You are on page 1of 390

Página | 1

La traducción de este libro es un proyecto del Foro Purple
Rose. No es ni pretende ser o sustituir al original y no tiene
ninguna relación con la editorial oficial. Ningún colaborador —
Traductor, Corrector, Recopilador— ha recibido retribución
material por su trabajo. Ningún miembro de este foro es
remunerado por estas producciones y se prohíbe estrictamente
a todo usuario del foro el uso de dichas producciones con fines
lucrativos.
Purple Rose anima a los lectores que quieran disfrutar de
esta traducción a adquirir el libro original y confía, basándose en
experiencias anteriores, en que no se restarán ventas al autor,
sino que aumentará el disfrute de los lectores que hayan
comprado el libro.
Purple
Rose
realiza
estas
traducciones
porque
determinados libros no salen en español y quiere incentivar a los
lectores a leer libros que las editoriales no han publicado. Aun
así, impulsa a dichos lectores a adquirir los libros una vez que las
editoriales los han publicado. En ningún momento se intenta
entorpecer el trabajo de la editorial, sino que el trabajo se
realiza de fans a fans, pura y exclusivamente por amor a la
lectura.

Página | 2

Créditos
Moderadoras
AntoD & Cr!sly

Traducción
Angie_kjn

Kathy92

AntoD

KatieGee

Caro_02

Kensha

Celemg

Kirara7

Clarita

Lola Irina

Cr!sly

Mafernanda28

CrissViz

♥Monse♥

Diamond-Countess

MeryBlue

ElyGreen

Paulii~

Eva Masen-Pattinson

Polilla

Gabbii Rellez

QueenDelC

Helen1

RebecaRocio

Jeyd3

Villalobosgabo

Correctores
Andreasydney

KatieGee

Anjhely

Lissarizz

Cacahuete

QueenDelC

Helen1

Página | 3

Recopilación
KatieGee

Revisión
Alina Eugenia
Diseño
Lissarizz

Página | 4

Página | 5

Índice
Créditos ................................................................................................................................. 3
Sinopsis ................................................................................................................................... 8
Prólogo .................................................................................................................................. 9
Capítulo 1 ............................................................................................................................ 10
Capítulo 2 ............................................................................................................................ 17
Capítulo 3 ............................................................................................................................ 32
Capítulo 4 ............................................................................................................................ 41
Capítulo 5 ............................................................................................................................ 59
Capítulo 6 ............................................................................................................................ 69
Capítulo 7 ............................................................................................................................ 80
Capítulo 8 ............................................................................................................................ 94
Capítulo 9 .......................................................................................................................... 106
Capítulo 10 ........................................................................................................................ 117
Capítulo 11 ........................................................................................................................ 122
Capítulo 12 ........................................................................................................................ 129
Capítulo 13 ........................................................................................................................ 144
Capítulo 14 ........................................................................................................................ 153
Capítulo 15 ........................................................................................................................ 163
Capítulo 16 ........................................................................................................................ 182
Capítulo 17 ........................................................................................................................ 193
Capítulo 18 ........................................................................................................................ 206
Capítulo 19 ........................................................................................................................ 230
Capítulo 20 ........................................................................................................................ 242
Capítulo 21 ........................................................................................................................ 249
Capítulo 22 ........................................................................................................................ 260
Capítulo 23 ........................................................................................................................ 276
Capítulo 24 ........................................................................................................................ 290
Capítulo 25 ........................................................................................................................ 312

Página | 6

Capítulo 26 ........................................................................................................................ 334
Capítulo 27 ........................................................................................................................ 344
Capítulo 28 ........................................................................................................................ 368
Epílogo ............................................................................................................................... 386
Sobre la autora ................................................................................................................. 389

Página | 7

olvidados tan pronto como te das la vuelta. 1 Nobody: Nadie en ingles original. porque nunca nadie se ha fijado en ellos. de 16 años. Sin embargo. Claire. El Instituto encuentra a estas personas cuando son jóvenes y se los lleva para entrenarlos. Eso los hace ser los asesinos perfectos. no puede hacer el golpe. Sin embargo. Y las amenazas deben ser eliminadas. Nadie los ve. Nadie se fija en ellos. un "Nobody" sin entrenamiento es una amenaza para su organización. Pero ahora la han Identificado y envían a Nix de 17 años para que la elimine. fuera de la supervisión del Instituto.Sinopsis Hay gente en este mundo que es "Nobody1". Página | 8 . Viven sus vidas bajo el radar. Es como si Claire y Nix fueran el uno para el otro. Y lo son. en el momento en que pone los ojos en ella. ha sido invisible durante toda su vida.

Lo haría otra vez.Prólogo Traducido por Cr!sly Corregido por KatieGee Una semana antes… Nueve letras. más letras negras igualmente espaciadas que se tallaban a sí mismas. Una. Él se negaba a pensar en ellos como un nombre. las fotos. La única manera en que puedes hacer la diferencia en este mundo es matando. dos. tres. Con objetividad desinteresada. desde el momento en el que él lo cometió.. más cuchillos. esas nueve letras vinieron a su memoria.. sangre roja. Que así sea. en lo más profundo de su mente. sus manos sostuvieron firmemente el fino papel blanco. al lado. Desde el momento en el que él abrió el sobre y vio los nombres. Dos palabras. Página | 9 . Su objetivo había sido marcado. el resultado había sido una conclusión inevitable. Ya lo había hecho antes. con letras negras espaciadas igualmente. Más agujas. La muerte se aproximaba.

trató de enfocarse en otra cosa. como siempre. Sus manos encontraron su camino hasta su celular. no estaba segura de cuál. pero por alguna razón. invitado a salir después de la escuela. todo lo que ella tenía para mostrar del año era un registro de asistencia perfecta y un anuario lleno de dulces e insignificantes clichés. Que para el final del primer año alguien se habría molestado en aprender su nombre. o al menos pedirle copiarse de su tarea de geometría. ella había pensado que la secundaria sería diferente. A sus compañeros de clases no les gustaba ella. Deslizando el ofensivo anuario casi fuera del alcance.Capítulo 1 Traducido por AntoD Corregido por Anjhely “¡Ten un gran verano!” “¡Sé agradable!” “¡Ten un gran verano y sé agradable!” Claire Ryan había estado leyendo permutaciones de esas palabras en las páginas de sus anuarios por casi tanto como podía recordar. Eres tú. No son ellos. y para el primer día de su decimoquinto verano. Claire hizo a un lado el pensamiento y se sentó con las piernas cruzadas en el suelo. Pero incluso los más atroces tramposos habían quedado inconscientes de la existencia de Claire. optimismo o estupidez. y antes de que Claire lo Página | 10 . Tampoco les desagradaba. Simplemente no les importaba. Que ella sería diferente.

Y las cosas aquí están geniales. y luego terminó el mensaje que seguiría pasando y pasando. espero que estén teniendo un buen tiempo. Con la cantidad de tiempo que gastaba leyendo y mirando televisión. Yo estoy… —Claire se maldijo a sí misma. reforzando cada sonido y repitiendo lo que decimos. que nunca volveré a hablarte de nuevo. pero apenas. Maternés: es una forma característica del habla. Adiós. solo para oír el sonido de la casilla de mensajes. Se caracteriza por vocalizaciones claras. y aclarando un último punto que de alguna manera podría habérsele escapado a su madre—. y tu padre y yo estaremos en casa pronto”. era el maternés2 para: “te extraño.supiera. Te amo. Emmm… soy Claire. que emplean los adultos al dirigirse a los niños pequeños. o por lo menos una más creativa. se dijo Claire severamente a sí misma. Ella casi podía pretender que: “por favor. Quería dejarte saber que el último día de escuela fue… fue genial. No se preocupen por mí. mamá. Si dices genial una vez más. 2 Página | 11 . su dedo índice estaba marcando un número familiar. quizás dos. —De todas formas. —Estaré bien. —Claire se ahorró el trabajo de tener que regañarse a sí misma. Ella esperó un latido. dejando muy claro el lenguaje y permitiendo que los niños lo oigan varias veces. pero no pudo detener la palabra saliendo fuera de su lengua— …genial. Estaré… No de nuevo. Luego vino el pitido. juro por Dios. deje su mensaje y se lo devolveré tan pronto como sea posible”. —Hola. ella realmente debería haber sido una mejor mentirosa.

Al momento que colgó. una nadie. una vez al año. Debería yacer aquí. Eso era todo Página | 12 . Estoy celosa de los pedos. Las olas de sonido eran escuchadas. No podía haber algo malo con todos los demás en el mundo. Incluso los pedos clandestinos tenían la distinción de ser olidos. hacer las cosas correctas. ser un poco más interesante… Nunca va a suceder. Claire Ryan era un fantasma. Era un nuevo golpe bajo. incluso para Claire. El oxígeno era invisible. pero tenías que respirarlo de todas formas. El sentido común decía que tenía que haber algo malo con ella. Si ella pudiera decir las cosas correctas. deje un mensaje después del tono.” —La historia de mi vida —susurró Claire. Debería yacer aquí por siempre y nunca jamás levantarme. Envidio las tóxicas y gaseosos excreciones de la parte trasera del ser humano. Dos minutos de revolcarse. se obligó a abrir los ojos. y el hecho de que las palabras salieran fáciles y no duras. Invisible habría sido una mejora. Oh. y alcanzó primero el teléfono y luego el anuario. se sentó. una nada. era su primera pista de que el tiempo para revolcarse podría ser la noche. “¡Ten un gran verano!” “¡Sé agradable!” “Por favor. Claire presionó sus labios y mantuvo a raya ese pensamiento. Dios. y ella cerró sus ojos. su teléfono se unió al anuario en el suelo. permitiendo que su cabeza golpeara brutalmente el piso de madera de su habitación. Y mi cabeza duele. Claire descruzó sus piernas y cayó de espaldas. Después de un largo momento.

ella dejó a las puntas de sus dedos explorar las grietas y las líneas de los bordes de los libros hasta que sintió el zigzag que estaba buscando. En su lugar. La garganta de Claire se apretó. un pie puesto ligeramente delante del otro.6 Claire cerró los ojos y pasó la mano por los lomos de los libros de la fila más expuesta del estante superior. 5 The Secret Garden: libro de Frances Hodgson Burnett. la de la imaginación hiperactiva. Soy mejor que esto. Anne. Ender’s Game: libro de Orson Scott Card.3 Ender’s Game. y poner a sus viejos amigos en lugares más honorables cerca del medio y la cima. Ella había hecho este viaje muchas veces antes.lo que tenía. A Tree Grows in Brooklyn.” A Tree Grows in Brooklyn: libro de Betty Smith. 3 4 Página | 13 . que se tomaba como un insulto personal cuando las personas deletreaban su nombre sin la ‘E’. para colocar otros anuarios en el estante inferior. Abrió sus ojos y tomó una irregular respiración. Como un hombre ciego leyendo en Braille. Anne. hasta la estantería bajo su ventana. pero ella se rehusaba a permitirse llorar. se puso de pie y caminó. 6 I Capture the Castle: libro de Dodie Smith. lo más cerca que podía permitirse del borde del abismo sin dejar que la devorara entera. “Anne.4 The Secret Garden.5 I Capture the Castle. Claire sacó cuidadosamente el libro del estante. la textura casi aterciopelada de un tomo leído tan a menudo que el papel en la cubierta había sido desgastada en blandas y raídas protuberancias.

confiada que dondequiera que ella empezara. Nadie lo vio. sus ojos claros. Él era el suave toque de una cálida brisa. Atrevimientos y dramatismos. Y si lo hicieron. incoloro e inodoro líquido. no importaría. Página | 14 . sus cicatrices y tatuajes serían olvidados. escribieran o lo pensaran en absoluto. lo bonito que sería tener a alguien que escribiera mal su nombre. La pequeña aguja con forma de flecha en su mano izquierda desaparecería de sus mentes.Sabiendo que era demasiado mayor para el libro. quizás por milésima vez. Nadie lo notó. siempre y cuando lo dijeran. Claire se sentó de nuevo en el suelo y lo abrió a la mitad. Su garganta se relajó. momentos después. ella pensó. El agua sobre el borde de una represa. “Clair” o “Clare”. haciendo su camino calle abajo con una imperceptible pero letal gracia. la de tejas verdes.” Claire realmente sintió que su cuerpo dejaba ir la dureza de la realidad. Montgomery. lo lindo que sería ser el tipo de niña que podía aplastar una pizarra en la cabeza de un niño durante un ataque de ira. desesperada por una familia. como una huella en la arena seca. Una familia que había esperado un niño. el flujo de un silencioso. la habilidad de su mano que le permitió deslizar el 7 Anne of Green Gables: Ana. La cercanía de su cuerpo a su objetivo. y la indignidad de tener el cabello rojo. Su boca se curvó hacia arriba. pero no importándole. su cabello oscuro. sabría exactamente dónde tomó la historia. Y mientras se perdía en Anne of Green Gables7. Una negra serpiente venenosa lista para atacar. “Una niña huérfana. Libro de L. *** Nix entraba y salía de la multitud.M.

las noticias de la mañana estaban terminando con una historia de interés local sobre un parque acuático para perros. y su cabello negro azabache deberían haber sido llamativos. Si un senador se clasificaba a la par con unos perros deslizándose por unos toboganes en “N”. La muerte de un senador. Los doctores intentaron hacerle un doble bypass. así como así. Nix debería haber sido memorable. y luego. Él no era nada. —Once —susurró Nix la palabra al aire. Mirar las noticias se suponía que era la manera de mantenerse anclada a la realidad de Claire. pero el joven senador de Iowa no sobrevivió al procedimiento.veneno directamente en la vena del senador. Pero no lo era. nunca sería registrado por ningún transeúnte como más significativo que un tazón vacío volando al azar por la calle. Y él nunca fue atrapado. a sus familiares sobrevivientes y los potenciales sucesores. Un parque acuático para perros. pero ella podía sentir al mundo deslizarse más y más lejos. sabiendo que el mundo exterior nunca escucharía o reconocería el número por lo que era. Claire agarró el control remoto y apagó la televisión. luego de sufrir un ataque al corazón en su ciudad natal de Des Moines. El interior de Claire se estremeció mientras la voz barítona del presentador continuaba hablando de la prematura muerte del Senador Evan Sykes. Claire ni siquiera quería pensar dónde Página | 15 . Los pómulos afilados de Nix. Él era Nobody. *** —El Senador Evan Sykes fue llevado de urgencia anoche al hospital.

lo suficientemente algo que bien.quedaba ella. Página | 16 . lo suficientemente independiente. lista para enfrentarse al mundo. las leyes de probabilidad estaban de su lado. no pensaban. Por un momento. 8 The Hollow Kingdom: libro de Clare B. Ella iba a tener un gran verano. o alguien lo notaría. pero Claire podía sentir la necesidad de revolcarse en círculos en las paredes de su mente. ella y una copia de The Hollow Kingdom8 hicieron su camino hacia la piscina comunitaria. o ella dejaría de importarle lo que las demás personas pensaran. Sacó un par de pantalones cortos del fondo. ellos atenderían. ella sería lo suficientemente agradable. más precisamente. Tarde o temprano. Y tarde o temprano. Claire se puso un traje de baño. y ella no estaba dispuesta a darle entrada. No. Dunkle. estuvo tentada de llamar a sus padres de nuevo. con la cabeza en alto. Determinada. Ella iba a ser agradable. en absoluto. Y. o.

aumenta su capacidad de atravesar el mundo sin ser notados. no se sentía como una persona en absoluto.Capítulo 2 Traducido por Polilla y QueenDelC Corregido por Anjhely El cuarto de Nix en el instituto era blanco como una cáscara de huevo y completamente desnudo. Era lo último en una secuencia de teorías que Nix detestaba. Máximamente insignificantes. Quién era él. A los diecisiete. Nobody. Esa era la clase de cosa que los científicos no podían entender. No iba a cambiarlo. Nobodies pasaban por la vida incapaces de dejar sus marcas en otra persona. Página | 17 . Él era nada. más potentes se vuelven sus poderes. Colocando algo en sus paredes no iba a cambiar eso. Lo que podía hacer. Nix no era la clase de persona que tenía algún deseo en particular de ser comprendido. Privarlo de todo el contacto con la energía que corre sin ser vista a través de todos y todo. La Sociedad científica moderna creía que cuanto menos esté expuesto un Nobody al mundo exterior. La mayoría de los días. Metafísicamente deficientes.

una mezcla de los sermones de sus entrenadores en estéreo. Nunca era suficiente. Página | 18 . No importa lo que hagas.Eres menos que el aire. Tú no eres nadie. Él apoyó su espalda contra la pared y dejó de respirar. No eres nada. La oscuridad bordeando la línea de su visión. muy especial. Si te lo permites. se cortó a sí mismo. esa cosa intangible que otras personas tienen que les permiten formar conexiones. El pecho de Nix comenzó a arder y. uñas desparejas cortando serradas líneas en su estómago y brazos. no importa hacia dónde te dirijas. Colocó sus sangrientas manos hacia arriba en sus rodillas y cerró sus ojos. que les permite importarles… Tú no lo tienes. y eso es muy. tú puedes amar. pero tú nunca los afectarás. No era suficiente. Había aprendido su lección tan a menudo que estaba marcado en su mente. la voz en su cabeza. sin embargo nadie nunca te amará. Menos que una sombra. Nix comenzó a sangrar. las personas siempre te ignorarán. Gotas de sudor se levantaron en su piel desnuda. Saciado y calmado por su arrebato. Tú nunca lo vas a tener. Nix se deslizó hacia el suelo. no podrían. con silencio y salvajismo ritualizado. Ellos te afectarán. hundiéndose suavemente y sin fuerzo en la posición de loto. Esa cosa. Incluso si ellos quieren hacerlo.

su respiración uniforme—. pero sus entrenadores nunca habían sido nada por ellos mismos. La Sociedad de Sensors había estado estudiando metafísica por doscientos años. Soy olvidado. habló. Soy Nix. sus miembros le habían enseñado lo que él era. Sus palabras. Soy una sombra. Él era constante. Los inhaló y los exhaló. Y cualquier cosa que su próxima asignación contuviera. sin embargo. Ellos nunca habían probado su tipo de poder. no las de La Sociedad. callejones traseros. ¿podría conseguir una toalla? Claire firmó en la recepción. Página | 19 . Pensamientos prohibidos. *** —Disculpa. Él era inmutable. y por primera vez desde que regresó de su misión.Yo soy todo. monstruos vestidos como hombres. lo que siempre sería. —Soy un Nobody. visitar dignatarios. Soy aire. Sus entrenadores no podían hacer lo que él hizo. Soy poderoso. haciendo la raya de la “T” en su nombre de una forma lo suficientemente grande para parecer un círculo. musical como la de una sirena con voz rasposa cantando el blues. él estaba listo. —Sus labios se curvaron hacia arriba. su voz baja y brusca. Para el número doce. Soy nada.

un buen libro. su disculpa de reflejo saliendo a toda marcha. Día caluroso. Por un momento. La muchacha a la que le estaba pidiendo disculpas echó su rojo cabello sobre su hombro e inclinó su cabeza hacia un lado. y miró directamente pasando de Claire con la clase de indiferencia solo posible entre las edades de catorce y veinte años. sin embargo la ladrona de toallas se volvió en el mismo momento exacto. lo siento mucho —dijo Claire. Claire la observó. determinada a captar la atención del chico trabajando detrás de la recepción. la muchacha levantó su otra mano. Realmente no necesito una toalla. Sonrió. piscina fría. rubio y con gel y decentemente espeso. Puedo secarme al aire. Se movió para tomar una toalla. Y se lo entregó. De pronto. pero el muchacho no hizo mucho más que pestañear. sintiendo como si estuviera invadiendo una clase de ritual sagrado. el chico se despertó. ¿Para eso es el sol? ¿Cierto? Rindiéndose. Luego la chica elevó una mano y lentamente la movió por el lado de su propio rostro. ella se quedó de pie muy derecha y tan quieta que Claire creyó que ella estaba rota. ¿Qué más podría una chica pedir? —¿Podrías por favor pasarme una toalla? —habló un poco más alto esta vez. Claire giró para dirigirse hacia el área de la piscina. —Ummm… ¿disculpa? —Claire sintió como si estuviera gritando. Blandiendo The Hollow Kingdom como si fuera una bengala. y ambas chocaron con fuerza. Página | 20 .Ella podía hacer esto. A la chica de pie detrás de Claire. —Oh. El chico en cuestión pasó sus manos por su cabello.

a Claire le gustó que le gustaran las cosas que eran poco apreciadas por otros. sin duda. Era. Determinada a sacarse eso de encima.la palma primero. Claire escaneó la plataforma y encontró una tumbona abierta orientada entre la piscina de bebés y el trampolín. Claire retrocedió. Tal vez realmente la descompuse. pero en sus momentos opuestos. Sus manos revolotearon de regreso a sus costados y en una completa e impasible voz. Y luego dio la vuelta y camino de regreso hacia el aparcamiento. más húmeda y la menos deseable tumbona en la plataforma. Página | 21 . fuera de su mente. Recostándose en la silla. dejando que el escándalo de la piscina se desvaneciera en el fondo. El zumbido de las olas mentales de Claire se acomodó en el patrón necesario para un viejo modo de espera. la codiciada toalla aún colgando sobre su brazo. Nada. pensó Claire. luego sobre sus brazos. y la dejó sobrevolando justo sobre el rostro de Claire. Claire le ofreció su rostro al sol y cerró sus ojos. perfecto para tomar sol y garantizar mantener a raya sus pensamientos. Respiró dentro y fuera. —¿Te encuentras bien? Lo lamento tanto… La pelirroja no registró las palabras de Claire. Eso fue extraño. —De acuerdo —Claire dijo. la más ruidosa. en voz baja—. ella susurró una única e inquietante palabra: —Nada. empujando a la pelirroja y su acusación. La muchacha alcanzó su teléfono celular.

también. Sangre. con varios niños pequeños. y entonces el chico está ahí. y un cardenal en su costado. a su lado.Situaciones. a pesar de saber que él tiene razón? Por razones que no podía entender por completo. Su cabello es oscuro. —¿Te encuentras bien? —te pregunta. estuviera decidido en hacerte revisar por un doctor? ¿Y si se tratara de una madre. Él llega en un borrón y se inclina sobre ella. Página | 22 . ella sintió el sol en la parte baja de su espalda y cedió al encanto de la imagen arraigada en su mente. y fruncir sus labios cuando dijiste que no querías ir? ¿Y si fuera un agente encubierto del FBI. porque moverte podría molestar tus heridas internas? ¿Y si mantuviera su rostro cerca al tuyo y sus manos en tus hombros? ¿Qué pasaría si quisieras luchar contra él. sin embargo un poco en la parte posterior de su cabeza. esperando para que una tomara fuerza. a Claire le gustó bastante la Situación. no mucha. disfrutando la sensación del sol en su cara. su cuerpo. y tú de alguna manera hubieras tropezado en una parte esencial de su caso? ¿Qué tal si hubiera un chico. pensó Claire. Accidente de auto. El coche que la golpeó huyó. la longitud de sus extremidades. hasta que él es todo lo que ella puede ver. pero la persona que lo vio suceder. Girándose sobre su estómago. un total extraño. sin molestarse en ver si ella se encontraba bien. quien no podría evitar ser maternal contigo. Situación: ¿Cómo sería si fueras golpeado por un automóvil. y no te dejara levantarte del suelo. porque entonces sería estúpido rehusarse a ir al hospital. y desesperadamente no quisieras ir al hospital.

No, eso no es correcto. Esa era una cosa tan normal para
preguntar. Sería una Situación mucho más interesante si su
rescatador fuera un poco anormal. Y si ella no quisiera ser
rescatada.
—¿Qué demonios estás haciendo? —demanda él, su voz
un poco más que un gruñido.
—Yo… ¿quién eres tú? —Ella intenta levantarse—. Auch.
—Quédate quieta. —Él parece esperar que sus palabras
sean obedecidas. Sus ojos destellan.
—No me toques. Estoy bien. Y si quiero ponerme de pie, yo
lo…
—Fuiste golpeada por un auto. Deambulaste hacia la calle
y fuiste golpeada por un coche. Una ambulancia está en
camino.
—No quiero una ambulancia.
Él se inclina más cerca de ella, sus ojos estrechándose, y
por un segundo, ella cree que la besara.
—Bueno princesa, eso es tan malditamente malo.
¿Princesa? ¿Princesa? Claire se alza nuevamente, lista
para decirle lo que piensa de su machismo de porquería, pero
la sujeta por los hombros, sosteniéndola en el lugar más por el
poder de su toque que el de su fuerza.
—¡Quita tus manos de mí!
—Quédate quieta. —Por un momento, la voz del
muchacho es horrible, pero luego la suaviza—. Puedes estar
herida. Sígueme la corriente.

Página | 23

Y luego llegó la ambulancia.
Fin de la Situación.
Claire abrió los ojos y se dio la vuelta, justo a tiempo para
que un tsunami de agua la azotara como si fuera un luchador
profesional.
Malditas sean, bolas de cañón.
Claire escupió, resopló y trató con desesperación de no
ahogarse en su propia silla. Parpadeó violentamente y ese fue el
momento exacto cuando escuchó la voz.
—Te ves como si estuvieras pensando mucho, jovencita.
Le tomó un par de segundos localizar al que hablaba: un
anciano con el rostro arrugado como un sofá de cuero y ojos
cafés tan oscuros que no podía distinguir las pupilas en ellos. Por
un momento, Claire asumió que el hombre le estaba hablando
a alguien más, en parte porque las personas, como regla
general, no se le acercan a Claire e inician una conversación, y
en parte porque estaba segura de que se veía más como una
rata mojada que como alguien que fuera descubierto
pensando profundamente en algo.
Di algo. Responde. Sé graciosa.
Mientras Claire trataba desesperadamente de encontrar
una respuesta, el hombre se inclinó hacia adelante, la
intensidad de su mirada detrás de sus lentes de fondo de
botella, sus ojos estaban fijos en un punto directamente sobre su
hombro izquierdo. Esos iris sin pupilas voltearon de izquierda a
derecha, luego arriba y abajo con un esfuerzo que le recordó a
Claire un escuadrón de soldados buscando una aguja en un
pajar.

Página | 24

—Solo estaba aquí sentada —dijo Claire finalmente, pero
las palabras salieron como un susurro.
—Tienes una forma de pasar desapercibida, ¿no? —
preguntó el hombre, su voz nada grosera.
Claire asintió, pero antes de que terminara el movimiento,
el hombre miró hacia otro lado, y algo muy dentro de Claire le
dijo que él no iba a volver a hablarle. Él había visto lo que
necesitaba ver, y ahora se iba a ir.
Mientras
Claire
lo
miró
desaparecer
hacia
el
estacionamiento, no pudo evitar preguntarse qué es lo que
estaría buscando, y no pudo hacer a un lado la única palabra
que sus recuerdos le traían una y otra vez con la voz de la chica
de cabello rojo.
Nada.
***
Muros blancos. Piso blanco. Cama blanca. Nada que ver.
Nada que hacer.
Cansado de la pretensión que la puerta, cerrada desde
afuera, podía mantenerlo encerrado, Nix tomó la decisión de
desaparecer. Con una precisión experta y una facilidad poco
natural, soltó su agarre del mundo físico.
Dejó ir sus pensamientos, sus emociones, su cuerpo, su
nombre.
Dejó ir los fuertes susurros de dolor de sus más recientes
cortadas.
Menos que una sombra. Menos que el aire.

Página | 25

Nix dejó ir todo lo que le importaba y se convirtió en
Nobody, la clase de Nobody que no le daba el derecho a nada
en este mundo, porque era incapaz de dar algo de regreso.
El mundo estaba hecho de energía. La mayoría de las
personas ni siquiera se daban cuenta que estaba aquí, dentro
de ellos, fuera de ellos, en todas partes. Excepto en Nix.
El mundo podía tocarlo, pero él no tenía nada que dar de
regreso.
En su peor momento, ni siquiera era suficientemente bueno
para la gravedad.
Menos que una sombra. Menos que el aire.
Nix desapareció. Estaba ahí, pero el mundo no podía verlo.
No podía sentirlo. No podía olerlo.
No podía controlarlo.
Para cualquier propósito, era invisible. Inmaterial. Sin
importancia.
Y como solo alguien completamente inexistente podía,
caminó directamente a través de la gruesa puerta de madera y
salió del lado opuesto. Manteniendo a raya sus pensamientos,
Nix fue a través de los pasillos y vestíbulos de uno de los edificios
más seguros del país. Este era su dominio, el único hogar que
conociera alguna vez. Desde afuera, el instituto lucía como
nada más que una casona, pero dentro, era artística,
inmaculada y segura: una mezcla perfecta de La Sociedad
misma, antigua, secreta, algo como una leyenda, pero al vilo
de la ciencia moderna al mismo tiempo.
Nix se deslizó en las Sombras. Esperó y miró. La Sociedad
era una máquina con muchas partes movibles, muchos
Página | 26

miembros. Incluso aquellos que se acercaban a una distancia
menor al grueso de un cabello permanecían ignorantes de su
presencia. Eran Normals, y él era nada.
Invisible.
Desvanecido, Nix podía ver la forma en que la luz jugaba
con los ojos de un hombre, con las yemas de los dedos de una
mujer, una nariz peculiar.
Sensors.
Para una persona promedio, todos se habrían visto igual,
pero desvanecido, Nix tuvo un recordatorio visual de que los
Sensors eran diferentes, que de todos los Normals en el mundo,
ellos eran los únicos que tenían oportunidad de reconocerlo por
lo que era en realidad. La mayoría de las personas no tenían
idea de que había energía en la vida, un “algo” inmaterial y
subyacente que los hacían lo que eran. Pero los Sensors eran
diferentes: sensibles a la presencia o ausencia de energía.
Podían olerla, probarla, sentirla. El sentido particular variaba de
persona a persona, pero una constante permanecía. Los Sensors
conocían la energía, reconocían aberraciones. Y aun así,
caminaron a un lado de Nix, sin notar lo fácil que él pudo
haberse estirado y golpear con su mano inmaterial a través de
sus cuerpos. No podían verlo. No podían sentir su presencia en
las arrugas de sus dedos o las papilas de sus lenguas. A menos
que estuviera sólido y lo estuvieran buscando, y, ¿por qué lo
harían? ¿Por qué lo haría cualquiera? Su falta, su deficiencia, su
presencia pasaron desapercibidas.
Estuvo igual de bien como si Nix desapareciera. Los Sensors
y los Nobody no se mezclaban bien.
—¿Está seguro el viejo?

Página | 27

Desde el salón de conferencias en la habitación detrás de
él, la voz de Ione atravesó los pensamientos de Nix, y leyó en su
tono y sus palabras que había encontrado su siguiente marca:
otro nombre que se deslizaría bajo su puerta, otra vida para que
tomaran sus manos.
Nueve meses. Seis meses. Dos.
El tiempo entre sus asignaciones se acortaba.
Ya no eran semanas, ni meses. Días.
—Cyrus confirmó el diagnóstico que su aprendiz de sesenta
años hizo esta mañana. Está bastante satisfecho con su
demostración del progreso de Mariah como Sensor, pero
obviamente molesto con su propio avance. Encontrar a esa
chica, en su zona, holgazaneando en una piscina, justo frente a
su nariz… Cyrus estaba avergonzado de haber pasado por alto
algo como esto hasta ahora.
—Bueno, estas cosas suceden.
Nix procesó las palabras de Ione. Los Sensors deben haber
encontrado otro Null.
El agarre de Nix sobre absolutamente nada comenzó a
aflojarse. Aun así no aparecía. Aún no era importante. Aún era
mortal. Pero en momentos, perdería su desaparición y sería
sólido de nuevo. Real.
Ellos siempre le causaban esta reacción. No Ione, quien
había sido directora del instituto desde que Nix podía recordar,
o los Sensors, quienes habían sido la tabla firma de La Sociedad
por cientos de años, sino su tema de conversación. Nulls.
Psicópatas. Los últimos alguien. Los términos eran tan poco
importantes como las teorías de los científicos sobre cómo y por
qué pasaba que algunas personas nacían con una habilidad
Página | 28

heredada para dejar marcas en otros, y ser inmunes a ser
marcados de regreso.
Nix no necesitaba saber “por qué”. Odiaba a los Nulls,
odiaba que, por poco que podía afectar a otros, a ellos los
podía afectar menos.
Monstruos sin alma.
Maestros de la manipulación, sin un gramo de compasión
humana.
Animales que tenían que hacerse a un lado.
Eso era lo que eran los Nulls. Eso era por lo que los Nobody
existían, para cazarlos. Para proteger al resto del mundo. Los
Normals.
Con sus últimos momentos de poder al máximo, Nix se
deslizó en el salón de conferencias. Reapareciendo
completamente, caminó hacia adelante. Si hubiera sido una
persona normal, Ione y Richard, uno de los Sensors más antiguos,
habrían sentido su mirada penetrante como si fuera una cosa
física.
Pero no lo hicieron.
En lugar de eso, Nix fue capaz de deslizarse a un lado de
ellos sin ser detectado. Parándose cerca, se inclinó hacia
adelante y susurró una sola palabra sobre sus nucas:
—¿Mío? —preguntó, algo que parecía y no anticipación
en su voz.
Si hubiera sido alguien o algo más, su repentina aparición
los habría hecho saltar, pero los Nobodies no pueden inspirar
miedo. U odio.

Página | 29

No a Nix. no tenían oportunidad contra esta clase de psicosis y un Sensor no podría ser mejor que eso. La Sociedad tenía otros usos para él. la cosa que ella había ordenado ya estaba más que hecha. No las cicatrices. la clase que podría dar y tomar energía. las que se había hecho solo. No se supone que salgas de tu habitación solo. Conocía cada centímetro de este edificio. Normals como Ione. —¿Mi objetivo? —preguntó Nix. Nix se encogió de hombros. Para derribar a un Null. haciendo un gesto con la cabeza hacia la carpeta y tomándola como una conclusión de que tenía que ser el elegido para ese caso. necesitabas a un Nobody. ya estaba prácticamente muerto. Con un solo movimiento. Sin otra palabra. El Null. amar y ser amados. Probablemente ella pensaba que lo estaba viendo. Tienes que preocuparte por él. pero estaba equivocada—. en realidad. —Oh. —Ione se dio la vuelta para mirar el área sobre el hombro de Nix. Ione le pasó la carpeta. pensó Nix. Y Nix era uno único en su tipo. Tienes que atraparlo.O cualquier emoción. afectan a otras personas y pueden ser afectados por ellos. Me pregunto qué es lo que Ione y Richard ven cuando me miran. una línea por cada uno de sus asesinatos. lo conocía mejor que cualquiera. No los tatuajes. además de un vago malestar. Página | 30 . ¿Qué iban a hacer? Para castigar algo tienes que verlo. eres tú. No el peligro. quien quiera que fuera.

Podría haber sacado un cuchillo contra ellos. Nix bajó los ojos de sus rostros y sus dedos se apretaron contra la carpeta. y aun así sus niveles de adrenalina habrían permanecido exactamente iguales. ¿Y qué si era invisible. Página | 31 . Los Nobody nacieron para ser asesinos. incluso para las únicas personas en el mundo que tenían motivos genuinos para verlo? Eso era exactamente lo que hacía que Nix fuera tan prolífico con su trabajo.

Nadie le había hablado. su bronceado está progresando muy bien. leyendo y pensando las variaciones de. Habían sido dos días desde su encuentro con el viejo hombre en la piscina. no. Con un leve suspiro. ella ya tuvo sus dos minutos para revolcarse en eso este verano. escogió el blanco en lugar del azul. así que no podía ser depresión. cinco diferentes situaciones. Y aun así… Claire ya estaba contando los días para entrar a la escuela. pero el broche en su traje de baño blanco estaba deformada y sus dedos se sentían tan gruesos como los de una salchicha cuando intentó juntar las dos partes. Claire se quitó la bata y comenzó a ponerse su traje de baño. al menos. pero ciertamente era menos que ideal. tomando el sol. como una forma para desafiar. no depresivo. Era realmente algo depresivo. Se colocó la parte de arriba del bikini y se ajustó las tiras sobre sus hombros. nadie había mirado fijamente por encima de su hombro. aunque la parte lógica de su cerebro le decía que con tres días en la escuela contaría los días para las vacaciones de verano. y ella regresó obedientemente cada día.Capítulo 3 Traducido por Kirara7 Corregido por Anjhely La resolución de Claire de divertirse y ser dulce estaba desapareciendo. a falta de un mejor plan ella iba a mantener su rutina y sería feliz aun si la mataba. Página | 32 .

fue reemplazado por la abrumadora sensación de pinchazos en su cuello. Se sienten como alas en mis hombros. Lentamente. que nadie notaria si algo malo le sucediera. muy consciente de que estaba sola en la casa. Página | 33 . corrió la cortina que estaba al lado de su estantería de libros.No seré derrotada por un bikini. Que nadie sabría si desapareciera. En el instante en que se formó el pensamiento en su mente. Claire sintió que la piel de gallina se alzaba por sus brazos. su largo cabello castaño rozaba sus hombros mientras lo hacía. no se dio la vuelta. sus dedos sosteniéndose fuertemente a los broches de su vestido de baño y los escalofríos se incrementaron. De que siempre estaba sola en la casa. Ella se congeló. no terminó de abrocharse su traje de baño. cada pinchazo empezaba en su pierna y se arrastraba como una araña hacia su espalda. cruzó la habitación. siento como si alguien estuviera a punto de atraparme pero no hay nadie aquí. sosteniendo la parte de arriba en su lugar. Claire no se movió. cerró sus ojos. como si hubiera algo dentro de su cuerpo que luchara para salir. quieta. Claire se forzó a respirar. Se siente como si hubiera alguien afuera. Puedo hacer esto. Dejó de respirar. Alguien me está mirando. simplemente se quedó allí.

*** Su blanco era sin duda la criatura más tonta en la superficie de la tierra. podía sentir que temblaban sus manos. Pero cualquiera que fuera la razón. la chica había sido clasificada como código Omega. más repugnantes y pútridos Nulls. cada uno rompiéndose como cristal a lo largo de su cuerpo. Él podía ver su corazón latir bajo su piel color caramelo. burbujas de aire directo al corazón. ¿también correrás por un callejón oscuro? Y aun así. una designación dada a los más peligrosos. como si quiera hacerle saber exactamente dónde poner la bala. no podía abrir sus ojos. Los escalofríos se convirtieron en algo caliente y fuerte sobre su piel. Tú eres la persona más tonta que ha existido. su torso entero saltaba por culpa de su pulso errático.Estuvo parada ahí. congelada al piso. la luz del sol brillando en su rostro por varios segundos mientras buscaba la fuerza para abrir sus ojos. ya que estás en eso. Una gran idea. pero no podía abrir sus ojos. una mirada fantasma tallando su marca en su carne. casi podía imaginarse el rostro al otro lado de la ventana. él era un asesino silencioso. ella estaba ahí. Ella podía sentir que alguien la miraba. en serio. Página | 34 . ¿No te he llevado a más de ocho millones de películas de horror en los últimos cinco años? Parada ahí con tu traje de baño sin abrochar en la espalda y tus ojos cerrados. Simplemente no podía. se dijo a sí misma. asfixia. como un venado atrapado por las luces. con la cortina corrida. Nix normalmente no era de los que dejaba herida de entrada o de salida. el blanco perfecto. porque crees que alguien te está espiando. venenos.

Nix sostuvo fuertemente la cubierta de su propia invisibilidad. Era una precaución innecesaria. Omega significa matar a distancia. Página | 35 . demasiado fácil. sin sentir empatía ni ninguna emoción. Él había observado a esta chica. Menos que sombra. no podía pensar en esta chica como una chica y no podía pensar sobre ella como un monstruo. pero una que él aun así tomaba. ¿Sintió el peligro? ¿Había matado lo suficiente para reconocer la muerte en el aire? ¿Sabía que después de hoy no volvería a matar? El arma en las manos de Nix era fría y pesada. se había permitido ser distraído por la sombra de su cuerpo. menos que aire. Los Nulls eran manipuladores. Ellos eran incapaces de pensar en alguien o alguna otra cosa y tarde o temprano ellos siempre mataban. ella era una plaga y él era la única cura. En su mente Nix estudió a su presa desapasionadamente. no a una chica.Omega significa no comprometerse. por demasiado tiempo. ellos eran cáscaras que se burlaban de lo que significa ser humano. a esta chica en la ventana. y ajustó el silenciador. Omega significa hacerlo sangriento. si este Null era código Omega. No importaba. no podía darse el lujo de ser una persona si no quería ser atrapado. Nunca he matado a alguien de mi edad antes. esperanzas y los sueños de otros. no podía permitirse pensar sobre algo. preguntándose qué giro del destino la trajo a la ventana. ellos jugaban con las emociones. Más que nada. sus dedos se deslizaron sobre el gatillo.

nunca sabrían por qué tendrá que hacerse. pero en lugar de mirar más allá de él. pero una vez la semilla estaba sembrada sabían que sería una asesina. se preguntarían quién haría tan terribles cosas. Hazlo. cubierto de sangre. Una mujer pasó delante de él. Ahora que sus ojos estaban abiertos. Eres un Nobody. Ellos nunca le agradecerían. el blanco de Nix lo miró directamente. Y entonces ella abrió sus ojos.Él necesitaba pasar desapercibido. alrededor o a través. Tú no eres nada. estornudo y volvió a correr. el corazón por debajo de su piel besada por el sol deteniéndose. que se extendía ligeramente por su piel. imaginado la bala entrando por su pecho. El gatillo presionándose contra sus dedos. Ella lo vio y gritó. Nix se movió para disparar. no podía cerrarlos. no podía apartar la Página | 36 . tú nunca le importarás a alguien y la única forma en la que puedes marcar la diferencia en el mundo es matando. Nix levantó sus brazos. El mundo podría nunca saber cuán peligrosa era esta chica. Él vio el traje de baño como estaría. *** Claire se sintió más que escucharse gritar. sosteniéndose por una mano en su espalda. apuntó su arma al final del traje de baño de su blanco. paseando tres perros con dos correas. movió su cabeza. el tercer perro corría sin correa y fue el que se detuvo por un instante frente a él.

Claire se dio cuenta. la señora Milligan no. no del arma apuntando directamente a su corazón. su boca suave. Él era el chico más guapo que jamás había visto. Este chico va a matarme y ella caminó como si nada. e incluso desde la distancia. ni la desconcertante verdad de que no había salido del camino. Claire casi podía entender que su vecina no escuchara sus gritos. ¿Cómo alguien puede quererme muerta si nadie sabe que estoy viva? Era una pregunta. No me estoy moviendo. Sus mejillas eran afiladas. largo y en un brazo había tatuajes de arriba abajo. ni señora Milligan y sus tres pequeños yorkies. Sus ojos eran azules. Y ella no Página | 37 . ni el arma que tenía apuntando a su pecho. ella estaba adentro. solo gritando. estoy gritando y no hay nadie que me escuche. ni papá. líneas nagras que cortaban su brazo. Había una línea delgada por su cuello. Nada de esto tenía sentido. Aún sigo gritando. y él iba a matarla. ni del chico que la sostenía.mirada. tan claros que se preguntó si brillaban en la oscuridad. ni siquiera la forma en la que ella sabía que él estaba aquí. cada una se unía para crear una X desigual. ni el hecho de que no hubiera jalado el gatillo. Aún sigo gritando. ella podía ver una cicatriz creciente en el lado izquierdo de su barbilla. su cabello era negro. Ni mamá. una buena pregunta pero tal vez no la más relevante en ese momento.

mirando y gritando. una pequeña unidad de un para siempre en la que estuvo gritando y mirando. cada marca. ni un desastre natural lo suficientemente grande para hacerle justicia al inmenso placer y turbulento poder estrellándose en su espalda. no era un tsunami. en su interior. convencida de que sería la última cosa que haría. Sus ojos en los de ella. Su fascinación no pudo haber durado más de un segundo o dos pero para Claire se sintió como una eternidad. de su barbilla a su boca. ella lo miró. Claire Ryan pensó que le habían disparado. Y entonces él alejó el dedo del gatillo. Página | 38 . emanaba peligro de su cuerpo. cada revolcada. ahora la sentía en su interior. No era un huracán. cada sueño. a plena luz del día con un arma. Esto no era un terremoto. y por un momento. ¿cómo no podía ver a su asesino la señora Milligan? Él estaba parado ahí. Los ojos de ella sobre los de él. cada cosa que ha existido. El mundo explotó. cada musculo.esperaba que la señora se volviera y mirara hacia la casa o que viera su angustia o que se diera cuenta que una niña llamada Claire vivía en el 116. cada sentimiento que había sentido. el chico levantó sus ojos de su pecho a su barbilla. cada cicatriz gritaba por atención. cada situación. un pequeño momento. Era todo. de su boca a su nariz y finalmente llegó a sus ojos. un sonido ensordecedor llenó sus oídos. Su mirada le llenó de calidez hasta que pensó que se enfermaría de la exposición. pero. Si ella había sentido su mirada en su piel antes. No había una metáfora.

Para verlo. Con sorpresa Claire se dio cuenta de que no había herida. contrario a los pasados cuarenta y cinco segundos. no hay sangre. ella tenía que salir de la habitación. Él me disparó… lo escuché. escépticas sobre lo que su cerebro les decía. La vi. por una bala que nunca había sido disparada. Y para sentir que él la miraba. Para ver si aún estaba ahí. sin poder creer lo que le decía su cuerpo. Incluso si no quería. —Claire no era. escuché algo y Dios sabe lo que sentí. una persona sin sentido. comenzaron a buscar en su pecho por una herida que no existía. la sentí.Situación: ¿Qué si el único chico que te miraba quería verte… muerta? Sin sangre. incluso si la parte más tonta de ella quería volver a la ventana y mirar. Ella cayó al piso y se alejó lo más que pudo de la ventana. Claire intentó alejar sus ojos de él y en el momento que lo hizo su hechizo se rompió. su aliento atrapado en su garganta y sus manos. Incluso si no lo atrapaban. yo… —Tengo que llamar a la policía. Página | 39 . incluso si aquel que deseaba ser su asesino se había ido y nunca planeaba regresar. alejarse de la ventana y llamar a la policía. no había un pequeño agujero donde todo lo que ella una vez había sido podría salir.

Se ha ido. Claire sintió los pinchazos. Dios. ella sabía lo que sentía cuando el chico estaba ahí. Alguien intentó matarme y estoy triste porque se ha ido. Claire pensó mientras tartamudeaba su nombre y dirección a la operadora. No tenía sentido. estoy enferma. Por la primera vez desde que se acercó a la ventana. pero estaba segura. Mientras ella continuaba con su promesa. la calma de estar completamente sola. incluso para Claire. arrastrándose hacia el teléfono para marcar el 911. Él me quiere muerta y yo quiero verlo de nuevo. necesito ayuda y voy a llamar a la policía. Era sin lugar a duda. eso es todo. los fuegos artificiales. Página | 40 . Ella lo extrañaba. ella sintió la seguridad del anonimato. y sabía que verdaderamente se había ido. de ser Claire.Estoy enferma de la mente. sintió todo dejar su cuerpo. oficialmente estoy loca. una nueva bajeza. Bien. Oh.

No pasaría de nuevo. Quizás estaba planeando usarlos como escudos humanos: vivos y respirantes chalecos antibalas que no eran más para ella que los muebles. No con los padres de la chica a su orden y disposición. Nix no estaba completamente seguro. Eso fue lo que Nix se dijo a sí mismo. Kirara7 y Kensha Corregido por Anjhely Era una aberración. Un error. se inclinaban hacia delante para tener una mejor vista. No con la policía merodeando por todo el lugar ese primer día. Página | 41 . aunque en el fondo. Eran indiferentes cuando mami accidentalmente cortaba su dedo. Incluso como niños. no inmediatamente. los abrazos de los Nulls eran vacíos. No podía arriesgarse a volver a la casa de la chica para terminar el trabajo. mientras esperaba su tiempo en los días después de su intento fallido en la vida del Null. Porque la Null había decidido usar su antinatural carisma para atraer a su madre y padre a casa. O tal vez solo la hacía sentir poderosa saber que podría empujarlos hacía ella cuando quisiera. flanqueando todos sus movimientos durante los tres días desde entonces. Quizás la amenaza de su propia muerte valía el sufrimiento de la presencia de las personas que la amaban. En lugar de alcanzar las curitas. la mayoría de sus padres sabían que había algo malo con sus Nulls. como marionetas.Capítulo 4 Traducido por Kathy92. una y otra vez.

Solo… Ella lo había visto. Pero hasta que este particular Null lo había sorprendido. Ella podía. Fue. Defectuoso. si quería hacerlo. Lo había notado. Los Nobody caminaban a través del mundo inadvertidos. dolor de espalda. mirándolo. tanto como los Nobody la repelían. Debería haberla matado. el opuesto polar de un Nobody en cada sentido. Él iba a matarla. no había llamado la atención de la mujer con los perros. Real. Ninguno nunca lo había visto venir. Ella solo se quedó ahí. tensiones musculares. Que ellos podían hacerte sentir y hacer cosas que no querías hacer. Pero este Null no se había defendido. Página | 42 . No sobre sus hombros. Esto.Sin compasión. Sin empatía. Nix siempre había sabido que los Null eran peligrosos. esguinces y calambres. No. El ying de su torcido yang. Y. ninguna de sus marcas había tenido nunca la oportunidad de usar sus poderes en él. Los Nulls comandaban la atención y adoración. se sentía como si alguien hubiera puesto Icy Hot9 sobre todo su cuerpo. E incluso después de que comenzó a gritar. No a través de él. Dios. era diez veces más fuerte con los Nulls. Como estar conectado a una silla eléctrica. y los Null 9 Icy Hot: es un tópico rubefaciente destinado a aliviar dolores tales como artritis. Directamente a él. Tan potente como era la habilidad de Nix para perderse con los Normals.

y esta chica. y se dijo a sí mismo que es por eso que ella lo mantuvo despierto esa noche. justo en medio de los ojos. Debería haberla matado. No. Claire. Número doce. Nix recogió el arma y luego la bajó de nuevo. Conseguía colocar balas dentro de corazones y evitar que bombeen. Claire Ryan. Porque no había desaparecido completamente desde que sus ojos se habían encontrado por primera vez. Era un excelente tirador. La chica que iba a matar. Hoy. Ella había usado sus poderes para hacerlo sentir como algo. Claire merecía algo más personal. Ella debería estar muerta.solo veían lo que querían ver. Podía alcanzar objetivos. Porque había abierto su archivo y leyó su nombre una y otra vez. y luego se lo había llevado todo lejos en el momento que él se había dado cuenta de lo que ella pretendía. Nix encontró el pensamiento inquietante. y dentro de cráneos. Nix no podía afectar a nadie más. incluso cuando ella no tendría uno por mucho más tiempo. Pero asesinar de ese modo no era para lo que había sido entrenado. No era lo que ella merecía. Que si la Página | 43 . esta Null. no podía ser afectada por las apremiantes necesidades de otros. Lograba disparar a marcas. Él debería haber sido capaz de caminar hacia ella con una chirriante sierra eléctrica sin ameritar más que un segundo de su atención. Él nunca antes había fallado en llevar a cabo una asignación. hacerlo sentir valioso y notable.

Gusto. Así que él iba a usar sus habilidades. explorando por La Sociedad en zonas. Por los pasados tres días. No había estado lo suficientemente cerca para tener una identificación de ellos. entonces sabría quién y qué era él. Había usado su aptitud antinatural para manipularlo. Oído. buscando por aberraciones en el patrón del mundo. cuando ella sintiera ese pequeñísimo pinchazo y luego nada. que La Sociedad había enviado un equipo de limpieza. Pero cuando estaban en plenitud. No es que nadie le prestara mucha atención si tenían que hacerlo. trabajaban por cuenta propia. dirían y sus padres llorarían sobre ella con tanta angustia como alivio. desde la van sin distintivos que conducían. los Sensors Página | 44 .vida de ella no hubiera estado en juego. —Hoy. no habría fingido darse cuenta de él en absoluto. Claire —dijo Nix suavemente. Ayer. pero podía decir por la forma en que se movían. pero cuando su aguja le perforara el brazo. Hablaba consigo mismo tan raras veces que el sonido de su voz lo hizo mirar sobre el hombro para asegurarse que nadie más lo había escuchado. esperando su momento. No sabría qué la golpeó. causas naturales. para que la policía lo resolviera. Pero ahora no podía esperar más. pero podían tener muchos soldados. La había observado. se había quedado cerca. Sabría que un Nobody la mató. Cuando los Sensors eran demasiado jóvenes o viejos para el servicio activo. Olfato. Los superiores de Nix solo tenían un Nobody. Tacto. Vista. y él dejaría su cuerpo en la acerca. Ella no lo vería venir. todas ellas. había visto gente cerca de la casa de Claire. Había esperado. en ella.

Dejó que los científicos de La Sociedad lo hincaran y pincharan así esas deficiencias podrían ser completamente comprendidas. No a la edad de tres. Todo y todos. La Sociedad lo había entrenado. Cuando ellos le decían que matara. ¿Sabes por qué te llamamos Nix. todos están hechos de energía. Juntos. más ágil y más intocable. sus huesos. no existes.trabajaban en grupos de cinco. las habilidades que tenía y que la gente real no. personas. Pero para los cuatro. o tanto como un Nobody podría tener. animales. No tienes energía. La Sociedad lo había criado. había aprendido. No dejas ningún rastro. Aclaraban los misterios del universo. Los Sensors fueron quienes lo entrenaron. objetos. y en los días. Salvaguardaban La Sociedad y su instituto. y aquellos trabajando para un bien mayor podrían exprimir cada última gota de información de su carne. eran perceptivos hasta el punto de ser clarividentes. meses entre eso. suciedad y moléculas de aire. Ellos identificaban Nulls. El mundo tiene una energía a esto. semanas. En lo que concierne al mundo. uno para cada sentido. Y cuando interactúan con otros. un dato importante a la vez. plantas… incluso rocas. dejan sus marcas en el mundo. se moldeaba a sí mismo para ser un mejor asesino: más rápido. y es a través de ese intercambio de energía que todos los acontecimientos suceden. La Sociedad le había dado un propósito. Página | 45 . chico? Él no lo sabía. Que el amor florece. Que las conexiones son hechas. él mataba. Y nunca lo harás. Es porque no eres nada.

Pero estaban equivocados. Página | 46 . serían capturados. habría captado a los Sensors antes de que ninguno de ellos pudiera poner más que un dedo sobre ella. Algo en lo que él pudiera contar. Creían que porque sabían sobre energía. Menos que una sombra. Estos Sensors estaban fuera de su liga. brutal de un modo que usualmente le hubiera desgarrado su propia carne. porque podían sentirla. Si Claire había visto a un Nobody viniendo. desesperado por sentir algo que importara. solo porque a nadie le importaba que estuviera allí. notados. los hacía menos vulnerables a la clase de monstruos que La Sociedad fue creada para combatir. Claire era suya. Si ellos la mataban. él los odiaba por eso. Creían que conociendo eso esta chica les había dado la ventaja. pero a diferencia de Nix. No tomarían el riesgo de exponerse a la ligera. Podrían tratar de recogerla desde un techo cercano. porque él no podía contar. Claire es mía. los Sensors podían ser rastreados. La Sociedad era tan antigua como los caballeros templarios y el doble de secreta. incluso las emociones que tenía y podría tener no afectaban a los solitarios o a los Sensors o a los muchos científicos que lo usaban como rata de laboratorio. El pensamiento era salvaje. Eso es lo que tienes que ser para matar a mi Claire. Menos que el aire. Odio vacío. vistos.Y a pesar de que esto no le hizo ningún bien a Nix. Algo que no dejara de existir.

decir su nombre y comer sus huevos. Halando una caja de cereal. Y papá. ellos se lo comerían. Así que él se encargaría de ella.Nix sonrió a la rima en su mente. Tratando de no quemarse. —Yo… mmm… ¿hice huevos? —Claire no quería que las palabras salieran como una pregunta pero lo hicieron. Esto es por lo que normalmente no cocino. —¿Hmmm? —La respuesta de su madre no era una palabra tanto como un sonido. Finalmente. En los tres días desde que la policía había llamado a sus padres a casa. Sin prestar atención. la madre de Claire pasó junto a ella. Sentarse a la mesa frente a ella. Finalmente. Ella era suya. Claire había hecho desayuno cada mañana. se curvó sobre el sartén y comenzó a arrancar los trozos de cascara fuera del chisporroteante desastre en la estufa. *** Claire observó la yema deslizarse fuera del huevo. Alcanzó el gabinete directamente sobre la cabeza de Claire. como incontables familias en la televisión antes que ellos. Página | 47 . Los Sensors no podrían matar a esta Null. pero era algo. Claire y su madre y padre podrían tener un desayuno real en familia. rota y goteando. Pero no hoy. —Hice huevos. Eso y el hecho de que normalmente no tenía a quién cocinarle. Para ti.

Los huevos solo estaban medio cocinados. —¿Claire? —Ella se animó un poco. —Su madre no puso abajo la caja de cereal—. el cereal está bien. La mano de Claire se deslizó y se quemó el borde pero no se molestó en correr y ponerla bajo el agua fría. ¿Recuerdas lo que el oficial de policía dijo? La pregunta detuvo la casi muerte de Claire en seco. solo aspiró una bocanada de aire alrededor de sus dientes apretados y apagó la cocina. la absoluta cosa correcta. —Quizás no quiero ir afuera. ahogando todos los otros sonidos. pero ella no llegó a decirlo en alto. puso el resto del desastre de los huevos en el desagüe y golpeó el dispositivo de basura. La madre de Claire arrugó la frente de la forma que alguien lo hacía cuando resolvía un crucigrama o trataba de recordar su exacta relación con un primo segundo quitado dos veces. pero realmente ya no estaba hambrienta. pero realmente. Como en otro lugar. entonces quizá… —. Bocas se abrieron. En cambio. Y tú deberías estar fuera. haciendo cosas. —Oh. ¿Recuerdas lo que la policía dijo? Claire recordaba exactamente qué habían dicho los oficiales de policía. Página | 48 .Y para mí. y si ella podía pensar en que era lo adecuado que decir. Perdiendo su sonrisa en desarrollo. palabras eran intercambiadas. agregó silenciosamente. Afuera. Eso es lindo de tu parte. Molestando a alguien más.

No la regañaron. Y te estoy diciendo. generalmente ignoraron todo lo que ella les dijo hasta que se hizo perfectamente claro que de todas las personas involucradas en este caso. Había un testigo en tu calle durante este denominado ataque. Claire volteo el dispositivo de la basura apagado antes de responder a la pregunta de su madre. Solo sostuvieron su mano y dijeron “Uh-huh” cuando ella habló y luego miraron sus relojes. Sus padres no estaban complacidos de tener que cortar sus cortas vacaciones. Comieron cereal para el desayuno. — Página | 49 . ¿Estás segura que gritaste? ¿Estás segura que no solo te lo inventaste? Y después. mientras los huevos de Claire morían lentamente.No había nadie ahí. —Recuerdo lo que el oficial de policía dijo. —Por supuesto que no. como si el tiempo pasara más despacio cuando Claire estaba involucrada. pero no estaban molestos con ella. Tu padre y yo solo pensamos que necesitas volver al caballo. Nadie está diciendo que lo hiciste. a sus padres: ¿Su hija tiene una gran imaginación? Y eso era todo lo que le había tomado a sus padres y a la policía para decidir colectivamente que Claire gastó mucho tiempo leyendo y no tiempo suficiente alrededor de chicos de su edad. Moviéndose mecánicamente. y no vio ni escucho nada. Ellos le habían dado una palmadita en la cabeza y hablaron entre ellos. ella era lo que menos les importaba. que yo no lo inventé. una dolorosa muerte en el desagüe. mamá.

Simplemente ella no era alguien fácil con quien relacionarse. Racionalmente su madre sabía esto. que si sus padres se habían molestado en buscarla o. Y María y Ryan no eran el tipo de personas que habían planeado tener hijos. Claire escuchó algo en la voz de su madre que iba más allá de las palabras. para nada. Claire estuvo tentada a responder que su madre no tenía idea de qué eran esas cosas. Página | 50 . En las raras ocasiones que sus padres estaban en casa. ellos deberían conocerla lo suficiente para saber que ella no imaginaria algo así. ellos realmente intentaban relacionarse con ella. ella no podría lograr odiarlos por eso. —Tienes que volver allí. pero ellos eran sus padres. claro que no. porque no era como si ellos intentaran ignorarla. Claire. ellos habrían podido ver al hermoso chico con la brillante arma plateada.Su madre era una fanática de las metáforas vacías—. Y por mucho que ella quisiera. era muy común. hacer las cosas que amas. Probablemente nosotros hemos estado fuera durante mucho tiempo. O señalar sus pocas estadías en casa. tal vez sí sonaba ridículo. Dios nos libre. pasar algo de tiempo en casa con su hija. su madre había dado a luz. —Te vas de nuevo ¿no es así? —No. Y bueno. Tú sabes. volver por ahí. Después de quince años de la presencia de Claire. Pero ellos no la conocían. ellos seguían siendo muy buenas personas que tenían gran dificultad recordando que alguna vez.

si la policía. Y así Claire volvió a la rutina. el acero es acero y sus pies estaban rotos o golpeados. Desechos en el desagüe como huevos dañados. Claire tenía la sensación de que sus padres no podían entender por qué debían quedarse. sus padres y todos los que contaban estaban equivocados sobre todo… ¿Realmente importaría? Situación: ¿Qué sucedería si un asesino viniera a matarte. Algunas veces hacer que la gente la viera se sentía como golpear el acero con el pie desnudo. el blanco que había dejado en el piso por los últimos tres días. Puede incluso que la casa hubiese estado vacía. y lo dejaras? Claire recogió su traje de baño. Esto es lo más cerca que estaré de hacerla feliz. ella no dio ninguna indicación verbal. —Creo que es una buena idea. Y casi hacerme matar por quien ella creía era mi novio imaginario. pensó Claire. un recuerdo constante de lo que había sucedido. —Me pondré mi traje de baño. y caminó hacia el baño con este en la mano. Claire sabía que no podría darles una buena razón. —Supongo que iré a nadar. Página | 51 . sin importar lo que dijera. al final del día. la hizo fruncir el ceño. ella también podría haber estado sola y si ella era asaltada de camino a la piscina. Y sin importar cómo terminara esta conversación.Aunque emocionalmente. Si su madre notó el bajo y roto tono de voz en Claire.

ella intentaba muy duro construir su propio mundo y quererlo. intentaba divertirse. Ella cerró fuertemente sus ojos. Dada su situación actual: Sus padre. ¿No entiende eso? Ella tiene… ¡Tengo que hacerlo! Página | 52 . y yo voy a nadar. era ridículo romperse porque se cambiaría en el baño. —Sí. ella la tiene. me voy a nadar porque no importa.Supongo que mi rutina ha cambiado. la pregunta del policía hacía eco en su cabeza. la policía. y una vez libres éstos temblaron. el traje de baño aún estaba en su mano. de ser feliz. De no pedir cosas. leemos y esperamos impórtale a alguien. no molestar. pensó ella. ¿Tiene su hija una gran imaginación? Claire miró el espejo. pero no ayudó. soñamos despiertas. Claire golpeó su puño contra el mesón del baño. intentando que el resto no se derramara. Las lágrimas cayeron a los lados y mordió el interior de sus labios. Me voy a nadar porque yo no importo. Nadamos. y a nadie nunca le importa. el chico que quería matarla. Alguien intentó matarme. me voy a nadar porque eso es lo que hacen las Claires. que no le importara tanto que el resto del mundo la dejara. Ella intentaba tan fuerte no enfadarse. Sí. Sus dientes perdieron el agarre en sus labios. Antes. Tiene que. una y otra vez. Lágrimas cayeron de los ojos de Claire y luchó contra estas. de ser dulce. ella siempre se vestía en su habitación.

las lágrimas aún derramándose. el color de su piel. Él se dijo que era vigilancia. Ella se aleja de la camioneta que no está marcada. que él era un zorro y ella el conejo. era mucho más solitario de esta forma. Nix no podía ver nada más. Él me vio. Él me miró. se puso sus enormes gafas de sol. como si constantemente intentara hacerse un poco más alta. el ligero gancho en sus hombros que representa un esfuerzo inútil. Se puso el traje de baño. hay un chico. más difícil creer que esto alguna vez cambiaria. Sin decirle adiós a ninguno de sus padres. Y muy pronto me matará. Pero la verdad es que ella era impresionante. Página | 53 . el peso en la punta de sus pies. y como buen cazador seguía cada movimiento. la está cerrando. mecánico. Afuera en algún lado. Mecánicamente Claire comenzó a desvestirse. *** Ella va hacia la puerta. camina hacia la acera. Incluso sabiendo que varios Sensors estaban cerca. Y luego. se puso un vestido amarillo de verano sobre el traje de baño y caminó por el pasillo y hacia la puerta del frente.Esta era la razón por la que Claire no se sentía mal más de dos minutos por año. su cuerpo aún temblaba con la explosión de emociones que se pasaba reprimiendo. el ritmo de sus pasos. pero casi por toda una cuadra él no pudo dejar de verla. Alcanzó y se lo abrochó. Nix catalogó los movimientos de Claire en algo simple. La forma en la que se movía.

como si no pudiera elegir si caminar o correr. Como. Ella estaba a diez pasos de él ahora. Su corazón comenzó a latir más rápido. Decidió no esperar a que venga a él. imposible de rastrear. menos que aire. ocultando sus ojos sin alma del mundo. Nix se desvaneció y camino hacia ella. Escapándose de los arbustos. y entonces ella hizo la cosa más asombrosa. Él aceleró su paso. su cuerpo temblaba. Él sacudió su muñeca. todo de ella. Eso es lo que debes ser para matar a mi Claire. Me pregunto si sabe que está muerta. irreal. Sus pasos son erráticos. invisible. Está caminando hacia mí. Página | 54 . Levantó su cabeza como si ella hubiera sido electrocutada. Solo. Su veneno era especialmente hecho. Su boca se abrió un poco en una pequeña O. Me pregunto si sabe que la estoy viendo. Llevaba gafas de sol. sus dedos temblando con anticipación. y la aguja apareció en su mano. Y entonces lo hizo otra vez.Casi entendía por qué el universo la había escogido para ser el tipo de persona que puede inspirar amor con un chasquido de sus dedos. Él. y la bebió como una droga. Menos que sombra. su brazo listo. Me pregunto si sabe que estoy aquí. y miró directamente hacia él. Podía ver cualquier cosa. pero todavía los podía ver.

no se movía. pero sabía que él no lo creía. Los Sensors probablemente no podían verlo a través del desvanecimiento. Página | 55 . directamente hacia ella. En lugar de deslizar el veneno en sus venas cuando ella vino al alcance. estaba encima de ella. Y entonces ellos estaban corriendo el uno al otro. así que hizo la única cosa que se le ocurrió para hacer. eso significaba que venían a llevársela. Soy el que te matará. No podría. Pero su brazo. sus cuerpos chocaron. Demasiado para su plan de tomarla por sorpresa. No puedes afectar a cualquier persona. agachó su cabeza y solo siguió corriendo. sus gafas de sol cayendo de su cara. Nix salió volando por el aire y sobre la hierba. En un instante. En un ataque de imposibilidad. la furgoneta sin marca puso su motor en marcha y Nix sabía que tenía que actuar con rapidez. Y si estaban en movimiento. Desvanecido.Aceleró su paso. pero las posibilidades eran buenas que la tenía asegurada. Calle abajo. cerrando la distancia entre sus cuerpos en un santiamén. —Tú eres mía —dijo Nix ferozmente—. el que sostiene la aguja. debería haber sido capaz de pasar a través de su cuerpo tan fácilmente como la puerta de su habitación. no puedes ni siquiera tocarlos. No tienes energía. Se desvaneció.

Null. Iba a matarla. claro. —Eres nadie —repitió la chica. Para hacerlo débil. Solo tenía una cosa a su favor. Diapasón: Un diapasón es un dispositivo metálico (generalmente acero) con forma de horquilla. Por primera vez en su vida. su furia impulsando el movimiento. debajo de él—. Debería haberla hecho fea. Esto se suponía que no ocurriría. como un diapasón10. las huellas de lágrimas en sus mejillas. y todo lo que se llevaron de su belleza letal debería haberla hecho más fácil de matar. Se suponía que iba a matarla. —Y entonces ella comenzó a reírse histéricamente. 10 Página | 56 . Ella le estaba haciendo esto a propósito. y ese fue el momento exacto en que notó el enrojecimiento de su cara. que ella era un monstruo. Nix levantó su mano. Sí. —Nobody —susurró Nix—. —¿Quién eres? ¿Por qué haces esto? Sus preguntas parecían tan humanas. Un monstruo que dijo que quería saber quién era. Soy Nobody. y se reía de él.Su piel zumbaba en todos los lugares en que sus cuerpos se tocaron. utilizado principalmente como referencia para afinación de instrumentos musicales. que se sentía como una mentira. pero no podía dejarse olvidar. y ella se lo llevaba lejos. ajustándose a la afinación perfecta. ni siquiera por un segundo. Porque podía.

de vuelta a la acera. había llorado mucho y con fuerza suficiente para dejar marcas. —¡No! Claire saltó al sonido de su voz. antes de que ella hubiera sabido que era tan buena como muerta. pero no pudo hacerse perseguirla. Había estado llorando. la furgoneta encajonó en su lado y la envío volando. Sus ojos se pusieron en su cabeza. Sus manos fueron atrapadas por sus propios brazos y propias cicatrices. aún ligeramente. y en su lugar. y entonces iban a estar aquí. más cerca de sus venas. Antes de que la atrapara. No permitió a su brazo de la aguja moverse una pulgada. y ella trepó lejos de él y se puso de pie. No. Terminarían lo que habían empezado. No como esto. pensó él. y se arrodillo a su lado. Nix estaba a su lado en un instante. no hasta que la vio tropezar hacia atrás a la calle. pero no les tomará mucho tiempo recuperarse.Pero no lo hizo. pero calcularon mal. Solo lloran por espectáculo. No fue hasta que vio la furgoneta sin marca acelerar. y la camioneta se desvió para golpearla. Página | 57 . No va a engañarme de nuevo. Deben estar buscando un golpe limpio. No la hizo fea. Los Sensors habían perdido el control del vehículo después de que la golpearon. Pero los Nulls no tienen sentimientos.

Ese era su trabajo. ellos parecían tan reales. Tenía que sacarla de aquí. Ella era suya. menos que aire. Y entonces. tenía que salvarla primero. Se estaba lastimando. Ellos se la dieron para él. Porque si quería matarla. Menos que sombra. y era suya. y se está lastimando. Página | 58 . con la Null en sus brazos. Y si quería matarla. si él quería ser quien vio a través de la farsa que presentó al mundo. La levantó y proyectó su propia inexistencia hacia el exterior.No podía dejarlos que la maten. Nix cubrió su cuerpo con el suyo. lágrimas y todo. un extraño calor llenando su cuerpo como su desvanecimiento cubría. Tenía que alejarla de los Sensors. Vacío. Parecía tan real. Inválido. en verdad. caminó recto pasando a los Sensors y desapareciendo. Es hermosa. Inútil. y lo hacía.

Estaba caminando. Pero ella no podía lograr que su cerebro dejara el camino abandonado. De antes. Página | 59 . No conseguía recordar cómo había llegado ahí. Un camino abandonado se extendía a sus lados. Hay algo que se supone que tengo que recordar. su canto entretejido con el misterioso silencio de una manera que hizo temblar a Claire. Las cosas no se suponen que duelan en los sueños. pero la tierra y la gravilla no crujían bajo sus pies desnudos. La palabra parecía hacer eco a su alrededor. Me duele. Se sentía como si estuviera flotando. Antes. Antes. Le dolía. Y no podía deshacerse del diez por ciento de posibilidades de que aquello no fuera un sueño. ¿No estaba usando zapatos antes? Antes. caminando justo encima del suelo en lugar de sobre el mismo.Capítulo 5 Traducido por Polilla Corregido por Lissarizz Claire estaba noventa por ciento segura de que se encontraba dormida.

Aquello. Pero no lo era. Alguien. Antes. ella no estaba en absoluto. Claire lo vio. Podía recordar la obra teatral de la clase. quien había estado tan abrumada con las compras del “regreso a clases” que había salido y guardado todo en el auto y había conducido a casa sin notar que le faltaba algo. Podía recordar el jardín infantil. Página | 60 . Pero a través de la niebla y la bruma y su propio vértigo. Dio vueltas. la forma en la que se había perdido en la tienda y buscó y buscó y buscó a su madre. Antes de que pudiera reflexionar sobre la probabilidad de ir más lejos. escuchó algo: el susurro de las hojas. sin embargo. Ella podía recordar la lonchera que había elegido en Walmart. o cualquiera de sus amigos. Antes. el mundo continuó girando. Claire podía recordar el quinto grado. y como todos supuestamente debían tener una parte. No me importaría ser un árbol. cuando la lista de reparto había sido publicada. Y como. su mente confusa. o incluso como un árbol. o parte del coro. una separación de la niebla detrás de ella. Claire sabía objetivamente. Un espacio vacío donde su torso y piernas deberían haber estado. y como ella había esperado y esperado y esperado llegar a ser la chica de campo que cambiaba lugares con su primo en la gran ciudad. todo lo que vio fue oscuridad. Antes. Se supone que tengo que recordar qué sucedió antes. pensó Claire. esperando ver los moretones o sangre. No como uno de los primos.Miró abajo a su lado. Incluso una vez que se detuvo. ¿Soy un árbol? Con la falta de su cuerpo. debería haber sido molesto. ciertamente parecía posible.

—Quiero tu ayuda —dijo Claire— ¿Puedes ayudarme? Página | 61 . hubo algo borroso. sus manos en sus hombros. y no lo era. y había marcas en su brazo que lo hacían lucir como un guerrero de otro tiempo. sus pómulos afilados. pero rica en tono. La había mandado a volar. —¿Qué demonios estás haciendo? —había dicho. y un recuerdo rozó la superficie de la mente de Claire: una furgoneta. pensó Claire. Y luego. Su piel era pálida. un chico. lo que sabía acerca de él. lo que él sabía sobre ella. El muchacho no dijo nada. La había golpeado. como si su herencia la hubiera espolvoreado con oro que había sido despojado solo parcialmente por una completa falta de luz solar. Su mandíbula era fuerte. elevándose en los extremos. Su rostro estaba sin expresión. —Me observas —dijo ella. ¿Por qué no podía recordar? ¿Qué es lo que estaba olvidando? Buscó respuestas en el rostro del muchacho. encontraron los de ella. Eso no es lo que sucedió. y ellos pelearon. Lo era. Su voz un bajo gruñido. Sus rasgos eran maduros.Al chico. Sus ojos eran azules… azules claros y almendrados. Y había llamado a una ambulancia. clara en color. intentando recordar qué era lo que había traído a este chico hasta ella. Su rostro cerca del de ella. Sus ojos. pero su expresión —escondido detrás de una máscara que lo bloqueaba del resto del mundo— era de un chico. Y sin embargo… Se ve triste.

imaginando la punta de sus dedos rozando su palma. era considerable. Nuevamente. La furgoneta. Sus emociones se disparaban. Y fue entonces cuando Claire vio un destello de plata. pero las palabras se perdieron bajo el pesado silencio de la niebla. El muchacho la tenía apuntando directamente a su pecho. y él alzó una de sus manos hacia ella. un coche aceleró su motor. y se dio cuenta que la mano que estaba alcanzando sostenía un arma. La distancia que había puesto entre él —y Claire— y los Sensores. *** Nix nunca antes había llevado a otra persona a las Sombras. De nuevo. tal vez nunca lo fuera. Esta vez Claire sentía pánico. y después de un momento de resistencia. paró de luchar y dejó solidificarse. No notó nunca que era posible expandir su nada sobre alguien más como si fuera una cobija. Sonrió. mejor Página | 62 . Va a dolerme. rompiendo el sello que había sido colocado en ellas. Nix sabía. estiró el brazo. El pensamiento desafiaba el agarre de Nix sobre el desvanecimiento. —Tenemos que salir de aquí —le gritó al chico. En algún lugar detrás de él. una simple pregunta. Determinada a salvarlo. No una persona. Va a golpearme. Ella es una Null. pero no era suficiente. Nunca había querido compartir su santuario con otra persona viva.Era una simple declaración.

Cerró los ojos y la atrajo más cerca. Él era su ejecutor. Asombrado con la curva de su pómulos. Estúpido. Contando las maneras para que ella muera. y no lo detuvo de sostener su temblorosa figura. Uno. kilómetros después dentro de la naturaleza. Cuán despiadados eran Ione y sus Sensors cuando se trataba de erradicar una amenaza. dejando que el calor de su cuerpo calentara el de ella. Inútil. Sostenerla. Debería tomar el corazón ennegrecido del Null en sus manos y aplastarlo. No lo detuvo de tomar asiento. y por definición. El Null era un peso muerto en sus brazos.que nadie. Si Nix no quería que La Sociedad lo siguiera a cualquier lugar al que corriera. acunando su cuerpo contra el suyo. y Nix trató de no sentirlo. verlo. los Nulls eran notados. Débil. Solo estoy salvándola así puedo matarla. pero muy pequeña. Sin embargo. Su pecho saltaba con cada latido de su corazón. cuán largo era el alcance de La Sociedad. se recordó. Ella era un Null. Ella fue marcada para morir. se reprendió a sí mismo. Tendría que llevarla. Pero eso no lo detuvo de caminar sin ser notado dentro del autobús. por veneno. Página | 63 . No hay alternativa. tendría que mantenerla cerca y esperar que su nada negara el faro de su presencia. Ahí fue cuando vio el autobús. Nix caminó hacia él. no se atrevió a poner su carga en un asiento vacío.

Su ceño se frunció. Manipuladora. Su cuarto asesinato. Él quería tocarlo. Suave. Para matar a los Sensors por el continuo hilo de sangre en su frente. sin importar cuán pequeña era— había estado en la lista de La Sociedad por una razón. Sin conciencia. Nix no podía permitirse dejar de olvidar que el bulto en sus manos —sin importar cuán dulce. una psicópata que tenía una cosa por abusar de niños pequeños. y sin notarlo. Dos. Sin alma.Estaba tan quieta. La Sociedad los eliminaba. Sus brazos curvados alrededor de su cuello y sosteniendo su cabeza. había lucido tan inocente como Claire lo hacía ahora. por cuchillos. Esa muchacha era un monstruo. comenzó a mecerse hacia atrás y hacia delante. ¿Ella es cálida? Se siente cálida… Claire tembló en los brazos de Nix. Ese era el propósito por el cual había sido fundada. lo que significaba nacer como un Null. Ella era hermosa. y ella se sacudió. cubierto con el sudor de su frente. Nix apretó su agarre a su cuerpo. llamaba a los bordes de sus dedos. Lejos de cualquier dolor con el que su cuerpo estaba luchando. Ella tenía que morir. a medio camino entre el lamento de un perro y la sirena de una ambulancia. Los Sensors localizaban a los Nulls. el mandato había continuado por miles de años. Como si fuera Página | 64 . esa Null. un agudo sonido afilado atrapado en la parte posterior de su garganta. Su cabello color trigo. tratando de alejarse de su agarre. Se forzó a sí mismo a recordar lo que ella era.

la palabra agridulce en su mente. cada mirada. Ellos no podían entender cómo sería desaparecer en cualquier lado de la ecuación. no podía ser tocada Página | 65 . Y. Si quería ocultarla de los Sensors. Podían ser amados. y el horrible sonido emanando de sus sueños se calmó. caminar en dirección al bosque hacia un lugar tan olvidado como cualquier Nobody. caminaban a través de la vida con la cabeza gacha. Se dobló a sí misma hacia él. cerrando su mente a su entorno: a la madre y a su hijo a su izquierda. El balanceo parecía calmarla. sin saber cuán preciosa era cada interacción. pensó. No podía sentir. Nix miró por la ventana del autobús: los árboles se volvían más gruesos. Normals. los Normals podían amar. Sus mejillas se sonrojaron. No mueras. quienes no podían parar de poner los ojos en blanco entre ellos. y él sintió su fiebre a través de su ropa. la hierba más silvestre. a un mar de extraños sentados lado a lado. sin embargo. sin molestarse siquiera en mirarse los unos a los otros. cada dialogo. Nix se preparó para desaparecer. deberían bajarse del autobús.un niño. Como si fuera humana. Como si tuviera el derecho de cuidarla si lo fuera. cada uno ignorando al otro sin pensarlo. cuánto tiempo había pasado absorbiendo los pequeños detalles de su cuerpo de carga. No estés herida. Yo soy quien te asesinará. Al menos la muchacha inconsciente en sus brazos tenía una excusa para ser cruel. No podía decir con seguridad cuánto tiempo habían estado en ese autobús. Claire.

Ella gritó. Nada. protegiendo el cuerpo de Claire con el suyo. ella tenía que morir. mientras comenzaba a caminar hacia el bosque. fracturada. No puedes morir. Si caminaba lo suficientemente lejos. lo que estaba haciendo… ayudándola. su sistema de navegación interno se estableció hacia el aislamiento absoluto. Ella estaba defectuosa. Nix y su víctima cayeron a través del asiento que había estado sosteniéndolos. Nix aterrizó en cuclillas. Y ella lo haría. No era correcto. cada respiración en sus pulmones. Mía. Causaría las suyas. El sonido atravesó la carne de Nix. incompleta. Página | 66 . le dijo al Null silenciosamente. y jaló más cerca a Claire con cada pensamiento en su cerebro. menos que el aire… Nix sintió el cambio venir. Él atendería sus heridas. Inmaterial. cuando sabía que por el bien mayor. Menos que una sombra.por el problema de otros. Deshaciéndose de su desvanecimiento en el momento que tocaron el suelo. Salvándola. sintió cómo perdía la forma material. Justo como él. No aún. Nix se lo prometió a sí mismo. permitiéndole a ella cruzar con él. Solo que no hoy. No era justo que ella pudiera hacerle esto a él. eventualmente encontraría una cabaña que había sido abandonada durante la temporada baja. a través de la parte trasera del autobús. y hacia el pavimento. buscaba lo suficientemente duro.

Nunca vagaron lejos de su cara. Y por primera vez en mucho tiempo. su muerte nunca sería suya. no sería la primera vez que no había estado a la altura. Mientras caminaba. Página | 67 . *** El muchacho de ojos azules había estado apuntando un arma hacia ella por horas. y en el hecho de que si fallaba al matar a Claire. y le disparó. pensó en la larga. y cada vez que la niebla se aclaraba lo suficiente para que ella viera el resto del camino. y le disparó pero no podía correr. Incluso cuando apartó la mirada. Y él la odiaría por eso. incluso cuando el dolor y el miedo y la certeza de que ella iba a morir la abrumaron… él no desapareció. no le dolió. Nunca se pusieron vidriosos. sin piernas. y le disparó. trataba de recordar que debería correr. y le disparó y le disparó. Solo un gran agujero negro donde su cuerpo debería haber estado. Ella no tenía cuerpo. técnicamente hablando. Sin pecho. Él le disparó. y le disparó.Si lo hiciera. Por horas y horas y días y días. Le disparó. Pero ella no lo hizo. Casi tanto como se odiaba a sí mismo. sintiendo el pecho de ella subir y bajar con cada respiración duramente ganada. pero él estaba allí. Nada le dolía. y delgada cicatriz que rodeaba su propio cuello. Sus ojos azules nunca la dejaron. Ella sería la segunda en escapar de él.

pudo sentir su mente perder el control sobre ese lugar de ensueño. La oscuridad se apoderó de Claire. Su aliento rebotó en sus labios y regresó a tocar los de ella. vio al muchacho inclinarse hacia ella. Y justo así. —Tal vez ni muera —susurró Claire. —Yo soy quien te asesinará. ella se había ido. Página | 68 . Las palabras acariciaron su piel. oscuro y puro. Sintió su respuesta antes de escucharla. su rostro tan cerca del de ella que sus labios casi se tocaron.Claire pudo sentir su cuerpo relajarse. Cuando comenzó a derivar hacia esa clase de sueño pacífico.

Nix se inclinó. Para hablar con ella—. Cuando sangro. con los ojos fijos en la cara de su cautiva. Tienes cabello café claro. pero quería decir algo. y sonido de sus pesadillas. En el momento en que había estado observándola. Habían pasado horas desde que había encontrado la cabaña abandonada y la había puesto suavemente en el sofá. corriendo exploratoriamente sus dedos sobre los bordes de sus propios labios. eso no había sido siempre el caso. —Para una chica cuyos días están contados. duermes un montón. —La voz de Nix estaba áspera por usarla poco. su Null. dos. No estoy seguro acerca de mis ojos. Mi cabello es negro. Arrugas —tres. Y todavía. sangro rojo. sentimiento. —Se detuvo—.Capítulo 6 Traducido SOS por ElyGreen Corregido por Lissarizz Claire estaba sonriendo. Labios rosa entreabiertos. Memorizó sus características y catalogó su expresión. Creo que tus ojos son verdes. una— cayeron de su frente. Ya había memorizado la apariencia. Ella estaba teniendo buenos sueños. absorbiendo los pequeños detalles de su Clairencia. no podía obtener suficiente mirándola. Página | 69 . Tus venas son azules.

Claire suspiró. Como si no tuviera un cuidado en el mundo. Dejar de pensar. Atado en una mesa de examen. a menos… Menos que sombra. y él cerró sus ojos. Menos que aire. Sus pulmones están muy apretados. Nix sale de la escena retrospectiva para ver los labios de Claire aún curvados en una suave sonrisa. Puede ver formas familiares inclinándose sobre el tanque de agua. Sus uñas estaban desiguales. Sus ojos se abren. Nix cerró de golpe la puerta del recuerdo y se concentró en el presente. Nix está frío. El agua llena su nariz. sin misericordia. pero no quiere despertarse. Está sumergido hacia abajo dentro del tanque. Ryland. Todavía respirando con dificultad. pero es inútil. Quiere quedarse en el sueño. sus expresiones impasibles. se está congelando ahora. Ahogando. Como si no fuera su culpa que él la hubiera levantado como lo había hecho. Así podría proteger al resto del mundo de los Nulls. Ojos cerrados. la diseminación fortuita de su cabello. su boca. saboreando el sonido. Lucha contra las tiras que lo tienen inmóvil. Página | 70 . Se está asfixiando. Sonreía en su sueño. Ellos no van a ayudarlo. quiere… La mesa se tambalea. sus caras borrosas. Dejar de existir… y se desvanece. Tenía seis pecas en un hombro y cuatro en el otro. la apariencia de su cara. Ione. Sus muñecas eran pequeñas. Se obliga a sí mismo a dejar de pelear. Si estaba frío antes. pero eso no importa… no puede respirar… no puede moverse. Ellos van a verlo morir. El recuerdo vino de repente.

Había tapado ligeramente sus costillas. Debería haberte dejado morir. Matar. viva. Claire. No se les permitía hacer preguntas. Su cabello está cayendo sobre sus ojos. No gritos. tratando de salir. él le había cantado en voz baja. Sus piernas se están estirando. Mientras documentaba los movimientos de Claire. Los músculos en su garganta se están moviendo. La había calmado. soñadora Claire. estás equivocada. —A los Nobodies no se les permitía que algo les importara. y había sonidos en su boca. Todo lo que tenían permitido hacer era matar. No quejidos. Los Nulls existían en los centros de sus propios universos. durmiente. Mientras ella había dormido. Nadie más se interesaba en ellos. Nix sintió que su propia garganta se apretaba. Era lo que ella más se había movido desde que estaban allí. Bonita. Si piensas que me importa. Pero no lo hizo. —¿Dónde estoy? Se figuraba que una de las primeras palabras que salieran de su boca eran sobre ella. Está cambiando a su otro costado. La había cubierto con mantas y se las había vuelto a poner cuando ella se las quitaba.—No debería haberte traído aquí —le dijo a la chica durmiente frente a él—. —Si piensas que soy débil. titiriteros para cientos de otros. Palabras. Página | 71 . La había recostado y forzado a que tomara agua. cada palabra tan filosa como vidrio quebrado. estás equivocada. —Desearía que te quedaras dormida —dijo Nix.

sus labios dejaron de temblar y se arreglaron en una diminuta y desesperada línea. Está haciendo que quieras… —No. No Página | 72 . tan rápido que no podía mantenerse con ellos: respiraba fuerte. Estoy asustando a Claire. Como si no supiera cuán perfecto era. Lo arruinó todo. Nix miró frenéticamente a su propio cuerpo. Como si nunca lo hubiera visto antes. Eventualmente. amenazaban con cavar entre ellos mismos. Ella te está haciendo esto a ti. Te. No intentes nada. —¿Dormida? ¿Cuánto tiempo he estado dormida? — Claire luchó por sentarse. —Eres defectuosa. y Nix se asombró de cuántas expresiones faciales podía tener una sola persona. Fuiste golpeada por una camioneta. y su cara entera —ojos. Su cara pasó por una oleada de cambios. Está asustada. Mentirosa.Le había dicho cosas que ni siquiera había pensado. labios—. su voz ronca. A esta Null no le gustaba que le dijeran que era defectuosa. Está haciendo que pienses en ella. pómulos. Nunca más había querido tocar la cara de otra persona. —Su voz se tensó contra sus cuerdas vocales. Eres un monstruo. Muevas. —¿Qué está mal conmigo? —preguntó. como un animal enjaulado—. Pero ahora ella lo arruinó.

en su tono—. Atado en una mesa de examen. y no hay nadie al alcance para que uses. —¿Usar? ¿De qué estás hablando? ¿Usar cómo? No. la última maestra del arte del engaño—. Como si le doliera rebajarse y pretender que no era nada especial. Hacerse sonar a sí misma como si parte de ella deseara ser la que él estaba buscando. como un hombre apretando sus dedos en su garganta para lanzar. Simples palabras. le dijo él silenciosamente. —¿Mis habilidades? ¿Qué habilidades? —Sus labios y ojos se reorganizaron una vez más. —No soy quien crees que soy —dijo ella—. —Puedes dejar el acto —dijo. Página | 73 . Nadie te encontrará nunca aquí.creas que puedes usar tus habilidades para escapar. pero parecían duramente ganadas. Un testamento de sus habilidades como actriz. Suya. No pretendas que no sabes. Solo un Null podría usar esa voz. inconsciente del efecto que tienes en todo y todos. odio y deseo de lucha por la supremacía. esta vez en una expresión de puro desconcierto. No soy buena en nada. No pretendas que no sabes lo que me estás haciendo. Ojos cerrados. No tengo habilidades. Si solo eso fuera verdad. Realmente no lo soy. Nix forzó el recuerdo a la superficie de su mente. No actúes como inocente. Soy inmune.

. bateando un trozo de cuerda. hasta la fea. Su vida entera había sido una pesadilla. Estoy desconcertando a Claire. Página | 74 . De. cavando en lo profundo y aguantando. Claire me encuentra desconcertante. Quería arrancar la máscara de su cara mentirosa. Agarrando su camino de regreso a su cerebro. Se dio cuenta. —No dejaré de hablar. y ella estaba jugando con sus emociones como un gato. Rodó el pensamiento sobre su mente. la cual no había visto en los bordes de su cara antes. Su nariz estaba arrugada. no podría mentir. pero la expresión en su cara no combinaba. su cabeza inclinada. y dudas. Había señales de pregunta en su voz. Claire está… Claire está… perpleja. Hablar. Tan estúpido pensar eso. yo… no dejaré de hablar hasta que tú… hasta que me digas qué está pasando. tentador y asustado. vil verdad: No soy nada. ¿Quién eres? —Deja.—¿Por qué me miras de esa forma? —Su voz era un susurro. Hablar. Quería tocarla. De. y no tenía derecho a ninguna de ellas.. Ella le igualó el énfasis. —Deja. dejando su pregunta sin respuesta. dándole nombre a la expresión. Ella está fingiendo. —Yo. no con su boca. Solo con su cuerpo y sus ojos. Si no hablaba.

estremecida— como si él fuera el tipo de persona que podía tener impacto en alguien. Maldijo. Preguntado su nombre. Había dejado sus cuchillos. tu energía tiene que ser marcada por la de ellos. solo porque una Null se había dignado a mirarlo a los ojos. parecían decir sus ojos. tienes que sentir miedo. nunca. Tú. Necesitaba armas. La maldijo y se maldijo a sí mismo. Nobody. Solo mis manos. Como si pudiera afectar a una chica como ella. Y haciendo eso. y ella pretendió estremecerse ante las profanidades que emanaban de su boca. La necesitaba muerta. Sus manos la habían alimentado. Manos. Para tener miedo de alguien. Para inmutarte. Esta Null estaba jugando con él. sino en respuesta a las que él mismo se preguntaba. Los Nulls no se inmutan. no en respuesta a su pregunta. —Soy. fuera de vista. Página | 75 . dime. Sus manos habían bañado su sien.—Quién. Tenía que detenerla. —Las palabras salieron. agujas y venenos en la cocina. él había cometido un gran mal: arriesgado todo lo que alguna vez había hecho. De nuevo. dime. Reaccionado a su presencia —perpleja. Esa era la forma de matar a esta Null. antes de que pretendiera estremecerse de nuevo. Eres. Dime.

Página | 76 . El corazón de Claire latía viciosamente contra su caja torácica. Deseó poder echarle la culpa al hecho de que había sido golpeada por una camioneta. Como si pudiera esconderse de él. para verla de esa forma? Eres nada. veo muerte en sus ojos. Ella se atascó en una respiración y lo miró moverse. sospechaba profundamente que siempre había sido deficiente. Eres el que me trajo aquí. —Eres… eres… alguien —dijo Claire—. *** Me estoy escondiendo bajo una manta. el azul de sus venas destacando como un patrón sobre porcelana—. y ahora está viniendo hacia mí. Eres el que me matará. Mátala. Ni siquiera pudo conseguir que alguien le pasara una toalla. la chica a la que él había mantenido.¿Quién piensas que eres. y YO ME ESTOY ESCONDIENDO BAJO UNA ESTÚPIDA MANTA. Nunca dijo lo correcto. Dio un paso hacia ella. y luego otro. Estoy quién sabe dónde con quién sabe quién. Soy una humana deficiente en todos los sentidos que importan. Nunca hizo amigos. Eres el chico de mi sueño. Y luego. pero en realidad. —Se puso muy pálida. Como si pudiera escaparse de él. Ella es todo. ayudado y salvado se metió bajo las mantas. solo recuerdo al chico que me trajo aquí y el cual intenta matarme. Ahora. Mentiras. sin advertencia.

Voy a morir. Tal vez había nacido para morir en las manos de este chico. la parte de Heathcliff y Catherine— ese pensamiento por el más breve segundo de que tal vez este momento era para el que ella había estado destinada. no debería haber sido tanta la sorpresa de que apestaba al ser secuestrada. Página | 77 . su última respiración. Claire no quería pensar en él. Necesitas un arma. pero había una diminuta parte de ella —la parte de Romeo y Julieta.Realmente. Estaba más cerca ahora. Lo que sea. Una salida. Su costado le dolía como si alguien estuviera partiendo los huesos con una pica hielo. Las palabras trajeron a Claire al presente. ahora y siempre? —El juego termina ahora. Su corazón latía más rápido. Va a matarme. ¿pondría él flores en su tumba? ¿Lo perseguiría. Situación: ¿Cómo sería tener una experiencia fuera de tu cuerpo? ¿Ver a alguien matarte? Cuando estuviera muerta. Él me está mirando. No podía pensar en nada más que en el chico acechándola. Lo suficientemente cerca que ella podía sentir el calor de su cuerpo en el otro lado de la manta. Al terror. había una diferencia entre ser acechado y ser cortejado. Haz algo. dada la suma total de su vida como evidencia. también. No quería anticipar el toque del asesino. Algo. A la escalofriante comprensión de que la muerte nunca era romántica. No podía correr. No podía moverse.

Ninguna cosa que haga lo detendrá. el tipo que sientes en tus huesos. Página | 78 . Podía sentir la histeria burbujeando en su estómago y viajando como una burbuja a través de su garganta. lo quería tanto como Claire había querido que una sola persona garabateara una broma privada en las páginas de su anuario. Sus características —cada una severa en su propio derecho— se juntaron para formar una expresión que de alguna manera era suave. pero luego se dio cuenta de que se estaba riendo. porque había estado demasiado ocupada tratando de no permanecer en las cosas más simples: sonrisas de extraños. No puedo moverme. No puedo pensar. Claire había leído algo acerca de este tipo de conocimiento. Va a herirme. desde los dedos de tus pies hasta la coronilla. no habría escapatoria del predador acechándola ahora. Voy a morir. Lo hacían ver como alguien que quería algo. Me quiere a mí. Como una lunática. A mí. No puedo hablar. padres que tomaran la foto de su primer día de escuela. pensó por un momento que podría haber vomitado. No puedo detenerlo. llena de anhelo. Pero no había gastado ni un segundo queriéndolo ella misma.Lentamente. Había leído acerca de eso. Cuando salió de su boca. su asesino retiró la manta de su cara. y lo había imaginado. y había creído en ello. alguien con quién almorzar. No podía escucharse a sí misma sobre el sonido del terror de su cuerpo —la certeza de que sea un beso o muerte.

Pero sin nadie que lo escuchara. A Claire. Null. Practicado.Y Dios debe de haber tenido un muy retorcido sentido del humor. Pero ahora lo estaba haciendo. Se puso en cuclillas. *** Nix no podía recordar reírse. llegando a su nivel. y darle calor por la eternidad. Por la vida que él había sido forzado a vivir. dulce esencia —protector solar y canela— luego se estiró y colocó sus manos a ambos lados de su cuello. pensó que sería suficiente. sostenerlo. se dejó caer de rodillas junto al sofá. antes de que esta adicción llegara demasiado lejos. Había intentado una vez. Por un segundo. por hacerlo preguntarse mucho por las cosas que hubiera sido mejor no preguntárselas ni alargarlas. Nunca. el sonido de su risa. riendo como un demonio. el chico también reía. ella lo merecía. Hazlo rápido. alejando todos los pensamientos de ella —sus expresiones. Podía matarla ahora. Página | 79 . Se estaba riendo. aferrada a la manta. Silenciosamente. no le había traído la mitad de la sensación de un solo corte —largo y delgado— en una palma. Aclaró su mente. la sensación de su piel— y concentrándose en una sola palabra. Se interrumpió. era un sonido horrible. que este momento sería suficiente para mantenerlo. Ella merecía esto. porque un segundo más tarde. Cerró sus ojos e inhaló su suave.

Pero nunca había imaginado terminar así. De hecho. El pensamiento vino sin pensarlo. imaginado cómo sería la muerte. había muerto de leucemia y había sido atropellada por carros: por muchos de ellos. Ella no quería morir. un efecto secundario de su alivio. La Página | 80 . Esta no es la muerte que quiero. Dejo caer sus manos. ese psicópata retorcido estaba jugando con ella. paralizada. en lugar de seguir apretando. No quiero morir. Más como un lamento que con un estallido. Hipnotizada. repentinamente. No podía respirar. No se podía mover. Y después. cerca de una sexta parte de sus situaciones habían terminado en su muerte prematura. Va a matarme y no quiero morir. no es de sorprender. Lo quiero. eso fue todo. Desesperada. Se congeló.Capítulo 7 Traducido por CrissViz y MeryBlue Corregido por Lissarizz Claire había. todo terminó. ¡Eso fue absolutamente todo! Está enfermo. Sus manos rodeando su cuello. Quiero al chico. Los dedos de su agresor quemando ligeramente sobre su garganta. Había escapado de edificios en llamas y saltado en frente de balas destinadas a quienes amaba. tan irónico como sonaba. Está bien.

Para él. Él no había tenido que hacerla sentir como la persona más insignificante del mundo. Quizás lo soy. Eso puede hacer que tu esperanza crezca. Fuente: Wikipedia 12 Peekaboo: Juego que consiste en esconderse y salir sorpresivamente. Claire sabía que atacar a su captor no era algo mucho más inteligente que jugar peekaboo12 Síndrome de Estocolmo: Reacción psicológica en la cual la víctima de un secuestro. no había tenido que tocarla. Cosas como esas. Había visto películas. Ignorando sus preguntas. 11 Página | 81 . Al gato y al ratón. Estaba enojada. son el tipo de cosas que podían lastimarte. Nunca más. pensamientos como esos. Esto te convence de no hacer nada mientras un asesino sigue cada uno de tus movimientos.había atacado. y de un fuerte vínculo afectivo. Cállate. ¡No esta vez! No a esta Claire. secuestrado. desarrolla una relación de complicidad. No pasará. Sabía lo que era el Síndrome de Estocolmo11 y no quería tener nada que ver con “formar vínculos emocionales con su secuestrador” sin sentido. Era lo suficientemente malo que la gente viera a través de ella. Ella había leído libros. Lógicamente. Quizás importo. la enfureció. Y patéticamente —patéticamente— estaba atraída por él. Negándose a darle toallas y haciéndola poner su mejor esfuerzo acomodando los huevos debajo del fregadero. o una persona retenida contra su voluntad. se dijo a sí misma. No había tenido que mirarla como si fuera algo más. Y lo que Claire encontró en cierto modo sorprendente con la revelación. le había jurado que iba a matarla y ahora estaba jugando con ella. pero la extraña sensación de contacto con otra persona fue suficiente para mantenerla luchando. pero ¡diablos!. Era suficientemente malo que este chico tratara de matarla.

se dijo a sí misma. Página | 82 . De la misma forma que el monóxido de carbono es importante si respiras demasiado. ¿para qué? Descartó la pregunta. es correcto. No debía jugar su juego. mentiras. No podía quedarse en su cabeza ni un segundo más. lo dije— su aspirante a asesino soltó una risa corta. Al menos no una buena. pero tampoco estaba dispuesta a quedarse sentada esperando a que la matara y teniendo pensamientos patéticos sobre sus dedos alrededor de su garganta. teniendo la adecuada motivación. Jamás enloquecerás mi mente. porque no había una respuesta. Eventualmente. Pero no tenía que dejarle saber eso. Él importaba de la misma forma que es importante el oxígeno. Mentiras. Lucharé por vivir.escondiéndose debajo de una manta. intrigada o alguno de los trece sinónimos que conocía para la palabra incompleta. ¡No conseguirás tocarme! ¡No conseguirás… hacer… hacer eso! No conseguirás que me sienta… no importa. Las cosas podrían mejorar. porque no eres importante. como si alguien hubiera cortado sus cuerdas vocales. Claire miró a su alrededor buscando una salida. mentiras. Tenía que seguir estando furiosa—. No podía arriesgarse a sentirse triste. Vale la pena luchar por vivir. Tú no importas. Él importaba. —¡No me toques! —Las palabras salieron fuera de Claire. ella podría mejorar. Tomado fuera de guardia por su pasión —sí. Escapar. Incluso si siempre decía las cosas erróneas o hacia que la gente se preocupara. compañero. No debía hacerlo sentir poderoso.

Muebles. su cara inexpresiva. No siento las cosas de la misma forma que los demás. solo un poco. porque las siento más fuertes. Sin tono alguno en absoluto—. No siento las cosas de la misma forma que la gente normal. Quizás quieres sentir cosas. Puedes ver qué es lo que quieren y dárselos. te lastimaré. Un paso lejos de él. —La voz del chico era plana. Vas por el mundo como si nada más importara. sus manos a un costado de su cuerpo. No de la forma en que la gente normal lo hace. —Para ti. Tú no sabes de lo que soy capaz. quizás no. Un paso más cerca de la puerta. Este chico no era del todo humano. —No dejare que me mates. Página | 83 . Era un don. No era totalmente real. Se paró de un brinco sobre sus pies y dio un paso a un lado. Soy digna de ser salvada. una consecuencia de vivir mucho tiempo en mundos imaginarios.Claire podría empezar a creer en el momento que fuera necesario. Se sentía como si empezara a dar vueltas como una pantera caminando sobre sus patas traseras. las personas son cosas. El asesino también se movió. —Sé exactamente de lo que eres capaz. Desechables. —Claire estaba determinada a no dejarse caer bajo su hechizo nuevamente—. Eso sonaba como un buen engaño. Son un escenario. Pelearé. Bien. Claire dio un paso hacia atrás. pero no puedes.

Este chico estaba loco. Mato todo lo que quiero. —Soy el asesino. Página | 84 . Él se detuvo. Y aparentemente la mantenía sana como parte de una pervertida obsesión que tenía con matarla. Hizo una finta hacia la izquierda. Era un extraño vals el que bailaban. Pura y total demencia. Una egoísta. Un muy extraño y letal vals. Secuestrado. Nobody.Todo lo que yo quería es ser capaz de darle a alguien lo que quiere. quizás. Yo soy Nobody. El chico se lanzó hacia ella. Que dijera algo que pudiera a ayudarla a salir de esto viva. Excepto. Era suficientemente malo que la hubiera encañonado. que esperaba que siguiera hablando con ella. ¿Por qué lo estaba provocando? No estaba segura. —No eres un buen asesino —se encontró diciéndole Claire. Ella paró. pero fue a la derecha. Ella escapó. —Eres una manipuladora. Era suficientemente malo que casi la estrangulara y ahora era claramente la obsesión de alguien que había escuchado ser descripto en Animal Planet como con “ojos de loco”. ¿Pero esto? ¿Que le dijera que el mundo se esforzaba en despejarle el camino para complacerla? ¿Que no le importaba la gente? ¿Que se excedía haciendo que ellos se preocupaban por ella? Demente. Una burla de ser humano que piensa que es mejor que los demás.

Sin importancia. tratando de golpearlo y tomarlo fuera de balance. Esa cercanía. —Por supuesto que puedo verte. El chico en cuestión cerró los ojos nuevamente y entonces cayó al suelo. Alejándose de la puerta. ¿Hacer qué? ¿Correr? Considerando el tiempo que ella había pasado mirándolo en lugar de hacer algo. Como si lo creyera. Tomando ventaja de su distracción. dio un paso adelante abriéndose paso levantando su pierna con fría precisión. Todo lo que hizo fue rendirse a lo inevitable. con un temblor. Como si este chico —este hermoso. Después. No había margen para hacer algo. siguiéndola. Como si fuera la razón de la sombra en sus ojos y de la cicatriz que cruza su cuello. dijo: —No deberías ser capaz de verme. acuclillado. —¿Cómo hiciste eso? —siseó el chico. No se desprendió de él. Siempre. lo atacó con una pierna. probablemente era una pregunta justa. No había esperanza. No luchó. no había escape. loco y armado chico— pudiera entender cómo se siente ser realmente invisible. Para todos. ni oportunidad. Ella lo evadió y luego se escabulló hacia la cocina. Él tomó su pie y le hizo una llave. no estoy ciega.Lo dijo como si realmente lo quisiera decir. *** ¿Qué no está ciega? ¿No está ciega? Página | 85 . Su cara a una pulgada de ella.

—Yo no estoy haciendo nada.. Dios. Vas a detenerlo. hermosa y cruel chica— estaba mirándolo? Viéndole. tú me paras. y estás mirándome. No puedo hacer nada. Ella parecía. Movió su mano derecha para cepillar la parte de atrás de su cuello. Su mano izquierda sostenía su inmóvil pierna. es como. Actuando como una persona debería estar ciega para ver a través de él. No deberías ser capaz de verme. —¿Parar qué? ¿Decirte cómo estoy haciendo qué? —Las palabras estallaron fuera de su boca. Simplemente no podía serlo. Un movimiento. pero ahora tú estás tocándome. Claire no era de las Página | 86 . Sé que no lo harás... Cada vez que lo intento. No dijo las palabras en voz alta. Y hace treinta segundos.. Su cara se volvió roja e hinchada. Esto no era posible. —Me dirás cómo haces eso —pidió—. agitada.¿Cómo estaba haciendo esto? ¿Cómo esta chica —esta perfecta. Claire llenó el vacío de su silencio. El brillo reluciente de las lágrimas en sus ojos le impedía hablar. intentaste dispararme. Claire. y yo soy tan patética que cuando miré por la ventana y tú ya no estabas ahí. Un gesto. Yo no debería ser capaz de agitarte. Una lágrima brotó de la superficie de su ojo y se deslizó por su mejilla. pensé que me iba a morir porque te habías ido. y ella estaba muerta. Una sacudida de su muñeca. finalmente pensé que tenía una oportunidad para salir de esto. y no lo dejarás ir.

ella comenzó a llorar. Y tenía razón: él nunca la dejaría ir. Nix observó mientras otra lágrima se deslizaba por el rostro de Claire. Y después otra. En lugar de romperle el cuello. Matala. Le había hecho llorar. Por él. pero luego levantó la cabeza hacia atrás desafiante. Ningún Normal jamás se había roto en dos por una mirada tan pura. No puedo matarla. cayendo ante los encantos de otra chica sin corazón. y le miró directamente a los ojos. Ella bajó la mirada. ahora. Nunca. Página | 87 . Y no le importaba si ella estaba fingiendo. apretó más fuerte su agarre sobre su pierna. Como si no fuera una pregunta legítima. Ione y de los Sensors. pasando la rodilla y su tobillo antes de que él le devolviera esa larga y perfecta extremidad. Aquí. —¡Y tú quieres saber por qué estoy mirándote! —le acusó. No le importaba si no era real. No importaba si era solo otro chico estúpido. muy lejos del resto de su vida o cualquier otra fuerza. deslizando su mano por sus muslos. Y entonces aceptando la derrota. solo un poco. dio un paso atrás. Nix estaba seguro de que nunca nadie le había mirado de la forma en que Claire le estaba mirando. Como si ella no estuviera reteniendo deliberadamente la respuesta. Como si eso fuera tan ridículo.que le sientan bien llorar. el resto del mundo nunca han tenido lo que Claire le estaba dando ahora.

La hice llorar. Los Nobodies no podían hacer llorar a la gente. Ella está conteniendo la respiración. Esperando. Los que no existían no podían hacer eso. No está respirando. Página | 88 . no podía siquiera dejar una marca en su perfecta piel. Ella dio un paso hacia atrás. no me mates —susurró. Sus labios se han girado hacia abajo. él había tratado de suicidarse. Y entonces él se volvió y la miró. —¿Gané qué? —Puedes dejar de actuar —le dijo. No podía levantar la mano contra ella. —Ganaste —dijo. Era la mejor maldita actriz en el mundo. Sacó un puñal. ¿No acababa mostrar sus armas? ¿Reconociendo su derrota? ¿Dándole exactamente lo que ella quería? Hace años. Abrió uno de los cajones de la cocina. Los dejó sobre el mostrador. Nix se la quedó mirando. y él no podía mantenerla en su contra. una pistola y una jeringuilla. ¿No había dicho él que el juego había terminado? ¿No quería el vencedor deleitarse con sus despojos? —Por favor. Se preguntó cuál era su punto. uno por uno. Había fallado. sin comprender sus palabras. Los ojos de Claire están abiertos como platos.

La lengua de Claire se hinchó dentro de su boca. —¿No vas a matarme? Iba hacer que él lo dijera. ni un músculo. Y ahora… —¿Qué quieres de mí? Las luces de la cocina eran muy brillantes. El chico no se movió. dentro y fuera. No había sido capaz de decidirse a hacerle daño de ninguna manera. Pequeñas manchas iridiscentes salpicaban su visión periférica. de alguna manera. debería haber cogido Página | 89 . saboreando el sabor y el tacto de su nombre en sus labios una vez más. *** Durante todo el tiempo que había conocido. —Adelante. Su cuerpo se sentía muy frío. Tú vas a matarme a mí. Arriba y abajo. Por lo menos. Él la había salvado. a este moreno de ojos azules. —No voy a matarte. la había querido muerta. y había fracasado. Quería hundirle. luego la intentó matar de nuevo. Su boca se había secado. mientras jugaba a su juego—. No puedo hacer esto. Y ahora no iba a matarla. Claire. No se conformaría con menos que una derrota absoluta. Esto debe ser lo que se siente al entrar en shock. Realmente no puedo. Claire —dijo. que ella lo matara.Tres veces había intentado matar a Claire. en un vaivén de ida y vuelta. Primero había querido matarla. No voy a luchar contigo. entonces la salvó. Debería haber sabido aprovechar el momento. Parecía adecuado.

Escoge un arma. Tal vez debería querer. Su cuerpo se retorció. No había otra palabra—. Página | 90 . —Sus pupilas se dilataron—. Nix. importaba. —Mi nombre es Claire. Obviamente. Tú vas a matarme. mucho peor. más que nunca. Pero ella no era normal. Pero aún en estado de shock. Claire estaba estúpidamente segura de que no le haría daño. —¿Cuál es tu nombre? —preguntó. él ya sabía eso pero en los cuentos de hadas. ¿Cuál es el tuyo? —Nix. —Su tono era salvaje.las armas en caso de que él cambiara de opinión. va a matarme. ¡Hazlo! —gritó. a veces. tal vez una chica normal lo haría. Él va a matarme. Después de lo que casi lo había hecho. Mátame. Ahora lo tienes. Si no le mato. Nix— le lanzó las palabras. intentando no mirarle. su garganta seca. Sabía eso ahora. Claire. cada una llevando consigo el peso de un golpe y el de una amenaza mucho. —No tengo nombre. Ya tienes todo. Ella dio un paso hacia las armas que había puesto sobre la encimera. como si estuviera sufriendo—. No voy a matarte. su cuerpo anticipando la respuesta. si esa información se daba libremente. Claire. Soy Nobody. —Mi nombre es Claire. El chico —Nix. —Sigue moviéndote.

—Decía las palabras como si fueran sagradas. Esto es lo que quieres. —Apunta hacia a mí. —No. Con cada paso. su cuerpo descongelado. Apunta hacia mí. —Las órdenes de Nix eran claras y bruscas. ¿Todo? Todo no habría sido la chica más anónima de su clase de noveno grado. Y más. encarnando la gracia—. Presiona el gatillo. Todo no habría tenido casi que morir para conseguir la atención de sus padres. —Coge la pistola. Claire. era todo sobre ella—. No lo mataré. —Ganaste.Cuanto más se acercaba. Así que esto es lo que siento al salir del estado de shock. pero sabía que lo haría si ella no hacia exactamente lo que decía—. Esto es lo que siempre has querido. Tan fácil. Ganaste. ¡Cógela! Ella cogió el arma. del brillo de la pistola. De él. Tú eres todo. Él se acercaba cada vez más. Como si le estuviera dando su propio elogio. del filo de la daga. Matarte. y de alguna manera. Página | 91 . Todo no debería querer a un chico que la quiere muerta. más desviaba la mirada. Es fácil. No. Puedo. y yo no soy nada. Hazlo ahora. Claire. —Caminó hacia ella. y yo. No se había movido. —Apúntame con el arma. no lo haré. Claire.

La que lo había puesto a él en peligro. con voz ronca. Más ligera. los ojos muy abiertos—. Por un momento. ¿Por qué estaba protegiéndola? El arma cayó al suelo. después cubriendo su cuerpo con el suyo. No deberías intentar de hacérmelo. y Nix palideció. Fue ella quien habría tirado el arma. la expresión desapareció. Asombrada por el color de cada una de sus características. Tocándose. Enredada. Al segundo de hacerlo. la seguridad aún encendida. se dio cuenta. Luchó contra el escudo que su cuerpo estaba ofreciendo por el de ella. Y luego. Contacto. El de ella. porque no lo haré.—No sería la primera vez ¿verdad? ¿Qué. Claire voló. Para elegir las palabras para conseguir su punto—. Por un momento. Página | 92 . Yo solo quería que se fuera. Y entonces él se retorció. el fantasma de su toque persistiendo aún en su piel. No te haré daño. Incluso sus tatuajes parecían brillar con una especie de alegría interior. —No pensé en eso disparándose. amortiguando su golpe. él se lanzó hacia ella. El silencio llenó la habitación y Nix sacudió su cuerpo del de ella. tan rápido como había llegado. —Claire se esforzó mucho para verse tan decidida como se sentía. —Tiró el arma en un ataque de rebeldía. Él tiene miedo de que la pistola dispare. eres demasiado buena para matarme? ¿No soy tu tipo? —No. Su cuerpo. —Tiraste el arma —dijo. La lanzaste lejos. Nix se asemejaba a un pastor que había visto el Mesías.

Página | 93 . Solo un sonido ahogado. su aspirante a asesino había desaparecido. al igual que el aire que lo sofocaba. y antes de que Claire pudiera detenerlo.Sin palabras. Y luego se levantó de un salto.

Claire nunca ha matado a nadie. Página | 94 . Los verdaderos asesinos anticipaban la muerte. de lo que acababa de suceder.. Ella había arrojado su pistola. Pero ella no habría arrojado el arma. Tenía que alejarse de la chica. El aire de verano. Las personas que traficaban con la muerte no hacían eso. de los sentimientos que amenazan con succionarlo en un agujero negro de preguntar. incluso para Nix. Por mucho. Y sin embargo. Las ramas se extendían para arañarlo. pesado y caliente. La veían por todas partes. en su propio momento. querer y dudar. la propia. En piezas. Nix estaba seguro de eso. El último Omega que Nix había matado —número nueve— tenía los cuerpos de catorce mujeres enterrados en su patio trasero. Ione la había designado Código Omega: demasiado peligrosa para acercarse. Ella podría haber querido matarlo con sus propias armas. uno que se había entregado al impulso de jugar a ser Dios. Un Null activo.. Los Sensors habían identificado a Claire como Null. La de otros. picaba en sus pulmones con cada respiración. podría haber resistido la oferta de Nix.Capítulo 8 Traducido por Helen1 y Paulii~ Corregido por Lissarizz Los pies de Nix golpeaban contra el suelo.

Claire lloró. Pensar. todavía no. o. No. y se sorprendió cuando hubo cosas que ella no entendía. Su pecho se apretó y sintió el impulso de cortarse para frenar el pánico que se arrastraba por su columna vertebral. Aquellos designados como “No Acercarse” eran peores. pero se habían ido y no volvieron nunca más. Se echó a reír. Retrocedió hacia un árbol y se obligó a respirar.Los Nulls eran malvados. o bien Claire había intencionalmente desechado la protección que podrían haber proporcionado. Claire no hubiera dirigido la atención de su vecina el primer día que se encontraron. no había forma de detenerlo. lo que significaba que. Claire no era peligrosa. ella no tenía el poder de hacer que se quedaran. Dejó de correr. Nix no podía respirar. Los hechos lo bombardearon. No acerca de Claire… Y si. Y sí… sino sobre el hecho de que La Sociedad la había clasificado erróneamente. Y si. Página | 95 . Claire nunca había matado a nadie. La policía había llegado a su casa. Se enfadó cuando él le dijo que lo matara. Como si dudaran de que la matara. Ahora que había llevado su mente por este camino. Por lo menos. Entonces ¿por qué La Sociedad le había dicho que lo era? ¿Por qué Ione le había ordenado matarla desde lejos? ¿Por qué había enviado un equipo de apoyo para terminar el trabajo? Era casi como si La Sociedad supiera que ella tendría este efecto en él. uno por uno. Como si temieran que lo averiguara.

y Nix se pregunta cuál será la lección esta vez. —Durante miles de años. Le toma al Sensor un intento. ofreciéndole a Nix la empuñadura. El nombre de su entrenador es Ryland. y ella sentía todo. hace girar la cuchilla. En cambio. Ryland gira el cuchillo alrededor de sus dedos. No esta vez. Las rocas en el suelo presionaban en sus rodillas. Eres una herramienta. Nix estaba de rodillas. pero él no lo corta. —La Sociedad protege a los Normals de los Nulls. los hombres con la capacidad de detectar el mal en otros. se han unido para cazar a los monstruos en medio de ellos.Claire tenía sueños. ¿Y si no era un acto? ¿Qué si Claire realmente era lo que parecía ser? ¿Y si ella era solo una chica dulce? ¿Una chica Normal dulce que no podía incluso matar a alguien que estuvo muy. y un rollo de náuseas se propagó a través de su cuerpo. Todo lo que ella sentía se manifestaba directamente a su cara. averiguar dónde Nix está de pie. muy cerca de matarla? No. Nix tiene nueve años de nuevo. dos. —Tú eres la mano derecha de La Sociedad. —Ryland pone el cuchillo deslizándolo ligeramente sobre la superficie de la piel de Nix. Ryland tiene un cuchillo. Su presencia. Claire tenía pesadillas. Sin previo aviso. Página | 96 . Ella incluso lo sentía. Un Nobody entiende que no debe esperar que el cuchillo sea de adorno. Eres un arma. No sabía cómo había llegado hasta allí.

le dijeron. Ve. Todo tenía sentido ahora. dos. Él era el tonto más grande del mundo. Nix salió de ello en cuatro patas sobre el suelo del bosque. Quería sacarle la respuesta a la gente que lo envió aquí. Por órdenes de La Sociedad. Pero ¿por qué Claire? ¿Qué había hecho para incurrir en la ira de La Sociedad? Si ella no era un Null ¿por qué la querrían muerta? Nix quería volver al instituto. Nix había asumido que ella era un monstruo. diez. Su mascota. El perro faldero de La Sociedad. La verdad era incomprensible. y lo hizo.Luego traen el cadáver. porque ella no era un Null. Pero se había equivocado. Nix se tambaleó hacia delante sobre sus rodillas. Cuando el archivo de Claire fue designado “No Acercarse” él había sabido que ella era lo peor de lo peor. Cuando Ione le había dado su nombre. nueve. tres. Ella es solo una chica. cuatro. Nix había matado a uno. La eliminación de Nulls era su propósito en la vida. mata. su estómago vaciándose en el suelo del bosque. lágrimas y sudor. seis. Claire no era la mejor actriz del mundo. Ve. siete… una y otra vez y otra vez… Nix los había sacado de su miseria y salvó las vidas que de otro modo ellos habrían tomado… Ocho. pero imposible de negar. Para la práctica. Once fue el senador. Página | 97 . Claire no actuaba como cualquier Null que alguna vez había visto. busca. el altar en el que se habían derramado su sangre. Y ahora Claire. Para sorprenderlos en sus camas y hacerles pagar por lo que casi le había hecho a Claire. Cinco. Nulls que valoraban la vida humana promedio no más que la de una hormiga.

Para obtener respuestas. en otro tiempo. Porque cuando me dijeron que nadie alguna vez me vería. Realmente. era él. y la hizo llorar. no era ahora. las lágrimas picaron sus ojos. Tenía que volver a ella. Claire. No era una miserable sin corazón. Página | 98 . Y después tenía que volver al instituto. realmente lo hizo. No era una asesina. Me dejó. Confundida. Es por eso que la quieren muerta. Asustada. La Sociedad se había asegurado de eso. No podía darle la cara a Claire. su imagen apartando todos los otros pensamientos de su mente.Nix se hundió de nuevo en sus talones. Él la había secuestrado. Claire no era una Null. Claire. mintieron. Estuvo a punto de matarla. Si uno de ellos era un monstruo. Nix se puso de pie. Tenía que explicarle y tenía que preguntar… ¿Por qué podía verlo? ¿Por qué ella no parecía darse cuenta de que él era inferior? Eso es el por qué lo hicieron. Cuando me dijeron que nunca podría afectar a cualquier persona. El siguiente pensamiento —cuando me dijeron que nunca nadie me amaría— era demasiado. mintieron. fue demasiado rápido. Para ayudarla. Para explicarle. E incluso si hubiera sido posible. pero no podía dejarla allí. Ella era la primera persona a la que alguna vez había sido capaz de afectar de alguna manera. Sola. Claire. Nix no podía volver a la cabaña. *** Me dejó.

Demasiado Stephen King. Trataba de no pensar en despertar con sus ojos en los de ella. trataba de no reconocer el hecho de que esto no era una Situación. estar contenta de que él le había dado la oportunidad perfecta de escapar. Demasiadas películas de terror. el recuerdo del toque de Nix se evaporaba por completo de su piel. Página | 99 . nunca sola. Situación: Has sido secuestrada y abandonada en una cabaña vacía en el bosque. Pero sobre todo. Él se había ido. pero se detuvo. Probablemente olvidada ya. un problema que resolver. Trató de pretender que eso era todo lo que era: otra Situación. Buscó en la cabaña (sin éxito) un teléfono. en caso de que él regresara. No sé a dónde estoy yendo. Salió corriendo hacia el bosque. Probablemente ni siquiera sepan que estás perdida. Trataba de no pensar en esas palabras. Ella trataba de aprobar la situación racionalmente. pero no podía sacudir el conocimiento de que había sido abandonada. Otra vez. Nadie sabe que estás aquí. Reunió las armas de su agresor una por una y escondió las armas y agujas y cuchillos bajo el porche.Cuanto más sola estaba Claire. Un grueso tentáculo de pánico comenzó a deslizarse hacia arriba por su espina dorsal. Claire dejó la cabaña. Descartada. Él no lo hará. No sé dónde estoy. Claire podría haber soñado la manera de salir de esa cabaña ocho veces más. porque en sus Situaciones ella no estaba nunca. Se había acabado.

En McDonald. Claire escaneó su cara. La gente no vuelve. y luego sintió una brisa en la parte posterior de su cuello. encerrada. sola en Walmart. o destruido desde adentro hacia afuera. se volteó. tenemos que hablar. Claire inclinó la cabeza hacia adelante. —No voy a hacerte daño —dijo—.Completamente sola en el bosque. Página | 100 . Solo escucha. En el parque. Lo prometo. peleando contra el pánico. Sus labios se establecieron en una mueca estrecha. Porque yo… La cabeza de Claire estaba palpitando. No por ella. Tenía cinco años de nuevo. Feliz de verla. Y no voy a pedirte que me hagas daño. —Volviste. Y había una tensión en la línea de su mandíbula que no podía diagnosticar exactamente. —Claire. En cada lugar en el que había sido abandonada. En el asiento trasero del auto de sus padres. vio una sombra en el suelo del bosque. El pánico aumentó dentro de ella. pero no podía ayudar a las palabras a salir de su boca. Lentamente. Claire se tambaleó hacia atrás. Estaba entre enojado o desesperado. pero las líneas de su expresión no dieron ninguna respuesta. Nix. Porque él se fue.

Realmente no quieres. luego de vuelta a ella. no pueden sentirla. porque nací mal. —Voy a escuchar. —No puedes hacer eso. Él no la quería. como si no le importaran. y él saltó atrás. Que él nunca hubiera intentado matarla. No soy como otras personas. y probablemente va a sonar loco. Claire. Es difícil de explicar. Mantuvo su distancia—. No puedes venir tan cerca. —El asesino dijo esas palabras fácilmente. Esa era la cosa de Situaciones. Todo en el mundo tiene su energía. Como si las hubiera dicha tantas veces que podrían también haber sido los tatuajes en su piel—. Claire tragó. No quiere tocarte. simples y reales. Por supuesto que no lo hacía. —Se atascó con las palabras—. que podría no haber sido la primera. muy fácilmente. Ni siquiera saben que Página | 101 . Él solo quiere decirte algo. no pueden olerla. Deseó que las cosas fueran blancas y negras. en el fondo. —La simetría de sus palabras y sus pensamientos detuvieron la arremetida de la cabeza de Claire. y por primera vez deseó no tener una imaginación tan hiperactiva. Este era Nix siendo amable. —No soy como otras personas. No puedo estar cerca de ti. La mayoría de la gente no la puede ver. Nix miró abajo hacia el suelo.Había una noche y día de diferencia entre su tono ahora y las bruscas órdenes y acusaciones que él le había arrojado antes. y que ella no creía. No puedes… tocarme. —Ella dio un paso hacia él. Claire. pero tú solo tienes que escucharme. ¿Por qué alguien querría…? —No quieres tocarme.

pero Nix imaginó que duraba más. Son llamados Sensors. la presión cayó en cascada por su cuerpo entero. obligándola a mirarlo. Página | 102 . Pero sus manos estaban calientes. ¿no es cierto? —Claire no esperó a que él respondiera—. Que no valía ni siquiera un momento de su tiempo. y por miles de años. el anciano escaneando su cuerpo en un patrón que parecía más militar que otra cosa. Claire. Saben lo que hace. Nix cerró el espacio entre ellos en el lapso de solo un latido. Eres perfecta. Solo duró una fracción de segundo. Casi la mató. —Hay algo malo conmigo. —No hay nada malo contigo. La parte posterior del cuello de Claire hormigueó. *** Nix sabía que no debía tocarla. ellos han estado estudiando el patrón. Su cara era suave. Puso sus manos en los lados de su cara. lo que sea. Y cuando ella se apoyó en él. Un montaje de imágenes se reprodujeron en sus mente: la chica pelirroja en la piscina sosteniendo la palma de su mano arriba hacia la cara de Claire. E incluso si no lo había hecho.está ahí. Quería creer lo que él estaba diciendo. Y por la mitad de medio segundo. oliéndote. ella merecía saber la verdad: que él no era nada. Ellos saben cómo trabaja la energía. Es por eso que trataste de matarme. pueden decir cuando algo está mal. lo hizo. Él no lo merecía. Pero un pequeño porcentaje de humanos pueden sentirla. Y solo mirándote. convirtiéndolo en algo más. Ella cerró sus ojos y se apoyó en sus manos. escuchándote.

la Página | 103 . y ella era perfecta. —Nix hizo una pausa. Pero a veces aumenta. Se llaman a sí mismos La Sociedad. un brillo. Claire. Un Null. electricidad o calor. Pero su reacción. las cosas que ella nunca había conocido. de cuerpos y sangre—. cuando dos personas interactúan. Tienen demasiada energía. de lecciones aprendidas y palabras dichas. —Trabajo para una organización. Pero algunas veces las personas nacen mal. No podía tocarla. —La clase de energía que La Sociedad estudia no es como la gravedad. quizás incluso el alma de una persona. está mal. dejándola absorber sus palabras—. solo un poco. haciéndolas puños a sus lados. y de cualquier forma. La indiferencia de todos los demás a los que él le había dado. Es una sustancia. Nix se odió a él mismo entonces. No todo. para explicar las cosas que a él le habían enseñado desde la cuna. Me hicieron creer que tú eras algo que no eres. intercambian energía. Podía decir por la mirada en su cara que se estaba adelantado por sí mismo. y ella era todo. si no se ven de nuevo.No. para luchar contra los recuerdos que querían venir. —Cosas como amor —repitió Claire. Sacudió sus manos lejos. Y ellos me mandaron aquí a matarte. Bajo circunstancias normales. así que se obligó a sí mismo a retroceder un paso. la marca se desvanece después de un tiempo. Y entonces consigues cosas como amor. Se marcan entre sí. Él era un Nobody. Y luego ellos están conectados. confundiéndola. o no la suficiente. Él era un asesino. No podía mirarla. —Nix se esforzó por mantener su tono neutral. Él no podía. A veces.

que Nix casi sonrió. porque nada de lo que los demás digan o hagan tiene un efecto real en ellos. pero la mayoría de ellas no son imposibles de amar. La parte del cerebro de Nix que se había acostumbrado a verla como el villano. Casi. Están muertos por dentro. A veces matan animales solo para verles morir. Son peores. Pueden dar su energía a otras personas. —Normals. repitiendo sus palabras. —No se preocupan por nadie más. Pero debajo de todo. —Eso es terrible. se preguntaba si ella había adivinado lo que él era. —La reacción de Claire era tan genuina.manera en que lo miraba una vez que supo lo que él era y lo que había tomado de ella: eso. y ser amados. así es como La Sociedad llama a las personas que nacen bien… ellos pueden darle su energía a la gente. De hecho. pueden tomar energía de otros. A veces. Algunos de ellos no quieren hacer nada malo realmente. están vacíos. Piensan que son amables y normales. y tanto de una sutileza. Página | 104 . pasan por personas. su tono envenenado con entendimiento y horror—. y sus marcas toman un tiempo realmente largo en desvanecer. Ellos no pueden ser amados. son realmente buenos en eso. —Pero algunas personas nacen mal —susurró Claire. Pueden marcar a alguien solo pensando en ellos. —Alunas personas nacen mal. pero solo no pueden envolver sus mentes alrededor del hecho de que las otras personas importan también. y estaba retorciendo los cuchillos a propósito. es lo que él se había ganado. Pueden amar. La gente piensa que son geniales.

pero no podía sacar la mirada horrorizada fuera de su rostro. La Sociedad les sigue la pista. Claire. apartó la mirada de él. Página | 105 . —Claire hizo el salto de lógica ella misma. Lo miró a él. y una vez que tienen un bloqueo en la ubicación de un Null. cada palabra. y cuando él encontró sus ojos. como él sabía que lo haría.—Así que tú los matas. Porque yo no estoy bien tampoco. Puedo matar sin siquiera despertar miedo. Retrocediendo. pero no estoy bien. No soy un Null. —Puedo deslizarme dentro y fuera de cualquier edificio. Soy fácil de olvidar. me entregan el archivo a mí. pero no le dejo hablar. Ella abrió la boca. —Esas personas son llamadas Nulls. y son el enemigo. Al igual que debería. Claire miró arriba. Dentro de él. otra retorcida del cuchillo—. Puedo estar de pie gritando en el medio de la calle sin que nadie lo note o le importe. Y yo también. —Tú eres el otro tipo de mal —dijo ella.

entonces nadie lo haría jamás. porque explicaba mucho. Que los niños en la escuela siempre miraban fijamente a través de ella. Que no era culpa de sus padres el no poder molestarse para quedarse. nadie nunca lo hizo. cuán dulce era o con qué frecuencia iba a los mismos lugares y hacia las mismas cosas esperando que alguien lo notara eventualmente. Quería luchar para mantener esa astilla de tal vez. todo a causa de algún defecto de nacimiento invisible que no podía controlar. pero ella no se atrevía a dudar de lo que estaba oyendo. que se le había despreciado. Página | 106 . y nada de lo que haga cambiará eso. y la esperanza de que algún día las cosas estuvieran mejor había sido el pilar de Claire durante tanto tiempo como podía recordar. No importa cuánto lo intentara. La muerte de un sueño fue eclipsando una cosa. Realmente solo soy yo. Eso lo explicaba todo. Ella era constitucionalmente incapaz de importar. Siendo una cosa para sentirse completamente inconsecuente. Y si lo que Nix le estaba diciendo era verdad. Era otra cosa para saber que tenía razón. Algunas personas nacen mal.Capítulo 9 Traducido por Gabbii rellez y SOS por mafernanda28 y kensha Corregido SOS por Lissarizz Una cosa era pensar en sus peores momentos.

Y es porque los objetos tienen energía también: Página | 107 . y no importa lo que haga. su mente trabajando a través de la lógica de sus palabras como una calculadora rozando los números. Incluso cuando me desvanecí me encontraste. no puedo afectarte. Claire supuso que ella había estado en lo cierto. mirando por el cañón de su pistola. La gente no me nota. La gente no me puede ver en absoluto. Ven a través de mí. —Yo no. —Los primeros días en que lo había visto. —Nobody es la palabra para alguien que no puede dar su energía a nadie. Lo sabría si lo fueras. si empujo todos los pensamientos locos y dejo de tratar de valer algo. —Tú eres especial. pero si me concentro. Nobody. Es lo que me hace el asesino perfecto. Lo dijo como si fuera un nombre. En cierto modo. Me olvidan. algo que atrajo a su perversamente asesino. —Nix fue inflexible. entonces me desvanezco. sí. rodado todo en uno. la cara de Nix nunca había estado lejos de su mente. una identidad y una maldición. Claire. Había pensado que era porque había algo malo en ella. Es lo que soy. Claire. Incluso si quisiera ser notado la mayor parte de las personas mirarían directamente por delante de mí. ¿Así es cómo nos llamamos? Es lo que le había dicho una y otra vez cuando ella le preguntó quién era. Nadie más ha sido capaz de verme de verdad. —Nobody —repitió Claire embotada—. —¿Desvanecerse? ¿Es lo que haces cuando cierras los ojos? —preguntó. y sus palabras lograron perforar los pensamientos engomados encima de su cabeza—.—No eres un Nobody. —El desvanecimiento es algo que nadie puede hacer.

Nix. Te veo cuando cierro los ojos. —No soy especial. Si desvanecías o no. Quería desaparecer. Nix dio un paso atrás. Claire. Puedo andar a través de paredes. —Por eso eres especial. como si ella pudiera golpearlo. por lo que el mundo se refiere. no existo. Tú debes ser una especie de parte aislada. Nobody o no.cuando me descoloro. Estoy mal. Ella quería volar. Las leyes de física no se aplican a mí. nos vemos. Quería caminar sobre el agua. Por eso La sociedad te quiere muerta. Me puedo quitar la gravedad. —Te veo —le dijo suavemente. quería el coraje de dar un paso adelante. ¿Conoces otro Nobody? Página | 108 . con miedo de que ella perdiera las palabras si las dejaba sueltas—. —No funciona de esa manera. Veo cuando no estás allí. Puedo desaparecer. Lo que Nix estaba describiendo era muy bonito. Un paso más cerca de Nix. —¿Cómo lo sabes? —presionó ella—. ¿No lo entiendes? Veo que la razón es porque somos iguales. Tú no eres. que no creía que era un Nobody por la misma razón que ella no había sido capaz de imaginar a alguien capaz de caminar delante de él sin querer caer en el azul de sus ojos. Se supone que los Normals no notan los Nobodies. Claire envolvió sus brazos alrededor de su pecho. Pero más que nada. —No. Eres… —Soy igual que tú.

Porque no estaba acostumbrada a ser mirada. Los Nobodies no importan. antes de que hubiera tenido cualquier razón en absoluto para creer que alguien estaba allí. Claire y nunca he conocido alguien que importe tanto como tú. Pero cuando nos ponemos juntos. pero Claire vio la respuesta en el conjunto de su mandíbula. —Sí.Nix hizo una pausa. Tal vez la energía de todos los demás es como un rayo láser. —No lo has hecho. los Nobodies no pueden dar su energía a otra persona. pero por alguna razón. —No eres un Nobody —dijo él. Claire quería saltar en sus palabras. estamos prácticamente invisibles. ¿no? ¿Y todo el mundo la tiene? Y la gente la intercambia. Has hablado de energía. no lo eres. Nix. y la nuestra es una nube de humo. —No. Nunca había conocido a otra persona que se sentía tan bien. Había sentido su mirada fijamente ese primer día. ¿verdad? Nix se negó a sacudir la cabeza. lo soy. como si pudiera falsificar su justo reclamo al negar en voz alta. pero no podía hacer que las palabras salieran. Tal vez es porque somos débiles. Antes de que le hubiera visto.. Nix.. porque no habían palabras. —Piensa en ello. y él había estado mirando. para decir aja y victoriosamente explicar que tenía sentido pensar que el humo podría dejar su huella en el humo. No había Página | 109 . Cuando nos ponemos con alguien cuya energía es normal. había sabido.

Nix no sabía lo que le había dicho para hacerla llorar. con fuerza. La resurrección de un sueño era casi tan difícil como ver morir. No de nuevo. Cada vez que la tocaba le hacía daño. —No te vayas. Nada más que un nudo en la garganta y una relajación de los músculos de su pecho. No al chico de las toallas en la piscina o cualquiera de los profesores que se había olvidado de su nombre en una base regular. Nix pensó que iba a retirarse o desmoronarse. tratando de no dejar que la sensación de picazón en la boca se extendiera a sus ojos. se dirigió hacia él. —Por un momento. —Sonaba aterrada—. Casi.pensamientos. Fue divertido. En cambio. No la merecía. pero tal vez tenía un tipo de importancia para Nix. —Por favor. Claire tragó saliva. la única señal que queda de la ansiedad que había oído en su voz. Tragó saliva. y ahora que sabía la verdad ella debía odiarlo. Ella importaba. con la esperanza de aliviar su angustia. y sus ojos observaron el movimiento de su garganta antes de que el parpadeo subiera a su rostro. No le importaba a ninguno de ellos. Tenía que hacerlo. no te vayas. Más o menos. y nunca lo haría. con el puño fuertemente apretado. pero el esfuerzo fue inútil. Página | 110 . No a la cadena interminable de gente con la que había tratado de hacer amistad. Quizás. —Me voy —dijo las palabras en voz baja. *** Claire está llorando. No a sus padres.

por su bien. sin darse cuenta de lo cerca que estaba del hoyo que pisaba. —No deberías tocarme. —¿No lo entiendes. No era solo una palabra. su voz baja. y me sentaba bajo un árbol o en un columpio y simplemente esperaba a que volvieran. no lo suficiente fuerte para moverlo. No entendía por qué ella todavía lo estaba tocando. No lo tiras. Él no entendía por qué el sonido de su nombre en sus labios hacía difícil mantenerse de pie. No dejas algo que te importa. Puso su mano sobre su pecho y empujó. Nix? No lo hizo. Cuando era pequeña. la única. Nunca he importado. —Y tú no deberías decir mi nombre así: como si importara. Por qué su corazón latía cada vez más rápido bajo su palma. Era ella. Nix. En la tienda. y aunque sabía que él debía dar un paso atrás. Como si fuera algo más que una palabra que pertenece a miles de otras chicas. Ella podría haber atravesado el pecho y arrancado el corazón. no podía. pero lo suficientemente fuerte como para sentir el calor de su mano a través de su camisa. no a cualquiera. En el centro comercial. Claire. Página | 111 . Ellos me sacaron al parque y luego me olvidaron y se fueron a casa sin mí. siempre me dejaban en lugares. No para Nix. convenció a los dedos a deshacer su puño. —No se detuvo hasta que estuvo de pie delante de él. —Nunca he sido nadie. —Si te importo.—No puedes decirme que te importo y luego te vas como si yo no lo hiciera. Claire. entonces te quedas —dijo ella. Ella era Claire. Mis padres casi ni recuerdan que existo. su mano inmóvil—.

La gente nunca se olvidaba de mí. Y mis amigos no se han dado cuenta de que me fui. Pensaba hasta diferentes escenarios. ¿Es así como se siente al ser mirado? Y luego te fuiste. Soy un fantasma en mi propia casa. y yo era nada de nuevo. —¿Sabes lo que pensaba cuando intentaste matarme? ¿La primera vez? Pensé: ¿Cómo puede alguien querer verme muerta. habría destruido todo y todo el mundo que se interpusiera entre ellos para recuperarla. Nadie siquiera me ve. Era como ver una película. cosas que podrían suceder. La mayor parte del tiempo mis padres no están allí. fingiendo que estaba en otro lugar. porque no tengo ningún amigo. cuando nadie sabe que estoy viva? —La voz de Claire se rompió. sentada en un columpio. No he ido a casa ayer por la noche. No podía imaginar que alguien se olvidara de Claire. Todavía pretendo que estoy en otro lugar en el que importo. La policía. y yo los jugué en mi mente. recordaran que tenían que volver. por lo que si volvían a casa sin mí. y el sonido lo rompió a él—. Si los Sensors se la llevaban de él ese día. no podía imaginar perderla y no mover montañas para recuperarla. y probablemente ni siquiera están buscándome.Solían tener esta gran nota en la puerta de atrás que decía “CLAIRE” en letras mayúsculas. Página | 112 . pero la controlaba. —Todavía lo hago. pero no importo. No le creyó. Se preocupaban. Pensé: Es el chico más hermoso que he visto en mi vida. Y en ese mundo yo importaba. Podía verla hablando con amigos que no estaban allí y que reaccionan con toda la gama de emociones con las situaciones en la cabeza. »Hice este juego para pasar el tiempo mientras los esperaba. La veía como una niña. Nix.

La conversación de Richard e Ione en el instituto flotaba de regreso en la mente de Nix. Cyrus fue avergonzado por haber perdido algo así hasta ahora. La había salvado de los Sensors porque no podía dejarlos llevarla. Me enviaron al mundo a pesar de que sabía que volverías. Había creído que podía manipular a la gente que la amaba. nadie me creyó sobre ti. Ione no había restado importancia a que un Sensor Página | 113 . Habían intentado atropellarla. cerrando la puerta a todas las demás posibilidades. Claire caminando por la calle.mis padres. Los ojos de Claire rompiéndose mientras se deslizaba fuera de los arbustos. La Sociedad había enviado a Nix a matarla. Por encontrar a la chica ahí en su zona descansando sobre una piscina. Los Sensors. porque no podía parar de sentir él mismo ese tirón. Claire era difícil de matar. Había creído que era un Null porque el efecto que tenía sobre él no era natural. no porque tenía los poderes de un Null. estas cosas suceden. El día que habían intentado quitarle a Claire para matarla ellos mismos. Claire corriendo hacia él. mis vecinos. sino porque había escapado a la atención por completo. ¿Por qué no escuchó más de cerca lo que estaban diciendo? Los Nulls no tienen manera de volar bajo el radar de los Sensors. Bueno. justo delante de sus narices. Nix se puso rígido. Claire saliendo de su casa. los Sensors habían perdido. y la habían cortado en el lateral. porque ni siquiera un grupo de Sensors podía precisar dónde estaba ella. No podía ser cierto.

No podía dejar que su cuerpo se moviera hacia ella. Nix empujó las voces de su cabeza. Los Nulls no eran un reto para la capacidad de un Sensor. sin marcar en cualquier interacción humana. Sintió su corazón latir. era un faro de fuego sobre la cabeza de un Null. ¿Demasiado? Todavía estaba abrumado por la idea de que él podría provocar una reacción en ella. latido por latido. No puede ser. El espacio entre ellos se iba cerrando centímetro por centímetro. hasta que sus labios rozaron suavemente sobre ella. porque si lo haces. No puedes dejarme. Nix. *** Página | 114 . exactamente donde ella puso su mano sobre él. ¿Pero importa? La única manera que puedes hacer una diferencia en este mundo es matar. Imposible. No podía suceder. Fue un error. Sintió su ritmo constante aflojando el agarre de sus dientes y calentándolo desde adentro hacia afuera. porque importas demasiado. puso su mano en el pecho de Claire. Eran Nobodies. Energía pura. —Somos iguales. Nix se volvió altamente consciente de su propio cuerpo: piel. no puedo dejarte. Mordió el interior de su mejilla. no importo. Hacerla enojar o entristecer. calor y flujo de sangre.viva lado a lado de un Null por quince años y nunca reconocerla por lo que era.

La forma en la que él sabía. se perdía en el beso. Y si sus manos no hubieran encontrado su camino hacia la parte baja de la espalda y la parte posterior de su cuello. no se había dado cuenta de que cada vez los besos eran algo que se podía sentir con más que sus labios. pero sus palmas se sentían calientes. cogió su labio entre sus dientes y luego lo dejo ir. cayendo más y más en él. Nix. y en el momento en que sus bocas se encontraron de nuevo. Sus labios tocaron los de ella. Nada más que sentir su aliento en su cara. Se paró en la punta de los dedos de los pies. Nada más que Nix. Trajo sus manos a los lados de su cara. No sé cómo hacer esto. Tentativamente. nada más que el calor de su mano a través de la delgada tela de su desgastado vestido amarillo. el hueso de su cadera se clavaba en la carne justo debajo de él. La forma en que olía. Su piel estaba cálida. No sabía lo que estaba haciendo. el contacto la habría enviado a ponerse de rodillas. Nunca nadie me toca. Nix. pero no pudo. para asegurarse a sí misma de que aquel momento era real. algo puro. y lo atrajo hacia sí. arrastrando sus labios lejos de los de ella y suavemente por su cuello. Trató de cerrar los ojos. Nadie me toca. y poco a poco.Nix. la necesidad de tocarlo. La forma en se echó hacia atrás. tentativamente. Sus manos se movieron por su cuello y hombros. Todo lo que había era Nix. no había nada más. Página | 115 . la vacilación dio paso a algo más dulce. dentro de él. Para Claire.

Nadie nunca me toca. y se hundió a las de ella. Página | 116 . Me estas tocando. Ni arriba. ellos eran alguien. Besos lentos y cuidadosos. Nix. inclinó su cabeza hacia su cuello y trazó sus labios a lo largo de la línea que su dedo pulgar había tomado. Él se hundió hasta las rodillas. sin secretos. y luego. Ninguno de ellos lo dijo. centímetro a centímetro a través de su cicatriz. Solo Nix. No había nada antes de este momento y nada después. Ella pasó la punta de su dedo pulgar sobre la cicatriz en su cuello. su soledad y la suya. sintiendo su tristeza. Nix. Te estoy tocando. ni abajo. ni izquierda. pero Claire podía verlo en sus ojos y se preguntó si él podía ver en los de ella. Juntos. suaves y ligeros y desde el alma. ni derecha. Me estás tocando. Te estoy tocando.

En una habitación extraña. Y al igual que… Nix tiene quince años. Pero la observación del momento reveló que el peso en su pecho no era tierra. hojas y hierba húmeda debajo de ellos. Habían dormido en el suelo. Espalda arqueada. Desde su lugar en el pecho de Nix. Desplomado. Era Claire. Lo hicieron con Nobodies algunas veces. Esperando. cuerpos en contacto. La cabeza del Null colgaba hacia un lado. La cabeza de Claire estaba en su pecho. Por un momento pensó que había sido enterrado vivo.Capítulo 10 Traducido SOS por kensha Corregido SOS por Lissarizz Nix despertó a la mañana siguiente con un peso en su pecho. labios ardiendo. Página | 117 . Observando. para enseñarles la necesidad de ser capaz de desvanecerse. Ese fue Tres. Claire murmuró algo en sueños. Ojos en blanco… Nix se mantuvo a sí mismo en pos de la memoria por más tiempo. Warren Wyler. Sus dedos crispados. Sus jadeos enfocados. Mientras la observaba. se colocaba suavemente hacia un lado. Once letras. otro cadáver en la morgue. Era pequeña y cálida y su… pero Nix no podía dejar pasar esto por más tiempo. tierra.

Mantente caminando. La cabeza de Wyler colgaba hacia un lado. y Nix nunca dijo no. Pero no ahora. otra línea tatuada en su brazo.No podía correr el riesgo de sangrar su oscuridad en ella. porque La Sociedad había dicho que lo eran. y cuando le pidió a Claire que lo matara. No podía hacer esto. solo una cosa. Página | 118 . y sonrió. y un enfermizo olor agrio llenaba la… Once objetivos. No podía tocarla. Sus dedos crispados. Quizás por una vez podría ser otra cosa. miró. Claire simplemente se enterraba más en su lado. No podía mirarla. Nix hizo unas cien yardas antes de que sus uñas comenzaran a cavar en la piel de sus palmas. Matar era fácil. En su lugar sintió el toque de la luz en sus cicatrices. Apenas lo sintió. nunca con ella. otro trabajo bien hecho. No podía respirar porque quería verla y tocarla y no pensar sobre… Un enfermizo olor agrio llena la habitación. miró al hombre dejar de contraer los dedos. No mires atrás. Se puso de pie. Observó al hombre dejar de respirar. No podía hacer esto. ella había dicho no. Jamás ahora. Sabía cómo hacer una cosa. Once personas que pensó eran Nulls. El dolor no ayudó. Desde las Sombras. Distanció su cuerpo del de ella. Puso su cabeza suavemente en el suelo. Soy un asesino. Voy a matar otra vez. Claire pudo haber sido el número Doce. Nix observó. Ojos en blanco. Nix estaba sudando y temblando. Alejarse de Claire… era difícil. No podía. He matado. Ese pensamiento era aburrido en su mente.

con los dedos desplegados uno por uno. Bichos. entrelazando sus dedos. Como esa chica le hablaba a la gente una vez. y no dejaría a nadie dañar un pelo de su cabeza. Página | 119 . le haría daño. Árboles. Eso podría hacer. Y luego se dio la vuelta sobre su costado. Estirando la mano hacia el lugar donde Nix debería haber estado. un calambre en su cuello y una sonrisa en su rostro. No. Recorrió el bosque a su alrededor. Antes se habría cortado sus propias manos. Claire abrió sus ojos. El amanecer se había ido y vuelto. Especial. No la lastimaría. Nerviosas manos se encontraron la una con la otra. No iba a ir ahí. Nunca. Más sabía. Extendiendo más lejos. Y así tenía… no. Tierra.Entre él y Claire no podía volver a ocurrir. Nix los conocía lo suficientemente bien como para saber que no la dejarían. Por así decirlo. No Nix. Eventualmente. *** Claire despertó con hinchazón en los labios. no podía pensar en eso. Se sentía vieja. La Sociedad quería muerta a Claire. a menos que alguien los detuviera. Hojas. Aves. Nix se enfocó en eso mientras se alejaba de ella. Ramas. explorando las grietas del suelo del bosque. chocaban y se quedaban mirando a través de ella. la Claire de antes de besar a Nix era otra chica.

Labios hinchados. Sabes que él no lo hará. un único pensamiento. —Situación —dijo la palabra en voz alta. Página | 120 . Cuanto más tiempo se sentó allí. y prefería estar solo que pasar una hora más contigo? —Situación. y esta vez no va a volver. La cacofonía de emociones en su cabeza se retiró. Con hojas en su cabello. dejando solo una emoción. Besándola. y sus dientes castañearon. La grava crujía bajo los pies de Nix mientras caminaba la trayectoria tan familiar. recordándote? ¿Si es el único Nobody en el mundo. Lo único que se le ocurrió fue que la había dejado tirada en el suelo. Estás aquí y te dejó.Claire liberó los dedos entrelazados y trajo las rodillas apretadas contra su pecho. Él la había dejado. sus pensamientos más comenzaron a trabajar su camino hasta un ensordecedor estruendo. Con las manos en ambos lados de su rostro. Situación: ¿Qué pasa si…? ¿Y si él es el único? ¿La única persona físicamente capaz de mirarte realmente. cuidando de ti. sin percibirse un ruido que amenazaba a empezar a decir cosas. —No podía pensar en nada. viéndote. cosas horribles. estúpidas chicas. Lo único en lo que podía pensar era en Nix. *** La carretera que conducía hasta el Instituto era larga y recta. sobre chicas que tocaban chicos y chicos que mentían para obtener exactamente lo que querían de estúpidas. Tocándola. a pesar de que no hacía frio—. Tú no vas a dejarme.

La cuchilla en su mano derecha se balanceaba suavemente mientras caminaba. pero esta vez sus órdenes eran diferentes. sin “accidentales” ahogamientos. La izquierda está cubierta de sangre. Él debería sentir algo. No después de lo que ha hecho. Cerca de las personas que lo habían enviado a matar a Claire. No después… Nix sacudió los recuerdos. No puedo desvanecerme. Oscuridad salpicaba su campo de visión. Sin veneno. Al final de este camino y más allá de las puertas. nauseas. Se obligó a seguir caminando.Hay un cuchillo en su mano derecha. Siete. Su izquierda está cubierta con sangre. No puede desvanecerse. Página | 121 . Las personas que lo habían enviado tras Claire. sus órdenes dijeron que fuera desagradable. cualquier cosa. Pero no lo hizo. Podía sentir las imagines luchando por apoderarse de su mente. Nunca había usado un cuchillo en ningún ser viviente antes. Esta vez. No Tres esta vez. Sus brazos cuelgan apáticamente por sus costados. miedo. sin armas. Con un esfuerzo difícil. La Sociedad le dijo que no se desvaneciera. Su cuerpo se siente pesado. No esta vez. Los Sensors. Esta vez. la sangre. era donde encontraría a Ione. Se centró en una cosa y una sola cosa. No ahora. Los científicos. doloroso. Nix desterró los recuerdos de su séptima muerte. Cerca del instituto. Hay un cuchillo en su mano derecha. Triunfo. No ahora. Su cuerpo se siente pesado. a través de retorcidos pasillos y más allá de los puntos de seguridad.

El día anterior ella se había detenido. Claire había imaginado su escapatoria de lo peor. pero Claire había terminado de compadecerse ahora. No la amnesia. si quieres salir de este bosque con vida. Página | 122 . o la inminente amenaza de muerte. Se había sumido ante el hecho de que la había abandonado. sin saber en qué dirección caminar para encontrar el pueblo más cercano. No tenía idea de cómo Nix la había traído aquí. Terminado con esperar que las cosas mejoraran. Tan lejos como la Situación llegara. Sin saber cómo llegaste aquí. Terminado con estar triste porque no lo hacían.Capítulo 11 Traducido por Polilla Corregido SOS por Lissarizz Situación: Despiertas en el bosque sin recuerdos. o cuán lejos tendría que ir. o la tarjeta. Sin nombre. sino el problema. diciéndote que tienes hasta el anochecer para encontrar tu camino hacia la civilización. pero eso era algo nuevo. Hay una tarjeta blanca en el suelo a tu lado. Se había dado por vencida. Se encontraba sola en el bosque. estaba más cerca de una película de terror que a una fantasía. La única diferencia era que esta vez era real.

porque nadie más iba a hacerlo por ella. Cualquier cosa que quisiera de la vida. imposiblemente perfecta. Página | 123 . Sus manos cerradas alrededor de la empuñadura de un cuchillo. Menos que el aire. Claire imitó las acciones en la realidad. Esta era Claire haciendo que la vida sucediera en vez de esperar que llegara a ella. Quería vivir. y ella solo tenía hasta el anochecer. Esto era cuidarse a uno mismo. Hacia las armas escondidas debajo del porche. Había pasado tanto tiempo tratando de ser tan dulce. Nix se deslizó más allá de los controles de seguridad. esperando que algo pasara. Había desaparecido el horror que había sentido ante el arma de Nix el día anterior. Escurriéndose de regreso a la Situación. Pasando los detectores de metal y los Sensors y cada salvaguardia que La Sociedad había colocado para hacer al instituto impenetrable ante cualquiera que importara.Ahora Claire estaba enojada. Quería salir de este bosque. Comenzando por abrirse camino a través de este bosque. ella tendría que tomarlo. se imaginó regresando sigilosamente a la cabaña. había sucedido alguna vez. tratando de crear problemas. *** Menos que la sombra. dolorosamente. Ella habría preferido un arco y una flecha. sin embargo. a caballo regalado no se le mira el diente. Y ella quería olvidar que la noche anterior. pero nunca iba a suceder. Esto era supervivencia.

para averiguar por qué La Sociedad la quería muerta. ¿Pero y si sus objetivos no habían sido todos Nulls? El agarre de Nix sobre el desvanecimiento vaciló. Sin embargo. a través del resto de sus recuerdos. Y en todo lo que pudo pensar una y otra vez. ahora que estaba aquí los recuerdos estaban demasiado cerca de la superficie: el entrenamiento. nada era impenetrable para él. Mientras Nix se abría camino cada vez más lejos a través de los corredores laberínticos. y desvanecido.Desafortunadamente para La Sociedad. La única manera en que tú puedes hacer la diferencia es matando. usado sus palabras para averiguar cómo sería ser Normal? Para escuchar lo que decían cuando hablaban entre ellos y no a él. La fisura de duda que había comenzado esta mañana con el número Tres se expandió a través del cuerpo de Nix. Nix no importaba. los experimentos. vio las quemaduras de cigarrillo en los brazos de los hijos de Seis. ¿Cuántas veces había caminado estos pasillos? ¿Cuántas veces había escuchado las conversaciones de los Sensors. Nix se había dicho que estaba regresando para proteger a Claire. los hombres y mujeres que había asesinado. las lecciones. Había visto lo que los verdaderos Nulls podían hacer: vio a una muchacha adolescente que Uno había mantenido encadenada en su sótano. Nix había visto los cuerpos y los horrores. Su cuerpo Página | 124 . Once. Él había pensado que eran Nulls. Después de una fracción de segundo regresó al mundo sólido. era un número. y había sabido que los Nulls eran monstruos. estaba agobiado con un repugnante sentido de déjà vu.

de computadora en computadora. El hombre más cercano a él era joven: una década más grande que Nix. pantalla en pantalla. no se dejó recordar. Ella era quien lo había enviado tras de… No. y esta vez. Desvanecido. pero esa no era una oportunidad que valiera la pena tomar ahora que se había vuelto un forajido.se sintió pesado. se detuvo de pensar y cambió su forma sólida como una serpiente retorciéndose fuera de su piel. Él solo atravesó pared tras pared. Nix no podía dejarse ir allí. Los científicos y los Sensors correteaban alrededor. Nix paró de cuestionarse. Ella raramente hablaba directamente con él. —¿Cuál es nuestro estatus? Nix reconoció la voz de Ione. subiendo y bajando por su carne. no le importaba. pero su voz había sido siempre la única en su cabeza cuando leía el nombre de su objetivo. No pensó sobre por qué se encontraba aquí o qué estaba haciendo. no podía permitirse pensar acerca de lo que el mundo verdadero tenía para ofrecerle. las personas que trabajaban allí raramente se molestaban en tomar nota de su presencia. tan pesado como se había sentido después de matar a Siete y dejarlo hecho un lío. Ella tomaba las decisiones. desde el codo hasta su muñeca. Había sudor en su frente y cicatrices en sus brazos: minúsculos. Respiró hondo y evaluó su situación actual. Los observó como un niño examinando una granja de hormigas. abriéndose camino hacia el centro del edificio en construcción. Ella estaba a cargo. pinchazos redondos. Nix no sabía lo que estaban haciendo. Página | 125 . Se desvaneció. Hacia el laboratorio. tal vez menos. Incluso cuando Nix no estaba desvanecido. y menos en la chica que había dejado en el suelo del bosque.

la sensación de su piel. Sus tobillos y pantorrillas estaban salpicados con fango. —¿Y nuestro mecanismo de defensa? Ante esto. Página | 126 . pero Claire no dejó que eso la detuviera. Estaba buscando a Claire. cortesía de las ramas y árboles. Dijo algo acerca de pruebas y fases pero todo en lo que Nix pudo pensar era que Ione estaba buscando el Nobody. y supo que ya no sería capaz de mantener su desvanecimiento por mucho tiempo. para recordarnos qué estamos buscando.—Tenemos programas de reconocimiento facial ejecutándose en todos los sectores de un radio de doscientos kilómetros de la casa del Nobody —replicó una de las hormigas. Sintió su estómago darse vuelta. Atravesó el muro y salió por el otro lado. Señaló su progreso marcando los árboles en caso de tener que dar la vuelta. *** Las chanclas no eran propicias para atravesar el camino a través de lo salvaje. En la oficina de Ione. Verdugones aumentaron en sus brazos. Observó al sol viajar a través del cielo. Las alarmas están programadas para apagarse cada tres minutos. Nix cruzó la habitación. Pensando en Claire: la forma en que la había dejado. No a quién. corriendo para realizar los mandatos de su reina—. Nunca a quién. Qué estaban buscando. las cosas que habían hecho. el sabor de cereza en sus labios… En su último instante de nada. la hormiga se erizó. por protocolo.

incluso si finalmente sucediera… no cambiaría nada. Algo grande. Atravesó el borde del bosque. Caminó por la acera. e incluso si algo grande pasara. corrió con el cuchillo en una mano. Ella no iba a llorar. Ella caminó y caminó hasta que llegó a un pueblo. Claire sintió algo ceder dentro de ella. Ella estaba cubierta de fango. diez. Un coche pasó volando. Aunque cambiara algo. Sus pies estaban gritando. El conductor no la vio. No podía descansar. pero Claire no los escuchó. Ella corrió. Claire se quedó allí por cinco minutos. Nadie pero… Claire atravesó la autopista. nunca importarás. Salió hacia el camino.Sus músculos estaban adoloridos. Ella no iba a ser la víctima esta vez. porque podrías esperar toda tu vida a que algo sucediera. Ella no iba a sentarse y a esperar. viendo el mundo pasarla. El sonido del tráfico puso fin a los pensamientos de Claire. sus pies sangrando. más o menos unos noventa metros hacia fuera. sosteniendo un cuchillo y nadie lo notó. El viento azotó su cabello. Nunca nadie te verá. No podía permitirse pensar en otra cosa que en salir de este bosque con vida. sangrando. ella no podía escucharlos. Ella estaba cansada de esperar. porque ella no podía detenerse. su corazón bombeando cada vez más rápido. Podrías esperar y esperar. Noreste. lo suficientemente cerca para que sintiera el movimiento. No importa lo que hicieras. frente a una Página | 127 .

se apresuró a recogerlo. el mundo le había dado su permiso para dejar de intentarlo. porque aunque ella estuvo sola. ella se dio cuenta de algo. No importaba lo que hiciera. Alguien chocó contra ella desde atrás. Página | 128 . Este era un nuevo desafiante mundo. y desde su lugar en el suelo. ella notó que por una vez en su vida podía ser bueno ser mala. y eso significaba que ella podía hacer cualquier cosa. Ser agradable. Ser buena. Ella dejó caer el cuchillo. Cuando Claire miró la tienda y a las personas y al repiqueteo de vida a su alrededor. Intentar ser dulce.tienda. aunque siempre haya estado sola.

todavía podía oír los gritos del hombre… No un hombre. Y luego lo encontró. dos. Había arte en las paredes. Él era un Null. Pero de pie en la oficina de Ione. Un archivo después de otro después de otro. Todo lo que él había pensado. Ione le había dicho esas palabras ahí a él. una salpicadura de colores fríos: azul y plateado contra una paleta de negro y blanco. Once en total de ellos. Uno. todo lo que él había creído… Se movió rápidamente hacia un fichero detrás del escritorio de Ione. Aún podía sentir el cuchillo en su palma. Pasó archivo tras archivo.Capítulo 12 Traducido por KatieGee Corregido SOS por Lissarizz La decoración en la oficina de Ione era todo metal y esquinas puntiagudas. Nix no estaba tan firmemente seguro. la cara de Claire aún estaba fresca en su mente. mesas de vidrio y sillas transparentes. buscando algo conocido… alguien. Hazlo un desorden. tres… Página | 129 . Pulcramente etiquetados con números de serie que no concordaban con los números en su mente. Cerrado… pero no tan difícil de abrir dando la motivación adecuada.

Lucía exactamente como él recordaba: ojos azules.Deslizó el tercer archivo. Vio los otros regados en el piso. Reportes de autopsia. Ella no estaba complacida. —¿Y qué. que tú hayas vuelto… Nix se puso de pie. La directora del instituto no estaba molesta de verlo. —No. helado y controlado. supongo que no. pero ellos sí. esperas hacer con todo eso? —Su tono. Seis. dime. Página | 130 . Cinco. retándose a abrirlo. Él no podía provocar emociones en ella. pero subjetivamente… —No te importa. concordaban exactamente con los colores de la habitación. Eres tú. Siete. cejas lo suficientemente oscuros para poner ese color en duda. La puerta de la oficina se abrió en su lugar. Objetivamente. probablemente sabía que había estado buscándolo. y ella vio los archivos en sus manos. cabello rubio. ella tampoco. de verdad. Claramente. —Hazlo un desorden —murmuró Nix. fotos… Nix paró. Cuatro. —Nix no estaba seguro de por qué estaba diciendo esas palabras. Nix miró arriba del archivo. con ojos nublados de un blanco como la leche. La cara sin vida de Warren Wyler lo miró de vuelta. que él era un activo que no quería perder. Cerró el archivo y tomó otro. —Oh —dijo una voz familiar—. detalles biográficos. Ione. Corrió una de las puntas gentilmente a lo largo del borde. inflamado e hinchado. Es para mejor. Sus dedos persistieron en el archivo. Y otro.

Mataré de nuevo. Ione dio un paso adelante pero pareció recordar. después de todo. He matado. Página | 131 . —¿Por qué? —preguntó Nix simplemente. No registraría el conjunto letal de sus ojos. No me importa. Ella ha visto lo que él podía hacer. —Tú nunca preguntaste por qué antes. —¿Por qué me mandaste a matarla? Ione se encogió de hombros. no importa cuán duro era no hacerlo. Estos eran sus archivos. Sus manos se deslizaron lentamente en su bolsillo… —Para. Mantén tus manos donde pueda verlas. Nix no había planeado hacer nada con esos archivos. reemplazado por el tiempo que él había gastado viendo y observando y tocando a Claire. Paró. Sin palabras. Hasta ese momento. igual al de ella—. No la asustó… pero ella no podía permitirse ignorarlo. sus ojos fracasando en encontrar los de él. —La voz de Nix era baja y fría. Ione no podía oír el tono de advertencia en su voz. que aunque no estuviera asustada. debería estarlo. Los Nobodies no preguntaban. Nix sabía eso… pero el poco conocimiento. congelada en el lugar. los recogió del piso.Hazlo un desorden. Soy un asesino. No sé qué estás alcanzando. su comportamiento a punto… como si él no estuviera tan lejos de romper su cuello solo para escuchar el sonido. tardíamente.

Su mano desapareció en su bolsillo. No la aplastó contra el muro.Esas palabras golpearon a Nix fuertemente. su mano libre cerrándose alrededor de su garganta. cortando todo el aire. —Si me matas. —¿Por qué? ¿Por qué ella lo había enviado a matar a Claire? ¿Por qué la vista de los archivos desencadenó una respuesta en ella que él no podía conseguir? Ione abrió la boca. Hay un botón de pánico en mi bolsillo. Él estuvo sobre ella en un momento. y no había dicho no. —No —dijo él. y ella no estaba ni siquiera mirando. Por segunda vez. relajó el agarre en su garganta. Él ha hecho lo que ellos le han dicho. Los archivos en sus manos. solo lo suficiente para que ella pudiera hablar. No hizo ningún solo sonido. No nos puedes herir. tropiezas contra siete más. No puedes detener a La Sociedad. nunca tan ligeramente. Ya lo Página | 132 . en un áspero susurro que cortó a través de la habitación. Nix perdió el agarre en la garganta. Si tenía unas últimas palabras él tenía que conocerlas—. Él la miró. Quita una cabeza. a su bolsillo. —Espera —murmuró las palabras. Su mano se movió. solo seré reemplazada. Ella calló. —Debería matarte —dijo las palabras calmadamente. sus matanzas… no había preguntado. Ella nunca retrocedió. La estaba matando. Él apretó su agarre. Ella vio a través de él. y somos más poderosos de lo que alguna vez imaginaste. siempre. No eres nada.

cortándolo. nosotros estaremos allá afuera.he oprimido. Página | 133 . Ione jadeó por aire. Hubo disparos. —Puedo intentarlo. Problema como a Claire. sepultándolo. No tuvo tiempo para pensar. El programa de computador corriendo en la otra habitación. los científicos… ¿Y si ellos la han encontrado? La puerta del estudio de Ione se abrió con un estallido. Han hecho desaparecer una habilidad de supervivencia… y él era un sobreviviente. Pensó en mirar fijamente la distancia desde su pistola a donde estaba Claire. Le tomó un momento comprender su significado. Esta habitación estará rebajándose de Sensors en un instante. Nosotros como a La Sociedad. el dolor de Claire… la culpa que tenían ellos. No puedes matarnos a todos. Reaccionó. perdió la habilidad de estrangular la vida fuera de ella. —Y mientras estás aquí. una cuestión de reflejo. Nix había llevado los archivos a las Sombras con él. Uno de ellos rozó el hombro de Nix. haciéndonos cargo de un problema. Ione se encogió de hombros. sus manos volando a su garganta. Desapareció: instantáneamente. Él pensó en todo lo que La Sociedad le había hecho hacer. tratando de matarnos. pero en el segundo en el que se había desvanecido. el fruto duramente ganado de sus métodos de entrenamiento… ahogándolo. Pensó en las pesadillas de Claire.

Eres lo que eres. Sus dedos se apretaron alrededor de la empuñadura del cuchillo. vestida en bienes robados. Un asesino. sabes. inconsciente de lo cerca que él estaba de pie—. Nunca se preocupará por ti. y ensangrentada. pero nadie la detuvo. *** Claire caminó fuera de la tienda. Página | 134 . las esperanzas y los sueños y tal vez… Claire calculó que la ropa limpia era lo último que se le debía. Estaba tratando de evitar que se fuera con los archivos… y salvar a Claire. —¿Piensas que esto va a cambiar las cosas? ¿De verdad crees que el hecho de que hay dos de ti cambia algo? —habló Ione en voz alta. ¿Cómo podría? Nix ignoró las palabras de Ione. arañada. de sacarlo fuera de las Sombras.Ella había perdido la habilidad para verlo. Ella nunca te amará. A menos que pudiera hacerlo perder su habilidad para desvanecerse. de sentirlo. de agobiar su mente. era intocable. de herirlo. Como si ellos no notaron que ella estaba salpicada de barro. Había un poder para ser capaz de caminar a través del mundo inadvertida. Una alarma de seguridad sonó. Ella nunca entenderá eso. Los dependientes no notaron que ella se había ayudado a emparejar unos shorts demasiado cortos y una camiseta de algodón escandalosamente suave. Empujó hacia abajo la familiar puñalada de culpa y siguió caminando. Ella estaba tratando de herirlo. Después de todo lo que ella había perdido en las pasadas veinticuatro horas.

Su cuerpo lo reconoció antes que su mente. Y aun así. Nix. —Estoy bien —escupió ella. cada fracaso que importaba. había sido secuestrada. casi esperando ser capturada. Reflexivamente. forzada a pelear su camino fuera del bosque… no se iba a sentir culpable por haber robado ropa. no se podía sacudir el sentimiento de que algo estaba viniendo. Claire miró sobre su hombro. incluso cuando su mano lo alcanzó. y recordó. Escuchó su nombre y se giró de nuevo. de repente y con un misterioso sentido de la premonición. —Claire. Cada metida de pata imaginada. No había llegado a latir más duro. Nada excepto su imaginación. Los pelos se le levantaron atrás del cuello. Ella no estaba haciendo esto. Mientras se giró. que Nix no era el único que la ha querido muerta. Página | 135 . Él no había llegado a dejarla y después aparecer. pero no podía librarse del sentimiento de que algo estaba mal. En las pasadas veinticuatro horas. abandonada. que el cuchillo en su mano no era suficiente. Pero nada de eso había sido su culpa.Había pasado años regañándose por cada pequeña cosa. más rápido… —¿Estás bien? —Los susurros salieron de su boca con el poder de un arma. Aun así. No. algo más que solo el hecho que él estaba aquí. Nada. algo destelló en la esquina de su ojo. Giró alrededor. dio un paso atrás. Él no había llegado a dejarla y luego parar su corazón. La ira era más fácil que la culpa.

—Pensé que ellos te habían encontrado. Ella elevó su mano izquierda a su hombro. usando un producto de protección frente a un eritema o enrojecimiento de la piel previa a la quemadura. Estaba sangrando. Eso no tenía que significar nada. Él era un Nobody. —Sus palabras eran bajas. su voz áspera. 13 Página | 136 . —Ahora —dijo Nix. Aspiró en un respiro. o Nix los había vencido aquí. sus nudillos blancos con la fuerza en su agarre. Alcanzó a tomar su brazo. *** O Ione había estado mintiendo y La Sociedad no sabía dónde estaba Claire. Y una vez que su piel tocó el de él… pudo continuar. Factor de protección solar13 70. Claire quería pelear con él. era el borde del abismo. —Estás herido —dijo Claire. ella se fijó en su apariencia. No significaba nada… pero por primera vez. Factor de protección solar: Indica cuánto tiempo un protector solar aumenta la capacidad de defensa natural de la piel antes de llegar a quemarse una persona. La punta de sus dedos rozó la herida en su hombro. cada musculo de su cuerpo se tensó mientras sus ojos escanearon la multitud. y Nix estaba vistiendo oscuro como protector solar. pero se detuvo y absorbió el movimiento a medio camino—. mantenerse lejos de ser absorbida bajo la fuerza de esta cosa entre ellos. Él tomó un montón de carpetas en una mano. ella no se echó para atrás. Ella era una Nobody. Claire no se movió. espesamente untado. la mirada en sus ojos. Tenemos que irnos. Si había una cosa que Claire conocía como el dorso de su mano. A diferencia de él.

Ella no lo siguió. —Tuve que volver. ¿No es eso lo que dijiste? ¿Somos imperceptibles? Dos Nobodies pueden pelear en una calle en una extraña ciudad. Ella nunca te amará. —No me encontrarán —contrarrestó Claire—. buscando por algo que dijera que eran algo más de lo que ellos parecían. Se volteó para irse. —Tenemos que irnos de aquí —dijo Nix. Las palabras de Ione hicieron eco en su mente. y las personas solo pasarán de largo. —Me dejaste. hasta que los dos estuvieron peligrosamente cerca. —Claire… Ella dio un paso adelante. —La voz de Claire se sacudió. Nix había olvidado que ellos no estaban solos. Te van a herir. Eres lo que eres. en voz baja—. —Ellos te están buscando —dijo él. caminando lejos de su toque. y sostuvo el cuchillo en un agarre muerto en su mano derecha. que había alguien más en su acera además de ella. pero ella podía tanto haber esculpido las palabras en su pecho con su cuchillo. Página | 137 . —No voy a ningún lado contigo. Había rasguños en sus brazos y piernas.—También tú. Su mirada se lanzó de una persona a la siguiente: evaluándolos.

Nix le suplicó que no lo viera de esa manera. "lo último en tecnología" o "tecnología de vanguardia". es decir. Hay laboratorios dedicados a estudiar la energía y anormalidades metafísicas. —Nix se concentró en los hechos sobre los sentimientos. "lo último" o "[lo más] avanzado". No quería que Claire lo viera así. state-of-the-art technology se traduce dentro del contexto cultural hispano. No quería explicar los archivos en sus manos.Nix no le había querido decir a ella a dónde había ido. se ve como una mansión. Ella nunca entenderá. —Nix podía sentir los recuerdos revoloteando en el borde de su mente. él podría perder el control y herirla. y silenciosamente. —¿De vuelta a La Sociedad? —La ira se drenó de la voz de Claire. tratando de explicar su vida a Claire. Nunca se había sentido tan inhumano como se sintió en ese momento. Bibliotecas que guardan historias de La Sociedad. ¿Cómo podría? —Fui al instituto —dijo él—. Desde afuera. capturado en la agonía de un flashback. Eres lo que eres. como "tecnología punta" o "tecnología de punta". 14 Página | 138 . —El instituto es la sede de La Sociedad. es utilizado en investigaciones y consultas. La expresión inglesa se puede traducir al español también como "punta". Preparación facilitada para Estado de la técnica: Es un anglicismo derivado de la expresión State of the art. no literal. por ejemplo. pero adentro es estado de la técnica14. Como si ella pudiera arreglarlo. manteniendo el pasado acorralado—. El edificio donde yo… Nix no podía decir crecí y no podía decir viví. Un asesino. —… donde ellos me tuvieron. No quería arriesgar la oportunidad que. no quería que ella viera la evidencia de primera mano de las cosas que él había hecho. y rezó para que se quedaran ahí. Su cara se suavizó. muy utilizado en el inglés.

así los que han sido inducidos en La Sociedad pueden aprender a usar sus poderes. Página | 139 . —Y tú volviste. —Nix apretó los dientes. —Claire estaba pegada en ese punto. No hasta que me expliques. Nix la alcanzó. —Quiero decir. pero ¿qué hay en ellas? Eres lo que eres. Tienes que regresar a la cabaña. y en ese momento se permitió completar la acción. sus palabras afiladas como colmillos—. Nix no estaba acostumbrado a enmascarar sus pensamientos. necesitaba ser más cuidadoso alrededor de ella. esos son carpetas. Todo lo que importa es que La Sociedad está todavía buscándote. obviamente. Claramente.los Sensors. Claire. —¿Qué son esas? —preguntó Claire. Centro de preparaciones para los Nobodies. No importa qué hay en estas carpetas. Su mano se cerró ligeramente sobre su brazo. —Nada de tu incumbencia. No importa por qué volví. Eres un asesino. y Nix se preguntó dónde había pensado ella que él había ido cuando se levantó en la mañana y no estaba ahí—. ¿Por qué volverías ahí? La mirada de Nix fue involuntariamente a las carpetas en su mano. —Ya te dije que no voy a ir a ningún lado contigo. así pueden aprender a matar.

Ella lo leía tan fácilmente. —Ione me dio un informe antes de que me enviara por ti. él no se hubiera referido a los Nulls como personas. La mirada de Claire viajó de vuelta a las carpetas en sus manos. pero no dijo nada sobre por qué La Sociedad te quiere muerta. Claire. Ella preguntó por lo único que él no quería darle. —Pero tú piensas que tal vez podía haber respuestas ahí. la presente cabeza de La Sociedad. Pero ahora… —¿Yo tengo una carpeta? —La pregunta de Claire cortó ese tren de pensamientos. —Lo que está en las carpetas. —Tal vez no quiero ser protegida. Robé los archivos de Ione. Ellos detallan las personas que maté. las palabras pegándose en su garganta—. —¿Quieres saber lo que hay en estas carpetas? —Era o decirle o tocarla… y él no podía permitirse viajar en ese camino—. Necesito que estés a salvo. Por favor. e iré contigo. Solo dijo que tú eras peligrosa. Aquí no estás a salvo. Él tenía que inclinarse para oírlo. Página | 140 . No debería inclinarme. —Su voz más suave esta vez. tan bien. Dejó ir su brazo.—No te puedo proteger aquí. Una semana atrás. —Necesito —dijo él. Los Nulls.

Ver si hay alguna anomalía. lógicamente. Algo más grande que dos personas que no importaban para nada. Tendría que haber algo para apostar. de ninguna manera —él dijo las palabras antes de que hubiera procesado completamente sus pensamientos. Tengo el derecho a saber. Por qué quieren herirme. Para querer matarlos. Página | 141 . lo que él era. —Podríamos verificar. que podría haber otra respuesta. Ella tenía derecho a saber… de lo que él era capaz de hacer. La barbilla de Claire sobresalió. Que podría ser sobre ella tan fácilmente como lo es sobre él. —Ellos no deberían preocuparse sobre ninguno de los dos. Eso tal vez nos puede decir lo que La Sociedad trama. —Yo ayudo. Descubrir quién está envuelto y cómo tratar con ellos. —Se verá en los anteriores objetivos —le dijo a ella. Podríamos buscar tus… objetivos. —No puedes… Ella lo cortó. La Sociedad tendría que preocuparse. —La voz de Claire era suave y estable—. Nix quería argumentar.—Yo soy la que quieren matar —dijo Claire—. pero no podía. Nix sabía. Ellos te quieren muerta porque no quieren que te tenga. sus ojos ardiendo. sus palabras cargando el peso de una promesa—.

Si tratas de dejarme. te seguiré. —¿Bien? —preguntó Claire sospechosamente. saldría herida. Nix levantó una mano. la heriría. Nix le relajó que ella no estaba mintiendo.—No me digas lo que no puedo hacer. me vas a dejar ayudar. Página | 142 . si me dejas protegerte. lo mejor no pasa. Uno: lo que pasó antes no puede volver a pasar. —Está bien —dijo él. Estoy cansada solo de dejar que las cosas pasen y después esperar lo mejor. —Si vienes de vuelta conmigo a la cabaña. Solo era bueno para una cosa. Nix. No solo voy a sentarme y esperar para que algo malo pase. Nix no se podía resistir pensar que ella era linda cuando estaba enojada. porque nunca nada bueno pasa. Eres lo que eres. Antes de que Claire pudiera responder. Destruyó todo lo que tocó. —Tengo dos condiciones. Si dejas que las cosas pasen y pasen y pasen. Ella nunca te amará. si haces exactamente lo que te diga. Si él la dejaba y ella lo seguía. te dejaré ayudarme a investigar a La Sociedad. Pero si él se quedaba. —Si quieres que vaya contigo a la cabaña. ¿Cómo podría? Sus dedos se curvaron en puños a su lado. eventualmente.

Nix alzó una ceja. Tengo una condición. —Y dos: cuando diga que terminas. Correr sus manos por su cabello. esperando para que empezara de nuevo. esperando. Él encontró sus ojos. tocándola. mojadas en sangre. soy el que va a entrar. y tú te vas a esconder. Bien. Él hizo una pausa. verdaderamente. Nunca. boca de asesino. Claire —repitió él—. —Es un trato.Labios en labios. —Tienes que tocarme para… —Él podía verla buscando por la palabra correcta. Ella paró de respirar. Página | 143 . Quieres saber por qué La Sociedad te quiere muerta. emparejándolo tono a tono—. Pero cuando se reduzca a eso. exclusivamente suyo. Desaparecer. cuerpos fusionándose juntos. una que ella había oído de él una vez antes—. La palabra lo hizo querer cerrar el espacio entre ellos. —Bien —dijo ella. Enseñarle la única cosa en el mundo que ha sido realmente. —Lo de anoche no puede volver a pasar. Te quieres proteger. desapareciendo el sonido. terminas. Sus manos. Su boca. besando la de ella. también.

Como alguien que no podía manejar lo que esas carpetas celebraban. y ni pasado. No tienes nombre. No eres nada. Todo lo que se escapa hacia afuera. —Nix sonaba tranquilo. pero no lo hizo. que había venido por ella en la ciudad—. —Menos que sombra. Mejores que cualquier cosa que él le había dicho desde que habían regresado a la cabaña. Como un niño pequeño. Palabras mejores que no me toques. —Tienes que concentrarte. cada esperanza. haciendo caso omiso de la forma en que la hierba se pegaba a sus piernas con el calor del verano y la concentración en el sonido y la forma de cada palabra individual. Página | 144 . fluido. jugando una fantasía. Desde que había arreglado su herida. Completamente diferente al niño envuelto en la oscuridad. cada deseo. Claire dejó que la voz de Nix inundara su cuerpo. Sonaba como ella misma. Cada pensamiento. casi borracho. Menos que aire.Capítulo 13 Traducido SOS por Eva Masen-Pattinson y kensha Corregido por Cacahuete —Menos que sombra. No tienes futuro. Dado que se había dado cuenta de lo que había dentro de esas carpetas. y por lo que la había dejado. Menos que aire —repitió ella. más baja. Esperaba que su voz sonara más vieja.

El que había regresado sangrando. Las palabras de Nix llegaron a ella por todas partes. Una sacudida de electricidad subió su columna. Sus pies apenas tocaron el suelo del bosque. —Menos que sombra —susurró—. observándolos desde dentro del bosque. —Es inútil. y su mano atravesó el árbol más cercano. Estaba hablando consigo mismo. pero se preguntó qué otra persona lo vería. Menos que aire. de repente. No tenía ningún problema. Él no era nada. Claire tembló. Convirtiéndose en nada. como la película de la burbuja flotando en la superficie del agua. A si mismo diciendo que no era nada. Su rostro lucia casi incandescente. Vacío. estaba parado. Era hermoso. también. No hay esperanzas. convirtiéndose en todo.Claire se dio cuenta. Él no era el Nix que la había dejado. Creyéndolo. —¿Por qué no está funcionando? —preguntó—. Era el mismo. ¿Nix era invisible? En respuesta a su silenciosa pregunta. Nada. Todavía podía ver a Nix. ¿Qué está mal en mí? Página | 145 . y Claire quería ser desesperadamente nada. que no hablaba con ella. Buscó. como si gravedad estuviera teniendo dificultades para obtener un asimiento firme en un cuerpo largo y delgado. como si hablara por el mismo bosque.

Genérica. Soy los mensajes que les dejo en sus casillas. no tenía un ritmo muy atractivo. Página | 146 . La hacía sentir como menos. No parecía peligroso. Tenía sus propios fantasmas. Los pensamientos en su mente se calmaron hasta que ella no fue Claire. No tenía nombre. para ser más. Ese era suyo. No soy Claire. tuvo que renunciar a ser algo en absoluto. No tiene sentido. Y. Soy un Nobody. Olvidable. sus propias dudas. Dios. No tenía nada.Pensó que ella sería una mala Nodoby. No la hizo sentir poderosa. Cuando me ahogo. Menos que sombra. No tenía familia. Soy una nota Post-it atrás de la puerta de mis padres. Soy la mitad de la medida. nadie me salva. se sentía bien. Ese era su mantra. nadie escucha. Soy nada. Pero tal vez. Empecé una clase de cojeo para fallar tanto como fuera posible y parecer insignificante desde atrás. —Está empezando —dijo la voz de Nix desde todos los lados de su cuerpo—. Nunca había sido notada. Menos que aire. Cuando hablo. Soy la página en mi anuario. Lo que sea que estás pensando. Estoy celosa de los pedos. Soy la chica que no está invitada. Soy nadie. En cuanto los mantras se fueron. sigue pensando en ello.

Ella era nada. sólidos. sorprendida por el poco esfuerzo que le costó. apenas en contacto con el suelo. por lo menos. viejos. —¿Claire? ¿Puedes escucharme? Ese no era su nombre. Sobre las condiciones de Nix y sus secretos—. No podían tocarla. Ella bailó entre los arboles como una especie de Página | 147 . Más perceptible. Esto era lo que se sentía al dejarse ir. a este maravilloso mundo alterno donde ella podría caminar a través de los árboles y danzar y nunca lastimarse otra vez. Dejar de querer.Claire se mantuvo en su lugar. para él. olvidándose de La Sociedad. volteó hacia Nix. *** Nix nunca había visto nada como cuando Claire se desvaneció. Claire se adelantó. Era quien la había traído aquí. Ahora ya no. Vamos a quedarnos aquí para siempre. —Quedémonos aquí —dijo ella. Así se fue directamente a través de ellos. Habían estado aquí durante cientos de años y estarían en los próximos años. Caminaba sobre las puntas de sus pies. El mundo físico parecía estar de acuerdo. Para dejar de intentarlo. Ellos eran firmes. Pero aun así. Pertenecía aquí. Nada podía. se hizo más brillante. Hacia los árboles. y una canción comenzó a tararear a través de su cuerpo. Sobre el cuerpo que se supone que tiene y la gente que la quería muerta. En todo caso. Ella no era Claire.

ahora no tenía que contenerse. Verla debería haberla despojado sus poderes. El viento paró de soplar. Nix debía haber sido capaz de pasar a través de ella. también. No tienes que sentir nada. el resistió tocarla. tratando de que no le importara. Para nada. pero aquí. no merecía tocarla. En el mundo real. Al segundo se encontró con los ojos de Claire. Todo lo que a Nix le habían enseñado le dijo que se desvaneciera.duendecillo. todo cambió. que viene de todas partes y de ninguna al mismo tiempo. Una abeja se detuvo justamente encima de una flor. sus yemas de los dedos no deberían de haber sido capaces de tocarse. Pero pudo. Era fácil pensar en nada más que Claire. Él estaba desvanecido. porque en este momento ella era nada. Pero no lo hizo. él no debería haber sido capaz de sentir el toque en todo el camino hasta la punta de sus pies. Desvanecido. Ella estaba desvanecida. con más Página | 148 . las hojas se congelaron en ángulos en las que habían sido empujadas. un hadita teniendo una imposible alegría en un mundo que los simples humanos no podían ver. y en el segundo en que se conectaron. que dejara de lado la emoción. Desvanecido. Desvanecido. en silencio. El resto del mundo se desvaneció en un gris. debería haber empezado apretando los dientes. Nix miró más lejos. En el momento en que oyó su voz. debería haber perdido el control sobre la nada. a dejar que su presencia en las Sombras lo conectara a la tierra.

No podía entender nada de lo que había pasado en los quince años que los habían llevado a este momento. Sus pies apenas tocaban el suelo antes de que se levantaran. y no podía recordar un momento en que no lo hiciera. No podía entender el hecho de vuelta en el pueblo. Desvanecerse significaba dejar el mundo físico atrás. ni a Nix. —Claire siempre había odiado correr. sabiendo instintivamente que Nix la tocaría de nuevo. Significaba no tener peso y ser transparente. Página | 149 . la seguiría. No la entendía. él no lo había querido. Ese mundo no importaba. Hormigas en leños. se desvanecían en conjunto— no solo se iban del mundo físico. Corrió a gran velocidad. Soltó la mano de su compañero. y sus pulmones respiraban una clase distinta de aire. Había vivido ahí lo suficiente. Él la estaba tocando. Pájaros a medio vuelo.ganas al resto del mundo. Pero esto —sus dedos entrelazados con los de ella. el mundo cambió. la perseguiría. Se desaparecían del tiempo. No había obstáculos. Ellos eran algo más. insubstancial. Claire miró el mundo desacelerarse alrededor de ella. que la tocaría. Estaban congelados. un viento fantasmal sopló a través del cuerpo de Claire mientras el tiempo se aceleraba alrededor de ellos. no cuando todas las barreras entre ella y las cosas que yacían ahí fuera de alcance habían sido removidas. —Corramos. asombrada de cuán fácil era correr cuando el mundo no te desaceleraba. En el momento en que sus dedos se separaron. pero lo dejó pasar. pero no podía quedarse ahí. vacío.

Nada. y Claire cayó. con Nix y la gloriosa nada. Sus pies dejaron de tocar el suelo. Y justo antes de que tocara —el sólido. francamente. Más lejos. que no perdonaba— suelo. más. A través del bosque. Estaba flotando. Entre los árboles. Más bajo. Y en todas partes. Cruel y abruptamente. Una parte que no pertenecía aquí. Dejaron de tocar en lo absoluto. el cuerpo de Claire se solidificó y perdió la conexión con la cosa en que se había convertido. volando. más alto. en el cielo. Nada. Más rápido. Un camino abandonado se extendía frente a ellos. No importan. Nix la agarró. Y el segundo después de eso. Si mis padres pudieran verme ahora… El pensamiento vino de una parte antigua de su cerebro. Soy Nobody. Página | 150 . feo. Nada. Más rápido. más lejos. difuminándose. Afuera del otro lado. estaba Nix. Pensó esas cosas. No me importa lo que piensen mis padres.Nada. pero el poder y todo lo que venía con ello se mantenía fuera de su alcance.

—Ambos caímos. buscando heridas. No debí dejar que fueras tan arriba. y ella se preguntó si él se daba cuenta de que la estaba tocando más ahora que en la noche anterior. —Estoy bien. ¿Estás segura de que no estás herida? —Me sostuviste. y la primera es que no podemos… —Las palabras se perdieron antes de salir de su boca. Saltó en sus pies. Claire. Cuando me tocaste… Página | 151 . Nix. su costado. Disciplina. pero él no la soltaba. Sus palabras le recordaron que la estaba tocando. e inmediatamente. la soltó. Alejándose de ella. y ambos siguieron cayendo sin gracia hacia el polvo del camino.dejó de desvanecerse también. como si algo estuviera clavándose en sus entrañas—. No debí dejar que lo intentaras. Algo podría estar roto. Sus manos se movieron a sus brazos. arriba y debajo de sus piernas. moviendo sus dedos sobre sus costillas. —¿Estás bien? ¿Estás herida? —Estaba encima de ella en un instante. —Dos condiciones. —Quédate quieta. —Luchó para sentarse. Un poco adolorida. —Auch. —Tú caíste de más alto. —Toma práctica. Claire. Debí haberte advertido… —¿Que debo dejar este mundo para poder quedarme en aquel? No es ciencia de cohetes.

se sumergió de vuelta al suelo. Nix se encogió de hombros al oírla. Claire lo miró. las palabras un eco de las de él. Mi mano tocó la tuya. Claire quería lo imposible. Eso nunca había pasado antes. y todo lo demás… solo… se detuvo. —Nos tocamos antes —dijo ella—. —Cuando nos tocamos al desvanecernos —dijo ella en su lugar— algo ocurrió. Se levantó. lo que Claire Ryan quería. Y por una vez en su vida. No para Claire. —El tiempo se detuvo —dijo Nix—. —Caminas a través de paredes. ella lo iba a tener.Cuando te toqué. Es imposible. no iba a ofrecerse para el inevitable rechazo. Quería traer a Nix de vuelta con ella en un mundo donde la primera condición no existiera. No lo era. Nix. Quería dejarse ir. Cuando nos desvanecemos. podemos volar. —Hagámoslo de nuevo. Con sus ojos en los de él. —Eso fue diferente. pensó. Cuando éramos nada. La palabra imposible perdió casi toda su credibilidad hace un tiempo. Pero no iba a decir eso. Página | 152 .

era tan natural para Nix como inhalar y exhalar aire de sus pulmones. parar el tiempo siempre que sus invisibles manos tocaran las de ella. Ellos nunca te dijeron que podría ser como esto. él la había llevado en su disipación. Había tardado años en aprender cómo desvanecerse. Pero para Claire era fácil. Esto. era fácil. Años de despertar bajo tierra o bajo el agua. Nix no podía alejar el pensamiento. —Ellos nunca te lo dijeron. Antes. pero ahora ella no lo necesitaba. ¿la facilidad que los dos tenían para desvanecerse cuando estaban juntos? O Página | 153 . cuando él había pensado que Claire era una Null. y qué pasaba cuando había más de uno. como en el impulso de sus poderes. Desvanecerse. y Nix estaba empezando a procesar el hecho de que había cosas que La Sociedad no le había enseñado. ¿verdad? —La voz de Claire sonaba diferente en el mundo material ahora que ellos habían pasado toda la tarde entrando y saliendo del desvanecimiento—. Tomó concentración.Capítulo 14 Traducido por clarita Corregido por Cacahuete Ella es mejor en esto de lo que debería ser. o con un cuchillo en la barbilla. Desvanecerse tomó poder. La gente con la que trabajabas nunca te dijo que había otros Nobodies. Con Claire. Cosas sobre lo que significaba ser un Nobody.

—¿Qué fue lo que ellos te dijeron? Él tragó fuertemente. pero lo hizo. y hacía las cosas que ella había descubierto de sí misma. Abrió el archivo Página | 154 . Así que. La Sociedad nunca me dijo que esto podría haber pasado. Para castigarse a sí mismo por dejarla llegar tan cerca como estaba ahora—. hacia él. Se sentó en el suelo de la cabaña y dejó las carpetas en frente de ella. era hermoso. ¿cómo lo hizo sentir la forma en que la miraba? Como si cada una de sus células estuviera viva y eléctrica. Antes de eso había otro Nobody. Y ahora ella estaba sosteniendo el pasado de Nix. *** Las carpetas se sentían pesadas en las manos de Claire. hacia la situación. sus secretos. su demanda había parecido tan simple: Si Nix estaba investigando a la gente que la quería muerta. Las cosas que le había prometido que le enseñaría. Llenó los solitarios y vacíos lugares dentro de ella. sus oscuros. Ella no quería hacerlo. Y pensó en las carpetas que estaban en la cabina. Claire. —Ven conmigo —dijo—. vacíos y retorcidos lugares en su mano.esto. ella tenía el derecho de ayudar. no. De vuelta en la ciudad. Yo nunca lo conocí. —La primera vez que maté tenía catorce años —dijo esas palabras para alejarla. Como si ella estuviera tallando su corazón. —Ábrelo —le dijo. Pero haber pasado una tarde desmaterializándose había desvanecido su ira. Ni siquiera sabía su nombre. Nunca lo vi. Y lo veras. Lo que Nix le había enseñado a hacer.

y sonriendo. que no importaba qué hiciera. pero lo hizo. No había nada que lo detuviera ahora. —Subí las escaleras. Estaba limpio. y ella estaba tan sucia que no podrías haber visto su piel. Richard. —¿Qué niña? Nix cerró los ojos —La chica que él había encadenado en el sótano. Él me dijo que era un asesino.de la parte superior. Estaba desnudo. uno de los Sensors que me llevó ahí. estaba en la bañera. Nunca me oyó llegar. El primero. —Nix abrió los ojos—. Claire abrió la boca para decirle que no tenía que hacer eso. Después de un largo rato. alguien iba a morir esa noche. La mirada de Claire regresó a la imagen: las manchas en la piel del hombre. Página | 155 . Claire no quería preguntar. pero ya era demasiado tarde. Otra foto del mismo hombre. —Uno —dijo Nix—. puso la carpeta de lado y abrió la siguiente. pero había algo escalofriante en la forma que miraba la cámara. escuchando la radio. Claire dejó caer las páginas en el folder y pasó al siguiente. y el hombre que la mantenía en esa sucia jaula como si fuera alguna especie de animal. Ella estaba usando un collar de metal. Él era bastante guapo. y la única opción que tenía era o el monstruo o la niña. Y dejé caer la radio en la bañera. me dejó a tres cuadras. con ojos vacíos. Música clásica. Su piel estaba carbonizada. —Los ojos de Nix saltaron bajo los párpados. acostado en una bañera. en sus veintes. y unos ojos apagados le devolvieron la mirada: un hombre.

Nix pensó que podría haber estado de acuerdo con ella. Él había tenido catorce años cuando empezó. Ahora solo la llaman ciencia. en que la llamaron alquimia. Los Sensors. Página | 156 . con niños y todo. Hubo una vez. Lo que sea que La Sociedad te haya dicho. Es solo una expresión física de una deficiencia metafísica. Todo su cuerpo estaba tenso. Si ella hubiera sabido que iba a morir. la gente que me entrenó. Ellos introdujeron en mi cabeza —Nix paró— que cada acción tiene una reacción igual y opuesta. pero no lo estaba. pero ella había creado una especie de culto. como una goma estirada muy apretada. Claire. Claire. nunca se sentaron y me explicaron lo que era la disipación. Disparo a través del templo. No lo es. —Desvanecerse no es magia. ¿cómo iban a saberlo? ¿Cómo podrían ellos entender cómo es la disipación? Por un segundo. —Háblame sobre el desvanecimiento. Ella levantó la vista hacia él. Claire pensó en lo que le había dicho cuando estaban en el bosque. lo que te hayan enseñado.—Dos —adelantó Nix—. Me habría ido con el veneno. —La Sociedad estudia la energía. y sus seguidores la estaban adorando como si fuera una especie de Dios. Las cosas eran diferentes en la disipación. los científicos. —No —dijo Claire firmemente—. No es algún tipo de cuento de hadas. Más joven de lo que ella era ahora. se los habría llevado con ella. —Claire sabía instintivamente que eso era lo único que podía preguntar para disminuir la tensión.

No podemos afectarlo. Nix se apoyó contra la pared. no se mueve. —Yo no estoy tocando la pared. Chica normal. Felices para siempre. me empuja hacia atrás con la misma fuerza o incluso mucho más fuerte de lo que yo lo hice. pero cuando paro —dijo enderezando su cuerpo— la pared deja de empujarme. Página | 157 . fijando su mirada en el líder de un culto y apretando el gatillo. Ahora yo estoy tocando la pared. en otra vida. Si presiono suavemente. La pared es estática. poniendo todo su peso detrás del movimiento.Sin ningún aviso. y Claire pudo verlo: tirando una radio dentro de la bañera de un monstruo. y ella no me toca a mí — dijo. No podemos presionarlo. Si ella quería distraerlo. se dirigió al otro extremo de la cabaña. los dos podrían haber tenido este intercambio sobre un libro de física mientras estudiaban para algún gran examen. Chico normal. pero no duró mucho. no podemos tocar nada. Cuando la presiono. Se detuvo cerca de la pared y tendió la mano a un centímetro de la superficie. lo había logrado. Y no podemos empujar… —La pared no puede empujarte de vuelta —terminó Claire por él. A menos que yo no la empuje. y me está tocando. me empuja fuerte. y luego movió hacia adelante presionando la pared gentilmente—. la pared me empuja mucho más fuerte hacia atrás. no podrá empujarme de vuelta. —Cuanto más fuerte empujo. empuja suavemente. Si presiono fuerte. —Cuando un Nobody se desvanece. Claire pensó de pronto que. Los músculos de sus brazos se tensaron.

—El número tres —dijo mientras abría la tercera carpeta. Claire pensó en Hitler. El nombre del hombre era Warren Wyler. porque La Sociedad había llenado el folio con fotos de la escena del crimen. Nulls y el gobierno es una mala combinación. Si el objetivo de La Sociedad era mantener a los monstruos alejados del poder. Él había sido envenenado en su propia habitación en Wahington D. Tres y once. El archivo no enumeraba los pecados de Wyler. —Jacob Madsen —dijo. Claire fue a través de los siguientes tres documentos sin ningún comentario. Cuando ella abrió el séptimo. Seis. Página | 158 . y en otras atrocidades que sucedieron en el mundo. Ellos pueden hacer que la gente haga cosas. no tenían exactamente una historia con la cual trabajar. pero eso fue lo más lejos que llegó. estaba completamente desprevenida. Ella lo había forzado a hacer esto. Cuatro.—Hay nueve carpetas más.C. Hacerlos creer en cosas. lo llaman helado. En Stalin y Napoleón. Dales genocidio. Maté a dos senadores de los estados Unidos. Y ahora tenía que. Ella había dicho que podía hacerlo. Nix miró el archivo. —No —dijo—. por él. —¿Mataste a un senador de los Estados Unidos? — preguntó. Claire cogió la siguiente carpeta. Cinco. pero si decía su ocupación. Esta vez Nix no dijo ni una sola palabra. Él dejó que ella leyera el archivo por sí sola.

Él no tenía la fuerza suficiente para luchar contra ella. Él no quería que ella lo hiciera. Claire estaba ahí. para de pensar. en sus manos. Los tonos de hielo azulado de la oficina de Ione. Hazlo un desorden. no lo tocó. Nix se pasó detrás de ella. ella había dicho. Hazlo un desorden. No puede oler nada más que la sangre. Página | 159 . Oh.A diferencia de los otros. dios. Él tiene que salir de ahí. Vio la imagen. Se deja ir entumecido. El sentimiento del cuchillo en su mano. Había ampollas en sus dedos. a su lado. Así que lo hizo. En cuestión de segundos se acordó de que no estaba solo. en el piso. Está en las paredes. su mano estaba agarrando la parte de atrás del futón tan fuertemente que la madera se había agrietado. deja de recordar. no había duda de que Madsen había sido asesinado. apuñalado y degollado como un animal. Tiene que desaparecer. En su silencio. Nix salió de sus pensamientos. La parte de su cerebro que sigue gritando tiene que callarse. Se dejó caer en el suelo. Deja de importarle. *** Nix no puede ver nada más que la sangre. Cortados. Ella no lo alcanzó. Y él tembló.

—Shhh, Shhh. —Ella lo hizo callar como si fuera un bebé, y
Nix se dio cuenta de que estaba haciendo un sonido roto, como
un maullido—. Está bien, estás bien, Nix, estoy aquí.
Había visto las fotos, ¿no lo entendía? ¿Lo que él era? ¿Lo
que él había hecho?
—Termínalo —susurró él. Una vez que ella lo viera todo, una
vez que la verdad descendiera, Ione tendría razón. Por todo lo
que él y Claire tuvieran en común, había un abismo entre ellos
lleno de órganos y sangre. Ella no lo entendería. Ella no podría.
—Yo no necesito ver el resto para ver qué fue lo que esta
llamada Sociedad te hizo.
—Quiero que lo termines —dijo.
Lentamente, a regañadientes, ella lo dejó. Leyó el resto de
los archivos. Y luego empezó a ordenarlos en pilas sobre el suelo.
—¿Qué estás haciendo?
Ella levantó la vista del suelo.
—Estoy buscando un patrón. Se suponía que tenía que ser
tu siguiente víctima. Tú has dicho que La Sociedad tiene dos
propósitos: el estudio de la energía y matar Nulls. Pero no soy un
Null, y ellos no trataron de estudiarme.
Cuando él había agarrado las carpetas, había esperado
que podría haber un patrón, pero no tenía sentido que después
de haber visto lo que había en las carpetas, Claire no estuviera
huyendo hacia la puerta. Él se acercó a ella, y ni se inmutó.
Ella nunca va a quererte. Eres lo que eres.

Página |
160

—Esta pila es de política —dijo Claire—. Esta, tiene
conexiones con la mafia. Y esta otra es de los medios de
comunicación o diversos.
Esto no era lo que se suponía que iba a pasar. Él tenía que
enseñarle los archivos, y se suponía que ella iba a correr.
—Esto no es una historia, Claire. Esto no es un juego.
La vulnerabilidad cruzó por su rosto, y luego desapareció
bajo su firme determinación.
—Lo sé.
—No estás lista para esto. —Lo que él realmente quería
decir entre líneas era yo no quiero que estés lista para esto,
jamás, pero entre ella menos supiera sobre lo que él quería,
mejor.
—Tú no deberías hacer esto solo.
Sus palabras lo deshicieron, pero él no podía
desmoronarse, no podía dejar que ella llegara más lejos por ese
camino.
Mato. Soy un asesino. Voy a matar de nuevo.
Incluso después de todo lo que ella había visto, no lo creía.
No era real para ella, la forma en que había sido para él. La
gente en estas carpetas eran solo nombres sobre el papel,
imágenes impresas con tinta.
—Ponte de pie —dijo.
Después de un largo momento, ella obedeció. Tenía que
hacerlo. Tenía que mostrarle. Él tenía que mostrarle que era real.

Página |
161

—Es hora de poner en acción lo que has aprendido esta
tarde sobre el desvanecimiento —dijo él—. Vamos a hacer un
pequeño viaje.
—¿A dónde estamos yendo?
Nix se preparó para desvanecerse.
—Vamos a ver al número Once.

Página |
162

Capítulo 15
Traducido por ♥Monse♥ y SOS por Gabbii Rellez y Eva Masen-Pattinson
Corregido por Cacahuete

Medio del medio. Genérico. Nada.
Dulce, dulce nada.
Claire se concentró en ese sentimiento, no en lo que Nix
había dicho antes de que se desvaneciera. La cabaña y el
bosque se han ido. El mundo real, ya gris y silenciado a sus ojos,
cayó bajo sus pies, pequeño y sin importancia. No había viento
que rozara su cara, pero su piel se sentía fría. Era como si todos
los sueños que alguna vez había tenido volvieran a ella, solo que
mejor.
Ella no miró hacia abajo.
—Ya casi llegamos.
La voz de Nix era fuerte, potente. En las Sombras, Claire se
deleitaba en ella, ignorando el significado detrás de sus
palabras. Junto a ella, Nix desaceleró, y aunque una parte de
Claire —la parte salvaje, la parte hambrienta— quería difuminar
más allá de él, no lo hizo. Dejó que el mundo real, feo, sólido y
poco importante como era, viniera poco a poco en enfoque, lo
suficiente como para darse cuenta de que no estaba en
Kansas.
¿Cuántas millas habían viajado? ¿Qué tan lejos habían
ido? Se sacudió las preguntas. El mundo real estaba esperando

Página |
163

para tirar de ella hacia atrás, de vuelta a los recuerdos y las
palabras intercambiadas. Volver a la memoria de esas carpetas
y las personas que Nix había matado.
—Tus pupilas están dilatadas. —La voz Nix estaba a su
alrededor. Se estremeció con el sonido de la misma. De
repente, los dos estaban de pie muy juntos. Desvanecida, Claire
podía hacer las cosas, decir las cosas, tomar lo que ella quería.
Sin rechazo.
Sin miedo.
En el momento en que se tocaron, una explosión salió
fuera de sus cuerpos, el mundo alrededor de ellos se veía
instantánea y extrañamente quieto.
—Oh. —El sonido que Nix hizo mientras su piel tocó la suya
fue entre un zumbido y el aleluya. Había desaparecido la
oscuridad en sus ojos. Atrás quedó la forma en que él siguió
empujando su espalda, atrás, atrás. Él levantó las manos,
desplegando sus dedos a cada lado de su cara.
Nix, Claire y nada.
Fue entonces cuando Claire se dio cuenta que estaban de
pie en un cementerio. Esto no debería importar. Nada importó,
pero en el segundo que captó el nombre en la lápida más
cercana, el cerebro de Claire se volvió a encender.
Evan Sykes.
Once.
A pesar de que Claire no se preocupa por el mundo real, a
pesar de que ella no era una parte de él, a pesar de que las
Sombras era su mundo ahora…

Página |
164

Ella no pudo evitar leer las palabras en la lápida.
AMADO ESPOSO. AMADO PADRE. FUNCIONARIO.
Parque acuático para perros.
En última instancia, ese fue su pensamiento, porque a la
Claire desvanecida no le importaba la lápida o las palabras,
pero la Claire real recordaba haber visto las noticias. Ella
recordaba haber pensado que el mundo se movía tan rápido, y
entonces pensó en sus padres, que se olvidaban de ella. Se
preguntó si le conseguirían una lápida si nunca regresaba.
Se preguntó si es que habían notado que ella se había ido.
La realidad era un peso aplastante sobre su pecho. Por un
momento, cuando perdió su desvanecimiento, no podía
respirar.
—¿Claire? —Nix perdió su desvanecimiento en los talones
de los de ella. Al darse cuenta de que sus manos estaban
todavía en su rostro, hizo un sonido ahogado en el fondo de su
garganta y las apartó lejos. Sus ojos fueron a la tumba. El
estómago de Claire se hundió.
Esta fue la razón por la que Nix le había llevado hasta allí.
Monstruo, un conocimiento innatural dicho desde el fondo
de su vientre. Nix quería que ella pensara que era un monstruo.
Porque por algunas definiciones —la mayoría de ellas,
probablemente— lo era.
—Evan Sykes —Clare dijo el nombre en voz alta, como si
hiciera al hombre menos muerto. Al igual que si pudiera cambiar
el hecho de que, incluso si La Sociedad había apretado el
gatillo, Nix había desempeñado voluntariamente la pistola.

Página |
165

—El senador Evan Sykes —hizo eco Nix—. Un hombre con
una novia menor de edad, un problema serio de drogas, y la
voz más melódica en el Senado. —Hizo una pausa, pero Claire
no se atrevía a decir ni una palabra—. Yo la vi. La chica con la
que estaba saliendo. Era más joven que tú. Totalmente
enamorada de él, al igual que su esposa. Su propia hija pasó la
mayor parte de sus noches dormida en casas de otras personas.
Trato de no preguntarme por qué.
—Era un Null. —Claire finalmente encontró su voz. Antes de
que ella mirara a los archivos de Nix, la palabra no hubiera
significaba nada para ella. Ella nunca había pensado que una
persona podría ser tan mala, realmente mala, muy en el fondo.
Pero ahora había visto evidencia de primera mano de lo que
algunos de los objetivos de Nix habían hecho. Si realmente eran
Nulls sin alma, si no se preocupaban por otras personas, si nacen
de esa manera y no podía ayudarlos…
—Esto es real, Claire —dijo las palabras con cuidado, pero
Claire sintió su temperamento estallar. Estaba harta de él
actuando como si ella no supiera nada.
—¿Tal vez deberíamos ir a algún lugar privado para
hablar? —sugirió secamente. Nix arqueó una ceja hacia ella, y
ella se dio cuenta de lo evidente: incluso sin desaparecer, eran
tan imperceptibles que no tenían que preocuparse por cosas
como espías, incluso cuando Nix estaba prácticamente
confesando asesinar a una figura pública.
—Puede no ser una coincidencia.
Nix la miró con recelo.
—¿Qué no puede ser una coincidencia?

Página |
166

en un instante. —Pero Evan Sykes era… —Claire miró la lápida—. —Esto es lo que soy. Claire. —Nix bajó la mirada. su cabello oscuro cayendo a oscurecer los ojos de su vista. Ella no podía irse. Claire se acercó a él y luego por delante de él. te ocultas. —¿A dónde vamos? Página | 167 . —Te lo dije. y te alejas de mí. Ella no podía darse por vencida por él. Al igual que las uñas en una pizarra. él estaba a su lado. Esto es lo que hago. su larga zancada fácilmente superando el suyo. Por eso. ¿Cuánto tiempo había estado en la política? ¿Y por qué La Sociedad había decidido que ahora tenía que morir? —Debió de haber escapado a nuestras medidas de detección anteriores. tú corres. pero también era el chico que la había salvado. Casi tenía cincuenta. pensó que la iba a dejar alejarse sin pestañear. cuando digo que se termina. Este fue el chico que La Sociedad había planteado. —Vamos. el rechazo rallado. Un montón de Nulls entran en la política. Claire se dio cuenta con un sobresalto que Nix había dicho nuestras. Demasiado buenos. Le enseñó a desvanecerse. Pero luego. —Claire había dividido las muertes de Nix en pilas.—El hecho de que él era un senador. y por un momento. Nix vaciló. Corres. Este era el asesino que se había bañado en la sangre de Siete. Había besado. Ellos son buenos en eso. y Sykes no había sido el único senador.

—Vivo en un cuarto de ocho por ocho sin ventanas y una puerta que se cierra con candado para impresionar. Página | 168 . —¿Quieres decir que nunca has estado en línea? —Por la expresión en el rostro de Claire. —Sé lo que es el internet —respondió Nix tensamente—. para obligarla a ver lo que él y La Sociedad eran capaces de hacer. Sarcasmo. Nix había pensado realmente que lo había logrado. la forma en que su mirada se detuvo en la tumba del hombre al que había puesto como a un perro rabioso. He matado gente que lo usa. Verás. Y ahora iban a la biblioteca. hubieras pensado que había dicho que nunca se había bañado. —Vamos a encontrar más cosas del senador. *** ¿La biblioteca? Él la había llevada a la tumba de un senador para asustarla y entrará en razón. Diez habían sido unos magnates de la tecnología que incursionaban en el tráfico humano por un lado. No le había dicho. y ¿ahora ella quería ir a la biblioteca? Durante unos segundos allí. Lo había visto en los anillos de sus ojos color avellana. está esta cosa llamada internet. —La biblioteca.Claire lo miró a los ojos y se quedó con respuestas cortas. Claire está siendo sarcástica. ¿Qué pensabas? —No se dio cuenta hasta que dijo las palabras que no había forma de que ella hubiera sabido eso.

los recuerdos. Solo le enseñaban a leer para no tener la molestia de darle instrucciones en persona.—Ya no vives ahí. —Google es un motor de búsqueda. Claire pausó. tenemos esta cosa maravillosa llamada Google. cuando necesitas respuestas. Para respirar dentro y fuera y dejar que el mundo entero sangrara por su piel. Los Nobodies no hacen preguntas. Nombre. Aquí en el mundo real. Se había entrenado para no preguntar. Pero Nix lo había hecho. La educación de un Nobody tendía más hacia Mach 7 y arsénico que a cómo funcionan las computadoras. —¿Y este Google vive en bibliotecas? Los Nobodies no hacen preguntas. Fecha. Sykes era un senador por lo que tiene que haber algunas noticias. No pensar. —La silenciosa vehemencia en la voz de Claire sacó el aliento del pecho de Nix—. Lugar. Las bibliotecas tienen computadoras. Página | 169 . Y luego labios rosados se movieron hacia arriba en una fascinante. Nix no contestó. Así poder pasarlas bajo su puerta. empujando ese pensamiento. suplicante sonrisa. No lo había querido hacer. y Claire contestó. y la mayoría de ellas tienen internet gratis. Se sonrojó. —¿Acaso sabes dónde queda la biblioteca más cercana? —preguntó bruscamente.

Seis. Quizá por eso odiaba preguntar. señora… ehh señor. Tal vez hasta había obtenido algunas respuestas. Sonrojarse y morder sus labios cuando la ignoraban.—¿No? —Él tampoco lo sabía. Pero Claire no sabía eso. —Oh. Los Nobodies no hacen preguntas. Probablemente no muchas. Ataque cardíaco. Para el momento en que regresó pisoteando hacia él. Porque él no podía. bueno. Siento molestarlo. Pero preguntaba de todas formas. —Tendremos que preguntarle a alguien. Odio preguntar a personas. Lo único que sabía de esta ciudad era que Evan Sykes había muerto tres calles arriba. Su voz subió al menos un decibel o dos en el proceso. No podía estar alrededor de los Normals sin sentir que debió tratar más duro el día que había intentado cortar su propia garganta. ¿Disculpe? ¿Podría al menos…? Cinco intentos más. pero… — En el cuarto intento. de la forma en que ella lo hacía ahora. No podía verlos a los ojos. ¿no lo sabe? Está bien. No podía ir hacia un extraño. Nix no estaba seguro por qué quería llorar. Nix había superado su conmoción al verla marchar hacia varios extraños. Por Claire que preguntaba y preguntaba una y otra vez o por él mismo. Hacerles preguntas. Los Nobodies no lloran. Claire finalmente logró que alguien se detuviera. —Claire arrugó su boca en una “o” delgada—. Probablemente había preguntado cientos de veces. —Disculpe. Seguir adelante. o así decían. Página | 170 .

Todo lo que quedaba era el inconsciente: querer. Ser valiente era un problema. La hermosa. nada para desgastarse.—Odio hacer preguntas. también se iban los pensamientos conscientes. ¿puedes llevarnos allá desvaneciéndonos? —Aun hablando de desvanecerse cambiaba a Claire. —Podría haber encontrado la biblioteca al desvanecerse. informándolo—. —Deberíamos caminar. porque ahora lo que el inconsciente de Nix quería era tocar a Claire. estar ahí en un latido de corazón. Sintiéndose más pequeña cada vez. —Estará oscuro para el momento en que lleguemos ahí — se opuso ella. Todo por él. necesidades. Tenías que estar determinado. Claire era dulce. Para encontrar algo después que te desvaneces. Estar con Claire. Claire era terca y divertida e irresistible y Claire. —Pero lo hizo. valiente e irresistible Claire. No puedo pensar cuando estoy desvanecida. Claire era inocente. Traía algo indescriptible a sus ojos—. tu cuerpo debía quererlo. Darse cuenta de eso sorprendió a Nix. ¿sabes? —Lo sé —respondió Nix. Página | 171 . Claire es valiente. deseos. porque cuando el mundo real se escabullía. Solo me pierdo. Podía haberse escabullido del aquí y el ahora. Valiente. Pero no parecía sabio. Sabiendo que probablemente la ignoraban. —La biblioteca más cercana está a unos cuantos kilómetros de aquí —dijo ella. Si te digo dónde está.

Una molestia. *** Para el tiempo que llegaran a la biblioteca. Página | 172 . ¿Pero qué importaba si la biblioteca estaba cerrada? ¿Si las puertas estaban cerradas? Esta vez. Las audiciones cerraban mientras estaba sentada ahí. Probablemente no debimos haber salido durante el día. Nix no sabía sobre bibliotecas o el internet o lo que se sentía hablar con extraños. se resbaló de sus venas y su piel y su cerebro hasta que todo lo que quedaba era el más profundo tipo de dolor. El anonimato no era excusa para ser vagos. podían hacerlo de nuevo—. Olvidada. No. Maestros distraídos siempre perdían los permisos para las excursiones que ella laboriosamente llenaba. Los verdaderos monstruos salían con el sol. —Nix miró sobre su hombro. adormecedor. esperando su turno. más que lo usual y Claire se estaba cansando de sentir su mirada. sin saber lo que significaba. La Sociedad había encontrado a Claire una vez. estaría cerrada y Claire sentiría una angustia familiar de decepción en su interior antes de darse cuenta que no importaba. Todas las probabilidades estaban en su contra. El camión de helados siempre se iba justo antes que ella llegara. no le preguntó a Nix si debían desvanecerse. Sintió el mundo real salir de su cuerpo. aceite. Nada. Estoy en medio del medio. pero él sabía esto: La noche era el momento de los Nobodies. No importo.—Bueno. Había estado callado en el camino. como agua. Grueso y grasoso.

No esperó a ver si Nix la seguía. se derrumbó. En el momento en el que él la tomó de la mano. Pero por debajo de la piel y los huesos y las cosas que había y no había hecho. Soy como tú. Había gente en la calle. Claire sintió que la tierra se tomó un momento en el que cruzó. Lideró. Nix sacudió la cabeza. Desvaneciéndose. —El tiempo se detiene para nosotros —dijo las palabras como si fueran música—. La realidad se rompió alrededor de su cuerpo. No muchos. y cuando la piel desaparecida de Claire cepilló la de Nix. Vamos a correr. mientras su rostro empezó a brillar. ella lo llamó. Ella lo siguió a través de las puertas cerradas. se despojaron de todas las otras capas. Podría esperar que diera la vuelta y corriera lejos cuando las cosas se complicaran. Página | 173 . y como un faro. Podría apartarse de ella en el mundo real. y le tomó un momento para descifrar su significado como algo distinto de su danza a su canción. el mundo se estremeció. solo porque le había tomado diez minutos lograr que alguien le señalara dónde estaba la biblioteca. Podría verla como si hubiera hecho algo mal. El movimiento hipnotizó a Claire. a través de los estantes y estantes de libros que a otra Claire hubiera encantado leer. para algunos. Estoy aquí por una razón. se quebrantó un instante demasiado pronto. era tarde en la noche. ellos dos eran los mismos. a través de las paredes. La calle y la gente y los faroles parpadeantes se congelaron como una foto.

pero de alguna manera. reconoció un brillo en sus ojos como algo similar a una risa. Los pesados. Era una de esas palabras. No puedo. No quiero dejarlo ir. y cuando Nix se unió a ella un momento después. Claire asintió. ese pensamiento se abrió paso hacia ella como el aliento que burbujea en la parte superior de una piscina. Libros. no puedes pensar en otra cosa —dijo—. Y pidiendo una y otra vez para averiguar dónde estaba la biblioteca más cercana. Y si vas a utilizar ese supuesto internet. Concéntrate.Su cerebro tardó en ponerse al día en su cuerpo. Pero ella podía y lo hizo. —Si quieres permanecer desvanecida. Los que le hizo pensar acerca de las cosas en el otro lado del velo. No. yo no quiero perderlo. —¿No te quieres quedar allí? ¿Aunque solo sea un poco? Página | 174 . pero tenía que preguntar. sobre los tipos de cosas que ella podría haber pensado si ella fuera real… ¿Por qué? ¿Por qué iba yo a querer? ¿Por qué estamos aquí? —Biblioteca —le recordó Nix. Y la gente. Pensar en el mundo real la habría forzado a regresar a él. —Lo has hecho a propósito. no puedes hacerlo con las manos que pasan a través de objetos sólidos. Las palabras reales. Pero pensar en abstracto.

—Todo el tiempo. “Subcomisión del Congreso sobre la defensa nacional”. A los cinco minutos de comenzar la búsqueda. que se volvía cada vez más claro. Tratando de no pensar en la vida que había vivido: habitación de ocho por ocho. ellos eran todopoderosos. Estaba demasiado arraigada en la historia de Evan Sykes. Claire miró por la ventana hacia la calle de abajo. entrenados para matar. Nunca había Página | 175 . cuanto más leía. y demasiado buenos para el mundo real. ella podía escribir. “Proposición 42”. de alguna manera. Luces estaban parpadeando. Pero por una vez. Su más reciente nombramiento. a Claire no le pareció una distracción.Nix no perdió el golpe. Claire se sentó en frente de uno de los ordenadores y probó sus dedos contra las teclas. Claire había añadido tres términos más a su lista de búsqueda. Nix leyó sobre su hombro. Sólido. se trataba de dos niños en la biblioteca después de horas. —¿Internet? —Nix puso el acento en la última sílaba en lugar de la primera. como si no fuera una palabra que estaba acostumbrado a decir. “Senador Evan Sykes”. y el siguiente. “Iowa”. Su salto a la fama. sin ventanas. En un segundo. “Afortunadamente. un asiento en el Senado estatal a la edad de veinticinco años. Estado natal del buen senador. inmateriales. La gente se movía. apareciendo como una sombra.

Puedo. Apenas. Sin interés. “El joven senador anterior de Iowa. Leer. Evan Sykes era el chico de oro. “Candidatos más probables difamados. viviendo en una habitación. Página | 176 . “El gobernador instó a nombrar un reemplazo”. Y de repente. Él lo había intentado y había fracasado tres veces para ir a Cámara de Representantes. suficiente como para que Claire se preguntara cómo había aprendido a leer. la suerte de que el senador había cambiado. rodeado de gente que simplemente le ven como una arma. no podía ver nada inmoral en sus proyectos favoritos. Claire apenas oyó la queja de Nix. casi de un día. “Exactamente donde alguien lo quería”. muerto de un ataque al corazón”. —Estás yendo demasiado rápido.habido una baja. Los escándalos”. asesorando Seguridad Nacional. Él era soso. Pero desde que era Nix. —¿Estoy qué? —No. Había heredado un término casi lleno. Y en la Subcomisión del Congreso sobre la defensa nacional. le oyó. Eso.” Y luego. Claire no veía ningún sentido de sus patrones de voto. Si hubiera sido cualquier otra persona. sus palabras habrían sido consumidas por un vórtice de información de botando y rebotando en su cabeza. —Las palabras le cuestan. Rápido.

Claire tomó las palabras de Nix como la confirmación de que había llegado a la misma conclusión que ella. Página | 177 . Cuidadosamente. Yo lo hice. Y su mente no dejaba de ir a los treinta mil kilómetros por hora: realizar las conexiones. era una pregunta. No importa. —Eso es porque él no lo diseñó. y volver a la misma pregunta. una y otra vez. Claire era lo suficientemente inteligente como para saber que la única vez que alguien dijo algo que no importaba dos veces fue cuando realmente. —Sykes no hizo que esto sucediera. Claire necesitó un momento para darse cuenta de lo que Nix estaba diciendo. Dio un paso atrás. cómo si diciéndolas rápido las haría menos ciertas—. Despacio. Sykes no diseñó su nombramiento en el Senado. La Sociedad lo hizo. No podría haber diseñado mejor las cosas si lo intentaba. —Él perdió las elecciones tres veces —dijo Nix lentamente. ¿Él perdió las elecciones tres veces? La segunda vez. Así que ella se ralentizó. Haz lo que sea. Y entonces él tuvo suerte. extraer conclusiones. y ella contestó. para buscar el nombre del joven senador cuyo ataque al corazón le había dado acceso a un asiento en el Senado para Sykes. Y le dejó leer. Solo sigue adelante.—¿Sabes qué? No importa. —Sí. realmente importaba.

Eso es lo que hace La Sociedad. y Claire no podía pensar en una sola cosa que decir que no empeoraría las cosas. lo sacaron. Eso no es natural. y por primera vez. dejándola descansar en la nuca de su cuello. Es lo que hago. y dos años más tarde. Alguien tuvo el grupo de interés especial que financió gran parte de la campaña de Sykes. su cuerpo tembloroso. Ione dijo. los Sensors dijeron… Nix paró. Yo lo vi. Sé que lo era. Protegemos a los Normals de los Nulls. Claire se preguntó cuántos años tenía. En este momento el miró con el corazón roto y de doce. —Pero Sykes… era un Null.Warren Wyler. con las chicas. Nix encorvado. Yo lo vi. Ni siquiera estaba segura de que él lo sintiera. las imágenes. No le dijo que se detuviera. Claire corrió tentativamente la mano por su espalda. Número Tres. Es… —Nix se interrumpió. Alguien había desacreditado todos los oponentes de Sykes. ¿Cuáles eran las probabilidades de que dos Nulls habían ocupado el mismo puesto en el Senado exactamente? No es tan buena como las posibilidades de que La Sociedad hubiera puesto a Evan Sykes en el Senado. Vi las cintas. —Pensé que Wyler era un Null. Claire pensó en las carpetas. Alguien se había ocupado de que un asiento se hubiera abierto en el Senado. Y yo lo oí. —¿Por qué La Sociedad me haría matar a Wyler para poner un Null en el Senado? No tiene ningún sentido. había que escuchar. y cuando hablaba. Página | 178 .

debo hacerlo. —Ellos son los que hicieron esto. —Claire se llevó la mano libre hasta su hombro sano. Al igual que cuando casi te pongo una bala en el corazón.—No lo sabías. Podía hacerse creer que las cosas iban a mejorar. —Sus palabras eran suaves. —No me deberías tocar. pero no fue así. Ella movió cabeza para descansar contra su espalda. —Lo intentó de nuevo. —Deja de decirme lo que necesito. Al igual que le deslicé el veneno en las de Sykes. la gente se daría cuenta. —Tú no lo sabías. Eso debería haberse sentido como una mentira. y luego se apartó de ella—. porque cuando Claire lo necesitaba. Silencio. Nix. Podía hacerse creer que si ella solo lo intentaba más fuerte. porque ella no le permitiría no estarlo. una vez más. No dijo nada en respuesta. podía hacerse creer cualquier cosa. —Voy a dejar de decirte lo que debes hacer cuando te des cuenta de que la vida no es un cuento de hadas y para Página | 179 . derrotadas. tranquilas. Aléjate de mí. Claire. Podía creer que Nix iba a estar bien. corriendo hacia abajo y sobre su brazo mientras ella mantenía la otra fría y firme en la parte posterior de su cuello—. No tú. —Se estremeció. —Sí. —Yo soy el que puso el veneno en sus venas. Está bien. Tienes que estar lejos de mí.

Yo digo cuando esto se ha acabado. Yo hice esto. Ellos no me dijeron que su crimen estaba en sus planes. y él no era un Null. Yo ni siquiera sabía que tenían planes. —No necesito saber por qué. no así. o al menos. —Queríamos saber quién era corrupto. y si tú matas a la gente que está detrás de esto… —Ione me dijo que te matara —dijo Nix simplemente—. Página | 180 . y así. Nix resopló. —Esto no ha terminado todavía. Condición dos. Claire cerró la mano en un puño y lo golpeó en el costado. Yo lo maté. —No se mata a gente basado en evidencia bastante buena. lo hago. Pero tú tienes la oportunidad ahora. Ella trató de matarme. Ni siquiera tuvo la oportunidad. Yo maté a Wyler porque Ione me lo dijo. cuando me enviaron tras el número Tres. vi lo que habían hecho. Creo que esta es una muy buena evidencia para La Sociedad en su conjunto. —El senador Wyler no fue tu culpa. Ella me dio la orden de matar a Wyler. todos los responsables. —Al parecer. Ella me dio la orden de matar a Sykes.siempre. tratando de ganar tiempo. asumí que era un monstruo. Ella no lo dejó terminar ese pensamiento. Vi cómo eran mis dos primeros objetivos. Nix. también. Tú corres y te escondes. Claire. —¿No quieres saber por qué? —preguntó Claire. No podía dejar que se fuera de la biblioteca. Sykes no fue tu culpa.

Haciendo que se muriera. ? Abrió la boca para interrumpirla. justo a tiempo.—La Sociedad puso a Evan Sykes en el Senado. Él dio un paso atrás. Manteniéndolo antes de que se fuera. pero ella dijo las palabras mágicas. ¿por qué no podía llegar él mismo? Página | 181 . —¿No quieres saber. si Sykes fuera un Null. La verdadera pregunta es. Cuando se dio cuenta de las implicaciones. Ella puso su as en la mesa. Cuando el argumento espesó. si tenía el tipo de energía que le hacía extrañamente bueno en la manipulación de otras personas. —Tú has preguntado por qué La Sociedad pondría un Null en el Senado. —¿No quieres saber por qué Sykes perdió sus tres primeras elecciones? Las palabras tomaron un momento para registrarse. Claire sacudió su mente en busca de una pregunta que despertara su interés. Reteniéndolo aquí.. Claire dio un paso hacia él. Nix ya estaba negando interés cuando ellos se hundieron. Matar a alguien más. ¿No quieres saber lo que estaba haciendo allí? —No..

pero no lo hizo. que Wyler. al igual que Claire. sin previo aviso. Ahora observaba desde la penumbra. no había sido un Null. al contrario.? Finalmente. Anticipando. con una jeringuilla vacía en su mano. Su cabeza cayó de lado. observó sus dedos dejar de crisparse. Un enfermizo olor rancio llenó la habitación. Mirándolo. Se suponía que iba a irse tan pronto como hiciera la inyección. Sus dedos retorcidos. nunca habrías sabido que él era un Null. Desde las Sombras. Nix observaba. Wyler llamó a su mujer por teléfono. Pero su cerebro se fue a algún otro lugar. Sus ojos rodaron hacia atrás en su cabeza. Está parado en el rincón de la habitación de su objetivo. Lo peor sobre la memoria no era el hecho de que pudieran reconocer a Nix. Colapsó. En Evan Sykes. El nombre de su objetivo es Warren Wyler. Vio detenerse la respiración del hombre. Se quedó. Nix se preguntaba ¿qué mantendría éste Null oculto en su sótano? ¿Cuántas personas habría matado? ¿Qué hace cuando no está solo cambiando canales de televisión en su residencia en D. La peor parte era el hecho de que se había Página | 182 .C.Capítulo 16 Traducido por *Celemg* Corregido por Cacahuete Nix trató de concentrarse en la pregunta de Claire. Wyler jadeó. observó y sonrió. Esperando. Mientras Nix observaba. Le dijo que la amaba.

No podía pensar en nada más que en el Senador Wyler cayendo muerto en su cama.quedado observando. pero los Sensors podían. —Ser un Null no es el tipo de cosa que tienes que practicar. el titiritero. Si desvanecerse toma práctica y concentración. fáciles de encantar y difíciles de olvidar. ¿por qué necesitarían la ayuda de un Null? Los Nulls eran carismáticos. Nix se recordó a sí mismo que ella era nueva en esto. Veinticuatro horas antes. Podía prácticamente olerlo en él. magnéticos. ¿Por qué La Sociedad querría a un Null en el Senado? Y peor aún. ¿por qué no ser un Null? Nix no quería pensar acerca de los Nulls. Wyler no era un Null. Es probable que los Normals no pudieran notar la diferencia. —Me estás enseñando cómo ser un buen Nobody. pero no era muy bueno en eso. Ellos son los títeres. Era solo un político. ella no sabía nada de los Nobodies o los Nulls. Las personas se preocupan por ti. —Sykes era un Null. Tú. Y eso quería decir que ellos lo habían enviado después de saber que Wyler no era un Null. —Nix hizo una pausa. Página | 183 . Por lo que Sykes podía heredar su lugar en el Senado. Eran muy buenos en conseguir lo que querían. Claire. Había matado a un hombre inocente y sonrió. —Quizás él era un Null —dijo Claire suavemente—.

Ella leyó acerca de eso. Había muchas cosas que él no sabía sobre La Sociedad. esperando respuestas. Si hubiera comprendido más rápido. observó sus dedos dejando de retorcerse. No tenía intención de hacerla ver de esa forma. Página | 184 . Demasiadas cosas que él no había preguntado. pero supongo que debe tener algo que ver con la Propuesta 42. tratando de no darle importancia a la gente caminando en su dirección. ¿Propuesta 42? Nix no quería preguntarle qué era eso. Demasiadas cosas que no se habían molestado en enseñarle. Lo que necesito es que salgas de mi camino y me dejes leer toda esta basura que pusiste en el ordenador. —No lo sé. no hubiera tenido que conocer a Claire para darse cuenta de que algo andaba mal dentro de las paredes del instituto.—¿Qué con eso? —preguntó secamente—. obviamente. Claire preguntaba y preguntaba. probablemente también lo habría hecho. No te necesito. No necesito tu ayuda. Ella se alejó de él y tropezó hacia atrás. ¿por qué querrían algo como eso? Los ojos de Claire revolotearon de nuevo hacia la pantalla de la computadora. dando la buena impresión de que alguien le puso un cuchillo en la barriga. y si él no hubiera sido tan lento. Claire. ¿La Sociedad aprende de Evan Sykes cómo usar sus poderes?. Observó al Senador Wyler detener su respiración. observó… —¿Sabes qué? Voy a conseguirlo.

palabras que apenas podía leer. —Bien. que de una forma abstracta. La mayoría del tiempo. —Ella asintió con su cabeza. también. —No lo hagas. no la seguía. no lo hizo. —Bien. Y luego ella se fue. —Ella envolvió los brazos alrededor de su cintura. Nunca. desapareciendo en unas pilas cercanas como un conejo metiéndose en su agujero. —No era una palabra que él hubiera dicho antes.—Lo siento. él se quedó con un ordenador que no sabía cómo usar. cuidando sus cicatrices—. escribe esas palabras en esa pequeña caseta ahí. *** Situación. y conocimiento de que no era solo un asesino. ¿qué si has sido criado desde la cuna para ser un asesino? ¿Qué si las personas que te han entrenado han lavado tu cerebro haciendo que creas que todos los que matas merecen morir? ¿Qué si descubres que ellos mienten? Página | 185 . eso se suponía que haría mejorar las cosas. —Solo iré a… libros. Pero Claire la había dicho las veces suficientes. Puedes usar el ratón para hacer clic de una ventana a la otra. Aunque. pero desde que él no pudo mover los ojos al encuentro de los de ella. Si quieres saber más acerca de la Propuesta 42. él era bastante mediocre para las otras personas. y Nix sabía.

Simplemente quería que la necesitara. trabajando en las sombras para hacer de este mundo un lugar mejor para las personas que ni siquiera lo habían visto. Que no era solo un muchacho sin importancia criado como un animal y sacado de la jaula solo cuando La Sociedad quería a alguien muerto. Me dijo que me alejara. Y eso era estúpido. Creyó que había una oportunidad. no importaba cuán racionalmente comprensible fuera su imaginación hacia su tormentosa justicia. Él pensó que no era justo que yo fuera diferente. pero no importaba cuán profundo se imaginara en su lugar. egoísta y estúpidamente idealista. que parecía necesitar algo de tiempo para sí mismo. ella no podía sacudir su pequeña voz de su propio cerebro. Que todos los que había matado realmente habían sido peligrosos Nulls. Como el hecho de que ella se sintiera desagradable y pequeña y como él la había echado aunque sostuviera la minúscula vela para que él la atraviese. ese tipo de cosas Ellos le dijeron que estaba matando monstruos.Claire sabía. y habían hecho que asesinara personas. Casi tan malo como el hecho de que parte de ella se sintió aliviada Página | 186 . Claire podía ver eso desde la perspectiva de Nix. Quería creer eso. Sabía racionalmente que él se había endurecido a los golpes. Él no me quiere. que arruinarían la cabeza de una persona. que no era demasiado tarde. Claire se odiaba por pensar así. y no iba a terminar con matarme. como si todo fuera acerca de ella. y simplemente descubrir que estaba equivocado. lógicamente. Que realmente era un héroe. Su corazón se quebraba por él.

con cada revelación. Recogió Shiloh20. Rilla of Ingleside18 y Rainbow Valley19. tampoco podía leer ese. Debía tener bajo tierra esos libros. 18 Rilla of Ingleside: es el octavo libro de la serie Anne of Green Gables. Y Black Beauty 21y Beauty22. Él estaba asustado. 19 Rainbow Valley: es el octavo libro de la serie Anne of Green Gables. 22 Beauty: novela de Raphael Selbourne. 21 Black Beauty: (Belleza Negra/Azabache) novela de Anna Sewell. Pero no. Y perdido. Up a Road Slowly: novela de Irene Hunt. 20 Shiloh: novela de Phyllis Reynolds Naylor. Y se odiaba a sí mismo. The Westing Game: novela de Ellen Raskin. O al menos en la de adolescentes.cuando lo vio romperse y detectó la falla de su mente corriendo directamente. de Lucy Maud Montgomery. 15 16 Página | 187 . Comenzó con Up a Road Slowly15. y evitó chocar las cosas. Apenas podía ver sin la luz de la pantalla de computadora. El edificio estaba oscuro. Number the Stars17. Porque eso significaba que Nix no era un monstruo. al cambio. Sin quererlo. luego lo puso de nuevo. pero en la sección de niños había una vibra sobre ellos. y ella lo halló antes de que la primera lágrima saltara fuera de su ojo a su mejilla. 17 Number the Stars: novela de Lois Lowry. Luego se volvió una fanática. Claire se dirigió directamente a la sección para niños de la librería. porque no podía tener un libro sobre un perro muerto ahora. Debía haber estado en la sección de adultos. de Lucy Maud Montgomery. Y solo. Luego The Westing Game16.

Para hacer lo que sea que tuviera que estar hecho. Incluso aunque estaba oscuro. Sintiéndose como si realmente tuviera siete u ocho años. Estoy fuera de mi elemento. 23 24 Página | 188 . Y lloró. porque había asumido que ella no tendría conciencia. 25 The Little Prince: (El Principito) novela de Antoine de Saint-Exupéry. Little Woman: (Mujercitas) novela de Louisa May Alcott. Su habilidad para moverse rápido y tranquilo. *** La Propuesta 42 era locuaz y extensa y Nix estaba seguro de que Claire habría sido capaz de encontrar una explicación corta. Y oh. Con el ratón. Y Google. La ironía real era que había odiado a Claire cuando pensó que ella era una Null. Inclinó su cabeza hacia adelante contra el libro. Que mataba otra gente igual que ellos sin importar. pensando en qué lo llevaba a pensar en las cosas para las que era bueno. Y la caseta que le había dicho que escribiera dentro. Claire se sentó en el suelo. Para seguir directivas. Cerró sus ojos. ella las conocía. Su perfecta puntería. Conocía la historia del pequeño príncipe tan bien como a ella misma. Asesino. The Little Prince25. sin importar el costo. Por supuesto.Little woman23. No soy bueno para esto. The Secret Garden24. abrió el último que recogió. como enviando escalofríos a su columna. e incluso aunque sus ojos no podían ver las palabras. libros a su alrededor. The Secret Garden: (El Jardín Secreto) novela de Frances Hodgson Burnett.

” Página | 189 . —Nix resumió lo que podía leer. todo lo que pudo pensar fue acerca de la mirada en la cara de Claire. Ella sabía que él había matado a Wyler. esperando que tuviera más sentido en voz alta—. tenía respuestas. Y todo el tiempo. hizo su camino a través de vastos montones de información en la pantalla. La Propuesta 42. dolorosamente. Mirándolo como si fueran lo mismo. sin ser sorprendente. se postuló a sí mismo para encabezar el comité. Preguntas. también. Lo había contenido. serían solo reportadas a los superiores dentro del FBI y la CIA. estúpido. Trató de darle sentido. No por protegerla. Esto designa al subcomité congresal a la supervisión de la variedad de sombrías organizaciones que. Había querido dejar de mezclar las cartas juntas. como si ella estuviera tratando de pensar la forma de alejar un poco su dolor y sentir por sí misma. Lentamente.Y a lo largo. Tanteó las palabras. Peor quizás. —La Propuesta 42. Sykes. Porque no podía sentirse malo y también. leía. Nix se concentraba. Una hora más tarde. es probable que tuviera que aprobarse. no más que un sucio. si no. Y él la había alejado. —“La Propuesta 42 determina la protección del hombre común desde el Acto Patriota. tratando de enfocarse. Diciéndole que no era su culpa. él era el monstruo. porque había nacido sin empatía. No por su propio bien. podrido Null. Había aprendido a no sentir eso por las personas que La Sociedad decía que tenían que morir. —Nix se esforzó. poco a poco. y si él no hubiera presionado a retrasar la votación de la propuesta.

Nix hubiera jurado que conocía cada pulgada del instituto. pero incluso él pudo ver que la Propuesta 42 no había sido nunca acerca de la protección del hombre común. Quería decirle que nunca había querido sacar nada de esto de ella. Había sido acerca de proteger a La Sociedad. La Sociedad había estado en el lugar perfecto para arruinar cualquier investigación potencial sobre sus actividades. cada propósito para el que La Sociedad trabajaba. porque ellos habían hecho sacrificios con la voluntad de ver esto hecho. pero sabía que no ayudaría.Después de que Sykes muriera. Quería disculparse de nuevo. cada tragedia que esperaban evitar. la Propuesta 42 ni siquiera había estado fuera del comité. incluso cuando no habían sabido que él estaba parado en las sombras. Tal vez había sido culpable y estúpido y lento. Pero ahora Nix tenía que admitir que había perdido cosas. Nix tomó como que eso quería decir que La Sociedad debía realmente querer a Sykes muerto. Nix tal vez había sido un ignorante. Página | 190 . ¿Quizás los superiores tenían un gran plan gubernamental fundándose para su investigación? ¿Dominación mundial? ¿Quién sabe? Nix nunca había pensado en ello —el hecho de que La Sociedad podría tener que trabajar para permanecer en secreto. Nix quería ir a ella. Que Ione y sus pequeños soldados habían conseguido mantener sus secretos. escuchándolos hablar. Con su senador mascota posicionado en la cima de la supervisión del subcomité. el hecho de que la gente que tenía el control podría tener algo más que esconder que matar Nulls. Una semana antes. —¿Descubriste lo que necesitabas saber? —La voz de Claire era tentativa y ronca.

Él no esperaba que ella lo hiciera. y se encogió de hombros. —Las palabras eran una admisión de que ella no era solo más bonita de lo que él era. Libros. Skyes había estado en el proceso de estancar el voto — lo cual aún no explicaba por qué La Sociedad lo quería muerto. mordió su labio inferior. esperó una chispa de interés. Nix miró a Claire tomar la información. Ella siguió su mirada. Necesitaba hacer las paces con ella. Acerca del hecho de que cuando él había muerto. —¿Listo para irnos? —Ella no reconoció sus palabras. —Es una biblioteca —se detuvo—. o más moral. Así que le contó todo lo que había aprendido acerca de la Proposición 42. pero ella solo abrazó más fuerte su bulto. Ella era más inteligente. Y luego sus ojos se bajaron. Incluso si había cosas que él hubiera hecho y que nunca podrían ser compensadas. también. —Lo tengo —dijo. Página | 191 . pero la hinchazón alrededor de sus ojos le dijo que no eran suficientes. Tú lo hubieras encontrado más rápido. o correcta. y fue recompensada cuando parpadeó a la vida en los pliegues de su cara. Él se adelantó para alivianar un poco su carga. y notó la pequeña montaña de libros que sostenía en sus brazos.—Encontré lo que necesitaba saber. sin ser que el hecho de que él no estaba terminando el trabajo lo suficientemente rápido. Eso significaba que tenía que compensar más las pequeñas cosas.

Es más fácil con ropa. Nix escuchó mientras su respiración bajaba de velocidad. Nos desvanecemos cuando dejamos de ser alguien y abrazamos el ser nada. como una camisa. pretender que el mundo era de la manera en que ella quería que fuera en lugar de la manera en que era. Puedo imaginar nada. acerca de cómo había conseguido ser tan buena en jugar juegos en su mente. Soy buena en eso.—Puede que no estés lista para llevar objetos contigo a las sombras —dijo. contigo. Nix escuchó las cosas que ella no estaba diciendo. Y luego la siguió —y a sus catorce libros robados de la biblioteca— hacia lo oculto. agregó él silenciosamente. —Bien. Claire cerró sus ojos. pero no lo hizo. O una aguja. O cuchillos. Página | 192 . Puedes tomar un objeto físico. Amanecerá pronto. apuesto a que ambos estamos bastante alto en su lista de objetivos ahora. —Llevo mi ropa conmigo. si consideras ese objeto una extensión de ti misma. o una pistola. —Puedo imaginar que estos libros son parte de mi cuerpo. deseando que ella le dejara ayudarla. —Deberíamos irnos —dijo él. Y si La Sociedad te quería muerta antes. sabiendo que no lo haría—. Vámonos. Esperó para ver si ella dejaba los libros. Ese era un punto que nunca había considerado.

Ella había vivido toda su vida en la misma casa y después de dos días esta cabaña aislada y rodeada de bosques se Página | 193 . Los libros en sus brazos. de repente se pusieron pesados y Claire casi se cae de lado cuando el peso le hizo perder el equilibrio. sobre los campos. negándose a darle un significado y se aferró a su desvanecimiento. en el bosque. Soy el silencio. dejando el pensamiento succionar su cuerpo de regreso al mundo físico. en la cabaña. Claire voló. Por las calles. QUIERO IR… Llegó a la cabaña justo a tiempo. no miró ni una vez por encima de su hombro. soy el poder. Simplemente se dejó ir y voló. sin peso un momento antes. Todo lo que ella quería hacer era ir a casa y dormir. Sobre el bosque. No pensó. soy más. No fue sino hasta que recobró su equilibrio y cruzó el umbral de la cabaña que se dio cuenta: incluso si su mente había estado pensando en casa. Más allá del cementerio. su cuerpo había estado pensando aquí. y se rindió ante la avalancha de palabras no dichas en su cabeza. Claire apagó ese pensamiento. por donde había venido.Capítulo 17 Traducido por Kirara7 y QueenDelC Corregido por Helen1 Desvanecida.

Nix la necesitaba. iré a la cama. Quiero ayudarlo y no quiere. Pensaré en eso. pero falló. Sin querer volverse y enfrentarse a Nix. Para lo mucho que me sirve. tomar algo de su dolor y ponerlo en su cuerpo. qué significaba o por qué no parecía ser lo suficientemente buena para nadie. así que los puso uno encima del otro. Quiero hacer esto mejor para él. pero era mucho mejor que dejar que se llenaran de polvo en el piso. y ella no podía evitar la punzada por haberlo alejado. despertaré y todo estará bien. Página | 194 .sentía como su hogar. Y ahora lo sabía. intentó que estuvieran rectos. en su lugar. estar con él. Ella quería besarlo. Si Claire se hubiera permitido pensar en eso probablemente habría sido deprimente. Pero algunas veces el dolor es demasiado grande y al lado de Nix ella no era nada. No era lo mismo que tener un estante. y no me deja. así que no lo hizo. esa semana. ella recorrió con sus dedos el lomo de los libros. O tal vez no podía sacudirse la terrible sensación de impotencia que tenía cada vez que lo miraba. Esta era la razón por la cual necesitaba ir a dormir. Antes. él era probablemente la única persona en todo el mundo que la necesitaba. ella había hecho exactamente lo mismo con otros libros excepto que en ese momento ella no había sabido qué era. Los alineó justo bajo la ventana. ella no le hacía bien a nadie de esta forma. cogió los libros y se dirigió a la parte más alejada de la cabaña.

pero primero tenía que decir algo. —Ella se forzó a volverse y encontrarse con sus ojos—. —¿Un plan? Ella asintió. tendría un plan. Ella necesitaba ir a la cama. Mañana pensaremos en un plan. —Ellos lo mataron porque fue en contra de las órdenes. ¿cómo lo haría Claire? —Me voy a dormir. idearía una forma para convencerlo… ¿Convencerlo de qué? ¿Que no importa que La Sociedad le hiciera matar gente inocente? Por supuesto que importaba ¿cómo podría algo así no importar? ¿Cómo alguien podría hacer que estuviera bien? E incluso si alguien pudiera. —¿Ellos hicieron eso? Nix no respondió. no tenía por qué hacerlo. y sostuvo su mirada. así que es lógico pensar que ellos no lo mataron para hacer que la ley pasara. Página | 195 . Cama.Mañana ella sabría qué hacer. Sykes intentaba retrasar la votación pero después de haberlo matado la ley cayó. Intentó una persuasión psíquica pero ni siquiera logró convencerse a sí misma. Tú me dejarás ser fuerte para ti. —La Sociedad quería que la proposición 42 pasara. —Tal vez es por eso que querían que me mates. — La certeza en la voz de Nix era escalofriante y absoluta. de manera abstracta.

con un poco de disgusto.—¿Para probar mi lealtad? —escupió la última palabra. por alejarla. —Puedes tener el sofá —ofreció. —Estaba pensando más en que yo no podría aceptar las órdenes que te dan. —La voz de Claire era tan suave que ella apenas podía oírla. y ella le restregó en el rostro que cuando él le había dicho que matara ella le dijo que no. pero Claire vio la indecisión vacilar en su rostro. Tú… pasaron muchas cosas hoy. si lo dices una vez más. Él estaba enfadado por haber matado a personas. Parecía que Nix pensaba que esto era su culpa y ella que era suya. lo harás mejor mañana. te sentirás mejor mañana. Claire imaginaba que eso está en la vida de un Nobody. Él aún seguía disculpándose. —Lo siento. no quisiste decirlo. —…Bien. yo estaré… Juro por Dios. como si pensara en decir algo más. —Está bien —dijo Claire dispuesta a creerlo y obligándose a creerlo—. la mirada que él le dio fue nada más que de incredulidad. Ve a la cama. Página | 196 . Está bien. Apenas notó el temblor en las manos de Nix hasta que fue muy tarde. o tal vez lo hiciste. Él asintió. —Me voy a la cama. por hacerla llorar. pero Nix no tenía problemas para escuchar sus palabras.

En su mente. Claire se está volteando hacia un lado. era casi el amanecer y aun así él no podía dormir. La hice llorar. desde el psicópata en el baño hasta Sykes. y él permaneció alerta. Página | 197 . De la misma forma en que lo había hecho cuando pensó que ella era una Null. cada vida que había tomado. Nix. e intentó sonreír para él —Buenas noches. en una cama de pasto.—O yo podría tomar anteriormente. Ella durmió. Ellos habían regresado tarde a la cabaña. No podía cerrar sus ojos sin ver imágenes de lo que había hecho. *** Nix no podía dormir. E intercalada con esas imágenes estaba una de Claire. Claire. sus extremidades tan enredadas que no podía decir dónde terminaba su cuerpo y dónde empezaba el de él. Habían sido once. Sonriendo en su sueño. Él asintió. Llorando por las cosas que le dijo. ese pecado sangró sobre todos los demás. riendo. —Buenas noches. cada hoyo que puso en el pecho de un extraño. el sofá —corrigió lo dicho La última vez que ellos durmieron cerca el uno del otro fue en el bosque. Ella suspiró. Once. cada jeringa que había vaciado. Claire está respirando por la boca. Claire está hecha un ovillo.

porque lo hacía querer cosas que no se supone que quisiera. La cosa que casi le había hecho. Si nunca lo hubieran enviado tras ella. Porque después de menos de veinticuatro horas de práctica. Porque ella nunca le creyó sobre los Nulls. incluso si fueran la peor clase de monstruo. Tenía que vigilarla. como si sus labios se fueran a partir en su rostro. Wyler. Nix se levantó. alejarse. Nix sonrió irónicamente. La cosa que les había hecho a otros. Quizás creen que de verdad ella es peligrosa. porque ella tenía razón. Porque cuando ambos se tocaban en las Sombras. La Sociedad probablemente no había puesto su vida en juego como parte de alguna prueba elaborada para probar su lealtad. Al darle su nombre. ¿Por qué? Quizás no estaban mintiendo cuando la designaron Código Omega. Se tenía que mover. habían tomado un riesgo. podía desvanecerse a placer y llevarse un montón de objetos con ella. Él la había puesto triste. literalmente. pero no podía dejar a Claire. Claire nunca los querría muertos. Tenía que mantenerla a salvo. Claire era peligrosa. Porque incluso si alguien fuera un Null.Ella estaba triste. Y quizás era más sencillo pensar en eso que en la otra cosa. y el movimiento lo lastimó. No podría matarlos sin Página | 198 . nunca habría cuestionado que cada nombre que pasaban debajo de su puerta pertenecía a alguien que merecía morir. el tiempo se detenía.

Tengo que hacerlo. Y no podía dejar de ver el rostro de Claire en todas partes. Solo quieren a los que no hacen preguntas. Pero no lo habían hecho. y era buena haciendo las correctas. Y. La adrenalina. Dios. aún vivas y gritando por ayuda desde el sótano. Wyler y Sykes y quién sabe cuántos más. Página | 199 . Habría hecho preguntas. Si solo me hubieran enviado tras Nulls. era una amenaza. Y luego estaban los cuerpos. A los que matarán y matarán y matarán y se sentirán bien por eso. Sus víctimas marcadas. Nix no podía obligarse a olvidar la excitación. indescriptible y divina de ver una vida parpadear y desaparecer en la nada. Lo odiaba y me gustaba y lo hice. Me gustaba. aunque la verdadera Claire estaba a solo unos metros de distancia. estaría bien. El orgullo y las náuseas y la sensación fiera.pruebas. Claire era inteligente. Aunque pudiera estirarse y tocarla si quisiera. Nix miró sus objetivos fantasmas como si estuvieran de pie frente a él. Era hermosa y. Lo hice. no podía arrepentirse de matar a las personas que los habían puesto allí. para La Sociedad. Claire era poderosa. aquellos que había encontrado cuando entró a algunas de sus casas marcadas. Tengo que hacer algo. Él no estaba bien.

donde ella había escondido sus armas dos días atrás. La puse triste. No podía permitirse tocarla. Hacia los libros que ella había acomodado en el suelo. raspándolo. No podía limpiar sus lágrimas. *** Claire se despertó ante el sonido de una maldición en voz baja. esculpiendo… ¿qué? Claire no tenía ni idea de lo que hacía. No podía sostenerla. Nix se concentró en las cosas que podían ser arregladas. Tan silenciosamente como pudo. Pero podía hacer algo para hacerla sonreír. él debió haberla conseguido de la pila de afuera. Página | 200 . para ver mejor. Supongo que encontró las armas. Herí los sentimientos de Claire. Esta vez vio más madera. para mostrarle que el perdón no era solo una palabra. La pila debajo del porche. echó un vistazo por debajo de la sábana y vio a Nix… hablando vehementemente con un pedazo de leña.Ya que no podía regresar a la vida a un cuerpo en descomposición. Pero lo haría por ella. Nix caminó lentamente hacia el lado más lejano de la cabaña. No era mucho. Tenía un cuchillo en una mano y estaba clavándolo en la madera. Los que había tratado de alinear y terminó apilando. La garganta de Claire se cerró. Rodando sobre un costado. No era suficiente. Su corazón saltó. se levantó sobre un brazo.

floja y hecha de tablas de árbol estaba en el suelo. Como si esto fuera lo más cerca que Nix podría moverse fuera de las Sombras. sus días y noches se habían volteado de cabeza. Dio un paso hacia atrás y Claire vio la estantería. y Nix le puso atención a una tercera. deslizando los tablones en los agujeros— Claire vio un precioso y calmante ritmo. Con cuidado de no llamar la atención. su propósito no fue claro hasta que Nix Página | 201 . hundiendo su cuchillo. El tiempo pasó. Y en los pequeños movimientos —el giro de un cuchillo. las posiciones de las tablas.Eso explicaba de dónde había sacado Nix el cuchillo. Ella no estaba segura de qué. Había esculpido un cubo en uno de los extremos de la tabla. Nix esperaba terminarlo antes de que ella se levantara. Una estantería chueca. la forma en que él las acomodó. Como si hacerlo fuera justo. Una segunda tabla idéntica estaba a su izquierda. y aunque ella no sabía la hora. porque él siempre la estaba viendo. poniendo su cabeza sobre sus brazos. Claire tenía la sensación de que lo que sea que estuviera haciendo. Y luego él terminó. Aunque parecía bien que lo hiciera. Él se molestaría si supiera que la había despertado. No estaba lastimando algo. Estaba construyendo… algo. No estaba cazando algo. se recostó. pero no explicaba lo que estaba haciendo. No se supone que esté observándolo. Claire siguió mirando. y la descarga de adrenalina que sintió cuando vio el cuchillo en la mano de Nix comenzó a desaparecer. esculpiendo un agujero en forma de cuadrado. un brote grueso que salía de un extremo. Nix siguió trabajando. Los latidos de Claire aminoraron.

Él no había dormido toda la noche. —No es uno muy bueno. —Te gustan los libros —dijo Nix. ¿y a qué te refieres con que no es uno muy bueno? —Claire se sintió como si alguien hubiera insultado a su primogénito—. aún sin directamente—. movió los libros que ella había robado de la librería y los puso en su lugar. Un librero. todo el día. Al tiempo que él puso en su lugar el último libro con cuidado.se acuclilló a su lado y. mirarla —Me construiste un librero. Página | 202 . uno por uno. —Pero me construiste un librero. No deberían de quedarse en el piso. y con un cuchillo para cazar y madera vieja le había construido un librero. además de estar congelada en su lugar. porque esas eran las únicas palabras. la suma total de palabras que tenía. Es perfecto. Claire se sentó sobre sus rodillas. desviando su mirada. Se olvidó de respirar. En su lugar. Claire finalmente recordó cómo inhalar. aún estaba un poco mareada. poniendo las manos en sus bolsillos. —Se supone que estuvieras dormida —dijo él. Me construyó un librero. —Me construiste un librero —dijo ella. la sábana hecha bola en su puño. se había mantenido despierto. Así que para cuando él se dio la vuelta.

porque ninguna otra frase parecía hacerle justicia. Así que me construyó un librero. Y fuera. El librero. Página | 203 . —Me encanta. —Encontró sus ojos con los de ella. como si se estuviera reservando el derecho de cambiar bruscamente la mirada. —Debió haberse quedado con “me construiste un librero”. Y fuera. Claire. —De nada. Había algo en la forma en que espació las palabras que le dijo que él se debatía entre decir o no su nombre. Ahora recordar cómo respirar no era un reto tanto como forzar lo apretado de su pecho a que la dejara hacerlo. Dentro. —No quería hacerte llorar. En la librería. —¿El llanto? —preguntó Nix. Nunca nadie me había hecho algo antes. Me vio tratando de acomodarlos. Dentro. Sabe que me gustan los libros. —Gracias.Estaba torcido. y era perfecto. lentamente. —No. Nix. y la madera era tosca. Quería hacerme feliz. y los libros no quedaban tan arriba del piso de lo que habían estado antes. Entre si merecía o no decirlo. frunciendo el ceño.

Solo recuéstate. mágicamente vinieran después de una noche de sueño. o a quién. Apenas puede decir mi nombre. Ella se deslizó sobre el sofá y le hizo una seña para que se le uniera. y él se encogió de hombros en respuesta. aun sintiéndose como si hubiera una mina en su estómago. En su lugar. —Ya dormí. para que él se sentara sin preocuparse por tocarla. ella se salió del sofá. —No tienes que cerrar los ojos. él accedió. ni subconscientemente. como si pudiera explotar con Página | 204 . —No duermo —dijo. No podía hacer que ninguna de las cosas que había esperado.Hermoso chico roto. Me construyó un librero. Pero podía cuidarlo. Hacer que durmiera. No era una pregunta. veía él cuando cerraba sus ojos. —Te ves cansado —dijo ella—. Caminó hacia el sofá. No dormiste nada. y Claire. y por primera vez ella no. lo tomo como un insulto. No podía cambiar su pasado. Claire se preguntó qué. Se sentó. —Claire no podía apartar sus fantasmas. Tu turno. Ya no. —Necesitas dormir. Él dio un paso hacia atrás. Después de tres segundos. hablando tanto para él como para ella—. Hacer que algo pequeño contara como algo grande. Nix hizo lo que le pidió. o cuatro.

Sus ojos se cerraron. caminó hacia su regalo. nadie lo había hecho.el librero en cualquier momento. y escuchó con admiración. las palabras familiares eran lo más cercano a lo que se podía imaginar que era una canción de cuna. Sobre el pequeño príncipe y una rosa con espinas y un zorro salvaje que explicaba al principito lo que significaba ser amaestrado. Levantó un libro del librero. Los ojos de Nix se abrieron completamente cuando se dio cuenta de lo que ella estaba haciendo. Y lentamente. Página | 205 . Y luego se sentó al otro lado de la habitación de donde estaba Nix. como ella supuso. como si nadie le hubiera leído antes una historia. Y se quedó dormido. Se acuclilló a su lado. una montaña de espacio entre ellos. y leyó. Ella siguió leyendo. el cuerpo de Nix se relajó.

El Principito. Sentada en el piso a su lado había una chica. Nix despertó calmado por primera vez en su vida. Él se había quedado dormido. Ella sonrió. Sus ojos fueron hacia el librero que le había construido. —Estás despierto —dijo las palabras tímidamente Claire. Claire. tan dulce que Nix no podía reprenderse por haberla dejado. y no estaba seguro del porqué hasta que se dio cuenta de que no estaba en su cuarto en el instituto. Él había escuchado. bajando la cabeza. La cama bajo él era suave. Sin miedo. Sin sueños. tranquilo en su euforia. Ella le había leído. Solo… nada. Cama blanca. Ella le había leído. El saberlo fue dulce. Una clase diferente de nada al de la Sombra. hecha un ovillo como un gato. Sin despertar bajo el agua.Capítulo 18 Traducido por Caro_02 y SOS por QueenDelC. Habitación blanca. colorida y técnicamente un futón. Nix asintió. Gabbii Rellez y kensha Corregido por Helen1 Pisos blancos. La voz de Claire. leyendo un libro. Página | 206 .

Más que eso. Luego regresó a la cocina y se sirvió otra taza. Ella asintió. Luego fue a la cocina y cuando regresó. que le hablaran también. Él siempre pensó que lo mejor sobre ser un Normal sería hablar con otras personas. Claire dobló la esquina de la página que estaba leyendo. le ofreció una humeante taza. Café. Pero no hablar. su voz. como el café. también tenía su encanto. y lo regresó a su lugar. No fue hasta que el oscuro líquido en sus tazas estaba debajo de la mitad que ella habló: —No tengo un plan. Después de la noche previa. cerró el libro. Eso fue exactamente lo opuesto a lo que él esperaba que dijera. La tomó. sus dedos rozándose cuando pasó de las manos de ella a las de él. tibia en su garganta. —Pero sí tengo un lugar. quizás. —¿Qué clase de lugar? Página | 207 . porque no tienes que encontrar las palabras. Él bebió. Ella bebió.Era gracioso. la habría seguido hasta el borde de un barranco si se lo hubiera pedido. —¿Un lugar? —preguntó Nix. Sin hacer un sonido. justo al lado del que le había leído la noche anterior.

no es bueno y no es moral y me gustaría acabar con ellos. ¿Pero por qué matarían a su propio implante en el Senado? Incluso si estuviera siendo difícil. si pudieran llegar a eso primero… Página | 208 . pero ella no le dio la oportunidad de interrumpirla. No la dejaría. Por un breve momento. Si La Sociedad quiere algo y hay alguien estorbando en su camino. —Si Sykes solo estaba posponiendo la votación de la Propuesta 42 —continuó—. Entera. no lo habrían matado. incluso si estuviera pensando dos veces las cosas… Nix ahora estaba atascado en el hecho de que Claire había dicho que quería “acabar” con La Sociedad. Nix entrecerró sus ojos. finalmente.—La casa de Sykes. o iba a hacer algo que ellos no querían que hiciera. se encargan del problema. ella continuó—: Su casa. —Todo lo que La Sociedad hizo. Pero Claire no podía matar. —Ella esperó. y él se dio cuenta que estaba esperando a que dijera que no. Todo lo que La Sociedad ha hecho tiene sentido. O quizás su oficina. pero su motivación tiene sentido. Con toda. pero matarlo no. y él no se lo pediría. Y sonaba como si lo dijera de verdad. O él tenía algo que ellos querían. uno por uno. Si Sykes tenía algo que La Sociedad quería. Así que debe haber otra razón. La parte que él había visto y las partes que comenzaba a sospechar que no había visto. Nix pensó en una fantasía en la que él y Claire de verdad acababan con La Sociedad. no a menos que tuvieran un plan de respaldo. No lo hizo y.

Las posibilidades eran seductoras. tendría que ser algo enorme. —Para que La Sociedad mate a su propio hombre adentro. Sino por exponerlos. Un futuro que no involucrara hacer esa cosa de cinco letras que hacía muy bien. El entendimiento llenó a Nix. quizás podemos usarlo. y lo llenó de tibiez más que el café. una vez que terminara… Quizás. Claire quería acabar con La Sociedad. A nadie le va a importar. Quizás. Quizás. Esperanza. su mente dando vueltas con las implicaciones—. A menos que sea algo enorme. Por la de Claire. Era como si ella leyera su mente. Quizás. —Ir a la casa de Sykes podría ser peligroso. Algo que pudiera amenazar toda la operación por exposición. él podría… Quizás. Claire. o si tenía algo por lo que valía la pena matarlo. Venganza. Nadie nos va a escuchar. algo que pudiera poner todo de rodillas. no mirarán dos veces a nada que les demos tampoco. pero no matando a sus líderes.Nix se preguntaba si Ione haría un trato por su libertad. Somos Nobodies. La Sociedad tiene que estar buscándonos. —Si Sykes sabía algo que La Sociedad no quería que supiera. —Pero si es algo enorme… Nix consiguió una probada de lo que ella le ofrecía. —Tendría que ser algo enorme para que haga una diferencia —dijo Nix. —Nix trató de no sucumbir Página | 209 .

Trató de recordar que sin importar lo que hiciera ahora. más fácil de lo que debería ser quererla tener en su espalda. Esa idea lo golpeó en lugar de las cosas que debería estar pensando. Había vivido bajo su poder toda su vida. —¿Las personas en La Sociedad podrían adivinar que irías a la casa de Sykes? —preguntó Claire. Le gustó mi librero. Nix le dio vueltas a la pregunta en su mente. No quería lastimarla de nuevo. y la de Claire. —Puedes ir solo si quieres. No haré que me lleves. La expresión de Claire permaneció igual.ante la posibilidad de cosas que no podía tener. No serían capaces de adivinar sus motivaciones. —Hizo una pausa—. Somos más fuertes juntos. sobre quién merecía qué y. y habrían tenido más suerte haciendo la evaluación de perfil a un completo extraño. Era fácil creerle. más en el punto. quién no. No dejaré que nada te pase. y no dejarías que nada me pasara. Eres lo que eres. sus manos envolviendo su taza de café. no quería que ella pensara que la estaba haciendo a un lado. Esa era su ventaja. en este juego letal: La Sociedad no sabría qué esperar. —Vamos a ir juntos —dijo. Página | 210 . Pero preferiría ir contigo. —Quizás debería ir solo —dijo las palabras con cuidado. había algunas cosas que no podía cambiar.

Marcas. bajando su café—. No sus esperanzas o sueños o aspiraciones de la niñez. Hora de la muerte. —Había algunas cosas que no olvidabas. Los lugares a los que iba a almorzar. Su última dirección conocida. —¿Sabes dónde vivía el senador Sykes? Nix sabía todo sobre Evan Sykes. los archivadores distantes. entonces —dijo Claire. DC.Ella sonrió. Caminaron directamente a través de las ventanas de estilo georgiano y las molduras artesanales en las paredes. —Sé dónde vivía. Vamos a ir. Página | 211 . Llegando a un pasillo con pisos de madera y alfombras orientales. Pero más que nada. Archivos. en las volutas de solidez que conformaban los muebles: el apagado escritorio marrón. se sentía vacía. pero sí su fecha de nacimiento. Ella y Nix entraron por el segundo piso. más brillante que la luz del sol rebotando en una cuchilla afilada. Ella sintió algo en el momento que entraron en la habitación. No era un olor o un sabor o un sonido. Enorme. pero era algo. Las calles por las que caminaba o por las que conducía para llegar allí. Claire se agarró con fuerza a las Sombras mientras Nix los llevaba a la oficina personal de Sykes. *** La casa del senador muerto estaba impecable. —Está bien. La ubicación de su oficina en Washington. Sus alergias. La oficina que alquilaba en Iowa.

Pero habían venido aquí por una razón. Los disparadores son cosas que hacen eso imposible. garantizada para traerla de vuelta a la tierra. a pesar de que ella no podía recordar exactamente por qué. al cruzar de nuevo para reunirse con ella. y no puedes permitirte querer que te importe. Hacerte sentir como si nada y deleitarte en ello. pero pueden ser útiles. no puedes pensar en la realidad. tienes que dejar de preocuparte. ¿Cuántas veces había tenido que pedirle al maldito chico de las toallas una? ¿Cuántas veces había limpiado de su cara el agua de la piscina con el dorso de su propia mano? Boom. No puedes prestar demasiada atención al mundo sólido. Por qué debería estar buscando en ellos. Pero una vez que te desvaneces. Ella cerró los ojos. sabía que era importante. —Disparadores —dijo Nix. –¿Qué? —Encontraste un disparador. Llegó a través de su cerebro con las dos manos y se agarró a una imagen fugaz. Una toalla. cuando su cuerpo y el de Nix brillaban.Desvanecida. Para desvanecerte. No exactamente agradable. Página | 212 . iridiscentes. Claire no estaba segura de por qué estos objetos eran importantes. y Claire. en todas partes. Ellos te sacan de golpe de las Sombras. 26 Mayday: llamada de emergencia. Mayday… Atrás. Mayday26.

y ella asintió en dirección al escritorio. Yo cubriré el resto de la habitación. Quería que La Sociedad desapareciera.Claire se preguntó cuáles eran los disparadores de Nix y decidió que probablemente era mejor no preguntar. y algo le decía que incluso siendo máximamente discreta podría no ser suficiente para camuflar el allanamiento de morada a este grado. ella realmente no quería ponerlo a prueba. Y si lo hacen. Una pequeñísima. y ella no era nada que se aproximara a un hacker. —No nos van a escuchar —dijo Nix. diminuta. Pero debemos ser rápidos. aunque solo sea por unos segundos. sacándola de sus pensamientos—. Dos Nobodies. El siguiente paso en el desmantelamiento de La Sociedad. algo para señalarles hacia la siguiente pista. En la casa de un senador muerto. Claire había hablado con gente antes. Con la hija del senador y la esposa justo abajo. Por lo menos. —Las palabras de Nix ayudaron a Claire a enfocarse. Claire quería que la gente que había criado y entrenado a Nix sufriera. Incluso los Nobodies podían ser vistos si la situación era lo suficiente comprometida. —Tú toma la computadora. Podía hacer que se dieran cuenta. se dirán a sí mismas que no es nada. Tenían que actuar con rapidez. ¿Cuáles son las posibilidades de que Sykes guardara archivos incriminatorios secretos en su computadora de casa? Claire tenía la sensación de que la respuesta era casi ninguna. pero lo único que necesitaban era una guía. Página | 213 .

Página | 214 . Abigail. no. El nombre de la esposa del senador. Caroabby. Un segundo después. Pero esas habilidades no se extendían a los servidores de seguridad o la seguridad informática. si ella se desvanecía. Nix entrecerró los ojos en una tira al azar de pared.Claire se sentó en el sillón de cuero detrás del antiguo escritorio de caoba y encendió la computadora. Entrar y salir de los edificios más seguros inadvertidamente.. estaba de regreso. más que dinero y armas. Caroline. En el otro lado de la habitación. No hay nada allí. No se sorprendió en absoluto cuando le pidió una contraseña. Limonadahelada. —Pared segura —explicó. Abbiline. Claire hizo otro intento con la contraseña. en voz baja—. Un Nobody podía engañar a un sistema de seguridad. y estaba aún menos sorprendida cuando "Proposición 42" no funcionó. Claire levantó la vista justo a tiempo para verlo desvanecerse y caminar en línea recta a través de la barrera frente a él. no sería capaz de tocar las teclas. Queriendo algunos resultados por su propia cuenta para informar. Tal vez si me desvaneciera. Caminar en línea recta a través de paredes. Pero. El PC del senador no tenía forma de saber que Claire no importaba. Su hija..

como si nunca hubieras ido allí. Lo sabes mejor que yo basado del uno al tres. —¿Y le dijiste a él que lo habías traído? ¿La cosa de la fiesta? —Confía en mí. la hija del senador. a pesar de que una parte de su cerebro había registrado el hecho de que el hábito de drogas de Sykes no era ningún misterio para su hija. Este jugo es mucho más potente que las píldoras de zombie de tu madre. —¡Abigail! —¡Courtney! Las voces estaban detrás de la puerta. Cierto. Abigail Sykes. Estaban lo suficientemente cerca de la oficina que Claire pudo distinguir cada palabra de la conversación. En este momento ella y Nix tenían problemas mucho más grandes. y eso es mucho decir.La última opción de Clarie no funcionó mejor que las otras. —¡Abigail! La voz que dijo ese nombre era alta y sensual y decididamente no era de Nix. Claire no se dejó atrapar por el contenido de lo que las chicas estaban diciendo. Y las de mi papá son para su azúcar en la sangre. Y otra chica. Courtney. Courtney. Court. No va a ser un problema. Página | 215 . al parecer. La perilla comenzó a girar. —Oh. —¡Esos son para las migrañas! —Sí.

pero sus siguientes palabras quedaron atrapadas en su garganta—. Abs. Abigail. yo lo hacía bastante. si Courtney era la novia menor de edad que había convencido a Nix de que Sykes era un monstruo. distraídamente. Un día. Courtney había agotado su completa capacidad de simpatía. supuso Clarie. —No era tan malo. —No le importaba. no lo hacía.Claire se agachó debajo del escritorio. Nix siguió su ejemplo. Sabes. sintiendo que su amiga se había agotado. —Hay una caja fuerte empotrada en el escritorio. tomó varias respiraciones antes de responder. Al siguiente. Mucho menos dramática de lo que habido sido hace un momento—. Ella se emborrachaba. Página | 216 . Nada sobre mí. No. ya que tu padre… —¿Se despojó de ese cuerpo mortal? —bufó Abigail. Ni sobre mi mamá. él murió. Claire se preguntó. Court. Claire sabía cómo sonaba tratar de no llorar. lo hacía. Era la copia de la persona que reemplazó a mi padre en lo que llegó a ser senador de Iowa. —Era tu papá. Abigail era un caso clásico. era suave. —No. Pero no es como que las cosas son diferentes ahora. —Así que. —¿Has estado aquí? —La voz de Courtney. ¿dónde guardaba tu padre sus cosas? — Aparentemente.

Alcánzalo. Menos que… Página | 217 .. Tres. y Nix se dio cuenta de que Claire no era la única en riesgo de exposición. para dejarse ir. Y al siguiente instante. Junto a él. Ella estaba desvaneciéndose. Menos que sombra. las chicas como ellas habían caminado sobre Claire en su antigua escuela. Claire pensó en desvanecerse. y una grosería silenciosa pasó entre los dos.. Dejó de mordisquearse su labio inferior. Claire apretó fuerte sus ojos. Por todo lo que Nix sabía. dos. En vez de pensar sobre qué poca importancia ella tenía. Nix no hubiera culpado a Claire si no podía ignorar la realidad en el rostro de la chica Normal. Sabes lo que se siente. Cerró su mente. *** Nix no pudo desvanecerse hasta que Claire lo hizo.. Agárralo. los parpados de Clare se cerraron y luego se agitaron. La tensión abandonó su mandíbula. pensó que ella se mantendría demasiado en el lugar por el intercambio que la hija de Sykes y su amiga estaban teniendo. y por un horrible momento. Hazlo tuyo. Pensó en no ser nada. Sobre disparadores. lo estaba.¿El escritorio? Claire encontró los ojos de Nix. Nada.. Pensó en lo que dijo Nix. uno… Pasos se acercaron al otro lado del escritorio. seguido de un mandato urgente: desvanecerse. Pensó en correr.

Ella dio un paso hacia él. Se agachó detrás del escritorio. su pelo enredado pareciendo más como un halo por la luz brillando fuera de él. y Nix sintió su corazón.Claire. —Basta con el soliloquio. su transparente. —Ellas no pueden vernos. Buscando licor. pero Nix sacudió su cabeza hacia ella y se puso de pie. lo que necesitaban desesperadamente entender. Nada. no corazón. Escucharlas Página | 218 . probablemente. y nada importaría. si él la alcanzaba. —Nunca he estado tan cerca —susurró—. Fue por las otras cajas fuertes cuando él murió. Ella se quedó. Nix encontró los ojos de Claire. la escena desplegada alrededor de ellos. ingrávido. Si se tocaban. O dinero. No podían tocarse en las Sombras sin detener el tiempo y si el tiempo se detenía. saltar en su pecho. No pueden escucharnos. Una vez que ella cruzó. pensar en su nombre era suficiente para traerlo a la irrealidad junto a ella. —Mi querida madre ni siquiera sabe que esto está aquí — decía una de las chicas Normal—. Nix quería tocarla. El mundo se congelaría alrededor de ellos. de… Sólidos. y luego dio un paso atrás. y ella asintió para mostrar que lo entendía. se congelaría. Abs. ¡Ábrelo! Nix sintió la urgencia de aplastar a las chicas sólidas. si su mano rozaba la suya. pero no lo hizo. dejarían la línea del tiempo atrás. Claire se puso de pie. como si fueran moscas o un mal olor que tenía que alejar. mucho. Normals —corrigió. No pensó que habría escondites dentro de sus escondites.

Claire. No aquí. Al segundo que te golpea. sus palabras eran una molestia. Página | 219 . En cambio. —¿Qué hay en las cintas? —La chica llamada Courtney preguntó. Tenía que dejar que el tiempo siga su curso. No podía mirar la droga que Abigail Sykes había sacado del escritorio de su padre. hacer caso omiso del tiempo. Ojos pardos. cintas… ¡drogas! —La que se llamaba Abigail cantó mientras revolvía el contenido del compartimiento. ¿qué es esta cosa? Parece repugnante. Nix no miró. No sientes nada. Abby. —Cintas. Claire. desvanecerse. Mientras tanto. eternos. Pero no podía. Ahora era Claire. miro a los ojos de Claire. cintas. Dejar que la parte superior del escritorio se volteara para revelar un compartimiento secreto. Las palabras habrían enfermado a Nix del estómago si las hubiera procesado. era abrumadora. —Dios. intocables. desvanecerse. pero no podía dejarlas ser reales. no sientes nada. Dejar que la sólida hija de Sykes pasease sobre la mesa del senador y presionara el botón oculto. nada más importaba. No ahora. Eran invisibles. Claire y desvanecerse. —¿A quién le importa? Todo lo que sé es que esto es matador. La necesidad de tocar a Claire. no diseccionar su significado.le tomó esfuerzo.

El reloj en la pared de Sykes dejó de moverse. No lo escuches. silenciosa y mortalmente. pero se siente como el cielo. Se siente como el cielo. Cierra los ojos y no lo mires. A las chicas Normals congeladas. queda suficiente para Justin y para mí. Luce como alquitrán. Una ola de poder explotó en el aire entre ellos. No te preocupes. señorita remilgada. Asqueroso. Los ojos de Claire se enfocaron en el vial en la mano de Abigal Sykes. El mero vistazo de él amenazaba con sacarlo del desvanecimiento. Luce como alquitrán. con los ojos aún abiertos y la voz ronca—. Nix deslizó su pulgar lentamente sobre la palma de Claire. —Cierra tus ojos —le dijo a Claire—. dos cazadores al acecho. ¿Recuerdas lo que me dijiste? ¿La Página | 220 . Se siente como el cielo.Pecas. —Vacío —dijo—. caminando en la punta de los pies. Nix coincidió. Labios hechos para leer en voz alta. y se estremeció. Nix se acercó y tocó la mano de Claire con la suya. —Puede parecer como alquitrán. sin embargo. No tienes que ensuciarte las manos. Al compartimiento. Con su barbilla. él y Claire cruzaron la habitación. En un solo movimiento. —Hay algo malo con esa droga —dijo Claire. El líquido en ese vial era nauseabundo. y las chicas solidas se congelaron. gesticuló hacia el escritorio.

Nix dejó caer la mano de Claire. —¿Viste eso? Una de las chicas Normals parpadeó varias veces. y el mundo a su alrededor cayó en movimiento. y que había dos clases de malos. Y Null.primera vez que descubrimos lo que yo era? Me dijiste que el mundo estaba hecho de energía. Ni siquiera pienses la palabra. tenía que seguirlo hasta el fin. Los científicos de La Sociedad habían usado a Nix para probar innumerables teorías sobre la forma en que la energía funcionaba. Solo desvanecimiento por un segundo… había perdido su —¿Ah? Página | 221 . rastros de agujas. destelló en estado físico un segundo y de nuevo en la nada al siguiente. La Sociedad estudiaba energía. Rechinando sus dientes y tratando de recobrar la claridad de mente. No lo pienses. había visto a un Sensor con pequeñas cicatrices circulares. El entendimiento se estrelló en su cuerpo. Y cuando Nix había regresado al instituto el día anterior. incluso tocando a Claire. e incluso en el desvanecimiento. Pero el pensamiento había sido plantado. Nix se dijo a sí mismo. en sus brazos. Nobody. —¿Ver qué? Nix contuvo su aliento. como si el tiempo nunca se hubiera detenido. y perdió su agarre en el desvanecimiento.

—Bueno. Adicta. ¿Bien? Prometiste que lo harías. La madre de Abigail. solo por mirar al vial que sostenía en su mano. jovencita. Nix trató de no pensar en el resto de esto. Abby! No estoy bromeando. Sobre lo que Abigail Sykes sostenía en una mano. entonces. La señora Sykes. —¡Abigail! —Alguien aparte de las chicas dijo el nombre. Lo entiendo. palabras. —Abigail. está bien. no lo hice. palabras. Quieres tener sus bebés narcóticos. Solo… guarda un poco para Justin. gritó desde el piso de abajo. La aguja—. Gente sólida y su incesante parloteo. lo hiciste. —Sí. ¿Abby? Si tu papá… si tomar esto le hizo a él todo… frío y eso… —Hizo eso por él mismo. Tú droga. Como sea. Ya he tenido suficiente de… Página | 222 . —Está bien. Sobre esa otra clase de malo.—Dijiste que viste algo. —Oye. —Courtney. Ebria en poder. ¡Contéstame. Es mía. —Bien. Palabras. —No. recordándole a Nix que las chicas no eran las únicas Normals en la casa—. Esto lo hizo mejor. ¿lo hiciste? —No. —Abigail sonaba intrigada.

si se dieran vuelta… No lo hicieron. Pequeñas. y Courtney en sus talones. Court. —Las palabras de Claire hicieron eco en el cuarto ahora vacío. Ya sabes cómo se pone después de su siesta de la tarde. Claire se encontró con sus ojos. Por supuesto que no lo hicieron. Claire saltó para atrapar el cajón escondido antes de que se cerrara. viniendo a pararse detrás de ella en el mundo real. —¿Cuánto quieres apostar a que esto tienen algo que ver con La Sociedad? 27 Dictáfono: Es un aparato que graba y reproduce lo que se le dicta. —Madre llama —dijo arrastrando las palabras—. dejándola en curso de cerrarse. él y Claire estaban solos. Si los Normals oyeron. Puso el vial y la aguja en el elástico de su falda y le dio vuelta dos veces. Cintas. —¡Abigail Andrea Sykes! —Tengo que correr. salió enfadada de la habitación. Nix se estremeció y dejó ir su propio desvanecimiento. la nada disolviéndose de su cuerpo justo a tiempo. Página | 223 . y el cuerpo de Nix se tensó. delante del escritorio. Y un momento después.La chica en cuestión puso los ojos en blanco. —Abigail Andrea Sykes lanzó caprichosamente la parte superior de la caja fuerte escondida. Mejor te escabulles por atrás. —Te tengo. Moviéndose más rápido de lo que Nix hubiera creído posible. pequeñas cintas y un anticuado dictáfono27. mirando hacia la caja fuerte escondida.

yo no tendría esta vos tan. —Y sin ustedes. Página | 224 . Diez clases de imposible. Esa droga es mala. —¿Cuánto quieres apostar a que. Nix la habría reconocido donde fuera—. Sykes. era obra de ellos también? Ahora que era sólido. ¿O tengo que recordarle qué tan bien? —Sus esfuerzos previos han sido apreciados. Nix no podía evitar pensar en lo que habían visto. Esta cosa es matador. no sientes nada. Y aun así. Las palabras de Abigail hicieron eco en su mente. Casting. lo impensable se arrastró en su camino más y más profundo en los pensamientos de Nix. bajaba el volumen. No sería tan convincente. Hay dos clases de malo. Sra. Era imposible. y presionaba reproducir. Y no estaría a punto de hacer que su pequeña proposición ocurriera. —Te he dado algo con lo que trabajar —La voz de Ione.Nix asintió. —Sin nosotros. Sr. hasta que fueron remplazadas por la voz de un hombre muerto. La Sociedad le ha provisto muy bien. usted estaría haciéndose el enfermo en el senado. cualquiera sea la droga que Sykes se estaba inyectando. —Tiene que darme algo con qué trabajar. mientras Claire deslizaba la primera cinta en la grabadora. viniendo del dictáfono. tan linda. Al segundo que te golpea.

—Usted no quiere amenazarme. Eso es lo que quiere. Usted vio lo que pasó con Madsen cuando recurrió al chantaje. Un asunto muy desastroso ese. Una palabra mía. —Nuestro trato fue para usted. —Hemos estado proveyéndolo con poder e influencia. Tratara de hacerla rogar por la misericordia que ella nunca mostró con ningún otro. bueno. ¿no es así? Necesito probar que trazo una línea dura en el terrorismo doméstico. y eso termina. Casting. Simplemente estoy… requiriendo nuevos recursos. —No la estoy amenazando. Necesito ofrecerles a los hombres maricas algo. —Ignoraré tus intenciones. señora. y solo usted. Sra. Me ha estado ocultando cosas. señora. —No sé de lo que está hablando. diríamos. No estoy pidiendo… refrigerios para la CIA. Él nunca hubiera conseguido que esa clase de reacción saliera de ella. X-17 bastaría. y probablemente deberías contarlo como una bendición. —Me está malinterpretando. Ni aunque la encontrara en un callejón trasero. llamémosle reconocimiento y suministros de amenaza de retirada. Lo que estoy pidiendo es. senador. Página | 225 . La persuasión por sí sola no será suficiente para que sea designado cabeza del comité de vigilancia. operativos no tienen la boca tan cerrada como usted piensa. Pusiera su arma en su frente. —Sus. Nix podía oír la tensión en la voz de Ione. —Lo que necesito para convertirme en un integrante de la CIA es un arma. Nunca lo haría. Ione.

su voz ligera y despreocupada. y entonces. esta era la Ione que reconocía. envía un equipo de investigación al 62145. o juro por Dios… —No hay necesidad de jurar. Un cuchillo en su mano. El descubrimiento de que fue un mensaje. y él lo había hecho. —Sykes sonaba confiado. ni Nix ni Claire dijeron una palabra. Sé la ubicación de su pequeño instituto. —Si me remueven. —Hizo una pausa—. Asesinato. Experimentación ilegal. Soy Evan Sykes y esa mujer no sabe con quién se está metiendo. —Usted no quiere jugar conmigo. Sykes. incluso si parece ser por causas naturales. Continuarán proveyéndome con el suero.Jacob Madsen. Siempre lo hacemos. en los niveles más bajos. de la Avenida Nesturn 446. Yo puedo deshacerte. Por un momento. Este era un tono que Nix había oído antes. —Habrá otras proposiciones —dijo Ione. —Soborno. Claramente. la voz de Sykes se encendió. Página | 226 . la advertencia había sido un desperdicio. Siete. Y entonces hubo un tono de dial. la Proposición 42 fallará. —Yo te hice. pero lo hizo. —Si muero. Nos haremos cargo de usted. Después de un momento. una advertencia. Sangre por todos lados. Ione le había dicho a Nix que fuera desastroso. Ione. finalmente. no debería haber sorprendido a Nix. Esclavización humana. Sé lo que están ocultando allí. Fin de la cinta. Sr. Claire rompió el silencio.

pero esta vez. la palabra tomó un nuevo significado. Porque Evan Sykes no era un Null. Sonó como alguna clase de ego maníaco. “Soy Evan Sykes. —Efecto secundario. Como si una droga pudiera tomar un humano y convertirlo en un monstruo. no pudo sentir nada. y no tienen conciencia. y ella no sabe con quién se está metiendo”. —Ellos le dieron la droga para que pudiera hablar al Congreso en su favor. Antes de que La Sociedad lo hubiera hecho la máquina perfecta. No cuando prestaba atención a su esposa e hija. ellos no sienten nada. Claire arrugó su frente y su nariz. no cuando perdió aquellas elecciones temprano en su carrera. Como si realmente fuera posible. No se daba cuenta lo increíblemente imposible que era. Sykes volviéndose un maníaco egoísta que pensaba que podía chantajearlos…. —La Sociedad le dio la droga que lo hizo un Null. Antes de que se volviera persuasivo. Página | 227 . —Sonó como un Null —la corrigió Nix.—Es como algo sacado de una mala película. una vez que ella se inyectó con ello. pero ella no sabía lo suficiente de Nulls para ver seguir el patrón. Y los Nulls no lo hacen. Antes de que se convirtiera en… ¿Cómo lo había llamado Abigail? Un impostor. O como un Null. No escuchaste lo que su hija dijo. Nix no podía creer que ellos en serio estuvieran hablando de eso. —La droga —dijo las palabras en voz alta y esperó que Claire lo entendiera. y son persuasivos.

—Él casi se quedaba sin drogas cuando murió. ¡no salgas de esta casa! ¡No puedes hablarme de esa forma! ¡No puedes! —Oh. —Toma las cintas. retumbando por la gran casa.¿Cuánto duraba eso? Abigail lucía lo suficientemente humana y había usado la droga antes. ve a hacerte un té helado de Long Island. ¿Y ahora va a dárselo a algún chico? —Nix apretó sus puños. su control sobre ella desapareció… —Y ahora ella lo odia. —Abigail Andrea. Nix asintió. —La hija tiene la droga. Su propia hija ni siquiera trató de escucharlas… —Ella debe haberse preocupado por él cuando estaba vivo. Pero no lo suficiente. Página | 228 . No más agujas. madre. Probablemente estaba loca por él. Ni siquiera enojada de que él no se interesara por ella. Puedo hacer lo que yo quiera. Mira lo que le hizo a su padre. sacó a Nix de su estupor. Pero una vez que él murió. Eso les daría algo sobre La Sociedad. Los Normals no están hechos para ser Nulls. No podemos dejar que la tome. El sonido de una puerta azotándose. —Y solo asumió que alguien encontraría las cintas. Una rápida inspección de la caja fuerte reveló que no había más viales.

colgando su futuro en ellas. Solo desvanecernos. —Dame las cintas. Página | 229 . las convirtió en una extensión de sí mismo. cuatro. Tendremos que apresurarnos para alcanzarla… —No necesitamos apresurarnos —lo corrigió tocando su brazo suavemente—. tres.—Vamos a ir tras ella. Claire. —Claire le ganó de mano y él asintió. Nix metió las cintas en sus bolsillos. Cinco. dos… Nada.

El mundo no puede hacerme daño. Página | 230 . La chica sólida que ella y Nix estaban siguiendo nunca entendería eso. Eran flameantes cometas. No había límites. sus ojos llorosos y también su falda demasiada corta rebotando mientras ella corría. Abigail dejó de correr. No había preocupaciones. Abigail Sykes era una luciérnaga con una bombilla rota. —¿Por qué ella habría venido aquí? Ella como Abigail. Claire obligó a su cuerpo para estar quieto. El mundo no me puede mantener presionada. No había inhibiciones.Capítulo 19 Traducido por Lola Irina Corregido por andreasydney El mundo no me puede tocar. obligó a sus pies regresar a la tierra. Y como la luciérnaga anteriormente mencionada se escabulló a través de su pequeño plano mortal. Alguien está llorando. Poder. Claire era la misma Claire cada vez que ella cruzaba. Un sonido arañó a través de la niebla en del cerebro de Claire. Claire volaba. —Regresamos al cementerio. —La voz de Nix rompió a través el zumbido de la nada en la mente de Claire.

Claire abordó la idea. Abigail Sykes está llorando. ella no pertenecería allí tampoco. —Tendremos la droga caminando hasta ella y agarrándola —dijo Nix. ¿Te sientes peligroso? —Me siento como si pudiera hacerlo aquí mismo. Con Nix.. A su lado. Estaban prácticamente desnudándose mutuamente con sus ojos. si es que se dieron cuenta de ello en absoluto. dejando al descubierto la jeringa metida en la banda de su minifalda. Ella realmente lo hizo. extrañando tanto Las Sombras que le dolía.. a pesar de que Abigail y su amigo especial parecían estar dando absolutamente cero atención al hecho de que ellos no estaban solos en este cementerio. Y. —¿Me has traído algo? Abigail lentamente levantó su camisa. —Hola. —¿Cómo vamos a alejarlo de ella? —preguntó Claire. manteniendo su voz en un susurro. Ella se acomodó en su cuerpo físico. pero Abigail Sykes había elegido ese momento para dejar de llorar.. Claire oyó un sonido —entre la rasgadura de velcro y el cierre de una puerta— mientras que las lágrimas de Abigail —y su empatía por ellas— la arrancaron de Las Sombras. cariño. Nix solo tenía ojos para la droga. sabiendo que eso no pertenecía a Las Sombras y que si ella se permitía pensar por mucho tiempo. sus manos. y su novio —¿Dustin? ¿Austin? ¿Justin?— había llegado. Quería tocarlo. Claire intentó no ruborizarse. Página | 231 . Quería quedarse aquí. ummm. Claire miró de reojo..

No le pregunto por qué lloraba. Ella se apoyó en su lápida. En lugar de rastros de lágrimas. pero algo lo detuvo. Página | 232 . —Algo para mí y algo para ti. lascivo. No le trajo una sola cosa. El chico se encogió de hombros. el hombre enterrado bajo los pies de Abigail había sido su padre. impidiéndole moverse. No fue hasta que Claire absorbió totalmente su entorno que se dio cuenta exactamente de qué se trataba. —¿No me preguntaras qué es esto? —coqueteó. —Jugaré primero —dijo el muchacho en su lugar. tentando a Dustin/Austin/Justin con su estómago bronceado y plano.—Oh. Claire se sentía mal por mirar esto. rayas negras estropearon su cara bronceada artificialmente. —Tan simple como eso —confirmó. pulcro— no se inmutó. y la aguja descansando casi plana contra su carne. Tan simple como eso. feliz y dolida a la tumba de su padre. Abigail lo esquivó lejos. No importa lo que Sykes había hecho una vez que se había acostado con La Sociedad. Abigail Sykes estaba de pie delante de la tumba de su padre. La pesada máscara cubría las pestañas de la chica. llegando a la aguja. Y el chico con el que estaba — musculoso. —¿Es bueno? Abigail disparó una mirada de odio.

Claire no podía hacer enojar a la gente. y se las arregló para conectarlo con la presencia de Claire —Tú. El muchacho no la seguiría. Él no podría. —Esto es mío —dijo ella aferrando su mano alrededor de éste y removiéndolo de la posesión de Abigail. Y golpeó a Justin por el frasco. ella no podía hacerlos sentir siquiera un olor de emoción hacia ella en absoluto. El chico se dejó caer de rodillas. olvidando lo mucho que una vez quería que los Abigails y Justins de su propia escuela secundaria recordaran su nombre. Ella se movió.. y luego le restó importancia. La hija del senador muerto no saltó al toque de Claire. Página | 233 . Miró a Claire. Claire pudo ver algo oscuro y serpenteante durmiendo en la curva irónica de sus labios.—Es el mejor. pero no dirigiría esa ira hacia ella. —¿Dónde se ha ido? Obviamente la ausencia de la droga era para molestarlo. ella no podía asustarlos. e incluso desde la distancia. El muchacho parecía comprender la realidad de la situación un poco más. Ella no podía hacerlos felices o tristes. Claire no podía tomarlo así no más. tú lo tomaste. No lucharía con ella por el frasco.. Ella los acosó. —Eso es todo lo que necesito saber. —Cogió el frasco. Él había estado enojado de que se hubiera ido. Claire se giró y se alejó.

porque ¡a los Normals no les importaba! La imagen de Justin —sus manos en Abigail. La Sociedad tenía que ser detenida. —Lo siento. también. su cara rayada de negro— vino a la mente de Claire y se alegró. y se alejó sin un rasguño y ni siquiera había tenido que desaparecer para hacer esto. Robar ropa palidecía al lado de este. Tenía que ser detenida por la Proposición 42 y lo que fuera que iba a suceder en el sótano del instituto. que Sykes había considerado el arma perfecta. Eso. No por Claire. llegó a la conclusión que conectar en la lápida de su padre muerto era enfermo. Abigail comenzó a llorar de nuevo. que podría haber sido enterrada dos metros bajo tierra si no hubiera mirado por la ventana en el momento exacto.. Ella se acercó a los dos extraños ensartados. Se alegró de que ellos no se preocuparan por ella. Se alegró de que ella no estaba pasando su verano tratando de hacer que otras personas se dieran cuenta.Poder. La Sociedad tenía que ser detenida por Abigail. Por X-17 —lo que sea que fuera—. incómodo y desconcertante. si ser notada significaba ser. Una vez que el muchacho Normal descubrió que la niña Normal había conseguido perder la droga que ella le había prometido. No solo por Nix y las cosas que ellos lo habían obligado a hacer o por el senador Wyler o cualquiera de los otros inocentes que ellos habían ordenado morir. y un pesado conocimiento se instaló en el estómago de Claire. Claire. Página | 234 . tomando un suero de alto secreto de su posesión..

dibujando diminutos círculos en su palma de la forma en que a veces ella lo hizo por su cuenta. a través de los contenidos de todas las carpetas. Él voluntariamente se entregó al monstruo. que él lo haría. en el núcleo de Claire. y lentamente trabajó para desenroscar el puño. Él no era una buena persona. Ella sabía. Primero Wyler. Página | 235 . —No deberías haber hecho eso —dijo él. Todas sus muertes. Yo debería haber hecho eso. Podría haber hecho más que mejorar.Para cuando Nix dijo esas palabras. Ahora Sykes. Pero él no era un Null. Claire llevó sus manos a la de él. y ella nunca habría tenido la oportunidad de robar un frasco de Null instantánea en primer lugar. Nix se estremeció. asintiendo con la cabeza hacia el frasco en su mano. Abigail y el chico se habían ido. el padre de esa chica todavía estaría vivo. —Sykes no era un Null. Claire se preguntó si Nix iría. —Hacerte cargo de la droga. y ella sintió algo amenazando con dar su interior. Tomarlo de ellos. y Claire intentó recordar por lo que Nix —me construyó una estantería. —Porque si no fuera por mí. —¿Por qué? Los dedos de Nix comenzaron a formarse en un puño. uno por uno. en el fondo. salvó mi vida— tenía que pedir perdón. Y aún más profundo. ella sabía que quería estar allí cuando él lo hiciera. —¿Qué no debería haber hecho? —le preguntó ella en voz baja.

Lo sentía. Aceptó que las cosas que él había hecho siempre estarían allí. el aliento. el verdugo que lleva a cabo cada sentencia de muerte que Ione había establecido.Ella quería ser la única que lo rearmara. Nix dio un paso adelante. Eres lo que eres. Esperando detrás de cada puerta en cada sueño. Desvanecida. también. a excepción de la de Claire. —La voz de Claire era aguda y frenética. Toma una respiración profunda. y dejó caer las lágrimas. ella no parecía tan lejana. Luego dejó todo lo demás desvanecerse. las lágrimas. En su piel. Para descansar sus manos suavemente en los lados de su cara y decir: —Cierra los ojos. Llora. *** Nix hizo lo que le dijo. la herida de saber que él había sido una cuchilla cuando La Sociedad necesitaba una. y luchó por recordar por qué él se había apartado de su toque. —Duele. déjalo ir. Sus globos oculares ardían. Página | 236 . Él se apartó del alcance de Claire. —Nix. —¿Qué te duele? —Se suponía que nada hería en las Sombras. bajo su piel. Y cuando no puedas aguantar más. Tú tenías que dejar de lado el dolor para cruzar. Claire miró su mano. Desvanécete. Claire lo siguió hasta las Sombras.

pero cada gota de odio que Nix jamás había sentido por los Nulls era dirigida al líquido oscuro. se volvieron en su estómago. Era mejor en esto de lo que debería haber sido. Dios sabía lo que había en esto. pero en las Sombras. No debería haberlo siquiera intentado. La droga no sería más que una droga. Había dos clases de mal. —Es como un agujero negro. Cruzando dentro y fuera de las Sombras. Yo puedo hacer esto. —Vete de las Sombras. —Tiene que venir con nosotros. —Claire jadeó. Ella no debería haberlo traído aquí. Tenemos que llevarlo de vuelta a la cabaña. sus rasgos retorcidos por el dolor. Tomar objetos con ella.—Me marea. y no se suponían que se mezclara. la reacción de las Sombras. Claire negó con la cabeza. el frasco y su contenido era feo. Ella lo había recogido sin esfuerzo—y ahora estaba pagando el precio. —Claire se estremeció. su mano apretando el suero. Es como si licuara un agujero negro. Nix podía sentirlo: la droga. De pie a dos pies de distancia de ella. y la única razón por la que no lo sacaba de las Sombras era que —increíblemente— se desvaneció. se dio cuenta Nix. En el mundo sólido. también. el hecho de que nada de esto debería haber estado sucediendo en absoluto. Nix la alcanzó. No quiere estar aquí. La droga. Claire. Claire lo trajo con ella. Ella la trajo con ella. Yo debería ser Página | 237 . Esto había hecho a Evan Sykes un Null temporal. Ellos no habían detenido el desvanecido y estaría bien. y viajaremos más rápido en las Sombras. pero ella se retiró—.

Duele. Obligó a sus ojos a mirar hacia otro lado del suero y directamente a la suya. —No pertenece aquí —dijo Nix. Estoy aquí. Quédate conmigo. Somos nada. Para quitar el dolor. pensando en ese día en el autobús. una y otra vez.capaz de hacer esto. Nosotros somos nada. pero aún podía ver la tensión en los ojos. cuando había cubierto a Claire con su desvanecimiento. pero en este momento ella lo necesitaba. Nix. Este suero es nada. Ella nunca te amará) cuando él rozó sus labios con los de ella. Claire. —Quédate conmigo. Nix —dijo su nombre. Su cuerpo se relajó bajo su toque. recordando por qué él no podía más tarde. hizo caso omiso de la advertencia (Eres lo que eres. realmente sido una Null… —Es una parte de mí. Claire. —Estás bien. Si ella no dejaba el desvanecer. y no lo dejaría tomar la droga. —Nix. Página | 238 . Si ella hubiera sido una Null. Él se habría odiado a sí mismo por tocarla más tarde. Yo soy nada. Se llevó las manos a ambos lados de su cara. solo había una cosa que Nix podía pensar en hacer para quitar el dolor. Nix escuchó las palabras que ella no decía. Puedo. Todavía podía sentir la presencia de la droga inquietante en las Sombras. —Él la atrajo hacia sí más cerca. Yo puedo hacer esto. Nix trazó el pulgar por el borde de su pómulo.

No deberíamos tenerlo. más fuerte. Nada más que Nix. Ella no recordaba nada que no sea el beso: la forma en que calmó su mente y la pulverizó en las Sombras. No deberías tenerlo. Por ahora. Ella no recordaba volar. Página | 239 . Nada más que Claire. Nada más que los dos. no debería besarla. Ella puso la droga que habían robado de Abigail Sykes en la mesa de café. *** Claire no recordaba regresar a la cabaña. No había lugar para los “no deberían” en las Sombras. excepto sus labios y los de ella. Nada importaba. la única persona que ella siempre querría. la sensación de saber con una certeza profunda y eterna que Nix era la única persona en el mundo que ella quería. Su toque y el de ella. Él no quería oírlo—. Él no debería estar haciendo esto. aunque él se alejó de ella en el momento que cruzaron fuera de las Sombras. el poder de sus desvanecimientos doblando una y otra vez hasta que el frasco en la mano parecía tan poco importante como los Nobodies lo eran para las Normals. —Nix… —No.Ella se apretó contra él. No importa lo que él dijo o hizo o cómo la miraba. Él la dejó. ser la cosa contra todo el universo palideció. pero ya era demasiado tarde para eso. por un momento perfecto. El calor entre ellos. —No le dejó decir nada de lo que ella estaba pensando. Él no debería tocarla. ella se acordó de su olor y su sabor y lo que sentía.

Ahora es como el ónix. Su estantería. —Estás bien. ellos no hablarían de eso—. pensó Claire. luces diferente. No. ella no podía darle su odio por esto. Si ella alcanzara la mano para tocarlo. Lo sentí cuando trajiste la droga a las Sombras. Nix movió sus ojos hacia la droga Null. no es compatible con las Sombras. él no escucharía.—Sí. Si él no quería hablar de eso. Aún oscuro pero. No. Algo sucedió. —No. pero sea lo que sea. —Hizo una pausa—. No sé exactamente lo que hay en esa droga. debes tenerlo. Si ella tratara de hablar. él se alejaría. pero al Página | 240 . ni por un segundo. —La droga es de color diferente ahora. Claire. No importa lo cansada que estaba de ser apartada.. No debería. Ella no podía decirse a sí misma la palabra hermoso. Él cerró los ojos. Nobodies y Nulls son polos opuestos. Antes. negándose a mirarla. —¿Al igual que la materia y la antimateria? —Ni siquiera Claire estaba segura de lo que significaban las palabras. Los ojos Claire flotaron hacia la estantería. No puedo. —Claire hizo un gesto hacia el líquido dentro del frasco. no importa lo mucho que quería las cosas que él nunca le dejaría tener.. Condición uno. era del color del alquitrán. —¿Piensas que llevarlo a las Sombras lo cambió? —Claire se centró en esta pregunta en lugar de preguntarle cómo podía pensar. que el beso había sido un error. Ellos reaccionaron entre sí.

mañana… —Sí —respondió Nix. Dime que quieres estar conmigo de la forma que yo quiero estar contigo. Dime que lo sentiste. Desvanecido o sólido. Página | 241 .menos estaba hablando. hoy. y por un momento. Algo por el estilo. también. ella fingió que él estaba respondiendo a lo que ella no hubiera preguntado—. y por lo menos no estaba diciendo lo que estaba pensando.

las cintas. Nix no quería pensar acerca de lo que debió costarle traer la droga a las Sombras. ¿Estás bien? —¿Qué vamos a hacer con eso? —respondió a su pregunta con una pregunta—. el hecho de que La Sociedad mató un senador… será suficiente? ¿Si se lo damos a la policía. y había funcionado. quería tantas cosas que sabía que nunca iba a tener—. Para traer algo a las Sombras. saber lo que podría hacer y absorberla en su mismo sentido era increíble. Sus rodillas están levantadas hacia su pecho. ese no había sido su único motivo. ¿qué pasaría? ¿El Gobierno cerraría La Sociedad…? ¿O tomarían el control? Página | 242 . Su cabello cae en su cara. La fuerza de voluntad que debió haber tomado en mirar a la droga. el FBI. La había besado para detener el dolor. tenías que considerarla una extensión de ti. Si ellos lo escucharan. ¿La droga.Capítulo 20 Traducido SOS por ElyGreen y Gabbii Rellez Corregido por andreasydney Claire ha estado quieta. Pero. particularmente no les importaría. —¿Claire? —Él estiró la mano y tocó su hombro. o los medios de comunicación… será suficiente? Nix trató de imaginarse a sí mismo dándole la droga Null a alguien. diciéndoles lo que hizo. La había querido. Y si les importaba —si él y Claire enviaran una carta o un e-mail o encontraran a alguien más para entregar el mensaje y la prueba—.

La investigación que iba con ello. No podían arriesgar que La Sociedad. Matar Nulls. pero el gobierno casi ciertamente tendría planes para sí mismos. y había vuelto sangrando. —Claire habló la verdad en la que él había estado vagando—. No podemos tomar el riesgo de que alguien más la tome. *** Una parte de Claire siempre había sabido que llegarían a esto. Toda la droga. ¿No era Sykes prueba de ello? —Si fuéramos a exponer a La Sociedad por matar a Sykes. Y nadie puede saber acerca de nosotros. Página | 243 . y tal vez no. el enemigo todavía tenía que ser desmontado desde dentro. o el gobierno. Preservar y extender el poder de La Sociedad. y convertirse en un psicópata en el proceso. —Nix miró a Claire—. Tenían que destruir la droga. Cualquier posibilidad de hacerla de nuevo. Nadie puede saber acerca de la droga Null. Al final del día. Quizá había otras iniciativas. No solo esto. o alguien más tuviera el poder de manipular a los otros. Nix ya había regresado a La Sociedad una vez. —Tenemos que destruir la droga. No serían capaces de resistir la tentación de usar los medios de La Sociedad para sus propios fines.La Sociedad tenía tres propósitos de los cuales Nix sabía ahora. tenemos que hacer primero control de daño. Y eso significaba que iban con ello. Estudiar energía. no importa lo que habían aprendido acerca del propósito de La Sociedad y sus planes y las mentiras que le habían dicho a Nix. —Toda ella —acordó Nix. No importa cuánta evidencia reunieron.

que es algo que tiene que hacer solo. Tenía que dejar ir a Claire. Va a decir que es todo y que no soy una parte de esto.Solo que esta vez. probablemente podrías refrescar sus memorias. Si regresaras esta semana o la próxima o los próximos seis meses desde ahora. Nix no iba solo. No había vuelta atrás para algo como eso. Sabiendo lo que sé. pero no te buscarán. sabiendo que a ellos nunca les importará. Era el verdugo de La Sociedad. Pero mientras la miraba. Desaparecí. Claire supo que era verdad en el segundo en que la pregunta abandonó su boca. ¿hace tres. cuatro días? Probablemente ni siquiera han notado que no estoy. incluso si intenta enviarme lejos. —Apuesto que mis padres ni siquiera se han dado cuenta que me he ido. se dio cuenta de lo obvio: que Claire no tenía a dónde ir. un bulto elevándose en su garganta—. También sabía que él estaba equivocado. No ahora. había sabido que esto sería un adiós. su arma. realmente la miró. ¿Qué si nunca regreso? ¿Sólo olvidarán del todo que existí? Nunca voy a regresar. Se darán cuenta que no estás. Va a decirme que no puedo ir. Página | 244 . Incluso si Nix decía que es todo. *** Desde el momento en que Nix decidió que iba a regresar al instituto. —Esa era la única cosa que Claire podía pensar que no le daría una excusa para correr—. Esta era su pelea. Pero no voy a permitir que me deje atrás. Claire sabía eso. qué. —No te olvidarán de inmediato —dijo. No de nuevo.

Página | 245 . —¿Has oído hablar de Roanoke? —Nix no estaba seguro de por qué decidió sacar el tema. Raleigh los quería lejos de la Corona. era que ellos tenían protocolos en lugar para prevenirlos del olvido. —La única razón de que los miembros de La Sociedad recordarían que Claire existía. y no implicaba decirle a Claire que las personas que ella había llamado a mamá y papá probablemente olvidarían que alguna vez habían tenido una hija. aparte del hecho de que la historia no implicaba hablar de volver al instituto. La mayoría de la gente en el barco eran Nobodies. Unos pocos fueron Nulls. —Esa es desapareció? la colonia perdida. el poder que vendría con él. —¿Como que el plan funcionó para ellos? —Los Nobodies mataron a los Nulls. No fue bien. ¿no? ¿La que solo —Sir Walter Raleigh. Tenían archivos. Supongo que La Sociedad quería la reclamación en el Nuevo Mundo. el hombre que financió la expedición de aterrizar en Roanoke. Raleigh y la reina negaron enviar suministros por unos pocos años. Los padres de Claire no tenían nada de eso. —Nix se encogió de hombros—. Los Sensors se olvidaron que los Nobodies existían. fue La Sociedad.—¿Pero un año desde ahora? ¿O dos? ¿O diez? —Se olvidarán de ti. Alarmas de recordatorio programadas para que suenen para incitarles a leer esos archivos y recordarles lo que andaban siguiendo. Claire soltó un bufido. Una media docena de Sensors.

Ella sabía lo que era. Tú eres el único que quiero ver. tal vez él no la merecía. Nunca habría sido Abigail con sus Courtneys y Justins. Nunca voy a tener una vida normal. pero Nix supo de repente y de manera irrevocable. y sé que tú eres el único que me verás. No lo haría. si él se alejara y nunca oscurecería su puerta de nuevo… Ella estaría sola. y juro por Dios que no sé si sentirme apenada por ellos o por mí. si se alejara de ella la mataría. Tú.—¿Así que hubo más de nosotros en ese entonces? — preguntó Claire. Mientras que habían estado haciendo planes—. —Debe haber sido. —Las palabras salieron de su boca con tanta fuerza que se dio cuenta de que había estado conteniéndolas todo el tiempo. Y eso es suficiente. La mataría. Ella no volvería a tener una vida normal. no importa lo que haga. la inclinación de su barbilla. Mientras ellos habían discutido de la droga. Si ella nunca lo hubiera conocido. Y yo. que no podía. No pudo procesar las palabras. Página | 246 . pero leyó su significado en el conjunto de su cuerpo. —Y ahora solo somos tú y yo. y la idea era tan extraña a Nix como lo era para ella. Tú eres el único que quiero ver. Nix. Tal vez debería alejarse. Yo nunca hubiera sido Normal. Porque sé que es lo que va a cambiar y lo que no va a cambiar. porque tú eres el único que quiero ver. Desde docenas a dos. Lo entendió.

su boca descendió. Ahora ella le estaba pidiendo un pequeño paso a la vez. dulce como la lavanda. Claire. Nix no se detuvo. Cerró el poco espacio que quedaba entre ellos. Cerrando sus manos detrás de su cuello. para dejar que sea real. Para matar. —Nunca antes había hecho una promesa. Las palabras tenían un gusto para ellos. Lo que pasó antes. Cuando digo que ha terminado. —¿Nunca? Los Nobodies no pensaban en el futuro. se ha terminado. Remolcando sus pulgares por sus laderas. Esto no volverá a terminar.—No voy a dejarte. Todo lo que tenían era una habilidad y una responsabilidad. Para que sea duradero y sólido. Página | 247 . Los Nobodies no tenían futuro. Sus labios rozaron los suyos. —Nunca. La forma en que se habían besado alejó el resto del universo. un pequeño y vacilante paso que Nix encontró difícil de igualar con la forma en que había envuelto sus brazos alrededor de él en el cementerio. La forma en que le había preguntado — ordenado— para dejarlo salir. Claire dio un paso hacia adelante y luego. y puso sus brazos envueltos. sólida como el acero. No dudó. Se puso de puntillas. No dio ni un solo momento. Ella cerró los ojos. no puede volver a ocurrir. y la primera base siguió el camino a la segunda base. Se olvidó del vial en la mesa del café.

perdió ante ella. Tócame. Dentro y fuera del tiempo. Página | 248 . ella era suya. el poder no explotó entre ellos. pero no pudo evitar aplastar su cuerpo contra el suyo. Nada. Juntos. Físico. susurró. En las Sombras o lo que fuera. y mientras ella lo hacía. Esto es real. de su mente a la de ella. Trascendente. Todo. se hundieron dentro y fuera de las Sombras. Nix y Claire.Él la besó. sólidos o inmateriales. El resto del mundo no se desvaneció.

Claire pensó en sus padres. muy tranquilo en su sueño. a pesar de lo que Página | 249 . Si cerraba los ojos podría desaparecer. Hasta ahora. y ella le creyó— sino porque el Felices Para Siempre no le ocurría a chicas como Claire. Claire se preguntó si siempre se había sentido de esa manera.Capítulo 21 Traducido por Diamond—Countess Corregido por andreasydney Claire miró al techo. mucho peores. Se preguntó si ella y Nix podrían entrar y salir de La Sociedad sanos y salvos. Pero sobre todo. Nix dormido junto a ella. y Claire había estado sola y por su cuenta un largo tiempo. Si crees en algo lo suficiente. El hecho era que tarde o temprano tenían que meterse en las entrañas del monstruo. La droga Null estaba en la mesita de café. sus ojos muy abiertos. Pensar en la posibilidad de no volverlos a ver y saber que ellos no la habían extrañado haría que los momentos en que ella sí los había extrañado a ellos y a todo lo que pudieron ser. La gente que la quería —y por ahora Nix también— muerta. No porque él lo hubiera elegido —él había dicho que no se iría. La cosa era que ellos eran solo niños… Pero no lo eran. Eran Nobodies. lo había estado por mucho más tiempo. si quieres algo lo suficiente… Todavía quedaba La Sociedad. Nix. No eran niños.

estaba en juego y todo lo que había pasado y estaba a punto
de pasar, Claire se preguntó qué estaba soñando Nix. Qué
había puesto la tierna y juvenil sonrisa en una cara que nunca
se había visto tan suave. Tan vulnerable.
Claire pensó en El Principito, de un zorro silvestre que había
pedido ser domesticado. Claire conocía la historia, se la sabía
de memoria y no necesitaba coger el libro de su repisa.
La repisa de Nix.
Las cosas más importantes en la vida fueron las que no
viste con los ojos. Las cosas que viste con el corazón. Claire
cerró sus ojos, vio la imagen de Nix contra el fondo de sus
párpados. Sintió el calor de su cuerpo, descansando cerca del
suyo. Se acurrucó en su torso, dejando su cabeza descansar en
su pecho. Él se movió en su sueño envolviéndola, enrollándose
para encontrar las curvas de su cuerpo.
Puedes entender las cosas que domésticas, pensó,
reelaborando las palabras del zorro al Principito, haciéndolas
suyas. Cuando domesticas algo, es total y exclusivamente tuyo.
***
Nix se despertó con la sensación del aliento de Claire en su
cara. Ella necesitaba crema dental. Sonrió. No podemos
permanecer de esta manera, pensó. Quizá no por siempre.
Quizá no después del mediodía. Pero por unos pocos relajantes
segundos, mientras sentía su corazón. Por un momento de
euforia mientras sus latidos rápidamente retornaban.
Se quedó mirando el vial en la mesa de café en el
momento en que apartó los ojos de la cara de Claire.
Vamos a entrar.

Página |
250

A un lugar plagado de Sensores. A destruir archivos y discos
duros y cada rastro de droga Null que pudieran encontrar. Pero
primero, Nix tenía que averiguar cómo se habían mantenido
ocultos de él, para empezar. Él había estado dentro de los
laboratorios. Había caminado por sus corredores. Conocía cada
milímetro del edificio.
A menos que tuvieran otros edificios, otros laboratorios. Nix
estaba comenzando a sospechar que lo que él sabía de La
Sociedad eran solo arañazos en la superficie. Le habían
enseñado a no hacer preguntas, a no esperar respuestas. Solo
sabía lo que ellos querían que supiera.
Bueno, tenemos que encontrar a alguien con acceso al
interior y hacerlo hablar.
Nix escuchó a Claire revolviéndose junto a él y se dio la
vuelta para ver sus ojos abiertos, para ver la comprensión en
ellos al momento en que se fijaron en él.
Necesitamos un plan… Pero no hoy.
La idea sorprendió a Nix. Vacaciones no era una palabra
en su vocabulario. Los Nobodies se sentaron, y esperaron y
sangraron y fueron asesinados. Una y otra y otra vez, mientras
ellos morían. Sin variación. Sin vacaciones.
No es la vida de Claire. No es la mía… no más.
—Buenos días —lo saludó con una sonrisa. Muy simple. Muy
dulce. Perfecto. Tan perfecto que por un momento, deseó que
se pudiera congelar, la manera en que ambos pudieran
detener el tiempo de desvanecerse.
—¿Qué estás pensando? —preguntó Claire.

Página |
251

Nix le sonrió de vuelta, confinando la droga a un rincón de
su mente.
—Estoy pensando que deberíamos irnos a alguna parte.
Como… en una cita.
La palabra sonaba inadecuada y tonta hasta el punto en
que Nix pensó por una fracción de segundo que lo había
pronunciado mal.
—Deberíamos salir —se corrigió.
Después de que juguemos a David y Goliat con La
Sociedad deberíamos tener al menos un día para nosotros, solo
para nosotros.
Claire dio una mirada a la mesita de café, pero él puso
una mano sobre su mejilla e hizo que lo mirara de nuevo. Claire
inclinó la cabeza sobre su mano.
—Bien —dijo ella con una sonrisa tanto tímida como
dulce—. ¿A dónde quieres ir?
No al cementerio.
Ni a la mansión de un senador muerto de midwestern28.
La falta de experiencia de Nix con el mundo de afuera le
limitaba pensar en ideas sobre citas.
—Una vez que desaparezcamos podremos ir a cualquier
parte —dijo evadiendo la pregunta para darse más tiempo y
pensar.
La sonrisa de Claire creció hasta proporciones casi
deslumbrantes.

28

Midwestern: Medio oeste de Estados unidos.

Página |
252

—Cualquier parte suena genial.
—Lo es.
Nix despejó su mente. Él dejó todo, pero Claire lo echó a
perder. Sin drogas en la mesa, sin armas bajo el porche. Sin La
Sociedad. Sin Sensores.
Solo Claire.
Sombra. Aire. Nada. Claire.
Un nuevo mantra. Nuevas palabras, golpeando en sus
venas, formando un extraño dueto con las antiguas.
Menos que…
Sombra…
Menos que…
Aire…
Nada…
Claire.
Nix abrió sus ojos justo para ver a Claire escaparse de la
realidad, y entonces se dio cuenta que no importaba cuántas
veces la viera haciendo eso, siempre estaría completamente
absorto con eso, extasiado por la forma en que la luz brillaba
sobre su cuerpo y desde su interior. La expresión en su cara
siempre iba a ser nueva para él, preciosa.
Impresionada, pasmada, eufórica, dichosa.
—Corramos. —Nix usó decididamente las palabras, las del
primer día, de la primera vez que él se cruzó con ella.

Página |
253

Ellos corrieron. Y mientras el mundo estaba sometido a sus
pies, y mientras Nix atravesaba el bosque, y mientras Claire
pasaba borrosa a su lado, aceptó el hecho de que nunca
habían sido Normals, ni siquiera para una cita normal. Ni por una
sola tarde.
Eran más que eso.
Cualquier parte terminó siendo un camino en la orilla de la
costa en un pequeño pueblo turístico, lo suficientemente lejos
de su escondite que no podían volver hasta allí agobiados por
el dolor de sus extremidades, pero lo suficientemente cerca
para recordarle a Nix el pueblo donde la había encontrado
parada en la acera con ropa robada.
Los dos pararon al mismo tiempo en el centro de un grupo
de gente. Finalmente tendrían que volver al mundo real. Hacer
cosas normales, comer algo, jugar algún juego, disfrutar de la
vista. Pero no ahora.
Como
un
bailarín
haciendo
sus
movimientos
coreografiados hace tiempo, Nix se movió hasta Claire,
cerrando el espacio que había entre ellos, ella encontró sus ojos,
tomó su mano, y al momento en que la tocó el tiempo se
detuvo.
No deberíamos ser capaces de hacer esto. La Sociedad
no sabe que los Nobodies pueden. Si fuera así ellos nunca me
hubieran enviado por ella, nunca se habrían arriesgado…
No pudo completar la idea. Él le pertenecía a Claire y al
desvanecimiento. No había preocupaciones aquí. Ni
pensamientos. Solo había luz, y entusiasmo, y la increíble
adrenalina que viene con el poder absoluto.

Página |
254

Por todas partes a su alrededor había gente. Gente Normal
en citas Normals, congelados en la mitad de sus vidas Normals.
Una mujer le grita a su hijo, contorsionando su cara en ángulos
tan innaturales que parece que tuviera la piel fundida con los
huesos. Un hombre estaba apartando a la gente con su
portafolio, un hombre viejo olisqueaba un perro caliente con sus
ojos cerrados. Nix no le hubiera dado otra mirada de no ser por
la luz alrededor de su cara.
Alrededor de su nariz.
Por instinto Nix se colocó entre Claire y el hombre y revisó el
perímetro del camino.
Allí, una mujer con sus manos suavemente tendidas frente
a ella. Y allá, como veinte-algo con su oído izquierdo hacia la
multitud. Encontró a los dos restantes buscando la energía que
su poder emitía, energía visible solo para los invisibles.
Cinco de ellos. Visiblemente inofensivos. Repartidos por
todo el lugar. Pero Nix sabía. Él sabía. Había visto esa luz antes,
en los pasillos del instituto.
No pienses. No te preocupes. No. Pierdas. Tu. Invisibilidad.
Sintiendo algo extraño, Claire puso su mano libre en el
cuello de Nix, halándolo más cerca, obligándolo a mirarla a ella
y solo a ella, igual como él había hecho con ella la noche
anterior.
—Claire. —Dejó la palabra colgando y se dejó absorber
por la cercanía, inhalando y exhalando, mientras podía
encontrar la palabra que tenía que decir—. Hay Sensors aquí.
Debí saberlo. La Sociedad nunca para de buscarte. De
buscarnos. Supe que estaban buscando. Los vi.

Página |
255

En cualquier segundo ambos podrían perder su
invisibilidad. En cualquier segundo esos Sensors podrían moverse
más cerca y completar el trabajo que él había dejado
incompleto.
—Estamos aquí. Estamos juntos. Estamos a salvo. —Las
palabras de Claire tomaron el ritmo de una canción—. Solo tú y
yo.
Nix no se podía deshacer del miedo, el incapacitante,
fuerte e indiscutible miedo de que Claire estuviera en peligro, de
que ellos pudieran herirla.
No puedo dejar que la encuentren, que la hieran.
—Voy a perder mi invisibilidad —dijo las palabras en su
oído—. Y cuando lo haga tú también, así que tienes que irte de
aquí.
—No te dejare aquí.
Se esforzó por esperar solo otro minuto. Lo suficiente para
decirle qué hacer.
—Tarde o temprano tendríamos que buscar un Sensor.
Necesitamos información; ellos deben tenerla, pero cinco a
dos… las probabilidades…
Menos que sombra. Menos que aire. Claire.
—Corre. Aléjate de mí, así no podré traerte de vuelta. Ve a
la cabaña. Esconde el suero. Tráeme un arma.
Nix esperó. Cerró sus ojos. Se concentró en su olor, recordó
su sabor, y todo el tiempo oró para que Claire hiciera lo que él
le había dicho, porque él no podía olvidar el débil cuerpo que
había tenido que llevar en ese bus; ni la manera en que un
grupo de limpieza casi la había asesinado una vez.
Página |
256

Los Sensors debían tenerla. *** Claire sintió la ausencia de Nix el segundo en que lo dejó la invisibilidad. Tiempo incluso para las probabilidades. Lo hicieron el asesino perfecto. luchó con uñas y dientes para mantener su mente despejada. Si ella hubiera seguido parada a su lado. Nix se materializó en el camino. Él y Claire necesitaban información. no hubiera sido capaz de resistir seguirlo. y Página | 257 . La Asociación lo había entrenado para cazar.—Bien. La palabra fue el único aviso que tuvo antes de que Claire se alejara de él y corriera. a través de gente. solo lo suficiente para darle a ella una oportunidad. La vida siguió a su alrededor. a planear. Cinco a uno. El momento en que rompieron contacto oyendo al tiempo correr más rápido alrededor de ellos. e indudablemente tenían órdenes de asesinarlo —o a Claire cuando volviera— apenas lo vieran. El peso comenzó volviendo a sus extremidades. cinco a dos. sintió su ausencia y supo que en cuestión de segundos perdería su invisibilidad. A pensar. su cuerpo inmaterial. a Nix no le gustaban las probabilidades. y tiendas. pero también podrían sentirlo. La idea. Los Sensors siguieron buscando y el retrocedió. De cualquier manera. pero luchó. Lo entrenaron para matar. la misma que le hacía imposible estar desvanecido con ella a su lado. pero ella estaba corriendo. Ellos quieren herir a Claire. trajo a la vida al depredador que tenía dentro. si ella lo hubiera visto suceder.

se rehusó a pensar en la mitad de su alma que estaba perdiendo. Claire rió empujando el deseo de darse la vuelta y tomar todo lo que ella quería. Ella podía sentirlo a su lado. Él corre por delante de ella y ella suelta un jadeo lleno de cansancio fingido. Su corazón latiendo al unísono. pero el aliento de él sí. Situación: ¿Qué si él está detrás de mí? ¿Qué si estamos compitiendo? Flotando. Huesos crujiendo. y se rehusó a dejar que sus músculos desfallecieran. sus pasos sincronizados. piel rasguñada. más… Corrieron codo a codo. Tan lejos como fueran los factores detonadores sería mejor. desdibujándonos. Ella lo había dejado con los Sensors. Más rápido. más lejos. —Fin de la situación —murmuró Claire mientras volvía a la cabaña. y en el momento en que lo dejó ir su mente procesó lo que había mantenido a raya: Nix se había ido. Ella era Nobody y estaba corriendo.árboles. poros ahogados por cemento. Soy nada. sangrando… El viento no puede tocarla a ella. de poder salir disparada de su cuerpo y conectarse con el de él. Página | 258 . —El ganador se lleva todo —susurró él en su cuello. más lejos… Ahí. Más rápido. Soy Nobody.

Sus miembros ya se habían acostumbrado a moverse de nuevo. y después se movió. y ella se había negado. Esa Claire era una Claire diferente. fue ella. Y un instante después. era nada. Físicamente nunca había sido tan brutal. imaginó esta arma —la pistola de Nix— como una extensión de su cuerpo. Hace una eternidad Nix había puesto las armas en el mostrador y le dijo que escogiera. pero ella la mantuvo bien agarrada. Ella tomó la pistola. El arma era pesada en su mano y hacía que sus manos se sintieran pequeñitas. a levantar los ojos del suelo a la repisa del rincón. Tráeme un arma —repitió las palabras de Nix como una oradora—. Después de traer la droga Null a las Sombras.Eso fue todo lo que pudo hacer por permanecer de pie. Se dio el tiempo para un respiro. Para traer un objeto a las Sombras tienes que imaginar que es una extensión de ti mismo. de su brazo. caminó fuera de la puerta delantera y luego gateó bajo el porche. —Esconde el suero. de su cuerpo. Página | 259 . cogiendo el Null de la mesa del café. luego dos. Se obligó a enderezarse. Esconde el suero. la que Nix había apuntado a su pecho el día en que se conocieron. donde Nix había escondido las armas. Él había puesto una pistola en sus manos y le dijo que la usara. Fue como si no pudiera caber en su cuerpo nunca más. Tráeme un arma.

Por ahora. estaba bien. Como equipo. Este equipo era uno de muchos. El pensamiento y el hecho de que Claire estaba fuera de peligro inmediato. los Sensors pasaban al lado de él en los pasillos del instituto cada día. Si uno de sus objetivos lograba aproximarse a su ubicación. apenas registrando su presencia. El protocolo de Ione y sus amenazas y su equipo de científicos solo podían hacer cierto daño. escogiendo su punto de ventaja cuidadosamente. él esperaría que ellos se separaran y luego lidiaría con ellos. lo cual le decía a Nix que aunque ellos estaban preparados para encontrar a sus objetivos. miraba mientras los cinco Sensors pasaban de escanear las calles a sondear las pequeñas tiendas del malecón. ellos eran mucho más peligrosos. Individualmente. en este malecón. hacía más fácil para Nix concentrarse y recuperar la certeza de que si él tenía que desvanecerse. uno por uno. no tenían razón para creer que él y Claire estaban realmente en este pueblo. probablemente podía hacerlo.Capítulo 22 Traducido por Jeyd3 y Clarita Corregido por andreasydney Nix hizo su camino entre la multitud. poniendo distancia entre él y los Sensors. Página | 260 . Ellos no saben que estoy aquí. De lo contrario. Nix los vería llegar. divididos en unidades más pequeñas. y aun así no tenían la sensatez de permanecer juntos.

pero aun así se formó demasiado fácil en su mente. A este le gustaba matar. Emocionado.Estas personas quieren que Claire muera. y luego a tres. mientras el Sensor en cuestión llegaba a cuatro metros y medio de distancia de Nix. La voz del Sensor era familiar. Sonriendo. —Nobody. La sangre de Claire. y solo necesitamos vivo a uno de los Sensors para hablar. de seguir al último Sensor mientras él salía de una tienda y empezaba a caminar en dirección de la posición de Nix en las orillas de la multitud. pero se forzó a concentrarse. A este. de mediana edad. Nix hundió sus uñas en sus palmas. Un hombre. joven. Dos mujeres. Un hombre. sesenta años. Él quería sangre de Nobodies. tal vez. ojos redondos y pequeños. —Sé que estás aquí. cuerpo grande. pero Nix no podía situarla completamente. Nix lo reconoció de forma innata como un asesino. dejando medias lunas sangrientas a su paso. No puede matar a Claire si está muerto. El pensamiento no fue tan natural como una vez lo habría sido para Nix. Probablemente debería matarlo. Página | 261 . ¿La cosa más notable sobre ellas? Las armas enfundadas bajo sus camisas. Nix. En sus veintes. Nix registró sus movimientos y memorizó sus caras.

El que lo había tenido desde los seis a los diez años. O mejor dicho. Sé que esto es confuso —dijo el hombre. No queremos lastimarte. No estaba armado. Ellos pensaban que podían hablarle. No directamente a él. El que lo había visto ahogándose y nunca se movió para aflojar las correas. Página | 262 . Incapaz de moverse sin arriesgar una exposición completa. Tienes que confiar que estamos haciendo lo correcto. Más gris. el Sensor Podría matarlo. Nix sonrió. la falta de ti.Nix no se movió. Ellos pensaban que podían traerlo de regreso. —El Sensor en cuestión estaba observando cerca de él. Ellos pensaban que él se aferraría a cualquier pedazo de falsa esperanza de que fuera querido. con voz de terciopelo y rezumando sinceridad—. Nix situó la voz. Uno de sus entrenadores. A metro y medio de una de las personas que le habían enseñado a matar—obligado a matar. El que había presionado un cuchillo en sus palmas y le había mostrado cómo cortar un cadáver. Nix hizo un balance de su situación: Sin armas. Necesitado. Ryland. Para todos. pero cerca—. Mintiendo—. Más viejo. Estás confundido. Puedo saborearte. probablemente sí. —Sé que estás aquí —dijo de nuevo—. —No queremos lastimarte —dijo el fantasma de la vida pasada de Nix.

Este hombre ya no era su maestro. Y estaba a punto de estar más segura. Deslizarse al mundo de las Sombras fue tan fácil como lo hubiera sido si Claire estuviera de pie al lado de él. O los Nulls. No tenía nueve años. pero no. en nombre de la ciencia. O la Sociedad. Nada. Ella siempre estaría ahí. Inmaterial. Mentiras. Página | 263 . No había espacio en la cabeza de Nix para recuerdos. No importaba. Claire estaba ahí. Él era un Nobody. —Menos que sombra. A Nix no le importaba este hombre.Estaban equivocados. Nix no era su estudiante. En nombre del bien común. dos metros bajo tierra. El Sensor probablemente pensaba que Nix estaba lanzando las palabras que le habían enseñado en la cara de su maestro. pero justo ahora había algo más grande en su mente que incluso ella. Ella está a salvo. O nada. en la periferia de su conciencia. Quien lo había drogado y enterrado. ella también estaba desvanecida. Deslizándose hacia adelante. Esto era la graduación. Nix se acercó al hombre que había colocado arma tras arma en sus pequeñas y regordetas manos. y Nix fue recibido por el conocimiento de que en algún lugar. Menos que aire.

Hecho: Nix no tenía armas. el Sensor continuó dando órdenes en un aparato de comunicación en su reloj. dos armas. para hablar en su muñeca. pero Claire no estaba en peligro inmediato. Ninguna debilidad o fortaleza. Nix. La chica le seguirá. de la manera en que lo había hecho antes de conocerla. Hecho: Ryland tenía órganos que le permitían probar la energía —o la falta de la misma— una habilidad que era útil para localizar Nobodies en el mundo real. muy bien podría haber estado hablando del clima. Por su tono de voz. y movió la cabeza ligeramente. Eso era lo que La Sociedad le hacía a aquellos que se ponían en su camino. y pasó directamente a través de su cuello. se concentró en los fríos y duros hechos. y Nix lograba ocultar sus emociones. pero no temeroso. Úsalo para atraparla. Hecho: Ryland estaba fuertemente armado: dos cuchillos. Sykes. el hombre dio un paso hacia atrás. Nix se lanzó adelante. En lugar de eso. Wyler. —El chico está aquí. El antiguo mentor de Nix se enderezó en el momento en que Nix se deslizó en las Sombras. Desconcertado.Y los Nobodies nunca eran capturados. posiblemente una granada. Impulsó su mano hacia el cuerpo de Ryland. pero no en las Sombras. Eso debería haber enojado a Nix. Ni cuerpo físico. Inconsciente de que Nix estaba dentro de él. y luego acábalos a ambos. Página | 264 . pero se escapó. Ninguno de los cuales podía tocar a Nix hasta y a menos que se volviera físico de nuevo.

No tengo manos. arrastrando su mano fantasma sobre el pecho de su objetivo en la forma de una X. y Ryland no le podía regresar el empujón. Claire siempre había sido capaz de imaginar cualquier cosa. Nix empujó su mano dentro del cuerpo de Ryland y la movió hacia abajo.Desvanecido. Nix no podía empujar a Ryland. directamente entre los ojos. antes de que le hubiera dicho lo que eran. sin ningún arma. Él sabía cómo poner balas en corazones para detener sus latidos. su muñeca entre las costillas del hombre. Cómo apretarlo. sus dedos detrás de ellas. Él le había dicho que podías tomar un objeto físico hacia las Sombras contigo si considerabas ese objeto una extensión de ti mismo. interacciones imaginarias. Cómo parar sus latidos. Ella había tenido amigos imaginarios. abajo. Nix consideró lo contrario. Por eso es que ella había Página | 265 . él sabía cómo tomarlo. él pondría todo lo que había aprendido en palabras. Ellos me enseñaron eso. abajo. Nix inclinó la cabeza y miró al hombre a los ojos. Por ella. Así fue como él sospechaba que ella había sobrevivido por su cuenta. Esta mano no es mía. Es lógico que si no consideras algo como parte de ti. se queda atrás. Nix sabía dónde encontrar el corazón del Sensor. Nix nunca había pensado mucho sobre la manera en que la energía funcionaba. para convencerse a sí misma de algo. los pormenores de los poderes de los Nobodies. y en cráneos. Hasta que conoció a Claire. Arrastrando su mano inmaterial sobre el pecho del Sensor otra vez. Y basado en lo que le había enseñado a Claire. Nix conocía la anatomía humana.

Jadeó. Ryland. sólida y envuelta alrededor del corazón del Sensor. Al decir la palabra —Nobodies. brillantes. y aunque Nix no podía sentir su propia mano. La manera en que su flequillo nunca caía de la misma forma de un día a otro. Podía verla. El Página | 266 . Cuando Nix pensaba en Claire. Se tropezó. Esta mano ha sostenido las de ella. aunque se había ido para él como lo hubiera hecho si espontáneamente se hubiera transformado en un amputado. Esta mano es de ella. plural— la cara de Claire vino espontáneamente a la mente de Nix. y se hacía real para ella. La nada se deslizó del apéndice. Aprieta. Sus ojos. el Nobody sacó su mano del pecho de Ryland. Sus pestañas —largas y no del todo negras. Nix sintió sus dedos. Aprieta. ciego a lo que estaba pasando.aprendido a desvanecerse tan rápido. Esta mano peinó el cabello de Claire a un lado de la cara de Claire. rompiendo en llanto. un dedo a la vez. inquisitivos. deslizándose hacia las Sombras mientras él los reclamaba. No es mía. uno por uno. él podía verla. paró de hablar en su reloj. Nosotros somos armas. y yo también. Nix alentó a la mano que no era suya. Aprieta. Todo lo que tenía que hacer era imaginar algo. Los Nobodies no necesitan armas. Esta mano trató de matar a Claire. era fácil para él hacer lo mismo. Tocó su pecho. Su cara con forma de corazón. Enteramente inmaterial una vez más.

Soy lo que soy. Él está tratando de experimentar conmigo. Habría debilitado a La Sociedad por centésima. Nix dio un paso atrás. la lengua del hombre salió de su boca. Soy lo que quiero ser. y no lo hice. si hubiera escuchado la manera casual en que su “amigo” había ordenado la muerte de Claire. y mientras Nix observaba. ¿Puedes hablar? ¿Estás bien? El peatón inclinado sobre Ryland no tenía idea de a quién o a qué le estaba hablando.hombre cayó de rodillas. las palabras estaban matizadas con cantidades iguales de acusación y admiración. Si me hubiera sostenido un poco más. Cerca. En la mente de Nix. una mujer gritó. Porque tenía una opción. La ambulancia está en camino. trivial o no. No lo maté. La cara del Sensor se aflojó en un lado. inerte e inútil. La vida que Nix no había extinguido. y un efecto en cadena se esparció por la multitud. Buena Acción no habría estado tan entusiasta en salvar su vida. solo respira. rápido! ¡Llamen al 911! ¡Creo que este tipo está teniendo un ataque al corazón! Los peatones se apresuraron al lado del Sensor. —Todavía está respirando. lo habría matado. o una milésima o algún margen. el Sr. Página | 267 . Tal vez. Eso es amigo. Podría haberlo matado. porque había pensado en Claire. Él estaría muerto. Matar a Ryland podría haber puesto a Claire en una situación más segura. —¡Alguien. y no puede.

Ella la sostuvo en alto delante de su cara. una sutil destrucción de cómo eran las cosas. él siempre está protegiéndome. dos veces eliminada. —Las palabras se sintieron como el ácido de una batería sobre su lengua. Y también lo supo en el segundo que dejo de serlo. Un escalofrío leve. pero se mantuvo desvanecida.—Oh. que ella había traído el arma para que alguien más la usara. La sensación era prima. Nix se deslizó entre la multitud sin ser visto. Sus pies tocaron tierra en el paseo marítimo. faltan cuatro. de la vez que ella había visto por primera vez. Su mano calentó el metal hasta Página | 268 . en el fondo de su desvanecido cerebro. Sabía. retrocedió hacia la multitud mientras los paramédicos invadían la acera—. pero había un pensamiento intranquilo que seguía persistiendo. *** Claire supo el segundo en que Nix se volvió invisible. Y eso hizo que una desvanecida Claire pensara que quizás había traído el arma para ella. Él vivirá. Él vivirá. mirándola fijamente. Pero él no estaría experimentando con Nobodies por un tiempo. ella se encontró atraída hacia el arma. ¡Creo que está teniendo un derrame cerebral! —No te preocupes —susurró Nix al buen samaritano. no puedo dejar que la use. El arma en su mano se sentía más ligera que en el mundo sólido. y se recuperará. en su mayoría al menos. Unos menos. Proteger a Nix. incluso sus entrañas se retorcieron—. hombre.

Página | 269 . —Vamos —le susurró a la pistola. Claire sentía perfectamente la presencia de Nix. ceder ante la atracción magnética de la presencia de Nix. Ella hizo el arma invisible. del tipo que vende platos decorados con pinturas animadas de langostas sobre ellos y campanas de viento hechas con conchas falsas. Claire siempre tuvo un horrible sentido de la orientación. pero desvanecida. El cartel de la puerta —VUELVO EN DIEZ— estaba torcido. Podía. Sus pies tocaron el suelo de la manera más superficial posible. Con la luz en sus pies y un vertiginoso sentimiento de anticipación. y Claire se concentró en los ángulos elegantes de la pistola. propulsándose hacia la tienda turística. el poder de las balas silenciadas permanecieron en el vientre de la bestia. Nix. Era suya. pero ahora estaba Nix. sin sentir el tirón de la realidad en el borde de su consciencia. sin embargo. y había una cara sonriente en la parte inferior. No podía dejar que su mente formara la palabra completamente. Claire mantuvo sus ojos fijos en el arma mientras caminaba entre la multitud. Este era el tipo de lugar que le sacaría una sonrisa cuando ella era simplemente Claire. y camisetas blasonadas con declaraciones de distintos niveles de queso y deshonestidad. Apenas era consciente de que ella estaba caminando a través de la gente de una manera que se habría emocionado el día anterior.que estuviera a su misma temperatura. no podía pensar en el hecho que él estaba cerca y sólido. Claire fluía a través de las paredes de la tienda hacia la trastienda.

Y si ella se mantenía invisible. sin saber si hablaba consigo misma o con el arma—. La de la derecha caminaba con sus manos extendidas en su cuerpo.Nix estaba allí. y ninguna de las dos se daba cuenta de que había un chico al acecho por detrás de ellas. Los Sensors. de los Sensors. Visión extraSensorial. ¿Qué es lo que estos Sensors hacen? Claire miró y escuchó en la forma en que solo alguien que había pasado una gran cantidad de tiempo observando gente podría. y rechazó la corriente de calor que llegó a su corazón. Protegerlo. su cabello estuvo a un pelo de distancia de sus míseros y sólidos cuerpos. —Ryland está fuera de contacto —dijo la mujer que sostenía sus manos. o que Claire estaba de pie desvanecida. La mujer de la izquierda escudriñó la habitación en un patrón de rejilla. Si ella cruzaba. Cerró su mente contra el faro de su presencia. pero por alguna razón él había venido a esta tienda. tacto extraSensorial. él podría usarla. de cuarenta y tantos años. Página | 270 . —¿Crees que lo cogieron? —preguntó su compañera. Con mucho esfuerzo logró enfocar sus ojos y la mente en el mundo material y superó con una vaga sensación de que este dúo en particular. de él mismo. pero ella se negó a buscarlo. y si él tenía el arma. él iba a querer el arma. dos mujeres. no eran lo que ella había imaginado que serían. Claire escuchó los no tan silenciosos pasos de Nix. después de un solo golpe. —¿Quién es quién? —susurró Claire. ella podría cubrirlo.

Ella tenía que ser la que tenía el arma. No estaban agitadas. y el toque parecía el ancla de sus pensamientos—. No estaban asustadas. y Claire tuvo que obligarse a apartar la mirada. Página | 271 . Era poderosa. Los desencadenantes. Nada. Mantente en nada. Nada que podía materializarse y dispararles. desapercibida. Etérea. Tenía un carillón de viento en una mano y en la otra un plato de langosta. De vuelta en la realidad. ¿Los Nobodies? Las mujeres no parecían molestas de que uno de sus compañeros podía haber sido cogido. Soy nada. Ahora ella era parte de este lugar. Neutral era ser ignorado y pasado por encima y haciendo el mismo escrito que su anuario de verano. pero ella no podía permitirse que sus ojos lo vieran. Sabía que podía verla a través de su invisibilidad. Cerró los ojos y aspiró el no del todo aire. sucia y sin amor. lejos de los Sensors. en la pared. Ella tenía que mantenerse invisible a los Sensors. Claire se alejó de viejos pensamientos odiados y ella se volvió a concentrar en la invisibilidad. Nada con una pistola. el chico del cual no podía dejar de pensar se estaba moviendo. de la misma manera que siempre había sido capaz de bloquear sus ojos en él. Nada. Ellas fueron neutrales. Claire odiaba lo neutral. Nix eligió ese momento para cruzar en su visión periférica. Silencioso y sin problemas.—¿Quién? —La primera mujer frunció el ceño y tocó su frente. si tenía que hacerlo. Claire se acomodó hacía atrás.

Quienes le dieron información a Ione. se solidificarían. Nix supo en ese momento que si se dejaba desvanecer. Dos disparos. Y estas eran las personas que decidieron mi vida. por lo que ella podía decirle a quién matar. Los Sensors escaneaban meticulosamente los montones de cajas y el exceso de inventario a su alrededor. sin segundos pensamientos. *** Claire estaba aquí. y disparar a los Sensors. La urgencia del pensamiento quebrantó la calmada mente de Claire. pero ella luchó contra la solidificación. dos Sensors menos. sin saber que si iban un poco más a la izquierda lo verían. Si quería mantenerse bajo control. Ella había traído el arma. Él podía desvanecerse y tomar el arma de ella. de la forma que él le había pedido. tenía que pasar en ese lado de la realidad. en busca de algún Nobody. él tomaría el arma y les dispararía. No podía desvanecerse.No puedo dejar que las mate. un instinto le dijo que no era el tiempo aún. Antes de salvarlo. Una vez que las balas invisibles dejaran la pistola. Claro como el día. independientemente de lo que quería o no hacer. Página | 272 . tenía que darle la oportunidad de que se salve a sí mismo. Soy lo que elijo ser. Nix aumentó la presión sobre los artículos que había tomado de la parte delantera de la tienda.

y se retorció violentamente.Los Sensors no lo sabían todo. Mientras tanto. y no al revés. Ellos no tenían ni idea de que Claire estaba desvanecida. ¿La sacudida bioquímica que venía de ellos? Oro. haciendo que el arma cayera de sus manos. No eran todopoderosos. Página | 273 . Un rayo rápido. Y algunos otros no. y no tenían ni idea de que él estaba detrás de ellos. La presencia de los Sensors hicieron que el cuerpo de Nix cambie a un modo de lucha. su voz alta y clara—. ¿Emociones? Eran inútiles en una pelea. Nix hizo una finta hacia la izquierda y se volvió hacía la mujer para bloquear el movimiento de su arma. —Algunos de nosotros hemos pasado cada uno de nuestros días siendo moldeados como el arma perfecta —dijo Nix. Él respaldó sus palabras en acciones. Tal vez porque quería ver su malestar cuando se dieron cuenta de que eran su presa. —¿Buscándome? —Nix no estaba seguro del por qué dijo esas palabras. primero tomó su mano y la rompió. Aquel cuya capacidad recaía en sus manos dirigió su arma inmediatamente. mandando al primer Sensor al suelo con su pie derecho. pero Nix se giró y atacó con su pierna izquierda. su acompañante desfundó su arma. mientras que la de él no tenía ningún efecto en la de ellos. Tal vez para conseguir que se alejaran de Claire. el ritmo de su movimiento era ridículo. y mandando con la mano izquierda el plato decorado a la cara de la segunda mujer. El tomó su cintura con la cuerda del carillón de viento. pero hacía Nix. La adrenalina le daba a los Nobodies un límite. fuera de su alcance. Matar.

y Nix encontró los dos lados de la justicia satisfactoria y nauseabunda. Ella ni siquiera tenía el deseo de correr. se dirigió hacia la otra mujer. No más detección. y hubiera sido fácil. considerando el fragmento entre sus manos mientras mentalmente reemplazó el mí por nosotros—. a excepción de un pequeño fragmento. Pero buscaba desesperadamente no hacerlo. incluso cuando Nix llevó el pedazo a su garganta. No más manos. cambió su peso al pie de atrás y sintió el crujido de los huesos del primer Sensor bajo su talón. Así que él no las mató. Pero no voy a matarte. —Deberías haberme matado —dijo Nix. —¿Por qué no? —El interés de la mujer parecía académico. Su cara estaba sangrando. Observando. dos Sensors muertos. Y.El impulso era fuerte. Él necesitaba hacerlo. Dejó caer los restos del plato. En cambio. Él no podía pensar claramente. Él podía degollarlas. dos problemas menos para el futuro. Neutral. La lógica era elegante. Un movimiento. No puedo. Pero Claire estaba ahí. Nix quería hacerlo. la cara del Sensor seguía blanca. Sus pupilas no estaban dilatadas con miedo. Maldiciendo. ella sabía qué esperar. viendo lo que le habían hecho a su compañera. Pero aun así. Página | 274 . la realidad era fea. la mujer que escaneaba la habitación con ojos en lugar de sus manos.

Página | 275 . pensó. No más detección. Pero en voz alta lo único que dijo fue: —Por esto. a la pared. —Y entonces. Porque yo no quiero. visible solo para sus ojos. con el fragmento cortó la cara de la mujer. Estaba hecho.Nix miró por encima hacía Claire. ella de pie allí. No más ojos.

y en un instante más tarde. No los mató. Así que en lugar de eso. vio a los Sensors. mientras Nix los atacaba. impulsada por una fuerza que no podía negar. Caminando hacia ella. Fue un destello. un resplandor. pero no lo hizo. como la bombilla de una luciérnaga apretada entre dos dedos. Él lanzó el fragmento bruscamente al suelo. ElyGreen y Angie_kjn Corregido por Helen1 Claire no podía fijarse en la fluida facilidad con la que Nix se movía. se desvaneció. no jaló el gatillo. Gabbii Rellez. la manera en que sus ojos se estrechaban casi como los ojos de las serpientes mientras sus extremidades caían en un movimiento difuminado. estaban Página | 276 . Vio las luces. el poder que había marcado su mirada en los Sensors. suelta y lista a su lado. la clase de cosa que no podía ser vista fuera del desvanecimiento. No a sus cuerpos. Claire salió de la pared. sino la luz alrededor de la mano de uno y de los ojos de otro. Claire sostuvo el arma. pero no apuntó. un aura parpadeante.Capítulo 23 Traducido por SOS por Eva Masen-Pattinson. Poder. Nix podía haberlos matado. por el rabillo de su desvanecido ojo.

quebradas y ensangrentadas. Página | 277 . —Solo hay una forma de averiguarlo. —Nix movió su mano del cabello de ella hacia su nuca. mis ojos… Claire echó un vistazo a Nix y levantó una mano invisible frente a los ojos de la mujer. Los Nobodies simplemente desaparecieron. parados frente a frente con solo una fracción de espacio entre ellos. manteniendo el contacto—. Nix frotó su pulgar sobre su cuello. el mundo alrededor de ellos volvió a la acción. Usualmente había luz. Claire asintió y se apartó del contacto de Nix. Ahora ya no la hay. Nix miró lejos. su boca abierta. El mundo se congeló alrededor de ellos. Estoy herida. —Dos. como si fuera a hablar. Una de ellas estaba inconsciente. pero la otra yacía congelada en media acción. Impotentes. En el momento en que rompieron el contacto. Dios. —Señaló hacia las manos quebradas de la mujer—. Y aquí. Necesitamos encontrarlos antes de que nos encuentren. Mis ojos. Claire dejó que su mirada viajara lejos de la de Nix hacia las Sensors en el piso. —Aquí —dijo ella y luego volteó hacia la mujer inconsciente—. —¿Cuántos más quedan? —preguntó Claire.al lado del otro. Nix frotó su mano delicadamente sobre su mejilla. —El blanco se fue. —¿Qué crees que está diciendo? —preguntó Claire.

agarró la mano de Nix. pero lo hizo. en las Sombras. su palma frotando suavemente contra la suya. Los otros Sensors estarían aquí en tres minutos. Había superado esa etapa. Están en camino. era que Nix no las había matado. Claire rozó sus labios contra los de él. Desvanecida. Podía haberlo hecho. enterrando sus pensamientos. y ahora — dijo mirando significativamente a la mano de él en la de ella— están congeladas. Elena.—Solían ser Sensors. Me gustan nuestras probabilidades. Levantó el arma y la dejó contra su pecho en medio de ellos—. una y otra vez. *** Alejarse de Claire era difícil. —Quédate donde estás. y todo en lo que podía pensar. Ahora no lo son. Estaremos ahí pronto. Aquí y ahora. —Quedan dos —dijo Nix nuevamente—. Sus ojos no se detuvieron en los huesos rotos. Claire no estaba horrorizada. ellos. Moviéndose por instinto. eso era lo que importaba. y los de él. —Quedan dos —repitió Claire. Claire forzó su desvanecido cerebro para procesar las palabras que venían del comunicador de la Sensor. El zorro le pidió al principito que lo domara. Página | 278 . Estamos a tres minutos de ti. sus dedos entrelazándose. —Están cerca —dijo Claire—. la sangre. Necesitamos hablar por lo menos con uno de ellos. Tres minutos.

y se comportaba de una forma que a Nix le recordaba a un sabueso. El bulevar se encontraba en silencio. Nix dio un paso atrás alejándose de Claire. pero manteniendo un fuerte agarre en su mano. Tenían que inhabilitar a los últimos dos Sensors. Claire era más que la suma de sus partes. ¿Por qué regresar? ¿Alguna vez? ¿Qué había hecho el mundo real alguna vez por ellos? Pero Nix sabía que no podía hacerlo. inmóvil. dejando espacio entre ellos. SIG P226: es una pistola semiautomática fabricada por las empresas Schweizerische Industrie Gesellschaft de Suiza y Sauer de Alemania. Olvidar lo que habían venido a hacer aquí. al frenético Sensor cegado. congeladas donde el viento las había dejado. Olvidar todo. pero incluso los detalles más pequeños de su cuerpo atraían a Nix como un planeta hacia el sol. A su lado. a través de sus comunicadores en el momento en el que Nix y Claire habían detenido el tiempo. Juntos. tenía una oreja inclinada hacia el suelo y la otra se volvió hacia su compañero. caminaron a través de las paredes de la tienda. La manera en que su mano sostenía el SIG P22629. 29 Página | 279 . Olvidar a los Sensors. Los dos hombres debían haber estado hablando entre sí. pero no eran difíciles de encontrar.El olor de su cabello. a través de la docena de campanas de viento. Tenían que dejar a uno de ellos en estado para hablar. el joven. El anciano tenía una nariz anodina y una cara picada de viruela. Los Sensors restantes habían tomado una de las calles laterales. La curva de sus labios. el que Nix había reconocido como el tipo de persona que le gusta hacer el papel de depredador.

Nix dio un paso adelante. Ver las luces. Dolor. Nix extendió la mano libre y por un momento. pensando en lo que él… ellos estaban a punto de hacer. Pero al momento en que hizo contacto. la energía de un Sensor es invisible. ¿Es esto lo que Claire sintió cuando trajo la droga Null a las Sombras? Página | 280 . —Las luces. desde la mano hasta el hombro. y Nix se preguntó si era así de simple. Sin emociones. No podía tocar a los Sensors desde las Sombras. una sacudida violenta subió por su brazo. —Ves las luces —murmuró Claire. Sin odio. y Nix escuchó algo en su voz que le dijo que concentrándose en el brillo de la energía que marcaba a estos hombres como Sensors le impedía pensar en ellos como personas. Falta de claridad. Sacarlos de acción. Confusión. Los Sensors. sin desorden. señalando con la cabeza hacia sus caras.—Luces —dijo Claire. Para mí tampoco. El enemigo. Nada. —Los veo. su voz soñadora y áspera. Sin miedo. No era tan mala estrategia. la mano todavía en Claire. No es nada. sin líos. esperaba ser capaz de captar la luz en la mano y tirar de los poderes de los cuerpos de los Sensors. como si los dueños de esas caras no los quisieran muertos. pero había cierta posibilidad de que pudiera ser capaz de tocar la luz. sin sangre. Para los Normals.

todavía invisibles para el mundo. en parte porque no sabía la respuesta a la pregunta de Claire. También Margaret y Ryland. Porque estaba excitado. —El hombre más joven se mostró inflexible. Era su culpa que hubieran caído de nuevo en la línea de tiempo. ¿qué te hace pensar que tú puedes? —Las palabras del hombre mayor fueron suaves.. como si su compañero no provocara más emoción en él de lo que sus objetivos lo hacían. —Elena está fuera de servicio. o nos neutralizan ellos.? Nix se llevó el dedo índice a los labios. pero también porque se encontraba con ganas de escuchar lo que estos Sensors tenían que decir. Nix se concentró en mantener su desvanecimiento. Nix se contuvo de agarrar a Claire. —… Imprudente y desaconsejable. él no podía decidirse a detener el tiempo otra vez. y ahora que los Sensors estaban hablando. ¿qué pasó? —preguntó Claire—.. Página | 281 . O nos encontramos con estos Nobodies y les neutralizamos.Nix apenas tuvo tiempo de terminar la frase antes de que se diera cuenta de que había dejado caer las manos de Claire. Porque quería sangre. —Nix. no cuando escuchar podía revelar algo útil. no porque estuviera enojado o asustado. —Si Ryland. Margaret y Elena no pueden neutralizar a los Nobodies. Él soltó la mano de Claire. Ellos todavía estaban desvanecidos. pero al momento en que se separaron. el tiempo se aceleró. ¿Por qué. —Las palabras del viejo recogidas a mitad de la frase.

—¡Esto! —El más joven sacó un pequeño frasco. este inclinó la cabeza hacia atrás. arrogante. —En el presente. tomó una aguja del bolsillo interior de su chaqueta. Nix pensó que podría ser el veneno que La Sociedad aprobaba para muertes discretas. Parece alquitrán. escuchando cada palabra que decimos. solo un poco. pero no tenía hambre de ellas y la mirada en el Sensor más joven era similar a la inanición. sus entrañas se volvieron heladas. Se siente como el cielo. Al principio. Nix recordó lo que él había visto en el laboratorio el día en que regresó. llenando la aguja con un extraño suero. lo insertó en el frasco que se encontraba en su mano. — El joven. joven. Una brisa sopló directamente a través de Claire y Nix. —Ya hemos tomado la dosis máxima de este medicamento en particular. pero una mirada a los ojos de su adversario corrigió esa suposición. Página | 282 . y a pesar de que no les afectaba. de color más claro. casi transparente que brillaba ligeramente rosa a la luz del sol. cuando alcanzó la nariz del anciano. La aguja de rastreo que había visto en uno de los brazos de un Sensor. la voz del Sensor mayor retumbó—. y lo echó hacia atrás. Casi transparente. Suficiente para decirme que nuestros objetivos podrían estar cerca. De vuelta en el instituto. —Si ellos estuvieran escuchándonos estaríamos muertos. Un asesino podía amar sus armas. Suficiente para inocularnos parcialmente con los poderes de nuestras presas. Pero ésta parecía diferente. Ione pidiendo una actualización del estado de Claire y luego exigiendo uno de sus “mecanismos de defensa”. Nix pensaba en la droga que Sykes había utilizado.

Afecta tu propia energía. jadeando por aire en el pavimento. rosado traslúcido del suero. los bordes de su boca tensándose e inclinándose hacia arriba. Su antiguo entrenador. No estás aprobado para otra dosis durante veinticuatro horas. Quizá la actual cabeza de La Sociedad de investigación no era un completo desperdicio de espacio. Dolor. estás jugando con fuerzas que no entiendes. La droga no solo te protege de sus poderes. Un hombre que nunca debería haber sido capaz de conseguir bloquearlo. Y luego abrió sus ojos. cerró sus ojos. Éxtasis. Ryland. no hagas eso. Página | 283 . No era una droga Null. desvanecido o no. —El hombre más viejo caminó hacia adelante para agarrar el brazo del hombre más joven. Nix pensó en el primer Sensor que había neutralizado. Erikson. y estaban rojos.No es un veneno. y el hombre más joven. La aguja se deslizó en la vena. Quizá la droga Null no era su único logro. Y no la que Skyes estaba tomando. —Erikson. No el suave. Los efectos secundarios. Oscuros e inyectados de sangre. Al que había dejado. justo antes de que la aguja tocara el brazo—. altera los bloques de construcción metafísico de tu completo… Las palabras del hombre más viejo se perdieron cuando su compañero se lo sacudió. Una droga.

salvarla. El Sensor con los ojos inyectados en sangre había ido demasiado lejos para escuchar la razón. Haz ver eso. —El objeto del odio de Nix canturreó—. Nix estiró la mano hacia Claire. Están aquí. No puedo escucharlos. lo están. —Están aquí —susurró Erikson. sus pupilas pulsando con algún tipo de peso artificial—. y apostaría a suponer que si nos quisieran muertos. —Creo que mataré primero a la chica. incluso si tengo que matarlo. No mataron a Ryland o a Margaret. y Nix se dio cuenta de que ella no quería detener el tiempo. ya lo estaríamos. Las palabras tenían su efecto esperado en él. Con Claire. probablemente porque no sabía exactamente dónde estaban ellos—. Ella lo miró. —Sí. lo más probable desvanecidos. pero se apartó de su toque. Tampoco a Elena. Pero están cerca. sí. Nix sacudió el pensamiento. Tenía que permanecer desvanecido. Se preguntó por qué. Proteger a Claire. Eso como en Nix. es mi opción. mía… —Te escucho. Claire envolvió su mano izquierda sobre la base de la pistola que sostenía con su derecha. Están cerca. Página | 284 . No puedo verlos. Se están escondiendo. —El hombre más viejo levantó la mirada. contando con su presencia en las Sombras para derribarlo. y Nix sintió una ola de emoción no deseada.Me pregunto cómo se veía Sykes cuando tomaba la droga Null.

La mejor manera de tratar con un Nobody es burlándose de ellos. Con otra dosis de la droga. *** Desde el momento en que el sonriente. sino la habilidad de pensar y ver las cosas claramente. Pero no tan incorrecto ni tan imposible como la idea de Claire. y era incorrecto. sacando otro frasco con líquido translúcido—. Cuando fuera que Nix se molestaba. de la manera en que el Senador Skyes había adquirido las características de un Null? No. comenzaba a vacilar entre el mundo real y el desvanecido. pero en ese momento. Pretender que importan. Estabilizando su puntería. Lista para disparar. y caminarán directo a la luz pública. despreciable hombre comenzó a hablar. con Nix a su lado. Ione y sus secuaces necesitan ir con los tiempos. ¿este Sensor sería capaz de ver a través del desvanecimiento? ¿Se convertiría él en un Nobody. —¿No es eso lo que La Sociedad te enseña? —se burló Erikson—. —La nariz del viejo se arrugaba por su propia voluntad mientras hablaba. levantando sus brazos.—Deja de hostigarlos. tan completo que enfrentó el peligro. El corazón de Nix latía en sus oídos. Erikson. sus ojos fijos en su objetivo. por si acaso. Como si las reglas y morales que gobernaban el mundo real no se aplicaran aquí. no el desvanecimiento. Sintió que nunca podría regresar. —Su mano regresó al bolsillo de su chaqueta. Levantando la pistola. Página | 285 . Claire sintió perderlo. el agarre de Claire en la nada era tan perfecto. Atraerlos. Era imposible.

Lo que Sonrisa-burlona le estaba haciendo a su cuerpo y el parpadeo que rodeaba su energía. No. Creciendo. Sonrisa-burlona estaba sosteniendo otro pequeño frasco de líquido rosa. Claire se sentía menos como Claire. Ellos no. su aura. Nobody. como ampollas saliendo en la superficie de la piel quemada. Una chica con una pistola. Claire recordó la advertencia del hombre mayor y la terminó por él: No hay forma de saber qué podría pasar. Afecta tu propia energía. pero Claire no podía dirigir sus ojos para mirarlo. Moviéndose rápido. estaba mal. Página | 286 . su poder. Las luces que rodeaban los oídos de Sonrisa-burlona se volvieron más brillantes.Poder. Los sonidos más feos de palabras sin sentido salieron del joven Sensor sonriendo. Lo tenemos. y se sentía más como alguien más. altera los bloques de construcción metafísicos de todo tu ser. Todo lo que podía hacer era mirar las manchas de luz alrededor de sus oídos. No podía convertir la voz del hombre en palabras. burlándose. pero solo ligeramente. —La voz de Nix pasó por sus pensamientos. Claire apenas sintió sus brazos flotar hacia arriba. Apenas registró apuntar. Burbujeaban sobre sí mismas. —Claire.

era la luz. A Claire no le importó. Detener al hombre que quería herirlos. mal hombre. triplicando. Ojos.—Dame el arma. No escuchó. —Las escondidas se han acabado —dijo su objetivo. Nariz. sus labios retorciéndose como un maníaco mientras iba por su propia arma. crecían… Los brazos de Claire se pusieron rígidos. —Claire —gritó Nix. Se esparció por su cuerpo con la velocidad de una mecha encendida. Por un momento. Su dedo se deslizo fácil alrededor del gatillo del arma. Alumbrando el cuerpo del hombre malo. Cada pequeño parpadeo de luz se separó en dos y luego en dos de nuevo. duplicando. Claire —dijo Nix suavemente. y todo el tiempo. pero entonces el Sensor joven. Claire consideró su petición. ¿Cuánto quieres apostar que puedo hacer que ella pierda su Página | 287 . crecían. Boca. No solo en sus oídos. clavó otra aguja en su piel y el parpadeo de luz alrededor de su rostro explotó hacia afuera. crecían más. —Te veo —dijo él. ignorando a Claire y a su arma y hablando directo hacia Nix—. Claire podía detener esto. todo para lo que tenía espacio en su mente. y el hombre malo estaba mirando directo hacia ella. Ella estaba desvanecida. Le estaba hablando. Todo en lo que podía pensar. cuadruplicando su tamaño. feo sólido hombre. Luz.

Entrando y luego saliendo de nuevo. Nix se lanzó hacia Claire. Le tomó a Claire un momento darse cuenta que el arma todavía estaba en su mano. y la sorpresa de lo que había pasado. Con claridad de repente.desvanecimiento? Unas cuantas palabras bien puestas y un pequeño tirón del gatillo. Y luego. La explosión. Muchas de ellas. el cual se inyectó con tres veces el límite de la droga Nobody experimental de La Sociedad. Todo en este mundo tenía una energía. Claire sabía qué iba a pasar. Tal vez está sintonizada en otra secuencia. Se lanzó al suelo. Que no se había ido. ajustó su puntería. Miró cómo las manchas abultadas de luz se envolvían alrededor del cuerpo del Sensor. Nobody. antes de que los dos pudieran detener el tiempo. una última vez. Él fue a presionar el gatillo. ella muere. El Sensor. sin cuerpo. Diferentes clases de mal no deberían mezclarse. y. dentro y fuera. Nobody y Null. Sensor y Null. Atacando su piel. y su cuerpo entero explotó en una bola de luz. Tal vez es más débil. sonrió y se burló. sus miembros enredados juntos en una masa de brazos y piernas. y no disparó su arma. Claire no miró lejos. el Sensor. Afuera de las Sombras. Tal vez nuestra energía es diferente. las fuerzas con las que había estado jugando lo devoraron entero. ella y Nix cayeron al suelo. con instintos Página | 288 . tomando mal su reacción. no había rastro de la explosión: Sin luz. sin energía. antes de que el cuerpo de Nix chocara con el suyo. devolvió a Claire al mundo físico. moviendo su arma sobre ella.

El Sensor. Página | 289 . Un transeúnte se detuvo. como si no pudiera procesar lo que estaba viendo. estaba apuntando al Sensor que quedaba. y sin cambiar mucho su puntería. sus ojos en Claire tirada en el suelo y sosteniendo un arma. esperando a que el hacha cayera. pero en lugar de poner una bala entre sus ojos. él transfirió el peso del arma de su palma a la suya. sus palabras el sonido más dulce que jamás había escuchado. Sin desvanecimiento. poniendo su cuerpo entre el de ella y el del Sensor—. —¿Claire? —susurró Nix—. sus cejas se arrugaron.que no sabía que tenía. —¿Por qué no vamos a un lugar un poco más tranquilo? — Nix se paró y caminó frente a Claire. asintió y cerró sus ojos. ¿El arma? Claire mordió su labio de abajo y luego asintió. Creo que tenemos algunas cosas por discutir. En público. Nix colocó su mano sobre la de ella. Nix habló. el último hombre de pie en su equipo de cinco.

con Claire pisando sus talones. No había manera de que él dejara a su prisionero aceptar la derrota antes de explicarle qué había pasado exactamente y cómo demonios había aterrizado en el posible lado de una división posible-imposible. mortal y discreta. para dificultarles el camino como él mismo había paralizado personalmente a la mayoría de los miembros del grupo de este hombre. Revelarte ante un Nobody probablemente no cuenta como exposición. con su arma descansando en la parte baja de la espalda del hombre mayor. Nix forzó al Sensor a ir a un callejón trasero. —Las manos donde pueda verlas —dijo Nix suavemente. sus prisioneros indudablemente tenían una pequeña píldora blanca. Escondida en algún lugar de su persona. para situaciones como estas.Capítulo 24 Traducido por Caro_02 y Villalobosgabo Corregido por Helen1 Los operativos de La Sociedad tenían órdenes específicas de auto-destruirse antes que arriesgarse a la exposición. para dejar a La Sociedad de rodillas. reforzando el punto. Moviéndose rápidamente y atrayendo un poco la atención. Y eso era sin tomar en consideración la información que necesitaban para destruir la droga Null y las investigaciones asociadas. Página | 290 .

No concretamente. Y aun así. Los Nobody eran asesinos. permanentemente. Tres miembros del equipo de este hombre estaban incapacitados. pretendo que un Nobody está en abstracto. Mis palabras deberían sonar sordas en tus oídos. Nix dudaba que fuera porque los secretos de La Sociedad habían sido comprometidos.Si este Sensor atentaba con tomar su propia vida. Ellos traficaban con la muerte. no lo hago. siempre he encontrado la idea de los Nobody fascinante. —Así que no. ¿Pero abstractamente? Bueno. No me importa lo que tú. estés pensando. personalmente. El cuarto estaba muerto por su propia mano. No puedo realmente llevarme a prestarte mucha atención en lo absoluto. no el miedo. así como yo he venido a resolver la mía. No debería importarte lo suficiente para preguntarte lo que estamos pensando. —Oh. pretendo estar en una situación muy parecida a Página | 291 . —No deberías ser capaz de imaginar nada de nosotros — replicó Nix de la misma forma—. Nix puso los ojos en blanco. Nix se dio cuenta que esto podría hacer que la tortura para obtener información del hombre fuera difícil. Pero si doy un paso atrás de la situación y pienso en abstracto. Esta era solo su suerte que el rehén fuera uno de esos. Sería porque el Sensor había fallado. no especialistas. —Imagino que están viniendo para resolver su situación. No podemos asustarlo. —El tono del Sensor era completamente conversacional. el Sensor lucía remarcablemente despreocupado.

—¿Qué si pienso que son personas? —repitió la pregunta el Sensor y se encogió de hombros. iguales que todos los demás. Después de un momento largo. pero los de tu clase son malditamente difíciles de rastrear. dispuesto a que Claire no tomara la apatía del hombre en forma personal—. o si debería acabar con su miseria ahora. —¿Piensas que somos personas? Nix sintió que su corazón se apretaba ante la pregunta de Claire. Nix cerró los ojos. continuó—. pero si no hubiera ningún Null. ellos de alguna manera habían encontrado a ese que pensaba que los Nobody eran humanos. Página | 292 . inseguro de si debería tomar ventaja de la charlatanería del Sensor. El tono de su voz le dijo que estaba demasiado lista para creer que de todos los miembros de La Sociedad. Hace la exterminación difícil. entonces con algo de lucha mental. —Terriblemente difíciles de matar. En algún punto. esperando escudarla de la inevitable respuesta. lo cual es agradable. y la policía nunca parece seguir el camino. Era solo que antes no le importaba. —La Sociedad nos considera monstruos —dijo Nix.la suya. Un trabajo no un muy limpio. Nix siempre había sabido esto. puedo llegar a conclusiones. Claramente su habilidad para ponerse en los zapatos de otro no se extendía tan lejos. estarían usando a los Sensors para matarnos. Ellos usan a los Nobody para matar Nulls. Nix movió su cuerpo. a los Nobody. —El hombre hizo una pausa. Imagino que la mayoría de las personas en su situación tendrían ciertas preguntas.

—No puedo decir que estaba involucrado en esa decisión. Y tampoco Claire. con su nariz arrugada y sus ojos de avellana abiertos ampliamente. —Erikson era joven y estúpido. Protección. Accedió a Nix. Con las… Nix sabía que ella iba a decir con las luces.—Ese es el porqué La Sociedad me envió a matar a Claire. Ahora la única cosa en la que creía estaba parada detrás de él. pero la lógica parece sonar… —Las palabras del Sensor se fueron apagando. —¿Qué pasó allí? —preguntó Claire tentativamente—. La mejor oportunidad que tienen de matar a un Nobody es usar a otro Nobody para hacerlo. hasta que pareció llegar a ella por sí sólo. Invención. Discreción. el arma acuñada en su espalda no era suficiente incentivo para evitar que su atención vagara. pero Nix no iba a ser el que dejara que esa información se filtrara. Los principios en los cuales La Sociedad fue fundada. diciendo sus pensamientos en voz alta. Nix resopló. Página | 293 . intencionalmente o como sea. —¿Qué pasó con tu compañero? —dijo Nix. En algún punto él había creído en La Sociedad y en sus principios. Claramente. Esta generación no tiene ningún respeto por las viejas formas. La pregunta vagó dentro y fuera de la mente del Sensor. pero él no quería que Claire le dijera al Sensor que ellos podían ver la fuente de sus poderes. Quizás La Sociedad sabía sobre el parpadeo que indicaba el poder del Sensor en las Sombras y quizás no. terminando su pregunta sin dejar nada al azar.

dejando marcas. Creo que su Página | 294 . atrapada a mitad de camino entre la brusquedad y una evidente curiosidad. —Nosotros —dijo Claire. ¿Preocuparse por ustedes? No. y el suero es el primer paso que hemos hecho exitosamente hacia nuestra inmunización contra sus poderes. y su propio pecho se estrechó en respuesta. de cosas que de otra forma escaparían a nuestra atención. En pequeñas dosis. La Sociedad de Sensors ha estado alrededor por miles de años. —¿Verlos? Sí. ¿Inmunización? ¿Así es como lo estaban llamando? —Ese suero —dijo Claire lentamente—. ¿Recordarlos? Por la duración de la dosis. O animales. Para alguien que estaba tratando solo en abstracto. Nix excavó más profundo con el arma en la espalda del hombre. en abstracto. supongo que no creo que los Nobody sean monstruos. Efectos físicos para emparejar las heridas que las despreocupadas palabras pronunciadas habían abierto en Claire. por así decirlo. —En respuesta a tu pregunta de antes. sí. nos permite atrapar un olor. Con él. moretones. el Sensor era remarcablemente astuto. El Sensor no dio señales visibles de que sentía el cañón cavando en su espalda. Y cruel. —Los Nobody son. si no les importa. la gente puede… ¿vernos? Nix oyó la esperanza en su voz.—El suero de Nobody fue hecho para hacer a los Sensors más sensitivos a los Nobody. bastante aterradores.

pero contuvo su lengua. Todo en el debido tiempo. ¿Qué suero? Nix quería preguntar. He estado fuera de la tarea activa por una década y la única razón por la que he sido llamado es que Ione y su gente dedujeron que mi fascinación académica con los Nobody podría hacerme estar más dispuesto que los Sensors promedio para dirigir el suero. —La Sociedad ha existido. Eliminados en la infancia.parte en la vida es increíblemente triste y que en la mayoría de los casos. durante la mayor parte de la historia documentada. ¿Como nosotros? ¿Y los mataste? —¿Yo. la eliminación en la infancia es misericordiosa. —Los Nobodies son bastante raros. Nix pudo decir. nuestro descubrimiento de su existencia es bastante reciente. La mayoría de nuestros mandatos fueron escritos en tiempos duros. —¿Pero hubo otros. ¿La eliminación en la infancia? —¿Hubo otros? —preguntó Claire—. personalmente? No. ¡Las cosas que podríamos haber conseguido con esa Página | 295 . como Nix y yo. y La Sociedad los mató? —La lengua de Claire se movió libremente. —¿Y pueden cambiar los mandatos? —preguntó Claire suavemente. por la mirada en su cara que se estaba imaginando pequeños Nixes y pequeñas Claires. El Sensor lucía vagamente incómodo. en una forma u otra. Nix rechinó sus dientes y se tragó la urgencia de romper la culata del arma en la nuca del hombre. Relativamente hablando.

—No los matamos a todos —dijo el Sensor. Piso blanco. Tan lejos como La Sociedad ha sido capaz de contar. el gesto hubiera detenido el tiempo. fuera de él. No los suficientes para ameritar una revisión a gran escala de precedentes bien establecidos. Nadie en La Sociedad se hubiera interesado lo suficiente como para cambiar el procedimiento. no iba a ser. —Tradicionalmente. Difícilmente valen el entrenamiento… —Detente. Cama blanca. una vez que alcanzan cierta edad. —Nix no podía soportar ver el rostro de Claire mientras escuchaba las palabras desinteresadas del Sensor. los Nobodies se vuelven más inflexibles. Nix había tenido una vida entera para acostumbrarse a la actitud de La Sociedad. bastante animado—.información durante las Cruzadas! Pero. Una vida en un laboratorio. Consignación. En el desvanecimiento. no ha habido más que un puñado de Nobodies por generación desde entonces. el contacto físico no servía a ningún propósito salvo como consuelo. ay. por solo unas pocas vidas? Nix llevó su mano libre hacia la de Claire. La consignación es una opción para los Nobodies situados antes de la edad de cinco. —¿Ustedes nos matan porque son demasiado perezosos para revisar las reglas? ¿Solo porque no vale el esfuerzo. Página | 296 . sus números se redujeron. Entrenados para matar tan pronto como podían caminar. y cuando el experimento Roanoke cayó. No habría importado cuán comunes fueran los Nobodies. Paredes blancas.

Nix trató de seguir la conversación. pero se encontró a sí mismo atorado en la idea de que había más de un instituto. —Deben estar pensando en matarme —dijo el Sensor. E incluso aunque ellos consideraran esta respuesta por ellos mismos. Perdonen mi imprecisión de lenguaje y permítanme reformular. La razón por la que Nix había comenzado a investigar sus asesinatos anteriores. y peligrosos para los Normals en sus peores. girándose. pero mis sentimientos hacia Ione y los jefes de los institutos sudamericanos y europeos no son lo que uno podría llamar positivos.Este era el gran misterio que se habían dispuesto a resolver. Especialmente para Claire. De que podría haber más de La Sociedad de lo que había visto. Pero no es probable que conozcan una fuente más informada sobre la infraestructura de La Sociedad. —Como el despreocupadamente. —El hombre jadeó—. Porque él no podía imaginar por qué La Sociedad quería a Claire muerta. —Solidario quizás no sea la palabra correcta. que explotó —dijo Claire El Sensor inclinó su cabeza. incluso aunque lo consideraran probable… Oírlo en voz alta era diferente. Nix escarbó al hombre en un costado. Página | 297 . o alguien más solidario con su causa. Imaginaría eso. Claire hizo un gesto de dolor. y detrás de él. por lo que el arma de Nix estaba presionada contra su estómago en vez de su espalda—. Los Sensors que están produciendo son mediocres en sus mejores. No siento nada por ninguno de ustedes. en abstracto. alguien en su posición podría querer matar a alguien en la mía.

—¿Qué hacemos? —Nix emitió una pregunta muy específica—. no aún. Un senador de los Estados Unidos fue asesinado por ello. Como vieron con mi impetuoso compañero. ¿supongo? —dijo el Sensor. quién sabe de ella. El Sensor no les estaba diciendo nada que no supieran ya. pero no nos da ninguno a nosotros. Esto no es David y Goliath. Si estás tan familiarizado con la infraestructura de La Sociedad. Esto es David contra Goliath y unas pocas docenas de sus más cercanos amigos. pensando en voz alta—. Les da a los Normals un atisbo de los poderes de los Nulls y su indiferencia a otros. y cuán lejos se ha esparcido esta cosa. Null-2 está en la segunda etapa: no solo protege contra sus poderes. —Ahhh… el senador sería Evan Sykes. saben. —Los Nulls son más fáciles de estudiar que los Nobodies. —Tenemos una droga —Nix no había tenido intención de admitirlo en voz alta. puedes decirme dónde es hecha la droga.De que podría no haber ningún lugar en la tierra fuera del alcance de La Sociedad. pero tenía que saber—. Pero los científicos han hecho progresos más significativos con las drogas de Null. —El suero de Nobody está en la etapa uno: nos ayuda a inocularnos a sus poderes. —¿Null-2? —preguntó Claire. Especialmente una vez que empezaron a dirigir el Null-1. Lo que conocía era la punta del iceberg. ¿Con el suero? —¿Para destruirlo y acabar con La Página | 298 . Los induce. tratar de condensar los ingredientes en grandes concentraciones provoca algo… fatal. Oí que fue inoculado con la primera dosis del Null-2.

Todo lo que habían Página | 299 . pero aun así. —¿Qué hacemos con el suero para destruirlo y hacer caer La Sociedad? —Esta vez. Nix fue explícito—. pregúntate esto: ¿realmente quieres que el gobierno sepa que existes?. mucha gente poderosa. ¿los medios?. y luego vamos a exponer a La Sociedad. reaccionando a las Sombras. Vas a decirnos cómo. Nix pensó en la sensación de incomodidad y disgusto que había ondeado en las Sombras cuando Claire había cruzado sosteniendo el vial del Null-2. Cualquier cosa puede pasar. ¿El gobierno?. Es fuerte. —La Sociedad tiene instalaciones en todos lados. De no sentirlo. en serio. ¿qué los hará detenerse de venir detrás nuestro? —preguntó Nix. tratando de no sonar desesperado. Los Nulls y los Nobodies… no estoy seguro qué obtendrías si los mezclaras. ¿la policía? El Sensor sacudió su cabeza. ¿que el Null-2 existe? El Sensor no estaba preguntando nada que Nix no se hubiera preguntado a sí mismo. Los resultados serían impredecibles. E incluso si pudieras exponernos. chico. Nix había sido el asesino de La Sociedad por tres años. era irritante. pero calculó que estaba implícita. Muchas ramas. La energía es engañosa. No tenía ningún deseo de jugar ese papel para el gobierno de los Estados Unidos. ni había ninguna seguridad de que serían capaces de resistir usarlo exactamente de la misma forma. no recomendaría tomarlo. —Bueno. Antigua. La forma en que el vial había cambiado de color. —Si no podemos exponer a La Sociedad.Sociedad? Nix no dijo la última parte en voz alta. Calculó mal. Vamos a erradicar los sueros.

—¿Por qué estás diciéndonos esto? —Por una vez. —En abstracto. Por un largo momento. ¿qué lo haría? —La remoción de Ione como jefa de la unidad de Norteamérica. los recuerdos de esos archivos. Nix entrecerró los ojos hacia el Sensor mientras el hombre se encogía de hombros. dejando su dedo en el gatillo y permitiéndole al hombre sacar un archivo. no estaban a salvo. el Sensor estuvo en silencio. El pulso de Nix saltó hacia su garganta. que matemos a alguien? —preguntó Página | 300 . todo lo que habían descubierto. La destrucción física del instituto de Norteamérica. La erradicación del suero.hecho. El Sensor no respondió. No iban a estar nunca a salvo. y luego alcanzó lentamente su bolsillo. Alguien de La Sociedad le estaba dando un archivo. —Estoy insatisfecho con la calidad actual de… —No —interrumpió Nix. junto con cualquier archivo físico o electrónico sobre cualquiera de ustedes. pensó Nix. Esa no era una razón para entregar un plan para la destrucción de La Sociedad. parcial o como fuera. pero Claire lo contuvo. Claire parecía correctamente suspicaz. y Nix suspiró. —¿Quieres lentamente. y con ella. y aun así. Eso solo podía significar una cosa. Un archivo.

—El hombre tragó. Que Dios me ayude. Página | 301 .—No. sino alguien más: Una chica. —¿Es tu hija? —supuso Claire—. Una pequeña niña de siete u ocho años de edad aproximadamente. lo planeaste. Querías hablarnos. le importaba. adherida con un clip. Claire supo que no sería capaz de hacerlo. su nuez de Adán rebotando como una boya en el agua—. quiero salvarla… *** Claire tomó el archivo cautelosamente de las manos del Sensor. ¿Tu nieta? —corrigió su suposición con base en la edad del hombre. No era culpa del Sensor el hecho de que no le importaran los Nobodies. Había una parte de ella que quería olvidar cuan poco importaba para el mundo ahí afuera y esa parte de ella quería herir al hombre por recordárselo. Y a este hombre. No exactamente ella. ni Nix. Y también debí haber sido quien dejó el suero extra desprotegido en su presencia. este adorable y viejo hombre. Claire abrió la carpeta. a quien la abuelita dentro de Claire ya medía para tejerle una bufanda. con un brillante cabello rojo y rastro de dientes caídos. Con manos temblorosas. Había una foto al frente. no quiero que maten a alguien. pero en el momento en que su cara empezó a desmoronarse. —Le advertí que no lo hiciera —dijo el hombre—. solo que así debían ser las cosas. —Sabías que tu compañero se provocaría una sobredosis de suero Nobody —decía Claire en el mismísimo milisegundo en que lo concluía—. Y la chica le importaba lo suficiente para arriesgarlo absolutamente todo por su seguridad.

dio un vuelco al Página | 302 . Habían otros dos niños pequeños en esa foto: Niños de cabello negro y ojos azules. apoyándose en su cuerpo. el parecido mutuo entre ellos era obvio y el parecido de estos con Nix.—No —dijo el hombre—. Sujeto N-632. Un chico y una chica. —Esta debe haber sido tu apariencia cuando eras niño — dijo Claire suavemente. fue como una bala directo al corazón de Claire. Tenía ojos grandes y verdes. perdiéndose en lo profundo de sus propias memorias. Claire pudo sentir como él la dejaba. —Son Nobodies —dijo Nix. angustiado y ronco. Más fotos de la misma niña. No podían ser mayores de cinco o seis años. En protesta. Claire buscaba entre los papeles adjuntos a la carpeta. —Su garganta se cerraba en torno a las palabras y las forzaba a salir como un gruñido. se llama Natalie. Olvidando que Nix aún tenía al Sensor apuntado con su arma—. Eran sostenidos bajo el agua por un par de manos enguantadas: Manos adultas. El sonido. —Claire tragó con fuerza—. con la misma sonrisa brillante en su cara. La última foto hizo que Claire parara de buscar. la chica se acercó más a él. movió su mano de arriba hacia abajo frente a su cara y lentamente lo hizo volver. los ojos. Los rizos negros. —¿Hablas de Natalie? —No. Y la chica pelirroja solo observaba. —No pueden desvanecerse cuando lo están. Nix echó un vistazo a la foto y palideció. parecía abiertamente fascinada con el mundo a su alrededor. los otros dos. Parecen muy asustados.

—Natalie es… —¡No me importa quién es Natalie!. ¡dime quiénes son ellos! —Nix señalaba con un dedo al par de pelo negro. Claire fue la que tuvo que ser retenida. pateándolo y gritando. El Sensor aclaró su garganta. —Sujeto X-17 —repitió Claire. apuntando primero a la chica y luego al chico. eso quería que La Sociedad le diera. Un Nobody. forzándolos a hacerlo y ellos no pueden porque están asustados. —Creo que sus entrenadores los llaman Nix. —Sujetos X-17 y X-18 —respondió el Sensor. enterrándole sus dientes en el hombro. Para “reconocimiento” y “remoción de amenazas”. El Sensor se encogió de hombros. Sus entrenadores están presionándolos. Claire deseó poder fundirse con Nix. Página | 303 . —¿Quiénes son ellos? —preguntó Nix. Eso era lo que Sykes demandaba para su cooperación continua. Convertirse físicamente en una parte de su cuerpo y arrancar de él todo rastro de dolor. Un arma. Lanzó su cuerpo al hombre.corazón de Claire—. Un niño. Nix la apartó. Claire sentía que el cuerpo de Nix se tensaba con cada palabra. cayendo sobre él. Un espía. Pasando sus uñas por su cara. Esta vez. Un asesino.

Realmente querer matar a otra persona. —¡Por favor! —dijo el hombre. inadvertido de la reacción que había provocado—. Y raramente se les identifica antes del punto de la eliminación. Natalie. naturalmente lo son. ¡No se trata de Natalie! Una cosa era. Natalie. para el hombre. Claire se preguntó cómo era posible que Nix estuviera tan calmado. —¡No! —dijo Claire. como puedes imaginarlo. actuar frío respecto a Claire o a Nix.. sí. y si no le hubiera dado su arma a Nix. ella podía haberlo hecho.—Pensé que había increíblemente raros. ¡Tienen que escucharme!. pero. El instinto era abrumadoramente fuerte. quien luchaba contra el agarre de Nix—. De eso trataba cada palabra que salía de la boca del hombre y Claire se preguntaba cómo aquél hombre podía justificarse a sí mismo. —La voz de Nix era suave. dicho que los Nobodies eran —Pues bien. niños que nunca fueron olvidados en Wallmart o dejados fuera de alguna excursión escolar. ¿respecto a los niños?.. —Háblanos de estos niños y luego escucharemos sobre Natalie. Natalie. Traicionarlo todo por una simple chica sin ser siquiera incomodado por la tortura sistemática de otros. o incluso abandonados en un viaje al zoológico porque sus cuidadores estaban muy ocupados… ¿Intentando ahogarlos? Claire de repente supo cómo se sentía en realidad. Pero acerca de Natalie… Los ojos del hombre lucían desesperados. Se acomodó contra el Página | 304 . Natalie.

cuerpo de Nix y él colocó su brazo libre entorno al estómago de
ella.
—Son Nobodies. Jóvenes. No han matado por primera vez.
Cuando La Sociedad adquirió a Natalie, el doctor Millano insistió
en que los tres fueran ubicados juntos. —La voz del hombre se
tornaba en un tono reverente cada vez que mencionaba el
nombre de la niña—. Han estado sirviendo de donantes para el
suero.
—¿Donantes?
—Para inocular un Sensor contra los poderes Nobody,
necesitas sangre Nobody entre otros ingredientes. Cosas
poderosas, como la sangre Nobody.
Claire se imaginaba a los pequeños llorando y sangrando,
y luego, sin llorar al darse cuenta de que sus lágrimas no tenían
valor alguno. Claire frunció sus labios hacia dentro,
sosteniéndolos a la par con sus dientes, tratando
desesperadamente de mantenerlo todo junto.
Por Nix.
—¿Por qué se parecen a mí?
La pregunta dejó a Nix al descubierto. Claire pudo
entonces ver todas sus heridas, todo lo que a él le hubiera
gustado mantener oculto. Pudo verlo como un pequeño niño.
Este niño.
—Como dije antes, los Nobodies son notoriamente difíciles
de localizar durante los primeros años de sus vidas. No nos
hemos visto en la necesidad de filtrar un Nobody entre la
población general antes del punto de eliminación, eso no
ocurre desde mediados de los cincuenta, pero ellos tienen sus
Página |
305

usos, así que en las pasadas dos décadas, ciertos miembros de
La Sociedad, nos han dado infantes Nobody a cambio de
posiciones poderosas en la organización.
—¿Y cómo lo hacen exactamente? —preguntó Claire,
sabiendo por el ritmo en los latidos del corazón de Nix que
repentinamente estaba asustado por la respuesta e
incapacitado de preguntarlo él mismo.
—Los Nobodies sufren un raro defecto de nacimiento. A
través de los años, se ha descubierto que ciertas madres,
aunque sean Normals, tienen mayores probabilidades que otras
para dar a luz chicos con este defecto. La Sociedad ha sabido
reclutar a estas mujeres. Ofrecerles incentivos.
Claire no pudo prestarle atención a eso. No porque
significara que su propia madre podría haber tenido parte
genética en el hecho de hacerla a ella el tipo de niña que una
madre no podía amar, sino porque cada palabra que el Sensor
pronunciaba, indicaba que la madre de Nix había dado a su
hijo a La Sociedad por su propia voluntad.
Ella lo vendió.
Y basándose en el parecido entre Nix y los dos niños de la
foto, Claire podría estar dispuesta a apostar por el hecho de
que había vendido también a sus hermanos.
***
Nix no se había percatado de que era posible odiar a una
mujer sin cara ni nombre, pero se dio cuenta de que, en
retrospectiva era muy fácil hacerlo.
Odiar a su propia madre, tuve una madre que me vendió,
era más fácil que cualquier otra cosa, excepto por amar a
Claire, tan natural, tan inevitable, tan seguro.
Página |
306

Odio a mi madre y eso no importa, porque mi odio no
cuenta.
El pensamiento le recordó a Nix toda la gente que él había
odiado antes, las otras emociones que había malgastado en
esa gente que nunca miró en su dirección con otra cosa que no
fuera una vaga indiferencia.
Sus mentores.
Sus marcas.
E Ione.
Ione, quien era Normal, pero de alguna manera había
escalado a la cima de la escalera corporativa hasta llegar a la
cabeza de La Sociedad, o al menos, la de la rama
Norteamericana. Ione, quien nunca compartió con él más de
un pasajero segundo. Ione, la que pintó su cabello rubio oscuro
para que combinase mejor con sus claros ojos azules.
Cabello oscuro. Ojos claros. Ciertos miembros de La
Sociedad, nos han proveído de infantes Nobody a cambio de
posiciones poderosas.
—Ione es mi madre. —Nix trataba de procesar la idea, a
pesar de que el término madre era abstracto para él. Él nunca
tuvo una. Solo había visto una o dos que le permitían ver y
escuchar sus canciones de cuna, desde las Sombras—. Y la de
ellos también.
Nix extendió primero su dedo índice y luego el meñique de
su mano libre, sobre la fotografía que Claire había sostenido.
—Ione también es su madre.
—Si quieren matarla, no me opondré, eso será necesario si
quieren liberarse ustedes mismos.
Página |
307

—Y a los niños —agregó Claire—. Tenemos que liberarlos
también. —Nix se maravilló ante la habilidad de Claire para
pensar y planear, creer que había una mejor vida para este Nix
y esos otros Nix, que la que había llevado él hasta ahora.
Pequeño, ¿sabes por qué te llamamos Nix?
Porque así llamaban a todos los Nobodies, no era ni
siquiera un nombre. No realmente. Y esos pequeños merecían
nombres, merecían siestas, cuentos, abrazos… y a Claire.
Merecían ser amados.
—¡Sí, claro! Los niños. Una vez que el Instituto
Norteamericano sea destruido, sus sueros y fórmulas sean
destruidos con ello, pueden tomar a los niños y llevarlos con
ustedes, esconderlos y darles un nuevo comienzo.
—Conozco el Instituto. He vivido ahí. Si hubiera otros
Nobodies. —Mi hermano y mi hermana. La voz de Nix estaba
atascada, él trataba de no pensar en las palabras—. Lo habría
sabido.
—¿Tal como sabías lo del suero? —preguntó el Sensor—. El
Instituto Norteamericano tiene dos partes: Una está sobre la
tierra, la otra debajo. Tienen entradas separadas, el personal es
distinto y tienen distintos mandatos. El típico refugio antiNobodies. Caminas por los muros y por encima de los techos,
pero como regla general, no intentas hundirte hasta el centro
de la tierra o tropezar con cosas enterradas cuatro capas de
roca más abajo.
Las palabras empezaron a salir más rápido de la boca del
hombre y sus ojos brillaban con una insistencia casi febril.
—Estoy dándoles información que no tenían. Información
que necesitan. Quieren destruir las drogas, la investigación,
Página |
308

debilitar a La Sociedad y pasar desapercibidos en su radar. Yo
puedo ayudarlos con eso, pero ustedes solo tienen que salvar a
los niños.
Por primera vez, Nix pudo darse cuenta del por qué el
Sensor parecía estar tan desesperado por “salvar a los niños”,
entonces recordó la desesperada repetición del nombre de la
chica pelirroja —Natalie, Natalie, Natalie— y Nix reconoció
finalmente el brillo maniático en los ojos del viejo, y el origen de
su plena voluntad para dejarlo todo por el Sujeto N-632.
—Ella es una Null.
Los labios del Sensor temblaron.
—Tiene ocho años, es bonita y brillante, no es su culpa ser
diferente, tienen que salvarla, podría ser buena, podría cambiar,
tienen que hacerlo, tienen que salvarla.
Con ocho años ya es capaz de manipular a un Sensor
experimentado para que este debilite lo que La Sociedad ha
alcanzado en Norteamérica.
Nix se quedó mirando a “Natalie”. En la foto miraba
vagamente interesada mientras los pequeños hermano y
hermana de Nix, forcejeaban contra las manos que los hundían
en pequeños tanques. Su indiferencia no se debía a que ellos
fuesen Nobodies, se debía a que ella era una Null.
Descubrir que algunas de sus víctimas eran Normals, no
cambió los sentimientos de Nix hacia aquellos que había
matado que no eran ni asesinos, ni asesinos seriales ni
psicópatas.
He asesinado gente, pero puedo parar. Ellos no pueden.
Ellos nunca podrán parar.

Página |
309

—¿Te das cuenta que ella es un monstruo? —dijo Nix,
tratando de que sus pensamientos no fueran notorios en su
cara—. ¿Te das cuenta de que es ella la que está haciéndote
esto?
—No lo está haciendo. ¡Ella es solo una niña! Es dulce,
ella… —El hombre, que ya no parecía un Sensor, estaba firme y
roto a partes iguales—. Si los quieres a ellos, tienes que tomarla a
ella también. Puedo darte el Instituto Norteamericano, puedo
darte puntos débiles o planos, cualquier cosa que quieras o
necesites, pero debes prometer que la mantendrás a ella a
salvo.
Nix podía hacerlo. Nix podía mentirle y La Sociedad se
podía romper por las costuras así como así.
—Lo prometemos —dijo Claire, obligándolo a él a hacer lo
mismo. Nix maldijo para sus adentros. La conocía lo
suficientemente bien para saber que ella no mentiría, o al
menos no sobre eso. Ella había hecho la promesa con la plena
intención de cumplirla y nunca entendería cuan peligrosa
podría ser esa pequeña niña o incluso el por qué Nix decía que
lo era.
Tan peligrosa que La Sociedad no pudo hacer nada mejor
que mantenerla enjaulada.
—Si es tan dulce como dices —dijo Nix lentamente—. ¿Por
qué no lo ven los otros Sensors? ¿O los científicos?
Claire anticipó la respuesta antes de que el cautivo
articulara palabra alguna.
—Si existe el suero Null-2, debe haber un Null-1 ¿no te
parece? Un suero que proteja a la gente de los poderes Null.
¿Estás tomando ese suero?
Página |
310

El hombre sacudió su cabeza.
—¿Lo tomabas?
Él asintió. Nix sintió algo parecido a la pena en la boca del
estómago.
—Y fue cuando dejé de tomarlo que conocí a la
verdadera Natalie, distinta del sujeto N-632.
Nix volvió la vista a la foto de la chica. Era pequeña y
poderosa. Tarde o temprano sería peligrosa, pero ese no era su
problema ni el de Claire. No era problema de los pequeños Nix y
si este Nix cumplía su palabra, nunca lo sería, nunca tendrían
que sentir una gran mano en sus espaldas, empujándoles hacia
su primer asesinato.
Terrorífico. Horroroso. Adictivo.
Nix apretó los dientes. Los Nulls del mundo ya no eran su
problema. No eran su responsabilidad. Si este Sensor quería a la
pequeña Natalie, la bomba de tiempo, él podía dársela. Le
tomó menos de un segundo llegar a la conclusión de que por el
bien de Claire y de los pequeños, vendería felizmente su alma.
Iría en contra de todo en lo que alguna vez creyó.
No. Es. Mi. Problema.
—Bien. La chica Null vive. La Sociedad, o al menos la parte
Norteamericana, muere. Ahora, dinos todo lo que necesitamos
saber y salgamos de este maldito lugar.

Página |
311

olvidada e ignorada. Para ambos. Malo. y solo un puñado de Normals tienen el tipo de acceso necesario para viajar más allá de la primera planta. Cruel. los Sensors son analizados por un equipo entero antes de poder entrar o salir del edificio. Indiferente. y esa comprensión casi la había partido en dos. muy pequeña que no podía evitar ser lo que era más de lo poco que Claire había podido evitar ser dejada. —El instituto es muy seguro. Había prometido salvar a la Sensor Natalie antes de que se le hubiera ocurrido que Nix podría no estar de acuerdo con hacerlo. Milano. Natalie solo era una niña. enfriándose en su simplicidad: Natalie sonriendo. Claire se llenó de un sueño quieto. Estás familiarizado con el nivel superior. Claire pensó en la medicina milagrosa de Evan Sykes. Ella solo es una niña pequeña. es casi idéntico a los subniveles. Una niña muy. Agujero negro.Capítulo 25 Traducido por Gabbii Rellez y Kathy92 Corregido por QueenDelC Claire soltó el aire que no sabía que había estado conteniendo. Porque Null o no. Null-2 —hecha con un poco de la sangre de Natalie— había convertido al papá de Abigail en una persona falsa. Además de Ione y el Dr. nacida equivocada o no. manipuladora o no. Por un momento. ningún Normal tiene acceso a Página | 312 . Drogas Null. Duele. Manipuladora.

El Sensor se quedó perplejo. El Sensor se aclaró la garganta. y mis sentidos y la memoria no son lo que solían ser… —¿Cuáles son las posibilidades de que alguien en el instituto haga como Erikson? —preguntó Nix. Y viejo. Vas a tener que desvanecerte para entrar sin que te noten. no era una gran amenaza. Página | 313 . cortando al hombre y pasando a la siguiente pregunta sin detenerse. como si las hubiera susurrado a Natalie como un cuento antes de dormir cuando había prometido sacarla una y otra vez. —Todavía estoy con el suero Nobody. —No fuiste capaz de ver a través de nuestros desvanecimientos —interrumpió Nix—. No dejaste de tomar el suero Nobody. un sonido de gorgoteo que le recordó a Claire que era humano. hay una mayor probabilidad de que se detecte tu presencia. ¿verdad? ¿Solo el Null? Claire sabía lo que Nix estaba pidiendo realmente. Tengo una capacidad de concentración horrible. Sonaba como si hubiera practicado estas palabras muchas veces. Pero aun así. Es probablemente la única razón por la que tuve la oportunidad de integrar la información que he podido recopilar sobre ustedes dos. Necesitaban saber qué tan potente era el suero. Su compañero solo había sido capaz de hacerlo después de su tercera dosis. y con un subconjunto del equipo de seguridad en el suero. Su informante no había sido capaz de verlos en Las Sombras. Si esta era la eficacia normal del suero. Claire se centró en lo que su informante estaba diciendo.la entrada de los subniveles.

serán más propensos a registrar explícitamente tu existencia y menos propensos a ignorarte. el Sensor se encogió de hombros. ¿Cuál es el talón de Aquiles de La Sociedad? ¿Cómo destruimos el instituto? Ambos niveles. Página | 314 . Más oscura. en las líneas del cuerpo de Nix y la forma de la mandíbula. Por no pensar en las cosas que la pequeña Natalie podría hacer una vez que la dejaran ir. y una vez que dejes las Sombras. que realmente estaba tratando por no sentir nada. Queremos la información real. y él no va a ceder hasta que todos los efectos de una dosis única se documenten. Más baja. Por lo que parecía ser la centésima vez. al contrario de lo que normalmente harían. Él quiere estar solo. Nix no podía soportar sentir emociones alrededor de otras personas. y se inclinó hacia él. Milano. Quiere respuestas. Uno no obtiene un puesto en las fuerzas de seguridad del instituto con ese tipo de estupidez.—Erikson fue muy estúpido. Los Sensors fueron los que le habían enseñado eso. Nadie será capaz de ver a través de tu desvanecimiento. todas las medicinas. Nadie más va a duplicar las dosis. pero podrían ser un poco más conscientes de tu presencia en un nivel instintivo. Le habían enseñado que no las merecía. No pensar en la niña Nix y el niño Nix siendo convertidos día a día en armas. pero no la necesitamos. Y en este momento Claire lo podía ver. Calmada—. Claire sintió a Nix hirviendo junto a ella. —Gracias por la advertencia. tratando de intuir por qué. — Claire se sorprendió al encontrar en su voz una textura en complemento a la de Nix. no sin la aprobación del Dr.

como una persona que hubiera usado gafas durante muchos años antes de pasar a los lentes de contacto—. Claire no respondió a esas palabras. Les aseguro que no es una simple cuestión de pulsar un botón rojo. ¿Por qué la Sociedad haría que destruir el instituto fuera tan fácil? —¿Quién dijo que la activación del mecanismo de autodestrucción era fácil? —El Sensor negó con la cabeza y chasqueó la lengua—. no tendría que enlistar a los Nobodies como ayuda. —Todo el instituto está equipado para autodestruirse con una ventana de cinco minutos. Una póliza de seguro contra exposiciones. quienes Página | 315 . Si cualquiera de las ramas individuales se ve amenazada con la inminente y generalizada exposición. Una vez activado. el mecanismo de autodestrucción no se puede deshacer. Eventualmente el Sensor se explicó. Los dos niveles. si la prensa irrumpe. alguien se infiltra en la seguridad lo suficiente como para conseguir archivos clasificados. Cinco minutos después de la activación. o la policía empieza a hacer arrestos. —Para activar la autodestrucción se necesitan dos llaves. Tampoco lo hizo Nix. —¿Fusión? —Claire se encontró enfermizamente fascinada con la idea. La Sociedad tiene un mecanismo a prueba de fallos. — Hizo una pausa—. —¿Cuál es la trampa? —Nix hizo la pregunta antes de que Claire pudiera hacerla—.El Sensor llevó uno de sus nudillos hasta el puente de la nariz. el edificio y todos dentro son polvo. se da una orden para fusión. Las llaves están en posesión de los dos jefes del instituto. Si ese fuera el caso.

muy severo. Él es de una vieja familia de la Sociedad. sobrecarga Sensorial. —¿Sergei? Claire arqueó una ceja en dirección a Nix. —Ione.deben estar de acuerdo de que la violación de la seguridad es lo suficientemente grave como para merecer una fusión. pero sus poderes no tienen igual. ya ves. Página | 316 . —Supongo que por “All Sensor”. evasivos. También es muy letal. El único en América del Norte. Y Sergei tiene la otra. quieres decir que él… —¿Está dotado en todos los cinco sentidos? Sí.. Tendrán que infiltrarse en sus aposentos y encontrar la llave. es probable que no lo encuentren a su gusto. el linaje se remonta al viejo país y algo más. —Ione tiene una llave —convino el Sensor—. y Claire sintió su propia garganta apretarse con empatía. Es probable que esté en su persona. por lo que su posición en la Sociedad nunca ha estado en duda. Claire pensó en los cuatro Sensors que había visto desde que comenzó a seguir a Nix. bastante. Ione lleva la de ella alrededor de su cuello. —Sergei es un All Sensor. sorprendida de que había alguien en el instituto que él no conociera. —Los músculos de la garganta de Nix se apretaron visiblemente cuando dijo el nombre. Sergei es un hombre peligroso y encuentra a los Nobodies un tanto.. No deja el instituto y no disfruta estar cerca de la gente. Vive en un penthouse en la planta superior del instituto. Es un poco solitario. Si lo exploran. Muy sencillo.

—El Sensor se detuvo. Nunca supe lo que era. Y los Página | 317 . y Claire se preparó. —El problema no es llegar al mecanismo. Llegar a ese punto no será un problema. Su pequeño hermano y hermana. y tienes que conseguirla para salvar al mundo? ¿Qué pasa si supieras que él no puede hacerlo. significaba que “había” un problema. El Sensor respondió. —Sé la ubicación que estás describiendo. y Claire. ¿Qué hacemos con ellas? El Sensor empezó a hablar sobre la ubicación del gatillo de autodestrucción. —La voz de Nix irrumpió en los pensamientos de Claire y se obligó a concentrarse en el presente—. imaginando a la madre de Nix. En realidad. aunque te aseguro que nadie aparte de un Nodody tendría la capacidad para hacerlo sin la debida autorización de seguridad. Porque por más que quisiera hacerle daño a La Sociedad y la gente que había herido a Nix. se encontró desconcentrada. la sacudió físicamente. no quería ser el tipo de persona que podría pensar en asesinatos y sonreír. dirigiendo sus comentarios al espacio justo sobre el hombro izquierdo de Nix. Natalie. —Entonces conseguimos las llaves —interrumpió Nix—.Situación: ¿Qué pasa si la malvada madre de tu novio lleva la llave del reino alrededor de su cuello. porque verla lo quebraría y se volvería vulnerable? ¿Y si tuvieras la oportunidad de matarla? Claire negó con la cabeza. pero sé dónde está. con ningún marco de referencia con el que conectar a tierra las direcciones. Si llegar al mecanismo no era el problema.

Pregunta a Evan Sykes. Claire no pudo evitar ver la falla en la lógica de un sistema de este tipo. Ellos lo han estado tomando en dosis muy. pensó Claire débilmente. se emite gas venenoso en la habitación. Si se muere a causa de los tratamientos. puede comer a través de cualquier material protector que puedan llevar en un intento de evitar que la piel se desprenda de su cuerpo. cuando involucraban a La Sociedad. tendían a ser mortales. y un solo respiro es fatal. muy pequeñas desde que ascendieron al poder. y es parte del proceso de selección para la promoción. —La cámara en la que se aloja el gatillo está manipulada. Solo pregúntale a senador Wyler. Reacciona en la carne como ácido. —Ione y Sergei son inmunes al veneno. Matan a los suyos sin pensarlo dos veces. A petición de una niña de ocho años. Después de que ella superó a la imagen mental de un esqueleto goteando piel. Mata a Nobodies. En el momento en que una de las claves se inserta. A La Sociedad no le importa quién muera.problemas. estás despedido. Una risa nerviosa que Claire sospechaba que nada tenía que ver con el hecho de que él estaba hablando con las personas que importaban más que la media bola de polvo y todo que ver con el hecho de que estaba planeando la destrucción de todo lo que alguna vez le había importado. Página | 318 . —¿Por qué Sergei y Ione acordaron en que una fusión fuera necesaria si eso significaba que tenían que morir? El Sensor se rió entre dientes. Matan Nulls. Se necesitan dos años para desarrollar la inmunidad. La muerte es instantánea a cualquier persona dentro de la cámara a prueba de fallos cuando se introduce la llave.

En voz alta. uno se debe solidificar para insertar las llaves. —El gas no puede envenenar lo que no está ahí. Nix y Claire tenían que hacer esto. —Defecto de diseño. dijo: —Así que activamos el mecanismo. Los cuarteles de los niños. el otro tendrá que ir a B-4. —Mientras que uno de ustedes inicia la secuencia de autodestrucción. Iban a hacer esto. Esas fueron las palabras que Sykes utilizó para amenazar a Ione. La Sociedad había existido desde hace miles de años. y Claire sintió el reconocimiento de que ella podía ser su voz cuando él no la tuviera y hacer las preguntas que estuvieran en la punta de su lengua. Nix no era mucho mayor. —La voz de Nix recuperó un poco de su tono. El mecanismo no es a prueba de Nobodies. Impactante.Claire estaba atrapada entre el deseo de temblar y con ganas de gruñir. supongo. y Claire lo sintió en cada centímetro de su piel—. Aunque. Sé lo que estás escondiendo en los niveles más bajos. Claramente. pensó Claire. por supuesto. Para detenerlos. la idea de poner un Nobody en peligro no era un problema para el Sensor. Aquellas con las que había firmado su propia sentencia de Página | 319 . y no había nadie más para detenerlo. y luego desaparecer de nuevo en un instante para evitar una muerte segura. Tenía quince años. El Sensor se encogió de hombros. ¿Y después qué? Nix le puso la mano en la parte de atrás de su cuello.

Tomar el medicamento Null en Las Sombras había enviado un shock por el brazo de Claire. y Sykes había querido un trozo del pastel de Nobodies. Tres Nobodies deben ser lo suficientemente fuertes como para cubrir a un Null por un periodo muy corto de tiempo. Había llevado a Claire a las Sombras. Natalie ha estado practicando con el X-17 y X-18. Nix no pudo ignorar la oleada de disgusto que sintió solo de pensar en eso ahora. y la matemática es bastante sencilla. Tú mismo lo dijiste: la sangre Null y la sangre Nobody son poderosas. Página | 320 . El Sensor continuó: —He echado un vistazo a los archivos de Milano. —¿X-17 y X-18? —reprobó Nix. Y no hay forma de que lleve a un Null hacia Las Sombras. Su propio asesino mascota. Se preguntó qué haría tomar a un Null vivo con ella.muerte. pero eso fue antes de que hubiera sentido cómo era cuando Claire trajo la medicina Null con ella. si el Null está dispuesto. Son niños. de cada sílaba goteaba enemistad como sangre en la punta de un cuchillo—. Odiaba a los Nulls. Ella va a estar lista. le dieron náuseas. él pensaba que era una Null. La Sociedad mantenía a los niños en los niveles inferiores del instituto. cosas complicadas. y el Sensor había llamado a su hermana pequeña X-17. ¿Qué crees que va a suceder si llevamos un cuerpo lleno de sangre Null a Las Sombras? *** Nix trató de calmar la repugnancia en sus entrañas. Se había despertado algo en su estómago. No son números. y las Sombras eran sagradas.

Los pensamientos pasaron borrosos en la mente de Nix. adiestrados. todavía lista. pero eso no significaba que Nix quisiera pensar en ello. Claire tiene que sostener el vial. Odiaba que La Sociedad aún pudiera hacerle daño. todavía caliente. Acerca de lo que Página | 321 . Tengo una hermana. torturados y esclavizados. X17. Demente por los poderes de la niña. o sentirlo sin poner su cuerpo en movimiento. Claire apretó su cuerpo ligeramente hacia el costado del de Nix. Nobody. Todo lo que le importaba al Sensor era la pequeña Null. Nix no podía pensar en el hecho de que los niños probablemente estuvieran tan colgados por el Null como esta patética excusa de hombre a su lado. estaba dispuesto a hacer a un lado los principios por los que Nix y sus hermanos habían sido comprados. Creo que sus entrenadores les llaman Nix. Nix sintió la apacible tranquilidad de su presencia. Nix y Nix. distorsionadas por los tanques. X18. Odiaba que quisiera gritar. El Null que había estado practicando Dios sabe qué con sus pequeños hermano y hermana. Salvar a Natalie podría ser un mal necesario.Ni siquiera puedo mirar el Null-2. Odiaba que él no pudiera sacar de su mente los rostros angelicales de los niños. pero lo suficientemente contenida como para que pudiera ponerlo en palabras. Nix nunca había tenido una familia antes. La furia hirviendo a fuego lento bajo la superficie se calmó. Nix odiaba esto. y de arriba a abajo por la mitad izquierda de su cuerpo. Nada. y todo lo que a este hombre le importaba era el Null. Y ahora tenía una.

Sabemos dónde están los niños. Sabemos sobre el mecanismo de autodestrucción. —¿Por qué? —Nix aun mantuvo su voz calmada—. La lastiman. —Me necesitan si quieren destruir el instituto. Hacen que lastime cosas. y Claire era un libro abierto. ¿Por qué te necesitamos? Junto a él. Acerca de lo que podría hacer si creció junto a la mujer pelirroja de ojos brillantes. Santuario. y sus palabras se convirtieron en las suyas propias de nuevo. Los corazones amables eran un juego de niños para los Nulls. Un mal necesario o no. Por un momento. A ella no le gusta. El único lugar en el que los Nobodies importaban. Sabemos lo de las llaves. Me están haciendo daño. Quería creer que solo era una niña pequeña. hacerles daño o jugar con sus mentes. No me gusta. Hacen que lastime cosas. Quiere salir. Página | 322 . ¿Sabes lo que le hacen? La hacen sangrar. El único lugar en el que el mundo real no podía tocarlos. la cara del Sensor cambió. Paraíso. Nix no podía tragar la idea de traer a “esa cosa” a las Sombras. Nix casi podía imaginarse a la chica de la fotografía diciendo estas cosas.Natalie podía hacer. —Cubrir a Natalie con tus poderes colectivos es la única manera de alejarla de los científicos. la boca de Claire se abrió ligeramente y Nix se dio cuenta de que la parte idealista de ella “quería” salvar a Natalie. Y eso fue exactamente por qué Nix no podía dejar a Claire estar cerca de la Null. y su tono y palabras se convirtieron en las de otra persona. Y luego el Sensor se compuso.

porque puedo hacer que sus archivos desaparezcan de la computadora central. Ione y Sergei caerán con la explosión. y Nix captó el mensaje fuerte y claro. Página | 323 . hablarán con todos. »Sus archivos. En cambio. les daré el disco. es casi seguro que ustedes dos. Los sistemas informáticos están configurados para cargar automáticamente todo el contenido a discos duros fuera de las instalaciones como copia de seguridad en el momento en que se inicie la secuencia de autodestrucción. están en la computadora e Ione ha activado ciertos protocolos de seguridad para recordarnos su existencia y la amenaza que representan. pero al menos que destruya el rastro electrónico. Si me traen a Natalie. por otra parte. —Esta noche. Las personas involucradas probablemente se olvidarán de ti y es casi seguro que no van a ser capaces de proporcionar cualquier tipo de detalles. muy probablemente encabezada por la oficina europea. no podía. y en el caos de la reorganización. Con gran esfuerzo. es inevitable que haya algún tipo de investigación.El Sensor claramente no se sintió traicionado de que Nix ya estaba incumpliendo con su promesa. el Sensor llevó sus ojos al rostro de Nix y luego al de Claire. Después de que el instituto esté destruido. cuando vuelva al instituto. por lo que destruir el instituto va a destruir las fórmulas para los sueros. eliminaré sus expedientes de las computadoras y los subiré a un disco duro externo. en consecuencia. vas a tener a toda La Sociedad pisándote los talones. X-17 y X-18 sean olvidados. Milano es tan posesivo con su investigación que todavía no la ha subido a la computadora central. continuó hablando en el mismo tono tranquilo y neutral: —Me necesitas para destruir el instituto. Revisarán todo.

Puedes salvarla. a todos nosotros. nuestra libertad. metiendo las uñas en la piel de su palma. Sin precedentes. lo que él gustosamente haría si Nix no le daba a Natalie a cambio. La única cosa que el universo le había dado para compensarlo por todo lo que le había quitado cuando había nacido terminalmente sin importancia. Deben hacerlo. Liberación. Como darse la vuelta y exponer su punto más débil a una bestia que quiere arrancarte las entrañas. Energía. que será difícil de esconder. Ella es brillante. Desvanecido. Absolutamente sin precedentes. La única cosa que nadie podía quitarle. Eso era suyo.A menos que. tan hermosa. Sé que puedes. Pero hay cuatro de ustedes. era una blasfemia. Era estúpido y estaba mal. Tú nos das. Nix rechinó los dientes y reprimió el rugido de emociones circulando en sus entrañas. Página | 324 . —Los ojos del Sensor se tornaron en una mirada febril de nuevo—. El mundo no querrá dejarla ir. Desvanecerse era poder. Y la única manera en que pueden salvarla es hacerla desvanecer. y sus dedos se curvaron hacia abajo. Salven a Natalie. —Te damos a Natalie. Tú eres fuerte. Como dormir con un animal muerto. Mal necesario. por supuesto. —Sí. Para Nix. —Claire puso los términos del acuerdo en palabras. El labio de Nix se curvó hacia arriba. el Sensor guarde los archivos y los entregue a lo que quede de La Sociedad. tan brillante. Null.

desapasionado. Y luego dijo la palabra que ponía las cosas plena e irrevocablemente en acción. No es mi responsabilidad convertirme en un monstruo para que el resto de la humanidad pueda vivir libre y limpia. Rehusándose a mirar a Claire. Nix asintió con la cabeza su acuerdo. Null. Aturdido. *** Claire se mordió el labio inferior. revelando una provisión de armas mucho más grande que la que Claire mantenía bajo el porche. —Esta noche. Si esto era el costo de la libertad. colocándose fuera de la extensión mientras que él encontraba alambres. Página | 325 . no hay archivos. Él se había dirigido de vuelta a la cabaña. Nix se encontró con la mirada del Sensor. como si hubiera una cosa correcta que decir en una situación como esta. Él levantó uno de los paneles de madera del suelo. sintiéndose como si hubiera dejado un trozo de sí mismo detrás. tratando de encontrar la cosa correcta para decir. Nix no le había dirigido ni una sola palabra desde que habían dejado ir al Sensor. cuerdas y agujas. Y recuerda: sin Natalie. Null. Cuchillos. Nix giró y se deslizó en la nada. Ella silenciosamente se arrodilló a su lado. aunque el anciano no terminó de corresponder la mirada. Null.No es mi trabajo matar Nulls. Ya no. El Sensor asintió. —Esta noche. La información que te di dice dónde. que así sea. Claire lo había seguido.

Null. Y sé que no te mantendrás alejada del Null. el veneno que puso en esa palabra le habría dicho más que suficiente. no lo querrías. Firme. siguió el aviso que la había dado a ella. quitándose la camisa. Y aunque no fuera así. Profunda. Reconfortante. Null. Cada músculo estaba tenso. Página | 326 . —Quítate la ropa —dijo Nix. Donde voy. Pero uno de nosotros tiene que iniciar la fusión mientras que el otro toma a los niños. Listo. Él se puso de pie y caminó fuera de la habitación. —¿Qué me quite mi…? —Daría lo que fuera por dejarte aquí. No fue hasta que las palabras desaparecieron del aire que ella se dio cuenta de su contenido. Si Claire no hubiera conocido realmente como se sentía Nix acerca de los Nulls. La voz de Nix inundó el cuerpo de Claire. tú vendrías. Este no es un trabajo para un Nobody. tú me sigues. Por mantenerte segura.Armas. —Quítate la ropa. Frío como piedra. Dardos. muchas bolsas de polvo blanco y una variedad de explosivos. Es un trabajo para dos. repitiendo la orden. volviendo un momento después con dos pares de pantalones y dos camisas: una para él y otra para ella. Incluso si pudiera mantenerte a salvo. Liso. Un picahielos. Duro. Su estómago lucía como si hubiera sido tallado en mármol. Null. Sin molestarse en expandir su orden anterior.

hasta que se detuvo dentro de su caja torácica—. Apuñala. hipnotizada. Nix envolvió un vendaje alrededor de su torso. una miniatura comparadas con las suyas. Las armas fueron atadas a sus tobillos. Claire observó el movimiento. Lo apuñalas. y se cortaría así mismo. la volteó para enfrentarlo—. Envolviendo sus brazos alrededor de ella. sus propios miembros seguían rígidos. Nix se paró detrás de ella. revelando una extensión de piel bronceada por debajo. su toque ligero. levantó el final de su enorme camiseta. —Indicó el lugar en su pierna. comenzó a entrelazar y atar nudos en él.Mordiéndose el labio inferior de nuevo. retorciendo y girando el material para formar bolsillos. Nix casi sonrió. Casi. ató un cuchillo en su costado. —¿Sabes cómo usar esto? —preguntó. Un mal movimiento. cuidadosamente. Página | 327 . Después de un largo momento. Dardos. Daga. Nix insertó las armas en su top improvisado. —Desliza —dijo. Sin una palabra. ve por la arteria femoral. Luego. Claire llevó los dedos al final de su propia camiseta. Aquí. Si no puedes alcanzar el torso. y con dedos expertos. Golpeteó la yugular de ella. sus dedos cepillando contra su espalda mientras lo hacía. —Es un cuchillo —replicó Claire—. Alambres fueron envueltos alrededor de las muñecas. y luego arrastró la mano sobre su camiseta y bajo su pecho. Algún tipo de hoja de doble filo. Claire miró abajo a sus propias manos.

le dio de vuelta el SIG. —Cierra un ojo. Se había movido por instinto. Finalmente. Le tomó tres intentos darle a un árbol. —Si disparas desde Las Sombras. Mira abajo por el cañón. a menos que activamente trates de mantenerla inmaterial. Desde Las Sombras. Ella no había pensado en matar o en la mecánica. recargando. no serás capaz. —Y con esas palabras. no necesitaras usar el cuchillo. ella tal vez lo hubiera hecho por él. No quiero hacer eso. o qué significada nada de eso. puedes tomar un objetivo sin darles la oportunidad de poner un solo dedo encima de ti. fue y recogió dos armas. Y si él no se hubiera matado a sí mismo. sus manos estabilizando su cuerpo contra el contragolpe. Nix no quiere que haga eso. Ella dijo eso. la bala traspasa dentro de la realidad una vez que deja el arma. —¿Sabes cómo disparar? Nunca se le había ocurrido a Claire que podría ser más complicado que halar el gatillo.Con suerte. Asumiendo que dejes ir la bala. Claire pensó de nuevo en apuntar el arma al Sensor granuja mientras que él se inyectaba a sí mismo con el suero por segunda vez. Una para cada uno de sus tobillos. y momentos después estaban afuera. No quiero que él haga eso. Él le enseñó cómo recargar. y él le indicaba paso a paso cómo hacerlo. uno por uno. Agárralo firmemente. Brazos rectos. y cayeron dentro de un patrón: disparando. Página | 328 .

y habremos terminado con eso? Ella haría eso. el lugar entero será cerrado. pero decidió no hacerlo.Tenía que ser hecho. Nadie puede saber que estamos ahí. mejor que nadie. Página | 329 . Por Nix. —¿Así que ese es el plan? —preguntó Claire suavemente— . Mientras estemos en completo control. Por el pequeño chico de cabello negro y la pequeña chica de cabello negro. En cuanto a las precauciones. encontrar las llaves. todo lo que tenemos que hacer para obtener las llaves es detener el tiempo. nunca dispararíamos un arma. tomar sus llaves. quien no podía evitar lo que era. y todo lo demás estaría enfundado. Claire casi dice algo. y los tomamos uno por uno? ¿Disparar a Ione y Sergei. Ione. Nix negó con la cabeza. y materializarnos justo lo suficiente para tomarlos a ellos. Por Natalie. ¿Entramos. No que necesitaban encontrar a Sergei e Ione. alguien descubrirá que estamos ahí. Claire pensó que la artillería atada a sus costados era bastante extensa. Por su futuro. Su madre. Era el de él. y perderemos nuestra oportunidad de tomar a los niños. pero este no era su ámbito de especialización. Sabía. que había algunas heridas que no podías permitirte sentir. Por Sykes y Wyler. Por sí misma. —Si le disparamos a Ione o Sergei. —En un mundo ideal. Claire notó que Nix dijo que necesitaban encontrar las llaves. Las armas son solo una precaución. blandiendo las armas.

La calidez del desvanecimiento vino fácil y rápidamente. en el gran escenario de las cosas. las manos no eran una gran cosa. miró mientras él habló. No es mío. Su futuro estaba lleno de cruces. dejarse ir. En cambio. Claire dijo adiós a los dígitos en su mano derecha. pero por ahora solo había un detalle por ser acordado. como siempre lo hacían. no el menor en el cual era Natalie la pequeña Null. Podríamos perder la atemporalidad cuando nos solidifiquemos parcialmente. Los labios de Claire se suavizaron. Claire observó retroceder el desvanecimiento lentamente de las puntas de los dedos de Nix. era increíble. y fue ignorada. Lo hizo. una vez que había completado la tarea— . No tenía recuerdos. Página | 330 . Había levantado esa mano en clase. Era mucho más fácil que disparar un arma. y su cuerpo creció brillante con el desvanecimiento. Pero no lo hizo. Realmente. arrancó una brizna de hierba del suelo del bosque. una y otra vez. —Esta no es mi mano. —Tu turno. un punto en el que Claire no tenía intención de rendirse. Ella observó muchos puentes en su futuro. y lo perderemos completamente cuando nos separemos. y con una sonrisa serena. y el impulso de unírsele. olvidarse de lo que estaban haciendo y por qué. ¿Qué era una mano de todos modos? No tenía pensamientos o emociones. No pertenece aquí. y cuando él se arrodillo en el piso. No soy yo. —Bien —dijo Nix.Nix cerró los ojos. pero solo tendremos que cruzar ese puente cuando lleguemos a ello.

el mundo sólido. Si nos quedamos juntos y vamos por los niños primero. Nos volveremos a encontrar y luego… Claire vio el momento en que se le ocurrió a Nix lo mucho que aborrecía lo que tenía que pasar a continuación. Y cuando lo pierdes. Tú toma a Ione. y el mundo real. pero no perderemos nuestro desvanecimiento. y el otro tiene que iniciar la fusión —dijo ella. Él no quería que ella matara. lo haló. Cualquiera de las dos requiere dejar las Sombras. Apuñala. —Uno de nosotros tiene que ir por los niños. — Claire llevó su mano libre al cuchillo en el costado—. pero ella no le dio la oportunidad de observarla. Yo tomaré a Sergei. —Perdiste tu desvanecimiento —dijo Claire. un hecho sobre la fuerza que lo había sacudido en silencio—. y ciertamente no quería que peleara por su vida. yo pierdo el mío. Ella sabía cómo trabajaba su mente. no seremos capaces de congelar el tiempo. Ella es tu madre. Si nos separamos. Justo ahora. Desliza — dijo—. entonces estas armas no serán para la actuación. siguiendo desde donde él lo había dejado—.—No puedes ir a ningún lugar cerca de Ione. hablar sobre ella hace que pierdas tu desvanecimiento. hace perder mi —Ella no es mi… —Las palabras de Nix se le atoraron en la garganta como si alguien hubiera cerrado una mano alrededor de su garganta. —Pensar sobre mis padres me desvanecimiento. encontrarán Página | 331 . Y si lo perdemos en el instituto. —Bien —dijo él—. al menos por un momento. Nix. y ambos corremos el riesgo de volcar los poderes que estarían fuera de nuestra presencia. Nix levantó la cabeza.

básicamente intacta. Claire vio el segundo en que sus palabras se registraron en el rostro de Nix. la primera cosa que harán es ir por los niños. Ellos te harían lo mismo que Ione. Ya había tomado el suero de Null con ella. Ambos trabajos eran peligrosos. Y justo ahora no tenían tiempo para darse el lujo del auto aborrecimiento. pero solo uno había causado que el Sensor hiciera referencia a una “muerte instantánea”. —Tendremos que separarnos. se odiaría por eso eventualmente. De nuevo. Página | 332 . —Iré por los niños —dijo Claire suavemente—. Ella sabía que él no le daría por voluntad propia ninguno de los dos trabajos. Si iniciamos la fusión. cualquier tarea que le diera. Y sin ofender. pero tengo más oportunidad de llevar a Natalie dentro de las Sombras. Y había sobrevivido. —No quiero que arriesgues tus manos o tu vida si algo sale mal cuando insertes las llaves. Cual fuera la decisión que Nix tomara. —Nix escupió las palabras. —No te quiero cerca del Null —dijo Nix.una forma de bloquear el mecanismo de fusión. Odiaba a los Nulls. removiendo la carne de sus huesos en un santiamén. Nix odiaba a Natalie. si tuviera elección. Pero la alternativa involucraba una solidificación parcial en un cuarto con gas que podría matarla. Claire no tenía la historia que tenía Nix con los Nulls. Y no la quería en ningún lugar cerca de uno.

Sé cuidadosa. —Me domaste. —¿Claire? —¿Sí? —Su corazón estaba latiendo. Y justo cuando pensó que podría haber imaginado las palabras. Lucha. Te amo. Vivir o morir. y casi la derribó. Estaba asustada. él abrió los ojos. queriéndolas decir. La presa dentro de ella se quebró. dijo ella silenciosamente. él las repitió. enviando una sacudida de calor a través de su cuerpo. o quizás no lo harían. Claire estaba aterrorizada de haberlo perdido. Claire. indiscutibles. Algo cedió dentro de su pecho. y colocó las manos en cada lado de su cintura. Quédate. y mientras Claire llevó sus labios a los de él y se perdía en el olor. y por un segundo. Página | 333 . —Me domaste.Nix cerró los ojos en derrota. irretractables palabras que ella había dejado de esperar para escucharlas. dijo otras palabras. De ahora. No de esta noche. pero tenían que intentarlo. solo para que sepas. que se bloqueara de ella en cada forma que importa. sabor y tacto de Nix. para bien o para mal. sabía que valía la pena. valía la pena. Como si escuchara su silenciosa plegaria. Quizás saldrían de esto. le dijo a ella con sus ojos. No me dejes. bajo su camiseta y sobre las armas. Sólidas. Que él se retrajera. sintiéndolas. y Claire le repitió de vuelta las palabras. De este momento. pero en voz alta. triunfar o fracasar. se cerrara. No de La Sociedad.

Desvanecerse. pero hoy no había flashbacks. La grava crujía bajo sus pies. y ella correspondió al movimiento.Capítulo 26 Traducido por CrissViz Corregido por QueenDelC Paredes blancas. Lentamente levantó los ojos hacia Claire. El mundo se quedó inmóvil a su alrededor. Desvanecerse. Sintió su aliento en la cara y la calidez se extendió por su cuerpo. Ningún recuerdo. El olor. Inclinó su cabeza. Detener el tiempo. el sonido y sentir a Claire desvanecerse borró todo lo demás de su mente. Sus manos se movían para tocar la piel suave como un pétalo de ella. Solo él. Página | 334 . Incluso desde la parte externa del instituto. Se movieron juntos. Su rostro estaba brillante con el poder de las Sombras y el resto del mundo palidecía en comparación. Piso blanco. Desvanecerse. Cama blanca. acercándose más y más. —Listo —dijo Nix. sus labios a pulgadas de los de ella. sus cuerpos en perfecta sintonía. Desvanecerse. dejando que la realidad cayera sobre su cuerpo. Tocar. Nix podía percibir el olor penetrante del desinfectante y sentía las paredes cerrándose. Claire y el conocimiento de que era posible que no salieran con vida de esto. Nix asintió. Tomó sus manos en las suyas. —¿Listo? —murmuró Claire.

No podía permitir que su nombre entrara en lo más profundo de su mente. había perdido su desvanecimiento. No podía pensar en ella. Nix se sintió caer de nuevo en la línea de tiempo con la misma facilidad con la que la dejaron. Se giraron y sin otra palabra fueron mano en mano hacia el edificio. pero incluso mientras soltaba su mano y se alejaba un paso. igual que un artista dibujando en Página | 335 . tendrían que ir juntos por las llaves y eso podría significar ver a Ione. Paso uno. Pero si Nix hacia eso. pensó Nix. a través del vestíbulo. Nix le dio la espalda a Claire. El destello de la luz reflejada en los rostros y manos de los Sensors se ensancharon en reacción de la presencia de dos Nobodies. pudo seguir sintiendo el fantasma de su toque en el rostro. a través de docenas de Sensors. No podía ver a la mujer que había comerciado con su vida. la urgencia de alcanzar la mano de Claire de nuevo cobró vida propia. Claire apretó su mano. infiltrarse en el instituto. Pasaron las puertas que mantenían a los visitantes afuera. pero los propios Sensors se mantenían inmóviles. dando un paso lejos de ella y luego otro. Imaginó su cara. a través de las gruesas puertas de madera. Nix no podía arriesgarse a eso. pero no había peligro de eso ahora —no cuando estaban juntos. en sus brazos. y mientras el mundo tomaba velocidad a su alrededor. haciendo más fuerte su agarre en la mano de Claire. congelándose en el proceso de gritarle a cada uno de los que entraban. Paso dos: conseguir las llaves. Esas no eran las palabras que él quería escuchar. si tomaba su mano y se negaba a dejarla ir.—Ahora o nunca —murmuró Claire. —Tenemos que separarnos —susurró Claire. La última vez que había venido aquí.

Por el resto de su vida y la de la de ella. se movía con un propósito. sus pies no dejaban huella en la lujosa alfombra gruesa. en lugar de que fuera al revés. Solo que ahora. Cinco. Se había acercado de esta manera a objetivos. Tres pasos. los pasillos. del segundo al tercero. Página | 336 . Ni la física. No somos como David. Sin importar a dónde fueran o que harían después. un poco más del lado izquierdo que del derecho de su boca— Nix sintió una oleada de poder. conseguiría su llave. una y otra vez. Claire era suya. Él era un hombre con una misión. Este era el instituto que conocía. un intruso entrometido en las paredes de los departamentos que La Sociedad tenía para la gente que importaba. la forma en que sonríe. las habitaciones. Nix no era un fisgón. por años. El ritmo de los pasos de Nix fue aumentando hasta que se encontró corriendo. Somos como Goliat. mientras Nix ascendía del primer piso al segundo. Él estaba desvanecido. igual que ella. como un fantasma entre las Sombras. el que había recorrido. Manteniendo a Claire en su mente —la forma en que se veía cuando dormía y la manera en que se veía cuando bailaba entre los árboles y multitudes. Como si La Sociedad estuviera en el territorio de él. A través de las paredes. Ningún Sensor. Cuatro. se pertenecían el uno al otro y nada podía tocarlos. los laboratorios y los corredores.una hoja en blanco. mirando a través de sus ojos y solidificándose solo el tiempo suficiente para entregar la sentencia de muerte de La Sociedad. Nix atravesó la puerta hacia el departamento en la planta más alta. Ni la gravedad. Iba a encontrar al All Sensor. Moviéndose rápidamente.

pero en lugar de reposar bajo su camisa. Estaba buscando una llave. posiblemente dos. el corazón de Nix hubiera saltado y golpeado contra su caja torácica. gordo o flaco porque el halo de luz que bordeaba su cara era algo más que solo un brillo de energía. Nix observó su objetivo por un segundo. No podía saber. cruzando líneas invisibles que nunca había cruzado y yendo cara a cara con su presa. pero este no era un hombre que se arriesgara. Todo en este mundo tiene energía… Nix permitió que la luz lo bañara y se forzó a mirar a través de ella. pero estaba calmado. incrustado con microchips. Negra. Nix podía verla. tan secuestrado en su propia madriguera que esta era la primera vez que él y Nix estaban en el mismo cuarto. su objetivo era un hombre. si Sergei era bajo o alto. Estaba deslumbrando. negándose a parpadear con sus ojos inmateriales. Un hombre sólido y pobre. Había esperado que Sergei la llevara en el cuello con una cadena. poderoso o no. Fríamente. viendo a través de la luz. sólida— y le tomó un momento darse cuenta en dónde estaba exactamente el objeto que estaba buscando. All Sensor o no. Sergei. La llave estaba ahí. Caminó por el vestíbulo. desde las Sombras. justo encima de la clavícula. sin importancia. Nix vio la forma de la llave —pequeña. Con una terminación en forma de estrella. la cocina y una recámara. Pequeña. La tengo. Nix escaneó el cuerpo del hombre. Página | 337 . estaba incrustada bajo la piel de su cuello. la sala.Si hubiera sido cualquier persona u otra cosa. tranquilo y suelto.

Nix cerró sus ojos. Una delgada cicatriz blanca evidenciaba la cirugía con la que había sido colocada la llave bajo la delgada piel e incluso desvanecido. mientras rasgaban su garganta… Prácticamente nula. Soy lo que indispensable. Dispárale. nariz. Viendo el mundo a través de sus ojos. Con forma de estrella. eso era un acto que se lograba fácilmente con dedos que se deslizan afuera y adentro de las Sombras.Pequeña. La oportunidad de que no pudiera notar un par de manos. Tomar la llave. este hombre estaba más en contacto con la energía que nadie que Nix hubiera conocido. La pistola atada a su costado estaba tentándolo. boca y manos como testigos. Mátalo. En algún lugar en este edificio. Sintiéndola. el Sensor no podía ver a Nix si estaba muerto. El desvanecimiento Página | 338 . elegí. Pero por las motas de luz alrededor de sus ojos. Toma la llave. también estaba cazando por la otra llave. en su mente. oídos. sacarla de la carne de este hombre. no podía activar una alarma que pudiera advertir al edificio de la presencia de Claire antes de que el juego haya incluso comenzado. Nix dio un paso lejos de su objetivo. Negra. incluso si eran de un Nobody. Nix metió su brazo por el denso brillo de luz en el cuello de Sergei. la mente de Nix hizo los cálculos. No mataré a menos que sea En un ligero y rápido movimiento. Podía sentirla en su sangre. imaginando a Claire. Serían tan fácil.

Extendió la mano. La mano tiene la llave. su cuerpo dolía por el recuerdo de su último beso. como si fuera una bailarina estirándose al hacer un arabesque. un gran puño calloso atrapó esos cinco dedos ladrones en un agarre rompe huesos. mucho. pero antes de que pudiera regresarla a Las Sombras. La necesito. Página | 339 . Ione no era un Sensor y no era una Nobody. una mano iridiscente. Claire. Y tenía algo que Claire quería. poniendo sus dedos justo sobre la superficie de la llave. La llave era pequeña y delicada. No podía permitirse sentir nada sobre la mujer parada en frente de ella. La necesitamos. *** En las Sombras. tenía su mente saturada de Nix. La piel que mantenía el tesoro en su lugar cedió con un sonido como desgarrando cartón mojado. apenas tocando el piso.cayó de su mano y Nix cerró sus dedos a través de la llave y la jaló. recordándole por qué había venido y. Claire no podía odiar a Ione. Y Sergei tiene la mano. con sus ojos en la llave. pensó Nix. Ione dejó de alisar su falda y Claire dio un paso a un lado. Plana. se movió sobre los dedos de sus pies. colgando de una cadena alrededor de su insignificante cuello sólido. Ni por Nix ni por ella. Nix fijó su mente para recuperar su mano —y la llave—. Todo lo que podía hacer era verla muy fijamente y “no” preguntarse cómo es que alguien que evidentemente es tan “poco especial” podía haber dado a luz a alguien como Nix. y desde las Sombras Claire tenía problemas para ver la llave como lo más importante. Era Normal.

quien tenía la llave. de acuerdo a lo que Nix había averiguado ahora. de complexión similar a la de un oso y tenía un fuerte agarre sobre su mano. Soy una Claire sin manos y sin dedos. *** Nix debía preocuparse. estaba agradecida por el tiempo que había pasado convenciéndose de una cosa u otra. hacia arriba. Directamente a través de Claire. Esa llave es como un dedo para esa mano y ESA MANO ES LA MÍA. la mano no era de Nix. hasta que se impulsó infalible e irresistiblemente hacia él. Hacia arriba. continuó por el camino que estaba cuando Claire la había encontrado. jugando juegos en su mente que hicieran que desvanecerse y todo lo que eso implicara fuera muy sencillo. alto. por millonésima vez. Página | 340 . Dásela a Nix. Toma la llave.Esta no es mi mano. A través del piso. Los dedos en cuestión se solidificaron y tomaron la llave. Hacia Nix. por supuesto. Bajo su enérgica declaración. hacia arriba. completamente inconsciente de que había sido robada. Esa llave es parte de la mano. A través del techo. Excepto que. No tengo una mano. robusto. la mano de Claire volvió a entrar a las Sombras y. Sergei era. lanzando su cabello teñido de rubio sobre un hombro y caminando decididamente por el pasillo. Ione. Claire dejó que la imagen de él inundara su mente.

¿o no? —La voz de Sergei era dura. le dijeron ellos —y él lo había hecho. ella apareció. pero con su mano sólida—. —Eres un pequeño Nobody tramposo. La segunda vez que dijo su nombre. —Claire —dijo Nix en voz alta. Viviste aquí. Hazlo un desorden. o un fantasma. Si pudiera pensar en ella. Solidificación parcial. Típico. más como una motosierra que como grava—. Fuera del alcance de Sergei. Estuvo con él en un segundo. O uno de ellos. Trataste de quitarte la vida una vez. podría mantenerse desvanecido. No pienses en él.Desvanecerse. Y luego regresó al instituto y se acuchilló a sí mismo. Si Sergei notó que estaba sangrando copiosamente del cuello. se dijo Nix. desvanecerse. Esas cuatro oraciones eran probablemente todo lo que sabía de Nix. Invisible. Y eran suficientes. Solo regresa la mano y termina con esto. Impresionante. Página | 341 . dándole todas las razones del mundo para quedarse exactamente donde estaba. atravesando el piso como un ángel. Incluso para ser el Sensor más poderoso en Norteamérica. —Las palabras de Sergei eran ganadas a duras penas. envolviendo sus manos alrededor de su cintura. no mostró ninguna señal y Nix se encontró atraído por los ojos del Sensor e incapaz de bloquear la voz del hombre. apoyando su cabeza sobre su pecho. Suficiente para hacerlo pensar en cosas que no quería pensar. desvanecerse. Claire. —Asumo que eres Nix. No lo mires. le tomó un gran esfuerzo recordar hechos específicos sobre alguien que no era de importancia.

lo jaló. su brazo sólido y luego se encontró con sus ojos—. Estaba lastimada. En la realidad. sin duda. Perteneces aquí. como un toro enfurecido a segundos de entrar a una tienda de cerámica. pero no había lugar para el dolor en las Sombras. posiblemente rota. desvaneciendo las palabras venenosas de Sergei mientras el tiempo se congeló a su alrededor—. Esta mano es mía. moviendo su mano del brazo de él y sosteniendo la llave que había conseguido en lo alto. viendo hacia abajo a su mano. Página | 342 . —Claire tomó su brazo. No había manera de detenerlo. El primer impulso de Nix fue alcanzar a Claire y detener el tiempo de nuevo. Amo este brazo. Era parte de ellos. No había forma de mantenerlo contenido. Amo esa mano.—Eres mío —dijo. Nix completo de nuevo. Claire cerró sus manos alrededor de su codo. Suyo y de Claire. Porque la llave era su futuro. —Llave —contestó Claire. pero de cualquier forma en que lo viera. sintiendo que había perdido su agarre en Nix y gritó. ganar algunos preciosos segundos para pensar. Su mano debería doler. Me perteneces. y juntos se tambalearon hacia atrás. —Paseó sus ojos a lo largo de la extremidad—. La mano de Nix se desvaneció y también la llave. Sergei se congeló por un segundo y se movió al siguiente. de la misma forma en que yo soy de ella. Una parte del “nosotros” que él alguna vez tendría. eventualmente los dos tendrían que separarse de nuevo y el movimiento de Sergei seguiría justo donde se quedara. —Llave —dijo Nix lo obvio. alertando al resto del instituto de su presencia. Esta mano ha tocado a Claire.

Porque en este momento. O eliminarlos. Eso fue todo lo que dijo. solo terminarlo. Habían comenzado esto juntos y sabía sin preguntar que lo resolverían. —Aquí —dijo Claire. No dijo nada más sobre lo obvio. Página | 343 .La Sociedad no puede saber que estamos aquí. Apuntó. La sensación del frio metal en su mano lo trajo al presente. nada sobre a dónde se dirigía: hacia los niveles subterráneos escondidos en lo más profundo y los pequeños en los que Nix no se podía permitir pensar. presionando la llave en la palma de su mano y usando sus dedos para cerrar los de él alrededor de la llave—. retiró la pistola de su costado. Ahora tienes las dos. Mía. La primera cosa que harán será esconder a los niños. En un movimiento ágil. No miró a Claire para ver su reacción. Esta vez es mi elección. Nada sobre el hombre muerto que yacía en el suelo. Nix no volteó. Nix se movió rápidamente. Y disparó. Nada sobre lo que él tenía que hacer después: iniciar la fusión. no había nada más por hacer.

se obligó a bajar. Espejos de doble vista. con un sonido en capas que Claire no podía identificar. El Sensor de Natalie le había dado a Claire una buena idea sobre dónde estaban alojados los niños. Claire sabía una docena de palabras que habrían sido apropiadas para los subniveles del instituto. Tres puertas de acero. Sin decir una palabra —sin un adiós— . Si hubiera estado sólida Página | 344 . Ruido blanco. Cinco hombres armados. No necesitaba un plan. Claire no necesitaba direcciones. y capas y capas de tierra hacia el sótano que había existido bajo los pies de Nix desde hacía años. Claire no podía concentrarse en las palabras o pasos o norte o noroeste. Por aquí. Hacia ellos. Lo mismo que siempre le había permitido sentir a Nix la puso en un camino inequívoco. techos y suelos. cerradas desde el exterior.Capítulo 27 Traducido por MeryBlue y SOS por RebecaRocio y ElyGreen Corregido por QueenDelC Claire se alejó de Nix. pero desvanecida. Laberinto. a través de pisos y techos. haciendo guardia. Laberinto. resonó por los altavoces.

Los ojos de la pequeña Null no registraron la presencia de Claire. Pueden verme. pero las Sombras tenían su propio tipo de música. no era nada.podría haberlo sentido como una distracción. Página | 345 . Pueden escucharme a través de las Sombras. Claire se dirigió hacia aquellos que eran como ella. también. tres niños estaban sentados en silencio en una formación triangular con las espaldas hacia uno y otro. los otros dos ocupantes de la habitación se volvieron hacia ella. Una jaula dentro de una jaula dentro de una jaula. Claire caminó a través de una última puerta de acero y entró en una gran habitación con cuatro paredes blancas. todas estas medidas de seguridad habrían sido nada para los hermanos de Nix. Incapaz de entretener plenamente el pensamiento. puerta tras puerta. Por aquí. pero a medida que se adelantaba. la pared opuesta estaba cubierta de espejos y en el mismo centro de la sala. Capa tras capa. Para Claire. A menos que hubiera algo —alguien— que no estuvieran dispuestos a dejar atrás. Al igual que Nix. Y por primera vez. se le ocurrió que si pudieran desvanecerse. Natalie estaba frente a la puerta. El instituto tenía su tesoro enterrado tan profundo que tratar de llegar a él en forma sólida habría sido como llegar a la capa más interna de un juego Mamushkas. En una esquina había tres camas blancas. pensó Claire.

Natalie. Claire se dio cuenta de que tenía dulzura en ella. si hubieran sido inoculados parcialmente por sus poderes. y no quiero dar la vuelta a la cuerda de saltar yo sola. —No te muevas. sin embargo. no podía meditar sus palabras. Si lo hace. en el piso principal del instituto. podrían romperte. Ese fue el pensamiento que recibió a Claire en el momento en que se volvió sólida. sin darse cuenta de lo que había provocado la reacción de los otros niños. Si rompes la regla. Por el momento. No podemos jugar cuando estás rota. pero si estuvieron tomando el suero Nodoby. Esa es la regla. Nix no perdiera la suya. —La voz de Natalie fue alta y clara. Lo único que podía hacer era mirar al niño y a la niña que flanqueaban su lado. Dijo una breve oración para que arriba. Claire no podía pensar en Natalie. te castigan. Claire supo que iba a perder su desvanecimiento. ellos podrían darse cuenta eventualmente y todo el infierno se desataría. e incluso desde las Sombras. Si te castigan. pero no tenía tiempo para eso. Y el momento en que se encontró con sus ojos. paralizante y desgastador. Los guardias que vigilan esta habitación podrían no registrar su presencia de inmediato. Tenía que Página | 346 . Era aterrador. está muerto. Y por qué precisamente la mayor preocupación de Natalie con el potencial de sus compañeros de juego para “romperse” era que ellos podrían estar demasiado maltratados como para girar su cuerda. Claire se preguntó qué era exactamente lo que significaba “roto”. señaló su objeción a tal comportamiento. una cualidad que habría sido convincente si Claire hubiera estado sólida. No podemos jugar cuando estás rota.

más seguro estaría Nix. sin molestarse en mirar a Claire a los ojos. —Y luego. para la absoluta conmoción de Natalie. sus pequeños cuerpos casi tocando el de ella. Ellos la adoran. Los miró a los ojos. —¿Quién eres? —exigió Natalie. Estoy aquí para sacarlos a todos. No me gusta cuando no están. Cepilló el pelo fuera de sus rostros. —Tú estás aquí por mí —dijo Natalie amablemente—. Los dos pequeños Nobodies —Claire no podía soportar pensar en ellos como Nix y Nix— se acercaron a Natalie. —Ellos también tienen que irse —aceptó Natalie—. Ya no quiero jugar a este juego. en el brazo. Y cuanto antes regresara a las Sombras. Quiero irme.llevar a los gemelos y a Natalie de regreso a las Sombras antes de que sucediera. Claire le sonrió. —Soy Claire —susurró—. Y para hacer eso. Tienen que irse porque son míos. Los tres. Le dije que te buscara. Claire le dio la espalda a la niña y llevó una mano hasta tocar suavemente a los hermanos de Nix. Página | 347 . —Todos nos vamos a ir —dijo Claire—. —Soy Claire —dijo otra vez—. en el hombro. Estoy aquí por ustedes. tenemos que trabajar juntos.

El sonido característico del traqueteo —cerraduras dando vuelta. O perros. Pero si lo hacemos. Como si fueran juguetes. había muchas posibilidades de que los niños nunca hubieran visto a un Nobody adulto —o casi adulto. Son míos. pero el Dr. y entonces fue golpeada por el doble sentido de la frase que acababa de pronunciar. agarrando cada uno de los pequeños del brazo. gritos— interrumpió la promesa de Claire. Página | 348 . —Lo intentamos —dijo el niño—. Por otra parte. van a llevarse lejos a Natalie. Lo intentamos e intentamos. puertas abriéndose. Natalie nunca había visto a nadie que le hubiera dado la hora a cualquiera de los Nixes. y después hizo contacto visual primero con la niña y luego con el niño—. Nunca. Milano se enfadó porque no podíamos hacerlo. No parecía habérsele ocurrido a la niña que Claire podría querer conseguirle acompañantes que fueran por su propia voluntad. —Nunca los dejaría atrás —dijo Claire a Natalie solemnemente. Natalie cerró la brecha. —Nadie va a llevarse a Natalie —dijo Claire. Vamos a un lugar en donde nadie puede hacerles daño. nunca.Para sorpresa de Claire. y Natalie también va a ir. nunca. —Nos vamos ahora —dijo Claire a los hermanos pequeños de Nix—. un poco demasiado duro. —Tienen que venir también.

Desde fuera de la cámara de los niños. Nadie: “Nadie” se traduce al inglés como “Nobody”. No podía imaginar ser nada menos. y Claire les deseó éxito para cerrarle el paso al resto del mundo. “Menos que una sombra. Claire pudo escuchar el sonido amortiguado de gritos. menos que el aire. —No son nada —dijo. —La reacción de los niños fue instantánea. de la misma manera que se lo había enseñado a él. Esto podría terminar muy… —Cerremos los ojos —dijo Claire. odiándose por tener que decirles una cosa que ya habían escuchado de manera casual con demasiada frecuencia—. Y si los tres nos desvanecemos. la parte más importante… Natalie sonrió y la expresión. Esto podría terminar mal.” No era su lema pero apostaría que sí era el de ellos. La Sociedad se los había enseñado. Son Nobodies. No se preocupa por nadie más. igual que el de Nix. aunque estéticamente adorable. —Menos que la sombra. no estaba segura de cuál—. —También puedo desvanecerme —dijo Claire a los niños— . 30 Página | 349 . Natalie estaba acostumbrada a ser la parte más importante. fue escalofriante para Claire. El hermano y hermana de Nix se tomaron la mano y cerraron los ojos.Nadie30 se está llevando lejos a Natalie. Es un juego de palabras: “Un Nobody se está llevando lejos a Natalie”. si hacemos a Natalie parte de nosotros. haciéndoles creer. su tono haciéndola sentir como maestra de preescolar o como sargento de instrucción. Menos que el aire.

Click. justo cuando los guardias irrumpieron en la habitación.—Ellos me miran —dijo Natalie alegremente—. ¡Saben que mis Nobodies se movieron y ahora van a romperlos otra vez! Estampó un pie. todos los días. El sonido de la cerradura de la puerta más cercana. más cercanas. Todo el tiempo. y las cerraduras a través de las que había caminado. y su izquierda logró agarrar el cuchillo que Nix había atado en su costado. le dijo a Claire que no tenía mucho tiempo. pero incluso cuando las palabras salieron de su boca. La bloqueó. me miran. Click. aceptó que no podía prestar atención a su propio consejo. con los ojos brillantes. Las voces fuera de la habitación se volvían cada vez más fuertes. les dijo en silencio. pensando en su Nix y estos pequeños Nixes. Saben que estoy hablando contigo. y Claire pudo sentir la compulsión para hacer feliz a Natalie adentrándose en su sangre. y en un solo movimiento empujó a los tres hijos —a todos ellos— detrás suyo. incapaz de animarlos en voz alta. —Sean nada —dijo en voz alta. más propia de una caja fuerte de banco que de una habitación. Claire obligó a su propia mente a aguantar y dijo palabras diseñadas para que los pequeños hicieran lo mismo. las armas preparadas. Click. Son fuertes. —Continúen —dijo a los niños. Su mano derecha fue por su arma. Pueden hacerlo. las precauciones que tuvieron que ser más para el beneficio de Natalie que de los mellizos estaban siendo rápidamente deshechas. Pueden hacerlo. Página | 350 .

Claire no tenía tiempo de maravillarse por lo que había hecho —llevarse la bala con ella a las Sombras— porque ahora Página | 351 . pistola en una mano y cuchillo a la otra. Menos que la sombra. Sintió el poder que salió de su cuerpo. No se han desvanecido aún. y la única manera de protegerlos era… Desvanecerse. —No lo estés. Claire echó los brazos a los lados. No podía dejar que los guardias dispararan a los hermanos de Nix. para Natalie. y en menos de una respiración — menos aún— entró en las Sombras y empujó el desvanecimiento fuera de su cuerpo. menos que el aire. el instinto se hizo cargo. —Claramente. La bala está en este espacio. Podrías llevar un objeto contigo a las Sombras si lo considerabas una parte de ti mismo. No tengas miedo —instruyó Natalie—. Una bala. Claire se encontró con la esperanza de que la pequeña Null tuviera razón. Este espacio es mío. Y ese fue el último pensamiento consciente que tuvo Claire. Es mío. menos que… —¡Tengo miedo! —dijo uno de los niños. —corearon las diminutas voces infantiles detrás de ella—. Acabo de decir que no. Claire no podía ver cuál aunque supo inmediatamente que no era Natalie. porque al segundo oyó el primer disparo. Una pistola en tus manos.—Menos que la sombra. cubriendo el espacio a su alrededor. pensó Claire. eso asentaba las cosas. Los guardias los matarán antes de que pueda llevármelos. La ropa en tu espalda.

desarmó a los guardias. improbablemente. haciendo desvanecer sus armas. Los guardias continuaron su ataque. En cuestión de segundo. Claire imaginó a su madre ignorándola. Nada me pasa. Más balas. creando un escudo para los niños. Inmaterial. hablando a través de ella. empujando su desvanecimiento hacia afuera. Esto fue lo que hizo que hizo a los Nobodies más peligroso que los Nulls. retorciéndose y girando. Claire se movió de lado a lado. Ella se desvaneció de nuevo y se concentró en las armas de sus adversarios. más desvanecimiento y más regreso desde las Sombras. milagrosamente—. Pero de alguna manera —imposiblemente. olvidándose de ella. el correr en la sangre de Claire.había una bala intangible disparando directamente a su cabeza inmaterial. desapareciendo de un lugar y reapareciendo en otro. Este era el verdadero poder de un Nobody. Un detonante. Mientras más guardias entraban en la habitación. el entusiasmo. Ese entendimiento ocurrió en la curva de los labios de Claire cuando sonrió oscuramente. la emoción de poder Página | 352 . Frenéticamente. Ella urgió su desvanecimiento hacia afuera. dejó la bala detrás. Inofensiva. Mis armas. Esta fue la razón por la que enviaron a Nix a matarla. Esta fue la razón por la que La Sociedad no podía tomar el riesgo de que un Nobody entrara con sus poderes a menos que fueran entrenados por La Sociedad. Y luego se solidificó nuevamente. Mis taser. El pensamiento a medio terminar que sacó a Claire fuera de las Sombras.

Nos pertenecemos unos a otros. en las Sombras—. invertido. súper sólida Natalie. revolviéndose. solo que peor. Ella es un pedazo de tu corazón. El cerebro de Claire rebeló el momento en que su desvanecimiento tocó el cuerpo de Natalie. Y con esas palabras. tirando de ella.absoluto la tenía saludándolos con un solo brazo en alto. y ella nos pertenece. con sus balas y Sensors y jaulas dentro de jaulas dentro de jaulas. —¿Cuánto apuestan a que puedo conseguir disparar la mía casi tan rápido como puedo hacer desaparecer las suyas? Detrás de ella. cada onza de poder absoluto hacia Natalie. Se aferró a Nix y a sus hermanos y todo lo que le importaba más que el mundo real. Claire se desvaneció nuevamente. Página | 353 . Claire empujó todo lo que tenía. la alegría. Escurridiza. tirando de Natalie. sosteniendo un arma. Sin lugar para dudas. Claire sintió el momento exacto en el que el hermano menor de Nix entró en las Sombras. y un shock pasó por su cuerpo. Al igual que tocar la droga. acerca de lo que era Natalie y de lo que era capaz de hacer. y mientras los guardias miraban su arma y lentamente bajaron las suyas. Sin duda en su voz. Los sintió. al revés… Pero Claire se aferró firmemente al poder. Ella es como un brazo o una pierna o la ropa sobre su cuerpo. uniéndose a los pequeños que ya retenían su corazón. lo ilimitado de ser nada. —Natalie es nuestra —dijo.

*** Nix había visto la cámara de seguridad antes. y en pleno centro de la habitación. No hay margen para error. no ahora… Claire tomó ese pensamiento. Y entonces ocurrió lo imposible. Solo una niña. había una pequeña tableta de activación. ese sentimiento. el piso y las paredes estaban cubiertos de rejillas de ventilación. como un sirviente momifica un faraón. Nunca había notado la cerradura de seguridad en la puerta o el hecho de que una persona sólida habría tenido que escanear algún tipo de tarjeta de identificación para entrar. la llave de Sergei en su maltratada mano derecha y la llave que Claire le había dado en su izquierda. Dos llaves. —Nuestra Natalie —contestaron los gemelos. No puede evitar la manera en que nació. Nix se dirigió hacia el centro de la sala. pero no se había dado cuenta de lo que era.Todo el mundo es una jaula. Una tableta de activación. cubriendo a la niña en él. Nix se quedó quieto. a menos de un brazo de distancia de la consola que retenía los medios para la destrucción de este Página | 354 . —Nuestra Natalie —dijo. Natalie quien importaba… Se unió a ellos en las Sombras. una tira de tela a la vez. y lo envolvió alrededor de Natalie. Todo lo que no es esto. El techo. Desvanecido. No puedo ayudarla. Natalie la Null. Natalie la sólida.

La solidez exudaba por sus dedos y Nix observó mientras agarraban el plástico. La sensación le recordó al romper de un beso. el piso. su pelo. Nix respiró hondo. y en su lugar se concentró en su propia extremidad. Tocando la cara de Claire. podía sentir a Claire escurriéndose fuera de las Sombras. El veneno. las paredes. tomó una respiración profunda y puso su mano izquierda en la cubierta de la consola. A medida que sus pulmones se llenaban de aire. Había hecho un desastre. Nada de esto es mío. No era mi elección. Aclaró su mente de la influencia de ella. Pasando las dos llaves a su mano derecha. Nix se obligó a no pensar en el veneno que se liberaría en el aire en el segundo que se removiera la tapa. De su objetivo actual. Aplastó la parte de él que nunca creería completamente que la sangre en sus manos era responsabilidad de cualquier otro que la suya propia. pero no podía pensar en eso o en Claire. No es mío. poniendo la palma contra la suya. Ese no era yo. Nix reclamó su mano justo cuando una espesa niebla blanca comenzó a moverse con lentitud fuera de las ventilas en el techo. Las uñas. preparándose para abrirla en el momento que le permitiera recuperar la forma sólida. y lo lanzaban hacia atrás.edificio y todo lo que contiene. La palma de la mano. De todo menos las dos llaves en su Página | 355 . Los dedos. No pensó en ninguna otra cosa que no fuera el hecho de su mano derecha había matado personas.

No le pasaría. la derecha. No puede dejar caer las llaves. Nix no pensó en eso. pero una vez que cruzaran. En las Sombras no podían tocar nada. Sin temores. pero ahora un solo segundo era un lujo que no podía permitirse. llaves en posición. la izquierda liberando la llave de Ione del agarre de su pareja. Sin esperanzas. activarían la secuencia de fusión. pero Nix no sintió nada.mano derecha y la tableta de activación descubierta con dos agujeros de forma idéntica. Nix comenzó el proceso de disociación. El dolor no existía aquí y no tenía tiempo para ello. No tenía tiempo para la niebla creciendo más y más densa en el sólido mundo a su alrededor. devorándolas enteras. Contemplando que su extremidad mutilada era desconcertante. Nix extendió sus manos. agarrando sin apretar la llave de Sergei. cuando había desencadenado el veneno. tuvo un segundo para pensar. Empezar de cero. suponiendo que quisiera salir de esto con sus manos y no solamente restos inútiles de piel sobre huesos. maltratada y rota. tendría que retraer sus manos. las quemaría. Sin emociones. Nix maniobró las llaves en su lugar. Con una minuciosa precisión y una mente tan blanca como una pizarra sin usar. Una vez completada la acción. Manos firmes. Nix movió los músculos y los huesos de la mano rota para apretar más fuerte la llave. El gas venenoso comería atravesando sus manos. Página | 356 . La única manera que pudiera girar las llaves una vez que se solidificaran era con manos que hubieran hecho lo mismo. para concentrarse. Antes.

Podía sentirla. La activación fue instantánea. Nix se dirigió hacia el pasillo este. y escaparían antes de que se autodestruyera el edificio. Una vez saliera al pasillo este estaría bien. más seguro estaría. No. Abajo. Nix se volvió y caminó hacia la pared del fondo. Claire. a pesar de que no podía sentir la agonía abrasadora que le estaban debiendo. lo llevó a través de la niebla que no podía tocarlo. Se bañó en él. Él sintió su poder. Hora de salir. Fusión iniciada. Nix dio la bienvenida a sus manos de nuevo en las Sombras y las acunó contra su cuerpo. y luego soltó el aire. Han rozado sus labios. Igual que el dolor. Encontraría a Claire. contenía el gas. Esas manos matan a la gente. Nix inhaló. Mías. Ácido carcomiendo. Sirenas rugiendo. Cuidaron de Claire. La habitación era hermética. más y más Página | 357 . Piel burbujeante. Claire. ella estaba desvanecida. a través del veneno que no quería más que golpearlo hasta matarlo. Esas son mis manos. Estas llaves pertenecen a esas manos. Son. Lo bebió. Su presencia tiró de él. era difícil no imaginarlo. Han salvado personas que merecían morir. Con fluidez líquida.Nada. Esas manos trataron de matarme. Cuanto antes dejara este cuarto. en los subniveles. Aunque Nix no podía sentirlo. como siempre lo había hecho. Esas manos no son mías. Lo hizo suyo.

muy sólida. al igual que su propio cuerpo. Página | 358 . Nix no podía moverse. Con un pie tímido al borde de la pared de la cámara. su conexión con la mente de Claire. En las Sombras. Nix lo sintió —en cada poro. Nix tropezó. Menos que la sombra. Null. se obligó a ir hacia delante. el aire se hizo más opaco mientras el veneno serpenteaba fuera de los conductos de ventilación a velocidad constante. fea y permanente— impregnó cada célula de su cuerpo inmaterial. Null. La ola de náuseas fue instantánea. Claire había tenido éxito. y en el momento que se dio cuenta de que había perdido su desvanecimiento. No era solo un medicamento en esta ocasión. No había dolor en las Sombras. en la boca del estómago.cerca de las cámaras. en el aire que respiraba. muy real. su energía recorrió las Sombras. y la presencia de la niña era tan tóxica como el gas venenoso. atravesarla. pero Nix no pensó en el ácido en el aire o lo que una concentración mucho menor le había hecho a sus manos. Había traído a la pequeña Null a las Sombras. la espesa neblina de ácido en el aire se volvió. trató de no pensar en lo que sus sentidos le decían. y la palabra —sarcástica. Es un Null. Era mil veces peor que la sensación de ver a Claire traer la medicina Null a las Sombras. y el agarre de Nix. No podía dar el último paso hacia la pared. A su alrededor. era sólido como una roca. Menos que el aire. Como una piedra arrojada a un lago.

Las Sombras. Claire. Claire. No más veneno que comiera su camino a través de su piel. Menos que la sombra… Agonía. donde estaba seguro. Pacífico. o en el molesto enrojecimiento de sus heridas. dándole la bienvenida al alivio como a un viejo amante. esperando por él en el pasillo este. Claire. como las termitas a través de la madera.Nix tenía que pensar las palabras. No podía respirar. Ni un solo aliento. Estaba parada allí. No a Claire. esperándolo. no lo hacía. Dolía. Era lindo aquí. Ione. Las Sombras. Una sombra. Y en el siguiente segundo. MENOS QUE LA SOMBRA. Piel fundiéndose. Miles de cuchillos por cada centímetro cuadrado de piel. ClaireClaireClaire. y Nix. Y luego la vio. Las Sombras. Nix no se permitió pensar en el Null en las Sombras. Aun así. la voz mecánica anunciando la evacuación. tenía que desvanecerse antes de que el veneno se alimentara a través de él. Ropa disolviéndose. Miles de cuchillos. MENOS QUE EL AIRE. tropezó a través de la pared de la cámara de seguridad hacia el pasillo este. Página | 359 . como si de alguna manera más allá de la sombra de la duda supiera que él era el responsable por las sirenas que hacían eco a través de los pasillos. Manos en llamas.

La arrancó y la tomó de sus costuras. incluso como su otro yo. la chica que no podía ser. El saber que Nix había dejado las Sombras agobió a Claire. sangrantes. dejó de respirar. ponerle ruedas de entrenamiento a sus bicicletas. Vendarles las rodillas peladas. Y hecho para un fin. no podía soltar su agarre de las Sombras. Sabía que quería mecerlos y empujarlos en columpios y leerles historias. su frecuencia cardíaca acelerada cuando las posibilidades. sus diferencias. ni siquiera podía recordar el consumidor dolor mordaz que esperaba por su forma sólida. eso era todo lo que alguna vez sería. De Natalie. Esta vez Nix no pudo pelear con ello.Eso era todo lo que él había sido para ella. cavernosos pasillos de su mente que su “madre” estaba sosteniendo una pistola. *** Nix se ha ido. horribles posibilidades. Todo lo que podía ver era Ione. Matar objetivos. se dio cuenta en los fuertes. Tan pronto ya los conocía. Y estaban desvanecidos. Los dos pequeños de cabello oscuro la anclaron aquí: su parecido a Nix. Conocía sus sonrisas solemnes. De los gemelos. No pudo conjurar la imagen de Claire. Su madre. Menos que un humano. y Claire se aferró a eso. Y mientras las torturadas extremidades de Nix se solidificaban y colapsaba en la tierra a sus pies. pero no podía permitirse desentrañarse. se metieron dentro de… Página | 360 . Una idea tardía. Ellos eran suyos. o ser comido vivo por veneno.

anclándose en sus propias palabras. —Correr. Donde los estaba esperando. Vámonos. de que algo pudo haber ido mal. —¿Nos vamos? —preguntó Natalie. Claire corrió. no parecían necesitarla. Los Nobodies no reciben agradecimientos. su Nix. eso. y los niños.Una pequeña mano envolvió la de Claire. Primero. Hacia. o los pequeños Nobodies no tenían ese tipo de poder todavía. Cualquier otra conexión que compartía con Nix no se extendió por completo a sus hermanos. Directo. —Claire no dio más explicación que esa. —Corramos —dijo Claire de nuevo. y el pequeño chico —como Nix. —¿Correr? —dijo Natalie. Quiero irme. en la manera de los muy jóvenes. siempre había querido escuchar esas palabras. la mano del pequeño chico en la suya. —Gracias —susurró ella. Correr a encontrar a Nix en el pasillo del lado este. En donde había perdido su desvanecimiento. balanceándose en las puntas de sus pies—. rechazando recordar cuánto Nix. —Ya casi —dijo Claire—. las chicas justo tras ella. Donde estarían bien. como si esperara que ella se alejara. La mente de Claire se ajustó lo suficiente para notar que cuando el pequeño chico había tomado su mano. sin permitirse considerar la posibilidad de que Nix podría no estar bien. tenemos que correr. tan parecido a Nix— rechazó encontrar su mirada. Bajó la mirada. su curiosidad picada. el tiempo no se había detenido. Página | 361 .

Ione. no registró el hecho de que significaban que Nix había tenido éxito en su misión. una que no sería negada por ninguna cantidad de pretensión o imaginar que no era de ese modo. Como si estuviera muriendo. no las notó. abrasando su cuerpo desde dentro hacia afuera. Le tomó un momento a Claire el darse cuenta de que el sonido fue un disparo y para entonces.Nix. él ya estaba tan herido. Agonizante. igual que ella. Sosteniendo una pistola —ella. Como si alguien lo hubiera volteado desde dentro hacia afuera. no estaba… Claire no se podía mover. la bala ya se había insertado en el hombro de Nix —Dios. Nix. Claire ni siquiera trató de mantenerse en las Sombras. ni siquiera podía recordar la palabra “correr”. Estaba —agujeros. no ella. las cosas que Claire no era capaz de pensar en las Sombras se volvieron realidad. Los pensamientos desgarraron su cerebro como rayos. Y Nix no estaba. Ione estaba allí. no él. lleno de agujeros. Sangrando —él. atorado en la garganta de alguien. Rojo. Porque de repente. El cuerpo de Nix ya no era su cuerpo. Bang. Página | 362 . Nix no era el único en el pasillo. Brutal. No escuchó las sirenas. Su piel era del color de un grito.

incluso aunque Ione podía verlo físicamente. —Ione bajó la mirada a su reloj. Ese es el problema con los Nobodies después del punto de matanza. no podía enfocarse completamente en él lo suficiente para decir exactamente dónde estaba —así que solo iba a seguir disparando hasta que una bala encontrara su corazón. Por ti. Desde Las Sombras. y Natalie se molestó con la vuelta que había tomado su pequeño juego. su tono convencional—. pero Ione se volteó y apuntó su pistola hacia ella. muy azules. Aunque Nix no estaba desvanecido. Claire sintió que su agarre en la pistola se tensaba. inconsciente del hecho de que incluso la había levantado. Las decía en serio. Claire se encontró mirando los ojos azules. los niños se dispersaron. Eso. Llegan a pensar que ellos mismos son humanos. Ione no se parecía mucho a Nix. su voz grave. —Pero tú. como en Nix. “eso” me dispararía —dijo Ione. Claire ladeó su propia pistola. No estaba apuntado a su hombro. —Si “eso” pudiera moverse. sin Página | 363 .por qué alguien haría eso— Claire volvió su angustiada cara hacia la madre de Nix y vio la respuesta en sus labios neutrales. los Nobodies asustados porque ella los había arrancado de su desvanecimiento en el momento en que ella perdió el suyo. y mueres —dijo Claire. Tras ella. el enfoque desigual en sus ojos mientras apuntaba de nuevo a Nix. El hijo de Ione. “tú” no me dispararás. Decía en serio las palabras. —Dispárale de nuevo.

y no tengo tiempo para construir una historia que me encubra con la profundidad apropiada. Varios metros más allá. Ione sacudió su cabeza. —Yo era responsable de este edificio y de todos los que trabajan aquí.miedo y haciendo una muestra de eso. igual que el veneno. estoy muerta. Este es mi desastre. En… —Dos minutos —graznó Nix. entonces tú mueres también. Si lo mato. puede que salgas. Solo dispárale. Si salgo o no. no serás capaz de desvanecerte. tienes que ser invencible. ahogando un sollozo. Lo menos que puedo hacer es limpiarlo. Era responsable de todos ustedes. Nix se retorció. Claire mantuvo su voz firme. —Se detuvo—. Dispárale. recuerda el poder. —Sonrió—. Nix herido. —Si te vas ahora. Esta mujer era la madre de Nix. Poder. Mis superiores toman muy seriamente la responsabilidad. Claire. Necesito desvanecerme. El sonido de una bala volando. Solo te mataré ahora. qué demonios. pero cómo puedo… Nix acostado allí. —Todo este edificio se está yendo abajo —dijo Claire—. y Claire supo que las palabras de esta mujer lo estaban carcomiendo. estarás destrozada. Dios. Pero no podía. No serás capaz de quitar la mirada de su cuerpo. Y mientras más estés viendo su cuerpo. Oh. Eres invencible. Y si no te puedes desvanecer. Le tomó un segundo darse cuenta Página | 364 . Tengo que ocultarme. duele demasiado no puedo dejarlo no puedo moverme no… Claire escuchó el sonido de una pistola disparando.

y la mujer cayó de espaldas. Nix tosió. luchando para quedar de rodillas. e inconsciente de que había perdido. No podría dejarlo. Cuando estábamos corriendo y las cosas se sintieron divertidas. Sácalos… Página | 365 . chocando contra la tierra. y no era suya. estaba Natalie. Tan inocente. Ella acaba de salvar mi vida. Natalie colocó la pistola de vuelta al lado de Nix y se puso de pie. Duele. Y al lado de Nix. y escucharlo era una agonía para Claire. los inicios de un puchero en su rostro—. Tengo que irme. para alguien que acababa de matar. La bala se deslizó a través de la piel de Ione. —Un minuto. No es importante. No importa. Claire se volvió hacia la dirección de donde había venido la bala. Ella no podría hacer esto. Lentamente. enterrándose en su cráneo. Nix estaba recostado en el piso. La mujer se ha ido ahora. Hablar era una agonía para Nix. ¿Podemos regresar? Una voz tan dulce.de que la pistola en cuestión no era la de Ione. Claire corrió hacia Nix. notó Claire. sus manos aún inútiles. —Eso me gustaba más antes —dijo Natalie. ¿Podemos regresar? —En un solo movimiento delicado. con los ojos vacíos. Sosteniendo una pistola. con una extraña expresión neutral en su cara. Se arrodilló a su lado. Tan feliz. —Tenemos que irnos… —No puedo.

y cuando estiraron la mano hacia Natalie. —Menos que la sombra —dijo Claire. abrazó las Sombras y las empujó hacia el exterior. Puedo quitarlo todo. absorbiendo demasiado. De repente una suave presión en su hombro hizo que Claire saltara y la sacara de sus pensamientos. —Menos que la sombra —dijo la pequeña chica.—No voy a dejarte. Hacia Natalie. Él no se movió. Se desvaneció a la nada. a donde pertenecía. Puedo quitarlo. de abrazarlo. Su propio mantra era tácito. —Claire evitó la urgencia de golpearlo. diciendo las palabras para Nix. y esa necesidad explotaba en su cabeza como un aneurisma. —Menos que el aire —dijo el chico. —No duele aquí —susurró ella. Ella no lo necesitaba. sus ojos en Nix. Pero con su último aliento de energía. Menos que el aire. solo a Claire. y presionó hacia Nix. sus ojos viéndolo todo. de cubrir su cuerpo con el suyo y absorber su dolor. mirando a Claire. Los niños —los pequeños Nobodies— habían puesto sus manos en su hombro. trayéndolo a casa. porque él no podía—. los gemelos se le unieron en las Sombras. Claire presionó sus labios a la frente de Nix. a la absoluta nada. Todo lo que necesitaba era a Nix. En unísono. Página | 366 . hasta que no pudo ver o sentir o escuchar nada más.

La nada era un dulce alivio. como cenizas en el viento. dejaron atrás las ruinas. lentamente. Solo flotando —silenciosamente. y juntos. El silencio era absoluto. Y cuando el instituto explotó alrededor de ellos. No volando. delicadamente. Página | 367 . No corriendo. Claire no sintió ni vio ni se preguntó por el hecho de que un edificio entero podría ser reducido a polvo en un latido. En lugar de eso levantó a Nix y reunió a los niños a su lado.

y el sabor en la punta de su lengua era dulce. Nix probó el azul. Energía. pero estaba caminando. No tengo cuerpo. Era hora de irse. Un camino a la nada. allí estaba. Olió música. Las palabras eran familiares. La sola palabra detuvo sus pisadas. y no importa en qué dirección se diera vuelta. pero Nix no pudo ubicarlas. Protector solar y canela. Claire.Capítulo 28 Traducido por GabbiiRellez y SOS por RebecaRocio Corregido por QueenDelC Nix estaba aproximadamente noventa por ciento seguro de que estaba inconsciente. Escuchó amarillo. Un camino hacia una pared de luz. No podía recordar cómo lucía un resplandor. la melodía más dulce. El mundo estaba confuso. Página | 368 . Hacia algo. Tenía que hacerlo. Un camino abandonado presionaba sobre todos sus lados. No tengo pies. Tan brillante. un camino hacia ninguna parte. Comenzó a moverse de nuevo. Sus sentidos se derrumbaron uno sobre otro.

A ver a Claire. Pacífico. Nix se obligó a pensar. Fue reconfortante. Que él iba a morir. lo único que podía hacer. La muerte no rugió. Tranquilo. Sus ojos eran de color marrón. No luchó contra ello. Tentador. Claire. Se estaba muriendo. Y tenía sus mandíbulas tiesas a su alrededor. el presente y el futuro fueron una misma cosa. y no lo iba a dejar ir. A imaginar. Azul. Claire. Sabía hacia donde caminaba. Todo. y que este era el final. pero brillaba dorado bajo el sol. No tengo un cuerpo. esa dulce melodía flotó nuevamente dentro de su conciencia. Quieto. Y a medida que su propia voz se hizo más y más silenciosa en su mente. Luz. Y fue entonces que Nix supo. Encajaba perfectamente bajo su barbilla. Ni siquiera tenía una cabeza. Gratis. Sin dolor. moteados de color ámbar y verde. Infinito. y conocía que no solo estaba inconsciente. Nunca hizo la misma expresión facial dos veces. hasta que el pasado. Todo.Brillante. Y que lo mejor que podía hacer. Porque la muerte sabía que iba a ganar. La muerte lo tenía. Tenía el pelo castaño claro. la memoria de Nix colapsó de la misma manera en que sus sentidos lo hicieron. Mientras se movía. era imaginar a Claire y Página | 369 .

Nix está muriendo. La manera en que la observaba mientras él meticulosamente convertía leña en una biblioteca. Para decir adiós. No tenía una pulgada de piel sin haber sido tocada por el veneno de La Sociedad. Se negó a verlo de esa manera. se vio agravada por la concentración que tomaba mantener a Natalie inmaterial. Pero Claire no lo veía de esa manera. Él va a estar bien. de pie fuera de su ventana del dormitorio con una pistola. el cuerpo de Nix pesaba demasiado para ella ahora que habían cruzado desde la ingravidez hacia el sórdido agarre de la gravedad. Él está bien. Claire se negó a creerlo. Todo su cuerpo estaba cubierto de quemaduras. La forma en que la miró la primera vez que lo había visto. La solidez vino como una avalancha hacia la cabeza. Página | 370 . Vio a Nix. El temor de que él no estaba era completo. Él está bien. *** Para cuando aterrizaron en el punto de encuentro. Su Nix. La presión de mantener a Nix en las Sombras cuando su mente había dejado su cuerpo. la mente de Claire se había extendido más allá de sus límites. y ella se desplomó en el suelo. y Claire no podía luchar por más tiempo. Su hombro estaba sangrando. a millas de distancia de los restos del instituto.aferrarse a esa imagen y obligarse a sí mismo a despertar una última vez. Se lo comió.

Todo lo que echaría de menos. No iba a morir. ella no había creído que lo vería despierto otra vez. —Su voz se hizo más fuerte y más alta—. Tenemos a los niños. Y ella lo podía sentir en esa mirada. Los milagros suceden. vas a estar bien. —Su tono se hundió de nuevo en un susurro que quedó atrapado en el fondo de su garganta—. Nix luchó por abrir su boca. —Estás bien —dijo. —Vas a estar bien —dijo—. Simplemente no lo haría. sus ojos se voltearon con dolor cuando lo hizo. esos hermosos ojos azules de Nix. Pero podía mirarla. Salimos. los parpados de Nix se movieron. Hicimos todo bien. Sus ojos. arreglando su cuerpo en el suelo. Nix. No en realidad. Todo lo que ella amaba sobre él. estaban milagrosamente intactos. Ganamos. Página | 371 . Él no podía hablar. Como si la hubiera escuchado. No. —No —susurró—. Claire suprimió un sollozo. Y ganamos. el ruido quebrado que le dijo que a pesar de sus mejores esfuerzos por sentir lo contrario. Tú vas a estar bien. Él podía verla. Lo hacen. como si lo regresara a su existencia con solo creerlo. y el instituto se ha ido. Vas a estar bien. Claire acunó la cabeza en su regazo.Nix no estaba muriendo.

No quería que se lo dijera. y lo harás Nix. —Tú eres el único. Siempre te amaré. Él la amaba. Nix. tomando impulso mientras llegaban. Tienes que hacerlo. las lágrimas escurriendo desde sus ojos hacia su rostro—. Simplemente no puedes. Adiós. No quería que se fuera. Eres todo. pero Claire no quería oírlo de cualquier manera. —Te amo. Adiós. Solo ponte mejor. y se estaba yendo. No te puedes morir. —No —dijo Claire con vehemencia. No hables. su propia voz quebrada—. Nunca. El único que importa.—No hables —susurró Claire. Página | 372 . las palabras tan destrozadas como su cuerpo—. —Te amo —logró decir Nix. No era claro si se refería a que siempre lo hizo o que siempre lo haría. Las palabras salieron más y más rápido. Solo tienes que creer que puedes. incapaz de dejarlo ir—. Ella no quería que hablara. porque sabía lo que estaba diciendo. Eres mío. odiándose por sostenerlo en tal agonía. Tienes que creer que te pondrás mejor. La única persona a quien le he importado. Sabía lo que venía a continuación. No estás autorizado a dejarme. —Quédate —susurró ella. No vas a dejarme.

Pensó en besarlo. encorvándose. su cuerpo ya no era suyo. para siempre? ¿Y si el felices para siempre es real? Dilo. Te amo. Para siempre. No puedo dejarlo ir. No. mientras se deslizaba lejos de ella. una y otra y otra vez. Voy a desvanecerme. Él no puede morir en las Sombras. Puedo hacerlo… puedo. Solo con los ojos. y entonces no podrá morir. Nix. Página | 373 . Voy a desvanecerme y lo llevaré conmigo.Situación: ¿y si la persona que más amas en el mundo… y si la única persona que te ha amado se estuviera muriendo? ¿Y si te estuvieras muriendo y amas a alguien en la tierra lo suficiente como para quedarte? ¿Y si el amor es mágico? Se siente como magia. ¿y si lo fuera? ¿Y si todo lo que se necesitara para curar a alguien fuera un beso? ¿Y si? ¿Y si? ¿Y si? —¿Y si pudiéramos hacerlo? ¿Y si pudiéramos tener una casa y un jardín y una vida juntos. No puedo salvarlo. Él no podía decir nada más. Di que es real. Claire rompió en llanto. No con palabras. su pena era una bestia en su propio acuerdo. pero no podía. Besarlo y hacerlo todo mejor. Besarlo y parar el tiempo.

Y apenas se dio cuenta que Natalie se arrodilló a su lado. pero no. no la manera en Natalie lo recogió. Claire se rompió. No le importada. Para detenerla. con una extraña expresión neutral en su rostro. —No me gusta esto —dijo Natalie. No Natalie. poniéndose de pie y girando. No podía arrastrar sus ojos lejos de Nix. su rostro inexpresivo mientras miraba a Nix—. por última vez. No el cuchillo. Pero tenía que hacerlo. que cortó la piel del pequeño niño Nobody. Claire sabía que debía decir algo. No me gustas así. Lo único que importaba era Nix. Nix. Natalie. Pero no podía moverse. Nix. Nix. Nix. porque no podía dejarlo morir sin oírlo de sus labios. Nix. No el cuchillo que Claire no podía recordar cayendo en el suelo. —También te amo. hacia los pequeños hermanos de Nix. Se hizo añicos. Claire sintió la compulsión de hacer el exactamente como Natalie quería que fuera. Sintiendo como si firmara su sentencia de muerte. Nix. o la única pizca de luz que todavía estaba allí. Página | 374 . se inclinó hacia adelante y puso sus manos sobre Nix.No puedo decirle adiós. No el parpadeo casi imperceptible de energía que estalló fuera de su sangre mientras comenzó a fluir libremente por el brazo. Nix. mundo Nix.

y esto era un adiós. Oscura. Al igual que la materia y la antimateria. en realidad. no estoy seguro de lo que obtendrías si los mezclas.. Los resultados serían impredecibles. perfectamente confiada en que el chico que acababa de acuchillar la seguiría. Luz. Él era de ella. y Claire observó cómo las luces. ¿Sangrar sobre él? Algo muy poderoso. Puede pasar cualquier cosa. Moviéndose. Claire quería gritarles. Luz pura. Decirles que se fueran y dejaran en paz a Nix. blanco perla y negro — que normalmente solo podrían verse desde las Sombras—. Ellos no tenían derecho a. la sangre Nobody.. Completa. Creciendo. Las corrientes constantes de sangre se entrelazaron en el aire. Nulls y Nobodies.Con su expresión igual de seca. Natalie volvió el cuchillo hacia su propio brazo y lo cortó también. Claire vio cómo la sangre fluía del brazo de Natalie y el pequeño Nix.. rompieron su camino hacia el mundo real. Él lo hizo. Página | 375 .. Y entonces vino a pararse junto a Nix. Extendiéndose.

Era como ver a la muerte de una estrella. como si el poder de su mirada pudiera poner al mundo físico de rodillas.Y allí. vio la carne viva burbujeante y fluyendo. sin heridas. sin cicatrices. en lugar de esa estrella. La luz alrededor Nix latía y luego se desplomó. La luz se hizo más brillante. Claire vio la piel de Nix estremecerse. ese conglomerado de poder. mutando. Nunca había pensado en ello. Y allí. y luego… Silencio. Página | 376 . sus ojos con pura fuerza de voluntad. Está bien. Lo contrario de ruido blanco. A través de la luz. Estaba mejor que bien. Imposible. Estaba vivo. Propagándose. como agua hirviendo sobre el borde de la olla. Más intensa. hasta que tuvo un sonido: un zumbido agudo y un estruendo grave y todo lo demás. *** ¿Y si la magia fuera real? ¿Y si el amor pudiera sanar? ¿Y si hubiera realmente una cosa tal como felices para siempre? Estos pensamientos claramente no eran de Nix. en medio de ello. y no había una marca en su cuerpo: sin firma. Ciertamente nunca la mereció. —Hazlo —susurró Natalie. estaba Nix. Claire se dio cuenta con un sobresalto. estaba Natalie. Nunca lo había querido. belleza y la voluntad de una niña de ocho años de edad. Felices para siempre nunca había sido una opción para Nix.

se sentó y la atrajo hacia él. Deberías Nix se encontró extrañamente obligado a alimentar a la persona que hablaba. La que lo había salvado. Y la octava y novena y otra y otra vez. hacer eso. se besaron. El dolor era un viejo amigo. La cuarta vez que Claire lo dijo. Página | 377 . La Null de ocho años que había salvado la vida de Claire al dispararle a Ione. hasta que una pequeña voz imperiosa irrumpió en su mundo-de-dos-personas. Estás bien. La quinta y sexta veces que lo dijo. Eras dueño de él. a través de una bruma de dolor. La séptima vez. Y ahora ya no estaba. Nix se dio cuenta de que ella estaba llorando. Lo sentiste. Había oído a Claire diciendo esas palabras antes. —Deja de alimentarme.Y aun así. Era importante. cortando su propia carne y la de su hermano pequeño. Lo dejas ir para desvanecerte pero siempre estaba allí. La Null. esperando cuando volvieras. Estás bien. Era tan dulce y quería darle de comer. —Estás bien. y es ahí cuando Nix recordó. Tengo hambre. Dolor que se había ido ahora. Ella necesitaba comida. El dolor era real. —Estás bien. El dolor no solamente se iba. Mal.

Quería que se fuera. y eran peligrosos porque era demasiado fácil para ellos manipular a los demás. y lo hizo. De la misma manera que caminar a través de las paredes no era posible. —¿Las cosas que no son personas o las que son? — preguntó Natalie. y la energía. Se ve cómoda con él. de preocuparse por nadie más que sí mismos. ¿qué hiciste? Natalie rayó el suelo con el pie. Oh. Siempre consigo lo que quiero. Claire habría estado indefensa ante ella a partir de este momento—. incluso de pequeños. Natalie? —Nix se obligó a decir su nombre.. Dios. Las personas no son cosas. la expresión curvándose lentamente sobre sus facciones angelicales—. No le molesta la sangre.Ella todavía tenía en la mano el cuchillo. tuvieran ese tipo de poder. —¿Puedes hacer que las cosas hagan lo que quieras. Pensé realmente duro. —Pensé. Nobodies y Nulls son opuestos. La sangre. con los ojos brillantes de una manera que le dijo a Nix que incluso si Natalie no hubiera sido una Null. No era posible. Pero no podían manipular el mundo físico. Página | 378 . su voz reverente. y. Le gusta. a no retroceder ante la idea de que Nulls. —Sonrió. Nix no trató de decirle eso. sabiendo que no serviría de nada.. Los Null eran peligrosos porque eran incapaces de formar lazos emocionales con otras personas. incluso uno que acababa de salvarle la vida. —Lo salvaste —dijo Claire. Nix reprimió un estremecimiento.

Nix podía recordar. pero la bruma de dolor había sido tan espesa que lo único que había querido era mirar a Claire. —¿Hamburguesas? —repitió Claire—. Le habían enseñado. La había utilizado como una rata de laboratorio. ¿Dónde más? La Sociedad la había criado. Me gustan las hamburguesas. Desearía que todos estuvieran muertos. Tengo hambre. —Las cosas que no son personas son difíciles —dijo Natalie lastimeramente—. Él me enseñó un montón. No solía poder hacerlo. Natalie. Hizo cosas que no me gustaron. y él se preguntó dónde exactamente se había enterado de que había energía en su sangre. la de su hermano pequeño. Tal vez los mataré. se aclaró la garganta. Claire tragó saliva con fuerza. —El doctor malo hablaba mucho. apenas. ¿Entiendes lo que acabas de hacer? Página | 379 . Puedes tener todas las hamburguesas que quieras. —¿Y la sangre? La sangre de Natalie. y los ojos de Nix se sintieron atraídos por sus labios cuando se separaron para hacer la pregunta que estaba en la punta de su lengua. —Energía. —La hermana de Nix respondió a la pregunta. Me alegro de que esté muerto. sintiendo que estaba perdiendo la atención.—Las cosas que no son —dijo en su lugar. los ojos de Claire. Me vas a alimentar. No me gustaba. ver a la niña recoger el cuchillo. Para permitir que lo último que viera fuera ella. El doctor malo me enseñó.

Te dije que te sacaría. —Se veía mal. y casi morir de nuevo. como si no acabara de iniciar una demolición completa de todo lo que alguna vez había creído. Su piel era fea. Estabas llorando demasiado duro para conseguirme comida. No me gustaba. y luego se encogió de hombros. Nix obligó a su cerebro a funcionar de verdad.Nix vio cómo los ojos de Natalie se movieron hacia él. por favor. entre su conciencia perdida. así que hice que se fuera. y Nix sintió una punzada en el estómago. Los ojos del hombre perdieron enfoque por un momento. Lo hice como me lo pediste. cariño. Nuestros archivos. miedo de que el Sensor pudiera no mantener su parte del trato. Un Null de ocho años en busca de una hamburguesa. y entonces se dio cuenta de que de alguna manera. casi moribunda. y luego se puso de pie —Acabas de hacer lo que te dijo. estoy tan contento de que estés bien. Te lo dije. Pero después de un Página | 380 . Su voz sonaba divertida. recuperar la conciencia. Claire se las había arreglado para llevar a los cinco al punto de encuentro. No me gustó. e hicimos justo lo que pediste. Salvado por un Null. —Natalie. El Sensor —el que les había entregado la llave para la destrucción del instituto— estaba radiante. —¡Natalie! Le tomó a Nix un momento reconocer la voz. —Nix cabeceó hacia Natalie y luego volvió a mirar al hombre—.

El hombre ni siquiera se dio cuenta. Natalie. Tienen que venir también. Hazla feliz. Te va a encantar allí. Darle lo que… Página | 381 . Nix se preguntó qué iba a hacer ahora con la niña. Pequeña. —Son míos. y Nix fue golpeado por la forma en que sus voces salieron unidas: los susurros de los más pequeños.largo rato y varias más sonrisas radiantes dirigidas a Natalie. Solo para Natalie. —No me gusta “no” —dijo Natalie. —No —dijeron cuatro personas a la vez. Tenía ojos para Natalie. cariño. Natalie sonrió. Nix vio como Natalie hizo un gesto a su hermano y hermana menor. Compré una casa. Y luego sus ojos fueron atraídos. Tengo que hacerla feliz. después de un largo rato. al cuchillo. Negra. pero luego. se dio la vuelta. la de Claire aguda y fuerte y la suya. Por un momento. Tiene todo lo que quieres. —Nos vamos a casa. —¿Puedo llevar mis cosas? —preguntó. un gruñido. solo para ti. el hombre buscó en sus bolsillos y sacó una memoria de bolsillo. —Por supuesto. Nix la tomó de la mano del hombre. Nix sintió algo: un tirón para dejar que Natalie tuviera exactamente lo que quería. Libertad. una y otra vez.

Ella me salvó la vida. —Yo puedo —dijo Natalie—. con la suficiente energía. confundido. Nix incluso tuvo la idea de que estar en las Sombras había cambiado a la niña de la forma en que había cambiado la droga Null de Sykes. Y nosotros salvamos la suya. Quería que ese chico feo se fuera y lo hizo. señalando a los otros niños. Que de alguna manera había llegado a preocuparse por su pequeño hermano y hermana. Un Null me salvó la vida. A veces. como el resultado de mezclar la sangre de un Nobody con un Null. Quería a las personas malas muertas y ahora lo están. Yo lo hago. —Pero yo los quiero —dijo Natalie. Página | 382 . Cosas. Nix sintió la segunda mitad de esa revelación con culpa —y la pequeña esperanza de que tal vez Natalie era diferente. —Tómala y vete —dijo Nix al Sensor. La energía. El tirón de Claire y de la pareja de pelo oscuro era más fuerte. como su cuerpo. sin mirar a la niña. —No siempre puedes tener lo que quieres —dijo Claire en voz baja. Que había salvado su vida y la de Claire porque en el fondo no era un monstruo. Mirando a Nix. El hombre frunció el ceño. pero nada era tan fuerte como el tirón de igual a igual. tratando de reconciliarse con el hecho de que Nix no quiso darle a Natalie exactamente lo que había pedido.No. cosas que no son personas son casi tan fáciles como las que sí lo son. El doctor malo estaba en lo cierto. Los Nulls podrían tener un aumento de la capacidad de afectar a la gente.

el hermano y la hermana de Nix gimieron como cachorros arrancados de su camada. Pero tú vas a estar bien. —Ella salvó la tuya —murmuró Nix.. Natalie y el Sensor se fueron. Vas a estar perfecto. No quién. —Natalie —dijo el niño.. Nix se arrodilló delante de ellos. había un tono en su voz cuando miró a sus hermanos. —Te traeré juguetes nuevos. sonando aburrida—. Yo haría todo… —Bien —dijo Natalie. Página | 383 . Quiero una hamburguesa. Podrías ser mi niña. dejando atrás a cuatro Nobodies.. luciendo demasiado inocente. —Ella te salvó la vida —murmuró Claire. Y así como así. —¿Eres rico? —No. te amo. Muchos de ellos. demasiado dulce—. pero Natalie. —Natalie tenía que irse —dijo—. —Va a estar bien. Junto a ellos. —Sonrió. Y entonces podremos hablar de lo demás. Qué. Y aun así. Natalie consideró la propuesta del Sensor y sus ojos brillaron. —Es solo una niña.—¿Con qué voy a jugar si no vienen? —exigió Natalie.

alrededor de los niños.Su hermano. Casa. Que harían. Nuestro. con los labios apretados contra Claire. Cómo iban a sobrevivir cuatro Nobodies contra el mundo. los cuatro Nobodies se desvanecieron. Pero en ese preciso momento. palidecieron en comparación. Claire lo rodeó con sus brazos. Fuegos artificiales explotaron. Ríos rugieron. calor. Y uno a uno. Nix los recogió y los instaló en cada lado de su cadera. con su carne y sangre en sus brazos y los de ella. Se inclinó para presionar sus labios a los de ella. Iban a encontrar una manera de hacer que funcionara. a cada centímetro de su ser. Nix lo creía. Seguro. Cálido. una subida de la luz contra una extensión infinita de oscuridad. y puso cada onza de esa creencia en el beso que le dio a Claire. a Nix no le importaba. Página | 384 . Su hermana. poder y conocimiento abrumador se propagó del beso a través de sus venas. —Nadie va a hacerles daño de nuevo —prometió Nix—. Ahora eres mío. Todas las demás preocupaciones. No tenía ni idea de dónde irían. No sería fácil. Suyos. Y “nosotros” vamos a vivir felices para siempre. todos los demás pensamientos. Vivirían felices para siempre.

Página | 385 .Para siempre.

y la pequeña habitación ya no estaba. y ella había vivido en una pequeña. mientras nuevas cosas empujaban fuera a los viejos recuerdos. Pero ahora ya no era Nix. Ahora podía. la pequeña niña no podía respirar. pequeñísima habitación con otro Nix y la más amable. Nuevas cosas como un hermano mayor. dulce y maravillosa niña en todo el mundo. el lugar malo. en una gran vieja casa que había estado en venta por años y nunca se vendió hasta que todos se olvidaron de ella así nada más. Y una Claire que le leía historias. y la pequeña niña que ya no era Nix amaba rodear sus labios para pronunciar ese sonido largo de la O en hogar. Ahora ella vivía en un gran cuarto. pequeña. Ahora su nombre era Olivia porque Página | 386 . Y comida y juegos y todo lo que la pequeña niña pudiera querer y que cuatro Nobodies pudieran robar a escondidas de una tienda. quien la paseaba en su espalda. se hizo más pequeño y pequeño en su mente cada día. Había una vez cuando ella era Nix. Ella y su hermano y su otro hermano y Claire la llamaban hogar.Epílogo Traducido por Jeyd3 Corregido por KatieGee Seis meses después… Había una vez en el que el nombre de la pequeña niña había sido Nix. El otro lugar.

La hizo detenerse. Y el nuevo nombre del hermano de Livvie era Max. Livvie apuntó a la pantalla. —Natalie. Ella no recordaba la pequeña habitación muy bien. en una tienda. el único Nix ahora. Y eso la hizo feliz también. Livvie la recordaba. pequeñísimo cuarto y la sangre y tratar de respirar bajo el agua. pequeño. pero ella recordaba a la chica.amaba los libros de Olivia. Claire y el Nix grande. pero Claire la llamaba Livvie. y cada noche. le leían a Max y a Livvie. su memoria acomodándose a sí misma. librándose de la confusión. y recordó el pequeño. —¡Miren! —dijo ella. Livvie inclinó su cabeza a un lado. La más amable. los cuatro estaban afuera caminando. desapareciendo. y ellos se dormían y despertaban en sus propias camas en su propia casa. Y luego Max se detuvo y Nix se detuvo y Claire también. Wild Thing: Haciendo referencia al libro Where the Wild Things Are donde la madre se refiere a él como algo salvaje. porque él era un Wild Thing31. Livvie estaba feliz. —Max recordaba mejor que ella. Él era un Wild Thing. —Es la chica. donde su familia los amaba más que a nadie. 31 Página | 387 . En una televisión. Y luego un día. —Natalie —repitió ella. corriendo. dulce y maravillosa persona en todo el mundo. comprando… cuando Livvie vio algo.

ha puesto su dinero donde estaba su boca. —Adopción significa que Natalie tiene una nueva familia —dijo Claire cuidadosamente. Acarició su cara. y Livvie se preguntó por qué él se veía como si se hubiera tragado una gran bola de tierra. Por un momento. —Como nosotros —dijo Max. Los Nobodies no hacían preguntas pero Livvie lo hizo. aunque no sabía más que ella lo que la palabra significaba. Como un felices para siempre." Livvie miró a Nix. porque ella hizo esa cosa donde ella lo tocaba. Era bueno que Natalie lo tuviera también. —¿Como nosotros? Nix la levantó. La adopción era como un cuento de hadas. Claire —Livvie disfrutaba decir su nombre como dos sílabas. con lo que parece ser una adopción improvisada. solo que sin palabras. y luego a Max. ligeramente en el brazo y era como si le estuviera hablando. Livvie entrecerró los ojos hacia la pantalla de nuevo y luego asintió. Livvie miró la pantalla. Nix no dijo nada. un constante partidario de los valores familiares y el bienestar de los niños."El candidato vicepresidencial Quentin Burrows. Página | 388 . La hizo soltar unas risitas.. porque una no era suficiente— debe de haber notado que Nix se veía raro. Cuh-laire. y luego de vuelta a Nix y Claire.. también. —¿Qué significa adopción? —preguntó ella.

Ha escrito desde que tiene memoria. terminó su primer libro completo (al cual se refiere ahora como un “libro de práctica” y el que ninguno de ustedes va a leer) cuando todavía estaba en la secundaria. una investigadora de la cognición de los primates. Oklahoma. el verano siguiente a su primer año en la universidad.Sobre la autora Jennifer Lynn Barnes (a quien se le conoce más como Jen) nació en Tulsa. y luego escribió “Golden”. cuando tenía diecinueve años. una friki de las historietas y una aficionada de los lémures. haciendo investigaciones sobre el autismo en la Universidad de Cambridge en el Reino Unido. una modelo adolescente. Jen se graduó de la secundaria en 2002. debutante. y de la Universidad de Yale con un grado en Ciencia Cognitiva (el estudio del cerebro y el pensamiento) en mayo del 2006. una jugadora de volleyball. Página | 389 . Pasará el año escolar (2006-2007) en el exterior. bailarina. Ha sido una porrista competitiva.

Página | 390 .