You are on page 1of 1

A4.

ELCOMERCIO
ESPECIAL
LUNES8DEABRILDEL2013
Los pasillos que esconden
cuartos secretos de la casa de
Vladimiro Montesinos, en la
playa Arica, son tan enmara-
ñados como la actual situación
legal de la propiedad. El búnker
de 2.300 metros cuadrados,
construido por el ‘Doc’ con di-
nero sustraído al Estado, está
en poder de su testaferro Nelly
Tovar Mendívil.
El Comercio descubrió que
esta cusqueña, de 59 años, es la
dueña en los Registros Públicos
porque el Poder Judicial nunca
inscribió su incautación para
bloquear las partidas de dicha
propiedad hallada hace doce
años por las autoridades.
En el 2001, pasando por alto
este trámite clave, la Comisión
Nacional de Bienes Incautados y
Decomisados (Comabid) –ads-
crita entonces al Ministerio de
Justicia– tomó posesión de la
casa valorizada en un millón y
medio de dólares, pero nunca
indagó sobre el estado legal del
inmueble.
Si bien el Sexto Juzgado Anti-
corrupción ordenó el 30 de mayo
de ese año la incautación de to-
das las propiedades a nombre de
Nelly Tovar y otros miembros de
la red de testaferros de Montesi-
nos, esta resolución no alcanzó a
la residencia ubicada en la Mz.40
lotes 1, 2 y 22 de la playa Arica,
en Lurín.
Ni dicho juzgado, ni la Coma-
bid, ni la Procuraduría Antico-
rrupción repararon en que To-
var había simulado la venta de
la casa a Jaime Esteves Rodas
en 1996 ,para seguir ocultando
al dueño real: Vladimiro Mon-
tesinos.
El otrora poderoso asesor de
Alberto Fujimori mandó a cons-
truir la casa como un búnker pa-
ra vivir oculto, con medidas de
seguridad extremas y todos los
lujos posibles junto a su amante
Jacqueline Beltrán.
Nelly Tovar –esposa de Juan
Valencia Rosas, conocido como
el cajero de Montesinos– prestó
su nombre para todos los trámi-
tes de esta y otras propiedades
que compró el ‘Doc’ desde 1995.
Sin embargo, la Corte Supre-
ma absolvió a Tovar del delito de
asociación ilícita para delinquir
en el 2006 (solo tuvo una con-
dena de tres años de prisión sus-
pendida por colaborar con la fu-
ga de Montesinos) y no se supo
más de ella.
Un grave descuido
Durante los gobiernos de Ale-
jandro Toledo y Alan García, la
Procuraduría Anticorrupción
no se preocupó por resolver el
estado legal de la famosa casa
en la playa Arica.
El actual procurador, Julio Ar-
bizu, se enteró por este Diario del
caso y adelantó que presentará
una demanda de pérdida de do-
minio del bien a favor del Estado.
Un trámite que debió haberse he-
cho hace 12 años.
Si este lujoso inmueble en de-
cadencia estuviera decomisado,
el Estado hoy podría venderlo
EL DESTINO DE LOS BIENES DE LA CORRUPCIÓN
El búnker de Montesinos en la playa
Arica sigue en manos de su testaferro
El Poder Judicial no inscribió la incautación del inmueble en los Registros Públicos y la Sunat busca cobrar deuda a Nelly Tovar con este bien.
Aunque en el 2001 el Ministe-
rio de Justicia tomó posesión
de la casa en la playa Arica, la
situación legal de la propie-
dad –aún a nombre de Nelly
Tovar, testaferro de Monte-
sinos– nunca se resolvió. El
Poder Judicial no inscribió su
incautación en la Sunarp.
UNIDADDEINVESTIGACIÓN
FABIOLA TORRES LÓPEZ
EL PARADERO DE TOVAR
NellyTovarMendívilvivehoyen
unacasadelacalleBayóvar,en
SantiagodeSurco,ytrabajaenla
empresadeSeguridadeInvesti-
gaciónOlimpoS.A.,enJesúsMaría.
ElComerciointentócomunicarse
conella,peronoatendiónuestras
llamadas.
ENPUNTOS
PAPELITOMANDA
En los años noventa, Vladimiro
Montesinos y su amante
Jacqueline Beltrán vivieron en
una lujosa casa en la playa Arica,
construida con ingresos secretos
y puertas blindadas para proteger
a la pareja. El Poder Judicial
nunca inscribió la incautación
del inmueble en los Registros
Públicos y Nelly Tovar Mendívil,
la testaferro del ‘Doc’, es hoy
legalmente la propietaria.
La propietaria
de la casa
H
ace un año, el Gobier-
no creó la Comisión
Nacional de Bienes
Incautados (Cona-
bi) –adscrita a la Presidencia
del Consejo de Ministros– para
enfrentar graves problemas
en la administración de este
patrimonio. En diálogo con El
Comercio, el primer ministro
Juan Jiménez sostuvo que los
procuradores públicos descui-
daron una labor clave: la veri-
ficación del estado legal de los
1.769 inmuebles incautados a
los procesados por corrupción
y narcotráfico.
bienes y asignaron a cualquier
entidad sin ningún criterio.
Se olvidó también resolver su
estado legal.
— Esto es lo que pasó con la
casa de Montesinos en la playa
Arica. El inmueble sigue en
manos de una testaferro. De
las 1.769 propiedades incauta-
das, ¿cuántas no tienen resuel-
ta su situación legal?
Por lo menos la mitad de los
inmuebles tiene este problema.
La mayoría estaba bajo control
de la Ofecod, que custodiaba
los bienes incautados al narco-
tráfico.
— ¿Cómo se pudo olvidar un
trámite tan importante para
garantizar la custodia?
El sistema de defensa jurídica
del Estado ha sido un desastre.
Los procuradores no han pres-
tado atención a su trabajo. No
han asimilado que su función
principal es preservar el pa-
trimonio del Estado. Muchos
“Los procuradores no
cumplieron su trabajo”
Juan Jiménez Mayor
Presidentedel Consejo de Ministros
ENTREVISTA
— El Estado ha sido un pésimo
administrador de los bienes
incautados. ¿Por qué?
No hemos tenido una organi-
zación ni políticas claras para
administrar los bienes incau-
tados. La Oficina Ejecutiva de
Control de Drogas (Ofecod) y
la Comisión de Administración
de Bienes Incautados y Deco-
misados (Comabid) funcio-
naron con serios problemas.
Por eso, hemos generado una
nueva entidad que pueda hacer
eficientemente esta labor.
— ¿Por qué la nueva Comisión
Nacional de Bienes Incautados
depende hoy de su despacho?
Esto obedece a una decisión
de eliminar la corrupción en
el sistema de administración
de los bienes incautados y sus
asignaciones. Enfrentamos
una fuerte resistencia en el
proceso de transferencia del
acervo documentario de estos.
Detectamos que se incautaron
entendieron que su función es
ser una suerte de fiscales o in-
vestigadores de segundo nivel.
Ellos tienen que estar detrás de
los procesos, de verificar que
el Poder Judicial inscriba las
incautaciones en los Registros
Públicos. [...] Además, el Poder
Judicial tiene que entender
que los bienes incautados no
pueden servir para pagar repa-
raciones civiles de los sentencia-
dos, como ha estado ocurriendo
[un caso es el del ex comandan-
te general del Ejército José Villa-
nueva Ruesta].
—¿Se ha iniciado una investi-
gación a los responsables de la
Ofecod y de la Comabid por el
caótico acervo documentario
que entregaron?
Estamos haciendo una audito-
ría. El trabajo de la Conabi es
levantar toda la información
y detectar los problemas para
sanear los inmuebles y sus asig-
naciones.
LA TESTAFERRO
Nelly Tovar, esposa de
Juan Valencia Rosas –el
‘cajero’ de Montesinos–
prestó su nombre para la
compra de la casa.
REMATES DE LA SUNAT
El2011,laSunatembargóycon-
vocóarematedesieteinmuebles
anombredeLuisVeneroGarrido,
suesposaLuzElenaNazarLoayza,
SamuelWinterZuzunagayVíc-
torMalcaVillanueva. Sinembargo,
estaspropiedadesteníanincauta-
cionespreviasdejuzgados.
SUBASTA DE LA CONABI
Elpróximo12deabril,laComisión
NacionaldeBienesIncautados
(Conabi)haráporsegundavezuna
subastapúblicaparavendertres
propiedadesdecomisadasasen-
tenciadosporcorrupciónconelfin
derecaudarfondosparalalucha
contraelcrimenorganizado.
ESTADO ACTUAL. El búnker de Montesinos en la playa Arica funciona hoy como depósito de documentos del Estado, pero la propiedad le pertenece a Nelly Tovar Mendívil.
DOCUMENTO. La partida de los lotes que forman la casa de Mon-
tesinos en la playa Arica está a nombre de Nelly Tovar.
EL ‘DOC’ Y ‘LA GATITA’. Montesinos no solo construyó piscinas y un gimnasio en la casa para com-
placer a Jacqueline Beltrán, también decoró algunos ambientes con retratos de ella.
El primer ministro Juan Jiménez
tiene a su cargo la Conabi.
DANTEPIAGGIO