P. 1
La Curacion Energetica, Richard Gerber

La Curacion Energetica, Richard Gerber

4.84

|Views: 15,183|Likes:
Published by Daniela
Un resumen de las tecnicas energeticas de curacion, escrita por un medico sientifico. Muy buen libro
Un resumen de las tecnicas energeticas de curacion, escrita por un medico sientifico. Muy buen libro

More info:

Published by: Daniela on Apr 03, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/27/2015

pdf

text

original

Diagrama 24 APLICACIONES

DIAGNÓSTICAS DE LA RADIESTESIA:

VÍAS OEL FLUJO DE INFORMACIÓN EN LOS SISTEMAS RADIONICOS

TESTIGO -*———*-INSUMOS ETEREO/ASTRAIVMENTAL

*

s* POR EOS CHAKRAS

Y

INTERFAZ
FÍSICO/ETÉREO

Y

CEREBRO FÍSICO

SISTEMA NERVIOSO —
— AUTÓNOMO —

SISTEMA OSTEOAUTONOMO
MUSCULAR

ÁREA DEL
SIMPÁTICO

ÁREA DEL

PARASIMPÁTICO

Y

J

APARATO RADIÓNICO

PÉNDULO

PROCESO COGNITIVO DE INFORMACIÓN

PROCESOS
CONSCIENTES

INTERPRETACIÓNDIAGNÓSTICA

tacíón facilitados por el aparato radiónico o el pén-
dulo. En todo esto, los únicos procesos que se desa-
rrollan a nivel consciente son la acción de sintonizar
deliberadamente con el paciente, y el ajuste del dis-
positivo detector. Todos los demás procesos condu-
centes a una interpretación diagnóstica tienen lugar
en planos no conscientes de las funciones energéticas.
Pero como estos sistemas de energía sutil tienen
interfaz con el sistema nervioso, es posible la utili-
zación de indicadores de la actividad nerviosa in-
consciente como detectores indirectos de la actividad
psíquica superior.

Por cuanto la red de captura de datos del operador
comprende el sistema de los chakras, es posible
diagnosticar por vía radiónica las dolencias derivadas
de desequilibrios en los cuerpos sutiles. Los trabajos
en tal sentido son deudores, sobre todo, de las
investigaciones del doctor David Tansley en Ingla-
terra.Ly

Pueden diagnosticarse (y tratarse) desequili-
brios específicos de los chakras en la medida en que la
hipoactividad o la hiperactividad de un centro psíquico
superior determinado aparezca vinculada con el
proceso patológico del paciente cuya dolencia se
estudia. (La cuestión de los desequilibrios de los
chakras y su relación con las enfermedades físicas
subyacentes será estudiada en profundidad más ade-
lante.)

El terapeuta radiónico obtiene esa información
diagnóstica por medio de un vínculo mental que

establece con el paciente gracias a* la presencia del
testigo, que le sirve de vehículo. Es lo que Tansley
ha llamado un enlace mental resonante. En realidad el
testigo vihracional es un punto de enfoque energético
bidireccional de sintonía, ya que admite et flujo de
la información energética de paciente a terapeuta,
además de suministrar un enlace energético sutil
con el paciente para el tratamiento & distancia.

Después de conocer los desequilibrios de energía
y su frecuencia mediante el diagnóstico radiónico
remoto del paciente, estos dispositivos permiten que
el terapeuta, a su vez, ¡e transmita a aquél una
energía vihracional de la frecuencia característica
necesaria. Este tipo de igualación de frecuencias es
similar, en teoría, al diagnóstico y tratamiento que
obtienen los practicantes del método de la elec-
troacupuntura según Voll. Como se dispone de cierto
número de modalidades energéticas, son posibles
varios tipos de terapias por frecuencia radiónica; de
momento que el testigo permite sintonizar con la
frecuencia vibracional de un paciente desde cual-
quier parte del mundo, cabe la posibilidad de esta-
blecer un enlace bidireccional entre paciente y tera-
peuta radiónico. O dicho de otro modo, se puede
elegir entre varios sistemas radiónicos para trans-
mitir frecuencias terapéuticas de energía sutil al
paciente, incluso superando grandes distancias. En
vez de administrar al paciente un remedio horneo-

Evolución de las técnicas de la energía sutil 147

pático que contenga una dosis de un quantum de la
frecuencia vibratoria que necesita, se le puede trans-
mitir directamente la frecuencia de la medicina ho-
meopática gracias al aparato radiónico y al testigo
vibracionaí. El aparato de Mora, que comentábamos
en otro lugar de este capítulo, puede transmitir a dis-
tancia frecuencias terapéuticas de energía homeo-
pática utilizando principios energéticos sutiles si-
milares al de la transmisión de las vibraciones por
resonancia. Generalizando la analogía, también se
transmiten frecuencias de energía sutil a los pacientes
mediante muy diversos emisores vi oracionales entre
los que figuran diversos tipos de gemas y cristales,
proyectores de color, esencias florales e incluso las
frecuencias magnéticas puras que algunos aparatos
radiónicos pueden emitir ellos mismos en el plano sutil.
En líneas generales, suele ser todavía muy difícil
que un científico de disciplina convencional admita
los sistemas radiónicos de diagnóstico y tratamiento,
puesto que sólo se justifican si aceptamos la existencia
de una anatomía energética sutil humana.
Tampoco la idea de curar a distancia, tan lógica para
la radiónica, es de las que cuentan con mucha acep-
tación entre la clase médica. Sin embargo, y como
veremos más adelante, existe cierto número de eslu-
dios científicos interesantes qtie corroboran la afir-
mación de que sea posible transmitir energías curativas
de terapeuta/sanador a paciente superando cientos de
kilómetros de distancia. En el caso de la curación
remota radiónica es el testigo quien actúa como guía
de ondas que permite dirigir las energías curativas
hacia el enfermo. Para entender los métodos radió-
nicos de diagnóstico hay que estar dispuesto a admitir
el hecho de que sean posibles varios tipos de visión
remota, y que a veces tales facultades latentes
puedan funcionar en planos inconscientes de la per-
cepción. Y entonces el don de clarividencia puede
recibir la ayuda y la perfección de diversos tipos de
instrumental psicotrónico.
En las teorías holográñcas de la realidad estriba
probablemente la clave para comprender cómo los
individuos pueden sintonizar psíquicamente con
personas y lugares alejados a fin de obtener infor-
maciones detalladas acerca de ellos. Saber leer el
holograma cósmico puede ser el requisito preliminar
necesario para la aplicación de los métodos ra-
diónicos de diagnóstico. Todos nosotros poseemos
esa capacidad, aunque en grado diferente.
La necesaria sintonía entre operador y aparato
debe ser también un requisito previo y necesario, no
sólo para la utilización de los sistemas radiónicos

sino también para otros géneros de diagnóstico, tales
como los basados en la EAV. Las facultades in-
tuitivas del terapeuta están llamadas a desempeñar
un papel cada vez más importante, conforme la me-
dicina siga explorando los enfoques energéticos sutiles
del diagnóstico y el tratamiento.

Algunos han sugerido incluso que los sistemas
de EAV para el diagnóstico y el tratamiento perte-
necen en realidad al dominio de la radiónica, aun-
que recurren a la amplificación electrónica en mayor
medida que el instrumental radiónico puro. Ambos
sistemas implican la transmisión de energías sutiles
a través de hilos eléctricos. El método de la EAV
utiliza un interfaz directo con el sistema de los
meridianos del paciente, estableciendo contacto con
éstos a través de los puntos de acupuntura; en cambio
el método radiónico puro funciona sin que sea
necesaria la presencia física del paciente, ya que
sólo precisa una representación vibracionaí (el tes-
tigo) de esa persona para entrar en sintonía con la
misma red energética sutil.
Se dispone de estudios clínicos que sugieren que
el aparato de Voll es en realidad una especie de ins-
trumento radiónico, tal como lo es la horquilla del
zahori. En estas investigaciones se detectó que posi-
blemente se producían variaciones en la presión apli-
cada por el operador del aparato de EAV sobre los
puntos de acupuntura con las primeras sondas EAV;
en época más reciente se han desarrollado sondas
provistas de sensores electrónicos de presión, a fin
de tener controlada también esa variable. Pero, aun
cuando se controle la presión, persiste la sospecha
de que el aparato de Voll quizás funciona mejor
cuando el operador es un individuo sensible a las
energías que está manipulando, es decir de condi-
ciones más o menos similares a las que se requieren
para la práctica radiónica. El aparato de Voll permite
explorar directamente la red de los meridianos del
paciente en vez de trabajar a distancia con ayuda de
un testigo vibracionaí. Pero aunque no existiese esa
relación radiónica, los sistemas de elcctrodiagnosis
computarizada como el aparato AM1, que no necesitan
la participación directa del terapeuta, corroboran el
valor del sistema de los meridianos como interfaz
diagnóstico.

Tanto los aparatos radiónicos como los de EAV
aplican el principio de la resonancia para llevar a
cabo sus funciones diagnósticas así como para ad-
ministrar con eficacia los tratamientos de frecuencia
energética específica. Los sistemas radiónicos eli-
minan incluso la necesidad de ingerir remedios físi-
camente, ya que las frecuencias curativas pueden

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->