GRUPOS DE ENCUENTRO EN

TERAPIA GESTALT
De la “silla vacía” al círculo gestáltico
Castae!o Seca!as" Cele!oio
E!itorial #er!er
$arceloa" %&&'
PR(LOGO
El grupo es el hábitat natural del ser humano. Una vez nacido, el grupo íntimo y el
extenso, en proceso continuo de transformación, va conformando el mundo interno, personal,
protector, didacta, sensual, técnico, obstáculo y defensor, ue conlleva el crecimiento y desarrollo
del hombre. !o interpersonal modela mucho de lo intrapersonal" luego lo intrapersonal fluirá a
través de innumerables combinaciones como relación interpersonal.
Uno mismo está conformado en m#ltiples niveles por el grupo ue le cría y con el
mundo ue le acoge, y los m#ltiples mundos ue criaron y formaron el grupo de crianza. Uno
mismo modifica el mundo en el despliegue de su vida, en constante interrelación, como
intangibles abanicos y ciclos, y por los fugaces espacios de su movimiento se atisba, por las
fisuras de la personalidad se percibe, la presencia de uno mismo, del ser ue via$a a través de las
peripecias del camino.
El tema de este libro de %eledonio %astanedo es el grupo. El grupo de personas y su
terapeuta, unidos en la aventura fascinante del descubrimiento y el crecimiento. &us medios
técnicos son las sensaciones del cuerpo, el sentimiento, la fantasía dirigida y el darse cuenta del
significado. 'untos redescubren la experiencia.
%on$uga la reflexión teórica, está repleto de ense(anzas prácticas y de e$emplos. &u
enfoue principal es la terapia guestáltica, una generosa cuota de poesía, humor y visiones desde
casi todos los ámbitos del conocimiento humano) así los sufíes, los poemas zen, la sabiduría
$asídica y la de *ibran, la producción poderosa del pensamiento occidental, pasando por
+ristóteles, Unamuno, ,erls, los proverbios populares y las canciones espa(olas de nuestra época.
-odo ello en una conceptualización fluida y ampliamente documentada.
.e conmovió mucho la experiencia desarrollada con padres de ni(os excepcionales,
henchida de humanidad. .e emocionó la presencia enorme de %arl /ogers, ue %eledonio
rescata con su transcripción de la hora de conversación de la %onferencia sobre la evolución de la
psicoterapia.
%eledonio %astanedo me ha distinguido al permitirme la lectura preliminar de esta obra,
ue desde ahora hará las delicias de los corazones y cerebros de muchísimos humanistas y
psicoterapeutas sensibles al gran encuentro.
Eduardo de *razia
0idacta de la +E-*
INTRODUCCI(N
Este libro representa una prolongación de otro anterior, Terapia Gestalt. Enfoque
centrado en el aquí y el ahora
1
, en el ue introducía los conceptos básicos de la -erapia *estalt e
incluía algunas aplicaciones centradas fundamentalmente en el encuentro terapéutico a nivel
individual. +uí profundizo en las raíces teóricas de la *estalt y en la psicoterapia individual,
acentuando las intervenciones gestálticas grupales. -odo ello es, en parte, el producto profesional
recogido en los a(os transcurridos desde ue escribí Terapia Gestalt, participando en congresos,
dictando cursos y conferencias en universidades y ofreciendo talleres, tanto terapéuticos como de
formación, en diferentes países e instituciones.
El inicio y una buena parte de este libro fue elaborado mientras me encontraba en
licencia sabática otorgada por la Universidad de %osta /ica. Este 1impulso2
3
inicial de la
universidad es digno de reconocimiento.
4uiero aclarar ue por sus características, este no es un libro de texto, sino ue está
escrito de tal forma ue pretende narrar cómo se comporta el individuo, especialmente cuando
participa en los *rupos de encuentro. ,ienso ue el despo$ar esta obra de una sistematización
rigurosa hace ue el lector se sienta más cerca de la experiencia vivencial o experiencial ue
aborda la obra) ob$etivo principal ue trato de alcanzar al escribirla.
El círculo como título es también ob$eto de otra publicación de +nnemarie &ommer5
6ehrli, Pacientes en círculo, 7erder, 8arcelona 9:;9. <tra obra reciente, asimismo con un título
similar a ésta, ha sido publicada por *uillen =acer y !oren %amarero
>
, Del diván al círculo,
aunue existe una diferencia fundamental entre las dos) la obra en mención se refiere a los grupos
de encuentro con encuadre psicoanalítico, tipo 8ion
?
. &in embargo en las primeras páginas del
prólogo escritas por !eón *rinberg, se menciona, asimismo, la importancia del concepto
gestáltico 1auí y ahora2, refiriéndose a la situación terapéutica piscoanalítica como ue 1forma
parte de lo ue se ha denominado el auí y el ahora, de la situación problemática2
@
.
A una página más adelante, a#n con mayor énfasis, *rinberg sostiene, al referirse a la
técnica utilizada por los autores y su aplicación a los grupos psicoanalíticos) 1Btoman en cuenta
predominantemente los fenómenos individuales en el 1auí y el ahora2, pero ue ven al grupo
como una unidad ue se va constituyendo poco a poco. &e diferencian de los terapeutas ue
practican la técnica de la psicoterapia de grupo, ue toma al grupo como una Gestalt”
6
.as adelante declara *rinberg ue, a la hora de la aplicación, no existe una gran
diferencia entre los dos enfoues de grupo a los ue se refiere anteriormente.
&taraC nos facilita una clara síntesis de lo ue es la -erapia *estalt, resumida en ocho
puntos)
9. !a *estalt es un sistema de integración"
3. ue enfatiza en los sistemas del darse cuenta, en oposición a las modalidades de
pensamiento, conocimiento y uso del intelecto"
>. ue acepta las experiencias en oposición al análisis"
?. ue enfoca en el darse cuenta, en el auí y el ahora"
@. ue cree ue la llave del cambio se encuentra en el presente"
D. ue se apoya en la centración para resolver los conflictos ue surgen con las
polaridades"
E. ue enfatiza la autorresponsabilidad en oposición a culpar las fuerzas externas a
la persona"
;. ue utiliza técnicas de observación y experimentación.
E
,ara &mith
;
el enfoue gestáltico envuelve una posición filosófica, una teoría de la
personalidad y un estilo terapéutico. !a posición filosófica es existencial con énfasis en la
responsabilidad personal y en la relación yo5t#. +demás esta posición contiene el sabor taoísta
del zen, ue significa estar y vivir en armonía con la naturaleza. !a teoría de la personalidad es
holística, centrada en el ciclo de las necesidades homeostáticas Fcontacto5retiradaG. El estilo
terapéutico es fenomenológico y se centra en facilitar al paciente el darse cuenta del mundo
existencial presente en el auí y el ahora ue le rodea.
!a -erapia *estalt facilita el encuentro entre la persona y su medio ambiente. En este
encuentro lo ue interesa es el nivel de interrelación ue se establece entre el organismo y su
ambiente. Un organismo saludable es auel ue se encuentra en contacto creativo y armónico con
su ambiente.
,asando a otro punto, son muchas las anécdotas ue se pueden escribir de lo ue se ha
vivido cuando se traba$a con personas o grupos. +lgunas de ellas las relato en el prólogo de una
obra de &alama
;bis
y, en este libro Fcap. 3G, la vivida en El &alvador" otra digna de mencionar es la
siguiente) en una ocasión, habiendo dirigido un taller de -erapia *estalt fuera del país en ue
residía en ese momento y siendo mi costumbre, en esas ocasiones, enviar al regreso una nota
escrita de retroalimentación a los participantes en el taller, me llegó después como respuesta una
carta de una psicóloga con su dirección en el sobre ue decía) plaza de Edipo" no puedo afirmar si
lo tenía o no resuelto H me refiero al Edipo H lo ue sí puedo asegurar es ue mucha gracia me
hizo la coincidencia. I&ólo hubiera faltado ue se hubiera llamado ElectraJ
&in lugar a dudas el humor se puede convertir en un instrumento terapéutico de gran
relevancia en la vida del cliente y también en la del terapeuta. /ecuerdo otro momento en ue
una paciente me pedía ue le ayudase a no ser tan seria, a reírse un poco de ella misma" la hice
buscar su sombra y cuando la encontró le di$e ue podía comenzar a reírse de su propia sombra.
/icCie 6olf, director del *estalt Knstitute of -oCio, sostiene ue 1una sonrisa B es lo ue cada
uno necesita para ue le traba$en las células de su cerebro. En mi mente una sociedad feliz es una
sociedad sana2.
:
&e puede establecer una relación entre el 1diván2 psicoanalítico y la 1silla vacía2" ambos
instrumentos son formas tradicionales de hacer psicoterapia de corte individual, siguiendo los
postulados de cada uno de estos dos enfoues. -ambién en las dos corrientes, la psicoanalítica y
la guestáltica, se traba$a en 1círculo2 de personas cuando se trata de hacer intervenciones
grupales.
!a 1silla vacía2 guestáltica o el 1diván2 psicoanalítico no son simples técnicas, sino ue
son instrumentos o herramientas ue permiten al terapeuta e$ecutar experimentos vivenciales,
como establecer diálogo con las partes disociadas o alienadas de uno mismo, o 1comunicar2 con
personas ausentes del espacio terapéutico, estén éstas vivas o muertas" todo lo anterior cuando se
utiliza la 1silla vacía2. El 1diván2 permite al psicoanalista establecer la asociación libre de ideas.
En el 1círculo2 gestáltico, en el ue todos los participantes, incluyendo el facilitador o
terapeuta, se sientan en el suelo, no existe ninguna posición preferencial. En ese espacio físico y
momento existencial 1todos somos uno2, como dice 6illiam &chutz. En el 1círculo2, como en
una circunferencia, sus puntos y por analogía todas sus partes o personas son idénticas. +uí,
como en muchas otras ocasiones, se aplica el principio gestáltico de ue 1el todo Fel grupo o
círculo es más ue la suma de las partes Flos elementos del círculo o participantes del grupoG2. !o
ue corresponde, en términos de relacin estructural, establecida por LorzybsCi, a ue 1el todo
determina las partes ue contrasta con la premisa previa de ue el todo es simplemente la suma de
las partes2
9M
+ veces una persona del círculo desea traba$ar con alg#n asunto personal, entonces esta
persona y el facilitador se desplazan y se sit#an en el centro del círculo" esto es en cierta forma
seme$ante a la modalidad ue solía utilizar Nritz ,erls al servirse de la 1silla vacía2. !a diferencia,
sin utilizar la silla vacía, estriba en ue la cercanía física de los miembros del círculo, ue
1encierran2 afectivamente a la persona ue traba$a en el centro, hace ue ésta sienta el soporte y la
energía ue le transmiten los otros miembros del círculo. En ese momento y con el continente
afectivo ue recibe del grupo, la persona del centro se convierte en figura o e$e del grupo, es su
1centro2 vital.
+ lo largo de esta obra se describe la -erapia *estalt como uno de los enfoues de
psicoterapia más novedosos, creativos y exitosos, aunue con todo lo anterior no pretendo caer en
el 1tecnicentrismo2
99
, ue caracteriza a algunos autores de la psicología cuando describen su
enfoue, sino ue se trata simplemente de dar al %ésar lo ue es del %ésar. !a -erapia *estalt ha
aduirido tal resonancia, hoy en día, ue incluso en .osc# se llevan a cabo grupos gestálticos en
talleres para actores
93
. + veces parece ue Nritz ,erls sigue con vida, por lo menos lo está en la
mente, y también en la emoción, de algunos pioneros de la psicoterapia. %omo e$emplo, en los
comentarios sobre la %onferencia sobre la evolución de la psicoterapia, a la ue asistieron más de
siete mil terapeutas y 3D líderes de la psicoterapia, ue fue descrita, por un periódico local, como
el 16oodstocC de la psicoterapia2, +lbert Ellis, conocido por su /E- Fterapia racional emotivaG,
sacó a colación la -erapia *estalt y a Nritz ,erls al comentar Ellis un debate ue tuvo en esa
conferencia con %arl 6hitaCer. En la discusión %arl afirmaba ue el me$or indicador de una
sesión de psicoterapia eficaz dependía de cuánto disfrutaba el terapeuta de la misma, con lo ue
Ellis estaba en completo desacuerdo durante el debate y lo seguía estando al escribir, unos meses
después, el comentario, negando y afirmando ue 1el placer de la sesión puede ser grande para el
terapeuta, aunue a menudo iatrogénicoO para el cliente. 0esafortunadamente muchos terapeutas
disfrutan ellos mismos a expensas de sus clientes y estoy pensando en terapeutas experienciales
Fcomo %arl 6hitaCerG, en terapeutas gestálticos Fcomo Nritz ,erlsG y en terapeutas paradó$icos
Fcomo 'ay 7aleyG2
9>
,oco importa uién tiene razón en esta situación y uién está dominado por la emoción
de su propio enfoue como superior a los otros, lo ue auí me interesa se(alar es ue Ellis no
olvida a ,erls aunue ya esté muerto Flos otros dos, 6hitaCer y 7aley, viven y asistieron a la
conferenciaG. &us razones y emociones, como su enfoue indica, tendrá Ellis y puede ser ue
algunas de ellas procedan de un encuentro ue los dos tuvieron o sostuvieron y en el ue ,erls
atacó o puso en duda el enfoue de terapia racional emotiva de Ellis. Este asunto parece ue
uedó inconcluso para Ellis. En este sentido convendría escuchar lo ue dice Aaro &taraC)
!oy en día "uchos terapeutas #y sus terapias$, cada uno a su "anera, %uscan los
"is"os secretos de la vida, con cuyo conoci"iento pueden esta%lecer estrate&ias para satisfacer
sus propios o%'etivos y necesidades y la de sus clientes. (us senderos se cru)an entre ellos,
diver&en, conver&en y repiten lo que la historia nos ha "ostrado co"o vie'as pero&rulladas. *a
triste parado'a es que "uchos de estos terapeutas invierten su tie"po en descu%rir, redescu%rir,
elo&iando y criticando sus diferencias y se"e'an)as+ *a Terapia Gestalt no escapa a este
,'ue&o intelectual neurtico”.
1-
En esta introducción considero conveniente incluir unas líneas sobre ué es la -erapia
*estalt, en términos muy generales. Esto ayudará al lector no familiarizado con este enfoue de
psicoterapia a comprender con más claridad la lectura de este libro. !a *estalt como ciencia fue
1abierta2 en los laboratorios experimentales de la percepción Ftambién conocida como psicología
*estalt o de la formaG, con 6ertheimer, LPhler y LoffCa. .ás tarde fue aplicada al campo
práctico por QeigarniC, !eRin y *oldstein y finalmente le dieron un marco psicoterapéutico Nritz
y !aura ,erls
9@
, ,aul *oodman
9D
y /alph 7efferline Fpsicólogo experimentalG. -odos ellos
empezaron a formar 1guestaltistas perlsianos2 en los a(os cincuenta, formación ue se contin#a
en los diferentes centros gestálticos repartidos por todo el mundo
9E
.
Gestalt es un término alemán ue significa 1forma2, 1totalidad2, 1configuración2. !a
forma o configuración de cualuier cosa está compuesta de una 1figura2 y un 1fondo2" en este
momento las letras de este texto son figura para usted ue lo lee y los espacios en blanco, entre las
letras, forman el fondo, aunue esta situación puede invertirse y lo ue es figura convertirse en
fondo. Es así como algunas situaciones ue nos preocupan y ocupan FfiguraG pueden convertirse,
en otros momentos, en situaciones insignificantes, pasando entonces al fondo. Especialmente esto
ocurre cuando se logra cerrar o concluir una Gestalt ue ha sido figura y se retira al fondo, una
nueva Gestalt o figura surge del fondo, figura ue atrae nuestra atención. Este ciclo de abrir y
cerrar Gestalten es interminable mientras existamos como materia) Iuién sabe cómo será en el
1más allá2 espiritualJ El profesor !aín Entralgo, en su obra El cuerpo hu"ano. Teoría actual
FEspasa %alpe, .adrid 9:;:G, sostiene ue la #nica seguridad ue tenemos de ue existimos es
nuestro cuerpo" con la muerte de la psiue todo acaba en el hombre o el hombre acaba del todo.
En sus propias palabras) 1,ara mí existir es vivir" sólo en tanto ue corporal y viviente puedo
hablar de mi existencia2 #inteli&encia sintiente$. ,or consecuencia la gran Gestalt de nuestra vida
material se inicia con nuestro nacimiento y se cierra con nuestra muerte física y psíuica, a la
cual, como escribió 8ertolt 8recht, 1no hay ue temer ya ue al faltar yo, no tendré nada ue
echar de menos2. ,aradó$icamente, si ya no existo no podré darme cuenta de lo ue es existir, no
podré tomar contacto con la polaridad existenciaSno existencia Fel ser y la nadaG. Es ahora en vida
cuando puedo pensar y sentir el significado ue tiene la polaridad del concepto existencial
1muerte2. A antes de la muerte se aplicaría en vida el pensamiento filosófico de .iguel de
Unamuno) 1Tive de tal manera ue, al morir, tus seme$antes sientan tu muerte como una
in$usticia2 ,Del senti"iento trá&ico de la vida$.
!a totalidad en *estalt, hemos dicho anteriormente ue se define como ue 1el todo es
más ue la suma de las partes2. -odo existe y tiene un significado en el interior de un contexto
determinado, nada existe por sí solo, aislado. + nivel humano una persona no es una isla, incluso
una persona sola se encuentra acompa(ada por su propia sombra y hasta puede reírse de ella,
como dice el dicho popular y hemos se(alado en páginas anteriores. !a sombra de uno mismo se
percibe claramente por lo menos los días soleados, y paradó$icamente la sombra es a#n más larga
o extendida cuando se pasea por una playa al anochecer, a la luz de la luna, lo ue hace ue la
sombra se produzca tanto en la claridad Fluz del solG como en la oscuridad Fluz de la lunaG. -odo
tiene su contrario, su opuesto o su polaridad, razón ésta ue entre otras cosas explica la muerte, la
cual existe como hemos dicho puesto ue existe la vida. =o solamente ue todo tiene su
contrario, sino ue a veces se llega a un polo del binomio cuando se trata de alcanzar el opuesto"
es así como parece ser ue %ristóbal %olón llegó a <ccidente F+méricaG cuando creía ue iba
navegando con rumbo a <riente F'apónG, o llegó al este navegando hacia el oeste.
En la filosofía oriental la polaridad se representa con un círculo ue contiene dos pares o
polos, el Ain y el Aang. 0icho círculo representa el perfecto euilibrio, el euilibrio de los
opuestos" el flu$o del movimiento" las energías polares ue se mueven $untas" un pez blanco y un
pez negro unidos mordiéndose cada uno la cola del otro, como las pescadillas" la interrelación de
estos dos opuestos significa también el camino natural de todo proceso. +demás de ue en una
misma unidad Fel círculoG se da la dualidad, la polaridad y el contraste Fvéase figura 9G
Tisitando recientemente las cuevas del 0rac, en .allorca, y viendo de cerca la
formación de estalactitas ue cuelgan del techo de la bóveda de las cuevas y las estalagmitas ue
se elevan, me di cuenta de la analogía existente entre estas formas milenarias de la naturaleza
occidental y otra forma milenaria oriental, el 6u*i con el Ain5Aang. Uno de estos polos lo
forman las estalactitas ue descienden FhuecasG y el otro las estalagmitas ue se elevan FrellenasG"
uno representando a la mu$er y el otro al hombre. I-al vez para un psicoanalista las primeras, por
eso del vacío vaginal, simbolizarían a la mu$er y las estalagmitas por su forma fálica FrellenaG al
hombreJ
-Uai5%hi5-Uu
Ain
.u$er FmenteG +nimus

Aang
7ombre FcuerpoG +nima
)igura %* Re+resetaci, !el -i.-ag* Diagra/a !el 0i su+re/o
-odo lo anteriormente expuesto nos indica ue la -erapia *estalt es 1holística2 en su
enfoue de la existencia) se toma en cuenta la totalidad del organismo y su interrelación con el
medio ambiente en ue este organismo se encuentra inmerso, su contexto. !a -erapia *estalt
utiliza como aproximación terapéutica tanto los elementos verbales como los no verbales o
fenomenológicos. Nritz ,erls definía la -erapia *estalt como una psicoterapia de actualización,
de crecimiento del potencial humano, una forma de descubrirse a sí mismo, una forma de vivir en
el 1auí y el ahora2, con todos los recuerdos del pasado, ya ue solamente estudiando el pasado
podemos comprender y conuistar el presente y enfrentar todas las fantasías del futuro. El
presente se construye con lo bueno del pasado y mirando al futuro. Estoy en desacuerdo con la
famosa frase de Lrishnamurti, plasmada en el título de una de sus obras, *i%.rese del pasado.
%omo contribuciones, la -erapia *estalt ha tomado y ampliado conceptos de la psicología *estalt
Faportados especialmente un psicoanalistaG, de la teoría organísmica de 6ilhelm /eich, del
existencialismo europeo, de la antropología filosófica de .artin 8uber Fel encuentro terapéutico
yo5t#G, de la semántica de LorzybsCi Fel significado del significadoG, del taoísmo oriental
9;
, etc.
En su teoría y práctica de -erapia *estalt enfoca un tema ue puede ser un asunto
inconcluso, un sue(o o pesadilla
9:,
o cualuier otra cosa o situación ue viva el cliente en el
momento presente" por tanto auí la importancia reside en traba$ar con la experiencia inmediata,
con el 1darse cuenta2 de lo ue la persona va sintiendo en el continuo de la experiencia, todo ello
situado en el 1auí y el ahora2. Este darse cuenta es sensorial y emocional, siendo además esta
toma de conciencia el e$e central de este sistema de psicoterapia en el ue lo ue más interesa es
el 1contacto2 ue establece la persona consigo misma, con los otros, con la naturaleza
3M
, con el
universo como una totalidad, como un todo.
!a terapia *estalt tiene aplicaciones individuales, de pare$a, familia y grupales. &e
aplica tanto a personas con inteligencia normal como a superdotadas, como a deficientes mentales
Fenfatizando la forma no verbalG, a personas con madurez emocional, y auella con trastornos
emocionales de diferente índole. =aturalmente ue las diversas aplicaciones terapéuticas
reuieren habilidad, creatividad y arte de terapeuta, el cual necesita una gran capacidad de
observación y percepción para detectar las necesidades de la persona, pare$a, familia o grupo con
el ue traba$a.
+ veces se escribe la introducción de un libro antes de escribir el mismo" otras veces se
redacta después. +uí y en esta ocasión yo
39
he optado por la segunda de estas dos modalidades
al redactar esta presentación" por tanto auí donde termino yo de escribir, usted, el lector,
comienza a leer.
+hora ue la obra está concluida vienen a mi mente recuerdos de lo le$os ue veía este
día, cuando la inicié" en ese momento dos fuentes conscientes Hlas inconscientes las desconozco5
me alentaron a seguir y finalizarla, una de ellas oriental y la otra occidental. En <riente los
maestros del zen aconse$an ue cuando tomes una decisión camines directo hacia ella. Este
pensamiento se completa con el proverbio chino /%riendo ca"ino0
&i tus proyectos son para un a(o siembra un grano.
&i son para diez a(os, planta un árbol.
&i son para cien a(os, instruye al pueblo.
&embrando granos una vez, recogerás diez veces.
Knstruyendo al pueblo, recogerás toda la vida.
,roverbio ue se aseme$a a estas palabras Ffuente occidentalG ue pronunciara 'ohn N.
Lennedy al referirse a la prevención) 1Un hombre ue trataba de sembrar un árbol en su $ardín fue
aconse$ado por su $ardinero de no hacerlo) 1El árbol tardará diez a(os en dar fruto.2 + lo ue
Lennedy respondió) 1En ese caso es me$or ue lo plantemos inmediatamente2
33
.uchas de las referencias ue incluyo en esta obra son para volver a leer a los autores
citados, los cuales se dedican o se han dedicado a la -erapia *estalt. 7e elegido, además, en
algunas partes citaciones de ciertas obras o autores ue considero pilares o columnas griegas ue
sostienen esta doctrina ue es el edificio *estalt. +unue algunos de estos autores no se declaren
abiertamente 1guestaltistas2, considero sin embargo ue su filosofía de percibir la existencia sí lo
es.
PRI1ERA PARTE
CAP2TULO I
LA TERAPIA GESTALT - SU DI1ENSI(N
E3PERIENCIAL 4 )ENO1ENOL(GICA
!aing indica) 10e acuerdo con algunas personas la etimología del término terapia deriva
de una secta o movimiento cristiano ue se llamó 1tiempo terapéutico2, palabra ue significaba
para ellos atender FatenciónG" fundaron comunidades en las ue los hombres, mu$eres y ni(os
vivían $untos y la práctica consistía en atenderse unos a otros, cultivar la atención, lo ue me
parece ue refle$a el tipo de psicoterapia ue yo practico2
9
En su reflexiones acerca de la conferencia sobre la evolución de la psicoterapia,
catalogada por el periódico 1-he !os +ngeles -imes2 como una 1asamblea de grandes cerebros
del cerebro2, .armor
3
se(aló ue el enfoue orientado psicoanalíticamente, ue dominó en las
décadas de los cuarenta, cincuenta y sesenta, había desaparecido del campo terapéutico
dominante, tomando influencia las psicoterapias orientadas humanísticamente
>
, conductistas,
grupales, estratégicas e hipnóticas Fenfoue de .ilton EricCsonG.
,ara lograr un conocimiento de los 1grandes2 enfoues de psicoterapia
?
existentes y
situar entre ellos la -erapia *estalt, se necesita disponer de una clasificación ue tome en cuenta
la concepción y la percepción ue tiene del hombre cada uno de los enfoues. 0e todas las
clasificaciones conocidas sobre los enfoues de psicoterapia, creo ue la ue nos ofrece Larusu
@
es posiblemente la más adecuada y completa, a la vez ue cumple con los reuisitos anteriormente
se(alados Fconcepción y percepción del hombreG, y contempla tres tópicos diferentes entre sí, los
cuales han contribuido al desarrollo de la psicoterapia" el enfoue dinámico, el conductual y el
experiencial Fvéase cuadro 9G.
Cua!ro %* Tres !i/esioes !e la +sicotera+ia co
Sus e0o5ues 6 re+resetates
7
DIN81ICO
E0o5ue Re+resetate
,sicoanálisis clásico Nreud
,sicología analítica 'ung
-erapia de la voluntad /anC
-erapia analítica activa &teCel
,sicología individual +dler
,siuiatría interpersonal &ullivan
,sicoterapia intensiva Nromm H /eichmann
+nálisis del e&o Llein
Escuela de %hicago +lexander S Nrench
-erapia sectorial 0eutsch
,sicoterapia ob$etiva Larpman
,sicoterapia breve &ifneos S .alan S 8ellaC
+nálisis directo /osen
-erapia psicobiológica .eyer
-erapia biodinámica .asserman
,iscodinámica adaptativa /ado
7ipnoanálisis 6olberg
+nálisis del carácter Fvegeto5terapiaG /eich
CONDUCTUAL
E0o5ue Re+resetate
-erapia de inhibición recíproca 6olpe
-erapia implosiva &tampff
-erapia de refle$os condicionados &alter
-erapia del aprendiza$e 0ollard
,sicoterapia del aprendiza$e social /otter
-erapia de modela$e 8andura
,sicoterapia directiva -horne
-erapia de decisión directa *reenRald
%onfrontación en resolución de problemas *arner
-erapia asertiva H estructurada ,hillips
-erapia de constructo H personal Lelly
-erapia racional emotiva Ellis
-erapia integrativa 0raCeford
-erapia de la realidad *lasser
,sicoterapia filosófica &ahaCian
1iofeed%ac2 *reen
E3PERIENCIAL
E0o5ue Re+resetate
+nálisis existencial 8insRanger
Daseinsanalyse 8oss
-erapia centrada en el cliente /ogers
!ogoterapia NranCl
-erapia *estalt ,erls
-erapia de psicoimaginación &horr
-erapia experiencial 6hitaCer
-erapia del grito primal 'anov
8ioenergética !oRen
+nálisis estructural /olf
Entrenamiento autógeno !uthe S &chultz
.editación trascendental 55
-erapia del nirvana 55
,sicoterapia zen 6atts
-erapia psiuedélica <smund
Estas tres grandes áreas de la psicoterapia mantienen diferencias significativas entre
ellas en cuanto a la percepción de la naturaleza del hombre, sus 1enfermedades2 psíuicas, los
procesos terapéuticos o los agentes de cambio utilizados, la naturaleza de la relación interpersonal
ue mantiene la díada terapeuta S cliente, y las técnicas y métodos utilizados por cada una de estas
tres grandes corrientes de psicoterapia, lo ue se resume en el cuadro 3 ue sigue, tomado del
referido artículo de Larusu.
Cua!ro 9* Sítesis !e las !i/esioes !e los tres ti+os !e +sicotera+ia
'
ASPECTO DIN81ICO CONDUCTUAL E3PERIENCIAL
Knterés principal Knhibición sexual.
%onflictos instintuales)
motivaciones libidinales
tempranas y deseos ue se
mantengan sin darse cuenta
FinconscientesG el paciente.
+nsiedad.
7ábitos de aprendiza$e)
conductas excesivas o
insuficientes ue han sido
reforzadas por el medio.
+lienación.
0esesperación
existencial) pérdida de
posibilidades humanas,
fragmentación del self,
carencia de congruencia
con las experiencias
propias.
%oncepto de
patología
/esolución de conflictos
ocultos) victoria del e&o
sobre el id, fortalecer el
e&o.
&uprimir el síntoma)
ausencia de un síntoma
específico y la reducción
de la ansiedad.
+ctualización del
potencial) crecimiento
del self, autenticidad y
espontaneidad.
.odelo de
cambio.
3nsi&ht profundo)
comprensión del pasado en
la edad temprana.
%onocimiento intelectual S
emocional.
+prendiza$e directo)
conducta en el presente,
en acciones o e$ecuciones.
Experiencia inmediata)
sentir en el momento
inmediato. Expresión
espontánea de la
experiencia.
Enfoue en el 7istórico) el pasado =o histórico) el presente +histórico) el momento
ASPECTO DIN81ICO CONDUCTUAL E3PERIENCIAL
tiempo y
focalización
sub$etivo. ob$etivo. fenomenológico.
-ipo de
tratamiento
+ largo tiempo e intensivo. + corto término y no
intensivo.
+ corto plazo e
intensivo.
Nunción del
terapeuta
%omprender los contenidos
inconscientes mentales y
sus significados históricos y
ocultos.
,rogramar, reforzar,
inhibir o modelar formas a
respuestas conductuales
ue producen estímulos de
ansiedad.
Knteractuar en una
atmósfera mutuamente
aceptada para despertar
la expresión del self
Fdesde lo somático a lo
espiritualG
-écnicas Knterpretación) asociación
libre, análisis de la
transferencia.
%ondicionamiento)
desensibilización
sistemática, reforzamiento
positivo y negativo,
modela$e.
Encuentro) diálogo
compartido,
experimentos,
dramatización o rol play
de emociones.
.odelo de
tratamiento
.édico) doctor S paciente o
padre S ni(o FautoritarioG,
alianza terapéutica.
Educativo) profesor S
estudiante o padreSni(o
FautoritarioG, alianza del
aprendiza$e.
Existencial)
adultoSadulto FigualdadG,
alianza humana.
=aturaleza de la
relación.
-ransferencial y primaria
para la cura) relación irreal.
/eal, aunue secundaria
para la cura) sin relación.
/eal y primaria para la
cura) relación real.
/ol y postura del
terapeuta.
KnterpretadorSreflector)
indirecto, desapasionado o
frustrador.
.odeladorSconse$ero)
directo, resolver
problemas, o práctico.
KnteractorSaceptador)
mutuamente permisivo o
gratificador.
+unue sería muy extenso completar el cuadro 9 con la descripción de todas las
psicoterapias existentes, unas >MM seg#n /ollo .ay
;
, convendría sin embargo a(adir algunas ue
por su resonancia deben ser conocidas por lo menos de nombre) la psicoterapia de estrategia
hipnótica, de .ilton EricCson, practicaba por Ernest /ossi y 'effrey Qeig" el psicodrama, de
'acobo !. .oreno, practicado por QerCa -. .oreno" la psicoterapia del medio, de 8runo
8ettelheim. -odas ellas entre los enfoues dinámicos. Entre las psicoterapias conductistas o
cognitivas) la psicoterapia multimodal, de +rnold +. !azarus" y la psicoterapia cognitiva, de
+aron -. 8ecC. ,or #ltimo entre los enfoues experienciales) la psicoterapia de redecisión, de
.ary y /obert *oulding, una simbiosis de la -erapia *estalt y el análisis transaccional" la terapia
racional emotiva, de +lbert Ellis" y la psicoterapia existencial, de /ollo .ay. +simismo existe un
grupo actual de psicoterapias con enfoues centrados en la familia) &alvador .inuchin, 'ay
7aley, .urray 8oRen, %loé .adanes, Tirginia &atir, 6alter Lempler, %arl +. 6hitaCer, ,aul
6atzlaRicC, etc.
Neiss
:
ha elaborado una interesante clasificación considerando las psicoterapias
centradas en la mente, en el cuerpo, en la mente y el cuerpo, y otras formas alternas, como el
yoga, la meditación y las artes marciales, incluyendo psicoterapias tan novedosas y curiosas como
la terapia del grito primal, de +rthur 'anov y el nacimiento sin violencia, de Nréderic !eboyer, la
cual intenta, como explicamos en las notas, combatir el tan conocido trauma del nacimiento, de
<tto /anC.
0esde ue EysencC publicó, en 9:DD, *os efectos de la psicoterapia
14
y sus nefastas
consecuencias, han pasado más de veinte a(os y se ha investigado y escrito mucho sobre el tema.
Una de las obras con más seriedad científica es la publicada por &mith, *lass y .iller
99
, revisada
por 7enderson y 0evonshire
93
. En la referida obra se trata de dar respuesta a la controvertida
pregunta de si una forma de psicoterapia es más efectiva ue otra" y a#n más, si la psicoterapia es
realmente beneficiosa.
!os autores citados investigaron ?E@ estudios de psicoterapia, utilizando como técnica
de análisis el meta análisis. Estos estudios de psicoterapia se llevaron a cabo entre 9:DM y 9:EE y
en los mismos habían participado miles de su$etos, utilizándose 9; enfoues diferentes de
psicoterapia. !os resultados de este estudio indican ue la psicoterapia es efectiva" todas las
personas ue recibieron psicoterapia se encontraban me$or, al final de proceso terapéutico, ue el
;MV de las personas ue no la recibieron y ue la necesitaban.
<tra conclusión de este estudio es ue la psicoterapia, siendo eficaz al aplicarla a gente
de cualuier edad, resulta más eficaz cuando se centra en las experiencias internas emocionales de
las personas, en sus sentimientos y satisfacciones. 5inal"ente todo parece indicar que la esencia
de la psicoterapia reside en la ha%ilidad del terapeuta para despertar la esperan)a del cliente,
refor)ar su autoesti"a, ,"overlo” e"ocional"ente e incre"entar sus contactos con &rupos de
soporte. Todo esto se consi&ue con talleres o &rupos de encuentro.
<tro interesante estudio, aunue menos optimista ue el anterior de &mith, *lass y
.iller, en cuanto a los beneficios de la psicoterapia se refiere, es el realizado por !ambert
9>
. Este
autor, utilizando también como método el meta análisis, determina los factores terapéuticos ue
contribuyen a la eficacia de la psicoterapia. !ambert menciona y describe cuatro factores
fundamentales en todo proceso terapéutico)
%: 6e"isin espontánea0 Nactores ue forman parte del cliente, como son la fortaleza del
ego y otros mecanismos homeostáticos. -ambién los ue forman parte del medio, como los
acontecimientos fortuitos, el soporte social. -anto los factores del medio como los del cliente
ayudan a éste a recobrarse de su problemática, independientemente de su participación o no en
psicoterapia.
9: 5actores co"unes0 Entre estos factores se incluye una gran cantidad de variables ue
se encuentran en una gran variedad de psicoterapias, independientemente de la orientación teórica
ue siga el terapeuta. +uí !ambert menciona la empatía
9?
, la aceptación del cliente
9@
, el motivar
a tomar riesgos, el afecto, etc.
;: Efecto del place%o0 +uella porción de me$oría en el conocimiento del cliente de ue
está siendo tratado y la credibilidad diferencial de técnicas específicas de tratamiento.
<: T.cnicas0 +uellos factores ue son #nicos a psicoterapias específicas, tales como
1iofeed%ac2, hipnosis, desensibilización sistemática, etc.
!a figura 3 muestra los porcenta$es obtenidos por !ambert en cada uno de los cuatro
factores anteriormente descritos.
V
@M
?M
>M
3M
9M
M Nactores
9 3 > ?
)igura 9* Porceta=es !e /e=oría e +acietes 5ue sigue +sicotera+ia" e 0uci,
!e cuatro 0actores tera+>uticos*
+nte la pregunta 1W%ómo se explica ue la psicoterapia no sea eficaz en la mayoría de
los casosX2, *endlin responde ue la diferencia no reside en la técnica ue utiliza el terapeuta ue
practica un enfoue determinado, ni en lo ue los pacientes dicen, sino en c"o lo dicen. Ysta es
la #nica diferencia
9D
. -odo esto concuerda con la -erapia *estalt, enfoue en el ue el c"o se
expresa el cliente tiene una gran importancia" por e$emplo, el uso del pronombre personal 1yo2 y
el hablar en el presente. Tan de /iet
9E
centra la eficiencia del terapeuta en las etapas ue hace
seguir al cliente en el encuentro terapéutico) expresión del conflicto, diferenciación, afirmación,
decisión e integración.
,erteneciendo la -erapia *estalt a la orientación experiencial nos interesa conocer
algunas de las características de las psicoterapias ue forman parte de esta escuela experiencial
Fvéanse cuadros 9 y 3G, características descritas por Larusu en el artículo mencionado. Entre estas
características sobresale ue el enfoue existencial de psicoterapia)
9. /etoma los conceptos básicos de la filosofía de los existencialistas europeos, la
metodología de los fenomenologistas, las ense(anzas religiosas y las técnicas de
la mística oriental. Estas #ltimas unen el puente menteScuerpo en la b#sueda del
centro espiritual"
3. considera ue experimentar es un proceso de sentir Ftanto sensorial como
emocionalG, muy diferente a verbalizar o conocer"
>. cambia lo cognitivo FintelectualG y el insi&ht por la experiencia y la emoción,
abandonando el 1allí y el entonces2 del pasado distante y tomando en su lugar el
1auí y el ahora2 del presente inmediato.
&obre este #ltimo punto Larusu dice ue aunue los métodos varían en muchas de las
psicoterapias con enfoue experiencial, el diálogo terapéutico real en el 1auí y el ahora2 del
encuentro mutuo, ue se da entre el terapeuta y el cliente, es un factor com#n en muchas de las
psicoterapias existenciales
9;
.
0adas las raíces e7istenciales, feno"enol&icas y e7perienciales ue dieron forma a la
-erapia *estalt conviene hacer una revisión, aunue sea muy breve, de estos tres términos.
,
o
r
c
e
n
t
a
$
e

d
e

m
e
$
o
r
í
a
5actores
9. /emisión espontánea
3. Nactores comunes
>. Efectos de placebo
?. -écnicas
En su enfoue de psicoterapia /onald !aing
9:
utiliza la filosofía e7istencial y la
feno"enolo&ía social, definiendo la primera como un intento para comprender la vida propia,
planteándose preguntas a uno mismo, como) W4uién soy yoX ,ara !aing la respuesta a esta
pregunta existencial estriba en ser uno mismo, lo ue está de acuerdo con su propia forma de ser,
con su estilo de vida, agrade o desagrade a los demás su diálogo a veces brusco y cortante.
!os precursores de la filosofía e7istencial fueron LierCegaard, 7usserl, 7eidegger,
.erleau5,onty y 'ean5,aul &astre.
/efiriéndose a la feno"enolo&ía social !aing
3M
indica lo ue ocurre entre nosotros, un
intento de describir los fenómenos ue están pasando entre el facilitador y el cliente. &e(ala
también la forma dialógica de .artin 8uber. Nenomenología social es hacer ue la persona sea
más plenamente lo ue es. Esto es lo ue ocurre en psicoterapia, en el encuentro ue se da entre
el terapeuta y el paciente.
&eg#n *endlin, en el capítulo 1Experiencial ,sychotherapy2, de la obra de %orsini
39
, la
Terapia Gestalt es e7istencial, dado ue se centra en el cómo vive y siente la persona y no en lo
ue ésta es, hace o tiene. -ambién en la referida obra de %orsini, 6alter Lempler describe el
modelo de psicoterapia *estalt experiencial como un enfoue ue consiste en crear experiencias
ue incrementen el darse cuenta
33
.
6hitaCer en su enfoue de terapia de familia con modalidad existencialSexperiencial
aplica su estilo personal ue al principio suena agresivo y al final termina siendo honesto y muy
tierno. Ysta es la naturaleza paradó$ica del cari(o
3>
. 1.ientras las respuestas de Nritz a la persona
pueden aparecer crueles, hostiles e incluso destructivas, cuando son practicadas por alguien ue
tiene sensibilidad para traba$ar en el nivel del i"passe, éstas pueden ser paradó$icamente las más
tiernas y cari(osas ue un terapeuta pueda dar2
3?
.
=o #nicamente Nritz ,erls frustraba a los pacientes cuando así se reuería, también lo
recomiendan *omez y <U%onnell) 1%uando se trata de aliviar los síntomas de los pacientes,
debemos recordar ue estamos uitando de en medio las gratificaciones sutiles y familiares ue a
menudo proporcionan los síntomas. ,or lo tanto el terapeuta debe saber cuándo frustrar y cuánto
gratificar al paciente2
3@
.
&i la esencia de la psicoterapia reside en ayudar a la otra persona Fel clienteG a tomar
fuerzas para ue se enfrente y resuelva sus conflictos, lo ue cuenta es ue ésta llegue a aduirir
dicha fortaleza en el encuentro terapéutico, fortaleza ue se obtiene en un clima de empatía. Es
ahí donde la frase de *oethe) 1+prendemos me$or de auellos ue amamos2 toma toda su
intensidad y se hace realidad.
En un enfoue de psicoterapia holística, como el de la *estalt, hay ue considerar los
diferentes niveles en ue se sit#a y vive la persona, así como los diferentes niveles ue se utilizan
en la comunicación. !aing determina cinco niveles en la composición de la persona y tres niveles
de comunicación Ffiguras > y ?G.
)igura ;* Niveles !e la +ersoa
)igura <* Niveles !e co/uicaci,
El nivel de comunicación intrapersonal es intrapsíuico" el interpersonal es de persona a
persona" el transpersonal es una comunión, una comunicación dialógica al estilo de .artin 8uber,
el 1yoSt#2 en el 1auí y el ahora2.
En el nivel interpersonal surgen los trastornos en el contacto Fvéase ciclo de la
experienciaG. +uí el conflicto se origina en la relación interpersonal, esto hace ue 1desde un
punto de vista *estalt o fenomenológico la neurosis es un mito" lo real, lo ue reuiere nuestra
atención son los conflictos en las relaciones humanas2
3D
.
Es más) no solamente la neurosis
3Dbis
es un mito, sino ue además la salud psíuica fue
considerada un mito hace ya tres cuartos de siglo por el ilustre filósofo .iguel de Unamuno,
cuando se(alaba) 1Aa no sirve hablar, como veremos, de hombres sanos e insanos. +parte de no
haber una noción normativa de la salud, nadie ha probado ue el hombre tenga ue ser
naturalmente alegre. Es más) el hombre por ser hombre, por tener conciencia, es ya, respecto al
burro o a un cangre$o, un animal enfermo. !a conciencia es una enfermedad2
3E
.
Eso es *estalt y paradó$icamente si la conciencia es enfermedad, la toma de conciencia
implica 1salud2
3;
.
+ los niveles de comunicación intrapersonal e interpersonal corresponde el mensa$e de
la oración guestáltica de Nritz ,erls
3:
. &hanti ofrece una modificación de la referida oración
centrada a nivel transpersonal)
Persoa
)ísico Se?ual 1etal
itelectual
E/ocioal
a0ectivo
Es+iritual
Co/uicaci,
iter+ersoal itra+ersoal tras+ersoal
8o ha&o lo tuyo y t9 haces lo "ío.
8o estoy en este "undo para ayudarte a lo&rar tus e7pectativas.
8 t9 estás en este "undo para ayudar"e a encontrar las "ías.
T9 eres yo y yo soy t9, y si por casualidad nos encontra"os,
Todo será her"oso.
(i no es así, todo continuará siendo her"oso
:4
.
+demás de esta adaptación son muchas las versiones conocidas de la oración guestáltica,
las cuales han ido apareciendo a partir de la versión original de ,erls. &olamente en un artículo,
escrito por 0olliver, se citan seis versiones, incluyendo la original. Entre ellas un poema cómico
de &andra 8oynton FLulture Lards, 9:E;G, ue dice)
T9 eres t9,
8 yo soy yo.
*os dos solos, unidos,
8 si el yo que yo soy,
no está en ar"onía con el t9 que t9 eres,
entonces el nosotros que es nosotros,
lle&ará a ser el aquellos que fue o era
:1
.
!as metas de Tirginia &atir también corresponden al nivel de comunicación
interpersonal)
;uiero a"arte sin asfi7iarte,
apreciarte sin 'u)&arte,
unir"e a ti sin esclavi)arte,
invitarte sin e7i&irte,
de'arte sin sentir"e culpa%le,
criticarte sin herirte,
y ayudarte sin "enospreciarte.
(i puedo tener lo "is"o de ti,
entonces nos pode"os real"ente encontrar,
y enriquecernos "utua"ente
:<
.
Larusu, retomando una cita de +rendsen57ein
>>
, dice ue el nivel intrapersonal 1se
centra en el e&o+ siendo el principal ob$etivo el descubrimiento de la propia individualidad, de
los propios estados emocionales y sus manifestaciones en el cuerpo" el transpersonal es orientado
hacia la realidad finalB unidad del hombre en el plano universal o cósmicoB en el ue la
persona experimenta una transcendencia del e&o a la conciencia universal2 Fla cursiva es
nuestraG
>?
.
!a psicología transpersonal se ocupa del estudio de las capacidades humanas para
experimentar más allá de las fronteras personales.
!a *estalt, como enfoue, se aplica en diferentes contextos) colegios, empresas,
organizaciones, religión, deporte, etc.
>?bis
.
!os modelos de intervención en psicoterapia *estalt pueden orientarse individualmente,
pueden ser de crecimiento personal o pueden ser orientados en el proceso grupal, tomado éste
como un sistema. En el primero de estos modelos se traba$a especialmente y casi exclusivamente
a nivel intrapersonal. En los otros dos modelos de intervención, el de crecimiento y el grupal, se
ponen en práctica los tres niveles Fintrapersonal, interpersonal y grupalG, aunue el de crecimiento
puede ser enfocado tanto a nivel individual como grupal. &i es de la primera categoría entonces el
proceso es interpersonal, existiendo en ese caso muy poca diferencia entre la psicoterapia
individual y el crecimiento del potencial humano grupal a nivel individual. +uí la diferencia se
sit#a fundamentalmente en la persona ue se encuentra sometida a psicoterapia de uno de estos
modelos y, naturalmente, a las intervenciones ue realice el facilitador o terapeuta. %ada
terapeuta tiene su propio estilo de traba$o, algunos se centran más en el nivel interpersonal del
cliente Frelación yo5t# de .artin 8uberG, otros prefieren hacerlo en el nivel intrapsíuico
utilizando para ello fantasías dirigidas o guiadas.
,ara muchos autores esta interrelación facilitadorScliente es el e$e de la psicoterapia, uno
de mis maestros del *K%, 'oseph QinCer lo plantea así) 1!a psicoterapia no se lleva a cabo en el
vacío. =o es un 1poner2 aparte a otra persona. .ás bien es una interrelación entre por lo menos
dos personas. Una persona es el especialista, el terapeuta, el conse$ero" la otra es el cliente,
persona con necesidades, compa(ero de via'es. El proceso creativo emerge de la interrelación
entre las vidas de estas personas2 Fla cursiva es nuestraG
>@
.
&iguiendo con este via'e terapéutico y en lo ue se refiere al 1pasa$ero2 terapeuta, QinCer
dice en el mismo artículo anterior, ue dedica a !aura ,erls al cumplir esta pionera de la -erapia
*estalt ;M a(os de existencia) 14uerida !auraB .e has ense(ado ue se debe aprender a via'ar
antes de ser un guía. 4ue se debe ser humano antes de ense(ar a otros el humanismo2 Fla cursiva
es nuestraG
>D
.
Este encuentro terapéutico $unto con el darse cuenta y el experimento son considerados
por Erving ,olster como los tres recursos terapéuticos primarios, describiendo ,olster el
encuentro como 1la interrelación entre paciente y terapeuta" cada uno de ellos es en el momento
presente una culminación de las experiencias de sus vidas. ,ueden estar comprometidos diciendo
y haciendo auellas cosas ue son pertinentes a sus necesidades, el terapeuta ofreciendo nuevas
posibilidades al paciente por medio de su buena voluntad por conocer la verdad y ser una persona
auténtica. Kdealmente esto sería suficiente. Es curativo para ambos hablar con frescura, con
cordialidad y agudizando el encuentroB +unue naturalmente las resistencias son grandes. ,or
lo tanto el encuentro, potente como es, reuiere generalmente la adición de los otros recursos
terapéuticos2
>E
.
+simismo en -erapia *estalt se utilizan diferentes lengua$es) uno es el contenido verbal
de lo ue se expresa" al otro pertenece el sonido y el ritmo de la voz, y el tercero se refiere a la
respiración del organismo, la postura y los gestos o movimientos corporales. El primero de ellos
es verbal y los otros dos son no verbales. ,or todas estas características y otras, ya mencionadas
anteriormente, se considera ue la -erapia *estalt es holística en su enfoue.
El terapeuta reuiere habilidad para detectar cualuier incongruencia entre los tres
lengua$es mencionados y tener presente, como dice LorzybsCi, ue el acto de describir un
acontecimiento inevitablemente lo falsifica
>;
. ,erls a(ade ue la -erapia *estalt opera con esta
premisa de ue la comunicación verbal es una pura farsa) 1!a comunicación verbal es el relato de
una experiencia, no es la experiencia en sí misma. Es un mapa del territorio de la experiencia2.
>:
!o anterior ueda enfatizado en esta corta frase de LorzybsCi ue distingue 1las cosas5
como5son de las cosas5como5éstas5son5descritas2
?M
. 0icho tomado, en parte, de 7usserl) 1!as
cosas son como son2. Es precisamente a LorzybsCi a uien se debe el término 1el organismo
como un todo2, tan utilizado en -erapia *estalt y atribuido erróneamente por Nritz ,erls a Lurt
*oldstein o a los teóricos de la *estalt
?9
. 8arloR escribe partiendo de una cita de LorzybsCi, en
=iencia y sanidad0 1!a noción del organismo como un todo implica ue un organismo no es la
simple suma algebraica de sus partes, esto es mucho más, y debe ser tratado como un todo
integrado2 FLorzybsCi, 9:>>, p. 9;;G
?3
.
&obre la semántica general de LorzybsCi, escribía 7. !andier, especialista en semántica,
en una nota policopiada) 1,ersonalmente y hasta este momento no he hallado Ftécnicas, ciencias,
filosofíasG ue me ayuden tanto como la semántica generalB empíricamente y en mi opinión. +
condición ue se trate no de ha%lar, sino de hacer, y de hacerlo ahora mismo, pues hoy es el
primer día de lo ue me resta de vida2
?>
.
+lgo similar a lo ue escribió 8uber cuando decía ue no era lo mismo 1hablar sobre
algo2 Fyo5elloG ue 1dirigir la palabra2 Fyo5t#G. -odos estos conceptos fueron retomados por ,erls
cuando afirmaba ue en -erapia *estalt se trata de hacer algo y no #nicamente de hablar sobre
algo. -ampoco es lo mismo el terapeuta ue en la sesión habla para decir algo al cliente, ue
auel ue dice algo para hablar. +unue en cualuier circunstancia habría ue recordar lo ue
escribe -armo 7annula a 8arry &tevens, en el prefacio de la obra de 8arry) 1%on 8arry he
aprendido ue hablo mucho y digo poco2
??
.
!a teoría de la -erapia *estalt ha sido estudiada utilizando el método de agrupamiento
conocido como taxonomía. En esta línea /aming y NreR realizaron una interesante y original
investigación, partiendo del análisis de dos de las obras de Nritz ,erls, Gestalt Therapy y Gestalt
Therapy >er%ati", extrayendo de ellas material ue sirvió para construir el cuestionario de
ob$etivos de la psicoterapia y el cuestionario del proceso terapéutico.
En el campo de los ob$etivos de la psicoterapia los autores citados identificaron tres tipos
de ítems) el or&anis"o y su entorno? el autodarse cuenta y la "aduracin? la autono"ía. !os
ítems de procesos terapéuticos fueron agrupados en dos categorías) ha%ilidad para frustrar al
cliente? el concepto ,aquí y el ahora”. El artículo de /aming y NreR define todas estas
categorías de ítems, ofreciendo e$emplos de cada uno al retomar partes del texto de las obras
indicadas. +simismo se define la -erapia *estalt de Nritz ,erls 1como un proceso en el ue el
terapeuta busca frustrar con habilidad al cliente en el auí y el ahora, facilitando el contacto
orgánico con el medio, el autodarse cuenta, la maduración y la autonomía2
?@
.
0efinición ue toma en cuenta los factores hallados en la investigación por medio de los
instrumentos o cuestionarios utilizados para medir los ob$etivos de la psicoterapia y el proceso
terapéutico. Estos factores ya eran considerados en -erapia *estalt como importantes" sin
embargo, esta investigación, al confirmarlos, los saca del nivel empírico en ue se encontraban.
!a siguiente tira cómica de 4uino, ue tituló El ,darse cuenta” de un al%a@il, refle$a
con claridad y humor la relación existente entre el organismo y su entorno de una parte, y de la
otra el autodarse cuenta.
7aley atribuye a &ullivan la imaginación de servirse del darse cuenta, de lo ue
significaba para el paciente lo vivido en el presente conectado con el pasado) 1%on &ullivan se
inició el énfasis de ue la persona se diera cuenta de sus dificultades interpersonales. &i el
paciente podía 1ver2 lo ue estaba haciendo, especialmente si lo 1conectaba2 con el pasado, éste
era transformado y se recuperaba2
?D
.
0ada la importancia ue tiene el concepto figura5fondo en -erapia *estalt y la forma en
ue estas dos partes de una totalidad o configuración se intercambian de posición seg#n las
necesidades de la persona, conviene detenerse unos instantes para analizar este fenómeno. =ada
más 1claro2 ue tomar para ello la percepción de la figura ambigua de 8oring,
?E
, original de 7ill
?;
y utilizada por !eeper
?:
en un experimento de aprendiza$e, con otras dos figuras más" una de ellas
el dibu$o de una anciana y la otra de una $oven Ffigura DG en comparación con la figura ambigua
Ffigura @G.
+uellas personas ue fueron expuestas a 1ver2 la anciana y luego la figura ambigua
percibían en esta #ltima figura a la anciana antes ue a la $oven" lo contrario ocurría con auellas
personas ue eran expuestas primero a la percepción de la $oven
@M
. En cualuier caso en la figura
ambigua es imposible percibir las dos caras a la vez o simultáneamente, cuando la una es figura la
otra es fondo. Esta figura ambigua fue también descrita por ,erls y otros autores
@9
.
En un artículo de un alto nivel académico, escrito a la memoria de 'im &imCim, uno de
los fundadores de la -erapia *estalt, &herrill analiza la relación poco amistosa ue existía entre
6ertheimer, LPhler, LoffCa y *oldstein, por una parte, y Nritz ,erls por la otra, exponiendo
&herrill las razones ue tenían los cuatro primeros fundadores de la psicología *estalt para
rechazar al fundador de la -erapia *estalt.
En el mismo artículo &herrill discute los aportes de los teóricos de la *estalt y se refiere
al experimento de la figura ambigua de este modo) 1!as necesidades influencian la formación de
figuras cuando los estímulos son tan ambiguos ue éstos pueden organizarse de dos formas
diferentes. %uando son presentados con una figura ue puede ser vista como una mu$er $oven o
como una vie$a bru$a, los hombres $óvenes tienden a ver primero la organización de la mu$er
$oven2
@3
.
!a cita anterior confirma, una vez más, el mundo de necesidades de la persona y lo ue
predomina como figura seg#n sus necesidades. &ería interesante investigar más sobre esta figura
ambigua con personas $óvenes y ancianas y determinar, por e$emplo, si las personas ancianas
tienden a 1ver2 antes la figura de la vie$a. +demás de ue estas investigaciones podrían permitir
detectar la imagen ue tiene de sí misma la persona y la aceptación o rechazo de cada una de las
figuras en los diferentes estadios del desarrollo en ue nos vamos encontrando a lo largo de
nuestra existencia.
<tra figura ambigua en la ue se pueden percibir dos cabezas de animales Fpato5cone$oG
es la ue se reproduce en la figura siguiente.
!a combinación figuraSfondo se aprecia asimismo en las obras de arte" en el boceto5
estudio de uno de los cuadros famosos de &alvador 0alí, Gala "irando al Aediterráneo, se puede
ver, por medio de un aparato óptico instalado en el .useo 0alí de Nigueres, cómo la imagen
desnuda de *ala se convierte en la cara del presidente +braham !incoln y todo ello #nicamente
por cinco duros
@>
.
+ pesar de ue a lo largo de esta obra se menciona a menudo al filósofo alemán .artin
8uber F9;E;59:D@G, sus aportaciones a la -erapia *estalt han sido tan extensas ue bien merecen
auí unas líneas independientes.
8uber evoluciona en su obra de lo místico a lo existencial y de éste a lo dialógico, hasta
el punto de llegar a afirmar ue 1no es el lengua$e el ue está en el hombre, sino el hombre en el
lengua$e2
@?
. %on esta máxima 8uber nos indica la importancia ue tiene el lengua$e en la
existencia humana, el lengua$e dialógico ue permite establecer la relación yo5t# cuando una
persona se dirige a otra) 1En el encuentro, el otro está frente a mí en persona, de manera
inmediata y yo frente a él, intercambiando la palabra2
@@
. !o ue describe en forma elegante la
relación terapéutica ue el terapeuta debería establecer con el cliente.
+lgunos enfoues terapéuticos respetan este principio buberiano, tomando en cuenta la
experiencia del encuentro o la interrelación yo5t#, términos éstos muy utilizados por 8uber seg#n
se(ala &ánchez .eca en la referida obra. <tros enfoues sit#an la relación en yo5ello, se dedican
a 1hablar sobre algo2, relacionándose con el paciente como lo harían con un ob$eto, un enfermo o
una cosa. %onviene considerar ue 1podemos abordar la acción humana de tratar con el otro
entendiendo por tal, no sus partes, ni la suma de sus partes, sino la apercepción sintetizante como
sinopsis de unidadB ,or apercepción sintetizante yo entiendo la apercepción de un ser como un
todo y como una unidad2
@D
.
8uber atribuye a la relación yo5t# todo lo ue ocurre entre dos personas cuando se
interrelacionan la una con la otra, analiza incluso los silencios o cuando entre ellas se comunican
en silencio. Este 1contacto2 es un aspecto importante a considerar en -erapia *estalt. =ontacto
para 8uber es el encuentro existencial compartido entre dos personas
@E
. !a calidad del contacto,
ue en su forma más desarrollada corresponde a la relación yo5t#, incluye el reconocimiento y la
aceptación de ambas personas ue participan en el encuentro, sus diferencias y sus seme$anzas,
sin ue una de ellas necesite a la otra para ser diferente a como es.
!o ue, dicho en términos místicos de la religión $udía, correspondería a) 1&i t# y yo
fuéramos iguales uno de los dos no existiría2. En lo ue se refiere al contacto del terapeuta
@;
, éste
se obtiene con la empatía y la habilidad ue el terapeuta tenga para imaginarse la experiencia de la
otra persona, mientras al mismo tiempo conserva la propia identidad.
El contacto aparece en el encuentro terapéutico cuando el terapeuta comparte empatía,
interés, y acepta la experiencia del cliente como ésta es, sin $uzgarlo. Esto es lo ue los
existencialistas denominan una existencia comunicando con la otra, lo ue se produce cuando el
terapeuta hace sentir su presencia en el cliente o en el grupo.
En Nritz ,erls se aprecia la influencia de la filosofía dialógica de 8uber en varios de sus
escritos y en su oración guestáltica, aunue esta #ltima no se puede llevar a cabo o cumplir al pie
de la letra cuando se establecen relaciones íntimas o afectivas entre dos personas significativas
entre sí" es imposible entonces decir 1t# haces tus cosas y yo hago las mías2, esto aunue evita la
confluencia produce una división entre dos personas. &in embargo no hay ue olvidar ue la
diferenciación yo5t# es lo ue permite la unidad de cada persona.
,arafraseando a 8uber en su obra Eclipse de Dios, Nriedman escribe) 1!legar a vie$o es
algo glorioso cuando a#n no se ha desaprendido lo ue significa comenzar2
@:
. +plicando
Nriedman esta preciosa frase al traba$o de 8uber dice) 1&u antropología filosófica representa un
nuevo comienzo en sus ideas, comenzaba a la edad de setenta y tres a(os y terminada $usto
después de su ochenta y cinco aniversario2
DM
.
!o anterior indica la tenacidad científica de 8uber y explica ue merezca el honor de ser
considerado y mencionado por +braham .asloR como una de las pocas personas con un self
actualizado
D9.
+lgunas de las obras de 8uber son) Ao y t# F9:33G, 0iálogo F9:>3G, %uestiones sobre la
individualidad F9:?EG, Tida dialogal F9:?EG, Entre &ociedad y Estado F9:@3G, Eclipse de 0ios
F9:@>G, El hombre y su estructura F9:@@G, etc.
%*% LA I1PLICACI(N TERAP@UTICA DEL CONCEPTO “AAU2 - A#ORA”
- SU I1PORTANCIA E3ISTENCIAL
!a importancia del concepto del 1auí y el ahora2 FKsadore Nrom, uno de los fundadores
de la -erapia *estalt, $unto con los 1maestros2 Nritz y !aura ,erls, atribuye la primera utilización
de la expresión 1auí y ahora2 a <tto /anC
D3
G es tanta ue considero bien merece la pena dedicar
una páginas de este libro a profundizar y analizar este concepto gestáltico considerado por Nritz
,erls, unido al 1cómo2, como las dos piernas ue hacen caminar la -erapia *estalt) 1!a ciencia de
la teoría de la -erapia *estalt es la comprensión de estos dos términos. 1+hora cubre todo lo ue
existe. El pasado ya no es y el futuro a#n no ha sido. El 1ahora2 incluye el euilibrio de estar
1auí2, es la experiencia, la implicación, el darse cuenta. El 1cómo2 cubre todo lo ue es
estructura, todo lo ue ocurre, el proceso continuo. -odo el resto es irrelevante2
D>
A refiriéndose #nicamente al 1ahora2, ,erls escribió) 1En mis conferencias sobre -erapia
*estalt tengo un solo ob$etivo) impartir una fracción del significado de la palabra 1ahora2
D?
.
-ambién se puede afirmar ue en -erapia *estalt nada existe sin tomar en cuenta el
1auí y el ahora2, se comienza a traba$ar con sus sensaciones Faudición, visión, tacto, tono de voz,
etc.G. Ysta es la dimensión fenomenológica de la -erapia *estalt, lo ue implica ue el proceso
ue una persona experimenta es #nica y exclusivamente su proceso. Un proverbio oriental
describe con gran sabiduría el significado ue tiene el vivir en el momento existencial presente)
Bo pienses en las cosas que fueron y pasaron.
Pensar en lo que fue es a@oran)a in9til.
Pensar en el futuro es i"paciencia vana.
Es "e'or que de día te sientas co"o una chaqueta en la silla.
;ue cuando lle&ue el co"er a%ras la %oca.
;ue cierres los o'os cuando te lle&ue el sue@o #,o %hu AG.
7erman 7esse, en El lo%o estepario, dice) 1En lo eterno no hay futuro, no hay más ue
presente2.
Neiss se(ala) 1!a gente ue permanece infantil es ue temen tomar responsabilidad por
ellos mismos en el 1ahora2
D@
.
7uneeus menciona a ,erls, cuando este #ltimo solía decir) 1!a angustia es la brecha
entre el 1ahora2 y el después. &i estás en el 1ahora2 no puedes sentir angustia2
DD
.
<lham, Ley y &taraC Fterapeutas gestálticos australianosG dicen citando a &tan Leleman)
1!a razón por la ue se siente la muerte como algo horrible es ue ésta no se vive en el 1ahora2
DE
.
<puesto al concepto del 1auí y el ahora2 se sit#a el 1allá y el entonces2 ue Erving
,olster utiliza cuando se trata de traba$ar con clientes ue cuentan historias ue ocurrieron en el
pasado. +lgo ue a la gente de la tercera edad le encanta hacer. Estas personas viven el presente
viviendo o contando el pasado. ,ara ilustrar esta forma de vida ,olster toma pasa$es de la novela
de 'ean5,aul &artre, *a náusea, en la ue el persona$e principal, /ouentin, afirma ue
paradó$icamente la vida consiste en relatar algo y no en vivirlo
D;
. Esto mismo ocurre cuando se
traba$a con fantasías dirigidas o cuando el paciente se encuentra relatando un sue(o.
En esta comunicación ,olster parece apartarse del 1auí y el ahora2, lo ue hace ue
%arl /ogers, al comentar la conferencia de ,olster, deplore el excesivo acento ue se pone en el
concepto 1auí y ahora2, a(adiendo ue aunue desconoce el uso ue se hace del 1auí y el
ahora2 en *estalt, sí es consciente de ue en la cultura se ha hecho a las personas víctimas del
1auí y el ahora2. -odo esto me parece una distorsión de la utilización ue se da al 1auí y el
ahora2 en -erapia *estalt. &u aplicación no estriba en ue la $uventud reciba gratificación
Freforzador inmediatoG inmediata a sus deseos en el 1auí y el ahora2 como /ogers se(ala
D:
) eso
es conductismo y no *estalt. !as diferencias en cuanto al uso de este concepto en los dos
enfoues son muy significativas.
En un artículo escrito por !evitsCy y ,erls, se dice) 1Bel ZahoraU, el momento
inmediato, el contenido y la escritura de la experiencia presente, es uno de los principios más
potentes, impactantes y alusivos de la -erapia *estalt2
EM
.
/eferirse a lo ue ha ocurrido en el pasado o lo ue ocurrirá en el futuro es percibido
como evasión terapéutica o como mínimo como acontecimientos con los ue se relaciona lo ue
el paciente vive en el presente. [nicamente en el presente puede el paciente tomar contacto con
sus emociones bloueadas y expresarlas. Kncluso cuando se traba$a con 1asuntos inconclusos2 o
1duelos no resueltos2, las frustraciones o traumas del pasado se relacionan con la experiencia
presente del paciente. Estas frustraciones surgen a menudo por medio de una fantasía dirigida o
guiada por el terapeuta, fantasía del acontecimiento en la ue el paciente revive su pasado en el
presente. +simismo las expectativas catastróficas del futuro son situadas en el presente haciendo
ue el paciente establezca contacto con lo temido.
+l establecer contacto con el 1auí y el ahora2 se pierde el control intelectual y se llega a
la sensación experiencial, liberándose el paciente de arrepentimientos y ruminaciones del pasado,
así como de imaginaciones y expectativas del futuro.
El 1ahora2 es un concepto funcional ue se refiere a lo ue el organismo está haciendo
en ese preciso instante. !o ue el organismo hizo hace unos minutos ya no es el ahora. En el acto
de recordar, del adulto, un momento vivido en el pasado, en su infancia, se da en el 1ahora2. En
cuanto al futuro existe, también, como un proceso de pensamiento presente, ue ocurre al
planificar, vivir la angustia y la esperanza en el presente por algo ue a#n no ha llegado.
!os trastornos severos de la personalidad se caracterizan por la orientación espacial de la
persona en uno de los tres tiempos existenciales Fpasado, presente, futuroG, por el aislamiento de
cada uno de ellos de los otros dos o la confusión de los tres. .antener a la persona en contacto
con el 1auí y el ahora2 no significa ue no exista la posibilidad de tener en cuenta su historia
pasada.
+ menudo la experiencia presente de la persona puede ser una memoria del pasado o una
fantasía del futuro. %uando traba$amos con el momento presente, ese momento no está aislado.
-raemos al presente todo lo ue hemos hecho antes, todas nuestras experiencias acumuladas y
asimiladas. %uando se traba$a con sue(os en -erapia *estalt el cliente revive el sue(o como si
éste estuviera ocurriendo en el presente" con el uso del tiempo presente logramos integrar esas
partes rechazadas, convirtiéndolas en partes integrantes de nuestra personalidad, asimilándolas,
utilizando su energía.
En el prólogo de la obra de 8andler, *rinder y &atir, se resumen las libertades de la
persona utilizando el concepto existencial 1ahora2)
=uando yo pueda ver y oír lo que e7iste aquí y ahora,
sentir lo que siento ahora?
decir lo que siento, pienso y veo ahora?
cuando pueda alcan)ar lo que deseo ahora?
cuando pueda co"unicar todo esto con&ruente"ente ahora?
y pueda o%tener retroali"entacin creativa ahora?
entonces "e encontrar. en posi%ilidad de enfrentar"e con in&enio y
%uena fortuna a la situacin e7terna y a "i vida interior
C1
.
A de nuevo &atir refiriéndose al proceso) 1El proceso consiste en la interrelación entre t#
y yo en el auí y el ahora2
E3
.
<tras modalidades terapéuticas, además de la -erapia *estalt y el conductismo, utilizan
el concepto del 1auí y el ahora2" entre ellas, la terapia de la realidad de 6illiam *lasser, en la
ue se pretende ue el cliente afronte la realidad en ue vive aceptando la responsabilidad de su
conducta en el ahora. Ysta es la #nica posibilidad ue tiene el cliente de darse cuenta de sus
necesidades básicas de amor Famar y ser amadoG y de sentirse valioso Fante sí mismo y los
demásG, necesidades universales para *lasser, ue agrega) 1!a gente no se conduce de forma
irresponsable porue esté enferma, sino ue está enferma porue act#a irresponsablemente2
E>
.
En otros enfoues de psicoterapia es también utilizado este concepto, aunue la terapia
tradicional se centra en el análisis y la interpretación de resistencias o mecanismos de defensa" sin
embargo algunos enfoues incluyendo a 7orney y /eich, así como los grupos de encuentro
rogerianos, enfocan en el 1auí y el ahora2 la interrelación entre los participantes en el momento
presente. .uchas de las escuelas ue pertenecen a la línea psicoterapéutica experiencial se ale$an
del 1allá y el entonces2, del pasado distante, para centrarse en el 1auí y el ahora2 del presente
inmediato. +simismo, dado ue el vivir o revivir una experiencia es más un proceso de sentir ue
de conocer o verbalizar, estas escuelas vivenciales enfocan lo experiencial y emocional, más ue
lo cognoscitivo.
6atzlaRicC también se refiere al presente existencial al escribir) 1El ahora no tiene
longitud, éste es el #nico punto en el tiempo en ue lo ue ocurre, ocurre y lo ue cambia, cambia.
Es pasado incluso antes de ue nos demos cuenta, dado ue cada momento presente es
inmediatamente seguido de un nuevo momento presente. /hora es nuestra #nica experiencia
directa de la realidad2 Fla cursiva es nuestraG
E?
.
+simismo 6atzlaRicC afirma ue es el futuro el ue determina el presente. Este
presente no lo determina el pasado
E@
. En esta misma conferencia, 6atzlaRicC supervisando una
sesión de psicoterapia interviene de pronto y dice al terapeuta ue dirige la sesión) 1&í usted
pregunta al cliente el 1por ué2, usted retrocede al pasado, el 1para ué2 es el aquí y el ahora”.
+ &evero <choa le preguntaron en una entrevista) 1WA el por ué de la vidaX2 + lo ue
respondió) 1El por qu. es una pregunta para la ue no hay respuesta. El c"o ya tiene sus
complicaciones, pero preguntándose c"o se puede llegar hasta el protón y el electrón, hasta el
origen de la materia. El por qu. es imposible2 Fentrevista con &evero <choa, 1&uplemento de El
,aís2 ###BOT_TEXT###gt;M abril 9:;:] DE5EMG.
&in embargo no cabe ninguna duda de ue se necesita discriminar y restringir el uso del
1auí y el ahora2, para evitar los abusos y utilizarlo en las situaciones ue así lo reuieran. ,or
analogía en psicoterapia el terapeuta debería saber cuándo mirar la hora en un relo$ digital y
cuándo hacerlo en un relo$ de agu$as. %omo en la metáfora descrita por ,olster y retomada por
/ogers, seg#n el tipo de relo$, tenemos ue el de agu$as indica la hora presente, aunue también
se puede saber la hora ue fue y será. En el digital, de n#meros horizontales en la pantalla,
#nicamente se puede 1ver2 el presente. +nalogía ue a su vez ,olster tomó de ,erls, cuando este
#ltimo se refería al presente como 1un punto cero ue siempre se está moviendo entre los
opuestos pasado y futuro2
ED
.
,ara %arl /ogers, en su libro Dn %eco"in& a person, el mundo fenomenológico es el
mundo de la experiencia, en el ahora) 1Ao soy lo ue experimento en este mismo momento) si
usted me pregunta ué es lo ue yo siento ahora y yo le respondo ue 1nada2, usted puede estar
seguro de ue yo no siento nada en mi mundo intrapsíuico, ue vivo en un mundo coloreado por
la nada2
EE.
%uando traba$a con un cliente %arl /ogers toma en consideración el auí y el ahora, el
material ue le presenta el cliente en el encuentro ue tiene lugar en ese preciso momento. En
palabras de /ogers) 1/espondo más a los sentimientos actuales ue a las declaraciones referentes
a las experiencias pasadas2
E;
.
+demás /ogers reconoce ue 1todo lo ue conocemos es la percepción presente de la
experiencia pasadaB nunca conocemos el pasadoB lo mismo es cierto con el futuro.
,ercibimos el futuro de diferentes formas, pero esto es nuestra percepción del futuro2
E:
. Esto sí es
*estalt.
!as bases teóricas y empíricas de la -erapia *estalt F-*G y de la -erapia %entrada en el
%liente F-%%G han sido a menudo confundidas sin discernir sus diferencias. Esto ha sido debido H
en gran parte5 a ue estos dos enfoues de psicoterapia son, como hemos visto, experienciales,
fenomenológicos. En general, cuando se realizan estudios comparativos entre psicoterapias, a
todas ellas se las compara con la primera fuerza" el psicoanálisis.
En este caso, si comparamos el modelo experiencial con el psicoanálisis en tres
dimensiones Fconducta expresiva5evocativa, forma de enfocar, y estilo de interrelaciónG, el
primero se distingue) aG en la conducta expresiva5evocativa, por ser menos interpretativo, más
espontáneo, más activo, menos exploratorio" BG en su forma de enfocar" enfoca menos las
experiencias de la infancia, pone menos énfasis en los procesos inconscientes, estructura menos
las sesiones y los ob$etivos, utiliza menos la interpretación de sue(os y la asociación libre, hace
un mayor uso de fantasías" c: en su estilo de interrelación, es más personal y caluroso, es más
optimista y positivo, es más humanista, y es menos formal.
!a -* comparte con la -%% el énfasis en el presente y la integridad holística de la
persona. +unue la 9^. Es más directiva y confrontativa ue la 3^, hasta el punto ue la -* tiende
a incrementar el conflicto entre el paciente y el terapeuta, incluso a costa de la comprensión y la
empatía. !a filosofía de la -* gira alrededor de diferentes conceptos clave) la intensidad y
belleza de la experiencia presente" la responsabilidad de la persona por sus propios sentimientos y
conductas" la motivación intrínseca de cada organismo a conseguir el cierre o completarse Fauto5
actualizarse para /ogersG. &e asume ue el individuo puede más fácilmente obtener lo ue desea
cuando es capaz de experimentar intensamente las necesidades internas y las restricciones
externas del momento.
El grado en ue se minimiza el contacto con el momento existencial F1el auí y el
ahora2G correlaciona con el grado con ue el organismo experimenta un trastorno psicológico.
<tro factor ue frena a la persona a establecer contacto consigo misma y con su medio es la
tendencia a negar las propias conductas y emociones. En consecuencia, la filosofía de la *estalt
concede una gran importancia a ue el individuo se responsabilice de todas sus experiencias,
creando sentimientos, actuando sobre su entorno, en otras palabras dise(ando su propio mundo.
!a -* asume ue en un mundo ideal la persona se mueve secuencialmente de una
experiencia a otra, aislando cada una de sus influencias externas. Esta relación figura5fondo es
retenida mientras se integra la experiencia actual con otras anteriores, surgiendo una nueva
experiencia, mientras la anterior pasa a formar parte del fondo. !as dificultades surgen por la
incapacidad del organismo a de$ar ir una experiencia hasta ue ésta sea asimilada por otras
anteriores.
Uno de los ob$etivos de la -* consiste en cerrar las experiencias pasadas, permitiendo
ue los elementos discrepantes de cada una de ellas sean asimilados en el campo experiencial total
del individuo. ,or lo tanto, un ob$etivo del terapeuta es forzar al paciente a romper con las
Gestalten ue han bloueado la incorporación de nuevas experiencias y, en consecuencia, llegar al
cierre. En -* la 1experiencia2 tiene lugar en el límite entre el organismo y su entorno, por medio
de los sistemas sensoriales y motores. Es en estos límites donde se rechazan los peligros, se
vencen los obstáculos, la persona selecciona, asimila y se apropia del mundo externo.
!a interacción del organismo y su entorno, en estos puntos límite, proporciona la base
para las funciones de contacto. Estas funciones de contacto sirven para ue el organismo
establezca contacto íntimo con el mundo, permitiendo su crecimiento, desarrollo, y ue la vida
contin#e. !a -* opera sobre la misma fe simple ue es inherente a la -%%) una persona tiene la
capacidad de alcanzar su propia maduración y lograr un crecimiento positivo si se la permite
experimentar el mundo tal como éste existe.
En -* los límites entre el individuo y el mundo externo, la experiencia interna y la
externa, la fantasía y la realidad, son confrontados por el terapeuta por medio de experiencias
directas o experimentos. Existe una amplia variedad de experimentos Frolplay, traba$o con
sue(os, el uso de la 1silla vacía2 para establecer un diálogo, etc.G El terapeuta puede pedir al
cliente hacer el papel opuesto de la propia experiencia cognitiva ySo emocional, o exagerar un
sonido o gesto. En las fantasías libres y dirigidas se utilizan el movimiento, los gestos, la
distancia y la postura.
.ilton EricCson, creador del enfoue de hipnoterapia, escribe en el prefacio de la obra
de 6atzlaRicC, 6eaCland y Nish, =a"%io0 1Una psicoterapia es buscada en primer término, no
para esclarecer un pasado inmodificable, sino a causa de una insatisfacción en el presente y un
deseo de me$orar el futuro2
;M
+unue, como hemos visto, el concepto 1auí y ahora2 se utiliza en otros enfoues de
psicoterapia ue la -erapia *estalt, hay ue considerar ue este concepto no produce el mismo
efecto cuando se encuentra aislado, ue cuando se usa integrado con otros principios gestálticos
como son) la formación de la figura, el darse cuenta o el tomar conciencia, la movilización, la
acción y la toma de contacto. En esto reside la aplicación del principio capital de la psicología
*estalt" de ue el todo es más ue la suma de las partes. El todo en *estalt se da con el ciclo de la
experiencia o de las necesidades, traba$ando en sus diferentes fases, desde la sensación de una
situación hasta su resolución, retirada, cierre, reposo, todo ello en el 1auí y ahora2. El 1auí y
ahora2 es #nicamente una parte de este todo ue es el proceso total" por tanto, este elemento por sí
mismo es necesario, aunue no suficiente.
Una descripción oriental del significado ue tiene el auí y el ahora es facilitada por
0eshimaru, cuando a éste le pregunta un discípulo) W%uál es el significado del auí y el ahora2X +
lo ue 0eshimaru responde) 1Es una filosofía profunda. +uí y ahora significa estar enteramente
en lo ue se hace y no pensar en el pasado o en el futuro, olvidando el instante presente. &i no
sois felices auí y ahora, no lo seréis $amás2
;9.
.ás adelante 0eshimaru a(ade) 1%uando se tiene ue pensar se piensa. &e piensa auí y
ahora, se trazan planes auí y ahora, se recuerda auí y ahora. %uando escribo mi biografía
pienso en el pasado. %uando hago proyectos pienso en el futuro. !a sucesión auí y ahora se
hace cósmica y se extiende hasta el infinito2
;3
.
El filósofo5teólogo5orientalista +lan 6atts considera ue el E7tasis del futuro, título de
su #ltima obra, se sit#a paradó$icamente en el arte de vivir, de respirar, de crear sin esfuerzo, en el
auí y el ahora.
En el campo de la religión y la *estalt, 8ergen
;3
realizó un original estudio en su tesis
doctoral titulada 3nvesti&acin del ".todo de 5rederic2 Perls de Terapia Gestalt considerado
co"o un co"pro"iso del funciona"iento reli&ioso. En este traba$o el autor, analizando las
estructuras de la *estalt, llega a la conclusión de ue la dicotomía sagradoSprofano en *estalt gira
en torno a la persona ue está centrada o no en el momento presente. En *estalt el 1ahora2
representa lo sagrado, hasta tal grado ue alguien ue vive en el pasado o en el futuro está
viviendo una existencia profana. Tivir en el presente se concreta a#n más en términos de ,aul
-illich) integración, maduración, actualización, darse cuenta, centración y contacto.
-odo lo anterior se completa en formas específicas relacionadas con lo sagrado, como
son el continuo del darse cuenta, la formación de la figura, la autorregulación organísmica y el
i"passe o calle$ón sin salida.
En los #ltimos premios ,ríncipe de +sturias, %amilo 'osé %ela, agradeciendo los
premios y refiriéndose al /ey di$o) 1&in cuya providencial presencia entre nosotros no estaríamos
celebrando aquí y ahora esta fiesta de la concordia y la paz2
;?
. En otro nivel político Nrancois
.itterrand escribió en 9:;M su obra 3ci et "aintenant, traducido por su homologado castellano
/quí y ahora
;@
. Este libro prologado por Nelipe *onzález describe 1la realidad profunda del
socialismo francés2
;D.
El primer capítulo del referido libro tiene como título) 1!o primero ser uno
mismo2, necesario para vivir en el auí y el ahora. En esta obra destaca .itterrand) 1Estar de
acuerdo con uno mismo) es la me$or receta ue conozco2
;E
. +simismo, refiriéndose a la $uventud,
cita una frase de 'ules /omains) 1!a $uventud es el tiempo ue se tiene por delante2
;;
.
Nred +staire al cumplir los ;D a(os de edad di$o) 1&ólo vivo en el momento presente y
nunca me he sentido tan bien2
;:
. Nederico .ayor Qaragoza, director general de la U=E&%<,
tituló su #ltimo libro Aa@ana sie"pre es tarde
F4
.
Kncluso la 'unta de +ndalucía utiliza para promover el desarrollo económico de la región
la frase publicitaria) ,/quí y ahora el máximo apoyo para invertir en +ndalucía2.
+unue, como dice .iriam ,olster) 1=inguna teoría salta desarrollada de la cabeza de
su creador2
:9
. Una teoría se desarrolla con el transcurso del tiempo e incluso aduiere más
vitalidad cuando algunos conceptos son desechados por sus seguidores" ésta es la situación actual
de los psicoanalistas clásicos con los neo5psicoanalistas y otros con muchos 1neo2. 7asta la fecha
no se ha hablado de los neogestaltistas" tal vez esto es lo ue pretende Erving ,olster llegar a ser
cuando escribe su artículo Escapar del presente. &in embargo los conceptos centrales de una
teoría psicológica, como son el auí y el ahora en la -erapia *estalt, no pueden ser desechados,
ya ue han demostrado su necesidad dentro de configuración humana y sería como desechar la
esencia de la teoría guestáltica.
!a novedad y la utilidad de la -erapia *estalt se sit#a en 1el auí y el ahora2, esto es lo
ue constituye en gran parte la diferencia con otros enfoues de psicoterapia y lo ue la opone
radicalmente al psicoanálisis freudiano, en el ue se postula ue el trauma del pasado es lo ue
hace ue una persona adulta manifieste una conducta infantil presente. 7ay muchas otras
diferencias entre *estalt y otras corrientes de psicoterapia, como son la forma de percibir el
cambio, el darse cuenta y el cómo.
&in embargo el auí y el ahora es capital para comprender y aplicar la -erapia *estalt.
!o mismo ue el futuro lo era para +dler y el pasado para Nreud, el talón de +uiles de Nritz ,erls
es el presente. Una forma elegante de unir estos tres tiempos de la existencia es la propuesta por
'usuf 7arriman, en un artículo sobre la psicoterapia prescriptiva a la ue atribuye el calificativo
de uinta fuerza Flas otras cuatro son) psicoanálisis, conductismo, existencial5humanístico, y
transpersonalG. 7arriman al referirse al terapeuta se(ala) 10ebe estudiar el presente a la luz del
pasado con el fin de determinar el futuro2
:3
.
0icho en palabras de *ibran) 1A sabe ue el ayer es sólo la memoria de hoy, el ma(ana
el sue(o del presenteB y ue el hoy abrace el pasado con nostalgia y al futuro con ansioso
anhelo2
:>
.
,aseando un día por el madrile(ísimo parue de la Nuente del 8erro me encuentro
escrito en la estatua monumento a 8écuer)
!oy co"o ayer,
"a@ana co"o hoy
y sie"pre i&ual,
Gn cielo &ris,
un hori)onte eterno
y andar+ andar #6i"a *>3$
En una entrevista hecha a ,. 6atzlaRicC F1El ,aís2, >5@5:MG, en su reciente visita a
Espa(a, éste se(aló) 1Ao no niego ue el presente tiene sus causas en el pasado, digo simplemente
ue para hacer algo en el auí y el ahora no es necesario ir hacia atrás en la b#sueda de las
causas. =o pregunto por ué existe un problema, me interesa más el para ué, su función.2
-ermino este recorrido sobre el auí y el ahora con este pasa$e bíblico sobre el
significado del futuro y la importancia del momento existencial presente)
/sí que no os preocup.is del "a@ana,
el "a@ana se preocupará de sí "is"o.
=ada día tiene %astante con su inquietud #At. 6,:-$.
CAP2TULO 9
LA TERAPIA GESTALT - SU
APLICACI(N INDICIDUAL
Nritz ,erls consideraba la -erapia *estalt aplicada en forma individual como obsoleta,
aunue !aura ,erls ha declarado ue esta forma ue tenía Nritz de percibir la intervención
terapéutica se debía a ue él en sus #ltimos a(os traba$ó esencialmente dirigiendo talleres a
profesionales ue habían seguido ya la mayoría de ellos psicoterapia individual5personal.
9
. !a
situación es muy diferente cuando se traba$a con grupos de formación, ue cuando se traba$a con
grupos terapéuticos. Kncluso al terapeuta en formación guestáltica se le exige ue siga, si no lo ha
hecho, un proceso personal de psicoterapia individual con un terapeuta entrenado en *estalt. Ysta
es una parte del reuisito de formación.
=i en los tiempos de Nritz ,erls, ni siuiera hoy en día se puede decir ue el enfoue
individual de psicoterapia está 1pasado de moda2. +lgunos pacientes en algunas ocasiones la
necesitan, incluso a veces puede ser beneficiosa una aplicación individual y grupal paralela o en
etapas" primero una de las dos modalidades durante un cierto tiempo y luego la otra. !a decisión
ue tome el terapeuta al establecer el plan de aborda$e terapéutico dependerá de las necesidades
ue tenga el paciente o cliente específico, sin ue exista una regla general #nica de si se reuiere o
no psicoterapia individual.
%omo dato curioso el tiempo promedio ue un terapeuta dedica a la psicoterapia de
grupo en comparación con la individual es relativamente mínimo en países como en los EE.UU.,
cuando en países como ,olonia se da la situación inversa, seg#n escribe ,rochasCa) 1,olonia y los
Estados Unidos son completamente diferentes en el énfasis ue ponen en las modalidades
individuales y grupalesB En los Estados UnidosB la terapia de grupo ocupa #nicamente un EV
del tiempo terapéutico promedio del terapeuta. !a psicoterapia individualB toma el D?V del
tiempo del terapeutaB En ,olonia se invierte utilizándose la terapia de grupo aproximadamente
el :MV2
3
.
!a terapia individual se convierte en una intervención de interrelación en díada
Fterapeuta5clienteG, aunue es individual dado ue se centra en un solo individuo, se centra en la
persona. El proceso de interrelación en díada se da tanto cuando se utiliza la 1silla vacía2, como
cuando el terapeuta hace un encuentro con el paciente) cada uno de ellos afecta al otro y es
afectado por él. Es imposible para el terapeuta uedarse 1mudo emocionalmente2 ante las
situaciones 1amargas2 ue vive y cuenta el cliente. .uchas de estas experiencias pueden 1tocar2
profundamente al terapeuta, especialmente si este #ltimo no las tiene resueltas él mismo. +uí
reside la necesidad de ue el terapeuta se someta él mismo a un constante y continuo proceso
autoterapéutico, resolviendo sus asuntos inconclusos a medida ue estos se vayan presentando en
su existencia, enfrentándose a las situaciones cuando éstas emergen en el 1auí y el ahora2.
9*% LA “SILLA CAC2A”
!a utilización de la 1silla vacía2 como procedimiento terapéutico de la -erapia *estalt
se debe a Nritz ,erls ue se servía de esta técnica cuando ofrecía cortas sesiones de demostración
ante grandes audiencias de profesionales ávidos de conocer la aplicación de su enfoue. %uando
,erls traba$aba frente a grandes grupos solía pedir un voluntario para realizar una breve
intervención terapéutica, en la ue enfatizaba el uso de la 1silla vacía2, también conocida como
1silla caliente2
>
. !a 1silla vacía2

se utiliza, por e$emplo, para establecer un diálogo con una
persona ausente. El cliente tiene frente a sí mismo una silla, en la cual en fantasía imagina ue
está sentada la persona ausente, ocupando ésta el espacio vacío de la silla. En este diálogo el
cliente inicia hablando a uien ha colocado en la otra silla, sentándose seguidamente él en la 1silla
vacía2 y respondiendo a la otra parte. En realidad es el mismo cliente el ue se responde a sí
mismo, con la originalidad de ue lo ue dice desde la 1silla vacía2 es lo ue diría la persona
ausente, con la ue dialoga, le permite saber ué respuesta el otro le daría. Este cambio de una
silla a otra y su respectivo diálogo se contin#a hasta ue el asunto inconcluso uede cerrado.
!a 1silla vacía2 es utilizada también cuando se traba$a con polaridades, por e$emplo,
para unir las partes disociadas o rechazadas
?
de la personalidad del cliente, tales como topH
do&IunderHdo& dominanteSsumisoG" en la toma de decisiones ue conllevan dos alternativas, como
se da cuando una persona tiene ue decidir entre estudiar una carrera de ciencias exactas o de
ciencias sociales, en la elección de una ciudad o país para vivir, en los sue(os y pesadillas
@
. En
todos estos e$emplos y otros muchos ue no se mencionan la persona toma contacto con las dos
partes ue implica una situación determinada y elige una de ellas o funde las dos en una sola
D
,
llegando a la resolución y cierre de la situación, lo ue le permite un funcionamiento óptimo de su
potencial humano, al cerrar situaciones inconclusas en las ue invertía grandes energías ue serán
ahora gastadas en abrir nuevas situaciones o Gestalten. Este ciclo de la experiencia ampliamente
desarrollado por QinCer y =evis tiene una gran importancia en el proceso existencial, por lo ue
será tratado más adelante en el capítulo >.
+demás de utilizar la 1silla vacía2 con sus clientes el terapeuta se puede servir de esta
técnica guestáltica para resolver sus propios asuntos inconclusos
E
. +simismo en algunas
ocasiones para encontrar respuesta a ciertas situaciones o para confrontar sus propios vacíos
existenciales, el terapeuta puede colocar en la 1silla vacía2 a un 1maestro2 terapeuta, a una figura
ue represente para él una especie de &uru
J
, chamán u hombre sabio
:
, alguien ue él sabe tiene la
respuesta, aunue de nuevo paradó$icamente la respuesta se la da él a sí mismo.
+lgunos principios generales ue debe tener en cuenta el terapeuta al utilizar la 1silla
vacía2 han sido formulados por Nagan. Ystos son)
9. =o comience hasta ue haya tenido experiencia previa personal como paciente
con este procedimiento.
3. Esté preparado para recibir explosiones fuertes o respuestas emocionales de la
parte del cliente.
>. + no ser ue tenga mucha experiencia en el traba$o con la silla vacía ySo conozca
bien a su paciente, esté seguro de ue puede proporcionar un seguimiento
adecuado de soporte y de ue el paciente está firmemente sólido. =o ser capaz
de 1dar la vuelta2 y centrarse o no llegar a resolver el conflicto puede ser muy
da(ino para el cliente, especialmente si se trata de una persona frágil o por lo
menos frustrada.
?. .ientras el proceso se desarrolla mantenga el rol terapéutica en un mínimo.
@. .uévase despacio cuando llegue a calle$ones sin salida Fi"passe$. &i duda haga
poco en lugar de mucho. Esté satisfecho con peue(os pasos en lugar de ir en
busca de grandes descubrimientos.
D. &i duda o está confundido con lo ue el cliente dice o hace, desc#bralo antes ue
nada.
E. <frezca medidas de seguridad, experimentos y siga su propia experiencia
9M
.
Estos siete principios se resumen en uno solo) =o empu$es el río, el agua se desliza por
sí sola.
+parte de los principios anteriores Nagan menciona en el mismo artículo dos destrezas
ue debe poseer el terapeuta ue traba$a con la 1silla vacía2. Estas destrezas son 1la habilidad
para oír clara y abiertamente, con el ingenio de un maestro del zen, lo ue el paciente está
diciendo, sin la intromisión de los deseos y expectativas del terapeuta. A el instinto del darse
cuenta intuitivo ue mueve hacia el área de mayor intensidad o afecto en el paciente2
99
.
El terapeuta con las características anteriores se convierte más en un artista ue en un
científico. En este sentido .ary *oulding, del enfoue de la psicoterapia de la redecisión,
enfoue ue sintetiza el análisis transaccional y la -erapia *estalt, define la psicoterapia como un
arte ue utiliza el terapeuta para ue el cliente cambie su vida. ,ara *oulding la psicoterapia es
un arte como lo es escribir, pintar, fotografiar, componer m#sica, etc. &e(alando) 1El arte de la
psicoterapia es la unión ue se produce entre el terapeuta y el cliente, de tal forma ue el cliente
puede cambiar su manera de pensar, sentir, creencias ySo conducta en todas las magnitudes ue
desee cambiar2
93
.
Una forma original y creativa de utilizar la 1silla vacía2 era la ue realizaba cuando
traba$aba con familias .ilton EricCson, descrita por 7aley en el apartado 1El uso del espacio y la
posición2, del libro Gnco""on therapy
1:
. EricCson sentaba a los miembros de la familia en sillas
distantes entre sí, designadas de antemano para cada uno" el padre, la madre, el hi$oFaG. &i en un
momento dado de la sesión deseaba EricCson ue un miembro tomase el rol y el puesto de la silla
del otro, entonces enviaba a este #ltimo afuera del consultorio y hacía ue el primero ocupase su
lugar, para ue éste estableciera contacto con lo ue significaba ser la otra persona. ,or e$emplo,
si hacía salir a un hi$o podía decir a la madre, después de ue éste hubiese salido) 1+hora ue
usted está sentada en la silla de su hi$o puede pensar más claramente lo ue él es2
9?
. En otras
ocasiones traba$ando con su$etos ue se resistían a la hipnosis, EricCson hacía ver a la persona su
resistencia en la silla en ue se hallaba sentada y le invitaba a cambiar a la otra, de$ando así su
resistencia donde antes estaba, en la silla ue uedaba vacía.
-ambién QinCer se sirve de la 1silla vacía2 en el traba$o con pare$as, la tercera entidad de
la unión de dos personas, como él llama a la pare$a) 1Es importante ue cada persona ponga sus
o$os en el bienestar de la tercera entidad Fla pare$aGB usando una tercera silla para la pare$a. Esta
silla vacía es su unión Fla tercera entidadG y les digo) 1%uando sientan ue la situación se calienta,
alguno de ustedes conservará suficiente frialdad en la cabeza para sentarse en la silla del
matrimonio y hablar de él2. Ao como terapeuta no uiero estar allí solo. 7ago ue ellos se
sienten en la silla del matrimonio. Esto permite ue ellos salgan de sus propios sistemas de
estima para hacer de abogado de la tercera entidad, su matrimonioB !a tercera silla no
representa al terapeuta ausente. Yste es el terapeuta creando lugar para ue el proceso creativo
sur$a en la situación terapéuticaB !a silla vacía puede ser utilizada en casi todas las situaciones.
+unue hay ue tener claro cuál será la fuerza, el nombre, o el contacto ue se siente en la silla.
Es una técnica muy flexible y en este caso estamos hablando de un ob$etivo específico, ue
consiste en hacer ue la pare$a se dé cuenta ue ellos no son #nicamente individuos, sino ue son
una corporación y ue el presidente de la corporación se encuentra sentado en la silla vacía y
hablará en defensa de la corporación2
9@
.
El 1experimento de dos sillas2 ha sido ob$eto de estudio para medir sus efectos en la
toma de decisión de una carrera. En dicho estudio <U*rady
9D
utilizó como técnica suplementaria
las 1sillas2, un e$ercicio de bioenergética de cargaSdescarga, conocido también como el e$ercicio
del aro. En este experimento participaron DM personas repartidas en tres grupos) 3M en sillas más
la intervención somática o bionergética" 3M #nicamente en sillas" y 3M de control. -odos los
su$etos fueron evaluados con instrumentos para medir la indecisión, la resolución de conflictos, el
malestar, el estado de ánimo y la ansiedad. !os resultados indican ue la combinación del
e$ercicio bioenergético más las sillas es más efectivo ue las sillas solas, y ue cuando no se
aplica ning#n tratamiento Fgrupo controlG, para los niveles de indecisión y malestar y para
incrementar sensaciones de resolución de conflictos, integración y optimismo.
!os conductistas tienen una modificación de la 1silla caliente2, ue llaman la 1silla de la
preocupación2
9E
, en la ue el paciente se sienta cuando experimenta pena o depresión. En esa silla
el paciente vive consecuencias negativas como son el permanecer un tiempo afuera del
reforzamiento positivo y el efecto no placentero cuando la gente aprende ue no es fácil
mantenerse con un alto nivel de tensión por más de cinco minutos.
!a 1silla vacía2 como imagen visual interna puede ser utilizada en fantasías dirigidas
con pare$as. !a vivencia consiste en establecer un diálogo con la pare$a, sentándose usted en una
silla mientras en la otra 1vacía2 sienta a su pare$a.
Un conocido terapeuta de técnicas ericCsonianas de estrategia hipnótica, 'effrey Qeig,
director de la obra The evolution of Psychotherapy, y organizador de la conferencia del mismo
nombre, se(ala
9;
ue utiliza la 1silla vacía2 cuando traba$a con pacientes fóbicos. En una de las
sillas sienta al paciente ue se aterroriza, el cual exagera el aterrorizarse él mismo, con todos los
horrores ue conlleva el ob$eto fóbico específico ue teme Favión, ascensor, animal, persona,
etc.G. +uí vemos ue Qeig además de utilizar la técnica guestáltica de la 1silla vacía2 también se
sirve de la técnica guestáltica de exageración, basada en el absurdo y lo paradó$ico. %on esta
técnica los pacientes llegan a reconocer por ellos mismos lo absurdo ue es aterrorizarse a sí
mismos, con lo ue son capaces de recuperar sus propias fuerzas y de$ar de temer algo de lo ue
existe una le$ana posibilidad de ue ocurra o les pueda da(ar. +lgo ue en el 1auí y el ahora2 no
está ocurriendo. Esta distorsión entre la percepción y la realidad Fentre el mapa y el territorio,
tomando los términos de LorzybsCiG, es la ue tiene ue aclarar el terapeuta al cliente. Es así
como %astaneda se(ala) 1El primer acto de un maestro es introducir la idea ue el mundo ue
pensamos, ue vemos, es #nicamente una vista, una descripción del mundo2
9:
. Ninalizando esta
frase) 1=o lo tome seriamente" es #nicamente una experiencia2, ue corresponde a lo ue indica
/ollo .ay atribuyéndolo a Nrieda Nromm5/eichmann) 1El paciente necesita una experiencia, no
una explicación2
3M
.
/esumiendo) en la 1silla vacía2 el cliente, guiado por el terapeuta, realiza un diálogo con
algo o alguien ue sit#a en la silla enfrente de la suya, diálogo ue puede hacer con una parte de
su self o de su organismo, o con una persona ausente, ue en ese momento puede estar viva o
haber fallecido, por e$emplo un hi$o o un padre al ue por circunstancias diversas no se le ha
podido decir 1adiós2 en vida Fhablo en carne propiaG. El uso de esta técnica permitirá cerrar este
duelo no resuelto Ftambién auí me refiero a mi experiencia propia y no #nicamente a la
psicoterapéutica ue he aplicado a otrosG.
9*9 INTERCENCIONES INDICIDUALES
El material ue sigue en este capítulo procede de intervenciones individuales ue he
realizado con clientes o pacientes, algunas en el marco de la psicoterapia privada y otras al
interior de cursos o programas de formación de terapeutas en -erapia *estalt, en los ue a veces
el estudiante hace de terapeuta de turno, siendo supervisado por el profesor del curso.
!as transcripciones >er%ati" Fpalabra a palabraG, ue se ofrecen provienen de
grabaciones de las sesiones en cinta magnetofónica #casete$. +demás las notas, tomadas después
de cada sesión, han permitido hacer los comentarios de cada una de las intervenciones ue se
mencionan.
+ntes, un rápido repaso de los bloueos ue impiden el contacto permitirá una mayor
aproximación a la comprensión de las situaciones terapéuticas ue siguen. +demás, las
resistencias, interrupciones o interferencias tienen tanta importancia en -erapia *estalt ue ,erls,
7efferline y *oodman consideran ue 1no es la e$ecución, sino lo ue llega a interferir con una
adecuada finalización de la e$ecución lo ue se convierte en el centro de nuestro traba$o. En
términos freudianos, hacemos surgir y traba$amos con las resistencias2
39
!as cinco resistencias descritas por ,erls y otros autores, también conocidas como
trastornos característicos de la frontera del contacto o pérdida de las funciones del e&o, son)
proyectar, retroflectar, introyectar, confluir y egotismo. !a estructura de la conducta neurótica
está determinada por estas resistencias
33
. !os ,olster
3>
a(aden reflectar, %rocCer
3?
proflectar, y
Enright
3@
negar. 0e todas estas resistencias las menos conocidas son egotismo, proflexión y
negación.
El egotismo es definido por ,erls y otros autores como 1una forma de confluencia con
un darse cuenta deliberado y un intento de aniuilación de lo incontrolable y sorpresivoB una
interrupción de de$ar ir el control o la vigilancia, de entrar en una situación ue conduciría al
crecimiento2
3D
.
!atner enfoca el egotismo en relación con los límites del contacto) 1%uando el egotismo
es saludable, en el libre funcionamiento, es prudencia y conciencia, precaución ante una nueva
situación, autodisciplina. El egotismo fuera del darse cuenta es una renuncia a correr riesgos.
%omo un trastorno de los límites al contacto, el egotismo es una inuietud final de los límites e
identidades de la persona, más bien ue una experiencia creada en el encuentro con alguien, sino
ue es como una posesión. Este cambio destruye los límites al contacto. El egotismo es
reemplazado por un e&o límite, una creación repleta con el pensamiento intrínseco o analítico2
3E
En el mismo artículo !atner dice) 1%uando establecemos límites al contacto en
retroflexión, proyección e introyección, hacemos un lugar de encuentro y diferenciación. !o ue
llamamos el encuentro de las diferencias. En el egotismo mientras existe un límite no existe el
otro, no existe el encuentro. Este límite no contiene contacto sino #nicamente uno mismoB Una
forma diferente de límite en la ue sólo vemos nuestro ladoB El confluente evita el contacto con
la inseparabilidad, el egotista con el aislamiento2
3;
Ninalmente !atner relaciona la proyección y el contacto) 1En la proyecciónB el límite
está dentro de nosotros más ue entre nosotros y con lo ue estamos en contacto, como se daría si
no estuviésemos proyectando. %omo resultado creemos ue estamos contactando con algo
diferente, sin embargo nos hemos puesto nosotros mismos en ambos lados. Estamos
contactándonos nosotros mismos. +unue eliminemos la experiencia de encontrar las diferencias
H el otro H cuando contactamos de esta forma, la característica principal no cambia2
3:
.
,roflectar es la conducta ue utiliza una persona cuando hace a otra lo ue ella desearía
ue le hicieran a ella. ,or sus características de carencia del darse cuenta esta resistencia tiene
seme$anzas con proyectar y retroflectar
>M
. %rocCer a(ade) 1,roflexión es lo contrario de
retroflexión en el sentido de ue el proflector hace algo a alguien en lugar de hacerse a sí mismo,
como ocurre en /etroflectar2
>9
.
8roRn y .erry describen la conducta de negación recogiendo la definición de ,erls) 1&i
alguno de nuestros pensamientos o sentimientos son inaceptados pretendemos negarlos2
>3
.
%ontinuando 8roRn y .erry) 1=egar es crear una fantasía de ue algo ue existe no existe. &i
una persona rechaza partes de sí misma, sus pensamientos o sus sentimientos, puede intentar
negarlos2
>>
.
Enright mantiene ue la negación contiene características de falta de responsabilidad por
parte de la persona ue niega. Ysta atribuye, por e$emplo, la causa de su hostilidad a otra persona"
ella no se responsabiliza de su conducta hostil, cuando nadie en el mundo engendra hostilidad a
nadie, cada uno crea su propia hostilidad
>?
. Es difícil ue las personas con estas características de
negar su condición acudan a la psicoterapia) para ellas no existe ning#n problema.
-odas estas resistencias gestálticas hacen ue la persona ue las utiliza pierda el
euilibrio ue necesita mantener para poder interrelacionarse con el medio ambiente, carezca de
autosoporte y de autoreconocimiento y evada responsabilidades evitando la confrontación con
situaciones temidas.
%omo modo de ilustración de lo ue significan los límites al contacto tomaré una parte
de lo ue ocurrió traba$ando con un grupo de psicólogos en un curso de -erapia *estalt impartido
en la universidad. &e trata de la intervención individual realizada a una $oven a la cual llamaré
Estrella
>@
. Ninalizada una vivencia o fantasía dirigida Estrella me manifestó su deseo de uerer
traba$ar un asunto, lo cual inmediatamente acepté colocando dos sillas en el centro del círculo
formado por el grupo de participantes en el taller. !os dos tomamos asiento y cuando le pregunté
sobre ué uería traba$ar me di$o ue no sabía" es posible ue sí supiera cuál era su necesidad a
traba$ar en ese momento, sin embargo creo ue a#n no se había dado el ambiente o clima
terapéutico propicio para ue ella sacara en grupo el asunto ue la podría estar preocupando en
ese momento. ,artiendo de esta hipótesis y de$ando las cosas 1fluir2 para ver ué emergía y
considerando el amplio repertorio de intervenciones gestálticas a mi disposición, decidí iniciar el
encuentro interpersonal entre los dos, centrado en el contacto terapeutaScliente, preguntándole
cómo desearía ue la tratase en la sesión, de t# o de usted, a lo ue me respondió ue tuteándola,
lo cual parecía indicar su deseo de establecer empatía
>D
conmigo, lo ue a su vez me ayudaría a mí
a establecerlo con ella. +l preguntarle ue cómo prefería ella dirigirse a mí, me di$o) 1+ usted me
gustaría llamarle de t#2.
Esta es una clara introyección ue indica la distancia o los límites al contacto. !ímites a
1respetar2 con el profesor Ftrato de ustedG de la universidad y por otra parte el deseo de reducir esa
distancia comunicativa al desear tratarme de 1t#2. 0e esta corta intervención verbal nació una
interrelación yo5t# propicia y necesaria en toda relación terapéutica eficaz. El campo ya estaba
abonado para traba$ar con alg#n asunto, para lo ue le pedí ue cerrase los o$os y estableciera
contacto con las sensaciones ue iba sintiendo su propio cuerpo, ue se diese cuenta de cuál iba
siendo el continuo de su experiencia, a lo ue me respondió ue sentía frío en sus manos. En ese
momento le pedí ue abriese los o$os para hacer el experimento de transmitir energía y calor por
medio de las palmas y dedos de las manos) !os dos acercamos las manos, colocadas rectas en alto
a la altura de los hombros y paralelas con el cuerpo, hasta casi tocarnos. %on este experimento
Estrella sintió Fy yo tambiénG la transmisión de energía y calor, diciéndome al terminar el
experimento ue se sentía muy sola en su vida, a lo ue sin responder le di$e ue se pusiera de pie
a una distancia o separación al contacto, entro los dos, de unos dos metros. 0esde esa distancia le
di$e ue se fuera acercando despacio hacia mí estableciendo, al mismo tiempo ue caminaba,
contacto visual conmigo.
+l estar muy cerca de mí me di$o) 1+hora te siento, ya no estoy sola2 Una vez sentados
de nuevo me manifestó ue sentía una emoción intensa en la parte superior izuierda de su pecho,
me imagino ue en el corazón. +l preguntarle si deseaba ue saliera esa emoción me respondió
ue sí" en ese momento mi intervención consistió en establecer contacto apoyando el dedo pulgar
en esa parte, haciendo contacto con ese punto y abriendo después la palma de la mano y pasando
ese contacto con el dedo índice a la misma altura de su pecho en el lado derecho. %on esto
Estrella me comunicó ue la emoción se había desplazado del lado izuierdo de su pecho al lado
derecho. +briendo otra vez la mano pasé el contacto, con la ayuda de los dedos, del punto del
lado derecho a la garganta, ella di$o sentir de nuevo el desplazamiento del punto, finalmente le
di$e ue la emoción estaba saliendo por su boca, lo ue ella 1sintió2. &in embargo al decirle ue
cerrase los o$os y estableciese contacto con su emoción localizada en el lado izuierdo de su
pecho, me di$o) 17a vuelto a entrar en mí, la emoción la tengo auí Fse(alando con el dedo el lado
izuierdoG, y es ue a#n no estoy segura de si deseo ue salga o no, necesito tiempo para meditar,
para decidir2.
+uí llegué al final de la sesión, procediendo al cierre de la misma, ya ue mi ob$etivo al
inicio de la sesión había sido cumplido) Estrella había aprendido cómo sacar una emoción de su
propio cuerpo y si en alg#n momento de su vida decidía rehacerlo podría servirse del experimento
ue 1vivió2 en esa sesión.
+lgunas intervenciones en -erapia *estalt son muy breves, como la anterior. Qeig
se(ala, citando a 7aley
>E
, ue la psicoterapia es un problema y no una solución. El problema es
ue el paciente se encuentra recibiendo psicoterapia" la solución es cuando ya no la necesita más,
cuando el cliente puede vivir en forma independiente sin la ayuda del terapeuta, cuando logra
darse soporte a sí mismo y no depende exclusivamente del soporte terapéutico de EricCson y otros
enfoues de psicoterapia ue mantienen ue el terapeuta toma la responsabilidad de dirigir las
sesiones o intervenciones, lo ue es diametralmente opuesto al enfoue no directivo, si es ue esta
forma pasiva de hacer psicoterapia existe
>;
. El mismo %arl /ogers modificó el nombre de su
enfoue de terapia no directiva, ue utilizó al inicio, por el de terapia centrada en el cliente.
%onsiderando los criterios establecidos por 7aley, la -erapia *estalt pertenece al
modelo de terapia estratégica. 7aley sostiene ue EricCson es el maestro del enfoue estratégico
de psicoterapia.
En otra ocasión me encuentro traba$ando FNG con un cliente F%G en el incremento del
darse cuenta, enfatizando el sistema auditivo5visual)
N) W4ué tal se siente en este momentoX
%) 8ien, me gusta participar.
N) *eneralmente le gusta.
%) W+ngustiaX
N) <bserve ue yo le di$e 1le gusta2 y usted entendió 1angustia2.
W%ómo se siente ahoraX
%) 8ien
N) WA ué significa para usted sentirse bienX
%) =o tener preocupaciones.
N) A cuando usted tiene preocupaciones, Wdónde las sit#a en su cuerpoX
%) En el estómago.
.ás delante de la sesión)
N) W!e gustaría ue tratásemos alg#n tema o asunto en especialX
%) =o sé, cualuier cosa.
N) WEstá seguro de ue podría hablar sobre cualuier cosaX
%) &í.
N) 8ien, cierre los o$os y piense ue en este preciso momento nos encontramos
tratando un asunto ue le podría preocupar a usted. =o necesita decirme ué
asunto es.
El cliente cierra los o$os, al inicio sus párpados están rela$ados y al instante Fsupongo
ue cuando imagina un asunto ue le preocupaG, éstos parpadean ininterrumpidamente.
N) %ontin#e con los o$os cerrados. W&e da cuenta de cómo éstos parpadeanX
%) &í.
N) +hora de$e de pensar en ese asunto y piense en un tema agradable ue le gustaría
ue tratásemos.
El cliente cierra de nuevo los o$os y éstos esta vez no parpadean.
N) +hora siente sus o$os tranuilos.
%) &í, así es.
+uí se cierra esta sesión ya ue se había llegado a lo ue se había pretendido al
comienzo de la misma) incrementar el darse cuenta sensorial5emocional.
En una sesión5demostración centrada también en el incremento del darse cuenta y
traba$ando con una estudiante de psicología en formación terapéutica, ésta me dice al inicio de la
sesión ue no sabe ué esperar ante una situación nueva, ue siente incertidumbre ante la
situación)
N) %uando usted se enfrenta a una situación nueva, Wué hace ustedX W%ómo vive ese
momento existencial ahoraX
%) ,ara mí ahora es un momento de incertidumbre, aunue uiero aprender.
N) W4ué es más importante para usted ahora, aprender técnicas o tratar su
incertidumbreX
%) -raba$ar con mi incertidumbre.
N) W%ómo explicaría usted esa incertidumbreX
%) =o sé.
N) W-iene algo ue ver con su emoción, con el pulso, con la frecuencia de su ritmo
cardíacoX
%) -endría ue ver más con la circulación de la sangre, es rápida.
N) 8ien, vamos a hacer algo con la circulación. W7ay alg#n lugar en su cuerpo donde
usted la sienta más rápidaX
%) Fmueve la cabeza afirmativamenteG.
N) Entonces céntrese en ese lugar, donde la sangre circula con más rapidez. Kmagine
ahora ue la sangre circula a#n más rápido, haga ue vaya más y más rápidoB
+hora Wcómo está en su darse cuenta la circulación de la sangre, rápida o lentaX
%) /ápida, ahora está de$ando de ser tan rápida.
N) +umente la velocidad de su sangreB +hora, Wcómo haría usted para ue ésta vaya
más lentaX
+uí el cliente parece pensar y después dice)
%) +hora va lenta.
N) .íreme, en este momento mirándome, Wsiente incertidumbreX W%ómo va
circulando la sangreX
%) =o, ya no siento incertidumbre. !a sangre circula lenta.
N) 4uiere decirse ue la circulación de la sangre es para usted un indicador de la
incertidumbre" cuando va rápida se siente usted incierta y cuando circula lenta
desaparece su incertidumbre. W%ómo está usted ahoraX
%) %irculando, ni rápido, ni lento.
N) +$á, Wasí es como usted la prefiereX
%) &í.
N) &eguimos con la incertidumbre. W+#n la sienteX
%) =o, ya no la siento.
N) Entonces auí cerramos.
En esta corta sesión F9@ minutosG, relatada auí casi en su totalidad, primero se
estableció la relación de empatía, reuisito en todo inicio de psicoterapia, interesándose el
facilitador en las necesidades del cliente en ese momento, lo ue para el cliente era 1figura2 en el
1auí y el ahora2. En segundo lugar el terapeuta 1sigue2 esas necesidades, traba$ando con ellas,
explorándolas. +uí cabe mencionar ue el darse cuenta no significa e$ercer control
>:
sobre el
cliente" paradó$icamente el control, como muchas otras cosas, llega sin buscarlo, sin forzar a ue
aparezca. !o mismo ue el descenso en la velocidad de la circulación de la sangre se produce al
incrementar su velocidad. Ysta es la técnica guestáltica paradó$ica conocida como de
exageración) exagerar una conducta permite disminuirla.
%ualuier cambio ue viva el organismo, como la velocidad en la circulación de la
sangre, es importante tomarlo en psicoterapia para traba$ar con el darse cuenta. 0ado ue en
nuestro cuerpo se encuentran situadas nuestras emociones, la toma de contacto con estas
emociones nos permite detectar ué es lo ue sentimos ante diferentes situaciones ue se nos
presentan cotidianamente, como la incertidumbre. Esta toma de contacto significa también para el
cliente el autosoporte, lo ue a su vez implica percibirse internamente, conocerse. El soporte o la
pérdida del mismo se encuentra localizado en nuestro cuerpo, en nuestro propio organismo. %on
palabras de *endlin, en 5ocusin&, 1solamente su cuerpo conoce cómo le hacen sentirse sus
problemas y el #nico ue sabe dónde se sit#an en su cuerpo2
?M
.
En la sesión terapéutica anterior no se traba$ó con una situación pasada específica en la
ue el cliente hubiera sentido incertidumbre, ni tampoco se utilizó ning#n experimento sobre la
incertidumbre y todo esto dado ue la incertidumbre es algo ue está dentro de la persona misma.
=o existe ninguna situación de incertidumbre o de soledad real, como diría 6atzlaRicC" nosotros
mismos creamos esas situaciones, con nuestras percepciones y sensaciones. !o ue explica ue
en -erapia *estalt partimos de lo ue ocurre en el momento del encuentro terapéutico, lo ue está
pasando en el 1auí y el ahora2 de la comunicación interpersonal, en el encuentro yo5t#, en la
situación emergente y espontánea. %uando la sesión contiene estas características se prefiere
traba$ar o enfocar en el material ue fluye de la interrelación facilitadorScliente, traba$ar con lo
visible, lo obvio.
El informe de prácticas de esta sesión, elaborado por la estudianteScliente dice)
En pri"er t.r"ino la idea central fue con respecto a la situacin de que la t.cnica que
se esta%a e"pleando era desconocida para "í, y por lo tanto se aco"pa@ de la idea que "e
hacía de que se podría presentar al&una dificultad a la hora de tener que asu"ir yo el rol de
facilitador en una sesin posterior. En este sentido anali)o las diferencias que este enfoque
plantea con relacin a otros "odelos de psicoterapia que se dan en otros cursos de la carrera, en
donde el rol del terapeuta presenta diferencias si&nificativas con .ste, no slo en las t.cnicas
utili)adas, sino ta"%i.n en cuanto al "ane'o que el terapeuta hace de los e"er&entes. En este
punto considero que este "odelo de psicoterapia tiene, co"o lo se@alan sus o%'etivos, el inter.s
de ayudar al cliente en la evolucin y creci"iento de su self, centrándose en el aquí y el ahora.
Este ele"ento va a influir no slo en el cliente, sino ta"%i.n en el facilitador, ya que .ste de%e
despertar a un ,darse cuenta”, proceso que incre"entará su actividad y participacin dentro del
encuentro terap.utico.
De esta for"a la pre&unta que "e hice en los pri"eros "o"entos de la e7periencia
práctica era0 K="o voy a aprender la t.cnica y asu"ir el rol de facilitadorL
*os otros ele"entos que sur&ieron a lo lar&o de la sesin están "ás relacionados con la
propia vivencia o e7periencia y son0
1. Ae sentí en un a"%iente de confian)a, a pesar de que esta%a ansiosa. Esto se
relaciona con otros ele"entos, por e'e"plo, que se trata%a para "í de una
situacin nueva, y ade"ás el tratar de adaptar"e a un nuevo "odelo de
psicoterapia. (in e"%ar&o considero que el a"%iente de confian)a lo ,cre” la
actitud que sentí o "e'or dicho la que perci%í en el profesorIterapeuta, por lo
tanto no "e sentí a"ena)ada.
<. (entí y co"prendí que se puede tra%a'ar un te"a concreto en "uy poco tie"po
#unos quince "inutos$, lo&rando con esto ,dar"e cuenta” de una realidad
cotidiana, que aunque estando ahí desde sie"pre #"i incertidu"%re$, nunca
ha%ía sido perci%ida y por tanto "ane'ada. Esta situacin concreta, de c"o "i
cuerpo avisa c"o "e siento, nunca antes la ha%ía escuchado, el ,darse
cuenta” de esta e7periencia fue para "í 'usta"ente el to"ar conciencia de "is
e"ociones y de c"o "i cuerpo responde a ellas, ade"ás que estas sensaciones
corporales son con&ruentes con la realidad que en el aquí y el ahora estoy
viviendo.
:. Dtro ele"ento i"portante fue el dar"e cuenta de "is propias incon&ruencias y
sentirlas? en este punto concreto creo que la incon&ruencia se centra%a en que a
pesar de que e7presa%a al inicio de la sesin que no tenía preocupaciones, de
hecho hasta despu.s "e di cuenta de que si "e sentía inquieta por el "ane'o de
la t.cnica, con respecto a c"o i%a a asu"ir yo el rol de facilitador cuando "e
correspondiera el turno.
-. / nivel de sensaciones ta"%i.n fue i"portante rescatar que la ansiedad, que se
refle'a%a en "i tono corporal, fue dis"inuyendo a "edida que i%a
transcurriendo la sesin.
M. =on respecto a los o%servadores, creo que de "i parte no provocaron nin&una
interferencia en relacin con la tarea que se esta%a reali)ando. Puedo decir que
no sentí que estuvieran allí, ni "e di cuenta de ello.
En t.r"inos de lo que fue la e7periencia creo que .sta no puede separarse de lo que
%rinda la realidad total del curso? en este sentido ha sido para "í 9nica a nivel personal, "e he
,dado cuenta” de la i"portancia que tiene el vivir en el aquí y el ahora, sin adelantar los
aconteci"ientos que pueden suceder, y de este "odo puedo afrontar el presente con una actitud
distinta a la que antes tenía, viviendo en cada "o"ento la i"portancia que .ste puede tener, y
ade"ás vivenciándolo en su totalidad. Esto es lo que se lla"a un renacer.
Tíctor NranCl refiriéndose a incertidumbre se(ala) 10esde ,eter 6ust 1incertidumbre y
riesgo van unidos2 #/nte el vacío e7istencial, 7erder, 8arcelona
@
9:;E, p. >9G.
0espués de una sesión5demostración realizada, en el marco de un curso, por el profesor5
facilitador, le correspondía a una estudiante e$ercer como facilitador de turno con otra estudiante
del curso como cliente, traba$ando con el mismo tema de incrementar el darse cuenta para poner
en práctica los conocimientos aduiridos en el curso y lo aprendido en la práctica anterior. Estas
prácticas se realizaban con presencia de todo el grupo de estudiantes. En ellas el facilitador del
curso intervenía si lo consideraba conveniente cuando la *estalt de la sesión uedaba inconclusa,
o sea en el momento en ue el terapeuta5estudiante se veía incapaz de cerrarla, encontrándose en
un calle$ón sin salida, como veremos ue ocurre en esta sesión, ue ilustra los errores ue puede
llegar a cometer un terapeuta en formación, errores de los ue él mismo tiene ue aprender. Ello
euivale a decir ue en -erapia *estalt hay ue aprender haciendo.
En esta sesión se traba$a con el darse cuenta, para así lograr incrementar su toma de
conciencia. !o ue sigue es parte de la sesión en la ue el facilitador5estudiante es Ne)
Ne) 7ola, comenzamos.
%) -engo miedo, pienso mucho en el asunto, ocupa mucho de mi vida en estos
momentos.
Ne) W4ué sensaciones le despiertan ese temorX
%) Estoy muy tensa y a veces siento ue el bebé Fla cliente está embarazadaG se pone
durito, como ue yo le transmito mi preocupación Fse ríeG.
Ne) Usted dice ue está preocupada, sin embargo se ríe.
%) &í, es cierto Friéndose de nuevoG, es risa nerviosa cuando hablo, ahora realmente
cuando pienso en ello no me río.
Ne) W4ué otras cosas piensaX
%) .e siento insegura, me da la impresión de ue yo misma, sin uererlo, puedo
provocar el aborto.
Ne) W%ómoX
%) ,or la misma tensión puedo provocarme un aborto prematuro.
Ne) WUsted ha estado cerca de alguien ue ha tenido un bebé defectuosoX
%) &í, y recientemente.
Ne) W%ómo interfiere esa experiencia en ustedX
%) =o creo ue tenga ue ver directamente conmigo, pero pienso ue me puede pasar
a mí lo mismo, como a cualuiera.
+uí el facilitador5estudiante se vuelve hacia el profesor y le dice ue uiere terminar la
sesión, ue se encuentra muy nerviosa y ue no sabe ué hacer. El profesor le pregunta ue cómo
se siente, aparte de estar nerviosa, y ella dice sonriéndose ue muy bien, a lo ue el profesor5
facilitador FNG le dice)
N) !e voy a hacer la misma pregunta ue usted hace un rato hizo a la cliente) WUsted
se sonríe cuando está angustiadaX
Ne) &í, así es.
N) W=ecesita algoX
Ne) =o, nada.
El profesor acerca su silla al lugar de la sesión y se sienta en el centro de Ne y de %.
0irigiéndose a Ne dice) 1Toy a echarle una mano.2 A dirigiéndose después a % dice) 1&i no he
entendido mal, usted se angustia mucho al pensar ue su bebé no esté bien. W4ué hace usted para
evitar esa situación angustiosaX2
%) =ada, no hago nada.
N) =o hace usted nada y la situación empeora.
%) &í, pienso mucho en eso.
N) 7asta ahora parece ser ue cuanto más piensa usted, más se angustia. W4ué podría
hacer usted para ayudarse a usted mismaX
%) =o sé.
N) Fdirigiéndose a NeG W4ué cree usted ue ella podría hacerX
Ne) -ratar de no pensar en eso tanto, sino pensar en otra cosa.
N) Fa la clienteG WEso le daría resultadoX
%) =o, ya lo he intentado.
N) W4ué es lo ue le daría resultado ue no haya intentadoX
%) -al vez no preocuparme tanto de ese momento ue a#n no ha llegado.
N) Fa NeG WUsted cree ue eso daría resultadoX
Ne) &í, creo ue sí.
N) +hora me hago yo la misma pregunta a mí mismo y respondo ue no. F7ablando a
%G W4ué sería hacer lo contrario de lo ue estamos hablandoX
%) ,ensar en ello.
-) Exactamente, pensar en ello por muy masouista ue parezca, así de fácil, nadie
puede ahuyentar sus pensamientos, éstos simplemente llegan y son suyos,
rechazarlos es rechazarse a sí mismo) %ierre los o$os. W4ué le gustaría imaginar
ahoraX
%) 4ue nace el bebé
N) WEn dónde le gustaría ue fueraX
%) En la .aternidad %arit.
N) .uy bien, vuelva a cerrar los o$os. Tea el edificio de la maternidad, ahora se va
acercando al edificio y ve la entrada. Kmagine ue usted entra en el edificio por esa
entrada. &e dirige a un cuarto y ya se encuentra acostada en la cama. W4uién está
al lado suyoX
%) El doctor y la enfermera.
N) +hora imagine ue en este preciso momento nace el bebé F% se ríeG. +hora.
Wcómo esX
%) Es chiuito y gordito.
N) W4ué esX
%) Es un ni(o.
N) W%ómo naceX
%) =ace bien
N) +hora abra usted los o$os. W%ómo se sienteX
%) Fintenta responder pero no puede, llora, también llora NeGB Estoy contenta Fse ríe
y llora a#n másG. =o sé por ué me dan ganas de llorar.
N) Está bien, llore todo lo ue desee. FA dirigiéndose a NeG Usted, Wcómo estáX
Ne) -ambién estoy contenta de este feliz alumbramiento.
N) Fa %G En este momento, Wnecesita algo másX
%) =o, muchas gracias.
N) 0e acuerdo, entonces auí terminamos, yo también les doy las gracias a las dos.
+hora analizando lo ocurrido en esta sesión considero ue el mane$o ue hizo el
facilitador5estudiante de la sesión fue adecuado hasta ue interrumpió la misma. &u actitud
Fprestando mucha atención a %, mirándola a los o$osG, y sus intervenciones llevaron a % a entrar
en contacto con sus emociones y es muy posible ue hubiera llegado por sí sola a cerrar la sesión
si no se hubiera sentido ella misma afectada y desbordada emocionalmente por el asunto ue
debía tratar con %. Yste es el fenómeno de resonancia. +unue esto no es criticable, ya ue la
actitud de Ne frente a % fue de mucha honestidad, teniendo una clara conciencia de sus
debilidades. +uí es conveniente recordar ue el terapeuta debe tener una profunda 1habilidad
para expresar sus emociones en forma auténtica, sin caer en el $uego intelectual terapéutico2
?9
.
,or otra parte a Ne se le observó, desde el inicio de la sesión ansiosa, tanto o más ue %. ,oco a
poco el terapeuta fue descendiendo el tono de su voz, sonando ésta cada vez más insegura, sus
manos permanecieron en toda la sesión entrelazadas como para darse soporte la una a la otra.
%on el asunto planteado por la cliente se fue sintiendo más y más involucrada, hasta ue se
confesó incapaz de continuar la sesión, decidiendo entonces pedir ayuda al profesor.
-odo lo anterior es de esperar en una sesión cuando 1paciente y terapeuta crean y
comparten su propio encuentro. +mbos establecen una situación interaccional en la ue se
afectan y se influyen mutuamente. +mbos, sabiéndolo o no, buscan definir la relación, y al
hacerlo se definen a sí mismos y definen al otro2
?3
.
En general, la mayoría de los miembros de este grupo, por ser mu$eres siete de un grupo
de diez, sintieron la resonancia, se sintieron 1tocadas2 emocionalmente por la situación
terapéutica emergente. Tarias expresaron al final de la sesión, en el feed%ac2, el deseo de
acercarse a la cliente y manifestarle de alguna manera su apoyo. -odo esto permite aclarar ue un
terapeuta debe discriminar, con claridad, ué es lo más conveniente y lo ue más contribuye al
desarrollo del proceso y el bienestar del cliente. En ocasiones como ésta se reuiere no de$arse ir
por las emociones para no caer en la misma trampa emocional en la ue se encuentra el cliente,
permitir ue el cliente entre en contacto con sus sentimientos profundos, aunue esto cause dolor
y lágrimas a ambos, terapeuta y cliente, evitando el terapeuta ue sus lágrimas no se perciban
Fexiste una forma de llorar internaG. +sí se entra primero en contacto consigo mismo y luego se
procede a cerrar la *estalt, lo ue en esta sesión se consiguió por medio de la fantasía dirigida de
la maternidad ue consistía en 1restablecer la conexión existente entre hablar acerca de un hecho
o acontecimiento o la acción, lo ue implica movilización de energía ue conduzca al contacto y
más tarde al cierre o conclusión de la situación ue estaba inconclusa2
?>
.
Una de las estudiantes de este grupo escribió en el informe de prácticas lo siguiente
sobre esta sesión)
8o personal"ente "e sentí "uy afectada. =uando o%serva%a la sesin to"a%a notas
rápida"ente, escri%iendo para no perder nin&9n detalle a fin de ela%orar despu.s este infor"e,
pero creo que en realidad lo hacía co"o una "anera de reflectar la ansiedad que la situacin "e
producía. /l inicio la situacin no "e afecta%a, pero ante al&unas e7presiones del cliente sentí
que "e invadía "ucha ternura y triste)a a la ve). Pens. que no sa%ría qu. hacer estando en el
lu&ar del facilitador, c"o "ane'aría el asunto. =uando la sesin alcan) su clí"a7, lo que
ori&in el e7peri"ento, y las dos llora%an #5e y =$, yo sentí unas &anas est9pidas de reír"e y
tuve que reali)ar &randes esfuer)os para contener"e y no hacerlo. =reo que esto es lo que en
psicoanálisis se conoce co"o una reaccin contraf%ica, ya que esta%a consciente de que "e
sentía involucrada y conoci.ndo"e un poco, lo nor"al en "í hu%iera sido que hu%iera llorado.
=reo que fue una "anera e7tra@a para "í de "ane'ar "i ansiedad.
/tri%uyo esta reaccin al hecho real de "i vida de que la 9nica ve) que he estado
e"%ara)ada tuve un a%orto, la cliente e7puso que su "iedo se ha%ía derivado precisa"ente de
una a"ena)a de a%orto que tuvo al inicio de su e"%ara)o. ;ui)ás, en el fondo, ten&o "iedo de
quedar e"%ara)ada de nuevo, por te"or a correr el ries&o de perder otra ve) el producto.
Ae di cuenta de que en el asunto de la "aternidad ten&o un conflicto que resolver y que
se ori&in con una p.rdida que "e se"%r la duda de si soy o no capa) de tener hi'os. Todo esto
se produ'o &racias a la situacin que se present en esta sesin, así es que esta práctica
supervisada ta"%i.n "e ayud a "i a descu%rir"e y conocer"e un poco "ás.
El testimonio anterior de una observadora de la sesión de$a claro ue muchas situaciones
terapéuticas traba$adas individualmente en el interior de un grupo pueden 1dispararse2 como la
metralla y alcanzar emocionalmente a algunas personas del grupo ue están viviendo o han vivido
situaciones parecidas a la ue el cliente relata. Estos efectos de 1expansión2 hacen ue la
psicoterapia *estalt, a#n practicada en forma individual, beneficie al grupo.
!a sesión siguiente se inició con la atención focalizada en el sentimiento de ansiedad
presentado por el cliente, manifestado corporalmente con un temblor de sus piernas. !a acción
terapéutica se dirigió principalmente a dicha expresión corporal, sugiriendo el terapeuta al cliente
un movimiento específico de sus piernas, lo ue momentáneamente redu$o el temblor de las
mismas. Entonces el cliente manifestó ue su problema era ue padecía de gastritis, lo ue se
relacionaba con la ansiedad e inmediatamente aparecía el temblor de piernas. En este punto el
terapeuta estableció contacto tocando con sus manos las piernas del cliente, empezando por los
pies y definiendo las zonas donde más sentía el temblor el cliente. En forma intercalada se trató el
tema de la gastritis y el temblor de las piernas, hasta ue el cliente llegó a la conclusión, por sí
mismo, de ue su problema consistía en 1tragarse las cosas2, introyectar. &in embargo, a pesar de
todo esto el temblor de sus piernas continuaba.
Entonces el terapeuta sugirió al cliente realizar un experimento de conciencia dirigida
ue le permitiera revivir una situación donde se hubiera 1tragado sin masticarlo2. +l intentar este
experimento el cliente comenzó a sollozar y cortó la comunicación verbal. En ese momento el
facilitador modificó el experimento, retomando la situación ue le hacía sentirse mal al cliente,
ofreciéndole soporte para ue llorase todo lo ue necesitase
??
. El cliente lloró durante unos
minutos hasta ue se tranuilizó, luego manifestó ue ya no le temblaban las piernas, lo ue
correspondía a la observación fenomenológica del terapeuta" auí se cerró la sesión. +lgunas de
las intervenciones específicas de esta sesión son los siguientes fragmentos de la misma)
N) W%ómo piensa ue podría usted evitar la gastritisX
%) &iempre he tratado de evitarla, pero nunca lo he logrado, tomo medicamentos y
trato de no darle importancia a la cosa.
N) !o ue ha hecho usted hasta ahora es decirse a sí mismo ue no se preocupe y todo
parece indicar ue esto no le ha dado buenos resultados. W4ué se puede hacer
cuando se ha hecho algo y esto no ha dado ning#n resultadoX
%) 7acer otra cosa.
N) Exactamente. WA cómo sería la otra cosaX
%) Fno contesta y se(ala sus piernas ue vuelven a temblarG.
N) Ftranuiliza las piernas de % poniendo sus manos sobre ellasG
W4ué camino diferente podría tomar ustedX
%) 0e$ar de tragarme cosas ue debería sacar.
N) +uí, ahora, Wse las está tragando o noX
%) Estoy empezando a sacarlas.
N) /ecuerde una situación en ue usted se haya tragado algoB
W!e gustaría traba$ar con ellaX
%) &í la recuerdo.
N) W&abe con uién eraX
%) &í, sé con uién era, pero no uisiera traba$arlo.
+uí, a pesar de ue se llega a un calle$ón sin salida, se aclara una situación ue al
principio se presentaba oscura e indefinida. El facilitador encuentra resistencias en el cliente para
seguir desarrollando el tema, optando por una actitud de respetar los deseos del cliente, de no
incursionar en el terreno ue éste no desea a#n explorar. En 5ocusin&, *endlin se(ala ue la
persona tiene ue tomar responsabilidades por sí misma, decidir ué hacer es su responsabilidad y
no la del terapeuta. En las enfermedades físicas un médico nos puede decir ué hacer, sin
embargo cuando se trata de trastornos o conflictos existenciales nadie puede resolver nuestros
propios problemas o ense(arnos a vivir si no lo deseamos.
/etomando #nicamente lo fenomenológico de esta sesión N pregunta) 1W%ómo están sus
piernasX2.
%) .e siguen temblando a ratos. %uando pienso en ellas no me tiemblan Fempieza a
llorarG.
N) ,óngase en contacto con la situación ue había pensado. !lore todo lo ue le
apetezca y necesite.
+uí se logra ue el cliente establezca contacto con la situación respetando su
privacidad" se vivencia la emoción sin necesidad de verbalizarla, dado ue a esto #ltimo el cliente
opone resistencia digna de tener en cuenta. %uando el cliente cesa de llorar)
N) W%ómo se sienteX
%) .uy bien.
N) %reo ue usted por sí sólo podría seguir traba$ando esta situación. .e parece ue
ya en parte la tiene resuelta.
%) &í, me parece bien.
N) W!e parece ue terminemos auíX
%) &í.
!as resistencias del cliente no permitieron en esta ocasión realizar el cierre del asunto
tratado, sin embargo el camino uedaba trazado para ue el cliente lo prosiguiera por sí sólo,
sacando los 1debería2 introyectados ue como decía Nritz ,erls se fundamentan en la
insatisfacción personal.
El lengua$e corporal o fenomenológico del cliente y especialmente el temblor de sus
piernas fue un buen indicador de la evolución de la sesión a través de las manifestaciones de
ansiedad. 0e hecho, este temblor llegó a eliminarse cuando el sentimiento subyacente fue
confrontado.
+simismo resulta importante destacar ue el facilitador debe ser flexible cuando dise(a
un experimento y al intentar aplicarlo surgen en el cliente sentimientos profundos ue le impiden
la representación de la vivencia. +nte esta situación lo más conveniente es facilitar un contacto
personal con la situación, y uizás ésta sea la #nica posibilidad para ue el cliente vivencie en
forma auténtica sus emociones. -odo lo anterior fortalece el proceso autogestionario del cliente,
después de haberle brindado un soporte adecuado, lográndose así el cierre de la sesión) 1%uando
el paciente es capaz de experimentar y vivenciar sin la ayuda del terapeuta, la psicoterapia
concluye2
?@
.
El informe de este cliente dice entre otras cosas)
Ae lla" la atencin el "ane'o que hi)o el facilitador de la sesin y particular"ente lo
feno"enol&ico y el diálo&o. /l inicio centr su tra%a'o en el te"%lor de "is piernas, lo que "e
per"iti ,dar"e cuenta”. Despu.s se centr en "i ansiedad, to"ando ta"%i.n conciencia de
.sta, lue&o de vivir intensa"ente la e"ocin. Todo eso "e lla" poderosa"ente la atencin
dado que, co"o estudiante en el papel de facilitadores en for"acin, pasa"os por la e7periencia
de querer to"arlo todo, "e doy cuenta ahora de que eso en psicoterapia es "uy difícil, si no
i"posi%le, e i"pide profundi)ar en al&o. =on esta sesin lle&o a la conclusin de que lo "ás
adecuado es centrarse en uno o dos ele"entos #los cuales quedan a 'uicio del terapeuta$,
considerados i"portantes y tra%a'ar con ellos hasta lo&rar un cierre satisfactorio para a"%os
#facilitador y cliente$. El tra%a'o terap.utico fue preciso, centrado en el aquí y el ahora por
"edio de la atencin en "i cuerpo y "e sorprendi la fle7i%ilidad de"ostrada por el facilitador
en el dise@o y la "odificacin del e7peri"ento Personal"ente ta"%i.n "e result su"a"ente
didáctica la e7periencia y satisfactoria en el plano del "ane'o lo&rado por el facilitador, de "is
e"ociones, con una intensidad "anifiesta. =onsidero que el equili%rio lo&rado en la sesin, en
el uso de las t.cnicas, entre el soporte y el distancia"iento, entre lo físico y lo ver%al, fue lo "ás
característico de esta sesin. /l final de la "is"a "e sentí "uy satisfecho y "otivado para
se&uir tra%a'ando con este asunto.
!a lucha ue mantiene una persona, ue tiene una fuerte introyección de complacer a los
demás, es ilustrada por la siguiente sesión. En esta ocasión ofreciendo un curso de -erapia
*estalt a estudiantes de psicología, con la modalidad ya descrita de
facilitadorSclienteSobservadores, se encontraban dos de ellos FNeS%G traba$ando, y Ne llegó a un
i"passe del ue no sabía cómo salir o ué hacer. Entonces intervine recuperando el rol de
facilitador. !o ue sigue es un extracto de la sesión, ue se centraba en traba$ar con el material
emergente. +l inicio el cliente había manifestado al facilitador5estudiante ue se sentía cansado y
ambivalente entre irse a casa o uedarse en el curso, optando finalmente por lo segundo, al
considerar el curso importante para su formación profesional. En varias ocasiones se observó en
el cliente un gran deseo de complacer al facilitador5estudiante. E$emplo)
%) -al vez no me sienta en la me$or disposición para prestar toda la atención ue
desearíaB +unue un poco sí me esfuerzoB también forzarme a responderB
siento ue debo hacer algo, decir algoB
Un poco más adelante Ne propone al cliente realizar un experimento y sorpresivamente
este #ltimo lo rechaza, es entonces cuando Ne me solicita intervenir y continuar con la sesión. +l
entrar en escena enfoco el tema en el deseo del cliente de complacer, lo ue había observado
anteriormente en la interrelación NeS%.
N) W+lguna vez antes no habías podido complacer a alguien y al no lograrlo te habías
sentido malX
%) &í, muchas veces.
N) En este momento, Wsientes necesidad de complacerme a míX
%) =o.
&eguidamente el cliente dice ue siente más tensión traba$ando conmigo de la ue sentía
cuando traba$aba con Ne, atribuyendo este fenómeno a la relación de verticalidad ue se da entre
él y yo, entre profesorSalumno. !o cual me suena a resistencia a ser explorada. +cto seguido le
propongo ue imagine una situación en la ue habiendo deseado complacer a alguien no lo
hubiera logrado" al finalizar esta imagen mental le pregunto)
N) W%ómo te sientesX
%) .uy triste.
N) Esa tristeza, Wtiene algo ue ver con algo ue deseas evitarX
%) &í Fa(adiendo ue no desea hablar de eso en ese momentoG.
!o ue aclara ue no es la relación vertical ue se da entre nosotros lo ue le produce
más tensión, sino el riesgo ue podría significar para él el ue yo profundizase en su self
-M%is
. 0e
esta forma el cliente pudo aprender por sí mismo lo ue evita o rechaza, auello ue tiene
alienado en su personalidad.
Unos días después, en el informe de prácticas, este estudiante decía)
=uando intervino el profesor y rescat el te"a de "i necesidad de co"placer a los
de"ás, sentí que i%a a tener otras e7periencias con las que sería autofor)ado a co"placer, así es
co"o e"er&i al&o "uy sensi%le para "í, aco"pa@ado de un senti"iento repentino de triste)a.
El profesor inda& en "is senti"ientos y le e7puse que "e sentía "ás tenso, con lo que "e hi)o
e7peri"entar con su cercanía y ale'a"iento, de'ando de tra%a'ar con"i&o y pasando la sesin a
la estudianteHterapeuta. /l ale'arse de "í el profesor "e sentí "ás tranquilo y racionalic. el
hecho echando "ano del rol profesorIestudiante, de la verticalidad que i"plica%a esta relacin,
lo cual .l cuestion, lo que "e per"iti dar"e cuenta de "i resistencia y de que el incre"ento de
la tensin o%edecía "ás que nada al "ayor peli&ro que .l #profesor$ representa%a para "í, pues
era "ás há%il co"o terapeuta y podía lle&ar a co"prender"e "e'or que la estudiante, a la cual
fácil"ente podía reflectar en sus intervenciones.
*a e7periencia para "í fue %astante an&ustiante, aunque "uy productiva. Ae
i"presion el "ane'o de las t.cnicas que hi)o el profesor y "e desar" ante "í "is"o, al
descu%rir "i intento de reflectar y escapar de la posi%ilidad de ser e7puesta una parte de "í
"is"o? real"ente esta%a a"%ivalente, pero no por el cansancio, sino por la a"ena)a a "i
inti"idad que representa%a la sesin. =uando intervino el profesor trat. de aparecer ante .l y
ante "í lo "ás frío y controlado que pudiera, pero la inquietud "ostrada en "is "anos y en "i
postura corporal, en &eneral, indica%a lo contrario. =uando el profesor "e pidi que "e
re"ontara a otras situaciones, donde hu%iera deseado co"placer a al&uien, la i"a&en que tuve
fue %orrosa, aunque ello no i"pidi que e"er&iese en "í un profundo senti"iento de triste)a que
casi "e hace llorar? tuve que controlar"e para no lle&ar a hacerlo, pero "e hu%iera &ustado
so%re"anera ha%erlo hecho. *levo cinco a@os tratando de llorar y no puedo o no quiero
hacerlo. (ie"pre a trav.s de "i vida he sentido la o%li&acin de co"placer a los otros, de actuar
se&9n lo que yo creía que los otros espera%an de "í, ne&ando "i propia identidad, "is deseos,
"is necesidades y todo lo que soy yo. =on esto sentía que o%tenía el cari@o y la aceptacin de
los otros? y cuando no lo lo&ra%a "e hundía en profundas depresiones que no podía controlar y
"e sentía profunda"ente recha)ado, sin nin&9n valor ante "í "is"o. >i.ndolo ahora "e decía a
"í "is"o0 ,Ae siento "al”, con todo lo a"plio y a"%i&uo de la situacin. Ais depresiones eran
ali"entadas por la decepcin que sentía de "í "is"o por no poder ser co"o yo soy0 "e "ordían
las pala%ras que "e calla%a y ta"%i.n las que decía? para "í nada de lo que hiciera era
suficiente. Esto se refle'a en "i conducta cotidiana0 soy e7tre"ada"ente ri&uroso e infle7i%le
con las cosas que ha&o, nunca estoy satisfecho de "is capacidades, sie"pre antepon&o un
,pero”? "e di cuenta en esa sesin que esa cruel y dolorosa Gestalt a9n está sufriendo y no
conoce real"ente el otro lado que ha vivido y e7peri"entado "9ltiples situaciones que le han
ense@ado "ucho. Ese ,ni@o” no descansa y creo que es de%ido a que contin9a proyectando su
dolor en los otros, no los acepta y responsa%ili)a a "a"i, y a los otros, por al&o que yo "is"o
de%o aceptar y vivir.
(iento ahora que nunca he vivido real"ente una depresin, ya que sie"pre encontr.
al&o o al&uien en que o en quien depositar la responsa%ilidad, al final yo no era "ás que una
vitrina y "e queda%a en esa posicin para ,prote&er"e” del dolor. Ese "artes de la sesin viví
la tristeza; es lo "is"o que ha%ía sentido cuando "e encontra%a solo, a%andonado o recha)ado.
Ae doy cuenta ahora de que sí quiero vivir, es "i deseo y "i ilusin.
Ae duele ahora cuando interpreto al&o co"o un recha)o y es lo "is"o que antes.
;uiero aceptar esa triste)a y ,disfrutarla” yo solo? no es de nadie "ás que "ía. ;uiero que ese
,ni@o” cono)ca todo lo que yo he vivido y aprendido y que es posi%le se&uir viviendo.
%onsidero ue este testimonio de terapia no reuiere ning#n comentario" todo está dicho
y ueda bien claro el sufrimiento ue pueden ocasionar algunas introyecciones 1ancladas2 en la
persona como mandatos, en este caso específico el mandato de 1complace a los demás más ue a
ti mismo2.
!a #nica ocasión en ue he traba$ado con una situación de d.'N vu, el cliente, !aura, una
lozana muchacha, sin ning#n mauilla$e en su cara y vestida con ropa de estilo y colores muy
tradicionales, me relata ue en la experiencia 1va2 por un camino y se encuentra de pronto frente
a una gran monta(a. 7aciendo un reencuentro, con la silla vacía, entre ella y la monta(a, se inicia
el diálogo entre ambas. %uando la monta(a le manifiesta el 1cari(o2 ue siente hacia ella, le dice)
%) Fdesde la silla de la monta(a habla a la silla de !auraG 1.e agradas y te uiero,
dado ue el hombre no ha puesto las manos en ti2.
&eguidamente, volviendo a ocupar el cliente la silla de !aura y respondiendo a lo dicho
desde la silla de la monta(a anteriormente, emerge el significado de la frase 1pronunciada2 por la
monta(a. 0esde peue(a !aura había oído decir a su madre Fmonta(aG infinidad de veces ue ella
era muy linda y ue la uería mucho porue 1ning#n hombre había puesto la mano sobre ella2.
Esta introyección moral, impuesta como un mandato había estado dominando la vida 1puritana2
de !aura, sin permitirse ning#n encuentro ue pudiera 1macharla2 y entonces romper la
introyección o mandato, vistiendo siempre en forma muy poco atractiva o llamativa para no atraer
la atención de nadie. El fenómeno d.'N vu era la monta(a por la ue había pasado en una ocasión
por primera vez y sin embargo ya era un lugar conocido por ella.
En un libro sobre aplicaciones individuales de la -erapia *estalt no puede faltar una
intervención terapéutica con los sue(os
?D
, dada la importancia ue en -erapia *estalt tiene el
traba$o con sue(os y la extensa teoría psicológica ue existe sobre este tema, teoría desarrollada
en un capítulo completo en otra de mis obras
?E
.
+l inicio de esta sesión la cliente dice ue le gustaría traba$ar con sue(os, y
especialmente con el ue había tenido la noche pasada, sin embargo, no lo recordaba. Kniciando el
facilitador le pide ue cierre los o$os)
N) +hora comienzas a so(ar, inicias el sue(oB W&ue(as algoX
?;
%) &í
N) %orrecto, contin#a so(ando y cuando termines me avisasB F% avisaG. W7as
recordado alg#n sue(oX
%) &í, pero son sue(os ue se me cruzan.
-) W&on sue(os de contenido diferente o parecidoX
%) &iento ue son parecidos.
N) 0e acuerdo, relátalos.
%) Un perro negroB como ue había una manada, un montón de perros negros ue
me perseguían, yo corría y corría y no encontraba ning#n refugio. Yse es uno" el
otro era en una playa, 1veía2 un maremoto, pero ahí sí me salvé. El sue(o del
maremoto en la playa lo he tenido varias veces, el del perro es la primera vez, ue
recuerde.
N) W%on cuál de ellos desearías traba$arX
%) %on el del perro negro, me intriga más.
&e comienza a traba$ar con ese sue(o y la cliente lo relata en presente, como si lo
estuviese so(ando en ese preciso momento. &u cuerpo está rígido, sólo mueve las ce$as de sus
o$os, su expresión es de profunda tristeza y se observa cómo a menudo 1traga saliva2 por su
garganta.
N) Fal finalizar % de revivir el sue(oG W%ómo te sientes relatando el sue(oX
%) %omo reviviendo la situación ue he vivido durante muchos a(os, como buscando
un refugio ue no encuentro.
N) W4ué sientesX
%) -risteza.
N) W0óndeX
%) Fse(ala su gargantaG +uí.
N) -raba$emos con la silla vacía FN se levanta y se(ala su sillaG.
+uí está el perro negro sentado.
W4ué le diríasX
%) 4ue me de$e en paz.
N) 0íselo
%) 0é$ame en paz, no me persigas más Fcon un tono de voz muy suaveG.
N) W+sí de dulceX
%) =o
N) Entonces, WcómoX
%) =o puedo
N) Wno puedes o no uieresX
%) =o uiero
N) W4uieres ue te persiga el perro negroX
%) &í y no, ue me persiga sin ser agresivo.
N) W%ómo le puedes decir ue te persiga de esa forma y no de otraX
%) &i le grito ue me de$e de perseguir totalmente.
N) W4uieres ahora sentarte auí, en la silla del perro negroX
%) =o.
N) W4uieres saber cómo es ue no uieres sentarte en el lugar del perroX
%) &í, me gustaría
N) 8ien, entonces pregunta al perro negro ue está sentado en la silla de enfrente.
%) .e da miedo oír la respuesta ue me pueda dar.
N) W4ué temes del perro negroX
%) =o uiero estar a la par de él, es aversivo.
N) A sin embargo uieres ue sea tu amigo, preg#ntale si uiere él ser tu amigo.
%) Fmirando hacia la silla vacía enfrente de ella, como si allí estuviese el perroG
W4uieres ser mi amigoX
N) W4ué responde élX
%) =ada, no dice nada.
N) A t#, Wuieres una respuestaX
%) &í, ue se decida si va a ser o no mi amigo.
N) ,reg#ntale entonces de nuevo.
%) Fhace la misma preguntaG Esta vez me dice ue sí.
N) +hora despídete de él.
%) +diós, cuando de$es de perseguirme agresivo ven a verme otra vez.
N) W&igues sintiendo tristezaX
%) &í, más, porue se fue.
N) W-# no uerías ue se fueraX
%) Fcon voz entrecortada, a punto de estallar en llantosG =o.
N) %ierra los o$os. Kmagina al perro negro cerca de tiB W4ué estás sintiendoX
%) Aa no le tengo miedo. Yl tiene la cabeza agachada Fcomo ellaG, él también está
triste Fcomienza a llorarG.
N) W-an triste como t# estásX
%) =o, no tanto.
N) 0e$a ahora al perro, despídete de nuevo de élB el perro se va. W%ontin#as teniendo
la misma tristezaX
%) =o, ya no.
N) W4ué sientes ahoraX
%) -ranuilidad Fse limpia las lágrimas con las manosG.
N) +hora cierra los o$os. Estás en la playa, sentada en la arena. W%ómo estás, sola o
acompa(adaX
%) &ola.
N) W=o está contigo el perroX
%) =o, aunue me gustaría ue apareciera.
N) 8ueno, hagamos ue aparezca, el perro negro está en la playa, muy cerca de ti.
W4ué haceX
%) &e sienta al lado mío.
N) WA t# ué hacesX
%) !o acaricio, está triste, cuando está triste es manso.
N) +hora despídete del perro. El perro se va y t# contin#as sentada en la arena de la
playa. W%ómo estás en este momentoX
%) -ranuila Faunue lloraG.
N) %uando lo desees abre los o$os.
%) Flos abre y se limpia las lágrimasG.
N) W&igues tranuilaX
%) &í
N) W-e has dado cuenta de algoX
%) &í, uiero al perro cuando está triste" agresivo y eno$ado, no lo uiero.
N) W%rees ue él siempre va a estar tristeX
%) =o.
N) W0epende de ti su tristezaX
%) &í.
N) W4ué significa esa tristezaX
%) -engo ue hacer algo ue no me gusta hacer para ue él esté triste.
N) WEs la #nica forma de ue esté tranuilaX
%) &í, así es.
N) W7as visto alg#n mensa$eX
%) &í, muy claro.
N) +hora debes tomar la decisión, si seguir perseguida o poner triste al perro.
%) 4uiero de$ar triste al perro, pero no voy a ponerlo siempre triste.
N) W-e causaría mucha tristeza si de$as al perroX
%) &í.
N) Tolvamos a la playa. %ierra los o$os. Estás en la playa de nuevo, el perro negro
está a tu lado, está triste, y de pronto comienza a ale$arse de tu ladoB se va para
siempre y t# le dice adiós para siempre. W%ómo está tu gargantaX
%) ,resionada.
N) W4uién se siente presionada, tu garganta o t# con la vivencia de decir adiós para
siempre el perroX
%) +mbas
N) A t#, Wcómo estásX
%) =ostálgica.
N) &igues en la playa, sentada en el mismo lugar, ves ue el perro negro regresa, se va
acercando a tiB ahora está sentado a tu lado.
%) &e siente triste.
N) +hora, Wcómo está tu gargantaX
%) =ormal.
N) W&ientes nostalgiaX
%) &í, porue el perro está triste.
N) Tuelves a mirar al perro. +hora está alegre. %on esa alegría el perro se va, se
ale$a. -# ya no le ves. Está ahora muy le$os. W%ómo está tu gargantaX
%) +hora bien.
N) WA tuX
%) -ambién bien.
N) +bre los o$os cuando uieras Flos abreG. W%uál sería para ti la me$or solución o
decisión ante esta situaciónX
%) Fdespués de pensarlo un ratoG 4ue se vaya para siempre, ue yo uede tranuila.
N) A él, Wcrees ue él se podría ir alegreX
%) =o, siempre ue se va lo hace triste.
N) Entonces, Wué puedes hacerX
%) =o sé.
N) WEvitar tu tristeza o la de élX
%) .i tristeza.
N) WA cómo puedes hacerloX
%) =o saber de él, de$ándolo, pero yo se ue él va a volver.
N) %ierra los o$os de nuevo. Estás en la payaB t# te ale$as y el perro se ueda ahí.
W<curre algoX
%) El perro se va para donde yo voy.
N) -e sigue. W4uieres uedarte solaX W4uieres ue se vayaX
%) Ao sé ue él está ahí detrás.
N) !e dices ue se vaya. W&e vaX
%) &í.
N) A t# sigues caminando.
%) ,ero es ue el perro no se uiere ir.
N) A t#, Wuieres realmente ue se vayaX
%) =o.
N) W4ué harías entonces con el perro ahoraX
%) .e volvería a buscarlo.
N) W4uisieras hablar con élX... W!e has dicho algoX
%) &í.
N) A él, Wte dice algoX
%) =o habla, me gustaría ue hablase y ue me di$era ué siente.
N) .írale a sus o$os. W4ué te dicenX
%) 4ue me necesita.
N) Esto te agrada.
%) &í, mucho.
N) W4ué te agrada más, eso o perderlo para siempreX
%) Eso.
N) W4uieres abrir los o$osX W=ecesitas algo másX
%) =o
N) W%rees ue es suficienteX
%) &í
N) W=ecesitas preguntarme algo antes de terminarX
%) &í, cómo lograr ue el perro esté ahí sin ue esté agresivo.
N) W+hora te sientes tristeX
%) &í.
N) %ierra los o$os. 0e nuevo el perro está a tu lado en la playa. W&e encuentra
agresivoX
%) =o, está tranuilo.
N) WA cómo explicas ue esté tranuiloX
%) -al vez porue todo está en calma.
N) /ecuerda una situación en la ue el perro estuvo agresivo. W!a tienesX
%) &í.
N) W4ué diferencia existe entre esa situación y ahoraX
%) +gresivo, el perro está ale$ado de mí, tranuilo está cerca.
N) W4uieres abrir los o$osX Flos abreG W4ué impide ue esté cerca de tiX
%) Una persona.
N) %oncluyendo, Wué podrías hacerX
%) 0e$ar ue el perro se vaya, es la decisión más acertada para mí, aunue no es la
ue más deseo.
N) W=o ves otra salidaX
%) =o, no la hay.
N) W4uieres continuar o terminamosX
%) -erminamos Fsigue con la mirada tristeG.
N) W4uieres cerrar así, o diferenteX
%) 4uiero cerrar tranuila.
N) %ierra los o$os. Estás en la playa, el perro negro se acerca a ti, se sienta a tu lado,
lo acaricias, lo miras a los o$os, te levantas, comienzas a caminar, el perro camina
detrás de ti F% interrumpeG.
%) IEl perro está a la par míaJ
N) A continuas caminando, el perro sigue a la par tuya. W%ómo te encuentrasX
%) -ranuila.
N) +bre los o$os. W4ué podrías hacer cuando te encuentres tristeX
%) ,ensar ue el perro negro camina a la par mía.
N) ,arece ser ue no hay una solución completa a la situación.
%) +sí es.
N) %erramos.
%) 4uedaría inconcluso.
N) &í, tendrías ue cerrar de$ándolo inconcluso. W-e pareceX
%) &í.
N) 7ay cosas o situaciones ue no se pueden cerrar y paradó$icamente hay ue
hacerlo a sabiendas de ue no se pueden cerrar. WEso está claro para ti con esta
situaciónX
%) &í, muy claro.
N) 8ien, Wentonces finalizamosX
%) &í Fse observa ue está más tranuila ue antes, sin ninguna expresión
fenomenológica de tristeza o nostalgiaG.
N) *racias.
%) + ti.
+ veces, como en este caso, no es necesario traba$ar con el mismo sue(o, sino con los
elementos ue contiene) auí el 1perro negro2, tomado en forma metafórica, parece tener un gran
significado en la vida emocional de esta persona. %omo decía .iguel de Unamuno) 1!a metáfora
es la madre espiritual del lengua$e2 F9:M@G. A continuaba en otro escrito) 1=o pretendo otra cosa
sino discurrir por metáforas2 F9:9>G.
+simismo este cliente ilustra ue cada vez ue se trata de cambiar algo o se pretende
modificar el medio, la base es siempre la misma) insatisfacción. +l final de esta sesión se llega a
un calle$ón sin salida. Esto en ocasiones ocurre, hay Gestalten imposibles de cerrar a nuestro
gusto o deseo, hay situaciones ue tienen ue ocurrir aunue no nos agraden, como son la
enfermedad, la muerte, etc. &ituaciones ue debemos aceptarlas y enfrentarlas como se presentan,
lo importante es aprender a vivir con ellas como son. 8arry &tevens lo expresa así en palabras
tomadas de 7.*. 6ells) 1&e reuiere un alto grado de madurez y tolerancia hacia los otros, para
vivir con una verdad relativa, con preguntas para las ue no existen respuestas, con el
conocimiento de ue uno no conoce nada y con la inseguridad producida por las parado$as2
?:
.
En esta sesión se pretendió utilizar la 1silla vacía2, y a pesar de ue el cliente rechazó la
técnica, era conveniente invitarla a hacerlo para detectar el factor emotivo ue producía el 1perro
negro2 sobre ella. &in embargo esta resistencia, de enfrentar el diálogo con el 1perro negro2 en la
otra silla, hay ue respetarla, como se respetan en el enfoue de la *estalt otras resistencias ue
opone el cliente en psicoterapia.
&iguiendo la evolución de esta sesión, ue tuvo una duración aproximada de ?@ minutos,
el lector observará ue en varias ocasiones el cliente intentó cerrar la sesión, sin embargo el
terapeuta continuó hasta ue el cliente estuvo en condiciones emocionales de hacerlo. El
facilitador se guió en la sesión, tanto por el tono de la voz de la cliente y sus gestos corporales,
como por lo ue ésta expresaba verbalmente como contenido, tomando siempre en cuenta el
proceso en su totalidad Flo verbal y lo no verbalG. + este respecto *omez y <U%onnell escriben)
1El arte de comprender el proceso reuiere entrenamiento y experiencia para intensificar la
observación crítica, saber escuchar y ofrecer respuestas apropiadas a las necesidades emocionales
del paciente. %omprender el proceso significa poner atención a la comunicación verbal y no
verbal, afecto, cognición, y conductas sutiles en una forma complementaria e integrada2
@M
.
,or otra parte en esta sesión se pueden identificar fácilmente las diferentes etapas del
ciclo de la experiencia ue se suceden en la intervención Fsensación, formación de la figura,
movilización, acción, contacto, retirada y cierre con reposoG.
+uí ueda muy claro lo ue decía en una obra anterior, cuando me refería a los sue(os)
éstos contienen un mensa$e existencial para la persona ue los sue(a, siendo ella #nicamente Hla
ue los sue(a H la ue los puede llegar a descodificar
@9
. Unas páginas más adelante escribía) 1En
los sue(os aparecen tanto los mensa$es de situaciones conflictivas, como los vacíos, las
necesidades, las situaciones inconclusas, y las partes desintegradas de la personalidadB el
mensa$e existencial de lo ue le falta a nuestras vidas, de lo ue evadimos hacer y de lo ue
evitamos vivir2
@3
.
En general toda esta sesión se desarrolló mientras la cliente se mostraba con mucha
frecuencia triste" lloraba, sus gestos y su cara denotaban nostalgia, teniendo la mirada ba$a, etc.
,ese a ue su tristeza no desapareció completamente, al final de la sesión, su cara mostraba signos
claros de serenidad
@>
.
Un extracto del informe de esta cliente dice)
En &eneral, para "í, la sesin tuvo un si&nificado especial, en donde pude e7peri"entar lo que
si&nifica%a el darse cuenta, el si&nificado del sue@o del perro ne&ro, vivir el aquí y el ahora, y tratar de
dar cierre a una situacin inconclusa. 6ecord. y reviví el sue@o que tanto ha%ía interru"pido y ade"ás
evadido traer a la conciencia. (entí todas las sensaciones y e"ociones que e7peri"ento al vivir esa
situacin? el cuello co"pri"ido, nostal&ia, sensacin de triste)a, desesperacin, llanto, clera, etc. Pude
ver al perro ne&ro "ás clara"ente que nunca, aunque no quise poner"e en su lu&ar tra%a'ando en la silla
vacía. 8 final"ente, to". una decisin que espero tener la fortale)a de poder "antenerla. =eledonio, te
a&rade)co de todo cora)n el ha%er"e ayudado a aclarar"e, a dar"e cuenta de al&o que "e esta%a
"atando en vida. Gracias.
Una observación final digna de mencionar es ue esta estudiante ue vestía, como he
dicho, de una forma 1desordenada2, llegó a la clase, la semana siguiente de esta sesión y las
subsiguientes del curso, vestida 1elegantemente2 de pies a cabeza, lo ue sin ninguna duda refle$a
y significa un cambio interno en su estado de ánimo y aceptación emocional, con su forma de
percibir y vivir la vida. WEs ue este cambio fue consecuencia de la sesiónX -al vez.
SEGUNDA PARTE
CAP2TULO ;
LA TERAPIA GESTALT - SU APLICACI(N A PAREDAS
- )A1ILIAS
;*% CICLO DE LA E3PERIENCIA
En este capítulo enfocaremos la -erapia *estalt aplicada a la familia tomando como
marco teórico de referencia el ciclo gestáltico de la experiencia ampliamente traba$ado por QinCer
9
y ue he expuesto en otras publicaciones
3
.
En primer lugar se procederá a hacer una adaptación del ciclo de la experiencia
individual al ciclo de interrelación de pare$a y familia, iniciando con una revisión de la literatura e
historia sobre los ciclos en general y enfatizando los ciclos por los ue atraviesa la familia.
Eric EriCson
>
fue uno de los primeros en mencionar el ciclo de vida en el desarrollo de la
persona, ciclo compuesto de ocho estadios ue van desde la aduisición de la confianza básica
hasta la aduisición de la identidad.
<tros autores como *ould
?
y !evinson
@
han descrito las fases de la vida adulta, el
primero, y las 1estaciones2 de la vida del hombre, el segundo.
!a descripción del ciclo de la familia fue iniciada por 0uvall
D
. 0escripción ue consta
de cinco etapas)
9. El matrimonio.
3. El nacimiento y la crianza de los hi$os.
>. !a salida de los hi$os del hogar.
?. !a $ubilación en el traba$o.
@. !a muerte
7aley
E,
retomando la teoría de .ilton EricCson, conocida como terapia estratégica, en la
ue se utilizan técnicas hipnóticas, describe a lo largo de la referida obra el ciclo de vida de la
familia, compuesto de seis períodos claramente diferenciados entre sí)
9. El noviazgo.
3. El matrimonio.
>. El nacimiento y la crianza de los hi$os.
?. El matrimonio a la mitad de su vida.
@. !a separación padresShi$os.
D. !a $ubilación y la tercera edad.
7aley trata ampliamente la teoría evolutiva de estas seis fases del ciclo de vida de la
familia y las ilustra con una gran cantidad de familias vistas en psicoterapia por .ilton EricCson.
En tercer lugar, NerCelsen
;
clasifica las etapas seg#n los acontecimientos normativos por
los ue atraviesan las familias, partiendo de la procreación y crianza de los hi$os)
9. El matrimonio.
3. El nacimiento de los hi$os.
>. !os hi$os ue comienzan a ir a la escuela.
?. !os hi$os adolescentes.
@. !os hi$os adultos.
D. El nacimiento de los nietos.
E. !a $ubilación.
;. !a muerte.
%arter y .c*oldricC
:
describen el ciclo de la familia en la ue toman en cuenta las
1entradas2 y 1salidas2 de miembros al y del sistema familiar. %ambios ue ponen en peligro el
euilibrio homeostático de la familia. Estos seis cambios son)
9. En la familia de origen) el adulto se separa del sistema, lo abandona.
3. En la unión de familias por medio del matrimonio, nace una nueva pare$a o se
forma un nuevo sistema.
>. Namilia con ni(os peue(os, ingresan nuevos miembros en el sistema.
?. Namilia con adolescentes, no se producen ni entradas, ni salidas.
@. 7i$os ue se van, salida del sistema.
D. Namilia al final de su vida.
-odos los ciclos anteriormente descritos tienen como característica com#n ue se inician
con el noviazgo o matrimonio y finalizan con la $ubilación o la muerte. +simismo, en todas las
fases la tensión de la familia es mayor cuando se realiza la transición de un estadio al siguiente, y
especialmente cuando se produce la interrupción o bloueo en una de las fases del ciclo, lo ue
veremos más adelante al referirnos al ciclo de la experiencia. -odas estas fases del ciclo se
reproducen ininterrumpidamente en futuras generaciones mientras la sociedad exista.
+utores directamente conectados con la -erapia *estalt han escrito también sobre el
ciclo de la pare$a, entre ellos %ampbell
9M
, ue considera un proceso de cinco fases por los ue
atraviesa la pare$a, como producto de la interrelación ue se da entre ambos en las etapas
siguientes)
9. El romance.
3. !a dominación.
>. !a estabilidad.
?. El compromiso.
@. !a procreación.
!os ciclos de la familia se diferencian de los ciclos gestálticos de la experiencia y de los
ciclos gestálticos de la pare$a y familia, en ue los primeros contienen la totalidad de la existencia
de la persona y familia, cuando los segundos son #nicamente partes de la gran *estalt ue se
inicia con el nacimiento FsensaciónG y finaliza con la muerte Fretirada, cierre y reposoG.
+simismo, QinCer menciona las diferentes interrupciones ue se producen en el ciclo.
Estas resistencias al contacto Fpuestas entre paréntesis en la figura ;G, conocidas como
desensibilizar, proyectar, introyectar, retroflectar, reflectar y confluir, impiden ue el ciclo
transcurra con normalidad desde su inicio con la sensación y finalice con la retiradaScierre y
reposo. !as interrupciones pueden darse en cualuier fase del ciclo) en algunas sesiones hay
clientes ue tienen dificultad en sentir la sensación FdesensibilizarG, en otras el bloueo ue
produce de la transición entre la sensación a la formación de la figura FproyectarG, y en otras la
interrupción se da en otros puntos de las interfases. En cualuier caso el punto de interrupción
sirve de punto de referencia para iniciar la psicoterapia. !o anterior es #nico en -erapia *estalt,
como se(alan .elnicC y =evis) 1Esto contrasta con algunas otras terapias ue generan puntos de
comienzo 1preferidos2 en el ciclo de la experiencia. ,or e$emplo, en los sistemas psicoanalíticos
la terapia está centrada en el punto de retirada del ciclo, donde la experiencia pasada es masticada,
digerida e integrada con el fin de ue nuevas figuras emer$an. .uchos enfoues conductistas
enfatizan la fase de acción, con la esperanza de ue la expansión del repertorio conduzca a un
incremento del contacto. Ninalmente las orientadas 1corporalmente2 enfocan en las sensaciones
bloueadas, para ue esto desemboue en la movilización contacto, retirada y cierreB !os
enfoues holísticos y sistémicos perciben el cambio recorriendo el ciclo completo como
imperativo2
99
.
)igura E* Re+resetaci, grá0ica !el ciclo !e la e?+eriecia e círculo*
-omando el ciclo como una polaridad desintegraciónSintegración, 8reRer
93
ha elaborado
las fases del proceso de integración, definiendo la integración como un proceso en el ue la
persona recupera una parte de su self previamente alienada. !os tres primeros estadios del ciclo
FsensaciónSdarse cuentaSmovilizaciónG pertenecen a la desintegración, en la ue predomina un
darse cuenta de algo externo ue representa una parte alienada del self. En los tres #ltimos
estadios Facción, contacto, reposoG se produce la integración" es auí cuando la parte alienada se
reincorpora a la estructura del self. Este ciclo de las fases del proceso de integración se representa
esuemáticamente en la figura 9M.
%armen y /ouzer
9>
, en un artículo sobre el funcionamiento saludable y patológico desde
la perspectiva guestáltica, se(alan ue los rasgos saludables de la persona se encuentran en los
o$os del ue mira. ,artiendo de este principio perceptual los autores mencionados retoman el
ciclo del contacto Ftambién conocido como ciclo de autorregulación organísmica" ciclo del
euilibrio organismoSambienteG elaborado por ,erls, 7efferline y *oodman
9?
, compuesto de
cuatro fases)
9. ,re5contacto.
3. -oma de contacto.
>. %ontacto final.
?. ,ost5contacto.
)igura &F Re+resetaci, grá0ica e es+iral !el ciclo !e la e?+eriecia co las
iterru+cioes Gresistecias: e los lugares /ás co/ues*
Estas mismas etapas fueron reproducidas por Lepner
9@
para describir el desarrollo de un
grupo, sea éste un grupo de encuentro, un grupo terapéutico, o cualuier otro grupo ue funcione
como un sistema social. -odos ellos atraviesan en su evolución de grupo cuatro etapas)
9. Kdentidad.
3. Knfluencia.
>. Kntimidad.
?. %ierre
)igura %H* Re+resetaci, grá0ica !el ciclo !esitegraci,Iitegraci,
QinCer, en El proceso creativo en la Terapia Gestalt F9:EE, 9:E:G, extiende el ciclo
de contacto de ,erls y otros autores al ciclo de la experiencia de siete fases Fyo las he reducido a
seis considerando ue las fases de excitación y acción se funden en una sola al darse casi
simultáneamenteG, lo ue significa ue artificialmente el flu$o de la experiencia se puede dividir
en partes, siendo cada parte uno de los siguientes estadios del ciclo)
%: (ensacin0 las sensaciones del organismo son internas y externas. !as internas son)
propioceptivas Fpartes del cuerpoG, cinestésicas FmovimientoG, viscerales Ftener hambre, sentirse
lleno, latidos del corazón, etc.G y pensamientos, ideas, imágenes visuales. !as externas) visión,
audición, tacto, gusto y olfato. Estas #ltimas sensaciones están dirigidas al entorno, cuando las
primeras están centradas en uno mismo.
8ander, *rinder y &atir
9D
enfatizan la necesidad del terapeuta en desarrollar las destrezas
de saber ver, poder escuchar, llegar a sentir, olfatear y saborear.
9: Darse cuentaIto"a de concienciaIfor"acin de la fi&ura en el darse
cuentaIe"er&encia de la fi&ura del fondo0 en esta frase se sit#a el enfoue de 5ocusin& FenfocarG
de *endlin) 1Un efecto del proceso de enfocar es atraer trozos ocultos del conocimiento personal
a nivel consciente del darse cuenta2
9E
;: Aovili)acin de ener&ía0 existe una gran diferencia entre energía y tensión. &tevens,
refiriéndose a %hungliang +l 7uang, renombrado maestro del -Uai %hi Fel -Uai %hi es de ambos
polos, el Ain y el Aang, el polo centralG, filósofo y autor de E"%race ti&er, return to "ountain0
the essence of TOai =hi F9:E>G, narra ue en una ocasión escuchó a una mu$er decir) 1Estoy llena
de energía y no sé ué hacer con ella2, a lo ue %hungliang +l respondió) 1Eso no es energía, eso
es tensiónB energía es como cuando los peces peue(os están nadando2
9;
.
<: E7citacin0 carga de energía. /ccin0 permite manipular el medio para establecer el
contacto. Es la expresión del self.
J: =ontacto0 Fvéanse las cuatro etapas mencionadas anteriormente de ,erls, 7efferline y
*oodmanG) seg#n .iriam ,olster este contacto puede ser de ba$a o alta intensidad. +simismo
establecer un buen punto de contacto es una confluencia sana ue significa estar consigo mismo y
al mismo tiempo perderse en sí mismo, dicho con otras palabras 1el yo y el no yo2.
7: 6etirada, reposo, cierre0 +uí lo ue ha sido figura se cierra y pasa al fondo. Un
nuevo ciclo se iniciará con una nueva sensación.
-odas estas fases del ciclo no se dan #nicamente en el lugar se(alado, sino ue, por
e$emplo, la sensación no desaparece al llegar el organismo al darse cuenta" esta sensación de la
necesidad existe en otras fases aunue con menos intensidad. !o mismo ocurre con la energía,
ue se da en todas las fases, desde la sensación hasta el post5contacto, aunue se incrementa en la
fase de movilización. 0e la misma forma las resistencias no se dan #nica y exclusivamente en los
lugares indicados, aunue en general es lo más com#n. Knvestigaciones clínicas de la aplicación
del ciclo de la experiencia a los trastornos de la personalidad, nos han conducido a &alama y a mí
a ampliar en más fases y bloueos el ciclo gestáltico de QinCer. Este mapa de diagnóstico y
supervisión aparecerá publicado en breve
9;bis.
&mith
9:
, partiendo del modelo de contactoSretirada, ue se utiliza para describir la
existencia psicobiológica, define la psicopatología como un patrón de autointerrupción habitual
entre estas dos fases del ciclo FcontactoSretiradaG, lugar en ue se produce con mayor incidencia la
confluencia. %ualuier interrupción del ciclo significa de$ar una necesidad insatisfecha o un
asunto inconcluso. !a acumulación de estas interrupciones produce, en consecuencia, el acopio
de asuntos inconclusos.
!as interrupciones en el ciclo de la experiencia, de una persona, impiden ue ésta
finalice ese ciclo e inicie otro. &u energía se encuentra concentrada en la fi$ación ue se da antes
de la fase del ciclo correspondiente, donde se halla 1anclado2. El encuentro terapéutico gestáltico
permite ue el cliente salga de esa fi$ación en el ciclo y logre avanzar hasta la resolución o cierre
de esa *estalt. El aporte más importante del ciclo en el campo de la psicoterapia se sit#a en la
utilización de éste dentro del proceso terapéutico. &iguiendo el recorrido de las fases del ciclo el
terapeuta trata los asuntos inconclusos ue emergen en cada sesión. %ualuier situación
terapéutica con la ue tenga ue traba$ar el terapeuta Fduelos no resueltos, pesadillas, polaridades,
vacíos existenciales, etc.G, puede ser mane$ada eficazmente cuando éste cuida de ue el cliente
inicie el encuentro con la sensación del asunto a traba$ar, escalando en el ciclo hasta darse cuenta
de lo ue es figura, movilizar la energía, para después descender a la acción, hasta ue llegue al
contacto y al reposo ue produce el cierre. %on esta modalidad guestáltica cada asunto o
situación es tratado como un ciclo. Estos ciclos de la experiencia son partes del todo ue es la
persona" en consecuencia, los diferentes ciclos forman una gran *estalt o la totalidad de la
experiencia del individuo.
,ara ilustrar la aplicación del ciclo a la psicoterapia transcribo parte de lo escrito en otra
comunicación
3M
. 1&e trata de una $oven ue me solicita ayuda para resolver sus asuntos
inconclusos) el duelo no resuelto de la pérdida de su hermana, muerta recientemente. !a cliente
vivía una gran angustia por las noches a la hora de dormir, tenía miedo de apagar la luz de su
habitación y en sus sue(os se le aparecía su hermana muerta en el ata#d. Ella uería evitar esta
pesadilla, ale$ando las imágenes visuales internas ue acudían constantemente a su mente todas
las noches" con esto no solamente no lograba 1huir2 de sus pesadillas, sino ue paradó$icamente
ocurría lo contrario" éstas aparecían cada vea más en su mundo onírico nocturno. Tivía
obsesionada por la muerte de su hermana, reprochándose repetidamente el no haberse despedido
de ella en vida2.
+l inicio de la sesión le pedí a esta $oven ue construyera una imagen visual en la ue
1viese2 a su hermana viva en un momento pasado, vivido $unto a ella. En esa primera fase de
sensación del ciclo, la cliente se resistía a 1ver2, desensibilizándose y comunicándome no ver
ninguna imagen de su hermana viva en el pasado. %ontinuando con la intervención apagué la luz
de la sala y comencé una fantasía dirigida en la ue gradualmente la cliente iba reviviendo la
muerte de su hermana. Kniciando con una despedida de su hermana a#n viva, en la ue la cliente
le comunicaba todo lo ue le deseaba decir en ese momento y ue no pudo decírselo antes de
morir. 0espués de esto, se despidió de ella con un 1adiós2. &eguidamente ella 1ve2 a su hermana
en el ata#d, 1muerta y fría2 seg#n sus propias palabras. Knmediatamente la confronté con el día
del entierro" de nuevo ese día la cliente se despide de su hermana, cuando ya ésta está dentro del
féretro en la capilla y por #ltima vez la cliente mirando hacia arriba y a la derecha 1ve2 a su
hermana cuando las dos eran peue(as, en un momento en ue se encontraban en la escuela.
&eguidamente explorando el área auditiva, con ambas experiencias, la de la nube y la de la
escuela, la cliente 1oye2 el sonido de las nubes y las palabras ue su hermana le decía el día
recordado en ue estaban $untas en la escuela.
&e puede suponer ue en esta sesión el hecho de poder construir y recordar imágenes
visuales y auditivas, cuando se realiza la repetición del experimento, se debió a los efectos
producidos por la fantasía guiada ue enfrentó a la cliente con lo ue ella misma uería evitar) ver
a su hermana muerta.
Esta sesión, ue duró aproximadamente veinte minutos, se desarrolló en un clima de alta
emotividad para el cliente, produciéndose el momento más intenso cuando en el cementerio se
despide por #ltima vez de su hermana muerta.
Unos meses después de esta sesión encontré a la cliente y me comunicó con gran
satisfacción ue las pesadillas ue tenía con la muerte de su hermana habían desaparecido por
completo de sus sue(os y ue podía dormir con la luz de la habitación apagada. !o ue confirma
la resolución de este asunto, la retirada, el cierre, el reposo del ciclo gestáltico de la experiencia.
7ace poco tiempo recibí la grata noticia de ue se casaba) Ifelicidades y buenos sue(os a esta
clienteJ
+nalizando esta corta sesión en la ue el ob$etivo principal se centró en lograr hacer la
despedida o cerrar el duelo no resuelto, vemos cómo el facilitador proporciona a su cliente
situaciones o vivencias en las ue esta #ltima experimenta lo ue uiere evitar o desensibilizar
Fver a su hermana muerta en el ata#dG, ayudándola a darse cuenta de su evitamiento y frustrando
sus constantes intentos de resistirse a sentir lo desagradable de la situación. -odo ello lo 1vivió2
la cliente en dos dimensiones) a nivel interno y externo. Kntrapsíuicamente la cliente imaginó, en
fantasía dirigida por el terapeuta, ue estaba haciendo cosas opuestas a las ue realmente hacía
desde ue murió su hermana Fde$ando las luces del cuarto encendidas en las noches para dormirG,
cambiando esta situación o viéndola desde un punto de vista completamente opuesto. +simismo
la cliente fue situada en un contexto donde se le permitía expresar su resentimiento, tristeza,
angustia, temor, dolor, etc., ante la muerte de su hermana.
+ nivel externo se focalizó en su dolor, tensión corporal y otros síntomas producidos por
su estrés interno. Este rol play permitió ue la experiencia pasada Fver a su hermana 1muerta y
fría2 en el ata#dG, se transformará en material presente para su exploración. +simismo a nivel
interno situando a la cliente en el auí y el ahora, se exploró la experiencia actual de su estado de
confusión, emoción, ansiedad, procesos del pensamiento, formas subvocales de hablarse a sí
misma, temores y resistencias. Externamente se exploró su lengua$e, actividad muscular,
sentidos, respiración, tensión corporal, dolor, síntomas, expresiones verbales y calidad de la voz,
hábitos de tipo personal y proyecciones de la realidad interna a la esfera externa.
En el transcurso de toda la sesión el facilitador frustró a la cliente cualuier intento de
evasión ue ésta iniciase. +uí es importante subrayar ue en psicoterapia #nicamente viviendo
la experiencia o reexperimentando en el auí y el ahora una situación pasada Frevivir por medio
de vivencias o fantasías guiadasG, se consigue la asimilación e integración de las partes o
situaciones rechazadas en la estructura del self.
,uede decirse ue el darse cuenta de las partes rechazadas de la estructura de la
personalidad conduce a la 1cura2 de la ansiedad o temor y facilita el proceso de hacer frente a la
existencia y de darle un sentido) 1!os humanos tenemos) la fuerza de la vida como las plantas, la
fuerza de los sentidos como los animales y evidentemente algo más" la fuerza misteriosa ue
permite a los humanos ser capaces de estar conscientes de su conciencia, la fuerza de la
autoconciencia2
39
.
El contacto creativo con el medio ambiente se da por medio de la toma de conciencia,
siendo este contacto un ob$etivo específico de la -erapia *estalt, ue consiste en atraer la
experiencia al darse cuenta
33
. Esta forma de conciencia necesita ser actual, enfocada en la
experiencia del organismo ue vive en el auí y el ahora. En psicoterapia el darse cuenta interno
va dirigido a las resistencias, bloueos, interrupciones, conflictos, temores o sufrimientos
3>
. El
darse cuenta externo enfoca en lo ue siente el cuerpo, su movimiento, y el medio externo en sí
mismo, las acciones externas y los conflictos interpersonales. El darse cuenta por sí solo es
1curativo2, especialmente el darse cuenta ayuda a diferenciar las funciones del organismo
Fcuerpo, emociones y pensamientoG y a tomar responsabilidad de su funcionamiento) 1Esta
misteriosa fuerza de autoconciencia es la ue nos permite estudiar la persona, incluso responder
preguntas de la concienciaB el ser humano en la persecución de este conocimiento evasivo
confronta cuatro interrogantes) 9G 4ué está ocurriendo realmente en mi mundo internoX 3G W4ué
está ocurriendo en el mundo interno de los otrosX >G W%ómo soy yo percibido a los o$os de los
otrosX ?G W4ué es lo ue yo observo en el mundo ue me rodeaX2
3?
.
+ estos cuatro interrogantes planteados por &taraC yo a(adiría un uinto) W%ómo me
percibo yo a mí mismoX
El ciclo gestáltico de la experiencia, como hemos visto, toma en cuenta los procesos
intrapsíuicos de la persona" sin embargo, una gran cantidad de situaciones existenciales
conllevan una relación interpersonal con otra u otras personas Fpare$a, familia, grupo, etc.G En
estas situaciones se reuieren diferentes ciclos ue describan cómo se producen los encuentros
interpersonales, siendo en esas circunstancias cuando se hace necesario contar con el ciclo de la
interrelación de pare$a y familia, desarrollado y ampliamente traba$ado por QinCer y =evis
3@,3D,3E
.
Este ciclo de la familia consta de seis fases)
9. 0arse cuentaStomar concienciaSformación de la figura.
3. .ovilización.
>. +cción.
?. %ontacto.
@. /esolución.
D. /etiradaScierreSreposo.
)igura %%* Re+resetaci, grá0ica !el ciclo !e iterrelaci, !e la +are=a 6 0a/ilia*
+uí se excluye la fase de sensación ue se menciona en el ciclo de la experiencia y se
comienza el ciclo directamente con el darse cuenta o la toma de conciencia, como primera fase de
la comunicación de la pare$a o familia. %ada miembro del sistema tiene su propio darse cuenta"
en consecuencia, el terapeuta enfatiza en la comunicación ue se da entre ellos, en sus
sensaciones, emociones y pensamientos" asimismo ense(a a escuchar y a ser escuchado, a ver y a
ser visto, a sentir y a ser sentido. &i en el darse cuenta es débil la energía Fsegunda faseG, la
persona no tendrá la fuerza necesaria para establecer un adecuado contacto Fcuarta faseG.
Esta energía debilitada se da en las pare$as y familias ue discuten repetidamente las
mismas cosas" estas personas no se dan cuenta de ue no avanzan, de ue se encuentran
1ancladas2 en las mismas situaciones sin hallar soluciones. ,or otra parte cuando el darse cuenta
emerge en cada miembro y es compartido por la pare$a o familia el sistema funciona como un
todo buscando la solución o resolución a los conflictos. !a interrupción o bloueo en esta fase del
darse cuenta se da en forma de introyección o proyección. Estas resistencias se aprecian
observando la interrelación ue se da entre los miembros del sistema íntimo Fpare$a o familiaG) se
introyecta o se absorbe a otra persona" se proyecta cuando por e$emplo una persona del sistema
comunica poco y la otra, ue desea adivinar o interpretar a la primera, proyecta.
%uando estas situaciones se dan en psicoterapia el terapeuta tiene como meta ue los
miembros del sistema se den cuenta de cómo funcionan entre ellos. !as fases de energíaSacción
por la cercanía en ue ambas se dan pueden fundirse en una sola fase. Es auí cuando aparece
algo ue es figura y en lo ue se invierte la energía compartida, otros asuntos pasarán al fondo del
interés por el momento. +uí se da un compromiso de dedicación a algo ue representa una
figura para ambas partes del sistema, cuando se trata de la pare$a o para todas las partes cuando se
trata de la familia. !a energía es enfocada hacia la acción. %uando esta fase de acción se da en
con$unto los miembros de un sistema traba$an unidos.
,ara ue se llegue a esta energíaSacción se reuiere ue las partes del sistema estén
dispuestas a dar y recibir. En esta fase las resistencias características son retroflectar y confluir.
!a retroflexión consiste en retener o poner la energía hacia adentro, lo ue es com#n en familias
con pacientes identificados. 0ifícilmente estas familias ue retroflectan solicitarán ayuda
profesional para solucionar sus asuntos. !a confluencia se da cuando la fuerza la tiene
#nicamente una parte del sistema y la otra se somete" en ese momento la figura com#n es una
figura confluente
3;.
En la fase contacto) 1!a figura emergente está constituida por diferentes deseos, aunue
esta figura no pertenece a una mitad de la pare$a o a un miembro #nicamente, más bien es una
figura ue ha sido formada en un proceso de influencia mutua" el contacto es entonces la
sensación de posesión mutua2
3:
.
&i en la fase anterior de energíaSacción la resistencia utilizada fue la confluencia, auí el
contacto será tan débil ue no permitirá a la pare$a o familia centrarse con fuerza en un figura
com#n. &i en la fase de energíaSacción ha predominado la retroflexión, entonces el contacto será
superficial" el miembro de la pare$a o familia ue retroflecta se 1esconderá2 en sí mismo para
evitar el contacto con los otros.
%uando el terapeuta se encuentra traba$ando con una pare$a o familia y alcanza esta fase
debe considerar la comunicación verbal y no verbal, ue mantienen entre sí los miembros del
sistema. %uando observa entre ellos acuerdos mutuos debe dar soporte al sistema.
%uando se dan estas dos resistencias Fconfluir ySo retroflectarG, sirven al terapeuta para
crear conciencia del funcionamiento disfuncional ue vive la pare$a o familia.
!a fase de resolución o cierre libera la energía acumulada ue se ha necesitado para
resolver una situación com#n, energía ue ueda disponible en los miembros del sistema para
iniciar otro ciclo.
El cierre de una figura permite asimismo, el llegar al reposo e iniciar otra *estalt ue de
nuevo tendrá ue recorrer todas las fases anteriormente descritas. En esta fase de resolución o
cierre de una *estalt pueden darse dos tipos de resistencias opuestas entre sí) o bien hacer un
cierre muy rápidamente" o bien uedarse 1conectados2 en el cierre por un periodo de tiempo
excesivo.
En el reposo o retirada se realiza la separación de la unión o el contacto anteriormente
establecido, lo ue permite ue de cada miembro emer$an nuevos darse cuenta ue los demás
miembros del sistema desean tratar. En esta etapa en ue concluye un ciclo, la necesidad de
abordar se sit#a en ue cada miembro no dependa tanto del soporte del otro o de los demás y ue
vaya aduiriendo su autosoporte. En algunas situaciones esta fase del ciclo puede ser el fin de
una relación interpersonal Fpérdida de un ser uerido, salida del hogar de un hi$o, divorcio o
separación en la pare$a, despedida de los miembros al final de un grupo de encuentro, etc.G. +
menudo surgen dificultades para cerrar esta fase de separación o resolver el duelo, por haberse
creado, en las fases anteriores, un clima de dependencia en el sistema, y más a#n si la persona ha
estado buscando o recibiendo excesivo soporte del otro o de los otros.
Una investigación sobre el ciclo gestáltico de la interrelación de pare$a y familia fue
realizada por QinCer y =evis
>M
, para determinar la observación de las diferentes fases del ciclo.
%omo resultado de dicha investigación los autores elaboraron la ho$a de registro de las fases del
ciclo, ue contiene una definición operacional de cada una de las fases, lo ue determina cuándo
están presentes o ausentes las conductas específicamente centradas en familias con diferentes
características de funcionamiento funcional y disfuncional.
!o ue sigue es un resumen de algunas intervenciones terapéuticas ue ilustran el
proceso del ciclo de pare$a y de la familia)
(e trata de una fa"ilia constituida por cinco personas, una de ellas #ni@a de 14 a@os$
presenta síndro"e de DoPn. *a pare'a fue vista en seis sesiones &estálticas centradas
especial"ente en la interrelacin de pare'a y la dificultad que si&nifica%a para ellos tener un
deficiente "ental. =on el e7peri"ento de "irarse a los o'os en silencio y co"unicar despu.s la
sensacin, los dos confluyen en ha%er sentido lo "is"o, aunque la "ayoría del tie"po lo pasaron
evitando encontrarse la "irada. En la co"unicacin ver%al se crea conciencia en la esposa de la
i"portancia que tiene el diferenciar, al ha%lar, el e"pleo del prono"%re indefinido ,uno” y el
personal ,yo” que per"ite al que ha%la esta%lecer contacto consi&o "is"o, con su self.
Aás adelante la confluencia se ro"pe cuando se les pre&unta por separado c"o
viven la relacin de pare'a? .l responde que "uy %ien los dos y ella que no es cierto, que .l es
"uy violento y cuando se eno'a no escucha a nadie. (in e"%ar&o, al decir ella esto 9lti"o
deflecta visual"ente al no "irarlo a .l y de nuevo vuelve a reflectar cuando se le pre&unta por el
si&nificado que tiene para ella su hi'a con síndro"e de DoPn, diciendo que todo es lindo. /l ser
confrontada con esta ,%elle)a”, rectifica y dice que hay "o"entos que se depri"e "ucho, que a
veces sue@a que tiene una hi'a ,nor"al” y cuando se despierta ante la triste realidad se pone a
llorar a"ar&a"ente. /ntes de finali)ar esta sesin se les pide que de nuevo se "iren en silencio
a los o'os y esta ve) los dos "antienen la vista fi'a en el otro.
En sucesivas sesiones los dos lle&aron a "anifestar sus inquietudes referentes al futuro
de la hi'a y "ás específica"ente la preocupacin de quien cuidará de ella, el día que ellos falten,
si sus her"anos se harían car&o de ella. /l respecto es interesante se@alar que uno de sus hi'os
ante la noticia dada por su "adre de que i%a a enviar a su her"ana a un aula diferenciada del
cole&io al que .l asistía, respondi0 ,(i la envías a "i cole&io, "e "ato”. /quí la intervencin
del terapeuta consisti en hacer que la "adre, ante la duda de si el hi'o llevaría a ca%o o no su
a"ena)a, optase por otra alternativa, la que ella "is"a eli&i al enviar a su hi'a a otra aula
diferenciada de otro cole&io, lo que su hi'o le a&radeci.
!a excesiva preocupación ue puede significar para los padres, y a#n más para la madre,
el tener un hi$o deficiente mental, se vio además refle$ada y proyectada en una fantasía dirigida en
el cual los padres tenían ue imaginar ue iban caminando y de pronto se encontraban con una
casa en donde vivía una familia. +l final de esta fantasía la madre comenta) 1.iré hacia la
ventana y vi una ni(a con retardo, entré, saludé a la madre y $ugué con la ni(a ue me hizo pensar
en mi propia chiuita.2
Esta sesión de terapia de pare$a se inicia con la intervención del facilitador)
N) &upongo ue habéis venido a verme para contarme cosas
interesantes.
< F<rlandoG) 7emos dudado mucho en venir.
. F.arianelaG) &í.
N) =o hay ninguna duda de ue los dos estáis de acuerdo.
< y .) Fresponden al unísonoG + veces.
N) 0e nuevo parece ue estáis de acuerdo
7asta auí se observan en esta sesión dos confluencias en la pare$a. .ás adelante)
N) A ahora, Wcómo te sientes .arianelaX
.) Estoy intranuila.
N) WA t#, <rlandoX
<) Estoy tranuilo.
N) ,or primera vez oigo ue hay desacuerdo entre los dos.
7asta este momento las dos sillas de la pare$a uedaban en posición de mirar los dos al
terapeuta)
N) ,oned las dos sillas vuestras de frente la una con la otra. .iraos el uno al otro.
%uando fi$éis la vista en cada uno pensad en fantasía ué es lo ue podría llegar a
ocurrir en esta sesión.
.) Fempieza a mover en círculo los dedos pulgares de ambas manosG.
N) .arianela, el mover los dedos te da una idea. 0ate cuenta ue es una pare$a de
dedos. &igue moviéndolos. W4ué significado tiene para ti ese movimientoX
.) Una sensación de ue me puedo sentir contenida por <rlando.
=o me siento cómoda.
N) W4ué te impide sentirte cómodaX W!a situaciónX
.) =o me gusta ver frente a frente.
N) 8ien, entonces hagamos un experimento. ,oneros de pie los dos, de espalda el uno
con el otro, apoyaos #nicamente en la parte de los hombros. +hora dad un paso
adelante sin separaros de los hombros, acomodaos bien en la espalda. +hora
.arianela, Wcómo estásX
.) .e siento más apoyada.
N) WA t#, <rlandoX
<) Estoy cómodo.
N) &entaos, vamos a comentar. .arianela, en el experimento mencionaste ue te
sentías apoyada. &upongo ue generalmente cuando te sientes incómodo y tu
pare$a te da soporte te vuelves a sentir cómoda nuevamente. WEs asíX
.) &í, así es.
N) A t#, <rlando, Wcómo sentiste el apoyo de ellaX
<) 8ien, es importante" aunue tengo miedo de lo ue vaya a salir a nivel personal.
N) Tais a hacer otro experimento, levantad las dos manos paralelas con el pecho hasta
la altura de la cara, con las palmas hacia fuera e id acercándolas al ritmo ue cada
uno desee, al mismo tiempo ue os miráis a los o$os.
+l terminar esta experiencia)
N) W4ué has sentido, .arianelaX
.) .e sentí bien, le pude ver a los o$os Fdice esto mirando la sorti$a ue lleva en la
mano derechaG.
N) W4uién te regaló ese anilloX
.) Yl Fmirando a <rlandoG, cuando éramos novios.
N) A t#, <rlando, Wcómo te has sentido con el experimentoX
<) 8ien, con deseos de entrar en contacto lentamente Fdirigiéndose a .arianelaG, sentí
la necesidad de reconocerte, te miraba el pelo, los pendientes, tratando de darme
cuenta al máximo de mis sensaciones.
N) .arianela, de lo ue hemos hecho hasta ahora, Wué ha sido lo más agradable para
tiX
.) !as dos #ltimas experiencias y especialmente la del apoyo de los cuerpos de
espalda.
N) WA para ti, <rlandoX
<) Ao siento ue más ue las otras esta #ltima.
+uí el facilitador propone el cierre de la sesión, de$ando ue cada uno eli$a cómo
hacerlo) .arianela pide repetir la experiencia del apoyo corporal y <rlando el de acercarse las
manos.
En esta sesión se aprecia la resistencia de <rlando a ue emer$a algo de su vida personal,
resistencia y temor ue se logra vencer con los experimentos descritos llevados a cabo. &e
observará en la descripción de esta parte de la sesión ue el facilitador focaliza a menudo su
atención individualmente en cada miembro de la pare$a y otras veces en la pare$a como un todo.
+provechando las ideas metafóricas desarrolladas por /ubenfeld
>9
, de guerraSpaz con la
utilización de los procesos bipolares perdedorSperdedor y ganadorSganador, y aplicándolas como
metáforas a la situación de pare$a, se puede afirmar ue la pare$a ue establece una relación
interpersonal disfuncional se aseme$a a dos personas enemigas sentadas cada una de ellas en un
extremo de una barca" una de ellas hace un agu$ero en el extremo de la barca ue la otra ocupa" el
agua entra y las dos se ahogan.
Yste es el patrón de comportamiento interpersonal perdedorSperdedor) ninguna gana, las
dos pierden la vida. ,or el contrario la pare$a con relaciones interpersonales funcionales funciona
de un modo parecido a lo ue pasa cuando, en una mesa repleta de delicados alimentos, los
invitados tienen largos tenedores atados a las manos. El ser tan largo les impide ue se
autoalimenten, y entonces la solución es sólo una) alimentarse los unos a los otros. Yste es el
proceso denominado ganadorSganador, donde predomina la cooperación sobre la competición.
!a pare$a es un sistema donde cada una de las partes integra su experiencia y esas partes
se funden formando el sistema, lo cual ya es más ue cada una de las partes) el todo es más ue la
suma de las partes. &in embargo, las partes no de$an al mismo tiempo de existir como tales. !o
anterior sucede cuando la pare$a tiene la habilidad de integrarse" éste sería el estado óptimo de la
pare$a.
En la pare$a anterior se observa cómo el facilitador aplica un principio importante de la
-erapia *estalt) ense(arles a interesarse en la pare$a como un sistema" esto se logra al hacer ue
los dos vivan la experiencia de sentir lo ue es la otra persona y tomar conciencia de la existencia
de ésta.
!a estabilidad de la pare$a es básica para mantener el euilibrio de la familia como un
todo" es así como los ob$etivos de la terapia de pare$a y familia se sit#an en ue los miembros
logren)
• ,erfeccionar la comunicación"
• Nacilitar la autoestima y la identidad"
• Nacilitar la empatía"
• ,ermitir un liderazgo flexible"
• !legar al acuerdo mutuo en los roles de cada uno"
• /educir los conflictos"
• -ratar individualmente los síntomas"
• ,erfeccionar la e$ecución individual de cada miembro"
• 4ue cada uno tome conciencia de ue es el aruitecto de sí mismo y de su
propia realidad.
%uando se traba$a con pare$as conviene conocer algunos experimentos ue se pueden
utilizar. +uí como ilustración, para el terapeuta, se describen algunos de estos experimentos
dirigidos por el facilitador. Estos experimentos pueden también ser autoaplicados por las pare$as
mismas.
Contacto táctil
&entados frente a frente, los dos en silencio y mirándose a los o$os, tocarse con la yema
de los dedos y mantener la unión de los dedos unos segundos, sintiendo el contacto de la piel.
Esto es la confluencia. 0espués separar las manos. W4ué sientes con la separaciónX W%on la
desuniónX /epite varias veces este experimento y toma conciencia de cómo te vas sintiendo cada
vez ue unes y desunes tus dedos con los de tu pare$a.
%omentario) este experimento permite establecer las diferencias entre el 1t#2, y el 1yo2 y
el 1nosotros2. %ontiene una de las características principales de la -erapia *estalt) el saber unirse
y separarse, el estar con alguien y el estar solo, el contacto, el confluir y el reflectar. ,ersigue los
mismos ob$etivos ue el experimento ue se describe más adelante) contactoSconfluencia.
Transmisión de la energía
!a pare$a frente a frente en silencio, sentados, frotarse la palma de las manos en la ropa
para cargarlas de energía. +hora extenderlas en posición vertical a la altura de los hombros y
acercarlas muy lentamente sin llegar a tocarse, mantenerlas muy cerca sin tocarse, hasta ue
sientas la energía ue se transmite de mano a mano.
Exploración táctil
En silencio, los dos con los o$os cerrados, sentados frente a frente, tomarse las manos.
+l establecer contacto con las manos emitir mensa$es con las mismas, haciendo un diálogo a
través de ellas en el ue manifiestes a tu pare$a desacuerdo y después acuerdo. %omentar cómo
se ha sentido cada uno estando en desacuerdo y después en acuerdo con el otro. 0espués expresar
con las manos violencia y finalmente expresar dulzura. %omentar la diferencia entre transmitir
violencia y dulzura.
Diálogo con las manos y la mirada
&entados, mantener el contacto visual con el FlaG compa(eroFaG y sin hablar tocarse las
manos. Enfoca la atención en las manos del otro mientras en silencio le miras a los o$os.
Establecer una conversación silenciosa con las manos y o$os. +hora lentamente cierra la
conversación y dile a tu compa(eroFaG adiós con las manos y los o$os. %uando te sueltes las
manos cierra los o$os y uédate unos minutos con la sensación vivida en la exploración.
Contacto/confluencia
En silencio vamos a hacer algo ue permita darse cuenta de las diferencias ue existen
entre el contacto y la confluencia. %ada uno de vosotros se pone de pie frente a su pare$a y coloca
sus manos en alto, a la altura de los hombros, situándote a una distancia aproximada de medio
metro de tu pare$a. +hora os acercáis despacio hasta ue las manos se touen manteniéndolas
unidas unos segundos" esto es el contacto. +hora separadlas. -oma conciencia de ué sientes al
tocar con las manos a tu compa(eroFaG y al separarlas. +l mismo tiempo ue separas las manos
repite mentalmente) 1Ao soy diferente a ti2.
/epetid varias veces esta experiencia, sintiendo cada vez la diferencia existente entre
establecer contacto con el otro y separarse de él. 0espués de hacer este experimento varias veces
tienes ue haber apreciado los límites al contacto ue estableces con el otro. +hora ba$ando los
brazos y conservando la misma distancia corporal, mira a tu compa(eroFaG, coloca tus manos en
sus hombros y acércate más. &i a#n no os sentís lo suficientemente cerca acercaos a#n más hasta
ue la cabeza de cada uno uede a un lado del cuerpo del otro, por encima del hombro y la parte
superior de vuestros cuerpos se touen. +hora ue estáis muy cerca el uno del otro emitid un
suave susurro al oído del otro. En este momento tienes ue sentir ue estás 1fundido2 con tu
compa(eroFaG" esto es la confluencia, consiste en perder la propia identidad en el otro.
+hora os vais separando despacio. W-e has dado cuenta de la diferencia ue existe entre
el contacto y la confluencia con tu compa(eroFaGX W%ómo te has sentido me$orX W%on cuál de las
dos situacionesX =o es necesario ue respondas a estas dos preguntas, sino ue te des cuenta del
significado ue tienen en ti sus respuestas. /ecuerda ue en la tradición mística israelí hay un
pensamiento ue dice) 1&i los dos fuéramos exactamente iguales, uno de los dos no existiría2.
<ración ue considero es una de las formas ling_ísticas más hermosa y maravillosa ue existe
para describir lo ue significa individualidad o identidad personal.
;*9 EL ADOLESCENTE - SU )A1ILIA
,or la importancia ue tiene la adolescencia como etapa de evolución y por la dificultad
ue a menudo presenta en la familia el adolescente y la necesidad de tener ue hacer a veces
terapia de familia con la pare$a FpadresG y alg#n hi$o adolescente, es indicado auí escribir algo
sobre cómo es el adolescente, el cual no soporta ue los adultos le perciban como alguien
perteneciente #nicamente a la generación del futuro" uiere también pertenecer, como todas las
personas, a la generación actual, a la del auí y el ahora.
El adolescente se siente afectado por las realidades del mundo, mientras ue el ni(o
pone el mundo a un lado por medio del $uego, actividades ue el adulto percibe como 1normales2
en el ni(o. &in embargo, el adolescente sabe ue pronto será 1lanzado2 al mundo para vivir a su
manera. 7a esperado y deseado llegar a tener la libertad y la independencia del adulto" por otra
parte, obtenerla le produce temor y ansiedad. +lgunos están preparados para hacer frente al
mundo, finalizar los estudios y conseguir un traba$o, tomar decisiones propias, experimentar con
la experiencia.
<tros pueden llegar a deprimirse ante todos estos cambios, sentir ansiedad y temer lo
ue les deparará el futuro. En estas situaciones los grupos de encuentro les pueden ayudar a ver
con claridad ué es lo ue les espera, ué es lo ue son, cuáles son sus necesidades y sus deseos.
,or medio de vivencias y experiencias vividas en los grupos de encuentro pueden tomar fuerzas
para enfrentarse con los problemas y conflictos del mundo en ue les ha tocado y tienen ue vivir.
+l final de esta parte se describen algunas fantasías dirigidas ue se pueden hacer con
adolescentes o ue el adolescente se las puede autoaplicar, aunue estas vivencias no son
exclusivas para adolescentes y podrían ser #tiles a cualuier persona en cualuier etapa de
desarrollo de su vida.
Una forma de conocer la adolescencia, partiendo de los principios de la *estalt es
tomando la percepción ue él tiene de sí mismo y la ue de él tienen los demás, especialmente los
adultos.
0e la percepción ue tiene del mundo el adolescente forma parte él mismo, él es también
una parte y al mismo tiempo un aparte. !a percepción ue tiene de sí mismo el adolescente se
puede ilustrar con esta reflexión budista)
/ veces sue@o que soy una "ariposa
y al despertar "e pre&unto0
KEs que soy un ho"%re
que sue@a que es una "ariposaL
D, Kes que soy una "ariposaL
que sue@a que es un ho"%reL
K;u. es lo que en realidad doyL
!o ue, en términos de 6atzlaRicC, euivaldría a decir) W7asta ué punto es real la
realidadX <, citando a 'ean5,aul Tigier) 1!os físicos continuarán haciendo me$ores y me$ores
modelos del universo y ninguno de ellos será $amás el universo2
>3
. En lengua$e CorzybCiano
corresponde a ue 1el mapa no es el territorio2. !o ue no se discute es esta frase de 'ohn Lents)
1=ada llega a ser real hasta ue se ha vivido. Kncluso un proverbio no llega a ser un proverbio
hasta ue la vida te lo ilustra.2 +uí reside la riueza de la experiencia
>>
.
El adolescente se plantea a menudo algunos interrogantes como) W4uién soyX W4ué soyX
&in embargo también a menudo no encuentra ninguna respuesta, ni en la adolescencia ni más
tarde, en su existencia adulta.
!a percepción ue tiene uno de sí mismo y la percepción ue de uno tienen los demás
influye favorable o desfavorablemente en nuestras emociones. =uestra experiencia perceptual del
mundo es selectiva, nunca dos personas perciben una situación de la misma forma" dicho en
términos gestálticos, si tomamos una configuración cualesuiera lo ue para uno sería figura para
otro sería fondo, lo ue ueda demostrado con el e$emplo siguiente de n#meros y letras.
+
93 9> 9?
%
)igura %9* Perce+ci, !e serie !e K/eros 6 letras G0iguraI0o!o:
&i tomamos la línea horizontal de esta figura vemos la serie de n#meros 93, 9>, 9?, y si
centramos la vista en la línea vertical de letras, leemos +, 8, %. ,osiblemente un matemático vea
antes los n#meros y un ling_ista las letras.
<tros e$emplos, tomados de la psicología *estalt, son la figura ambigua de la anciana y
la $oven en el mismo cuadro Ffiguras @5DG, la del patoScone$o Ffigura EG, y el cuadro al óleo de
&alvador 0alí, Gala "irando al "ar Aediterráneo F*alaS+braham !incolnG
!a forma de percibir a los otros evoluciona, como evoluciona la percepción de las
figuras geométricas en las distintas etapas del desarrollo, seg#n los estudios realizados por 'ean
,iaget, en su obra *os "ecanis"os perceptivos F9:D9G. !os ni(os peue(os perciben y describen
en forma muy diferente ue cuando llegan a la adolescencia, 1ven2 los rasgos externos y no los
psicológicos de las otras personas ue les rodean. ,ara los ni(os el $uicio personal ue se hacen
de los otros se basa fundamentalmente en la interrelación, en el $uego, en la atención ue reciben.
En todas las edades el perceptor se sirve de categorías ue describen la conducta de su
grupo y de los otros grupos. Estas categorías de percepción del mundo evolucionan de formas
simples en la infancia a formas más comple$as a medida ue aumenta la edad. &in embargo en
todas las situaciones y edades se da un principio general de la teoría de la atribución ue consiste
en lo siguiente) la forma en ue una persona F+G, categoriza o percibe a otra F8G, influirá en la
forma en ue F8G se comportará en su relación con F+G, y a su vez F8G influirá en la forma de
comportarse de F+G.
En cuanto se refiere a la percepción de los padres o alguna otra persona significativa de
su entorno, el ni(o las percibe como figuras idealizadas" más tarde en la adolescencia idealizará o
sublimará a otros adultos y no a los padres, como actores o actrices, profesores, deportistas, etc.
!o mismo ue el adolescente tiene ue despedirse de las figuras paternales idealizadas para
retomar otras, tiene ue conseguir la despedida de su cuerpo de ni(o, para tomar identidad con su
nuevo cuerpo de adolescente. +simismo, de la infancia a la adolescencia cambia o se transforma
la percepción ue se tiene de la religión, pasando a menudo de la sumisión y obediencia ue se
tiene en la infancia al ateísmo o misticismo de la adolescencia.
-odos estos cambios en la percepción originan también modificaciones en las relaciones
del adolescente con las otras personas, tanto en el ambiente familiar, como en el escolar, laboral y
social. El adolescente percibe en general al adulto como una figura dominante y autoritaria, a la
ue de alguna forma manifiesta su rebeldía, aunue tiene sentimientos y conductas polarizadas
hacia ellos) de un lado desea independizarse de ellos y de otro lado busca en ellos seguridad. Esta
misma polaridad se observa también en los padres" desean la independencia del hi$o y al mismo
tiempo uieren ue dependa de ellos. /elación ue puede también existir en el proceso de
psicoterapia FterapeutaSclienteG.
En la percepción ue se tiene de mundo se dan generalizaciones o estereotipos grupales
ue se establecen hacia los grupos étnicos, religiosos, y con las personas ue se encuentran en
diferentes edades de crecimiento o de evolución, atribuyéndose a estos grupos ciertas
características de personalidad o rasgos estereotipados, por e$emplo, una investigación realizada
en los EE.UU. y Etiopía concluye ue los estereotipos principales, de cada una de estas dos
culturas, son diferentes" los norteamericanos conceden una gran importancia a las 1destrezas y
conocimiento2, los etíopes a las 1relaciones interpersonales2.
+simismo lo ue a primera vista aparecería como algo ue podría beneficiar o per$udicar
a una persona puede llegar a convertirse en lo contrario" basta recordar la historia china del
campesino ue tenía un caballo ue le ayudaba mucho en su traba$o agrícola) un día el caballo se
escapó y el campesino se sintió muy desgraciado. &in embargo al día siguiente el caballo regresó
acompa(ado de más caballos salva$es. I4ué felicidad para el campesino, ya ue tenía más
caballos para hacer su traba$o en el campoJ 7asta ue uno de estos caballos fue montado por su
#nico hi$o adolescente y éste al desbocarse tiró al muchacho ue se rompió una pierna. I4ué
desgracia para el campesinoJ &in embargo el país entró en guerra y al proceder las fuerzas del
e$ército a reclutar adolescentes para ir a la guerra, este adolescente fue declarado incapacitado por
tener la pierna rotaB
!as profecías autorreali)adoras hacen ue los adultos perciban hostilidad en los
adolescentes y a su vez éstos se vuelven hostiles al comportamiento hostil de los adultos. !a
excesiva percepción de se(ales hostiles en los otros puede conducir a una persona a la paranoia.
&i el adolescente es incapaz de sacar hacia fuera su hostilidad la volcará hacia sí mismo,
sirviéndose de medios de autodestrucción como son la droga y el alcohol. %on estas conductas no
deseadas logrará su ob$etivo) castigar al adulto ue considera la causa de su hostilidad. Yste es el
mecanismo ue se conoce en -erapia *estalt como 6etroflectar0 hacerse a sí mismo lo ue se
desearía hacer a los otros. Estos contextos socioculturales estereotipados están bien descritos en
los dichos populares o refranes como) 10ime con uién andas y te diré uién eres2, lo ue permite
3ntroyectar sin digerir, o atribuir a la persona ciertos atributos o características de personalidad
seg#n la compa(ía ue comparta.
8ateson, 7aley y 6eaCland se han referido a las introyecciones en los mensa$es de
1doble atadura2, como factor importante en la etiología de la esuizofrenia. Estos mensa$es
mixtos Fincongruencia entre el mensa$e verbal y el no verbal corporalG, ue emite, en general, la
madre, son introyectados por el ni(o. El adolescente tiene ue luchar contra muchas
introyecciones aduiridas en la infancia" introyecciones culturales, educacionales y familiares.
-iene ue discriminar y determinar ué introyecciones desecha y de cuáles se apropia" por
e$emplo, no es lo mismo ser responsable como decisión ue estar obligado a ser responsable como
introyección, la responsabilidad es una cosa y la obligación impuesta por otros es otra cosa muy
diferente.
El adolescente establece un contacto confluente con otros adolescentes al formar
pandillas o barras, se funde con su propio grupo de edad, siguiendo el principio de ue la 1unión
hace la fuerza2. +l mismo tiempo el adolescente reflecta el contacto con las figuras parentales,
contacto ue tenía con ellos en la infancia.
%uando se hace psicoterapia con adolescentes, éstos pueden reflectar lo ue dice el
terapeuta o pueden confluir plenamente con él, estando siempre de acuerdo. !as dos formas de
comunicación son tóxicas en el encuentro, frenan la evolución de la psicoterapia. &i se da una de
estas resistencias o ambas en el contexto terapéutico, pueden ser vencidas a la manera guestáltica
no luchando contra ellas, sino aliándose con ellas. &in intentar cambiarlas se obtiene su
modificación" por paradó$ico ue parezca, así es.
Un interesante e$emplo de este tipo de intervención terapéutica es el facilitado por
6atzlaRicC en The evolution of Psychotherapy conference y ue lo atribuye a una intervención
realizada en un taller por 8andler y *rinder) una muchacha tiene grandes dificultades para decir
1no2" los facilitadores del grupo le dicen ue diga o haga algo a cada una de las personas del
grupo, a lo ue éstas tengan ue responder 1no2. !a muchacha se niega a hacerlo, con lo ue ya
dice 1no2. Este tipo de intervención es paradó$ico" cualesuiera ue sea la respuesta verbal o no
verbal ue dé la muchacha Fpreguntar o no preguntar a las personas del grupoG, la conduce al
mismo ob$etivo, ue le digan o diga 1no2.
En general el adolescente percibe un mundo hostil implantado por la normas y valores
culturales impuestos por los adultos, mundo en el ue predomina la agresión negativa Ftambién
existe la agresión positiva, véase =reative a&&ression, de 8ach y *oldbergG de destrucción. En
los países bélicos el adolescente es el ue 1da la cara como soldado2 en los combates. + la
retaguardia van los $efes adultos, en guerras ue han sido provocadas por los ambiciosos intereses
de los adultos. !a adolescencia es una etapa de gran autenticidad en la ue la persona adolescente
se siente oprimida FunderHdo&G por su opresor #topHdo&$ ue es el adulto y por el mundo de
obligaciones ue éste le impone. Utilizando la expresión sartriana tan de moda en estos días) para
el adolescente 1el infierno son los otros2
Una película ue ilustra maravillosamente la percepción del adolescente es Gente
=orriente, basada en la obra de 'udith *uest, Drdinary people F9:E?G, un best5seller del ue en
9:;9 ya se habían vendido 9? ediciones. El filme trata sobre el estilo de vida de una familia
norteamericana corriente Flos 'arretG, familia de estrato socioeconómico medio5alto ue pasa por
momentos existenciales difíciles.
El padre F%alvinG, es un hombre tranuilo, emotivo, abogado, buen profesional, de los
ue en los EE.UU. se conoce como 1triunfador2. !a madre F/uthG es una mu$er imposible,
obsesivamente ordenada, eficiente, sistemática, fría y calculadora ue evita afrontar las
situaciones afectivas ue se generan en la familia. El hi$o mayor de la familia F8ucCG, ahogado en
el lago, es el ue engendra el drama familiar, el ue provoca con su muerte la emergencia de
emociones profundas en los demás miembros de la familia. El hi$o menor F%onradG es un buen
estudiante y un excelente nadador, siendo esto #ltimo significativo en su vida, dado ue su
hermano mayor se ahoga cuando los dos están $untos en el lago.
El filme muestra la tragedia y los conflictos cotidianos de esta familia) carencia de
afecto, escape de situaciones conflictivas, hostilidad reprimida, sentimientos de culpabilidad,
duelos no resueltos. %on esta familia realiza una magistral intervención terapéutica un psiuiatra
F-yrone %. 8ergerG con una sólida formación terapéutica en técnicas de confrontación. 8erger se
responsabiliza especialmente en el tratamiento del adolescente F%onradG, ue se siente culpable de
la muerte de su hermano, ocurrida un día en ue los dos navegaban por el lago en una barca, y
ésta se vuelca, ahogándose el hermano mayor. + partir de este trágico accidente %onrad, siendo
como hemos dicho un excelente nadador, se siente culpable de la muerte de su hermano, como en
la 8iblia se siente %aín ue mató a +bel. Ysta es su percepción) su hermano se ahogó porue él
no le ayudó.
A ésta es su tragedia existencial) atormentado día y noche, con pesadillas y
alucinaciones de lo ocurrido, por el recuerdo del pasado, por algo ue no hizo, aunue es él el ue
se lo atribuye
>?
. -odo esto le origina graves trastornos de personalidad, $unto a episodios severos
de depresión ue le pueden empu$ar al suicidio. %onrad no tiene resuelto el duelo de la muerte de
su hermano, vive en asunto inconcluso, su vida es un vacío existencial. &u padre, buen proveedor
material de la familia, le da más dinero del ue necesita y pide, cuando el hi$o lo ue necesita de
él es ue le comprenda, ue entienda las dificultades emocionales ue está atravesando.
,ara comprender las acertadas intervenciones terapéuticas de 8erger con %onrad, voy a
describir, siguiendo la metodología guestáltica, algunas de las seis sesiones del encuentro
terapéutico ue contiene el filme, haciendo en cada una de ellas un corto comentario de los
ob$etivos terapéuticos ue persigue el psiuiatra. 8erger abre la sesión así) 1W&obre ué uieres
ue traba$emosX2.
+uí se aprecia ue el terapeuta de$a la responsabilidad en el cliente, ue él decida ue
es lo ue uiere tratar.
En otra de sus intervenciones 8erger dice a %onrad) 1El #nico ue puede ayudarte a ti,
eres t# mismo y 0ios2
%on lo ue 8erger pretende ue %onrad se dé autosoporte y no dependa del soporte de
los otros.
A contin#o)
8erger F8G) 1+lgo te está poniendo nervioso. W4ué esX2
< sea, 1nadie te conoce me$or a ti mismo ue t# mismo2. -omar contacto con las
emociones para darse cuenta de lo ue se siente.
8) 1<lvida el a(o pasado. W%rees ue eres el mismo del a(o pasadoX2
!o ue euivale a decirle ue viva en el auí y el ahora, el pasado ya fue.
8) 1El problema es real y reuiere una solución real. El puente de separación entre el
enfermo y el ue tiene salud mental es el buscar la solución2.
=ecesidad de enfrentarse al problema y encontrar una solución. %errar un asunto
inconcluso.
8) 1-al vez tu madre no puede amarte de otra forma, reconoce sus limitaciones2.
%omenzar a aceptar a los otros como éstos son, sin tratar de cambiarlos.
8) 1.irarse en el espe$o y verse a sí mismo.2
!o ue implica tomar contacto con el propio self, 1verse2 a sí mismo.
%onrad F%G) 1=o sé ué hacer2.
8) 1W4ué uieres hacerX2
!o ue permite ue el cliente descubra por sí mismo el camino a tomar, siendo
guiado por el terapeuta y no dirigido.
8) 1+le$ar las pesadillas. W%ómo hacerloX /ecordándolas, concentrarse en ellas es
lograr lo opuesto.2
Ysta es la teoría paradó$ica del cambio. /ecordar algo profundamente significa
olvidarlo.
En una ocasión a las dos de la madrugada %onrad encontrándose en su casa y después de
haber tenido una alucinación visual horrible, en la ue percibe a su hermano ahogándose en el
lago, sale corriendo a la calle desesperado y desde una cabina telefónica llama a 8erger y le dice)
1=ecesito verlo2.
8) 18ien, llega a la oficina en media hora.2
/espuesta rápida ue ilustra cómo ofrecer soporte a una persona en el momento
oportuno ue lo necesita. ,osiblemente, la aceptación y empatía del terapeuta en ese momento
evitó el suicidio del adolescente. .ás tarde en el consultorio del psiuiatra)
%) 14uiero salir de este atolladero2.
8) 1W,ara uéX2
%) 1,or haberlo matadoB por haberlo de$ado ahogarse.2
8) 1WA cómo lo hicisteX2
Ysta es una magnífica intervención terapéutica" es difícil responder cómo lo hizo si no lo
hizo. Una intervención verbal tan corta como ésta hace desaparecer rápidamente la fantasía
construida por el adolescente de ue él mató a su hermano.
<tras intervenciones del terapeuta)
8) 1El autocastigarse no hace desaparecer la culpabilidad, no hace olvidarla.2
%ierto) /etroflectar más bien incrementa la culpabilidad.
8) 1!a vida no es siempre $usta o sana, buena o mala, o cualuier otra cosa, la vida
es.2
Aa lo decía Nritz ,erls) 1Una rosa es una rosa y no pretende llegar a ser otra cosa.2.
8) 1%írculos y más círculos. W0ónde terminanX W%ómo se cierranX2
!os círculos gestálticos ue no se cierran conducen al nacimiento de los asuntos
inconclusos.
8) 1En contacto consigo mismo, no importa lo ue ocurra2.
!o ue significa ue cuando se tiene contacto consigo mismo, cualuier cosa está
bien. 0icho de otra forma, el organismo nunca miente, lo ue miente es la armadura corporal
externa, la coraza ue protege a la persona, el carácter.
/esumiendo, Gente corriente es una cinta profunda, penetrante, en la ue los
protagonistas viven momentos de desesperación profunda, de angustia y de alegría com#n en cada
experiencia humana de sufrimiento y crecimiento. -oca emociones profundas y nos de$a el gusto
de haber vivido, por unos momentos, en el seno de una familia con la ue sentimos afinidad
afectiva, por tocar algunas emociones universales como son el afecto, la desesperación, la tristeza
y la angustia. !os persona$es son tan reales en esta historia como lo pueden ser nuestros propios
vecinos, o nosotros mismos. El director de la película, /obert /edford, tiene la gran capacidad
artística de hacer sentir a los espectadores todo lo ue viven y sienten sus persona$es. +l final,
tanto de unos como de otros brotan lágrimas de amargura.
+hora voy a referirme a otro filme ue también he comentado en varias ocasiones) se
trata de El clu% de los cinco. Esbozando superficialmente el tema de esta cinta ue envuelve a un
grupo de cinco adolescentes con características de personalidad bien diferentes y bien definidas)
rebelde, plástica, sabihonda, deportista y solitaria. ,rocedentes todos ellos de familias típicas
norteamericanas en las ue predomina, como patrón de vida, la carencia de acercamiento, la falta
de comunicación o contacto con los hi$os, lo ue se conoce como la 1brecha generacional2.
,ara estos padres tiene gran importancia el ue sus hi$os obtengan o introyecten los
valores sociales de éxito) destrezas y conocimientos, como mencioné anteriormente cuando me
referí a la investigación intercultural comparativa entre Etiopía y los EE.UU. Estos padres
olvidan o nunca lo han aprendido, como decía Lrishnamurti en Educacin y si&nificado de la
vida, ue el ob$etivo de la educación reside en hacer una persona total, ue llegue a enfrentar la
vida como un todo. En este filme los cinco padres son vistos por sus cinco hi$os como lo ue son,
sin ninguna distorsión) egoístas, manipuladores, dominantes, autoritarios" desean ue sus hi$os
hagan y sean lo ue ellos consideran ue es lo me$or para ellos como padres, como si sus hi$os
fueran sus mismas fotocopias, sin interrogarse el da(o ue les están causando con esta
imposición, con esta pérdida de identidad.
-oda esta situación de incomprensión y de excesiva autoridad de los adultos es a#n más
acentuada en el persona$e ue interpreta el profesor5conse$ero del colegio, ue parece centrado en
el principio anacrónico y antieducativo de ue 1la letra con sangre entra2 y cree ue con castigos
y hostilidad conseguirá 1domesticar2 a los adolescentes, logrando con esto, como es de esperar,
#nicamente efectos negativos de rencor hacia él mismo, resentimiento ue es verbalizado al
máximo por uno de los adolescentes ue se enfrenta abiertamente a él, se rebela sin importarle
ue éste le castigue con más 1encerronas2 en el colegio. 0e nuevo, 1la letra con sangre no entra2.
Estos dos filmes y otros pueden ser un material importante para ser utilizado con padres,
siguiendo la modalidad de cine5debate terapéutico.
+uí sería conveniente recordar a los padres y educadores ue pretenden ue sus hi$os o
educandos sean como ellos, lo ue dice la oración de la tradición mística israelí ya citada, lo ue
perfectamente concuerda con la oración guestáltica) 1-# eres t# y yo soy yo2.
Fantasías dirigidas aplica!les a grupos de adolescentes
!as dos fantasías ue siguen se hacen en forma de diálogo interno" en una de ellas el
diálogo es con uno mismo y en la otra con los padres. +unue, como hemos dicho, estas dos
fantasías no son exclusivas para adolescentes y pueden ser aplicadas a otras poblaciones con otras
edades de desarrollo e incluso pueden ser autoaplicadas, sin embargo, su contenido se adapta bien
a la adolescencia.
a: Diálo&o consi&o "is"o0 to"ar una decisin. %ierra los o$os y piensa en algo ue te
preocupa en este momento y a lo ue deseas encontrar solución. +lgo ue no sabes si de$ar o
continuar. +lgo sobre lo ue tienes ue tomar una decisión. Tas a hacer un diálogo entre los pros
y los contras de las alternativas de la decisión a tomar. +hora toma una de esas dos partes, una de
las alternativas, y establece un diálogo con la otra parte o alternativa" si lo deseas puedes tomar
una de tus manos siendo ésta la ue toma una decisión y la otra mano ue mantiene la posición
opuesta. Kmagina ue las dos manos se pueden comunicar entre ellas.
Expresa lo ue sientas con una mano y a la otra ue mantiene una posición contraria.
+l mismo tiempo ue 1hablas2 con una mano toma conciencia de tus emociones, de cómo te vas
sintiendo. 0i con una mano lo ue deseas a la otra mano. %ontin#a el diálogo entre las dos
manos. W4ué diferencias notas entre una posición y la contrariaX W&ientes alguna emoción o
reacción corporal ue favorezca una decisión sobre la otraX W4ué mano llega a convencerte másX
W%rees ue ahora puedes y uieres llegar a tomar una decisiónX W%uál es tu decisiónX B +hora
une las dos. Aa puedes abrir los o$os.
B: Diálo&o con los padres0 reparentali)ar. %ierra los o$os. Kmagina ue uno de tus
padres se encuentra sentado frente a ti. Elige el lugar en ue los dos estáis. +hora mira a tu padre
o a tu madre, el ue hayas elegido. W4ué sientes cuando lo mirasX W%ómo lo mirasX W%ómo te
mira a ti él o ellaX W%ómo está elFellaGX W%ómo estás sentado t# y ué posición corporal tienesX
+hora comienza a hablar a tu padre FmadreG. 0ile a élFellaG todo lo ue te venga al pensamiento,
a la mente. W&ientes ue tu padre FmadreG te está escuchandoX &i no es así, Wué puedes hacer
para ser escuchadoX 7azlo. W4ué sientes hablando a tu padre FmadreGX W4ué emoción te produce
hablar a tu padre FmadreGX
+hora imagina ue te conviertes en tu padre FmadreG. W4ué sientes hacia tu hi$oFaG,
siendo su padre FmadreGX W4ué tipo de emoción sientes al estar frente a tu hi$oFaGX W4ué te
produce lo ue acabas de oír de tu hi$oFaGX W4ué le respondes a tu hi$oFaGX
Tuelve a ser de nuevo t# mismo y contin#a el diálogo como tu padre FmadreG. 0ile a tu
padre FmadreG lo ue uisieras decirle en este momento. W-e das cuenta de alguna diferencia en la
percepción de tu padre FmadreGX W-e das cuenta de alguna diferencia en las emociones ue
sientes hacia tu padre FmadreGX %uando sientas ue deseas terminar el diálogo despídete de tu
padre FmadreGB Aa puedes comenzar a abrir los o$os.
!as dos vivencias anteriores tienen una versión con la 1silla vacía2, lo ue permite a
algunas personas centrarse más en el diálogo. Estas versiones son)
Diálo&o consi&o "is"o0 to"ar una decisin. %ierra los o$os y piensa en algo ue te
preocupa ahora y a lo ue tienes ue encontrar una solución. +lgo ue no sabes si de$ar o
continuar. +lgo sobre lo ue tienes ue tomar una decisiónB +hora ue ya has identificado de
ué se trata vas a hacer un diálogo entre los pros y los contras de la decisión a tomar. ,ara vivir
esta experiencia en fantasía vas a utilizar la silla vacía. Tas a tomar una de las alternativas y la
vas a colocar en una de las sillas y en la otra silla vas a colocar la otra alternativa, estableciendo
un diálogo entre las dos partes. < sea en una silla tomas una decisión y en la otra la decisión
opuesta. En una silla vas a estar a favor y en la otra en contra. &entado en una de las dos sillas
expresa lo ue sientes a la otra parte sentada en la silla de enfrente.
+hora cambia de silla y responde a lo ue acabas de oír. +l mismo tiempo ue hablas
desde una silla a la otra donde está sentada la parte opuesta, toma contacto con tus emociones.
W%ómo te vas sintiendoX &igue haciendo el diálogo y di todo lo ue deseas a la otra parte en la
otra silla. %ambia de silla las veces ue lo reuieras. W4ué diferencia notas entre una posición y
la otra de la decisiónX W&ientes alguna emoción o reacción corporal ue favorezca la preferencia
de una alternativa sobre la otraX &igue de$ando volar tu fantasía e imagina ahora ue te
encuentras sentado en una silla en el centro de las otras dos sillas. .irando desde esa silla central
a las dos sillas extremas en ue antes estabas sentado) W4ué lado te convence másX W%rees ue ya
uieres y puedes tomar una decisiónX W%uál es tu decisiónX %uando lo desees podrás abrir los
o$os.
%omentario) el puente de separación entre el 1enfermo2 y el ue dispone de salud mental
reside en buscar y encontrar soluciones a las situaciones cotidianas. !os problemas reales
necesitan soluciones también reales.
Diálo&o con los padres0 reparentali)ar. %omienza a cerrar los o$os. +hora imagina ue
te encuentras sentado en una silla y ue uno de tus padres está sentado frente a ti. Elige en ué
lugar os encontráis los dos. +hora ue tienes a tu padre o a tu madre frente a ti, Wué sientes
cuando le miras a él o a ellaX W4ué dice la mirada de él o ella cuando te mira a tiX W%ómo está
vestido él o ellaX W%ómo estás t# vestidoX W%ómo está sentado él FellaGX W4ué posición corporal
tiene él FellaGX W%ómo está t# mismo sentadoX W4ué posición tienes t# en la silla en ue estás
sentadoX
%omienza a hablar con tu padre o madre. 0ile lo ue te venga a la mente, al
pensamiento. W&ientes ue tu padre FmadreG te presta atención, ue te escuchaX &i no es así, Wué
puedes hacer para ser escuchadoX 7azlo. W4ué sientes hablando a tu padre FmadreG como lo estás
haciendo ahoraX W4ué emoción te produce hablarle a tu padre FmadreGX Expresa a tu progenitor
las emociones de amor, afecto, rabia y frustración ue sientes hacia él FellaG. ,ara ello toma una
emoción a la vez y dila. W4ué vas sintiendo en tu cuerpo cuando dices a tu padre FmadreG estas
emocionesX Experimenta cómo fluyen las emociones y siéntelas.
%ambia de silla e imagina ue te conviertes en tu padre FmadreG. W4ué sientes hacia tu
hi$oFaG siendo t# su padre FmadreGX W4ué tipo de emoción sientes al estar sentado frente a tu
hi$oFaGX Tuelve de nuevo a ocupar la otra silla, siendo de nuevo t# mismo. %ontin#a el diálogo,
trata con tu padre FmadreG lo ue necesites hablar en este momento. ,onte en su lugar en la silla y
escucha lo ue responde él FellaG. ,rosigue el diálogo cambiando de silla, tantas veces como
necesitesB W-e das cuenta ahora de alg#n cambio de la percepción ue tenías antes de tu padre
FmadreGX -oma conciencia de alguna diferencia en las emociones ue sientes ahora hacia tu padre
FmadreG. ,ara finalizar el diálogo despídete hasta la próxima vez ue necesites repetir esta
experiencia con tu padre o tu madre. %uando uieras puedes abrir los o$os.
Una forma de determinar la aplicación del ciclo de la experiencia, ya mencionado, son
las vivencias. +uí como e$emplo se toma una vivencia escrita por Eugene *endlin en 5ocusin&,
vivencia ue hemos adaptado para ue se aprecien las diferentes fases ue va recorriendo el ciclo.
Enfocar un pro!lema/ciclo
En silencio contigo mismo toma una postura rela$ada. +hora toma contacto con una
parte especial de tu cuerpo, una parte donde t# generalmente sientes la alegría, la tristeza, el
miedo, etc. Nocaliza la atención a esa parte corporal en ue te has centrado. W%ómo te sientes
ahoraX W%uál es tu sensaciónX (ensacin.
W4ué es lo ue ocurre cuando te preguntas) cómo estoy ahoraX W%ómo me sientoX W4ué
es lo más importante para mí ahoraX 0ate cuenta de cómo te sientes. ,ermite ue las respuestas
de estas sensaciones emer$an. %uando algo emer$a no entres en ello, su$étate ahí diciendo) +hí
está, puedo sentir ue ahí está. 0e$a un espacio entre la sensación y t#. ,reg#ntate de nuevo si
sientes algo más, pueden surgir varias cosas. Kdentifícate con todas ellas y ponlas a un lado.
=onciencia, darse cuenta, for"acin de la fi&ura.
0e todo lo ue ha surgido elige #nicamente un problema personal a enfocar, invierte en
él tu energía. Elige el ue en este momento aparezca como el pero para ti, el ue sea figura de la
totalidad de problemas ue has identificado. =o entres en él a#n. =aturalmente ue este asunto
tiene ue tener muchas partes, tantas ue al pensar en una sola t# tienes ue sentir las otras, como
en un con$unto. 0ate cuenta en ué lugar de tu cuerpo estás sintiendo ahora esas cosas, en ese
mismo lugar t# puedes recibir el sentido de cuál es el problema. Ener&ía.
+ medida ue vas sintiendo la totalidad del problema puedes encontrar ue aparece una
emoción especial. ,on atención #nicamente a esa emoción. 4uédate siguiendo esa emoción. =o
permitas ue la emoción esté compuesta #nicamente de palabras e imágenes. Espera y de$a ue
de la emoción sur$an las palabras y las imágenes. &i esta emoción se mueve o se va, dé$ala hacer.
7aga lo ue haga la emoción síguela y mantén en ella toda tu atención. Esto te producirá
excitación. Aovili)acin.
+hora toma lo ue sea fresco o nuevo de la emoción, centra tu atención en lo ue sientes
en este momento. + medida ue vas sintiendo busca nuevas palabras o imágenes ue capten lo
ue es tu emoción presente. =o necesita ser algo nuevo ue t# no sabías antes. !as nuevas
palabras son preferibles, aunue las vie$as pueden a$ustarse, siempre y cuando encuentres palabras
o imágenes ue describan lo ue ahora es actual para ti. &i las palabras o imágenes ue tienes
ahora hacen alguna diferencia, ve de ué se trata. ,ermite ue las palabras o imágenes cambien
hasta ue sean las más adecuadas para captar tus emociones. /ccin.
Terifica las palabras y las imágenes. Establece contacto con ellas y pregunta a tu
cuerpo) WEs esto correctoX Espera a ue tu cuerpo te responda y cuando lo haya hecho haz el
cierre y are los o$os. =ontacto. 6etirada. =ierre. 6eposo.
Ninalmente vuelve de nuevo al ciclo inicial del movimiento de enfocar FsensaciónG.
W4ueda a#n alguna otra cosaX W4ué es lo peorX Puedes a%rir una nueva Gestalt, un nuevo =iclo
si lo necesitas.
<tras situaciones pueden ser traba$adas por ti solo, siguiendo el mismo procedimiento y
pasando por todas las etapas del ciclo de la experiencia.
;*; TERAPIA GESTALT EN)OCADA EN EL NILO
;J
%asi siempre ue se habla o escribe sobre -erapia *estalt se la relaciona, en su
aplicación, a los adultos, ya sea en forma individual y utilizando, a veces, la técnica de la 1silla
vacía2, como lo hacía el fundador de esta corriente de psicoterapia, Nritz ,erls
>D
, o bien en su
aplicación a familias, como acostumbra a hacerlo 6alter Lempler
>E
, o en la intervención en
grupos por medio de talleres, maratones o laboratorios vivenciales, como es el estilo de !aura
,erls
>;
. -odas estas modalidades de aplicación son bien conocidas por los terapeutas gestálticos y
sus seguidores. %uando se trata de intervenciones con el ni(o se menciona el nombre de Tiolet
<aClander
>:
. ,ara <aClander, la aplicación de la -erapia *estalt al ni(o tiene más seme$anzas ue
diferencias si se compara con la intervención ue se hace con los adultos utilizando el mismo
sistema de psicoterapia. Es así como todos los conceptos y principios teóricos de la -erapia
*estalt pueden adaptarse al crecimiento sano del ni(o y también a su psicopatología.
%omenzando por el organismo como una totalidad) el ni(o a su nacimiento utiliza sus sentidos
para sobrevivir, succiona e incorpora el mundo ue le rodea por medio del olfato, los sonidos, el
gusto, los colores y olores, las caras conocidas y las desconocidas. .ás adelante toma conciencia
de su propio cuerpo llegando así a alcanzar, tocar, agarrar y explorar los ob$etos y las personas.
En tercer lugar aparece la expresión de sus emociones y sentimientos) ríeSllora" siente
rabiaSalegría" se siente felizSinfeliz" amaSodia, etc. .ás tarde en su desarrollo evolutivo aparece el
lengua$e ue le permite comunicar o expresar con más claridad sus necesidades y deseos, sus
emociones, sus pensamientos e ideas. El ni(o ue desarrolla adecuadamente todas estas fases
aduiere una personalidad sana ue le conduce a establecer un contacto adecuado consigo mismo,
con su medio y con la gente ue le rodea.
En todas las etapas de la existencia, desde la primera infancia hasta la tercera edad, el
principio gestáltico de homeostasis o adaptación es fundamental para mantener el euilibrio y
satisfacer las necesidades ue van surgiendo. ,ara lograr esta integración de la personalidad la
persona reuiere darse cuenta de ué es lo ue necesita y cómo puede conseguirlo.
+simismo el ni(o necesita establecer contacto con los otros y tener una imagen
adecuada a sí mismo. -odo lo anterior puede estar alterado por las introyecciones negativas ue
fueron bombardeadas en su mente, desde su primera infancia, las cuales le inhiben y no le
permiten ser él mismo, deflectando o desviando sus emociones. &i esta situación se da, sus áreas
de funcionamiento sensorial, corporal, emocional e intelectual, le impedirán llegar a la
autoidentificación y obtener él mismo su propio autosoporte, lo ue tanto necesita para enfrentar
el mundo y sus adversidades. Un ba$o sentido de autoestima es una de las características del ni(o
con trastornos, siendo la autoestima necesaria para establecer un buen contacto Fmirar de frente,
hablar directamente, tocar y sentir, oír y no #nicamente escuchar, moverse sintiendo el
desplazamiento del cuerpo, oler discriminando, saborear en el sentido pleno de la palabraG, con los
otros y el medio ambiente.
+parte de las dos resistencias al contacto ya citadas FKntroyectar y reflectarG el ni(o
también retroflecta0 se hace a sí mismo lo ue desearía hacer a los demás. Esto se da
especialmente en el ni(o ue se autocastiga o se automutila, y en los trastornos de tipo
psicosomático, conductas ue son utilizadas frecuentemente por los deficientes
?M
y los enfermos
mentales. +simismo el ni(o puede manifestar una conducta confluente con su medio o las
personas de su entorno, haciendo ver ue es sumiso, adaptado y obediente, diciendo a todo ue sí
e imitando a los otros. Esta carencia de rebeldía positiva le evita aduirir su propia identidad
uedándose #nicamente en un opuesto de la polaridad sumisiónSdominancia FunderHdo&ItopHdo&$.
-ambién puede utilizar la proyeccin como resistencia a enfrentarse al contacto con su propia
identidad, atribuyendo a los otros las emociones ue él mismo siente y ue no es capaz de
ad$udicarse como suyas.
-odo lo anteriormente expuesto blouea y frena el desarrollo del ni(o, impidiendo su
propia integración y el logro de la identidad de su personalidad. %uando algunas de estas
resistencias y otros trastornos se detectan en el ni(o, conviene someterlo a un proceso terapéutico,
siguiendo el terapeuta, en cada sesión y en cada asunto a tratar, las etapas del ciclo de la
e7periencia se(aladas por QinCer
?9
. Estas etapas resumidas son las siguientes) el ni(o necesita en
primer lugar sentir Fsensacin$ para llegar a una to"a de conciencia de sí mismo, de su cuerpo, de
sus emociones y de su medio. &eguidamente debe llegar a "ovili)ar ener&ía para poder pasar a la
accin y llegar finalmente al contacto
-<
. ,ara ue sean integradas, en una totalidad o Gestalt todas
estas fases del ciclo las mismas deben tener lugar en el aquí y el ahora de cada experiencia
terapéutica, en el momento en ue el ni(o siente la emoción" poco importa ue la emoción,
pensamiento o idea del ni(o correspondan al pasado o al futuro" el cerebro y el organismo, en su
totalidad, las piensan y las sienten en el presente existencial, en el auí y el ahora, el allá y el
entonces o ya fue FpasadoG o no sabemos si será FfuturoG.
,ara concluir, el ob$etivo de la -erapia *estalt centrada en el ni(o enfoca las
necesidades y deseos ue éste tiene de manifestar su sentir en el auí y el ahora, esto tanto a nivel
sensorial como emocional, ense(ándole a hacer frente a situaciones inconclusas y duelos no
resueltos. +mbas situaciones reuieren un cierre, permitiéndole, cada día, enfrentar nuevas
situaciones ue van emergiendo, sin gastar excesiva energía en lo ue ya fue o a#n no ha sido) el
pasado ya no tiene solución y el futuro se resuelve por sí enfrentando el momento existencial del
auí y el ahora. Tivir en el auí y el ahora gestáltico, unido al darse cuenta y la toma de contacto
consigo mismo, con los otros y con el ambiente ue le rodea, facilita al ni(o la llegada a una
adolescencia menos turbulenta y conflictiva, le ayuda a traspasar el umbral de la infancia a la
$uventud.
6esu"en0 en este ensayo se expone un intento de aproximación a la -erapia *estalt
aplicada al ni(o. -omando en cuenta los principios y fundamentos de la teoría de la -erapia
*estalt, se determina ue el ni(o, en sus a(os formativos, reuiere) aduirir y mantener su
euilibrio emocional" poder satisfacer sus necesidades" establecer y mantener contacto con los
otros, y alcanzar una adecuada autoestima. &in embargo las resistencias ue impiden la toma de
contacto, como son la proyección, la introyección, la retroflexión, la deflexión y la confluencia,
pueden blouear el desarrollo de su personalidad, limitándose así el crecimiento de su potencial
humano.
CAP2TULO <
LA TERAPIA GESTALT - SU
APLICACI(N A LOS GRUPOS
!a primera parte de este capítulo enfocará las fantasías dirigidas o vivencias ue se
utilizan en los grupos de encuentro gestálticos" además se describirán algunas de estas vivencias
grupales ue el facilitador puede utilizar, con adaptaciones al contexto o sin adaptaciones, cuando
dirige grupos. Estas vivencias, y otras ue se mencionan en este libro, no son para aprendérselas
de memoria o seguirlas al 1pie de la letra2" tampoco deben ser utilizadas como simples e$ercicios
grupales, sino ue el facilitador debería aplicarlas seg#n evoluciona el grupo, tomando siempre en
cuenta el tema emergente. +simismo las referidas vivencias sirven como modelo o patrón para
ue el facilitador dise(e y cree sus propias vivencias. Ninalmente y antes ue nada pueden y
deben ser autoaplicadas. Ello permitirá dominarlas y determinar el impacto ue producen en uno
mismo, con lo ue se dará una idea de la repercusión ue pueden tener en los demás.
!a segunda parte trata situaciones grupales en las ue se aplican algunas de estas
fantasías y vivencias grupales. -ambién se describen situaciones en ue se traba$a en forma
individual con alg#n miembro del grupo, siempre ue esta intervención individual se reuiera y se
realice dentro del contexto grupal.
!a tercera y #ltima parte del capítulo describe una investigación llevada a cabo con
grupos de encuentro en la ue participan estudiantes universitarios.
<*% )ANTAS2AS DIRIGIDAS
!as imágenes mentales construidas por la mente o las fantasías dirigidas, por la persona
misma FautoaplicadaG o por el facilitador, son tan extendidas en su uso en psicoterapia ue
incluso, como hemos dicho anteriormente, la psicología soviética otorga una gran importancia a la
formación de imágenes mentales producto de la imaginación Ffantasías dirigidasG. En un
excelente estudio escrito por Lrippner
9
, comparando las perspectivas soviéticas y americanas con
las reservas humanas ocultas y el potencial humano, se menciona a Labanova
3
ue considera las
fantasías como un componente básico de la inteligencia creativa. +simismo se acu(a el término
1fantasía emocional2 para 1referirse a la suposición ue el organismo tiene un modelo de
conducta basado en imágenes del espacio en ue actuará, la relación de su cuerpo con el espacio,
y la secuencia con ue intentará lograr sus ob$etivos2
>
.
!os atletas y cosmonautas soviéticos utilizan la 1fantasía intencional2. -ambién a estos
#ltimos se les 1ense(a técnicas autogénicas y de autohipnosis para ayudarlos a enfrentar el estrés
durante sus misiones en el espacio2
?
.
Lempler aclara el significado de las fantasías) 1!a fantasía es a menudo percibida con
altos grados de incomprensión. En un mundo en ue se enfatizan las computadoras y la habilidad
de codificar, analizar y reportar la 1realidad2, existe poca tolerancia para la fantasía. En parte esto
se debe a la asociación de la fantasía con las alucinaciones y estar 1loco2B todas estas
restricciones son desafortunadas, ya ue la fantasía puede ser una de las experiencias disponibles
más ricas ue tiene el ser humano2
@
.
/ubenfeld en un interesante artículo sobre el rol de las conexiones y la paz, considera
ue la conexión con nosotros mismos reuiere la utilización de nuestro hemisferio cerebral
derecho, el ue nos permite construir imágenes mentales sin necesidad de utilizar palabras para
ello) 1Usando esa parte de nosotros mismos, tomando el canal de fantasía dirigida ue nos
conduce a las fuentes de cura y sabiduría interna. Estas fuentes pueden sostenernos en periodos
de sufrimiento y de desaliento. &in duda una conexión de gran valor2
D.
!os experimentos pensados y realizados por +lbert Einstein no eran ora cosa ue
verdaderas 1fantasías dirigidas2, con las ue Einstein visualizaba lo ue ocurriría 1si me montaba
a la cola de un rayo de luz2. Einstein partiendo de esos experimentos descubrió la teoría de la
relatividad.
&e puede decir ue estas fantasías dirigidas se basan en el principio oriental de ue el
hombre sabio se guía por lo ue siente y no por lo ue ve. < como se dice de .iguel de
Unamuno ue tenía un principio ue regía toda su vida) pensar con el cora)n, sentir con el
pensa"iento. !legar a esto ue aparentemente es ilógico representa el más alto nivel de
integración de la polaridad menteSemoción FcuerpoG.
!as fantasías permiten sentir Fsensorial y emocionalG, y lo ue se 1ve2 es interno, es un
mirarse con los o$os hacia adentro y ver como decía *ibran) 1Tuestro cuerpo ue es vuestra
mayor morada2
E
, y más a#n) 1Tuestro cuerpo es el arpa de vuestra alma2
;
.
!a terapia *estalt, a#n en las situaciones en ue se sirve de las fantasías dirigidas,
integra la realidad en la sesión psicoterapéutica misma. 6einer
:
, refiriéndose a la terapia
integrativa de la realidad, hace notar ue los hallazgos clínicos han demostrado ue es muy
importante llevar la psicoterapia al medio real, lo ue se puede lograr en -erapia *estalt cuando
se aplican fantasías y éstas se inician con sensaciones ue se localizan en el interior o el exterior
de la sala en ue se traba$a Fsonidos como los producidos por las gotas de lluvia al caer, el canto
de los pa$aritos, ruidos como los de un ventilador, el de un automóvil ue pasa por la calle, una
motocicleta, un tren, un avión, temperatura de la sala, olores ue se perciben, etc.G Esto es lo ue
significa traer al mundo real a la psicoterapia. En otras ocasiones se da lo contrario" hay ue
llevar la psicoterapia al mundo real, lo ue consiste en revivir en las sesiones situaciones ue
anteriormente han sido vividas o so(adas por el cliente" al fin y al cabo, aunue hayan sido
so(adas han sido también vividas. 0e la misma forma el cliente vive su mundo real en
psicoterapia cuando interrelaciona con el terapeuta, en el auí y el ahora del encuentro
interpersonal.
Una contraindicación de la utilización de las fantasías dirigidas ha sido reportada por
8oylin
9M
. En su traba$o de grupos de encuentro con pacientes alcohólicos hospitalizados, 8oylin
encontró ue estos pacientes se resistían a hablar en fantasía con una persona significativa para
ellos. ,edir a una mu$er alcohólica ue imagine a su padre sentado en una silla Fla silla vacíaG
enfrente de ella y ue mantenga un diálogo con 1él2 sobre asuntos inconclusos, es uno de los
experimentos de fantasía dirigida a la ue a menudo se resisten los alcohólicos a realizar. !o ue
parece ser atribuido a ue el alcohólico tiene temor de aparecer, ante los o$os de los demás
miembros del grupo, como ridículo al hablar a una silla vacía o a una persona inexistente o
ausente. En segundo lugar el temor ue tiene el alcohólico de enfrentarse a una emoción profunda
y a la ue no sabe cómo irá a responder.
!a centración en el presente inmediato, ue sirve de base a la -erapia *estalt, hace ue
ésta tenga aplicaciones eficaces cuando se trata de resolver situaciones en personas ue presentan
dificultades con el alcohol y la droga, enfatizando en estos casos, la -erapia *estalt, las
necesidades ue tienen estas personas, como son el llegar a darse cuenta de su propia destrucción
física y psíuica" proporcionarles autosoporte, de$ando de depender del soporte externo como es
el alcohol ySo la droga. -odo lo anterior se logra en la relación terapéutica al enfocar el terapeuta
la modalidad de contacto yo5t# Fpersona a personaG, creando y aplicando experimentos ue
incrementen la sensación Ffisiológica y emocionalG en los encuentros en la díada terapéutica y en
los grupales, incrementando la energía y centrándose en la fenomenología de la interrelación.
&iendo a veces más importante percibir los signos fenomenológicos Ftono de voz, movimiento
corporal, etc.G, ue el contenido verbal ue emite el cliente.
.uchos alcohólicos y drogadictos se sirven de esta dependencia nociva para llegar a la
destrucción de su propio self, utilizando la resistencia guestáltica conocida como retroflectar)
hacerse a sí mismo lo ue se desearía hacer a los demás. /esistencia típicamente utilizada no
#nicamente por los alcohólicos y los adictos a la droga, sino por todas auellas personas ue sin
darse cuenta se están haciendo a sí mismas todo auello ue desean y no pueden hacer a otros,
como pasa con algunas enfermedades de la piel, asmáticas y ulcerosas, así como con algunos tipos
de suicidios. Esta resistencia de retroflectar, como otras gestálticas, no es consciente en la
persona ue la utiliza" en el momento en ue la persona toma conciencia de ue se sirve de una
resistencia para destruir su self, de ue se da cuenta, de$a de hacerlo y se produce la 1cura2
terapéutica.
,or consecuencia la -erapia *estalt intenta ue el cliente descubra por sí mismo, con la
ayuda del terapeuta, cómo retroflecta, reflecta o proyecta, haciéndole tomar responsabilidad por
su conducta y no $ustificándola o atribuyendo la causa a otros. En el artículo mencionado de
8oylin, éste describe el encuentro gestáltico en el tratamiento de pacientes alcohólicos crónicos
hospitalizados, en el ue cada persona es desintoxicada antes de ser sometida a tratamiento
terapéutico. Uno de los pilares de este tratamiento consiste en ue los pacientes se hagan
responsables de ue la ayuda ue reciben conlleva implícito el no beber mientras están en
tratamiento" si rompen esta regla, de$an de recibir el tratamiento terapéutico. 8oylin en este
encuentro gestáltico retomó algunas 1reglas2 descritas por ,erls y !evitsCy
99
, utilizadas para
incrementar el autodarse cuenta, el autocontacto y una mayor responsabilidad. Este traba$o
terapéutico se realizó en grupo siguiendo el procedimiento de traba$o elaborado por Nritz ,erls
93
,
uien describe ue en algunos momentos se traba$a individualmente con alg#n miembro del
grupo, aunue éste se encuentre en ese momento con y en el grupo.
Un interesante estudio sobre las fantasías dirigidas es la investigación realizada por &t.
%lair, *as fantasías co"o un indicador de dia&nstico de factores psicol&icos y de "otivacin
reli&iosa
1:
. 0ada la importancia ue tiene este traba$o de &t. %lair para comprender el significado
y los ob$etivos de las fantasías dirigidas gestálticas, se reproduce un resumen del mismo ue
aparece en el 10issertation +bstract Knternacional2 F9:E@G. Esta tesis doctoral se centra en
determinar si el producto de la imaginación puede ser utilizado o no como una fuente de
información diagnóstica acerca del estado psicológico y religioso de la persona. Específicamente
el interrogante planteado por el estudio en si las variables de estilo y de contenido de las fantasías
provocadas pueden ser utilizadas en forma de diagnóstico. !a tesis plantea hipótesis específicas,
correlacionando cinco temas de fantasías con varias categorías de diagnóstico.
El estudio en cuestión se basó en los traba$os anteriores de varios teóricos y clínicos
europeos, incluyendo a %arl 7appich, 6olfgang Lretschmer, /obert 0esoille y 7anscarl !euner.
!a teoría sugiere ue el acceso a los niveles pictóricos y simbólicos del cerebro es posible por
medio de varias situaciones imaginativas o de fantasía.
,ara realizar este estudio fueron elegidos cinco temas de la teoría ue podrían
discriminar las variables de diagnóstico. !a primera fantasía5tema o situación era la pradera,
cuyo contenido es teóricamente capaz de expresar la salud emocional básica y el estado de ánimo
de la persona. El segundo tema fue el de la "onta@a? relacionado con el nivel de aspiración y la
necesidad de realización de la persona. El tercer tema era la casa, explorada como un símbolo del
self FautoestimaG. El cuarto tema de carácter sexual, visualizar una espada, se utilizó #nicamente
con los su$etos masculinos. !as cualidades de la espada, como arma, son relativas a los
sentimientos sexuales de aceptación del self e intereses. !os su$etos femeninos fueron instruidos,
en este tema, para imaginar un 'arrn? la atracción y la calidad del $arrón eran relativas a los
mismos sentimientos sexuales ue la espada provocaba en los varones. El uinto tema era una
capilla, relacionada con la sinceridad y al compromiso religioso de la persona.
&obre la base de la teoría y el dise(o de un modelo de validación, en el cual un
instrumento de diagnóstico es comparado con otros instrumentos, se formularon doce hipótesis
generales.
El procedimiento seguido para determinar los temas de fantasía, como diagnóstico,
consistía en comparar los resultados del análisis de contenido, de los temas o fantasías
provocadas, con punta$es de cuatro instrumentos psicométricos) -he -ennessee &elf %oncept
&cale" -he EdRards ,ersonal ,referente &chedule" -he .innesota .ultiphasic ,ersonality
Knventory, y -he -heological &chool Knventory.
!a muestra estuvo compuesta de 3E estudiantes graduados en teología, siendo un tercio
de ellos mu$eres. %ada su$eto fue guiado en los temas de las fantasías y tres $ueces ad$udicaron
los punta$es a cada uno, tomando los casetes grabados en las sesiones. Estos punta$es de las
fantasías fueron correlacionados con los punta$es ue había obtenido cada su$eto, en los cuatro
instrumentos psicológicos ya mencionados.
!os resultados del estudio fueron los siguientes) dos hipótesis fueron confirmadas" los
contenidos de las fantasías de la "onta@a pueden indicar el grado de necesidad de realización ue
tiene la persona" los contenidos de la fantasía de la casa pueden indicar el grado de autoestima de
la persona. <tras hipótesis recibieron soporte, aunue no se confirmaron a niveles estadísticos) el
contenido de la fantasía de la casa puede indicar el grado de aceptación del propio cuerpo" el
contenido de la fantasía del 'arrn puede indicar el grado de interés sexual y el grado de
autoaceptación sexual en la mu$er" el contenido de la fantasía de la capilla puede indicar el grado
de compromiso religioso.
!a conclusión ue surge de los datos de este estudio es ue existe soporte para establecer
relación teórica entre las fantasías y los factores de personalidad y de motivación religiosa, y ue
las fantasías provocadas pueden ser utilizadas en circunstancias específicas de diagnóstico.
-omando como base este traba$o de &t. %lair he elaborado la siguiente fantasía dirigida
ue utilizo en grupos)
%ierra los o$os e imagina ue te trasladas a un lugar en el ue en este momento estás
viendo una pradera. W%ómo es esa praderaX... %omienzas a caminar por esa pradera y ves una
"onta@a. W%ómo es la monta(a ue estás viendo en estos momentosX W4ué forma tiene esa
monta(aX... &igues caminando y en tu camino te encuentras con una casa. W%ómo es esa casaX...
A ahora imagina ue cerca de esa casa hay una ciudad a la ue te acercas caminando. +l llegar a
la ciudad te encuentras con una capilla. W%ómo es la capilla ue ahora estás viendoX... .uy cerca
de la capilla hay una tienda de antig_edades, te aproximas a ella y miras en el escaparate donde
entre otros ob$etos hay dos ue llaman tu atención, son una espada y 'arrn. W%ómo son esos dos
ob$etosX W4ué forma tienen la espada y el $arrónX W0e ué material están hechos la espada y el
$arrónX... +hora abandonas esa ciudad y regresas despacio auí, a esta salaB
%uando sientas ue ya estás auí puedes comenzar a abrir los o$os.
+hora el ue lo desee puede compartir la experiencia de cómo ha percibido los seis
elementos de esta fantasía.
Bota0 !os puntos suspensivos en el texto indican momentos en ue hay ue pararse para
ue la persona elabore sus imágenes internas de lo ue puede ir sucediendo.
!o ue sigue son algunas fantasías dirigidas)
"a estatua de ti mismo
%on los o$os cerrados y acostado en el suelo, imagínate ue te encuentras en un edificio
oscuro. +#n no puedes ver nada, aunue sabes ue el edificio es algo así como un museo de arte
una galería de arte para esculturas. 'usto enfrente de ti hay una estatua o escultura de ti mismo,
exactamente igual a como t# eres. Ysta puede ser real o abstracta, representando de alguna forma
tu existencia básica. .ira en la oscuridad y a medida ue empieza a hacerse la luz podrás ver
cómo es esa estatua. *radualmente la luz aumenta y descubrirás más de la estatua. W4ué corte y
forma tiene la estatuaX... W%ómo es de tama(o y de ué está hechaX... +l verla más clara vas
descubriendo más detallesB %amina alrededor de ella y obsérvala desde diferentes ángulosB
+cércate a ella y tócala con tus manosB W4ué sensación sientes al tocarlaX
+hora te conviertes en esa estatua. Kmagina ue eres esa estatua, cambia la postura ue
ahora tienes por la postura, posición y forma ue tiene la estatuaB W%ómo te sientes siendo esa
estatuaX... W-e gusta ser la estatuaX... 0escríbete t# mismo siendo esa estatua, por e$emplo)
1&oyB2 W%ómo es tu existencia siendo esa estatuaX...
+hora en tu imaginación trae esa estatua a la vidaB %omo estatua ue tiene vida, Wué
haces y cómo es tu vidaX... -oma un poco más de tiempo para descubrir algo más de tu existencia
como estatua viviente.
%omienza a ser otra vez t# mismo y mira a la estatua ue está enfrente de ti. WEs la
estatua diferente para ti ahoraX W7a cambiado algoX W4ué sientes ahora hacia esa estatuaX
,repárate para decir adiós a la estatua. 0ile adiós ahora y vuelve a tu existencia en esta sala.
+bsorbe lentamente lo ue acabas de experimentar.
En un instante te voy a pedir ue abras los o$os y vuelvas a estar con el grupo. 0espués
los ue lo deseen ue tomen físicamente la posición de su estatua y nos digan algo sobre su
existencia siendo esa estatua. -oma una postura ue calce con tu estatua y cuenta con detalles tu
experiencia como estatua y ué hiciste cuando tra$iste a la estatua a la vida. +hora abre los o$os y
vuelve al grupo. W4uién desea empezar a compartir con todos su experienciaX
Compa#ero$a%
&iéntate en posición buda y cierra los o$os. Kmagina un lugar donde te gustaría estar en
este momento. -oma algo de tiempo para sentirte realmente en contacto con ese lugar.
+hora toma contacto contigo mismo para darte cuenta de cómo te sientes. -oma
contacto con tus sensaciones físicas internas y de tus emociones, descubre lo ue estás
experimentando en tu interior en este momento.
+hora imagina ue tienes un compa(eroFaG contigo" ahí está en este momento"
gradualmente comienzas a conocer a tu compa(eroFaG de fantasía. W4ué ropa visteX W%ómo es su
cuerpoX W4ué postura corporal tieneX W4ué expresa tu compa(eroFaG con la postura ue tiene
movimiento y expresión facialX W%ómo se siente tu compa(eroFaGX 0escubre todo lo ue puedas
de esa persona. 7azle preguntas y escucha sus respuestas. 0i a esa persona cómo te sientes con
su compa(ía y descubre cómo esa persona se siente hacia ti. -oma un poco más de tiempo para
descubrir más acerca de esa persona y ve lo ue puedes aprender de ella.
+hora conviértete en esa compa(ía de fantasía. &iendo esa persona exactamente como
eres t#, Wcómo te sientes siendo ellaX WNísicamente cuál es la postura de tu cuerpo y cómo te
muevesX -oma una postura ue sea apropiada para ti siendo esa persona. W%ómo te sientes en esa
posturaX .uévete un poco y profundiza a#n más en la fantasía de ser tu compa(eroFaG. W4ué clase
de persona eresX W4ué clase de cosas haces y cómo interact#as con los otrosX &iéntate como si
fueras esa persona ue es tu propia compa(ía.
+hora despacio vuelve a ser t# mismoB Aa puedes abrir los o$os.
&magen en el espe'o
&entado en posición buda y con los o$os cerrados imagina ue te encuentras en este
momento en un cuarto oscuro. -odavía no puedes ver nada aunue sabes ue allí existe un gran
espe$o frente a ti. El cuarto se va alumbrando poco a poco y t# comienzas a ver la imagen de ti
mismo refle$ada en el espe$o. Esa imagen puede ser diferente de lo ue generalmente ves, o
puede ser la misma. 'usto mira en la oscuridad y de$a ue la imagen emer$a a medida ue la luz
se va haciendo más intensa. +hora ya comienzas a ver la imagen. W%ómo es esa imagenX W4ué
expresión facial tieneX W4ué postura corporalX W%ómo se mueveX W4ué sensación o actitud
expresa la imagen ue estás viendoX W4ué sientes t# hacia esa imagen ue ahora estás viendoX
+hora habla en silencio a esa imagen e imagina ue ella puede también oírte y hablarte.
W4ué dices a la imagen y ué te responde ellaX W%ómo te sientes hablando a la imagenX +hora
cambia de lugar y conviértete en la imagen. &iendo esa imagen ué te dice ella a ti en el diálogo
ue hacéis los dos, comenta la relación existente entre ambos. .ira a ver si puedes descubrir algo
más de la experiencia de ser esa imagen. %ontin#a la conversación entre t# y la imagen y ve ué
más puedes descubrir de cada uno.
+hora vuelve a ser t# mismo y mira otra vez a la imagen en el espe$o. W%ómo te sientes
ahora hacia esa imagenX W7ay alg#n cambio ahora comparado con la primera vez ue viste la
imagenX W7ay algo ue uieras decir a esa imagen antes de ue le digas adiós y vuelvas a tu
existencia en esta sala con este grupoX 4uédate un momento con tu experiencia.
+hora abre los o$os y comparte si lo deseas tu experiencia.
Cam!ios en los ár!oles
%ierra los o$os y visualiza un árbol, cómo éste cambia con el transcurso de las
estaciones. Kmagina el agua y las sustancias de la tierra ue se mueven dentro de las raíces en la
primavera, suben por el tronco y llegan a las ramas, convirtiéndose en las ho$as ue crecen.
<bserva las ho$as ue se hacen cada vez más grandes y maduras, observa cómo se mueven con la
brisa del viento de verano y después se hacen vie$as, tomando más colores a medida ue se
aproxima el oto(o. 0espués las ho$as se caen al suelo y llegan a ser parte de la tierra durante el
invierno, siendo absorbidas de nuevo por las raíces en el momento en ue el árbol revive en la
primavera.
Kdentifícate con ese árbol, siente ue las ho$as son absorbidas por tus pies, llegan a la
parte inferior de tu cuerpo y caminan hacia tu tronco, llegando a la parte superior de tu tronco, a
tus manos, a tus dedos. W%ómo te sientes siendo ese árbolX &iente tus raíces alimentándose de la
sustancia de la tierra" siente cómo ésta se desplaza y llega a la parte superior de tu tronco, a las
ramas. -oma conciencia de cómo te sientes siendo ese árbol. W4ué sientes siendo ese árbolX
Tuelve a ser t# mismoB W%ómo te sientes con el cambioX 4uédate unos momentos con
la experiencia y después abre los o$os.
Tronco de ár!ol/ca!a#a/arroyo
%ierra los o$os e imagina ue eres un tronco de árbol ue se encuentra en una monta(a.
%onviértete en un tronco de árbol. Tisualiza cómo es un tronco de árbol. -oma el tiempo hasta
tener la sensación de ser un tronco de árbol. ,uede ayudarte describiéndote t# mismo cómo eres
siendo un tronco. W4ué tipo de tronco eresX W4ué forma y altura tienesX W%ómo es tu existencia
siendo un troncoX
%erca de ese tronco hay una caba(a. +hora de$a de ser tronco de árbol y conviértete en
una caba(a. W%ómo te sientes siendo una caba(aX Explora tu existencia como caba(a. W4ué
tienes dentro de ti siendo una caba(aX -oma el tiempo para entrar en contacto con ser una caba(a.
,róximo a la caba(a hay un arroyo. 0e$a de ser la caba(a y conviértete en ese arroyo.
%omo arroyo, Wué clase de existencia tienesX W4ué tipo de arroyo eresX W%ómo te sientes siendo
un arroyoX W%ómo son tus alrededoresX
&iendo un arroyo, habla a la caba(a. W4ué le dice el arroyo a la caba(aX 7abla a la
caba(a e imagina ue la caba(a te responde en forma ue dialoguen esos dos elementos o hagan
una conversación. %omo arroyo, Wué dices a la caba(aX W4ué responde éstaX +hora vuelve a ser
la caba(a, y contin#a la conversación. W4ué dices al arroyo siendo la caba(aX %ontin#a durante
un rato el diálogo entre los dos. &i lo deseas también puedes establecer diálogo entre el tronco y
la caba(a o entre el tronco y el arroyo.
+hora di adiós a la monta(a, al tronco, a la caba(a y al arroyo, y vuelve a estar auí.
+bre los o$os cuando sientas ue estás dispuesto a hacerlo.
Tamos a comentar la experiencia de cómo te sentiste siendo el tronco, la caba(a y el
arroyo" hazlo en primera persona y en tiempo presente, por e$emplo) 1&oy un tronco ue se sienta
ahoraB2
De!ilidad/fortaleza
%ierra los o$os y centra la atención hacia tu interior, toma contacto con tu existencia
física interna. Utilizando la silla vacía establece una conversación entre tu debilidad y tu
fortaleza. %omienza hablando con la parte débil a la parte fuerte. ,uede ser con algo así como)
1Ao soy tan débil y t# tan fuerte, t# puedes hacer tantas cosas ue yo no puedo, etcB2 &é débil y
habla a tu parte fuerte sentada en la silla vacía frente a ti. 0ate cuenta de cómo te sientes
físicamente. En este darte cuenta entra en detalles específicos acerca de cómo eres cuando estás
débil y de cómo eres cuando estás fuerte.
+hora vas a cambiar los roles y de silla" sé fuerte respondiendo a la parte débil. W4ué
dices como fuerte a la parte débilX W%ómo lo dices, con ué tono de voz interna, ué gestos, etc.X
W%ómo te sientes en ese rolX W%ómo te sientes hacia tu parte débil siendo fuerteX +hora di a la
debilidad ué significa para ti ser fuerte. W4ué es lo ue ganas u obtienes siendo fuerteX
+hora vuelve a cambiar de rol y de silla" sé débil de nuevo, W4ué respondes a tu parte
fuerteX W%ómo te sientes respondiendoX 0i a la parte fuerte ué significa para ti ser débil. W4ué
es lo ue ganas siendo débilX 0ile todas las venta$as ue tienes de ser débil. 7áblale de la
fortaleza ue tiene tu debilidad. W%ómo puedes utilizar tu debilidad para manipular a otros y
recibir ayuda de ellosX
+hora sé de nuevo fuerte, cambia de silla y replica al débil. W4ué dices como fuerteX
W%ómo te sientes ahoraX 7abla de la debilidad existente en tu fortaleza. 0i las desventa$as, lo ue
pierdes siendo fuerte, cómo los otros se apoyan en ti y drenan tu energía cuando eres fuerte.
+hora, cambiando de silla, vuelve a ser débil y responde a la parte fuerte. W%ómo te
sientes ahoraX W4ué dices desde tu parte débil a la fuerteX %ontin#a el diálogo un poco más de
tiempo hasta ue te pida abrir los o$osB +hora ya puedes abrir los o$os.
Bota0 !o importante de esta fantasía guiada es demostrar la fortaleza de la debilidad y
viceversa. En esta polaridad ambas partes utilizan diferentes medios para llegar al mismo fin)
controlar a la otra parte.
"ocura
%ierra los o$os y concentra tu atención en el interior de ti mismo. +hora imagina ue de
pronto te vuelves loco. En tu fantasía o imaginación vuélvete completamente loco para descubrir
ué significado tiene para ti el llegar a perder la razón. W4ué cosas haces estando completamente
locoX W0ónde te encuentrasX W%ómo te sientes en la locuraX W%ómo te interrelacionas, estando
loco, con otras personas ue están locas como t# y con las ue no lo estánX W%ómo te responden
esas personasX Explora profundamente la experiencia de volverte loco.
+hora conviértete en lo opuesto de estar loco. ,artiendo de cómo haya sido tu
experiencia de imaginar ue estabas loco, imagina ue ahora eres lo contrario. ,or e$emplo, si
perdiste el control completamente al estar loco, toma ahora plenamente el control de ti mismo y
experimenta ué sientes con el cambio. W%ómo te sientes ahoraX W%ómo interact#as con la genteX
W%ómo te responden los otros cuando recobras la razónX
+hora abre los o$os y comenta si lo deseas tu 1locura2.
El pasado en el presente
a% %on los o$os cerrados retorna a una edad anterior ue recuerdes bien. W4ué sientes al
tener esa edad de nuevoX W%ómo estás vestidoX W4ué haces en esa edadX +hora establece un
diálogo entre la edad temprana ue ahora imaginas y tu edad actual. W4ué significa para ti tener
otra edadX... +hora vuelve a tu edad real.
!% +hora te encuentras visitando una casa en la ue antes habías vivido. Kmagina el
lugar y la casa. W%ómo te encuentras ahí, en ese sitioX En esa casa encuentras cosas ue fueron
importantes para ti en el pasado, entre ellas un álbum de fotografías. .ira las fotos del álbum
W4ué fotos estás viendoX W%ómo sonX W4uién o uiénes están en ellasX W4ué es lo ue descubres
mirándolasX.
c% +hora focaliza algo ue te falta en tu vida de adulto, algo ue no tuviste en tus a(os
de infancia. /egresa a tu infancia, a la edad de antes, y descubre ué es. !o ue hayas
descubierto ue te falta intégralo en tu vida ahora si lo deseas.
Aa puedes abrir los o$os.
Descender la escalera
+costado en posición rela$ada, cierra los o$os, llena tus pulmones de aire y vacíalos,
toma el aire por la nariz y exp#lsalo por la boca. ,iensa ue con el aire estás expulsando todas las
tensiones ue puedas tener en ese momento en tu cuerpo. +hora vuelve a respirar normalmente y
concentra la atención en el ritmo de tu respiración. %oncéntrate en la rela$ación de tus piernas y
pies. %ontin#a concentrándote en el resto de tu cuerpo, busca y localiza tensiones en tu cuerpo.
&i localizas alguna tensión corporal, dé$ala estar, concentra tu respiración en ese lugar o lugares
en ue sientas tensión o tensiones y disuélvelas sacándolas de tu cuerpo con el aire ue expulsas.
&iéntete ahora flotando, rela$ado.
+hora imagina ue en este preciso momento te encuentras en lo alto de una escalera de
una casa, su$étate al pasamanos de la escalera, siente la textura y la temperatura de la barandilla.
W0e ué material está hecha esa barandillaX %uando estés listo vas a descender la escalera ue
tiene diez escalonesB %omienza ya a descender la escalera, contando cada pelda(o ue
desciendes, dándote cuenta del ruido ue hacen tus pies al pasar de un escalón a otro y el contacto
ue establecen tus manos con la barandilla. + cada pelda(o ue desciendas te irás sintiendo más
rela$ado. +hora ya has ba$ado todos los escalones. W0ónde estásX W%ómo es el lugar donde te
encuentras al final de la escaleraX W4ué hay a tu alrededorX WEs familiar para ti ese lugarX W%ómo
te sientes en este momentoX... ,uedes abrir los o$os.
(!'eto en la playa
%on los o$os cerrados y tendido en el suelo imagina ue te encuentras en una playa.
Elige la playa en ue te gustaría estar en este momento. W%ómo es esa playaX %amina un poco
por la orilla. W4ué sientes al pisar la arenaX +cércate al agua y tócala. W%ómo la sientesX W4ué
olor llega a tiX W%ómo son las olasX Explora más la playa y descubre más cosas ue haya en ellaB
W%ómo te sientes en ese lugar, en esa playaX
+hora mira el mar. W%ómo es ese marX .ira a lo le$os de la costa. W4ué vesX .ira cerca
de la orilla y comienzas a ver, en el agua, algo ue se va acercando a ti, ue llega arrastrado por
las olas. + medida ue se acerca t# vas viendo de ué se trata. %uando se encuentra cerca de ti,
lo observas y descubres lo ue es. W%ómo es ese ob$etoX W4ué esX -ócalo. W4ué sientes al
tocarloX W,uedes imaginar ué circunstancias han traído a la orilla de la playa lo ue ahora estás
viendoX W%ómo te sientes frente a ese ob$etoX
+hora te conviertes en ese ob$eto ue llegó a la playa. W%ómo eres siendo ese ob$etoX
W4ué características tienesX 0escríbete en silencio) 1Ao soyB2 W%ómo te sientes con la
experiencia de ser ob$etoX W%ómo es tu existenciaX W4ué ocurrió para ue ese ob$eto llegase a la
playaX
+hora vuelve de nuevo a ser t# mismo y mira otra vez el ob$eto ue de$as a la orilla de la
playa. WTes en él algo ue no hubieses visto antesX W4ué sientes hacia ese ob$eto ahoraX Echa un
vistazo alrededor de la playa y ve si algo ha cambiado. +hora despacio vete diciendo adiós al
ob$eto, a la playa, a la arena, al agua y vuelve a tu existencia en esta sala. 4uédate un momento
con tu experienciaB +hora abre los o$os. W4uién desea comentar su experienciaX
)tardecer en la playa
%on los o$os cerrados vamos a hacer una fantasía de imagen visual. Estás caminando
por una playa, es el atardecer de un lindo día de verano, el sol a#n no se ha escondido en el
horizonte, t# lo estás viendo a lo le$os, a la altura del agua del mar. Es un sol radiante, brillante,
de color anaran$ado. El cielo tiene un color azul claro, refle$o del color del agua del mar.
%omienzas a caminar con los pies descalzos, pisando la arena blanca y fina. &iente el contacto de
tus pies con la arena, el frío y la humedad de la arena. <lfatea y huele el aire salado ue respiras.
<ye el sonido ue produce el zumbido de las olas, su rítmico ir y venir. .ira las gaviotas ue
aletean y luego se de$an caer hasta casi tocar el agua del mar. %ontin#as caminando y de pronto
llegas a una peue(a monta(a de arena muy blanca, fina, y brillante por los rayos del sol ue caen
sobre ella. -e sientas en lo alto de esa monta(a de arena y miras hacia el mar. El agua ue estás
viendo es cristalina, transparente como un espe$o, en ella se refle$an los rayos del sol, una inmensa
masa de luz blanca. Ni$as tu mirada intensamente en esa luz blanca ue se proyecta en el agua y a
medida ue contin#as enfocando en el agua comienzas a ver partículas violetas y puntos morados
mezclados con colores plateados. -odo a tu alrededor es plateado y violeta. +hora miras al
horizonte y ves ue el sol comienza a esconderse, da la sensación de ue va penetrando en las
aguas del mar, de ue el mar se lo va tragando lentamente. %onforme el sol se va ocultando t# te
encuentras ue tu cuerpo se va rela$ando más y más. +ntes de desaparecer el sol enro$ece
tomando sucesivamente colores escarlata, morado, oro y naran$a, desapareciendo finalmente.
.iras a la luna y te sientes envuelto en una luz crepuscular nocturna, es una noche con estrellas
luminosas en el cielo. <yes el zumbido ue producen las olas, olfateas el olor a sal del mar, ves el
agua, el mar, el cielo, las estrellas. &ientes ue en este momento estás elevándote y descendiendo
en el espacio, volando como si fueras una gaviota.
+hora abandona despacio la playa y vuelve a esta sala. Ao voy a contar hasta cinco"
cuando termine de contar, t# puedes abrir los o$os sintiéndote fresco y rela$ado) 9, 3, >, ?, @.
+hora ya puedes abrir los o$os.
Caracol
8usca una postura cómoda sentado en el suelo en posición buda, una postura con la ue
te encuentres seguro en el mundo. %ierra los o$os e imagina ue eres un caracol de mar cubierto
por una fuerte coraza ue te protege. -oma algo de tiempo para explorar cómo es tu experiencia
de sentirte dentro de la coraza del caracolB 0escubre cómo es ese caracol y ué sientes estando
ahí adentro. +hora despacio sal fuera de la coraza. Encuentra el camino ue te permita salir de la
coraza, toma conciencia de cómo te vas sintiendo al emerger, al ir tomando contacto con el
mundoB W%ómo caminas siendo un caracolX W%ómo sientes la 1carga2 ue llevas encima, en tus
hombrosX W4ué sientes cuando te arrastrasX W%ómo son las 1antenas2X W!as tienes escondidas en
tu cabeza o están hacia fueraX
Aa puedes volver al auí y al ahora abriendo los o$os.
"a !*s+ueda de la cueva
%on los o$os cerrados imagina ue te encuentras en este momento caminando por un
bosue lleno de árboles. Es un día precioso, luce un sol brillante ue cruza las ho$as de los
árboles. Una brisa ligera y suave corre produciendo un dulce sonido al estrellarse con las ho$as.
+ lo largo del camino ue recorres ves flores de luminoso color. 0e pronto llegas a un lugar
donde ves la entrada oscura de una cueva. Entras adentro de la cueva. W4ué es lo ue estás
viendoX +hora haces un agu$ero en la tierra de la cueva y encuentras algo ue está ahí enterrado.
W4ué es lo ue encuentrasX
%uando lo desees puedes abrir los o$os.
Tienda de antig,edades
%ierra los o$os y visualiza en tu mente ue estás en este momento caminando por una
calle, la calle ue eli$as, te estás acercando a una tienda de antig_edades. + medida ue te
aproximas a la tienda vas disminuyendo el paso y finalmente te paras frente a la puerta de la
tienda y miras adentro, ves ue la tienda está dividida en dos partes) una parte ue está oscura,
con polvo, muy vie$a" y la otra está iluminada, clara, brillante, con todo lo ue contiene
chispeante. Entras en la tienda y miras a tu alrededorB En este recorrido con tu mirada te das
cuenta de ue hay un ob$eto en la tienda ue comienza a atraer tu atención. Kmagínate ue t#
mismo eres ese ob$eto ue está viendo, por un momento imagina cómo es tu vida siendo ese
ob$eto. W%ómo es tu existencia siendo ese ob$etoX W4ué es lo ue crees ue eventualmente te
pasará siendo ese ob$etoX
+hora vuelves a ser t# mismo y abres los o$os.
&luminación
-umbado boca arriba y con los o$os cerrados imagina ue te encuentras recibiendo los
rayos del sol, su calor. -e encuentras en un lugar increíblemente hermoso, tranuilo, pacífico,
paradisíaco, algo así como el paisa$e de los montes navarros del filme Tasio o de la película ;u.
verde era "i valle. &ientes ue en este momento, en ese lugar eres uerido y protegido más ue
nunca antes en tu vida. .iras al sol por unos segundos y experimentas en tu cuerpo la suavidad
del calor de sus rayos" piensa y siente en lo bien ue te encuentras. +hora haz ue el sol
descienda suavemente sobre ti parándose unos instantes en tu cabeza. %uando se encuentre cerca
de tu cabeza pídele ue te ilumine, ue te muestre la persona ue eres. ,ide al sol ue camine a tu
alrededor, iluminándote todas las tensiones y preocupaciones ue puedas tener en este momento,
pídele ue todas esas tensiones y preocupaciones se conviertan en energía luminosa. + medida
ue el sol va penetrando en tu cabeza, comienzas a sentir ue su luminosidad va penetrando en
cada célula de tu cerebro. *radualmente el sol va descendiendo, recorriendo el interior de tu
cuerpo y t# te vas sintiendo más y más ligero, más y más iluminado, más y más en armonía
contigo mismo, con mucha paz interna, calma y una gran seguridad de ue todo en ti está bien.
-e sientes amado con una profunda intensidad. El sol finaliza el recorrido por tu cuerpo
y sale por los dedos de tus pies. .omento en el ue te sientes maravillosamente bien. 0ate
cuenta de la intensa energía ue tienes ahora a tu alrededor y en el interior de ti mismo. -oma
toda esa energía y envíala a alguien ue uieras mucho, a alguien ue la necesite, ve cómo esa
energía ba(a a esa persona, la envuelve. &igue imaginando a otras personas ueridas por ti ue
desees envolver con esa energía luminosa. -oma una a una. &i lo deseas ba(a también con esa
energía a alguna persona ue hayas uerido y ue ahora tengas conflictos con ella y ue uieras
resolverlos, mírala también ba(ada por esa luz. W%ambian tus sentimientos y emociones hacia esa
personaX Ninalmente envía toda esa luz a un lugar ue eli$as, dé$ala ue se uede ahí almacenada
por si alg#n día la necesitas. %uando lo hayas hecho aspira aire despacio y profundamente tres
veces, siente cómo el aire penetra en tus pulmones. +l mismo tiempo ue aspiras aire pide al sol
ue se eleve y vuelva a su lugar en el cielo. %uando el sol se encuentre en su lugar, t# vuelves a
esta habitación y abres los o$os.
-esentimiento/aprecio. gente nutritiva
%on los o$os cerrados piensa en alguien ue te molesta, ue no soportas, con uien estás
resentido por algo ue te ha hecho. +lguien con uien tienes dificultad para relacionarte.
Kmagina ue esa persona se encuentra frente a ti, mirándote. Tisualiza en detalle a esa persona,
identifícala, identifícala. W4ué ropa visteX W%ómo es la expresión de su caraX W%ómo te está
mirandoX W4ué sientes t# frente a esa personaX
+hora expresa directamente tu resentimiento a esa persona, en forma presente y
utilizando la primera persona, llamándola por su nombre, por e$emplo) 1=arciso, estoy resentido
contigo porue te uieres tanto a ti mismo.2 &é muy específico y exacto en lo ue dices ue
sientes hacia ella, hasta ue tengas la sensación de ue realmente le comunicas tus sentimientos.
-oma el tiempo ue necesites para expresar todos los resentimientos ue tengas hacia esa
persona.
+hora toma los resentimientos y cámbialos por sentimientos y de aprecio. 0i lo mismo
ue antes sentías sustituyendo laFsG fraseFsG por apreciar. 0ate cuenta de cómo te vas sintiendo
con este cambio. %uando hayas terminado explora si has descubierto algo ue aprecias en lo ue
antes sentías contra esa persona. ,uedes ir abriendo los o$os.
/anifestación del resentimiento. gente tóxica
%ierra los o$os. Kmagina algunas de las personas con las ue mantienes un tipo de
relación desagradable para tiB ,iensa en cada una de ellas unos instantesB +hora selecciona
una de ellas para continuar esta experiencia.
%éntrate en la relación total ue mantienes con esa personaB En este preciso
momento, Wdeseas establecer contacto con ella o prefieres evitarlaX &i descubres ue te sientes
bien al acercarte a esa persona, toma otra persona de las ue inicialmente habías pensado, hasta
ue te encuentres con una de las ue deseas evitar. &i ya la tienes, Wcómo podrías acercarte a ellaX
Estando cerca dile a esa persona lo ue piensas de ellaB 0ile unas cuantas frases ue comiencen
con) 1Ao tengo este resentimiento contra tiB2 Espera a ver ué ocurreB W%ómo es ahora para ti
la relación con esa personaX W7a cambiado algoX W4ué te aporta esa relaciónX... &i recibes algo
aceptándola como es Wué es lo ue recibesX 4uédate a#n con la imagen de esa persona y
considera el costo ue tienes ue pagar para llegar a ese tipo de relación con ellaB W4ué tienes
ue hacer o ceder antes de ue esa persona te dé lo ue deseas de ellaX WEstás dispuesto a
hacerloX W%rees realmente ue podrías obtener de esa persona lo ue necesitas de ellaX
&i por todo lo anterior decides ue no merece la pena la relación con esa persona,
entonces imagina ue le dices adiós para siempre. Kmagina ue esa persona no será nunca más
tóxica o da(ina en tu vida. 4ue t# o ella os vais a otro lugar, a otro colegio, a otro traba$o, de tal
forma ue t# no tendrás nunca más contacto con ella, Wcómo te sientes al decir adiós a esa
personaX... W/ecuerdas algo de esa relación tóxica ue podría haber sido nutritivo para tiX... &i es
así, Wué esX... A ahora ue has dicho adiós para siempre a esa persona da(ina para ti, Wué
sientesX
Aa puedes abrir los o$os.
"os 0de!ería1
23
%on los o$os cerrados construye una lista mental de todos los 1debería2, de todas las
cosas ue crees ue debes hacer o ue estás obligado a hacer. +hora imagina ue esa lista, con
todos los 1debería2, la colocas en una ca$a peue(a y ue esta ca$a la pones encima de tu pie
derecho. .entalmente levanta tu pie derecho para comprobar el peso ue tiene la ca$a. +hora
desciende ese pie y levanta el izuierdo. %omprueba si existe alguna diferencia en el peso de
cada uno de los pies. &i no existe diferencia, pon algunos 1debería2 más en la ca$a imaginaria de
tu pie derecho. 7az de nuevo el ensayo con los pies. %uando encuentres diferencia, entre el peso
de los dos pies, cambia la palabra 1debería2 por 1voy a hacerlo2 o 1no voy a hacerlo2. /ecorre
mentalmente la lista de los 1debería2 de la ca$a e imagina ue con este cambio los 1debería2 van
desapareciendo uno a uno. +hora levanta mentalmente de nuevo el pie derecho y experimenta si
hay diferencia de peso. ,iensa ue lograste cambiar #nicamente un 1debería2 y sientes la
diferencia en el peso de ese pie, has logrado un proceso psicológico importante para ti. !as
palabras son simplemente símbolos de la realidad, por lo tanto hacen impacto en la experiencia
total menteScuerpo. Kmagina el potencial ue tienes para cambiar tu vida y descubrir otras formas
de vida más libre eligiendo tus 1debería2.
+lgunos 1debería2 son introyecciones no decididas por ti" el decidir cuáles de ellos 1vas
a hacer2 y cuáles son los 1debería2 ue uieres ue formen parte de ti y cuáles son los ue tienes
ue expulsar o desechar.
%uando lo desees puedes abrir los o$os.
4ipnosis sensorial
%ierra los o$os, toma aire por la nariz y exp#lsalo por la boca, hazlo varias veces. +l
mismo tiempo ue inhales aire dite a ti mismo internamente) 1estoy2. %uando expulses aire repite
la palabra) 1rela$ado2.
/epite varias veces esta experiencia hasta ue tu cuerpo se sienta completamente
rela$adoB Aa puedes abrir los o$os.
=o"entario0 %uando inhalas aire por la nariz y lo acompa(as del mensa$e 1estoy2, se
pone en marcha, con la inhalación, un sentimiento de realmente estar, una toma de contacto
contigo mismo ue te hace sentirte ue existes, ue estás. %uando expulsas el aire por la boca y te
dices 1rela$ado2, desaparecen las tensiones internas de tu organismo. Este método es una forma
hipnótica de sentir. -ambién puede ser utilizado en los momentos en ue se tiene sue(o y no se
logra conciliar el sue(o, modificando #nicamente la palabra 1rela$ado2 por 1dormido2, al expulsar
el aire por la boca.
)suntos inconclusos
%ierra los o$os. +hora recuerda alguna situación en la ue fuiste in$ustamente víctima,
cualuier momento de tu vida en ue fueras tratado in$ustamente. ,udo haber sido en tu familia,
en el colegio, en tu traba$o, etc. %uando localices la situación e identifiues la persona con la ue
tienes el asunto inconcluso colócala frente a ti. Establece un diálogo con ella. 0ile a esa persona
cómo te sientes con la situación y cómo ésta podría haberse rectificado. &i lo deseas puedes
pensar en un castigo ue esa persona podría haber recibido por ofenderte.
+hora imagina ue la situación fue rectificada de la manera ue t# sugieres. -oma
tiempo para permitir ue tu fantasía desarrolle este tema en detalle como rectificación de la
situación. &i a#n contin#as sintiendo resentimiento por este asunto, imagina ue esa persona ue
te ofendió y ue por ello merecía un castigo fue castigada de la forma ue t# consideras ue
hubiera sido adecuada. 0e nuevo permite a tu fantasía desarrollarse. &i crees ue el castigo
puede cambiar en algo la situación, hazlo. ,uedes mantener el castigo ue has elegido tanto
tiempo como lo deseesB W7a desaparecido ya tu resentimientoX &i así es, Wcómo te sientes
ahoraX... ,uedes abrir los o$os.
/inifantasías
a: %ierra los o$os) te encuentras sentado en una piedra viendo transcurrir el agua de un
río. W%ómo es ese ríoX W%ómo son sus aguasX W%ómo es la piedra en la ue estás sentadoX W4ué
es lo ue lleva el río en su corrienteX WEn ué estás pensando en este momentoX W4ué estás
sintiendo en este momentoX
+hora estás en un valle. W%ómo es el valleX W4ué ocurre en ese valleX !evantas la vista
y ves algo ue se mueve hacia ti. W4ué esX
+hora estás en un cuarto con mucha niebla delante de ti, ue no te permite ver
absolutamente nada" detrás de la niebla hay algo muy importante para ti. !a niebla va
desapareciendo y t# poco a poco vas descubriendo lo ue tienes enfrente de ti. W4ué esX
+hora t# te miras en una pantalla blanca donde aparece una representación nítida de tus
emociones internas. W4ué tipo de emociones aparecenX Kdentifícalas.
+hora imagina ue tu mente es un enorme ba#l, con compartimentos peue(os.
!evantas la tapa de ese ba#l y miras en su interior. W4ué es lo ue te encuentrasX
+hora en una noche oscura te encuentras escapando de algo o de alguien ue temes.
0escubre ué o uién te persigue" después date vuelta y hazlo frente, interactuando y dialogando
con lo ue te persigue.
+hora acabas de llegar a un nuevo planeta. Explorando el nuevo planeta te encuentras
con un nativo del lugar. Establece un diálogo con él y conviértete en él. W%ómo te encuentras
siendo un habitante de otro planetaX
,uedes abrir los o$os.
B: %ierra los o$os) ahora estás en el vestuario de un teatro. .ira toda la ropa ue hay en
la sala y elige algo ue ponerte. 0espués toma un nuevo nombre de teatro, e identifícate siendo
ese persona$e. Explora tu nueva existencia. W4ué significa para ti esa nueva existenciaX
+hora te encuentras en un largo pasillo con una puerta cerrada al fondo. -oma la llave
de esa puerta y ábrela. W4ué hay detrás de la puertaX %onviértete en lo ue hay detrás de esa
puerta. W4ué sientesX
+hora t# y tu familia estáis dando un paseo por el campo. Kmagina ue de pronto cada
uno de vosotros se convierte en un animal. W4ué tipo de animal eres t# y cada uno de los
miembros de tu familiaX W4ué relación existe entre unos y otrosX 0e todos modos estos animales
imagina uno de ellos macho y otro hembra. 7az un encuentro entre ambos. W4ué ocurre entre
ellosX
+hora inventa un animal ue a ti te gustaría ser. &é ese animal y explora tu propia
existencia siendo ese animal. W4ué tipo de animal eresX W%ómo te sientes siendo ese animalX
Aa puedes abrir los o$os.
c: %on los o$os cerrados sit#ate mentalmente en un lugar del presente o del pasado
donde t# te encuentras con una persona ue sabes ue tiene un gran cora$e. 7abla con esa persona
y preg#ntala ué es el cora$e. W%ómo puedes t# llegar a tener más cora$e en la vidaX Escucha bien
lo ue la otra persona te responde.
+hora imagina un maravilloso día de primavera, t# te encuentras en un lugar ue es para
ti preferido, lleno de paz interna y con una sensación intensa de profunda serenidad, tarareando la
canción de .iguel /íos) 1Escucha, hermano, la canción de la alegría, el canto alegre del ue canta
el nuevo día, ven canta, sigue cantandoB2 -oma contacto con tu darte cuenta interno. W%ómo te
sientesX
+hora imagina ue te encuentras en una tierra paradisíaca, donde todo viven en armonía"
la naturaleza, los animales. .ira a tu alrededor sin abrir los o$os y establece contacto con esa
armonía. &iéntela.
Aa puedes abrir los o$os.
<tras fantasías y vivencias gestálticas se encuentran descritas en otras dos obras del
mismo autor
9@, 9D
.
<*9* GRUPOS DE ENCUENTRO
<*9*%* )u!a/etos te,ricos
!os grupos de encuentro son una forma de establecer una adecuada relación humana,
ue se obtiene con la comunicación abierta entre los participantes, la honestidad, la toma de
conciencia, la responsabilidad, y además prestando atención a las emociones ue emergen en cada
miembro del grupo. +lgunos terapeutas consideran ue los grupos de encuentro proporcionan
más venta$as ue la psicoterapia individual, dado ue en el grupo la persona recibe más empu$e
ue en la relación interpersonal ue recibe en la terapia individual.
!os grupos de encuentro gestálticos enfatizan en todo momento el concepto existencial
del auí y el ahora, unido al cómo. Estos conceptos, como he mencionado en otra parte de este
libro, son los pilares en ue descansa la -erapia *estalt. ,or e$emplo, el terapeuta pregunta a
menudo al cliente, en el transcurso de la sesión) 1W%ómo se siente usted auí y ahoraX2
+demás de lo expuesto anteriormente, los grupos de encuentro son una forma de
psicoterapia ue enfatiza el ue la persona enfrente sus propios problemas o conflictos
existenciales, lo ue le permitirá lograr un me$or funcionamiento de su potencial humano. En
general, los grupos de encuentro parten del principio de ue cada uno es responsable de su propia
conducta y existencia.
,or otra parte, los grupos de encuentro contienen elementos educativos y recreativos ue
crean condiciones ambientales ue desembocan en un uso más satisfactorio de las capacidades
personales.
En los grupos de encuentro gestálticos la persona vive, siente y experimenta nuevas
conductas. E$emplo) pasar de 1no puedo2 a 1no uiero2" actuar de forma diferente" hacer o decir
cosas ue corrientemente la persona no haría o diría. +simismo en el grupo el individuo puede
lograr establecer contacto y al mismo tiempo puede experimentar la separación o la desunión, lo
ue proporciona el euilibrio uniónSseparación.
!a teoría de la personalidad
9E
, ue sustenta los grupos de encuentro, asume ue el
crecimiento óptimo del ser humano está frenado por los traumas físicos y psíuicos ue padece la
persona, y por el uso limitado ue hace del potencial ilimitado del ue dispone. &eg#n esta teoría,
tanto lo corporal como lo psíuico son percibidos como manifestaciones de la misma esencia, lo
ue $ustifica ue el tratamiento o la psicoterapia impliue la intervención en ambas dimensiones
de la persona.
!a psicoterapia en su modalidad de grupos de encuentro se basa en tratar a la persona
como una totalidad bio5psico5social5espiritual. En algunas intervenciones se hipotetiza ue las
emociones de algunas personas han sido inhibidas o reprimidas por la cultura en ue ésta vive o
ha vivido, con el fin de recuperar estas emociones perdidas" el cuerpo de estas personas tiene ue
estar aseuible al darse cuenta. El encuentro ue se produce en los grupos enfatiza el estar abierto
a los demás y consciente de lo ue está pasando, de tal forma ue la persona llegue a darse cuenta
de la realidad de sí mismo y la de los otros, incluyendo su forma de hablar, de moverse, sus
estados emocionales, sus reacciones hacia los otros e incluso su salud física.
8ach
9;
y &toller
9:
fueron los pioneros de los grupos de encuentro tipo maratón, y desde
entonces este estilo de crecimiento del potencial humano ha sido cada vez más utilizado
3M, 39, 33, 3>, 3?,
3@, 3D.
8ach ha se(alado) 1El grupo de encuentro maratón ha resultado, después de tres a(os de
práctica y de investigación, como el más directo, el más eficiente, y el más económico antídoto de
la alienación, fragmentación y otras problemáticas de la salud mental de nuestro tiempo2
3E
.
&in embargo esta afirmación tan rotunda ha sido criticada por *uinan y Noulds
3;
, ue
consideran ue al no existir soporte de investigación científica, la afirmación es in$ustificada. Es
así como estos dos autores F*uinan y NouldsG investigan, en el traba$o anteriormente citado, el
crecimiento personal ue se obtiene con los grupos de encuentro tipo maratón, partiendo de la
hipótesis de ue uno de sus efectos se centra en inducir cambios en la dirección de incrementar
positivamente la salud mental y el crecimiento personal. !os 93 su$etos de esa investigación FD
hombres y D mu$eresG eran estudiantes universitarios. %omo instrumento de medida los
investigadores optaron por -he ,ersonal <rientation Knventory F,<KG, dise(ado por &hostrom
3:, >M,
>9.
El maratón tuvo una duración total de >M horas repartidas en un fin de semana. !os terapeutas,
autores de la investigación, utilizaron con el grupo experimental una orientación gestáltica. !os
resultados indicaron diferencias significativas entre los punta$es promedio del pretest y el postest,
entre el grupo experimental y el grupo control de este estudio" los primeros cambiaron
significativamente en una dirección positiva en E de las 93 escalas del ,<K, en tanto ue el grupo
control no obtuvo cambios significativos, comparando los punta$es de las escalas en el pretest y el
postest, con lo ue la hipótesis de esta investigación Fa saber, ue los grupos de encuentro tipo
maratón tienen efectos ue producen cambios ue permiten incrementar en forma positiva la salud
mental y el crecimiento personal de los participantesG uedó confirmada.
%arl /ogers considera ue los grupos de encuentro son 1uno de los avances más
interesantes y apasionantes de nuestra época2
>3
.
&e ha reportado ue el primer grupo de encuentro fue dirigido
>>
a los líderes
comunitarios en 9:?D. +unue de una forma estructurada fueron los =ational -raining
!aboratorios F=-!G, de 8ethel, .aine, los ue más tarde implantaron la técnica de grupo -
F-raining *roupG, ue inicialmente tenía características educativas y después tomó caminos
terapéuticos al aplicarse estos grupos - a 1gente normal2. Entre los beneficios ue obtienen los
participantes en los grupos de encuentro, Elmore y &aunders han se(alado) 1&ignificativamente el
individuo ue se libera suficientemente como para implicarse en estas técnicas y llega a estar
inmerso en ellas frecuentemente aduiere un marcado sentido de ayuda, libertad, alivio y afecto
hacia las otras personas después de un encuentro. +simismo la tendencia a expresar conductas
inapropiadas o emociones patológicas no parece seg#n los autores ue aumente, sino ue
decrecen después de un grupo de encuentro2
>?
Estos mismos autores en el artículo citado se(alan ue el informe de la +sociación
+mericana de ,siuiatria FThe Tas2 6eport 3G, considera ue los grupos de encuentro contienen
las siguiente características) se rebelan contra el orden establecido" imponen la necesidad de
formación" enfocan en el 1ahora2" en el 1hacer sus propias cosas2" y enfatizan en la autenticidad,
la meditación y la transparencia total. +demás de ue estos grupos de encuentro pueden ser
percibidos como un oasis social, en el ue las normas de la sociedad son explícitamente
transgredidas. !as normas de grupo en un grupo de encuentro motivan a ue los miembros
expresen sus propias dudas y deseos irrealizados de intimidad y aprecio.
!a literatura sobre los grupos de encuentro en -erapia *estalt es muy escasa, tanto ue
un buen libro con este enfoue de psicoterapia escrito por !atner dedica #nicamente cuatro
páginas
>@
a este tema en el apartado 1.odalidades de la -erapia *estalt2. .ás recientemente
Neder y /onall editaron un libro sobre grupos de encuentro gestálticos, con un título algo similar a
este ue nos ocupa) Aás allá de la silla caliente0 enfoque &estáltico al &rupo
:6
, aunue existen
varias diferencias siendo una de ellas ue la obra en cuestión está escrita por varios autores5
colaboradores y ésta es de un solo autor. !a obra de Neder y /onall contiene varias virtudes" entre
ellas, tiene la valentía o el cora$e de dedicar un capítulo
>E
al tratamiento gestáltico de
homosexuales y bisexuales, tratamiento centrado en la comunidad terapéutica. El referido
capítulo finaliza con una cita tomada de Nritz ,erls por Lelley
>;
) 1El hombre ue puede vivir en
contacto con su sociedad, sin ser tragado por ésta, ni tampoco retirándose de ésta completamente,
es la persona bien integradaB la meta de la psicoterapia es crear ese hombre. !a idea de una
comunidad en la ue teniendo sus necesidades determinadas cada miembro participe en el
beneficio de todos. Una tal sociedad estará en contacto con sus miembros2
>:
. F!a cursiva es
nuestraG.
Este tópico me recuerda ue en una ocasión
?M
un canal de televisión me solicitó hacer un
comentario de una película ue trataba sobre la vida de un $oven abogado ue había contraído el
síndrome de inmunodeficiencia aduirida F&K0+G" este comentario era un reuisito ue establecía
la censura para autorizar proyectar dicho filme en la televisión" naturalmente ue acepté el reto.
Ti la película e hice el comentario, a#n tomando conciencia de ue este comentario era un
reuisito 1social2 y no precisamente 1moral2, ue desculpabilizaba o eximía de toda
responsabilidad a los miembros de la censura ue habían impuesto esta condición a la televisión.
Esto indica cómo una sociedad de represión sexual pretende ue el individuo se 1a$uste2 a la
misma, cuando en ocasiones lo ue se reuiere, lo ue es más 1sano2, es lo contrario) ue la
sociedad se adapte al individuo, ue el todo Fla sociedadG se adapte a sus partes Fel individuoG.
Esta forma de percibir las 1desviaciones2 de las normas socioculturales establecidas ha hecho el
ue muchas de estas personas 1desviadas2 Fhomosexuales, bisexuales, delincuentes, criminales,
adictos a la droga y al alcohol, etc.G busuen para su tratamiento a terapeutas gestálticos sin
pre$uicios sociales introyectados. 7ace ya más de ?M a(os ue ,aul *oodman
?9
, coautor con Nritz
,erls y ,aul 7efferline de Terapia Gestalt, escribía) 10ebemos permitir y motivar la satisfacción
sexual de los $óvenesB con el fin de liberarlos de sumisiones ansiosas2
?3
.
!a -erapia *estalt respeta la integridad de la persona y no establece $uicio de valores
sobre sus clientes. [nicamente la persona misma es responsable de sí misma, es ella la ue decide
ué camino tomar" el facilitador, por medio de experimentos vivenciales, enfrenta a la persona a
diferentes caminos, después ella elige, tomando conciencia de ue su decisión es responsabilidad
suya, lo ue significa ue el terapeuta no resuelve los problemas de la gente sino ue ayuda a la
gente a ue los resuelva por sí misma.
&obre otro tema /ogers parece ignorar o desconocer los principios de la -erapia *estalt
cuando escribe) 1*rupo gestáltico. El énfasis recae en un enfoue terapéutico gestáltico en el ue
el terapeuta experto se dedica por entero a un individuo a la vez, desde un punto de vista
diagnóstico y terapéutico2
?>
.
+unue este enfoue individual en los miembros de un grupo se daba en los a(os
cincuenta por Nritz ,erls, el maestro de la -erapia *estalt, /ogers parece haberse uedado fi$ado
en esos tiempos y no haber seguido la evolución de la psicoterapia *estalt. +hora el enfoue
grupal gestáltico es otro, como veremos ampliamente más adelante, cuando tratemos las
intervenciones grupales. .uchas de las intervenciones grupales de la -erapia *estalt son
dirigidas a la totalidad de los participantes por medio de fantasías dirigidas, vivencias,
experimentos, etc., y #nicamente a veces el terapeuta centra su atención e intervención en una sola
persona del grupo. ,or otra parte, raramente esta intervención grupal tiene un carácter de
diagnóstico, poco utilizado en -erapia *estalt, a no ser ue se trate de hacer investigación
psicoterapéutica, como veremos más adelante con el test NK/<. En tercer lugar, no siempre los
grupos de encuentro son terapéuticos en el sentido estricto ue se da a este término, aunue
algunos sí lo son, otros son de crecimiento del potencial humano y otros son formativos, dirigidos
a futuros terapeutas gestálticos.
Unas páginas más adelante, en la misma obra, /ogers al referirse a los 1hilos comunes2
de los grupos se(al) 1Esta descripción de los aspectos básicos de la experiencia uizá se a$uste a la
mayoría de los grupos, aunue sería menos aplicable a la terapia guestáltica y otros grupos en los
ue el coordinador se hace cargo en mayor medida de la situación y "anipula más a los su$etos2
??
.
!o ue de nuevo demuestra su desconocimiento de la teoría y aplicación de los grupos
de -erapia *estalt, en los ue manipular no es el ob$etivo, aunue sí el terapeuta gestáltico evita,
cuando se da cuenta, ser manipulado por el cliente. &eguidamente /ogers retoma el tan conocido
concepto del auí y el ahora y se contradice con el $uicio ue había establecido anteriormente)
1=o me agrada la regla) %harlaremos del auí y el ahora2
?@
. +uí está la contradicción) 1Es obvio
ue el grupo de encuentro tiene ciertas implicaciones existenciales, por su tendencia creciente a
poner .nfasis en el aquí y el ahora de los sentimientos humanos y del propio vivir2
?D
.
+fortunadamente, en los orígenes de los grupos /ogers concede un puesto de honor a la
*estalt" si no hubiera sido así, se podría haber pensado, por todo lo expuesto anteriormente, en un
asunto inconcluso de /ogers con la -erapia *estalt ySo con su fundador, aunue tampoco esta
citación ue sigue no uiere decir ue no lo tenga) 1+sí, pues, las bases conceptuales de todo este
movimiento fueron, al principio, el pensamiento leRiniano y la psicolo&ía de la Gestalt, por un
lado, y la terapia centrada en el cliente, por otro2
?E
.
A esta formulación puramente guestáltica) 1En cualuier grupo, en alg#n grado, aunue
especialmente en los llamados cursos académicos ue conduzco, a la manera de un grupo de
encuentro, mi gran anhelo es tener presente a la persona en su totalidad, en ambas modalidades,
las afectivas y las cognitivas2
?;
.
A a#n más, en la %onferencia sobre la evolución de la psicoterapia, /ogers ante una
pregunta ue le formularon, relacionada con los cambios en percibir la psicoterapia ue él había
experimentado en el transcurso del tiempo, responde) 1Ao no siento ue con un cliente se debe
emplear un enfoue determinado, ue con un cliente debo emplear el enfoque Gestalt y con otro
algo diferente, siendo ue la psicoterapia es una interrelación y la calidad de la interrelación es la
ue va a ayudar o no al cliente2
?:
.
+firmación con la ue todas las psicoterapias no están en desacuerdo, incluso /onald
!aing, ue di$o en la referida %onferencia) 1!a gente ue llega a psicoterapia, ue desea entrar en
psicoterapia, busca la interrelación2
@M
.
!os grupos de encuentro gestálticos ue diri$o, a menudo con los miembros del grupo
sentados en círculo
@9
, se centran en las necesidades específicas ue tienen sus miembros,
considerando también el tiempo ue dispone de 1vida2 el grupo. El tiempo en ue son sometidos
los participantes a la vivencia o experiencia grupal, no es el mismo en un grupo de demostración
de la -erapia *estalt de una duración de tres horas, ue en un seminario5taller de un fin de
semana con una duración de uince o veinte horas. +demás algunos grupos están compuestos de
terapeutas en formación, e$emplo) cursos a psicólogos en la universidad y en otras instituciones
como las de salud mental. <tros cursos van dirigidos o están abiertos a personas de diferentes
profesiones, e incluso sin profesión específica, gente ue lo desea y busca en los grupos encontrar
me$ores formas de relacionarse con ellos mismos FintrapersonalG y de interrelacionarse con los
otros FinterpersonalG. <tras personas buscan en los grupos de encuentro aprender algo de ellas
mismas, otras incrementar el darse cuenta, tomar conciencia de asuntos inconclusos ue tengan y
cerrarlos, etc. + todos ellos la -erapia *estalt ofrece un modelo de crecimiento ue sit#a el
acento en lo ue el grupo vive en el 1auí y el ahora2, en el darse cuenta, en la toma de contacto,
en el cómo de la existencia y no en el por ué, en la totalidad de la persona, en el ser de la persona
y no en el tener" una persona es su mano, su corazón, su intelecto y no es ue ten&a una mano, un
corazón, etc. Bo tene"os una vida, so"os una vida. Esta diferenciación entre tener y ser es un
principio básico de la -erapia *estalt.
En el transcurso de mi intervención con grupos ofrezco, simultáneamente con la
vivencia grupal, miniconferencias de la -erapia *estalt y el proceso de cambio. !ógicamente esta
parte teórica es amplia en los grupos formativos de psicoterapeutas y es mínima, e incluso a veces
nula, en grupos terapéuticos con gente ue padece trastornos severos de la personalidad
Fdrogadictos, alcohólicos, psicóticos, deficientes mentales, etc.G. 4uiere decirse ue la
metodología a aplicar en grupos varía seg#n sea la composición de sus miembros, lo ue
determina las características del grupo) formativo, de crecimiento y terapéutico.
En los grupos de encuentro gestálticos
@3
se utilizan dos modelos de intervención. Uno de
ellos es el practicado por la Escuela *estalt de %leveland, el *estalt Knstitute of %leveland F*K%G,
y ue se conoce como el proceso orientado en el modelo de grupo, en el ue el acento se sit#a
especialmente a nivel de la relación interpersonal. El otro enfoue, el proceso orientado en el
modelo individual, opuesto al anterior, como su nombre indica, sit#a como figura la intervención
intrapersonal de los miembros del grupo, ocupando el fondo la relación interpersonal ue se da
entre los participantes y la de éstos a su vez con el facilitador del grupo. Este #ltimo modelo
corresponde al ue predominaba en los inicios de la -erapia *estalt y por lo tanto era
ampliamente utilizado por Nritz ,erls, como ya lo hemos mencionado. Lepner
@>
ha logrado una
mutación de estos dos aborda$es terapéuticos al describir el proceso grupal como un modelo en el
ue el facilitador, con lentes bifocales, presta atención por una parte al desarrollo de los
individuos en el grupo y por otra parte al desarrollo del grupo como un sistema social" uiere
decirse ue considera el todo y las partes ue contiene el todo.
En el con$unto de grupos de encuentro ue han sido desarrollados por el *estalt Knstitute
of %leveland
@?
, entre otros se ofrece) &rupo de encuentro introductoria para pare$as, ue tiene
como ob$etivo enfatizar los métodos para incrementar el encuentro en la pare$a, experimentando
con nuevos métodos de comunicación entre las mismas. !as pare$as examinan sus propios
sistemas y comparten con los sistemas de las otras pare$as. Kdentifican y exploran áreas de
contacto y conflicto, así como las exigencias y las necesidades individuales de la interrelación.
<tro de los talleres es de enriqueci"iento fa"iliar. +uí se pretende ofrecer soporte al
incremento de la comunicación y al desarrollo de las destrezas de evolución, utilizando para ello
la clarificación del rol de coHparentar en oposición con el padre #nico, promoviendo el darse
cuenta y la apreciación de diferencias y necesidades individuales de cada miembro de la familia,
y clasificando los valores familiares. En este taller participaban también ni(os y adolescentes de
; a 9@ a(os de edad. En estos grupos de encuentro también se ha tenido en cuenta las necesidades
ue tienen los hi$os de edad más avanzada y ue tienen padres en la tercera edad, lo ue
proporciona a los hi$os una excelente oportunidad de aprender acerca de y discutir con los otros
miembros del grupo de encuentro, en un medio ambiente protegido, los cambios en las
interrelaciones familiares y la dinámica familiar ue va emergiendo en forma natural a medida
ue los padres y sus hi$os van enve$eciendo. Este tipo de taller se recomienda a pare$as ue
reconozcan la importancia de anticiparse a cambios en los estilos de vida y cambios situacionales,
así como la comunicación abierta en temas ue traten sobre estos desarrollos de las familias.
(ituaciones a enfrentar antes de casarse0 está dise(ado para personas solteras, pare$as
ue se encuentran en una 1situación primaria2 y pare$as ue planean casarse. 1Entre las personas
inteligentes la base más segura para el matrimonio es la amistad) compartir los intereses, la
habilidad para discutir las ideas de cada uno y comprenderse en lo ue se piensa y se sue(a2
Fvéase *ibran, 1eloved Prophet$. Este taller ofrece a los participantes la oportunidad de
establecer una base firme para el matrimonio por medio de la integración de un enfoue
inteligente al matrimonio con sentimientos de amor.
=o"ple"entariedad en el "atri"onio0 enfoca en el aprendiza$e para apreciar diferencias
entre cada uno de la pare$a. &e traba$a con conflictos y la resolución de los mismos, se enfatiza en
la apreciación de la historia y desarrollo como pare$a.
Padres sustitutos0 algunas nuevas alianzas entre dos personas implican a menudo los
hi$os de uno de ellos o ambos. Nrecuentemente estos hi$os son vistos como parte del 1pauete del
convenio2, no libremente elegidos como son los miembros de la pare$a misma. Existen muchos
mitos desafortunados y con expectativas no realistas en lo ue se refiere a estos nuevos roles) 1&i
me amas tienes ue uerer a mis hi$os2, o 1!os hi$os de mi compa(eroFaG me amarán y me
apreciarán2. Este taller enfoca en cómo estos mitos y expectativas interfieren con el lento y a
menudo doloroso desarrollo en la interrelación entre los ni(os y sus padres sustitutos y lo ue se
puede hacer para facilitar este proceso. El taller está abierto tanto a pare$as como a personas
solas.
%uando la pare$a no encuentra otro camino ue la separación o el divorcio pueden
participar en un grupo de encuentro ue va más allá de la separacin o el divorcio. Este taller
está dise(ado tanto para auellas personas ue ya están separadas o divorciadas como para
auellas ue están en proceso de hacerlo" auí se confrontan loa asuntos inconclusos, los
sentimientos o emociones ue estas situaciones evocan, siguiendo en la ruta ue conduzca a
oportunidades de crecimiento del potencial humano de cada participante, ue permita el comienzo
de una nueva *estalt ue se abre resolviendo y cerrando antes la situación inconclusa. El ob$etivo
de este taller reside en afrontar períodos de transiciones en la vida, hacer frente a las alteraciones
en el estilo de vida utilizando recursos tanto emocionales como cognoscitivos.
0e más duración ue los talleres anteriormente citados, ue suelen llevarse a cabo en un
fin de semana de aproximadamente 9? horas de traba$o, es el pro&ra"a para pare'as. Este
programa ense(a un enfoue *estalt a la forma de vivir las pare$as y les proporciona la
oportunidad para traba$ar sus situaciones actuales" consta de un taller de fin de semana y de una
sesión semanal de ? horas, durante ; meses. Una parte de cada sesión se destina a presentar
conceptos gestálticos y su aplicación a la vida cotidiana de la pare$a, siguiendo experimentos
vivenciales dise(ados para ue los conceptos 1tomen vida2. Una segunda porción de cada sesión
enfoca en el traba$o con los asuntos de la pare$a, los cuales son estimulados a emerger por el
material ue se ha visto anteriormente y la experiencia cotidiana de cada pare$a. !as pare$as en
este programa aprenden y experimentan los conceptos de la *estalt tal como éstos se relacionan
con el funcionamiento de cada miembro de la pare$a, desarrollan destrezas específicas de pare$a,
exploran tópicos de pare$a, traba$an asuntos personales, contribuyen al desarrollo del crecimiento
en la aplicación de la *estalt a la vida de pare$a. El grupo de participantes se limita a seis pare$as
ue llevan $untas como mínimo un a(o y ue se encuentran en proceso de separación o de
divorcio.
Un extracto del material de un taller ue dirigí
@@
, a un grupo de padres con hi$os
deficientes mentales servirá para ilustrar las metas de este tipo de grupo de encuentro con
participantes homogéneos en lo ue se refiere a vivir una misma situación" en este caso tener hi$os
deficientes mentales. El taller tuvo una duración de cuatro horas y consistía en cerrar situaciones
con seis pare$as, ue anteriormente habían seguido doce sesiones de aproximadamente dos horas
cada una, en -erapia de familia *estalt. Este encuentro final con las pare$as comienza con un
e$ercicio, seguidamente se hace un experimento de fantasía mental dirigida ue consiste en cerrar
los o$os e imaginarse cada uno a sí mismo caminando en un campo verde, visualizando flores de
diferentes colores, más adelante se ve un puente, se pasa por éste y se llega a una casa en donde
habita y se encuentra una familiar" la persona sigue caminando, sube una colina y llega a una
cueva. 0espués de todo este recorrido la persona regresa al lugar de partida pasando otra vez por
los mismos lugares.
+l finalizar esta vivencia y pedir a los participantes ue comuniuen lo ue 1vieron2,
una madre la asoció con su vida real diciendo) 1+l pasar por la casa, miré a la ventana y vi a una
ni(a con retardo, entré y saludé a la madre y $ugué con la ni(a2, a lo ue el facilitador FNG
recreando la situación dice)
N) W4ué siente al ver a la ni(aX
.adre F.G) .e hace pensar en mi chiuita.
=o cabe ninguna duda de la influencia ue tiene la realidad cotidiana en la fantasía
dirigida y de la necesidad ue tenía y tiene la madre de ue la gente $ugase con su hi$a con retardo
mental, necesidad manifestada en sesiones de psicoterapia anteriores ue se hicieron con ella y su
esposo.
+ la invitación del facilitador de si alguien deseaba traba$ar alg#n asunto, una
participante di$o) 1-engo un problema con +ntonio, mi hi$o mayor, de 93 a(os, él rechaza a !uisa
ue tiene retardo. %uando ella nació yo le descuidé totalmente a él, sentía rechazo, sería por ser
mu$er !uisa ue yo me incliné más por ella. Un día +ntonio me di$o ue si yo ponía a !uisa en su
escuela Fen aula diferenciadaG, él se mataría.2
+uí interviene el esposo, el padre de +ntonio) 1Ella sobreprotege a +ntonio. + veces
yo le doy un permiso para hacer algo y ella dice) W,ara ué se lo dioX Ao ya le había dicho ue
no.2
.) &í él es muy inocente y también es muy bueno con !uisaB Ao lo ba(o y le hago
todo. Yl es muy bueno, pero yo vivo con eso de ue lo descuidé mucho por dos
a(os, incluso siento una laguna, hay cosas ue no recuerdo.
N) =o se acuerda o no uiere acordarse.
.) =o me acuerdo, yo trato pero no puedo, ni siuiera logro ubicarme en la época.
Este proceso indica cómo esta madre toma conciencia del rechazo ue siente hacia su
hi$o, tal vez esto haga ue se resista a establecer contacto con su pasado, a recordar.
&eguidamente contin#a)
.) Ao rechacé a mi hi$o normal y me dediué a ella, siento ue no he sido una buena
madre.
N) Fse dirige al esposoG W4ué piensa usted al oír a su esposa lo ue acaba de decirX
,) =o, es ella, yo no. Ao he sido un buen padre. Ao considero ue no tengo
problemas con él, no es ue me crea un superpapá, pero no me siento culpable
como ella.
+uí interviene la madre)
.) &í, yo siento ue desplacé todo hacia !uisa Fvoz suave y entrecortadaG, no he sido
buena madre Fo$os humedecidosG.
N) W&iente usted ganas de llorar, %eciliaX
.) &í
N) 7ay algo ue se lo impida.
.) =o sé, a veces como yo me reprimo muchas cosas, no uiero molestar a nadie.
N) W+ uién puede molestarX
.) + +lberto.
N) ,reg#nteselo a él.
.) Fdirigiéndose a su esposoG W-e molesta ue lloreX
,) &í, no me gusta ue llores.
El facilitador retomando un tema urgente a tratar ue había emergido anteriormente se
dirige al esposo) 1+lberto, Wcómo se siente al saber lo ue dice un ni(o de doce a(os, su hi$o, de
ue pudiera matarseX !a situación ue planteó antes su esposa.2
,) =aturalmente no me gusta.
+uí interviene la madre) 1+hora no sé si llevar o no a !uisa a la escuela de mi hi$o
+ntonio.2
N) W4ué le respondió su hi$o +ntonio cuando usted le di$o ue iba a llevar a !uisa a su
escuelaX
.) 4ue no debo llevarla.
N) W4ué le parece a usted ue es me$or, de acuerdo con lo ue él le ha dicho.
.) 4ue no debo llevarla.
N) WA ué es lo ue va a hacer ustedX
.) =o la llevaré.
N) I%laroJ Usted le preguntó a él y él no uiere" a los ni(os, como a todo el mundo, se
les debe respetar. Kmagine usted lo ue significa para un preadolescente, como es
su hi$o, admitir ue tiene una hermana con retardo. !o ue no uiere decir ue no
debe poner usted a !uisa en otra escuela con aula diferenciada, eso sí, ue no sea la
escuela formal a la ue asiste el hermano.
<*9*9* Gru+os !e ecuetro gestálticos*
+ menudo al abrir un taller de -erapia *estalt lo hago con las siguientes palabras de
introducción)
+lgunos de ustedes conocen mi traba$o en -erapia *estalt, unos pueden pensar ue este
taller será interesante, otros ue será #nicamente un ensayo. -odos ustedes tienen en com#n el
tener diferentes expectativas de lo ue esperan del taller, sin embargo lo más difícil es lograr
completar el proceso de desaprender lo aprendido con otros enfoues de psicoterapia, mientras
viven la experiencia guestáltica. Una historia del budismo ilustra lo anterior) &e trata de un
profesor de una universidad, y le explica ampliamente todo lo ue sabe y conoce, aunue desea
aprender del maestro ué es el zen. El maestro le escucha atentamente y le invita a tomar una taza
de té. +l llenar el maestro la taza de té de su invitado el líuido se derrama, lo ue es advertido
por el doctor diciéndole ue el té se está desbordando, a lo ue el maestro responde) 1%orrecto,
usted llega como una taza de té llena, todo lo conoce, Wcómo puedo ense(arle yo nadaX W0ónde
va a entrar lo ue le ense(eX 7asta ue usted no llegue vacío no puedo ofrecerle absolutamente
nada.2 En pocas palabras lo ue el maestro del zen transmite al profesor es ue para llenarse se
necesita antes vaciarse.
El segundo principio, después de vaciarse, es ue yo no estoy auí para ense(arles
absolutamente nada, sino ue estoy auí para compartir con ustedes cómo yo aprendí a hacer
-erapia *estalt. En este punto concuerdo plenamente con %arl /ogers cuando dice) 17e llegado
a creer ue los #nicos conocimientos ue pueden influir en el comportamiento de un individuo
con auellos ue él descubre por sí mismo y se apropia2
@D
.
%on otras palabras *ibran dice lo mismo) 1El maestro ue pasea a la sombra del templo,
entre sus discípulos, no da su sabiduría, sino más bien su fe y su afecto. &i de verdad es sabio, no
os obligará a ue entréis en la casa de su sabiduría) os guiará sólo hasta el umbral de vuestra
propia inteligencia
@E
2
0e auí la importancia ue tiene en psicoterapia el ue el cliente descubra por sí mismo,
llegue al continuo del autodarse cuenta, lo incremente con la ayuda del facilitador, lo ue es
completamente contrario a la interpretación terapéutica" se traba$a en -erapia *estalt con el cómo
y el para ué y no con el por ué, interesa el cómo se siente una persona, cómo le afecta y cómo
enfrenta una situación, para ue realice una conducta o acción determinada.
0espués de esta introducción verbal paso a una sencilla experiencia grupal de
presentación de cada participante, la cual consiste en ue cada uno diga su nombre y algo más de
sí mismo si lo desea. Esto va acompa(ado de un e$ercicio motor para el ue me sirvo de una
made$a de lana u ovillo de hilo) yo comienzo presentándome y después ue lo he hecho lanzo el
ovillo a otra persona del grupo reteniendo la punta, la ue lo recibe se presenta y después lanza el
ovillo a otra persona, reteniendo todos los participantes una parte del hilo del ovillo en sus manos
y eligiendo a uién se lo lanzan hasta ue todos han recibido el ovillo y se han presentado. +
finalizar este entretenido experimento ue permite darse cuenta de uien se dirige a uién o uién
elige a uién, ueda al interior del grupo gestáltico una telara(a imposible de desenredar. +sí
comienza el grupo, como una telara(a. El rol del facilitador, en el tiempo ue dure el encuentro,
consiste en 1desenredar2 a cada uno y al grupo. I!o ue es más difícil de desenredar es el enredo
ue se hace en el ovillo, lo ue uiere decir ue para cada taller con esta modalidad de inicio se
reuiere un nuevo ovillo de lanaJ
.uchas veces en el transcurso de un taller me sirvo de metáforas, historias, anécdotas, y
toda clase de estrategias terapéuticas ue puedan ayudar al desarrollo del proceso. Entre mis
preferidas está ésta) 1Una historia sufí cuenta ue un hombre murió en un accidente. !a gente del
lugar exclamó) I4ué lástimaJ 0espués se supo ue el hombre ue murió en ese momento iba
camino del palacio para asesinar al buen califa. Entonces la gente di$o) I4ué dicha ue ese
hombre murióJ +(os más tarde el buen califa se convirtió en un tirano para su pueblo y la gente
entonces di$o) I4ué lástima ue el hombre ue murió hace a(os en el accidente no lo hubiera
asesinadoJ2
7istoria ue ilustra cómo las cosas cambian y cómo a todas las partes de un
acontecimiento FtotalidadG hay ue considerarlas tomando siempre en consideración el todo. A,
en tercer lugar, cómo las cosas ue un momento determinado pueden ser positivas, agradables o
deseadas, se pueden convertir en otro momento en su opuesto o contrario.
<tra historia antigua china cuenta ue el maestro uería ue sus discípulos vieran el sol,
para ello el maestro se(alaba con su dedo el lugar en ue éste alumbraba. +lgunos discípulos,
1adormecidos2, miraban al dedo del maestro creyendo ue éste era el sol. <tros, los 1despiertos2,
miraban no al dedo sino en la dirección ue el maestro se(alaba con su dedo. 7istoria ue se
relaciona con la dependencia5independencia de los pacientes en psicoterapia, la transferencia ue
establecen algunos terapeutas con sus pacientes, los cuales miran al dedo del terapeuta.
-ambién utilizo algunos cortos pensamientos como) 1El hombre superior camina por la
vida sin tener una acción preconcebida o tab#. &implemente decide en el momento lo ue es más
correcto hacer2 F%onfucio, /naclets$.
!o ue significa 1caminar2 en el auí y el ahora, enfrentar las cosas en el momento ue
ocurren o se presentan. < como dice la letra de una conocida canción) 1=o se piensa en el verano
cuando está cayendo la nieve2. !o ue además se aplica a alguien ue se encuentra deprimido"
para salir de su depresión tiene ue vivirla, sentirla plenamente. %ada momento existencial
reuiere su emoción y ésta se manifiesta acorde al momento.
Un pensamiento ue se aplica a los principios de la *estalt, las partes y el todo) 17ay
personas ue ven #nicamente un árbol FunidadG y no ven el bosue FtotalidadG.2 !o ue uiere
decir ue en psicoterapia es necesario ue el terapeuta sea capaz de ver el todo de la conducta de
su paciente, lo verbal y lo no verbal FfenomenológicoG, lo emocional, lo mental, lo físico y lo
espiritual.
A otros pensamientos escritos por *ibran, en El profeta
MJ
. ,!ástima ue los ciervos no
puedan ense(ar su velocidad a las tortugas2 Fp. D?G. 1,orue para el fruto dar es una necesidad,
de igual modo ue recibir lo es para la raíz2 Fp. D?G. 1Tuestro amigo es la respuesta a vuestras
necesidades2 Fp.@EG. 1Bel viento habla con igual dulzura a los gigantescos robles ue a las
hierbas más insignificantes2 Fp. 3:G.
A éste de /abindranath -agore) 1+gradece a la luna su luz, pero no olvides el pie del
candil ue constante y paciente la sostiene en la sombra.2
A dos anónimos) 1A lloraba porue no tenía zapatos, hasta ue vi a otra persona ue no
tenía pies.2 14uien perfuma una rosa se euivoca dos veces, pues la rosa se seca y el perfume se
va2.
Estos #ltimos pensamientos están tan claros ue no reuieren ning#n comentario.
!o ue sigue es una serie de experimentos gestálticos ue se utilizan cuando se traba$a
con grupos en talleres
@:
. -anto estos experimentos como las fantasías dirigidas anteriormente
indicadas, deben aplicarse en las situaciones ue lo reuieran" el facilitador elegirá y se servirá de
uno de estos experimentos o dise(ará uno propio cuando el proceso en el ue se encuentre el
grupo así lo reuiera. En decidir ué experimento o fantasía aplicar en ué momento reside la
creatividad y destreza del terapeuta, lo ue le diferencia del técnico de la psicoterapia.
Círculos de confianza. acunar el cuerpo
10e la cuna nos vienen las alegrías,
de la cuna nos vienen las tristezas.2
.iguel de Unamuno
7aced grupos de siete y colocaos en círculos cada subgrupo. 0urante el tiempo ue dure
este experimento manteneos en silencio, evitando el hablar, las risas o las sonrisas. 0e cada uno
de los subgrupos de siete una persona, ue lo desee, comienza a ser elevada y acunada, la persona
se coloca en el centro del subgrupo, con los o$os cerrados, los brazos cruzados sobre el abdomen,
el cuerpo recto y rela$ado. Una de las personas más peue(as del grupo se coloca detrás de la
persona ue está en el centro del círculo, las personas más altas a su lado, dos a cada lado. -odos
los de cada círculo se acercan a la persona del centro y la su$etan suavemente inclinando su
cuerpo lentamente hasta acostarlo en el suelo. Una vez acostada la persona, el más peue(o del
grupo sostiene la cabeza, los cuatro de los lados pasan las manos por deba$o del cuerpo ue está
acostado sobre su espalda. Ystos se entrelazan las manos ue tienen colocadas deba$o del cuerpo
del ue está acostado. El otro se coloca a sus pies y le su$eta éstos. &ubid los seis lentamente el
cuerpo ue tenéis en vuestras manos, todos al mismo tiempo, al mismo ritmo, cuidando ue el
cuerpo se mantenga recto. +hora ue ya está en alto, a la altura de vuestros codos, balancead o
acunad el cuerpo ue estáis su$etando, sin mover ninguno de los seis los pies, moviendo
#nicamente los brazos. %uando lo hayáis hecho varias veces descended el cuerpo al suelo, retirad
los seis las manos y esperad a ue la persona del centro abra los o$osB +hora cambiad a otra
persona del grupo, haced lo mismo. %ontinuad el experimento hasta ue todos los ue lo deseen
en el grupo lo hayan hecho.
Esta vivencia puede ayudar a las personas ue necesitan ue los demás se 1ocupen de
ellas2. -ambién puede impactar a las personas ue sienten o viven en soledad y mantienen
distancia con otras personas. Es un reuisito, para ue se cumplan los ob$etivos ue se persiguen
con esta vivencia, ue la persona ue es acunada sea levantada y balanceada con dulzura y
suavidad, sin brusuedades.
Una experiencia similar a la anterior es la del 1vaivén del cuerpo2
DM
, ue tiene como
ob$etivo el ue la persona en el centro sienta una experiencia de seguridad y confianza, ue le
ofrecen las personas del círculo en el grupo. !a persona ue se encuentra en el círculo del grupo
confía en ue las personas a su alrededor no la de$arán 1caer2, por consecuencia los ue forman el
círculo deben cuidarse de ue la experiencia sea de completa confianza para el ue se encuentra
vivenciándola en el centro del círculo. En una ocasión haciendo este experimento, de la persona
en el centro del círculo ue se balanceaba y era empu$ada suavemente por las personas a su
alrededor, una $oven estudiante de psicología al finalizar comentó) 1!a experiencia fue muy grata,
sentí ue mi cuerpo era acolchonadamente apoyado por el grupo, perdí la noción de la base de mi
apoyo Flos piesG y me sentí flotando, como si no tuviera cuerpo, fue para mí una experiencia muy
placentera, pocas veces vivida anteriormente2.
El testimonio anterior de vivir una experiencia evidencia ue los experimentos
gestálticos permiten un 1de$arse ir2 y al mismo tiempo permiten un darse cuenta de las emociones
ue se vivencian. &on como un ser y un no ser. <tro e$emplo de 1de$arse ir2 por medio de una
vivencia fue el ue relató una participante de un taller, como comentario después de haber
vivenciado el experimento conocido como 1hablando con el hombre sabio2
D9
. Este miembro del
grupo comunicó ue el 1hombre sabio2 era su abuelo, ue había hablado con él y le había
preguntado cómo es ue murió cuando ella tenía #nicamente cinco a(os de edad, ue lo
necesitaba Fasunto inconclusoG, a lo ue el hombre sabio le respondió) 1,orue todo el ue nace
muere, antes o después.2 %on esto esta persona cerró el asunto inconcluso ue tenía con su
abuelo desde hacía ya más de 3@ a(os.
Expresión facial
&entado con los o$os cerrados, comienza a sentir tu cara internamente, desde adentro, sin
tocártela con las manos. !ocaliza y siente la tensión interna de tu cara, concéntrate en lo ue está
ocurriendo internamente en tu cara y no intentes rela$ar ninguna de sus partes Fmandíbulas,
barbilla, o$os, me$illas, boca, nariz, ore$as, cuello, etc.G. !a localización de la calidad del
sentimiento emocional se da especialmente en los m#sculos de la cara. W7as localizado algunoX
%uando lo consideres conveniente puedes abrir los o$os.
Este experimento permite llegar al darse cuenta de la sensación y la emoción interna ue
la acompa(a.
Contacto corporal
1-odo hombre puede ser,
si se lo propone,
escultor de su propio cuerpo.2
&antiago /amón y %a$al
%on los o$os cerrados toma contacto con tu propio cuerpo. &i sientes alguna tensión ue
localizas en alguna parte específica de tu cuerpo, traba$a metafóricamente con ella. Es decir)
W4ué significa esa tensión en tu vidaX W&e refiere a tu relación interpersonal con alguna persona
afectivamente cercana a tiX %onviértete en el lugar donde focalizas la tensión. 7abla con esa
parte ue es parte tuya. W4ué te dice esa parteX &igue dialogando con esa parte en tensión hasta
ue ésta o el dolor localizado en tu cuerpo desaparezca.
+l final para salir de la rela$ación profunda en ue se encuentra inmerso tu cuerpo
comienza a respirar con respiración alterna) inspirando el aire por el orificio nasal derecho,
tapando para ello con un dedo el orificio izuierdo" espirando el aire por el orificio izuierdo y
tapando con un dedo el derecho. ,iensa al mismo tiempo ue haces esta respiración alterna ue al
inspirar y espirar aire tu cuerpo se carga de energía. 7az esta respiración cinco veces
completasB +hora ya puedes abrir los o$os.
Cerrar un taller
%on algunos grupos utilizo el siguiente procedimiento como despedida o cierre) todos en
círculo de pie, uno de ellos se sienta en una silla colocada en el círculo ue forma el grupo, otro se
va sentando en sus piernas y así sucesivamente van tomando asiento todos los participantes,
haciendo ue el círculo termine en el respaldar de la silla. 0e esta forma cada miembro da y
recibe soporte de otro miembro, soporte interpersonal, lográndose cohesión y contacto entre los
participantes en el grupo" hay algo ue los sostiene a todos y son ellos mismos. %on este
experimento se vive un sentimiento de comunión, de unión, de solidaridad grupal, de confluencia
positiva. Esta vivencia contiene un mensa$e corporal yo5t#. %uriosamente este yo5t# terapéutico
se traduce en la relación interpersonal ue se da entre la gente de algunos pueblos cuando una
persona da y la otra recibe, por e$emplo en la isla de 7aRai, tanto el ue da como el ue recibe
pronuncian la palabra "ahalo, ue significa 1gracias2. %ontrariamente a nuestras culturas
1avanzadas y tecnologizadas2 en ue uno expresa las 1gracias2 y el otro si responde puede ue
diga 1de nada2. 0ecir "ahalo euivale al yo5t#, ambas personas dan y reciben, lo mismo ue en
el encuentro terapéutico centrado en la relación yo5t#" tanto el cliente como el terapeuta dan y
reciben del otro. Es así como 1lo más importante para obtener éxito en una entrevista reside en el
grado en ue el paciente y el terapeuta desarrollen un sentimiento de comprensión compartida2
D3
.
Círculo de ca!ezas
-odos tumbados en el suelo, boca arriba, con los o$os abiertos, haciendo un círculo
interno con las cabezas y externo con los pies. ,or turnos cada uno se va a levantar, va a entrar en
el centro del círculo de cabezas y va a mirar despacio las caras de las personas acostadas,
paseándose dentro del círculo interno. 0espués de mirar las caras durante aproximadamente un
par de minutos se acuesta en el suelo, en el lugar de otro ue se levanta y repite la misma
operación. El experimento se va realizando así sucesivamente hasta ue lo hayan hecho todos los
del grupo ue lo deseen. +l mismo tiempo ue estás mirando las caras date cuenta de las
emociones ue emergen dentro de ti cuando caminas. W%ómo son las percepciones ue tienes
ahora cuando ves a las personas de esta formaX W%ómo percibes las caras y los o$osX .ira las
diferentes caras y detecta las ue existan. &i tienes necesidad de detenerte más tiempo mirando
una cara determinada, hazlo, lo mismo ue si necesitas pasar más rápido al ver una cara
específica. -oma conciencia de ué es lo ue ocurre en ti cuando te detienes en una cara o la
pasas de vista rápidamente W4ué sensación te produceX W4ué significado tiene para tiX
+hora ue todos habéis terminado vamos a comentar. W%uáles de vosotros habéis notado
alguna diferencia mirando las carasX W%ómo fue esa diferenciaX W4ué diferencia existe entre mirar
una persona estando los dos en posición frente a frente, a mirarla estando t# en posición vertical y
la otra persona en posición horizontalX
/ecientemente dirigí un taller tipo grupo de encuentro terapéutico y al hacer esta
vivencia del círculo de cabezas muchos de los ue se levantaron para ver las caras de los ue
estaban acostados en el círculo, comentaron ue veían las caras de sus compa(eros raras, ue eran
diferentes a como las habían visto antes, con la cabeza en posición vertical y no horizontal como
en el experimento" las caras o los rostros ahora cambiaban de forma, distorsionándose.
En ese mismo grupo, la #ltima en levantarse del círculo para observar las caras recibió
tal impacto ue inmediatamente de levantarse y mirar los rostros de sus compa(eros se fue a
sentar y estalló en una crisis profunda de llanto. &ituación ue tuve ue traba$ar individuamente,
por su gravedad. Esta persona di$o, seg#n sus palabras, ue su mente se había uedado paralizada
con la percepción de los rostros, ue había visto en ellos monstruos, y a#n minutos más tarde de
este experiencia y teniendo los o$os cerrados Fcubiertos con las manosG, los seguía viendo. .i
intervención con esta paciente se centró en volverla a la realidad, sacarla de su crisis alucinatoria,
traba$o ue me llevó 3M minutos y ue concluyó cuando al fin ella pudo percibirme, mirar a mi
cara sentado frente a ella. ,oco después, al seguir comentando, otra participante expresó ue a
ella la experiencia le había traído recuerdos del entierro de su abuelo. +lgunos de los
participantes en esta vivencia vieron las caras al revés y otro vio, en un $oven del grupo con barba,
a un verdadero 1diablo2.
Estas vivencias gestálticas son efectivas para tomar contacto con las emociones y
desarrollar la toma de conciencia. ,or e$emplo, en este experimento una participante sintió miedo
cuando vio las caras de sus compa(eros de grupo ue la miraban desde aba$o" al comentar en
grupo su vivencia pudo asociar su experiencia no grata con las situaciones vividas por ella en su
ni(ez, cuando sus padres se eno$aban con ella y la miraban de una forma parecida a la ue en ese
momento había experimentado.
Tarias personas de este grupo comentaron ue a pesar de ue creían ue conocían a sus
compa(eros de grupo Falgunos ya se conocían antesG, mirándoles desde arriba sus caras les eran
desconocidas. Estas vivencias gestálticas representan un intento por reestablecer la conexión
existente entre hablar acerca de un hecho o acontecimiento importante en la vida del individuo y
pasar al enfrentamiento o a la acción, lo ue implica la movilización de energía ue conduce al
contacto y más tarde al cierre" uiere decirse ue sigue las fases del ciclo de la experiencia ya
descrito con anterioridad.
!o anterior explica cómo los experimentos gestálticos, aunue sean dirigidos en forma
grupal, se convierten también en un traba$o individual" las interrelaciones y la diversidad de
personalidades en los miembros de un grupo permiten tomar conciencia de lo ue se es y de las
conductas propias, así como de otras formas posibles de ser diferente, formas ue se observan en
otras personas del grupo. %abe también se(alar lo delicado ue es hacer este experimento de ver
las 1caras tumbadas2 y otros experimentos de profundidad, por los asuntos inconclusos
1adormecidos2 ue se pueden 1despertar2 en los participantes. +demás de lo capacitado o
entrenado ue debe estar el facilitador para intervenir en forma individual cuando emerge alg#n
tipo de trastorno, cuando aparece en la toma de conciencia lo ue antes se encontraba en la zona
del no darse cuenta de la persona, como en el e$emplo citado de la paciente ue veía monstruos.
%uando se traba$a con un miembro del grupo el facilitador debe estar centrado
#nicamente en esa persona, ella en ese momento es figura y el resto del grupo pertenece al fondo.
+hora ue menciono centrarse en la persona recuerdo ue en la %onferencia sobre la evolución de
la psicoterapia, ampliamente referida en este libro, %arl /ogers Ftambién ampliamente citadoG, en
una sesión5demostración, frente a un cliente y delante de un auditorio de más de >MMM terapeutas5
observadores, concluyó la sesión comunicando al cliente ue durante la misma había estado
centrado en él Hpor algo el enfoue de psicoterapia rogeriano se denomina centrado en el cliente H
olvidándose por completo de la masiva audiencia de observadores. /ecomendando /ogers, en
esa ocasión, ue el terapeuta debe estar presente en la psicoterapia ue aplica a sus clientes.
-ambién fue curioso observar cómo /ogers realizó en esa misma sesión dos largos silencios, de
los ue emergió material altamente significativo para continuar elaborando el proceso terapéutico.
En un grupo de encuentro en el ue los participantes eran padres con hi$os con síndrome
de 0oRn
D>
, se realizaron seis sesiones grupales de cuatro horas cada una y participaron diez
pare$as ue tenían un hi$o con síndrome de 0oRn. El ob$etivo de este grupo de encuentro era
vivencial gestáltico y no teórico. En este taller un padre relató ue él antes de casarse sufría de
1nervios2, le vio un especialista médico y le sugirió ue no sería conveniente para él tener hi$os,
ue éstos podrían nacer con problemas. +l casarse y tener un hi$o su esposa, la profecía
autorrealizadora se cumplió y éste nació con síndrome de 0oRn" entonces el padre, recordando lo
ue le había dicho el especialista, se sintió culpable del nacimiento de su hi$o en esas condiciones
físicas. -odo esto lo 1habló2 en la primera reunión del grupo, sin embargo a#n no se decidía a
traba$ar con ese asunto, #nicamente deseaba 1hablar2 de la situación. Una participante le di$o ue
no tenía 1por ué2 sentirse culpable de ue su hi$o naciera como nació. En ese momento enfrenté
a dicha persona explicándole ue cada uno tiene su 1realidad2, los sentimientos ue cada uno
tiene su 1realidad2, los sentimientos ue cada uno tiene no desaparecen 1hablando2 de ellos, se
reuiere traba$arlos. +demás le recordé un dicho del zen ue paradó$icamente afirma)
=uando pienso
que ya no pienso en ti
si&o pensando en ti.
;uiero intentar ahora
no pensar
que ya no pienso en ti
6-
.
Este padre en la siguiente sesión se decidió a traba$ar, pasando al centro del círculo con
el facilitador. + partir de esta sesión fueron emergiendo, entre los participantes, asuntos
inconclusos a medida ue se realizaban vivencias gestálticas como el nacimiento de un hi$o, vivir
el pasado en el presente, lo más feliz y lo más triste de lo vivido, etc. %on la ayuda de estas
vivencias y la cohesión ue se iba haciendo entre los miembros del grupo se pasó de
intelectualizar la triste situación de tener un hi$o con síndrome de 0oRn, negando la realidad por
medio de preguntas al facilitador de por ué había nacido el ni(o así y buscando siempre un
culpable al ue atribuir el triste nacimiento) en muchos casos, se achacaba a la negligencia del
médico ue había atendido el parto. -odas estas manifestaciones de uedarse 1anclado2 en el
pasado desaparecieron a partir de la segunda sesión de este grupo, convirtiéndose la preocupación
de los padres, desde ese momento, en cómo afrontar el presente" por e$emplo, un padre manifestó
las dificultades ue tenía en comunicar con su esposa, siendo esta dificultad para él un problema
a#n mayor ue el hecho de tener un hi$o con síndrome de 0oRn" a ellos como pare$a les afectaba
esto más y por supuesto también afectaba al hi$o deficiente mental. Esta situación, como otras
ue se dieron, fue traba$ada por el facilitador con la pare$a en el centro del círculo formado por el
resto del grupo.
!a importancia de lo acontecido en la primera sesión de este grupo de encuentro es tal
ue considero conveniente describirla con amplitud tomando para ello algunos segmentos de la
misma en los ue la participación de cada uno se denominará FNG facilitador" F%NG cofacilitador"
las diferentes F.9, .3, .>BG madres" y F,9, ,3, ,>BG los padres.
!a sesión se abrió con la presentación de todos los participantes, lanzando el ovillo de la
made$a, hablando sobre los hi$os ue tenían y el hi$o con síndrome de 0oRn, explicando
seguidamente el facilitador las metas a alcanzar en el taller)
N) -enemos unos ob$etivos con los ue pretendemos de una parte brindar información
de ué es un ni(o deficiente mental y especialmente el ue padece de síndrome de
0oRn. ,or otra parte haremos algunas vivencias ue permitirán reproducir lo ue
sentimos, lo ue vivimos. Esto #ltimo es un poco difícil de explicar con palabras,
cuando hagamos estas vivencias las discutiremos. +ntes de empezar hoy vamos a
completar un cuestionario de información, el cual ustedes volverán a rellenar en el
#ltimo taller de encuentro ue hagamos, en el sexto taller, dentro de seis semanas.
En cualuier momento ue ustedes tengan alg#n tipo de comentario ue hacer,
plantear preguntas o inuietudes, háganlo, para eso son estos grupos. !o ue
vamos a hacer es una forma de grupo de encuentro, como grupo nos encontraremos
seis veces, una vez cada semanaB
.9 FinterrumpeG) El ob$etivo, digamos del grupo, Wcuál esX
N) %rear conciencia de lo ue significa tener un hi$o con síndrome de 0oRn en la
familia.
.9 ,orue usted vio ué miedo tenemos a pronunciar 1síndrome de 0oRn2.
N) 8ueno, algunos lo han dicho por auí, creo ue incluso usted misma antes de ahora
y también él Fse(alando a otro padreG. -ambién ueremos ofrecer información y
conocimientos de lo ue es un síndrome de 0oRn, el temor ue existe en una
familia sobre ué ocurrirá el día ue falten los padres, ué va a ser del hi$o
diferente. W4uién se va a hacer cargo de cuidarlo si éste es hi$o #nicoX A si no lo
es, Wes ue los hermanos o hermanas ue tenga van a uerer ocuparse de cuidarloX
.9) Eso yo lo pensé el día ue nació mi hi$a, cuando mi marido me lo di$o, fue la
primera cosa ue vino a mi mente, $amás yo les diría a ninguno de mis otros cinco
hi$os ue cargaran con mi hi$aB
N) .ucho de lo ue vamos a vivir durante estas seis semanas no va a ser precisamente
el dar saltos de alegría repitiendo 1aleluya2, surgirán momentos tristes y difíciles
ue reuerirán de cada uno 1renacer2, y renacer, como decía ,erls, es doloroso,
produce dolor ver las cosas como son y de$ar de verlas como la persona desearía o
le gustaría verlas.
.9) Ao personalmente tenía mucho miedo de venir hoy, le decía mi hi$a grande ue
me acompa(ó) 1&iento como si la herida ue está cicatrizando me la vuelvan a
abrir y me revuelvan toda por dentro.2
N) ,recisamente el estilo de traba$o ue vamos a utilizar es ver ué cosas tenemos ya
cerradas, concluidas, ué cosas realmente ya no nos producen dolor por estar
cicatrizadas y cuáles heridas a#n están abiertas y nos hacen por consecuencia
sufrir. +hora vamos a comenzar a hacer la primera vivencia. &obre la misma si
desean hacer alg#n comentario lo haremos al final" lo ue se trata ahora es de ver
ué fluye, ué ocurre" para tomar más contacto con las imágenes visuales haremos
esta fantasía dirigida y las otras con los o$os cerrados.
Ao me dirigiré a cada uno de ustedes en singular. Empezamos, cierren los o$os,
por el momento no se centren en nada, ni en nadie ue no sea estar auí en esta
sala, sentado en el círculo de este grupo. +hora comenzamos una experiencia de
volver hacia el pasado situando éste en el presente. &i es usted madre imagine ue
en este mismo instante es el momento ue usted se encuentra embarazada, ue va a
tener un bebé, ue puede ser un ni(o o ni(a.
&ienta ue es el momento en ue está con el embarazo, ue tiene en su vientre a su
hi$o o hi$a, el o la ue ahora es síndrome de 0oRn. W%ómo se siente usted con su
vientreX W4ué siente con el nacimiento ue pronto va a llegarX W4ué siente con la
nueva situación a vivirX W4ué le produce pensar ue va a tener un bebé, un hi$oX
En fin sienta ahora todo lo ue en auel momento sintió y pensó, situándolo todo
ello en el auí y el ahora, en este preciso momento.
A para usted ue es padre o ue va a ser el padre en este momento del bebé)
imagine ue se encuentra viendo a su esposa en el embarazo, ella va a tener un hi$o
o una hi$a. W%ómo piensa ue va a ser ese hi$o o hi$a cuando nazcaX En fin piense
ahora y sienta cómo pensaba o creía ue podría ser el bebé ue iba a venir al
mundo
D@
.
+hora las madres) imagine ue en este momento se encuentra usted teniendo el
bebé, ue es el momento del parto, ue nace el ni(o o ni(a con síndrome de 0oRn.
Esto puede ocurrir en el hospital, en la clínica, en su casa, en fin allá donde nació
su hi$o. W%ómo siente el nacimiento de ese hi$oX W%ómo es el bebéX W%ómo lo veX
&i usted se da cuenta inmediatamente de cómo es, de ue es 1diferente2, Wué le
produce el descubrimientoX W4ué emoción siente al verloX Explore internamente
ué siente.
+ los padres) W4ué siente usted cuando ve ue su hi$o o hi$a al nacer es 1diferente2
a los demás ni(os o ni(asX W4ué siente ahora al ver cómo es él o ellaX
+ todos) W4ué siente usted ahora al saber ue acaba de tener un hi$o con síndrome
de 0oRnX +hora va a de$ar usted el momento del nacimiento y se sit#a en la
#ltima vez ue vio a su hi$o o hi$a con síndrome de 0oRn, la #ltima vez ue usted
estuvo con él o con ella. W4ué es lo ue usted le decía o hacía a su hi$o o hi$aX
.entalmente dígaselo o hágaselo. W4ué es lo ue él o ella hacía o decíaX &ienta y
piense ue eso mismo está ocurriendo ahora. Ninalmente de$e usted la situación
con su hi$o o hi$a con síndrome de 0oRn y regrese a estar auí, en esta sala, en
este círculo donde nos encontramos. %uando sienta ue está completamente auí
puede comenzar a abrir los o$os, despacio.
W+lg#n comentarioX
.9) =o se puede volver a sentir lo ue se sintió en auel momento.
N) W+lg#n otro comentarioX
.3) Ao sufrí mucho al revivir el triste pasado.
+uí vemos ue toma la palabra por primera vez alguien ue no fuera la ue hasta ahora
siempre había hablado, me refiero a .3.
.?) + mí me ocurrió lo mismo en el momento ue nació y el médico me dio el
diagnóstico.
.E) Ao creo ue todo lo ue uno pudo haber sufrido se remedia con sólo verlo ahora
por ahí corriendo y haciendo sus travesuras. Eso le alegra a uno el dolor ue
siente.
N) W!e alegra el dolor a unoX
.E) !e va amortiguando el dolor a uno.
N) 0e ser posible en lo sucesivo vamos a hablar las cosas personales utilizando el
pronombre personal 1yo2. ,or e$emplo si usted dice) 1-odas esas travesuras le
alegran a uno2, no dice nada, dado ue puede ue a usted le alegre y a otro no.
Uno no son todos, ni siuiera paradó$icamente uno es uno, el uno mismo es 1yo2.
+sí ue para diferenciar ue no todos somos iguales, ue no todos pensamos o
sentimos igual frente a una situación determinada, es preferible hablar de la
experiencia personal, como la se(ora ue hace un rato di$o ue para ella el
momento más triste de su vida fue cuando el médico le dio el diagnóstico, para
otras madres ha podido ser otro momento, cada uno cada 1yo2 con su propia
experiencia.
W+lguien tiene algo más ue compartirX
,9) 8ueno nosotros. 4uiero decir yo. =o nos dimos cuenta, uiero decir yo el día ue
nació la chiuita, la primera hi$a, la mayor, la fui a visitar a la sala de recién
nacidos y no noté en ella nada especial. Ao me sentí de lo más contento, el hombre
más feliz del mundo en ese momento. 0eseaba gritar con todas mis fuerzas ue ya
era padre, no me di entonces cuenta de cómo era ella. .i suegra sí lo sabía pero
no uería decirme nada. + mi esposa tampoco le habían dicho nada, ni siuiera el
doctor ue la atendió.
+ mí, al día siguiente del nacimiento me llamaron al traba$o y me di$eron ue la
ni(a tenía un problema en el corazón. Nui para el hospital y allí me contaron ue
era mongólica. &entí como ue una pared se derrumbaba sobre mí. Ao le di$e
después a mi esposa ue muchas veces los médicos se euivocaban, ue íbamos a
ir a otro médico, para conocer otra versión. .i esposa pasó una semana llorando,
no le hablaba a nadie. 0espués cuando nació la segunda hi$a tuvimos miedo de
ue pudiera nacer igual, afortunadamente no fue así, no ocurrió nada.
.9) *uillermo ha dicho ue sintió como si se le desplomase encima una pared, para mí
lo ue sentí, cuando di nacimiento a mi hi$a, fue como ue el cuarto del hospital se
hubiera hecho de momento tan peue(o como un huevo, ue las paredes se
estrechaban, sensación ue me duró toda la noche, hasta ue amaneció. &entí y
siento ue algo había cambiado, me sentí y me siento frustrada. -an pronto como
nació el bebé el doctor me di$o ue era un ni(o y yo sentí lo feliz ue se iba a
poner mi marido, él uería un hi$o. Knmediatamente ue el médico me di$o ue era
un ni(o, se hizo un silencio en la sala. .ás tarde en el cuarto me dieron la triste
noticia.
,@) Ao echo mucho la culpa a los pediatras, aunue son profesionales y todo lo ue
uieran ser. + mí me pegaron un gran susto. 8ueno tal vez fue me$or así. Ao
llegué al cuarto del hospital y los médicos me di$eron ue el bebé tenía un soplo en
el corazón, ue estaba en la incubadora, mi mu$er a#n dormía. +l regresar al
cuarto el médico me di$o lo ue era el bebé exactamente y nos rega(ó, a mi mu$er
y a mí, nos di$o ue ya no teníamos edad para tener hi$os, yo no me siento a#n
vie$ito Frisas en el grupoG.
,3) Ao me enfermé de los nervios. &iempre he padecido de los nervios, me habían
internado varias veces y en una de esas veces un doctor me di$o ue no me casara
nunca y ue si me casaba ue no tuviera hi$os $amás, porue podrían salir mal.
%uando me casé yo se lo conté todo esto a mi mu$er y a pesar de ue no ueríamos
tener hi$os por temor, ella uedó embarazada. 0urante todo su embarazo yo tenía
miedo y lo presentía. %uando nació fui a ver a la ni(a y ésta hacía una mueca
extra(a con la boca. +l día siguiente cuando mi mu$er regresó a casa me di$o ue
la ni(a era mongólica. Ao comencé a llorar, culpándome de haber dado
nacimiento a una ni(a asíB
.9 FinterrumpeG) ,ero eso es una frustraciónB
,3 FinterrumpeG) =o sé, pero yo me siento culpable deB
N FinterrumpeG y se dirige a ,3G) En alg#n momento haremos algo sobre eso, Wle
pareceX !a situación reuiere un peue(o traba$o de los ue vamos a hacer en
grupo. 0e momento no voy a entrar en explicaciones ue les llegarían #nicamente
auí Fse(ala la cabezaG, cuando lo ue se trata es de hacer algo ue llegue hasta
auí Fse(ala el pechoG.
%N) !o ue vamos a pretender en este grupo es ue no se traten las cosas en forma
intelectualizada, sino de lo ue es la emoción, el sentimiento. -odas esas cosas
ue se sienten y ue a veces no se saben ni se pueden explicar. Tamos a traba$ar
más ue nada con la sensación, con el sentir, con lo ue se vive y no con lo ue se
piensa y está en los libros. ,ara nosotros Frisas en el grupoG, uiero decir para mí,
es más importante sentir cómo se vive con ese ni(o, cómo afecta a la familia, ue
saber ue es la trisomía 39, conociendo esto #ltimo no hago nada.
N) 8ueno, el tiempo se va, vamos a terminar hoy la sesión de grupo, aunue algunas
cosas uedan a flote y no las hayamos profundizado lo suficiente, las retomaremos
en el próximo encuentro, la semana próxima. +sí ue algunas cosas uedan
inconclusas, sin embargo la vida misma es un eterno inconcluso ue se va
resolviendo cada día ue vivimos.
!a primera observación de esta sesión se relaciona con la gran cantidad de material ue
emerge de los participantes como consecuencia de la vivencia del nacimiento del hi$o, las
desgarraduras ue produce el acontecimiento del nacimiento son verbalizadas por varias personas
del grupo. &in recurrir a esta vivencia es muy posible ue muy pocas personas del grupo hubieran
hablado de algo tan doloroso para ellas. +demás ue el revivir lo vivido con la misma intensidad
emocional ayuda al cierre de la situación inconclusa.
<tra observación a destacar es la negación de la realidad, el buscar otro médico para ver
si da otro diagnóstico diferente, el ue la persona desea recibir y no el ue es. -ambién se
observa, de acuerdo con lo ue comunican los padres, la carencia de conocimientos psicológicos
ue tienen los médicos para enfrentar a este tipo de padres ue tienen un hi$o con síndrome de
0oRn, al emitir diagnósticos ue saben ue son erróneos o euívocos, como problemas en el
corazón, soplo, etc., sin ser capaces de confrontarlos directamente con la realidad, tal vez
considerando ue estos diagnósticos tan tristes hay ue irlos dando en peue(as dosis, como se
toman los medicamentos, cuando los padres en estas situaciones lo ue solicitan es conocer, saber
la verdad" para ello el médico debería conocer técnicas psicoterapéuticas de preparación y
confrontación ue le permitan determinar ué y cómo hacer frente a una persona ue se encuentra
en estas situaciones conflictivas de la existencia.
!o ue sigue es una parte de lo ue aconteció en un taller terapéutico de fin de semana
con un grupo formado por diez profesionales de la salud. ,rimero dirigí varios experimentos y
fantasías grupales Fel de la pradera, monta(a, casa, capilla, espada y $arrón" iluminación" gente
tóxica y nutritiva" atardecer en la playa" conchas y caracoles puntiagudos
DD
, etc.G y luego traba$é
individualmente en el centro del círculo o del grupo, en diferentes ocasiones, con ocho de ellos,
como mínimo una vez con cada uno.
4uedaban, por tanto, dos personas 1intocables2, ue no habían sacado ning#n asunto
personal para traba$ar en todo el taller. En vista de ue nos acercábamos al final del mismo y
teníamos #nicamente unas dos horas antes de finalizar, las invité a pasar al centro del grupo,
explicándoles anteriormente ue íbamos a hacer algo para 1ver2 cómo se uedaban y traba$ar con
su fantasía sobre cómo se uedarían si el taller finalizaba en ese momento y ellos no 1habían
sacado nada significativo de ellos mismos2. ,ara este fin me serví de una fantasía ue describo en
este libro, conocida como la toma de decisiones por medio de la silla vacía" las dos personas
tenían ue imaginar ue el taller había concluido, tomando contacto con sus sensaciones de cómo
se sentían al no haberse tratado en el taller ning#n asunto personal ue les concerniese a ellos" me
refiero a no haber traba$ado ninguno de los dos directamente conmigo sacando a flote asuntos
personales, ya ue cada uno de ellos podía haber traba$ado solo en su interior al verme traba$ar
con otras personas del grupo en sus asuntos inconclusos o con el material de las vivencias ya
citadas" también podría haberse dado en ellos el fenómeno de resonancia en cualuier traba$o
individual realizado con los otros miembros del grupo.
%ontinuando con la fantasía dirigida, la silla vacía opuesta sería la ue representaría ue
cada uno de ellos terminaba el taller habiendo traba$ado con algo personal, estableciendo un
diálogo cambiando de una silla a otra. +l finalizar la fantasía les pedí ue abriesen los o$os y ue
decidiesen ué hacer de acuerdo con las sensaciones ue habían experimentado en las dos sillas.
%omo resultado de esta vivencia las dos personas decidieron ue uerían traba$ar alg#n asunto
personal de ellas mismas, por lo ue deduzco ue de no haber creado esta situación es muy
probable ue se hubieran uedado 1frustradas2 al no haber compartido con el grupo nada
personal, como había hecho anteriormente el resto del grupo.
+ menudo en un taller de -erapia *estalt algunos de los participantes desean y se
prometen, antes de comenzarlo, no sacar ning#n material personal en el grupo" otras veces ocurre
lo contrario, algunas personas del grupo uieren acaparar todo el tiempo del facilitador para ue
éste traba$e sus asuntos inconclusos. Estas #ltimas personas no se dan cuenta de ue manipulando
de esta forma están tratando de tomar el tiempo y el espacio ue pertenece a todos los miembros
del grupo y no #nicamente a ellos. Esta #ltima situación se dio en dicho grupo cuando una
persona, con la ue había traba$ado intensamente el primer día del taller, me di$o, al final del
segundo día, no haber uedado 1satisfecha2 y ue uería traba$ar más, a lo ue no accedí
considerando ue por más ue traba$ase con ella nunca iba a estar satisfecha.
+nteriormente ese mismo día y en diferentes ocasiones al terminar de dirigir un
experimento grupal y pedir si alguien tenía algo ue comentar o compartir, la persona ya aludida
respondía ue ella sí, comentando siempre en forma intelectualizada, sin ning#n matiz emocional,
ni en el contenido de su mensa$e, ni en el tono de su voz ni en su expresión corporal, y utilizando
términos y frases ling_ísticamente rebuscados. Escuchando sus comentarios decidí una vez
intervenir para traba$ar un asunto de ella. 0espués de haber traba$ado por espacio de unos 9@
minutos, consideré ue el asunto traba$ado estaba cerrado y así se lo hice saber" ella me respondió
ue sí, pero ue uería traba$ar otras cosas más, ue eso no era suficiente.
%onociéndola un poco del día anterior no me extra(ó lo más mínimo su respuesta y no
sé si a ella le extra(ó la mía, de ue por el momento habíamos terminado, aunue $uzgando por la
expresión de su cara deduzco ue no le agradó ue cortará el hilo de unión simbiótica terapeuta5
cliente. +l inicio del tercer día pregunté en el grupo si alguien tenía deseos de traba$ar con un
sue(o ySo pesadilla e inmediatamente esta persona me di$o ue ella. 0ado ue el día anterior
había forzado bastante su nivel de tolerancia a la frustración, decidí acceder a traba$ar su sue(o o
pesadilla. !a pesadilla recurrente en sus sue(os era la siguiente) &e encontraba caminando por la
calle y de pronto sentía sus piernas paralizadas, entonces se agachaba, tocaba sus piernas con sus
manos y se detenía por verg_enza de ue la gente la viera incapaz de caminar.
,esadilla ue es un vivo refle$o de la estructura de la personalidad de este persona$e" su
1paralización2 emocional en los momentos de vigilia salía refle$ada en sus sue(os. -odo ello
correspondía a lo ue yo había observado en ella los días anteriores del taller. 0e nuevo traba$é
con ella esta situación onírica durante unos 3M minutos y, como era de esperar de acuerdo con las
experiencias anteriores, cuando le di$e) 1Aa hemos terminado2, no le gustó, uería seguir
traba$ando con otros sue(os y fantasías ue tenía. Lundera tenía sin duda razón cuando dio como
titulo a uno de sus libros *a insoporta%le levedad del ser? no es por casualidad ue alguien es así,
con palabras de Lundera) 1!a cara no es más ue una especie de tablero de instrumentos en el ue
desembocan todos los mecanismos del cuerpo) la digestión" la vista" la audición" la respiración y
el pensamiento2
DE
.
/eferencia ue describa exactamente la fenomenología de la expresión de la cara de esta
persona, las dos veces ue le había dicho) 17emos terminado2. +unue al mirarme se sonreía, su
sonrisa iba cargada de un alto grado de disgusto, de persona ue se siente in$ustamente tratada y
maltratada. -ambién las emociones o sentimientos se refle$an en la cara y en este caso asimismo
en la utilización del lengua$e verbal, al decirme la segunda vez ue le anunciaba) 17emos
terminado2, como respuesta a) 1W%ómo te encuentrasX2, me di$o) 1Ao, bien, pero siento ue t#
uedas mal, ya ue podrías haber hecho mucho más conmigo" lo siento por ti, pues has tenido una
gran oportunidad y la has desaprovechado.2 Un buen e$emplo de lo ue es un participante tóxico
en el grupo.
&in lugar a dudas, la formación de facilitador de grupo conlleva el aprender a luchar
contra las 1embestidas2 de las olas, o me$or dicho a#n, saber nadar en las olas de la culpabilidad
en ue nos pueden sumergir algunos pacientes. Este 1enganche proyectivo2 de un cliente puede
da(ar al terapeuta inexperto o inseguro y más a#n si lo ue desea hacer con clientes de estas
características es una demostración de sus habilidades o destrezas terapéuticas. %reo ue la
experiencia ense(a ue todas las polaridades son posibles y se dan en el encuentro terapéutico,
como también se dan en cualuier situación cotidiana de la vida.
-odo esto para el terapeuta u observador sin experiencia puede aparecer como la
polaridad éxitoSfracaso terapéutico" sin embargo estos dos polos no están correlacionados con
adecuadaSinadecuada intervención. En -erapia *estalt se miden las intervenciones tomando
como variables, entre otras, el grado de conciencia ue puede aduirir el cliente y para ello es
necesario atravesar caminos ue posiblemente no se atreverían a cruzar otros terapeutas ue
practican otros enfoues terapéuticos.
%oncluyendo con esta situación, considero ue la experiencia relatada fue muy
provechosa o beneficiosa, a mediano plazo, para esa persona. Unos meses más tarde ofrecí otro
taller en la misma ciudad y la persona ya referida asistió al mismo" para mí fue algo maravilloso
comprobar ue su nivel de desear 1ser alimentada a cuchara por mí2 había descendido de$ando
espacio en ese taller para ue otras personas pudiesen traba$ar y no pidiéndome, como en el taller
anterior, ue traba$ase #nicamente con ella y sus asuntos. En este segundo taller, a#n no
pidiéndomelo, traba$é con ella en tres ocasiones breves y lo inesperado surgió" en las tres uedó
satisfecha con lo ue habíamos hecho $untos.
+simismo, en esta ocasión, comprobé por conversación ue habíamos mantenido al
margen del taller, ue en su vida cotidiana había habido una gran transformación, comenzaba a
darse el soporte del ue antes carecía, ahora dependía menos ue antes del soporte ue podía
recibir de los demás. Yste es uno de los ob$etivos ue se persiguen al hacer -erapia *estalt y ue
diferencian a la persona con euilibrio mental de la ue no lo tiene. .e parece ue el traba$o con
esta persona ilustra claramente los cambios de persona tóxica a nutritiva, los resultados ue se
pueden obtener con la confrontación terapéutica, aplicada en dosis adecuadas y en el momento
oportuno.
A ahora volviendo a la situación anteriormente descrita del taller en ue dos personas del
grupo de diez no habían sacado absolutamente nada de ellas mismas, cuando al fin decidieron
traba$ar con algo inicié mi intervención, en el centro del círculo, con una de ellas" la otra regresó a
su lugar en el grupo para, después de terminar con la ue iba a ser la primera, ocupar su lugar en
el centro. 7abiendo observado, en el transcurso del taller, ue la persona con la ue me
encontraba enfrente era muy reservada, le di a elegir entre traba$ar con la modalidad de
intervención secreta, uiere decirse sin mencionarme personas ue surgieran en la intervención, o
mencionándolas Fintervención no secretaG, esto independientemente de lo ue desease traba$ar.
+uí se suponía ue optase por la modalidad secreta, para así conservar la intimidad de
los asuntos y así fue) relató y vivenció una situación ue le producía mucho 1dolor2 y de la cual
no podía 1ale$arse2 ni tampoco podía 1ale$arla2. Una gran parte de este encuentro fue hecho con
los o$os cerrados
D;
de la cliente. !a situación desconocida para mí, ella la localizaba en el pecho.
.anteniéndola con los o$os cerrados hice ue la 1situación de dolor2 pasara del pecho a la
garganta y de ésta a la nuca" después, estableciendo contacto con mi dedo en el punto de la nuca,
ue ella me indicó, fui deslizando la sensación lentamente hasta ue separando despacio el dedo
del punto de contacto de la nuca, en el ue se movía la sensación, esta sensación 1salió2, seg#n lo
ue ella me transmitió verbalmente.
0espués de esto le pregunté cómo podría llegar ella sola, sin mi ayuda, a 1ale$ar2 la
situación" ella se dio cuenta rápidamente ue lo podría lograr haciendo exactamente lo mismo ue
yo acababa de hacer. 0icho y hecho, la situación la localizó de nuevo en su pecho, siguió los
mismos pasos ue yo había seguido anteriormente y finalmente la colocó a un lado de su cuerpo.
+l terminar esta intervención individual en grupo le pregunté cómo se sentía al haber hecho el
experimento de la silla vacía y haber decidido, como consecuencia de la misma fantasía, traba$ar
con un asunto, a lo ue respondió) 1'amás me$or2.
+ la segunda persona ue no había traba$ado le preocupaba un asunto incluso ue se
había 1destapado2 con una fantasía ue habíamos hecho el día anterior, la de la casa. Ella al
entrar en la casa había 1visto2 una mesa familiar vacía y el álbum de fotografías de la familia, ue
contenía #nicamente una foto de toda la familia en la ue estaban sus abuelos, sus padres, ella y
sus hermanos Funo mayor ue ella y otro más peue(oG.
+uí mi intervención consistió en ue con los o$os cerrados fuera pasando las personas
del álbum familiar a la mesa de familia, sentándolas en el lugar ue ella deseara. %omenzó por la
abuela, ue colocó a la cabecera de la mesa, e inmediatamente ella se sentó a su lado derecho,
manifestando gran gozo por estar a la derecha de su abuela, en el mismo lugar ue había estado
sentada durante su infancia Fen la foto ella se veía como teniendo aproximadamente @ a(osG.
&in embargo cuando sentó a sus padres frente a ella no sintió nada en especial por ellos,
deseando en ese momento sentir también afecto hacia ellos. %onsiderando la importancia ue
esto #ltimo tenía para ella, utilicé el método de aproximación sucesiva y toma de contacto
interpersonal lo ue hice con sus padres, uno a uno y después con sus hermanos" al más peue(o
ue en ese momento tenía tres a(os, ella le hizo una caricia.
7ay cosas ue ocurren en el encuentro terapéutico ue son imposibles de describir,
como muestra la intervención de ue estamos hablando) esta persona uería, anhelaba en su vida
adulta, ser uerida y uerer a sus padres, lo ue no se había dado en su infancia" ésta era su
decisión y ante una decisión tan humana y noble de un cliente, un terapeuta debe 1seguir la
corriente afectiva2, utilizando todos sus conocimientos terapéuticos para lograr lo ue persigue el
cliente. /ecibir y dar amor es una de las fuerzas más sublimes ue tiene la persona.
Esta $oven no había dado ni tenido el amor de sus padres, aunue sí lo había tenido y se
lo había dado a su abuela, lo ue me sirvió para ue estableciendo contacto visual y físico con su
abuela lo trasladara a sus padres y de ellos a ella" para ello los padres 1miraron2 y establecieron
contacto cada uno de ellos con la abuela, lo ue esta #ltima transmitió finalmente a la cliente.
+simismo fue significativo el cómo sentó a la mesa a todos los miembros de la familia" las
posiciones ue eligió para cada uno de ellos fueron) abuela a la cabecera de la mesa, cliente a su
derecha, madre enfrente de la cliente, padre al lado de la madre, hermano peue(o a la derecha de
la cliente, y hermano mayor a la derecha del peue(o. %uriosamente este cuadro en la mesa
correspondía exactamente a lo ue ella percibía en los miembros de su familia en auella época de
su infancia, un verdadero cuadro proyectivo ue podría ser envidiado por .urray, el creador del
-hematic +pperception -est F-+-G y del %hildren +pperception -est F%+-G.
%on otro participante de este mismo taller traba$é al finalizar una fantasía ue había
dirigido en grupo Fatardecer en la playaG. Esta persona comentó ue al caminar por la playa veía,
al mirar hacia atrás, las huellas de sus pisadas muy grandes en la arena. -raba$ando con este tema
finalizó 1viendo2 huellas detrás y delante de ella y la pisada ue estaba dando en ese momento"
todas ellas correspondían a tres tiempos muy marcados en su vida FpasadoSfuturoSpresenteG,
siendo las tres del mismo tama(o.
%uando me encontraba traba$ando esta situación me vino a la mente el mensa$e
metafórico de la canción de 'oan .anual &errat) 1Bcaminante no hay camino, se hace camino al
andar y al volver la vista atrás se ven las huellas ue nunca has de volver a pisar.2 !a letra de esta
canción de +ntonio .achado define los tres tiempos de la existencia) pasado Flas huellas ue
nunca has de volver a pisarG" presente Fel camino ue hace al andarG" y futuro Fno hay camino, hay
ue hacerloG.
,or todas las circunstancias descritas F1el hombre y su circunstancia2, como escribió
<rtega y *assetG y otras muchas ue no he descrito, vividas en este grupo de encuentro, guardo
muy gratos recuerdos de esta experiencia ue viví durante tres días de oto(o en una preciosa
ciudad a orillas del mar %antábrico, ciudad acariciada por las olas del mar, con una playa ue
había sido testigo en su arena blanca y fina, de infinitas huellas de caminantes acompa(ados o
solitarios" entre estos #ltimos se encontraban mis propias huellas.
En este momento por asociación recuerdo haber leído en alguna parte algo así como lo
siguiente) 1En una ocasión, siendo peue(o, so(é ue caminaba por la playa al lado de 0ios, y
veía las huellas ue de$aban nuestros pies, de pronto no vi más ue las huellas de mis pisadas y
sentí ue él me había abandonado" al decírselo, él me respondió) 1=o te he abandonado, lo ue
ocurre es ue ahora te llevo en mis brazos2.
<*;* INCESTIGACI(NF GRUPOS DE ENCUENTRO EN TERAPIA GESTALT -
SUS E)ECTOS 1EDIDOS CON EL TEST F&-(
56
!a necesidad de efectuar o no un diagnóstico en -erapia *estalt utilizando para tal fin
tests psicológicos es muy discutida entre los guestaltistas) unos están a favor y otros en contra.
&in embargo la posición de .intz me parece convincente al respecto) 1+unue en las #ltimas
décadas el valor del diagnóstico ha sido sobreestimado, no me parece ue una comprensión del
diagnóstico, ue es realmente una comprensión de la dinámica de la personalidad, pueda ser
eliminada de la formación del terapeuta2.
EM
&in embargo, lo anterior no implica olvidar las consideraciones hechas por *omez y
<U%onnell, uienes consideran ue 1muchos terapeutas se comportan como si su traba$o
consistiera #nicamente en diagnosticar y tratar síntomas. Estos terapeutas creen ue si
diagnostican correctamente y tratan los síntomas de un trastorno, entonces han realizado el traba$o
completo. &in embargo, tienden a ignorar o degradar los factores ue no se relacionan
directamente con sus teorías. En todas las relaciones humanas existe un potencial para una
relación interpersonal ue puede ser tóxico o beneficioso2
E9
.
+demás de ue el creciente desarrollo ue han experimentado en los #ltimos a(os los
grupos de encuentro de diversa modalidad F*estalt, psicodrama, rogerianos, dinámicos,
operativos, etc.G, hace necesario disponer de un instrumento de evaluación psicológica ue
permita medir los cambios producidos H si se producen H en los integrantes de un grupo después
de haber sido sometidos a sesiones de grupo de encuentro. Es así como en este traba$o se describe
un investigación llevada a cabo para determinar los efectos de los grupos de encuentro gestálticos.
!os miembros del grupo, estudiantes universitarios, fueron evaluados FpretestG antes del
inicio de las sesiones con el test de orientación en las relaciones interpersonales fundamentales
FNK/<G de 6illiam &chutz. Este test ya había sido adaptado a la población universitaria en una
investigación precedente
E3
.
Una descripción completa del test NK/< FNundamental Knterpersonal /elations
<rientationG, ue se utiliza en esta investigación, es facilitada en (eis enfoques
psicoterap.uticos
C:
. +simismo en la referida obra se mencionan otros instrumentos gestálticos de
diagnóstico utilizados en investigación, como son el cuestionario gestáltico homeostático de
+nsel !. 6oldt, el test de las fases de estructura y textura de la experiencia interpersonal de 'ohn
NreR. En otra publicación
E?
mencionaba la escala de bloueos a la creatividad de &onia y EdRin
=evis, el cuestionario del autoanálisis, y el establecimiento de las metas del desarrollo, ambos
elaborados por =evis.
El grupo se reunió durante doce sesiones de dos horas aproximadamente cada una de
ellas, finalizadas las cuales los miembros fueron reevaluados FpostestG con el mismo instrumento.
!os resultados obtenidos indican ue las tres áreas fundamentales de la personalidad en las
relaciones interpersonales Finclusión, control y afectoG, ue mide el test, se incrementaron como
consecuencia de las vivencias ue experimentaron los participantes en este grupo de encuentro
gestáltico.
El grupo de encuentro de 6illiam &chutz toma sus raíces teóricas y de intervención de la
psicoterapia de grupo, el psicodrama, los grupos -, la -erapia *estalt, las terapias corporales, el
teatro y la danza. Tarias publicaciones de &hutz describen su enfoue tridimensional
E@, ED, EE, E;, E:.
0e los estudios realizados por &chutz surgen las escalas del NK/<, auí denominadas -</KN Ftest
de orientación en las relaciones interpersonales fundamentalesG.
&eg#n esta teoría toda persona o grupo psicológicamente persigue alcanzar tres
necesidades básicas) inclusión, control y afecto, descritas más adelante. Estas necesidades
contienen manifestaciones sociales, grupales, de personalidad y fisiológicas. -odos estos
conceptos teóricos de la teoría de las relaciones interpersonales de 6illiam &chutz han sido
estudiados y analizados en dos seminarios de graduación
;M, ;9
, dirigidos por el autor de este traba$o.
!a teoría de &chutz está centrada en la toma de conciencia de las relaciones
interpersonales. El darse cuenta o la toma de conciencia es una noción básica de la psicología
humanística y especialmente de la -erapia *estalt) 1!a teoría de la -erapia *estalt postula ue
una de las principales características del individuo psicológicamente sano es la habilidad para
mantener un alto nivel de conciencia de él mismo y del mundo ue le rodea2
;3
.
0icho de otra forma con las palabras de &chutz) 1%uando el conflicto entra en la esfera
del darse cuenta, el próximo nivel es la resolución o desaparición del problema2
;>
.
Es así como la polaridad felicidadSinfelicidad es definida por &chutz en relación con el
continuo de la toma de conciencia) 1%uanto más se permite usted tomar conciencia, más se
comportará como un organismo unificado y más experimentará la felicidad de la no toma de
conciencia2
;?
.
!a teoría tridimensional de &chutz cuenta con cuatro postulados de los cuales provienen
algunos teoremas y principios.
Pri"er postulado0 necesidades interpersonales.
%ada individuo tiene tres necesidades interpersonales básicas) inclusión, control y
afecto.
Knclusión, control y afecto constituyen un con$unto suficiente de áreas de conducta
interpersonal para obtener la predicción y explicación interpersonales.
Teore"a 1.1. &i una batería psicológica de conducta interpersonal es analizada
factorialmente, los factores ue resultan 1caerán2 razonablemente en tres áreas de necesidades
fundamentales) inclusión, control y afecto.
(e&undo postulado0 continuidad relacional. !a conducta interpersonal expresada por un
individuo será similar a la conducta ue el mismo individuo vivió en sus primeras relaciones
interpersonales, las cuales se dieron especialmente con sus padres. Estas relaciones se dan
siguiendo dos principios.
Principio de constancia0 determina cómo un adulto percibe su posición en una situación
interpersonal, la cual es similar a su posición en su relación padre5ni(o. 4uiere decirse ue su
conducta de adulto se correlaciona con la conducta ue tenía en la infancia cuando interactuaba
con sus padres u otras personas significativas para él.
Principio de identificacin0 este principio se da cuando el adulto percibe su posición de
adulto, en una situación interpersonal, como similar a la posición de sus padres con él en la
relación padre5ni(o. En este caso su conducta de adulto correlaciona con la de sus padres Fu otras
personas significativasG hacia él cuando era un ni(o.
Tercer postulado0 compatibilidad
;@
. &i la compatibilidad de un grupo h es mayor ue la
de otro grupo ", el logro de ob$etivos del grupo h excederá a los del grupo ".
=uarto postulado0 desarrollo de un grupo. !a formación y desarrollo de dos o más
personas en una relación interpersonal FgrupoG, sigue siempre la misma secuencia, ue es la
siguiente)
a% 7rincipio de integración de un grupo8 0esde el comienzo de la formación de un
grupo hasta su terminación las áreas predominantes de conducta interpersonal comienzan en
inclusión, sigue el control y finaliza o cierra con el afecto. Este ciclo puede reciclarse.
!% 7rincipio de disolución de un grupo8 +ntes de ue un grupo anticipe su terminación
seguirá una secuencia inversa a la de principio de integración, es decir, las áreas predominantes de
conducta interpersonal serán primero el afecto, segundo el control y finalmente la inclusión. Este
principio de disolución cuenta con un teorema ue auí no describimos.
!as tres dimensiones de la personalidad mencionadas Finclusión, control y afectoG de la
teoría interpersonal de &chutz han sido relacionadas con el desarrollo sexual psicoanalítico" en los
primeros a(os o primera infancia Ffase oralG, la inclusión es la relación interpersonal ue
predomina entre la madre y el ni(o" en la etapa de socialización del ni(o Ffase analG, domina el
control de esfínteres y el control en la relación interpersonal" la fase fálica se caracteriza por las
relaciones afectivas ue emergen en el mundo del ni(o, éstas son centrales en sus relaciones
interpersonales.
!os tests de personalidad ponen en evidencia los diferentes tipos o rasgos de
personalidad ue se pueden dar en diferentes individuos. +lgunos de estos tests, como el ue nos
ocupa, contienen preguntas ue reuieren respuestas a elegir entre diferentes posibilidades ue
van desde 1nunca2 a 1generalmente2, por e$emplo. !os test de personalidad, dice +nastasi, se
contraponen a los tests de aptitudes en ue los primeros miden algunos factores 1motivacionales,
emocionales, interpersonales y de actitudes2
;D
. ,artiendo de esta definición el -</KN se centra
especialmente en la evaluación de las relaciones interpersonales, considerando la conducta y las
emociones.
%omo hemos visto, la teoría ue guía el -</KN se basa en el principio de ue toda
interacción puede dividirse en tres categorías) situaciones ue giran alrededor de la inclusión,
situaciones ue giran alrededor del control y situaciones ue giran alrededor del afecto.
,or otra parte, la teoría de la evolución de un grupo mantiene ue un grupo comienza
con la inclusión de sus miembros, pasa después a la fase del control, y por #ltimo finaliza con el
afecto. Este ciclo o Gestalt se cierra y otro nuevo se inicia. &chutz ilustra el ciclo de evolución
de un grupo tomando como e$emplo un grupo de personas ue deciden dar un paseo en una
lancha. En esta situación grupal la inclusión se da cuando las personas deciden ir o no ir en la
lancha, el control se refiere a uién mane$a el timón o el motor de la lancha, y el afecto concierne
a cualuier relación cercana ue se dé entre las personas ue van en la lancha.
+simismo en las relaciones interpersonales de inclusión, control y afecto, se dan dos
dimensiones de la conducta. Estas dos orientaciones o direcciones son) lo ue el individuo
e7presa a los otros y lo ue el individuo desea o uiere de los otros.
&chutz define la inclusin como una necesidad interpersonal para establecer y mantener
una relación satisfactoria con la gente en lo ue se refiere a la interacción y la asociación. !a
inclusión positiva es sinónimo de 1asociado2, 1interactuar2, 1comunicar2, 1pertenecer2,
1compa(erismo2, 1camaradería2, 1afiliación2, 1miembro2, 1$untarse2, 1encuentro2, etc. !a
inclusión negativa comprende los antónimos de 1exclusión2, 1aislamiento2, 1soledad2,
1abandono2, 1ignorar2, 1deflectar2, etc.
El control es percibido por &hutz como una necesidad para establecer y mantener una
relación satisfactoria con la gente en lo ue concierne el control y el poder. &iendo además el
control de la conducta un proceso de tomar decisiones frente a la gente. +lgunos de los términos
ue indican un control positivo son) 1poder2, 1autoridad2, 1dominancia2, 1influencia2, 1superior2,
1líder2, etc. El control negativo se da en la 1rebeldía2, la 1resistencia2, el 1seguidor2, la
1anaruía2, la 1sumisión2, etc.
!a tercera dimensión de la personalidad, el afecto, es la necesidad de establecer y
mantener una relación satisfactoria con los otros en lo ue se relaciona con el amor y el afecto.
+lgunos de los términos utilizados para describir el afecto son) 1amor2, 1cercanía emocional2,
1amistad2, 1compa(erismo2, 1ternura2, 1candidez2, etc. El afecto negativo contiene términos
como) 1odio2, 1frialdad2, 1distancia emocional2, 1rechazo2, etc.
!a dimensión inclusión y su opuesto la exclusión, o sea el grado con ue una persona se
asocia con las otras, es similar al concepto de 1moverse hacia la gente2 y en el caso opuesto
1ale$arse de la gente2, establecido por Laren 7orney. Estos términos también corresponden a la
noción bipolar de 'ung conocida como extraversiónSintroversión FinclusiónSexclusiónG.
El -</KN ofrece, como hemos se(alado, dos dimensiones o puntuaciones en cada una
de las tres variables de la conducta interpersonal. Uno de ellos mide la conducta o emoción
manifiesta, observada o e7presada Fpunta$e eG" el otro representa la conducta o emoción ue
uiere o desea la persona Fpunta$e d$ de las otras personas. Estos dos punta$es se obtienen en las
tres dimensiones Finclusión, control y afectoG fundamentales ue se utilizan para comprender y
predecir la conducta interpersonal.
El -</KN desde su publicación, en 9:@;, se ha utilizado en investigaciones de
orientación matrimonial y selección de pare$as conyugales" en estudios de los efectos de la
compatibilidad en las díadas médicoSpaciente, experimentadorSsu$eto, profesorSestudiante,
vendedorScomprador, etc. -ambién se ha utilizado en el contexto de las relaciones humanas ue
se dan en los talleres vivenciales de grupos - F-raining *roupsG y en los grupos de entrenamiento
sensorial. +simismo se han hecho estudios, con el -</KN, para explorar el traba$o clínico y la
eficacia de la inclusión, el control y el afecto, como posibles dimensiones de la clasificación
psiuiátrica de esuizofrenia, neurosis, psicopatía.
<tros estudios se han realizado para establecer la relación entre las tres dimensiones del
-</KN y otras variables, como el orden del nacimiento en una familia, la clase social, la
creatividad científica y las diferencias entre varios grupos de profesionales. Utilizando las
técnicas de compatibilidad del -</KN se ha logrado experimentar con la composición de los
grupos en euipos de profesores, grupos de psicoterapia y de entrenamiento a la psicoterapia.
/esumiendo) las aplicaciones del -</KN, como medida de las relaciones
interpersonales, son casi ilimitadas cuando se trata de comprender la personalidad, ofrecer
orientación matrimonial, terapia familiar, grupos de encuentro, y otras formas de psicoterapia.
El -</KN cuenta con siete escalas ue eval#an las relaciones interpersonales tomando
en cuenta los factores descritos de inclusión, control y afecto. %ada una de estas escalas de
&chutz eval#a los siguientes aspectos)
• %onducta
• =ivel emocional o afectivo.
• /elaciones con figuras paternales.
• +ptitudes conyugales.
• Talores educacionales.
• Uso preferencial de resistencias.
• %onducta de los adolescentes.
En este investigación se utilizaron #nicamente dos de estas siete escalas, la de la
conducta F-</KN5%G y la emocional F-</KN5EG, las cuales habían sido adaptadas, como hemos
mencionado, a la población universitaria
;E
.
!a muestra en esta investigación comprende #nicamente estudiantes universitarios" en el
grupo experimental participaron 9; estudiantes F93 de tercer nivel de la facultad de %iencias
sociales y los D estudiantes5investigadores ue realizaban el seminario de graduaciónG. El grupo
control estaba compuesto por 3? estudiantes. -odos ellos eran voluntarios para participar en el
grupo de encuentro y someterse a la evaluación de la personalidad en el pretest y el postest,
realizada con el test de orientación en las relaciones interpersonales fundamentales F-</KN5%"
-</KN5EG.
!os investigadores visitaron las aulas de tercer nivel de la facultad de %iencias sociales
invitando a los estudiantes a participar en un grupo de encuentro de 93 semanas y con una
duración aproximada de dos horas por sesión. &e explicó a los estudiantes brevemente en ué
consistían estos grupos de encuentro. 0e los primeros >; voluntarios, 9? fueron tomados para
participar en el grupo experimental y los 3? restantes para el grupo control. -odos los su$etos
fueron evaluados con las dos escalas del -</KN antes de iniciar el grupo de encuentro y después
de finalizado el mismo. 0e los 9? su$etos del grupo experimental, 3 se retiraron y no llegaron al
pretest. Este grupo uedó compuesto por lo tanto por 93 estudiantes de tercer nivel de la facultad
de %iencias sociales más los D estudiantes5investigadores, contando con un n#mero de 3? el grupo
control.
!as sesiones se realizaban de seis a ocho de la tarde aproximadamente. El director del
seminario hizo de facilitador principal en las 93 sesiones grupales, siendo, cofacilitadores, en dos
sesiones cada uno, los estudiantes5investigadores, habiendo seguido éstos con anterioridad un
curso semestral de -erapia *estalt. +simismo antes de iniciar este seminario y como reuisito del
mismo, los estudiantes5investigadores siguieron con el director del seminario, un grupo de
encuentro de una duración de ocho horas.
!o anterior permitía ofrecer formación en -erapia *estalt a los estudiantes
cofacilitadores, éstos en algunos momentos se mezclaban con el grupo de participantes, sentados
todos ellos en círculo, en otras sesiones el facilitador y el cofacilitador estaban con el grupo y
afuera se formaba otro círculo de los cinco estudiantes5investigadores restantes, cumpliendo el rol
de observadores de las intervenciones ue realizaban el facilitador y el cofacilitador" con esta
modalidad de supervisión se le asignaba a cada uno de los cinco observadores externos al círculo
central del grupo, una tarea específica a observar en el facilitador y el cofacilitador.
0e los cinco observadores uno focalizaba y observaba el lengua$e verbal, otro el
contacto interpersonal entre los facilitadores y los participantes, otro en el lengua$e no verbal o
corporal, el cuarto en las interpretaciones ue se pudieran hacer, y el uinto en las polaridades,
metáforas y parado$as. +demás todos tomaban notas escritas de las intervenciones significativas
Fadecuadas y no adecuadasG ue hacían los facilitadores. +l final de cada sesión el facilitador
principal se reunía con los seis cofacilitadores y se discutía todo el material Fnotas escritasG
acumulado en la observación realizada por los observadores.
Entre varias venta$as ue ofrecen los grupos de encuentro, sean éstos terapéuticos en los
ue participan también terapeutas en formación, como en este caso, o estén éstos compuestos
#nicamente por terapeutas con fines también formativos, es importante se(alar ue los
participantes pueden observar 1en vivo2 cómo traba$a el facilitador, ver lo ue realmente hace y
no limitarse a escuchar lo ue dice ue hace. Ysta es la gran diferencia entre la teoría y la praxis.
-al vez éste sea uno de los me$ores métodos del aprendiza$e de la psicoterapia" ver y oír
lo ue el terapeuta hace en un grupo de encuentro o taller. Es en esas situaciones grupales cuando
ueda más claro el procedimiento o modalidad terapéutico empleado. ,oco importa el modelo
ue se utilice" éste es independiente de la personalidad del terapeuta ue lo aplica. Es más
importante considerar las características de personalidad del facilitador ue ense(a a otros
profesionales a ser terapeutas. Estas características han sido se(aladas por /ogers como)
%apacidad para imaginar.
%apacidad para percibir el mundo claramente.
%apacidad para hacer terapia individual y grupal.
Un alto sentido de la experiencia.
Un buen sentido del humor" empleo de metáforas, $uegos, etc.
+mar el mundo, el universo, la gente
;;
.
&eguidamente se ofrecen ocho gráficos de barras en los ue se indican los resultados
obtenidos, en totales, con las dos versiones del test NK/< F% y EG, en las dos dimensiones
Fexpresada y deseadaG y en los dos grupos Fexperimental y controlG.
Grá0ico %* Putuaci, e?+resa!a e la co!ucta !el gru+o e?+eri/etal
Grá0ico 9* Putuaci, e?+resa!a e la co!ucta !el gru+o cotrol
Grá0ico ;* Putuaci, !esea!a e la co!ucta !el gru+o e?+eri/etal
Grá0ico <* Putuaci, !esea!a e la co!ucta !el gru+o cotrol
Grá0ico J* Putuaci, e?+resa!a e las e/ocioes !el gru+o e?+eri/etal
Grá0ico 7* Putuaci, e?+resa!a e las e/ocioes !el gru+o cotrol
Grá0ico '* Putuaci, !esea!a e las e/ocioes !el gru+o e?+eri/etal
Grá0ico E* Putuaci, !esea!a e las e/ocioes !el gru+o cotrol
!a lectura de los ocho gráficos anteriores es la siguiente)
9ráfico 28 Conducta8 7untuación expresada8 9rupo Experimental
En este gráfico se aprecian, en las barras verticales de punta$es del -</KN5%, los efectos
del grupo de encuentro, comparando el pretest con el postest. 0e los 9; su$etos, D corresponden a
los estudiantes5investigadores Flos su$etos n#meros ?, @, :, 9M, 9@, 9;G, obteniendo todos ellos una
puntuación más alta en el postest Fdespués del grupo de encuentroG, de la ue obtenían antes del
grupo de encuentro, en el pretest. +lgunos de los su$etos del grupo experimental obtuvieron
menos punta$e en el postest ue en el pretest Fsu$etos >, ;, 9?, 9DG. Estas cuatro personas
asistieron #nicamente a dos sesiones de las doce ue se llevaron a cabo. !os su$etos 9 y 9> se
mantuvieron sin cambios, los dos llegaron solamente a cuatro sesiones. 0e los seis su$etos,
exceptuando los estudiantes5investigadores, ue participaron en todas las sesiones F3, D, E, 99, 93,
9EG #nicamente uno de ellos Fel 93G disminuyó el punta$e.
/esumiendo) de los 9; su$etos del grupo experimental en la puntuación expresada de
conducta, cinco disminuyeron el punta$e, dos conservaron el mismo punta$e y once incrementaron
el punta$e.
9ráfico :8 Conducta8 7untuación expresada8 9rupo control
En el grupo control, 3M su$etos obtuvieron menos punta$e en el postest ue en el pretest"
#nicamente ? de ellos FE, 99, 93, 9:G incrementaron el punta$e en el postest realizado tres meses
después.
9ráfico ;8 Conducta8 7untuación deseada8 9rupo experimental
!os seis su$etos estudiantes5investigadores F?, @, :, 9M, 9@, 9;G incrementaron el punta$e
en el postest. 0e los cuatro su$etos ue asistieron #nicamente a dos sesiones F>, D, 9?, 9DG, dos de
ellos disminuyeron el punta$e F>, 9DG, los otros dos lo aumentaron FD, 9?G. 0e los seis su$etos ue
asistieron a todas las sesiones F3, D, E, 99, 93, 9EG, dos de ellos FD, EG disminuyeron el punta$e, los
otros cuatro lo aumentaron F3, 99, 93, 9EG.
9ráfico 38 Conducta8 7untuación deseada8 9rupo control
0e los su$etos ; incrementaron el punta$e FD, 99, 9?, 9@, 9:, 3M, 33, 3>G, dos también
habían incrementado el punta$e en la conducta expresada F99, 9:G. !os restantes 9D F9, 3, >, ?, @,
E, ;, :, 9M, 93, 9>, 9D, 9E, 9;, 39, 3?G, descendieron el punta$e de este tipo de conducta.
9ráfico <8 Emociones8 7untuación expresada8 9rupo experimental
0e los seis su$etos5investigadores F?, @, :, 9M, 9@, 9;G, cinco incrementaron el punta$e y
uno F9@G se mantuvo igual. 0e los seis su$etos ue participaron en todas las sesiones F3, D E, 99,
93, 9EG, tres incrementaron FE, 93, 9EG, dos se mantuvieron igual F3, DG, y uno disminuyó F99G. 0e
los ue asistieron a cuatro sesiones F9, 9>G, uno disminuyó F99G. 0e los ue asistieron a dos
sesiones F>, ;, 9?, 9DG, uno incrementó F;G, dos se mantuvieron lo mismo F9?, 9DG, y uno
descendió F>G. 0e los su$etos ue asistieron a cuatro sesiones F9, 9>G, uno disminuyó F9G, y el otro
uedó igual F9>G.
9ráfico 58 Emociones8 7untuación expresada8 9rupo control
0iez su$etos incrementaron F9, ?, @, ;, :, 93, 9>, 9D, 9:, 3MG, dos se mantuvieron con el
mismo punta$e F>, EG, el resto, doce, descendieron F3, D, 9M, 99, 9?, 9@, 9E, 9;, 39, 33, 3>, 3?G.
9ráfico =8 Emociones8 7untuación deseada8 9rupo experiencial
0e los seis su$etos5investigadores, cuatro F:, 9M, 9@, 9;G, incrementaron el punta$e y dos
F?, @G, lo disminuyeron. 0e los seis su$etos ue participaron en todas las sesiones, tres F3, D, 9EG
incrementaron, uno FEG se mantuvo igual y dos disminuyeron F99, 93G. 0e los ue asistieron a dos
sesiones, tres diminuyeron F>, ;, 9?G, y uno FDG se mantuvo igual. 0e los dos su$etos ue
asistieron a cuatro, uno aumentó F9>G y el otro disminuyó F9G.
9ráfico >8 Emociones8 7untuación deseada8 9rupo control
=ueve su$etos incrementaron el punta$e F?, D, E, ;, :, 9M, 99, 9D, 9:G, cuatro F3, 9?, 3M,
33G, se mantuvieron igual, y once disminuyeron el punta$e F9, >, @, 93, 9>, 9@, 9E, 9;, 39, 3>, 3?G.
Este estudio fue dise(ado para investigar, en un grupo de estudiantes universitarios los
efectos de un grupo de encuentro de aproximadamente 3? horas de duración. !os resultados
obtenidos indican ue los punta$es promedio, obtenidos en el -</KN5% y -</KN5E, en el grupo
experimental se incrementaron en estas dos escalas, la de conducta F%G y la emocional FEG tanto en
la dimensión expresada como en la deseada, en forma significativa. 0ado ue el incremento en
los punta$es del -</KN está considerado como un signo positivo del funcionamiento mental
saludable, se puede deducir, considerando estos resultados, ue el grupo de encuentro fue
beneficioso y permitió el crecimiento del potencial humano de los participantes.
En segundo lugar el corto período de tiempo transcurrido entre el pretest y el postest,
unido a la ausencia de cambio significativo en los punta$es del grupo control, sugiere ue los
cambios observados fueron probablemente debidos a los efectos de la experiencia vivida por los
participantes en el grupo de encuentro.
!os resultados indican ue los grupos de encuentro pueden ser un método productivo y
eficaz para incrementar los niveles de crecimiento personal y funcionamiento interpersonal en
gente 1normal2. Un beneficio secundario de esta investigación reside en la formación teórico5
práctica a la -erapia *estalt ue recibieron los seis estudiantes ue fueron su$etos5investigadores5
cofacilitadores.
+lgunos interrogantes surgen de este estudio, como son) W4ué tipos de personalidad se
benefician más del grupo de encuentro, considerando las variables de inclusión, control y afectoX
+sí como el opuesto a esta pregunta. W&e mantendrán en los participantes estos efectos a largo
plazoX W%ómo se explica el gran beneficio obtenido Fseg#n los punta$es del -</KNG por el grupo
de su$etos5investigadores, comparado con el grupo de su$etos5estudiantesX -odos estos
interrogantes y otros necesitan investigación futura antes de ser respondidos.
CAP2TULO J
AUINCE ALOS DE
INCESTIGACI(N G%&E9.%&&7:F
TESIS DOCTORALES EN TERAPIA GESTALT
Un enfoue de psicoterapia $oven, como es la -erapia *estalt, necesita apoyarse en la
investigación" como nuevo paradigma científico, tiene ue demostrar ue es eficaz, ue se
necesita, si no es así, no tendría sentido a(adir un modelo más de psicoterapia. 4uiere decirse, al
nacer más tarde ue los demás enfoues de psicoterapias Fprimera y segunda fuerza de psicologíaG
tiene ue $ustificar con estudios científicos su existencia. -al vez este punto de la investigación
de alta calidad se refle$a en la ciencia, me$or ue en ninguna otra publicación, por las -esis
0octorales. -odo lo anterior $ustifica ue, tanto en una obra publicada por esta misma editorial
unos meses con anterioridad a ésta FTerapia Gestalt0 Enfoque centrado en el aquí y el ahora$ se
haya a(adido un resumen Fa%stractG de cada una de las @D -esis doctorales sobre -erapia *estalt,
presentadas en universidades de los EE.UU. durante once a(os, desde el inicio de las
publicaciones de Knvestigaciones 0octorales con esta temática F9:EMG hasta el a(o 9:;3.
&iguiendo esta modalidad, auí se exponen los res#menes de las E@ -esis 0octorales presentadas
en los #ltimos uince a(os H de 9:;3 hasta 9::D 5. !o ue da un total de producción de 93D -esis
0octorales o investigaciones en los 3D a(os ue tienen de historia estas -esis en -erapia *estalt.
!a mayoría de estos estudios han sido realizados en universidades norteamericanos, y no
es sino hasta los #ltimos a(os ue profesores de ense(anza superior de otros países F%anadá,
+ustralia, /eino Unido, Krlanda, &ur de `frica, etc.G han iniciado la dirección de -esis 0octorales
en -erapia *estalt.
!as temáticas investigadas en estas 93D -esis son variopintas) estudios sobre el 1darse
cuenta2 #aPareness$, el estilo de contacto y las resistencias, la comparación de la -* con otros
enfoues de psicoterapia Fpsicoanalítica, rogeriana, racional emotiva, cognitiva5conductual,
transaccional, etc.G, la religión y la -*, los asuntos inconclusos, la 1silla vacía2, el principio
homeostático, el abuso sexual, etc. En estas investigaciones los instrumentos psicológicos más
utilizados son) el Personal Drientation 3nventory #PD3$ ue mide la auto5actualización" y el
Gestalt =ontact (tyles ;uestionnaireH6evised F%uestionario *estáltico de Estilos de %ontacto5
/evisadoG ue detecta el estilo de contacto Fproyectivo, introyectivo, retroflectivo, deflectivo,
confluenteG de la persona.
-anto los res#menes ue auí se presentan, como los del Tol. K FTerapia Gestalt$ han
sido publicados en inglés en el Dissertation /%stract 3nternacional #D/3$. 0iferentes
universidades disponen de los vol#menes del 0+K, y las publicaciones desde 9::> se pueden
obtener de una 8ase 0atos Fpara este traba$o se ha acudido a la 1ase de Datos 3(D=I=3BDD= del
=(3=$. !a publicación de una -esis en su totalidad se puede solicitar al Gniversity Aicrofil"s
3nternaTional #GA3, >M5>MM =. Qeeb /oad, +nn +rbor, .ichigan ?;9MD, EE.UU, o U.K5>M533
.ortiner &t., !ondon, 6K= E/+, EnglandG en cualuiera de estas tres modalidades)
encuadernada, microfilme y microficha.
-odo este material de -esis se presenta siguiendo este orden. En primer lugar, se
presenta un %uadro con las ED investigaciones F%uadro >G. Este cuadro contiene) apellido y
nombre del autor, a(o de publicación del a%stract en el 0+K, título de la -esis, e universidad
donde fue elaborada y presentada. En segundo lugar, se han traducido los ED a%stracts del inglés
al espa(ol. -odos estos res#menes se presentan a continuación del %uadro >.
Cua!ro ;* Auice aMos !e Tesis !octorales e TG G%&E9.%&&7:
AUTOR ALO T2TULO UNICERSIDAD
8arloR, +llen
/ichard
9:;? !a derivación de una teoría psicológica) !a
-erapia *estalt.
Univ. <f 6ollongong
F+ustraliaG.
8ehntaytehrani,
Ebrahim.
9::D -ratamiento terapéutico de día, como una
modalidad distinta de salud mental para
ni(os y adolescentes con serios trastornos
emocionales.
*eorge 6ashington
University.
8ernet, .ichael 9::D Estilo en la percepción del afecto y su
relación con la salud mental Fsentimientos,
emocionesG.
%ity University of =eR
AorC.
8otha, .ichael '. 9::@ !a integración de estrategias terapéuticas
en la hipnoterapia con adolescentes.
Univ. <f ,retoria F&ur5
`fricaG
8rand, %harles
&himon
9::9 El efecto de la asimetría hemisférica y el
rol sexual en dos formas de psicoterapia)
%ognitiva y afectiva.
Lent &tate Univ.
8roRn, %arolyn
!inda
9:;? !a teoría guestáltica de la agresión sana en
adolescentes incorregibles y normales.
,acific *raduate &chool
of ,sych.
8ryan, Elizabeth
!ynn
9:;> !os efectos de los e$ercicios gestálticos del
1darse cuenta2 F1aRareness2G en la auto5
actualización.
Kdaho &tate Univ.
8urroRs, /esellen 9::? Enfoues holísticos a la salud y al
bienestar en el =orte de Krlanda.
Univ. <f 8elfast,
Krlanda del =orte
%afffaro, 'ohn
Tíctor
9::M +nálisis factorial de los estilos de límites
al contacto entre terapeutas gestálticos.
-he Nielding Knstitute.
%arolan, /ichard 9::> !os efectos de utilizar imágenes auto5
creadas sobre la cantidad y el nivel de
autodescubrimiento de los adolescentes.
University of &an
Nrancisco.
%hristian, .arcia
*uillet
9:;> Kntervenciones psicológicas de -* con
adolescentes de educación secundaria.
Lent &tate Univ.
%lemmens, .ichael
%.
9:;; %omparación de la percepción de
psicoterapeutas *estalt y de orientación
piscodinámica en intervenciones
Univ. of ,ittsburgh
AUTOR ALO T2TULO UNICERSIDAD
individuales con las resistencias
individuales del cliente.
%offey, 'anet Ksaacs 9:;E -ratamiento de la bulimia con el enfoue
de -erapia *estalt grupal.
Univ. of =orth %arolina
at %hapell 7ill.
%ohen, !aura +nn 9::D Elaboración de un instrumento para medir
el proceso psicoterapéutico.
%alifornia &chool of
,rofess. ,sych. Nresno.
0ixon, Ellen
8radford
9:;> %omparación de conductas ling_ísticas y
paraling_ísticas en entrevistas a personas
normales y obsesivas ba$o condiciones de
-erapia *estalt y -erapia /eflectiva.
Tirginia %ommonRealth
Univ.
Nilippi, !inda '. 9::9 -eología feminista, -erapia *estalt,
<rientación ,astoral y la -ierra FEcologíaG
&chool of -heology at
%laremont.
NreR, 'on EdRard 9:;? Estudio del contacto interpersonal en la
-* y su relación con el a$uste conyugal.
Lent &tate Univ.
*agnon, 'ohn
7arvey
9:;@ !a -erapia *estalt con m#sicos y
metáforas musicales) El uso de *estalten
musicales para diagnosticar.
-he Union for
Experimenting %olleges
a Univ.
*lass, 'udith .arian 9::D El uso de las técnicas de acción para
incrementar el autodescubrimiento y la
empatía entre las pare$as casadas.
%alifornia &chool for
,rofessional
,sychology.
7alperin, Ellen Krene 9:;: +ctuar y psicoterapia) +plicaciones de
técnicas Cinestésicas y de actuación en la
formación de actores. Estudio
comparativo.
Univ. of <regon.
7amilton, %harles '. 9:;> El fenómeno de las resistencias en -* tal
como es presentado en la obra de Nritz
,erls.
8oston University
&chool of Educ.
7artung, ,aul '. 9::> %onstrucción y validación inicial de un
cuestionario gestáltico de toma de decisión
de una carrera.
Lent &tate Univ.
7ellgren, /ichard
Larl
9:;? Talidez de constructo del *estalt 45&ort)
Un enfoue con el método5/.
Lent &tate Univ.
7ilton, 0ouglas
Tincent
9::@ !a reconciliación guestáltica del proceso
de polaridades como un concepto meta5
psicológico.
Univ. of %algary
F%anadáG
7urd, /onald ,eter 9:;E !a influencia de la ,sicología *estalt en la
-erapia *estalt.
8oston Univ.
Kbá(ez, ,atricia 9:;? !os efectos de la *estalt orientada en el
grupo sobre la autoactualización de una
población adolescente.
United &tates
Knternacional Univ.
AUTOR ALO T2TULO UNICERSIDAD
'acCson, 'ohn 9:;: /eligión negra) Una *estalt viva. Emory University.
'esioloRsCi, 8ernard
&.
9:;: +plicación de la -* a la tercera edad en el
proceso 1!ife /evieR2 F/evisión de la
TidaG) Una síntesis conceptual y teórica.
Lent &tate Univ.
Lent, 'oseph ,eter 9:;? ,roceso psicoespiritual en psicoterapia
integral) .étodos terapéuticos gestálticos
tal como son aplicados en psicoterapia.
%alifornia Knstitute of
Kntegral &tudies.
Lepner, 'ames
Ksaiah
9:;> %uestionario de estilos de personalidad
desde la teoría de la -erapia *estalt.
Lent &tate Univ.
Lilloran, %arol +nn 9::> !a dimensión espiritual de la -erapia
*estalt
*arretSEvangelical
-heological &eminary.
Linzey, 0orothy
+llene
9:;: Unificación de opuestos en la teoría y la
-erapia *estalt y las dialécticas ,atan$ali
Aoga &utras y 7egeliana.
&ybrooC Knstitute.
Liracofe, =ancy !. 9::> +nálisis de las resistencias gestálticas en
psicoterapia individual.
-emple Univ.
LurzroC, +llan 9::? %reación de una tira cómica y un texto
psico5dinámico para incrementar el darse
cuenta F1aRareness2G psicológico y el
crecimiento personal en gente com#n.
-he Union Knstitute
!ee, Eva 9:;3 !os efectos del entrenamiento en -erapia
*estalt sobre las variables centrarse en el
presente y el auto5soporte.
United &tates
Knternacional Univ.
!eininger, Eileen .. 9::> !os mecanismos de defensa del ego y los
estilos de resistencias de la -* en un
grupo de mu$eres supervivientes de incesto
infantil.
-he Nielding Knstitute.
!ems, ,ieter 9::M ,royecto de investigación de
entrenamiento de e$ecutivos) Estudio
exploratorio.
Univ. of %alifornia
&anta 8.
!ittle, !inda Naye 9:;3 El impacto de la -* grupal en la
percepción ue tienen los padres de los
hi$os identificados como problemáticos.
University of LentucCy
.acCay, 8ety +lice
=.
9::D W%ómo se relaciona la técnica guestáltica
de las 1dos sillas2 con la teoría de !. &.
*reenbergX
-he Univ. of 8ritish
%olumbia F%anadáG.
.artineC, &herry
+nn
9:;@ !a teoría homeostática de la -*)
Elaboración y validación de un
instrumento.
Lent &tate Univ.
AUTOR ALO T2TULO UNICERSIDAD
.c+rthy, -homas
Kvan
9:;D 0iferenciación entre la disfunción eréctil
psicogénica y fisiogénica utilizando el
%uestionario *estalt de Estilos de
%ontacto.
Lent &tate Univ.
.c.ain, &helly N. 9::D %ambios en los esuemas self5otros y
resultados de la psicoterapia. +suntos
inconclusos.
AorC University
F%anadáG.
.erry, Uri 9:;@ !a neurosis de las organizaciones) Una
perspectiva *estalt.
Univ. of %alifornia
&anta 8.
.ichelson, 8arbara
'. T.
9::> !a sexualidad y los estilos de contacto
*estalt en mu$eres supervivientes víctimas
de abuso sexual en la infancia.
Lent &tate Univ.
.iner, Eugene
7arold
9:;: El rol adaptativo de la timidez) Una
aplicación de la teoría de la -*
,acific *raduate &chool
of ,sych.
<U*rady, 0aniel
Nrancis.
9:;D !os efectos de a(adir una intervención
somática a la técnica guestáltica de las
1dos sillas2 en la toma de decisión de una
carrera.
!oyola Univ. of
%hicago.
<Cere, =icholas
&unday
9:;@ +plicación de los principios de la -* al
aprendiza$e) Estudio de un caso de
resistencias en la educación de adultos.
,epperdine Univ.
<U&hea, -homas /. 9:;3 !os efectos de la 1silla vacía2 de la -* en
el auto5registro de sentimientos
interpersonales negativos.
United &tates
Knternacional
University.
,adover, *ary ,aul 9::3 Normas de expresión de cólera y
preferencias psicoterapéuticas.
-emple Univ.
,edersen, /ebeca +. 9::D Terificación de un modelo de resolución
de asuntos inconclusos.
AorC University
F%anadáG.
,unt, .artha
+driana
9::@ +plicación de la hipnoterapia a
adolescentes depresivos.
Univ. of ,retoria,
F`frica del &urG.
/andolph, Lathleen 9::M /elación entre los estilos de resistencia de
la -* y el medio familiar percibido.
-he Nielding Knstitute.
/ichards, %harles
!eRis.
9:;3 Knvestigación de las preferencias
terapéuticas de los tipos de personalidad
$unguianos, utilizando las -erapias
/acional Emotiva, %entrada en el %liente,
y *estalt.
United &tates
Knternacional Univ.
/oche, Lenneth E. 9:;E El proceso de recuperación del
alcoholismo y la influencia de las variables
Lent &tate Univ.
AUTOR ALO T2TULO UNICERSIDAD
psicológicas de la teoría homeostática de la
-*.
&him, &teve
&angCRon
9::M Un caso clínico de experiencia 17aan2
entre inmigrantes coreanos en el &ur de
%alifornia) Una orientación pastoral
crosscultural.
&chool of -heology at
%laremont.
&mith, Tirginia
Eleanor
9::@ !a experiencia de mu$eres agresivas)
+nálisis de mu$eres encarceladas desde la
perspectiva de la teoría de la -*.
-he Union Knstitute.
&oluliere, .ichelle 9::@ !os efectos diferenciados del diálogo en la
1silla vacía2 y la reestructuración cognitiva
en la resolución de sentimientos
persistentes de cólera.
University of <ttaRa
F%anadáG
&pillman, %raig
6arren
9:;: +nálisis histórico de los traba$os
publicados por Nritz ,erls.
Univ. of =orth -exas.
&tein, 'oyce +nn 9:;@ !os efectos terapéuticos del 1darse cuenta2
F1aRareness2G en los trastornos de
ansiedad.
-he ,ennsylvania &tate
University.
&tevens, *eorge '. 9:;: Knterrelación entre la homeostasis *estalt,
el rendimiento académico, y la madurez en
los estudios de alumnos de secundaria y
formación profesional.
Lent &tate Univ.
-ervo, 0ense +nn 9:;: +nálisis fenomenológico de la experiencia
psicoterapéutica de terapeutas *estalt, y
centrados en el cliente, con ni(os de siete a
once a(os de edad.
University of ,ittsburgh
-esch, 8arbara 9:;: El significado de la relación entre clientes
y terapeutas en la -erapia %entrada en el
%liente y en la -*.
Larl5Nranzens
Univesitbt *raz.
F+ustriaG
-hurmer, 7arvey
,aul
9::? Ese(ando a la persona total) +plicación de
los principios de la *estalt al estudio del
violín.
Univ. of .iami.
Tallano, -erry 9:;; 0esarrollo de un método para identificar
los procesos de contacto y confluencia tal
como son definidos por la -*
Univ. of 6indsor
F%anadáG.
Tan &choor, Eric
,aul
9::@ -radiciones de psicoterapia de grupo en
*ran 8reta(a y los EE.UU) Un estudio
sociocultural histórico con referencia
especial a &.7. NoulCes.
-he 6right Knstitute.
6alC, %arol +nn 9::? 0el miedo a la fuerza) Una historia
personal de una superviviente de abuso
-he Union Knstitute.
AUTOR ALO T2TULO UNICERSIDAD
sexual y de su terapeuta.
6ells, %alvin
/ichard
9:;D ,ercepción y fe) Kntegración de la -* y la
-eología %ristiana en el pensamiento de
%.&. !eRis.
8aylor University
6etzel, Elisabeth 9::D !os posibles efectos de la m#sica en la
aplicación a la preparación al parto.
Universitbt &alzburg
F+ustriaG.
6heeler, *ordon
.oor
9:;: !a -* reconsiderada) Una crítica teórica y
revisión del modelo de contacto de
*oodmanS,erls.
8oston %ollege
6hite, .ichael T. 9::? Kntervenciones terapéuticas ue facilitan
los buenos momentos de las sesiones de
-*.
University of <ttaRa
F%anadáG.
6ilburger, +ndrea. 9::3 !a importancia de la antropología de
.artin 8uber para la psicoterapia.
+nálisis de la 1*estalt5terapia2 y la teoría
de relaciones de -hea 8auriedl.
KnnsbrucC Universitbt
F+ustriaG.
6oods, 0oris Ellen 9:;? +rtritis y expresión de cólera) +plicación
de la -* como una estrategia en mu$eres
artríticas.
Univ. of +rizona
6oodRard, *ordon 9::M 0os tipos de orientación en el liderazgo)
Una exploración del liderazgo en el
&istema Educacional de la Kglesia, seg#n la
-*.
University of %alifornia,
&anta 8arbara.
QambroRsCi,
!eonard '.
9:;3 El uso de la -* con clientes ue expresan
valores religiosos
Lent &tate Univ.
%eledonio %astanedo, 9::E.
"a derivación de una teoría psicológica. "a Terapia 9estalt
8+/!<6, +llen /ichard F9:;>G. -he University of 6ollongong F+ustraliaG.
Esta -esis analiza los precursores teóricos de la -*, los traba$os publicados por Nritz
,erls y su conocimiento de otras teorías y enfoues filosóficoSreligiosos. 0e este análisis surgen
3E teóricos, además de la psicología *estalt, el 8udismo Qen, el -aoísmo y la fenomenología,
como las principales fuentes mencionadas por ,erls.
%uando fue posible, los traba$os originales de estos teóricos fueron estudiados para
determinar su influencia en ,erls. +simismo, se hizo la traducción, cuando los traba$os habían
sido originalmente publicados en otras lenguas distintas al inglés.
!a comparación de los traba$os de estos teóricos con auellos de Nritz ,erls, muestra ue
todos ellos tienen parecidos muy significativos a los traba$os de ,erls. &e concluye ue ,erls tomó
prestado de otros un extenso material teórico para formular la -*. &in embargo, éste minimiza a
menudo su dependencia de otros, o no les concede la autoría correspondiente.
+demás, esta -esis contiene tres apéndices) un glosario terminológico" un resumen de
las entrevistas con 33 terapeutas gestáltistas de los EE.UU. en las ue los entrevistados indican la
dirección en ue se desarrolla la -* desde la muerte de ,erls" y un índice de los traba$os
completos de Nritz ,erls.
Tratamiento terap?utico de día como una modalidad distinta de salud mental para
ni#os y adolescentes con serios trastornos emocionales8
8E7=-+A-E7/+=K, Ebrahim F9::DG. -he *eorge 6ashington University.
Este estudio define los parámetros de un tratamiento terapéutico de día, como una
modalidad distinta de tratamiento de salud mental para ni(os y adolescentes con trastornos
emocionales severos, por medio de un estudio descriptivo de un solo5caso del 1+merican 0ay
-reatment %enter2 F+*-%G situado en Nairfax, Tirginia.
&e utilizaron instrumentos no estandardizados para obtener los datos de las entrevistas
clínicas del euipo, la observación del programa de tratamiento de día en operación, y el análisis
de documentos. +simismo, se utilizaron estadísticas descriptivas.
!a síntesis de los resultados de este estudio indica ue el tratamiento de día era una
modalidad distinta de tratamiento para esta población. Esta modalidad terapéutica permite ue
estos ni(os y adolescentes sigan en sus hogares, y asistan a las escuelas o colegios, mientras
reciben tratamiento psiuiátrico. !a fragmentación del tratamiento fue evitada con la utilización
de un tratamiento holístico, multidisciplinario. Esta *estalt de tratamiento facilita
significativamente la transición a diferentes niveles de tratamiento a medida ue las necesidades
específicas de estos ni(os y adolescentes cambian con el transcurso del tratamiento. &e analizan
las implicaciones para ense(ar a ni(os y adolescentes con trastornos emocionales severos en una
institución de día, y se dan recomendaciones para formar maestros.
Estilo en la percepción del afecto y su relación con la salud mental $sentimientos
emociones%8
8E/=E-, .ichael F9::DG. %ity University of =eR AorC.
En esta investigación se elaboró la Escala de Estilos en la Percepcin del /fecto
#EEP/$, un auto5cuestionario de :> ítems ue explora el constructo 1estar en contacto con las
propias emociones2, dentro del marco de referencia de las teorías contemporáneas de emociones.
EEP/ discrimina las preferencias entre tres estilos perceptuales, conceptualizados éstos como
mediadores entre los sentimientos del cuerpo y el estado emocional resultante) 9G basado en el
estilo corporal F8%G percibido de las emociones a lo largo de un 1darse cuenta2 F,aPareness”G
integrado por ligeros cambios físicos" 3G Ynfasis en la Evaluación FEEG, por la introspección se
interpretan los sentimientos" y >G .irando a la !ógica F.!G, utiliza el razonamiento para
comprender y controlar las emociones.
!os ítems de la escala refle$an validez de contenido) la fiabilidad interna de los estilos de
la EE,+ varía de .;9 a .;D Fn c :;EG. !a correlación media de los ítems de las escalas era de .?3.
El estilo 8% correlacionaba con las medidas establecidas de salud mental y con el afecto
y los sentimientos" EE correlacionaba con neuroticismo, vigilancia, aprehensión y tensión" .! no
mostraba correlación con salud mental, pero correlacionaba negativamente con sentimientos y
afecto. !os auto5informes de los participantes en el darse cuenta de peue(os cambios en las
emociones corporales correlacionaban positivamente con 8%, y negativamente en EE y .!. !os
auto5informes de satisfacción general correlacionaban positivamente con 8%, y negativamente
con EE.
!a media de punta$es del EE decrecía significativamente con la edad" los punta$es 8%
aumentaban con la edad entre auellos ue informaban experiencias terapéutica intensa" .!
incrementaba con la ausencia de terapia intensa. !a alta y consistente correlación de EE con los
componentes de neuroticismo y descontento, sugiere ue el limitado darse cuenta de las se(ales
corporales internas, como mediadores entre los sentimientos y las emociones, puede ser
significativo, y por consecuencia, un componente olvidado del neuroticismo.
-ambién se exploró la eficacia de las psicoterapias) 8% tenía una alta correlación con la
relevancia personal de varias psicoterapias F*estalt, 'unguiana, /ogerianaG, modalidades
corporales Fterapias corporalesG, y disciplinas espirituales FmeditaciónG" .! correlacionaba
negativamente. !a combinación de psicoterapias con modalidades físicas y espirituales realza
significativamente las correlaciones con 8%.
+demás, el estudio sugiere ue las terapias ue se dirigen a los sentimientos físicos en el
nivel subcortical, y auellas ue incrementan la habilidad para percibir sentimientos sutiles,
pueden optimizar la salud mental y el funcionamiento personal.
"a integración de estrategias terap?uticas en la @ipnoterapia con adolescentes $Texto
africano%8
8<-7+, .ichael 'ohannes F9::@G. University of ,retoria F&ur5`fricaG.
!a hipnoterapia no puede ser percibida como un enfoue terapéutico con una fundación
teórica distinta y características técnicas #nicas. .ás bien, la hipnoterapia proporciona un marco
de referencia o una interrelación en la ue las estrategias terapéuticas existentes pueden ser
utilizadas mucho más eficazmente. !a integración de técnicas de la -erapia %onductual en la
hipnoterapia está bien documentada. -ambién existen algunos e$emplos de integración de
técnicas de los enfoues psicodinámicos y conductual5cognitivo con la hipnoterapia. !a
utilización de técnicas de los enfoues terapéuticos existentes en hipnoterapia no está siempre
descrita en su totalidad y, a menudo, no se ilustra claramente con estudios de casos. Existe una
clara necesidad de investigar la aplicación de estrategias terapéuticas de la hipnoterapia con
adolescentes.
!as características del desarrollo del adolescente plantean exigencias excepcionales en el
hipnoterapeuta. !os adolescentes no están siempre motivados a participar en psicoterapia y, a
menudo, miran al terapeuta con recelo. &in embargo, la hipnoterapia puede ser una alternativa
interesante para los adolescentes, dado ue éstos tienen una vida rica en fantasías y una necesidad
para una me$or comprensión de, y más control sobre su funcionamiento general.
En este estudio se demuestra, con el estudio de cuatro casos, ue la técnica y principios
de los enfoues psicodinámico, -erapia de %onducta, -erapia %onductual5%ognitiva, -erapia
*estalt y +nálisis -ransaccional, pueden integrarse adecuadamente en la hipnoterapia con
adolescentes. !as técnicas del enfoue psicodinámico pueden ser especialmente valiosas en el
proceso de diagnóstico durante la hipnoterapia, mientras las técnicas de la -erapia %onductual5
%ognitiva, la -erapia *estalt, y la -erapia %onductual, pueden ser utilizadas terapéuticamente.
Este estudio indica ue los cambios asociados con los estados hipnóticos pueden beneficiar el
proceso terapéutico con adolescentes. !os principios teóricos del +nálisis -ransaccional
proporcionan un marco de referencia en el ue la patología y la hipnoterapia pueden ser
representados al adolescente de una forma sencilla. !a hipnoterapia es especialmente indicada en
el tratamiento de experiencias disociadas y emociones, y en el tratamiento de adolescentes
inhibidos emocionalmente. &e necesitan estudios comparativos con el fin de determinar la
utilidad relativa de la hipnoterapia con adolescentes. !as investigaciones futuras deberían
también tener en cuenta la influencia de las características de la personalidad y la
hipnotizabilidad.
El efecto de la asimetría @emisf?rica y el rol sexual en dos formas de psicoterapia.
Cognitiva y afectiva8
8/+=0, %harles &imón F9::9G. Lent &tate University.
Este estudio fue dise(ado para analizar la interacción entre cinco factores) estilo
terapéutico Fcognitivo o afectivoG" rol sexual Fcomo lo determina el 1e" (e7 6ole 3nventory Q
1(63 H$? hemisferio dominante Fseg#n el -orrance, /eynolds, /iegel, and 8all, 8our (tyle of
*earnin& and Thin2in& Test = Q 8(*TT= HG" sexo, y edad. -reinta terapeutas de -* y otros tantos
de -erapia de la /ealidad H-/ F6eality TherapyG completaron los dos instrumentos) el 8&/K y el
A&!!-%. &e utilizó un procedimiento lineal general para establecer la interacción entre los
factores examinados, y un análisis de la varianza para determinar si la media de las respuestas era
la misma en los diferentes niveles de uno o más de los factores.
&e encontró una alta correlación entre el hemisferio cerebral derecho dominante, el
punta$e femenino del 8&/K, y la -*, así como entre el hemisferio cerebral izuierdo dominante y
la -/. El hemisferio cerebral derecho dominante y la integración hemisférica dominante
correlacionaban con el punta$e femenino del 8&/K. Estadísticamente, la edad no era significativa.
-ampoco se encontró correlación entre el hemisferio cerebral izuierdo dominante y el punta$e
masculino del 8&/K. &e presenta un análisis de estos resultados y se analizan las implicaciones
terapéuticas formativas.
"a teoría guestáltica de la agresión sana en adolescentes incorregi!les y normales
8/<6=, %arolyn !inda F9:;?G. ,acific *raduate &chool of ,sychology.
Este estudio describe la teoría de la agresión sana como la habilidad para estructurar una
*estalt, o respuesta total organizada, y examina cómo el adolescente incorregible tiene menos
capacidad para estructurar una *estalt, o respuesta total organizada, y examina cómo el
adolescente incorregible tiene menos capacidad para estructurar Gestalten ue el adolescente
normal. 4uiere decirse, el estudio cuestiona ue estos adolescentes incorregibles sean menos
agresivos ue los $óvenes normales.
&e empare$aron un grupo de >M muchachas adolescentes incorregibles Ffuera del control
familiar y escolarG con otras >M muchachas normales. !as pare$as se formaron seg#n la edad F9D5
9D a(osG, el status socioeconómico, la raza FcaucasianaG, y el %K verbal Fdeterminado con el
Pea%ody Picture >oca%ulary Tests, 0un, 9:D@G. !as adolescentes incorregibles asistían a un
%entro de <rientación para $óvenes, ubicado en el área de &an Nrancisco. !as adolescentes
normales provenían de diferentes colegios de secundaria situados en la misma ciudad ue el
%entro de <rientación.
+ todos los su$etos se les administraron seis tests psicológicos ue medían la habilidad
para estructurar material en las áreas verbal, no5verbal y social. Estas pruebas eran) cuatro
subtests del 6K&%5/ #(e"e'an)as, 6o"peca%e)as, =u%os e !istorietas$, y dos tests estructurales
adicionales Fel Test de 5i&uras Dcultas y el -+-G. -res de los tests estructurales reuerían
dominar el aspecto de agresión sana conocido como 0esestructurar, o sea, la habilidad para
analizar o romper el todo en sus partes, con el fin de reorganizar las partes en una nueva *estalt.
-odas las adolescentes incorregibles expresaban una habilidad estructural significativamente más
ba$a en todos los tests analizados, 5 =u%os, 5i&uras Dcultas, y el T/T, seg#n el punta$e de la
Dr&ani)acin Perceptual de 0ana F9:@:G 5. En (e"e'an)as, 6o"peca%e)as e !istorietas, el todo
desestructurado está presente en el material del test, y los su$etos simplemente tienen ue
organizar las partes en una nueva *estalt. En estas tres #ltimas subescalas del 6K&%5/ no se
dieron diferencias significativas entre las adolescentes incorregibles y normales.
!os resultados fueron analizados en términos de cómo traba$ar en psicoterapia con
adolescentes incorregibles, teniendo el apoyo de los padres y del sistema educativo. !as
recomendaciones para futuras investigaciones incluyen análisis más profundos de los efectos del
sexo, la edad, el %K, el status socioeconómico, y la severidad de las $óvenes incorregibles en la
habilidad para estructurar.
"os efectos de los e'ercicios gestálticos del 0darse cuenta1 $0aAareness1% en la autoB
actualización8
8/A+=, Elizabeth !ynn F9:;>G. Kdaho &tate University.
Este estudio fue dise(ado para responder a la siguiente pregunta) 1W!os e$ercicios
gestálticos del darse cuenta son más efectivos para facilitar la auto5actualización, ue los factores
no específicos producidos en un grupo no terapéutico o grupo controlX2
!os su$etos de este estudio eran 9; alumnos5voluntarios de la Universidad del Estado de
Kdaho, con edades ue oscilaban entre 33 y @9 a(os. Estos 9; voluntarios fueron asignados al azar
a tres grupos) *rupo + Fgrupo experimental de tratamientoG, *rupo 8 Fgrupo de tratamiento no
específicoG, y *rupo % Fgrupo de controlG. !os grupos + y 8 recibieron 3? horas de tratamiento,
durante tres días. El grupo % no tuvo ning#n contacto terapéutico. !os talleres del grupo +
estaban orientados en e$ercicios del 1darse cuenta2 de la -erapia *estalt. !os talleres del grupo 8
tenían un enfoue educativo ue incluía un programa de bienestar físico, técnicas transpersonales
y e$ercicios al aire libre.
El instrumento utilizado fue el Personal Drientation 3nventory #PD3$, desarrollado y
descrito por Everett &hostrom como un test ob$etivo de auto5actualización.
!os resultados de este estudio indican un crecimiento positivo significativo en el grupo
experimental de tratamiento, comparado con el grupo de tratamiento no específico, en la Escala
(uport 6atio DtherI3nner del ,<K. Estos resultados se(alan alguna validación empírica de ue los
e$ercicios gestálticos del darse cuenta en los talleres de 3? horas incrementan la parte autónoma de
la auto5actualización Hseg#n la mide el ,<K H en alumnos universitarios voluntarios para vivir una
experiencia de crecimiento.
Enfo+ues @olísticos a la salud y al !ienestar en el Corte de &rlanda8
8U//<6&, /osellen F9::?G. 4ueenUs University of 8elfast FKrlanda del =orteG.
Esta tesis es un estudio antropológico de enfoues holísticos a la salud y al bienestar en
Krlanda del =orte, y sit#a las terapias 1alternativas2 dentro de un amplio movimiento de la =ueva
Edad. &e analizan las definiciones de los enfoues holísticos al cuidado de la salud, y se hace una
crítica de la medicina convencional desde una perspectiva holística. -ambién se analizan las
teorías de movimientos sociales, y el movimiento de la =ueva Edad es presentado como una
forma innovadora de producción y conocimiento, dando atención específica a la medicina
holística y a los líderes de la =ueva Edad, ue operan como 1movimientos intelectuales2. &e
identifican y analizan las metáforas centrales, especialmente 1naturaleza2, 1emoción2 y el
1cuerpo2.
El investigador utiliza la observación de los participantes para proporcionar un análisis
profundo de las terapias específicas, incluyendo &hiatsu, +roma5therapy, -ai %hi, y -erapia
*estalt. +simismo, identifica las seme$anzas y divergencias dentro del movimiento. !a -esis
busca conceptualizar lo ue puede ser visto como un movimiento transcultural dentro del marco
local del =orte irlandés.
!as comunidades y espiritualidades de la =ueva Edad son comprendidas como un
aspecto de un amplio movimiento holístico ue intenta transformar el mundo transformando el
self.
)nálisis factorial de los estilos de límites al contacto entre terapeutas gestáltistasD8
%+NN+/<, 'ohn Tictor F9::MG. -he Nielding Knstitute.
En esta tesis se modificó el =uestionario Gestáltico de Estilos de =ontactoH6evisado
#=GE=H6$, a(adiendo ?M ítems originales ue medían la deflexión. !a nueva medida de la
estructura factorial fue después estudiada en un grupo de terapeutas gestálticas. %iento setenta y
cinco terapeutas guestaltistas, pertenecientes a Knstitutos de formación de terapeutas de los
EE.UU. completaron y devolvieron los cuestionarios. -odos los participantes completaron
también una !o'a de Datos Personales #!DP$, el 3nterpersonal =hec2 *ist #3=*$, y el ;uic2
6eferente Test #;6T$.
!as respuestas de los participantes fueron evaluadas realizando un análisis factorial del
%*E*5/, estableciendo la correlación entre el %*E%5/ y el K%!, y un análisis factorial
exploratorio de los nuevos ítems separados de deflexión. &e resumió la información
proporcionada por el 4/-, relacionada con el conocimiento teórico de los participantes en los
conceptos de la -erapia *estalt.
O =ota del autor. 0e esta -esis se ha publicado un artículo) %affaro, '. F9::9G. + factor +nalitic
&tudy of 0eflection, The Gestalt Rournal, S3> #1$, C:HF-.
El factor principal del análisis descubre una estructura de dos factores) uno primario ue
se aseme$a a la deflexión, y un segundo factor parecido a la confluencia. El análisis exploratorio
de los ?M nuevos ítems de deflexión conduce al desarrollo de una nueva escala de 33 ítems para
medir la deflexión. !a nueva escala F%0EN!E%-G tiene más fiabilidad y menos ítems ue la
escala original de deflexión %*E%5/. +simismo, la escala %0EN!E%- contiene un cierto
n#mero de ítems con diferente contenido. ,or otra parte, se encontró correlación significativa
entre el K%! y el %0EN!E%-, lo ue ya era predecido.
!os resultados indican ue los estilos de contacto, en los participantes en este estudio,
pueden ser interdependientes. +simismo, existe evidencia de ue la deflexión es un estilo de
contacto ue tiene su base en la sociedad acelerada y tecnologizada de hoy en día.
"os efectos de utilizar imágenes autoBcreadas so!re la cantidad y el nivel de autoB
descu!rimiento de los adolescentes8
%+/<!+=, /ichard F9::>G. University of &an Nrancisco.
Pro%le"a. !a incidencia de la delincuencia $uvenil entre la $uventud norteamericana es
alarmante. ,ara enfrentar adecuadamente este trastorno tenemos ue comprender ué es lo ue
experimentan los adolescentes, así como los factores medio5ambientales ue les afectan. Una
forma de comprender a los adolescentes en crisis es ofreciéndoles apoyo para ue logren auto5
descubrir sus pensamientos y sentimientos.
Procedi"ientos y ".todos. !as imágenes auto5creadas y la +rte5terarpia son excelentes
herramientas para desarrollar la habilidad de los adolescentes para auto5descubrirse. +uí se
utilizó como procedimiento una intervención de +rte5terapia operacionalmente definida con
imágenes auto5creadas, como un medio para incrementar la cantidad y el nivel del auto5
descubrimiento.
El dise(o de investigación se basó en una integración de la teoría fenomenológica de la
+rte5terapia de .asla 8etensCy y la teoría de la -erapia *estalt del +rte de 'anie /hyne FOG. El
procedimiento de intervención implica cinco condiciones ue van desde el uso de imágenes auto5
creadas, como un refle$o de los sentimientos, al uso del tema relacionado con las imágenes auto5
creadas, como promotor del auto5descubrimiento.
El método de investigación utilizado fue el de un su$eto5#nico, dise(o de línea de base
m#ltiple. !a variable independiente era un procedimiento de entrenamiento en el uso de las
imágenes auto5creadas, la variable dependiente era la cantidad y el nivel de descubrimiento de
cinco adolescentes con trastornos emocionales F-EG.
6esultados. !os resultados de la investigación indican ue cuando las imágenes se
relacionan con un tema dado, éstas están creadas por un adolescente con -E y, subsecuentemente,
utilizadas como promotoras y como ob$etos de referencia cuando el tema es analizado. El uso de
las imágenes auto5creadas puede incrementar la cantidad y el nivel de auto5descubrimiento del
su$eto.
O =ota de autor) El lector interesado en este tema puede también consultar) /hyne, '. F9:;?G The
Gestalt /rt E7perience. =reative process T E7pressive Therapy. %hicago) .agnolia &treet ,ublishers.
=onclusin. El uso de imágenes auto5creadas y la +rte5terapia pueden ser herramientas
valiosas para ayudar a los adolescentes con -E a descubrir sus realidades privadas, sus
sentimientos personales y $uicios. !as imágenes auto5creadas pueden ser una herramienta #til
para ayudar a comprender los pensamientos y sentimientos de los adolescentes con -E, así como
los factores ue les afectan.
&ntervenciones psicológicas de Terapia 9estalt con adolescentes de educación
secundaria8
%7/K&-K+=, .arcia *uillet F9:;>G. Lent &tate University.
Este estudio explora la premisa de ue los e$ercicios e intervenciones psicológicas
gestálticas pueden me$orar la salud mental de los adolescentes, y ue tales intervenciones pueden
también reducir la susceptibilidad al abuso de drogas.
!a literatura revisada sostiene la importancia del aprendiza$e experimental ue se dirige
a los asuntos interpersonales e intrapersonales, también sostiene el considerar dichas
intervenciones como un medio para reducir en los adolescentes el uso de drogas.
!a investigación fue llevada a cabo en un colegio de secundaria. &e formaron dos
grupos de séptimo grado) el grupo de comparación recibió el currículum habitual del grupo de
orientación" y el grupo de tratamiento participó en un programa sustituto de e$ercicios basados en
-erapia *estalt. El ob$etivo de las intervenciones gestálticas era incrementar el darse cuenta
FaParenessG de sí mismo en el entorno, el darse cuenta de sí mismo en relación con los otros, y el
darse cuenta de las necesidades y valores ue reuiere un buen contacto. !as intervenciones
fueron dise(adas y presentadas por el autor y el orientador escolar del séptimo grado" ambos
tenían formación en -erapia *estalt.
%ada grupo completó un pre5post Gestalt ;Hsort #G;Hs$, para medir el impacto de las
intervenciones gestálticas y compararlas con el programa tradicional. El G;Hs identifica los
su$etos ue son capaces de establecer un buen contacto, uiere decirse, psicológicamente 1sanos2.
-ambién se tomaron mediciones relacionadas con la conducta escolar, incluyendo pre5post
ausencias, pre5post notas académicas, y una medida de implicación escolar disponible #nicamente
como postest. +simismo, se recogieron respuestas de feedbacC del grupo de tratamiento. =o se
hizo ninguna medición directa del uso de drogas.
El grupo de tratamiento puntuó significativamente más alto ue el grupo de comparación
en el =;Hs y en la implicación escolar. El autor discute estos resultados y sus implicaciones en
los programas escolares y en los programas de abuso de drogas.
Comparación de la percepción de psicoterapeutas 9estalt y de orientación
piscodinámica en intervenciones individuales con las resistencias del cliente8
%!E..E=&, .ichael %raig F9:;;G. University of ,ittsburgh.
!as resistencias del cliente han sido una variable inferida en la investigación en
psicoterapia. El ob$etivo de este estudio era obtener una descripción conductual específica de la
percepción de psicoterapeutas guestaltistas y psicodinámicos Fpsicoanalíticos y $unguianosG de las
resistencias, y su posible intervención. Utilizando un cliente voluntario y un terapeuta ecléctico
se elaboró un video5tape de una sesión inicial de psicoterapia. El video fue visto, por @ terapeutas
guestaltistas y @ terapeutas psicodinámicos, ambos con un mínimo de 9M a(os de experiencia
clínica. !os su$etos fueron entrevistados, describiendo las conductas específicas de los clientes y
las posibles intervenciones.
!os datos fueron analizados utilizando el análisis de contenido. &e hicieron
comparaciones inter e intra subgrupo. !os su$etos tendían a percibir la resistencia de los clientes
seg#n su orientación teórica. !os su$etos de orientación guestáltica describían las conductas
verbales Fcomo el lengua$e disociadoG y una gran variedad de conductas no verbales Fmovimiento
del cuerpo bloueadoG. !os su$etos orientados psicodinámicamente describían las conductas
verbales en términos de negación y retención de material significativo, y pocas conductas no
verbales. !os su$etos diferían en las intra e inter5orientaciones seg#n la frecuencia y tipos de
intervenciones sugeridas. !os su$etos con mayor experiencia en cada subgrupo diferían en la
frecuencia de intervenciones de su subgrupo. !os subgrupos fueron euivalentes en la frecuencia
de intervenciones F*estalt 3:V y psicodinámico 3@VG.
Tratamiento de la !ulimia con el enfo+ue de Terapia 9estalt grupal8
%<NNEA, 'anet Ksaacs F9:;EG. -he University of =orth %arolina at %hapell 7ill.
<nce mu$eres bulímicas participaron en un programa de tratamiento grupal de ocho
semanas dise(ado para reducir la sintomatología bulímica. El tratamiento se basó en una
interpretación de la investigación en -* ue indica ue la restricción en la dieta es el factor
principal ue produce y mantiene la bulimia. !os su$etos del grupo de tratamiento fueron
comparados con nueve su$etos de control en medidas relacionadas con la dieta y el esfuerzo, la
insatisfacción con el cuerpo, el darse cuenta FaPareness$ interno, la conducta compulsiva de
comer, y la conducta bulímica en el postest y en el seguimiento.
El grupo de tratamiento me$oró significativamente más ue el grupo control en lo
relacionado con la dieta y el esfuerzo en el postest, pero no me$oró en el seguimiento. =o se
encontraron diferencias significativas en las medidas de insatisfacción con el cuerpo o el darse
cuenta interno en el postest y en el seguimiento. -ambién, en el seguimiento, el grupo de
tratamiento me$oró significativamente más ue el grupo control en una medida global del
síndrome bulímico.
&e encontró ue los cambios relacionados con la dieta correlacionaban
significativamente con tres de las cuatro medidas de la conducta bulímica en el postest, pero no en
el seguimiento. !a medida compulsiva de comer correlacionaba significativamente con una
medida de conducta bulímica en el postest y con dos medidas del seguimiento. %ambios en los
esfuerzos de dieta, insatisfacción con el cuerpo, y el darse cuenta interno no correlacionaban
significativamente con las medidas de bulimia ni en el postest ni en el seguimiento.
+unue este tratamiento ayudó, no fue más eficaz ue otros tratamientos de grupo. &e
recomendó ue futuras investigaciones enfouen en la interacción de las variables del cliente y las
variables del tratamiento para determinar ué tratamiento es más eficaz y para ué tipo de cliente.
-ambién se sugiere ue se hagan esfuerzos para desarrollar instrumentos ue midan con mayor
exactitud los esfuerzos de la dieta, y la insatisfacción con el cuerpo.
Ela!oración de un instrumento para medir el proceso psicoterap?utico8
%<7E=, !aura +nn F9::DG, %alifornia &chool of ,rofessional ,sychology, Nresno.
El propósito de este estudio consistía en desarrollar y elaborar un instrumento ue
midiese el proceso terapéutico en todas las orientaciones. !a relación del cliente con la terapia se
controló presentando 9M escenarios de clientes y frases ue éstos decían al terapeuta en una
sesión, y teniendo diferentes terapeutas respondiendo a cada cliente. &e pensó ue esta nueva
metodología controlaría diferentes variables en las interacciones humanas. + los terapeutas se les
pidió ue se(alasen en una Escala tipo !iCert cómo les gustaría responder a un cliente específico,
considerando las respuestas m#ltiples del cuestionario psicoterapéutico dise(ado por el autor.
-ambién se pidió a los terapeutas ue se(alasen su orientación teórica. &e recibieron 9:M
cuestionarios de psicoterapeutas miembros de la +sociación +mericana de ,sicología F+,+G.
&e hipotetizó ue el instrumento discriminaría entre las diferentes orientaciones
terapéuticas. !os resultados obtenidos van en la línea de las expectativas, el DEV muestra una
tendencia hacia una clasificación correcta. En general, el @?V de los ue respondieron fueron
correctamente clasificados dentro de la orientación terapéutica de su grupo, lo ue corresponde
una consistencia en el proceso psicoterapéutico, en relación con la orientación teórica, de más de
la mitad de las veces. -rece de los 3M ítems de este estudio indican diferencias estadísticas
significativas en las respuestas preferidas para cada grupo. El grupo conductualScognitivo, y
humanísticoSexistencialS*estalt presentaban más diferencias ue los otros grupos eclécticos y
psicodinámicos.
-ambién se hipotetizaron seme$anzas entre los psicoterapeutas y las respuestas
específicas de los terapeutas ue se empare$asen con problemas psicológicos específicos. +uí
todos los terapeutas respondieron de forma análoga a E de los 3M ítems, independientemente de la
orientación terapéutica. +demás, todos los terapeutas respondieron de forma similar a un cliente
con trastorno obsesivo compulsivo.
Ninalmente, se analizaron los factores comunes en psicoterapia entre los grupos de las
cuatro orientaciones. +lgunos de estos factores son la ganancia de información, ue proporciona
una posibilidad de catarsis, reflexión" clarificación" y la guía para dirigir el proceso terapéutico.
&e se(alan las limitaciones de este estudio y las sugerencias para futuras investigaciones.
Comparación de conductas ling,ísticas y paraling,ísticas entrevistas a personas
normales y o!sesivas !a'o condiciones de Terapia 9estalt y Terapia -eflectiva8
0Kd<=, Ellen 8radford F9:;>G. Tirginia %ommonRealth University.
El presente estudio fue realizado para extender los hallazgos e informes anecdóticos de
un estilo de lengua$e obsesivo Fvéase, !orenz, 9:@@" Lanfer y .arston, 9:D9" Liesler, 9:EEG.
+simismo, para investigar la utilidad de la entrevista tipo *estalt en la interrupción del
mencionado estilo.
El estudio examina los efectos de una entrevista de >M minutos Fde tipo reflectiva o
guestálticaG sobre el lengua$e de su$etos seleccionados psicométricamente como neuróticos5
obsesivos, y su$etos normales5actualizados. &e investiga el uso del pronombre en primera
persona, el uso de verbos en tiempo presente, la respuesta de latencia, y el nivel de trastorno
AahlOs (peech #(D6$. !os pronombres y los verbos utilizados fueron considerados como
indicadores de inmediatez" latencia y los punta$es de &0/ como medidas de ansiedad. +l final de
la entrevista se aplicó, para medir también la ansiedad, la Escala de (piel%er&er /H(tate.
&e encontró ue el tipo de entrevista guestáltica proporcionaba significativamente más
inmediatez y ansiedad en ambos grupos de su$etos. +simismo, los su$etos obsesivos mostraban
más ansiedad ue los normales a lo largo de la entrevista, seg#n las medidas del &0/ y el +5
&tate, un hallazgo opuesto al predecido. =inguna de las interacciones predecidas alcanzaron
efectos significativos.
&e analizan las razones de estos hallazgos inesperados. !a más probable es ue los
instrumentos de medida seleccionados se obtuvo un grupo de su$etos introvertidos5neuróticos muy
ansiosos, y no necesariamente obsesivos. El investigador, tratando de seleccionar un grupo de
obsesivos5neuróticos, seleccionó una muestra de distímicos FEysencC, 9:D3G ue podrían ser
obsesivos5neuróticos, pero ue también podrían ser depresivos o neuróticos5ansiosos. ,or lo tanto,
es #til interpretar los hallazgos como aplicados a personas normales actualizadas y a personas
distímicas, y no a normales actualizados y obsesivos5neuróticos. En cuanto a la carencia de un
efecto significativo en el uso de pronombres y tiempos de los verbos, se sugiere ue estos
aspectos del uso del lengua$e pueden no ser indicadores fiables del neuroticismo.
&e dan sugerencias para futuras investigaciones en esta área, incluyendo una selección
más adecuada de su$etos, y el uso de un dise(o de su$eto5#nico.
Teología feminista Terapia 9estalt (rientación 7astoral y la Tierra $Ecología%8
NK!K,,K, !inda '. F9::9G. &chool of -heology at %laremont.
Esta tesis se relaciona con las formas en ue los marcos de referencia dualísticos
conceptuales y las $eraruías de valores en psicología, filosofía y teología han contribuido al
sufrimiento humano y a su degradación. !a naturaleza mutuamente reforzadora de estos marcos
de referencia, y las relaciones sociales de opresión, traba$an para distorsionar la identidad humana
y las relaciones de armonía entre la naturaleza humana y no humana. &i los orientadores
pastorales tienen ue referirse responsablemente a los acontecimientos del momento, deben
apoyarse en modelos psicológicos y teológicos ue sean integrativos, holísticos y especialmente
sensibles a la fuerza e intimidad de la relación entre los humanos y la -ierra.
En el %apítulo 9, se analizan los modelos Ecológico, %ristiano e Kluminado. El
feminismo transformativo se presenta como un marco de referencia integrativo, ecológico, desde
el ue se eval#an teorías teológicas y psicológicas en relación con las formas en ue se dirigen a
los siguientes temas) las interconexiones entre opresiones, diversidad y pluralismo, dominación,
relación humana con la naturaleza no humana, asuntos éticos, y el uso adecuado de la tecnología.
El %apítulo 3, es una revisión de las teologías de %arter 7eyRard y /osemary /adfoord /uether.
El %apítulo >, es una revisión de la -erapia *estalt. En el %apítulo ?, el material presentado en
los %apítulos 3 y > es examinado a la luz del marco de referencia transformativo feminista. &e
analizan las implicaciones de una orientación pastoral regenerativa, centrada en la -ierra. El
concepto de 1lugar2, tal como es usado por los geógrafos fenomenológicos, es un nudo central
ue contiene la cura de la gente, el crecimiento de la comunidad orgánica, el desarrollo en la toma
de decisión moral, la experiencia de lo sagrado, y la salud ambiental. En el %apítulo @, se
analizan las implicaciones del enfoue pastoral regenerativo, centrado en la -ierra. Este #ltimo
%apítulo incluye un análisis de cómo el cuerpo, el 1lugar2, la comunidad, y la $usticia económica
son importantes en terapia. &e presenta, partiendo del traba$o de .artin 8uber, un encuentro
auténtico, simple, como el camino para la salud y la reconciliación con uno mismo, los otros, y la
-ierra.
Estudio del contacto interpersonal en la Terapia 9estalt y su relación con el a'uste
conyugal8
N/E6, 'on EdRardO F9:;>G. Lent &tate University.
En -erapia *estalt el proceso de contacto es la vía por la ue el organismo logra
satisfacer sus necesidades. El tipo de contacto ue se da entre la gente, o el contacto
interpersonal, es percibido como esencial para la satisfacción de las necesidades sociales. +unue
en la literatura de la -erapia *estalt el contacto interpersonal es tratado en profundidad, y es
altamente valorado, el constructo es definido #nicamente de forma general.
El propósito de este estudio fue examinar la relación entre el contacto interpersonal y
cuatro condiciones descritas en la literatura como necesarias para ue se dé el contacto
interpersonal. Estas condiciones son) límites, permeabilidad, figura com#n, e interacción. !a
relación entre el contacto interpersonal, las cuatro condiciones mencionadas y el a$uste conyugal
fueron también analizadas para comprobar la validez concurrente de estos constructos de la
*estalt. !os @> su$etos elegidos estaban casados. &e tuvieron en cuenta los efectos de las
variables Fedad, a(os casados, nivel educativo, n#mero de hi$os, y experiencia en terapia de
pare$aG en el nivel de contacto interpersonal informado por las pare$as.
&e utilizó un dise(o e7 post facto y se midieron los constructos gestálticos con el
instrumento *K%&, desarrollado y elaborado para este estudio. El a$uste conyugal se midió con un
cuestionario estandardizado de a$uste conyugal F0+&G. !a relación entre las variables fueron
comprobadas principalmente con la correlación de ,earson y test estadísticos t. &e realizaron
análisis m#ltiples de regresión para analizar el grado de interacción entre las variables
independientes.
!os resultados del estudio demuestran una relación positiva significativa Fnivel de .M@G
entre las variables permeabilidad, interacción, figura com#n, contacto interpersonal, y a$uste
conyugal. -ambién se daba una asociación positiva significativa entre contacto y a$uste conyugal.
%onsiderando las variables demográficas examinadas, las pare$as con experiencia terapéutica
hacían menos contacto ue las pare$as sin experiencia terapéutica. El análisis factorial revela un
factor estadístico ue correlaciona en un alto nivel con el contacto más ue con cualuier otro
factor teórico.
"a Terapia 9estalt con m*sicos y metáforas musicales. El uso de 9estalten musicales
para diagnosticar8
*+*=<=, 'ohn 7arvey F9:;@G. -he Union of Experimenting %olleges and
Universities.
!as hipótesis de este estudio eran las siguientes) 9G Una pieza de m#sica podría contener
propiedades metafóricas F*estaltenG ue ofrecerían información al oyente acerca del proceso
intrapsíuico del m#sico en el momento de interpretar la pieza" 3G Estas Gestalten podrían ser
utilizadas para desarrollar un enfoue musicoterapéutico donde los conflictos intrapsíuicos
podrían ser resueltos" y >G !a musicoterapia podría ser #til para me$orar la m#sica.
/evisando la literatura se encontró información relacionada con las características físicas
y descriptivas de la m#sica, la estética y el significado de la m#sica, y la teoría de ue la m#sica
era un con$unto de metáforas o Gestalten, cada uno conteniendo un significado de dar y tomar
dentro del contexto de la composición musical total. &e presentó un enfoue teórico,
fenomenológico, para oir m#sica, y se definió una metodología para utilizar Gestalten musicales
al hacer musicoterapia.
El estudio ue sigue utiliza esta metodología fenomenológica Fbasada en la -erapia
*estaltG de traba$o con m#sicos en sesiones de uno a uno y en dos grupos de investigación. !os
su$etos del estudio fueron auto5seleccionados y eran predominantemente m#sicos. !a terapia
*estalt se utilizó con estos su$etos durante un periodo de dos a(os. Estudios de casos fueron
presentados en forma >er%ati". 0espués, éstos fueron analizados buscando evidencia de me$ora
musical, o un diagnóstico preciso del m#sico desde las *estalten musicales.
!a conclusión fue ue las Gestalten musicales parecían existir, ue estas Gestalten a
veces parecían ser #tiles para diagnosticar dificultades intrapsíuicas en los m#sicos, y ue la
-erapia *estalt musical parecía me$orar la m#sica. En consecuencia, las hipótesis ue precedían
la investigación parecen estar sostenidas por este estudio.
El uso de las t?cnicas de acción para incrementar el autoBdescu!rimiento y la empatía
entre las pare'as casadas8
*!+&&, 'udith .arian F9::DG, %alifornia &chool of ,rofessional ,sychology, &an
0iego.
Este estudio fue dise(ado para comprobar la eficacia de dos técnicas de acción Fel
dobla$e psicodramático y la 1silla vacía2 de la -erapia *estaltG para incrementar el auto5
descubrimiento y la empatía entre las pare$as casadas. !os tres parámetros medidos en este
estudio eran) cantidad de auto5referencias" nivel de intimidad" y congruencia afectiva. !a
respuesta empática de auto5descubrimiento, de unSa esposaSa a otroSa, constituía el punta$e exacto
de empatía. El 1efecto diádico2 del auto5descubrimiento H autodescubrimiento recíproco H fue
también evaluado por el investigador aplicando las condiciones experimentales a las esposas,
#nicamente. &e hipotetizó ue si el auto5descubrimiento de unSa esposaSa se modifica, la
conducta del otroSa esposoSa también cambiaría.
!os su$etos eran pare$as voluntarias del área 8altimore5.aryland56ashington, 0.%.
caucasianos, con educación universitaria, con un ingreso económico alto, y con uno o dos hi$os.
-odas las pare$as llevaban casadas al menos un a(o y no habían estado en psicoterapia de pare$a
en el a(o previo.
%ada pare$a fue vista dos veces por el investigador. En la primera, se pidió a la pare$a
ue tratase sobre 1un asunto de los dos2 durante 9M minutos. &e de$ó sola a la pare$a y su
conversación fue grabada en video5tape. 0espués de 9M minutos, la esposa fue entrevistada
durante >M5?M minutos sobre la conversación ue acababa de tener con su esposo. !os
entrevistadores eran terapeutas entrenados en el dobla$e grupal, la 1silla vacía2, o la escucha
reflectora Fgrupo de contrasteG" algunas pare$as no recibieron tratamiento. 0e nuevo las pare$as
recibieron las mismas instrucciones anteriores y se grabó en vídeo5tape durante 9M minutos. Una
semana más tarde, la pare$a fue de nuevo grabada durante 9M minutos como seguimiento de
posibles efectos de recaída.
!as vi(etas de los video5tapes fueron clasificadas por tres $ueces ue utilizaron dos
mediciones behaviorales F=heluneOs (elfHDisclosure =odin& (cale y The /ccurate E"pathy
(cale$ dise(adas por -ruax. !os datos fueron analizados por medio del análisis de la varianza.
+unue no se obtuvieron interacciones significativas entre tratamiento y tiempo, si se
encontró ue el nivel de intimidad del auto5descubrimiento era significativamente más alto en el
grupo de la 1silla vacía2, todas las veces, ue en el grupo de dobla$e o sin tratamiento, pero no
más alto ue en el grupo de contraste. En una comparación planeada entre los dos grupos
experimentales, la efectiva congruencia del auto5descubrimiento era más alta en el grupo de la
1silla vacía2 ue en el grupo de dobla$e. En los dos grupos de tratamiento, tanto el nivel de
intimidad, como la congruencia afectiva tuvieron una caída significativa entre el postratamiento y
el seguimiento.
En los dos grupos de tratamiento, las esposas expresaban niveles de intimidad
significativamente más altos, y más auto5referencias ue los maridos. !as correlaciones
significativas positivas entre las respuestas de los esposos y las esposas, en las mismas variables,
conduce a la creencia de la existencia de un efecto diádico.
)ctuar y psicoterapia8 )plicaciones de t?cnicas Einest?sicas y de actuación en la
formación de actores8 Fn estudio empírico8
7+!,E/K=, Ellen Krene F9:;:G. University of <regon.
Este estudio tiene cuatro ob$etivos) 9G /evisar la literatura de la psicología relacionada
con la Cinestesia corporal y la técnica de la imaginación, con el fin de perfeccionar su aplicación
en la formación de actores" 3G 0eterminar practicas históricas y actuales relacionadas con las
técnicas derivadas de la psicoterapia en la formación de actores" >G ,erfeccionar procedimientos
experimentales en la investigación empírica, desarrollando medios fiables de perfeccionar
instrumentos de medición" y ?G Examinar empíricamente los efectos de las técnicas Cinestésicas y
de imaginación.
&e utilizaron los siguientes métodos y procedimientos) /evisión de la literatura,
incluyendo textos de interpretación" análisis histórico de la psicoterapia en la formación de
actores" análisis de técnicas bioenergéticas, gestálticas, psicodramáticas, y de imaginación"
entrevistas con profesores universitarios en lo relacionado con sus percepciones, teorías y
prácticas de la formación de actores y técnicas de psicoterapia" desarrollo de una escala fiable
para actores" desarrollo de dos -alleres, contrastando las técnicas Cinestésicas y de imaginación"
análisis de los efectos de estos -alleres utilizando una combinación de cuestionarios auto5informe,
y evaluaciones de $ueces independientes, utilizando la escala desarrollada para este estudio.
!as conclusiones de este estudio son) !as técnicas de imaginación han sido ya
incorporadas en la formación de actores porue las figuras influyentes en la formación estaban
conscientes de la utilidad de la psicología comportamental" las técnicas Cinestésicas han sido
aplicadas por maestros" los profesores de actores son escépticos acerca de la utilización de las
técnicas derivadas de la psicoterapia por miedo a da(ar a los alumnos, y hacer terapia en lugar de
teatro, aunue desean utilizar estas técnicas, si son aplicadas en un contexto teatral" la escala
desarrollada en este estudio es fiable" tanto el auto5informe como la escala indican ue el -aller
uinestésico produce cambios significativamente mayores en los actores ue el -aller de
imaginación.
&e incluyen las implicaciones para futuras investigaciones) Entrevistas con profesores
universitarios, actores profesionales y directores, para investigar la relación entre las prácticas en
el teatro académico y profesional" perfeccionar la escala" replicar el -aller
uinestésicoSimaginación" aplicación de las metodologías de este estudio en el análisis de otras
controversias en la formación de actores.
El fenómeno de las resistencias en Terapia 9estalt tal como es presentado en la o!ra
de Fritz 7erls8
7+.K!-<=, %harles 'oseph F9:;>G. 8oston University &chool of Education.
El propósito de este estudio es analizar la -erapia *estalt de Nritz ,erls enfocando sobre
su inarticulada teoría de resistencias. &e estudian las distintas fuentes ue alimentaron el
pensamiento de ,erls, especialmente Nreud, /eich, Nriedlander y los psicólogos de la *estalt.
Estos dos contextos, todas las referencias de ,erls a las resistencias, y todas las
exposiciones relevantes, son unidos y reorganizados en una nueva teoría sintética. ,erls, diferente
a otras psicologías humanistas, percibe las resistencias residiendo dentro del cliente y no fuera, en
el ambiente. -ambién difiere de Nreud en ue percibe las resistencias como una parte separada
ue debe ser integrada en la personalidad total, y no como un elemento extra(o ue debe ser
purgado de la personalidad.
,erls ofrece dos perspectivas explicativas de las resistencias) 9G %omo una personalidad
dividida a ser integrada por medio del diálogo" y 3G %omo un vacío fóbico ue tiene ue ser
penetrado y asimilado. !as resistencias del cliente en terapia son vistas como conductas mentales
normales de la mente racional, cuyo ob$etivo es orientar, retener y proteger lo ue conocemos. El
cambio, el insi&ht y la formación de la *estalt son conductas normales de la mente guestáltica del
cliente. ,ara ue la terapia sea eficaz el darse cuenta del cliente debe ser reorientado de la mente
racional a la mente *estalt, lo ue logra ,erls situando al cliente en el 1auí y el ahora2, dentro de
su 1Ao2, y dentro de un compromiso experiencial de la *estalt inconclusa, siendo todas ellas
características de la mente *estalt.
Construcción y validación inicial de un cuestionario gestáltico de toma de decisión de
una carrera8
7+/-U=*, ,aul, '. F9::>G Lent &tate University.
!a indecision frecuentemente plantea un problema comple$o a las personas ue tienen
ue elegir una carrera. !as investigaciones ue apuntan a comprender y tratar el problema de la
indecisión en la elección de la carrera, se han centrado corrientemente en los factores de
contenido implicados en el problema Fpor e$emplo, la falta de información ocupacional o el
conocimiento insuficiente de intereses personales, aptitudes o habilidadesG. -ales esfuerzos, al
enfatizar en el contenido, han fracasado en lograr el ob$etivo de desarrollar intervenciones
diferenciadas, ue permitan ayudar a varios tipos de personas indecisas en la elección de carrera.
El presente estudio reenmarca el problema, considerando el rol de los elementos del proceso ue
pueden excluir o inhibir a los individuos a cerrar sus decisiones de carrera.
!a teoría homeostática de la -erapia *estalt se adoptó en el presente estudio como un
modelo para conceptualizar la indecisión en la carrera. El modelo fue utilizado como un intento
para comprender cómo la gente interrumpe el proceso de toma de decisión de una carrera y, en
consecuencia, fracasa a la hora de tomar decisiones vocacionales. !a teoría de la -erapia *estalt
permitió el dise(o del Decisional Process 3nventory #DP3$. El DP3 fue elaborado para medir el
progreso individual ue se reuiere hasta alcanzar un estado decisivo de carrera. El desarrollo de
este instrumento de EM ítems operacionaliza la teoría de la -erapia *estalt y sirve como un medio
para comprobar empíricamente la aplicación del modelo al problema de indecisión en la elección
de una carrera.
!os participantes respondieron al 0,K Fn c 3?;G, al =areer Decisin (cale Fn c 3?3G, al
Dcupational /lternatives ;uestion, Fn c 3??G, y al Gestalt =ontact (tyles ;uestionnaireH6evised
Fn c 3?>G. 0os análisis estadísticos de correlación facilitan soporte parcial a la validez de criterio
de las 9? escalas propuestas en el 0,K. !a consistencia interna estimada oscilaba de .M: a .;@,
sosteniéndose generalmente la homogeneidad de los ítems y de las escalas. &in embargo, no
emergen las relaciones esperadas en la escala 0,K. El análisis del factor +lfa, aunue no sostiene
la estructura teórica de la medida, produce siete factores basados en las varianzas del #ltimo factor
extraído. El factor 9 Forientación de carreraG, puede ser el #nico factor con un >@.@V de la
varianza del test total con ?M ítems, con peso significativo en él mismo. &e analizan los resultados
en términos de investigaciones futuras, y el desarrollo de instrumentos ue tiendan hacia la
comprensión de las dimisiones en la indecisión de elección de carrera.
Galidez de constructo del 9estalt HBIort. Fn enfo+ue con el m?todo J -8
7E!!*/E=, /ichard Larl F9:;?G. Lent &tate University.
Este estudio utiliza la metodología5/ para investigar la validez de constructo de los
conceptos de personalidad de la -erapia *estalt, representados en la Gestalt ;H(ort #G;H($
F8yrness, 9:E@G. Específicamente, el problema era doble) aG <btener una estimación de la validez
de constructo del G;H( realizando un análisis de la estructura factorial" y bG Estimar la validez
concurrente del G;H( realizando un análisis de su correlación con el Beuroticis" (cale
;uestionnaire #B(;$.
En este estudio, los contenidos de las E3 frases auto5descriptivas, representando los
conceptos de personalidad de %ontacto y de Knterrupción al %ontacto, fueron sometidos a una
escala tipo !iCert de E puntos, formando el Gestalt 3nterruption and =ontact 3nventory #G3=3$. El
G3=3 y el B(; fueron aplicados a >MM su$etos. &e hicieron análisis factoriales +lfa con rotación
varimax y coeficiente de correlación ,earson, para comprobar las hipótesis específicas basadas en
la teoría de la -erapia *estalt e investigaciones previas con las variables implicadas.
0el análisis factorial del *K%K surgen D factores ue cuentan con un :@.MV de la
varianza acumulativa explicativa, conteniendo @M ítems con peso significativo. Emergen tres
factores representando el concepto de %ontacto de la -erapia *estalt. Estos factores contienen 3?
ítems con peso positivo de %ontacto y > ítems con peso negativo de Knterrupción al %ontacto.
-ambién emergen tres factores representando el concepto de Knterrupción al %ontacto de la
-erapia *estalt.
Estos factores contienen 9; ítems de interrupción al %ontacto con peso positivo, ? ítems
de %ontacto con peso negativo, y 9 ítem de %ontacto con peso positivo. !os factores de
Knterrupción al %ontacto identificados eran consistentes con los estilos de interrupción de la
-erapia *estalt conocidos como /etroflexión, %onfluencia, y ,royección.
!as correlaciones entre los factores derivados del *K%K y las escalas de Knterrupción al
%ontacto revelan una mezcla de correlaciones significativas positivas y negativas. Estas
correlaciones fueron generalmente consistentes con la teoría de la -erapia *estalt, aunue diferían
algo de auellas inicialmente predecidas por el autor. !as correlaciones eran más consistentes en
relación con la sintomatología depresiva, ansiosa e histérica.
!os resultados de este estudio sostienen generalmente la validez de constructo de los
conceptos de personalidad en el *4&.
"a reconciliación guestáltica del proceso de polaridades como un concepto
metapsicológico8
7K!-<=, 0ouglas Tincent F9::@G. University of %algary F%anadáG.
!a investigación ha concedido una eficacia similar al comparar cada uno de los enfoues
más populares utilizados en orientación. Esto ha conducido a los investigadores a buscar una
explicación y muchos de ellos están ahora tratando de encontrar factores comunes entre los
enfoues. &e ha sugerido una descripción detallada de los procesos, por medio de los cuales se
integran nuevas experiencias, dentro de las necesidades ue tiene la persona de desarrollarse.
0icha descripción sería un factor com#n a todos los enfoues existentes.
El presente estudio traza los pasos en la reconciliación del proceso de polaridades de la
-erapia *estalt y predice ue, por lo menos la mitad de sus componentes, pueden ser
identificados explícitamente en los escritos de los autores ue fundaron las psicoterapias analítica,
centrada en el cliente, y cognitiva. +unue, la -erapia %ognitiva no llega a alcanzar el punto de
corte para sostener esta predicción.
&e analizan las implicaciones de los resultados para la conceptualización de la
orientación como ciencia, y se ofrecen recomendaciones para futuras investigaciones.
"a influencia de la 7sicología 9estalt en la Terapia 9estalt8
7U/0, /onald ,eter F9:;EG. 8oston University
El propósito de este estudio es determinar hasta ué grado y de ué forma Nritz ,erls y la
-erapia *estalt fueron influenciados por la ,sicología *estalt. +mbas partes y sus escritos fueron
vistos en sus contextos históricos. !os medios sociales, culturales, e intelectuales ue
compartieron, especialmente en el área de ciencia y psicología, son vistos como los concebían
muchos de sus contemporáneos.
&e descubre ue los escritos de ,erls están organizados alrededor de temas similares a
los de LPhler. ,erls utiliza argumentos similares para definir negativamente la -erapia *estalt
como opuesta a la -erapia 1ehavioral y al modelo de introspección. 0ado ue la mente y el
cuerpo son la misma realidad, los principios de su funcionamiento serán los mismos o análogos al
principio físico de quantu". Estos principios, seg#n los psicólogos de la *estalt, ofrecen una
teoría explicativa del organismo ue no está limitada al principio de causa y efecto como es en la
psicología introspeccionista y %ehavioral.
!os psicólogos de la *estalt describen los procesos del pensamiento, la emoción y la
motivación tal como ellos son experimentados directamente, mientras ,erls utiliza sus
descripciones como e$ercicios o 1experimentos2, para ue los pacientes incrementen el 1darse
cuenta2 F1aRareness2G. En su enfoue de psicoterapia, ,erls logra un sentido de integración
mostrando al individuo cómo éste experimenta o vive sus conflictos internos. ,or otra parte,
LPhler, en el nivel de teoría pura, logra una integración de la sociedad y la cultura colocando los
valores en el pasado, dentro de un mundo de hechos.
,erls muestra congruencia con las explicaciones de los psicólogos de la *estalt en la
relación entre el individuo, el medio, y el proceso interno del organismo" extendiendo estos
conceptos a la terapia.
"os efectos de la 9estalt orientada en el grupo so!re la autoBactualización de una
po!lación adolescente8
K8`eEQ, ,atricia F9:;?G. United &tates Knternacional University.
Pro%le"a. Este estudio investigó la eficacia de las técnicas terapéuticas gestálticas en
nutrir el desarrollo psicológico de los adolescentes. El desarrollo psicológico fue definido como
saber vivir en el presente, ser independiente, darse auto5soporte, ser flexible en la aplicación de
los propios valores, ser sensible a las necesidades y sentimientos propios, ser capaz de expresarse
espontáneamente, tener auto5aceptación y auto5percepción, y poseer capacidad para establecer
contacto íntimo.
A.todo. En este estudio participaron cuarenta y cuatro alumnos de los dos #ltimos a(os
de secundaria ue asistían a un colegio p#blico. +l azar, fueron asignados a dos grupos) el grupo
experimental recibió durante uince semanas sesiones grupales de @M minutos. +mbos grupos
fueron evaluados en áreas de desarrollo psicológico con el Personal Drientation 3nventory #PD3$.
!os datos fueron analizados por medio de un análisis de la varianza. -odos los tests estadísticos
fueron interpretados como significativos con un nivel alfa de .M@.
6esultados. %on el análisis de datos se llega a la conclusión de ue la participación en el
grupo de crecimiento orientado guestálticamente no incrementa la %ompetencia en el -iempo,
0irectividad Knterna, Existencialidad, /eactividad en el &entimiento, Espontaneidad,
+utopercepción, +uto5aceptación, y %apacidad para establecer %ontacto fntimo. +unue ninguna
de las hipótesis fue aceptada en un nivel estadístico significativo, los participantes implicados en
el grupo orientado guestálticamente informaron sub$etivamente ue su experiencia aumentaba la
habilidad a ser independiente y el auto5soporte, ser más tolerante, establecer relaciones personales
íntimas, y aceptar y expresar sentimientos espontáneamente. &e necesita hacer más estudios
basados en los informes sub$etivos de los participantes y la afirmación teórica de ue un grupo
orientado guestálticamente puede promover el crecimiento psicológico y el desarrollo.
)plicación de la Terapia 9estalt a la tercera edad en el proceso 0"ife -evieA1
$-evisión de la Gida%8 Fna síntesis conceptual y teórica8
'E&K<!<6&LK, 8ernard &tephen F9:;:G. Lent &tate University.
El propósito de este estudio era describir y conceptualizar el proceso conocido como
/evisión de la Tida F*ife 6evieP$ y la terapia, uniendo ambos en un marco de referencia
psicoterapéutico ue fuese clínicamente aceptado, como es la -erapia *estalt. !a metodología
empleada en este estudio, para demostrar la utilidad clínica de esta reformulación teórica, y las
hipótesis generadas ue lógicamente emergen, es la siguiente) revisión detallada de la literatura,
resíntesis teórica, integración metodológica de la -erapia *estalt y la /evisión de la Tida, el uso
de e$emplos ilustrativos de dos grupos pilotos de terapia del %iclo de Tida *estalt.
&e revisó la literatura relacionada con la /evisión de la Tida, explorando y desarrollando
una $ustificación de su uso psicoterapéutico y dentro de un formato grupal. En este proceso
fueron también descritos y conceptualizados la naturaleza de los límites, y el carácter de la
/evisión de la Tida. +simismo, se revisó selectivamente la literatura sobre la teoría de la -erapia
*estalt y se consideró la posible integración de la -erapia *estalt y el proceso y ob$etivos de la
/evisión de la Tida. -ambién, se revisaron las consideraciones metodológicas de la -erapia
*estalt y la -erapia de /evisión de la Tida, ofreciéndose un análisis de cómo los métodos y
técnicas de la -erapia *estalt podrían ser incorporados en el proceso de /evisión de la Tida.
%omo demostración de esta incorporación se utilizaron e$emplos ilustrativos de dos grupos de
%iclos de Tida *estalt. &e analizaron las implicaciones de integración entre la -erapia *estalt y
la /evisión de la Tida en futuras investigaciones, y la posible construcción de un modelo de %iclo
de Tida *estalt de desarrollo humano. Ninalmente, se exponen recomendaciones, limitaciones del
estudio, y conclusiones.
7roceso psicoespiritual en psicoterapia integral. /?todos terap?uticos gestálticos tal
como son aplicados en psicoterapia8
LE=-, 'oseph ,eter F9:;?G. %alifornia Knstitute of Kntegral &tudies.
Esta tesis se centra en un enfoue integrativo y un proceso psico5espiritual de
transformación psicológica, implicado en un proceso de crecimiento evolutivo hacia la auto5
realización integral Hespecialmente el proceso integrativo y transformativo de psychoci)ation en
el sistema /uro%indonian Q y el rol de la -erapia *estalt en facilitar el crecimiento integrado de la
personalidad hacia la totalidad del 1auto5darse cuenta2 F1aRareness2G, condiciones ba$o las cuales
los métodos terapéuticos de la *estalt pueden ser aplicados en psicoterapia integral, deben ser
analizados desde el punto de vista integral del psicoterapeuta, de tal forma ue el enfoue
psicoterapéutico *estalt pueda ser utilizado en con$unto con un crecimiento integral dinámico, y
como un medio hacia la realización de potencialidades transpersonales.
!os métodos y técnicas terapéuticos de la *estalt pueden ser coordinados con el
crecimiento integral dinámico en la psicoterapia integral, para nutrir el desarrollo total de la
persona hacia la auto5realización integral. !a -erapia *estalt, con su énfasis en los estados
internos de realizaciones intrínsecas, armoniza con el enfoue fenomenológico y existencial de la
psicoterapia integral, y puede ser utilizada eficazmente como complemento con el crecimiento
integral dinámico para facilitar experiencias transpersonales durante el proceso de crecimiento
personal, así como para enfrentarse a las comple$idades de los trastornos intrapsíuicos y las
dificultades emocionales ue impiden o tienden a deteriorar la totalidad de la auto5realización
integral.
,or sus hallazgos la presente investigación reconoce ue existe una solución evolutiva
para muchos de los problemas angustiantes, ue constituyen el aprieto de la presente sociedad y
civilización esta solución evolutiva existe en la naturaleza de una transformación psicológica de la
conciencia. &e han hecho grandes avances en la formulación del significado psicoespiritual para
efectuar esta transformación evolutiva de la conciencia. &in embargo, a#n se necesita hacer
mucho más para llegar hasta las energías transpersonales más profundas, con el fin de actualizar
las potencialidades adormecidas del +lma o el self transpersonal. !a -erapia *estalt tiene un rol
importante a desempe(ar para facilitar el crecimiento integral de la personalidad" la extensión de
este rol está limitada a factores psicoespirituales y místicos.
Cuestionario de estilos de personalidad desde la teoría de la Terapia 9estalt8
LE,=E/, 'ames Ksaiah F9:;>G. Lent &tate University.
Este estudio inicia el desarrollo de un %uestionario de la ,ersonalidad para medir las
resistencias al contacto descritas en la teoría de la -erapia *estalt como estilos de personalidad.
&e elaboraron un con$unto de ítems basados en las descripciones teóricas de las
siguientes seis resistencias) retroflexión, proyección, introyección, confluencia, desensibilización,
y deflexión. El con$unto de ítems fue revisado por un grupo de expertos para su elaboración final.
!os $ueces5expertos seleccionaron @M ítems como los más representativos de las resistencias
Faproximadamente ; ítems por resistenciaG, para ser utilizados como referencia de análisis de
ítems. Un cuestionario formado por 33> ítems fue administrado a una muestra de 3?M alumnos
universitarios. El cuestionario era una escala tipo !iCert de @ puntos en cada ítem. +simismo, se
obtuvieron punta$es concurrentes del Nactor 9D de la ,ersonalidad de %attell en una submuestra de
>M su$etos.
!os @M ítems seleccionados, más una selección al azar de 3@ ítems, fueron analizados
factorialmente y seis factores se rotaron en una estructura oblicua simple. El resto de los ítems
del cuestionario fueron correlacionados con los factores. !os ítems con un peso de g 5 .>M o más
en un factor, $unto con los ítems correlacionando g 5 .?M o más con un factor, fueron utilizados
para formar factores derivados de las escalas. Estos factores derivados de las escalas, se
correlacionaron con los punta$es del 9D,N.
%inco de los seis factores concuerdan con las descripciones teóricas de las resistencias
gestálticas de retroflexión, proyección, desensibilización, introyección, y confluencia,
respectivamente. El sexto factor no concuerda con ninguna de las resistencias descritas en la
teoría, y ninguno de los factores se aseme$a al estilo deflector de resistencia.
&e analizan las características factoriales de cada resistencia y las implicaciones, con
especial referencia a las implicaciones para la filosofía social de la *estalt y la práctica.
"a dimensión espiritual de la Terapia 9estalt8
LK!!</+=, %arol +nn F9::>G, *arrett5Evagelical -heological &eminary.
Este estudio explora la dimension espiritual de la -erapia *estalt. &e compararon
cuantitativa y cualitativamente 3D clientes de ? terapeutas *estalt pastorales y 3D clientes de @
terapeutas *estalt no5pastorales. !os hallazgos revelan ue los clientes nombran a 0ios como una
parte significativa en sus vidas, lo ue indica ue los clientes implicados en la -erapia *estalt
tienen un despertar espiritual ySo experiencia religiosa mientras están en terapia. El nombrar a
0ios era más explícito con un terapeuta *estalt pastoral. !a investigación también identifica ue
los @3 clientes valorizan auellos momentos en ue sus terapeutas hacen una intervención
espiritual.
"a unificación de opuestos en Terapia 9estalt y el 7atan'ali Koga Iutras y la
dial?ctica @egeliana8
LK=QEA, 0orothy +llene F9:;:G. &aybrooC Knstitute.
El propósito de esta investigación era realizar un estudio exploratorio y comparar el
proceso de unificación de la *estalt con procesos similares percibidos en la práctica de ,atan$ali
Aoga &utras y los estadios dialécticos hegelianos en el desarrollo de la mente y la experiencia. &e
asume ue establecer una seme$anza puede contribuir a sostener una carencia atribuida a la
estructura de la teoría y la -erapia *estalt. !os principales conceptos explorados fueron los
procesos y dinámicas implicados en la unificación de fenómenos opuestos, y el resultado ue
trasciende a una nueva realidad en el mundo experiencial del individuo. !os conceptos
específicos explorados al interior de los conceptos mayores fueron opuestos o polaridades,
unificación, y trascendencia.
El método de investigación fue descriptivo, e implicó una exposición sistemática y una
síntesis cualitativa del material escrito descriptivo. !os materiales escritos de investigación
fueron las obras de Nritz ,erls, fundador de la -erapia *estalt, la traducción e interpretación del
,atan$ali Aoga &utras, y la traducción de la obra de 7egel, 5eno"enolo&ía de la Aente.
!os resultados de este estudio proporcionan apoyo a la estructura teórica de la teoría y
-erapia *estalt. !as bases conceptuales del proceso de unificación en el Aoga &utras, la
dialéctica hegeliana, la teoría y -erapia *estalt son similares. !os procesos y dinámicas de los
tres sistemas implican una presencia experiencial sensible del 1darse cuenta2, una centración en la
unificación de opuestos, y una trascendencia a una nueva realidad.
Un análisis más profundo de dinámicas específicas y esencia de la unificación resultante
y la trascendencia han contribuido a la teoría y -erapia *estlt proporcionando) aG %omprensión
profunda y apoyo al uso conceptual en la teoría y -erapia *estalt" bG Kmplicaciones especulativas
acerca de la dinámica psicoterapéutica asociada con la 1experiencia de memoria2 y la
construcción ySo destrucción del 1significado2 y cG .ayor clarificación y significado teórico de
los conceptos fundamentales de la *estalt Fel 1auí y el ahora2 la responsabilidad, el continuo del
1darse cuenta2, la auto5regulación organísmica, y el anti5intelectualismo.
)nálisis de las resistencias gestálticas en psicoterapia individual8
LK/+L<NE, =ancy !. F9::>G. -emple University.
Este estudio utiliza el análisis del proceso como un medio para confirmar y describir los
seis estilos de resistencias gestálticas) desensibilización, introyección, proyección, retroflexión,
deflexión, y confluencia. +simismo, se investigó la adopción del estilo de resistencia preferido
por los su$etos en psicoterapia.
!as conductas de resistencia fueron categorizadas en estilos de resistencia por 3M
expertos en -erapia *estalt. Estas conductas fueron también utilizadas para desarrollar el Gestalt
6esistente 1ehaviors 6atin& (cale #G616($. El rango se estableció seg#n los e$emplos de terapia
de 39 clientes, las sesiones de psicoterapia individual fueron filmadas en video5tape. El con$unto
de conductas ue emergieron del análisis factorial de los rangos, fueron designadas como estilos
de resistencia basados en la validez, y fueron correlacionadas con la categorización de conductas
de los expertos. Estos factores fueron también comparados con los auto5informes de los su$etos
en el Gestalt =ontact (tyles ;uestionnaireH6evised #G=(;H6$.
%inco factores correlacionaban significativamente con la categorización de los expertos)
introyección 9 F.>?G" introyección 3 F.3MG" proyección F.?9G" deflexión F.E9G" y confluencia F.>;G.
El factor desensibilización, correlacionaba de forma significativa F.?@G con el G=(;H6.
/etroflexión, correlacionaba significativamente con desensibilización, en el G616(, ofrecía un
estilo más confrontativo y emocional ue el descrito en la teoría, correlacionando con
retroflexión, deflexión, y proyección, y sugiriendo ue la desensibilización es también un
componente de estos estilos. El estilo retroflector describía un subcon$unto de conductas ue eran
apropiadas a los su$etos en terapia, y no incluían muchos de los atributos esperados en este estilo.
El estilo de proyección correspondía a las expectativas teóricas, exceptuando ue este estilo de
resistencia no protegía a los su$etos con emociones disfóricas.
!a retroflexión fue elegida por 9: de los 39 su$etos como el estilo más frecuentemente
utilizado. -odos los su$etos eligieron retroflexión o confluencia como los dos estilos de
resistencia más frecuentes. !o ue sugiere ue el uso del estilo de resistencia se basa en la
interacción de los aspectos sobresalientes del entorno, más ue en el uso de una característica
estable de personalidad. +unue, no parece ue las conductas e$ecutadas por los clientes en
terapia refle$en sus acciones en el entorno, especialmente en términos de frecuencia. El 1auí y
ahora2 fenomenológico es aceptado como la base teórica de la -erapia *estalt.
Creación de una tira cómica y un texto psicoBdinámico para incrementar el 0darse
cuenta1 $0aAareness1% psicológico y el crecimiento personal en gente com*n8
LU/Q/<L, +llan F9::?G. -he Union Knstitute.
!a teoría actual en el campo de la salud mental refle$a la creencia de ue la eficacia de la
psicoterapia y la diversión son mutuamente exclusivas. Este estudio conceptualiza la psicoterapia
como un proceso de aprendiza$e, facilitado por un componente creativo introducido por el
profesional, por medio del cual, el cliente llega a percibir ese proceso, como algo ue es
frecuentemente divertido. El estudio también explora cómo la creatividad puede ser utilizada en
una intervención psicoterapéutica. -ambién, este traba$o expone un proyecto creativo presentado
en un contexto escolar.
El libro titulado The Uids fro" !elp *oo2 at *ose and *ife, intenta motivar a los lectores
a aprender, y a observar el estado de su propia salud mental. Este libro fue dise(ado como una
herramienta educativa y terapéutica y relata la vida de .olly, un vie$o perro ue es adoptado por
cuatro ni(os de cinco a(os Fdos ni(os y dos ni(asG. El traba$o se divide en dos partes) el
componente visual F9M3 tiras cómicas de la vida cotidianaG" y la interpretación, ue explica
psicodinámicamente lo ue ocurre y por ué ocurre. !os temas son universales) encuentros,
vínculos, amarse y apenarse.
&e utilizó un enfoue ecléctico, ue incorporaba las modalidades terapéuticas del
,sicoanálisis, la ,rogramación =euroling_ística, el +nálisis -ransaccional, la -erapia *estalt y la
-erapia Namiliar &istémica. !as conclusiones ue se desprenden de este estudio sugieren ue
creando un 1campo com#n2, como es un libro ue pueden leer el terapeuta y su cliente, la terapia
puede realizarse más satisfactoriamente, obviando enormemente las resistencias del cliente a la
misma. !as investigaciones futuras deberían enfocar la forma ue la creatividad puede ser
utilizada como una herramienta preventiva y de intervención, las formas en ue los estímulos
visuales incrementan la receptividad de los clientes a la psicoterapia, el uso del humor como un
complemento a las modalidades tradicionales, y la recomendación de ue los programas de
postgrado en psicología atraigan profesionales con un título universitario en %iencias de la
%omunicación.
"os efectos del entrenamiento en Terapia 9estalt so!re las varia!les centrarse en el
presente y el autoBsoporte8
!EE, Eva F9:;3G. United &tates Knternacional University.
Pro%le"a. !os interrogantes ue se plantearon en este estudio eran) aG WEl entrenamiento
en -erapia *estalt incrementa el ue la persona se centre más en el presenteX, y bG WEl
entrenamiento en -erapia *estalt incrementa el auto5soporte de una personaX El propósito del
estudio era determinar si el entrenamiento en -erapia *estalt creaba) aG Un incremento
significativo para centrarse en el presente" bG Un incremento significativo en el auto5soporte" cG
Un incremento significativo en la autonomía" dG Una disminución significativa en la orientación
futura" y eG Una disminución significativa en la orientación pasada. !a importancia de este
estudio descansa en la necesidad de verificar experimentalmente dos principios atribuidos al
entrenamiento en -erapia *estalt" este enfoue incrementa el centrarse en el presente e
incrementa el auto5soporte o auto5apoyo.
A.todo. !os datos proceden de un programa de entrenamiento en -erapia *estalt de
cuatro semanas con estudiantes graduados de la United &tates Knternacional University. !as
hipótesis eran las siguientes) El grupo experimental tendría un aumento significativo en la
variable centrarse en el presente, auto5soporte y autonomía, si se le comparaba con el grupo
control, mientras disminuiría significativamente en la orientación pasada y futura, lo ue no
ocurriría en el grupo control. El paradigma experimental eran los dos grupos, y el dise(o pre5
postest. !os datos generados fueron sometidos a test estadísticos t.
6esultados. 0el análisis de los datos resultan dos diferencias estadísticamente
significativas entre los dos grupos. El grupo de tratamiento tuvo mayores cambios en la
dimensión centrarse en el presente y en el auto5soporte ue el grupo control. 0e los resultados se
deducen dos conclusiones) aG El entrenamiento en -erapia *estalt incrementa significativamente
el centrarse en el presente" y bG El entrenamiento en -erapia *estalt incrementa
significativamente el auto5soporte de la persona.
"os mecanismos de defensa del ego y los estilos de resistencia de la Terapia 9estalt en
un grupo de mu'eres supervivientes de incesto infantil8
!EK=K=*E/, Eileen .. F9::>G. -he Nielding Knstitute.
&eg#n la teoría piscoanalítica los mecanismos de defensa del e&o son parte integral del
estilo del carácter. Estos mecanismos pueden ser diferenciados en dos grandes grupos) para
conseguir la evitación o defensas internas Fnegación, represión, y disociaciónG y para contrarrestar
o defensas externas Fproyección, agresión, e intelectualizaciónG. !as mu$eres Hespecialmente
auellas ue han tenido experiencias negativas o ue han sufrido abusos H tienden a utilizar
defensas internas, y los hombres defensas externas.
En -erapia *estalt interesa ue el cliente tome conciencia de sus actitudes obsoletas y de
las conductas aprendidas en el pasado ue contin#an, a pesar del efecto frustrante ue tienen en el
bienestar presente de la persona. .ientras ue estas resistencias son la forma más efectiva de
afrontar los conflictos del pasado, las mismas no se adaptan a la realidad presente. El concepto de
resistencia enca$a y se deriva de los mecanismos de defensa psicoanalíticos, aunue, mientras ue
estos #ltimos son #nicamente procesos mentales, las resistencias son holísticas, cubren el rango
total de los procesos del funcionamiento humano.
!as secuelas de los efectos del incesto se aseme$an a auellos otros acontecimientos
traumáticos de la vida, y tienen las mismas manifestaciones físicas y psicológicas ue se
encuentran en los trastornos post5traumáticos del estrés F,-&0G. !os ue sufren ,-&0
evidencian la presencia de negación5entumecida en las fasesSsíntomas instrusivos5repetitivos de
las respuestas al estrés, con las correspondientes Fnegación5entumecida o intrusiva5repetitivaG
defensas F7oroRitz, 9:;DG.
Este estudio comprueba la hipótesis de ue una historia de abuso sexual FincestoG
predispone a la persona al uso de ciertos mecanismos de evitamiento y masouismo Fmecanismos
de defensa del e&o$, y a utilizar ciertos estilos de resistencia guestáltica en la vida adulta. &e
hipotetizó ue estas personas tenderían al uso de mecanismos de negación, represión,
masouismo, y desensibilización. &e aplicaron cuatro escalas de mecanismos de defensa y
resistencias a una muestra de >M mu$eres, de 3M a >M a(os de edad, ue habían sufrido incesto, y a
otras >M ue no habían padecido el incesto. -odas ellas eran estudiantes universitarias de primer y
segundo ciclo en profesiones de ayuda Fpsicología, educación, traba$o social, y enfermeríaG.
+mbos grupos obtuvieron punta$es muy parecidos en la mayoría de las 9@ variables, y
solamente una de las variables Fla subescala Evitamiento ue mide la negación5entumecida en
respuesta a los síntomas intrusivos del ,-&0G correlacionaba significativamente con el incesto.
En los dos grupos predominaban las defensas proyectivas y agresivas y la retroflexión, esta #ltima
en una resistencia marcada por una gran necesidad de auto5suficiencia o prepotencia.
7royecto de investigación de entrenamiento de e'ecutivos. Estudio exploratorio8
O!E.&, ,ieter F9::MG. University of %alifornia, &anta 8árbara.
El proyecto de Knvestigación de Entrenamiento de E$ecutivos F,KNEG fue
conceptualizado y dise(ado por *eorge 8roRn, profesor en la Escuela de *raduados de
Educación y director del programa Educación %onfluente en la Escuela de *raduados de
Educación, Universidad de %alifornia en &anta 8árbara, y 'udith 8roRn, profesora en la misma
institución ue *eorge 8roRn. El entrenamiento se llevó a cabo en el campus de la Universidad
de %alifornia en &anta 8árbara, desde el 3DSM:S9:;E hasta el 33S99S9:;E.
Este estudio proporciona descripciones y análisis de las intervenciones durante las
sesiones de formación del primer fin de semana, y el impacto percibido por los participantes.
En este traba$o las actividades utilizadas en las intervenciones están enlazadas con los
principios de la -erapia *estalt y la obra de LenRyn &mith y 0avid 8erg F9:;EG, Parado7es in
Group *ife.
El uso de una $eraruía del 1darse cuenta2 F1aRareness2G parece ser ue conduce a un
incremento en la comunicación y el contacto, como se evidencia en el desarrollo inicial y final de
la cohesión grupal.
&e descubre ue el procesamiento, una aplicación específica de la $eraruía postulada del
1darse cuenta2, es un factor principal en las actividades formativas. !as experiencias auténticas,
observadas por los participantes, son percibidas como una invitación a sus propias experiencias
auténticas y una legitimación de estas experiencias individuales. Esta dinámica contrasta con el
concepto del modelado.
=ota del +utor) Téase también) 8roRn, *.K. F9:E@G. The *ive =lassroo". 3nnovation throu&h
=onfluent Education and Gestalt. ,enguin 8ooCs.
8roRn, *.K. F9::9G. !u"an Teachin& for !u"an *earnin&. /n introduction to =onfluent
Education. 7ighland, =.A.) -he %enter for *estalt 0evelopment Knc.
El impacto de la Terapia 9estalt grupal en la percepción +ue tienen los padres de los
@i'os identificados como pro!lemáticos8
!K--!E, !inda Naye F9:;3G. University of LentucCy.
D%'etivo. El propósito de esta investigación es doble) Un fin primario consistía en
evaluar la percepción de los padres de ni(os identificados como problemáticos, utilizando un
instrumento desarrollado por el investigador para esta investigación. &e estandarizó el *ittle
Parental >aluin& (tyles (cale #*P>(($ y se compararon los punta$es de la muestra normativa de
la Escala con una muestra de su$etos de este estudio, padres ue identificaban a sus hi$os como
problemáticos. -ambién, se utilizó el *P>(( para evaluar los cambios en las actitudes de los
padres ue participaron en 9M sesiones grupales de -erapia *estalt" éste era el segundo propósito.
Dise@o. El dise(o de investigación consistía en un grupo de control auto5seleccionado, y
fue uasi5experimental. !os su$etos contratados para participar en el grupo experimental, y ue
no cumplieron su compromiso, pasaron a formar parte de la muestra del grupo control. &e
formaron dos grupos experimentales Fn c 9MG, un grupo control Fn c ;G, y un grupo uasi5control
Fn c @G, ue proporcionó sólo el pretest de los perfiles del *P>((.
Auestra. !a muestra estuvo formada por 3> personas, ue asistían a un &ervicio de
<rientación Namiliar, y ue tenían hi$os de > a 9M a(os identificados como problemáticos.
3nstru"entos. El *P>(( fue dise(ado por este investigador en 9:E@, esta escala
proporciona perfiles de los padres en seis subescalas, cinco de ellas fueron dise(adas para medir
los estilos de reparentalizar, ue habían sido identificados en otros estudios, como son las
relaciones disfuncionales típicas padres5hi$o) rechazo, ignorancia, sobre5protección, sobre5
indulgencia, y valores extrínsecos. !a sexta sub5escala, eval#a la relación funcional padres5hi$o.
!iptesis. &e hipotetizó ue los padres ue participasen en el grupo control no tendrían
diferencias significativas al compararlos Fpre y post del *P>(($ con los padres de los grupos
experimentales. -ambién, se hipotetizó ue los padres de este estudio serían diferentes H al
comparar los punta$es en las sub5escalas 5, como grupo, a los padres ue participaron en el
estudio normativo de la Escala. Una tercera hipótesis era) los padres ue participaron en las
sesiones grupales gestálticas de dos horas Fcinco sesiones, con un total de 9M horasG, mostrarían
cambios significativos en las sub5escalas del *P>((. =o se hipotetizaron cambios similares en el
!,T&& para el grupo control. Ninalmente, se hipotetizó ue el grupo experimental me$oraría
significativamente en las escalas del *P>(( cuando sus punta$es de cambio se comparasen con
auellos del grupo control.
Trata"iento estadístico. &e utilizó la estadística descriptiva y el análisis de 8arinas para
comprobar las hipótesis y describir los datos. El nivel estadístico significativo fue establecido en .
M@, usando dos tests direccionales para las primeras cuatro hipótesis, y un test direccional para la
#ltima.
6esultados. !a 9^ hipótesis, relacionada con diferencias en el pretest de los grupos
control y experimental, no era significativa. !a 3^ hipótesis, relativa a diferencias en el *P>(( de
los padres ue participaron en el grupo experimental de este estudio y la muestra normativa de
padres Fgrupo controlG, era significativa a .MM9. !a >^ hipótesis, relacionada con cambios en el
grupo experimental, en las subescalas del *P>((, era significativa Fph.M@G en cinco de las seis
subescalas. !a ?^ hipótesis, relativa a cambios en los punta$es de las subescalas del *P>(( del
grupo control, no era significativa. !a #ltima hipótesis, ue se refería a una me$ora del grupo
experimental al comparar sus cambios en los punta$es del *P>(( con auellos del grupo control,
era significativa a .M3.
=onclusiones. !os resultados indican ue el *P>(( puede distinguir o discriminar entre
grupos de padres. +simismo, los resultados confirman ue la -erapia *estalt grupal era efectiva
para alterar los estilos de reparentalizar conocidos en la literatura como disfuncionales.
LCómo se relaciona la t?cnica guestáltica de las 0dos sillas1 con la teoría de "8I8
9reen!ergM
.+%L+A, 8ety +lice =ichol F9::DG. -he University of 8ritish %olumbia F%anadáG.
Este estudio, utilizando una metodología 45&ort, busca encontrar soporte empírico ue
sostenga el modelo de tres fases de la técnica guestáltica de las dos sillas, y expliue cómo y por
ué la teoría de !. &. *reenberg F9:E:" 9:;>G, ue apoya este modelo, es efectiva. &e construyó
un 45&ort estructurado utilizando factores de /esolución de %onflictos F/%G y el concepto
gestáltico de %ontacto F%G, en un dise(o factorial 3 x 3. %ada factor fue dividido en dos niveles)
/%5resueltoSno resuelto, %5interrupción del contactoS%ontacto. &e esperaba ue los factores /% y
% inter5actuasen en la toma de decisiones, antes y después de la terapia eficaz o ineficaz.
-ambién, se esperaba ue los individuos ue no tenían resuelta su toma de decisión viviesen la
Knterrupción del contacto, mientras ue los ue la tenían /esuelta, desde un sentido integrado del
self, viviesen la experiencia de %ontacto. !os ;@ ítems del 45&ort fueron validados por expertos
en la teoría de la -erapia *estalt. Estos ítems representaban el modelo de los tres estadios y la
teoría ue lo sostiene. El 45&ort fue administrado, antes y después de D sesiones de terapia
usando la técnica de las dos sillas, a ; su$etos ambivalentes a continuar o no en el matrimonio.
&e encontró un moderado soporte para los tres estadios del modelo) oponerse,
fusionarse, e integrarse. !a interacción de los factores /% y % recibió alg#n soporte. +demás, se
encontró una interacción significativa de dos vías en un su$eto antes y después de la terapia,
considerada eficaz seg#n el modelo. &e hallaron interacciones significativas a dos vías después de
la terapia eficaz de cuatro su$etos, pero no antes. =o se dieron Knteracciones significativas a dos
vías en los su$etos después de una terapia ineficaz. %uando la terapia era eficaz los factores /% y
% interactuaban como se esperaba. %uando la terapia no era eficaz los factores de /% no
interactuaban como se esperaba. !os factores /% y % no interactuaban en los individuos ue
estaban experimentando una gran cantidad de interrupción al contacto, indicando ue existía un
pre5estadio posible en el modelo, donde /% y % eran independientes entre sí o donde otros
factores podrían estar implicados. Este estudio extiende la investigación de la técnica guestáltica
de las dos sillas en diferentes formas" encuentra soporte empírico del modelo y de la teoría ue lo
sostiene" encuentra áreas donde la /% y el % no interact#an como estaba previsto en la teoría" y
amplía el rango de aplicación en la investigación de la técnica de las dos sillas, desde la toma de
decisión de una carrera a la toma de decisión de un divorcio.
"a teoría @omeostática de la Terapia 9estalt. Construcción y validación de un
instrumento8
.+/-K=EL, &herry +nn F9:;@G. Lent &tate University.
Este estudio utiliza el análisis factorial para investigar la validez de constructo de los
conceptos de personalidad de la -erapia *estalt representados en el Gestalt Personal
!o"eostasis 3nventory #GP!3$. Específicamente el problema era doble) 9G <btener una
estimación de la validez de constructo del *,7K, analizando su estructura factorial" y 3G Estimar
la validez concurrente del *,7K, analizando su correlación con medidas conductuales de auto5
informes, incluyendo la relación social, escolar y familiar.
El investigador y el directos de este proyecto elaboraron un cuestionario, escala tipo
!iCert de @ puntos, conteniendo 3MM frases autodescriptivas, representando los conceptos de
personalidad de %ontacto e Knterrupción al %ontacto de la -erapia *estalt. El cuestionario se
basaba en la teoría homeostática *estalt y sus investigaciones anteriores. El *,7K y el
=uestionario de Datos del /lu"no #=D/$ fueron aplicados a ?;M adolescentes, con edades
comprendidas entre los 93 y los 9; a(os. %on los componentes principales se hizo un análisis de
la varianza con rotación euimax. !a correlación ,earson momento5producto permitió analizar la
relación entre las medidas conductuales de auto5informes y los punta$es derivados de los factores
de la escala.
El análisis factorial del *,7K proporciona apoyo sustancial a la validez de constructo de
la teoría homeostática de la -erapia *estalt. Nueron identificados diez factores con 9?9 ítems de
peso significativo. Un análisis del peso de los ítems de cada factor revela ue los ítems agrupados
forman seis factores bipolares y cuatro factores unipolares. Estos factores fueron etiuetados
como sigue) ExcitaciónS,royección" 1+Rareness2S/etroflexión" ,royección, +cciónS%onfluencia"
ExcitaciónS0esensibilización, &ensibilidad Knterpersonal, %onfluencia" %ontacto
euilibradoS%ontacto deseuilibrado, Euilibrio ,sicosomático, y 1+Rareness2SKntroyección.
!as correlaciones entre el factor derivado de la escala *,7K y las medidas conductuales
de los auto5informes revelan una mezcla de correlaciones significativas positivas y negativas.
Estas correlaciones eran consistentes con la teoría homeostática de la -erapia *estalt. !as
correlaciones eran más consistentes con respecto a los constructor de %onfluencia y
ExcitaciónS,royección y su relación con la conducta expresada de 1[ltimos días2 y 1+ceptación
de compa(eros2, respectivamente.
Diferenciación entre la disfunción er?ctil psicog?nica y fisiog?nica utilizando el
Cuestionario 9estalt de Estilo de Contacto8
.%+/-7A, -homas Kvan F9:;@G, Lent &tate University.
4uince hombres impotentes psicogénicos y otros tantos hombres impotentes
fisiogénicos fueron evaluados con el =uestionario Gestalt de Estilo de =ontacto FLepner, 9:;>G,
instrumento ue mide el estilo de resistencia ue cada persona utiliza, y ue permitió determinar
las posibles diferencias significativas entre estos dos grupos.
+unue no se encontraban diferencias significativas entre las dos muestras, los
resultados indican ue, en comparación a la población normativa de Lepner, los hombres
impotentes psicogénicamente utilizan más frecuentemente la introyección. Un segundo hallazgo
muestra ue los hombres impotentes fisiogénicos, ue han pasado por la operación uir#rgica de
implante del pene, utilizan la proyección más frecuentemente ue auellos ue no han tenido
dicha cirugía.
Cam!ios en los es+uemas del selfBotros y resultados de la psicoterapia8 )suntos
inconclusos8
.%.+K=, &helley N. F9::DG. AorC University F%anadáG.
En este estudio se eval#an los cambios en los esuemas del selfHotros, entre las fases
iniciales y finales de psicoterapia, para predecir los resultados del tratamiento. %on el fin de
proporcionar evidencia convergente e inferir esuemas del self5otros se utilizaron dos modelos
teóricamente divergentes) el modelo de /nálisis Estructural de la =onducta (ocial de 8en$amín
F+E%&" 8en$amín, 9:E?" 8en$amín, *iat y Estroff, 9:;9G" y el modelo =ore =onflictual
6elationship The"e #==6T? !uborsCy, 9:EE" !uborsCy y %rits5%histoph, 9::MG. !os resultados
del tratamiento fueron evaluados en la fase de posterapia y cuatro meses después FseguimientoG,
utilizando medidas psicoterapéuticas de sintomatología general F&%!5:M5/" 0erogatis, 9:;>G,
angustia interpersonal FKK," 7oroRitz et al., 9:;;G, la actitud en los asuntos inconclusos y su
interrelación con las actitudes introyectadas F&+&8 3ntre7 ;uestionnaires? 8en$amín, 9:;;G.
!a muestra estaba compuesta de 3D clientes ue tenían como situación clínicamente
predominante problemas identificados con 1asuntos inconclusos2. !os clientes eran participantes
en un proceso experiencial de terapia en el ue el diálogo en la 1silla vacía2 de la -erapia *estalt
era la intervención primaria para resolver los asuntos inconclusos. ,ara proceder al análisis del
proceso se seleccionaron fragmentos de los diálogos de la silla vacía" las inferencias de los
esuemas self5otros se basaban en la e$ecución del cliente, mientras se encontraba realizando un
diálogo imaginario con una persona significativa.
El análisis de los resultados indica ue se pueden obtener resultados satisfactorios en el
contexto de esta terapia experiencial emocionalmente enfocada, ue utiliza como técnica la 1silla
vacía2 de la -erapia *estalt para resolver experiencias de asuntos inconclusos. !os resultados del
tratamiento y de cuatro meses después se(alan un incremento significativo en el autonomía del
self, la afiliación del self y la respuesta positiva del self en relación con el otro. =o se consiguió
determinar si el cambio en la representación del otro predice los resultados del tratamiento. &e
analizó la relación entre el cambio en el componente %%/- y los resultados del tratamiento, así
como, la dirección ue deberían tomar las futuras investigaciones sobre esta temática.
"a neurosis de las organizaciones. Fna perspectiva 9estaltD
.E//A, Uri F9:;@G. University of %alifornia, &anta 8árbara.
!a neurosis organizacional se describe creando analogías con las neurosis individuales,
desde la perspectiva de la -erapia *estalt. +uí, la -erapia *estalt es percibida como una
aproximación al individuo de la -eoría de &istemas.
!a conducta neurótica en las organizaciones se desarrolla con patrones repetitivos de
conductas organizacionales patológicas inmodificables, ue conducen a una distorsión de la
realidad. !as ilusiones son mantenidas por diferentes mecanismos disfuncionales o resistencias
gestálticas, como son la proyección, la introyección, la retroflexión, la confluencia, y la
disociación de partes.
!as ilusiones neuróticas organizacionales desorganizan la habilidad de controlar su
propio funcionamiento y mantener un estado permanente. !as funciones ue mantienen los
límites y el euilibrio entre las tareas y su funcionamiento se encuentran desorganizadas.
O =ota del autor. Esta tesis ha sido publicada por .erry, U. y 8roRn, *.K. F9:;EG. The Beurotic
1ehavior of Dr&ani)ations. %leveland) *K% ,ress.
Téase también) =evis, E.%. F9:;EG. Dr&ani)acional =onsultin&. / Gestalt approach. %leveland"
*K% ,ress.
Una organización neurótica es una organización con una autoimagen negativa, en la ue
la conducta neurótica organizacional ha alcanzado una tal magnitud y profundidad, ue la
organización está en un proceso de decaimiento.
=uevos enfoues de transformación de organizaciones pueden ayudar a las
organizaciones neuróticas a salir del estado en ue se encuentran.
"a sexualidad y los estilos de contacto 9estalt en mu'eres supervivientes víctimas de
a!uso sexual en la infancia8
.K%7E!&<=, 8arbara 'oan Tail F9::>G. Lent &tate University.
Este estudio fue dise(ado para analizar el funcionamiento sexual y los Estilos de
%ontacto de la *estalt en una muestra de mu$eres ue habían sido víctimas sexuales en la
infancia, comparándolas con una muestra clínica de mu$eres ue no habían sido víctimas sexuales
en la infancia.
El abuso sexual y la victimización sexual fueron utilizados indistintamente y definidos
seg#n estas dos características) ,rimero, elSlos incidenteSs haSn ocurrido antes de cumplir el su$eto
9E a(os de edad" y &egundo, elSlos incidenteSs haSn tenido ue ocurrir con alguien cuatro a(os, o
más, mayor ue el su$eto.
Utilizando las respuestas del (e7ual E7perience ;uestionnaire #(E;$ se identificaron
dos grupos de mu$eres) estos dos grupos fueron comparados en su sexualidad con el (e7ual
/rousa%ility 3nventoryHE7panded Q(/3HEH #7oon, 7oon, y 6inze, 9:EDG y el Golo"%oo2H6ust
3nventory of (e7ual (atisfaction QG63((H F/ust y *olomboC, 9:;DG. -ambién se compararon
estos dos grupos de mu$eres en los Estilos de %ontacto *estalt medidos con el Gestalt =ontact
(tyles ;uestionnaireH6evised QG=(;I6 Q FLepner y 6oldt, 9:;DG.
!os resultados no indican diferencias significativas entre los dos grupos. &e sugieren
dos explicaciones ue $ustifican esta ausencia de significación. ,rimera, el desarrollo de la
sexualidad de una persona es un proceso comple$o, ue se prolonga durante muchos a(os. Es
posible ue existan factores ue impacten negativamente la sexualidad de la mu$er en el grupo no5
abusado sexualmente. Esta posibilidad la sostiene el hecho de ue aproximadamente un tercio de
las mu$eres no5abusadas informa ue habían sido violadas, pero después de la edad de 9E a(os.
&egunda, emerge una tendencia hacia la significación cuando se compara el n#mero de horas en
terapia individual. !as mu$eres abusadas tuvieron más horas de terapia individual y posiblemente
esto hace ue aparezcan más similares ue diferentes a las otras mu$eres en terapia, en lo ue se
relaciona con la sexualidad y los Estilos de %ontacto *estalt.
El rol adaptativo de la timidez. Fna aplicación de la teoría 9estalt8
.K=E/, Eugene 7arold F9:;;G. ,acific *raduate &chool of ,sychology.
Este estudio aplica la teoría de la *estalt al fenómeno de la timidez. &e ofrecen
diferentes experiencias de timidez, aplicando el concepto gestáltico de agresión, esto es, la
estructuración y organización reuerida para la formación de la conducta. En el estudio se
describen tres condiciones) timidez disposicional, timidez situacional, y la negación de la timidez.
El estudio trata la timidez como un a$uste creativo, y sugiere ue los dos grupos de timidez
difieren en la forma en ue dirigen la agresión hacia ellos mismos o hacia el ambiente. El estudio
investiga las posibilidades de ue la no timidez esté compuesta de tres grupos, uno de los cuales
previene de sentir la timidez, actuando impulsivamente en una forma ue minimiza el contacto.
!a muestra fue de 9@@ alumnos de un Knstituto de secundaria. ,ara formar los tres grupos
se utilizó el Vi"%ardo (hyness (urvey, la agresión hacia el medio se midió con el punta$e
D%'etivo de Dana del T/T y el Test de las 5i&uras Dcultas, la auto5agresión, el interés social, y la
impulsividad con el =uestionario de Personalidad de EysencC.
!os resultados indican ue los tímidos disposicionales son más agresivos hacia ellos
mismos) N F9,99@G c 99.E?, ph.MM9" tienen menos interés social) N F9,99@G c E,DM, ph.M9" pero no
menos agresivos hacia el entorno ue los tímidos situacionales. &e analizan diversas preguntas de
investigación y no se encuentran efectos producidos por la edad, el sexo, o el grupo étnico, en el
tipo de timidez. &e proponen tres subgrupos de personas no tímidas) las personas muy
introvertidas, las personas impulsivas, y las personas con euilibrio en las necesidades sociales.
&e analizan los resultados en términos de la teoría *estalt, así como sus implicaciones en
el traba$o clínico con individuos tímidos. &e hacen recomendaciones para futuros estudios,
incluyendo la investigación de medidas alternativas de interés social, análisis más profundos de
las personas no tímidas, y la necesidad de definiciones operacionales más amplias.
"os efectos de a#adir una intervención somática a la t?cnica guestáltica de las 0dos
sillas1 en la toma de decisión de una carrera8
<U*/+0A, 0aniel Nrancis F9:;DG. !oyola University of %hicago.
El propósito de este estudio era comparar una intervención somática combinada con una
técnica *estalt, y #nicamente la aplicación de la técnica *estalt. !a intervención somática
utilizada eran e$ercicios de carga5descarga bioenergética, un e$ercicio vibratorio, ue es también
conocido como e$ercicio del 1arco2. !a técnica *estalt aplicada era el experimento de las 1dos
sillas2. &e examinó un conflicto intrapsíuico relacionado con la toma de decisión de una carrera.
&esenta personas se asignaron al azar a tres grupos) 3M su$etos al grupo de intervención
somática combinada con las 1dos sillas2" 3M su$etos al grupo de las 1dos sillas2" y 3M su$etos al
grupo control. %uatro terapeutas formados en e$ercicios bioenergéticos y técnicas *estalt de las
1dos sillas2 vieron cada una a cinco su$etos, y cuatro terapeutas diferentes formados en las
técnicas de las dos sillas vieron cada uno, también, a cinco su$etos. -odos los su$etos recibieron
una sesión en el tratamiento asignado. ,ara controlar cualuier efecto posible, debido a la
interacción de la evaluación pre o post con el tratamiento, la mitad de los su$etos F9MG de cada
grupo fueron pre y post5evaluados, y la otra mitad fueron #nicamente post5evaluados. !os su$etos
fueron evaluados con instrumentos ue medían la indecisión, la resolución de conflictos, el
humor, y la ansiedad. + todos se les administró el indicador AyerH1ri&&s Type, para determinar
si una característica individual de personalidad era un predictor posible de los resultados del
tratamiento.
!os análisis de la covarianza indican ue la intervención somática combinada con la
técnica *estalt de las 1dos sillas2, o el no tratamiento, para reducir los niveles de indecisión e
incrementar los sentimientos de resolución de conflictos, integración, y optimismo. +mbas
intervenciones fueron más afectivas ue el no tratamiento cuando se trataba de facilitar
sentimientos de fuerza personal. =o se encontraron diferencias significativas entre los su$etos de
los dos grupos en cuanto a niveles de ansiedad.
!os análisis de la varianza con los punta$es del postest indican ue no existía efecto pre5
evaluación inducido por la interacción con el tratamiento. Un análisis de regresión m#ltiple
indica ue no existían diferencias significativas en los punta$es de las características de
personalidad, medidas éstas con el indicador del Ayers 1ri&&s Type.
&e analizan las implicaciones de estos resultados, y se dan recomendaciones para futuras
investigaciones.
)plicación de los principios de la Terapia 9estalt al aprendiza'e. Fn estudio de
resistencias en la educación de adultos8
<LE/E, =icholas &unday F9:;@G. ,epperdine University.
Este estudio examina el aprendiza$e entre adultos del Knstituto de -erapia *estalt de !os
`ngeles, y la posibilidad de utilizar los principios de la -erapia *estalt en el traba$o con
resistencias. !os datos cualitativos fueron obtenidos utilizando técnicas etnográficas, como la
observación de participantes, entrevistas, análisis de videos y documentos escritos. !a población
estaba compuesta de formadores5terapeutas y alumnos en formación seleccionados del Knstituto de
-erapia *estalt de !os `ngeles, la mayoría de estos #ltimos eran profesionales de la psicoterapia,
psicólogos, psiuiatras, asistentes sociales, educadores.
!os resultados del análisis de los datos muestran ue los alumnos en el Knstituto,
generalmente, manifestaban resistencia a su propio aprendiza$e en tres grandes áreas) evitación de
la responsabilidad ue pudiese conducir al auto5fracaso" auto5percepción negativa ue inmoviliza"
y creencia en mitos ue les facilitan ob$etos a los ue culpabilizar y rebelarse contra ellos. Evitar
la responsabilidad consiste en evitar el contacto, procrastinación Fdiferir, aplazarG, agarrarse a las
experiencias pasadas, y $ugar a indefenso. !a auto5percepción negativa comprende la auto5
imagen negativa, miedo, verg_enza, ansiedad y culpabilidad. En cuanto a los mitos se trata de
mitos, personales, mitos relacionados con la autoridad, y fantasías.
!os resultados muestran ue aplicando los siguientes principios de la -erapia *estalt, el
1ué y cómo2 de la conducta y experiencia, el 1auí y ahora2, y el 1yo5t#2 de la relación y el
contacto, los alumnos en formación llegarían al darse cuenta y a la auto5aceptación después de un
período de tiempo, y consecuentemente, a la integración, la elección y la respuesta. En
consecuencia, retomando la elección personal y la responsabilidad, se restauró la congruencia
entre el self y el medio externo, haciendo así espacio para la totalidad, el crecimiento y el
aprendiza$e.
0ado ue el 1darse cuenta2, el soporte, la aceptación, la elección y la respuesta personal
fueron observados como variables importantes en la -erapia *estalt educacional, se infirió ue la
ense(anza y aprendiza$e entre los adultos sería menos resistente en un clima ue permitiese las
diferencias individuales, la tranuilidad, y el estilo. +demás, se infirió ue dar opción a participar
en la planificación del aprendiza$e, tener un aprendiza$e auto5dirigido, tener elección personal y
utilizar la experiencia práctica, haría menos resistente el aprendiza$e y se producirían menos
deserciones entre los adultos.
,or lo tanto, las variables en la -erapia *estalt educacional tienen una relevancia
importante en los educadores y en la educación de adultos. -ambién son relevantes en las
empresas ue están constantemente formando y reciclando a su personal.
"os efectos de la 0silla vacía1 de la Terapia 9estalt en el autoBregistro de sentimientos
interpersonales negativos8
<U&7E+, -homas /aymond F9:;3G. United &tatus Knternacional University.
Pro%le"a. Este estudio busca averiguar y comparar la eficacia del facilitador5terapeuta
y la auto5aplicación del cliente de la técnica de la 1silla vacía2 de la -erapia *estalt en el auto5
registro de sentimientos interpersonales negativos F&K=G.
A.todo. &e utilizaron medidas repetidas de dise(o tipo +8% ue consistían en) una
línea base pretratamiento de dos semanas" un periodo de tratamiento de dos semanas" y una línea
base de postratamiento de otras dos semanas. %omo su$etos participaron D3 alumnos voluntarios
de psicología. Ystos fueron asignados al azar a tres grupos principales) Nacilitador5terapeuta
*estalt FN-*G) +uto5encuentro *estalt F+E*G" y control. -ambién se incluyó un grupo adicional
de comparación, compuesto por su$etos ue habían recibido psicoterapia de fuentes externas. +
todos los su$etos se les proporcionaron instrumentos de conteo, realizando éstos, cotidianamente,
conteos de auto5registro de la frecuencia de su &K=, durante un periodo de seis semanas.
!a primera hipótesis de investigación predice ue existiría una diferencia significativa
entre el grupo N-*, el grupo +E*, y el grupo control, en cuanto a los cambios del auto5registro
del &K=, entre la línea base de pretratamiento y la línea base de postratamiento. !as subhipótesis
predecían ue se darían grandes cambios en el grupo N-* comparado con el grupo control, en el
grupo +E* comparado con el control, en los grupos combinados N-* y +E* comparados con el
grupo control, y en el grupo N-* comparado con el grupo +E*.
!a segunda y tercera hipótesis de investigación predicen ue se daría una diferencia
significativa, entre grupos, en la reducción del auto5registro &K= de los grupos N-* y +E*, entre
la línea base pre5tratamiento y la línea base postratamiento.
!a técnica de la 1silla vacía2 fue aplicada en el grupo N-* durante el período de
tratamiento por seis terapeutas, cada uno de los cuales se reunió con tres de los su$etos del grupo
N-*, en cuatro sesiones de media hora. 0urante el periodo de tratamiento, el grupo +E* fue
entrenado para auto5aplicarse la técnica de la 1silla vacía2 durante un total de dos horas en las dos
semanas. -odos los su$etos completaron un cuestionario de seguimiento.
6esultados. !a primera hipótesis de ue existiría una diferencia significativa entre los
grupos N-*, +E*, y control, fue rechazada. !a subhipótesis de ue existiría una diferencia entre
el grupo +E* y el grupo control, fue aceptada Fph.M@G" el resto de las subhipótesis fue rechazada.
&e daba una tendencia significativa en la comparación de la combinación de los grupos N-* y
+E* versus el grupo control Fph.M@DG. En cuanto a la segunda y tercera hipótesis, se encontró
significación entre grupos, en la reducción en el &K= entre la línea base del pretratamiento y la
línea base del postratamiento, en el grupo N-* Fph.M@G y el grupo +E* Fph.M9G.
6esultados adicionales. !os grupos control y adicional de comparación tenían una
reducción inter5grupos en el &K=, entre el pretratamiento y el postratamiento. =o se daban
diferencias significativas entre los grupos control y de comparación. En el grupo +E* se dio un
?@V de deserciones, comparado al 9MV en el grupo N-* y el :V en el grupo control.
0e este estudio se infieren las siguientes conclusiones) 9G El auto5registro era
significativamente muy efectivo para reducir el &K= en esta población psicológicamente
sofisticada" 3G El auto5encuentro *estalt, para auellos ue se inclinaban hacia esta modalidad,
era significativamente más efectivo para reducir el &K= ue el autorregistro #nicamente" >G El
procedimiento de la silla vacía Nacilitador terapeuta o era tan efectivo como el auto5encuentro
*estalt en esas condiciones, por lo ue se le debe otorgar más tiempo para ue funcione más
eficazmente" ?G Un incremento temporal en el &K= puede ser muy terapéutico para algunos tipos
de individuos.
Formas de expresión de cólera y preferencias psicoterap?uticas8
,+0<TE/, *ary ,aul F9::3G. -emple University.
Este estudio verifica la siguiente hipótesis) los su$etos F&sUG ue expresan la cólera
1hacia fuera2 Fen adelante 1cólera out2G prefieren una psicoterapia catártica F-erapia *estalt H-*
5 G, mientras ue los su$etos ue expresan la cólera 1hacia adentro2 F1%ólera in2G prefieren una
psicoterapia no catártica F-erapia /acional Emotiva H -/E 5 G. En este experimento de dos fases
participaron 3@; estudiantes universitarios Fhombres y mu$eresG. En la 9^ fase, se identificaron
tres grupos F1cólera in2, 1cólera out2, y un 1grupo comparativo2G, con el (peil%er&er (tateHTrait
/n&er E7presin 3nventory #((/E3$. En la 3^ fase, todos auellos &sU ue puntuaban en el cuartel
superior en 1cólera in2 y 1cólera out2 respectivamente, y un grupo comparativo de control ue
puntuaba entre el percentil 3@ y E@ en 1cólera in2 y 1cólera out2, visionaron cuatro videos de
escenarios provocativos de cólera en los ue utilizaban, para el modelado, técnicas de la -/E y de
la -*.
!os resultados no confirman la hipótesis ni entre la forma 1cólera in2 y la -/E, ni la
forma 1cólera out2 de la -*. &in embargo, hay indicios de la necesidad de hacer investigaciones
futuras ue se basen en la noción empare$ada de 1complementaridad2 del estilo colérico y
preferencia psicoterapéutica. ,or e$emplo, los su$etos 1coléricos in2 prefieren la -* en vi(etas 3
y >, y todos los su$etos independientemente del estilo colérico, prefieren la -/E en las vi(etas 9 y
?.
+simismo, los hallazgos contradicen la investigación contemporánea ue concluye ue
las mu$eres tienen dificultades con la expresión de cólera, y eligen la forma 1colérica in2.
-ampoco los estilos de cólera varían significativamente en los grupos étnicos, a pesar de ue la
literatura afirma lo contrario. -ampoco en el presente estudio se determina una preferencia por el
sexo del terapeuta.
!as limitaciones del presente estudio incluyen generalizaciones más allá de la muestra
representativa de estudiantes universitarios. &e recomienda hacer estudios similares a éste con
ni(oSas Fescuela primariaG y adolescentes Fescuela secundariaG, y ni(oSas supervivientes de abuso
sexual y esposas maltratadas. Ninalmente, se recomienda hacer descripciones menos globalizadas
y más específicas, y definiciones de cólera más precisas.
Gerificación de un modelo de resolución de asuntos inconclusos8
,E0E/&E=, /ebecca +nne F9::DG. AorC University F%anadáG. Este estudio trata la
resolución de asuntos inconclusos en clientes ue asisten a terapia breve con modalidad
guestáltica, utilizando la 1silla vacía2 en el dialogo con una persona significativa.
&e tomaron doce autoinformes de clientes con sesiones resueltas y otros tantos clientes
con sesiones no resueltas. 0e cada sesión se seleccionaron, para su evaluación, seis componentes
del modelo de resolución de asuntos inconclusos F*reenberg y &afran, 9:;D" *reenberg, /ice, y
Elliot, 9::>" Noerster, 9::MG. !os componentes fueron evaluados para verificación en cinco
medidas del proceso. !as medidas del proceso fueron) The E7periencin& (cale #Llein, .athieu,
*endlin y Liesler, 9:D:G, The (tructural /nalysis of (ocial 1ehavior F8en$amin, 9:E?G. The
E"otional /rousal (cale F0aldrup, 8eutles, Engle, y *reenberg, 9:;;G, The Beed (cale FNoerster,
9::MG, y The =lient >ocal ;uality (cale F/ice y 6agstaff, 9:DEG.
!os resultados fueron analizados estadísticamente para determinar si la presencia de
componentes discriminaría entre las sesiones resueltas y no resueltas. %omo se predecía, se
encontraron diferentes significancias entre los grupos en 1expresión intensa de emoción2,
1expresión de necesidad2, 1auto afirmación y comprensión del otro2. -odo esto ocurría con
mayor frecuencia en las sesiones resueltas. =o se dieron diferencias significativas en 1culpar,
ue$arse o resentir2 y el 1otro negativo2.
Este estudio, replicando a Noerster F9::MG, proporciona soporte empírico para el modelo
de resolución de asuntos inconclusos, y sugiere ue los clientes resuelven sus asuntos inconclusos
seg#n las etapas del modelo.
)plicación de la @ipnoterapia a adolescentes depresivos8
,U=-, .artha +driana F9::@G. Universidad de ,retoria F`frica del &urG.
!a depresión está en incremento en los adolescentes, por esta razón se necesita con
urgencia aplicar una técnica terapéutica ue produzca resultados rápidos y favorables frente a la
depresión en esta etapa del ciclo vital.
.ientras la hipnosis es un cambio en el estado de la conciencia, la hipnoterapia es un
procedimiento por medio del cual una técnica terapéutica es aplicada en hipnosis.
!os diferentes factores ue originan la depresión son conocidos como pérdidas, padres
depresivos, recursos internos limitados para afrontar el estrés y desarmonía en situaciones
educativas. !a depresión del adolescente se manifiesta principalmente como una conducta
inaceptable y, en consecuencia, no siempre es reconocida como depresión.
,or medio de una evaluación ortopedagógica y diagnóstico se determinó ué
significados desfavorables se esconden en la depresión del adolescente. El modelo médico de
hipnosis se refiere a las causas ocultas como diagnóstico hipnótico. Estos resultados en terapia
son planeados con ob$etos definidos, y el funcionamiento emocional y cognitivo normativo del
adolescente cambia rápidamente seg#n van realizándose los cambios en el nivel subconsciente.
&e explican y se aplican tres enfoues psicoterapéuticos en hipnosis para tratar la
depresión de tres adolescentes.
En la -erapia de la /ealidad F-/G el adolescente es guiado en hipnosis para ue se auto5
eval#e correctamente para ue construya sus puntos fuertes, para ue acepte la realidad de su
situación educacional y modifiue su conducta.
%on la -erapia /acional Emotiva F-/EG el adolescente es guiado en hipnosis para
rectificar su pensamiento irracional en doce cogniciones irracionales.
&e concluye ue las respuestas -+- son proyecciones como los sue(os. Una respuesta
-+- es por lo tanto aplicada seg#n los principios del +nálisis de &ue(os de la -erapia *estalt en
hipnosis con el fin de producir un cambio de significado en el nivel subconsciente.
!a hipnoterapia no es un enfoue uniforme porue el enfoue terapéutico utilizado en
hipnosis dependerá del problema específico ue difiere en cada caso.
&e recomienda la aplicación de la hipnoterapia a adolescentes depresivos dado ue es un
enfoue eficaz y se $ustifica pedagógicamente.
-elación entre los estilos de resistencia de la Terapia 9estalt y el medio familiar
perci!ido8
/+=0<!,7, Lathleen F9::MG. -he Nielding Knstitute.
!a teoría de la -erapia *estalt integra el contexto con el desarrollo de la personalidad.
Este estudio correlacional describe la relación entre los estilos de resistencia *estalt y el contexto
familiar percibido, medidos respectivamente con el Gestalt =ontact (tyle ;uestionnaireH6evised
#G=(;H6$ de Lepner y 6oldt F9:;DG, y la Escala de /"%iente 5a"iliar 5or"aH6 #E/5H6$ de
.oos y .oos F9:;DG.
!a muestra estaba compuesta por 3>@ $óvenes de Knstitutos o Universidades, ue vivían
en sus casas o en residencias de estudiantes. !os resultados ue se obtuvieron fueron los
siguientes) 9G Emergen los seis estilos de resistencia *estalt, encontrándose patrones
significativamente diferentes en la E+N5/ para los diferentes estilos de resistencia
fundamentalmente individuales. El >MV de esta muestra elige la desensibilización como estilo
predominante" 3G !os 1desensibilizados2 perciben a sus familias como realizándose social y
recreacionalmente, fuera de la familia. !a unión de la familia tiene poca importancia" >G !os ue
introyectan, perciben a sus familias como altamente responsables. ,revalece en ellos la pulcritud
y el orden" ?G !os proyectivos tienen poco compromiso con la familia, en sus hogares
conflictivos. =o se motiva a las actividades familiares y a la expresión de sentimientos" @G !os
retroflectores perciben sus familias como abiertamente encolerizadas y agresivas. !as familias
son vistas como no cohesivas, no expresivas, y con poco énfasis en las actividades intelectuales y
culturales. Estas familias obtienen poco soporte dentro o fuera de la familia" DG !os deflectores
perciben sus familias como muy agresivas, tomando la mínima responsabilidad para organizar
actividades de familia. +unue los logros se eval#an, las actividades intelectuales y culturales
son descuidadas" EG !os confluentes ven sus familias como realizadas. ,articipan en actividades
sociales y recreacionales. !os valores morales y religiosos son muy importantes, sugiriendo un
medio familiar muy cerrado" ;G &urge una correlación positiva inesperada entre los estilos de
resistencia proyectivo, retroflectivo, y deflectivo. Estos tres estilos tienen también correlaciones
inversas y directas entre diferentes subescalas del E/5H6.
&e analizan estos hallazgos en términos de su importancia con la teoría social del
aprendiza$e, la teoría de la terapia de familia, y, especialmente, con la perspectiva interpersonal de
la *estalt, tanto teórica como clínica. -ambién, el estudio demuestra la eficacia de ambos
instrumentos, el =G(;H6 y el E/5H6, para reagrupar el material interpersonal y unir el estilo de
resistencia de un individuo al entorno familiar percibido.
&nvestigación de las preferencias terap?uticas de los tipos de personalidad 'unguianos
utilizando la Terapia -acional Emotiva la Terapia Centrada en el Cliente y la Terapia
9estalt8
/K%7+/0&, %harles !eRis F9:;3G. United &tatus Knternacional University.
Pro%le"a. El problema de este estudio surge de la necesidad de desarrollar medios más
adecuados, con los cuales las psicoterapias puedan ser clasificadas y recibir el apoyo ue
necesitan para su aplicación más eficaz. +unue la investigación sugiere una relación entre varias
características de la personalidad y la eficacia de diferentes enfoues de tratamiento, el asunto
sigue siendo poco clarificado. El propósito de este estudio es determinar si existe una preferencia
terapéutica ue identifiue los individuos, ue refle$e los tipos principales de personalidad, tal
como han sido descritos en la tipología de 'ung.
A.todo. !os datos provienen de 99? su$etos con edades comprendidas entre 9E y DM
a(os, clasificados seg#n las características de personalidad Futilizando el indicador Ayers 1ri&&s
Type QA1T H, aplicado a todos los su$etosG. + los su$etos, después de ser evaluados con el A1T,
se les mostraron películas demostrativas de las psicoterapias /acional Emotiva, %entrada en el
%liente, y *estalt. &ubsecuentemente, se les pidió ue situasen las terapias en orden de
preferencia en una ho$a proporcionada para tal efecto. !a hipótesis central al propósito del
estudio era ue los introvertidos y los extrovertidos tendrían preferencias terapéuticas diferentes"
los tipos de pensamiento serían diferentes de otros tipos en su preferencia por la -erapia /acional
Emotiva" los tipos emocionales serían diferentes de otros tipos en su preferencia por la -erapia
%entrada en el %liente" y los tipos sensoriales serían diferentes de otros tipos en su preferencia por
la -erapia *estalt. !a relación significativa entre el tipo de personalidad y la preferencia en el
estilo terapéutico fue determinada utilizando un análisis estadístico de datos del chi cuadrado.
6esultados. !os resultados del análisis de datos, ue implican las cuatro hipótesis de la
investigación, no ofrecen diferencias significativas en relación con los tipos de personalidad y la
preferencia terapéutica. +unue se debe concluir ue, o bien se necesita hacer investigaciones
más refinadas, o bien ue los resultados refle$an con precisión ue existen inclinaciones entre las
poblaciones.
El proceso de recuperación del alco@olismo y la influencia de las varia!les
psicológicas de la teoría @omeostática de la Terapia 9estalt8
/<%7E, Lenneth E. F9:;EG. Lent &tate University.
Este estudio analiza y describe el proceso de sobriedad basado en la observación y
medición de alcohólicos recuperados. Este traba$o es un paso inicial en el estudio del proceso de
sobriedad, ue enfatiza las influencias psicológicas y sociales en la recuperación del alcoholismo.
,roporciona un análisis de algunos posibles estadios del proceso de recuperación y aspectos
específicos desde una teoría de procesos de personalidad y psicoterapia, ue promete contribuir a
la comprensión de la recuperación del alcoholismo.
!a investigación se dividió en dos fases. !a primera fase se refería principalmente a
profesionales o 1expertos2 en el campo de tratamiento del alcoholismo, produciendo
fundamentalmente datos cualitativos. En esta fase del estudio se enviaron a cada uno de estos
1expertos2 ?E cintas de casetes para ue enregistrasen sus observaciones clínicas relacionadas con
el proceso de sobriedad.
!a segunda fase produ$o datos principalmente cuantitativos de un n#mero de
participantes alcohólicos recuperados, utilizando dos instrumentos experimentales) el /63 para
medir el estado o condición de sobriedad y el Gestalt =ontact (tyle ;uestionnaire #G=(;$ para
medir los aspectos de la personalidad de la -erapia *estalt.
!os participantes en esta fase del estudio eran hombres alcohólicos recuperados de 39 a
E: a(os de edad. Estos participantes lograron su sobriedad por medio de un tratamiento en un
centro de alcohólicos, o eran en ese momento miembros de ++, o ambos. Estos 9@;
participantes, en esta fase del estudio, informaron ue se habían mantenido abstemios del alcohol
por un período mínimo de >M días. !a muestra total presentaba periodos de sobriedad ue
oscilaba entre >M días y más de >M a(os.
!a investigación arro$a luz sobre diferentes tipologías o grupos de características
compartidas por alcohólicos sobrios. !os resultados muestran ue el compromiso era el principal
ingrediente para el éxito en la sobriedad, y ue el compromiso podía tener diferentes formas)
dependiente, independiente y coercido.
Fn caso clínico de experiencia 04aan1 entre inmigrantes coreanos en el Iur de
California. Fna orientación pastoral crossBcultural8
&7K., &teve &angCRon F9::MG. &chool of -heology at %laremont.
,ara los coreanos la palabra !aan tiene un significado de estado psicológico y una
experiencia dinámica a prevalencia emotiva, diferenciada de la noción alemana /n&st. Entonces,
Wcómo se comprende psicológicamente, teo5éticamente y clínicamente una experiencia !aanL
,ara comprender las experiencias !aan este estudio investiga las experiencias !aan entre
inmigrantes coreanos en +mérica, analizando casos clínicos desde una perspectiva de orientación
pastoral crossHcultural.
&e exploran varias perspectivas teóricas del !aan, utilizando) los puntos de vista teo5
éticos de la teología de .in$ung y ,aul -illich, para una comprensión teológica" el punto de vista
psicocultural coreano y la psicología analítica de %arl 'ung, para una comprensión psicológica" el
punto de vista de la orientación crossHcultural de los inmigrantes coreanos dentro de un contexto
asiático5americano, y las experiencias biculturales de los inmigrantes coreanos, ue son descritas
dentro del contexto del individuo, la familia, la iglesia y la comunidad, para una comprensión
crossHcultural. -ambién, se presentan y analizan cuatro casos de experiencias !aan para
comprender este tipo de experiencias.
En el análisis final, las experiencias !aan como estado emotivo predominante de
frustración o de necesidades internas no satisfechas en la estructura psíuica del individuo, sirven
como una fuerza o dinámica de la propia energía interna psicológica ue completa los propios
1asuntos inconclusos2 F-erapia *estaltG. En este sentido, la perspectiva del !aan facilita al
terapeuta pastoral no #nicamente comprender a un nivel más profundo a los coreanos en +mérica,
sino ue además el terapeuta crossHcultural explora, con una perspectiva
transculturalStranspersonal, las experiencias !aan o las dinámicas 7aan de las posibilidades
individuales en otras culturas, tanto en los Estados Unidos como en otras aldeas globales.
"a experiencia de mu'eres agresivas. )nálisis de mu'eres encarceladas desde la
perspectiva de la teoría de la Terapia 9estalt8
&.K-7, Tirginia Eleanor F9::@G. -he Union Knstitute.
Esta investigación desarrolla un estudio de once mu$eres para explorar la conducta
agresiva de las mismas, y determinar cómo dicha conducta afecta la experiencia del entorno de la
mu$er.
&e analizaron las percepciones afectivas, cognitivas y comportamentales de las once
mu$eres para determinar sus patrones de contacto con otras personas y con ellas mismas.
El propósito de esta investigación era analizar la dinámica de la conducta de la mu$er
dentro del contexto de su propia vida. En este estudio participaron once mu$eres encarceladas en
el Wo"enOs =orrectional 3nstitution, =eR %astle, 0elaRare. &us edades oscilaban entre 3? y >:
a(os. !os delitos variaban desde tráfico de droga, asalto, robo, falsificación, posesión de armas,
hasta homicidio.
&e utilizaron las siguientes técnicas de evaluación) 9G Knformes de conducta agresiva,
emitidos por el administrador de prisiones" 3G =uestionario de Evaluacin de la Personalidad
#=EP$? >G /egistros institucionales" y ?G Entrevistas. %ada mu$er fue entrevistada en una sesión,
siendo la entrevista grabada en audioHtape y transcrita >er%ati". El material fue analizado desde
la perspectiva de la teoría de la -erapia *estalt.
!os resultados del estudio sugieren ue en este grupo de mu$eres la agresión hacia los
otros es a menudo una reacción de su propio sentimiento de debilidad. +demás, actuando
agresivamente, las mu$eres encuentran una descarga emocional de la cólera y frustración ue
sienten hacia ellas mismas y hacia los otros. +simismo, estas mu$eres utilizan la agresión para
rechazar a los otros, con lo ue buscan protegerse del dolor emocional.
Este estudio también propone ue la agresión es a menudo un e$ercicio de fuerza para
obtener un resultado deseado por la mu$er, un fenómeno ue generalmente se atribuye a los
hombres. Ninalmente, este grupo de mu$eres, sin excepción, agraden para protegerse a sí mismas,
una respuesta al medio ue aprendieron de ni(as. El estudio en su totalidad refle$a la comple$idad
de la conducta agresiva ue rápidamente se incrementa en la sociedad. !as discusiones teóricas y
análisis de las historias de estas mu$eres proporcionan una comprensión más profunda y más
vívida de este tópico. .ás a#n, este estudio puede ser de gran utilidad a los profesionales ue
planifican intervenciones terapéuticas eficaces.
"os efectos diferenciados del diálogo en la 0silla vacía1 y la reestructuración
cognitiva en la resolución de sentimientos persistentes de cólera8
&<U!KE/E, .ichelle F9::@G. University of <ttaRa F%anadáG.
Este estudio explora los efectos diferenciados del diálogo *estalt de la 1silla vacía2 y la
reestructuración cognitiva de la -erapia /acional Emotiva F-/EG, cuando se aplica a la resolución
de asuntos inconclusos de sentimientos persistentes de cólera hacia otros, o resentimientos. &e
hipotetizó ue la 1silla vacía2 de la -erapia *estalt sería más efectiva para resolver estos
sentimientos prolongados de cólera ue los procedimientos de reestructuración cognitiva de la
-/E.
%uatro terapeutas fueron entrenados en la aplicación de ambas intervenciones, viendo
cada terapeuta diez clientes, cinco de cada modalidad terapéutica. !os su$etos eran ?M mu$eres de
3M a @? a(os de edad F. c >9.@@G, con asuntos inconclusos de cólera hacia una persona ue para
ellas había sido significativa en el pasado, y 1con la ue deseaban traba$ar2 en esta temática
durante las sesiones. !os su$etos fueron asignados al azar a las diferentes modalidades de
tratamiento, recibiendo dos sesiones de terapia dirigida a resolver sus sentimientos de cólera.
&e supervisó la intervención de los terapeutas, y se comprobó ue cada tratamiento era
aplicado adecuadamente. El análisis de las características de la muestra no da diferencias
significativas entre los su$etos en cada modalidad experimental. -ampoco se obtienen diferencias
en las siguientes mediciones post5sesiones entre los grupos) percepción de los su$etos del grado de
progreso y la resolución conseguida durante las sesiones" la calidad de las sesiones" y la ayuda de
los terapeutas. En la evaluación post5sesiones de los terapeutas no se encontraron diferencias
entre grupos en la percepción de los terapeutas del grado de resolución logrado durante las
sesiones, y la percepción del grado en ue éstos comprendían a sus clientes.
!as evaluaciones se hicieron antes y después del tratamiento, y de nuevo una semana
más tarde. &e encontró una diferencia estadísticamente significativa entre la 1silla vacía2 y la
estructuración cognitiva inmediatamente después del tratamiento. !os su$etos del grupo de
reestructuración cognitiva tenían, con diferencia significativa, una percepción menos negativa de
su otro significativo, inmediatamente después del tratamiento, aunue esta diferencia no se
mantenía la semana siguiente #folloPHup$.
!a evaluación hecha una semana después de finalizado el tratamiento revela ue no
existen diferencias significativas entre los dos grupos experimentales. En general, los resultados
de este estudio indican ue los procedimientos de diálogo en la 1silla vacía2, y la reestructuración
cognitiva conducen a resultados similares en las mediciones de los su$etos del grado de me$ora y
de malestar relacionado con el asunto inconcluso, en los auto5informes de los su$etos del grado
obtenido en la resolución de los asuntos inconclusos, en la percepción de los su$etos de la calidad
de la relación con el otro significativo, y la tendencia del su$eto a controlar los sentimientos de
cólera.
Estos hallazgos sugieren ue los procedimientos de diálogo en la 1silla vacía2 y la
estructuración cognitiva producen resultados similares cuando se utilizan con sentimientos de
cólera persistentes hacia otra persona significativa. &in embargo, otros factores pueden haber
influido en los resultados de este estudio. En la sección correspondiente a 10iscusión de esta
-esis2 se exponen sugerencias para futuras investigaciones.
)nálisis @istórico de los tra!a'os pu!licados por Fritz 7erls8
&,K!!.+=, %raig 6arren F9:;:G. University of =orth of -exas.
Este estudio presenta un análisis cronológico de los traba$os publicados por Nritz ,erls,
prestando especial atención a diferentes continuu" teóricos como) 9G Knconsciente vs. %onsciente"
3G .onismo vs. 0ualismo" >G Nísico vs mental" ?G =ativismo vs ambientalismo" @G Elementalismo
vs holismo" DG /eactivo vs proactivo" EG &ub$etivo vs ob$etivo" ;G /esponsabilidad vs indefensión"
:G ,ensar vs sentir" y 9MG heterostasis vs homeostasis. %ada continuun es analizado en referencia
al pensamiento de lo escrito por ,erls, describiéndose además el estado de sus creencias.
+lgunas partes de esta investigación tratan las influencias intelectuales, filosóficas y
emocionales ue condu$eron a ,erls a escribir la teoría de la -erapia *estalt. El estudio concluye
con la posición de ,erls en cada continuu" definido, analizando estudios empíricos, la -erapia
*estalt y otras teorías de terapia ue mantienen posiciones teóricas paralelas, concluyendo con un
análisis de las limitaciones de la teoría de la -erapia *estalt y de este estudio.
"os efectos terap?uticos del 0darse cuenta1 $0aAareness1% en los trastornos de
ansiedad8
&-EK=, 'oyce +nn F9:;@G. -he ,ennsylvania &tate University.
+lumnos universitarios con trastornos de ansiedad fueron asignados al azar a una de las
tres condiciones experimentales Fentrenamiento en el 1darse cuenta2 *estalt, tratamiento5control
FempatíaG, y condiciones de control de mínimo contactoG para analizar los efectos sobre la
ansiedad al incrementar el 1darse cuenta2.
%on el entrenamiento en el 1darse cuenta2 *estalt se obtuvo un incremento en el 1darse
cuenta2, descendiendo más el nivel de ansiedad ue con la condición de control de mínimo
contacto. En el transcurso del tratamiento ambos grupos tratados me$oraron significativamente en
diferentes aPareness y medidas de ansiedad, aunue, el entrenamiento en el 1darse cuenta2
*estalt fue significativamente más eficaz para incrementar el 1darse cuenta2 y disminuir la
ansiedad ue el tratamiento5control FempatíaG.
&nterrelación entre la @omeostasis 9estalt el rendimiento acad?mico y la madurez en
los estudios de alumnos de secundaria y de formación profesional8
&-ETE=&, *eorge '. F9:;EG. Lent &tate University.
El propósito de este estudio era comparar alumnos de secundaria Fprograma de
orientación académicaG con alumnos de formación profesional Fprograma de orientación
vocacionalG en la homeostasis *estalt, el rendimientoShabilidad académico, y la madurez en los
estudios, determinando si se daban diferencias significativas entre estos criterios, y analizando si
existía interrelación entre estas variables.
,ara medir la homeostasis *estalt se utilizó el Gestalt Personal !o"eostasis 3nventory
#GP!3$, el rendimiento académico fue medido con el (tanford Test of /cade"ia (2ills #T/(U$, la
habilidad académica fue medida con el DtisH*ennon (chool /%ilities Test #D*(/T$, y la madurez
en los estudios con el =areer Develop"ent 3nventory #=D3$.
,ara analizar las puntuaciones de las escalas se utilizó un análisis de la varianza
F+=<T+G, y un análisis discriminante para examinar la relación entre las diferentes escalas.
!os alumnos de orientación académica puntuaban significativamente más alto en todas
las escalas del T/(U Flectura, inglés, matemáticas, ciencias exactas, y ciencias socialesG y en la
habilidad académica de la escala D*(/T.
+simismo, los alumnos de orientación académica puntuaban más alto en el proceso de
contacto de los factores del GP!3 Fsensación, 1darse cuenta2, acciónG, lo ue sugiere un alto nivel
de a$uste en los alumnos con orientación académica. !os alumnos de orientación vocacional
puntuaban más alto en el proceso de resistencia de los factores del GP!3 Fproyección,
retroflexión, confluenciaG, lo ue sugiere un nivel de funcionamiento de salud más sano en los
alumnos vocacionales.
-odas las escalas del %0K eran significativamente más altas en los alumnos académicos,
sugiriendo un nivel más alto de madurez en los estudios. !as escalas cognitivas del %K0
correlacionaban significativamente con todas las subescalas del -+&L.
El proceso de análisis discriminante muestra ue las variables de rendimiento académico
producen la mayor contribución discriminativa, le siguen las variables de madurez en los estudios
y la homeostasis *estalt. !a madurez en los estudios correlacionaba significativamente con el
rendimiento académico, el darse cuenta, el contacto total, la acción, y la sensación. !os factores
de contacto del *,7K correlacionaban significativamente entre sí. -ambién, los factores *,7K,
ue median la resistencia a los procesos de contacto, correlacionaban significativamente entre sí.
)nálisis fenomenológico de la experiencia psicoterap?utica de terapeutas 9estalt
psicoanalíticos y centrados en el cliente con ni#os de siete a once a#os de edad8
-E/T<, 0enise +nn F9:;:G. University of ,ittsburgh.
Este estudio enfoca la experiencia de terapeutas *estalt, psicoanalistas, y centrados en el
cliente, traba$ando con ni(os de siete a once a(os de edad. -res mu$eres terapeutas con
experiencia describen un caso de un ni(o recientemente tratado por ellas, aplicando cada una de
ellas su modalidad de tratamiento respectivo. !os datos fueron analizados utilizando el análisis
fenomenológico de %olaizz F9:E;G. !os resultados indican diferencias significativas en la
experiencia de los su$etos seg#n la filosofía teórica y la intervención utilizada en el tratamiento.
!os su$etos, *estalt y psicoanalíticos, y los su$etos *estalt y centrados en el cliente,
describen muchas experiencias similares. !os terapeutas centrados en el cliente y psicoanalistas
describen #nicamente un tema mutuo ue no se encontraba dentro de la experiencia de los su$etos
de *estalt. 0ada la metodología y el peue(o tama(o de la muestra fue difícil determinar si las
diferencias eran debidas a la orientación teórica, personalidad ySo estilo de los su$etos.
El significado de la relación entre clientes y terapeutas en la Terapia Centrada en el
Cliente y la Terapia 9estalt8
-E&%7, 8arbara F9:;:G. Larl5Nranzens Universitbt *raz F+ustriaG.
Este estudio pretende investigar el significado y los efectos de la interrelación entre el
cliente y el terapeuta. &e investiga la interacción entre el cliente y el terapeuta en la -erapia
%entrada en el %liente y en la -erapia *estalt, utilizando las variables 1experiencias2 Fpara el
clienteG, y 1congruencia2, 1empatía2, y 1aceptación2 Fpara el terapeutaG.
%uatro expertos en psicoterapia evaluaron las cintas de la segunda y la uinta sesión de
terapia de diez terapeutas y clientes de ambas escuelas de psicoterapia.
!a primera parte de este estudio se centró en determinar si existían diferencias entre) aG
%ongruencia" bG Empatía" cG +ceptación de los terapeutas centrados en el cliente y los terapeutas
de la terapia *estalt" y dG Experiencia de los clientes. +uí se obtuvieron diferencias
significativas entre los terapeutas de las dos orientaciones.
!os terapeutas centrados en el cliente fueron evaluados con más 1congruencia2,
1aceptación2 y 1empatía2 ue los terapeutas de la *estalt. +demás, los clientes de los terapeutas
centrados en el cliente tuvieron más experiencias ue los terapeutas de la *estalt.
En la segunda parte de este estudio se investigó, en ambos enfoues terapéuticos, la
conexión entre) aG %ongruencia" bG Empatía" cG +ceptación del terapeuta" y dG Experiencias del
cliente.
Ense#ando a la persona total. )plicación de los principios de la 9estalt al estudio del
violín
-7U/.E/, 7arvey ,aul F9::?G. -he University of .iami.
Este estudio concierne la influencia de los principios de la *estalt en tres grandes áreas
implicadas en la pedagogía del violín. !as tres áreas se clasificaron como estética, psicología, y
fisiología. El ob$etivo del estudio era ofrecer un marco de referencia en el ue se integrasen,
utilizando los principios de la *estalt, el estilo de ense(anza y el contenido de lo ue se ense(a.
&e analizaron cinco principios de la psicología *estalt y se situaron en un contexto
histórico. 0espués se usaron estos principios para relacionarlos con las tres áreas elegidas en este
estudio. &e examinaron las publicaciones de .ichael ,olanyi y 6ayne 8oRman con el fin de
proponer orientaciones racionales de educación instrumental. &e desarrollaron estas orientaciones
en un examen con el GalPayIGreenOs 3nner Ga"e of Ausic.
&e presentó y analizó el enfoue integrativo de -erapia *estalt y el de GalvayIGreen. El
foco en esta sección concierne al desarrollo de un estilo de ense(anza ue incentive la integración
de la persona total en el proceso de hacer m#sica.
!a tercera área focal era la fisiología del violinista. &e hizo la revisión de la literatura
publicada en este tópico, prestando atención especial a la posible influencia de la *estalt en cada
autorSpedagogo. &e mencionaron y se analizaron cada uno de los siguientes científicosSpedagogos)
&teinhausen, -renddelenburg, /olland, 0ounis, ,olnauer, =euman, &zende y =emesurri, ,alac, y
Nray. !a conclusión de esta sección ofrece principios generales ue estos autores proponen para
la ense(anza del movimiento físico.
Desarrollo de un m?todo para identificar los procesos de contacto y confluencia tal
como son definidos por la Terapia 9estalt8
T+!!+=<, -erry F9:;EG, University of 6indsor F%anadáG.
El propósito principal del presente estudio era establecer una forma de observar
conductas ue identificasen el funcionamiento de contacto y confluencia, tal como es definido por
los teóricos de la -erapia *estalt. En -erapia *estalt, el contacto y la confluencia se refieren a
puntos opuestos, finales a lo largo de un continuu" ue describe como la gente organiza su propia
experiencia en relación con el contexto.
!as fases de la investigación fueron las siguientes. ,rimera, pare$as en díadas e$ecutaron
un e$ercicio de aPareness *estalt, obteniéndose un video de organización experimental en un
contexto interaccional. &egunda, expertos en -erapia *estalt seleccionaron de los videos
segmentos relativamente puros de contacto y confluencia. -ercera, $ueces independientes
puntuaron los segmentos de forma ue se describiesen 9@ categorías de conducta específica,
obtenidas de las descripciones del funcionamiento de contacto y confluencia facilitadas por la
literatura. Estos datos fueron sometidos a tests t para determinar si los niveles de las 9@ categorías
de conducta específica diferenciaban el contacto de la confluencia.
!os resultados de estos análisis indican ue #nicamente uno de los 9@ ítems F1/iesgo
interpersonal2G, diferencia significativamente el funcionamiento de contacto del de confluencia.
+demás, en un análisis de función discriminante, #nicamente la categoría de 1/iesgo
interpersonal2 unida a la categoría 1Uso del lengua$e2 discrimina el funcionamiento de contacto
del de confluencia.
!os resultados de este estudio no sostienen otros traba$os anteriores ue examinan cómo
el contacto y la confluencia pueden ser definidos y medidos operacionalmente. En este traba$o se
mencionan algunos factores de relevancia posible, los cuales pueden explicar este fallo, y pueden
facilitar futuras investigaciones. ,rimero, existe evidencia de los efectos de un error de
desirabilidad social. &egundo, los ítems elegidos para la escala pueden no haber sido descritos
con detalle para facilitar a los $ueces discriminar diferencias conductuales finas entre el contacto y
la confluencia. -ambién se plantean interrogantes para determinar adecuadamente e$emplos
1claros2 o 1puros2 de contacto y confluencia.
"a psicoterapia de grupo en la 9ran Nreta#a y los EE8FF8 Estudio socioBcultural
@istórico con referencia especial a I848 FoulEes8
T+= &%7<</, Eric ,aul F9::@G. -he 6right Knstitute.
!a *ran 8reta(a y los EE.UU. tienen diferentes culturas y en los #ltimos cincuenta a(os
han surgido diferentes tradiciones de psicoterapia de grupo. El fuerte ethos individual de los
EE.UU. el énfasis en el auto5perfeccionamiento, el entusiasmo optimista y el, pragmatismo,
refle$ado en la fe en la ciencia, han influido en las tradiciones pluralistas de la psicoterapia de
grupo.
!a tradición de los EE.UU. en la psicoterapia de grupo precede las innovaciones
británicas y se inicia con los primeros movimientos religiosos, y los movimientos de salud mental
y psicoeducativos. Esta influencia contin#a siendo evidente en el extendido enfoue inspiracional
psicoeducativo, e$emplificado por los grupos de auto5ayuda.
!a fuerte tradición de las ciencias sociales en los EE.UU. impactadas por la teoría
psicoanalítica europea, conduce a una revisión del psicoanálisis clásico. !a psicología del e&o
sit#a su énfasis en la adaptación del individuo al medio. En este estudio se sugiere ue ciertos
aspectos de la teoría de grupos contemporáneos de los EE.UU. pueden localizarse en el contexto
histórico de esta tendencia revisionista.
!a *ran 8reta(a tiene una historia feudal con un sistema de clases monáruico y
aristocrático. En esta cultura conservadora, el psicoanálisis se desarrolla dentro de los estrechos
confines de la élite intelectual de clase media5alta. =o fue popularizado para ser consumido por la
masa como ocurrió en los EE.UU.
&e analiza el prominente ethos del individualismo en la cultura de los EE.UU y se ilustra
como éste emerge en ciertos aspectos de la terapia de grupo contemporánea. +simismo, se
analiza críticamente el punto de vista de un individuo autónomo, en especial, cómo se llega a ue
el individuo se abstraiga del reino social. !a tensión entre el individualismo y el conformismo se
relaciona con ciertas teorías de grupo.
-ambién se sugiere ue es evidente una esperanza idealista de armonía ecléctica en los
asuntos humanos. Esto es elaborado en una discusión de la ciencia emergente y el humanismo,
ue opera en ciertas teorías grupales.
!a psicoterapia de grupo surge en la *ran 8reta(a durante la KK *uerra .undial, siendo
generalmente menos ecléctica ue en la tradición de los EE.UU. +uí las dos grandes figuras
fueron 8ion y NoulCes. El enfoue de 8ion refle$a los intentos de la post5guerra para crear una
alianza social entre la clase traba$adora y la clase media profesional.
NoulCes proviene de la tradición alemana de teórico5críticos y fue especialmente
influenciado por el biólogo gestáltista Lurt *oldstein. NoulCes consideraba primario el contexto
social" el individuo emergía de una cadena de relaciones sociales. En los grupos de NoulCes el
análisis del grupo como un todo era la unidad básica de observación, y el significado de la
comunicación en el grupo dependía de su situación total. NoulCes sit#a el significado de la
relación dialéctica entre el individuo y la interacción grupal, en el intercambio y la
transformación.
Del miedo a la fuerza. Fna @istoria personal de una superviviente de a!uso sexual y
su terapeuta8
6+!L, %arol +nn F9::?G. -he Union Knstitute.
Esta investigación es un estudio de caso heurístico de la psicoterapia de una
superviviente de abuso sexual. El estudio está dise(ado para ser leído por terapeutas ue desean
aprender sobre los procedimientos de tratamiento, así como por los supervivientes de abuso
sexual ue desean conocer la experiencia del tratamiento de la persona ue ha sufrido el abuso.
+uí el abuso sexual fue un incesto ue cometía un abuelo a su nieta desde los a(os pre5
escolares hasta la edad de 93 a(os. !a investigación para el estudio fue completada en un periodo
de dos a(os. !a historia del tratamiento es relatada en forma de diálogo desde la primera sesión
del tratamiento hasta la #ltima. &e informa de los efectos sobre el terapeuta al proporcionar el
tratamiento y las respuestas de la superviviente ue ha sufrido el abuso.
El enfoue de tratamiento es la -erapia *estalt, analizándose seg#n el mismo enfoue
cada fase del tratamiento. El tema de cada fase de tratamiento era la tarea ue tenía ue ser
completada a esas alturas del tratamiento. Yste se describe comparando la tarea a auellas de los
cuentos de hadas y mitos. Existen obstáculos humanos comunes ue todos debemos evitar para
llegar a auto5curarnos y convertirnos en individuos integrados. !os cuentos de hadas y los mitos
elevan el via$e de esta mu$er a un nivel aruetipal para demostrar vínculos comunes con todo el
personal o crecimiento personal.
El proceso de tratamiento fue analizado utilizando el holograma de abuso sexual
desarrollado por el 0r. 'ames Lepner. %ada fase del tratamiento enfoca tareas a completar
durante esa fase. En este modelo, el proceso de auto5curación tiene cuatro fases) 9G Encontrar
soporte" 3G 0esarrollar las funciones del self" >G 0eshacer el luto retroflectado" ?G !ograr la
reconsolidación. El proceso de tratamiento es comparado a un holograma para evaluar la eficacia
del tratamiento y se hacen las sugerencias para investigaciones futuras. !a discusión de
situaciones del tratamiento incluye estados de trance, auto5cuidado del terapeuta, abreacción, el
proceso de la -erapia *estalt, y el desarrollo de una conexión espiritual durante o como resultado
del proceso de auto5curación.
"os posi!les efectos de la m*sica dirigida en la aplicación a la preparación al parto8
6E-QE!, Elisabeth F9::DG. Universitbt &alzburg F+ustriaG.
En esta -esis se investigan los efectos de la aplicación de la m#sica a los métodos de
preparación al parto, con el ob$etivo de hacer una contribución a la investigación sobre el
desarrollo temprano, incluyendo el desarrollo prenatal y la preparación de los padres. %omo base
teórica se expone un modelo de desarrollo, ue comprende los procesos dinámicos y dialécticos
entre la experiencia y la construcción de estructuras.
!a experiencia musical se traba$a sobre la base de la psicología *estalt y la teoría del
pensamiento de &elz, y se basa en la comprensión histórica y cultural de la percepción musical.
En el nivel psicosomático, los efectos de los procesos emocionales y cognitivos son refle$ados
también en reacciones vegetativas directas sobre la percepción musical. /elacionado con el
desarrollo prenatal, los hallazgos de la investigación en el desarrollo de la actividad motora y la
percepción sensorial son interpretados en conexión con experiencias 1musicales2 tempranas.
&e examinan, como e$emplos empíricos, tres métodos de aplicación de la m#sica durante
el embarazo) 9G El método francés de 1terapia de /ela$ación .usical2 enfoca el tratamiento en la
reducción del estrés" 3G El método de 1%antar con la mu$er embarazada2 enfatiza la preparación a
la maternidad y el vínculo temprano" >G y el 1.étodo de la danza2, en el ue la preparación para
recibir al ni(o está conectada con el desarrollo de la propia expresión y el 1darse cuenta2 corporal.
%oncluyendo, se consiguen efectos positivos en la reducción de la tensión. !a
preparación vincular y la comunicación madre5ni(o se alcanzan más fácilmente cuando la
expresión musical con voz y movimiento forma parte de la vida cotidiana. El proceso debe ser
continuo desde la etapa prenatal a la postnatal.
"a 9estalt reconsiderada. Fna crítica teórica y revisión del modelo de contacto de
9oodman / 7erls8
67EE!E/, *ordon .oor F9:;;G. 8oston %ollege.
El modelo de psicoterapia *estalt, presentado en 9:@9 por ,aul *oodman y Nritz ,erls,
ofrece un método de analizar el proceso sub$etivo de presente del paciente, retomado de modelos
teóricos anteriores como el psicoanálisis y la psicología perceptual *estalt. !a revisión histórica
y teórica de este traba$o revela ue el modelo *oomanS,erls se basa en un modelo simplificado de
1laboratorio2 *estalt desarrollado por 6ertheimer, descuidando el modelo más elaborado de
1situación de la vida2 desarrollado por !eRin y *oldstein. !os problemas característicos y las
limitaciones de este modelo son atribuidos a esta distorsión teórica, por lo ue se proponen
revisiones teóricas correctivas ue hagan ue el modelo sea más consistente internamente y más
extensamente #til.
&e analizan críticamente los primeros traba$os de ,erls, con especial énfasis en el
concepto de contacto. El modelo de ,erls aparece sesgado, en términos gestálticos, hacia
consideraciones exclusivas de for"acin de la fi&ura, fuera de la estructura de fondo en el
proceso personal. Este sesgo parece retenido en la elaboración ue hace *oodman del enfoue de
,erls.
&e analiza también críticamente, el traba$o de la Escuela de %leveland F*K%G, en
especial, el tratamiento de la teoría de las resistencias. !a teoría de las resistencias o defensas,
presentada por *oodman y ampliada por la Escuela de %leveland, no es completamente
reconciliable con los términos originales del método *estalt, o con el modelo revisado presentado
en este estudio. &e expone un nuevo modelo de análisis y tratamiento de resistencias en
psicoterapia y en el proceso de contacto, basado en las revisiones teóricas. -ambién se revisa una
serie de estudios de caso, para ilustrar el potencial del nuevo modelo en una gran variedad de
niveles clínicos y de consultoría.
7ercepción y fe. "a integración de la 7sicología 9estalt y la Teología Cristiana en el
pensamiento de C8I8 "eAis8
6E!!&, %alvin /ichard F9:;@G. 8aylor University.
Esta -esis investiga el problema de la percepción y el conocimiento, y su relación con la
situación específica religiosa de percibir y creer. !a investigación está centrada en esta pregunta)
+sumiendo ue la fe religiosa es una categoría especializada de percepción, Wcómo comprende
una teoría psicológica de la percepción una tradición religiosaX
!a investigación está limitada a dos parámetros metodológicos. El primero es una
presuposición, y el segundo es hipotético.
El pensamiento filosófico y la investigación psicológica han producido dos tradiciones
básicas y relacionadas con el problema de la percepción. Una de estas, la tradición del
Empiricismo, es generalmente atribuida a 0avid 7ume y se apoya en el 8ehaviorismo
contemporáneo. !a segunda es el =ativismo, generalmente unida a la filosofía de /ené
0escartes, aunue también se detecta en la mayoría de las filosofías ancianas. !a moderna
psicología *estalt, basada en las psicologías de la percepción, se deriva de la tradición =ativista.
!a psicología *estalt ha sido elegida como un modelo teórico para esta investigación, por su
influencia en la psicología de la percepción, en particular, y en el desarrollo de la psicología
humanista, en general.
El segundo parámetro proporciona el principio organizativo de la -esis. &e hipotetiza
ue el pensamiento del filósofo cristiano %.&. !eRis revela una integración de la ,sicología
*estalt y la -eología %ristiana. En vista de los ob$etivos de este estudio, esta hipótesis tiene un
doble sentido. Uno concierne a las dimensiones psicológicas del pensamiento de !eRis. !a
investigación intenta demostrar ue el pensamiento de !eRis no solamente armoniza con los
conceptos claves de la *estalt, sino ue además se desarrolló, por lo menos casi formalmente, a
partir de fuentes gestálticas. El segundo ob$etivo se relaciona con el grado en ue el pensamiento
de !eRis proporciona un modelo, por la clase de integración propuesta en este estudio.
-res capítulos introductorios examinan el problema y las bases filosóficas de la
psicología *estalt. !os siguientes capítulos investigan la influencia producida por la metodología
filosófica de %. &. !eRis. !os tres capítulos finales analizan críticamente la apolo&ía de !eRis
para localizar puntos de comparación y contraste con la psicología *estalt.
&ntervenciones terap?uticas +ue facilitan !uenos momentos a las sesiones de Terapia
9estalt8
67K-E, .ichael T. F9::?G. University of <ttaRa F%anadáG.
Este estudio investiga la grabación en vídeo de seis sesiones de -erapia *estalt dirigidas
por cinco terapeutas experimentados, utilizando un procedimiento de investigación cuantitativo y
cualitativo. Esta investigación en profundidad está orientada a descubrir y explorar la
interrelación entre las condiciones de las sesiones del cliente, las intervenciones de los terapeutas
y los buenos momentos.
En la primera fase del estudio se generaron descripciones compuestas de seis categorías
de buenos momentos, basadas en la identificación y descripciones subsecuentes de 9E instancias
de buenos momentos considerados por un euipo de doce $ueces. !as seis categorías de buenos
momentos eran) del sentimiento neutral al sentimiento profundo" fuerte expresión dirigida hacia el
terapeuta" terapia extra en la conducta de intención de cambio" aceptación de problemas del self"
estado general de encontrarse bien" y un nuevo y profundo sentimiento de personalidad estado5
proceso.
En la segunda fase de la investigación, los $ueces identificaron intervenciones
terapéuticas explícitas y métodos ue, cuando se dirigían hacia fuera ba$o intervenciones
identificadas por los clientes o estadios, eran $uzgados como instrumentales en las ocurrencias
subsecuentes de una categoría determinada de muy buenos momentos. !os principales hallazgos
fueron los siguientes) aG El uso competente de intervenciones específicas de los terapeutas" bG %on
un cliente ue está listo y desea las intervenciones, y se mueve hacia ese buen momento" cG
+parecido a resultas en la ocurrencia de ese buen momento.
!os terapeutas ue valorizan estas categorías de buenos momentos, pueden utilizar estos
hallazgos como sugerencias provisionales para facilitar ue estos buenos momentos ocurran. ,ara
los investigadores, los hallazgos ilustran exploraciones continuas en cómo la psicoterapia traba$a
en las relaciones entre las sesiones y las condiciones o estados del cliente, intervenciones
terapéuticas, y sesiones consecuentes de buenos momentos. Utilizando un análisis cuidadoso y en
profundidad, los investigadores pueden aprender ué hacen los terapeutas para hacer emerger
acontecimientos importantes y de gran utilidad en las sesiones de los clientes.
"a importancia +ue tiene la antropología de /artin Nu!er para la psicoterapia8 "a
09estaltBterapia1 y el análisis de las reacciones de Tea Nauriedl8
6K!8U/*E/, +ndrea F9::3G. KnnsbrucC Universitbt F+ustriaG.
Esta tesis analiza la importancia ue tiene la antropología de .artin 8uber para la
psicoterapia. +uí es importante considerar el holismo humano, especialmente si la psicoterapia
intenta ayudar en el desarrollo holístico de la gente. El desarrollo holístico del hombre no se
puede separar de la calidad de las relaciones humanas. El cuerpo y la salud psíuica son
inseparables en las relaciones humanas sanas. !a -erapia *estalt integra la antropología de
.artín 8uber, especialmente, la concepción buberiana de relaciones humanas. !os conceptos de
-erapia *estalt no han mitigado las bases del significado ontológico de la antropología de 8uber.
El concepto de terapia de familia, expuesto por -ea 8auriedl, utiliza también la antropología de
8uber en el concepto psicoterapéutico de terapia familiar psicoanalítica.
"a artritis y la expresión de cólera. )plicación de la Terapia 9estalt a mu'eres
artríticas8
6<<0&, 0oris Ellen F9:;>G. -he University of +rizona.
Una serie de cinco estudios individuales exploraron) 9G %uando un tratamiento, ue
enfoca en la expresión de cólera activa, altera el 1darse cuenta2 del su$eto como habilidad para
expresar la cólera" y 3G %uando dicho tratamiento altera la experiencia de enfermedad del su$eto
seg#n el autoinforme de la experiencia del dolor como 1me$or2, 1lo mismo2, o 1peor2 ue ayer.
!a evaluación de los resultados, en este dise(o m#ltiple de línea base, consideraba el
proceso total desde el comienzo de un período de observación de una línea base hasta un máximo
de una semana, siguiente a la conclusión de las #ltimas seis semanas de las sesiones del
tratamiento" medidas diarias del proceso de cambio durante el tratamiento" y descripciones
clínicas de los su$etos y del proceso de tratamiento en sí mismo.
El proceso total fue formalmente evaluado en el pre y postratamiento con los siguientes
instrumentos) Bovaco /n&er 3nventory, 1ussHDur2ee !ostility 3nventory, AarloPeH=roPne
(ocial Desira%ility (cale, y 536DH1. +demás, las entrevistas telefónicas diarias medían la
frecuencia en el darse cuenta de la cólera, la expresión y la intensidad de la cólera, el humor
general de ese día, y el dolor. !a información del proceso de tratamiento fue integrada con la
obtenida de otras fuentes en el análisis de los resultados de cada su$eto.
&e concluye ue la expresión de cólera intensa afecta temporal o transitoriamente la
me$ora del dolor" existe una relación entre la intensidad de cólera ue cada su$eto percibía
diariamente y el dolor ue aparecía consistente para todos los su$etos estudiados" y ue las
situaciones de necesidad de aprobación y control se relacionan con el darse cuenta y con la
expresión de la cólera, tal como es medido por los instrumentos psicométricos utilizados. !os
datos de los su$etos revelan notables seme$anzas en el orden ue se ocupa en el nacimiento, y en
la práctica de crianza de los padres. +mbos merecerían la pena de ser más estudiados.
Dos tipos de orientación en el liderazgo @acia la gente. Fna exploración del líder
siervo en el Iistema Educativo de la &glesia seg*n la Terapia 9estalt8
6<<06+/0, *ordon 0e!yne F9:;;G. University of %alifornia, &anta 8arbara.
El concepto de líder siervo proviene de la comunidad teológica %ristiana, y el estilo de
líder orientado hacia la gente concierne a muchos otros. &in embargo, el líder siervo no puede ser
fácilmente identificado porue se conoce muy poco acerca de las creencias y conductas ue le
caracterizan.
Un ob$etivo de este estudio exploratorio de campo era descubrir algunas de las creencias
y conductas ue diferencian un líder ue ha integrado el concepto de líder siervo de otro ue no lo
ha integrado. <tro ob$etivo era descubrir cómo diferentes líderes llegan a valorar sus creencias
acerca del liderazgo. !as bases teóricas tentativas de este estudio fueron los conceptos de
asimilación y de introyección de la -erapia *estalt. Un tercer ob$etivo consistía en explorar si
existía, en los participantes de este estudio, evidencia sustancial de asimilación ySo introyección
en los conceptos de líder siervo.
!os participantes eran dos grupos profesionales de educadores religiosos seleccionados
de la 1%hurch Educational &ystem of the %hurch of 'esus %hrist of !ater50ay &aints2 FKglesia de
los .ormonesG. !a creencia de los participantes fue evaluada con entrevistas descriptivas y las
conductas fueron detectadas por medio de observaciones. &e hicieron análisis comparativos de
diferencias y seme$anzas entre los dos grupos.
!os resultados de este estudio evidencian la integración del concepto líder siervo en un
grupo, y la introyección del mismo concepto en otro grupo. !a diferencia entre los dos grupos, a
lo largo de la línea sugerida por los conceptos Fintroyección, asimilaciónG de la -erapia *estalt, es
suficientemente marcada como para considerar dos orientaciones diferentes dentro de la
orientación tradicional de las teorías de liderazgo.
!as creencias integradas FasimiladasG en los líderes siervos eran consistentes y
específicas de cuatro grandes categorías) motivos, actitudes, modelado, y receptivo. %uando las
creencias introyectadas por los líderes siervos no eran ni consistentes ni generales, la conducta
observada confirmaba los datos obtenidos en la entrevista inicial, en lo referente a diferencias
entre los dos grupos.
&e identificaron algunas de las diferencias ue ayudan a los líderes siervos a integrar sus
creencias. Un nivel interno y otro externo eran parte del proceso de valores. El nivel interno
parecía implicar no #nicamente una meditación intensa acerca del liderazgo, sino además
sentimientos acerca del self.
El uso de la Terapia 9estalt con clientes +ue expresan valores religiosos8
Q+.8/<U6&LK, !eonard 'ohn F9:;3G. Lent &tate University.
0esde los tiempos de Nreud los teóricos y profesionales de la psicología han debatido
sobre la relación entre psicología y religión. ,ara algunos autores tratar los valores religiosos es
muy importante. 0ado ue la -erapia *estalt trata lo 1ue es2 en lugar de lo ue 1debería o no
debería ser2, el presente estudio se centra en cómo utilizar la -erapia *estalt con clientes ue
expresan valores religiosos. En este sentido, no existe una delineación específica previa, con lo
ue este estudio es un análisis conceptual en los niveles teórico y práctico.
!a herencia ue conduce a la -erapia *estalt es analizada y también los principios del
1darse cuenta2 centrado en el presente y la responsabilidad personal. &e presenta una dicotomía
entre el funcionamiento de salud y enfermizo, siendo la integración personal un ob$etivo principal
de la -erapia *estalt. El fin de la -erapia *estalt no es tanto determinar si se deberían tratar los
valores religiosos, sino cómo tratarlos.
El enfoue de la *estalt sugiere ue estos asuntos pueden ser tratados adecuadamente en
terapia como cualuier otro asunto. -odo esto se ve como un contraste al enfoue de orientación
pastoral a los valores, creencias, y práctica religiosa. Entre los diferentes vínculos ue unen la
-erapia *estalt y los valores del funcionamiento religioso, el ob$etivo de la integración puede
vincularse a la calidad integrativaSdesintegrativa de la evaluación religiosa.
%uando la religión es definida como 1consecuencia de las #ltimas consecuencias2 el
enfoue de la *estalt, el 1darse cuenta2 centrado en el presente, puede ayudar en el trato con los
valores religiosos, dado ue éstos se relacionan con el 1auí y el ahora2. !a centración en el
presente, y ciertos enfoues ling_ísticos, son especialmente apropiados. !os enfoues de la
*estalt a la responsabilidad personal pueden ayudar en el trato con valores religiosos ue pueden
desintegrar el funcionamiento del cliente. !os enfoues de la *estalt, en el traba$o con
polaridades, resistencias, y fantasías, tienen una gran potencia terapéutica.
EP2LOGO
CARL ROGERS - LA ECOLUCI(N
DE LA PSICOTERAPIA*
A ROGERS EN SUS OC#ENTA - CUATRO ALOS DE E3ISTENCIA
%
+ lo largo de este libro he mencionado repetidas veces a %arl /ogers, especialmente
cuando he tratado el concepto gestáltico 1auí y ahora2. ,or la afinidad ue tienen estos dos
enfoues) la -erapia *estalt de ,erls y la psicoterapia centrada en el cliente de /ogers, creo
conveniente finalizar esta obra, proceder a su cierre, con una entrevista hecha a %arl /ogers, en la
ue el maestro de la psicoterapia responde con palabras profundas, sencillas, llenas de emoción a
las preguntas ue le formulan las personas del auditorio compuesto de terapeutas. El cómo
responde /ogers indica cómo éste siente y vive su propia existencia y la de los otros, después de
haber recorrido un largo camino desde comienzos de siglo.
/ecientemente tuve ocasión de asistir, en ,hoenix F+rizonaG, a la %onferencia sobre la
evolución de la psicoterapia, organizada por la Nundación .ilton EricCson, la cual reunió del 99
al 9@ de diciembre de 9:;@ a los más prestigiosos 1genios2 de la psicoterapia y la psicología
contemporánea, entre ellos, 8runo 8ettelheim, +lbert Ellis, /ollo .ay, 'ay 7aley, /onald !aing,
+rnold !azarus, &alvador .inuchin, QerCa .oreno, Erving ,olster, .iriam ,olster, %arl /ogers,
-homas &zasz, Tirginia &atir, ,aul 6atzlaRicC, %arl 6hitaCer, 'oseph 6olpe, etc. -ratando
temas tan comple$os como) W4ué es la salud mentalX W4ué es la psicoterapiaX W%ómo se
desarrolla y hacia dónde ésta evolucionaX -emas ue fueron discutidos a partir del punto de vista
de los representantes de los diferentes enfoues, allí presentes.
En esta %onferencia sobre psicoterapia, considerada como el evento más importante del
siglo dd en el campo de la psicoterapia, participaron siete mil terapeutas procedentes de más de
3M países. %abe se(alar ue entre todos los expertos de la psicoterapia ue presentaron talleres,
casos clínicos, paneles sobre tópicos, horas de conversación, etc., destacaba la figura sencilla y
amable de %arl /ogers, el fundador de la conocida y reconocida escuela de psicoterapia centrada
en el cliente, autor de innumerables obras y artículos científicos de psicología y psicoterapia.
/ogers, un gran defensor de los derechos humanos y de la paz mundial, se atribuyó a sí mismo, en
esta %onferencia el status de ciudadano del universo y no #nicamente de un solo país
3
.
%arl /ogers intervino en diferentes actividades, dedicando un total de ocho horas a la
%onferencia) entre todas sus intervenciones me conmovió especialmente la hora de conversación
ue mantuvo con un auditorio repleto de terapeutas, ávido de hacer preguntas al maestro de la
psicoterapia moderna. En las respuestas ue /ogers daba se apreciaba su sinceridad, honestidad,
sus altos valores humanísticos, unido a la forma elegante, l#cida y brillante con ue respondía a
las preguntas a sus cerca de ochenta y cuatro a(os de edad. 0ifícil de describir el contacto y la
empatía establecida por %arl /ogers en su relación con el p#blico en esa hora profunda" la #nica
palabra ue creo ue se acerca un poco es 1catarsis2 en su significado aristotélico.
&eguidamente reproduzco casi en su totalidad el contenido de la referida hora de
conversación con %arl /ogers.
>
%arl /ogers aparece acompa(ado de /uth %. &anford, a la ue presenta como colega y
colaboradora con la ue ha traba$ado en diferentes países dirigiendo talleres. +unue &anford en
algunas ocasiones a(ade alg#n comentario a las respuestas emitidas por /ogers, a la audiencia de
psicoterapeutas, dichos comentarios no son reproducidos auí) el incluirlos sobrepasaría los
ob$etivos y la extensión de este traba$o.
/ogers abre la hora de conversación diciendo ue las preguntas pueden girar alrededor
de su traba$o profesional, temas filosóficos, asuntos personales, aclarando ue 1si hay cosas ue
no pueda responder lo diré honestamente2.
,regunta F,G) Estoy interesado en saber ué es lo ue usted piensa de ue comprender se
relaciona con el cambio.
%arl /ogers F%/G) Ao creo ue es debido a ue alivia" a menudo siento ue nadie me
puede comprender, soy tan comple$o, tan diferente, cuando encontramos
a alguien ue completamente comprende, y esa comprensión es
aceptación, entonces creo ue es un sentimiento ue alivia mucho,
incluso moviendo la cabeza. El sentirse no comprendido es la
experiencia más traumática" traba$ando con psicóticos se encuentra ue
no pueden comprender, lo ue hace un mundo de diferencia. <tro
aspecto es el intento de comprender cuando se traba$a con gente
problemática y no se les comprende y se trata de comunicar. En estas
situaciones el intento de comprenderlos es de un gran valor y ayuda para
ellos.
,) 0octor /ogers, recientemente en una revista cristiana popular, 1%hristianity
-oday2, apareció un artículo comentando su contribución en el sentido de ue
usted estaba creando una nueva religión. .e interesa saber si usted leyó dicho
artículo.
%/) =o, no lo he leído, he oído acerca del mismo.
,) 8ueno, usted puede responder a mi pregunta) me interesa saber si usted intenta
iniciar una nueva religión.
%/) &i yo intentara crear una nueva religión yo sería el primero en acusarme a mí
mismo, y no me gusta absolutamente nada esa idea FaplausosG. Ao siento muy
profundamente ue no soy un tipo de &uru. Ao facilito ue la gente aprenda
acerca de ellos mismos y ue eli$an su propia dirección, simplemente como he
dicho no soy un &uru.
,) 0octor /ogers, Wcuál es su percepción del mundo y del universoX
%/) Estoy unido al universo en algunas formas físicas y psicológicas. Ao supongo
ue me siento un ciudadano del mundo más ue ning#n país, personalmente me
siento más unido con gente de todo el planeta, ue con la gente de una porción
particular de éste FaplausosG.
,) 0octor /ogers, uisiera saber su opinión sobre el uso de medicación en terapia.
%/) ,ersonalmente siento ue en el traba$o con esuizofrénicos en los hospitales
psiuiátricos, la medicación es muy buena para el staff Frisas y sonrisas en el
auditorioG, ayuda a guardar la calma a la gente, pero dudo mucho ue ayude a los
pacientes. =o uiero decir ue no haya casos ue no reciban ayuda con la
medicación, he estado interesado en el uso del !ibrium en la depresión y parece
ser ue ayuda a algunas personas, pero en general la noción de ue la medicina
debe tomarse para cualuier clase de enfermedad, incluyendo las psicológicas, es
un enfoue euivocado FaplausosG.
,) 0octor /ogers, estoy interesada en su punto de vista actual sobre las relaciones
extramaritales.
%/) 8ien, mi punto de vista actual es ue existen Frisas y aplausosG. .ás seriamente,
me siento comprensible por las dificultades ue enfrenta la gente ue se implica
en relaciones extramaritales, pero también tengo un gran respeto por el hecho de
ue algunas veces relaciones muy profundas se forman fuera del matrimonio"
pienso ue la me$or forma de hacer frente ue conozco es ue sea abierto, lo cual
es muy difícil y no veo una solución fácil, siento ue no ayudan la rigidez, o
creencias o acciones, siento ue necesitamos más flexibilidad para elegir en la
vida, algunas veces el elegir es difícil, pero puede traba$arse partiendo de las
dificultades.
,) 0octor /ogers, ésta es una observación de la #ltima sesión
?
y me gustaría hacerle
una pregunta. %uando era ni(o recuerdo ue leí una frase ue decía ue la
belleza de usted y su vida es ue exhibe la sabiduría de su traba$o y también ue
es real en su propia vida y yo pienso ue alguien así se sentirá tocado por tan
profundo nivel, y en la #ltima sesión usted habló acerca del lengua$e y me di
cuenta del tono de voz ue usaba, si usa cierto tono de voz, se ayuda, no son
incluso las palabras, sino el acento ue se pone en ellas y realmente entonces
comprendí la belleza ue usted tiene en su tono de voz. Estoy interesado en
alg#n comentario acerca de cómo se puede aprender ese profundo respeto por las
diferencias de los individuos. .i esposa y yo vamos a ir a la /ep#blica de
%hina, por tres semanas, y me interesa la comunicación total ue usted tan
maravillosamente ilustró.
%/) /ealmente me complace ue usted vaya a tener ocasión de estar con ciudadanos
de %hina, y puedo comprender cómo se siente en su intento de decir el mensa$e
ue le gustaría, hay una oración, ue es una especie de eslogan para mí, ue
desarrollé hace a(os para ue me ayudase a enfrentar situaciones en las ue me
sienta inadecuado, algunas veces es un cliente ue enfrenta problemas y no
encuentro ninguna solución a la situación, cómo las cosas pueden ir me$or, cómo
puedo ayudarlo, entonces formulé con el fin de ayudarme mí mismo una frase
ue contin#a teniendo significado para mí) 8o soy suficiente"ente %ueno, con tal
que "e "anten&a a%ierto
M
. .e gustaría explicar lo ue uiero decir con esto" lo
ue soy, a menudo lo ue soy es inseguro o inadecuado o mal preparado o
inferior o cualuier otra cosa, pero lo ue soy está suficientemente bien para
enfrentar la situación, si yo puedo ser lo ue soy abiertamente.
,ienso ue cuando tratamos de ser más de lo ue somos, intentamos hacer algo
ue no somos, es en esos momentos cuando creo ue cometemos errores al
enfrentarnos con la situación. &er capaz de decirle a un cliente) 1=o estoy seguro
de poderle ayudar a usted2, es a menudo de tanta ayuda, es incluso de más ayuda
ue pretender tener la respuesta, cuando en realidad no se tiene" por lo tanto esta
frase me ha ayudado a mí y espero ue pueda ayudarle a usted y su situación en
comunicar con la gente de %hina. Ao estuve en ,eCín y otras ciudades de %hina
dos veces con @D a(os de diferencia en cada una de ellas para asistir a la
%onferencia .undial de estudiantes cristianos en ,eCín, via$é bastante por %hina
y estuve allí seis meses, eso fue en 9:33, después en 9:E; de nuevo visité %hina
con un grupo de médicos, incluyendo a mi hi$o ue es médico, y en muchas
cosas me recordó la %hina de 9:33. +sí ue buena suerte en su visita a %hina.
*racias.
,) 0octor /ogers, puedo decirle ue yo siento una gran admiración por usted desde
hace muchos a(os. En 9:@E yo presenté un traba$o, 1/esistencias y defensas en
las familias2, y en esa reunión alguien de %alifornia me di$o) 1=o hay nada
nuevo en lo ue usted dice, lea a %arl /ogers.2 .e sentí muy halagado. %uando
recibí el material de esta conferencia y leí ue usted estaría, sentí ue nada podría
frenarme a asistir y me parecía ue podría verlo, cuando ahora lo veo y oigo
auí, en persona, y veo cómo usted traba$a, de nuevo siento una gran admiración
por usted.
+hora tengo una pregunta profesional) cuando usted entrevistó ayer a una se(ora
con el problema de la pérdida de hi$os gemelos, a mi mente vino la interrogación
de preguntarle a la cliente por ué usted no adopta un ni(o. Ao tuve la
experiencia con mi propia hi$a y también con algunos de mis pacientes en
tratamiento, ue presentan ese problema específico y les pregunto) 1W7a
considerado usted la adopciónX2 .i hi$a adoptó un hi$o y algunos de mis
pacientes también, cosas extra(as ocurrieron, un a(o y medio después de la
adopción ue hizo mi hi$a llegué a ser abuelo por la primera vez y abuelo
psicológico lo he sido en tal vez >9 ocasiones. .e gustaría preguntarle a usted
ue comentara sobre su filosofía de este fenómeno, si usted lo desea.
%/) &i usted recuerda, la mu$er de ayer di$o ue sentía ue era posible ue estuviera
embarazada y por esto me pareció ue la idea de la adopción probablemente no
sería considerada seriamente por ella en ese momento.
,) +lguien ue ha estado en la práctica de la psicoterapia por tantos a(os como
usted, me pregunto si ha sentido ue ha habido cambios en su práctica de la
psicoterapia desde el comienzo, si hay algunos cambios.
%/) &í, estoy seguro ue ha habido, estoy seguro ue soy ahora más real y permito mi
intuición salir a flote algunas veces, y una cosa más, con los a(os mi confianza
en la capacidad de la persona, para comprenderse a sí misma y elegir direcciones
positivas, esa confianza ha sido reforzada de tal forma ue ahora es muy
profunda en mí. -ambién en alguna extensión con individuos y ciertamente con
grupos me siento más cómodo con el silencio en mí mismo, no necesito
intervenir en una situación, sintiendo ue si puedo estar completamente presente
con la persona buenas cosas ocurrirán, ésta es una confianza ue creo no tenía
antes. Ao no siento ue con un cliente se deba emplear un enfoue determinado,
ue con un cliente se deba emplear un enfoue *estalt y con otro cliente algo
diferente, siento ue la terapia es una relación y la calidad de la relación es lo ue
va a ayudar a no ayudar.
,) 0octor /ogers, me interesa ue usted comente sobre la empatía de las
enfermeras" lo ue yo veo ue ocurre en las enfermeras es ue entran dentro de la
enfermedad del paciente y es significativo ue en una investigación el :MV de la
gente en los hospitales no necesita ser hospitalizada. Ao no sé si usted tiene un
comentario sobre esto.
%/) &í lo tengo. !o ue uiero aclarar es ue las enfermeras ue entran dentro de la
enfermedad del paciente no hacen empatía, tal vez sea simpatía o tal vez
identificación, pero no es empatía. Empatía es entrar dentro del mundo del
paciente y realmente comprender, sin perderse usted mismo, usted contin#a
siendo esa entidad separada o persona separada, con su sistema de creencias y su
propia vida. &iento ue comprender a un paciente es ayudarle, las enfermeras al
identificarse con el paciente y sentir sobresimpatía no lo comprenden, no puedo
imaginar cómo pueden tener pacientes en el hospital cuando deben salir,
haciéndoles dependientes, cuando deberían ser independientes.
.e parece ue si he sido un buen terapeuta, durante la hora de psicoterapia, seré
capaz de dormir bien toda la noche, las veces ue no duermo bien son los
momentos ue no he respondido bien con esa persona y la calidad de la relación
no ha sido buena, incluso cuando tengo ue hacer frente a gente con situaciones
trágicas trato de comprenderlas, no entro en ellas, no me llegan a absorber sus
problemas, es una línea correcta ser sensitivamente comprensible. %reo ue
cuanto más se asegura uno mismo, más se puede permitir uno entrar en el mundo
de otro.
,) 0octor /ogers, oyendo todas estas preguntas y la totalidad de esta %onferencia y
toda la gente invitada auí a hablar, Wdónde piensa usted ue se encuentra la
principal divergenciaX A segundo, cuando piensa usted en el gran interrogante de
la evolución de la psicoterapia, Wué es lo ue usted cree ue el profesional ha
aprendidoX W4ué es diferente ahora a hace 9MM a(osX W7ay algo ue hayamos
aprendidoX
%/) ,ienso ue son buenas preguntas" trataré de comentar sobre ellas. En primer
lugar mi contacto con toda la conferencia es muy limitado, por lo tanto cualuier
divergencia la conocía antes de venir auí, no la he aprendido auí, creo ue una
divergencia importante es de orden filosófico. 7ay algunos terapeutas ue creen
ue su rol es el de experto o doctor, o personas ue van a curar una enfermedad.
<tros sienten ue son facilitadores del crecimiento en el individuo, ue tiene ue
soltar las capacidades ue se encuentran en la persona.
7ay diferencias entre el modelo médico de una parte, en el ue se hacen
diagnósticos, prescripciones, tratamientos, curas, y de otra parte nutrir el
crecimiento, crear un clima en el ue la persona pueda crecer y llegue a ser más
humana ella misma. Ao pienso ue existen grandes diferencias filosóficas en la
gente ue cae en una categoría o en otra. !o ue aprendemos, no sé lo ue la
profesión ha aprendido, realmente no sé, yo he aprendido a ser más humano en la
relación, pero no estoy seguro ue ésa sea la dirección ue la profesión está
tomando. Ao pienso ue no tengo más comentarios sobre esto.
,) 0octor /ogers, no he oído todavía a ninguno de los participantes hablar acerca
de la llamada terapia de grupo. WUsted aprueba la terapia de grupoX WUsted la
utilizaX W%uál es su experiencia en este campoX
%/) %uriosamente yo no uso terapia de grupo mucho y, por otra parte, yo traba$o con
grupos todo el tiempo. ,ienso ue la terapia de grupo es una situación en la ue
los individuos llegan porue los problemas ue los trastornan los sobrepasan y el
líder o facilitador traba$a con los individuos, con sus problemas. Ao traba$o la
mayoría de las veces con los grupos, o bien porue están interesados en el
crecimiento de ellos mismos o acerca de alg#n tópico, y he encontrado ue la
gente tiene toda clase de problemas y creo ue la ayuda mucho este tipo de
grupo, pero no creo ue sea terapia de grupo" por e$emplo, uno de los programas
ue iniciamos en nuestro centro y ue hemos continuado a(os después, es sobre
dimensiones humanas y educación médica, atraemos gente educada médicamente
con el fin de hacer grupos cruciales, y por medio de su influencia contamos con
estudiantes y profesores de medicina, ciru$anos, psiuiatras, administradores de
hospitales, enfermeras, gente relacionada con el campo médico, y están ahí
aparentemente para aprender lo ue desean sobre humanizar la profesión médica.
+hora en este proceso hablamos sobre si se debe o no llegar al divorcio,
problemas ue se presentan con la crianza de los ni(os, problemas ue tienen con
la administración del hospital o la escuela de enfermería. 7ablamos de toda
clase de problemas ue conciernen a la gente, ue tienen ellos mismos como
clientes en terapia, y hemos logrado dar una gran ayuda a esas personas, pero
esto se hace en ese contexto de humanizar la educación médica. Ao pienso ue
es un e$emplo de lo ue uiero decir.
,) .i pregunta está relacionada con su eslogan) 1Ao soy suficientemente bueno,
con tal ue me mantenga abierto.2 .e he sentido realmente tocada por esto
cuando le he visto traba$ar a usted en psicoterapia, y existen voces en mí misma,
ue no se pueden hacer cosas ue ayuden a otras personas y me pregunto si usted
no tiene ninguna parte como ésa. A uisiera preguntarle) W-iene usted partes de
usted ue no son buenas para sus estándaresX WA ué hace usted con ellasX
%/) +bsolutamente, naturalmente, si tengo imposiciones para ayudar a gente, y gente
ue incluso no me gusta, toda clase de cosas, pero pienso ue eso es lo ue
uería decir cuando hablaba de esa frase o eslogan) !o ue soy, imperfecto como
soy, es suficientemente bueno para enfrentar la situación, si soy lo ue soy
abiertamente. &i usted desea expresar la rabia a la persona con la ue usted está,
es me$or expresarla, yo pienso también ue en un taller ue tuvimos con líderes
internacionales, el staff tenía un desafío con la situación, con fricciones ue
generalmente se dan en el grupo de staff, hablamos varias veces acerca del
hecho, ue no habíamos medido el desafío real ue teníamos ue haber
enfrentado en los expresidentes y emba$adores, gente como ésa, nos sentimos
inadecuados, pero inadecuados como fuimos, pudimos conseguir importantes
resultados. Ao pienso ue lo ue uiero decir es ue todos somos imperfectos,
tenemos muchas cosas ue no nos gustan, pero la gente imperfecta puede realizar
cosas importantes, siempre ue deseen reconocer ue son imperfectas. 8uena
suerte.
,) 0octor /ogers, tengo una pregunta para usted ue toca la educación. En lo ue
se concierne sólo puedo hablar de lo ue pasa en la costa <este actualmente, en
ue parece ue se enfoca la modificación de conducta en las universidades hoy
en día, en el área de la psicología y dado ue estamos en la %onferencia sobre la
evolución de la psicoterapia, le hablo a usted como facilitador y en lo ue
concierne al ser humano, me gustaría conocer su opinión. &i usted siente ue
está interesado en tomar una voz activa, para las generaciones futuras ue se
harán en las universidades, ense(ando la evolución de la psicoterapia.
%/) 8ien, yo siento mucha simpatía con lo ue usted ha dicho, yo siento ue tengo
voces ue explican lo ue está pasando en universidades, yo siento ue el
conductismo y el enfoue conductista es muy conveniente a la mente de la
profesión americana en el momento presente" estamos envueltos en tecnología en
cualuier aspecto de la vida y por eso parece muy natural para mucha gente ue
piensan ue podemos tener tecnología en el ser humano, podemos manipularlos,
a$ustarlos, me$orarlos, corregirlos, guiarlos con medios conductistas, y esa
manipulación es posible, yo pienso ue es filosóficamente inadecuado, pero ha
entrado profundamente en las universidades, en parte porue es un enfoue muy
seguro) usted no corre riesgo, usted aplica tecnología a la gente y usted se sit#a
personalmente afuera. &i usted enfrenta a la gente como seres humanos en la
relación en la ue se encuentra usted mismo, entonces usted arriesga a ser
cambiado y mi experiencia del personal académico es ue no les gusta correr el
riesgo de poder ser cambiados Ffuertes aplausosG.
,) 0octor /ogers, en la sesión anterior Ernest /ossi di$o ue deberíamos traba$ar
por la paz mundial. 7ace un a(o tuve la dicha de verle a usted y al doctor
*oulding hablando en la universidad estatal de &an 0iego, presentando su idea
del taller sobre la paz mundial, en Tiena, y después de eso en interacción con
usted, en conversación personal con usted, en un grupo más peue(o ue éste,
también me di cuenta de su frustración para conseguir fondos para dicho
proyecto. ,ienso ue está claro ue lo ue podemos hacer en esta %onferencia,
con siete mil personas ue estamos auí y la fundación .ilton EricCson y la
fuerza ue tenemos como profesionales, es conseguir ue su traba$o y el de otros
facilitadores aseguren los fondos ue necesitan esa clase de proyectos y ue esto
no vuelva a ocurrir de nuevo.
%/) Fse ríeG +gradezco esas ideas de soporte. Usted está interesado en saber lo ue
ocurrió en ese taller de Tiena) fuimos capaces de cubrir los gastos y eso me
satisface mucho, pero encontrar fondos es un problema difícil.
,) 0octor /ogers, mi pregunta se relaciona también con la paz, dada su vasta
experiencia como facilitador, así como su actitud y creencia ue todos somos
interdependientes. W4ué clase de ayuda puede usted y nosotros ofrecer al
entrenar líderes, hombres de Estado y otros con los ue usted tiene contacto, ue
se supone son adversarios, en orden de reducir tensionesX <ímos tanto decir a la
gente) 1Usted no puede confiar en los rusos2, y esto me parece una profecía de
autollenarse.
%/) Usted está absolutamente en lo correcto en eso" hablé con un hombre ue estuvo
un tiempo en %uba y ue conoce muy bien a Nidel %astro y di$o) 1&i el presidente
/eagan pudiera situarse de incógnito en !a 7abana por una semana, cambiaría
su actitud hacia %uba2, y pienso ue la misma actitud es de todos si estamos
alg#n tiempo con gente de otro país, encontramos ue son seres humanos como
nosotros. En cuanto a la frase principal de su pregunta, una de las cosas en ue
estamos embarcados en nuestro programa es enfrentarnos con el antagonismo
aislado en grupos, hemos hecho esto desde hace varios a(os y empezamos a
conocer algo sobre eso" la otra cosa es conducir talleres con líderes
internacionales, enfocando problemas específicos en este caso, de
%entroamérica, y eso también fue una experiencia muy positiva para los ue
tomaron parte, desarrollando programas de entrenamiento para gente ue
participaba en asuntos de gobierno, vida diplomática, negocios internacionales,
corporaciones, para ue obtuvieran actitudes y formas de ser ue pudieran
ayudarles a facilitar una me$or comunicación entre esos grupos, dado ue yo
siento, como usted dice muy bien, cuando se sospecha ue en las otras personas
no se puede confiar" nosotros somos correctos, somos buenos y la otra persona
está euivocada y es mala, eso nos frena cuando tenemos ocasión de realmente
comunicar con ellos. =os agrada entrenar gente, ayudarlos a experimentar de
forma ue puedan ser más facilitadores en sus relaciones con los otros.
,) En *a for"a de ser, hay un capítulo en ue usted cuenta algunas raras
experiencias ue siguieron a la muerte de su esposa, Wpuede comentar sobre este
temaX
%/) ,uedo comentar un poco" hay aspectos en el proceso de agonizar de mi esposa
ue tuvieron un gran significado para mí, por e$emplo, estoy seguro de ue ella
nunca tuvo ning#n contacto con el libro *a "uerte, y muchos de los procesos por
los ue ella pasó son similares a ese importante documento, lo ue me da a mí la
impresión de ue hay un proceso de agonizar ue puede ser tal vez universal y la
forma en ue ella gradualmente llegó a aceptar realmente el hecho de ue estaba
muriendo fue la mayor, la más profunda experiencia para mí, y la paz con ue se
fue tuvo una gran confrontación para mí y mi hi$a ue estaba allí en ese momento
también.
7ay aspectos de esa experiencia ue me hacen sentir ue es posible ue la
existencia del individuo contin#e después de la muerte, algo en lo ue no creía
antes y de lo ue no estoy seguro ahora, pero por lo menos siento ue es posible,
cuando antes dudaba mucho de ue fuera posible, lo ue aprendí rápido de ella,
estando a su lado durante su largo proceso de morir. En la #ltima conversación
real ue tuve con ella, le di$e ue si ella uería luchar para seguir viviendo yo la
ayudaría de cualuier forma ue pudiera, pero si ella se agarraba a la vida porue
sentía ue necesitábamos tenerla, yo uería darle permiso para 1irse2, si eso era
lo ue ella uería hacer.
Knmediatamente después de eso ella llamó a la enfermera y le di$o) 1.e voy a
morir2, pensó ue todo lo ue se podía hacer se había hecho, y en pocas horas
entró en coma y en treinta y seis horas se 1fue2. ,ienso ue a menudo no damos
a los individuos el permiso de morir, el permiso de irse, ueremos su$etarlos,
pienso ue los médicos están especialmente errados en eso, piensan ue la
muerte es el enemigo siempre, luchando contra la muerte, guardando a la gente
viva con máuinas y pienso ue necesitamos llegar a comprender ue hay un
tiempo para morir y necesitamos dar a la gente permiso para poder morir cuando
es realmente el tiempo de morir.
,) 0octor /ogers, su mensa$e siempre es positivo y usted habla de personalidades
con imperfecciones, usted conceptualiza o tiene experiencias personales con
personalidades ue yo describiría como 1lobos2, siendo mi definición auellos
ue act#an en forma destructiva en todo lo ue es humano.
%/) -engo experiencias con esos individuos, aunue no tanta experiencia como otros,
estoy seguro. Una cosa ue yo siento hoy es ue en nuestros guetos urbanos se
está criando mucha gente $oven ue nunca ha sido amada, ue no tienen lugar en
la vida, ue no se les da lugar en la sociedad, ue uieren destruir, siendo su
conducta en consecuencia a menudo de 1lobo2. &upongo ue mi experiencia
limitada me permite creer ue la gente clasificada como 1lobo2 en su conducta,
ue han sido totalmente destructivos, son gente en las ue sus tendencias
positivas5constructivas se encuentran ahogadas por las privaciones, carencia
afectiva, maltrato, carencia de nutrición para crecer, ue tienen unas defensas
tremendas hacia cualuier conducta positiva ue puedan tener" yo pienso ue es
posible, a veces, hacer desaparecer esa concha, pero no es fácil y me siento
profundamente implicado, por el hecho de ue parece ue está aumentando el
n#mero de esas personas" eso me preocupa, pero mi actitud es positiva, pienso
ue incluso en esos individuos, si usted puede llegar a ellos, logra algo positivo,
pienso esto en base a algunas experiencias, está claro ue no he tenido contactos
con ellos, por lo tanto no puedo probar lo ue estoy diciendo y tampoco intento
probarlo, #nicamente cuando logro alcanzar a la persona en su interior veo ue
hay algo positivo en ella, ue se puede confiar FaplausosG.
Teo ue son las seis en punto, el tiempo se fue y se terminó la hora Ffuertes y
prolongados aplausosG.
Bota del autor0 Esta entrevista fue escrita y publicada
D
, en forma reducida, mucho
después de ue /ogers cumpliera sus ;? y poco antes de ue falleciera, el día ? de febrero de
9:;E, en mes escaso después de haber cumplido ;@ a(os.
Aa %arl /ogers se fue, ya no podremos oírlo y verlo en persona, en congresos,
seminarios, talleres, etc., aunue nos ueda como grato recuerdo de este 1mago2 y 1maestro2 de la
psicoterapia, sus publicaciones, su voz firme y pausada grabada en casetes y videos. El día de su
entierro el sacerdote ue ofició la misa di$o) 1&e(orB si nos escuchas como lo hacía nuestro
amigo %arl, nos consideraremos bendecidos2
E
.
NOTAS
Itro!ucci,
9. %astanedo, %., Terapia Gestalt. Enfoque centrado en el aquí y el ahora, &an 'osé,
Universidad de %osta /ica, 9:;>" 8arcelona, 7erder, 9:;;.
3. 1El empleo de comillas tiene como ob$eto ue tanto el lector como el autor tengan
presente la relatividad del concepto subrayado. &e utiliza asimismo el término 1etc.2 para
recordarnos frecuentemente ue sin duda podemos decir algo sobre un todo, pero nunca todo
sobre algo. +mbas maneras de expresarnos son obra de +. LorzybsCi2 F8ernard +uriol, El yo&a
y la psicoterapia, 8arcelona, 7erder, 9:;3, p. 9DE, nota 9G.
>. =acher, *. y %amarero, !., Del diván al círculo, .adrid, -ecnipublicaciones, 9:;@.
?. !en 8ergantino dice en su obra Psychotherapy insi&ht and style0 the e7istencial
"o"ent F8oston, +llyn and 8acon, 9:;9G lo siguiente sobre 8ion) 1%onocí a 8ion como
existencialista al conducir el psicoanálisis en teoría y en práctica, al auí y al ahora2 Fp. ;EG.
18ion se implica en el análisis del auí y el ahora. %onsiderando ue no se puede analizar ni el
pasado, ni el futuro2 Fp. 9MMG. 1,asado y futuro enfocan el presente, para 8ion existe una persona
auí y ahora2 Fp. 9M9G.
@. =acher, *. y %amarero, !., o.c., p. D.
D. Kbídem, p. E.
E. &taraC, A., The Gestalt Therapy of 5rit) Perls fro" the 6osnerian perspective,
comunicación presentada a la Nifth +ustralian Namily -herapy %onference, +ustralian =ational
University, %amberra F+ustraliaG, @5; septiembre, 9:;?, p. D.
;. &mith, E.6.!., The %ody in psychotherapy, 'efferson, =%, .cNarland a %o., 9:;@, p.
TKKK5Kd.
;bis. &alama, 7., Guestalt para todos, Knstituto de ,sicoterapia *estalt, .éxico, 9:;@,
prólogo.
:. 6olf, /icCie, Therapy noP, 9:;@, p. 3:.
9M. LorzybsCi, +., (cience and sanity, !aCeville, %onn., Knstitute of *eneral &emantics,
9:>>.
99. -ecnicentrismo Fmencionado por /obert +lberti en 8our perfect Prite, &an !uis
<bispo, %alifornia, Kmpact ,ublishers, 9:;@, p. 3@G significa la actitud ue mantienen algunos
autores al considerar su técnica o método superior a otro.
93. Lrippner, &., (oviet and a"erican perspectivas on hidden reserves and hu"an
potencial, 1'ournal of 7umanistic ,sychology2 3DF?G, F9:;DG :?.
O Katrogénico) este término medico significa ue algo inadecuadamente usado en lugar
de curar enferma, e$emplo un medicamento. Katrogénico es ampliamente utilizado por +driana
=ana &chnaCe en su libro) (onia, te envío los =uadernos =af.0 apuntes de la terapia &uestáltica,
8uenos +ires, Edit. Estaciones, 9:;E.
9>. Ellis, +., =o""ents on the evolution of Psychotherapy =onference, 1Knternational
'ournal of Eclectic ,sychotherapy2 @F>G, 3?M.
9?. &taraC, A., o.c., p. 9>.
9@. 0e Nritz y !aura ,erls dice &taraC, en el artículo anteriormente mencionado,
retomando un pasa$e de /esnicC F9:;MG) 1&u traba$o con Lurt *oldstein relacionado con el
enfoue holístico, el oir !aura algunas cosas de las ue decían los psicólogos de la *estalt y
totalidad Veit&eist, la atmósfera total de Europa en ese momento, todas estas cosas alimentaron lo
ue más tarde sería la -erapia *estalt2 Fp. 9MG.
9D. ,aul *oodman dedicó a !aura ,erls su obra, GroPin& up a%surd0 pro%le"s of youth
in the or&ani)ad society, =ueva AorC, Tintage /andon 7ouse, 9:DM. En castellano, Pro%le"as
de 'uventud en la sociedad or&ani)ada, 8arcelona, Ediciones ,enínsula, 9:E9.
9E. Una revista especializada en -erapia *estalt publica anualmente un 0irectorio de
miembros y de centros ue ofrecen formación en *estalt. Este directorio lo pueden conseguir
Fprofesionales e instituciones de salud mental, centros de formación, colegios profesionales, etc.G,
escribiendo a 'oe 6ysong, editor, The Gestalt Rournal, ,. <. 8ox ::M, =eR AorC 93@3;5M::M,
EE.UU.
9;. El tao proviene del taoísmo F-Uai chiG Tao significa activar sin forzar, de$arse ir,
moverse en armonía con el flu$o de la naturaleza, como la aguas de un río ue se deslizan
suavemente y sin embargo acaban venciendo las resistencias ue se encuentran en su camino. 0e
auí deriva el proverbio chino) 1=o trates de desviar una ola, esuívala2.
9:. %uriosamente) 1W4ué es nuestro pasado, sino una serie de sue(osX W4ué diferencia
puede haber entre recordar sue(os y recordar el pasadoX2 8orges, '. !., 1or&es oral, 8uenos
+ires, Emecé, 9:E:. /eferido por Nrancisco 7uneeus, *en&ua'e, enfer"edad y pensa"iento,
&antiago de %hile, Editorial %uatro Tientos, 9:;D, p. E@.
3M. En cuanto se refiere a la naturaleza o el medio ecológico Nritz ,erls dice) 1Una
planta arrancada de su medio no puede sobrevivir, tampoco un ser humano si se le saca de su
medio, se le priva de oxígeno, alimento y otras cosas. ,or lo tanto tenemos ue considerar
siempre el segmento del mundo en ue vivimos como parte nosotros.2 %f. 7atcher, %., y
7imelstein, ,. Fdirs.G, The !and%oo2 of Gestalt Therapy, =ueva AorC, 'ason +ronson, 9:ED, p.
3?.
39. &obre el uso del pronombre personal 1yo2, ha escrito el brillante filósofo .iguel de
Unamuno y 'ugo Fnacido en 8ilbao el 3: de septiembre de 9;D? y muerto en &alamanca el >9 de
diciembre de 9:>DG) 14uiero vivirB y ser yo, yo2 #Bie%la$. 1El ue defiende el 1yo2, defiende
todos los 1yo2, es el nosotros2 F9:33G.
33. %f. /n ounce of prevention0 our responsa%ility, 1=eRsletter2, +ssociation for
7umanistic ,sychology Fmayo 9:;3G >.
Ca+ítulo %
9. !aing, /., Theoretical and practical aspects of psychotherapy, radiocasete, -he
%onference in the Evolution of ,sychotherapy, ,hoenix, +rizona, 9959@ diciembre 9:;@.
3. .armor, '., 6eflections in the evolution of psychotherapy, 1Knternational 'ournal of
Eclectic ,sychotherapy2 @F>G, F9:;DG 3>;53>:.
>. /etomando la citación ue hace NranC *. *oble de %arl /ogers se aprecia también el
cambio experimentado en las preferencias de los enfoues de psicoterapia en el #ltimo cuarto de
siglo) 1&é también ue sólo hablo para un cierto n#mero de psicólogos, porue para la mayoría de
éstos la verdad acerca de la psicología ya ha sido pronunciada por Nreud desde hace mucho y, por
lo tanto, ya no están interesados en nuevas posibilidades, ni desean adoptar una posición
antagónica o, incluso han perdido el interés en lo ue se refiere a investigar en este campo2
F*oble, N.*., The third force0 the Psycholo&y of /%raha" AasloP, =ueva AorC, ,ocCets 8ooCs,
9:ED" versión cast., *a tercera fuer)a? la psicolo&ía propuesta por /%raha" AasloP, .éxico,
-rillas, 9:EE, p. 9?G.
?. &eg#n Nritz ,erls el me$or libro sobre psicoterapia es E7istence and Therapy, escrito
por Ulrich &onnerman, F%f. /osenfeld, E., The Gestalt 1i%lio&raphy, 7ighland, =. A., -he *estalt
'ournal, 9:;9.G
@. Larusu, -.8., Psychotherapies0 an overvieP, 1+merican 'ournal of ,sychiatry2 9>?
F;G, F9:EEG ;@95;D>.
D. Kbídem, p. ;@3.
E. Kbídem, p. ;@>.
;. .ay, /., Therapy in our day, en Qeig, '. Fdir.G, The evolution of psychotherapy, =ueva
AorC, 8runnerS.azel, 9:;E,p. 393.
:. Neiss, *.'., Aind therapies and %ody therapies0 a &uide to the techniques of selfH
discovery, .illbrae, %alifornia, %elestial +rts, 9:E:.
9M. EysencC, 7.'., The effects of psychotherapy, =ueva AorC, Knternational &cience
,ress, 9:DD.
99. &mith, .. !., *lass, *.T. y .iller, -.K., The %enefits of psychotherapy, =ueva AorC,
'ohn 7opCins University ,ress, 9:;M.
93. 7enderson, T. y 0evonshire, %h., The %enefits of psychotherapy, 1'ournal of
+merican 7umanistics ,sychology2 F9:;9G 3@.
9>. !ambert, '. .., (o"e i"plications of psychotherapy outco"e research for eclectic
psychotherapy, 1Knternational 'ournal of Eclectic ,sychotherapy2 @F9G, F9:;DG 3@.
9?. %arl /ogers dice) 1Empatía es entrar dentro del mundo de la otra persona sin perder
su propia identidad, es diferente a simpatía2 F-he Evolution of ,sychotherapy %onference,
,hoenix, +rizona, 9959@ diciembre 9:;@G. !a empatía 1es la habilidad de sintonizarnos con la
vida interna de otras personas, de tal forma ue sabemos cómo se encuentran, dado ue estamos
en la situación con ellosB es una confluencia sanaB ue a menudo es parte del encuentro entre
dos personas2 F!atner, '., (pellin& structures, 1-he *estalt 'ournal2 Kd :;D] 3?53@G. A
finalmente se puede afirmar ue nadie logrará ayudar a otra persona si no intenta en lo posible
identificarse con ella. Kdentificarse, 1ver2 y 1sentir2 lo ue la otra persona ve y siente, eso es
empatía.
9@. Esta aceptación no siempre es tan plena como se desearía. +ntonio Qaglul Fen su
libro Ais quinientos locos, &anto 0omingo, /. 0., Ediciones de -aller, 9:E@G, la describe así
retomando una citación de <scar 8unCe) 1!a causa de muchos fracasos en el tratamiento de los
enfermos mentales reside en ue el médico pretende tratar unos enfermos ue en el fondo de su
alma desde(a, y es ue hay muchos ue creen ue el desdén hacia la humanidad y el ser médico
son cosas ue pueden compaginarse. %on tal actitud, se puede, sin duda, desarticular un hombro o
extirpar un apéndice, lo ue no se puede es ser médico. + mi entender no habría nunca
demasiados 1médicos2 si a todo estudiante de medicina se le examinase, lo primero de todo, el
corazón. A es ue no se puede ayudar al enfermo si no se cree en el hombre2 Fp. 9MG.
9D. *endlin, E. -., 5ocusin&, =ueva AorC, Everest 7ouse ,ublishers, 9:E;, *endlin es
profesor de psicología en la Universidad de %hicago, siendo el fundador de este método de
autoterapia conocido como 1enfocar2 y ue conduce a los niveles más profundos del darse cuenta
corporal. %onsiderando ue en este nivel se sit#an los asuntos inconclusos, los cuales se pueden
resolver #nicamente, seg#n *endlin, enfocando lo corporal.
9E. Tan de /iet, T. y otros autores, Gestalt Therapy0 an introduction, =ueva AorC,
,ergamon ,ress, 9:;M, p. 9MD.
9;. Larusu, -. 8., o. c., p. ;DM.
9:. !aing, /., Theoretical and practical aspects of psychotherapy, radiocasete, -he
Evolution of ,sychotherapy %onference, ,hoenix, +rizona, 9959@ diciembre 9:;@.
3M. Kbídem.
39. %orsini, /. Fdir.G, =urrent psychotherapies, Ktasca, Kllinois, ,eacocC ,ublishers,
9:E>.
33. Kbídem, p. 3DE.
3>. 8ergantino, !., Psychotherapy, insi&ht and style 0 the e7istencial "o"ent, 8oston,
+llyn and 8acon, 9:;9.
3?. Kbídem, p. >M.
3@. *omez, E. +. y <U%onnell, 6.E., 6eHviePin& the inicial intervieP, 1'ournal of
Kntegrative and Eclectic ,sychotherapy2 DF9G, F9:;EG >:.
3D. Epstein /., The question of fees in therapy? the sacred sacrifice, 1-he *estalt
'ournal2 KKK, 9 F9:;MG 3M.
3Dbis. !a percepción, concepción y resolución de la neurosis, en -erapia *estalt, están
descritas en &alama, 7., o.c., p. @;5D;.
3E. Unamuno, .iguel de, Del senti"iento trá&ico de la vida, 9:9>. En la Exposición @M
a(os de la muerte de Unamuno, 9:>D59:;D, 8iblioteca =acional, .adrid, febrero 9:;E.
3;. .uchísimas cosas son paradó$icas, entre ellas algunas han sido escritas por el doctor
de la Kglesia, san 'uan de la %ruz)
,Aodo de tener el todo
para venir a saberlo todo.
no uieras saber algo en nada.
,ara venir a gustarlo todo.
=o uieras gustar algo en nada.
,ara venir a poseerlo todo,
=o uieras poseer algo en nada.
,ara venir a serlo todo.
no uieras ser algo en nada.2
*ibran en El Profeta F.éxico, Edic. ,risma, 9:;?G) 1En verdad sólo cantaréis realmente
cuando bebáis del río del silencio y sólo cuando hayáis alcanzado la cima de la monta(a
comenzaréis a escalar2 Fp. EDG. 1Tuestra alegría es vuestra tristeza sin máscara2 Fp. >9G. 1A ahora
venís en mi despertar, ue es mi más profundo sue(o2 Fp. ;G.
A esta parado$a de un dicho popular) 1El viento apaga el fuego de poca llama, sin
embargo enciende a#n más el gran incendio2.
3:. %astanedo, %., Terapia Gestalt. Enfoque centrado en el aquí y el ahora, &an 'osé,
Universidad de %osta /ica, 9:;>, p. @D5@E" 8arcelona, 7erder,
3
9:;;.
>M. &hanti, <., Gestalt aPareness0 a Pay to %ein& as a 8o&a for the West, 1-he
Knternational 'ournal of &ocial ,sychiatry2 33F9G, DD.
>9. 0olliver, /. .., 6eflections on 5rit) PerlsOs Gestalt Prayer, 1-he ,ersonnel and
*uidance 'ournal2 Fenero 9:;9G >93.
>3. &atir, T., Aetas, en Poster, .illbrae, %alifornia, %elestial +rts, 9:E>.
>>. +rendsen57ein, *.6., Psychotherapy and the spiritual di"ensin of "an,
1,sychotherapy ,sychosomatic2 3? F9:E?G 3:M53:E.
>?. Larusu, -.8., Psychotherapies0 an overvieP, 1+merican 'ournal of ,sychiatry2 9>?
F;G, F9:EEG ;@:.
>?bis. Una descripción de estas aplicaciones, de la terapia *estalt, a estos contextos es
facilitada en &alama, 7. y Tillarreal, /., El enfoque Gestalt? una psicoterapia hu"anista, .anual
.oderno, .éxico 9:;;.
>@. QinCer, '., /pperceptive "ass0 "y &roundin&, 1-he *estalt 'ournal2 KKK, 9 F9:;MG >3.
>D. Kbídem, p. >9
>E. ,olster, E., / conte"porary psychotherapy, 1-he *estalt 'ournal2 Kd, 3 F9:;DG ?M.
>;. LorzybsCi, +., (cience and sanity, !aCeville, %onn., Knstitute of *eneral &emantics,
9:>>.
>:. %f. Tan de /iet, T., Lopb, ..,. y *orrell, '. '., Gestalt Therapy0 an introduction,
=ueva AorC, ,ergamon ,ress, 9:;M, p. 3D.
?M. Kbídem, p. 3E.
?9. ,erls, N. y otros autores, o. c., p. 3:5>M) 1El movimiento gestáltico e$erció gran
influencia sobre la psicología, produciéndose en el lengua$e de la psicología el concepto del
organismo como un todo2.
?3. 8arloR, +., The role of se"antics in Gestalt Therapy, 1-he *estalt 'ournal2 Kd, 3
F9:;DG D:.
?>. +uriol, 8., El yo&a y la psicoterapia, 8arcelona, 7erder, 9:;3, p. 3;.
??. &tevens, 8., 1urst out lau&hin&, 8erCeley, %alifornia, %elestial +rts, 9:;?.
?@. /aming, 7. E. y NreR, 0.7., / ta7ono"ic approach to the Gestalt Theory of Perls,
1'ournal of counseling ,sychology2 39 F>G, F9:E?G 9;>.
?D. 7aley, '., Gnco""on therapy0 the psychiatric techniques of Ailton Eric2son, =ueva
AorC, 6.6. =orton a %o., 9:E>, p. >;.
?E. 8oring, E. *., 1+merican 'ournal ,sychology2 F9:>MG.
?;. 7ill, 6. E., Ai esposa y "i sue&ra, -ira cómica de ,ucC, 9:9@.
?:. 8eeper, /. 6., 1'ournal of *enetic ,sychology2 F9:>@G.
@M. 7ebb, 0. <., / te7t%oo2 of psycholo&y, Niladelfia, 6.8. &aunders, 9:DD p. 99>.
@9. ,erls, N. y otros autores, o. c. p. 3.
@3. &herrill, /. E., Gestalt Therapy and Gestalt Psycholo&y, 1-he *estalt 'ournal2 Kd, 3
F9:;DG @:.
@>. *ill, Ksabel, Dalí, enfer"o y postrado, vive oculto tras los "uros de Torre Galatea,
,8a”, .adrid, 9MSM;S;;.
@?. &ánchez .eca, 0., Aartin 1u%er. 5unda"ento e7istencial de la interco"unicacin,
8arcelona, 7erder, 9:;?, p. 9E.
@@. Kbídem, p. 9E
@D. Kbídem, p. ::.
@E. Nriedman, .. FdirG, The 2noPled&e of "an0 a philosophy of the interhu"an, =ueva
AorC, 7arper a /oR ,ub. 9:D@.
@E. 1El autoconocimiento es un reuisito para comprender a la gente. Es un reuisito
para vivir una vida plena de contacto. Es la #nica ruta por la ue el ser humano puede recorrer los
secretos de la vida y descubrir la esencia de su ser2 FAaro &taraC, The GestaltTherapy fro" the
6osnerian perspectiva, p. M$.
@;. 1El autoconocimiento es un reuisito para comprender a la gente. Es un reuisito
para vivir una vida plena de contacto. Es la #nica ruta por la ue el ser humano puede recorrer los
secretos de la vida y descubrir la esencia de su ser2 FAaro &taraC, The Gestalt Therapy fro" the
6osnerian perspective, p. @G.
@:. Nriedman, .. Fdir.G, o. c.
DM. Kbídem, p. E
D9. *oble, N. *., o. c., p. 3@.
D3. /osenfeld, E., /n oral history of Gestalt Therapy0 conversation Pith 3sadore 5ro",
en 'oe 6ysong y EdRard /osenfeld, /n oral history of Gestalt Therapy, 7ighland, =. A., -he
*estalt 'ournal, 9:;3, p. >E.
D>. ,erls, N., Gestalt Therapy ver%ati", !afayette, %alifornia, /eal ,eople ,ress, 9:D:,
p. ??.
D?. ,erls, N., 5our lectures, en 'oen Nagan e Krma !ee &hepherd, Gestalt Therapy noP,
=ueva AorC, 7arper a /oR, ,ub., 9:EM p. 9?.
D@. Neiss, *. '., o.c., p. ?.
DD. 7uneeus, N., *en&ua'e, enfer"edad y pensa"iento, &antiago de %hile, Editorial
%uatro Tientos, 9:;D, p. 9DD.
DE. <lham, '., Ley, -. y &taraC, A., 6is2in& %ein& alive, Tictoria F+ustraliaG, ,it
,ublishing, 9:E;, p. >.
D;. ,olster, E., Escape fro" the present0 transition and storyline, en Qeig, '., o.c. p. >>>.
D:. ,olster, E. o.c., p. >>E.
EM. !evistsCy, +. y ,erls, N., The rules and &a"es in Gestalt Therapy, en Nagan, '. y
&hepherd, K. !., Gestalt Therapy noP, =ueva AorC, 7arper a /oR, 9:EM, p. 9?M59?9.
E9. 8andler, /., *rinder, '. y &atir, T., ="o superarse a trav.s de la fa"ilia, .éxico,
0.N., Editorial 0iana, 9:;D, p. 9?59@.
E3. &atir, T., =on'oint 5a"ily Therapy, ,alo +lto, %+. &cience and 8ehavior 8ooCs,
9:DE.
E>. *lasser, 6., 6eality therapy0 a neP approach to psychiatry, =ueva AorC, 7arper a
/oR, 9:D@, p. >3.
E?. 6atzlaRicC, ,., !oP real is real0 confusion, disinfor"ation, co""unication, =ueva
AorC, Tintage 8ooCs, 9:ED, p. ?9" cf. version cast., KEs real la realidadL, 8arcelona, 7erder,
?
9:;:, p. 33;.
E@. 6atzlaRicC, ,., -he Evolution of ,sychotherapy %onference, ,hoenix, +rizona,
diciembre 9959@, 9:;@.
ED. ,olster, E., o.c., p. >3;.
EE. /ogers, %., Dn %eco"in& a person, =ueva AorC, 0elacorte ,ress, 9:E3.
E;. /ogers, %., Encounter &roups, =ueva AorC, 7arper a /oR, 9:E;, p. @.
E:. /ogers, %., en ,olster, E., o.c., p. >3;.
;M. 6atzlaRicC, ,., 6eaCland, '. 7. y Nish, /., =a"%io. 5or"acin y solucin de los
pro%le"as hu"anos, 8arcelona, 7erder,
D
9:;:, p. :.
;9. 0eshimaru, -., *a práctica del )en y cuatro te7tos cannicos, 8arcelona, Lairós,
9:E:, p. ?@.
;3. Kbídem, p. ?D.
;>. 8ergen, /. 7., 3nvesti&acin del ".todo de 5. Perls de Terapia Gestalt, considerado
co"o un co"pro"iso de funciona"iento reli&ioso, tesis doctoral, Universidad de =ueva AorC,
9:E3.
;?. 1El ,aís2 F>M octubre 9:;EG ;3.
;@. .itterand, N., /quí y ahora, 8arcelona, Editorial +rgos Tergara, 9:;3.
;D. Kbídem, p. ;.
;E. Kbídem, contraportada.
;;. Kbídem, p. 39.
;:. 1/evista del mundo2, vol. K, no. @M3MD;@, .éxico.
:M. .ayor Qaragoza, N., Aa@ana sie"pre es tarde, .adrid, Espasa %alpe, 9:;E.
:9. ,olster, .., en Qeig, '. Fdir.G, o.c., p. >9>.
:3. 7arriman, '., Psychotherapeutic renaissance 0 the fith force in psychotherapy,
i Knternational 'ournal of Eclectic ,sychotherapy j @F?G, F9:;DG >D>.
:>. *ibran, *. '., El profeta, .éxico, Ediciones ,risma, 9:;?, p. D9.
Ca+ítulo 9
9. /osenfeld, E., /n oral history of Gestalt Therapy0 conversation Pith *aura Perls, en
'oe 6ysong y EdRard /osenfeld, /n oral history of Gestalt Therapy, 7ighland, =. A., -he
*estalt 'ournal, 9:;3, p. D.
3. ,rochasCa, '. <., 6eflections on psychotherapy in Poland, 1'ournal of Kntegrative and
Eclectic ,sychotherapy2 DF9G, F9:;EG :E.
>. Una de las muchas situaciones simpáticas ue viví y ue recuerdo del tiempo en ue
permanecí recibiendo formación como terapeuta, en el *estalt Knstitute of %leveland F*K%G, fue
ésta) el primer día ue fui al servicio, vi escrito en la tabla del inodoro, en grandes letras ro$as 1hot
seat2 Fsilla caliente, se entiende cuando está ocupadaG, lo ue se convierte en 1silla vacía2 cuando
se encuentra desocupada.
!o anterior no tenemos ue interpretarlo en forma 1anal2, aunue sí indica el humor de
los guestaltistas y la creatividad para hacer bromas de ob$etos 1analíticos2 como es el inodoro.
Este sentido del humor cuando es genuino, 1es percibido como un signo de madurezB utilizado
en los momentos apropiados, puede desblouear las resistencias, y por consecuencia provocar
libertad emocional y espontaneidadB .ostrar en los pacientes psicóticos ue el terapeuta puede
tolerar la conducta absurda e incongruente puede facilitar el contacto humano traba$ando con
ellosB Kncluso los pacientes pueden aprender de un enfoue humorístico2 F*omez, E. +., y
<U%onnell, 6. E., 6eHviePin& the inicial intervieP, 1'ournal on Kntegrative and Eclectic
,sychotherapy2 D], :;E] ?>G. TíCtor NranCl, refiriéndose a la intención paradó$ica y el sentido
del humor, atribuye al hombre una de sus capacidades básicas, a(adiendo ue ning#n animal es
capaz de reír. ,rosigue diciendo ue *ordon +llport en El individuo y su reli&in, afirma del
humor) 1El neurótico ue aprende a reírse de sí mismo se encuentra en el caminoB tal vez de la
cura.2 !a intención paradó$ica de la !ogoterapia se apoya en esta frase de +llport FNranCl, T. E.,
Psychotherapy and e7istencialis", =ueva AorC, ,enguin 8ooCs, 9:DE, p. 9?MG.
?. ,uede decirse ue al darse cuenta de las partes recha)adas de la personalidad 1cura2
la ansiedad y facilita la existencia.
@. +unue hay ue cuidarse si se tiene como paciente a un indio iroués, pues al parecer,
seg#n <tto /anC, 1toman la decisión contraria" el sue(o es lo real, por lo tanto la tarea consiste en
interpretar la vida, en vigilia en términos del sue(o, en lugar del sue(o en términos de estar
despierto2 Fcitado por ,erls, N. y otros autores, o.c., p. @99G Esta forma de percibir los sue(os ue
tiene los iroueses tiene un parecido con este conocido proverbio $aponés, descrito en otra parte
de este libro) 1&o(é ue era una mariposa y cuando desperté me sentí otra vez un hombre. W< es
ue soy una mariposa y sue(o ue soy un hombreX2
D. Una experiencia #nica en el mundo y ue sirve como e$emplo para demostrar cómo
en la práctica se funden, en uno solo, dos opuestos, es la llevada a cabo, en 9:@;, por el padre 'osé
.aría +rizmendi, en .ondragón Fregión vasca del norte de Espa(aG. !a experiencia consiste en
fundar cooperativas ue enfaticen la identidad colectiva, en oposición a la identidad individual.
-erry .olner describe esta colectividad, en su libro Aondra&n0 a third Pay F9:;?G, como la
transición de la edad del materialismo a la edad de la interrelación ue se vive en las cooperativas
de .ondragón. .olner hace notar refiriéndose a la polaridad o binomio capitalismoSsocialismo)
1%apitalismo enfoca en permitir a todos ue compitan libremente como individuosB
&ocialismoB enfoca en ue todos los individuos act#en como una unidadB los dos son
adversarios" el capitalismo concede más importancia al individuo ue a la responsabilidad del
individuo frente a la sociedad. El socialismo concede preferencia a la sociedad antes ue al
individuo. Un tercer camino es la edad de la interrelación ue sit#a la relación en primera
posición y la distribución de los ob$etos en posición secundaria2 F.olner, -., Aondra&n0 a third
Pay, &hutesbury, .+, -rusteeship Knstitute, 9:;?G.
E. !ao -sé F%onfucioG, fundador del -ao, decía)
1%onocer a los demás es sabiduría,
%onocerse a sí mismo es suprema sabiduría.
Kmponer nuestra voluntad a los demás es fuerza.
Kmponerla a nosotros mismos es fuerza suprema2.
8hagavad *ita) 1%uando alguien es iluminado por el conocimiento ue destruye la
ignorancia, su conocimiento lo revela todo, como el sol ilumina todo en el día2 A sir Nrancis
8acon) 1El conocimiento es poder.2
;. En sánscrito Flengua$e hind#G, &u significa oscuridad, y ru claridad. ,or consecuencia
un &uru es una persona ue por medio de sus ense(anzas transforma la oscuridad en claridad, la
ignorancia en sabiduría. &in oscuridad no puede existir claridad y paradó$icamente nunca es tan
oscuro como cuando va a amanecer y nunca es tan claro como cuando va a anochecer.
:. Téase la fantasía guiada 1El hombre sabio2, descrita en el capítulo D) 1,sicoterapia
*estalt) el auí y el cómo2, de mi obra (eis enfoques psicoterap.uticos, .éxico, .anual
.oderno, 9::M.
9M. Nagan, '., =ritical incidents in the e"pty chair, en %hris 7atcher y ,hillip 7imelstein
Fdirs.G, The hand%oo2 of Gestalt Therapy, =ueva AorC, 'ason +ronson, 9:ED, p. D?:.
99. Kbídem, p. DEM.
93. *oulding, .., Transactional analysis and redecision therapy, en Qeig, '. Fdir.G, The
evolution of psychotherapy, =ueva AorC, 8runnerS.azel, 9:;E, p. 3;D.
9>. 7aley, '., Gnco""on therapy0 the psychiatric techniques of Ailton Eric2son, =ueva
AorC, =orton a %o., 9:E>.
9?. Kbídem, p. >>.
9@. QinCer, '., =o"ple"entary and the "iddle &round0 tPo forces for couples
,%indin&”, *estalt Knstitute of %leveland, 9:;9, p. :59M, ?3.
9D. <U*rady, 0. N., The effects of addin& a so"atic intervention to the Gestalt tPo
chairs technique on career decision "a2er, 10issertation +bstract Knternational2 ?E F?G, F9:;DG
93@>5+.
9E. Utilizada y descrita por Ulman, !. ,., / %ehavioral co""ent on the e7peri"ental
response, 1,sychotherapy, -heory, /esearch a ,ractice2 : F9:E3G 9::53M>. %itado en 7arper, /.
8aver, /., y LannarCat, '., *earnin& theory and Gestalt Therapy, 1+merican 'ournal of
,sychotherapy2 >MF9G, F9:EDG @@5E3.
9;. Qeig, '., o.c., p. 3:;53::.
9:. Kbídem, p. 3M@. .encionado por 7aley refiriéndose a la obra de %arlos %astaneda,
Tales of poPer, =ueva AorC, -ouchstone 8ooCs F&imon a &chusterG, 9:E?.
3M. Kbídem, p. 39E.
39. ,erls, N. y otros autores, o. c., p. ddK.
33. Nerry, U. y 8roRn, *. K., The neurotic 1ehavior of or&ani)ations. %leveland, *estalt
Knstitute of %leveland, 9:;E.
3>. ,olster, E. y ,olster, .., Terapia &uestáltica, 8uenos +ires, +morrourtu, 9:ED.
3?. %rocCer, &. N., Proflections, 1-he *estalt 'ournal2 KT, 3 F9:;9G 9>5>?.
3@. Enright, '., Enli&htenin& Gestalt, .ill Talley, %+, ,ro -elos, 9:;M.
3D. ,erls, N. y otros autores, o. c. p. @>>.
3E. !atner, '., (pellin& out structures, 1-he *estalt 'ournal2 Kd, 3 F9:;DG 3?53@.
3;. Kbídem, p. 3D.
3:. Kbídem, p. 3@.
>M. %rocCer, &. N., o. c. 9:;9, p. 9>.
>9. Kbídem, p. 9:.
>3. 8roRn, *. K. y .erry, U., Beurotic "echanis"s applied to or&ani)ations, 1-he
*estalt 'ournal2 TKKK" 3 F9:;@G EE.
>>. Kbídem, p. EE.
>?. Enright, '., o. c., 9:;M p. ;M5;9.
>@. -odos los nombres de las personas ue participan en las sesiones individuales o
grupales referidas en este libro han sido cambiados por otros, lo ue permite el anonimato.
>D. !a empatía en -erapia *estalt es descrita por !atner como una confluencia en el
fondo de una *estalt. Es parte del encuentro de dos personas) 1Es la habilidad de armonizarse
con la vida interna de otra persona, de tal forma ue sabemos ué es lo ue está ocurriendo con la
otra persona porue estamos con ella, incluso aunue la figura esté repleta con nuestro contacto,
el darse cuenta de las diferencias. .ientras esto está fuera del darse cuenta es fácilmente
recuperable, dado ue no se evita el darse cuenta2 F!atner, '., o.c., p. 3>G.
>E. Qeig, '. Fdir.G, o.c., p. 3:?.
>;. =atalie /ogers, en la #ltima carta póstuma ue escribe a su padre %arl /ogers, le
dice entre otras cosas íntimas y emotivas) 1-uviste dificultad para aceptar mi estilo 1estructurado2
de liderazgo, como yo la tuve para aceptar el tuyo de 1no liderazgo2. En los #ltimos a(os me
alegró ue nos comprendiéramos y nos aceptáramos cada uno en nuestras diferencias2 F1+,7
,erspectiva2 \mayo 9:;E] 9MG.
>:. ,erls distingue dos tipos de control) el ue proviene del exterior del individuo Flos
otros, las órdenes, el medio ambienteG, ue corresponde al control deseado de 6illiam &chutz" y
el control interno o el ue se impone la persona a sí misma, control expresado en la teoría de las
relaciones interpersonales.
?M. *endlin, E, o.c., 9:E;, p. 93.
?9. %astanedo, %., o.c., 9:;>, p. 9;>.
?3. +dis %astro, *., 3nteraccin en espe'os0 so%re el encuentro psicoterap.utico, &an
'osé, Editorial %osta /ica, 9:E;, p. >D.
?>. %astanedo, %., o.c., p. 9D;.
??. Uno de los ob$etivos de la -erapia *estalt es vivir la experiencia terapéutica lo más
intensamente posible" solamente así se pueden lograr cambios cualitativamente significativos en
el cliente.
?@. %astanedo, %., o.c., p. 9?3.
?@ bis. El self es percibido en -erapia *estalt como el contacto entre el organismo y el
ambiente en cualuier momento determinado F,erls y otros autores, 9:@9G. 7ay ue tener en
cuenta ue el contacto es un vehículo ue permite la adaptación creativa del organismo al
ambiente FibídemG.
?D. &i la 1vida es sue(o2, como decía %alderón de la 8arca, la muerte es el despertar.
?E. En la obra anteriormente mencionada F%astanedo, %., o.c.G se ofrece un capítulo
completo sobre los sue(os Fcap. Kd,,. 9;:539:G.
?;. <tra técnica para recordar los sue(os, ue la ue auí se utiliza, consiste en traba$ar
con la 1silla vacía2) En una silla se sit#a la persona ue no recuerda sus sue(os y en la otra
1sienta2 sus sue(os. 0espués la persona establece un diálogo con sus sue(os, cambiando de
posición o de silla cuando 1habla2 como el sue(o. &e contin#a el diálogo entre ambos
FpersonaSsue(oG hasta ue aparezca el recuerdo del sue(o. + partir de ese momento el terapeuta
puede empezar a traba$ar con el sue(o ue ha emergido a la conciencia del cliente.
?:. &tevens, 8., 1urst out lau&hin& #6eventar de risa$, 8erCeley, %+, %elestial +rts,
9:;?, p. ?9. Ysta es la #ltima obra de 8arry" la escribió a los ;3 a(os de edad y murió un a(o
después, en diciembre de 9:;@.
@M. *omez, E.+. y <U%onnell, 6.E., 6eHviePin& the initial intervieP, 1'ournal of
Kntegrative and Eclectic ,sychotherapy2 DF9G, F9:;EG >;.
@9. %astanedo, %., o.c., p. 9:@.
@3. Kbídem, p. 3M9.
@>. +yudar al cliente a 1leer2 el lengua$e corporal es básico en -erapia *estalt y más
a#n en el traba$o con sue(os. 8arry &tevens en 1urst out lau&hin&, refiriéndose a Eugene *endlin
y a su libro, *et your %ody interpret your drea"s, se(ala ue sus sue(os, es su cuerpo el ue los
sue(a y, por lo tanto, #nicamente su cuerpo puede interpretarlos. El terapeuta puede interpretar
los sue(os ue él mismo sue(a y no los ue usted sue(a.
Ca+ítulo ;
9. QinCer, '., =reative process in Gestalt Therapy, =ueva AorC, Tintage 8ooCs, 9:EE"
versión cast. El proceso creativo en la Terapia Guestáltica. 8uenos +ires, ,aidós, 9:E:.
3. %astanedo, %., Terapia Gestalt. Enfoque centrado en el aquí y el ahora, &an 'osé,
Universidad de %osta /ica, 9:;>" 8arcelona, 7erder,
3
9:;;.
>. EriCson, E. 7., 3dentity and the life cycle, =ueva AorC, Knternational Universities
,ress, 9:@:.
?. *ould, /., The phases of adult life0 a study in develop"ental psycholo&y, 1+merican
'ournal of ,sychiatry2 F9:E3G 93:59>@.
@. !evinson, 0., The seasons of "anOs life, =ueva AorC, Lnopf, 9:E;.
D. 0uval, E., Aarria&e and fa"ily develop"ent, Niladelfia, !ippincot, 9:@@.
E. 7aley, '., Gnco""on therapy0 the psychiatric techniques of Ailton Eric2son, =ueva
AorC, 6.6. =orton a %o., 9:E>.
;. NerCelsen, L. *., ToPard a theory of the fa"ily life cycle, en E.+. %arter y ..
.c*oldriC Fdirs.G, The fa"ily life cycle0 a fra"ePor2 for fa"ily therapy, =ueva AorC, *ardner
,ress, 9:;M, p. 395@3.
:. %arter, E.+. y .c*oldricC, .., The fa"ily life cycle and fa"ily therapy, en E.+.
%arter y .. .c*oldricC Fdirs.G, o.c., p. >53M.
9M. %ampbell, &..., The couple 'ourney0 inti"acy as a path to Pholeness, &an !uis
<bispo, %+, Kmpact ,ublishers, 9:;M.
99. .elnicC, '. y =evis, &..., PoPer choice and surprise, 1-he *estalt 'ournal2 Kd, 3,
F9:;DG ?@5?D.
93. 8reRer, '. &., 3nte&ration as a process in Gestalt oriented psychotherapy0 a
proposed conceptuali)ation, 10issertation +bstract Knternational2 >E F:5+G, F9:EEG @D:9.
9>. %armer, '. %. y /ouzer, 0. !., !ealthy functionin& fro" Gestalt perspectives, 1-he
%ounseling ,sychologist2 ?F?G, F9:E?G 3M5>>.
9?. ,erls, N., 7efferline, /. y *oodman, ,., Gestalt Therapy0 e7cite"ent and &roPth in
the hu"an personality, =ueva AorC, 'ulian ,ress, 9:@9.
9@. Lepner, E., Gestalt &roup process, en 8. Neder y /. /onall Fdirs.G, 1eyond the hot
seat0 Gestalt approaches to &roups, =ueva AorC, 8runnerS.azel, 9:;M.
9D. 8andler, /., *rinder, '. y &atir, T., ="o superarse a trav.s de la fa"ilia, .éxico,
0. N., Editorial 0iana, 9:;D.
9E. *endlin, E., 5ocusin&, =ueva AorC, Everest 7ouse ,ublishers, 9:E;.
9;. &tevens, 8., 1urst out lau&hin&, 8erCeley, %+, %elestial +rts, 9:;?.
9;bis. %astanedo, %., &alama, 7., Aanual de psicodia&nstico, intervencin y
supervisin en psicoterapia Gestalt Fen prensaG.
9:. &mith, E.6.!., 6etroflections0 the for"s of nonHenact"ent, 1-he *estalt 'ournal2
Kd, 9 F9:;DG >D5@?.
3M. %astanedo, %., Pro&ra"acin neurolin&Xística0 enfoque de psicoterapia centrado en
la transfor"acin del si&nificado, 1/evista %ostarricense de ,sicología2 ?5@ F9:;?G ?E5@D.
-ambién en %. %astanedo y otros autores, (eis enfoques psicoterap.uticos, .anual .oderno,
.éxico 9::M.
39. &taraC, A., The Gestalt Therapy of 5rit) Perls fro" the 6osnerian perspectiva,
comunicación presentada a la Nifth +ustralian Namily -herapy %onference, +ustralian =ational
University, %amberra F+ustraliaG, @5; sept., 9:;?, p. 9. En esta ponencia &taraC retoma un
pensamiento de &chumacher, 9:EE.
33. &obre el darse cuenta /ollo .ay y otros autores han escrito) 10arse cuenta del
propio mundo significa también al mismo tiempo dise(arlo2 F.ay, /., +ngel, E. y Ellenberger,
7., E7istente0 a neP di"ension in Psychiatry and Psycholo&y, =eR AorC, 8asic 8ooC, 9:@;G.
3>. Eugene *endlin en 5ocusin&, indica) 1El proceso de cambio personalB fousin& es
un proceso en el ue se toma contacto con una forma especial de darse cuenta del cuerpo interno,
llamado el darse cuenta de e"ociones sensoriales” Fp.99G.
3?. &taraC, A., o.c., p.?. /etomando a &chumacher, 9:E;.
3@. QinCer, '., =o"ple"entary and the "iddle &round0 tPo forces for couple %indin&,
*estalt Knstitute of %leveland, 9:;9, ?> p.
3D. QinCer, '. y =evis, &..., The Gestalt Therapy for couple and fa"ily interactions,
*estalt Knstitute of %leveland, 9:;9, 3> p.
3E. =evis, &... y QinCer, '., The Gestalt Therapy viePs couple, fa"ilies, and the
process of their psyhotherapy, *estalt Knstitute of %leveland, 9:;9, 3> p.
3;. ,ara *ibran la confluencia en la pare$a significa) 1A permaneced $untos, más no
demasiado $untos, porue los pilares sostienen el te"plo, pero están separados” Fp. 9;G. F!a
cursiva es nuestra.G 1.ás de$ad ue en vuestra unión nazcan los espaciosB !lenaos mutuamente
las copas, pero no bebáis solo en una. %ompartid vuestro pan, más no comáis del mismo trozo.
%antad y bailad $untos, alegraos, pero ue cada uno de vosotros conserve la soledad para retirarse
a ella a veces. !asta las cuerdas de un la9d están separadas, aunue vibren con la misma
m#sica2 Fp. 9EG. F!a cursiva es nuestraG %f. *ibran, *.'.. El profeta, .éxico, Ediciones ,risma,
9:;?.
3:. QinCer, '. y =evis, &..., o.c., p. 9M.
>M. Kbídem.
>9. /ubenfeld, N., What sustains us0 the role of &enerations, 1'ournal of 7umanistic
,sychology2 3D F?G, F9:;DG 99E593D.
>3. &tevens, 8., o.c., p. >3.
>>. Esta riueza de la experiencia, producto en parte de la madurez, está refle$ada en la
respuesta ue me da +rturo Ulsar ,ietro, a la pregunta ue le formulo en una de sus conferencias.
,regunta F%.%.G) 1%omo escritor, Wué es lo ue usted considera ue ha comunicado y contin#a
comunicando al lectorX2 /espuesta F+.U.,.G) 1&ería difícil hacer una síntesis de mi vida, sin
embargo creo ue comunico mi experiencia de hombre, reflexión de un fruto de la vida. Espero
ue tenga validez, ue no sea un saltamontes y ue mi reflexión tenga sentido2 F(e"ana del
autor0 /rturo Glsar Pietro, Knstituto de %ooperación Kberoamericana, .adrid, 95? diciembre
9:;DG.
>?. !o ue una persona percibe en sus alucinaciones auditivas y visuales tiene un
significado real para ella misma, es su realidad.
>@. %astanedo, %., Terapia Gestalt enfocada en el ni@o, 1/evista costarricense de
%iencias .édicas2 DF>G, F9:;@G 9@:59DM.
>D. ,erls, N., (ue@os y e7istencia, &antiago de %hile, Editorial %uatro Tientos, 9:E?.
>E. Lempler, 6., Principles of Gestalt 5a"ily Therapy, %osta .esa, %al., Lempler
Knstitute, 9:E?.
>;. ,erls, !aura, El enfoque de una terapeuta &uestáltica, en 'oan Nagan e Krma
&hepherd Fdirs.G, Teoría y t.cnica de la psicoterapia &uestáltica, 8uenos +ires, +morrurtu, 9:E>.
>:. <aClander, Tiolet, WindoPs to our children, .oab, Utah, /eal ,eople ,ress, 9:E;.
?M. %astanedo, %., Deficiencia "ental0 aspectos tericos y trata"ientos, &an 'osé,
Editorial Universidad de %osta /ica, 9:;3" &an 'osé, Universidad Estatal a 0istancia FU=E0G,
3
9:;E.
?9. QinCer, '., El proceso creativo en la Terapia Guestáltica, 8uenos +ires, ,aidós,
9:E:.
?3. %astanedo, %., Terapia Gestalt. Enfoque centrado en el aquí y el ahora, &an 'osé,
Universidad de %osta /ica, 9:;>" 8arcelona, 7erder,
3
9:;;.
Ca+ítulo <
9. Lrippner, &., (oviet and /"erican perspectivas on hidden reserves and hu"an
potentials, 1'ournal of 7umanistic ,sychology2 3DF?G, F9:;DG ;?5:E.
3. Labanova, E.=., The role of the i"a&e in pro%le" solvin&, 1&oviet ,sychology2
:F9:E9G >?D5>@M.
>. Lrippner, &., o.c., p. ;:.
?. Kbídem, p. ;:.
@. Lempler, 6., The e7periencial therapeutic encounter, 1,sychotherapy) -heory,
/esearch a ,ractice2 ? F9:DEG 9EM.
D. /ubenfeld, N., What sustains us0 the role of connections, 1'ournal of 7umanistic
,sychology2 3DF?G, F9:;DG 93M.
E. *ibran, *. '., El profeta, .éxico, Ediciones ,risma, 9:;?, p. >>.
;. Kbídem, p. D;.
:. 6iener, .. !., 3nte&ratin& reality into Psychotherapy, 1Kntegrative 'ournal of Eclectic
,sychotherapy2 @F?G, F9:;DG >D@5>;M.
9M. 8oylin, /., Gestalt encounter in the treat"ent of hospitali)ed alcoholics patients,
1+merican 'ournal of ,sychotherapy2 3: F?G, F9:E@G @3?5@>?.
99. !evistsCy, +. y ,erls, N., The rules and &a"es of Gestalt Therapy, en Nagan, '.,
&hepherd, K. y /uitenbercC, 7... Fdirs.G, Group therapy today0 styles, "ethods and techniques,
=ueva AorC, +therton, 9:D:.
93. ,erls, N., El enfoque &uestáltico y testi"onios de terapia, &antiago de %hile,
Editorial %uatro Tientos, 9:ED.
9>. &t. %lair, .. '., Elicited phantasy as a dia&nostic indicador of psycholo&ical and
reli&ious "otivation factors, tesis doctoral, 8oston University &chool, 9:E@, 10issertation
+bstract Knternational2 >D F>58G, F9:E@G 9?@;.
9?. Esta fantasía es atribuida a /osnes. Aaro &taraC la menciona en su ponencia The
Gestalt Therapy of 5. Perls fro" de 6osnerian perspective, Nifth +ustralian Namily -herapy
%onference, =ational University, %amberra F+ustraliaG, @5; septiembre 9:;?.
9@. %astanedo, %., Terapia Gestalt. Enfoque centrado en el aquí y el ahora, 8arcelona,
7erder,
3
9:;;.
9D. %astanedo, %., 1,sicoterapia *estalt) el ahora y el cómo2, capítulo TK, en %astanedo,
%. y otros autores, (eis enfoques psicoterap.uticos, .anual .oderno, .éxico, 9::M.
9E. ,ara &.8. 7urlocC FPsicolo&ía de la adolescencia, 8uenos +ires, ,aidós, 9:E:G
personalidad proviene de la palabra latina persona, significado ue se daba a la máscara ue
utilizaban los actores cuando traba$aban en el teatro" éstos se identificaban con el rol del persona$e
ue les tocaba interpretar por medio de la voz y la mímica. !a personalidad es el todo o la suma
total de las conductas de la persona. %uriosamente en los carnavales la gente se 1disfraza2 con
una máscara, lo ue paradó$icamente indica ue la persona adopta ese día su verdadera identidad
o personalidad Fsu forma de ser y de actuarG, aduiriendo al uitarse la máscara, o sea los otros
>D? días restantes del a(o, otra personalidad, la suya real y no la ue desea y expresa con la
máscara utilizada en los carnavales, pasando al de$ar la máscara o disfraz de ese día a ponerse lo
ue /eich llamaba la 1armadura corporal2.
9;. 8ach, *.8., The "aratn Group0 intensive practice of inti"ate interaction,
1,sychological /eports2 9; F9:DDG ::@59MM3.
9:. &toller, N.7., The lon& Pee2end, 1,sychology -oday2 9 F9:DEG 3;5>>.
3M. 8ach, *.8., Aarathon &roup dyna"ics0 3H(o"e functions of the professional &roup
facilitator, 1,sychological /eports2 3M F9:DEaG ::@5:::.
39. 8ach, *. 8., Aarathon &roup dyna"ics0 33HDi"ensions of helpfulness, therapeutic
a&&ression, 1,sychological /eports2 3M F9:DEbG 99?E599@E.
33. 8ach, *.8., Aarathon &roup dyna"ics0 333HDis'untive contact, 1,sychological
/eports2 3M F9:DEcG 99;>599;;.
3>. 8indriam, ,. +., / report in a nude "arathon, ,,sychotherapy) -heory, /esearch a
,ractice2 @ F9:D;G 9;M59;;.
3?. !aRrence, &. 8., >ideo tape and other therapeutic procedures Pith nude "arathon
&roup, 1+merican ,sychologist2 3? F9:D:G ?ED5?E:.
3@. .intz, E., Ti"e e7tended "arathon &roups, 1,sychotherapy) -heory, /esearch a
,ractice2 ? F9:DEG DD5EM.
3D. &toller, N. 7., o.c.
3E. 8ach, *.8., o.c. F9:DEaG p. ::@.
3;. *uinan, '. N. y Noulds, .. !., Aaratn Group0 facilitator of personal &roPthL,
1'ournal of %ounseling ,sychotherapy2 9E F9:EMG 9?@59?:.
3:. &hostrom, E., / test for the "easure"ent of selfHactuali)ation, en 1Educational and
,sychological .easurement2 3? F9:D@G 3ME539;.
>M. &hostrom, E., Aanual personal orientation inventory, &an 0iego, Educational and
Kndustrial -esting &ervice, 9:DDa.
>9. &hostrom, E. y Lnapp /., The relationship of a "easure of selfactuali)ation #PD3$ to
a "easure of patholo&y #AAP3$ and to therapeutic &roPth, 1+merican 'ournal of ,sychotherapy2
3M F9:DDbG 9:>53M3.
>3. /ogers, %., Grupos de encuentro, 8uenos +ires, +morrurtu, 9:E;. <riginal inglés,
Dn encounter &roups, =ueva AorC, 7arper a /oR, 9:EM.
>>. Elmore, '. !. y &aunders, /, Group encounter techniques in the shortHter"
psychiatric hospital, 1+merican 'ournal of ,sychotherapy2 3DF?G, F9:E3G ?:M5@MM.
>?. Kbídem, p. ?:M.
>@. !atner, '., El li%ro de la Terapia Gestalt, .éxico, Editorial 0iana, 9:E;, <riginal
inglés, The Gestalt Therapy %oo2, =ueva AorC, -he 'ulian ,ress, 9:E>, p. 9:M59:?. -ambién
existe edición de lu$o del *estalt 'ournal, 9:;D.
>D. Neder, 8. y /onall, /. Fdirs.G, 1eyond the hot seat0 Gestalt approaches to &roup,
=ueva AorC, 8runnerS.azel, 9:;M.
>E. Lelley, ,., 3dentity house0 a Gestalt e7peri"ent for &ays, en Neder, 8. y /onall, /.,
o.c., p. 39:533;. Este nombre, 1casa de la identidad2, significa ue las personas ue allí reciben
tratamiento terapéutico gestáltico grupal, en comunidad terapéutica, necesitan encontrar su propia
identidad, a veces perdida y otras nunca poseída" en esto reside su ob$etivo de tratamiento.
>;. Kbídem, p. 33M.
>:. ,erls, N., =o""ents on neP directions, en EdRard, 6. !. &mith Fdir.G, The &roPin&
ed&e of Gestalt Therapy, =ueva AorC, 8runnerS.azel, 9:ED, p. 3D.
?M. 1Un adiós prematuro2 #/n early frost$, canal E de -T F%osta /icaG, 3;5M:5;D.
?9. %itado por Lelley, ,., en Neder, 8. y /onall, /. Fdirs.G, o.c., p. 339.
?3. *oodman, ,., 5ive years, =ueva AorC, 8russell a 8rusell, 9:?D p. >D.
?>. /ogers, %., o.c., p. 9>.
??. Kbídem, p. 9@.
?@. Kbídem. ,. @;.
?D. Kbídem, p. 9EE.
?E. Kbídem, p. 93
?;. Kbídem, p. ?; del original en inglés. !a traducción de esta referencia del inglés al
castellano no significa exactamente lo mismo Fcompárese con página @? de +morrurtuG.
?:. /ogers, %., /n hour of conversation, radiocasete grabado en -he Evolution of
,sychotherapy %onference, ,hoenix, +rizona, -he .ilton EricCson Noundation, dic. 9959@, 9:;@.
@M. !aing, /., Gsin& social pheno"enolo&y and e7istencial philosophy, en -he
Evolution of ,sychotherapy %onference.
@9. El círculo del grupo tiene un significado metafórico interesante) es como la boca con
sus dientes" también puede significar el #tero femenino, el círculo del ue todos venimos.
@3. Este tema también es tratado en la obra de %astanedo, %. y otros autores, (eis
enfoques psicoterap.uticos, cap. KT, .éxico, .anual .oderno, 9::M.
@>. Lepner, E., Gestalt Group process, en 8ud Neder y /uth /onall Fdirs.G, 1eyond the
hot seat0 Gestalt approaches to &roup, =ueva AorC, 8runnerS.azel, ,ub., 9:;M, p. @53?.
@?. *estalt Knstitute of %leveland, 9:;>S9:;? ,rogram %atalog, -hirtieth +niversary
*K%) 9:@>59:;>.
@@. En %alderón, .. %ampos, *.+., %ampos, +. *. y otros autores, *a Terapia Gestalt y
la terapia fa"iliar con'unta de >ir&inia (atir0 aplicacin unificada de a"%os enfoques a padres
con hi'os deficientes "entales, &eminario de *raduación para optar al título de !icenciados en
,sicología, 0irector) %eledonio %astanedo, Escuela de ,sicología, Universidad de %osta /ica,
9:;>.
@D. /ogers, %., ="o la ense@an)a en clase puede influir en el co"porta"iento
hu"ano, %onferencia pronunciada en la Universidad de 7arvard, 8oston, 9:DD.
@E. *ibran, *.'., El profeta, .éxico, Ediciones ,risma, 9:;?, p. @@.
@;. Kbídem.
@:. <tros experimentos y fantasías guiadas están descritas en %astanedo, %., Terapia
Gestalt. Enfoque centrado en el aquí y el ahora, 8arcelona, 7erder,
3
9:;;. A en %astanedo, %. y
otros autores, (eis enfoques psicoterap.uticos, cap. TK, .anual .oderno, .éxico, 9::M.
DM. 0escrita en %astanedo, %., Terapia Gestalt+., o.c. p. 9E.
D9. En %astanedo, %. y otros autores, (eis enfoques+, o.c.
D3. *omez, E. +. y <U%onnell, 6.E., 6eHviePin& the inicial intervieP, 1'ournal of
Kntegrative and Eclectic ,sychotherapy2 DF9G, F9:;EG >;.
D>. 0íaz, 0. y otros autores, Ela%oracin y aplicacin de un pro&ra"a de atencin
psicol&ica para "odificar las actitudes de padres con hi'os síndro"e de DoPn, &eminario de
*raduación para optar al título de !icenciados en ,sicología. 0irector) %eledonio %astanedo,
Escuela de ,sicología, Universidad de %osta /ica, 9:;E.
D?. 6atzlaRicC, ,., !oP real is real, =ueva AorC, Tintage 8ooCs, 9:ED, p. 9@" version
cast., KEs real la realidadL, 8arcelona, 7erder,
?
9:;:, p. 3@.
D@. Un método interesante para combatir el trauma del nacimiento, tan divulgado en la
literatura psicológica por <tto /anC, es el conocido como el 1nacimiento sin violencia2, del
tocólogo francés Nréderic !eboyer, método descrito por *eorge K. Neiss en su obra Aind
therapies and %ody therapies, .ilbrae, %+, %elestial +rts, 9:E:, p. 9@D59@;. !eboyer crea un
medio ambiente muy diferente a la sala de partos clásica de un hospital, sala acogedora y a media
luz, ue se aseme$a al vientre de la madre" en este medio la transición no es tan violenta como en
un medio tradicional en el ue al salir el bebé de un entorno protegido y oscuro llega a la sala con
gran iluminación y fría en protección. Knmediatamente al nacer el ni(o es colocado encima del
vientre de su madre, sin cortar el cordón umbilical hasta ue de$a sus pulsaciones F? o @ minutos
después del nacimientoG. Esto permite ue el recién nacido, en los primeros momentos de su vida,
obtenga oxígeno procedente del cerebro y del ombligo, lo ue evita o previene la anoxia Ffalta de
oxígeno en el cerebroG. %uando se le corta al bebé el cordón umbilical se le da un ba(o con el
agua a la misma temperatura del interior del vientre de su madre, lo ue permite la rela$ación del
ni(o. &obre esta interesante experiencia ha publicado !eboyer su obra 1irth Pithout violence,
=ueva AorC, +lfred +. Lnopf, 9:E@.
DD. %uriosamente en este taller, en la vivencia denominada 1elegir dos conchas marinas2
Figuales o desiguales, con formas de concha redonda unas y caracoles puntiagudos las otrasG,
todos los participantes Fgrupo mixto de hombres y mu$eresG eligieron una de cada forma. <tro de
los experimentos, 1espada y $arrón2 en una tienda de antig_edades, correspondía por la
descripción ue daban de los mismos, al comentar lo 1visto2 en esta fantasía Fespada del %id, de
un samurai, etc.G, al grado de interés y aceptación sexual ue sentía cada participante. 0ándose
además una alta correlación para elegir, con los o$os abiertos, ob$etos presentes Fvivencia de las
conchasG y la representación de imágenes visuales con los o$os cerrados Ffantasía de la espada y el
$arrónG.
DE. Lundera, .., *a insoporta%le levedad del ser, 8arcelona, -usuets editores, 9:;?, p.
?;.
D;. %itando de nuevo a Lundera, 1uien busue el infinito ue cierre los o$os2 Fp. 9M9G.
D:. Este traba$o ha sido elaborado partiendo del material obtenido en el &eminario de
*raduación del ue el autor de esta obra fue el director, titulado 1*rupo de encuentro, de
modalidad guestáltica, aplicado a estudiantes de la Universidad de %osta /ica. Evaluación de sus
efectos utilizando el test de orientación en las relaciones interpersonales fundamentales F-</KNG
de 6iliam &chutz2, seminario en el ue participaron para obtener el título de !icenciados en
,sicología, .agali %arpio, .ario *arcía, ,atricia .ontero, 'avier &ánchez, 7éctor &ánchez y
Nlory .ontoya. %omunicación presentada en el dd %ongreso de la &ociedad Knteramericana de
,sicología F&K,G, %aracas, Tenezuela, ?593 $ulio, 9:;@, y publicado parcialmente en 1/evista
%ostarricense de ,sicología2 D5E F9:;@G ?@5E9.
EM. .intz, E. E., Gestalt approaches to supervisin, 1-he *estalt 'ournal2 TK, 9 F9:;EG
9;.
E9. *omez, E. +. y <U%onnell, 6.E., o.c. p. 9;.
E3. 0e .ena, .. y otros autores, Estudio de la Teoría de Willia" (chut) y adaptacin
de dos escalas del test TD635 a una po%lacin universitaria, &eminario de Graduacin para optar
al título de !icenciados en ,sicología, 0irector) %eledonio %astanedo, Escuela de ,sicología,
Universidad de %osta /ica, 9:;@.
E>. %astanedo %. y otros autores, (eis enfoques+, o. c.
E?. %astanedo %. Terapia Gestalt. Enfoque centrado en el aquí y el ahora, 8arcelona,
7erder,
3
9:;;.
E@. &chutz, 6., The interpersonal underPorld0 536D, ,alo +lto, %+, &cience and
8ehavior 8ooCs, 9:DD.
ED. &chutz 6., Roy0 e7pandin& hu"an aPareness, =ueva AorC, *rove ,ress, 9:ED.
EE. &chutz 6., 536D) aPareness scales "anual, ,alo +lto, %+. %onsulting ,sychologist
,ress, 9:E;a.
E;. &chutz 6., Todos so"os uno0 la cultura de los &rupos de encuentro, 8uenos +ires,
+morrurtu, 9:E;b.
E:. &chutz, 6., Profound si"plicity, =ueva AorC, 8antan 8ooCs, 9:E:.
;M. 0e .ena, .. y otros autores, o.c.
;9. %arpio, .. y otros autores, o.c.
;3. %astanedo, %., o.c., 9:;;, p. 3M;.
;>. &chutz, 6., o.c. 9:E;b, p. 3?.
;?. Kbídem, p. ?E
;@. Este postulado de compatibilidad se divide en otros seis postulados ue por su
excesiva extensión no se describen auí.
;D. +nastasi, +., Tests psicol&icos, .adrid, +guilar,
>
9:EE.
;E. 0e .ena, .. y otros autores, o. c.
;;. /ogers, %., Grupos de encuentro, 8uenos +ires, +morrortu, 9:E;.
E+ílogo
9. %arl /ogers nació el ; de enero de 9:M3.
3. En el conocidísimo parue del /etiro, de .adrid, en la plaza ue lleva el nombre de
,anamá, hay una estatua de +rosemena F9;9E59;:DG ue dice en su busto) 1!a patria del hombre
es el mundo, y si en mi consistiera borraría de todos los diccionarios la palabra extran$ero2
.ahatma *andhi) 10ios no ha creado fronterasB mi ob$etivo es la amistad con el mundo entero.2
-odo lo anterior no uiere decir ue la siguiente frase de *oethe no sea también cierta) 1Neliz el
hombre ue al final de su vida regresa al lugar del ue partió.2 + lo ue yo a(adiría) si regresa a
sus raíces antes del final de sus días, es a#n mucho me$or.
>. =onversation hour Pith =arl 6o&ers, radiocasete, Knformedix, dic. 93, 9:;@.
?. El día anterior /ogers había dirigido una sesión5demostración de su enfoue centrado
en el cliente, con el fin de dar a conocer los fundamentos básicos de su teoría, ofreciendo una
experiencia de la psicoterapia rogeriana aplicada a una cliente 1voluntaria2 ue se encontraba
embarazada y ue previamente había tenido varios abortos, temiendo también esta vez perder el
producto ue se estaba gestando en su interior.
@. .e he permitido subrayar esta oración de /ogers, por considerar ue la misma refle$a
lo más profundo de su filosofía humanista.
D. %astanedo, %., =arl 6o&ers y la psicoterapia0 a 6o&ers en sus ochenta y cuatro a@os
de e7istencia, 1&eminario Universidad2, &an 'osé, %osta /ica, n#m. E@D F93 de diciembre 9:;DG
9D.
E. =arl 6o&ers0 a cele%ration, 1+7, ,erspective2 Fmayo 9:;EG ?.
1*rupos de encuentro en -erapia *estalt2 0e la 1silla vacía2 al círculo gestáltico.,
%astanedo &ecadas %eledonio., Ed. 7erder, 8arcelona, segunda edición 9::E.