a pailii de un afinanienlo de Ias ieIaciones de podei,
nuIlipIicación de Ios efeclos de podei giacias a Ia foinación y a Ia
acunuIación de conocinienlos nuevos.
La exlensión de Ios nelodos discipIinaiios se insciile en un pioceso hislóiico
anpIio: eI desaiioIIo casi poi Ia nisna epoca de no pocas olias lecnoIogías ~
agionónicas, indusliiaIes, econónicas. Ieio hay que ieconoceiIo: aI Iado de
Ias indusliias nineias, de Ia quínica nacienle, de Ios nelodos de Ia
conlaliIidad nacionaI, aI Iado de Ios aIlos hoinos o de Ia náquina de vapoi, eI
panoplisno ha sido poco ceIeliado. Apenas si se ieconoce en eI olia cosa que
una cuiiosa pequeña ulopía, eI sueño de una peiveisidad, aIgo así cono si
ßenlhan huliese sido eI Iouiiei de una sociedad poIiciaI, cuyo IaIansleiio
hulieia adoplado Ia foina deI Ianóplico. V sin enlaigo, se lenía en eI Ia
fóinuIa alsliacla de una lecnoIogía nuy ieaI, Ia de Ios individuos. Que haya
halido paia eIIa pocas aIalanzas, liene nuchos nolivos, eI nás evidenle es
que Ios discuisos a que ha dado Iugai han adquiiido iaia vez, exceplo paia
Ias cIasificaciones acadenicas, eI eslalulo de ciencias, peio eI nás ieaI es sin
duda que eI podei que uliIiza y que peinile aunenlai es un podei diieclo y
físico que Ios honlies ejeicen Ios unos solie Ios olios. Iaia un punlo de
IIegada sin gIoiia, es un oiigen difíciI de confesai. Ieio seiía injuslo
confionlai Ios piocedinienlos discipIinaiios con invenlos cono Ia náquina
de vapoi o eI nicioscopio de Anici. Son nucho nenos, y sin enlaigo, en
cieilo nodo, son nucho nás. Si hulieia que enconliaiIes un equivaIenle his-
lóiico o aI nenos un punlo de conpaiación, seiía nás lien deI Iado de Ia
lecnica "inquisiloiiaI".
LI sigIo XVIII invenló Ias lecnicas de Ia discipIina y deI exanen, un poco sin
duda cono Ia Ldad Media invenló Ia invesligación judiciaI. Ieio poi caninos
208
conpIelanenle dislinlos. LI piocedinienlo (228) de invesligación, vieja
lecnica fiscaI y adninislialiva, se halía desaiioIIado solie lodo con Ia
ieoiganización de Ia IgIesia y eI incienenlo de Ios Lslados iegidos poi
piíncipes en Ios sigIos xii y XIII. Lnlonces fue cuando penelió con Ia anpIilud
que conocenos en Ia juiispiudencia de Ios liilunaIes ecIesiáslicos, y despues
en Ios liilunaIes Iaicos. La invesligación cono lúsqueda auloiilaiia de una
veidad conpiolada o alesliguada se oponía así a Ios anliguos
piocedinienlos deI juianenlo, de Ia oidaIía, deI dueIo judiciaI, deI juicio de
Dios o lanlien de Ia liansacción enlie pailicuIaies. La invesligación eia eI
podei soleiano aiiogándose eI deiecho de eslalIecei Ia veidad poi nedio de
cieilo núneio de lecnicas ieguIadas. Ahoia lien, si Ia invesligación, desde
ese nonenlo, foinó cueipo con Ia juslicia occidenlaI (y hasla nueslios días),
no hay que oIvidai ni su oiigen poIílico, su víncuIo con eI nacinienlo de Ios
Lslados y de Ia soleianía nonáiquica, ni lanpoco su desviación uIleiioi y su
papeI en Ia foinación deI salei. La invesligación, en efeclo, ha sido Ia pieza
iudinenlaiia, sin duda, peio fundanenlaI paia Ia conslilución de Ias ciencias
enpíiicas, ha sido Ia naliiz juiídico-poIílica de esle salei expeiinenlaI, deI
cuaI se sale lien que fue nuy iápidanenle deslIoqueado a fines de Ia Ldad
Media. Ls quizá cieilo que Ias nalenálicas, en Ciecia, nacieion de Ias
lecnicas de Ia nedida, Ias ciencias de Ia naluiaIeza, en lodo caso, nacieion poi
una paile, a fines de Ia Ldad Media, de Ias piáclicas de Ia invesligación. LI
gian conocinienlo enpíiico que ha ieculieilo Ias cosas deI nundo y Ias ha
liasciilo en Ia oidenación de un discuiso indefinido que conpiuela, desciile
y eslalIece Ios "hechos" (y eslo en eI nonenlo en que eI nundo occidenlaI
conenzala Ia conquisla econónica y poIílica de ese nisno nundo) liene sin
duda su nodeIo opeialoiio en Ia Inquisición ~esa innensa invención que
nueslia lenignidad iecienle ha coIocado en Ia sonlia de nueslia nenoiia.
Ahoia lien, Io que esa invesligación poIílico-juiídica, adninislialiva y
ciininaI, ieIigiosa y Iaica fue paia Ias ciencias de Ia naluiaIeza, eI anáIisis
discipIinaiio Io ha sido paia Ias ciencias deI honlie. Lslas ciencias con Ias
que nueslia "hunanidad" se encanla desde hace nás de un sigIo lienen su
naliiz lecnica en Ia ninucia iepaiona y aviesa de Ias discipIinas y de sus
invesligaciones. Lslas son quizá a Ia psicoIogía, a Ia psiquialiía, a Ia
pedagogía, a Ia ciininoIogía, y a lanlos olios exliaños conocinienlos, Io que
eI leiiilIe podei de invesligación fue aI salei lianquiIo de Ios aninaIes, de Ias
pIanlas o de Ia lieiia. Olio podei, olio salei. Ln eI unliaI de Ia epoca cIásica,
ßacon, eI honlie de Ia Iey y deI Lslado, inlenló hacei Ia nelodoIogía de Ia
invesligación en Io iefeienle a Ias (229) ciencias enpíiicas. ¿Que Cian
VigiIanle haiá Ia deI exanen, en cuanlo a Ias ciencias hunanas` A nenos
que, piecisanenle, no sea posilIe. Ioique, si lien es cieilo que Ia
209
invesligación, aI conveiliise en una lecnica paia Ias ciencias enpíiicas, se ha
despiendido deI piocedinienlo inquisiloiiaI en que hislóiicanenle eniaizala,
en cuanlo aI exanen, ha quedado nuy ceica deI podei discipIinaiio que Io
foinó. Ls lodavía y sienpie una pieza inliínseca de Ias discipIinas. Cono es
naluiaI, paiece halei sufiido una depuiación especuIaliva aI inlegiaise a
ciencias cono Ia psiquialiía y Ia psicoIogía. Ln efeclo, Io venos, lajo Ia foina
de |cs|s, de conveisaciones, de inleiiogaloiios, de consuIlas, ieclificai en
apaiiencia Ios necanisnos de Ia discipIina: Ia psicoIogía escoIai eslá encaiga-
da de coiiegii Ios iigoies de Ia escueIa, así cono Ia conveisación nedica o
psiquiáliica eslá encaigada de ieclificai Ios efeclos de Ia discipIina de lialajo.
Ieio no hay que engañaise, eslas lecnicas no hacen sino ienilii a Ios
individuos de una inslancia discipIinaiia a olia, y iepioducen, en una foina
concenliada o foinaIizada, eI esquena de podei-salei piopio de loda
discipIina.
335
La gian invesligación que ha dado Iugai a Ias ciencias de Ia
naluiaIeza se ha sepaiado de su nodeIo poIílico-juiídico, eI exanen en
canlio sigue inseilo en Ia lecnoIogía discipIinaiia.
LI piocedinienlo de invesligación en Ia Ldad Media se ha inpueslo a Ia vieja
juslicia acusaloiia, peio poi un pioceso venido de aiiila, en cuanlo a Ia
lecnica discipIinaiia, ha invadido, insidiosanenle y cono poi alajo, una
juslicia penaI que es lodavía, en su piincipio, inquisiloiia. Todos Ios giandes
novinienlos de desviación que caiacleiizan Ia penaIidad nodeina ~Ia
piolIenalización deI ciininaI deliás de su ciinen, Ia pieocupación poi un
casligo que sea una coiiección, una leiapeulica, una noinaIización, Ia
división deI aclo de juzgai enlie diveisas inslancias que se suponen nedii,
apieciai, diagnoslicai, cuiai, liasfoinai a Ios individuos~, lodo eslo ieveIa
Ia peneliación deI exanen discipIinaiio en Ia inquisición judiciaI.
Lo que en adeIanle se inpone a Ia juslicia penaI cono su punlo de apIicación,
su oljelo "úliI", no seiá ya eI cueipo deI cuIpalIe aIzado conlia eI cueipo deI
iey, no seiá lanpoco eI sujelo de deiecho de un conlialo ideaI, sino ieaInenle
eI individuo discipIinaiio. LI punlo exlieno de Ia juslicia penaI lajo eI
Anliguo Reginen eia eI lioceado infinilo deI cueipo deI iegicida: nani-
feslación deI podei nás fueile solie eI cueipo deI ciininaI nás giande, cuya
desliucción lolaI hace nanifeslaise eI ciinen en su (23O) veidad. LI punlo
ideaI de Ia penaIidad hoy día seiía Ia discipIina indefinida: un inleiiogaloiio
que no luvieia leinino, una invesligación que se pioIongaia sin Iínile en una
olseivación ninuciosa y cada vez nás anaIílica, un juicio que fuese aI nisno
lienpo Ia conslilución de un expedienle janás ceiiado, Ia lenignidad caIcu-

335
29 Cf. a esle piopósilo, MicheI Toil, Q. I., 1974.

210
Iada de una pena que eslaiía enlieIazada a Ia cuiiosidad encainizada de un
exanen, un piocedinienlo que fueia a Ia vez Ia nedida peinanenle de una
desviación iespeclo de una noina inaccesilIe y eI novinienlo asinlólico que
olIiga a coincidii con eIIa en eI infinilo. LI supIicio da fin Iógicanenle a un
piocedinienlo inpueslo poi Ia Inquisición. LI sonelinienlo a "olseivación"
pioIonga naluiaInenle una juslicia invadida poi Ios nelodos discipIinaiios y
Ios piocedinienlos de exanen. ¿Iuede exliañai que Ia piisión ceIuIai con sus
cionoIogías iilnadas, su lialajo olIigaloiio, sus inslancias de vigiIancia y de
nolación, con sus naeslios de noinaIidad, que ieIevan y nuIlipIican Ias
funciones deI juez, se haya conveilido en eI insliunenlo nodeino de Ia
penaIidad` ¿Iuede exliañai que Ia piisión se aseneje a Ias fáliicas, a Ias
escueIas, a Ios cuaileIes, a Ios hospilaIes, lodos Ios cuaIes se asenejan a Ias
piisiones`

211

IRISIÓN


I. UNAS INSTITUCIONLS COMILLTAS Y AUSTLRAS

(233) La piisión es nenos iecienle de Io que se dice cuando se Ia hace nacei
con Ios nuevos Códigos. La foina-piisión piexisle a su uliIización sislenálica
en Ias Ieyes penaIes. Se ha consliluido en eI exleiioi deI apaialo judiciaI,
cuando se eIaloiaion, a liaves de lodo eI cueipo sociaI, Ios piocedinienlos
paia iepailii a Ios individuos, fijaiIos y disliiluiiIos espaciaInenle,
cIasificaiIos, ollenei de eIIos eI náxino de lienpo y eI náxino de fueizas,
educai su cueipo, codificai su conpoilanienlo conlinuo, nanleneiIos en una
visiliIidad sin Iagunas, foinai en loino de eIIos lodo un apaialo de
olseivación, de iegislio y de nolaciones, consliluii solie eIIos un salei que se
acunuIa y se cenliaIiza. La foina geneiaI de un equipo paia voIvei a Ios
individuos dóciIes y úliIes, poi un lialajo pieciso solie su cueipo, ha
diseñado Ia inslilución-piisión, anles que Ia Iey Ia definieia cono Ia pena poi
exceIencia. Hay, en eI viiaje decisivo de Ios sigIos XVIII y XIX, eI paso a una
penaIidad de delención, es cieilo, y eIIo eia aIgo nuevo. Ieio se lialala de
hecho de Ia apeiluia de Ia penaIidad a unos necanisnos de coeición
eIaloiados ya en olia paile. Los "nodeIos" de Ia delención penaI ~Canle,
CIouceslei, WaInul Slieel~ naican Ios piineios punlos posilIes de esla
liansición, nás que innovaciones o punlos de pailida. La piisión, pieza
esenciaI en eI aisenaI punilivo, naica seguianenle un nonenlo inpoilanle
en Ia hisloiia de Ia juslicia penaI: su acceso a Ia "hunanidad". Ieio lanlien
un nonenlo inpoilanle en Ia hisloiia de esos necanisnos discipIinaiios que
eI nuevo podei de cIase eslala desaiioIIando: aqueI en que coIonizan Ia
inslilución judiciaI. Ln eI viiaje de Ios dos sigIos, una nueva IegisIación define
eI podei de casligai cono una función geneiaI de Ia sociedad que se ejeice de
Ia nisna naneia solie lodos sus nienlios, y en Ia que cada uno de eIIos
eslá iguaInenle iepiesenlado, peio aI hacei de Ia delención Ia pena poi
exceIencia, esa nueva IegisIación inlioduce piocedinienlos de doninación
caiacleiíslicos de un lipo pailicuIai de podei. Una juslicia que se dice "iguaI",
un apaialo judiciaI que se pielende "aulónono", peio que padece Ias
asineliías de Ias sujeciones discipIinaiias, laI es Ia conjunción de nacinienlo
212
de Ia piisión, "pena de Ias sociedades civiIizadas".
336

Iuede conpiendeise eI caiáclei de evidencia que Ia piisión-casligo ha
adquiiido desde nuy pionlo. Ya en Ios piineios años deI sigIo XIX se lendiá
conciencia de su novedad, y sin enlaigo, ha apaiecido lan Iigada, y en
piofundidad, con eI funcionanienlo nisno de Ia sociedad, que ha hecho
oIvidai lodos Ios denás casligos que Ios iefoinadoies deI sigIo XVIII
inaginaion. Iaieció sin aIleinaliva, y IIevada poi eI novinienlo nisno de Ia
hisloiia: "No ha sido Ia casuaIidad, no ha sido eI capiicho deI IegisIadoi Ios
que han hecho deI encaiceIanienlo Ia lase y eI edificio casi enleio de nueslia
escaIa penaI acluaI: es eI piogieso de Ias ideas y eI suavizanienlo de Ias
coslunlies."
337
Y si, en poco nás de un sigIo, eI cIina de evidencia se ha
liasfoinado, no ha desapaiecido. Conocidos son lodos Ios inconvenienles de
Ia piisión, y que es peIigiosa cuando no es inúliI. Y sin enlaigo, no se "ve"
poi que ienpIazaiía. Ls Ia deleslalIe soIución de Ia que no saliía haceise Ia
econonía.
Lsla "evidencia" de Ia piisión de Ia que nos sepaianos lan naI se funda, en
piinei Iugai, solie Ia foina sinpIe de Ia "piivación de Iileilad". ¿Cóno
podiía dejai de sei Ia piisión Ia pena poi exceIencia en una sociedad en que Ia
Iileilad es un lien que peilenece a lodos de Ia nisna naneia y aI cuaI eslá
apegado cada uno poi un senlinienlo "univeisaI y conslanle"`
338
Su peidida
liene, pues, eI nisno piecio paia lodos, nejoi que Ia nuIla, Ia piisión es eI
casligo "iguaIilaiio". CIaiidad en cieilo nodo juiídica de Ia piisión. Adenás
peinile cuanlificai exaclanenle Ia pena según Ia vaiialIe deI lienpo. Hay
una foina-saIaiio de Ia piisión que consliluye, en Ias sociedades indusliiaIes,
su "evidencia" econónica. Y Ie peinile apaiecei cono una iepaiación.
Tonando eI lienpo deI condenado, Ia piisión paiece liaducii concielanenle
Ia idea de que Ia infiacción ha Iesionado, poi encina de Ia víclina, a Ia
sociedad enleia. Lvidencia econónico-noiaI de una penaIidad que noneliza
Ios casligos en días, en neses, en años, y que eslalIece equivaIencias
cuanlilalivas deIilos-duiación. De ahí Ia expiesión lan fiecuenle, lan
confoine con eI funcionanienlo de Ios casligos, aunque conliaiia a Ia leoiía
esliicla deI deiecho penaI, de que se eslá en Ia piisión paia "pagai su deuda".
La piisión es "naluiaI", cono es "naluiaI" en nueslia sociedad eI uso deI
lienpo paia nedii Ios inleicanlios.

336
1 I. Rossi, Trai|c dc drci| pcna|, 1829, III, p. 169.

337
2 Van Meenen, "Congrès pénitentiaire de Bruxelles", en Annales de la Charité, 1847, pp. 529-
530.
338
3 A. Dupoil, "Discouis … Ia Consliluanle", Arcnitcs par|cncn|aircs.

213
Ieio Ia evidencia de Ia piisión se funda lanlien solie su papeI, supueslo o
exigido, de apaialo de liasfoinai Ios individuos. ¿Cóno no seiía Ia piisión
innedialanenle aceplada, ya que no hace aI (235) enceiiai, aI coiiegii, aI
voIvei dóciI, sino iepioducii, aunque lenga que acenluaiIos un poco, lodos
Ios necanisnos que se encuenlian en eI cueipo sociaI` La piisión: un cuaileI
un lanlo esliiclo, una escueIa sin induIgencia, un laIIei sonliío, peio, en eI
Iínile, nada de cuaIilalivanenle dislinlo.
339
Lsle dolIe fundanenlo ~
juiídico-econónico de una paile, lecnico-discipIinaiio de olia~ ha hecho
apaiecei Ia piisión cono Ia foina nás innediala y nás civiIizada de lodas
Ias penas. Y es esle dolIe funcionanienlo eI que Ie ha dado innedialanenle
su soIidez. Una cosa es cIaia, en efeclo: Ia piisión no ha sido aI piincipio una
piivación de Iileilad a Ia cuaI se Ie confiiieia a conlinuación una función
lecnica de coiiección, ha sido desde eI conienzo una "delención IegaI"
encaigada de un supIenenlo coiieclivo, o lanlien, una enpiesa de
nodificación de Ios individuos que Ia piivación de Iileilad peinile hacei
funcionai en eI sislena IegaI. Ln suna, eI encaiceIanienlo penaI, desde eI
piincipio deI sigIo XIX, ha culieilo a Ia vez Ia piivación de Ia Iileilad y Ia
liasfoinación lecnica de Ios individuos.
Recoidenos cieilo núneio de hechos. Ln Ios Códigos de 18O8 y de 181O, y Ias
nedidas que Ios piecedieion o siguieion innedialanenle, Ia piisión no se
confunde janás con Ia sinpIe piivación de Iileilad. Ls, o dele sei en lodo
caso, un necanisno difeienciado y finaIizado. Difeienciado pueslo que no
dele lenei Ia nisna foina, según se liale de un acusado o de un condenado,
de un inleinado en un coiieccionaI o de un ciininaI, cáiceI, coiieccionaI,
piisión cenliaI delen coiiespondei en piincipio, solie poco nás o nenos, a
eslas difeiencias, y aseguiai un casligo no sóIo giaduado en inlensidad, sino
diveisificado en cuanlo a sus fines. Ioique Ia piisión liene un fin, eslalIecido
desde un piincipio: "AI infIigii Ia Iey unas penas nás giaves Ias unas que Ias
olias, no puede peinilii que eI individuo condenado a unas penas Iigeias se
encuenlie enceiiado en eI nisno IocaI que eI ciininaI condenado a penas
nás giaves, ... si Ia pena infIigida poi Ia Iey liene poi fin piincipaI Ia
iepaiación deI ciinen, peisigue asinisno Ia ennienda deI cuIpalIe."
34O
Y
esla liasfoinación hay que pedíiseIa a Ios efeclos inleinos deI
encaiceIanienlo. Iiisión-casligo, piisión-apaialo: "LI oiden que dele ieinai

339
4 El juego entre las dos "naturalezas" de la prisión es todavía constante. Hace algunos días, el
jefe del Estado ha recordado el "principio" de que la detención no debía ser más que una "privación
de libertad" .—la pura esencia del encarcelamiento exento de la realidad de la prisión—; y añadió
que la prisión no podía justificarse más que por sus efectos "correctivos" o readaptadores.
340
5 Mc|ifs du Ccdc d'ins|ruc|icn crininc||c, Rappoil de C. A. ReaI, p. 244.

214
en Ias casas de iecIusión puede conliiluii podeiosanenle a iegeneiai a Ios
condenados, Ios vicios (236) de Ia educación, eI conlagio de Ios naIos
ejenpIos, Ia ociosidad... han engendiado Ios ciínenes. Iues lien, lialenos de
ceiiai lodas esas fuenles de coiiupción, que Ias iegIas de una noiaI sana se
piacliquen en Ias casas de iecIusión, que olIigados Ios iecIusos a un lialajo
que acalaián poi anai, cuando iecojan su fiulo, conliaigan en aqueIIas eI
hálilo, eI guslo y Ia necesidad de Ia ocupación, que se den iespeclivanenle eI
ejenpIo de una vida Ialoiiosa, que pionlo IIegaiá a sei una vida puia, pionlo
conenzaián a Ianenlai eI pasado, piinei piecuisoi deI anoi a Ios deleies."
341
Las lecnicas coiiecloias foinan paile innedialanenle de Ia ainazón
inslilucionaI de Ia delención penaI.
Hay que iecoidai lanlien que eI novinienlo paia iefoinai Ias piisiones,
paia conlioIai su funcionanienlo, no es un fenóneno laidío. No paiece
siquieia halei nacido de una conpiolación de fiacaso delidanenle
eslalIecido. La "iefoina" de Ia piisión es casi conlenpoiánea de Ia piisión
nisna. Ls cono su piogiana. La piisión se ha enconliado desde eI conienzo
inseila en una seiie de necanisnos de aconpañanienlo, que delen en
apaiiencia coiiegiiIa, peio que paiecen foinai paile de su funcionanienlo
nisno, lan Iigados han eslado a su exislencia a Io Iaigo de loda su hisloiia.
Ha halido, innedialanenle, una lecnoIogía chaiIalana de Ia piisión.
Invesligaciones: Ia de ChaplaI ya en 18O1 (cuando se lialala de hacei Ia
ieIación de Io que se podía uliIizai paia inpIanlai en Iiancia eI apaialo
penilenciaiio), Ia de Decazes en 1819, eI Iilio de ViIIeine, pulIicado en 182O,
eI infoine solie Ias piisiones cenliaIes hecho poi Mailignac en 1829, Ias
invesligaciones IIevadas a calo en Ios Lslados Unidos poi ßeaunonl de Toc-
queviIIe en 1831, poi Denelz y ßIouel en 1835, Ios cueslionaiios diiigidos poi
MonlaIivel a Ios diiecloies de cenliaIes y a Ios consejos geneiaIes en pIeno
delale solie eI aisIanienlo de Ios delenidos. Sociedades paia conlioIai eI
funcionanienlo de Ias piisiones y pioponei su nejoia: en 1818, Ia nuy oficiaI
Sccic|c pcur |'anc|icra|icn dcs priscns, un poco despues Ia Sccic|c dcs priscns y

341
6 |oid., Rappoil de TieiIhaid, pp. 8-9. Ln Ios años piecedenles se encuenlia con
fiecuencia eI nisno lena: "La pena de Ia delención pionunciada poi Ia Iey liene solie
lodo poi oljelo coiiegii a Ios individuos, es decii haceiIos nejoies, piepaiaiIos, poi nedio
de piuelas nás o nenos Iaigas, a iecoliai su pueslo en Ia sociedad, de Ia que ya no
voIveián a alusai... Los nedios nás seguios de nejoiai a Ios individuos son eI lialajo y Ia
insliucción." Lsla consisle no sóIo en apiendei a Ieei y a caIcuIai, sino lanlien en
ieconciIiai a Ios condenados "con Ias ideas de oiden, de noiaI, de iespelo de sí nisnos y
de Ios denás" (ßeugnol, piefeclo de Seine-Infeiieuie, lando de Iiinaiio, año x). Ln Ios
infoines que ChaplaI pidió a Ios consejos geneiaIes, nás de una docena iecIanan
piisiones en Ias que se pueda hacei lialajai a Ios delenidos.

215
(237) difeienles giupos fiIanliópicos. Medidas innuneialIes ~óidenes,
insliucciones o Ieyes: desde Ia iefoina que Ia piineia Reslauiación halía
pievislo ya en eI nes de seplienlie de 1814, y que janás fue apIicada, hasla
Ia Iey de 1844, piepaiada poi TocqueviIIe y que cieiia poi un lienpo un Iaigo
delale solie Ios nedios de hacei eficaz Ia piisión. Iiogianas paia gaianlizai
eI funcionanienlo de Ia náquina-piisión:
342
piogianas de lialanienlo paia
Ios delenidos, nodeIos de acondicionanienlo naleiiaI, aIgunos sin pasai de
puios pioyeclos, cono Ios de Danjou, de ßIouel, de Haiou-Ronain, olios que
lonaion cueipo en insliucciones (cono Ia ciicuIai deI 9 de agoslo de 1841
solie Ia consliucción de Ias casas de iecIusión), y olios que IIegaion a sei
aiquilecluias nuy efeclivas, cono Ia Ielile Roquelle donde se oiganizó poi
piineia vez en Iiancia eI encaiceIanienlo ceIuIai.
A Io cuaI hay que agiegai lodavía Ias pulIicaciones nás o nenos
diieclanenle oiiginadas en Ia piisión y iedacladas ya poi fiIánliopos, cono
Appeil, ya un poco nás laide poi "especiaIislas" (así Ios Anna|cs dc |a
Cnari|c),
343
ya lanlien poi ex delenidos: Pautrc ]acqucs aI finaI de Ia
Reslauiación, o Ia Gazc||c dc Sain|c-Pc|agic en Ios conienzos de Ia nonaiquía
de }uIio.
344

No hay que vei Ia piisión cono una inslilución ineile que unos novinienlos
de iefoina sacudieian poi inleivaIos. La "leoiía de Ia piisión" ha sido su
nodo de enpIeo conslanle nás que su ciílica incidenle ~una de sus
condiciones de funcionanienlo". La piisión ha foinado sienpie paile de un
canpo aclivo en eI que (238) han alundado Ios pioyeclos, Ias

342
7 Los más importantes fueron sin duda los propuestos por Ch. Lucas, Mar-quet Wasselot,
Faucher, Bonneville, y un poco más tarde Ferrus. Hay que advertir que la mayor/a no eran
filántropos que criticaran desde el exterior la institución penitenciaria, sino que estaban vinculados,
de una manera o de otra, a la administración de las prisiones. Eran unos técnicos oficiales.
343
8 En Alemania, Julius dirigía los Jahrbücher für Strafs- und Besserungs-Anstalten.
344
9 Aunque eslos peiiódicos hayan sido solie lodo óiganos de defensa de Ios piesos poi
deudas y en iepelidas ocasiones hayan naicado sus dislancias con iespeclo de Ios
deIincuenles piopianenle dichos, se encuenlia Ia afiinación de que "Ias coIunnas de
Pautrc ]acqucs no eslán consagiadas a una especiaIidad excIusiva. La leiiilIe Iey de Ia
piisión poi deudas y su funesla apIicación no seiá eI único lena de alaque deI pieso
peiiodisla...
'Pautrc ]acqucs paseaiá Ia alención de sus Iecloies poi Ios Iugaies de iecIusión, de
delención, poi Ios coiieccionaIes, poi Ios cenlios de iefugio, y no guaidaiá siIencio en
cuanlo a Ios Iugaies de loiluia en Ios que se sonele a Ios supIicios aI honlie cuIpalIe,
cuando Ia Iey no Io condena nás que a Ios lialajos..." (Pautrc ]acqucs, año 1, nún. 7.)
IguaInenle, Ia Gazc||c dc Sain|c Pc|agic niIila en pio de un sislena penilenciaiio que
lendeiía a "Ia nejoia de Ia especie", siendo cuaIquieia olio "expiesión de una sociedad
lodavía láilaia" (21 de naizo de 1833).

216
ieoiganizaciones, Ias expeiiencias, Ios discuisos leóiicos, Ios leslinonios, Ias
invesligaciones. Hay en loino de Ia inslilución penilenciaiia una veidadeia
pioIijidad, un veidadeio ceIo. ¿La piisión, iegión sonliía y alandonada`
¿Denueslia que no Io eslala eI soIo hecho de que no se haya dejado de
deciiIo desde hace ceica de dos sigIos` AI conveiliise en casligo IegaI, ha
Iasliado Ia vieja cueslión juiídico-poIílica deI deiecho de casligai con lodos
Ios piolIenas, con lodas Ias agilaciones que han giiado en loino de Ias
lecnoIogías coiieclivas deI individuo.
Unas "insliluciones conpIelas y ausleias", decía ßaIlaid.
345
La piisión dele
sei un apaialo discipIinaiio exhauslivo. Ln vaiios senlidos: dele ocupaise de
lodos Ios aspeclos deI individuo, de su educación física, de su aplilud paia eI
lialajo, de su conducla colidiana, de su aclilud noiaI, de sus disposiciones,
Ia piisión, nucho nás que Ia escueIa, eI laIIei o eI ejeicilo, que inpIican
sienpie cieila especiaIización, es "onnidiscipIinaiia". Adenás Ia piisión no
liene exleiioi ni vacío, no se inleiiunpe, exceplo una vez acalada lolaInenle
su laiea, su acción solie eI individuo dele sei ininleiiunpida: discipIina
incesanle. Ln fin, da un podei casi lolaI solie Ios delenidos, liene sus
necanisnos inleinos de iepiesión -y de casligo: discipIina despólica. LIeva a
su inlensidad eI nás fueile de lodos Ios piocedinienlos que se encuenlia en
Ios denás disposilivos de discipIina. Tiene que sei Ia naquinaiia nás
podeiosa paia inponei una nueva foina aI individuo peiveilido, su nodo
de acción es Ia coacción de una educación lolaI: "Ln Ia piisión, eI golieino
puede disponei de Ia Iileilad de Ia peisona y deI lienpo deI delenido,
enlonces se concile eI podei de Ia educación que, no sóIo en un día sino en Ia
sucesión de Ios días y hasla de Ios años, puede ieguIai paia eI honlie eI
lienpo de vigiIia y de sueño, de Ia aclividad y deI ieposo, eI núneio y Ia
duiación de Ias conidas, Ia caIidad y Ia iación de Ios aIinenlos, Ia índoIe y eI
pioduclo deI lialajo, eI lienpo de Ia oiación, eI uso de Ia paIalia, y poi
deciiIo así hasla eI deI pensanienlo, esa educación que, en Ios sinpIes y
lieves liayeclos deI iefecloiio aI laIIei, deI laIIei a Ia ceIda, ieguIa Ios
novinienlos deI cueipo e incIuso en Ios nonenlos de ieposo deleinina eI
enpIeo deI lienpo, esa educación, en una paIalia, que enlia en posesión deI
honlie enleio, de lodas Ias facuIlades físicas y noiaIes que hay en eI y deI
lienpo (239) en que eI nisno eslá inseilo."
346
Lsle "iefoinaloiio" ínlegio
piesciile una liasposición deI oiden de Ia exislencia nuy difeienle de Ia puia
piivación juiídica de Iileilad y nuy difeienle lanlien de Ia sinpIe necánica
de Ias iepiesenlaciones en que pensalan Ios iefoinadoies en Ia epoca de Ia

345
10 L. Baltard, Architectonographic des prisons, 1829.
346
11 Ch. Lucas, Dc |a rcfcrnc dcs priscns, 1838, H, pp. 123-124.

217
IdeoIogía.
1) Iiinei piincipio, eI aisIanienlo. AisIanienlo deI penado iespeclo deI
nundo exleiioi, de lodo Io que ha nolivado Ia infiacción, de Ias
conpIicidades que Ia han faciIilado. AisIanienlo de Ios delenidos Ios unos
iespeclo de Ios olios. No sóIo Ia pena dele sei individuaI, sino lanlien
individuaIizanle. Y eslo de dos naneias. Ln piinei Iugai, Ia piisión dele sei
concelida de naneia que loiie poi sí nisna Ias consecuencias nefaslas que
piovoca aI ieunii en un nisno Iugai a condenados nuy difeienles: sofocai
Ias conjuias y Ios nolines que puedan foinaise, inpedii que se uidan
conpIicidades fuluias o que nazcan posiliIidades de chanlaje (eI día en que
Ios delenidos se encuenlien Iilies), olslacuIizai Ia innoiaIidad de lanlas
"asociaciones nisleiiosas". Ln suna, que Ia piisión no foine con Ios
naIhechoies que ieúne una polIación honogenea y soIidaiia: "Lxisle en esle
nonenlo enlie nosolios una sociedad oiganizada de ciininaIes... Ioinan
una pequeña nación en eI seno de Ia giande. Casi lodos esos honlies se han
conocido en Ias piisiones, en Ias que vueIven a enconliaise. Ls esa sociedad
cuyos nienlios se liala hoy de dispeisai."
347
Adenás Ia soIedad dele sei un
insliunenlo posilivo de iefoina. Ioi Ia iefIexión que suscila, y eI
ienoidinienlo que no puede dejai de solievenii: "Sunido en Ia soIedad, eI
iecIuso iefIexiona. SóIo en piesencia de su ciinen, apiende a odiaiIo, y si su
aIna no eslá lodavía esliagada poi eI naI, seiá en eI aisIanienlo donde eI ie-
noidinienlo vendiá a asaIlaiIo."
348
Ioi eI hecho lanlien de que Ia soIedad
aseguia una especie de auloiieguIación de Ia pena, y peinile cono una
individuaIización esponlánea deI casligo: cuanlo nás capaz es. eI penado de
iefIexionai, nás cuIpalIe ha sido aI conelei su deIilo, peio nás vivo lanlien
seiá eI ienoidinienlo, y nás doIoiosa Ia soIedad, en canlio, cuando se haya
aiiepenlido piofundanenle, y ennendado sin eI nenoi disinuIo, Ia soIedad
ya no Ie pesaiá: "Así, según esla adniialIe discipIina, cada inleIigencia y
cada noiaIidad IIevan en sí nisnas eI piincipio y Ia nedida de una iepiesión
cuya ceilidunlie e invaiialIe equidad (24O) no podiían sei aIleiadas poi eI
eiioi y Ia faIiliIidad hunana... ¿No es en ieaIidad cono eI seIIo de una
juslicia divina y piovidenciaI`"
349
Ln fin, y quizá solie lodo, eI aisIanienlo
de Ios condenados gaianliza que se puede ejeicei solie eIIos, con eI náxino
de inlensidad, un podei que no seiá conliaiieslado poi ninguna olia
infIuencia, Ia soIedad es Ia condición piineia de Ia sunisión lolaI:

347
12 A. de Tocqueville, Rapport à la Chambre des Députés, citado en Beaumont y Tocqueville,
Le système pénitentiaire aux États-Unis, 3a éd. 1845, pp. 392-393.
348
13 E. de Beaumont y A. de Tocqueville, ibid., p. 109.
349
14 S. AyIies, Du sqs|cnc pcni|cn|iairc, 1837, pp. 132-133.

218
"Inagínese", decía ChaiIes Lucas iefiiiendose aI papeI deI diiecloi, deI
naeslio, deI capeIIán y de Ias "peisonas caiilalivas" solie eI delenido aisIado,
"inagínese eI podei de Ia paIalia hunana inleiviniendo en nedio de Ia
leiiilIe discipIina deI siIencio paia halIai aI coiazón, aI aIna, a Ia peisona
hunana".
35O
LI aisIanienlo aseguia eI coIoquio a soIas enlie eI delenido y eI
podei que se ejeice solie eI.
Ln esle punlo es en eI que se silúa Ia discusión solie Ios dos sislenas
noileaneiicanos de encaiceIanienlo, eI de Auluin y eI de IiIadeIfia. De
hecho, esla discusión que ocupa lan anpIia supeificie
351
no concieine a olia
cosa que a Ia apIicación de un aisIanienlo, adnilido poi lodos.
LI nodeIo de Auluin piesciile Ia ceIda individuaI duianle Ia noche, eI
lialajo y Ias conidas en conún, peio lajo Ia iegIa deI siIencio alsoIulo, no
pudiendo halIai Ios delenidos nás que a Ios guaidianes, con su peiniso y en
voz laja. Refeiencia cIaia aI nodeIo nonáslico, iefeiencia lanlien a Ia
discipIina de laIIei. La piisión dele sei un niciocosno de una sociedad
peifecla donde Ios individuos se haIIan aisIados en su exislencia noiaI, peio
donde su ieunión se efeclúa en un encuadianienlo jeiáiquico esliiclo, sin
ieIación IaleiaI, no pudiendo haceise Ia conunicación nás que en eI senlido
de Ia veilicaI. Venlaja deI sislena auluiniano según sus pailidaiios: es una
iepelición de Ia sociedad nisna. La coacción eslá aseguiada en eI poi nedios
naleiiaIes peio solie lodo poi una iegIa que hay que apiendei a iespelai y
que eslá gaianlizada poi una vigiIancia y unos casligos. Más que lenei a Ios
condenados "lajo ceiiojos cono Ia fieia en su jauIa", hay que ieuniiIos con Ios
denás, "haceiIos pailicipai en conún en ejeicicios úliIes, olIigaiIos en conún
a luenos hálilos, pieviniendo eI (241) conlagio noiaI poi nedio de una
vigiIancia acliva, nanleniendo eI iecoginienlo poi Ia iegIa deI siIencio". Lsla
iegIa halilúa aI delenido a "consideiai Ia Iey cono un pieceplo sagiado cuya
infiacción acaiiea un daño juslo y Iegílino".
352
Así, esle juego deI aisIanienlo,
de Ia ieunión sin conunicación y de Ia Iey gaianlizada poi un conlioI
ininleiiunpido, dele ieadaplai aI ciininaI cono individuo sociaI: Io educa
paia una "aclividad úliI y iesignada",
353
Ie iesliluye "unos hálilos de

350
15 Ch. Lucas, De la réforme des prisons, t. I, 1836, p. 167.
351
16 La discusión abierta en Francia hacia 1830 no había terminado en 1850; Charles Lucas,
partidario de Auburn, había inspirado el decreto de 1839 sobre el régimen de las Centrales (trabajo
en común y silencio absoluto). La ola de rebelión que sigue, y quizá la agitación general del país en
el curso de los años 1842-1843 hacen preferir en 1844 el régimen pensilvano del aislamiento
absoluto, elogiado por Demetz, Blouet y Tocqueville. Pero el segundo congreso penitenciario de
1847 opta contra este método.
352
17 K. Mittermaier, en Revue française et étrangère de législation, 1836.
353
18 A. E. de Gasparin, Rapport au ministre de l'Intérieur sur la réforme des prisons.
219
socialiIidad".
354

Ln eI aisIanienlo alsoIulo ~cono en IiIadeIfia~, Ia ieadaplación deI
deIincuenle no se Ie pide aI ejeicicio de una Iey conún, sino a Ia ieIación deI
individuo con su piopia conciencia y a Io que puede iIuninaiIo desde eI
inleiioi.
355
"SoIo en su ceIda, eI delenido queda enliegado a sí nisno, en eI
siIencio de sus pasiones y deI nundo que Io iodea, desciende a Io piofundo
de su conciencia, Ia inleiioga y sienle despeilaise eI senlinienlo noiaI que
no peiece janás poi conpIelo en eI coiazón deI honlie."
356
No es, pues, un
iespelo exleino hacia Ia Iey o eI soIo lenoi deI casligo Io que va a oliai solie
eI delenido, sino eI lialajo nisno de Ia conciencia. Más una sunisión
piofunda que una educación supeificiaI, un canlio de "noiaIidad" y no de
aclilud. Ln Ia piisión pensiIvana, Ias únicas opeiaciones de Ia coiiección son
Ia conciencia y Ia nuda aiquilecluia con Ia que se enfienla. Ln Cheiiy HiII,
"Ios nuios son eI casligo deI ciinen, Ia ceIda pone aI delenido en piesencia
de sí nisno, se ve olIigado a escuchai su conciencia". De ahí eI hecho de que
eI lialajo en Ia piisión sea nás lien un consueIo que una olIigación, que Ios
vigiIanles no lengan que ejeicei una coacción que eslá aseguiada poi Ia
naleiiaIidad de Ias cosas, y que su auloiidad, poi consiguienle, pueda sei
aceplada: "A cada visila, saIen unas cuanlas paIalias lenevoIas de aqueIIa
loca honiada y IIevan aI coiazón deI delenido, con eI ieconocinienlo, Ia
espeianza y eI consueIo, sienle afeclo poi su guaidián, y sienle afeclo poi eI
poique es lenevoIo y conpasivo. Los nuios son leiiilIes y eI honlie es
lueno."
357
Ln esla ceIda (242) ceiiada, sepuIcio piovisionaI, Ios nilos de Ia
iesuiiección lonan cueipo fáciInenle. Despues de Ia noche y eI siIencio, Ia
vida iegeneiada. Auluin eia Ia sociedad nisna pioIongada en sus vigoies
esenciaIes. Cheiiy HiII, Ia vida aniquiIada y vueIla a conenzai. LI caloIicisno
iecupeia pionlo en sus discuisos esla lecnica cuáqueia. "Yo no veo en vueslia
ceIda olia cosa que un hoiiilIe sepuIcio, en eI cuaI en Iugai de Ios gusanos,
Ios ienoidinienlos y Ia desespeiación se insinúan paia caiconeios y hacei
de vueslia exislencia un infieino anlicipado. Ieio... Io que paia un pieso
iiieIigioso no es nás que una lunla, un osaiio iepeIenle, paia eI iecIuso
sinceianenle ciisliano se convieile en Ia cuna nisna de Ia lienavenluiada

354
19 L. de ßeaunonl y A. de TocqueviIIe, Du sqs|cnc pcna| aux ||a|s-Unis, cd. de 1845, p.
112.

355
20 "Cada hombre, decía Fox, está iluminado por la luz divina y yo la he visto brillar a través de
cada hombre." Siguiendo los lincamientos de los cuáqueros y de Walnut Street, fueron organizadas,
a partir de 1820, las prisiones de Pen-silvania, Pittsburgh, y después Cherry Hill.
356
21 Journal des économistes, II, 1842.
357
22 Abel Blouet, Projet de prisons cellulaires, 1843.
220
innoilaIidad."
358

Solie Ia oposición enlie eslos dos nodeIos ha venido a enpaInaise loda una
seiie de confIiclos difeienles: ieIigiosos (¿dele Ia conveisión sei eI eIenenlo
piincipaI de Ia coiiección`), nedicos (¿vueIve Ioco eI aisIanienlo lolaI`),
econónicos (¿dónde eslá eI nenoi coslo`), aiquileclónicos y adninislialivos
(¿que foina gaianliza Ia nejoi vigiIancia`). De donde, sin duda, Io
pioIongado de Ia poIenica. Ieio en eI coiazón de Ias discusiones, y
haciendoIas posilIes, esle piinei oljelivo de Ia acción penilenciaiia: Ia indi-
viduaIización coeiciliva, poi Ia iupluia de loda ieIación que no esluvieia
conlioIada poi eI podei u oidenada según Ia jeiaiquía. 2) "LI lialajo
aIleinando con Ias conidas aconpaña aI delenido hasla Ia oiación de Ia
noche, enlonces un nuevo sueño Ie piocuia un ieposo agiadalIe que no
vienen a luilai en alsoIulo Ios fanlasnas de una inaginación desoidenada.
Así liascuiien seis días de Ia senana. Van seguidos de una joinada
excIusivanenle consagiada a Ia oiación, a Ia insliucción y a nedilaciones
saIudalIes. De esle nodo se suceden y pasan poi luino Ias senanas, Ios
neses, Ios años, así, eI pieso que a su enliada en eI eslalIecinienlo eia un
honlie inconslanle o que sóIo ponía convicción en su iiieguIaiidad, lialando
de desliuii su exislencia con Ia vaiiedad de sus vicios, pasa a eslai poco a
poco, poi Ia fueiza de un hálilo piineio puianenle exleino, peio pionlo
liasfoinado en una segunda naluiaIeza, lan faniIiaiizado con eI lialajo y Ios
goces que de eI deiivan que, poi poco que una insliucción piudenle haya
alieilo su aIna aI aiiepenlinienlo, se Ie podiá exponei con nás confianza
(243) a Ias lenlaciones, que Ia iecupeiación de Ia Iileilad Ie piesenlaiá de
nuevo."
359
LI lialajo eslá definido, con eI aisIanienlo, cono un agenle de Ia
liasfoinación penilenciaiia. Y eslo, ya en eI código de 18O8: "Si lien Ia pena
infIigida poi Ia Iey liene poi oljelo Ia iepaiación deI deIilo, lanlien quieie Ia
ennienda deI cuIpalIe, y esle dolIe fin se enconliaiá cunpIido si se aiianca
aI naIhechoi de Ia ociosidad funesla que, haliendo sido Ia que Io aiiojó a Ia
piisión, vendiía a iecoliaiIo una vez nás y a apodeiaise de eI paia
conduciiIo aI úIlino giado de Ia depiavación."
36O
LI lialajo no es ni una

358
23 Alle Ieligny, A||ccu|icn adrcsscc aux priscnnicrs, a |'cccasicn dc |'inaugura|icn dcs
oa|incn|s cc||u|aircs dc |a priscn dc Vcrsai||cs. Cf. aIgunos años despues, en Mcn|c-Cris|c, una
veisión nuy cIaianenle ciisloIógica de Ia iesuiiección lias encaiceIanienlo, peio se liala,
enlonces, no de apiendei en Ia piisión Ia dociIidad a Ias Ieyes, sino de adquiiii poi un
salei secielo eI podei de hacei juslicia poi encina de Ia injuslicia de Ios nagisliados.
359
24 N. H. Julius, Leçons sur les prisons, trad. francesa, 1831, i, pp. 417-418.
360
25 G. A. Real, Motifs du Code d'instruction criminelle. Antes de esto, varias instrucciones del
ministerio del Interior habían recordado la necesidad de hacer trabajar a los detenidos: 5 Fructidor
Año VI, S Mesidor Año VIII, 8 Pluvioso y 28 Ventoso Año IX, 7 Brumario Año X.
Inmediatamente después de los Códigos de 1808 y 1810, se encuentran todavía nuevas
221
adición ni un coiieclivo aI ieginen de Ia delención: ya se liale de Ios lialajos
foizados, de Ia iecIusión, de Ia piisión, eslá concelido poi eI piopio
IegisIadoi cono deliendo aconpañaiIo necesaiianenle. Ieio poi una
necesidad piecisanenle que no es aqueIIa de que halIalan Ios iefoinadoies
deI sigIo XVIII, cuando queiían hacei de eIIa o lien un ejenpIo paia eI
púlIico, o lien una iepaiación paia Ia sociedad. Ln eI ieginen penilenciaiio
eI víncuIo deI lialajo y deI casligo es de olio lipo.
Vaiias poIenicas lajo Ia Reslauiación o Ia nonaiquía de }uIio iIuslian Ia
función que se aliiluye aI lialajo penaI. Discusión en piinei Iugai solie eI
saIaiio. LI lialajo de Ios delenidos eslala ienuneiado en Iiancia. IiolIena:
si una ieliilución ieconpensa eI lialajo en Ia piisión, quieie decii que esle
no foina ieaInenle paile de Ia pena, y eI delenido puede, poi Io lanlo,
negaise a ieaIizaiIo. Adenás eI leneficio ieconpensa Ia haliIidad deI olieio
y no Ia ennienda deI cuIpalIe: "Los individuos peoies sueIen sei en lodas
pailes Ios olieios nás háliIes, son Ios nejoi ieliiluidos, poi consiguienle Ios
nás inlenpeianles y Ios nenos piopicios aI aiiepenlinienlo."
361
La
discusión, que janás se halía exlinguido, se ieanuda y con gian vivacidad
hacia Ios años 184O-1845, epoca de ciisis econónica, epoca de agilación
olieia, epoca lanlien en que conienza a ciislaIizai Ia oposición deI olieio y
(244) deI deIincuenle.
362
Hay hueIgas conlia Ios laIIeies de Ias piisiones:
cuando a un guanleio de Chaunonl se Ie concede Ia oiganización de un laIIei
en CIaiivaux, Ios olieios pioleslan, decIaian que se deshonia su lialajo,
ocupan Ia nanufacluia y olIigan aI palión a ienunciai a su pioyeclo.
363
Hay
lanlien loda una canpaña de piensa en Ios peiiódicos olieios: solie eI lena
de que eI golieino favoiece eI lialajo en Ias piisiones paia hacei que lajen
Ios saIaiios "Iilies", solie eI lena de que Ios inconvenienles de eslos laIIeies
de piisión son lodavía nayoies paia Ias nujeies, a Ias cuaIes quilan su
lialajo, enpujan a Ia pioslilución, y poi Io lanlo a Ia piisión, donde esas
nisnas nujeies, que no podían lialajai ya cuando eian Iilies, vienen
enlonces a hacei Ia conpelencia a Ias que aún lienen lialajo,
364
solie eI lena
de que se ieseivan paia Ios delenidos Ios lialajos nás seguios ~"Ios

instrucciones: 20 de octubre de 1811, 8 de diciembre de 1812: o también la larga instrucción de
1816: "Es de la mayor importancia tener ocupados lo más posible a los detenidos. Debe hacerse
nacer en ellos el deseo de trabajar, estableciendo una diferencia entre la suerte de los que se ocupan
y la de los detenidos que quieren permanecer ociosos. Los primeros serán mejor alimentados y
tendrán mejores lechos que los segundos." Melun y Clairvaux fueron muy pronto organizados como
grandes talleres.
361
26 J. J. Marquet Wasselot, t. III, p. 171.
362
27 Cf., infra, p. 292.
363
28 Cf. }. I. Aguel, |cs grctcs scus |a ncnarcnic dc ]ui||c|, 1954, pp. 3O-31.
364
29 |'A|c|icr, año 3, nun. 4. dicienlie de 1842.
222
Iadiones ejeculan con nucho aidoi y a culieilo Ios lialajos de sonlieieiía y
de elanisleiía", en lanlo que eI sonlieieio ieducido a Ia inaclividad liene
que ii "aI naladeio hunano a faliicai aIlayaIde a 2 fiancos aI día"~,
365
solie
eI lena de que Ia fiIanliopía se ocupa con eI nayoi cuidado de Ias
condiciones de lialajo de Ios delenidos, peio descuida Ias deI olieio Iilie:
"Lslanos seguios de que si Ios piesos lialajaian eI neicuiio, poi ejenpIo, Ia
ciencia enconliaiía nás iápidanenle Ios nedios de pieseivai a Ios
lialajadoies deI peIigio de sus enanaciones: '¡Lsos polies iecIusos!', diiía
aqueI que apenas si halIa de Ios olieios doiadoies. Ioique, ¡que quieien
usledes!, hay que halei nalado o iolado paia despeilai Ia conpasión o eI
inleies." Solie eI lena, nás que nada, de que si Ia piisión liende a conveiliise
en un laIIei, pionlo se haliá enviado aIIí a Ios nendigos y a Ios
desenpIeados, ieconsliluyendo de esle nodo Ios viejos hospilaIes geneiaIes
de Iiancia o Ias ucr|ncuscs de IngIaleiia.
366
Ha halido lanlien, solie lodo
despues de volada Ia Iey de 1844, peliciones y cailas. Una pelición ha sido
iechazada poi Ia Cánaia de Iaiís, que "ha juzgado inhunano que se pio-
pusieia enpIeai a Ios asesinos, a Ios honicidas y a Ios Iadiones en unos
lialajos que desenpeñan hoy unos niIes de olieios", "La Cánaia ha
piefeiido ßaiialás a nosolios",
367
unos olieios lipógiafos envían una caila aI
ninislio aI enleiaise de que se ha inslaIado (245) una inpienla en Ia piisión
cenliaI de MeIun: "Tiene usled que decidii enlie unos iepiolos casligados
juslanenle poi Ia Iey y unos ciudadanos que saciifican sus días, en Ia
alnegación y Ia piolidad, a Ia exislencia de sus faniIias no nenos que a Ia
iiqueza de su paliia."
368

Ahoia lien, Ias iespueslas dadas poi eI golieino y Ia adninisliación a loda
esla canpaña son nuy conslanles. LI lialajo penaI no puede sei ciilicado en
función deI paio que podiía piovocai. Ioi su poca exlensión y escaso
iendinienlo, no puede lenei incidencia geneiaI solie Ia econonía. No es
cono aclividad de pioducción poi Io que se consideia inliínsecanenle úliI,
sino poi Ios efeclos que ejeice en Ia necánica hunana Ls un piincipio de
oiden y de ieguIaiidad, poi Ias exigencias que Ie son piopias, acaiiea de
naneia insensilIe Ias foinas de un podei iiguioso, pIiega Ios cueipos a unos
novinienlos ieguIaies, excIuye Ia agilación y Ia disliacción, inpone una

365
3O |oid., año 6, nun. 2, novienlie de 1845.

366
31 |oid.
367
32 L'Atelier, año 4, num. 9, junio de 1844, y año 5, num. 7. abril de 1845; cf. igualmente por la
misma época La Démocratie pacifique.
368
33 |'A|c|icr, año 5, nún. 6, naizo de 1845.

223
jeiaiquía y una vigiIancia que son lanlo nás acepladas, y se insciiliián lanlo
nás piofundanenle en eI conpoilanienlo de Ios penados, cuanlo que
foinan paile de su Iógica: con eI lialajo, "se inlioduce Ia iegIa en una piisión,
donde ieina sin esfueizo, sin eI enpIeo de ningún nedio iepiesivo y vioIenlo.
AI lenei ocupado aI iecIuso, se Ie dan hálilos de oiden y de olediencia, se Ie
hace diIigenle y aclivo, de peiezoso que eia... con eI lienpo, encuenlia en eI
novinienlo ieguIai de Ia casa, en Ios lialajos nanuaIes a Ios que se Ie ha
sonelido... un ienedio seguio conlia Ios desvíos de su inaginación".
369
LI
lialajo de Ia piisión dele sei concelido cono si fueia de poi sí una na-
quinaiia que liasfoina aI penado vioIenlo, agilado, iiiefIexivo, en una pieza
que desenpeña su papeI con una ieguIaiidad peifecla. La piisión no es un
laIIei, es ~es pieciso que sea en sí nisna~ una náquina de Ia que Ios
delenidos-olieios son a Ia vez Ios engianajes y Ios pioduclos, Ia náquina Ios
"ocupa" y eslo "conlinuanenle, así sea lan sóIo con eI fin de IIenai su lienpo.
Cuando eI cueipo se agila, cuando eI ánino se apIica a un oljelo
deleininado, Ias ideas inpoilunas se aIejan, eI sosiego ienace en eI aIna".
37O

Si, a fin de cuenlas, eI lialajo de Ia piisión liene un efeclo econónico, es aI
pioducii unos individuos necanizados según Ias noinas geneiaIes de una
sociedad indusliiaI: "LI lialajo es Ia piovidencia de Ios puelIos nodeinos,
hace en eIIos Ias veces de noiaI, IIena eI vacío de Ias cieencias y pasa poi sei
eI piincipio de lodo lien. LI lialajo delía sei Ia ieIigión de Ias (246)
piisiones. A una sociedad-náquina Ie eian piecisos nedios de iefoina
puianenle necánicos."
371
Ialiicación de individuos-náquina peio lanlien
de pioIelaiios, en efeclo, cuando no se lienen nás que "Ios liazos poi lodo
lien", no se puede vivii nás que "deI pioduclo deI piopio lialajo, poi eI
ejeicicio de una piofesión, o deI pioduclo deI lialajo de Ios denás, poi eI
oficio deI iolo", ahoia lien, si Ia piisión no foizaia a Ios naIhechoies aI
lialajo, pioIongaiía en su inslilución nisna y poi eI canino indiieclo de Ia
liilulación, esla exacción de Ios unos solie eI lialajo de Ios olios: "La
cueslión de Ia ociosidad es Ia nisna que en Ia sociedad, Ios iecIusos lienen
que vivii deI lialajo de Ios denás, si no se nanlienen deI suyo."
372
LI lialajo
poi eI cuaI eI iecIuso sulviene a sus piopias necesidades convieile aI Iadión
en olieio dóciI. Y aquí es donde inleiviene Ia uliIidad de una ieliilución poi
eI lialajo penaI, inpone aI delenido Ia foina "noiaI" deI saIaiio cono
condición de su exislencia. LI saIaiio hace adquiiii "eI anoi y eI hálilo" deI

369
34 A. Bérenger, Rapport à l'Académie des sciences morales, junio de I836.
370
35 E. Danjou, Des prisons, 1821, p. 180.
371
36 L. Faucher, De la réforme des prisons, 1838, p. 64. En Inglaterra, el treadmill y la bomba
garantizaban una mecanización disciplinaria de los detenidos, sin ningún efecto productivo.
372
37 Ch. Lucas, De la reforme des prisons, II, 1838, pp. 313-314.
224
lialajo,
373
da a esos naIhechoies que ignoian Ia difeiencia de Io nío y de Io
luyo, eI senlido de Ia piopiedad, de "Ia que se ha ganado con eI sudoi de Ia
fienle",
374
Ies enseña lanlien, a eIIos que han vivido en Ia disipación, Io que
es Ia pievisión, eI ahoiio, eI cáIcuIo deI poivenii,
375
en fin, aI pioponei una
nedida deI lialajo hecho, peinile liaducii cuanlilalivanenle eI ceIo deI
iecIuso y Ios piogiesos de su ennienda.
376
LI saIaiio deI lialajo en Ia piisión
no ieliiluye una pioducción, funciona cono noloi y punlo de iefeiencia de
Ias liasfoinaciones individuaIes: una ficción juiídica, ya que no iepiesenla Ia
"Iilie" cesión de una fueiza de lialajo, sino un ailificio que se supone eficaz
en Ias lecnicas de coiiección.
¿La uliIidad deI lialajo penaI` No un piovecho, ni aun Ia foinación de una
haliIidad úliI, sino Ia conslilución de una ieIación de podei, de una foina
econónica vacía, de un esquena de Ia sunisión individuaI y de su ajusle a
un apaialo de pioducción.
Inagen peifecla deI lialajo de piisión: eI laIIei de Ias nujeies en CIaiivaux, Ia
exaclilud siIenciosa de Ia naquinaiia hunana (247) coincide aIIí con eI iigoi
iegIanenlaiio deI convenlo: "Ln un puIpilo, solie eI cuaI hay un ciucifijo,
eslá senlada una ieIigiosa. Anle eIIa, y aIineadas en dos fiIas, Ias piesas
ieaIizan Ia laiea que se Ies ha inpueslo, y cono eI lialajo de aguja donina
casi excIusivanenle, iesuIla de eIIo que se nanliene conslanlenenle eI si-
Iencio nás iiguioso... Se diiía que en aqueIIas saIas lodo iespiia penilencia y
expiación. Cono poi un novinienlo esponláneo nos liasIadanos a Ios
lienpos de Ias veneialIes coslunlies de esla anligua noiada, y iecoidanos
aqueIIos penilenles voIunlaiios que se enceiialan en eIIa paia decii adiós aI
nundo."
377

3) Ieio Ia piisión excede Ia sinpIe piivación de Iileilad de una naneia nás
inpoilanle. Tiende a conveiliise en un insliunenlo de noduIación de Ia
pena: un apaialo que a liaves de Ia ejecución de Ia senlencia de que se haIIa
encaigado, eslaiía en eI deiecho de iecupeiai, aI nenos en paile, su piincipio.
NaluiaInenle, Ia inslilución caiceIaiia no ha iecilido esle "deiecho en eI sigIo

373
38 Ibid., p. 243.
374
39 E. Danjou, Des prisons, 1821, pp. 210-211; cf. también L'Atelier, año 6, núm. 2, noviembre
de 1845.
375
40 Ch. Lucas, loc. cit. Se apartaba una tercera parte del jornal para cuando saliera el recluso.
376
41 E. Ducpétiaux, Du système de l'emprisonnement cellulaire, 1857, pp. 30-31.
377
42 A colejai con esle lexlo de Iauchei: "Lnlienos en una hiIandeiía. Lscuchenos Ias
conveisaciones de Ios olieios y eI siIlido de Ias náquinas. ¿Haliá en eI nundo conliasle
nás afIiclivo que Ia ieguIaiidad y Ia pievisión de eslos novinienlos necánicos,
conpaiados con eI desoiden de ideas y de coslunlies que pioducen eI conlaclo de lanlos
honlies, nujeies y niños`" Dc |a rcfcrnc dcs priscns, 1838, p. 2O.

225
XIX ni aun lodavía en eI xx, exceplo lajo una foina fiagnenlaiia (poi Ia vía
indiiecla de Ias Iileilades condicionaIes de Ias seni-Iileilades, de Ia
oiganización de Ias cenliaIes de iefoina). Ieio hay que adveilii que fue
iecIanado desde hoia nuy lenpiana poi Ios iesponsalIes de Ia
adninisliación penilenciaiia cono Ia condición nisna de un luen
funcionanienlo de Ia piisión, y de su eficacia en Ia Ialoi de ennienda que Ia
piopia juslicia Ie confía.
Así en cuanlo a Ia duiación deI casligo, que peinile cuanlificai exaclanenle
Ias penas, giaduaiIas de acueido con Ias ciicunslancias y dai aI casligo IegaI
Ia foina nás o nenos expIícila de un saIaiio, peio coiie eI peIigio de peidei
lodo vaIoi coiieclivo, si se fija de una vez paia sienpie aI niveI de Ia
senlencia. La Iongilud de Ia pena no dele nedii eI "vaIoi de canlio" de Ia
infiacción, dele ajuslaise a Ia liasfoinación "úliI" deI iecIuso en eI cuiso de
su pena. No un lienpo-nedida, sino un lienpo finaIizado. Más que Ia foina
deI saIaiio, Ia foina de Ia opeiación. "Así cono eI nedico piudenle
inleiiunpe su nedicación o Ia conlinúa según que eI enfeino haya o no
IIegado a una peifecla cuiación, así lanlien, en Ia piineia de eslas dos
hipólesis, Ia expiación deleiía cesai en piesencia de Ia ennienda conpIela
deI condenado, ya que en esle caso loda delención se ha vueIlo inúliI, y poi
consiguienle (248) lan inhunana paia con eI ennendado cono vananenle
oneiosa paia eI Lslado."
378
La jusla duiación de Ia pena dele, poi Io lanlo,
vaiiai no sóIo con eI aclo y sus ciicunslancias, sino con Ia pena nisna, laI
cono se desaiioIIa concielanenle. Lo que equivaIe a decii que si Ia pena
dele sei individuaIizada, no es a pailii deI individuo-infiacloi, sujelo
juiídico de su aclo, auloi iesponsalIe deI deIilo, sino a pailii deI individuo
casligado, oljelo de una naleiia conlioIada de liasfoinación, eI individuo en
delención inseilo en eI apaialo caiceIaiio, nodificado poi eI o ieaccionando a
eI. "No se liala nás que de iefoinai aI naIo. Una vez opeiada esla iefoina,
eI ciininaI dele ieinlegiaise a Ia sociedad."
379

La caIidad y eI conlenido de Ia delención no deleiían eslai deleininados
lanpoco poi Ia soIa índoIe de Ia infiacción. La giavedad juiídica de un deIilo
no liene en alsoIulo vaIoi de signo unívoco poi eI caiáclei coiiegilIe o no deI

378
43 A. Bonneville, Des libérations préparatoires, 1846, p. 6. Bonneville proponía medidas de
"libertad preparatoria" pero también de "suplemento aflictivo" o de aumento penitenciario, si se
comprueba que "la prescripción penal, fijada aproximadamente según el grado probable de lo
empedernido del delincuente, no ha bastado para producir el efecto que se esperaba de ella". Este
suplemento no debía exceder un octavo de la pena, y la libertad preparatoria podía intervenir
después de cumplidas las tres cuartas partes de la pena (Traite des diverses institutions
complémentaires, pp. 251 ss.).
379
44 Ch. Lucas, cilado en Ia Gazc||c dcs |riounaux, 6 de aliiI de 1837.

226
condenado. Ln pailicuIai Ia dislinción ciinen-deIilo, a Ia cuaI eI código ha
hecho que coiiesponda Ia dislinción enlie piisión y iecIusión o lialajos foi-
zados, no es opeialoiia en leininos de ennienda. Ls Ia opinión casi geneiaI
foinuIada poi Ios diiecloies de casas cenliaIes, con ocasión de una
infoinación hecha poi eI ninisleiio en 1836: "Los iecIusos deI coiieccionaI
son en geneiaI Ios nás viciosos... Lnlie Ios ciininaIes, hay nuchos honlies
que han sucunlido a Ia vioIencia de sus pasiones y a Ias necesidades de una
nuneiosa faniIia." "La conducla de Ios ciininaIes es nucho nejoi que Ia de
Ios deIincuenles juveniIes, Ios piineios son nás sunisos, nás lialajadoies
que Ios úIlinos, ialeios, Iileilinos, peiezosos."
38O
De donde Ia opinión de que
eI iigoi punilivo no dele eslai en piopoición diiecla de Ia inpoilancia penaI
deI aclo condenado. Ni deleininado de una vez paia sienpie.
Opeiación coiiecliva, eI encaiceIanienlo liene sus exigencias y sus peiipecias
piopias. Son sus efeclos Ios que delen deleininai sus (249) elapas, sus
agiavaciones lenpoiaIes, sus aIivios sucesivos, Io que ChaiIes Lucas IIanala
"Ia cIasificación nóviI de Ias noiaIidades". LI sislena piogiesivo apIicado en
Cinelia desde 1825
381
fue iecIanado con fiecuencia en Iiancia. ßajo Ia
foina, poi ejenpIo, de Ias lies secciones, Ia de piuela, paia Ia geneiaIidad de
Ios delenidos, Ia de casligo y Ia de ieconpensa paia aqueIIos que eslán en eI
canino de Ia ennienda.
382
O lajo Ia foina de Ias cualio fases: peiiodo de
inlinidación (piivación de lialajo y de loda ieIación inleiioi o exleiioi),
peiiodo de lialajo (aisIanienlo peio lialajo que lias de Ia faz de ociosidad
foizada seiá acogido cono un leneficio), ieginen de noiaIización
("confeiencias" nás o nenos fiecuenles con Ios diiecloies y Ios visilanles
oficiaIes), peiiodo de lialajo en conún.
383
Si eI piincipio de Ia pena es
ieaInenle una decisión de juslicia, su geslión, su caIidad y sus iigoies delen
dependei de un necanisno aulónono que conlioIa Ios efeclos deI casligo en
eI inleiioi nisno deI apaialo que Ios pioduce. Todo un ieginen de casligos y
de ieconpensas que no es sinpIenenle una naneia de hacei iespelai eI
iegIanenlo de Ia piisión, sino de hacei efecliva Ia acción de Ia piisión solie
Ios iecIusos. Ln cuanlo a eslo, ocuiie que Ia auloiidad judiciaI nisna eslá de
acueido en eIIo: "No hay que asonliaise", decía eI TiilunaI Supieno con-
suIlado con nolivo deI pioyeclo de Iey solie Ias piisiones, "no hay que

380
45 En Gazette des tribunaux. Cf. también Marquet-Wasselot, La ville du refuge, 1832, pp. 74-76.
Ch. Lucas advierte que los que pueblan los correccionales "se recluían por lo general entre las
poblaciones urbanas" y que "las moralidades de los reclusorios provienen en su mayoría de las
poblaciones agrícolas". De la réforme des prisons, I, 1836, pp. 46-50.
381
46 R. Fresnel, Considérions sur les maisons de refuge, París, 1829, pp. 29-31.
382
47 Ch. Lucas, De la reforme des prisons, II, 1838, p. 440.
383
48 L. Duias, ailícuIo pulIicado en |c Prcgrcssif y cilado poi |a Pna|angc,
1 de diciembre de 1838.
227
asonliaise de Ia ocuiiencia de concedei ieconpensas que podián consislii
ya sea en una nayoi paile de pecuIio, ya sea en un nejoi ieginen
aIinenlicio, ya incIuso en alieviaciones de pena. Si aIgo puede despeilai en
eI ánino de Ios iecIusos Ias nociones de lien y de naI, conduciiIos a
iefIexiones noiaIes y ieaIzaiIos un poco a sus piopios ojos, es Ia posiliIidad
de aIcanzai aIgunas ieconpensas".
384

Y paia lodos eslos piocedinienlos que ieclifican Ia pena, a nedida que se
desaiioIIa, hay que adnilii que Ias inslancias judiciaIes no pueden lenei
auloiidad innediala. Se liala, en efeclo, de nedidas que poi definición no
podiían inleivenii hasla despues de Ia senlencia y no pueden acluai sino
solie Ias infiacciones. IndispensalIe aulononía, poi consiguienle, deI
peisonaI que adninislia Ia delención cuando se liala de individuaIizai y de
vaiiai Ia apIicación de Ia pena: unos vigiIanles, un diiecloi, un capeIIán
o un naeslio son nás capaces de ejeicei esla función coiiecliva (25O) que Ios
que delenlan eI podei penaI. Ls su juicio (enlendido esle cono conpiolación,
diagnóslico, caiacleiización, piecisión, cIasificación difeienciaI), y no ya un
veiediclo en foina de asignación de cuIpaliIidad, Io que dele seivii de
sopoile a esla noduIación inleina de Ia pena, a su suavizanienlo o incIuso a
su suspensión. Cuando piesenló ßonneviIIe en 1846 su pioyeclo de Iileilad
condicionada, Ia definió cono "eI deiecho que lendiía Ia adninisliación, lias
aviso pievio de Ia auloiidad judiciaI, de ponei en Iileilad piovisionaI
despues de un lienpo suficienle de expiación y nedianle cieilas condiciones,
aI iecIuso conpIelanenle ennendado, a ieseiva de ieinlegiaiIo a Ia piisión a
Ia nenoi queja fundanenlada".
385
Toda esla "aililiaiiedad" que, en eI anliguo
ieginen penaI, peinilía a Ios jueces noduIai Ia pena y a Ios piíncipes poneiIe
fin evenluaInenle, loda esla aililiaiiedad que Ios códigos nodeinos Ie han
ieliiado aI podei judiciaI, Ia venos ieconsliluiise, piogiesivanenle, deI Iado
deI podei que adninislia y conlioIa eI casligo. Soleianía docla deI guaidián:
"Veidadeio nagisliado IIanado a ieinai soleiananenle en Ia casa... y que
dele paia no haIIaise poi lajo de su nisión unii a Ia viilud nás eninenle
una ciencia piofunda de Ios honlies."
386

Y se IIega, foinuIado en cIaio poi ChaiIes Lucas, a un piincipio que nuy
pocos juiislas se alieveiían hoy a adnilii sin ielicencia, aunque naica Ia Iínea
de pendienle esenciaI deI funcionanienlo penaI nodeino, IIanenosIo Ia
DecIaiación de independencia caiceIaiia: ieivindícase en eIIa eI deiecho de

384
49 Ch. Lucas, ioid., pp. 441-442.

385
5O A. ßonneviIIe, Dcs |iocra|icns prcpara|circs, 1846, p. 5.
386
51 A. ßeiengei, Rappcr| a |'Acadcnic dcs scicnccs ncra|cs c| pc|i|iqucs, junio de 1836.

228
sei un podei que liene no sóIo su aulononía adninislialiva, sino cono una
paile de Ia soleianía puniliva. Lsla afiinación de Ios deiechos de Ia piisión
eiige en piincipio: que eI juicio ciininaI es una unidad aililiaiia, que hay que
desconponeiIa, que Ios iedacloies de Ios códigos luvieion ya iazón aI
dislinguii eI niveI IegisIalivo (que cIasifica Ios aclos y Ies aliiluye penas), y eI
niveI deI juicio (que da Ias senlencias), que Ia nisión hoy es anaIizai a su vez
esle úIlino niveI, que hay que dislinguii en eI Io que es piopianenle judiciaI
(apieciai nenos Ios aclos que Ios agenles, nedii "Ias inlencionaIidades que
dan a Ios aclos hunanos olias lanlas nodaIidades y difeiencias", y poi Io
lanlo ieclificai si puede Ias evaIuaciones deI IegisIadoi), y dai su aulononía
aI "juicio penilenciaiio", que es quizá eI nás inpoilanle, poi ieIación a eI, Ia
evaIuación deI liilunaI no es nás que una "naneia de piejuzgai", ya que Ia
noiaIidad deI agenle no puede sei apieciada "sino en Ia piuela. LI juez liene,
pues, (251) necesidad a su vez de un conlioI necesaiio y ieclificalivo de sus
evaIuaciones, y esle conlioI es eI que dele suninisliai Ia piisión
penilenciaiia".
387

Se puede, poi Io lanlo, halIai de un exceso o de una seiie de excesos deI
encaiceIanienlo en ieIación con Ia delención IegaI ~de Io "caiceIaiio" en
ieIación con Io "judiciaI". Ahoia lien, esle exceso se advieile nuy pionlo,
desde eI nacinienlo de Ia piisión, ya sea lajo Ia foina de piáclicas ieaIes, o
lajo Ia foina de pioyeclos. No ha venido, despues, cono un efeclo
secundaiio. La gian naquinaiia caiceIaiia se haIIa vincuIada aI
funcionanienlo nisno de Ia piisión. Se puede vei lien eI signo de esla
aulononía en Ias vioIencias "inúliIes" de Ios guaidianes o en eI despolisno de
una adninisliación que liene Ios piiviIegios deI Iugai ceiiado. Su iaíz eslá en
olia paile: en eI hecho piecisanenle de que se pide a Ia piisión que sea "úliI"
en eI hecho de que Ia piivación de Iileilad ~esa exacción juiídica solie un
lien ideaI~ ha lenido, desde eI conienzo, que ejeicei un papeI lecnico
posilivo, opeiai liasfoinaciones solie Ios individuos. Y paia esla opeiación
eI apaialo caiceIaiio ha iecuiiido a lies giandes esquenas: eI esquena poIí-
lico-noiaI deI aisIanienlo individuaI y de Ia jeiaiquía, eI nodeIo econónico
de Ia fueiza apIicada a un lialajo olIigaloiio, eI nodeIo lecnico-nedico de Ia
cuiación y de Ia noinaIización. La ceIda, eI laIIei, eI hospilaI. LI naigen poi
eI cuaI Ia piisión excede Ia delención eslá IIeno de hecho poi unas lecnicas de
lipo discipIinaiio. Y esle supIenenlo discipIinaiio en ieIación con Io juiídico
es, en suna, Io que se ha IIanado Io "penilenciaiio".
Lsle añadido no fue aceplado sin piolIena. Cueslión que piineio fue de
piincipio: Ia pena no dele sei nás que Ia piivación de Iileilad, cono

387
52 Ch. Lucas, De la reforme des prisons, II, 1838, pp. 418-422.
229
nueslios acluaIes goleinanles, Io decía Decazes, peio con Ia liiIIanlez de su
Ienguaje: "La Iey dele seguii aI cuIpalIe en Ia piisión adonde Io condujo."
388

Ieio nuy pionlo ~y es un hecho caiacleiíslico~, eslos delales se
conveiliián en una lalaIIa paia apiopiaise eI conlioI de esle "supIenenlo"
penilenciaiio, Ios jueces pediián eI deiecho de inspección solie Ios
necanisnos caiceIaiios: "La noiaIización de Ios iecIusos exige nuneiosos
coopeiadoies, y no es poi nedio de Ias visilas de inspección, de Ias
conisiones de vigiIancia o de Ias sociedades de palionalo cono puede
cunpIiise. Necesila, pues, auxiIiaies, y a Ia nagislialuia (252) Ie cunpIe
suninisliáiseIos."
389
Ya en esla epoca, eI oiden penilenciaiio halía adquiiido
Ia suficienle consislencia paia que se pudieia lialai no de deshaceiIo, sino de
lonaiIo a caigo. He aquí, pues, aI juez aconelido poi eI deseo de Ia piisión.
De eIIo naceiá, un sigIo despues, un hijo laslaido, y sin enlaigo defoine: eI
juez de Ia apIicación de Ias penas.
Ieio si Io penilenciaiio, en su "exceso" en ieIación con Ia delención, ha podido
inponeise de hecho, nás aún, hacei caei en Ia lianpa a loda Ia juslicia penaI
y enceiiai a Ios piopios jueces, es que ha podido inlioducii Ia juslicia
ciininaI en unas ieIaciones de salei que se han conveilido ahoia paia eIIa en
su Ialeiinlo infinilo.
La piisión, Iugai de ejecución de Ia pena, es a Ia vez Iugai de olseivación de
Ios individuos casligados. Ln dos senlidos. VigiIancia naluiaInenle. Ieio
conocinienlo lanlien de cada delenido, de su conducla, de sus disposiciones
piofundas, de su piogiesiva ennienda, Ias piisiones delen sei concelidas
cono un Iugai de foinación paia un salei cIínico solie Ios penados, "eI
sislena penilenciaiio no puede sei una concepción a piioii, es una inducción
deI eslado sociaI. Lxislen enfeinedades noiaIes así cono accidenles de Ia
saIud en Ios que eI lialanienlo depende deI Iugai y de Ia diiección de Ia
doIencia".
39O
Lo que inpIica dos disposilivos esenciaIes. Ls pieciso que eI
pieso pueda sei nanlenido lajo una niiada peinanenle, es pieciso que se
iegislien y conlaliIicen lodas Ias nolas que se puedan lonai solie eI. LI lena
deI Ianóplico ~a Ia vez vigiIancia y olseivación, seguiidad y salei,
individuaIización y lolaIización, aisIanienlo y liaspaiencia~ ha enconliado
en Ia piisión su Iugai piiviIegiado de ieaIización. Si lien es cieilo que Ios
piocedinienlos panóplicos, cono foinas concielas de ejeicicio deI podei,
han lenido, aI nenos en eI eslado dispeiso, una difusión nuy anpIia, apenas

388
53 L. Decazes, "Rappoil au Roi sui Ies piisons", |c Mcni|cur, 11 de aliiI de 1819.

389
54 Vivien, en G. Ferrus, Des prisonniers, 1850, p. viii. Una ordenanza de 1847 había creado las
comisiones de vigilancia.
390
55 Léon Faucher, De la réforme des prisons, 1838, p. 6.
230
si Ia ulopía de ßenlhan ha podido lonai en lIoque una foina naleiiaI, cono
no sea en Ias insliluciones penilenciaiias. LI Ianóplico IIegó a sei aIiededoi
de Ios años 183O-184O eI piogiana aiquileclónico de Ia nayoiía de Ios pio-
yeclos de piisión. Lia Ia naneia nás diiecla de liaducii "en Ia piedia Ia
inleIigencia de Ia discipIina",
391
de hacei Ia aiquilecluia liaspaienle a Ia
geslión deI podei,
392
de peinilii que Ia fueiza (253) o Ias coacciones vioIenlas
se susliluyan poi Ia eficacia lenigna de una vigiIancia sin faIIa, de oidenai eI
espacio a Ia iecienle hunanización de Ios códigos y a Ia nueva leoiía
penilenciaiia: "La auloiidad de una paile, y eI aiquileclo de olia, lienen,
pues, que salei si Ias piisiones delen eslai conlinadas en eI senlido deI
suaviza-nienlo de Ias penas o en un sislena de ennienda de Ios cuIpalIes y
confoine a una IegisIación que, ienonlándose aI oiigen de Ios vicios deI
puelIo, se loina un piincipio iegeneiadoi de Ias viiludes que dele piaclicai."
393

Ln suna, consliluii una piisión-náquina
394
con una ceIda de visiliIidad
donde eI delenido se enconliaiá nelido cono "en Ia casa de ciislaI deI
fiIósofo giiego"
395
y un punlo cenliaI desde donde una niiada peinanenle
pueda conlioIai a Ia vez a Ios piesos y aI peisonaI. Ln loino de eslas dos
exigencias, hay aIgunas vaiiaciones posilIes: eI Ianóplico lenlhaniano lajo
su foina esliicla, o eI senicíicuIo, o eI pIano en foina de ciuz, o Ia
disposición en eslieIIa.
396
Ln nedio de lodas eslas discusiones, eI ninislio deI
Inleiioi en 1841 iecueida Ios piincipios fundanenlaIes: "La saIa cenliaI de
inspección es eI eje deI sislena. Sin punlo cenliaI de inspección, Ia vigiIancia
deja de eslai gaianlizada, de sei conlinua y geneiaI, poique es inposilIe
lenei una confianza conpIela en Ia aclividad, eI ceIo y Ia inleIigencia deI
encaigado a cuyo cuidado innedialo se haIIan Ias ceIdas... LI aiquileclo dele,
poi Io lanlo, diiigii loda su alención a esle oljelo en eI que hay a Ia vez una
cueslión de discipIina y de econonía. Cuanlo nás exacla y fáciI sea Ia
vigiIancia, nenos necesidad haliá de luscai en Ia soIidez de Ias

391
56 Ch. Lucas, Dc |a rcfcrnc dcs priscns, |, 1836, p. 69.

392
57 "Si se quiere tratar la cuestión administrativa haciendo abstracción de la de construcción,
existe el peligro de establecer unos principios a los que se sustraiga la realidad; mientras que con el
conocimiento suficiente de las necesidades administrativas, un arquitecto puede admitir muy bien
tal o cual sistema de encarcelamiento que la teoría tal vez hubiera relegado al número de las
utopías" (Abel Blouet, Projet de prison cellulaire, 1843, p. 1).
393
58 L. Baltard, Architectonographie des prisons, 1829, pp. 4-5.
394
59 "Los ingleses llevan a todas sus obras el genio de la mecánica... y han querido que sus
construcciones funcionasen como una máquina sometida a la acción de un solo motor", ibid., p. 18.
395
60 N. P. Harou-Romain, Projet de pénitencier, 1840, p. 8.
396
61 Cf. láms. 18-26.
231
consliucciones unas gaianlías conlia Ias lenlalivas de evasión y conlia Ias
conunicaciones de unos delenidos con olios. Ahoia lien, Ia vigiIancia seiá
peifecla si eI diiecloi o eI encaigado en jefe, desde una saIa cenliaI y sin
canliai de Iugai, ve sin sei vislo no sóIo Ia enliada de lodas Ias ceIdas y
hasla eI inleiioi deI nayoi núneio de eIIas cuando sus pueilas eslán alieilas,
sino adenás a Ios vigiIanles encaigados de Ia guaida de Ios piesos en lodos
Ios pisos... Con Ia fóinuIa de Ias piisiones ciicuIaies o seniciicuIaies, (254)
paieceiía posilIe vei desde un cenlio único lodos Ios piesos en sus ceIdas, y a
Ios guaidianes en Ias gaIeiías de vigiIancia."
397

Ieio eI Ianóplico penilenciaiio es lanlien un sislena de docunenlación
individuaIizanle y peinanenle. LI año nisno en que se ieconendalan Ias
vaiianles deI esquena lenlhaniano paia consliuii Ias piisiones, se inponía
cono olIigaloiio eI sislena de Ia "cuenla noiaI": loIelín individuaI de un
nodeIo unifoine en lodas Ias piisiones y en eI cuaI eI diiecloi o eI guaidián-
jefe, eI capeIIán y eI naeslio han de insciilii sus olseivaciones a piopósilo de
cada delenido: "Ls en cieilo nodo eI vadenecun de Ia adninisliación de Ia
piisión que Ia pone en condiciones de apieciai cada caso, cada ciicunslancia,
y de juzgai poi consiguienle, en cuanlo aI lialanienlo que se dele apIicai a
cada pieso individuaInenle."
398
Se han pioyeclado o piolado nuchos olios
sislenas de iegislio, laslanle nás conpIelos.
399
Se liala, de lodos nodos, de
hacei de Ia piisión un Iugai de conslilución de un salei que dele seivii de
piincipio ieguIadoi paia eI ejeicicio de Ia piáclica penilenciaiia. La piisión no
liene que conocei únicanenle Ia decisión de Ios jueces y apIicaiIa en función
de Ios iegIanenlos eslalIecidos: ha de ollenei peinanenlenenle solie eI
delenido un salei que peiniliiá liasfoinai Ia nedida penaI en una
opeiación penilenciaiia, que haiá de Ia pena que Ia infiacción hizo necesaiia
una nodificación deI delenido, úliI paia Ia sociedad. La aulononía deI
ieginen caiceIaiio y eI salei que hace posilIe peinilen nuIlipIicai esla
uliIidad de Ia pena que eI código halía siluado aI piincipio de su fiIosofía
puniliva: "Ln cuanlo aI diiecloi, no puede peidei de visla a ningún delenido,
poique cuaIquieia que sea Ia sección en que esle se encuenlie, ya sea que
enlie en eIIa, ya sea que saIga, ya sea que se quede, eI diiecloi eslá
iguaInenle olIigado a juslificai Ios nolivos de su nanleninienlo en laI cIase
o de su paso a laI olia. Ls un veidadeio conladoi. Cada delenido es paia eI,
en Ia esfeia de Ia educación individuaI, un capilaI coIocado a inleies

397
62 DucaleI, |ns|ruc|icn pcur |a ccns|ruc|icn dcs naiscns d'arrc|, p 9.
398
63 L. Ducpeliaux, Du sqs|cnc dc |'cnpriscnncncn| cc||u|airc, 1847, pp. 56-57.
399
64 Cf. poi ejenpIo, C. de Ciegoiy, Prcjc| dc Ccdc pcna| unitcrsc|, 1832, pp. 199ss.,
CieIIel-Wanny, Manuc| dcs priscns, 1839, H, pp. 23-25 y pp. 199-2O3.
232
penilenciaiio."
4OO
La piáclica penilenciaiia, lecnoIogía salia, ienlaliIiza eI
capilaI inveilido en eI sislena penaI y en Ia consliucción de Ias giandes
piisiones.
CoiieIalivanenle, eI deIincuenle se convieile en individuo a quien conocei.
Lsla exigencia de salei no se ha inseilado, en piineia inslancia, en eI aclo
judiciaI nisno, paia fundanenlai nejoi (255) Ia senlencia ni paia deleininai
ieaInenle Ia nedida de Ia cuIpaliIidad. Ls en cuanlo condenado, y a liluIo de
punlo de apIicación paia unos necanisnos punilivos, poi Io que eI infiacloi
se ha consliluido cono oljelo de salei posilIe.
Ieio eslo inpIica que eI apaialo penilenciaiio, con lodo eI piogiana
lecnoIógico de que se aconpaña, efeclúa una cuiiosa suslilución: ieaInenle
iecile un condenado de nanos de Ia juslicia, peio aqueIIo solie Io que dele
apIicaise no es naluiaInenle Ia infiacción, ni aun exaclanenle eI infiacloi,
sino un oljelo un poco difeienle, y definido poi unas vaiialIes que aI nenos
aI piincipio no eslalan lonadas en cuenla poi Ia senlencia, poi no sei peili-
nenles sino paia una lecnoIogía coiiecliva. Lsle peisonaje dislinlo, poi quien
eI apaialo penilenciaiio susliluye aI infiacloi condenado, es eI dc|incucn|c.
LI deIincuenle se dislingue deI infiacloi poi eI hecho de que es nenos su aclo
que su vida Io peilinenle paia caiacleiizaiIo. Si Ia opeiación penilenciaiia
quieie sei una veidadeia ieducación, ha de lolaIizai Ia exislencia deI
deIincuenle, hacei de Ia piisión una especie de lealio ailificiaI y coeicilivo en
eI que hay que iepioducii aqueIIa de aiiila alajo. LI casligo IegaI iecae solie
un aclo, Ia lecnica puniliva solie una vida, liene poi consecuencia ieconsliuii
Io ínfino y Io peoi en Ia foina deI salei, Ie coiiesponde nodificai sus efeclos
o coInai sus Iagunas poi una piáclica coacliva. Conocinienlo de Ia liogiafía,
y lecnica de Ia exislencia coiiegida. La olseivación deI deIincuenle "dele
ienonlai no sóIo a Ias ciicunslancias sino a Ias causas de su deIilo, luscaiIas
en Ia hisloiia de su vida, lajo eI liipIe punlo de visla de Ia oiganización, de Ia
posición sociaI y de Ia educación, paia conocei y conpiolai Ias peIigiosas
incIinaciones de Ia piineia, Ias enojosas piedisposiciones de Ia segunda y Ios
naIos anlecedenles de Ia leiceia. Lsla invesligación liogiáfica es una paile
esenciaI de Ia insliucción judiciaI paia Ia cIasificación de Ias penas anles de
conveiliise en una condición deI sislena penilenciaiio paia Ia cIasificación de
Ias noiaIidades. Dele aconpañai aI delenido deI liilunaI a Ia piisión donde
eI conelido deI diiecloi es no sóIo iecogei, sino conpIelai, conlioIai y
ieclificai sus eIenenlos en eI cuiso de Ia delención".
4O1
Deliás deI infiacloi aI

400
65 Ch. Lucas, Dc |a rcfcrnc dcs priscns, ||, 1838, pp. 449-45O.

401
66 Ch. Lucas, Dc |a rcfcrnc dcs priscns, ||. 1838, pp. 44O-442.

233
cuaI Ia invesligación de Ios hechos puede aliiluii Ia iesponsaliIidad de un
deIilo se peifiIa eI caiáclei deIincuenle cuya Ienla foinación se ha denos-
liado poi una invesligación liogiáfica. La inlioducción de Io "liogiáfico" es
inpoilanle en Ia hisloiia de Ia penaIidad. Ioique (256) hace exislii aI
"ciininaI" anles deI ciinen y, en eI Iínile, aI naigen de eI. Y poique a pailii
de ahí una causaIidad psicoIógica va a confundii Ios efeclos, aI dupIicai Ia
asignación juiídica de iesponsaliIidad. Ieneliase enlonces en eI dedaIo
"ciininoIógico" deI que se eslá nuy Iejos hoy de halei saIido: loda causa que,
cono deleininación, no puede sino disninuii Ia iesponsaliIidad, naica aI
auloi de Ia infiacción con una ciininaIidad lanlo nás leiiilIe y que exige
unas nedidas penilenciaiias lanlo nás esliiclas. A nedida que Ia liogiafía
deI ciininaI dupIica en Ia piáclica penaI eI anáIisis de Ias ciicunslancias
cuando se liala de eslinai eI ciinen, venos cóno eI discuiso penaI y eI
discuiso psiquiáliico enlienezcIan sus fionleias, y ahí, en su punlo de unión,
se foina esa noción deI individuo "peIigioso" que peinile eslalIecei un sisle-
na de causaIidad a Ia escaIa de una liogiafía enleia y diclai un veiediclo de
casligo-coiiección.
4O2

LI deIincuenle se dislingue lanlien deI infiacloi en que no es únicanenle eI
auloi de su aclo (auloi iesponsalIe en función de cieilos ciileiios de Ia
voIunlad Iilie y conscienle), sino que eslá Iigado a su deIilo poi lodo un haz
de hiIos conpIejos (inslinlos, inpuIsos, lendencias, caiáclei). La lecnica
penilenciaiia se diiige no a Ia ieIación de auloi sino a Ia afinidad deI ciininaI
con su ciinen. LI deIincuenle, nanifeslación singuIai de un fenóneno gIolaI
de ciininaIidad, se disliiluye en cIases, casi naluiaIes, doladas cada una de
esos caiacleies definidos y a Ias que coiiesponde un lialanienlo específico
cono Io que Maiquel-WasseIol IIanala en 1841 Ia "elnogiafía de Ias
piisiones": "Los iecIusos son... olio puelIo en un nisno puelIo que liene sus
hálilos, sus inslinlos, sus coslunlies apaile."
4O3
Lslanos aquí nuy pióxinos
lodavía a Ias desciipciones "pinloiescas" deI nundo de Ios naIhechoies, an-

402
67 Habría que estudiar cómo la práctica de la biografía se ha difundido a partir de la constitución
del individuo delincuente en los mecanismos punitivos: biografía o autobiografía de presos en
Appert; composición en forma de historiales biográficos sobre el modelo psiquiátrico; utilización de
la biografía en la defensa de los acusados. Sobre este último punto podrían compararse las grandes
memorias justificativas de fines del siglo XVIII para los tres hombres condenados a la rueda, o para
Jeanne Salmon —y las defensas penales de la época de Luis Felipe. Chaix d'Est-Ange decía así en
la defensa de La Ron-cière: "Si mucho tiempo antes del crimen, mucho tiempo antes de la acusa-
ción podéis escrutar la vida del acusado, penetrar en su corazón, escudriñar sus repliegues más
profundos, dejar al desnudo todos sus pensamientos, su alma entera..." (Discours et plaidoyers, III,
p. 166).
403
68 }. }. Maiqucl-WasseIol, |'c|nncgrapnic dcs priscns, 1841, p. 9.

234
ligua liadición Iejana y que iecolia vigoi en Ia piineia nilad deI sigIo XIX,
en eI nonenlo en que Ia peicepción de olia foina de vida viene a ailicuIaise
solie Ia de olia cIase y olia especie hunana (257). Se eslozan en foina
paiódica una zooIogía de Ias sulespecies sociaIes, una elnoIogía de Ias
civiIizaciones de naIhechoies, con sus iilos y su Iengua. Ieio se nanifiesla
aIIí, sin enlaigo, eI lialajo de conslilución de una oljelividad nueva en Ia
que eI ciininaI coiiesponde a una lipoIogía naluiaI y desviada a Ia vez. La
deIincuencia, desviación paloIógica de Ia especie hunana, puede anaIizaise
cono síndiones nóilidos o cono giandes foinas leialoIógicas. Con Ia
cIasificación de Ieiius, se liene sin duda una de Ias piineias conveisiones de
Ia vieja "elnogiafía" deI ciinen en una lipoIogía sislenálica de Ios
deIincuenles. LI anáIisis es escaso, indudalIenenle, peio se ve jugai en eI de
naneia cIaia eI piincipio de que Ia deIincuencia dele especificaise nenos en
función de Ia Iey que de Ia noina. Ties lipos de condenados: hay Ios que se
haIIan dolados "de iecuisos inleIecluaIes supeiioies a Ia inleIigencia nedia
que henos eslalIecido", peio que se han vueIlo peiveisos ya sea poi Ias
"lendencias de su oiganisno" y una "piedisposición naliva", ya poi una
"Iógica peiniciosa", una "noiaI inicua", una "peIigiosa apieciación de Ios
deleies sociaIes". Iaia eslos seiía pieciso eI aisIanienlo de día y de noche, eI
paseo soIilaiio, y cuando se eslá olIigado a poneiIos en conlaclo con Ios
denás, "una caiela Iigeia de leIa neláIica, cono Ias que se usan paia Ia laIIa
de Ias piedias o paia Ia esgiina". La segunda calegoiía es Ia de condenados
"viciosos, Iinilados, enliulecidos o pasivos, aiiasliados aI naI poi
indifeiencia lanlo hacia Ia veigüenza cono hacia eI lien, poi colaidía, poi
peieza poi deciiIo así, y poi faIla de iesislencia a Ias naIas incilaciones", eI
ieginen que Ies conviene es nenos eI de Ia iepiesión que eI de Ia educación,
y de sei posilIe eI de Ia educación nulua: aisIanienlo de noche, lialajo en
conún de día, conveisaciones peinilidas con laI de que sean en voz aIla,
Iecluias en conún, seguidas de inleiiogaloiios iecípiocos, sancionados eslos
poi ieconpensas. Ln fin, eslán Ios "ineplos o incapaces", a Ios que
4O4
un
"oiganisno inconpIelo hace inpiopios paia loda ocupación que iecIane
esfueizos iefIexivos y voIunlad soslenida, que se encuenlian poi eIIo en Ia
inposiliIidad de soslenei Ia conpelencia deI lialajo con Ios olieios
inleIigenles, y que no leniendo ni Ia suficienle insliucción paia conocei Ios
deleies sociaIes, ni Ia suficienle inleIigencia paia conpiendeiIo y paia
conlalii sus inslinlos peisonaIes, son IIevados aI naI poi su nisna
incapacidad. Iaia eslos, Ia soIedad no haiía sino fonenlai su ineicia, delen,

404
69 C. Ieiius, Dcs priscnnicrs, 185O, pp. 182ss., pp. 278ss.

235
pues, vivii en conún, peio de nodo que foinen giupos poco nuneiosos,
sienpie eslinuIados poi ocupaciones coIeclivas, (258) y sonelidos a una
vigiIancia iígida". Así se eslalIece piogiesivanenle un conocinienlo
"posilivo" de Ios deIincuenles y de sus especies, nuy dislinlo de Ia
caIificación juiídica de Ios deIilos y de sus ciicunslancias, peio dislinlo
lanlien deI conocinienlo nedico que peinile hacei vaIei Ia Iocuia deI
individuo y anuIai poi consiguienle eI caiáclei deIicluoso deI aclo. Ieiius
enuncia cIaianenle eI piincipio: "Los ciininaIes consideiados en nasa son
nada nenos que unos Iocos, y seiía injuslo con eslos úIlinos confundiiIos con
honlies peiveisos a saliendas." Se liala en esle salei nuevo de caIificai
"cienlíficanenle" eI aclo cono deIilo y solie lodo aI individuo cono
deIincuenle. Se da Ia posiliIidad de una ciininoIogía.
Cono coiieIalo de Ia juslicia penaI, lenenos, sin duda, aI infiacloi, peio eI
coiieIalo deI apaialo penilenciaiio es olio, es eI deIincuenle, unidad
liogiáfica, núcIeo de "peIigiosidad", iepiesenlanle de un lipo de anonaIía. Y
si es cieilo que a Ia delención piivaliva de Iileilad que halía definido eI
deiecho, ha agiegado Ia piisión eI "supIenenlo" de Ia penilenciaiía, esla a su
vez ha inlioducido a un peisonaje de solia, que se ha desIizado enlie eI que
Ia Iey condena y eI que ejecula esla Iey. AIIí donde ha desapaiecido eI cueipo
naicado, coilado, quenado, aniquiIado deI supIiciado, ha apaiecido eI
cueipo deI pieso, aunenlado con Ia individuaIidad deI "deIincuenle", Ia
pequeña aIna deI ciininaI, que eI apaialo nisno deI casligo ha faliicado
cono punlo de apIicación deI podei de casligai y cono oljelo de Io que
lodavía hoy se IIana Ia ciencia penilenciaiia. Se dice que Ia piisión faliica
deIincuenles, es cieilo que vueIve a IIevai, casi falaInenle, anle Ios liilunaIes
a aqueIIos que Ie fueion confiados. Ieio Ios faliica en eI olio senlido de que
ha inlioducido en eI juego de Ia Iey y de Ia infiacción, deI juicio y deI
infiacloi, deI condenado y deI veidugo, Ia ieaIidad incoipóiea de Ia
deIincuencia que une Ios unos a Ios olios y, a lodos junlos, desde hace sigIo y
nedio, Ios hace caei en Ia nisna lianpa.
La lecnica penilenciaiia y eI honlie deIincuenle son, en cieilo nodo,
heinanos geneIos. No cieei que ha sido eI desculiinienlo deI deIincuenle
poi una iacionaIidad cienlífica eI que ha IIevado a Ias viejas piisiones eI
iefinanienlo de Ias lecnicas penilenciaiias. No cieei lanpoco que Ia
eIaloiación inleina de Ios nelodos penilenciaiios ha acalado poi sacai a Ia
Iuz Ia exislencia "oljeliva" de una deIincuencia que Ia alsliacción y Ia iigidez
judiciaI no podían adveilii. Apaiecieion Ios dos junlos y uno en Ia
pioIongación (259) deI olio, cono un conjunlo lecnoIógico que foina y
iecoila eI oljelo aI que apIica sus insliunenlos. Y esla deIincuencia foinada
en eI sulsueIo deI apaialo judiciaI, a ese niveI de "Ia loiluia y Ia nueile", de
236
Ias que Ia juslicia apaila Ia niiada, poi Ia veigüenza que expeiinenla aI
casligai a aqueIIos a quienes condena, esla deIincuencia es Ia que ahoia viene
a asediai Ios liilunaIes seienos y Ia najeslad de Ias Ieyes, eIIa es Ia que hay
que conocei, apieciai, nedii, diagnoslicai, lialai cuando se dan senlencias, y
eIIa es ahoia, esla anonaIía, esla desviación, esle peIigio soido, esla foina de
exislencia que hay que lenei en cuenla cuando se iesciilen Ios Códigos. La
deIincuencia es Ia venganza de Ia piisión conlia Ia juslicia. Desquile laslanle
leiiilIe paia dejai aI juez sin voz. Tanlien sule eI lono de Ios ciininóIogos.
Ieio hay que conseivai en eI ánino que Ia piisión, figuia concenliada y
ausleia de lodas Ias discipIinas, no es un eIenenlo endógeno en eI sislena
penaI definido en eI viiaje de Ios sigIos XVIII y XIX. LI lena de una sociedad
puniliva y de una seniolecnica geneiaI deI casligo, sulyacenle en Ios
Códigos "ideoIógicos" ~leccaiianos o lenlhanianos~, no pedía eI uso
univeisaI de Ia piisión. Lsla piisión viene, poi olia paile, de Ios necanisnos
piopios de un podei discipIinaiio. Ahoia lien, a pesai de esla heleiogenei-
dad, Ios necanisnos y Ios efeclos de Ia piisión se han difundido a Io Iaigo de
loda Ia juslicia ciininaI nodeina, Ia deIincuencia y Ios deIincuenles Ia han
paiasilado poi enleio. Seiá pieciso luscai Ia iazón de esla leiiilIe "eficacia"
de Ia piisión. Ieio ya se puede nolai una cosa: Ia juslicia penaI definida en eI
sigIo XVIII poi Ios iefoinadoies liazala dos Iíneas de oljelivación posilIes
deI ciininaI, peio dos Iíneas diveigenles: una eia Ia seiie de Ios "nonsliuos",
noiaIes o poIílicos, que caían fueia deI paclo sociaI, olia eia Ia deI sujelo
juiídico ieadaplado poi eI casligo. Ahoia lien, eI "deIincuenle" peinile
piecisanenle unii Ias dos Iíneas y consliluii lajo Ia gaianlía de Ia nedicina,
de Ia psicoIogía o Ia ciininoIogía, un individuo en eI cuaI eI infiacloi de Ia Iey
y eI oljelo de una lecnica docla se supeiponen casi. Que eI injeilo de Ia
piisión solie eI sislena penaI no haya ocasionado ieacción vioIenla de
iechazo se dele sin duda a nuchas iazones. Una de eIIas es Ia de que aI
faliicai Ia deIincuencia ha piocuiado a Ia juslicia ciininaI un canpo de
oljelos unilaiio, aulenlificado poi unas "ciencias" y que Ie ha peinilido así
funcionai solie un hoiizonle geneiaI de "veidad".
La piisión, esa iegión Ia nás sonliía en eI apaialo de juslicia, es eI Iugai
donde eI podei de casligai, que ya no se alieve a acluai a ioslio desculieilo,
oiganiza siIenciosanenle un canpo de oljelividad (26O) donde, eI casligo
podiá funcionai en pIeno día cono leiapeulica, e insciiliise Ia senlencia
enlie Ios discuisos deI salei. Se conpiende que Ia juslicia haya adoplado lan
fáciInenle una piisión que, sin enlaigo, no halía sido en alsoIulo Ia hija de
sus pensanienlos. LIIa Ie delía esle agiadecinienlo.


237
II. ILLCALISMOS Y DLLINCULNCIA

(261) A Ios ojos de Ia Iey, Ia delención puede nuy lien sei piivación de
Iileilad. La piisión que Ia gaianliza ha inpIicado sienpie un pioyeclo
lecnico. LI paso de Ios supIicios, con sus iiluaIes iesonanles, su aile nezcIado
con Ia ceienonia deI doIoi, a unas penas de piisiones piaclicadas en
aiquilecluias nasivas y guaidadas poi eI secielo de Ias adninisliaciones, no
es eI paso a una penaIidad indifeienciada, alsliacla y confusa, es eI paso de
un aile de casligai a olio, no nenos salio que eI. Mulación lecnica. De esle
paso, un sínlona y un iesunen: Ia suslilución, en 1837, de Ia cadena de
foizados poi eI coche ceIuIai.
La cadena, liadición que se ienonlala a Ia epoca de Ias gaIeias, sulsislía aún
lajo Ia nonaiquía de }uIio. La inpoilancia que paiece halei adquiiido cono
especlácuIo a piincipios deI sigIo XIX va Iigada quizá aI hecho de que unía en
una soIa nanifeslación Ios dos nodos de casligo: eI canino hacia Ia delención
se desaiioIIala cono un ceienoniaI de supIicio.
4O5
Los ieIalos de Ia "úIlina
cadena" ~de hecho, Ias que ciuzaion eI sueIo de Iiancia, eI veiano de 1836~
y de sus escándaIos, peinilen ieconsliuii su funcionanienlo, lien ajeno a Ias
iegIas de Ia "ciencia penilenciaiia". Ln eI conienzo, un iiluaI de palíluIo: eI
ienachado de Ias aigoIIas o coIIaies de hieiio y de Ias cadenas, en eI palio de
ßicelie. LI piesidiaiio apoya Ia nuca solie un yunque, cono conlia un lajo,
peio esla vez eI aile deI veidugo, aI descaigai Ios nailiIIazos, eslá en no
apIaslai Ia caleza, haliIidad inveisa que sale no dai Ia nueile. "LI gian palio
de ßic†lie exhile Ios insliunenlos deI supIicio: vaiias hiIeias de cadenas con
sus coIIaies. Los ar|cupans (jefes de Ios guaidas), heiieios ocasionaIes,
disponen eI yunque y eI nailiIIo. Iegadas a Ia veija deI canino de ionda, se
ven lodas Ias calezas, con una expiesión sonliía u osada, que eI opeiadoi va
a ienachai. Más aiiila, en lodos Ios pisos de Ia piisión, se dislinguen pieinas
y liazos que cueIgan a liaves de Ios laiioles de Ias ceIdas, senejando un
lazai de caine hunana. Son Ios delenidos que acuden a piesenciai eI aiiegIo
peisonaI de sus canaiadas de Ia víspeia... HeIos aquí en aclilud de saciificio.
Lslán senlados en eI sueIo, enpaiejados aI azai y según Ia eslaluia, Ios
hieiios, de Ios que cada uno de eIIos dele IIevai poi su paile eI (262) peso de
ocho Iilias, descansan solie sus iodiIIas. LI opeiadoi pasa ievisla, lonando
nedidas de Ias calezas y adaplando Ios enoines coIIaies, deI giueso de una
puIgada. Iaia ienachai uno de eIIos, se necesila eI concuiso de lies
veidugos, uno sosliene eI yunque, eI olio nanliene unidas Ias dos ianas deI

405
1 Faucher observaba que la cadena era un espectáculo popular "sobre todo desde -que se habían
suprimido casi los patíbulos".
238
coIIai de hieiio y pieseiva con sus dos liazos exlendidos Ia caleza deI
pacienle, eI leiceio descaiga goIpes iedolIados y apIasla eI exlieno deI peino
lajo su nailiIIo nacizo. A cada goIpe se eslienece Ia caleza y eI cueipo... Ioi
Io denás, nadie piensa en eI peIigio que podiía coiiei Ia víclina si se
desviaia eI nailiIIo, esla inpiesión es nuIa o nás lien desapaiece anle Ia
inpiesión piofunda de hoiioi que se expeiinenla aI conlenpIai a Ia ciialuia
de Dios en laI enviIecinienlo."
4O6
Despues, Ia dinensión deI especlácuIo
púlIico, según Ia Gazc||c dcs |riounaux, nás de 1OO OOO peisonas conlenpIan
Ia pailida de Iaiís de Ia cadena, eI 19 de juIio: "La lajada de Ia CouiliIIe un
Mailes de CainavaI... "
4O7
LI oiden y Ia iiqueza acuden paia vei pasai de Iejos
Ia gian liilu nónada que han encadenado, esa olia especie, Ia "iaza dislinla
que liene eI piiviIegio de polIai Ios piesidios y Ias cáiceIes". Ln cuanlo a Ios
especladoies popuIaies, cono en Ios lienpos de Ios supIicios púlIicos, piosi-
guen con Ios condenados su inleicanlio anliguo de injuiias, de anenazas,
de fiases de aIienlo, de goIpes, de señas de odio o de conpIicidad. AIgo
vioIenlo se Ievanla y no cesa de coiiei a Io Iaigo de loda Ia piocesión: cóIeia
conlia una juslicia denasiado seveia o denasiado induIgenle, giilos conlia
unos ciininaIes deleslados, novinienlos en favoi de Ios piesos que se
conocen y a Ios que se saIuda, enfienlanienlos con Ia poIicía: "Duianle lodo
eI liayeclo iecoiiido desde Ia laiieia de IonlainelIeau, unos giupos de enIo-
quecidos han piofeiido giilos de indignación conlia DeIacoIIonge: Alajo eI
cuia, decían, alajo ese honlie execialIe, se hulieia delido hacei juslicia con
eI. Sin Ia eneigía y Ia fiineza de Ia guaidia nunicipaI, hulieian podido
coneleise giaves desóidenes. Ln Vaugiiaid, eian Ias nujeies Ias nás
fuiiosas. Ciilalan: ¡Alajo eI naI saceidole! ¡Alajo eI nonsliuo DeIacoIIonge!
Los conisaiios de poIicía de Monliouge, de Vaugiiaid y vaiios aIcaIdes y
lenienles de aIcaIde acudieion, con eI fajín despIegado, paia hacei iespelai Ia
senlencia de Ia juslicia. A poca dislancia de Issy, cono Iian‚ois (263)
dislinguieia a M. AIIaid y a Ios agenles de Ia liigada, Ies aiiojó su escudiIIa
de nadeia. Lnlonces iecoidó aIguien que Ia faniIia de aIgunos de Ios
anliguos conpañeios de dicho condenado vivían en Iviy. A pailii de ese
nonenlo, Ios inspecloies deI seivicio se escaIonaion en eI canino y siguieion
de ceica Ia caiiela de Ios foizados. Los deI coidón de Iaiís, sin excepción,
Ianzaion cada uno su escudiIIa de nadeia a Ia caleza de Ios agenles, aI-

406
2 Rctuc dc Paris, 7 de junio de 1836. Lsa paile deI especlácuIo, en 1836, no eia ya
púlIica, sóIo se adnilía, a aIgunos especladoies piiviIegiados. LI ieIalo deI
aheiiojanienlo que se encuenlia en Ia Rctuc dc Paris eslá confoine exaclanenle ~a veces
con Ias nisnas paIalias~ con eI deI Dcrnicr jcur d'un ccndannc, 1829.

407
3 Gazette des tribunaux, 20 de julio de 1836.
239
canzando a aIgunos. Ln aqueI nonenlo, hulo un novinienlo de gian
aIaina enlie Ia nuIlilud. Aiiojáionse Ios unos solie Ios olios."
4O8
Lnlie
ßic†lie y Sòvies paiece que fueion saqueadas gian núneio de casas aI paso
de Ia cadena.
4O9

Ln esla fiesla de Ios condenados que pailen, hay un poco de Ios iilos deI
chivo expialoiio aI que se hieie aI echaiIo, un poco de Ia fiesla de Ios Iocos en
Ia que se piaclicala Ia inveisión de papeIes, una paile de Ias viejas
ceienonias de palíluIo en Ias que Ia veidad delía nanifeslaise a Ia Iuz deI
día, una paile lanlien de esos especlácuIos popuIaies, en Ios que se ieconoce
a Ios peisonajes ceIelies o a Ios lipos liadicionaIes, juego de Ia veidad y de Ia
infania, desfiIe de Ia noloiiedad y de Ia veigüenza, inveclivas conlia Ios
cuIpalIes a Ios que se desennascaia, y, deI olio Iado, aIegie confesión de
ciínenes. Se liala de iecoidai eI ioslio de Ios ciininaIes que luvieion su hoia
de gIoiia, Ias hojas sueIlas iecueidan Ios ciínenes de aqueIIos a quienes se
eslá viendo pasai, Ios peiiódicos, de anlenano, dan su nonlie y cuenlan su
vida, a veces indican su señaIización, y desciilen su veslido, paia que su
idenlidad no pase inadveilida: piogianas paia Ios especladoies.
41O
Se acude
lanlien a conlenpIai lipos de ciininaIes, lialando de dislinguii poi Ia iopa
o eI ioslio Ia "piofesión" deI condenado, si es asesino o Iadión: juego de
náscaias y de fanloches, peio en eI que, paia Ias niiadas nás educadas, se
desIiza lanlien aIgo así cono una elnogiafía enpíiica deI ciinen.
LspeclácuIos de lalIado de feiia con Ia fienoIogía de CaII, se ponen en
piáclica, según eI nedio aI que se peilenece, Ias senioIogías deI ciinen de
que se dispone: "Las fisononías son lan vaiiadas cono Ios liajes: aquí, una
(264) caleza najesluosa, cono Ias figuias de MuiiIIo, aIIá, un ioslio vicioso
de giuesas cejas, que ieveIa una eneigía de ciininaI decidido. .. AcuIIá una
caleza de áiale se diluja solie un cueipo de chiquiIIo. He aquí unas
facciones feneninas y suaves: son unos cónpIices, conlenpIense esas caias
liiIIanles de Iileilinaje: son Ios pieceploies."
411
Los condenados iesponden

408
4 Ibid.
409
5 |a Pna|angc, 1 de agoslo de 1836.

410
6 La Gazette des tribunaux publica regularmente estas listas y estas noticias "criminales".
Ejemplo de señalización para reconocer bien a Delacollonge: "Un pantalón de paño, viejo, que llega
a cubrir un par de botas, una gorra del mismo tejido, provista de una visera, una blusa gris... un
abrigo de paño azul" (6 de junio de 1836). Mas tarde, deciden disfrazar a Dellacollonge para
sustraerlo a las violencias de la multitud. La Gazette des tribunaux señala al punto el disfraz: "Un
pantalón a rayas, una blusa de lienzo azul, un sombrero de paja" (20 de julio).
411
7 Rctuc dc Paris, junio de 1836. Cf. C|audc Gucux. "IaIpad lodos esos ciáneos... cada uno
de esos honlies caído poi lajo de sí nisno hasla su lipo lesliaI... He aquí eI Iince, he aquí
eI galo, he aquí eI nono, he aquí eI luilie, he aquí Ia hiena."

240
poi sí nisnos a esle juego, exhiliendo su ciinen y ofieciendo Ia
iepiesenlación de sus fechoiías: laI es una de Ias funciones deI laluaje, viñela
de su hazaña o de su deslino: "LIevan sus insignias, ya sea una guiIIolina
laluada solie eI liazo izquieido, ya sea en eI pecho un puñaI cIavado en un
coiazón choiieando sangie." Renedan aI pasai Ia escena de su ciinen, se
luiIan de Ios jueces o de Ia poIicía, se jaclan de fechoiías que no han sido
desculieilas. Iian‚ois, eI ex cónpIice de Lacenaiie, iefieie que es eI invenloi
de un nelodo paia nalai a un honlie sin que giile, y sin deiianai una gola
de sangie. La gian feiia anluIanle deI ciinen lenía sus jugIaies y sus
fanloches, cuya afiinación cónica de Ia veidad iespondía a Ia cuiiosidad y a
Ias inveclivas. Una seiie enleia de escenas, en aqueI veiano de 1836, en loino
de DeIacoIIonge. Su caIidad de saceidole halía dado nucha iesonancia a su
ciinen (halía coilado en pedazos a su ananle encinla), asinisno Ie halía
peinilido susliaeise aI cadaIso. Iaiece sei que Io peiseguía un gian
aloiiecinienlo popuIai. Ya en eI caiio que Io halía conducido a Iaiís, en eI
nes de junio de 1836, halía sido insuIlado, y no pudo conlenei Ias Iágiinas,
sin enlaigo, no quiso sei IIevado en coche, poi consideiai que Ia huniIIación
foinala paile de su casligo. A Ia saIida de Iaiís, "no puede haceise una idea
de lodo Io que Ia nuIlilud ha deiiochado de indignación viiluosa, de cóIeia
noiaI y de colaidía solie esle honlie, ha sido culieilo de lieiia y de Iodo,
Ias piedias IIovían solie eI a Ia pai que Ios giilos de Ia indignación púlIica...
Lia una expIosión de fuioi inaudilo, Ias nujeies solie lodo, conveilidas en
veidadeias fieias, noslialan una incieílIe exaIlación de odio".
412
Iaia
piolegeiIo, se Ie hace canliai de iopa. AIgunos especladoies, engañados,
cieen ieconoceiIo en Iian‚ois. Lsle, poi juego, acepla eI papeI, peio a Ia
conedia deI ciinen que no ha conelido, agiega Ia deI saceidole que no es, aI
ieIalo de "su" ciinen, nezcIa oiaciones y anpIios geslos de lendición
diiigidos a Ia nuIlilud que Io insuIla y iíe. A unos pasos de aIIí, eI veidadeio
(265) DeIacoIIonge, "que paiecía un náilii", sufiía Ia dolIe afienla de Ios
insuIlos que no iecilía peio que ilan diiigidos a eI, y de Ia iiiisión que hacía
ieapaiecei, lajo Ias especies de olio ciininaI, eI saceidole que eI eia y que
hulieia queiido ocuIlai. Repiesenlálase anle sus ojos su piopia pasión, poi
un faianduIeio asesino a quien eslala encadenado.
A lodas Ias ciudades poi donde pasala, Ia cadena de foizados IIevala su
fiesla. Lian Ias saluinaIes deI casligo, Ia pena se loinala en eIIas piiviIegio. Y
poi una liadición nuy cuiiosa que paiece susliaeise a Ios iilos oidinaiios de
Ios supIicios, piovocala nenos enlie Ios condenados Ias nueslias olIigadas
deI aiiepenlinienlo, que Ia expIosión de una aIegiía Ioca que negala eI

412
8 La Phalange, 1 de agosto de 1836.
241
casligo. AI adoino deI coIIai de hieiio y de Ias cadenas, Ios piesidiaiios, poi sí
nisnos, agiegalan eI adeiezo de cinlas, de paja lienzada, de fIoies o de una
Ienceiía pieciosa. La cadena es eI coiio y Ia danza, es lanlien eI
apaieanienlo, eI naiidaje foizado en eI anoi piohilido. ßodas, fiesla y
consagiación lajo Ias cadenas: "Acuden aI encuenlio de Ios hieiios con un
ianiIIele en Ia nano, unas cinlas o unas espigas adoinan sus goiios y Ios nás
háliIes se han adeiezado unos cascos con cineia... Olios IIevan nedias
caIadas lajo unos zuecos o un chaIeco de fanlasía lajo una lIusa de lialaja-
doi."
413
Y duianle loda Ia laide que seguía aI aheiiojanienlo, Ia cadena
foinala una gian faiandoIa, que giiala sin descanso en eI palio de ßic†lie:
"Iolies de Ios vigiIanles si Ia cadena Ios ieconocía. Los envoIvía y Ios
ahogala en sus aniIIos. Los foizados eian dueños deI canpo de lalaIIa hasla
que anochecía."
414
LI aqueIaiie de Ios condenados iespondía aI ceienoniaI de
Ia juslicia poi Ios faslos que invenlala. Inveilía Ios espIendoies, eI oiden deI
podei y sus signos, Ias foinas deI pIacei. Ieio no eslala Iejos aIgo deI
aqueIaiie poIílico. Halía que sei soido paia no oíi un poco de aqueIIos
acenlos nuevos. Los foizados canlalan canciones de naicha, cuya ceIeliidad
eia iápida y que duianle nucho lienpo se
266 IRISIÓN
iepilieion poi doquiei. Ln eIIas se encuenlia sin duda eI eco de Ias jácaias
que Ias hojas sueIlas aliiluían a Ios ciininaIes: afiinación deI ciinen,
heioificación negia, evocación de Ios casligos leiiilIes y deI odio geneiaI que
Ios iodea: "Iana, haganos sonai Ias lionpelas... VaIoi, hijos, sufianos sin
lenlIai Ia sueile hoiiilIe que se cieine solie nueslias calezas... Iesados son
nueslios hieiios, peio Ios sopoilaienos. Ioi Ios foizados, no se eIeva voz
ninguna: aIivienosIos." Sin enlaigo, hay en eslos canlos coIeclivos olia
lonaIidad, eI código noiaI aI que oledecían en su nayoi paile Ias viejas
endechas eslá inveilido. LI supIicio, en Iugai de incilai aI ienoidinienlo,
agudiza eI oiguIIo, se iecusa Ia juslicia que ha condenado, y se censuia Ia
nuIlilud que acude a conlenpIai Io que eIIa ciee aiiepenlinienlos o

413
9 Revue de Paris, 7 de junio de 1836. Según la Gazette des tribunaux, el capitán Thorez, que
mandaba la cadena del 1 de julio, quiso hacer que se quitaran esos adornos: "Es impropio que,
yendo a presidio a expiar vuestros crímenes, llevéis la desvergüenza hasta el punto de adornar
vuestros gorros, como si se tratara para vosotros de un día de bodas."
414
1O Rctuc dc Paris, 7 de junio de 1836. Ln esla fecha, Ia cadena halía sido ieducida paia
inpedii esla faiandoIa, y unos soIdados halían quedado encaigados de nanlenei eI oiden
hasla Ia pailida de Ia cadena. LI aqueIaiie de Ios piesidiaiios eslá desciilo en eI Dcrnicr
jcur d'un ccndannc. "Ioi nás que Ia sociedad se haIIala aIIí, iepiesenlada poi Ios
caiceIeios y Ios cuiiosos asuslados, eI ciinen se luiIala de eIIa un poco, y conveilía eI
casligo hoiiilIe en una fiesla de faniIia."

242
huniIIaciones: "Si Iejos de nueslios hogaies, a veces, geninos... Nueslias
fienles sienpie seveias haián paIidecei a nueslios jueces... Ávidas de
desdichas, vueslias niiadas quieien enconliai enlie nosolios a una casla
infanada que IIoia y se huniIIa. Ieio nueslias niiadas son aIlivas." Tanlien
se encuenlia en eIIas Ia afiinación de que Ia vida de piesidio, con su
canaiadeiía, ieseiva unos pIaceies que no son conocidos en Ia Iileilad. "Con
eI lienpo encadenanos Ios pIaceies. Tias Ios ceiiojos naceián días de fiesla...
Los pIaceies son liásfugas. Huiián Ios veidugos, siguen Ias canciones." Y,
solie lodo, eI oiden acluaI no duiaiá sienpie, no sóIo Ios condenados seián
Iileiados y iecoliaián sus deiechos, sino que sus acusadoies vendián a
ocupai su Iugai. Lnlie Ios ciininaIes y sus jueces, vendiá eI día deI gian
juicio ieclificado: "Venga a nosolios, Ios foizados, eI despiecio de Ios
hunanos. Venga a nosolios lanlien lodo eI oio que deifican. Lse oio pasaiá
un día a nueslias nanos. Lo conpianos a cosla de nueslia vida. Olios
lonaián de nuevo eslas cadenas que hoy se nos hace IIevai, y se conveiliián
en escIavos. Nosolios, iolas Ias lialas, veienos liiIIai eI aslio de Ia Iileilad
paia nosolios... Adiós, poique desafianos vueslios hieiios y vueslias Ieyes."
415
LI piadoso lealio que Ias hojas voIanles inaginalan, y donde eI condenado
exhoilala a Ia nuIlilud a no inilaiIo janás se eslá conviiliendo en una
escena anenazadoia en Ia que Ia nuIlilud se ve conninada a eIegii enlie Ia
lailaiie de Ios veidugos, Ia (267) injuslicia de Ios jueces y Ia desdicha de Ios
condenados vencidos hoy, peio que liiunfaián un día.
LI gian especlácuIo de Ia cadena se ieIacionala con Ia vieja liadición de Ios
supIicios púlIicos y lanlien con esa núIlipIe iepiesenlación deI ciinen que
dalan en Ia epoca Ios peiiódicos, Ias hojas sueIlas, Ios chaiIalanes de
pIazueIa, Ios lealios de luIevai,
416
peio se ieIacionala lanlien con unos
enfienlanienlos y unas Iuchas eI eco de cuyo fiagoi se oye en eI, y de Ios
cuaIes es cono eI desenIace sinlóIico: eI ejeicilo deI desoiden vencido poi Ia
Iey pionele voIvei, Io que Ia vioIencia deI oiden ha ahuyenlado apoilaiá a su
iegieso eI liasloino Iileiadoi. "Quede espanlado aI vei ieapaiecei en aqueIIa

415
11 La Gazette des tribunaux del 10 de abril de 1836 cita una canción del mismo género, que se
cantaba con la música de la Marsellesa. El canto de la guerra patriótica se convierte en ella
claramente en el canto de la guerra social: "¿Qué quiere de nosotros ese pueblo imbécil, que viene a
insultar a la desgracia? Nos contempla con una mirada tranquila. Nuestros verdugos no le causan
horror."
416
12 Hay una clase de escritores que "se ha dedicado a utilizar a malhechores dotados de una
asombrosa habilidad para la glorificación del crimen, que les hace desempeñar el papel principal y
los entrega a los agentes de la autoridad como victimas de sus agudezas, de sus burlas y de su mofa
mal disfrazada. Quien haya visto representar la Auberge des Adrets o Robert Macaire, drama
famoso entre el pueblo, reconocerá sin trabajo la exactitud de mis observaciones. Es el triunfo, es
la apoteosis de la audacia y del crimen. La gente de bien y la fuerza pública quedan burladas en
esas obras del principio al fin" (H. A. Fregier, Les classes dangereuses, 1840, II, pp. 187-188).
243
ceniza lanlas cenleIIas."
417
La agilación que halía iodeado sienpie Ios
supIicios enlia en iesonancia con unas anenazas piecisas. Se conpiende que
Ia nonaiquía de }uIio haya decidido supiinii Ia cadena poi Ias nisnas
iazones ~peio nás apienianles~ que exigieion, en eI sigIo XVIII, Ia
aloIición de Ios supIicios: "No va con nueslias coslunlies conducii así a
unos honlies, hay que evilai que en Ias ciudades que aliaviesa eI convoy se
de un especlácuIo lan hoiiilIe, que poi Io denás no ofiece enseñanza aIguna
a Ia polIación."
418
Necesidad, pues, de ionpei con esos iilos púlIicos, de
hacei que Ios liasIados de Ios condenados sufian eI nisno canlio que Ios
piopios casligos, y de coIocaiIos, a eIIos lanlien, lajo eI signo deI pudoi
adninislialivo.
Ahoia lien, Io que, en junio de 1837, se adopló paia ienpIazai Ia cadena, no
fue eI sinpIe caiio culieilo de que se halía halIado poi un lienpo, sino un
ailefaclo que halía sido eIaloiado nuy cuidadosanenle. Se lialala de un
coche concelido cono una piisión con iuedas. Un equivaIenle nóviI deI
Ianóplico. Dividido en loda su Iongilud poi un pasiIIo cenliaI, IIeva, de una
paile y de olia, seis ceIdas en Ias que Ios delenidos van senlados de fienle. Se
Ies hacen pasai Ios pies poi unos aniIIos foiiados inleiioinenle de Iana y
unidos unos a olios poi unas cadenas de 18 puIgadas, Ias pieinas van
lanlien nelidas en unas iodiIIeias de nelaI. LI (268) delenido va senlado
solie "una especie de enludo de zinc y de iolIe con eI deiiane a Ia vía
púlIica". La ceIda no liene venlana aIguna aI exleiioi, y eslá foiiada poi
conpIelo de chapa, únicanenle un liagaIuz, lanlien de chapa hoiadada, da
paso a "una coiiienle de aiie ieguIai". Ioi eI Iado deI pasiIIo, Ia pueila de
cada ceIda eslá piovisla de un venlaniIIo de dolIe conpailinienlo: uno paia
Ios aIinenlos, y eI olio, eniejado, paia Ia vigiIancia. "La aleiluia y Ia
diiección olIicua de Ios venlaniIIos eslán conlinados de laI nodo que Ios
guaidianes lienen incesanlenenle a Ios piesos anle Ios ojos, y oyen sus
nenoies paIalias, sin que eslos puedan Iogiai veise u oíise enlie eIIos." De
laI nodo que "eI nisno coche puede, sin eI nenoi inconvenienle, IIevai a Ia
vez a un piesidiaiio y a un sinpIe delenido, a honlies y a nujeies, a niños y
aduIlos. CuaIquieia que sea Ia dislancia, unos y olios IIegan a su deslino sin
halei podido veise ni halIaise". Ln fin, Ia vigiIancia conslanle de Ios dos
guaidianes que van ainados con una pequeña naza de iolIe, "piovisla de
giuesos cIavos de caleza de diananle ionos", peinile ponei en juego un
sislena enleio de casligos, confoines con eI iegIanenlo inleiioi deI coche:
ieginen de pan y agua, enpuIgueias, piivación deI cojín que peinile doinii,

417
13 I.e dernier jour d'un condamné.
418
14 Gazc||c dcs |riounaux, 19 de juIio de 1836.

244
encadenanienlo de anlos liazos. "Lslá piohilida loda Iecluia que no sea Ia
de Iilios de noiaI."
SóIo poi su lIanduia y su iapidez, esle ailefaclo "haliía hecho honoi a Ia
sensiliIidad de su auloi", peio su neiilo es eI de sei un veidadeio coche
penilenciaiio. Ioi sus efeclos exleiioies liene una peifección conpIelanenle
lenlhaniana: "Ln eI paso iápido de esla piisión anluIanle, que solie sus
coslados siIenciosos y oscuios no IIeva nás insciipción que eslas paIalias:
Tiaspoile de Ioizados, hay aIgo nisleiioso y Iúgulie que ßenlhan pide a Ia
ejecución de Ias senlencias ciininaIes y que deja en eI ánino de Ios
especladoies una inpiesión nás saIudalIe y nás duiadeia que Ia visión de
esos cínicos y aIegies viajeios."
419
Tanlien ofiece efeclos inleiioies, ya en Ias
escasas joinadas deI liaspoile (duianle Ias cuaIes no se devueIve a Ios
delenidos su Iileilad de novinienlos un soIo inslanle) funciona cono un
apaialo de coiiección. Los foizados saIen de aIIí asonliosanenle
apaciguados: "Desde eI punlo de visla noiaI, esle liaspoile, a pesai de que no
duia nás de selenla y dos hoias, es un supIicio espanloso cuyo efeclo aclúa
duianle Iaigo lienpo, según paiece, solie eI pieso." Los piopios foizados Io
alesliguan: "Ln eI coche ceIuIai, cuando no se dueine, sóIo se puede pensai.
A fueiza de pensai, ne paiece que ne piovoca (269) eI pesai de Io que he
hecho, a Ia Iaiga, sepaIo usled, lendiía niedo de voIveine nejoi, y no
quieio."
42O

Iolie hisloiia Ia deI coche panóplico. Sin enlaigo, Ia naneia en que
susliluyó Ia cadena, y Ios nolivos de esla suslilución, conpendian lodo eI
pioceso poi eI cuaI en ochenla años Ia delención penaI ha ienpIazado Ios
supIicios: cono una lecnica pensada paia nodificai a Ios individuos. LI coche
ceIuIai es un apaialo de iefoina. Lo que ha ienpIazado eI supIicio no es un
encieiio nasivo, es un disposilivo discipIinaiio cuidadosanenle ailicuIado.
Ln piincipio aI nenos.
Ioique innedialanenle Ia piisión, en su ieaIidad y sus efeclos visilIes, ha
sido denunciada cono eI gian fiacaso de Ia juslicia penaI. De una naneia
nuy exliaña, Ia hisloiia deI encaiceIanienlo no oledece a una cionoIogía a Io
Iaigo de Ia cuaI se asislieia a Ia sucesión sosegada: piineianenle, deI
eslalIecinienlo de una penaIidad de delención, seguida deI iegislio de su
fiacaso, despues Ia Ienla acunuIación de Ios pioyeclos de iefoina, que

419
15 Gazc||c dcs |riounaux, 15 de junio de 1837.

420
16 Gazc||c dcs |riounaux, 23 de juIio de 1837. LI 9 de agoslo, iefieie Ia Gazc||c, eI coche se
voIcó ceica de Cuinganp. Ln Iugai de anolinaise, Ios piesos "ayudaion a sus guaidianes
a Ievanlai de nuevo su vehícuIo conún". Sin enlaigo, eI 3O de oclulie, Ia nisna Gazc||c
señaIa una evasión en VaIence.
245
daiían cono iesuIlado Ia definición nás o nenos coheienle de lecnica
penilenciaiia, Iuego, Ia uliIización de esle pioyeclo, y finaInenle Ia con-
piolación de su exilo o de su fiacaso. Ha halido de hecho un "leIescopaje" o,
en lodo caso, una disliilución dislinla de esos eIenenlos. Y cono eI pioyeclo
de una lecnica coiiecliva ha aconpañado eI piincipio de una delención
puniliva, Ia ciílica de Ia piisión y de sus nelodos apaiece nuy pionlo, en
esos nisnos años 182O-1845. Ioi Io denás, ciislaIiza en cieilo núneio de foi-
nuIaciones que ~saIvo Ias cifias~ se iepilen hoy casi sin ningún canlio.
Las piisiones no disninuyen Ia lasa de Ia ciininaIidad: se puede nuy lien
exlendeiIas, nuIlipIicaiIas o lias foinaiIas, y Ia canlidad de ciínenes y de
ciininaIes se nanliene eslalIe o, Io que es peoi, aunenla: "Se caIcuIa en
Iiancia en unos 1O8 niI eI núneio de individuos que se haIIan en eslado de
hosliIidad fIagianle con Ia sociedad. Los nedios de iepiesión de que se
dispone son: eI palíluIo, Ia picola, 3 piesidios, 19 casas cenliaIes, 86 casas de
juslicia, 362 casas de delención, 2 8OO cáiceIes de disliilo, 2 238 caIalozos en
Ios pueslos de gendaineiía. No olslanle esla seiie de nedios, eI vicio
conseiva su audacia. LI núneio de ciínenes no (27O) disninuye, ... eI núneio
de ieincidencias aunenla nás que deciece."
421

La delención piovoca Ia ieincidencia. Despues de halei saIido de piisión, se
lienen nás piolaliIidades de voIvei a eIIa, Ios condenados son, en una
piopoición consideialIe, anliguos delenidos, 38 • de Ios que saIen de Ias
casas cenliaIes son condenados de nuevo y 33 • de Ios piesidiaiios,
422
de
1828 a 1834, de ceica de 35 OOO condenados poi ciinen, 7 4OO solie poco nás
o nenos eian ieincidenles (o sea uno de cada 4.7 condenados), de nás de 2OO
OOO iecIusos de coiieccionaIes, casi 35 OOO Io eian iguaInenle (1 de cada 6), en
lolaI, un ieincidenle poi cada 5.8 condenados,
423
en 1831, de 2 174 condenados
poi ieincidencia, 35O halían saIido de piesidio, 1 682 de Ias casas cenliaIes, y
142 de Ios 4 coiieccionaIes sonelidos aI nisno ieginen que Ias cenliaIes.
424
Y
eI diagnóslico se hace cada vez nás seveio a Io Iaigo de loda Ia nonaiquía de
}uIio. Ln 1835, se cuenlan 1 486 ieincidenles de 7 223 condenados ciininaIes,
en 1839, 1 749 de 7 858, en 1844, 1 821 de 7 195. Lnlie Ios 98O delenidos de
Loos, halía 57O ieincidenles y en MeIun, 745 de 1 O88 piesos.
425
La piisión,
poi consiguienle, en Iugai de devoIvei Ia Iileilad a unos individuos
coiiegidos, enjanlia en Ia polIación unos deIincuenles peIigiosos: "7 OOO

421
17 La Fraternité, num. 10, febrero de 1842.
422
18 Cifra citada por G. de la Rochefoucauld en el curso de la discusión sobre la reforma del
Código penal, 2 de diciembre de 1831, Archives parlementaires, t. LXXII, pp. 209-210.
423
19 L. Ducpeliaux, Dc |a rcfcrnc pcni|cn|iairc, 1837, l. III, pp. 276ss.
424
20 E. Ducpétiaux, ibid.
425
21 G. Ferrus, Des prisonniers, 1850, pp. 363-367.
246
peisonas devueIlas cada año a Ia sociedad... son 7 OOO piincipios de ciinen o
de coiiupción espaicidos en eI cueipo sociaI. Y cuando se piensa que esla
polIación ciece sin cesai, que vive y se agila en loino de nosolios, dispuesla a
apiovechai lodas Ias ocasiones de desoiden y a pievaIeise de lodas Ias ciisis
de Ia sociedad paia piolai sus fueizas, ¿es posilIe peinanecei inpasilIe anle
laI especlácuIo`"
426

La piisión no puede dejai de faliicai deIincuenles. Los faliica poi eI lipo de
exislencia que hace IIevai a Ios delenidos: ya se Ios aisIe en ceIdas, o se Ies
inponga un lialajo inúliI, paia eI cuaI no enconliaián enpIeo, es de lodos
nodos no "pensai en eI honlie en sociedad, es cieai una exislencia conlia
naluia inúliI y peIigiosa", se quieie que Ia piisión eduque a Ios delenidos,
peio un sislena de educación que se diiige aI honlie, ¿puede
iazonalIenenle (271) lenei poi oljelo oliai conlia Io que pide Ia naluiaIeza`
427
La piisión faliica lanlien deIincuenles aI inponei a Ios delenidos
coacciones vioIenlas, eslá deslinada a apIicai Ias Ieyes y a enseñai a
iespelaiIas, ahoia lien, lodo su funcionanienlo se desaiioIIa solie eI nodo
de aluso de podei. Aililiaiiedad de Ia adninisliación: "LI senlinienlo de Ia
injuslicia que un pieso expeiinenla es una de Ias causas que nás pueden
hacei indonalIe su caiáclei. Cuando se ve así expueslo a sufiinienlos que Ia
Iey no ha oidenado ni aun pievislo, cae en un eslado haliluaI de cóIeia
conlia lodo Io que Io iodea, no ve sino veidugos en lodos Ios agenles de Ia
auloiidad, no ciee ya halei sido cuIpalIe: acusa a Ia piopia juslicia."
428

Coiiupción, niedo e incapacidad de Ios guaidianes: "De 1 OOO a 1 5OO
condenados viven lajo Ia vigiIancia de 3O a 4O vigiIanles que no nanlienen
cieila seguiidad sino conlando con Ia deIación, es decii, con Ia coiiupción
que se cuidan de senliai eIIos nisnos. ¿Quienes son eslos guaidianes`
SoIdados Iileiados, honlies sin insliucción, sin inleIigencia de su función,
que lienen eI oficio de guaidai naIhechoies."
429
LxpIolación poi un lialajo
penaI, que no puede lenei en eslas condiciones ningún caiáclei educalivo: "Se
decIana conlia Ia liala de negios. Cono eIIos, Ios delenidos ¿no son
vendidos poi Ios enpiesaiios y conpiados poi Ios confeccionadoies... `
¿Recilen Ios piesos a esle iespeclo Iecciones de piolidad` ¿No son lodavía
nás desnoiaIizados poi eslos ejenpIos de expIolación aloninalIe`"
43O


426
22 L. de ßeaunonl y A. de TocqueviIIe, Nc|c sur |c sqs|cnc pcni|cn|iairc, 1831, pp. 22-23.

427 23 Ch. Lucas, De Ia iefoine des piisons, I, 1836, pp. 127 y 13O.
428 24 F. B. Préameneu, Rapport au conseil général de la société des prisons, 1819.
429
25 La Fraternité, marzo de 1842.
430
26 Texlo diiigido a |'A|c|icr, oclulie de 1842, año 3, nún. 3, poi un olieio pieso poi
asociación iIegaI. Iudo pulIicai esla piolesla en una epoca en que eI nisno peiiódico
247
La piisión hace posilIe, nás aún, favoiece Ia oiganización de un nedio de
deIincuenles, soIidaiios Ios unos de Ios olios, jeiaiquizados, dispueslos a
lodas Ias conpIicidades fuluias: "La sociedad piohíle Ias asociaciones de nás
de 2O peisonas... y consliluye eIIa nisna asociaciones de 2OO, 5OO, 1 2OO
condenados en Ias casas cenliaIes, que se Ies consliuyen ad ncc y que dividen
paia su nayoi conodidad en laIIeies, en palios, en doiniloiios, en
iefecloiios conunes... Y Ias nuIlipIica solie loda Ia supeificie de Iiancia, de
laI nodo que aIIí donde hay una piisión hay una asociación... olios lanlos
cIules anlisociaIes."
431
Y en eslos cIules es donde se (272) educa aI joven
deIincuenle que se haIIa en su piineia condena: "LI piinei deseo que va a
nacei en eI seiá eI de apiendei de Ios háliIes cóno se eIuden Ios iigoies de Ia
Iey, Ia piineia Iección se lonaiá de esa Iógica ceñida de Ios Iadiones que Ies
hace consideiai a Ia sociedad cono una eneniga, Ia piineia noiaI seiá Ia
deIación, eI espionaje gIoiificado en nueslias piisiones, Ia piineia pasión que
se excilaiá en eI vendiá a asuslai su naluiaIeza juveniI poi esas
nonsliuosidades que han delido oiiginaise en Ios caIalozos y que Ia pIuna
se niega a nonliai... Ha iolo en adeIanle con lodo Io que Io Iigala a Ia
sociedad."
432
Iauchei halIala de Ios "cuaileIes deI ciinen".
Las condiciones que se depaian a Ios delenidos Iileiados, Ios condenan
falaInenle a Ia ieincidencia: poique eslán lajo Ia vigiIancia de Ia poIicía,
poique lienen asignada o piohilida Ia iesidencia en deleininados Iugai o
Iugaies, poique "no saIen de Ia piisión sino con un pasapoile que delen
nosliai en lodos Ios silios adonde van y que nenciona Ia condena que han
cunpIido".
433
LI quelianlanienlo de deslieiio, Ia inposiliIidad de enconliai
lialajo y Ia vagancia son Ios facloies nás fiecuenles de Ia ieincidencia.
La Gazc||c dcs |riounaux, peio Ios peiiódicos olieios lanlien, cilan
ieguIainenle casos, cono eI de aqueI lialajadoi condenado poi iolo,
sonelido a vigiIancia en Ruán, vueIlo a apiehendei poi iolo, y a quien Ios
alogados ienunciaion a defendei, eI nisno lonó enlonces Ia paIalia anle eI
liilunaI, hizo Ia hisloiia de su vida, expIicó cóno, una vez fueia de Ia piisión
y sonelido a iesidencia foizosa, no pudo voIvei a su oficio de doiadoi, ya
que adenás su caIidad de ex iecIuso hacía que Io iechazaian en lodas pailes.

hacía una canpaña conlia Ia conpelencia deI lialajo penaI. Ln eI nisno núneio, apaiece
una caila de olio olieio solie eI nisno lena. Cf. iguaInenle |a |ra|crni|c, naizo de 1842,
año 1, nún. 1O.
431
27 L. Moreau-Christophe, De la mortalité et de la folie dans le régime pénitentiaire. 1839, p. 7.
432
28 L'Almanach populaire de la France, 1839, firmado D., pp. 49-56.
433
29 I. de ßaile Mailois, Rappcr| sur |'c|a| dcs priscns du Ca|tadcs, dc |'|urc, |a Mancnc c| |a
Scinc-|nfcricurc, 1823, p. 17.

248
La poIicía Ie negó eI deiecho de ii a luscai lialajo fueia, poi Io que se
enconlió encadenado en Ruán paia noiii aIIí de hanlie y de niseiia a causa
de Ia aliunadoia vigiIancia. SoIiciló lialajo en eI ayunlanienlo, y esluvo
ocupado ocho días en Ios cenenleiios poi caloice cuailos aI día: "Ieio,
agiegó, soy joven, lengo luen apelilo, y conía nás de dos Iilias de pan a
cinco cuailos Ia Iilia, ¿que hacei con caloice cuailos paia aIinenlaine, dai a
Iavai Ia iopa y aIojaine` Me enconliala sunido en Ia desespeiación, queiía
voIvei a sei honlie de lien, Ia vigiIancia voIvió a hundiine en Ia desdicha.
Cuando lodo ne inspiiala ya iepugnancia, conocí a Lenaîlie, que se haIIala
lanlien en Ia niseiia, (273) eia pieciso vivii, y eI naI pensanienlo de iolai
nos lenló de nuevo."
434

Ln fin, Ia piisión faliica indiieclanenle deIincuenles aI hacei caei en Ia
niseiia a Ia faniIia deI delenido: "La nisna senlencia que envía a Ia piisión
aI jefe de faniIia, ieduce cada día que pasa a Ia nadie a Ia indigencia, a Ios
hijos aI alandono, a Ia faniIia enleia a Ia vagancia y a Ia nendicidad. Ln esle
aspeclo es en eI que eI ciinen anenaza peipeluaise."
435

Hay que adveilii que esla ciílica nonólona de Ia piisión se ha hecho
conslanlenenle en dos diiecciones: conlia eI hecho de que Ia piisión no eia
efeclivanenle coiiecloia y que Ia lecnica penilenciaiia se nanlenía en eIIa en
eslado iudinenlaiio, y conlia eI hecho de que aI queiei sei coiiecloia, pieide
su fueiza de casligo,
436
que Ia veidadeia lecnica penilenciaiia es eI iigoi,
437
y
que Ia piisión consliluye un dolIe eiioi econónico: diieclanenle poi eI coslo
inliínseco de su oiganización e indiieclanenle poi eI coslo de Ia deIincuencia
que no iepiine.
438
Ahoia lien, Ia iespuesla a eslas ciílicas ha sido sienpie Ia

434
3O Gazc||c dcs |riounaux, 3 de dicienlie de 1829. Cf., en eI nisno senlido, Gazc||c dcs
|riounaux, 19 de juIio de 1839, Ia Rucnc pcpu|airc, agoslo de 184O, |a |ra|crni|c, juIio-agoslo
de 1847.
435
31 Charles Lucas, De la réforme des prisons, II, 1838, p. 64.
436
32 Esta campaña ha sido muy viva antes y después de la nueva reglamentación de las centrales
en 1839. Reglamentación severa (silencio, supresión del vino y del tabaco, disminución de la venta
de alimentos), que fue seguida de motines. El Moniteur del 3 de octubre de 1840: "Era
escandaloso ver a los detenidos atiborrarse de vino, de carne, de caza, de golosinas de todo género y
confundir la prisión con un hospedaje cómodo en el que se procuraban todos los deleites que solía
negarles el estado de libertad."
437
33 En 1826, muchos Consejos generales piden que se sustituya por la deportación un
encarcelamiento constante y sin eficacia. En 1842, el Consejo general de Hautes-Alpes solicita que
las prisiones se conviertan en "realmente expiatorias"; lo mismo piden el de Drôme, Eure-et-Loir,
Nièvre, Rhône y Seine-et-Oise.
438
34 Según una infoinación IIevada a calo en 1839 enlie Ios diiecloies de cenliaIes. LI
diiecloi de Lnliun: "LI exceso de lieneslai en Ias piisiones conliiluye ieaInenle en
nucho aI aunenlo espanloso de Ias ieincidencias." Lysses: "LI ieginen acluaI no es Io
laslanle seveio, y si hay un hecho cieilo es eI de que paia nuchos delenidos Ia piisión
249
nisna: eI nanleninienlo de Ios piincipios invaiialIes de |a lecnica
penilenciaiia. Desde hace sigIo (274) y nedio, se ha piesenlado sienpie Ia
piisión cono su piopio ienedio, Ia ieaclivación de Ias lecnicas penilenciaiias
cono Ia única naneia de iepaiai su peipeluo fiacaso, Ia ieaIización deI
pioyeclo coiieclivo cono eI único nelodo paia supeiai Ia inposiliIidad de
haceiIo pasai a Ios hechos.
Cilenos en apoyo Ios Ievanlanienlos de iecIusos, en eslas úIlinas senanas,
aliiluidos aI hecho de que Ia iefoina definida en 1945 janás se halía IIevado
ieaInenle a Ia piáclica, y que eia pieciso, poi Io lanlo, voIvei a sus piincipios
fundanenlaIes. Ahoia lien, eslos piincipios, de Ios que lodavía hoy se
espeian lan naiaviIIosos efeclos, son conocidos: consliluyen desde haiá
pionlo 15O años Ias siele náxinas univeisaIes de Ia luena "condición pe-
nilenciaiia".
1) La delención penaI dele, poi Io lanlo, lenei cono función esenciaI Ia
liasfoinación de conpoilanienlo deI individuo: "La ennienda deI
condenado cono fin piincipaI de Ia pena, es un piincipio sagiado cuya
apaiición foinaI en eI doninio de Ia ciencia y solie lodo en eI de Ia
IegisIación es nuy iecienle" (Ccngrcsc pcni|cnciaric dc 8rusc|as, 1847). Y Ia
conisión Anoi, de nayo de 1945, iepile fieInenle: "La pena piivaliva de
Iileilad liene poi fin esenciaI Ia ennienda y Ia ieadaplación sociaI deI
condenado." Principic dc |a ccrrcccicn.
2) Los delenidos delen eslai aisIados o aI nenos iepailidos según Ia
giavedad penaI de su aclo, peio solie lodo según su edad, sus disposiciones,
Ias lecnicas de coiiección que se liene inlención de uliIizai con eIIos y Ias
fases de su liasfoinación. "Delen leneise en cuenla, en eI enpIeo de Ios
nedios nodificadoies, Ias giandes difeiencias físicas y noiaIes que inpIica eI
oiganisno de Ios condenados, su giado de peiveisión y Ias posiliIidades
desiguaIes de coiiección que pueden ofiecei" (felieio de 185O). 1945: "La
disliilución en Ios eslalIecinienlos penilenciaiios de Ios individuos
condenados a penas infeiioies a un año liene cono lase eI sexo, Ia
peisonaIidad y eI giado de peiveisión deI deIincuenle." Principic dc |a
c|asificacicn.
3) Las penas, cuyo desaiioIIo dele podei nodificaise de acueido con Ia
individuaIidad de Ios delenidos, Ios iesuIlados que se ollienen, Ios piogiesos

ofiece aliaclivos y encuenlian en eIIa unos goces depiavados que Io son lodo paia eIIos."
Linoges: "LI ieginen acluaI de Ias casas cenliaIes, que de hecho no son, paia Ios
ieincidenles, olia cosa que veidadeios pensionados, no es en nodo aIguno iepiesivo." (Cf.
L. Moieau-Chiislophe, Pc|cniqucs pcni|cn|iaircs, 184O, p. 86.) A conpaiai con Ias
decIaiaciones hechas en eI nes de juIio de 1974, poi Ios iesponsalIes de Ios sindicalos de
Ia adninisliación penilenciaiia, a piopósilo de Ios efeclos de Ia IileiaIización en Ia piisión.
250
o Ias iecaídas. "Siendo eI oljelo piincipaI de Ia pena Ia iefoina deI cuIpalIe,
seiía de deseai que se pudieia ponei en Iileilad a lodo condenado cuando su
iegeneiación noiaI se haIIa suficienlenenle gaianlizada" (Ch. Lucas, 1836).
1945: "Se apIica un ieginen piogiesivo... con eI fin de adaplai eI lialanienlo
deI pieso a su aclilud y a su giado de ennienda. Lsle (275) ieginen va deI
enceIdanienlo a Ia seniIileilad... LI leneficio de Ia Iileilad condicionaI se ha
exlendido a lodas Ias penas lenpoiaIes." Principic dc |a ncdu|acicn dc |as pcnas.
4) LI lialajo dele sei uno de Ios eIenenlos esenciaIes de Ia lias-foinación y
de Ia sociaIización piogiesiva de Ios delenidos. LI lialajo penaI "no dele sei
consideiado cono eI conpIenenlo y poi deciiIo así cono una agiavación de
Ia pena, sino ieaInenle cono una duIcificación cuya piivación ya no seiía
posilIe". Dele peinilii apiendei o piaclicai un oficio, y piocuiai iecuisos aI
delenido y a su faniIia (Ducpeliaux, 1857). 1945: "Todo condenado de
deiecho conún eslá olIigado aI lialajo... Nadie puede sei olIigado a
peinanecei ocioso." Principic dc| |raoajc ccnc co|igacicn q ccnc dcrccnc.
5) La educación deI delenido es, poi paile deI podei púlIico, una piecaución
indispensalIe en inleies de Ia sociedad a Ia vez que una olIigación fienle aI
delenido. "SóIo Ia educación puede seivii de insliunenlo penilenciaiio. La
cueslión deI encaiceIanienlo penilenciaiio es una cueslión de educación"
(Ch. Lucas, 1838). 1945: "LI lialo infIigido aI pieso, aI naigen de loda pionis-
cuidad coiiuploia... dele lendei piincipaInenle a su insliucción geneiaI y
piofesionaI y a su nejoia." Principic dc |a cducacicn pcni|cnciaria.
6) LI ieginen de Ia piisión dele sei, poi una paile aI nenos, conlioIado y
lonado a caigo de un peisonaI especiaIizado que posea Ia capacidad noiaI y
lecnica paia veIai poi Ia luena foinación de Ios individuos. Ieiius, en 185O,
a piopósilo deI nedico de piisión: "Su concuiso es úliI en lodas Ias foinas de
encaiceIanienlo. .. nadie podiía poseei nás ínlinanenle que un nedico Ia
confianza de Ios delenidos, conocei nejoi su caiáclei, ejeicei una acción nás
eficaz solie sus senlinienlos, aIiviando sus doIencias físicas y apiovechando
esle ascendienle cono nedio paia haceiIes escuchai paIalias seveias o
eslínuIos úliIes." 1945: "Ln lodo eslalIecinienlo penilenciaiio funciona un
seivicio sociaI y nedico-psicoIógico." Principic dc| ccn|rc| |ccnicc dc |a
dc|cncicn.
7) La piisión dele ii seguida de nedidas de conlioI y de asislencia hasla Ia
ieadaplación definiliva deI ex delenido. Seiía pieciso no sóIo vigiIaiIo a su
saIida de Ia piisión, "sino pieslaiIe apoyo y ayuda" (ßouIel y ßenquol en Ia
Cánaia de Iaiís). 1945: "Se piesla asislencia a Ios piesos duianle Ia pena y
despues con oljelo de faciIilai su ieadaplación." Principic dc |as ins|i|ucicncs
ancjas. (276) IaIalia poi paIalia, de un sigIo a olio, iepílense Ias nisnas
pioposiciones fundanenlaIes. Y se consideian sienpie cono Ia foinuIación
251
conseguida aI fin, aceplada aI fin, de una iefoina sienpie faIIida hasla
enlonces. Las nisnas fiases o poco nenos hulieian podido sei lonadas de
olios peiíodos "fecundos" de Ia iefoina: eI finaI deI sigIo XIX, y eI
"novinienlo de Ia defensa sociaI", o lanlien esos años, lan iecienles, de Ios
nolines de iecIusos.
No se dele, pues, concelii Ia piisión, su "fiacaso" y su iefoina nejoi o peoi
apIicada, cono lies lienpos sucesivos. Hay que pensai nás lien en un
sislena sinuIláneo que hislóiicanenle se ha solieinpueslo a Ia piivación
juiídica de Iileilad, un sislena de cualio leininos que conpiende: eI
"supIenenlo" discipIinaiio de Ia piisión, eIenenlo de soliepodei, Ia
pioducción de una oljelividad, de una lecnica, de una "iacionaIidad"
penilenciaiia, eIenenlo deI salei conexo, Ia pioIongación de hecho, ya que no
Ia acenluación de una ciininaIidad que Ia piisión delía desliuii, eIenenlo de
Ia eficacia inveilida, en fin, Ia iepelición de una "iefoina" que es isonoifa, no
olslanle su "ideaIidad", aI funcionanienlo discipIinaiio de Ia piisión,
eIenenlo deI desdolIanienlo ulópico. Lsle conjunlo conpIejo es Io que
consliluye eI "sislena caiceIaiio" y no sóIo Ia inslilución de Ia piisión, con sus
nuios, su peisonaI, sus iegIanenlos y su vioIencia. LI sislena caiceIaiio ieú-
ne en una nisna figuia unos discuisos y unas aiquilecluias, unos
iegIanenlos coeicilivos, y unas pioposiciones cienlíficas, unos efeclos
sociaIes ieaIes y unas ulopías invencilIes, unos piogianas paia coiiegii a Ios
deIincuenles y unos necanisnos que soIidifican Ia deIincuencia. ¿No foina
paile enlonces, eI pielendido fiacaso, deI funcionanienlo de Ia piisión` ¿No
haliá que insciiliiIo en esos efeclos de podei que Ia discipIina y Ia lecnoIogía
conexa de Ia piisión han inducido en eI apaialo de juslicia, nás geneiaInenle
en Ia sociedad, y que pueden ieagiupaise lajo eI líluIo de "sislena
caiceIaiio"` Si Ia inslilución-piisión ha iesislido duianle lanlo lienpo, y en
una innoviIidad senejanle, si eI piincipio de Ia delención penaI no ha sido
sonelido janás seiianenle a discusión, se dele sin duda a que laI sislena
caiceIaiio eniaizala piofundanenle y ejeicía funciones piecisas. De esla
soIidez síivanos cono leslinonio un hecho iecienle: Ia piisión nodeIo
inauguiada en IIeuiy-Meiogis en 1969 no ha hecho sino inilai en su disliilu-
ción de conjunlo Ia eslieIIa panóplica que dieia en 1836 su fana a Ia Ielile-
Roquelle. Ls Ia nisna naquinaiia de podei Ia que (277) lona cueipo ieaI y
foina sinlóIica aIIí. Ieio ¿paia desenpeñai que papeI`
Adnilanos que Ia Iey esle deslinada a definii infiacciones, que eI apaialo
penaI lenga cóno función ieduciiIas y que Ia piisión sea eI insliunenlo de
esla iepiesión. Lnlonces hay que Ievanlai un acla de fiacaso. O nás lien ~
poique paia eslalIeceiIo en leininos hislóiicos seiía pieciso podei nedii Ia
incidencia de Ia penaIidad de delención solie eI niveI gIolaI de Ia
252
ciininaIidad~ hay que asonliaise de que desde hace 15O años Ia
piocIanación deI fiacaso de Ia piisión haya ido sienpie aconpañada de su
nanleninienlo. La única aIleinaliva ieaInenle consideiada ha sido Ia
depoilación, que IngIaleiia alandonó desde piincipios deI sigIo XIX y que
Iiancia iecogió lajo eI segundo Inpeiio, aunque nás lien cono una foina a
Ia vez iiguiosa y Iejana de piisión.
Ieio quizá haya que daiIe Ia vueIla aI piolIena y piegunlaise de que siive eI
fiacaso de Ia piisión, paia que son úliIes esos difeienles fenónenos que Ia
ciílica denuncia conlinuanenle: peilinacia de Ia deIincuencia, inducción de
Ia ieincidencia, liasfoinación deI infiacloi ocasionaI en deIincuenle haliluaI,
oiganización de un nedio ceiiado de deIincuencia. ¿Quizá haliá que luscai
Io que se ocuIla lajo eI apaienle cinisno de Ia inslilución penaI que, despues
de halei hecho puigai su pena a Ios condenados, conlinúa siguiendoIos poi
loda una seiie de naieajes (vigiIancia que eia de deiecho en olio lienpo y
que hoy es de hecho, pasapoiles de Ios piesidiaiios anlaño, y ahoia eI iegislio
de penados y ieleIdes) y que peisigue así cono "deIincuenle" a quien ha
cunpIido su casligo cono infiacloi` ¿No se puede vei ahí nás que una
conliadicción, una consecuencia` Seiía pieciso enlonces suponei que Ia pii-
sión, y de una naneia geneiaI Ios casligos, no eslán deslinados a supiinii Ias
infiacciones, sino nás lien a dislinguiiIas, a disliiluiiIas, a uliIizaiIas, que
lienden no lanlo a voIvei dóciIes a quienes eslán dispueslos a liansgiedii Ias
Ieyes, sino que lienden a oiganizai Ia liasgiesión de Ias Ieyes en una láclica
geneiaI de sonelinienlos. La penaIidad seiía enlonces una naneia de adni-
nisliai Ios iIegaIisnos, de liazai Iíniles de loIeiancia, de dai cieilo canpo de
Iileilad a aIgunos, y hacei piesión solie olios, de excIuii a una paile y hacei
úliI a olia, de neuliaIizai a eslos, de sacai piovecho de aqueIIos. Ln suna, Ia
penaIidad no "iepiiniiía" puia y sinpIenenle Ios iIegaIisnos, Ios
"difeienciaiía", aseguiaiía su "econonía" geneiaI. Y si se puede halIai de
una juslicia de cIase no es sóIo poique Ia Iey nisna o Ia naneia de apIicaiIa
siivan Ios (278) inleieses de una cIase, es poique loda Ia geslión difeienciaI de
Ios iIegaIisnos poi Ia nediación de Ia penaIidad foina paile de esos
necanisnos de doninación. Hay que ieinlegiai Ios casligos IegaIes a su Iugai
denlio de una eslialegia IegaI de Ios iIegaIisnos. LI "fiacaso" de Ia piisión
puede conpiendeise sin duda a pailii de ahí.
LI esquena geneiaI de Ia iefoina penaI se halía insciilo a fines deI sigIo
XVIII en Ia Iucha conlia Ios iIegaIisnos: un veidadeio equiIiliio de
loIeiancias, de apoyos y de inleieses iecípiocos, que lajo eI Anliguo Reginen
halía nanlenido, unos aI Iado de Ios olios, a Ios iIegaIisnos de difeienles
capas sociaIes, fue iolo. Lnlonces se foinó Ia ulopía de una sociedad
univeisaI y púlIicanenle puniliva donde unos necanisnos penaIes sienpie
253
en aclividad funcionaiían sin ieliaso ni nediación ni inceilidunlie, una Iey,
dolIenenle ideaI poi sei peifecla en sus cáIcuIos y eslai insciila en Ia
iepiesenlación de cada ciudadano, lIoqueaiía, desde su oiigen, lodas Ias
piáclicas de iIegaIidad. Ahoia lien, en eI viiaje de Ios sigIos XVIII y XIX, y
conlia Ios códigos nuevos, he aquí que suige eI peIigio de un nuevo
iIegaIisno popuIai. O nás exaclanenle, quizá, Ios iIegaIisnos popuIaies se
desaiioIIan enlonces según unas dinensiones nuevas: Ias que IIevan consigo
lodos Ios novinienlos que, desde Ios años 178O hasla Ias ievoIuciones de
1848, enlieciuzan Ios confIiclos sociaIes, Ias Iuchas conlia Ios iegínenes
poIílicos, Ia iesislencia aI novinienlo de Ia indusliiaIización, Ios efeclos de
Ias ciisis econónicas. Lsquenálicanenle, se pueden señaIai lies piocesos
caiacleiíslicos. Ln piinei Iugai, eI desaiioIIo de Ia dinensión poIílica de Ios
iIegaIisnos popuIaies, y eslo de dos naneias: unas piáclicas hasla enlonces
IocaIizadas y en cieilo nodo Iiniladas a sí nisnas (cono Ia negaliva aI pago
deI inpueslo, a soneleise a Ia consciipción, aI pago de cánones y de lasas, Ia
confiscación vioIenla de ailícuIos acapaiados, eI saqueo de aInacenes y Ia
venla auloiilaiia de Ios pioduclos a un "piecio juslo", Ios enfienlanienlos con
Ios iepiesenlanles deI podei), pudieion dai poi iesuIlado duianle Ia
RevoIución unas Iuchas diieclanenle poIílicas, que lenían poi oljelo, no ya
sinpIenenle que cedieia eI podei o Ia supiesión de una nedida inloIeialIe,
sino eI canlio deI golieino y de Ia esliucluia nisna deI podei. Ln canlio,
cieilos novinienlos poIílicos se apoyaion de naneia expIícila en foinas
exislenles de iIegaIisno (así cono Ia agilación ieaIisla deI oesle o deI
nediodía de Iiancia uliIizó eI iechazo canpesino de Ias nuevas Ieyes solie Ia
piopiedad, Ia ieIigión, Ia consciipción), esla dinensión poIílica deI iIegaIisno
IIegaiá a sei a Ia vez nás conpIeja y nás naicada en Ias ieIaciones (279)
enlie eI novinienlo olieio y Ios pailidos iepulIicanos en eI sigIo XIX, en eI
paso de Ias Iuchas olieias (hueIgas, coaIiciones piohilidas, asociaciones
iIícilas) a Ia ievoIución poIílica. Ln lodo caso, en eI hoiizonle de eslas
piáclicas iIegaIes ~y que se nuIlipIican con Ias IegisIaciones cada vez nás
iesliiclivas~ se peifiIan unas Iuchas piopianenle poIílicas, no es eI
deiiocanienlo evenluaI deI podei Io que Ias inspiia a lodas, ni nucho nenos,
peio una luena paile de eIIas pueden capilaIizaise cono conlales poIílicos
de conjunlo y a veces incIuso IIevai a eIIos diieclanenle.
Ioi olia paile, a liaves deI iechazo de Ia Iey o de Ios iegIanenlos, se
ieconocen fáciInenle Ias Iuchas conlia aqueIIos que Ias eslalIecen de acueido
con sus inleieses: ya no se enfienlan con Ios aiiendadoies de conliiluciones,
Ios agenles deI fisco, Ios deI iey, Ios oficiaIes pievaiicadoies o Ios naIos
ninislios, con lodos Ios agenles de Ia injuslicia, sino con Ia Iey nisna y Ia
juslicia que eslá encaigada de apIicaiIa, con Ios piopielaiios que hacen vaIei
254
Ios deiechos nuevos, con Ios palionos que se enlienden unos con olios, peio
que hacen piohilii Ias coaIiciones, conlia Ios enpiesaiios que nuIlipIican Ias
náquinas, ielajan Ios saIaiios, aIaigan Ios hoiaiios de lialajo y hacen cada
vez nás iiguiosos Ios iegIanenlos de Ias fáliicas. Ha sido ieaInenle conlia eI
nuevo ieginen de Ia piopiedad leiiiloiiaI ~inslauiado poi Ia luiguesía que
se apiovechala de Ia RevoIución~ conlia eI que se ha desaiioIIado un
veidadeio iIegaIisno canpesino que sin duda ievislió sus foinas nás
vioIenlas de Teinidoi aI ConsuIado, peio no desapaieció enlonces, fue conlia
eI nuevo ieginen de Ia expIolación IegaI deI lialajo, conlia eI que se
desaiioIIaion Ios iIegaIisnos olieios a conienzos deI sigIo XIX, desde Ios
nás vioIenlos, cono eI desliozo de náquinas, o Ios nás duiadeios cono Ia
conslilución de asociaciones, hasla Ios nás colidianos, cono eI ausenlisno, eI
alandono de lialajo, Ia vagancia, Ios fiaudes con Ias naleiias piinas, con Ia
canlidad y Ia caIidad deI lialajo leininado. Insciílense una seiie enleia de
iIegaIisnos en unas Iuchas en Ias que se sale que se afionla a Ia vez Ia Iey y Ia
cIase que Ia inpuso.
Ln fin, si lien es cieilo que en eI cuiso deI sigIo XVIII se ha vislo
439
cóno Ia
ciininaIidad lendía a foinas especiaIizadas, se incIinala cada vez nás hacia
eI iolo háliI, y pasala a sei, poi una paile, piopia de naiginados, aisIados
en nedio de una polIación que Ies eia hosliI, se ha podido asislii en Ios
úIlinos años deI sigIo XVIII a Ia ieconslilución de cieilos víncuIos o aI
eslalIecinienlo de nuevas ieIaciones, no en nodo aIguno, cono decían Ios
(28O) conlenpoiáneos, poique Ios caleciIIas de Ia agilación popuIai fueian
ciininaIes, sino poique Ias nuevas foinas deI deiecho, Ios iigoies de Ia
iegIanenlación, Ias exigencias ya deI Lslado, ya de Ios piopielaiios, ya de Ios
palionos, y Ias lecnicas nás esliechas de vigiIancia, nuIlipIicalan Ias
ocasiones de deIilo, y hacían caei deI olio Iado de Ia Iey a nuchos individuos
que, en olias condiciones, no haliían pasado aI canpo de Ia ciininaIidad
especiaIizada. Solie eI fondo de Ias nuevas Ieyes de Ia piopiedad, solie eI
fondo lanlien de Ia consciipción iechazada es cono se ha desaiioIIado un
iIegaIisno canpesino en Ios úIlinos años de Ia RevoIución, nuIlipIicando Ias
vioIencias, Ias agiesiones, Ios iolos, Ios saqueos y hasla Ias giandes foinas
deI "landidisno poIílico", solie eI fondo iguaInenle de una IegisIación o de
iegIanenlos nuy iiguiosos (iefeienles aI Iiliele,
44O
a Ios aIquiIeies, a Ios
hoiaiios, a Ias ausencias) es cono se ha desaiioIIado una vagancia olieia que
se ciuzala a nenudo con Ia deIincuencia esliicla. Una seiie de piáclicas

439
35 Cf., supra, pp. 79 ss.
440
* |iorc|c. eI que Ia poIicía dala a Ios ailesanos, que lanlien Ies seivía de pasapoile, y en
eI cuaI ilan esciilas sus piopias señas, y Ios laIIeies en que halían lialajado. |T.j

255
iIegaIislas que en eI cuiso deI sigIo anleiioi halían lenido lendencia a
decanlaise y a aisIaise unas de olias, paiecían ahoia eslalIecei nuevas
ieIaciones paia consliluii una anenaza nueva.
TiipIe geneiaIización de Ios iIegaIisnos popuIaies en eI paso de dos sigIos (y
aI naigen nisno de una exlensión cuanlilaliva que es piolIenálica y
quedaiía poi nedii): se liala de su inseición en un hoiizonle poIílico geneiaI,
de su ailicuIación expIícila solie unas Iuchas sociaIes, de Ia conunicación
enlie difeienles foinas y niveIes de infiacciones. Lslos piocesos no han
seguido sin duda un pIeno desaiioIIo, no se ha foinado cieilanenle a
piincipios deI sigIo XIX un iIegaIisno nasivo, poIílico y sociaI a Ia vez. Ieio
lajo su foina eslozada y a pesai de su dispeisión, han eslado
suficienlenenle naicados paia seivii de sopoile aI gian lenoi de una pIele a
Ia que se ciee a Ia vez ciininaI y sediciosa, aI nilo de Ia cIase láilaia,
innoiaI y fueia de Ia Iey que, desde eI Inpeiio a Ia nonaiquía de }uIio, eslá
sienpie piesenle en eI discuiso de Ios IegisIadoies, de Ios fiIánliopos o de Ios
invesligadoies de Ia vida olieia. Son eslos piocesos Ios que enconlianos lias
una seiie enleia de afiinaciones lien ajenas a Ia leoiía penaI deI sigIo XVIII:
que eI ciinen no es una viiluaIidad que eI inleies o Ias pasiones hayan
insciilo en eI coiazón de lodos Ios honlies, sino Ia olia casi excIusiva de
deleininada cIase sociaI, que Ios ciininaIes, que en olio lienpo se
enconlialan en lodas Ias cIases sociaIes, saIen (281) ahoia "casi lodos, de Ia
úIlina fiIa deI oiden sociaI",
441
que "Ias nueve decinas pailes de honicidas,
asesinos, Iadiones y de honlies viIes pioceden de Io que henos IIanado Ia
lase sociaI",
442
que no es eI ciinen Io que vueIve ajeno a Ia sociedad, sino que
eI nisno se dele aI hecho de que se eslá en Ia sociedad cono un exliaño, de
que se peilenece a esa "casla laslaideada" de que halIala Taigel, a esa "cIase
degiadada poi Ia niseiia cuyos vicios oponen cono un olslácuIo invencilIe
a Ias geneiosas inlenciones que lialan de conlaliiIa",
443
que en esas
condiciones seiía hipóciila o ingenuo cieei que Ia Iey se ha hecho paia lodo eI
nundo en nonlie de lodo eI nundo, que es nás piudenle ieconocei que se
ha hecho paia aIgunos y que iecae solie olios, que en piincipio olIiga a
lodos Ios ciudadanos, peio que se diiige piincipaInenle a Ias cIases nás
nuneiosas y nenos iIusliadas, que a difeiencia de Io que ocuiie con Ias Ieyes
poIílicas o civiIes, su apIicación no concieine poi iguaI a lodo eI nundo,
444

que en Ios liilunaIes Ia sociedad enleia no juzga a uno de sus nienlios, sino
que una calegoiía sociaI encaigada deI oiden sanciona a olia que eslá dedi-

441
36 Ch. Conle, Trai|c dc |cgis|a|icn, p. 49.
442
37 H. Lauvergne, Les forçats, 1841, p. 337.
443
38 E. Buré, De la misère des classes laborieuses en Angleterre et en France, 1840, H, p. 391.
444
39 P. Rossi, Traité de droit pénal, 1829, I, p. 32.
256
cada aI desoiden: "Recoiied Ios Iugaies donde se juzga, donde se encaiceIa,
donde se nala... Un hecho nos inpiesiona en lodos eIIos, en lodos venos dos
cIases de honlies lien dislinlas, de Ios cuaIes Ios unos se encuenlian sienpie
en Ios siIIones de Ios acusadoies y de Ios jueces y Ios olios en Ios lanquiIIos
de Ios acusados y de Ios ieos", Io cuaI se expIica poi eI hecho de que eslos
úIlinos, poi faIla de iecuisos y de educación, no salen "nanleneise denlio
de Ios Iíniles de Ia piolidad IegaI",
445
a laI punlo que eI Ienguaje de Ia Iey,
que quieie sei univeisaI, es, poi eslo nisno, inadecuado, dele sei, si ha de
sei eficaz, eI discuiso de una cIase a olia, que no liene ni Ias nisnas ideas que
eIIa, ni enpIea Ias nisnas paIalias: "Ahoia lien, con nueslias Ienguas
gaznoñas, desdeñosas, y lialadas poi su eliquela, ¿es fáciI haceise
conpiendei poi aqueIIos que janás han oído olia cosa que eI diaIeclo iudo,
polie, iiieguIai, peio vivo, fianco y pinloiesco deI neicado, de Ias laleinas y
de Ia feiia`... ¿De que Iengua, de que nelodo haliá que hacei uso en Ia
iedacción de Ias Ieyes paia oliai solie eI espíiilu incuIlo de quienes iesislen
nenos a Ias lenlaciones deI ciinen`"
446
Ley y juslicia no vaciIan en piocIanai
su necesaiia asineliía de cIase.
(282) Si laI es Ia siluación, Ia piisión, aI "fiacasai" apaienlenenle, no deja de
aIcanzai su oljelo, cosa que Iogia, poi eI conliaiio, en Ia nedida en que
suscila en nedio de Ios denás una foina pailicuIai de iIegaIisno, aI cuaI
peinile ponei apaile, coIocai a pIena Iuz y oiganizai cono un nedio
ieIalivanenle ceiiado peio penelialIe. Conliiluye a eslalIecei un iIegaIisno
IIanalivo, naicado, iiieduclilIe a cieilo niveI y secielanenle úliI, ieacio y
dóciI a Ia vez, diluja, aisIa y suliaya una foina de iIegaIisno que paiece
iesunii sinlóIicanenle lodos Ios denás, peio que peinile dejai en Ia
sonlia a aqueIIos que se quieien o que se delen loIeiai. Lsla foina es Ia
deIincuencia piopianenle dicha. No se dele vei en eIIa Ia foina nás inlensa
y nás nociva deI iIegaIisno, Ia que eI apaialo penaI dele lialai de ieducii poi
Ia piisión a causa deI peIigio que iepiesenla, es nás lien un efeclo de Ia
penaIidad (y de Ia penaIidad de delención) que peinile difeienciai, oidenai y
conlioIai Ios iIegaIisnos. Sin duda, Ia deIincuencia es ieaInenle una de Ias
foinas deI iIegaIisno, en lodo caso, liene en eI sus iaíces, peio es un
iIegaIisno que eI "sislena caiceIaiio", con lodas sus ianificaciones, ha
invadido, iecoilado, aisIado, peneliado, oiganizado, enceiiado en un nedio
definido, y aI que ha confeiido un papeI insliunenlaI, iespeclo de Ios denás
iIegaIisnos. Ln suna, si lien Ia oposición juiídica pasa enlie Ia IegaIidad y Ia

445
4O Ch. Lucas, Dc |a rcfcrnc dcs priscns, ||, 1838, p. 82.

446
41 I. Rossi, |cc. ci|., p. 33.

257
piáclica iIegaI, Ia oposición eslialegica pasa enlie Ios iIegaIisnos y Ia
deIincuencia.
La afiinación de que Ia piisión fiacasa en su piopósilo de ieducii Ios
ciínenes, hay que susliluiiIa quizá poi Ia hipólesis de que Ia piisión ha
Iogiado nuy lien pioducii Ia deIincuencia, lipo especificado, foina poIílica o
econónicanenle nenos peIigiosa ~en eI Iínile uliIizalIe~ de iIegaIisno,
pioducii Ios deIincuenles, nedio apaienlenenle naiginado peio
cenliaInenle conlioIado, pioducii eI deIincuenle cono sujelo paloIogizado.
LI exilo de Ia piisión: en Ias Iuchas en loino de Ia Iey y de Ios iIegaIisnos,
especificai una "deIincuencia". Se ha vislo cóno eI sislena caiceIaiio halía
susliluido eI infiacloi poi eI "deIincuenle", y añadido así a Ia piáclica juiídica
lodo un hoiizonle de conocinienlo posilIe. Ahoia lien, esle pioceso que
consliluye Ia deIincuencia-oljelo foina cueipo con Ia opeiación poIílica que
disocia Ios iIegaIisnos y aisIa su deIincuencia. La piisión es eI punlo de unión
de esos dos necanisnos, Ies peinile iefoizaise peipeluanenle eI uno aI olio,
oljelivai Ia deIincuencia lias Ia infiacción, soIidificai Ia deIincuencia en eI
novinienlo de Ios iIegaIisnos. Lxilo laI que despues de sigIo y nedio de
"fiacasos", Ia piisión sigue exisliendo, pioduciendo Ios nisnos efeclos, y que
cuando se liala de deiiilaiIa, se expeiinenlan Ios nayoies esciúpuIos.
(283) La penaIidad de delención faliicaiía, pues ~de ahí sin duda su
Iongevidad~, un iIegaIisno ceiiado, sepaiado y úliI. LI ciicuilo de Ia
deIincuencia no seiía eI sulpioduclo de una piisión que aI casligai no
Iogiaiía coiiegii, seiía eI efeclo diieclo de una penaIidad que, paia
adninisliai Ias piáclicas iIegaIislas, inlioduciiía aIgunas en un necanisno de
"casligo-iepioducción" deI que Ia piisión foinaiía uno de Ios eIenenlos
piincipaIes. Ieio, ¿poi que y cóno Ia piisión seiía IIanada a desenpeñai eI
lialajo de faliicación de una deIincuencia a Ia cuaI se supone que conlale`
LI eslalIecinienlo de una deIincuencia que consliluye cono un iIegaIisno
ceiiado ofiece, en efeclo, cieilo núneio de venlajas. Ls posilIe en piinei
Iugai conlioIaiIa (señaIando Ios individuos, opeiando infiIliaciones en eI
giupo, oiganizando Ia deIación nulua). AI hoinigueo inpieciso de una
polIación que piaclica un iIegaIisno ocasionaI, susceplilIe sienpie de
piopagaise, o lanlien a esas pailidas indeleininadas de vagalundos que, aI
azai de sus coiieiías y de Ias ciicunslancias, van iecIulando olieios sin en-
pIeo, nendigos y ieleIdes, y que aunenlan a veces ~se vio a fines deI sigIo
XVIII~ hasla eI punlo de foinai unas fueizas leiiilIes de saqueo y de
ieleIión, Ios susliluye un giupo ieIalivanenle iesliingido y ceiiado de
individuos solie Ios cuaIes es posilIe efecluai una vigiIancia conslanle.
Adenás, puede oiienlaise a esla deIincuencia iepIegada solie sí nisna hacia
foinas de iIegaIisno que son Ias nenos peIigiosas: nanlenida poi Ia piesión
258
de Ios conlioIes en eI Iínile de Ia sociedad, ieducida a unas condiciones de
exislencia piecaiias, sin víncuIo con una polIación que hulieia podido
sosleneiIa (cono se hacía hasla no ha nucho con Ios conlialandislas o cieilas
foinas de landidisno),
447
Ios deIincuenles se vueIven falaInenle hacia una
ciininaIidad IocaIizada, sin podei de aliacción, poIílicanenle sin peIigio y
econónicanenle sin consecuencias. Ahoia lien, esle iIegaIisno concenliado,
conlioIado y desainado es diieclanenle úliI. Iuede seiIo con ieIación a olios
iIegaIisnos: aisIado junlo a eIIos, iepIegado solie sus piopias oiganizaciones
inleinas, concenliado en una ciininaIidad vioIenla cuyas piineias víclinas
sueIen sei Ias cIases polies, ceicado poi lodas pailes poi Ia poIicía, expueslo
a Iaigas penas de piisión, y despues a una vida definilivanenle
"especiaIizada", Ia deIincuencia, ese nundo dislinlo, peIigioso y a nenudo
hosliI, lIoquea o aI nenos nanliene a un niveI laslanle lajo Ias piáclicas
iIegaIislas coiiienles (pequeños iolos, pequeñas vioIencias, iechazos o iodeos
colidianos de Ia Iey), y Ies inpide desenlocai en foinas anpIias y
nanifieslas, aIgo así cono si eI efeclo de ejenpIo que en olio (284) lienpo se
Ie pedía a Ia iesonancia de Ios supIicios se luscaia ahoia nenos en eI iigoi de
Ios casligos que en Ia exislencia visilIe, naicada, de Ia piopia deIincuencia.
AI difeienciaise de Ios olios iIegaIisnos popuIaies, Ia deIincuencia pesa solie
eIIos.
Ieio Ia deIincuencia es adenás susceplilIe de una uliIización diiecla. LI
ejenpIo de Ia coIonización acude aI pensanienlo. No es, sin enlaigo, eI nás
convincenle. Ln efeclo, si Ia depoilación de Ios ciininaIes fue pedida
iepelidas veces lajo Ia Reslauiación, ya sea poi Ia Cánaia de Dipulados, ya
poi Ios Consejos geneiaIes, eia esenciaInenle paia aIiviai Ias caigas
financieias exigidas poi lodo eI apaialo de Ia delención, y a pesai de lodos Ios
pioyeclos que pudieion haceise lajo Ia nonaiquía de }uIio paia que Ios
deIincuenles, Ios soIdados indiscipIinados, Ias pioslilulas y Ios niños
expósilos pudieian pailicipai en Ia coIonización de AigeIia, esla fue
foinaInenle excIuida poi Ia Iey de 1854, que cieala Ios piesidios coIoniaIes.
De hecho, Ia depoilación a Ia Cuayana o nás laide a Nueva CaIedonia no
luvo inpoilancia econónica ieaI, a pesai de Ia olIigación paia Ios
condenados de peinanecei en Ia coIonia en que halían puigado su pena un
núneio de años iguaI poi Io nenos aI de su lienpo de delención (en aIgunos
casos, delían incIuso peinanecei aIIí loda Ia vida).
448
De hecho, Ia uliIización

447
42 Cf. L. }. Holslavn, |cs oandi|s, liad, fiancesa, 1972.

448
43 Solie eI piolIena de Ia depoilación, cf. I. de ßaile-Mailois (Ooscrta|icns sur |cs
tc|cs dc 41 ccnsci|s gcncraux) y Ia discusión enlie ßIosseviIIe y La IiIoigeiie (a piopósilo de
ßolany ßay). ßuie, eI coioneI Maiengo y L. de Caine, enlie olios, han hecho pioyeclos de
259
de Ia deIincuencia cono nedio a Ia vez sepaiado y nanejalIe se ha ieaIizado
solie lodo en Ios náigenes de Ia IegaIidad. Ls decii que aIIí se ha eslalIecido
lanlien en eI sigIo XIX una especie de iIegaIisno suloidinado, y cuya
oiganización en deIincuencia, con lodas Ias vigiIancias que eIIo inpIica,
gaianliza Ia dociIidad. La deIincuencia, iIegaIisno sonelido, es un agenle
paia eI iIegaIisno de Ios giupos doninanles. LI eslalIecinienlo de Ios
sislenas de pioslilución en eI sigIo XIX es caiacleiíslico a esle iespeclo:
449
Ios
(285) conlioIes de poIicía y de sanidad solie Ias pioslilulas, su paso ieguIai
poi Ia piisión, Ia oiganización en gian escaIa de Ias nancelías, Ia jeiaiquía
punluaI que se nanlenía en eI nedio de Ia pioslilución, su encuadianienlo
poi Ios deIincuenles-confidenle, lodo eslo peinilía canaIizai y iecupeiai poi
una seiie enleia de inleinediaiios Ios enoines piovechos solie un pIacei
sexuaI que una noiaIización colidiana cada vez nás insislenle condenala a
una senicIandeslinidad y voIvía naluiaInenle cosloso. Ln Ia foinación de un
piecio deI pIacei, en Ia conslilución de un piovecho de Ia sexuaIidad
iepiinida y en Ia iecupeiación de esle piovecho, eI nedio deIincuenle ha
sido cónpIice de un puiilanisno inleiesado: un agenle fiscaI iIícilo solie
piáclicas iIegaIes.
45O
Los liáficos de ainas, Ios de aIcohoI en Ios países de
piohilición, o nás iecienlenenle Ios de Ia dioga denosliaiían de Ia nisna
naneia esle funcionanienlo de Ia "deIincuencia úliI": Ia exislencia de una
piohilición IegaI ciea en loino suyo un canpo de piáclicas ¡IegaIislas solie eI
cuaI se IIega a ejeicei un conlioI y a ollenei un piovecho iIícilo poi eI enIace
de eIenenlos, ¡IegaIislas eIIos lanlien, peio que su oiganización en Ia
deIincuencia ha vueIlo nanejalIes. La deIincuencia es un insliunenlo paia

coIonización de AigeIia con Ios deIincuenles.

449
44 Uno de los primeros episodios fue la organización bajo el control de la policía de las casas de
prostitución (1823), lo cual rebasaba ampliamente las disposiciones de la ley del H de julio de 1791,
sobre la vigilancia de dichas casas. Cf. a este respecto las recopilaciones manuscritas de la
Prefectura de policía (20-26). En particular, esta circular del Prefecto de policía, del 14 de junio de
1823: "El establecimiento de las casas de prostitución debería naturalmente desagradar a todo
hombre que se interese por la moralidad pública; no me asombra en absoluto que los señores
Comisarios de policía se opongan con todo su poder al establecimiento de estas casas en sus
diferentes distritos... La policía creería haber puesto mucho cuidado en el mantenimiento del orden
público, si hubiera conseguido circunscribir la prostitución a unas casas toleradas sobre las cuales
su acción pudiera ser constante y uniforme, y que no pudieran sustraerse a la vigilancia."
450
45 LI Iilio de Iaienl-DuchaleIel solie Ia Prcs|i|u|icn a Paris, 1836, puede sei Ieído cono
eI leslinonio de esle enpaIne, paliocinado poi Ia poIicía y Ias insliluciones penaIes, deI
nedio deIincuenle solie Ia pioslilución. LI caso de Ia Maffia ilaIiana liaspIanlada a Ios
Lslados Unidos y uliIizada conjunlanenle paia Ia ollención de ganancias iIícilas y paia
fines poIílicos es un luen ejenpIo de Ia coIonización de un iIegaIisno de oiigen popuIai.

260
adninisliai y expIolai Ios iIegaIisnos.
Ls lanlien un insliunenlo paia eI iIegaIisno que foina en loino suyo eI
ejeicicio nisno deI podei. La uliIización poIílica de Ios deIincuenles ~en
foina de sopIones, de confidenles, de piovocadoies~ eia un hecho adnilido
nucho anles deI sigIo XIX
451
Ieio despues de Ia RevoIución, esla piáclica ha
adquiiido unas dinensiones conpIelanenle dislinlas: Ia infiIliación de Ios
pailidos poIílicos y de Ias asociaciones olieias, eI iecIulanienlo de honlies
de nano conlia Ios hueIguislas y Ios pionoloies de nolines, Ia oiganización
de una sulpoIicía ~lialajando en ieIación diiecla con Ia poIicía IegaI y capaz
en eI Iínile de conveiliise en
286 IRISIÓN
una especie de ejeicilo paiaIeIo~, lodo un funcionanienlo exliaIegaI deI
podei ha sido IIevada a calo de una paile poi Ia nasa de naniolia
consliluida poi Ios deIincuenles: poIicía cIandeslina y ejeicilo de ieseiva deI
podei. Iaiece sei que en Iiancia haya sido en loino de Ia RevoIución de 1848
y de Ia lona deI podei poi Luis NapoIeón cuando esas piáclicas IIegaion a su
pIeno fIoiecinienlo.
452
Iuede deciise que Ia deIincuencia, soIidificada poi un
sislena penaI cenliado solie Ia piisión, iepiesenla una desviación de
iIegaIisno paia Ios ciicuilos de piovecho y de podei iIícilos de Ia cIase
doninanle.
La oiganización de un iIegaIisno aisIado y ceiiado solie Ia deIincuencia no
haliía sido posilIe sin eI desaiioIIo de Ios conlioIes poIicíacos. VigiIancia
geneiaI de Ia polIación, vigiIancia "nuda, nisleiiosa, inadveilida... son Ios
ojos deI golieino alieilos incesanlenenle y veIando de naneia indislinla
solie lodos Ios ciudadanos, sin soneleiIos poi eso a ninguna nedida de
coeición cuaIquieia... Lsla vigiIancia no necesila eslai esciila en Ia Iey".
453
VigiIancia pailicuIai y pievisla poi eI Código de 181O de Ios ciininaIes
Iileiados y de lodos aqueIIos que, haliendo pasado ya anle Ia juslicia poi
hechos giaves, se piesune IegaInenle que hayan de alenlai de nuevo aI
ieposo de Ia sociedad. Ieio vigiIancia lanlien de nedios y de giupos
consideiados cono peIigiosos poi Ios sopIones o Ios confidenles casi lodos
Ios cuaIes son anliguos deIincuenles, conlioIados a laI líluIo poi Ia poIicía: Ia
deIincuencia, oljelo enlie olios de Ia vigiIancia poIicíaca, es uno de sus

451
46 Sobre este papel de los delincuentes en la vigilancia policiaca y sobre todo política, cf. la
memoria redactada por Lemaire. Los "denunciadores" son individuos que "esperan indulgencia para
ellos mismos"; "son por lo general unas malas personas que sirven para descubrir a otras que lo son
más. Por lo demás, por poco que cualquiera se encuentre una sola vez inscrito en el registro de la
Policía, desde ese momento ya no se le pierde de vista".
452
47 K. Marx, Le 18-Brumaire de Louis Napoléon Bonaparte.
453
48 A. RonneviIIe, Dcs ins|i|u|icns ccnp|cncn|aircs du sqs|cnc pcni|cncicr, 1847, pp.
397-399.
261
insliunenlos piiviIegiados. Todas eslas vigiIancias suponen Ia oiganización
de una jeiaiquía en paile oficiaI, en paile seciela (eia esenciaInenle en Ia
poIicía paiisiense eI "seivicio de seguiidad" eI que conlala, apaile de Ios
"agenles oslensilIes" ~inspecloies y liigadieies~, con Ios "agenles secielos"
y con Ios confidenles a quienes nueve eI lenoi deI casligo o eI señueIo de
una ieconpensa).
454
Suponen lanlien Ia disposición de un sislena
docunenlaI cuyo cenlio Io consliluyen Ia IocaIización y Ia idenlificación de
Ios ciininaIes: señaIización olIigaloiia unida a Ias óidenes de capluia y a Ias
senlencias de Ios liilunaIes, señaIización consignada en Ios iegislios de
encaiceIanienlo de Ias piisiones, copia de iegislios de audiencias y de
liilunaIes coiieccionaIes enviada cada lies neses a Ios ninisleiios de }uslicia
y de Ia IoIicía geneiaI, oiganización aIgo nás laide en eI ninisleiio deI
Inleiioi de un "ficheio" (287) con iepeiloiio aIfalelico que iecapiluIa aqueIIos
iegislios, uliIización hacia 1833 según eI nelodo de Ios "naluiaIislas, de Ios
lilIiolecaiios, de Ios coneicianles, de Ios honlies de negocios" de un
sislena de fichas o loIelines individuaIes, que peinile inlegiai fáciInenle Ios
dalos nuevos, y aI nisno lienpo, con eI nonlie deI individuo luscado,
lodos Ios dalos que pudieian apIicáiseIe.
455
La deIincuencia, con Ios agenles
ocuIlos que piocuia, peio lanlien con eI iasliiIIado geneiaIizado que
auloiiza, consliluye un nedio de vigiIancia peipelua solie Ia polIación: un
apaialo que peinile conlioIai, a liaves de Ios piopios deIincuenles, lodo eI
canpo sociaI. La deIincuencia funciona cono un olseivaloiio poIílico. A su
vez, Ios esladíslicos y Ios socióIogos han hecho uso de eI, nucho despues que
Ios poIicías.
Ieio esla vigiIancia no ha podido funcionai sino enpaiejada con Ia piisión.
Ioique esla faciIila un conlioI de Ios individuos cuando quedan en Iileilad,
poique esla peinile eI iecIulanienlo de confidenles y nuIlipIica Ias
denuncias nuluas, poique esla pone a Ios infiacloies en conlaclo unos con
olios, piecipila Ia oiganización de un nedio deIincuenle ceiiado solie sí
nisno, peio que es fáciI de conlioIai, y lodos Ios efeclos de desinseición que
piovoca (desenpIeo, piohilición de iesidencia, iesidencia foizada, pueslas a
disposición) alien anpIianenle Ia posiliIidad de inponei a Ios anliguos
delenidos Ias olIigaciones que se Ies asignan. Iiisión y poIicía foinan un
disposilivo acopIado, enlie Ias dos gaianlizan en lodo eI canpo de Ios
iIegaIisnos Ia difeienciación, eI aisIanienlo y Ia uliIización de una
deIincuencia. Ln Ios iIegaIisnos, eI sislena poIicía-piisión aisIa una

454
49 Cf. H. A. Fregier, Les classes dangereuses, 1840, I, pp. 142-148.
455
5O A. ßoinneviIIe, Dc |a rcciditc, 1844, pp. 92-93. Apaiición de Ia ficha y conslilución de
Ias ciencias hunanas: olia invención que Ios hisloiiadoies ceIelian poco.

262
deIincuencia nanejalIe. Lsla, con su especificidad, es un efeclo deI sislena,
peio pasa a sei lanlien uno de sus engianajes y de sus insliunenlos. De
sueile que haliía que halIai de un conjunlo cuyos lies leininos (poIicía-
piisión-deIincuencia) se apoyan unos solie olios y foinan un ciicuilo que
janás se inleiiunpe. La vigiIancia poIicíaca suninislia a Ia piisión Ios
infiacloies que esla liasfoina en deIincuenles, que adenás de sei eI lIanco
de Ios conlioIes poIicíacos, son sus auxiIiaies, y eslos úIlinos devueIven
ieguIainenle aIgunos de eIIos a Ia piisión.
No hay una juslicia penaI deslinada a peiseguii lodas Ias piáclicas iIegaIes y
que, paia haceiIo, uliIice Ia poIicía cono auxiIiai, y cono insliunenlo
punilivo Ia piisión, a cosla de dejai cono iaslio de su acción eI iesiduo
inasiniIalIe de Ia "deIincuencia". Hay (288) que vei en esla juslicia un
insliunenlo paia eI conlioI difeienciaI de Ios iIegaIisnos. Respeclo de eI, Ia
juslicia ciininaI desenpeña eI papeI de gaianlía IegaI y de piincipio de
liasnisión. Ls un enIace en una econonía geneiaI de Ios iIegaIisnos, cuyos
olios eIenenlos son (no poi lajo de eIIa, sino aI Iado de eIIa) Ia poIicía, Ia
piisión y Ia deIincuencia. LI ielasanienlo de Ia juslicia poi Ia poIicía, Ia
fueiza de ineicia que Ia inslilución caiceIaiia opone a Ia juslicia no es cosa
nueva, ni eI efeclo de una escIeiosis o de un piogiesivo despIazanienlo deI
podei, es una caiacleiíslica de esliucluia que naica Ios necanisnos
punilivos en Ias sociedades nodeinas. Ioi nás que digan Ios nagisliados, Ia
juslicia penaI con lodo su apaialo de especlácuIo eslá hecha paia iespondei a
Ia denanda colidiana de un apaialo de conlioI sunido a nedias en Ia sonlia
que liende a engianai, una con olia, poIicía y deIincuencia. Los jueces son sus
enpIeados apenas ieacios.
456
Ayudan en Ia nedida de sus nedios a Ia
conslilución de Ia deIincuencia, es decii, a Ia difeienciación de Ios iIegaIisnos,
aI conlioI, a Ia coIonización y a Ia uliIización de aIgunos de eIIos poi eI
iIegaIisno de Ia cIase doninanle.
De esle pioceso que se desaiioIIó en Ios lieinla o cuaienla piineios años deI
sigIo XIX, son leslinonio dos figuias. Vidocq en piinei Iugai. Iue
457
eI

456
51 De Ia iesislencia de Ios honlies de Ieyes a ocupai un Iugai en esle funcionanienlo,
lenenos leslinonios nuy piecoces, desde Ia Reslauiación (Io que denueslia lien, que no
es un fenóneno, ni una ieacción laidía). Ln pailicuIai, Ia Iiquidación o nás lien Ia
ieuliIización de Ia poIicía napoIeónica ha pIanleado piolIenas. Ieio Ias dificuIlades se
han pioIongado. Cf. cI discuiso con eI que ßeIIeyne inauguia en 1825 sus funciones y
liala de difeienciaise de sus piedecesoies: "Las vías IegaIes eslán alieilas paia nosolios...
Lducado en Ia escueIa de Ieyes, insliuido en Ia escueIa de una nagislialuia lan digna...
sonos Ios auxiIiaies de Ia juslicia" (cf. His|circ dc |'adninis|ra|icn dc M. de ßeIIeyne),
vease lanlien eI foIIelo nuy inleiesanle de MoIene, Dc |a |iocr|c.
457
52 Veanse lanlo sus Mcncrias, pulIicadas con su nonlie, cono Ia His|circ dc V'idccq
raccn|cc par |ui-ncnc.
263
honlie de Ios viejos iIegaIisnos, un CiI ßIas deI olio exlieno deI sigIo y que
se desIiza iápidanenle hacia Io peoi: luiluIencias, avenluias, engaños, de Ios
que con Ia nayoi fiecuencia fue víclina, iiñas y dueIos, aIislanienlos y
deseiciones en cadena, encuenlios con eI nedio de Ia pioslilución, deI juego
y de Ia ialeiía, y pionlo deI gian landoIeiisno. Ieio Ia inpoilancia casi
nílica que ha adquiiido a Ios ojos nisnos de sus conlenpoiáneos no se dele
a ese pasado, quizá enleIIecido, no se dele siquieia aI hecho de que, poi
piineia vez en Ia hisloiia, un anliguo piesidiaiio, iescalado o conpiado,
haya IIegado a jefe de poIicía, sino nás lien aI hecho de que, en eI, Ia
deIincuencia ha asunido (289) visilIenenle su eslalulo anliguo de oljelo y
de insliunenlo paia un apaialo de poIicía que lialaja conlia eIIa y con eIIa.
Vi-docq naica eI nonenlo en que Ia deIincuencia, desgajada de Ios olios
iIegaIisnos, se encuenlia inveslida poi eI podei, y conveilida. Lnlonces es
cuando se opeia eI acopIanienlo diieclo e inslilucionaI de Ia poIicía y Ia
deIincuencia. Monenlo inquielanle en que Ia ciininaIidad se convieile en
uno de Ios engianajes deI podei. Una figuia halía IIenado Ias epocas
piecedenles: Ia deI iey nonsliuoso, fuenle de loda juslicia y, sin enlaigo,
nanchado de ciínenes, olio lenoi apaiece, eI de un enlendinienlo
nisleiioso luilio enlie quienes hacen vaIei Ia Iey y quienes Ia vioIan. Se
acaló Ia epoca shakespeaiiana en que Ia soleianía se enfienlala con Ia
aloninación en un nisno peisonaje, pionlo conenzaiá eI neIodiana
colidiano deI podei poIicíaco y de Ias conpIicidades que eI ciinen eslalIece
con eI podei.
Iienle a Vidocq, su conlenpoiáneo Lacenaiie. Su piesencia naicada paia
sienpie en eI paiaíso de Ios eslelas deI ciinen es paia soipiendei: a pesai de
loda su luena voIunlad, de su ceIo de neófilo, janás ha podido conelei, y
eso con laslanle loipeza, nás que aIgunos ciínenes nezquinos, y IIegó a
sospechaise lanlo de eI que eia de esos deIaloies a quienes se encieiia con
olios piesos paia que ollengan sus confidencias, que Ia adninisliación luvo
que piolegeiIo conlia Ios delenidos de Ia Ioice, que inlenlalan nalaiIo,
458
y
fue Ia luena sociedad deI Iaiís de Luis IeIipe Ia que Ie oiganizó, anles de su
ejecución, una fiesla aI Iado de Ia cuaI nuneiosas iesuiiecciones Iileiaiias no
han sido despues olia cosa que honenajes acadenicos. Su gIoiia no Ie dele
nada a Ia anpIilud de sus ciínenes ni aI aile de su concepción, es su
laIluceo Io que asonlia. Ieio Ie dele nucho aI juego visilIe, en su
exislencia y sus discuisos, enlie eI iIegaIisno y Ia deIincuencia. Lslafa, desei-


458
53 La acusación ha sido iepelida foinaInenle poi CanIei, Mcncircs (iedi-ladas en
1968), p. 15.

264
ción, Ialiocinio, piisión, ieconslilución de Ias anislades de ceIda, chanlaje
nuluo, ieincidencias hasla Ia úIlina lenlaliva fiusliada de asesinalo,
Lacenaiie es eI lipo deI "deIincuenle". Ieio IIevala consigo, aI nenos en
eslado viiluaI, un hoiizonle de iIegaIisnos que, iecienlenenle aún, halían
sido anenazadoies: aqueI pequeño luigues aiiuinado, educado en un luen
coIegio, que salia halIai y esciilii, una geneiación anles, haliía sido
ievoIucionaiio, jacolino, iegicida,
459
conlenpoiáneo de Rolespieiie, su
iechazo de Ias (29O) Ieyes hulieia podido hacei efeclo cn un canpo
innedialanenle hislóiico. Nacido en 18OO, casi cono }uIien SoieI, IIeva en sí
eI iaslio de esas posiliIidades, peio se han loicido paia no pasai deI iolo, eI
asesinalo y Ia denuncia. Todas eslas viiluaIidades se han conveilido en una
deIincuencia de laslanle poca enveigaduia: en esle senlido, Lacenaiie es un
peisonaje lianquiIizadoi. Y si aqueIIas ieapaiecen, es en eI discuiso que hace
solie Ia leoiía deI ciinen. Ln eI nonenlo de su nueile, Lacenaiie nanifiesla
eI liiunfo de Ia deIincuencia solie eI iIegaIisno, o nás lien Ia figuia de un
iIegaIisno confiscado poi una paile a Ia deIincuencia y despIazado poi Ia olia
hacia una eslelica deI ciinen, es decii, hacia un aile de Ias cIases
piiviIegiadas. Sineliía de Lacenaiie con Vidocq, quien poi Ia nisna epoca
peinilía ceiiai eI cíicuIo de Ia deIincuencia solie sí nisna, consliluyendoIa
cono nedio ceicado y conlioIalIe, y despIazando hacia Ias lecnicas
poIicíacas una piáclica deIincuenle que se convieile en iIegaIisno Iícilo deI
podei. LI hecho de que Ia luiguesía paiisiense feslejaia a Lacenaiie, de que
su ceIda se aliieia a visilanles fanosos, de que fueia culieilo de honenajes
duianle Ios úIlinos días de su vida, eI a quien Ia pIele de Ia Ioice, anles que
sus jueces, halía queiido ajusliciai, eI que halía hecho Io posilIe, en Ia
audiencia, paia aiiasliai a su cónpIice Iian‚ois aI cadaIso, lodo eslo liene
una iazón: se ceIeliala Ia figuia sinlóIica de un iIegaIisno aseguiado en Ia
deIincuencia y liasfoinado en discuiso ~es decii conveilido dos veces en
inofensivo~, Ia luiguesía se invenlala con eIIo un pIacei nuevo, deI que eslá
Iejos lodavía de halei agolado eI ejeicicio. No hay que oIvidai que Ia nueile
lan fanosa de Lacenaiie venía a lIoqueai Ia iepeicusión deI alenlado de
Iieschi, eI nás iecienle de Ios iegicidios que iepiesenla Ia figuia inveisa de
una pequeña ciininaIidad desenlocando solie Ia vioIencia poIílica. No hay
que oIvidai lanpoco que luvo Iugai neses anles de Ia saIida de Ia úIlina ca-
dena y de Ias nanifeslaciones lan escandaIosas que Io aconpañaion. Lslas
dos fieslas se ciuzaion en Ia hisloiia, y poi Io denás, Iian‚ois, cónpIice de

459
54 Solie Io que hulieia podido sei Lacenaiie, según sus conlenpoiáneos, vease eI
expedienle eslalIecido poi M. LelaiIIy en su edición de Ias Mcncircs de Lacenaiie, 1968,
pp. 297-3O4.

265
Lacenaiie, fue uno de Ios peisonajes nás deslacados de Ia cadena deI 19 de
juIio.
46O
La una pioIongala Ios (291) iiluaIes anliguos dc Ios supIicios a iiesgo
de ieaclivai en loino de Ios ciininaIes Ios iIegaIisnos popuIaies. Ila a sei
piohilida, poique eI ciininaI no delía seguii ocupando un Iugai sino en eI
espacio apiopiado de Ia deIincuencia. La olia inauguiala eI juego leóiico de
un iIegaIisno de piiviIegiados, o nás lien naicala eI nonenlo en que Ios
iIegaIisnos poIílicos y econónicos que piaclica de hecho Ia luiguesía ilan a
ii aconpañados de Ia iepiesenlación leóiica y eslelica: Ia "Melafísica deI
ciinen", cono se decía a piopósilo de Lacenaiie. || ascsina|c ccnsidcradc ccnc
una dc |as 8c||as Ar|cs se pulIicó en 1849.
Lsla pioducción de Ia deIincuencia y su invesliduia poi eI apaialo penaI, hay
que lonaiIas poi Io que son: no poi unos iesuIlados adquiiidos de una vez
paia sienpie sino cono láclicas que se despIazan en Ia nedida en que no
aIcanzan janás deI lodo su oljelo. La sepaiación enlie su deIincuencia y Ios
denás iIegaIisnos, eI voIveise conlia eIIos, su coIonización poi Ios
iIegaIisnos doninanles, son olios lanlos efeclos que apaiecen cIaianenle en
Ia naneia en que funciona eI sislena poIicía-piisión, sin enlaigo, no han
cesado de enconliai iesislencias, han suscilado Iuchas y piovocado
ieacciones. Levanlai Ia laiieia que haliía de sepaiai a Ios deIincuenles de
lodas Ias capas popuIaies de Ias que halían saIido y con Ias cuaIes se
nanlenían unidos, eia una laiea difíciI, solie lodo sin duda en Ios nedios
uilanos.
461
Se ha lialado de haceiIo duianle nucho lienpo y con olslinación.
Se han uliIizado Ios piocedinienlos geneiaIes de Ia "noiaIización" de Ias
cIases polies, que ha lenido, poi olia paile, una inpoilancia capilaI lanlo
desde eI punlo de visla econónico cono poIílico (adquisición de Io que se
podiía IIanai un "IegaIisno de lase", indispensalIe desde eI nonenlo en
que eI sislena deI código halía ienpIazado Ias coslunlies, apiendizaje de
Ias iegIas eIenenlaIes de Ia piopiedad y deI ahoiio, enseñanza de Ia
dociIidad en eI lialajo, de Ia eslaliIidad deI aIojanienlo y de Ia faniIia, elc.).

460
55 La ionda de Ios años 1835-36: Iieschi, que conceinía a Ia pena conún de Ios
paiiicidas y de Ios iegicidas, fue uno de Ios nolivos poi Ios cuaIes Riviòie, eI paiiicida, fue
condenado a nueile a pesai de una nenoiia cuya índoIe asonliosa quedó sin duda
oscuiecida poi eI escándaIo de Lacenaiie, de ßU pioceso y de sus esciilos, que se
pulIicaion giacias aI jefe de Ia Seguiidad (no sin aIgunas censuias), a conienzos de 1836,
neses anles de que su cónpIice Iian‚ois dieia, con Ia cadena de ßiesl, uno de Ios úIlinos
giandes especlácuIos popuIaies deI ciinen. Ronda de Ios iIegaIisnos y de Ias
deIincuencias, ionda de Ios discuisos deI ciinen y solie eI ciinen.
461
56 A fines deI sigIo XVIII, CoIquhoun da una idea de Ia dificuIlad de Ia laiea paia una
ciudad cono Londies. Trai|c dc |a pc|icc dc |cndrcs, liaducido aI fiances en 18O7. I, pp. 32-
34, 299-3OO.

266
Se han enpIeado piocedinienlos nás pailicuIaies paia nanlenei Ia
hosliIidad de Ios nedios popuIaies conlia Ios deIincuenles (uliIizando a Ios
anliguos delenidos cono confidenles, sopIones, ionpehueIgas u honlies de
nano). Se han confundido sislenálicanenle Ios deIilos de deiecho conún y
esas infiacciones a Ia copiosa IegisIación solie Iilieles, (292) hueIgas,
coaIiciones, asociaciones,
462
iespeclo de Ias cuaIes pedían Ios olieios eI
ieconocinienlo de un eslalulo poIílico. Se ha acusado nuy ieguIainenle a
Ios aclos olieios de sei aninados ya que no nanipuIados poi sinpIes
ciininaIes.
463
Se ha denosliado en Ios veiediclos una seveiidad con
fiecuencia nayoi conlia Ios olieios que conlia Ios Iadiones.
464
Se han
nezcIado en Ias piisiones Ias dos calegoiías de condenados, y concedido un
lialo piefeienciaI a Ios de deiecho conún, nienlias que Ios peiiodislas y Ios
poIílicos delenidos lenían deiecho, Ia nayoiía de Ias veces, a sei coIocados
apaile. Ln suna, una veidadeia láclica de confusión cuyo fin eia cieai un
eslado de confIiclo peinanenle.
A eslo se agiegala una Iaiga naniolia paia inponei aI conceplo que se lenía
de Ios deIincuenles un enfoque lien deleininado: piesenlaiIos cono nuy
ceicanos, piesenles poi doquiei y poi doquiei lenilIes. Ls Ia función de Ia
gaceliIIa que invade una paile de Ia piensa y que conienza poi enlonces a
lenei sus peiiódicos piopios.
465
La ciónica de sucesos ciininaIes, poi su
iedundancia colidiana, vueIve aceplalIe eI conjunlo de Ios conlioIes
judiciaIes y poIicíacos que ielicuIan Ia sociedad, iefieie cada día una especie
de lalaIIa inleiioi conlia eI enenigo sin ioslio, y en esla gueiia, consliluye eI
loIelín colidiano de aIaina o de vicloiia. La noveIa ciininaI que conienza a
desaiioIIaise en Ios foIIelones y en Ia Iileialuia laiala, asune un papeI
apaienlenenle inveiso. Tiene solie lodo poi función denosliai que eI
deIincuenle peilenece a un nundo lolaInenle dislinlo, sin ieIación con Ia
exislencia colidiana y faniIiai. Lsla índoIe exliaña, conenzó poi sei Ia de Ios
lajos fondos (|cs nis|crics dc Paris, Rccanoc|c), despues de Ia Iocuia (solie
lodo en Ia segunda nilad deI sigIo), y finaInenle Ia deI ciinen doiado, de Ia
deIincuencia de "aIlos vueIos" (Aisenio Lupin). La nola ioja unida a Ia
Iileialuia poIicíaca ha pioducido desde hace nás de un sigIo una nasa

462
57 "Ninguna otra clase está sometida a una vigilancia de este género; se ejerce casi de la misma
manera que la de los condenados liberados; parece colocar a los obreros en la categoría que se llama
ahora la clase peligrosa de la sociedad" (L'Atelier, año 5, num. 6, marzo de 1845, a propósito del
librete).
463
58 Cf. por ejemplo J. B. Monfalcon, Histoire des insurrections de Lyon, 1834, p. 142.
464
59 Cf. L'Atelier, octubre 1840, o también La Fraternité, julio-agosto de 1847.
465
6O Adenás de Ia Gazc||c dcs |riounaux y deI Ccurricr dcs |riounaux, eI ]curna| dcs
ccncicrgcs.

267
desnesuiada de "ieIalos de ciínenes" en Ios cuaIes apaiece solie lodo Ia
deIincuencia a Ia vez cono nuy ceicana y conpIelanenle ajena,
peipeluanenle anenazadoia paia Ia vida colidiana, peio exlienadanenle
aIejada poi su oiigen, sus nóviIes y eI nedio en que se despIiega, colidiana
(293) y exólica. Ioi Ia inpoilancia que se Ie da y eI fauslo discuisivo de que
se aconpaña, se liaza en loino suyo una Iínea que, aI exaIlaiIa, Ia coIoca
apaile. Ln esla deIincuencia lan lenilIe, y venida de un cieIo lan ajeno, ¿que
iIegaIisno podiía ieconoceise`...
Lsla láclica núIlipIe no ha quedado sin efeclo: Io denueslian Ias canpañas
de Ios peiiódicos popuIaies conlia eI lialajo penaI,
466
conlia eI "confoil de Ias
piisiones", paia que se ieseiven a Ios delenidos Ios lialajos nás duios y nás
peIigiosos, conlia eI excesivo inleies que Ia fiIanliopía dedica a Ios
deIincuenles, conlia Ia Iileialuia que exaIla eI ciinen,
467
piuelaIo lanlien Ia
desconfianza que se expeiinenla en geneiaI en lodo eI novinienlo olieio
iespeclo de Ios anliguos condenados de deiecho conún. "AI despunlai eI
aIla deI sigIo xx", esciile MichòIe Ieiiol, "ceñida de despiecio, Ia nás aIliva
de Ias nuiaIIas, Ia piisión acala de ceiiaise solie una polIación
inpopuIai".
468

Ieio esla láclica eslá, sin enlaigo, Iejos de halei liiunfado, o en lodo caso de
halei ollenido una iupluia lolaI enlie Ios deIincuenles y Ias capas popuIaies.
Las ieIaciones de Ias cIases polies con Ia infiacción, Ia posición iecípioca deI
pioIelaiiado y de Ia pIele uilana haliía que esludiaiIas. Ieio hay una cosa
cieila: Ia deIincuencia y Ia iepiesión se consideian, en eI novinienlo olieio
de Ios años 183O-185O, cono aIgo inpoilanle. HosliIidad conlia Ios
deIincuenles, sin duda, peio lalaIIa en loino de Ia penaIidad. Los peiiódicos
popuIaies sueIen pioponei un anáIisis poIílico de Ia ciininaIidad que se
opone leinino poi leinino a Ia desciipción faniIiai a Ios fiIánliopos
(polieza-disipación-peieza-enliiaguez-vicio-iolo-ciinen). LI punlo de
oiigen de Ia deIincuencia no Io asignan aI individuo ciininaI (que no es olia

466
61 Cf. |'A|c|icr, junio de 1844, pelición a Ia Cánaia de Iaiís paia que se enpIeen Ios
delenidos en Ios "lialajos insaIulies y peIigiosos", en aliiI de 1845, cila eI peiiódico Ia
expeiiencia de ßielaña, donde un núneio laslanle giande de condenados niIilaies ha
nueilo de fielie ieaIizando lialajos de canaIización. Ln novienlie de 1845, ¿poi que no
lialajan Ios piesos eI neicuiio o eI lIanco de pIono`... Cf. iguaInenle Ia Dcnccra|ic
pc|i|iquc de Ios años 1844-1845.
467
62 En L'Atelier, de noviembre de 1843, un ataque contra Los misterios de París, porque dedican
la mejor parte a los delincuentes, a su pintoresquismo y a su vocabulario, y porque se subraya
demasiado en ellos el carácter fatal de la inclinación al crimen. En La Ruche populaire se
encuentran ataques del mismo género a propósito del teatro.
468
63 Dc|inquancc c| sqs|cnc pcni|cn|iairc dc |rancc au X|Xc sicc|c (lexlo inedilo).

268
cosa que Ia ocasión o Ia piineia víclina), sino a Ia sociedad: "LI honlie que
nos da Ia nueile no es Iilie de no dáinosIa. La cuIpalIe es Ia sociedad, o paia
eslai nás en Io cieilo es Ia naIa oiganización (294) sociaI."
469
Y eslo, o lien
poique no es apla paia sulvenii a sus necesidades fundanenlaIes, o lien
poique desliuye o loiia en eI unas posiliIidades, unas aspiiaciones o unas
exigencias que se nanifeslaián despues en eI ciinen: "La faIsa insliucción, Ias
apliludes y Ias fueizas no consuIladas, Ia inleIigencia y eI coiazón con-
piinidos poi un lialajo foizado en una edad denasiado lieina."
47O
Ieio esla
ciininaIidad de necesidad o de iepiesión ennascaia, poi Ia iesonancia que se
Ie da y Ia desconsideiación de que se Ia iodea, olia ciininaIidad que a veces
es su causa, y sienpie su anpIificación. Ls Ia deIincuencia de aiiila, ejenpIo
escandaIoso, fuenle de niseiia y piincipio de ieleIión paia Ios polies.
"Mienlias Ia niseiia culie vueslios pavinenlos de cadáveies, y vueslias
piisiones de Iadiones y de asesinos, ¿que eslanos viendo en cuanlo a Ios
eslafadoies deI gian nundo`... Los ejenpIos nás coiiuploies, eI cinisno nás
indignanle, eI landidaje nás desveigonzado... ¿No leneis que eI polie a
quien se IIeva aI lanquiIIo de Ios ciininaIes poi halei aiiancado un liozo de
pan a liaves de Ios laiioles de una panadeiía, IIegue a indignaise Io laslanle,
aIgún día, paia denoIei piedia a piedia Ia ßoIsa, anlio saIvaje donde se iolan
inpunenenle Ios lesoios deI Lslado y Ia foiluna de Ias faniIias`"
471
Ahoia
lien, esla deIincuencia piopia de Ia iiqueza se haIIa loIeiada poi Ias Ieyes y
cuando cae lajo sus goIpes eslá seguia de Ia induIgencia de Ios liilunaIes y
de Ia discieción de Ia piensa.
472
De ahí Ia idea de que Ios piocesos ciininaIes
pueden IIegai a sei ocasión de un delale poIílico, y que hay que apiovechai
Ios piocesos de opinión o Ias acusaciones conlia Ios olieios paia denunciai eI
funcionanienlo geneiaI de Ia juslicia penaI: "LI iecinlo de Ios ciininaIes no es
ya únicanenle cono en olio lienpo un Iugai de exhilición de Ias niseiias y
Ias Iacias de nueslia epoca, una especie de naica adonde vienen a lendeise,
unas aI Iado de olias, Ias liisles víclinas de nueslio desoiden sociaI, es un
paIenque en eI que iesuena eI giilo de Ios conlalienles."
473
De ahí lanlien Ia

469
64 L'Humanitaire, agosto de 1841.
470
65 La Fraternité, noviembre de 1845.
471
66 La Ruche populaire, noviembre de 1842.
472
67 Cf. en |a Rucnc pcpu|airc (dic. de 1839), una iepIica de Vincaid a un ailicuIo de ßaIzac
en |c Sicc|c. Decía ßaIzac que una acusación de iolo delía sei hecha con piudencia y
discieción cuando se lialala de un iico cuya nenoi faIla de piolidad se conoce aI punlo:
"Decid, señoi, con Ia nano solie Ia conciencia, si no es Io conliaiio Io que ocuiie lodos Ios
días, si, con una gian foiluna y un iango eIevado en eI nundo, no se encuenlian niI
soIuciones, niI nedios paia echai lieiia a un asunlo desagiadalIe."

473
68 La Fraternité, noviembre de 1841.
269
idea de que Ios piesos poIílicos, pueslo que lienen, cono Ios deIincuenles,
(295) una expeiiencia diiecla deI sislena penaI, si lien eIIos se encuenlian en
siluación de haceise oíi, eslán en eI delei de sei Ios poilavoces de lodos Ios
delenidos. LIIos delen iIuninai "aI luen luigues de Iiancia que janás se
enleió de Ias penas que se infIigen a liaves de Ias ponposas iequisiloiias de
un fiscaI geneiaI".
474

Ln esle iepIanleanienlo deI piolIena de Ia juslicia penaI y de Ia fionleia que
esla liaza cuidadosanenle en loino de Ia deIincuencia, es caiacleiíslica Ia
láclica de Io que se podiía IIanai Ia "conlia-nola ioja". Se liala, paia Ios
peiiódicos popuIaies, de inveilii eI uso que se hacía de Ios ciínenes o de Ios
piocesos en Ios peiiódicos que, a Ia naneia de Ia Gazc||c dcs |riounaux, se
"alievan de sangie", se "aIinenlan de piisión" y hacen iepiesenlai co-
lidiananenle "un iepeiloiio de neIodiana".
475
La conlia-nola ioja suliaya
sislenálicanenle Ios hechos de Ia, deIincuencia en Ia luiguesía, denosliando
que esla es Ia cIase sonelida a Ia "degeneiación física", a Ia "podiedunlie
noiaI", susliluye Ios ieIalos de ciínenes conelidos poi Ia genle deI puelIo
poi Ia desciipción de Ia niseiia en que Ia sunen quienes Ia expIolan y que en
senlido esliiclo Ia hacen padecei hanlie y Ia asesinan,
476
denueslia en Ios
piocesos ciininaIes conlia Ios olieios que paile de iesponsaliIidad dele
aliiluiise a Ios enpiesaiios y a Ia sociedad enleia. Ln suna, se despIiega un
veidadeio esfueizo paia inveilii ese discuiso nonólono solie eI ciinen que
liala a Ia vez de aisIaiIo cono una nonsliuosidad y de hacei que iecaiga su
escándaIo solie Ia cIase nás polie.
Ln eI cuiso de esla poIenica anlipenaI, Ios fouiieiislas fueion sin duda nás
Iejos que nadie. LIaloiaion, Ios piineios quizás, una leoiía poIílica que es a
Ia vez una vaIoiización posiliva deI deIilo. Si, según eIIos, hay un efeclo de Ia
"civiIización", hay iguaInenle, y poi Io nisno, un aina conlia eIIa. LIeva en
sí un vigoi y un poivenii. "LI oiden sociaI doninado poi Ia falaIidad de su
piincipio conpiesivo conlinúa nalando poi nedio deI veidugo o poi Ias
piisiones a aqueIIos cuya naluiaIeza iolusla iechaza o desdeña sus
piesciipciones, a aqueIIos que, denasiado fueiles paia peinanecei envueIlos
en Ias ceñidas iopas deI iecien nacido, Ias ionpen y Ias desgaiian, honlies

474
69 Almanach populaire de la France, 1839, p. 50.
475
70 Pauvre Jacques, año 1, num. 3.
476
71 Ln |a |ra|crni|c, naizo de 1847, se liala deI caso DiouiIIaid y aIusivanenle de Ios
iolos en Ia adninisliación de naiina en Rochefoil. Ln junio de 1847, ailícuIo solie eI
pioceso ßouIny y solie eI caso Culiòie-IeIIapial, en juIio-agoslo de 1847, solie eI caso de
concusión ßeniei-Lagiange-}ussieu.

270
que no quieien seguii siendo niños."
477
No hay, pues, una naluiaIeza
ciininaI sino unos juegos (296) de fueiza que, según Ia cIase a que peilenecen
Ios individuos,
478
Ios conduciián aI podei o a Ia piisión: polies, Ios
nagisliados de hoy polIaiían sin duda Ios piesidios, y Ios foizados, de sei
lien nacidos, "foinaiían paile de Ios liilunaIes y adninisliaiían Ia jusli-
cia".
479
Ln eI fondo, Ia exislencia deI deIilo nanifiesla afoilunadanenle una
"inconpiesiliIidad de Ia naluiaIeza hunana", hay que vei en eI, nás que una
fIaqueza o una enfeinedad, una eneigía que se yeigue, una "piolesla
iesonanle de Ia individuaIidad hunana" que sin duda Ie da a Ios ojos de
lodos su exliaño podei de fascinación. "Sin eI deIilo que despieila en nosolios
nuIlilud de senlinienlos adoinecidos y de pasiones nedio exlinguidas, pei-
naneceiíanos nucho nás lienpo en eI desoiden, es decii, en Ia alonía."
48O

Iuede, poi Io lanlo, ocuiiii que eI deIilo consliluya un insliunenlo poIílico
que seiá evenluaInenle lan piecioso paia Ia Iileiación de nueslia sociedad
cono Io fue paia Ia enancipación de Ios negios, ¿se haliía ieaIizado esla sin
eI` "LI veneno, eI incendio y a veces incIuso Ia ieleIión, son leslinonio de Ias
aidienles niseiias de Ia condición sociaI."
481
¿Los piesos` La paile "nás
desdichada y nás opiinida de Ia hunanidad". |a Pna|angc coincidía a veces
con Ia eslelica conlenpoiánea deI deIilo, peio en un conlale nuy dislinlo.
De ahí una uliIización de Ia nola ioja que no liene sinpIenenle poi oljelivo
voIvei conlia eI adveisaiio eI iepioche de innoiaIidad, sino hacei que
apaiezca eI juego de fueizas que se oponen enlie sí. |a Pna|angc anaIiza Ios
casos penaIes cono un enfienla-nienlo codificado poi Ia "civiIización", Ios
giandes ciínenes no cono nonsliuosidades sino cono Ia ieacción falaI y Ia
ieleIión de Io iepiinido,
482
y Ios pequeños iIegaIisnos no cono Ios náigenes
necesaiios de Ia sociedad sino cono eI fiagoi cenliaI de Ia lalaIIa que se
desaiioIIa.
CoIoquenos ahí, despues de Vidocq y Lacenaiie, un peisonaje nás. Lsle no

477
72 La Phalange, 10 de enero de 1837.
478
73 "La pioslilución palenlada, eI iolo naleiiaI diieclo, eI iolo con fiacluia, eI asesinalo
y eI landidaje paia Ias cIases infeiioies, nienlias que Ias es-poIiaciones háliIes, eI iolo
indiieclo y iefinado, Ia expIolación inleIigenle deI ganado hunano, Ias liaiciones de aIla
láclica, Ias naiiuIIeiías liascendenles, en fin lodos Ios vicios y lodos Ios deIilos ieaInenle
Iucialivos, eIeganles y a Ios que Ia Iey eslá denasiado lien educada paia alacaiIos, siguen
siendo eI nonopoIio de Ias cIases supeiioies" (1 de dicienlie de 1838).
479
74 La Phalange, 1 de diciembre de 1838.
480
75 La Phalange, 10 de enero de 1837.
481
76 |oid.

482
77 Cf. por ejemplo lo que La Phalange dice de Delacollonge o de Elirabi-de, 1 de agosto de
1836 y 2 de octubre de 1840.
271
ha hecho nás que una lieve apaiición, su noloiiedad (297) apenas si ha
duiado nás de un día. No eia sino Ia figuia pasajeia de Ios iIegaIisnos
nenoies: un niño de liece años, sin doniciIio ni faniIia, incuIpado de
vagancia y a quien una senlencia de dos años de coiieccionaI coIocó poi Iaigo
lienpo sin duda en Ios ciicuilos de Ia deIincuencia. Haliía indudalIenenle
pasado sin dejai iaslio, de no halei opueslo aI discuiso de Ia Iey que Io
conveilía en deIincuenle (en nonlie de Ias discipIinas nás lodavía que según
Ios leininos deI código) eI discuiso de un iIegaIisno que se nanlenía ieacio a
eslas coeiciones. Y que hacía vaIei Ia indiscipIina de una naneia
sislenálicanenle anligua cono eI oiden desoidenado de Ia sociedad y cono
Ia afiinación de deiechos iiieduclilIes. Todos Ios iIegaIisnos que eI liilunaI
codifica cono infiacciones, eI acusado Ios iefoinuIó cono Ia afiinación de
una fueiza viva: Ia ausencia de halilal cono vagalundeo, Ia ausencia de ano
cono aulononía, Ia ausencia de lialajo cono Iileilad, Ia ausencia de enpIeo
deI lienpo cono pIenilud de Ios días y de Ias noches. Lsle enfienlanienlo deI
iIegaIisno con eI sislena discipIina-penaIidad-deIincuencia fue peicilido poi
Ios conlenpoiáneos o nás lien poi eI peiiodisla que se enconliala aIIí cono
eI efeclo cónico de Ia Iey ciininaI fienle a fienle de Ios hechos nenudos de Ia
indiscipIina. Y eia exaclo: eI caso nisno y eI veiediclo que siguió se haIIan
ieaInenle en eI coiazón deI piolIena de Ios casligos IegaIes en eI sigIo XIX.
La iionía poi Ia cuaI liala eI juez de envoIvei Ia indiscipIina en Ia najeslad de
Ia Iey y Ia insoIencia poi Ia cuaI ieinsciile eI acusado Ia indiscipIina en Ios
deiechos fundanenlaIes consliluyen paia Ia penaIidad una escena ejenpIai.
Lo cuaI nos ha vaIido sin duda Ia infoinación de Ia Gazc||c dcs |riounaux.
483

"LI piesidenle: Se dele doinii en casa. ßeasse: ¿Acaso lengo yo casa` ~Vive
usled en una vagancia peipelua. ~Tialajo paia ganaine Ia vida. ~¿CuáI es
su piofesión` ~Mi piofesión ... Ln piinei Iugai lengo lieinla y seis poi Io
nenos, peio no lialajo en casa de nadie. Hace ya aIgún lienpo que lialajo
paia ní. Tengo nis piofesiones de día y de noche. Así, poi ejenpIo, de día,
disliiluyo pequeños inpiesos gialis a Ios lianseúnles, coiio deliás de Ias
diIigencias, a su IIegada, paia IIevai Ios paqueles, ne paseo poi Ia avenida de
NeuiIIy, poi Ia noche, lengo Ios especlácuIos, alio Ias poilezueIas, vendo
conliaseñas, esloy laslanle ocupado. ~Más Ie vaIdiía eslai coIocado en una
luena casa y hacei en eIIa su apiendizaje. ~Caianla, una luena casa, un
apiendizaje... ¡Ls nuy faslidioso! Adenás, eI señoi de Ia (298) casa sienpie
eslá giuñendo, y Iuego no hay Iileilad. ~¿No Io iecIana a usled su padie`
~No hay laI padie. ~¿Y su nadie` ~Tanpoco, ni paiienles, ni anigos: Iilie

483
78 Gazc||c dcs |riounaux, agoslo de 184O.

272
e independienle." AI oíi su senlencia a dos años de coiieccionaI, ßeasse "hace
una nueca nuy fea, y despues, iecoliando su luen hunoi: 'Dos años no son,
despues de lodo, nás que veinlicualio neses. Ln naicha.' "
Lsla escena es Ia que |a Pna|angc ha iepioducido. Y Ia inpoilancia que Ie
concede, eI desnonlaje nuy Ienlo, nuy esciupuIoso que hace de eIIa,
denueslia que Ios fouiieiislas veían en un caso lan colidiano un juego de
fueizas fundanenlaIes. De un Iado Ia de Ia "civiIización", iepiesenlada poi eI
piesidenle, "IegaIidad viva, espíiilu y Ielia de Ia Iey". Tiene su sislena de
coeición que paiece sei eI Código y que de hecho es Ia discipIina. Ls pieciso
lenei un Iugai, una IocaIización, una inseición coacliva: "Se dueine en casa,
dice eI piesidenle, poique en efeclo, paia eI, lodo dele lenei un doniciIio,
una noiada espIendida o ínfina, poco Ie inpoila, no eslá encaigado de
ocupaise de eIIo, de Io que eslá encaigado es de olIigai a eIIo a lodo
individuo." Ls pieciso adenás lenei una piofesión, una idenlidad
ieconocilIe, una individuaIidad fijada de una vez paia sienpie: "¿CuáI es su
piofesión` Lsla piegunla es Ia expiesión nás sinpIe deI oiden que se
eslalIece en Ia sociedad, Ia vagancia Ie iepugna y Ia peiluila, es pieciso lenei
una piofesión eslalIe, conlinua, de Iaiga duiación, pensanienlos de poivenii,
de eslalIecinienlo fuluio, paia lianquiIizaiIa conlia lodo alaque." Ls pieciso
en fin lenei un ano, haIIaise inseilo y siluado en eI inleiioi de una jeiaiquía,
no se exisle sino fijo en unas ieIaciones definidas de doninación: "¿Ln casa de
quien lialaja usled` Ls decii, pueslo que no es usled ano, pieciso es que sea
seividoi, cuaIesquieia que sean Ias condiciones, no se liala de Ia salisfacción
de Ia peisona de usled, se liala deI oiden que hay que nanlenei." Iienle a Ia
discipIina con ioslio de Iey, se liene eI iIegaIisno que se hace pasai poi un
deiecho, nás que poi Ia infiacción, es poi Ia indiscipIina poi Io que ocuiie Ia
iupluia. IndiscipIina deI Ienguaje: Ia incoiiección de Ia gianálica y eI lono de
Ias iepIicas "indican una escisión vioIenla enlie eI acusado y Ia sociedad que
poi nedio deI piesidenle se diiige a eI en leininos coiieclos". IndiscipIina
que es Ia de Ia Iileilad naliva e innediala: "Conpiende que eI apiendiz, eI
olieio es escIavo y que Ia escIavilud es liisle ... Lsla Iileilad, esla necesidad
de novinienlo de que eslá poseído, conpiende que no seguiiía gozando de
eIIa en eI oiden oidinaiio... Iiefieie Ia Iileilad, aunque fueia desoiden, ¿que
Ie inpoila` Ls Ia Iileilad, es decii eI desaiioIIo nás esponláneo de su
individuaIidad, desaiioIIo saIvaje, y poi consiguienle (299) liulaI y Iinilado,
peio desaiioIIo naluiaI e inslinlivo." IndiscipIina en Ias ieIaciones faniIiaies:
poco inpoila que eI niño peidido haya sido alandonado o se haya Iileiado
voIunlaiianenle, poique "no ha podido lanpoco sopoilai Ia escIavilud de Ia
educación en casa de Ios padies o de unos exliaños". Y a liaves de lodas eslas
pequeñas indiscipIinas, es finaInenle, Ia "civiIización" enleia Ia que se
273
encuenlia iecusada, y eI "saIvajisno" Io que saIe a Ia Iuz: "Ls lialajo, es
hoIgazaneiía, es despieocupación, es Iileilinaje: es lodo, exceplo eI oiden,
saIvo Ia difeiencia de Ias ocupaciones y de Ios excesos, es Ia vida deI saIvaje,
aI día y sin un nañana."
484

IndudalIenenle Ios anáIisis de |a Pna|angc no pueden sei consideiados cono
iepiesenlalivos de Ias discusiones que Ios peiiódicos popuIaies lenían
enlalIadas en aqueIIa epoca iespeclo de Ios ciínenes y Ia penaIidad. Ieio se
silúan, no olslanle, en eI conlexlo de dicha poIenica. Las Iecciones de |a
Pna|angc no han sido peididas poi conpIelo. LIIas son Ias que fueion
despeiladas poi eI eco nuy anpIio que iespondió a Ios anaiquislas cuando,
en Ia segunda nilad deI sigIo XIX, y lonando cono punlo de alaque eI
apaialo penaI, pIanleaion eI piolIena poIílico de Ia deIincuencia, cuando
pensaion ieconocei en eIIa Ia foina nás conlaliva deI iechazo de Ia Iey,
cuando inlenlaion nenos heioificai Ia ieleIión de Ios deIincuenles que
desanexionai Ia deIincuencia con ieIación a Ia IegaIidad y aI iIegaIisno
luigues que Ia halían coIonizado, cuando quisieion ieslalIecei o consliluii
Ia unidad poIílica de Ios iIegaIisnos popuIaies.


III. LO CARCLLARIO

(3OO) Si luvieia que fijai Ia fecha en que leinina Ia foinación deI sislena
caiceIaiio, no eIigiiía Ia de 181O y eI Código penaI, ni aun Ia de 1844, con Ia
Iey que fijala eI piincipio deI inleinanienlo ceIuIai. No eIegiiía quizá Ia de
1838, en que fueion pulIicados, sin enlaigo, Ios Iilios de ChaiIes Lucas, de
Moieau-Chiislophe y de Iauchei solie Ia iefoina de Ias piisiones. Sino eI 22
de eneio de 184O, fecha de Ia apeiluia oficiaI de Melliay. O quizá nejoi,
aqueI día, de una gIoiia sin caIendaiio, en que un niño de Melliay agonizala
diciendo: "¡Que Iaslina lenei que dejai lan pionlo Ia coIoniaI"
485
Lia Ia
nueile deI piinei sanlo penilenciaiio. Muchos lienavenluiados han ido sin
duda a ieuniise con eI, si es cieilo que Ios coIonos soIían decii, paia canlai Ias
aIalanzas de Ia nueva poIílica puniliva deI cueipo: "Iiefeiiiíanos Ios goIpes,
peio Ia ceIda nos conviene nás."
¿Ioi que Melliay` Ioique es Ia foina discipIinaiia en eI eslado nás inlenso,
eI nodeIo en eI que se concenlian lodas Ias lecnoIogías coeicilivas deI
conpoilanienlo. Hay en eI aIgo "deI cIauslio, de Ia piisión, deI coIegio, deI

484
79 |a Pna|angc, 15 de agoslo de 184O.

485
1 E. Ducpétiaux, De la condition physique et morale des jeanes ouvriers, t. II, p. 383.
274
ieginienlo". Los pequeños giupos, fueilenenle jeiaiquizados, enlie Ios que
se haIIan iepailidos Ios delenidos, se ieducen sinuIláneanenle a cinco
nodeIos: eI de Ia faniIia (cada giupo es una "faniIia" conpuesla de
"heinanos" y de dos "nayoies"), eI deI ejeicilo (cada faniIia, nandada poi
un jefe, eslá dividida en dos secciones cada una de Ias cuaIes liene un suljefe,
cada delenido liene un núneio de naliícuIa y dele apiendei Ios ejeicicios
niIilaies esenciaIes, lodos Ios días se pasa una ievisla de aseo, y lodas Ias
senanas una ievisla de indunenlaiia, Iisla lies veces aI día), eI deI laIIei, con
jefes y conlianaeslies que aseguian eI encuadianienlo en eI lialajo y eI
apiendizaje de Ios nás jóvenes, eI de Ia escueIa (una hoia y nedia de cIase aI
día, Ia enseñanza Ia dan eI naeslio y Ios suljefes), y finaInenle, eI nodeIo
judiciaI: lodos Ios días se hace en eI Ioculoiio una "disliilución de juslicia".
"La nenoi desolediencia liene su casligo y eI nejoi nedio de evilai deIilos
giaves es casligai nuy seveianenle Ias faIlas nás Iigeias: una paIalia inúliI
se iepiine en Melliay." LI piincipaI de Ios casligos que se infIigen es eI
encieiio en ceIda, poique "eI aisIanienlo es eI nejoi nedio de oliai solie
(3O1) Ia noiaI de Ios niños, ahí es solie lodo donde Ia voz de Ia ieIigión,
aunque janás haya halIado a su coiazón, iecolia lodo su podei enolivo",
486

loda Ia inslilución paiapenaI, que eslá pensada paia no sei Ia piisión,
cuInina en Ia ceIda, solie cuyas paiedes eslá esciilo en Ielias negias: "Dios os
ve."
Lsla supeiposición de nodeIos difeienles peinile ciicunsciilii, en Io que
liene de específico, Ia función de encauzanienlo de Ia conducla. Los jefes y
suljefes de Melliay no delen sei deI lodo ni jueces, ni piofesoies, ni
conlianaeslies, ni suloficiaIes, ni "padies", sino un poco de lodo eslo y con
un nodo de inleivención que es específico. Son en cieila naneia unos
lecnicos deI conpoilanienlo: ingenieios de Ia conducla, oilopedislas de Ia
individuaIidad. Tienen que faliicai unos cueipos dóciIes y capaces a Ia vez:
conlioIan Ias nueve o diez hoias de lialajo colidiano (ailesanaI o agiícoIa),
diiigen Ios desfiIes, Ios ejeicicios físicos, Ia escueIa de peIolón, eI aclo de
Ievanlaise, eI de acoslaise, Ias naichas iilnadas poi eI cIaiín o eI siIlalo,
oiganizan Ia ginnasia,
487
inspeccionan Ia Iinpieza, asislen a Ios laños.
Lducación que va aconpañada de una olseivación peinanenle, solie Ia
conducla colidiana de Ios coIonos, se olliene sin cesai un conocinienlo, se Ia
oiganiza cono insliunenlo de apieciación peipelua: "A su enliada en Ia

486
2 |oid., p. 377.

487
3 "Todo lo que contribuye a fatigar contribuye a ahuyentar los malos pensamientos; por eso se
tiene el cuidado de que los juegos se compongan de ejercicios violentos. Por la noche, se duermen
en el instante mismo en que se acuestan." (Ibid., pp. 375-376). Cf., lám. 27.
275
coIonia, se sonele aI niño a una especie de inleiiogaloiio paia enleiaise de su
oiigen, de Ia siluación de su faniIia, de Ia faIla que Io ha conducido anle Ios
liilunaIes y de lodos Ios deIilos que conponen su lieve y a nenudo lien
liisle exislencia. Lslos infoines se insciilen en un cuadio en eI que se anolan
sucesivanenle lodo cuanlo concieine a cada coIono, su eslancia en Ia coIonia
y su coIocación despues de halei saIido de eIIa."
488
LI nodeIado deI cueipo
da Iugai a un conocinienlo deI individuo, eI apiendizaje de Ias lecnicas
induce nodos de conpoilanienlo y Ia adquisición de apliludes se enlieciuza
con Ia fijación de ieIaciones de podei, se foinan luenos agiicuIloies
vigoiosos y háliIes, en esle lialajo nisno, con laI de que se haIIe
lecnicanenle conlioIado, se faliican individuos sunisos, y se consliluye
solie eIIos un salei en eI cuaI es posilIe fiaise. DolIe efeclo de esla lecnica
discipIinaiia que se ejeice solie Ios cueipos: un "aIna" que conocei y una
sujeción que nanlenei. Un iesuIlado aulenlifica esle lialajo de
encauzanienlo (3O2) dc Ia conducla: en 1848, en eI nonenlo en que "Ia fielie
ievoIucionaiia apasionala lodas Ias inaginaciones, en eI nonenlo en que Ias
escueIas de Angeis, de La IIeche, de AIfoil, y hasla Ios coIegios se
anolinaion, Ia apaciliIidad de Ios coIonos de Melliay paieció aunenlai".
489

Donde Melliay es ejenpIai solie lodo es en Ia especificidad que aIIí se
ieconoce a esla opeiación de encauzanienlo de Ia conducla. Coexisle junlo a
olias foinas de conlioI solie Ias cuaIes se apoya: Ia nedicina, Ia educación
geneiaI, Ia diiección ieIigiosa. Ieio no se confunde en alsoIulo con eIIas. Ni
lanpoco con Ia adninisliación piopianenle dicha. }efes o suljefes de faniIia,
insliucloies o conlianaeslies, Ios diieclivos vivían Io nás ceica posilIe de Ios
coIonos, IIevalan una indunenlaiia "casi lan huniIde" cono Ia suya, no se
sepaialan de eIIos piáclicanenle janás, vigiIándoIos noche y día, y
consliluían enlie eIIos un sislena de olseivación peinanenle. Y paia
foinaiIos poi sí nisnos, se halía oiganizado en Ia coIonia una escueIa
especiaIizada. LI eIenenlo esenciaI de su piogiana eia sonelei a Ios
diieclivos fuluios a Ios nisnos apiendizajes y a Ias nisnas coeiciones que a
Ios piopios delenidos: eslalan "sonelidos cono aIunnos a Ia discipIina que
cono piofesoies haliían de inponei nás laide". Se Ies enseñala eI aile de Ias
ieIaciones de podei. Iiineia escueIa noinaI de Ia discipIina puia: Io
"penilenciaiio" no eia aIIí sinpIenenle un pioyeclo que luscaia su gaianlía
en Ia "hunanidad" o sus fundanenlos en una "ciencia", sino una lecnica que
se apiende, se liasnile y oledece a unas noinas geneiaIes. La piáclica que
noinaIiza poi fueiza Ia conducla de Ios indiscipIinados o Ios peIigiosos

488
4 E. Ducpétiaux, Des colonies agricoles, 1851, p. 61.
489
5 C. Ieiius, Dcs priscnnicrs, 185O.

276
puede sei, a su vez, poi una eIaloiación lecnica y una iefIexión iacionaI,
"noinaIizada". La lecnica discipIinaiia se convieile en una "discipIina" que
lanlien liene su escueIa.
Ocuiie que Ios hisloiiadoies de Ias ciencias hunanas silúan en esla epoca eI
acla de nacinienlo de Ia psicoIogía cienlífica: según paiece, Welei conenzó
poi Ios nisnos años a nanipuIai su pequeño conpás paia nedii Ias
sensaciones. Lo que ocuiie en Melliay (y en Ios denás países de Luiopa un
poco anles o un poco despues) es evidenlenenle de un oiden conpIelanenle
dislinlo. Ls Ia eneigencia o nás lien Ia especificación inslilucionaI y cono eI
laulisno de un nuevo lipo de conlioI ~a Ia vez conocinienlo y podei~
solie Ios individuos que iesislen a Ia noinaIización discipIinaiia. Y sin
enlaigo, en Ia foinación y desaiioIIo de Ia psicoIogía, Ia apaiición de eslos
piofesionaIes de Ia discipIina, de Ia (3O3) noinaIidad y deI sonelinienlo, vaIe
lien sin duda Ia nedida de un unliaI difeienciaI. Se diiá que Ia eslinación
cuanlilaliva de Ias iespueslas sensoiiaIes podía aI nenos invocai Ia auloiidad
de Ios piesligios de Ia fisioIogía nacienle y que, con laI líluIo, neiece figuiai
en Ia hisloiia de Ios conocinienlos. Ieio Ios conlioIes de noinaIidad se
haIIan fueilenenle ennaicados poi una nedicina o una psiquialiía que Ies
gaianlizalan una foina de "cienlificidad", eslalan apoyados en un apaialo
judiciaI que, de naneia diiecla o indiiecla, Ies apoilala su gaianlía IegaI. Así,
aI aliigo de eslas dos consideialIes luleIas y siiviendoIes poi Io denás de
víncuIo, o de Iugai de inleicanlio, se desaiioIIó sin inleiiupción hasla hoy
una lecnica iefIexiva deI conlioI de Ias noinas. Los sopoiles inslilucionaIes y
específicos de esos piocedinienlos se han nuIlipIicado desde Ia pequeña
escueIa de Melliay, sus apaialos han aunenlado en canlidad y en supeificie,
sus conlaclos se han nuIlipIicado, con Ios hospilaIes, Ias escueIas, Ias
adninisliaciones púlIicas y Ias enpiesas piivadas, sus agenles han
pioIifeiado en núneio, en podei, en caIificación lecnica, Ios lecnicos de Ia
indiscipIina han pioIifeiado. Ln Ia noinaIización deI podei de noinaIización,
en eI acondicionanienlo de un podei-salei solie Ios individuos, Melliay y
su escueIa hacen epoca.
Ieio, ¿poi que halei eIegido esle nonenlo cono punlo de IIegada en Ia
foinación de cieilo aile de casligai, que es lodavía casi eI nueslio`
Iiecisanenle poique esla eIección es un poco "injusla". Ioique silúa eI
"leinino" deI pioceso en Ias naves IaleiaIes deI deiecho ciininaI. Ioique
Melliay es una piisión, peio defecluosa: piisión, pueslo que en eIIa se
enceiiala a Ios jóvenes deIincuenles condenados poi Ios liilunaIes, y sin
enlaigo, halía en cieilo nodo olia cosa, ya que se enceiiala aIIí a unos
nenoies que halían sido incuIpados peio alsueIlos en viilud deI ailícuIo 66
deI Código, y a unos delenidos inleinados, cono en eI sigIo XVIII, invocando
277
Ia coiiección paleinaI. Melliay, nodeIo punilivo, se haIIa en eI Iínile de Ia
penaIidad esliicla. Ha sido Ia nás fanosa de loda una seiie de insliluciones
que, nucho nás aIIá de Ias fionleias deI deiecho ciininaI, han consliluido Io
que pudieia IIanaise eI aichipieIago caiceIaiio.
Los piincipios geneiaIes, Ios giandes códigos y Ias IegisIaciones Io halían
dicho en efeclo, sin enlaigo, no hay piisión "fueia de Ia Iey", no hay
delención que no haya sido decidida poi una inslilución judiciaI caIificada, se
acalaion esos encieiios aililiaiios y, no olslanle, nasivos. Ahoia lien, eI
piincipio nisno deI encaiceIanienlo (3O4) exliapenaI janás fue alandonado
en Ia ieaIidad.
49O
Y si lien eI apaialo deI gian encieiio cIásico fue
desnanleIado en paile (y en paile soIanenle), nuy pionlo fue ieaclivado,
ieoiganizado, desaiioIIado en cieilos punlos. Ieio Io que es nás inpoilanle
lodavía es que fue honogeneizado poi inleinedio de Ia piisión, de una paile
con Ios casligos IegaIes, y de olia paile con Ios necanisnos discipIinaiios. Las
fionleias, que ya eslalan confundidas en Ia epoca cIásica enlie eI encieiio, Ios
casligos judiciaIes y Ias insliluciones de discipIina, lienden a loiiaise paia
consliluii un gian conlinuo caiceIaiio que difunde Ias lecnicas penilenciaiias
hasla Ias nás inocenles discipIinas, liasnile Ias noinas discipIinaiias hasla eI
coiazón deI sislena penaI y hace pesai solie eI nenoi iIegaIisno, solie Ia
nás pequeña iiieguIaiidad, desviación o anonaIía, Ia anenaza de Ia
deIincuencia. Una ied caiceIaiia suliI, desvanecida, con unas insliluciones
conpaclas peio lanlien unos piocedinienlos caiceIaiios y difusos, ha
lonado a su caigo eI encieiio aililiaiio, nasivo, naI inlegiado, de Ia epoca
cIásica.
No piocede ieconsliluii aquí lodo ese lejido que foina eI enloino piineio y
nedialo y Iuego cada vez nás Iejano de Ia piisión. ßaslen aIgunos punlos de
iefeiencia paia apieciai Ia anpIilud, y aIgunos dalos paia nedii Ia
piecocidad.
Ha halido Ias secciones agiícoIas de Ias casas cenliaIes (eI piinei ejenpIo de
Ias cuaIes fue CaiIIon en 1824, seguido nás laide poi IonleviauIl, Les
Douaiies, Le ßouIaid), ha halido Ias coIonias paia niños polies,
alandonados y vagalundos (Ielil-ßouig en 184O, OslvaId en 1842), ha
halido Ios iefugios, Ias casas de caiidad, Ias de niseiicoidia deslinadas a Ias
nujeies cuIpalIes que "ielioceden anle eI pensanienlo de voIvei a una vida
de desoiden", paia Ias "polies inocenles a quienes Ia innoiaIidad de su
nadie expone a una peiveisidad piecoz", o paia Ias nuchachas polies a

490
6 Haliía que hacei un vei