You are on page 1of 2

MUSEO NACIONAL DE LAS CULTURAS.

El Museo Nacional de las Culturas es uno de los cinco museos nacionales del Instituto Nacional de Antropología e Historia, único en el país
con el claro objetivo de acercar a sus visitantes a la diversidad cultural del mundo. Esta vocación se remonta a 1825, cuando el primer
Presidente de México, General Guadalupe Victoria, asesorado por Lucas Alamán, dispuso la fundación del Museo Nacional. Posteriormente el
Emperador Maximiliano de Habsburgo, por medio de un decreto, establece en 1865 que las colecciones y objetos del México prehispánico, y
los de historia natural, fueran resguardados en este museo que antes albergó las llamadas “casas denegridas” de Moctezuma II, donde se
dice que el gobernante azteca meditaba sobre los asuntos de gravedad que estremecían a la gran Tenochtitlan. Este recinto, que a partir de
1965 alberga al Museo Nacional de las Culturas, fue también la primera Casa de Moneda durante la Colonia; alojó en la época juarista a la
Suprema Corte de Justicia de la Nación y durante un siglo fue un centro importante de iniciativas para documentar la historia y realizar
investigaciones sobre arqueología, etnografía, historia y estudios que fundamentaron las exposiciones en sus salas, contribuyendo así al
desarrollo de la identidad nacional. Sus importantes colecciones dieron lugar a la fundación de otros importantes museos como el primer
Museo de Historia Natural en el edificio del Chopo, el Museo Nacional de Historia en el Castillo de Chapultepec en 1940, el Museo Nacional
de Antropología en 1964. Al Museo Nacional de las Culturas le corresponde la labor de resguardar los objetos provenientes de diferentes
culturas del mundo. Asimismo, responde a las políticas del Estado mexicano para desarrollar, en las modalidades propias de un museo, temas
universales sobre antiguas civilizaciones y culturas de diferentes latitudes del planeta.
El único museo en el que se muestran objetos de origen internacional reunidos en función de diferentes formas de vida, valores, costumbres
y creencias que nos ayudan a comprender la diversidad cultural, más que por su belleza o por su valor histórico. Podemos definir a la cultura
como las formas aprendidas y compartidas de conducta humana, como los rituales o los conocimientos tradicionales, que se transmiten de
generación en generación y que incluye los resultados materiales de esta conducta: los objetos. Un sarcófago egipcio, bronces y esculturas
chinas, un impermeable inuit (esquimal), una manta chilkat (Alaska) o una tablilla sumeria ilustran aspectos de diferentes grupos que nos
permiten romper el prejuicio de que existen culturas más avanzadas que otras. Actualmente el museo cuenta con la sala Mediterráneo. Un
mar de culturas, que integra Egipto, Persia, Levante, Mesopotamia, Grecia y Roma; así como las salas del Pacífico y China.
ZONA ARQUEOLÓGICA Y MUSEO DEL TEMPLO MAYOR.
El Templo Mayor (Huēy Teocalli en náhuatl) y el Recinto del Templo Mayor fueron el centro absoluto de la vida religiosa mexica, esto es, la de
los aztecas de México-Tenochtitlan. En el Recinto del Templo Mayor confluían los aspectos más importantes de la vida política, religiosa su
mitología y económica de los mexicas, aquí tenían lugar desde las fiestas que el tonalpohualli marcaba hasta la entronización de tlatoanis y
funerales de viejos gobernantes. Su construcción se realizó en siete etapas y alcanzó una altura aproximada de 45 metros. El Templo Mayor
fue el centro simbólico de la gran red tributaria del Imperio Mexica, un lugar en donde se reunían las ofrendas sagradas y depósitos
funerarios; un adoratorio a las deidades de la guerra y la lluvia; un símbolo de los logros de los aztecas ante sus enemigos. Los templos
gemelos coronan la base piramidal reflejan la antigua y persistente visión cosmológica de una serie de oposiciones coincidentes, entre ellas:
cielo / tierra, sequía / lluvia, solsticio de verano / solsticio de invierno y los cultos a los dioses Tláloc – Tlaltecuhtli /Cihuacóatl-Coatlicue
Coyolxauhqui. Cada uno de estos templos estaba dedicado a un dios, a Huitzilopochtli del lado derecho (SUR), donde se encuentra el
monolito de Coyolxauhqui. El otro templo está dedicado a Tláloc, del lado izquierdo ( NORTE ) donde está el Chac Mool. Al lado de este se
encuentra la piedra de los sacrificios.
El Templo Mayor era la mayor estructura de la ciudad, ubicado en el centro ceremonial de la capital del imperio, en lo que fue el islote
original de su fundación. En realidad era un templo doble, formado por la típica pirámide trunca, pero de doble escalinata y con un templete
anexo en cada esquina frontal de su base, que tenía unos 60 metros de alto, y en su cima los dos templos, dedicado uno al culto de Tláloc,
dios de la lluvia (al norte, con pintura azul), y el otro a Huitzilopochtli, dios de la guerra (al sur, con pintura roja). Tlaltecuhtli expuesta en el
Museo del Templo Mayor.
Etapas:
Lo mejor conservado del templo son estos restos desenterrados. Se observa al fondo un Chac Mool. El Templo Mayor fue construido en siete
etapas y tuvo cuatro ampliaciones, estas sucesivas construcciones se iban amontonando una sobre otra de forma que cada una recubría la
anterior y son:
1.- De la primera etapa, la original, no queda ninguna evidencia debido a que habría sido levantada con un material perecedero.
2.- De la segunda etapa sabemos que es anterior a 1428 y conocemos bien su parte superior, se han hallado los dos adoratorios de la cima así
como un Chac-Mool frente al adoratorio de Tláloc y una piedra de sacrificios frente al de Huitzilopochtli. Además se conservan pinturas
murales del adoratorio de Tláloc.


Por otra parte en el último escalón frente a la piedra de sacrificios se halla un glifo que de ser numeral estaría datando esta capa al año 1390.
3.- La tercera etapa está datada en 1431 (4 caña) del reinado del emperador Itzcóatl, se conservan las escalinatas así como parte del
pavimento.
4.- De la cuarta etapa, hacia 1454 con Moctezuma I, se han hallado numerosos elementos no arquitectónicos, estaba completamente
rodeada de braseros con atribuciones a Tláloc y a Huitzilopochtli. La cuarta capa fue ampliada por su parte delantera con una plataforma
adornada con serpientes ondulantes, las alfardas de la escalera también terminan con serpientes. Además en la base del templo de
Huitzilopochtli se hizo el hallazgo de un disco pétreo con relieve de Coyolxauhqui, que germinó el deseo de comenzar las excavaciones del
templo. La ampliación quizá date del reinado de Axayácatl.
5.- La quinta etapa solo dejó la plataforma general estucada y parte del piso ceremonial. Dataría del 1470 aproximadamente.
6.- La sexta etapa fue construida hacia 1500 y de ella permanece parte de la fachada principal con un muro con tres testas de serpientes.
7.- Finalmente la séptima está datada entre 1500 y 1521, es la que contemplaron los primeros españoles y de ellas apenas se conserva el piso
de lajas del recinto ceremonial.
Descubrimiento:
Durante la época novohispana y posterior, con base en las crónicas y los testimonios documentales, se especulaba la probable ubicación del
principal recinto de los mexicas. Alfredo Chavero había propuesto en el siglo XIX la ubicación del mismo en el cruce de las principales
avenidas de la antigua urbe. Las primeras excavaciones de la zona aledaña al Templo Mayor fueron realizadas por Manuel Gamio en 1914
tras la demolición de un edificio en Seminario y Santa Teresa (hoy República de Guatemala). Gamio descubrió parte de la esquina suroeste de
la Etapa III, quedando confirmada la ubicación del principal recinto ceremonial mexica. La zona arqueológica fue descubierta el 21 de febrero
de 1978, por un grupo de trabajadores de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, dirigidos por el Ing. Felipe Curcó Bellet, que realizaban
trabajos de excavación con la finalidad de colocar cableado subterráneo. Al bajar el nivel del piso uno de los trabajadores golpeó una piedra
circular con relieves. Inmediatamente se comunicó con el Ing. Curcó, quien a su vez se contactó con Eduardo Matos Moctezuma al INAH. La
piedra era una representación de la diosa de la luna (Coyolxauhqui), ésta se encontraba ubicada en la escalera derecha de la pirámide del
templo mayor, el cual era el centro ceremonial azteca. Posteriores excavaciones rescataron gran parte del templo y el recinto ceremonial que
lo rodeaba, que estaba sepultado al noreste de la Plaza de la Constitución debajo de las calles de Guatemala y Argentina, y se creía perdido
desde tiempos de la colonia, tras la conquista de México, pues Hernán Cortés ordenó utilizar sus materiales para construir en su lugar otra
ciudad, ya que además debía acabar con los cultos ajenos a la religión católica.
El Museo del Templo Mayor se encuentra localizado en el Centro Histórico de la Ciudad de México, México. El objetivo del museo es dar a
conocer los hallazgos encontrados en el marco de la investigación en sitio que se hace en la zona arquológica del Templo Mayor de los
mexicas. Fue inaugurado en 1987 y es obra de Pedro Ramírez Vázquez y Jorge Ramírez Campuzano, la investigación museográfica estuvo a
cargo de Eduardo Matos Moctezuma. En el museo se muestra un cuadro histórico de los mexicas, así como buena parte de los hallazgos del
centro ceremonial, provenientes de aproximadamente 120 ofrendas. Además alberga el enorme monolito de la diosa de la luna
(Coyolxauhqui).
El museo de sitio se encuentra dividido en 8 salas temáticas:
1.- De Coatlicue al Templo Mayor: hallazgos y las investigaciones en el Templo Mayor desde 1790 cuando fue encontrada la Piedra del Sol y la
Coatlicue.
2.- Ritual y sacrificio: Objetos relacionados con los ritos funerarios, las ceremonias religiosas y el sacrificio humano.
3.- Tributo y comercio: Comercio con otros pueblos y los tributos que les debían los pueblos sometidos.
4.- Huitzilopochtli: Objetos asociados al culto del dios de la guerra o “colibrí del sur”.
5.- Tláloc: Objetos relacionados y representaciones del dios de la lluvia y fecundador de la tierra.
6.- Flora y fauna: Restos de animales y plantas relacionados a su medio ambiente y a su medio religioso.
7.- Agricultura: Objetos relacionados con la importancia de la agricultura y los aztecas
8.- Arqueología histórica: Objetos encontrados durante la investigación pero que abarcan desde la llegada de los españoles hasta el siglo XX.

Related Interests