You are on page 1of 6

UNADM

La célula y el
electromagnetismo
Óptica, electricidad y magnetismo

fgdfg
dfgdfg




Biotecnología
Antecedentes:
Desde 1812, tras el descubrimiento de la piezoelectricidad y los avances en el campo de la
biología sobre potenciales bio-electricos se comenzaron a desarrollar nuevas técnicas que se
encargaran de estudiar los fenómenos que producían las bajas frecuencias eléctricas en
nuestro cuerpo como objeto de estudio, lo cual llevo a grandes avances que hoy en día se
utilizan para tratamientos médicos, tal es el caso de los pulsos electromagnéticos de baja
frecuencia (PEMF) que se encuentran en las células y la regeneración de estas.
Una de las primeras investigaciones acerca de los campos electromagnéticos fueron
postulados gracias a las leyes de Maxwell, pero que aun a pesar de sus aportaciones no fueron
capaces de demostrarse efectos nocivos para la salud humana, lo que conlleva a retomar otro
punto de vista con un enfoque más sanitario.
Por otra parte los campos magnéticos ya se conocían desde la antigua Grecia, en una localidad
llamada Magnesia de donde es originaria la magnetita (oxido ferroso férrico) que al igual que el
hierro eran bastante codiciados por sus efectos de atracción gracias a sus campos magnéticos.
Es bien sabido que estos dos metales son de los pocos materiales que se usan en la
construcción de radares y brújulas ya que sirven para indicar los polos más próximos, aunque a
pesar de esto se cree que algunas aves y que incluso nosotros los humanos poseemos
pequeñas cantidades de estos materiales y que es así como emprenden su vuelo las aves
orientándose sin perder su rumbo.
Antiguamente las heridas tardaban mucho tiempo en regenerarse; como ejemplo pondremos
fracturas óseas. Estas dependiendo de la edad del paciente como factor de recuperación
dependían muchas veces de la edad o enfermedades progresivas que alentaban el proceso
natural en la recuperación de un paciente lo cual en muchos casos era letal ya que al no contar
con medicamentos las heridas terminaban por causar más daños de los ya mencionados.
Algunos de los investigadores más destacados en esta área determinaron que como nuestro
cuerpo también posee un flujo eléctrico era necesario conocer esta frecuencia para entenderla
mejor; basándose en los estudios de campos electromagnéticos de utensilios como radios,
televisoras y microondas pudieron obtener mejores resultados al diferenciar sus cargas
definiéndolas de este modo:
Ionizantes: Cargas eléctricas suficientemente altas para romper enlaces atómicos dentro de
las células, lo que conlleva a una radiación no recomendada para los sistemas biológicos ya
que altera su comportamiento celular y puede causar daños permanentes, como ejemplos
tenemos rayos (x), microondas y corrientes eléctricas de alto voltaje.
No ionizantes: Que son cargas eléctricas muy bajas cuyo campo magnético no interfiere con
los procesos celulares prolongados aunque si pudieran llevar consigo quemaduras por
exposiciones prolongadas , como ejemplo tenemos luz ultravioleta, magnetismo , luz infrarroja y
radio frecuencias.
La clasificación de estas intensidades eléctricas favoreció a nuevos tratamientos en el campo
de la física medica ya que al estimular las cargas ya presentes en algunas células estas al
poseer más energía aumentan su funcionamiento. En la actualidad se habla sobre la
ontogénesis y los tratamientos con bajas frecuencias eléctricas para tratar melanomas y
tumores desde ováricos hasta encefálicos.
Todo esto conlleva a un gran avance que en la actualidad está salvando miles de vidas pero,
que aún requiere de estudios suficientes para evitar daños que posiblemente pudieran surgir a
futuro por lo que esta técnica se lleva a cabo como último recursos en algunos casos. Según el
Dr. Raylman R.R. el funcionamiento de los osteocitos se ve beneficiado con los campos
eléctricos de baja frecuencia ya que mejora la velocidad de saneamiento en un paciente con
fracturas incluso con artritis.
Las exposiciones a campos electromagnéticos están más frecuentes de lo que pensamos en
nuestra vida diaria, desde la gravitación de la tierra, tormentas eléctricas , hasta el uso del
celular generan niveles altos o bajos de magnetismo, por eso es importante para los
investigadores determinar qué tan bueno o malo es estar expuesto a este tipo de radiaciones.
A continuación redactaremos algunos datos importantes sobre los posibles efectos, ya sean
beneficiosos o no para la salud.
Los efectos fisiológicos determinados son posiblemente los más agresivos ya que ayudan a
determinar factores que alteran no solo las células si no también la fisiología del individuo
notablemente, estos ocurren cuando se percibe constantemente estas micro corrientes y
reflejan quemaduras o enrojecimiento sobre la zona expuesta. Ahora recordemos que la
intensidad juega un papel muy importante ya que si la carga eléctrica es ionizante puede dejar
rastros permanentes a nivel genético e inclusive hereditario. Las quemaduras de sol son un
claro ejemplo de que cuando es un daño grave la producción de melanina deja de producirse a
su ritmo normal, lo mismo ocurre a niveles celulares.
El acoplo de los campos eléctricos de un cuerpo humano y la distribución interna de energía
depende de la masa del individuo, existen también factores como la edad que se establecen
como energía absorbida y anabolismo. Lo más recomendable para un humano de una altura de
1.75mts y un peso de 70kgs es de unos 70MHz aproximadamente.
Por evaluación de la exposición se entiende la estimación sobre si el campo electromagnético
produce efectos sobre si el campo electromagnético produce efectos cobre la salud humana.
Ello es central para los estudios epidemiológicos ; si los epidemiólogos no pueden evaluar la
exposición de los individuos a un agente “sospechoso” no podrá determinar la influencia de ese
agente sobre la salud o la enfermedad; la exposición es cuando se entra en contacto con
factores como agua, aire, luz, etc…
La evaluación de la exposición es la determinación o estimación de la magnitud y la frecuencia
de ocurrencia de la exposición para un individuo o grupo a un agente del medio ambiente.

La radiación electromagnética puede producir efectos no térmicos. En general , puede surgir
cambios detectables solo si el efecto del campo eléctrico con el medio biológico expuesto a un
campo electromagnético no esta enmascarado por el ruido térmico es un movimiento random
(aleatorio) debido a la energía térmica que todos los cuerpos tienen al poseer una temperatura
por encima del cero absoluto (-273°c o Kelvin).
Otro mecanismo no térmico proviene de las moléculas que se polarizan con el campo eléctrico
pudiendo producirse atracciones eléctricas entre ellas. Otro mecanismo no térmico está
asociado al movimiento de corriente a través de las membranas que tienen un comportamiento
fuertemente no lineal. Esto significa, que cuando se aplica una tensión a una membrana la
corriente no es proporcional a ella.
Riesgos de división celular por efectos de radiación en campos electromagnéticos
La interacción entre los campos magnéticos y los sistemas biológicos se notan a través de las
células ya que su constitución esta denotada por una membrana que absorbe energía de
nutrientes y por medio de osmosis , de tal manera que las cargas eléctricas interactúan sobre
estas excitándolas para alterar su función normal; la ionización a la que se ven expuestas hace
que en algunos casos estas se distribuyan en tres factores principales.
1.-Interacciones con la membrana celular
2.-Interacciones con el citoplasma
3.-Interacciones con el núcleo
Algunos de los estudios realizados sobre células estimuladas por campos electromagnéticos
han demostrado que se ve afectado el proceso de división celular (mitosis) y más aún durante
la reproducción humana ya que los gametos inclusive llegan a replicarse los cromosomas de
forma incontrolada modificando su funcionamiento natural. Por lo que es recomendable a toda
costa evitar la interacción de mujeres embarazadas con campos electromagnéticos.
Las exposiciones frecuentes a ondas de radio como las emitidas por el celular son también
causas de la mayor incidencia de cáncer neuronal y que a su vez se ve afectada su función
normal llegando inclusive a causar tumores malignos.
Estas son algunas de las causas que postulan algunos escritores acerca de la interacción
constante de campos electromagnéticos y los sistemas biológicos, por muy pequeñas que sean
las cargas eléctricas después de determinado tiempo a la exposición tendrán daños
significativos.
Los núcleos de las células contienen la mayoría de la información hereditaria en los
cromosomas y los genes. Las células crecen , cambian y se multiplican en un proceso llamado
mitosis, aunque las células sin núcleo no se pueden dividir mientras las otras sufren de
replicación constante como la de los embiones.

Desarrollo:
Recientemente los campos eléctricos y magnéticos han adquirido cada vez mas importancia en
la terapia de la curación de fracturas oseas, asi como de enfermedades oseas.Es importante
destacar que a partir del descubrimiento de los potenciales piezoeléctricos y bioelectricos en
hueso seco por Fukada y Yasuda, a finales de 1960, se amplio la posibilidad de aplicar energía
eléctrica externa para modificar el comportamiento de las células oseas e influir en el
crecimiento oseo y con ello la curación de fracturas. Hasta ahora se sabe que la aplicación de
campos electromagneticos pulsados de baja frecuencia y energía afecta el metabolismo tanto
invitro como in vivo, y es justo la propiedad que ha permitido su uso clínico.Particularmente
este estudio se incestigo el efecto del Campo Magnetico Pulsado de frecuencia
Extremadamente baja (CMP-FEB) de 32mT de densidad magnética y 1Hz de frecuencia, sobre
los cambios estructurales del osteoblastos , específicamente citoesqueleto de microtubos.
Para desarrollar nuestra investigación se empleo la línea celularMG-63, que esta conformada
por células provenientes de un osteosarcoma humano.La línea celular se obtuvo de American
Type Culture Collection (ATCC). Estas células confluentes fueron expuestas a un sistema de
estimulación de campos magnéticos pulsados de frecuencia extremadamente baja (CMP-EBF)
que fue diseñado y manufacturado por el instituto de Fisica de la Universidad de Guanajuato.
El CMP-EBF es generado por dos bobinas de 20cm de diámetro ensambladas en un
configuración Hekmholtz, con intensidad de 32mT y frecuencia de 1Hz. Particularmente en este
trabajo se examino a nivel estructural la distribución del citoesqueleto de microtubulos, para tal
propósito las células fueron incubadas con los anticuerpos anti β-tubulina y anti-raton lgG
conjugado a FITC . Finalmente las preparaciones se observan en un microscopio de
apifluorescencia cpn filtro UV.
Interesados en conocer los efectos que los campos electromagneticos producen sobre los
sistemas celulares, especialmente en osteoblastos, analizamos las posibles alteraciones sobre
la estructura osteoblastica ,Primero se realizo una cinetica de estimulo que consistio en enviar
pulsos diariamente a los cultivos seleccionados durante 45 minutos , dentro de las primeras 96
horas del cultivo, con una intensidad de campo de entre unos 50 y 70ms. Los resultados
preliminares indican que para ambos valores de pulso que presentan los mismos efectos es
decir, no se existe desprendimiento celular, sin embargo su forma y orientación va adquiriendo
una morfología redonda, efecto de interés que relacionamos con el proceso de diferenciación
calular.
Támbien se trabajo sobre cultivos jóvenes, es decir cultivos tratados con los pulsos magnéticos
a las cero horas de siembra, con la finalidad de estudiar la influencia del magnetismo sobre el
prosceso de adhesión y adaptación.Al comparar el grupo estimulado contra el grupo de control
es notable la diferencia de células adheridas al substrato de ambos grupos, exhibiéndose un
porcentaje mayor de adhesión en el grupo control.Por oreo lado, se analizo el perfil proteínico
mediante la técnica Electroforesis SDS-PAGE para mabos grupos, en este estudio se
presentan únicamente diferencias cualitativas y no cuantitativas. Lo cual indica que en
apariencia no existe una alteración en la sisnteisi de proteínas.
Conclusiones:
Técnicamente la utilización de pulsos electromagneticos pueden ser establecida sin gran
dificultad a bajas frecuencias, pero dentro de los sistemas biológicos no esta concisamente
establecido un parámetro para cualquier ser humano, esto crea un gran problema ya que la
incompatibilidad puede ser factor esencial en el uso de estas nanocorrientes, y que al mismo
tiempo dan resultados inesperados dentro de una célula.
Algunos científicos afirman que el uso de esta técnica es dañina para la salud ya que por muy
bajas que sean las ionizaciones pueden causar daños a niveles genéticos y que inclusive
llegan a afectar directamente la secuenciación de cromosomas dentro de un gameto por lo que
el simple hecho de rechazar esta técnica en personas embarazadas es punto de discusiones
de si deben o no de usarse y por qué esta debe excluirse en algunos casos si están segura
como afirman algunos.
Además dentro de las investigaciones la fisiología de las células se ve afectada de tal manera
que incluso cambia su forma y sus funciones normales haciéndose dudar de si puede llevar a
causar cáncer.
Lo que sostienen los practicantes de esta, es que no importa su crecimiento o si su función se
ve acelerada, mientras las proteínas no se vean afectadas no cambian la mitosis celular
solamente se cargan de energía para un mejor funcionamiento.
Mi punto de vista es que aún no se han podido asegurar riesgos notables como para generarse
un “pánico” por esta técnica moderna, pero que al mismo tiempo el crecimiento de las células
me preocupa, aunque se asegure el mismo funcionamiento no se sabe si dentro de la célula
exista algún cambio, lo cual solo puede llevarse a cabo mediante análisis de ADN tomando las
muestras antiguas y comparándolas con las expuestas a pulsos electromagnéticos y de esta
forma asegurar su uso comercial.