._- .....,.......----------_._--- .. -.
,,
.,1
Ii
II

Culccrióu l\icologi,¡ CUII!('n¡ptJI','lJ11'é1
Dirigitb por Jorcit' Hudrígllcz

S, Lcbovici y L. Kreislcl'

l'

"1:

.'

,··í

,

.'

l"
1;

¡¡
. JI

.

,1

La homosexualidad en el niño
yen el adolescente

,

;

.s

¡

l'
t •

l.

Ediciones Nueva Visión
Bucnos Aires

I

¡I

" I

....--------_._~

.---

oj

¡,i

1,
'-1·

¡.

I

Título
clt,1 origillaJ eJI francés:
L'JIOI/losexw¡{ité ches (el/jl/llf
el
Prcsscs

Umversit.urcs

Primera
Primera

'11,

:

11

(le:

Franco,

(en .,La psychi:u ríe de l'cufuut")

IN HWDUCCIÓN

lcuíuícsccnt

J DGO

París,

..~-~.- ...

edición en espu˙ol por Proteo, 1967
edición en español por Nueva Visión, 1878

Traducción
O!í

--..

de Floreal Mazia

\~oSI\L\:

DE

l~ B\B\.###BOT_TEXT###1EC~

~

\

.;)

,

-::J.
.t (.,
1(

l

1/ t- "'(

.'

I

1~('~58
I ,-1 ')
--,.. 1 r-:

.~ ~
1 \, . ,~
L
\

-.:. ,

-c..

...,

Hay muy poca certeza en cuanto a lo que es gen~ralmellte la
infancia de los homosexuales. No cabe duda de 'fue, sean ellos
perversos o neuróticos evocan la virilidad de sus padres y la proximidad de madres a menudo abusivas, Explican mal la naturaleza
de sus primeras emociones sexuales, La amnesia én: este' SellUdo
abarca }JOI' lo com˙n todo el periodo que precede a la evolución
de la pubertad; Los homosexuales c[irmari 'fue sólo se han interesada siemp1'e por los hombres, El peso de los hechos modifica
fYrobablemente los recuerdos de todo el ambiente y los organiza
seg˙n un modelo que uno siente la tentación de seguir. La. familia del homosexual corrobora con frecuencia su tesis del desagrado
por los juegos denominados viriles"
'.. ts tendendas a ocuparse
de mWlecas y disfraces femeninos. Se confifnw que detestaba y
rehuía la compañia: de las niñas.
Las' curas psicoanalíticas en los adultos homosexuales permi.

ten hacerse Ul1a idea más precisa. de su infancia y reconstruir SU

1[) 1078 por

Ediciones Nueva Visióll SAle
Argentina
(¿lIt'lb hedlO el depósito que marca la ley 11,723
lmpreso en la Argentina./Printccl in Argentina
Prohibida su reprodlU,:<:ión pardal o total

'J'IICl,mlÍn 3748, Buenos Aires, Rep˙blica

I

historia y los conflictos familiares que dejaron huellas en ella, el
tipo de relaciones obietales que podrían considerarse caracterís.
tícas de la organización\de sus primeras experiencia", Ya tendre:
mos ocasión de volver ¿, ello en este trabajo,
Pero dado que la homosexualidad aparece corno uno de los
datos ftl1l,lamentales de la scxualidlid del hombre y de su bisexua
lidad, q uel'rlarnos conocer el destino de las pulsione» homosexuales
en aquellos que no se convierten en homosexuales, Mo,straremos
r:

7

que la represicín

,r

.,

,
¡~

·'..jl

:J
"

.. '

de 1(/ [nnnoscxuulicuu!
es decísica en la orga/l.iZ(1cirÍn de cienos cstad()s 'l/curó/ieas
o psicot icos.
Tenemos además la inlcndón de estudiar el futuro de ll'ifws
a propósito de los eludes se Jlllccle 7wlJla/' de honrosexuaiulad,
sea
en razón de Sil (;()/llpor/amicll(o,
sea delFido (/ su. aspecto, o bien
a consecuencia
de SI/S prefcrcllcir's.
Iiesulta tcnttuior
C01Wj')(lrar
estas observaciones con las del adulto, fen'jcndo en cuenta lo que

podemos saber o reconstruir acerca, de su infancia.
QtJ'izá sea interesante, en este sentido, tratar de saber en. qllé
medida uno se refiere e~:JJlícttmme1l't:e la noción de inversión
sexual, por ejemplo
las Cl/ms psicoterapéuticas del niño y del
adolescente, IJ cuáles son las COl1secu,el1cÍllsde interpretaciones
que pueden darse en ese sentido .
Por ˙ltimo debería apreciarse la frecuencia de las experiencias homosexuales en el niño, el preodolescente y el adolescente
propiamente dicho, así como sus Cllusas y sus consecuencias.

en

1

LA INFANCIA DE LOS HOMOSEXUALES

{l.

Si se trata de evitar los esquemas simplistas que imponen su
carga y encuentran su expres ión más sencilla en la comicidad
teatral que ridiculiza al homosexual Ieminízado y a su familia, se
dispone de muy poca documentación fuera de la literatura a la
cual, seg˙n creemos, es interesante recurrir. En efecto, pensamos
que ciertos escritores han sido homosexuales y que algunos de
ellos asumieron, no sin¡ trastornos, una experiencia, proporcionándonos documentos de particular importancia. Por ˙ltimo, la novela nos proporciona retratos de homosexuales sobre los cuales
podemos reflexionar.
,
Sigmund Freud abrió el caminó de una nueva crítica literaría patográfica cuando se remitió a una obra de arte acabada para tratar de esclarecer la personalidad de su autor e intentar aclararnos ciertos datos de la vida psicológica. Es el caso
de su obra intitulada Un recuerdo infantil de Leonardo de Vi,,ci [1]. En primer término, Frcudtruza
la biografía del artista y
describe la organización de su c_
;1': su tendencia
al trabajo
con crecientes inhibiciones, su afable dulzura que encubre mal
una fuerte agresividad; su frialdad sexual que disimula tendencias homosexuales, constituycrr rasgos bastante evidentes.
A propósito de esto, Freud tuvo ocasión de estudiar un recuerdo muy antiguo de Leonardo: ~'Parece como si me hallara
predestinado a ocuparme tan umpliamente del buitre. pues uno
de los primeros recuerdos de mi infancia es el de que, hallándo9

,
,

.

~
,

,.;

nía horror por los hombres afeminados y poseía un status viril..cou_. en apariencia.. rcpctidumcnto. por lo demás..9mos~~ Iidad de Leonardo de Villci.e. COmo lo veremos más adelante. Les Cahiers d'André . una teoria sexual. 540). la ídcntifica con él. .i dirigida hacia la boca del Niño. Jean Delay propone escribir con el nombre de psioobiogroña. En tales casos la comprobacíón de la castración de la madre y de las mujeres hace temer la misma suerte a aquel que. no so trata probablemente de un verdadero recuerdo sino de un fantasma posterior reproycc. Es cierto que los héroes ele los relatos de Cide nos revelan probablemente mucho acerca del autor. La sonrisa dc la Madre es aquella con la cual se identifica el niño. al que estudió Sígrnund Freud en uno de los trabajos que integran Tres ensayos para. retorna al autoerotismo. el de los dioses egipcios y su representación en forma de buitres. señalaba en general el limite por encima del cual un objeto dejaba ele ser deseable para Cide" (p. Ofreció de él una imagen enternecida por el recuerdo: "Vuelvo a ver a mi padre seg˙n una fotografía. Anclré Cide pensaba que se organizó demasiado temprano en función de su juventud . que seg˙n se sabe era capaz de vinculaciones amorosas con las mujeres. Sus anomalías son largamente descrita.lJ. Et niño pequeño reprime su amor hacia su madre. COmo en los acertijos de otrora. De tul modo se convierte en homosexual. y que. Es evidente que el nacimiento ilegítimo de Leonardo no podía dejar de plantearle problemas. poniéndose él mismo en Sil lugar. "La edad ele dieciséis años.Va{ter nos informan sobre el estado anímico del joven Anelré Cide. entre los labios' '. Se me acercó une de estos animales. En la obra que dedicó a André Cidc [2]. me abrió la boca con su coja y me golpeó con c-llu.'1 .~--------------. Existe. Si le grain ne meurt es la obra a la cual es preciso referirse antes que nada. quien. se puede descubrir la forma del buitre en el dibujo de las vestimentas elc Marfu. el intento de este autor para explicar la naturaleza y los orígenes de su inversión. y las ama tal como su maure 10 amaba cuando él era niño [ . la de Narciso en la fábula.C hoy vivimos. [can DeJay recuerda en su obra que André Cíde puede ser considerado un paidófilo. al recibir el amor de su madre. Freud se refiere al descubrimiento de Pfister. Frcud lleva más allá el análisis de esa fantasía y recuerda otros símbolos históricos..i' Seg˙n Frcud. no puede sino sentir desagrado por las mujeres.. Más a˙n. A propósito del cuadro que representa a Santa 4na. y que en lo que hemos sido conoceremos lo que somos.. Por la represión misma de su amor hada ella. para él. mucho. conserva intacto este nmcr en su inconsciente y a partir de enronces le es fiel. la V'il'gen !J el Niiio. Frcud estudió la sonrisa enigmática que anima los labios de las figuras femeninas del pintor. al crecer. quien mostró que. con una barba cuadrada y 11 . J...dentlfica. se i._-- me CII la cuna. esa fantasía de la cola del buitre es sólo una de las faces de la organización lillI.}_ y loma entonces su propio modelo prora elegir sus nuevos objetos de amor. que se refería a la maternidad. le impedirán pedir caricias y besos a toda mujer. A partir de ese mismo recuerdo infantil. -- . te. no son más que personas sustitutas y nuevas ediciones de su propia persona infantil. La ausencia del padre es un factor poderoso en el origen. de la homosexualidad: ¡¡ . En ese mito los buitres eran fecundados por el viento y no tenían padre. Cíde. esa maravillosa sonrisa. De tal modo.. "Me aterra pensar que el preser . La [ellatio que ese recueruo" evoca simbólicamente no es m˙s que la rrasposícíón de otra situación" la del niño que toma en la boca el pezón de la madre para succionado. Las relaciones sexuales consistían en masturbaciones recíprocas> y la sodomía parecía estar pros cripta totalmente. Su caso se parece bastante. en los cuales podía encontrarse una cabeza en una parte inesperada de una 10 figura.. en tanto que sus inhibiciones -que son la consecuencia de dicha situación-." Se sabe que perdió su padre a los once años..' ----_. evidcnremcnte. Una gran parte de la obra de Cide puede ser utilizada para el estudio de su biografía. el peligro de que la verdad histórica haya sido alterada por la preocupación por la obra de arte.y explicadas. Los muchachos a quienes el joven que crece ama en adelante... y piensa que la madre poseía.f!sista fáli~~_E. será el espejo en que nos reconoceremos más tn-ue. la punta de la cola cst.. si no más de lo que nos dirá para explicar el salto hacia el uranismo del pequeño protestnnte tímido de Si le grain tle meurt.:tado en la primera infancia.

Fue suspendido durante tres meses en la escuela alsaciana. y (11[(' ('n~·())iii:lll(J. como un primo que frisaba en los treinta años y un ruso amigo de la familia. aquí están los instrumentos a los que tendremos que recurr¡r.IS. Inmed iatamento se sentía tranquilizado. si no te hubieses corregido (y aquí Su voz se hizo terrible). el niño atravesó un periodo de angustia que se despertó en varias ocasiones.:¡. la madre de Cicle cerró la biblioteca con llave para volver a abrirla sólo cuando su hijo cumplió los dieciséis uños. Ella temía que yo fuese presa de una Conmoción nerviosa demasiado fuerte..l C01ISt'IV:ldo /le . Do tu l manera. estaba clasificado entre los m˙sicos "malsanos". seg˙n parece. parece que en esa época tuvo vinculaciones sentimentales con hombres adultos. la solemne amenaza del médico consultado. -~reciso hacer notar que después del comienzo de la intimidad con su madre. como un conjunto de hechos que dejaron huellas en las masturbaciones del niño de ocho años. La intención era demasiado dente para que yo tomase en serio esa amenaza. 1 '1 ': nieurt. Anna Shacklelon. pequeño. Esta protestante rígida había tenido un enamoramiento de adolescente hacia su gobernanta escocesa. una influencia Comparable a la que ejerció su madre sobre el despertar de su conciencia moral. pero siempre las mismas. !J1). y que s. dentro de alg˙n tiempo.. que se le antojaba femenino' '. Cide nos describe mm madre puritana: Ansiaba que Jos seres fuesen. creyese necesario volver a traerte. du13 ~ . e ras (e '11' su SI en. Después de la muerte de su padre. que le parecía masculino. pero luego se vio obligado a renovar.I .'--"--1'· 1'. Su padre tuvo. Por desgracia. vinculaba constantemente sus guslos a quienes se Jos habían revelado. perseguido por monstruos que ]0 cortaban en trozos o triturado como por una "langosta" (La dévo-reuse cZ'enfants).lfc. sino como habrían debido ser para adaptarse a sus exigencias puritanas". ¡'"(. no como eran.t: organizó bajo la forma ~nifestaciones obsesivas que parecen haber tenido una intensidad que desbordaba el marco evolutivo más O menos normal. .. obligándose a sonreír: "{Veamos! ¿Llegará ésta a buen puertor'" Y de pronto me sentí totalmente envuelto por ese amor que en adelante acuno en mI. I It I! 11 ¡ ! I~ u sem~ El peso de ese amor sólo podrá provocar tendencias homosexuales. Dc-Iay puede escribir: El niño proj( fundmncntc emotivo que era. que le dejó cierta afición por el piano. y el mundo de la moral.IJS otro r!'cll('r(]n 1. y llevado ante el doctor Brouardel: Ya sé de qué se trata y no hace falta. A! lado de un padre lejano que cedía siempre ante las exigencias rígidns de su esposa en materla de educación y se alejaba hacia su biblioteca para evitar toda dificull'ad. ni examinarte. por sus masturbaciones. recuerdo qu~.)(' os ncuros I ). (Si le grauv ne meurt. Sin embargo es preciso recordar. entre el mundo del arte.¡ (' . el padre de André Cíde murió rápidamente de tuberculosis intestinal. i~ 1 j "1 J. Me encontraba sobre sus rodillas. evi- 1). loS). Sollocé entre sus brazos. p. con Jos cuales se opera a los niños que se encuentran en tu C:lSO. en particular ante el anuncio de la muerte de un primo pequeño. se contenía ante mí pero sentí que había llorado mucho. es decir.':' Sin ('sIa im.urcu el de su extrema dulzura" no 11:1_ groill (Si le Cunntlo murió su p~ldrl" (lllC con sus lecturas había despcrlado sus gustos lite-rarios. No lloraba. i: '/. CJ. panoplia de puntas de lanzas tunregs. Ella tenia la taza. ti De niño. Cide insiste sobre el hecho de que se explicó mal la pena silenciosa de su padre y la preocupación de su madre. Y es posible que ese Sea uno de Jos orígenes de la extraña división que durante mucho tiempo estableció Sil imaginación.! 1'1 'ji. la suspensión en la escuela. Por otra parte. 1. -d'·-b-----j---I-b---d--t--¡J11 rcn a con todo e raza. vale la pena de ser transcripta: Mi pena no estalló hasta que vi a mi madre de luto riguroso. y quise hacerme tomar un poco de té. i!. Algunos años después. y levantando una cuchurn que me tendía. ni inlenogarte hoy. poco después de esa muerte. sobre el primer despertar de sus emociones poéticas. Anché era ansioso y tenía una pesadilla repetida en la cual se veía agredido por seres imaginarios y perversos. y la descripción de su llegada a la casa de su madre. Cíde cambió de vivienda y utilizaba un "ardid" contra su angustia: antes de entrar daba tl:~_KQ)necitos en la puerta o repetía tres veces fórmulas vacías de significación. Y sin quiLHme de encima Jos ojos que hacía gi- 12 r bn¡ I rar I una iasf id ujo sus cejas runcr as. a quien su hijo tanto quería. Pero si tu madre. Chopin.

" Precisamente encontramos. ¿Es la reaparición del asma y de la fiebre del heno. el pasaje a segundo plano de un padre que por lo demás murió cuando el niño tenía Q_llceaños.I .les de ae oJes~I!te. subrayando desde ahora que tales referencias históricas no parecen implicar.!~. Trastornado "como un amante que siente que aquella a quien ama se encuentra en un lugar ele placer donde él no puede reunirse con ella ". de él"." El propio Proust. los m_jsrllOs ritos.comienzo de las :erimeras emociones homosexUQ.. como Cicle. durante su vejez. t 'ti ~¡ ¡I . en forma satisfactoria. él la que interrogaba: "¿Cuál es. que su padre fue el primero en apiadarse de él y dijo: "Cuando se haya enfermado por tu culpa.. comienza en esa noche de Combray. el caracter Obsesivo y estricto de una madre (es pro- bable que haya sido ella quien intervino' en forma particularmente activa y penosa en el momento en que Anché Cide trató de normalizar sus relaciones sexuales COn Meriem ) cuyo amor fue aun más asfixiante luego de la muerte del padre. emociones violentas: a lo largo de una página en la cual describe una crisis de asma de una e e violencia e intensidad increíbles". que recibía a algunos amigos para cenar. en un álbum de preguntas.. a prrmera vista. en otra carta: "Pues prefiero tener crisis de asma y complacerte. puede escJareccrnüs. que desagradarte y no tenerlas" (p. que atacó a Marcel Proust desde los nueve años. que lo conducirá poco a poco a retirarse de la vida social y hará de él a la vez un gran enfermo y un gran artista. te lamentarás. Puesto que hay dos camas en su habitación. la escuela y solemnes amenazas de castración). que lo cuidaba y creía necesario proteIterlQ. duerme esta noche cerca. indicó que este incidente constituyó un vuelco en su vida. el relato de una escena que sin duda trascurrió en la infancia de Marcel. para usted. pero que no trató de explicarse. runtc varios H"leSCS. habría entrado en tu habitación. Instalado más tarde en 1ontpdlier. En su CorrespOlUÚmce avee sa mere. Sin embargo no carecemos de documentos sobre él. pero hace mucho tiempo que no pensaba en ti con este paroxismo de efusión" (p. en casa de su tío) André tuvo que sufrir en el colegio secuudur¡o Lo que a él le pareció odio por parte de sus compañeros. las angustias de los celos de un invertido.. . Este 15 ¡jI I 1 1 li 1 11 I ! 1..__l2~l:!_eño~tomas cQlYIPulsivos I. me parece que eso me alivia la asfixia.ias Cuando decisivas. porque esa noche su madre debió renunciar a afirmar su voluntad. A los trece años respondía. la importancia de las consecuencjas de la masturbación (suspensión en -----~-:-O-~_. una tarde en que su madre. circunstanc. I !1 I . que si no tuviese temor de despertarte. La abdicación nerviosa. en las imágenes proporcionadas por Cide. pero el pequeño parecía tener tanta pena y lloraba tan fuerte.' :11 ti 1." (1" 171)_ O también: "Pero he pensado en ti con tanta ternura.r . pensamos en 1f!__homosexna1idod (le Maree] Froust nos encontramos ante un autor que describió un medio de horno~ sexuales perversos y que quizá pintó a propósito de Albertine. 212). no resistió al deseo de besar a su madre costase lo que costase. ResuI" dificil re2sar el . agrega: "Puedes quedarte un instante junto a mí. Acto de desobediencia que provocó la cólera de sus padres. Se alivió al enfermarse de sarampión y presentó c crisis nerviosas" que seg˙n dice fueron simuladas cuando se vio obligado a volver al colegio. la verdadera naturaleza física.~prcco~c~ ansiedad y los. a Je¡ln Delay. publicada en 1953 [4]. las manifestacio. así surge de lns confidencias (lUC 1\n'(1ré Cide hizo. para él de entrar en la intimidad de su lna"?i'e. se ve de qué manera las crisis eran para él una ocasión de vivir. pero se las encuentra . esta particularidad de su vida amorosa y sexual. pues desde ese día conoció las angustias del amor.. en Swann. Jo que me ha valido la plenitud de mi verdadera naturaleza moral? No lo sé.1 :"'1 -. respecto ele la infancia de dicho autor. cuando ella subiese a acostarse. .I I ! 1 . I Detendremos aquí este ensayo I/psicobiográfíco" recordando. El asma.!C la preauolesc~~-8bní que ver en este conjunto un cuadro patognomónica de los pródromos infantiles de la homosexualidael? Esto es lo que debemos estudiar. y por ˙ltimo. y Audré Maurois en A la recherche de Morcel Proust [3]. I .notablemente descritas en un texto de los cuadernos pertenecientes a Mme. y además. agresivos porque u recitaba bien ". cerca de ella.. el colmo de la desdicha?" "Ser separado de mam˙. Por lo menos. no pudo -irsa besarlo a su habitación. 233).:I 1m. Mante-Prou st y reproducido por André Mauroís.. fue una razón más.

Perdón por haber dejado en desorden la sala de tUI11:11'.. en ocasiones basta muy tarde.: sentir demasiado la diferencia y la impropiedad del término (p."La necesidad de ser amado.ullión de un mismo deseo por las mujeres. tendría para ti tanto encanto [ .cxclama. y también de la indetenninación sentimental de una edad todavía henchida de una vaga ternura...ía en la pintura que del amor les ofrecían sucesivamente la literatura. Haz callar a Marie-Antoine y deja cerrada la puerta de la cocina que permite que su voz pase ." ¿La. "como de una calumnia.Encantos femeninos." ¿. " Evoca "el absurdo de ciertas horas en que se comete un acto que se encuentrn en contradicción con aquellos de los que se es habitualmente capaz".. con las tristezas del misticismo. l'¡ . Durante la noche cnrnbio de plan de existencia seg˙n tu voluntad y más cercano a˙n u ti materialmente. una mujer!' . y se convencían de que eran iguales al resto de la humanidad pues encontraban su tristeza. ¿La cualidad que deseo en un hombre? V lejano aunque exquisita decía de insomnio. seg˙n los mismos principios. ser Varios extractos de cartas de })roust a su madre merecerían ser citados aquí: Te escribo muy mal.5. cuando lcínu versos o conlemplaban grolodos obscenos con un compañero. que lo abarca todo. j ayl. Cid e y Proust tuvieron ocasión de hablar del Conjdon del primero. Sentir nuestros sueños y nuestra vigilia distribuidos en un mismo espacio de tiempo. las artes.. con los reJinamientos de Baudelaire. y habla ya con piedad de cierta raza desdichada que se defiende. callaban "el nombre de eso que hace sufrir".. ¿El rasgo prinCipal ñana. pues deben mentirle toda la vida e inefuso el dia en que le cierran los ojos .m. so uprctuban contra él.. ] para robar un objeto. y gradas a esta contusión.'pe(o con la . tomar el cafe con leche junto u ti.1 1< . la pureza de las formas de los escultores griegos y de los pintores italianos. de mi carácte-r' . eu las mismas habitaciones. Hijos sin madre. '(:. en forma instintiva.. Y en cuanto a este hermoso sobre. capítulo . Marcel Proust sentía curiosidad por conocer la vida de Cicle: "Puede contármelo todo -. llevándolo hacia lo que ama sin estar todavía divinizado y especializado .---'/ "Virtudes de hombre y franqueza en lu cumurudcr!a. con una aprobación reciproca.j! i definitiva. lo mismo que los órganos de la Intano¡n que desaparecen en la madurez. ]. Heconocien_ do Jo que él sent. alma y cuerpo. de lo que es la fuente inocente de sus sueños y sus placeres. sobre mis rodillas.\/! . si su persona es lo bastante como para asignar un gran precio a su ternura. sobre lodo a causa de algunas fibras femeninas que persisten en ellos. trabajé demasiado hasta ˙ltimo momento. ~. Tal es la siguiente. Mi querida mamita : te escribo estas líneas mientras estoy imposibilitado de dormir. a la misma temperatura. Entre los jóvenes. ser 1 q. habiendo iguorudo durante mucho tiempo que el objeto de sus deseos JlO eran lus mujeres. 139 .Lo que más aprecio en mis umigosr' "Que sean liemos conmigo. si la ausencia de mi mamá no me '.. la historia. para decirte que pienso en ti.k años. . I íi de enervado por sus efusiones. esperaban a Hcb Hoy lo mismo que a Diana Vemon. sumamente entibiado y radiante por este magníhcc calor. las respuestas al cuest. l: '." se exp1ica también lilo que puede Las relaciones del joven con su madre irritaban tor Proust. y para precisar. aunque la satisfacción nos 'est˙. sus escr˙pulos. :) ¡I En los cuadernos natural' '. en SulJy Prudhomme y en Musset. es el ˙nico que tengo a mano. antes que la de ser aJ. creyendo que Jo hacían en ... Jo mismo que el cleptómano que no ha adquirido conciencia de Su enfermedad y se oculta [ . Sin embargo. (lll~:ó'c denominaría casi maternal. ". ~~ necesidad acancíudo y Illlm¡lcJo. con el honor de la caballería. abastecían Su vida novelesca sucesivamente con Walter Scott. Te escribo en un banco.1 :1 " '1 I I :I ~-Ycil). Me gustaría tanto y quiero hasta tal punto poder levantarme al mismo uempo que t˙.ionario muestran orientación del adolescente dc tal mad7egUda a su madre: .. .I '\ texto reaparecerá.. se asimilaban todos los rasgos. sus decepciones. 17 .. cosa que no me concierne" (André Cide. al lejano docProust pa- Mauroís también encuentra Mante-Proust le hizo MIllC.. no advertían que el objeto con que Jo vinculaban no era el mismo. la religión. ]a r.. Me acosté a la una y media con ese propósito.bicjesc. pues me siento encantado y reconfortado por este sol delicioso. prohibida. 1 j~ . cualidad que prefiero en. y durante la noche escribia tiernas cartas que dejaba en el vestíbulo para que ella pudiera leerlas por la ma- . a las mismas horas.coll1. en la vida. en su cluboración "Sodoma y Comorru :'. que André entre las curtas todavía inéditas que llegar.rado.condición de no decir jamás yo. en el Unos.

E. ahora a la reconstrucción que permite la cura psicoanalítica de los adultos homosexuales. Frene! decía entonces / que ¡ ¡ el sexo na )8rSOna el más desarrollado. la significación de la experiencia homosexual. es decir a basar su origen sobre fundam .--. lo llevó a trasportur ! a la sombra de las muchachas' todo lo que esos recuerdos homosexuales le propo~ nían de gracioso. como lo hizo Frcud. la bisexualidad no es otra cosa que la consecuencia e nuestra ambigüedad embriológjca.. V A pesar de todo. En todo caso. Es evidente que a pesar de haber sido homosexuales y aunque se vieron. / / reprimió en el {nconsciente la representaciÓn psíquica uel sexo secundario. de manera que para Sodoma sólo le queda lo grotesco y lo abyecto.que encontramos innoble. Volviendo. La utilidad de estos documentos patcgráfícos es probablemente bastante limitada. Quizá fuese preferible dirigirse. alimentadas por la sexualidad infantil.:. F1iess había esbozado una teoría seg˙n la cual la periodicidad ele los grandes fenómenos biológicos era una prueba de la bisexualidad. Pero se muestra muy afectado cuando le eligo que parece haber querido estigmatizar el uranisrno. Metapsicología [8]. En la correspondencia con Flíess. en tal o cual novela.tos bjolÓgicos y pSlCO ogicos Análisis termina e e interminable [7J ). por lo me- nos en un cierto nivel. para entender. /J "T'¡unbién esta tardo hemos hablado colarnente que sólo de uranismo¡ dice que se reprocha esa' indecisión que.!'te y las manifestaciones psícosomatTcas-deI asma estrecharon aun más esa intimidad que quizás era asimismo uno de los factores etiológicos. se ˙n Freud. Protesta.---. respecto de la psicología de la familia de los horno- '--En efecto. al concepto de bisexualidad. no se han abierto a la excitación y a la descarga sexuales simples. Pero con el progreso de su autoanálisis llegaron las vicisitudes de esa amistad y la duda en cuanto '-.. SegÚn su amigo Fliess. la comparación entre los documentos hallados y la obra literaria constituyen un método de observación relativamente insatisfactorio. justificando la idealización de muchachas en flor. . También para este ˙ltimo es probable que el am~e la madre haya sido bastante asfixia. Ir.: ! :¡ l. debemos comparar dichos resultados con los de una investigación patográfica que confirmó lo que se __piensa 18 habitualmente s-. Tarubión en 'u lournal Cicle relata (1921) Proust su /. Este es uno de los motivos por los que William Cillespie [5J la opone.aTes. lo reprimido) es en todo jndjvjdllo. tanto en el hombre como en la mujer.u. es decir de los que entre ellos son neuróticos.. Lo que caracterizaría el Yo del perverso es su notable tolerancia respecto de esta situación específica. lo qw" pertenece a sexo contrario" (Carta 75). en el plano estructural. a la admiración que Freud tenía E9!. 19 il 1. al estudio de fantasías elaboradas. es decir. la dimensión de la homosexualidad escapa a la categoría de las perversiones. por lo menos en apariencia.. ¡I .. y por ˙ltimo comprende que lo . Mucho más tarde escnblra Cffi31j:-"-:re ni~go a sexual izar de tal manera la represión. Las memorias de tal autor. se trasparcnta en todo su deSarrollo psicológico. Establecidas al mismo tiempo como un modo de ordenamiento defensivo ante las situaciones edí jeas im )lic 're resión de la libido.)' De tal manera. Freud [6] muestra precisamente toda la importancia que asigna.' r so ue el fondo mismo del inconsciente es decir. para alimentar la parte 1 heterosexual .Eliess. en las cuales el uno era más bien pederasta y el segundo probablemente se orientaba más hacia prácticas perversas m˙ltiples. y Freud la sÜuaba en el desnno biológico del hombre.crr. y de ahí la c~a agresiva <lile DO ')lIeele dejar de crear angustJa. a las perversiones que. a la propia obra literaria. a cual es erotizada y "Jíbidinizada". Muy por el contrario. objeto de risa o de desprecio. jactaba ele su urunísrno y decía haber conocido el amor con Jos hombres. U(2).--. ~relld se mantuvo relativamente fiel al concepto anterior de hisexualidae! en su prin:.lournal. como 10 muestra la persistencia de restos embrionarlos del otro sexo. un tanto asfixiados por Sus madr~s! Cicle y Proust tuvieron vidas sexuales muy distintas. de tierno y encantador. a él no le pa- rece tan repugnante.' I de su libro. 1'. la homosexualidad parece tener un sentido muy diferente en Cide y en Proust. bajo la presión de su amigo.

lmied'?_.Qbjct-o fálic0.-._./l ://} i I 1. el pene (Rosenfeld [13])._~uede considerar Jl la mujer como lllL. De 45 mellizos bivitelinos._sii'j2!-~~ia ca-Stí'ación.. en particular la jerarquía tardía en la Iratría y la edad avanzada de la madre en el momento elel naci- miento. no merecería el nombre de perversión.. for una parte. los klein.Y _goda psicológica y ev~rrle. 21 _. y si se recuerda 1 . y que no parece ser Los trabajos modernos aten˙an notahlcrnente genótlcos basados en los mellizos.. ~~_ tos dos pares dC:P:llsiollCS nntitóticas esturinn representados en (orma deslgu3Jen los dos sexos. que los límites del psicoanálisiwAl1álisís terminable e inte.llo111hJ:~L!U!e.. traduce fijociones ni-uy"]:>recoces'(le carácter prcgenilal con ídentííícacíón a llMluathefáITCa:-Inc1usoS'uando un hombre tjene una vida heter~!.. hacia el cual se dirigc~ la nlllsión ec]ípica in~'1 cuyo origen se sit˙a.1lªTIL nega. y entonces la trata como un ((fetiche" portador de- p.la agresión c(.aparte de la regresión ante el EdipQ.:.·esó.$~\J. el estudllL.. se ubica forzosamente en ciertas categorías: perversión y desequiliblT6.':.ili.¡.. Si bien más tarde) con la.Fre~~d·~e·j~t·~. :g:n las perversiones y 1<1~__p.' Es cierto que estos trabajos pueden provocar diversas argumentaciones. sólo 3 se inscribían en el cuadro de homosexualidad..shº'--Por su parte.2: castr. antes que nada.y siete eran homosexuales.. Tal es lo esencial de lo que Freud _u:cia.Así Kallman (1952) [9(p~do'd~mostrar que de cuarenta mellizos univiteliñ6s~-treinta..fue aceptada en cier- ms épocas (cfr.: atri~~Ldos. in¡ra) y hasta qué punto constituye el sello de ciertas subculturas contempor!mcas.J'I!eenncar en el --------------:--=---------.ostener la hipótesis del carácter genético de la homosexualidad confir~ladg_. activas y pasivas (1915)._".:_~grcsiv.Iey_"IO_I] poder .adres __de -.. origen de la homosexllalid~. tra el objeto malo frustrad9J:. quien considera que el homosexual frustrado Dar el pecho materno se._WlJ:_mediQ_de sus fantasías y sus pl:ácticas.!J.pecho o ele su ~n~:_p~~~ectivo.lOs_exualidad.tos_genetislau. del hombre y de }a mujc.~~ºiej.l.ez..lli.r~0e~~e~. por el destino y las vicisitudes de las pulsiones ------.llu sexo--genéJico _bien orienia(¡o~P9r otra__p-"rt". la -. por no representar una tendencia parcial. De la misma manera. no excluyen la hipótesis $eg˙p la cual las rel:¡_clQUeS ~1!¡:. Frcud siguió considerando.. tanto los trabajos biológicos genéticos recientes no confirman sin duda el concepto como los de la bí- sexualidad biológica.rlcl.ianos es"t¡mañC¡ü~e _ los homosexua[§. que a pesar de todo son particulares.r¡¡1.han..te_~Q producto cultural.pg_ogenico r'?~!!taciOll.~e~ a ae~~'1r la id~_~ / do una bísexualidad que podría .sencial ~rustl'ac~_Qnes de 9!igen~J!1~' Tal es el caso de Bergler [12]. ¡i " oponiendo corno Jl<lrC~~(luj~~_I~'nt(_'s las pulsione-.___t_¡¿tó. neuroSIs O psicosisL --itñlas neurosis aparece esencialmente como una regresión Ji_!Jidinal vin~ulada con la cu]Va edípica y con el temor a la cas{ración por el padre.los instintos __de . como ]0 veremos. Sluter [111 proporciona algunas características genéticas de la homosexualidad. en la etapa anal de t/ la evolución libiclinal.las. ¡.~!i...:.-J. sexo cromo. En fecha reciente.ser .:- homosexuales reprimidas._ y asignan el papel-. basándose en el índice de Kinsey [10].vuelve haci~ . 1 la validez de los estudios consecuencia de la falta de compañeras además de qué manera la homosexr hembras. La define como el con- junto de conductas patológicas_lLsus_ceptihles de ser _su6líii1adas:-que expresan una relación femenina con_~Ea<!~~.dominado..ík. al final de Su -Vida._gel.'Ü._- 0 / ..minable [7]) tenían~:. ~¡jvalente del y__e.~e.'luie~: lleva el falo..¡~ y masoquistas. En cuanto a las compro- baciones de Slater. ~ ~analist(ls de adultos adoptaron hipótesis un tanto ~disHntas. Por lo dem?is-'teñIe'ndo en cuenta la homosexualidad que es de observación corriente en ciertos animales.mucrto. JJQD. dad de las pulsioncs se refirió a los instiJ~ dé" Yhhu a . la bipolar].nueva metapsic:qlogb.consiClc@c'G corno una cate.cQ!JL]4.. ~ciGt.!. . Los de Kallrnan provienen de medios criminales.termiuª-!.'::. P~ psiquiatra.ª_ ~lU~!Lo5. __demostrado fiiie=eXiSfe. Francis Pasche [14] trató de sistematizar las hipótesis reconstruidas del psicoanálisis de los adultos sobre la vi eqw- homosexualidad que. cion en el hombre y a la relvlñClicaclOñtalica en la mujer:-sin emoargo:-wre"i110squ'e-'cn sus ensayos clínicos. sómíco ]lJ1. De la misma manera.

que se observa.?~~ie_ll_~ia. haciendo de él.e.l!.~atexia _tota~.. ataviando a sus hijos o peinándolos como mujeres. donde el horno- 23 1 I I .o "" l\ ~ l ~~I) 'VI' -fV.Qrimer[! es la feminojde. Son tanto más patógenos cuanto que resultan incapaces de alejarse progresivamente o de desexualizar sus relaciones con sus hijos. . 8110 e~~Rrovoca_su agresividad. c~~~p~.._cI__u~zur. Aquí se puede hablardelfípo T:IT¡CoilafclSiSt..Q. El sujeto se siente en cierta forma hermafrodita. I ~ PascJlc distinglle de L1 homosexualidad.l-l. De__~J_!Q. al elogiar su. IH ~ .ll._y s~-.. en la madre. culmisa en la valoración de la femineidad en el niño y constituye en cierta forma una castracion permanen. La se Tunda lninada demi'·· Se la encuen!¡ra en el personaje de Vnutrin en Ba zac y en el de.---El homosexual tiene una relación sumamente erQtiu'lda con su padre. Sin embargo el homosexual es un hombre que ticn8 rondenedípicas y que teme la castración.. re. En este caso el homosexual imita a la mujer y reacciona .':.articllJar.E!le~"" -:. '. H F~omoscxual renuncia -ª ser el padre para tene0 padre"...la envidia del pene lo milÍno 'lile el celo del pene.madre o ele su hermana. En alg~-. y_~eLcastradQ p__Qr és~.rado ~!_l~~9.:os y ~nosográficos Antes que nada. E1 mismo autor distingue dos formas de homosexualid~a . to~l~.. Cuando dicha separación no se produce. por lo menos en el plano erótico.. La influencia feminizapte de la madre puede ser sin embargo más sutil. menudo' a titulo de factor etiológico. Se trata más bien de una regresión a la etapa anal.te. y en particular sus madres.:__Su Supery6 es por consjguiente v11'i_110 mismo que~u status sodal De tal manera es posible entender el aforismo de Frrud. en cierta forma. Se haco mujer 2'.!:. En tales casos.l\ml es a la vez más que una mu~r y más queunl~~g_re.1 ~.se muestra cOJ~te celOSüc!cS"ü. que pueden tener un hijo. en forma tan insistente como in˙til..! ro~crí~. .. A ese esfuerzo se dedica todo su Yo pulsional.aca.--. ------------'---------- estructura mcgalomaní. (-1 homosr-xua 1 s(-~ idcnti.- ~-'!Jla_a. Seg˙n Pasche. x_s¿L!Jnffiosc. tres aspectos s¡'miológic._i~ __~l cu'c·j~po. del <.!Lla~_ fantasías como una imagen~tradora.1!_e ~rata los excrementos como el obieton_ _.~I a~ivamentc ill_lt<e_ e~ llecllo-de np' POdC~'~QlÍteilerhij(>s.eypadre y el hijo~t.del narcisismo fálico ha sido subrayada por Freud y se encuentra en las fanta-sÚs-(Jel'espejo. Tales madres hacen 'resurgir las cualidades ~sivas de sus niños. la madre impide que el. y en particular en aquellas que se podría denominar feminoides. t ~ ! ! . Este de- seo vuelve a encontrarse en todas las formas de la homosexualidad. . A:Juí reacción .nusentes en la primera infancia. 1 ·'ji lr il ..l~_u1ta ~I~la.hijo. su belleza.necesidad-de-.--ES~l-particubridau.. Se trata de lW<h'es demasíadu.Ji!llL. éstas han mantenido un estado manifiesto de feminización._ --.¡.-iñ-ar~como seríª-lo nQi·~ una interme:~íi..~la_p~sjvidad cuIn)hl\LC1Lla la 22 .--De tal manera desprecian la virilidad en sí mismos. su adorno. ¡. la cura psicoanalítíca de los adultos permite hacerse una idea de lo que son los padres de los homosexuales.~l~p'O a expensas de_~l _p'e!l~·. ----Efhomosex{¡.. cibir un hijo~ padre. que valoriza el cuerpo del hijo..deseos implican sólo es aparente. _si. que no es otro que la madr_e_.~tel~¡al -p:'lT¿ocÜ1a1íticogira en torno de la fabricación de un niño por partenogénesis.f cxig~. El homosexual ha renunciado a todas las cj!ulida. ampliamente infiltrada de masoquismo.~~.!Q_. c~Qljca numerosos aspectos c1!I~icos de la j'¡Qllló:.. El homosexual . todo . Aquí se trata de una catexia profunda. -El comportamiento viril de la madre.Skdesear a la mujer dol padre.tenga. De ahi la identificación con el agresor.0.. Sea como fuere . En casos raros.--~-- '------ -i~ . La importancia'.-ex~~na:iª'y~~...des víl'i@_s.Mefístófc]C's en Coethe. Estos sujetoSIm-Üan a lns mujeres no tanto como las renled. De ahí la acfJViClild-dcstructora respecto de los valores humanos que tan a menudo " -fias se observa aquf en tales sujetos. En efecto.._~L~dre llegase a _faltar' __X3J1arece_entonees ..~.. y quiere fabricar sus excrementos como un niño.idealizada. Su actividad de denigración es castradora: culmina en la destrucción del compañero. El niño siente entonces que sólo puede ser amado si valoriza su cuerpo a expensas de su pene."~~e--entoncas en la nostalgia deSUpaareerot1zado.rla"entr¡. Corno c~n la mujej·J_o..~¿. ·Estos-homoscxuales pueden modelar y rehacer a los jovenes gue aITl_aIl:Pero la sublírilliéióíi:-que"lale-s.s_llcedecom"..1 mi".La separaciÓn deL padre es necesarja llara qJJ.. lica con la mad1S..J!S:.-d. Es también autocastradora y de ahí la homosexualidnd pasiva.

corno un apéndice que podría escapárselo. y la existencia de éste oc atestigua lu existencia del suyo propio. Es posible que tal caso) por Jo menos en ciertas observaciones.tíci'1confirmar las afirmaciones de lQS pacientes adultos. Nünberg ha presentado una teoría del pene. por lo demás.!!!. Es posible que esto sea precisamente 10 que favorece ciertas contraeritudes proyectivas de los psiquiatras de niños. l' :¡ . Míchel Fain subrayaba que el peligro vivido por el homosexual en estas condiciones es COmo el que podría experimentar con la penetración por un objeto fragmentan le. Resulr. los niños sólo revelan sus fantasías en el caso de un psicoanálisis prolongado. afectando sus modales y Su manera de caminar.: Sea como fuere. . siendo el fu lo su m.~c:t~Jjza al·_l)~llTj~ismo es el Ill:c110 ge (jlH. ª-. en el cual se encuentra destruida la parte esencialmente cargada de su cuerpo.pcjigrºJ:kJa pér:crr<:i'o' de ~bietq. b Iunoión de íutcgracíón f˙lica no puede Ser utilizada por el ho21 mosexual._ l~ostraba que las localizaciones hipocondríacas.Yill.c.Jl.s. a partír del período de latencia. '1 . Pierrc Mále [151 se preguntaba.. para quien el pene no es un apoyo Juílcional. ante ciertos niños.. y se mantienen l~ticentes. De tal manera. en una rnaure .. que corren el riesgo de experimentar.ulre.0. . Por 'lo 'laótü' busca otro falo 011 su partenairc. resulta clifícil suscribir la afirmación de los homosexuales de que nunca han tenido fantasías rnasturbatorías relacionadas con el sexo femenino.. De ahí su comportamiento verdaderamente Ióbíco y el deseo de localizar el peligro del pene con el cual entra en contacto y por el cual desea ser penetrado. dijo que al encontrar en el otro el amor de su propio pene . De tal manera el pene introducido no sólo es conductor.. ya que existen.. se pusieron en evidencia ciertos aspectos del narcisismo fálico: Pierro Luquct./ sexual busca un partclJaire üJé:nUco a sí mismo. de contraindicaciones relativas a la cura ~i~~_ii1rG- se-aer psicoanalítica.que ciertos niños impresionan a quienes ]05 rodean por su conducta caricaturesca de niñas.1 1..: es Jrustrauo p~'ci l~¡fi~-110 tiene falo. debe identificarse con ella y renunciar al Jalo. fÚlica y su hijo. objeto libid ínizado.~tQ_ nomizarso. subrayando la frecueñCm de los aspectos d~¡)lysiyOS en clrmmmexual. antes de la adolescencia.s_luchan_yictorio_.b'S fantasías mnsturbatorias han tenido un carácter a~)iert~~mente~homosexua1. de relación entre de una madre fálica cuyo falo es el hij". Tendremos que examinar los problemas planteados por el porvenir de estos niños. Lo que para Pasche ¡. sobre el valor energético El homosexual pasivo se hace penetrar para adquirir la potencia del que lo penetra.enudo dige~. que se encuentran" en el tratamiento de los homosexuales depresivos son una Ionna ˙ltima de la catexia local.I 1 1 '1: . El narcisismo fálico fue íguulmenro considerado como un testirnoniü-. Seg˙n Pi erre Luquet. si no se trataría en tales casos. que no coinciden forzosamente con las cons~lcracioncs reconstructivas de quienes se ocupan elc los adultos. las mismas emociones que las que les provocan los adultos homosexuales.." particularmmlle r-li. y en cuanto a esto. Diurkine indicó que este reaseguro es indispensable frente" la realización edípíca y al miedo de la vagina concebida a menudo como dentada.iamente ~. objeto de la carga narcisista. pI liolllosc'xual. sino que tiene además el valor de una potencia positiva que corresponde a la forma en que la madre denominada fálica carga a su hijo. en particular en este período de su vida y hasta la adolescencia. "1 1. los hOl]l~. ir " " No su puede hablar. Estas observaciones parecen justificar un estudio directo de los problemas planteados por la homosexualidad en los muchachitos. sino --- En la discusión qu~ siguió a la presentación hecha por Francis Paschc sobre los ~sJ2_~?~S:~_9~osde la homosexualidad.scntar ciertas obscro vaciones de este tipo. seg˙n los ---(:lwlcs. Es verdad -y tendremos ocasión L. " sino un Los psiquiatras y 105 psicoanalistas de niños tienen perspecUvas sobre la génesis de lu homoscxunlídnd 'en el muchacho. 25 . 1~:-. . :'1' .·~-.J01 reaseguro quü el homosexual debe construir contra SU le1110r de ser castrado. Veremos también que no todos estos muchachos se convierten en homosexuales ..

que consta de tres ensayos publicados en ediciones sucesivas.. Freud incluso escribirá _q1J_eaquí las vicisitudes de las pulsiones tieneii-'!i~~ -!I1:0a"~anéia(¡ue la eleccióllobjetaC"De ..1 Es evidente que el niño lo considera una parte de su cuerpo. En particular. su obediencia. estudia la actividad de la zona anal. 1 '. Como con~i6n del desarrollo· dedicado al estudio de esta aberración sexual.r " ¡. El segundo capítulo de est.s aberraciones sexuales y de la perversión.. dedica ante todo un capítulo al estudio . Luego.~i' neurótico o el perverso.Jos vínculos entre la inversión y_Jª~_llulo. se trata de un regalo que le sirve para demostrar.\ ..¡ "i iI I .16]. FreuQ. como s~cedc e.."an. en una nota de 1915.:.-übl'a"se dedica.!!!1§rlUQLPµ1'G lUla teoría sexuo] 1... En su obra titulada Tres..¡nal. 1. seg˙n una de las teorías sexuales infantiles.jQ'l~:Ltii¡¡dil. 'si lo entrega.¡ ---. se engendra comiendo y nace por el intestino. y su empecinamiento si lo nlegu.':sque n~d~: estudio de la sexualidad infantil.en 27 1 "1 . En estas condiciones es preciso subrayar.xlesemrcñn __!!l_pap_e! de cuerno excitante: . par] él. se adquiere. e] 'regalo adquirirá el significado de un niño que. Subraya en él que. El contenido íntestínal.-- 1 ¡ II LA HOMOSEXUALIDAD DE LOS JÓVENES I " ._P_91imorfo: en él se encuentr"an todas las pul~iones pel:'versas débiles de intensidad. sean cuales fueren los factores constitucionales y congénitos que puedan encontrarse en su etiología.) etllpa:... el ni110 se presenta COlno un perverso.---------.jI '1.r " I . "cuyo valor erógeno fue considerable al principio".

:rev. 1. un verdadero!.. lo mismo que la mujer. 1Q El niño desea a su madre y se identifica con el padl7e . generalmente latente: importancia Los sentimientos erót ícos. por un. que se vinculan con personas del mismo en la vida psíquica moral un papel tan importante como los sentimientos que se relacionan con el otro sexo. que se mantiene . en la cual el hombre sería atraído por el hombre. sin duda nwre [erarum.9ónmJiL .ª. y por lo tanto la ~sión del erotismo liñiií. en la etíotogín de los estados mórbidos. que data de 1910. crnbrionaría y anatómica. conduce al deseo del padre.i .JI rj'. la mayoría del tiem'po en la madre. contra la cual el niño lucha deseando dar un hiio al padre./ 2Q Se identifica con su madre y desea a su padre. en especial. no asigna como se ve. es a˙n mucho mayor [ . Este desarrollo. la ~sici. Es posible estudiar el juego pulsional en el marco de las catexias objetales y narcisistas que se despliegan en los conflictos endopsíquicos de naturaleza edipica y que se perciben en la situación de ese sueño.. Estas tres posiciones son la ex )resión de la regresión tem~al a la eTapa y E2. sustituto edípico.' . una decisiva a las consecuencias de la bísexualídad."Jj. ¡~. El enfermo.""FfeUcf cstudm el créstino de las posiciones homosexuales reprimidas sus vínculos con la castración __ y C!__C.1 ~ <l'f Los que más tarde serán inverti~losJ_Q_'t~f!g. pareó::fn ser los caracteres más esenciales de los tipos ~de ínver- sexo._i fas:.. hermafroditismo psíquico"./'" a) La identificación C01l la. todas maneras. quien debido al pene. desempeñan ~ióñ-THH5). fiel u la concepción de una biscxuulídad biológica.f1_a. conservada en la 'zona anal.de la Inlancia. Con suma naturalidad. "duce a las siguientes posiciones: ) pasiva: ser tocado en el pene. ·¡i con la inversión". acerca del cual demostró que había sido determinado por la observación anterior del coito de los padres. La' historia de su neurosis infantil es reconstituida a partir del análisis de la escena primaria. --y-!uego dellaEcr superado esta etapa se idcntirican con la mujer y se convierten en su propio objeto sexual.. sustituto maternal < 29 .. >~' "\i. que permitiría recurrir a Nania. sufría de un estado depresivo crónico. competir con la madre. y su valor. / _ homosexual: serolf al coito del padre..~ ción que es su consecuencia desencadena la angustia.0elección de Objeto narcisista y la importancia erótica. .' '\ . llamar a Nanía. La inversión no tiene nada que ver con una constitución femenina.. en la cual el sueño de los lobos constituye una de las bases.~I} homosexual.¿. . buscan adolescentes que se les asemejen y a quienes quieren amar como su madre los amó a ellos. I i pues en el humbre el status viril es perfectamente: compatible El invertido. traduce también el regreso de los deseos eróticos homosexuales reprimidos.!: __Ql.. no cree ya en efecto en lo que sería su consecuencia..ai1o~. . Frcud. . mltd. _ masoquista: ser golpeado en el pene y las nalgas. De tal manera no hacen otra cosa que repetir toda Sil vida el mecanismo que constituyó el origen de su inversión. sería la imagen misma de su naturaleza bisexual.. a causa de las pulsiones /. b) La Identificaci6n con el padre. nada resultará 111ás ventajoso y_uc la lectura de El hombre de los lobos [17]: en el análisis de esta neurosis infantil. surgido después de una blenorragia. edípicas invertidas. y que estaba subtendido por el deseo de interrumpirlo mediante la emisión de un excremento. .l dlui:lnte los primeros . siempre es posible que los invertidos mido en su memoria los hechos que Ilablarían en actitud homosexual.!!1J..- ¡.- El destino' de las pulsiorres anales reprimidas debe ser pues aprehendido antes de peder formarse una idea sobre la sjgnifi~ cacíón de '13s posiciones abiertamente homosexuales del mucha- cho.1 . la nodriza.. o sea que partiendo del narcisismo. el narcisismo fallco. J.:.' ha ynn reprifavor de su 1 j: En este período del desarrollo do su obra.nenen c~ión. Estaba constipado y tenía necesidad de enemas. Freud se apegará al estudio del destino de la homosexualidad del niño. La compulsión que los empuja hacia el hombre está condicionada por -uña-construltc huida ante "la mujer. Para hacerlo. y permite al mismo tiempo interrumpir el coito de los padres.:r9!igI}q. . que expresa ese deseo. es atraído por las cualidades viriles del cuerpo y del espíritu. que Freud analizó antes de la prin~era guerra mundial. ?_e_l-._. La emisión del excremento. u .¡ ~~l l). Pero la castra.t ~ ¡Ji . Freud analizó este sueño.~ual~ I~J)}_\Isión sexualsc-iija+ en-!"onrii-inlensa sobre la mujer.

" L<. observamos que el entermo no hace sino repctir en esta coudlolón de su curncíón la situClc. y.S'l:eñdM~Dj's S(~X![·¡Jf5 ell contlictp s" 1)'''10 de :lCllf'rdn (Y"I. Pan'C'e.. y Cuyo retorno en el sueño de Jos lobos marcó el comjenzo de su enlcrmedad. en cambio. Q sea... 1 ¡ en lavar de una de bs tendencias sexuales En otros casos no existe un conflicto entre la masculinidad y la femineidad. mental.~ __ '"''''~''' "'''\:I~l~!'! Y spcumbe Dor ello a la represión.s. repeticiones. y no ahorraré.1 . Sólo para evitar Interpretaciones erróneas haremos constar que .. La escena primordial ha quedado transformada en una condición de su curación. pero no femeninos). pues. conslituyendo un estrato ai"bdo y más profundo. . Como al principio supuso. Así pues. l'vlU 1<1 otra conrrnr¡n . Así.. y como ya supusimos antes. auxiliado tan sólo por la masculinidad narcisista del genital. la biscxualidadJo . Sobre ella subsiste (vírtunlrnente en lo consciente) la anterior tendencia sexual sádica y predominantemente masoquista. Con la pasividad del fin sexual homosexual. 1. sino tan sólo una tendencia pasiva y una ncla contra la misma.pasajes <le El 120m/He (le los lobos.'\sculina y pasivo-femenina. y la fase sádico-anal subsiste y contin˙a siendo la dominante. ¡ ~~ 31 '1 . La represión es.. halJándose todavía tija do a aquella escena.l·" l" ' ji. ser sexunlmente sntisfecho por él y darle un hijo. Nos inclinaríamos quizás a mo'dificar desde este punto de partida de la teoría psicoanalítit:a. habiendo tan sólo una tendencia sexual. una detenida investigación del proceso de la represión en nuestro caso negaría que la masculinidad narcisista fuera el ˙nico motivo. y que las represiones son dirigidas sobre cargas e objeto libidinosas. . de aClivo-Il"\.dí\S las tendencias _narcisistas parten del !JO ~ permanecen en él. evidente q\!_e es el contlíctn entre las tendencias masculinas y las___ffiillé. ID desgarramiento del velo es análogo al hecho de ahrir los ojos y al de abrirse la ventana. cuyn expo"stcíón exhaustiva no hemos quizá logrado. . Pasaremos ahora desde el proceso ele la represión. por tanto. ~. .~ ". por tanto.-lJ-~~'-a-e'Els-(I(. 1¡ .oducción d~ la i}. la del conflicto entre el yo y la libido explica todos los procesos.. el niño exore.. que amenaza al niño con C:lsltarlo () COn golpearle EII numerosos . pues. en la misma escena.entonces quiso sustituirse a la madre.. Lo nuevo es rechazado porque SlI admisión supondría la pérdida del pene. ~v. La acentuación de la bisexualidad como motivo de la represión sería.·).12. pero no hallamos el menor inllicio· de ella. Además.. La victoria de la masculinidad se muestra tan sólo en que el sujeto reacciona con angustia a los fines sexuales pasivos de la organización predominante (masoquistas. Pues en toda una serie de 'casos es la masculinidad la que queda sometida 3 la represión por el rrumdnmlento del !Jo. esto ˙ltimo. La actitud homosexual nacida durante el sueño es tan intensa. Lo esencial de la organización sexual no ha sufrido cambio alguno. . pero no tan sólo para volver Juego a nacer. un resultado de la masculinidad.resión lacia una purte _ 30 __ o _.ambiguo el pene. Sería harto forzado adscribir a esta rene- hd . pero que tropieza con determinados poderes del !JO.1 !I 1'· . ínsutlciente. el resultado del sueño no file tanto la victoria de una corriente masculina como la reacción contra una corrlcnte Iemeníuu y otra pasiva. En nuestro caso falta un tal conflicto morul. No existe ninguna tendencia sexual masculina victoriosa. y el yo ha camblado por completo de actitud en cuanto a la sexualidad: se halla en plena repulsa sexual y rechaza con angustia los fines masoquistas predominantes. ¡ii hubiera sido realmente la masculinidad la que hubiese vencido a la homosexualidad (femineidad ) durante el proceso del sueño. tendríamos que hallar como dominante una tendencia sexual activa de franco carácter masculino.:xamillandu más ddcnidamclltc fu situación. produjo. que el yo del pequeño sujeto no consigue dominarla y se defiende de ella por medio de la represión. de su virilidad y expresado en el lenguaje del erotismo anal: con eS:_O$deseos queda cerrado el circulo de la Hjución al padre y encuentra la homosexualidad Sl1 expresión suprema y más íntima. pero imprescindible.nh. Imagino las dificultades que plantea al la precisa distinción inhabitual.1 . la cual promueve un contlicto preparado desde mucho tiempo atrás. . decisiva para su vida sexual. por tanto. en lo inconscien!e' ha sido nlcunzndo el estadio de In organización genital y se ha constituido una homosexualidad muy intensa. ocasión de! coito.!.mado bulo la influencia del descubrimiento.:ión de la escena primordial: por . a costa. A la tecríu de la "protesta masculina". Una reflexión I1ÜS detenida nos haee descubrir lo siguiente: 10 reprimido es la actitud homosexual en el senti(lo genital. como quien reaccionó a los fines más profundos homosexuales en la génesis de una touin. que se Iwbb Io. sino para ser alcanzado en él. al estado resultante del sueño. se puede objetar que la represión no toma siempre el partido de 1<1 masculinidad en contra de la icmineiclnd. tal y como la ha desarrollado Adlcr. Aquello que su lamento representa y aquello que es representado por la excepción del mismo puede ser fundido en una unidad que nos revela entonces tocio su sentido. El sujeto desea volver al claustro mnterno. recibir de él la sutisfaccíón y darle un hijo. i " Del análisis del sueño de angustia deducimos que la represión se enlaza al descubrimiento de la castración.. en efecto.1 '. por su padre.2.ninf!. ser descrito de la siguiente forma: las tendencias sexuales han quedado disociadas.Q!J~ero es:n ded"~~s-T!icomr)le-f. El móvil de esta represión parece ser la virilidad nnrclsistn de los genitales. Ser parido por el padre. Frcud dedicó importantes dcsarrollos al estudio de estas posiciones homo_ sexuales reprimidas en el niño. Pero tal actitud permanece conservada para lo inconsciente. también es en este caso el yo la instancia que desencadena h re. El estado posterior al sueno puede..Ü~l~ engendra la represión y -rl"'-p. que quiere ser admitida.

determina la PU~qhlen acción (le "lo que Freud denominaba en- ~-- - _'-_ -_ _"_ - tonces la lucha activa contra la pasividad. En el relato del abuelo... que son una imagen desplazada del padre._.. Frcucl p.. personas a quienes In impoit. ':! ordenada por el intento ---=------..ti<::~larid _1 " !ª vida jD." .---_. Jllanito es homosexu.22_i_r:t<:&r~~~}'..go. un lobo había sido por otra parte castrado por un sastre a quien quiso atacar. durante el conflicto edípico.. en sus ˙ltimos de las pulsion~~~on _~n ~bJel()_)_'..J. j.': conducr n a ]0 que Freud estudios mempsicoJógicos.'sí cornoal er. Lo ._. corresponde un intento obsesivo de conIrol ele la agresivicl'.1 denominará la deftisjón Q(jl¡j)jbrio smi.gel p. " /?I ') ! I I ! r. puede conducirse como nuestro [uanito.as__u..~~_:_ /' císamense esta elevada estjmación del miembro viri!' es la fatalidad de -los homose~.. seg˙n el._waceut. de los frutos de un trabajo reconstructivo realizado durante una cura psicoana1ítica de este desplazamiento por relatos aterradores.¡1 ('n un sentido.. Una constitución sexual como la ele nuestro [unnito no parece integrar disposición alguna al desarrollo de perversjones Q de su negativo...Qfl~S nc 1.lS ('ifa~ de. padre.. !~_~r.cnl1it-~n IlaC(TSe ul~a.s.re--confi'Oloilsesivo. por el retorno de las posicio- De tal manera. Al ordenamiento del Yo que .¡sJ_L9~_yiªªa 9n.!.. .LYa./ j~ga~~~~~e. El homosexual.cxu. \ Estas brg.c~ m~er provista de pene". mientras supone que dicha condición se cumple generalmente en torno suyo. s.hal11.sti"ntiv~.'lIlCia-ero=~ de su propio órgano genital no consiente prescindir..t1cs reprimid'._ionessádico-anales 'l-\!f'. '. es p:)slhle fijar a las posicrones homo- l seg˙n anales supoi1e..!llil_J?E.sino 1:111s˙lo el inlcrés ele su prop¡n conscrvacíón y del mantontnucnto '1 ! 1: '.lll.<. que ~ ..E .. -f ."' ): '. objeto elel des:. de instintos quizá normales.ubtienc1e.eñiosei1--l1uestj-¡_ls~ óbs'crvaciones entre ~I erotismo anal reprimido y las representaciones " . Ellas más tarde..l de aquel órgflno. i! j. el lobo sobre el cual se proyectan las cargas agresivas movilizadas nes eróticas anales reprimidas. En la evolución desde el autoerottsmo al amor a un objeto han quedado fijados en un punto más próximo al autoerotismo.. Sigmund Freud se encontró también ante el elesi plazamiento fábieo de toda la agresividad proyectada sobre el ".\( . y muy e_:...'u.- no excluyo la existencia que son su baso pulsional. la constitución connaturiJinentp se caracgénitn (le los htstéricos -v la. de los perversos.en el que todos -' . ¡¿blco. ._.i¡.)' Im. O') - . ~ jmprocedente distinguir un ~~~ltO homosexual especial. cle. para el futuro de estos niños -y ya lo vc. de tal coincidencia con la propia persona. el cual se muestra ígunlmcntc carffioso con los niños que con las niñas... lli:!_los su.9!Q_t<:!!_o~ Jeto.tieo anal r~ri. una vez más.ci˙n r'! c:\r:˙'kr L!(' 1:) ll)"I:"i('lllillid::tI. ielea aceren I del desUno que.!bill_ ~0._ es más bien de orden .~!2e.JUi.:sivid. valorizado por el nacimiento 1Q Su reprcsron. No Jueden )rescindir ( ene en la persona _gue l~a de incitarfes-"at omercio sexual.~:~cnto fóbico-'--Ef deseo y el temor desencadenados por el padre derJiOmbre de los lobos conducen a la fobia a los lobos. en su objeto sexual.. -11 .es alci~o con e! ret"lenO Jel¡)-reprlmido. pur-s vi uo no integra C01Ti('nt~s $(-''l:llalC's._.u12onen también en ella la exisl-enc. habiendo sido preparado I i un adulto. en el adolescente de npnrlencin femel~¡na:-COs-hOi. que estudiará más tarde como defusión pulsionnl. pa.iill:Qfj_¿tI~~ti9!·'!ll~!llehomosexuales q~1~˙. _- 33 '1111. en el mm más favoro!i¡e-fij:lli~fj!! iibido. las ne\lrOsis.tismo ana( que-hl. teriza por h primacía que ud uieren sobre la zona genital las demas zonas erógenas. ...i~.:L 032~)'_ 19(9).. esto es. narrados por la hermana y el abuelo del paciente. 29 De ahí la disociación fundamental.i. pues. Pero al estudiar el material recogido por el padre de [uanito [181.?-_-~~ _/ ~~blltil de la zona genital.~tiempo. por un d~spJa. Y. activa de pulsíones sádico.losexuales son. Por 10-que hasta ahora he "llegado a saber (en este pl'mto conviene a˙n observar una prudente reserva). ha JO la influencia de la duda narci sista que i de la hermana._ sillo dI' la elección de objeto. el voycutismo de la madre y las amenazas de ~¡ . V ~ 11:'\ emrpñ'ldo cn-estc punto. Sin duela se trata aquí._. y luego debió huir ante la evocación de su castración por ese sastre otra VeZ amenazado: el desplazamiento fóbico permitía pues partir en dos la imagen del paelre en su realielad benévola y su aspecto fobígeno y castrado.pecia_~mcntc . de Sil narcisumo. .'. les rCSlili:. y en una ocasión declara que su nmlguito Federico es su "nena más querida". na ˙nica "aberración" de la vida seX"\Wleoñsliluye excepción a esa regla. Ya en nuestros ' ensayos" indicamos que era un error suponer demasiado Íntima la unión del inslinto y el objeto en la vida sexual.:6. Durante su infancia.du. c:! destino de la pulsión ho=~ mida . cuando se cOI1\:~ncen . 1 castración. no puede libertarse de un objeto caracterizado por tina determinada condición.~:.de que la muje~.u]- Iibielo Q!?j~!. Sadg. .!!.. (ue hace al homosexuar no eLJ.1m:ma__cons@~ -.san tQdo.Qtjg:uaU~rgJ2!.del' En su infancia eligen a la mujer como -ühIetosexual"/ 1hientras }~{:s. -~--jÜ_.en 511 jntancia por una fase aJ)fígena.:fª_Q_lori~9_Ia lrasoquistamente personales-... qna hipótesis mía y !aLQ!~[Yac.

Así. Freud. de amenazas reales hechas por los padres a causa de la masturbación). Varios años después del final. Sólo entonces averiguamos cuánta intensidad hubo de alcnnzar el amor a la madre y por qué destinos ha ntravesado. ya que la caída del caballo recordaba la elel lou:mif o producto intestinal. lo castigaba en las nalgas. comprobadas. para fracasar con ella y caer en la neurosis. emprendedora unas veces. Muy preocupado por el deseo de Hírtenr.. El lin sexual que junnito persigue en sus relaciones con sus infantiles amiguitas. pequeñas compulsiones de verificación. Juanito se aterrorizó al ver caer un caballo que arrastraba un pesado carro. Ya no tenía más fantasías masoquistas respecto de su madre.I hacia la hnmusexuuudud. el temor de la cual era la consecuencia de las fantasías de deseos edípicos (como por otra parte. tenía pensamienlos obsesivos sobre sus necesidades y fracasos en ese sentido y daba vueltas interminablemente al asunto.' n L lp. por medio de la siguiente observación. s610 se interesaba por los juegos ¡': .~(li. quien seg˙n él. de dormir con ellas.a virilidad polf gnma.. [uauito halla el camino hacia el amor objetar. El niño. El sentido de esta evolución se adara.~!I. que sabe conducirse ditereutcmentc. su deseo ele tener un hijo excremental. acostada de espaldas..t1 COlIlO el SIIYQ. pudo estudiar la fobia de este chiquillo de cinco años cama un aspecto del desplazamiento provocado por la identificación con el padre y la agresividad proyectada sobre él. no ya re- oc :34 primicias. sigue un tratamiento psicoanalítico hacia los ocho años de edad. Píerre intentó en rig"r -c-lucir a su padre. . Durante su cura Picrre pudo revelar sus fantasías eróticas: imaginó que su madre.uales.guardadores. que murió en la guerra de 1914. Veremos que la lucha por la represión del erotismo anal conduce a los mismos tipos de organizaciones quc Frcud puso en cvidcnda en su estudio de los dos casos en los cuales nos hemos lletcnido minuciosamente.s__niitos. A la represión del erotismo anal corresponde la organización fóbica que preserva al objeto del deseo y desplaza la agresividad proyectada sobre el objeto fobígeno. torpe en la vida social.J. J.._Glj(¿~.¡: t ~'1 . el valor de pronóstico de esta fobia infantil surgida a ]a edad de cinco años. cuyos dos extractos sucesivos están sumamente resumidos: . con la ayuda del caso Juanito. hijo ele una pareja divorciada. Su jdentltícncíón con el Ideal del Yo era puesto entonces en dude. Prccisameure cl sentido de nuestro trabajo consiste en tratar de prever el desarrollo de las posiciones homosexuales. a partir de ese recuerdo que no expresaba sólo la agresividad desplazada contra el padre. ' .!'l¡l genit(/l._. Pero como era inteledualmente brillante. en el joven. aparentemente satisfactorio. En una época de escasez de objetos amorosos. se había convertido cn un hermoso joven de apariencia normal. de su cura. sino hacia 1IIIa enérgica cJa.. ínsuficientemente elegante. De tal manera pudo explicitar. Siguiendo la trayectoria ordinaria que tiene su punto de partida en los cuidados prodigULms al niño por Slrs. Por consiguiente la libido narcisista estaba enteramente proyectada sobre ese padre. Habla muy bien de su padre. pero también como el producto de una negación la castración. 11UCUcrL-scrkl. Por lo demás su padre era un hombre célebre.· I'ero la cv˙ludólI ulterior de nuestro pequeño !ag!UljL '~ I r . esta inclinación retorna a la madre. sino por el contrario. tímida y platónica otras.~ j " . r'ierre lue tratado de nuevo debido a preocupaciones ansiosas de aspecto obsesivo: incertidumbres.dw1! del VO difícil de~. sin la misma terminología exacta que en el estudio posterior de la reconstrucción de la neurosis infantil del hombre de los lobos. había desvalorizado la imagen paterna para no quedar ya vinculado eróticamente a un Ideal del Yo al cual 10 unía todo su narcisismo y al que lo fijaba todo su erotismo anal. El análisis reveló que en realidad esos pensamientos obsesivos le permitían ocultar sus deseos sádicos y masoquistas con las muchachas. El ordenamiento contra los representantes de las pulsiones anales sólo puede hacerse a costa de un intento de control obsesivo de la realidad.. En apariencia preocupado por los éxitos femeninos.r m se. un g-c:nit. Freud discutió largamente.l'ierre. Como se recordará. que escribía y había dedicado una de sus auras a su hijo.~c_de sujeto no se cncnm¡r. procedía ya del complejo ruaterno.! ! .UllC~t2_~¡e 1_~() c(~!(_~CCl. I tI ¡ . y habla hecho de él 1!!1. seg˙n las características de SHS distintos objetos sexuales. partiendo de la cual se había orientado hacia otras personas. y encontraba a su padre presuntuoso. y de ahí la formación reactiva ele desagrado hacia todo lo que se refiriera a los excrementos. . en la exposición de1 caso juaniro. y su conducta queda determinada en él por un nuevo plncer: el de dormir junto a su mndre [ . Desplazaba a ellos sus viejos deseos relacionados con su madre y luchaba contra sus pulsíones anales por medio de un intento obsesivo de control de las pulsiones desplazadas. nos parece.

Es posible preguntarse cuál puede ser la influencia de este modelo impuesto por la madre. pe~igrQ ~ A menudo sería posible dejarse impresionar por las fantasías fácilmente expresadas por los jóvenes. Se puede ofrecer una prueba en ese sentido: luego de haber revelado las causas de su temor en cuanto a la orientación sexual de su hijo. que ella también había tenido un hermano "así". cuando la madre se sintió lo bastante tranquilizada. Convertirse en agente de policía le permitiría. no dejaba de reprocharle el carácter nada viril de ciertos rasgos de su comportamiento. Esta fantasía. declara que quiere ser policía. y se sintió asustada al ver a su hijo coquetear ante un espejo. reveló que antes de su casamiento había trabajado con un sastre homosexual. con las vestunentus de su madre.. El primer caso que recordaremos en esta serie es el de PauL Paul es llevado. sobre las consecuencias que pudieron tener.::9fanel. sus temores y sus descos. Se disfraza con sumo placer. aunque de aspecto un tanto demasiado infantil.__ > --Por cüñsiguiente..~ta~ ol:g¡!11!prclilllill<ll'cs ~ilctones pueden.- j l ·"1: ":1 11 '111ill . expresión muy empleada en el medio de los homosexuales._rnuy. Il!llY t ica el tipo de organizaciotles l"l'sltlllida. Por lo demás. a<_lu~lIasen ln2S_l!. Por hermano "usí" Iª_ma-G_J.. la madre de Paul agregó. como regalo. oc El examen del niño. traer aparejado el pronóstico de homosexualidad. ante uno de nosotros a consecuencia de su comportamiento afeminado.-'i_Sll:. que es posible disljn_ guir en Lt observación del joven. No cabe duda de que su Ideal del Yo reflejaba un status considerado poco viril. Pero semejantes documentos 110 son seguidos de una observación prolongada. seg˙n él.(" de Paul entendía 9. Nos hn parecido cómodo. Se sentía obsesionada por la idea de que el a necesario evitar esa evolución en Sil hijo y. a Jos ocho aftas. Hacía constantes reproches a Paul en cuanto a su falta de virilidad. y cuando se recogieron informes. morfológicamenn. que se rodeaba de homosexuales. en cuanto a la posible significación de éstas para su hijo. que en apariencia no reaccionan.-iun. en ~ infancia. es preciso recordar que no faltan las observaclones en las cuales el comportamiento de las madres con sus pe_ 3G 37 ---_. y casarse con un hombre. que sin duda habrían asombrado o inquletndo menos a otras madres. al salir elel consultorio. Pero sobre todo parecía que se Iratnba en su cnso. en función de esquemas preconcebidos. tan Frecuentes a esa edad. un abanico. distinguir ('!g_:!_!_LL~s __d_~_<::_. y lo que ella tendía a imponerle a consecuencia de su temor. no parece.aIc~. resulta difícil separar lo que se reveló en ella por ciertas actitudes ambiguas. por impresionante que sea. en la medida en que ésta desarrolla precisamente una lucha tan constante contra lo que cree ser el pródromo o el peligro de homosexualidad..d~~~Qnoc. uascendi.de regresiones inducidas por la culpa edípica.sla obxcrv. de carácter esquemático.li:..~(~~ __~q Jl!. se supo que ese hermano había evolucionado en forma absolutamente normal: tenía una vida regular. sólo hemos presentado esta observación como ejemplo de problemas muy inciertos que plantea la actitud de los padres. no podría ínformarnos. y sus fantasías 110C- 1 ¡ I ¡ II I I I 1 I Esta observación. pues deseaba ser bibliotecario. y debemos recurrir a casos diferentes para darnos una idea sobre la génesis de la homosexualidad. En presencia de sus padres.9~_l?_~~~lr~~temen -la homoscxuulidud ~ a(juc¡t"~I~ -. estaba casado y era padre de cinco hijos.~l~~_. remedando a una mujer coqueta. _~I"vaciolles de homosexualidad / . arrestar y matar a las mujeres. aunque el niño se aparte de una imagen femenina fálica para no aceptar' otra cosa que la compañía de hombres más tranquilizadores. Esta acababa recibir.~:c De todos modos. que tiene l'$ aJlOS.!-:. Ahora bien. a primera vista. en realidad. lo mostraba comprometido en posiciones edlpicns conflíctualizndas. a_Sll híjo. como es evidente.« .-~ pósíto _de I}1s cuales -]oS"lJs-¡ciuiatras consultados ven pCT[i!arse la amenaza de la homosexualidad posterior. normal. Boris. en tanto que la madre tuvo necesariamente temores desde el momento del nacimiento de su hijo mayor._uese parecía.1. s~r observadas in slal u.1 eH las cuales los p~~b'~~'~r.para Paul los temores de su madre en cuanto a su eventual evolución homosexual. que son todas malas. conforme a una forma de castración neuróticamente tolerada. Hl!ll'slra en Ioru«¡ CS(jUl'lllÚ_ turnas no contenían los elementos de agresividad más o menos culpubilizada. Toda conclusión resulta tanto más incierta cuanto que el caso sólo fue examinado en un momento en que los juegos de la relación objetal ya se habían desarrollado. Su madre había sido auxiliar de policía..

de que con frecuencia tenía b "impresión de que tenía actitudes femeninas. a consecuencia de relaciones que tuvo con un amigo de su marido. conexámenes endocrinos. volvimos a ver ti Alain a fines de 1962. inquieta por un porvenir homosexual. pues una amiga había insistido respecto de las costumbres del joven. insistió Igualmente en su coquetería. después de aprobar el bachillerato de Hlosotia y conocer algunos fracasos en la enseñanza superior. Durante el primer examen de AJain nos encontramos en presencia de un niño bien dotado. En el plano clínico se puede hablar también de signos de encubrimiento de carácter obsesivo. I ~I En rigor. insistió en que se le hiciesen exámenes hormonales. que resultó fácil.'. Entonces el niño tue entrevistado nuevamente. y seguido. de aspecto más bien viril. pero no les huye ni se preocupa por ellos. Por consiguiente. La escotoridad era buena y Alain acababa de entrar al colegio secundario con bastante anticipación. jamás lo había dicho a nadie. de perturlmcionos del orden de la despersonalización. en el tiempo que pasaba en contemplarse anle el espejo. La tercera consulta sultado en relación con tra. Luego de esta consulta. de esta ˙ltimo intervención el tratamiento tue aceptado por la madre y el hijo. Durante la segunda entrevista se mostró más inquieta por lo que denominaba 'el comportamíento ternenino de su hijo. " i qucños parece responsable de una orientación incierta en materia sexual. Era el mayor de Jos niños. Pero la vida de la fantasía estaba orientada con mayor claridad. remitió al niño al psíquiaencantada de que los exámenes endocrinos fuetemía nada. Es preciso insistir en el hecho de que Alain habló con relativa tacüídnd de sus tuntaslas rnusturbatorins. No tiene contactos homosexuales. debido a las preocupaciones obsesivas en cuanto a las dificultades para dormirse. Jos sentimientos de despersonalización se hacían clínicamente más claros. en las quejas que provocaban las pecas que lo hacían sutrir mucho. La consulta fue pedida debido a la ansiedad y agresividad de este niño. en vano. Un examen proyectivo. En lugar de aceptar un tratamiento que su madre entonces anhelaba. pero no los continuó. Al finalizar esta primera entrevista. " . Pero Alain tenía ahora preocupaciones rnetatisícas que provocaban perturbaciones rayanas 38 en la despersonalización.i '. Durante esta tercera entrevista. Se confirmaba pues. sin signos de deterioro. . AJaio fue traído ante uno de nosotros en julio de 1954. que no le agradaban los deportes. Su vida social es extremadamente reducida e incierta. suscitada principalmente por sltuaclcnes que revelan los conflictos edlpicos. quien comenzó a Hnes de 1\-)03. Hemos exarninndo también.. Se ccntirrnó la organización obsesiva de la personalidad. un clínico consultado Jo encontró muy normal. reveló que su hijo había nacido inmediatamente después de la guerra. a pesar de un nivel intelectual brillante. estado que la madre hacía remontar al nacimiento de su hermano. reveló una ansiedad de carácter fóbico. Su madre le reprc-' chaba con frecuencia sus celos. Los síntomas de orden obsesivo se manítestnron con más claridad. En el plano sintomático. Hablaba voluntariamente de sus celos. y que gracias a estas conversaciones. La madre de Alain volvió a vernos un año más tarde. No resulta ˙til insistir más en cuanto a las peripecias de esta observación en los años siguientes. Tiene algunos flirteos con muchachas. un tratamiento psicoanalítico. 39 '.. en los cuales UIl asesor de orientación indicó la necesidad de realizar una cura pslccternpéutica. Alain habría sido un bebé ideal. se planteó la indicación de una cura pslcoana lítica. Comenzó estudios comerciales en Estados Unidos. La madre se sintió sen negativos y ya no hacia una es- se realizó un año más tarde. a varios hijos cuyos padres. es decir. en apariencia muy cutpabüizadas. prefirió alejarse del hogar tamiliur. También resulta importante advertir que hablaba igualmente de ellas a su madre. o más bien cuyas madres tenían las mismas inquietudes. La madre. A partir del nacimiento de su hermano se lo ve cambiado. Después. por 10 menos en el plano de las fantasías masturbatortas. El tercer examen de Alain luyo lugar durante la misma época.' A!ain se ha convertido en un joven cu bierto de acné. de eliminarlas. la madre volvió a consultarnos acerca del temor de que su hijo llegase a convertirse en un homosexual. la madre de Alain insistió en el hecho de que lo encontraba poco viril. Pensaba que sus gestos y su voz remedaban los de las mujeres. 1. en peinarse. no reveló orientación homosexual alguna. Sin embargo. El examen clínico. que se expresaba con fucilídnd y revelaba sin dñicuftades sus ideas de celos. pudo acercarse a su madre y suplantar a su hermano. SlJ forma de caminar ondulante y femenina había sido señalada a su madre por nmigus de ésta. Provocaban lnsomnío. Healizó estudios de intérprete en Suiza. c-uando tenía nueve años. que tenían un carácter obsesivo. sobre todo cuando se encontraba en presencia de un extraño. realizado durante la misma época. Pertenecía a un medio burgués. que tuvo lugar cuando él tenía dos años. entre 1961 y 1963. en las cuales se identificaba con el pudre. . Otro -médíco. que tenía una habitación mejor que la de él. Su pensamiento es confuso y desorganizado. decía que su hermano había ocupado todo el lugar en la familla. debido a la lucha compulsiva por medio de la cual trataba. Durante el mismo año. sin que se hubiese hecho nada para seguir ese consejo terapéutico. . con períodos angustlantes de extrañeza.1 !" . la orientación tructuración de la personalidad en el sentido obsesivo. Pero insistió en el enorme alivio que le había causado el carácter normal de los exámenes hormonales y dijo que se habría sentido enormemente culpable si su hijo no hubiese evolucionado en un sentido sexual normal. [n-iHante por su inteligencia. en una dirección heterosexual.

~ . Ya había sido observado en el hospital San Vicente de Pn˙l por una eucopresis aparecida a la edad de 4 años. de diez años de edad. Fue alimentado a pecho durante tres meses. habla sin embar- 40 41 .1 ·ji Uérald pertenece a un nivel Iumilíur modesto. nuestra que no parecían tener fundamentos los temores de la madre en cuanto a la orientación sexual de. desde la colonia de vacaciones en que se encontraba su hijo. y se encuentra entre dos hermanas. Gérald nació luego de un embarazo y un parlo normales. dlsortogrático y disgrático. pues era un "corrompido". que se come el alimento del gato. presentó estrabismo. ) 'f I El niño íue examinado por primera vez en el -CeJOLro Alfred-Binet. de once años. son la consecuencia de' la encopresis y no su causa. en particular obsesivo. Quienes reclamaron una consulta urgente cuando se les telefoneó.1 " . en el hecho de que la madre 10 alimentaba en exceso y tuvo temores de posteriores perturbaciones intestinales. no volvieron jamás a la segunda consulta que se les había propuesto. y piensa que contrae todas las enfermedades infantiles. que habían dado lugar a una reducación psícomorriz. No cabe duda de que el niño se había destacado por sus amaneramientos feminoides. con cobertura siutmnáficn de orden ..f i• 'l. para explicar su necesidad de acomodar los órganos genitales. preocupado en el plano hipocondríaco. Hacia esa misma época' hubo preocupación por determinadas perturbaciones de tipo disléxico. Pero tranquilizados los padres por el hecho' de que su hijo no era vicioso ni homosexual. La organización de tipo psicótíco. La familia vive en muy malas condiciones. muy rechazado por la mayor.. su hijo. El niño sufrió desde su nacimiento de accidentes otiticos y en varias ocasiones parecen tesis. COn cobertura obsesiva es una evolución que debe llamar Ia atención. sino más bien que su madre se identifique completamente con él. En rigor. prcpsic6_ )' una organización estructural que se acerca a un estado prcneuróttco. y por otra los tícs que fueron el origen de la equivocación que tuvieron con respecto a Stéphane. Esta observación. que comete pequeños robos para comprarse bombones.rodeado de niñas y sus juegos eran juegos de niñas. Quizás habría podido encontrarse una vinculación entre una pasividad evidente y no integrada.(11) el comportamiento repentinamente agresivo respecto del hermano menor y con las preocupaciones que. Klein). fueron siempre heterosexuales. Pero sus fantasías masturhatorias. ' Stéphane inquietó en grado sumo a sus padres. Parece muy satistecfio con las preocupaciones que su madre tiene respecto de él.1 !I u:1 '1 !I " i --------de las organizaciones neurótico y obsesivo. se' refirió en varias ocasiones a la encopresís. en esa época. Por lo demás. Cérnld ruc enviado a consulta del Centro AlíredBlnet por el médico de familia. al año ele edad durante el día y a J9s Jos allOS por la noche. Estos pólipos. Es probable que el origen esté vinculado (. Se enteraron de que se lo había visto en el baila mientras se exhibía ante otros niños. _---_. El pediatra que lo siguió insistió.1 " . pues estaba . habría tenido pólipos anales. El caso de Cérnld. Invocaba la molestia vinculada con prendas interiores demasiado apretadas o demasiado poca ceñidas. seguido en el Hópltal de '¡our del Distrito 13. Los hábitos higiénicos fueron adquiridos en buenas condiciones. el caso parece desplazarse en el cuadro ticns. de origen armenio. en abril de 1964 (F. En ese primer examen. semanas. El padre es operario y la madre no trabaja. Luego de una tos convulsa a 'la edad de 8 años. Por ˙ltimo. pues sólo dispone de una habitación y una cocina por toda vivienda.. particularmente rígida. l'I 'I! I I. en el momento ele su entrada al jardín de infantes. que. No se realizó rectcscopin. las desviaciones del comportamiento provocan en una madre particularmente culpabilizada debido a que Alain era el producto de una relación ad˙ltera. Consideraba que su hijo no podía identificarse con un varón. La madre. Es el segundo hijo de una familia de tres. sumamente patógena ella misma en el sentido de la orientación homosexual. pues volveremos a encontrarla en otras observaciones. Esta familia. El análisis parasitológlco de los excrementos es negativo. como se verá más adelante. seg˙n un proctólogo. para pedirles que lo llevaran de vuelta a París. el desarrollo fue normal. consnnnan ei origen de una mu mmao suspechosa y peligrosa con la madre. Lo que llama la atención en este segundo examen no es el hecho de que Cérald se identifique con una mujer. Céraíd parece un joven inquieto. y la madre señala Que se ha vuelto bulimico. Se vuelve a examinar el caso Juego de varias. que prosigue en la actualidad. a pesar de las Inquietudes de la madre. Insiste sobremanera en el hecho de que su hermana mayor lo castiga y Jo detesta. Al mismo tiempo que lo' describe como un muchacho que vive como una chica. Stéphane tenía un tic compulsivo de carácter más o menos claramente mnsturbatorio. por una parte. se imagin6 proscrita de la sociedad ante la idea de tener un heredero vicioso y homosexual. El niño comenzó a caminar tarde. que insistía en el atraso escolar que parecía ser la consecuencia de perturbaciones de orden disléxico. vuelve a poner en evidencia los vínculos entre ciertas preocupaciones de la Iamilln respecto de una eventual orientación Iiomosexunl . ¡ I 1I I1 !I i¡ 1I " 11 .

porque quieres mostrar que querr ias orinar como una niña". La evolución fue favorable.a una reeducación ortofónlca antes del ingreso de Oémld en el Hópitnl de jour. Resulta interesante. Por ejemplo. a comienzos de setiembre de H)(j4. al enterarse <le que era un niño. que el estudio del erotismo anal muestra la importancia de Jas preocupaciones centradas en torno del ano y el carácter fusional de la relación con una madre centrada ella misma en torno. era el de un niño de siete años que quería ataviarse como una muchacha. Las primeras discusiones confirman que la identificación femenina de Cérald. Sin embargo traducen el deseo de Identiticacíón con el padre. Estas se derrumban cuando toma distancia.uueucs pstcológtcos muestran que la inteligencia de este chico es nounal.tratamientos. Este caso. de dichas preocupaciones. 10 cual constituye un trabajo de mujeres. Hasta el momento hemos estudiado algunas observaciones en las cuales los padres se mostraban más o menos inquíetos por las tendencias femeninas de sus hijos. Vice. teme que Cérulcl llegue condición de mujer. estudiar el peso de la influencia de los padres. el conflicto patógeno es evidente. Se comiem. por ejemplo. teme haberle quebrado un brazo durante una pelea. éstos revelan una muy grande b˙squeda de la fantasía cuyo contenido parece exclusivamente sadtco-anat. con piernas largas y miembros superiores enjutos. desea ser hombre y se reprocha enormemente su actitud sádica y agresiva respecto de su hermana.1 42 Al cabo de algunas semanas de observación y . es para agradar a su madre. y que éste cesó en cuanto en el primer examen. en un contacto edípico bastante manifiesto (conducir el mismo coche del cual el padre es propietario). cuando nació. y que pretendía convertirse en tal. En el Hópital de jour tiene relaciones muy erotizadas con las chicas . que nunca sueña.a perversiones. En conjunto. La organización de los conflictos en jean era edlpica. agresivo y majo. bastante lábiles. su homosexualidad está reprimida y la pasividad muy defendida. • / 1 I es Por consiguiente. sus sesiones psícoanalfticas. que es un "irrecuperable en clase"). En rigor. '1 "1 . envejecido y delgado. su tísico es ingrato.importante. y asocia esta fantasía con el hecho de que se le obligue a lavar los platos. u En las semanas que siguen. Es en conjunto y en primer lugar ~ un chico inhibido y bloqueado. por lo menos en apariencia. Con la hermana mayor.y se comporta como los otros muchachos en sus contactes heterosexuales. Su reacción más clara no se cllrige contra los impulsos eróticos anales. Los reprocbes que se hace en este sentido provocan un bloqueo que llega hasta el control de la mímica. y el deseo de mostrarse femenino fue esencialmente interpretado en el sentido de regresiones por culpa. es preciso volver a insistir en la vinculación entre la agresividad sádico-anal y el supercontrol que exige la contracatexia frente a las pulsiones sádicas. a ser tan infeliz intrépida. Ante la psicoanalista que lo sigue en el Hópital de jour (F. sino contra la suciedad que tes está vinculada. Lleva la cabeza hundida entre los hombros y tiene los ojos cavernosos._I! ·1 l' . Gérald se muestra bastante pasivo en la vida cotidiana del hospital. el primer examen del nia un muchacho de aspecto deprimido. Tiene en el rostro peq ueñas lesiones congénitas complicadas con otras producidas al rascarse. que existe 1111 atraso escolar importante. y pasa el tiempo haciendo dibujos minuciosos. sumamente desarmónico. Luego ele observnctones multidisciplinndas. Cérald dice que le abrirían el vientre sin pedirle permiso. De todos modos.~ I I go de SII$ juegos peligrosos y de. del cual por desgracia no se pudo encontrar el protocolo de las sesiones de psicoanáfísis. a quien no volvimos a ver directamente. El estrabismo es ligero. que se distrae contemplando pasar Jos coches. Sus fautasias son Inhibidas. que se asemeja a ciertas observaciones de adolescentes.rd díchada. y si no es preciso vincularla con las preocupaciones de la madre respecto del mal funcionamiento intestinal y el atraso del control esttntenano. Insiste en el desagrado que provocan en él Jos períodos ele las mujeres. antes que 'nada. ~J caso de jean. Jean. Daladier}. quienes se muestran 43 11 11 d l' '1 . pero cuya organización parece conducir más bien a formaciones de carácter obsesivo y no . no se cree ya que Cérnkl pueda convertirse en un homosexual. Si bien la amenaza de una organización obsesiva parece . Sin embargo. dentro del cuadro de la homosexualidad. sin embargo. Pero esta relación conflictual es señalada por la perfecta identificación con la madre. preciso reconocer.. por el hecho de que se vinculaba con un tic de acuclillamiento. es en realidad supertíciut. quien le dice que su hermana no hnbln querido besarlo. Cérald dice al respecto: "Ella quería ser el híío ˙nico La depresión tiene un carácter más bien hipocondríaco (Cérald dice que esta ruul construido. se dio la siguiente interpretación: "Tienes esa manía. en la perspectiva en que nos ubicamos. mencionada por su madre. insuficientemente reprimido. parece dedicado sobre todo a controlar la situación pulsional. señalar que el padre de jean era inspector de policía y tenía a menudo oportunidad de interesarse ee los ultrajes p˙blicos al pudor. resultaba notable. Nueve años después de esa primera consulta. Se siente des. Es posible preguntarse si este supercontrol mímico no es un signo de la organización obsesiva que 10 amenaza. ño en el hospuu! muestra '11 1. Resulta difícil prever la evolución del erotismo anal. Si acepta un papel femenino. En el curso da. se presenta como un niño brutal. Se revelan formaciones reactivas de tipo obsesivo. Nos encontramos entonces ante una orientación indecisa. como lo fue ella en Su Diversos ex.Sil mcutuhd. satisface a sus padres.

El n˙mero de casos en que los padres se inquietan por el comportamiento femenino de su hijo es por 10 demás muy considerable. Pero lo 45 j 1 . en el momento de separarse de aquel que. Durante una consulta posterior con sus padres. Atraviesa el periodo de pubcrtud sin malestares npnrcntes. sin asignarle gran importancia. y en la entrevista previa la madre señaló que jean-Emmanuel se disfrazaba a veces con sus ropas. como la tabla de multiplicar. también la abuela paterna. l' . a cuyas observaciones volveremos más adelante. no parece ansio_ so. en particular en torno a la masturbación. P9f]0 demás en la medida en que haya existido y representado una de las vicisitudes do la pulsión anal reprimida. destinada a hacerles comprender el sentido de las conclusiones Que era posible extraer del examen cnmco y a hacerles admitir las indicaciones de una psicoterapia psicoanalíttca. Es activo. al precio de un control obsesivo de las contracatexias. un cambio progresivo y bastante rápido de L1S custllJ1llm. pero ansioso y soñador. La observación de jean-Emrunnuel constituye una prueba de ello: este niño. muy En conclusión. -'1 . COm~ prueba. fue en general muy conibatida y reprimida por Jos niños.. se acerca más a su madre. A menudo las madres lo señalan y como se acaba de ver en la observación de Francisco. [enn-Enunanuel deseaba hablar en inglés con su madre. pero dio mas bien la impresión de considerarlo realmente carente de importancia. idioma que esta ˙ltima habla corrientemente. a pesar de su inteligencia en apariencia brillante. En rigor. pero sin contactos realmente calurosos.itcstndo ntemorizados por su deseo de türtcnr. Sólo nos resta decir aquí que algunos padres se muestran menos asustados que otros por eros deseos. se negaba a asimilar ciertos conocimienlos. En este ˙ltimo caso.l los surprise-varties.'rancisco habló respecto de ese rasgo de comportamiento a ˙ltimo momento. por temor a la reacción del médico.uuicnto. Esta serie de seis observaciones constituye un conjunto de casos en los cuales los padres man. reivindicada abiertamente. que se ponía su ropa interior y se mnquütnjm . por lo menos aparente. La madre lo describe como un buen alumno que a menudo se muestra desdichado y deprimido. 44 sus temores ante las actitudes femeninas.. a p. Se lo examinó nuevamente seis años después de esa primera consulta. El padre. La identificación femcnín más o menos mal aceptada. fue examinado a la edad de cinco años a consecuencia de accidentes enurétices que se agravaron con claridad en el sentido de una provocación masoquista. en forma variable.ifestaron. parece haber sido la más pasajera y haber evolucionado sin secuelas psicóticas y neuróticas. En esa época vivía con su hermano mayor y su madre. más . Su sal lid t_-~ Lm-na.. como por 10 demás.! " :'jlmi . entre nosotros. parece dominante la identificación con la madre: por ejemplo.:s del uifio. que se había itlquit'!o por su comportamiento en la infancia.. casi delirante. . y la inversión edípica durante el examen siguiente.:1 . que parece constituir lo esencial de la dinámica del caso a partir del primer examen. cuyo hermano mayor siguió un tratamiento psicoanalítico. Uoucurn. que en ocasiones se había sentido asombrada al advertir que su hijo se disfrazaba ele mujer. ltecibe un premio de honor en el cuarto u˙c del tmcbiucr. se habla ocupado de ese caso. de ser mujer.ulir dI'] Irat. nada en el' comportarniento 'exterior del joven permite encontrar ya en la actualidad las tendencias anteriormente manifestadas. Lo considera absoiutamente normal y cqutübrudo. que tuvo lugar cinco a110s más tarde. S610 en la observación de lean la posición femenina. jean-Ernmanuel fue revisado otra vez en 1964. Desea llegar a ser profesor. a una culpa edipica. Es evidente que no se puede rechazar la hipótesis de que la madre de l. que organiza pequeñns compulsiones.un tanto rnai. que no fue deseado por la madre.uo y trecucnra el curso siguiente. Si se lanza una mirada retrospectiva sobre el contenido de estos dos ˙ltimos exámenes sucesivos. 1 i\ ¡t 11 '1 ¡¡ I . No es posible descubrir tendencia homosexual ninguna. por la madre. duerme Licu. Resulta siempre difícil hacerse una idea en cuanto al porvenir de semejante comportamiento.! l' '1 :¡ " il :1 I'mncisco nos tne traído hace poco por su madre porque a la edad de ocho años se habla visto obligado a repetir el curso prepa ratone y porque. En el caso de Paul fue sugerio. se trata de un niño inteligente.: il. El padre )' el lujo se entienden bastante bien. e incluso en forma simbólica por medio del tic. de sus hijos. nos sorprende la oposición aparente entre una provocación masoquista vinculada. A través de este caso resulta fácil captar la evidencia de diferencias estructurales entre la homosexualidad asumida de ciertos niños y el deseo. quien reprochaba a su hijo sus actitudes no viriles. SIlS gustus y tendencias son masculinos. seg˙n el análisis freudiano del hombre ele los lobos. del cual son testimonio ciertos adolescentes.o menos abiertas. " I . le gusta bailar y flirtear <le buena gana. pues la separación de los padres se había producido varios meses después de ese nacimiento. In madre declaró con negligencia. sin ocultarse y declarando en forma abierta que lamentaba no ser una niña. En la rebelón familiar.

. se mencionara la no. una vez más... en el nivel de las pulsíones anales de su hijo. sin que jamás. aunque mostró tendencia a adoptar un comportamiento muy maternal. se han convertido en hornosexualss.fg!!!!..omprendc ahora que . En los casos en que es inc. Las observaciones en las c_¡¿alf!~ !ºs psiquiatras evoo"n el peligro de ho. existe la impresión de que los temores de las madres despiertan en.ui!:~EEjQJleS_~_Q . Viuda. l' '1 . ~l!t~J&J:g.no!e_xualidad o Es posible que estemos insuficientemente atentos en ese sentido.d=áiL. . -_ De tal modo. Por lo demás. ._ ••§. .~$of\no tienen las mísmas posiciones que estas madres.kan-EmmanueI se identi. examinados hace muchos aftas y seguidos dentro del cuadro de las caracteropatías. La homosexualidad actuada corresponde proba blemente al porvenir de los casos en los cuales la represión fue ineficaz.Yf. a causa de la pasividad.lli'1:Q__n.notable es que la mujer {. y el intento de control obsesivo de los impulsos agresivos. " l'" . y es prolJaJiTe que no conduzca a la organización que a menu o se observa en tales casos. Hesultaría interesante estudiar algunas observaciones privilegiadas de los muchachos que se han convertido en homosexuales y que habían sido objeto de un examen psiquiátrico en su infancia.'I!¡.:ibe esa m1ltua iJell~ -tción.ad!":s_ En el momento en que como en esta observac~_lliLD1a_ rlre ¡mede entender el valor de semejante identificaci!in. En este sentido es preciso señalar que en todos los casos que hemos citado (con excepción del de Jean). Louis no habla adquirido todavía esas costumbres a ros tres años. :.{. y es preciso ·decirlo inm. como ella con él.. La madre se irritn por ("-"1 sitnnción y no sabe Cómo compor. pero a menudo sin que esa conducta fuese un elemento dominante entre todos los aspectos del desequilibrio que se organizó. La represión y su eficacia dependen también de la influencia directa de los padres.1 '1 1 I I del'!LJ2.slL. No cabe duda de que los psiqui~S.9.qlJJ.JnUL~_ . Había organizado un simulacro de castración en la sala de consulta.12i~ado muestra.Z.'. cuando se presentaron problemas de conducta. (Es preciso hacer notar que la madre ha biu consultado a un pediatra por dificultades muy discutibles de establecimiento de la higiene personal. il . y por otra evocan el pronóstico posible' de homosexualidad a propósito de otras observaciones. precisamente condenados por las fijaciones· anales que determinan una contracatexia de la pulsión en ese nivel.ff:}~he. Nada parece particular en esta observación. 18s madres fueron quienes consultaron a un psiquiatra. la integración de la pulsión anal.Lcl!i~1p_o 1l. por Jo cual a menudo lo halla pasivo cuando está a solas con el.} El consejo que muy 47 1 1. Iica con ella. en particular cuafl(lu Ilt'ga II1I hombre IJIlC per<. . La de Louís se refiere a un hombre de veinticinco años que fue examinado a los siete por problemas de conducta claramente relacionados con una ansiedad que se organizaba en terrores nocturnos.ición y el juicio de sus esposos. su ~iic!'_. El padrastro fue mal aceptado. . a quien rechazó especialmente en ese momento. La madre era trtgtda. consideran que la posición pasiva es el momento [ecundo de la inversión edípica.ódY8_!C~ i~'rma_~griaT?!~ los ~ºmJ19J:tami~~_incul~ª_<?_~_ <?on pulsiqIles p~_ sivas mal jntegrad. la del control obsesivo de la agresividad que act˙a como contracatexia respecto de la pulsión pasiva.ediatamente.!! "1.'. Numerosos niños. pero también a consecuencia de sus l1ropias posiciones respecto de la pasividad y de la homosexualidad en el hombre. 1 I I [1 ir ¡Iu " .~eríodo~2lil1Sig[~. un momento evolutivo. durmió con su hijo hasta que volvió a casarse (Louis tenía entonces cuatro años). a no ser la falta de aceptación por la madre.--------------ver era homosexua i ad. aquel en el cual se pone en cuestionamientr.uFieicntempnte modulada y desarmóníca. Por ˙ltimo. tnrse con él.1 ":1 :1. al menos por 10 que podemos recordar. La importancia de las fijaciones anales era seguramente atestiguada por accidentes encopréticos. Por un. antes qu« nada porque la inquietud de los padres vHTÍa seg˙n su espn-itu de observación..1 i. Esta observación muy resumida los padres asignan ~!!a importancju J-".~ o _r' soquismo corresponden el desplazamiento ~proyectado sobre un objeto fobígeno de la agresividad desviada. Ambos experimcntrLll la misma molestia orce. a la pulsión que se expresa en una forma más o menos compleja de pasividad y de ma- 46 T ._cLm:o_ ñóstico de la asívídad en el muchacho se convierte en el de una .. del tipo de las formaciones reactivas de apego a la Íimpieza.1iºU!Q_ . es difícil medir Ja importancia que este temor puede inducir en la organización de la personalidad del niño. que diversa al comport~l!!. i l' ". 1 •• ~ I 1''. resulta difícil prever el porvenir de estos casos.

"1 . Se lo trata a menudo Como a una niña. a menudo una actitud pasiva y se entrega a cíer- patria._¡cho u. Bemard se esfuerza por relatar verdaderas historias. cuales Bernanj había sido llevado pues hacia la nnLos robos a cense.. des- de los robos. De todos moctos. debemos conformarnos COn los documentos actuales. tío de América). pero como sus padres eran de condícíóu modesta no pudieron enseñarle ese arte. cuando era huérfano Fue finalmente abandonado por Su Iumitín y debió trabajólr como obrero en una l˙brica de automóviles. parecían un Yo tanto más alcanzable cuanto que el padre.uua la ~ltellcj6n por su escasa estatura.1:¡. Al mismo tiempo. J . :Su emotividad es favorecida por un alcoholismo relativam. respaldo ideal. con su hijo."\ \ .'- .w.lJlntorio deLido a la evolución de su hijo. ouancíc su padre estaba hospitali. que ella encontró mus o menos ocultas sobre el armario de una cocina. Es posible además que tales incertidumbres sean producto de las insuficiencias de todos los dOcumentos estudiados a título retrospectivo y recogidos dentro del marco cJínico cotidiano.. Stientoub.se dio.¡r a Esta obscrvaciÓll parece sinJilar a otras._' " ~! '1' ¡.(('l' :1 su Se JI:! couvcrtido suerte.. I˙minas en colores que se le vio tomar. una enra Ser cX. o por todo 10 que pucda permitir preverla. pués Al tina! de portanCia de las cuencm 48 (le los la printera consult"l. j. Por consiguiente. el problema de una orientación homosexual. que quiso dar a un amigo. 1!:1 padre asjste a la primera COllsulta. el examen psiquiátrico plantea. luego en la escuela. JI. so preocupan en la actualidad por la homosexualidad.do en un sanatorio. Un día encontró en su camino un profesor de m˙sica que lo tomó a su servicio. j '. Elige un ejemplo manera curíoso y notable: Bernard tomó agujas de un costurero. examinar varios meses después de esa consulta. . una reconciliación tatura con .jmill:tdu Descose counalitíco. Este l11uch. Tal es el caso de la historia del grabado 1: "Había una vez un niñito muy dotado para la m˙sica. orientadora de una investigación particular. de escapar psjcU~!JI:¡JíUca. Se fey que a menudo de organizar la cena. de a¡' fínal de la primera entrevista. sin la idea ):'" . Luego de muchas y muchas semanas pudo comprar el 49 . Da realizado estudios secundarios. Y que vuelva a referirse a las pequeñas mentiras y los hurtos.. y elegir en primer término un caso en el cual sin que la " ·1 :. por un psiquiatra que en Ocasión de UII. para realizar diversas diligencias entre los m˙sicos. gracias a la ayuda que le prestaron algunos tíos y tías. . Por lo demás. La madre.u-ido en Ionna a menudo desagradable. y ello prolongando los tiempos de latencia. examen dínico demuestra que esos robos Con el padre en Ionua dramática: el hijo permiten una rey el padre. resistente que muere por su Pero el hombre puede ser también debilitado y borracho perdido que maltrata a la madre).'! atención de los padres haya sido llamada por este problema. luego revela que quiso hacer vestidos para una muñeca de su hermana. ~' de organi:¿. Sin embargo. Se advierte tambien cierto gusto por la dramatización. jjespucs de esta entrevista.'I !¡ullloscxu<ll tratamiento psi- ser hurtos de compensación. a consulta. Se realiza en la misma época un examen psicológico con Murray t y.. Al comienzo en la casa. bcrnarn nos tue remitido a la edad algunos robos. lo cual traduce a la. Es un hombre inteligente.ente importan_ te . el libro de un profesor. VOL')!U pasivo. Era Y lo considesin duda otra de ídentírícarse con su padre. Por ejemplo. Es posible que haya llamado más la alcndón ti aquellos que. COmo nosotros. permitían. consecuencia a su padre Ucrnard robaba desde hacia tiempo. y sus robos eran ya numerosos. En el plano del contenido. está enfermo de tuberculosis pulmonar y tiene miedo ele illternarse en un s:. 110 fue puco. por un salario de 3 trancos diarios. a no ser por las C011diciones bmiJiares particulares en (1uC' el niño tuvo que vivir al comienzo. se queja de SUS mentiras. se complnciu en contactos cargados de emoción con Ideal del de esa imagen su 111JO. y que le interesa mucho ese tipo de actividad.. nasseuer) : el conjunto del protocolo se encarel test de es expre- sado en un estilo un tanto precioso (empleo del pretérito indefinido Y términos literarios). Resulta evidente el Pero conciliación el car˙c:ter de ccnipensacíón de sus hurtos. la imagen del hombre es ideal (protesor de m˙sica. cuando está. Se complace por lo demás. con el nmcíonamieuto del Superyó. Beruard fue vuelto a. se conversa con la madre a solas y se hacen algunas [ndícaciones sobre el carácter de la virilidad de ese muchacho. cu un UH y LOUJ. desvalorizado (lema del Bernard adopta las imágenes ideales.1. nos oriel1tamos relaciones entre el hijo y el padre.'i cura de desiuLoxicación ue de doce años a había examinado alcohólica. quizá vinculados con inquietudes por su esy por el hecho de que se 10 tratase como a una niña. una bicicleta que su padre lo obligó a devolver. ayudaba a barrer un hombre degradado por una mujer el departamento autoritaria. h :1 'í. En particular sutrtu porque el tructura padre raba la lavaba los platos. Más pequeno que sus Compai1eros. al discutir la es- famnia de los alcohólicos llamó la atención el hecho de que a Bcrnard no le gustase la idea de que su madre tratara a su D1. comenzó se'guido. se abrazan y se prometen mil felicidades reciprocas. vez la toma de distancia y la selección. Al comienzo Bernard niega el robo. al respecto con su ategna por el comportamiento licita de que pueda ayudarla gue a hacer costura 11 en contrastar su inquietud dócil de su hijo. Itesutta notable que la maure no haya reacciollado ante este aspecto de nuestra entrevista.

J'ur eso. Esta actividad continuó luego. unte el padre de los mismos. QUc su esposo ignora ba antes de su casumícnto. El caso de Bcrnard pnrecc pues bastante claramente orícnlado. vi-. Cuando regresó a su hogar. por una crisis depresiva. todos del primer matrimonio del padre. en tanto que el padre. a su regreso de Berck trató de sodomizarlo.unc hacer not. al mismo tiempo muy diferente de la que se recordó en el caso en que las madres se quejaban de la coudncta femenina de sus hijos. pues otra dE. Por lo tanto. lo lle- sexualidad. Hoger tuvo una biografía muy complicada. tanto en el plano escolar corno en el de su conducta. Hesuhu nu-ntc uuport. no continuó.dJ:lII Jos lc˙adcrcs. por lo menos en la actualidad. la identificaoión con el padre se hace por medio de un Ideal del Yo degradado e igualmente sometido a la madre. Y esa evolueión feliz. para que los castigase. para hacerle cosquillas en JOS pies. Pero es una observación. Hoger adoptó pronto un c0D1110rtamiento particularmente regresivo. por lo menos en apariencia.. Su nivel escolar es entonces el del primer año del curso medio Y su trabajo en la escuela satlstactorio. solos. A la celad de dos nitos tue internado en el Hospital t-. de una familia de desequilibrados. Y se entreveía la posible organización de un estado neuró- 51 . Este niño fue examinado por primera vez en u)fH. A consecuencia de su inhibición Y de su pasado particularmente traumático.lmiento de Boger. nomosexual.l VIVII' CUIISlgO. y no se ocupa bu para nada de su hogar. se felicita de los momentos en que Bernard es una verdadera niñita modelo. Un examen psicológico realizado en ese período muestra un cociente intelectual global ele t!ti.lción ell el llospitnt Muiíttmo de Berck. pues ello le parecía muy natural. En efecto. paja rccitur esa carta". temeroso Y meticuloso. para establecer una relación de carácter maternal tan poco lrustrante como fuese posible. sumiso cuando se le riñe .···:(.~'-:~}'dos años.. con un cociente verbal de 7t1 Y uno de ejecución de HtI. muy atectuosa Y demostrativa. En electo.¡¡~. En esa época unmaba a su psicoterapeuta "mamá" o "querida". y no es posible excluir ol pronóstico eventual de homo- I .neció en el hospital durante seis afies. l'ennn. del gr:¡I).US' 1. Itoger tue vidimrl de semejante» practicas durante una larga -hospitaliz.'spna al cartero.. Hcger es el mayor de cinco hijos. que hijo. l' "! i 1 !¡1. En octubre de Hl{j~ la tamüin se telicitaha por la evolución del comport:.ldo 13 es 1WqIH'I-I<t (':>. unos días después de su nacimiento su madre había reauuoacto sus acnvtdades de prostituta.ploLH.(1 historia la siguiente '-I~1l IrLmd:t. Con su madrastra es nfectuoso.~ !t_-Lu:H)jlt:'S entre un padre y un i! I ! ' . y se esconde debajo de su cama. las pu]siones edípicas están muy desviadas y la integración de la pulsíón edípica invertida a la que Iremos asignado tanta importancia en las observaciones precedentes. en el Centro Attred-Bmct (F. quien luego desa'pareéio para ser remplazada por la abuela. después de la separación de su mujer en 1\:157.·"t::~ermanas era prostituta y el hermano.. En esas ocasiones se siente molesto y se muerde el brazo hasta sacarse sangre. buena costurera y buena ama ele casa.:i˙nde Loscjucs. de tr¿f¡'. Estos ˙inmos 1'011 <lile UH día rccibüia una carla de su tío de América. . y su madre dejaba con 50 necuencin a los niños eneerrados.. amable. se decidió contíarto a una psicoterapeuta. Las primitivas observaciones 10 muestran aislado. Esta madre provenía a su vez. Kleíu}.! diagnostico tuc el ele una estructura prepsicótica con comportamiento regresivo.o ~I I. Aquí.-'11 JlI!:[ vía un niño del cual se l)CUp. se inquietaba muche por su estado de salud )' narraba sueños angusliosos. Recibía pequeñas sumas de dinero cada vez que toleraba dichas relaciones.viuüu que lo cust-siounba ('11 !:. pasivo. En esa época el nivel escolar es del segundo año del curso elemental. que varla . En el primer examen se descubre Que como noger se habla acostado en la misma cama que su hermano menor. n nor claridad como una compensación Tampoco es excepcional para un psiquiatra de niños observar el caso de chicos que han sido víctimas de pederastas. El padre. La madrastra atravesaha igualmente.:1 . en los cuales intervenia siempre un hombre. volvió a casarse en H161.vivió primero con su madre y luego con su segunda mujer.uuums se sienta en el <h' su puerta)' <. cuando se observa su escasa estatura o cuando se lo trata como a una niña. que continuó en el Hópítal de Iour del Distrito 13.1 le dije. !I I1 11 u 1 1 11 1' umbral igual7. por ejemplo.larít imo de Berck por una coxa vara. salía todas las noches a bailar. Tenía entonces diez años y tuc nevado por su mndro srrn porque se sentía molesto ante la meuor rr-flcxíón o el menor reproche. Im!. y en él había tenido relaciones homosexuales con un niño de catorce años.ls las m. Aceptó bien el nuevo casamiento de su padre.. Sólo se quejaba de los niños por la noche. SII('¡-. en esa época. Aquí nos parece interesante recordar el caso de Rogcr. volvió a encontrar a' su 'madre. Por otro lado. .Ii" '. ]. Hoger fue hospitalizado en setiemhre de 1962.!.rquec totu! ante el grabado f('. sumamente deprimido por el abandono de su esposa. Por el contrario.:w'rda en terma evidente id. no puede evidentemente realizarse en condiciones satisfactorias. muy por el contrario) la adre estigmatiza todo lo que puede aparecer con mayor o mede las burlas que afectan a Bernard. Las condiciones de vivienda son bastante buenas después de 1~54.

también él quería ser sueco. 1 Todo el primer período de este tratamiento fue encarado por el niño corno ayuda pedagógica. y los cubos de Kohs daban un ntvc¡ ele cuccíscís <lrIOS. el . Durante este período. t-oco a poco aceptó reunudur las actividades deportivas que hasta entonces había tratado ele evitar. ~ I 'J: li' . con resunudos txist. no sé . Su salida del hospital fue decidida al final del año escolar. el objeto materno. ~l comportunucnto tic Hogcr :-. la psicoterapia se organiza en sesiones muy agresivas. Los comentarios sobre esta observación serán facilitados sin duda por la exposición resumida de la evolución de la terapéutica psicológica que se realizó con Roger (L. Hoger continuó el tratamiento psicoterapéutico que adoptó un carácter más abiertamente psicoanalítico. Volviendo ni dibuja de la psícoterapeuta provista de pene. Hcger imagina que es el general De Caulle.1 ¡ ~I 11 ¡. ha sido necesario tomarlas de un esqueleto para ponerlas en el lugar de las que ya no le sirven.n-u-tr-r p-ovocador <!0 . estoy en el cielo". Pidió a la psicoterupeuta que ]0 ayudase a preparar las monografías que se le había encargado presentar ante su grupo escolar. Algunas intervenciones respecto ere¡ c.con actitud ingeniosa y apasionada. La leche había aparecido en ellos.:. Hnbin hablado de este temor a su madrastra. Sus fantasías Jo identifican con el deseo de castrar al hombre y tomarle el pene. de trasformar poco a poco 511 psicoterapia de carácter maternal en una psicoterapia psicoanalitíon . a causa de su propia impotencia imaginada. Un día encontró una mujer y no supo si era 53 . Durante todo ese período. Incluso llega a tmsfot-mnrla en hombre. Durante todo este período. se preguntó si todas b. le planteaban los temores ele vustración. Contra la castración por las mujeres. Después.(jea de tipo obsesivo. En particular.mtc homogcncos en conjunto. Al efectuar el retrato de su psícoterapeuta.110<::\ se comprobó un progreso en todo sentido espcctncutar en el cccu-utc ¡n(('!edu.\I. íue t:iCII mostrarle el sentido de esa.c volvió menos regresivo. pudo integrar los problemas que. Roger puede acercarse a la psícoterapeuta y comprobar (Juo no la destruye. seg˙n él. Vuelve Iinalmeute a su temor. la hace cada vez más fea. En los meses siguientes. Se trata por cierto de la fantasía central que anima· la organización de la personalidad de este niño. y a causa de la proyección de la agresividad desencadenada por el impulso anal pasivo con la que está mezclado. Otro día le roba un paraguas. ". La salida efectiva se produce en el día de Navidad de 1963. En el período que siguió. Durante todo ese período. proyec . Se quejaba de que los otros niños hahínn querido atacar sus órganos genitales. ~I ~i ¡ti ~I 1I 1 1 I ~~ . llevarlo a ln consulta del Centro AIIred-Binet por esa razón. En la misma época su madrastra era objeto de ayuda psícosocial. resulta fácil integrar en la relación edipica al maestro que se ocupa de él en clase y con el cual vive una situación de culpn rute lo lleva a mostrarse provocador. Se sentía y quería sentirse extrafío al mundo en el que se mezclaba. 1 I ¡l i i ¡ : i 1 :1 " Al final de este primer período. y relató que su padre se habla lastinu do lo: os al golpearse. A consecuencia del temor de destruir.~1I comporlamif'nt'O desncondícionaron la situación. se pudo llevar adelante el trabaja en el sentido de su deseo pasivo.1 ~-~¡ -111 ~. tuvo ocasión de relatar tina fantasía que adquiere un carácter verdaderamente alucinatorio. pU('S e! cociente verbal pasó a lU~. la relación transferencia] no fue trabajada.. Se mostró sumamente asombrado al enterarse de que era realmente francés. aunque fue o~leto de una acción psicoterápícn previa en el Hópital (le j our. Sólo era capaz de repetir lo que aprendía de memoria. y dice palabras groseras. en la enfermedad que fue el origen de su ho-ipitnlización. Besare). El mismo día 11<'.bI6 de IIn:-\ idp¡¡ obsesivn que lo volvía muy ansioso: un esqueleto vendría de noche y 10 haría desaparecer. vuelo. en forma muy análoga a la que se observa en numerosos niños. no cabe duda de que sólo puede tranquilizarse por medio de la situnclón traumática esencial a la que ha debido hacer frente. y decía sin cesar: "No entiendo. pues no desaparece como su primera madre. .. que duró más o menos tres meses.. vuelo. afirmando que es de él Antes de salir del Hópital de Jour. inmediatamente después que abandonó el hospital. A menudo abandona la sesión para defecar. Roger se negó a comprender y utllízar sus conocimientos. en tanto que él mismo admiraba los conocimientos de h psicoterapeuta. y a ofrecerse a él y a sus castigos en el marco de una evolución edípica trivial y tranquilizadora. cuando su comportamiento se había vuelto bastante más positivo y ya no existían Casi los aspectos regresivos. la de la penetración por el pene de un hombre. cíen.· -nujeres tienen pechos. La equivalencia entre los pechos y el pene resulta evidente.1 imaginó al mismo tiempo que veía a S\I psicoternpeuta desnuda y provista de un penco Ese día mir6 por debajo de la mesa y escribió sobre su dibuje: "Le veo las piernas. En esa (. el comportamiento se volvió nuevamente regresívo a consecuencia de una intervención quir˙rgica. debido a la decisión que se tomó en com˙n. Era sumaI ¡ mente cálida y llegaba hasta la identificación. 5y I . y esta ˙ltima puede mostrarle con facilidad que tiene necesidad de envejecerla para evitar desearla. Desvalorizó a su padre diciendo que no sabía nada. il . señaladas por violentas explosiones. Su pSicoterapeuta era sueca. También se quejaba mucho del comportamiento de sus compañeros que lo atacaban. más sistemática. m¡a. que es capaz de ganar guerras interminables. Hoger hizo frente poco a poco a sus fantasías. en tanto que las celadoras no ]0 defendían. una arnigdalecto. qulea decidió.. Un día dibujó a una muchacha que se tmnsformaba en niño. Se ve obligado a luchar contra sus deseos edipicos. . que se remonta a Berck: está convencido de que como tiene las piernas estropeadas.

versión que recmplazab<l a la de las picl'llns el el esqueleto que suplanta han a las suyas propias. quien lo aterrorizaba Con los letos. en el cual la presencia de niños psicóticos conduce a una presión muy particular de las fantasías evocadas en forma muy cruda. a título de trauma o por 10 menos de revelación de sus h!ndcncias. en el interior de la experiencia transferencial. y en particular la masturbación mutua. Sólo bajo la protección de la ficción de esta primera escena puede imaginar otra en -la cual conduce un coche de lujo. que se encontraba hospitalizado debido a una verdadera fobia de masticación. no es ya una posición ansiógena. diciéndole que le va a romper la cara. se trató (le un sueño en el que veía a hombres que penetraban en una habitación espaciosa en la cual había hospitalizados niños. que ·se lo maquille. Henó n-opone en seguida que se imagine una escena en la cual se 10 castra. tiene el mismo rostro que ella. ~. que lo protegía contra el enfermero. pCIO no lo hace. puede ser considerado. conduce a encarar un diagnóstico . que probablemente es su maure. como ya ]0 veremos. I " Afinnó esqueque se demás. No cabe duda de que la homosexualidad. El arrugo lo protegía contra la maldad de los No sabe dónde se encuentra. En el medio muy particular del Hópítal de [our. Pero parece que se puede asignar cierta h:nportancia a la revelación de] p1acer homosexual 54 antes de la pubertad. lo que hace 'a toda vida social. rodeado de una ronda de niños psicóticos.se detuvo para saludarlo.~ prcpsicosis y justifica una larga internación en el Hópital de Jour del Distrito 13. Le amenaza con lanzarle un cenicero a la cabeza. y la castración revivida a través de la fantnsia. Jos adolescentes y los adultos evocan." Dice' también que esta mujer. Fue también' llamado al despacho del director del hospital debido a su comportamiento insoportable. medias. y ocultaban [untos. la salvaje interpretación siguiente: "Se ha tragado los testículos de su padre.: . pero se deja dominar fácilmente y sin propinar puntapiés.su madre u su psic-otcrupc-uru. H.H orden (. un corpiño.oger pudo hablar de sus experiencias homosexuales. Es posible que todavía esté en Berck. En esa ocasión habló también del esqueleto dibujado por un enfermero que quería asustarlo. Esta sesión se realívó después quo se interpretó a Hené el deseo de introyectar el pene. se vuelve al incidente y se le muestra la erotización de su masoquismo. La experiencia edípica es menos patógena. Estos hombres se habían disfrazado de Jobos y querían aterrorizar a Jos niños. más fácil en nuestra sociedad que la relación heterosexual en esa etapa de la vida. pantalla del 111<11 enfermero que lo martiriza Con el esqueleto. creyendo que podía hacerlo. pues ha superado la pasividad identificándose. esta situación fue mencionada en todas las Curas que tuvo ocasión de practicar Con homosexuales adultos. como en el relato de una sesiói de psicodrama que sigue a continuación: Se trata de un niño de once años. con hombres como Su padre en su vida fantasmáttcn. Albert recibió en forma de ritorneUo. H. para ver si encontrarlo. presenta un desequilibrio grave en el" cual las pulsiones se expresan abiertamente. Hace poco. por 10 menos en ciertos aspectos. En primer lugar. En el ˙ltimo período de su tratamiento. la realidad de sus experiencias homosexuales anteriores. que a "la vez que una verdadera alexia. son frecuentes en el adolescente.. La psicoterapeum abordé en ese momento. pero en forma bastante controlada. intención de ir el próximo verano. Otros niños sabían que él tenía relaciones de ese tipo. Los psiquiatras tienen también ocasión de hablar de homosexualidad durante las psicoterapias ·infantiles. Albert. etc. La feliz evolución de esta observación contrasta con el hecho de que en numerosos casos de homosexualidad consumados seg˙n el tipo perverso y neurótico. En esa ocasión adopta su comportamiento habitual de nrovccacíón masoquista. o por lo menos sus prácticas menores. se podría citar la observación de ese niño de ocho años. en tanto que el médico que representará con él tiene un coche pequeño y antiguo. En la experiencia psicoanalítica de uno de nosotros. Se arroja al suelo. "Usted es como ella. para lamerles los pies. Tiene puede Este deseo de volver a encontrar a Quien Jo sodomizó. le J¡:( sonreído pero 110 . Durante la sesión de psicodrarna.oger tuvo ocasión de hablar sobre ese niño. Como una prueba de la maduración de Hoger que parece haber sublimado S11 homosexualidad. Adopta la responsabilidad del choque que imagina. A decir verdad. Lleva la ficción tan lejos como le resulta posible y pide que se le ponga un vestido. sino que es vivida cama un antiguo recuerdo que colorea los afias de hospital. U na prolongada psicoterapia no había podido vencer la culpa de la agre55 . etc. las prácticas sodomíticas que han aceptado con ciertos adultos o adolescentes. ahora ambulatorio. por eso no puede masticar". La cura sintomática fue obtenida el día mismo en que. Insulta al médico que le hace reproches. como precio de la protección que él le ofrecía. para explicar la costumbre imperiosa de ese tipo de relación. como acostumbraba hacerlo en' otras ocasiones. Hoger se sor¡)l'endi6 mucho de que ella las conociera. a esa ciudad. la situación es pocas veces explicitada en forma desnuda.

que por ariadidura pertenecía a una familia próxima al medio psicoanalítico. la historia personal interviene aquí y es preCIso sub- Como rayar la probable gravedad de las experiencias reales. sólo se podrían proporcionar tales interpretaciones luego de una Cura muy cercana al psicoanálisis. se puede abordar sin embargo. a pesar de las fantasías que subtienden las situaciones evocadas en la cura. I l'. una regla técnica fundamental es la de que la rivalidad edipica sólo puede ser asumida en los límites de lo que permite el Superyó. obsesiva~. la lucha obsesiva secundaria por el contra] . hicieron eso día Jo demas. '. La dificultad de analizar semejantes pOSICIOnesen el niño .~ quizás el factor esenciaTde~raorganización perversa.~~ Y a una posición femenina caracterizada por el deseo de dar un '1". . evitando la repre. la pulsión se encuentra repr-isentrida en el nivel del erotismo " anal. tenemos el derecho de preguntar acerca del efecto de interprelación en el que se trata del deseo de introyectar el pene en la boca y el ano.~. . Pero en seguida relató una historia en la cual un farmacéutico aconsejaba a uno de sus clientes que se metiera un chupete en el culo.E_l'!. ver~laderos adeptos al psicounáhsis silvestre. .s_J?!<!.sicóticos.~.' . la consecuencia de su culpa edípíca y estudiar COn ellos el destino de las posiciones edípicas invertidas que conduce al estudio del erotismo anal..! y eruelas. En los casos más preGoces en los que la cura se desarrolla a menudo por intermedio de juegos representativos o de dibujos. n hijo al padre (cfr. I. que hemos recordado prolongada mente. Ésta conduce a la pasividad.-e. creemos que se podría distinguir el caso de niños pequeños (psicoanálisis precoz o en el período edípico) y el de los de más edad. cuándo su analista le explicó que quería seducirlo. En forma más general. a causa de la inhibición Iibidinal y de sus fijaciones. En nuestra opinión..En efecto. '-h.!_~al~ en-n_p-~o~exmiles" y aguelI~s en ~e _~. ~'~ que sus hijos se convie.1 :I'~ masoquismo erógeno. de la homosexualidad. la iden- 56 '-- tifica~.. como los que se recordaron mát~!~~. se podrían dar interpretaciones bastante precisas cuando se evocan las diversas posiciones identificatorias vinculadas con la escena primaria. vividas en el campo de la homosexualidad. El análisis freudiano del hombre de los lobos. " .0 positivo) sucede a la. En esta posición preliminar. el desplazamiento fóbico de la imagen paterna sobre la cual se:~ proyecta la agresividad reactrva... con estos niños. Los partidarios de Melanie Klein lo han solucionado. mi te llegar a verdaderas posiciones edípicas. estudiando ji. al masoquismo erógeno... tales intervenciones nos parecen tener un carácter en todo sentido abstracto para el niño. las interpretaciones se mantienen más superficiales. en la Identificación materna.. respondió que no era homosexual. también debido a las regresiones provocadas por la amenaza de ~!.algunos fracasos terapéutíeos.~ j/ de esa agresividad fijada en la etapa anal. pero /. supra). En los niños de más edad. Creemos además que se encuentra en el nudo del :. no parecen tener efecto sobre el insight y no modifican las posiciones pulsionales ni las contracatexias que determinan.?. se ha visto. .~ r .:~ .~. " inmediatas A riesgo de ser esquemáticos. Pero con suma frecuencia. En . identificación con la_m~dr:" (Edipo inve~'t~!?).c1p".' teoría. por la integración de la pulsión pasiva. es probablemente la responsable . Pero 8ql!í jntenrjene~JiiQ12~~~~ la actitud pro: )unda de Jos padres )1Liolerancia O la crotización de la pasívi..]Eis.~ problema de pro-. hasta entonces desviada en el. en el niño de menos de 5 años. aquella. su represión conduce más bien a organizaciones fóbíco.oa a propósito de la observación de Píerrc.. El destino del erotismo anal es difícil de prever.. En la situación edípíca.~~ síón patógena del erotismo anal.-cuaí~_s_J. en sus interpretaciones . ro~~uiatr~~an ~_"te_Il~ligro -o-l~-je~lral'ª de Ja. . Sólo la aceptación de este deseo per.". Sin embargo. da fe de ello.'órt¡oogurheniO's-tratadüde enfocar. Hay ahí un problema muy particular de la psicoterapia psicoanalítica del niño. Norbert. seg˙n se sabe con suma faci- lidad.i xión oral.' .:" _algunas observaciones.dre (Edil2.." castración.-pesieióÜ homosexual.i:Q!l. Los p. A pesar de la apariencia. es decir..

j. 00 Los que estudiaron al adolescente e~el plano clínico y psicopatológico se han visto igualmente enfr i:ít'jdos a la homosexualidad. Al estudiar los mecanismos-ae-defensa propios de ese período de la vida.' '.1' l' iI. 11.tracatexias . ~!a evolllcjón hacia la adolescencia.: III LA HOMOSEXUALIDAD EN EL ADOLESCENTE ~ ¡.~s pulsiones y un nuevo ordenamiento de las.. Bajo la influencia de las modífío dones. imagen ídentíficatoria. en . matriz de los f. Pero ¿ita. .!lm:~.'etoticoque la reduplicación del Yo a través del objeto cargadbó~' " ~4. JI :. Ji 1\ .una. "" i . Implica.1 '11..~ue· 59 . la readaptación económica modifica el equilibrio entre las catexias objetales y narcisistas resulta tanto más insatisfactoria cuanto que los derivados edípícos no pueden satis- . que no es otra cosa que el 'I_:)iq4~lCtO de las catexias objetales por la libido narcisista. podía ser entendida por la relación transferencíal' que se establece en la cura psicoanalítica.1 1 ..~ 1 1'. de naturaleza esencialmente l¡om:~~tli'r.. '. corporales que constituyen la señal exterior de ese períodó evolutivo.j'. Sigmund Freud mostró d0)e~¡.'r " i"f 'v." 'l1 'f:".. ..'1 " ..¡¡ J..~~ra . nada define mejor la vinculación con el objeto hOlllQ.1.'f¡~')s I')llS importantes.~ .qué forn-a le es particular la adhesión .'Ul!. y.1 Ji 1.~' la identificaci~n en el grupo de dos.¡. '¡I '~ . ! I!¡I '1 1I .. Anna Freud subrayó junto a m\!º-l. lo mismo que en el !ÍJu)'o del hipnotismo y del hipnotizado.reacoIlliliiacigE. El Yo se adapta al IdeáVdel Yo.entusíaste' a grupos ideales [19].' " . a consecuencia de las exigencias sociales que se" hacen cada vez más apremiantes. .cwJ. En el ensayo titulado Psicología de lasímasas !I análisis del Yo [20J.!ºLotrQ. seg˙n Freud. ˙ltima es. " I1 11 ti II .

acerca de las prácticas pcderástícas que habrían reinado en la escuela socrática: j' ¡Siempre que Sócrates tenga un interlocutor. l' . l. es pues el amor con que ama la gente com˙n. la amistad fue para la mayoría de los autores griegos. sexuales conflictualizadas (E. La amistad convertida en principio universal se ha conservado con cierta vaguedad. que es la más antigua y que no conoce la violencia. una vez más. la unión de dos contrarios. y a menudo oponía amistad y amor: el amor es una tendencia ciega. amor bello.1 . Tomaremos algunos pasajes de los diálogos de El Banquete de Platón. Sea como fuere.. y que la proyección narcisista sobre el Ideal del Yo hace más doloroso el menosprecio de sí a causa ele la represión de las posiciones homo[21]). I. hija de Zeus y Dioné.II Iacer la libido objeta] a C"Us:. Para Empédocles. la opinión sería más compleja. •~f I 1 I i I . En Asia y entre los bárbaros. la homosexualidad está proscrita porque forma gran. en tanto que la amistad es un movimiento :": . Seg˙n este autor. Esto es lo que demuestra en especial Dugas en su libro intitulado L'amitié antique d'apres les moeurs populaíres et les écrits des philosophes [22]. la enseñanza asalariada entre maestro y discípulos. con exclusión del femenino. .l como se creería a' debido a la ambigüedad ponde a la amistad. Sin embargo. . Habla Pausanias: del alma en el cual la razón tiene más importancia que la inclinación. j. que sólo procede del sexo masculino. Sin embargo) las cosas no son tan simples primera vista. por s-r-: . es. por otra. por el contrario.' ): J '.. En Atenas. en ocasiones favorecidas por adultos más o menos claramente pederastas. y sobre todo si es un joven hermoso!" J. una vieja y sin madre. El Eros de la Afrodita popular es verdaderamente popular y no conoce reglas. Sócrates consideraba que la amistad es la obra maestra de la razón. Pausanias comprueba que el juicio sobre la homosexualidad difiere seg˙n los países.~.ura hacia el sexo masculino. El amor de esta gente se dirige tanto a las mujeres como: a los jóvenes. como por ejemplo Aquiles y Patroclo. Por una parte. En la escuela socrática. que llamamos celeste. y que por su origen tiene tanto de hembra como de macho. y hacía de la amistad la condición esencial de dicha enseñanza. se aprueba el comercio de los amantes. sencillamente porque se ignora el arte de ganar el corazón por medio de las palal:>ras..-r. con mucho. Pues sólo tienen en vista el goce y no se inquietan por la honestidad [ .}. Alcíbíades relata prolongadamente la forma en que Sócrates m˙ltiples intenlos de seducción. de las prohibiciones sociales. I que existe' 'Iamo.. que eran considerados como habitados por pueblos groseros. En algunos. Kestcmberg Pero acá la sociedad interviene con sus normas culturales y sus prohibiciones. Especialmente esta escuela fue la que como contraria a la amistad. la literatura ha explotado . los textos de Platón nos informan. la más joven de las dos. la unión de las almas es más grande que la de las inteligencias. Hay dos Afroditas. Jenofonte hace decir a Sócrates frases severas contra la pederastia. noble.. Es cierto que en su Banquete. viene de la Afrodita celeste. que Sócrates haya sido verdaderamente un pederasta. Semejante amor nace de la deidad que. era la unión de semejantes.en gran medida los aspectos más o menos abiertos de estas tendencias... en particular a propósito del término . por lo me- nos en parte. los niños son con- '" . sólidas y peligrosas para los tiranos de esos países. Al explicar que son los sectarios del amor popular los que han arrojado descrédito sobre esta forma' de amor. Por consiguiente. De uhi surge que aquellos a quienes inspira el Eros celeste vuelquen su terr.. La civilización griega se orientó hacia la glori- ficación del efebo . que muy a menudo s610 corres- lógico y no físico. como en Elida y Beocia. que denominamos popular.1. El otro. el amor y la amistad son confundidos como ciertas parejas célebres del patrimonio griego. y el amor grosero de hombres y mujeres. Desde ese punto de vista. 1 . Más bien parece que Platón quería endilgade afirmaciones pederásticas. Aquí.. resistió a sus no es seguro . para Heráclito. De ello se sigue necesariamente que el Eros que sirve a una debe llamarse popular. en todos los diálogos escritos por Platón existe una clara diferencia entre el amor de los hombres. des amistades. y celeste el que sirve a la otra I. a fin de hacernos una idea acerca de la homosexualidad en la época del pensamiento griego. En El Banquete de Platón. y otra más joven. . y por ˙ltimo a los más tontos que puedan encontrar. conductor de las ideas. se aplauden todas las locuras del amor.. al cuerpo de aquellos a quienes aman más bien que al alma..r". un fenómeno psico- combatió.o más fuerte y más inteligente [.

. sin que. Pausanías llega a la conclusión de que el amor no es en sí mismo ni bello ni feo. que se expresa en El Banquete. si los primeros se encuentran con otros machos.... [16]. en tanto que en la actualidad el objetivo sexual es lo esencial y de ahí Jo valoración ele la mujer. cada hombre era esférico y poseía cuatro manos. :1I naturaleza son los ˙nicos que se dedican al gobierno de los Estados. el amor entre los hornbres per~ míte volver a encontrar la antigua naturaleza.~?Jt griega. Sigmund 'Freud. De tal manera.¡ II. Nada los atemoriza tanto como . . No es menos cierto que los vínculos ~nlJeJ!ls sofos y los efebos son el símbolo mismo de una civilizaci6b que hacía de la amistad y el amor entre los hombres 1. Es evidente que no".J. De tal manera la homosexualidad. También antropológicas es preciso tener en cuenta las condiciones sociopara explicar el desprecio por la mujer.. el I¡. Georges Devereux hace o bse-v-'. i~e. para evitar la s conversaciones con aquellos que los buscan. es condenada con energía por los padres que la descubren y no entienden que los psiquiatras no concuerden con su reprobación prohibitiva. pero bello cuando se entrega a hombres virtuosos.. EIJo tuvo dos consecuencias: cuando los machos y las hembras se encuentran. la raza se ex'tinguió.. es porque los obliga a ello la ley. La concepción mitológica de Aristófanes. e'.~ I i I "Los hombres atacaron el cielo y Zeus decidió cortarlos en dos para castigarlos. pues son los más varoniles de la naturaleza .~':~. en tanto que el culto de la belleza masculina justificaba la inversión. o por lo menos su forma pe- derástíca. y el andrógino.' Ji 1) fiados por sus padres a los pedagogos. favorecida sin embargo por la estructura y la educación familiar. •• l: . . Los griegos cultivaban el "eros".a sexual refleja ante todo la prohibición de nuestra sociedad puritana en lo referente a que los adolescentes lleguen a la madurez sexual [23]. salidos de una morfología femenina.. Resulta pifícil hacer~~. se encuentran ciertos argumentos de los homosexuales narcisistas... conocen un amor sosegado y la posi bílidad de trabajar gracias a la saciedad y al coraje que tienen de separarse cosa que los hombres no deseaban hacer desde que habían sido cortados en dos. parece haber sido considerada. acerca de lo que ha sucedido desde el final de la clv*ií~c. que la calificación de delini. De ese modo.a propósito de las muchachas. la hembra. que vivía como reclusa. cuyo mito relatado por Aristófanes es una nueva versión. se entiende que la amistad y el amor sean confundidos en forma ambigua. como la forma menos vulgar del amor. todavía " malamente la pasión amorosa por sí misma. por el hecho <le que la crianza de los niños era confiada desde muy temprano a I'sCl~¡ vos del sexo masculino.s'u~e' tal cosa en nuestra civilización.I\r~¡¡r ter mucho más canallesco en la civilización romana y que poco : a poco haya sido condenada desde el comienzo de la civilización' Jilh cristiana. cuatro piernas.. merece ser también recordada aquí: "Antes nuestra naturaleza no era lo qué es ahora: era muy distinta. 1. Nuestra cultura no admite la homosexualidad.¡:. " "Los jóvenes de esta I. Pero corno los órganos de la generación habían quedado detrás. En estas condiciones. Se supone que había tres especies de hombres: el macho. hacen hijos.. las mitades trataron de volver a unirse y de estrecharse. al menos por ciertos discípulos de Sócrates. forma. i '. \ ¡'_". la homosexualidad. Es probable que la homosexualidad haya tenido un ¡. cuando se casan. Contrariamente a Jo qu<~ ocurre en nuestra civilización occidental contemporánea. gían exclusivamente hacia los adolescentes.:. exista~ en reali4~\ii W. en su obra intitulada Treo ensayos para una teoría sexual. dos rostros. . -ce ." Como se ve. y que en muchos casos la pederastia haya podido man62 tenerse en el plano teórico. Por lo tanto Zeus hizo que se los colocaran adelante. presentó importantes hipótesis acerca de la homosexµalidad entre los griegos: la aparición precoz de I'~l\~ tendencias se explicaría antes que nada. y pidió a Apolo que les volviese la cabeza para que viesen la herida y se hicieran más modestos.~J¡H~l" homosexuales. Las inclinaciones homosexuales se díri-. \. il 1. que había venido de la luna.t. sea cual fuere su universalidad. sin derechos políticos. En los diálogos mencionados de El Banquete.". '(j r. proveniente del sol. En un trabajo recientemente publicado en francés.": Los homosexuales son objeto de un elogio sistemático: "Son los mejores. llegada de la tierra. más' elevada de las relaciones amorosas. Además. 1:u t. 1 sexual no era objeto de prejui- cios desfavorables. sino feo si se concede sus favores a hombres viciosos.

ciertos adolescentes se maquillan. 1Q Los que se convertirán en adultos homosexuales se sienten ahora atraídos por los hombres y se asombran de no interesarse por el sexo femenino. fue separado de la respetable vivienda familiar.población francesa urbana) a la que en general nos referirnos. también se habían producido masturbaciones mutuas. calzado de lacones altos. por mil medios) entre los cuales tienen su lugar vejaciones y terapéuticas agresivas. pero podb haber existido antes de toda eyaculación) en particular n.cmasiaclo tard:-. La reacción de estos adolescentes es variable. Se trataba. La práctica homosexual en el niño sería más frecuente y específica que la actividad homosexual del :preadolescente. an64 tes que nada de exhibición en grupos en ocasiones prolongada hasta una edad avanzada. recibía cartas de un amigo con el cual tenía rclncioues hciuosc-xuules. llegan a confiarse al psiquiatra. La provccación por el uso de un atavío más o m('>T)"OS femenino ha sido probablemente observada en otras épo sería conveniente abstenerse de convertirlo en signo de la feminización de los jóvenes. Además. los adolescentes a quienes se denominaba blotlsons n(Jirs tenían un aspecto un tanto equívoco. Sin duda. llevan los cabellos largos y bolsos de mujeres. por ID menos en Estados Unidos. ubicar entre ellos las prácticas masturbatorías mutuas) tan frecuentes sobre todo en los internados? ¿Hay que reservar este término a las prácticas sodomíticas? El buen sentido indica que convendría . Descubierto. 11' : 1 . por intermedio del cual el escándalo podía llegar a alcanzarlos. después de haber hecho confidencias a un amigo. los padres se felicitaron de la hospitalización del heredero indeseable.--. seria necesario precisar ]05 lírnit~s en los cuales se ha convenido inscribir los comportamientos homosexuales.que los jóvenes admiran más a los hombres que a las mujeres. El informe Kinsey [10] pretende informarnos acerca de la frecuencia de la homosexualidad en el adolescente. el 48 por ciento de los adultos y el 60 por ciento de los preadolescentes y adolescentes recordaban haber tenido una actividad homosexual.1 Podrían multiplicarse las observaciones de este tipo. a 'un sacerdote y más raramente a sus padres.- el escándalo. Cuando ésta file reconocida y cuando se habló de esquizofrenia. pero en el plano clínico la homosexualidad de los adolescentes se observa en condiciones más precisas y muy diferentes. que podrían tener un aspecto en cierta forma preliminar. En la mitad de los casos. que se destacan de las experiencias de las qUf! acaba mas de hablar. y las manipulaciones bucales en el 16 por ciento. ¿Habrá que. En esos grupos. llevaban joyas. Son numerosos los psiquiatras que la condenan en forma abierta. con placer exclusivo y en forma repetida. sin que fuese una práctica específica entre ellos. Por lo demás. '. recordaremos el problema de los iraoestis. segundo hijo de una fmniliu muy rica. Hace unos años. Es preciso record al' además -y las consideraciones teóricas desarrolladas al comienzo de este capítulo dan fe de ello. Por lo demás. El carácter org˙stico de las prácticas homosexuales parecía muy variable. Más tarde. en el cual ~u reputación estaba menos amenazada. las relaciones homosexuales prosiguieron hasta la edad adulta. intercrurales y luego burules sólo existieron en el 17 por ciento de los casos. En el momento de la investigación. al mismo tiempo que se 1)a5"han por alto importantes perturbaciones de su conducta que eviclcnc¡aban la disociación. Las impresiones al respecto corren el peligro de ser falsas. y a menudo descuidan lada por la hornoscxunlidnd. los jueces y los policías no son los ˙nicos que reprueban 11a homosoxnalídad. en la inmensa mayoría de los casos (99 por ciento). cuya significación erótica muchos ele los sujetos sólo entendieron (l. La homosexualidad no era rara. los más evolucionados aceptarán o reclamarán la idea de una cura.caliticar de homosexuales a los adolescentes que se dedican a prácticas homoerótícas. evidentemente reducida) el pro- 65 . --'------- la enfermedad mcn tal rcvc- Palrick. Unos se inquietan y un cierto n˙mero de ellos. los padres. Seg˙n nuestra experiencia. que se organizó en un país extranjero. en Inglaterra. consecuencia de lo experiencia de los pederastas en la materia. Realizaron grandes esfuerzos para prolongar todas las terapéuticas institucionales y evitar la psicoterapia ambulatoria. Es evidente que los contactos resultan más fáciles en un mismo sexo que de un sexo a otro. No sabemos si estos datos numéricos pueden aplicarse a la . Nada demuestra que sean homosexuales. Los contactos anales. y er' el 67 por ciento de los casos.

a pesar de la cOQ. En Faux 1110rl1layeurs. 67 . sobre todo en las práctica . y en el cual se mostraron los vínculos pronósticos entre el destino de la represión-del erotismo anal y el control de la agresividad que en él se encuentra desviada. Han sido muy turbulentos hasta la preadolescencía. en particular religiosa. el paso al acto homosexual es frecuente. y luego aterra doe por la idea de que su hijo sea homosexual o corra el riesgo de llegar a serlo. -íntentó asesinar a un pederasta que había conocido en Saínt-Cerma¡rrdes-Pros. Del mismo modo. entre el deseo homosexual y la represión que lo restringe. 49 Cuando la homosexualidad se revela. en su acto gratuito. Incluso puede ser sumamente contingente. de la defusíón de la agresividad que no impide suficientemente la lucha obsesiva.Iil' j I 29 Más a menudo sin duda.1 1 1 . tales los protagonistas de Dostoievskí. los padres pueden descuidar otros aspectos 111. Se comprende con bastante facilidad el enmarañamiento que se observa más tarde. Nos ha parecido que muchos de los homosexuales adultos se habían comprometido en forma sólida en su práctica. sin que por ello sea significativo ni organizador. reforzándola sobre la base de estos conflictos con sus padres. que son su expresión. En rigor. al desequilibrio de la conducta y a la actuación que (jG el mismo organiza en el adolescente y el adulto joven. que para procurarse el dinero necesario para un viaje a las Baleares. Tal es el caso de Lucien de Rubempré respecto de Vautrin. que le negaban sus padres. 'Tenía una vida sexual normal con escasas realizaciones. y entonces no es excepcional que los deseos. sica es de buena h-y-. cuyas relaciones COn el padre son de lo más ambiguas. Después de diversos episodios de culpa. No entienden la actitud del médico que se niega a Condenar o incluso a tratar a un adolescente que no desea cambiar de condición. nos parece que la descripción de la homosexualidad' tiene un sentido análogo. y en especial el Adolescente. j v 11 1. parecen tener vínculos evidentes con los casos que hemos estudiado en él niño más joven. Como lo hemos visto. y utilizó sus deseos homosexuales para realizar sus proyectos de una manera en la cual la hornosCXllalidad parecía tener muy poca ímportancía. Lafcadio. en los cuales. se organiza la neurosis obsesiva.'1 :'. Por lo general. De ello resultan numerosas consultas que culmínan. En apnricncia las curas pueden ser rclarívnmcnte cortas y conducir a una evolución favorable. ésta corre el peligro de organizarse sobre bases sólídas. puede adoptar el tema del repudio constante de los deseos homosexuales. se agrega la admiración por un Yo idealizado. la intensidad de las cuales parece haber superado los terrores nocturnos pasajeros y habituales. tarde o temprano. inquieta particularmente al adolescente. pero las compulsiones tienen en ella un carácter apremiante y em._ cedor. se integren en el marco de las compulsiones cuya organización es necesario estudiar. a causa de la contracatexia organizada contra la pulsíón.tracatexia. en todo caso en sus fantasías.1S inquietantes de la estructura mental o de Ia conducta. 39 La homosexualidad puede ser uno de los aspectos del desequilibrio de la personalidad y de la conducta. En estos casos. Estas formas psicopatológicas nos ponen en presencia de organizaciones que no son radicalmente diferentes de 10· que se podría observar en muchos adolescentes. estos adolescentes son conducidos al psiquiatra por padres asombrados. como en la observación de Arnaud. del retorno de la pulsión reprimida que se expresa en formas más o menos derivadas. la neurosis obsesiva en su forma clásica. sexualidad "m]litante". ! '1 .. Probablemente sería necesario hacer entrar dentro de estos marcos ciertos casos presentados por In Iiteratura novelística.nóstico del trnramicntn es tanto mejor -pues esta mo¡-jvación bá. cuarnn que el sujeto puede expresarse mejor en el plano verbal y no está comprometido en la horno.:. Volveremos a estas observaciones a propósito de los casos de hcmosexunlidad venal. y temen sobre todo el escándalo de la homosexualidad. Pero es preciso decir desde ya que en las observaciones de este tipo. se encuentra muy cerca de Armando. en el consultorio de un psiquiatra moralí. se trata de sujetos cuya infancia ha sido marcada por algunas fobias. cuyos síntomas pueden ser evidentes o sólo revelables por un examen profundo: entonces existen otras compulsiones y pequeñas perturbaciones hasta el límite de la despersonalización. pasivas.. alumno de Una escuela profesional. zador.

No es raro que el adolescente entre en la enfermedad con ideas obsesivas relacionadas con. a los 14 años. Las ideas delirantes ele influencia toman también prestado este tema de la homosexualidad. Los problemas de conducta reaparecieron con las fugas y las prácticas homosexuales venales como si la amenaza vital. cuyo Iru lanuunl n es difícil. en algunas observaciones la homosexualidad. incluso en el marco de la situación terapéutica. por medio de mecanismos que no tenemos . i 1I i " de estos sujetos hace complicada una "larga cura psicoanalítica.e adolescente pretencioso acerca del cual se podría hablar de estructura paranoica del carácter. su feminización a propósito del sentimiento penoso de trasformación corporal o de crisis de despersonalización. el porvenir parece tanto mejor cuanto que las compulsiones dejan libres ciertos sectores del Yo. el hecho de recurrir a las mismas en la psicoterapia de estos sujetos. en ocasión de fugas que lo oponían a un padre .. Este '·tralamiento fue interrumpido por la evolución de una leucemia. totalmente adhe. En 'todo caso. que es causa de inquietud (proyección) y de tranquilización (deseo). y había asimilado perfectamente. • '. como lo veremos.. Este joven adolescente mató. quede comprometida la temática de la homosexualiuad. 6Q Precisamente resulta necesario es:. La puesta al desnudo del inconsciente pulsíonal explica que en estos casos.llol'a]o que se podría denominar la homosexualidad . En forma gencral. se podría decir que la esquizofrenia del adolescente . no hay que olvidar 'que la psicosis es la que pone en cuestión. el manejo técnico puede ser difícil. teniq miedo. por ]0 demás.llcsulla dificultosu hnccrso unu idea sobro el pronóstico de estos casos. "1 I 1 I[ ! . dad es revelada como expresión de fijaciones edipícas. cuando se tiene ocasión de practicarla.".no puede evitar recurrir a los temas homosexuales que expresan 68 no sólo la regresión. junto con ella. e. que en general no aceptan y que al cabo es postergada hasta la edad adulta. y de ah'í el resurgimiento de los deseos reprimidos y la actuación. 69 .ducta no debería dejar de provocar inquietud. . y en especial la esquizofrenia. Su eficiencia puede manifestarse en casos trágicos. quien además señala que la ruptura psi. Mále [15] ). Sus vagabundeos lo llevaron a aceptar los recursos financieros de ciertos pederastas. Fue examinado hace cuatro..por qué estudiar aquí. como en la observación del adolescente que uno de nosotros conoció y acerca de la cual se informa en el trabajo de A. revela la enfermedad.. Koupcrník [24] distingue tres aspectos: a) la proyección (se me acusa de ser homosexual). a consecuencia de lo cual estalló un delirio místico de temática homosexual. Por ˙ltimo. delirantes o no. el Superyó paterno. Estos sujetos practican muy poco la homosexualidad.'. la unidad de la persona y de sus bases narcísistas.moralizador. c) la esquizofrenia es la consecuencia de una perturbación profunda de la organización de la -personalidarl en el plano madurativo.· . de homosexualidad.rido a los imperativos morales de su padre. cuyo diagnóstico. sino el poner en cuestión la psicosis.late¡. cólica de las barreras sociales explica también el regreso a la temática homosexual.. sus deseos par los hombres. No es lomar partido en cuanto al valor patógeno de las ideas. Entre los adolescentes del tipo prepsicótíco. b) la homosexualí. Sea cual fuere la validez de los mecanismos encarados por el autor. La verbalización limitada . en la cual las reacomodacíones económicas no son tampoco fáciles de obtener.' a' la cual deben dedicarse los psicoanalistas que se ocupan del adolescente (P._c. de expresar el menor deseo que pudiese inscribirse dentro del lema del Edipo. . evidentemente percibida. 59 La psicosis del adolesccnte.". endocrlno y morfológico. con sus extrañas y apragmáticas realizaciones. Además. sin las barreras habituales. Dominique fue tratado en psicodrama: se había convertido en un joven conformista. la neurosis obsesiva. En un trabajo dedicado a los adultos entre los cuales se estudió el contenido homosexual de ciertos delirios. Ochonísky [25] sobre el parricidio. y el pronóstico es esencialmente dominado por los límites que introduce. Dcminique tiene ahora veinte años. puede ser evocado en ciertos homosexuales venales cuya frialdad ante su co. en el sentido concreto del término. El contacto fue más que difícil COIl es. implica toda una temática en la cual la homosexualidad está por lo general presente. Es interesante advertir aquí que luego de su salida del hospital psiquiátrico en el que se encontraba internado. en una o en otra forma. seg˙n el modo de las pulsiones orales y anales pasivas. fuese una satisfacción sufíclente para apaciguar la culpa y el Superyó. La ruptura del equilibrio de la carga narcisistn conduce a la proyección narcisista sobre el objeto.

Por lo demás. en el plano técnico.noma nías los. en el desplazamiento del Ideal del Yo hacia el terapeuta. Salió del hospital y se convirtió en camillero en un servicio quir˙rgico. Kestcmberg [21]). evidentemente muy difícil de obtener. a causa de esa misma pasividad. Pero es difícil hablar en términos de homosexualidad. para mantener el vínculo terapéutico. Pero es preciso apoyarse con frecuencia. pues se tiene la impresión de que este paciente todavía necesita satisfacciones pasivas. más edípicos. muestra que la pasividacl homosexual del adolescente. a la vez que la culpabilízan y se resisten a ella. que es un recurso al Ideal de su Yo por el juego de sus pulsioues agresivas. se puede pasar de la comprobación de la pasividad a la interpretación del deseo de ser penetrado. pero es un motor ele la resistencia que moviliza. se sit˙a a menudo e~ 1.I I . casos de estos sujetos que desean cambiar de sexo. El tratamiento pudo ser interrumpido. el abordaje psicodramático resulta precioso. salvo más adelante cuando las pulsiones edípicas pueden ser integradas sin provocar efectos demasiado regresivos. para no ofrecérselas seg˙n el modo masoquista de la agresividad actuada. Este joven 110 se convirtió en homosexual. la pulsíón pasiva y su representación homosexual. El encargarse del Ideal del Yo exige ele hecho una actitud moderadamente activa. a despecho de la frecuente negación del sujeto. M. por una parte evitando desvalorizar el Ideal del Yo paterno. en un momento en que su identidad y su identificación se tambalean (E. hasta que se pueda explicitar sin peligros. en éste. Tales comporta- 71 . Ciertos pacientes parecen aceptar la ficción del juego y los temas de homosexualidad que pudieran ser evocados en él) en función de su deseo de satisfacer al terapeuta por medio de su pasividad. constituye una posición económica difícil de movilizar. incluso' cuando puede ser explicada e interpretada. Sus derivados masoquistas provocan efectos contratransferencíalos evidentes. Por lo tanto. ya en el juego. con el pretexto de hacer justicia contra sus latrocinios que deshonraban a su f. y despedaza a un psicotcrapeuta. por otra cuidando de no revelar demasiado pronto la naturaleza edípíca de los deseos sexuales. mientras el material. El comienzo de] "transexualismo". Protegido por sus deseos pasivos. 79 Hemos querido dedicar un lugar aparte a los adolescentes que quieren travestirse o transformarse en mujeres. pues la significación de la pasividad. Es uno de los recursos del tratamiento. esquemático en su verdad. No se hizo tal cosa. simulaba la posibilidad de un coito pasivo con un psicoterape-uta a quien habría podido rechazar con facilidad. Acepta perfectamente el psicodrama y de pronto pone en evidencia. Es el motor del tratamiento y explica la transferencia mágica con que ciertos pacientes nos aureolan. 70 Eric es un gigante de dieciocho años. por 10 menos en la apariencia de los hechos. internado en un hospital psiquiárrico a causa de sus violencias contra sus padres adoptivos. conviene mostrar particular prudencia. Se expresan en las contractitudes de agresividad (exigencias que se refieren a la necesidad de hablar. Después de esta primera escena. gracias a su estatura y su fuerza brutal. Este ejemplo. su homosexualidad. seg˙n el mecanismo tan a menudo estudiado. agredidos y forzados por el terapeuta. Eric pudo expresar otros deseos. particularmente pasivos. Se llegaron a representar escenas de homosexualidad (jUC le satisfacían por completo: se prestaba a ellas con complacencia. Pero en la psicoterapia de los adolescentes. Esquirol y Marc ubicaron entre la. adolescencía. es posible preguntarse de qué manera. r: . ya con el coordinador del tratamiento.. Imagina qllü es un cirujano. incluso por la negativa a continuar la cura. y no interpretarlo corno deseo pasivo. a partir de esta pasividad. Nuestros jóvenes pacientes comprenderán muy bien sus deseos masoquistas y erorizados de ser manipulados. la situación esquemática que caracterizaba el caso de este parricida es un dato fundamental que plantea difíciles problemas técnicos. Con este tipo de pacientes. o de seudotolerancía por sobrecompensacíón de la agresividad (mantenimiento de un silencio aplastante cn el cual el sujeto se siente despreciado. que constituye el tema de la tesis ele J. Alby [26]. aparece evidente a consecuencia de su comportamiento. críticas cercanas a las de los padres). poniendo en acción fantasías que no habrían proporcionado una ilustración como las que describía Mclanie Kle¡n para tornar evidentes el deseo y el temor del despedazamiento recíproco del hijo y Su madre. El antdisis psicológico mostró que había nctuado por amor el su Ideal del Yo constantemente desvalorizado por el comportamiento ele su padre.unil¡a. no lo permita. . pues no se atreve a pedir amor). que otrora habían hecho temblar a SlIS padres. l' I I 1 I a su padre. Eric se impuso la regla de someterse completamente al coordinador del tratamiento.

estudiante. Se manifiesta desde el simple anhelo de trasformación hasta la convicción hipocondríaca de trasformación corporal. otros realizan una b˙squeda jamás satisfecha a fin de obtener la autorización' de una Icmínízacíón y de una intervención plástica. ciertos casos han sido operados péutica al respecto es muy variable. estos sujetos son dominados por su deseo de trasrorrnación corporal. que pueden ser puestos en duda. que algunos rechazan en absoluto como una mascarada. El deseo de ser mujer aparece desde muy temprano. y el deseo de tener una actividad homosexual no es encarado por ellos a no ser luego de la trasformación. Algunos se conforman con el disfraz. aunque conservan un deseo no apaciguado de trasformación. experimentan desagrado por sus órganos genitales. janos en Francia.' Por ˙ltimo. Nos parece notable que la organización de estos casos nos ponga en presencia de una situación edípíca siempre activa. En la mayoría de ellos. En ciertas ha podido advertir una automutilación. Seg˙n Alby. Tomaremos de la tesis del doctor Alby un resumen de la observación inicial: . La mayoría de ellos tiene una actividad poco pragmática en ese sentido. El papel que asignan a la mujer es caricaturesco y a menudo los hace despreciar a los homosexuales que alimentan entre sí su odio por la mujer castrada: son amanerados. Más tarde. merece como el travestismo más o menos teñido de fetichismo.alrna de mujer en cuerpo de hombre. Los transexuales tienen una elección de objeto homosexual. Alby estudió en su tesis una veintena de casos. se manifiesta la reivlndicución. En electo. En una palabra. Pero con frecuencia. que anhelan. piden que se haga corresponder su apariencia con sus aspiraciones por medio de tratamientos hormonales Ieminizarrtes. Algunos preciso ayudar a los transexualistns a realizar y la actitud toraconsideran que es su anhelo. ser estudiada pues seguimos este caso =es cierto que con intermitenciaS. mediante una emasculación seguida dc un cambio de estado civil' '. la observación que citaremos ahora. Es hijo adoptivo. remedan a la mujer tal como se la imaginan. Pero como se sabe. se exhiben en atavíos a menudo ridículos. de sobrecornpensacíón. 1: ¡: I han sido señalados lismo fue confundido durante desde la antigüedad. Desde este punto de vista. mucho tiempo El transcxua- ~on la homosexuali- dad o la costumbre de disfrazarse de persona del otro sexo. Se trata de una idea predominante que l' repudia toda evidencia con- traria. de Jos cuales quieren librarse. Esta atracción es señalada por la exacerbación de un sentimiento de malestar y de desagrado hacia los signos de virilidad. observaciones se pues tienen verdaderos Estos sujetos acosan a los psiquiatras y luego en el extranjero.mientas 1. co~a que culmina en una ruptura del tratamiento. otros sujetos evolucionan hacia una verdadera repugnancia respecto de toda actividad sexual. justifican las tentativas psicoterápicas. El período posterior al de la pubertad presencia en ocasiones la manifestación de tentativas. su padre natural es desconocido. sin que exista anomalía morfológica o endocrina alguna. Su madre ha 73 . consulta en julio de 1954 a la Clínica Psiquiátrica Infantil (profesor Heuyer) . los sujetos se definen corno víctimas de un error de la naturaleza: dicen tener . Otros entienden que los factores etiológicos. 72 Cuando llegan a ser adultos. Hemos tenido ocasión de examinar e intentar la cura psicoterapéutica de cierto n˙mero de estos sujetos. la de Pierre-Charles.desde hace unos diez años. el sentimiento de ser diferente de los otros hombres precede a la atracción homosexual que surge antes de la pubertad. E'stos sujetos sufren a consecuencia de su apariencia masculina. imposible de superar en el marco de la acción psicoterapéutica. L1ara reclamar y ciruuna in- tervención que les parece justificada. Siempre hemos chocado con la reivindicación de la castración como ideal femenino. la evolución es bastante com˙n. sexo. debido a -que desea cambiar de. sus fantasías masturbatorias se encuentran vinculadas a una actitud femenina pasiva: se imaginan ser penetrados como lo es una mujer y experimentan el placer de la misma manera. de la penetración en un medio bastante especial. luego de lecturas. Plerre-Charles. . pero se niegan profundamente a esta asimilación. por medio de disfraces. se limita en general. raptos ansiosos. y por ˙ltimo y sobre todo. a algunas masturbaciones. tratan de disfrazarla.

Entonces presentaba cóleras violentas y amenazaba frecuentemente con suicidarse. sabe que jamás podrá tener hijos. Inquietó rápidamente a su familia a causa de sus problemas de couduela. Vivió con ella hasta los cinco ufios. Ahora contin˙a comprándolos y les' dedica la mayor parte de sus economías. sus padres adoptivos lo ubicaron en un internado. se Vistió.toruudo uucvumcntu por ésta. No se considera lo bastante bello.u iva y lomó varios comprtmídoc de W1 medicamento que tenía a su disposición para dormir. corta estatura. Píen-e-Charles. seg˙n él. Fue hospitalizado. ele buen gusto. adoptiva. Por 10 demás. e incluso una prostituta. de que iba a volverse homosexual. depilatorios. e incluso comprado la Presse Médicale. que no aportan elemento suplementario alguno en el plano del conocimiento etiológico de este caso. Le agradaría poder seguir la moda todos Jos años y leer con regularidad las publicaciones femeninas. Olla estrella de renombre. siendo el objeto de permanentes preocupaciones. pues todas sus lecturas se habían orientado siempre hacia los problemas sexuales. cuyo cociente intelectual era entonces de 114. Deseaba una vida de "pequeñobutguesa". Sus cabellos estaban ensortijados sobre la frente. Debido a cierto racionalismo de carácter bastante mórbido. Por consiguiente llegó a pedir la castmcíóncon mutilación del pene. El niiio kllia entonces diez meses y fue recogido por Iu asistente social que se ocupaba de su madre. dice. A su ingreso en el hospit ul. Plerre-Chnrles conoce su situación de hijo udopttvo y sus orígenes. La aparición de la pubertad trastornó su vida'. se tornó una larga serie de medidas psicoterapéuticns siempre interrumpidas. El examen somático fue totalmente negativo. sido internada ton 10 (~~qllizohl:lli{_'a. Encentró la prueba de ello en viejos' recuerdos: cuando era pequeño lo' Ilaruaban niña y prefería jugar con niñitas y no con varones. Entre los 10 y los 1'3 años. pero espera poder corregirla. Desde muy temprano comenzó a utilizar cosméticos y llegó a robarlos en ciertas tiendas. !l . . ya sólo puede verlo como un objeto de . La morfología. Usaba un pantalón de corte femenino. había. A con. Era hostil con su pudre. y que se convirtió en Sil tlll()r'l. Ve con horror el aumento de su talla pues querría ser una mujer de. Habría querido detener la aparición de fos· caracteres sexuales secundarios por medio de un tratamiento con estrógenos. afirmaba no ser un homosexual. relaciones sodomítlcns muy antiguas. Su equipamiento éultural era relativamente pobre. que en diversas ocasiones lo' reclamaron a su familia adoptiva e incluso entablaron juicio contra esta ˙ltima. CIl<lIIt!U tuc. Sin embargo considera que podría tener relaciones heterosexuales normales. Se comenzó en el hospital una primera psicoterapia. A consecuencia de la impresión que tenia.Ahora su cuerpo le horroriza. Digamos antes que nada. Las hacía remontar a la edad de siete años. se maquillaba. Es posible que' quizá prefiera entonces ser una mujer brillante y bella. a decir verdad irrisorias. fuera de una ligera gineccmast¡n. hablaba con voz fina y en forma rebuscada.en ella de mujer y se pasaba los días canturreando. a los dos años y medio. secuencia de ese primer episodio terapéutico. Los dosajes hormonales. y se calificaba de "eomsta". Pero al hablar de sí mismo. con el pretexto de aprender el italiano. presuntamente a fin de prepararse para representaciones en un cabaret' de travestís. y tuvo fantasías sumamente culpabilizadas de casarse con ella. que han llevado a algunas tentativas de suicidio. Pierre-Charles consultó a un médico en momentos en que terminaba su tercer afio secundario. Plerrc-Charles hablaba con facilidad de sus tendencias sexuales. su aspecto no podía dejur de ser observedo. se depilaba las cejas y se pintaba las uñas. Todo lo que le pnrecia realizable. Sin embargo es preciso señalar la notable devoción de la familia. y llevaba las cejas depiladas. En efecto. Se disfrazaba de niña con los vestidos de su madre.relaciones sexuales con su padre. Confesaha. Describía su porvenir como casado con un hombre. Píerre-Chnrles habitó en casa de sus padres. Sos preocupaciones estéticas también son femcnlnns. que consideraba instintivas.. acerca de los cuales sus padres le informaron desde muy temprano. pero jamás pensó en coquetear con ellas. que se siente mujer. Afirmnbn no haber tenido jamás un papel activo y sólo experimentahn placer en la situación pasiva. Plerre-Charles es un joven de inteligencia normal. a cargo de una joven que debía regresar al extranjero.' . en todo sentido masculina. que luego tendría cinco hijos. ruo. Por desgracia. El aumento de su pilosidad y el de su estatura siguen. se ha hecho ahora imposible. los métodos. celoso y malo con sus hermanos y hermanas. en la cual leyó un artículo dedicado a ese tema: "Soy un espíritu femenino en un cuerpo masculino". Reflexionó en cuanto a las ventajas y los inconvenientes de todos. leído a la ligera numerosas obras médicas. hnbrfn tenido relaciones amorosas con un compañero de su edad y frecuentes relaciones sexuales con él. tenía consigo un bolso repleto de cosméticos y elementos pura el maquillaje. l)ierre-Charles habló entonces de sueños en los cuales tenía 74 1 J 75 ¡ . hizo una tent. Pierré-Charles' conocía a algunos miembros de su familia natural. Piensa que su nariz es fea. Esta situación provoca en él vagas ideas depresivas. Joven delgado. tenía un cciupcrtumlcnto normal. gusta de chismorrear con las muchachas. Avanzaba a pasitos breves. En numerosas ocasiones. de la época del colegio secundario. Pierrc-Charles se apegó considerablemente a ella. de rasgos faciales poco agradables. Entonces su tutora se casó y Picrre-Charlcs fue adoptado a los siete años por la pareja. Los órganos sexuales eran normales y los caracteres sexuales secundarios se manifestaban claramente. Pierre-Charles fue considerado como amenazado por la esquizofrenia y al comienzo se lo trató como tal. que había comprado en una tienda para mujeres. contoneándose. la creencia en fenómenos parapslquicos. sin nucracion previa. A la edad de nueve u˙os se advirtió la aparición precoz de travestís. normales. Tiene el gusto de 10 bello como "sólo pueden tenerlo las mujeres". pero la sola rden le provoca un gesto de asco.T~llUlsión para los otros jóvenes. con Suma dificultad.

j I 11'1 l' . f . Pretendía tener una autorización de la prefectura de policía para hacerlo. es posible hacerlo en los casos felices. La intensidad de su convicción impregna toda su conducta y lo ha llevado a intentos de realización práctica. ya que el médico le aplicarfn hormonas para transformarlo definitiva y claramente en mujer. pues era mujer.11UY normales. Entonces se clesenc. Un nuevo intento de pslcodramn duró varios meses. protección económica contra las mutaciones que estn ban a punto de producirse. Pensaba poder hacerse operar. vinculada con emociones edípicas .1 Apareció dos años más tarde (noviembre de 1962) vestido de mujer. perfumado y melindroso. Preocupado desde muy temprano por su orientación sexual. y volvió a establecer contacto con nosotros a fines de 19G3. Soulé y F. que sus pechos comenzaban a crecer. que por lo demás cursa con facilidad sus estudios secundarios. afirmaba que él era tina mujer." está calcada de la de las observaciones clásicas: tiene la convicción . pediatra de provincia. La observación de Píerrc-Oharles es interesante en muchos sentidos. Tenía modales afectados y ocultaba el rostro en un chal bajo el cual disimulaba sus cabellos. p:lt"t. cóloga que seg˙n parece se especializaba en los cuidados de artistas de ese tipo. En este sentido. En la sesión siguiente. que los exámenes proyectivos parecen confirmar. a quien desde el primer contacto le llamó la atención el aspecto exterior de este adolescente. con la de sus padres adoptivos. Se quejaba de 110 haber tenido jamás placeres y de haberse visto obligado a renunciar a toda relación sexual.t . no puede ser integrada en el' marco de los deseos de penetración ana I.dé ser una mujer. Está perfectamente al tanto de todas las experiencias de trasformación de los caracteres sexuales secundarios por las hormonas. aunque sólo fuese por el tiempo durante el cual este caso 76 pudo ser seguido. Sería interesante relatar qué adaptaciones encontró ahora este sujeto para util. del cual fue expulsado porque se negaba a desempeñar el papel de "cenera" en ese lugar. El fracaso de la psicoterapia se refiere precisamente al hecho de que la reivindicación de la castración femenina. Nació tres "nños después del matri- ql!G l' I I . Picrre-Charles no siglJió las indicaciones dadas para reanudar una cura psicoanalít-ica. En esa época se había diplomado en kincsiologfn y se ll('g{) a dedicarse a la profesión a la que ese título le dal.culpa edípica que siempre nos ha parecido muy activa. imagen de su madre. (·UIl)t'¡U. Esta mujer lo examinó y le declaró que tenía un ˙tero infantil. Dejamos a un lado los detalles de su nrgumentnción. En ese período pudo abordar el problema de su vinculación Con la. I I I~ '1 r: . quien remedaba'a las mujeres y cuyo informe de tratamiento psicodramático se debe a M. Bouchard. Se decía Interesndo por el hecho de que el travestí al cual él consideraba como un hombre gozara con ser mujer. ridículo y discordante.izar'"-y justificar sus eyaculaciones. Acababa de ver una película en la cual aparecía un conocido travestí.u derecho quería ll{'¡'_~:lr a ser cstrclln CII uu cabaret cspecinlizado. La castración. entre los hOl:nose~j.'LS. Algunas observaciones podrían compararse con este caso. pues ha mejorado bastante para uceptar sus deseos homosexuales pasivos. culminó con la ruptura de su tratamiento.:s. seg˙n un esquema cuyo valor hemos mostrado a propósito de la homosexualidad del niño. de su culpa respecto de su familia natural. rrc-Clmrlcs se ('Jlcontra]¡a en coutncto pulsional con una psicülcnq)cuta. se -ve siempre en la posición de una mujer. Estos hechos nos conducen a evocar una estructura prepsicótica.oCklrJ1˙li_ "Iu". CO.Il!O Uj(-iO eu un tratamiento psicoanalítico. Este l'r:ll<lll1ipnln druó dos aiios. Nos encontramos en presencia de un joven de inteligencia brillante. Desde el comienzo nos expone su "caso" con animación y presenta su defensa. Había trabajado varios días en un cabaret. este joven tuvo relaciones pasivas que sólo podía aceptar justificándolas por una presunta constitución femenina. Había aceptado trabajar como masajista )' en lances se vestía como hombre. tuvo la desdicha de encontrar a una gine. En sus ensueños eróticos. vestirse de mujer con autcrlzacíón legal y en todo caso. en favor de un desplazamiento provocado por sus. emociones.l·) que se inició eu liucnns condic:iollt. Se pudo interpretarle que electo ser mujer porque tenía miedo a mostrar que era hombre. como por ejemplo la de André. no era temida como una amenaza. lOOJI uno ti

II(Jsn!i'OS 1111 lr:llalllicnlu PSi<.."tdenó un verdadero estado del nanto. Más en ~'I El] tarde intentó 1tIUlIl:. La Al uñecc.:'bhm. sino reivindicada como la condición deseable de la mujer. una vez más. Pierre-Charles declaró que no continuaría su tratamiento. se presentaba como el homosexual tal como se lo caricaturiza en la escena: depilado. fácil de relacionar con la . y hnstu mC!lcionaba la pcslbllidad de tener menstruaciones. Pierre-Charles lmbfn dejado entonces de vestirse (le mujer y trabajaba en una agencia ele cambio. pero sus colegas sabían que era un travestí. André nos fue enviado en noviembre de 19Ó1 por un amigo.. que se interrumpió tilla V{'Z m. En el momento m˙s crucial de esta evolución. y también él habla del error de la naturaleza que es 'preciso corregir.. En todas las ocasiones en que Pie . maquillado. perceptible al lado rectal. Pasa la mayor parte del tiempo libre buscando y leyendo publicaciones relacionadas con la biología de la sexualidad. Que entonces tenía quince Míos y que en efecto.l'Ía aduar Sil culpa etlípica. André es el mayor de dos hijos.al~s. la intensidad de la relación transferencinl con una de las Psícoternpeuras.

con las cuales puede encontrarse gracias a su afirmación de que no es un hombre. p~. creencia sernidelirante que le permite aceptar el modo de dramatización. que se organiza en el servicio de uno de nosotros.afi~" lIl. pero ˙til en el p·si~odjaMa· 'para desempeñar " . Contin˙a ahora desde hace dos años.~. Está maquillado. pero no integrado. Usa pullovers de color pastel. incansablemente.débil y enfermo. André se presenta como un adolescente longillneo. '~aladíes: mal tiempo. error en la fecha de las vacaciones. ien.con la terapeuta que dirige el psiccdrama y con las mujeres del grupo. Los 'padres se separaron cuando André tenía tres afies. no hubo ya un hombre en el hogar. y utiliza esta competición con la mujer para establecer con él una relación binaria.:.)~bt=Os de ciencias naturales.. y elegir el hombre para representar su rol.rl~. en el que jóvenes y muchachas discuten acerca de sus respectivas posiciones. cosa que contrasta con este atavío. Entonces se autoriza poco a poco una relación homosexua). ' De este modo llegamos a la. un hijo hahin muerto muy pequeño. Q un papel en segundo plano. pero en re. Así siempre hay dos en escena y experimenta con ello un enorme placer y alivioo bien y ello es frecuente. Ella acepta. personaje secundario en su vida. Las informaciones dadas por la madre sobre la biografía del joven y sobre su comportamiento en la infancia resultan entonces poco precisas. lleva las cejas cuidadosamente depiladas. Antes que él.d<'i'd respecto de ese personaje y lo buscará continuamente en . . es uno de los jefes del servicio.:~····. y a partir de esa edad. relación que lo protege del terapeuta. Las manifestaciones actuales se instalaron.. de cuerpo flexible. y por lo demás. De tal manera.''. eres incapaz de atraer a un hombre. representar el papel de su madre.. hacia los trece mios. Las sesiones siguientes se dedican a mostrar :'J1l.l_l. ¡j~'. Se decide el tratamiento en forma de psicodrama. cuando abordamos los beneficios secundarios. que pertenecen a su madre.'~:~.actuar:'. Las muchachas femeninas son peligrosas. etc. drizas distintas. Jugamos a que utiliza los potes de crema de su macu e pala el homb. como la llaman ustedes't-.~~~~ de la consulta al cu~l se ap~ga tiene los signos aparentes . ". que permite "ver.fri~enta cierto placer PSICQI~" . en la realidad. pues él mismo se presenta como buscando obtener. Quizás antes. le caen hasta la nuca y sobre los ojos. otorgándole siempre y dándose a sí mismo. Los cabellos. Se comprueba la existencia de una. cargaba de esta fuerza. toma a una mujer para representar su rol.: en el cual ella encuentra su alimento. le pude ser mostrado ese sentimiento. Omcías a sus subterfugios puede ver de cerca a las mujeres en especial a su madre y a la terapeuta. deberías salir y tener un amigo . Luego sobreviene una segunda fase durante la cual busca h identl- 78 ficaci61~. cuya languidez oriental él destaca maquillándolos.Sí . siñ:'. lo llevó entonces a la peluquería para hacerle cortar el pelo muy corto.. en toda su evidencia.4fl' . a pesar de las dificultades que hace prever el alejamiento del domicilio. Durante este período. . ladronas. en forma que parece sincera. I ~¡-::''i'~r: Entonces representa a un joven o a una muchacha pasiva que C01)versa con una muchacha «femenina" (seg˙n su concepción) para tratar de obtener la receta de su fuerza. Las relaciones entre madre e hijo son malas. elige. son largos. par medio del psicodrama. se pinta la cara con base de color. Este trata constantemente de her¡ rla por medio de frases que se refieren a su falta de femineidad: "Eres fea y estas llena de arrugas. no oculta que asiste pasivamente.e del grupo. vivido en apariencia como fuerte. Y eXP. en 'la realidad es objeto manipulado por la terapeuta en elLuego dará testimonio de una muy gra~~·· i'.~~~. porque su esposa le había prohibido abandonar el lecho' S9ll~~1. Consulta diccionarios y . Las primeras interpretaciones tratan de poner en evidencia la reivindicación fálica y explicitar en qué forma el personaje femenino es considerado por él como esencínlrnente fálico.huída ante el temor de ]a castración y la negativa a identificarse cá'ift'tJ·" personaje paterno. en los primeros tiempos. precisamente a consecuencia del aspecto provocador que implica. Entre los siete y los doce años tuvo dos no. cuyas curvas acent˙a por un contoneo que recuerda a las vírgenes de Cranach.:'¡. )' Jos jóvenes no tienen más remedio que rehuirlas o identificarse con ellas teniendo en el vientre algo como ellas. Parece totalmente hostil al psicodrama y lo estimula a faltar a las sesiones por pretextos.'pOr tl =tarde ' relata a su madre lo que se ha representado por la" mafianajen el psicodrama. y en la transferencia. Todo esto es aceptado corno temático. y obligado a protegerse de las artimañas y las réiv~ '. Sin embargo. Esta actitud tiende a provocar 1111acontractitud bastante sádica.mcnlo. o el. las escenas son bastante estereotipadas¡ . Hasta Jos siete afias fue pr˙cticamente-cl'iadlo---_ por su abuela materna.~~'fI:ó. pues los médicos se lo han dicho y su madre lo desea.'. y adopta un aire escéptico y burlón. Su hermano es dos años menor y se comporta normalmente. la idea de una psi coterapia. la anhelada trasformación anatómica. Sus vestimentas y él mismo son muy sucios.'d~u hermano. que. temas que sólo son aceptados gracias a una mediatización: utiliza precauciones oratorias -"la erección. Las escenas elegidas son representaciones de intimidad de grupos de mujeres o de una mujer sola.~'o demás. A propósito de una ausencia del homht~. Repentinamente asustada. Afirma que a la edad de cuatro años se acuclillaba toda vía para orinar. franca con ese hombre. Pero al mismo tiempo. huele a sudor. la madre lo molesta mucho. muy negros.. Elige escenas que trascurren en el patio de recreo de In escuela. en realidad. . Surgen temas masturbatortos y son representados: deseo de introducirse en el cuarto de baño de su madre o en la intimidad ele la terapeuta. tercera fase. aparece una erotización negada. pero que fuerza alguna del mundo le hará cambiar de orientación. castradoras. algunos elementos nos muestran que se informa respecto a la sexualidad.rHones fálicas de su esposa.~. a los siete años se disfrazaba ya con ropas de mujer. en la cual se manifiestan los primeras resistencias. un rol de mujer.

El aSlJl:l. y que vive con una joven de la cual tiene hijos. H'" '. le siguen interesando mucho las historias de cambio de sexo. la existencia autónoma del ex marido y de considerarlo todavía como una propiedad. los personajes bastante indiferencia_ dos del psicodramn. la modificación más evidente consiste en que ha perdido. Tiene el temor de que se convierta en homoscxunl. Durante el examen clínico. integra que el abandono de sus posicíones tendría por efecto castrar :1 SU madre y que puede abordar los acontecimientos de su vida real. el ".ia por medio de una fusíón con su madre. castrada de ese pelle que representa su hijo. Sin embargo. mujer y reconoce la ~aturaleza patológica de esta idea. pur u rccuuzur rcun ungus. los modales afectados que ofrece a la terapeuta y su deseo de conformarse con esta fase de su cura.l tille slguifica la ucepladón deliberada de una situación franca.ccrse reproches y en aduar COITlO su objeto parcial. por cierto. para negar su carga dolorosa.O en evrdencra. con su madre. U. En octubre de 1\).:l COII el rol principal. el placer que encuentra en ha.. . slón erótica huciu la mujer. vaciada de su sustnuc¡a. a su terapeuta. pero toduvia se depila las cejas. a quien la madre habló de las aventuras de su hijo durante las vacaciones precedentes. No hemos podido saber si tuvo relaciones homosexuales.Lll. Podernos mostrarle también que trata de deformar la realidad en el sentido de sus defensas. :I.. primero en Marsella. y habría sido víctima de maníobrus homosexuales por parte de 81 . Este joven había sido examinado por sugestión de la asistente del liceo. y nos 80 propone escenas a propósito de acontecimientos reales: padre y madrastra en casa de éstos.. Esta es una manera de negar. pc¡o 1:(1111)1("11(1IU: la terapeuta su siente ]lelida cada vez que Ita concurre. Quiere ser ingeniero. ella queda 'sola. Vivió con ese joven sacerdote. Sobre todo. ccr representar ciertos roles al jefe del servicio. En fecha reciente. ha pasado un período en un hospital psiquiátrico. no se maquilla.lt~.. que jamás le explica. Recortó y coleccionó todos los artículos que pudo encontrar al respecto. Ya no se disfraza.:ga cu forma rnasoljuis:u a lus rnauiobras mutcrunlcs. Ha abandonado toda b˙squeda de tratamiento para la trurufomiación corporal.. por la terapeuta. Está decidido a continuar el tratamiento. seg˙n parece. el bloque "madre-hijo" en la forma de "nosotros". y que se entiende bien con ellos al precio de las adaptaciones descritas. 1 . por primera vez. y por ˙ltimo.t (.CS hasta qué punto tiene necesidad de trnuquilizurso en cuanto a la integridad de su maure. se ve siempre como una mujer.uníonto con ella. ya que su posición ll1ÚS avanzada había consistido en k'. Cuando nosotros somos 10'-':rn˙s fuertes y André puede coucunír a SIlS sesiones.a que se le diga que es deseado pero también puru -rogresar a las posiciones anteriores. par. el papel que quiere hacer representar a su madre. En ese sentido interpretamos el hecho de que André haya elegido en varias ocasiones ir a casa de su padre a buscar la pensión que debe entregarle. . pero él opone como defensa en forma no menos sistemática. Acabamos de ver otra vez a André que ahora tiene 18 años y que sigue un curso de matemática elemental. que ha 'resistido a venir. como lo más seguro.iviccicn de que es una. Tal es lo que seg˙n parece sucedió en el caso de Fred. Fue expulsado de la colonia de vacaciones y confiado luego a un sacerdote por el director de dicha colonia. más o meuos una vez por mes. pero se pregunta si sus gustos le penuítirán seguir esa profesión.. 89 Ciertos adolescentes..:l(J Judl(. Purece que la orientación se dirige hacia una homosexualidad asumida.¡ "nosotros". la triangulación edipicn es sistemáticamente corregida. Entonces puede abordar Sil deseo de ver la escena primaria. I. Entonces. Nos enteramos de que ve a su padre y a su seudo madrastra. . 50 le puede interpretar que lm servido a su rnndre para "t euer !lOS" . -ncutc representada en la trurísfercucin. Su madre nos dice que su cornportamiento ha cambiado mucho.Il~'. la prensa sensacionalista se hizo eco de la ambigüedad del sexo de una cantante de éxito. también por primera vez. de su sentimiento de abandono cuando ellu lo dejó partir. _ a pesar de todo. la complacencia con que desempeña el rol que su madre le asiglJa. .. Las maniobras del ambiente o las medidas judiciales parecen tener mayor consecuencia que los hechos mismas. eróticos. le inquietan mucho las snlidas de él. en el buen sentido. En sus sueños. los orientan mucho menos que cuando se producen antes de la. de fusión coa su madre.. su pasividad en Cuanto a nosotros. que lo protege-u contra su pul •. mJSIJar '!'u madre a! IIOlnIJH' pala a Entonces. afectado en el plano psíquico. nos habla de su padre.. Ponemos en evidcnc¡n en el juego. y así obtenemos una neurotízaclón. de 15 años. en lugar de C011CUlTiral psicodramu. luego en Córcega.as escenas mue-stran CIIIUJ1(. Su temor a la rivalidad ou cuanto a los hombres del psicodrarnu. pueden ser interpretadas como una coquetcriu respecte de la terapeuta. La creencia delirante del comienzo parece haber desaparecido. son víctimas de traumas que. son interpretados Como resistencias que trata de mantener en forma de inversión del EdIPU. pulsíones eróticas que surgen respecto de las mujeres del psicodramu. examinado por uno de nosotros en 1964.qli~'1l ('..I!. etcétera -. Nos enteramos de que éste.u es Vtl~S. pubertad.. fuera de los contactos vagamente homosexuales y tan frecuentes. André sigue siendo ruuy agresivo eu su cornpou. la co. y sus ausencias todavía Irccc. hablarnos de una nodriza a quien quería. psícoterapeuta en vacaciones. y no pierde ocasión de decirle que en psicodrama se le dice siempre que ella tiene la culpa de todo.:~. LUS. es interpretada como lo más elaborado que encontró. PCIO cuando su 1'1I1n.

Se quedó allí desde Jos diez hasta los catorce años y luego 1 Observaciones redactadas gracias a la amabilidad de J. Sus padres adoptivos 10 recogieron a la edad de tres años y medio. hirió a una vaca y tuvo juegos sexuales con animales. muy inquieta. Muy reservado.experienclas. Son" ayudados" por pederastas durante sus vagabundeos. Robert en efecto es un joven poco inteligente. fue efectivamente llevado al orInnato. El padre murió cuando Robert tenía catorce años. Su escolaridad es casi nula. Imaginaba que llegaba a ser ingeniero electrónico. Por lo demás. Mataba gatitos pequeños. Había cinco niños en el hogar. ya de los policías. El adolescente vivía con su madre y un amigo de ésta. Frecuentaba un grupo de adultos homosexuales vigilados por la policía. Muy distinto fue el caso de Denis. Su vida Iantasmática no se modificó. La familia. Este conjunto actual contrastaba con la existencia de otro problema. parecía una amenaza mucho más importante para su virilidad que la aventura bastante trivial con quien 10 acompañó durante las vacaciones del verano precedente. no se atrevía a hablar a sus compañeros de liceo de la separación de sus padres. No todos los traumas tienen esta benignidad. Pero siempre resulta dificil separar lo que se refiere a las organizaciones previas y a los choques que han podido causar efectos traumáticos. La opinión p˙blica de la aldea en que vivía exigió que se 10 sacara de ella y se lo ubicó 'en un internado especializado de la región parisiense.. realizada sin verdaderos deseos o en favor de tendencias homosexuales. Habla fácilmente de sus . de su oposición familiar y de pequeños robos en las tiendas. a un amigo en el hogar. y carentes de recursos. I 1 1.í: I. sin cultura. Delaporte. inmaduro y pasivo. Se jactaba en su familia. pero en conjunto. Pero los padres adoptivos se quejaron de sus tonterías y sus violencias. otras observaciones tienen un carácter más doloroso. 83 . Una culpa muy viva respecto de su padre. El primer desarrol1o de Bcbert no se conoce. lo que más preocupaba a Fred eran los numerosos interrogatorios a que se lo sometía. El trauma homosexual se limitó a algunas caricias. La prostitución puede Ser también una actuación para luchar contra la ansiedad neurótica. ya por parte de los padres.su rareza. de ganar mucho dinero con su c . S610 es individualizada debido a su aspecto práctico. que se casa ha. Desde los seis y medio fue llevado a consulta psiquiátrica pues los padres se quejaban de sus problemas de conducta. haya presenciado muchas otras.l La de Robert se refiere a un sujeto de diecisiete años. Era un joven inteligente. C. Se trata de un joven emotivo. examinado en mayo de 1961. No trabajaba desde hacía varios meses y regresaba a su casa de madrugada. Entonces se lo entregó a una familia. . criado en un medio muy deficiente y que ha adquirido la costumbre de la homosexualidad venal. Es más que probable que este joven.. de su coquetería. li I~ aquél. adoptan la costumbre de la homosexualidad venal) que puede instituirse en sujetos desequilibrados luego de estas primeras experiencias traumáticas. En grupo es un joven encantador y servicial. pero su frecuentación escolar era muy irregular y tumultuosa. Aparte del caso en el cual la realización homosexual señala la entrada en la psicosis. Fue nuevamente examinado. De aspecto inocente. habría comprobado numerosas trasformadones en el comportamiento de Fred y se confió a la asistente del liceo. Había comenzado a disfrazarse a la edad de quince años. en resumen. es preciso recordar que el actillg del psicópata desequilibrado puede ya evocar la estruc- 82 tura psicótica por algunos de sus aspectos. de un sujeto poco inteligente. que por lo demás había estado internado durante algunos meses. la mayoría de estas observaciones son recogidas entre adolescentes que se encuentran al borde de la conducta antisocial. quien fue confiado a su familia adoptiva luego de ser abandonado. Los padres de Fred esta ban separados. Las prácticas homosexuales no parecen culpabilizadas ni angustiantes. todo ello conforme a fantasías en todo sentido triviales para su edad. de su "escote". i. antes del fallecimiento de su marido. Esta situación le preocupaba infinitamente más que Jo que había sucedido el verano anterior. Llegó a llevar a su hermanita de 8 años y medio a casa de un paidófílo. y al lado de lo que se observa en Les amüié» particuliel1es. COmolas ha descrito Roger Peyrefitte. Su madre había instalado. pero simpático y' abierto. por lo demás vagamente esbozadas. pero el examen de los sujetos que se dedican a ella puede conducir a diversas orientaciones diagnósticas que no hay que pasar por alto. Por lo demás. Se trata. n':: aremos sólo dos que pueden dar una idea de ese tipo de ~as0s. un poco tímido y retraído. pues los padres habían presentado una demanda contra el sacerdote. la ausencia de emotividad que lo acompaña. como lo muestran numerosas observaciones que uno de nosotros tuvo ocasión de seguir entre los adolescentes enviados por el tribunal de niños al hogar de recepción del hospital de San Vicente de Pau!. se inscribe en el marco de las conductas del psicópata más o menos amoral.. 99 La homosexualidad venal del adolescente es una conducta polimorfa. que había vivido siete años en un internado de liceo. Encendió una hoguera en la iglesia de la aldea. Amenazado primero con ser expulsado.

En varias ocasiones le hizo compartir su baño. Hasta entonces y durante toda su infancia. Su madre lo atraía constantemente. Lo "esencial de su actitud tenía siempre el doble 'lsnp('tn rlp una poderosa influencia y de una seducción evidente. Se dedicó a robar. efectuó una tentativa de suicidio. Por su parte. Sin embmgo. violentos. llegando incluso a entregarle un cheqtae en blanco para la compra de un coche sport. en el cual la homosexualidad era episódica. En una ocasión el padre lo golpeó. la gravedad de los problemas de conducta fue lo que condujo a los padres a reclamar para su hijo el psicoanális¡s. temía volverse loco. y quedó en tal estado. e incluso físico: lo estrechaba contra ella pretextando malestares. amaba )' protegía. . prometiéndoles los favores de dicha mucama. pretendía continuar durmiendo y en ocasiones se quedaba efectivamente acostado todo el día y no concurría a su trabajo. quien ]0 hizo entrar como empleado en una gran I'osteriormente se lo ubicó en un centro de educación vigilada cual tuvo numerosas relaciones homosexuales. SE: cledícabn a exccnuicidadcs. Fue descubierto y reanimado flor la mucama de 18 años. Se complacía en imnginnr el espanto de ellos ante la revelación ele sus relaciones homosexuales. el regreso III terror de encontrarse solo 85 . especialmente contra Sil madre.. había sido un niño encantador. Mientras lo acariciaba. Hasta la edad de 11 años. de un carácter impregnado de una profunda homosexualidad latente. entró en un centro de aprendizn]e. que lo había iniciado. Este hombre le hacía regalos partía el lecho con él. hirió a lino de ellos. cuando ya había abandonado sus relaciones con los hombres de más edad. el niño compartió el dormitorio de sus padres. La constelación familiar era especial. Si se iba a casa de parientes o amigos. dócil y adorable. a la vez violentos e inesperados. oue la madre pensó que se encontraba enfermo. con el y comsoltero tienda. el padre experimentó esta sit unción como una huida fuera de su influencia y multiplicó los regalos. De ello resultó. por lo demás sin placee alguno. En el momento en que se deterioró su comportamiento (':"vó en conflictos repetidos. Posteriormente fue ubicado con un vcudeclor de comcstjbles. Varios aspectos de su conducta eran bastante notables: algunas mañanas se negaba a levantarse. luego de lo cual el niño se masturbó hasta quedar sin aliento. Estn ('nnducta de refugio en el dormir y este modo de comunicación no verbal evocan reacciones de regresión a las etapas más arcaicas. sus gustos y su inclinación lo llevaron hacia objetos diferentes. Entonces llamó a algunos amigos. con juramentos de afecto y de amor.rbia tenido a su hijo en un estado de total dependencia. M˙s tarde quedó a cargo de un joven de buena familia.siquiera durante unas horas. La madre era una mujer muy autoritaria. En un momento en que el joven comenzaba a liberarse de sus pulsiones infantiles. etc. O se escapaba. nes del padre obstaculizaron en forma considerable el trntnmiento. encontraba en sus quejas una evidente satisfacci6n. se quejaba de no ser querido pero como se ve. por lo demás. violencias y actitudes de hecho. Más que la homosexualidad. y quiso llamar al médico. bruscamente se volvió insoportable. Lo seducía constantemente por medio de lujOSOS regalos.(/contra sus camarudns de trabajo. Por lo demás. El padre era un hombre muy pasivo. que él. Su actitud habitual era de extrema debilidad. Sprince r27] se refiere a la observación de una homosexualidad patente y realizada en un joven de dieciséis años. Con estas escenas de seducción se alter. al mismo tiempo que se sentía aterrorizado por las consecuencias de sus actos. uno de los puntos de resistencia se apoyé en el temor a perder ese gusto por los jóvenes. gesticulaba. Mante- 84 nía relaciones con hombres de más edad que él. Las perturbaciones estallaron hacía los quince afios de edad. En efecto. en el So mostraba siempre insatisfecho. seguidos de escenas de reconciliación. cometió fraudes contra los transportes p˙blicos.de su madre y luego de otros miembros de su familia. ni . Entró en conflicto permanente con su familia. en un contacto estrecho en el plano afectivo. El padre no podía soportar encontrarse separado de su hijo. irneros años se encuentra un conflicto en torno de una anorexia. Se pueden encontrar las circunstancias de su primera experiencia homosexual realizada. tenía con ellos el mismo tipo de relación de dtspuras y violencias sadomnsoquistas que con su madre. a quienes en S1l pensamiento acariciaba. Este comportamiento tuvo como consecuencia la intervención directa y física. Las particularidades de su homosexualidad eran notables. no dejaba de telefoncarle para pedirle que regresara. y cuando la veía magullada. La otra dificultad fue creada por las reacciones de la fnmtl¡a. luego de una discusión con sus padres. A los quince años. Estas Intervencio. todas las medidas que se tomaron no modificaron para nada su comportamiento. un nuevo deterioro. deseaba vivamente a los más jóvenes. En muchas ocasiones. en quienes buscaba una actitud maternal: ellos ]0 mimaban. Durante el tratamiento. respondía con groserías a los intentos de conversación con él. cocinaban para él. en la relación sexual. lo acusaba de querer matarla.cblar a su familia y sólo se comunícaha con ella por medio de gestos y mímicas para expresar sus distintos deseos v voluntadee.h. Durante el análisis se vio con claridad el problema de la relación entre el padre y el hijo. con la promesa recíproca de no hablar de ello al padre.. Desde . pero sobre todo absorbente y siempre _. cual tuvo relaciones homosexuales. pero los sedujo por su propia cuenta. naban intentos de intimidación dramáticos durante los cuales lloraba. l:0161'i(. con sus exigencias tiránicas. Se inscribe en la línea de las j¡lVestigaciones para diferenciar las tendencias homosexuales transitorias de la adolescencia y la homosexualidad patológica definitiva. Este no podía soportar su presencia sin una tercera persona. en el cual se reanudaron los incidentes. Durante un prolongado período dejó de l. le relataba sus antiguos amores. provocó disputas sobre todo con su madre. con episódicos estallidos. El estudio de M. éste aceptó porque asustado por la violencia de sus reacciones.

OC<lsi{Hl concluía y las querellas de tipo snclomasoquistn. vincula su caso con los de niños y adolescentes prepsicóticos y borderline acerca de los cuales tiene experiencias. volvemos al problema de la significación de los comportamientos homosexuales más o menos realizados del adolescente. percibía una excitación sexual creciente. En este sentido. era tonto )' feo. Elegía a compañeros de más edad. en el terapéutico. luego. En su conclusión. se puso a dormir profundamente desde el comienzo de las sesiones. el problema de la caída en la conducta asocial y la perversidad delincuente. Bowlby y K. alternativamente posesiva en forma agresiva y de intensa seducuvídad. La castración tenía una intensidad y una tonalidad particulares con los elementos de identificación narcisista. sarrollo del enfermo hacia la homosexualtdad. tales como las han descrito J. en los casos en que el desequilibrio. la . El sujeto tenía respecto do sí mismo un sentimiento de menosprecio: pertenecía a una casta inferior. una gran culpa. el hecho más notable relacionado Con la estructura era la disociación del Yo con estancamiento parcial en la etapa más arcaica. pasivo con bruscos accesos de violencia. que pueden tener una apariencia análoga en el aspecto de las regresiones pero que se mantienen transitorios. La fase f>(línica no era francamente abordada y se encontraba en constante conflicto con el material pregenital. Continuaha infiltrándose profundamente en todas las etapas posteriores del desarrollo. COSa que en cada EJ psfcoanálisís de este adolcsccnt¿ permite a M. que forma parte de una personalidad muy marcada por la persistencia extrema de actitlldes infantiles. durante varias semanas deja de hablar. en la práctica. con SIlS prol)lernas de homosexualidad latente. con tI]1 regalo m˙s sensaclonnl. Comportamiento de rebelión o de facilidad. debido él lo cual experimentaba. en relación con la cual se organizaba un juego comparable al de la anorexia de su infancin.homosexi ". etc. y de su significación con relación a las normas culturales de nuestra sociedad.:nción momentánea. .' d no corroe necesariamente la estructura de la personalioa. en un deseo de fusión en la identificación primaria. Sprince precio sar cierto n˙mero de hechos rclacioundoc con el caso. de una escisión del Yo del cual una parte inmadura se mantiene impregnada de elementos pregenítales. cosa que las opone a los movimientos pulsionales del adolescente normal. Muchos otros aspectos son encarados por la autora. Recuerda distintas concepciones. y obliga a la terapeuta a recurrir al artificio de una gratificación oral efectiva: cada sesión comenzaba con el ofrecimiento de Hila taza de té. Su hom. Con estas ˙ltimas observaciones. Después. Pero sus pensamientos y sus fantasías se referían a los jóvenes a quienes habría podido amar y proteger. conduce a formular el problema de las consecuencias lejanas de las frustraciones precoces y de la organización del carácter "indiferente".osexualidad representa tina gratj[ü. Que lo conducía a nulsíones de asesinato respecto de ella. piensa que la profundidad y la amplitud de los estragos producidos en el Yo por su fijación en sus orígenes más arcaicos.o mismo que no la expresa. Durante el tratamiento. a quien asesinó cuando se enteró de su relación homosexual. era un pésimo modelo de identificación. y en especial la fijación oral con una madre dominante. en el plano etiológico. todo progreso durante tres meses. dezca y se 10 mime cuando tiene nanas. así como con sus padres recurría a un sistema de relación preverbal. 86 87 I I. se separa con claridad de las homosexualidades integra_ das en una conducta bien adaptada." en Su presencia. en particular la de Freud. el problema de las estructuras subyacentes. Fríedlander [28]: en el plano clínico. cargados de cualidades mntemales. El padre. El aspecto más aterrador de la relación eran sus fantasías de madre castradora en forma de incorporación oral. Por ˙ltimo. el problema de la eficacia de las medidas actuales. El dilema se condensaba mugnificaments en la historia de una mu- jer de unos cincuenta años que desposó a un joven de diecinueve. el joven establece en la transferencia una serie de reacciones significativa. La relación sexual era una lucha por la emasculación del hombre con las fantasías de vagina devoradora. en el plano del pronóstico. Pretendía poseerlos en alma y cuerpo. A través del análisis. . El autor especifica también los factores que parecen desviar el de. En todas las etapas del desarrollo se evidenciaba la necesidad de controlar la oralidad de la mujer. enteramente entregados a él. explican el carácter definitivo de las tendencias homosexuales. que muy rara vez combinan la internación institucional y el enfoque psícoterapéutico. Durante las escenas de seducción inducidas por la madre. Después se advirtió que la etapa oral jamás podía haber sido superndn por completo. COSft que detiene. El doble objeto de la homosexualidad aparece así COn claridad.~: antes que nada quiere que se lo compa.

representada en el Edipo invertido. Los documentos patográfícos. una estructura familiar bastante com˙n en Ia cual la desvalorización del Ideal del Yo paterno es la regla. nos vemos llevados. por lo que parece. Pero la homosexualidad en el niño plantea problemas muy específicos. y parece frecuente la intimidad con una madre que se adorna con su hijo. La caída en la homosexualidad data a menudo de este período.los vínculos entre la reconstrucción psicoanalítica de la infancia de los homosexuales y las observaciones de los niños pequeños. las observaciones reconstructivas en el adulto y las que nos ponen en contacto con la caída en la homosexualidad durante la adolescencia. pero la naturaleza misma de la homosexualidad se lee con más facilidad en 01 ''''udio de niños cuyos padres o psiquiatras temen que se con . que se inscribe en un período evolutivo en el cual el hecho de recurrir al Ideal del Yo paterno es una protección más o menos eficaz contra el retorno de las pulsiones reprimidas.CONCLUSIÓN • Describir los diversos aspectos de las conductas homosexuales del adolescente es una tarea difícil. A ·propósito de estos casos hemos querido estudiar . destacan. que Freud estudió <en el caso de El hombre de los lobos y en el de [uaniio cuando se dedicó a la cuestión del destino de la pulsión homosexual. al nivel de la analídad. La homosexualidad latente. siguiendo el trabajo de Freud 89 . en un momento en que el status viril es puesto en cuestionamiento en el plano morfológico tanto como en el social. puede expresar las estructuras más diversas.m en homosexuales. En uno y otro caso.

Buenos Aires. Correspolldance avec su mere (1877-1905) {Cartas inéditas presentadas y anotadas por Philip Kolb). El comportamiento sexual del hombre. y la neurosis obsesiva por otra. Metapsicología. "Comparatíve Twin Studíes ~enetic Aspects of Male Homcsexuality". en tanto que la caída en la homosexualidad tiene sus propias consecuencias. Al estudiar algunos casos en los cuales el temor a la homosexualidad viene de los padres y comparándolos a los temores de los psiquiatras que evocan ese porvenir.. C. frente a esa realidad humana cuya interpretación puede ser técnicamente difícil o inoportuna. Psychoarwl. pues plantea menos problemas prácticos de realización. 13. Sigmund Freud. Sin embargo. Plon. 1949. Nerv. XXX. Oreenson. París. Biblioteca Nueva. f. Rueda. 1. Las observaciones de los psiquiatras se refieren a los mismos niños. posiblemente. 91 . Bergler. Hachette. Pierre Maje. Lancet.. L.. París. es integrada y no reprimida. "Remarks 011 the Relatíon of Male Homosexuality and Narctssísm". 8. A la recherche de Morcei Ivoust. Buenos Aires. 1953. pero no significativo. 12. Análisis terminable e interminable. 1965. Kínsey. dirigida hacia el objeto paterno en el sentido de un Edipo invertido. F. y la ambigüedad de sus respuestas a las exigencias pulsionales permite entender la doble orientación hacia la homosexualidad realizada o neurótica por una parte. Cillespie. Psuchoonal. Ment. 1. que la homosexualidad se organiza en ese período de la vida. Obras ccmpleíus. una posición edipica sólida sólo es posible en el niño cuando la pulsión anal. E. Biblioteca Nueva. 115. Kallman. 1956. La psicoterapia de los adolescentes. ]. 14. Wiederman y TI. a estudiar el destino del erotismo anal reprimido.sólo tenemos nociones insuficientes sobre el valor antropológico de ese comportamiento en la sociedad actual. Siglo Veinte. Callimard.' Rueda. Sígmund Freud. La ieunesse d'Al1d~é Cide. t. Int. 1955. pero se trata probablemente de los casos en que los padres parecen !lO haber advertido los pródromos de la homosexualidad. Su lucha contra el erotismo anal y el modelo que imponen son contradictorios. 11. "Symposium on homosexuality". 90 " BIBLIOGRAFÍA . No es posible dar reglas técnicas al respecto. 15. Psychan. Neurotic Counterieít Sex. tn«. abril-junio de 1964. hemos visto que la actitud de los padres interviene probablemente en el pronóstico.¡ " . "Aspect théorique et clinique de l'homosexualité". pero sólo una acción psicoterapéutica prolongada permite. COD10 se ve siempre. 4. Pasche. 1948. 2. Tanto en el niño como en el adolescente nos vemos sea como fuere. y que a menudo constituye en el plano clínico o jurídico un epifenómeno. S. e. W. COn frecuencia antes de la heterosexualidad. o en la forma de contracatexia debido a la agresividad desviada: en este caso la pulsión anal es dominada en forma más O menos eficaz seg˙n el medo obsesivo. 2.:. en Obras completas. H.. 5. H. Marcel Proust. 3.-~----- Ji . 1964. "Bírth Order and Maternal Age of Homosexuals". Miracle. lean Delay. ] 95ü. XXI. ~ . J. Nueva York. vol. A. vol. Revue iranc. A. 1951. F. H)b. 1962. 45. Slater. 9. S. 1967. Sigmund Freud. Madrid. en Obras completas. Las observaciones del adolescente nos conducen a una revisión de los diversos casos psiquiátricos en los cuales es posible observar homosexualidad. Buenos Aires. Los orígenes del psicoanálisis. París.l i I 1" ! ----_-' sobre El hombre de los lobos. Pasche. Grune and Stratton. Un recuerdo infantil de Leonardo de víncí. J.' 10. XXII 7. G. l' . JI. sin olvidar que . 1949. que puede reaparecer en forma de pulsioncs pasivas homosexuales. Hosenfeld. F. André Mauroís. XXVII. H. Madrid... en Obras completas. Sigmuud Freud. Madrid. abordar tales temas sin que las intervenciones del psicoanalista sean rechazadas o recibidas como un objeto penetrante.. E. 1nt. 13. 1948.

'n'ud.quance. "Historia de uuu 11(. 1956. ('lI.wlc d!l VI. París. C. 1. 22. de llls 1I!asas <.0111- lNDTCcc J7. 21. 27.o-s une socíété 'purilaine'''. eníont. CÍ[. L. ~. PSljchiat.8 ("o/. 28. Hnmanitns. 18." (cap. J. ]. "L'idcutit˙ Pii[/chialr. M. cit.I/JIo:(/s.-1. eles p/Ji/oso¡Jhes. psicologia completas. tiiglllUl:d 1<'I"ud. L'arnitié anticue d'apnJs les moeurs pOlH1laires et les éceus Alean.:1 IJ an˙íisís I'üklllification chcz del Yo. ('([. ed.. ~ I il 11 HJ(jO. J..K. Koupemik.·¡l\t 111'¡¡i. J. Buenos Aires. Ch¡ld.. 1U-19.H. /1(1/"(1 rliHI k'oríu HJ IH..t.l(L Sig!llllnd l.u. "La délürquuncc scxuclie des ieuncs filies d. J'nns. Fríedlnnder. Pnidós.. tesis médica /1"!/IIS. wxunl. vol. Dugas. 2.

Related Interests

11 Olnos (... 1930. JlI. Sprincc.'iCxlutlislI/. vol. eniant. Biblioteca plClrlii. cu Ouras COllljJk/(/s..". Cont-noutuni ˙ -.e. "Délires thémes homosexuels ct sohizophrénie". Alby. . PsucllOl. (j. 1964. 20.'3. P. en Obras les udolcsccnt s". Kcstcrubcrg. Paris. l\bdrid. Sigruuud Frcud. Auna Frcud. cd. Buenos Aires. XXV. 26. c-it.F. VD\. 5.rosis ínfauül"}.¡illk· t.us"}. A. 1963. CII 0/)/".i(".~ I . E. Sigmund Frc-ucl. A1J1Jfocl!e l¡sl)dumalutique de la délín.lu.I. 1 La infancia de los homosexuales TI La homosexualidad ele los jóvenes III La homosexualidad en el adolescente Conclusión Bibliografía 92 7 Introducción 1"1H" I 9 1 27 59 89 91 . 1D. 23. 2. El Yo 1) los mecaninuos de defew'"//. ü¡\:. octubre de 1964. Les Tenvpe Modernes. Ccorgcs Dcvcreux.w!/{)'<. VII!. Psudli(/tr.. t (:. 11. 11.. 2.... llislulili/i:i. "Le pan-icide". v. Tres Nueva.: "Análisis di. "A (:()n(ril)\lt ion to the study of homoscxualit y in ndolescencc". }. 2. CIlIÚCIIS \t'~I[I.. Cnídados maíernoies 11 soliui mtmld. a Lécoíutíow l)suclliulri:lue.U. II . Oclionisky. 1951.' la Iobiu de 1111 ui˙o lit' cinco . Bowlby.

Related Interests

II(Jsn!i'OS 1111 lr:llalllicnlu PSi<.."tdenó un verdadero estado del nanto. Más en ~'I El] tarde intentó 1tIUlIl:. La Al uñecc.:'bhm. sino reivindicada como la condición deseable de la mujer. una vez más. Pierre-Charles declaró que no continuaría su tratamiento. se presentaba como el homosexual tal como se lo caricaturiza en la escena: depilado. fácil de relacionar con la . y hnstu mC!lcionaba la pcslbllidad de tener menstruaciones. Pierre-Charles lmbfn dejado entonces de vestirse (le mujer y trabajaba en una agencia ele cambio. pero sus colegas sabían que era un travestí. André nos fue enviado en noviembre de 19Ó1 por un amigo.. que se interrumpió tilla V{'Z m. En el momento m˙s crucial de esta evolución. y también él habla del error de la naturaleza que es 'preciso corregir.. En todas las ocasiones en que Pie . maquillado. perceptible al lado rectal. Pasa la mayor parte del tiempo libre buscando y leyendo publicaciones relacionadas con la biología de la sexualidad. Que entonces tenía quince Míos y que en efecto.l'Ía aduar Sil culpa etlípica. André es el mayor de dos hijos.al~s. la intensidad de la relación transferencinl con una de las Psícoternpeuras.

con las cuales puede encontrarse gracias a su afirmación de que no es un hombre. p~. creencia sernidelirante que le permite aceptar el modo de dramatización. que se organiza en el servicio de uno de nosotros.afi~" lIl. pero ˙til en el p·si~odjaMa· 'para desempeñar " . Contin˙a ahora desde hace dos años.~. Está maquillado. pero no integrado. Usa pullovers de color pastel. incansablemente.débil y enfermo. André se presenta como un adolescente longillneo. '~aladíes: mal tiempo. error en la fecha de las vacaciones. ien.con la terapeuta que dirige el psiccdrama y con las mujeres del grupo. Los 'padres se separaron cuando André tenía tres afies. no hubo ya un hombre en el hogar. y utiliza esta competición con la mujer para establecer con él una relación binaria.:.)~bt=Os de ciencias naturales.. y elegir el hombre para representar su rol.rl~. en el que jóvenes y muchachas discuten acerca de sus respectivas posiciones. cosa que contrasta con este atavío. Entonces se autoriza poco a poco una relación homosexua). ' De este modo llegamos a la. un hijo hahin muerto muy pequeño. Q un papel en segundo plano. pero en re. Así siempre hay dos en escena y experimenta con ello un enorme placer y alivioo bien y ello es frecuente. Ella acepta. personaje secundario en su vida. Las informaciones dadas por la madre sobre la biografía del joven y sobre su comportamiento en la infancia resultan entonces poco precisas. lleva las cejas cuidadosamente depiladas. Antes que él.d<'i'd respecto de ese personaje y lo buscará continuamente en . . es uno de los jefes del servicio.:~····. y a partir de esa edad. relación que lo protege del terapeuta. Las manifestaciones actuales se instalaron.. de cuerpo flexible. y por lo demás. De tal manera.''. eres incapaz de atraer a un hombre. representar el papel de su madre.. hacia los trece mios. Las sesiones siguientes se dedican a mostrar :'J1l.l_l. ¡j~'. Se decide el tratamiento en forma de psicodrama. cuando abordamos los beneficios secundarios. que pertenecen a su madre.'~:~.actuar:'. Las muchachas femeninas son peligrosas. etc. drizas distintas. Jugamos a que utiliza los potes de crema de su macu e pala el homb. como la llaman ustedes't-.~~~~ de la consulta al cu~l se ap~ga tiene los signos aparentes . ". que permite "ver.fri~enta cierto placer PSICQI~" . en la realidad. pues él mismo se presenta como buscando obtener. Quizás antes. le caen hasta la nuca y sobre los ojos. otorgándole siempre y dándose a sí mismo. Los cabellos. Se comprueba la existencia de una. cargaba de esta fuerza. toma a una mujer para representar su rol.: en el cual ella encuentra su alimento. le pude ser mostrado ese sentimiento. Omcías a sus subterfugios puede ver de cerca a las mujeres en especial a su madre y a la terapeuta. deberías salir y tener un amigo . Luego sobreviene una segunda fase durante la cual busca h identl- 78 ficaci61~. cuya languidez oriental él destaca maquillándolos.Sí . siñ:'. lo llevó entonces a la peluquería para hacerle cortar el pelo muy corto.. en toda su evidencia.4fl' . a pesar de las dificultades que hace prever el alejamiento del domicilio. Durante este período. . ladronas. en forma que parece sincera. I ~¡-::''i'~r: Entonces representa a un joven o a una muchacha pasiva que C01)versa con una muchacha «femenina" (seg˙n su concepción) para tratar de obtener la receta de su fuerza. Las relaciones entre madre e hijo son malas. elige. son largos. par medio del psicodrama. se pinta la cara con base de color. Este trata constantemente de her¡ rla por medio de frases que se refieren a su falta de femineidad: "Eres fea y estas llena de arrugas. no oculta que asiste pasivamente.e del grupo. vivido en apariencia como fuerte. Y eXP. en 'la realidad es objeto manipulado por la terapeuta en elLuego dará testimonio de una muy gra~~·· i'.~~~. porque su esposa le había prohibido abandonar el lecho' S9ll~~1. Consulta diccionarios y . Las primeras interpretaciones tratan de poner en evidencia la reivindicación fálica y explicitar en qué forma el personaje femenino es considerado por él como esencínlrnente fálico.huída ante el temor de ]a castración y la negativa a identificarse cá'ift'tJ·" personaje paterno. en los primeros tiempos. precisamente a consecuencia del aspecto provocador que implica. Entre los siete y los doce años tuvo dos no. cuyas curvas acent˙a por un contoneo que recuerda a las vírgenes de Cranach.:'¡. )' Jos jóvenes no tienen más remedio que rehuirlas o identificarse con ellas teniendo en el vientre algo como ellas. Parece totalmente hostil al psicodrama y lo estimula a faltar a las sesiones por pretextos.'pOr tl =tarde ' relata a su madre lo que se ha representado por la" mafianajen el psicodrama. y en la transferencia. Todo esto es aceptado corno temático. y obligado a protegerse de las artimañas y las réiv~ '. Sin embargo. Esta actitud tiende a provocar 1111acontractitud bastante sádica.mcnlo. o el. las escenas son bastante estereotipadas¡ . Hasta Jos siete afias fue pr˙cticamente-cl'iadlo---_ por su abuela materna.~~'fI:ó. pues los médicos se lo han dicho y su madre lo desea.'. y adopta un aire escéptico y burlón. Su hermano es dos años menor y se comporta normalmente. la idea de una psi coterapia. la anhelada trasformación anatómica. Sus vestimentas y él mismo son muy sucios.'d~u hermano. que. temas que sólo son aceptados gracias a una mediatización: utiliza precauciones oratorias -"la erección. Las escenas elegidas son representaciones de intimidad de grupos de mujeres o de una mujer sola.~'o demás. A propósito de una ausencia del homht~. Repentinamente asustada. Afirma que a la edad de cuatro años se acuclillaba toda vía para orinar. franca con ese hombre. Pero al mismo tiempo. huele a sudor. la madre lo molesta mucho. muy negros.. Elige escenas que trascurren en el patio de recreo de In escuela. en realidad. . Surgen temas masturbatortos y son representados: deseo de introducirse en el cuarto de baño de su madre o en la intimidad ele la terapeuta. tercera fase. aparece una erotización negada. pero que fuerza alguna del mundo le hará cambiar de orientación. castradoras. algunos elementos nos muestran que se informa respecto a la sexualidad.rHones fálicas de su esposa.~. a los siete años se disfrazaba ya con ropas de mujer. en la cual se manifiestan los primeras resistencias. un rol de mujer.

El aSlJl:l. y que vive con una joven de la cual tiene hijos. H'" '. le siguen interesando mucho las historias de cambio de sexo. la existencia autónoma del ex marido y de considerarlo todavía como una propiedad. los personajes bastante indiferencia_ dos del psicodramn. la modificación más evidente consiste en que ha perdido. Tiene el temor de que se convierta en homoscxunl. Durante el examen clínico. integra que el abandono de sus posicíones tendría por efecto castrar :1 SU madre y que puede abordar los acontecimientos de su vida real. el ".ia por medio de una fusíón con su madre. castrada de ese pelle que representa su hijo. Sin embargo. mujer y reconoce la ~aturaleza patológica de esta idea. pur u rccuuzur rcun ungus. los modales afectados que ofrece a la terapeuta y su deseo de conformarse con esta fase de su cura.l tille slguifica la ucepladón deliberada de una situación franca.ccrse reproches y en aduar COITlO su objeto parcial. por cierto. para negar su carga dolorosa.O en evrdencra. con su madre. U. En octubre de 1\).:l COII el rol principal. el placer que encuentra en ha.. . slón erótica huciu la mujer. vaciada de su sustnuc¡a. a su terapeuta. pero toduvia se depila las cejas. a quien la madre habló de las aventuras de su hijo durante las vacaciones precedentes. No hemos podido saber si tuvo relaciones homosexuales.Lll. Podernos mostrarle también que trata de deformar la realidad en el sentido de sus defensas. :I.. primero en Marsella. y habría sido víctima de maníobrus homosexuales por parte de 81 . Este joven había sido examinado por sugestión de la asistente del liceo. y nos 80 propone escenas a propósito de acontecimientos reales: padre y madrastra en casa de éstos.. Esta es una manera de negar. pc¡o 1:(1111)1("11(1IU: la terapeuta su siente ]lelida cada vez que Ita concurre. Quiere ser ingeniero. ella queda 'sola. Vivió con ese joven sacerdote. Sobre todo. ccr representar ciertos roles al jefe del servicio. En fecha reciente. ha pasado un período en un hospital psiquiátrico. no se maquilla.lt~.. que jamás le explica. Recortó y coleccionó todos los artículos que pudo encontrar al respecto. Ya no se disfraza.:ga cu forma rnasoljuis:u a lus rnauiobras mutcrunlcs. Ha abandonado toda b˙squeda de tratamiento para la trurufomiación corporal.. por la terapeuta. Está decidido a continuar el tratamiento. seg˙n parece. el bloque "madre-hijo" en la forma de "nosotros". y que se entiende bien con ellos al precio de las adaptaciones descritas. 1 . por primera vez. y por ˙ltimo.t (.CS hasta qué punto tiene necesidad de trnuquilizurso en cuanto a la integridad de su maure. se ve siempre como una mujer.uníonto con ella. ya que su posición ll1ÚS avanzada había consistido en k'. Cuando nosotros somos 10'-':rn˙s fuertes y André puede coucunír a SIlS sesiones.a que se le diga que es deseado pero también puru -rogresar a las posiciones anteriores. par. el papel que quiere hacer representar a su madre. En ese sentido interpretamos el hecho de que André haya elegido en varias ocasiones ir a casa de su padre a buscar la pensión que debe entregarle. . pero él opone como defensa en forma no menos sistemática. Acabamos de ver otra vez a André que ahora tiene 18 años y que sigue un curso de matemática elemental. que ha 'resistido a venir. como lo más seguro.iviccicn de que es una. Tal es lo que seg˙n parece sucedió en el caso de Fred. Fue expulsado de la colonia de vacaciones y confiado luego a un sacerdote por el director de dicha colonia. más o meuos una vez por mes. pero se pregunta si sus gustos le penuítirán seguir esa profesión.. 89 Ciertos adolescentes..:l(J Judl(. Purece que la orientación se dirige hacia una homosexualidad asumida.¡ "nosotros". la triangulación edipicn es sistemáticamente corregida. Entonces puede abordar Sil deseo de ver la escena primaria. I. Entonces. Nos enteramos de que ve a su padre y a su seudo madrastra. . 50 le puede interpretar que lm servido a su rnndre para "t euer !lOS" . -ncutc representada en la trurísfercucin. Su madre nos dice que su cornportamiento ha cambiado mucho.Il~'. la prensa sensacionalista se hizo eco de la ambigüedad del sexo de una cantante de éxito. también por primera vez. de su sentimiento de abandono cuando ellu lo dejó partir. _ a pesar de todo. la complacencia con que desempeña el rol que su madre le asiglJa. .. Las maniobras del ambiente o las medidas judiciales parecen tener mayor consecuencia que los hechos mismas. eróticos. le inquietan mucho las snlidas de él. en el buen sentido. En sus sueños. los orientan mucho menos que cuando se producen antes de la. de fusión coa su madre.. su pasividad en Cuanto a nosotros. que lo protege-u contra su pul •. mJSIJar '!'u madre a! IIOlnIJH' pala a Entonces. afectado en el plano psíquico. nos habla de su padre.. Ponemos en evidcnc¡n en el juego. y así obtenemos una neurotízaclón. de 15 años. en lugar de C011CUlTiral psicodramu. luego en Córcega.as escenas mue-stran CIIIUJ1(. Su temor a la rivalidad ou cuanto a los hombres del psicodrarnu. pueden ser interpretadas como una coquetcriu respecte de la terapeuta. La creencia delirante del comienzo parece haber desaparecido. son víctimas de traumas que. son interpretados Como resistencias que trata de mantener en forma de inversión del EdIPU. pulsíones eróticas que surgen respecto de las mujeres del psicodramu. examinado por uno de nosotros en 1964.qli~'1l ('..I!. etcétera -. Nos enteramos de que éste.u es Vtl~S. pubertad.. fuera de los contactos vagamente homosexuales y tan frecuentes. André sigue siendo ruuy agresivo eu su cornpou. la co. y sus ausencias todavía Irccc. hablarnos de una nodriza a quien quería. psícoterapeuta en vacaciones. y no pierde ocasión de decirle que en psicodrama se le dice siempre que ella tiene la culpa de todo.:~. LUS. es interpretada como lo más elaborado que encontró. PCIO cuando su 1'1I1n.

Se quedó allí desde Jos diez hasta los catorce años y luego 1 Observaciones redactadas gracias a la amabilidad de J. Sus padres adoptivos 10 recogieron a la edad de tres años y medio. hirió a una vaca y tuvo juegos sexuales con animales. muy inquieta. Muy reservado.experienclas. Son" ayudados" por pederastas durante sus vagabundeos. Robert en efecto es un joven poco inteligente. fue efectivamente llevado al orInnato. El padre murió cuando Robert tenía catorce años. Su escolaridad es casi nula. Imaginaba que llegaba a ser ingeniero electrónico. Por lo demás. Mataba gatitos pequeños. Había cinco niños en el hogar. ya de los policías. El adolescente vivía con su madre y un amigo de ésta. Frecuentaba un grupo de adultos homosexuales vigilados por la policía. Muy distinto fue el caso de Denis. Su vida Iantasmática no se modificó. La familia. Este conjunto actual contrastaba con la existencia de otro problema. parecía una amenaza mucho más importante para su virilidad que la aventura bastante trivial con quien 10 acompañó durante las vacaciones del verano precedente. no se atrevía a hablar a sus compañeros de liceo de la separación de sus padres. No todos los traumas tienen esta benignidad. Pero siempre resulta dificil separar lo que se refiere a las organizaciones previas y a los choques que han podido causar efectos traumáticos. La opinión p˙blica de la aldea en que vivía exigió que se 10 sacara de ella y se lo ubicó 'en un internado especializado de la región parisiense.. realizada sin verdaderos deseos o en favor de tendencias homosexuales. Habla fácilmente de sus . de su oposición familiar y de pequeños robos en las tiendas. a un amigo en el hogar. y carentes de recursos. I 1 1.í: I. sin cultura. Delaporte. inmaduro y pasivo. Se jactaba en su familia. pero en conjunto. Pero los padres adoptivos se quejaron de sus tonterías y sus violencias. otras observaciones tienen un carácter más doloroso. 83 . Una culpa muy viva respecto de su padre. El primer desarrol1o de Bcbert no se conoce. lo que más preocupaba a Fred eran los numerosos interrogatorios a que se lo sometía. El trauma homosexual se limitó a algunas caricias. La prostitución puede Ser también una actuación para luchar contra la ansiedad neurótica. ya por parte de los padres.su rareza. de ganar mucho dinero con su c . S610 es individualizada debido a su aspecto práctico. que se casa ha. Desde los seis y medio fue llevado a consulta psiquiátrica pues los padres se quejaban de sus problemas de conducta. haya presenciado muchas otras.l La de Robert se refiere a un sujeto de diecisiete años. Era un joven inteligente. C. Se trata de un joven emotivo. examinado en mayo de 1961. No trabajaba desde hacía varios meses y regresaba a su casa de madrugada. Entonces se lo entregó a una familia. . criado en un medio muy deficiente y que ha adquirido la costumbre de la homosexualidad venal. Es más que probable que este joven.. de su coquetería. li I~ aquél. adoptan la costumbre de la homosexualidad venal) que puede instituirse en sujetos desequilibrados luego de estas primeras experiencias traumáticas. En grupo es un joven encantador y servicial. pero su frecuentación escolar era muy irregular y tumultuosa. Aparte del caso en el cual la realización homosexual señala la entrada en la psicosis. Fue nuevamente examinado. De aspecto inocente. habría comprobado numerosas trasformadones en el comportamiento de Fred y se confió a la asistente del liceo. Había comenzado a disfrazarse a la edad de quince años. en resumen. es preciso recordar que el actillg del psicópata desequilibrado puede ya evocar la estruc- 82 tura psicótica por algunos de sus aspectos. de un sujeto poco inteligente. que por lo demás había estado internado durante algunos meses. la mayoría de estas observaciones son recogidas entre adolescentes que se encuentran al borde de la conducta antisocial. quien fue confiado a su familia adoptiva luego de ser abandonado. Los padres de Fred esta ban separados. Las prácticas homosexuales no parecen culpabilizadas ni angustiantes. todo ello conforme a fantasías en todo sentido triviales para su edad. de su "escote". i. antes del fallecimiento de su marido. Esta situación le preocupaba infinitamente más que Jo que había sucedido el verano anterior. Llegó a llevar a su hermanita de 8 años y medio a casa de un paidófílo. y al lado de lo que se observa en Les amüié» particuliel1es. COmolas ha descrito Roger Peyrefitte. Su madre había instalado. pero simpático y' abierto. por lo demás vagamente esbozadas. pero el examen de los sujetos que se dedican a ella puede conducir a diversas orientaciones diagnósticas que no hay que pasar por alto. Por lo demás. Se trata. n':: aremos sólo dos que pueden dar una idea de ese tipo de ~as0s. un poco tímido y retraído. pues los padres habían presentado una demanda contra el sacerdote. la ausencia de emotividad que lo acompaña. como lo muestran numerosas observaciones que uno de nosotros tuvo ocasión de seguir entre los adolescentes enviados por el tribunal de niños al hogar de recepción del hospital de San Vicente de Pau!. se inscribe en el marco de las conductas del psicópata más o menos amoral.. 99 La homosexualidad venal del adolescente es una conducta polimorfa. que había vivido siete años en un internado de liceo. Encendió una hoguera en la iglesia de la aldea. Amenazado primero con ser expulsado.

En varias ocasiones le hizo compartir su baño. Hasta entonces y durante toda su infancia. Su madre lo atraía constantemente. Lo "esencial de su actitud tenía siempre el doble 'lsnp('tn rlp una poderosa influencia y de una seducción evidente. Se dedicó a robar. efectuó una tentativa de suicidio. Por su parte. Sin embmgo. violentos. llegando incluso a entregarle un cheqtae en blanco para la compra de un coche sport. en el cual la homosexualidad era episódica. En una ocasión el padre lo golpeó. la gravedad de los problemas de conducta fue lo que condujo a los padres a reclamar para su hijo el psicoanális¡s. temía volverse loco. y quedó en tal estado. e incluso físico: lo estrechaba contra ella pretextando malestares. amaba )' protegía. . prometiéndoles los favores de dicha mucama. pretendía continuar durmiendo y en ocasiones se quedaba efectivamente acostado todo el día y no concurría a su trabajo. quien ]0 hizo entrar como empleado en una gran I'osteriormente se lo ubicó en un centro de educación vigilada cual tuvo numerosas relaciones homosexuales. SE: cledícabn a exccnuicidadcs. Fue descubierto y reanimado flor la mucama de 18 años. Se complacía en imnginnr el espanto de ellos ante la revelación ele sus relaciones homosexuales. el regreso III terror de encontrarse solo 85 . especialmente contra Sil madre.. había sido un niño encantador. Mientras lo acariciaba. Hasta la edad de 11 años. de un carácter impregnado de una profunda homosexualidad latente. entró en un centro de aprendizn]e. que lo había iniciado. Este hombre le hacía regalos partía el lecho con él. hirió a lino de ellos. cuando ya había abandonado sus relaciones con los hombres de más edad. el niño compartió el dormitorio de sus padres. La constelación familiar era especial. Si se iba a casa de parientes o amigos. dócil y adorable. a la vez violentos e inesperados. oue la madre pensó que se encontraba enfermo. con el y comsoltero tienda. el padre experimentó esta sit unción como una huida fuera de su influencia y multiplicó los regalos. De ello resultó. por lo demás sin placee alguno. En el momento en que se deterioró su comportamiento (':"vó en conflictos repetidos. Posteriormente fue ubicado con un vcudeclor de comcstjbles. Varios aspectos de su conducta eran bastante notables: algunas mañanas se negaba a levantarse. luego de lo cual el niño se masturbó hasta quedar sin aliento. Estn ('nnducta de refugio en el dormir y este modo de comunicación no verbal evocan reacciones de regresión a las etapas más arcaicas. sus gustos y su inclinación lo llevaron hacia objetos diferentes. Entonces llamó a algunos amigos. con juramentos de afecto y de amor.rbia tenido a su hijo en un estado de total dependencia. M˙s tarde quedó a cargo de un joven de buena familia.siquiera durante unas horas. La madre era una mujer muy autoritaria. En un momento en que el joven comenzaba a liberarse de sus pulsiones infantiles. etc. O se escapaba. nes del padre obstaculizaron en forma considerable el trntnmiento. encontraba en sus quejas una evidente satisfacci6n. se quejaba de no ser querido pero como se ve. por lo demás. violencias y actitudes de hecho. Más que la homosexualidad. y quiso llamar al médico. bruscamente se volvió insoportable. Lo seducía constantemente por medio de lujOSOS regalos.(/contra sus camarudns de trabajo. Por lo demás. El padre era un hombre muy pasivo. que él. Su actitud habitual era de extrema debilidad. Sprince r27] se refiere a la observación de una homosexualidad patente y realizada en un joven de dieciséis años. Con estas escenas de seducción se alter. al mismo tiempo que se sentía aterrorizado por las consecuencias de sus actos. uno de los puntos de resistencia se apoyé en el temor a perder ese gusto por los jóvenes. gesticulaba. Mante- 84 nía relaciones con hombres de más edad que él. Las perturbaciones estallaron hacía los quince afios de edad. En efecto. en el So mostraba siempre insatisfecho. seguidos de escenas de reconciliación. cometió fraudes contra los transportes p˙blicos.de su madre y luego de otros miembros de su familia. ni . Entró en conflicto permanente con su familia. en un contacto estrecho en el plano afectivo. El padre no podía soportar encontrarse separado de su hijo. irneros años se encuentra un conflicto en torno de una anorexia. Se pueden encontrar las circunstancias de su primera experiencia homosexual realizada. tenía con ellos el mismo tipo de relación de dtspuras y violencias sadomnsoquistas que con su madre. a quienes en S1l pensamiento acariciaba. Este comportamiento tuvo como consecuencia la intervención directa y física. Las particularidades de su homosexualidad eran notables. no dejaba de telefoncarle para pedirle que regresara. y cuando la veía magullada. La otra dificultad fue creada por las reacciones de la fnmtl¡a. luego de una discusión con sus padres. A los quince años. Estas Intervencio. todas las medidas que se tomaron no modificaron para nada su comportamiento. un nuevo deterioro. deseaba vivamente a los más jóvenes. En muchas ocasiones. en quienes buscaba una actitud maternal: ellos ]0 mimaban. Durante el tratamiento. respondía con groserías a los intentos de conversación con él. cocinaban para él. en la relación sexual. lo acusaba de querer matarla.cblar a su familia y sólo se comunícaha con ella por medio de gestos y mímicas para expresar sus distintos deseos v voluntadee.h. Durante el análisis se vio con claridad el problema de la relación entre el padre y el hijo. con la promesa recíproca de no hablar de ello al padre.. Desde . pero sobre todo absorbente y siempre _. cual tuvo relaciones homosexuales. pero los sedujo por su propia cuenta. naban intentos de intimidación dramáticos durante los cuales lloraba. l:0161'i(. con sus exigencias tiránicas. Se inscribe en la línea de las j¡lVestigaciones para diferenciar las tendencias homosexuales transitorias de la adolescencia y la homosexualidad patológica definitiva. Este no podía soportar su presencia sin una tercera persona. en el cual se reanudaron los incidentes. Durante un prolongado período dejó de l. le relataba sus antiguos amores. provocó disputas sobre todo con su madre. con episódicos estallidos. El estudio de M. éste aceptó porque asustado por la violencia de sus reacciones.

OC<lsi{Hl concluía y las querellas de tipo snclomasoquistn. vincula su caso con los de niños y adolescentes prepsicóticos y borderline acerca de los cuales tiene experiencias. volvemos al problema de la significación de los comportamientos homosexuales más o menos realizados del adolescente. percibía una excitación sexual creciente. En este sentido. era tonto )' feo. Elegía a compañeros de más edad. en el terapéutico. luego. En su conclusión. se puso a dormir profundamente desde el comienzo de las sesiones. el problema de la caída en la conducta asocial y la perversidad delincuente. Bowlby y K. alternativamente posesiva en forma agresiva y de intensa seducuvídad. La castración tenía una intensidad y una tonalidad particulares con los elementos de identificación narcisista. sarrollo del enfermo hacia la homosexualtdad. tales como las han descrito J. en los casos en que el desequilibrio. la . El sujeto tenía respecto do sí mismo un sentimiento de menosprecio: pertenecía a una casta inferior. una gran culpa. el hecho más notable relacionado Con la estructura era la disociación del Yo con estancamiento parcial en la etapa más arcaica. pasivo con bruscos accesos de violencia. que pueden tener una apariencia análoga en el aspecto de las regresiones pero que se mantienen transitorios. La fase f>(línica no era francamente abordada y se encontraba en constante conflicto con el material pregenital. Continuaha infiltrándose profundamente en todas las etapas posteriores del desarrollo. COSa que en cada EJ psfcoanálisís de este adolcsccnt¿ permite a M. que forma parte de una personalidad muy marcada por la persistencia extrema de actitlldes infantiles. durante varias semanas deja de hablar. en la práctica. con SIlS prol)lernas de homosexualidad latente. con tI]1 regalo m˙s sensaclonnl. Comportamiento de rebelión o de facilidad. debido él lo cual experimentaba. en relación con la cual se organizaba un juego comparable al de la anorexia de su infancin.homosexi ". etc. y de su significación con relación a las normas culturales de nuestra sociedad.:nción momentánea. .' d no corroe necesariamente la estructura de la personalioa. en un deseo de fusión en la identificación primaria. Sprince precio sar cierto n˙mero de hechos rclacioundoc con el caso. de una escisión del Yo del cual una parte inmadura se mantiene impregnada de elementos pregenítales. cosa que las opone a los movimientos pulsionales del adolescente normal. Muchos otros aspectos son encarados por la autora. Recuerda distintas concepciones. y obliga a la terapeuta a recurrir al artificio de una gratificación oral efectiva: cada sesión comenzaba con el ofrecimiento de Hila taza de té. Su hom. Con estas ˙ltimas observaciones. Después. Pero sus pensamientos y sus fantasías se referían a los jóvenes a quienes habría podido amar y proteger. conduce a formular el problema de las consecuencias lejanas de las frustraciones precoces y de la organización del carácter "indiferente".osexualidad representa tina gratj[ü. Que lo conducía a nulsíones de asesinato respecto de ella. piensa que la profundidad y la amplitud de los estragos producidos en el Yo por su fijación en sus orígenes más arcaicos.o mismo que no la expresa. Durante el tratamiento. a quien asesinó cuando se enteró de su relación homosexual. era un pésimo modelo de identificación. y en especial la fijación oral con una madre dominante. en el plano etiológico. todo progreso durante tres meses. dezca y se 10 mime cuando tiene nanas. así como con sus padres recurría a un sistema de relación preverbal. 86 87 I I. se separa con claridad de las homosexualidades integra_ das en una conducta bien adaptada." en Su presencia. en particular la de Freud. el problema de las estructuras subyacentes. Fríedlander [28]: en el plano clínico. cargados de cualidades mntemales. El padre. El aspecto más aterrador de la relación eran sus fantasías de madre castradora en forma de incorporación oral. Por ˙ltimo. el problema de la eficacia de las medidas actuales. El dilema se condensaba mugnificaments en la historia de una mu- jer de unos cincuenta años que desposó a un joven de diecinueve. el joven establece en la transferencia una serie de reacciones significativa. La relación sexual era una lucha por la emasculación del hombre con las fantasías de vagina devoradora. en el plano del pronóstico. Pretendía poseerlos en alma y cuerpo. A través del análisis. . El autor especifica también los factores que parecen desviar el de. En todas las etapas del desarrollo se evidenciaba la necesidad de controlar la oralidad de la mujer. enteramente entregados a él. explican el carácter definitivo de las tendencias homosexuales. que muy rara vez combinan la internación institucional y el enfoque psícoterapéutico. Durante las escenas de seducción inducidas por la madre. Después se advirtió que la etapa oral jamás podía haber sido superndn por completo. COSft que detiene. El doble objeto de la homosexualidad aparece así COn claridad.~: antes que nada quiere que se lo compa.

representada en el Edipo invertido. Los documentos patográfícos. una estructura familiar bastante com˙n en Ia cual la desvalorización del Ideal del Yo paterno es la regla. nos vemos llevados. por lo que parece. Pero la homosexualidad en el niño plantea problemas muy específicos. y parece frecuente la intimidad con una madre que se adorna con su hijo. La caída en la homosexualidad data a menudo de este período.los vínculos entre la reconstrucción psicoanalítica de la infancia de los homosexuales y las observaciones de los niños pequeños. las observaciones reconstructivas en el adulto y las que nos ponen en contacto con la caída en la homosexualidad durante la adolescencia. pero la naturaleza misma de la homosexualidad se lee con más facilidad en 01 ''''udio de niños cuyos padres o psiquiatras temen que se con . que se inscribe en un período evolutivo en el cual el hecho de recurrir al Ideal del Yo paterno es una protección más o menos eficaz contra el retorno de las pulsiones reprimidas.CONCLUSIÓN • Describir los diversos aspectos de las conductas homosexuales del adolescente es una tarea difícil. A ·propósito de estos casos hemos querido estudiar . destacan. que Freud estudió <en el caso de El hombre de los lobos y en el de [uaniio cuando se dedicó a la cuestión del destino de la pulsión homosexual. al nivel de la analídad. La homosexualidad latente. siguiendo el trabajo de Freud 89 . en un momento en que el status viril es puesto en cuestionamiento en el plano morfológico tanto como en el social. puede expresar las estructuras más diversas.m en homosexuales. En uno y otro caso.

Buenos Aires. Correspolldance avec su mere (1877-1905) {Cartas inéditas presentadas y anotadas por Philip Kolb). El comportamiento sexual del hombre. y la neurosis obsesiva por otra. Metapsicología. "Comparatíve Twin Studíes ~enetic Aspects of Male Homcsexuality". en tanto que la caída en la homosexualidad tiene sus propias consecuencias. Al estudiar algunos casos en los cuales el temor a la homosexualidad viene de los padres y comparándolos a los temores de los psiquiatras que evocan ese porvenir.. C. frente a esa realidad humana cuya interpretación puede ser técnicamente difícil o inoportuna. Psychoarwl. pues plantea menos problemas prácticos de realización. 13. Sigmund Freud. Sin embargo. Plon. 1949. Nerv. XXX. Oreenson. París. Biblioteca Nueva. f. Rueda. 1. Las observaciones de los psiquiatras se refieren a los mismos niños. posiblemente. 91 . Bergler. Hachette. Pierre Maje. Lancet.. L.. París. es integrada y no reprimida. "Remarks 011 the Relatíon of Male Homosexuality and Narctssísm". 8. A la recherche de Morcei Ivoust. Buenos Aires. 1953. pero no significativo. 12. Análisis terminable e interminable. 1965. Kínsey. dirigida hacia el objeto paterno en el sentido de un Edipo invertido. F. y la ambigüedad de sus respuestas a las exigencias pulsionales permite entender la doble orientación hacia la homosexualidad realizada o neurótica por una parte. Cillespie. Psuchoonal. Ment. 1. que la homosexualidad se organiza en ese período de la vida. Obras ccmpleíus. una posición edipica sólida sólo es posible en el niño cuando la pulsión anal. E. Biblioteca Nueva. 115. Kallman. 1956. La psicoterapia de los adolescentes. ]. 14. Wiederman y TI. a estudiar el destino del erotismo anal reprimido.sólo tenemos nociones insuficientes sobre el valor antropológico de ese comportamiento en la sociedad actual. Siglo Veinte. Callimard.' Rueda. Sígmund Freud. La ieunesse d'Al1d~é Cide. t. Int. 1955. pero se trata probablemente de los casos en que los padres parecen !lO haber advertido los pródromos de la homosexualidad. Su lucha contra el erotismo anal y el modelo que imponen son contradictorios. 11. "Symposium on homosexuality". 90 " BIBLIOGRAFÍA . No es posible dar reglas técnicas al respecto. 15. Psychan. Neurotic Counterieít Sex. tn«. abril-junio de 1964. hemos visto que la actitud de los padres interviene probablemente en el pronóstico.¡ " . "Aspect théorique et clinique de l'homosexualité". pero sólo una acción psicoterapéutica prolongada permite. COD10 se ve siempre. 4. Pasche. 1948. 2. Tanto en el niño como en el adolescente nos vemos sea como fuere. y que a menudo constituye en el plano clínico o jurídico un epifenómeno. S. e. W. COn frecuencia antes de la heterosexualidad. o en la forma de contracatexia debido a la agresividad desviada: en este caso la pulsión anal es dominada en forma más O menos eficaz seg˙n el medo obsesivo. 2.:. en Obras completas. H.. 5. H. Marcel Proust. 3.-~----- Ji . 1964. "Bírth Order and Maternal Age of Homosexuals". Miracle. lean Delay. ] 95ü. XXI. ~ . J. Nueva York. vol. A. vol. Revue iranc. A. 1951. F. H)b. 1962. 45. Slater. 9. S. 1967. Sigmund Freud. Madrid. en Obras completas. Las observaciones del adolescente nos conducen a una revisión de los diversos casos psiquiátricos en los cuales es posible observar homosexualidad. Buenos Aires. Los orígenes del psicoanálisis. París.l i I 1" ! ----_-' sobre El hombre de los lobos. Pasche. Grune and Stratton. Un recuerdo infantil de Leonardo de víncí. J.' 10. XXII 7. G. l' . JI. sin olvidar que . 1949. que puede reaparecer en forma de pulsioncs pasivas homosexuales. Hosenfeld. F. André Mauroís. XXVII. H. Madrid... en Obras completas. Sigmuud Freud. Madrid. abordar tales temas sin que las intervenciones del psicoanalista sean rechazadas o recibidas como un objeto penetrante.. E. 1nt. 13. 1948.

'n'ud.quance. "Historia de uuu 11(. 1956. ('lI.wlc d!l VI. París. C. 1. 22. de llls 1I!asas <.0111- lNDTCcc J7. 21. 27.o-s une socíété 'purilaine'''. eníont. CÍ[. L. ~. PSljchiat.8 ("o/. 28. Hnmanitns. 18." (cap. J. ]. "L'idcutit˙ Pii[/chialr. M. cit.I/JIo:(/s.-1. eles p/Ji/oso¡Jhes. psicologia completas. tiiglllUl:d 1<'I"ud. L'arnitié anticue d'apnJs les moeurs pOlH1laires et les éceus Alean.:1 IJ an˙íisís I'üklllification chcz del Yo. ('([. ed.. ~ I il 11 HJ(jO. J..K. Koupemik.·¡l\t 111'¡¡i. J. Buenos Aires. Ch¡ld.. 1U-19.H. /1(1/"(1 rliHI k'oríu HJ IH..t.l(L Sig!llllnd l.u. "La délürquuncc scxuclie des ieuncs filies d. J'nns. Fríedlnnder. Pnidós.. tesis médica /1"!/IIS. wxunl. vol. Dugas. 2. ","doc_promotions_enabled":false,"static_promo_banner_cta_url":"https://www.scribd.com/"},"eligible_for_exclusive_trial_roadblock":false,"eligible_for_seo_roadblock":false,"exclusive_free_trial_roadblock_props_path":"/doc-page/exclusive-free-trial-props/252718159","flashes":[],"footer_props":{"urls":{"about":"/about","press":"/press","blog":"http://literally.scribd.com/","careers":"/careers","contact":"/contact","plans_landing":"/subscribe","referrals":"/referrals?source=footer","giftcards":"/giftcards","faq":"/faq","accessibility":"/accessibility-policy","faq_paths":{"accounts":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246346","announcements":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246066","copyright":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246086","downloading":"https://support.scribd.com/hc/articles/210135046","publishing":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246366","reading":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246406","selling":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246326","store":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246306","status":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/360001202872","terms":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246126","writing":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246366","adchoices":"https://support.scribd.com/hc/articles/210129366","paid_features":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246306","failed_uploads":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210134586-Troubleshooting-uploads-and-conversions","copyright_infringement":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210128946-DMCA-copyright-infringement-takedown-notification-policy","end_user_license":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210129486","terms_of_use":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210129326-General-Terms-of-Use"},"publishers":"/publishers","static_terms":"/terms","static_privacy":"/privacy","copyright":"/copyright","ios_app":"https://itunes.apple.com/us/app/scribd-worlds-largest-online/id542557212?mt=8&uo=4&at=11lGEE","android_app":"https://play.google.com/store/apps/details?id=com.scribd.app.reader0&hl=en","books":"/books","sitemap":"/directory"}},"global_nav_props":{"header_props":{"logo_src":"/images/landing/home2_landing/scribd_logo_horiz_small.svg","root_url":"https://www.scribd.com/","search_term":"","small_logo_src":"/images/logos/scribd_s_logo.png","uploads_url":"/upload-document","search_props":{"redirect_to_app":true,"search_url":"/search","query":"","search_page":false}},"user_menu_props":null,"sidebar_props":{"urls":{"bestsellers":"https://www.scribd.com/bestsellers","home":"https://www.scribd.com/","saved":"/saved","subscribe":"/archive/pmp_checkout?doc=252718159&metadata=%7B%22context%22%3A%22pmp%22%2C%22action%22%3A%22start_trial%22%2C%22logged_in%22%3Afalse%2C%22platform%22%3A%22web%22%7D","top_charts":"/bestsellers","upload":"https://www.scribd.com/upload-document"},"categories":{"book":{"icon":"icon-ic_book","icon_filled":"icon-ic_book_fill","url":"https://www.scribd.com/books","name":"Books","type":"book"},"news":{"icon":"icon-ic_articles","icon_filled":"icon-ic_articles_fill","url":"https://www.scribd.com/news","name":"News","type":"news"},"audiobook":{"icon":"icon-ic_audiobook","icon_filled":"icon-ic_audiobook_fill","url":"https://www.scribd.com/audiobooks","name":"Audiobooks","type":"audiobook"},"magazine":{"icon":"icon-ic_magazine","icon_filled":"icon-ic_magazine_fill","url":"https://www.scribd.com/magazines","name":"Magazines","type":"magazine"},"document":{"icon":"icon-ic_document","icon_filled":"icon-ic_document_fill","url":"https://www.scribd.com/docs","name":"Documents","type":"document"},"sheet_music":{"icon":"icon-ic_songbook","icon_filled":"icon-ic_songbook_fill","url":"https://www.scribd.com/sheetmusic","name":"Sheet Music","type":"sheet_music"},"summary":{"icon":"icon-ic_globalnav_snapshot","icon_filled":"icon-ic_globalnav_snapshot_fill","url":"https://www.scribd.com/snapshots","name":"Snapshots","type":"summary"}},"nav_categories":["mixed","book","audiobook","magazine","document","sheet_music"],"selected_content_type":"mixed","username":"","search_overlay_props":{"search_input_props":{"focused":false,"keep_suggestions_on_blur":false}}}},"recommenders":{"related_titles_recommender":{"ids":[252454517,182754769,250492276,133549374,220389589,146627565,133172876,75753017,269614927,93363203,126136491,249618872,35441090,76240688,307351487,330200092,38356960,268190280,183259305,361991450,383518403,251972771,92501784,245594697,131344307,238862875,67734743,108578091,261556361,265553287,249438328,258520323,252369444,249438700,252717595,249438665,258520247,249438697,235852618,57248291,55325890,235852281,111072183,136454748,165036080,202153987],"title_link":null,"title":null,"track_opts":{"compilation_id":"uoxIl3ZvSeLxcHWn4aztB3UF9s0=","module_id":"RkjETsz1dHKBomzuxJX9Ou8xRmU=","widget_name":"right sidebar","track_id":"flattened_recommender"}},"footer_recommenders":{"recommenders":[{"ids":[252454517,182754769,250492276,133549374,220389589,146627565,133172876,75753017,269614927,93363203,126136491,249618872,35441090,76240688,307351487,330200092,38356960,268190280,183259305,361991450,383518403,251972771,92501784,245594697,131344307,238862875,67734743,108578091,261556361,265553287],"title_link":null,"title":"Documents Similar To La Homosexualidad en El Niño y en El Adolescente","track_opts":{"compilation_id":"uoxIl3ZvSeLxcHWn4aztB3UF9s0=","module_id":"7TR96UTiX0pMhiIACvqigtv4B5c=","widget_name":"document_carousel"}},{"ids":[249438328,258520323,252369444,249438700,252717595,249438665,258520247,249438697,235852618,57248291,55325890,235852281,111072183,136454748,165036080,202153987],"title_link":null,"title":"More From Hofman Gonzalez","track_opts":{"compilation_id":"uoxIl3ZvSeLxcHWn4aztB3UF9s0=","module_id":"rcJ1ICWFLCqPUogQz9KjJoO7NbQ=","widget_name":"document_carousel"}}]},"seo_new_docs_recommenders":{"recommenders":[]},"documents":{"35441090":{"type":"document","id":35441090,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/35441090/149x198/eee780eea0/1337994161?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/35441090/298x396/8d26fc7f0c/1337994161?v=1","title":"Torment A","short_title":"Torment A","author":"Juan Hum","tracking":{"object_type":"document","object_id":35441090,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"gegF3Ou4r8k9CCNeYXbygk2qU7k="},"url":"https://www.scribd.com/document/35441090/Torment-A","top_badge":null},"38356960":{"type":"document","id":38356960,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/38356960/149x198/5f784d21db/1336585046?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/38356960/298x396/1d2431f943/1336585046?v=1","title":"Etc 29092010","short_title":"Etc 29092010","author":"Periodico Enfoque","tracking":{"object_type":"document","object_id":38356960,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"9d+2UZRO0GYzuWCJmc3RxqAZN1k="},"url":"https://www.scribd.com/document/38356960/Etc-29092010","top_badge":null},"55325890":{"type":"document","id":55325890,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/55325890/149x198/9fdff48c7c/1386869572?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/55325890/298x396/9c8f1facbf/1386869572?v=1","title":"Desastres Naturales","short_title":"Desastres Naturales","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":55325890,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"LUxVNdCjfuWa0ZIXyaZC4qDi/fM="},"url":"https://www.scribd.com/document/55325890/Desastres-Naturales","top_badge":null},"57248291":{"type":"document","id":57248291,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/57248291/149x198/6c94e892ef/1370374184?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/57248291/298x396/101756b6d9/1370374184?v=1","title":"La investigación cualitativa enfoques","short_title":"La investigación cualitativa enfoques","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":57248291,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"CrJMDvgtL3ByhD+nHiHLwjE3Cn8="},"url":"https://www.scribd.com/doc/57248291/La-investigacion-cualitativa-enfoques","top_badge":null},"67734743":{"type":"document","id":67734743,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/67734743/149x198/f489d99b11/1358739482?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/67734743/298x396/55dccd59c3/1358739482?v=1","title":"Teologias Gay Queer.","short_title":"Teologias Gay Queer.","author":"Carlos Felipe Cavalitto","tracking":{"object_type":"document","object_id":67734743,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"nPtvSJeOkFK9RiGGSDRTqAJG2/A="},"url":"https://www.scribd.com/doc/67734743/Teologias-Gay-Queer","top_badge":null},"75753017":{"type":"document","id":75753017,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/75753017/149x198/d9761ce47d/1399945088?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/75753017/298x396/c2ab17f2ac/1399945088?v=1","title":"Psicoanálisis para principiantes","short_title":"Psicoanálisis para principiantes","author":"Irving Reynoso","tracking":{"object_type":"document","object_id":75753017,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"FV4Y5OvogjdlvUUqswlbV2OCwwY="},"url":"https://www.scribd.com/document/75753017/Psicoanalisis-para-principiantes","top_badge":null},"76240688":{"type":"document","id":76240688,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/76240688/149x198/e12474b6ef/1405339748?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/76240688/298x396/ae2b50438f/1405339748?v=1","title":"Frente de Liberación Homosexual","short_title":"Frente de Liberación Homosexual","author":"Marcelo Galo","tracking":{"object_type":"document","object_id":76240688,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"VB3/0H0+D5gh6BhI+BjtwCHifZo="},"url":"https://www.scribd.com/document/76240688/Frente-de-Liberacion-Homosexual","top_badge":null},"92501784":{"type":"document","id":92501784,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/92501784/149x198/2e3c00da45/1370835513?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/92501784/298x396/8acaeb9640/1370835513?v=1","title":"sexualidad desviada","short_title":"sexualidad desviada","author":"corioto2009","tracking":{"object_type":"document","object_id":92501784,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"lXiYhzfSKWgPxxJuAEo+sSuFiu8="},"url":"https://www.scribd.com/document/92501784/sexualidad-desviada","top_badge":null},"93363203":{"type":"document","id":93363203,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/93363203/149x198/09e4ddd51e/1341053582?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/93363203/298x396/a6c3d3cf1c/1341053582?v=1","title":"2705752 La Moral Cristiana","short_title":"2705752 La Moral Cristiana","author":"camilodiazv","tracking":{"object_type":"document","object_id":93363203,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"evSjpbdEt8gnBk95b1/tGEpT2zU="},"url":"https://www.scribd.com/document/93363203/2705752-La-Moral-Cristiana","top_badge":null},"108578091":{"type":"document","id":108578091,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/108578091/149x198/5c6adf578b/1400012598?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/108578091/298x396/87254e8626/1400012598?v=1","title":"Hablemos de Sexo","short_title":"Hablemos de Sexo","author":"raptor22zp","tracking":{"object_type":"document","object_id":108578091,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"tJXgAuTy/BMhPVbJ6LMnkTAeGYY="},"url":"https://www.scribd.com/document/108578091/Hablemos-de-Sexo","top_badge":null},"111072183":{"type":"document","id":111072183,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/111072183/149x198/80dad18499/1383963613?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/111072183/298x396/0ba96809bc/1383963613?v=1","title":"La Contabilidad Administrativa y Sus Funciones","short_title":"La Contabilidad Administrativa y Sus Funciones","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":111072183,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"lqhB+4nIFJXws5KCq95OWmvwAug="},"url":"https://www.scribd.com/doc/111072183/La-Contabilidad-Administrativa-y-Sus-Funciones","top_badge":null},"126136491":{"type":"document","id":126136491,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/126136491/149x198/bf315c01b2/1445474059?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/126136491/298x396/167362d711/1445474059?v=1","title":"CARVAJAL GUILLERMO NIÑOS","short_title":"CARVAJAL GUILLERMO NIÑOS","author":"Oscar Morales","tracking":{"object_type":"document","object_id":126136491,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"G9Hw5WCjkWn1aohFkXct/A1oqv8="},"url":"https://www.scribd.com/doc/126136491/CARVAJAL-GUILLERMO-NINOS","top_badge":null},"131344307":{"type":"document","id":131344307,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/131344307/149x198/d7cba070e3/1363742456?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/131344307/298x396/890625502d/1363742456?v=1","title":"Exodus-Padres de Hijos Gay","short_title":"Exodus-Padres de Hijos Gay","author":"Adrian Valles Funes","tracking":{"object_type":"document","object_id":131344307,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"PN+eXBMJlr+Guai5eucOy4bq05U="},"url":"https://www.scribd.com/document/131344307/Exodus-Padres-de-Hijos-Gay","top_badge":null},"133172876":{"type":"document","id":133172876,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/133172876/149x198/af166bc676/1410963666?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/133172876/298x396/405da5f6cd/1410963666?v=1","title":"00003187","short_title":"00003187","author":"yosoypaz","tracking":{"object_type":"document","object_id":133172876,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"MbgYkW3+QhPc+/MJGKBJhf/Y7O8="},"url":"https://www.scribd.com/document/133172876/00003187","top_badge":null},"133549374":{"type":"document","id":133549374,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/133549374/149x198/2ac554f335/1397366671?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/133549374/298x396/191f24a4d3/1397366671?v=1","title":"La Adolescencia Nos Hizo Humanos","short_title":"La Adolescencia Nos Hizo Humanos","author":"MFERATD","tracking":{"object_type":"document","object_id":133549374,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"5tJDFmwEMAw+Jb49zQU104nj+a0="},"url":"https://www.scribd.com/doc/133549374/La-Adolescencia-Nos-Hizo-Humanos","top_badge":null},"136454748":{"type":"document","id":136454748,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/136454748/149x198/b28bc74729/1384445323?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/136454748/298x396/7d9f6fdc2b/1384445323?v=1","title":"Informe sobre Investigación Acción Participativa","short_title":"Informe sobre Investigación Acción Participativa","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":136454748,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"cWwKl5euuNgqQYqpoqGiXPXf9HA="},"url":"https://www.scribd.com/doc/136454748/Informe-sobre-Investigacion-Accion-Participativa","top_badge":null},"146627565":{"type":"document","id":146627565,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/146627565/149x198/540b66421a/1539552328?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/146627565/298x396/b168b17a12/1539552328?v=1","title":"La adolescencia normal - Un enfoque psicoanalítico - - Arminda Aberastury y Mauricio Knobel","short_title":"La adolescencia normal - Un enfoque psicoanalítico - - Arminda Aberastury y Mauricio Knobel","author":"Mapuzteca","tracking":{"object_type":"document","object_id":146627565,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"OrjIkwqdF0birCZ4IYnl47LfGcE="},"url":"https://www.scribd.com/doc/146627565/La-adolescencia-normal-Un-enfoque-psicoanalitico-Arminda-Aberastury-y-Mauricio-Knobel","top_badge":null},"165036080":{"type":"document","id":165036080,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/165036080/149x198/0615b89acb/1378188854?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/165036080/298x396/1d0b30d6e4/1378188854?v=1","title":"Cars2 World Grand Prix Racecar Dice Printable 0511","short_title":"Cars2 World Grand Prix Racecar Dice Printable 0511","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":165036080,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"/UeKVvVXrekq7/FxgPZv+V8+0MM="},"url":"https://www.scribd.com/doc/165036080/Cars2-World-Grand-Prix-Racecar-Dice-Printable-0511","top_badge":null},"182754769":{"type":"document","id":182754769,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/182754769/149x198/32ce238ed6/1450722631?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/182754769/298x396/d7d255395c/1450722631?v=1","title":"La acción impulsiva en los fenómenos de tricotilomanía y autoescoriación.pdf","short_title":"La acción impulsiva en los fenómenos de tricotilomanía y autoescoriación.pdf","author":"Nadia Castelli","tracking":{"object_type":"document","object_id":182754769,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"23YN6goY5R0JTJxlGp0nUX0GokE="},"url":"https://www.scribd.com/doc/182754769/La-accion-impulsiva-en-los-fenomenos-de-tricotilomania-y-autoescoriacion-pdf","top_badge":null},"183259305":{"type":"document","id":183259305,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/183259305/149x198/d9406b428e/1384182513?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/183259305/298x396/1d31b7c1ae/1384182513?v=1","title":"Origen de La Homsexualidad","short_title":"Origen de La Homsexualidad","author":"Fundacion Manati","tracking":{"object_type":"document","object_id":183259305,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"8tDA7ZU/HKjVmgbsKPUSR5BX1oo="},"url":"https://www.scribd.com/document/183259305/Origen-de-La-Homsexualidad","top_badge":null},"202153987":{"type":"document","id":202153987,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/202153987/149x198/e00db17ba4/1416901781?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/202153987/298x396/2533e03b86/1416901781?v=1","title":"Restauración_de_sistemas_Canaima_GNU-Linux","short_title":"Restauración_de_sistemas_Canaima_GNU-Linux","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":202153987,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"PZonzOMeeo5DaiFGMYNWpblNAZg="},"url":"https://www.scribd.com/document/202153987/Restauracion-de-sistemas-Canaima-GNU-Linux","top_badge":null},"220389589":{"type":"document","id":220389589,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/220389589/149x198/36cd37a1c8/1416446537?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/220389589/298x396/427cae0a6f/1416446537?v=1","title":"La Latencia","short_title":"La Latencia","author":"ADRYANPSICO","tracking":{"object_type":"document","object_id":220389589,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"y57kNDZnooQA4luQYKWNzx7kOJc="},"url":"https://www.scribd.com/doc/220389589/La-Latencia","top_badge":null},"235852281":{"type":"document","id":235852281,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/235852281/149x198/42ee011c81/1511905735?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/235852281/298x396/08d4a09707/1511905735?v=1","title":"El Guzmancismo y Las Bases Del Estado Contemporáneo","short_title":"El Guzmancismo y Las Bases Del Estado Contemporáneo","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":235852281,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"kDvkoVzrXYDQLg3LJWoZhqobU/w="},"url":"https://www.scribd.com/doc/235852281/El-Guzmancismo-y-Las-Bases-Del-Estado-Contemporaneo","top_badge":null},"235852618":{"type":"document","id":235852618,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/235852618/149x198/6a5914a623/1407188117?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/235852618/298x396/3c537a6bed/1407188117?v=1","title":"Proyecto Primer Trayecto Año Escolar 2013 214","short_title":"Proyecto Primer Trayecto Año Escolar 2013 214","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":235852618,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"s9w9zTrLCaoyb56syvlsU1nPhs0="},"url":"https://www.scribd.com/doc/235852618/Proyecto-Primer-Trayecto-Ano-Escolar-2013-214","top_badge":null},"238862875":{"type":"document","id":238862875,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/238862875/149x198/c092285dd3/1410023838?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/238862875/298x396/3474580df7/1410023838?v=1","title":"Programa Preventivo (Reparado)","short_title":"Programa Preventivo (Reparado)","author":"Diana Ordinola Quispe","tracking":{"object_type":"document","object_id":238862875,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"FjtJEGI3Z6zeqF4MJ9NDbgssKeI="},"url":"https://www.scribd.com/document/238862875/Programa-Preventivo-Reparado","top_badge":null},"245594697":{"type":"document","id":245594697,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/245594697/149x198/0f0914e7a5/1415185148?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/245594697/298x396/27cce87ed9/1415185148?v=1","title":"XFERNANDEZ AM CLASE ABIERTA AAPPG Clínica y Crítica Desafíos Psicoanalítivos Frente a Vínculos y Subjetividades Actuales (1)","short_title":"XFERNANDEZ AM CLASE ABIERTA AAPPG Clínica y Crítica Desafíos Psicoanalítivos Frente a Vínculos y Subjetividades Actuales (1)","author":"Lety Safi","tracking":{"object_type":"document","object_id":245594697,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"q73eKaMq/GztbgyI6ZrHbCFfk1Y="},"url":"https://www.scribd.com/document/245594697/XFERNANDEZ-AM-CLASE-ABIERTA-AAPPG-Clinica-y-Critica-Desafios-Psicoanalitivos-Frente-a-Vinculos-y-Subjetividades-Actuales-1","top_badge":null},"249438328":{"type":"document","id":249438328,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/249438328/149x198/617ee2e33f/1417984751?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/249438328/298x396/f4fe196c96/1417984751?v=1","title":"La Dignidad en Kant Valor Interno y Absoluto Antonio Pele-libre","short_title":"La Dignidad en Kant Valor Interno y Absoluto Antonio Pele-libre","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":249438328,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"DQxvy950U6PDwAlde9SBK/SL4Io="},"url":"https://www.scribd.com/document/249438328/La-Dignidad-en-Kant-Valor-Interno-y-Absoluto-Antonio-Pele-libre","top_badge":null},"249438665":{"type":"document","id":249438665,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/249438665/149x198/7deb7d3797/1417985024?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/249438665/298x396/f6f3d2f8b5/1417985024?v=1","title":"normasupel2006","short_title":"normasupel2006","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":249438665,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"Jz7IXQONb7ybQc44v39ZO9niBIQ="},"url":"https://www.scribd.com/doc/249438665/normasupel2006","top_badge":null},"249438697":{"type":"document","id":249438697,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/249438697/149x198/d41ab1471e/1461215177?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/249438697/298x396/f6dd84fa7b/1461215177?v=1","title":"Paradigma Cualitativo","short_title":"Paradigma Cualitativo","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":249438697,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"hoI2wAqngdqa6SrgL5XCrKHrZVw="},"url":"https://www.scribd.com/doc/249438697/Paradigma-Cualitativo","top_badge":null},"249438700":{"type":"document","id":249438700,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/249438700/149x198/d72b0ec173/1417984987?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/249438700/298x396/ac65843cea/1417984987?v=1","title":"paradigma-cualitativo","short_title":"paradigma-cualitativo","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":249438700,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"IHx5DV+ey1bdMhBWtML/LAp7Lag="},"url":"https://www.scribd.com/presentation/249438700/paradigma-cualitativo","top_badge":null},"249618872":{"type":"document","id":249618872,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/249618872/149x198/e6f56d15da/1418115892?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/249618872/298x396/20d0a0c81d/1418115892?v=1","title":"Capítulo El cuerpo adolescente (clínica psicoanalítica en adolescentes)","short_title":"Capítulo El cuerpo adolescente (clínica psicoanalítica en adolescentes)","author":"adhortiz","tracking":{"object_type":"document","object_id":249618872,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"wcq2OZV6YvZwCE1VCXLlC+BdcVQ="},"url":"https://www.scribd.com/document/249618872/Capitulo-El-cuerpo-adolescente-clinica-psicoanalitica-en-adolescentes","top_badge":null},"250492276":{"type":"document","id":250492276,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/250492276/149x198/fd12850876/1537102764?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/250492276/298x396/b26d9557cc/1537102764?v=1","title":"Ginberg, León y Grinberg, Rebeca - Identidad y Cambio","short_title":"Ginberg, León y Grinberg, Rebeca - Identidad y Cambio","author":"pavolinkjose6423","tracking":{"object_type":"document","object_id":250492276,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"mDAY+2KLaD0abhxNkqJ401q4HHE="},"url":"https://www.scribd.com/doc/250492276/Ginberg-Leon-y-Grinberg-Rebeca-Identidad-y-Cambio","top_badge":null},"251972771":{"type":"document","id":251972771,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/251972771/149x198/d11829c396/1420661070?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/251972771/298x396/f3e85c3a00/1420661070?v=1","title":"Apología Cristiana Judia, Inciertos en La Religion e Historia de Medio Oriente","short_title":"Apología Cristiana Judia, Inciertos en La Religion e Historia de Medio Oriente","author":"ray001","tracking":{"object_type":"document","object_id":251972771,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"gBEo1SKURlOWXX4x9wopB8e7dQA="},"url":"https://www.scribd.com/document/251972771/Apologia-Cristiana-Judia-Inciertos-en-La-Religion-e-Historia-de-Medio-Oriente","top_badge":null},"252369444":{"type":"document","id":252369444,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/252369444/149x198/ec665f573d/1421053511?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/252369444/298x396/ddeac289f6/1421053511?v=1","title":"Terapia Del Perdon","short_title":"Terapia Del Perdon","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":252369444,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"eg5bJPysBaYIerfm5JrRZkHf5RI="},"url":"https://www.scribd.com/doc/252369444/Terapia-Del-Perdon","top_badge":null},"252454517":{"type":"document","id":252454517,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/252454517/149x198/d9600bd528/1431897141?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/252454517/298x396/669c4ee05e/1431897141?v=1","title":"Fases de La Adolescencia","short_title":"Fases de La Adolescencia","author":"Rodrigo Navarrete","tracking":{"object_type":"document","object_id":252454517,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"/QNukQvjdBDelHXei7oTv7RKiPs="},"url":"https://www.scribd.com/document/252454517/Fases-de-La-Adolescencia","top_badge":null},"252717595":{"type":"document","id":252717595,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/252717595/149x198/b87969b967/1421333369?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/252717595/298x396/c116985581/1421333369?v=1","title":"La Construccion Del Problema","short_title":"La Construccion Del Problema","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":252717595,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"dhM8rYekPibpM6U76ghDipjIR2s="},"url":"https://www.scribd.com/doc/252717595/La-Construccion-Del-Problema","top_badge":null},"258520247":{"type":"document","id":258520247,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/258520247/149x198/535be2f25f/1426183399?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/258520247/298x396/a8588ff850/1426183399?v=1","title":"Más Allá Del Dilema de Los Métodos","short_title":"Más Allá Del Dilema de Los Métodos","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":258520247,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"3GpksA8whTAgZBKoLWWyQ6IlBAw="},"url":"https://www.scribd.com/document/258520247/Mas-Alla-Del-Dilema-de-Los-Metodos","top_badge":null},"258520323":{"type":"document","id":258520323,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/258520323/149x198/efd2c3f544/1426183444?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/258520323/298x396/5673a03188/1426183444?v=1","title":"Estrategias Pedagógicas Dirigidas a Docentes","short_title":"Estrategias Pedagógicas Dirigidas a Docentes","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":258520323,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"HZAj3RMKxVa4p3hVcaNAh/lNmio="},"url":"https://www.scribd.com/document/258520323/Estrategias-Pedagogicas-Dirigidas-a-Docentes","top_badge":null},"261556361":{"type":"document","id":261556361,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/261556361/149x198/3461a0f9ac/1428758320?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/261556361/298x396/e342770ab4/1428758320?v=1","title":"¿Le Interesa a Dios El Sexo","short_title":"¿Le Interesa a Dios El Sexo","author":"Miguel Angel Pérez Barría","tracking":{"object_type":"document","object_id":261556361,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"xEafVTfRhnvfRKEwZcyg5PZUpoU="},"url":"https://www.scribd.com/document/261556361/Le-Interesa-a-Dios-El-Sexo","top_badge":null},"265553287":{"type":"document","id":265553287,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/265553287/149x198/95957a643f/1431801944?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/265553287/298x396/c8aaa53bb2/1431801944?v=1","title":"GAP-HOMO-WEB_Sept12_INACCSS.pdf","short_title":"GAP-HOMO-WEB_Sept12_INACCSS.pdf","author":"Abel Quiroga","tracking":{"object_type":"document","object_id":265553287,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"LNzNXDUMrU7DtxSe7EEm5EWe01w="},"url":"https://www.scribd.com/document/265553287/GAP-HOMO-WEB-Sept12-INACCSS-pdf","top_badge":null},"268190280":{"type":"document","id":268190280,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/268190280/149x198/830445253f/1433886177?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/268190280/298x396/626ce239e4/1433886177?v=1","title":"Porqué Estamos en Esta Causa","short_title":"Porqué Estamos en Esta Causa","author":"Allen Jacobs","tracking":{"object_type":"document","object_id":268190280,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"92VOAEXmT2bPhUOLNkgGnzAyjnI="},"url":"https://www.scribd.com/document/268190280/Porque-Estamos-en-Esta-Causa","top_badge":null},"269614927":{"type":"document","id":269614927,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/269614927/149x198/21d0465f55/1435186034?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/269614927/298x396/79ac73cdc7/1435186034?v=1","title":"Tricotilomanía","short_title":"Tricotilomanía","author":"Anthony Macbrayan","tracking":{"object_type":"document","object_id":269614927,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"7QeQ+NeR9/NFkg5KZ7c4Ke+811I="},"url":"https://www.scribd.com/doc/269614927/Tricotilomania","top_badge":null},"307351487":{"type":"document","id":307351487,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/307351487/149x198/b8af61bae3/1460053627?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/307351487/298x396/8fae3bdc6a/1460053627?v=1","title":"El Caso Del Hombre de Los Lobos","short_title":"El Caso Del Hombre de Los Lobos","author":"Jorge CJ","tracking":{"object_type":"document","object_id":307351487,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"0Kh7oZRev0RXeR9aS1uPOjFP518="},"url":"https://www.scribd.com/document/307351487/El-Caso-Del-Hombre-de-Los-Lobos","top_badge":null},"330200092":{"type":"document","id":330200092,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/330200092/149x198/4cb16b9701/1478463116?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/330200092/298x396/7eaf57ff92/1478463116?v=1","title":"Orientacion Sexual","short_title":"Orientacion Sexual","author":"Guadalupe Campos","tracking":{"object_type":"document","object_id":330200092,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"W6ewgV8XGdj3PuAz/yJr8tdCjoo="},"url":"https://www.scribd.com/document/330200092/Orientacion-Sexual","top_badge":null},"361991450":{"type":"document","id":361991450,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/361991450/149x198/84ff6837c4/1508382089?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/361991450/298x396/06f1c95c2d/1508382089?v=1","title":"PROYECTO PERSONA.docx","short_title":"PROYECTO PERSONA.docx","author":"Yerri Chilcon Ramirez","tracking":{"object_type":"document","object_id":361991450,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"4MZF2Bsv9y9d6y7R9kkDBB1nNaM="},"url":"https://www.scribd.com/document/361991450/PROYECTO-PERSONA-docx","top_badge":null},"383518403":{"type":"document","id":383518403,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/383518403/149x198/f1f56f5717/1531158534?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/383518403/298x396/1e77be6633/1531158534?v=1","title":"Farfán Reto Representaciones Sociales Diversidad1","short_title":"Farfán Reto Representaciones Sociales Diversidad1","author":"Mauricio Yandar Paz","tracking":{"object_type":"document","object_id":383518403,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"jEJ5m8fuArmguil0coLCgkfu4cU="},"url":"https://www.scribd.com/document/383518403/Farfan-Reto-Representaciones-Sociales-Diversidad1","top_badge":null}}},"seo_roadblock_props_path":"/doc-page/seo-roadblock-props/252718159","signup_context":null,"toolbar":{"search_path":"/search-4gen?allowed_pages=1%2C2%2C3%2C4&auth_token=ulr4zPe4yI7AEWZSHsQ2AizKisU%3D&authenticity_token=nCJmBqlwcv0YCCuWk0y5rJXtNBG5MUXnwFyNoH%2FvmGm4OgSQfyiQZVFkVALwEnVXozuWpddKqP80L%2Bp%2F1O9oLA%3D%3D&expires=1540365254&wordDocumentId=252718159&wordUploadId=257364032"},"renewal_nag_props":null}-->

11 Olnos (... 1930. JlI. Sprincc.'iCxlutlislI/. vol. eniant. Biblioteca plClrlii. cu Ouras COllljJk/(/s..". Cont-noutuni ˙ -.e. "Délires thémes homosexuels ct sohizophrénie". Alby. . PsucllOl. (j. 1964. 20.'3. P. en Obras les udolcsccnt s". Kcstcrubcrg. Paris. l\bdrid. Sigruuud Frcud. Auna Frcud. cd. Buenos Aires. XXV. 26. c-it.F. VD\. 5.rosis ínfauül"}.¡illk· t.us"}. A. 1963. CII 0/)/".i(".~ I . E. Sigmund Frc-ucl. A1J1Jfocl!e l¡sl)dumalutique de la délín.lu.I. 1 La infancia de los homosexuales TI La homosexualidad ele los jóvenes III La homosexualidad en el adolescente Conclusión Bibliografía 92 7 Introducción 1"1H" I 9 1 27 59 89 91 . 1D. 23. 2. El Yo 1) los mecaninuos de defew'"//. ü¡\:. octubre de 1964. Les Tenvpe Modernes. Ccorgcs Dcvcreux.w!/{)'<. VII!. Psudli(/tr.. t (:. 11. 11.. 2.... llislulili/i:i. "Le pan-icide". v. Tres Nueva.: "Análisis di. "A (:()n(ril)\lt ion to the study of homoscxualit y in ndolescencc". }. 2. CIlIÚCIIS \t'~I[I.. Cnídados maíernoies 11 soliui mtmld. a Lécoíutíow l)suclliulri:lue.U. II . Oclionisky. 1951.' la Iobiu de 1111 ui˙o lit' cinco . Bowlby.

","doc_promotions_enabled":false,"static_promo_banner_cta_url":"https://www.scribd.com/"},"eligible_for_exclusive_trial_roadblock":false,"eligible_for_seo_roadblock":false,"exclusive_free_trial_roadblock_props_path":"/doc-page/exclusive-free-trial-props/252718159","flashes":[],"footer_props":{"urls":{"about":"/about","press":"/press","blog":"http://literally.scribd.com/","careers":"/careers","contact":"/contact","plans_landing":"/subscribe","referrals":"/referrals?source=footer","giftcards":"/giftcards","faq":"/faq","accessibility":"/accessibility-policy","faq_paths":{"accounts":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246346","announcements":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246066","copyright":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246086","downloading":"https://support.scribd.com/hc/articles/210135046","publishing":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246366","reading":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246406","selling":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246326","store":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246306","status":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/360001202872","terms":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246126","writing":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246366","adchoices":"https://support.scribd.com/hc/articles/210129366","paid_features":"https://support.scribd.com/hc/sections/202246306","failed_uploads":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210134586-Troubleshooting-uploads-and-conversions","copyright_infringement":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210128946-DMCA-copyright-infringement-takedown-notification-policy","end_user_license":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210129486","terms_of_use":"https://support.scribd.com/hc/en-us/articles/210129326-General-Terms-of-Use"},"publishers":"/publishers","static_terms":"/terms","static_privacy":"/privacy","copyright":"/copyright","ios_app":"https://itunes.apple.com/us/app/scribd-worlds-largest-online/id542557212?mt=8&uo=4&at=11lGEE","android_app":"https://play.google.com/store/apps/details?id=com.scribd.app.reader0&hl=en","books":"/books","sitemap":"/directory"}},"global_nav_props":{"header_props":{"logo_src":"/images/landing/home2_landing/scribd_logo_horiz_small.svg","root_url":"https://www.scribd.com/","search_term":"","small_logo_src":"/images/logos/scribd_s_logo.png","uploads_url":"/upload-document","search_props":{"redirect_to_app":true,"search_url":"/search","query":"","search_page":false}},"user_menu_props":null,"sidebar_props":{"urls":{"bestsellers":"https://www.scribd.com/bestsellers","home":"https://www.scribd.com/","saved":"/saved","subscribe":"/archive/pmp_checkout?doc=252718159&metadata=%7B%22context%22%3A%22pmp%22%2C%22action%22%3A%22start_trial%22%2C%22logged_in%22%3Afalse%2C%22platform%22%3A%22web%22%7D","top_charts":"/bestsellers","upload":"https://www.scribd.com/upload-document"},"categories":{"book":{"icon":"icon-ic_book","icon_filled":"icon-ic_book_fill","url":"https://www.scribd.com/books","name":"Books","type":"book"},"news":{"icon":"icon-ic_articles","icon_filled":"icon-ic_articles_fill","url":"https://www.scribd.com/news","name":"News","type":"news"},"audiobook":{"icon":"icon-ic_audiobook","icon_filled":"icon-ic_audiobook_fill","url":"https://www.scribd.com/audiobooks","name":"Audiobooks","type":"audiobook"},"magazine":{"icon":"icon-ic_magazine","icon_filled":"icon-ic_magazine_fill","url":"https://www.scribd.com/magazines","name":"Magazines","type":"magazine"},"document":{"icon":"icon-ic_document","icon_filled":"icon-ic_document_fill","url":"https://www.scribd.com/docs","name":"Documents","type":"document"},"sheet_music":{"icon":"icon-ic_songbook","icon_filled":"icon-ic_songbook_fill","url":"https://www.scribd.com/sheetmusic","name":"Sheet Music","type":"sheet_music"},"summary":{"icon":"icon-ic_globalnav_snapshot","icon_filled":"icon-ic_globalnav_snapshot_fill","url":"https://www.scribd.com/snapshots","name":"Snapshots","type":"summary"}},"nav_categories":["mixed","book","audiobook","magazine","document","sheet_music"],"selected_content_type":"mixed","username":"","search_overlay_props":{"search_input_props":{"focused":false,"keep_suggestions_on_blur":false}}}},"recommenders":{"related_titles_recommender":{"ids":[252454517,182754769,250492276,133549374,220389589,146627565,133172876,75753017,269614927,93363203,126136491,249618872,35441090,76240688,307351487,330200092,38356960,268190280,183259305,361991450,383518403,251972771,92501784,245594697,131344307,238862875,67734743,108578091,261556361,265553287,249438328,258520323,252369444,249438700,252717595,249438665,258520247,249438697,235852618,57248291,55325890,235852281,111072183,136454748,165036080,202153987],"title_link":null,"title":null,"track_opts":{"compilation_id":"uoxIl3ZvSeLxcHWn4aztB3UF9s0=","module_id":"RkjETsz1dHKBomzuxJX9Ou8xRmU=","widget_name":"right sidebar","track_id":"flattened_recommender"}},"footer_recommenders":{"recommenders":[{"ids":[252454517,182754769,250492276,133549374,220389589,146627565,133172876,75753017,269614927,93363203,126136491,249618872,35441090,76240688,307351487,330200092,38356960,268190280,183259305,361991450,383518403,251972771,92501784,245594697,131344307,238862875,67734743,108578091,261556361,265553287],"title_link":null,"title":"Documents Similar To La Homosexualidad en El Niño y en El Adolescente","track_opts":{"compilation_id":"uoxIl3ZvSeLxcHWn4aztB3UF9s0=","module_id":"7TR96UTiX0pMhiIACvqigtv4B5c=","widget_name":"document_carousel"}},{"ids":[249438328,258520323,252369444,249438700,252717595,249438665,258520247,249438697,235852618,57248291,55325890,235852281,111072183,136454748,165036080,202153987],"title_link":null,"title":"More From Hofman Gonzalez","track_opts":{"compilation_id":"uoxIl3ZvSeLxcHWn4aztB3UF9s0=","module_id":"rcJ1ICWFLCqPUogQz9KjJoO7NbQ=","widget_name":"document_carousel"}}]},"seo_new_docs_recommenders":{"recommenders":[]},"documents":{"35441090":{"type":"document","id":35441090,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/35441090/149x198/eee780eea0/1337994161?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/35441090/298x396/8d26fc7f0c/1337994161?v=1","title":"Torment A","short_title":"Torment A","author":"Juan Hum","tracking":{"object_type":"document","object_id":35441090,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"gegF3Ou4r8k9CCNeYXbygk2qU7k="},"url":"https://www.scribd.com/document/35441090/Torment-A","top_badge":null},"38356960":{"type":"document","id":38356960,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/38356960/149x198/5f784d21db/1336585046?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/38356960/298x396/1d2431f943/1336585046?v=1","title":"Etc 29092010","short_title":"Etc 29092010","author":"Periodico Enfoque","tracking":{"object_type":"document","object_id":38356960,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"9d+2UZRO0GYzuWCJmc3RxqAZN1k="},"url":"https://www.scribd.com/document/38356960/Etc-29092010","top_badge":null},"55325890":{"type":"document","id":55325890,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/55325890/149x198/9fdff48c7c/1386869572?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/55325890/298x396/9c8f1facbf/1386869572?v=1","title":"Desastres Naturales","short_title":"Desastres Naturales","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":55325890,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"LUxVNdCjfuWa0ZIXyaZC4qDi/fM="},"url":"https://www.scribd.com/document/55325890/Desastres-Naturales","top_badge":null},"57248291":{"type":"document","id":57248291,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/57248291/149x198/6c94e892ef/1370374184?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/57248291/298x396/101756b6d9/1370374184?v=1","title":"La investigación cualitativa enfoques","short_title":"La investigación cualitativa enfoques","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":57248291,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"CrJMDvgtL3ByhD+nHiHLwjE3Cn8="},"url":"https://www.scribd.com/doc/57248291/La-investigacion-cualitativa-enfoques","top_badge":null},"67734743":{"type":"document","id":67734743,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/67734743/149x198/f489d99b11/1358739482?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/67734743/298x396/55dccd59c3/1358739482?v=1","title":"Teologias Gay Queer.","short_title":"Teologias Gay Queer.","author":"Carlos Felipe Cavalitto","tracking":{"object_type":"document","object_id":67734743,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"nPtvSJeOkFK9RiGGSDRTqAJG2/A="},"url":"https://www.scribd.com/doc/67734743/Teologias-Gay-Queer","top_badge":null},"75753017":{"type":"document","id":75753017,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/75753017/149x198/d9761ce47d/1399945088?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/75753017/298x396/c2ab17f2ac/1399945088?v=1","title":"Psicoanálisis para principiantes","short_title":"Psicoanálisis para principiantes","author":"Irving Reynoso","tracking":{"object_type":"document","object_id":75753017,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"FV4Y5OvogjdlvUUqswlbV2OCwwY="},"url":"https://www.scribd.com/document/75753017/Psicoanalisis-para-principiantes","top_badge":null},"76240688":{"type":"document","id":76240688,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/76240688/149x198/e12474b6ef/1405339748?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/76240688/298x396/ae2b50438f/1405339748?v=1","title":"Frente de Liberación Homosexual","short_title":"Frente de Liberación Homosexual","author":"Marcelo Galo","tracking":{"object_type":"document","object_id":76240688,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"VB3/0H0+D5gh6BhI+BjtwCHifZo="},"url":"https://www.scribd.com/document/76240688/Frente-de-Liberacion-Homosexual","top_badge":null},"92501784":{"type":"document","id":92501784,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/92501784/149x198/2e3c00da45/1370835513?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/92501784/298x396/8acaeb9640/1370835513?v=1","title":"sexualidad desviada","short_title":"sexualidad desviada","author":"corioto2009","tracking":{"object_type":"document","object_id":92501784,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"lXiYhzfSKWgPxxJuAEo+sSuFiu8="},"url":"https://www.scribd.com/document/92501784/sexualidad-desviada","top_badge":null},"93363203":{"type":"document","id":93363203,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/93363203/149x198/09e4ddd51e/1341053582?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/93363203/298x396/a6c3d3cf1c/1341053582?v=1","title":"2705752 La Moral Cristiana","short_title":"2705752 La Moral Cristiana","author":"camilodiazv","tracking":{"object_type":"document","object_id":93363203,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"evSjpbdEt8gnBk95b1/tGEpT2zU="},"url":"https://www.scribd.com/document/93363203/2705752-La-Moral-Cristiana","top_badge":null},"108578091":{"type":"document","id":108578091,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/108578091/149x198/5c6adf578b/1400012598?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/108578091/298x396/87254e8626/1400012598?v=1","title":"Hablemos de Sexo","short_title":"Hablemos de Sexo","author":"raptor22zp","tracking":{"object_type":"document","object_id":108578091,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"tJXgAuTy/BMhPVbJ6LMnkTAeGYY="},"url":"https://www.scribd.com/document/108578091/Hablemos-de-Sexo","top_badge":null},"111072183":{"type":"document","id":111072183,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/111072183/149x198/80dad18499/1383963613?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/111072183/298x396/0ba96809bc/1383963613?v=1","title":"La Contabilidad Administrativa y Sus Funciones","short_title":"La Contabilidad Administrativa y Sus Funciones","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":111072183,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"lqhB+4nIFJXws5KCq95OWmvwAug="},"url":"https://www.scribd.com/doc/111072183/La-Contabilidad-Administrativa-y-Sus-Funciones","top_badge":null},"126136491":{"type":"document","id":126136491,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/126136491/149x198/bf315c01b2/1445474059?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/126136491/298x396/167362d711/1445474059?v=1","title":"CARVAJAL GUILLERMO NIÑOS","short_title":"CARVAJAL GUILLERMO NIÑOS","author":"Oscar Morales","tracking":{"object_type":"document","object_id":126136491,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"G9Hw5WCjkWn1aohFkXct/A1oqv8="},"url":"https://www.scribd.com/doc/126136491/CARVAJAL-GUILLERMO-NINOS","top_badge":null},"131344307":{"type":"document","id":131344307,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/131344307/149x198/d7cba070e3/1363742456?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/131344307/298x396/890625502d/1363742456?v=1","title":"Exodus-Padres de Hijos Gay","short_title":"Exodus-Padres de Hijos Gay","author":"Adrian Valles Funes","tracking":{"object_type":"document","object_id":131344307,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"PN+eXBMJlr+Guai5eucOy4bq05U="},"url":"https://www.scribd.com/document/131344307/Exodus-Padres-de-Hijos-Gay","top_badge":null},"133172876":{"type":"document","id":133172876,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/133172876/149x198/af166bc676/1410963666?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/133172876/298x396/405da5f6cd/1410963666?v=1","title":"00003187","short_title":"00003187","author":"yosoypaz","tracking":{"object_type":"document","object_id":133172876,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"MbgYkW3+QhPc+/MJGKBJhf/Y7O8="},"url":"https://www.scribd.com/document/133172876/00003187","top_badge":null},"133549374":{"type":"document","id":133549374,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/133549374/149x198/2ac554f335/1397366671?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/133549374/298x396/191f24a4d3/1397366671?v=1","title":"La Adolescencia Nos Hizo Humanos","short_title":"La Adolescencia Nos Hizo Humanos","author":"MFERATD","tracking":{"object_type":"document","object_id":133549374,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"5tJDFmwEMAw+Jb49zQU104nj+a0="},"url":"https://www.scribd.com/doc/133549374/La-Adolescencia-Nos-Hizo-Humanos","top_badge":null},"136454748":{"type":"document","id":136454748,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/136454748/149x198/b28bc74729/1384445323?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/136454748/298x396/7d9f6fdc2b/1384445323?v=1","title":"Informe sobre Investigación Acción Participativa","short_title":"Informe sobre Investigación Acción Participativa","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":136454748,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"cWwKl5euuNgqQYqpoqGiXPXf9HA="},"url":"https://www.scribd.com/doc/136454748/Informe-sobre-Investigacion-Accion-Participativa","top_badge":null},"146627565":{"type":"document","id":146627565,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/146627565/149x198/540b66421a/1539552328?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/146627565/298x396/b168b17a12/1539552328?v=1","title":"La adolescencia normal - Un enfoque psicoanalítico - - Arminda Aberastury y Mauricio Knobel","short_title":"La adolescencia normal - Un enfoque psicoanalítico - - Arminda Aberastury y Mauricio Knobel","author":"Mapuzteca","tracking":{"object_type":"document","object_id":146627565,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"OrjIkwqdF0birCZ4IYnl47LfGcE="},"url":"https://www.scribd.com/doc/146627565/La-adolescencia-normal-Un-enfoque-psicoanalitico-Arminda-Aberastury-y-Mauricio-Knobel","top_badge":null},"165036080":{"type":"document","id":165036080,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/165036080/149x198/0615b89acb/1378188854?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/165036080/298x396/1d0b30d6e4/1378188854?v=1","title":"Cars2 World Grand Prix Racecar Dice Printable 0511","short_title":"Cars2 World Grand Prix Racecar Dice Printable 0511","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":165036080,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"/UeKVvVXrekq7/FxgPZv+V8+0MM="},"url":"https://www.scribd.com/doc/165036080/Cars2-World-Grand-Prix-Racecar-Dice-Printable-0511","top_badge":null},"182754769":{"type":"document","id":182754769,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/182754769/149x198/32ce238ed6/1450722631?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/182754769/298x396/d7d255395c/1450722631?v=1","title":"La acción impulsiva en los fenómenos de tricotilomanía y autoescoriación.pdf","short_title":"La acción impulsiva en los fenómenos de tricotilomanía y autoescoriación.pdf","author":"Nadia Castelli","tracking":{"object_type":"document","object_id":182754769,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"23YN6goY5R0JTJxlGp0nUX0GokE="},"url":"https://www.scribd.com/doc/182754769/La-accion-impulsiva-en-los-fenomenos-de-tricotilomania-y-autoescoriacion-pdf","top_badge":null},"183259305":{"type":"document","id":183259305,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/183259305/149x198/d9406b428e/1384182513?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/183259305/298x396/1d31b7c1ae/1384182513?v=1","title":"Origen de La Homsexualidad","short_title":"Origen de La Homsexualidad","author":"Fundacion Manati","tracking":{"object_type":"document","object_id":183259305,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"8tDA7ZU/HKjVmgbsKPUSR5BX1oo="},"url":"https://www.scribd.com/document/183259305/Origen-de-La-Homsexualidad","top_badge":null},"202153987":{"type":"document","id":202153987,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/202153987/149x198/e00db17ba4/1416901781?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/202153987/298x396/2533e03b86/1416901781?v=1","title":"Restauración_de_sistemas_Canaima_GNU-Linux","short_title":"Restauración_de_sistemas_Canaima_GNU-Linux","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":202153987,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"PZonzOMeeo5DaiFGMYNWpblNAZg="},"url":"https://www.scribd.com/document/202153987/Restauracion-de-sistemas-Canaima-GNU-Linux","top_badge":null},"220389589":{"type":"document","id":220389589,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/220389589/149x198/36cd37a1c8/1416446537?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/220389589/298x396/427cae0a6f/1416446537?v=1","title":"La Latencia","short_title":"La Latencia","author":"ADRYANPSICO","tracking":{"object_type":"document","object_id":220389589,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"y57kNDZnooQA4luQYKWNzx7kOJc="},"url":"https://www.scribd.com/doc/220389589/La-Latencia","top_badge":null},"235852281":{"type":"document","id":235852281,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/235852281/149x198/42ee011c81/1511905735?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/235852281/298x396/08d4a09707/1511905735?v=1","title":"El Guzmancismo y Las Bases Del Estado Contemporáneo","short_title":"El Guzmancismo y Las Bases Del Estado Contemporáneo","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":235852281,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"kDvkoVzrXYDQLg3LJWoZhqobU/w="},"url":"https://www.scribd.com/doc/235852281/El-Guzmancismo-y-Las-Bases-Del-Estado-Contemporaneo","top_badge":null},"235852618":{"type":"document","id":235852618,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/235852618/149x198/6a5914a623/1407188117?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/235852618/298x396/3c537a6bed/1407188117?v=1","title":"Proyecto Primer Trayecto Año Escolar 2013 214","short_title":"Proyecto Primer Trayecto Año Escolar 2013 214","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":235852618,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"s9w9zTrLCaoyb56syvlsU1nPhs0="},"url":"https://www.scribd.com/doc/235852618/Proyecto-Primer-Trayecto-Ano-Escolar-2013-214","top_badge":null},"238862875":{"type":"document","id":238862875,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/238862875/149x198/c092285dd3/1410023838?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/238862875/298x396/3474580df7/1410023838?v=1","title":"Programa Preventivo (Reparado)","short_title":"Programa Preventivo (Reparado)","author":"Diana Ordinola Quispe","tracking":{"object_type":"document","object_id":238862875,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"FjtJEGI3Z6zeqF4MJ9NDbgssKeI="},"url":"https://www.scribd.com/document/238862875/Programa-Preventivo-Reparado","top_badge":null},"245594697":{"type":"document","id":245594697,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/245594697/149x198/0f0914e7a5/1415185148?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/245594697/298x396/27cce87ed9/1415185148?v=1","title":"XFERNANDEZ AM CLASE ABIERTA AAPPG Clínica y Crítica Desafíos Psicoanalítivos Frente a Vínculos y Subjetividades Actuales (1)","short_title":"XFERNANDEZ AM CLASE ABIERTA AAPPG Clínica y Crítica Desafíos Psicoanalítivos Frente a Vínculos y Subjetividades Actuales (1)","author":"Lety Safi","tracking":{"object_type":"document","object_id":245594697,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"q73eKaMq/GztbgyI6ZrHbCFfk1Y="},"url":"https://www.scribd.com/document/245594697/XFERNANDEZ-AM-CLASE-ABIERTA-AAPPG-Clinica-y-Critica-Desafios-Psicoanalitivos-Frente-a-Vinculos-y-Subjetividades-Actuales-1","top_badge":null},"249438328":{"type":"document","id":249438328,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/249438328/149x198/617ee2e33f/1417984751?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/249438328/298x396/f4fe196c96/1417984751?v=1","title":"La Dignidad en Kant Valor Interno y Absoluto Antonio Pele-libre","short_title":"La Dignidad en Kant Valor Interno y Absoluto Antonio Pele-libre","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":249438328,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"DQxvy950U6PDwAlde9SBK/SL4Io="},"url":"https://www.scribd.com/document/249438328/La-Dignidad-en-Kant-Valor-Interno-y-Absoluto-Antonio-Pele-libre","top_badge":null},"249438665":{"type":"document","id":249438665,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/249438665/149x198/7deb7d3797/1417985024?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/249438665/298x396/f6f3d2f8b5/1417985024?v=1","title":"normasupel2006","short_title":"normasupel2006","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":249438665,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"Jz7IXQONb7ybQc44v39ZO9niBIQ="},"url":"https://www.scribd.com/doc/249438665/normasupel2006","top_badge":null},"249438697":{"type":"document","id":249438697,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/249438697/149x198/d41ab1471e/1461215177?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/249438697/298x396/f6dd84fa7b/1461215177?v=1","title":"Paradigma Cualitativo","short_title":"Paradigma Cualitativo","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":249438697,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"hoI2wAqngdqa6SrgL5XCrKHrZVw="},"url":"https://www.scribd.com/doc/249438697/Paradigma-Cualitativo","top_badge":null},"249438700":{"type":"document","id":249438700,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/249438700/149x198/d72b0ec173/1417984987?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/249438700/298x396/ac65843cea/1417984987?v=1","title":"paradigma-cualitativo","short_title":"paradigma-cualitativo","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":249438700,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"IHx5DV+ey1bdMhBWtML/LAp7Lag="},"url":"https://www.scribd.com/presentation/249438700/paradigma-cualitativo","top_badge":null},"249618872":{"type":"document","id":249618872,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/249618872/149x198/e6f56d15da/1418115892?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/249618872/298x396/20d0a0c81d/1418115892?v=1","title":"Capítulo El cuerpo adolescente (clínica psicoanalítica en adolescentes)","short_title":"Capítulo El cuerpo adolescente (clínica psicoanalítica en adolescentes)","author":"adhortiz","tracking":{"object_type":"document","object_id":249618872,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"wcq2OZV6YvZwCE1VCXLlC+BdcVQ="},"url":"https://www.scribd.com/document/249618872/Capitulo-El-cuerpo-adolescente-clinica-psicoanalitica-en-adolescentes","top_badge":null},"250492276":{"type":"document","id":250492276,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/250492276/149x198/fd12850876/1537102764?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/250492276/298x396/b26d9557cc/1537102764?v=1","title":"Ginberg, León y Grinberg, Rebeca - Identidad y Cambio","short_title":"Ginberg, León y Grinberg, Rebeca - Identidad y Cambio","author":"pavolinkjose6423","tracking":{"object_type":"document","object_id":250492276,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"mDAY+2KLaD0abhxNkqJ401q4HHE="},"url":"https://www.scribd.com/doc/250492276/Ginberg-Leon-y-Grinberg-Rebeca-Identidad-y-Cambio","top_badge":null},"251972771":{"type":"document","id":251972771,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/251972771/149x198/d11829c396/1420661070?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/251972771/298x396/f3e85c3a00/1420661070?v=1","title":"Apología Cristiana Judia, Inciertos en La Religion e Historia de Medio Oriente","short_title":"Apología Cristiana Judia, Inciertos en La Religion e Historia de Medio Oriente","author":"ray001","tracking":{"object_type":"document","object_id":251972771,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"gBEo1SKURlOWXX4x9wopB8e7dQA="},"url":"https://www.scribd.com/document/251972771/Apologia-Cristiana-Judia-Inciertos-en-La-Religion-e-Historia-de-Medio-Oriente","top_badge":null},"252369444":{"type":"document","id":252369444,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/252369444/149x198/ec665f573d/1421053511?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/252369444/298x396/ddeac289f6/1421053511?v=1","title":"Terapia Del Perdon","short_title":"Terapia Del Perdon","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":252369444,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"eg5bJPysBaYIerfm5JrRZkHf5RI="},"url":"https://www.scribd.com/doc/252369444/Terapia-Del-Perdon","top_badge":null},"252454517":{"type":"document","id":252454517,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/252454517/149x198/d9600bd528/1431897141?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/252454517/298x396/669c4ee05e/1431897141?v=1","title":"Fases de La Adolescencia","short_title":"Fases de La Adolescencia","author":"Rodrigo Navarrete","tracking":{"object_type":"document","object_id":252454517,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"/QNukQvjdBDelHXei7oTv7RKiPs="},"url":"https://www.scribd.com/document/252454517/Fases-de-La-Adolescencia","top_badge":null},"252717595":{"type":"document","id":252717595,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/252717595/149x198/b87969b967/1421333369?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/252717595/298x396/c116985581/1421333369?v=1","title":"La Construccion Del Problema","short_title":"La Construccion Del Problema","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":252717595,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"dhM8rYekPibpM6U76ghDipjIR2s="},"url":"https://www.scribd.com/doc/252717595/La-Construccion-Del-Problema","top_badge":null},"258520247":{"type":"document","id":258520247,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/258520247/149x198/535be2f25f/1426183399?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/258520247/298x396/a8588ff850/1426183399?v=1","title":"Más Allá Del Dilema de Los Métodos","short_title":"Más Allá Del Dilema de Los Métodos","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":258520247,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"3GpksA8whTAgZBKoLWWyQ6IlBAw="},"url":"https://www.scribd.com/document/258520247/Mas-Alla-Del-Dilema-de-Los-Metodos","top_badge":null},"258520323":{"type":"document","id":258520323,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/258520323/149x198/efd2c3f544/1426183444?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/258520323/298x396/5673a03188/1426183444?v=1","title":"Estrategias Pedagógicas Dirigidas a Docentes","short_title":"Estrategias Pedagógicas Dirigidas a Docentes","author":"Hofman Gonzalez","tracking":{"object_type":"document","object_id":258520323,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"HZAj3RMKxVa4p3hVcaNAh/lNmio="},"url":"https://www.scribd.com/document/258520323/Estrategias-Pedagogicas-Dirigidas-a-Docentes","top_badge":null},"261556361":{"type":"document","id":261556361,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/261556361/149x198/3461a0f9ac/1428758320?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/261556361/298x396/e342770ab4/1428758320?v=1","title":"¿Le Interesa a Dios El Sexo","short_title":"¿Le Interesa a Dios El Sexo","author":"Miguel Angel Pérez Barría","tracking":{"object_type":"document","object_id":261556361,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"xEafVTfRhnvfRKEwZcyg5PZUpoU="},"url":"https://www.scribd.com/document/261556361/Le-Interesa-a-Dios-El-Sexo","top_badge":null},"265553287":{"type":"document","id":265553287,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/265553287/149x198/95957a643f/1431801944?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/265553287/298x396/c8aaa53bb2/1431801944?v=1","title":"GAP-HOMO-WEB_Sept12_INACCSS.pdf","short_title":"GAP-HOMO-WEB_Sept12_INACCSS.pdf","author":"Abel Quiroga","tracking":{"object_type":"document","object_id":265553287,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"LNzNXDUMrU7DtxSe7EEm5EWe01w="},"url":"https://www.scribd.com/document/265553287/GAP-HOMO-WEB-Sept12-INACCSS-pdf","top_badge":null},"268190280":{"type":"document","id":268190280,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/268190280/149x198/830445253f/1433886177?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/268190280/298x396/626ce239e4/1433886177?v=1","title":"Porqué Estamos en Esta Causa","short_title":"Porqué Estamos en Esta Causa","author":"Allen Jacobs","tracking":{"object_type":"document","object_id":268190280,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"92VOAEXmT2bPhUOLNkgGnzAyjnI="},"url":"https://www.scribd.com/document/268190280/Porque-Estamos-en-Esta-Causa","top_badge":null},"269614927":{"type":"document","id":269614927,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/269614927/149x198/21d0465f55/1435186034?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/269614927/298x396/79ac73cdc7/1435186034?v=1","title":"Tricotilomanía","short_title":"Tricotilomanía","author":"Anthony Macbrayan","tracking":{"object_type":"document","object_id":269614927,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"7QeQ+NeR9/NFkg5KZ7c4Ke+811I="},"url":"https://www.scribd.com/doc/269614927/Tricotilomania","top_badge":null},"307351487":{"type":"document","id":307351487,"thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/307351487/149x198/b8af61bae3/1460053627?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/307351487/298x396/8fae3bdc6a/1460053627?v=1","title":"El Caso Del Hombre de Los Lobos","short_title":"El Caso Del Hombre de Los Lobos","author":"Jorge CJ","tracking":{"object_type":"document","object_id":307351487,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"0Kh7oZRev0RXeR9aS1uPOjFP518="},"url":"https://www.scribd.com/document/307351487/El-Caso-Del-Hombre-de-Los-Lobos","top_badge":null},"330200092":{"type":"document","id":330200092,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/330200092/149x198/4cb16b9701/1478463116?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/330200092/298x396/7eaf57ff92/1478463116?v=1","title":"Orientacion Sexual","short_title":"Orientacion Sexual","author":"Guadalupe Campos","tracking":{"object_type":"document","object_id":330200092,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"W6ewgV8XGdj3PuAz/yJr8tdCjoo="},"url":"https://www.scribd.com/document/330200092/Orientacion-Sexual","top_badge":null},"361991450":{"type":"document","id":361991450,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/361991450/149x198/84ff6837c4/1508382089?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-2-f.scribdassets.com/img/document/361991450/298x396/06f1c95c2d/1508382089?v=1","title":"PROYECTO PERSONA.docx","short_title":"PROYECTO PERSONA.docx","author":"Yerri Chilcon Ramirez","tracking":{"object_type":"document","object_id":361991450,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"4MZF2Bsv9y9d6y7R9kkDBB1nNaM="},"url":"https://www.scribd.com/document/361991450/PROYECTO-PERSONA-docx","top_badge":null},"383518403":{"type":"document","id":383518403,"thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/383518403/149x198/f1f56f5717/1531158534?v=1","retina_thumb_url":"https://imgv2-1-f.scribdassets.com/img/document/383518403/298x396/1e77be6633/1531158534?v=1","title":"Farfán Reto Representaciones Sociales Diversidad1","short_title":"Farfán Reto Representaciones Sociales Diversidad1","author":"Mauricio Yandar Paz","tracking":{"object_type":"document","object_id":383518403,"track":"flattened_recommender","doc_uuid":"jEJ5m8fuArmguil0coLCgkfu4cU="},"url":"https://www.scribd.com/document/383518403/Farfan-Reto-Representaciones-Sociales-Diversidad1","top_badge":null}}},"seo_roadblock_props_path":"/doc-page/seo-roadblock-props/252718159","signup_context":null,"toolbar":{"search_path":"/search-4gen?allowed_pages=1%2C2%2C3%2C4&auth_token=ulr4zPe4yI7AEWZSHsQ2AizKisU%3D&authenticity_token=nCJmBqlwcv0YCCuWk0y5rJXtNBG5MUXnwFyNoH%2FvmGm4OgSQfyiQZVFkVALwEnVXozuWpddKqP80L%2Bp%2F1O9oLA%3D%3D&expires=1540365254&wordDocumentId=252718159&wordUploadId=257364032"},"renewal_nag_props":null}-->