El miedo al derrumbe

Exploraciones psicoanalíticas I
Donald W. Winnicott

El miedo al derrumbe es un rasgo significativo en algunos pacientes, pero no en todos. De esto
se puede extraer la conclusión de que el miedo al derrumbe se vincula con la experiencia
previa del individuo y con factores ambientales aleatorios. Algunos pacientes presentan este
miedo al comienzo del tratamiento, algunos los hacen peor otros tienen buenas defensas, las
cuales los lleva a presentar este miedo al derrumbe como factor determinante cuando llevan
un progreso considerable en el tratamiento.
El término derrumbe puede significar varias cosas, dentro de este contexto se le considera
como una falla de la organización de las defensas. La palabra derrumbe nos lleva a describir
ese estado de cosas impensables que están por debajo de la organización de las defensas.
El yo organiza defensas contra el derrumbe de la organización yoica, que es la amenazada,
pero nada puede organizar contra la falla ambiental, en tanto y en cuanto la dependencia es
un hecho viviente. Lo que estamos examinando es una inversión del proceso de maduración
del individuo. Esto exige reformular las primeras etapas del crecimiento emocional.
El individuo hereda un proceso de maduración esto lo lleva adelante en la medida en que
exista un ambiente facilitador y solo en esa medida. Individuo pasa de la dependencia absoluta
a la dependencia relativa y de esta avanza hacia la independencia. En la salud, esta evolución
tiene lugar a un ritmo tal que no deja al reverso el desarrollo de la complejidad de los
mecanismos psíquicos ligado al desarrollo neurofisiológico. El ambiente facilitador es un
sostén que evoluciona hacia una manipulación, a la que se le agrega la presentación del
objeto. En un ambiente así, el individuo tiene un desarrollo que puede ser clasificado como
una integración a la que se agrega una residencia seguida de la relación con el objeto.
En el periodo de la dependencia absoluta en que la madre cumple la función de yo auxiliar, él
bebe no ha separado lo “distinto a mi” de lo que es “parte de mí”, a partir de esto se pueden
enumerar las agonías primitivas:
1. Retorno a un estado de no integración
2. Caer para siempre, en donde la defensa es el auto sostén
3. Perdida de la relación psicosomática, falla de residencia
4. Pérdida del sentido de lo real
5. Perdida de la capacidad para relacionarse con los objetos, en donde las defensas son
estados autistas.

a la época anterior a aquella en la que el grado de madurez hizo posible experienciar el vacío. la necesidad de experienciarlo es equivalente a la necesidad de recordar que se presenta en los neuróticos. De esta forma. el inconsciente significa que la integración yoica no es capaz de abarcar algo. ya tuvo lugar. Existen momentos en que el paciente necesita que se le diga que el derrumbe. El paciente podrá tramitar estos errores y dar cuenta de cada falla técnica del analista como contratransferencia. En este sentido es preciso pensar en algo provechoso que ha sucedido y no en un trauma. Para el paciente es más cómodo recordar un trauma que recordar que nada pasó cuando podría haber pasado. el yo es demasiado inmadura para recoger todos los fenómenos dentro del ámbito de la omnipotencia personal. Winnicott afirma como enunciado fundamental que el miedo clínico al derrumbe es el miedo a un derrumbe ya experienciado.Cabe aclarar que la enfermedad psicótica no es un derrumbe. en donde su finalidad es evitar la responsabilidad o la persecución. En este contexto. acá volvemos a caer en el enunciado que anteriormente sucedió una muerte que no fue experenciada. También la teoría se aplica en el “vacío”. se puede tratar de una defensa relativamente compleja. se comprobara que la no existencia es parte de una defensa. sino más bien. Se ha dejado claro que el miedo al derrumbe puede ser un miedo a un hecho del pasado que aún no ha sido experienciado. EL paciente debe seguir persiguiendo ese detalle del pasado que todavía no fue experienciado. De la misma manera se puede examinar el afán de no-existencia. En modo de síntesis se puede destacar como esta teoría se puede aplicar a otros miedos conexos como el miedo a la muerte y la búsqueda de vacío. en donde este vacío pertenece al pasado. Esta teoría se aplica en el miedo a la muerte como síntoma significativo. en este sentido. . que adquiere la forma de ese detalle en el futuro. una organización defensiva relacionada con una agonía primitiva y que habitualmente logra su propósito excepto cuando el facilitador ha sido no deficiente sino atormentador. Es el miedo a la agonía original que dio lugar a la organización defensiva desplegada por el paciente como síndrome mórbido. el miedo que destruye su vida. el paciente se preocupa por algo que pertenece al pasado ya que la experiencia original de la agonía primitiva no puede transformarse en pasado a menos que el yo sea capaz de recogerla dentro de su experiencia presente y su control omnipotente actual (presumiendo que la madre o el analista cumpla la función de yo auxiliar). poco a poco el paciente recoge la falla original del ambiente facilitador dentro del ámbito de su omnipotencia y de la experiencia de omnipotencia que corresponde al estado de dependencia. el paciente no pudo experienciar nada.