En este artículo mostramos, de manera resumida, una serie de técnicas que se

utilizan para mejorar la fluidez lectora, (precisión y velocidad) y por consiguiente,
mejorar la comprensión lectora, imprescindible para superar la mayor parte de los
contenidos académicos.

Con una misma lectura podemos trabajar sólo algunos ejercicios o todas las
actividades propuestas, siguiendo el orden que se establece a continuación. Además,
podemos usar sus materiales escolares, crear lecturas o utilizar las de cualquier libro
adaptado a su edad, siempre que no sean muy largas, más o menos interesantes y
con letra amplia, clara y espaciada.
Ejercicios para trabajar la fluidez lectora, (velocidad y precisión)
Comenzamos trabajando por separado las sílabas con construcciones más complejas
y las palabras más largas e infrecuentes. (Es conveniente repetir varias veces la
lectura de estas sílabas y palabras).

Procedimiento: Primero le pedimos al niño/a que lea las sílabas en voz alta y
cronometramos el tiempo que tarda.
Después se las leemos nosotros mientras él o ella nos cronometra, podemos pedirle
que identifique 4 errores, que cometeremos, para que esté atento/a. Después las
leemos entre los dos intercalando y, por último, vuelve a leerlas el niño/a solo,
intentando superar el primer tiempo que hizo.
Después seguimos el mismo procedimiento, pero esta vez con las palabras del texto:

Tras hacer lo mismo con las sílabas y con las palabras, pasamos a las tareas de
lectura entonada.
Nota: Si utiliza siempre el dedo para seguir la lectura, intentaremos que vaya
prescindiendo de tal ayuda poco a poco, ya que le impide progresar, obstaculizándole
el desarrollo del seguimiento visual, así como intentaremos que los textos que
trabajemos tengan letra grande, clara y espaciada.
Ejercicios de Lectura entonada, para trabajar la prosodia.
Las tareas de lectura entonada ayudan a eliminar la lectura silábica y mejoran la
prosodia en la lectura, (entonación, acento y pausas), lo que repercute en una
mejora significativa de la fluidez y comprensión lectora.
Estas tareas se deben practicar con cierta frecuencia, dos o tres veces por semana, y
en periodos cortos. Además, para ello, podemos utilizar los libros de texto o cualquier
otro material escolar.
Procedimiento: Se coge cualquier texto, el niño/a comienza a leer una frase o varias
hasta un punto, primero comenzaremos por frases aisladas, ampliando
posteriormente la tarea a varias frases y finalmente a párrafos y textos breves.
Una vez que ha decodificado la frase o párrafo, el adulto le lee el mismo trocito
exagerando la entonación, como si leyésemos para un público o contásemos un
cuento a niños pequeños, haciendo una modulación adecuada tras las pausas y
respetando todos los signos de puntuación. Posteriormente le pedimos al niño/a que
repita la lectura imitando la entonación que hemos producido nosotros.
Es conveniente utilizar, de vez en cuando, textos en diálogo y textos teatrales para
este ejercicio.

Ejercicios de lectura conectada, para trabajar la comprensión lectora.
Tras las actividades anteriores o de manera independiente podemos trabajar la lectura
conectada, de cualquier tipo de texto, con la finalidad de mejorar la lectura
comprensiva.
Procedimiento: El niño/a hace una lectura silenciosa de un párrafo cerciorándose de
que conoce todas las palabras de este, después pasa a leerlo en voz alta y, al
terminar, le pedimos que nos diga “con sus palabras”, la idea principal de dicho
párrafo, entonces podemos hacer diversos ejercicios, desde subrayar la idea clave en
el mismo texto hasta hacer con ella un resumen o un esquema.
Si observamos que tiene dificultades para extraer la idea principal de un párrafo,
realizaremos el mismo ejercicio pero con oraciones, de las cuales nos tendrá que
explicar su significado, con sus propias palabras.
Es conveniente utilizar este tipo de actividades para el estudio de los
contenidos escolares.
Actividades de Comprensión Lectora
Tras haber realizado las actividades anteriores, principalmente las de fluidez y lectura
entonada, es conveniente realizar los ejercicios de comprensión lectora, ya que
estos nos permiten trabajar y evaluar dicha habilidad, por tanto están especialmente
indicados para niños con dificultades en la comprensión de textos.
Procedimiento: Una vez realizadas las tareas anteriores el niño/a tendrá que realizar
las actividades de comprensión del texto, entre las cuales debe haber tanto preguntas
literales como inferenciales, así como preguntas cortas, de desarrollo, de opinión
personal, de respuesta múltiple y de verdadero o falso. Primero tendrá que leer las
preguntas y realizarlas por escrito sin nuestra ayuda, aunque en ocasiones podemos
realizar tales actividades de manera oral.
A partir del 3º ciclo de la Educación Primaria, es importante introducir técnicas de
estudio, por lo que al final les pediremos que realicen un resumen breve del texto,
que subrayen las ideas principales o que hagan un esquema en caso de que sea un
texto expositivo. Nuestro objetivo será que aprendan a sintetizar y organizar las ideas
principales e información relevante para extraer el significado de lo que han leído .
Y para terminar le pediremos que vuelva a leer el texto en voz alta para poder
cronometrar el tiempo con el fin de que vuelva a superar la primera marca.
Otras tareas de lectura complementarias
 Entrenamiento cronometrado de lectura de listas de sílabas o palabras. Mediante la
lectura cronometrada de listas de sílabas o palabras de diversa estructura, longitud y
frecuencia, podemos obtener información sobre las rutas de lectura que están alteradas,
sobre el tipo de estructuras silábicas en las que tiene más dificultad y, en general, sobre
como orientar la intervención futura teniendo en cuenta sus dificultades y sus puntos fuertes.

 Lectura de palabras, frases y textos incompletos: Para trabajar la lectura visual podemos
realizar lecturas de textos o frases incompletas.

 Identificar palabras o sílabas de una lista con la vista. Le ponemos una lista de palabras o
sílabas delante y sin que pueda utilizar el dedo, le pedimos que busque alguna en concreto.
Con esto trabajamos la velocidad visual de rastreo y las fijaciones.