You are on page 1of 1

Apreciar el trabajo

Cuando una persona carece de empleo tiene una serie de problemas que lo abruman y
empujan a estadios de crisis extremas, desde carencias hasta de nivel alimenticio,
deudas por todos lados, desesperacin, potencial ruptura del matrimonio, si es casado
(a), incluso depresin que lo puede llevar a buscar ayuda psiquitrica, que, por cierto
no se puede pagar, en muchos casos.

Hacen filas en empresas, sindicatos y con lderes o personas que tienen la oportunidad
de ayudarlos, en esas esperas hacen o tratan de hacer mritos con una serie de
actividades y trabajos que superan, en muchas ocasiones, lo que implica un trabajo
regular. Es increble lo que se est dispuesto a hacer para conseguir un empleo.
Trabajan sin sueldo, participan en campaas, se convierten en choferes particulares
para quedar bien, etc.

Lo anterior no debe asombrarnos, pues por mucho que sea, en este caso, el fin
justificara los medios. Lo que realmente llama la atencin es que a lo largo de la vida
he visto y atestiguado cmo esas mismas personas que describo en cuanto consiguen
el empleo, si es por contrato o temporal siguen echndole ganas, por decirlo as, pero
en cuanto consiguen base, si es el caso, el ritmo y la energa demostrada
anteriormente se derrumba.

De verdad que llama a una muy seria reflexin el por qu ocurre, con frecuencia, que
las personas cuando sienten la seguridad de su empleo bajan su ritmo de trabajo y
responsabilidad. Se que puede parecerle una injusticia lo que estoy escribiendo, pero
creo, tambin, que si somos honestos y conscientes a la hora de una reflexin, como
digo, seria, aceptaramos que era ms lo que dbamos cuando queramos el empleo
que cuando ya lo tenemos.

Si tiene un empleo; pngase atento y chele ganas, hay muchos buscando su lugar.

Comentarios con fernandoherrera1956@hotmail.com