You are on page 1of 9

“GESTIÓN EDUCATIVA

Enfoques y procesos”
de
Otoniel Al!r!do Oy!rce
(Comentario a la obra del autor en la presentación de su libro. Universidad de Lima, 1999)
Agradezco la invitación del Dr. Desiderio lanco López, Decano de la
!scuela de "ostgrado, a participar en este acto de presentación del libro
#$estión !ducativa% en&o'ues ( procesos) del amigo ( maestro universitario
*toniel Alvarado *(arce.
!sta es la tercera vez 'ue abordo el tema #gestión de la educación) en
esta Casa de !studios. Las dos anteriores &ueron en 1991 ( 199+ en 'ue
e,puse los temas #La empresa educativa% la administración de la educación
desde una perspectiva sist-mica) ( #La educación como empresa% pros (
contras), respectivamente. ( a/ora lo /ago como comentarista de una obra
'ue, como sostiene acertadamente Desiderio lanco en el prólogo (p. 10),
responde a criterios t-cnicos vigentes de estructuración, con contenidos
actuales, pertinentes ( co/erentes entre s1, desarrollados de manera did2ctica
( redactados con un lengua3e claro ( sencillo, complementado con una serie de
e3ercicios aplicativos, todo lo cual posibilita una &2cil comprensión ( aplicación
concreta, aun por a'uellos maestros 'ue carecen de &ormación administrativa,
'ue es b2sicamente el p4blico ob3etivo ma(oritario al cual se orienta este te,to.
"or ello, me es especialmente grato &elicitar al Dr. Alvarado. !n esta
nueva publicación demuestra, una vez m2s, su vocación de maestro, didacta (
escritor. 5aestro por cuanto a lo largo de toda la obra se identi&ica con las
&unciones de tal poniendo especial cuidado en orientar sin /acerlo sentir.
Didacta (a 'ue se /a preocupado por traba3ar un tema tan amplio con una
estructura mu( org2nica 'ue desarrolla lógica ( secuencialmente. 6 escritor
puesto 'ue usa con toda propiedad el dialecto propio de la disciplina en
cuestión sin por ello renunciar a la sencillez ( calidez en el desarrollo discursivo
a las 'ue nos /a acostumbrado en sus traba3os precedentes.
7o( a dividir el comentario a este interesante libro en tres partes% en la
primera me ocupo de la estructura de la obra ( del tratamiento del tema. dedico
la segunda a uno de los aspectos centrales del libro, es decir, la relación entre
en&o'ue sist-mico ( gestión estrat-gica. ( en la tercera destaco algunas de las
re&le,iones del autor acerca de las perspectivas de la gestión educativa de cara
al pró,imo milenio.
Estructur! de l! o"r! y tr!t!#iento del te#!$
!l autor inicia su traba3o precisando con toda claridad, a modo de
de&iniciones operacionales, los t-rminos%
• !d#inistr!ci%n& 'esti%n y 'erenci! identi&ic2ndolos como marco
teórico, marco operativo ( marco actitudinal. (
• estilo y enfoque como la &orma de aplicar las t-cnicas ( e3ercer la
autoridad in/erente a un cargo, ( como la &orma de entender,
analizar o estudiar alg4n &enómeno o /ec/o social.
8e9ala 'ue cuando un en&o'ue se universaliza ( tiene seguidores puede
llegar a constituirse en escuela.
8ustenta su posición &rente a la administración de&ini-ndola como un
con3unto de elementos teóricos in/erentes al &uncionamiento de las entidades
educativas. (p.1:) 6 establece una buena relación, es decir logra co/erencia,
entre las categor1as con 'ue precisa las bases teóricas de la administración de
la educación ( las &unciones ( caracter1sticas b2sicas de la misma.
Analiza tres en&o'ues de la gestión educativa% el burocr2tico, el sist-mico
( el gerencial por el 'ue opta. 8in embargo, no desde9a los aportes de los dos
restantes.
• !l burocr2tico lo cimenta en el concepto de #burocracia) utilizado por
;eber 'uien la considera como una &orma de organización /umana
basada en la racionalidad, es decir, en la adecuación de los medios a
los &ines, para garantizar la m2,ima e&iciencia posible en el logro de
los ob3etivos de dic/a organización..
Comprende 'ue se siga utilizando sobre todo en las instituciones
estatales dada su &2cil aplicabilidad teórica ( pr2ctica. !n tal sentido,
repasa sus &undamentos teóricos, presenta sus venta3as (
desventa3as, &ormula criterios para la interpretación de normas (
o&rece provec/osas re&erencias a su empleo propiamente dic/o.
• !n cuanto al en&o'ue sist-mico, primero dice 'ue mantiene plena
vigencia no sólo en las ciencias naturales sino tambi-n en las
ciencias sociales, como la educación. luego teoriza ampliamente
sobre la concepción de sistema. ( en seguida se ocupa de aplicar el
an2lisis, un tanto restringido como -l mismo se9ala, al sistema
educativo nacional, puesto 'ue, como bien apunta, es inaceptable
gerenciar un sistema educativo si desconocemos sus caracter1sticas.
(p.1<)
• 6 en lo 'ue se re&iere al en&o'ue gerencial, el Dr. Alvarado /ace gala
de conocimiento sobre el asunto ( lo trata, a mi 3uicio, de una
manera acertada.
"arte de algo 'ue parece obvio pero 'ue no lo es puesto 'ue /a(
muc/os 'ue lo olvidan, ( es 'ue toda institución para lograr un
desarrollo armónico ( trascendente re'uieren de la plani&icación de
sus actividades. "ara -l se trata del proceso de ordenamiento
racional ( sistem2tico de actividades ( pro(ectos a desarrollar,
asignando adecuadamente los recursos e,istentes, para lograr los
ob3etivos educacionales. 6 a9ade 'ue metodológicamente la
plani&icación educativa comprende una serie de &ases o etapas 'ue
pueden ser aplicadas con algunas variantes en cual'uier dimensión
espacial o nivel institucional. (pp. =+>=?)
@esultar1a pretencioso de mi parte, engorroso para los organizadores de
este acto acad-mico ( tedioso para los asistentes 'uerer sintetizar o comentar
detenidamente la rica in&ormación 'ue el Dr. Alvarado nos o&rece sobre el
en&o'ue gerencial de la gestión ( sobre los procesos de gestión educativa. 5e
vo( a limitar a poner de relieve dos aspectos 'ue me /an llamado
especialmente la atención ( a citar una e,celente s1ntesis acerca de la
administración de personal.
• Desde la perspectiva de un directivo, el traba3o del /ombre no se puede
concebir 4nicamente como la simple e3ecución rutinaria de acciones
preestablecidas a cumplir en un plazo para recibir un salario, -sta es una
concepción mecanicista o robotizada de inicios del siglo. "or el contrario
debe concebirse 'ue en todo /ombre /a( un potencial rodeado de
inteligencia ( de derec/o a la libertad de pensamiento, acción (
creación. !s 3ustamente esta capacidad creadora del /ombre la 'ue
posibilita innovar, re&ormar, me3orar, per&eccionar, etc. Al respecto, casi
todos los autores proponen la e,istencia de una secuencia metodológica
en el pensamiento creativo. (pp. 1AA>1A=)
• Atender ( compatibilizar los ob3etivos, intereses ( necesidades tanto
individuales como grupales con las institucionales, constitu(en los &ines (
propósitos de la administración de personal. !s una tarea complicada
debido a su variedad, comple3idad ( /asta cierto punto contradicción de
los elementos 'ue mane3a, a lo cual se a9ade la carencia de recursos
para atenderlos a cabalidad. Bo es menos signi&icativo resaltar 'ue la
propia naturaleza /umana /ace de la persona un ser permanentemente
insatis&ec/o tal como se e,pone en el cap1tulo re&erente a la motivación,
a la 'ue es necesario estar siempre alertas. (p. 1C=)
• La s1ntesis de las diversas &unciones 'ue comprende la administración
de personal permite observar 'ue lo primero 'ue se debe realizar es el
an2lisis de traba3o mediante los procesos t-cnicos de descripción,
an2lisis ( valoración de los puestos, los mismos 'ue se clasi&ican
3er2r'uicamente seg4n su importancia, generando el escala&ón o la l1nea
de carrera del traba3ador (los niveles magisteriales o categor1as
docentes) 'ue debe seguir durante su vida laboral. Despu-s se busca a
las personas 'ue deben ocupar cada uno de los puestos, las 'ue son
seleccionadas, aceptadas ( asignadas a determinadas unidades de la
entidad. Una vez en sus puestos ( pasado el per1odo de prueba estas
personas son evaluadas periódicamente con la &inalidad de ser
promovidas, reubicadas o separadas de sus cargos (movimiento de
personal). @eciben salarios de acuerdo a la valoración de sus cargos, a
sus /abilidades personales o a9os de servicios. "ara lograr nuevos
puestos o me3ores niveles de desempe9o deben capacitarse
periódicamente. Cada empleado es supervisado ( dirigido por otro nivel
superior, 'uien puede recomendar est1mulos o medidas disciplinarias
seg4n sea el caso, generalmente previstas en las normas del estatuto o
el reglamento interno de la entidad. (p. 1C:)
Aparte de lo e,presado debo se9alar 'ue el autor gra&ica su discurso con
una interesante variedad de matices. "ero, dada la gran cantidad de
in&ormación 'ue se o&rece ( las numerosas subdivisiones en el dise9o de la
estructura, tal vez /ubiera sido 4til incluir en el libro un 1ndice tem2tico anal1tico
para &acilitar la consulta de aspectos puntuales de la tem2tica general.
Conclu(o esta parte se9alando 'ue en el tratamiento de la evaluación /e
encontrado a &altar alguna re&erencia a la acreditación ( la autoevaluación 'ue
cada vez cobran ma(or trascendencia en la gestión educativa. La acreditación
'ue descansa en los principios de b4s'ueda de la e,celencia ( de la noción de
contrato social ( 'ue viene a ser un es&uerzo colectivo de la comunidad
educativa, sobre todo universitaria, por rendir cuentas a s1 misma ( a la
sociedad sobre su 'ue/acer ( relevancia. 6 la autoevaluación como proceso
amplio ( abarcador por medio del cual la institución, en su con3unto, se eval4a
a s1 misma instrospectivamente, con lealtad ( ob3etividad convirti-ndose en un
proceso dinamizador del me3oramiento ( crecimiento institucional.
Enfoque sist(#ico y 'esti%n estr!t('ic!$
!n las dos con&erencias a las 'ue /e /ec/o re&erencia insist1 en 'ue la
educación es uno de los sistemas en 'ue deber1a aplicarse a gran escala el
en&o'ue cient1&ico>sist-mico para /acerla m2s e&ectiva, m2s /umana ( m2s
sociable. (Liz2rraga, 19C:) ( 'ue, en este caso, el an2lisis de sistemas se
convierte en un instrumento para la plani&icación ( gerencia de sistemas de
acción educativa. (Dau&man, 19CC)
5e da muc/o gusto 'ue el Dr. Alvarado diga 'ue las ob3eciones 'ue se
/acen al en&o'ue sist-mico no resisten ma(or an2lisis si se les lleva al nivel
institucional, en donde gracias a los mecanismos de descentralización es
posible identi&icar sistemas autorregulables ( adaptables al cambio en el 'ue
buscan ser competitivos. (p. AA)
!l caso es 'ue /a /abido 'uienes, sin ma(or estudio, relacionaron esta
corriente con los soportes teóricos del neopositivismo ( con la teor1a
conductista del aprendiza3e ( denunciaron 'ue este en&o'ue reduc1a la
conducta /umana a lo observable, las aspiraciones a lo de&inible, la educación
a lo tangible, la t-cnica pedagógica a una sucesión mec2nica de pasos 'ue
rec/aza la ambigEedad, lo imprevisible ( lo no mensurable.
Dau&man (19C:) se encargó de salir al &rente de tales aseveraciones (
aclaró 'ue en la evolución e,perimentada en este tipo de tecnolog1a de la
educación se &ueron incorporando los aportes de paradigmas cognitivos
(runer, Ausubel) ( psicoevolutivos ("iaget) 'ue, como sabemos, superan
ampliamente los es'uemas mecanicistas de la Fca3a negraF conductista.
A &inales de los :0, 8arramona (19:9) a&irmaba 'ue las dudas estaban
superadas. 6, sin negar el car2cter de b4s'ueda de la e&icacia ( la e&iciencia en
este paradigma, dec1a claramente 'ue -stas ser2n negativas si con ellas se
pretende potenciar la instrucción reproductora de situaciones sociales in3ustas.
pero si por el contrario, se persigue la igualdad de oportunidades ( la
promoción cultural de los pueblos, pocas cr1ticas se pueden /acer al modelo.
!n la actualidad se es cada vez m2s consciente de 'ue lo
aut-nticamente sist-mico no es algo e,tinto en la educación ( 'ue su
concepción no remite a sistemas mec2nicos pues el 'uid de su e&icacia est2 en
la interacción con el medio, por la cual los sistemas abiertos se adaptan a las
circunstancias del entorno, sin de3ar por ello de constituir un todo organizado. 6,
como bien apunta 8arramona (199?), no obstante las cr1ticas ( los denuestos
de 'ue /a sido ob3eto, la concepción sist-mica /a cobrado nuevo impulso con
el desarrollo de los FmultimediaF 'ue no en vano se los suele denominar
#sistemas multimediaF. !n ellos se estructuran medios, contenidos, actividades
did2cticas ( evaluación de manera integrada, permitiendo el aprendiza3e
interactivo por parte del su3eto. todo lo cual no es posible sin una concepción
sist-mica del proceso de ense9anza>aprendiza3e.
Adem2s, muc/os estudiosos consideran 'ue el en&o'ue sist-mico /a
dado origen a la &iloso&1a ( estrategias de la llamada calidad total ( a la gestión
estrat-gica, 'ue cada d1a cobran ma(or importancia.
A mi entender el ne,o derivativo entre las concepciones sist-mica (
gerencial, 'ue postula nuestro autor, es el pro(ecto educativo pues, como bien
dice, un insumo para garantizar un desarrollo educativo sist-mico, co/erente,
duradero ( trascendente lo constitu(e un pro(ecto educativo nacional, 'ue /ace
muc/o tiempo viene reclamando la comunidad educativa ( acad-mica del pa1s.
Un pro(ecto 'ue resulte del consenso de todos los agentes sociales (grupos
pol1ticos) comprometidos con la educación, de largo alcance, paradigm2tico,
'ue contenga los grandes lineamientos b2sicos sobre los cu2les enrumbar la
educación nacional.
As1 como a nivel macrosist-mico e,iste la necesidad de un pro(ecto
educativo nacional, a nivel microsist-mico constitu(e tambi-n un insumo b2sico
el denominado pro(ecto educativo institucional 'ue, deriv2ndose de manera
co/erente del pro(ecto nacional, debe orientar el desarrollo del centro
educativo en un plazo duradero. (p. =0)
Como indi'u- /ace un momento, el Dr. Alvarado inicia el tratamiento del
en&o'ue gerencial se9alando 'ue para lograr un desarrollo armónico (
trascendente re'uieren de la plani&icación de sus actividades. !ntiendo 'ue se
est2 re&iriendo a la planeación estrat-gica 'ue, seg4n -l, es un proceso racional
( como una actitud intencional para observar ( pro(ectarse en el &uturo
deseable ( no sólo posible de la institución, para mantener una concordancia
permanente entre los propósitos ( metas (&iloso&1a), las capacidades de la
organización ( las oportunidades 'ue siempre son cambiantes.
!n tanto proceso administrativo trata de elaborar un modelo o
/erramienta de traba3o institucional, de largo plazo, integrado por la visión,
misión, ob3etivos ( estrategias claras, enunciados de tal &orma 'ue de&inan el
per&il de la organización 'ue se desea. (p. =C)
!sta apro,imación es la denominada por Ga, ( 5a3lu& (1990) ( por
Gimmel (199<) estr!te'i! corpor!ti! de unidades de plani&icación (
&uncional, cu(o nivel m2s general, en el caso de la Universidad, es la #isi%n
de la institución ( el con3unto de valores 'ue sustenta su acción ( su presencia
en el medio ( 'ue se e,presan en su filosof)!.
!n este conte,to /acer gestión educativa 'uiere decir conducir a una
institución al logro de las &inalidades de su pro(ecto educativo. La gestión no es
un asunto sólo t-cnico, sino &undamentalmente pol1tico. "or ello, gestión (
pro(ecto institucional son inseparables. 8in un pro(ecto institucional no es
posible /acer gestión. 6 en cuanto instrumento de gestión, el pro(ecto
institucional resulta ser una &orma sistematizada de /acer viable la isi%n y
#isi%n de la institución ( consiste, a su vez, en el dise9o ( la ordenación
(programación de una estrategia) de una serie de procesos operacionales,
co/erentes ( e,igentes de recursos variados (gestión de recursos), mediante
los cuales determinados insumos son trans&ormados en productos espec1&icos
con un alto grado de calidad (calidad de procesos).
*efle+iones !cerc! de l!s perspecti!s de l! 'esti%n educ!ti! de
c!r! !l pr%+i#o #ilenio$
A decir verdad, lo 'ue m2s /e gozado de la lectura de la obra del Dr.
Alvarado /a sido sus re&le,iones acerca de las perspectivas de la gestión
educativa de cara al pró,imo milenio, de las 'ue deseo destacar literalmente
-stas%

• 8er2 imprescindible 'ue la gestión educativa ad'uiera nuevas
caracter1sticas 'ue la /agan m2s e&iciente e innovadora, donde la
&le,ibilidad ( la interdisciplinariedad sean condiciones indispensables.
(p. <0C)
• La gestión educativa debe ser interactiva entre todos los agentes 'ue
participan en el desarrollo institucional, debiendo realizarse una
agresiva aplicación de la in&ormatización de sus procesos, con gran
-n&asis descentralista ( criterios compensatorios para a'uellas zonas
marginales 'ue por carencia de oportunidades ( recursos no les sea
posible un desarrollo autónomo. (pp. <0C><0:)
• !n t-rminos &ormativos no ser2 posible pensar en pro&esores 'ue no
tengan dominio de la in&orm2tica en sus m4ltiples aplicaciones ( de
alg4n idioma e,tran3ero, sólo as1 ser2n competitivos ( vers2tiles. (p.
<0:) Las instituciones buscan reclutar personal capacitado con el &in
de evitarse los costos 'ue ocasiona esta actividad, lo cual obligar2 al
maestro a buscar su propia autocapacitación si no desea correr el
riesgo de ser desplazado r2pidamente. (p. <0:)
• !s sabido 'ue el vertiginoso ( turbulento avance de la tecnolog1a
in&orm2tica viene generando una serie de cambios en todas las
actividades /umanas, ( sin duda en la gestión de entidades
educativas, donde acaecer2 uno de los cambios m2s revolucionarios,
a no ser 'ue se ponga &reno a estos inusitados ( 'ui-n sabe
peligrosos avances.
• Actualmente es un lugar com4n /ablar de la virtualidad educativa
traducida en programas, cursos, seminarios. "ronto llegar2n a
nuestro medio los colegios o universidades virtuales 'ue sin duda
incidir2n directamente en la desescolarización, al e,tremo de cambiar
el tama9o o dimensión de los salones de clase (para <00 o +00
alumnos), a romper los /orarios uni&ormes, el calendario 4nico
general, el curr1culo r1gido, la segmentación disciplinaria los
e,2menes 4nicos o est2ndar, nuevos mecanismos de certi&icación (
el redimensionamiento de la selección de alumnos, etc.
• !stos cambios llevar2n Hprobablemente apare3ados> la aparición (
transición del tradicional pro&esor como #dictador), a la &igura n1tida
del pro&esor como &acilitador 'ue a(uda al alumno a procesar la
ingente in&ormación 'ue d1a a d1a va apareciendo en la aldea global.
La aplicación de un curr1culo permanentemente renovable m2s
orientado al autoaprendiza3e ( al aprendiza3e continuo ( 'ui-n sabe si
conducir2 a un redise9o radical del sistema educativo en el 'ue
desaparecer2n tanto los grados como los niveles educativos. !n &in,
estaremos probablemente en el siglo del claustro electrónico ( del
administrador autom2tico inteligente, 'ue si bien /ar2n e&icientes los
sistemas educativos, sin duda alguna conducir2n a una paulatina
reducción del volumen del personal docente ( 'ui-n sabe al
desplazamiento del pro&esional de la educación por cual'uier otro
pro&esional. 8er2 entonces un per1odo de opciones ( rede&inición de
conceptos, roles, misiones, estructuras, ( de todos los elementos 'ue
con&iguran el sistema educativo. (p. <09)
• !l desarrollo del nuevo sistema educativo conducir2 al cambio de los
agentes responsables de la gestión, siendo entonces pertinente
redise9ar la estructura del nivel central (5inisterio de !ducación), del
nivel regional (regiones o subdirecciones regionales) ( del nivel
comunal. "ara lo cual se propone la creación de redes escolares, 'ue
obviamente no e,clu(en la coparticipación en la gestión de centros
educativos, mediante convenios con determinadas organizaciones
sociales, municipios (debidamente seleccionados), congregaciones
religiosas, incluso institutos pedagógicos ( universidades. (p. <11)
• !s a nivel de centro educativo donde se operativizan ( cobran
sentido las innovaciones educativas. por tanto es preciso establecer
algunas caracter1sticas en cuanto a la gestión, permitan di&erenciar
signi&icativamente al nuevo centro educativo respecto del tradicional.
(p. <11) "or de pronto, /a( 'ue incrementar el n4mero de semanas
anuales de traba3o escolar lo 'ue implica la reducción del per1odo
vacacional
• Bo se descarta la posibilidad de 'ue los alumnos, obligados por los
e,cesivos costos educativos, tengan 'ue realizar simult2neamente
actividades laborales a &in de su&ragar sus estudios, como (a viene
sucediendo, situación ante la cual la gestión educativa no puede ni
debe permanecer indi&erente. (p. <1<)
• !n el sector privado, al amparo de la o&icialización del negocio
educativo, los centros educativos crecer2n cada vez m2s, dando
lugar a grandes corporaciones educativas con procesos de
integración vertical ('ue cubre otros niveles) ( /orizontal (servicios
cone,os), o3al2 'ue despercudidos del a&2n mercantilista ( utilitario
de sus promotores. "ensamos, como otros pro&esionales, 'ue en
educación no &uncionan o por lo menos no deben &uncionar las le(es
del mercado. (p. <1<)
• 5uc/os estudiosos sostienen 'ue en el pró,imo siglo se en&atizar2 la
aplicación de las t-cnicas gerenciales ( de marIeting en la
educación. Lo deseable ser1a adaptar estos en&o'ues con criterios
m2s sociales (de utilidad) antes 'ue económicos (rentabilidad),
siempre tratando de compatibilizar de manera racional estos
en&o'ues empresariales con la &ormación de valores. es decir, 'ue la
sana competencia ( la solidaridad se antepongan a los criterios de
competitividad e,trema ( ego1smo, 'ue parecen ser los paradigmas
de nuestros tiempos. (p. <1<)
Colega ( amigo *toniel Alvarado *(arce% nuevamente &elicitaciones por
el es&uerzo realizado. Juienes creemos en la educación ( /emos apostado por
ella tenemos 'ue agradec-rselo ( desear 'ue este es&uerzo encuentre su me3or
recompensa en la aplicación de sus ense9anzas a una gestión de la educación
'ue &avorezca una educación de calidad para todos los estudiantes,
especialmente los de nuestro pa1s, 'ue tanto lo necesitan ( desean.
*eferenci!s "i"lio'r,fic!s$
HAX, A.
1988 Construyendo la empresa del futuro. Documento Interno, Sloan School of
Management. MI.
HAX, A. y MA!"#$, %.
1991 Manag&ng Strategy Concept and 'rocess. A 'ragmat&c Approach. (ngle)ood Cl&ffs.
%.*. 'rent&ce Hall.
HAX, A. y +A",(-, ..
1989 "ecturas del Sem&nar&o so/re control de gest&0n1 un enfo2ue estrat3g&co para la
empresa. Consultora C y S. Sant&ago de Ch&le.
HIMM(", (.
1994 'lan&f&cac&0n, .est&0n y Control (strat3g&co en la #n&5ers&dad. (n Adm&n&strac&0n
#n&5ers&tar&a en Am3r&ca "at&na. #na perspect&5a estrat3g&ca. Sant&ago de Ch&le.
CI%DA.

HIMM(", (. y MA"(S, S.
1986 S&stemas alternat&5os de selecc&0n un&5ers&tar&a. Cuadernos del Conse7o de
-ectores. #n&5ers&dades Ch&lenas. %8 49.
,A#$MA%, -.A.
19:: 'lan&f&cac&0n de S&stemas (ducat&5os. M3;&co. r&llas.
"I<A--A.A, ".M.
19:8 (nfo2ue S&stem=t&co y An=l&s&s de S&stemas. Curr&culum, A>o ?, n8 6, !ul&o.