You are on page 1of 3

No se tienen noticias de migraciones de asiáticos a México hasta inicios

del siglo XIX, primero debido al trabajo norteamericano de construcción


de ferrocarriles en donde la explotación sobre todo de chinos era una
constante y después durante los diferentes conflictos políticos tales como
la Primera y la Segunda Guerra Mundial. La llegada a México de
asiáticos fue favorecida por los cambios en las políticas migratorias a
finales del siglo XIX. Chinos, japoneses y coreanos encontraron un lugar
para iniciar una nueva vida y trajeron consigo su cultura y conocimientos
incluidas sus Artes Marciales. No obstante, este conocimiento era
transmitido a través de los clanes familiares o a un grupo muy reducido
de alumnos y sin una organización concreta o bien establecida.

El Judo fue el primer arte marcial enseñado en México, el General


Plutarco Elías Calles, durante los años 1927-1928 mando traer de Japón
al profesor Nabutaka Sataka, para que le impartiera clases de
acondicionamiento físico y de Ju-Jitsu y aprovechando que el Profesor
Sataka tenía tiempo disponible después de las clases, fue comisionado
para enseñar también este arte marcial en la Escuela Nacional de
Maestros (Normal), donde impartió sus conocimientos a los estudiantes
de esa época, los cuales aprendieron rápidamente su técnica
representando a su institución en 1929 en el Primer Torneo Inter-Escolar
celebrado en el Club Deportivo Internacional. Mientras que a finales de
1936 en la Y.M.C.A. de Balderas, el profesor Sataka mando traer a dos
ayudantes japoneses para promover el Ju-Jitsu en varios escuelas
deportivas del sector estudiantil. Por otra parte en 1953, el profesor
Daniel Flores Hernández alumno del entrenador de nacionalidad belga
Andrés Kolishkini, imparte clases en el "Club Deportivo Hernández",
primero en su especialidad en México.
En 1958 llega a México Nobuyoshi Murata (1932-2005) procedente del
Japón para trabajar en una importante empresa farmacéutica (era
Gerente de Exportación de Takeda de México). El 31 de Enero de 1959 se
inaguró el Club Japonés de la Asociación México-Japonesa en la colonia
las Aguila en el estado de México, fue en esa fiesta en el Centro Japonés
donde se mostró por primera vez el Karate-do, dejando impresionadas a
varias personas que habían presenciado lo que en aqul tiempo era
desconocido y que si tenian pocos conocimientos era por publicaciones o
por algunas peliculas. De inmediato le pidieron al Sensei Murata que les
diera instrucción. Debido al cargo que el Sensei Murata tenía en la
empresa farmacéutica no tenía tiempo de instruirlos, situación que
prevaleció durante un tiempo.

Poco despues el Sensei Murata aceptó iniciar las clases de Karate-do en


su departamento el cual tuvieron que hacer pequeñas modificaciones
para tener un espacio adecuado, la escuela del Sensei Murata era Shito-
ryu y los primeros hombres en aprender Karate-do en México fueron:
Manuel Mondragón, Antonio Márquez, Juan Farías, Guillermo Hoffner,
Jesus Garcia Avila, Pedro Moreno, Carlos Vila, Alejandro Frías y Juan
Angel Tavison.

Formándose de esta manera el primer grupo de Karate-do siendo el Dr.


Manuel Mondragón y el Ing. Carlos Vila los primeros alumnos en recibir
su cinta negra en México en Shito-ryu. En 1962 Sensei Murata invita a la
instrucción de sus alumnos en México al Sensei Hiroshi Matsura
siguiéndole una gran cantidad de expertos llegando primero en 1970
Sensei Kunio Murayama; y a partir de 1972 los Senseis Tadashi Iwamoto,
Nurio Ichikawa, Tadashi Ota, Shigeru Takada, Keibun Oura, Koichi
Choda, Koji Matsumoto, Tochiaki Noiua, Koji Matsuo y Saadaki
Nizuma. Siendo supervisados por los maestros responsables del Shito-ryu
del Japón: Shihan Manzo Iwata (1924-1993) y Shihan Kenei Mabuni
(nacido en 1918) visitó por primera vez la Cd. de México en 1962.

Entre el 8 y el 17 de Marzo de 1972 se llevaron a cabo pláticas entre los


diferentes dirigentes del Karate en México que culminaron el 8 de Abril
con la creación de la Federación Mexicana de Karate y Artes Afines A. C.
(actual FEMEKA) con la intención de elevar la práctica del Karate en
nuestro país y de regular sus actividades deportivas.

SHITO RYU