You are on page 1of 1

Desechable

Vivimos en un mundo de cosas desechables; desde un simple equipo para afeitar, la


botella con agua, los encendedores, platos, cucharas, tenedores y cuchillos, todos
productos que se usan y se reemplazan. Es nuestra cultura, tambin, desechable? Por
ejemplo, el compromiso genuino de una relacin entre dos o ms personas, luchar
denodadamente por la sobrevivencia del matrimonio, de los valores, de la palabra
empeada, el patrn que desocupa un empleado antes de su jubilacin para traer otro
con menor salario, los deportistas que cambian de equipo segn el mejor postor. Ser
que nada es duradero?.

Entendemos que todo evoluciona, que la humanidad, por naturaleza, propicia que
todo sea objeto de una dinmica que busca la mejora, la comodidad, la facilidad y la
calidad de nuestra vida. En esta tesis debiera incluirse todo aquello que nos favorezca
pero nunca lo que resulte perjudicial para todos.

Resulta obvio que el desarrollo de la humanidad es beneficioso para todos, pero que, a
la vez, hay muchas cosas que en el camino del progreso se han quedado atrs. Por
sealar algunas, el respeto entre las personas se ha relajado, el rubor y el sonrojo poco
a poco van quedando como valores en peligro de extincin. ser que entre ms somos
ms difcil resulta observar los valores?.

Recuerdo cuando en casa se correga con rigidez la forma de dirigirse a los mayores.
Hoy resulta impensable sostener aquellas costumbres que tanto orgullo
representaron para nuestros abuelos. chele una pensada, impida que se apaguen con
nosotros aquellas enseanzas. Defienda esos valores, practique con ellos y ensee a
los suyos que con aquellos valores la vida moderna, con toda la ciencia y la tecnologa
que hoy tenemos, sera un xito rotundo.

Un xito sin lmites en lo espiritual, pero lo que es an mejor, un xito en lo material,
pues nadie dejara de hacer negocios con alguien as. desechables? Usted y yo no lo
somos.