Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

PROYECTO DE LEY Artículo 1º: Declárase como bien integrante de Patrimonio Cultural de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en los términos del artículo 4º, inc. a) de la Ley 1227, a las farmacias que se detallan a continuación: Secc. Manz. Parc. Dirección 42 067 027 Juan Bautista Alberdi 20 040 017 Pichincha 47 186 001 Julián Álvarez 01 015 026 Maipú 48 115 016 Directorio 02 042 001 Alsina Art.2º: Nro 1407 286 385 602 2400 410

Encomiéndase al Poder Ejecutivo realizar un relevamiento de otras farmacias históricas que pudieran existir, y proponer su declaración como bienes integrantes del Patrimonio Cultural de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Decláranse como bienes integrante del Patrimonio Cultural de la Ciudad de Buenos Aires, en los términos del artículo 4º, inc. h) de la Ley 1227, el mobiliario, equipamiento y objetos de las farmacias identificadas en el artículo 1º y de las que se declaren en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 2º de la presente Ley, a cuyo fin encomiéndase al Poder Ejecutivo realizar un relevamiento e inventario de los citados bienes muebles. El Poder Ejecutivo deberá registrar las declaraciones establecidas por el artículo 1º en la Unidad Técnica de Coordinación Integral de Catálogos, Registros e Inventarios (UTCICRI) y asentarlas en la documentación catastral correspondiente. El uso de los inmuebles identificados en el artículo 1º debe ser acorde al valor patrimonial protegido, de acuerdo a lo dispuesto por la Ley 1227 y su reglamentación. Cúmplase con los Artículos 89 y 90 de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Comuníquese, etc.

Art. 3º

Art.4º:

Art. 5º:

Art. 6º: Art. 7º:

Último cambio: 17-dic-09- Cantidad de caracteres: 4761 - Cantidad de palabras: 888 Pág. 1/4

Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

FUNDAMENTOS

Algunas de las antiguas farmacias de Buenos Aires son puntos claves donde reconocer la esencia identitaria porteña. Como sucede con los viejos bares y cafés emblemáticos, en estos locales también habita el alma porteña de las décadas de los años ´20 y ´30. Las farmacias, además, albergan la singularidad de su mobiliario original ligado al espíritu casi alquímico que prometían y siguen prometiendo, por ejemplo, las “recetas magistrales” preparadas manualmente en sus propios laboratorios. Esta herencia se mantiene viva y se refleja desde lo más pequeño a lo mayor: frascos, relojes de pared, anaqueles, cajas registradoras, básculas, balanzas de precisión, tubos de ensayo, contrapesos y hasta publicaciones de época (afiches publicitarios, vadevecums, etc.) suelen convivir con los vitraux, la emblemática boisserie y las tradicionales cruces verdes o rojas. Con esas mismas cruces –que hoy siguen estando, y las antiguas farmacias conservan en versiones pretéritas– se identificó casi universalmente a esta suerte de “tiendas especializadas” donde se expendían productos destinados –más allá de los resultados concretos– a mejorar la calidad de vida y la estética, incluyendo, a veces, de los animales domésticos, llegando incluso a proveer –ayer y hoy– un surtido variopinto que incluía (e incluye) golosinas, hebillas, inciensos, bijouterie, etc. En estos reductos donde respira el pasado, la ambientación invita a imaginar un mundo no tan lejano como mítico; épocas de tisanas, ungüentos, emplastos, ventosas y “preparados” de factura propia. Las primeras farmacias porteñas nacieron y, en algunos casos, dieron continuidad a una vitalidad simbólica y cultural que expresaba las corrientes e ilusiones hedonistas de su época, desde los tónicos para la caída del cabello hasta las píldoras energizantes. Hoy, algunas de ellas conservan esa proyección expresada desde lo edilicio y extendida hasta la unidad mínima de su espacio, equipamiento y provisión. Todo ello las hace –puntualmente en referencia a las que este proyecto de catalogación consigna– portadoras de valores arquitectónicos, históricos y simbólicos ligados a la identidad porteña.

Último cambio: 17-dic-09- Cantidad de caracteres: 4761 - Cantidad de palabras: 888 Pág. 2/4

Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Con relación al valor patrimonial que se expresa en muchas de las farmacias porteñas, resulta ejemplar el caso de la Farmacia de la Estrella (Alsina 412) que en 1972 pasó a convertirse en el Museo de la Ciudad. El local en cuestión –que por razones obvias no integra este proyecto de catalogación– conserva muebles y pinturas murales originales cuyo caudal evocativo remite notablemente a los edificios del mismo rubro y época en el territorio de la Ciudad. Otras farmacias paradigmáticas en su tipo quedaron en el camino, como la legendaria “Stella Maris” ubicada en la calle Moreno 2299. Esta última, fundada por Tomás Perón, abuelo paterno de quien fuera tres veces presidente de la República Argentina, el local se mantuvo en actividad durante más de 120 años, y resultó distinguida por el Museo de la Ciudad. Sin embargo, finalmente no continuó como farmacia. Las farmacias aquí propuestas para su catalogación pudieron haber sido más, dada la cantidad de edificios que registra el mismo origen pero sus exponentes fueron mutando a otros rubros, o incluso al destino de casas particulares. Así, la idea que impulsa este proyecto de ley busca, a su vez, reconocer la vigencia de las antiguas farmacias como tales, en su belleza edilicia y en su vitalidad integrada al cotidiano vigente de la vida porteña. En función de todo lo expuesto es que se proponen las catalogaciones nominadas, procurando también dar un impulso explícito a la idea de un patrimonio vivo, vigente, con capacidad de sustentarse en la dinámica metropolitana desde su singularidad física en sintonía con su funcionalidad social, barrial, territorial, en definitiva, cultural. Señor Presidente: por todo lo expresado más arriba, pongo a su consideración el presente proyecto de ley y, por su intermedio, a consideración de los legisladores de este Cuerpo.

Último cambio: 17-dic-09- Cantidad de caracteres: 4761 - Cantidad de palabras: 888 Pág. 3/4

Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Último cambio: 17-dic-09- Cantidad de caracteres: 4761 - Cantidad de palabras: 888 Pág. 4/4