You are on page 1of 5

Proceso de la Pedagogía del Caos

Para facilitar su comprensión damos un ejemplo de una de las tantas secuencias posibles en la aparición de
las herramientas de la Pedagogía del Caos
Aunque la Pedagogía del Caos no lleva un proceso secuencial en la aplicación o uso de sus herramientas,
para facilitar su comprensión vamos a dar un ejemplo de una de las tantas secuencias posibles en la aparición
de sus herramientas:
Usted se encuentra en una situación normal. Hay gente en el lugar, también algunas mascotas, plantas…
niños que juegan y jóvenes que chatean desde sus móviles… de pronto ocurre algo inesperado, cambian las
condiciones de luz, de espacio, de tiempo; todo parece saltar de su sitio, se disparan todas las alarmas de los
sentidos y de las cosas; cada cual se mueve en una dirección diferente, los perros ladran y corren, algunas
personas se buscan o se gritan, los más controlados consultan en su móvil las noticias… en fin, se ha
disparado el caos.
Cuando todo estaba tranquilo parecía existir un solo orden, todo era regular: el sonido, el movimiento, la
conversación… casi podría adivinarse el futuro siguiente de personas, animales, plantas y cosas. Cuando
llega la perturbación todo se descontrola, se torna impredecible. ¿Por qué?
El Caos dota a cada uno de los elementos del sistema de pequeños o altos grados de libertad. Esto rompe al
menos por un momento el equilibrio y con él se rompe la poderosa dependencia del orden, de las reglas, de
las relaciones. Todos, todas y todo quedan expuestos a su propia suerte, dependiendo de sus propias
decisiones; pero esos grados de libertad que se ganan, en conjunto suman una buena riqueza: la riqueza del
Caos, que constituye una de las primeras herramientas de la Pedagogía del Caos.
Las perturbaciones, pueden provenir de cualquier fuente, en general actúan como desordenadoras de la
estabilidad que existía en el sistema; esta es una de las primeras invitaciones que hace la Pedagogía del
Caos: Remover, desordenar los sistemas que están anclados en el equilibrio, en la rutina, o que están
cerrados sobre sí mismos. Esta herramienta es muy importante porque al brindar ciertos grados de libertad a
los elementos del sistema (sean estos, físicos, biológicos o humanos) también activa en ellos dinámicas que
los inducen a la participación.
El sistema ha empezado a oscilar en la acción de todos sus componentes; en nuestro caso, la perturbación ha
generado una catástrofe y esta ha roto todos los hilos de continuidad; es como si quienes eran espectadores
pasivos (humanos, plantas, animales y cosas) viviendo una rutina predecible, ahora se comportaran como
actores. Entonces se disparan emociones, señales, sonidos, y en medio de ese barullo de cosas van
apareciendo elementos, situaciones, momentos, que bien aprovechados pueden convertirse en germen de
nuevos órdenes. Estos elementos adoptan forma de herramienta bajo el nombre de Generadores.
Pero debe haber personas que estén atentas a visualizar esos Generadores, pues es a partir de ellos de
donde brota la fecundidad del caos. A estas personas, se les denomina Dinamizadores en la Pedagogía del
caos. Su función no es dirigir ni conducir, es simplemente alertar sobre la aparición de generadores, pues
estos son fugaces, aparecen y desaparecen como los electrones en su danza atómica.
Ahora todos los seres de ese campo de relaciones, de esa territorialidad que se movía pesadamente en su
rutina, se sienten física, simbólica y circunstancialmente atrapados, porque la perturbación, que bien pudo ser
un desastre natural o un inesperado suceso social, empresarial, económico, político, en fin cualquier
circunstancia que introdujo desorden, caos, crisis, no parece ofrecer salidas.
Pero allí, en medio de esa oscuridad real o virtual, una pequeña abertura, una luz en el fondo del túnel, una
brizna de comida, un cambio de temperatura… pueden ser generadores que hay que saber leer, recoger y
aprovechar, no solo para satisfacer necesidades inmediatas sino como atractores de organización, pues
alrededor de ellos puede irse arremolinando todo el sistema en un prodigioso proceso de Autoorganización. A
medida que las personas, seres vivos y las cosas se autoorganizan, van surgiendo Regulaciones como forma
de supervivencia y esas regulaciones probablemente estarán imbuídas de formas de cooperación.
Entonces, a medida que el sistema va adoptando cierta forma de organización, se va definiendo un borde, una
membrana que empieza a contener una Mini-complejidad. Este microsistema evoluciona a partir de una serie
de intercambios orgánicos de materia energía e información y se mantiene a través de una Flujicidad interna y
externa y este carácter de flujos permanentes de información le permiten al sistema hacerse a una cierta idea
de lo que puede devenir; es como si pudiera husmear en el futuro; a eso lo llama Configuración la Pedagogía
del Caos.
El sistema sigue oscilando en una rica sopa creativa y bien sea en el medio del proceso, o al borde del caos
emergen nuevas condiciones, nuevas propiedades que se constituyen en nuevos órdenes, no definitivos
(porque se recaería en el equilibrio) sino de paso y a estos fenómenos y momentos los llama Reordenantes la
Pedagogía del Caos.

Flujicidad
Flujicidad - Para que un proceso de organización y de vida se mantenga dentro de ciertos márgenes de
libertad, o en cierto modo, para que se autoproduzca permanentemente, la Pedagogía del Caos ha hallado

la Pedagogía del Caos brinda herramientas como la Autoorganización. Puede visualizar bloqueos a la Flujicidad y mostrarlos al sistema para que éste los diluya. puede convertirse también en información: de pronto las personas se dan cuenta que algo falta. a una mayor complejidad en términos de aumento de información.necesario que la información que necesita fluya a través de él. Facilitar los procesos de flujicidad no es aún propiciar el evento creativo pero si prepara el ambiente. o puede actuar en un sistema que haya entrado en crisis. En la Pedagogía del Caos las personas o grupos que pretenden dinamizar o que se convierten en dinamizadores por cosas del azar. rompe o inhibe hegemonías. podemos hacernos la siguiente pregunta: ¿Existe un flujo permanente de Materia. frente a los Generadores su labor es estar alerta para detectarlos y hacerlos visibles para que el sistema los aproveche. la acción humana con el afán de dominio y control ha ido rompiendo estos ciclos e imprimiendo otros ritmos que han conducido a numerosos ecosistemas y formas de organización a la crisis o al colapso. al equilibrio absoluto. Dinamizadores de un sistema podrían ser incluso elementos o fenómenos o seres vivos no humanos. emociones. dispara múltiples fuerzas en diferentes sentidos. la configuración. la ausencia de elementos de cualquier orden en un momentoespacio determinado.pero con el cuidado de diseñarlos o definirlos en colectivo previendo mínimamente los riesgos a los que estos conducen… en fin. protagonista. imágenes) se puede convertir en información importante. actor. que se sienta parte. es bien probable que asuma el proceso o evento como propio. podemos hacernos las siguientes preguntas: ¿Existen allí personas o grupos que conocen y ponen a disposición del sistema las herramientas de la Pedagogía del Caos? ¿Los cambios operados en el sistema por el uso de las herramientas de la Pedagogía del Caos no han dependido en exclusiva de una persona o un grupo sino que han sido adoptados por colectivos del sistema . Por eso hoy día no se puede esperar que tanto los sistemas vivos. que algo se detuvo. de comunicación y de interacciones y por tanto se da un incremento en la velocidad de los sucesos y de los procesos. Puede propiciar desordenamientos –y aquí tal vez tiene su intervención de mayor impacto. se mantiene un horizonte de libertad. Esta característica viene dada desde el propio acontecimiento maravilloso de la vida. En este sentido. Si una persona tiene oportunidad de acceder a lo que ocurre en el sistema o minicomplejidad del cual está participando. La flujicidad induce a un mayor caos. la labor de la dinamización consiste en estudiar a fondo todas las herramientas de la pedagogía del Caos y brindarlas al sistema en los momentos en los que se considere que éstas deben ser usadas. Los flujos penetran tanto al sistema que los propios elementos de la Mini Complejidad se vuelven flujos que circulan libres en su interior pero también entran y salen del proceso. pero por ahora nos referiremos a personas o grupos. y si cualquiera de esos sucesos o no sucesos lo conecta con los otros y con los demás elementos físicos del sistema. que lo visible o detectable por sus sentidos. Sin embargo. pero aún. por ejemplo. estamos hablando de lo que es o puede tornarse significativo para las personas. tienen a su disposición una serie de herramientas que no los dotan de ningún poder externo al sistema ni les permiten apropiarse o conducir. que lo atraviese de tal manera que a ser posible todos sus elementos sean tocados y conectados o reconectados por esa información. torna más flexible al sistema. Energía e información al interior del sistema y de este con el medio? Dinamización Dinamización – Los ecosistemas naturales están dotados de ritmos y ciclos de Autoorganización y realimentación lo cual les permite moverse y desarrollarse por sí mismos. Un Dinamizador bien puede actuar en un sistema estático cuya flecha del tiempo lo enrumbe a la entropía.no es la del líder o jefe o grupo que diseña y dirige el sistema hacia donde considera que debe conducirse. a la muerte. que esté en peligro de desaparecer pero a causa de un exceso de movimiento o de desorden. Para lograrlo. la Pedagogía del Caos ha visualizado y extraído de numerosas experiencias la herramienta de la Dinamización. Al hablar de información. ambientales como los humanos y sociales retomen por su cuenta caminos de Autoorganización y Realimentación. gestos. Para constatar si la Flujicidad está haciendo presencia en un sistema. tanto para los elementos como para la Mini complejidad. la dinamización y los reguladores. Cualquier elemento que pueda ser detectado (sonidos. Así. Estas Mini Complejidades se tornan cada vez más abiertas y cada uno de sus elementos establece con sus entornos nuevos flujos que retroactúan sobre el sistema produciendo una descomunal actividad en su interior. palabras. un grupo u organización puede variar de integrantes y mantenerse como grupo como proyecto o entidad. Para constatar si los Dinamizadores están haciendo presencia en un sistema. La labor del Dinamizador –como se podría pensar en términos convencionales. que haya disparado sus alertas. Para garantizar que la acción de la Flujicidad no conduzca al sistema hacia su destrucción. que algo no se hizo… y esto puede ser más relevante aún.

la confusión y las conclusiones aventuradas. los recursos potenciales. se puede definir individual o colectivamente qué es lo que va a ser observado tratando de que esta acción sea coherente con las condiciones del sistema.Borrosidad Borrosidad . los organismos que viven en constante aprendizaje e incluso las máquinas “inteligentes” tienen mayor viabilidad que los que se mueven sobre dos extremos. pues son y no son a la vez. la información se nos escapa.Existe la creencia de que las cosas solo pueden ser verdaderas o falsas. Los generadores pueden ser momentos. recientemente las Ciencias de la Complejidad han hecho aportes que dan sustento a otro tipo de concepciones. lo personal. precisas o imprecisas… Existen funciones tan definidas en los sistemas (organizaciones.Aprender a observar al interior de un sistema complejo es una tarea difícil para el investigador o dinamizador. procesos) que nadie puede hacer más o menos de lo que le toca. Ahora las cosas no son solo verdaderas o falsas. de cada caso. ordenadores iniciales… Una característica que hace bastante difícil el trabajo con generadores. las mejores maneras que ha hallado hasta ahora la Pedagogía del Caos son: la intuición. los sienta. ni manejar el presente completo. nodos de paso. el tacto. instrucciones y funciones se conviertan en pautas. . allí no cabe la vida. Por supuesto que para evitar demasiada ambigüedad. buenas o malas. La ventaja de dedicarse a detectar generadores es que se evita la saturación de información. la creatividad. Son como nuestras neuronas que se agrupan de diferentes maneras para cada actividad. sucesos. precisas o imprecisas. juegos de reglas o funciones delimitadas. participando. ¿De qué depende que aparezcan. podemos hacernos las siguientes preguntas: ¿Existen en el sistema verdades inapelables y condenas a opiniones o comportamientos que se opongan a ellas? ¿Existe una infinidad de reglas e instrucciones que podrían ser convertidas en pocas pautas o acuerdos? ¿Las funciones están tan definidas y se exige su cumplimiento al punto que es difícil salir de ellas? Generadores Generadores . y los seres vivos y aún las máquinas deben estar en capacidad y libertad suficiente para tomar decisiones ante situaciones imprevistas que son cada día mayores. sin límites definidos. instrumentos. Esta es una de las grandes tareas del dinamizador o de los elementos que se hayan vuelto activos dentro del sistema: aprender a detectar. Aquí no hay que hacer diagnósticos. Para constatar si la borrosidad está haciendo presencia en un sistema. es que estos no existen como tales. mayor éxito podremos alcanzar en una tarea. que sean evidenciables. o a partir de los cuales se inicia algún tipo de variación o de dinamización. relatividad o el “todo vale”. activa. los convierta de energía potencial en materia real y en el momento preciso. a cazar generadores. y porque hallarán por su creatividad nuevas salidas. las emociones. de prácticas e incluso de tecnologías. derivan hacia estados plenos de vida y creatividad. el suceso se pierde. el juego de interacciones que se da en un sistema que se ha convertido en MiniComplejidad que si no estamos a tiempo y en el lugar preciso. buenas o malas. la confluencia de circunstancias ya no existe más. hay una inmensa gama entre estos dos extremos. Las personas que saben ceder porque no tienen un programa rígido. la cotidianidad. la Pedagogía del Caos pone también a disposición de estos procesos otras herramientas como la autoorganización y los reguladores. Es tal la velocidad de flujos. además. o en otras palabras pueden aparecer o no aparecer. Pueden ser también atractores. Pero si bien todo esto ya se empezaba a poner en duda en nuestra práctica social. tomar forma real. una fuerte concentración de energía. y esto hace que los juegos de reglas. espacios. ni acceder al pasado. pues tanto las personas como los grupos. Pero si se ha venido haciendo parte de un sistema y no se tienen fuertes exigencias externas que determinen el objeto de observación. su función y su actuación depende en cada caso. elementos. personas… en los cuales hay al menos en un instante. Las experiencias de la pedagogía del Caos lo han ido demostrando al contemplar cómo los grupos sin grandes convicciones de verdad. las organizaciones flexibles. y el dominio de la información que circula en el sistema y todo esto se logra estando involucrados. Se trata de estar atentos. pues no se maneja la temporalidad dividida ni la espacialidad segmentada sino la espacio-temporalidad unificada. en estado permanente de alerta y dedicarnos a reconocer generadores. Para aprender a detectar los generadores. Creemos que entre más reglas o instrucciones podamos dar o tener. que adopten formas generadoras? De que alguna persona o grupo los ubique. su centro de acción. los momentos claves de dinamización. productiva o no tomarla nunca. grupos.

pequeñas unidades de producción artística. Existe un catálogo amplio de reguladores. emocionales. de que sus elementos adquieran cada vez mayor autonomía. Sin embargo. Los generadores son fugaces. que es al beneficio individual y de la organización. porque se considera que no hay nada que regule. Siendo una acción colectiva. pero mediante un consenso dinámico. pues lo más probable es que conduzcan a donde todos desean. puede llegar a captar “al vuelo”. se va generando colectivamente una nueva proyección? Reguladores Reguladores . podemos hacernos las siguientes preguntas: ¿Buena parte de los miembros del sistema han hecho una proyección colectiva de futuro? ¿Las acciones individuales y colectivas están en buena medida encaminadas en ese sentido. en cierto modo se prefigura una distribución de probabilidades (intenciones u objetivos de todos los participantes). Es algo similar a la “Visión compartida” que plantea Peter Senge en sus escritos. pero estas. todo esto es lo que un buen dinamizador. podemos hacernos la siguiente pregunta: ¿Se han detectado un número significativo de generadores y se han aprovechado para movilizar el sistema? Configuración Configuración . Allí todo se juega en la acción y debemos aprender a vivir en el instante. homogenizadores y la minicomplejidad puede caer de nuevo en la repetición de esquemas. cuando apenas entramos al fenómeno de la flujicidad. No tiene sentido registrarlos. que controle o que permita al menos hacerse a una mínima idea de lo que va a ocurrir. los generadores tienen tal poder que se pueden tornar ordenadores. Sin un tratamiento adecuado. Pero un buen tratamiento de generadores y con la ayuda de la Flujicidad y de los Reguladores. Para constatar si los Reguladores están haciendo presencia en un sistema. esclavizadores. se apuesta por solo una de ellas. y las mil variables que los acompañan. empresarial etc. la rutina. Es natural que esto produzca prevención e animadversión. se van conformando equipos.Si algo caracteriza a la Pedagogía del Caos es su capacidad para identificar y generar procesos con altos grados de libertad. enlistarlos. las experiencias mismas arrojaron algunas herramientas que si bien no permitían predecir estados futuros del sistema. de zonas de atracción. enunciarlos como fórmulas. códigos expresivos de diferentes niveles. porque además de depender de la velocidad del espacio-tiempo. con una buena práctica. y de que no exista allí alguien o algo que controle o maneje ese proceso en algún sentido o hacia alguna parte. el contexto y el sentido. la Mini complejidad entra en una pista de alta velocidad hacía su desarrollo creativo. social. se “visualiza” en una posible configuración y se tiene la confianza de que todo se orientará en ese sentido. de la condición que adoptan hoy día los fenómenos y de las formas de aproximación que se hacen sobre ellos. Ya vimos que esto ni siquiera es posible en los fenómenos naturales complejos. no podría comprender el potencial del Caos ni la capacidad de las herramientas de la Pedagogía del Caos para ponerlo de su lado. pasa y deja de ser generador. podemos hacernos la siguiente pregunta: ¿Se evidencian situaciones. con dificultad podrán captar momentos psicológicos. un espectador desprevenido podría sentirse asistiendo al parto y al desarrollo de un mecanismo monstruoso y de alto poder destructivo. dependen también de la circunstancia.Teoría de juegos – Dinámicas Reguladoras .Una persona que no esté al corriente de las características de la época. Si un generador no se aprovecha de inmediato. momentos o procesos donde aparezcan de manera natural dinámicas reguladoras? . Para constatar si la Configuración está haciendo presencia en un sistema. de procesos autoorganizacionales que fueron derivando de las experiencias de la Pedagogía del Caos y que luego hallaron coincidencia con atractores y reguladores de las Ciencias del caos y de la Complejidad[1] Al contrario de anarquizarse o “desordenarse” los procesos en el sentido convencional de esta palabra. Esto produce también confianza para que las organizaciones abran ciertos grados de libertad a los procesos. en el momento en que podría aparecer como una luz de significado para la Mini complejidad. Ante la posibilidad de que un sistema se dispare en múltiples direcciones y lejos del equilibrio. la esterilidad. que su comportamiento global así como el de sus partes se haga cada vez más impredecible.Puede que más adelante se construyan herramientas físicas para detectar generadores. Esta herramienta se llama Configuración La Configuración es un ejercicio colectivo que no hace inventarios de probabilidades ni de trayectorias futuras. lo cual puede conducir a futuros bastante impredecibles e incluso riesgosos. Pero la experiencia investigativa de la Pedagogía del Caos ha evidenciado numerosas formas de regulación y autorregulación sobre todo en las primeras etapas. o al variar sensiblemente las condiciones. Para constatar si la los Generadores están haciendo presencia en un sistema. si permitían tender unas ciertas regulaciones y hacerse colectivamente imágenes y escenarios que pronosticaban con cierta precisión un estado posible del sistema.

atractores. comportamientos. políticas e incluso culturales. Autoorganización. empresariales. algunos de los elementos del sistema y en particular los dinamizadores entran en un Estado de Alerta tal que les permite poner ese caos a favor del sistema. Entonces aparecen nodos. que generalmente preocupan.En los procesos con los que debe lidiar la pedagogía del caos. un punto de ruptura o cambio en alguno o algunos de los elementos del sistema. nuevas formas de ser. dos “temperaturas” y dos ritmos totalmente diferentes empiezan a acoplarse en una armonía creativa. Para constatar si los desordenadores están haciendo presencia en un sistema. al desplegarse amplios grados de libertad en los elementos que componen el sistema. vórtices. podemos hacernos las siguientes preguntas: ¿Aparecen de pronto variaciones. sin contar con los recursos o herramientas necesarias para que su dinámica fuera constructiva y no destructiva. antes fríos y acartonados. perturbaciones. Dinamización). disparan alarmas y lo ponen en riesgo incluso de desaparecer. Así. También lo han sufrido miles de personas que han apenas sobrevivido. de hacer y de organizarse que le imprimen al sistema un alto carácter creativo y productivo. -El sistema entra en una serie de oscilaciones. donde la Pedagogía del Caos halla estancamiento. Una de las preguntas claves en este sentido es: ¿Qué pasaría si en uno de estos sistemas se abriera a todas las personas la posibilidad de ser ellos mismos. El Caos entonces depende de cuatro momentos: -De unas condiciones iniciales. -En medio de la dinámica que se ha despertado y cuando el Caos ha atravesado todo el sistema y ha logrado un intercambio permanente de Materi. se disparan miles de situaciones. perturbaciones o movimientos inusitados en alguno de los sectores o elementos del sistema? ¿Es posible identificar los agentes responsables de estas perturbaciones o desordenamientos y en vez de atacarlos aprovecharlos para remover los aspectos o elementos más estáticos del sistema? . -Apoyados en otras herramientas de la Pedagogía del Caos (Flujicidad. sus creencias. de emprender y continuar sus propios caminos? Si solamente se emprendiera este proceso. mueren por inanición y esto lo han experimentado millones de niños a quienes al cabo de los años parece que se les hubiera muerto el alma. que parece detenido en el tiempo. no se despierta la creatividad. rígido. De esta manera. Allí no prospera la vida.Caos Caos . El sistema empieza a aletear en un aparente desorden -obviamente crítico para el gran sistema del que hace parte. tres herramientas que remueven el sistema y lo ponen en contacto permanente con su entorno. las normas sociales e institucionales. fluctuaciones. temas personas o procesos alrededor de los cuales todo comienza a reordenarse y a tomar sentido. podemos hacernos las siguientes preguntas: ¿Todos los elementos del sistema tienen los grados de libertad suficientes para actuar a su manera? ¿Se detectan influencias sutiles. probablemente el sistema desaparecería. por fortuna la Pedagogía del Caos ha construido o adaptado una serie de herramientas que animan a los sistemas a emprender esos caminos con la confianza de que van a hallar nuevas rutas bajo nuevos órdenes más productivos. no palpita la emoción.En muchos de los sistemas de organización o de vida actual se respira un ambiente frío. en suma. de innovación. acciones… que hacen imposible predecir los estados ulteriores de los elementos y del sistema. si hay algún asomo de iniciativa. de revisar y comprender su vida.pero en la medida en que se mantengan los grados de libertad que se han abierto van a ir apareciendo formas de autoorganización y de regulación que pueden brindar confianza y riqueza a su entorno. el desordenamiento y la Flujicidad. Para constatar si el Caos está haciendo presencia en un sistema. lo cual lleva el sistema por caminos impredecibles. acciones que derivan en grandes perturbaciones? ¿Aparecen atractores que mantienen el sistema fluctuando bajo una cierta dinámica? Desordenadores Desordenadores . Sin embargo la Pedagogía del Caos ha constatado que estos escenarios. de pensar a su modo. pone en acción los Generadores. emergen del proceso Reordenantes. y. vegetando en organizaciones sociales. Energía e información con su entorno. Por el contrario. de pronto se llenan de color de vida de creatividad. Configuración.