You are on page 1of 1

La nueva babilonia

“Aquel mismo día concebí los planos de un campamento permanente
para los gitanos de Alba, y este proyecto está en el origen de la serie de
maquetas que componen Nueva Babilonia” Nueva babilonia es el nombre
de un proyecto del arquitecto holandés Constant Nieuwenhuys en el
cual se cuestionaba el urbanismo capitalista y planteaba
revolucionarias iniciativas para cambiarlo de forma radical.
Constant define una sociedad utilitarista como todas las formas
conocidas de sociedad, incluidos los estados capitalistas y socialistas
modernos, la utilidad es el principal criterio que se aplica en la
apreciación del hombre y de su actividad.
El homo ludens expresión utilizada por primera vez por Johan
Huizinga. LA sociedad utilitaria no le presta la atención necesaria al
juego y al homo ludens, desde siempre el homo ludens ha sido tan solo
una modalidad , manifestada en escasas ocasiones del homo sapiens un
estado que, en la búsqueda del homo faber, pasó casi siempre
desapercibida pero constant sostiene que la función del homo ludens es
tan escencial como la de fabricar, y por tanto merece un lugar junto al
homo faber.
La propuesta de Constant supone un cambio del modelo de
sociedad e incluso de ser humano y de relación con su entorn0, del
trabajo y la explotación dar paso a la sociedad lúdica “En la que el ser
humano, liberado por la automatización del trabajo productivo, se
encuentra por fin en condiciones de desarrollar su creatividad”.
De ahí, el proyecto Nueva Babilonia es como un laberinto
dinámico, en el que la tecnología juega un papel importante, construido
gracias a espacios móviles, cambiantes, sin una utilidad propia sino
aquella que se le quiera asignar en cada momento, cada persona, etc. Se
trata de crear espacios para posibilitar experiencias distintas, móviles,
dinámicas y creativas.
Esta ciudad si se le podría llamar así, se organizaría siguiendo el
trazado de los recorridos, tanto individuales como colectivos, de la
vida errante: una red de unidades vinculadas entre ellas de modo que
forman unas cadenas que pueden desarrollarse y entenderse en todas
direcciones.LA construcción de la nueva babilonia sólo podrá empezar
en el momento en que la economía se oriente exclusivamente hacía la
satisfacción de nuestras necesidades.