Ovalle 1 Héctor Ovalle Flores Dra.

Audrey García Español 3302 18 de Marzo de 2008 Mágico, Lírico y Humano, Julio Cortázar en su esplendor Julio Cortázar en su calidad de escritor, fue formidable. Fue un hombre sencillo de vivir, más no de pensamiento. En este ensayo, revisaremos la vida de este escritor desde un punto de vista histórico y bibliográfico, ya que unos años antes de morir, Julio Cortázar concedió una entrevista personal de más de dos horas para Televisión y Radio Española, la cual esta disponible y abierta al publico por medio de Internet. Al mismo tiempo, revisaremos y estudiaremos varios de sus cuentos de su libro: Final del juego, publicado en 1954 por primera vez. En el ramo de la literatura hispanoamericana y universal, Julio Cortázar se posiciona como un escritor que conmueve y sobrelleva el razonamiento de su escritura, la cual transmite ideas que van directo al inconsciente humano haciendo de la mente un jardín estéril de convivencia y posibilidades fantásticas. De acuerdo a su entrevista de 1977, Cortazar confirma que nace en Bruselas, Bélgica por causa de un simple accidente, ya que su padre, que no era diplomático como algunas pastas de sus libros lo dicen, era un economista trabajando en una misión económica para su país, Argentina, en el año de 1914. Cortázar nace en medio de una disputa bélica y en medio de una serie de eventos que dieron principio a la primera guerra mundial. Curiosamente, Cortazar confesa haber nacido en una situación que no fue nada pacífica, sin embargo el se desarrolla como un ser sumamente pacífico. Sus recuerdos de niño fueron pocos aunque muy lúcidos. A los seis años de edad, su padre abandona el hogar, dejándolo a el y a su hermana con su madre, lo

Ovalle 2 cual hace que la situación familiar cambie involuntariamente. Estratégicamente, vemos que Cortazar incluye parte de su vida personal en sus obras. En el cuento, Los venenos, podemos apreciar los episodios de la vida de un niño que vive en el barrio de “Banfield” en Buenos Aires, justo donde vivía Cortázar de niño, junto con su hermana y su madre. El cuento no menciona una figura paterna, más que un tío de su plena confianza. El cuento habla de la ironía, del amor infantil e inocente, de la familia, y de la sencillez de la vida cotidiana que vivían los argentinos en Banfield. Obviamente si no se supiese algo de la vida de Cortazar, este cuento pudiera pasar desapercibido y no podríamos observar semejante similitud. A los nueve años de edad, Cortazar escribe su primera novela. Una obra inédita, no publicada, inspirada por la lectura de los cuentos grotescos y macabros de la naturaleza del escritor norteamericano Edgar Allan Poe. Su madre llegó a leer semejante trabajo, lo cual causó impresión y tuvo que discutir con el joven Julio el posible plagio de obra, ya que la similitud era casi exacta. Dicho evento causó tristeza en el joven escritor, lo cual siempre lo mantuvo al margen del miedo de un posible plagio. Cortazar confiesa que escribió esa novela sin plagio, mas usando toda su imaginación, en ese entonces limitada por los cuentos leídos de Poe. La vida profesional de Julio Cortázar empieza como profesor de un liceo o secundaria, tras cursar el bachillerato o la preparatoria. Cortázar ingresa a la universidad pero tiene que abandonarla por falta de recursos económicos. Cortazar admite en la entrevista que el no se considera un académico, ni que sus escrituras sean material para académicos, sin embargo, vemos que el pensamiento metafísico y trascendental de Cortázar no necesitaba de un titulo universitario para poder explayar su propósito en la escritura. Aunque no obtuvo un título de universidad, se desarrolló como profesor de idiomas y literatura francesa en la Universidad Nacional de Cuyo en Mendoza, Argentina.

Ovalle 3 Pasando a otra de sus obras de la colección: Final del Juego, en el cuento, El torito, podemos observar la manera en que el escritor usa del lenguaje coloquial un diálogo precipitado y con sentido a la vez. El torito es el cuento de un boxeador de barrio humilde que cuenta y relata lo que era combatir a tantos pugilistas en varias partes del mundo. El diálogo corto, fantasioso y nostálgico del intérprete, hace que el lector escuche esa voz del argentino coloquial con la cual se caracteriza y enorgullece el narrador. Haciendo la investigación para este ensayo, me preguntaba si el guionista mexicano, Carlos Orellana, se inspiro en el personaje para crear la reconocida película mexicana, Pepe El Toro, protagonizada por Pedro Infante. Sin embargo, la película se publicó en 1953 y el libro de Cortázar en 1956. Las coincidencias no solo quedan ahí, durante la década de los cuarenta en los Estados Unidos, existió un verdadero pugilista llamado Jake LaMotta que llevaba como sobrenombre “raging bull” o toro salvaje. El prototipo es el mismo que Cortázar y el de Orellana: humildes principios, orgulloso, terco, y excelente en su oficio. La vida de Jake LaMotta también paso al cine en 1980, el cual fue interpretado por Robert DeNiro. ¿Coincidencias, plagio de personajes o inconsciente? En cuanto a Cortázar se refiere, el plagio queda fuera de posibilidades, ya que el no hubiera perdido el tiempo en copiarse una historia. Sin embargo, como dato importante, Cortázar estudió a profundidad al psicoanalítico suizo Carl Jung, y lo que menciona en su entrevista es que la memoria de todos nosotros se encuentra en otro plano extraordinario, el cual tenemos acceso mediante la terapia y ejercicios de meditación. Esto es lo que llaman en foros psicológicos, la memoria colectiva. Esta memoria colectiva no se limita a la vida de uno, sino a un nivel más avanzado, sobrepasando el tiempo y el espacio. Lo cual nos hace pensar que quizás el torito si pudo haber sido tres personas a la vez en nuestra memoria colectiva.

Ovalle 4 Ya como escritor, Julio Cortázar hace mención que no fue precoz en la edición como otros escritores. El no empezó a publicar hasta que no se sentía seguro de lo que quería publicar, menciona que era muy exigente consigo mismo. Varios puntos interesantes fueron tratados en este punto cuando se le pregunto en la entrevista acerca de sus primeras publicaciones. Para entender sus cuentos, hay que entenderlo a el. Desde un principio el no escribía para las editoriales, ni pensaba en publicar millones de copias de sus libros, sino que siempre se vio como aficionado a la escritura. Cortázar no se considera un escritor de tesis, ideas sociales, ideas políticas, o económicas. ideologías ni soluciones. Los cuentos que decidió publicar conllevan un mensaje, más no Se considera con estilo propio, sin importar la inferioridad o

superioridad del estilo. Su primer libro no fue publicado porque según la editorial, contenía demasiado lenguaje coloquial y malsonante para lo que “debería” ser la literatura de ese entonces, una especie de pureza literaria. Algo en que Cortázar no estuvo de acuerdo. El cuento que sin lugar a dudas robó toda mi atención y me demostró de lo que es capaz Julio Cortázar fue definitivamente, Las Menádes, de su libro Final del Juego . El cuento se desarrolla en un concierto de música clásica en un teatro municipal de una población que no es muy grande, ya que casi la mayoría de los melómanos se conocían de tiempo. La multitud se encuentra demasiado entusiasmada por el concierto, mucho mas de lo “normal”, el narrador se ve a si mismo como un entomólogo observando todo a distancia y con suspicacia al entusiasmo desmedido de los demás. La ironía del público inquieta más que sorprende al narrador. El público celebra la trayectoria del viejo director de la orquesta, que no es para tanto según el que relata. El público se entusiasma tanto que la historia se transforma de una irónica comedia a un caos infernal. Las expresiones de los personajes son precisas y exageradas a un nivel que la misma historia nos transporta hacia aquel teatro con una facilidad imprescindible. El público

Ovalle 5 acaba devorando al director y a los músicos completamente tras estar poseídos por una euforia emocional destructiva. Un cuento de diez páginas actúa como vehículo hacia los mundos y dimensiones que Cortázar llegó a imaginar. Según Cortazar al final de la entrevista, cuando está escribiendo un cuento o una historia, la obra ya esta escrita en otro plano o dimensión, el como persona, es el medio para ponerlo en papel: “El cuento ya está escrito, solo tengo que convertirlo en papel..” . Cuando sentía que el mensaje iba saliendo, Cortazar se sentía un tanto poseído por esta fuerza que confiesa sufría de insomnio, y falta de apetito. Así lo relata cuando estaba escribiendo su mas famoso libro, Rayuela: “Cuando escribí Rayuela la emoción era tan intensa que la termine en condiciones realmente deplorables, días sin dormir y sin comer..” . Para finalizar se le pregunto acerca del famoso “boom” literario del cual Cortázar fue parte junto con Carlos Fuentes, Mario Vargas Llosa y Gabriel García Márquez. Como era de esperarse y yo coincidiendo con el autor, la palabra “boom” en si habla de la debilidad política que tenemos como continente al adaptar palabras de otro idioma (en este caso el ingles) para describir nuestro movimiento literario. Y lo más importante, que muchos críticos incluso latinoamericanos indican que el boom fue un movimiento meramente comercial por las editoriales. Sin embargo Cortázar cuenta que sus primeros ejemplares solo imprimieron 250 copias sin pensar que se iban a vender en números millonarios, el éxito que tuvo el boom no fue más que producto del talento local hispanoamericano y post-modernista. Las fuentes de inspiración para este movimiento fueron sin lugar a duda Alfonso Reyes, Octavio Paz, Jorge Luis Borges y Pablo Neruda entre otros. El talento de Cortázar no es cuestionable ni depende de cualquier editorial para su éxito.

Ovalle 6

Bibliografía

Cortázar, Julio. Final del juego. México D.F.: Altea, Taurus, Alfaguara, 1992. A fondo. Entrevista con Julio Cortázar y Joaquín Soler Serrano. TVEspañola. Madrid. 1977. Internet Movie Database research for Jake Lamotta. http://www.imdb.com/name/nm0483766/bio Internet Movie Database research for the movie Pepe el Toro. http://www.imdb.com/title/tt0045023/

Ovalle 7