You are on page 1of 1

Las arcillas son cualquier sedimento o depósito mineral que es plástico cuando se humedece y

que consiste de un material muy fino, formado por partículas muy pequeñas cuyo tamaño es
inferior a 4 micras, y que se componen principalmente de silicatos de aluminio hidratados.

La grava es el resultado de la fragmentación de rocas, que puede ser de manera natural o
producido por el hombre. En este último caso, la grava se puede llamar “piedra partida” o
“chancada”. En el caso de las piedras naturalmente redondeadas por el movimiento en los
ríos, se denominan “canto redondo”. También existen otras gravas naturales de otras clases.
En la fragmentación artificial, las rocas son chancadas o trituradas en lugares llamados plantas
de áridos. Las rocas utilizadas para la grava son normalmente de caliza, granito, basalto,
dolomita y cuarzo, entre otras.

La Arena es una roca incoherente cuyos granos son inferiores a 5 mm. Según su tamaño, se
agrupan en:


Gruesa: entre 5 y 2 mm
Media: entre 2 y 1 mm
Fina: menos de 1 mm.

Turba: Material orgánico compacto, de color pardo oscuro y rico en carbono. Los mayores
beneficios de la incorporación de turba en la zona radicular durante la son:
• Mayor rapidez y uniformidad en la germinación y establecimiento debido a la mejor retención
de agua.
• Mejor uso de la fertilización a causa de un menor lixiviado de nutrientes.