Pensamiento Económico

Hoy en día el estudio de la economía es relativamente moderno, en comparación con la
historia de otras ciencias.
Adam Smith. Economista Escoses es un gran pionero de la economía, afirma que el ser
humano se mueve principalmente por su interés individual antes que el bien de los demás.
Él nos explica con ejemplos de cómo conseguimos el pan y la carne ya que no los
obtenemos por benevolencia de los tenderos sino porque éstos buscan una ganancia
monetaria.
La economía en la antigüedad era muy simple y primitiva, las ideas económicas estaban
enfocadas únicamente para satisfacer las necesidades de la comunidad.
David Ricardo (economista Ingles) pensaba, que el valor del trabajo es superior a lo que el
capitalista paga en forma de salarios. También que los países poseen ventajas comparativas;
es decir, unos producen y otros compran.
Thomas Malthus pensaba que la población crece más rápido que los medios de
subsistencia. Decía que la población tendía a aumentar en forma geométrica
• El marxismo es la doctrina económica que se empieza a desarrollar en el siglo XIX. Esta
doctrina es sucesora legítima de la economía clásica.
La teoría de Keynes Dirige sus argumentos de tal forma para generar empleo a partir de la
intervención del Estado. Este tratadista propuso que la economía debía estar intervenida por
el Estado
Keynes fue aceptado, porque era necesaria una teoría de la demanda efectiva y, por lo tanto,
una teoría del empleo en la época (1936), en que se publicó su teoría general; segundo,
porque cuando apareció la teoría general, el mundo capitalista estaba sumido en una
depresión que llevaba ya seis años, y las teorías existentes sobre el ciclo económico no
habían podido solucionarla ni tampoco podían explicar sus causas.
Karl Marx, su tratado fue direccionado a analizar el capitalismo, la forma de producción
de esa época. Plantea dos clases en el Capitalismo cuyo interés son contradictorios, una es
dueña de los medios de producción y la otra clase dueña únicamente de la fuerza de trabajo,
Vemos la burguesía y el proletariado, enfrentados en el contexto social y lo define como la
lucha de clases que muestran intereses diferentes.
Marx descubre, a través del estudio de la propia realidad, leyes que el economista debe
estudiar, porque afectan el reparto de la riqueza y el régimen de utilización del excedente,
el módulo del proceso productivo, la acumulación y la composición del capital, la tasa de
ganancia, la crisis, el crecimiento de la población, las relaciones económicas
internacionales, etc.
Se llaman estructuralistas a los economistas latinoamericanos que piensan que los
problemas de los países de América Latina son estructurales; es decir, que se derivan del
propio funcionamiento del sistema económico.