UNIVERSIDAD ARTURO MICHELENA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD ESCUELA DE TECNOLOGÍA MÉDICA CARRERA DE FISIOTERAPIA

LA TÉCNICA ALEXANDER

Integrantes: Alexandrino, Jony Cansine, Rosendo Chevez, Ana Karina González, Dagmar Martín, Jennifer Pérez, Mariafernanda

C.I: 16580669 C.I: 16732494 C.I: 16153790 C.I: 17315400 C.I: 17248738 C.I: 16030106 Sección: #03 Prof.: Leisy Liendo Materia: Métodos de Aplicación II

San Diego, 23 de Noviembre de 2006.

La Técnica Alexander 1. ¿Quién creó esta técnica? Frederick Matthias Alexander, nació el 20 de enero de 1869; era un actor australiano que intentando descubrir la causa de sus problemas respiratorios y de afonía, concluyó que su aparente problema de voz se debía a pautas musculares que cargaban de excesiva tensión todo su cuerpo, tensiones que a su vez podían desencadenarse con el solo hecho de pensar en el escenario. Lo que Alexander descubrió fue que cuando realizamos un esfuerzo – ya sea físico o mental, grande o pequeño -, nos imponemos tensiones dañinas que limitan nuestra actuación. Por ejemplo, tenemos el hábito de interferir en la relación establecida de modo natural entre la cabeza, cuello y tronco: los músculos tensos tiran de la cabeza hacia abajo, la mandíbula se endurece y el pecho se contractura, dificultando así la respiración. Al comprimirse la parte superior del cuerpo, los órganos digestivos y la zona de la espalda se resienten. 2. ¿Qué es la técnica Alexander? La técnica de Alexander ha sido considerada a menudo como un conjunto de procedimientos de respiración y postura, pero esto no es más que una pequeña parte de lo que realmente implica. En realidad, se trata de un método para adquirir una mayor conciencia de nosotros mismos cuando realizamos las actividades cotidianas. Con la ayuda de una profesor de la técnica de Alexander lograremos eliminar muchas tensiones, dichas tensiones suelen ser responsables de los dolores que se acumulan con la edad. Cualquier médico le puede decir que sus tensiones vienen dadas por el estrés, tanto las mentales como las físicas, principalmente; pero no nos preocupamos por entender de donde se originan las tensiones. Si por ejemplo, nos acostumbramos a colocarnos de pie sobre un solo lado, lo cual genera un gran esfuerzo sobre ciertos músculos. Una de las consecuencias más comunes es el dolor de espalda, que afecta a millones de pacientes que se ven incapacitados cada semana. Otros efectos de una postura incorrecta y una mala coordinación son la presión sanguínea alta, las migrañas, el asma, la artritis, la depresión y el insomnio, por mencionar algunos. La técnica Alexander se ocupa de eliminar las tensiones u otras patologías mediante ejercicios que corrijan la postura y sin el uso de fármacos: Al final la persona o paciente se podrá mover de manera equilibrada y coordinada a fin de no retener las tensiones en nuestro cuerpo. Si aprendemos a movernos de un modo diferente, podremos adquirir de nuevo la facilidad de movimiento que se había olvidado.

Una lección de la técnica Alexander se divide en 2 partes: A. Ofrecer al alumno los medios para que pueda detectar y relajar la tensión excesiva que ha mantenido de forma inconsciente en el cuerpo. B. Ayudar al alumno a encontrar diferentes modos de moverse que sean más fáciles y eficaces, reduciendo de ese modo el desgaste de la estructura corporal y los órganos internos. Para empezar, es posible que el profesor le pida que se acueste de espaldas sobre la mesa; no será necesario que se quite la ropa, a excepción de los zapatos. Luego se le pedirá que no se resista ni coopere mientras mueve suavemente su cabeza y sus miembros. Esto nunca produce dolor, como puede ocurrir en otras terapias, ya que los movimientos suelen ser muy pequeños. Si se encuentra alguna resistencia, debida a la tensión muscular, le pedirá que relaje el miembro que se encuentra tensado; es posible que se le indique algunos métodos que le ayuden a relajarse. Luego el profesor de la técnica le hará ejecutar una serie de movimientos que le permitirán detectar si ejerce una tensión innecesaria en los músculos. La técnica Alexander es más una reeducación que una terapia, pues con ayuda del profesor aprenderá algo sobre sí mismo. Si durante el proceso se logra curar una enfermedad, será la paciente el que se está curando a sí mismo. Aunque los efectos de la técnica pueden ser muy profundos, se trata al mismo tiempo de un modo simple que puede ser comprendido por cualquier persona. 3. ¿Cómo funciona la técnica Alexander? La técnica Alexander es un modo de realzar la conciencia tanto del cuerpo como de la mente. Se basa en dos principios fundamentales: 1. Inhibición 2. Dirección ó Directivas 1. Inhibición Alexander la definía como la moderación de la expresión directa de un instinto. Se daba cuenta de que, para llevar a cabo los cambios que deseaba, debería empezar por inhibir (o frenar) su respuesta instintiva habitual ante un determinado estímulo. Si controlamos nuestras acciones antes de ejecutarlas, tendremos tiempo de usar nuestro poder de razonamiento para encontrar el modo más eficaz y apropiado de realizar la acción en cuestión. Este momento de pausa antes de actuar no tiene nada que ver con la interrupción o la supresión. Así como tampoco se trata de realizar las acciones lentamente.

A. Inhibición instintiva: Alexander creía firmemente que el hombre debe retrasar su respuesta instantánea a los estímulos con los que es bombardeado cada día, si quiere hacer frente a un entorno que cambia con rapidez. El hombre ya no depende directamente de su cuerpo para subsistir, su instinto ya no es tan fiable. B. Inhibición consciente: Así como podemos frenarnos al instinto, podemos decir “no” conscientemente, al realizar alguna acción o los hábitos arraigados. 2. Directivas Durante sus años de experimentación, Alexander consideró durante mucho tiempo toda la cuestión de las directivas

BIBLIOGRAFIA ODRIOZOLA, B. (2005). El Arte del Masaje (14ava Edición). Barcelona: Integral Ediciones. BRENNAN, R. (1992). La Técnica de Alexander. Barcelona: Plural de Ediciones, S.A.