La casa de Zaratustra

Casa con tres pal ios.. Mies V<Yl oe. Planta Y ezaco.Be-e. 14 .. 1934 (dib~ 1939).

.

.

y Gunrdini).A. la agru pación de urudnd os siempre diferent es. de c lase otrera o b1JgtnSél. buena orientación soer y un y qué cen::lusiones obtuvo con esta porsevorente obsesión que do.. ¿Oué pensaba objetivo es obte ner tipolog ías sisternañzebles Mies? ¿Por qué inició esta larga invos tigación sin cliente? ¿Oué buscaba de bajo coste. titulado significa - sobre In casa-patio. a su propia existencia. a lo sumo. distancia y soledad que acabaron dando marco no sólo a su roa singula siro Iémbién. la casa do tres patios de 1934? buen apravechaniento do la parcela pera familias neo. han hoc:ho difk. aquellos Que CXlfOO Hl. Mies había dicho en 1927 : ' sólo a través del conocimiento filosófico se reve la el orden cor recto de nuestras tareas y a su través el valor Y dÍ9'idad de roestra existencia'. Al repa - tral)'-'ljando intensamente en ~1 ldea cíe casas" sar estos ooctmentos gráficos.s destinadas a fmllias haber escrito el primer libro sobre la fig. teólogo. Hames lv1oyor o Luclvvig I lilber seimer estaban la éYJrupación de verías de las casas en un vago tejido urbano. hasta 1938. Este vac ío interpretativo es sin duda un buen aliciente para comorvar Fijémonos en la ororme distancia que separa nues tro recomdo a través de ta clocurnentación gráfica que MieS preparó su inveslig. rrasma coceo. do inleriorizar sus razones y objetivos.ng. a Walle r Benjami n y a Romano ver. al rep-ed ueir eco nuestra tentase la expe- patio. en gran medida. el 9'an pensador entcositvista. por tanto. limitándose a ensalzar su beüe za e nte ús corno tipo res idencial así como la obvia corespcodercla con algunos prircipios espaciales Y coostructbos del pabcllál de ción eco otros modelos rrooeros de aececoe. el gm paradgna de la i"x:fus- nar su vida privada y la rroescoa en un momento en el Que había alcan- lriali18ción. co m peto De tecro.f>s en los que aparece más de una vivierda se conocerá en este periodo a Hans Richter. aún hoy carecemos de una explicación coherente sobre las intenci ones y el sentido de esta investigac ión. como resultado más eetxxeoo. proceso que en gran parte supere l Jrl distanciamiento del po sitivismo y. y sistematiza. del espíritu mismo que animó lodo 01 provecto moderno. en los rcooe . desde 1931. Nnda de 0110 eocontrerorros en M es. riencia de habitar estos espacios se hace emergente la tentación de [Yo- En las ovestqeccoes de estos erqotectos el yectarlos junto a él. No só lo Al silencio de l sutesino rnUlliples factores coro su localización qerérca o ircluso la misma ambigüedad de su denOminación. a pesar de esa admiración Que producen. rreocooaooo las flgllas de Netzscre. La casa pasa a ser lJ1 objeto pr cdoc kío había construkJo y el auge del nacOlalsocialisrno le obligaron a cuesto- en serie. a su círculo de amistades y de referencias cultcrales en las Que consolcíar su investg¡:¡cíón en t()IT'Kl al Existenzrninimun para la oprirnzackn de toes creatividad (especialmen te . snIJlláreamente y en lo. voluntario.Jra de Nietzsche. manifiestamen te irdividuahzadas a trav6s de mecanismos topolóqicos 20 ma idea QtB 21 implicase su repet ición estandarizada. como sus lectu- ras más in tensas y fructíteras. hstoriador de arte. filólo- a go de lenges cáseas. el meras. y de Romano Guardini.le acon - coroaoeos paró siempre . La repeticón de unidades idénticas es en todos los dibujos de Sabernos Que aq uellos fuoron para Mies años corotcaoos en lo persa" estos arqoitectos un se llo recurrente que ronü e cíerarnonto a un desplio- nal y en el ámbito público. y l1emch W6fflin. diente SUy'O. le m rocuce en el sedas {1 931l. Sin embarg:>.\]O ffi. o su rela- casas-pato.. quien además de estardarizables de vivierdo. Mies elato rará proyectos irdivid uales ajenos por en tOITK) da persorelkíades de gran influencia como Werrcr Jaeger. su misteriosa renuncia en 1921 a la familia que gue masivo de este projrema.kjs Riehl. Tanto Fritz Neu meyer corno Franz Scbultze y Francesco Dal Ca . medrterránea e historicista.il su análisis a la crítica. han dado cu mplida cu enta de ostintos aspectos de este porcdo en el que su formación intelectuol se per- lo Iarg:> de casi ocho años. a imagen y sereenza del roo T.Pocas casas modemas han loq rado mayor Uf1c'lnimidad ent re los arquitectos que el conjunto de ca sas-patio d ibujooas por Mios van der Bohc a en sus respectivos textos so bre Mies.'1Ción de la de sus y que ceo segLfidad amaba. explKa1do así el valor dado por él mismo a esta reeducación. En su trabajo excepcóu <fe un esrozo primeriZo de casas aoo- tivamen te h icdrich Nietzsche como artista y pensndor. colga do en la pared do su dospacro proíesional. igualmonte escasisiroos dlbl. cuerdo contaba con cuarenta y fecciona circo años. Su búsqueda os desde zado ya un gran prestigio como d iscfladof y habíA pedido rodear se d e Ull luego lejana a los nto rcsoe de l co lectivo de arquitec tos modernos. pues lJ'O de los dibujos --el que representa modernos.

por tanto . Cuerdo Mies quiore traba - peticelarizacas. surncndo los pat ios . p. frente a UIIél estrategia qecmemca basada en la traza de rjvlsores. o mejor y Precisamente a través de esta 'i polog ~1 de patios. Pero las ca sas serán siempre individuales .. a qué formas de vida están de stinadas? ¿Qué velo- investigación. Spengler hasta W. 18 71) sienten la segregación. En ninguna de las ca sas hay m3S de un dormitori o. a su vez . de operar que sólo fuese por la evidencia con que és te se niega. esto es.. cquóüa cuyo intcrior se CurVA siguiendo el rnovirniHtlto sistema suje to co? ¿0Jiénes son los sujetos? ¿Hacia qué abstracción del hombre se proyeclan estas casas? ¿0Jé referencias fr4:>Iical? Algo podr á ac larar la observación de que estas cases-patio. No hay tamüas en estas Cc1.Jnas rrereoos y complelJ1 paso insólito .JebIes de tal iorna que. -dterente posicíón de la casa.. al menos pa ra poner en evidencia esa distanc ia.lo único Que perm an ecerá intocado -ocuso en la casa más insó lita de esta serie.eoeootcoocse Q. rerw n :::ia jos. corno eerccios ebstractos-. tanto los princ ipales corno los más írllirnos .rrla decisiva para enterdar el ere-o. Jaeger. siendo el sistena empleado para materialilélrl<'ls el úoíco elemento permnente.J3 esteros IrEfite a lJ1() Oves- jar en su máxima abst racc ión sobre la vivienda . tambi én . desde O.. esa di ferente aproximac ión que implica.. ¿Córro viviría el t'xJmbre rrooero si atendiese moareote a su ir'dividualidad? 23 . Con mayor precisión porque no más púl"JIicos Y otros de uso más privado. las a pen.s es.. la familia como prcc rama ha sido rechazada . aienas a teda idea de 'obieto-too" prod ucido en serie: con una clara intención. medio cmtiruo QJ8 hace reqcebros y localiza sus objetos y m.j tU¡JUI0:di- nspmclón pompeyana.aun - impotante será la idea de irdividualizSf Ul 'sistema" . es serd lo de terminar la carrente.q uraclo que podamos deroninar dormitorio sino lismos entre estas casas y las pompeyanas. Si estodaros As dilnensimes de estas casas. en la fragmenlación y CLOlCia do lJla ccorecoo 81"1 preceoentes.:x larnato de par cela. Este elemen to pemarente no puede reducirse a los aspectos puramen- cuya Paideia se publica en 1933. Sea ° no counm lunar pararüqmánco cjonde desarrollnr una vivienda orgillliL<JU. diferente p"olLrdidOO y ooo-aocóo. Renunc ia a pensar en su casuetca CClfM]OCÍ()r"

de ptOgr.al espacio públ i- cm pocas variables Iígadas entre sí para obtener roscsteoos oorootos y ovo-sos . ¿PHrtl qu ién pueden ser estas y la cu bierta plana. El espacio coot inuo es así parte de l "sistema" y conse- muchos intelectuales atom-1fleS por revisar los tópicos académicoS en 22 Cc1 S8S requetros. o estructurales: no es sólo el emp leo de vidrio sobro su obictivo O destino como viviend a. lo mism o . inc luso para entender la razón de su prolongada vitalidad. Pere Joan Ravelllat ha estudiado acertadamente las analogías o rerae- que las par celas se aproxima n lI10S existe LJI espacio dc'll J. la imAgen es I<-lgítima.. ni BI uso de muros delimitando rec intos y cola borand o viviondas? ¿A qu ién. debe reronctar a la memoria Que oc si mism a tiene la C8Sé1. tallo COlStructrvos como espaciales o estruelt.tCID) a la cultura ~ y reo-osee.e. carecen por completo de p'oqrama familiar. pues. La casa del soltero es un rncocrn a . JXX el grado de torno a atrios y peristi los . diferente proporción de parcela. diferen tes premisas y diferen tes objetivos -rec uérdese la fascinación que desde El nacimiento de la tragedia (Nietzsche. aq uello que le es específico .aes. con su organización en se O'"ganizan cano . al lastre de In familia corno eterna reproducc ó n de a los mil me tros . de su brayar ante lodo su irdividualidad. Las supefices en lodos los casos rondan los 200-30) metros cuadrados co nstruidos y. en un gesto qu e supone tigacitn ajena 31 Exisla-llITli"WTu1. con rnayOl" precisión. constructivos. al mod o de un Hi-H Ir le~ Meyer po r ej8mplo.¡do por un auto rróví-. cuando han sido proyectadas sin cliente -esto es.:Ilvacidad Y represal tatividad. Lo res implican en relación al espacio privado y en relación. Es..ser en términos CE familia.8s de cu brición. más de una cama. Se hace evidente el alejamiento de esta irwes- aislamiento obtenido mediante estos tigación de una visión rigurosamen le funcionalista u ortcdoxarrente privacidad de cada ponto y su uSO p ovisible. deba hacerse no tanto sco e sus caracteristicas físicas y materiales como con estructu ras reticulares af sustentamiento de las 10000".. la miz de esta te técnicos. a Irabc1jar sobre sus cootcecores porreoodzedas de (. rn<IyQr o rre-o supcrticie de cesa-. Ooe ás la preg. o rréecos --ffla'yQr o rnen. el sistema cano tal -y es fácil ver aqui la influercia de Hans Sedlrnayr en Mes. basada en la continuidad y 13 co nec tividad. con su implícita rutina de pequeñas exigEJ1cias rrcealos. Él sabe cuo si Quiere enterdee la naturaleza de la vida rrodcrna. (iBs[lleg.

. afirma r la casa COlllO estabikíad del so. yo. de medo quo siempre quisiera repe tir la res pecto do c ualqu ier comen tario moral. afirmar su individualidad . de mantener unas relac icoes ormera vez. mente na larnilia. a un present e continuo de claridad . esceroteeda desde Platón.s que está destinada a un úoico habitante. a Zeratustra. sóo r:xovisionalmen te: QLE Lo'1 casa ro está prevista ni siquiera para el rLdeo míimo de la lam~ia tradicional. en un duro proceso de autoconstrucción que culmina al adquirir un espíritu infantil y violen to frente a toda la trad i- ción trereceooente: Lm aristocrática "moral de señores' frente a la 'moral de esclavos" propl.LO retorno al torco cíclico do- gen.fito CU1 sus altas tapas y sus extensos espacios semento ne tzscbero.¡rálica que toda rroao lr¡xlOO1. de esa irlsoportabIe visiblida<:1 que la moral calvfiisla neaco. la Casa con íres petos de 1004..deocristiana Y al pensamiento metafísico inaug. pea ningu ' lecturas de Nietzsd*:l y ele su círculo de ~nigos nteecfuaes: cómo esta dcskmb-ante intensidad.tio. desea aislarse . ierrcoratera. Si bien no podemos oM:ic-lr Que esta casa no sustituye a las anteriores y ooseooes. Que la di'v'ersdacl es la ley mooesta a la investigación miesiana frente a la tJraria igualltarista del objeto -tipo. casa. aoeecer así estrechamente vilculados al ceo- an en SU estado embrionario. Pero sabernos que ro es así o.cae crear un mcroclrra. del tiempo el imperio del yo.c.Pero para avanzar con mayor precisión podernos centramos ya definitiva· s uperho mbre 'superhombre" niostzsehiano. casi oecedentes en su gr<lrd osid ad. ulla autoconstrucciOO Zll margen de los demás. Una alnnación q ue debe reso lverse sin leyes ni princ ipio s eienos a las uocc s vitales . esa hipótesis es para GOr q ue es un hombre: resulta d ific il irnanindl t.lue el rTlisóg irlO Mies pen - Nctzsche ur13 forma de instalar al hom bre en el g070 . venl ilacién. su ccoc k.iIar a ~ hnbita. No es di fícil dist~uir en es ta decisión rad ical el eco del como 24 devenir. Es la recuperación de la fugncd ad del deven ir trente a la misma de ese correntaoo. él pe sar de ese c aráct er co ntinuo Yi:l menclo nado. ro están tampoco .que es en su exigen DI palio. la muerte de dios y dO Lo1 rnetañsica occlderual marcan el poco sabero. para adoptase a una situac ión pooco ese meceolsrro de CCXltrol amhientéll . al En Notzscre. adecua- Pensorros por un mom ent o cuánto oooo impactar tel imagen del hombre dos.Jcha por ma ccosmccón proa de Los rruos Que poicceo a ese sujeto que desea aislarse. Contemplérrosla como si la viésemos por Ratón. de la volunt ad de poder.n::lo. J. instintlVil y expansiva. Si ccuerceroos el con~. Y lo seberros.. para pece-e. Lo'1 io:livdualdad. tunedad.lgf"IOC por la roigó1 y la filOsofía. la añrmacón de la necesidad del azar.. su paradgna. hu ye de la c ión lo impulSAse él entender la intc nsieJnd ele c aoa instanle exigiAn dolf-l tm pubüc dad. porque los muros nucto menos. no están afl í para delimitar r.ni entre otras COs. cor no si tal situa - sase on una mole r com o ocupante de sus casas-pJ. con los misrros ojos que aplicamos a c ualqoer otra casa. pocos de la tradicó1 jcoeocosuaa.I18 pareja joven o sin hijos .-1 S . Los muros están allí porq ue el sujeto -pcrmitámo snos la licencia de parte de la scposicó n de que la vida es revers ible según la imagen de un imponía a sus pon - al "uir entre centraros de Heráclito. la cama reetivarrente generosa de drrensooes: podre perfecta- a Ul Mies ven der nohe ávido por oo-soca su form-'1Ción a través de las ser la casa de l.xado por rrente en la que sin ooda es la más etaboreca de la serio. a margen de toda vigilancia seca o policial -al mar- principio de Ull pensamiento de la atrmacón. El irnagine'1lTlOS la forma de vivirla. Los ITUOS estén éh pea otorga p fvecoed . coroaoeos rrocerros y Su erqotecma positivista. esa flQU'"a qoo debe ccrrervcr reconstru- yendo SU posición ante el m.. S to-oo de este soeto deja de SO'" el escatológico y finalista. paa petlTlitir desarrolla OO11To de la casa LOa vüa protu-dé:voon te libre. los 8SJXlciQ. el eterno retoro es en . Un sujeto como el que posiblemente ilTk1Qina Mies necesita l. Ouere nega r la posibilidad experiencia.nc J)(11cela. Aunq ue en un pmcipo arqusñosa.. los diferent es espacio s de un proqrama normal so d istirl¡Juen con una c onc epción revoloconata del tiempo .juz. en tocio caso.mund o basadas en una nue va lucidez. La idea del eterno retomo reloj de arena . a la lradicKJn . ni para sosíerer los hastalee de IH. idea reñeaba su pooe ooscóo en el rras-oo. al rragen de geo. Su distribución es relativament e funcione'1l. ligilda a y co mpro baremos c ómo . eterno retorno qu e tiene en el 'supert'orrcre' y la teoría del "eterno retorno ' Sil concu sión propositiva. desarrona su yo con plena independenc ia comprom iso COI'l el presente . oIvidardo toda sujeción a 10 ya daoo.. d81>e ser capaz do ApropiArse del mundo.Xlf8 0Cl. al superhombre. en deflritiva.I18 condición inicial de aislam ien to . en ella encontraremos sin duda el pooctc más aca bado de la casuística de las casas-cato.

'Íqu ina?~ para üNidar la modernidad lriLrllante. podamos meditar a/H. a la pradera nevada le sucede la IIloMa y el florecer de los árboles y oesc és la cakía de las hojas y así socosvcrrcoto en LO espectáculo iterativo.en el que se naturaleza sutil hasta plDhibiriJ al seccrxxe omr en voz alta 8( i¡~'cios y co-ancco- resto por las altas vallas. n para el rultivo do to-es. El eterno retorno nietzschiano. Al escrorsc del acristaladas para Jos ÓlaS de 1Iuvie:-'J Y de sol.e naturnleza-. oem la medi/aeión. lX'18 vuelta a la vida Y al wttivo de ías pasiones frente a la galenas acristaladas nos remiten una ver más a ese célebre aforismo domesticación en la rnoral de los esclavos.sus galerías acristaladas. Nada podda explicar do torra más osceeccoca el tmbajo de Mies en las casas-palio. lugares con largas galems los límites interiores definid os pe. Pero no es sólo eso. identificados cal el tiempo circular a íravés de la contemplacó') del ciclo rotural. en las que pasear po noso tres mismos. srerciosas y esoacosas. y ckJndc una etIQueta m1s -Arqurtectura para los que buscan el Conocimiento.que Netzscre escribió ro LB Gaya Ciencia: "Llegará un ála ----fTXJY pronto quizás. ~1 simplicidad de su positivismo y edennarse en el abismo del ooividuo nioVSChi3no. ni para objetos de uso oorrésnco. AJ ciclo del d ía. ?7 . más epeqadcs al IJr"Dgreso tecrcceruñlco. contemplando este p:lisaje desde lJfIO de los sdores Bcrcelcoa de su interic>r y eceleráserros esta visión como si se tratara de la surna de fOI(9'"allJélS 00 una película. en la materialidad y en la cultera objetual y pooeoeo. el aislamiento radical de este escoco y sus todo vita rellqosa Tocio /o que fa Iglesia ha edificado expresa este pensamiento yjo no veo que puedan bastamos sus CiYlSlrUCdones.Hrdin .. ensayados por loo aqxesonetas. el tema de su lJr"olongada invesligación. U1a representación eti- y el afeiarnienro del mundo. una recuperación del presente frente a la tiraníadelluturo divino o el pasado neoccoa.esta escerografía en la que el cielo y el j. más niki de reconozca /o que les falta a nuestras grandes ciudades : IUfJarf>-s silenciosos. Cualquier otro posible sentdJ ha sido traído de la visión.aparece-en corno rretátora del tem po cíclico. CJJ8 esas qao rías acristaladas. fuentes o piscinas. Ante nosotros se alza un espacio acotado . lo que ür1 él hay 'fJ no os natureleza en estado nos que en su conjunto expresaran lo que tiene de subilmo la mecfllación ooo siro U1ll oo-smccóo nrtiftill de nanraeza.Jerto. si es que puedo utilizarse aquí el vocablo "sóIo~ con Tarnbién esta Il'vústigacOl es el ntenlo de creer un rrótcoo orovectuot completo el partir de filones del pensamiento heterodoxo QLJe. parcelen definitivarnento arrasados ro. a su través. amagan un contacto activo e implicédO con el medo mtLlol. en qu e la vita contemplativa era siemple ante ñcat del mundo. aunque se las sus/raiga de su finalidad religiosa.el pooe rorrnatso y orgMliZador de los arquitectos más ortodoxos. aquel supertlombre que cons truía su vida como una obra do arte. el de la plma circularid ad del tiempo natural frente a la linealidad del históri- co. Esta cita pone de relieve la distancia que Mies estableció con el posilMsrno kíeolóqco de ~1 mocornd ad y sus rretodcIo:J ías operativas: la casa-pato es un flrtilu¡-¡io -¿una n). con el mundo? Desde luego se trata de una relación cootcmpatva . En este espacio sólo podernos distinguir unos cuantos árboles frondosos que activan una pradera horilontal y uniforme atravesada por un cereo pevrrentaoo que naoscne próxirno y roaeo 3 u-o do los muros y da <'lCCeSO a la vivienda. Y el gran frente acristalado coro un excepcional diorama para su contemplación. queremos paseamos {JOI nosotros msrros cuuvtc circulernos por esas galerías y esos ¡arciines ". Una técnica de proyecto qua R8desarrolla I-l part ir ele estos plantcarnlentos 811 la idoa de espacio y de codeo. un gran patio ajardinado que es expansión de la cesa tonto como representación de la re touleza. para todo el con junto de imple- mentos con los que el hombre. Quereroos traducimos a nosotros roomos en píedras y en pllmtas. la familia-tipo rroooma. Si ¡:u1iésemos estar eterreteote sentados. a Jos cuales no llegue el ruido de los cea-ce ni el pregón de los mercaderes. Mrerros ahora la casa proyectada por Mies en su totalidad. preparado ro. tomando como base la pura nfilTT13ción de su yo. Pasaron los tlCfTVXJS en que tuvo fa !gIesja el monopolio <fe b reflexión. ro hay IlIQ<'Y para el pequeño h. como pae que nosotros. le sucede el de la noche.NielJsche la recuperación por 01 homhre de lo perecedero y lo mutable. asistiria mas a lKl espectáculo revelador: el de la eterna sucesión de lo mismo . Es/as consmscccces IlélbJan un /enguaje dermslário patético y rietrusJé-/do estrecho. irrpios. VHStos y eS{k1Ciosos. ¿0Jé ve este habitante? ¿Por qué ha elegido esta forma de relaciorwse con la natcraieza y.

sus muros. Es el callado de alguien acostunbrado a an""Y Chimenea y fTllJOS de l<x:lrilk> lTIa'"lÍfle8tan unos vncuos con la materiali- por aceras bien pavimentadas. (Jo su prop ia f. La casa. revelardo así su condición de elemento can por tanto no sólo ef marco de l. a cualquier bpo de representación simbólica la rebteda por a9. Relegada al pelimetro actúa como m mue- más. la histodc idad y ma rcadas por lo imprevisible. forma porte de un proceso de autoconsnucdón q ue deriva en un inmen- gozo. I lay subjctividnd. La chimc· nea pasa a ser m accidente del ITUro y su verticalidad imorCllto casi eli· minada.ll ll ielllu oe la ciudad slllo c ión ind ividunl de poc os y escogidos parérnetros. añrrmclón de lo privado y ntrmación de In dilerencia que implica el poder elenir. cuor do forma coherente los materale s más avanzados con otros No coceros obviar que al hablar del sujeto mies iano decíamos que huía de la ¡ ~ b1ic idad en su deseo de aislamiento.'lJla genea - ucas. Esta mecánica do alslamlento y expan. rerso en los cafés. es la casa de LXI rrumlQ.I18 ci. construidos ambos. contigua: del ruido de los coches y del rxeg::'>n de los mercaderes. cano si IJOlntariamente se evitase toda posible referencia a m Esta casa. a los nuevos espacios pt'Jbli· cos do la c iudild burgu esa . sino que aparece Sin embargo . de lJl coercccna Esos rusos delatan no sólo a m hombre tm1l1i. ce-cee el poder (le la COflVflflCKX1. usa LnOS rnag-¡íficos zapatos de piel rxiroorosa - bIe rencia tradidOt1al en el ámbito dornéstico a la que no rreote coseos a mano. para las fiestas y I<'lB celebrac iones fáus- El superho mbre. Al decir Que 'huye ' estarnos cutoernente tradic ionales. de hecho.ien callado de forma rústica o siQljcJ'a casual.).iI corruxord er que quien habita la casa no mo nto obietivable. afini· qUA vive y necesita es tar. Basta enterxje( que sería ridíoJo irnagira'"- espacio ceeeoo Y vertical. Como el flcineur bi'u. huye de la ciudad. cea- dos al margen como no pe rtinen tcs. consustancial a la casa la evocación de esas ligaduras con un tiempo que puede volver roondano. un rasgo primer lugar debe señalarse que la crunenoa no ha sido eliminada en c iud ad aras oe la tecrañcación que supone la calefacción. El su forma de conc ebir y proyectar. Hay activació n de la memor ia.cmarroraal: quo contiene por tanto un explícito programa de trabajo -un sistema provectucl. lila siluación precisa: es central casa ubana.próximo al áoota. que esa búsq ued a de gAtle ralidad en el tipo o de especificidad en el contexto: (iR un lunoa - so pozo expansivo y cor ltagioso que lleva a una yec to mesiano : por ello os !{lc. ni en el gola de liberarse de las ataduras impues tas po r la mom l. como a voces se ha no se retira del murdo ceno un anacoreta sao q ue su ascetismo inicial pretexüoo. de gan aje treo: tfi1 rrenócoa Iras ellos. nunca ocupa un lugar soo que se desplaza hasta confundirse con u-o de sus muros docisivo en el "sistema" proyectual. Es. dnl éJlej<. contradic torias con la linealidad del tiempo rnoderno. ca paz de erñ- crcua. no podría fltJlCa ser ma vivienda en el campo.basado en el sujeto netzschiano y en su terreo reme mo rativo y materialidad Estu derros ahora la mat erialidad que Mies despliega en las casas-palla. para desarrollar retacones mundanas p rotcodaa de la ind iscrec ión lóg icamente al sofista.I18 recresentecón cosmológica sino l. impli- mfis- limítrofes. pero también COITO tna refese renLXlCia. No puedo babor en las casas una metodología afín a In tipo lóg ica. se- temáticamene en sus dibujos. lJl toroo de costumbres sociales intensas. (Jel tlerroo. en su materia y posición en ~1 casa.dad de gan actividad. a pasear.lado hatitánrJolos soo l. de una eitJ(JrK j Que está ahí afuera. nada más lejano al rré to- do de M ies. de uno de los temas preferidos po r Nietzsche al hablar del superllcmbre: ligaduras que de nuevo nos llevan a Nietzsche y no. fuera de la eu-Jaj. en los comercios y bulevares de la ciu· dad.lelariano. la Casa CUl iree patios. 8 suje· lo meseoo.gura: él es el que ha extraído el fundamen to do las oves de es pacios para 01cultivo 28 . Más aúl. dad tx\fJ excusa para la conversación.I18 oecue« que sin d uda caacterza su obra. y la evocación del pasado que no pueden pasar neocetoos. oe la fili. es un de la idea de írasceodeoca . o el biassé de George Sirnrnel. CUl ladrillo.. por elec - H"i nir1f:i Jrl defensor de la vidü natural. Se trata sin duda sobre si misrno. Fijémonos en la ch imenea. sin duda. Se trata (Jo un uso insólito en el contexto de la rrodernkíad. a un supuesto l igar tipo lógico. en los teatros. un su versión iluministn ni en 18 de míz estnxnmñsta y contextuaísta: el intensa fruición de l mundo. Ocien la habita necesita pos eer qrar do s dad . próxima. a un osp íritu c reativo que se despliega sobre los dem ás . En señalando algo decisivo: no huye de la nada ni de l bosque. mUlOS y crere-ee. ión es la base privilegiada del pro- patio es ajeno a tcoo condicionante geogt¡'¡ fico.s. a salir de su casa para «seco. esa forma de ser y pensar que Nietzsche vir)(.

. que construyo en su 30 motrlcload. lJ"l oquilirno óptico .mnosa pera c:onsegjr suelos y lechos eco idéntica inlcnsiclad k. Como ya ha sido señalado por Robin simet ria horizontal dar en este snntido las conexiones Que esta corceocón material estable - Evans.. hormig)n.oinosa.. hasta apoderarse del Pera ello Mies utilizará diversas estra teg ias: irduslrial cer entre ellos tnlc'1Cm en el mr'do de perfil nitidamente net zscbiero : la ha iLontalidad radical evoca la supresión misma de la divinidad .él través de la experiencia fenoménica . corno efecto de fuerzas cósmicas o írascenoontcs. 20 III ros proyect os. es fad comp-mier PO" qué no son de t~ barco y 1"1€9"0-. cubierta plana-Ie perréte resolver SU expediente espacial oon liruo dis lntos rnateíaes del suelo Yel y toizalta. la chimenea . ni siquiera con mandatos socaes. ubicando el p onto oe vista en un plano smétrco res- mayor nfiniriad co n la íoea de ciudad corno seomento. su no trascenderc ia. esencializada. no sólo co rroositiva . No hé1blia que oM- Otra estrateqe complementaria está ligada a la percepción espacial y a recursos pcrerrente conposmvos. r ocío -esto es. la rrodencíed . tan expresamente rechazada a k) largo de trascende ntes ni inmu lables. las trejcores no son man- como consoc uencia de un espíritu mcnceno. rna al suero tradicioll3l pasivo en un sujeto activo. intencionadarnente ajeno al naturalisroo en el que la arquitectura clásica resoMa el expediente de k1 hil cono material de proyecto . Con nnterio klad hemos mercicnado esa cond ició n espacial horizontal de la corwerción. po r el co ntrasto y convivencia con k'l memoria de In ciudad . 31 . Para ello encuentra a gusto al proyectar en medios urbanos históricos. el gusto perclblblo.soo éstos lTÍSrOClS reecooáoose con elladilo.pcesto de relieve PO" las fotocrañas en la casa. de cual quier vincu lo ver- ref lexión lumino sa U'l8 sea la expbadón en la reflexión It. Los d iálogo. no es casual que sean los muros de IadrilkJ. los p-QPKJs de la época -eceo. Mies sustituye la simetria vertical clásica po r una hovontal qUA ce con la kíea de cilJ(jfl(j a la que Mif'. la de l rayo soler.IOS que señaIéYlla pcceceo. una afirrnación del protagerismo del sujeto que debe expercírse PO" la casa. de alirmacíá1 de la cordicié:n temporal de la tebtacón. su escasa habrá Aislado en la fijación de la altura fibre en una dimen sión próximo a ansiedad PO" la aparent e in. vrlio. gravitatoria. Mediante el uso de la rellectividad.'lrl iculación eslétca de mucho.mirosidad cenital aso- mitar ciada a los atrios bistóocos. hasta Qué cono Mies se implica alojo y su movimiento como nuevo plano de simetría. se planiticará de ac uerdo él este mecanismo antioravitator-io (JIlA franstor- incluso en 13 tócnca de repesontecó n con totorncntaies. de la necescíad de ta ccodcón en la coosuuccón de l yo. qu e tordm roflejo en su da tos sino convenciones qu e os necesario escoger en la construcción d01 continuidad y tluidoz esoacal pero que SE! rxn 10nga tambión en la nega- yo: como un repertorio ele reteo ncas en las que mirarse .. A<:J. pero tarnbiál las tradiciones locales en tero a la vivieooa -. la integra haciérdola trabajar en el presente. su eliminac iál de toda verticalidad. no ligan al hombre con la divinidad ni con tod a su obra. íecro le permiten ob tener ma tonalidad vürio. pero. definir su ambien- que el ' sistema" negocia con la matereh- dad del pasado. Mies esos muros. Colaboren a una creecón irxl ividual verosirnit.ja pone do ruanlñesto Uf Id po sitivo que potrnilhá una CUlTlpl81a I8CJlg anizac ión v isual y espacial. aero por corceto a la. en tmto que seat capaces de estableU) sus técnicas ccosncwas.la po lis de la naturaleza y ha nlkmaoo su pertenencia al mund o del n()'TK)S. Es un gesto preciso do ac livdCión de la rrerrooa.s se rem ite . Así. Pero no son ción de la cerüadad de la luz. Ngo verdilderFlrTlente d iferente de l universo orde nado. Los malo- raes que Mies p)SOO ro seo exc"JSivarrente te hasta polarizar todas "sstere'. Mientras la conslruxién moderna -retcrsa. cni- pecto eJol sud o y el tecl o-. De roevo nos erccoirerros con una ins - verdad. el eleme ntal pero sutllisimo rrecanisrro com- torio y cohe rente de Le Oobuser y que sin dlK. en la desvirculación de su arqurtectura COl toda idea de luz nif"9Úrl tco do densa. aun cuerdo él mismo naba ya experirnmlOOo oon ese mate- obtiene una ILV ingrcivicta y oesrateoejzada que rompe con In vcrticaIidad rial.'encla.los rooreuce en los hori zontalidad tcel : es ecxesóo del gJZo de la vida en si misma. de subjetivaeól de más obvi a. las slrretrlas qua antes inman enci a se oryaniLflban vertlcalrrente desde el más allá. si pavi"nento y los m. sobre todo . Pero tan irnrxJrtante como esta ACtivación del tiempo es su imH. materia les coro la piedra y el ladrillo que remten a u-a especifica genealogía -ía trad iciál hipodánica Yporoevem. idea de k. la peoa y la piel. Mies elige usa en los dos gestos ese-caes de fml:irf" Y deli- eq uivalente.s de sus prime- 3. el pavimento pé treo y a~ ecabaoos en piel natural -os más p 'ó xrros al cuerpo. del pacto eníre hombres.J8de cororoese m el PabeI6n de Barcecoa. tal como rx.

coo-oa la Ífl\IefSiÓn de la moldlJ'a -e junta reh. eo III kJgar de recogimiento.lidad. corno sueto. Podernos ahora movem os por los interiores de la Casa con tres patios.últi-m. comisas y rn old lJas con la que el contin. la línea de sombra. Basta proqmtarse po r la posición qu o se adopta en 81 sillón Barcelona la goo rnetrín es pacial. lJ1 nlmerO rrouddo de eereotos que. Sus cuaídades p asarán así do lo tectónico él lo háptco: están 8 mucho s muebles es evdente que Mies no los olvida..1 proc:lígio de eIegarOa y mloj. necesita ni las quiere.niida. un rechazo si se quiere. SR nanstorrna An otro crdcn clásico ceeon la ~ de materiales y cargas.Jehles ~ casi sil solución de cia caro la construeeión de 33 lila oooe existen- obra de arte: a aquéllos q. I_/M mm : un col o levismame nte rectificado.obles eprovecbard o d istintas circunstancias y ha dejado de hacef10 cuerdo ha entenoido que el prog rarna ahí por la bclleLa de Su dibujo o por sus cualidades ca ligráficas. El se concibe. el rehu ndido.. A la oxeo carca ordenación do aplastamientos. ma aspiracól a la belleza y a la roioccco que iguala esta pela con las espIérdidas obras de arte. Poro no sólo los d itluja.como recuso QlJE! . co rno actor. asociado puré! experiencia do la meterla leVitada: ni soportan cargas ni posan por sí mism os .. siempre los d illLJj!1 con precisión. las medidas que con tiAtl8 el volurnen ele esta silla . Becto de hallarse en lJ1 templo. recesta esos pocos y sabios objetos. poseedora am de IT\c. que acompañan la soie(j. Pero sí sabe que en su casa.SO pero yo. o do In r8Cargi ldn hna- qU A só lo Mies supo ciencia. En La rorkontelkíad se meniñesta por ln negación total y sistemática (JA cualquier ordenamiento vertical.JSCluAda de perfección. po r quó éste co mpone 188 áreas de vertic al por olra horizontal producida a ¡klrtir de la confor- reun ión . su con- e-u-cen. rroreno clave del "sistema" arquitectónico.podem os aprec iar de pectivas dil:Juladas para las casas-patio en las ooscco sumisión liteml a los patrones ergonómícos funcional istas. permitirá hacer levitar la materia. Sus muros pé treos O de lad rillo pa sar án a SAf I I I I I I mo biliario no está dirgido hacia el confort COfM)flCicnaI ni a la especiaizacól ftrdonal: adqLiere a la vP. Mies desplegará ma estrateqa DJarrmte rnateía.Je.h=760 mm . a ser planteado como algo lmcronto a la condición artística y a ta b. En ellos reina LXl vacío imponente pero no ebsooto: dirigido a satisfacer tan sólo a aQlJéDos que entienden su aIgLnas obras de arte y pocos ffi. Un confort espiritual por tanto hacerlos habitables.')( j oel rrundano y amueblan. En po rrollar su propio proyecto vital. no de gravA(1ad . HI'l proyectado algunos m. Algo que Nietzsc he había sabeo nuevo una distancia. sin aíeoeta.p¡-flC'-Ol de alejarse de lro simétricas en suelos y lech os. y presente en los desp ieces calidad de la ant igmvitatorios de sus materiales yux tapuesto s. Es más. en su belleza y perfección. que flotan en sus salones: es la poslcón ma ción de la altura de los espacios como un d uplicado de del buen corwersaoor.Po. COITlO . Todo ello está presente en las pers- que el plano ne y la comodidad exige: 1. de la banavacióo positiveta del oonfort: lo que proporciona k'l silla Barceooa es lJlfl saüsreccón de otro rmgo. no sólo en la rnatena sino en los recursos compositivos desplogados. pero también de coovccón de que tal templo no ceeoa divinidad alguna sino exclusivamente el adven imiento elel hombrfl como protaoo neta. tambén o s piensa con pre- mat eri a levitada cisó n. y dirigir noos m atención a la cultura coletual y ornamental de splegada para cultura objetual Confort espiritual coloca y se u sa 0011)0 una O b l i) dt~ HlIH . el rrudano no necesita rrocbas pete-eneas: ni las memoria Que activan. el jus to equilibrio entre lo que la convención impo- la altura de os oos. O ea una imagen no ya de ligereza sino de ind iferencia gravitatcria. siempre con fugas y tona lidades resolver esta pieza. trenslormanoo lo trad icional simetría para entender en qt JiHn se pensaba. . tamtién pocas y escogidas. por la estaba completo. En la IUl..l valor artístico y arquitectérico.c. Aúl así . sustituyendo L1 jun ta clásica por su inversión. siempre diversificadas . El mue blo ha alcanzado en Mies un nuevo estatuto: S(") rmte rbbar. no es sólo la enstocrátca jo que ha p-evalecicb a la hora de de fuga os plano de simetría: presente en las fologra fias del Pabe llón en Barcelona . responseble junto con la ILIl y la simetría horizontal de ese efec to erccooa contredctono que ooooce moverse en el PabeIón de Becoooa..JicJRd con los elementos más erqotectóocos. le acogen Y le ayudan a desa- Nos encootramos así con tres formas de horizontalidad: en la organiza00l de los materiales. utñizando reflexiones compen sarlas que perrutan l Jr13 luz uniformemente distribuida.rta. R= 750 nm. Hay eo ella tarnbiOO una a. en el espacio de su intimidad. Por ello aunque ro hfly a los anteriores. pero coovenclonal formuación moderna -lo flJflc K)rlil l. COI I(UII !\i-l pa~llk) dH bU gen de l mcior burgués.

casi un rrótodo de txcvccto ron el que.. con los qUA relacicflélr el espacio privado -y quízás el espacio r~:Jblro-. proceder a un ordenamiento de la experiencia de oíeeote curo.oeto la forma de cooceb r un prog ra- que ma completo del habitar. la l€mPOf"aldad . de SUS momentos esercales son bien distintos de los tópicos mas conocidos y múltiples y confusos idea les asoceoos.Que ceacíeíza sus breves eículos.sa..Jakluier pate relesno social.Xeza sin ueoeco-os de dicha entrega. del espacio privado. irT.aúnan so bre sí mismos la Si queremos ca moar nuestra torna eje pen sar y t xovec tar viviendas pare - co misión de pen sador y artista.-'1n/é1r una d istanc ia objetiva mínima.iúl \ fJ'!:J! ~ Idl mé todo de uda manifiesta con Nietzsc he .J1o de momentos oocsvos en los que so peco y k:> hace re-c rcb-oo a toda la moraldad rrooema. Mies se oponía directamente al n é tooo oeuñco positivista -co-ceodo él mismo caro ma "Slf)eraci<'Y1" histórica de la ñoscle.de l\ietzsche-. (XX)Slruirta Y habtarla. Las casas Que visitaremos en este texto -la casa fenomenológica. cl.1. la rrcrrora. fTlarltHl tip.. Y caeros en la coent a a través de las lotcgafias Que lo visitaro es ceas de la viIa Tugcn:lhat o solo en su ccotc scecso eIcgi.había escrito Mies con ese estéc aroístco -oecco. aroos encamados en zcmcs-a y su sola o esece haIJá transformado por coroeto los modos de pensarla.-. léxicos y divulgados -estructura reticula r. Lo veroaocrerrente revelacor os k'l lecm - positivista por la subjetividad como materia creativa. . ha ido rescatando implacablemente. 18 del ueodorrerdsmo contestare proyecclóa dol yo en el espacio privado . Enterdemos ahí la razón ra sma de su rodeó su vda: es él rrssrro qu ien se coosnwe a través de este proyecto . Pero no beros sido cooscemes de has ta qué p. la cnoa cómo su hliación convencional en la ortodo- xia mcxiema ha dado paso a otra bien ajena al posnivisrro rrooerc. Durante el tiempo que hemos "habtado" esta casa co-ceo. "Sóo a través del cooocimenlo fllos6tico se ros revela el aden conecto de nesnas tareasy a su través el van y d igidad de roesíra existencia. Nietzsct"le tlfIbi la la casa téfll o roro el resuelvo también este sistema. po r tmto .m.. par. entreg¡'ln- el objetivismo cenüñsta moderno. al peosameoto filosófico.<. para una tecna del pro vccto. vidrio.seg lJn Al títuk) de la obra de Riehl. y tantas otras experienci as a ías que con mayor o menor precisión hemos Pero esta práctica ro se agota en absoluto en el jUBry) dc la proyección .: estrec ho marco quo so babia impuosto. su forma de ocas para tl8C€f1o saberes operativos.'lI l lElf lte y en sus nnnaco-es a la obra de srqotecn. construir un "sistema ". criterios Ouiz ás sea ya ccn vonerue de svelarlo: a través de esta inc ursión en la taxonómico s ce irnprescind ible rrcditcer en primer lugar los criterios taxorómicos exislen tes . advirtien · do la dl. tiendo de un nuevo su jeto. do In rol k~x ión sobre 01 so eto . da. de la ctfflenea.ibilidades en el proyect o de una reu bic ación do los objetivos erl relac ión 01 la vivienda El o terós. U1 papel crucial en el provecto de la casa.el espacio y ~1S téc- presente.Niestzscho .Y devolvía a la subje tivi(bJ.nlO en es te cerceo Pl"09"am3 de coosmocóo del sujeto y de la fv1les rrismo U1 autorretrato. mme los aspectos relativos a la construcción de diferentes sujetos Casa con tres patios rorros ocsc.."iSO. 135 po. la subjetividad y la técnica -con los saberes pcsñoos.rlllo Así lJr\f1 didad del rrét o do. Poco o muy poco de su eener- de url coesticoarnc nto de la cñcoto na PlJblico/ privado en relación 70 fue entendido h3St3 foch a rec iente po r una crítica ce garla po r el él las práctcas sociales de ese sujeto: do un enncnterse a os vrc cos del espacio con el teojo . a Q. del vacío y mínimo acornpañ3miento con el que reoesenta. de la rrcoiooce de fKllJelos pocos jtros que se levó a Esteoos L. mento de 0ica90. oennñcando categorías. haciendo SlJ'"Qir y emerger formas de pensar y habitar la casa que han cecoo directarT18flte ce-ara de sus programas y principios. un papo! que el siglO. coso plen. Con ello. podido asistir-.Jnk:Ios.. la oqetual. Su la ciudad Y con la natc raleza. pero también con Mies . de la escmra do Pic. so han constituido a sí rnsrrcs como critica al cfesdén en los aspectos auto bcqrálcos ... quion supo detecta con cene/a las ca rencias del proyecto mcdomo y los rncoos en los qoo la nrquitec tlJrA (jE-? l llfl pensarse él si misma si quería escap ar al pero tamlJión de las eeboroclon e s propias de la filosofía fllltrupolóy ica. do su apart: rnenlo bejoés.-1fkv oe 81c. la casa un vcríedero ejercicio de del praqrmusno y det po sl umanis rro.prco octo de la pruYHtx. con la cu ltura rratenaí de una época 34 hechizo (le un momento internac ional ape renterreote o-knecccoa: una c rñtca alrapadél ella m isma en el universo ideológ ico quc prctcnclia nistcda y. Un sistema cuyos que permita una red escripccn de la casa. reaeeoc oeeca poca roro ooecio. cocerte p1ana . coroo-eo lJ1 rc~"1Ción con poeberrente hayamos visto rreteoelcíed. a toda la c::c>rlVU'lCiál M ies. del cuadre de KIee. en su nerscoso dificil e imprevisible. su pesooa casa.

lJl8 c1asífique reduce la casa posi tivista a ma entre rru:::has ermarcada dentro de la pu-alidad radical del siglo. LIla cIasificac:ió1 que interroga al pe-samiento contemp)ráneo sooe sus ideaIizacicfies de la casa.J)to de arranque C()1 el que aprender a oMdar esa forma de enterder la casa y adoptar otra predisposición. a la forma en la que generaciones enteras de arquitectos han sido entrenadasen la ñcción de unos problemas objetivos Que había Que resolver. ceceo I 1 cocooes. La visita inicial en este texto a la casa-patio de Mies no es un mero accidente sino el pl. Su testimonio nos permitirá identifICar los momentos clave. Es a su través caro se ha revelado útd esta taxorcmia.Las recientes revisiones de la figura de Mies van ce Rolle ponende relie ve cuánta riqueza de este 8igb nos ha sido velada y desfigurada por esta miopía critica e historiográftca. las pregmtas que nos deberemos haca.si querernos ~ de forma fnctñea. a la manualística moderna sobre la vvcroa. Lo mismo ercontrarerros si nos remitirnos a la torna en la que la casa se ha estudiado en la rrodemidad. Heidegger en su refugio: la casa existencialista .

Related Interests

de ptOgr.al espacio públ i- cm pocas variables Iígadas entre sí para obtener roscsteoos oorootos y ovo-sos . ¿PHrtl qu ién pueden ser estas y la cu bierta plana. El espacio coot inuo es así parte de l "sistema" y conse- muchos intelectuales atom-1fleS por revisar los tópicos académicoS en 22 Cc1 S8S requetros. o estructurales: no es sólo el emp leo de vidrio sobro su obictivo O destino como viviend a. lo mism o . inc luso para entender la razón de su prolongada vitalidad. Pere Joan Ravelllat ha estudiado acertadamente las analogías o rerae- que las par celas se aproxima n lI10S existe LJI espacio dc'll J. la imAgen es I<-lgítima.. ni BI uso de muros delimitando rec intos y cola borand o viviondas? ¿A qu ién. debe reronctar a la memoria Que oc si mism a tiene la C8Sé1. tallo COlStructrvos como espaciales o estruelt.tCID) a la cultura ~ y reo-osee.e. carecen por completo de p'oqrama familiar. pues. La casa del soltero es un rncocrn a . JXX el grado de torno a atrios y peristi los . diferente proporción de parcela. diferen tes premisas y diferen tes objetivos -rec uérdese la fascinación que desde El nacimiento de la tragedia (Nietzsche. aq uello que le es específico .aes. con su organización en se O'"ganizan cano . al lastre de In familia corno eterna reproducc ó n de a los mil me tros . de su brayar ante lodo su irdividualidad. Las supefices en lodos los casos rondan los 200-30) metros cuadrados co nstruidos y. en un gesto qu e supone tigacitn ajena 31 Exisla-llITli"WTu1. con rnayOl" precisión. constructivos. al mod o de un Hi-H Ir le~ Meyer po r ej8mplo.¡do por un auto rróví-. cuando han sido proyectadas sin cliente -esto es.:Ilvacidad Y represal tatividad. Lo res implican en relación al espacio privado y en relación. Es..ser en términos CE familia.8s de cu brición. más de una cama. Se hace evidente el alejamiento de esta irwes- aislamiento obtenido mediante estos tigación de una visión rigurosamen le funcionalista u ortcdoxarrente privacidad de cada ponto y su uSO p ovisible. deba hacerse no tanto sco e sus caracteristicas físicas y materiales como con estructu ras reticulares af sustentamiento de las 10000".. la miz de esta te técnicos. a Irabc1jar sobre sus cootcecores porreoodzedas de (. rn<IyQr o rre-o supcrticie de cesa-. Ooe ás la preg. o rréecos --ffla'yQr o rnen. el sistema cano tal -y es fácil ver aqui la influercia de Hans Sedlrnayr en Mes. basada en la continuidad y 13 co nec tividad. con su implícita rutina de pequeñas exigEJ1cias rrcealos. Él sabe cuo si Quiere enterdee la naturaleza de la vida rrodcrna. (iBs[lleg.

. afirma r la casa COlllO estabikíad del so. yo. de medo quo siempre quisiera repe tir la res pecto do c ualqu ier comen tario moral. afirmar su individualidad . de mantener unas relac icoes ormera vez. mente na larnilia. a un present e continuo de claridad . esceroteeda desde Platón.s que está destinada a un úoico habitante. a Zeratustra. sóo r:xovisionalmen te: QLE Lo'1 casa ro está prevista ni siquiera para el rLdeo míimo de la lam~ia tradicional. en un duro proceso de autoconstrucción que culmina al adquirir un espíritu infantil y violen to frente a toda la trad i- ción trereceooente: Lm aristocrática "moral de señores' frente a la 'moral de esclavos" propl.LO retorno al torco cíclico do- gen.fito CU1 sus altas tapas y sus extensos espacios semento ne tzscbero.¡rálica que toda rroao lr¡xlOO1. de esa irlsoportabIe visiblida<:1 que la moral calvfiisla neaco. la Casa con íres petos de 1004..deocristiana Y al pensamiento metafísico inaug. pea ningu ' lecturas de Nietzsd*:l y ele su círculo de ~nigos nteecfuaes: cómo esta dcskmb-ante intensidad.tio. desea aislarse . ierrcoratera. Si bien no podemos oM:ic-lr Que esta casa no sustituye a las anteriores y ooseooes. Que la di'v'ersdacl es la ley mooesta a la investigación miesiana frente a la tJraria igualltarista del objeto -tipo. casa. aoeecer así estrechamente vilculados al ceo- an en SU estado embrionario. Pero sabernos que ro es así o.cae crear un mcroclrra. del tiempo el imperio del yo.c.Pero para avanzar con mayor precisión podernos centramos ya definitiva· s uperho mbre 'superhombre" niostzsehiano. casi oecedentes en su gr<lrd osid ad. ulla autoconstrucciOO Zll margen de los demás. Una alnnación q ue debe reso lverse sin leyes ni princ ipio s eienos a las uocc s vitales . esa hipótesis es para GOr q ue es un hombre: resulta d ific il irnanindl t.lue el rTlisóg irlO Mies pen - Nctzsche ur13 forma de instalar al hom bre en el g070 . venl ilacién. su ccoc k.iIar a ~ hnbita. No es di fícil dist~uir en es ta decisión rad ical el eco del como 24 devenir. Es la recuperación de la fugncd ad del deven ir trente a la misma de ese correntaoo. él pe sar de ese c aráct er co ntinuo Yi:l menclo nado. ro están tampoco .que es en su exigen DI palio. la muerte de dios y dO Lo1 rnetañsica occlderual marcan el poco sabero. para adoptase a una situac ión pooco ese meceolsrro de CCXltrol amhientéll . al En Notzscre. adecua- Pensorros por un mom ent o cuánto oooo impactar tel imagen del hombre dos.Jcha por ma ccosmccón proa de Los rruos Que poicceo a ese sujeto que desea aislarse. Contemplérrosla como si la viésemos por Ratón. de la volunt ad de poder.n::lo. J. instintlVil y expansiva. Si ccuerceroos el con~. Y lo seberros.. para pece-e. Lo'1 io:livdualdad. tunedad.lgf"IOC por la roigó1 y la filOsofía. la añrmacón de la necesidad del azar.. su paradgna. hu ye de la c ión lo impulSAse él entender la intc nsieJnd ele c aoa instanle exigiAn dolf-l tm pubüc dad. porque los muros nucto menos. no están afl í para delimitar r.ni entre otras COs. cor no si tal situa - sase on una mole r com o ocupante de sus casas-pJ. con los misrros ojos que aplicamos a c ualqoer otra casa. pocos de la tradicó1 jcoeocosuaa.I18 pareja joven o sin hijos .-1 S . Los muros están allí porq ue el sujeto -pcrmitámo snos la licencia de parte de la scposicó n de que la vida es revers ible según la imagen de un imponía a sus pon - al "uir entre centraros de Heráclito. la cama reetivarrente generosa de drrensooes: podre perfecta- a Ul Mies ven der nohe ávido por oo-soca su form-'1Ción a través de las ser la casa de l.xado por rrente en la que sin ooda es la más etaboreca de la serio. a margen de toda vigilancia seca o policial -al mar- principio de Ull pensamiento de la atrmacón. El irnagine'1lTlOS la forma de vivirla. Los ITUOS estén éh pea otorga p fvecoed . coroaoeos rrocerros y Su erqotecma positivista. esa flQU'"a qoo debe ccrrervcr reconstru- yendo SU posición ante el m.. S to-oo de este soeto deja de SO'" el escatológico y finalista. paa petlTlitir desarrolla OO11To de la casa LOa vüa protu-dé:voon te libre. los 8SJXlciQ. el eterno retoro es en . Un sujeto como el que posiblemente ilTk1Qina Mies necesita l. Ouere nega r la posibilidad experiencia.nc J)(11cela. Aunq ue en un pmcipo arqusñosa.. los diferent es espacio s de un proqrama normal so d istirl¡Juen con una c onc epción revoloconata del tiempo .juz. en tocio caso.mund o basadas en una nue va lucidez. La idea del eterno retomo reloj de arena . a la lradicKJn . ni para sosíerer los hastalee de IH. idea reñeaba su pooe ooscóo en el rras-oo. al rragen de geo. Su distribución es relativament e funcione'1l. ligilda a y co mpro baremos c ómo . eterno retorno qu e tiene en el 'supert'orrcre' y la teoría del "eterno retorno ' Sil concu sión propositiva. desarrona su yo con plena independenc ia comprom iso COI'l el presente . oIvidardo toda sujeción a 10 ya daoo.. d81>e ser capaz do ApropiArse del mundo.Xlf8 0Cl. al superhombre. en deflritiva.I18 condición inicial de aislam ien to . en ella encontraremos sin duda el pooctc más aca bado de la casuística de las casas-cato.

'Íqu ina?~ para üNidar la modernidad lriLrllante. podamos meditar a/H. a la pradera nevada le sucede la IIloMa y el florecer de los árboles y oesc és la cakía de las hojas y así socosvcrrcoto en LO espectáculo iterativo.en el que se naturaleza sutil hasta plDhibiriJ al seccrxxe omr en voz alta 8( i¡~'cios y co-ancco- resto por las altas vallas. n para el rultivo do to-es. El eterno retorno nietzschiano. Al escrorsc del acristaladas para Jos ÓlaS de 1Iuvie:-'J Y de sol.e naturnleza-. oem la medi/aeión. lX'18 vuelta a la vida Y al wttivo de ías pasiones frente a la galenas acristaladas nos remiten una ver más a ese célebre aforismo domesticación en la rnoral de los esclavos.sus galerías acristaladas. Nada podda explicar do torra más osceeccoca el tmbajo de Mies en las casas-palio. lugares con largas galems los límites interiores definid os pe. Pero no es sólo eso. identificados cal el tiempo circular a íravés de la contemplacó') del ciclo rotural. en las que pasear po noso tres mismos. srerciosas y esoacosas. y ckJndc una etIQueta m1s -Arqurtectura para los que buscan el Conocimiento.que Netzscre escribió ro LB Gaya Ciencia: "Llegará un ála ----fTXJY pronto quizás. ~1 simplicidad de su positivismo y edennarse en el abismo del ooividuo nioVSChi3no. ni para objetos de uso oorrésnco. AJ ciclo del d ía. ?7 . más epeqadcs al IJr"Dgreso tecrcceruñlco. contemplando este p:lisaje desde lJfIO de los sdores Bcrcelcoa de su interic>r y eceleráserros esta visión como si se tratara de la surna de fOI(9'"allJélS 00 una película. en la materialidad y en la cultera objetual y pooeoeo. el aislamiento radical de este escoco y sus todo vita rellqosa Tocio /o que fa Iglesia ha edificado expresa este pensamiento yjo no veo que puedan bastamos sus CiYlSlrUCdones.Hrdin .. ensayados por loo aqxesonetas. el tema de su lJr"olongada invesligación. U1a representación eti- y el afeiarnienro del mundo. una recuperación del presente frente a la tiraníadelluturo divino o el pasado neoccoa.esta escerografía en la que el cielo y el j. más niki de reconozca /o que les falta a nuestras grandes ciudades : IUfJarf>-s silenciosos. Cualquier otro posible sentdJ ha sido traído de la visión.aparece-en corno rretátora del tem po cíclico. CJJ8 esas qao rías acristaladas. fuentes o piscinas. Ante nosotros se alza un espacio acotado . lo que ür1 él hay 'fJ no os natureleza en estado nos que en su conjunto expresaran lo que tiene de subilmo la mecfllación ooo siro U1ll oo-smccóo nrtiftill de nanraeza.Jerto. si es que puedo utilizarse aquí el vocablo "sóIo~ con Tarnbién esta Il'vústigacOl es el ntenlo de creer un rrótcoo orovectuot completo el partir de filones del pensamiento heterodoxo QLJe. parcelen definitivarnento arrasados ro. a su través. amagan un contacto activo e implicédO con el medo mtLlol. en qu e la vita contemplativa era siemple ante ñcat del mundo. aunque se las sus/raiga de su finalidad religiosa.el pooe rorrnatso y orgMliZador de los arquitectos más ortodoxos. aquel supertlombre que cons truía su vida como una obra do arte. el de la plma circularid ad del tiempo natural frente a la linealidad del históri- co. Esta cita pone de relieve la distancia que Mies estableció con el posilMsrno kíeolóqco de ~1 mocornd ad y sus rretodcIo:J ías operativas: la casa-pato es un flrtilu¡-¡io -¿una n). con el mundo? Desde luego se trata de una relación cootcmpatva . En este espacio sólo podernos distinguir unos cuantos árboles frondosos que activan una pradera horilontal y uniforme atravesada por un cereo pevrrentaoo que naoscne próxirno y roaeo 3 u-o do los muros y da <'lCCeSO a la vivienda. Y el gran frente acristalado coro un excepcional diorama para su contemplación. queremos paseamos {JOI nosotros msrros cuuvtc circulernos por esas galerías y esos ¡arciines ". Una técnica de proyecto qua R8desarrolla I-l part ir ele estos plantcarnlentos 811 la idoa de espacio y de codeo. un gran patio ajardinado que es expansión de la cesa tonto como representación de la re touleza. para todo el con junto de imple- mentos con los que el hombre. Quereroos traducimos a nosotros roomos en píedras y en pllmtas. la familia-tipo rroooma. Si ¡:u1iésemos estar eterreteote sentados. a Jos cuales no llegue el ruido de los cea-ce ni el pregón de los mercaderes. Mrerros ahora la casa proyectada por Mies en su totalidad. preparado ro. tomando como base la pura nfilTT13ción de su yo. Pasaron los tlCfTVXJS en que tuvo fa !gIesja el monopolio <fe b reflexión. ro hay IlIQ<'Y para el pequeño h. como pae que nosotros. le sucede el de la noche.NielJsche la recuperación por 01 homhre de lo perecedero y lo mutable. asistiria mas a lKl espectáculo revelador: el de la eterna sucesión de lo mismo . Es/as consmscccces IlélbJan un /enguaje dermslário patético y rietrusJé-/do estrecho. irrpios. VHStos y eS{k1Ciosos. ¿0Jé ve este habitante? ¿Por qué ha elegido esta forma de relaciorwse con la natcraieza y.

sus muros. Es el callado de alguien acostunbrado a an""Y Chimenea y fTllJOS de l<x:lrilk> lTIa'"lÍfle8tan unos vncuos con la materiali- por aceras bien pavimentadas. (Jo su prop ia f. La casa. revelardo así su condición de elemento can por tanto no sólo ef marco de l. a cualquier bpo de representación simbólica la rebteda por a9. Relegada al pelimetro actúa como m mue- más. la histodc idad y ma rcadas por lo imprevisible. forma porte de un proceso de autoconsnucdón q ue deriva en un inmen- gozo. I lay subjctividnd. La chimc· nea pasa a ser m accidente del ITUro y su verticalidad imorCllto casi eli· minada.ll ll ielllu oe la ciudad slllo c ión ind ividunl de poc os y escogidos parérnetros. añrrmclón de lo privado y ntrmación de In dilerencia que implica el poder elenir. cuor do forma coherente los materale s más avanzados con otros No coceros obviar que al hablar del sujeto mies iano decíamos que huía de la ¡ ~ b1ic idad en su deseo de aislamiento.'lJla genea - ucas. Esta mecánica do alslamlento y expan. rerso en los cafés. es la casa de LXI rrumlQ.I18 ci. construidos ambos. contigua: del ruido de los coches y del rxeg::'>n de los mercaderes. cano si IJOlntariamente se evitase toda posible referencia a m Esta casa. a los nuevos espacios pt'Jbli· cos do la c iudild burgu esa . sino que aparece Sin embargo . de lJl coercccna Esos rusos delatan no sólo a m hombre tm1l1i. ce-cee el poder (le la COflVflflCKX1. usa LnOS rnag-¡íficos zapatos de piel rxiroorosa - bIe rencia tradidOt1al en el ámbito dornéstico a la que no rreote coseos a mano. para las fiestas y I<'lB celebrac iones fáus- El superho mbre. Al decir Que 'huye ' estarnos cutoernente tradic ionales. de hecho.ien callado de forma rústica o siQljcJ'a casual.).iI corruxord er que quien habita la casa no mo nto obietivable. afini· qUA vive y necesita es tar. Basta enterxje( que sería ridíoJo irnagira'"- espacio ceeeoo Y vertical. Como el flcineur bi'u. huye de la ciudad. cea- dos al margen como no pe rtinen tcs. consustancial a la casa la evocación de esas ligaduras con un tiempo que puede volver roondano. un rasgo primer lugar debe señalarse que la crunenoa no ha sido eliminada en c iud ad aras oe la tecrañcación que supone la calefacción. El su forma de conc ebir y proyectar. Hay activació n de la memor ia.cmarroraal: quo contiene por tanto un explícito programa de trabajo -un sistema provectucl. lila siluación precisa: es central casa ubana.próximo al áoota. que esa búsq ued a de gAtle ralidad en el tipo o de especificidad en el contexto: (iR un lunoa - so pozo expansivo y cor ltagioso que lleva a una yec to mesiano : por ello os !{lc. ni en el gola de liberarse de las ataduras impues tas po r la mom l. como a voces se ha no se retira del murdo ceno un anacoreta sao q ue su ascetismo inicial pretexüoo. de gan aje treo: tfi1 rrenócoa Iras ellos. nunca ocupa un lugar soo que se desplaza hasta confundirse con u-o de sus muros docisivo en el "sistema" proyectual. Es. dnl éJlej<. contradic torias con la linealidad del tiempo rnoderno. ca paz de erñ- crcua. no podría fltJlCa ser ma vivienda en el campo.basado en el sujeto netzschiano y en su terreo reme mo rativo y materialidad Estu derros ahora la mat erialidad que Mies despliega en las casas-palla. para desarrollar retacones mundanas p rotcodaa de la ind iscrec ión lóg icamente al sofista.I18 recresentecón cosmológica sino l. impli- mfis- limítrofes. pero también COITO tna refese renLXlCia. No puedo babor en las casas una metodología afín a In tipo lóg ica. se- temáticamene en sus dibujos. lJl toroo de costumbres sociales intensas. (Jel tlerroo. en su materia y posición en ~1 casa.dad de gan actividad. a pasear.lado hatitánrJolos soo l. de una eitJ(JrK j Que está ahí afuera. nada más lejano al rré to- do de M ies. de uno de los temas preferidos po r Nietzsche al hablar del superllcmbre: ligaduras que de nuevo nos llevan a Nietzsche y no. fuera de la eu-Jaj. en los comercios y bulevares de la ciu· dad.lelariano. la Casa CUl iree patios. 8 suje· lo meseoo.gura: él es el que ha extraído el fundamen to do las oves de es pacios para 01cultivo 28 . Más aúl. dad tx\fJ excusa para la conversación.I18 oecue« que sin d uda caacterza su obra. y la evocación del pasado que no pueden pasar neocetoos. oe la fili. es un de la idea de írasceodeoca . o el biassé de George Sirnrnel. CUl ladrillo.. por elec - H"i nir1f:i Jrl defensor de la vidü natural. Se trata sin duda sobre si misrno. Fijémonos en la ch imenea. sin duda. Se trata (Jo un uso insólito en el contexto de la rrodernkíad. a un supuesto l igar tipo lógico. en los teatros. un su versión iluministn ni en 18 de míz estnxnmñsta y contextuaísta: el intensa fruición de l mundo. Ocien la habita necesita pos eer qrar do s dad . próxima. a un osp íritu c reativo que se despliega sobre los dem ás . En señalando algo decisivo: no huye de la nada ni de l bosque. mUlOS y crere-ee. ión es la base privilegiada del pro- patio es ajeno a tcoo condicionante geogt¡'¡ fico.s. a salir de su casa para «seco. esa forma de ser y pensar que Nietzsche vir)(.

. que construyo en su 30 motrlcload. lJ"l oquilirno óptico .mnosa pera c:onsegjr suelos y lechos eco idéntica inlcnsiclad k. Como ya ha sido señalado por Robin simet ria horizontal dar en este snntido las conexiones Que esta corceocón material estable - Evans.. hormig)n.oinosa.. hasta apoderarse del Pera ello Mies utilizará diversas estra teg ias: irduslrial cer entre ellos tnlc'1Cm en el mr'do de perfil nitidamente net zscbiero : la ha iLontalidad radical evoca la supresión misma de la divinidad .él través de la experiencia fenoménica . corno efecto de fuerzas cósmicas o írascenoontcs. 20 III ros proyect os. es fad comp-mier PO" qué no son de t~ barco y 1"1€9"0-. cubierta plana-Ie perréte resolver SU expediente espacial oon liruo dis lntos rnateíaes del suelo Yel y toizalta. la chimenea . ni siquiera con mandatos socaes. ubicando el p onto oe vista en un plano smétrco res- mayor nfiniriad co n la íoea de ciudad corno seomento. su no trascenderc ia. esencializada. no sólo co rroositiva . No hé1blia que oM- Otra estrateqe complementaria está ligada a la percepción espacial y a recursos pcrerrente conposmvos. r ocío -esto es. la rrodencíed . tan expresamente rechazada a k) largo de trascende ntes ni inmu lables. las trejcores no son man- como consoc uencia de un espíritu mcnceno. rna al suero tradicioll3l pasivo en un sujeto activo. intencionadarnente ajeno al naturalisroo en el que la arquitectura clásica resoMa el expediente de k1 hil cono material de proyecto . Con nnterio klad hemos mercicnado esa cond ició n espacial horizontal de la corwerción. po r el co ntrasto y convivencia con k'l memoria de In ciudad . 31 . Para ello encuentra a gusto al proyectar en medios urbanos históricos. el gusto perclblblo.soo éstos lTÍSrOClS reecooáoose con elladilo.pcesto de relieve PO" las fotocrañas en la casa. de cual quier vincu lo ver- ref lexión lumino sa U'l8 sea la expbadón en la reflexión It. Los d iálogo. no es casual que sean los muros de IadrilkJ. los p-QPKJs de la época -eceo. Mies sustituye la simetria vertical clásica po r una hovontal qUA ce con la kíea de cilJ(jfl(j a la que Mif'. la de l rayo soler.IOS que señaIéYlla pcceceo. una afirrnación del protagerismo del sujeto que debe expercírse PO" la casa. de alirmacíá1 de la cordicié:n temporal de la tebtacón. su escasa habrá Aislado en la fijación de la altura fibre en una dimen sión próximo a ansiedad PO" la aparent e in. vrlio. gravitatoria. Mediante el uso de la rellectividad.'lrl iculación eslétca de mucho.mirosidad cenital aso- mitar ciada a los atrios bistóocos. hasta Qué cono Mies se implica alojo y su movimiento como nuevo plano de simetría. se planiticará de ac uerdo él este mecanismo antioravitator-io (JIlA franstor- incluso en 13 tócnca de repesontecó n con totorncntaies. de la necescíad de ta ccodcón en la coosuuccón de l yo. qu e tordm roflejo en su da tos sino convenciones qu e os necesario escoger en la construcción d01 continuidad y tluidoz esoacal pero que SE! rxn 10nga tambión en la nega- yo: como un repertorio ele reteo ncas en las que mirarse .. A<:J. pero tarnbiál las tradiciones locales en tero a la vivieooa -. la integra haciérdola trabajar en el presente. su eliminac iál de toda verticalidad. no ligan al hombre con la divinidad ni con tod a su obra. íecro le permiten ob tener ma tonalidad vürio. pero. definir su ambien- que el ' sistema" negocia con la matereh- dad del pasado. Mies esos muros. Colaboren a una creecón irxl ividual verosirnit.ja pone do ruanlñesto Uf Id po sitivo que potrnilhá una CUlTlpl81a I8CJlg anizac ión v isual y espacial. aero por corceto a la. en tmto que seat capaces de estableU) sus técnicas ccosncwas.la po lis de la naturaleza y ha nlkmaoo su pertenencia al mund o del n()'TK)S. Es un gesto preciso do ac livdCión de la rrerrooa.s se rem ite . Así. Pero no son ción de la cerüadad de la luz. Ngo verdilderFlrTlente d iferente de l universo orde nado. Los malo- raes que Mies p)SOO ro seo exc"JSivarrente te hasta polarizar todas "sstere'. Mientras la conslruxién moderna -retcrsa. cni- pecto eJol sud o y el tecl o-. De roevo nos erccoirerros con una ins - verdad. el eleme ntal pero sutllisimo rrecanisrro com- torio y cohe rente de Le Oobuser y que sin dlK. en la desvirculación de su arqurtectura COl toda idea de luz nif"9Úrl tco do densa. aun cuerdo él mismo naba ya experirnmlOOo oon ese mate- obtiene una ILV ingrcivicta y oesrateoejzada que rompe con In vcrticaIidad rial.'encla.los rooreuce en los hori zontalidad tcel : es ecxesóo del gJZo de la vida en si misma. de subjetivaeól de más obvi a. las slrretrlas qua antes inman enci a se oryaniLflban vertlcalrrente desde el más allá. si pavi"nento y los m. sobre todo . Pero tan irnrxJrtante como esta ACtivación del tiempo es su imH. materia les coro la piedra y el ladrillo que remten a u-a especifica genealogía -ía trad iciál hipodánica Yporoevem. idea de k. la peoa y la piel. Mies elige usa en los dos gestos ese-caes de fml:irf" Y deli- eq uivalente.s de sus prime- 3. el pavimento pé treo y a~ ecabaoos en piel natural -os más p 'ó xrros al cuerpo. del pacto eníre hombres.J8de cororoese m el PabeI6n de Barcecoa. tal como rx.

coo-oa la Ífl\IefSiÓn de la moldlJ'a -e junta reh. eo III kJgar de recogimiento.lidad. corno sueto. Podernos ahora movem os por los interiores de la Casa con tres patios.últi-m. comisas y rn old lJas con la que el contin. la línea de sombra. Basta proqmtarse po r la posición qu o se adopta en 81 sillón Barcelona la goo rnetrín es pacial. lJ1 nlmerO rrouddo de eereotos que. Sus cuaídades p asarán así do lo tectónico él lo háptco: están 8 mucho s muebles es evdente que Mies no los olvida..1 proc:lígio de eIegarOa y mloj. necesita ni las quiere.niida. un rechazo si se quiere. SR nanstorrna An otro crdcn clásico ceeon la ~ de materiales y cargas.Jehles ~ casi sil solución de cia caro la construeeión de 33 lila oooe existen- obra de arte: a aquéllos q. I_/M mm : un col o levismame nte rectificado.obles eprovecbard o d istintas circunstancias y ha dejado de hacef10 cuerdo ha entenoido que el prog rarna ahí por la bclleLa de Su dibujo o por sus cualidades ca ligráficas. El se concibe. el rehu ndido.. A la oxeo carca ordenación do aplastamientos. ma aspiracól a la belleza y a la roioccco que iguala esta pela con las espIérdidas obras de arte. Poro no sólo los d itluja.como recuso QlJE! . co rno actor. asociado puré! experiencia do la meterla leVitada: ni soportan cargas ni posan por sí mism os .. siempre los d illLJj!1 con precisión. las medidas que con tiAtl8 el volurnen ele esta silla . Becto de hallarse en lJ1 templo. recesta esos pocos y sabios objetos. poseedora am de IT\c. que acompañan la soie(j. Pero sí sabe que en su casa.SO pero yo. o do In r8Cargi ldn hna- qU A só lo Mies supo ciencia. En La rorkontelkíad se meniñesta por ln negación total y sistemática (JA cualquier ordenamiento vertical.JSCluAda de perfección. po r quó éste co mpone 188 áreas de vertic al por olra horizontal producida a ¡klrtir de la confor- reun ión . su con- e-u-cen. rroreno clave del "sistema" arquitectónico.podem os aprec iar de pectivas dil:Juladas para las casas-patio en las ooscco sumisión liteml a los patrones ergonómícos funcional istas. permitirá hacer levitar la materia. Sus muros pé treos O de lad rillo pa sar án a SAf I I I I I I mo biliario no está dirgido hacia el confort COfM)flCicnaI ni a la especiaizacól ftrdonal: adqLiere a la vP. Mies desplegará ma estrateqa DJarrmte rnateía.Je.h=760 mm . a ser planteado como algo lmcronto a la condición artística y a ta b. En ellos reina LXl vacío imponente pero no ebsooto: dirigido a satisfacer tan sólo a aQlJéDos que entienden su aIgLnas obras de arte y pocos ffi. Un confort espiritual por tanto hacerlos habitables.')( j oel rrundano y amueblan. En po rrollar su propio proyecto vital. no de gravA(1ad . HI'l proyectado algunos m. Algo que Nietzsc he había sabeo nuevo una distancia. sin aíeoeta.p¡-flC'-Ol de alejarse de lro simétricas en suelos y lech os. y presente en los desp ieces calidad de la ant igmvitatorios de sus materiales yux tapuesto s. Es más. en su belleza y perfección. que flotan en sus salones: es la poslcón ma ción de la altura de los espacios como un d uplicado de del buen corwersaoor.Po. COITlO . Todo ello está presente en las pers- que el plano ne y la comodidad exige: 1. de la banavacióo positiveta del oonfort: lo que proporciona k'l silla Barceooa es lJlfl saüsreccón de otro rmgo. no sólo en la rnatena sino en los recursos compositivos desplogados. pero también de coovccón de que tal templo no ceeoa divinidad alguna sino exclusivamente el adven imiento elel hombrfl como protaoo neta. tambén o s piensa con pre- mat eri a levitada cisó n. y dirigir noos m atención a la cultura coletual y ornamental de splegada para cultura objetual Confort espiritual coloca y se u sa 0011)0 una O b l i) dt~ HlIH . el rrudano no necesita rrocbas pete-eneas: ni las memoria Que activan. el jus to equilibrio entre lo que la convención impo- la altura de os oos. O ea una imagen no ya de ligereza sino de ind iferencia gravitatcria. siempre con fugas y tona lidades resolver esta pieza. trenslormanoo lo trad icional simetría para entender en qt JiHn se pensaba. . tamtién pocas y escogidas. por la estaba completo. En la IUl..l valor artístico y arquitectérico.c. Aúl así . sustituyendo L1 jun ta clásica por su inversión. siempre diversificadas . El mue blo ha alcanzado en Mies un nuevo estatuto: S(") rmte rbbar. no es sólo la enstocrátca jo que ha p-evalecicb a la hora de de fuga os plano de simetría: presente en las fologra fias del Pabe llón en Barcelona . responseble junto con la ILIl y la simetría horizontal de ese efec to erccooa contredctono que ooooce moverse en el PabeIón de Becoooa..JicJRd con los elementos más erqotectóocos. le acogen Y le ayudan a desa- Nos encootramos así con tres formas de horizontalidad: en la organiza00l de los materiales. utñizando reflexiones compen sarlas que perrutan l Jr13 luz uniformemente distribuida.rta. R= 750 nm. Hay eo ella tarnbiOO una a. en el espacio de su intimidad. Por ello aunque ro hfly a los anteriores. pero coovenclonal formuación moderna -lo flJflc K)rlil l. COI I(UII !\i-l pa~llk) dH bU gen de l mcior burgués.

casi un rrótodo de txcvccto ron el que.. con los qUA relacicflélr el espacio privado -y quízás el espacio r~:Jblro-. proceder a un ordenamiento de la experiencia de oíeeote curo.oeto la forma de cooceb r un prog ra- que ma completo del habitar. la l€mPOf"aldad . de SUS momentos esercales son bien distintos de los tópicos mas conocidos y múltiples y confusos idea les asoceoos.Que ceacíeíza sus breves eículos.sa..Jakluier pate relesno social.Xeza sin ueoeco-os de dicha entrega. del espacio privado. irT.aúnan so bre sí mismos la Si queremos ca moar nuestra torna eje pen sar y t xovec tar viviendas pare - co misión de pen sador y artista.-'1n/é1r una d istanc ia objetiva mínima.iúl \ fJ'!:J! ~ Idl mé todo de uda manifiesta con Nietzsc he .J1o de momentos oocsvos en los que so peco y k:> hace re-c rcb-oo a toda la moraldad rrooema. Mies se oponía directamente al n é tooo oeuñco positivista -co-ceodo él mismo caro ma "Slf)eraci<'Y1" histórica de la ñoscle.de l\ietzsche-. (XX)Slruirta Y habtarla. Las casas Que visitaremos en este texto -la casa fenomenológica. cl.1. la rrcrrora. fTlarltHl tip.. Y caeros en la coent a a través de las lotcgafias Que lo visitaro es ceas de la viIa Tugcn:lhat o solo en su ccotc scecso eIcgi.había escrito Mies con ese estéc aroístco -oecco. aroos encamados en zcmcs-a y su sola o esece haIJá transformado por coroeto los modos de pensarla.-. léxicos y divulgados -estructura reticula r. Lo veroaocrerrente revelacor os k'l lecm - positivista por la subjetividad como materia creativa. . ha ido rescatando implacablemente. 18 del ueodorrerdsmo contestare proyecclóa dol yo en el espacio privado . Enterdemos ahí la razón ra sma de su rodeó su vda: es él rrssrro qu ien se coosnwe a través de este proyecto . Pero no beros sido cooscemes de has ta qué p. la cnoa cómo su hliación convencional en la ortodo- xia mcxiema ha dado paso a otra bien ajena al posnivisrro rrooerc. Durante el tiempo que hemos "habtado" esta casa co-ceo. "Sóo a través del cooocimenlo fllos6tico se ros revela el aden conecto de nesnas tareasy a su través el van y d igidad de roesíra existencia. Nietzsct"le tlfIbi la la casa téfll o roro el resuelvo también este sistema. po r tmto .m.. par. entreg¡'ln- el objetivismo cenüñsta moderno. al peosameoto filosófico.<. para una tecna del pro vccto. vidrio.seg lJn Al títuk) de la obra de Riehl. y tantas otras experienci as a ías que con mayor o menor precisión hemos Pero esta práctica ro se agota en absoluto en el jUBry) dc la proyección .: estrec ho marco quo so babia impuosto. su forma de ocas para tl8C€f1o saberes operativos.'lI l lElf lte y en sus nnnaco-es a la obra de srqotecn. construir un "sistema ". criterios Ouiz ás sea ya ccn vonerue de svelarlo: a través de esta inc ursión en la taxonómico s ce irnprescind ible rrcditcer en primer lugar los criterios taxorómicos exislen tes . advirtien · do la dl. tiendo de un nuevo su jeto. do In rol k~x ión sobre 01 so eto . da. de la ctfflenea.ibilidades en el proyect o de una reu bic ación do los objetivos erl relac ión 01 la vivienda El o terós. U1 papel crucial en el provecto de la casa.el espacio y ~1S téc- presente.Niestzscho .Y devolvía a la subje tivi(bJ.nlO en es te cerceo Pl"09"am3 de coosmocóo del sujeto y de la fv1les rrismo U1 autorretrato. mme los aspectos relativos a la construcción de diferentes sujetos Casa con tres patios rorros ocsc.."iSO. 135 po. la subjetividad y la técnica -con los saberes pcsñoos.rlllo Así lJr\f1 didad del rrét o do. Poco o muy poco de su eener- de url coesticoarnc nto de la cñcoto na PlJblico/ privado en relación 70 fue entendido h3St3 foch a rec iente po r una crítica ce garla po r el él las práctcas sociales de ese sujeto: do un enncnterse a os vrc cos del espacio con el teojo . a Q. del vacío y mínimo acornpañ3miento con el que reoesenta. de la rrcoiooce de fKllJelos pocos jtros que se levó a Esteoos L. mento de 0ica90. oennñcando categorías. haciendo SlJ'"Qir y emerger formas de pensar y habitar la casa que han cecoo directarT18flte ce-ara de sus programas y principios. un papo! que el siglO. coso plen. Con ello. podido asistir-.Jnk:Ios.. la oqetual. Su la ciudad Y con la natc raleza. pero también con Mies . de la escmra do Pic. so han constituido a sí rnsrrcs como critica al cfesdén en los aspectos auto bcqrálcos ... quion supo detecta con cene/a las ca rencias del proyecto mcdomo y los rncoos en los qoo la nrquitec tlJrA (jE-? l llfl pensarse él si misma si quería escap ar al pero tamlJión de las eeboroclon e s propias de la filosofía fllltrupolóy ica. do su apart: rnenlo bejoés.-1fkv oe 81c. la casa un vcríedero ejercicio de del praqrmusno y det po sl umanis rro.prco octo de la pruYHtx. con la cu ltura rratenaí de una época 34 hechizo (le un momento internac ional ape renterreote o-knecccoa: una c rñtca alrapadél ella m isma en el universo ideológ ico quc prctcnclia nistcda y. Un sistema cuyos que permita una red escripccn de la casa. reaeeoc oeeca poca roro ooecio. cocerte p1ana . coroo-eo lJ1 rc~"1Ción con poeberrente hayamos visto rreteoelcíed. a toda la c::c>rlVU'lCiál M ies. del cuadre de KIee. en su nerscoso dificil e imprevisible. su pesooa casa.

lJl8 c1asífique reduce la casa posi tivista a ma entre rru:::has ermarcada dentro de la pu-alidad radical del siglo. LIla cIasificac:ió1 que interroga al pe-samiento contemp)ráneo sooe sus ideaIizacicfies de la casa.J)to de arranque C()1 el que aprender a oMdar esa forma de enterder la casa y adoptar otra predisposición. a la forma en la que generaciones enteras de arquitectos han sido entrenadasen la ñcción de unos problemas objetivos Que había Que resolver. ceceo I 1 cocooes. La visita inicial en este texto a la casa-patio de Mies no es un mero accidente sino el pl. Su testimonio nos permitirá identifICar los momentos clave. Es a su través caro se ha revelado útd esta taxorcmia.Las recientes revisiones de la figura de Mies van ce Rolle ponende relie ve cuánta riqueza de este 8igb nos ha sido velada y desfigurada por esta miopía critica e historiográftca. las pregmtas que nos deberemos haca.si querernos ~ de forma fnctñea. a la manualística moderna sobre la vvcroa. Lo mismo ercontrarerros si nos remitirnos a la torna en la que la casa se ha estudiado en la rrodemidad. Heidegger en su refugio: la casa existencialista .

","doc_promotions_enabled":false,"static_promo_banner_cta_url":"https://www.scribd.com/"},"eligible_for_exclusive_trial_roadblock":false,"eligible_for_seo_roadblock":false,"exclusive_free_trial_roadblock_props_path":"/doc-page/exclusive-free-trial-props/245778012","flashes":[],"footer_props":{"urls":{"about":"/about","press":"/press","blog":"http://literally.scribd.com/","careers":"/careers","contact":"/contact","plans_landing":"/subscribe","referrals":"/referrals?source=footer","giftcards":"/giftcards","faq":"/faq","accessibility":"/accessibility-policy","faq_paths":{"accounts":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246346","announcements":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246066","copyright":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246086","downloading":"https://support.scribd.com/hc/articles/210135046","publishing":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246366","reading":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246406","selling":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246326","store":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246306","status":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/360001202872","terms":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246126","writing":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246366","adchoices":"https://support.scribd.com/hc/articles/210129366","paid_features":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246306","failed_uploads":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210134586-Troubleshooting-uploads-and-conversions","copyright_infringement":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210128946-DMCA-copyright-infringement-takedown-notification-policy","end_user_license":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210129486","terms_of_use":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210129326-General-Terms-of-Use"},"publishers":"/publishers","static_terms":"/terms","static_privacy":"/privacy","copyright":"/copyright","ios_app":"https://itunes.apple.com/us/app/scribd-worlds-largest-online/id542557212?mt=8&uo=4&at=11lGEE","android_app":"https://play.google.com/store/apps/details?id=com.scribd.app.reader0&hl=en","books":"/books","sitemap":"/directory"}},"global_nav_props":{"header_props":{"logo_src":"/images/landing/home2_landing/scribd_logo_horiz_small.svg","root_url":"https://www.scribd.com/","search_term":"","small_logo_src":"/images/logos/scribd_s_logo.png","uploads_url":"/upload-document","search_props":{"redirect_to_app":true,"search_url":"/search","query":"","search_page":false}},"user_menu_props":null,"sidebar_props":{"urls":{"bestsellers":"https://www.scribd.com/bestsellers","home":"https://www.scribd.com/","saved":"/saved","subscribe":"/archive/pmp_checkout?doc=245778012&metadata=%7B%22context%22%3A%22pmp%22%2C%22action%22%3A%22start_trial%22%2C%22logged_in%22%3Afalse%2C%22platform%22%3A%22web%22%7D","top_charts":"/bestsellers","upload":"https://www.scribd.com/upload-document"},"categories":{"book":{"icon":"icon-ic_book","icon_filled":"icon-ic_book_fill","url":"https://www.scribd.com/books","name":"Books","type":"book"},"news":{"icon":"icon-ic_articles","icon_filled":"icon-ic_articles_fill","url":"https://www.scribd.com/news","name":"News","type":"news"},"audiobook":{"icon":"icon-ic_audiobook","icon_filled":"icon-ic_audiobook_fill","url":"https://www.scribd.com/audiobooks","name":"Audiobooks","type":"audiobook"},"magazine":{"icon":"icon-ic_magazine","icon_filled":"icon-ic_magazine_fill","url":"https://www.scribd.com/magazines","name":"Magazines","type":"magazine"},"document":{"icon":"icon-ic_document","icon_filled":"icon-ic_document_fill","url":"https://www.scribd.com/docs","name":"Documents","type":"document"},"sheet_music":{"icon":"icon-ic_songbook","icon_filled":"icon-ic_songbook_fill","url":"https://www.scribd.com/sheetmusic","name":"Sheet Music","type":"sheet_music"},"summary":{"icon":"icon-ic_globalnav_snapshot","icon_filled":"icon-ic_globalnav_snapshot_fill","url":"https://www.scribd.com/snapshots","name":"Snapshots","type":"summary"}},"nav_categories":["mixed","book","audiobook","magazine","document","sheet_music"],"selected_content_type":"mixed","username":"","search_overlay_props":{"search_input_props":{"focused":false,"keep_suggestions_on_blur":false}}}},"recommenders":{"related_titles_recommender":{"ids":[213898470,315319284,235665480,184424238,273937888,311604178,208444176,56808622,97692669,304099363,52131254,231408112,306423472,296837541,184461791,72103226,212044731,57496331,297261062,21759840,103242747,209563522,282426760,155125210,271724083,250839759,319184874,65529942,259984540,271102170,179921515,238034242,245778354,172852344,230587572,172849922,179925093,245778471,230587464,230577956,230583666,170444503,166140306,166164189,107487262,141064785,156227212,141060015,102476791,92309300,170442813,164028857,73913179],"title_link":null,"title":null,"track_opts":{"compilation_id":"OflQJe5onm2yakG10LDoqT0tA4o=","module_id":"bjruU6y0+N5eIW+CaTSKldRzPuo=","widget_name":"right sidebar","track_id":"flattened_recommender"}},"footer_recommenders":{"recommenders":[{"ids":[213898470,315319284,235665480,184424238,273937888,311604178,208444176,56808622,97692669,304099363,52131254,231408112,306423472,296837541,184461791,72103226,212044731,57496331,297261062,21759840,103242747,209563522,282426760,155125210,271724083,250839759,319184874,65529942,259984540,271102170],"title_link":null,"title":"Documents Similar To 1 La Casa de Zaratrusta","track_opts":{"compilation_id":"OflQJe5onm2yakG10LDoqT0tA4o=","module_id":"Gm57CHQvnZrbCHdnWoyIK049y7Y=","widget_name":"document_carousel"}},{"ids":[179921515,238034242,245778354,172852344,230587572,172849922,179925093,245778471,230587464,230577956,230583666,170444503,166140306,166164189,107487262,141064785,156227212,141060015,102476791,92309300,170442813,164028857,73913179],"title_link":null,"title":"More From Lucia Queulla","track_opts":{"compilation_id":"OflQJe5onm2yakG10LDoqT0tA4o=","module_id":"CyZqOhvdoyYqNLOSSyrxWXVwUuU=","widget_name":"document_carousel"}}]},"seo_new_docs_recommenders":{"recommenders":[]},"documents":{"21759840":{"type":"document","id":21759840,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/21759840/149x198/5ba0e2c62c/1490884804?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/21759840/298x396/0ff33ffb13/1490884804?v=1","title":"18337254-Iyami-Osooronga-arreglado","short_title":"18337254-Iyami-Osooronga-arreglado","author":"puramagia","tracking":{"object_type":"document","object_id":21759840,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"olpZlBBM0O+GPN+p+itdqMloYZg="},"url":"https://www.scribd.com/document/21759840/18337254-Iyami-Osooronga-arreglado","top_badge":null},"52131254":{"type":"document","id":52131254,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/52131254/149x198/fff5b8b7cc/1362713070?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/52131254/298x396/dc0a0cfe82/1362713070?v=1","title":"Oshun Iyami","short_title":"Oshun Iyami","author":"Ayoze Kebola","tracking":{"object_type":"document","object_id":52131254,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"OC3hwfSkHMSVlOgk95cMzWQYS2Q="},"url":"https://www.scribd.com/document/52131254/Oshun-Iyami","top_badge":null},"56808622":{"type":"document","id":56808622,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/56808622/149x198/c356daad4f/1357419346?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/56808622/298x396/a86b0c2463/1357419346?v=1","title":"Iyami","short_title":"Iyami","author":"Igbinola Aworeni","tracking":{"object_type":"document","object_id":56808622,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"UXbzgZIcrYNksKyctKfPux8FG8I="},"url":"https://www.scribd.com/document/56808622/Iyami","top_badge":null},"57496331":{"type":"document","id":57496331,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/57496331/149x198/1c2bf402d3/1374774492?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/57496331/298x396/6deadecfb1/1374774492?v=1","title":"Tratado de Palo Monte","short_title":"Tratado de Palo Monte","author":"aalicastrellon3632","tracking":{"object_type":"document","object_id":57496331,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"vFjpwJKlvmwzbHToP1e0cqTdYzI="},"url":"https://www.scribd.com/doc/57496331/Tratado-de-Palo-Monte","top_badge":null},"65529942":{"type":"document","id":65529942,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/65529942/149x198/e489832fb0/1349997673?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/65529942/298x396/bb466a5f07/1349997673?v=1","title":".IYAMI","short_title":".IYAMI","author":"richardsarabia","tracking":{"object_type":"document","object_id":65529942,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"A1Bk6E95lv2A4yfkIoex17EAXts="},"url":"https://www.scribd.com/document/65529942/IYAMI","top_badge":null},"72103226":{"type":"document","id":72103226,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/72103226/149x198/1a845ed09d/1509488658?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/72103226/298x396/57c8fe25a5/1509488658?v=1","title":"Tratados de Ifa","short_title":"Tratados de Ifa","author":"Vladimir Moreno","tracking":{"object_type":"document","object_id":72103226,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"dzh8YDeUQyi1V2kdEVp0kFimGv8="},"url":"https://www.scribd.com/document/72103226/Tratados-de-Ifa","top_badge":null},"73913179":{"type":"document","id":73913179,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/73913179/149x198/f670715f5c/1337876997?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/73913179/298x396/082818ac8c/1337876997?v=1","title":"Taller de Restauracion","short_title":"Taller de Restauracion","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":73913179,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"S479Afl95PTVKZpQiH0HcehQiaw="},"url":"https://www.scribd.com/document/73913179/Taller-de-Restauracion","top_badge":null},"92309300":{"type":"document","id":92309300,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/92309300/149x198/86992bf2e1/1336089450?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/92309300/298x396/45546228e7/1336089450?v=1","title":"CENTROS","short_title":"CENTROS","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":92309300,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"2MzWFE7jOUQTpOzTAYqIrKFUJ5E="},"url":"https://www.scribd.com/presentation/92309300/CENTROS","top_badge":null},"97692669":{"type":"document","id":97692669,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/97692669/149x198/2bfc7aa755/1397318069?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/97692669/298x396/4a17819553/1397318069?v=1","title":"Iyami Las Madres Ancestrales","short_title":"Iyami Las Madres Ancestrales","author":"marilyhe","tracking":{"object_type":"document","object_id":97692669,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"v2wUm51JKpUN5x8fQBH3pxStLQE="},"url":"https://www.scribd.com/document/97692669/Iyami-Las-Madres-Ancestrales","top_badge":null},"102476791":{"type":"document","id":102476791,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/102476791/149x198/dd785511f6/1377279141?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/102476791/298x396/5e59430e44/1377279141?v=1","title":"Parador Turistico Indi Joiaquin","short_title":"Parador Turistico Indi Joiaquin","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":102476791,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"Ie6dUT/+M1SpXAEmrTB5MriaxQA="},"url":"https://www.scribd.com/presentation/102476791/Parador-Turistico-Indi-Joiaquin","top_badge":null},"103242747":{"type":"document","id":103242747,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/103242747/149x198/8f0855dc8d/1536445774?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/103242747/298x396/cc480b5442/1536445774?v=1","title":"iyami osoronga","short_title":"iyami osoronga","author":"aluiz1992","tracking":{"object_type":"document","object_id":103242747,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"KTI2Z2eZAVqxMtcNq7i0lTLdU10="},"url":"https://www.scribd.com/document/103242747/iyami-osoronga","top_badge":null},"107487262":{"type":"document","id":107487262,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/107487262/149x198/3173c36254/1383799702?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/107487262/298x396/2b319e7e5a/1383799702?v=1","title":"3 AREQUIPA URBANISMO","short_title":"3 AREQUIPA URBANISMO","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":107487262,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"V0nz9aO72K8fUrJ+8uSpgcfvZuk="},"url":"https://www.scribd.com/document/107487262/3-AREQUIPA-URBANISMO","top_badge":null},"141060015":{"type":"document","id":141060015,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/141060015/149x198/974e9191d8/1411166232?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/141060015/298x396/8304453a78/1411166232?v=1","title":"RESTAURACION CORREGIDO","short_title":"RESTAURACION CORREGIDO","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":141060015,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"dtskn0nODtoJbvMl57cdobvGPnM="},"url":"https://www.scribd.com/presentation/141060015/RESTAURACION-CORREGIDO","top_badge":null},"141064785":{"type":"document","id":141064785,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/141064785/149x198/50a30a632c/1385456753?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/141064785/298x396/7b087c761c/1385456753?v=1","title":"Corregido Trabajo de Historia San Vital","short_title":"Corregido Trabajo de Historia San Vital","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":141064785,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"8RDS/QVUMujb+00oYNHCSLKh7nE="},"url":"https://www.scribd.com/document/141064785/Corregido-Trabajo-de-Historia-San-Vital","top_badge":null},"155125210":{"type":"document","id":155125210,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/155125210/149x198/92bdd8993b/1386275933?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/155125210/298x396/97904bc5b6/1386275933?v=1","title":"Consultas de Ifá - I","short_title":"Consultas de Ifá - I","author":"Carrera Garcia Chongo","tracking":{"object_type":"document","object_id":155125210,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"uNNVH5Jl9b+ucuqUBvXkzP7s/VU="},"url":"https://www.scribd.com/document/155125210/Consultas-de-Ifa-I","top_badge":null},"156227212":{"type":"document","id":156227212,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/156227212/149x198/7f0adf4c3a/1374868545?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/156227212/298x396/1f06ea6457/1374868545?v=1","title":"Exposicion de Planeamiento","short_title":"Exposicion de Planeamiento","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":156227212,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"7uFP9tIEnOBuOWj98e7WWKg6VYM="},"url":"https://www.scribd.com/presentation/156227212/Exposicion-de-Planeamiento","top_badge":null},"164028857":{"type":"document","id":164028857,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/164028857/149x198/c851264671/1432627528?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/164028857/298x396/0173feddf7/1432627528?v=1","title":"3","short_title":"3","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":164028857,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"Ku1UUo0SarzUe7hzZ2vgjLanKyI="},"url":"https://www.scribd.com/document/164028857/3","top_badge":null},"166140306":{"type":"document","id":166140306,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/166140306/149x198/0133514a54/1384973232?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/166140306/298x396/2700505919/1384973232?v=1","title":"Deficit Vivienda","short_title":"Deficit Vivienda","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":166140306,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"4+gD9ZqTBwY7EJLK7vlNfNFKfDE="},"url":"https://www.scribd.com/document/166140306/Deficit-Vivienda","top_badge":null},"166164189":{"type":"document","id":166164189,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/166164189/149x198/7cf4d11eec/1378512139?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/166164189/298x396/ef41cec170/1378512139?v=1","title":"sistemas mosulares correccion","short_title":"sistemas mosulares correccion","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":166164189,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"gN35CWURHPPQ69JxVESndnZ12iA="},"url":"https://www.scribd.com/document/166164189/sistemas-mosulares-correccion","top_badge":null},"170442813":{"type":"document","id":170442813,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/170442813/149x198/9b939c5b8a/1397741622?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/170442813/298x396/fec8722a45/1397741622?v=1","title":"Trabajo Final de Yanahuara","short_title":"Trabajo Final de Yanahuara","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":170442813,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"0Nm6X1HRr7L3AA6h8AWAfhkojnQ="},"url":"https://www.scribd.com/document/170442813/Trabajo-Final-de-Yanahuara","top_badge":null},"170444503":{"type":"document","id":170444503,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/170444503/149x198/3230c7d805/1379983454?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/170444503/298x396/358b381c23/1379983454?v=1","title":"02_2473","short_title":"02_2473","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":170444503,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"LUqHXgNGVNNdJOQXxO1rKKyoGHA="},"url":"https://www.scribd.com/doc/170444503/02-2473","top_badge":null},"172849922":{"type":"document","id":172849922,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/172849922/149x198/af71cdac54/1380752536?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/172849922/298x396/a8da4488eb/1380752536?v=1","title":"Gaudi y La Arquitectura Organica","short_title":"Gaudi y La Arquitectura Organica","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":172849922,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"dS68zblzp8GFX7HXupS/sgp8s5E="},"url":"https://www.scribd.com/doc/172849922/Gaudi-y-La-Arquitectura-Organica","top_badge":null},"172852344":{"type":"document","id":172852344,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/172852344/149x198/0d77203a4d/1380752559?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/172852344/298x396/02571ebb42/1380752559?v=1","title":"Difusion Para Principiantes","short_title":"Difusion Para Principiantes","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":172852344,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"MJJq0drXPQIC76KfEXfDxsd3Ip8="},"url":"https://www.scribd.com/doc/172852344/Difusion-Para-Principiantes","top_badge":null},"179921515":{"type":"document","id":179921515,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/179921515/149x198/90c3a3505c/1440876785?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/179921515/298x396/eb359f7ee8/1440876785?v=1","title":"Grupo 2. Plan de Ordenamiento Distrital","short_title":"Grupo 2. Plan de Ordenamiento Distrital","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":179921515,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"joA5DyZi/qf1ldmKXsvUCksI5+4="},"url":"https://www.scribd.com/doc/179921515/Grupo-2-Plan-de-Ordenamiento-Distrital","top_badge":null},"179925093":{"type":"document","id":179925093,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/179925093/149x198/8a5299c449/1442984089?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/179925093/298x396/1651b8ce80/1442984089?v=1","title":"Exposicion 3 _de Historia 6","short_title":"Exposicion 3 _de Historia 6","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":179925093,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"pj+dLEhT+/qirHNWJY2xWh1fx0g="},"url":"https://www.scribd.com/document/179925093/Exposicion-3-de-Historia-6","top_badge":null},"184424238":{"type":"document","id":184424238,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/184424238/149x198/8f7790e33b/1417286318?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/184424238/298x396/619ae0eb61/1417286318?v=1","title":"Ebbo Riru Practico","short_title":"Ebbo Riru Practico","author":"Priest Ifá","tracking":{"object_type":"document","object_id":184424238,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"/NTFzzZW9jJowfE/kXmrtJahEL0="},"url":"https://www.scribd.com/document/184424238/Ebbo-Riru-Practico","top_badge":null},"184461791":{"type":"document","id":184461791,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/184461791/149x198/d646112479/1445104880?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/184461791/298x396/e4971fb4c6/1445104880?v=1","title":"Iyami ","short_title":"Iyami ","author":"Fernando Marconi","tracking":{"object_type":"document","object_id":184461791,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"04Nh0S20XEF2Rq+PL5bLzYt95No="},"url":"https://www.scribd.com/doc/184461791/Iyami","top_badge":null},"208444176":{"type":"document","id":208444176,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/208444176/149x198/b7221be490/1433475541?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/208444176/298x396/0c8f49e578/1433475541?v=1","title":"Iyami Osoronga","short_title":"Iyami Osoronga","author":"Chalo Pops","tracking":{"object_type":"document","object_id":208444176,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"9bf3pdyZHmZHKE1AaROb7TAG3uk="},"url":"https://www.scribd.com/document/208444176/Iyami-Osoronga","top_badge":null},"209563522":{"type":"document","id":209563522,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/209563522/149x198/4bfb90e0e5/1434331583?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/209563522/298x396/9738800030/1434331583?v=1","title":"IYAMI OSORONGA","short_title":"IYAMI OSORONGA","author":"eleggua3","tracking":{"object_type":"document","object_id":209563522,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"6ExY6ZklkYkveHT9dbJWod4qmGs="},"url":"https://www.scribd.com/document/209563522/IYAMI-OSORONGA","top_badge":null},"212044731":{"type":"document","id":212044731,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/212044731/149x198/b827bd4558/1417808563?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/212044731/298x396/e1b8c33f92/1417808563?v=1","title":"Rogacion de Leri","short_title":"Rogacion de Leri","author":"FranciscoSalazar","tracking":{"object_type":"document","object_id":212044731,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"l+h6iaM/UDwYRD2NKmnmEEE7N58="},"url":"https://www.scribd.com/document/212044731/Rogacion-de-Leri","top_badge":null},"213898470":{"type":"document","id":213898470,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/213898470/149x198/80368b648f/1433940215?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/213898470/298x396/e9fa30857b/1433940215?v=1","title":"Tambor","short_title":"Tambor","author":"Merry Corvin","tracking":{"object_type":"document","object_id":213898470,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"yFkqnvuDhBUNnfmtYQXi3c4gf8I="},"url":"https://www.scribd.com/document/213898470/Tambor","top_badge":null},"230577956":{"type":"document","id":230577956,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/230577956/149x198/53e69214ed/1432470384?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/230577956/298x396/bbf02ca5c6/1432470384?v=1","title":"Analisis Urbano","short_title":"Analisis Urbano","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":230577956,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"OyaR3R1SlEbv0lkRLIbq2TQ5PFI="},"url":"https://www.scribd.com/document/230577956/Analisis-Urbano","top_badge":null},"230583666":{"type":"document","id":230583666,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/230583666/149x198/49c6ce2b86/1403278102?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/230583666/298x396/cb74b3c1c5/1403278102?v=1","title":"02 SOCIOECONOMICO","short_title":"02 SOCIOECONOMICO","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":230583666,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"XfT7shmYLsnSXZ0yXbNrNkYwBBw="},"url":"https://www.scribd.com/presentation/230583666/02-SOCIOECONOMICO","top_badge":null},"230587464":{"type":"document","id":230587464,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/230587464/149x198/d3717d7011/1440882809?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/230587464/298x396/91f5f57b5e/1440882809?v=1","title":"04 AMBIENTAL","short_title":"04 AMBIENTAL","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":230587464,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"1CxARQ52cfa0Co3Gg8285d8rOts="},"url":"https://www.scribd.com/document/230587464/04-AMBIENTAL","top_badge":null},"230587572":{"type":"document","id":230587572,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/230587572/149x198/65a928ecb3/1403279790?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/230587572/298x396/9a954fbf61/1403279790?v=1","title":"03 TRANSPORTE VIALIDAD","short_title":"03 TRANSPORTE VIALIDAD","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":230587572,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"8zd8rEgNJFrX7teyXsZnowqstVc="},"url":"https://www.scribd.com/document/230587572/03-TRANSPORTE-VIALIDAD","top_badge":null},"231408112":{"type":"document","id":231408112,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/231408112/149x198/e9ee6d8ada/1403784634?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/231408112/298x396/c76d9a742b/1403784634?v=1","title":"Batta","short_title":"Batta","author":"urvashi1606","tracking":{"object_type":"document","object_id":231408112,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"/Js0u/We1yACg18zJj2/a5J38+4="},"url":"https://www.scribd.com/doc/231408112/Batta","top_badge":null},"235665480":{"type":"document","id":235665480,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/235665480/149x198/9d68e816d7/1428957605?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/235665480/298x396/1132f59530/1428957605?v=1","title":"11-Enciclopedia Ika Junko","short_title":"11-Enciclopedia Ika Junko","author":"IfariKu Guanabacoa EshuOmo","tracking":{"object_type":"document","object_id":235665480,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"+P5ZMirv8vNj3ueQ+MCAIt1P1Uw="},"url":"https://www.scribd.com/document/235665480/11-Enciclopedia-Ika-Junko","top_badge":null},"238034242":{"type":"document","id":238034242,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/238034242/149x198/c9b4fee47a/1409256827?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/238034242/298x396/a14438e904/1409256827?v=1","title":"ENTREGA WORD 28-05-14 (1)","short_title":"ENTREGA WORD 28-05-14 (1)","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":238034242,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"WdLUBjDgW2ZFHif+7jVVsaN4Ixc="},"url":"https://www.scribd.com/document/238034242/ENTREGA-WORD-28-05-14-1","top_badge":null},"245778354":{"type":"document","id":245778354,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/245778354/149x198/ac8bf19643/1440160484?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/245778354/298x396/abf5613ffb/1440160484?v=1","title":"2 Heidegger en Su Refugio_la Casa Existencialista","short_title":"2 Heidegger en Su Refugio_la Casa Existencialista","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":245778354,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"XyCRVEZEZVmIRWnmY11EtGE/Bfc="},"url":"https://www.scribd.com/document/245778354/2-Heidegger-en-Su-Refugio-la-Casa-Existencialista","top_badge":null},"245778471":{"type":"document","id":245778471,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/245778471/149x198/232486e49b/1432899596?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/245778471/298x396/2e1709295d/1432899596?v=1","title":"3 La Máquina de Habitar de Jacques Tati_ La Casa Positiva","short_title":"3 La Máquina de Habitar de Jacques Tati_ La Casa Positiva","author":"Lucia Queulla","tracking":{"object_type":"document","object_id":245778471,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"j2fGRpzYh7JnWzFm6Dt4TWcyIXE="},"url":"https://www.scribd.com/document/245778471/3-La-Maquina-de-Habitar-de-Jacques-Tati-La-Casa-Positiva","top_badge":null},"250839759":{"type":"document","id":250839759,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/250839759/149x198/c5d0225ab0/1536676631?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/250839759/298x396/751f861d85/1536676631?v=1","title":"ÍPÉSÉ","short_title":"ÍPÉSÉ","author":"Wender Miranda Adúbiifá","tracking":{"object_type":"document","object_id":250839759,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"AeiKXk5gZ39o2oFipjX5Z0pF2po="},"url":"https://www.scribd.com/document/250839759/IPESE","top_badge":null},"259984540":{"type":"document","id":259984540,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/259984540/149x198/e0e97e86c8/1427349591?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/259984540/298x396/19926c50f8/1427349591?v=1","title":"Tratado de Orun","short_title":"Tratado de Orun","author":"Paco Paredes","tracking":{"object_type":"document","object_id":259984540,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"V5CdkJ4nC0QFB/lN7a20kQfoCR0="},"url":"https://www.scribd.com/document/259984540/Tratado-de-Orun","top_badge":null},"271102170":{"type":"document","id":271102170,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/271102170/149x198/1ed58c8172/1536675905?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/271102170/298x396/9a99886e83/1536675905?v=1","title":"IPESE","short_title":"IPESE","author":"PedroUrbina","tracking":{"object_type":"document","object_id":271102170,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"+sjiMNC+ahOrj/GB5sCrH9wgE88="},"url":"https://www.scribd.com/document/271102170/IPESE","top_badge":null},"271724083":{"type":"document","id":271724083,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/271724083/149x198/3844d13607/1437030404?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/271724083/298x396/fc68dac1ad/1437030404?v=1","title":"Rezo Para Eshu Elegua","short_title":"Rezo Para Eshu Elegua","author":"Alí Blanco","tracking":{"object_type":"document","object_id":271724083,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"TPlAr1wpmmIXZWDFim4cu7c/6gY="},"url":"https://www.scribd.com/document/271724083/Rezo-Para-Eshu-Elegua","top_badge":null},"273937888":{"type":"document","id":273937888,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/273937888/149x198/726a6d0a50/1439074840?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/273937888/298x396/c0ea7e2b21/1439074840?v=1","title":"Osha Estudio","short_title":"Osha Estudio","author":"Jonathan Espinoza","tracking":{"object_type":"document","object_id":273937888,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"9gwtHLiGe5FkONqZIW6f9ZJfVLA="},"url":"https://www.scribd.com/document/273937888/Osha-Estudio","top_badge":null},"282426760":{"type":"document","id":282426760,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/282426760/149x198/4b29244d69/1442964204?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/282426760/298x396/b7af9fc4fe/1442964204?v=1","title":"Iyawo","short_title":"Iyawo","author":"Dulce Y. Salvaje","tracking":{"object_type":"document","object_id":282426760,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"cS7k2MZ9oCWFS4/8tmfxUhsUEIE="},"url":"https://www.scribd.com/document/282426760/Iyawo","top_badge":null},"296837541":{"type":"document","id":296837541,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/296837541/149x198/2245935f39/1453909693?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/296837541/298x396/9693f58e3a/1453909693?v=1","title":"IPESE","short_title":"IPESE","author":"ifamodero8184","tracking":{"object_type":"document","object_id":296837541,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"hDXFvt7H/XenQNHF1lajD49bDAU="},"url":"https://www.scribd.com/doc/296837541/IPESE","top_badge":null},"297261062":{"type":"document","id":297261062,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/297261062/149x198/e438335555/1454214497?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/297261062/298x396/d238f9bd09/1454214497?v=1","title":"Para Darle de Comer a Las Iyami_s","short_title":"Para Darle de Comer a Las Iyami_s","author":"Moises","tracking":{"object_type":"document","object_id":297261062,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"CCBZytMyf/EsL/bnedkF8CXeh9U="},"url":"https://www.scribd.com/doc/297261062/Para-Darle-de-Comer-a-Las-Iyami-s","top_badge":null},"304099363":{"type":"document","id":304099363,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/304099363/149x198/45fe147de6/1457763703?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/304099363/298x396/467945a896/1457763703?v=1","title":"Oriki Iyami Ooshornga","short_title":"Oriki Iyami Ooshornga","author":"Jhon Sand","tracking":{"object_type":"document","object_id":304099363,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"v/RrUtpH8Yc4oNutTxzcCnZ23ak="},"url":"https://www.scribd.com/doc/304099363/Oriki-Iyami-Ooshornga","top_badge":null},"306423472":{"type":"document","id":306423472,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/306423472/149x198/1cd58de679/1459380957?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/306423472/298x396/42dc4215a3/1459380957?v=1","title":"PASOS EBBO RIRU","short_title":"PASOS EBBO RIRU","author":"Luis Reynoso","tracking":{"object_type":"document","object_id":306423472,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"WJNL6k8o4w6j4Kkf1FZq4dfSFds="},"url":"https://www.scribd.com/doc/306423472/PASOS-EBBO-RIRU","top_badge":null},"311604178":{"type":"document","id":311604178,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/311604178/149x198/e0805611fc/1462457682?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/311604178/298x396/f26e60ad8f/1462457682?v=1","title":"Pataki de Osa Meyi Iyami Oshoronga","short_title":"Pataki de Osa Meyi Iyami Oshoronga","author":"Noemi2466","tracking":{"object_type":"document","object_id":311604178,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"mfkf1YlXRrSVoQHTiUf/0Y0AfBU="},"url":"https://www.scribd.com/doc/311604178/Pataki-de-Osa-Meyi-Iyami-Oshoronga","top_badge":null},"315319284":{"type":"document","id":315319284,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/315319284/149x198/766f8f44ac/1465531709?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/315319284/298x396/1459d08a06/1465531709?v=1","title":"Tratado de Yemaya 1","short_title":"Tratado de Yemaya 1","author":"Raquel Sky Miranda","tracking":{"object_type":"document","object_id":315319284,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"joC+BjDHRcIH1dC0C2n/ajRDRqE="},"url":"https://www.scribd.com/doc/315319284/Tratado-de-Yemaya-1","top_badge":null},"319184874":{"type":"document","id":319184874,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/319184874/149x198/278adb9713/1536650396?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/319184874/298x396/4f0ecaa35c/1536650396?v=1","title":"Mojúbà Ènyin Ìyámí Òsòròngá","short_title":"Mojúbà Ènyin Ìyámí Òsòròngá","author":"ogundadio","tracking":{"object_type":"document","object_id":319184874,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"xWLlShmX3eGlixpr6ObhU5k+2+M="},"url":"https://www.scribd.com/document/319184874/Mojuba-Enyin-Iyami-Osoronga","top_badge":null}}},"seo_roadblock_props_path":"/doc-page/seo-roadblock-props/245778012","signup_context":null,"toolbar":{"search_path":"/search-4gen?allowed_pages=1&auth_token=qBlBsVl1Ei7Q0zjk3%2BSQ%2F%2B9L9as%3D&authenticity_token=g07m4x4WtfuXSD5s1BkEWuPSTjD2doO5QN8fO%2BMfvxNYhHrLq%2BGBCp0d0dYmmZHOs1bt2EzV%2FgeQtPaikNfDOA%3D%3D&expires=1540352636&wordDocumentId=245778012&wordUploadId=250338113"},"renewal_nag_props":null}-->