You are on page 1of 1

El empresario penquista Jaime Troncoso Sáez podría estar explotando en

Rucañanco, Contulmo, un yacimiento de minerales denominados "tierras raras"
y de ellos, el escandio, el más apetecido por su uso, entre otros, en la industria
aeroespacial.
En 2003, este empresario siguió los pasos de investigadores japoneses que
años antes habían merodeado, sin resultados positivos, la provincia de Arauco
en busca de minerales denominados "tierras raras". La suerte fue para él,
porque finalmente dio con lo que creía podía estar bajo las tierras aledañas al
lago Lleu Lleu: rutilo, vanadio y escandio, entre otros minerales. Puntualmente,
el hallazgo de escandio es lo que enciende las antenas de este empresario,
quien afirmó que actualmente el proyecto para explotar este mineral -el más
apetecido- y los restantes, está en etapa de evaluación económica.
"Hay que hacer estudios para ver qué reservas hay y si conviene invertir y
explotar. Es un proyecto que está en elaboración, pero despertó el interés de
una empresa mexicana, por lo que es un proyecto millonario y si no hay
problemas, en un año más podría estar funcionando", aseguró Jaime Troncoso.