You are on page 1of 1

LEYENDA DEL SEOR CAUTIVO DE AYABACA

Cuenta la leyenda, por el ao de 1751, los pobladores de Ayabaca, con su prroco de


apellido Garca Guerrero, queran tener un Santo Patrono, ya que solamente contaban con la
Virgen del Pilar como patrona.
Un da, unos leadores fueron al bosque y al cortar rboles se dieron cuenta que uno
de ellos brotaba un lquido con la apariencia de sangre. Los leadores, admirados, llevaron el
madero al pueblo y conjuntamente con el sacerdote creyeron conveniente que una comisin
buscara los servicios de unos escultores para que del madero hicieran una imagen del Santo
Patrono.
La comisin emprendi el viaje y, por
el camino, se encontraron a dos hombres
vestidos de blanco, cabalgando en hermosos
caballos, y que le dijeron eran escultores.
Entonces ya no tendran que hacer tan largo
viaje.
Los comisionados los contrataron y les
pidieron que los acompaen a Ayabaca,
dicindoles que contaban con un hermoso
madero del cual queran se tallara una imagen
de Jesucristo.
Los escultores se comprometieron a
confeccionar la obra, pero pusieron como
condiciones:

Que les dieran una habitacin y los

dejaran solos para trabajar.


Que les pasaran los alimentos por una
ventana, una vez al da.
Que les deberan cuidar sus caballos.
El precio lo acordaran despus.

Lo acordado se cumpla y todos los das, les


alcanzaban la comida por la ventana de la
habitacin.
Pero un da, los moradores del lugar deseaban tener alguna noticia de cmo iba el
trabajo y con este fin se dirigieron a la habitacin de los escultores. Al darse cuenta que nadie
les responda, derribaron la puerta y encontraron una hermosa escultura de Jess con las
manos atadas: CRISTO CAUTIVO, que dej sorprendida a toda la gente. Los escultores no
aparecan, la comida que se les haban alcanzado estaba intacta. Entonces todos gritaron ES
UN MILAGRO!
Desde entonces se dice que la imagen del SEOR CAUTIVO ES OBRA DE
NGELES.
La fiesta se celebra todos los aos los das 12, 13 y 14 de octubre. Adems la imagen
sale en procesin el 01 de enero de cada ao, con motivo de la celebracin de Ao Nuevo,
acompaada por miles de feligreses quienes piden o agradecen milagros por su salud y agua
para la agricultura.