RITUAL
DE

EXEQUIAS
CONFERENCIA EPISCOPAL MEXICANA

( OMISIÓN EPISCOPAL DE PASTORAL LITÚRGICA

RITUAL
DE

EXEQUIAS

REFORMADO POR MANDATO DEL CONCILIO VATICANO II
Y PROMULGADO POR SU SANTIDAD EL PAPA PABLO VI

EDICIÓN TÍPICA ADAPTADA Y APROBADA
POR LA CONFERENCIA EPISCOPAL MEXICANA
Y CONFIRMADA POR LA CONGREGACIÓN DEL CULTO DIVINO
Y DE LA DISCIPLINA DE LOS SACRAMENTOS

2a. EDICIÓN RENOVADA

OBRA NACIONAL DE LA BUENA PRENSA, A.C.
1991

RITUAL DE EXEQUIAS
Segunda edición renovada,
Julio 1991
10,000 ejemplares
Agradecimiento:
La Conferencia Episcopal Mexicana agradece a la Conferencia Episcopal
Española que le haya permitido hacer una selección de los esquemas del
Ritual de España, así como de algunos textos aprobados para España por
la Sagrada Congregación del Culto Divino y de la Disciplina de los Sacramentos.

La propiedad de este texto está reservada a la Comisión Episcopal
de Pastoral Litúrgica, de México.

ISBN 968-6056-51-3
Hecho en México
Derechos (c) reservados a favor de

OBRA NACIONAL DE LA BUENA PRENSA, A.C.
Apartado M-2181. 06000 México, D.F.
Orozco y Berra 180. Santa María la Ribera. 1991.
Se terminó de imprimir esta segunda edición el día 31 de julio
de 1991, festividad de San Ignacio de Loyola, en los talleres
de Offset Multicolor, S.A. de C.V. Calz. de la Viga 1332. México, D. F. El tiro fue de 10,000 ejemplares.

SACRA CONGREGATIO
PRO CULTU DIVINO
Prot. n. 720/69
DECRETUM

Ritibus exsequiarum consuevit pia Mater Ecclesia non
solum defunctos Deo commendare, sed et filiorum sourum
spem erigere fidemque suam testan in futuram cum Christo
baptizatorum resurrectionem.
Quapropter Sacrosantum Oecumenicum Concilium Vaticanum II in Constitutione de sacra Liturgia mandavit ritus
exsequiarum ita esse recognoscendos, ut paschalem mortis
christianae indolem manifestius exprimerent, et ut ritus sepeliendi párvulos etiam propria Missa donarentur (artt. 81-82).
Huiusmodi ritus Consilium ad exsequendam Constituonem de sacra Liturgia apparavit et, diversis in regionibus, ,
opportunis experimentationibus subiecit. Summus autem
Pontifex PAULUS VI, Auctoritate Sua Apostólica, eosdem
ritus tándem approbavit et evulgari iussit, ab ómnibus qui
Rituali Romano utuntur in posterum adhibendos.
Sacra vero haec Congregatio pro Cultu Divino, de mandato eiusdem Summo Pontificis, Ordinem Exsequiarum promulgat, statuens ut a die 1 iunii 1970 vigere incipiat.
Statuitur insuper ut, usque ad diem 1 mensis iunii proximi anni, si in exsequiis celebrandis lingua latina adhibetur,
aut hic Ordo aut ritus qui en Rituali Romano habentur, usurpan ad arbitrium possint; ab eo autem die tantum hic novus
Ordo Exsequiarum adhibeatur.

Singulh autem Conferentiis Episcoporum, postquam
popularan interpretationem paraverint, et ab hac Sacra
Congregatione confirmationem eiusdem acceperint, facultas
fit alium diem ante 1 iunii 1970, pro opportunitate, statuendi, quo novus Ordo exsequiarum vigere incipiat.
Contrariis quibuslibet minime obstantibus.
Ex aedibus S. Congregationis pro cultu Divino, die 15
augusti 1969, in sollemnitate Assumptionis B. Mariae Virginis.
Benno Card. Gut
A. Bugnini

CONGREGATIO DE CULTU DIVINO
ET DISCIPLINA SACRAMENTORUM
Prot. n. CD 545/91

MEXICI
Instante Excellentissimo Domino Rudesindo Huesca Pacheco, Archiepiscopo Angelorum, Praeside Commissionis
Episcopalis Liturgicae Mexici, litteris die 21 maii 1991 datis,
vigore facultatum huic Congregationi a Summo Pontífice
IOANNE PAULO II tributarum, textus Ordinis Exsequiarum,
lingua hispánica exaratus, prout exstat in exemplari ad nos
misso, perlibenter probamus seu confirmamus.
In textu imprimendo inseratur ex integro hoc Decretum,
quo ab Apostólica Sede petita confirmatio conceditur.
Eiusdem insuper textus impressi dúo exemplaria ad hanc
Congregationem transmittantur.
Contrariis quibuslibet minime obstantibus.
Ex aedibus Congregationis de Cultu Divino et Disciplina Sacramentorum, die 10 augusti 1991.
; udovk \ Ka1 la )
Archiep. tit. Thibicensis
a Secretis
(Petrus Tena)
Subsecretarius

PRAENOTANDA
i.

SENTIDO DE LAS EXEQUIAS CRISTIANAS

!•
La Iglesia, en las exequias de sus hijos, celebra el misterio pascual,
para que quienes por el bautismo fueron incorporados a Cristo, muerto
y resucitado, pasen también con él a la vida eterna, primero con el alma,
que tendrá que purificarse para entrar en el cielo con los santos y elegidos, después con el cuerpo, que deberá aguardar la bienaventurada esperanza del advenimiento de Cristo y la resurrección de los muertos.
Por tanto, la Iglesia ofrece por los difuntos el sacrificio eucarístico
de la Pascua de Cristo, y reza y celebra sufragios por ellos, de modo que,
comunicándose entre sí todos los miembros de Cristo, éstos impetran para los difuntos el auxilio espiritual y, para los demás, el consuelo de la
esperanza.
•2- En la celebración de las exequias por sus hermanos, procuren los
cristianos afirmar la esperanza en la vida eterna, pero teniendo en cuenta
la mentalidad de la época y las costumbres de cada región, concernientes
a los difuntos. Por tanto, ya se trate de tradiciones familiares, de costumbres locales o de empresas de pompas fúnebres, aprueben de buen grado
todo lo bueno que en ellas encuentren y procuren transformar todo lo
que aparezca como contrario al Evangelio, de modo que las exequias cristianas manifiesten la fe pascual y el verdadero espíritu evangélico.
3.
Dejada de lado toda vana ostentación, es conveniente honrar los
cuerpos de los fieles difuntos, que han sido templos del Espíritu Santo.

para ofrecer el sacrificio eucarístico y para la última despedida al difunto. el consuelo de la esperanza. Prime. b) la segunda forma considera sólo dos "estaciones": en la capilla del cementerio y junto al sepulcro. la celebración de la misa exequial.'i de crlcbración exequial 5. con una sola ''estación''. especialmente en las grandes ciudades. por razones pastorales. antes o después de las exequias. Según esta primera forma. de ordinario. celebrar las "estaciones" en la casa y en el cementerio. de ordinario. PRAENOTANDA 11* 6. ausente el cadáver. En vista de esto. tendrá lugar. la cual. sobre todo en ambientes rurales. se debe afirmar la fe en la vida eterna y orar por los difuntos. no se determinan expresamente los detalles de esta forma. Los principales momentos pueden ser. no obstante. no se prevé la celebración eucarística. o no son frecuentes o. en la casa del difunto. parecerá inútil en algunos lugares. en algún país. La primera forma de celebración exequial es casi igual al antiguo rito. Porque puede suceder que. por lo menos en los momentos más importantes entre la muerte y la sepultura. por ejemplo. en las solemnidades y en los domingos de Adviento. con . Segunda forma de celebración exequial 7. En esta forma de exequias. de toda la comunidad. el Ritual de exequias propone tres formas de celebración: o) la primera forma prevé tres "estaciones": en la casa del difunto. según la costumbre de los lugares: la vigilia en la casa del difunto. Pero se ha juzgado convenientemente dar al menos algunas indicaciones. de tal modo que. a veces. resulta necesaria. en la liturgia de la palabra. la "estación" en la iglesia comprende. y que. por diversas razones. es obligatoria la liturgia de la palabra. las Conferencias Episcopales pueden o bien mantener las tres formas de exequias o bien cambiar el orden o bien omitir una u otra forma. en lo posible. c) la tercera forma tiene una sola "estación": en la casa del difunto. FORMAS DE CELEBRACIÓN 4. los sacerdotes no pueden. se omitirán las "estaciones" en la casa del difunto y en el cementerio. Teniendo presente las diversas circunstancias. Después de considerar las condiciones y posibilidades de las diversas regiones. ambas en el cementerio: una en la capilla del cementerio y otra junto al sepulcro. se llamará "último adiós al cuerpo del difunto". para escuchar. Comprende.PRAENOTANDA *10 Por eso. se use exclusivamente una de las formas. ha de celebrarse otro día—. haya o no sacrificio eucarístico. con dos procesiones intermedias. Terceía ¡e )t ( de celebración exequial 8. sin embargo. que sólo se prohibe en el Triduo pascual. previa reunión de los familiares y. por otra parte."! forn. reciten ellos mismos las oraciones y salmos acostumbrados. en este caso. y el rito que antes se llamaba "absolución" del difunto. las procesiones. se puedan tomar elementos comunes con las otras formas. de modo que la "estación" en la iglesia comprenda siempre la liturgia de la palabra. en la liturgia de la palabra y en el rito del último adiós al cuerpo del difunto. en la iglesia y en el cementerio. la primera. en la iglesia y en el cementerio. si esto no fuera posible. •t. en adelante. en ausencia del sacerdote o diácono. Mas si. la colocación del cuerpo en el féretro y su traslado al sepulcro. Cuaresma y Pascua. en otros. por la insuficiencia de clero y las largas distancias entre las iglesias y los cementerios. son menos convenientes. ii. tres "estaciones": en la casa del difunto. Lo demás lo podrán proveer las Conferencias Episcopales. las exequias en la iglesia se celebran sin misa —la cual. si fuera posible. En la preparación de las versiones en lengua vernácula de la edición típica latina del Ritual de exequias. por ejemplo. La segunda forma de celebración exequial comprende sólo dos "estaciones". se aconseja a los fieles que. La tercera forma de celebración exequial. Sin embargo.

si bien en la muerte hay siempre una separación. La comunidad cristiana también en las oraciones confiesa su fe e intercede piadosamente por los difuntos adultos. Por tanto. Pues. teniendo en cuenta las necesidades particulares. En efecto. con mayor claridad y profundidad. La lectura de la palabra de Dios J J En cualquier celebración por los difuntos. que sus comunidades comprendan. pueden ser consideradas como gesto de despedida. los salmos que se proponen para la liturgia exequial. mediante una adecuada catequesis. Por los padres de estos niños. antes de que se lleven el cuerpo o de que sea sepultado. siguen unos momentos de silencio. puede conservarse este Oficio con tal que se celebre digna y piadosamente. sino el último saludo de la comunidad cristiana a uno de sus miembros. De ordine sepulturae: PG 155. 12. teniendo en cuenta las condiciones de la vida actual y de la pastoral. Pero. para que en su dolor reciban el consuelo de la fe. ni siquiera la misma muerte puede separarlos. se celebra el Oficio de difuntos. las tres formas pueden ser necesarias. se considera parte muy importante del rito la lectura de la palabra Cfr Simeón de Tesalónica. ' El celebrante introduce y explica este rito con una monición. tanto exequial como común. para expresar el dolor y reafirmar la confianza."12 PRAENOTANDA las tres "estaciones". las Conferencias Episcopales proveerán oportunamente. afianza la esperanza de un nuevo encuentro en el reino de Dios. ELEMENTOS QUE DEBEN TENERSE EN CUENTA EN LAS EXEQUIAS El último adiós al cuerpo del difunto JQ Después de la misa exequial. 685 B. En cuanto a los otros cantos. Donde por ley particular. con la que se honra el cuerpo del difunto. templo del Espíritu Santo. II. que como miembros de Cristo son una sola cosa en Cristo. en otros países. procuren que expresen "un amor suave y vivo hacia la Sagrada Escritura" 2 a la vez que el sentido de la liturgia. compuesto de texto y melodía adecuados. . todos han de ver en él la culminación del rito. Este rito no significa una purificación. a la vez. En los oficios por los difuntos. VAT. 24. y la incensación. Las oraciones 13. puede celebrarse una vigilia o una liturgia de la palabra. ora la comunidad. la Iglesia recurre especialmente a los salmos. por lo menos algunos de ellos. que se realiza principalmente por el sacrificio eucarístico. en cambio. Constitución: Sacrosanctum Concilium. PRAENOTANDA 13* de Dios. con motivo de las exequias o fuera de ellas. felicidad a la cual cree que ya han llegado los niños difuntos. que recuerda la inscripción en la vida eterna realizada por el bautismo. n. en cuyo caso se ha de mantener ésta. exhorta a la piedad hacia los difuntos y a dar un testimonio de vida cristiana. tiene lugar el rito del último adiós al cuerpo del difunto. para que alcancen la felicidad junto a Dios. por fundación o por costumbre. cuya conveniencia pastoral se indica con frecuencia en el rito. a los cristianos. Este canto. El Oficio de difuntos 14. Los salmos m. que son hijos de adopción por el bautismo. con exclusión de las otras dos. los pastores de almas. También la aspersión. pues. El rito del último adiós al cuerpo del difunto sólo puede tener lugar en la misma acción exequial y estando presente el cadáver. debe ser cantado por todos y. en lugar del oficio de difuntos. la aspersión e incensación y el canto de despedida. como también por los familiares de todos los difuntos. ésta proclama el misterio pascual. Procuren. 2 CONC.

FUNCIONES Y MINISTERIOS DE LA CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS 16. n. más aún. a la comunidad cristiana y. recuerden todos los que pertenecen al pueblo de Dios que a cada uno se le ha confiado un ministerio particular: a los padres y familiares. En la celebración de las exequias. animen a los creyentes. con la debida solicitud. VAT. pero murieron antes de recibir el bautismo. pero de tal manera que no se oculte que la Iglesia prefiere la costumbre de sepultar los cuerpos. y la vigilia se celebren bajo la dirección de un laico. cuando encomiendan a Dios los difuntos en la liturgia exequial. de acuerdo con las leyes litúrgicas. Recuerden también todos. que es su deber avivar la esperanza de los presentes y afianzar su fe en el misterio pascual y en la resurrección de los muertos. 32. al manifestar el cariño de la madre Iglesia y el consuelo de la fe. en especial los sacerdotes. pues los sacerdotes son ministros del Evangelio de Cristo para todos. sin embargo. como maestro de la fe y ministro del consuelo. a los responsables de las pompas fúnebres. iv. principalmente. Se puede conceder las exequias cristianas a quienes han elegido la cremación de su cadáver. las exequias se celebrarán según la forma que se usa en la región. PRAENOTANDA 15* 17. sean acatólicos o sean católicos que nunca o casi nunca participan de la Eucaristía o que parecen haber abandonado la fe. con ocasión de las exequias. evitando todo peligro de escándalo o de indiferentismo religioso. por los bautizados que estaban adscritos a una Iglesia o comunidad eclesial no católica. con tal de que no conste la voluntad contraria de éstos y no pueda hacerlas su ministro propio. de tal manera. Constitución Sacrosanctutn Concilium. según establece el canon 1183 del Código de Derecho Canónico. preside la acción litúrgica y celebra la Eucaristía. 3 1 Cfr CONC. En ausencia del sacerdote o del diácono. que. como el mismo Señor quiso ser sepultado. se pueden celebrar también: a) por aquellos niños que sus padres deseaban bautizar. se aconseja que las "estaciones" en la casa del difunto y en el cementerio. pero respeten su natural dolor. 18. En la celebración de las exequias. asisten a una celebración litúrgica y oyen el Evangelio. a excepción de la distinción que se deriva de la función litúrgica y del Orden sagrado. sino también el dolor de los familiares y las necesidades de su vida cristiana. la Conferencia Episcopal. En este caso. Cuando la necesidad pastoral lo exija. pueden ser celebradas por un diácono. que. dichos ritos pueden hacerse en la misma sala del crematorio. Exequias y cremación del cadáver 15. puede facultar también a un laico. los ritos que se hacen en la capilla del cementerio o junto al sepulcro pueden tener lugar en el edificio del crematorio. sobre la sagrada liturgia. Las exequias. además. Tendrán un cuidado especial por aquellos que. a no ser que conste que dicha cremación fue elegida por motivos contrarios al sentido cristiano de la vida. . b) según el juicio prudente del ordinario del lugar. y aparte de los honores debidos a las autoridades civiles.PRAENOTANDA *14 14 bis Se han de celebrar exequias por los catecúmenos y. al sacerdote. Al preparar y organizar la celebración de las exequias. los sacerdotes considerarán. 19. no se hará acepción alguna de personas o de clases sociales. con excepción de la misa. con licencia de la Sede Apostólica. 20. en la primera forma de celebración exequial. ni en las ceremonias ni en el ornato externo. si no hay un lugar adecuado. II. no sólo la persona del difunto y las circunstancias de su muerte. Por otro lado. evítese también el peligro de escándalo o de sorpresa en los fieles.

núm. c) mantener vigentes o adaptar los elementos propios. 24. Los ritos propuestos en cada forma de celebración se describen de modo que puedan ser realizados con simplicidad. ADAPTACIONES QUE CORRESPONDEN A LAS CONFERENCIAS EPISCOPALES 21. dicho Ritual sea utilizado en las respectivas regiones. no obstante. vi. b de la Constitución sobre la Sagrada Liturgia. ordenar los textos del modo que sea más apropiado para el uso pastoral. se los distinguirá de los de la edición típica con un signo o carácter tipográfico adecuado. dentro de los límites establecidos en esta sección. c) cuando la edición típica latina del Ritual de exequias presenta varias fórmulas optativas. proponer a la Sede Apostólica otras adaptaciones que se estimen útiles o necesarias para introducirlas con su consentimiento. 19). por ejemplo. si pareciera oportuno añadir algunas rúbricas o textos. se ofrece gran número de textos para las diversas circunstancias. b) sustituir las fórmulas propuestas en el rito principal. para obtener en cada caso una celebración que se adapte mejor a las diversas circunstancias. corresponde a las Conferencias Episcopales traducir la edición típica latina del Ritual de exequias y adaptarla a las necesidades y características locales para que. ya existentes en los Rituales particulares. añadir otras fórmulas del mismo género (de acuerdo con el núm. El sacerdote. 22. c) según la tradición litúrgica. se da una gran libertad de elección en los textos propuestos para las procesiones. después de haber considerado las diversas circunstancias y de haber oído los deseos de la familia y de la comunidad. la oración por los afligidos. de manera que se acomoden verdaderamente a las diversas lenguas y culturas. por ejempl°: a) por regla general. corresponderá a las Conferencias Episcopales: PRAENOTANDA a) ordenar los ritos según una o más formas. establecer que la aspersión y la incensación puedan omitirse o ser suplidas por otro rito. En conformidad con lo que establece el número 63. siempre que estén de acuerdo con la Constitución sobre la Sagrada Liturgia y las necesidades actuales. sino que se pueden añadir a voluptad según las circunstancias. e) cuando razones pastorales lo indiquen. con tal de que no se omita nada del material contenido en esta edición típica. d) juzgar si un laico puede ser elegido para celebrar las exequias (cf. melodías aptas para el canto. de las tradiciones y el modo de ser de los diversos pueblos y. usara de buena gana de las facultades concedidas en los ritos. f) al preparar las ediciones de los libros litúrgicos. con cuidado y prudencia. con la cooperación de la comunidad y de la familia. b) algunos elementos no son obligatorios. 21. cuando fuere oportuno.PRAENOTANDA *16 v. oportunamente. FUNCIÓN DEL SACERDOTE EN LA PREPARACIÓN Y ORGANIZACIÓN DE LA CELEBRACIÓN 23. como. d) preparar las versiones de los textos. f). por otras de las que se encuentran en el capítulo de textos potestativos. cuanto pueda admitirse. como se indica en el número 9. en la casa del' difunto. que no ofenda al dolor humano y que haga patente la esperanza cristiana. cuando los hay. b) considerar. a la luz del misterio pascual. todos los textos pueden ser cambiados por otros. también. f) establecer para las exequias el color litúrgico más adecuado a la idiosincrasia de cada pueblo. En esta materia. agregando. En la preparación de la edición en lengua vernácula del Ritual de exequias. si pareciera oportuno. de modo que los ministros comprendan plenamente y realicen adecuadamente la significación de los ritos. una vez aprobadas sus decisiones por la Sede Apostólica. corresponde a las Conferencias Episcopales: a) determinar las adaptaciones. . e) adaptar y completar las instrucciones de la edición típica del Ritual Romano. Así.

por tanto. Vat. 5). 5) La resurrección de Cristo 2. en cada caso. ha destruido las cadenas del pecado y de la muerte. el Hijo de Dios. e) el texto de las oraciones se propone siempre en singular. confirmación y eucaristía. por medio de su muerte. por una razón litúrgica. el texto será adaptado según el género y el número.. Cristo la realizó principalmente por el misterio pascual de su bienaventurada pasión. 25. ayudarla generosamente y preparar con ella la celebración adecuada de las exequias. "Del costado de Cristo dormido en la cruz. según las circunstancias. LA MUERTE CRISTIANA La realidad de la muerte 1. empleando las facultades propuestas y concedidas en el mismo rito. y Jesús. las palabras o frases puestas entre corchetes pueden omitirse. n. ocupa el centro mismo de la vida de la Iglesia.. nació 'el sacramento admirable de la Iglesia entera' " (Conc. ORIENTACIONES DEL EPISCOPADO MEXICANO SOBRE EL SENTIDO DE LA MUERTE CRISTIANA Y NORMATIVAS EN VISTA DE SU CELEBRACIÓN I. La afirmación de que Jesucristo "fue entregado por nuestros pecados y resucitó para nuestra justificación" (Rom 4.*18 PRAENOTANDA d) cuando. resurrección de entre los muertos y gloriosa ascensión" (Con. La liturgia.. la Iglesia proclama con fe y esperanza que la vida no termina con la muerte. II s. así como todo el ministerio del sacerdote para con los difuntos.c. supone una consideración orgánica del misterio cristiano y del oficio pastoral. S. Una adecuada y digna celebración de las exequias. más aún: si algún versículo de un salmo pareciera menos apto bajo el aspecto pastoral. "Esta obra de la redención humana y de la perfecta glorificción de Dios. se indica o aconseja un salmo que puede ofrecer dificultad pastoral. se usará. como se indica en la sección correspondiente del Ritual Romano. es decir. Vat. Por medio de los sacramentos del bautismo. se ofrece siempre la posibilidad de cambiarlo por otro. f) en las oraciones. d) finalmente. El misterio de la muerte y resurrección de nuestro Señor da sentido a toda la actividad de la Iglesia. puede omitirse. 25). n. los sacramentos y la proclamación del Evangelio reviven este misterio en la vida de los fieles. ordenar la liturgia de los difuntos dentro del marco de la vida litúrgica parroquial y del ministerio pastoral. b) catequizar sobre el sentido de la muerte cristiana.C. en cuanto sea posible. aliviar la angustia de su dolor y. lu hija o tus hijos o tus hijas. La persona humana ha sido creada para vivir eternamente. c) consolar con bondad a la familia del difunto. II. por un solo difunto. compete al sacerdote: a) asistir a los enfermos y moribundos. Ante la realidad de la muerte. etc. los cristianos se inician en este . Entre otras cosas. por ejemplo: en lugar de las palabras tu hijo.

3-5).Por medio del sacrificio eucarístico. Introducción General. porque tiene la viva persuasión de que la vida no termina con la muerte. 26-27). y cuando recibe honores. además. consuela a los dolientes con la confortante palabra de Dios y con el sacramento de la Eucaristía. ni se han perdido los lazos que lo unían en la vida. y así nosotros. porque enlaza la muerte del cristiano con el misterio pascual de Cristo. así como Cristo resucitó de entre los muertos para gloria del Padre. La Eucaristía II. Cuando el cristiano está enfermo. MINISTERIOS EN LAS EXEQUIAS 3. n. demostrándoles su amor a las personas enfermas y participando con ellas en los sacramentos" (Cuidado Pastoral de los Enfermos. Por este motivo. para que. así también nosotros emprendamos una vida nueva. representa el signo más expresivo de las exequias cristianas. "¿No saben ustedes que todos los que hemos sido unidos a Cristo Jesús por medio del bautismo hemos sido bautizados en su muerte? Por el bautismo fuimos sepultados con él en su muerte. también lo estaremos en su resurrección" (Rom 6. sus hermanos y hermanas participan en el ministerio del amor mutuo. aquellos que han sido bautizados en Cristo y han recibido el Cuerpo del Señor en la Eucaristía. todos se alegran con él. MINISTERIOS EN LAS EXEQUIAS 21* sa. cuando muere. Hay ocasiones en que la celebración eucarística debe omitirse o posponerse para otro momento. la Iglesia renueva y alimenta la fe de los fieles en el misterio pascual. que es la celebración de la Pascua del Señor (de su paso de la muerte a la vida). son mutuamente responsables los unos de los otros. Desde luego que la celebración de la misa dentro del rito exequial.*20 ORIENTACIONES DEL EPISCOPADO MEXICANO misterio. la celebración de la misa no es un elemento necesario e imprescindible. Se consolida su unión con Cristo y la mutua unión entre los fieles: "El pan es uno. Pues bien. Pues en la misma forma. La vida de fe de un cristiano comienza en el bautismo y se robustece con la Eucaristía y. aunque somos muchos. "haciendo todo lo que pueden para que el enfermo recobre la salud. cuando un miembro del cuerpo de Cristo muere. si hemos estado unidos íntimamente a él por una muerte semejante a la suya. Las exequias las puede presidir un diácono o un laico. Porque. 17). todos sufren con él. La Iglesia. El consuelo cristiano tiene como fundamento la esperan- . Celebración de la misa 4.En cada uno de los esquemas celebrativos del Ritual se prevé la inclusión de la Eucaristía o la celebración sin mi- Papel de la comunidad 5. Sin embargo. la Iglesia intercede por él. 33). los fieles son llamados a ejercitar el ministerio del consuelo con aquellos que han perdido a una persona de la familia o a una persona amiga. "Cuando un miembro sufre. formamos un solo cuerpo porque todos comemos del mismo pan" (1 Cor 10. ustedes son el cuerpo de Cristo y cada uno es miembro de él" (1 Cor 12.

Otros ministros 6. MINISTERIOS EN LAS EXEQUIAS 23* Evítese cualquier manifestación de aceptación de personas por su rango social. Yo soy la resurrección y la vida. cuando muere uno de los fieles. También se debe animar a los miembros de la familia de la persona difunta a tomar parte en los ministerios dichos. El que cree en mí. y todo aquel que está vivo y cree en mí no morirá jamás" (Jn 11.*22 ORIENTACIONES DEL EPISCOPADO MEXICANO za que nos da la fe en la muerte y resurrección salvadoras de nuestro Señor Jesucristo. La liturgia exequial también se puede celebrar por un niño no bautizado. como ministros extraordinarios de ella. si tú hubieras estado aquí. bautizados o catecúmenos. El cuerpo de la persona difunta fue marcado un día con el sello de la Santísima Trinidad y se convirtió en templo del Espíritu Santo. Conviene programar estos ritos en tal forma. repartir la sagrada Eucaristía. 25-26). Se puede ayudar a los presentes con folletos que contengan un esquema del rito.. La persona difunta 7. de acuerdo con las normas de cada diócesis. con los textos y los cantos propios del pueblo y con indicaciones sobre las posturas y desplazamientos. que permitan asistir a la mayor parte de la comunidad.. El principal compromiso de la comunidad en el ministerio del consuelo se expresa en su participación activa en la celebración de los ritos exequiales (liturgia exequial. La fe de la comunidad cristiana en la resurrección de los muertos dará apoyo y fuerza a los que sufren la pérdida de una persona querida. Todas las costumbres relativas a la preparación de los cuerpos de los difuntos debe caracterizarse por la dignidad y el respeto y nunca con la desesperación de quienes no tienen espe- . de la música y. cuyos padres tenían intención de bautizar (si así lo autoriza el Ordinario del lugar). manifiesta su solicitud por los difuntos. vivirá. La Iglesia. 21) y ha de consolar a los dolientes. por medio de los ritos exequiales. ritos del entierro). mi hermano no habría muerto" (Jn 11. En la celebración de los ritos exequiales. Por eso los cristianos respetan y veneran el cuerpo de los difuntos y el sitio donde éstos descansan. como el mismo Señor consoló a Marta: ' T u hermano resucitará. El mismo ministro puede hacer una descripción de la liturgia exequial y una explicación del motivo por el cual la comunidad se reúne para escuchar la palabra de Dios y para celebrar la Eucaristía. la hermana de Lázaro: "Señor. El párroco y los otros miembros deben tener en cuenta que entre los presentes puede haber católicos muy alejados de la Iglesia (y quizá personas no católicas). aunque haya muerto. Con frecuencia la comunidad ha de dar una respuesta a la angustia expresada por Marta. pero respetando siempre la pena y el dolor que les impida desempeñarlos. Los párrocos deben formar en estos ministros la convicción de que la celebración exequial depende mucho de la dignidad con que la ejecuten. los laicos (hombres y mujeres) pueden encargarse de las lecturas. Los sacerdotes deben guiar a la comunidad a una profunda conciencia de su papel en el ministerio del consuelo y a un conocimiento del sentido de la muerte de la persona cristiana.

la segunda en la iglesia y la tercera en el cementerio. debe celebrarse de acuerdo con las posibilidades de cada lugar. En este caso el último adiós al cuerpo del difunto se hace en la puerta misma de la iglesia. mientras el resto de los fieles ya está dentro de la iglesia. Este tipo de exequias conserva las tres estaciones. por ejemplo en el depósito de cadáveres o cuando se trata de algún difunto totalmente desconocido o cuando el cadáver se encuentra ya en el cementerio antes de la vigilia exequial. Rito breve de las exequias 10. III. según uno de los ritos que figuran a continuación: a) Forma típica: comprende tres estaciones: una en la casa del difunto (o en la celda. la bendición del mismo. LA CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS 25* Esto no impide que un ministro (sacerdote o laico) pueda acompañar a los familiares y amigos hasta el cementerio y tener ahí. si se trata de un monasterio). LA CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS A) Diversas formas del rito exequial 8.*24 ORIENTACIONES DEL EPISCOPADO MEXICANO ranza. Hay casos en que no es posible ninguna de las formas de celebración mencionadas. junto al sepulcro. En el Libro VI de este ritual se proponen oportunas adaptaciones. La primera estación tiene lugar en el atrio o la puerta de la iglesia. otra en el interior de la iglesia y la tercera en el atrio o en la puerta de la iglesia. pero en forma simplificada. La preparación del cuerpo ha de incluir oración. decir algunas preces (cfr Apéndice IV) y pronunciar algunas palabras de despedida. Debe procurarse sobre todo en las regiones rurales. tanto de adultos como de párvulos. Sepultar a los muertos es la tradicional costumbre cristiana. pero se permite la incineración. Supone dos procesiones: de la casa a la iglesia. pero todas ellas tienen lugar en la misma iglesia: junto a la puerta la primera y la tercera. En ésta se omite la procesión al cementerio y la estación en el mismo. especialmente en los momentos de intimidad reservados a la familia. parte en el interior (último adiós al cuerpo del difunto) y parte en el atrio o puerta de la iglesia (preces finales). Este rito se usa en los depósitos de cadáveres o en . siempre que no se realice por motivos anticristianos. El rito de las exequias. b) Sin procesión al cementerio: comprende también tres estaciones: una en la casa del difunto. y en el interior de la iglesia la segunda. Este modo de celebración se utiliza cuando el cementerio está muy distante del poblado. Ahí se hace un recibimiento sencillo y afectuoso dirigido sólo a los familiares y amigos íntimos. comprende también tres estaciones. de ésta al cementerio. La segunda estación en el interior de la iglesia y la tercera. Celebración en casos extraordinarios 9. Esta es la forma más completa (forma típica) la más tradicional y expresiva. c) Rito simplificado: como las anteriores.

el rito del capítulo III del Libro VIL 13.1). Los diversos tipos de exequias tienen una misma estructura fundamental. El rito de acogida tiene como finalidad recibir el cadáver y ofrecer a los allegados del difunto (y a toda la asamblea) palabras de consuelo cristiano.. Celebración de las exequias de los niños Estructura general 11. La celebración de la misa en el interior del rito exequial representa el signo más expresivo de las exequias cristianas. Cuando las exequias se celebran íntegramente en la iglesia. A estas partes básicas. deben considerarse ya adultos (Código de Derecho Canónico. o limitarse a sólo una pequeña procesión por el interior de la iglesia. Cuando las exequias se inician en la casa del difunto. según el Derecho. al llegar al cementerio. al iniciarse la liturgia de la palabra. en la que únicamente participan los ministros y algunos familiares. que los preparen a la participación en la acción litúrgica. como la iluminación del cirio pascual. o la bendición del sepulcro. 852.*26 ORIENTACIONES DEL EPISCOPADO MEXICANO LA CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS 27* las funerarias. el rito de acogida consta de una salutación general a la asamblea y de una oración (entre estos dos elementos puede insertarse además la recitación sin canto de un salmo introductorio). Rito de acogida 14. el rito de acogida tiene lugar .pero cuyos padres deseaban bautizar. Hay que distinguir tres casos: 1) El de los niños llegados al uso de razón que. capítulos I y II. 2). la celebración eucarística no aparece nunca como elemento necesario e imprescindible. Los ritos de acogida y de despedida pueden incluir una procesión solemne. 3) último adiós al cuerpo del difunto. en la que participa todo el pueblo. compuesta de tres partes básicas: 1) rito de acogida del difunto. En este rito breve debe cuidarse de dar realce a la proclamación de la palabra y a la aspersión del cadáver. B) Elementos dinámicos del rito Celebración de la Eucaristía en las exequias 12. Con todo. 2) celebración de la palabra (y de la Eucaristía). cuyas exequias se celebran conforme al rito del Libro VII. por cuanto conecta sacramentalmente la muerte del cristiano con el misterio pascual de Cristo. para cuyas exequias debe seguirse el rito de adultos con las debidas adaptaciones sugeridas en los libros II y III de este Ritual: 2) el de los párvulos no llegados al uso de razón. y finalmente el de los párvulos no bautizados. se añaden a veces otro ritos secundarios. previo el consentimiento del Ordinario del lugar (Código de Derecho Canónico 1183. cuando hay un número elevado de celebraciones. pero bautizados. recuerdo del bautismo. Incluso se dan casos —el de las exequias presididas por un diácono o por un sacerdote que ya ha celebrado más de una vez la misa y el de determinadas solemnidades que no admiten la misa exequial— en los que la celebración eucarística debe omitirse o posponerse necesariamente para otro momento. can. para cuyo caso se podrá usar.

es decir. colocado el cadáver en su lugar— y omitido el acto peniten- . se canta el salmo 113. Cuando las exequias se inician en la casa del difunto (forma típica). luz de los creyentes. alusivo al tránsito de Israel hacia la tierra de promisión o. En el rito de acogida no conviene hacer ya la aspersión del cadáver. si se trata de un difunto laico. acompañado del celebrante y de algunos familiares. LA CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS 29* Introducido el cadáver en la iglesia. antes del inicio de la liturgia de la palabra se recita una letanía. se coloca ante el altar según la orientación que habitualmente adoptaba el difunto en las asambleas litúrgicas. el celebrante lo enciende pronunciando la fórmula que figura en el Ritual. Por eso. Iluminación del cirio pascual 16. enseñando la piedad para con los difuntos y exhortando al testimonio de la vida cristiana. Iluminado el cirio pascual —o. El gesto de introducir el cadáver del difunto en la iglesia tiene un gran significado que conviene explicar a los fieles: recuerda las sucesivas entradas del difunto en la asamblea cristiana y también su acogida definitiva en la asamblea de los santos. a fin de que este significativo gesto logre todo su realce en el momento del último adiós al difunto. proclamando el misterio pascual. si de un ministro ordenado. Colocado el cadáver ante el altar. si este rito se suprime. La celebración de la palabra de Dios tiene por objeto asegurar a las exequias su carácter de expresión de la fe cristiana. durante esta procesión. y las palabras de consuelo se dirigen únicamente a los allegados del difunto. si la celebración es sin canto. alentando la esperanza de los que sufren ante la muerte.*28 ORIENTACIONES DEL EPISCOPADO MEXICANO en la entrada de la iglesia. no se debe colocar ninguna cruz. El pueblo puede entonar en este momento ¡Oh luz gozosa! u otro canto apropiado. realidad que ilumina la muerte de los que en él creyeron. Sobre el féretro es oportuno colocar el evangeliario. o la Biblia u otro signo cristiano. Cerca del féretro es muy recomendable colocar el cirio pascual. mirando al pueblo. Este rito —que es optativo— tiene como finalidad significar y subrayar la relación que se da entre la muerte del cristiano y la resurrección de Cristo. Celebración de la palabra de Dios 17. En cambio. se recita una letanía que alude también al paso de Israel de Egipto a la tierra de su libertad. alusivo a Cristo. inspirada en el salmo 113 y alusiva al tránsito pascual. mientras la asamblea está ya en el interior de la misma. si la celebración es sin canto. de cara al altar. y puesto junto a él el cirio pascual. a no ser que desde la nave no se vea bien la cruz presidencial del presbiterio. Procesión o introducción del cuerpo del difunto en la iglesia 15. la procesión se limita a la introducción del féretro. conviene dar siempre a este gesto su debido realce. la acogida se inicia en la misma casa del difunto y prosigue durante la procesión hacia la iglesia. Cuando las exequias se celebran íntegramente en la iglesia. gesto que en la celebración cantada se acompaña con el canto del salmo 113 —que tiene la función de canto de entrada de la misa—.

sea admitido en la plenitud pascual de la mesa del Reino. el canto de despedida al difunto (o las invocaciones de "adiós". ya que la Iglesia. el último adiós tiene lugar en el interior de la iglesia. con el canto o proclamación del salmo 117. Las partes fundamentales del último adiós son la monición del celebrante. pide a Dios que el cristiano difunto. con agua abundante y caminando el celebrante alrededor del féretro mientras hace la aspersión.*30 ORIENTACIONES DEL EPISCOPADO MEXICANO cial. Si el pueblo no va al cementerio. el deseo de que la muerte del cristiano sea asociada al triunfo pascual de Jesucristo. la proclamación de un fragmento del salmo pascual 117). hay que subrayar. si las exequias son sin canto. la aspersión (e incensación) del cadáver. que sigue a la celebración de la Eucaristía o de la palabra. Por ello. LA CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS 31* tumba y antes de colocar el cuerpo en la sepultura. prenda de vida eterna. o. Este rito. representa como el adiós de la comunidad cristiana de la tierra a uno de sus miembros que. Tanto la procesión al cementerio. que manifiesta la relación de la muerte del cristiano con el bautismo. sobre todo. después de la bendición de la 20. de la homilía y de la oración de los fieles. que fue alimentado por la Eucaristía. la misa debe considerarse como el más excelente sufragio por el difunto. aunque no imprescindible. propio de los depósitos de cadáveres— de forma expresiva. del salmo responsorial (eventualmente del Aleluya). si se ha celebrado la misa. en la forma típica con canto. el celebrante con sus ministros se coloca para este rito cerca del féretro. una vez concluida la plegaria universal. que ya en el inicio de su vida cristiana lo incorporó a la muerte y resurrección de Cristo. pasará a formar parte de la Iglesia del cielo. si no hay canto). Procesión al cementerio o despedida del féretro Ultimo adiós al cuerpo del difunto 19. la oración final (y. Al mismo tiempo. el último adiós tiene lugar junto al sepulcro. si ésta no se celebra. puede decirse que la celebración de la misa representa el punto culminante de los funerales cristianos y por ello se prevé como parte integrante de las exequias. como la conducción del cadáver desde el interior de la iglesia al atrio de la misma. desde ahora. después de la oración después de la comunión y omitida la bendición. durante la procesión al cementerio se canta el sal- . en ambos casos. tienen por objeto expresar. al ofrecer el sacrificio pascual. puede hacerse una sola lectura). la celebración de la palabra de Dios se inicia con la oración introductoria —que se puede escoger entre las que figuran en el Ritual o las de los formularios de la misa exequial del Misal— y se compone de dos o tres lecturas bíblicas (si las exequias son sin misa. en la forma típica. Para ello. Si la asamblea acompaña al cadáver hasta el cementerio. Con respecto al último adiós. en los restantes tipos celebrativos. el gesto de la aspersión. Celebración de la Eucaristía 18. El objetivo primario de la celebración de la Eucaristía en las exequias es el de manifestar la vinculación de la muerte del cristiano con el misterio pascual de Jesucristo. este rito se hará siempre —incluso en el rito breve.

En este momento —no en la homilía. se puede aludir al testimonio cristiano de la vida del difunto. sobre todo si el sepulcro está en un cementerio civil que no ha sido solemnemente bendecido. después del rito del último adiós. durante la procesión al cementerio se recita una letanía de intercesión por el difunto. LA CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS 33* palabras de despedida y gratitud. En la forma típica. mientras se saca el cuerpo del difunto de la iglesia. concluido el canto o proclamación del salmo 117 y colocado el cuerpo del difunto en el carro mortuorio. que debe ser siempre un comentario a los textos bíblicos o eucológicos— es lícito y puede ser oportuno hacer una breve biografía del difunto. si éste constituye motivo de edificación y de acción de gracias a Dios. lo aplica al difunto y pide que los presentes crezcan en la esperanza. por lo menos cuando éste sea nuevo. El rito exequial concluye siempre con la despedida de la asamblea. Si alguno de los familiares o allegados del difunto —o un representante de la familia— desea pronunciar unas 23. que se hace con la fórmula habitual. se canta (en el atrio de la iglesia) o se recita (antes de que el féretro sea conducido al atrio) una parte del salmo 117 y. . En las exequias que se celebran sin canto. que alguno de los presentes recite sobre el mismo una de las oraciones que con esta finalidad figuran en el Apéndice IV de este Ritual. Si las exequias terminan en el atrio de la iglesia. después del último adiós Y antes del rito conclusivo.•32 ORIENTACIONES DEL EPISCOPADO MEXICANO mo 117. el celebrante concluye el rito exequial con una fórmula que parafrasea el salmo 117. se procurará que un sacerdote o diácono bendiga previamente el sepulcro antes de la celebración de las exequias. En las otras formas de celebración. que es diverso según que la asamblea haya ido al cementerio o el rito concluya en el mismo atrio de la iglesia. antes de la bendición del sepulcro. la bendición del sepulcro se hace al llegar la procesión al cementerio. la celebración concluye o con unas preces tradicionales por los fieles difuntos en general o con la bendición de la asamblea. por lo menos. Preces finales Bendición del sepulcro 21. Alocución de un familiar del difunto 22. puede hacerlo como parte integrante del rito exequial. Las exequias terminan con un rito conclusivo. excluido en todo caso el género literario de "elogio fúnebre". se cantan —o uno de los ministros proclama— una antífona que expresa el deseo de que el difunto sea recibido en el reino de Dios. procúrese. Cuando la asamblea no va al cementerio. siempre que sea posible. La bendición del sepulcro tiene como finalidad expresar la espera de la parusía por parte del difunto. Si no resulta posible la bendición del sepulcro. y el salmo 117 se proclama al llegar al cementerio. Si los fieles han acompañado al difunto hasta el cementerio.

especialmente el de los cantos propios para el último adiós al cuerpo del difunto. al deseo de conferir a las exequias el ambiente de esperanza característico de las exequias cristianas. ofrece gran cantidad de salmos que pueden emplearse oportunamente en la celebración de las exequias. es oportuno que. De manera semejante. se subraya el uso de los dos salmos pascuales típicos del entierro cristiano (113 y 117). Es tradicional la importancia de los salmos en los funerales cristianos.•34 ORIENTACIONES DEL EPISCOPADO MEXICANO C) Algunas normas especiales Preces en la iglesia y en el cementerio 24. el verdadero sentido. de este Ritual. la Semana Santa. antes de salir el cadáver de la iglesia y al llegar al cementerio. En los esquemas celebrativos. es recomendable que. las comunidades —sobre todo religiosas— que celebran las exequias de uno de sus miembros. pueden recitar el Oficio de difuntos —íntegramente o sólo alguna de sus Horas— en lugar del que corrresponde al día (Cfr Ordenación general de la Liturgia de las Horas. un sacerdote o diácono o. Cuando las exequias se celebran según el rito simplificado. En Laudes y en Vísperas —sobre todo si se recitan ante el cadáver—. es oportuno seguir las variantes que se indican para estos oficios en el Libro I. por otra parte. Liturgia de las Horas 27. salmos que de ordinario se usarán en todas las exequias. 26. en primer lugar. y. Salmos y cantos 25. Fuera de las solemnidades. 245). a través de una adecuada catcquesis. Esta misma posibilidad la pueden usar también los obligados al Oficio divino que recitan la Liturgia de las Horas individualmente. También hay que fomentar el uso de otros cantos adecuados. diácono o laico recite las preces que figuran también en el Apéndice IV. lleguen también a poderlos cantar. Su uso obedece. en su ausencia. capítulo V. Cuando el canto de los textos propios no sea posible. La celebración de la Liturgia de las Horas exequial puede ser sustituida por una vigilia o celebración de la pala- . los domingos de Adviento. un laico recite las preces que figuran para este momento en el Apéndice IV de este Ritual. el Miércoles de Ceniza. con tal de que estén penetrados de genuino espíritu bíblico y litúrgico y su texto sea verdaderamente apropiado a la celebración de las exequias. Pero no es suficiente esta presencia material de los salmos en la celebración. un sacerdote. por lo menos de los dos salmos LA CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS 35* típicos de las exequias. cuando la asamblea no acompaña el cadáver al cementerio. en la medida de lo posible. junto al sepulcro. Vigilia comunitaria de oración 28. n. El Ritual. sino que es necesario además que los fieles conozcan. la octava de Pascua y el día 2 de noviembre. especialmente cuando las procesiones exequiales son largas. podrán usarse otros cantos. Cuaresma y Pascua. especialmente en el apartado 1 del Apéndice I.

n. puede dirigirla un laico. En los monasterios y otras comunidades donde existe la costumbre de llevar el cadáver del difunto a la iglesia y antes de que se celebre la liturgia exequial propiamente dicha. sobre la sagrada liturgia. sobre todo cuando en la celebración debe participar el pueblo. en ausencia del sacerdote o diácono. ibid. sino la expresión de la unidad del ministerio de los obispos y presbíteros presentes. 26). se usará el rito descrito en el Libro I. Oración en la capilla ardiente 29. sin canto y sin procesión. Libro V. Cuando varios sacerdotes participan en las exequias de un familiar o amigo.*36 ORIENTACIONES DEL EPISCOPADO MEXICANO bra más adaptada a las posibilidades de la comunidad. LA CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS 37* versidad de órdenes y funciones" (Conc. de antemano. 32.. 26) y hacer "todo y sólo lo que le corresponde por la naturaleza de la acción litúrgica" (Ibid. II. n. Constitución Sacrosanctum Concilium. La concelebración eucarística no es un modo de solemnizar el funeral ni de darle importancia. b) Forma típica sin canto y dos procesiones. Vat. Dentro de cada uno de estos ritos. Traslado del difunto a la iglesia antes de las exequias D) Utilización del ritual 30. En este caso. n. conviene disponer en la capilla ardiente el ritual. capítulo VI. Para esta oración pueden usarse los formularios del Libro I. Libro II. Con todo. En el presente Ritual se proporcionan los ritos básicos para una celebración: a) Forma típica con canto y dos procesiones. en recuadros. capítulo III. Cuando sea posible. hay que poner especial atención en que la concelebración no se convierta nunca en pretexto para una nueva "clase" de funerales. Para facilitar la oración de los familiares y amigos que acuden a visitar al difunto. d) Rito breve. sino que se admitirán siempre a la concelebración a los sacerdotes presentes en las exequias por motivos de parentesco o amistad con el difunto o sus familiares. 71). Esta vigilia. en la que participa. Para esta vigilia puede usarse el formulario del Libro I. el inicio de las exequias se adaptará convenientemente. puede prepararlos. (Cfr. Concelebración 31. sugerencias para la mejor adecuación al caso parti- . Libro III. Libro IV. nunca se invitará a sacerdotes "para que concelebren". es recomendable que todos concelebren la Eucaristía. Por ello. capítulo IV. tal como se describe en dicho lugar del Ritual. pues cada uno de los miembros de la Iglesia debe participar siempre en las celebraciones "según la di- El ministro.. el agua bendita (y una estola para los presbíteros y diáconos). 33. c) Rito simplificado sin canto y sin procesión. se han puesto. puede seleccionar el rito que más se acomode a las circunstancias.

Sin embargo. Otro de los casos que van haciéndose más frecuentes es el de las exequias en caso de cremación. Es muy importante poner de relieve las lecturas bíblicas. siguiendo las preces de bendición del Apéndice IV. pueden celebrarse las exequias ante la urna. Otros son opcionales (como la iluminación del cirio pascual. En el Libro VI se encuentran las celebraciones en casos extraordinarios. que no deben necesariamente usarse tal como están escritas. "*4. Suele darse este caso entre la gente de escasos ingresos que no pueden llevar a su difunto a una funeraria o cuando queda impedido llevarlo a la iglesia por alguna razón. . que se citan en todos los ritos. en este Ritual se encuentra un Leccionario sobre todo en vista de las celebraciones que se realizan fuera de la iglesia. como son las palabras introductorias y de despedida. La celebración debe hacerse antes de la cremación. En dichos recuadros se encuentran. que deben tomarse ordinariamente del Leccionario propio de las misas rituales y proclamarse desde el ambón. Uno de los casos más frecuentes es el de las exequias en el cementerio. Es muy conveniente preparar la celebración y con anterioridad poner señales y aun anotar el número de las lecturas que se van a hacer. tanto las palabras de introducción y despedida. pero si por alguna circunstancia ya se hizo la cremación. 15 Hay algunos elementos más significativos. 37. la incensación). Se han añadido diversas moniciones.'38 ORIENTACIONES DEL EPISCOPADO MEXICANO cular de este difunto y de este auditorio. sino que pueden adap- LA CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS 39* tarse a las circunstancias. Nada impide que se pueda bendecir la cripta o lugar donde se depositarán las cenizas. cuidando la veracidad del rito. como se recomienda en la introducción del mismo rito. porque son los que dan el sentido de triunfo pascual a todas las celebraciones. Los textos de un formulario pueden cambiarse por los de otro formulario o también por los que están en los Apéndices. como las plegarias universales y las sugerencias de lecturas. como son los salmos 113 y 117. Los elementos opcionales aparecen dentro de un recuadro. cuando no se ha llevado el cadáver a la iglesia o capilla para celebrar las exequias.

antes de las exequias 30 . Liturgia de las Horas en el día de la muerte y del entierro 26 VI. Colocación del cadáver en el ataúd 7 III. En el momento de expirar 4 II. Traslado y recepción de un difunto en la iglesia. Vigilia comunitaria de oración por el difunto 18 V.LIBRO I PRECES DIVERSAS PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS ESQUEMA DEL LIBRO I. Oraciones para antes de las exequias 9 IV.

Para ello. i5>-¡77). conviene recordarles que es muy aconsejable la celebración de una vigilia de oración por el difunto. en el caso de la muerte de los ministros de la Iglesia o de los religiosos. Señor Jesús" (Ap 22. Si no está presente ningún ministro ordenado. cuando llega el momento culminante de su encuentro con el Señor. pueden usarse las breves plegarias del Cuidado pastoral de los enfermos (n.esperanza cristiana junto a quienes lloran al difunto. Cuando parece que es ya inminente el momento de la muerte. pueden servir las plegarias y acciones que figuran en este Libro I. amistosa y de. si está presente el obispo. Para vivir estos momentos. no menos que de sufragio para el recién fallecido. 220243. conviene que se vea asistido por lo menos por algunos fieles. nn. es decir. éste dice las oraciones de la recomendación del alma (Cuidado pastoral de los enfermos. cuando se ve que el enfermo llega a su última agonía. si el cadáver ha sido trasladado a ella. 217. Ven. esta vigilia puede consistir en el rezo del Oficio de lectura o de otra parte de la Liturgia de la Horas de difuntos. y que lo acompañen en su tránsito con la plegaria de la Iglesia. presididos a poder ser por un ministro ordenado. Sobre todo cuando se trata de familias más cristianas. tanto comunitaria como individualmente. sea en la casa del difunto o en la funeraria. el tiempo que discurre entre su muerte y la celebración de las exequias constituya un espacio de presencia caritativa. la existencia del cristiano debe ser una continua espera del Señor que viene: "Sí.3 Desde el bautismo hasta la muerte. 143) o bien recitarse pausadamente algunas de las oraciones que acostumbraba a rezar durante su vida el moribundo o cantar algún salmo o canto que le fueran especialmente familiares. estas mismas preces las dice alguno de los presentes. Ha de procurarse que. voy a llegar en seguida. Por eso. sea en la iglesia. un presbítero o un diácono. una vez que el agonizante ha expirado. Amén. pp. . 20).

diciendo: El Señor guarde tu salida de este mundo y tu entrada en sureino. contempla. .. R. santos de Dios. R. el Hijo y el Espíritu Santo estén contigo. Este mundo ha pasado definitivamente para nuestro hermano (nuestra hermana) N. nuestra tristeza.EN EL MOMENTO DE EXPIRAR 5 A continuación. te reciba. Señor. — Vengan en su ayuda. en su paz y en su amor. puede trazarse el signo de la cruz sobre su frente ü ofrecérsele un crucifijo para que lo bese. al Señor que le conceda gozar ahora del cielo nuevo y de la tierra nueva que él ha dispuesto para sus elegidos. puede añadirse: Cuando el moribundo ha entregado su alma a Dios. pues. Amén. contemplar eternamente tu belleza y gozar de tu presencia por los siglos de los siglos. fortalece nuestra fe en este momento de prueba y concede a nuestro hermano (nuestra hermana) el descanso eterno. uno de los familiares puede decir: Concede. Reciban su alma y preséntenla ante el Altísimo. R. a nuestro hermano (nuestra hermana) N. diciendo: CAPITULO I EN EL MOMENTO DE EXPIRAR Terminadas las preces de la recomendación del alma. R. Luego. — Cristo. O bien: Que el Padre. — Dale. y brille para él (ella) la luz perpetua. Señor. Hacia ti. Señor. salgan a su encuentro. que te llamó. Pidamos. te infundan esperanza y te conduzcan a la paz de su reino. Los familiares y amigos que se encuentren allí presentes pueden entonces orar junto al cadáver. mientras el moribundo lucha con la muerte. el descanso eterno. al cerrarle los ojos. puede trazarse sobre su frente la señal de la cruz. ángeles del Señor. cuyos ojos no verán más la luz de este mundo. y los ángeles te conducan al regazo de Abraham. levantamos nuestros ojos. Señor.

Por Jesucristo. ' . Señor. . que ha muerto ya para este mundo. espere tu venida mientras su alma goza entre los santos por los siglos de los siglos. lo (la) cuente entre sus ovejas. — Que le perdone todos sus pecados y lo (la) agregue al número de los elegidos. se añaden las siguientes preces: — Que Cristo. humillado ahora por la muerte. R. como semilla de resurrección. descanse de sus fatigas y. Amén. se dio. R.6 PRECES PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS COLOCACIÓN DEL CADA VER EN EL ATAÚD 7 A esta súplica. R. R. ". el Hijo de Dios vivo. — Que Cristo. CAPITULO II COLOCACIÓN DEL CADÁVER EN EL ATAÚD Cuando el cadáver es puesto en el ataúd. Señor. A coniinu. a las que todos se suman en las súplicas finales: Señor. viva ahora para ti y que tu amor misericordioso borre los pecados que cometió por fragilidad humana. R. — Por el amor y la alegría que irradió su mirada. R. — Que pueda contemplar cara a cara a su Redentor y gozar de la visión de su Señor por los siglos de los siglos. — Que Cristo. tú que has dicho: "Si el grano de trigo muere. que tu siervo (sierva) N. el buen Pastor. le conceda la felicidad verdadera. contemplar tu rostro. Amén. lo (la) reciba en su paraíso. R. da mucho fruto". — Por haber creído en ti sin haber visto. uno de los familiares o amigos presentes puede orar con estas palabras. Concédele. R. R. haz que este cuerpo.' oración: Te pedimos.¿•u¡en¡-. que sufrió la muerte de cruz por él (ella). Te lo pedimos. nuestro Señor.. — Por el dolor y las lágrimas que oscurecieron sus ojos.K¡v)i!. Señor. R.

8 PRECES PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS En el momento en que es cerrado el ataúd. — Señor. 2. tu amor es más fuerte que la muerte. puede hacerse: • en forma comunitaria breve (formulario 1. — Ilumina sus ojos con la luz de tu gloria. FORMULARIOS PARA ORAR ANTES DE LAS EXEQUIAS FORMULARIO 1 Antífona A ti levantamos nuestros ojos. Señor. será bueno que expresen su caridad cristiana para con el difunto orando allí por él. R. 4) • en forma individual breve (formulario 5) • celebrando una vigilia comunitaria • o bien rezando la Liturgia de las Horas. R. Señor. R. — Perdónale sus pecados. R. 3. por eso esperamos en ti. . levantamos hacia ti nuestra mirada. Si la oración se realiza de manera comunitaria. y aviva en nosotros la esperanza de que volveremos a ver este mismo rostro junto a ti y gozaremos de él en tu presencia por los siglos de los siglos. Esta oración se puede hacer de manera comunitaria o bien individualmente. haz que este hermano nuestro (esta hermana nuestra) pueda contemplarte cara a cara en tu reino. concédele la vida eterna. ten piedad. escucha nuestra oración por tu siervo (sierva) R. R. así como también para dar muestras del consuelo cristiano que ofrecen a los más allegados del que ha expirado. los allí presentes pueden orar por el difunto con estas palabras: Señor. — Atiende a los que te suplican y escucha la voz de los que lloran. CAPITULO III ORACIONES PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS Cuando los familiares y amigos acuden adonde se encuentra el cadáver en las horas que preceden al sepelio. — Consuélanos en nuestra tribulación. Amén. en este momento en que va a desaparecer de nuestros ojos este rostro que nos ha sido tan querido.

que por nosotros murió en la cruz.. — Que Cristo. lo (la) reciba en su paraíso. que has querido que nuestro hermano (nuestra hermana) N. el Hijo de Dios vivo.10 ORACIONES PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS ORACIONES PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS 11 ORACIÓN Preces Ya que este mundo ha pasado definitivamente para nuestro hermano (nuestra hermana) N. — Que Cristo. a través de la muerte. Preces Recordemos. por la gracia renovadora de la Pascua de tu Hijo. R. — Que Cristo perdone todos su pecados y lo (la) agregue al número de sus elegidos. con afecto piadoso. Te lo pedimos. a nuestro hermano (nuestra hermana) N. Señor. R. a quien Dios ha llamado de este mundo. nuestro Señor. el buen Pastor. — Que pueda contemplar cara a cara a su Redentor y gozar de la visión de su Señor por los siglos de los siglos. para que pueda gozar ya de aquella patria donde no existe ni el dolor ni la muerte.. sino sólo la paz y la algría sin fin. pidamos ahora al Señor que le conceda gozar del cielo nuevo y de la tierra nueva que él ha dispuesto para sus elegidos. y oremos confiados a aquel que venció la muerte y resucitó glorioso del sepulcro. . que por él (ella) sufrió muerte de cruz. Señor Dios. fuera configurado (configurada) a Cristo. Por Jesucristo. R. lo (la) cuente entre sus ovejas. dígnate también resucitarlo (resucitarla) un día a la vida eterna de la gloria. Amén. R. R. le conceda la felicidad verdadera.. FORMULARIO 2 — Que Cristo. R. Antífona El Señor abra a nuestro hermano (nuestra hermana) las puertas del paraíso.

podamos salir al encuentro de Cristo cuando él vuelva. concédele ahora que. el que cree en mí. roguemos al Señor. a quien en esta vida mortal rodeaste siempre con tu amor. R. donde no hay llanto ni luto ni dolor. a nuestro hermano (nuestra hermana) N . Oración Te encomendamos. Te lo pedimos. Tú que lloraste ante la tumba de tu amigo Lázaro. lo (la) coloque a su derecha en el reino de los elegidos. admítelo (admítela) ahora en tu paraíso. R. Preces Pidamos por nuestro hermano (nuestra hermana) a Jesucristo. — Tú que desde la cruz prometiste el paraíso al buen ladrón. 1¿ ¡Dichoso el que ha muerto en el Señor! Que descanse ya de sus fatigas y que sus obras lo acompañen. roguemos al Señor. — Que nosotros. en tu reino. el Hijo de Dios. y. libre de todos sus males. con tu Hijo y el Espíritu Santo. Seflor. roguemos al Señor. vivirá. sino paz y alegría sin fin. participe en tu descanso eterno. recibe a nuestro hermano (nuestra hermana) N. le dé posesión del paraíso y. Seflor. — — . FORMULARIO 3 Antífona R. por los siglos de los siglos. R. perdonados sus pecados. — Que. los que ahora lloramos su muerte. Tú que experimentaste el dolor de la muerte y resucitaste gloriosamente del sepulcro. como buen Pastor.12 ORACIONES PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS ORACIONES PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS — Que Cristo. dígnate enjugar las lágrimas de quienes lloramos la muerte de nuestro hermano (nuestra hermana). Te lo pedimos. lo (la) reconozca entre sus ovejas. pues para él (ella) acabó ya este mundo. Seflor. — Que participe con él de la felicidad eterna. concede la vida eterna a nuestro hermano (nuestra hermana). Amén. R. roguemos al Seflor. R. concede a nuestro hermano (nuestra hermana) la vida feliz de la resurrección. — Tú que resucitaste a los muertos. R. y el que está vivo y cree en mí no morirá para siempre". acompañado de nuestro hermano (nuestra hermana) que hoy nos ha dejado. R. que ha dicho: "Yo soy la resurrección y la vida. R. aunque haya muerto.

en su peregrinar terreno. Concédele. dígnate también resucitarlo (resucitarla) un día a la vida eterna de la gloria. R. R. de confianza. Pero tú vives eternamente. y Cristo. donde sólo tuvo la visión de la fe. nuestra vida es corta y frágil. Amén. compartiera la muerte de Cristo. Amén. Por Jesucristo. Llenos. la muerte que contemplamos hoy nos lo recuerda. R. tengas descanso eterno. Señor. para que junto a Lázaro. R.ORACIONES 14 PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS ORACIONES PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS 15 — Después de esta vida. por la gracia renovadora de la Pascua de tu Hijo. Señor. — Y porque él (ella) creyó en ti sin haberte visto. nuestro Señor. pues. pobre en esta vida. tu Señor. que por nosotros murió en la cruz. a ti elevamos nuestros ojos en este momento en que vamos a sepultar el cuerpo de nuestro hermano (nuestra hermana) a quien tanto hemos amado en este mundo. FORMULARIO 4 Antífona El coro de los ángeles te reciba. que acaba de dejarnos. y tu amor es más fuerte que la muerte. Preces Señor. perdónale sus pecados y.. . R. ponemos en tus manos a nuestro hermano (nuestra hermana) N. contemplar eternamente tu rostro.. para que viva feliz en tu presencia por los siglos de los siglos. Oración Señor Dios. — Después de los trabajos y sufrimientos que. — Después de su sed de conocer la verdad y gozar del bien. pues quisiste marcarlo (marcarla) ya en su vida mortal con el sello de tu Espíritu Santo. lo (la) hicieron llorar. — Después del amor y de las alegrías que en este mundo iluminaron su vida. R. te coloque en el seno de Abraham. Perdónale sus faltas y recíbelo (recíbela) en tu reino. Oración R. que has querido que nuestro hermano (nuestra hermana) N.

da cumplimiento a su esperanza de felicidad y de paz. Padre bondadoso. Concédele gozar siempre de tu paz. respóndeme. puede hacerse con el formulario siguiente: Antífona Tú. Señor Jesucristo. y goce de tu presencia. Que goce eternamente de la felicidad de los santos. en tu gran amor. la herencia prometida. Amén. luz. R. que eres el descanso después del trabajo y la vida después de la muerte. por la fuerza de la muerte y de la resurrección de Cristo.. 17 . Que te contemple a ti. que se ha separado de nosotros. has dispuesto para toda la familia humana. Concede. infunde serenidad y fortaleza en quienes ahora lloran su ausencia y fortalécelos con la certeza de la vida eterna que.16 ORACIONES PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS ORACIONES PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS Oración FORMULARIO 5 Cuando la oración ante un difunto se lleva a cabo individualmente. recíbelo (recíbela) en compañía de todos los elegidos que nos han precedido. Que encuentre en ti el perdón de sus pecados. grito. Conforta a sus familiares y a cuantos lloran su muerte. Preces A ti. haz caso de las súplicas que te dirijo en este momento de dolor por la muerte de tu siervo (sierva)N. concede a nuestro hermano (nuestra hermana) el descanso eterno. verdadera. a tu siervo (sierva)N. Señor. Señor. que vive y reina por los siglos de los siglos.

según las costumbres y posibilidades de cada lugar. pidamos ahora al Señor que a nuestro hermano (nuestra hermana) le perdone sus faltas y le conceda una mansión de paz y . sn lugar de esta salutación. Es muy aconsejable que. nos ha hecho renacer a la esperanza de una vida nueva. para que la esperanza que Cristo ha puesto en nuestros corazones aliente ahora nuestra oración para encomendar a nuestro hermano (nuestra hermana) N en las manos del Señor. Esta vigilia sustituye el Oficio de lectura propio de la Liturgia de las Horas de difuntos. que nos asegura que Dios no abandona nunca a sus hijos. en su defecto. Con esta certeza. Esta vigilia puede celebrarse también en la iglesia pero nunca inmediatamente antes de la misa exequial. los amigos y familiares del difunto se reúnan en la casa del difunto o en la funeraria. Amados hermanos: El Señor. en este momento triste. Su partida nos ha llenado a todos de dolor y de consternación. aún tan reciente. R. Y con tu espíritu. saluda a los presentes. Pero. esté con todos ustedes. Amén. acaba de llamar de este mundo a nuestro hermano (nuestra hermana) N. un sacerdote o un diácono o. R. a fin de que la celebración no se alargue demasiado y no quede duplicada la Liturgia de la palabra. Esta vigilia de oración la preside el obispo. Jesús nos invita a esta confianza cuando dice: "Vengan a mí todos los que están cansados y agobiados. de un ser querido llena de dolor nuestros corazones y nubla nuestros ojos. por la resurrección de su Hijo. antes de la celebración de las exequias para celebrar una vigilia de oración. por la resurrección de su Hijo. que. se inicia la celebración con las siguientes palabras u otras parecidas. RITOS INICIALES Si el que preside es un ministro ordenado. conviene que reafirmemos nuestra fe. Padre misericordioso y Dios de todo consuelo. avivemos en nosotros la llama de la fe. Hermanos: Si bien el dolor por la pérdida. la dirige un laico. y yo los aliviaré". nos ha hecho renacer a la esperanza de una vida nueva. puede decir: CAPITULO IV VIGILIA COMUNITARIA DE ORACIÓN POR EL DIFUNTO Bendigamos al Señor.VIGILIA COMUNITARIA 19 Si el que dirige la oración es un laico. diciendo: El Señor. O bien: 1. Luego. que. en su amorosa e inescrutable providencia.

R. ¿quién habría. Mi alma espera en el Señor. Y que a nosotros nos dé la firme esperanza de encontrarlo (encontrarla) nuevamente en su reino. Señor. que estén atentos tus oídos a mi voz suplicante. 308-336). R. mientras los fieles pueden intercalar la siguiente antífona: Salmo 129 R.20 ORACIONES PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS bienestar entre sus santos. LITURGIA DE LA PALABRA A continuación. 17-26 Me han arrancado la paz y ya no me acuerdo de la dicha. espera la abundancia de tu redención. redímelo (redímela) de todos sus delitos y haz que en tu reino vea realizada toda su esperanza. Señor. mi alma espera y confía en su palabra. Lectura del libro de las Lamentaciones 3. que se salvara? Pero de ti procede el perdón. VIGILIA COMUNITARIA 21 Como aguarda a la aurora el centinela. Por Jesucristo. R. se recita el salmo 129 u otro salmo apropiado del Apéndice I fcp. la oración de tus fieles. Oremos. mucho más que a la aurora el centinela. Escucha. Si conservaras el recuerdo de las culpas. Confío en el Señor. se añade ia siguiente oración u otra de las que figuran en el Apéndice I (pp 339-346). El salmo se recita a dos coros o bien lo proclama un salmista. Desde el abismo de mis pecados clamo a ti. . desde el abismo de la muerte. Después. R. por eso con amor te veneramos. 2. nuestro Señor. A continuación. R. se lee la siguiente perícopa bíblica: Es bueno esperar en silencio la salvación del Señor. escucha mi clamor. y él redimirá a su pueblo de todas sus iniquidades. nuestro hermano (nuestra hermana) N. aguarda Israel al Señor. porque del Señor viene la misericordia y la abundancia de la redención. Amén. mi alma aguarda al Señor. Señor.

El Señor es bueno con aquellos que en él esperan. Y en el Señor pongo mi esperanza. La misericordia del Señor nunca termina y nunca se acaba su compasión. siguiendo el esquema acostumbrado de la Liturgia de la palabra.22 ORACIONES PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS Pienso que se me acabaron ya las fuerzas y la esperanza en el Señor. apenas me acuerdo de ti. Creo en el Espíritu Santo. Después de haber escuchado la palabra de Dios o después de la homilía. ¡Qué grande es el Señor! Yo me digo: "El Señor es la parte que me ha tocado en herencia". Padre todopoderoso. en mi pesar. Fíjate. nuestro Señor. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. VIGILIA COMUNITARIA 23 Después de la lectura bíblica. el presbítero o el diácono que presiden esta vigilia pueden dirigir a los presentes unas breves palabras de homilía. al contrario. que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo. Padre todopoderoso. pp. 444-527). con aquellos que lo buscan. Si parece oportuno. Señor. Apenas pienso en ello. me invade el abatimiento. el obispo. luz de nuestra vida cristiana. cada mañana se renuevan. Creador del cielo y de la tierra. Pero. muerto y sepultado. su único Hijo. Creo en Dios. . puede leerse alguna de las que se encuentran en el Leccionario de difuntos (cf en este mismo volumen. me lleno de esperanza. nació de santa María Virgen. en esta amarga hiél que me envevena. puede leerse más de un texto bíblico. al tercer día resucitó de entre los muertos. se puede invitar a los presentes a recitar juntos la profesión de fe: Con la esperanza puesta en la resurrección y en la vida eterna que Cristo nos ha prometido. padeció bajo el poder de Poncio Pilato. Es bueno esperar en silencio la salvación del Señor. descendió a los infiernos. En lugar de esta lectura bíblica. si ésta ha tenido lugar. Creo en Jesucristo. y añadirse una lectura patrística o eclesiástica. el Leccionario de las misas de difuntos. Palabra de Dios. subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios. profesemos ahora nuestra fe. fue crucificado. la santa Iglesia Católica.

Tú que eres la resurrección y la vida. que tu ternura y tu misericordia son eternas. 347-368). llenos de confianza.. porque somos tu pueblo y tu heredad. — Por el honor de tu nombre. PRECES FINALES El mismo Señor. nos ayude a decir: Padre nuestro. escúchanos. hermanos. acudió angustiado al Padre. — Recuerda. la vigilia puede concluir con la siguiente oración: Oremos. que tu bondad ahora lo (la) una al coro de los ángeles y elegidos. ya que la verdadera fe lo (la) unió. nuestras súplicas y ten misericordia de tu siervo (sierva) N. Y brille para él (ella) la luz eterna. el apoyo y la salvación de cuantos a ti acudimos. que lloró junto al sepulcro de Lázaro y que.24 ORACIONES PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS la comunión de los santos. pues deseó cumplir tu voluntad. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. el perdón de los pecados la resurrección de la carne y la vida eterna. — No rechaces a tu siervo (sierva) ni lo (la) olvides en el reino de la muerte. para que no sufra castigo por sus pecados. 3. esperanza de los que vivimos aún en este mundo. y. La vigilia termina con las siguientes preces u otras de las que figuran en el Apéndice I (pp. — Que habite en tu casa por días sin término y goce de tu presencia contemplando tu rostro. . perdónale todas sus culpas y haz que viva eternamente feliz en tu presencia. R. R. VIGILIA COMUNITARIA 25 — Sé tú. Amén. — Dale. R. Señor. el Señor. R.. Señor. Señor. vida y resurrección de los que ya han muerto. Señor. R. Escucha. En lugar del Padrenuestro. el descanso eterno. y no te acuerdes de los pecados de nuestro hermano (nuestra hermana) N. al pueblo fiel. sálvanos y bendícenos. en su propia agonía. digámosle: R. Amén. en la tierra. R. sino concédele gozar de tu dicha en el país de la vida.. R. a Cristo. Señor.

. sustituyendo la lectura breve que figura en la Liturgia de las Horas por el texto siguiente: Lectura breve 1 Co 15. pero cada uno en su orden: primero Cristo. 20-22.. K — Que tu bondad y tu misericordia lo (la) acompañen eternamente y habite en tu casa por años sin término R. que ha dejado ya este mundo. reafirmen su fe en la resurrección futura. 25-26 Cristo resucitó. escúchanos. Porque si por un hombre vino la muerte. Creo en Dios. será la muerte. en las que se intercede especialmente por el difunto ante el que se está orando: Laudes Pidamos al Señor que escuche nuestra oración y atienda nuestras súplicas por nuestro hermano difunto (nuestra hermana difunta) y llenos de confianza. se alegre con júbilo eterno en tu presencia y se llene de gozo en la asamblea de los santos. puede ser oportuno que cuantos se encuentren entonces allí. Después del responsorio breve. puede introducirse la profesión de fe con las siguientes palabras: Ante el misterio de la muerte. Porque él tiene que reinar hasta que el Padre ponga bajo sus pies a todos sus enemigos. y resucitó como la primicia de todos los muertos. muerto y resucitado. haz que nuestro hermano (nuestra hermana). — Señor Jesús. El último de los enemigos en ser aniquilado. se canta o se recita el responsorio breve. a la hora de su advenimiento. reunidos en oración. . sobre todo si se recitan ante el cadáver. como primicia. después de cada petición. fuente de aquella vida sin fin que Dios nos ha prometido. En efecto. pero en Laudes o en Vísperas. se rezan las siguientes preces. después. y en el Espíritu Santo. reafirmemos nuestra fe en Dios Padre. así como en Adán todos mueren. Luego. R. digámosle: R. así en Cristo todos volverán a la vida. Repetida la antífona del cántico evangélico. los que son de Cristo. Dueño de la vida y de la muerte.27 LITURGIA DE LAS HORAS CAPITULO V LITURGIA DE LAS HORAS EN EL DÍA DE LA MUERTE Y DEL ENTIERRO Todo se hace como en el Oficio de difuntos. que parece ensombrecer los más legítimos gozos terrenos. en Jesús. Padre todopoderoso. — Libra su alma del abismo y sálvalo (sálvala) por tu misericordia. también por un hombre vendrá la resurrección de los muertos.

R. — Por el honor de tu nombre. R. R. que caminamos aún por las cañadas oscuras de este mundo. después de cada petición.28 ORACIONES PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS LITURGIA DE LAS HORAS 29 — Condúcelo (Condúcela) hacia las fuentes tranquilas de tu paraíso y hazlo (hazla) recostar en las verdes praderas de tu reino. R. en su propia agonía. esperanza de los que vivimos aún en este mundo. R. Señor. llenos de confianza. — A nosotros. Tú que eres la resurrección y la vida. pidamos al Padre que a todos llegue el reino de su Hijo: Padre nuestro. sino concédele gozar de tu dicha en el país de la vida. perdónale todas sus culpas y haz que viva eternamente feliz en tu presencia. acudió angustiado al Padre. escúchanos. — Que habite en tu casa por días sin término y goce de tu presencia contemplando tu rostro. vida y resurrección de los que ya han muerto. digámosle: R. Señor.. R. — No rechaces a tu siervo (sierva) ni lo (la) olvides en el reino de la muerte. que tu ternura y tu misericordia son eternas. el apoyo y la salvación de cuantos a ti acudimos. Señor. . sálvanos y bendícenos.. Para que la luz de Cristo ilumine a los vivos y a los muertos. — Recuerda. a Cristo. nos ayude a decir: Padre nuestro. y no te acuerdes de los pecados de nuestro hermano (nuestra hermana) N. el Señor. R. porque somos tu pueblo y tu heredad. Vísperas Oremos. — Sé tú. hermanos.. guíanos por el sendero justo y haz que en tu vara y tu cayado de pastor encontremos siempre nuestro sosiego.. El mismo Señor que lloró junto al sepulcro de Lázaro y que.

para instalar en ella la capilla ardiente. Pero.üd a los presientes diciendo: — R. de noche. No. — No dejará que des un paso en falso. hasta que punto es frágil y breve la vida del ser humano.TRASLADO Y RECEPCIÓN FORMA TÍPICA C A P I T U L O VI TRASLADO Y RECEPCIÓN DE UN DIFUNTO EN LA IGLESIA ANTES DE LAS EXEQUIAS nos asegura que Cristo vive eternamente y que el amor que él nos tiene es más fuerte que la misma muerte. Y con tu espíritu. 1. — Te guardará el Señor de los peligros y cuidará tu vida. sin canto. R. nuestra esperanza no debe titubear. el rito se ordena de acuerdo con la siguiente forma: — La mirada dirijo hacia la altura de donde ha de venirme todo auxilio. que hizo el cielo y la tierra. una vez más. El auxilio me viene del Señor. A continuación. R.día ni la luna. como se acostumbra sobre todo en los monasterios. protegerá tus ir es y venir es. jamás se dormirá o descuidará el guardián de Israel. está siempre a tu lado. Luego. No te hará daño el sol durante el. pues es tu guardián y nunca duerme. Salmo 120 A) Forma típica R. R. inicia la celebración con las siguientes palabras u otras parecidas: Hermanos: La muerte de nuestro querido hermano (nuestra querida hermana) N. El auxilio me viene del Señor. nuestra fe nos conforta y 31 — El Señor te protege y te da sombra. Por ello. el salmo siguiente. Cuando el cadáver se lleva a la iglesia antes de la celebración de las exequias propiamente dichas. en este momento triste. nos entristece y nos recuerda. puede recitarse. . ESTACIÓN EN LA CASA (O CELDA) DEL DIFUNTO El ministro sak. R. ahora y para siempre. El Señor esté con ustedes. Que el Padre de la misericordia y Dios de todo consuelo los conforte en esta tribulación.

dígnate llevarlo (llevarla) al lugar de la luz y de la paz. montes. se organiza la procesión hacia la iglesia. que saltan como carneros? ¿Y a ustedes. que saltan como corderos? 4. Di. (d) Fp^ R. Durante ella. en el que se puede ir intercalando la antífona Dichosos los que mueren en el Señor. 3.mi. que te echas para atrás? ¿Y a ustedes. para que tenga parte en la asamblea de tus santos. ante el Dios de Jacob: las piedras se transforman en estanques y en manantiales. (b) los fieles del Señor confían en el Señor: (c) él es su auxilio y su escudo. R.cho. nuestro Señor. Al verlos. 17-26 W 9 33 .32 ORACIONES PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS TRASLADO Y RECEPCIÓN FORMA TÍPICA Después" de la salutación inicial (o del salmo) se añade la siguiente oración: Oremos. el pedernal. Salmo 113. 4= m m m '(»)« • é Is-ra-el su do. 1-8. Escucha en tu bondad. el Jordán se echó para atrás. Los hijos del Israel confían en el Señor: (a) él es su auxilio y su escudo. 2. conviene no omitir nunca el canto del salmo 113. (b) los hijos de Aarón confían en el Señor: (a) él es su auxilio y su escudo. Jordán. colinas.^ 4= # t *——•— • Ju-dá fue san. 5. Señor. mar. a quien acabas de llamar de este mundo. Por Jesucristo. 2. que huyes? ¿Y a ti. £ h j> > . el mar huyó. Amén.tua. nuestras súplicas ahora que imploramos tu misericordia por tu siervo (sierva) N.nio. PROCESIÓN A LA IGLESIA A continuación. los montes saltaron como carneros y las colinas como corderos.ren en el Se-ñor.sos los que mué. En presencia del Señor la tierra se estremece.rio de Dios. ¿Qué te pasa.

(b) El Señor se ha reservado para sí el cielo (c) y a los hombres les ha entregado la tierra.to 3.je. (d) Los muertos ya no alaban al Señor. que bendiga a la casa de Israel.que- Ha pa- -k.ra y siem. ORACIONES PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS Que el Señor se acuerde de nosotros y nos bendiga.34 6.lén* ho.. puede usarse también. — bra las puer. $ l.y t ^ m ya no hay muer.te ni do.ñor.. (b) que los llene de bendiciones el Señor. se entona el siguiente canto u otro parecido: »>^.a- núes. pequeños y grandes. 8.i. . Pero nosotros sí bendeciremos al Señor ahora y por siempre. $ a la casa del Se. Que el Señor los haga numerosos (a) a ustedes y a sus hijos.r —^ y go _ ees pa." Espíritu San.no paz y a-le-grí- J S> ¿ i a sin fin Se repite el canto de la antífona Dichosos los que mueren en el Señor.ron: *Va. Je-ru-sa.» I Ya están pisando Como era en el principio. por los siglos de Jos si. ¡Aleluya! TRASLADO 35 Y RECEPCIÓN FORMA TÍPICA Sg Majestuoso ^m v El Se. COLOCACIÓN DEL ATAÚD EN LA IGLESIA Al llegar la procesión a la iglesia. } i' J a- É ^ fcE^E .Gloria al Padre y al Hi. . para este rito. . que bendiga a los fieles del Señor.ñor É te j. ni los que bajan al silencio.tros pies tus umbrales. 7. que bendiga a la casa de Aarón.Que a-legna cuando me di.mos 2. cualquiera de los que figuran en la forma típica de exequias para la estación en casa del difunto y para la procesión a la iglesia.jo y al En lugar del formulario precedente.ra.glos A.lor G&J'J> tria ^ don- de ¥ si.pre. (a) que hizo el cielo y la tierra. — .men% .ra siem- so mm s pre en a.tas del í i=±±±=¿ ? pa .

pp. el Leccionario de las misas de difuntos. en este mismo volumen. estén también ustedes. Entonces Tomás le dijo: "Señor. ¿cómo podemos saber el camino?". Padre de misericordia. R. Si creen en Dios. puede leerse también otra de las perícopas evangélicas que figuran en el Leccionario de difuntos (cf. 308-336). Jesús dijo a sus discípulos: "No pierdan la paz. donde él (ella) te aclamó con cantos de júbilo y alabanza. Te rogamos5 óyenos. la verdad y la vida. R. LECTURA EVANGÉLICA Y PRECES Colocado el ataúd en su lugar.36 ORACIONES PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS 4. A continuación. — Para que aceptes sus buenas obras. nuestras súplicas y concede a nuestro hermano (nuestra hermana) N. Palabra del Señor. porque voy a prepararles un lugar. puede recitarse un salmo apropiado (cf. TRASLADO Y RECEPCIÓN FORMA TÍPICA 37 Después de la lectura evangélica. pidiendo que se haga siempre la voluntad del Señor: Padre nuestro. se lee la siguiente períeopa evangélica: En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones. — Para que lo (la) recibas en la vida eterna. no sabemos a donde vas. crean también en mí. pp. 444-455). •p Lectura del santo Evangelio según san Juan *2J£* 14. En lugar de este texto. — Para que perdones con bondad sus pecados.. . cuyo cuerpo acabamos de colocar en esta casa de oración. R. yo se lo habría dicho a ustedes. Nadie va al Padre si no es por mí". Terminemos nuestra oración con la plegaria que nos enseñó el mismo Jesucristo. se dice la siguiente oración: Escucha. 1-6 En aquel tiempo. Jesús le respondió: "Yo soy el camino. Si no fuera así. Cuando me vaya y les prepare un sitio volveré y los llevaré conmigo para que donde yo esté. o bien se hacen las siguientes plegarias litánicas u otras parecidas: A Dios. Señor. pidamos humildemente por nuestro hermano (nuestra hermana) que ha muerto en el Señor. En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones. Apéndice I.. Y ya saben el camino para llegar al lugar a donde voy".

Escucha en tu bondad. Terminada esta monición. nos entristece y nos recuerda una vez más. dice: Oremos. R. Luego les dirige las siguientes palabras u otras parecidas: Hermanos: La muerte de nuestro querido hermano (nuestra querida hermana) N. diciendo: — El Señor esté con ustedes. nuestra fe nos conforta y nos asegura que Cristo vive eternamente y que el amor que él nos tiene es más fuerte que la misma muerte. Y con tu espíritu. por los siglos de los siglos. nuestras súplicas ahora que imploramos tu misericordia por tu siervo (sierva) N a quien acabas de llamar de este mundo. Amén. según el rito descrito en este capítulo. nuestra esperanza no debe titubear. dígnate llevarlo (llevarla) al lugar de la luz y de la paz. TRASLADO Y RECEPCIÓN RITO SIMPLIFICADO 39 B) Rito simplificado 1. Por eso. Cuando el cadáver se traslada a la iglesia antes de las exequias. . R. hasta qué punto es frágil y breve la vida del ser humano. en este momento triste. Que el Padre de la misericordia y Dios de todo consuelo los conforte en esta tribulación.38 ORACIONES PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS que te alabe ahora en el tabernáculo admirable. Pero. y en tu presencia goce de la contemplación de tu rostro. la celebración de las exequias propiamente dichas empieza directamente por el canto de entrada (y la iluminación del cirio pascual) de la misa o de la Liturgia de la Palabra. RECIBIMIENTO DEL DIFUNTO EN EL ATRIO DE LA IGLESIA El ministro saluda a los presentes.

¡Aleluya! 41 Se repite el canto de la antífona Dichosos los que mueren en el Señor. que te echas para atrás? ¿Y a ustedes. Pero nosotros sí bendeciremos al Señor ahora y por siempre. el Jordán se echó para atrás. TRASLADO Y RECEPCIÓN RITO SIMPLIFICADO 2. que saltan como corderos? 4. R. 5. se introduce el cadáver en la iglesia. Por Jesucristo. Mientras se introduce. o bien. 6. Los hijos de Israel confían en el Señor: él es su auxilio y su escudo. Jordán. los hijos de Aarón confían en el Señor: él es su auxilio y su escudo. en el que la asamblea puede ir intercalando la antífona Dichosos los que mueren en el Señor.40 PRECES PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS para que tenga parte en la asamblea de tus santos. montes. ni los que bajan al silencio. el pedernal. que saltan como carneros? ¿Ya ustedes. mar. R. Amén 2. INTRODUCCIÓN DEL DIFUNTO EN LA IGLESIA A continuación. Al verlos. nuestro Señor. los montes saltaron como carneros y las colinas como corderos. los fieles del Señor confía en el Señor: él es su auxilio y su escudo. colinas. se entona otro canto apropiado. 3. el mar huyó. ante el Dios de Jacob: las piedras se transforman en estanques y en manantiales. ¿Qué te pasa. que huyes? ¿Y a ti. En presencia del Señor la tierra se estremece. Los muertos ya no alaban al Señor. . es muy oportuno cantar el salmo 113.

se lee la siguiente perícopa evangélica: — Para que perdones con bondad sus pecados. En aquel tiempo. donde él (ella) te aclamó con cantos de júbilo y alabanza. estén también ustedes. R. En lugar de este texto.. no sabemos a dónde vas. la verdad y la vida. 308-336). Señor. Te rogamos. pp. Terminemos nuestra oración con la plegaria que nos enseñó el mismo Jesucristo. Y ya saben el camino para llegar al lugar a donde voy". el Leccionario de las misas de difuntos. por los siglos de los siglos. A continuación se dice la siguiente oración: Escucha.ORACIONES 42 PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS 3. porque voy a prepararles un lugar. Padre de misericordia. ¿cómo podemos saber el camino?" Jesús le respondió: "Yo soy el camino. Si creen en Dios. — Para que lo (la) recibas en la vida eterna. LECTURA EVANGÉLICA Y PRECES TRASLADO Y RECEPCIÓN RITO SIMPLIFICADO 43 A Dios. Nadie va al Padre si no es por mí". 1-6 — Para que aceptes sus buenas obras. Amén. Entonces Tomás le dijo: "Señor. En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones: R. yo se lo habría dicho a ustedes. Jesús dijo a sus discípulos: "No pierdan la paz. En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones. . cuyo cuerpo acabamos de colocar en esta casa de oración. puede leerse también otra de las perícopas evangélicas que figuran en el Lecccionario de difuntos (cfr en este mismo volumen. R. Lectura del santo Evangelio según san Juan 14. pidamos humildemente por nuestro hermano (nuestra hermana) que ha muerto en el Señor.. Palabra del Señor. pp. Si no fuera así. pidiendo que se haga siempre la voluntad del Señor: Padre nuestro. volveré y los llevaré conmigo. Cuando me vaya y les prepare un sitio. crean también en mí. óyenos. Después de la lectura evangélica puede recitarse un salmo apropiado (cfr Apéndice I . y en tu presencia goce de la contemplación de tu rostro. nuestras súplicas y concede a nuestro hermano (nuestra hermana) N. para que donde yo esté. 444-455). que te alabe ahora en el tabernáculo admirable. R. o bien se hacen las siguiente plegarias litánicas u otras parecidas. Colocado el féretro en su lugar.

Estación en la iglesia 54 4. LIBRO II CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS CON CANTO Y CON DOS PROCESIONES (FORMA TÍPICA) ESQUEMA DEL RITO 1. Misa exequial o Liturgia de la palabra 57 5. Ultimo adiós al cuerpo del difunto 67 . Procesión al cementerio 62 6. según el rito descrito en este capítulo. Procesión a la iglesia 51 3. Estación en la casa del difunto 49 2.44 ORACIONES PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS Cuando el cadáver se traslada a la iglesia antes de las exequias. la celebración de las exequias propiamente dichas empieza directamente por el canto de entrada (y la iluminación del cirio pascual) de la misa o de la Liturgia de la palabra.

Por eso. con las dos procesiones. sobre todo en los pueblos rurales. Por ello. omitiendo en este caso la bendición del sepulcro. es de suma importancia cuidar los modos celebrativos y elegir aquellos formularios que más ayuden en cada caso a que el pueblo descubra y viva el sentido pascual de la muerte cristiana. En esta celebración. como resulta difícil ir en procesión festiva hasta el mismo. Este modo de celebración. Este Libro II presenta el rito de las exequias cuando en las mismas participa una asamblea a la que le es posible intervenir con canto. con la esperanza de participar también en su resurrección. entonces el rito del último adiós al cuerpo del difunto y la despedida de la asamblea. es todavía posible y aconsejable en la mayoría de los pueblos y en las ciudades más pequeñas.EXEQUIAS CON CANTO 47 Los ritos de las exequias. acompañadas respectivamente de los salmos pascuales 113 y 117. se manifiesta muy adecuadamente el sentido pascual de la muerte cristiana como tránsito hacia la verdadera tierra de promisión (salmo 113). La forma típica es la manera más expresiva y tradicional de celebrar la muerte cristiana: en ella. siempre que sea posible. son una gran expresividad cómo el cristiano en su muerte participa de la muerte del Señor. en la que el cristiano está llamado a vivir el triunfo de su Señor (salmo 117). Cuando el cementerio está situado lejos de la ciudad o del pueblo. se presenta un tipo de celebración más simplificado (Libro IV). que incluye aún la procesión de la casa del difunto a la iglesia. se prevee tanto la inclusión de la Eucaristía como la celebración sin misa. de la casa a la iglesia y de la iglesia al cementerio. como acontece en la casi totalidad de las poblaciones. Para las grandes ciudades en las que no es posible ninguna procesión litúrgica por la calle. La conveniencia de la unificación de clases exige que se haga lo posible para que a todas las familias se les dé la misma posibilidad de escoger entre si desean o no la celebración eucarística . este modo de celebración ha de preferirse a los otros. se hacen en la misma iglesia.

pueden preferir la celebración sin misa. 369 Por un difunto muy joven. 374 En caso de un accidente público. p. p. 8. 376 En la muerte de un padre (madre) de familia. 388 . 378 En una muerte repentina. 387 En la muerte de un religioso. algunas veces. p. Palabras introductorias adecuadas a cada caso Puede tomarse uno de los textos citados aquí. p. R. impide la celebración eucarística. 385 En la muerte de un diácono. p. 3. Aunque de suyo la misa incorporada a las exequias manifiesta mejor la vinculación de la muerte del cristiano con el misterio pascual de Jesucristo y es el más excelente sufragio por el difunto. 382 En una muerte por homicidio o supuesto suicidio. p. 12. p. 9. o bien. 11. ESTACIÓN EN LA CASA DEL DIFUNTO El ministro saluda a los presentes diciendo: — El Señor esté con ustedes. 379 En una muerte después de una larga enfermedad. Luego. Y con tu espíritu. 7. 1. 2. FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS CON CANTO 1. Además. 384 En la muerte de un presbítero. la liturgia del día o el hecho de que las exequias sean presididas por un diácono. Familia muy desconcertada. 4. de menor nivel de vivencia cristiana.48 FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS en el interior de las exequias. 6. p. 10. 381 En una muerte por accidente. 372 Por un niño llegado al uso de razón. p. inicia la celebración pronunciando algunas palabras introductorias. p. 5. p. con todo se dan casos en que algunos fieles. el formulario general que está después de este recuadro. p.

R. Por ello. 2. a quien acabas de llamar deteste mundo. el salmo siguiente: Del salmo 129 R. se añade la siguiente oración: Oremos. mi alma espera y confía en su palabra. en este momento triste. Amén. Después de la salutación inicial (o del salmo). Escucha en tu bondad. Como aguarda a la aurora el centinela. escucha mi clamor. Durante ella. sin canto. Confío en el Señor. y él redimirá a su pueblo de todas sus iniquidades. mucho más que a la aurora el centinela. porque del Señor viene la misericordia y la abundancia de la redención. nuestro Señor. conviene no omitir nunca el canto del salmo 113. EXEQUIAS CON CANTO 51 mi alma aguarda al Señor. Señor. Confío en el Señor. R. Desde el abismo de mis pecados clamo a ti. nuestra fe nos conforta y nos asegura que Cristo vive eternamente y que el amor que él nos tiene es más fuerte que la misma muerte. Señor. una vez más. Señor. PROCESIÓN A LA IGLESIA A continuación. nuestra esperanza no debe vacilar. nos entristece y nos recuerda. R. R. aguarda Israel al Señor. dígnate llevarlo (llevarla) al lugar de la luz y de la paz. se organiza la procesión hacia la iglesia. R. que estén atentos tus oídos a mi voz suplicante. Que el Padre de la misericordia y el Dios de todo consuelo los conforte en esta tribulación. A continuación puede recitarse. nuestras súplicas ahora que imploramos tu misericordia por tu siervo (sierva) N. hasta qué punto es frágil y breve la vida del hombre. Por Jesucristo. que se salvara? Pero de ti procede el perdón.. Pero. ¿quién habría. en el que se puede ir intercalando la antífona Dichosos los que mueren en el Señor. mi alma espera.50 FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS Formulario general: Hermanos: La muerte de nuestro querido hermano (nuestra querida hermana) N. para que tenga parte en la asamblea de tus santos. por eso con amor te veneramos. . Si conservaras el recuerdo de las culpas.

que saltan como corderos? CANTO 4. 1-8.nio.cho.blo bár-ba-ro. 7. mar. pequeños y grandes. Los hijos del Israel confían en el Señor: (a) él es su auxilio y su escudo. w w w: Ju-dá fue san. (b) los hijos de Aarón confían en el Señor: (a) él es su auxilio y su escudo. (b) los fieles del Señor confían en el Señor: (c) él es su auxilio y su escudo. (a) que hizo el cielo y la tierra.(ti) « * * : ^=»W* * Is-ra-el su do. colinas. Al verlos. que bendiga a los fieles del Señor. el mar huyó.tua. P ^lOjJ v CON 53 Se repite el canto de la antífona Dichosos los que mueren en el Señor. que huyes? ¿Y a ti.mi. (d) 8. ¡Aleluya! » ' J. Di. R. los montes saltaron como carneros y las colinas como corderos. que bendiga a la casa de Israel. el pedernal. ante el Dios de Jacob: las piedras se transforman en estanques y en manantiales. que saltan como carneros? ¿Y a ustedes. Pero nosotros sí bendeciremos al Señor ahora y por siempre. Jordán.ren en el Se-ñor. (b) que los llene de bendiciones el Señor. # . 5. Los muertos ya no alaban al Señor. que bendiga a la casa de Aarón. montes.52 FORMA TÍPICA DE LAS M -f ^B. . (b) El Señor se ha reservado para sí el cielo (c) y a los hombres les ha entregado la tierra. ni los que bajan al silencio.sos los que mué. ¿Qué te pasa. EXEQUIAS EXEQUIAS y— En presencia del Señor la tierra se estremece. Que el Señor los haga numerosos (a) a ustedes y a sus hijos. Salmo 113. que te echas para atrás? ¿Y a ustedes. Que el Señor se acuerde de nosotros y nos bendiga. fr i i) J>. 17-26 I (a) «r a 1 0 é *—* #~ * * Al sa-lir Is-ra-el de E-gipto (b) 3a fr * * * * * • n al sa-lir Ja-cob de un pue. (d) 6. el Jordán se echó para atrás.rio de Dios.

et.nam dó-na &— ne : «fc3l4fl»4 -fl.no paz y a-le.ñor te -«—*-•- Ps.lie so.em.at is.bre él (e- V??jZ^3£i ^m ñor. Se- •i. se entona el canto de entrada de la misa u otro canto parecido. El Se. si.pe- i tua. 3L $ —* ÜÜÉ PÑÉ * Da.bra las puer. el des-can-so e- Canto de entrada | M H í pa..grí- f ^ £ das go- don-de no hay (i i j i a sin fin. ¿ > j. Repetítur Réquiem.54 FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS 55 EXEQUIAS CON CANTO O bien: 3. J) J r ¡ftci-g é- • • r 3-\ ter.tas del pa-ra =ÉÜ ^ vótum in Jerúsa-lem : * exaudí -m—• ^ !. I .JJ iJ- la luz Ha) per. so ac ^ •- •-* • •* • • te ómnis caro véni.a é.0 JfruittlJIP» ^4F Equi-em * aetér. áE^E£ í a. • • et tí-bi reddétur • V -£ • • • • • • m ora-ti-ónem mé-am. ESTACIÓN EN LA IGLESIA Al llegar la procesión a la iglesia.• v * - t et lux perpé-tu.ra £ que NE^ zar en a-que-lia * = 5 pue- í pa-tria.j-. j-1J > W muer. .te. R . Réqui. usque ad-Psalmum.no y Dómi- ^ V \ff^h bri.le.is ? luce. Te dé-cet hymnus Dé-us in Sí-on.

(n. que el resplandor de esta luz ilumine nuestras tinieblas y alumbre nuestro camino de esperanza.r a y siem- pre. a nuestro hermano (nuestra hermana) N.. que vives y reinas. 9. símbolo de tu cuerpo glorioso y resucitado. (n. 551) O bien Dale el descanso. 550) O bien Se alegrarán para el Señor. 552) Colocado el cadáver ante el altar.ría al Pa.yz EXEQUIAS CON CANTO 57 El que preside puede encender en este momento el cirio pascual.h o . ci-pió..to J°» y al Es- co. hasta que lleguemos a ti. se dice la oración colecta. R. diciendo la siguiente fórmula: 2 Glo...tu San.dre y al Hi pí. Señor. si es posible. esta llama. a . Junto al cuerpo. Terminados estos ritos iniciales (y. . 549) O bien Dios enjugará las lágrimas. p. Claridad eterna. (n. La asamblea puede cantar ¡Oh luz gozosa! (cfr p.. se pone junto a él el cirio pascual.mén.glos A. por los siglos de los siglos. ORACIÓN COLECTA Oremos.glos de los si. Amén... (n.56 FORMA TIPlCA^ELASF*„Qtt. si se celebra la misa.ri.. inmortal y glorioso. p.. 4. 10. encendemos. Te encomendamos. 8. 576) u otro canto apropiado. Señor. p . omitido el acto penitencial y el Señor. ten piedad).mo e. 7. Señor Jesucristo.. M I S A EXEQUIAL O LITURGIA DE LA PALABRA O bien El Señor te abra las puertas. El ORDINARIO DE LA MISA se encuentra en la p. por los si. a quien en esta vida mortal rodeaste con tu amor infinito. 391. p.. de nuestro hermano (nuestra hemana) N.ra en el pnnnri h N K. ahora sin vida.

435 —muerte que conmueve a un pueblo. —muerte que deja un gran vacío. EXEQUIAS CON CANTO 59 Liturgia de la palabra Esquemas de lecturas A) Esquemas de lecturas para celebraciones comunes: El pecado causó la muerte. p. que acaba de salir de este mundo. sino paz y alegría eterna. p. p. 443 Después de la homilía. Por nuestro Señor Jesucristo. llegado al uso de razón. 442 Muerte de un niño (niña). con la Liturgia de la palabra. cuando llegue el gran día de la resurrección y del premio. p. ya que este mundo acabó para él (ella). 436 —muerte repentina. p. p. goce junto a ti de la vida inmortal. alimento de la vida eterna. p. 432 B) Esquemas de lecturas para algunas circunstancias: Ante una muerte desconcertante. 438 Muerte de un joven o una joven. Escucha. como de costumbre. p. participe en el descanso eterno. p. 439 —muerte repentina. La celebración prosigue como de costumbre. 418 Para redimirnos. 437 —muerte después de una larga enfermedad. p. . p. p. p. p. incorporación a la muerte y resurrección de Cristo. 430 El cielo y la felicidad de los justos. p. 441 —muerte en accidente. p. p. 441 Muerte de un anciano (una anciana). perdonado (perdonada) de sus pecados y libre de toda pena. 427 La resurrección futura y el juicio de Dios. Estar preparados. 420 "Yo soy la resurrección y la vida": La fe que da la vida eterna. se hace. 436 —muerte de un padre (una madre) de familia. 417 La creación fue también sometida a la frustración. 422 El bautismo. p. —muerte natural. O bien: ORACIÓN COLECTA Oremos. admítelo (admítela) en tu paraíso. Y. la plegaria universal. nuestras súplicas y haz que tu siervo (sierva) N. y.. 419 La muerte absorbida por la victoria: la Resurrección. p. Señor. colócalo (colócala) entre tus santos y elegidos. 424 La Eucaristía. donde no hay ni llanto ni luto ni dolor. Por nuestro Señor Jesucristo. Jesús se enfrentó a la muerte. p . libre de todos los males.58 FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS concédele ahora que. 425 Vivir y morir para el Señor.

Señor.FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS 60 Plegaria universal Puede tomarse uno de los textos citados aquí o bien el formulario general que se pone después de este recuadro. que. 355 En una muerte después de una larga enfermedad. 363 En la muerte de un obispo. roguemos al Señor. 366 Formulario general: Pidamos al Señor que escuche nuestra oración y atienda las súplicas de su Iglesia. nos sintamos como arrancados y expulsados de este mundo. R. la plegaria universal concluye con la siguiente oración: Escucha. desesperados y sin acordarnos de él. p. Te rogamos. — Para que Dios no permita que en la hora de nuestra muerte. R. — Para que el Señor vele por nuestras vidas mientras moramos aún en este mundo y. nos presentemos ante él cargados de buenas obras. cuando nos llegue el momento de dejarlo. R. p. roguemos al Señor. 354 En una muerte repentina. R. alegres y bien dispuestos. 356 En la muerte de un joven (una joven). p. 362 En la muerte de una persona alejada de prácticas religiosas o en situación irregular. p. Señor nuestras oraciones y concede a tu siervo (sierva) N. que te conoció por la fe y quiso ser fiel a tu servicio. 347-353. gocen ahora con él (ella) de la compañía de los santos. p. roguemos al Señor. Amén. 357 En la muerte de un niño (una niña). ha salido ya de este mundo. Si en las exequias se celebra la misa. Por Jesucristo. 365 En la muerte de un religioso (una religiosa). p. R. gozar eternamente de la visión de tu gloria. R. R. p. como primicia de su familia. — Para que todos los amigos y familiares que convivieron en este mundo con nuestro hermano (nuestra hermana) y nos han precedido ya en la morada eterna. 359-360 En una muerte por accidente. En la muerte de un padre (una madre).. p. roguemos al Señor. p. EXEQUIAS CON CANTO 61 — Para que nuestro hermano (nuestra hermana) que mientras vivía en este mundo confió en la benignidad de nuestro Dios. nuestro Señor. Textos generales. — Para que el Señor y Hacedor de todo reciba en su reino a nuestro hermano (nuestra hermana) N. R. 361 En una muerte por homicidio o presunto suicidio. presbítero o diácono. p. — Para que el Padre misericordioso se compadezca de las faltas y debilidades de quien era como el heno y la flor del campo. lleguemos a la vida feliz y eterna. roguemos al Señor. pp. . sino que. roguemos al Señor. goce ahora de los bienes que esperó.

ga. ci-vi-tá-tem sanctam le. Padre n u e s t r o .-1 f I r*i ^ ytcin-tro.ant te márty-res.duz-can 1^ JJ^J-.62 FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS EXEQUIAS CON CANTO Si las exequias se celebran sin misa. 393 • • . se canta la siguiente antífona: a tu lie.da te re. se organiza la procesión hacia el cementerio.tires É ^ M-. PROCESIÓN AL CEMENTERIO ánge. . Si se celebra la misa.}• > J' i f p J' J' i r i ^ j ^ ^ ^ Mientras se saca el cuerpo de la iglesia.rú-sa-lem.li : m i • 1 i in tu.y • * — * so te lie. sigue la Liturgia eucarística. .ven los án.dad san- ta . advéntu _ i a m.í- b J' I J y M > K k .o j-hri a et perdú-cant te in a a -r* Liturgia eucarística En el Misal Romano se encuentran diversos formularios para las misas de difuntos. La misa prosigue como de costumbre. O bien: Festivo É PPP? Al pa-ra. Dicha esta oración y omitida la bendición y el Pueden ir en paz.lén m en la ciu. 5.ci.ban los tnár. pidiendo que se haga siempre la voluntad del Señor. . En este Ritual se encuentra un formulario completo para la misa de difuntos cuando se celebra fuera de una iglesia.| de Jc-ru-sa. suscí-pi. . S •' • • _ a. . la plegaria universal concluye con la siguiente fórmula: Terminemos nuestra oración con la plegaria que nos enseñó el mismo Jesucristo.ge. Si no se celebra la misa. se organiza la procesión hacia el cementerio. hasta la oración después de la comunión. p.les \A . a I 63 a a ' a ? a • • • • ' i • ' N pa-ra-dí-sum * dedú-cant te i _.

Me rodeaban zumbando como avispas. (d) 7. $ Di-ga 2. en el que se puede ir intercalando la antífona Ábranme las puertas del triunfo. porque el Señor está conmigo. que poner en los hombres la confianza. Querían a empujones derribarme.sadels-ra.cor. j' | J P 3. Las naciones vecinas me cercaban: las derroté en el nombre del Señor.trar a dar gra.cias a En mi angustia clamé al Señor. la diestra del Señor es nuestro orgullo". CANTO Salmo 117 y tijt— CON la ca.que eres bue. i'. más vale refugiarse en el Señor que buscar con los fuertes una alianza. por los cuatro costados me asediaban: en el nombre de Dios las derroté. (a) ardiendo como fuego entre las zarzas: (b) en el nombre de Dios las derroté.se.dia as e. 4 i .ter. Escuchemos el canto de victoria que sale de la casa de los justos: "La diestra del Señor es poderosa. Dios r it—~ _ • * o « c # • m~ m .el: Su mi. j--1 R- ^ r fo i b J.j.ri.que tu mi.cor. m r_ •w ^r Te da.no • .t e r na Diga la casa de Aarón: "Su misericordia es eterna". 6.na.* • • • • • • —•—•—•—1 Por. El Señor es mi fuerza y mi alegría. (b) El Señor me protege.ñor. (a) él me escuchó y me puso a salvo. 35E A-bran-mc las p u e r t a s del triun- P EXEQUIAS que quie-ro en. en el Señor está mi salvación.dia as e. 8. (a) ¿Qué podrá hacerme el enemigo? (b) No habrá quien me derrote. Más vale refugiarse en el Señor. 65 . durante la cual conviene no omitir nunca el canto del salmo 117.se.FORMA TÍPICA DE LAS 64 EXEQUIAS A continuación se organiza la procesión hacia el cementerio.ri. Digan los que temen al Señor: "Su misericordia es eterna". por.cias Se. pero Dios me ayudó. nada temo.mos gra. (c) . 5. (d) 4.

Amén. (b) Tú eres mi Dios. 12. porque eres bueno. abandonó a la muerte. 11. La piedra que desecharon los constructores es ahora la piedra angular. 10. (a) día de júbilo y de gozo. para contar Me castigó. (b) Te doy gracias. pues me escuchaste (c) y fuiste para mí la salvación. y yo te alabo. (a) Que Dios desde su templo nos bendiga. descansar aquí de sus fatigas. Esto es obra de la mano del Señor. FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS No moriré. nuestro Dios. en primer lugar. Señor. de tal forma que la sepultura no sólo sirviera para enterrar el cuerpo. durmiendo en la paz de este sepulcro. la siguiente oración sobre el sepulcro (si el sepulcro está ya bendecido. y se procede al rito del último adiós. (b) Libéranos. sino también para acrecentar nuestra esperanza en la resurrección. es un milagro patente. el cuerpo se coloca. . pero no me EXEQUIAS CON CANTO continuaré viviendo lo que el Señor me ha hecho. (d) 6. (c) Porque tu misericordia es eterna. Este es el día del triunfo del Señor. hasta el día en que tú. Ábranme las puertas del triunfo. Oremos. se rocía con agua bendita (y se inciensa).66 9. [dígnate ben + decir esta tumba y] concede a nuestro hermano (nuestra hermana) N. (b) Que el Señor. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. que eres la Resurrección y la Vida. se omite el texto entre corchetes). me castigó el Señor. lo (la) resucites y lo (la) ilumines con la luz de tu rostro glorioso. que al descansar tres días en el sepulcro santificaste la tumba de los que creen en ti. a ser posible. Si el sepulcro no está bendecido. (d) 13. Ordenemos una procesión con ramos (a) hasta los ángulos del altar. que quiero entrar a dar gracias a Dios. (a) Tú eres mi Dios. (d) Se repite la antífona Ábranme las puertas del triunfo. El que preside dice. 67 R. (a) que quiero entrar a dar gracias a Dios. cerca de la tumba. Bendito el que viene en nombre del Señor. Señor. (d) 14. (b) Esta es la puerta del Señor (a) y por ella entrarán los que le viven fieles. Señor Jesucristo. U L T I M O ADIÓS AL C U E R P O DEL DIFUNTO Llegada la procesión al cementerio. y danos tu victoria. nos ilumine. Señor. (b) Te damos gracias. y te doy gracias.

lo resucite un día lleno de vida y de gloria. 6.] Después. disfrute para siempre de la gloria eterna y de la compañía de los santos.385 En la muerte de un presbítero. esperamos que también te librará. 370 Por un difunto muy joven. para que. de la muerte que acabas de sufrir.> JMMV ' a TJbve. continúa diciendo: Palabras de despedida acomodadas a cada caso: Puede tomarse uno de los textos citados aquí. 389 ' Formulario general: Vamos ahora a cumplir con el deber de dar sepultura al cuerpo de nuestro hermano (nuestra hermana). 4. el incienso con que perfumaremos tus despojos será símbolo de tu dignidad de templo de Dios y acrecentará en nosotros la esperanza de que este mismo cuerpo resucitará gloriosamente como el de Jesucristo. 386 En la muerte de un diácono. Que al momento del juicio. p. 2. El Señor te protegió durante tu vida.382 En una muerte por accidente. 377 En la muerte de un padre (madre) de familia. 5. Por el bautismo. p. 375 En caso de un accidente público. ei que preside.• — • . 8. 10. 3.ri. que admita su alma entre los santos y que este cuerpo que hoy vamos a enterrar. reconciliado (reconciliada) con el Padre. (luego. el que preside. en el último día. libre de la muerte. para quien todos están vivos. o bien. p. p.li • /•• Dómi- %: v¡* occúr. 69 EXEQUIAS CON CANTO Familia muy desconcertada. p.pi. p. por ello. Luego. P. el formulario después de este recuadro. 12. pone incienso. absuelto (absuelta) de sus culpas. Cristo murió y resucitó por ti. lo bendice y da una segunda vuelta perfumando el cadáver con incienso). fuiste hecho (hecha) miembro de Cristo resucitado: el agua que ahora derramaremos sobre tu cuerpo nos lo recordará. camina alrededor del ataúd aspergiéndolo con agua bendita.entes á-nimam e- 1 . p. 373 Por un niño llegado al uso de razón. P. 380 En una muerte después de una larga enfermedad. 9. No temas hermano (hermana). 383 En una muerte por homicidio o supuesto suicidio .ni.68 FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS Todos oran unos momentos en silencio. 1.te * Sancti De. p. llevado (llevada) sobre los hombros del buen Pastor y agregado (agregada) al séquito del Rey eterno. ir -V ara ánge.i. mientras tanto. sea misericordioso con nuestro hermano (nuestra hermana). 7. 11. p. Fieles a la costumbre cristiana lo haremos pidiendo con fe a Dios.te -* thr ni : * Susci. 379 En una muerte repentina. 388 En la muerte de un religioso. se canta el responsorio Subvenite u otro canto de despedida del difunto: s T . p. [Dios te dio su Espíritu Santo que consagró tu cuerpo como templo suyo.

v—s-f.mi.-M t<£ don y su glo- te. 3 ius : + m 1í i — * Offe-rentes e.• •• f*^ Cris-tia-no l¿¿ J > J> | >>.ctu Al- tís- _K 1 jv k•N J vi" ve con Cris- gra- to # na Por su per- ¥ i ría.j ~S *!*%% yT". J1. a J tra en la ya sal-va- do Todos £ h\h I K i' _ en Festivo vi.da No-so- tros los l¿ > > J1 > 11 J> > ^ . qui vo-cá-vit h te : . y .so tú.to- ¥ D i .at te • • T W in conspé. / • mi.gos de la es-pe- .1 .M |-¿ ¡s^sá cant h h Muy delicadamente Pequeño coro Mr sNfl-i -•—•- Canto de despedida tís- Christus. . lM^^ • cía. \ j '> s Offe-rentes e.tra en su W ^ É i* -*—* * Susci-pi.N ^ ^ É l que que-da- mos tes-ti.li de-dú- m en.am Í "t *=$m> in conspé.—g r« .cho. can- ta vic.entes á-nimam e- ius J"M si.ctu AI—r- • • •. Suscí-pi.am T*r si- T r et in si-num Abrahae ánge.70 FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS EXEQUIAS CON CANTO 71 O bien: fl*.

se coloca el cuerpo en el sepulcro y el que preside añade la siguiente oración: Oremos. Después. (n. R. En este momento. . 574) Después.ria- mos.. .. encomendamos el alma de nuestro hermano (nuestra hermana). Padre de bondad. 20. Dios de misericordia. .ha mos te a-com-pa. 22. 572) O bien Que los ángeles te lleven. O bien Tú fuiste sepultado. el que preside termina la celebración con una de las siguientes fórmulas: — El Señor esté con ustedes. nuestro Señor.glc. p. concédenos saber consolarnos con palabras de fe. uno de los familiares o amigos puede hacer una breve biografía del difunto y agradecer a los presentes su participación en las exequias. en el gozo de tu reino eterno.ña- mos.sia creciendo teji-com-pa. acepta las oraciones que te presentamos por este hermano nuestro (esta hermana nuestra) que acaba de dejarnos y ábrele las puertas de tu mansión. p. Y con tu espíritu. for.. (n. 23. con la firme esperanza de que resucitará en el último día.tca-com-pa. (n. R. p . en ellos reconocemos un signo de tu amor y de la comunión de los santos. 573) O bien Despidamos todos j u n t o s .72 FORMA TÍPICA PELAS ran- EXEQUIAS za.dojí.. 21. EXEQUIAS CON CANTO 73 Te damos gracias por todos los dones con que lo (la) enriqueciste a lo largo de su vida. (n.na so-la I. hasta que también nos llegue el momento de volver a reunimos con él (ella) junto a ti.man. Por Jesucristo. A tus manos.. los que hemos quedado en este mundo. Y a sus familiares y amigos. y a todos nosotros.. p. 570) O bien Te colocamos en los brazos de Dios. con todos los que han muerto en Cristo. Amén.

+ Señor.. les otorgue el perdón de sus pecados. Amén. descansen en paz. Amén. Amén. — Y que a todos les conceda vivir eternamente felices con Cristo resucitado. — Y la bendición de Dios todopoderoso. R. O bien: — Dale. R. R. Amén. 75 . que con amor inefable creó al hombre y en la resurrección de Cristo otorgó a los creyentes la esperanza de resucitar. el descanso eterno. Amén.74 FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS r — Que Dios. Y brille para él (ella) la luz eterna. Amén. — Descanse en paz. — Que a ustedes que todavía viven. Padre. descienda sobre ustedes. Se concluye el rito con la fórmula acostumbrada de despedida: — Pueden ir en paz. Hijo + y Espíritu Santo. EXEQUIAS CON CANTO — Su alma y las almas de todos los fieles difuntos por la misericordia de Dios. R. R. les conceda su bendición y su consuelo. nuestro Padre. y a todos los difuntos les conceda el lugar de la luz y de la paz. R. R. Demos gracias a Dios. R.

LIBRO III CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS SIN CANTO Y DOS PROCESIONES (FORMA TÍPICA) ESQUEMA DEL RITO 1. Ultimo adiós al cuerpo del difunto 92 . Misa exequial o Liturgia de la palabra 85 5. Procesión a la iglesia 83 3. Procesión al cementerio 89 6. Estación en la iglesia 84 4. Estación en la casa del difunto 80 2.

como podría ser. Por otra parte. el canto del salmo 117 queda sustituido por el rezo de otra letanía. para que en todas las exequias pudiera cantarse en el rito del último adiós al cuerpo del difunto. proviene de comunidades que no siempre conocen los mismos cantos. que en esta celebración rezada se cante algún canto popular que no figure en el ritual de las exequias. mientras responda al espíritu de esta celebración cristiana. tradicional en algunos antiguos rituales.EXEQUIAS SIN CANTO 79 Aunque la participación de los fieles en la celebración de las exequias responde mejor a su naturaleza de acción comunitaria y logra una más profunda unión de corazones cuando la asamblea participa en ella con sus cantos. resulta frecuentemente difícil. que es el salmo más típico de las exequias cristianas. el canto del Credo durante la procesión a la iglesia o al cementerio. con todo. pero los cantos se suplen por otros textos. por otra parte. Nada impide. En las exequias sin canto debería darse especial relieve a la primera letanía. se congrega gente no practicante o que. sería muy recomendable que los fieles de las parroquias aprendieran por lo menos uno de los cantos de despedida al difunto. por ejemplo. . que se hace en la procesión hacia la iglesia (o al inicio de la celebración. Para la procesión al cementerio. sobre todo. En este Libro III se repite el mismo esquema que en el Libro II. porque con motivo de las exequias. aunque las restantes partes de la celebración fueran rezadas. esta letanía es una paráfrasis del salmo pascual 113. si no hay procesión). esta manera celebrativa en el caso concreto de las exequias. con frecuencia. cuando es practicante.

382 9. Pero. • Luego. Jordán. colinas. R. Hermanos: La muerte de nuestro querido hermano (nuestra querida hermana) N. 384 10. 388 Al verlos. 385 11. p. 387 12. su dominio. p. En una muerte después de una larga enfermedad. Familia muy desconcertada. p. 376 5. nuestra fe nos conforta y nos asegura que Cristo vive eternamente y que el amor que él nos tiene es más fuerte que la misma muerte. En caso de un accidente público.EXEQUIAS SIN 81 CANTO Formulario general: EXEQUIAS SIN CANTO (FORMA TÍPICA) 1. En una muerte repentina. al salir Jacob de un pueblo bárbaro. 369 2. Que el Padre de la misericordia y Dios de todo consuelo nos conforte en esta tribulación. p. ESTACIÓN EN LA CASA DEL DIFUNTO El ministro saluda a los presentes. p. Por un difunto muy joven. nuestra esperanza no debe vacilar. que saltan como corderos? R. En la muerte de un diácono. En una muerte por accidente. 17-26 Palabras introductorias adecuadas a cada caso R. 374 4. que huyes? ¿Y a ti. ¿Qué te pasa. hasta qué punto es frágil y breve la vida del hombre. que te echas para atrás? ¿Y a ustedes. 1. p. K. En la muerte de un religioso. 1-8. 372 3. o bien. Israel. R. Puede tomarse uno de los textos citados aquí. que saltan como carneros? ¿Y a ustedes. Judá fue santuario de Dios. 381 8. p. inicia la celebración pronunciando algunas palabras introductorias. p. Al salir Israel de Egipto. Que Cristo te reciba en el paraíso. 379 7. el mar huyó. en el que se puede ir intercalando la respuesta Que Cristo te reciba en el paraíso. 378 6. . En una muerte por homicidio o supuesto suicidio. montes. diciendo: — El Señor esté con ustedes. en este momento triste. los montes saltaron como carneros y las colinas como corderos. p. Después de la salutación inicial. el formulario general que está después de este recuadro. el Jordán se echó para atrás. En la muerte de un presbítero. Salmo 113. se recita el salmo 113. Por un niño llegado al uso de razón. nos entristece y nos recuerda. mar. p. p. Y con tu espíritu. p. En la muerte de un padre (madre) de familia. Por ello. una vez más.

Los muertos ya no alaban al Señor. Amén. Por Jesucristo. Señor. que bendiga a la casa de Aarón. pequeños y grandes. El Señor se ha reservado para sí el cielo y a los hombres les ha entregado la tierra. salido del Egipto de este mundo. PROCESIÓN A LA IGLESIA Letanía por el difunto — Tú que libraste a tu pueblo de la esclavitud de Egipto.. aunque haya pecado. — Tú que quisiste que tu Hijo llevara a realidad la antigua Pascua de Israel. R. pues. ni los que bajan al silencio. Que el Señor se acuerde de nosotros y nos bendiga. que hizo el cielo y la tierra. Señor. Pero nosotros sí bendeciremos al Señor ahora y por siempre. Creador del cielo y de la tierra. nuestro Señor. los fieles del Señor confían en el Señor: él es su auxilio y su escudo. que bendiga a la casa de Israel. reconócelo (reconócela). ante el Dios de Jacob: las piedras se transforman en estanques y en manantiales. 2. R. Después se añade la siguiente oración: EXEQUIAS SIN CANTO Oremos. R. ¡Aleluya! R.82 FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS En presencia del Señor la tierra se estremece. a tu siervo (sierva) N. llega ahora a tu presencia: que los santos ángeles salgan a su encuentro y lo (la) introduzcan en la verdadera tierra de promisión. R. 83 . los hijos de Aarón confían en el Señor: él es su auxilio y su escudo. — Tú que abriste el mar Rojo ante los israelitas que caminaban hacia la libertad prometida. Recibe. Los hijos del Israel confían en el Señor: él es su auxilio y su escudo. R. — Tú que diste a tu pueblo posesión de una tierra que manaba leche y miel R. R. que. R. como criatura tuya llena de alegría su alma y no te acuerdes más de sus culpas pasadas. R. el pedernal. que los llene de bendiciones el Señor. jamás negó ni al Padre ni al Hijo ni al Espíritu Santo. antes bien creyó [fue celoso (celosa) de tu honra] y te adoró fielmente a ti. que bendiga a los fieles del Señor. Que el Señor los haga numerosos a ustedes y a sus hijos. Recibe a tu siervo (sierva) en el paraíso.

ORACIÓN COLECTA Oremos. por esta fe que profesamos. que por la muerte de Jesús. que el resplandor de esta luz ilumine nuestras tinieblas y alumbre nuestro camino de esperanza. tú que nos has dado la certeza de que en los fieles difuntos se realizara el misterio de tu Hijo muerto y resucitado. por los siglos de los siglos.«< FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS — Tú. de nuestro hermano (nuestra hemana) N. . encendemos. esta llama.. R. y que en el día de la resurrección universal. se pone junto a él el cirio pascual. R. has querido que tu pueblo vislumbrara su entrada en la tierra de promisión definitiva. 3. Señor Dios. diciendo la siguiente fórmula: Junto al cuerpo. te pedimos que lo (la) hagas participar del gozo de tus elegidos. Señor Jesucristo. si es posible. concede a nuestro hermano (nuestra hermana) N. Claridad eterna. ahora sin vida. que en la resurrección de Jesucristo. se dice la oración colecta. EXEQUIAS SIN CANTO 85 4. perdón de los pecadores y felicidad de los justos. has inaugurado la vida nueva de los que han muerto.. en la ascensión de Jesucristo. — Tú que.. ESTACIÓN EN LA IGLESIA Al llegar a la iglesia. Padre omnipotente. O bien: Oremos. hasta que lleguemos a ti. Por nuestro Señor Jesucristo. R. 391. inmortal y glorioso. que acaba de participar de la muerte de Cristo. si se celebra la misa. Terminados estos ritos iniciales (y. Señor Dios. Amén. — Tú. omitido el acto penitencial y el Señor. símbolo de tu cuerpo glorioso y resucitado. al cumplir con dolor el deber de dar sepultura al cuerpo de nuestro hermano (nuestra hermana) N. participe también de su gloriosa resurrección. ten piedad). MISA EXEQUIAL O LITURGIA DE LA PALABRA El ORDINARIO DE LA MISA se encuentra en la p. se coloca el cadáver ante el altar y. que vives y reinas. R. iluminas las tinieblas de nuestra muerte. El que preside puede encender en este momento el cirio pascual.

p. Te rogamos. p. 355 En una muerte después de una larga enfermedad. —muerte que deja un gran vacío. p. el formulario general que se pone después de este recuadro. 439 —muerte repentina. p. p. . R. 427 La resurrección futura y el juicio de Dios. p. 430 El cielo y la felicidad de los justos. p. que acaba de dejar este mundo. disfrute de la claridad de tu presencia. se hace. 441 —muerte en accidente. p. 436 —muerte repentina. p. p. p. Jesús se enfrentó a la muerte. 356 En la muerte de un joven (una joven). 418 Para redimirnos. EXEQUIAS SIN CANTO «7 Después de la homilía. p. 354 En una muerte repentina. 359-360 En una muerte por accidente. 442 Muerte de un nño (niña). — Señor Jesús. p. —muerte natural. p. Por nuestro Señor Jesucristo. llegado al uso de razón. 347-353 En la muerte de un padre (una madre).. 366 Formulario general: Pidamos al Señor que escuche nuestra oración por nuestro hermano (nuestra hermana) N. 363 En la muerte de un obispo. p. 432 B) Esquemas de lecturas para algunas eireunsuincias: Ante una muerte desconcertante. 361 En una muerte por homicidio o presunto suicidio. 419 La muerte absorbida por la victoria: la Resurrección. p. haz que nuestro hermano (nuestra hermana) N. p. con la Liturgia de la palabra. p. 443 Puede tomarse uno de los textos citados aquí o bien. p. 365 En la muerte de un religioso (una religiosa). p. 425 Vivir y morir para el Señor. p. Plegaria universal La celebración prosigue como de costumbre. 357 En la muerte de un niño (una niña). p. p. Señor. 424 La Eucaristía.86 FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS libre ya de la corrupción de la muerte. 420 "Yo soy la resurrección y la vida": la fe que da la vida eterna. 435 —muerte que conmueve a un pueblo. p.. p. p. 436 —muerte de un padre (una madre) de familia. la plegaria universal. Estar preparados. 438 Muerte de un joven o una joven. que ha dejado ya este mundo. se alegre con júbilo eterno en tu presencia y se vea inundado (inundada) de gozo en la asamblea de los santos. p. 441 Muerte de un anciano (una anciana). como de costumbre. p. pp. p. 362 En la muerte de una persona alejada de prácticas religiosas o en situación irregular. Textos generales. presbítero o diácono. 417 La creación fue también sometida a la frustración. Liturgia de la palabra Esquemas de lecturas A) Esquemas de lecturas para celebraciones comunes: El pecado causó la muerte. incorporación a la muerte y resurrección de Cristo. 422 El bautismo. alimento de la vida eterna. p. 437 —muerte después de una larga enfermedad.

.Al paraíso te lleven los ángeles a tu llegada te reciban los mártires y te introduzcan en la ciudad santa de Jerusalén. Si las exequias se celebran sin misa. gozar de la luz eterna. escucha nuestras oraciones y concede a nuestro hermano (nuestra hermana) N. Amén. Si no se celebra la misa. la oración universal concluye con la siguiente fórmula: — Que tu bondad y tu misericordia lo (la) acompañen eternamente y habite en tu casa por años sin término. R. la plegaria universal concluye con la siguiente oración: R. pidiendo que se haga siempre la voluntad del Señor: Padre nuestro. PROCESIÓN AL CEMENTERIO Mientras se saca el cuerpo de la iglesia. Dicha esta oración y omitida la bendición y el Pueden ir en paz. 5. hasta la oración después de la comunión. guíanos por el sendero justo y haz que en tu vara y en tu cayado de pastor encontremos siempre nuestro sosiego. el que preside dice la siguiente antífona: Ant. que caminamos aún por las cañadas oscuras de este mundo. que en la Pascua de tu Hijo has hecho resplandecer para todos la gloria de tu salvación. Si en las exequias se celebra la misa. — Concédele gozar en las fuentes tranquilas de tu paraíso y hazlo (hazla) recostar en las verdes praderas de tu reino. — Y a nosotros. Liturgia eucarística En el Misal Romano se encuentran diversos formularios para las misas de difuntos. La misa prosigue como de costumbre. Terminemos nuestra oración con la plegaria que nos enseñó el mismo Jesucristo.88 FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS 89 EXEQUIAS SIN CANTO — Libra su alma del abismo y sálvalo (sálvala) con tu misericordia. se organiza la procesión hacia el cementerio. se organiza la procesión hacia el cementerio.. p. nuestro Señor. Dios nuestro. R. . Si se celebra la misa. R. R. 393. sigue la Liturgia eucarística. En este Ritual se encuentra un formulario completo para la misa de difuntos cuando se celebra fuera de una iglesia. Por Jesucristo.

. Durante esta procesión. R. Letanía Cristo. y hagamos memoria de sus misterios salvadores. el pueblo ora por el difunto o se entona algún canto popular apropiado. San Benito. óyenos Cristo. — A este hermano nuestro (esta hermana nuestra). San José. vencedor del sepulcro. rueguen por él (ella). Hijo de Dios vivo. Santos ángeles de Dios.FORMA TÍPICA DE LAS 90 EXEQUIAS Á continuación. — Tú que resucitaste de entre los muertos. que en la gloria gozan de la comunión celestial. escúchanos ruega por él (ella) rueguen por él (ella) ruega por él (ella) ruega por él (ella) rueguen por él (ella) ruega por él (ella) ruega por él (ella) ruega por él (ella) ruega por él (ella) ruega por él (ella) ruega por él (ella) ruega por él (ella) ruega por él (ella) ruega por él (ella) — Tú que aceptaste la muerte por nosotros. San Agustín. El que preside puede introducir la letanía. Madre de Dios. R. Santa Mónica. invoquemos a los santos. San Esteban. — A este hermano nuestro (esta hermana nuestra) con quien esperamos encontrarnos en la gloria del cielo. diciendo: Introducción a la letanía Unidos en una misma oración. óyenos Cristo. Recíbelo (recíbela) en tu reino. SIN CANTO 91 Aquí se puede añadir la invocación del santo patrono del difunto y de otros santos. Santos Pedro y Pablo. se organiza la procesión hacia el cementerio. R. — Tú que has de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. San Gregorio. R. Santa Teresa de Jesús. EXEQUIAS Cristo. R. Santo Domingo. que recibió de ti la simiente de la inmortalidad. San Francisco Javier. escúchanos Santa María. Santos y santas de Dios. R. mientras acompañamos el cuerpo de nuestro hermano (nuestra hermana) al lugar de su reposo. para que reciban su alma en el gozo eterno. San Francisco. con los que arrancó a los hombres del poder de la muerte: — Cristo. San Juan Bautista. R. de quien ahora nos despedimos. Para la oración por el difunto puede usarse oportunamente la siguiente letanía. Invoquemos ahora a Cristo. — A este hermano nuestro (esta hermana nuestra).

Querían a empujones derribarme. R. y se procede al rito del último adiós. R. R. El Señor es mi fuerza y mi alegría. pero Dios me ayudó. 93 . El Señor me protege. ardiendo como fuego entre las zarzas: en el nombre de Dios las derroté. Ábranme las puertas del triunfo. R. en el Señor está mi salvación. Señor.92 FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS 6. Me rodeaban zumbando como avispas. se recita el salmo 117. R. No moriré. Me castigó. porque tu misericordia es eterna. pero no me abandonó a la muerte. me castigó el Señor. R. Escuchemos el canto de victoria que sale de la casa de los justos: "La diestra del Señor es poderosa. Te damos gracias. cerca de la tumba. Ábranme las puertas del triunfo. el cuerpo se coloca. continuaré viviendo para contar lo que el Señor me ha hecho. Diga la casa de Israel: "Su misericordia es eterna". que quiero entrar a dar gracias a Dios. Salmo 117 EXEQUIAS SIN CANTO más vale refugiarse en el Señor que buscar con los fuertes una alianza. Más vale refugiarse en el Señor. ¿Qué podrá hacerme el enemigo? No habrá quien me derrote. que poner en los hombres la confianza. R. R. Diga la casa de Aarón: "Su misericordia es eterna". porque eres bueno. En mi angustia clamé al Señor. En primer lugar. que quiero entrar a dar gracias a Dios. a ser posible. R. nada temo. Esta es la puerta del Señor y por ella entrarán los que le viven fieles. la diestra del Señor es nuestro orgullo". porque el Señor está conmigo. Digan los que temen al Señor: "Su misericordia es eterna". por los cuatro costados me asediaban: en el nombre de Dios las derroté. Las naciones vecinas me cercaban: las derroté en el nombre del Señor. él me escuchó y me puso a salvo. R. en el que se puede ir intercalando la respuesta Ábranme las puertas del triunfo. ÚLTIMO ADIÓS AL CUERPO DEL DIFUNTO Llegada la procesión al cementerio.

de tal forma que la sepultura Puede tomarse uno de los textos citados aquí. La piedra que desecharon los constructores es ahora la piedra angular. Porque tu misericordia es eterna.385 En la muerte de un presbítero. Señor. p. p. 383 En una muerte por homicidio o supuesto suicidio . nos ilumine. 3. 388 En la muerte de un religioso. 386 En la muerte de un diácono. 7. se omite el texto entre corchetes). Esto es obra de la mano del Señor. que eres la Resurrección y la Vida. pues me escuchaste y fuiste para mí la salvación. p.94 FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS Te doy gracias. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. 375 En caso de un accidente público. Familia muy desconcertada. Tú eres mi Dios. el que preside dice la siguiente oración sobre el sepulcro (si el sepulcro está ya bendecido. es un milagro patente. 377 En la muerte de un padre (madre) de familia. P. 380 En una muerte después de una larga enfermedad. Bendito el que viene en nombre del Señor. R. día de júbilo y de gozo. p. R. y danos tu victoria. 389 . p. Palabras de despedida acomodadas a cada caso Ordenemos una procesión con ramos hasta los ángulos del altar. EXEQUIAS SIN CANTO 95 no sólo sirviera para enterrar el cuerpo. p. nuestro Dios. P. Te damos gracias. porque eres bueno. 4. lo (la) resucites y lo (la) ilumines con la luz de tu rostro glorioso.382 En una muerte por accidente. R. durmiendo en la paz de este sepulcro. hasta el día en que tú. que al descansar tres días en el sepulcro santificaste la tumba de los que creen en ti. Señor Jesucristo. 2. Amén. Tú eres mi Dios. 10. A continuación. p. o bien. R. y te doy gracias. Que el Señor. Señor. R. 9. Que Dios desde su templo nos bendiga. p. Oremos. el formulario general que está después de este recuadro. 6. y yo te alabo. 8. Este es el día del triunfo del Señor. R. 1. [dígnate ben+decir esta tumbra y] concede a nuestro hermano (nuestra hermana) N. sino también para acrecentar nuestra esperanza en la resurrección. p. descansar aquí de sus fatigas. Libéranos. 12. 373 Por un niño llegado al uso de razón. 11. p. 370 Por un difunto muy joven. 379 En una muerte repentina. 5. Señor.

para quien todos estamos vivos. en el último día. lo haremos pidiendo con fe a Dios. revista tu cuerpo de inmortalidad. de la muerte que acabas de sufrir. que admita su alma entre sus santos y que este cuerpo que hoy vamos a enterrar. por ello. R. esperamos que también te librará. en el momento del juicio. lo resucite un día lleno de vida y de gloria. — Que Cristo. puede recitar las siguientes invocaciones a las que el pueblo responde: Señor. Invocaciones — Que el Padre. libre de la muerte. absuelto (absuelta) de sus culpas. R. uno de los pesentes. ten piedad. llevado (llevada) sobre los hombros del buen Pastor y agregado (agregada) al séquito del Rey eterno. Señor. eléison. el que preside camina alredor del ataúd aspergiéndolo con agua bendita. (luego. diciendo: No temas hermano (hermana). ten piedad (O bien: Kyrie. mientras tanto. Que. con cuyo fuego ardiente fuiste madurado (madurada). o bien: Kyrie. fuiste hecho (hecha) miembro de Cristo resucitado: el agua que ahora derramaremos sobre tu cuerpo nos lo recordará. lo bendice y da una segunda vuelta perfumando el cadáver con incienso). se coloca el cuerpo en el sepulcro y el que preside añade la siguiente oración: Oremos. Después. [Dios te dio su Espíritu Santo. Por el bautismo. EXEQUIAS SIN CANTO 97 Después. te haga participar ahora de su vida gloriosa. R. reconciliado (reconciliada) con el Padre. A tus manos. Luego. Todos oran unos momentos en silencio. Cristo murió y resucitó por ti. el que preside. disfrute para siempre de la gloria eterna y de la compañía de los santos. Padre de bondad. El Señor te protegió durante su vida. pone incienso. te admita ahora en la mesa de su reino. que consagró tu cuerpo como templo suyo. continúa. encomendamos el alma de nuestro hermano (nuestra hermana) con la firme esperanza de que resucitará el último día. — Que el Espíritu de Dios.96 FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS Formulario general: Vamos ahora a cumplir con el deber de dar sepultura al cuerpo de nuestro hermano (nuestra hermana). . que te invitó a comer la carne inmaculada de su Hijo. el incienso con que perfumaremos tus despojos será símbolo de tu dignidad de templo de Dios y acrecentará en nosotros la esperanza que este mismo cuerpo resucitará gloriosamente como el de Jesucristo] . en que fuiste injertado (injertada) por el bautismo. Fieles a la costumbre cristiana. vid verdadera. eléison). sea misericordioso para con nuestro hermano (nuestra hermana) para que.

— Y que a todos les conceda vivir eternamente felices con Cristo resucitado. — Que a ustedes. 99 . y a todos nosotros. Y con tu espíritu. les conceda su bendición y su consuelo. hasta que también nos llegue el momento de volver a reunimos con él (ella). R. Por Jesucristo. en el gozo de tu reino eterno. Y a sus familiares y amigos.98 FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS con todos los que han muerto en Cristo. Amén. Te damos gracias por todos los dones con que lo (la) enriqueciste a lo largo de su vida: en ellos reconocemos un signo de tu amor y de la comunión de los santos. Señor. Después. concédenos saber consolarnos con palabras de fe. Hijo + y Espíritu Santo. R. junto a ti. Dios de misericordia. les otorgue el perdón de sus pecados. R. Y brille para él (ella) la luz eterna. R. nuestro Señor. R. que todavía viven. R. Padre. nuestro Padre. R. uno de los familiares o amigos puede hacer una breve biografía del difunto y agradecer a los presentes su participación en las exequias. Amén. el que preside termina la celebración con una de las siguientes fórmulas: — El Señor esté con ustedes. los que hemos quedado en este mundo. O bien: — Dale. descienda sobre ustedes. — Descanse en paz. y a todos los difuntos les conceda el lugar de la luz y de la paz. Amén. R. — Y la bendición de Dios todopoderoso. Amén. acoge las oraciones que te presentamos por este hermano nuestro (esta hermana nuestra) que acaba de dejarnos y ábrele las puertas de tu mansión. EXEQUIAS SIN CANTO — Que Dios. Amén. En este momento. + el descanso eterno. que con amor inefable creó al hombre y en la resurrección de Cristo otorgó a los creyentes la esperanza de resucitar. Amen.

Ultimo adiós al cuerpo del difunto 110 . RITO SIMPLIFICADO DE LAS EXEQUIAS SIN CANTO ESQUEMA DEL RITO 1. por la misericordia de Dios. LIBRO IV Se concluye el rito con la fórmula acostumbrada de despedida.700 FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS — Su alma y las almas de todos los fieles difuntos. descansen en paz. Misal exequial o Liturgia de la palabra 105 3. R. Amén. — Pueden ir en paz. Rf Demos gracias a Dios. Recepción del cadáver 103 2.

en un momento especialmente triste y doloroso en primer lugar para confesar. nos entristece y nos recuerda..EXEQUIAS SIN CANTO 103 1. A continuación. nuestra . Luego. diciendo: — El Señor esté con ustedes. el ministro saluda a la asamblea. saluda a los familiares del difunto. colocando. ante el cadáver de nuestro hermano (huestra hermana) N. R. Una vez que los familiares del difunto se han colocado en sus lugares. Pero. RECIBIMIENTO DEL CADÁVER El ministro. se dirige a los fieles reunidos en la iglesia con las siguientes palabras u otras parecidas: Hermanos: Nos hemos reunido hoy. se introduce el cadáver en la iglesia y se pone ante el altar. si es posible. junto a la puerta de la iglesia. una vez más. junto a él el cirio pascual. Que nuestra esperanza no vacile. Y con tu espíritu. hasta qué punto es frágil y breve la vida del hombre. Hermanos: La muerte de nuestro hermano (nuestra hermana) N. Que el Padre de la misericordia y Dios de todo consuelo nos conforte en esta tribulación. en este momento triste la fe nos debe confortar porque nos asegura que Cristo vive eternamente y que el amor que él nos tiene es más fuerte que la misma muerte.

has inaugurado la vida nueva de los que han muerto. 52). esta llama. — Tú. hasta que lleguemos a ti. finalmente para pedir a Dios que perdone las culpas que. — Tú que diste a tu pueblo posesión de una tierra que manaba leche y miel. durante su vida. diciendo la siguiente fórmula: — Tú que quisiste que tu Hijo llevara a realidad la antigua Pascua de Israel. has querido que tu pueblo vislumbrara su entrada en la tierra de promisión definitiva. ahora sin vida. 105 — Tú. Que el Señor escuche nuestras plegarias y se compadezca ante las lágrimas de los que lloran. Y también para rodear con nuestro afecto y con nuestra plegaria a los amigos que están tristes por la muerte de aquel (aquella) a quien amaban. 2. encendemos. MISA EXEQUIAL O LITURGIA DE LA PALABRA El ORDINARIO DE LA MISA se encuentra en la p. en el que el pueblo puede ir intercalando la antífona Dichosos los que mueren en el Señor. Recibe a tu siervo (sierva) en el paraíso. Luego. R. de nuestro hermano (nuestra hemana) N. — Tú que abriste el mar Rojo ante los israelitas que caminaban hacia la libertad prometida. 391. Y. R. que en la resurrección de Jesucristo. si se celebra la misa. Señor Jesucristo. R.104 RITO SIMPLIFICADO DE LAS EXEQUIAS fe en que la vida no termina junto al sepulcro. que el resplandor de esta luz ilumine nuestras tinieblas y alumbre nuestro camino de esperanza. ten piedad) se dice la oración colecta.. se reza la siguiente letanía por el difunto: Letanía por el difunto — Tú que libraste a tu pueblo de la esclavitud de Egipto. ^ — Tú que. El que preside puede encender en este momento el cirio pascual. Junto al cuerpo. iluminas las tinieblas de nuestra muerte. EXEQUIAS SIN CANTO R. R. En lugar de las letanías precedentes. símbolo de tu cuerpo glorioso y resucitado. omitido el acto penitencial y el Señor. se puede leer también el salmo 113 (p. inmortal y glorioso. en la ascensión de Jesucristo. por los siglos de los siglos. Claridad eterna. . Amén. que vives y reinas. R. cometió nuestro hermano (nuestra hermana) que acaba de morir. R. R. que por la muerte de Jesús. Terminadas las letanías (o el salmo 113) (y.

436 —muerte repentina. 422 El bautismo. 441 —muerte en accidente. . 436 —muerte de un padre (una madre) de familia. pues en esta vida ya estuvo marcado (marcada) con el sello de la Santa Trinidad. p. 432 B) Esquemas de lecturas para algunas circunstancias: Ante una muerte desconcertante. p. Dios nuestro. pues ningún ser humano es inocente frente a ti. 435 —muerte que conmueve a un pueblo. condúcelo (condúcela) ahora a tu reino. la plegaria universal. que acabas de llamar a tu presencia. 437 —muerte después de una larga enfermedad. escucha nuestras súplicas por tu siervo (sierva) N.. 438 Muerte de un joven o una joven. con este siervo tuyo (esta sierva tuya). si tú mismo no perdonas sus culpas.RITO SIMPLIFICADO 106 DE LAS EXEQUIAS EXEQUIAS SIN CANTO 107 ORACIÓN COLECTA Oremos. Jesús se enfrentó a la muerte. 442 Muerte de un niño (niña). 430 El cielo y la felicidad de los justos. p. alimento de la vida eterna. O bien: Oremos. su verdadera patria. incorporación a la muerte y resurrección de Cristo. con la Liturgia de la palabra. Estar preparados. 439 —muerte repentina. p. p. llegado al uso de razón. 420 "Yo soy la resurrección y la vida": la fe que da la vida eterna. te pedimos. p. La celebración prosigue como de costumbre. p. Liturgia de la palabra Esquemas de lecturas A) Esquemas de lecturas para celebraciones comunes: El pecado causó la muerte. 417 La creación fue también sometida a la frustración. 418 Para redimirnos. 427 La resurrección futura y el juicio de Dios. —muerte que deja un gran vacío. p. que escuches las súplicas de tu Iglesia y le concedas un lugar entre tus santos y elegidos. —muerte natural. p. p. 443 Después de la homilía. p. p. 419 La muerte absorbida por la victoria: la Resurrección. se hace. 425 Vivir y morir para el Señor. Señor. p. p. 424 La Eucaristía. 441 Muerte de un anciano (una anciana). p. y. para que goce contigo de la alegría eterna. pues. p. siempre dispuesto a la misericordia y al perdón. p. p. como de costumbre. p. Por nuestro Señor Jesucristo. ya que creyó y esperó en ti. No seas severo en tu juicio. que acaba de salir de este mundo. Tú que vives y reinas. p.

— Para que a nosotros el Espíritu Santo nos lleve por las sendas de la fe y nos dé la esperanza firme de alcanzar. Si las exequias se celebran sin misa. roguemos al Señor. la oración universal concluye con la siguiente colecta: Señor. Textos generales.108 RITO SIMPLIFICADO DE LAS EXEQUIAS Plegaria universal Puede tomarse uno de los textos citados aquí o bien el formulario general que se pone después de este recuadro. Formulario general: Oremos con fe a Dios Padre. 357 En la muerte de un niño (una niña). Amén. pidiendo que se haga siempre la voluntad del Señor: Padre nuestro. R. — Para que perdone los pecados de su siervo (sierva) N. y pidámosle que escuche nuestra oración. p. 365 En la muerte de un religioso (una religiosa). en situación irregular. R. 359-360 En una muerte por accidente. aunque no comprendemos por qué has querido privarnos tan dolorosamente de la presencia de nuestro hermano (nuestra hermana). y acepte sus buenas obras. roguemos al Señor. pp. R. nuestro Señor. nuestras oraciones y concédenos los bienes que te hemos pedido. goce eternamente en el paraíso. 361 En una muerte por homicidio o presunto suicidio. p. . p. 362 En la muerte de una persona alejada de prácticas religiosas o . p. dejado ya este mundo. 366. la plegaria universal concluye con la siguiente fórmula: Terminemos nuestra oración con la plegaria que nos enseñó el mismo Jesucristo. roguemos al Señor. — Para que lo (la) libre de toda pena merecida por sus culpas y pueda participar ya en el descanso eterno. 363 En la muerte de un obispo. R. R. Te rogamos. el reino eterno. 354 En una muerte repentina. EXEQUIAS SIN CANTO 109 — Para que. para quien toda criatura vive. Por Jesucristo. junto a nuestro hermano (nuestra hermana). p. p. Señor. presbítero o diácono. creemos que continúas siendo nuestro Padre y por eso elevamos confiadamente a ti nuestras plegarias.. 355 En una muerte después de una larga enfermedad. Si en las exequias se celebra la misa.. 347-353 En la muerte de un padre (una madre). R. escucha. roguemos al Señor. p. Dios nuestro. p. p. p. 356 En la muerte de un joven (una joven). pues.

esperamos que también te librará. se dirige a los fieles con las siguientes palabras u otras parecidas: Vamos ahora a cumplir con el deber de dar sepultura al cuerpo de nuestro hermano (nuestra hermana). En este Ritual se encuentra un formulario completo para la misa de difuntos cuando se celebra fuera de una iglesia. R. 3. Luego. eléison). que consagró tu cuerpo como templo suyo. [Dios te dio su Espíritu Santo. fuiste hecho (hecha) miembro de Cristo resucitado: el agua que ahora derramaremos sobre tu cuerpo nos lo recordará. . El Señor te protegió durante tu vida. La misa prosigue como de costumbre hasta la oración después de la comunión. ÚLTIMO ADIÓS AL CUERPO DEL DIFUNTO El que preside. ten piedaa. llevado (llevada) sobre los hombros del buen Pastor y agregado (agregada) al séquito del Rey eterno. ten piedad. mientras tanto. colocado cerca del ataúd. en el último día. EXEQUIAS SIN CANTO 111 Todos oran unos momentos en silencio. p. el que preside camina alrededor del ataúd aspergiéndolo con agua bendita: (luego pone incienso. el incienso con que perfumaremos tus despojos será símbolo de tu dignidad de templo de Dios y acrecentará en nosotros la esperanza de que este mismo cuerpo resucitará gloriosamente como el de Jesucristo]. 393. por eso. absuelto (absuelta) de sus culpas. Después. reconciliado (reconciliada) con el Padre. No temas. sigue la Liturgia eucarística.110 RITO SIMPLIFICADO DE LAS EXEQUIAS Si se celebra la misa. lo bendice y da una segunda vuelta perfumando el cadáver con incienso). Invocaciones — Que nuestro hermano (nuestra hermana) viva eternamente en paz junto a ti. (O bien: Kyrie. diciendo: Liturgia eucarística En el Misal Romano se encuentran diversos formularios para las misas de difuntos. lo haremos pidiendo con fe a Dios. disfrute para siempre de la gloria eterna y de la compañía de los santos. o bien Kyrie eléison. a las que el pueblo responde: Señor. de la muerte que acabas de sufrir. Fieles a la costumbre cristiana. Señor. en el momento del juicio. que admita su alma entre sus santos y que este cuerpo que hoy vamos a enterrar. — Que participe contigo de la felicidad eterna de los santos. para quien todos estamos vivos. lo resucite un día lleno de vida y de gloria. el que preside continúa. R. sea misericordioso para con nuestro hermano (nuestra hermana) para que. Por el bautismo. uno de los presentes puede recitar las siguientes invocaciones. hermano (hermana). Cristo murió y resucitó por ti. libre de la muerte. Que.

Salmo 117 R. A tus manos. uno de los familiares o amigos puede hacer una breve biografía del difunto y agradecer a los presentes su participación en las exequias. recíbelo (recíbela) junto a ti con todos los que nos han precedido. Diga la casa de Israel: "Su misericordia es eterna". Diga la casa de Aarón: "Su misericordia es eterna". en el gozo de tu reino eterno. los que hemos quedado en este mundo. que quiero entrar a dar gracias a Dios. R. nuestro Señor. Te damos gracias. Amén. porque eres bueno. Te damos gracias por todos los dones con que lo (la) enriqueciste a lo largo de su vida. se recita el salmo 117 en el que se puede ir intercalando la respuesta Ábranme las puertas del triunfo. Después. Señor. encomendamos el alma de nuestro hermano (nuestra hermana) con la firme esperanza de que resucitará en el último día. R. En este momento. — Señor Jesucristo. ¿Qué podrá hacerme el enemigo? . Después. con todos los que han muerto en Cristo. Dios de misericordia. En mi angustia clamé al Señor. Digan los que temen al Señor: "Su misericordia es eterna". Ábranme las puertas del triunfo.112 RITO SIMPLIFICADO DE LAS — Que contemple tu rostro glorioso y tenga parte en la alegría sin fin. R. porque tu misericordia es eterna. y a todos nosotros. nada temo. EXEQUIAS EXEQUIAS SIN CANTO 113 hasta que también nos llegue el momento de volver a reunimos con él (ella). El Señor me protege. Padre de bondad. R. R. en ellos reconocemos un signo de tu amor y de la comunióin de los santos. acoge las oraciones que te presentamos por este hermano nuestro (esta hermana nuestra) que acaba de dejarnos y ábrele las puertas de tu mansión. junto a ti. él me escuchó y me puso a salvo. Por Jesucristo. el que preside añade la siguiente oración: Oremos. Y a sus familiares y amigos. concédenos saber consolarnos con palabras de fe.

R. R. por los cuatro costados me asediaban: en el nombre de Dios las derroté. nos ilumine. que poner en los hombres la confianza. Esta es la puerta del Señor y por ella entrarán los que le viven fieles. me castigó el Señor. Me rodeaban zumbando como avispas. día de júbilo y de gozo. R. Porque tu misericordia es eterna. Señor. pues me escuchaste y fuiste para mí la salvación. Bendito el que viene en nombre del Señor. la diestra del Señor es nuestro orgullo". más vale refugiarse en el Señor que buscar con los fuertes una alianza. y danos tu victoria. es un milagro patente. R. R. R. y te doy gracias. continuaré viviendo para contar lo que el Señor me ha hecho. EXEQUIAS SIN CANTO Ábranme las puertas del triunfo. R. pero Dios me ayudó. La piedra que desecharon los constructores es ahora la piedra angular. Señor. R. Que Dios desde su templo nos bendiga. Te damos gracias. Que el Señor. Más vale refugiarse en el Señor. Escuchemos el canto de victoria que sale de la casa de los justos: "La diestra del Señor es poderosa. y yo te alabo. Ordenemos una procesión con ramos hasta los ángulos del altar. Libéranos. Señor. 115 .114 RITO SIMPLIFICADO DE LAS EXEQUIAS No habrá quien me derrote. porque eres bueno. en el Señor está mi salvación. R. porque el Señor está conmigo. pero no me abandonó a la muerte. R. R. Esto es obra de la mano del Señor. Este es el día del triunfo del Señor. ardiendo como fuego entre las zarzas: en el nombre de Dios las derroté. nuestro Dios. R. Las naciones vecinas me cercaban: las derroté en el nombre del Señor. Tú eres mi Dios. que quiero entrar a dar gracias a Dios. El Señor es mi fuerza y mi alegría. Me castigó. No moriré. Te doy gracias. Tú eres mi Dios. Querían a empujones derribarme.

LIBRO V RITO BREVE DE LA CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS ESQUEMA DEL RITO . entre como vencedor (vencedora) por las puertas de los justos y entone cantos de victoria por los siglos de los siglos. Demos gracias a Dios. Amén. — Su alma y las almas de todos los fieles difuntos. sino que reposa. por la misericordia de Dios descansen en paz. Amén. Y brille para él (ella) la luz eterna. R. R. R. Ultimo adiós al cuerpo del difunto 125 — Descanse en paz.116 RITO SIMPLIFICADO DE LAS EXEQUIAS Colocado el cuerpo en la carroza fúnebre. porque ha sido llamado (llamada) a la vida eterna por los siglos de los siglos. 122 3. + el descanso eterno. Señor. de que no ha perdido la vida. el que preside añade: — Que el Señor abra las puertas del triunfo a nuestro hermano (nuestra hemana). 1. — Pueden ir en paz. R. para que. R. Recibimiento del cadáver 120 El que preside termina la celebración diciendo: 2. Proclamación de la Palabra de Dios — Dale. Amén. Amén. R. — Y a todos nosotros nos dé la certeza de que no está muerto (muerta) sino que duerme. terminado el duro combate de su vida mortal. R.

RITO BREVE DE LAS EXEQUIAS

119

El formulario que se presenta en este libro exclusivamente se usa en aquellas exequias que tienen lugar en las funerarias de las grandes ciudades,
cuando el elevado número de celebraciones exequiales dificulta la celebración más completa del rito ordinario.
Procuren los ministros responsables de estas exequias celebrar este
rito breve con la mayor expresividad posible, sin omitir ninguna de sus
partes, ya que cualquier acortamiento en estos ritos, ya tan breves, privaría a los fieles de aquella visión esperanzada de la muerte que el Evangelio ofrece a los cristianos y que puede ser evangelizadora y llamada a
conversión, no sólo para los fieles, sino incluso para aquellas personas
que pueden ser no católicos o que son católicos que nunca o casi nunca
participan de las celebraciones de la Iglesia o parecen incluso haber perdido la fe.
Este rito breve consta de tres partes: recibimiento del cadáver, proclamación de la palabra de Dios y último adiós al cuerpo del difunto. Aunque estas tres partes se celebren en la misma capilla de la funeraria, nada
obsta a que el celebrante haga el recibimiento del cuerpo junto a la entrada de la misma capilla, diciendo a la familia unas palabras previas de consuelo cristiano.
En este rito breve tiene especial importancia la proclamación de la
palabra de Dios. Para ella, aunque puede usarse cualquiera de las lecturas del leccionario de difuntos, no obstante, se proponen en el interior
mismo de este formulario unas lecturas más breves y sobre todo, de comprensión más sencilla, pues el tiempo del que se, dispone para esta celebración no permitirá tener una larga homilía que explique el significado
de dichas lecturas.
En este tipo de exequias se supone que no será posible celebrar la
misa exequial, sino que ésta deberá dejarse para otro momento. Si en algún caso, con todo, se celebra la Eucaristía en el interior del rito exequial,
ésta ocupará el lugar de la proclamación de la palabra de Dios; en tal caso, al comienzo de la misa se omitirá el acto penitencial y los demás ritos
iniciales, y al final la bendición y el Pueden ir en paz.

RITO BREVE DE LAS EXEQUIAS

120

1. RECIBIMIENTO DEL CADÁVER
El ministro empieza la celebración, diciendo, mientras todos se santiguan:

— En el nombre del Padre, y del Hijo,
y del Espíritu Santo.
R. Amén.
Luego, saluda a la asamblea, diciendo:

R.

El Señor esté con ustedes.
Y con tu espíritu.

RITO BREVE DE LAS EXEQUIAS

Formulario general:
Queridos hermanos: En este momento triste especialmente para los familiares de nuestro querido hermano (nuestra querida hermana) N., todos sus amigos quisieran testimoniar a la
familia su más sentida condolencia. También la Iglesia
—presente aquí por medio de aquellos amigos que se sienten
cristianos y por mí mismo— quiere estar junto a unos hermanos que sufren por la pérdida de un ser querido. Asumamos,
pues, todos este dolor, orando confiados para que Dios, nuestro Padre, reciba a nuestro hermano (nuestra hermana) en su
reino y pidamos también al Señor que conceda a sus familiares la esperanza firme de volverlo a encontrar en el paraíso.

Luego, inicia la celebración pronunciando algunas palabras introductorias:

Después de un breve silencio, el que preside dice:
Palabras introductorias adecuadas a cada caso
Puede tomarse uno de los textos citados aquí, o bien, el formulario
general que está después de este recuadro.
1. Familia muy desconcertada, p. 369
2. Por un difunto muy joven, p. 372
3. Por un niño llegado al uso de razón, p. 374
4. En caso de un accidente público, p. 376
5. En la muerte de un padre (madre) de familia, p. 378
6. En una muerte repentina, p. 379
7. En una muerte después de una larga enfermedad, p. 381
8. En una muerte por accidente, p. 382
9. En una muerte por homicidio o supuesto suicidio, p. 384
10. En la muerte de un presbítero, p. 385
11. En la muerte de un diácono, p. 387
12. En la muerte de un religioso, p. 388

121

R.

Oremos.
Te encomendamos, Señor,
a nuestro hermano (nuestra hermana) N.,
a quien en esta vida mortal
rodeaste con tu amor infinito;
concédele ahora que, libre de todos los males,
participe en el descanso eterno.
Y, ya que este mundo acabó para él (ella),
admítelo (admítela) en tu paraíso,
donde no hay ni llanto ni luto ni dolor,
sino paz y alegría eternas.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
Amén.

RITO BREVE DE LAS

122

EXEQUIAS

O bien:

Oremos.
Escucha, Señor, nuestras súplicas
y haz que tu siervo (sierva) N.,
que acaba de salir de este mundo,
perdonado (perdonada) de sus pecados
y libre de toda pena,
goce junto a ti de la vida inmortal;
y, cuando llegue el gran día
de la resurrección y del premio,
colócalo (colócala) entre tus santos y elegidos.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
R. Amén.
2. PROCLAMACIÓN DE LA PALABRA DE DIOS
Dicha la oración precedente, se proclama una de las siguientes lecturas
bíblicas, a no ser que se prefiera usar alguna de las que figuran en el Leccionario de difuntos (cfr en este mismo volumen, el Leccionario de las
misas de difuntos, pp. 444-527).

RITO BREVE DE LAS

EXEQUIAS

La gente pensaba que sus sufrimientos eran un castigo,
pero ellos esperaban confiadamente la inmortalidad.
Después de breves sufrimientos
recibirán una abundante recompensa,
pues Dios los puso a prueba
y los halló dignos de sí.
Los probó como oro en el crisol
y los aceptó como un holocausto agradable.
En el día del juicio brillarán los justos
como chispas que se propagan en un cañaveral.
Juzgarán a las naciones y dominarán a los pueblos,
y el Señor reinará eternamente sobre ellos.
Los que confían en el Señor comprenderán la verdad
y los que son fieles a su amor permanecerán a su lado,
porque Dios ama a sus elegidos y cuida de ellos.
Palabra de Dios.
O bien

Los aceptó como un holocausto agradable.

Lectura del libro de la Sabiduría

— El Señor esté con ustedes.
R. Y con tu espíritu.

3, 1-9

Las almas de los justos están en las manos de Dios
y no los alcanzará ningún tormento.
Los insensatos pensaban que los justos habían muerto,
que su salida de este mundo era una desgracia
y su salida de entre nosotros, una completa destrucción.
Pero los justos están en paz.

Vengan a mí, y yo los aliviaré.

Lectura del santo evangelio según san Mateo:
11, 28-30

123

124

RITO BREVE DE LAS EXEQUIAS

En aquel tiempo exclamó Jesús:
"Vengan a mí todos los que están fatigados
y agobiados, y yo los aliviaré.
Tomen mi yugo sobre ustedes y aprendan de mí,
que soy manso y humilde de corazón
y encontrarán descanso.
Porque mi yugo es suave y mi carga ligera".
Palabra del Señor.
A la lectura conviene que siga una breve homilía o reflexión. Luego se
hacen las siguientes preces por el difunto y los que lo lloran:

RITO BREVE DE LAS EXEQUIAS

125

— Que a todos los que ahora lloran su muerte Dios los consuele con la esperanza de volver a encontrar a nuestro
hermano (nuestra hermana) cuando Cristo vuelva al fin
de los tiempos.
Terminemos nuestra oración con la plegaria que nos enseñó
el mismo Jesucristo, pidiendo que se haga siempre la voluntad del Señor: Padre nuestro...
3. ÚLTIMO ADIÓS AL CUERPO DEL DIFUNTO
Terminadas las preces, el que preside se dirige a los fieles.

Ya que este mundo ha pasado definitivamente para nuestro
hermano (nuestra hermana) N., pidamos al Señor que le conceda gozar del cielo nuevo y de la tierra nueva que él ha dispuesto para sus elegidos.
— Que Cristo, que por él (ella) sufrió muerte de cruz le conceda la felicidad verdadera.
R. Te lo pedimos, Señor.
— Que Cristo, el Hijo de Dios vivo, lo (la) reciba en su paraíso. R.
— Que Cristo, el buen pastor, lo (la) cuente entre sus ovejas. R.
— Que Cristo perdone todos sus pecados y lo (la) agregue
al número de sus elegidos. R.

Palabras de despedida, acomodadas a cada caso
Puede tomarse uno de los textos citados aquí, o bien, el formulario
general que está después de este recuadro.
1. Familia muy desconcertada, p. 370
2. Por un difunto muy joven, p. 373
3. Por un niño llegado al uso de razón, p. 375
4. En caso de un accidente público, p. 377
5. En la muerte de un padre (madre) de familia, p. 379
6. En una muerte repentina, p. 380
7. En una muerte después de una larga enfermedad, p. 382
8. En una muerte por accidente, p. 383
9. En una muerte por homicidio o supuesto suicidio, p. 385
10. En la muerte de un presbítero, p. 386
11. En la muerte de un diácono, p. 388
2. En la muerte de un religioso, p. 389

Rf-rn BREVE DE LAS EXEQUIAS

126

¡ OÍ mulario general:

Vamos ahora a cumplir con el deber de dar sepultura al cuerpo de nuestro hermano (nuestra hermana). Fieles a la costumbre cristiana, lo haremos pidiendo con fe a Dios, para quien
todos estamos vivos, que admita su alma entre sus santos y
que este cuerpo que hoy vamos a enterrar, lo resucite un día
lleno de vida y de gloria.
Todos oran unos momentos en silencio. Después, el que preside asperge
el ataúd con agua bendita, en memoria de su bautismo. A continuación
añade la siguiente oración:

Oremos.
A tus manos, Padre de bondad,
encomendamos el alma
de nuestro hermano (nuestra hermana)
con la firme esperanza
de que resucitará en el último día,
y con todos los que han muerto en Cristo.
Te damos gracias
por todos los dones con que lo (la) enriqueciste
a lo largo de su vida;
en ellos reconocemos un signo de tu amor
y de la comunión de los santos.
Dios de misericordia,
acoge las oraciones que te presentamos
por este hermano nuestro (esta hermana nuestra)
que acaba de dejarnos
y ábrele las puertas de tu mansión.

RITO BREVE DE LAS EXEQUIAS

Y a sus familiares y amigos,
y a todos nosotros,
los que hemos quedado en este mundo,
concédenos saber consolarnos con palabras de fe,
hasta que también nos llegue el momento
de volver a reunimos con él (ella),
junto a ti, en el gozo de tu reino eterno.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
R. Amén.
Luego traza el signo de la cruz sobre el ataúd, diciendo:

— Dale, Señor, + el descanso eterno.
R. Y brille para él (ella) la luz eterna.
Y añade:

— Descanse en paz.
R. Amén.
Finalmente, despide a los fieles con la fórmula acostumbrada:

— Pueden ir en paz.
R. Demos gracias a Dios.

127

LIBRO VI
CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS
EN CASOS EXTRAORDINARIOS
I. Celebración de las exequias sin participación
del pueblo

131

II. Celebración de las exequias en el cementerio:
• con dos estaciones (en la capilla del cementerio y
junto al sepulcro)
138
• Con una sola estación (en la capilla o junto al
sepulcro)
155
III. Celebración de las exequias en el domicilio
del difunto

167

IV. Celebración de las exequias de varios difuntos
en caso de accidente público

174

V. Celebración de las exequias de un difunto
no practicante, pero cuya familia pide la
celebración cristiana del entierro

191

VI. Celebración de las exequias de los que han
donado su cuerpo

205

VII. Celebración de las exequias en caso de
cremación del cadáver

206

VIII. Celebración de la misa exequial cuando el
sepelio del cadáver se celebra en otro momento

219

por lo menos. . En la celebración de estas exequias. ésta debe empezar por la Liturgia de la palabra.CAPITULO I CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS SIN PARTICIPACIÓN DEL PUEBLO Este rito se usa en las exequias de aquellos difuntos que. aparecen entre corchetes porque conviene usarlos si en la celebración participan algunos pocos fieles que. si se prefiere celebrarla en el mismo acto del entierro. en cambio. por no tener en el momento de la muerte y de las exequias ni familiares. 217-230). movidos por la caridad cristiana. nn. en esta misa deben observarse las peculiaridades de "La misa celebrada sin participación del pueblo" (cfr Instrucción General para el uso del Misal Romano. Los diálogos con el pueblo. es mejor celebrar la misa en un momento en que sea posible congregar por lo menos algunos fieles que oren por el difunto. con todo. ni amigos. Si no hay pueblo. quieran orar por el hermano desconocido o. después de dicha la oración Señor misericordioso (omitido el acto penitencial). La veracidad del rito exige que en este formulario no figuren exhortaciones a la asamblea. aunque conviene no omitir nunca las preces después del Evangelio. pero se omiten si celebra el rito sólo el ministro. está presente un ayudante. se celebran sin participación del pueblo.

dígnate purificarlo (purificarla) de todo lo que lo (la) manchó en este mundo. libre de todo pecado. el celebrante dice la siguiente oración: Oremos. [R. Señor misericordioso. Luego. de donde esperamos que venga nuestro Salvador. Y con tu espíritu. nuestro Señor. se empieza a partir de la Liturgia de la palabra):. RECIBIMIENTO DEL CADÁVER El celebrante. merezca ser contado entre tus santos y elegidos.EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS 1. 20-21 Nosotros somos ciudadanos del cielo. para que. goce eternamente de la luz y el descanso y.] [— El Señor esté con ustedes.. en el atrio de la iglesia.] 2. Recibe. Amén. pues sus obras los acompañan". El Espíritu es quien dice: "Que descansen ya de sus fatigas. Por Jesucristo. se hace la siguiente lectura breve (si se celebra la misa.] Oremos. O bien: A continuación se introduce el cadáver en la iglesia y. Amén. en la resurrección gloriosa. Ap 14. oí una voz que venía del cielo y que me decía: "Dichosos los que mueren en el Señor". 13 Yo. y del Hijo y del Espíritu Santo. si es posible. R. Juan. a quien has llamado a ti. . libre de toda atadura mortal. Jesucristo. merezca pasar a la vida. nuestro Señor. empieza la celebración mientras se santigua: — En el nombre del Padre. LITURGIA DE LA PALABRA Dicha la oración. para que. te pedimos humildemente 133 Filip 3. se coloca junto a él el cirio pascual encendido. y le concedas la abundancia de tu perdón. Por Jesucristo. [R. [R. Señor. a tu hijo (hija) N.] SIN PARTICIPACIÓN DEL PUEBLO que acojas a tu siervo (sierva) N. Amén.

SIN PARTICIPACIÓN DEL PUEBLO que tu siervo (sierva) N.EXEQUIAS EN CASOS 134 EXTRAORDINARIOS Él transformará nuestro cuerpo miserable en un cuerpo glorioso. diciendo: — Dale. Luego se añade la siguiente oración: Oremos.. Colocado el cuerpo en la carroza. en virtud del poder que tiene para someter a su dominio todas las cosas.. se alegre con júbilo eterno en tu presencia y se llene de gozo en la asamblea de los santos. [R. que ha muerto ya para este mundo. — Condúcelo (condúcela) hacia las fuentes tranquilas de tu paraíso y hazlo (hazla) recostar en las verdes praderas de tu reino. el celebrante dice la siguiente antífona: Ant. — f Pueden ir en paz. si se ha celebrado la misa. Señor. y entraré para dar gracias al Señor.] . R. y habite en tu casa por años sin término. Demos gracias a Dios. — Libra su alma del abismo y sálvalo (sálvala) por tu misericordia. viva ahora para ti y que tu amor misericordioso borre los pecados que cometió por fragilidad humana. R. el celebrante termina la celebración. Por Jesucristo. que ha dejado ya este mundo. Amén. 135 R.. Te pedimos. Amén. nuestro Señor. dicha la oración después de la comunión). — Descanse en paz. R.] Mientras se saca de la iglesia el cuerpo del difunto. Señor. Y brille para él (ella) la luz eterna. Su alma y las almas de todos los fieles difuntos por la misericordia de Dios descansen en paz. — Terminadas las preces (o. se asperge el ataúd con agua bendita. haz que nuestro hermano (nuestra hermana). Amén. +• el descanso eterno. semejante al suyo. Ábranme las puertas del templo. — Que tu bondad y tu misericordia lo (la) acompañen eternamente. A continuación se hacen las siguientes preces: — Señor Jesús. Padre nuestro.

siguiendo el rito que se describe adelante. con las peculiaridades propias de la misa exequial (cfr p. sin la presencia del cadáver. sea junto al sepulcro. Siempre que sea posible. según la legislación civil vigente deben ser trasladadas al cementerio inmediatamente después de su muerte. Como las capillas de los cementerios suelen ser reducidas. . o bien antes o bien después del entierro. los ritos de este capítulo suponen la celebración sin canto. 219). 155-166). o porque han muerto de accidente o por otra causa. en este tipo de exequias no se prevé la celebración de la misa exequial dentro del mismo rito. se harán dos estaciones.EN EL CEMENTERIO CAPITULO II CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS EN EL CEMENTERIO (Sin llevar el cadáver a una iglesia o a una funeraria) Este rito se usa en las exequias de aquellas personas que. si estp resulta difícil. puede realizarse el rito íntegramente sea en la capilla. normalmente. según aquella de las modalidades que más se adapte a cada caso (cfr los formularios de los Libros II y ni). en el recinto del cementerio resulta más difícil una celebración prolongada y con canto. siempre que el canto de la asamblea sea posible. Con todo. es recomendable cantar por lo menos un canto al inicio de la celebración (preferiblemente el salmo 113 con su antífona). pp. otro durante la procesión hacia el sepulcro (preferiblemente el salmo 117 con su antífona) y el canto de despedida al difunto junto al sepulcro (véanse estos cantos en los diversos formularios del Libro II). cuando la capacidad de la capilla del cementerio lo permite. sino que éste se celebra. se seguirá en todo el rito ordinario. DOS ESTACIONES 137 Como. la misa puede celebrarse también dentro de las exequias. una en la capilla. en las exequias celebradas en el cementerio. otra junto al sepulcro. 138-154. pero. (pp. siguiendo el rito que se describe después. con todo. En este caso.

pues nuestra oración para pedir al Señor que reciba a nuestro hermano (nuestra hermana) en su misericordia y conceda a sus familiares. diciendo: — El Señor esté con ustedes. [fallecido (fallecida) en circunstancias especialmente dolorosas]. restauró la vida. nuestro Señor. la asamblea entona algún canto. Y con tu espíritu. el consuelo de la fe. a quienes tenemos el don inestimable de la fe cristiana. Señor. y a cuantos lloran su muerte. Luego. queridos hermanos. el que preside añade la siguiente oración: Oremos. para cumplir un deber humanitario cristiano: dar sepultura a nuestro hermano (nuestra hermana) N. (p. mira a tus hijos que lloran en la tribulación. resucitando. [Sé su refugio y fortaleza. en aquel lugar donde serán enjugadas las lágrimas de nuestros ojos. muriendo. Si es verdad que su separación corporal nos entristece. nos debe consolar. R. preferentemente el salmo 113 con su antífona. lleguemos a reunimos con nuestro hermano (nuestra hermana) N. nuestro Señor. y. Amén. desde las tinieblas del llanto y del dolor. Por Jesucristo. inicia la celebración con las siguientes palabras u otras parecidas. al fin de nuestra vida.] Pues tu Hijo. la esperanza de volvernos a reunir con él (ella) en la casa del Padre. Después de un breve silencio. destruyó nuestra muerte y. Padre de misericordia y Dios de todo consuelo. Estamos reunidos. llévalos a la luz y a la paz de tu presencia. 52). ESTACIÓN EN LA CAPILLA DEL CEMENTERIO Rito de entrada Si es posible. O bien: . concédenos a todos seguir sus pasos de tal modo que. R. 139 Elevemos.EN EL CEMENTERIO DOS ESTACIONES FORMULARIO DE LAS EXEQUIAS EN EL CEMENTERIO CON DOS ESTACIONES 1. que con amor eterno cuidas de nosotros y transformas la oscuridad de la muerte en aurora de la vida. El ministro saluda a los presentes.

La celebración prosigue como de costumbre. 417 La creación fue también sometida a la frustración. EN EL CEMENTERIO DOS ESTACIONES Liturgia de la palabra Esquemas de lecturas A) Esquemas de lecturas para celebraciones comunes: El pecado causó la muerte. concédele el lugar de la luz. y no permitas. con la Liturgia de la palabra. p. 1J¿ . de la felicidad y de la paz. Proclamación de la palabra de Dios Dicha la oración precedente. 422 El bautismo. mira con bondad a tus siervos que. pp. R. Rey eterno. Señor y Redentor nuestro. 418 Para redimirnos. 443 Después de la homilía. p. 439 —muerte repentina. acuden confiados a ti. p. Estar preparados. afligidos por la muerte. p. p. 420 "Yo soy la resurrección y la vida": la fe que da la vida eterna.140 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS Oremos. p. Jesús se enfrentó a la muerte. 427 La resurrección futura y el juicio de Dios. p. incorporación a la muerte y resurrección de Cristo. que quien en el bautismo fue incorporado a tu Iglesia se vea ahora alejado de ti. 424 La Eucaristía. Amén. has abierto a los creyentes las puertas de la vida. 425 Vivir y morir para el Señor. Tú. con tu muerte. se proclaman una o varias lecturas de las que figuran en el Leccionario de difuntos (cfr en este mismo volumen el Leccionario de las misas de difuntos. 438 Muerte de un joven o una joven. —muerte que deja un gran vacío. 432 B) Esquemas de 'ecíuras para aí¡?. —muerte natural. se hace. 437 —muerte después de una larga enfermedad. llegado al uso de razón. p. p. p. alimento de la vida eterna. 436 —muerte de un padre (una madre) de familia. p. 419 La muerte absorbida por la victoria: la Resurrección. p. p. de aquel (aquella) a quien amaban. 441 Muerte de un anciano (una anciana). tú que. por tus méritos gloriosos. 430 El cielo y la felicidad de los justos. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. 442 Muerte de un niño (niña). como de costumbre. que eres el único santo y el único infinitamente misericordioso. que te entregaste a la muerte para que todos los hombres se salven y pasen de la muerte a la vida. p.¡mas circunstancias: Ante una muerte desconcertante. 441 —muerte en accidente. Señor. 444-527). perdona a nuestro hermano (nuestra hermana) sus pecados. p. p. p. 436 —muerte repentina. la plegaria universal. p. 435 —muerte que conmueve a un pueblo. p. p.

359-360 En una muerte por accidente. Textos generales. PROCESIÓN AL SEPULCRO Si es posible.. pp. 366 EN EL CEMENTERIO DOS ESTACIONES 143 — Tú. 2. p. dígnate confortarlos con la fe y la esperanza de la vida eterna. R. 357 En la muerte de un niño (una niña). dígnate también admitirlo (admitirla) en la mesa de tu reino.EXEQUIAS 142 EN CASOS EXTRAORDINARIOS Plegaria universal Puede tomarse uno de los textos citados aquí o bien. Terminemos nuestra oración con la plegaria que nos enseñó el mismo Jesucristo: Padre nuestro.. el formulario general que se pone después de este recuadro. 365 En la muerte de un religioso (una religiosa). 354 En una muerte repentina. p. 355 En una muerte después de una larga enfermedad. R. aunque haya muerto. Señor. que alimentaste a nuestro hermano (nuestra hermana) con tu Cuerpo y Sangre. durante esta procesión. p. se puede rezar la siguiente letanía: . — Tú. p. p. Durante esta procesión. p. R. p. p. — Tú que perdonaste en la cruz al buen ladrón y le prometiste el paraíso. dígnate perdonar y llevar al cielo a nuestro hermano (nuestra hermana). — Tú que purificaste a nuestro hermano (nuestra hermana) en el agua del bautismo [y lo (la) ungiste con el óleo de la confirmación] dígnate admitirlo (admitirla) entre tus santos y elegiddos. 356 En la muerte de un joven (una joven). 64) u otro canto apropiado. R. tú que lloraste en la tumba de Lázaro. 363 En la muerte de un obispo. vivirá y el que está vivo y cree en mí no morirá para siempre". — Y a cuantos lloran su muerte. p. que resucitaste a los muertos. p. oremos por nuestro hermano (hermana). se organiza la procesión hacia el sepulcro. dígnate enjugar nuestras lágrimas. presbítero o diácono. 347-353 En la muerte de un padre (una madre). Señor. Formulario general: Recordando que Jesucristo dijo: "Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí. R. 362 En la muerte de una persona alejada de prácticas religiosas o en situación irregular. dígnate dar la vida eterna a nuestro hermano (nuestra hermana). Te lo pedimos. se canta el salmo 117 con su antífona (p. A continuación. 361 En una muerte por homicidio o presunto suicidio. si no hay canto.

San Benito. Santa María. Santo Domingo. Cristo. de quien ahora nos despedimos. Santos y santas de Dios. rueguen por él (ella). R. el cuerpo se coloca. que aceptaste la muerte por nosotros. R. si es posible. EN EL CEMENTERIO DOS ESTACIONES Invoquemos ahora a Cristo. en el que se puede ir intercalando la respuesta Ábranme las puertas del triunfo. — Tú. San Francisco Javier. — Cristo. óyenos. y hagamos memoria de sus misterios salvadores. . Llegada la procesión al sepulcro. Santos ángeles de Dios. R. R. R. con los que arrancó a los hombres del poder de la muerte. — A este hermano nuestro (esta hermana nuestra). invoquemos a los santos. Madre de Dios. — A este hermano nuestro (esta hermana nuestra). San Juan Bautista. Cristo. San Agustín. — A este hermano nuestro (esta hermana nuestra) que recibió de ti la simiente de la inmortalidad. que has venido a juzgar a los vivos y a los muertos. que resucitaste de entre los muertos. R.EXEQUIAS EN CASOS 144 EXTRAORDINARIOS Introducción a la letanía Unidos en una misma oración. cerca de la tumba y se procede al último adiós. Letanía 145 Recíbelo (Recíbela) en tu reino. para que reciban su alma en el gozo eterno. óyenos Cristo. R. Santos Pedro y Pablo. San José. Santa Teresa de Jesús. mientras acompañamos el cuerpo de nuestro hermano (nuestra hermana) al lugar de su reposo. escúchanos. — Tú. San Francisco. San Esteban. Cristo. con quien esperamos encontrarnos en la gloria del cielo. Hijo de Dios vivo. se recita el salmo 117. San Gregorio. escúchanos ruega por él (ella) rueguen por él (ella) ruega por él (ella) ruega por él (ella) rueguen por él (ella) ruega por él (ella) ruega por él (ella) ruega por él (ella) ruega por él (ella) ruega por él (ella) ruega por él (ella) ruega por él (ella) ruega por él (ella) ruega por él (ella) — Tú. que en la gloria gozan de la comunión celestial. ULTIMO ADIÓS AL CUERPO DEL DIFUNTO Aquí se puede añadir la invocación del santo patrono del difunto y de otros santos. En primer lugar. vencedor del sepulcro. Santa Mónica.

me castigó el Señor. El Señor es mi fuerza y mi alegría. la diestra del Señor es nuestro orgullo". porque el Señor está conmigo. Me castigó. EN EL CEMENTERIO DOS ESTACIONES Me rodeaban zumbando como avispas. Esto es obra de la mano del Señor. ardiendo como fuego entre las zarzas: en el nombre de Dios las derroté. R. Digan los que temen al Señor: "Su misericordia es eterna". Escuchemos el canto de victoria que sale de la casa de los justos: "La diestra del Señor es poderosa. pero Dios me ayudó. él me escuchó y me puso a salvo. continuaré viviendo para contar lo que el Señor me ha hecho. R. Esta es la puerta del Señor y por ella entrarán lbs que le viven fieles. que quiero entrar a dar gracias a Dios. que poner en los hombres la confianza. En mi angustia clamé al Señor. Te doy gracias. R. porque eres bueno. pues me escuchaste y fuiste para mí la salvación. Más vale refugiarse en el Señor. Querían a empujones derribarme. ¿Qué podrá hacerme el enemigo? No habrá quien me derrote. R. R. es un milagro patente.146 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS Salmo 117 R. R. que quiero entrar a dar gracias a Dios. La piedra que desecharon los constructores es ahora la piedra angular. Señor. Señor. Diga la casa de Aarón: "Su misericordia es eterna". nada temo. más vale refugiarse en el Señor que buscar con los fuertes una alianza. No moriré. R. R. Las naciones vecinas me cercaban: las derroté en el nombre del Señor. R. 147 . Ábranme las puertas del triunfo. en el Señor está mi salvación. Ábranme las puertas del triunfo. R. R. Te damos gracias. porque tu misericordia es eterna. por los cuatro costados me asediaban: en el nombre de Dios las derroté. Diga la casa de Israel: "Su misericordia es eterna". El Señor me protege. pero no me abandonó a la muerte.

Te damos gracias. Oremos. nos ilumine. Tú eres mi Dios. 4' A continuación. el formulario general que está después de este recuadro. p. En la muerte de un padre (madre) de familia. Por un difunto muy joven. Porque tu misericordia es eterna. En la muerte de un religioso. el que preside dirige a los fieles unas palabras. Señor. R. Familia muy desconcertada. p. p. R. 377 5. durmiendo en la paz de este sepulcro. 388 12. En una muerte después de una larga enfermedad. que al descansar tres días en el sepulcro santificaste la tumba de los que creen en ti. A continuación. p. y danos tu victoria. Por un niño llegado al uso de razón. 379 6. 386 11. 389 Formulario general Vamos ahora « cumplir con el deber de dar sepultura al cuerpo de nuestro hermano (nuestra hermana). 382 8. Que el Señor. porque eres bueno. 1. 383 9. Fieles a la costumbre cristiana. p. Si el sepulcro no está bendecido. Amén. el que preside dice la siguiente oración sobre el sepulcro (si el sepulcro está ya bendecido se omite el texto entre corchetes). p. 373 3. En una muerte por accidente. p. Palabras de despedida acomodadas a cada caso Puede tomarse uno de los textos citados aquí. p. lo (la) resucites y lo (la) ilumines con la luz de tu rostro glorioso. p. p. de tal forma que la sepultura no sólo sirviera para enterrar el cuerpo. nuestro Dios. R. R. [dígnate ben decir esta tumba y] concede a nuestro hermano (nuestra hermana) N. y te doy gracias. En la muerte de un presbítero. En una muerte por homicidio o supuesto suicidio. lo haremos pidiendo con fe a Dios.148 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS Este es el día del triunfo del Señor. Bendito el que viene en nombre del Señor. 375 4. En una muerte repentina. Que Dios desde su templo nos bendiga. p. En caso de un accidente público. o bien. EN EL CEMENTERIO DOS ESTACIONES 149 que eres la Resurrección y la Vida. Libéranos. - Ordenemos una procesión con ramos hasta los ángulos del altar. que admita su alma entre sus santos y . Tú eres mi Dios. se rocía con agua bendita (y se inciensa). Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. hasta el día en que tú. para quien todos estamos vivos. Señor. 385 10. sino también para acrecentar nuestra esperanza en la resurrección. 370 2. descansar aquí de sus fatigas. p. En la muerte de un diácono. y yo te alabo. día de júbilo y de gozo. 380 7. Señor Jesucristo.

reconciliado (reconciliada) con el Padre. lo bendice y da una segunda vuelta perfumando el cadáver con incienso). disfrute para siempre de la gloria eterna y de la compañía de los santos. vid verdadera. de la muerte que acabas de sufrir. a las que el pueblo responde: Señor. Después. (luego. se entona uno de los cantos de despedida (véanse estos cantos en el formulario del Libro II (o bien uno de los presentes puede recitar las siguientes invocaciones. . el incienso con que perfumaremos tus despojos será símbolo de tu dignidad de templo de Dios y acrecentará en nosotros la esperanza de que este mismo cuerpo resucitará gloriosamente como el de Jesucristo]. en el último día. se coloca el cuerpo en el sepulcro y el que preside añade la siguiente oración: Oremos. continúa. mientras tanto. fuiste hecho (hecha) miembro de Cristo resucitado: el agua que ahora derramaremos sobre tu cuerpo nos lo recordará. — Que Cristo. que consagró tu cuerpo como templo suyo. EN EL CEMENTERIO DOS ESTACIONES 151 Invocaciones — Que el Padre. que te invitó a comer la carne inmaculada de su Hijo. [Dios te dio su Espíritu Santo. R. te haga participar ahora de su vida gloriosa. esperamos que también te librará. Te damos gracias por todos los dones con que lo (la) enriqueciste a lo largo de su vida. te admita ahora en la mesa de su reino. Señor. diciendo: No temas. encomendamos el alma de nuestro hermano (nuestra hermana). absuelto (absuelta) de sus culpas. Por el bautismo. Luego. Que. R. A tus manos. llevado (llevada) sobre los hombros del buen Pastor y agregado (agregada) al séquito del Rey eterno. con cuyo fuego ardiente fuiste madurado (madurada) revista tu cuerpo de inmortalidad. Todos oran unos momentos en silencio. en el momento del juicio. lo resucite un día lleno de vida y de gloria. el que preside camina alredor del ataúd aspergiéndolo con agua bendita. Cristo murió y resucitó por ti. por ello. si es posible. — Que el Espíritu de Dios. en quien fuiste injertado (injertada) por el bautismo. R. El Señor te protegió durante tu vida. libre de la muerte. el que preside. ten piedad o bien Kyrie eléison. ten piedad O bien Kyrie.150 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS que este cuerpo que hoy vamos a enterrar. Padre de bondad. sea misericordioso para con nuestro hermano (nuestra hermana) para que. eléison). Después. pone incienso. hermano (hermana). con la firme esperanza de que resucitará el último día con todos los que han muerto en Cristo.

R. — Que a ustedes. que con amor inefable creó al hombre y. — Y la bendición de Dios todopoderoso. Hijo + y Espíritu Santo. Amén. En este momento. + el descanso eterno. hasta que también nos llegue el momento de volver a reunimos con él (ella). y a todos nosotros. que todavía viven. R. y a todos los difuntos les conceda el lugar de la luz y de la paz. R. descienda sobre ustedes. O bien: — Dale. Y con tu espíritu. Dios de misericordia. junto a ti. R. — Y que a todos les conceda vivir eternamente felices con Cristo resucitado. EN EL CEMENTERIO DOS ESTACIONES R. R. Amén. — Que Dios. nuestro Padre. les conceda su bendición y su consuelo.152 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS en ellos reconocemos un signo de tu amor y de la comunión de los santos. en el gozo de tu reino eterno. los que hemos quedado en este mundo. uno de los familiares o amigos puede hacer una breve biografía del difunto y agradecer a los presentes su participación en las exequias. — Su alma y las almas de todos los fieles difuntos. Y a sus familiares y amigos. Amén. R. Por Jesucristo. R. Padre. concédenos saber consolarnos con palabras de fe. Amén. en la resurrección de Cristo otorgó a los creyentes la esperanza de resucitar. por la misericordia de Dios. R. j££ . Amén. nuestro Señor. Después. Amén. Amén. el que preside termina la celebración con una de las siguientes fórmulas: — El Señor esté con ustedes. — Descanse en paz. Señor. Y brille para él (ella) la luz eterna. descansen en paz. les otorgue el perdón de sus pecados. acoge las oraciones que te presentamos por este hermano nuestro (esta hermana nuestra) que acaba de dejarnos y ábrele las puertas de tu mansión.

inicia la celebración con las siguientes palabras u otras parecidas: Estamos reunidos. nos debe consolar. diciendo: — El Señor esté con ustedes. la asamblea entona algún canto preferentemente el salmo 113 con su antífona. a quienes tenemos el don inestimable de la fe cristiana. ESTACIÓN EN LA CAPILLA DEL CEMENTERIO Rito de entrada Si es posible. 52). queridos hermanos. . Demos gracias a Dios. El ministro saluda a los presentes. [fallecido (fallecida) en circunstancias especialmente dolorosas].154 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS Se concluye el rito con la fórmula acostumbrada de despedida. Luego. — R. Pueden ir en paz. FORMULARIO DE LAS EXEQUIAS EN EL CEMENTERIO CON UNA SOLA ESTACIÓN 1. Si es verdad que su separación corporal nos entristece. la esperanza de volvernos a reunir con él (ella) en la casa del Padre. Y con tu espíritu. R. (p. para cumplir un deber humanitario cristiano: dar sepultura a nuestro hermano (nuestra hermana) N.

resucitando. de aquel (aquella) a quien amaban. llévalos a la luz y a la paz de tu presencia. que te entregaste a la muerte para que todos los hombre se salven y pasen de la muerte a la vida. destruyó nuestra muerte y. con tu muerte. R. afligidos por la muerte. perdona a nuestro hermano (nuestra hermana) sus pecados. pues nuestra oración para pedir al Señor que reciba a nuestro hermano (nuestra hermana) en su misericordia y conceda a sus familiares. de la felicidad y de la paz. pero si . acuden confiados a ti. has abierto a los creyentes las puertas de la vida. Por Jesucristo. la proclamación de la palabra se hace como de costumbre. el consuelo de la fe. mira con bondad a tus siervos que. por tus méritos gloriosos. y no permitas. al fin de nuestra vida. mira a tus hijos que lloran en la tribulación. muriendo. Señor. se procede a la celebración de la palabra. el que preside añade la siguiente oración: Oremos. Proclamacción de la palabra de Dios Dicha la oración precedente. Si las exequias tienen lugar en una capilla o lugar donde los fieles puedan estar sentados. concédele el lugar de la luz. pp. R. nuestro Señor. que con amor eterno cuidas de nosotros y transformas la oscuridad de la muerte en aurora de la vida. lleguemos a reunimos con nuestro hermano (nuestra hermana) en aquel lugar donde serán enjugadas las lágrimas de nuestros ojos. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Señor.] Pues tu Hijo. concédenos a todos seguir sus pasos de tal modo que. restauró la vida. nuestro Señor. y. Tú. desde las tinieblas del llanto y del dolor. y a cuantos lloran su muerte. el Leccionario de las misas de difuntos. Amén. 444-527).156 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS Elevemos. Padre de misericordia y Dios de todo consuelo. Amén. tú que. Señor y Redentor nuestro. que eres el único santo y el único infinitamente misericordioso. O bien: EN EL CEMENTERIO UNA ESTACIÓN 1J7 Oremos. [Sé su refugio y fortaleza. que quien en el bautismo fue incorporado a tu Iglesia se vea ahora alejado de ti. tomando las lecturas del Leccionario de difuntos (cfr en este mismo volumen. Rey eterno. Después de un breve silencio.

En aquel tiempo. Las almas de los justos están en la manos de Dios y no los alcanzará ningún tormento. R. con humildad. R . que soy manso y humilde de corazón. 1-6. — Que perdones benignamente sus pecados. 3. Palabra de Dios. una completa destrucción. Después de breves sufrimientos recibirán una abundante recompensa. Y con tu espíritu. A la lectura conviene que siga una brevísima homilía o reflexión. Señor. al Padre de las misericordias por nuestro hermano (nuestra hermana). pueden usarse también las que aparecen en el Libro V en el formulario del rito breve de la celebración de las exequias (pp. O bien: 11. Los probó como el oro en el crisol y los aceptó como un holocausto agradable. que no necesite una larga homilía. Para la lectura breve puede usarse una de las siguientes perícopas. Jesús exclamó: "Vengan a mí todos los que están fatigados y agobiados por la carga. Los insensatos pensaban que los justos habían muerto. Encontrarán descanso porque mi yugo es suave y mi carga ligera". CASOS EXTRAORDINARIOS EN EL CEMENTERIO UNA ESTACIÓN la celebración tiene lugar junto al sepulcro o en una capilla de dimensiones reducidas. 25-30.EXEQUIAS EN. Tomen mi yugo sobre ustedes y aprendan de mí. se hacen las siguientes preces por el difunto y los que lo lloran. que ha muerto en el Señor. Lectura del libro de la Sabiduría. pues Dios los puso a prueba y los halló dignos de sí. En lugar de estas lecturas. Luego. T E * Lectura del santo Evangelio según san Mateo. que su salida de este mundo era una desgracia y su salida de entre nosotros. Pidamos ahora. puede ser aconsejable limitarse a la proclamación de una sola lectura más breve y de comprensión más sencilla. Los aceptó como un holocausto agradable. La gente pensaba que sus sufrimientos eran un castigo. Pero los justos están en paz. . pero ellos esperaban confiadamente la inmortalidad. Te lo pedimos. y yo los aliviaré. Palabra del Señor. — El Señor esté con ustedes. ¡58 159 Vengan a mí y yo los aliviaré. JL. 122-123).

es también un gesto evocador y consolador: nos recuerda el momento en que Jesús fue colocado en. A continuación el que preside dice la siguiente oración sobre el sepulcro (si el sepulcro ya está bendecido. EN EL CEMENTERIO UNA ESTACIÓN 161 Último adiós al cuerpo del difunto Vamos ahora a colocar en el sepulcro el cuerpo de nuestro hermano (nuestra hermana). se omite el texto entre corchetes): Oremos. R. R. — Que te dignes aumentar y confirmar su fe. de la misma manera que los amigos de Jesús creyeron que el Señor salió victorioso de aquel sepulcro. para quienes tenemos fe.160 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS — Que aceptes sus buenas obras. que al descansar tres días en el sepulcro santificaste la tumba de los que creen en ti. aquel sepulcro que con amor le había ofrecido José de Arimatea. R. que los santos ángeles custodien esta tumba y que el mismo Señor reciba ya su alma entre los moradores del cielo. — Que lo (la) recibas en la vida eterna.. Como José de Arimatea también nosotros hemos cuidado con amor de disponer este sepulcro para que en él descanse nuestro hermano (nuestra hermana). . peregrinos en esta tierra. R. R. R. Oremos también por los que lloran su muerte. antes de colocar su cuerpo en este sepulcro. Por ello. sirviéndote santamente. R. — Que te dignes mitigar con tu amor el dolor de la separación. — Que te dignes consolarlos en su pena. — Que te dignes levantar nuestros corazones hacia las cosas del cielo. el que preside se dirige a los fieles con las siguientes palabras u otras parecidas. Pidamos también por todos nosotros.. Señor Jesucristo. vamos a implorar la bendición de Dios sobre este lugar: que en él descanse nuestro hermano (nuestra hermana). se trata ciertamente de un gesto humano acostumbrado. así nosotros creemos que este lugar no será la morada definitiva de nuestro hermano (nuestra hermana). — Que te dignes dirigir y conservar toda nuestra vida. pero. Terminemos nuestra oración con la plegaria que nos enseñó el mismo Jesucristo. pidiendo que se haga siempre la voluntad del Señor: Padre nuestro. Y. Terminadas estas preces.

si es posible. (luego. Cristo murió y resucitó por ti. [dígnate ben + decir esta tumba y] concede a nuestro hermano (nuestra hermana) N. Amén. R. el que preside se dirige a los fieles con las siguientes palabras u otras parecidas: Vamos ahora a cumplir con el deber de dar sepultura al cuerpo de nuestro hermano (nuestra hermana). pone incienso. R. ten piedad (o bien: Kyrie. Después. diciendo: No temas. te admita ahora en la mesa de su reino. A continuación. libre de la muerte. Que. descansar aquí de sus fatigas. que eres la Resurrección y la Vida. Por el bautismo. hermano (hermana). en el momento del juicio. Todos oran unos momentos en silencio. el que preside camina alredor del ataúd aspergiéndolo con agua bendita. hasta el día en que tú. para quien todos estamos vivos. El Señor te protegió durante tu vida. Fieles a la costumbre cristiana. que admita su alma entre sus santos y que este cuerpo que hoy vamos a enterrar. ten piedad o bien Kyrie eléison. que consagró tu cuerpo como templo suyo. que te invitó a comer la carne inmaculada de su Hijo. disfrute para siempre de la gloria eterna y de la compañía de los santos. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. por ello. fuiste hecho (hecha) miembro de Cristo resucitado: el agua que ahora derramaremos sobre tu cuerpo nos lo recordará. eléison). el que preside continúa. O bien uno de los presentes puede recitar las siguientes invocaciones. Luego. durmiendo en la paz de este sepulcro. a las que el pueblo responde: Señor. [Dios te dio su Espíritu Santo. llevado (llevada) sobre los hombros del buen Pastor y agregado (agregada) EN EL CEMENTERIO UNA ESTACIÓN 163 al séquito del Rey eterno. lo bendice y da una segunda vuelta perfumando el cadáver con incienso). sino también para acrecentar nuestra esperanza en la resurrección. Señor. lo haremos pidiendo con fe a Dios. de la muerte que acabas de sufrir. mientras tanto. en el último día. se rocía con agua bendita (y se inciensa). reconciliado (reconciliada) con el Padre.162 EXEQUIAS EN CASOS EXTRA ORDINARIOS de tal forma que la sepultura no sólo sirviera para enterrar el cuerpo. lo (la) resucites y lo (la) ilumines con la luz de tu rostro glorioso. absuelto (absuelta) de sus culpas. sea misericordioso para con nuestro hermano (nuestra hermana) para que. esperamos que también te librará. . Si el sepulcro no está bendecido. lo resucite un día lleno de vida y de gloria. el incienso con que perfumaremos tus despojos será símbolo de tu dignidad de templo de Dios y acrecentará en nosotros la esperanza de que este mismo cuerpo resucitará gloriosamente como el de Jesucristo]. Invocaciones — Que el Padre. se entona uno de los cantos de despedida (véanse estos cantos en el formulario del Libro II).

— Que a ustedes. los que hemos quedado en este mundo. con la firme esperanza de que resucitará el último día con todos los que han muerto en Cristo. (o bien: Kyrie. que todavía viven.164 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS — Que Cristo. — Que el Espíritu de Dios. concédenos saber consolarnos con palabras de fe. nuestro Padre. Padre de bondad. (o bien: Kyrie. R. se coloca el cuerpo en el sepulcro y el que preside añade la siguiente oración: Oremos. encomendamos el alma de nuestro hermano (nuestra hermana). Señor. R. . con cuyo fuego ardiente fuiste madurado (madurada) revista tu cuerpo de inmortalidad. eléison). nuestro Señor. ten piedad. el que preside termina la celebración con una de las siguientes fórmulas: — El Señor esté con ustedes. Después. vid verdadera. eléison). Dios de misericordia. hasta que también nos llegue el momento de volver a reunimos con él (ella). — Que Dios. uno de los familiares o amigos puede hacer una breve biografía del difunto y agradecer a los presentes su participación en las exequias. les otorgue el perdón de sus pecados. Señor. en quien fuiste injertado (injertada) por el bautismo. Después. R. EN EL CEMENTERIO UNA ESTACIÓN 165 Y a sus familiares y amigos. acoge las oraciones que te presentamos por este hermano nuestro (esta hermana nuestra) que acaba de dejarnos y ábrele las puertas de tu mansión. A tus manos. junto a ti. Te damos gracias por todos los dones con que lo (la) enriqueciste a lo largo de su vida. Amén. y a todos nosotros. R. Por Jesucristo. que con amor inefable creó al hombre y en la resurrección de Cristo otorgó a los creyentes la esperanza de resucitar. te haga participar ahora de su vida gloriosa. ten piedad. en ellos reconocemos un signo de tu amor y de la comunión de los santos. Amén. R. En este momento. en el gozo de tu reino eterno. y a todos los difuntos les conceda el lugar de la luz y de la paz. les conceda su bendición y su consuelo. R. Y con tu espíritu. Amén.

R. (p. junto al sepulcro. Amén. CAPITULO III CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS EN EL DOMICILIO DEL DIFUNTO Este rito ordinariamente sólo se usa en las poblaciones mayores y con ocasión únicamente de aquellas exequias que tienen lugar en un día festivo. las exequias sólo pueden celebrarse en la casa del difunto por motivos muy especiales. La misa exequial. Seflor. dirija las preces del Apéndice IV (pp. junto al sepulcro. por otra parte. — Y la bendición de Dios todopoderoso. Por ello. puede permitir la misa exequial en la misma casa del difunto. . R. o. R. Amén. pues por lo reducido del lugar sólo pueden participar unas pocas personas. R. Y brille sobre él (ella) la luz eterna. En los demás casos. que uno de los presentes. por lo menos. í> ). Si en la demarcación parroquial hay alguna otra iglesia. nunca podrá celebrarse si el motivo por el que las exequias tienen lugar en la casa del difunto es debido a que se celebran en uno de los domingos o solemnidades en que no se permite la misa exequial (cfr Instrucción General para el uso del Misal Romano. O bien: — Dale. se haga. El rito exequial celebrado en la misma casa del difunto presenta una estructura necesariamente muy breve. Amén. la celebración prevista en el capítulo anterior. descansen en paz.166 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS — Y que a todos les conceda vivir eternamente felices con Cristo resucitado. Las exequias en la casa del difunto. cuando el rito debe celebrarse a la misma hora en que la iglesia está ocupada por alguna celebración festiva de la comunidad. de suyo no comportan la misa exequial. Amén. — Su alma y las almas de todos los fieles difuntos. al llegar al cementerio. además de la parroquial. n. y siempre con consentimiento del Ordinario. + el descanso eterno. — Descanse en paz. descienda sobre ustedes. R. Se concluye el rito con la fórmula acostumbrada de despedida. siempre es preferible y más expresivo celebrar las exequias con el rito acostumbrado en esta iglesia que celebrarlas en la misma casa del difunto. si el Ordinario del lugar lo juzgara oportuno. R. debe procurarse que. por la misericordia de Dios. 336). Demos gracias a Dios. — Pueden ir en paz. si no resulta posible la presidencia de un ministro ordenado. Padre. 410-416). En otros casos. Hijo + y Espíritu Santo.

— Señor. Y con tu espíritu. mientras todos se santiguaní — En el nombre del Padre. Dios no los ha abandonado a ustedes. — Atiende a los que te suplican y escucha la voz de los que lloran. — Consuélanos en nuestra tribulación. R. y aviva en nosotros la esperanza de que volveremos a ver este mismo rostro junto a ti y gozaremos de él en tu presencia por los siglos de los siglos. concédele la vida eterna. un querido amigo (una querida amiga) de ustedes. saluda a los presentes diciendo: — El Señor esté con ustedes. cuando dice: "Vengan a mí todos los que están fatigados y agobiados.168 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS EN EL DOMICILIO DEL DIFUNTO Si el ataúd está aún abierto. se cierra el ataúd. pueda contemplarte cara a cara en tu reino. R.. se dirige a los fieles con una brevísima monición usando las siguientes palabras u otras parecidas: Amados hermanos: El Señor. escucha nuestra oración por tu hijo (hija) N. — Perdónale sus pecados. Amén. Jesús nos invita a esta confianza. el que preside dice: 1. — Ilumina sus ojos con la luz de tu gloria. y yo los aliviaré". R. en su inescrutable providencia. en este momento triste conviene que levanten ustedes sus ojos a Dios y le pidan que afiance su fe y que acreciente su esperanza. R. Amén. Su muerte los ha llenado de dolor y de consternación. R. haz que este hermano nuestro (hermana nuestra). porque nunca abandona a sus hijos. Señor. diciendo. A continuación. y del Hijo. y del Espíritu Santo. RITO INICIAL El ministro empieza la celebración. en este momento en que va a desaparecer de nuestros ojos este rostro que nos ha sido tan querido. Señor. R. R. R. ten piedad. levantamos hacia ti nuestra mirada. acaba de llamar de este mundo a N. Luego. 169 . Pero. Luego.

concédele ahora que. oí una voz que venía del cielo y me decía: "Dichosos los que mueren en el Señor". R. colócalo (colócala) entre tus santos y elegidos. Juan. Te lo pedimos.. 13 Yo. concede la vida eterna a nuestro hermano (nuestra hermana). — Tú. a quien en esta vida mortal rodeaste con tu amor infinito. Señor. contempla. Señor. Señor. Te encomendamos. Preces Después de un breve silencio. y. Y. Amén.170 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS EN EL DOMICILIO DEL DIFUNTO 171 Después de un breve silencio. — Tú. nuestras súplicas y haz que tu siervo (sierva) N. levantamos nuestros ojos. recibe a nuestro hermano (nuestra hermana) N. Escucha. participe en el descanso eterno. R . en tu reino. el que preside dice: Oremos. Señor. Amén. R. L I T U R G I A DE LA PALABRA Lectura breve Ap 14. que resucitaste a los muertos. Obi Oremos. nuestra tristeza. perdonado (perdonada) de sus pecados y libre de toda pena. donde no hay ni llanto ni luto ni dolor. libre de todos los males. pues sus obras los acompañan". nuestro Señor. El Espíritu es quien lo dice: "Que descansen ya de sus fatigas. a nuestro hermano (nuestra hermana) N. Por Jesucristo. que desde la cruz prometiste el paraíso al buen ladrón. Señor. nuestro Señor. sino paz y alegría eternas. goce junto a ti de la vida inmortal. se añade: Hacia ti. que acaba de salir de este mundo. fortalece nuestra fe en este momento de prueba y concédele a nuestro hermano (nuestra hermana) el descanso eterno. admítelo (admítela) en tu paraíso. Por Jesucristo. cuando llegue el gran día de la resurrección y del premio. 2. R. ya que este mundo acabó para él (ella).

R. el que preside se dirige a los fieles con las siguientes palabras u otras parecidas: Ya que Dios ha querido llamar a sí de este mundo a nuestro hermano (nuestra hermana). despide a los fieles con la fórmula acostumbrada: — Pueden ir en paz. nuestro Señor. el descanso eterno. añade la siguiente oración.. en memoria de su bautismo. que experimentaste el dolor de la muerte y resucitaste gloriosamente del sepulcro.. pidiendo que se haga siempre la voluntad del Señor: Padre nuestro. Amén. Finalmente. A continuación. 3. ÚLTIMO ADIÓS AL CUERPO DEL DIFUNTO Terminadas las preces. dígnate enjugar las lágrimas de quienes lloramos la muerte de nuestro hermano (nuestra hermana). Señor. Por Jesucristo. vamos a orar al Señor. Terminemos nuestra oración con la plegaria que nos enseñó el mismo Jesucristo. Todos oran unos momentos en silencio. el que preside asperge el ataúd con agua bendita.172 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS — Tú. Demos gracias a Dios. Después. Luego.. Te pedimos. R. R. que ha muerto para este mundo viva ahora para ti y que tu amor misericordioso borre los pecados que cometió por fragilidad humana. R. — Tú que lloraste ante la tumba de tu amigo Lázaro. Amén. R. Y brille para él (ella) la luz eterna. concede a nuestro nuestro hermano (nuestra hermana) la vida feliz de la resurrección. traza el signo de la cruz sobre el ataúd. Señor. Pero confiados en que Dios recibirá su alma entre sus santos y elegidos y en que a este cuerpo hoy humillado lo transformará un día a semejanza del cuerpo resucitado de Jesucristo. EN EL DOMICILIO DEL DIFUNTO Oremos. 173 . ahora sus familiares van a llevar su cuerpo al cementerio para que vuelva a la tierra de la que fue sacado. R. diciendo: _ Dale. que tu siervo (sierva) N. Y añade: — Descanse en paz.

Por ello. R. que se salvara? . Padre de nuestro Señor Jesucristo. En este momento. Si conservaras el recuerdo de las culpas. que estén atentos tus oídos a mi voz suplicante. inicia !>• i ion con las siguientes palabras u otras parecidas: Queridos hermanos: En este momento de un dolor tan intenso y en medio del desconcierto en que a todos nos sume la PUBLICO 175 desgracia que tan inesperadamente ha caído sobre nosotros. puede recitarse. Luego. intentemos elevar nuestra mirada a Dios para encontrar refugio en la oración y respuesta a nuestro dolor en la palabra de Dios. A continuación. ninguna palabra humana es suficiente para atenuar nuestro dolor. Señor. de por qué Dios haya permitido que ocurriera una desgracia tan grande. R. debemos elevar nuestros ojos a Dios y dirigirnos a él con aquellos mismos sentimientos de esperanza que salían del corazón de Pablo: "Bendito sea Dios. la celebración acostumbra a desarrollarse o bien trasladando los cadáveres de la capilla ardiente a la iglesia o bien toda ella en la misma iglesia. Padre de misericordia y Dios del consuelo: él nos conforta en toda tribulación". Desde el abismo de mis pecados clamo a ti. el salmo siguiente: Salmo 129 R. Señor. a nuestros ojos incomprensible. Mi alma espera en el Señor. especialmente— la celebración se desarrollara en su forma típica. para las procesiones y para la estación en el cementerio se usarían los elementos que figuran en los Libros II y III de este Ritual. escucha mi clamor. Y con tu espíritu. Si en algún caso —en los pueblos. sin canto. Esta palabra es la única que puede proyectar un rayo de luz sobre la oscuridad de la prueba que estamos viviendo e iluminar el misterio. ESTACIÓN EN LA CAPILLA ARDIENTE El ministro saluda a los presentes diciendo: — El Señor esté con ustedes. FORMA DE RECEPCIÓN Si la celebración se inicia en la capilla ardiente: 1.EN CASO DE ACCIDENTE 174 CAPITULO IV CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS DE VARIOS DIFUNTOS EN CASO DE ACCIDENTE PÚBLICO En las exequias por varios difuntos en caso de accidente público. ¿quién habría.

Confío en el Señor. gritamos a ti. y a nosotros. R. Para la oración por los difuntos puede usarse oportunamente la siguiente letanía: Letanía por los difuntos — Tú. Recibe a tus siervos en el paraíso. EN CASO DE ACCIDENTE PUBLICO 177 como el centinela aguarda la aurora. si la celebración es rezada. y él redimirá a su pueblo de todas sus iniquidades. R. R. Por Jesucristo. que fuiste santuario y dominio de Israel durante su peregrinación por el desierto. por eso con amor te veneramos. que tan inesperadamente han salido de este mundo. Como aguarda a la aurora el centinela. ayúdanos a aguardar tu misericordia. que hemos quedado desconcertados por su trágica muerte. muestra la abundancia de tu redención a estos hermanos nuestros. que transformaste las penas del desierto en manantiales de agua viva. se organiza la procesión hacia la iglesia. R. nuestro Señor. Señor: que tus oídos estén atentos a la voz de nuestra súplica y tus ojos se compadezcan ante las lágrimas de los que lloran. mucho más que a la aurora el centinela. 2. Después de la salutación inicial (o del salmo). él pueblo ora por los difuntos o se entona algún canto popular apropiado. R. Desde lo hondo de nuestro dolor. que libraste a tu pueblo de la esclavitud de Egipto: R. — Tú. si la celebración es cantada. que diste a tu pueblo posesión de una tierra que manaba leche y miel. R. — Tú. se entona el salmo 113 con su antífona (p. 52). mi alma aguarda al Señor. Amén. PROCESIÓN A LA IGLESIA A continuación. porque del Señor viene la misericordia y la abundancia de la redención. — Tú. se añade la siguiente oración: Oremos. R. que abriste el mar Rojo ante los israelitas que caminaban hacia la libertad prometida. Durante esta procesión.176 EXEQUIAS EN CASOS EXTRA ORDINARIOS Pero de ti procede el perdón. mi alma espera y confía en su palabra. R. aguarda Israel al Señor. . — Tú.

que nos dice: "Vengan a mí todos los que están fatigados y agobiados. — Tú. e —incluso en la oscuridad de este momento de lágrimas— y quedarán radiantes". que eres auxilio y escudo de cuantos confían en ti. en que la inesperada muerte de nuestros hermanos los llena a ustedes de dolor y desconcierto. como añade el mismo salmista: "Si el afligido invoca al Señor. Consternados frente a este hecho. tal como se describe en la p. bis RECIBIMIENTO DE LOS DIFUNTOS EN EL ATRIO DE LA IGLESIA Si las exequias se celebran íntegramente en la iglesia. si es posible. . se colocan los cadáveres ante el altar y. — Tú. Luego. recordando las palabas de Jesús. viene en ayuda nuestra la fe cristiana: ella nos asegura que la vida de nuestros hermanos no ha terminado con esta muerte que contemplan nuestros ojos. R. hagan un esfuerzo por levantar con fe la mirada a Dios. sino los que viven para ti. EN CASO DE ACCIDENTE PUBLICO 179 Queridos familiares (y amigos): En este momento. Al llegar a la iglesia. que en la ascensión de Jesucristo has querido que tu pueblo vislumbrara su entrada en la tierra de promisión definitiva. R. que por la muerte de Jesús. con todo. que no quieres que alaben tu nombre los muertos ni los que bajan al silencio. R. A continuación. junto a ellos el cirio pascual. en este doloroso momento. si es posible. y yo los aliviaré". R. los conforte a ustedes en esta gran tribulación. 57 FORMA DE RECEPCIÓN 1. — Tú. Situados los familiares de los difuntos en sus lugares. Padre de todo consuelo. sigue el rito con la iluminación del cirio pascual. se pone junto a ellos el cirio pascual. pero no por ello menos verdadera. porque.178 EXEQUIAS EN CASOS EXTRA ORDINARIOS — Tú. R. iluminas las tinieblas de nuestra muerte. que en la resurrección de Jesucristo has inaugurado la vida nueva de los que han muerto. él lo escucha y lo salva de sus angustias". en una dimensión ciertamente distinta y ahora para nosotros incomprensible. que quisiste que tu Hijo llevara a realidad la antigua Pascua de Israel. diciendo: — Tú. el ministro saluda a la asamblea. colocando. creemos que continúan viviendo. nos sentimos abrumados y no encontramos palabras para explicarnos su partida de entre nosotros. se introducen los cadáveres en la iglesia y se ponen ante el altar. desesperarnos. Eleven su mirada al Señor. "contémplenlo —como dice el salmo—. R. Hermanos: Ante la trágica muerte de estos hermanos nuestros. Y con tu espíritu. — El Señor esté con ustedes. no podemos. R. pues. Que Dios. el ministro recibe en el atrio los cadáveres y saluda a los familiares de los difuntos con las siguientes palabras u otras parecidas. — Tú.

MISA EXEQUIAL O LITURGIA DE LA PALABRA El ORDINARIO DE LA MISA se encuentra en la p. 391. Señor Jesucristo. el celebrante puede encender el cirio pascual. que vives y reinas. según el cual nos vemos privados de la presencia visible de unos queridos compañeros de viaje. Por nuestro Señor Jesucristo. Colocados los cadáveres en su lugar (y hecha la salutación inicial. puede entonarse ¡Oh luz gozosa! (cfr P. hasta que lleguemos a ti. a su tiempo. si se celebra la misa. Dios nuestro. Madre de misericordia. durante esta celebración. Escucha. que experimentó las lágrimas y el dolor ante la muerte de su Hijo. esta llama. encendemos. queremos inclinarnos ante la poderosa voluntad de Dios. Claridad eterna. si el rito ha empezado en el atrio de la iglesia). Terminados estos ritos iniciales (y. inmortal y glorioso. R. oportunamente colocado cerca de los cadáveres. Oremos. al Señor. rociadas con las lágrimas del dolor en que nos sume la trágica muerte de nuestros hermanos. las súplicas de tu pueblo.576) u otro canto apropiado. ten piedad). pues. Amén. omitido el acto penitencial y el Señor. interceda por los que lloran ahora en este valle de lágrimas. 2. de nuestros hermanos. Que ella. ahora sin vida. O bien: Oremos.180 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS Ahora no podemos comprender el misterioso designio de Dios. y haz que gocen ya para siempre de la luz de aquella patria que nunca ningún mal podrá oscurecer. que tienes en tus manos la vida de los hombres y a cada uno señalas el número de sus días. Señor. . Junto a los cuerpos. aquellos mismos sentimientos de fortaleza y de esperanza que tuvo María ante la muerte violenta de su Hijo. que el resplandor de esta luz EN CASO DE ACCIDENTE PUBLICO 181 ilumine nuestras tinieblas y alumbre nuestro camino de esperanza. Si la celebración es cantada. por los siglos de los siglos. frente a su muerte. enjugará las lágrimas de nuestros ojos y hará desaparecer la muerte para siempre. confiarle nuestro agobio y creer firmemente que él se interesa por nosotros. escucha misericordioso la oración de tu Iglesia y muéstrate propicio con tus siervos. se dice la oración colecta: Oremos. el Señor. diciendo la siguiente fórmula. pero. por el descanso de nuestros hermanos y supliquémosle también que dé a sus familiares y a cuantos ahora se ven consternados por estas inesperadas muertes. símbolo de tu cuerpo glorioso y resucitado.

no tomes en cuenta sus culpas y pecados y admítelos en la alegría de tu reino. con el siguiente formulario u otro parecido: Plegaria universal Acudamos al Padre de misericordia y Dios de todo consuelo y pidámosle que vuelva sus ojos hacia nosotros. que sufren la gran prueba de su imprevista muerte y trágica desaparición. el Leccionario de las misas de difuntos. Señor. roguemos al Señor. Para que Dios les perdone todos sus pecados y les premie sus buenas obras. R — Para que sus lágrimas y sufrimientos se transformen un día en aquel gozo que nadie les podrá nunca arrebatar. R. roguemos al Señor. roguemos al Señor. para que encuentren en la fe la fortaleza necesaria para superar esta gran pena. como habitualmente. La celebración prosigue. R. — Por nuestros hermanos. pp. como habitualmente. ilumines las tinieblas en que nos sume nuestro dolor y concedas a nuestros hermanos . con la Liturgia de la palabra (cfr en este mismo volumen. la plegaria universal. Te rogamos. sus siervos. que contempla cómo el dolor nos desconcierta y cómo es débil nuestra fe. que lloramos la trágica e inesperada muerte de aquellos a quienes amábamos. R. 444-527) Después de la homilía. — Para que el Señor. inclinándonos humildemente ante el misterio de unos designios que no comprendemos. Padre bueno y justo. roguemos al Señor. R. la plegaria universal concluye con la siguiente colecta: Dios. roguemos al Señor. se hace. tal como se ha realizado en nuestros hermanos muertos y como se cumplirá en cada uno de nosotros cuando él lo disponga. nos ayude a aceptar el misterioso designio de su voluntad. para que el Señor los reciba en su reino de bienestar. te pedimos que escuches nuestras plegarias. arrancados tan inesperadamente de nuestra convivencia terrena. R — Para que a todos los que lloran ante esta desgracia les sirva de alivio la comunión fraterna y la solidaridad cristiana de quienes nos hemos reunido aquí para acompañarlos. Por nuestro Señor Jesucristo. Si en las exequias se celebra la misa. EN CASO DE ACCIDENTE PUBLICO 183 — Por sus familiares. roguemos al Señor.182 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS que tan inesperadamente acabas de llamar de esta vida.

en este momento en que van a ser sepultados sus cuerpos. Por Jesucristo. p. al inicio de sus vidas. EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS vivir eternamente contigo en la felicidad de tu reino. se dirige a los fieles con las siguientes palabras u otras parecidas: EN CASO DE ACCIDENTE PUBLICO 185 Ha llegado el momento de dar el último adiós a nuestros hermanos. así se volverá también visible el signo de la resurrección. diciendo: Vamos ahora a rociar los cadáveres de nuestros hermanos con agua bendita. el que preside asperge. Si no se celebra la misa. luego. En este Ritual se encuentra un formulario completo para la misa de difuntos cuando se celebra fuera de una iglesia. Si se celebra la misa. Mientras tanto. evocaremos el bautismo por el que. pone incienso. Si las exequias se celebran sin misa. nuestro Señor. como de costumbre. fueron ya incorporados a la muerte y resurrección de Cristo. Después. los cuerpos de los difuntos. Liturgia eucarística En el Misal Romano se encuentran distintos formularios para las misas de difuntos. o bien: Kyrie. eléison. transformados. Con esta esperanza. ten piedad. 393. al fin de los tiempos. se entona el canto del último adiós o bien uno de los ministros recita las siguientes invocaciones a las que el pueblo responde: Señor. Amén. Pero debe ser también un momento de firme esperanza.. el que preside continúa. pausadamente y con respeto. de la misma forma que el símbolo de muerte y sepultura del bautismo se ha vuelto realidad visible en estos cuerpos. ÚLTIMO ADIÓS A LOS CUERPOS DE LOS DIFUNTOS El que preside. así también nosotros llevemos una vida nueva". pues confiamos en que estos rostros amados los volveremos a contemplar. Se trata ciertamente de un momento de intensa tristeza. Rociar. cuando Dios. estos cadáveres con agua semejante a la del bautismo es profesar nuestra fe en que. bendice y perfuma los cadáveres con incienso.. Dicha esta oración y omitida la bendición y el Pueden ir en paz. sigue la Liturgia eucarística. pues. Así. la plegaria universal concluye con la siguiente fórmula: Terminamos nuestra oración aceptando con fe la voluntad divina y repitiendo la plegaria que nos enseñó el mismo Jesucristo: Padre nuestro. sigue el último adiós a los cuerpos de los difuntos. oremos por ellos ahora unos momentos en silencio. "así como Cristo resucitó de entre los muertos. Luego. hasta la oración después de la comunión. Porque. La misa prosigue. se procede ai rito del último adiós a los cuerpos de los difuntos. colocado cerca de los ataúdes. 3. nos reúna de nuevo en su reino.184 R. . Todos oran unos momentos en silencio.

Te damos gracias. recibe las oraciones que te presentamos por estos hermanos nuestros que acaban de dejarnos y ábreles las puertas de tu mansión.186 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS Invocaciones — Que nuestros hermanos vivan eternamente en la paz junto a ti. Diga la casa de Israel: "Su misericordia es eterna". R. y a todos nosotros. nuestro Señor. Señor. Salmo 117 R. — Que contemplen tu rostro glorioso y tengan parte en la alegría sin fin. Después. R. — Cristo Jesús. junto a ti. en el que se puede ir intercalando la respuesta Si morimos con Cristo. con la firme esperanza de que resucitarán en el último día. Señor. Si morimos con Cristo. Te damos gracias por todos los dones con que los enriqueciste a lo largo de sus vidas. Diga la casa de Aarón: "Su misericordia es eterna". se recita el salmo 117. los que hemos quedado en este mundo. — Que participen contigo de la felicidad eterna de los santos R. ten piedad. eléison). Digan los que temen al Señor: "Su misericordia es eterna". R. en el gozo de tu reino eterno. porque eres bueno. recíbelos junto a ti con todos los que nos han precedido. hasta que también nos llegue el momento de volver a reunimos con ellos. Por Jesucristo. en ellos reconocemos un signo de tu amor y de la comunión de los santos. porque tu misericordia es eterna. Después. EN CASO DE ACCIDENTE PUBLICO 187 Dios de misericordia. . Amén. R. A tus manos. Padre de bondad. Y a sus familiares y amigos. viviremos con él. con todos los que han muerto en Cristo. concédenos saber consolarnos con palabras de fe. R. viviremos con él. R. (Kyrie. el que preside añade la siguiente oración: Oremos. encomendamos las almas de nuestros hermanos.

día de júbilo y de gozo. Señor. R. nuestro Dios. 189 . Señor. más vale refugiarse en el Señor que buscar con los fuertes una alianza. ardiendo como fuego entre las zarzas: en el nombre de Dios las derroté. es un milagro patente. ¿Qué podrá hacerme el enemigo? No habrá quien me derrote. Bendito el que viene en nombre del Señor. R. Libéranos. Ábranme las puertas del triunfo. pero Dios me ayudó. El Señor me protege. Señor. él me escuchó y me puso a salvo. nada temo. Escuchemos el canto de victoria que sale de la casa de los justos: "La diestra del Señor es poderosa. pues me escuchaste y fuiste para mí la salvación. R. que poner en los hombres la confianza. R. R. Porque tu misericordia es eterna. Te doy gracias.188 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS En mi angustia clamé al Señor. pero no me abandonó a la muerte. La piedra que desecharon los constructores es ahora la piedra angular. por los cuatro costados me asediaban: en el nombre de Dios las derroté. R. que quiero entrar a dar gracias a Dios. y te doy gracias. y yo te alabo. porque el Señor está conmigo. me castigó el Señor. R. R. Tú eres mi Dios. R. El Señor es mi fuerza y mi alegría. Me rodeaban zumbando como avispas. R. Este es el día del triunfo del Señor. Ordenemos una procesión con ramos hasta los ángulos del altar. Esta es la puerta del Señor y por ella entrarán los que le viven fieles. Querían a empujones derribarme. R. Que Dios desde su templo nos bendiga. nos ilumine. Te damos gracias. Tú eres mi Dios. Esto es obra de la mano del Señor. y danos tu victoria. Me castigó. la diestra del Señor es nuestro orgullo". R. Las naciones vecinas me cercaban: las derroté en el nombre del Señor. Más vale refugiarse en el Señor. Que el Señor. porque eres bueno. EN CASO DE ACCIDENTE PUBLICO No moriré. en el Señor está mi salvación. continuaré viviendo para contar lo que el Señor me ha hecho.

porque han sido llamados a la vida eterna por los siglos de los siglos. Demos gracias a Dios. y a orar por los familiares que lloran la muerte del ser querido. la veracidad del rito exige que se eviten todas aquellas frecuentes expresiones de las oraciones litúrgicas del entierro que aluden a la fe o a la esperanza cristianas del difunto. Sus almas y las almas de todos los fieles difuntos. Amén. Este rito se presenta únicamente en su forma simplificada y sin canto. R. Amen. Señor. — Dales. el que preside añade: — Que el Señor abra las puertas del triunfo a nuestros hermanos. sino que duermen. R. para que.190 EXEQUIAS EN CASOS EXTRA ORDINARIOS Colocados los cuerpos en carrozas fúnebres. el descanso eterno. diciendo: — R. PERO CUYA FAMILIA PIDE LA CELEBRACIÓN CRISTIANA DEL ENTIERRO Este rito de exequias se usa para aquellos difuntos que durante su vida fueron notablemente no practicantes. pero cuya familia cristiana desea el consuelo de las exequias eclesiales. que es la más frecuente. Con todo. entren como vencedores por las puertas de los justos y entonen cantos de victoria por los siglos de los siglos. En este caso. sobre todo cuando se trata de difunto no practicante. Las fórmulas litúrgicas que figuran en este formulario se centran. CAPITULO V CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS DE UN DIFUNTO NO PRACTICANTE. Y brille para ellos la luz eterna. por ello. las fórmulas que aquí se ofrecen pueden adaptarse con facilidad a los esquemas más amplios que figuran en los Libros II y III de este Ritual. . R. R. — R. Amén. bueno para con todos. sino que reposan. por la misericordia de Dios. de que no han perdido la vida. Descansen en paz. si en algún caso (sobre todo en los pueblos) estas exequias debieran celebrarse en su forma típica e incluso con canto. en encomendar el difunto a la piedad de Dios. Amén. sin que ello quiera significar un juicio sobre lo que fue el difunto ante Dios. El que preside termina la celebación. terminado el duro combate de su vida mortal. — Pueden ir en paz. — Y a todos nosotros nos dé la certeza de que no están muertos. descansen en paz.

Junto al cuerpo. que vives y reinas. ahora sin vida. POR UN DIFUNTO NO 193 to al sepulcro. por los siglos de los siglos. sobre todo para los familiares de N. Amén. sino que se convierta y viva. hasta que lleguemos a ti. R..192 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS 1. Situados los familiares del difunto en sus lugares.. junto a la puerta de la iglesia. El que preside puede encender en este momento el cirio pascual.. si es posible. Y también para rodear con nuestro afecto y con nuestra plegaria a unos amigos que están tristes por la muerte de aquel (aquella) a quien tanto amaban. •. Que el Señor escuche nuestras súplicas. diciendo la siguiente fórmula. de nuestro hermano (nuestra hermana) N. saluda a los familiares del difunto con las siguientes palabras u otras parecidas. Queridos familiares y amigos: En este momento de dolor en que los ha sumido a ustedes la muerte de N. nuestra fe cristiana en que la vida no termina jun- PRACTICANTE R. el ministro saluda a la asamblea. y en manos de su Hijo Jesucristo. ante el cadáver de una persona amada. Señor Jesucristo. la Iglesia los recibe con sentimientos de compasión y con el deseo de reanimar y fortalecer su esperanza en la bondad sin límites de Dios. se dirige a los fieles reunidos en la iglesia con las siguientes palabras u otras parecidas. finalmente. Luego. encendemos. en primer lugar para confesar. diciendo: — El Señor esté con ustedes. el único que puede juzgar el interior del hombre y que no quiere la muerte del pecador. nuestro Padre: "Confíen en Dios. Queridos hermanos: Nos hemos reunido hoy. se compadezca de nuestro hermano (nuestra hermana) y dé su consuelo a los que lo (la) lloran. símbolo de tu cuerpo glorioso y resucitado. Y. colocando. que el resplandor de esta luz ilumine nuestras tinieblas y alumbre nuestro camino de esperanza. se reza la siguiente letanía por el difunto: . en un momento especialmente triste. esta llama. sino por los pecadores. para orar por nuestro hermano (nuestra hermana) y colocarlo (colocarla) confiadamente en manos de Dios Padre. con quien convivieron largos años y a quien tanto amaban. Claridad eterna. Y con tu espíritu. que murió no por los justos. que él los ayudará". RECIBIMIENTO DEL DIFUNTO EN EL ATRIO DE LA IGLESIA El ministro. junto a él el cirio pascual. se introduce el cadáver en la iglesia y se pone ante el altar. inmortal y glorioso. Luego. A continuación.

194

EXEQUIAS EN CASOS

EXTRAORDINARIOS

Letanía por el difunto
— Tú que libraste a tu pueblo
de la esclavitud de Egipto.
R. Recibe a tu siervo (sierva) en el paraíso.
— Tú, que abriste el mar Rojo ante los israelitas
que caminaban hacia la libertad prometida. R.
— Tú, que diste a tu pueblo
posesión de una tierra que manaba leche y miel. R.
— Tú, que quisiste que tu Hijo
llevara a realidad la antigua Pascua de Israel. R.
— Tú, que por la muerte de Jesús,
iluminas las tinieblas de nuestra muerte. R.
— Tú, que en la resurrección de Jesucristo,
has inaugurado la vida nueva
de los que han muerto. R.
— Tú, que en la ascensión de Jesucristo,
has querido que tu pueblo vislumbrara su entrada
en la tierra de promisión. R.
En lugar de las letanías, puede leerse también el salmo 113 (p. 52), en el
que el pueblo puede ir intercalando la antífona Dichosos los que mueren
en el Señor.

POR UN DIFUNTO NO

PRACTICANTE

195

2. MISA EXEQUIAL O LITURGIA DE LA PALABRA
El ORDINARIO DE LA MISA se encuentra en la p. 391.
Terminadas las letanías (o el salmo 113) (y, si se celebra la misa, omitido
el acto penitencial y el Señor, ten piedad), se dice la oración colecta:

Oremos.
Dios nuestro,
siempre dispuesto a la misericordia y al perdón,
escucha nuestras súplicas por tu siervo (sierva) N.,
que acabas de llamar a tu presencia,
y condúcelo (condúcela) ahora a tu reino,
su verdadera patria,
para que goce contigo de la alegría eterna.
Por nuestro Señor Jesucristo.
O bien:

Oremos.
No seas severo en tu juicio, Señor,
con este siervo tuyo (esta sierva tuya),
que acaba de salir de este mundo,
pues ningún hombre es inocente frente a ti,
si tú mismo no perdonas sus culpas;
te pedimos, pues,
que escuches las súplicas de tu Iglesia
y le concedas a nuestro hermano (nuestra hermana)
un lugar entre tus santos y elegidos,
tú que vives y reinas.

EXEQUIAS

196

EN CASOS EXTRA

ORDINARIOS

La celebración prosigue, como de costumbre, con la Liturgia de la palabra (cfr en este mismo volumen, el Leccionario de las misas de difuntos,
pp. 444-527).
Después de la homilía, se hace, como de costumbre, la plegaria universal,
con el siguiente formulario u otro parecido.

POR UN DIFUNTO NO

PRACTICANTE

197

— Para que el Espíritu Santo lleve a sus familiares por las
sendas de la fe y les dé la esperanza firme de alcanzar,
junto a nuestro hermano (nuestra hermana), el reino eterno, roguemos al Señor. R.
Si en las exequias se celebra la misa, la oración universal concluye con
la siguiente colecta:

Plegaria universal
Oremos a Dios, Padre de todos, por nuestro hermano difunto (nuestra hermana difunta) y pidámosle que escuche nuestra oración.
— Para que el Señor, que se compadece de toda criatura,
purifique con su misericordia y conceda los gozos del paraíso a nuestro hermano (nuestra hermana) N., roguemos al Señor.
R. Te rogamos, Señor.
— Para que perdone sus pecados y acepte sus buenas obras,
roguemos al Señor. R.
— Para que lo (la) libre de toda pena merecida por sus culpas y pueda participar ya en el descanso eterno, roguemos al Señor. R.
— Para que, dejado ya este mundo, goce eternamente en
el paraíso, roguemos al Señor. R.

Dios nuestro,
que concedes el perdón de los pecados
y quieres la salvación de los hombres,
por intercesión de santa María, la Virgen,
y de todos los santos,
concede a nuestro hermano (nuestra hermana) N.,
que ha salido ya de este mundo,
alcanzar la eterna bienaventuranza.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
R. Amén.
Si las exequias se celebran sin misa, la oración universal concluye
con la siguiente fórmula:
Terminemos nuestra oración con la plegaria que nos enseñó el mismo Jesucristo, pidiendo que se haga siempre
la voluntad del Señor: Padre nuestro...
Si no se celebra la misa, sigue el último adiós al cuerpo del difunto.
Si se celebra la misa, sigue la Liturgia eucarística.

198

EXEQUIAS EN CASOS

EXTRAORDINARIOS

Liturgia eucarística
En el Misal Romano se encuentran diversos formularios para las misas
de difuntos.
En este Ritual se encuentra un formulario completo para la misa de difuntos cuando se celebra fuera de una iglesia, p. 391.
La misa prosigue como de costumbre, hasta la oración después de la comunión. Dicha esta oración y omitida la bendición y el Pueden ir en paz,
se procede al rito del último adiós al cuerpo del difunto.

3. ÚLTIMO ADIÓS AL CUERPO DEL DIFUNTO
El que preside, colocado cerca del féretro, se dirige a los fieles con las
siguientes palabras u otras parecidas:

Dentro de breves momentos, al llegar al cementerio, los familiares y amigos de nuestro hermano (nuestra hermana) cumplirán cristianamente con el deber de dar sepultura a su cuerpo;
pidamos, pues, en este momento, a Dios, para quien todos
vivimos, que admita su alma en la asamblea de los santos;
que este cuerpo que hoy vamos a enterrar, el Señor lo resucite, lleno de vigor y de gloria, en el último día. Que Dios escuche nuestras súplicas y, en el momento del juicio, sea
misericordioso con él (ella), para que, libre de la muerte, absuelto (absuelta) de sus culpas, reconciliado (reconciliada) con
el Padre, llevado (llevada) sobre los hombros del buen Pastor y agregado (agregada) al séquito del Rey eterno, disfrute
para siempre de la gloria eterna y de la compañía de los santos.

POR UN DIFUNTO NO

PRACTICANTE

199

Todos oran unos momentos en silencio. Luego, el que preside continúa,
diciendo:

El agua con que vamos a rociar ahora el cuerpo de este hermano nuestro (esta hermana nuestra) nos recuerda que en el
bautismo fue hecho (hecha) miembro del cuerpo de Jesucristo, que murió y fue sepultado, pero que con su gloriosa resurrección venció la muerte. [El incienso con que perfumaremos
luego su cadáver nos traerá a la memoria que este cuerpo fue
templo del Espíritu Santo y está llamado a la resurrección].
Después, el que preside camina alredor del ataúd, aspergiéndolo con agua
bendita. (Luego, pone incienso, lo bendice y da una segunda vuelta perfumando el cadáver con incienso). Mientras tanto, uno de los presentes
puede recitar las siguientes invocaciones, a las que el pueblo responde:
Señor, ten piedad, o bien: Kyrie, eléison.

Invocaciones

Que nuestro hermano (nuestra hermana)
viva eternamente en la paz junto a ti.

R.

Señor, ten piedad (O bien: Kyrie, eléison).

Que junto con los santos participe
de la felicidad eterna de tu compañía. R.

Que contemple tu rostro glorioso
y tenga parte en la alegría sin fin. R.

200

EXEQUIAS EN CASOS

EXTRAORDINARIOS

— Jesús, recíbelo junto a ti
con todos los que nos han precedido. R.
Después, el que preside, añade la siguiente oración:

Oremos.
Señor Jesucristo, redentor del género humano,
te pedimos que des entrada en tu paraíso
a nuestro hermano (nuestra hermana) N.,
que acaba de cerrar sus ojos a la luz de este mundo
y los ha abierto para contemplarte a ti,
Luz verdadera;
líbralo (líbrala), Señor, de la oscuridad de la muerte
y haz que contigo goce
en el festín de las bodas eternas;
que se alegre en tu reino, su verdadera patria,
donde no hay ni tristeza ni muerte,
donde todo es vida y alegría sin fin,
y contemple tu rostro glorioso.
Por los siglos de los siglos.
R. Amén.
En este momento, uno de los familiares o amigos puede hacer una
breve biografía del difunto y agradecer a los presentes su participación en las exequias.
Después se recita el salmo 117 en el que se puede intercalar la respuesta
Ésta es la puerta del Señor: los vencedores entrarán por ella.

POR UN DIFUNTO NO

PRACTICANTE

Salmo 117
R. Esta es la puerta del Señor:
los vencedores entrarán por ella.
Te damos gracias, Señor, porque eres bueno,
porque tu misericordia es eterna.
Diga la casa de Israel:
"Su misericordia es eterna". R.
Diga la casa de Aarón:
"Su misericordia es eterna".
Digan los que temen al Señor:
"Su misericordia es eterna". R.
En mi angustia clamé al Señor,
él me escuchó y me puso a salvo.
El Señor me protege, nada temo.
¿Qué podrá hacerme el enemigo?
No habrá quien me derrote,
porque el Señor está conmigo. R.
Más vale refugiarse en el Señor,
que poner en los hombres la confianza;
más vale refugiarse en el Señor
que buscar con los fuertes una alianza. R.
Las naciones vecinas me cercaban:
las derroté en el nombre del Señor;
por los cuatro costados me asediaban:
en el nombre de Dios las derroté. R.

201

202

EXEQUIAS

EN CASOS

EXTRAORDINARIOS

POR UN DIFUNTO NO

PRACTICANTE

Me rodeaban zumbando como avispas,
ardiendo como fuego entre las zarzas:
en el nombre de Dios las derroté. R.

Este es el día del triunfo del Señor,
día de júbilo y de gozo.
Libéranos, Señor, y danos tu victoria. R.

Querían a empujones derribarme,
pero Dios me ayudó.
El Señor es mi fuerza y mi alegría,
en el Señor está mi salvación. R.

Bendito el que viene en nombre del Señor.
Que Dios desde su templo nos bendiga.
Que el Señor, nuestro Dios, nos ilumine. R.

Escuchemos el canto de victoria
que sale de la casa de los justos:
"La diestra del Señor es poderosa,
la diestra del Señor es nuestro orgullo". R.
No moriré, continuaré viviendo
para contar lo que el Señor me ha hecho.
Me castigó, me castigó el Señor,
pero no me abandonó a la muerte. R.
Ábranme las puertas del triunfo,
que quiero entrar a dar gracias a Dios.
Esta es la puerta del Señor
y por ella entrarán los que le viven fieles.
Te doy gracias, Señor, pues me escuchaste
y fuiste para mí la salvación. R.
La piedra que desecharon los constructores
es ahora la piedra angular.
Esto es obra de la mano del Señor,
es un milagro patente. R.

Ordenemos una procesión con ramos
hasta los ángulos del altar.
Tú eres mi Dios, y te doy gracias.
Tú eres mi Dios, y yo te alabo.
Te damos gracias, Señor, porque eres bueno,
Porque tu misericordia es eterna. R.
Colocado el cuerpo en la carroza, el que preside añade:

Que el Señor abra las puertas del triunfo
a nuestro hermano (nuestra hermana),
para que, terminado el duro combate
de su vida mortal,
entre como vencedor (vencedora)
por las puertas de los justos
y entone cantos de victoria
por los siglos de los siglos.
R. Amén.
Y a todos nosotros nos dé la certeza
de que no está muerto (muerta), sino que duerme,
de que no ha perdido la vida, sino que reposa,

203

204

EXEQUIAS

EN CASOS

EXTRAORDINARIOS

porque ha sido llamado (llamada)
a la vida eterna por los siglos de los siglos.
R. Amén.

CAPITULO VI

— Dale, Señor, + el descanso eterno,
R. Y brille para él (ella) la luz eterna.
— Descanse en paz.
R. Amén.
— Su alma y las almas de todos los fieles difuntos,
por la misericordia de Dios,
descansen en paz.
R. Amén.
— Pueden ir en paz.
R. Demos gracias a Dios.

CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS
DE LOS QUE HAN DONADO SU CUERPO
La donación del cuerpo, si es total, implica que la celebración de
las exequias se limite a sólo la misa exequial y a las diversas preces que
por el difunto y por los familiares que lo lloran hace la comunidad
cristiana.
En las exequias de los fieles que han donado su cuerpo para quienes
por este motivo, no pueden celebrarse los ritos exequiales de costumbre,
se ha de procurar, con especial interés que no falte la celebración tanto
de la vigilia comunitaria de oración como de alguna parte de la Liturgia
de las Horas exequial, tal como se describe en el Libro I.
Si la donación del cuerpo no tiene lugar inmediatamente después del
fallecimiento, las exequias deben celebrase con el rito habitual ante el cadáver, antes de que éste sea donado, adaptando todas las expresiones que
lo exijan, como las que aluden a que el cuerpo va a ser entregado a la
tierra o colocado en el sepulcro.
En la celebración de estas exequias, por otra parte, nunca se usará
la forma típica, porque ésta comporta el traslado del cuerpo al cementerio y las preces o bendición sobre el sepulcro.
Cuando la donación que hizo el difunto no es total, sino que se limita a sólo algunos órganos, la celebración de las exequias se hace con
el rito acostumbrado, sin excluir, cuando es posible, la procesión al cementerio y la bendición o las preces sobre el sepulcro.

con todo. las exequias no pueden celebrarse en su forma típica. la libertad de elegir también. pero este lugar nunca estará en el interior de una iglesia. si lo prefieren la cremación de su propio cuerpo. El hecho de la cremación del cadáver no comporta de por sí especiales diferenciaciones rituales. En ningún caso la urna con las cenizas del difunto puede llevarse de nuevo a la iglesia para la conmemoración del aniversario ni en otras ocasiones. el rito del último adiós debe celebrarse siempre en la misma iglesia al final de la misa o de la Liturgia de la palabra. . ante la urna. puede celebrarse ante la urna que contiene las cenizas. consiste en que. ésta será llevada al final de la celebración. CREMACIÓN 207 Si las exequias se celebran después de la cremación del cadáver. los fieles tienen. puede permitirse también que la cremación tenga lugar antes de los ritos exequiales. porque con este gesto se imita mejor la sepultura del Señor. en el caso de cremación. por lo que las exequias. según el rito que figura en este capítulo. si la familia lo prefiere y el Ordinario del lugar lo juzga conveniente. en el caso de cremación. se celebran ante el cadáver antes de la cremación del cuerpo y con los mismos ritos y formas que se usan en las exequias acostumbradas. tal como se describe en los Libros II y III de este Ritual. pues este rito incluye la procesión al cermenterio y la bendición del sepulcro.EN CASO DE CAPITULO VII CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS EN CASO DE CREMACIÓN DEL CADÁVER Aunque la iglesia prefiere que se conserve la costumbre tradicional de la inhumación de los cuerpos de los cristianos. omitiendo siempre la procesión al cementerio o al lugar de la cremación. En este caso. al lugar —cementerio o columbario— destinado a este efecto. La única diferencia ritual exigida por la misma veracidad del rito. sin que esta elección impida la celebración de los ritos cristianos. incluso con la misa exequial. pues este traslado posterior del cuerpo a la iglesia se reserva a los santos canonizados. Por tanto. el rito. Aunque es mejor y más expresivo celebrar el rito exequial antes de la cremación del cadáver.

A continuación. ahora sin vida. junto a la urna. se reza la siguiente letanía por el difunto: . inmortal y glorioso. Hermanos: Nos hemos reunido hoy. y les allanará el camino. se puede colocar el cirio pascual. cometió nuestro hermano (nuestra hermana) que acaba de morir. R. diciendo: — El Señor esté con ustedes. se introduce la urna de las cenizas en la iglesia y se pone ante el altar. esta llama. Y también para rodear con nuestro afecto y nuestra plegaria a unos amigos que están tristes por la muerte de aquel (aquella) a quien amaban. saluda a los familiares del difunto con las siguientes palabras u otras parecidas: Queridos familiares [y amigos]: En este momento de dolor en que los ha sumido a ustedes la muerte de N. que el resplandor de esta luz ilumine nuestras tinieblas y alumbre nuestro camino de esperanza. que él los ayudará. Confíen en Dios. la Iglesia los recibe con el deseo de reanimar y fortalecer su esperanza. Luego. de nuestro hermano (nuestra hemana) N. R. El que preside puede encender en este momento el cirio pascual. se dirige a los fieles reunidos en la iglesia con las siguientes palabras u otras parecidas: CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS ANTE LA URNA DE LAS CENIZAS l. en un momento especialmente triste y doloroso. con quien convivieron largos años y a quien tanto amaban.. hasta que lleguemos a ti. símbolo de tu cuerpo glorioso y resucitado. el ministro saluda a la asamblea. encendemos. Amén. Claridad eterna. nuestra fe en que la vida no termina con la muerte del cuerpo. Que el Señor escuche nuestras plegarias y se compadezca ante las lágrimas de los que lloran. en primer lugar para confesar ante las cenizas de nuestro hermano (nuestra hermana) N.EN CASO DE CREMACIÓN 209 Luego. junto a la puerta de la iglesia. Y. esperen en él. finalmente. Y con tu espíritu. Señor Jesucristo. para pedir a Dios que perdone las culpas que durante su vida... por los siglos de los siglos. que vives y reinas. Una vez que los familiares han tomado su lugar. diciendo la siguiente fórmula: Junto al cuerpo. RECIBIMIENTO DE LAS CENIZAS EN EL ATRIO DE LA IGLESIA El ministro.

que libraste a tu pueblo de la esclavitud de Egipto: R. Señor. — Tú que. pues ningún hombre es inocente frente a ti. R. has inaugurado la vida nueva de los que ham muerto.210 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS Letanía por el difunto — Tú. Dios nuestro. te pedimos. Muéstrate misericordioso. que acabas de llamar a tu presencia. que quisiste que tu Hijo llevara a realidad la antigua Pascua de Israel. R. por la muerte de Jesús. que acaba de salir de este mundo. O bien: Oremos. y. si tú mismo no perdonas sus culpas. puede leerse también el salmo 113. ten piedad). Amén. ya que creyó y esperó en ti. — Tú. Terminadas las letanías (o el salmo 113) (y. 52) en el que el pueblo puede ir intercalando la respuesta Dichosos los que mueren en el Señor. iluminas las tinieblas de nuestra muerte. pues en esta vida ya estuvo marcado (marcada) con el sello de la Santísima Trinidad. En tugar de las letanías precedentes. en la resurrección de Jesucristo. R. — Tú que abriste el mar Rojo ante los israelitas que caminaban hacia la libertad prometida. para que goce contigo de la alegría eterna. R. escucha nuestras súplicas por tu siervo (sierva) N. que diste a tu pueblo posesión de una tierra que manaba leche y miel. su verdadera patria. 391. con este siervo tuyo (esta sierva tuya). — Tú. se dice la siguiente oración: Oremos. R. MISA EXEQUIAL O LITURGIA DE LA PALABRA El ORDINARIO DE LA MISA se encuentra en la p. R. has querido que tu pueblo vislumbrara su entrada en la tierra de promisión definitiva. Recibe a tu siervo (sierva) en el paraíso. . que en la ascensión de Jesucristo. EN CASO DE CREMACIÓN 211 2. — Tú. omitido el acto penitencial y el Señor. (p. R. si se celebra la misa. condúcelo (condúcela) ahora a tu reino. que escuches las súplicas de tu Iglesia y le concedas un lugar entre tus santos y elegidos. Por nuestro Señor Jesucristo.. siempre dispuesto a la misericordia y al perdón. — Tú que. pues.

p. 442 Muerte de un niño (niña). 420 "Yo soy la resurrección y la vida": la fe que da la vida eterna. p. p. p. purifique con su misericordia y conceda los gozos del paraíso a nuestro hermano (nuestra hermana) N. Estar preparados. 437 —muerte después de una larga enfermedad. incorporación a la muerte y resurrección de Cristo. 365 En la muerte de un religioso (una religiosa). p. 443 EN CASO DE CREMACIÓN 213 Después de la homilía. p. 430 El cielo y la felicidad de los justos. 427 La resurrección futura y el juicio de Dios. p. . 441 Muerte de un anciano (una anciana). p. —muerte que deja un gran vacío. se hace. p. 355 En una muerte después de una larga enfermedad. Te rogamos. 419 La muerte absorbida por la victoria: la Resurrección. 363 En la muerte de un obispo. Señor. por nuestro hermano difunto (nuestra hermana difunta) y pidámosle que escuche nuestra oración.. p. p. 436 —muerte repentina. 436 —muerte de un padre (una madre) de familia. R. p. 359-360 En una muerte por accidente. p. p. 439 —muerte repentina. la Plegaria universal. p. p. Plegaria universal Puede tomarse uno de los textos citados aquí o bien. —muerte natural. Amén. En la muerte de un padre (una madre). 354 En una muerte repentina. La celebración prosigue. 417 La creación fue también sometida a la frustración. 362 En la muerte de una persona alejada de prácticas religiosas o en situación irregular. 425 Vivir y morir para el Señor. p. 347-353. p. R. p. 424 La Eucaristía. 432 B) Esquemas de lecturas para algunas circunstancias: Ante una muerte desconcertante. presbítero o diácono. que se compadece de toda criatura. p. p. como de costumbre con la Liturgia de la palabra. Padre de todos. p. 357 En la muerte de un niño (una niña). 356 En la muerte de un joven (una joven). alimento de la vida eterna. 441 —muerte en accidente. 438 Muerte de un joven o una joven. p. 435 —muerte que conmueve a un pueblo. p. 422 El bautismo. — Para que el Señor. 361 En una muerte por homicidio o presunto suicidio. pp. 366 Formulario general: Plegaria universal Oremos a Dios. 418 Para redimirnos. p. como de costumbre. Jesús se enfrentó a la muerte.212 EXEQUIAS EN CASOS EXTRA ORDINARIOS Tu que vives y reinas. p. p. roguemos al Señor. Textos generales. el formulario general que se pone después de este recuadro. p. p. R. p. llegado al uso de razón. Liturgia de la palabra Esquemas de lecturas A) Esquemas de lecturas para celebraciones comunes: El pecado causó la muerte.

R. mutuamente con esta esperanza cristiana. Este nuestro último adiós. el que preside continúa. Dicha esta oración y omitida la bendición y el Pueden ir en paz. Vendrá un día en que podremos alegrarnos de nuevo con su presencia. Si las exequias se celebran sin misa. ruguemos al Señor. alivie la tristeza de los que lo (la) lloran y les conceda encontrarlo (encontrarla) nuevamente en el reino de Dios. le devuelva en el reino eterno la primitiva hermosura del hombre. Luego. libre de todo pecado. nos da. R. el consuelo de la esperanza. y lo (la) honró haciéndola imagen de su Hijo. sigue la Liturgia Eucarística. que nuestra oración suplicante sirva de provecho a tu hijo (hija) N. se procede al rito del último adiós al cuerpo del difunto. R. Consolémonos.. participe ya de tu redención. para que. p. se reunirá de nuevo un día en la alegría del reino de Dios. — Para que le conceda el descanso eterno y lo (la) haga gozar en la asamblera de los santos. sigue el último adiós al cuerpo del difunto. que lo (la) creó de la nada. Si no se celebra la misa. Si en las exequias se celebra la misa.. — Para que el Señor. 393. colocado cerca de la urna. diciendo: . 3. que hoy en esta iglesia se despide con aires de tristeza.. pidiendo que se haga siempre la voluntad del Señor: Padre nuestro. aunque no nos quita la tristeza de la separación. Por eso.214 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS — Para que el Señor. la plegaria universal concluye con la siguiente fórmula: Terminemos nuestra oración con la plegaria que nos enseñó el mismo Jesucristo. La misa prosigue como de costumbre hasta la oración después de la comunión. sin embargo. nuestro Señor. consuelo de los que lloran y fuerza de los que se sienten abatidos. se dirige a los fieles con las siguientes palabras u otras parecidas: Después de haber orado por nuestro hermano (nuestra hermana) N. Por Jesucristo.. R. roguemos al Señor. ÚLTIMO ADIÓS AL CUERPO DEL DIFUNTO El que preside. EN CASO DE CREMACIÓN 215 Si se celebra la misa. Todos oran unos momentos en silencio. roguemos al Señor. pues. Liturgia eucarística En el Misal Romano se encuentran diversos formularios para las misas de difuntos. Amén. vamos ahora a despedirnos de sus cenizas. esperamos que esta asamblea. la oración universal concluye con la siguiente colecta: Padre.' En este Ritual se encuentra un formulario completo para la misa de difuntos cuando se celebra fuera de una iglesia.

que se alegre en tu reino. pero que con su gloriosa resurrección venció la muerte. — Que el Espíritu de Dios. lo bendice y da una segunda vuelta perfumándola con incienso). a las que el pueblo responde: Señor. Luz verdadera. el que preside. uno de los familiares o amigos puede hacer una breve biografía del difunto y agradecer a los presentes su participación en las exequias. [El incienso con que luego las perfumaremos nos traerá a la memoria que lo que ahora sólo son cenizas de nuestro hermano (nuestra hermana) fueron templo del Espíritu y que él (ella) está llamado (llamada) a la resurrección] . revista tu cuerpo de inmortalidad.. vid verdadera. terminado el duro combate de su vida mortal. mientras tanto. en quien fuiste injertado (injertada) por el bautismo. donde todo es vida y alegría sin fin. si es posible. te admita ahora en la mesa del reino. ten piedad . Amén. nos recuerda que en el bautismo fue hecho (hecha) miembro del cuerpo de Jesucristo. Señor. R. Después.216 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS El agua con que vamos a rociar ahora las cenizas de este hermano nuestro (esta hermana nuestra). que te invitó a comer la carne inmaculada de su Hijo. pone incienso. se entona uno de los cantos de despedida (véanse estos cantos en el formulario del Libro II). líbralo (líbrala). Invocaciones — Que el Padre. redentor del género humano. te haga participar ahora de su vida gloriosa. eléison) — Que Cristo. su verdadera patria. te pedimos que des entrada en tu paraíso a nuestro hermano (nuestra hermana) N. en cuyo fuego ardiente fuiste madurado (madurada). Señor Jesucristo. EN CASO DE CREMACIÓN 217 Después. Señor. Después. R. el que preside añade: Que el Señor abra las puertas del triunfo a nuestro hermano (nuestra hermana) para que. R. En este momento. donde no hay ni tristeza ni muerte. y contemple tu rostro glorioso por los siglos de los siglos. eléison. ten piedad o bien Kyrie. o bien uno de los presentes puede recitar las siguientes invocaciones. que acaba de cerrar los ojos a la luz de este mundo y los ha abierto para contemplarte a ti. camina alrededor de la urna aspergiéndola con agua bendita: (luego. (O bien: Kyrie. el que preside añade la siguiente oración Oremos. entre como vencedor (vencedora) por las puertas de los justos . de la oscuridad de la muerte y haz que contigo goce en el festín de la bodas eternas. que murió y fue sepultado. R.

si acuden a la misa dominical (incluso a la vespertina del sábado) se verían privados. el bien pastoral de los fieles aconseja trasladar la celebración a otro día. en las grandes parroquias. a veces. Amén. R. — Descanse en paz. incluiría el inconveniente de que muchos fieles. el signo más expresivo de las exequias cristianas. se celebre en el interior del mismo la misa exequial. Demos gracias a Dios. sino que reposa. aunque la misa exequial puede celebrarse. Hay otros casos en los que.218 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS y entonce cantos de victoria por los siglos de los siglos. — Su alma y las almas de todos los fieles difuntos por la misericordia de Dios. ciertamente. de celebrarse ésta. con frecuencia. Amén. por cuanto conecta. se dan algunos casos que dificultan o impiden. Señor. R. si algún entierro coincide en un domingo no privilegiado. sino que duerme. diciendo — Dale. en las que sólo se dan unos pocos entierros al año. Amén. Y a todos nosotros nos dé la certeza de que no está muerto (muerta). En las pequeñas parroquias rurales. R. en aquellas exequias que. tienen lugar en un domingo no privilegiado en el que. CAPITULO VIII CELEBRACIÓN DE LA MISA EXEQUIAL CUANDO EL SEPELIO DEL CADÁVER SE CELEBRA EN OTRO MOMENTO La celebración de la misa en el interior del mismo rito exequial representa. por ello. o las celebradas en un día litúrgico en que no se permite la misa exequial. El que p e ! termina la celebración. Amén. Y brille sobre él (ella) la luz eterna. + el descanso eterno. esto acontece. R. tal celebración. de una manera visible o sacramental. R. nada obsta para que. si bien está permitida la misa exequial. pues las contadas veces que se dará en estas comunidades tal circunstancia. . — Pueden ir en paz. de que no ha perdido la vida. en cambio. como las exequias presididas por un diácono o por un presbítero que ya ha celebrado la Eucaristía. Con todo. R. la muerte del cristiano con el misterio pascual de Cristo. no constituye ningún empobrecimiento de la vida litúrgica de los fieles. descansen en paz. este modo celebrativo es especialmente recomendable. de las lecturas y de la liturgia dominical. porque ha sido llamado (llamada) a la vida eterna por los siglos de los siglos. especialmente.

ocupa el primer lugar entre las misas por los difuntos y. sino que se celebra antes o después de las mismas. excepto en las solemnidades de precepto. se celebre de manera suficientemente expresiva y verdaderamente adaptada al carácter e intensidad de la vida cristiana. y abra las puertas de su reino a nuestro hermano (nuestra hermana). . muerto por nuestros pecados y llamado de nuevo a la vida para nuestra justificación. esperemos en él. a no ser que se trate de las exequias por varios difuntos y en caso de calamidad pública. de por sí. quiere ser también un acto de fe . tanto si se celebra/dentro de las exequias como si tiene lugar en otro momento. los familiares de nuestra más sincera condolencia y nuestro afecto. se celebrará de ordinario por un solo difunto. pues.220 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS La misa exequial. nos reunimos hoy para implorar la misericordia divina en su favor y también para reanimar y fortalecer nuestra esperanza en esta hora triste y llena de lágrimas. aunque tenga lugar fuera del rito exequial. el Triduo pascual y los domingos de Pascua. el celebrante puede dirigirse a los fieles con las siguientes palabras u otras parecidas: Amados hermanos: Llenos de dolor por la separación de aquel (aquella) con quien hemos convivido varios años y a quien hemos amado. MISA EXEQUIAL 1. Que el mismo Señor los conforte a ustedes. puede celebrarse todos los días. RITOS INTRODUCTORIOS Después del canto de entrada y de la salutación. pueden usarse siempre los textos propios que. la adaptabilidad de esta misa a cada grupo de fieles en concreto. como cristianos que somos. figuran en este Ritual o bien los formularios del misal o del Leccionario. En Cristo. Adviento y Cuaresma. no puede limitarse a este hermoso gesto de convivencia humana.0 bien: Queridos hermanos: Aunque en este momento todos tenemos el deseo de expresar a nuestros amigos. que él nos ayudará. el sentido de esta celebración. recordando al amigo querido (a la amiga querida). y nos allanará el camino. pues. hay que procurar que. tal como lo prevén los libros litúrgicos. Nuestra presencia aquí. lleno de compasión. De acuerdo con la importancia litúrgica de esta misa. el Jueves Santo. nuestras tinieblas se iluminan y renace de nuevo la esperanza. para la celebración de la palabra. Cuando la misa exequial no se une al mismo rito de las exequias. Confiemos en Dios. Para lograr. tanto del difunto concreto como de sus familiares.

derramada en la cruz por el perdón de nuestros pecados: Señor. ten piedad. el perdón de nuestros pecados. R. R. ten piedad. ten piedad. Proclamar esta fe en la resurrección y celebrar la muerte del Señor. El celebrante concluye con la siguiente plegaria: A continuación. memorial de la resurrección de su Hjo. ten piedad. ten piedad.222 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS MISA EXEQUIAL SEPARADA DEL SEPELIO en la resurreción y en la victoria de Cristo. ten piedad. Amén. Que Dios nos conceda. pues. R. uno de los ministros o el mismo celebrante inicia el acto penitencial con estas invocaciones u otras parecidas: — Jesús. R. Hijo de Dios vivo. Señor. la Eucaristía. ten piedad. que. vencedor de la muerte. Hijo de Dios vivo. O bien: — Jesús. R. el mejor gesto para mitigar la tristeza de nuestros amigos. Cristo. con la esperanza de la resurrección.. escuchar con fe firme su palabra y celebrar. Pidamos humildemente a Jesucristo. por la que nos abriste las puertas de la vida: Señor. ten piedad. — Por tu sangre preciosa. — Por tu gloriosa entrada en los cielos. ten piedad. con gran esperanza. R. que resucitaste de entre los muertos para abrirnos el camino de la vida eterna: Señor. ten piedad. por otra parte. Hijo de Dios vivo. 223 . Cristo. Señor. — Jesús. ten piedad. ten piedad. por la que nos libraste de la muerte: Cristo. Señor. Señor. es. que te entregaste a la cruz para vencer a la muerte y destruir el pecado: Cristo. en recuerdo de la muerte de nuestro hermano (nuestra hermana). — Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna. en favor de todos nosotros ha vencido a la muerte. — Por tu admirable resurrección del sepulcro. que viniste al mundo para compartir nuestras penas y alegrías: Señor. R.

— Tú. ten piedad de él (ella). ruega por él (ella). ruega por él (ella). San Gregorio. rueguen por él (ella). ten piedad de él (ella). la plegaria universal. ruega por él (ella).EXEQUIAS 224 EN CASOS EXTRAORDINARIOS El celebrante concluye con la siguiente plegaria: — Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros. R. San Esteban. . ruega por él (ella). hermanos. que eres un solo Dios. que aceptaste la muerte por nosotros. Santos ángeles de Dios. rueguen por él (ella). R. a no ser que la misa exequial se celebre en domingo o en uno de los días de la cincuentena pascual. que resucitaste de entre los muertos. Después de la homilía. Madre de Dios. rueguen por él (ella). que en la gloria gozan ya de la comunión celestial. en las celebraciones más extraordinarias. Santa María. Santo Domingo. ruega por él (ella). En estas letanías pueden añadirse los santos titulares de la iglesia. como primicia de los que han muerto. R. para la que puede usarse cualquiera de los formularios del Ritual de exequias u otro parecido. LITURGIA DE LA PALABRA La liturgia de la palabra se desarrolla como de costumbre. y también el santo patrono del difunto. Oremos. para que el Señor acoja en el gozo eterno a nuestro hermano (nuestra hermana): [Pongámonos de rodillas].ten piedad de él (ella). En esta misa es especialmente recomendable usar. ruega por él (ella). Santa Teresa de Jesús. de la región o de la orden religiosa. ruega por él (ella). el formulario de plegaria universal que incluye las letanías de los santos. a Dios. con los que arran : có a los hombres del poder de la muerte: Cristo. Santos y santas de Dios. tiene lugar. y hagamos memoria de sus misterios salvadores. Dios Espíritu Santo. ruega por él (ella). Santa Mónica. ruega por él (ella). Invoquemos ahora a Cristo. Hijo de Dios vivo. San Francisco Xavier. Dios Hijo. redentor del mundo. San Francisco. — Tú. 2 . San Juan Bautista. Recíbelo (Recíbela) en tu reino. ruega por él (ella). como se acostumbra. R. vencedor del sepulcro. MISA EXEQUIAL SEPARADA DEL SEPELIO 225 Trinidad santa. ruega por él (ella). Esta letanía se dice de rodillas. Padre todopoderoso. •San Benito. que has de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. ruega por él (ella). perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna. y pidamos la intercesión de los santos. Dios Padre celestial. Santos Pedro y Pablo. Tú. como de ordinario. R. San Agustín. ten piedad de él (ella). Amén. San José.

si ésta no se hizo en el momento de las exequias—. Pero. R. Que esta reunión. Consolémonos mutuamente en esta común esperanza. pidiendo también por las necesidades del mundo y de la Iglesia: — Asiste al Papa y a todos los ministros de la Iglesia. Te rogamos. R. Te rogamos. se les quiere dar las gracias por su oración en favor de N. — A nosotros mismos consérvanos en tu santo servicio.226 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS — A este nuestro hermano (nuestra hermana) que recibió de ti la simiente de la inmortalidad. y ten misericordia de tu siervo (sierva) N. ya que la verdadera fe lo (la) unió aquí.. concluye las letanías con la siguiente oración: Escucha. El que preside. en la que hemos recordado a nuestro hermano (nuestra hermana) y en el curso de la cual hemos orado también por su eterno descanso. en la tierra. que tu bondad ahora lo (la) una al coro de los ángeles y elegidos. y. nuestras súplicas. — A todos los que lloran la muerte de nuestro hermano (nuestra hermana) consuélalos y confórtalos. MISA EXEQUIAL SEPARADA DEL SEPELIO 227 pues deseó cumplir tu voluntad. permítanme unas palabras de agradecimiento en nombre de sus familiares más próximos. uno de los familiares o amigos puede agradecer a los presentes su participación en la misa exequial —y hacer una breve biografía del difunto. Terminemos nuestra oración. Estas palabras de despedida las puede hacer también el mismo celebrante con las siguientes palabras u otras parecidas: Al término de esta celebración. para que no sufra castigo por sus pecados. DESPEDIDA Dicha la oración después de la comunión. Señor. sin duda alguna. 3. La presencia de ustedes aquí da testimonio de la estima que sienten hacia ellos y que se les agradece sinceramente. óyenos. el mejor tributo que ahora podemos ofrecerle. Te rogamos. sobre todo. al pueblo fiel. — Concede la paz y la comncordia a todos los pueblos de la tierra. Te rogamos. esta es. óyenos. — A este nuestro hermano (nuestra hermana) con quien esperamos encontrarnos en la gloria del cielo. Amén. que hoy se despide en esta iglesia con el aire de tristeza de cuanto rodea a la muerte. R. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. pueda reunirse de nuevo en la alegría plena del reino de Dios. óyenos. . óyenos. de pie.

Padre. LIBRO VII CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS DE LOS PÁRVULOS ESQUEMA DEL LIBRO I. — R. Amén. Que a ustedes. nuestro Padre. que con amor inefable creó al hombre y en la resurrección de Cristo otorgó a los creyentes la esperanza de resucitar. Rito simplificado de las exequias de un párvulo bautizado III. les conceda su bendición y su consuelo. — Que Dios. — R. con canto (forma típica) II. Exequias de un párvulo no bautizado 232 255 264 . descienda sobre ustedes. El Señor esté con ustedes. Amén.228 EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS Es oportuno que en la misa exequial se concluya con la bendición solemne propia de las celebraciones por los difuntos. y a todos los difuntos les conceda el lugar de la luz y de la paz. Y la bendición de Dios todopoderoso. Y que a todos les conceda vivir eternamente felices con Cristo resucitado. Amén. Y con tu espíritu. — R. — R. Exequias de un párvulo bautizado. les otorgue el perdón de sus pecados. Amén. R. Hijo + y Espíritu Santo. que todavía viven.

bajo el nombre de párvulos se entienden exclusivamente aquellos niños que han muerto antes del uso de razón. en el rito de estas exequias nunca se alude al perdón de sus pecados. para sus exequias. no puede usarse este formulario. . Para las exequias de aquellos otros niños que han muerto después de la edad de discreción. debe recurrirse a los formularios descritos más arriba (Libros II. por tanto. III y IV) para los niños que ya han llegado al uso de razón.CAPITULO I EXEQUIAS DE UN PÁRVULO BAUTIZADO En los ritos de este Libro. como estos párvulos no pueden haber pecado ni venialmente. porque estos niños son ya sujeto de posibles infidelidades.

el salmo siguiente: Salmo 129 R. Confío en el Señor. A continuación. a todos nos anuncia. Y con tu espíritu. a su manera. la muerte de un niño casi nos escandaliza. sin canto. la vida sin fin del reino de Dios. inicia la celebración con las siguientes palabras u otras parecidas: Queridos hermanos: La celebración que hoy nos congrega aquí. Resulta realmente difícil aunar la niñez con la muerte. el inicio de una vida que apenas había comenzado con este fin brusco que estamos contemplando. R. Desde el abismo de mis pecados clamo a ti. sin lágrimas y sin muerte: "El amor —dice el Cantar de los cantares— es más fuerte que la muerte". aquella vida en la que seremos amados sin oscuridades ni turbación. R. R Si conservaras el recuerdo de las culpas. por eso con amor te veneramos. La fe cristiana. que ilumina siempre el camino de los creyentes en Jesús. diciendo: — El Señor esté con ustedes. Si siempre la muerte nos conturba y nos llena de interrogantes. Señor. El mismo Jesús —recordarlo en este PÁRVULO BAUTIZADO FORMA TÍPICA 233 momento puede aliviar nuestras lágrimas— se conturba ante la muerte de su amigo Lázaro y se mueve a compasión ante la desolación de una viuda que llora a su hijo. junto a unos padres (familiares) desolados por la muerte de su hijo (hija) (del pequeño. nos sume a todos en una angustia casi indecible. escucha mi clamor. Luego. ¿quién habría.232 EXEQUIAS DE LOS PÁRVULOS FORMA TÍPICA DE LAS EXEQUIAS DE UN PÁRVULO BAUTIZADO CON CANTOS 1. que se salvara? Pero de ti procede el perdón. La voz del pequeño (de la pequeña) N. en esta circunstancia no llega a ahuyentar ni el dolor ni el desconcierto. Mi alma espera en el Señor. mi alma espera y confía en su palabra. puede recitarse. una vida nueva. . de la pequeña) N. ESTACIÓN EN LA CASA DEL DIFUNTO El ministro saluda a los presentes. que estén atentos tus oídos a mi voz suplicante.. Señor. El niño (la niña) a quien hoy lloramos nos invita a todos a creer en este amor y en esta vida.

porque del Señor viene la misericordia y la abundancia de la redención.\¡ El y jun-to es . Lá - za - te ro. .ter-no. vive ya la alegría de la salvación en la asamblea festiva de los elegidos. Por Jesucristo.¡ -alutación inicial (o del salmo). que tus oídos estén atentos 235 PÁRVULO BAUTIZADO FORMA TÍPICA R. aguarda Israel al Señor. la oración de tu Iglesia.l.da. nuestro Señor. a nuestros ojos desconcertante. 2. ayuda a los [padres y] familiares del niño (de la niña) a aguardar tu misericordia. R. en el que se puede ir intercalando la antífona El coro de los ángeles te reciba. gritamos a ti. se añade la siguiente oración: R. Amén. desde el abismo del dolor de esta muerte. Después u. conviene no omitir nunca el canto del salmo 113. a la voz de nuestra súplica y tus ojos se compadezcan ante las lágrimas de los que lloran. ten . O bien: Oremos.so re-ci-ba. Durante ella. en este doloroso momento. Amén. Por Jesucristo. se organiza la procesión hacia la iglesia. po -bre^en e . Señor.ta coro de los án-ge-les con vi . que espera en tu palabra. R. Señor. con la esperanza de que el niño (la niña) Ñ. Escucha.can . y él redimirá a su pueblo de todas sus iniquidades. PROCESIÓN A LA IGLESIA A continuación.gas des . nuestro Señor. como el centinela aguarda la aurora.¿14 EXEQUIAS DE LOS PAR YULOS mi alma aguarda al Señor. mucho más que a la aurora el centinela. pedimos que mitigues nuestra tristeza. . Como aguarda a la aurora el centinela. Oremos. Desde lo hondo de nuestro dolor.

pequeños y grandes. — • — .lir Is. 4. (d) 6.el de E. que bendiga a los fieles del Señor. Los muertos ya no alaban al Señor. Que el Señor se acuerde de nosotros y nos bendiga.ba. (b) El Señor se ha reservado para sí el cielo (c) y a los hombres les ha entregado la tierra. los montes saltaron como carneros y las colinas como corderos.el • « su do- (+i —IH 9 m 1 mi-nio Al verlos. Los hijos del Israel confían en el Señor: (a) él es su auxilio y su escudo. Jordán. (b) que los llene de bendiciones el Señor. c) . mar.ro. que saltan como carneros? ¿Y a ustedes.gip. Pero nosotros sí bendeciremos al Señor ahora y por siempre. Al sa. montes.da fue san-tua. (a) que hizo el cielo y la tierra. colinas.lir Ja.PÁRVULO BAUTIZADO FORMA TÍPICA Salmo 113. que huyes? ¿Y a ti. (b) los fieles del Señor confían en el Señor: (c) él es su auxilio y su escudo. (d) 8. a) m Al sa.cob de un pue. que saltan como corderos? En presencia del Señor la tierra se estremece. el mar huyó. 7. que te echas para atrás? ¿Y a ustedes. (b) los hijos de Aarón confían en el Señor: (a) él es su auxilio y su escudo. * • = y¿b= 3. el pedernal. que bendiga a la casa de Israel. 17-26 5. • • 1 • 1 Ju. 237 EXEQUIAS DE LOS PÁRVULOS 236 m m- m m — Is-ra.to b> : W= . . el Jordán se echó para atrás. ¿Qué te pasa. d) 2. ni los que bajan al silencio.rio de Dios. que bendiga a la casa de Aarón. ante el Dios de Jacob: las piedras se transforman en estanques y en manantiales. 1-8.blo bar.ra. Que el Señor los haga numerosos (a) a ustedes y a sus hijos. Se repite el canto de la antífona El coro de los ángeles te reciba.

me. Se-ñor del O bien: % i «i J J U L ^ é' '* que .lias.ve . .ños n i j . si es posible. i en el pa - ís de la vi - m da. % Canto de entrada ti . por-que_has re-ve-la-dq. Colocado el cadáver ante el altar.dre.na . se pone junto a él el cirio pascual. Ca .to con los ni mun nos. Pa .238 EXEQUIAS DE LOS PÁRVULOS PÁRVULO BAUTIZADO FORMA TÍPICA 239 3. > ii * los mis .ñor.ré jun .do pa-ra vos-o-tros des-de í >• • p p V.ríos de tu rei . _h J de mi Pa-dre.mi .bli .bien ce .no.nes í • • # =n= V. h\lM )' H JM) ¥ Ve-nid. las ñ don la é i -h P las ere - a . se entona el canto de entrada de la misa u otro canto parecido « la . ben-di-tos cie-lo w yde la tie-rra.ción del i vfr - ge .bre su .ben el nom . ji n' J *—^ J he-re- r dad el rei-no pre-pa-ra .nes 'i i J y p" tam .te.bre del el Se .co Te da-mos gra-cias. ESTACIÓN EN LA IGLESIA Al llegar la procesión a la iglesia. en presencia del Se-ñor. Los P i jó .a los pe- t j . nom .ni .

encendemos. Claridad eterna. concede a quienes acatamos con dolor tu voluntad de llevártelo (llevártela) el consuelo de creer que vive eternamente contigo en la gloria. por los siglos de los siglos. que en los planes de tu sabiduría has querido llamar a ti. la plegaria universal. al niño (a la niña) N. para la cuál las lecturas más apropiadas son: Is 15. 391. R. La asamblea puede cantar ¡Oh luz gozosa! (cfr p. 13-16 (87). 4. ahora sin vida. de nuestro hermano (nuestra hemana) N. PÁRVULO BAUTIZADO FORMA TÍPICA 241 a quien hiciste hijo tuyo (hija tuya) de adopción en el bautismo. Señor Jesucristo.. La celebración prosigue. escucha con bondad nuestra plegaria y reúnenos un día con él (ella) en tu gloria. (cfr en este mismo volumen el Leccionario de las misas de difuntos. 444-527) Después" de la homilía. como de costumbre. 37-39 (88). O bien: Oremos. Mt 11. con la Liturgia de la palabra. Me 10. ten piedad). desde el mismo umbral de la vida. símbolo de tu cuerpo glorioso y resucitado. donde creemos que vive ya contigo. Amén. Rm 6. Por nuestro Señor Jesucristo. omitido el acto penitencial y el Señor. tú que conoces nuestra profunda tristeza por la muerte del niño (de la niña) N. MISA O LITURGIA DE LA PALABRA El ORDINARIO DE LA MISA se encuentra en la p. Jn 6. como de costumbre. 6-9 (6). ITs 4. se hace.. 18 (34). 13-14. Por nuestro Señor Jesucristo. 576) u otro canto apropiado. 8-9 (25). si se celebra la misa. que el resplandor de esta luz ilumine nuestras tinieblas y alumbre nuestro camino de esperanza. hasta que lleguemos a ti.240 EXEQUIAS DE LOS PÁRVULOS El que preside puede encender en este momento el cirio pascual. Dios de amor y de clemencia. con el siguiente formulario u otro parecido: . Señor. se dice la oración colecta: Oremos. diciendo la siguiente fórmula: Junto al cuerpo. pp. 3-4. Terminados los ritos iniciales (y. que vives y reinas. inmortal y glorioso. 25-30 (50). esta llama.

que lloró ante la tumba de su amigo Lázaro y se compadeció ante las lágrimas de la viuda de Naín. para que Dios los ilumine con la claridad de su rostro. ilumines las tinieblas en que nos sume nuestro dolor y nos concedas vivir eternamente contigo y con el niño (la niña) N. la oración universal concluye ce la siguiente colecta: Pidamos al Señor que atendió a la voz de su Hijo cuando en la cruz le presentó sus oraciones. En este Ritual se encuentra un formulario completo para la misa de di funtos cuando se celebra fuera de una iglesia. se compadezca también de los padres [y familiares] del pequeño (de la pequeña) N. Padre bueno y justo. se organiza la procesión hacia el cementerio. Si no se celebra la misa. roguemos al Señor.. — Para que les dé la fuerza necesaria para superar esta pena. que lloraba la muerte de su hijo único. p. R. que se compadezca de las nuestras. Dios.. 393. Te rogamos. R. para que Dios nos reúna también en su reino glorioso. K.EXEQUIAS DE LOS PÁRVULOS 242 Plegaria universal PÁRVULO BAUTIZADO FORMA TÍPICA Si en las exequias se celebra la misa. R. roguemos al Señor. R . Señor. roguemos al Señor. inclinándonos humildemente ante el misterio de unos designios que no comprendemos. R. . Si se celebra la misa. — Para que el Señor. — Por todos los que nos hemos reunido aquí en la fe y en el amor.. a fin de que sepan hallar en la fe consuelo y esperanza. la oración universal concluye con la siguiente fórmula: Terminemos nuestra oración con la plegaria que nos enseñó el mismo Jesucristo. . te pedimos que escuches nuestras plegarias. Si las exequias se celebran sin misa. en la felicidad de tu reino Por Jesucristo. pidiendo que se haga siempre la voluntad del Señor: Padre nuestro. — Para que afiance al pueblo cristiano en la fe y en la unidad y libre al mundo entero de todos los males. sigue la Liturgia eucarística. nuestro Señor. — Por todos los que han muerto en la esperanza de la resurrección. roguemos al Señor. Amén. roguemos al Señor. Liturgia eucarística En el Misal Romano se encuentran diversos formularios para las misas de difuntos.

574) ta I . • II- ánge. (n. . 245 O bien: Festivo 5.ant te márty-res.ci. .da te re. (n.tires Éü -^m ~-±Z3 y t e j n .ban los mar. 573) O bien Despidamos todos j u n t o s .ven los án. 22.ge.l i : • in tu.can wm en la ciu. p . ^ S O bien Que los ángeles te l l e v e n . Dicha esta oración y omitida la bendición y el Pueden ir en paz. .ga.duz.les * I^E^U-S-^ • m ' I N pa-ra-dí-sum • ? dedu-cant te + advéntu • • r 3=£ suscí-pi.lén _fc_J ci-vi-tá-tem sanctam Ie-rú-sa-lem. hasta la oración después de la comunión.t r o . p . se canta la siguiente antífona: A! pa-ra. se organiza la procesión hacia el cementerio. .o • x-hri et perdú-cant te a tu lie.EXEQUIAS DE LOS 244 PÁRVULOS PÁRVULO BAUTIZADO FORMA TÍPICA La misa prosigue como de costumbre.dad san- m ín de Jc-ru-sa.í- so te lie. PROCESIÓN AL CEMENTERIO PPP Mientras se saca el cuerpo de la iglesia. 23.

el: O • * Su mi-se-ri-cor.res bue. Q E M r J> l ^m R.no # (. (a) ¿Qué podrá hacerme el enemigo? (b) No habrá quien me derrote. pero Dios me ayudó.ra. en el Señor está mi salvación. A continuación.) por-que tu mi-se-ri-cor-dia es e-ter-na.ñor. Diga la casa de Aarón: "Su misericordia es eterna". que poner en los hombres la confianza. Me rodeaban zumbando como avispas. A-bran-me las puer. por-que e. Digan los que temen al Señor: "Su misericordia es eterna". (d) 4. (b) El Señor me protege. Querían a empujones derribarme. (a) ardiendo como fuego entre las zarzas: (b) en el nombre de Dios las derroté.246 PÁRVULO BAUTIZADO FORMA TÍPICA EXEQUIAS DE LOS PAR VULOS 3. continuaré viviendo para contar lo que el Señor me ha hecho. por los cuatro costados me asediaban: en el nombre de Dios las derroté. Salmo 117 * » Te da-mos gra-cias. . la diestra del Señor es nuestro orgullo". 5. que quie-rq_en- J>J>N J J I J trar a dar gra-cias a Dios. nada temo. (d) 7. 8. No moriré. El Señor es mi fuerza y mi alegría. se organiza la procesión hacia el cementerio durante la cual no conviene omitir nunca el canto del salmo 117 en el que se puede ir intercalando la antífona Ábranme las puertas del triunfo.dia es e-ter-na. 6. Escuchemos el canto de victoria que sale de la casa de los justos: "La diestra del Señor es poderosa. más vale refugiarse en el Señor que buscar con los fuertes una alianza.tas del triun-fo. Más vale refugiarse en el Señor. 9. Se. Las naciones vecinas me cercaban: las derroté en el nombre del Señor. O Diga la ca-sa de Is. (a) él me escuchó y me puso a salvo. (c) porque el Señor está conmigo. que quiero entrar a dar gracias a Dios. En mi angustia clamé al Señor.

y yo te alabo. Dios nuestro. La piedra que* desecharon los constructores es ahora la piedra angular. (b) Esta es la puerta del Señor (a) y por ella entrarán los que le viven fieles. [dígnate ben decir esta sepultura y] manda a tus ángeles que la custodien y recibe. supliquemos . se rocía con agua bendita (y se inciensa). en tu bondad. 10. hijo suyo (hija suya) de adopción por el bautismo. pues me escuchaste (c) y fuiste para mí la salvación. A continuación. (c) Porque tu misericordia es eterna. ha querido llamar junto a sí a este niño (esta niña). Señor. Si el sepulcro no está bendecido. cerca de la tumba. que será eterna. nuestro Dios. y danos tu victoria. (a) día de júbilo y de gozo. Este es el día del triunfo del Señor. la siguiente oración sobre el sepulcro (si el sepulcro está ya bendecido. Oremos. ÚLTIMO ADIÓS AL CUERPO DEL DIFUNTO Me castigó. (o) Libéranos. Señor. para que goce eternamente en tu presencia con los santos y elegidos. pero creemos firmemente que florecerá en una nueva vida. nuestro Señor. a ser posible. 12. porque eres bueno. y se procede al rito del último adiós. (a) que quiero entrar a dar gracias a Dios. Por Jesucristo. Ábranme las puertas del triunfo. (d) 13. que quiero entrar a dar gracias a Dios. Ordenemos una procesión con ramos (a) hasta los ángulos del altar. me castigó el Señor. el cuerpo se coloca. Señor. se omite el texto entre corchetes): 11. en primer lugar. por cuya misericordia descansan las almas de los fieles. (d) 14. el alma de este niño (esta niña) que vamos a enterrar en este sepulcro. Esto es obra de la mano del Señor. (b) Te damos gracias. (b) Tú eres mi Dios. (d) Llegada la procesión al cementerio. el que preside se dirige a los fíeles con las siguientes palabras u otras parecidas: Dios todopoderoso. (d) Se repite el canto de la antífona Ábranme las puertas del triunfo. es un milagro patente. El que preside dice. (a) Tú eres mi Dios. en su inescrutable providencia. nos ilumine. Amén.248 EXEQUIAS DE LOS PÁRVULOS PÁRVULO BAUTIZADO FORMA TÍPICA 6. Bendito el que viene en nombre del Señor. Con esta esperanza firme y confiando en que él (ella) está ya junto a Dios. (a) Que Dios desde su templo nos bendiga. y te doy gracias. (b) Te doy gracias. 249 R. pero no me abandonó a la muerte. (b) Que el Señor. Nosotros vamos ahora a enterrar su cuerpo.

tra en su go- zo. Suscí-pi. de la muerte que acabas de sufrir.i.pi. en el último día. se canta el responsorio Subvenite u otro canto de despedida del difunto.entes. (luego. que consagró tu cuerpo como templo suyo. querido (querida) N.J1 J> i M i l i en.li Sancti De. diciendo: No temas. y a todos nosotros nos ayude a vivir con el corazón puesto en el cielo. lo bendice y da una segunda vuelta perfumando el cadáver con incienso). Cris- pJ' to h ^ Por su per- . el incienso con que lo perfumaremos será símbolo de tu dignidad de templo de Dios y acrecentará en nosotros la esperanza de que este mismo cuerpo resucitará gloriosamente como el de Jesucristo].at te -*—*—mte : Christus. * Susci.entes á-nimam e- i Muy delicadamente S& ^ ^ Pequeño coro C r i s . O bien: Canto de despedida Responsorio s A i +z* ¿¥*K 3tt TJbve-ní-te fciW¿fm ánge.^ te.te • • ni : * Susci. Todos oran unos momentos en silencio.pi. Cristo murió y resucitó por ti.n o r J J> . qui vo-cá-vit •^n¿'H.am in conspé. •/**iw Dómi- i -m—•- occúr. el que preside continúa. que te protegió durante tu vida también te librará.EXEQUIAS DE LOS 250 PÁRVULOS PARVULO BAUTIZADO FORMA TÍPICA 251 al Señor que consuele a sus [padres y] familiares. El Señor. K 1 *} J.li de dú- cant h .jL ~fc^N8-¿ -T-*-? et in si-num Abrahae ánge.ri.t í a . Después el que preside camina alredor del ataúd aspergiéndolo con agua bendita. Por el bautismo. K * vi- ve con ¿ > y J .ctu Al- tís- ^ftf^1^^1^1^15^—M-^yvJ si- mi. Luego. mientras tanto. pone incienso. gfofv- =£••• t ius : Ofíc-rentes e. y . fuiste hecho (hecha) miembro de Cristo resucitado: el agua que ahora derramaremos sobre tu cuerpo nos lo recordará. [Dios te dio su Espíritu Santo.

man.ti. R. Amén. tea-com-pa.vv^'l > ^ J PÁRVULOS — El Señor esté con ustedes. que viven aún en este mundo.pei ran- s | ¿ Js * J> J^ h[ J T ^ É ^ ta vic.do_u. tra en la ^ mm -* . uno de los familiares o amigos puede agradecer a los presentes su participación en las exequias. R.ña- ¿> > Js J J'UJp mos te_a-com-pa. con tu Hijo y el Espíritu Santo.EXEQUIAS DE LOS 252 \A ¿¿ J> H> I £ don y su gra- ¿M na ±* É B=& * ya sal-vaTodos do en ± hV"7>¿ * Festivo vi. Después. que acojas en el paraíso al niño (a la niña) N. (p. 71) Después se coloca el cuerpo en el"sepulcro. .to- cía.gos de la_es. sino paz y gozo. R. y el que preside añade la siguiente oración: 253 Oremos. que goce junto a ti en aquel lugar.sia ^mtea-com-pa. Amén. vive con Cristo. por los siglos de los siglos.glc. O bien: Cristiano. a quien tanto amas. Te rogamos humildemente. En este momento. . R. — El Dios de todo consuelo.da que que. que con amor inefable creó al hombre y en la resurrección de su Hijo ha dado a los creyentes la esperanza de resucitar derrame sobre ustedes su bendición. el que preside termina la celebración con la siguiente fórmula: mos tes.cho.so tú. Señor.. Y con tu espíritu. Amén. y otorgue a los que han muerto el lugar de la luz y de la paz. — Él conceda el perdón de toda culpa a ustedes.da- No-so- tros los J^j-Jr-^^ PÁRVULO BAUTIZADO FORMA TÍPICA • 1 i ^ = =m ^ F S= ^ = ^ • 1 i—J~<- m za.na so-la I ..ña- mos. donde ya no hay ni luto ni dolor ni llanto. for.ha-É creciendo í=5m m ^h^ mos. can- Di.

R. deseamos en estos momentos de dolor confortarlos y pedir al Dios de todo consuelo que los ayude a ustedes a soportar con fe esta gran tribulación. representada por los amigos de ustedes que están bautizados y por mí mismo. R. si es posible. colocando. sus amigos y conocidos aquí presentes quieren testimoniarles su amistad y solidaridad.254 EXEQUIAS DE LOS PAR YULOS — Y a todos les conceda vivir eternamente felices con Cristo al que proclamamos resucitado de entre los muertos. RECIBIMIENTO DEL DIFUNTO EN EL ATRIO DE LA IGLESIA — Pueden ir en paz. También la Iglesia. Amén. R. — Y la bendición de Dios todopoderoso. Amén. Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y los acompañe siempre. saluda a los familiares del niño difunto con las siguientes pálabas u otras parecidas: Queridos familiares [y amigos]: Ante esta profunda pena que los embarga a ustedes por la muerte de (este niño) (esta niña) al que (a la que) tanto amaban. Padre. El ministro. y una vez que . Demos gracias a Dios. se introduce el cadáver en la iglesia y se pone ante el altar. Se concluye el rito con la fórmula acostumbrada de despedida: CAPITULO II RITO SIMPLIFICADO DE LAS EXEQUIAS DE UN PÁRVULO BAUTIZADO 1. A continuación. junto a él el cirio pascual. junto a la puerta de la iglesia.

una vida nueva. La muerte de N. . Señor Jesucristo. encendemos. símbolo de tu cuerpo glorioso y resucitado. de la pequeña) N. ten piedad). La asamblea puede cantar ¡Oh luz gozosa! p. Claridad eterna. esta llama. M I S A O LITURGIA DE LA PALABRA El ORDINARIO DE LA MISA se encuentra en la p. PÁRVULO BAUTIZADO RITO SIMPLIFICADO 257 El que preside puede encender en este momento el cirio pascual. inmortal y glorioso. Amén... 576 u otro canto apropiado. El mismo Jesús —recordarlo en este momento puede aliviar nuestras lágrimas— se conturbó ante la muerte de su amigo Lázaro y tuvo compasión de la desolación de una viuda que lloraba a su hijo. Dios de amor y de clemencia. La fe cristiana. por los siglos de los siglos. R.. nos sume a todos en una angustia casi indecible. Luego. que el resplandor de esta luz ilumine nuestras tinieblas y alumbre nuestro camino de esperanza.256 EXEQUIAS DE LOS PÁRVULOS los familiares han llegado a su lugar. 391. a todos nos anuncia. El Señor esté con ustedes. que en los planes de tu sabiduría has querido llamar a ti desde el mismo umbral de la vida al niño (a la niña) N. que vives y reinas. la muerte de un niño casi nos llena de profunda tristeza. 2. diciendo la siguiente fórmula: Junto al cuerpo. si se celebra la misa. en esta circunstancia no llega a ahuyentar ni el dolor ni el desconcierto. el inicio de una vida que apenas había comenzado con este fin inesperado que estamos contemplando. donde algún día nos volveremos a encontrar todos en medio de una alegría que jamás volverá a empañar las lágrimas. se dirige a losfíelesreunidos en la iglesia con las siguientes palabras u otras parecidas: Queridos hermanos: La celebración que hoy nos congrega aquí. R. Resulta realmente difícil aunar la niñez con la muerte. la vida sin fin del reino de Dios. omitido el acto penitencial y el Señor. ahora sin vida. hasta que lleguemos a ti. Y con tu espíritu. el ministro saluda a la asamblea diciendo: — . El niño (la niña) que hoy lloramos nos invita a todos a creer en esa vida. que ilumina siempre el amor de los creyentes en Jesús. a su manera. Si siempre la muerte nos desconcierta y nos llena de interrogantes. de nuestro hermano (nuestra hemana) N. se dice la siguiente oración: Oremos. junto a unos padres [familiares] inconsolables por la muerte de su hijo (hija) (del pequeño. Terminados los ritos iniciales (y.

R. roguemos al Señor. con el siguiente formulario u otro parecido: Plegaria universal Pidamos al Señor. para que Dios nos reúna trambién en su reino glorioso. lTs 4. se compadezca también de los padres [y familiares] del pequeño (de la pequeña) roguemos al Señor. pp. para la que las lecturas más apropiadas son: Is 25. 7-9 (6). O bien: Oremos. concede a quienes acatamos con dolor tu voluntad de llevártelo (llevártela) el consuelo de creer que vive eternamente contigo en la gloria. R. — Para que les dé la fuerza necesaria para superar esta pena. la plegaria universal concluye con la siguiente colecta: Dios. Me 10. roguemos al Señor. se hace. Por nuestro Señor Jesucristo. y libre al mundo entero de todos los males. Mt 11. Jn 6. Después de la homilía. inclinándonos humildemente ante el misterio de unos designios que no comprendemos. R. escucha con bondad nuestra plegaria y reúnenos un día con él (ella) en tu gloria. que atendió la voz de su Hijo cuando en la cruz le presentó sus oraciones y súplicas. con la Liturgia de la palabra. que lloró ante la tumba de su amigo Lázaro y se compadeció ante las lágrimas de la viuda de Naín. R. roguemos al Señor. que se compadezca de las nuestras. 18 (34). Por nuestro Señor Jesucristo. donde creemos que vive ya contigo. 6a. a fin de que sepan hallar en la fe consuelo y esperanza. La celebración prosigue como de costumbre. 503-527). Si en las exequias se celebra la misa. Rm 6. el Leccionario de las misas de difuntos. que lloraba la muerte de su hijo único. 3-4. la plegaria universal. 13-16 (87). Señor. — Para que afiance al pueblo cristiano en la fe y en la unidad. — Por todos los que han muerto en la esperanza de la resurrección.. Padre bueno y justo. para que Dios los ilumine con la claridad de su rostro. roguemos al Señor. Señor. 8-9 (25).EXEQUIAS DE LOS 258 PÁRVULOS a quien hiciste hijo tuyo (hija tuya) de adopción en el bautismo. Te rogamos. 37-39 (88) (cfr en este mismo volumen. PÁRVULO BAUTIZADO RITO SIMPLIFICADO 259 — Para que el Señor. R. 25-30 (50). tú que conoces nuestra profunda tristeza por la muerte del niño (de la niña) N. — Por todos los que nos hemos reunido aquí en la fe y en el amor. 13-14. . como de costumbre.

Todos oran unos momentos en silencio. colocado cerca del ataúd. Por Jesucristo. supliquemos al Señor que consuele a sus [padres y] familiares. Por el bautismo. que te protegió durante su vida. querido (querida) N. 393 La misa prosigue. el que preside continúa. diciendo: No temas. pidiendo que se haga siempre la voluntad del Señor: Padre nuestro. En este Ritual se encuentra un formulario completo para la misa de difuntos cuando se celebra fuera de una iglesia. Dicha esta oración y omitida la bendición y el Pueden ir en paz. como de costumbre. sigue la liturgia eucarística. (luego. p.. Después. que será eterna. Con esta esperanza firme y confiando en que él (ella) está ya junto a Dios. hijo suyo (hija suya) de adopción por el bautismo. hasta la oración después de la comunión. de la muerte que acabas de sufrir. la plegaria universal concluye con la siguiente fórmula: Terminemos nuestra oración con la pegaria que nos enseñó el mismo Jesucristo. ilumines las tinieblas en que nos sume nuestro dolor y nos concedas vivir eternamente contigo y con el niño (la niña) N. sigue el último adiós al cuerpo del difunto.. pone incienso. que consagró su cuerpo como templo suyo. Amén. Si se celebra la misa. Si las exequias se celebran sin misa. se dirige a los fieles con las siguientes palabras u otras parecidas: Dios todopoderoso. Liturgia eucarística En el Misal Romano se encuentran diversos formularios para las misas de difuntos. lo bendice y da una segunda vuelta per fu- . también te librará. ha querido llamar junto a sí a este niño (esta niña).. Si no se celebra la misa. el incienso con que lo perfumaremos será símbolo de tu dignidad de templo de Dios y acrecenterá en nosotros la esperanza de que este mismo cuerpo. resucitará gloriosamente como el de Jesucristo]. Nosotros vamos ahora a enterrar su cuerpo. en el último día. PÁRVULO BAUTIZADO RITO SIMPLIFICADO 261 3. en su inescrutable providencia. se procede al rito del último adiós al cuerpo del difunto. y a todos nosotros nos ayude a vivir con el corazón puesto en el cielo. Cristo murió y resucitó por ti. ÚLTIMO ADIÓS AL CUERPO DEL DIFUNTO El que preside. pero creemos firmemmente que florecerá en una nueva vida.260 EXEQUIAS DE LOS PÁRVULOS te pedimos que escuches nuestras plegarias. [Dios te dio su Espíritu Santo. nuestro Señor. El Señor. Luego. R. el que preside camina alrededor del ataúd aspergiéndolo con agua bendita. en la felicidad de tu reino. fuiste hecho (hecha) miembro de Cristo resucitado: el agua que ahora derramaremos sobre tu cuerpo nos lo recordará.

que todavía viven. Amén. Invocaciones — Que nuestro hermano (nuestra hermana) viva eternamente en la paz junto a ti. Te rogamos humildemente. — Pueden ir en paz. por los siglos de los siglos. — Que Dios. R. eléison. que goce junto a ti en aquel lugar. Amén. ten piedad. — Que contemple tu rostro glorioso y tenga parte en la alegría sin fin. R. Amén. que recibas en el paraíso al niño (a la niña) a quien tanto amas. — Que a ustedes. Y con tu espíritu. (o bien: Kyrie. R. nuestro Padre. R. y a todos los difuntos les conceda el lugar de la luz y de la paz. sino paz y gozo.262 EXEQUIAS DE LOS PÁRVULOS mando el cadáver con incienso). mientras tanto. uno de los familiares o amigos puede agradecer a los presentes su participación en las exequias. a las que el pueblo responde: Señor. descienda sobre ustedes. donde ya no hay ni luto ni dolor ni llanto. Hijo y Espíritu Santo. R. Se co ito con la fórmula habitual de despedida. En este momento. — Señor Jesucristo. Demos gracias a Dios. acógelo (acógela) junto a ti con todos los que nos han precedido. el que preside termina la celebración con la siguiente fórmula: — El Señor esté con ustedes. Señor. ten piedad. Despu que preside añade la siguiente oración: Oremos. Padre. les otorgue el perdón de sus pecados. R. que con amor inefable creó al hombre y en la resurrección de Cristo otorgó a los creyentes la esperanza de resucitar. . PÁRVULO BAUTIZADO RITO SIMPLIFICADO 263 Después. con tu Hijo y el Espíritu Santo. Señor. — Y la bendición de Dios todopoderoso. R. Amén. uno de los presentes puede recitar las siguientes invocaciones. les conceda su bendición y su consuelo. o bien: K^rie. R. R. — Y que a todos les conceda vivir eternamente felices con Cristo resucitado. eléison). Amén. — Que participe contigo de la felicidad eterna de los santos.

265 El ministro. pero no se enciende junto a él el cirio pascual. e incluso puede ser recomendable hacerla allí si. los conforte en esta hora difícil. los padres del niño pudieran pensar que su hijo era en cierta manera rechazado o discriminado. RECIBIMIENTO DE LOS PADRES (FAMILIARES) DEL DIFUNTO Esta celebración es más expresiva si se hace en la misma casa del niño fallecido. puede permitirse también la celebración en la iglesia. Que él. saluda a los familiares del niño con las siguientes palabras u otras parecidas: Queridos amigos: Han venido aquí para pedir que Dios les dé fuerzas ante el dolor tan grande que sienten por la pérdida de su pequeño hijo (su pequeña hija) N. A continuación. junto a la puerta de la iglesia. de lo contrario. pónganse. en sus manos. . pero que murió antes del bautismo. pues se trata de un difunto que aún no fue incorporado a la Iglesia: no obstante.EXEQUIAS DE UN PÁRVULO NO BAUTIZADO CAPITULO III CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS EXEQUIAS DE UN PÁRVULO NO BAUTIZADO DE UN PÁRVULO NO BAUTIZADO EN LA IGLESIA El Ordinario del lugar puede permitir una celebración cristiana de las exequias cuando se trata de un niño a quien sus padres querían bautizar. Es realmente difícil aunar el inicio de una vida que apenas había comenzado con este fin inesperado que estamos contemplando. aunque no comprendamos los caminos de Dios. 1. Pero. pues. se puede introducir el cadáver en la iglesia. el Dios de todo consuelo. es lo que todos sus amigos van a pedirle en esta celebración. sabemos que él continúa amándonos.

está en manos de tu misericordia. en su inmensa misericordia. Oremos. pues esperamos que Dios. 391 Terminados estos ritos iniciales (y. . como de costumbre. por eso. el ministro saluda a la asamblea.EXEQUIAS DE LOS PÁRVULOS 266 EXEQUIAS DE UN PAR VULO NO BA UTIZADO 267 por la pérdida de su hijo (hija). omitido el acto penitencial y el Señor. nos sume a todos en una angustia casi indecible. Pero sus padres [y familiares] sí necesitan de nuestra plegaria. Señor. como de costumbre. como recibía Jesús a los niños que se acercaban a él. Luego. se hace. junto a unos padres inconsolables por la muerte de su hijo (hija). Y con tu espíritu. roguemos al Señor. debemos recurrir a la oración. El pequeño (La pequeña) N no necesita ciertamente de nuestra plegaria. la plegaria universal. dales el consuelo de creer que el hijo (la hija). R. se usan las lecturas del Leccionario para las exequias de un párvulo no bautizado (cfr en este mismo volumen. — Para que el Señor mitigue el dolor de los padres y familiares que lloran la muerte de este niño (esta niña). Te rogamos. pues. y conforta con la esperanza de tu misericordia a quienes se sienten abatidos Plegaria universal Elevemos ahora nuestras súplicas al Señor. La celebración prosigue. Oremos. se dice la oración colecta. Una vez que los familiares llegan a sus lugares. el Leccionario de las misas de difuntos. con la Liturgia de la palabra. tú conoces la fe de estos padres. Por nuestro Señor Jesucristo. Queridos hermanos: La celebración que hoy nos congrega aquí. diciendo: O bieíi: — El Seflor esté con ustedes. implorando los bienes de su misericordia y de su bondad. 521-527) Después de la homilía. ten piedad). conocedor de los corazones y consuelo del espíritu. cuya muerte lloran. y pidamos al Señor que él mismo sea su fuerza en esta hora difícil. M I S A O LITURGIA DE L A PALABRA El ORDINARIO DE LA MISA se encuentra en la p. 2. Por nuestro Señor Jesucristo. con el siguiente formulario u otro parecido. por ellos. pp. lo (la) habrá ya recibido en sus brazos. Oremos. si se celebra la misa. Señor. Recibe las súplicas de tus fieles. Dios nuestro. se dirige a los fieles reunidos en la iglesia con las siguientes palabas u otras parecidas. R.

Amén. Si no se celebra la misa. EXEQUIAS DE UN PÁRVULO NO BAUTIZADO 269 Si se celebra la misa. roguemos al Señor. colocado cerca del ataúd. en que el cuerpo de este pequeño (esta pequeña) va a ser llevado al sepulcro. se dirige a los presentes con las siguientes palabras u otras parecidas: Hermanos: Confiados en que este niño (niña) está en las manos de Dios. pidiendo que se haga siempre la voluntad del Señor: Padre n u e s t r o . sigue la liturgia eucarística. 3. a fin de que sepan hallar en la fe consuelo y esperanza. hasta la oración después de la comunión. Dicha esta oración y omitida la bendición y el Pueden ir en paz. inclinándonos humildemente ante el misterio de unos designios que no comprendemos. se añade la siguiente oración: . Padre bueno y justo. Liturgia eucarística En el Misal Romano se encuentran diversos formularios para las misas de difuntos. . la plegaria universal concluye con la siguiente fórmula: Terminemos nuestra oración con la plegaria que nos enseñó el mismo Jesucristo. p. sigue el último adiós al cuerpo del difunto. A continuación. roguemos al Señor. R. R.268 EXEQUIAS DE LOS PAR VULOS — Para que los ayude. R. — Para que avive en todos nosotros la esperanza de la resurrección. . R. pidamos a Dios que conceda a sus padres [y familiares] la fortaleza necesaria para sobrellevar cristianamente su dolor. roguemos al Señor. Si en las exequias se celebra la misa. En este Ritual se encuentra un formulario completo para la misa de difuntos cuando se celebra fuera de una iglesia. Por Jesucristo. Todos oran unos momentos en silencio. Si las exequias se celebran sin misa. se procede al rito del último adiós al cuerpo del difunto. la oración universal concluye con la siguiente colecta: Dios nuestro. ilumines las tinieblas en que nos sume nuestro dolor y nos concedas vivir eternamente contigo y con el niño (la niña) N en la felicidad de tu reino. (omitida la aspersión del cuerpo). te pedimos que escuches nuestras plegarias. que ama infinitamente todo cuanto él mismo ha creado. — Para que aumente la fe de los fieles y libre al mundo de todo mal. en este momento. ÚLTIMO ADIÓS AL CUERPO DEL DIFUNTO El que preside. nuestro Señor. 393 La misa prosigue como de costumbre.

los socorra y les conceda el premio eterno. Madre de Dios. afligidos. En las exequias de un presbítero 283 V. R. R. que estuvo al pie de la cruz del Hijo que moría. Después el que preside termina la celebración bendiciendo al pueblo con la bendición habitual. En las exequias del párroco (residencial o emérito) 280 IV. En las exequias de un obispo (residencial o emérito) 273 II. R. Padre. que santa María. — La bendición de Dios todopoderoso. Amén. Y con tu espíritu. En las exequias de un diácono 286 VI. LIBRO VIII EXEQUIAS EN CASOS ESPECIALES ESQUEMA DEL LIBRO I. En las exequias de un religioso laico VIL En las exequias de una religiosa 289 291 . — El Señor esté con ustedes. Señor. nuestro Señor. comunique su fe y su fortaleza a estos padres que están como ella.270 EXEQUIAS DE LOS PÁRVULOS Te pedimos. Hijo + y Espíritu Santo descienda sobre ustedes. En las exequias de un obispo que no fue el pastor propio 277 III. Por Jesucristo. Amén.

CAPITULO I EN LAS EXEQUIAS DEL OBISPO DIOCESANO (RESIDENCIAL O EMÉRITO) Todo se hace como en las exequias de los demás fieles. que prometiste recompensar al siervo fiel y solícito puesto al frente de tu familia. escucha nuestras súplicas y abre las puertas de tu reino a nuestro obispo N. pero adaptando oportunamente las moniciones. Dios nuestro. para esta primera estación puede usarse la siguiente oración propia. añadiendo la palabra Obispo en las oraciones que lo requieran y teniendo presentes las variaciones siguientes: l. en lugar de la que figura en el Ritual: I Oremos. que acaba de salir de este mundo: que lo reciban los ángeles y los santos y goce eternamente en tu compañía.. . ESTACIÓN EN LA CASA EPISCOPAL O EN LA CAPILLA ARDIENTE Si las exequias empiezan en la casa episcopal o en la capilla ardiente.

escucha nuestras plegarias y haz que el que fue pastor de nuestra (esa) Iglesia pase ahora al banquete festivo de su Señor. sea reconocido ahora por Cristo. al cuidar de la grey del Señor.. te celebre con tus santos eternamente. luego. representando a Jesucristo. vislumbró en la palabra de Dios y predicó a sus hermanos. aquella misma verdad que. signo de pastor. se coloca el cadáver del obispo con la cabeza hacia el altar y los pies hacia la puerta. con misericordia. M I S A EXEQUIAL Se dice la siguiente oración colecta: Oremos. Dios nuestro. la mitra. 275 . y concédele que ahora. Mientras se coloca su báculo pastoral: Que nuestro obispo (el obispo de esta Iglesia). que consagró su vida a anunciar el Evangelio de Cristo. que pusiste al frente de esta familia tuya a nuestro hermano N.274 R. Amén. mientras el celebrante dice las fórmulas siguientes: PARA EL OBISPO DIOCESANO Mientras se coloca el evangeliario: Que nuestro obispo (el obispo de esta Iglesia). se enciende el cirio pascual con el mismo rito que se usa para los demás fieles. el supremo Pastor. llevaba esta vestidura y este ornamento de fiesta. el báculo pastoral y el evangeliario. y reciba de él el premio de sus trabajos pastorales y la corona perenne de la gloria. goce ahora contemplando. Por nuestro Señor Jesucristo. a tu siervo N. nuestro Señor. revestido de gloria en tu presencia. que. nuestro obispo. cara a cara.. mientras nos presidía (presidía esta comunidad) en tu nombre. Por Jesucristo. 3. Al llegar la procesión a la iglesia. presidiera la asamblea de tu pueblo. para que. ya cuando vivía en este mundo. pueden colocarse sobre el féretro la casulla. Señor. y prometiste recompensar al siervo fiel y solícito. . que. Mientras se coloca la casulla y la mitra: Mira. llevaba este báculo. A continuación. EXEQUIAS EN CASOS ESPECIALES rodeado de aquellos a quienes él cuidó y lo precedieron en las moradas eternas.

Por Jesucristo. Por nuestro Señor Jesucristo. en lugar de la que figura en el Ritual: Oremos. en la primera estación (en la casa o en la capilla ardiente) puede usarse la siguiente oración propia. R. CAPITULO II EN LAS EXEQUIAS DE UN OBISPO QUE NO FUE EL PASTOR PROPIO Todo se hace como en las exequias de los fieles.276 EXEQUIAS EN CASOS ESPECIALES O bien: Oremos. nuestro obispo (el obispo de esta Iglesia). con dos estaciones). nuestro Señor. admítelo en el banquete eterno de tu reino. con piedad. a quien encomendaste el cuidado de tu familia. Amén. ESTACIÓN EN LA CAPILLA ARDIENTE Si las exequias se celebran según la forma típica (o por lo menos.. Dios todopoderoso. Señor. Te pedimos. tú que conoces el fruto de su trabajo pastoral. pero adaptando oportunamente las moniciones. las plegarias que te dirigimos por tu siervo el obispo N a quien encomendaste la misión de apacentar a tus fieles. por tu siervo N. . añadiendo la palabra Obispo en las oraciones que lo requieran y teniendo presente las variaciones siguientes: 1. Escucha. y haz que quien representó a tu Hijo en la asamblea de tu pueblo sea ahora reconocido por el Pastor supremo y se alegre eternamente en la asamblea de los santos.

te pedimos que ahora se alegre también con ellos en la asamblea festiva de tu reino. 3. llevaba este báculo. que. pueden colocarse sobre el ataúd. que. el supremo Pastor. se enciende el cirio pascual con el mismo rito que se usa para los demás fieles. Por nuestro Señor Jesucristo. el ministerio episcopal. MISA EXEQUIAL Se dice la siguiente oración colecta: Oremos. ESTACIÓN EN LA IGLESIA En la iglesia. A continuación. llevaba esta vestidura y este ornamento de fiesta. goce ahora contemplando. el obispo N. Señor. revestido de gloria en tu presencia. que tuvo en este mundo la misión de anunciar el Evangelio de Cristo. vislumbró en la palabra de Dios y predicó a sus hermanos. Dios nuestro. . y concédele que ahora.. y reciba de él el premio de sus trabajos y la corona perenne de la gloria. Señor. el cadáver del obispo se coloca con la cabeza hacia el altar y los pies hacia la puerta. mientras el celebrante dice las fórmulas siguientes: Mientras se coloca la casulla y la mitra: Mira. sea reconocido ahora por Cristo.EXEQUIAS EN CASOS ESPECIALES 278 PARA UN OBISPO 279 Mientras se coloca el evangeliario: 2. el báculo y el evangeliario. al conceder a tu siervo N. cara a cara. aquella misma verdad que. con misericordia. luego.. signo de pastor.. la casulla. Que tu siervo. que. ya cuando vivía en este mundo. te celebre con tus santos eternamente. mientras presidía en tu nombre la asamblea de los fieles. al presidir la grey de Jesucristo. el obispo N. Mientras se coloca el báculo: Que este siervo tuyo. a tu siervo N. quisiste contarlo entre los sucesores de los apóstoles. la mitra.

el presbítero N. por lo menos con dos estaciones). pueden colocarse sobre el ataúd la casulla. aquella misma verdad que. mientras el celebrante dice las fórmulas siguientes: Mientras se coloca la estola y la casulla: Mira. que tuvo en este mundo la misión de anunciarnos el Evangelio de Cristo. en tu nombre la asamblea de los fieles. que. llevaba estas vestiduras de fiesta. revestido de gloria en tu presencia. a tu Hijo. sea ahora reconocido por el Pastor supremo y se alegre eternamente entre aquellos a quienes él cuidó y lo precedieron ya en las moradas eternas.PARA EL PÁRROCO 281 2.. ya cuando vivía en este mundo. a quien encomendaste la misión de apacentar esta comunidad. goce ahora contemplando. Escucha. en lugar de la que figura en el Ritual: R. con piedad. Señor. te celebre con tus santos eternamente. Mientras se coloca el evangeliario: Que nuestro párroco. ESTACIÓN EN LA CAPILLA ARDIENTE Si las exequias se celebran según la forma típica (o. la estola y el evangeliario. Por Jesucristo. y concédele que ahora. las plegarias que te dirigimos por tu siervo. Amén. Oremos. con misericordia. entre nosotros. . luego. añadiendo la palabra Presbítero en las oraciones que lo requieran y teniendo presente las variaciones siguientes: 1. el presbítero N. vislumbró en la palabra de Dios y nos predicó con celo. A continuación. ESTACIÓN EN LA IGLESIA CAPITULO III EN LAS EXEQUIAS DEL PÁRROCO (RESIDENCIAL O EMÉRITO) Todo se hace como en las exequias de los demás fieles. mientras presidía.. cara a cara. En la iglesia. y haz que quien representó. a tu siervo N. en la primera estación (en la casa o en la capilla ardiente) puede usarse la siguiente oración propia. nuestro Señor. se enciende el cirio pascual con el mismo rito que se usa para los demás fieles. pero adaptando oportunamente las moniciones.. el cadáver del párroco se coloca con la cabeza hacia el altar y los pies hacia la puerta. Señor. Señor.

presbítero. a quien durante su vida encomendaste ejercer el ministerio sagrado entre nosotros. en lugar de la que figura en el Ritual: Oremos. que pusiste al frente de esta familia tuya a nuestro hermano N. y prometiste recompensar al siervo fiel y solícito. representando a Jesucristo. presbítero. que tu siervo N. nuestro Señor. escucha nuestras plegarias y haz que el que fue nuestro pastor en este mundo pase ahora al banquete festivo de su Señor. llegue ahora a gozar eternamente de tu gloria entre aquellos a quienes él cuidó en este mundo y lo precedieron ya en tu reino. Por Jesucristo. MISA EXEQUIAL CAPITULO IV Se dice la siguiente oración colecta: EN LAS EXEQUIAS DE UN PRESBÍTERO Oremos. presidiera esta comunidad parroquial. ESTACIÓN EN LA CAPILLA ARDIENTE Si las exequias se celebran según la forma típica (o por lo memos. Amén. Te pedimos. para que. . nuestro Señor. en la primera estación (en la casa o en la capilla ardiente) puede usarse la siguiente oración propia. Señor. pero adaptando oportunamente las moniciones.. añadiendo la palabra Presbítero en las oraciones que lo requieran y teniendo presente las variaciones siguientes: l. Señor. O bien: Oremos. a quien encomendaste la misón de apacentar a tus fieles. Todo se hace como en las exequias de los demás fieles. y haz que quien representó a tu Hijo en la asamblea de tu pueblo sea ahora reconocido por el Pastor supremo y se alegre eternamente en la asamblea de los santos. Dios nuestro. Por Jesucristo.282 EXEQUIAS EN CASOS ESPECIALES 3. con piedad. con dos estaciones). Escucha. Por nuestro Señor Jesucristo. R. las plegarias que te dirigimos por tu siervo... el presbítero N.

que. cara a cara. Por nuestro Señor Jesucristo. mientras el celebrante dice las fórmulas siguientes: Mientras se coloca la estola y la casulla: Mira. que tuvo en este mundo la misión de anunciar el Evangelio de Cristo. Por nuestro Señor Jesucristo... Dios nuestro. luego.EXEQUIAS EN CASOS ESPECIALES 284 En la iglesia. A continuación. O bien: Oremos. pueden colocarse sobre el ataúd la casulla. . Señor.. Te pedimos. M I S A EXEQUIAL Se dice la siguiente oración colecta: Oremos. llegue ahora a gozar eternamente de tu gloria en la asamblea festiva de tu reino. goce ahora contemplando. aquella misma verdad que. llevaba estas vestiduras de fiesta. a tu siervo N. se enciende el cirio pascual con el mismo rito que se usa para los demás fieles. Mientras se coloca el evangeliario: Que el presbítero N. ya cuando vivía en este mundo vislumbró en la palabra de Dios y predicó con celo. mientras presidía en tu nombre la asamblea de los fieles. y concédele que ahora. pastor inmortal de los hombres. Señor. presbítero. concede a tu siervo N. que tu siervo N. con misericordia. a quien durante su vida encomendaste ejercer el ministerio sagrado en bien de tu Iglesia. presbítero. el cadáver del presbítero se coloca con la cabeza hacia el altar y los pies hacia la puerta. la estola y el evangeliario. revestido de gloria en tu presencia te celebre con tus santos eternamente. que pueda gozar eternamente en el cielo de la gracia y del perdón que él administró en la tierra. 285 PARA UN PRESBÍTERO 3..

que tuvo en este mundo la misión de proclamar el Evangelio de Cristo. Que el diácono N. Amén. puede colocarse sobre el ataúd la dalmática. ESTACIÓN EN LA IGLESIA En la iglesia. revestido de gloria en tu presencia. ESTACIÓN EN LA CAPILLA ARDIENTE Si las exequias se celebran según la forma típica (o. añadiendo la palabra Diácono en las oraciones que lo requieran y teniendo presente las variaciones siguientes: 1. te celebre con tus santos eternamente. por tu siervo el diácono N. Dios misericordioso. cuando vivía en este mundo. concédele ahora participar también de la felicidad de tu reino.PARA UN DIÁCONO 287 V CAPITULO V EN LAS EXEQUIAS DE UN DIÁCONO Todo se hace como en las exequias de los demás fieles. concédele que ahora. mientras el celebrante dice las fórmulas siguientes: Mira. anunció solemnemente a sus hermanos. con misericordia. goce ahora contemplando. la estola y el evangeliario. cara a cara. por lo menos con dos estaciones). a tu siervo N. aquella misma verdad que.. llevaba estas vestiduras de fiesta. en la primera estación (en la casa o en la capilla ardiente) puede usarse la siguiente oración propia. . Oremos.. mientras servía en tu Iglesia. el cadáver del diácono se coloca con la cabeza hacia el altar y los pies hacia la puerta. Mientras se coloca el evangeliario: R. Te pedimos. pero adaptando oportunamente las moniciones. en lugar de la que figura en el Ritual 2. nuestro Señor. A continuación. Señor. Por Jesucristo. a quien confiaste en la tierra el servicio de tu Iglesia.. se enciende el cirio pascual con el mismo rito que se usa para los fieles. que. luego.

que tu siervo N. Por nuestro Señor Jesucristo. Por nuestro Señor Jesucristo. en lugar de la que figura en el Ritual: O bien Oremos. Te pedimos. en la gloria de Cristo. MISA EXEQUIAL CAPITULO VI Se dice la siguiente oración colecta: EN LAS EXEQUIAS DE UN RELIGIOSO LAICO Oremos. que quisiste que nuestro hermano N. consagraste para el servicio diaconal y ahora acabas de llamar a tu presencia. haz que reciba ahora. signo y levadura del reino que ha de venir. ESTACIÓN EN LA CAPILLA ARDIENTE Si las exequias se celebran según la forma típica (o. R. Señor. a quien. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. . Señor Jesucristo. Todo se hace como en las exequias de los demás fieles. en la primera estación (en la casa o en la capilla ardiente) puede usarse la siguiente oración propia. fuera. el premio prometido. diácono. tú que prometiste que quien siguiera a tu Hijo y lo sirviera estaría con él en su reino. a quien durante su vida encomendaste ejercer el ministerio sagrado en bien de tu Iglesia. Señor. Amén. en el reino celestial a nuestro hermano N. pero se pueden cambiar las siguientes oraciones: 1.288 EXEQUIAS EN CASOS ESPECIALES 3. por lo menos. con dos estaciones). recuerda su ardiente deseo de servirte con todo su corazón y colócalo ahora entre los servidores fieles que esperaron velando la llegada de su Señor. llegue ahora a gozar eternamente de tu gloria en la asamblea de tu reino.. Recibe. en medio de tu pueblo. Oremos.. en este mundo.

aquel premio que prometiste a quienes lo dejaran todo para seguir a tu Hijo Jesucristo. haz que pueda ahora contemplar. en su entrega total a Jesucristo. la manifestación de tu gloria y disfrutar. pero se pueden cambiar las siguientes oraciones: 1. y concédele. que. siguió la senda del amor perfecto. no recuerdes sus infidelidades ni sus faltas. en lugar de la que figura en el Ritual. haz que pueda ahora contemplar. llena de gozo. la vida obediente. junto a sus hermanos que lo precedieron. en la primera estación en la casa o en la capilla ardiente puede usarse la siguiente oración propia. siguió la senda del amor perfecto. tú que diste a nuestro hermano N. nuestro Señor. sino ten sólo presente la confianza que tuvo en ti y sus generosos propósitos de entregarse a tu servicio. que vive y reina contigo. la vocación de imitar en este mundo.290 EXEQUIAS EN CASOS ESPECIALES 3. Por Jesucristo. de la eterna felicidad de tu reino. CAPITULO VII EN LAS EXEQUIAS DE UNA RELIGIOSA Todo se hace como en las exequias de los demás fieles. Por nuestro Señor Jesucristo. por tu hija N.. Te pedimos. Dios todopoderoso. lleno de gozo. Amén. . . la manifestación de tu gloria y disfrutar. de la eterna felicidad de tu reino. M I S A EXEQUIAL Se dice la siguiente oración colecta: Oremos.. junto a sus hermanas que la precedieron. por lo menos. Dios todopoderoso. con dos estaciones). R. Oremos. en su entrega total a Jesucristo. Te pedimos. por tu hijo N. O bien: Oremos. Señor. por encima de sus merecimientos. que. E S T A C I Ó N EN LA CAPILLA ARDIENTE Si las exequias se celebran según la forma típica (o. casta y pobre de Cristo.

que concediste a nuestra hermana N. que acaba de salir de este mundo. con ojos de misericordia. y. el don precioso de consagrarte su virginidad. Señor Jesucristo. escucha nuestras súplicas y concede a tu sierva.EXEQUIAS EN CASOS ESPECIALES 292 3. Señor. gozar en el festín de tus bodas eternas. mientras vivía en este mundo. Conmemoración de uno o varios difuntos en determinadas circunstancias 297 . Esposo de la Iglesia. a tu sierva N. que. pues tuvo el ardiente deseo de servirte con todo su corazón colócala ahora en el coro de las vírgenes prudentes que esperaron tu llegada con las lámparas encendidas. CELEBRACIONES NO EXEQUIALES POR LOS DIFUNTOS ESQUEMA DEL LIBRO I. O bien: Oremos.. Tú que vives y reinas. ha dejado este mundo. M I S A EXEQUIAL LIBRO IX Se dice la siguiente oración colecta: Oremos. obediente a tu voz. Mira. Tú que vives y reinas. Traslado de un difunto a su sepultura definitiva 295 II.

en casos especiales. 410-416). a no ser que se trate del Triduo pascual. adaptando para ello las preces que figuran en el Apéndice IV (pp. es recomendable bendecir el sepulcro —sobre todo si se trata de un sepulcro nuevo— y hacer. junto al mismo. del día de la Conmemoración de todos los fieles difuntos. 410-416) Cuando el cadáver. en la misma se puede celebrar la misa en presencia del cuerpo. debidamente adaptadas. mientras se canta el canto de entrada de la misa. se lleva previamente a la iglesia. es oportuno recitar las preces que figuran en el Apéndice IV (pp.CAPITULO I TRASLADO DE UN DIFUNTO A SU SEPULTURA DEFINITIVA El traslado del cuerpo de un difunto a su sepultura definitiva puede tener tres modalidades distintas: a) traslado del cadáver directamente al cementerio. En el cementerio. de uno de los días de Semana santa. En este caso. del cuerpo en la misma iglesia. antes de su sepultura definitiva. conducirlos hasta delante del altar. de un domingo. unas breves plegarias. el celebrante puede recibir los restos en el atrio y. b) conducción previa a la iglesia antes de la sepultura definitiva y celebración en la misma de la misa ante el cuerpo. . c) entierro definitivo. del miércoles de Ceniza o de una solemnidad o fiesta. puede acompañar los restos hasta el atrio y despedir allí a la asamblea. Cuando el cadáver se lleva directamente al cementerio. Terminada la misa —omitido tanto la bendición como el rito del último adiós—.

en casos especiales. mientras se canta el canto de entrada. Luego. mientras la asamblea entona un canto apropiado. En este caso. inciada la celebración en la iglesia. 4¡0 Sí 6). El celebrante puede recibir los restos en el atrio de la iglesia y. CAPITULO II CONMEMORACIÓN DE UNO O VARIOS DIFUNTOS EN DETERMINADAS CIRCUNSTANCIAS Cuando se dan especiales circunstancias. puede usarse también este rito para acompañar la procesión hasta el cementerio con motivo de la visita al mismo. sobre todo en aquellas iglesias en las que hay sepulturas. como puede ser la celebración en las parroquias u otras comunidades de la muerte del Papa o del obispo propio. a no ser que se trate de uno de los días excluidos en el párrafo anterior. terminando en este caso. se despide a la asamblea con una de las fórmulas que figuran en el rito de exequias (véanse los diversos formularios de los Libros II y III). también se puede usar este rito.551> con el salmo 41 (p. debidamente adaptadas. puede organizarse una procesión al claustro. Este mismo rito puede usarse en el día de la Conmemoración de todos los fieles difuntos. Dicha la oración después de la comunión y omitida tanto la bendición como el rito del últimos adiós. En los monasterios que conservan el cementerio propio. durante la cual el celebrante puede asperger (e incensar) los sepulcros. se bendice el sepulcro y se recitan las preces que figuran en el Apéndice IV (pp. Antes de enterrar el cuerpo. En las catedrales. la celebración anual de los difuntos de la propia comunidad u otros casos parecidos. monasterios y otras iglesias en las que. .296 CELEBRACIONES NO EXEQUIALES Cuando. conducirlos hasta delante del altar. 310) u otro canto apropiado. conviene celebrar la misa. en cuyo caso es recomendable que se organice una procesión al lugar de los sepulcros o que el celebrante asperja (e inciense) los mismos. se acompañan los restos hasta delante de la sepultura. la celebración de la Eucaristía puede terminar con el rito propio que se describe a continuación. junto a la iglesia. la celebración junto a los sepulcros. el aniversario de un difunto. está autorizada la sepultura definitiva del cadáver en el recinto de la iglesia. mientras se canta la antífona Se alegrarán para el Señor los huesos quebrantados (p. tanto en el día de la Conmemoración de todos losfielesdifuntos como en los días que siguen al entierro de un miembro de la comunidad o en el aniversario de su muerte. antes de la sepultura. sobre todo el día de la Conmemoración de todos los fieles difuntos. está situado un claustro con sepulcros.

incorporada) a la Iglesia. nuestra hermana N. con fe y esperanza. Amén. CONMEMORACIÓN EN DETERMINADAS CIRCUNSTANCIAS 299 Si en la iglesia (o en el claustro) hay sepulcros o si se debe ir al cementerio.298 CELEBRACIONES NO EXEQUIALES PRECES PARA DESPUÉS DE LA MISA Dicha la oración después de la comunión y omitida la bendición y el Pueden ir en paz. 310) u otro canto apropiado.). la familia de Cristo. que vive y reina por los siglos de los siglos. fueron (fue) incorporados (incorporado. unida) a nuestra comunidad (a la comunidad eclesial). esperan la venida de tu Hijo. en el caso de la celebración por el Papa o por el Obispo en las parroquias). Después. todos oran unos momentos en silencio. llenos.. Pidamos. se entona la antífona Se alegrarán para el Señor los huesos quebrantados (p. pues. confiémosla). participaron (participó) asiduamente [con nosotros] en la mesa del Señor. le mostró un camino de conversión y tu palabra le prometió que. Oremos. tu amor. Por el bautismo [cuya memoria recordaremos al aspergir sus (su) sepulcros (sepulcro)]. pues. si ha circulado por la iglesia aspergiendo las sepulturas (o en el mismo cementerio o claustro. añade: Si hay sepulcros. 338) u otro responsorio o canto apropiado. 551) con el salmo 41 (p. Terminado el canto y retornado el celebrante a la sede. ahora a Dios que los (lo. aunque tu justicia condenó al hombre por su desobediencia. la) alegre también en el banquete de su reino y que puedan (pueda) gozar con los santos y elegidos de los premios eternos. al amor de Dios Padre. Padre santo. unidos (unido. en estos sepulcros. con todo. con todo. el celebrante puede introducir a los fieles en el sentido de esta conmemoración con las siguientes palabras u otras semejantes (las frases entre corchetes se omiten si no hay sepulcros o se adaptan según los casos): Recordemos ahora a nuestros hermanos (nuestro hermano N. . que murieron (murió) en la paz de Cristo y confiémoslos (confiémoslo. te pedimos que concedas la resurrección gloriosa a los cuerpos de nuestros hermanos (nuestras hermanas) que. si ha de haber procesión. y. La procesión y la aspersión de los sepulcros. Si todo el rito se desarrolla en el mismo presbiterio. la vida triunfaría sobre la muerte. si ha habido procesión). junto a los sepulcros. A continuación. puede cantarse el responsorioTú que resucitaste a Lázaro del sepulcro (p. R . el celebrante asperge (e inciensa) las sepulturas. en el último día. durante la procesión. de esperanza y recordando el sepulcro que diste a nuestro padre Abraham en la tierra prometida y el que José de Arimatea preparó para que descansara en él el cuerpo de tu Hijo. se omiten cuanto se trata de la conmemoración de un solo difunto cuyo sepulcro no está ubicado en el lugar de la celebración (por ejemplo.

congregación). de la felicidad eterna de tu reino. en la resurrección de su Hijo.300 CELEBRACIONES NO EXEQUIALES O bien: Oremos. . derrame sobre ustedes su bendición. alégralos (alégralas) ahora en tu paraíso. sino también para acrecentar nuestra esperanza en la resurrección. y disfruten. Autor de la vida y Señor de la muerte. R. ha dado a los creyentes la esperanza de resucitar. CONMEMORACIÓN EN DETERMINADAS CIRCUNSTANCIAS 301 O bien. Amén. Por Jesucristo. llenos (llenas) de gozo. concede a nuestros hermanos (nuestras hermanas) descansar en la paz de estos sepulcros hasta el día en que tú. Dios todopoderoso. R. por nuestros hermanos (nuestras hermanas). — El Dios de todo consuelo. que eres la Resurrección y la Vida. R. que con amor inefable creó al hombre y. Amén. en su entrega total a Jesucristo. han ido a su descanso eterno. Amén. que al descansar tres días en el sepulcro santificaste la tumba de los que creen en ti. el que preside termina la celebración con una de las siguientes fórmulas: — El Señor esté con ustedes. cuando se trata de monjes o religiosos (monjas o religiosas): Te pedimos. te sirvieron en nuestro monasterio (comunidad. Y con tu espíritu. R. los (las) resucites y los (las) ilumines con la contemplación de tu rostro glorioso. Amén. haz que ahora puedan contemplarte. familiares y bienhechores que. acuérdate de nuestros hermanos (nuestras hermanas). confiando en ti. sino paz y alegría con tu Hijo y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Señor Jesucristo. Si no !> vpulcros: Oremos. R. y. Después. ya que este primer mundo acabó para ellos (ellas). que. donde no hay llanto ni luto ni dolor. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. nuestro Señor. de tal forma que la sepultura no sólo sirviera para enterrar el cuerpo. junto a sus hermanos (hermanas) que ya han dejado también este mundo.

R. R. — Y la bendición de Dios todopoderoso. R. descienda sobre ustedes y los acompañe siempre. por la misericordia de Dios. Demos gracias a Dios. Hijo f y Espíritu Santo.302 CELEBRACIONES NO EXEQUIALES — Él conceda el perdón de toda culpa a los que vivimos aún en este mundo. Amén. Amén. — Descansen en paz. al que proclamamos resucitado de entre los muertos. R. Amén. Amén. CONMEMORACIÓN EN DETERMINADAS CIRCUNSTANCIAS Se concluye el rito con la fórmula habitual de despedida. O bien — Señor. 3ttJ . Amén. Y brille sobre ellos (ellas) la luz eterna. — Sus almas y las almas de todos los fieles difuntos. — Y a todos nos conceda vivir eternamente felices con Cristo. + dales el descanso eterno. y otorgue a los que han muerto el lugar de la luz y de la paz. Padre. R. R. R. — Pueden ir en paz. descansen en paz.

3. Preces en el cementerio y bendición del sepulcro V.APÉNDICES ESQUEMA DE LOS APÉNDICES I. Salmos Responsorios Oraciones Plegarias universales Palabras introductorias y de despedida II. Homilías exequiales VIII. Textos diversos 1. Ordinario de la misa III. 4. 5. Bendición del agua 307 308 337 339 347 369 391 409 IV. Leccionario VII. Cantos 410 417 444 528 545 . 2. Esquema de lecturas VI.

Salmos 308 2. Palabras introductorias y de despedida 369 . se transcriben aquí diversos textos que pueden utilizarse libremente en diversos momentos de la celebración exequial. Responsorios 337 3. ESQUEMA DEL APÉNDICE I 1. Plegarias universales 347 5. Oraciones 339 4.APÉNDICE I TEXTOS DIVERSOS Con el fin de enriquecer la celebración de las exequias.

El Señor se descubre a quien lo teme y le enseña el sentido de su alianza. Señor. perdóname mis múltiples pecados. R. Señor. R. Por tu nombre. mi miseria y mis trabajos y perdona todas mis ofensas. R. que son eternos tu amor y tu ternura.SALMOS 308 TEXTOS SALMOS Y RESPUESTAS Salmo 24 Contempla. RESPUESTAS 309 Acuérdate. que no quede frustrada mi confianza ni se burlen de mí mis enemigos. muestra a los pecadores el camino. R. levanto mi alma. R. puestos en el Señor tengo los ojos pues él libra mis pies de toda trampa. mírame solo y afligido y ten piedad de mí. y poseerán la tierra sus hijos y los hijos de sus hijos. Señor. Señor. cuantos en ti viven confiados no serán confundidos. R. Muéstrame tus caminos e instruyeme. Señor. será feliz. y olvida para siempre mis pecados y juveniles culpas. 1 R. y quedarán decepcionados cuantos a Dios traicionan por los ídolos. mi Dios. pues eres tú mi Dios y Salvador y en ti continuamente espero. Y DIVERSOS El Señor es leal y bondadoso con quien guarda su alianza y sus mandatos. en ti confío. R. alivia mi angustiado corazón y haz que lleguen mis penas a su fin. Señor. Señor. A ti. acuérdate de mí con ese mismo amor y esa ternura. haz que camine con lealtad y enséñame a cumplir tus mandamientos. hace andar rectamente a los humildes y descubre su senda a los sencillos. en tus senderos. así. Ayudará el Señor a quien lo teme a escoger su camino. . R. Porque el Señor es recto y bondadoso.

libra a Israel de todas las angustias que lo embargan. Las lágrimas han sido mi pan. R. Dios mío. Señor. R. R.TEXTOS 310 DIVERSO RESPUESTAS R. Sión. R. . Salmo 41 R. hasta tu templo entre vivas y cantos y el júbilo del pueblo. ¿Qué te abate. Cuando el alma se angustia. Protégeme. SALMOS Entraré en el tabernáculo admirable. mi vida salva. mí Dios. R. Como el venado busca el agua de los ríos. las olas del océano. R. R. Como caen. que jamás quede yo decepcionado de haberte entregado mi confianza. cuando iba hasta tu casa. Yo le diré: "Señor. R. desde la abrupta tierra del Jordán y el Hebrón. alma mía? ¿Qué congoja te aflige? Pon tu confianza en Dios. cuando todos decían "¿Dónde está tu Dios? ¿Dónde?" Mándeme Dios su amor en las horas del día. fíjate cuántos son mis enemigos y con qué odio me odian y detestan. y alabaré en la noche al Dios que me da vida. Y Yo recuerdo —¡y mi alma cómo lo echa de menos!—. ¿por qué de mí te olvidas? ¿Por qué debo andar triste cuando el rival me hostiga? R. la rectitud e inocencia me defiendan. que aún podrás decirle: "Eres la salvación. pues en ti tengo puesta mi esperanza. sucesivas. Del Dios que da la vida está mi ser sediento ¿Cuándo será posible ver de nuevo tu templo? R. mi alma. hasta la presencia del Señor. tus torrentes y oleajes sobre mí se han volcado. mi Dios. R. yo te recuerdo. así. Contempla mi miseria y mis trabajos y perdóname todas mis ofensas. te busca a ti. cansada. Señor. de esta alma triste". de día y noche.

El alma que has sacado del cuerpo. Se alegran para el Señor los huesos quebrantados. que aún podrás decirle: "Eres la salvación mi Dios. La rectitud de corazón te agrada y me vas enseñando internamente.TEXTOS DIVERSOS 312 Cuando tuve quebrantos. R. al castigarme. De tu perdón el júbilo devuélveme y un generoso espíritu dispónme. Salmo 50 R. Dame. apiádate de mí. y tu justicia proclamará mi lengua. R. Haz que sienta otra vez júbilo y gozo y se alegren mis huesos quebrantados. Señor. Nací en la iniquidad y pecador me concibió mi madre. ¿Qué te abate alma mía? ¿Qué congoja te aflige? Pon tu confianza en Dios. A ti. No me arrojes. por tu misericordia inmensa. Es justa tu sentencia y eres justo. Señor. Señor. y purifícame. lávame más y más de mis delitos y borra de mi culpa toda huella. el descanso eterno. Dale. jubilosa. Señor. R. Señor. lejos de ti ni tu espíritu santo me retires. R. R. y quedaré más blanco que la nieve. Señor. de un alma triste". R. SALMOS Y RESPUESTAS 313 Pues mi maldad conozco. con acento burlón decían mis enemigos: ¿Dónde quedó tu Dios? R. O bici R. un corazón sincero y un espíritu firme. R. . R. Lávame tú. que tú detestas. a ti fue al que ofendí. R. y brille para él (ella) la luz perpetua. al cometer el mal. Señor. enseñaré tus sendas a los malos y volverán a ti los pecadores. cargo siempre mi culpa en la conciencia. se alegre con tus santos en la gloria. Aleja de tu vista mis maldades y olvídate de todos mis pecados. Señor. Líbrame de la sangre. y por tu compasión sin límites olvida mis ofensas. mi Dios y Salvador.

Reina el Señor. de modo que no pueda tambalearse. más potente que el mar y sus oleajes. Señor. nuestro Dios es compasivo.TEXTOS DIVERSOS 314 SALMOS Y RESPUESTAS Pero más poderoso que su estruendo. apiádate de Sión y edifica de nuevo sus baluartes. vestido de grandeza y de poder ceñido. me salvó y protege a los sencillos. el orbe ha establecido. R. alma mía. 315 Salmo 114 R. Alzan. el Señor en el cielo. Amo al Señor porque escucha el clamor de mi plegaria. Muy dignas de confianza son tus leyes. R- abre. no lo aceptas. El Señor es bueno y justo. Señor. Señor. R. R. débil. RTu trono está afianzado desde siempre. la santidad. R. R.. orna tu casa desde siempre y por siempre. RRedes de angustia y de muerte me alcanzaron y me ahogaban. los ojos míos. un corazón contrito te presento y un corazón así. los sacrificios. R. Entonces rogué al Señor que la vida me salvara. R. me vestiste de carne. mi alma libró de la muerte. R. del llanto. nunca desprecias. y siempre has existido. Tranquilízate. si ofrezco un holocausto. y ofrendas y holocaustos de novillos en tu altar volverán a presentarse. porque me prestó atención cuando mi voz lo llamaba. Resucítame en el último día. Señor. A mí. mis labios y tu alabanza cantará mi boca. No te gustan. Señor. Entonces volverán a complacerte sacrificios rituales. Oí una voz del cielo que decía: "Dichosos los que mueren en el Señor". . su voz estruendosa los ríos y elevan su fragor. Me hiciste de tierra. pues Dios fue bueno contigo. Salmo 92 R. Señor y Redentor mío.

Has dado tus decretos para que los cumplamos puntualmente. en el atrio del templo del Señor que está. ¡no me abandones! Salmo 115 Voy a hacer sacrificios de alabanza. ojalá que mis pasos se encaminen a obedecer tus leyes. R. Jerusalén. Caminaré ante el Señor por la tierra de los vivos.316 TEXTOS DIVERSOS Y ha evitado que mis pies. los que. recorren los caminos del Señor. Con todo el corazón te estoy buscando. Cumpliré mis promesas al Señor ante todos los hombres. Así no habré de avergonzarme nunca cuando yo las observe. tropiecen por el camino. por eso tú. Señor. Quiero cumplir tu ley exactamente. Penoso es a los ojos del Señor que sus amigos mueran. SALMOS Y RESPUESTAS 317 Salmo 118 I (Aleph) No dejé de confiar. sin cometer iniquidades. II (Beth) Sólo cumpliendo todos tus mandatos puede un joven vivir honestamente. Señor. Guardo tus mandamientos en mi pecho para nunca ofenderte. tu servidor e hijo de tu sierva. Cumpliré mis promesas al Señor. ¿Cómo pagaré al Señor por todos sus favores? El cáliz alzaré de salvación invocando su nombre. . rompiste mis cadenas. Dichosos los que guardan sus preceptos y lo buscan de todo corazón. Porque soy siervo tuyo. Te alabaré con corazón sincero cuando aprenda tus justas prescripciones. de tu ley no permitas que me aleje. aunque exclamaba: "¡Qué grande es mi desdicha!" aunque en mi aflicción pensaba: "¡Los hombres son un saco de mentiras!" Dichosos los que viven rectamente según la ley de Dios. sobre tu monte. ante todos los hombres. invocando tu nombre. R.

III (Ghimel) Favorece a tu siervo. . no me ocultes. enséñale a tu siervo lo que ordenas. soy aquí forastero. Mi alma se consume. y viviré cumpliendo tus preceptos. no me defraudes. Todos los mandamientos de tu boca mis labios enumeran. Señor. en tus mandatos tengo mis delicias. consuélame. deseando cumplir tus decisiones. abre. 319 SALMOS Y RESPUESTAS IV (Daleth) Abatida hasta el polvo está mi alma: con tus palabras vuélveme la vida. Suspira con tristeza el alma mía. Señor. reprendes y maldices al soberbio que no acata tus órdenes. tus mandamientos. que teniendo riquezas. Ayúdame a apegarme a tus deseos con todo mi fervor guíame por la senda de tus órdenes porque en ella se alegra el corazón. jamás me olvidaré de tus sentencias. tu servidor medita tus preceptos. V(He) Enséñame el camino de tus leyes y yo las cumpliré a la perfección. me gozo más cumpliendo tus peceptos. Me apegué a tus preceptos. lo que deseas. pues son tus mandamientos mi deleite y son mis consejeros. TEXTOS DIVERSOS Bendito eres Señor. te conté mis apuros y escuchaste. Señor. Mi corazón inclina a tus preceptos y no hacia la codicia. por eso quiero ahondar en tus consignas. Yo he elegido el camino verdadero y he dado a tus preceptos preferencia. correré por la senda de tus leyes cuando mi corazón ensanches. con tus promesas. edúcame en la senda de tus leyes y yo meditaré en tus maravillas. líbrame de la senda equivocada y haz que cumpla.318 . Medito tus decretos y me fijo en tus sendas. Señor. aunque se unan los fuertes contra mí. Señor. mis ojos para ver las maravillas que hay en tus decretos. Líbrame de la burla y el desprecio por cumplir tus deseos.

y diligencia tus preceptos acato. Me acordé por la noche de tu nombre y guardé tus preceptos. Cumple conmigo la promesa que a tus devotos tienes ofrecida. que olvida tus mandatos. examiné mi vida y enderecé mis pasos a tus leyes. sin sentir vergüenza. por siempre y para siempre: y andaré en libertad. conforme a tu promesa: así responderé a los que se burlen por fundar en tus dichos mi certeza. . imploro tu favor con toda el alma: conforme a tu palabra. compadéceme. pero a mí de tu ley nada me aparta. Cómo anhelo cumplir tus mandamientos. SALMOS Y RESPUESTAS 321 VlI(Zain) Recuerda la promesa que me hiciste y que me dio esperanza. Serán mi complacencia tus decretos.320 TEXTOS DIVERSOS que no vean mis ojos vanidades y al seguir tu camino. ' Con prontitud. de tus decretos hablaré a los reyes. las palabras sinceras no me quites. VI (Vau) Que tu favor y salvación me alcancen. que tanto he amado. VIII (Heth) Me dije que mi herencia consistía en observar tu ley exactamente. dame vida. Esto me ha sucedido por cumplir tus decretos. pues finco mi esperanza en tus sentencias. Quita de mí ese oprobio que me espanta. el único consuelo en mi aflicción es saber que da vida tu palabra. Me acordé de tus juicios de otro tiempo y quedé consolado. levantaré mis manos hacia ti pensando en tus mandatos. y sentí indignación contra el impío. Señor. con tu justicia. tus mandamientos eran mis canciones en territorio extraño. dame vida. porque tus leyes son benignas. me insultan sin parar los insolentes. porqué busco tus leyes y. Cumpliré sin cesar tu voluntad. Señor.

conforme a la promesa hecha a tu siervo. jamás de tus leyes me he olvidado. enséñame a gustar y a comprender. tus mandamientos. que queden confundidos los soberbios y yo meditaré en tus mandamientos. para mí tus preceptos valen más que miles de monedas de oro y plata. y que mi corazón cumpla tus leyes para que nunca quede avergonzado. y haces el bien. Que me sirva de alivio tu cariño. que son justas tus órdenes. IX (Teth) Has tratado. porque pude aprender tus enseñanzas. Señor. bien a tu siervo. Para alabarte por tus justos juicios a mitad de la noche me levanto.322 TEXTOS aunque me han puesto trampas los impíos. Vuelvan a mí tus fieles. Me junto con aquellos que te temen y cumplen tus preceptos. antes de la aflicción fui un descarriado. enséñame. DIVERSOS SALMOS Y 323 RESPUESTAS X (Iod) Tus manos me hicieron y formaron. Señor. pero yo sigo fiel a lo que ordenes. XI (Caph) Ansiando que me salves. los que toman en cuenta tus mandatos. Señor. Eres bueno. Yo sé. y reviviré pues serán mi delicia tus preceptos. pero ahora me ajusto a tu enseñanza. Señor. mas yo en tu voluntad hallo deleite. ¿Cuántos días le quedan a tu siervo? ¿Cuándo de su opresor le harás justicia? . los soberbios conspiran contra mí. Señor. porque en tus leyes tengo mi confianza. conforme a tu palabra. no olvido tus preceptos. me llegará el consuelo? Aunque estoy como odre sobre el humo. apiádate de mí. me consumo y en tu palabra espero. tienen el corazón endurecido. de tu bondad está llena la tierra. tus fieles me verán con alegría. Me vino bien sufrir. pues mi esperanza en tu palabra he puesto. que con razón me enviaste el sufrimiento. instruyeme en tus leyes. enséñame a entender tus mandamientos. mis ojos languidecen mientras digo ¿cuándo.

porque medito en tu enseñanza. conforme a la promesa hecha a tu siervo. y en el cielo subsiste. Señor. SALMOS Y RESPUESTAS 325 XIII (Mem) Amo tanto. tus preceptos me dan discernimiento. son verdaderos todos tus mandatos. Sé tú mi salvación. no tiene término. pero yo meditaba en tus preceptos. Señor. Los malvados trataban de arruinarme. Señor. XIV (Nun) Tu palabra es antorcha de mis pasos y luz de mi sendero. por eso odio las sendas engañosas. me persiguen. que paso todo el día meditándola. ¡Qué dulce al paladar es tu promesa! más que miel en la boca. XII (Lamed) Tu palabra. jamás me olvidaré de tus decretos pues con ellos me has dado vida nueva. soy más docto que todos mis maestros. habría perecido en mi miseria. Acepta el homenaje de mi boca y enséñame tus juicios. es para siempre. Casi a punto estuvieron de matarme. trasciende las edades tu verdad. porque en tu ley he puesto mi observancia. Si en tu ley no tuviera mi deleite. Soy más sagaz que los ancianos. tu ley me hizo más sabio que el rival pues siempre me acompaña. pero no me olvidé de tus consignas. Señor. retiro mi pie del mal camino. y. sólo tu ley. de acuerdo con tus órdenes perduran pues todo está para servirte. no lo permitas. pues yo soy tuyo y a tus leyes he dado mi obediencia. . consérvame la vida en tu bondad para que pueda cumplir lo que prescribas. lo juro y cumpliré lo que he jurado: que observaré tus justos mandamientos.TEXTOS DIVERSOS 324 Me han rodeado de trampas los soberbios de tus leyes pasando por encima. tú fundaste la tierra y sigue firme. . pues tú me has instruido. tu voluntad. por cumplir tus palabras. en mi extrema aflicción dame la vida. a toda perfección le encuentro límites. mis actos de tus leyes no se apartan.

Señor. ayúdame. Vuélvete a mí y ten misericordia. por eso tengo amor a tus preceptos. sal fiador de tu siervo. y temo tus decretos. ya es hora de que actúes. Señor. hombres malvados. Sostenme con tu dicho y viviré. no me entregues. da luz la explicación de tu palabra y enseña a los incultos. SALMOS Y RESPUESTAS 327 XVI (Ain) Yo practico el derecho y la justicia. y cumpliré. XVII (Phe) Tus preceptos. tiembla mi carne. porque tu ley quebrantan. para que no lo opriman los inicuos. lo que me mandas. pues proyecta falacias. soy siervo tuyo. por eso yo los cumplo. Son mi herencia perpetua tus decretos y son mi regocijo. Consideras basura a los malvados. Me tendieron un lazo los malvados. y fijaré en tus leyes la mirada. ante ti. Al que deja tus leyes lo desprecias. son admirables. tus mandamientos. al enemigo. trata a tu siervo y dame a conocer tus ordenanzas. y seré salvo. . Señor. así anhelo cumplir tus estatutos. que no quede frustrada mi esperanza. Señor.TEXTOS DIVERSOS 326 mi vida está en peligro a cada instante. por eso aprecio tus decretos y el engaño abomino. Mis ojos se consumen aguardando tu prometida ayuda y justo juicio. XV (Semech) Aborrezco a los hombres inconstantes. como quien toma el aire por la boca. pero no me aparté de tus caminos. pero le tengo amor a tus preceptos. por eso al cumplimiento de tus leyes mi corazón inclino. Señor. tú eres mi protector y mi refugio y en tu palabra espero. pero yo de tu ley jamás me olvido. de temor. dame inteligencia para entender. como sueles hacer con tus amigos. Conforme a tu bondad. Amo tus mandamientos más que el oro purísimo. apártense de mí.

eternamente justas son tus normas. pero jamás olvido lo que mandas. por no buscar tu ley. dame la vida. con justicia y verdad tus leyes has prescrito. y rectos son tus juicios. Tu ternura. XX (Res) Mira mi abatimiento y ponme a salvo. oye mi voz y conforme a tu ley. el celo me consume porque olvidan tu ley mis enemigos. XVIII (Sade) Eres justo. Señor. Tú. mis ojos a la aurora se anticipan. de acuerdo con tu ley. los que tu ley olvidan. poca cosa soy yo y despreciable. se acercan ya mis fieros enemigos. una justicia eterna en tu justicia y tu voluntad no pasa. Tu promesa ha pasado toda prueba y tu servidor la ama. 329 SALMOS Y RESPUESTAS XIX (Coph) Señor. defiende tú mi causa rescatándome y hazme vivir según lo has prometido. a ti te estoy pidiendo que me salves para poder cumplir con lo que quieres. no tiene límites. Aunque angustias y penas no me faltan. Señor. . estás cerca y todos tus decretos permanecen. despierto antes del alba y pido auxilio y en tu palabra espero firmemente. A fin de meditar en tu promesa. ríos de agua descienden de mis ojos porque tu ley no ha sido respetada. tus leyes siguen siendo mi delicia. Señor. dame la vida. conforme a tu bondad. pues nunca eché tu ley en el olvido. líbrame de los hombres opresores para poder andar por tus caminos. Muéstrate bondadoso con tu siervo y dame a conocer tus ordenanzas. responde a mi clamor y guardaré tus leyes.328 TEXTOS DIVERSOS endereza mis pasos con tus leyes y que no me domine nada inicuo. dámelas a entender para que viva. lejano del malvado está tu auxilio. de tiempo atrás yo sé que tus preceptos los has establecido para siempre.

llegue hasta ti.TEXTOS DIVERSOS 330 aunque muchos me agravian y persiguen yo no me apartaré de tus consignas. Siete veces al día te bendigo. Pero yo temo más a tus palabras. pisando tus umbrales. pero tu ley mi corazón inflama. . Señor. tus mandamientos. pues tú conoces todos mis senderos. por fin. rescátame conforme a tu promesa. Jerusalén ha sido edificada como un conjunto armónico. al rescate de tu siervo. Mira. que tu mano esté pronta a socorrerme. para alabarte. que proclamen mis labios tu alabanza. con tus palabras dame inteligencia. yo cumplo tus decretos y tus órdenes. 331 SALMOS Y RESPUESTAS XXII (Tau) Que mi queja. pues yo de tus preceptos no me olvido. tu salvación aguardo. tu salvación ansio y encuentro mi deleite en tus preceptos. sentí asco. clave de tu palabra es la verdad y eternas son tus normas de justicia. Señor. porque cumplo. como aquél que se encuentra unas alhajas. Señor. Me alegro en tus promesas. detesto y aborrezco la mentira. cual oveja extraviada ando perdido. Yo guardo tus mandatos y los amo en extremo. pues tus leyes prefiero. pues tus leyes me enseñas. ven. Que tu fidelidad cante mi lengua porque son justos todos tus decretos. Señor. pues tu ley evadían. que vengan tus mandatos en mi auxilio. por tus justos decretos. Y hoy estamos. que llegue mi plegaria a tus oídos. cómo amo tus preceptos y conforme a tu amor. Señor. quienes aman tu ley gozan de paz y no tienen tropiezos. Dame vida. Salmo 121 Qué alegría sentí cuando dijeron "Vayamos a la casa del Señor". dame la vida. viendo a los renegados. Jerusalén. XXI (Sin) Los grandes me persiguen sin razón.

Como cambian los ríos la suerte del desierto. que reine la paz entre tus muros y la seguridad en tus palacios". iban llorando. nuestra suerte. no te olvides. ven con el arca. cambia también ahora. Salmo 125 Cuando el Señor nos hizo volver del cautiverio. tu servidor. no habré de conceder sueño a mis ojos ni quietud a mis párpados. porque allí. mi Dios. no apartes la mirada de tu ungido. Por amor a David. Señor. rendidos. Aun los mismos paganos con asombro decían: "Grandes cosas ha hecho por ellos el Señor". Levántate. voy a decir "La paz esté contigo". pidan la paz: "Que prosperen aquellos que te aman. según lo que a Israel se le ha ordenado a celebrar su nombre. Salmo 131 En favor de David. un tabernáculo". Señor. cosecharán aquellos que siembran con dolor. para el Dios de Jacob. al Fuerte de Jacob. poderoso auxilio: tus sacerdotes vístanse de gala. Señor. en campos de Jaar la descubrimos entremos en la tienda del Señor. Y por la casa del Señor. Supimos que en Efrata estaba el arca. 333 SALMOS Y RESPUESTAS Al ir. hasta que halle un lugar para el Señor. . Y estábamos alegres pues ha hecho cosas grandes por su pueblo el Señor. ni he de subir al lecho en que descanso. adorémoslo. al regresar. hizo este juramento: "No he de entrar en la tienda donde habito. y entre gritos de júbilo. pediré para ti todos los bienes. Para Jerusalén. jubilosos lancen gritos. y a sus pies. tus fíeles. en el palacio de David están los tribunales de justicia. ven a tu casa. Por el amor que tengo a mis hermanos. de sus desvelos. cantando vendrán con sus gavillas. creíamos soñar: entonces no cesaba de reír nuestra boca ni se cansaba entonces la lengua de cantar.332 TEXTOS DIVERSOS Allá suben las tribus. las tribus del Señor. cuando al Señor. cargando su semilla.

será mi casa". a uno de tu propia descendencia". él les dio consistencia para siempre e inmutables preceptos. hacedor de tierra y cielo. de afrentas llenaré a sus enemigos. que jamás va a retractarse. plantas de ornato y árboles frutales. desde este monte Sión el Señor. la luna y todos los luceros.334 TEXTOS DIVERSOS El Señor. granizo. Esto es así. Salmo 133 335 SALMOS Y RESPUESTAS Que te bendiga a ti. En dirección al templo alcen las manos y llenen al Señor de bendiciones. porque así me agradó. Haré que brote un vastago a David y encenderé una lámpara a mi ungido. existieron. pues por órdenes suyas. también ocuparán sus hijos tu trono para siempre. Salmo 148 Alaben al Señor en las alturas. nieve. Pondré sobre su frente mi diadema. animales domésticos y fieras. Si tus hijos son fieles a mi alianza. rayos. que eres su pueblo. y obedecen mis leyes. ustedes que en la casa del Señor se quedan por la noche. que son sus servidores. porque el Señor ha preferido a Sión como morada: "Aquí está mi reposo para siempre. . reptiles y volátiles. Bendigan al Señor todos ustedes. Que alaben al Señor el sol. bruma huracanes sumisos a sus órdenes. de gala vestiré a sus sacerdotes y gritarán de júbilo sus fieles. Que el nombre del Señor alaben todos. Alaben al Señor desde la tierra monstruos del mar. Que lo alabe la bóveda celeste y las aguas que cuelgan de los cielos. océanos enormes. Montes y sierras todas. Yo la bendeciré con provisiones y saciaré de pan al indigente. le ha jurado a David esta promesa: "Pondré sobre tu trono. Reyes y pueblos todos de la tierra gobernantes y jueces de este mundo. alábenlo en el cielo. que alaben al Señor todos sus ángeles. celestiales ejércitos.

de que el hombre es como hierba y flor del campo O bien: — Señor. Creador mío. a quien él eligió como su pueblo. Señor. por quien has derramado tu sangre. V. Creador mío. su gloria sobrepasa cielo y tierra y ha hecho fuerte a su pueblo. pues su nombre es excelso. RESPONSORIOS 337 2 RESPONSORIOS Para el último adiós al cuerpo del difunto: — Recibe. el alma de este difunto (esta difunta). Señor. . Que lo alaben los fieles de Israel. Señor. Ahora te devuelvo el alma. Acuérdate. Señor. El nombre del Señor alaben todos. de que somos polvo. de que somos polvo. niños y ancianos juntos. no me condenes. y ante ti me sonrojo. Cuando vengas como Juez. mis pecados me aterran.TEXTOS DIVERSOS 336 jóvenes y doncellas. y ante ti me sonrojo. me conocías. Señor. antes de que yo naciese. Acuérdate. mis pecados me aterran. a imagen tuya me modelaste. Ahora te devuelvo el alma. de que el hombre es como hierba y flor del campe V. Dios nuestro.

R. en esta carne mía. O bien: — Líbrame. el descanso eterno. he de resucitar del polvo: Y. Señor. Señor. brille para él (ella) la luz perpetua. Por Jesucristo. lo que con lágrimas te pedimos. mi Salvador. Lo veré yo mismo. los redimidos por la muerte y resurrección de tu Hijo. Señor. no otro. tú que destruíste su poder y visitaste a los que estaban bajo su dominio: para iluminar a los que están en las tinieblas. gloria de los fieles y vida de los justos. nuestro Señor. en esta carne mía. Dales. Concédele. la paz y la salvación. concédele alcanzar los gozos de la eterna bienaventuranza. contemplaré a Dios. con tu compasión infinita otorga a tu hijo (hija) N. Amén. y. el descanso y el perdón. de la muerte eterna. V. R. brille para ellos la luz perpetua. V. O bien: — Tú que resucitaste a Lázaro del sepulcro: concédele. Dale. Señor. el descanso y el perdón. contemplaré a Dios. Señor. . Por Jesucristo. mi Salvador. nosotros. mis propios ojos lo contemplarán. al final de los tiempos. Dios de misericordia. Amén. Para iluminar a los que están en las tinieblas. Y. pues creyó en la futura resurrección. nuestro Señor. el descanso eterno.. 3 ORACIONES Para la estación en la casa del difunto Por un difunto y por los que lo lloran: Concédenos. no desoigas nuestras súplicas y. Para la Liturgia de la palabra Dios nuestro. te pedimos que recibas con bondad a tu siervo (sierva) N. V.338 TEXTOS DIVERSOS 339 ORACIONES O bien: — Creo que mi redentor vive y que.

O bien: Por un difunto que ha trabajado en el servicio del Evangelio: Escucha. que quisiste que nuestro hermano (nuestra hermana) te sirviera en la prueba de su larga enfermedad. imploramos humildemente tu misericordia. te pedimos que quien fue paciente a ejemplo de tu Hijo. tu siervo N. que por el bautismo nos has hecho participar de la muerte y resurrección de tu Hijo. nuestro Señor. nuestro Señor. R. Amén. pueda gozar de la compañía de tus elegidos. Amén. distribuyó la palabra y los sacramentos a tu familia que peregrina en la tierra. Señor. R. reúnelo con los que. R.340 TEXTOS DIVERSOS ORACIONES 341 O bien: Por un sacerdote o un diácono: Dios. R. Por Jesucristo. R. al confesar la resurrección de tu Hijo. que entregó su vida al servicio del Evangelio. Por Jesucristo. han ido pasando al cielo. fe en nuestra duda. libre de los lazos de la muerte. y nos consolemos mutuamente. Amén. Amén. a fin de que encontremos por ella luz en nuestra oscuridad. R. se afiance también la esperanza de que nuestro hermano (nuestra hermana) resucitará. ya que eres padre de familia. para que. Por Jesucristo. rota su casa de barro. Amén. O bien: Prepara. . para escuchar tu palabra. Señor. nuestro Señor. Por Jesucristo. alcance el premio de su misma gloria. nuestro Señor. concede a tu siervo (sierva) N. Señor nuestros corazones. nuestras súplicas. Por Jesucristo. nuestro Señor. Por Jesucristo. Por un difunto que ha padecido larga enfermedad: Dios nuestro. alcance el premio de tu reino. Padre todopoderoso. Señor. Amén. nuestro Señor. que. para que nuestro hermano (nuestra hermana) N.

Por los hermanos. Amén. Señor. Oraciones conclusivas en el cementerio: Dios nuestro. Por Jesucristo. la Virgen. de tus hijos N. nuestro Señor. ten misericordia de mi padre y de mi madre (de nuestros padres) y haz que me reúna (nos reunamos) un día con ellos en la claridad de tu gloria. ORACIONES alcanzar la eterna bienaventuranza. R. R. R. escucha las oraciones que te dirigimos por tu siervo (sierva) N. allegados y bienhechores: Dios nuestro. atento siempre a las súplicas de tus fieles.. Por Jesucristo. y de todos los santos. Amén.. para que. así como el amor conyugal los unió en esta vida.342 TEXTOS DIVERSOS Por los padres: Dios nuestro. por intercesión de santa María. escuchas los deseos de nuestro corazón. concede a nuestros hermanos. Amén. R. concede a tu siervo (sierva) N. R. que vivieron unidos en el matrimonio. que concedes el perdón de los pecados y quieres la salvación de los hombres. y N. nuestro Señor. que haces revivir los cuerpos de los que han muerto y quieres que los pecadores eleven a ti sus súplicas. participe en las alegrías del paraíso. Amén. y líbralo (líbrala) de la muerte. Junto al sepulcro: Padre nuestro. Por los cónyuges: Ten misericordia. 343 . que. participar con tus santos y elegidos de la recompensa de la gloria. Por Jesucristo. nuestro Señor. parientes y bienhechores que han salido ya de este mundo. nuestro Señor. Por Jesucristo. con tus santos. cuyo cuerpo acabamos de depositar en la tierra. Por Jesucristo. que la plenitud de tu amor los reúna en la eterna. Amén. autor de la vida. nuestro Señor. que nos has mandado honrar padre y madre..

tu Hijo. acuérdate de tu siervo (sierva) N. R. alabarte sin fin en el cielo. Señor. y concédenos que tu Espíritu nos haga caminar en santidad y justicia a lo largo de la vida. en la confianza de una fe cierta. nos restituíste la vida y la inmortalidad. Amén. cuyos días no tienen fin y cuya misericordia es infinita. para que. para que contigo entre en la morada del cielo y alabe tu bondad. lleguemos felizmente a tu reino. a cuantos en la tierra te conocieron por la fe. Madre de Dios. por su gloriosa resurrección. escucha nuestra oración por aquellos que. Amén.. 345 . que por su reposo en el sepulcro. Por Jesucristo. Señor. que por la muerte de Jesucristo. R. nuestro Señor. Por Jesucristo. ORACIONES concede. no permitas que olvidemos que nuestra vida es breve y el tiempo de la muerte incierto. anhelan la feliz esperanza de la resurrrección. nuestro Señor. santificaste las tumbas y que. resucítalo (resucítala) de su sepulcro y sácalo (sácala) del polvo. R. acompañado de tus ángeles. cuando vengas con majestad. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Para las exequias de párvulos: Te pedimos. Amén. O bien: Autor de la vida y Señor de los difuntos. destruíste nuestra muerte. por intercesión de la Santísima Virgen María. unidos a tu Iglesia. que ha comido tu Cuerpo y bebido tu Sangre y ha ido al descanso confiando en ti. de vivos y muertos. en el consuelo de una esperanza santa y en la perfecta caridad con todos los hombres.344 TEXTOS DIVERSOS O bien: Dios nuestro. que estuvo al pie de la cruz del Hijo que moría. después de haberte servido en la tierra. muertos en Cristo y consepultados con él. revístelo (revístela) con traje de honor y colócalo (colócala) a tu derecha. O bien: Dios todopoderoso.

346 TEXTOS que avives la fe en quienes como ella están ahora afligidos por la muerte de este niño (esta niña). R. : — Para que a nosotros el Espíritu Santo nos lleve por las sendas de la fe y nos dé la esperanza firme de alcanzar. — Para que perdone los pecados de su siervo (sierva) N. Amén. Por Jesucristo. el reino eterno. R. R. roguemos al Señor. — Para que lo (la) libre de toda pena merecida por sus culpas y pueda participar ya en el descanso eterno. roguemos al Señor. DIVERSOS PLEGARIAS 347 UNIVERSALES 4 FORMULARIOS PARA LA PLEGARIA UNIVERSAL I. u Señor Dios. junto a nuestro hermano (nuestra hermana). ormulario general Oremos con fe a Dios Padre. goce eternamente en el paraíso. roguemos al Señor. y acepte sus buenas obras. Señor. y pidámosle que escuche nuestra oración. que has querido que nuestro hermano (nuestra hermana) N. . nuestro Señor. dejado ya este mundo. roguemos al Señor. los socorras y les alcances el premio eterno. — Para que. para quien toda criatura vive. Te rogamos.

coloque entre los moradores felices de su reino a nuestro hermano (nuestra hermana). nuestro Señor. ahora en el cielo lo (la) admita también entre los santos y elegidos. lloran su muerte. PLEGARIAS UNIVERSALES 349 — Para que Dios sea refugio y fortaleza de quienes. Señor. el niño (la niña) N. R. Padre bueno y justo. R. que por nosotros murió en la cruz. — Para que Dios. Por Jesucristo. Amén. nuestro Señor. inclinándonos humildemente ante el misterio . mientras vivía en la tierra. roguemos al Señor. la caducidad de los bienes terrenos y nos adhiramos con fe a los eternos. escucha nuestra oración y dígnate hacer partícipe en la Pascua renovadora de tu Hijo al (a la) que. — Para que. — Concluyamos nuestra oración pidiendo a Dios por todos los hombres. R. roguemos al Señor. y le dé a gozar de los bienes del cielo. roguemos al Señor. — Para que a todos los que lloran su muerte les sirva de alivio la comunión fraterna y la solidaridad cristiana de quienes nos hemos reunido aquí para acompañarlos. él. R. a quien acaba de llamar de este mundo. y para que santifique a su Iglesia. fue marcado (marcada) con el sello del Espíritu Santo. Dios nuestro.TEXTOS 348 DIVERSOS por medio de la muerte. Te rogamos. roguemos al Señor. se asemejara a Cristo. — Para que las lágrimas de sus [padres y] familiares se transformen un día en aquel gozo que nadie les podrá nunca arrebatar. Formulario general Pidamos al Señor que se compadezca de nuestras lágrimas. R. — Para que el Señor se compadezca de los que se ven desconcertados ante esta [inesperada] muerte y los reconforte con la esperanza de la vida eterna. ya que en el bautismo lo (la) eligió como miembro de su Iglesia en la tierra. 2. R. roguemos al Señor. en la escuela del dolor y de las lágrimas. colme de bienes al mundo y se compadezca de todos los que sufren. roguemos al Señor. sin comprender sus designios. R. R. R.. roguemos al Señor. roguemos al Señor. — Para que todos nosotros comprendamos. que atendió la voz de su Hijo cuando en la cruz le presentó sus oraciones y súplicas.

te pedimos que escuches nuestras plegarias.TEXTOS 350 DIVERSOS de unos designios que no comprendemos. — Para que a todos los que lloran ante esta desgracia les sirva de alivio la comunión fraterna y la solidaridad cristiana de quienes nos hemos reunidos aquí para acompañarlos. roguemos al Señor. nuestro Señor. R. te pedimos que escuches nuestras plegarias. vivir eternamente contigo en la felicidad de tu reino. Padre bueno y justo. — Por nuestros hermanos. nuestro Señor. sus siervos. Formulario general Acudamos al Padre de misericordia y Dios de todo consuelo y pidámosle que vuelva sus ojos hacia nosotros. nos ayude a aceptar el misterioso designio de su voluntad tal como se ha realizado en nuestros hermanos muertos y como se cumplirá también en cada uno de nosotros cuando a él le plazca. PLEGARIAS UNIVERSALES 351 — Para que sus lágrimas y sufrimientos se transformen un día en aquel gozo que nadie les podrá nunca arrebatar. roguemos al Señor. . — Por sus familiares. 3. R. que lloramos la trágica e inesperada muerte de aquellos a quienes amábamos. roguemos al Señor. arrancados tan inesperadamente de nuestra convivencia terrena. R. Amén. ilumines las tinieblas en que nos sume nuestro dolor y concedas al niño (a la niña) N. roguemos al Señor. Te rogamos. R — Para que el Señor. Dios nuestro. inclinándonos humildemente ante el misterio de unos designios que no comprendemos. — Para que Dios les perdone todos sus pecados y les premie sus buenas obras. R. roguemos al Señor. R. Amén. para que encuentren en la fe la fortaleza necesaria para superar esta gran pena. Por Jesucristo. Señor. que sufren la gran prueba de su imprevista muerte y trágica desaparición. R. que contempla cómo el dolor nos desconcierta y cómo es débil nuestra fe. ilumines las tinieblas en que nos sume nuestro dolor y concedas a nuestros hermanos vivir eternamente contigo en la felicidad de tu reino. para que el Señor los acoja en su reino de bienestar. Por Jesucristo. R. roguemos al Señor.

R. R . ilumines las tinieblas en que nos sume nuestro dolor y nos concedas vivir eternamente contigo y con el niño (la niña) N.TEXTOS 352 DIVERSOS PLEGARIAS 4. 5. R. para que Dios nos reúna también en su reino glorioso. UNIVERSALES 353 Dios nuestro. roguemos al Señor. — Para que los ayude. — Por todos los que han muerto en la esperanza de la resurrección. inclinándonos humildemente ante el misterio de unos designios que no comprendemos. Te rogamos. nuestro Señor. — Para que les dé la fuerza necesaria para superar esta pena. R . Señor. — Para que acreciente la fe de los fieles y libre al mundo de todo mal. en la felicidad de tu reino. R. . roguemos al Señor. para que Dios los ilumine con la claridad de su rostro. él. Formulario general Pidamos al Señor que se compadezca de nuestras lágrimas. roguemos al Señor. — Para que el Señor mitigue el dolor de los padres y familiares que lloran la muerte de este niño (esta niña). se compadezca también de los padres [y familiares] del pequeño (de la pequeña) N. a fin de que sepan hallar en la fe consuelo y esperanza.. — Para que el Señor. a fin de que sepan hallar en la fe consuelo y esperanza. y libre al mundo entero de todos los males. k. te pedimos que escuches nuestras plegarias. roguemos al Señor. roguemos al Señor. roguemos al Señor. Por Jesucristo. Te rogamos. Padre bueno y justo. roguemos al Señor. R. — Para que afiance al pueblo cristiano en la fe y en la unidad. Amén. R. — Por todos los que nos hemos reunido aquí en la fe y en el amor. implorando los bienes de su misericordia y de su bondad. roguemos al Señor. roguemos al Señor. R. — Para que avive en todos nosotros la esperanza de la resurrección. Señor. R. que atendió la voz de su Hijo cuando en la cruz le presentó sus oraciones y súplicas. Formulario general Elevemos ahora nuestras súplicas al Señor. que lloró ante la tumba de su amigo Lázaro y se compadeció ante las lágrimas de la viuda de Naím. que lloraba la muerte de su hijo único.

: para que la semilla de su vida truncada [en plena juventud] florezca multiplicada en el amor de los suyos. — Oremos por sus familiares: para que superen la tristeza y afronten la vida con esperanza. te pedimos que escuches nuestras plegarias. — Oremos por todos los matrimonios cristianos y por sus Con el corazón apenado por la muerte de N. Te rogamos. En una muerte repentina — Pidamos por nuestro hermano (nuestra hermana) N. en situaciones como ésta.. R. — Pidamos también por esta comunidad [parroquial]: Para que. R. roguemos al Señor. que amó y sirvió a su familia imitando tu generosidad. 6.354 TEXTOS DIVERSOS Dios nuestro. y recibe en tus brazos a nuestro hermano (nuestra hermana) N. roguemos al Señor. R. — Para que ayude a sus familiares y amigos y los consuele con su gracia. R. Por Jesucristo. Te rogamos. que ha sido arrebatado (arrebatada) por la muerte de forma tan inesperada. oremos con fe. Señor. Señor. y por todos los que sufren esta pérdida. escucha nuestras súplicas. R. — Pidamos por todos los difuntos: para que el Padre de las misericordias los admita en su morada del cielo. inclinándonos humildemente ante el misterio de unos designios que no comprendemos. R. Señor. Por Jesucristo. nuestro Señor. — Para que libre de todo mal y admita en su presencia a nuestro hermano (nuestra hermana) N. ilumines las tinieblas en que nos sume nuestro dolor y nos concedas vivir eternamente contigo y con el niño (la niña) N en la felicidad de tu reino. R. nuestro Señor. R. Con la confianza puesta en el amor de Dios. 7. .. estemos cerca de los que sufren. nuestro Padre. pero confiando en la misericordia de Dios. Padre bueno y justo. Amén. En la muerte de un padre (una madre) de familia PLEGARÍAS UNIVERSALES 355 hijos: para que colaboren generosamente a hacer de la sociedad una familia humana. Amén. oremos por N. R.

— Por los enfermos incurables y por los moribundos. — Por nuestro hermano (nuestra hermana) N. compartiendo su lucha contra la enfermedad o el dolor. que soportó nuestros sufrimientos y aguantó nuestros dolores para salvarnos.. levantemos nuestra mirada a Dios Padre. . Amén. anuncie eficazmente la victoria de Cristo sobre la muerte. para que resuciten un día revestidos de gloria. — Por los difuntos de esta comunidad. y a nosotros concédenos mantener siempre viva la esperanza de la vida eterna. R. por medio de nuestro Señor Jesucristo. roguemos al Señor. Te rogamos. para que Dios premié sus desvelos y les conceda la paz. R. R. para que ayudemos a los que sufren. Escucha. ten misericordia de tu siervo (sierva) N. — Por sus familiares y las personas que lo (la) han asistido. que ha sido probado (probada) en su enfermedad. para'que Dios lo (la) encuentre digno (digna) de sí. R. R. para que nos reconforte y nos ayude a seguir caminando guiados por la fe. Dios nuestro. roguemos al Señor. Padre de bondad. Por Jesucristo. R. roguemos al Señor.. — Para que Dios purifique a los fieles difuntos con su misericordia y los revista de gloria y de inmortalidad. hermanos. roguemos al Señor. para que Dios venga en su ayuda y les dé fortaleza y esperanza en la vida que no acaba.TEXTOS 356 DIVERSOS PLEGARIAS UNIVERSALES 357 — Para que la Iglesia. R. roguemos al Señor. en ésta y en otras circunstancias de dolor. roguemos al Señor. — Por todos nosotros. Por Jesucristo. Señor. R. que resucitó a Jesús de entre los muertos. 8. Amén. En la muerte de un joven (una joven) Aunque la oración es difícil en momentos como el que estamos viviendo. las oraciones de tu pueblo y sé para todos refugio y fortaleza en los momentos de prueba. R. nuestro Señor. En una muerte después de larga o penosa enfermedad Oremos. 9. R. roguemos al Señor. — Para que todos los que nos hemos reunido para dar el último adiós a N. sepamos construir una sociedad más humana y fraterna. nuestro Señor. roguemos al Señor.

R. — Por los educadores y los que se dedican al cuidado de los niños.. — Por la familia (los padres y hermanos) y los amigos de . Recibe. roguemos al Señor. roguemos al Señor. roguemos al Señor. sabiendo que sólo tú puedes hacernos plenamente felices. la oración que te dirigimos en favor de N. roguemos al Señor. para que no se dejen abatir por la tristeza de la separación y confíen en que un día se volverán a encontrar con él (ella) en la casa del Padre. Te rogamos. para que seamos capaces de hacer más atractivo el seguimiento de Jesucristo. En la muerte de un niño (una niña) (1) Confortados por la palabra de Dios. las súplicas de tus fieles y concede el don de la esperanza y del consuelo a quienes se sienten abatidos por la muerte de este niño (esta niña). R. para que no pongan su corazón en lo que es perecedero y trabajen con ilusión por un mundo más acogedor y más bello. nuestro Señor. R. Te rogamos. R R. Amén. abrámosle nuestro corazón para encontrar la ayuda de su misericordia. R. R. — Por los niños que mueren sin que nadie llore por ellos. roguemos al Señor. roguemos al Señor. — Por los padres (y familiares) de N. Amén. y de todos sus familiares y amigos. Padre.358 TEXTOS DIVERSOS — Por N. R. para que pongan mucho amor en su tarea.. — Por todos nosotros. para que Dios los reciba en su regazo. roguemos al Señor. para que encuentren en Dios su consuelo y en nosotros la amistad. roguemos al Señor. R. para que tratemos de mejorar tantas cosas que están mal en nuestra vida y en nuestro mundo. Señor. Por Jesucristo. nuestro Señor. Señor. Escucha. R. — Por los jóvenes. PLEGARIAS UNIVERSALES i5p 10. Señor. para que encuentre en la morada definitiva la plenitud de la vida y de la felicidad que apenas empezó a disfrutar en este mundo. — Por la Iglesia. por los pastores y fieles.. . Por Jesucristo.

Te rogamos. R. roguemos al Señor. Señor. Por Jesucristo. — Por los padres y familiares del niño (de la niña) N. — Por nuestro hermano (nuestra hermana) í .360 TEXTOS DIVERSOS 11. Señor. R. para que alcancen la felicidad y la paz que en esta vida no pudieron encontrar.. — Por los que se han dormido en la esperanza de la resurrección. roguemos al Señor. en la que imperen el placer y el egoísmo. — Para que afiance al pueblo cristiano en la fe y en la unidad. R. para que Dios los reciba y los ilumine con la claridad de su rostro. roguemos al Señor. nuestro Señor. roguemos al Señor. para que pongamos nuestra voluntad en los valores que permanecen y llevemos a la práctica la solidaridad cristiana. para que sepan hallar en la fe el consuelo y la esperanza. Amén. Señor. PLEGARIAS UNIVERSALES 361 12. En la muerte de un niño (una niña) (2) Hermanos: Invoquemos con fe a Dios. laboral]. Señor. tú que eres compasivo y justo. escucha las oraciones de tu Iglesia . roguemos al Señor. R. Te rogamos. En « M «raerte por accidente Oremos a Dios. las súplicas con que imploramos tu misericordia. R. para que encuentren fortaleza en su fe y motivos para seguir luchando. — Por nuestra sociedad. cuya vida ha quedado truncada por un accidente [de carretera. que ya vive en tu reino. roguemos al Señor. roguemos al Señor. el único que puede responder a nuestra angustia con la promesa y la realidad de la vida eterna. R. roguemos al Señor. roguemos al Señor. — Para que libre al mundo entero de todos los males. en el lugar de trabajo].. R. R. R. Escucha. — Por todos nosotros. Padre todopoderoso. para que un día participemos en la vida eterna con este niño (esta niña). los hijos] y los amigos de N. R. roguemos al Señor. — Por todos los que mueren de manera violenta [en la carretera. — Por los familiares [la esposa (el esposo). que resucitó de entre los muertos a su Hijo Jesucristo para la salvación de todos los hombres. R. para que Dios nos reúna en su reino glorioso. para que Dios lo (la) reciba en sus brazos de Padre. para que no haga de la vida una frivolidad o una carrera de obstáculos. — Por todos los que nos hemos reunido aquí en la fe y en el amor.

roguemos al Señor. en la comunidad cristiana. Te rogamos. K Escucha. R. al Padre que conoce los corazones df todos y las dificultades y problemas de cada uno. convertido y reconciliado. nuestro Señor. — Por nuestro hermano (nuestra hermana) N. por quien Jesús. para que alcance el perdón y la misericordia del Padre. PLEGARIAS UNIVERSALES 363 — [Por quien haya podido tener alguna responsabilidad directa en la muerte de N. que él sea para nuestro hermano (nuestra hermana) juez misericordioso. acepta el bien que hizo en su vida y perdona sus culpas o debilidades. para que superemos con el amor cualquier conflicto o enfrentamiento. Amén. roguemos al Señor. En la muerte de una persona alejada o en situación irregular Oremos al Dios de la misericordia y del perdón infinitos. Señor. [en las circunstancias en que se ha producido]. roguemos al Señor. que se hace competitiva y violenta. que fue hecho hijo tuyo (hecha hija tuya) por el bautismo. R. nuestro Salvador. — Por todos los que han muerto en circunstancias extrañas. roguemos al Señor. R. Te rogamos. desconcertados ante esta muerte. Amén. R. — Por sus familiares y amigos. para que reconsidere su acción y se integre. roguemos al Señor. Por Jesucristo. para que el Dios que conoce el corazón y la responsabilidad de cada uno. 14. sea para ellos compasivo y misericordioso. para encontrar luz en la oscuridad y fe en nuestra duda. Señor. R.TEXTOS 362 DIVERSOS y ayúdanos a superar la adversidad y a vivir guiados por la fe y sostenidos por la esperanza. entregó su vida. Por Jesucristo. nuestro Señor. para que recupere la jerarquía de los valores morales y defienda eficazmente el sagrado derecho a la vida que tiene todo ser humano. roguemos al Señor.. U ] — Por nuestra sociedad.. nuestra oración y ten piedad de N. manso y humilde de corazón. para que vivan apoyados en Jesús. 13. y encuentren en él el consuelo prometido. — Pidamos por N. . Señor. acerquémonos al Señor de la misericordia. R. En una muerte por homicidio o por presunto suicidio Unidos a todos los que sufren por la muerte de N. — Por todos nosotros y por los que ansian un mundo más fraterno. roguemos al Señor.

elegido para hacer las veces de Cristo en medio de la comunidad cristiana. Que él nos haga testigos más convincentes del Evangelio de Cristo. al Dios de quien procede todo bien. presbítero. Que los admita en su reino eterno. diácono]. y concede a cuantos te buscan en lo más profundo de su corazón. al Padre que nos congrega en el amor. PLEGARIAS UNIVERSALES 365 15. Amén. R. roguemos al Señor. una vez reparada la imagen divina en cada uno. ruguemos al Señor. [obispo. — Pidamos por los no creyentes. Te rogamos. a quien en el bautismo llamó a la vida eterna y en el sacramento del orden puso al servicio de su pueblo. Padre de misericordia. Por el obispo o un presbítero: — Por el que fue ordenado para ofrecer sobre el altar el sacrificio de Cristo uniendo a él la oblación de los fieles.. roguemos al Señor. H — Pidamos por toda la comunidad cristiana. para que conceda la felicidad de su reino a nuestro hermano N. un presbítero o un diácono: — Por nuestro hermano N. Por un diácono: — Por el que fue ordenado para proclamar el Evangelio y servir al altar y a los pobres. para que sea contado entre los servidores fieles y reciba el premio de sus trabajos. R. que nos reúne para celebrar la muerte y resurrección de su Hijo. para que participe para siempre en el banquete celeste y en la alabanza de los bienaventurados. al Dios de quien viene la luz de la verdad. En la muerte de un obispo. roguemos al Señor. Que él les conceda consuelo en el dolor y fortaleza para vivir como hijos suyos. Que él les conceda conocerlo como premio a la rectitud y sinceridad de sus vidas. R. nuestro Señor. K. un presbítero o un diácono Hermanos: Oremos a Dios Padre misericordioso. roguemos al Señor. para que participe para siempre en el banquete celeste y en la alabanza de los bienaventurados. el gozo de reconocerte. al Padre que les comunicó la vida y los hizo semejantes a él. roguemos al Señor.. Señor. roguemos al Señor. Por Jesucristo. da la paz y el descanso eterno a los difuntos. R. R.364 TEXTOS DIVERSOS — Pidamos por la familia y los amigos de N. — Pidamos por todos los difuntos. Dios todopoderoso. Por el obispo. R. .

. para que guarde con amor su memoria y persevere siempre en la fe. — Por los religiosos y religiosas que trabajan en nuestra Iglesia. para que se consuelen mutuamente con la fe y la esperanza que comparten como hijos de Dios elegidos con una vocación particular en la Iglesia. oremos por nuestro hermano (nuestra hermana) N. para que se vea enriquecida con nuevas vocaciones a la vida religiosa. R.366 TEXTOS DIVERSOS — Por la Iglesia santa de Dios. — Por esta comunidad de N. manteniéndose fieles y alegres en el seguimiento de Cristo. tú que prometiste el ciento por uno a los que lo dejasen todo para seguir a tu Hijo. R. Te rogamos. roguemos al Señor. [y por los familiares de N. ¡•LEGARÍAS UNIVERSALES 367 — Por nuestro hermano (nuestra hermana) N. roguemos al Señor... Amén. nuestro Señor. En la muerte de un religioso (una religiosa) Con la confianza puesta en el Padre celestial. y dale la posesión de la vida eterna. presbítero. que quiso ser signo y testimonio del reino en esta vida.. roguemos al Señor. para que a imagen de Cristo. R. R. diácono de esta iglesia]. Dios nuestro. 16. Por Jesucristo. sean en todas partes testigos de su amor. que quisiste dar pastores a tu pueblo. Amén. roguemos al Señor. buen Pastor. Esposa de Cristo y Madre de los fieles. R. que fue llamado (llamada) a seguir más de cerca las huellas de Cristo y que ha traspasado ya el umbral de este mundo.]. R. R. roguemos al Señor. roguemos al Señor. demos día a día la vida por nuestros hermanos. para que. recibe en tu presencia a nuestro hermano (nuestra hermana) N. — Por sus hermanos (hermanas) de la comunidad de N. Por Jesucristo. R. R. te pedimos que le concedas el premio prometido a tus servidores fieles y solícitos. purificado (purificada) de toda mancha. — Por la Iglesia. que conoció la dedicación pastoral de nuestro hermano N. que conduzcan a sus hijos hacia la caridad perfecta. para que haya alcanzado la plena posesión de lo que debía anunciar. [Obispo. al elevar nuestras oraciones en favor de nuestro hermano N. para que no se vea privada de los ministros necesarios del Evangelio y de los sacramentos. roguemos al Señor. nuestro Señor. Padre.. Señor. — Por todos nosotros. ..

en este doloroso momento. Cuando la familia ha quedado muy desconcertada. .PALABRAS INTRODUCTORIAS Y DE DESPEDIDA 369 5 PALABRAS INTRODUCTORIAS Y DE DESPEDIDA PARA CASOS ESPECIALES 1. Consternados frente a este hecho. ella nos asegura que la vida de nuestro hermano (nuestra hermana) no ha terminado con esta muerte que contemplan nuestros ojos. creemos que él (ella) continúa viviendo. con todo. Introducción: Hermanos: Ante la [inesperada] muerte de nuestro querido y recordado (nuestra querida y recordada) N. no podemos. viene en ayuda nuestra la fe cristiana. en una dimensión ciertamente distinta y ahora para nosotros incomprensible. nos sentimos abrumados y no sabemos encontrar palabras para explicarnos su partida de entre nosotros. porque.. desesperarnos. pero no por ello menos verdadera.

Fieles a la costumbre cristiana. descargando en él todo nuestro agobio y confiando que él se interesa por nosotros. pero. según el cual nos vemos privados de la presencia visible de un querido compañero (querida compañera) de viaje. y agregado (agregada) al séquito del Rey eterno. interceda por los que lloran ahora en este valle de lágrimas. el Señor. fuiste hecho (hecha) miembro de Cristo resucitado: el agua que ahora derramaremos sobre tu cuerpo nos lo recordará. Que ella. absuelto (absuelta) de sus culpas. enjugará las lágrimas de nuestros ojos y hará desaparecer la muerte para siempre. Despedida: Vamos ahora a cumplir con nuestro deber de dar sepultura al cuerpo de nuestro hermano (nuestra hermana). que consagró tu cuerpo como templo suyo. frente a su muerte. Oremos. Cristo murió por ti. el incienso con que perfumaremos tus despojos. al Señor. en el último día de la muerte que acabas de sufrir. hermano (hermana). diciendo: No temas. Todos oran unos momentos en silencio. durante está celebración. [Dios te dio a su Espíritu Santo. que admita su alma entre los santos y que este cuerpo que hoy vamos a enterrar. El Señor te protegió durante tu vida. llevado (llevada) sobre los hombros del buen Pastor. será símbolo de tu dignidad de templo de Dios y acrecentará en nosotros la esperanza de que este mismo cuerpo resucitará gloriosamente como el de Jesucristo]. Que. por ello. Luego. lo resucite un día lleno de vida y de gloria. ella que experimentó las lágrimas y el dolor ante la muerte de su Hijo. en el momento del juicio sea misericordioso para con nuestro hermano (nuestra hermana). a su tiempo. lo haremos pidiendo con fe a Dios para quien todos vivimos. para que libre PALABRAS INTRODUCTORIAS Y DE DESPEDIDA 371 de la muerte.TEXTOS DIVERSOS 370 Ahora no podemos comprender el misterioso designio de Dios. disfrute para siempre de la gloria eterna y de la compañía de los santos. madre de misericordia. . queremos inclinarnos ante la poderosa mano de Dios. esperamos que también te librará. supliquémosle también que dé a sus familiares y a cuantos ahora se ven consternados por esta [inesperada] muerte aquellos mismos sentimientos de fortaleza y de esperanza que tuvo María ante la muerte violenta de su Hijo. reconciliado (reconciliada) con el Padre. Por el bautismo. el que preside continúa. pues. por el descanso de nuestro hermano (nuestra hermana) y.

dirige al Padre su oración. Pero. inclinados también ustedes bajo la poderosa mano de Dios. Dios mío. poco después. en este momento de desaliento a Jesús que. puede decir. que admita su alma en la asamblea de los santos. el Señor lo resucite lleno de vigor y de gloria en el último día. disfrute para siempre de la gloria eterna y de la compañía de los santos. en tus manos encomiendo mi espíritu". el inicio de una vida llena de ilusiones con el fin inesperado de una existencia que apenas había comenzado. Por un difunto muy joven Introducción: Queridos hermanos: La muerte. recordando cómo el Padre atendió esta plegaria de tal modo que Jesús. confiando que él no deja de interesarse por ustedes. absuelto (absuelta) de sus culpas. turbado y lleno de angustia ante su propia muer- PALABRAS INTRODUCTORIAS Y DE DESPEDIDA 373 te. si no sabemos acallar nuestro dolor. por lo menos. para mostrar a unos amigos queridos nuestra más sentida condolencia. confortado ya con el auxilio del cielo. sea misericordioso con él (ella) para que. . de N . y afiancemos nuestra esperanza. y que este cuerpo. ¿por qué me has abandonado?". logren descargar en él todo su agobio. aunque limitada y pobre. La celebración de estas exequias nos une a todos en una angustia casi indecible: nos resulta realmente difícil aunar la juventud con la muerte. para testimoniar nuestra amistad y solidaridad para con su familia que sufre. libre de la muerte. llevado (llevada) sobre los hombros del buen Pastor y agregado (agregada) al séquito del Rey eterno. con una gran paz y esperanza: "Padre. fuerza y esperanza. parece que todo nuestro ser se revela y nos vemos desprovistos de respuestas y casi sin fuerzas. quiere buscar humildemente en él refugio y consuelo. que hoy vamos a enterrar. podemos. amarga por el dolor: "Dios mío. Recordemos. a nuestros ojos desconcertante. ha congregado hoy en torno a él (ella) una asistencia muy numerosa. para quien todos vivimos. el hermano querido (la hermana querida) a quienes lloramos. Que Dios escuche nuestras súplicas. Despedida: Dispongámonos ahora a cumplir cristianamente con el deber de dar sepultura al cuerpo de nuestro hermano (nuestra hermana) y pidamos a Dios. Hemos acudido aquí para orar por el compañero (la compañera) de viaje que nos ha precedido.TEXTOS DIVERSOS 372 2. dirigir a Dios una mirada que. en el momento del juicio. Frente a una muerte como la que estamos contemplando. reconciliado (reconciliada) con el Padre. Que el Padre de misericordia los ayude él mismo a imitar esta actitud de confianza que vemos en Jesús que.

el que preside. en estas circunstancias no llega a ahuyentar ni el dolor ni el desconcierto. que admita su alma en la asamblea de los santos. PALABRAS INTRODUCTORIAS Y DE DESPEDIDA 375 Pero sobre todo ustedes. el inicio de una vida que apenas había comenzado con este fin inesperado que estamos contemplando. Si siempre la muerte nos desconcierta y nos llena de interrogantes. los padres (familiares) del pequeño (de la pequeña) N. esta niña). El niño (la niña) que hoy lloramos nos invita a todos a creer en esa vida. una vida nueva.TEXTOS DIVERSOS 374 Todos oran unos momentos en silencio. 3. que ilumina siempre el camino de los creyentes en Jesús. y pidamos a Dios para quien todos vivimos. [El incienso con que perfumaremos luego su cuerpo nos traerá a la memoria que fue templo del Espíritu y está llamado a la resurrección] . de la pequeña) . que murió y fue sepultado. Pero. el Señor lo resucite lleno de vigor y de gloria en el último día. han quedado desconcertados y posiblemente tentados incluso a pensar que Dios los ha abandonado. por encima de su dolor. y que acoja con amor . dentro de ustedes mismos. Luego. la vida sin fin del Reino de Dios. La fe cristiana. la muerte de un niño casi nos escandaliza. a la niña que lloran) para que lo (la) amen por medio de una renuncia generosa que como cristianos creemos que es sólo momentánea. Despedida: Dispongámonos ahora a cumplir cristianamente con el deber de dar sepultura al cuerpo del niño (de la niña) N. en este momento difícil. La muerte de N a todos nos anuncia. ante la muerte de su hijo (de su hija) (ante la muerte de este niño. continúa diciendo: El agua con que vamos a rociar ahora el cuerpo de este hermano nuestro (esta hermana nuestra) nos recuerda que en el bautismo fue hecho (hecha) miembro del cuerpo de Jesucristo. deben pensar que esta misma muerte puede ser para ustedes como una llamada que Dios les dirige para que continúen amando a su Hijo (su hija) (al niño al que lloran.. Resulta realmente difícil aunar la niñez con la muerte. donde algún día nos volveremos a encontrar todos en medio de una alegría que jamás volverá a empañar las lágrimas. por encima del desconcierto que sienten. nos sume a todos en una angustia casi indecible. pero que con su gloriosa resurrección venció a la muerte. que hoy vamos a enterrar. Por un niño que ha llegado al uso de razón Introducción: Queridos hermanos: La celebración que hoy nos congrega aquí. junto a unos padres (familiares) inconsolables por la muerte de su hijo (hija) (del pequeño. a su manera. que este cuerpo. El mismo Jesús —recordarlo en este momento puede aliviar nuestras lágrimas— se conturbó ante la muerte de su amigo Lázaro y se compadeció de la desolación de una viuda que lloraba a su hijo.

revestidos con vestiduras blancas y palmas de victoria. disfruten para siempre de la gloria eterna y de la compañía de los santos. que admita sus almas entre sus santos y que estos cuerpos que hoy vamos a enterrar. el que preside continúa. Padre de misericordia y Dios del consuelo: él nos conforta en toda tribulación". . lo haremos pidiendo con fe a Dios. debemos elevar nuestros ojos a Dios y dirigirnos a él con aquellos mismos sentimientos de esperanza que salían del corazón de Pablo: "Bendito sea Dios. sea misericordioso con ellos. Es únicamente esta palabra la que puede proyectar un rayo de luz sobre la oscuridad de la prueba que estamos viviendo e iluminar el / PALABRAS INTRODUCTORIAS Y DE DESPEDIDA 377 misterio. pero que con su gloriosa resurrección venció la muerte. intentemos elevar nuestra mirada a Dios para encontrar refugio en la oración y respuesta a nuestro dolor en la palabra de Dios. a nuestros ojos imcomprensible. 4. Por ello. que murió y fue sepultado. Que. porque fueron adquiridos como primicias de la humanidad para Dios. en el momento del juicio. para quien todos vivimos. Padre de nuestro Señor Jesucristo.TEXTOS 376 DIVERSOS a su alma y la coloque en el reino de la luz y de la paz. reconciliados con el Padre. ninguna palabra humana es suficiente para atenuar nuestro dolor. Luego. absueltos de sus culpas. los resucite un día llenos de vida y de gloria. Despedida: Vamos ahora a cumplir con el deber de dar sepultura a los cuerpos de estos hermanos nuestros. [El incienso con que perfumaremos luego su cuerpo nos traerá a la memoria que fue templo del Espíritu y está llamado a la resurrección]. para que. diciendo: El agua con que vamos rociar ahora el cuerpo de este niño (esta niña) nos recuerda que en el bautismo fue hecho (hecha) miembro del cuerpo de Jesucristo. En caso de un accidente público Introducción: Queridos hermanos: En este momento de un dolor tan intenso y en medio del desconcierto en que a todos nos sume la desgracia que tan insperadamente ha caído sobre nosotros. Fieles a la costumbre cristiana. de por qué Dios haya permitido que nos ocurriera una desgracia tan grande. libres de la muerte. llevados sobre los hombros del buen Pastor y agregados al séquito del Rey eterno. Todos oran unos momentos en silencio. En este momento. dándole un puesto entre los santos y elegidos que lo siguen. a donde quiera que va.

[Dios les dio su Espíritu Santo. en el último día. En realidad. al amor del Padre. El Señor los protegió durante su vida. Encomendémoslo (Encomendémosla). a la vez. Como Cristo. por ello. la muerte resulta siempre dolorosa y nos sume en la angustia y en la conciencia de nuestra limitación. todo el que ama y se sacrifica por los demás se convierte en fuente de vida inagotable. De esperanza en el amor de Dios que nunca abandona a sus hijos. acudimos a la fe . diciendo: No teman. Nuestro canto y nuestra oración. al tiempo que honramos el cuerpo de este padre (esta madre). y hará que un día él (ella) y su familia se vuelvan a encontrar en el reino eterno. En una muerte repentina Introducción: Hermanos: Hoy nos convoca un hecho desconcertante. que consagró sus cuerpos como templo suyo. que van ustedes a introducir en la tierra. 6. aunque no frecuente. fueron hechos miembros de Cristo resucitado: el agua que ahora derramaremos sobre sus cuerpos nos lo recordará. el incienso con que les perfumaremos será símbolo de su dignidad de templos de Dios y acrecenterá en nosotros la esperanza de que estos mismos cuerpos. santificado por el sacramento del ma- PA^ABRAS INTRODUCTORIAS Y DE DESPEDIDA 379_ trimonio. 5. Por el bautismo. a pesar de las pruebas de la vida. Cristo murió y resucitó por ustedes. una vez más. como el grano de trigo destinado a dar fruto. queremos estar hoy al lado de su esposa (esposo) e hijos para acompañarlos en su dolor. que no quedará sin fruto. resucitarán gloriosamente como el de Jesucristo]. queremos que estos momentos sean una afirmación de esperanza. De esperanza. de la muerte que acaban de sufrir.. En la muerte de un padre (madre) de familia Introducción: Hermanos: Nos encontramos reunidos para decir adiós a un (una) [joven] padre (madre) de familia. Luego. N. Despedida: Al llegar el momento de la despedida. el que preside continúa.378 TEXTOS DIVERSOS Todos oran unos momentos en silencio. La muerte inesperada de N. Pero. hermanos. esperamos que también los librará. digamos adiós a los restos mortales de este padre (esta madre) [joven] N. De una manera especial. vayan acompañados también del firme propósito de dedicarnos a los demás y de ayudarnos mutuamente. En momentos como el presente. con la confianza de que le dará una felicidad infinitamente mayor. también en el amor de este padre (esta madre).

La larga (penosa) enfermedad ha puesto a prueba tanto al difunto (a la difunta) como a sus familiares. y confiando también en la oración de la Iglesia. . Salgamos de ella fortalecidos por la palabra del Señor: "Vengan a mí todos los que están fatigados y agobiados. porque no sabemos el día ni la hora. Hemos venido a esta celebración hondamente afectados. Despedida: Antes de separarnos [para conducir el cuerpo de N. [La Eucaristía que vamos a celebrar nos pone en contacto con el amor de Dios manifestado en la muerte y resurrección de su Hijo Jesucristo. [Ofrezcamos el sacrificio eucarístico en favor de nuestro hermano (nuestra hermana) N. causa de salvación para todos los hombres]. al lugar de su reposo definitivo].. Pero recordemos la palabra del Apóstol: "Si se destruye este nuestro tabernáculo terreno. y yo los aliviare". Interroguemos. [Dispongámonos a participar dignamente en ella]. a la fe. significa que nuestro hermano (nuestra hermana) fue incor- PALABRAS INTRODUCTORIAS Y DE DESPEDIDA 381 porado (incorporada) a la Iglesia por medio del bautismo. pero desde una actitud atenta a la revelación de Dios por medio de su Palabra todopoderosa. sí. confiando nuevamente en las manos de Dios a nuestro hermano (nuestra hermana). En una muerte después de una larga enfermedad Introducción: Hermanos: Reunidos para celebrar las exequias de N. que perteneció a esta comunidad [parroquia ] de N. La aspersión con el agua bendita que vamos a realizar. tenemos un sólido edificio construido por Dios y que tiene una duración eterna en los cielos". 7. Pero no olvidemos tampoco su invitación a estar preparados.380 TEXTOS DIVERSOS para encontrar fortaleza y esperanza. oremos con fe y esperanza.. en señal de respeto hacia estos restos mortales. queremos compartir nuestros sentimientos y nuestra plegaria con sus familiares y amigos. La Iglesia ora por él (ella) y lo (la) despide con afecto y dolor. —que se unió a Jesucristo por medio del Viático. de la comunión frecuente— para identificarse más plenamente con Cristo paciente]. [En silencio entremos en nuestro interior para disponernos a participar en los sagrados misterios como conviene].

tengamos presentes las promesas del Señor. y el que se aborrece a sí mismo en este mundo se guardará para la vida eterna"). es también un momento de oración. Recordemos la promesa del Señor. [feligrés (feligresa) de esta parroquia. esto es un acto de solidaridad con el difunto (la difunta) y con su familia: para otros. [Al comenzar esta celebración. y yo lo resucitaré en el último día". pidamos a Dios que nos conceda la conversión de nuestros corazones. a alcanzar la vida eterna —premiando sus obras buenas y la entrega a su trabajo—]. Despedida: Al despedir los restos mortales de N. en memoria del bautismo que incorporó a nuestro hermano . honremos este cuerpo que fue lavado con el agua del bautismo y fortalecido con los demás sacramentos [con la unción de los enfermos]. ayude a nuestro hermano (nuestra hermana) N. (O bien. Rociaremos con agua bendita este cuerpo. "Que todo el que cree en el Hijo tiene vida eterna. compañero (compañera) de trabajo de ustedes] los ha reunido en esta iglesia. de fe en un Dios que es Padre capaz de dar no sólo la vida terre- Despedida: Antes de despedirnos. para que se aumente nuestra comunión con él y con los hermanos].382 TEXTOS DIVERSOS PALABRAS INTRODUCTORIAS Y DE DESPEDIDA 383 na. y vivir felices en el reino eterno de Dios. intensifiquemos nuestra oración confiando a nuestro hermano (nuestra hermana) a la misericordia divina y a la Iglesia del cielo. Nuestro destino es vivir. En una muerte por accidente Introducción: Hermanos: La vida humana es un bien tan precioso que. por medio de san Pablo: "Esto corruptible tiene que vestirse de incorrupción. celebración de la muerte redentora de Jesucristo. 8. Con esta confianza. Para unos. todos nos sentimos afectados. La muerte de N. Al mismo tiempo. para depositarlos en la tierra. realicemos un postrer acto de homenaje a los restos mortales de N. de trabajo]. sino también la vida que no acaba. cuando alguien la pierde de forma violenta por accidente [de tránsito. los creyentes. vecino (vecina) de ustedes. serenado nuestro espíritu por la palabra de Dios y la participación [en la Eucaristía] en la oración de la Iglesia. y esto mortal tiene que vestirse de inmortalidad" [Que esta Eucaristía. en caso de accidente de trabajo: ' "El que se ama a sí mismo se pierde.

que eres fiel. En la muerte de un presbítero Introducción: Hermanos: Nos hemos reunido en torno al altar para celebrar el misterio pascual de Jesucristo. cuyo cuerpo acompañamos con veneración y respeto. oremos de nuevo por él (ella) confiándolos también a la intercesión de la Santísima Virgen María y de todos los santos. sus labios y su corazón han estado consagrados al ministerio presbiterial [en esta parroquia de N. Al mismo tiempo. su justicia se traduce en misericordia para los que acuden a él. a N. atiende a mi súplica. sus manos. recononozcámonos pecadores e invoquemos la misericordia divina]. Otro día. [Escucharemos su palabra y renovaremos el gesto supremo de su entrega a la muerte para salvarnos. Cabeza y Pastor de la Iglesia. Creemos en él y confiamos en él. para dar sepultura a sus restos mortales. que se cumple en nuestro hermano sacerdote N. dirigimos nuestra mirada a Cristo. No llames a juicio a tu siervo. muerto por nuestros pecados y resucitado para nuestra justificación. PALABRAS INTRODUCTORIAS Y DE DESPEDIDA 385 Despedida: La bondad de Dios está por encima de los hombres. para confiarlo a la misericordia del Padre. su justicia está envuelta siempre en la misericordia. .. A nosotros no nos es dado juzgar a nadie: Sólo Dios conoce el fondo de las personas. esperando que su sacrificio beneficie.. Un día fue recibido en la familia de los hijos de Dios por el bautismno. y sólo él sabe lo que se encierra en el corazón humano. quedando para siempre incorporado a Cristo.. La Iglesia ora de nuevo por él (ella). cuya muerte nos ha llenado de dolor a todos. Al despedir a N. 10. Desde entonces. pues ningún hombre es inocente frente a ti. en cuanto sea necesario. que un día recibió para ser hijo de Dios y heredar la vida eterna. rociándolos con el agua del bautismo.. En estos momentos. 9.. Por eso. [Humildemente. tú. nuestro Padre. Señor. a unos amigos que sufren particularmente.]. especialmente. deseamos consolar a una familia. fue hecho signo e instrumento de Cristo. por medio del sacramento del orden. a nuestro hermano (nuestra hermana) N.TEXTOS 384 DIVERSOS (nuestra hermana) a la comunidad de salvación [y lo incensaremos en señal de respeto]. escucha mi oración. En una muerte por homicidio o por supuesto suicidio Introducción: Hermanos: Estamos reunidos para encomendar al amor infinito de Dios. y sea fuente de perdón también para quienes puedan haber causado su muerte].

y su corazón a acoger paternalmente a todos los hombres. Sus labios destinados a predicar el Evangelio. recordemos las palabras del Señor: "Voy a prepararles un lugar. de donde fue formado. las ofrendas y las súplicas por nuestro hermano N. participó después en el sacerdocio de Jesucristo por el sacramento del orden. reconozcamos humildemente que somos pecadores]. En la muerte de un diácono Introducción: Hermanos: Al reunimos este g r upo de presbíteros y diáconos y los fieles de la comunidad (parroquia) de N. para que donde estoy yo. que nos invita a la mesa de su Palabra y de su Cuerpo y Sangre. para unir la acción de gracias. para celebrar las exequias de N. a quien nos unían vínculos de la fe y del bautismo [y del ministerio]. por la gratitud y el reconocimiento hacia una vida sacerdotal gastada en el servicio de Dios y de la Iglesia. (diócesis. [Que el Señor. nos conceda la conversión de nuestros corazones para que se acreciente nuestra comunión con Dios y con los hermanos]. la Madre del Señor y de los santos pastores. PALABRAS INTRODUCTORIAS Y DE DESPEDIDA 387 11.. catedral. y súplica confiada de que participe ya en el banquete celeste quien tantas veces presidió la Eucaristía en la tierra. [Al comenzar estos sagrados misterios. para que reciban el consuelo de la fe y la alegría de haber ayudado a la Iglesia].. pues. Hecho templo vivo de Dios por el bautismo. presbítero de esta iglesia de N. estén también ustedes". Con esta confianza. el cuerpo de nuestro hermano N..TEXTOS 386 DIVERSOS Nuestra presencia aquí quiere ser expresión de gratitud al Señor por el don de la vida sacerdotal de su siervo.. despidámonos de él con un último gesto de respeto y de veneración. Sus manos fueron entonces ungidas para bendecir y perdonar. al sacrificio de Cristo. Despedida: Antes de entregar a la tierra. comunidad religiosa). Que nuestra oración encomiende a N. [Si era diácono con esposa e hijos: Pidamos también por su esposa y por sus hijos y familiares. Este último adiós está marcado. diácono de la Iglesia. con la intercesión de María. participemos en la Eucaristía. en las manos del Padre celestial. .

santa y grata a Dios. anticipo y prenda de las bodas de Cristo con su Iglesia.TEXTOS 388 DIVERSOS Despedida: Nuestro hermano N. 12. puerta de salvación y principio de todas las gracias y dones que Dios derramó en su vida. antes de sepulta su cuerpo en la tierra. Despedida: Con una gran esperanza. vigilante y activo. sobre todo.. que vivió en esta comunidad religiosa de N. Pidamos al Padre de las misericordias. ] merezca alcanzar el premio prometido al que ha sabido esperar. por intercesión de la Virgen María. Con él queremos recordar. En la muerte de un religioso (una religiosa) PALABRAS INTRODUCTORIAS Y DE DESPEDIDA 389 quien en la tierra se consagró al servicio divino y a la santificación de los hombres [en la vida contemplativa. (patrono o fundador) y de todos los santos. nuestro Padre a la intercesión de la Iglesia del cielo. Confiémoslo al amor de Dios. estamos desterrados lejos del Señor. Introducción: Hermanos: Nos reúne la muerte de N. celebremos la Eucristía. un signo de que no tenemos morada permanente en este mundo: "Mientras vivimos. al Señor (a la que ha sabido esperar al Esposo con la lámpara encendida). que reciba a su siervo (sierva) y le conceda participar en la felicidad de los justos. entre nosotros. Su vida ha sido. Caminamos sin verlo. educativo.. despedimos a nuestro hermano (nuestra hermana) N. En la paz y la confianza que brotan de la fe y del amor fraterno. por la consagración religiosa. con el deseo de seguir a Jesucristo por la senda de la caridad perfecta. pidamos al Padre su misericordia para morir cada día al pecado y resucitar a la vida nueva]. Pidamos que Honremos este cuerpo que fue templo del Espíritu Santo y ofrenda viva. en la espera de la resurrección El que tantas veces sirvió al Señor y a los hermanos con su ministerio. [Al comenzar esta celebración. de san N. en el campo sanitario. siendo en la Iglesia una señal de los cielos nuevos y de la tierra nueva que Dios ha preparado para los que aman y se dedican a los hermanos. merece este último gesto de honor y de veneración.. Que el Señor lo reconozca entre sus servidores fieles y le dé la posesión de su reino. . guiados por la fe". duerme en la paz c Cristo. diácono.. su bautismo.

Saludo — El Señor esté con ustedes. los diversos formularios propios que figuran en el Misal y en el Leccionario para estas celebraciones. Antífona de entrada Dale. R. y del Hijo. Amén. ordinariamente. Señor. puede recurrirse al siguiente texto: RITOS INICIALES — En el nombre del Padre. y del Espíritu Santo. . Pero. cuando la misa deba celebrarse excepcionalmente fuera de la iglesia y no se tenga a mano el Misal y el Leccionario. Y con tu espíritu.APÉNDICE II FORMULARIO COMPLETO PARA LA MISA DE DIFUNTOS CELEBRADA FUERA DE LA IGLESIA (ORDINARIO DE LA MISA) Para la celebración de las misas de difuntos se usarán. el descanso eterno. y brille para él (ella) la luz eterna. R.

ten piedad. Amén. ten piedad. Escucha. Cristo. se hace la plegaria universal. 444-527). dice en secreto: Purifica mi corazón y mis labios. MISA DE DIFUNTOS 393 LITURGIA DE LA PALABRA Se proclaman dos o tres lecturas y el salmo responsorial. Termir. goce junto a ti de la vida inmortal. R. Señor. por este pan. Señor. Señor. i> el ev ¡r¡ • ¡ > e! celebrante besa el libro. diciendo: Las palabras del Evangelio borren nuestros pecados. para que anuncie dignamente tu Evangelio. perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna. él será para nosotros pan de vida. Tú que has resucitado gloriosamente de entre los muertos: Señor. el Leccionario de las misas de difuntos. ten piedad. Antes del evangelio. que acaba de salir de este mundo. ten piedad. que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos. Tú que reposaste en el sepulcro: Cristo. R. Por nuestro Señor Jesucristo. tomadas del Leccionario de difuntos (cfr en este mismo volumen. cuando llegue el gran día de la resurrección y del premio. fruto de la tierra y del trabajo del hombre. R. nuestras súplicas y haz que tu siervo (sierva) N. . Señor. pp. ten piedad. ten piedad. y. Después de la homilía. 347-367). Dios todopoderoso. colócalo (colócala) entre tus santos y elegidos. ORACIÓN COLECTA Oremos. LITURGIA EUCARISTICA Presentación del par Bendito seas. Dios del universo. inclinado. para la que se puede usar uno de los formularios que figuran en el Apéndice I (pp. perdonado (perdonada) de sus pecados y libre de toda pena. el sacerdote..MISA DE DIFUNTOS 392 Acto penitencial Tú que has gustado la muerte: Señor. Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros. R.

con agrado. para alabanza y gloria de su nombre. Señor. que éste sea hoy nuestro sacrificio y que sea agradable en tu presencia. Señor. sea agradable a Dios. por este vino. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Recibe. para que este sacrificio. que por ella obtenga nuestro hermano (nuestra hermana) N. él será para nosotros bebida de salvación. Lavabo Lava del todo mi delito. Señor. Amén. R. la ofrenda de esta Eucaristía. Dios del universo. y pueda así cantar eternamente tu gloria en la alegre compañía de los santos. 395 . nuestro corazón contrito y nuestro espíritu humilde. fruto de la vid y del trabajo del hombre. Señor. hermanos. limpia mi pecado. nuestro Señor. Dios nuestro. MISA DE DIFUNTOS Invitación del pueblo — Oren. que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos. Súplica de ofrecimiento Acepta. para nuestro bien y el de toda su santa Iglesia. El Señor reciba de tus manos este sacrificio.394 MISA DE DIFUNTOS Mixtión del agua con el vino El agua unida al vino sea signo de nuestra participación en la vida divina de quien ha querido compartir nuestra condición humana. el deseado perdón de sus pecados. mío y vuestro. Señor. R. Por Jesucristo. Padre todopoderoso. Presentación del vino Bendito seas.

Bendito el que viene en nombre del Señor. Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria. Santo. ya que por Jesucristo. con la fuerza del Espíritu Santo. la vida se transforma. — R. — R. Y con tu espíritu. dice: Santo eres en verdad. con los ángeles y los arcángeles y con todos los coros celestiales. y con razón te alaban todas tus criaturas. PLEGARIA EUCARISTICA El Señor esté con ustedes. Levantemos el corazón. por Cristo nuestro Señor. Señor. cantamos sin cesar el himno de tu gloria: — R. Hosanna en el cielo. Dios del Universo. 397 . nuestro Dios. nos consuela la promesa de la futura inmortalidad. tu Hijo. se nos prepara una mansión eterna en el cielo. Plegaria eucarística El sacerdote. con las manos extendidas. Lo tenemos levantado hacia el Señor. para que ofrezca en tu honor un sacrificio sin mancha desde donde sale el sol hasta el ocaso. y disuelta nuestra morada terrenal. es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar. Hosanna en el cielo. y congregas a tu pueblo sin cesar. Dios todopoderoso y eterno. y así. para quienes creemos en ti. Santo es el Señor. En verdad es justo y necesario. no se acaba. Santo. Padre. Señor. das vida y santificas todo. Es justo y necesario. aunque la certeza de morir nos entristece. Señor nuestro. En el cual resplandece la esperanza de nuestra feliz resurrección. Demos gracias al Señor. Pues. Padre santo.396 MISA DE DIFUNTOS MISA DE DIFUNTOS Prefacio Por eso.

Haced esto en conmemoración mía. Muestra el pan consagrado al pueblo. Sangre de la alianza nueva y eterna. diciendo: Se inclina un poco. y dando gracias te bendijo. Hijo tuyo y Señor nuestro. te suplicamos que santifiques por el mismo Espíritu estos dones que hemos separado para ti. Junta las manos y traza el signo de la cruz sobre el pan y el cáliz conjuntamente. Toma el pan y. acabada la cena. diciendo: de manera que sean Cuerpo y + Sangre de Jesucristo. sosteniéndolo un poco elevado sobre el altar. como lo requiere la naturaleza de éstas. Toma. que será entregado por vosotros. MISA DE DIFUNTt < 399 Tomad y comed todos de él. lo deposita luego sobre la patena y lo adora haciendo genuflexión. tomó el cáliz. lo deposita luego sobre el corporal y lo adora haciendo genuflexión.el cáliz y. y lo pasó a sus discípulos. diciendo: Se inclina un poco.MISA DE 398 DIFUNTOS Junta las manos y. En las fórmulas que siguen. Después prosigue: Del mismo modo. la noche en que iba a ser entregado. porque éste es el cáliz de mi Sangre. que será derramada por vosotros y por todos los hombres para el perdón de los pecados. prosigue: tomó pan. Padre. Tomad y bebed todos de él. dice: Por eso. las palabras del Señor han de pronunciarse con claridad. dando gracias te bendijo. Porque él mismo. Muestra el cáliz al pueblo. sosteniéndolo un poco elevado sobre el altar. porque esto es mi Cuerpo. manteniéndolas extendidas sobre las ofrendas. . lo partió y lo dio a sus discípulos. que nos mandó celebrar estos misterios. prosigue: Junta las manos.

fortalecidos con el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo y llenos de su Espíritu Santo. pues.. el sacerdote. y reconoce en ella la Víctima por cuya inmolación quisiste devolvernos tu amistad. así como ha compartido ya la muerte de Jesucristo. Anunciamos tu muerte.1-. dice: Así.iíit:i .•: . formemos en Cristo un solo cuerpo y un solo espíritu. Dirige tu mirada sobre la ofrenda de tu Iglesia. Atiende los deseos y súplicas de esta familia que has congregado en tu presencia. comparta también con él la gloria de la resurrección. Te pedimos. te ofrecemos. que esta Víctima de reconciliación traiga la paz y la salvación al mundo entero. Padre. Señor Jesús! Después. peregrina en la tierra: a tu servidor. a todos tus hijos dispersos por el mundo. los apóstoles y los mártires. Confirma en la fe y en la caridad a tu Iglesia. con las manos extendidas.. al celebrar ahora el memorial de la pasión salvadora de tu Hijo.. a los presbíteros y diáconos.MISA DE 400 DIFUNTOS Este es el Sacramento de nuestra fe. la Virgen Madre de Dios.. MISA DE DIFUNTOS junto con tus elegidos: con María. a nuestro Obispo N.. el Papa N. y a todo el pueblo redimido por ti. al orden episcopal. . proclamamos tu resurrección. .¡. para que gocemos de tu heredad y todos los santos. Padre misericordioso. a quien llamaste [hoy] de este mundo a tu presencia: concédele que.. . Reúne en torno a ti.: santo del día o patrono] Y e l I-. Que él nos transforme en ofrenda permanente. para que.•I. [san "'i. Recuerda a tu hijo (hija) N. Padre. mientras esperamos su venida gloriosa. en esta acción de gracias. el sacrificio vivo y santo.. 401 . por cuya intercesión confiamos obtener siempre tu ayuda. de su admirable resurrección y ascensión al cielo..- • . ¡Ven.

todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos. vivamos siempre libres de pecado y protegidos de toda perturbación. Dios Padre omnipotente. MISA DE 403 DIFUNTOS RITO DE LA COMUNIÓN Una vez que ha dejado el cáliz y la patena. Toma la patena. y el cáliz y. con las manos extendidas. El sacerdote. que estás en el cielo. Junta la^ manos. junto con el pueblo. allí enjugarás las lágrimas de nuestros ojos. perdona nuestras ofensas. Señor.402 MISA DE DIFUNTOS cuando Cristo haga resurgir de la tierra a los muertos. El pueblo aclama: Amén. el sacerdote. mientras esperamos la gloriosa venida de nuestro Salvador Jesucristo. y transforme nuestro cuerpo frágil en cuerpo glorioso como el suyo. y concédenos la paz en nuestros días. dice: Por Cristo. Señor nuestro. dice: Fieles a la recomendación del Salvador y siguiendo su divina enseñanza. hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. a ti. en la unidad del Espíritu Santo. donde esperamos gozar todos juntos de la plenitud eterna de tu gloria. venga a nosotros tu reino. nos atrevemos a decir: Extiende las manos y. continúa: Padre nuestro. ayudados por tu misericordia. Y a todos nuestros hermanos difuntos y a cuantos murieron en tu amistad recíbelos en tu reino. seremos para siempre semejantes a ti y cantaremos eternamente tus alabanzas. Danos hoy nuestro pan de cada día. por Cristo. prosigue él solo: Líbranos de todos los males. con él y en él. como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. para que. santificado sea tu Nombre. al contemplarte como tú eres. Dios nuestro. sosteniéndolos elevados. con las manos juntas. no nos dejes caer en la tentación. y líbranos del mal. por quienes concedes al mundo todos los bienes. porque. con el pan consagrado. .

404

MISA DE DIFUNTOS

Junta las manos.
El pueblo concluye la oración, aclamando:

Tuyo es el reino,
tuyo el poder y la gloria, por siempre, Señor.
Después, el sacerdote, con las manos extendidas, dice en voz alta:

Señor Jesucristo,
que dijiste a tus apóstoles:
"La paz les dejo, mi paz les doy",
no tengas en cuenta nuestros pecados,
sino la fe de tu Iglesia
y, conforme a tu palabra,
concédele la paz y la unidad.
Junta las manos.
Tú que vives y reinas
por los siglos de los siglos.
El pueblo responde:

Amén.
El sacerdote, extendiendo y juntando las manos, añade:

La paz del Señor esté siempre con ustedes.
El pueblo responde:

Y con tu espíritu.

MISA DE

DIFUNTOS

405

Luego, si se juzga oportuno, el sacerdote añade:

Dense fraternalmente la paz.
Después, toma el pan consagrado, lo parte sobre la patena, y deja caer
una parte del mismo en el cáliz, diciendo en secreto:

El Cuerpo y la Sangre de nuestro Señor Jesucristo,
unidos en este cáliz,
sean para nosotros
alimento de vida eterna.
Mientras tanto, se canta o se dice:

Cordero de Dios, que quietas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
danos la paz.
A continuación, el sacerdote, con las manos juntas, dice en secreto una
de las dos oraciones siguientes:

Señor Jesucristo, Hijo de Dios vivo,
que por voluntad del Padre,
cooperando el Espíritu Santo,
diste con tu muerte la vida al mundo,
líbrame, por la recepción
de tu Cuerpo y de tu Sangre,
de todas mis culpas y de todo mal.
Concédeme cumplir siempre tus mandamientos
y jamás permitas que me separe de ti.

406

MISA DE

DIFUNTOS

O bien:

Señor Jesucristo,
la comunión de tu Cuerpo y de tu Sangre
no sea para mí un motivo de juicio y condenación,
sino que, por tu piedad,
me aproveche para defensa de alma y cuerpo
y como remedio saludable.

MISA DE

DIFUNTOS

407

Después, toma la patena o la píxide, se acerca a los que quieren comulgar
y les presenta el pan consagrado, que sostiene un poco elevado, diciendo
a cada uno de ellos:

El Cuerpo de Cristo.
El que va a comulgar responde:

Amén.
Y comulga.

El sacerdote hace genuflexión, toma el pan consagrado y, sosteniéndolo
un poco elevado sobre la patena, lo muestra al pueblo, diciendo:

Este es el Cordero de Dios,
que quita el pecado del mundo.
Dichosos los invitados a la cena del Señor.
Y, juntamente con el pueblo, añade:

Señor, no soy digno
de que entres en mi casa,
pero una palabra tuya
bastará para sanarme.
El sacerdote dice en secreto:

El Cuerpo de Cristo me guarde para la vida eterna.
Y comulga reverentemente el Cuerpo de Cristo.
Después, toma el cáliz y dice en secreto:

La Sangre de Cristo me guarde para la vida eterna.
Y bebe reverentemente la Sangre de Cristo.

Si el sacerdote hace la purificación, dice en secreto:

Haz, Señor,
que recibamos con un corazón limpio
el alimento que acabamos de tomar,
y que el don que nos haces en esta vida
nos aproveche para la eterna.
Después, el sacerdote puede ir a la sede. Si se juzga oportuno, se pueden
guardar unos momentos de silencio.
ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor, al recibir estos dones,
que son nuestra acción de gracias,
te pedimos humildemente por tu siervo (sierva) N.
líbralo (líbrala), por la sangre de tu Hijo,
de las ataduras del pecado
y haz que pueda llegar felizmente
a la alegría de tu presencia.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
R. Amén.

408

MISA DE

DIFUNTOS

RITO DE CONCLUSIÓN
El sacerdote extiende las m

i tcia el pueblo y dice:

APÉNDICE III

El Señor esté con ustedes.

BENDICIÓN DEL AGUA
El pueblo responde:

Y con tu espíritu.
El sacerdote bendice al pueblo, diciendo:

La bendición de Dios todopoderoso,
Padre, Hijo + y Espíritu Santo,
descienda sobre ustedes.
El pi

inde:

Amén.

Si en las exequias celebradas fuera de la iglesia no se dispone de agua bendecida para la aspersión del cadáver, el sacerdote o el diácono pueden
bendecir previamente el agua con la siguiente fórmula:
Ant. El que tenga sed, que venga a mí;
el que cree en mí, que beba.
Oremos.
Oh Dios, creador de todas las cosas,
que, por el agua y el Espíritu,
diste forma y figura al hombre y al universo,
bendice y purifica a tu Iglesia.

Luego, con las manos juntas, despide al pueblo, diciendo:

Pueden ir en paz.
El pueblo responde:

Demos gracias a Dios.
Después, el sacerdote besa con veneración el altar, como al comienzo, y
hace la debida reverencia.

Oh Cristo, que, de tu costado abierto en la cruz,
hiciste manar los sacramentos de salvación,
bendice y purifica a tu Iglesia.
Oh Espíritu Santo,
que del seno bautismal de la Iglesia,
nos haces renacer como nuevas criaturas,
bendice y purifica a tu Iglesia.

PRECES EN EL

APÉNDICE IV

FORMULARIO I
El sacerdote saluda a los presentes, diciendo:

— El Señor esté con ustedes.
R . Y con tu espíritu.
Si dirige las preces un laico, en lugar de la salutación El Señor esté
con ustedes, puede decir:

R.

Bendigamos al Señor,
que, por la resurrección de su Hijo,
nos ha hecho nacer para una esperanza viva.
Bendito seas por siempre, Señor.

Vamos ahora a enterrar el cuerpo de nuestro hermano (nuestra hermana) N., para que vuelva a la tierra de la que fue sacado (sacada). Pero, antes de colocarlo en el sepulcro, elevemos nuestras súplicas a Dios Padre y, con la fe puesta en la
resurrección de Cristo, el primer resucitado de entre los muertos, pidámosle que bendiga esta tumba donde el cuerpo de
nuestro hermano (nuestra hermana) descansará esperando la
resurrección del último día.

411

Todos oran unos momentos en silencio.
A continuación, se dice la siguiente oración (si el sepulcro está ya bendecido o un laico dirige las preces, se omite el texto entre corchetes).

PRECES EN EL CEMENTERIO
Y BENDICIÓN DEL SEPULCRO

CEMENTERIO

R.

Oremos.
Señor Jesucristo,
que al descansar tres días en el sepulcro
santificaste la tumba de los que creen en ti,
de tal forma que la sepultura
no sólo sirviera para enterrar el cuerpo,
sino también para acrecentar
nuestra esperanza en la resurrección,
[dígnate ben + decir esta tumba y]
concede a nuestro hermano (nuestra hermana) N.
descansar aquí de sus fatigas,
durmiendo en la paz de este sepulcro,
hasta el día en que tú,
que eres la Resurrección y la Vida,
lo (la) resucites y lo (la) ilumines
con la contemplación de tu rostro glorioso.
Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Amén.

Dicha esta oración sobre el sepulcro, si es posible, se coloca el cuerpo en
la sepultura. A continuación, se concluye la celebración con las siguientes preces u otras parecidas:

Pidamos por nuestro hermano (nuestra hermana) a Jesucristo, que ha dicho: "Yo soy la resurrección y la vida: el que
cree en mí, aunque haya muerto, vivirá; y el que está vivo y
cree en mí, no morirá para siempre".

412

PRECES EN EL

CEMENTERIO

_

Señor, tú que lloraste en la tumba de Lázaro, dígnate enjugar nuestras lágrimas.

R

Te lo pedimos, Señor.
Tú que resucitaste a los muertos, dígnate dar la vida eterna a nuestro hermano (nuestra hermana), R.
Tú que perdonaste en la cruz al buen ladrón y le prometiste el paraíso, dígnate perdonar y llevar al cielo a nuestro hermano (nuestra hermana). R
Tú que has purificado a nuestro hermano (nuestra hermana) en el agua del bautismo y lo (la) ungiste con el óleo
de la confirmación, dígnate admitirlo (admitirla) entre
tus santos y elegidos, R

PRECES EN EL

CEMENTERIO

pues deseó cumplir tu voluntad;
y, ya que la verdadera fe
lo (la) unió aquí, en la tierra, al pueblo fiel,
que tu. bondad ahora lo (la) una
al coro de los ángeles y elegidos.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
R- Amén.
Señor, dale el descanso eterno.
R- Y brille sobre él (ella) la luz eterna.
Descanse en paz.
R- Amén.
FORMULARIO II
El sacerdote saluda a los presentes, diciendo:

— Tú que alimentaste a nuestro hermano (nuestra hermana) con tu Cuerpo y tu Sangre, dígnate admitirlo (admitirla) en la mesa de tu reino, R
Y a nosotros, que lloramos su muerte, dígnate confortarnos
con la fe y la esperanza de la vida eterna, R
Las preces se terminan con la recitación del Padre nuestro o con la siguiente oración u otra colecta de las que figuran en este Ritual:

Escucha, Señor, nuestras súplicas
y ten misericordia de tu siervo (sierva) N.>
para que no sufra castigo por sus pecados,

El Señor esté con ustedes.
R- Y con tu espíritu.
Si dirige las preces un laico, en lugar de la salutación El Señor
esté con ustedes, puede decir:

Bendigamos al Señor,
que, por la resurrección de su Hijo,
. nos ha hecho nacer para una esperanza viva.
R- Bendito seas por siempre, Señor.

414

PRECES EN EL

CEMENTERIO

Antes de colocar en el sepulcro el cuerpo de nuestro hermano
(nuestra hermana), recordando la sepultura de Jesucristo, iluminada por los esplendores de su resurrección, pidamos a Dios
que esta tumba sea para él (ella) lugar de descanso y para todos nosotros motivo de esperanza de que el cuerpo, que hoy
enterramos en este sepulcro, resucitará un día gloriosamente
como el de Jesucristo.
Todos oran unos momentos en silencio.
A continuación, se dice la siguiente oración (si el sepulcro está ya bendecido o un laico dirige las preces, se omite el texto entre corchetes):

Oremos.
Padre santo,
recordando en este momento
el sepulcro que diste a nuestro padre Abraham
y el que José de Arimatea dispuso con amor
para que en él descansara el cuerpo de tu Hijo,
te pedimos que [ben+digas este sepulcro,]
mandes a tus santos ángeles que custodien este lugar,
para que en él descanse
el cuerpo de nuestro hermano (nuestra hermana) N.,
y recibas su alma en el paraíso,
para que goce eternamente
entre tus santos y elegidos.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
R. Amén.
Dicha esta oración sobre el sepulcro, si es posible, se coloca el cuerpo en
la sepultura. A continuación, se concluye la celebración con las siguientes preces u otras parecidas:

PRECES EN EL

CEMENTERIO

415

Oremos con fe a Dios Padre, para quien toda criatura vive,
y pidámosle que escuche nuestra oración.
-*- Para que perdone los pecados de su siervo (sierva) N. y
acepte sus buenas obras, roguemos al Señor.
R. Te rogamos, Señor.
— Para que lo (la) libre de toda pena merecida por sus culpas y pueda participar ya en el descanso eterno, roguemos al Señor. R.
— Para que, dejado ya este primer mundo, goce eternamente
en el paraíso, roguemos al Señor. R.
— Para que a nosotros el Espíritu Santo nos lleve por las
sendas de la fe y nos dé la esperanza firme de alcanzar,
junto a nuestro hermano (nuestra hermana), el reino eterno, roguemos al Señor. R.

Las preces se terminan con la recitación del Padre nuestro o con la siguiente oración u otra colecta de las que figuran en este Ritual:

— Padre nuestro,
que, atento siempre a las súplicas de tus fieles,
escuchas los deseos de nuestro corazón,
concede a tu siervo (sierva), cuyo cuerpo
acabamos de depositar en la tierra (en el sepulcro),
participar con tus santos y elegidos

Amén. para su fácil localización A) ESQUEMAS DE LECTURAS PARA CELEBRACIONES COMUNES I. 17-21: Donde abundó el pecado. el inocente. R. 44-46. El salmo reconoce la debilidad del hombre y la fragilidad de su existencia. que se sometió a la muerte para reparar los efectos del pecado (Ev. 52-53. E L P E C A D O CAUSÓ LA MUERTE 1.Esquema: La muerte está ligada al pecado de Adán y ha entrado así en el mundo para dominar a todos los hombres(ia. 24. CEMENTERIO APÉNDICE V — Dale. ESQUEMA DE LECTURAS Entre paréntesis se pone el número que se ha dado a cada lectura del Leccionario. en tus manos encomiendo mi espíritu (57). í 6: Padre.PRECES EN LA CASA Y EN EL 416 R. nuestro Señor. (24) Sal 102: R. Y brille para él (ella) la luz eterna.). Amén. lect. — Descanse en paz. (18) Le 23. Rom 5. el descanso eterno. de la recompensa de la gloria. . Por Jesucristo. Señor.: El Señor es compasivo y misericordioso. R. Sólo Dios puede salvarlo.). sobreabundó la gracia. Su poder de destrucción sólo podía ser neutralizado por el nuevo Adán. 50.

). 17-26: Es bueno esperar en silencio la salvación del Señor. Cristo hizo posible esta victoria . PARA CELEBRACIONES COMUNES 419 III. Como el grano de trigo. efecto del pecado.: Mi alma espera en el Señor (21). lect. (15) Le 7. Esquema: La muerte. (29) Sal 26: R. 11-17: Joven. seremos salvados por él del castigo final.). Dios mío. lect.). lect. por su muerte y resurrección. 33-39. pero el amor de Dios. manifestado en Cristo.) obrada por Cristo en su muerte (Ev. producirá mucho fruto.). (26) Sal 41-42: R.20-24. 5-11: Justificados por su sangre. lleva consigo un sentido de desorientación y de angustia (la. LA CREACIÓN FUE TAMBIÉN SOMETIDA A LA FRUSTRACIÓN 3. Señor. todos volverán a la vida.: El Señor es mi luz y mi salvación. para redimirnos. Le 23. El salmo es la plegaria de los que anhelan verse libres de esta esclavitud de muerte que es el pecado. su muerte fructificó en la salvación (Ev.: Mi alma tiene sed de ti. 23-28: Si el grano de trigo muere. al realizar los signos que anunciaban la victoria final (Ev.418 ESQUEMA DE LECTURAS 2. JESÚS SE ENFRENTÓ A LA MUERTE 4. yo te lo mando: levántate (54). Violentada también por el pecado. lect. Empezó a vencerla enfrentándose a ella ya durante su vida terrena. quiso experimentar esta angustia. 16. Rom 5.). (64) II. (56) 6. (14) Jn 12. Esquema: La esperanza de la victoria sobre la muerte se basa en el hecho de que Cristo se enfrentó a ella muriendo por nosotros cuando nosotros estábamos todavía sin fuerza. Para comunicarnos su justicia no dudó en ser contado entre los malhechores y morir como ellos (Ev. 25-28: En Cristo. El salmo interpreta los sentimientos de los que mueren y piden el perdón de los pecados y la liberación de la angustia. expiró (53). 5.: A ti. (16) Me 15. a causa del pecado (7a. es el vencedor de la muerte (7a.). Rom 8. PARA REDIMIRNOS. levanto mi alma.). Al morir en la cruz. 39-43: Hoy estarás conmigo en el paraíso. nos ayuda a vencerlas (7a. 33.14-23: Anhelamos la redención de nuestro cuerpo. Lam 3. son violentas y nos oprimen. El salmo suplica el perdón de los pecados para todos los que mueren esperando en el Señor. 1 Cor 15. Esquema: La suerte de la naturaleza está ligada al destino del hombre. (7) Sal 24: R. aguarda la plena manifestación de la salvación (7a. El salmo reconoce que sólo el Señor nos puede defender y dar confianza.). Jesús mismo. Esquema: Las pruebas de la vida y la muerte son las más duras de todas. lect. Esquema: Cristo. 1-6: Dando un fuerte grito. (23) Sal 129: R.

(30) Sal 114-115: R. lect. lect. El salmo canta la confianza en el Señor de Hechos 10. lect. El salmo canta la certeza del justo que cree en el Señor y espera en la victoria final. 25-30:jnclinando la cabeza. Éste era. Ya no se debe buscar entre los muertos al que vive y que nos dará parte un día en su victoria (Ev.).Esquema: La resurrección de Cristo significa el triunfo sobre la muerte y sobre su causa. El salmo es el canto de gratitud del que se sabe liberado de la muerte y del pecado. 1: Lo que se ve es transitorio y lo que no se ve es eterno.).420 ESQUEMA DE LECTURAS PARA CELEBRACIONES COMUNES 421 entregándonos su Espíritu (Ev. 51-57: £ a muerte ha sido aniquilada por la victoria. el deseo de Jesús hecho oración en la última Cena (Ev. (18) Le 24. (19) Le 23. 31-35. entregó el espíritu.). quien se sabe acompañado por él aunque tenga que atravesar la senda oscura de la muerte. y Ev.Esquema: El Padre resucitó a Jesús de entre los muertos como garantía de nuestra propia resurrección (la. Esquema: Nuestra fe en la victoria de Cristo sobre la muerte se apoya en el testimonio de los testigos que el mismo Señor escogió para manifestarse a ellos.).). 7. el pecado (la.: El Señor es compasivo y misericordioso.: El Señor es mi luz y mi salvación. . Esquema: Cristo resucitado es el nuevo Adán que ha vencido a la muerte y encabeza una nueva humanidad destinada a la resurrección y a la vida (la.). 16-18. 8. (66) IV. (31) Sal 22: R. 1 Cor 15. 24. El salmo es una invitación a tener ánimo y a esperar en el Señor. 44-46. además. El salmo canta la infinita grandeza del amor de Dios que nos salva en Jesucristo. 13-35: ¿No era necesario que el Mesías padeciera todo esto y así entrara en su gloria? (58) 10. Sal 26: R. (67) 2 Cor 4. 5. 37-39: ¿Qué cosa podrá apartarnos del amor con que nos ama Cristo? (27).: El Señor es mi pastor.). 52-53. (9) Sal 102: R. estén también conmigo los que me has dado. LA MUERTE ABSORBIDA POR LA VICTORIA: LA RESURRECCIÓN 9. Rom 8. La tumba vacía de Jesús es el testimonio mudo de que la muerte no podía retener al que la aniquiló para siempre (Ev. 50. 1-6: padre. lect. 34-43: Dios lo ha constituido juez de vivos y muertos.). una vez resucitado (la. 24-26: Quiero que donde yo esté. (13) Jn 17. en tus manos encomiendo mi espíritu (57). 14-15.: Caminaré ante el Señor por la tierra de los vivos. (15) Jn 19. nada me faltará.

422

ESQUEMA DE

LECTURAS

1 Cor 15,20-24. 25-28: En Cristo, todos volverán a la vida. (29)
Sal 26: R.: El Señor es mi luz y mi salvación. (15)
Me 15, 33-39; 16, 1-6: Dando un fuerte grito, expiró. (53)
V. " Y O SOY LA RESURRECCIÓN Y LA VIDA":
LA FE QUE DA LA VIDA ETERNA

11. Esquema: La victoria de Cristo sobre la muerte, por
la acción de Dios, lo constituye en principio de vida para toda la humanidad {la. lect.). El mismo Señor se autodefine:
"Yo soy la Resurrección", es decir, yo soy el depositario y
el dispensador de la vida para todo el que cree {Ev.). El salmo expresa la súplica llena de esperanza en aquél en quien
"está la salvación".
Hechos 10, 34-43: Dios lo ha constituido juez de vivos y muertos. (9)
Sal 129: R.: Mi alma espera en el Señor (21)
Jn 11, 17-27: Yo soy la resurrección y la vida. (62)

12. Esquema: La esperanza de Job, que confía en la intervención de Dios que lo sacará de la terrible prueba (la.
lect.), se hace realidad en Cristo y promesa para todos los que
escuchan su palabra y creen en él. De este modo, poseen ya
la vida eterna y empiezan a pasar de la muerte a la vida (Ev.).
El salmo recoge los sentimientos del que espera pasar de este
mundo a la casa del Padre.

PARA CELEBRACIONES

COMUNES

423

Job 19, 23-27: Yo sé bien que mi defensor está vivo. (2)
Sal 41-42: R.: Mi alma tiene sed de ti, Dios mío. (16)
Jn 5, 24-29: Quien escucha mi palabra y cree, ha pasado de
la muerte a la vida. (59)

13. Esquema: El Espíritu Santo, primicia de la resurrección, aviva en nosotros la fe y el ansia de la plena manifestación de nuestra condición de hijos de Dios {la. lect.). Esa fe
empieza ya a dar fruto de vida eterna en este mundo y es una
prenda de la resurrección futura (Ev.). Por esto, los que esperan en el Señor no quedarán defraudados salmo.
Rom 8, 14-23: Anhelamos la redención de nuestro cuerpo. (26)
Sal 24: R.: A ti, Señor, levanto mi alma. (14)
Jn 6, 37-40: El que cree en el Hijo tendrá la vida eterna y yo
lo resucitaré en el último día. (60)

14. Esquema: La fe aviva el recuerdo de Cristo resucitado, expresión de la fidelidad de Dios {la. lect.). Jesús mismo
nos invita a creer en esta fidelidad de Dios y en su propia promesa de conducir a los que lo siguen hasta la casa de su Padre {Ev.). Él es el buen pastor que se convierte en camino
seguro hacia las fuentes tranquilas {salmo).
2 Tim 2, 8-13: Si morimos con él, viviremos con él. (35)
Sal 22: R.: El Señor es mi pastor, nada me faltará. (13)
Jn 14, 1-6: En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones.
(65)

424

ESQUEMA DE

LECTURAS

15. Esquema: La confianza en la vida en Dios de los que
han muerto a este mundo se basa en la fe en Cristo muerto
y resucitado {la. lect.). Este gran misterio ha sido revelado
a la gente sencilla, que encuentra en él la fuente del consuelo
verdadero (Ev.). Por eso, el creyente busca a Dios para desahogar su alma con él (salmo ) .
1 Tes 4, 13-14. 17-18: Estaremos siempre con el Señor. (34)
Sal 41-42: R.: Mi alma tiene sed de ti, Dios mío. (16)
Mt 11, 25-30: Vengan a mí y yo los aliviaré. (50)
VI. EL BAUTISMO, INCORPORACIÓN A LA MUERTE
Y RESURRECCIÓN DE CRISTO

16. Esquema: El cristiano, muerto al pecado con Cristo
en el bautismo, ha entrado también en la vida nueva de la resurrección (la. lect.). Destruida la personalidad de pecadores, nuestra existencia ha de estar marcada por las obras del
amor, sobre las que un día nos tomarán cuentas (Ev.). El bautismo es un misterio de iluminación (salmo ) .
Rom 6, 3-9: Llevemos una vida nueva. (25)
Sal 26: R.: El Señor es mi luz y mi salvación. (15)
Mt 25, 31-46: Vengan, benditos de mi Padre. (52)
17. Esquema: El que ha sido bautizado tiene la vida de
Cristo. Por eso, ningún cristiano vive o muere para sí mismo, sino para el Señor (la. lect.). El amor de Dios está en
el discípulo de Jesús orientando su vida hacia el encuentro
definitivo con el Padre (Ev.). Él es el Padre amoroso que siente
ternura por todos sus hijos (salmo ) .

PARA CELEBRACIONES

COMUNES

425

Rom 14, 7-9. 10-12: Ya sea que estemos vivos o que hayamos
muerto, somos del Señor. (28)
Sal 102: R.: El Señor es compasivo y misericordioso. (18)
Jn 17, 24-26: Quiero que donde yo esté, estén también conmigo los que me has dado. (66)
18. Esquema: La señal de haber pasado de la muerte a
la vida en el bautismo es el vivir amando a los hermanos (la.
lect.). Por eso, dichosos, como Cristo, los que han hecho de
las bienaventuranzas el programa de su vida (Ev.). Confiemos en el Señor, que nos ayudará a vencer el egoísmo (salmo).
1 Jn 3, 14-16: Hemos pasado de la muerte a la vida, porque
amamos a nuestros hermanos. (37)
Sal 24: R.: A ti, Señor, levanto mi alma. (14)
Mt 5, 1-12: Alégrense y salten de contento, porque su premio
será grande en los cielos. (49)

VII. LA EUCARISTÍA, ALIMENTO DE LA VIDA ETERNA

19. Esquema: El banquete anunciado por Isaías para los
tiempos mesiánicos y símbolo de la unión gozosa con Dios
(la. lect.) es la Eucaristía, la comida de vida eterna que Cristo mismo nos da para vivir en nosotros y para que nosotros,
viviendo en él, resucitemos en el último día (Ev.). El Señor
es el que "prepara esta mesa" para los que lo seguimos como
las ovejas al pastor (salmo ) .

426

ESQUEMA DE

LECTURAS

Is 25, 6. 7-9: El Señor destruirá la muerte para siempre. (6)
Sal 22: R.: El Señor es mi pastor, nada me faltará. (13)
Jn 6, 51-58: El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene
vida eterna y yo lo resucitaré el último día. (61)

20. Esquema: El cristiano, en la muerte, encuentra el descanso de sus buenas obras (la. lect.) y el acceso al banquete
ofrecido por el mismo Señor en su reino C£V.). La Eucaristía
es un anticipo de este banquete, al que se llega con alegría,
porque participar en él significa pisar el umbral de la casa del
Señor (salmo ) .
Apoc 14, 13: Dichosos los que mueren en el Señor. (10)
Sal 121: R.: Vayamos con alegría al encuentro del Señor. (20)
Le 12, 35-40: También ustedes estén preparados. (55)

PARA CELEBRACIONES

COMUNES

427

Jn 12, 23-28:S/ el grano de trigo muere, producirá mucho
fruto. (64)
22.Esquema: La angustia de la muerte se traduce, en el
creyente, en la búsqueda de Dios (la. lect. y salmo). Como
los discípulos de Emaús, le pedimos que se quede con nosotros porque se acerca la noche. Su respuesta es sentarse con
nosotros a la mesa y darnos su Cuerpo como alimento (Ev.).
Job 19, 23-27: Yo sé bien que mi defensor está vivo. (2)
Sal 41-42: R.:Mi alma tiene sed de ti, Dios mío. (16)
Le 24, 13-35 :¿No era necesario que el Mesías padeciera todo
esto y así entrara en su gloria? (58)

VIII. VIVIR Y MORIR PARA EL SEÑOR.
ESTAR PREPARADOS

21. Esquema: El cristiano, que en esta vida se ha alimentado de la Eucaristía, lleva dentro de sí "la energía" de la resurrección, que transformará un día su condición mortal (la.
lect.). Es la fuerza del grano de trigo, Cristo\ que da fruto
en nosotros, haciéndonos morir con él para alcanzar la vida
eterna (Ev.). Los que confían en el poder de este misterio no
quedarán defraudados (salmo ) .

23. Esquema: La muerte del cristiano representa el final
de una vida concebida como una ofrenda a Dios y un servicio
(la. lect.). Ante la muerte de los demás, debemos afirmar nuestra confianza en que el Señor no dejará de manifestar su gloria (üV.). Con el salmista, renovemos nuestra fe esperanzada
en la palabra del Señor (salmo ) .

Filip 3, 20-21: Cristo transformará nuestro cuerpo miserable
en un cuerpo glorioso, semejante al suyo. (33)
Sal 24: R.: A ti, Señor, levanto mi alma. (14)

Rom 14, 7-9. 10-12: Ya sea que estemos vivos o que hayamos
muerto, somos del Señor. (28)
Sal 129: R.: Mi alma espera en el Señor (21)
Jn 11, 32-45: ¡Lázaro, sal de allí! (63)

428

ESQUEMA DE

LECTURAS

24. Esquema: Delante de Dios sólo cuenta la vida pura
y perfecta, aunque sea corta {la. lect.). Es preciso, por lo tanto, aprovecharla para realizar las obras del amor. Lo que se
hace o se deja de hacer en favor del prójimo se hace o se deja
de hacer al mismo Cristo {Ev.). Es el único modo de seguir
a Cristo, buen pastor {salmo ) .
Sab 4, 7-15: La edad avanzada consiste en una vida sin tacha. (5)
Sal 22: R.: El Señor es mi pastor, nada me faltará. (13)
Mt 25, 31-46: Vengan, benditos de mi Padre. (52)

25. Esquema: La vida de los discípulos de Jesús está marcada por la perseverancia en la fidelidad {la. lect.). El misterio pascual, revelación del amor de Dios a su Hijo Jesucristo
y, a través de él, a todos los hombres, ha hecho posible que
los discípulos estén un día donde está su Señor y contemplen
su gloria {Ev.). Mientras tanto, deben prepararse para comparecer ante su presencia {salmo ) .
2 Tim 2, 8-13: Si morimos con él, viviremos con él. (35)
Sal 142: R.: Señor, escucha mi oración. (22)
Jn 17, 24-26: Quiero que donde yo esté, estén también conmigo los que me has dado. (66)

PARA CELEBRACIONES

COMUNES

429

26. Esquema: Dios mismo sostiene la esperanza de los
que se someten con fe a su voluntad {la. lect.). Dichosos los
que saben permanecer en vela y están preparados {Ev.). El
amor de Dios, amor de Padre, ofrece protección y fortaleza
a los que confían en él {salmo ) .
Lam 3, 17-26: j?s bueno esperar en silencio la salvación del
Señor. (7)
Sal 102: R.: El Señor es compasivo y misericordioso. (18)
Le 12, 35-40: También ustedes estén preparados. (55)

27. Esquema: El sufrimiento y las pruebas de esta vida
purifican al hombre y lo preparan para el encuentro con Dios
{la. lect.). Estas pruebas lo ayudan a permanecer vigilante
{Ev.). El salmo canta anticipadamente la liberación de toda
desgracia.
Sab 3, 1-9: LOS aceptó como un holocausto agradable. (4)
S a l l l 4 y l l 5 : R . : Caminaré ante el Señor por la tierra de los
vivos. (19)
Mt 25, 1-13: • Ya viene el esposo! ¡Salgan a su encuentro! (51)

430

ESQUEMA DE

LECTURAS

IX. LA RESURRECCIÓN FUTURA Y EL JUICIO DE DIOS

28. Esquema: La visión apocalíptica de la resurrección
de los muertos y del juicio efectuado por Dios en base a las
obras de cada uno (la. lect. A.T. y N. T. y Ev.) anuncia también el principio de los cielos nuevos y de la tierra nueva, en
los que todo será transformado. El salmo expresa la convicción de que nadie es inocente frente a Dios, pero manifiesta
también la confianza en él.

PARA CELEBRACIONES

COMUNES

431

30. Esquema: El que muere en el Señor confía en la restauración de todo su ser en la resurrección futura (la. lect.).
El mismo Señor lo ha prometido para el que coma su carne
y beba su sangre, porque en estos dones está la vida eterna
(Ev.). La confianza en esta promesa se hace confesión explícita en el (salmo ) .
Job 19, 23-27: Yo sé bien que mi defensor está vivo. (2)
Sal 129: R.: Mi alma espera en el Señor (21)
Jn 6, 51-58: El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene
vida eterna y yo lo resucitaré el último día. (61)

Apoc 20, 11—21, 1: Los muertos fueron juzgados conforme
a sus obras. (11)
O bien:

Dan 12, 1-3: Los que duermen en el polvo despertarán. (8)
Sal 142: R.: Señor, escucha mi oración. (22)
Mt 25, 31-46: Vengan, benditos de mi Padre. (52)
29. Esquema: Morir significa pasar de la morada corruptible a la incorruptible, pero también comparecer ante el Señor para evaluar lo hecho en esta vida (la. lect.). La
resurrección del último día y lo que venga después empiezan
a gestarse ya ahora, en la fe en el Hijo de Dios (Ev.). Esta
fe será nuestra defensa, porque se apoya en el mismo Señor
(salmo ) .
2 Cor 5, 1.6-10: Dios nos tiene preparada en el cielo una morada eterna. (32)
Sal 26: R.: El Señor es mi luz y mi salvación. (15)
Jn 11, 17-27: Yo soy la resurrección y la vida. (62)

31. Esquema: La fe en la resurrección futura, manifestada ya antes de la plena revelación de Jesucristo, se traduce
en la oración y en las obras de piedad para con los difuntos
(la. lect.). Esta fe, incomprensible para los sabios del mundo, es un don de Dios para los sencillos y los que acuden a
él (Ev.). El salmo expresa la confianza en esta preferencia divina por los sencillos.
2 Mac 12, 43-46: Obró con gran rectitud y nobleza, pensando
en la resurrección (1)
Sal 114-115: R.: Caminaré ante el Señor por la tierra de los
vivos. (19)
Mt 11, 25-30: Vengan a mí y yo los aliviaré. (50)

432

ESQUEMA DE

LECTURAS

X. EL CIELO Y LA FELICIDAD DE LOS JUSTOS

32. Esquema: Dios mismo rescata a los justos de las pruebas de esta vida y aun de la muerte para darles parte en su
reino eterno (la. lect.). De igual modo, Jesús, desde la cruz,
prometió el paraíso al ladrón arrepentido (Ev.). Esta confianza
nos ayudará a superar el dolor y las penalidades de la vida
(salmo ) .
Sab 3, 1-9: Los aceptó como un holocausto agradable. (4)
Sal 41-42: R.: Mi alma tiene sed de ti, Dios mío. (16)
Le 23, 33. 39-43: Hoy estarás conmigo en el paraíso. (56)

33. Esquema: Una nueva creación, una nueva Jerusalén,
un nuevo pueblo convertidos en morada de Dios y espacio
de comunión permanente con él (la. lect.). He aquí la promesa de Jesús, cuando se despide de los discípulos para ir a
prepararles sitio junto a él (Ev.). El salmo expresa la alegría
de los peregrinos al acercarse a la nueva morada de Dios con
los hombres.
Apoc 21, 1-7: Ya no habrá muerte (12)
Sal 121: R.: Vayamos con alegría al encuentro del Señor. (20)
Jn 14, 1-6: En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones.
(65)

PARA CELEBRACIONES

COMUNES

433

34. Esquema: Ver a Dios es el objeto supremo de la vida
del justo, el don inefable del amor de Dios que nos ha hecho
hijos suyos (la. lect.). Cristo es el mediador de este don que
se convierte, después de la muerte, en descanso y gozo eternos (Ev.). Los creyentes suspiran por este don en medio del
destierro de la vida mortal (salmo ) .
1 Jn 3, 1-2: Veremos a Dios tal cual es. (36)
Sal 41-42: R.: Mi alma tiene sed de ti, Dios mío. (16)
Mt 11, 25-30: Vengan a mí y yo los aliviaré. (50)
35. Esquema: La felicidad eterna ha sido descrita como
un banquete cara a cara con el Señor, cuando el dolor y el
luto hayan desaparecido (la. lect.). Dios mismo se da a los
que han sabido esperarlo, haciéndose su anfitrión (Ev.). El
salmo pone de manifiesto la esperanza de gozar un día de esta dicha.
Is 25, 6. 7-9: El Señor destruirá la muerte para siempre. (6)
Sal 26: R.: El Señor es mi luz y mi salvación. (15)
Le 12, 35-40: También ustedes estén preparados. (55)
36. Esquema: Los vivos y los difuntos seremos un día
reunidos por el Señor y seremos una sola cosa con él. Esta
promesa debe llenar de consuelo a los que lloran la separación causada por la muerte (la. lect.), pues dicha promesa
se hizo oración en labios de Jesús en la última Cena CEV.).
Con el salmo abrimos nuestro corazón a la esperanza de ver
realizada la promesa en el santuario celeste.

Él volverá para hacernos entrar en el lugar preparado (Ev. lect.). esperamos en la palabra del Señor (salmo ) . A. para salvarnos. Esquema: La fe que nos reúne ante esta muerte nos ofrece el consuelo de saber que el mismo Hijo de Dios sufrió. estén también conmigo los que me has dado. 24-26: Quiero que donde yo esté. sedienta está mi alma. 1-6: En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones. Muerte que deja un gran vacío Filip 3.). 17-26: Es bueno esperar en silencio la salvación del Señor. De él viene la salvación para todos aquellos que la esperan y están unidos a él por el sacramento del bautismo (la. 17-18: Estaremos siempre con el Señor (34) Sal 62: R. (66) CIRCUNSTANCIAS 435 B) ESQUEMAS DE LECTURAS PARA ALGUNAS CIRCUNSTANCIAS 37. A N T E UNA MUERTE DESCONCERTANTE 1. lect. 13-14. I.). (25) Sal 129: R. (17) Jn 17.T. 3-9: Llevemos una vida nueva. Nuestra verdadera morada está allí (la. entregó el espíritu (67) . 20-21: Cristo transformará nuestro cuerpo miserable en un cuerpo glorioso. semejante al suyo. (65) 38. (7) O bien: Rom 6. Esquema: Los discípulos de Jesús somos ciudadanos del cielo.: Vayamos con alegría al encuentro del Señor.T. 25-30: Inclinando la cabeza.: De ti. Jesús resucitado nos ha precedido en la casa del Padre.). caminamos como peregrinos hacia la casa del Señor (salmo ) . (20) Jn 14. 16-L8. A través de esta vida. Lam 3. Desde lo más profundo de nuestro dolor. Señor.y N.: Mi alma espera en el Señor (21) Jn 19.434 ESQUEMA DE LECTURAS PARA ALGUNAS 1 Tes 4. la muerte más desgarradora (Ev. (33) Sal 121: R.

). lect.Muerte repentina 42. 5-11: Justificados por su sangre.436 ESQUEMA DE LECTURAS 2. 1 Jn 3.). (18) Mt 5. Confiemos en nuestro Salvador (salmo ) .: Señor. especialmente cuando es joven. Sin embargo. El mismo Señor se convertirá en su recompensa. Esquema: El carácter inesperado de la muerte se traduce. Rom 5. (23) Sal 142: R. viene para llevarnos consigo.). (50) 41. aunque sepamos que se acerca (Ev. . nada me faltará. produce una sensación de abandono y de angustia.). Pero la actitud de espera debe compaginarse con la confianza en la misericordia divina (la. similares a las que experimentó el mismo Jesús en la cruz (Ev. en aviso para los que aún vivimos (Ev. Sin embargo.). porque su premio será grande en los cielos. 33-39. (9) Sal 102: R. pidiéndola para nuestro hermano (nuestra hermana) que acaba de morir (salmo).: A ti. (13) Le 12. 16. porque el amor puesto por Dios en el corazón del padre (de la madre) subsistirá y seguirá siendo fuente de vida para sus hijos (la. Muerte que conmueve a un pueblo o barrio 39. lect. Señor. (53) 4. de manera que los que aún vivimos seremos también convocados a la presencia del Señor (la. 1-6: Dando un fuerte grito. Muerte de un padre (una madre) de familia 40. (49) 3. 25-30: Vengan a mí y yo los aliviaré. Esquema: El cristiano está llamado a reproducir en su vida la existencia de Jesús. cuando se vive de acuerdo con su espíritu (Ev. Acudamos ya desde ahora a su misericordia. En nuestro dolor. porque amamos a nuestros hermanos.). 1726: Es bueno esperar en silencio la salvación del Señor. levanto mi alma. lect. 34-43: j)ios lo ha constituido juez de vivos y muertos. (22) Me 15. (37) Sal 24: R. Éstos han de confiar en el Señor (salmo ) . Esquema: La muerte de un padre (una madre). acudamos a Cristo (Ev. (14) Mt 11. según la palabra del Señor. (55) 43.).) y levantemos nuestra mirada hacia él (salmo ) . Dar la vida es encontrarla (la.).: El Señor es mi pastor. Esquema: Vivir para los demás es una forma de dar la vida por amor. (7) Sal 22: R. 1-12: Alégrense y salten de contento.: El Señor es compasivo y misericordioso. 35-40: También ustedes estén preparados. que "pasó haciendo el bien" (la. 14-16: Hemos pasado de la muerte a la vida. expiró. seremos salvados por él del castigo final. lect. la esperanza cristiana no PARA ALGUNAS CIRCUNSTANCIAS 437 defrauda. escucha mi oración. Hechos 10. Esquema: La venida del Señor nos toma siempre por sorpresa. Él nunca nos deja abandonados a nuestra suerte (salmo ) . Lam 3. lect.).

6-10: Dios nos tiene preparada en el cielo una morada eterna. pero. muerto joven también. (15) Le 23.T. PARA ALGUNAS CIRCUNSTANCIAS 439 Lam 3. El salmo refleja la situación espiritual del que experimenta esta transformación. (57) 45. Señor.). Muerte natural Sab 3. (17) Jn 12. 1-6: Padre.).438 ESQUEMA DE LECTURAS 1 Tes 4. (32) Sal 62: R. Sab 4. un camino a la esperanza {Ev. El mismo Cristo se abandonó en los brazos de su Padre para abrirnos. (18) Mt 25. Esquema: A veces nos hemos preguntado ¿para qué tanto sufrimiento?. lect. (35) Sal 26: R.). (34) Sal 102: R. para anunciar que él tiene el poder de dar la vida eterna {Ev. 24. 23-28: Si el grano de trigo muere.: Caminaré ante el Señor por la tierra de los vivos. (64) II. llena de sentido la vida del enfermo {la. sedienta está mi alma. (54) . viviremos con él. lect.). 7-15: La edad avanzada consiste en una vida sin tacha. 50. Esquema: Morir joven no es un castigo de Dios. en realidad está empezando a transformarse para la resurrección {la.) y se hizo grano de trigo caído en tierra para morir y dar vida {Ev. 17-18:Estaremos siempre con el Señor. producirá mucho fruto. A. levántate.: De ti. viviremos con él. 11-17: Joven. N. contribuirá a mitigar nuestra pena {la. MUERTE DE UN JOVEN (UNA JOVEN) 1.T. afrontada con fortaleza cristiana.T.). lect. A. T. con su muerte y resurrección.). (4) O bien: 2 Tim 2.T.: El Señor es compasivo y misericordioso. ¿qué sentido tiene una enfermedad tan prolongada o tan penosa? La única respuesta posible viene de Cristo. 13-14. el enfermo pierde el temor a la misma muerte {salmo ) . N. Apoyado en él. N.T.)ysz hace particularmente fecunda {la. Cuando nuestro cuerpo se destruye. 52-53.: El Señor es mi luz y mi salvación. Esquema: La enfermedad forma parte de la condición humana. Muerte después de larga o penosa enfermedad 44. 8-13: Si morimos con él. 8-13: Si morimos con él. 46. yo te lo mando. 1-9: Los aceptó como un holocausto agradable. lect. lect. (5) O bien: 2 Tim 2. A. 1. El recuerdo de Jesucristo. Él devolvió la vida al hijo de la viuda de Naím. sino una vida pura y santa {la. Nuestros difuntos estarán con el Señor "en el país de la vida" {salmo ) . en tus manos encomiendo mi espíritu. 17-26: Es bueno esperar en silencio la salvación del Señor. (7) O bien: 2 Cor 5. Él mismo experimentó la angustia de la muerte {la. 1-13: / Ya viene el esposo! ¡Salgan a su encuentro! (51) 5. lect. (35) Sal 114-115: R. Para él no cuentan los años.). (19) Le 7. 44-46.

Lam 3. 44-46. (55) 48. sino en la creación nueva reservada a los elegidos (la. en determinadas circunstancias.). (57) . Esquema: A pesar del dolor agudo que produce la muerte repentina de un joven. 13-35: ¿No era necesario que el Mesías padeciera todo esto y así entrara en su gloria? (58) PARA ALGUNAS CIRCUNSTANCIAS 441 2. 17-26: Es bueno esperar en silencio la salvación del Señor.). (14) Jn 14. levanto mi alma. escucha mi oración. 50. Es preciso mantener la esperanza. la muerte. Job 19.: Señor. A veces. (11) conforme O bien: Rom 14. 7-9. no nos queda otra cosa que gritar al Señor. 11—21. camina seguro. no puede apartarnos del amor de Cristo {la. lect. Lo importante es llegar a la casa del Señor (salmo ). Muerte en accidente 50.: A ti. Esquema: La muerte de una persona joven puede significar el derrumbamiento de un mundo de felicidad. lect. 35-40: También ustedes estén preparados. 10-12: Ya sea que estemos vivos o que hayamos muerto.). guiado por el Señor (salmo ) . Rom 8 31-35. Muerte repentina 49. el creyente intenta sobreponerse porque espera alzarse sobre el polvo el día de la resurrección (la.440 ESQUEMA DE LECTURAS 47. El mismo Jesús experimentó todo el desgarramiento de una muerte violenta en la soledad de la cruz (Ev. Lo importante es vivir dispuestos a caminar. Señor. resulta especialmente difícil de aceptar.Apoc 20. lect. (22) Le 23.).). 1-6: En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones. 24. vive para el Señor que da la vida (la. en actitud juvenil (Ev. por dura que sea. pues no quedaremos defraudados (salmo ) . Esquema: Una vida joven rota nos llena de tristeza y desaliento. teniendo encendida la luz. (7) Sal 24: R. en tus manos encomiendo mi espíritu. (2) Sal 142: R. nada me faltará. la verdadera dicha no está aquí. somos del Señor. Apoc). 1-6: Padre. 1: Los muertos fueron juzgados a sus obras. Esquema: La muerte.: El Señor es mi luz y mi salvación. Rom) El mismo Jesús padeció también la muerte para entrar en la gloria (Ev. Levantemos hacia él nuestras almas. El cristiano. 23-27: Yo sé bien que mi defensor está vivo. lect. porque Jesús es fiel a sus promesas y sus palabras son verdaderas (Ev. para que nos escuche (salmo ) . (13) Le 12. la misericordia del Señor no termina (la. 52-53. (65) 3.). (15) Le 24. A pesar de ello. viviendo con ilusión. Sin embargo. El joven no teme. (28) Sal 26: R.: El Señor es mi pastor. por lo tanto. 37-39: ¿Qué cosa podrá apartarnos del amor con que nos ama Cristo? (27) Sal 22: R.). Sin embargo. lect.

y todos los demás esperamos la hora en que Dios hará los cielos nuevos y la tierra nueva {la. 7-9. Sus obras los han hecho acreedores del reino de Dios {Ev. lect. 23-28: Si el grano de trigo muere. porque nadie vive o muere para sí mismo sino para el Señor {la. El salmo canta la alegría del que ansia llegar a la meta. la fe nos invita a contemplarlo (contemplarla) formando parte del Cordero inocente en el cielo {la.9-10. Esquema: El anciano que muere después de una vida de servicio a Dios y a los hombres es como una semilla fecunda que da fruto abundante. (70) O bien: Rom 14. . lect. Apoc 21. Sin embargo.).). ) . porque amamos a nuestros hermanos.: Mi alma tiene sed de ti. Dios mío. Aunque nos cueste. sedienta está mi alma. Dan 12. (18) Mt 25. 10-12: Ya sea que estemos vivos o que hayamos muerto.: De ti. 15-17: Dios enjugará de sus ojos toda lágrima. lect. Éste es nuestro consuelo {Ev.T. (50). Esquema: Los que han consumido su vida haciendo el bien o enseñando a otros la justicia tienen escrito su nombre en el libro de la vida {la.). (17) Jn 12. M U E R T E DE UN NIÑO (UNA NIÑA) LLEGADO (LLEGADA) AL USO DE RAZÓN 53. 1-3: Los que duermen en el polvo despertarán. (12) Sal 62: R. lect. 31-46: Vengan. hemos de creer que poseer a Dios es lo único que sacia el ánima {salmo). (16) Mt 11» 25-30: Vengan a mí y yo los aliviaré. (8) CIRCUNSTANCIAS 443 IV. 0 bien: 1 Jn 3. 14-16: Hemos pasado de la muerte a la vida. (37) Sal 102: R. 1-7: Ya no habrá muerte. (64) Apoc 7. somos del Señor. (52) 52. Señor. Apoc). Esquema: La muerte de un niño (una niña). N. cuando la vida empieza a florecer. es particularmente dolorosa. Rom).ESQUEMA DE 442 LECTURAS PARA ALGUNAS III. (28) Sal 41-42: R. A. lect. Han pasado ya de la muerte a la vida {la. producirá mucho fruto. El recibirá el premio prometido por Cristo {Ev. M U E R T E DE UN ANCIANO (UNA ANCIANA) 51.). benditos de mi Padre.).: El Señor es compasivo y misericordioso. A través de ellos se ha manifestado la misericordia del Señor que dura siempre y pasa de hijos a nietos {salmo ) .T.

Yo sé bien que mi defensor está vivo y que al final se levantará a favor del humillado.445 DEL ANTIGUO TESTAMENTO APÉNDICE VI En efecto. les estaba reservada una magnífica recompensa. pues si no hubiera esperado la resurrección de sus compañeros. Job dijo: "Ojalá que mis palabras se escribieran. mis propios ojos lo contemplarán. hizo una colecta y recogió dos mil dracmas de plata. 23-27 n aquel tiempo. Palabra de Dios. yo mismo lo veré y no otro. orar por los difuntos para que se vean libres de sus pecados es una acción santa y conveniente. de nuevo me revestiré de mi piel y con mi carne veré a mi Dios. E Obró con gran rectitud y nobleza. EXEQUIAS DE ADULTOS 2 Yo sé bien que mi defensor está vivo. E Lectura del segundo libro de los Macabeos 12. ojalá que se grabaran en láminas de bronce o con punzón de hierro se esculpieran en la roca para siempre. Lectura del libro de Job PRIMERAS LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO 1 Obró con gran rectitud y nobleza. habría sido completamente inútil orar por los muertos. Judas Macabeo. . Esta es la firme esperanza que tengo". jefe de Israel. a los que habían muerto piadosamente. LECCIONARIO DE LAS MISAS DE DIFUNTOS I. que envió a Jerusalén para que ofrecieran un sacrificio de expiación por los pecados de los que habían muerto en la batalla. pensando en la resurrección. 19. pensando en la resurrección. Palabra de Dios. Pero él consideraba que. 43-46 n aquellos días.

Cuando la chispa se apague. Lectura del libro de la Sabiduría 3. e irremediable el trance final del hombre. 4 Los aceptó como un holocausto agradable. No conocen los designios de Dios. pero se engañan. una completa destrucción. nuestra vida pasará como el rastro de la nube. no esperan el premio de la virtud. Lectura del libro de la Sabiduría 2. . porque su maldad los ciega. Nuestra vida es el paso de una sombra y nuestro fin es irreversible. la chispa de un corazón que late. nuestra respiración es humo. el cuerpo se convertirá en ceniza y el espíritu se desvanecerá como la brisa. Nuestro destino está sellado: no hay retorno". 21-23 os impíos. acosada por los rayos del sol y abrumada por el calor. se dijeron: "Triste y corta es la vida. pero ellos esperaban confiadamente la inmortalidad. y nuestro pensamiento. Después de breves sufrimientos recibirán una abundante recompensa. Dios creó al hombre para la inmortalidad y lo hizo a imagen de sí mismo.446 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS 3 Dios creó al hombre para la inmortalidad. L DEL ANTIGUO 447 TESTAMENTO Esto es lo que piensan los impíos. razonando equivocadamente. que su salida de este mundo era una desgracia y su salida de entre nosotros. El tiempo hará que nuestro nombre se pierda en el olvido y nadie se acordará de lo que hicimos. 1-9 as almas de los justos están en las manos de Dios y no los alcanzará ningún tormento. L La gente pensaba que sus sufrimientos eran un castigo. pues Dios los puso a prueba y los halló dignos de sí. Por casualidad nacimos y pasaremos como si no hubiéramos existido. no valoran la recompensa de una vida intachable. Palabra de Dios. Pero los justos están en paz. se disipará como neblina. 1-5. Los insensatos pensaban que los justos habían muerto.

para que la perfidia no sedujera su alma. y Dios lo amó. 5 La edad avanzada consiste en una vida sin tacha. 6. y el vértigo de la pasión pervierte la mente que no conoce la malicia. 7-15 unque muera prematuramente. En poco tiempo maduró y cumplió muchos años. El Señor destruirá la muerte para siempre. y Dios se lo llevó. Juzgarán a las naciones y dominarán a los pueblos. A Fue agradable para Dios. 6 Palabra de Dios. Lectura del libro del profeta Isaías 25. Los que confían en el Señor comprenderán la verdad y los que son fieles a su amor permanecerán a su lado. el Señor del universo preparará sobre este monte un festín con platillos suculentos para todos los pueblos. Las canas del hombre son la prudencia y la edad avanzada consiste en una vida sin tacha. n aquel día. Su alma fue agradable a Dios y se apresuró a salir de la maldad. E Destruirá la muerte para siempre. y el Señor reinará eternamente sobre ellos. un banquete con vinos exquisitos y manjares sustanciosos. 7-9 Lectura del libro de la Sabiduría 4. Porque el vicio es una fascinación que ensombrece la virtud. La gente lo ve y no lo comprende ni se da cuenta de que el Señor ama a sus elegidos y se apiada de ellos y cuida de aquellos que le son fieles. Así lo ha dicho el Señor. el Señor Dios enjugará las lágrimas de todos los rostros y borrará de toda la tierra la afrenta de su pueblo. No son los muchos días los que hacen venerable la vejez. Palabra de Dios. Se lo llevó para que la maldad no pervirtiera su conciencia. porque Dios ama a sus elegidos y cuida de ellos. el justo tendrá descanso. Entre pecadores vivía. no se mide la vejez por el número de años. En el día del juicio brillarán los justos como chispas que se propagan en un cañaveral. .448 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS DEL ANTIGUO TESTAMENTO 449 Los probó como oro en el crisol y los aceptó como un holocausto agradable.

M Fíjate. Lectura del libro del profeta Daniel 12. en mi pesar. Es bueno esperar en silencio la salvación del Señor. La misericordia del Señor nunca termina y nunca se acaba su compasión. Apenas pienso en ello.450 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS En aquel día se dirá: "Aquí está nuestro Dios. se levantará Miguel. cada mañana se renuevan. Los guías sabios brillarán como el esplendor del firmamento. Alegrémonos y gocemos con la salvación que nos trae. todos aquellos que están escritos en el libro. resplandecerán como estrellas por toda la eternidad. Palabra de Dios. con aquellos que lo buscan. Palabra de Dios. de quien esperábamos que nos salvara. 1-3 E n aquel tiempo. Será aquél un tiempo de angustia. despertarán: unos para la vida eterna. otros para el eterno castigo. al contrario. el gran príncipe que defiende a tu pueblo. Lectura del libro de las Lamentaciones 3. Es bueno esperar en silencio la salvación del Señor. me invade el abatimiento. me lleno de esperanza. ¡Qué grande es el Señor! 451 TESTAMENTO 8 Los que duermen en el polvo despertarán. como no lo hubo desde el principio del mundo. Señor. 17-26 e han arrancado la paz y ya no me acuerdo de la dicha. porque la mano del Señor reposará en este monte". 7 DEL ANTIGUO Yo me digo: "El Señor es la parte que me ha tocado en herencia" y en el Señor pongo mi esperanza. Palabra de Dios. Muchos de los que duermen en el polvo. El Señor es bueno con aquellos que en él esperan. y los que enseñan a muchos la justicia. Pero. apenas me acuerdo de ti. en esta amarga hiél que me envenena. Pienso que se me acabaron ya las fuerzas y la esperanza en el Señor. Entonces se salvará tu pueblo. .

después del bautismo predicado por Juan: cómo Dios ungió con el poder del Espíritu Santo a Jesús de Nazaret y cómo éste pasó haciendo el bien. de pie delante del trono. sino únicamente a los testigos que él. había escogido: a nosotros. 34-43 n aquellos días. 13 o. que tuvo principio en Galilea. pues sus obras los acompañan". Lo mataron colgándolo de la cruz. Juan. pero Dios lo resucitó al tercer día y concedió verlo. el perdón de los pecados". porque Dios estaba con él. Lectura del libro del Apocalipsis del apóstol san Juan 14. El testimonio de los profetas es unánime: que cuantos creen en él reciben. 45£ Dichosos los que mueren en el Señor. Señor de todos. E Ya saben ustedes lo sucedido en toda Judea. Y vi a los muertos. sea de la nación que fuere. Lectura del libro del Apocalipsis del apóstol san Juan 20. Pedro se dirigió a Cornelio y a los que estaban en su casa. Nosotros somos testigos de cuanto él hizo en Judea y en Jerusalén. oí una voz que venía del cielo y me decía: "Dichosos los que mueren en el Señor". Fueron abier- Y .P. para anunciarles la paz por medio de Jesucristo. Juan.) El nos mandó predicar al pueblo y dar testimonio de que Dios lo ha constituido juez de vivos y muertos. vi después un trono brillante y magnífico. no a todo el pueblo. sanando a todos los oprimidos por el diablo. Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles 10. 11—21. de antemano. y al que estaba sentado en él. 11 Los muertos fueron juzgados conforme a sus obras. grandes y pequeños.452 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS PRIMERAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO EN TIEMPO PASCUAL 9 PRIMERA LECTURA DEL NUEVO TESTAMENTO (T. sino que acepta al que lo teme y practica la justicia. 10 Dios lo ha constituido juez de vivos y muertos. que hemos comido y bebido con él después de que resucitó de entre los muertos. El Espíritu es quien lo dice: "Que descansen ya de sus fatigas. con estas palabras: "Ahora caigo en la cuenta de que Dios no hace distinción de personas. El envió su palabra a los hijos de Israel. Palabra de Dios. 1 o. Y Palabra de Dios. El cielo y la tierra desaparecieron de su presencia sin dejar rastro. por su medio.

el principio y el fin. Entonces el que estaba sentado en el trono. engalanada como una novia. Oí una gran voz. ni penas ni llantos. El mar devolvió sus muertos. Dios les enjugará todas sus lágrimas y ya no habrá muerte ni duelo. Luego vi un cielo nuevo y una tierra nueva.P. PRIMERA LECTURA DEL NUEVO TESTAMENTO Ya no habrá muerte. porque Y el primer cielo y la primera tierra habían desaparecido y el mar ya no existía. La muerte y el abismo fueron arrojados al lago del fuego. Y a todo el que no estaba escrito en el libro de la vida lo arrojaron al lago de fuego. porque el primer cielo y la primera tierra habían desaparecido y el mar ya no existía. Al que tenga sed le daré de beber gratis del manantial del agua de la vida.454 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS tos unos libros y también el libro de la vida. la ciudad santa. Cada uno fue juzgado según sus obras. porque ya todo lo antiguo terminó". Finalmente me dijo: "¡Ya está hecho! Yo soy el Alfa y la Omega.) . dijo: "Ahora yo voy a hacer nuevas todas las cosas". También vi que descendía del cielo. desde donde está Dios. Los muertos fueron juzgados conforme a sus obras. la muerte y el abismo devolvieron los muertos que guardaban en su seno. 1-7 o. Palabra de Dios. Juan. que estaban escritas en los libros. que venía del cielo. 12 (T. la nueva Jerusalén. este lago es la muerte definitiva. vi un cielo nuevo y una tierra nueva. que decía: 455 "Esta es la morada de Dios con los hombres: vivirá con ellos como su Dios y ellos serán su pueblo. Palabra de Dios. Lectura del libro del Apocalipsis del apóstol san Juan 21. Y añadió: "Estas son palabras fieles y verdaderas. Escríbelas". Al vencedor le reservo esta herencia: yo seré su Dios y él será mi hijo". que va a desposarse con su prometido.

me unges la cabeza con perfume y llenas mi copa hasta los bordes R. Tu bondad y tu misericordia me acompañarán todos los días de mi vida. El Señor es mi luz y mi salvación. Señor. acuérdate de nosotros. y viviré en la casa del Señor por años sin término. R. Acuérdate. aunque camine por cañadas oscuras. porque tú estás conmigo. nada me faltará. El Señor es mi pastor. R. 15 Del salmo 26 R. R. de mis congojas ponme a salvo. nada me falta. Protégeme. en verdes praderas me hace reposar y hacia fuentes tranquilas me conduce para reparar mis fuerzas. salva mi vida. Por ser un Dios fiel a sus promesas. Señor. Según ese amor y esa ternura. mis esperanzas. así. El Señor es mi pastor. me guía por el sendero recto. que jamás quede yo decepcionado de haber en ti buscado mi refugio. El Señor es mi luz y mi salvación. Mi rectitud e inocencia me defienden. Tu vara y tu cayado me dan seguridad. R. levanto mi alma. Señor. Tú mismo me preparas la mesa. pues tengo en ti. que son eternos tu amor y tu ternura.456 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS SALMOS RESPONSORIALES 457 14 SALMOS RESPONSOR1ALES 13 Del salmo 22 R. Señor. ¿a quién voy a tenerle miedo? . a despecho de mis adversarios. A ti. contempla mis trabajos y miseria y perdóname todos mis pecados. Del salmo 24 R. R. R Alivia mi angustiado corazón. nada temo.

diciéndole: "Tú eres mi salvador. que ellas se conviertan en mi guía y hasta tu monte santo me conduzcan. como el suelo reseco añora el agua. tu luz y tu verdad. R- . Dios mío. Mi alma tiene sed de ti. mi voz y mis clamores y tenme compasión.458 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS El Señor es la defensa de mi vida. Dios y salvador mío.De ti. R. Lo único que pido. para disfrutar las bondades del Señor y estar continuamente en su presencia. cansada. Oye. Señor. allí donde tú habitas. no me abandones ni me dejes solo. mi alma. Como el venado busca el agua de los ríos. por qué te preocupas? Espera en el Señor y volverás a alabarlo. sedienta está mi alma. te busca a ti. No rechaces con cólera a tu siervo. R. Dios mío". Señor. de ti sedienta está mi alma. Dios mío. Al Dios que es mi alegría. a ti te busco. todo mi ser te añora. SALMOS RESPONSORIALES 459 Del Dios que da la vida está mi ser sediento. le daré gracias al compás de la cítara. R. K ¿Por qué te acongojas. tú eres mi Dios. ¿Cuándo será posible ver de nuevo su templo? REnvíame. lo único que busco es vivir en la casa del Señor toda mi vida. Señor. el corazón me dice que te busque y buscándote estoy. alma mía. así. el Señor. Señor. RAl altar del Señor me acercaré. y a mi Dios. Señor. tú eres mi único auxilio. R. R- 16 17 De los salmos 41 y 42 Del salmo 62 R. R. ¿quién podrá hacerme temblar? R.

mi auxilio y a tu sombra canto con gozo. ni nos paga según nuestros pecados. deja de existir y nadie vuelve a saber nada de ella. El Señor es compasivo y misericordioso. Tú eres. R. 19 De los salmos 114 y 115 18 R.460 LECCIONARJO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS SALMOS RESPONSORIALES 461 Para admirar tu gloria y tu poder. no se olvida. brota como una flor silvestre: tan pronto la azota el viento. me salvó y protege a los sencillos. aun cuando en mi aflicción pensaba: "Los hombres son unos mentirosos". con este afán te busco en tu santuario. lento para enojarse y generoso para perdonar. R. Aun abrumado de desgracias. R. El Señor es compasivo y misericordioso. R. R. La vida del hombre es como la hierba. R. Señor. De lo mejor se saciará mi alma. mientras viva y levantar en oración mis manos. El amor del Señor a quien lo teme es un amor eterno. Señor. R. te alabarán mis labios. y entre aquellos que cumplen con su alianza pasa de hijos a nietos su justicia. Podré así bendecirte. siempre confié en Dios. I R. pues bien sabe él de lo que estamos hechos y de que somos barro. No nos trata como merecen nuestras culpas. nuestro Dios es compasivo. Pues mejor es tu amor que la existencia. Como un padre es compasivo con sus hijos. Caminaré ante el Señor por la tierra de los vivos. Del salmo 102 R. siempre. . A mí. así es compasivo el Señor con quien lo ama. A ti se adhiere mi alma y tu diestra me da seguro apoyo. te alabaré con jubilosos labios. débil. R. El Señor es bueno y justo.

R. ¿quién habría. voy a decir: "La paz esté contigo". R. R. Jerusalén. aguarda Israel al Señor. Señor. Como aguarda a la aurora el centinela. mi alma espera y confía en su palabra. que haya paz dentro de tus murallas y que reine la paz en cada casa". Y por la casa del Señor. Si conservaras el recuerdo de las culpas. que estén atentos tus oídos a mi voz suplicante. mi alma aguarda al Señor. delante de tus puertas. que haya paz entre aquellos que te aman. mucho más que a la aurora el centinela. por eso con amor te veneramos. Señor. Confío en el Señor. Por el amor que tengo a mis hermanos. . ¡Qué alegría sentí. según lo que a Israel se le ha ordenado. Jerusalén. Desde el abismo de mis pecados clamo a ti. R. cuando me dijeron: "Vayamos a la casa del Señor"! Y hoy estamos aquí. suben las tribus. R. pediré para ti todos los bienes. Digan de todo corazón: "Jerusalén. mi Dios. R. R. A ti. 463 Mi alma espera en el Señor.462 LECCIÓN ARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS SALMOS RESPONSORIALES 21 20 Del salmo 121 Del salmo 129 R. las tribus del Señor. para alabar el nombre del Señor. y él redimirá a su pueblo de todas sus iniquidades. Rt Vayamos con alegría al encuentro del Señor. porque del Señor viene la misericordia y la abundancia de la redención. escucha mi clamor. R. que se salvara? Pero de ti procede el perdón. jubilosos.

Porque. seremos salvados por él del castigo final. pues en ti yo confío. R.464 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS SEGUNDA LECTURA DEL NUEVO TESTAMENTO 465 22 Del salmo 142 SEGUNDAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO R. ahora que ya hemos sido justificados por su sangre. no te me escondas. cuando aún éramos pecadores. R. 5. cuando todavía no teníamos fuerzas para salir del pecado. Hazme saber tu amor por la mañana. R. con mucho más razón. Señor. respóndeme enseguida. Y la prueba de que Dios nos ama está en que Cristo murió por nosotros. H R. escúchame y a mi plegaria atiende. Señor. Con mayor razón. pues ninguno ante ti es inocente. de ti sediento. Señor. recibiremos la salvación participando de la . Cristo murió por los pecadores en el tiempo señalado. Pues eres justo y fiel. En efecto. seremos salvados por él del castigo fin Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los romanos Cuando me pongo a recordar tus obras y pienso en tus proezas. Difícilmente habrá alguien que quiera morir por un justo. pues me falta el aliento. enséñame el camino. 23 Justificados por su sangre. como tierra seca. No vayas a juzgarme. escucha mi oración. que él mismo nos ha dado. si cuando éramos enemigos de Dios. 5-11 ermanos: Dios ha infundido su amor en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo. aunque puede haber alguno que esté dispuesto a morir por una persona sumamente buena. Señor. pues entonces seré como los muertos. fuimos reconciliados con él por la muerte de su Hijo. tiendo hacia ti las manos. y pues eres mi Dios. estando ya reconciliados.

estamos seguros de que también viviremos con él. hemos sido incorporados a su muerte. a fin de que ya no sirvamos al pecado. si hemos estado íntimamente unidos a él por una muerte semejante a la suya. así por la justicia de un solo hombre. al justificarnos. si hemos muerto con Cristo. ya nunca morirá. Sabemos que nuestro viejo yo fue crucificado con Cristo. por el bautismo fuimos sepultados con él en su muerte. Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los romanos 6. todos fueron hechos pecadores. Cuando la ley comenzó a existir. así como el pecado de un solo hombre. Y no sólo esto.466 LECCIÓN ARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS vida de su Hijo. 17-21 ermanos: Si por el pecado de un solo hombre estableció la muerte su reinado. pues sabemos que Cristo. 24 Donde abundó el pecado. pues el que ha muerto queda libre del pecado. En efecto. donde abundó el pecado. sino que también nos gloriamos en Dios. así por la obediencia de uno. para que el cuerpo del pecado quedara destruido. La muerte ya no tiene dominio sobre él. Jesucristo. también lo estaremos en su resurrección. todos serán hechos justos. así como Cristo resucitó de entre los muertos por la gloria del Padre. aquellos que reciben la gracia sobreabundante que los hace justos. una vez resucitado de entre los muertos. Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los romanos 5. Pero. 3-9 ermanos: Todos los que hemos sido incorporados a Cristo Jesús por medio del bautismo. . tenga poder para conducirnos a la vida eterna. con mucho mayor razón reinarán en la vida por un solo hombre. por medio de Jesús. Jesucristo. para que así como el pecado tuvo poder para causar la muerte. H Porque. así también la gracia de Dios. el pecado creció. Palabra de Dios. nuestro Señor. H En resumen. ha venido para todos la justificación que da la vida. Palabra de Dios. Palabra de Dios. para que. y así como por la desobediencia de uno. sobreabundó la gracia. sobreabundó la gracia. Adán. por medio de nuestro Señor Jesucristo. así también nosotros llevemos una vida nueva. Por lo tanto. por quien hemos obtenido ahora la reconciliación. SEGUNDA LECTURA DEL NUEVO TESTAMENTO 467 25 Llevemos una vida nueva. vino la condenación para todos.

ésos son hijos de Dios. ni los poderes de este mundo. puesto que sufrimos con él para ser glorificados junto con él. gracias a aquel que nos ha amado. anhelando que se realice plenamente nuestra condición de hijos de Dios. somos también herederos de Dios y coherederos con Cristo. ¿quién será el que los condene? ¿Acaso Jesucristo. ni lo alto . que murió. 14-23 ermanos: Los que se dejan guiar por el Espíritu de Dios. gemimos interiormente. Palabra de Dios. los que poseemos las primicias del Espíritu. 31-35. H El mismo Espíritu Santo. No han recibido ustedes un espíritu de esclavos. sino un espíritu de hijos. en virtud del cual podemos llamar Padre a Dios.468 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS 26 Anhelamos ¡a redención de nuestro cuerpo. La creación está ahora sometida al desorden. con seguridad e impaciencia. 37-39 ermanos: Si Dios está a nuestro favor. sino que lo entregó por todos nosotros. en efecto. que los haga temer de nuevo. porque toda la creación espera. ¿quién estará en contra nuestra? El que no nos escatimó a su propio Hijo. Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los romanos 27 8. Y si somos hijos. Sabemos. SEGUNDA LECTURA DEL NUEVO TESTAMENTO 469 nosotros. Pero dándole al mismo tiempo esta esperanza: que también ella misma va a ser liberada de la esclavitud de la corrupción. junto con su Hijo? ¿Quién acusará a los elegidos de Dios? Si Dios mismo es quien los perdona. sino también ¿Qué cosa podrá apartarnos del amor con que nos ama Cristo? Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los romanos 8. y no sólo ella. Considero que los sufrimientos de esta vida no se pueden comparar con la gloria que un día se manifestará en nosotros. la redención de nuestro cuerpo. a una con nuestro propio espíritu da testimonio de que somos hijos de Dios. ni el presente ni el futuro. para compartir la gloriosa libertad de los hijos de Dios. resucitó y está a la derecha de Dios para interceder por nosotros? H ¿Qué cosa podrá apartarnos del amor con que nos ama Cristo? ¿Las tribulaciones? ¿Las angustias? ¿La persecución? ¿El hambre? ¿La desnudez? ¿El peligro? ¿La espada? Ciertamente de todo esto salimos más que victoriosos. no por su querer. pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida. sino por voluntad de aquel que la sometió. ¿cómo no va a estar dispuesto a dárnoslo todo. ni los ángeles ni los demonios. que la creación entera gime hasta el presente y sufre dolores de parto. la revelación de esa gloria de los hijos de Dios.

ni creatura alguna podrá apartarnos del amor que nos ha manifestado Dios en Cristo Jesús. será la muerte. para el Señor vivimos. 25-28 Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los romanos ermanos: Cristo resucitó. después. Porque Cristo murió y resucitó para ser Seflor de vivos y muertos. Palabra de Dios. 10-12 H ermanos: Ninguno de nosotros vive para sí mismo. también por un hombre vendrá la resurrección de 14. 28 Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los corintios Ya sea que estemos vivos o que hayamos muerto. ni muere para sí mismo. Por lo tanto. dice el Señor. somos del Señor. a la hora de su advenimiento. Como dice la Escritura: Juro por mí mismo. 15. Porque él tiene que reinar hasta que el Padre ponga bajo sus pies a todos sus enemigos. En resumen: cada uno dé nosotros tendrá que dar cuenta de sí mismo a Dios. Enseguida será la consumación. así como en Adán todos mueren. 20-24. Cristo mismo se someterá al Padre. somos del Señor. Porque si por un hombre vino la muerte. ya sea que estemos vivos o hayamos muerto. no incluye a Dios. todos volverán a la vida. los muertos. y resucitó como la primicia H de todos los muertos. Es claro que cuando la Escritura dice: Todo lo sometió el Padre a los pies de Cristo. . Si vivimos. 471 29 En Cristo. En efecto. Palabra de Dios. El último de los enemigos en ser aniquilado. que todos doblarán la rodilla ante mí y todos reconocerán públicamente que yo soy Dios. cuando todo se le haya sometido. y si morimos para el Seflor morimos.470 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADUL TOS SEGUNDA LECTURA DEL NUEVO TESTAMENTO ni lo bajo. como primicia. que es quien le sometió a Cristo todas las cosas. cuando Cristo entregue el Reino a su Padre. así en Cristo todos volverán a la vida. Al final. los que son de Cristo. 7-9. pero cada uno en su orden: primero Cristo. Todos vamos a comparecer ante el tribunal de Dios. Palabra de Dios. y así Dios será todo en todas las cosas.

Sabemos que. Y cuando nuestro ser. muerte. corruptible y mortal. los muertos resucitarán incorruptibles y nosotros seremos transformados. cuando suene la trompeta final. al extenderse la gracia a más y más personas. que nos sirve de habitación. de manera que. se multiplique la acción de gracias para gloria de Dios. aunque se desmorone esta morada terrena. Dios nos tiene preparada en el cielo una morada eterna. pero todos seremos transformados en un instante. Palabra de Dios. pues aunque nuestro cuerpo se va desgastando. Palabra de Dios. entonces se cumplirá la palabra de la Escritura: La muerte ha sido aniquilada por la victoria. Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los corintios 15. ermanos: Sabemos que aquél que resucitó a Jesús nos resucitará también a nosotros con Jesús y nos colocará a su lado con ustedes. se revista de incorruptibilidad e inmortalidad. se revista de incorruptibilidad e inmortalidad. i es voy a revelar un misterio. sino en lo que no se ve. Y todo esto es para bien de ustedes. no construida por manos humanas. no todos moriremos. una gloria que los sobrepasa con exceso. nuestro espíritu se renueva de día en día.472 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS SEGUNDA LECTURA DEL NUEVO TESTAMENTO 30 ___—— 31 La muerte ha sido aniquilada por la victoria. tu victoria? ¿Dónde está. tu aguijón? El aguijón de la muerte es el pecado y la fuerza del pecado es la ley. 51-57 Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los corintios 4. L H Por esta razón no nos acobardamos. Pues al sonar la trompeta. ¿Dónde está. muerte. en un abrir y cerrar de ojos. Nosotros no ponemos la mira en lo que se ve. porque lo que se ve es transitorio y lo que no se ve es eterno. Porque es preciso que este ser nuestro. Nuestros sufrimientos momentáneos y ligeros nos producen una riqueza eterna. que nos ha dado la victoria por nuestro Señor Jesucristo. Lo que se ve es transitorio y lo que no se ve es eterno. 14—5. Gracias a Dios. corruptible y mortal. .

de igual manera debemos creer que. . como los que no tienen esperanza. lejos del Señor. de donde esperamos que venga nuestro salvador. 20-21 ermanos: Nosotros somos ciudadanos del cielo. 6-10 ermanos: Sabemos que. Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los corintios 5. 13-14. Pues. no construida por manos humanas. 475 33 Cristo transformará nuestro cuerpo miserable en un cuerpo glo semejante al suyo. mientras vivimos en el cuerpo. 34 Estaremos siempre con el Señor. Dios los lleva con él. semejante al suyo. sin ver todavía. H Los que quedemos vivos. aunque se desmorone esta morada terrena. Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los tesalonicenses 4. llenos de confianza y preferimos salir de este cuerpo para vivir con el Señor. Dios nos tiene preparada en el cielo una morada eterna. Palabra de Dios. si creemos que Jesús murió y resucitó. que nos sirve de habitación. aunque sabemos que.474 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADUL TOS SEGUNDA LECTURA DEL NUEVO TESTAMENTO 32 Dios nos tiene preparada en el cielo una morada eterna. por el aire. H Por eso siempre tenemos confianza. en virtud del poder que tiene para someter a su dominio todas las cosas. Porque todos tendremos que comparecer ante el tribunal de Cristo. estamos desterrados. Jesucristo. pues. en el destierro o en la patria. H Palabra de Dios. Por eso procuramos agradarle. para ir al encuentro del Señor. Estamos. El transformará nuestro cuerpo miserable en un cuerpo glorioso. para recibir el premio o el castigo por lo que hayamos hecho en esta vida. 1. seremos arrebatados juntamente con ellos entre nubes. a los que mueren en Jesús. Caminamos guiados por la fe. Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los filipenses 3. 17-18 ermanos. para que no vivan tristes. no queremos que ignoren lo que pasa con los difuntos.

y con ella. 37 Hemos pasado de la muerte a la vida. Palabra de Dios. Lectura de la primera carta del apóstol san Juan 3. Palabra de Dios. conforme al Evangelio que yo predico.476 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTÚñ SEGUNDA LECTURA DEL NUEVO TESTAMENTO y así estaremos siempre con él. cuando él se manifieste. El que no ama permanece en la muerte. ahora somos hijos de Dios. él permanece fiel. si nos mantenemos firmes. Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a Timoteo 2. Por eso lo sobrellevo todo por amor a los elegidos. 14-16 Palabra de Dios. Consuélense. la gloria eterna. sino que lo somos. Por este Evangelio sufro hasta llevar cadenas. El que odia a su hermano es un homicida y bien saben ustedes que ningún homicida tiene la vida eterna. 35 Si morimos con él. porque no puede contradecirse a sí mismo". Y ya sabemos que. pero aún no se ha manifestado cómo seremos al fin. él también nos negará. si lo negamos. ueridos hijos: Nosotros estamos seguros de haber pasado de la muerte a la vida. Si el mundo no nos reconoce. vamos a ser semejantes a él. como un malhechor. Q . 477 36 Veremos a Dios tal cual es. unos a otros con estas palabras. porque amamos a nuestros hermanos. 8-13 uerido hermano: Recuerda siempre que Jesucristo. para que ellos también alcancen. viviremos con él. resucitó de entre los muertos. Q Es verdad lo que decimos: "Si morimos con él. es porque tampoco lo ha reconocido a él. reinaremos con él. porque lo veremos tal cual es. Q Hermanos míos. descendiente de David. en Cristo Jesús. Lectura de la primera carta del apóstol san Juan 3. pues. la salvación. viviremos con él. si le somos fieles. porque amamos a nuestro hermanos. pero la palabra de Dios no está encadenada. pues no sólo nos llámanos hijos de Dios. 1-2 ueridos hijos: Miren cuánto amor nos ha tenido el Padre.

34 Vengan. Así también debemos nosotros dar la vida por nuestros hermanos. que le entregó a su Hijo único. ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO 38 CfrMtll. para que todo el que crea en él tenga vida eterna. porque has revelado los misterios del Reino a la gente sencilla. 40 Jn 3. Señor del cielo y de la tierra.478 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO Conocemos lo que es el amor. benditos de mi Padre. dice el Señor. tomen posesión del Reino preparado para ustedes desde la creación del mundo. Padre. 16 Tanto amó Dios al mundo. dice el Señor. 39 Mt 25. 479 .25 Te doy gracias. en que Cristo dio su vida por nosotros. Palabra de Dios.

sino que lo resucite en el último día.ll-12 Si morimos con Cristo. Jesucristo. el que cree en mí. 45 Filip 3. 48 44 Apoc 14. dice el Señor. 46 2Tim2. y yo lo resucitaré en el último día. viviremos con él. 40 El que cree en mí tiene la vida eterna. el que coma de este pan vivirá para siempre. que me envió. 5. 51 Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo. dice el Señor. 6 Jn 6. reinaremos con él. 42 Jn 6. dice el Señor. 26 Yo soy la resurrección y la vida. 13 Jn 11. Jesucristo es el primogénito de los muertos: a él la gloria y el poder por los siglos de los siglos. dice el Señor. 39 La voluntad del Padre. 25. es que yo no pierda a ninguno de los que él me ha dado.480 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTC ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO 41 Jn 6. aunque haya muerto. 20 Nosotros somos ciudadanos del cielo. 47 43 Apoc 1. . vivirá. Que descansen ya de sus fatigas. pues sus obras los acompañan. si nos mantenemos firmes. de donde esperamos que venga nuestro salvador. Dichosos los que mueren en el Señor.

porque así te ha parecido bien. habiéndoles así: E "Dichosos los pobres de espíritu. porque obtendrán misericordia. E El Padre ha puesto todas las cosas en mis manos. Palabra del Señor. porque serán saciados. porque de ellos es el Reino de los cielos. Dichosos los que lloran. Palabra del Señor. 25-30 n aquel tiempo. porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos. 483 50 Vengan a mí y yo los aliviaré. EVANGELIOS 49 Alégrense y salten de contento.1-12 n aquel tiempo. x Vengan a mí. los persigan y digan cosas falsas de ustedes por causa mía. Dichosos los sufridos. todos los que están fatigados y agobiados por la carga. porque heredarán la tierra. porque verán a Dios. cuando Jesús vio a la muchedumbre. que soy manso y humilde de corazón. Nadie conoce al Hijo sino el Padre. . Dichosos los misericordiosos. subió al monte y se sentó. Padre. y yo los aliviaré. porque serán consolados. Dichosos los que trabajan por la paz. J£« Lectura del santo Evangelio según san Mateo nr* 5. Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia.LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS 482 EVANGELIOS Dichosos los perseguidos por causa de la justicia. Padre. JÉJI •JF' Lectura del santo Evangelio según san Mateo 11. Señor del cielo y de la tierra. y encontrarán descanso. y las has revelado a la gente sencilla! Gracias. Dichosos los limpios de corazón. Enseguida comenzó a enseñarles. porgue su premio será grande en los cielos. Dichosos serán ustedes cuando los injurien. porque se les llamará hijos de Dios. porque de ellos es el Reino de los cielos. y nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. porque mi yugo es suave y mi carga ligera". Alégrense y salten de contento. Tomen mi yugo sobre ustedes y aprendan de mí. porque su premio será grande en los cielos". Jesús exclamó: "¡Te doy gracias. Entonces se le acercaron sus discípulos.

llegó el esposo y las que estaban listas entraron con él al banquete de bodas y se cerró la puerta. previsoras. E Entonces dirá el rey a los de su derecha: 'Vengan. A medianoche se oyó un grito: '¡Ya viene el esposo! ¡Salgan a su encuentro!' Se levantaron entonces todas aquellas jóvenes y se pusieron a preparar sus lámparas. benditos de mi Padre. o desnudo y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o encarcelado y te fuimos a ver?' Y el rey les dirá: 'Yo les aseguro que. sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos de forastero y te hospedamos. les entró sueño a todas y se durmieron. Los justos le contestarán entonces: 'Señor. benditos de mi Padre. enfermo y me visitaron. estuve desnudo y me vistieron. Las previsoras les contestaron: 'No. señor. porque no va a alcanzar para ustedes y para nosotras. como aparta el pastor a las ovejas de los cabritos. llevaron cada una un frasco de aceite junto con su lámpara. porque no saben ni el día ni la hora". salieron al encuentro del esposo. •jr1 EVANGELIOS 485 Por eso. Jesús dijo a sus discípulos: "Cuando venga el Hijo del hombre. las previsoras. Jt« •"3P" Lectura del santo Evangelio según san Mateo 25. sediento y me dieron de beber. 1-13 Vengan. Como el esposo tardaba. cuando . y las descuidadas dijeron a las previsoras: 'Dennos un poco de su aceite.484 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADUL TOS 51 / Ya viene el esposo! ¡Salgan a su encuentro! Jt. Palabra del Señor. y él apartará a los unos de los otros. encarcelado y fueron a verme'. era forastero y me hospedaron. Más tarde llegaron las otras jóvenes y dijeron: 'Señor. porque nuestras lámparas se están apagando'. Lectura del santo Evangelio según san Mateo 25. que JC/ tomando sus lámparas. se sentará en su trono de gloria. ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer. estén preparados. pero no llevaron aceite para llenarlas de nuevo. ábrenos'. 4 4 T-¡I 1 Reino de los cielos es semejante a diez jóvenes. 31-46 n aquel tiempo. tomen posesión del Reino preparado para ustedes desde la creación del mundo. Cinco de ellas eran descuidadas y cinco. y pondrá a las ovejas a su derecha y a los cabritos a su izquierda. Entonces serán congregadas ante él todas las naciones. Mejor vayan a donde lo venden y cómprenlo'. Pero él les respondió: 'Yo les aseguro que no las conozco'. Las descuidadas llevaron sus lámparas. acompañado de todos sus ángeles. rodeado de su gloria. porque estuve hambriento y me dieron de comer. Mientras aquéllas iban a comprarlo. en cambio.

El oficial romano. malditos. Entonces dirá también a los de la izquierda: 'Apártense de mí. a la salida del sol. expiró. diciendo: "Vamos a ver si viene Elias a bajarlo". vayan al fuego eterno. dijo: "De veras este hombre era Hijo de Dios". era forastero y no me hospedaron. 33-39. Pero Jesús. l llegar el mediodía. estuve desnudo y no me vistieron. la sujetó a un carrizo y se la acercó para que bebiera. que estaba frente a Jesús. Y a las tres. de arriba a abajo. está llamando a Elias". mJLm Lectura del santo Evangelio según san Marcos Entraron en el sepulcro y vieron a un joven. Dios mío ¿por qué me has abandonado?) A . Entonces irán éstos al castigo eterno y los justos a la vida eterna' ". Uno corrió a empapar una esponja en vinagre. decían: "Miren. dando un fuerte grito. enfermo y encarcelado y no me visitaron'. enfermo o encarcelado y no te asistimos?' Y él les replicará: 'Yo les aseguro que. Buscan a Jesús de Nazaret. Palabra del Señor. y se llenaron de miedo. Muy de madrugada. Eloí. Entonces el velo del templo se rasgó en dos. sediento y no me dieron de beber. el primer día de la semana. preparado para el diablo y sus ángeles. 1-6 Palabra del Señor. se dirigieron al sepulcro. de forastero o desnudo. Miren el sitio donde lo habían puesto". sentado en el lado derecho. vieron que la piedra ya estaba quitada. EVANGELIOS 487 Algunos de los presentes. ¿cuándo te vimos hambriento o sediento. expiró. conmigo lo hicieron'. ¿lema sabactaní?" (que significa: Dios mío. toda aquella tierra se quedó en tinieblas hasta las tres de la tarde. Entonces ellos le responderán: 'Señor. a pesar de ser muy grande. porque estuve hambriento y no me dieron de comer. •^f" 15. María Magdalena. vestido con una túnica blanca. 16. cuando no lo hicieron con uno de aquellos más insignificantes. al oírlo. al ver cómo había expirado. el que fue crucificado. No está aquí. Transcurrido el sábado. ha resucitado. Por el camino se decían unas a otras: "¿Quién nos quitará la piedra de la entrada del sepulcro?" Al llegar.LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS 486 lo hicieron con el más insignificante de mis hermanos. Pero él les dijo: "No se espanten. María (la madre de Santiago) y Salomé compraron perfumes para ir a embalsamar a Jesús. Jesús gritó con voz potente: "Eloí. tampoco lo hicieron conmigo. 53 Dando un fuerte grito.

E Cuando el Señor la vio. J L Lectura del santo Evangelio según san Lucas wj^m 12. lo tocó y los que lo llevaban se detuvieron. hijo único de una viuda. porque a la hora en que menos lo piensen.LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS 488 EVANGELIOS 55 54 Joven. se dirigía Jesús a una población llamada Naím. diciendo: "Un gran profeta ha surgido entre nosotros. al llegar. yo te lo mando: levántate". Jesús se lo entregó a su madre. •JLi •JF Lectura del santo Evangelio según san Lucas 7. a la que acompañaba una gran muchedumbre. Acercándose al ataúd. encuentre en vela. todos se llenaron de temor y comenzaron a glorificar a Dios. Al ver esto. se encontró con que sacaban a enterrar a un muerto. Sean semejantes a los criados que están esperando a que su señor regrese de la boda. Al llegar a la entrada de la población. Jesús dijo a sus discípulos: "Estén listos. Palabra del Señor. acompañado de sus discípulos y de mucha gente. . vendrá el Hijo del hombre". 35-40 n aquel tiempo. Dios ha visitado a su pueblo". Palabra del Señor. Y si llega a medianoche o a la madrugada y los encuentra en vela. se compadeció de ella y le dijo: "No llores". para abrirle en cuanto llegue y toque. 11-17 n aquel tiempo. La noticia de este hecho se divulgó por toda Judea y por las regiones cincunvecinas. yo te lo mando: levántate. estaría vigilando y no dejaría que se le metiera por un boquete en su casa. 489 También ustedes estén preparados. los hará sentar a la mesa y él mismo les servirá. con la túnica puesta y las lámparas encendidas. Inmediatamente el que había muerto se levantó y comenzó a hablar. Entonces dijo Jesús: "Joven. Yo les aseguro que se recogerá la túnica. Pues también ustedes estén preparados. E Fíjense en esto: Si un padre de familia supiera a qué hora va a venir el ladrón. dichosos ellos. Dichosos aquellos a quienes su señor.

ra casi el mediodía. Palabra del Señor. hombre bueno y justo. clamando con Uno de los malhechores crucificados insultaba a Jesús. El velo del templo se rasgó a la mitad.490 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS EVANGELIOS 491 56 57 Hoy estarás conmigo en el paraíso. llevando los perfumes que habían preparado. Estando ellas todas desconcertadas por esto. J£« ••JP" Lectura del santo Evangelio según san Lucas 23. El primer día después del sábado. donde no habían puesto a nadie todavía. 52-53. . Como ellas se llenaron de miedo e inclinaron el rostro a tierra. C voz potente. llegaron las mujeres al sepulcro. cuando llegues a tu Reino. Un hombre llamado José. se presentó ante Pilato para pedirle el cuerpo de Jesús. 1-6 uando llegaron al lugar llamado "la Calavera". 39-43 Padre. Y le decía a Jesús: "Señor.'44-46. en tus manos encomiendo mi espíritu. uno a su derecha y el otro a su izquierda. dijo: "¡Padre. 33. diciéndole: "Si tú eres el Mesías. Pero el otro le reclamaba indignado: "¿Ni siquiera temes tú a Dios estando en el mismo suplicio? Nosotros justamente recibimos el pago de lo que hicimos. JP Lectura del santo Evangelio según san Lucas rini 23. sálvate a ti mismo y a nosotros". en tus manos encomiendo mi espíritu!" Y dicho esto. pero no hallaron el cuerpo del Señor Jesús. lo envolvió en una sábana y lo colocó en un sepulcro excavado en la roca. consejero del sanedrín. se les presentaron dos varones con vestidos resplandecientes. los varones les dijeron: "¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo? No está aquí. Jesús. Encontraron que la piedra ya había sido retirada del sepulcro y entraron. 24. Palabra del Señor. Pero éste ningún mal ha hecho". 50. Jesús le respondió: "Yo te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso". muy de mañana. acuérdate de mí". crucificaron allí a Jesús y a los malhechores. ha resucitado". cuando las tinieblas invadieron toda E la región y se oscureció el sol hasta las tres de la tarde. expiró. Lo bajó de la cruz.

Algunos de nuestros compañeros fueron al sepulcro y hallaron todo como habían dicho las mujeres. pero él se les desapareció. tan llenos de tristeza?" Uno de ellos. Entonces se les abrieron los ojos y lo reconocieron. situado a unos once kilómetros de Jerusalén.492 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS EVANGELIOS 58 ¿No era necesario que el Mesías padeciera todo esto y así entrara en su gloria? jp Lectura del santo Evangelio según san Lucas w-^m 24. El les preguntó: "¿De qué cosas vienen hablando. Cómo los sumos sacerdotes y nuestros jefes lo entregaron para que lo condenaran a muerte. 13-35 l mismo día de la resurrección. Jesús se les acercó y comenzó a caminar con ellos.los estaban velados y no lo reconocieron. Es cierto que algunas mujeres de nuestro grupo nos han desconcertado. lo partió y se lo dio. diciendo: "Quédate con nosotros. Palabra del Señor. Cuando estaban a la mesa. pero ellos le insistieron. pues fueron de madrugada al sepulcro. y lo crucificaron. que era un profeta poderoso en obras y palabras. Entonces ellos contaron lo que les había pasado por el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan. tomó un pan. le respondió: "¿Eres tú el único forastero que no sabe lo que ha sucedido estos días en Jerusalén?" El les preguntó: "¿Qué cosa?" Ellos le respondieron: "Lo de Jesús el nazareno. les explicó todos los pasajes de la Escritura que se referían a él. mientras nos hablaba por el camino y nos explicaba las Escrituras!" Se levantaron inmediatamente y regresaron a Jerusalén. pronunció la bendición. porque ya es tarde y pronto va a oscurecer". no encontraron el cuerpo y llegaron contando que se les habían aparecido unos 493 ángeles. él hizo como que iba más lejos. han pasado ya tres días desde que estas cosas sucedieron. llamado Cleofás. Y ellos se decían el uno al otro: "¡Con razón nuestro corazón ardía. . donde encontraron reunidos a los Once con sus compañeros. pero a él no lo vieron". los cuales les dijeron: "De veras ha resucitado el Señor y se le ha aparecido a Simón". pero los ojos de los dos discípu. E Mientras conversaban y discutían. que les dijeron que estaba vivo. Ya cerca del pueblo a donde se dirigían. y comentaban todo lo que había sucedido. iban dos de los discípulos hacia un pueblo llamado Emaús. Y entró para quedarse con ellos. Nosotros esperábamos que él sería el libertador de Israel. ante Dios y ante todo el pueblo. Entonces Jesús les dijo: "¡Qué insensatos son ustedes y qué duros de corazón para creer todo lo anunciado por los profetas! ¿Acaso no era necesario que el Mesías padeciera todo esto y así entrara en su gloria?" Y comenzando por Moisés y siguiendo con todos los profetas. y sin embargo.

494 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS 59 Quien escucha mi palabra y cree. E Y la voluntad del que me envió es que yo no pierda nada de lo que él me ha dado. 24-29 n aquel tiempo. 61 Palabra del Señor. 51-58 E n aquel tiempo. Jesús dijo a los judíos: "Yo les aseguro que quien escucha mi palabra y cree en el que me envió. porque ya pasó de la muerte a la vida. 37-40 n aquel tiempo. y al que viene a mí yo no lo echaré fuera. no para hacer mi voluntad. los que hicieron el mal. sino que lo resucite en el último día. Jesús dijo a los judíos: "Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo. sino la voluntad del que me envió. No se asombren de esto. porque he bajado del cielo. La voluntad de mi Padre consiste en que todo el que vea al Hijo y crea en él. JE^ Lectura del santo Evangelio según san Juan *2F 6. para la vida. tiene vida eterna y yo lo resucitaré el último día. y ya está aquí. para la condenación. porque es el Hijo del hombre. E Les aseguro que viene la hora. tiene vida eterna y no será condenado en el juicio. J k Lectura del santo Evangelio según san Juan »}£• 6. en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios. 495 EVANGELIOS 60 El que cree en el Hijo tendrá la vida eterna y yo lo resucitaré en el último día. tenga la vida eterna y yo lo resucite en el último día". y los que la hayan oído vivirán. Palabra del Señor. el que coma de este pan . también le ha dado al Hijo tener la vida en sí mismo. Jesús dijo a los judíos: "Todo aquel que me da el Padre viene hacia mí. Pues así cómo el Padre tiene la vida en sí mismo. porque viene la hora en que todos los que yacen en la tumba oirán mi voz y resucitarán: los que hicieron el bien. El que come mi carne y bebe mi sangre. ha pasado de la muerte a la vida J L Lectura del santo Evangelio según san Juan »}£• 5. y le ha dado el poder de juzgar.

El que come de este pan vivirá para siempre". Y el pan que yo les voy a dar es mi carne para que el mundo tenga vida". así también el que me come vivirá por mí. 63 ¡Lázaro. Este es el pan que ha bajado del cielo. que me ha enviado. Jesús le dijo: "Yo soy la resurrección y la vida. Jesús le dijo: "Tu hermano resucitará". El que cree en mí. El que come mi carne y bebe mi sangre. 62 Yo soy la resurrección y ¡a vida. Jesús. Entonces los judíos se pusieron a discutir entre sí: "¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?" Jesús les dijo: "Yo les aseguro: Si no comen la carne del Hijo del hombre y no beben su sangre. Marta respondió: "Ya sé que resucitará en la resurrección del último día". Señor. vivirá. Como el Padre. Palabra del Señor. Betania quedaba cer- 497 EVANGELIOS ca de Jerusalén. y todo aquel que está vivo y cree en mí. si hubieras estado aquí. sal de allí! J£a *JF Lectura del santo Evangelio según san Juan 11. no morirá jamás. y muchos judíos habían ido a ver a Marta y a María para consolarlas por la muerte de su hermano. tiene vida eterna y yo lo resucitaré el último día. Creo firmemente que tú eres el Mesías. no habría muerto mi hermano". el Hijo de Dios. no podrán tener vida en ustedes. Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. como a unos dos kilómetros y medio. no es como el maná que comieron sus padres. •JE* *Jf" E Lectura del santo Evangelio según san Juan 11. Lázaro llevaba ya cuatro días en el sepulcro. Le dijo Marta a Jesús: "Señor. permanece en mí y yo en él. Palabra del Señor. ¿Crees tú esto?" Ella le contestó: "Sí. se echó a sus pies y le dijo: "Señor. al verlo. salió a su encuentro. cuando llegó María a donde estaba Jesús. 32-45 n aquel tiempo. no habría muerto mi hermano. si hubieras estado aquí. al verla llorar y al ver llorar a los judíos que la acompaña- E . pero María se quedó en casa. Apenas oyó Marta que Jesús llegaba. aunque haya muerto. posee la vida y yo vivo por él. 17-27 n aquel tiempo. pues murieron. Pero aun ahora estoy segura de que Dios te concederá cuanto le pidas". El que come mi carne y bebe mi sangre.496 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS vivirá para siempre. el que tenía que venir al mundo". cuando llegó Jesús a Betania.

pero si muere. líbrame de esta hora'? No. también esté mi servidor. Yo ya sabía que tú siempre me escuchas. queda infecundo. El que se ama a sí mismo. producirá mucho fruto. . producirá mucho fruto. dale gloria a tu nombre". Jesús se puso a llorar y los judíos comentaban: "De veras ¡cuánto lo amaba!" Algunos decían: "¿No podía éste. Jesús. para que donde yo esté. que era una cueva. Palabra del Señor. la hermana del que había muerto. se asegura para la vida eterna. sal de allí!" Y salió el muerto. profundamente conmovido todavía. el que se aborrece a sí mismo en este mundo. 499 ban. se conmovió hasta lo más hondo y preguntó: "¿Dónde lo han puesto?" Le contestaron: "Ven. sellada con una losa. creyeron en él. ¿le voy a decir a mi Padre: 'Padre. Padre. para que pueda andar". se detuvo ante el sepulcro. pues precisamente para esta hora he venido. E Entonces quitaron la piedra. Jesús dijo a sus discípulos: "Ha llegado la hora de que el Hijo del hombre sea glorificado. porque lleva cuatro días". 64 J k •^Jf" Lectura del santo Evangelio según san Juan 12. ya huele mal. hacer que Lázaro no muriera?" Si el grano de trigo muere.498 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADUL TOS EVANGELIOS . Palabra del Señor. que me siga. que abrió los ojos al ciego de nacimiento. atados con vendas las manos y los pies. para que crean que tú me has enviado". Yo les aseguro que si el grano de trigo sembrado en la tierra. Luego gritó con voz potente: "¡Lázaro. Jesús les dijo: "Desátenlo. Se oyó entonces una voz que decía: "Lo he glorificado y volveré a glorificarlo". le replicó: "Señor. verás la gloria de Dios?" n aquel tiempo. pero lo he dicho a causa de esta muchedumbre que me rodea. Entonces dijo Jesús: "Quiten la losa". Muchos de los judíos que habían ido a casa de Marta y María. y lo verás". al ver lo que había hecho Jesús. te doy gracias porque me has escuchado. El que quiera servirme. 23-28 Ahora que tengo miedo. y la cara envuelta en un sudario. no muere. Le dijo Jesús: "¿No te he dicho que si crees. Señor. se pierde. Pero Marta. Jesús levantó los ojos a lo alto y dijo: "Padre. El que me sirve será honrado por mi Padre.

estén también conmigo los que me has dado. quiero que donde yo esté. la hermana de su madre. ¿cómo podemos saber el camino?" Jesús le respondió: "Yo soy el camino. porque me has amado desde antes de la creación del mundo. Luego dijo al discípulo: "Ahí está tu madre". para que el amor con que me amas esté en ellos y yo también en ellos". no sabemos a dónde vas. crean también en mí. se dirigió hacia el sitio llamado "la Calavera" (que en hebreo se dice Gólgota). pero yo sí te conozco y éstos han conocido que tú me enviaste. entregó el espíritu.500 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTOS 65 En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones. 25-30 n aquel tiempo. Y ya saben el camino para llegar al lugar a donde voy". el mundo no te ha conocido. porque voy a prepararles un lugar. 66 Quiero que donde yo esté. cargando con la cruz. Jesús dijo a su madre: "Mujer. 1-6 n aquel tiempo. E Entonces Tomás le dijo: "Señor. estén también ustedes. E Junto a la cruz de Jesús estaban su madre. 67 Inclinando la cabeza. J k Lectura del santo Evangelio según san Juan »jpi 19. Jesús oró diciendo: "Padre. Palabra del Señor. Al ver a su madre y junto a ella al discípulo que tanto quería. Si creen en Dios. Jesús dijo a sus discípulos: "No pierdan la paz. uno de cada lado. Cuando me vaya y les prepare un sitio. Y desde entonces el discípulo se la llevó a vivir con él. ahí está tu hijo". 24-26 n aquel tiempo. los judíos tomaron a Jesús y él. donde lo crucificaron y con él a otros dos. la que me diste. En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones. HJEJI W m K Lectura del santo Evangelio según san Juan 14. yo se lo habría dicho a ustedes. para que contemplen mi gloria. Palabra del Señor. María la de Cleofás y María Magdalena. Padre justo. Yo les he dado a conocer tu nombre y se lo seguiré dando a conocer. para que donde yo esté. volveré y los llevaré conmigo. . estén también conmigo los que me has EVANGELIOS 501 dado. 16-18. y en medio Jesús. J k *Jf" E Lectura del santo Evangelio según san Juan 17. la verdad y la vida. Si no fuera así. Nadie va al Padre si no es por mí".

de quien esperábamos que nos salvara. el Señor Dios enjugará las lágrimas de todos los rostros y borrará de toda la tierra la afrenta de su pueblo. 7-9 n aquel día. e inclinando la cabeza. el Señor del universo preparará sobre este monte un festíh con platillos suculentos para todos los pueblos.502 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE ADULTO PRIMERA LECTURA DEL ANTIGUO TESTAMENTO Después de esto. Palabra del Señor. para que se cumpliera la Escritura dijo: "Tengo sed". Destruirá la muerte para siempre. EXEQUIAS DE NIÑOS BAUTIZADOS PRIMERAS LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO 68 El Señor destruirá la muerte para siempre. un banquete con vinos exquisitos y manjares sustanciosos. Había allí un jarro lleno de vinagre. E En aquel día se dirá: "Aquí está nuestro Dios. sabiendo Jesús que todo había llegado a su término. 503 . 6. Así lo ha dicho el Señor. porque la mano del Señor reposará en este monte". entregó el espíritu. Los soldados sujetaron una esponja empapada en vinagre a una caña de hisopo y se la acercaron a la boca. Lectura del libro del profeta Isaías 25. Jesús probó el vinagre y dijo: "Todo está cumplido". II. Alegrémonos y gocemos con la salvación que nos trae. Palabra de Dios.

llevaban palmas en las manos y exclamaban con voz poderosa: "¡La salvación viene de nuestro Dios. 15-17 ~VT o.podía contarla. Es bueno esperar en silencio la salvación del Señor. PRIMERAS LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO EN TIEMPO PASCUAL Lectura del libro de las Lamentaciones 3.P. iban vestidos con una túnica blanca. El Señor es bueno con aquellos que en él esperan. vi una muchedumbre tan grande. 70 Dios enjugará de sus ojos toda lágrima. Eran individuos de todas las naciones y razas. no los quemará el sol ni los agobiará el calor. y el que está sentado en el trono los protegerá continuamente. al contrario. que está en el trono. de todos los pueblos y lenguas. que está sentado en el trono. Lectura del libro del Apocalipsis del apóstol san Juan 7. cada mañana se renuevan. Ya no sufrirán hambre ni sed. Todos estaban de pie delante del trono y del Cordero. Palabra de Dios. que nadie •*. y del Cordero!" Ellos están ante el trono de Dios y lo sirven de día y de noche en su templo. con aquellos que lo buscan. 22-26 a misericordia del Señor nunca termina y nunca se acaba su compasión. Palabra de Dios. 9-10.) 505 69 Es bueno esperar en silencio la salvación del Señor. porque el Cordero. . será su pastor y los conducirá a las fuentes del agua de la vida y Dios enjugará de sus ojos toda lágrima. Juan.504 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE PAR VULO§ PRIMERA LECTURA DEL ANTIGUO TESTAMENTO (T. ¡Qué grande es el Señor! L Yo me digo: "El Señor es la parte que me ha tocado en herencia" y en el Señor pongo mi esperanza.

3-5 o. Y Oí una gran voz. R. Escríbelas". vivirá con ellos como su Dios y ellos serán su pueblo. Del salmo 22 R.506 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE PAR VULOS SALMOS 507 RESPONSORIALES 71 Ya no habrá muerte. El Señor es mi pastor. ni penas ni llantos. R. nada me falta. Palabra de Dios. vi un cielo nuevo y una tierra nueva. R. SALMOS RESPONSORIALES 72 Lectura del libro del Apocalipsis del apóstol san Juan 21. porque ya todo lo antiguo terminó". porque tú estás conmigo. R. El Señor es mi pastor. Dios les enjugará todas sus lágrimas y ya no habrá muerte ni duelo. en verdes praderas me hace reposar y hacia fuentes tranquilas me conduce para reparar mis fuerzas. Tu bondad y tu misericordia me acompañarán todos los días de mi vida. a despecho de mis adversarios. y viviré en la casa del Señor por años sin término. nada me faltará. Tú mismo me preparas la mesa. Tu vara y tu cayado me dan seguridad. así. que venía del cielo. Juan. aunque camine por cañadas oscuras. me guía por el sendero recto. que decía: "Esta es la morada de Dios con los hombres. Por ser un Dios fiel a sus promesas. . Y añadió: "Estas son palabras fieles y verdaderas. 1. nada temo. Entonces el que estaba sentado en el trono dijo: "Ahora yo voy a hacer nuevas todas las cosas". porque el primer cielo y la primera tierra habían desaparecido y el mar ya no existía. me unges la cabeza con perfume y llenas mi copa hasta los bordes.

pues tengo en ti. y a mi Dios. alma mía. guíanos con la verdad de tu doctrina. \ R. Descúbrenos. . así. 74 De los salmos 41 y 42 R Mi alma tiene sed de ti. R. tus caminos. **• Envíame. que jamás quede yo decepcionado de haber en ti buscado mi refugio. Señor. R- Como el venado busca el agua de los ríos. por qué te preocupas? Espera en el Señor y volverás a alabarlo. Señor. acuérdate de nosotros. Dios mío. R. Mi rectitud e inocencia me defienden. Dios mío. Dios mío". tu luz y tu verdad.LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE PAR VULOS 508 SALMOS 509 RESPONSORIALES 73 Del salmo 24 R- A ti. Señor. mis esperanzas. Señor. allí donde tú habitas. al Dios que es mi alegría. que ellas se conviertan en mi guía y hasta tu monte santo me conduzcan. el Señor. te busca a ti. **•• Del Dios que da la vida está mi ser sediento. Al altar del Señor me acercaré. cansada. mi alma. Tú eres nuestro Dios y salvador. Señor. R ¿Por qué te acongojas. diciéndole: "Tú eres mi salvador. que son eternos tu amor y tu ternura. ¿Cuándo será posible ver de nuevo su templo? Protégeme. salva mi vida. levanto mi alma. R Acuérdate. Señor. y tenemos en ti nuestra esperanza. le daré gracias al compás de la cítara. Según ese amor y esa ternura.

El nombre del Señor alaben todos. H Por lo tanto.510 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE PÁRVULOS SEGUNDA LECTURA DEL NUEVO TESTAMENTO 511 75 Del salmo 148 SEGUNDAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO R. Palabra de Dios. R. R. Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los romanos 6. estamos seguros de que también viviremos con él. 3-4. gobernantes y jueces de este mundo. Reyes y pueblos todos de la tierra. alaben al Señor y denle culto. La muerte ya no tiene dominio sobre él. R. así como Cristo resucitó de entre los muertos por la gloria del Padre. Alabemos todos al Señor. celestiales ejércitos. hemos sido incorporados a su muerte. pues sabemos que Cristo. R. . Alaben al Señor en las alturas. por el bautismo fuimos sepultados con él en su muerte. una vez resucitado de entre los muertos. Que alaben al Señor todos sus fieles los hijos de Israel. mujeres. si hemos muerto con Cristo. que alaben al Señor todos sus ángeles. el pueblo que ha gozado siempre de familiaridad con él. jóvenes y ancianos. su gloria sobrepasa cielo y tierra y ha hecho fuerte a su pueblo. 8-9 ermanos: Todos los que hemos sido incorporados a Cristo Jesús por medio del bautismo. ya nunca morirá. En efecto. así también nosotros llevemos una vida nueva. pues su nombre es excelso. para que. 76 Estamos seguros de que también viviremos con Cristo. alábenlo en el cielo. hombres.

TESTAMENTO 513 79 Dios nos eligió en Cristo. H Palabra de Dios. Porque. antes de crear el mundo. para que fuéramos santos e irreprochables a sus ojos. Por tanto. como primicia. no queremos que ignoren lo que pasa con los difuntos. 78 En Cristo todos volverán a la vida. a la hora de su advenimiento. también por un hombre vendrá la resurrección de los muertos. fuéramos sus hijos. somos del Señor. 13-14.LECCIÓN ARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE PÁRVULOS SEGUNDA LECTURA DEL NUEVO 11 Ya sea que estemos vivos o que hayamos muerto. los que son de Cristo. En efecto. 3-5 ermanos: Ninguno de nosotros vive para sí mismo ni muere para sí mismo. para el Señor morimos. Pues. Estaremos siempre con el Señor. si por un hombre vino la muerte. antes de crear el mundo. Si vivimos. por medio de Jesucristo. así en Cristo todos volverán a la vida. si creemos que Jesús murió y re- H . H Palabra de Dios. El nos eligió en Cristo. 80 15. Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los corintios ermanos: Bendito sea Dios. Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los romanos Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los efesios 14. para que fuér mos santos. 7-9 1. ya sea que estemos vivos o que hayamos muerto. porque así lo quiso. 17-18 ermanos. que. para el Señor vivimos. después. así como en Adán todos mueren. Padre de nuestro Señor Jesucristo que nos ha bendecido en él con toda clase de bendiciones espirituales y celestiales. y si morimos. por el amor. Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los tesalonicenses 4. como los que no tienen esperanza. y determinó. pero cada uno en su orden: primero Cristo. Porque Cristo murió y resucitó para ser Señor de vivos y muertos. para que no vivan tristes. 20-23 ermanos: Cristo resucitó y resucitó como la primicia de todos los muertos. H Palabra de Dios. somos del Señor.

que me envió. Dios los lleva con él. Los que quedemos vivos. dice el Señor. por el aire. dice el Señor. 82 Jn 6. Señor del cielo y de la tierra. . 83 2 Cor 1. sino que lo resucite en el último día. pues. unos a otros con estas palabras. Padre lleno de misericordia y Dios que siempre consuela. Palabra de Dios. para ir al encuentro del Señor. El es quien nos conforta en nuestras tribulaciones. y así estaremos siempre con él. ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO 81 Cfr Mt 11. seremos arrebatados juntamente con ellos entre nubes. Consuélense. 3-4 Bendito sea Dios. 25 Te doy gracias. Padre. a los que mueren en Jesús. es que yo no pierda a ninguno de los que él me ha dado. 39 La voluntad del Padre.514 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIA S DE PAR VULOS ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO 515 sucitó. porque has revelado los misterios del Reino a la gente sencilla. de igual manera debemos creer que.

y nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. porque el Reino de Dios es de los que son como ellos. El que cree en el Hijo tendrá la vida eterna y yo lo resucitaré e el último día. 86 Vengan a mí. Jesús dijo a los judíos: "Todo aquel -*—' que me da el Padre viene hacia mí. la gente le llevó a Jesús unos niflos -*—' para que los tocara. porque mi yugo es suave y mi carga ligera". pero los discípulos trataban de impedirlo. Señor del cielo y de la tierra. que soy manso y humilde de corazón y encontrarán descanso. Nadie conoce al Hijo sino el Padre. no entrará en él". Les aseguro que el que no reciba el Reino de Dios como un niño. E El Padre ha puesto todas las cosas en mis manos. 25-30 n aquel tiempo. Jesús exclamó: "¡Te doy gracias. y al que viene a mí . 13-16 " C n aquel tiempo. todos los que están fatigados y agobiados por la carga. Padre. J L •"]£• Lectura del santo Evangelio según san Juan 6. 37-40 " C n aquel tiempo. Tomen mi yugo sobre ustedes y aprendan de mí. Palabra del Señor. y las has revelado a la gente sencilla! Gracias. EVANGELIOS mlLm "•Jlf" Vengan a mí y yo los aliviaré. Lectura del santo Evangelio según san Marcos 10.516 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE PÁRVULOS EVANGELIOS 517 85 Dejen que los niños se acerquen a mí. Padre. Jesús se disgustó y les dijo: "Dejen que los niños se acerquen a mí y no se lo impidan. Después tomó en brazos a los niños y los bendijo imponiéndoles las manos. Palabra del Señor. porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos. y yo los aliviaré. J k *2r" Lectura del santo Evangelio según san Mateo 11. porque así te ha parecido bien. Al ver aquello.

al verla llorar y al ver llorar a los judíos que la acompañaban. se detuvo ante el sepulcro. Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. profundamente conmovido todavía. no para hacer mi voluntad. J L *ir Lectura del santo Evangelio según san Juan 6 51 58 ' ' Jesús dijo a los judíos: "Yo soy el E npanaquelvivotiempo. Como el Padre. que ha bajado del cielo. Palabra del Señor. porque he bajado del cielo. sino que lo resucite en el último día. cuando llegó María a donde estaba Jesús. La voluntad de mi Padre consiste en que todo el que vea al Hijo y crea en él. 519 EVANGELIOS Si crees. hacer que Lázaro no muriera?" E Jesús. Este es el pan que ha bajado del cielo. que abrió los ojos al ciego de nacimiento. tenga la vida eterna y yo lo resucite en el último día". pues murieron. Y el pan que yo les voy a dar es mi carne para que el mundo tenga vida". Entonces los judíos se pusieron a discutir entre sí: "¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?" Jesús les dijo: "Yo les aseguro: Si no comen la carne del Hijo del hombre y no beben su sangre. J k Lectura del santo Evangelio según san Juan »]£• 11. El que come mi carne y bebe mi sangre.518 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE PAR VULOS yo no lo echaré fuera. si hubieras estado aquí. el que coma de este pan vivirá para siempre. 88 87 El que come mi carne y bebe mi sangre. verás la gloria de Dios. Entonces . Palabra del Señor. que me ha enviado. así también el que me come vivirá por mí. y lo verás". tiene vida eterna y yo lo resucitaré el último día. posee la vida y yo vivo por él. sellada con una losa. no podrán tener vida en ustedes. tiene vida eterna y yo lo resucitaré el último día. sino la voluntad del que me envió. al verlo. que era una cueva. El que come mi carne y bebe mi sangre. Jesús. permanece en mí y yo en él. no es como el maná que comieron sus padres. El que come de este pan vivirá para siempre". 32-40 n aquel tiempo. Jesús se puso a llorar y los judíos comentaban: "De veras ¡cuánto lo amaba!" Algunos decían: "¿No podía éste. no habría muerto mi hermano". Señor. se echó a sus pies y le dijo: "Señor. Y la voluntad del que me envió es que yo no pierda nada de lo que él me ha dado. se conmovió hasta lo más hondo y preguntó: "¿Dónde lo han puesto?" Le contestaron: "Ven.

6. e inclinando la cabeza. ya huele mal. Y desde entonces el discípulo se la llevó a vivir con él. 25-30 Lectura del libro del profeta Isaías 25. . Así lo ha dicho el Señor. de quien esperábamos que nos salvara. Jesús probó el vinagre y dijo: "Todo está cumplido". porque la mano del Señor reposará en este monte". el Señor Dios enjugará las lágrimas de todos los rostros y borrará de toda la tierra la afrenta de su pueblo. El Señor destruirá la muerte para siempre. verás la gloria de Dios?" III. porque lleva cuatro días". PRIMERAS LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO 89 90 Ahí está tu madre. Le dijo Jesús: "¿No te he dicho que si crees. Había allí un jarro lleno de vinagre. En aquel día se dirá: "Aquí está nuestro Dios. Palabra de Dios. sabiendo Jesús que todo había llegado a su término. Después de esto.LECCIONARIO 520 DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE PÁRVULOS dijo Jesús: "Quiten la losa". el Señor del universo E npreparará sobre este monte un festín con platillos suculentos para todos los pueblos. aquel día. Pero Marta. la hermana del que había muerto. Los soldados sujetaron una esponja empapada en vinagre a una caña de hisopo y se la acercaron a la boca. le replicó: "Señor. ahí está tu hijo". un banquete con vinos exquisitos y manjares sustanciosos. •^f" Lectura del santo Evangelio según san Juan 19. Alegrémonos y gocemos con la salvación que nos trae. Al ver a su madre y junto a ella al discípulo que tanto quería. entregó el espíritu. María la de Cleofás y María Magdalena. Palabra del Señor. Luego dijo al discípulo: "Ahí está tu madre". Destruirá la muerte para siempre. la hermana J unto de su madre. EXEQUIAS DE NIÑOS NO BAUTIZADOS Palabra del Señor. 7-9 a la cruz de Jesús estaban su madre. Jesús dijo a su madre: "Mujer. para que se cumpliera la Escritura dijo: "Tengo sed".

con aquellos que lo buscan. Según ese amor y esa ternura. acuérdate de nosotros. y tenemos en ti nuestra esperanza. Palabra de Dios. guíanos con la verdad de tu doctrina. El Señor es bueno con aquellos que en él esperan. 22-26 Del salmo 24 a misericordia del Señor nunca termina y nunca se acaba su compasión. que jamás quede yo decepcionado de haber en ti buscado mi refugio. Señor. Tú eres nuestro Dios y salvador. Descúbrenos. R. SALMOS RESPONSORIALES 92 Lectura del libro de las Lamentaciones 3. tus caminos. R. R. que son eternos tu amor y tu ternura. Alivia mi angustiado corazón. levanto mi alma.522 LECCIÓN ARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE PÁRVULOS SALMOS RESPONSORIALES 91 Es bueno esperar en silencio la salvación del Señor. A ti. cada mañana se renuevan. de mis congojas ponme a salvo. contempla mis trabajos y miseria y perdóname todos mis pecados. Acuérdate. al contrario. salva mi vida. Señor. R. Es bueno esperar en silencio la salvación del Señor. Señor. Protégeme. Señor. ¡Qué grande es el Señor! L Yo me digo: "El Señor es la parte que me ha tocado en herencia" y en el Señor pongo mi esperanza. .

Padre. y las has revelado a la gente sencilla! Gracias. Señor del cielo y de la tierra. y yo los aliviaré. 5. porque mi yugo es suave y mi carga ligera". •» »2f" Lectura del santo Evangelio según san Mateo 11. Padre. E El Padre ha puesto todas las cosas en mis manos. y encontrarán descanso. Padre lleno de misericordia y Dios que siempre consuela. y nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. y las has re lado a la gente sencilla.LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE PÁRVULOS 524 525 EVANGELIOS ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO EVANGELIOS 93 2 Cor 1. . que soy manso y humilde de corazón. porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos. Jesús exclamó: "¡Te doy gracias. 25-30 n aquel tiempo. todos los que están fatigados y agobiados por la carga. 3-4 95 Has escondido estas cosas a los sabios y entendidos. Palabra del Señor. Bendito sea Dios. 94 Apoc 1. Tomen mi yugo sobre ustedes y aprendan de mí. El es quien nos conforta en nuestras tribulaciones. 6 Jesucristo es el primogénito de los muertos: a él la gloria y el poder por los siglos de los siglos. porque así te ha parecido bien. Nadie conoce al Hijo sino el Padre. Vengan a mí.

J Después de esto. dando un fuerte grito. Jesús probó el vinagre y dijo: "Todo está cumplido". otras muchas que habían venido con él a Jerusalén. 33-46 l llegar el mediodía. de arriba a abajo. Este compró una sábana. al ver cómo había expirado. expiró. J k »Jf" Lectura del santo Evangelio según san Juan 19. bajó el cadáver. e inclinando la cabeza. Los soldados sujetaron una esponja empapada en vinagre a una caña de hisopo y se la acercaron a la boca. como era el día de la preparación. Dios mío. Pero Jesús. que cuando Jesús estaba en Galilea. Pilato se extrañó de que ya hubiera muerto y llamando al oficial. . la sujetó a un carrizo y se la acercó para que bebiera. para que se cumpliera la Escritura dijo: "Tengo sed". Palabra del Señor. Luego dijo al discípulo: "Ahí está tu madre". ¿por qué me has abandonado?). la hermana de su madre. le preguntó si hacía mucho tiempo que había muerto. Entonces el velo del templo se rasgó en dos. Había también ahí unas mujeres que estaban mirando todo desde lejos. Uno corrió a empapar una esponja en vinagre. miembro distinguido del sa- EVANGELIOS 527 nedrín. vino José de Arimatea. ahí está tu hijo". diciendo: "Vamos a ver si viene Elias a bajarlo". dijo: "De veras este hombre era Hijo de Dios". María de Cleofás y María Magdalena. Palabra del Señor. J k w 2{¡m Lectura del santo Evangelio según san Marcos 15. Y a las tres. Había allí un jarro lleno de vinagre. lo seguían para atenderlo. Algunos de los presentes. 97 Ahí está tu madre. sabiendo Jesús que todo había llegado a su término. Se presentó con valor ante Pilato y le pidió el cuerpo de Jesús. toda aquella tierra se quedó en tinieblas hasta las tres de la tarde. Al anochecer. María Magdalena. concedió el cadáver a José. ¿lemasabactaní? (que significa: Dios mío.526 LECCIONARIO DE DIFUNTOS EXEQUIAS DE PÁRVULOS 96 Jesús. Jesús A gritó con voz potente: Eloí. entregó el espíritu. decían: "Miren. lo envolvió en la sábana y lo puso en un sepulcro excavado en una roca y tapó con una piedra la entrada del sepulcro. entre ellas. al oírlo. El oficial romano que estaba frente a Jesús. Informado por el oficial. que también esperaba el Reino de Dios. víspera del sábado. Eloí. dando un fuerte grito. Y desde entonces el discípulo se la llevó a vivir con él. María (la madre de Santiago el menor y de José) y Salomé. expiró. Al ver a su madre y junto a ella al discípulo que tanto quería. 25-30 unto a la cruz de Jesús estaban su madre. Jesús dijo a su madre: "Mujer. está llamando a Elias". y además de ellas.

21). el Padre misericordioso. Es además una crisis irrefutable. en ese límite se encuentra no con el vacío de la nada. pero Dios sí puede responder. esperanza firme de que se trata efectivamente de una separación. 13-14. a la vez. En esas palabras de Marta. ésta y la otra. . El apóstol no prohibe a sus cristianos la tristeza. alguien ha dicho. La muerte es ciertamente la crisis fundamental del hombre. hermana de Lázaro. si hubieras estado aquí. pero les advierte que su tristeza no tiene por qué ser desesperada. que recibe esa realidad y convierte esa muerte en semilla de resurrección. la muerte le quita también al ser humano la palabra. se expresan los dos sentimientos que nos embargan en estos momentos: dolor por la separación de un ser querido y. sino para resucitar. no habría muerto mi hermano. devuelve la vida a su Creador y en él alcanza esa plenitud de ser y de sentido que es la vida verdadera y que llamamos vida eterna. como Cristo. 17-18 Jn 11. sino ésta en plenitud.528 HOMILÍAS EXEQUIALES APÉNDICE VII HOMILÍAS EXEQUIALES I EL MISTERIO DE LA MUERTE Lecturas: 1 Tes 4. como los que no tienen esperanza" (1 Tes 4. en un plazo más o menos próximo. que la muerte es la expropiación forzosa de todo lo que es y de todo lo que tiene el hombre. en un trance parecido al que ahora estamos viviendo: "No vivan tristes. A la separación sucederá el reencuentro. sino con las EL MISTERIO DE LA MUERTE 529 manos de Dios vivo. Cuando se trata de la muerte de alguien a quien amamos. a la que el hombre no puede responder. Si realmente es el Dios fiel y veraz. pero no de una pérdida. 24) y que ahora se consuma en la comunión inmediata con el ser mismo de Dios. lo que se suele designar como "la otra vida" no es. Porque no hay dos vidas. pero en todo caso seguro y ya a salvo de toda contingencia. Dios está ahí para responder por él (ella) y su respuesta es el cumplimiento de la promesa de vida y de resurrección. no es una ruptura. el amigo y aliado del hombre. en realidad. la que había comenzado con el bautismo y la fe ("quien cree tiene la vida eterna". nos damos cuenta de que la vida humana es demasiado valiosa para desaparecer sin dejar rastro. quitándole el ser. El cristiano. no muere para quedar muerto. 17-25 "Señor. cfr Jn 5. Pero aun ahora estoy segura de que Dios te concederá cuanto le pidas" (Jn 11. Creemos además que. sino un tránsito. 13). no puede contemplar indiferente lo que le ha ocurrido a su hijo (hija). sino una transformación. cuando nuestra existencia temporal llega al límite de sus posibilidades. irónicamente. Los cristianos creemos que la muerte no es un término. San Pablo decía a sus fieles de Tesalónica.

estamos reunidos aquí también para rezar por nuestro hermano (nuestra hermana).530 HOMILÍAS EXEQUIALES Por otra parte. participemos en la Eucaristía que ofrecemos ahora en sufragio de nuestro hermano (nuestra hermana). avalando. ofrecidos a los dioses. no pueden gozar todavía plenamente de su felicidad. Algunos caen en la defensa de estos valores. El texto al que nos referimos es testimonio fehaciente de la vivencia de la "comunión de los santos". La separación que la muerte representa no significa que el difunto queda fuera del alcance de nuestro amor. de amor solidario. A este pecado. 25-30 Queridos hermanos: Siempre que celebramos la muerte de un hermano difunto (una hermana difunta). 43-46 Mt 11. en la medida que lo necesite. Y toda la Iglesia ahora se une a nosotros. Al retirar los cadáveres. no habían sido . de camino hacia la casa del Padre. y joyas que adornaban los templos paganos. en forma de oración. a este hijo suyo (esta hija suya) en el momento crítico de su comparecencia ante Dios. con su intercesión. No comparece solitario. Entra a tomar parte en la alegría de tu Señor" (Mt 25. sus compañeros descubren que habían guardado objetos preciosos. a la vez. Con estos sentimientos de dolor esperanzado. Nuestro amor le llega. 21). pero por falta de una completa purificación. Judas y sus compañeros viven más de siglo y medio antes de la venida de Jesucristo. En realidad. Se defienden valerosamente frente a quienes los persiguen por su fe y costumbres piadosas. la Iglesia entera está con él (ella) y evoca para él (ella) las palabras consoladoras del Evangelio: "Te felicito. atribuyen los compañeros vivos su muerte en la batalla. celebración de su encuentro con Cristo y expresión de nuestra fe en la resurrección. El pasaje leído expresa la oración bíblica por los que han muerto en el Señor. la lectura del segundo libro de los Macabeos nos facilita la reflexión sobre la condición de aquellos que ya han partido de este mundo. nosotros estamos con él (ella). REZAR POR LOS DIFUTNOS 531 2 ES UNA IDEA PIADOSA Y SANTA REZAR POR LOS DIFUNTOS Lecturas: 2 Mac 12. una Eucaristía que es. siervo bueno y fiel.

En este clima ha de entenderse la piedad y oración por los difuntos. Su pecado no los aparta definitivamente de Dios. apoyándose en la Escritura y en la tradición orante. Este descanso nace de la pobreza personal y la apertura al Dios de la misericordia. Y es en este contexto donde se sitúan los sufragios de los vi- DIFUNTOS 533 vos: oraciones. Nuestra plegaria es testimonio de que vive. A esta acción purificadera contribuyen la oración y sufragios de los hermanos. Pero éstos tienen la plena certeza de que. La Iglesia de hoy. La oración. nos queda la sospecha razonable de que no haya colmado la medida de su respuesta a Dios. Un amor que transforma. El motivo que lo impulsa a actuar así es la fe en la resurrección: "Si no hubiera esperado la resurrección habría sido completamente inútil orar por los muertos" (2 Mac 12. limpia. de modo especial. buenas obras y. 46). que ofrece sufragios por los compañeros difuntos. Cuando celebramos la muerte o el aniversario del tránsito de un hermano difunto (una hermana difunta). Queremos suplicar al Padre el descanso que ofrece Jesús en el Evangelio proclamado (cfr Mt 11. En este caso. 44). Este actuar de la Iglesia. que el encuentro con el Dios santo y misericordioso acontece en el fuego de amor. ordena. al sentirse impedido de disfrutar plenamente de Dios. ofreciendo sufragios y sobre todo la santa misa en favor de los difuntos. se hace concreta y eficaz la comunión que reina en todo el cuerpo místico de Cristo. La Iglesia lo pide para este hermano (esta hermana) mientras profesa su fe. con la Iglesia. cree que el cristiano que no muere separado de Dios por el pecado mortal tiene la posibilidad todavía de purificarse más allá de la muerte. y por eso hacen una colecta para que se ofrezca en Jerusalén un sacrificio por los pecados de los caídos. expresa su fe en que éstos viven más allá de la muerte. limosnas y sacrificios de los que peregrinamos en este mundo tienen un efecto saludable para quienes se purifican en la otra vida. como lo hizo desde los primeros siglos. El segundo libro de los Macabeos alaba la conducta de Judas. sigue siendo "una idea piadosa y santa rezar por los difuntos para que sean liberados del pecado" (cfr Mac 12. De este modo. sino en la codicia. una vez acrisolados. mientras deseamos que goce plenamente de la compañía del Dios uno y trino. Al mis- . da testimonio de su fe en el purgatorio. Dios será su descanso y felicidad. limosnas. Pero no habían caído en la idolatría. ora por los difuntos. cura y completa lo que es necesario a la persona. pedimos para nuestro hermano (nuestra hermana) el descanso eterno y la liberación de sus posibles sufrimientos. Es el descanso que colma toda aspiración y deseo en la paz gozosa de quien llega al puerto. viviendo el amor fraterno. Aunque él no puede contribuir con sus obras a la purificación propia. la Eucaristía. Al confesar nuestra fe en la resurrección. es un pecado expiable. Pero. como el estado en que se encuentran quienes aún no están en disposición de gozar cara a cara de Dios. puede hacerlo mediante la aceptación del sufrimiento. nos mueve el deseo de orar por él (ella). De este modo. penitencias. Pone en practica su convicción en la comunión de los santos. Para la Iglesia y los cristianos. creemos.532 REZAR POR LOS HOMILÍAS EXEQUIALES del todo fieles a Dios (Dt 7. 25). Judas y sus compañeros creen en la resurrección. 29). La Iglesia.

De ahí. y ya tenemos. PRACTICANTE 535 3 EN LA MUERTE DE UN CRISTIANO PRACTICANTE Lecturas: Is 25. y las ganas que hemos de tener. alimentada en la palabra de Dios. nos quiere. Y se va mostrando a través de todas las cosas y de las personas buenas que conocemos. 5 Rom 8. Dios Padre es la fuente de toda bondad. que es su Hijo amado. 3. 7-9 Sal 41.534 HOMILÍAS EXEQUIALES PARA UN CRISTIANO mo tiempo. 4. y es el Espíritu Santo quien nos ha congregado para que celebremos y experimentemos que Dios es bueno. Con motivo de la muerte de nuestro hermano (nuestra hermana). Dios quiere a los hombres y mujeres. 25-30 Hermanos y hermanas: Nosotros experimentamos muchas veces la bondad de Dios: en cualquier detalle de la naturaleza. y por eso nos ha comunicado su Palabra cariñosa. Y también ahora quiere el Señor que experimentemos su bondad. Con esta fe. en cada uno de nosotros. 37-39 Mt 11. 6. 2. 31-35. nos disponemos a participar en el sacrificio de la Eucaristía. de escuchar la palabra de Dios y cele- . que se ofrece siempre por los vivos y difuntos. en la delicadeza de muchas personas. da gracias al Padre "porque ha escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las ha revelado a la gente sencilla" (cfr Mt 11. 25). nos hemos reunido aquí en comunidad. la ilusión y la alegría.

profundamente gozoso. de su fuerza y su presencia es para nosotros un gran tesoro. Cada uno de nosotros. que saben ayudar y servir sin hacer propaganda. Y Jesús. sino personas que saben sonreír sin fingir. que saben orar y han enseñado a rezar. Y hoy lo estamos viendo y celebrando en nuestro hermano (nuestra hermana). quizá sin hablar mucho de él. sencillo. ahora. el Hijo de Dios. porque así lo quiere Jesús. lo quieren y lo siguen. en el cual el manjar es la palabra gratuita y sobreabundante de Jesucristo. humilde. nuestra riqueza. Que aman profundamente a Dios. de su bondad. Ese misterio de la gracia de Dios se revela y manifiesta a la "gente sencilla". la necesidad de que escuchemos la palabra de Dios con un corazón bien dispuesto. Por eso. da gracias al Padre porque hay personas que lo entienden. 3).536 HOMILÍAS EXEQUIALES brar que. Es cierto que vivimos y pasamos por problemas y dificultades grandes. que aman a la Iglesia con sus luces y sus sombras y que se han sentido siempre. En nuestro caminar también nosotros "tenemos sed del Dios que da la vida" (cfr Sal 41. económicos o de otras clases. hijos fieles de la Iglesia. que también queremos tener un corazón sencillo y que queremos seguir a Jesús de verdad. con la fuerza del Espíritu Santo. y nos dejamos guiar por su luz y su verdad hasta el encuentro definitivo con él. y nada ni nadie nos lo puede quitar. ahora puede experimentar ese gozo indecible de Jesús. Nuestro hermano (nuestra hermana) se preparó para este banquete definitivo con la fuerza del sacramento de la santa unción y con el viático. el abrazo eterno con el Señor. y así la palabra de Dios penetrará hasta el fondo de cada uno de nosotros y nos transformará. Personas que quizá no son las que más brillan y aparentan en la sociedad. La alegría de Jesús Se habla y se vive poco la alegría profunda de Jesús. Pero la experiencia de Dios. sin avergonzarse. hoy y aquí. también decimos: "¿Qué cosa podrá apartarnos del amor con que nos ama Cristo? ¿Las tribulaciones? ¿Las angustias? ¿La persecución? ¿El hambre? ¿La desnudez? ¿El peligro? ¿La espada? (Rom 8. que siembran y reparten bondad e ilusión. problemas familiares. desbordante de alegría. nos habla para comunicarnos la buena noticia de que Dios es Padre y quiere a todos los hombres. como tantas veces lo ha hecho a lo largo de su vida nuestro hermano (nuestra hermana). Nosotros también comemos del pan de . Nosotros. esa alegría que nada ni nadie nos puede robar. El banquete definitivo y la fuerza contra el mal La Eucaristía es ya la participación de ese banquete que Dios Padre celebra con su Hijo y al que todos estamos invitados. también hoy. 35). del que ya habrá participado nuestro hermano (nuestra hermana). PARA UN CRISTIANO PRACTICANTE 537 Este gozo es fruto de la muerte y resurrección de Jesús. por medio de su Espíritu. el pan de la Eucaristía que le dio fuerza para la Pascua definitiva. palabra que se hace pan para convertirse en nuestro alimento. conociendo nuestra pobreza y pequenez. por eso. Y.

538 HOMILÍAS EXEQUIALES la palabra que se hace cuerpo de Cristo. hay como tres elementos que estimulan nuestra fe en la esperanza de los que estamos llamados a morir: 1 Cristo es la salvación del mundo: En él está la respuesta a los afanes. a saber "enjugar las lágrimas de todos los rostros" (Is 25. La despedida la experimentamos los que quedamos en la tierra. ahora su palabra es la misma. manifestamos con claridad que creemos en Jesucristo resucitado y lo amamos. 23-28 Prefacio III de difuntos Hermanas. para celebrar la Pascua del Señor muerto y resucitado. De esta manera. La muerte y la resurrección de Jesús ha fructificado en las buenas obras de nuestro hermano (nuestra hermana). El Señor. precisamente porque seguimos a Jesucristo resucitado que. su Cuerpo y su Sangre gloriosos también son lo mismo. Estamos invitados y participamos ya del banquete de bodas del Cordero. nos ha hablado. Y nuestra participación en esta Eucaristía y el amor y amistad hacia nuestro hermano (nuestra hermana) nos comprometen a luchar sinceramente contra toda clase de mal. muriendo y resucitando. Aquello que "hizo". en nosotros o a nuestro alrededor. Vamos ahora a hacer "memoria" de lo que hizo Jesús. La muerte es la firma autentifi</ . y los que comamos de él viviremos para siempre. para el encuentro definitivo con él. nos dice nuestro Señor.. nos ha hecho experimentar su amor y su alegría. también nosotros. penas. que nos ha reunido con motivo de la muerte de nuestro hermano (nuestra hermana). amor y alegría que nuestro hermano (nuestra hermana) habrá experimentado ya en plenitud. Pero el comer y beber en el banquete de Jesucristo resucitado nos compromete a trabajar y luchar contra toda clase de mal. 20-21 Jn 12. A la luz de las lecturas proclamadas y del prefacio que pronto proclamaremos. venció al mal. Es una celebración de despedida y también de encuentro. trabajos. y el encuentro lo celebra nuestro hermano (nuestra hermana) a quien decimos: "¡Hasta pronto!". CRISTO VIDA Y 539 RESURRECCIÓN 4 CRISTO ES LA VIDA Y RESURRECCIÓN DE LOS MUERTOS Lecturas: Filip 3. 8). sufrimientos y proyectos para todo el que muere. y nos preparamos. hermanos y amigos todos: El Señor nos ha convocado aquí para celebrar juntos el paso de N.

una afirmación de la fe que profesamos. nos consuela la promesa de la futura inmortalidad". nuestra fe sería vana. Que Cristo haya muerto. Con la muerte se acaban las preguntas. vida y resurrección sin fin! Amén. 3. que es "Cristo resucitado" en la persona del hermano (de la hermana) a quien despedimos con dolor humano y explicable. para una vida caduca. por el sacrificio de Cristo. Como muy bien dice san Agustín: "La fe de los cristianos es la resurrección del Señor". Cristo es la vida de los hombres: A veces parece como si todo se acabara con la muerte de un ser querido. Nuestra reunión es. 5 2. Porque creemos y esperamos en la resurrección del Señor y en nuestra propia resurrección. sin embargo. incluso los paganos. nos hemos congregado aquí. 43-46 1 Cor 15. 21-27 La muerte de un ser querido siempre produce dolor. sino eterna y sin fin. "Aunque la certeza de morir nos entristece. De lo contrario. las dudas. para rezar por el alma de nuestro hermano (nuestra hermana) N. para los cristianos. sembrar y sembrarnos evangélicamente en el surco de cada día. compartir. ¡Que esta celebración exequial. El resto lo hace el Señor. El corazón del misterio cristiano está en una sola palabra: "resucitó". que realizamos en la Pascua de nuestro hermano (nuestra hermana). La muerte en Cristo es la plenitud de vida para el creyente. FE. ante todo. es todo lo contrario. Y aquí está nuestra meta y aliciente: luchar. sin regateos y con toda generosidad. las limitaciones y comienza la verdadera vida en totalidad. Cristo es la resurrecc ion de los que mueren: No podemos imaginarnos cómo seremos y viviremos más allá de la muerte. como asamblea santa. todos lo creen. Pero el sufrimiento humano se puede transformar en gozo cristiano a la luz de la resurrección del Señor.540 HOMILÍAS EXEQUIALES FE ESPERANZA 541 Y ORACIÓN cadora de que somos limitados y de que no estamos hechos. se convierta. Jesús ha resucitado de entre los muertos. precisamente. en salvación. por eso. Es más* sus mismos enemigos estaban . ESPERANZA Y ORACIÓN POR LOS DIFUNTOS Lecturas: 2 Mac 14. Pero lo cierto es que Cristo nos ha precedido como grano de trigo sepultado en el Calvario y se ha convertido en cosecha eterna de resurrección. pero. 20-23 Jn 11.

En el prefacio I de la liturgia de difuntos rezamos: "Disuelta nuestra morada terrenal. La Iglesia confiesa. Que Cristo haya resucitado. ! . la seguridad en el encuentro definitivo con Dios. De ahí. a lo largo de los siglos. su resurrección es la prenda segura de nuestra propia resurrección. pues. La Iglesia. La Eucaristía es. prenda de la futura resurrección. como nos enseña san Pablo: Cristo ha resucitado como primicia de todos los creyentes (cfr Cor 15. Entre todos existe una solidaridad y una comunión. Rezar por los difuntos es un acto de caridad cristiana. pues la gloria que se espera es tan grande que hace pregustar ya el cielo.542 HOMILÍAS EXEQUIALES completamente persudiados de ello. además. es decir. Comunión con Cristo. Apoyados en esta fe que profesamos. la comunión de los santos. que arranca de las mismas Escrituras Sagradas. Todos los que creemos en Cristo formamos un solo cuerpo. De este misterio arranca nuestra oración. FE ESPERANZA Y ORACIÓN 543 la. La muerte no es el final del camino. Pero hay algo más. no es más que un paso hacia una vida mejor. nuestra esperanza y nuestro gozo. Esta es la enseñanza de la Iglesia. La esperanza de la Iglesia es ciertamente gozosa. Los sacrficios y las plegarias que por ellos hagamos tiene un valor expiatorio. brota la esperanza en el más allá. pueden purificarlos de sus pecados. al Señor resucitado que reciba benignamente en su gloria a nuestro hermano (nuestra hermana) N. se nos prepara una mansión eterna en el cielo". siempre ha pedido oraciones por los difuntos. suscita la oración y el amor fraterno. Al contrario. que nos une a la vez con el Padre y con todos los hermanos. Por eso. sólo lo creen los cristianos. Nuestra presencia aquí tiene también como finalidad practicar el amor. y no somos verdaderos cristianos si no lo creemos. La Eucaristía que estamos celebrando es misterio de comunión. 23). Pidamos. además. La esperanza. asimismo.

us Sá- . Ky-ri.ri. bis Chri-ste t" r • ££ V i ' • •• e- " • • lé.e Vi %*-*- lé.e " • •' lé.ri.i-son.i-son. * Sanctus.i-son. 2 Sanctus s 6-r •« *—f-f- Anctus. bis Ky. T r • • Sanctus Dóminus De.e * e- e- lé- fc-ffc*! Vi i-son.APÉNDICE VIII CANTOS PARA LAS EXEQUIAS REPERTORIO GREGORIANO Kyrie &t K • tó Y.

is in aetérnum. • • Hosanna •w- J—i • • • . Dóminus custódit te. 5 " • Hi—•- d o n a no-bis pa-cem. in excélsis Levavi oculos meos f Agnus Dei i. Dómi ne. * 547 Lux aeterna t 1 * GREGORIANO •* D 9< m í . •4. • UX ae-térna * lú-ce.i. * qui fécit caélum et tépram. 2. 5. Auxílium méum a Dómino.a s e s . * ! S. 9. 6.a . • • J » . . ócu-los mé-os in m ó n . • ba-oth.CANTOS PARA LAS 546 EXEQUIAS REPERTORIO 4 • •• _ • • • • • • • _ . 8. • • a m • curo sanctis 1 ' " A - • _ • a • *• qui.et auxí• • n •• li. * qui custódit Israel. Dóminus protéctio túa. Réquiem aetórnam * dona éis Dómine. r •• / Be-ne-díctus qui ve-nit in nomine Dómi-ni. Levávi fi • s• A k +HK • gnus De. et usque in saécülum. • • • • • -*—•—•- Agnus De. • • • i B tu. 10. * super mánum déxteram túam.is. Dóminus custódiat intróitum túum et éxitum túum.hi. J I •• ' • .bis. ' " •• et térra gló-ri-a t u . •• • • in excélsis. •• 7 • • • • • • A • • • • .i.hi. * qui tol-lis peccá-ta mundi : h " mi-se- + -•—•—•- • r e r e no. 3. vel: • • • « . 7. Dóminus custódit te ab ómni malo : * custódiat ánimam túam Dóminus. Per díem sol non úret te : * ñeque luna per nóctem. Ecce non dormitábit ñeque dórmiet.i.at e. Ple-ni sunt caeli T í a . * qui tol-lis peccá-ta mun'• •• • di : 4- Agnus De. * ex hoc nunc.a pi. Et lux perpetua * lucra/ éis. i f m • ^ 1 • S • i • • ? • Hosanna " • • •• • • • • " • .um raí. Non det in commotiónem pédem túum : * ñeque dormítet qii custódit te. *qui tol-lis peccá-ta mundi : • mi-se-ré-re no-bis.t e s * únele véni.

Gloria al Padre y al Hi. ^=s: -vit et cre-dit in me. -f^T- Majestuoso ¡É qui cre-dit in i et-i.o et vi-ta: .grí.lia pa- É* ^ paz y a-le. = S en a-que.te ni do.je.to .no í $ so.mos 2.a sin fin É£ É £ don. Que a-legría cuando me di. Se- go.CANTOS DE 548 CANTOS PARA LAS 6 Ego sum resurrectio et vita E •H-s-^ rae > CANTOS DE ENTRADA -*—m- -go sum*re-surrécti." Ya están pisando 2.ees pa.de ya no hay muer.ra- t $ non mo-ri.am simórtu-us fú-e-rit.ra siem. > JVhi EES $ las á r ir 7 P S ^ bra J.é-tur in ae-térnum.ron: *Va. Espíritu San.lor.pre tria.a- . si.tas del pa. Como era en el principio.jo y al 3C5C 1.ñor. vi-vet: et o-mnis qui Es El Señor te abra las puertas = t ^ tí •—•—•—•—=—•— 549 ENTRADA EXEQUIAS m $ El i m ñor te t=t=!í puer. ala casa del Se.

Muy bien declamado S Sea-le-gra- do.rá m ^ ^ lu- to.g o . Je-ru-sa. las lá.lén^ 2 ho.ra el Se- • 1.da.ñor =J=t por £ S S 331 -tat" anos sin ter- mi.men$ ENTRADA por-que tu vas c o n m i .no % Se alegrarán para el Señor lor.ra y siem.pre. • ran pa.ñan to- <tf ^ • $ % Delicadamente É gan ZEfc 8 Dios enjugará las lágrimas I 551 hue- sosque-bran. Aun. por los siglos de los si.ta- dos ñor los .na.te.X sie- 2. £ = E E ^ ^=5 Dios en-ju-ga. y ha. * «—*— muer.sa- í mas de sus í • Tu bondad y tu misericordia me_acom-pa.que camine por cañadas oscuras.550 CANTOS PARA LAS É ~ EXEQUIAS * CANTOS DE c7 1 núes-tros pies tus umbrales.glos A.da te.gri- i •< «i—«i ya no ha. Tu vara y tu cayado meso- ÉÜPP.mo '<* ztst ? por que^el pri-mer mun-do hapa.bitare' en casa del Se. ni ni do- dos los días de mi vi.brá ni jos í E ni lian- m to.

so.soT^ Se- so? r-~Ti. tt a- bré-"' f Da.ban ciu- dad.ban en su a-mis- so.les que lo conduzcan tí -Id iet- -let- $ al rei.no de la luz ^£^5 *' > g Da.ñor.Señor.le el des. N^^ Se.res los .ge. dea- mor.zds~"' dea P al-va- mor. ge. tus bra.can- •ft n K j »ls— 1N $ÉÜI 6 f| Jj ^ J1 i' ^ ^ a.mente con |ÜI=i m CANTOS DE los mar- i—*—m—w~ tad.zos da. Señor can- $ í ti-ge? i i y viva eterna.ci. tu sa w —35:— cidn. tu sal.CANTOS PARA LAS 552 $ EXEQUIAS J* • • • KT Man.bre ñor. m ti.da.le el des-can.va- 3=E cíon. da. tus bra.a los án.le el des-can. ci.le el des- 3t W *F án- ¡J=!S 553 ENTRADA Üü 10 Dale el descanso.les $T-¡-jrJ< 0 W Te re- * # en su 0 te re.

van-to mis E fji I * é J J '' r r ' r r r r. *= E É- 2.5.a • > - es.CANTOS PARA LAS 554 EXEQUIAS SALMOS SALMOS RESPONSORIALES g A IJ) i » ti le-vari-to mis o-jos. Se-ñor. Co-mq^es-tan los o-jos de los es-cía-vos i su M I > Jll «3 m s 1 * VK Estrofas: >.ra > " i • 3 Ji r r. JjJ i i o-jos. — * b=L. a. ño.ñor.ñor. r J i -L J i .Se-ñor.ri .nos de sus se 1 mi .pe- su 11 li i Ir i—3—. m ño-re.' r r r p v. Z3 ^ fi.pe- ' J MI > JII J í '•r r r ' r r r r 1 ' "•'' í* mi . . J g 3 é Fin.síe s - .mi.ri^ J vi es. Mi-se-ri-cor-dia. h d JL ffh ti le.se.se . que„esi—•*—i £ azi* ta-mos sa-cia-dos debur-las.cor-dia.cor. fi -jos en la S I na .jos en el «» * T Se .jos en el Se .mi-se-ri-cor-dia.1 « ?=FF m i ti que^ha-bi-tas en el cié-lo. wm . i • i» ±—á í que^es-ta-mos sa-cia-dos de des-pre-cios.Co-mo es-tán los o-jos de la es-cía-va % JlJ rJ- \ i Estribillo: Modéralo ( a 4 ) tí- ran-do 11 Salmo 122: A ti levanto mis ojos 555 RESPONSORIALES cor-dia.1 > jr ii ran .dia. M <—r-3 g= • TEZZZt 5g 0 # T~ J 4tj tan núes-tros • =3t » ÍEE r/'Z.jos en las ma.dia.do É3É J a -síes- o . mi-se-ri-cor. por-quewes-pe-ro tu mi-se-ri-cor-dia.ri .nos de su se tan nues-tros —•l — • — J i' o .se .

El au- =£= ^=-=F= Ji^J J •' *' -.de me ven-drá el au. f ' x m Lf P P' L/ L f ' f tie-rra.rá que res-ba-le tupie.de Estrofas: $Ú i n J-^IJ j. que hi . .ne del Se - 2.t i . Miguel Manzano — i n i .1-J del sar-cas-mo -#-. f ñor. ri ' i .m i . Ar- nues-tra al-ma es-tá sa-cia-da % fcf=5 ¿ _^¿ d • * d •é a'-^X--0 Sil* ¡\ xi-liomevie-nedelSe-ñor. El au-xi-lio me vie-ne del Se-ñor.lio me vie.xi.zo el cié-lo y la tie-rra. que ^ P 12 Salmo 120: Levanto mis ojos a los montes Estrofa: M r hI h I h h I I I I h I h n 1 1.J » ^ délos sa-tis-fe-chos. No p e r .Mnu> j j ^ n n don. r .ira. .zo el cié .CANTOS PARA LAS 556 EXEQUIAS SALMOS 557 RESPONSORIALES Estribillo 4.quehi-zo el cié-lo y la del des-pre-ció de los or-gu-lio-sos.Nues-tra al-ma =dB= *= <fo * • f • J es-tá sa-cia-da =_ _ r l 4.xi-lio? El au. Le-van-tomis o-jos a los mon-tes: hi .lo y la tie .

. Se-ñor.CANTOS PARA LAS 558 EXEQUIAS 'U t> J J"]|Ji J JmJil h 1 ^ ^ tu guar-dián no duer-me.ñ o r te guar-da de to-domal.tra. i 4=j i ^ —n¿ i •j ^ — ¿i — #J—I i .da tu al. J u J .1 •y—¿— — — ¿ su pa .das y sa- mi al . ^ 3. El au- el Se-ñor. no duer-me ni r e - SALMOS 559 RESPONSORIALES 13 Salmo 129: Desde lo hondo Estrofa: Allegretto (a 2) po-sa el guar-dián de^Is-ra-el bt .n a de no-che. es. j'i»iJ J j ' i ^ g ^ Mi al-ma es-pe-rajsn 4. .El Se-ñor te guar-da i a su som-bra. El au- u¿» por-que en él es-tá la sal-va-ción.raen ñor guar. a-ho-ra y por siem-pre.la-bra.ñor.j^ ^ — — -^ i — El au- 1.cu.da tus en.ma aFin % guar-da al Se-ñor.a el sol no tejia-rá % ni la l u .cha mi voz. 3- ñor es-tá a tu de-re-cha. li-das. ^ g el Se- W i í-dos a-ten-tos a la voz de mi sú-pli-ca. es-ten tus o LJ. de di. él guar. El S e . mi al-maes- el Sepe .— ".ma. Des-de lo hon-do a ti gri-to.* Se.

la A ti. 2. ñor. ñor. 4.ti .pío . Se-ñor.cor-dia Desde lo hondo a ti grito. don.ma í • J1 a 'J a-guar-da al * 1 "—1 1 t Se-ñor. i. ra. ÍS 3X 3X J j 0 ¿quién po-drá re-sis-tir? J • «I Pe-ro de é 1 «i :* ^ rá a Is -ra . 2. Mi al . ñor.la lajau . 3. A- J laau .r a .ro - 1.^ m *—#•—* '-< y la m. ñor. cordia.ne . H-ITT ^F^ más quejel cen .ro .sa. 4. fe * • » J J IJ guar-de I s . Se Mi alma espera en el Se Aguarde Israel al Se 1.ri de to-dos ti pro-ce-de el per% J'IJ JdJílINII sus de-li-tos.ra. J =^ co-moel cen-ti- MI » ne . Dios mí-o.ñor vie. Se Si llevas cuenta de los delitos.ca. tir? labra. Por.ne la mi-se-ri. Señor. Respuesta: #=f=l -^ J i • • 1—' d 3. 3. Dios mío. . ¿quién espera espera porque escucha podrá en del Señor su viene mi resis pa la miseri voz. levanto mi súplica y^a-sí in-fun-des res-pe-to. * — * — * — * re-den-ció cion co.CANTOS PARA LAS 560 EXEQUIAS SALMOS RESPONSORIALES 561 Estrofas: .to mi sú-pli. JII Mi í= 4. Mi Miguel Manzano 14 Salmo 129: A ti.di-mi- 2.li-tos.que del Se. Si lie-vas cuen-ta de los de . le-van.e l is ^ al J|^J?~1J Se-ñor.el 0 rirA. y él re .

me sigan bon -dad Padre .tor.reda. y él redimirá a Israel de todos sus de .seri .de fal . 2. 2.^ ~ h\i* 1.cordia y 5. Él me guía 3. Glo-riaa Dios. de el mi Se - vida.b i t a w e n nuestras almas. y~ a los su días Hijo.beza 4.tor. 4.tente.ñor es mi pas 1. en la 5. a y Antonio Martorell 15 Salmo 22: El Señor es mi pastor El S e .deras de hierba tierna por valles de ti 2. 3. 2. 4.píritu q u e ^ h a .tar. y^al Es . pra. piosa.ñor - nieblas. 2. Tú pre -paras ante 4. frente aj - quellos que me odian. omnipo . por a mor de su nombre. Mi . na da me falta. con óleo mora - ré . aun .que pase 3. . mi ca . 3. ve mí una mesa.Utos. 3. na .rora. ^ 1. ñor. ^ ~ ^ ^ ^ Versículos: 1* M= tentos don.^ . más que el centinela la au .562 CANTOS PARA LAS EXEQUIAS SALMOS 563 RESPONSORIALES cresc ^~.da me pue. ñor. 3E 33C en Joseph Gelineau justa B ÍÉÍ El Se-ñor es mi pas . por la . 4. estén Pero mi la tus oídos a de ti procede el per alma aguarda al Se redención co h\y t (Sr v—— 1. % ~~^^1 ^ -^J— la voz de mi súplica así infundes res peto. casa del unges Se . en 5.

Señor % Alegro 3. go de mis di . ré.tá mi co .tan. (omitir) 4.ñor. Tu palabra.ya. en la ver-dad.le . a junto las a aguas del des . al e 3. a .ca-nos.lu. glos de los si .pa.yado y tu lleva vara 17 Aleluya. a lo 5. es la ver-dad. Se-ñor.lu-ya.564 CANTOS PARA LAS EXEQUIAS CANTOS ANTES DEL 565 EVANGELIO D e= CANTOS ANTES DEL EVANGELIO 1.le . Joseph Gelineau san.con .canso me mí tu ca .fi .ta.dan 4.lu . i—j—r Tu pa-la-bra. (omitir) 5. te^es . 5.ti . Francisco Palazón yi'- 33= 2. tú tie-nes pa-la-bras de vi-dajs-ter-na. tú tienes palabras Se. Él 2. líos me a .lu . A-le. a .for .ya.lu-ya. nin - me hace re po gún mal te me - 3.ya. por los lar si •o ma re . Menos movido con . m 1. 4. 16 Señor.as. des .le .glos. Se-ñor.le .bor .for . Luis Elizalde . (omitir) - sar. Fin % y mi 2. a .

como yo vivo en mi Padre. ham-bre. alentando nuestras vidas. en el .ci .566 CANTOS DE CANTOS PARA LAS F V p 567 COMUNIÓN CANTOS DE COMUNIÓN 18 Yo soy el pan de vida Estrofas: J =92 % 1.ne_a Fin Yo soy esa bebida que se prueba y no se siente sed.ta . Que tú eres el Hijo del Dios y que estás aquí. vida para el mundo. Sí. cree en mí no ten-drá sed. Estribillo: Suzanne Toóle yo le re .su . yo creo que has venido al mundo a redimirnos. El que siempre beba de mi sangre vivirá en mí y tendrá la vida eterna.die vie. mi Señor. 3.ne_a mí no el pan de ten-drá vi - da. El pan que yo daré es mi cuerpo. El que siempre coma de mi carne vivirá en mí. Na . Yo soy vie. el que el que 2. 4.ré.

cuando el adiós dolorido busca en la fe su esperanza.tí —tf5- mo .no^es P - vir £ f li .te.no.ne m Tú t*~r r nos dewun r * w hi .CANTOS PARA LAS 568 EXEQUIAS 19 La muerte no es el final i * rll 1. resucitaste. con la certeza que tú ya le has devuelto la vida. no va a faltarnos tu amor. no mos so CANTOS DE COMUNIÓN 2.yos ' tf éí . p sien iM sin des ti . muer . m .n . Tú nos Jt J' Jw r • » di .cis .te s ^ fi . ya lo has llevado a la luz.nr. en tu palabra confiamos. P^¥ que^aun-que . Cuando la pena nos alcanza por un hermano pordido. Cesáreo Gabarain car . todos vencimos contigo.mos.no. • w tu .mos. go.jis . ~nr *=É Núes .6 so .go des P P do fe ti . Cuando.ees vi —xr~ con ti £ pa de - cer ni mo .tro m cié . porque.te que ¥ f P P no es el i ^ 5 r la r w. vivimos vida más clara y mejor. muriendo.nal t=i del ca mi . 3. Nos regalaste la vida como en Betania al amigo. Si caminamos a tu lado. Señor.

do por el Es- E3E=S -m W^ pí-ri-tu ^ ff j. quecl Es.men. fe MJ J IJ en la dre.a/R ca. *^£3¡ « J fepüfej í á^fefe ^ Intensamente expresivo fl>? » JjJ'l J O J JM? J > Ji J ^ 571 CANTOS DE DESPEDIDA sus te con.sus.a/R t JN>| J J> J'ii? J > > I 3.H J»>JMJ P J i' £ que la vi.ta. Tu ta.mo en la f muer.te a.sus.re.te mar- ca.duz ca al Pa- dre. Tu fuis.pí-ri-tu de Je É .do por el bau- muer.te se-pult É tis.CANTOS PARA LAS 570 EXEQUIAS CANTOS DE DESPEDIDA $ 20 Tú fuiste sepultado 1.do en la vi. Tu * * « • ^ fc=S=5E=5 fuis.Y tqjn-con-tra.te de Je. Tu i $ fuis.da de Je- 2.te de Je- ^ ü^ü ^ E * ÉE E * I £ K=Z 1 $ j. w ¥ de Je.mos ¡^ « dre.H ca al Pa- JMJ R.li.duz. duz- sus te con.sus te con- sus.sa del $ ^ 5 4.ta.jJ'PiJ-r^^ $ dre.da de Je.ca al Pa- E E p que la í í fuis-tejn-jer.do con el .

que teali.po. -resu- y=5 ^ que so los ^E h> J'l J'lflÉ ^ Que Cris. s ?==*? feüHÉ 1P¥ ^ bra.do de glo- vivas siem-precon él % 21 Te colocamos en los brazos de Dios ^ 1 DESPEDIDA y te co-lo- que j / > > p p"p~F~li.ge.les 5S confi^ nos des-pe. ^ dre.di- ^ s* ^ mos de # Que_el Señor.ne.J'J J U ' J ^ i jun.ja =SX: ven K PSan.co.- te lle- £ al Pa. na: Se Alegre festivo $ tu cuer.lo.to te_a.mentó con su car.sus.tosrrteJre-ci'r ban^ uen ^el cie-i ' iilo *í=f= tí.ra. re-ves-ti.to a sus a-mi- gos .po de Je. núes.po de Je *: r 4 j I J'i JJ'J'piJ-r sus te con.ca.tro p m ados ^ F=^ Pa- ? en su a.mor.mos en los $ :EESÍ Dios.í- $ i ria.duz- i •' i dre. ^ PARA LAS EXEQUIAS & ^ CANTOS ¥ DE cite que el cuer. -que.572 CANTOS It- :E í cuer.a/R ca al Pa- 22 Que los ángeles te lleven $¿ Airoso amable •» f P P I J' •)' J' J ' l J Te co.zos de Que los a'n.

na o- y Jñor 4 en-i ^ to- to.j i ve- cidn. tu familia y amistades hoy presentes te despiden y te cantan el adiós hasta pronto.ci- ba en su a.°>" 2.dos jun.dos jun.574 CANTOS PARA LAS EXEQUIAS CANTOS DE 575 DESPEDIDA 23 Despidamos todos juntos al hermano I Des- m m \ J> i i j i i pi.mis.Tu familia y amistades hoy presentes te desean que descanses junto a Dios. i P W- mos en ñor u.tos al her•0- h ma- y e- no J> .Se-i I te des-pi. hasta el cielo. r'-i ra- P^P^ y en- no rc-ci- i 'r' ne-i1 mosj la¿ vic-J1 to-i ríaJ delj.da.mos to.nc- mos la í vic-to- ba en sua.mos to. .mis- r tad.tos al her- é ma- ifi • r F r 'r.tad. le- J< J O J) su ho- J y te re.da.

su .to fe . 7-9: El Señor destruirá la muerte para siempre. 450 504. 447 448 449.cris Luden Deiss y '" to! Macabeos 12. 516 .ta L_J uJ T I Pa . 43-46: Obró con gran rectitud y nobleza. 6. 521 21. 22-26: Es bueno esperar en silencio la salvación del Señor Daniel 12.U glo . y yo los aliviare 159. 17-26: Es bueno esperar en silencio la salvación del Señor 3. 522 451 Mateo 5.zo f/ I U l L . 483. Lamentaciones 3. 25-30: Vengan a mí. pensando en la resurrección 444 Job 19. 1-6: Los aceptó como un holocausto agradable 3. 1-9: Los aceptó como un holocausto agradable 4. ín . 23-27: Yo sé bien que mi defensor está vivo 445 Sabiduría 2. 503. porque su premio será grande en los cielos 482 11.liz Je . 1-12: Alégrense y salten de contento. 21-23: Dios creó al hombre para la inmortalidad 3.les .dre ce . 7-15: La edad avanzada consiste en una vida sin tacha Isaías 25. 1-5.tal! 1||!LJ i r 11 c r '' ' ¡San . 1-3: Los que duermen en el polvo despertarán 445 I53 122.mor .ria del - J sa i J~ ^ [ r de la san .te.576 CANTOS PARA LAS EXEQUIAS I ÍNDICE DE TEXTOS BÍBLICOS 577 ÍNDICE DE TEXTOS BÍBLICOS 24 ¡Oh luz gozosa! (Deiss) LECTURAS y T j) j ~ "J i ^ j ¡ Oh luz go .

i. 3-4. 13-16: Dejen que los niños se acerquen a mí 15. 9-10. 7-9: Ya sea que estemos vivos o que hayamos muerto. 24-26: Quiero que donde yo esté estén también conmigo los que me has dado 500 19. 15-17: Dios enjugará de sus ojos toda lágrima 11. expiró 15. 25-26: En Cristo todos volverán a la vida 15. 25-28: En Cristo todos volverán a la vida 15. 20-22. 5-11: Justificados por su sangre. 34-43: Dios lo ha constituido juez de vivos y muertos 452 Romanos 5. 42. 25-30: Has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y las has revelado a la gente sencilla 11. 7. y yo los aliviaré 25. 50. 25-30: Ahí está tu Madre 520. 31-35. 20-24. 1-13: ¡Ya viene el esposo! ¡Salgan a su encuentro! 25. 39-43: Hoy estarás conmigo en el paraíso 23. 33-39. 16. 1-6: En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones 36. 24-29: Quien escucha mi palabra y cree. 17-21: Donde abundó el pecado. tiene vida eterna y yo lo resucitaré el último día 495. 24. Lo que se ve es transitorio y lo que no se ve es eterno 5. expiró Lucas 7. 1. 14-23: Anhelamos la redención de nuestro cuerpo 8. sal de ahí! 12. 525 123 484 485 517 486 526 488 489 490 491 492 494 495 518 505 496 519 497 499 500 ÍNDICE DE TEXTOS BÍBLICOS 579 17. 8-9: Estamos seguros de que también viviremos con Cristo 6. en tus manos encomiendo mi espíritu 24. 32-45: ¡Lázaro. 16-18.578 ÍNDICES 11. 527 Hechos de los apóstoles 10. 28-30: Vengan a mí. 44-46. 6-10: Dios nos tiene preparada en el cielo morada eterna 465 466 511 467 468 469 512 473 474 . 1-6: Padre. 51-58: El que come mi carne y bebe mi sangre. 35-40: También ustedes estén preparados 23. sobreabundó la gracia 6. benditos de mi Padre Marcos 10. 51. 7-9. 31-46: Vengan. 13-35: ¿No era necesario que el Mesías padeciera todo esto y así entrara en su gloria? Juan 5. 33-46: Jesús.. entregó el espíritu 501 19. 37-40: El que cree en el Hijo tendrá la vida eterna y yo lo resucitaré en el último día 6. yo te lo mando: levántate 12. 33. somos del Señor 14. ha pasado de la muerte a la vida 6. 25-30: Inclinando la cabeza. 10-12: Ya sea que estemos vivos o que hayamos muerto somos del Señor 470 1 Corintios 15. 23-28: Si el grano de trigo muere. 11-17: Joven. 1-6: Dando un fuerte grito. 32-40: Si crees. 14. dando un fuerte gritó. 57: La muerte ha sido aniquilada por la victoria 512 26 471 472 2 Corintios 4f 14 5. 20-23: En Cristo todos volverán a la vida 15. 37-39: ¿Qué cosa podrá apartarnos del amor con que nos ama Cristo? 14. verás la gloria de Dios 11. 3-9: Llevemos una vida nueva 8. seremos salvados por él del castigo final 5. 17-27: Yo soy la resurrección y la vida 11. 52-53. producirá mucho fruto.

. 17-18: Estaremos siempre con el Señor 475 2 timoteo 2. 334 148: Alaben al Señor en las alturas 335 SALMOS RESPONSORIALES 477 477 Apocalipsis 14. 1. 11-12 481 Apocalipsis 1. antes de crear el mundo para que fuéramos santos 513 Filipenses 3..507.. 81. 92. 39 6. 40 6. 20-21: Cristo transformará nuestro cuerpo miserable en un cuerpo glorioso. 146. 14-16: Hemos pasado de la muerte a la vida porque amamos a nuestros hermanos ÍNDICE DE TEXTOS BÍBLICOS 581 117: Te damos gracias Señor. 1: Los muertos fueron juzgados conforme a sus obras 453 21.51 11.. .524 481 . Señor de sus desvelos. 509 459 460 114 y 115: 121: 129: 142: 148: 461 462 463 464 510 ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO Mateo 11. 201. viviremos con él 476 1 Juan 3. 16 6. vestido de grandeza 314 113. 25 (Cfr) 25. 1-8. 3-5: Dios nos eligió en Cristo. 20. apiádate de mí 312 92: Reina el Señor. 13-14. 20 481 2 timoteo 2. 515 479 479 480. 233 131: En favor de David no te olvides. 523 . aunque exclamaba: "Qué grande es mi desdicha" 316 22: 24: 41 y 42: 62: 102: 456. 457. 1 -7: Ya no habrá muerte 454 SALMOS 24: A ti. semejante al suyo 475 1 Tesalonicenses 4. 315 115: No dejé de confiar.580 ÍNDICES Efesios 1. 1-2: Veremos a Dios tal cual es 3.. 524 Filipenses 3. levanto mi alma 308 41: Como el venado busca el agua de los ríos 310 50: Señor. 17-26: Al salir Israel de Egipto 32. 113. 13 481. 26 479. 13: Dichosos los que mueren en el Señor 453 20. 52. 175. 235 114: Amo al Señor porque escucha el clamor de mi plegaria. 3-5: Ya no habrá muerte 506 21. 515 480 480 480 2 Corintios 1. 187. 25. 333 133: Bendigan al Señor todos ustedes que son sus servidores. Señor. 8-13: Si morimos con él. 11—21. 3-4 515. porque eres bueno 64. 508. 458... 34 Juan 3..5-6 14. 246 317 118: Dichosos los que viven rectamente 121: Qué alegría sentí cuando me dijeron "Vayamos a la casa del Señor" 331 125: Cuando el Señor nos hizo volver del cautiverio 332 129: Desde el abismo de mis pecados clamo a t i . 50.

La muerte cristiana La realidad de la muerte 19* 19* 19* . Sentido de las exequias cristianas II. Función del sacerdote en la preparación y organización de la celebración. 17* ORIENTACIONES DEL EPISCOPADO MEXICANO I. Adaptaciones que corresponden a las Conferencias Episcopales 16* VI. Funciones y ministerios de la celebración de las exequias 14* V. Formas de celebración Primera forma de celebración exequial Segunda forma de celebración exequial Tercera forma de celebración exequial 5* 9* 10* 10* 11 * 11* III. Elementos que deben tenerse en cuenta en las exequias 12* El último adiós al cuerpo del difunto 12* La lectura de la palabra de Dios 12* Los salmos 13* Las oraciones 13* El Oficio de difuntos 13* Exequias y cremación del cadáver 14* IV.ÍNDICE GENERAL Decreto de la Sagrada Congregación del Culto Divino y de la Disciplina de los Sacramentos por el que se promulga la primera edición típica Decreto de la Sagrada Congregación del Culto Divino y de la Disciplina de los Sacramentos por el que se aprueba la versión castellana para México 7* PRAENOTANDA 9* I.

antes de la exequias Concelebración D) Utilización del ritual 19* 20* 20* 21* 21* 23* 23* 24* 24* 25* 25* 26* 26* 27* 27* 27* 28* 29* 29* 30* 30* 31* 32* 32* 33* 34* 34* 34* 35* 35* 36* 36* 36* 37* ÍNDICE GENERAL Libro I: PRECES DIVERSAS PARA ANTES DE LAS EXEQUIAS jS5 1 Capítulo I: En el momento de expirar 4 Capítulo II: Colocación del cadáver en el ataúd 7 Capítulo III. Oraciones para antes de las exequias Formulario 1 (oración comunitaria) Formulario 2 (oración comunitaria) Formulario 3 (oración comunitaria) Formulario 4 (oración comunitaria) Formulario 5 (oración individual) 9 9 11 13 14 16 Capítulo IV: Vigilia comunitaria de oración por el difunto 18 Capítulo V: Liturgia de las Horas en el día de la muerte y del entierro Laudes Vísperas 26 27 28 Capítulo VI: Traslado y recepción de un difunto en la iglesia. III. Ministerios en las exequias Papel de la comunidad Otros ministerios La persona difunta •. Iluminación del cirio pascual Celebración de la palabra de Dios Celebración de la Eucaristía Ultimo adiós al cuerpo del difunto Procesión al cementerio o despedida del féretro Bendición del sepulcro Alocución de un familiar.INDÍCES La resurrección de Cristo La Eucaristía Celebración de la misa II.. Preces finales C) Algunas normas especiales Preces en la iglesia y en el cementerio Salmos y cantos Liturgia de las Horas Vigilia comunitaria de oración Oración en la capilla ardiente Traslado del difunto a la iglesia. LA CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS A) Diversas formas del rito exequial Celebración en casos extraordinarios Rito breve de las exequias Celebración de las exequias de los niños Celebración de la Eucaristía en las exequias B) Elementos dinámicos del rito Estructura general Rito de acogida Procesión o introducción del difunto en la iglesia.. antes de las exequias A) Forma típica B) Rito simplificado 30 30 39 Libro II: CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS CON CANTO Y DOS PROCESIONES (Forma típica) 45 Libro III: CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS SIN CANTO Y DOS PROCESIONES (Forma típica) 77 .

ÍNDICES 586 101 Libro V: RITO BREVE DE LA CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS 117 Capítulo I: Celebración de las exequias sin participación del pueblo 129 131 Capítulo II: Celebración de las exequias en el cementerio. con dos estaciones 138 Formulario de las exequias en el cementerio con una sola estación 155 Capítulo III: Celebración de las exequias en el domicilio del difunto sepelio del cadáver se celebra en otro momento Misa exequial 167 Capítulo V: Celebración de las exequias de un difunto no practicante.. 136 Formulario de las exequias en el cementerio. con cantos 232 Capítulo II: Rito simplificado de las exequias de un párvulo bautizado Capítulo III: Exequias de un párvulo no bautizado Libro VIII: EXEQUIAS EN CASOS ESPECIALES Capítulo IV: Celebración de las exequias de varios difuntos en caso de accidente público 174 Capítulo VII: Celebración de las exequias en caso de cremación del cadáver 587 Capítulo VIII: Celebración de la misa exequial cuando el Libro IV: RITO SIMPLIFICADO DE LAS EXEQUIAS SIN CANTO Libro VI: CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS EN CASOS EXTRAORDINARIOS ÍNDICE GENERAL Capítulo I: En las exequias del obispo diocesano (residencial o emérito) Capítulo II: En las exequias de un obispo que no fue pastor propio 255 264 271 273 277 Capítulo III: En las exequias del párroco 206 (residencial o emérito) 280 Capítulo IV: En las exequias de un presbítero 283 Capítulo V: En las exequias de un diácono Capítulo VI: En las exequias de un religioso laico 286 289 . pero cuya familia pide la celebración cristiana del entierro 191 Capítulo VI: Celebración de las exequias de los que han donado su cuerpo 205 219 221 Libro VII: CELEBRACIÓN DE LAS EXEQUIAS DE LOS PÁRVULOS 229 Capítulo I: Exequias de un párvulo bautizado 231 Forma típica de las exequias de un párvulo bautizado.

Por un difunto muy joven 3. 13. En la muerte de un niño (una niña) (2) En una muerte por accidente En la muerte por homicidio o presunto suicidio. En una muerte después de una larga enfermedad. 2. 12. En una muerte repentina 8.. Formulario 1 Formulario II 410 410 413 . En una muerte por homicidio o supuesto suicidio. En una muerte repentina 7. Ei) la muerte de un diácono 12. En la muerte de un joven (una joven) 10. 14.. un presbítero o un diácono 16.. 8.. En la muerte de un niño (una niña) (1) 339 339 343 343 345 347 347 354 355 356 357 359 ÍNDICE GENERAL 11. Formularios generales 6. Palabras introductorias y de despedida para casos especiales • 1.. En la muerte de un padre (una madre) de famlia. Formularios para la plegaria universal 1-5. Responsorios 337 3. En una muerte después de larga o penosa enfermedad 9. En la muerte de un padre (madre) de familia 6. En caso de un accidente público 5. En la muerte de una persona alejada o en situación irregular 15.. Salmos y respuestas 308 2. Cuando la familia ha quedado muy desconcertada.ÍNDICES 588 Capítulo VII: En las exequias de una religiosa Libro IX: CELEBRACIONES NO EXEQUIALES POR LOS DIFUNTOS 291 293 Capítulo I: Traslado de un difunto a su sepultura definitiva 295 Capítulo II: Conmemoración de uno o varios difuntos en determinadas circunstancias 297 Preces para después de la misa 298 APÉNDICES 305 Apéndice I: Textos diversos 307 1. 10.. En la muerte de un presbítero 11. En la muerte de un religioso (una religiosa) 589 360 361 362 363 365 366 369 369 372 374 376 378 379 381 382 384 385 387 388 Apéndice II: Formulario completo para la misa de difuntos celebrada fuera de la iglesia (ORDINARIO DE LA MISA) 391 Apéndice III: Bendición del agua 409 Apéndice IV: Preces en el cementerio y bendición del sepulcro. En una muerte por accidente 9. En la muerte de un obispo. Oraciones 339 Para la estación en la casa del difunto Para la Liturgia de la palabra Junto al sepulcro Oraciones conclusivas en el cementerio Para las exequias de párvulos 4. En la muerte de un religioso (una religiosa) 5. 7.. Por un niño que ha llegado al uso de razón 4.

El cielo y la felicidad de los justos 418 419 B) Esquemas de lecturas para algunas circunstancias ÍNDICE GENERA L 420 422 424 425 427 430 432 435 I. incorporación a la muerte y resurrección de Cristo VIL La Eucaristía. Ante una muerte desconcertante 1. Muerte después de larga o penosa enfermedad 435 435 436 436 437 II. La creación fue también sometida a la frustración.. La muerte absorbida por la victoria: la Resurrección V.590 ÍNDICES Apéndice V: Esquema de lecturas A) Esquemas de lecturas para celebraciones comunes 417 III. Vivir y morir para el Señor. Muerte de un padre (una madre) de familia 4. la fe que da la vida eterna VI. alimento de vida eterna VIII. Muerte de un niño (una niña) I. El pecado causó la muerte 417 II. Es una idea piadosa y santa rezar por los difuntos 503 503 528 528 531 . Exequias de niños bautizados Primeras lecturas del Antiguo Testamento Primeras lecturas del Antiguo Testamento en Tiempo pascual Salmos responsoriales Segundas lecturas del Nuevo Testamento Aclamaciones antes del Evangelio Evangelios 505 507 511 515 516 III. Muerte en accidente 439 439 441 441 438 llegado (llegada) al uso de razón Apéndice VI: Leccionario de las misas de difuntos I. Estar preparados IX.. Jesús se enfrentó a la muerte. Muerte de un joven (una joven) 1. IV. El misterio de la muerte 2. El bautismo. III. Muerte repentina 5. La resurrección futura y el juicio de Dios X.5 v / 442 443 444 444 444 452 456 465 479 482 II. Muerte de un anciano (anciana) 417 IV. Exequias de niños no bautizados Primeras lecturas del Antiguo Testamento Salmos responsoriales Aclamaciones antes del Evangelio Evangelios 521 521 523 524 525 Apéndice VII: Homilías exequiales 1. Muerte natural 2. Muerte que deja un gran vacío 2. Para las exequias de adultos Primeras lecturas del Antiguo Testamento Primeras lecturas del Nuevo Testamento en Tiempo pascual Salmos responsoriales Segundas lecturas del Nuevo Testamento Aclamaciones antes del Evangelio Evangelios . "Yo soy la Resurrección y la vida". Muerte que conmueve a un pueblo o barrio 3. Muerte repentina 3. Para redimirnos.

Cantos de entrada 7. El Señor te abra las puerta 8. Señor 3. Aleluya. Yo soy el pan de vida 19. Repertorio gregoriano 1. Sanctus 3. Levavi oculos meos 6. Kyrie 2. Dale el descanso. Tú fuiste sepultado 21.ÍNDICES 3. La muerte no es el final 6. Salmo 22: El Señor es mi pastor 4. Salmo 120: Levanto mis ojos a los montes 13. Que los ángeles te lleven 23. Salmo 129: Desde lo hondo 14. Ego sum resurrectio et vita 2. Cantos de comunión 18. Esperanza y oración por los difuntos 535 539 541 Apéndice VIII: Cantos para las exequias 1. Salmo 129: A ti. tú tienes palabras 17. 574 576 . Señor. Lux aeterna 5. En la muerte de un cristiano practicante 4. levanto mi súplica 15. ¡Oh luz gozosa! 545 545 545 546 547 547 548 549 550 551 552 554 554 556 559 561 562 565 565 565 566 568 570 572 573 . Despidamos todos iuntos al hermano 24. Tu palabra. Salmo 122: A ti levanto mis ojos 12. Se alegrarán para el Señor 10. Cantos de despedida 20. Cantos antes del Evangelio 16. Dios mío. Dios enjugará las lágrimas 9. Te colocamos en los brazos de Dios 22. Fe. Agnus Dei 4. Señor 5. Cristo es la vida y resurrección de los muertos 5. Salmos responsoriales 11.