You are on page 1of 250

A mí querida Jezmon

Cuyas fotografías captan el momento perfecto
Para que la inspiración surja.




















Derechos de autor reservados. Queda prohibida la reproducción o
transmisión total o parcial del contenido de la presente obra en
cualquier forma, sean electrónicas o mecánicas, sin el
consentimiento previo y por escrito de la escritora Brenda I. Ortiz.
Titulo original: LO MIO SE LLAMA AMOR
No. Licencia: 1404250656342
Autora: Brenda I. Ortiz
Edición: México 2014
Publicación: 26 de Marzo 2014























SINOPSIS



No conozco su rostro
No he escuchado su voz
Ni siquiera sé si es real.
Me he ilusionado con sus palabras.
Me ha conquistado con su manera de ver el
mundo. Con su manera de Amarme.
Y yo estoy totalmente enamorada de él.
Un perfecto desconocido.












Dos palabras que cambiaron mi vida:
"Te Amo"

Estaban escritas a una tinta roja brillante como la
sangre. Se cernía sobre la nieve acoplándose a su
alrededor en forma de corazón, delineándole con
cientos de pétalos de rosas rojas. Era una vista
preciosa, los colores rojo y blanco unidos en uno solo;
daban un toque de romanticismo e intensidad
profunda de alguien a quien no le miedo amar. Si me
hubiesen preguntado en un pasado que es lo más
romántico que han hecho por mí, no hubiese
contestado nada y ahora, estaba frente a mí el gesto
más hermoso de un perfecto extraño.
A un costado del corazón se hallaba un árbol. Un
roble grande y frondoso, de un verde apagado como el
color de las hojas cuando están cayendo antes de
otoño. Sigo caminando, casi sin darme cuenta ya estoy
lo bastante cerca para tocarlo. Puedo ver el sobre que
está colgando de entre las ramas, blanco como la
nieve, su textura era degradada. En la parte superior
estaba sellado con un enorme listón en moño rojo,
comenzaba a creer que era un fanático de ese color al
igual que yo y eso me gustaba.


Tome la carta, mis manos temblaban por el frio. Me
quite uno de mis guantes de piel afelpada y la abrí.
La caligrafía era precisa y hermosa, no del tipo
masculino cual si fuera alguna especia de jeroglíficos
difíciles de descifrar. No, esta era clara y
correctamente formada, casi decorativa y muy
parecida a un arte. Todos los chicos deberían escribir
así.
Pues una caligrafía así enamoraba.

Seguramente te morirás de ganas de saber que decía
la carta.
Y yo, no te voy a decir...
























Es broma, la voy a compartir contigo…













“La mayoría de la gente que se enamora, no sabe si
elegir entre el sol, la luna y las estrellas.
Yo estoy enamorado de ti.
De tu cabello, de tus hermosos ojos y tu sonrisa.
Y yo me pregunto ¿Por qué elegir entre tener el sol, la
luna y las estrellas, cuando puedes tener el cielo
completo para ti?”

Querida Miscka:
La sola mención de tu nombre me hace temblar de
pies a cabeza, el delicado regalo de los ángeles al
hacerte aparecer frente a mí, pareció llenar mi
tormentosa y solitaria vida. Te escribo porque no
puedo dejar pasar un día más sin que sepas de mi
existencia, quisiera que por solo una noche tus sueños
sean sobre mí, como los míos son contigo. No quiero
asustarte y que tu pienses que soy un acosador o algo
por el estilo, lo cierto es que me gustas y te podría decir
un sin fin de las razones por las que siento esto.
Pensaras… ¿Por qué no te lo digo personalmente?,
bueno no soy tímido, de hecho soy muy social, pero por
alguna razón que desconozco contigo es diferente, tú
me haces querer ser diferente y quiero que antes de
que me conozcas, te enamores de mí.
¿Ridículo, no es cierto?


El corazón que se haya a tus espaldas - no te espantes,
creí que leerías la carta frente al roble, y si no lo hiciste
entonces soy un idiota - es para ti, es de alguna forma
lo que me haces sentir, la mayoría de los chicos teme
decir "Te Amo" y mírame, aquí estoy yo diciéndote esto
y ni siquiera me conoces - o tal vez si - si te asuste de
nuevo perdóname, no era mi intención.
Quisiera saber si puedo seguir intentando enamorarte
¿Siquiera tengo una oportunidad?
Si es así mi adorable regalo de dios – porque eso
significa tu nombre - entonces ¡grítalo! Grítalo y te
aseguro que yo te estaré escuchando.

Atte. K.


Estoy sonriendo a pesar de que se supone que debería
estar asustada -no lo estoy- sé que es una locura, pero
es una locura hermosa.
Meto nuevamente la carta en el sobre y me coloco el
guante, está haciendo demasiado frio y el vapor que
sale de mi boca hasta nubla mi visión, como cuando
las nubes se posan frente al sol ocultándolo de
nuestra vista. Me paro frente al corazón y miro al
cielo, es totalmente blanco y me ofrece una sensación


de seguridad y paz, casi como si pudiera presenciar
un nuevo inicio; una paz que no había sentido en
años, así que me infundo de valor y grito:

- ¡Si! , si me estas escuchando - parezco una loca -
Tienes una oportunidad

¿Alguna vez has sentido tranquilidad en tu cuerpo y
en tu mente?
Es lo que siento en estos momentos, una tranquilidad
placentera y libertad cuando sonrió al cielo y empieza
a nevar.















I
Soy una desconsiderada, ni siquiera me he presentado
contigo. Me llamo Miscka Mcwilliams, tengo diecisiete
años y estoy viviendo en un pequeño pueblo de
Nevada. Soy una chica sociable y carismática que
siempre lleva una sonrisa en su rostro, muy femenina
sin llegar a odiar el futbol, pero ¿Qué es lo que
realmente odio? Odio mi apariencia, cabello Castaño
de un claro casi rubio y ondulado hasta la cintura,
ojos Azules pero no de un azul profundo como el mar
o el cielo de una noche despejada, más bien de un
azul claro, casi gris como un cielo opaco, todo en mí
es opaco; me recuerda a mi madre, quizá para mi
buena o mala fortuna me parezco en todo. Ella nos
dejó cuando tenía cuatro años y aunque no la
recuerdo muy bien, algo de ella siempre estará
conmigo y eso me molesta, porque se cuan doloroso
debe ser para papá y eso me destruye.
A pesar de todo soy feliz con mi padre, con mis
amigos y con mi novio.
O eso creía...
Y Si, tengo novio.


Es el mariscal de campo más codiciado del equipo de
Nevada. Es un chico realmente agradable y muy
popular con su cuerpo perfecto y esos maravillosos
ojos castaños que me fascinan. Muy a pesar de tener
todo lo que una chica de mi edad desea, es todo lo
que siento, es solo agradable y ya.
Siento que me falta algo, como si fuera esencial para
que pueda continuar viviendo y salir de esta fingida
vida que llevo. Por tal motivo cuando esa misteriosa
nota cayó de mi cuaderno, algo en mí se encendió, fue
algo nuevo y prohibido que sigue dentro de mí y eso
que ya ha pasado medio año desde aquella carta.
A veces siento como si le estuviera siendo infiel a mi
novio, pues mis pensamiento corren a una dirección
contraria, es una carretera llena de baches.

Pero que sería de la vida ¿si no corres con un poco de
peligro?

-Hello! Tierra llamando a Miscka - Krista hace un
sonidito espantoso y chillante con su voz que me hace
querer golpearle el rostro o a su pequeña nariz
respingada recién operada. Ella posee un cabello de
envidia de color rubio dorado y unos ojos verdes
amielados. Su ropa de marca, siempre maquillada – lo


que la hace ver como una ramera – sus zapatillas
caras están haciendo ese sonido molesto cuando
repiquetea en el suelo.
-¿Qué?
- Has estado soñando despierta toda la clase del Sr.
Henderson
- oh - finjo prestarle atención, algo que he estado
haciendo últimamente “fingir “
-Enserio Miscka, si no te quisiera entonces te
mandaría a sentar con esa bola de raros inadaptados -
me giro hacia ella repentinamente molesta
-Discúlpame, esos raros inadaptados como tú les
dices son personas y no tienes derecho a hablar de
ellos así - sus ojos se abren con sorpresa mientras los
demás chicos de la clase se detienen a mitad de su
camino a la salida mirándonos con atención.
- Tú no quisiste decir eso
-¿A qué te refieres con “eso”?
- Que a Zack no le va a gustar que tú hables de esa
manera - Y ahora me vengo a enterar que debo hablar
de una manera selectiva
-No me interesa lo que guste o no - millones de
exclamaciones y risas se oyeron por todo el salón,
tomo mi mochila de mi asiento y salgo a toda prisa
con el único objetivo de alejarme de ahí.


Suspiro y cierro los ojos cuando estoy lo
suficientemente lejos de la civilización, por lo general
la naturaleza siempre me tranquiliza, pero parece que
hoy no está funcionando.
Pienso en todo, mi novio, “mi amiga”… si es que
realmente lo es ¿Cómo es que termine de esta
manera? Esta lo que ha hecho en un día por mí un
desconocido, algo que nunca hizo Zack en dos años,
¿Qué tan falsa ha sido mi vida?
Siempre me he preguntado cómo es que existen
chicas que salen con alguien a quien no quieren, y es
lo que estoy haciendo en este momento, siento algo
por Zack no lo voy a negar, pero me falta algo. No
quiero jugar con él, no quiero jugar conmigo misma y
con lo que siento.
¿Qué se supone que debo hacer?
- ¿Miscka? - una voz casi infantil me sacude de mis
cavilaciones, abro los ojos y descubro a Yoshira, una
chica de mi clase a la cual todos usan como su objeto
de burla. Ella es delgada y usa mucha ropa encima
como si quisiera ocultar su cuerpo de los demás, usa
gafas grandes y redondas que nadie se atrevería a
usar, yo creo que se ve adorable de esa manera.


-¿Qué pasa? - Ella duda, como si yo fuera un ser
horripilante a quien debe enfrentar, me hace sentir
incomoda.
- Yo, yo – balbucea - escuche lo que dijiste allí
dentro...y quiero agradecerte por ello
-No tienes por que
-Si debo, yo creí que eras como ellos, pero no eres así,
él dijo que eras diferente y ahora puedo creerle- me
pongo alerta ante su comentario
- ¿Quién es él? - Ella sonríe
- Él me dijo que te diera esto - Yoshira me tiende un
sobre, la textura corrugada de un color blanco me es
familiar. Es idéntico al anterior.
- ¿Quien...? -Empiezo a preguntar pero ella ya se ha
ido.

Mi mente conspira con mi corazón, quiero pensar en
el maravilloso momento que me harán pasar sus
palabras, pero temo que esto no sea real, abro la carta
y desde el primer momento en que la desdoblo sé que
quiero pasar un momento mágico con él aunque no
esté conmigo.





“Querida Miscka:

Tú me haces infinitamente feliz...

Tu voz esta resonando en mi cabeza y aun no puedo
aceptar que me has dado una oportunidad , estoy tan
contento que podría repetirlo una y otra vez, pero
habrá tiempo para eso después, hoy quiero mostrarte
como miro al mundo - mira el sobre , allí encontraras
una foto - "

Sus palabras me llegan y sé que tome la decisión
correcta, saco la foto del sobre y me sorprendo, es
una foto mía, estoy en el lago mirando al cielo
mientras la nieve cae sobre mí rostro, no me había
percatado de que me encontraba sonriendo, debajo de
mi está el corazón de flores, es una buena foto.

“Me encanta tomar fotos de momentos y paisajes bellos
y este es uno que me cuesta descifrar en palabras.
Considero se puede capturar una esencia hermosa
para conservarla por siempre en un gran recuerdo.
Este es sin duda uno que mi corazón se rasgaría por
mantenerlo intacto. Estas hermosa, tus mejillas están
sonrojadas por el frio y estas feliz, es algo mágico,


pero no es algo que se deba conservar, es algo que se
debe disfrutar cada día y yo quiero verte así siempre.
Tuve que usar todo mi juicio para no correr y
abrazarte, estabas tan linda de esa manera.
Me pregunto ¿cuándo podre hablar contigo?
Quisiera saber si ese momento está a punto de llegar
Te quiere K. "

Yo lo hago feliz y el me hace feliz a mí, ¿cuán ridícula
y absurda se está volviendo esta situación? me
pregunto si me está mirando en este momento y sé
que eso -vuelvo a decir- debería asustarme, pero no lo
hago.
Así que giro en todas direcciones procurando que
nadie me mire y digo:

-Es el momento

Una lágrima resbala por mi mejilla, sé que es el
momento porque me siento sola y estoy triste, no
quiero sentirme así y ahora sé que Zack no es mi
salvavidas, así como también sé que ya no tengo
amigos.


Ahora hay algo que debo hacer para sentirme bien y
es desligarme de todo aquello que me hizo sentir tan
desdichada.

























"K"
EL MISTERIOSO CHICO DE LAS CARTAS

II

Es el momento...
Y estoy jodidamente nervioso, me gusta enviarle
cartas, me gusta verla sonreír cuando las lee y deseo
con todas mis fuerzas recibir una respuesta suya. Y
aunque sé que no se supone que debo estar tan cerca
de ella, alguien podría descubrirme y pensar que la
estoy espiando como una especia de acosador.

Una última vez...
Estoy fuera de su casa, y la nota que yace en mi mano
tiembla.
"Una última vez" me repito a mí mismo y la pego en la
puerta del jardín.

Ahora debo esperar...



MISCKA
III

Tengo miedo.

Algo me dice que deje mi estado de estupidez y que
no corra riesgos, mi lado cobarde quiere hacerle caso,
pero la temeraria quiere hacer todo lo contrario.

Zack está practicando, luce fascinante cuando hace lo
que quiere y él es tan divertido, es el amante ideal en
todas las dimensiones. Su cabeza se gira y mis ojos
conectan con los suyos, él sonríe, es una sonrisa
brillante con sus dientes perfectos. Deja caer su casco
al suelo y viene corriendo hacia mí, sé que debería
regresarle la sonrisa pero no puedo, se queda
atascada en mi rostro.

-Cariño - me toma por la cintura y me alza con
facilidad, mi cabello cae en su rostro y sus labios
tocan los míos, salvajes y posesivos, un beso
atractivo, dominante, de una persona que deja claro


que eres únicamente suya y de nadie más. Casi sin
querer ya he dejado de besarlo y el luce
completamente lastimado.
- ¿Que pasa cielo? - me baja manteniendo sus brazos
alrededor mío.
-Yo - miro mis zapatos - necesito hablar contigo - sus
brazos inmediatamente me sueltan y los cruza, hace
eso siempre que está molesto.
-¿Sobre qué? - inquiere enojado y eso que aún no he
empezado.
- Sobre nosotros
- Mira cielo- suspira sin quitar su mirada intensa de
mi - Sé que has estado actuando un poco rara
últimamente, pero quiero que sepas que yo te acepto
y que voy a ayudarte a ser otra vez tú, la chica que
amo.
- Eso significa que justo ahora como estoy actuando,
¿no soy la chica que "amas"? porque déjame
recordarte que solo no nos hemos visto desde ayer -
levanto las cejas intrigada por su respuesta
-Me encantas hermosa, pero lo que dijiste hoy en la
mañana me dejo un poco perplejo
- Y te enteraste por... - inquiero con toque curioso,
puesto que se quien lo dijo, solo quiero escucharlo de
sus labios


-Krista es tu amiga y está preocupada por ti
-Claro, imagino que vino corriendo a tus brazos – le
recrimino - Zack no estas ciego y no puedes fingir no
ver, que la única razón por la que me soporta es
porque quiere acostarse contigo - mi voz no suena
enojada, ni siquiera un poquito celosa, solo aliviada
de poder desahogarme.
-Cariño, la única chica que quiero en mi cama eres tú
y ya me hiciste esperar dos años.
- Pues ya no tendrás que esperar más - su sonrisa se
enchancha llena de júbilo como esperando que me
lance a sus brazos - quiero terminar- ¡bingo! su
mandíbula se cierra y tiembla de ira, su mano se
aprieta en mi brazo y me lastima
-Suélteme – su cara se contrae aun aturdido como si
no se hubiera dado cuenta de la presión que ejercía
-Lo siento- se disculpa sin sentirlo en absoluto-
porque no recapacitas un poco
-No hay nada que recapacitar
-Pues entonces tal vez, si acepte la proposición de
Krista - me encogí de hombros haciéndole saber lo
poco que me importaba
-Puedes hacer lo que quieras.
Me siento libre, el aire azota en mi rostro como si me
felicitara, muero por llegar a casa y brincar en mi


cama de felicidad – no he hecho eso desde que tenía
cuatro – muy a pesar de que me estoy quedando sin
nada, sé que estoy a punto de ganar mucho más que
eso.


























IV

Una nota sobresale en la puerta de la entrada, me
acerco a paso lento y la tomo.

“Checa tu E-MAIL"

Conozco esta letra
Entro rápidamente corriendo hacia mi habitación y
prendo mi laptop. Si, lo se…luzco desesperada.
Tres minutos después y esta cosa sigue sin estar lista.
¡Por fin!
Checo mi correo, allí esta

De: Inmortal-K11@gmail.com
Para: Misc_kMC12@gmail.com
Asunto: ¡Estoy nervioso!

Querida Miscka:
He dejado las cartas y ahora espero poder platicar
contigo de una manera un poco más directa, recibir
una respuesta tuya eso es lo que me pone nervioso.
TQ. K




Sonrió
Responder

De: Misc_KMC12@gmail.com
Para: Inmortal_K11@gmaul.com
Asunto: Me siento triste

¡Hola querido desconocido!
Debo decir que estoy un poco triste, me encantan tus
cartas, creo que me he vuelto fiel a ellas.

TQ. M

Enviar
A los pocos minutos tengo una respuesta.

De: Inmortal_k11@gmail.com
Para: Misc_kMC12@gmail.com
Asunto: ¿T.Q.M (Te quiero mucho)?

Si yo también te quiero ;)
Amo escribir sobre ti, me inspiras y si quieres que lo
siga haciendo, lo hare por ti.



T.Q.M. "K"

No puedo evitar sonrojarme


De: Misc_kMC12@gmail.com
Para: Inmortal_K11@gmail.com
Asunto: No te hagas ilusiones!!

Estoy enamorada de tus palabras, pero no estoy
segura de que hacer contigo, eres un perfecto extraño.

ATT. Miscka
P.D - No creo que puedas volver a hacer que me
sonroje

Enviar
Tienes un MSJ nuevo

De: Inmortal_k11@gmail.com
Para: Misc_KMC12@gmail.com
Asunto: Estoy celoso

¿Te hice sonrojar?


Estoy muy orgulloso de mí
Eres hermosa cuando te sonrojas, tu piel se ve tan
suave que me dan ganas de tocar tus mejillas.
Estoy celoso de mis palabras porque me han ganado el
corazón de la chica que estoy tratando de conquistar.
T.Q.M - y mucho "K"
P.D ¿Puedo hablarte por Chat?



De: Misc_kMC12@gmail.com
Para: Inmortal_K11@gmail.com
Asunto: Eres adorable

Me haces sentir bonita, y eso a veces me pone un poco
triste.
Eres un chico diferente, me gustaría poder darle un
rostro al chico que me hace sonrojar.

T.Q Miscka

Enviar

Tienes un mensaje nuevo.



K: Hola niña hermosa
MISCKA: Hola desconocido
K: ¿Por qué te hago sentir triste?
MISCKA: Tu no me haces sentir triste, de hecho me
haces feliz…es solo que yo no suelo estar a gusto
conmigo misma.
K: Debes saber que eres preciosa de todas las maneras
posibles.
MISCKA: No me conoces
K: Creo que te conozco mejor que tu
MISCKA: Eso da miedo Acosador
K: jaja no lo soy, pero eres tú eres encantadora
MISCKA: Tú eres adorable
K: Soy un hombre sexy y masculino, nada Adorable
MISCKA: Lo siento, no lo conozco a él, solo al adorable
chico desconocido
K: Lo seré para ti, me has encontrado entonces
MISCKA: Mentiroso, si fuera así… no estaría
buscándote
K: Voy por ti

***********
No contesto, me quedo pensando como una boba si es
que se llegara a intentarlo.



K: ¿Te asuste?
MISCKA: No – miento-
K: Entonces ¿por qué te quedaste callada?
MISCKA: ¿Que tal y fui Al baño o por un vaso de
Agua?
K: ¿Fuiste a hacer una de esas cosas?
MISCKA: No, pero eso fue grosero de tu parte
desconocido, muy personal
K: Lo siento
MISCKA: Solo porque dices ser Sexy, te perdono
K: Lo soy niña hermosa, te sorprenderás
MISCKA: Si guiñas el ojo de esa manera…me voy a
enamorar de ti
K:
MISCKA: jajaja
K: ¿Ya estás muy enamorada de mí?
MISCKA: No soy tan superficial desconocido, no
cometeré un error dos veces
K: Tu novio es superficial ¿Crees que llegaras algún
día a quererme como a él?
MISCKA: No

Mi respuesta es rápida, de la misma manera en que mi
corazón se comprime por su pregunta, se niega a


creer que alguna vez lo obligue a amar a alguien que
no me correspondía, no quiere cometer el mismo
error y la única persona con la que quiero correr el
riesgo… ha decidido quedarse mudo.

MISCKA: ¿Estas vivo?

Silencio...silencio

K: Me has roto el corazón

¿Realmente puedo ser tan mala?

MISCKA: Me entendiste mal, así que volveré a
contestar a tu pregunta, No, porque no tengo novio y
si amo a otra persona tiene que ser real y él me tiene
que amar a mí.
K: ¿Terminaste con tu novio?
MISCKA: Me sorprende que no te enteraras
K: Mi corazón está comenzando a repararse, aunque
sus latidos son lentos.
MISCKA: Puedes decirle que ha hecho que el mío lata
más rápido.
K: Escucho el sonido….es tan fuerte que puedo
sentirlo desde acá


MISKCA: Mentiroso
K: He esperado tanto para poder platicar contigo
MISCKA: ¿y que te dijera mentiroso?
K: jajaja Supongo que en el amor, todo se vale



-Miscka traje la cena, ¿puedes bajar? - la voz de mi
padre me espanta.
-Ahora voy – le respondo



MISCKA: Tengo que irme
K: No te vayas cenicienta que aún no son las doce
MISCKA: Muy gracioso pero esta cenicienta debe ir a
comer y convertirse en calabaza
K: mmm, ¿Tu cocinas?
MISCKA: No, supongo que mi padre ha traído pizza
K: jajaja que rico
MISCKA: Tal vez no lo hayas notado y se te vaya el
enamoramiento cuando veas que estoy gorda
K: Mentirosa
MISCKA: Si estuviera gorda ¿No me querrías?


K: De hecho estaba pensando en pedirte que subieras
un poco de peso, ya sabes…son más sexy’s
MISCKA: ¿De verdad eso piensas?
K: Te dije que no soy superficial… pero más bien
estaba pensando en que quizá pueda cocinar para ti
MISCKA: ¿Sabes cocinar?
K: Me ofendes niña hermosa
MISCKA: ¿Que más sabes hacer….volar?
K: Odio admitirlo pero….no, no soy tan magnifico
MISCKA: jaja que mal, bueno enserio tengo que
dejarte
K: Disfruta tu cena















V

Mi padre se encontraba en la cocina, se veía tan fuera
de lugar con su traje de marca, sus zapatos italianos
que adoraba y la enorme caja de pizza que tenía en
sus manos. Mi padre era muy apuesto, a sus cuarenta
y dos años, no poseía ni una sola cana o arruga en su
rostro. su cabello era de un Castaño cobrizo y lo
peinaba hacia atrás, sus ojos eran de un verde oscuro
que nunca jamás había visto. Muchas veces me
preguntaba cómo es que no había vuelto a casarse, no
es como si quisiera tener a otra mujer aquí, pero él
me contesto algo tan profundo que casi me había
echado a llorar.

"Solo tenemos una pareja especial para cada uno, yo
encontré a la mía y la disfrute tanto como pude, no
puedo ver a otra persona de la misma manera porque
mi corazón sigue siendo fiel a tu madre, y ahora te
tengo a ti, tú me recuerdas a ella a cada momento,
pero ya no duele, solo me hace feliz"



Sus palabras siempre tan sabias y llenas de amor,
¿cómo es que yo siempre termino haciendo lo
incorrecto?

Mi padre se gira y me regala una sonrisa cálida.

-Lo siento cariño, te prometo que será la última vez
que comamos pizza, esto no es saludable
- Tal vez yo debería aprender a cocinar - de nuevo
sonríe
-Eso sería maravilloso Mish - nos dirigimos al
comedor, es uno muy amplio para doce personas, nos
vemos patéticos en una mesa tan grande, ambos nos
detenemos mirándonos el uno al otro.
- ¿Y si comemos en la sala? - Sugiero
-Buena idea
-¿Has pensando en mudarnos a una casa más chica?
-Mish, soy senador de estado, cualquier chica de tu
edad estaría encantada de todo lo que tienes
- No me interesan las cosas que tengo - abro la caja y
tomo un pedazo de pizza
- Lo se cariño, me encantaría poder darte lo que
necesitas - mi mano se congela mientras pongo cátsup


- Te tengo conmigo papá, eso es todo lo que necesito -
él me sonríe con tristeza, se quita el saco y lo arroja al
sillón - ¿Y qué pasa si se mancha tu camisa?
-Me comprare otra
-Eres terrible, ¿sabes que hay niños que no tienen que
vestir o que comer?
- y tu estas comiendo pizza, lo sé - inquiere burlón
-No estoy bromeando – él suspira
- No puedes salvar al mundo - Lo sabía y me
entristecía al mismo tiempo- El pueblo se está
volviendo loco – cambia de tema
-¿Qué?
- Sobre el rompimiento de los hijos de dos
reconocidos senadores - cubro mi cara con mis manos
apenada
- ¿Qué es lo que dicen sobre eso? - no quiero
escucharlo, puesto que la única manera de que se
enteraran es que Zack lo dijera, mi padre me mira con
preocupación
- Que mi hija está actuando extraño y Zack como buen
novio trato de ayudarte pero no lo permitiste - estoy
enojada, no puede creer que haya dicho eso. - Me
alegro que hayas terminado con ese chico - miro a mi
papa con sorpresa - no me mires así, conozco a mi
bebe y sé que te diste cuenta del tipo de persona que


era, no me gustaba para ti y lo sabes - amaba a mi
padre por conocerme tan bien, era lo único que me
quedaba, un padre y un amigo al mismo tiempo, lo
abrace
- Lo sé, pero estaba actuando como una chica estúpida
que quería hacer todo lo contrario a lo que dice su
padre - su risa me sacude y me uno a él.
- Esas palabras señorita - me recrimina
- lo siento - me separo de papá y vuelvo al sillón
- Tendrás que soportarlo aunque sea una vez más,
mañana ofreceremos una cena y podremos utilizar
ese comedor tan grande
- Odio esas Cenas
-Lo se bebe, pero puedes invitar a quien quieras, a
Krista... - lo miro triste
- Krista sale con Zack ahora - mi padre luce molesto,
pero me siento aliviada de poder contárselo a alguien.
- Hay un chico... - comenzó mi papá
-No quiero que sientas lastima por mí, seguro que
todos lo saben y me miraran de esa manera
-No es eso bebe, pero hay chico - hace una seña para
que lo deje continuar - que lleva las riendas de Saos
Company, es una empresa financiera, es un buen
chico y vendrá mañana, no quiero que se sienta


incómodo y pensé que quizá tu podrías ayudarme con
eso.
- Debe ser súper aburrido y además ¿cuántos años
tiene? ¿Cuarenta? - él sonríe negando
- Es solo un año mayor que tu
-¡y trabaja en una empresa así!
- Es de su familia, y él es muy bueno en ello
- Esta bien papá hare lo que pueda
- Sabía que podía confiar en ti bebe, ahora debo ir a
trabajar, ayúdame a recoger esto.


Subo a mi habitación trastornada, no podía dejar de
pensar en lo que mi padre me dijo, todo nevada sentía
lastima por mí.

Me acerque a mi laptop y en cuento encendió mi
corazón volvió a la vida.

1 MSJ Nuevo


Para : Misc_KMC12@gmail.com
De : Inmortal_K11@gmail.com
Asunto: Todo lo que me gusta de ti



1.- Me gustan tus mejillas sonrojadas, te ves adorable,
como una muñequita de porcelana, tu piel hace
contraste con la nieve y me gustaría que ese rubor que
corre por tu rostro algún día se deba por mí.
2. Tu Pureza, eres la persona más pura que jamás he
conocido, tu corazón no conoce la envidia y esa es
una de las razones por las que me sentí atraído por ti.
3. Tu inocencia, ¿Has visto alguien arriba de los cuatro
años que la mantenga? yo sí...a ti, me encanta cuando
juegas en la nieve como si no importara otra cosa en
el mundo
4. Tus ojos, son dos pedacitos de cielo de un bello
amanecer.
5. Tus labios, tan perfectos y rojos como una cereza.
6. Tu mirada: es tierna y profunda, basto una sola
mirada tuya para que me perdiera en ti.
7. Tu corazón, es fuerte pero también es frágil, sientes
que puedes romperte y eso solo me dan ganas de
poder estar cerca y abrazarte.
T.Q.M. K


Mi humor vuelve, me pregunto si estará conectado.



MISCKA: volví


Una respuesta llega inmediatamente

K: ¿Qué tal estuvo la cena?
MISCKA: Rara
K: ¿Y eso por qué?



Me debatí entre contarle o no.


MISCKA: Me entere que todo el estado de nevada
piensa que estoy loca
K: No todos
MISCKA: Espera… ¿eso significa que vives aquí?
K: mmm no
MISCKA: Eso no suena muy convincente
K: Hubo un tiempo en el que viví allí, me considero
parte del pueblo
MISCKA: ¿Eso significa que te conozco?
K: Puede ser
MISCKA: Eso me deja igual o peor


K: Solo quería hacerte sentir bien, no todo el Nevada
cree que estas loca
MISCKA: Gracias, pero eso solo te incluye a ti y a mi
padre
K: No lo creo
MISCKA: ¿A qué te refieres?
K: Bueno, si observas bien a tu alrededor…te darás
cuenta de que hay personas que están contigo
MISCKA: Insinúas que soy una mala observadora
K: Solo no has prestado mucha atención
MISCKA: Mañana papa ofrecerá una cena y Zack estará
aquí acompañado de Krista…no sé si podre
K: ¿Todavía sientes algo por él?
MISCKA: Definitivamente NO!!! .. Pero no está solo
arruinando mi vida, sino también la de mi padre.
K: No se lo permitas Miscka, demuestra que es él
quien está mintiendo
MISCKA: ¿Y cómo se supone que haga eso?


Me siento mal, por hacer que el trate se solucionar
mis problemas




K: Muéstrale a toda esa gente cuan feliz eres, estoy
seguro que él tratara de mostrar lo contrario
MISCKA: ¿Funcionara?
K: Apuesto por ti


¿Por qué siempre sabe que decir este chico? eso me
sorprende, me he abierto más a él, que cualquiera que
me ha conocido en años.

MISCKA: Mañana tendré que estar acompañando a un
chico
K: ¿Me dices eso para que me ponga celoso?
MISCKA: No
K: pues estoy celoso
MISCKA: Puedes venir si quieres y ser mi pareja



Muerdo mi labio en espera de una respuesta, estoy
nerviosa, quiero saber que es capaz de hacer por mí

Su respuesta me decepciona

K: Aun no es tiempo


MISCKA: ¿Cuándo será entonces?
K: Pronto


De repente pronto ya no significa nada, ¿Cómo es
posible que alguien pueda vivir de un simple palabra?
Porque yo no puedo.

K: No sabes cuánto me duele no poder ir, me gustaría
poder tomarte de la mano y bailar contigo
MISKCA: Bueno, pues otro lo hará por ti


Estoy enojada y sé que estoy actuando como una
tonta por contestarle de esa manera. ¿Acaso estamos
teniendo nuestra primera pelea electrónica?

K: Auch eso dolió
MISCKA: Me voy a ir a dormir
K: Espera…

Mi mano se congela antes de cerrar la conversación.

K: Perdóname, estoy tratando de conquistarte y lo
estoy haciendo mal, no me odies por no poder ir


contigo, me gustaría poder hacerlo, pero me prometí
que te vería cuando tu estuvieras enamorada de mí y
aun no lo he logrado.
MISCKA: Dicen que las buenas relaciones, siempre
tienen peleas
K: No puedo dejar que te vayas a dormir sin que me
perdones
MISCKA: No hay nada que perdonar, yo estoy
simplemente siendo egoísta, no soy nada de lo que
piensas que soy
K: Eres perfecta para mí y con eso basta
MISCKA: No basta para mí
K: Te quiero tanto que duele no poder ser lo que
necesitas



Es la segunda vez que lo escucho en el día ¿Qué es lo
que necesito?


MISCKA: Gracias por estar aquí para mi
K: Siempre
MISCKA: Ve a dormir


K: No si pueda….”Las noches son largas desde el día
en que te conocí”


Comienzo a reír como histérica

MISCKA: ¿Me estas cantando?
K: Es tu canción de cuna
MISCKA: Nunca había tenido a División Minúscula
como canción de cuna
K: “Sognare contigo, si puedo dormir…”
MISCKA: Basta, ya estoy llorando de la risa
K: Eso no funciona así, debes ir a dormir
MISCKA: Ahora no puedo, por tu culpa
K: Moi ¿Que hice?
MISKCA: Me has despertado aún más
K: Puedo quedarme despierto contigo
MISCKA: Ay
K: ¿Qué significa eso? * Triste*
MISCKA: Me gustaría que estuvieras aquí conmigo


No puedo creer que le haya dicho eso



K: Estás pensando cosas sucias niña hermosa, ve a
dormir
MISCKA: Te odio!
K: jajá me encantaría poder estar contigo también
MISCKA: Pero no quieres
K: Eso me destruye cada día
MISCKA: No lo entiendo
K: Pronto te lo explicare
MISCKA: Pronto…….buenas noches desconocido
K: Que tengas lindos sueños princesa
MISCKA: Tal vez sueñe contigo
K: Deja de ilusionarme
MISCKA: Un beso
K: Me sonrojas
MISCKA: Adorable
K: Grrr
MISCKA: Besos…besos
K: te quiero mucho
MISCKA: También te quiero


Tal vez después de todo…si me estaba enamorando
de él





"K"
El misterioso chico de las cartas

VI

Esta chica me estaba volviendo loco, de un modo que
jamás había experimentado. Ella lograba sacar lo
mejor de mí y odiaba negarle una salida conmigo,
ansiaba tanto que me conociera, pero no era tiempo
de decir la verdad…aun no, ella recién había
terminado con su novio y aunque no lo aceptaba
podría estar confundida, aunque bien podría estar
enamorándose de mí también y eso me gustaba.

No podía estar consumiéndome de celos por algo que
yo había creado. Apostaría mi ojo a que luciría
espectacular, seria seguimiento de todos esos
empresarios y Zack se arrepentiría mucho de los
chismes que había creado.
Yo me encargaría de eso.



MISCKA
VII

"Estúpido vestido, Estúpida fiesta" pensé, odiaba estar
en el mismo lugar que un montón de políticos y
empresarios engreídos presumiendo lo ricos que eran.
Estoy enojada y mi cabello es un desastre.
Me rindo, lo dejo caer en ondulaciones y decido
recogerlo en volumen del flequillo con una peineta -
eso ocultara un poco mi espalda- maquillaje listo a
juego con mi vestido rojo largo con corte hasta el
muslo, me pongo mis zapatillas favoritas del tacón
quince, que llevan grabado un subliminar mensaje de
atrévete a tocarme y no dudare en lanzarte esto a la
cabeza o propinarte una buena patada. Suspiro, no
estoy lista, pero me obligo a bajar.
El salón es alucinante, los trabajadores de papá se
lucieron, pues parece un palacio, los candelabros
iluminan con ferocidad, siento cosquilleos en mis
brazos, todos me miran, mi padre me espera al final


de las escaleras y es lo único que me motiva a bajar y
no correr a esconderme en mi habitación.
Me ofrece su mano y la tomo sin dudar, es
reconfortante.
-Me estoy debatiendo en castigarte y mandarte a tu
habitación por salir así de descubierta - sonrió, la idea
me agrada bastante y él parece notarlo - pero sé que
estaría haciéndote un enorme favor y por eso no lo
hare - una risa se me escapa
-Eres terrible papá
-Eso es por casi causarme un infarto, quizá debería
cubrir los ojos de los demás para evitar que miren a
mi bebe.
-Culpable - Una voz grave y melodiosa se escucha a
nuestras espaldas, me giro para encontrar con un
hermoso chico tan sexy como el infierno.
-Iliev Christensen - mi padre va a su encuentro y le da
un efusivo abrazo, aun cuando tiene la atención de mi
padre sus ojos siguen enfocados en mí.
-Déjame presentarte a mi hija - él sonríe, es una
sonrisa torcida encantadora, un hoyuelo se forma en
su mejilla izquierda , santo niño Jesús me va a dar
algo , sus labios parecen exclamar un "Bésame y
tendrás la mejor experiencia del mundo”, su cabello
es castaño y lo trae despeinado, no es como los demás


vejestorios, su traje luce impecable pero no trae
corbata y su camisa esta desabotonada dándome un
magnifico vistazo a su pecho escultural, ¿qué habrá
debajo de esa camisa? -Contrólate - Sus ojos- por dios-
son de un azul intenso y profundo como la noche
despejada, el tipo de ojos que me hubiese gustado
tener, estoy absorta, espero que no esté babeando o al
menos que no se vea tan notorio - Ella es mi
adoración, Miscka Mcwilliams - le ofrezco mi mano
para formalizar el saludo, un brillo fabuloso aparece
en sus labios, toma mi mano y voy a morir, la lleva a
su boca y deposita un beso, siento mi cara arder en
llamas.
-Iliev Christensen –vuelve a decir y sigo fascinada por
su voz, es tan de ensueño, tan profunda y agradable
como una melodía hecha para mí.
-Este jovencito es toda una promesa en la mejor
compañía financiera
-Hago lo mejor que puedo - se encoge de hombros
-No seas modesto muchacho -Mi padre le da una
palmadita en la espalda -Debo dejarlos, cariño - dice
dirigiéndose a mí - ¿por qué no le muestras la casa a
nuestro invitado – Si, de hecho ¿ Por qué no estoy
haciéndolo ya?-
-Claro - le sonrió y espero que no note mi nerviosismo


-Cuida a mi bebe jovencito - me guiña un ojo y lo miro
enojada
-Puedo cuidarme sola - murmuro pero está demasiado
lejos para escucharme
-Apuesto que si - le dirijo una mirada llena de
reproche, genial ahora me estoy desquitando con él,
alza las manos en señal de inocencia y no puedo
evitar sonreírle
- Parece que le agradas mucho a mi padre
- ¿A ti no? - pregunta juguetonamente
- Apenas te conozco
- Buen punto, tengo dos meses que regrese a Nevada
para ayudar un poco a mi familia
-¿Dónde estabas antes de venir aquí?
-Paris
-¿Enserio? , es muy amable de tu parte regresar y
apoyar a tus padres - sus ojos regresan a mi
-No es la única razón por la que volví - su mirada
zafiro me confunde
-Entonces ¿Por qué? - mi voz es apenas un susurro, él
se inclina y puedo oler su fragancia, tan delicioso
- Si te lo dijera tendría que matarte - pongo los ojos en
blanco ante su fabulosa frase trillada y lo empujo
juguetonamente, él se aparta riendo- Hay una razón


por la que decidieron llamarlos “Secretos” y es
únicamente por eso, porque son secretos
-Tu filosofía es horrible
-Debe ser por las finanzas - me ofrece su brazo y lo
tomo sin dudar - ¿a dónde me guiara tan hermosa
señorita? - me sonrojo, si fuera por mí, lo llevaría a mi
cuarto y no lo dejaría salir ¿Por qué estoy pensando
esto?
-Vamos afuera - sugiero porque quiero escapar
-Hace frio - lo miro escéptica, mandándole un claro
mensaje de que no me importa - estas un poco
descubierta y no quiero que te enfermes
-Gracias por preocuparte por mí, pero, de verdad
quiero salir - le digo con sinceridad
Agradezco su silencio y salimos al balcón del jardín
- La vista es hermosa - suspiro
- Si, lo es
-Asumo que odias este tipo de eventos – asiento
- yo también
-Si querías sorprenderme, lo has hecho - él se hecha a
reír de nuevo, cuando se ríe el cierra los ojos, es tan
lindo.
-No lo tenía contemplado, pero me alegro - después de
unos momento agrega - lo que quería decir es que soy


un Nerd de los números, mis padres están fuera todo
el tiempo y bueno a las chicas no les interesa eso.
- El que...
- En lo que soy bueno, solo ven su conveniencia, salir
conmigo equivale a una buena posición familiar y
económica.
- Lo entiendo, he dejado a mi padre en una mala
“posición” justo hace unos días
- ¿El rompimiento con el hijo del otro senador? - mi
cara se contrae
- ¿Es que habrá alguien que no lo sepa?
- De hecho le pensé en salir contigo aquí, no sabía si
querías secuestrarme o algo por el estilo- el hace un
chasquido con la lengua y una seña con su dedo
señalando su sien como si estuviera loca, aunque sé
que está bromeando no puedo evitar sentirme triste,
él parece notarlo inmediatamente que bajo la mirada,
por que toma mi mentón con su mano para que le
mire.
-Estaba bromeando - su mirada ahora luce preocupada
- Lo sé, es solo que... - una silueta a sus espaldas me
distrae
- Por eso decidiste terminar conmigo, para salir con
otro - la voz de Zack de me hace querer golpearlo,
Iliev se gira para encararlo


-Zackhariac Mitchell Scott, deberías aprender a
hablarle a una señorita - eso me sorprende
demasiado, a juzgar por la cara de Zack ellos se
conocen.
- Ella es mi Novia
-Eso no es lo que escuche que dijiste a los demás, ¿no
habías terminado con ella? - su voz está llena de
advertencia
-Ella me dejo, yo no lo acepte - el odio surgía en cada
una de sus palabras pero lo estaba admitiendo y esto
llegaría a oídos de los demás
- Vete, y déjala en paz...deberías pedirle una disculpa -
Zack lucia bastante enojado y temeroso
-No lo hare
-Entonces lárgate y no vuelvas a molestarla - Krista
apareció a su costado, cuando su mirada se deslizo
por la de Iliev sus ojos divagaron por su cuerpo lleno
de deseo, - es una cualquiera -
-Hola, no nos hemos presentado - dijo con su voz
chillona tan peculiar
-No, supongo que no - le dijo Iliev sin despejar su
mirada de mí, ella pareció notarlo y eso le enfureció
-Por qué no vienés conmigo y te diviertes - sugirió y
estaba a nada de golpear su rostro, y eso que yo no
era una chica de solo jalar el cabello


-No gracias, de hecho estoy muy entretenido - coloco
una de sus manos en mi espalda desnuda enviándome
un cosquilleo por todo mi cuerpo
- Como quieras - musito echando chispas -como dije
es una cualquiera -
Ambos entraron de nuevo al salón, dejándonos solos
con la luna.
- Siento todo esto - me disculpe
-No lo hagas, es lo que le faltaba a la noche - me guiño
un ojo
- Si te quedas conmigo entonces no te vas aburrir, me
pasa todo el tiempo - sus ojos brillaron con una
profundidad que no pude descifrar
-Tal vez lo haga -su voz seductora lleno de acento
francés me enloquece y sus ojos me derriten, una
brisa acaricio mi cuerpo y me estremecí por el frio - te
dije que hacia frio y tu - mira por primera vez todo
mi cuerpo - estas algo descubierta- le sonreí con
picardía - ¿Nos quedaremos un poco más aquí afuera?
- Asentí al mismo tiempo que él deslizaba su saco
sobre mis hombros
-Gracias
-No hay de que
-¿De qué conoces a Zack? - No podía quedarme con la
duda


-Estuve dos años estudiando en Parabilla High , Zack
era sumamente molesto
- No te recuerdo
-No, claro que no - sonríe
-¿Tú me recuerdas a mí? - no puedo evitar preguntar
-Sí, lo hago - eso me pone ansiosa - aunque en ese
entonces tenías como doce años, usabas flequillo y te
veías adorable, jamás llegaría a pensar que saldrías
con el cabeza hueca de Zack
-Estaba fea, no se veía alguna oportunidad - Sonrió al
recordar el pasado, pero él me mira con seriedad
-Eras hermosa – dice evitando mi mirada - después me
fui y estudie lejos, luego esta mi secreto y bueno
cuando regrese…escuche los rumores y mi padre me
hablaba de lo hermosa que te habías puesto, pero
claro que eso ya lo sabía - me sonrojo totalmente -
entonces vengo a la fiesta por curiosidad y te veo - su
sonrisa es gigante - ellos estaban tan equivocados - se
acerca a mí y sus manos toman mis mejillas - no
tengo palabras para descifrar cuan e infinitamente
preciosa eres - se muerde el labio y quiero tocarlo,
quiero tocar sus labios con los míos, pienso que me va
a besar, pero no lo hace, se aleja.


-Es tarde, deberíamos entrar - asiento – déjame decirte
que ha sido un placer hablar contigo – agrega cuando
estamos dentro
-¿No te quedas a la cena?- el niega
-Tengo que unos asuntos que atender - se acerca
nuevamente a mí y su cabello me hace cosquillas
cuando me da un beso en la mejilla.
-Nos vemos - y me pregunto por qué tengo la
sensación de que así lo haremos.



















VIII

Para: misc_K12@gmail.com
De: inmortal_K11@gmail.con
Asunto: ¡Hola desaparecida!

"Estoy ofreciendo una buena recompensa para quien
tenga alguna señal del amor de mi vida"


Antes de que pienses que soy un exagerado, te diré
que el día de ayer se me hizo una eternidad. Pues solo
busco el momento para deleitarme con tus palabras,
quienes de alguna manera extraña basta para que mi
atormentado y solitario corazón se calme.
Se me parte el alma al saber que no podre platicarte
durante 2 meses, pues debo salir de viaje y el no
poder estar comunicado contigo me está matando,
pero me daré unas pequeñas escapadas.

Cuento las horas para volver a estar contigo.

Te quiere K.





Para: inmortal_k11@gmail.com
De: Misc_k12@gmail.com
Asunto: *Triste*

Ya te estoy extrañando...

No puedo creer que te vayas, muy a pesar de que no
te conozco personalmente me pone triste saber que te
marchas, has hecho que encariñe mucho de ti, pero
espero que te vaya bien ¿Qué clase de retorcida
relación estamos teniendo?

Te quiere Misch.


Me tiro en la cama, no puedo creer que estaré
aburrida toda las vacaciones navideñas, en casa,
viendo la T.V, probablemente un montón de películas
navideñas como "Una navidad de locos" "Huelga
navideña" las de " Mi pobre Angelito 1, 2,3...10,000" y
no sé hasta cual llegaron a grabar. Esto me está
comenzando a deprimir.



-Hija puedes bajar, te ha llegado algo - el llamado de
mi padre resuena por toda la casa, me levanto de un
salto de la cama dejándola aún más desarreglada de
lo que está.
Cuando llego al vestíbulo, me quedo petrificada.

Un enorme arreglo de Rosas se haya cubriendo el
centro de la puerta.

Mi boca se abre y cae hasta el suelo.
Mi padre está sonriendo.

-Vaya, parece que tienes a algún chico hipnotizado
por ti - me guiña un ojo
Bajo corriendo las escaleras de dos en dos,
arriesgándome que me tropiece y me rompa el cuello.

No me sorprende encontrar entre las rosas un sobre.

Sonrió
Mi padre chasquea la lengua
-Si, como pensaba un admirador. - Mi cara se vuelve
roja como jitomate.

Él se ríe



-Cariño, nos vemos en la cena - deposita un beso en
mi frente - Trata de no aburrirte – y antes de que salga
por la puerta agrega - y no quemes la casa

-Jamás haría eso papá - escucho su risa

Cuando sé que mi padre está lo suficientemente lejos
para volver, abro el sobre.

Es una postal.
No reconozco el lugar aunque me es vagamente
conocido, es una especie de iglesia antigua, en
estructura de piedra.

"Estoy en una villa
En el pequeño pueblo de Mount Pleasant, Nueva
york, la postal que tienes es de la iglesia de Old Dutch
Church, mejor conocido como Sleepy Hollow, debo
admitir que es una de mis historia favoritas y por
tanto debía conocerlo, así que aquí estoy extrañándote
a cada momento, todas las mañanas me pregunto si
vale la pena haberme alejado, pero entonces pienso
que algún día te llevare a muchos lugares. Así que por
lo pronto tendré que soportarlo.



Te quiere K.

Estoy suspirando como boba, incluso aunque dijo
estaría ocupado se las arregla para mandarme este
pequeño - ¿Enserio Mish? ¿Esto es pequeño? - pero lo
admiro, realmente me gustaría poder viajar aun
cuando fuera solo conocer todo estados unidos.

Son las diez de la mañana, tengo doce horas que
matar hasta que papá llegue, mi vida es tan aburrida.
Sobre todo cuando estas soltera y sin amigos. No
tengo ni un solo libro que leer. No hay series ni
películas buenas en la T.V. Estoy tan aburrida como
para prender la computadora. Mi casa es tan
ridículamente limpia que no tengo nada que limpiar.

Puff
Sálvenme...

Mi teléfono suena
Número desconocido...

-¿Hola?
-Demonios, tu voz suena incluso mejor por teléfono


Mi corazón se detiene por un segundo ante la voz
profunda y musical
-Iliev? - trate de decir su nombre lo más natural
posible y salió una cosa extraña cono I-liiiii- evrg,
humillante.
Él se tardó en responder

-Umm si - silencio incomodo
-¿Cómo conseguiste mi numero? - Porque es la única
cosa trivial que puedo preguntar
-Tú me lo diste
-No es cierto
-Si bueno, tú padre me lo dio
-Aw - eso lo explicaba todo
-Bueno yo se lo pedí, técnicamente tu padre estaba
todo preocupado de que estuvieras incendiando la
casa por aburrimiento o algo por el estilo-resople
-Buena idea; si lo ves dile que ya lo había olvidado,
pero estoy tan aburrida que se me secaron las ideas.
Así que dale las gracias por darme sus sabios
consejos.- él se rio
-¿Que hacías de todos modos?
- ¿Antes de que llamaras o antes de que comenzara a
incendiar la casa?
- jajá Graciosa


-Me estaba deprimiendo en el sillón por lo miserable
que soy, y claro apague la televisión, está pasando "Mi
pobre Angelito 2: perdido en Nueva York"
-Uy, es como una tradición
-Sí, pero si pasa otra vez, me voy a dar un tiro
-Acabo de volver a verte, podrías no suicidarte de
favor
- Esta bien, solo porque me lo pides tú - justo en estos
momentos estoy jugueteando con mi cabello, como
una niña de quince hablando con su primer novio.
- Aprecio el gesto
-¿Y qué haces tú?
-Trabajo, un poco de esto y un poco de aquello
-Eso suena aburrido
-De hecho es como un Hobbie
-Argg, debes salir más amigo, enserio
- ¿Crees que soy aburrido?- no, eres muy lindo y sexy
- No, solo creo que debes disfrutar un poco más, eres
muy joven para preocuparte solo por trabajo.
-Por eso no tengo novia, soy aburrido
-Eso es tan extraño
-¿Ahora sugieres que soy extraño? - me rio
-No, el que no tengas novia
-Pues soy el claro milagro de que puede pasar
-Me doy cuenta


-¿Tu saldrías con alguien como yo?
-Sr. Christensen, ¿Esta insinuando algo?
-No has contestado a mi pregunta – evade mi pregunta
con diversión
- Qui...za
-Acabas de dudar, eso me deja en un 50/50, ¿Dónde
está la otra mitad?
-En Sleepy Hollow
-¿Qué?
-Nada
-Donde está tu cabecita mujer
-No sé, creo que la tengo que ir a buscar
-¿Que harás hasta la noche entonces?
-No sé, ¿Dormir?
-¿Eres de esas chicas que solo duermen?
-Dormir es bueno
-Seh pero no tanto, hay tantas cosas por hacer
-Cuando estás sola no
-No estás sola, me tienes a mí
-Claro, un amigo que tiene dieciocho, pero parece uno
de treinta
-Auch, ¿Tan viajo me veo?
-Definitivamente no
- ¿Sabes cuál es el mejor amigo de una persona que se
siente sola?


-Creo que tengo una idea
-Dime
-Un libro
-Exactamente, ¿por qué no lees uno?
-Lo pensé, pero he re-leído mi biblioteca personal
como mil veces, necesito algo nuevo.
-Entonces ve a ver una película
-¿Sola?
-Nunca has ido sola
-jamás
-Bueno es una experiencia placentera, aun cuando
estoy a punto de abandonar mi trabajo para
acompañarte
-No lo hagas
-¿No me quieres ahí?
- No es eso, es solo que no quiero que dejes algo
importante por una chica estúpida que esta aburrida
-No eres una chica estúpida, y me iría contigo con
mucho gusto
-Eres tan lindo
-Solo contigo
-Me halagas
-Entonces...
-No te preocupes, creo que tomare tu consejo y veré
una peli


-¿Sola?
-Si
-Bueno, aun cuando me rechazaste y quedara en mi
historial "No-puedo-conseguir-una-chica" espero que
disfrutes de la peli.
-Muchas gracias Señor
- De nada señorita
-Me tengo que ir
-Que tengas un lindo día
-Lo mismo digo.

















IX

El cine está repleto de gente, me incomoda de cierto
modo. Me hace preguntarme desde cuando tengo
cierta aversión a los lugares concurridos, como si me
asfixiara. Como si no perteneciera allí. La mayoría de
las personas vienen en parejas o en grupos de amigos.
Yo estoy patéticamente sola.

Suspiro y estoy a nada de girarme y terminar por ver
un maratón navideño en casa.

Después de todo, creo que la idea no suena nada mal.

-¿Miscka? - me giro sorprendida, esperando sacar una
mentira o lo que sea para no quedar mal.
- Hola - Yoshira parece sorprendida de verme, pero no
tanto como lo estoy yo de que me esté hablando.
-¿Qué haces aquí? - lo que todo mundo viene a hacer al
cine - pensé

Pero no hablo
Ni una sola palabra surge de mi boca


Ella alza una ceja esperando mi respuesta, esta chica
enserio seria bonita si se arreglara un poco.

A quién demonios le interesa quedar bien

-¿A ver una película? - le estoy preguntando yo o ella
me estaba preguntando a mi
-¿Sola? – Deja Vu, ¿por qué hará tantas preguntas?
Me encojo de hombros
- Bueno, nosotros acabamos de salir de ver una, me
gustaría poder acompañarte...
-No tienes que hacerlo – la interrumpo antes de que
sienta lastima por mí misma.
-Tonterías, es súper aburrido ver una peli sola
-No es lo que me dijeron
- No me digas, ¿fue un chico? - Asentí - Para una chica
si querida, hazme caso y no sigas ningún consejo de
un Hombre - no pude evitar reírme
-Lo tomare en cuenta
-Entonces ¿aceptas mi oferta? - la mire, una oleada de
ternura me embargo. ¿Cómo voy a negarme?
- Claro, aunque podríamos hacer otra cosa – ella
sonríe al mismo tiempo que enganchaba su brazo con
el mío como si fuéramos grandes confidentes
-Eso es una idea absolutamente genial


-Pero dijiste que venias acompañada
-Oh si - se dio un golpecito en la frente con la mano
libre - vamos, te los voy a presentar.
-No será molestia…
-Para nada

Cuando llegamos a la entrada del cine, Cuatro pares
de ojos me miraban, conocía a tres de ellos.
- Mish se unirá a nosotros - se tocó el labio pensando -
más bien, nosotros nos uniremos a ella
Seguían mirándome expectantes, tres de ellos iban en
las mismas clases que yo, excepto el chico de
hermosos ojos marrones.
-Él es Joseph - sus ojos se iluminaron ante la mención
de su nombre en los labios de Yoshi, él la miraba con
ojos tiernos. Cualquiera que los viera vería que son
completamente opuestos, que de ninguna manera
pudieran estar juntos. Mientras él era la viva imagen
del príncipe de un cuento de hadas, ella era la típica
cenicienta, pero la cenicienta se quedó con el príncipe
¿no es cierto?
- Es un placer Miscka - me dedica una sonrisa cálida, y
en seguida sé que nos llevaremos bien
-Lo mismo digo


-A ellos ya les conoces - por supuesto que sí, y por
ello siento su vibra, lo que no estoy segura es de si es
buena o mala.
-Y ¿cuáles son esos planes? - pregunta una chica bajita
con voz infantil, pero agradable
No la reconozco al principio, ella es Shauna Roberts,
mi mejor amiga en Prescolar. Sus padres y los míos
solían llevarse de maravilla, después simplemente yo
fui una idiota y me aleje.
Su familia es tan adinerada como la mía, lo que
realmente yo admiro es que ella pasa de maravilla su
vida sin necesidades de lujos y yo...
Bueno ya saben, no me gusta lo que tengo, solo me
deje llevar por un montón de patéticos chicos ricos.
¿Siempre me voy a estar quejando?
Mi cara se contrae de dolor, ella era realmente mi
amiga. Parece que soy una master echando a perder
mi vida.
Ella parece notarlo.
Sonríe, y es cuando sé que estoy perdonada. Esa clase
de sonrisa que te hace sentir mejor inclusive aunque
estés pasando un infierno. Del tipo que sabes que
puedes confiar en alguien y que siempre va estar allí
para ti.


-Podríamos ir a mi casa – Sugiero y su cara se ilumina
al igual que la de Yoshira, la de Lauren parece querer
estrangularme
-No te ofendas Yoshira, pero creo que tu juicio se está
evaporando por culpa de los rayos solares
- ¿Qué quieres decir con eso?
- Ella es Miscka McWilliams por si no lo has notado, la
riquilla que no hace más que humillarnos
- No seas tonta Lauren, ella no es así
-Pero lo era - susurre en voz baja
Lauren Rissoto, era sumamente hermosa y algo hippie
– al menos en apariencia - ella poseía el cabello de un
color castaño chocolatoso de envidia, el cual lo traía
recogido en rastras, lo que lo hacía lucir aún más
magnifico, puesto que lucía increíble. Zack y Krista se
la pasaban haciéndole bromas al respecto, sobre
animales y otras cosas en su cabello. Aunque si bien
no era participe de sus bromas, yo jamás lo detuve o
lo negué. Tenía razones de más para estar enojada.
Para no confiar en mí.
- Y lo lamento mucho Lauren, yo debí haberte
defendido
- A la mierda con eso, yo puedo defenderme sola
-Claro que lo sé, entiendo que estés enojada conmigo.
Fui estúpida por estar con el grupo de Zack, eso me


convirtió en su cómplice. Yo realmente me odio por
eso - Los ojos de Lauren se compadecieron
-Fuiste estúpida por dos años - No puedo evitar
sonreír
- Y no sabes cómo me arrepiento por ello - lo digo con
sinceridad
- No te odio – murmura después de un rato -
Simplemente quería golpear tu delicado rostro por
soportar a unos imbéciles mientras tú tratabas de
encajar con ellos, era realmente estúpido.
Todos nos echamos a reír
-Esa es mi chica - El ultimo chico es Ryan Scott, el
novio de Lauren, él es profundamente alto como un
rascacielos, su cabello negro siempre esta peinado de
diferentes maneras. Su forma de vestir es única y
original, me encanta.
Él es de las pocas personas que me dirigían la palabra
en el instituto. Al principio pensaba que lo hacía por
sus padres, quienes eran socios de mi padre. Pero
estaba en su naturaleza de Ryan ser amable con todos
todo el tiempo.
Ryan deposito un beso casto en la mejilla de su novia.
- La verdad Miscka, es que ya te habías tardado
bastante - me guiño un ojo - Confiaba en que un día


abrirías lo ojos y verías el estilo de mierda que
estabas viviendo.
- Supongo que eso me tiene que hacer sentir mejor
- Te veía sufrir en las cenas de tu padre - su rostro se
volvió serio - Estabas en un esquina sonriendo como
si estuvieras feliz, pero esa sonrisa no llegaba a tus
ojos, luego te volvías y tu rostro estaba lleno de
tristeza , pero es una vida que tu elegiste vivir, y con
mucha suerte sabría que saldrías adelante. - Era mi
turno de llorar, me sentía halagada, llena de
esperanza. Como es posible que la gente pueda vivir
con lo que cree merecer, la vida está llena de
sorpresas y puedes elegir entre arriesgarte y vivir una
de ellas, o quedarte estancada y no disfrutarla en
absoluto.
- Decidí ser yo misma
- Bienvenida entonces - exclamo Yoshi quien aún se
hallaba enganchada a mi brazo.

Cuando miraba a estos chicos, ya no había cabida a
sentirse en el lugar equivocado, ahora me sentía con
un lugar en el mundo.






-Antes pensaba que veía tu casa como un palacio
porque era pequeña - comenta Shauna - ahora tengo
diecisiete años y sigue viéndose enorme
- ¿Cuantos viven aquí? ¿Toda tu familia? - La
curiosidad de Yoshira, no conoce límites. Algo que me
hacía lucir incomoda. Shauna suspira
- Mi padre y yo - mi voz apenas fue un susurro,
apenas inaudible como si el viento se encargara de
borrar todas mis dolencias. - Le he dicho a mi padre
que podríamos cambiarnos a una casa más pequeña,
pero ama esta casa.
- Los padres siempre tan sentimentales - Comenta
Lauren de forma dramática. - ¿Que vamos a hacer con
eso?
- Seguir adelante como siempre
-Dejen de ser trágicas, ¿Que vamos a hacer ahora? -
dice Shauna mientras se lanza contra el sillón.
- No lo había pensado - Como se supone que lo sepa,
cuando lo único que hacía era ir a los partidos de
Zack, salir de compras con Krista.
- jajá, deberías ver tu rostro - apunta Ryan divertido -
eres como un niña saliendo por primera vez de su
casa
- Cállate Ryan - lo golpea Lauren


- Auch, cielos nena relájate - otro golpe - cristo, ya me
callo
- Podemos Ver películas, pedir algo de comer y luego
algún juego de mesa, no se - Comenta Joseph
tranquilo
- Eso suena genial como para alguien de trece años -
Lauren le lanza una mirada irritada a su novio
- Callado, si - Ella pone los ojos en blanco
- Suena divertido - murmura Yoshira, mientras toma
asiento al lado de Joseph, quien está más que
animado de que lo haga. Me pregunto si ella le
Corresponderá. No sé porque pensé que eran
opuestos. Nacieron para estar juntos. Demonios hasta
sus nombres suenan bien.
- Lo siento chicos, la verdad es que esto es algo nuevo
para mí
- Ya lo capto - me lanza una mirada cómplice Shauna -
Cuando venía a casa de Miscka esto era una bomba,
ella es sumamente divertida
- Si, pero imagino que después de tantas fiestas,
compras, Partidos de Futbol, Sexo y Rock & Roll, las
cosas se vuelven aburridas - me pongo roja ante la
mención de Sexo en palabras salvajes de Lauren
mientras niego con la cabeza una y otra vez.


- Eres adorable por ponerte roja - Exclama
sorprendida
- Ya sé, porque no jugamos verdad o reto - Sugiere
Yoshira
Todos están de acuerdo e inmediatamente estamos
sentados en un círculo en la alfombra de la sala.
- Entonces Yoshi, ¿algún día darás un paso con el
bombón que tienes a lado? - Empieza Lauren alzando
la ceja con sensualidad, Yoshira se pone roja y esta
como en estado de Shock - ¿Quieres contestar o
prefieres un reto?
- Reto - dice, lo que es un error. Puesto que es una
clara respuesta a lo anterior.
- Bien, iba a sugerir que besaras al chico de a lado,
pero dado a que siento que te va a dar un infarto -
gira su cabeza en todas direcciones como si buscara
algo - Miscka tienes algo de - levanta las cejas
sugerente, se lo que quiere y no se lo voy a negar.
- Oh claro que sí, papá tiene una inmensa colección.
- Amo a tu padre - suspira con emoción
- Hey - la codea enojado Ryan
-Sabes que te amo amor
- De que hablan - murmura Yoshi inocentemente
- Lo estoy dudando - le contesta Ryan enfurruñado a
Lauren


- No sé lo que les apetece, pero traje tequila - le tiendo
la botella
- Mírate hablar Miscka, siempre tan recatada - No
suelo tomar, de hecho en muy raras ocasiones lo
hago, como las cenas que mi padre ofrece. Aunque
por lo general siempre suele ser Vino. Pero crecí con
un Padre que tiene un gran estilo de vida y
obviamente no paso a cerveza o a convertirme en una
Borracha.
-Que te puedo decir querida- le contesto usando el
mismo tono, ella ríe
- Yo no tomo – suelta Yoshi
- Vamos pequeña cobarde, tienes que divertirte mas
- Si ella no quiere... - empieza Joseph en su defensa -
Lauren le da su mirada de " Cállate o te rompo lo
huesos" Esa mujer no conoce límites. Pobre Joseph.
Ella le tiende la botella y da un trago. Un largo trago.
Me lanzo por ella rápidamente.
- Cielos chica, tomaste como si fuera agua
- Quema
- Claro que quema, creo que se le va a subir rápido,
mira lo roja que se está poniendo – Joseph la toma
por las mejillas con delicadeza


- ¿Estas bien? - Ella asiente, pero sé que está perdida.
Lo mira embobada y casi estoy contando los minutos
para que lo bese. No sucede.
- Tienes unos ojos muy bonitos - y se empieza a reír
como niña, pero a él parece no importarle pues le
sonríe con ternura. Nunca había visto a nadie mirar de
la misma manera que Joseph mira a Yoshi, como si
fueran los únicos en la habitación. Como si ella fuera
su mundo y mientras la mirara o la tuviera cerca nada
más importara.
- Es lo más directo que la he escuchado decirte -
Joseph pareció no escucharla - Sigue Shauna, ¿Verdad
o Reto?
-Demonios, a Yoshi no le preguntaste eso
- Claro que si
-Pero después de hacerle la pregunta
-¿Ah sí?, no lo recuerdo
-Eres una bruja
- Ah cállate entonces
- Verdad
- Sinceramente ¿odiaste a Miscka por haberte
cambiado?
- La verdad no - ella no dudo siquiera un poquito en
responder - Pero no te voy a negar que me dolió, creí
que seriamos inseparables para toda la vida, era mi


mejor amiga y simplemente me votaste por la PB de
Krista - se sinceró dirigiéndose a mí - Aunque siempre
tuve la esperanza de volver a recuperar a la antigua
Miscka. - Siento de nuevo mis ojos humedecerse - A la
mierda las reglas, dame un trago - Toma la botella
mientras ahogamos risas - Ahora Lauren !!!
- Que quieren saber
- Verdad o reto
- Lo que sea
- Besa al chico de enfrente - me pongo que Shock, es
Joseph. Lauren y Shauna Sonríen, cuando creo que
estoy en una pesadilla, ella se inclina en su dirección y
Yoshi reacciona lo más rápido que jamás he visto en
ella y lo besa. Joseph esta con los ojos abiertos por la
sorpresa, ella pasa los brazos a su alrededor en
ademan protector y aunque sé que él ansia esto tanto
con ella. Es lo suficientemente Caballero para saber
que no puede aprovecharse de la chica borracha que
sigue presionando los labios en él.
- Jodete, yo voy besar a mi chico - le gruñe Lauren
sonriendo y se lanza por Ryan quien gustosamente la
recibe en sus brazos.
- Erg búsquense un Hotel - Grita Shauna dándole otro
trago a la botella


No puedo evitar reírme, nunca me he sentido tan feliz
en mi vida.
-Ni creas que te has salvado Miscka, sigues tú
- Adelante pregunta lo que quieras
- Aw
- ¿Qué hay del chico que te envía las cartas? -
pregunta una Yoshi muy borracha, mientras me
pongo que el mismo color que su rostro.
- Ea eso es profundo...suelta todo.
- No sé, ¿qué quieres que te cuente?
- ¿Quién es? ¿Es de la escuela?
- No lo se
- ¿Como que no lo sabes? - pregunta Ryan
- Él me envía cartas, postales y solo eso, no lo conozco
- Podría ser un violador o un asesino en serie -
murmura Joseph preocupado, lo que me halaga
- No lo creo - dice Lauren
- Eso es tan romántico - suspira Shauna
- Lo único que les puedo decir, es que por él decidí
terminar con Zack
- Buen Hombre, tenemos que conocerlo entonces
Todos ríen nuevamente
- Estas enamorada de alguien que no conoces
- Creo que lo estoy



Y si bien, decirlo en voz alta se siente como si fuera
real, el único problema es el rostro del chico que le
acompaña : Iliev.

Después de varios tragos, un poco de Pizza y una
peli... estamos exhaustos y ya son las 8:30. Dada las
condiciones de Yoshi, llame a su madre diciéndole
que se iba a quedar en mi casa. Créanme que nadie
desea hablar con una madre y decirle que su hija está
completamente inconsciente y borracha. Suerte que
no vomito en mi cama.
Mi padre no tardará en llegar y estoy mirando la
pantalla negra de mi Mac.

Qué demonios.

Para: Inmortal_k12@gmail.com
De: Misc_K11@gmail.com
Asunto : Creo que me estoy enamorando!!!

Querido y guapo desconocido:

¿Qué me has hecho?
No ha pasado ni una semana y te estoy extrañando
como una loca. No puedo dejar de mirar la pantalla de


mi laptop esperando abrir mi correo y encontrar un
mensaje tuyo, llegar a mi casa con la esperanza de
encontrar una nota tuya.
El simple hecho de tener algo tuyo me enloquece.
El día de hoy probé algo nuevo, amigos de la infancia
que había abandonado hace muchos años estuvieron
en mi casa, la pasamos increíble. Conocí a un chico
muy agradable también, se llama Joseph y está
enamorado de Yoshi (la chica con la que me enviaste
la carta) creo que sin querer me puse celosa. Jamás he
tenido a alguien que me mire de la manera en que lo
hace él con ella. Me alegro mucho por ella, se lo
merece. Descubrí que se necesita una enorme dosis de
valor mezclada con tequila para reclamar al mundo lo
que te pertenece. El corazón es un bastardo que te
encierra en un aprieto y no te deja otra alternativa
que buscar y encontrar una salida explosiva de
sentimientos.
Pero no fue lo único que descubrí, al ver a mi antigua
mejor amiga - Shauna - supe que ella era una de las
personas que no debí dejar ir por nada del mundo -
así que estuvo aquí recordando conmigo y sé que la
he recuperado. Hice amigos que ni en un mundo
alterno imaginaria, Lauren y Ryan son únicos y fáciles
de querer.


Dos años de mi vida las he tirado por el borde para
descubrir que al final del camino si logras salir de
atolladero, entonces eres digna de encontrar a
personas por las que valga la pena luchar.
Me falta una.
Fue cuando supe que eras tú.
Que de alguna manera retorcida eras quien movía mi
mundo. Quien me habla de lo que es el Amor y me
gustaría verlo de la manera en que lo haces tú. Quiero
recordar un bello momento y mantenerlo un intacto
solo por unos momentos para después dejarlo ir y
entonces seguir moldeándole día a día.
Te necesito a mi lado.
Ahora sé que una buena parte de mi Corazón te
pertenece.
Me estoy enamorando de ti. Un desconocido sin
rostro. Una persona que con una sola palabra te hace
volar a la deriva en busca de su propia canción.

Tuya Miscka.

Enviar.




Es la manera en que me siento. De alguna manera sé
que si no se lo decía ahora, no seré capaz de decirlo
después. O quizá es solo porque sé que no está
leyéndolo en este momento.
Soy un lio

- Cariño, he llegado - Si me dieran un dólar por cada
vez que mi padre llega y estoy en mi habitación,
tendría tanto dinero como mi padre y sin necesidad
de trabajar.

Me asomo por el barandal y lo veo.
Asombrosamente deslumbrante bajo las luces del
candelabro. Él alza una bolsa que trae en sus manos.
- Traje lasaña
Mi estómago gruñe en respuesta, al parecer no tuvo
suficiente pizza.
- Mmm delicioso - bajo las escaleras para ir a su
encuentro. Me recibe con los brazos abiertos. Como
me alegra recibir un Abrazo de mi padre. La mayoría
de los adolescentes se avergonzarían de sus padres.
Yo no. Lo amo y lo presumiría al Mundo. Este hombre
absolutamente apuesto es mi mejor amigo, confidente
y padre. Pero sobre todo lo disfruto al máximo cada
día.


- Que tal estuvo el día
- Fantástico - Canturreo encantada, me mira curioso
-¿Estuviste bebiendo?
- De hecho salí con un par de Amigos y fue por un
juego
- Esos amigos…
- No, viejos amigos... y cuando digo viejos, me refiero
a mucho tiempo.
- Me alegro escuchar eso.
- Y tenemos una invitada.
- Oh, y ¿Dónde está?
-Durmiendo - el alza una ceja inquisitoriamente
- Esos amigos… ¿son niños menores de diez años que
deben dormir antes de las nueve? - lo miro divertida
-¿Insinúas que no tengo la capacidad de tener amigos
de mi edad?
- Es lo que dije primero o estas planeando un
Secuestro.
- Definitivamente prefiero que pienses que es el
secuestro, me hace ver más ruda.
- Mi bebe ruda, no me hagas castigarte
- Eso es triste - Me da un beso en la frente - Me tratas
como si tuviera cinco
- Que te puedo decir, soy un padre Sobreprotector.
- Te quiero papi


- Y yo a ti cariño - comenzamos a servir los platos y
nos quedamos en la cocina a cenar.
- Estas segura de que no querrá tu amiga cenar algo.
- Lo único que esto segura que querrá es esconderse
debajo de una piedra de por vida.
- ¿Tiene que ver con mi tequila? - Asiento
- Siento haberlo tomado sin tu permiso, estábamos
jugando.
-¿A emborracharse? – me mira decepcionado
- No, verdad o reto
- Creo que no quiero saber lo demás
- No es mucho
-¿Qué pasa con tu admirador? - cambia de tema de
repente
-¿Qué pasa con tu trabajo?
Nos miramos lo que parece una eternidad, mis ojos
arden. Genial me rindo.
- Es un gesto muy lindo de su parte. Aunque no tengo
idea de quien sea.
- Tal vez alguien de la escuela
-Lo dudo
- El chico, Iliev Christensen estuvo preguntando por ti
- Eso suena tan propio, ¿por qué no solo le dices Iliev?
- Sugiero pero él me mira como si fuera lo mismo. - Le
diste mi numero - Lo acuso


- Él fue muy insistente
- ¿Así que le puedes dar mi número a cualquiera que
puede ser insistente?
-La verdadera pregunta es ¿Te molesta? Creí que se
llevaron bien
- No me molesta; fue por él por quien paso todo esto.
- Entonces estoy feliz de haberlo hecho.
- Eres el padre más extraño que conozco, la mayoría
estaría impidiendo que salga con chicos.
- Quizá él me agrada para ti
- Quizá también te puedas casar con él - le digo con
sarcasmo
- Ya está, de cualquier forma siempre haces lo que
quieres.
- ¿Me estas reprochando eso?
- Eres igual que tu madre. - Mi corazón se llena de
dolor por ese vacío que no recuerdo.
- ¿Eso es bueno o malo?
- Bueno. Siempre es bueno.


- Despierta, Bella durmiente. Me estas asustando.
Son las diez de la mañana y Yoshi parece seguir en
Coma.
- Déjame dormir - susurra con voz ronca.


- Debes levantarte y comer algo
-No quiero, siento como si me hubieran golpeado -
dice mientras coloca la almohada en su rostro.
- He recibido una llamada de tu madre preguntando
por ti, y unas diez más de tú adorado príncipe azul -
ella se pone alerta
- Esta totalmente convencido de que va a venir a verte,
lo cual creo que es bueno.
- ¿Por qué eso tendría algo de bueno?
-Le dije que la bella durmiente aun no despertaba, que
necesita su beso.
- Mátenme
- Deja de ser tan dramática y levántate
- Quiero desaparecer
- Ya lo sé, pero créeme… no fue tan malo.
- Lo dices porque tú no besaste a alguien cuando
estabas fuera de sí.
- Solamente estabas cuidando lo que te pertenece
- Él no me pertenece - Exploto Yoshi al borde de las
lágrimas - No puedes ir simplemente por allí diciendo
que es o no tuyo. Y si lo quieres dejar para ti. Estamos
hablando de personas. - Le sonrió con ternura
mientras acaricio su cabello.


- ¿Le quieres? - Asintió - Entonces ¿cuál es el
problema? Porque es obvio que el siente lo mismo. Te
adora Yosh, y no tiene ojos para nadie más.
- Lo se
- Entonces...
- Lo has visto Misch, él es como el premio mayor en la
lotería. Cualquiera que gane el premio sería tan
afortunada. Y mírame a mí. Soy una muñeca de Tim
Burton con ojeras tan grandes que se confunden con
mis ojos. Mi cabello es horrible y visto como mi
abuelita. Y soy pobre. Somos de diferentes mundos.
- Mírame Yoshira - lo hace - te voy a decir dos cosas
que no debes olvidar.

Uno: No hay diferentes mundos, ni clases sociales.
Solo un montón de personas tontas que viven para
hacértelo creer y
Dos: Las muñecas de Tim Burton son hermosas. Ya
quisiera ser así.

Una sonrisa comienza aparecer en la comisura de sus
labios.

- Además - Proseguí - Tu posees algo más valioso que
no debes perder nunca.


- ¿Qué es?
- Tu corazón. Tu Amabilidad. Eres tu quien es
hermosa. Y eso es lo Joseph ve en ti. Es lo que todas
las personas vemos.
- Es lo que vemos en ti también.
- Eres como la hermanita que siempre desee - le
confieso, mientras se levanta de la cama - Adorable y
Terca, levantándola después de una borrachera -
termino y ella me da un empujón.
- ¿Algún día van a olvidarlo?
- Contrólate, apenas está empezando - ella rueda lo
ojos.
- Te propongo un trato
- Si no incluye alcohol...
- Oh cállate y supéralo - le sonrió - te hare un cambio
de imagen. - sus ojos se ponen brillantes de emoción
-¿Enserio?
- Jamás había hablado tan enserio en mi vida.
- Te Amo!! - Se abalanza y me abraza.
- Yoshira, por dios, Joseph se va a poner celoso - nos
reímos. - Ahora bajemos por que Rosa hizo unos
chilaquiles mexicanos para chuparse los dedos.
- ¿Quién es rosa? , Creí que solo habías dicho que
Vivian en casa tu padre y tú.


- y así es, Rosa es una encantadora señora que viene a
prepararnos algo de comer que sea nutritivo y no
pizza o cualquier cosa que amenaza a nuestra salud
todas las noches.
- Suena agradable.
- Lo es, Ahora bajemos o voy morir de hambre.




-No puedo creer que estés tan delgada, después de
todo lo que comes - murmura Yoshi asombrada,
mientras la maquillo.
- Es mi Solitaria, se come todo a su paso
- jaja que graciosa
- Ese corte le favorece demasiado a tu rostro
-¿Lo crees? -Asiento.
- ¿Puedo preguntarte algo? - Le digo al cabo de unos
minutos. Es algo que me ha rondado la cabeza desde
el día de ayer, pero no me había atrevido a decirlo.
Quizá porque me daba pena o no me sentía tan en
confianza como ahora.
- Claro
- Tu… mmm
- Vamos Mish, suéltalo


- ¿Tu sabes quién es el chico que me envió la carta?
- No lo sé Mish, él me envió un correo electrónico con
una sola palabra, me dio algunas indicaciones
después de dónde encontrarla, Pero fue todo. - Si, ese
es mi adorado chico desconocido - La verdad es que
hablo un montón de cosas buenas de ti. Él chico está
completamente enamorado de ti. - muerdo mi labio
nerviosa
- ¿Tú crees? - Asiente, mientras le pongo rubor - ¿No
crees que sea un broma?
- No lo creo, él es real y está esperando por ti.

Como desearía tener una pista más, poder conocerle.
Algo se siente tan bien y a la vez incorrecto. Como si
tuviera la respuesta pero de alguna forma se me
escapa de las manos.

Feel Again de One republic comienza a sonar en mi
celular.
Miro la pantalla.

- Buen día, Sr. Christensen - murmuro con una voz
que desconozco
- Buen día Srta. Mcwilliams


- A que debo el honor de recibir su llamada tan
temprano.
- ¿Temprano? son más de las once - me rio
- Estaba jugando contigo
- Oh
- Te digo que tienes que salir más.
- Si, deja de burlarte de tus mayores
- No eres tan mayor
-De cualquier forma sigo siendo mayor
- jaja solo porque lo dices
- Y ¿cómo te fue ayer? ¿Viste la película?
-Sí y no
- Explícate
- Bueno, una chica me dijo: " Nunca te fíes del consejo
de un Hombre" y yo le creí.
- Que sabía
- No puedes enviar a una chica sola al cine. ¿Que
estabas pensando? - le grita Yoshi desde su asiento. -
Iliev se ríe con esa risa suya tan musical que me
encanta.
- ¿Quién es ella?
- Ella es Yoshi. Va conmigo a la escuela.
- Salúdala de mi parte - le hago señas con la boca.
- Ella también te manda saludos.
- Entonces ¿ya no sigues aburrida?.


- Si lo que te preocupaba era que incendiara la casa,
no lo hice.
- No había podido dormir por la angustia
- Tú y mi padre son horribles.
- Realmente creo que estamos en el rango arriba de lo
Sexy.
- Que modesto - Casi puedo ver su sonrisa
- Por mucho que me moleste. Te tengo que dejar.
- ¿Mucho trabajo?
- Demasiado, diría yo
- Pobre Sr. Christensen
- oh calla, apuesto a que te gusta verme sufrir
- Pues no puedo verte
- pero te encantaría
- Un poco - dijo restándole importancia
- ahora si te dejo
- Parece que estamos jugando al ¿tu cuelga? , ¿No
cuelga tú?
-Cuelga tu primero bebe
- No cuelga tu - le digo con voz infantil
- Ya vamos, cuelga tu primero Cielo
- No bebe, tu primero - le digo sin querer entrando en
su juego, se hace un pequeño silencio.
- Solo quería escuchar tu voz - dice con voz ronca -
Que tengas un lindo día .Besos



Cuelga.

Me pongo roja al instante.

- Mírate Miscka, coqueteando por teléfono - me dice
Yoshira sonriendo.
- No estaba coqueteando
- Tus ojos se iluminaron cuando viste la pantalla
- No es cierto
- La negación es el primer paso
- Eso es para los que tienen una adicción - ella se ríe
- Ten cuidado Mish - se pone seria
- Con que
- Más bien con quien - dice preocupada - Ten cuidado
de a quien le entregas tu corazón, tienes a dos chicos
que están enamorados de ti.
- Eso no… - me interrumpe
- No le vayas a romper el corazón a uno de ellos. O
peor aún, no te lo vayas a hacer a ti misma. - Le sonrió
y dejo pasar el tema.
- Ahora vamos a pasar a ti, tienes que mirarte.
Suspira y puedo ver lo aterrada que esta.




- ¿Estas lista? - asiente
La guio al espejo y entonces mira a la hermosa chica
que se refleja en el espejo.
Su cabello cae en ondulaciones perfectas un poco más
abajo de sus hombros, sus ojos resaltan dándole a su
mirada un aspecto provocador y misterioso. Los
labios sonrosados y un poco de rubor a sus mejillas le
dejan su toque de inocencia.
Está usando un vestido azul de encaje muy bonito que
jamás use. Se ajusta en las partes correctas
mostrando su curvilíneo cuerpo.
Es perfecto en ella.
- Mírate - le digo orgullosa. - el reflejo que estás
viendo allí - señalo el espejo - es de la chica que
siempre he visto, la que todos vemos - señalo - sus
ojos comienza a humedecerse
- Ey no llores, el Rímel es contra agua, pero no lo
presiones - nos reímos.
Suena el timbre.
- Alguien se ofreció a llevarte a tu casa
- ¡Que!!! - se pone una sábana encima - dame mi ropa,
¿Dónde está? - busca por todas partes.
- Contrólate, te ves estupenda y no voy a aceptar que
me devuelvas nada, esa ropa nació para verse
espectacular en ti. - La tomo por los hombros - ahora


recoge tus cosas y respira hasta cien o mil, pero no te
tardes mucho. Te espero abajo - le doy un guiño
Encuentro a Joseph muy apuesto como siempre detrás
de la puerta. Este vestido con unos pantalones de
mezclilla y una camisa blanca. Su cabello esta
alborotado por la brisa del aire.
- Hola Joseph
- Hola Mish, ¿cómo estás?
-Nunca me había sentido mejor y tu
- Pues…- sus ojos se pierden y es cuando sé que Yoshi
está detrás de mí. Su sonrisa es tímida.
- Hola - susurra con voz extremadamente suave
Los ojos de Joseph viajan por todo su cuerpo
boquiabierto, cuando se da cuenta que lo estoy
mirando se sonroja.
- Hola – sí, estábamos esperando una respuesta -
¿Estas lista? - ella asiente y luego se vuelve hacia a mi
- Muchas gracias Mish, por todo
- No hay de que pequeña, ya te dije que eres como la
hermanita que no tengo.
- Nos vemos - dice Joseph mientras abre la puerta del
copiloto para Yoshi
- Cuida de mi Hermana pequeña Joseph, recuerda que
mi padre es senador. - Ellos ríen y los veo
desaparecer.




X


Para : Misc_k12@gmail.com
De: yoshi-love23@gmail.com
Asunto: Re: ""Amor Omnia Vincit""

Hola Miscka!!
El correo que me envió tu chico misterioso decía eso.

"Amor Omnia Vincit"
Lo que significa en latín : "El Amor lo vence todo"

Era todo lo que decía y al principio no lo entendía.
Creí que era una especie de broma o algo parecido.
Pero al día siguiente estaba esa nota misteriosa en mi
casillero que decía todo tipo de cosas sobre ti, es
realmente linda y creo que te gustara tenerla, así que
te la daré en cuanto te vea.

Besos.




Para: Misc_K12@gmail.com
De: Inmortal_K11@gmail.com
Asunto: Aun no tenemos una canción.

Querida Miscka

No tienes ni idea de lo que me haces sentir. Soy el
hombre más feliz del universo.
El saber lo que sientes por mí me llena de alegría. No
creo que pueda soportar estar aquí por más tiempo.
Te extraño tanto que cuesta respirar, no sabes cómo
anhelo estar de regreso.
Me alegro tanto que tengas nuevos amigos, sabía que
podías hacerlo. Solo era cuestión de mirar bien a tu
alrededor y tendrías la respuesta.
Quiero estar allí para ti.

Te quiere K.









XI

- Cariño, ya dimos como tres vueltas al parque.
¿Ningún árbol te gusta?
-No, ninguno parece estar a la altura
- ¿Que altura?
-No sé, lo siento papá
- No puedo creerlo
- ¿Que pasa papá, la edad ya no te deja avanzar? -
sonrió
- Este viejo, puede correr hasta en un maratón.
- Bien, porque parece que haremos uno en este
momento.
Comienzo a caminar de espaldas retándolo hasta que
tropiezo con alguien.
Me giro para pedir disculpas.
- lo siento
- Ha sido un verdadero placer tropezar contigo
Levanto mi cabeza de golpe, siento mi cara arder de
vergüenza. Su sonrisa torcida, su cabello despeinado
que me hace querer enterrar mis dedos en él, solo
para averiguar si es tan suave como se ve.


Ver a Iliev siempre me quita el aliento, es como mirar
a uno de esos modelos de "Aldo Conti italia" tiene ese
estilo tan elegante y juvenil que hace enloquecer a
cualquiera.
- Sr. Mcwilliams - le da una mano a mi padre
- Joven Christensen, que casualidad encontrarte por
aquí.
- Vine por un árbol para mi casa, no quiero que
piensen que soy un Grinch
- Claro, no queremos que el mundo piense eso. -
murmuro con sarcasmo, él me dedica otra sonrisa
torcida.
- Asumo que están haciendo lo mismo.
- No, de hecho estamos contando los árboles. Escuche
que este año plantaron más - me estoy volviendo cada
vez irritable y no entiendo por qué, lo que mi padre
parece notar.
- Miscka Ayleen Mcwilliams - Me recrimina mi padre.
Le doy mi mejor mirada inocente de "No estoy
haciendo nada, mira un perrito ¿puedo adoptarlo?"
El teléfono de mi padre suena, se da la vuelta habla
unos minutos y luego regresa con aspecto culpable.
- ¿Has elegido tu Árbol cariño? debo regresar al
trabajo - me siento triste
- No, aun no


-Podemos regresar después – sugiere, pero no
podemos, siempre ponemos el árbol el cinco de
diciembre.
- Yo puedo llevarla después - se ofrece Iliev, a pesar de
que lo he tratado mal, sigue siendo igual de amable
conmigo. Mi padre me mira, probablemente pensando
lo mismo que yo.
- Si Miscka quiere...
-Si claro, si no es mucha molestia – digo insegura
- Me sentiré complacido – me sonríe y me hace sentir
muy mal
- Entonces jovencito, una vez más te encargo a mi
bebe.
- Yo la cuidare
- eso espero - mi padre se acerca y me abraza - lo
siento tanto cariño
- Y lo que digas papá, te quiero.
- Yo también te quiero.
Miro a mi padre alejarse.
- No lo culpes, él te ama más que a su vida. Lo dice
todo el tiempo. – me asegura y sé que lo dice porque
quiere hacerme sentir mejor.
- No lo hago, solo desearía que estuviera más tiempo
conmigo.


- Y a él. Eres como un imán que atrae a las personas a
ti, cuando llegan te llevas un pedacito de corazón de
cada uno. Y entonces es difícil sacarte de ahí. - Lo
miro - Y ese hombre tiene su corazón únicamente
para ti.
-¿Por qué eres así conmigo? – le pregunto
-¿Así como? – luce adorablemente confundido
- Tan amable, cuando yo fui grosera hace unos
momentos.
- Creo que eso fue divertido.
- Yo…
- Tratabas de alejarme de ti – agrega sin dejarme
hablar
- Como… - empiezo de nuevo, pero él parece no
escucharme en absoluto.
- Lo que me inquieta es - se acerca a mí - ¿Qué es lo
que pude haber hecho para que quieras hacerlo?
- No hiciste nada; eres tan amable y lindo.
- Entonces ¿Por qué? - insiste
- No lo sé - miento, pero si lo sé. Es mi chico
desconocido, quien está en mi mente y no lo puedo
sacar de allí. Y luego están las palabras de Yoshira en
mi mente y sé que no quiero lastimar a nadie. El
problema es que Iliev es real y "K" es alguien cuyo
rostro no conozco.


- Tal vez, hay alguien...
- Estoy confundida – lo corto antes de que pueda
llegar a una conversación amorosa.
- Puedo esperar – falle.
- No quiero que me esperes Iliev. No quiero que te
hagas ilusiones.
- Hacerme ilusiones sobre ti, es un verdadero deleite.
Incluso aunque me rechaces, mi corazón seguirá
latiendo por ti.
- Lo siento Iliev yo...
-Shhh - posa uno de sus dedos fríos en mis labios -
ahora vamos a elegir uno de esos árboles navideños.
- ¿No traes guantes?
- Se me olvidaron
- Te vas a enfermar – y enserio estoy preocupada por
él .Tomo su mano y la sostengo en la mía. Me mira
hipnotizado.
- Puedes proteger la otra mano en tu abrigo – le
sugiero - Yo tomare esta mano y le daré calor.
- Creo que ya hace calor - murmura y siento lo mismo.
- Vamos por esos árboles.





XII
“K”
EL MISTERIOSO CHICO DE LAS CARTAS

No puedo creer que le esté mintiendo,
Me siento tan miserable en estos momentos. Al menos
sé que mi plan está funcionando. Ella se está
enamorando de mí.
Ahora sé que el tiempo que la he estado esperando no
ha sido en vano. El único problema es que cada vez se
vuelve más insoportable y no puedo permanecer más
tiempo alejado.
Ella aún no ha contestado mi mail. ¿Se habrá
arrepentido?
Algo me asusta y odio que me esté convirtiendo en
“ese tipo de chico”. Hice que terminara con su novio
por que la quería para mí – no, él era un cretino, no
podía salir con alguien tan linda como Miscka – si
luchar por la chica que amo se considera delito.
Entonces me considero culpable. No voy a dejar de
luchar por ella. Pero sobre todo. No puedo seguir
mintiéndole.


XIII

“Blanco. Todo es Blanco"
Hace mucho frio, casi no puedo pensar. El frio es tan
intenso.

Camino por las calles cubiertas de nieve, no sé dónde
estoy. No sé a dónde me dirijo.

Un fuerte golpe me hace girar, sé que esto no es real.
Pero de alguna forma sé que tengo que ir hacia donde
está el sonido. Es necesario.

Rojo. Ahora todo es rojo
Dos personas están tiradas en la nieve. Están
inconscientes. Si tienen pulso. Menos mal.

Hay un niño en la parte trasera del auto volcado. Está
atrapado. Que puedo hacer. Que puedo hacer.

Corro hacia él sin pensarlo.
Miro mis manos. Son tan pequeñas.
Quizá mi fuerza no sea suficiente pero debo intentarlo.


Tengo que sacarlo.

Esta afuera. Esta sangrando.
No para de sangrar.

Él no está respirando. Que se supone que debo hacer.
No puedo dejar que el niño muera. ¿Que se supone que
debo hacer si su corazón deja de latir?
Las lágrimas caen por mis mejillas.
- Ayúdenme!!!
- Ayúdenme!!!
Tomo su cabello rubio en mis manos y lo acaricio, es
tan suave.
Este niño no puede morir. Tiene padres y
probablemente un futuro brillante más adelante. No
puedo dejarle morir.

Tomo el celular de sus padres y marco el número que
se supone es de emergencias...

Presiono la herida de su pecho.
- No dejes que tu corazón deje de latir - le susurro

Azul. El cielo es Azul.


El chico respira dolorosamente y también me duele.
Como si compartiéramos el mismo dolor.

- Tienes que resistir

Negro. Ahora todo es negro."


Entonces Grito.













XIV
MISCKA

Han pasado tres semanas desde que recibí el correo
de mi chico desconocido. Mi mente sigue divagando
sobre mis sentimientos. Sé que no estoy siendo
sincera con él, ni con Iliev, ni siquiera conmigo.
¿Qué es lo que realmente quiero?
Algo se siente mal. Como si estuviera omitiendo lo
obvio. Pero ¿qué es?
Debo dejar de esconderme.
Y lo más importante. Debo enfrentarlos.


Para: Yoshi-love23@hotmail.com
De: Misc_k11@gmail.com
Asunto: Auxilio!!!

Una sola frase dice más que mil palabras. Así es mi
chico desconocido. Estoy confundida Yoshi, no sé qué


hacer. Tal vez tengas razón y simplemente este
jugando con los sentimientos de todos. No quiero
lastimar a nadie. Pero no puedo darles la cara. Creo
que me gusta Iliev y mucho. Pero un día antes le
confesé mis sentimientos a "K" y siguen siendo
sinceros. ¿Que se supone que debo hacer?

Con profundo temor Miscka.


Por dios, tengo 10 llamadas perdidas.
Mi teléfono vibra de nuevo.
1 Mensaje de texto


" » DESCONOCIDO«
Hola Mish, estoy muy preocupado. No contestas mis
llamadas. Así que estoy llegando a tu casa. Besos.
Atte. Iliev"
07:59 a.m.

"Estoy llegando a tu casa. Besos"
¿Queeeeee?
No, no y no
Me estoy poniendo histérica, él no puede estar aquí.


Escucho un toque en la puerta, es la perfecta bofetada
que necesito para tranquilizarme, buscar algo para
calmarme y después volver al pánico. Sigo en pijama
carajo.

Piensa. Otro toque. Piensa. Otro toque

Mi teléfono suena
Doy un salto y me caigo de la cama.
Jesús. Es mi padre.

-Hola - contesto en apenas un susurro
- Miscka cariño, ¿Dónde estás?
- En c...- me arrepiento- ¿Por qué?
- Iliev me marco, dice que esta fuera de la casa y no
hay nadie. Me pregunto por ti. ¿No estás en casa?
-No - contesto inmediatamente
- No me dijiste que ibas a salir tan temprano.
-Sí, surgió algo. Pero no regresare tarde.
- ¿Puedo saber dónde estás?
-En casa de Shauna
- ¿Shauna Roberts?
-Sip


-Está bien, pero enserio no regreses tarde – lo dice con
un tono que me hace creer que jamás cumplo lo que
digo.
- Llegare antes que tú. Te lo prometo.
- Bien. Y hablare con Iliev
-No te preocupes, yo lo hago
- Te quiero
- y yo a ti.

Cuelgo y me siento terrible por mentir a mi padre.
Siendo la cobarde que soy le mando un Mensaje a
Iliev.

“Miscka « 0178964532456»
¡Hola Iliev!
Siento no estar en casa y lo de las llamadas. Estoy un
poco ocupada.
Realmente lo siento
Enviar
8:02
“« 0178964532456»
Hola Shauna, soy Mish
Puedo verte en el parque (ya sabes cuál) ¿en una hora?
Enviar
8:05


“Iliev « 01892345678 »
Estas perdonada por asustarme.
¿Por qué te estas escondiendo de mí?
Besos”
Enviar.
8:06
«Shauna 0198564522458 »
Nos vemos en una hora.
Besos.
Enviar
8:07
«Miscka 0178964532456»
No me estoy escondiendo de ti.
¿Por qué piensas eso?
Enviar
8:08
“«Iliev 01892345678 »
Es solo un presentimiento masculino”
Enviar
8:09
“«Miscka 0178964532456 »
¿Ya no me envías besos?
¿Ni siquiera por cortesía?
Tu presentimiento es horrible.
S-a-l-u-d-o-s”


Enviar
8:10
“»Iliev 01892345678 »
No juegues conmigo dulce hermosura. Muero por
darte un sin fin de besos y no serían precisamente
escritos.
Besos.”
Enviar

“«Miscka 0178964532456 »
Shauna está aquí.
Debo dejarte.
Besos.”
Enviar

“«Iliev 01892345678 »
Me evades. No aceptas mis sentimientos por ti.
Te quiero.
Besos.”
Enviar

Salgo por la puerta trasera corriendo. Soporto las
ganas de llorar. Mientras llego a mi encuentro con
Shauna.




XV

El parque nacional de Yosemite, es uno de mis
parques favoritos desde que era niña. Cuando tenía
seis años y escape de la escuela; el primer lugar en el
que pensé en esconderme, fue aquí.
Yosemite es un lugar hermoso, conocido por sus
paisajes únicos y bellos cañones. Es considerado
como un valle de tranquilidad para turistas. Yo creo
que es como mi santuario personal.
- Últimamente me he sentido demasiado en Deja Vu -
dice Shauna mientras toma asiento a mi lado. Su
cabello está recogido debidamente en una coleta. Su
abrigo está ligeramente entre abierto a pesar del frio.
Como si hubiese salido rápido de su casa. Al igual que
yo.
- Diez años en retroceso- le respondo.
-Bastante tiempo, ¿no crees? - le sonrió con tristeza -
¿Que está mal Miscka? - pregunta con voz cálida sin
dirigirme una mirada. Antes de que formule una
pregunta agrega ante mi mirada de confusión -
cuando teníamos seis, nos hallábamos en este mismo


cañón en frente de capitán. - sonríe ante al recuerdo -
tu habías huido de la escuela porque te molestaban.
Yo trate de seguirte, pero te perdí. y los asesores me
detuvieron. Después por alguna razón; sabía que
estarías aquí. No estaba equivocada, te encontré con
la mirada perdida. Tú estabas tan triste - se detiene
por un momento y espero a que prosiga - Murmuraste
cosas incoherentes como ¡No podía dejarlo morir! ,
¿Que se supone que tenía que hacer? Nadie puede
enterarse que entre por allí. No entendía de qué
estabas hablando. Así que te abrace y eso pareció
calmarte. Al cabo de un momento dijiste ¿Por qué
todos tienen una mamá y yo no? - su voz cambio,
podía ver como apretaba los dientes, se esforzaba
tanto por no llorar. - No sabía que contestarte, ¿cómo
podía decirte que la vida era tan injusta?, porque yo
tenía una madre y tu no. Lo siento Miscka yo no sabía
que decirte. ¿Por eso te alejaste de mí? - termina
mientras las lágrimas corrían por nuestros rostros, se
por qué no recordaba nada de esto, me obligue a
bloquearme, a olvidarlo para que dejara de doler.
Pero entonces empezaron los sueños. Sueños que he
descubierto eran reales. Abrace a mi amiga con
fuerza. Era mi turno de consolarla.


- Nunca fuiste una mala amiga, yo me obligue a
olvidar todo mi pasado. Yo cambie, porque todo me
causaba dolor. No podía soportarlo. Lo siento Shauna.
Lo siento tanto.- Ella me regreso el abrazo.
-¿Por qué no me lo dijiste?
-Porque tenía miedo
-¿Miedo de que?
- De que descubrieran cual débil era. Elegí vivir una
vida que no me gustaba porque podía fingir. Todos
me veían diferente. Me odiaban.
- No lo hacían
- Elegí el odio por encima de la Amistad.
- Tuviste que pasar por esto sola
- Siempre tuve a mi padre conmigo. Gracias a él,
nunca me perdí por completo.
- No quiero perderte de nuevo. ¿Que está mal ahora?
- Tengo un sueño, y siempre es el mismo. Pero hasta
ahora gracias a ti, descubrí que no era un sueño, era
un recuerdo.
- ¿De qué hablas?
- Es sobre lo que te dije, el chico. Yo no podía dejarlo
morir. Ellos estaban en la carretera cerrada rumbo al
parque. Yo entre por el Camino Tioga y está
prohibido. Por eso nadie debía saberlo. Y ellos
tuvieron un accidente.


- Dios santo, pasaste por eso cuando tenías seis, ¿el
día que te lastimaron?
-Yo lo olvide Shauna.
- Era demasiado para llevar por una niña. Además
nunca se olvida.
- No sé porque lo recuerdo ahora.
- Quizá porque has decidido regresar
- No lo se
-Algo más te preocupa
- Es sobre el chico desconocido y ...
- y...
- Hay otro chico… - alza las cejas con sorpresa - Él es
socio con mi padre, es muy guapo. Él dice que le
gusto.
- Y ¿cuál es el problema?
- Que me gustan los dos, y no quiero lastimarlos.
- Miscka, eres una chica inteligente. Te sugiero le seas
sincera a los dos sobre lo que sientes.
- ¿Crees que sea lo más conveniente?
- Lo es - responde y sé que es así.
- Capitán siempre ha sido fenomenal- murmura
cambiando de tema - Los arcoíris formándose en el
agua. Dan ganas de hacer un Rappel o un senderismo
por el parque.¿ No crees? - me rio


- Recuerda que estamos dentro por contrabando. - le
recuerdo y se une a mis risas.
- oh cierto, pero si bien recuerdo, tu ya pasaste por tu
época de rebeldía.
- Eso es cierto, tenía como doce
- Lauren estaban completamente impactada contigo,
en ese entonces eras conocida únicamente como la
hija del senador.
- odiaba eso - le confieso
-Zack también - me contesta riendo
- Uh, no me lo recuerdes.
- Enserio Mish, ¿cómo pudiste salir con él? -
- Estaba desesperada - bromeo y después agrego - No
fue tan malo, al menos al principio. Él puede ser
realmente agradable si se lo propone.
- Pues tiene que proponérselo mucho. Además él te
odiaba y tu también.
- Lo deje totalmente humillado.
- Se lo merecía. Pero enserio... él era un idiota. Nunca
pareció notarte y tú eras como una muñequita de
porcelana a esa edad. Cuando tenías quince parecías
ya una modelo. Y el pareció notar el sol por primera
vez. Entonces pasaste a ser "La Novia de Zack"
completamente ridículo.
- Yah eso sí que lo quiero olvidar.


- Esta bien…está bien. Mañana es navidad ¿Que harás
esta noche?
- Cenar con papá y después quizá ver una película.
- Eso apesta a aburrimiento, ¿Qué hay de mañana?
- Apestar doblemente
- Eso es ridículamente más atractivo
- Yah - la codeo - ¿Que harás tú?
- Me vestiré de La Srta. Sexy Claus para mi novio, llega
de Londres.
- Eso suena pervertido
- Si, él será el Sr. Claus Calvin Clain
- Que sucia eres - me rio
- Ven acá dulce pastelito - dice mientras abre sus
brazos.
- Mi dulce abrazo de navidad - le digo mientras voy a
su encuentro
- feliz Navidad mi adorada Miscka
- Feliz Navidad mi única y mejor amiga del mundo - le
contesto
- Siempre podemos decirle a nuestros padres que se
junten - sugiere
- Tal vez para año nuevo - le doy un guiño
- Lo estaré planeando. - le sonrió y sé que lo hará .
- Da un abrazo de mi parte a tus padres - le grito
- Igual a tu papá - suena a lo lejos



XVI


El camino de regreso a casa es frio, lento… muy lento.
Pero de alguna manera me siento más ligera, como si
al hablar de mis sentimientos pudiera alejar todas mis
tristezas.
Llego a mi puerta y me detengo.
Un paquete está en la entrada de mi puerta. Lo tomo.
¿Cuando llego aquí? ¿Cuándo Iliev vino? ¿Estaba aquí?
Entro a la casa y abro el paquete. Dentro hay un libro
"Le plus. petit baiser jamais recensé”
y una Tarjeta Navideña.

Un tierno osito de nieve está en la portada. Cuando lo
Abro la canción de Jingle Bells resuena. Sonrió.


“24 horas al día no son suficientes para decirte cuánto
te amo, toda una vida no me bastará para demostrarte
mi gran amor. Eres lo mejor que tengo mi adora
Miscka. Espero que nunca olvides eso.”



XVII

Para: Yoshi-love23@gmail.com
De: Misc_k12@gmail.com
Asunto: Te Adoro!!!

Yoshi, hermanita del alma.
Eres mi salvación.
Gracias por tus dulces palabras. Sé que estaba
cometiendo un error. Pero estoy más que dispuesta a
enmendarlo. Hare todo lo que este en mis manos para
que salga bien.
Feliz Navidad Yoshira.
Un Abrazo de mi parte.

Te quiere Miscka.

Para: Inmortal_K11@gmail.com
De: Misc_k12@gmail.com
Asunto: Re: No tenemos una canción



De hecho, el día que recién supe de ti estaba
escuchando "Say Something – A great Big World " esa
podría ser nuestra canción ya que siempre me
recuerda a ti. A nosotros.
Ten una linda Navidad.
Desearía poder regalarte algo también. Me encanto el
libro y la tarjeta.
Besos.
Te quiere Mucho Miscka.


Decido lanzarme al sillón y abro la primera página del
libro.

“Puede un amor sobrevivir ante la adversidad y la
distancia de un rostro desconocido. K”

Mi lindo desconocido es un romántico y me gusta por
ello.

Para cuando termino de leer son las ocho de la noche.

Mi padre llega en esos momentos.
- Hola, papá - le saludo mientras lo abrazo.
- Hola bebe, ¿estas listas para la cena?


-Claro - le sonrió
- Me tome la molestia de invitar al joven Iliev - dice mi
padre como su fuera cosa de todos los días. Me quedo
en Shock.
- ¿Qué? - mi voz sale algo estrangulada.
- Cariño, no tiene familia aquí en Nevada. Lo más que
puedo hacer por un buen joven como él, es ofrecerle
acompañarnos. Además somos solo nosotros dos.
- Lo se papá ¿A qué hora llegara?
- En una media hora - mi mandíbula se cae
- Papá, pudiste haberme avisado
- Cálmate, ya te lo dije ahora - dice como si no
existiera un problema como tal.
- Mírame - y lo hace aun sin comprender - Estoy con
unas pantuflas de ovejita, no estoy apta para
invitados - no apta para Iliev
- No veo cual es el problema
- Aww voy a ducharme, cambiarme y maquillarme -
subo las escaleras rápido
- Si, yo estaré aquí esperando.

Esto esta tan mal. Mi cabello sigue mojado a pesar de
que he usado la secadora. Así que decido cambiarme.
No sé qué usar. Mi ropa esta por todos lados.



Al final opto por un vestido blanco de encaje que me
llega por encima de la rodilla. Algo que me hace ver
más natural y sencilla. Mi cabello lo arreglo en
ondulaciones. El maquillaje es suave y delicado. Creo
que estoy lista.
¿Qué más se puede hacer en quince minutos?





















XVIII

Bajo las escaleras y encuentro a mi padre abrazando a
Iliev, quien luce tan magnifico como siempre. Su traje
gris debidamente colocado, su camisa blanca y la
corbata azul en contraste con la bufanda encima de su
abrigo. ¿Alguien más podría lucir tan malditamente
caliente como lo hace él? Él se gira y me mira. Su
sonrisa se desvanece y viene a mi encuentro. Lo que
me sorprende demasiado. Toma mi mano y al igual
que la primera vez, deposita un beso en mi mano. Sus
profundos ojos azules iluminan mi alma. Él me hace
sentir cosas que no entiendo, que me confunden. Me
regala una hermosa sonrisa torcida, suficientemente
sexy para hacerme enloquecer.
- Tu es ma douce folie - su voz es apenas un
murmullo, lo suficientemente alto para que lo pueda
escuchar yo. Es como una caricia. Un verdadero
deleite escucharlo con su acento francés.
Quiero preguntarle qué significa. Pero estando mi
padre a una distancia cerca. No lo hago. Le respondo
con una sonrisa tímida.
- Hola


- Hola, bella señorita - a regañadientes suelta mi mano
- luce usted preciosa esta noche. - no puedo evitar
sonrojarme
- Lo mismo puedo decir de usted. Todo un caballero
muy apuesto. - inclina la cabeza con respeto. Actúa de
la misma manera que siempre cuando estamos con mi
padre.
- Sugiero pasemos a cenar, es un poco temprano
pero...
- Es una idea excelente - dice Iliev educadamente
- Creo podemos traer a otras veinte personas más - no
puedo evitar hacer bromas sobre el comedor
- No cenáramos en el comedor señorita
- ¿Ha no?
- De ninguna manera - dice ofendido - tendremos una
cena a la luz de la luna en el jardín - se dirige a la
puerta del jardín y quedo sorprendida. Una mesa se
encuentra en el centro, es redonda y está debidamente
acomodada. A su alrededor se encuentran colocadas
tres sillas, un candelabro esta como centro y el
cielo...oh dios mío es perfecto. Esta asombrosamente
despejado, se pueden ver las estrellas a su paso y la
luna… tan redonda y grande adornando el lago del
jardín.


- Tomen asiento - Iliev como buen caballero me sede
el paso.
- Papá esto es realmente hermoso
- Quería que fuera inolvidable
- y realmente es algo único Sr. Mcwilliams - agrega
Iliev.
De repente me doy cuenta de algo. Antes de que
pueda preguntar Rosa aparece con la cena servida.
Toda mi felicidad se esfuma. Me levanto de golpe de
la silla, asustando a mi padre.
- ¿Rosa, que estás haciendo aquí?
- Trabajo señorita - me responde totalmente
confundida, miro por primera vez a mi padre furiosa
- ¿Cómo pudiste permitirlo? Es víspera de Navidad,
Rosa tiene familia, dos niños pequeños - grito fuera
de control
- Tranquilízate Miscka
- No me pidas tranquilizarme papá - le digo
sosteniendo las lágrimas - esos pequeños necesitan a
su madre
- Señorita yo… - empieza a decir rosa, pero la
interrumpo
- Llévala a casa - la cara de mi padre luce llena de
dolor y me arrepiento, no por lo que dije, Sino más
bien por revelarle lo que siempre me dolió. No tener


un recuerdo de una madre cariñosa en Navidad. Lo
que me hace pensar que todos los niños deberían
tener una.
Mi padre se levanta de su asiento y se lleva a Rosa.
Escucho cuando se marchan pues el sonido del auto
los delata.
Durante ese lapso, me quedo de pie sin mirar nada en
absoluto. De repente soy incapaz de sostener las
lágrimas y mi cuerpo comienza a decaer. Sintiendo los
temblores me dejo caer en el suelo. Es frio y se siente
mojada al primer tacto pero no me importa.
Unos brazos me estrechan y sé que es Iliev. Estoy tan
desecha que tampoco me importa lo que piense de mi
repentino ataque.
No siento el frio del pasto y es cuando me doy cuenta
de que estoy en el regazo de Iliev. Sus brazos me
siguen rodeando mientras me mese para calmarme.
Colocando mi cabeza en su pecho, puedo contar sus
respiraciones. Casi puedo escuchar el latido de su
corazón. Su aroma me embriaga, de una manera dulce
y suave. Me tranquiliza.
- Soy una persona horrible - susurro con voz ronca
- Claro que no, eres la chica más hermosa que he
conocido jamás, tu corazón es más grande de lo que
imaginaba.


- Arruine la navidad perfecta de papá. Arruine tu
navidad también.
- No me has arruinado nada dulzura - me dice
mientras cepilla mi cabello con sus manos - al
contrario, estás haciendo el sueño realidad de un
hombre, al estar en mis brazos - confiesa sin algún
rastro de pena. Me alejo tan apenada que casi me
caigo si no me hubiera sostenido nuevamente
- Siento lo de tu traje - le digo al notar que sigo
encima de él. Buen niño Jesús porque me estoy
humillando tanto
- Ha sido un placer arruinarlo contigo - me dice en
broma, lo empujo jugando y me levanto tendiéndole
una mano. No la suelta. Al contrario se acerca más a
mí, mientras limpia las lágrimas de mis mejillas.
- Eres como un Ángel - y lo dudo mucho, pues sé que
seguramente el maquillaje este arruinado.
- ¿Lo dices para hacerme sentir mejor? - pregunto -
porque funciona - él me sonríe
- Lo digo porque es verdad.
- Eso le dices a todas las chicas
- Solo hay una chica Miscka - se inclina y deposita un
beso en mi mejilla - eres tú.
Mi corazón se comprime de felicidad y tristeza.


-Sin presionar - agrega - Creo que deberíamos volver a
calentar la comida
- Soy un asco en la cocina - bajo la mirada
avergonzada - si yo supiera cocinar, Rosa no habría
tenido que venir. Y no habría hecho sentir mal a papá
- Iliev toma mis hombros
- Escúchame Mish, tus padre te ama y esto no fue tu
culpa. Así que vamos a recibirlo con la cena
debidamente servida ¿te parece?- asiento
- ¿Que debemos hacer?
- Soy un Master en la cocina - me guiña - Vamos a
calentar esas costillas.














XIX


La cena estuvo lista justo a tiempo. Arreglamos todo
de manera diferente dándole un toque más hogareño.
Rosa me llamo para explicarme todo. Aparentemente
mi padre les había enviado una inmensa cantidad de
regalos para todos, incluyendo la cena. También le
había dado unas merecidas vacaciones a México para
que visitara a su familia.
Mi padre era una maravillosa persona y yo había
actuado sin pensar. Sin haberle pedido una
explicación.

Mi padre llego y fui a recibirlo con un enorme abrazo.
- Tienes que perdonarme - solloce en su pecho
- Mi pequeña hija, no tienes que pedir perdón por
tener un corazón de oro.
- Te juzgue y me siento muy mal por ello
- Hiciste lo que era lo mejor. Yo no debí haber dejado
que Rosa viniera. Debí haber insistido.
- Estoy tan orgullosa de ser tu hija
- Y yo de ser tu padre - me llena de júbilo tener un
padre como el mío. Si pudiera congelar el tiempo y ser


su niñita por siempre lo haría. Solo por permanecer a
su lado por un largo tiempo.

Cenamos, charlamos y nos divertimos como nunca.

Después de varias melodías de Bach, Bethoven y
Debussi. Mi padre decidió ir a dormir.

- Mañana nos espera un buen día. Pero este viejo debe
ir a dormir. La noche es para los jóvenes.
- Que descanses papá- le digo mientras deposito un
beso en su mejilla.
- Iliev se quedara a dormir en la casa, ¿podrías
mostrarle una habitación?
- Claro
- Bien, eso sí se van a dormir - sonríe, mientras entra
por la puerta se gira para mirarnos.
- ¿Que pasa papá?
- No sé si es prudente dejarte con un chico - me
vuelvo roja e Iliev parece tomar otro color, desvía la
mirada.
- Papá - le dirijo una mirada llena de vergüenza y me
sonríe a modo de disculpa.
- No me culpes por querer protegerte, Linda noche.
- Que descanse señor Mcwilliams - le dice Iliev.



Un silencio incomodo se formula en el aire.

- Lo siento por eso - decido romper el silencio
- No te preocupes
- mmm ¿qué hacemos? - Iliev sonríe y se acerca a mí
- He querido hacer esto desde el primer momento en
que te conocí - inclino la cabeza confundida, el hace
una especie de reverencia
- ¿Me concedes este baile? - pregunta con voz
armónica.
- Seria un placer
Tomo su mano mientras la suya toma lugar en mi
espalda mandándome un escalofrió placentero.
Nocturne de Chopin resuena en el jardín.
- Me gustan el color de tus ojos - le confieso mientras
sigo el compás de música
- A mí me gusta el Tuyo - niego
- No se compara con el tuyo, es como un cielo
despejado, después de haber dado paso el atardecer o
más allá de un crepúsculo. Son Hermosos.
-Sabes, la única razón por la que me levante a primera
hora de la mañana para ver el amanecer, es porque
me recuerda a ti. A tu mirada. Eres tu quien es
hermosa.


-Mentiroso, la razón por la que te levantas tan
temprano es porque debes ir a tu trabajo – le sonrió
-Y tengo una magnifica vista en mi oficina – sonríe
juguetón
- Así que - muerdo mi labio - mientras tu eres mi
Noche ¿Yo soy tu día? - le susurro en su oído. Siento
su cuerpo estremecer
- Tu eres mi todo - Veo el brillo de sus ojos, su aliento,
su calor y hacen palpitar mi corazón.
- No sé qué contestar a eso - le miento
- No tienes que hacerlo - la música termina y nos
detenemos. No quiero alejarme de él.
- Creo que necesitamos algo más movido - Él se aleja y
alza un dedo para que lo espere. Busca algo y
entonces suena la música. Me congelo. Es One
Republic y es mi canción favorita “Counting Stars”
Se acerca a mí, comienza hacer unos pasos sexys y
ridículos en los tonos lentos, me rio como histérica.
Toma mis manos y me sacude con ritmo. Damos
volteretas y seguimos bailando a la luz de la luna.


- Me duele el estómago de tanto reír - digo mientras
tomamos asiento en el sillón.


- Nunca me había divertido tanto - dice Iliev con la
cabeza hacia atrás.
- Estoy tan cansada - murmuro - Creo que será mejor
que te muestre tu cuarto - se levanta de golpe, pasa su
mano por su cabello despeinado.
- Aun no, platiquemos
- ¿No tienes sueño? - niega - pero hace frio - él se quita
su abrigo, seguido de su saco, entonces palmea aun
lado suyo para que me acerque.
- Ven aquí - me dice y aunque suena muy atractiva la
idea, no lo hago - Vamos pequeña Mish, no muerdo -
me rio y decido correr el riesgo de acercarme. Parezco
una piedra. O peor aún, parece que me van a tomar la
foto de mi identificación. Iliev se ríe y me jala a su
brazo.
- No muerdo - vuelve a señalar y entonces me relajo,
en un momento de charla prácticamente estoy
acostada en su pecho y me cubre con su abrigo. Tiene
su aroma. Iliev comienza a tararear una canción y me
siento arrullar con su voz.
-Iliev - mi voz suena adormilada
-¿Si?
- Me alegro mucho que estés aquí- le confieso y lo
digo de todo corazón, si él no hubiese estado aquí
apoyándome, probablemente me hubiera derrumbado.


Pero él estuvo aquí y todo fue diferente. Siento sus
labios suaves en mi pelo
- Gracias a ti, adorada niña- Escuchar su voz es todo lo
que deseo en estos momentos. Colmar mis ansias.
Permanecer a su lado eternamente y llenarme de
ilusión.






















XX
ADAM MCWILLIAMS

Cuando me levante esta mañana, ni remotamente se
me habría pasado por la cabeza, presenciar la escena
que estaba ante mis ojos.
Mi pequeña hija dormida en los brazos de un
muchacho, su cabeza recostada en su pecho.
En algún otro momento, podría dar por sentado que
ambos habían quedado tan cansados que se quedaron
dormidos. Pero mi hija parecía tan cómoda que hasta
parecía premeditado.
No sabía si estaba enojado o furioso. Pero yo confiaba
en mi hija, confiaba también él.

Me aclare la garganta.

Los ojos de Iliev fueron los primeros en abrirse, por la
mirada que me dio, sabía que él pensaba estaba en
problemas.


Mi hija se movió inquieta. El hijo único de los Iliev se
giró para mirarla. Su mirada cambio, se volvió tierna y
cálida. Como si estuviera presenciando el cielo.
Mi hija entre abrió los ojos soñolienta y lo miro de la
misma manera. Era la misma mirada de su madre.
Ambos se miraban como si solo existieran ellos dos
en ese momento. Casi como si su vida dependiera de
ello.

Mi enojo se esfumo cuando lo entendí.
Ambos estaban enamorados.

















MISCKA
XXI
Cuando me despierto y lo primero que veo son los
hermosos ojos de Iliev, siento que estoy en el paraíso.
Un mar de sensaciones se apodera de mí, un
momento mágico. Me hace querer desear despertar
cada día a su lado.

Veo una sombra moverse. Me giro y me encuentro a
mi padre mirándonos. Mi cara se vuelve roja y me
levanto rápidamente sintiendo mucha vergüenza.

Mi padre no dice nada por unos minutos. Luego Iliev
se pone de pie.
- Sr. Mcwilliams, puedo explicarle...- comienza pero mi
padre levanta la mano y lo detiene
- Tienen que apresurarse, tomar un baño, cambiarse,
lo que sea. Nuestro viaje espera. Además muero de
hambre - se gira hacia la cocina- Oh y por favor


llámame Adam - le dice a Iliev antes de marcharse. Me
giro hacia él con timidez.
- No sabía que íbamos a salir
-Es una sorpresa – levanto una ceja
-¿Tu lo sabias? – se encoge de hombros restándole
importancia
-Sera mejor que no lo hagamos esperar – asiento, Iliev
toma su abrigo y le muestro el camino a su habitación
en silencio.




















XXII


Cuando miro mi celular tengo cuatro mensajes.

« Shauna »
Feliz Apestosa Navidad
Un abrazo a mi querida Amiga.


« Yoshira »
Mery Christmas!!
Que mi hermanita tenga la más preciada de las
Navidades.
Un abrazo.
Oh y uno para mi otro papá.

P.D Joseph también te manda Saludos.


« Lauren »
Mis mejores deseos para ti y tu padre. Que esta
navidad este llena de prosperidad.


Un Abrazo.

« Ryan »
Soy un jodido Santa Claus.
Mi hermanita de dos años no deja de jalarme la barba.
Espero que tu si estés teniendo una agradable
Navidad.
Un beso.

Responder
« Shauna »
No estuvo tan apestosa!!!
De hecho, oh Amo la navidad.
Feliz Navidad a ti también.
Enviar

« Yoshira »
Mi hermanita tan lejos de mí. Feliz Navidad. Un
abrazo de parte" de nuestro padre" y mío.

P.D ¿Estas saliendo con Joseph?
Mándale un abrazo de mi parte.

Enviar



« Lauren »
Eso fue tan profundo.
¿De dónde lo sacaste?
¿Quién eres tú? y ¿cómo la secuestraste sin que te
pateara el trasero?
Feliz Navidad.
Enviar

« Ryan »
Dios mío, tienes que tomarte una foto.
Admítelo, te la estás pasando de maravilla.
Feliz Navidad Ryan.
Un abrazo.
Enviar

Tomo la ducha más relajante que jamás he sentido.
Me siento tan ligera. Por más que mi padre insistió
fuera lo más rápido posible. No puedo evitar
tardarme.
Cuando llego al vestíbulo mi padre e Iliev están listos.
Contengo la respiración al ver que Iliev y yo vamos
combinados.
El obviamente luce tan sexy de una manera que
debería estar prohibida. Si él fuera la fruta del pecado.
Que me condenen.


Esto chico de verdad me hace sacar una parte de mí
que no conocía.
El trae unos pantalones de mezclilla desgastados, una
camisa de franela roja idéntica a la mía con una
chamarra de piel negra a juego con unas botas de
montaña.
Por otro lado, yo llevo unos Shorts de mezclilla, la
camisa de franela una bufanda y la cazadora negra. Ni
decir de las botas, parecemos uniformados.
Él me mira y sonríe. Apuesto todo a que está
pensando lo mismo que yo.
- ¿Están seguros van vestidos adecuadamente? -
pregunta mi padre a Iliev
- Hará frio, Mish ¿iras tan descubierta de la piernas?
- Amo este Outfit - pongo mis manos en la cintura -
¿no me veo bien? - siempre he sido de las chicas que
no les interesan como se ven, así que no estoy
hablando realmente enserio.
- Cariño - mi padre luce totalmente consternado
- Estoy totalmente consiente de que luces hermosa.
Pero bien podrías estar usando un enorme saco
térmico del cuello a los pies y seguirías luciendo de la
manera más sexy - Creo que deje de respirar en
cuento esas palabras salieron de la boca de Iliev.
- Bien - me giro y subo a mi habitación


- Bien hecho jovencito - le da una palmada en el
hombro.
Cinco minutos después, estoy en el auto. No me
cambie, solo me puse debajo unas mallas y es lo más
que pude hacer.
Mis chicos van adelante, dejándome sola con mi
soledad en la parte de atrás.
- ¿Ya me dirán a dónde iremos? - ambos se dan una
mirada cómplice- ¿y bien? - enarco una ceja
- No es asunto mío - mi padre se encoge de hombros y
sigue manejando, Iliev suspira.
- Es un lugar que me gusta mucho. Así que decidí que
sería un buen sitio para pasar el rato.
- De hecho deberán disculparme, irán ustedes dos
solos - dice mi padre de repente - En vista de lo que
paso esta mañana , no tengo que dudar en dejarlos-
agrega mientras Iliev y yo nos volvemos del mismo
color que nuestras camisas. ¿Es que nunca lo va
olvidar?
- ¿Cuál es ese lugar? - Le vuelvo a preguntar a Iliev
mientras me inclino en su asiento
- Sierra Nevada - me contesta al momento que se gira
y me sonríe. Me dejo caer nuevamente en el asiento
confundida


- ¿El parque Nacional de Yosemite? - pregunto y es
cuando veo por el retrovisor como su rostro se
descompone, es porque tal vez piense que nadie lo
puede ver. Me dan ganas de abrazarlo y borrar de su
rostro ese dolor.
- No - contesta con voz calmada - es en la cima.
- Woah, sí que me harás caminar - le digo en broma y
se ríe, amo su risa y sería capaz de decir cualquier
estupidez con tal de hacerlo reír.
En cuanto llegamos a los límites de Yosemite, no
puedo evitar soltar un gritito ahogado. El paisaje es
aún mejor que estar mirando a capitán o a las
cascadas. Puedo ver la sierra de las nubes y es
hermoso. El azul y el verde se combinan dándole un
aspecto más allá de lo natural. Es como si estuviera
observando una fotografía. Un momento intacto,
Mágico e increíble.
La camioneta se detiene y salgo corriendo. Es aún más
perfecto.
- Es hermoso - susurro para mí, Iliev posa sus manos
en mi cintura y acerca sus labios a mi oreja
- Y Aun no es todo lo que quiero compartir contigo -
Cierro los ojos ante la sensación de tenerlo cerca,
escuchamos los pasos cerca y sé que es mi padre. Nos
alejamos automáticamente.


- Bueno chicos, es obvio que si se detienen a
desayunar conmigo, regresaran al anochecer y solo al
pensarlo me vuelve paranoico -extiende una ligera
mochila e Iliev la toma
- No quiero que desayunes solo - le digo
- No lo hare preciosa - dice señalando a un centenar
de personas en la cabaña - vine preparado - le sonrió
- ¿Estás seguro? - alza una ceja
- Anda ve y diviértete - le doy un abrazo
- También tu - Iliev le hace una inclinación a modo de
despedida. Entonces voy hacia él.
- ¿Estas lista?
- Estoy más que linda para vivir una Aventura contigo
- mueve una ceja sugerente y me ruborizo. Lo empujo
- Eres horrible
- Anda pequeña - Me da una mano, lo miro perpleja -
no quiero que te pierdas - me dice inocentemente, sé
que no lo hare, pero de igual manera la tomo. No es
que estemos en completo contacto, pues una línea de
tela de los guantes nos separa.


Avanzamos y Avanzamos, los paisajes se van
haciendo más alucinantes en cada paso. Las nubes


caminan con nosotros. El sol está en su máximo
resplandor y estoy hambrienta.
- Tengo hambre - me quejo
- Sera mejor que nos detengamos antes de que me
comas
- ¿Perdón? - se ríe
- Deja de burlarte de mí
- Esta bien, veamos que tenemos aquí - saca de la
bolsa dos Sándwiches y dos respectivos jugos.
- Eso lo calmara un poco - le digo
- Eso creo - concuerda conmigo, le da una mordida y
entonces se me ocurre regresarle su comentario
- Anda ya y comete tu Sándwich antes de que me
comas - se atraganta y casi me siento culpable. Casi,
porque entonces se pone a perseguirme, gritando que
es el lobo feroz. Este chico es tan dulce que cuesta
creer sea real.
Después de varios juegos y muchas risas. Nos
detenemos
- ¿Ya llegamos? - pregunto con esperanza
- Casi, ahora - se detiene enfrente de mi - debo
cubrirte los ojos
- ¿No piensas secuestrarme verdad?


- No, pero no te voy a negar que quizá hice todo esto
para tener todo un día contigo - su sinceridad me
asombra, pasa la seda por mis ojos
- ¿No podría ser más fácil que me invitaras a salir?
- Eso es para los chicos normales - comenta mientras
me guía a paso lento
- Y tu ¿qué haces entonces?
- Yo secuestro chicas y las llevo a un lugar que nunca
olvidaran - me rio
- ¿Eso en que numero de chica me convierte? - nos
detenemos
- Eres la primera - susurra y entonces percibo algo
nuevo dentro de mí.
- Iliev...
- Hemos llegado - descubre mis ojos y entonces lo veo.
- ¿Estoy soñando? - Iliev toma mi mano y niega - Es
precioso
- ¿Te gusta? - Asiento aun asimilando todo
- Es Maravilloso, nunca he visto algo como esto y vivo
a unos cuantos kilómetros.
- Las cosas más maravillosas siempre están donde
menos las buscas.
La nieve cae y la tomo entre mis manos, es blanca.
Blanca como se supone que debe ser.


Miro alrededor de este hermoso paisaje y todo es
rosa. La nieve es rosa. Había escuchado acerca de este
fenómeno en colorado y algunos países como
Alemania. Los árboles se tiñen de rosa. Al igual que el
suelo, las plantas. Estoy girando mientras tomo la
nieve.
Iliev se acerca
- Me emociona tenerte aquí, tú sola presencia y cada
una de tus palabras - lo miro embobada, me acerco y
me paro de puntitas mientras deposito un beso en su
mejilla.
- Vamos, Siempre he querido hacer un Ángel de nieve -
él sonríe ante mi petición, pero lo hace. Iliev es el tipo
de novio que todas quisieran. Te complace, te lleva a
lugares inimaginables e incluso estoy segura de que
sería capaz de enamorarte cada día y de mil maneras
diferentes.




- Siéntate conmigo - me siento a un lado y
contemplamos el atardecer.
- ¿Ya se está acabando el tiempo? - le pregunto con
tristeza, sé que estoy hablando del tiempo. Pero un


extraño sentimiento se apodera de mí. Como si
realmente estuviera llegando a su fin.
- Debemos regresar, antes de que tu padre mande un
equipo de búsqueda - le sonrió
- Gracias por todo - él me mira y es una mirada tan
profunda que me hace desfallecer.
- Gracias a ti por estar conmigo

Pienso en todas las navidades que he tenido. Pero
ninguna se compara con esta. Sé que se acerca Año
nuevo y deseo febrilmente que sea igual de feliz que
este.

Que equivocada estaba.











XXIII
« Shauna »
¿Que no fue apestosa dices?
¡Tienes que contarme!
P.D Ya estamos organizando la fiesta de Año nuevo
con tu padre.


« Yoshira »
Joseph es mi Novio!!!
Recibí mi primer beso bajo el muérdago. Estoy tan
enamorada.
Gracias por los buenos deseos.


« Lauren »
Arruinas mis frases!!
Pero si googleas frases navideñas, allí las encontraras.
Ya me entere de lo de la fiesta de Año nuevo. Con
gusto iré.
Besos




« Ryan »
Eres un ser oscuro y despreciable
Pero si - lo admito - me divertí un montón con mi
hermanito
Besos.

Responder


« Shauna »
Iliev vino a mi casa y la pasamos increíble.
Al otro día me llevo a un lugar estupendo.
Es adorable.
P.D Mi padre me ha contado lo de la fiesta. Sera la
fiesta del año
Enviar


« Yoshira »
Estoy tan feliz por ti.
Me alegro que por fin estén juntos.
Vi tu msj de confirmación a la fiesta. Te veo en seis
días.
Enviar




« Lauren »
Te adoro!!
Me alegro que vengas.
Nos vemos el 31 !!!
Enviar


«Ryan »
Espero que vengas a la fiesta con toda tu familia.
Enviar



















XXIV
Toda la sociedad de Nevada está invitada a la fiesta
del año. Bueno casi. La familia de Zack y la de Krista
son algunas de las cuantas que no están incluidas.

Tienes un mensaje instantáneo de K

K: ¿Qué tal pasaste la navidad?
MISCKA: -Muy bien ¿y tú?
K: De la mejor manera, una navidad muy diferente
MISCKA: ¿Enserio? … cuéntame ¿Qué hiciste?
K: Como quisiera contante…
MISCKA: Tu confianza en mí sigue siendo inexistente
como marte de vida
K: Te confiaría mi vida
MISCKA: Entonces… ¿Qué tiene de malo contarme?
K: No se cómo explicarlo
MISCKA: Siento como si me estuvieras ocultando algo
K: No lo hago
MISCKA: Bien, al menos podrías decirme ¿cómo eres?
K: No puedo Miscka
MISCKA: No puedes o no quieres


K: Es complicado
MISCKA: Dime algo K, ¿Algún día te voy a conocer?
K: ¿Ya te enamoraste de mí?

……………………

K: ¿Sigues ahí?
MISCKA: ¿Eres real?
K: Lo soy
MISCKA: No se siente como si lo fueras, no sé qué
pensar, no sé qué sentir.
K: ¿Ya no sientes ese algo por mí?
MISCKA: Me enamore de ti
K: Supongo que viene un pero
MISCKA: Hay alguien
K: Mish, puedes contarme lo que quieras. Mis
sentimientos por ti no van a cambiar
MISKCA: Me siento muy confundida

MISCKA: Pero es imposible que este enamorada de
dos chicos

MISCKA: Por favor, perdóname




K: ¿Puedo verte?

No sé si sentirme alegre o triste de que esto al fin esté
pasando.

MISCKA: ¿Estás seguro?
K: jamás había estado tan seguro en mi vida
MISCKA: ¿Por qué ahora?

K: Porque te amo demasiado y duele sentirte tan cerca
y que no sepas de mí, que te esté perdiendo
MISCKA: Allí está el chico que me enamoro con sus
palabras
K: ¿Cómo es que me aleje de ti?
MISCKA: No lo se
K: Mish
MISCKA: ¿Si?
K: Te veo en el bosque, donde recibiste mi primera
carta
MISCKA: Claro
K: Te veré allí a las 11:00 a.m.
MISCKA: Allí te estaré esperando
K: Te quiero
MISCKA: También te quiero
Desconectado.



XXV


« Shauna »
¿Qué quieres decir con que te llevo a un lugar mágico?
¿Fue una cita?
¿Qué pasa con K?

P.D Todos estarán hablando de la fiesta
Responder
« Miscka »
No fue una cita. Él simplemente es muy lindo y creo
que me estoy enamorando de él.

P.D Voy a conocer a K
Enviar

« Shauna »
¿Queeeeee?
¿Quieres que vaya contigo?
Puede ser un secuestrador o algo por el estilo
¿Tu padre sabe de esto?


Responder
« Miscka »
No creo que sea un secuestrador.
Pero agradezco que te preocupes por mí.
Y ni se te ocurra decirle a mi padre
Enviar
« Shauna »
Estas loca.
Al menos avísame donde lo veras, para que esté al
tanto y no me dé un infarto.
Responder
« Miscka»
En el bosque a la orilla del lago.
A las once, el día de mañana.
Enviar
« Shauna»
Cuídate mucho por favor
Avísame cuando regreses
Responder

« Miscka »
Serás la primera en saber
Enviar.





XXVI

Estoy nerviosa. Mi corazón está desbordando
felicidad. No puedo creer en pocos minutos conoceré
a "K"
Estoy en el lugar acordado. Recuerdo este lugar.
Recuerdo los primeros sentimientos de esperanza que
llegaron a mí.
Escucho pasos. Me vuelvo pero no veo a nadie. Se
escuchan más pasos, cada vez son más cerca y me
asusto.
Puedo ver mi aliento, el frio es demasiado intenso.
Entonces una figura aparece enfrente de mí.
Es alto y corpulento. Los tatuajes sobresalen en su
cuello. Su pinta de pandillero me asusta. Eso y los
múltiples piercings.
Trato de alejarme. Sigue mis pasos y corro.
No lo suficientemente rápido. Me toma del brazo, lo
que me hace perder el equilibrio. Caigo al suelo e
inmediatamente sé que soy una presa fácil, se sienta
ahorcadas sobre mí.


- No te resistas - su aliento apesta, su manos me
presionan fuertemente, quiero llorar pero sé que no
solucionara nada.
- Ayúdenme- grito con todas mis fuerzas, es
completamente inútil puesto que sé que nadie me va
escuchar, estoy sola.
Y fui una idiota.
Siento retroceder varios años y soy una niña pequeña
llorando por alguien a quien no conozco, solo que
esta vez estoy llorando por mí.
Su barba me pica cuando roza su mejilla contra la
mía. Su mano está fuertemente presionando mi boca.
No puedo gritar. No me puedo mover. Estoy acabada.
- Sabes, estaba paseando por aquí. Y que suerte la mía
de encontrarte divagando - con la mano libre
desabrocha mi abrigo, siento su mano recorrer mis
pechos, siento ganas de vomitar. Rasga mi blusa -
¿Que hace una niña como tú en un lugar como este? -
me pregunta, como explicándome cuan idiota soy por
convertirme en su presa.
Pero es cuando me doy cuenta de mi error. Este
hombre no puede ser " K “, nunca debí venir.
Lagrimas silenciosas resbalan por mis mejillas. No
quiero que me toque. No quiero estar aquí. Pero no
puedo ser débil. No puedo simplemente dejarme


vencer. Lo muerdo fuertemente y contrae de dolor,
logro una pequeña distracción. Trato de volver a
correr pero me atrapa nuevamente. Sus ojos están
inyectados de furia.
- Tu pequeña Zorra... - Su mano se alza y sé que va a
golpearme. Me preparo para el impacto, y cierro los
ojos...
Pero no llega.
Es cuando es lanzado fuera de mí.
Lo primero que noto es la vestimenta de mi salvador.
Traje de marca, zapatos impecables. Su abrigo está
abierto y la bufanda que adorna el mismo luce
debidamente desacomodada. Sus manos están
apretadas en puños. Sus hermosos ojos azules
llamean de enojo contenido, pero hay algo más. Dolor.
Hay dolor en ellos.
Su mirada me recorre y se enfurece más.
Mi salvador es Iliev.









XXVII

ILIEV CHRISTENSEN

-Ayúdenme - esa dulce voz la conozco. La chica que
está pidiendo a gritos ayuda es la chica que amo.
Corro. Lo primero que pasa por mi cabeza es correr y
llegar a ella. Mi vida dependía de ello. Pues ella es mi
vida. Mi única razón de existir.

Cuando llego lo que veo me deja atónito. Un hombre
está encima de ella. Alza la mano y sé que piensa en
golpearla.
Maldito infeliz
¿Cómo se atreve siquiera a pensarlo?
Me lanzo por él y lo saco de ella rápidamente. El golpe
que se lleva lo deja en el suelo. Solo esta noqueado.
Pero me regala el tiempo suficiente para mirarla.
Está en el suelo frio de la Nieve. Su blusa esta rasgada.
El solo imaginarme que la toco…
Lo voy a matar.
La furia me envuelve.


Me vuelvo hacia el incapaz de contenerme y lo golpeo.
Lo golpeo y no puedo dejar de hacerlo porque sé que
se merece más.
Sé que quiero hacer mucho daño.
No quiero que este infeliz viva. Que respire el mismo
aire que ella.
- Iliev basta - me grita Miscka y aunque no quiero
dejarlo vivir, la escucho. Es lo único que escucho.

Me vuelvo a mirarla.
Sus ojos están vidriosos por las lágrimas. Sus dientes
están tiritando por el frio. Me quito los guantes
ensangrentados y los arrojo.
Me acerco a ella y lo único que quiero hacer es
protegerla. Tenerla en mis brazos y protegerle.
Paso mi abrigo sobre ella y lo abrocho. Después la
atraigo a mí. La dejo llorar todo lo que sea necesario
para que se desahogue. Pero no puedo evitar que mis
lágrimas cesen tampoco. Estuve a punto de perderla y
eso me está matando. Tengo que sacarla de aquí.







XXVII
MISCKA

Llegamos a mi habitación. El castañeo de mis dientes
va desapareciendo gracias al calor de Iliev. Ha estado
a mi lado desde que...
Agradezco profundamente que este conmigo. No
tengo idea de que estaba haciendo allí pero realmente
estoy inmensamente feliz de que lo estuviera.
Iliev comienza a desabotonar el abrigo pero se
detiene. Se gira inesperadamente al lado contrario. Me
veo y me doy cuenta del porqué. Mi blusa está rota.
Iliev sigue siendo un caballero para no mirarme.
- Necesito verte - es la primera vez que habla desde
que estuvimos camino a casa. Su voz suena ronca y
llena de dolor. Sé que sus palabras significan que
quiere ver si me hicieron daño. Lo cierto es que lo
hicieron. Así que me levanto, voy al baño y tomo una
ducha. La lucha más larga de mi historia.
Después de desahogarme un poco, me pongo unos
shorts cortos y una camiseta ligera. Sé que no debería
salir así con un chico estando en mi habitación. Pero


no es como si lo estuviera seduciendo. No es algo que
importe en estos momentos. Iliev no me vería así. Al
menos no ahora. Lo que si me preocupa es que vea
estas feas marcas en mí.
Me armo de valor y salgo.
Iliev sigue en el mismo lugar. No se ha movido
siquiera un milímetro. Nunca lo había visto tan
abatido.
Me acerco más a él y levanta la vista. Su mirada se
contrae, nunca lo había visto sufrir tanto. Alargo la
mano y toco su mejilla para que se calme. Cierra los
ojos un momento y disfruta de mi caricia. Es como un
niño pequeño en estos momentos que únicamente
necesita amor.
Inspiró hondo y los vuelve abrir.
Él se levanta y sigue la línea de mis brazos. Algunos
están rojos, la presión que ejerció sobre mis brazos
sigue allí. Probablemente mañana sean unos feos
moratones. Estoy llena de raspones en las piernas. Mi
labio está un poco roto. Nada que no se pueda
arreglar. Pero a juzgar por la cara del chico que se
haya frente a mí. Es como si nunca se fuera a borrar.
- Gracias - murmuro, el levanta la vista perdida - por
estar allí, me salvaste - hace una mueca incómodo y


me da la espalda. Como si no soportara verme por
suficiente tiempo.
- No deberías darme las gracias - su voz me
sorprende, esta tan cargada de desprecio así mismo.
- Me salvaste la vida
- Es que no lo entiendes - me mira - yo te lleve allí - y
la verdad es que no lo entiendo.
- Tu no me llevaste allí, yo fui porque... - me detengo,
no puede ser cierto - No, tu no - él asiente.
No puede ser. Esto no puede estar pasando.
Seguramente me di un golpe en la cabeza y estoy
delirando
- No - sigo negando. El coloca sus manos en mis
hombros
- Yo soy "K" - y allí está la confirmación que
necesitaba. Siento que mis piernas pierden fuerza. Mi
corazón comienza a latir desesperadamente.
- Tu... - pero mi voz se niega a salir - pero te llamas
Iliev Christensen - el comienza a negar
- Iliev no es mi nombre, es mi apellido - Los cabos
comienzan atarse. Por eso mi padre me miraba como
si estuviera loca. Como si fuera igual llamarle
Christensen o Iliev de cualquier forma era su apellido.
- ¿Cuál es tu nombre? - pregunto dudosa. Como si
pudiera mentirme


- Kaiden. Mi nombre es Kaiden - Claro, por eso el
diminutivo de "k"
Todo era tan claro. Me siento confundida y triste al
mismo tiempo. Como si fuera a perder el
conocimiento. Tengo frente a mí a "k”, el chico
desconocido que me fue conquistando con sus
detalles, con sus palabras. Y por otro lado esta Iliev,
porque de alguna forma él siempre tuvo su rostro.
Quien me apoyo y estuvo conmigo. Yo estoy
enamorada de los dos. Pero es la misma persona.
Kaiden.
Estoy confundida. Hecha pedazos y lo único que
quiero en estos momentos es a este chico que está en
frente de mí. Lo quiero desesperadamente. Y eso me
está destruyendo también. Siento que me mintió. Él
estuvo jugando conmigo. No había otra manera más
fácil. Mis acciones me sorprenden. Mi cuerpo se
mueve y cuando me doy cuenta que me estoy
acercando a él. Quiero hacerlo. Debo hacerlo. Porque
quizá esta pueda ser la última vez. Lo beso.

Rozo sus labios de manera lenta. El parece tan
sorprendido como yo por mi repentino ataque. Al
principio esta dudoso hasta que me acepta. El beso es
Suave y lento, apenas un ligero contacto. Lo


suficientemente fuerte para hacerme sentir arder por
el deseo. Tocar sus labios es como tocar el cielo.
Siento su respiración agitada por mí. Me consume. Es
un contacto fugaz, como un roce inesperado.
Sus manos se hunden en mi cabello, me acaricia
lentamente mientras hace el beso más profundo.
La urgencia de sentirlo tan cerca me enloquece.
Recorro cada milímetro de su boca memorizándolo
como si ya no tuviera tiempo. Como si no existiera un
después.
Bien dicen que un beso intenso otorga las mayores
probabilidades de que la relación sea duradera.
No es el caso.
Lo amo de una manera que debería ser ilegal.
Profunda y desesperadamente. Y él me corresponde.
Pero esto debe terminar aquí.
Me alejo de él a regañadientes tratando de recuperar
el aliento. Kaiden parece hacer lo mismo. Lo noto
diferente, más feliz. Y odio arruinarle eso. Odio hacer
lo que voy a hacer en estos momentos. Odio tener que
terminar con él. Una relación que jamás existió y debe
permanecer así. Solo quise conservar este bello
momento. Me parte en pedazos tener que herirlo.
Pues herirle también me hiere a mí.


Las lágrimas corren por mi rostro. Él da un paso hacia
mí y me alejo.
- Vete - sollozo lastimosamente
- Miscka - susurra con dolor
- No te quiero volver a ver nunca, vete - le grito
Él no pelea, él no lucha y no tengo derecho a quererlo
de esa manera. Pues yo tampoco lo estoy haciendo.
Viéndole marchar me dejo caer en el suelo. Me siento
extraviada. Y mi corazón está perdido en un profundo
hoyo negro.


















XXVIII
KAIDEN

En el momento en que cruce por esa puerta. Supe que
mi corazón se había quedado con ella.
Cierro los ojos y aun puedo saborear sus labios. Sus
hermosos ojos. Me destroza no poder seguir a su
lado. Pero no lo puedo soportar.

Miro el boleto que está en mis manos.
Me imaginaba rompiéndolo y quemándolo hasta que
solo quedaran cenizas. No contaba con que lo único
que terminaría roto y en cenizas seria mi corazón.

Había dejado de tener esperanza.
Miro nuevamente el boleto.

Paris - 2 de Enero 2014
20:00 hrs

Ya no había vuelta atrás.


XXIX
MISCKA

« Shauna »
Ya han pasado más de ocho horas y estoy preocupada
por ti.
¿Qué paso?

« Ryan»
Con gusto asistiré a esa famosa fiesta.
¿Acaso crees que Lauren permitirá que no vaya?
Besos

«Shauna»
Deja de preocuparme así
Contesta mis llamadas


15 llamadas pérdidas de Shauna Roberts





«Shauna »
Miscka Ayleen Mcwilliams
Contesta el estúpido teléfono


«Shauna»
Maldita sea Miscka, ¿Qué pasa contigo?






















XXX
ADAM MCWILLIAMS

De regreso a casa me siento más exhausto que nunca.
Mi teléfono comienza a vibrar. Estoy a punto de coger
la camioneta.

Número desconocido. Aparece en la pantalla

- Adam Mcwilliams - contesto
- Sr. Mcwilliams habla Shauna Roberts
- Hola Shauna, ¿Qué pasa? - La amiga de mi hija jamás
me llama, a menos que se trate de un problema o
quizás estoy paranoico y solo sea algo de la fiesta.
- No sé nada de Miscka, ¿Esta con usted? - Mi mente
deja de funcionar por unos momentos
- No, ella está en casa
- No contesta ninguna de mis llamadas, fui a casa más
temprano pero nadie me abrió
- Estoy yendo para allá en este momento Shauna,
gracias por avisar.
- ¿Señor? - susurra de repente


- Si
Se hace un silencio, como si se hubiera arrepentido en
último momento
- Avíseme cualquier cosa, por favor - su voz está llena
de preocupación. Lo que me hace sentir peor. Como si
algo realmente hubiese sucedido a mi hija.
- Lo hare - le prometo
- Gracias
Cuelgo


Llego a casa y esta oscura, como si no habitara nadie
allí en absoluto.
Apago el motor y entro corriendo a la casa. Cuando
llego a su habitación una oleada de alivio me inunda.
Mi pequeña está en su cama. Esta tan tranquila. Me
acerco a ella con cuidado de no despertarla. Es
totalmente curioso encontrarla dormida a las ocho de
la noche. Anormal. Me acerco y tomo su mejilla. Está
ardiendo en fiebre.
Saco el teléfono de mi pantalón y marco el número del
médico.
Afortunadamente esta y parece ser el padre de una de
las amigas de Miscka. El Dr. Rissoto.


Me llena de temor que mi hija no me haya llamado si
se sentía mal. Ella solo me tiene a mí. Y yo a ella. La
miro de cerca y veo un ligero corte en su labio. Fruncí
el ceño. ¿Qué le paso a mi pequeña?

























XXXI

MISCKA

Todo está oscuro y duele.
Siento una especie de picazón en mi cuerpo. Quiero
despertar y ver que está pasando pero no puedo.

- Cancela todas mis citas Jenny - escucho a mi padre
por teléfono, él nunca cancela sus citas a menos que
sea algo realmente fuerte - No me importa si
perdemos clientes, es mi hija - hablaba sobre mí - bien
- dice mientras cuelga. ¿Qué demonios estaba
pasando?


- Si, te agradezco demasiado tu preocupación. Si no
me hubieras hablado - la voz de mi padre se detiene -
yo no quiero pensar siquiera el haberla perdido -
silencio - Gracias, te veo mañana.

Me vuelvo a sumergir en la oscuridad.




- No te entiendo jovencito - susurra mi padre al
teléfono – ¿Por qué lo harás? - otro silencio - Espero
que te vaya bien - Cuelga.


Una suave y cálida mano acaricia mis brazos,
delicadamente como si supiera cada punto exacto
donde tocar para no lastimarme. Toca mis labios. Tan
suave. Lo agradezco. Quien quiera que sea.

- Eres una terrible mala amiga - susurra Shauna - me
tuviste tan preocupada - quiero contestar pero aún me
duele.
- Tuviste cuarenta de temperatura Mish - dice de
repente- no soy médico pero sé que no fue lo único
que paso - toma mi mano y me estremezco - ¿Qué
paso? - quiero contestar, pero ¿qué le digo?
- ¿Que te paso en el labio? - pregunta después
- ¿Por qué no me llamaste? - llora y quiero consolarla -
le contare a tu padre - pero la detengo. Sin fuerza. Sin
ánimo.
- No - logro formular - No lo hagas
- Ella parece dudar y después toma asiento


- ¿Me contaras? - Asiento y vuelvo a sumirme en un
sueño.

« Lauren »
Espero que estés mejor. Realmente quiero que vayas a
la fiesta.
Mejórate.


« Ryan»
Demonios chica, es la fiesta del año no puedes faltar.
Ponte bien.

« Yoshira»
Estoy con el alma llena de preocupación. Recupérate
pronto.

Abro los ojos. La luz del amanecer me pega en el
rostro. Aj alguien se olvidó de cerrar las cortinas.
Veo a mi padre recostado en el sillón. Luce realmente
incómodo. Toco su brazo y se sobresalta. Luego se
relaja cuando me ve despierta y me abraza.
- Oh pequeña, me diste un susto de muerte - solloza
- Lo siento papá - le digo mientras le doy palmaditas
en la espalda


- Estoy bien - me mira como si no me creyera
- Estuviste dos días inconsciente
- ¿dos días? - asiente - eso significa que hoy es la
fiesta - vuelve asentir
- ¿Que paso? - pregunta después de unos momentos,
sé a qué se refiere.
- Salí al bosque y tropecé. Hacía mucho frio y creo que
eso me hizo daño - me mira unos segundos, no se me
da nada bien mentir
- ¿Por qué no me llamaste? - me recrimina
- Papá estaba tan cansada - le digo porque es verdad -
simplemente me dormir y... ya no recuerdo nada.
- Llegaste a cuarenta de fiebre. Tuviste mucha suerte
de que llegara.
- Gracias papá - le abrazo
- Dáselas a tu amiga Shauna. Ella estaba muy
preocupada por ti.
- Lo hare
- ¿Realmente quieres ir a esa fiesta? - pregunta
- Si
- Creo que deberías descansar
Le muestro mi celular
- Es el perfecto momento para agradecer a mis amigos
- rueda los ojos
- Entonces iremos



XXXII

Estamos por llegar a la mansión de los Roberts. Estoy
llevando Vestido largo negro para ocultar los
rasguños de mis piernas. En la parte de arriba es de
corte redondo y mangas largas de encaje. Esta
descubierto de la espalda. Gracias a todos los cielos
que no tengo ninguna magulladura a la vista. Labios
rojos y sombra negra para los ojos. The Spark de
Afrojack resuena por toda la sala.

- Luces malditamente candente en ese vestido - grita
Shauna y me da un abrazo - si no te hubiera visto yo
misma mientras estabas enferma, no lo hubiera creído
- Gracias por todo- le susurro
Ella está usando un vestido corto arriba de la rodilla,
es totalmente negro con pedrería en el corte "v", los
tacones son soberanamente sexys. Un chico de cabello
negro le acompaña. Es alto y fornido, su cuerpo se
marca a su figura musculosa.


- Él es el amor de mi vida - exclama emocionada -
Uriah Bronte - extiende una mano, la tomo
- Un placer...
- Miscka Mcwilliams - sus ojos se abren con
reconocimiento
- Mi mejor amiga - agrega Shauna - te dejo bella
damisela iré a bailar con mi chico - le doy un guiño
Durante el transcurso de la noche voy saludando a
Lauren con un fabuloso vestido dorado en
combinación con su novio Ryan.
Yoshira lleva un vestido largo de un rojo intenso que
debería ser ilegal en ella. Luce tan sexy. De su brazo
cuelga Joseph fascinado.

De repente me siento cansada y voy por un poco de
aire. Salgo al balcón y me mareo. Me debilito y siento
caer pero unas manos me sostienen.
- Iliev Christensen - murmuro al ver sus ojos zafiros.
Se ve dolido de que no le haya llamado por su
nombre.
- Miscka Mcwilliams - susurra aun si despejar sus
manos de mí, lo que agradezco o si no me hallaría
tirada en el suelo - ¿Cómo te sientes?
-Mejor - le contesto cortante
- No te ves mejor - me alejo


- ¿Así conquistas a las chicas?
- Solo hay una chica a la que quiero conquistar -
responde nuevamente con determinación y las
lágrimas vuelven a fluir.
- Deja de jugar conmigo - le grito
- Nunca jugué contigo, nada de lo que te dije fue un
juego. Yo te amo.
- Vete

Shauna entra
- ¿Qué pasa? - su mirada va de hito en hito
- No me siento bien - le respondo simplemente, ella
corre hacia a mi
- Te llevare a mi habitación - sugiere y asiento. Pero
me siento incapaz de caminar.
-Yo la llevo - Se ofrece Kaiden y no lo rechazo. Me
toma en sus brazos con facilidad y seguimos a
Shauna. Los invitados nos miran con curiosidad. Mi
padre se acerca con preocupación.
- Estoy bien - le aseguro - prométeme que te quedaras
aquí y disfrutaras de la Noche - asiente - déjame
llevarle la dice a Iliev
- Papá, Kaiden me llevara no te preocupes - es la
primera vez que digo su nombre y parece


sorprenderlos a ambos. Casi puedo ver la sonrisa de
Kaiden.
- Esta bien - suena resignado.
Llegamos a la habitación y me deposita suavemente
en la cama.
- Te dejare estas ropas por si quieres cambiarte
- Gracias - le digo y duda antes de irse
- ¿Iliev? - dice dudosa, él se gira
- Bajare en unos momentos - me mira y le digo que
todo estará bien.

Nos quedamos solos en la habitación

- Luces hermosa - susurra. No le contesto. Mis
parpados se van cerrando poco a poco. Toma mi
mano y dejo que la sostenga. Me reconforta – lo siento
mucho – susurra después de un momento – siento
que todo haya acabado de esta manera –me doy
cuenta que realmente ha terminado y me sorprende
cuanto duele – no merezco tenerte, no mereces estar
con una persona que te haga daño, que te haga sufrir,
soy una mala persona para ti – de alguna manera sus
palabras me recuerdan a Zach “No puedo prometerte
felicidad por siempre, quizá sea una mala elección que
salgas conmigo…. Pero te quiero y no voy a dejar que


te vayas” tal vez ellos no sean el problema, quizá soy
yo, siempre he visto a la gente que me rodea como un
salvavidas, una opción de rescate. Nunca me había
detenido a pensar que quizá yo era su destrucción –
Te amo Miscka y eso no va a cambiar – quiero decirle
que también lo amo, pero algo no me lo permite.
-Debo irme… - comienza a decir un sinfín de palabras
que no puedo retener, no quiero que se vaya quiero
que este conmigo. Pero lo estas lastimando, déjalo ir
susurra mi mente y lo acepto.

En algún momento de la noche. Kaiden se fue.

















XXXIII

Han pasado dos días.
Me encuentro con Shauna, Lauren y Yoshira tomando
un café.
- Realmente no lo entiendo, así que tu admirador
secreto siempre fue Iliev - asiento a Yoshira
- Estoy confundida, ¿Quién es Iliev? -Pregunta Lauren
- El chico que maneja la empresa financiera de su
padre - sus ojos se abren como platos
- Kaiden Iliev Christensen - me sorprendo
- ¿Cómo lo sabes? - le pregunto intrigada
- Es una broma - niego - asistió a Parabelle como un
año, estaba totalmente colgado por ti
-¿Qué?
-Recuerdas ese día que enfrentaste a Zack - asiento -él
te molesto bastante todo el día y luego él dijo cosas
sobre ti - la miro sin comprender - Kaiden golpeo a
Zack por ti y por eso lo expulsaron - se escuchan
exclamaciones de Yoshi y Shauna


- Él tuvo un pasado realmente malo - prosigue - Era
toda una promesa para los profesores, pero sus
padres tienen poder en Francia y Zack lo tenía aquí. Él
tenía todas las de perder.
- No entiendo - susurro - su padre tiene mucho poder
por su compañía
- No lo tenía antes. Es una pena que su madre no
quiera volver aquí
- ¿Qué quieres decir?
- Enserio no saben nada - negamos - Bueno mi padre
es doctor, me entero de muchas cosas.
- Sigue contando - le insiste Shauna.
- Cuando vinieron por primera vez aquí, tuvieron un
accidente de auto. Muy cerca de Yosemite. Los padres
aseguran que su hijo estaba dentro del auto. No
recuerdan nada más. Su madre esta como en transe
solo de enterarse de aquí. Todos dicen que fue un
milagro. Kaiden asegura que no lo fue. Dice que es un
regalo de Dios - Siento que me ahogo, miro a Shauna y
sé que sabe lo que estoy pensando. Salgo rápidamente
del restaurante y marco el número de mi padre.

- ¿Que pasa cariño? ¿Estás bien?
- Si papá, oye necesito un favor
- Dime


- Sabes dónde puedo encontrar a Kaiden
- Me parece extraño que lo llames así ahora
- Papá - le insisto mientras sigo caminando
- Escucha bebe, Creí que habías hablado con él
- ¿Sobre qué?
-Regresa a Paris, su vuelo sale esta noche - siento
ganas de llorar
- ¿Dónde lo puedo encontrar?
-Tienes donde anotar
-Si
- Esta instalado en el Picadilly Inn Express, en
Mckinley Avenue
- Gracias papá
- ¿Está todo bien?
- Si - contesto y cuelgo.












XXXIV


Llego a la dirección que mi padre me dio y me
detengo abruptamente. Kaiden está allí, pero no está
solo. Una hermosa castaña lo está abrazando. Si
pensaba que mi corazón estaba destrozado. Estaba
equivocada. El maldito bastardo tenía la capacidad de
encontrar un pedazo sano por pequeño que fuera y
volver a romperlo. Solo que era cien veces peor.

Me acerque a la pared y escuche un poco de la
conversación, aun cuando no debería hacerlo.
- ¿Estás seguro que no quieres tomar el vuelo ahora? -
su voz tenía ese acento francés de envidia
- Juliette - susurra con una voz llena cariño - mi vuelo
sale más tarde, además, tu deberías estar ya en el
aeropuerto - toma sus mejillas
- Vine por ti
- No tenías que haberlo hecho
- Tonterías, eres mi prometido

Me siento caer.



Eres mi prometido....

Me alejo, como si eso pudiera detener el tiempo, como
si pudiera obligar a mi corazón a olvidar con solo
alejarme.














XXXV

KAIDEN

Prometido

La palabra me hace sentir extraño.
- Te mereces algo mucho mejor que esto - me señalo a
mí mismo.
- Lo mismo digo, pero refiriéndome a mí.
- Cualquier hombre estaría feliz de tener a alguien
como tú.
- Apestamos, ¿no es cierto?
- No sé si pueda seguir con eso
- Kaiden - susurra con cariño - te quiero, pero de la
misma manera que se supone debo querer a un
hermano y esos sentimientos no van a cambiar.
- Lo sé - le contesto - me siento de la misma manera
- Me gustaría que esto no tuviera que ser así
- Las cosas se dieron de esa manera
-Escúchame Kaiden – me regaña y toma mis manos
entre las suyas - En el momento en que tomes ese


avión “Tu vida” la estarás dejando aquí - me duele, y
es tan intenso que me cuesta mantenerme en pie.
- No sé qué más hacer
- Luchar – exige, pero no puedo hacerlo
- No soy bueno para ella – me regala una sonrisa triste
- No me decepciones
- Lo siento

Ella parecía querer argumentar algo más, pero
entonces llego su taxi.
- Te veré en unas horas - susurra.



















XXXVI

MISCKA

¿Que estoy haciendo?
Vine a despedirme y de nuevo estoy huyendo. Respiro
y me armo de valor para regresar.
Camino y una opresión se apodera nuevamente de mí.
No puedo. No puedo soportar una despedida.

Doy vuelta y lo encuentro despidiendo a la chica en el
Taxi. No - me repito a mí misma - no es cualquier
chica, su prometida.
No sé qué me duele más. Perderlo o que me haya
engañado una vez más al tener una prometida.
Demonios.
Estoy tan mal, que me duele más que se vaya.


Cuando sus ojos conectan con los míos. Sé que nunca
me voy a recomponer de esta despedida. Que nunca


pasara a ser parte de mi pasado. Mi amor por él
perdurada por siempre.
- Miscka - susurra y por un momento puedo escuchar
mi nombre ser pronunciado con un amor tan intenso
que cuesta respirar. No de la misma manera que
pronuncio el de su prometida.
Eres idiota. Me recrimino.
Prometida
- ¿No pensaste que te irías sin haberte despedido de
mi verdad? - le digo en modo juguetón, el fantasma de
una sonrisa aparece en sus labios, no quiero
ilusionarlo - ¿Pensaste irte sin despedirte?
- No podía soportar la idea de irme con una despedida
tuya - se detiene - siento como si fuera un final
definitivo - me acerco a él y lo abrazo, sus brazos me
rodean. Por unos momentos quiero olvidar todo. Pero
no me lo permito. Le doy un beso tierno en la
comisura de sus labios y él cierra los ojos,
disfrutando. Me acerco a su oreja, estoy de puntillas
aun con sus brazos presionándome.
- Lo es - susurro y me echó a correr. Dejándole atrás.
Aun cuando sé que nunca volveré a verlo jamás.
















SEGUNDA PARTE
1 año después…















Say something I'm giving up on you
I'll be the one if you want me to
Anywhere I would have followed you
Say something I'm giving up on you

And I am feeling so small
It was over my head
I know nothing at all

And I will stumble and fall
I'm still learning love
Just starting to crawl

Say something I'm giving up on you
I'm sorry that I couldn't get to you
Anywhere I would have followed you
Say something I'm giving up on you

And I will swallow my pride
You're the one that I love
And I'm saying goodbye

Say something I'm giving up on you
I'm sorry that I couldn't get to you
Anywhere I would have followed you

Say something I'm giving up on you
Say something I'm giving up on you
Say something
A Great Big World - Say Something


LONDON BUSINESS SCHOOL:

A quien corresponda.

Es un placer informarle a la C. Miscka Ayleen
McWilliams que ha sido aceptada para realizar el
periodo de prueba de tres meses.
Obteniendo un 95% en el Graduate Management
Admission.

Las pruebas a realizar serán las siguientes:

*El MBA
(Master in Business Administration)
*Executive MBA, Master en Finanzas (MiF)
* MBA Global

Periodo Febrero- abril 2015

Sin más por el momento
Se despide.

LBS



XXXVII

- No puedo creer que te vayas Miscka - me abraza
Shauna con fuerza
- Solo me voy a ir tres meses Shauna - le recuerdo
- ¿Que voy hacer sin ti?- me hace pucheritos
- Lo mismo que hiciste tres años atrás
- No juegues conmigo - le sonrió
- También iras a la ciudad del Amor - murmura Yoshi
con ilusión.
-Que cursi - dice Lauren cruzándose de brazos
- La ciudad del amor esta donde este tu verdadero
amor Yoshi - le recrimina Shauna - Y el tuyo realmente
está en Paris – agrega dándome una mirada de reojo.
El dolor me absorbe, cada parte de mí. Como si no
pudiera respirar.
- No voy a ir a parís
- ¿Qué? está en el programa - me encojo de hombros.
Decline la salida a Paris porque soy una cobarde. El
solo hecho de estar en la misma ciudad que él... no, no


puedo. Estuve un año obligándome a olvidar
desesperadamente. Sin mucho éxito. Y me niego
rotundamente a echar todo por el borde.
- Miscka - susurra Shauna con voz triste.
- Estaré bien - le digo. Pero no estoy completamente
segura.

Estamos en la fiesta de despedida que ofrece la
escuela para todos los graduados. "Técnicamente"
porque estoy en la azotea lamentándome. Las
palabras de Yoshi fueron como un latigazo para mi
corazón. Mi cuerpo y alma siguen respondiendo a él.
A quien estoy engañando, siempre le pertenecerán a
él. Lagrimas recorren mis mejillas. Paso mis manos
repetidamente sobre mis brazos. Como si necesitara
protegerme de mi propio dolor con la necesidad de un
abrazo.
- Una niña tan bonita como tú no debería estar
llorando - me sobresalto, esa voz la conozco. Dulce y
tierna. Me sorprende también que me hable, después
de un año. Se siente tan extraño.
- Zack - susurro su nombre, él aprieta la mandíbula
como si estuviera enojado. Después de unos minutos
se acerca a mí e instintivamente me alejo. Como si


temiera que fuera hacerme daño. Sus facciones se
vuelven duras. Como si le doliera que me aparte.
- No te voy hacer daño - susurra y sé que no lo hará.
Entonces ¿por qué me estoy alejando?
- Lo sé - le contesto y me sonríe. Vuelve acercarse a mí
y esta vez se lo permito. Posa sus manos en mis
mejillas. Me asusta que pueda sentir algo por Zack. Su
contacto me hace sentir diferente. Con sus dedos
delicadamente limpia las lágrimas de mi rostro.
Su gesto me enternece.
- ¿Que estás haciendo aquí? - pregunto estando a
centímetros de él
- Te vi subir - suspira - te veías tan triste y - agrega
como quien no quiere la cosa - mi estúpido impulso
me dijo que debía seguirte.
Le sonrió y una pequeña sonrisa aparece en sus labios
- Yo... - no sé qué decir, estoy bloqueada.
- Shhh - No entiendo que pasa aquí, no sé por qué sigo
aquí. Yo lo deje. Yo me aleje de este chico, quien se
encargó de dejarme humillada frente a todo el pueblo.
- Espero que quien te haya hecho llorar, sea
merecedor de tus lagrimas - lo miro y sé que está
hablando de Kaiden.
No hablo


- Escuche que regreso a Paris - susurra dándome la
espalda.
- ¿Por qué me haces esto? - le pregunto consternada -
porque si lo que querías es hacerme sentir mal,
felicidades lo has logrado... puedes marcharte - le
grito
Él se vuelve y toma mis hombros obligándole a
mirarle.
- No era mi intención
- ¿Qué quieres? - susurro
- Quiero que sepas que Kaiden fue un completo
estúpido si se atrevió a dejarte sin luchar por ti… y
quiero romperle la cara también por robarte la
felicidad de tu rostro - sus palabras me conmueven y
me confunden al mismo tiempo.
-No fue el único – le echó en cara, él cierra los ojos y
puedo ver como aprieta los dientes. Lo he lastimado
-Lo sé – suspira – pero Kaiden no es Zack – murmura
-A que te refieres – le pregunto confusa
-Solo sé que estabas en buenas manos, por mucho que
me cueste admitirlo – rueda los ojos – creo que me
equivoque.
- ¿Por qué te importa?


-¿Lo dices enserio? - pregunta escéptico, me encojo de
hombros – no me importa él, eres tu quien me
importa
- pero... - comienzo a protestar pero me detiene
- Shhh - vuelve a posar su dedo en mi boca - déjame
terminar - asiento- Sé que actué como un completo
imbécil y no merezco siquiera la pena de que me estés
escuchando ahora, pero... - se detiene dudoso, como si
estuviera a punto de confesar algo intimo - me
rompiste el corazón Mish ¿Qué se supone que debería
hacer? , nunca me había pasado. Jamás me había
sentido de esa manera. Estaba herido y confundido al
mismo tiempo. Y no sabía cómo actuar. Así que la
única manera que mi orgullo creyó era correcta, era
lastimarte como me lastimaste a mí. Yo estaba
destrozado. ¿Por qué tu no? - sus palabras me
lastiman de un modo que ni en un millón de años
pensé en sentir- No sabes cómo me arrepiento por
eso. ¿Pero puedes culpar a un hombre por sentirse de
esa manera? Era algo nuevo para mí. Jamás ninguna
chica me hizo sentir de la manera que me hiciste
sentir tú.
Entonces me siento la mujer más despreciable del
planeta. Porque me preocupe de manera egoísta por lo
que yo estaba sintiendo, Sin importar madamas. Yo


conocía a Zack de dos años. Y ahora que volvía a estar
de nuevo hablando con él me recordaba al chico de
quien me había enamorado.
- Zack lo siento, yo no sabía cómo te sentías - susurro
tomando sus manos de mis hombros - ¿Por qué no
hablaste conmigo?
- Porque tenía miedo - confiesa
- Perdóname - le digo porque siento que es algo que se
merece
- Mish - presiona mis manos - Yo soy quien debe
pedirte perdón
- Entonces ambos tenemos que perdonarnos por ser
estúpidos - sonríe y sé que estamos bien
- Déjame ser tu amigo - dice después de unos
momentos - necesito saber que sigo en tu vida de
alguna forma - asiento con alegría y entonces lo
abrazo, por primera vez después de este año me
siento feliz.
- Así que te iras a Londres - murmura al cabo de un
momento
- Si, mi vuelo sale pasado mañana
- igual yo - agrega sonriente
- Fuiste aceptado en el London Bussines! - exclamo
con alegría, asiente - estoy tan feliz por ti - le abrazo


de nuevo. Siento sus músculos, el calor de su cuerpo a
mi rededor y me alegro de haberle recuperado.
- Era nuestro plan desde un principio ¿recuerdas? - me
guiña un ojo
- Que se prepara Londres porque allí vamos - él se ríe
en respuesta
- ¿Te parece bien que nos vayamos juntos? - pregunta
casi con miedo
- Me parece bien - me regala una sonrisa radiante
- Pasare a recogerte a primera hora.
- Te estaré esperando.


















XXXVIII


« Shauna »
Anoche te vi con Zackhariac
¿Qué demonios está pasando contigo?
Responder

«Miscka»
Contrólate, si me encontré a Zack y la verdad es que
pase un buen momento con él.
Enviar


«Shauna»
¿No regresaste con él verdad? - Asustada-
Responder


« Miscka »
¿Eso realmente te molestaría?


Enviar



« Shauna »
Seré sincera.
Si, lo haría... ¿recuerdas todo lo que nos hizo...lo que
te hizo?
Responder


« Shauna »
No espero que lo entiendas. Te quiero amiga y la
verdad es que no voy a regresar con él, pero no lo voy
apartar de mi vida tampoco.
Le quiero y es mi amigo.
Enviar

« Shauna »
Te vi feliz. Si después de un año al menos pude ver
una sonrisa sincera tuya. Lo acepto.
Es tu decisión.
Responder




« Miscka »
Zack fue aceptado en London Bussines también,
compartiremos el mismo vuelo.
Enviar

« Shauna »
¿Algo más que me estés ocultando?
Responder

« Miscka »
No te he ocultado nada, de hecho te lo estoy
contando ahora mismo
Enviar

« Shauna »
Te quiero amiga. Pero esta noticia de Zack me tiene
consternada.
Responder


« Miscka »
Deberías alegrarte de que tengo a alguien conocido y
no me sienta tan perdida.
Enviar





« Shauna »
Tienes razón. Estoy comportándome como una
estúpida.
No lo volveré hacer.
Responder

« Miscka »
Te dejo tengo que hacer la maleta.
Te quiero Amiga. Deséame suerte.
Enviar

«Shauna »
Te ira de maravilla estoy segura.
Cuídate.
Un beso.












XXXIX


En cuanto mi padre cierra la puerta, inmediatamente
me doy cuenta de mi error.
- Miscka Ayleen McWilliams
- Tal vez olvide contarte que Zack se ofreció a
llevarme al aeropuerto - su mirada está llena de
desprecio
- ¿Estas hablando enserio? - ¿Por qué demonios todos
me preguntaban eso? - Tu ex-novio - dice recalcando
el "ex"- te va a llevar al aeropuerto
- Técnicamente tenemos el mismo vuelo - bajo la voz
- Miscka - me recrimina- No voy a permitirlo
- Papá está afuera, ¿cómo pudiste cerrarle la puerta?
-Estoy en todo mi derecho, ya que te lastimo y no voy
a dejarte con él
- Escúchame papá, Zack es un buen chico y es amigo
mío. Así que le vas a pedir una disculpa, de acuerdo -
lo miro - por favor - le suplico


- Bien - dice a regañadientes
Abro la puerta y me encuentro a Zack con las manos
en los bolsillos, luce apenado.
- Hola
- Hola - me sonríe y luego se vuelve serio - Sr.
McWiliams - le tiende la mano y mi padre se la da.
- Mi hija me ha dicho que se van juntos a Londres - lo
fulmina con la mirada.
- Si señor - le contesta y me siento en el ejercito
- Como sabrás no confió en ti - quiero morir
- Lo entiendo señor
- Pero si mi hija lo hace - suspira - te daré una
oportunidad
- Lo agradezco señor
- Estoy depositando toda mi confianza en ti jovencito
- Le juro que no le defraudare, la cuidare.
- Confió en ti - le dice nuevamente y él le da un
asentimiento con la cabeza.
Mi padre se gira hacia mí y me abraza tan fuerte que
siento que no puedo respirar.
- Pa-pá - le suplico para que me suelte
-Lo siento, no puedo creer que te vayas – lo miro, sus
ojos brillando por las lagrimas
- Solo serán tres meses, casi no los vas a sentir - le
consuelo


- Mi niña está creciendo tan rápido - me rio
- cielos papá eres peor que una madre - bromeo
- Lo siento - se disculpa
- Te voy a extrañar
- Yo también
- Ahora, debo salir con lo poco que queda de mi
dignidad - entonces me sonríe.

Zack se pasa la mano por su cabello.
- Tu padre me odia - me dice mientras nos
acomodamos en el avión
- Lo siento por eso - me disculpo y lo digo enserio
- Tiene sus buenas razones - Suspira - al menos
nuestros padres siguen en contacto
- Si, nuestros problemas no deberían influir en ellos -
él se muestra abatido - ¿No es curioso que nos haya
tocado juntos? - trato de cambiar el tema
- Si muy curioso - sonríe
- Si no nos habláramos, ¿Qué hubiera pasado? - le
cuestiono
- Te hubiera tratado como a la chica guapa de al lado.
Tal vez me ignoraras o tal vez lograra conquistarte -
agrega con una sonrisa
- Tal vez lo primero suena más lógico
- Tal vez no has probado bien mis encantos - le golpeo


- Auch, eso duele
- Compórtate
- Si mami - dice asiendo pucheritos.
- Y oficialmente se convierte en mi viaje más divertido
- ruedo lo ojos y el sonríe divertido.



























XL

Para: MC-Company@Gmail.com
De: Misc_K11@gmail.com
Asunto: Londres

Hola papá.
No sabes cuánto te echo de menos. La vida sin Pizza y
Lasaña es tan aburrida. Quiero cenar con mi papi.
Pero quiero que sepas los cursos han sido excelentes
y creo que ya puedo tener mi propia empresa - ya
quisiera - como sea, he visitado hasta ahora el
"Boating Lake" que está muy cerca de la escuela -
Lance a Zack del bote, si eso te hace sentir mejor - es
broma - también fuimos al museo de Sherlock Holmes
- realmente impresionante, deberías venir. Han pasado
pocos días, así que no he hecho mucho.

Seguiré en contacto.
Te quiere Miscka..





Para : Misc_k11@gmail.com
De : Shauna_rtc@gmail.com
Asunto : ¿Ya regresas?

Las travesuras no son divertidas sin ti. ¿Ya vas a
volver pronto?
Espero que tu si te estés divirtiendo. ¿Cómo se está
comportando Zack?
Oh por cierto, Yoshira esta como enfada contigo. -
¿Alguna idea de por qué? - Me pregunta si has
cambiado de idea con lo de Paris.

Te quiere Shauna.


Para : Misc_K11@gmail.com
De: MC-Company@Gmail.com
Asunto : Re: Londres

Estoy tan feliz por ti mi cariño. Me alegro tanto que te
estés divirtiendo también y no te presiones tanto con
los estudios. Me llena de satisfacción imaginar a Zack
en el agua.


Te dejo mi adorada hija. Debo ir a trabajar.

Cuídate mucho. Te extraña tu padre.


Para : Shauna_rtc@gmail.com
De : Misc_k11@gmail.com
Asunto : Re:Ya regresas?

También te extraño. Pero apenas han pasado una
semana. ¿Te imaginas el infarto que le causaría a mi
padre?
Zack es un gran amigo. En dos días iremos a turistear
al Palacio de Buckingham.
Respecto a lo de Yoshira no tengo idea de por qué. Y
no, no he cambiado de opinión respecto a Paris.

Te quiere Miscka.













XLI

YOSHIRA

Para: Inmortal-k11@gmail.com
De: Yoshi-love23@gmail.com
Asunto : ¿Ya te cansaste de Luchar?

Sé que sonare una entrometida. Pero como alguna vez
tú me dijiste
“El amor lo vence todo"
Y ustedes lo mandaron todo por la borda. No me
gusto ver por un año sufrir por mi amiga. Yo sé que la
amas y ella también a ti.
Entonces ¿por qué se dejaron?

Necesito platicar contigo.




Tienes un Msj instantáneo de
Inmortal_k11@gmail.com

KAIDEN: Jamás deje de luchar
YOSHIRA: Eso es lo que hiciste cuando te fuiste
KAIDEN: ¿Qué se supone que debía hacer? Miscka me
dijo que me fuera
YOSHIRA: Pues claro que lo hizo, tú le mentiste
KAIDEN: Nunca le mentiría
YOSHIRA: Ocultarle tu compromiso ¿no es mentir?,
creo que estaba equivocada contigo

KAIDEN: ¿Cuál compromiso?
YOSHIRA: El tuyo con la chica francesa, eh Juliette
creo que así se llama.

KAIDEN: Como conoce Miscka a Juliette
YOSHIRA: ¿Y cómo demonios supones que yo sepa
eso?

......


Tienes un Msj instantáneo de
Inmortal_K11@gmail.com



KAIDEN: ¿Cuándo conociste a Miscka?
JULIETTE: Hola a ti también
KAIDEN: CONTESTAME!!
JULIETTE: Nunca he hablado con ella, me lo prohibiste
no recuerdas
KAIDEN: JURAMELO!
JULIETTE: Te lo juro, nunca lo he hecho ¿Está todo
bien?
KAIDEN: Si, lo siento
.........
KAIDEN: No sé, ¿Cómo te enteraste?
YOSHIRA: Miscka nos conto
KAIDEN: ¿Podridas contarme?
.........

YOSHIRA: El día que te ibas, Miscka fue por ti, creí que
todo estaría solucionado, pero entonces escucho
como te llamaba su prometido. Eso la destrozo.
KAIDEN: Demonios
YOSHIRA: ¿Por qué hiciste eso Kaiden?
KAIDEN: Demonios
YOSHIRA: ¿Demonios qué?
KAIDEN: Soy un jodido estúpido
YOSHIRA: Dejemos a un lado lo obvio


KAIDEN: Yo rompí ese compromiso, no podía estar
con nadie si no es Miscka, volví a parís para dejarlo en
claro
YOSHIRA: No estas comprometido
KAIDEN: Nunca lo estuve
YOSHIRA: ¿Y por qué no lo dijiste?
KAIDEN: Porque no se supone que se enteraran
YOSHIRA: Pues lo hicimos
KAIDEN: Maldición
YOSHIRA: ¿La amas?
KAIDEN: Ella es mi vida. He tenido que sobrevivir un
año sin ella
YOSHIRA: Entonces que estas esperando. Tienes que
aclararlo
KAIDEN: ¿Qué pasa si ella ya no siente lo mismo?
YOSHIRA: ¿Estas de broma?
KAIDEN: Regresare a Nevada
YOSHIRA: Noo!!!
KAIDEN: ¿Por qué no?
YOSHIRA: Ella no está aquí
KAIDEN:¿Cómo que no está?
YOSHIRA: Fue aceptada en el curso del London
Bussines School

KAIDEN:¿Esta en Londres?


YOSHIRA: Si
KAIDEN: Entonces no tengo que perder más tiempo,
Gracias Yoshira
YOSHIRA: Espera



Desconectado


-Ella esta con Zack

No leído















XLII

MISCKA

- Luces hermosa - murmura Zack sonrojado, llevo un
vestido blanco sencillo con un jersey de mezclilla y
Flags bajos.
- Gracias, tu igual - Él luce fabuloso con sus
pantalones negros, camisa blanca y jersey del mismo
tono que el pantalón. Le da un toque misterioso y
sumamente atractivo. Pasa su mano por su cabello
castaño.
-¿Estas lista?- asiento
Zack pasa su mano por mi espalda guiándome.
Retrocedo dos años y estamos teniendo nuestra
primera cita.
- Estoy muy feliz de tenerte aquí - le digo - muy
probablemente ahora estuviera durmiendo.
- Lo dudo
-¿A qué te refieres?
-Muy probablemente estuvieras en una cita
-Sí, claro


- La mitad de los universitarios quieren salir contigo
-¿Y la otra mitad? - bromeo
-Son Gay - me rio
- No lo creo. Además no he recibido ni una sola
propuesta
- Si bueno, quizá puedo ser muy persistente - lo miro
incrédula; me guiña un ojo
- Tu no...
- ¿No te molesta cierto?
- No, pero no puedo creer que lo hayas hecho
- Solo te ahorraba un mal momento
- ¿Qué me dices de ti, qué hay de las chicas?
-Te odian
- ¿Qué? ¿Por qué?
- Porque sales conmigo es obvio
- Que modesto, ¿a dónde vamos?
-ADF energy London Eyes - me detengo
- La Noria - asiente.
- Eres increíble.


La Noria es una las atracciones turística en Londres
que no te puedes perder. Si estas en Londres y no
visitaste la Noria. No estuviste en Londres.
-Es hermoso!!! - Exclamo y Zack me mira


- ¿Qué pasa? - le pregunto
- Nada, es solo que pienso que voy a despertarme y no
vas a estar aquí. Temo que sea solo un sueño.
-Zack, no quiero que…
-No lo digas
- Pero no quiero que te hagas una falsa esperanza
- Lo sé, es solo que al estar estos días contigo me ha
recordado, nuestros momentos juntos.
-Zack
- La primera vez que te vi, pensaba que eras el ser más
despreciable del universo, tan pequeñita y adorable.
Quien iba pensar que debajo de esas trencitas yacía
una mujer salvaje - sonrió - Me enfrentaste y desde
eso momento supe que tenía que conquistarte. No me
la pusiste fácil, seguiste ignorándome y luego esta
Iliev Christensen, sabía que estaba enamorado de ti, él
era un obstáculo en mi camino. Así que se convirtió
en mi mayor enemigo. ¿Comprendes porque me dolió
encontrarte con él después? - y lo entendía, de verdad
lo había lastimado
- Pero creí que te habías fijado en mí hasta que tenía
quince
- Estaba enamorado de ti desde que tenías doce
- Woah, lo estoy descubriendo


- imagíname a mí - lo miro sin comprender - jamás me
había enamorado.
-Oh
-Solo "oh”, has herido mis sentimientos - se coloca la
mano en el pecho, simulando estar herido -Cuanto te
miro, te siento dentro de mí - toma mi mano y la
coloca en el mismo punto donde había colocado las
suyas antes - siento que mis piernas tiemblan, mi
respiración se agita ¿Sera por qué todavía te quiero? -
me pregunta, puedo sentir su corazón latir
desbocado.
- ¿Después de un año? - él sonríe
- ¿Has dejado de querer a Kaiden? - niego sosteniendo
las ganas de llorar
- Entonces creo que conoces mi respuesta
-Te mereces algo mejor Zack, una chica que te quiera
de la misma manera que tú. Alguien que te de su
corazón - su semblante está lleno de dolor, pero no
puedo mentirle.
- ¿Un último beso? - me pregunta mientras sus labios
se mueven acompasados de los míos
-Si - murmuro sin aliento, porque sé que es lo único
que le puedo dar. Sus labios se mueven lentamente
entre los míos, suaves y tímidos casi como si pidiera
permiso. Siento el roce de su aliento, el perfume


embriagador de su cuerpo, me ofrece una sensación
de paz. Pero nada más...no hay magia, no existe esa
llama, ya no más. Y es por que ha llegado la
culminación de esos sentimientos.
Se retira para tomar aliento.
- Ahora puedo ser tu Amigo.























XLIII

KAIDEN

« La Noria, 8:00 P.m »

Solo cuento los minutos para encontrarla y abrazarla.
El simple hecho de saber que voy a tenerla en mis
brazos me hace enloquecer.
Estoy buscando por todas partes. Una hermosa chica
de cabello castaño claro, casi rubio. Espero
encontrarla, estoy girando como loco pero no hay
nada. A lo lejos se encuentra una pareja de
enamorados. Me pone celoso mirarlos, ya quisiera
poder tener a la chica que amo conmigo.
Pero entonces los veo bien.
Esos hermosos ojos azules que puedo hallarlos a la
distancia. Que me llaman con tan solo una mirada.
Ella tiene sus manos en el pecho de él. Él chico se
acerca y posa sus labios en los de ella.


Mi mente se nubla. Se niega a creer que ella le esté
besando. Esos labios que ya había probado. Ese dulce
saber a fresa. Él todo de ella que creía mío. Y ahora
estaba con él.
Con Zackhariac.

Me largo de ahí en cuanto recupero la cordura. Estoy
destrozado.
Ella esta aquí con Zac. Con su Ex-novio.
La gente pasa a mí alrededor sonriendo. ¿ Por qué
sonríen ?
Es como si se burlaran de mí por ser tan estúpido.
Un tipo corpulento me empuja y tropiezo.
-¿Estas bien? - pregunto una joven educadamente y la
ignoro.
Ignoro todo.

Para : Yoshi-love23@gmail.com
De : Inmortal_k11@gmail.com
Asunto : POR QUE NO ME LO DIJISTE!!

Ella esta aquí con Zack
Los vi besándose. Están juntos.

“Ella esta con Zack”… ella si me lo dijo.


XLIV


MISCKA

Para : Misc_k12@gmail.com
De: Yoshi-love23@gmail.com

Un archivo adjunto


Ver en Línea


Si te dijeran que el Amor de tu vida está frente a tus
ojos.
Lo primero que piensas es que te están mintiendo.
Lo segundo que haces es correr averiguarlo
Y lo tercero es ir por él o ella y la conquistas.

Hay una chica, se llama Miscka Mcwilliams. Ella es el
Amor de mi vida. Cuando la vi por primera vez, pensé


que era un Ángel. Cuando la vi por segunda vez era
una esperanza. Y cuando la vi por tercera vez supe
que estaba perdidamente enamorado de ella.

Necesito conquistarla. Necesito que se enamore de mí.
Y por ello necesito tu ayuda.

Aquí hay un Sobre. ¿Podrías entregárselo por mí?

Ella es diferente de lo que todo el mundo piensa. Es
muy agradable y bella. Tiene un Corazón de Oro.
Podrás encontrar una buena amiga, si la dejas
entrar… Ella abrirá tu corazón a ti.

Con todo mi agradecimiento
K.


Eso es lo que decía la Nota.







XLV

-¿Estas segura de que no iras a Paris? - pregunta Zack
por Centésima vez
- No lo hare, pero tu deberías hacerlo - el niega
- ¿Qué puedo hacer para que vayas? - pregunto
- ir conmigo
- Trata con otra cosa
- Entonces nos quedaremos aquí - suspira en señal de
rendición - Mañana es catorce de febrero, sabes – dice
al cabo de un momento.
- Oh sí, no me lo recuerdes - él se ríe con humor
- ¿Crees que la has pasado fatal? - pregunta - Trata de
tener una cita con Krista
- Jesús, prefiero tirar del gatillo primero
- Es el peor impulso que he tenido en mi vida
- Si, eres muy impulsivo - me codea - mmm tú y ella... -
levanta las cejas con interrogación, demonios ¿hará
que lo diga?
- ¿Si?
-Tuvieron...ya sabes - me sonrojo
- No, no se… cuéntame - se recarga en la pared
divertido.


- Olvídalo - me giro y me detiene
- No, jamás tuve sexo con ella. Es horriblemente
despreciable
- Pero tú dijiste…
- Se lo que te dije Mish - me corta - estaba enojado
- Entonces la dejaste
- Se podría decir, aunque nunca estuvimos juntos.
- Ua, Se veía que era amor a primera vista
- Cállate - me empuja y le saco la lengua - Lo mismo
pensaba de Kaiden
- Touche - hablar de Kaiden con Zack por curioso que
suene lo hace menos doloroso
- ¿Que paso? - y decido contarle todo. Las cartas,
cuando descubri que era él, inclusive cuando me
atacaron - lo que lo hizo ponerse rojo de ira - la
despedida y el saber que estaba comprometido.
Me mira frunciendo el ceño
- No lo creo - dice en cuanto termino
- ¿Qué cosa? - porque no tengo ni idea de lo que hablas
pienso
- Que estuviera comprometido
- Los escuche Zack
- Lo pondré de esta manera. Por mucho que lo deteste.
Él hizo todas cosas por ti , Ahora entiendo por qué me
dejaste


-Zack - le recrimino
-Está bien, lo hizo porque te amaba. Lo único que
puedo inferir, es que el vino por ti por que no quería
ese compromiso.
- No lo creo
- Técnicamente tú lo rechazaste - continuo

Si lo veías de esa perspectiva....
Oh oh.



















XLVI


Para : Misc_k12@gmail.com
De : Yoshi-love23@gmail.com
Asunto: Cómo pudiste.

Acabas de destrozar el corazón de un chico que nunca
encontraras jamás.
¿Cómo pudiste Besar a Zack?
Creí que amabas a Kaiden. Él fue por ti y te vio con él.
¿Por qué Miscka ?


Salgo corriendo de mi habitación hacia donde Zack.
De qué sirve bloquear todos estos sentimientos si al
final iban a terminar desbordándose de la manera
más cruel. Mientras leía cada una de sus palabras mi
corazón se agita y sé que estado equivocada todo este
tiempo. Lo amo y es un sentimiento que nunca va a
parar. Nunca dejare de sentirme de esta manera
mientras lo esté alejando. Antes de que llegue a su
puerta giro y voy tan deprisa que choco con él.


- Mish ¿Qué pasa? - pregunta Zack preocupado, pero
solo puedo llorar
- Él nos vio - hipeo
- ¿Quién? - pregunta sin comprender
- Kaiden - La comprensión se refleja en su rostro.
- En la noria - asiento llorando
- Diablos - me abraza contra su pecho, me deja llorar
lo que parece una eternidad hasta que cesa.
Me mira profundamente
- ¿Lo amas? - susurra y me siento deshacer
- Lo amo
- Entonces que estas esperando
- ¿A qué te refieres?
- Vamos a ir a Paris

Y estoy nerviosa, siento que voy a desfallecer ¿Cómo
voy a decirle que lo quiero? ¿Que no puedo vivir sin
él?
















"La Fête des amoureux"



En los orígenes, la costumbre francesa para el día de
San Valentín consistía en que las mujeres jóvenes iban
a una casa y los hombres iban a otra, justo enfrente de
la casa donde estaban las mujeres. Entre ellos se
llamaban por las ventanas. Al final, si el hombre no se
sentía atraído por su compañera, la abandonaba. Más
tarde, las mujeres encendían una hoguera propinaban
improperios y quemaban las fotos de los hombres que
las habían abandonado.








XLVII



Dos horas de viaje y aun no puedo calmar mi agonía.
Me siento reconstruir y algo de miedo se apodera de
toda mi alma.

Son las ocho de la noche en Paris, aún sigue siendo
día de los enamorados. Estoy en la ciudad del Amor.
Donde efectivamente se encuentra mi corazón. Tengo
dieciocho años y aunque suene patético, nunca había
sentido tanto miedo en mi vida. Miedo a no ser
correspondida. Miedo a ser rechazada.

La Torre Eiffel aparece a la vista es preciosa pero no
tengo tiempo de observarla con cuidado.
- ¿Estás seguro de que es por aquí?
- Si, Paris 7th, Avenue Breteuil es lo que me dijeron-
Aparcamos en una zona residencial, es considerada
como las propiedades más cotizadas. Una inmensa


casa más grande que el palacio de la reina se haya
frene a mí. Es la casa de Kaiden.
- Bien allá voy - susurro más para mí misma y salgo
del carro
- ¿Que...? espera - pero no me detengo. Escalo por un
árbol frondoso y subo a la casa de alado. Por favor,
por favor...que no me detengan. Me pego a la ventana
y miro hacia abajo - voy a morir -
-Miscka baja de ahí, ahora mismo - si pensaba Zack
que lo iba a mirar estaba loco. Al menos si no quería
que vomitara.
- Mish eso es peligroso - grita, cierro los ojos y puedo
escuchar un ruido de una ventana abriéndose - voy a
ir a la cárcel - pienso
- ¿Miscka? - Esa voz, una melodía dedicada solo para
mí. Seguramente me caí y ya estoy en el cielo – ¿Eres
tú?
-Estoy muerta - susurro aun sin abrir los ojos
- Mish eso es peligroso, abre los ojos... tiene que bajar
de ahí - susurra
- Si abro los ojos - murmuro - despertare y no podre
escuchar tu voz nuevamente
- No es un sueño Mish, pero me estás haciendo pasar
un infierno viéndote ahí arriba - abro los ojos y lo veo
sus hermosos ojos azules como el cielo, su mirada


profunda que me hace perder el juicio, su hermoso
cabello rubio despeinado. Todo en el me hace amarlo
profundamente.
- Baja de ahí, por favor - y lo interpreto mal
- Solo tienes que cerrar tu ventana Iliev - me mira
confundido
- No entiendo
- Si lo haces, sabré que me estas rechazando - una
sonrisa torcida aparece
-¿Me estas conquistando como en las viejas
costumbres parisinas?
- Esto es más difícil de lo que pensé - susurro aterrada
- Estaría loco si te rechazara - me vuelvo para mirarlo
y resbalo un poco, grito
- Cielos, baja de ahí Mish - respira, respira, la ventana
de atrás se abre
- ¿Que está pasando aquí Kaiden? - pregunta una voz
femenina. Una voz que reconozco
- Juliette - murmura Kaiden con voz llena de
preocupación - tienes que ayudar a Mish - ella se
acerca rápidamente a mí y me ayuda a pasarme de su
lado.
- Gracias - murmuro y la veo, es tan malditamente
bella que me pregunto si no le vendió su alma al
diablo


- No hay de que - responde con una sonrisa radiante -
bajemos antes de que Kaiden se pongan histérico.

Salimos y entonces Kaiden sale de su casa corriendo
en mi dirección. Sus brazos se apoderan de mí y
deposita un beso suave en mi frente. Paso mis brazos
por su cuerpo y por primera vez en meses me siento
completa. Como si ese vacío nunca hubiera estado allí.
- Eso fue tan peligroso- susurra en mi oído, se aliento
me provoca un escalofrió placentero que me hace
estremecer hasta lugares que no sabía que existían -
¿Cómo llegaste aquí? - pregunta
- Zack me trajo - se tensa. Puedo sentir como aprieta
la mandíbula enojado. No, celoso.
Zack aparece y Juliette parece querer alejar a Zack de
Kaiden.
- Tú - murmura y parece salido de una película
- También te quiero Kaiden - murmura con desdén,
Kaiden se aleja de mí pero lo detengo. Juliette aparece
como mi salvadora.
- Bonjour ¿Zack verdad? - murmura en acento sexy -
soy Juliette, ¿Por qué no vienes conmigo? - el parece
dudar pero le digo que siga con la mirada.
- Él y tú... - empieza Kaiden después de unos
momentos


- No - le interrumpo pero parece dudar
- Te vi besarlo
-No eres tu - le digo simplemente - Zack es mi amigo,
pero no eres tú.
- Estas aquí - suspira como si aún no pudiera creerlo -
solo pensar en ti me hace suspirar
- Te extrañe tanto - tomo sus manos - Ha sido el año
más doloroso de mi vida, cada sueño que tengo es
sobre ti. Sobre estar contigo. Cada día me despertaba
con la ilusión de verte. Te amo, te amo de la misma
manera en que me enamore de la mirada de aquel
niño en ese accidente. Desde ese momento estuviste
en mí. Del mismo modo en que años después las
palabras de "K" me conquistaron, de la misma manera
en que los actos de Iliev me llenaron de vida. Y cada
uno de esos momentos se debió a que Kaiden me
enamoraba de un millón de formas diferentes.- Kaiden
toma mis manos con fuerza y las coloca en su pecho.
Su frente se posa en la mía - me gusta sentir los
latidos de tu corazón - le confieso - Él sonríe - Te amo
Kaiden
- Amo cuando dices mi nombre - susurra en mi oído
aun sin abrir los ojos, siento la caricia de sus labios
cuando dice - Dilo de nuevo
- Kaiden - susurro agitada


Sus labios se posan en los míos con urgencia, la
sensación de sentirlo en mi despierta la llama que creí
apagada por un tiempo. Paso mis manos por su cuello
atrayéndolo más cerca de mí, como si el espacio
estuviera jugando con nosotros y en cualquier
momento fuera separarnos y yo no quiero dejarlo
ahora que está conmigo. No quiero dejar de sentir
esto tan fuerte que siento por él. Sus labios me
hipnotizan a un grado mágico y electrizante algo que
no he sentido jamás. Lo Amo y es precisamente por
eso que nunca jamás voy a dejarlo ir.
- Te Amo Miscka, te amo de una manera desesperada.
Tal vez no tengas alguna idea exacta de cuan
profunda e inmensamente te necesito aquí conmigo.
Pero si me lo permites, voy a demostrártelo cada
minuto de cada día.
- Lo quiero, mientras te tenga a ti es lo único que
importa.
- Toma mi mano - susurra y lo hago - y no me dejes ir
- Jamás - le prometo.
FIN






EPILOGO

KAIDEN

-Miscka Mcwilliams, ¿Estuviste celosa de Juliette todo
el tiempo? – pregunto inquisidoramente
- Pues claro que sí, ella es sumamente hermosa.
- Las prefiero castañas - le susurro en su oído
haciéndola estremecer
- Mentiroso
- Mish eres la única mujer en mi vida, tenía siete años
cuando quede totalmente hipnotizado de ti - le
recuerdo - aun lamento que no haya sido tu primer
beso - hago un puchero, ella sonríe picarona


- De hecho – muerde sus labios, un pequeño gesto que
me distrae - si lo hiciste – dice y me quedo de piedra
- Tú y Zack...jamás - digo incapaz de continuar
- ¿Qué? – pregunta confundida
-Jamás se besaron - ella adquirió un lindo rubor en
sus mejillas
- No me refería a eso
- ¿Entonces? – inquiero mientras aprieto su mejilla
haciendo que se vuelva más roja
- Cuando fue el accidente, creí que no respirabas y yo
había visto en las películas eso del boca a boca -
susurra tímidamente - Así que puse mis labios sobre
los tuyos - confiesa apenada - eras tan suave y yo
jamás había tocado a un chico - le doy un beso casto
en sus labios
- Así que si fui tú primero - digo colando un mechón
de su cabello detrás de su oreja
-Que no se te suba a la cabeza
- Demasiado tarde...ya se me subió
- ¿Que voy a hacer contigo? - pregunta mientras toma
asiento en mi regazo
- Hacerme el Hombre más feliz del mundo
- Eso no me lo tienes que pedir - agrega coqueta y me
armo de valor


- Tengo otra cosa en mente - susurro mientras tomo
su mano
- ¿Qué es? - pregunta curiosa
- Cásate conmigo - su mano se congela
- ¿Qué?
- ¿Me harías el hombre más feliz del mundo al casarte
conmigo Miscka? - sus mejillas se sonrojan, sus ojos
se vuelven brillantes y sus labios oh buen señor tengo
ganas de robarle un beso
- Si quiero - contesta y la atraigo a mí con fuerza
- Entonces déjame ponerte el anillo - saco la cajita de
mi traje y le muestro el anillo de diamantes, lo coloco
en su dedo lentamente Saboreando cada segundo. No
dejo de mirarla ni un segundo, memorizando cada
rasgo. Para preservar este momento para mí.
- Oficialmente eres mi prometida
- Y tu mi prometido - me sonríe - y estamos en Paris -
exclama emocionada
- La ciudad del Amor - mordisqueo su oreja
- Ni por mi mente paso que me propondrían
matrimonio frente a la torre Eiffel
- Estaba pensando en algo mucho más romántico,
pero no me pude resistir
- ¿Siempre llevas el anillo?


- Uno siempre debe estar preparado - ella sonríe, es
un sonido hermoso. Suave y tierno casi como una
caricia - Tal vez no te pueda prometer una eternidad o
un “felices para siempre”, pues una relación siempre
tiene altibajos. Pero te prometo - entrelazo su mano
con la mía y la pongo a la altura de mi corazón - que
si te fallo, pasare cada minuto de mi vida, haciendo
que te enamores de mí.
- Mi Kaiden siempre tan romántico- susurra mientras
pasa sus manos por mi cabello
- Te Amo Miscka, nunca lo olvides.
-Jamás.






















AGRADECIMIENTOS

Quiero darte las gracias a ti lector, por
motivarme a seguir a delante, debo decirte que
escribo por el simple placer de hacerlo, y que
todas estas historias van dirigidas a ti.
Muchas gracias por seguir conmigo en esta
travesía de un montón de mundos – alguno reales
y otros… no tanto.







También puedes leer:

“Antes de Miscka y Kaiden
Hubo un Zack y Miscka”

-¿Qué haces Zack? déjame
ir – replica asustada, pero
no puedo, ella desprende
un magnifico olor a rosas,
es placentero y
embriagador…. Me enloquece y sé que no puedo
dejarla ir. Mi mano se posa en su cintura y la atraigo
con fuerza, casi puedo escuchar el latido de su corazón,
sé que me tiene miedo y no puedo culparla. Mis brazos
están a su alrededor para hacerle saber que está
protegida conmigo y entonces su respiración se vuelve
más lenta. Justo cuando creo que la tengo ganada,
impacta fuertemente su rodilla en mi entrepierna -
puedo ver a los Ángeles venir por mí – cállate imbécil –
me recrimino- mierda mierdaa !! – me retuerzo de
dolor. A esa chica como la odio.
LO SIENTO MI AMOR – (LO MIO SE LLAMA AMOR #0.5)


SINOPSIS

Cuando no existe el Amor de tu vida,
puedes inventarlo
Pero cuando esta frente a tus ojos…
Tienes que luchar por él
Me llamo Adelaine y esta es mi
historia
Me llamo Aiden y esta es nuestra
historia
TE AMARE HASTA QUE ME
MUERA Y AUN DESPUÉS


SINOPSIS
Para entrar en el Juego del Amor
Es necesario que sigas estos sencillos
pasos:
1.- No deberás Enamorarte
2.- No dejes que te confundan
3.- No lo conviertas en un capricho
4.- No creas que estas Enamorada
5.- ENAMORATE
(Pero no lo conviertas en una obsesión)
Pero NUNCA de los NUNCAS
INVOLUCRES A TU CORAZÓN
EL JUEGO DEL AMOR #1






Donde puedes encontrar a la Autora:
Facebook Oficial :
AQUÍ
Twitter :

AQUÍ
Próxima

Próxima edición
Febrero 2015 – Nueva portada.




Related Interests