You are on page 1of 525

Edmundo Granda Ugalde
La salud y la vida
V O L U M E N

Quito, marzo 2009

1

La salud y la vida
Edmundo Granda Ugalde

VOLUMEN 1
Quito, Ecuador
Primera edición: marzo del 2009
2.000 ejemplares
Ministerio de Salud Pública del Ecuador
Caroline Chang Campos, Ministra
Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud - OPS/OMS
Jorge Luis Prosperi, Representante Ecuador
Consejo Nacional de Salud del Ecuador - CONASA
Hugo Noboa, Director
Consejo Nacional de Educación Superior
Gustavo Vega, Presidente
Universidad de Cuenca
Jaime Astudillo, Rector
Universidad Nacional de Loja
Gustavo Villacís, Rector
Asociación Latinoamericana de Medicina Social - ALAMES
Catalina Eibenschutz y Leticia Artiles, Coordinación General
Mauricio Torres, Coordinador Región Andina
COMITÉ EDITORIAL
Zaida Betancourt, ALAMES
César Hermida, Universidad de Cuenca
Hugo Noboa, CONASA
Martha Rodríguez, OPS/OMS
Diseño e ilustración de portada: Liliana Gutiérrez, Lápiz y papel
Impresión: Imprenta Noción
Impreso en Ecuador
Las opiniones expresadas, recomendaciones formuladas, denominaciones empleadas y datos
presentados en esta publicación no reflejan necesariamente los criterios o las políticas de las
instituciones auspiciantes.
La información de esta obra puede ser utilizada siempre y cuando se cite la fuente.

Índice
Presentación ........................................................................................................................................... 9
Semblanza: Edmundo de la vida . ....................................................................................................... 13

Artículos
Ciencia, Estado y servicios de salud (Quito, 1985) ............................................................................ 33
Algunos elementos sobre el desarrollo de la salud pública
en América Latina (La Habana, 1990) ................................................................................................ 41
Escuela de Salud Pública: un espacio para la lucha en salud (Quito, 1991) ...................................... 51
Práctica en salud y socialismo (Quito, 1992) . .................................................................................... 59
Perspectivas de la salud pública para el siglo XXI (Tegucigalpa, 1996) ............................................. 69
Algunas ideas sobre la organización de redes en salud (Quito, 1996) . ............................................. 83
El sujeto, la ética y la salud (Buenos Aires, 1997) .............................................................................. 97
Salud pública e identidad (Bogotá, 1999) ......................................................................................... 111
Salud: globalización de la vida y de la solidaridad (La Habana, 2000) ............................................ 135
Integralidad y vida (Porto Alegre, 2001) . ......................................................................................... 155
ALAMES: veinte años. Balance y perspectiva de la medicina social
en América Latina (Lima, 2004) ...................................................................................................... 169
El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo
y ante una visión de equilibrio ecológico (Quito, 2007) .................................................................. 187
Currículum vítae Dr. Edmundo Granda Ugalde ............................................................................... 225

La salud y la vida

Presentación

La producción de Edmundo Granda a lo largo de casi cuatro décadas de activista político y ético por
la salud pública, que comenzó en su época de estudiante y dirigente estudiantil en la Universidad
de Cuenca, es tan vasta y diversa, que se requeriría de varios volúmenes para tener una recopilación
completa. Trabajo pendiente que deberá cumplirse en etapas, con una exploración minuciosa en su
taller de mago, disperso entre su oficina, su casa, los afectos, los acordes de jazz y sus computadoras,
en universidades, archivos institucionales y personales, y aun en las casas de muchos amigos y
amigas, que tuvieron el privilegio y honor de compartir largas y ricas tertulias con él.
De hecho, varias de sus obras, trabajadas algunas en forma individual, pero la mayoría colectivamente,
fueron publicadas desde hace algunas décadas en múltiples ediciones a lo largo de Latinoamérica,
convirtiéndose en referentes para universidades, postgrados de salud pública y en general para
militantes por la salud. De entre ellas se destacan de manera emblemática “Investigación de la salud
en la sociedad”, “Ciudad y muerte infantil” o “Deterioro de la vida”.
Sin embargo, mucha de su producción posterior, correspondiente especialmente a las décadas de 1990
y 2000, está dispersa en decenas de artículos, ponencias y debates presentados a lo largo de la Patria
Chica y la Patria Grande, recogiendo momentos simbólicos de rupturas con esquemas ideológicos y
paradigmas que protagonizaron el escenario de la salud pública y la política en el siglo XX.
“El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de Antropocentrismo y ante una visión de
equilibrio ecológico” no puede ser más demostrativo de los importantes cambios o reafirmaciones
de profundas inquietudes de Edmundo a lo largo de su vida, desde una militancia ortodoxa de
izquierda hasta una apertura a las concepciones andinas de la vida circular, que ubican al ser humano
como un humilde y privilegiado huésped de la Pacha Mama y no como el dueño de La Tierra y su
brutal depredador. Todo ello, sin perder nunca su gran compromiso ético con la vida, la salud, las
trasformaciones revolucionarias y la tolerancia a la diversidad de pensamiento.
En este sentido y a propósito de las dobles rupturas epistemológicas (en metodología y en metódica)
a la que se refiere citando a Boaventura de Sousa Santos en su severa crítica a la salud pública
convencional, Edmundo concluye que:
“La salud pública, en los momentos actuales, tiene que ofrecer respuestas diferentes a las que
tradicionalmente ha organizado. No puede seguir interpretando la población y la naturaleza como
objetos, sino que tiene necesariamente que comprenderlos como sujetos y proponer nuevas formas
de diálogo. El saber en salud pública requiere cambiar, desde un conocimiento comandado por la
razón indolente o tecnológica hacia un diálogo multicultural que reconoce las potencialidades de
otros saberes. Debe, por otro lado comprender que la acción científica tiene necesariamente que
responsabilizarse por las consecuencias que dicha intervención produce”.
“La salud pública como disciplina, a más de encontrar nuevos derroteros filosóficos, tiene que
encontrar métodos posibles que den cuenta de las necesidades establecidas en este proceso de
transición paradigmática que parece que estamos viviendo. En ese sentido, la necesidad de una doble
hermenéutica o una doble ruptura epistemológica en la aproximación a la realidad en salud parecen
ser interesantes instrumentos de reflexión y acción. Estas nuevas propuestas para organizar el
proceso de conocimiento nos abren las puertas para dar paso a ecologías de saberes que posibiliten
escuchar silencios o visualizar no existencias producidos por la ciencia hegemónica.” 

10

Presentación

El presente volumen presenta algunos de los artículos que dan cuenta de la sistemática exploración
que Edmundo Granda realizó en la producción científica y filosófica más relevante en el campo de
la salud colectiva, salud pública (salud de los públicos como la llamaba) y la medicina social, en los
recovecos de las políticas, institucionalidad e instrumentación, y sobre todo en la realidad lacerante
de nuestros pueblos y sus derechos postergados, para tratar de encontrar respuestas comprometidas,
aunque algunas veces en el intento terminemos haciendo y deshaciendo pescaditos de oro como el
Coronel Buendía en Macondo.
Maturana, Sousa Santos, Giddens, Castells, Beck, Morin, Turaine, Marina o el mismo Heidegger,
fueron algunos de sus compañeros de búsquedas, escarbando en la profundidad de los significados y
los símbolos de lo cotidiano y sus representaciones conceptuales más complejas, que muchas veces
nos fue difícil comprenderlas.
Los trece artículos que se presentan en este volumen corresponden a temas relacionados con los
desafíos de la salud pública en un mundo globalizado y están ligados a la evolución de su pensamiento
dentro de la Organización Panamericana de la Salud, en la que trabajó por más de 20 años, y la
Asociación Latinoamericana de Medicina Social (ALAMES) de la cual fue uno de sus fundadores
en 1984, compartiendo múltiples y enriquecedoras reflexiones con sus hermanos y hermanas
de Cuba, Brasil, Colombia, Venezuela, Bolivia, Perú, Argentina o Centro América y por su puesto
Ecuador. Se incluye también en este volumen algunos artículos y ponencias de Edmundo Granda
sobre los servicios de salud y las reformas sanitarias, en los cuales hace importantes aportes sobre
la construcción de redes, evidenciando su criterio de que el trabajo en red potencializa el oficio de
la salud pública y por supuesto el debate constructivo, como lo demostró durante mucho tiempo al
mantener la red virtual que hoy continúa a través de la Red “Pavito Pakarina” (Pavito – Edmundo,
Pakarina - Amanecer).
Los artículos y ponencias, ordenados en orden cronológico, que se presentan en este volumen son:
• Ciencia, Estado y servicios de salud (Quito 1985)
• Algunos elementos sobre el desarrollo de la salud pública en América Latina (La Habana
1990)
• Escuela de Salud Pública: un espacio para la lucha en salud (Quito 1991)
• Práctica en salud y socialismo (Quito 1992)
• Perspectivas de la salud pública para el siglo XXI (Tegucigalpa 1996)
• Algunas ideas sobre la organización de redes en salud (Quito 1996)
• El sujeto, la ética y la salud (Buenos Aires 1997)
• Salud pública e identidad (Bogotá 1999)
• Salud: globalización de la vida y de la solidaridad (La Habana 2000)
• Integralidad y vida (Porto Alegre 2001)
• ALAMES: veinte años. Balance y perspectiva de la medicina social en América Latina (Lima
2004)
• El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de
equilibrio ecológico (Quito, 2007)
Edmundo Granda en muchos de estos artículos es un duro cuestionador de lo que él denomina la
enfermología pública, como una caricatura de la salud pública convencional y hegemónica, a la cual
caracteriza con tres rasgos fundamentales:

La salud y la vida

El presupuesto filosófico – teórico de la enfermedad y la muerte como punto de partida para la
explicación de la salud;

El método positivista para explicar el riesgo de enfermar en la población y el estructural funcionalismo para comprender la realidad social; y,

El reconocimiento del poder del Estado como fuerza privilegiada para asegurar la prevención
de la enfermedad.

En futuros volúmenes aspiramos a publicar otros trabajos de Edmundo Granda relacionados con los
recursos humanos en la salud, bioética, metodología de la investigación, salud de los trabajadores
y el amplio campo de la promoción de la salud, en donde se puede encontrar artículos desde la
década de 1980 dedicados a la comunicación, 1990 sobre políticas saludables y en los 2000 sobre
ética, medicinas tradicionales, género y salud. Esperamos también recuperar también alguna de su
producción literaria, que sin ser lo más fuerte en su oficio de escritor, representa la diversidad de sus
pensamientos, percepciones y sensibilidades.
De esta manera pretendemos mantener vivo y difundir el pensamiento del gran ser humano y
polifacético que fue Edmundo Granda, y contribuir a recopilar una parte de la historia de la salud
pública ecuatoriana y latinoamericana, a la cual el médico y filósofo aportó desde el hacer y el
pensar.
Quito, enero de 2008
Ministerio de Salud Pública del Ecuador
Consejo Nacional de Salud del Ecuador
Consejo Nacional de Educación Superior
Universidad de Cuenca
Universidad Nacional de Loja
Asociación Latinoamericana de Medicina Social
Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud. Representación en el
Ecuador

11

La salud y la vida

Semblanza

Edmundo de la vida

L

a intensa vida de Edmundo nos deja preguntas, dudas y certezas. ¿Debemos dejarlo
descansar coincidiendo con el Zen o hacer algo
al unísono de nuestros sentimientos más profundos? Lo cierto es que su partida se presenta
con la energía de los grandes y recorre nuestros
cuerpos incrédulos en una intimidad que cobra sentido en el espacio público. Por esto, nos
aproximamos a su vida desde un diálogo colectivo1, pues coincidimos y dijimos sí, hay que hacer
memoria de su legado, para que sus sueños que
acompañaron los nuestros, despierten en todos
los niños y niñas, en su nieto y su nieta, y en
todos los caras sucias de la Tierra.
Escribimos esta semblanza porque Edmundo
es un ser que permanecerá en la vitalidad de su
producción; en las personas que formó y cultivó
valores, sueños, compromisos y esperanza; en
los procesos de cambio y construcción social que
apoyó y en los que estamos insertos.
Escribimos porque compartimos con Edmundo
Granda la alquimia afortunada y a la vez difícil
de convertir los sueños y las ilusiones más urgentes en realidades pequeñas y fugaces como
todas, pero concretas y visibles.

Escribimos porque nos juntó la búsqueda, a veces desesperada, de un mundo más saludable,
más ético, más amable.
Edmundo Granda fue el filósofo de la medicina
social y la metáfora que expresa su afán de compartir, ayudar a interpretar sueños y procesos
de búsqueda de equidad e igualdad, es la de un
mago, promotor continuo de rupturas, marcando cimas y mesetas. Movía su varita y nuestras
felicidades y certezas se llenaban de nuevas dudas y preguntas que con un abrazo cálido y una
sonrisa afectuosa eran soltadas al aire, para que
de la vida, de la realidad y de los procesos, emanaran nuevas búsquedas de transformación,
más preguntas, algunas respuestas y dudas,
como la única posibilidad de seguir caminando,
vital y renovado a pesar de los límites del tiempo
y del espacio.
Dejemos que las enseñanzas del mago broten y
que su energía llene de alquimia a la salud pública ecuatoriana y latinoamericana; no solo porque sentimos que el espíritu de Edmundo está
con nosotros y nosotras, sino porque es uno de
los personajes clave de la salud pública ecuatoriana y continental en las últimas décadas, cuya

1. Esta semblanza recopila algunos de los innumerables homenajes y reconocimientos a Edmundo
Granda Ugalde que se han realizado en Ecuador y Latinoamérica. Es apenas una remembranza de
una parte de su vida, pues estamos conscientes de que todo cuanto se diga o se escriba acerca de él,
será siempre insuficiente y parecerá frío e inerte comparado con el calor y la vida que su presencia
irradiaba.
“Edmundo de la vida” es una invitación a profundizar en su legado y en la trascendencia de su pensamiento, fue tejida por Zaida Betancourt con los aportes de quienes acompañaron en algún momento
su caminar por la salud pública: Cristina Acosta, Irina Almeida, Leticia Artiles, Jaime Astudillo, Gloria Briceño, Pedro Barreiro, Edgar Becerra, Oscar Betancourt, Zaida Betancourt, Fernando Borgia,
Alejandrina Cabrera, Arturo Campaña, Ricardo Cañizares, Patricia Costales, Zaida Crespo, Caroline
Chang, Catalina Eibenschutz, María Enireb, Cecilia Falconi, Oscar Feo, Saúl Franco, Max Gonzalez,
César Hermida, Mario Hernández, Amparo Herrera, Giuliana Hidalgo, Marlene Jarrín, Pablo Jiménez, Cristina Merino, Miguel Malo, Tatiana Neira, Hugo Noboa, Monica Padilla, María Elena Pazmiño, Jorge Luis Prosperi, Martha Rodríguez, Rosa Rojas, Edgar Segarra, Roberto Sempertegui, Cecilia
Tamayo, Mauricio Torres, Jaime Urrego, Edith Valle, Gustavo Vega, Ketty Vivanco y José Yepéz.

13

14

Semblanza

sensibilidad le permitió aportar y trascender las
fronteras de su natal Cuenca y del Ecuador, en
su agitado y cariñoso andar por los caminos de
nuestra América.
Edmundo Granda nació en Cuenca el 27 de julio
de 1946, hijo de Humberto Granda y Lucrecia
Ugalde, a quien todos llamaban “Luquita”. Fue el
tercer hermano junto con Norma, Wilma2 e Iván
Granda y viene a este mundo signado por esas
profundas formas andinas y cuencanas que le
llevarían a saludarnos con “mi patroncito ¿cómo
vas?”.
Desde su niñez compartió con el “Mazho” Márquez3 uno de sus compas del alma, de quien
nunca se distanciaría y con quien, en reiteradas
ocasiones, se encontraría en el calor fraterno de
La Habana, en las adoquinadas calles de Cuenca
perfumadas con dulces de Corpus Cristi o en las
largas tertulias de amanecida en el rincón amado de Edmundo, Clarita y sus hijos, en el barrio
La Concepción de Quito.
Egresó del Colegio Laico Fray Vicente Solano,
dependiente de la Universidad de Cuenca, en la
cual realizó posteriormente su carrera de medicina.
En los tiempos de estudiante universitario, Edmundo vivió en una casita parva, de un solo
piso, en la parva Cuenca andina. A las seis y
media de la madrugada salía a pie y atravesaba
todo el casco histórico, bajando por el Padrón,
tras el río Tomebamba, para llegar a tiempo a la
Facultad de Medicina y al Hospital San Vicente
de Paúl, a sus clases y prácticas. Gustavo Vega
sabía de su rutina y procuró tantas veces, unirse al recorrido -aprendiendo de él, siempre con
frío y buen humor-.

La salud y la vida

En tiempos de dictadura, Edmundo se enfrentó
a la policía a quemarropa, llevando como escudo su mandil blanco. En esos tiempos vivíamos
la música de Violeta Parra: “¡que vivan los estudiantes, jardín de alegrías! Son aves que no se
asustan de animal ni policía, y no les asustan
las balas ni el ladrar de la jauría. Caramba y zamba la cosa,…”. La revolución estaba a la vuelta de
la esquina y había que hacer células tupamaras
para cambiar la fachada y el alma de las cosas.
Eran los dorados años 60, cuando Edmundo se
flechó en el Colegio Garaicoa y ese uniforme
femenino azul y blanco hipnotizó sus pupilas y
Clara vino a poner claridad en su corazón, quizás
siguiendo la canción del Che Guevara: ‘’Aquí se
queda la clara, entraña de transparencia”, con
la sola diferencia de que ahora el enamorado
encubriría aquella palabra gráfica y cristalina, con C mayúscula. Así se unió a Clarita
Merchán, cuya significación vital se traduce en
lo que Edmundo afirmaba siempre: “Mi compañera de la vida. La Suquita nunca deja de estar,
incluso desde lejos”.
El Hospital del Seguro Social de Cuenca recibió
a Edmundo para su internado, quien con sus
colegas compartió en fructíferos diálogos, las
ideas, los ideales y la emoción de formar parte
de un proceso que cambiaría al Ecuador. Varios
colegas médicos, coordinados por un camarada
arquitecto, mantuvieron reuniones de estudio,
intercambiaron libros, se fascinaron con las reflexiones comunes y las propuestas de acción.
Así aprendieron marxismo leninismo, no en la
academia sino con misteriosos tutores de porte
militar, gruesa chompa y bufanda al sol, en alguna célula clandestina que se reunía los domingos a las cinco de la mañana en sitios estratégicos. Trabajaron intensamente y se vincularon a

2. Actualmente es la Presidenta de la Fundación al servicio del enfermo de cáncer “Lola Farfán de Palacios” en Cuenca.
3. Miguel Márquez, médico social cuencano. Vive en Cuba

procesos políticos nacionales e internacionales.
Edmundo fue miembro por más de una década
del Partido Comunista Marxista Leninista del
Ecuador.
En 1971 fue presidente de la Asociación de Estudiantes de la Escuela de Medicina de la Universidad de Cuenca4 junto a tantos quijotes,
utópicos y ucrónicos, hicieron de la “Semana
Médica”, una ventana al exterior de lo que una
Facultad de anacoretas y herméticos, ensayaban
al menos cada año, acercarse al entorno, ajeno
a los encierros de libros y de salas hospitalarias.
Recibió el premio “Benigno Malo” como mejor
egresado de la carrera de Medicina.
En 1972 con Clarita y Sebastián5, su primer hijo,
viajaron a Alamor, provincia de Loja, frontera
sur del Ecuador, para vivir el año de medicina
rural “obligatorio”, que por la forma de ser y de
sentir de Edmundo, nunca fue obligatorio. Con
su sencillez y compromiso y su vocación de médico de cuerpos y espíritus, organizó diversas
actividades comunitarias para cuidar y promover la salud y la vida, vislumbrando desde ese
momento, la superación de conceptos como la
“enfermología” y “salud como descuento de enfermedad”, que fueron hitos que marcaron su
accionar futuro en las diferentes instituciones y
organizaciones que recibieron su comprometido
trabajo.
En Loja dio muestras de su profunda convicción
humanista y llena de amor por todo lo que significa la vida y sus manifestaciones en cualquier
lugar del mundo, por apartado o pobre que éste
fuese, por todo lo que significan las personas
en las que creyó y con quienes cultivó y observó
respeto, lealtad, afecto y solidaridad. A través de
su primogénito estableció lazos indestructibles

de unión y de compadrazgo con un campesino,
a quien nunca olvidó y siempre regresó a verlo,
a conversar, a escucharlo, ávido de su afecto y
sabiduría. Allí nació su amor profundo por esta
provincia del sur ecuatoriano.
Edmundo se acordaba siempre de sus amistades
del tiempo de “la rural”; algunos se habían ido,
siguiendo el camino de la migración, otros habían rendido tributo a la vida, pero él los traía,
contaba sus experiencias, anécdotas, aprendizajes, sus primeras curaciones de “mordidas de culebra”. Se acordaba de su vieja y olvidada afición
de gallero, reconocida y animada por sus amigos
que le regalaron un ejemplar cruzado con huerequeque, que lo hacía invencible en las lides
domingueras y que lo ligaban profundamente
con el alma y el corazón de los alamoreños y alamoreñas.
Veinte años después visitó Alamor, conjuntamente con los equipos de la Organización Panamericana de Salud (OPS) y de la Facultad de
Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de
Loja (UNL), para promover el proyecto Espacios
Saludables.
En 1973, en sus primeros años como médico, se
vinculó como docente auxiliar en la Facultad de
Medicina de la Universidad Central del Ecuador
en Quito (UCE) e impulsó con Dimitri Barreto, Arturo Campaña y Oscar Betancourt, entre
otros compañeros de militancia, la creación de la
Unidad de Medicina Popular, para abrir espacios
de docencia y servicio en los barrios populares
de Chiriacu, Ferroviaria Baja y San Juan, lejos
de las aulas y los laboratorios. Este grupo de docentes comprometidos ensayaron sus primeros
artículos en salud desde una mirada social.

4. Gustavo Vega fue Vicepresidente de la Asociación de Estudiantes de la Escuela de Medicina de la
Universidad de Cuenca (1971).
5. Su primer hijo, Sebastián, nació el 10 de octubre de 1971; Bernarda, su segunda hija, nació el 31 de
julio de 1974; y Santiago, su último hijo, nació el 8 de noviembre de 1980.

15

16

Semblanza

De 1974 a 1975 viajó a Brasil con Clarita y sus
dos hijos (Sebastián y Bernarda) para realizar la
Maestría de Medicina Social en el Instituto de
Medicina Social de la Universidad del Estado de
Río de Janeiro. Retornó al país para vincularse
al entonces naciente Ministerio de Salud Pública
del Ecuador y estuvo a cargo de la División de
Recursos Humanos e Investigación, hasta 1979,
en la Dirección de Planificación presidida por
César Hermida.
En 1977 realizó el Diplomado en Planificación
de Salud en la Universidad de Johns Hopkins en
Estados Unidos. De esta experiencia Edmundo
comentaba sobre una trasnochada que pasó,
elaborando una estrategia para resolver un problema formulado en clase y, cuando la presentó
al profesor, éste le dijo: ¡muy bien! Esa es tu estrategia A ¿y cuáles son las otras? Al compartir
la anécdota nos invitaba a desarrollar diversas
miradas sobre un tema y a considerar los múltiples factores intrínsecos y extrínsecos de nuestro accionar.
En 1979, Edmundo con Jaime Breilh, luego de
fracasados intentos de concretar la Unidad de
Estudios Médico Sociales en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Central del Ecuador, crearon el Centro de Estudios y Asesoría en
Salud (CEAS) que sería, a la sazón, la primera
organización no gubernamental (ONG) en el
campo de la salud pública en Ecuador. Coincidieron en ese entonces, en la necesidad de tomar
distancia de las instituciones clásicas y ponerse
a la tarea de teorizar, debatir y sistematizar una
visión innovadora que se contrapusiera a la salud pública tradicional y que permitiera definir
contenidos y elaborar herramientas para la acción social.

La salud y la vida

Sus primeras producciones6 muestran la búsqueda de los fundamentos sociales de las enfermedades y la muerte, así como la necesidad de pulir
el método y las técnicas de investigación. Más
tarde, este material se constituyó en insumo
para la formación de salubristas, que Edmundo
asumiría en la Escuela de Graduados a través de
los cursos de Especialización en Investigación y
Administración en Salud (CEIAS), que en Ecuador formaron al menos siete promociones, en
el período de 1980-1988. Entre 1991-1993 la
octava promoción del CEIAS fue reorganizada y
transformada en dos maestrías: “Investigación
y Administración en Salud” y “Salud Ocupacional”. Edmundo Granda como Director del curso
de especialización y luego de la maestría, logró
la creación de la Escuela de Salud Pública de la
Universidad Central del Ecuador.
Los primeros contactos de muchos de sus alumnos y alumnas con el profesor Granda fueron
a través de las clases que impartía con algunos
colegas y que tenían como título “sociedad y salud”, con el fin de “conocer la forma en que se
relacionan los procesos sociales generales, tanto
estructurales como político-ideológicos, con los
procesos particulares: salud-enfermedad colectiva, práctica en salud y saber en salud”. Allí inició
el encantamiento de algunos de sus alumnos,
pues sus disertaciones y diálogos sorprendían,
no sólo por su contenido sino también porque
interpretaba las preguntas en forma novedosa y
planteaba nuevos retos. Edmundo Granda abría
un horizonte lejano que invitaba a caminar fascinados asumiendo el esfuerzo y el riesgo de lo
desconocido.
“Caminante no hay camino, se hace camino al
andar…”, con esta frase Edmundo desarrolló con

6. Se destacan: “Los determinantes estructurales del aborto hospitalario” (1980); “La investigación de la
salud en la sociedad, guía pedagógica sobre un nuevo enfoque del método”; “Ciudad y muerte infantil,
investigación sobre el deterioro de la salud en el capitalismo atrasado: un método” (1981); y “Los determinantes de la morbilidad en el área urbana de Quito”.

sus alumnos los conceptos de totalidad concreta,
del mundo de la pseudoconcreción, de la praxis y
por qué no decirlo, de la vida en su simplicidad
y complejidad. Repitió tantas veces, que en la
praxis lo humano se objetiva, se reconoce como
tal, toma conciencia de sí mismo, transforma la
naturaleza, crea sociedad y al mismo tiempo la
transforma. Crea una realidad humana social y
la comprende.
En los años 80, Edmundo escribió algunos artículos7 en los cuales realizó aportes para la construcción de un marco teórico sobre la relación
de los procesos científicos tecnológicos en salud con determinantes sociales. Destacó que la
ciencia es el “arsenal teórico-metodológico más
alto del que dispone la sociedad para interpretar
y transformar los procesos que conforman su
vida”. Fundamentó el uso de categorías como la
“producción social del conocimiento”, más abarcativa que la de “mercancía-ciencia”, que reduce el problema a la esfera de la distribución y el
consumo. Examinó la forma en que se desarrolla y distribuye el poder en la sociedad y cómo
en el campo de las políticas sociales se manifiestan el poder técnico, el poder administrativo y el
poder político, en un movimiento continuo que
podría posibilitar dinámicas de poder-contrapoder para construir procesos emancipatorios. En
este tiempo elaboró, desde una postura crítica,
los primeros abordajes metodológicos para estudiar los procesos mentales.
En 1987, consecuente con su sentimiento solidario, participó en el Colectivo Nicaragüense del
Proyecto de Salud Perinatal, cuya experiencia la
compartió con la ponencia “Nicaragua: revolución y salud: aporte a la defensa de un pueblo
agredido por el imperialismo”. La solidaridad

fue para Edmundo un ingrediente básico para
generar el mundo soñado, en ese sentido, no
dejaba pasar la oportunidad de resaltar a Cuba
como ejemplo de una glocalización más humana. Destacó el abrazo fraterno de cubanos y cubanas, que más de cuarenta años son dueños de
su historia mientras convocan al mundo para
pintar al globo con colores de arco iris.
En 1988, la Facultad de Ciencias Médicas de la
Universidad Central del Ecuador, a través del
Instituto de Investigaciones y del Postgrado
en Investigación y Administración en Salud,
organizó el IV Curso Internacional de Investigación en Ciencias de la Salud, centrado en “La
integración de la epidemiología y la clínica en la
investigación, teoría y método”. La Asociación
Latinoamericana de Medicina Social (ALAMES)
auspició esta reunión y permitió la confluencia
al Ecuador de personalidades de la medicina social del continente, especialmente de Brasil, Bolivia, Colombia, Estados Unidos de Norteamérica y México. En este evento, Edmundo Granda,
como parte del CEAS, coordinó la enseñanza de
la investigación y realizó un esfuerzo articulador
entre investigadores nacionales, internacionales con las nuevas generaciones graduadas en el
CEIAS. Además expuso dos artículos, las “Bases
del desarrollo de la ciencia” y “Construcción del
problema de investigación: etapas iniciales”. En
el primero hizo un recorrido histórico de cómo
se ha investigado la salud en el Ecuador y cuáles son los énfasis y alertó sobre la necesidad de
trabajar en una seria producción de análisis e
interpretación de la salud con una perspectiva
totalizante para asumir que la ciencia de la salud
es “productora y producto, determinada y determinante”. Llamó al debate y a la forja de un pensamiento crítico en la “búsqueda de una ciencia

7. Se resaltan entre otros: “Reflexiones sobre indicadores de ciencia y técnica en salud” (Brasilia-1983),
“Ciencia, estado y servicios de salud” (1985), “La investigación en salud: un reto de construcción
democrática” (Cuenca-1987), y “Algunos problemas metodológicos de la investigación en salud colectiva” (Curso Internacional de Salud Mental-1989).

17

crecer y hacer posible los sueños. En 1991. pasando por las comunicativas hasta la física cuántica. abordaría desde Morin la complejidad de la realidad y con Maturana confiaría en la homeostasis y la autopoyesis de los procesos vitales. El proceso de investigación planteó retos metodológicos que propiciaron un rico debate en el CEAS. dejando luego que los procesos caminaran a sus ritmos. Patricia Costales. Edmundo fue un maestro en ese sentido. afirmaba Edmundo. de compartir la alegría de la construcción teórica y del descubrir. Su prisa por el trabajo se contraponía a su paciencia por acompañar a las personas y a los procesos políticos progresistas. el CEAS se había constituido en un referente de la Medicina Social en América Latina. respecto a la forma de investigar del marxismo. reconocía en lo que le rodeaba. para dar cuenta de lo dado. Su segundo artículo fue una invitación a bucear en el caos hasta que la metodología nos permita construir un pensamiento concreto. que todavía tiene elementos no bien cocidos pero que auguran digestiones e indigestiones futuras de gran repercusión”. La salud y la vida En este espacio y tiempo de trabajo. y aún de la formulación de las hipótesis”. do en su calidad de codirector e investigador de esta organización no gubernamental desde 1979 hasta 1990. para entender y profundizar en lo que se está dando. Éste es “el meollo del pensamiento. Fue un constructor de pensamiento. no se trata de seguir siendo investigadores que quieren construir “seguros” un “deber ser”. 9. La risa y la broma tenían como punto de partida a él mismo. sino cinética. nudos de movimiento. b) “Notas para la reflexión sobre una política de salud democrática. Sobre el tiempo planteó que la metodología marxista se había centrado en abordar el vector pasado-presente. quien con toda su grandeza intelectual mantuvo la humildad del campesino. de avanzar en el eje marxista no sólo de interpretación sino de transformación. incitaba a romper una forma dogmática de interpretar el marxismo y. de la constitución del método. c) “La crisis y su impacto en la salud en el Ecuador” (1988). vida reproductiva y salud: conocimientos. realizó la investigación “Mujer. Imbricaba diversas teorías desde las ciencias sociales. la producción de conocimiento era extenuante y reflexiva. ni a la diversión. Debates en medicina social (1991). entre otras. y ante todo constructor de acción. Su agudeza transcendió a la premonición. La lucha por la vida y la salud en la era de las revoluciones conservadoras. popular y nacional” (1987) . del indio y nunca ambicionó el brillo o potenció su ego protagónico. pues se arriesgaba más allá de sus límites y nunca dijo no. y de comprender e interpretar lo determinado. sí. se confundía y nos confundía. llamó al uso de categorías que asumieran la circularidad del tiempo para tomar la fuerza del pasado y construir desde las fuerzas presentes un sujeto político. se deben combinar pensamientos y sentimientos. pues la transformación de la realidad requiere de la vinculación de la teoría con la práctica. Las publicaciones colectivas que incluyeron su aporte fueron: El sistema de suministro en los programas sociales de medicamentos (1990). transformando. d) el capítulo “Usos de la información cantonal en el marco de una propuesta para salud” del libro Deterioro de la Vida. al constituir e iniciar el énfasis en lo que él llamaba el vector presentefuturo. novedoso. Destacamos dos elementos de este debate alrededor del tiempo y la realidad. José Yépez. Cristina Merino y Zaida Betancourt. amor y placer. Se destacan los siguientes documentos escritos en coautoría con Jaime Breilh: a) el artículo “Clase social y servicios de salud en el Ecuador” (1984) publicado en la Revista Salud y Trabajo (Portoviejo. la fiesta y el placer cotidiano. Proyecto desarrollo espacios saludables… desde espacios y fronteras hacia caminos y horizontes saludables (2003). Ciertamente que su labor vital fue querer todo lo que hizo. Su estilo fue propiciar y aportar a procesos colectivos de producción de conocimientos. y exigen una profunda revisión de los principios tradicionales que animan la gestión. matizada por la alegría. crianza del niño menor de un año y planificación familiar en las mujeres de los barrios de influencia del CEPAM”. intérprete de la metodología y en diálogo con las categorías de clase y de género. Salud Pública: hacia una educación cuestionadora (1994). La producción de Edmundo fue reconocida fuera del Ecuador11 y trascendió a la metodología de la investigación en salud. Los cuadernos de Salud Colectiva y Salud de la Mujer contaron con el aporte de Edmun- 8. su saber hacer se diluía para dar paso a todos. y catapultaba. el afecto. acompañó muy bien un sinnúmero de procesos trascendentales de la salud pública. Profundizó en la relación de la oferta y la demanda con la estructura clasista de la sociedad. una de sus pasiones. de la solidaridad y el acompañamiento. en ese sentido. en donde la familiaridad brindó la posibilidad de reírse del error. Entre los investigadores se mencionan a: Rubén Páez. rigurosidad y esfuerzo creativo. Jaime Urrego. al mismo tiempo. que contiene los siguientes artículos de Edmundo Granda: “El compromiso social de la investigación en salud”. Ecuador). y en el uso de los indicadores y de la información como base de una planificación transformadora en salud. 19 . 11. escribió algunos documentos9 donde sostiene que las modificaciones de la gestión estatal en salud trascienden las simples reformas administrativas y financieras. con un grupo de investigadores jóvenes10 y el Centro de Acción y Promoción de la Mujer (CEPAM Quito). Entre los años 1992 y 1993. posparto. y este legado emerge de su profundidad epistemológica y humanista. parto. al desarrollo de la salud pública. Edmundo. “Método epidemiológico: conocimiento y política” y “Elementos para la construcción de lo concreto en la investigación médicosocial”. fue siempre un “buen arroz” pues entre bastidores. Sobre la realidad dijo que ésta no es un “coagulado o cristalizado como estructura” sino es una opción.8 En estos años. cambiando. la crítica y la autocrítica iban y venían. actitudes y prácticas sobre el embarazo. Sus mensajes fueron que la realidad es dinámica y la teoría no podía ser estática. Años más tarde. sino de hacer propuestas que “pueden ser”. Tenía una capacidad extraordinaria para mirar e impulsar la capacidad de los otros a quienes exigía disciplina. La construcción de la totalidad cambia. En 10. comenzando por la revisión del concepto mismo de salud. popular y democrática” que impida el fortalecimiento de una ciencia al servicio del capital transnacional. La publicación del libro Deterioro de la vida: un instrumento para análisis de prioridades regionales en lo social y la salud cristalizó lo que Edmundo llamaba la democratización del saber y del hacer. sean estos el cosmos. La forma en que fluía el conocimiento definía la particularidad de Edmundo. la Editorial Universidad de Guadalajara publicó el libro Reproducción Social y Salud. ni al trabajo. en un juego que nos enseñó la fuerza de trabajar con rigurosidad.18 Semblanza nacional. y e) “La investigación en la construcción de una propuesta popular en salud” (1991). en un ambiente de confianza y compromiso sanitario. En los años 90. decía. Afirmó que esta investigación era un “manjar diferente. Ésta fue la tónica de la vida de formación que tenía Edmundo. Este es uno de sus legados políticos que marcó en nuestros cuerpos la certeza de que para tejer. el cuerpo humano o los procesos sociales. y se fortaleció como espacio de investigación desde una postura marxista contrahegemónica. el CEAS.

En 1991 fue invitado por OPS a participar. Espejo. tenía el suficiente condumio para ser llamado así. Mandolfo. creer en las potencialidades de la acción social significativa y de la política transformadora. Afirmó que el quehacer sanitario debía mantener viva en la memoria colectiva a “Marx. Las memorias de este encuentro se publicaron en el libro Salud Pública: ciencia. criticó el nuevo orden mundial cuya revolución tecnológica estaría al servicio de la dominación y aumentaría las disparidades entre naciones pobres y ricas. Ver Publicación Científica # 540 de la OPS. En la Universidad Nacional de Loja (UNL). la Universidad Nacional de Loja (UNL) y la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de Salud (OPS/OMS). Edmundo Granda criticó el centramiento de la acumulación de poder en una forja socialista que llevó a la “conformación de estados panópticos regentados por déspotas que negaron las propuestas marxistas de humanidad”. como director de la Escuela de Salud Pública y conjuntamente con la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de Salud (OPS/OMS). Afirmó que lo que se encuentra en crisis es la interpretación de la construcción del socialismo. reconstruir su método y propiciar una nueva práctica. sino por la propia izquierda dogmática. Castells M. y creer en el poder liberador de la identidad. con el don de resucitar a los muertos que hablan sobre la vida. Ricardo Paredes”. Djilas. sino gente con mayor o menor conocimiento que puede hacer previsiones con amplios márgenes de error”. con la solución de los problemas de nuestro pueblo. 1992 16. El Pavo. contri- 14. Nunca su alma de luchador fue vencida. constituyó. Edmundo enseñó que observar. en cierto modo. junto con Oscar Feo y Laura Nervi. 21-24 de Octubre de 1991). un arquetipo de quiebre de toda una generación -o variasde la izquierda latinoamericana. como relatores de la Reunión de Consulta sobre Desarrollo de la Teoría y Práctica de la Salud Pública en la Región de las Américas (Nueva Orleans. que tiene como única posibilidad emancipadora “ampliar su horizonte de visibilidad. Neumane. instituciones públicas de servicios. pues éstas últimas decía. siempre fue un vencedor. 13. Ponencia en el Encuentro Nacional “Campesinado Medicatura Rural” en 1991. pudo dar el salto y continuó produciendo intelectualmente “sin perder el sur oriente”. Reafirmó la necesidad de abrir la mente para encontrar en la realidad las potencialidades del quehacer y “no encerrarnos en los escritos sagrados del marxismo-leninismo celosamente guardados por sus vicarios terrenales”. reconoció los cimientos de dicho acto en los 12 años del CEIAS. Desde una denuncia del neoliberalismo que se enquistaba también en la formación del recurso humano en salud. Agustín Cueva. En 1994 debió dejar la Escuela de Salud Pública y la Maestría. Proporcionó preguntas esenciales más que respuestas. de la cual fue el primer director. España 2001. con el arte y con el amor”. Washington. sin verse arrastrado hacia los rápidos mortales de las utopías absolutas. y que debíamos seguir inspirándonos en “Virchow. Apostaba no a grupos vanguardistas que se creen “depositarios de la verdad absoluta sobre el mañana. Rosen y Juan César García”. con una crítica desde el corazón socialista. La crisis de la salud pública: reflexiones para el debate. presentes y futuros. Daquilema. siempre en constante reflexión y adaptación.  porque tenía el bagaje intelectual y la suficiente sensibilidad humana para hacerlo. Alianza Editorial. Ponencia presentada en el Seminario Internacional “Socialismo: Vigencia. Betelheim. que nos impidió ver con objetividad las realidades alrededor nuestro. por lo que es necesario un pensamiento y una práctica renovados: “necesitamos descolonizar nuestro pensamiento para encontrar en nuestro mundo indígena y mestizo las potencialidades de construcción de una sociedad más humana a través de la abolición de la explotación y la dominación”. 15. Sigerest. Inspirado en Gramsci y con las lecturas de Kautsky. En 1992. con el avance de la ciencia y la cultura.20 Semblanza los años 90 incursionó en la crítica del modelo flexneriano-biologicista en la formación de los recursos en salud.16 Como investigador centrado en mirar los determinantes. en la generación de un “proyecto pluralista liderado por sólidos principios y un indeclinable compromiso de transformación de las condiciones de salud de la mayoría”. Martov. gracias a su espíritu tenaz y comprometido. con la docencia democrática. Lenin. Impulsó espacios de encuentro y alianzas regionales y latinoamericanas para la reflexión sobre la transformación de la salud. además del impacto afectivo en el Pavo –como cariñosamente apodábamos a Edmundo-. el aporte del CEAS. su capacidad de creer en la racionalidad y en la posibilidad de apelar a la razón.15 En 1993. Alfaro. sin convertirla en diosa. instancias de formación de recursos humanos”. con el fin de apoyar la constitución de un sujeto social que luche por el derecho a la salud y conmine al Estado a mantener su deber de garantizarlo”. Panekeuk.  La dolorosa separación del “refugio materno”. dialogó con otras ciencias políticas y culturales y desde la Escuela de Salud Pública posicionó la planificación estratégica. La era de la información: La sociedad red. como lo hacía en los diferentes espacios locales. se cuajan en la especificidad temporal de las diversas sociedades y de sus actores. en la Representación del Ecuador. de la Fundación Eugenio Espejo y de la Comuna Sanitaria Virchow. 12. que impedía una mirada social y cultural de los profesionales recién graduados que se enfrentan a los espacios rurales. 21 . Foucault y Heller. Mattik.12 El 12 de diciembre de 1991. Stern. La salida del partido. en el discurso inaugural de la Escuela de Salud Pública de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Central del Ecuador. Ésta fue la base de su constante superación. promovió la “I Reunión Andina sobre Desarrollo de la Teoría y Práctica en Salud Pública” que reconoció la orfandad y la crisis de una salud pública enquistada en un Estado benefactor. y con Mario Rovere centró la problemática y el conocimiento de la salud pública desde los actores. por donde regaba sus simientes y al mismo tiempo se nutría. Edmundo dinamizó otros espacios: ALAMES. organizaciones no gubernamentales. Pág. perseguido no por la derecha. nacionales y de Latinoamérica. política y acción 1993. Apostó a la construcción de un movimiento en salud. en su artículo “Práctica en salud y socialismo: elementos para la reflexión”13 el filósofo irrumpe en una defensa de la vigencia del socialismo. con la defensa de lo público. Nuestro Arguedas salubrista repreguntaba si el socialismo que se estaba construyendo en el mundo. sin aceptar el individualismo o la apropiación por el fundamentalismo14. Lukacs. Renovación o Crisis” realizado en Quito en abril de 1992. donde la labor de la Escuela de Salud Pública fuera la participación en la “lucha por la organización democrática de una salud pública La salud y la vida comprometida con el logro de la nacionalidad. ese marxismo doctrinario ligado a una militancia tan necesaria como el aire. analizar y teorizar es un modo de ayudar a construir un mundo diferente. 34. que no quería dejar a sus dioses y se negaba a ampliar el horizonte de reflexión y de construcción. Una vez más la circularidad de su pensamiento mostró una profunda comprensión de los procesos pasados. Edmundo forjó el sueño de una Escuela de Salud Pública “como colectivo de organizaciones populares.

La Universidad Nacional de Loja. ese es mi compromiso”. que a veces se pierde en la academia. diferente. comprometieran y construyeran las problemáticas y las soluciones en sus comunidades y en sus respectivos servicios. pues. Edmundo Granda fue un trabajador incansable en la OPS/OMS y un referente en el país. Esta visión fue fundamentada con mayor profundidad en su artículo “Salud: globalización de la vida y de la solidaridad” que fue la Conferencia Inaugural “Juan César García” del VIII Congreso Latinoamericano de Medicina Social: “Globalización. ante lo cual. posicionó el Observatorio de Recursos Humanos en Salud. Así. el Ministerio de Salud Pública (MSP). se concretó con la participación de cinco municipios de frontera (Zapotillo. reformas y equidad en la salud. constituyen una indispensable y poderosa praxis para transformar el status quo individualista y fragmentado. ambiental. Esta concepción alternativa devino en nuevas metodologías. En las instituciones nacionales y en el Consejo Nacional de Salud. y la investigación en salud pública. Esta fue una de sus mayores consecuencias. por lo presencial en la academia y presencial en el servicio. se superó. en los ámbitos político-institucional. en América Latina y El Caribe. le decíamos sus compas de Loja. Esa paradoja liberadora le permitió caminar sin pensar en llegar. que posibilitó la Sistematización del Proyecto de Espacios Saludables de Loja. en los siguientes programas de su Maestría (MASAPU) estuvo siempre presente para trabajar: los enfoques de la salud pública.recrearon metodologías que cristalizaron las posturas de Maturana al proceso de promoción de la salud cuyos instrumentos pioneros se extendieron a otras geografías. y propició que la Maestría (MASAPU). Edmundo de la vida. para los procesos fundamentales que se construyeron en el continente en torno al desarrollo de los recursos humanos en salud. cualitativa y cuantitativa… de nosotros y nosotras. y construyó un nuevo concepto de salud como una forma de vivir autónoma y solidaria. posicionó la sistematización al interior de la Organización Panamericana de Salud. 19. hoy en desmedro por su carácter no rentable. accionando como ente articulador la Maestría en Salud Pública de la Universidad Nacional de Loja (MASAPU). los derechos de los usuarios de los ser- vicios con los derechos de los trabajadores y los objetivos institucionales. desde su defensa de que todo hacer es conocer y todo conocer es hacer. Su accionar fue clave para promover la participación en el diseño de la Maestría de Salud Pública (MASAPU). 18. por ejemplo. En una continua producción de conocimientos. reconoció a este ser humano singular en su vida académica. la ciencia y la tecnología. tendía puentes en su intenso caminar. y buscar sin esperar encontrar. de la medicina tradicional en el Área de Salud de la Universidad En los últimos años insistió en la necesidad de cambiar la mirada del quehacer en salud y realizó una crítica a aquellas tendencias que con rostro de “alternativas” continúan enfatizando en la enfermedad. así surgió. educacional. seguramente encontró un nido que abandonó o del que fue excluido. En su artículo “Salud pública e identidad”18 desarrolló algunas metáforas para afianzar el paradigma de la salud y realizó acercamientos a su visión del salubrista intérprete mediador como superación del salubrismo tradicional. Puyango. Nos invitó a acercarnos al mundo de la vida y a la salud. las organizaciones populares y sociales. en los servicios de salud y el quehacer del estado. organizado por el área de salud. El camino es más importante que el lugar de destino y Edmundo caminó las diversas rutas de la medicina social. lo presencial o semi presencial en la academia. a servirnos de la hermenéutica y a considerar las múltiples identidades. “mágicamente”. Abandonó la obsesión de explicarse el mundo convenci- 17. un 27 de abril de 2000. Calvas. 23 . alternativa. Andina Simón Bolívar. sus docentes y sus maestrantes se involucraran. de la constitución de redes y de la potencialidad de la comunicación. de organizaciones e instituciones vinculadas con la salud y la comunidad en donde se encuentra “el mundo de la vida” y la complejidad. la investigación y la bioética. y en una ciencia positivista. apoyó nuevas formas de producirlos. el Ministerio de Educación y Cultura (MEC). Edmundo se integró con pertinencia. sistemas de salud no formales y reforma de servicios de atención médica” en el Taller de Medicinas Tradicionales y Sistemas No formales de Salud en la Universidad Andina Simón Bolívar (Sede Ecuador). la sociedad y el Estado. cultural. entendiendo con esto que el accionar en los servicios y en la comunidad es fuente de aprendizaje cotidiano. Macará y Espíndola). la Carrera Sanitaria y la Biblioteca Virtual en Salud del Ecuador. Este congreso se realizó en La Habana (Cuba) entre el 3 y de julio de 2000. iba naciendo. que junto a las reflexiones teóricas en la academia. Su crítica a la enfermología le llevaría a múltiples aperturas. lo que venía sembrando en el Movimiento de Medicina Social en América. Era un aliado de las mujeres que incorporaban el género en la salud.17 Su mirada de la salud y la vida alimentó el paradigma de la promoción de la salud y acompañó el proceso de construcción de espacios saludables en la provincia de Loja. la planificación estratégica en salud. Estas formas de sentir/pensar/accionar sirvieron de fundamento para la construcción y eje- La salud y la vida cución de un sueño colectivo que con el nombre de “Desarrollo de Espacios Saludables”. Ahora esta mirada es nuestra mayor urgencia. como Profesor Honorario. arte y afecto. Defendió la necesidad de aprender de estas formas de cooperación internacional que descentran el quehacer al sur del Ecuador y en continuos diálogos epistémicos con el equipo base -muchos de ellos jóvenes profesionales lojanos. Escrito en 1999. del cual fue gestor junto con Miguel Malo y Max González. Su “certeza de que no existen certidumbres” fue el eje de su trayectoria.22 Semblanza buyó a la construcción de una nueva propuesta de formación en salud pública. continuaré confundido con ustedes en el abrazo productivo y en la producción cariñosa que ha caracterizado nuestra relación con la Universidad Nacional de Loja. la Organización Panamericana de la Salud (OPS). consustancial con la cultura humana. Allí. como estrategias para armonizar el derecho a la salud de la población. En 1997 presentó la ponencia “Medicina tradicional. en un acto que la enaltece y humaniza. En un tiempo en que el “mercado había fijado su atención únicamente en la posibilidad de transformar la gerencia de los servicios de atención a la enfermedad en buenos prospectos de acumulación de capital”. con mucha emoción afirmó: “cuando termine este acto. Edmundo estableció alianzas para posicionar la prevención de la enfermedad y la promoción de la salud. socioeconómico y de atención a la enfermedad. para que efectivamente el quehacer en salud se nutra de los colores de la diversidad vital y la recreemos con todo nuestro conocimiento. calculador y positivista. Edmundo. Esta visión permitió en la práctica ampliar los ámbitos de la salud. dependiente y condicionante de las relaciones que se establecen con la naturaleza. “Salud pública e identidad” se publicó en la revista # 1 SALUDYVIDA de la Maestría de Salud Pública de la Universidad Nacional de Loja (MASAPU). en beneficio del bien común. En verdad cumplió. Construyendo una agenda política en defensa de la salud”19. una propuesta para investigar en salud pública.

al contrario. El siempre maestro. el seminario. orientando. frente a él. Su grandeza fue la sencillez. fue parte del espacio dialógico. el encuentro. Tal vez por eso. la política pública. su innata capacidad para reconocer las ideas y contribuciones de los otros. Disfrutábamos y aprendíamos de su conocimiento. Edmundo no registró jamás en su diccionario la palabra petulancia. El IV COSAVI se realizará en Loja y llevará el nombre “Edmundo Granda Ugalde”. No todo lo que escribió fue fácil. el pavo Granda encendía la luz a sus amigos. apoyó la reflexión del quehacer del Movimiento Pachakutik desde el Congreso en 1996 y desde el Ejecutivo en el 2003. el II en Ibarra en el 2003. De pronto fue así. 25 . en la tenacidad de los más diversos avances y propuestas locales innovadoras. apoyando el hacer imperfecto como parte del proceso de aprendizaje sobre el que 22. escuchando. como solía presentarse. la docencia. el II se cumplió en Guayaquil en septiembre del 2004 y el III en Cuenca en Abril del 2007. En el año 2000 participó en los debates sobre el diseño y la definición de la “Política de Salud en el Ecuador” y la “Ley Orgánica del Sistema de Salud”. Creía en la organización de los movimientos indígenas ecuatorianos que planteaban que el solidario de ayer puede transformarse. Cuenca y Loja) se analizaron elementos de concreción de un núcleo de ALAMES Ecuador. ALAMES fue una de sus preocupaciones desde su fundación en 1984. desde el primero hasta el sexto dedicó su infatigable esfuerzo y compromiso21.24 Semblanza do de que las explicaciones deben imbricarse en una construcción y acción colectiva que ayude a transformarlo desde lo cotidiano y lo pequeño de la norma. Así. Era difícil no admirarlo. Guayaquil. Los salubristas latinoamericanos reconocen el aporte de Edmundo a las múltiples escuelas de formación de recursos humanos y a los diversos procesos de lucha. la lucidez de sus ideas o la firmeza de su compromiso. 23. manteniendo una comunicación creciente con las nuevas generaciones alameñas. inspirados en la necesidad de articular un espacio amplio que inserte los fundamentos de la medicina social en la política social en salud. le invitó a apoyar la construcción del quehacer de la salud. en algunas ciudades del Ecuador (Quito. el III en Loja en 2004. siempre discípulos éstos. Luego escribía. facilitaba bibliografía y cuando era tiempo de editar compartía la autoría del diálogo. como la filosofía elucubra –ponevelas. En esta época participó activamente en el proceso venezolano. hacía ver desde su propia lámpara en la oscuridad. Jaime Breilh fue en ese tiempo el Coordinador Andino de ALAMES y había participado en el VI Congreso Mundial de Medicina Social en Tenerife (10 de septiembre de 1989). Trabajar con Edmundo siempre fue una oportunidad de revitalización. la fuerza de su abrazo fraterno. Uno nunca sabía qué disfrutar más cuando se acercaba a él: si su vitalidad desbordada. estudiantes. para descubrir logris-. Edmundo fue parte de la organización de los tres primeros Congresos por la Salud y la Vida (COSAVI)20 que han definido aspectos fundamentales del Sistema Nacional de Salud del La salud y la vida Ecuador. porque estaba convencido que “a través del lenguaje no solo describimos y transmitimos sino que activamos. Era imposible no quererlo. Asimismo. El I FORNISA se realizó en Quito en el 2002. Era un placer y un reto discutirle. el VI en Ambato en el 2007 y. Edmundo Granda y Jaime Breilh presentaron un extracto del artículo “Lineamientos para una política social en salud: fundamentos de política y bases para proyectos prioritarios”. Líderes. a través de un nuevo Pachakutik entre indios y mestizos. es decir interpretaba con esquemas. el CEAS convocó a los salubristas del Ecuador y se constituyó la Asociación Ecuatoriana de Medicina Social con una estructura básica. lo buscábamos innumerables veces para consultarlo. En 198922. la presencia de su pensamiento atraviesa las distintas generaciones de actores políticos del Ecuador y de América Latina. igual que aportó en el proceso de propuesta de la Nueva Constitución en el 2007 y 2008. los Foros Nacionales de Investigación en Salud (FORNISA) son el espacio privilegiado de debate y construcción colectiva de propuestas. El primer Congreso por la Salud y la Vida (COSAVI) se organizó en Quito en mayo del 2002. de su análisis objetivo. Nunca dejó de responder a un llamado de los diferentes actores sociales. El carisma si existe -es la ausencia de majestadfrase de Pérez de Cuellar. Infinidad de diálogos. creamos y transformamos nuestras identidades y el mundo en que vivimos”. como asesor del nuevo Ministerio de Salud y docente de las promociones de salubristas comprometidos con el fortalecimiento de la salud. sus discípulos. Era un lujo ser alumna o alumno del maestro “Granda de Cuenca”. el congreso. Esto fue así. Por ello cuando Pachakutik. Tenía un respeto profundo a sus interlocutores así como a la construcción colectiva. a los cuales. el extremo equivocado de las gentes. que intercambiaban signos y significados íntimos que deben materializarse en el empeño de trascender en la práctica una mirada tradicional de salud y converger en una minga para re-vivir. sus maestros. Edmundo estaba presente y con su embrujo tejedor latinoamericanista trascendió los territorios ecuatorianos. como el búho de Minerva mira en la oscuridad. compañero. hermano. en el trabajo. pero además. y al hacerlo. Edmundo irradiaba luz. incluso con los que no coincidían con él. por su sentido ético-estético que amalgamó lo bello aún en la crítica. re-pensar y re-mirar la salud. que había llegado al Congreso Nacional en 1996. relaciones y su palabra ayudaba a resignificar la propuesta. Edmundo iluminó las noches pardas de la ignorancia y enderezó sin proselitismos y con sobra de tolerancias. Sus herramientas fundamentales fueron las ideas. 20. 21. Fue indudablemente un intelectual militante. para accionar renovadas propuestas de organización del Estado y de la vida. y ante todo en las enseñanzas. el VII en Quito en 2008. lo cual coincidió con la crisis de las izquierdas y el debilitamiento de las instituciones sociales que afincaban las ideas marxistas. Era un privilegio sentirlo amigo. Este último llevó su nombre. crítico y constructivo. Sin embargo. el IV en Cuenca en el año 2005. hombre-ninacuro. un militante intelectual -que hizo lo que quiso y quiso lo que hizo-. colegas. como dispositivo para la interpretación y la mediación con el mundo real y caminos de trasformación. en un continuo diálogo a lo interno del Ecuador y con una profunda relación con ALAMES en Latinoamérica.23. directivos. la sencillez no es solo fortaleza sino heroicidad. Desde el año 2002. y esto es clave para entender la gran aceptación y aprecio humano que por donde iba recibía. dibujos. el V en Guayaquil en 2006. En tiempos de rimbombancia. amigos y amigas. luego recreaba. para buscar en el sumak kawsay nuevas formas de organización política al servicio de una construcción humana igualitaria y equitativa. esta iniciativa duró poco tiempo. El quehacer en la OPS/OMS le permitió estar donde fuera requerido y llevar su semilla desde Chiapas hasta Argentina. estaba tan perdido como él. él escuchaba atentamente y se tomaba el tiempo necesario. varios amigos y amigas decían que cuando uno entendía en una primera lectura lo que “el Granda” había escrito.

Su especial sensibilidad por los pueblos originarios. La acompañó hasta horas antes de su muerte. Edmundo facilitó una reunión con la Directora General que generó las bases de acuerdo que. La salud y la vida También fue un momento de inflexión en la relación con OPS. por un lado confluyó al involucramiento de ALAMES en la estrategia de trabajo de determinantes sociales de la salud OPS/ OMS. incluso antes de que se vean los primeros brotes. Ahora esa historia se ensombrece con su muerte. experiencias. Como estamos hoy. bajo la conducción de Nila Heredia. Sabemos que la Asociación Latinoamericana de Medicina Social (ALAMES). En esos tiempos nos convocó a leer y discutir las tesis de Hardt y Negri sobre el Imperio. encuentro y conversación. La curiosidad de explorar otras lógicas en la construcción del conocimiento y principalmente la invitación de colocarse. balance y perspectiva de la medicina social en América Latina” 24 donde llamó a organizarnos en red y una de sus apuestas que se sumó al deseo de Mario Hernández fue hacer de “ALAMES una forma de organización y gestión que permita sumir el reto de propiciar cambios estructurales en nuestros sistemas y políticas de salud para avanzar significativamente en el derecho a la salud en todos nuestros países. A partir de marzo de 2008 contribuyó como tutor en el proyecto de investigación-acción de ALAMES-Uruguay: “¿Cuál es el rol de la Atención Primaria de Salud Integral y de las policlínicas comunitarias en el novel Sistema Nacional Integrado de Salud?. con la posibilidad de imbricarnos a los latinoamericanos en los desafíos globales de la salud de los pueblos del mundo. Edmundo Granda colocó ideas fuerza que no sólo les reunió nuevamente. En el 2005. Le regaló una pieza histórica cuando merecidamente tuvo el honor de dictar la conferencia inaugural Juan César García en el primer congreso de la Asociación en este milenio en La Habana. ayudó a orientarla. Hacia fines del 2005 apoyó decididamente la realización de la “III Reunión de Ciencias Sociales y Salud Juan César García” en la ciudad de Quito.  a ser mediador e intérprete de procesos. sin indolencia científica ante el sufrimiento humano. que contaría con la coordinación de Miguel Márquez y María Isabel Rodríguez y la participación de Patricio Yépez y Leticia Artiles. Ponencia presentada en el IX Congreso Latinoamericano de Medicina Social “La salud: un derecho a conquistar”. no será igual sin él. 26. donde presentó uno de sus últimos escritos “El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico”. Pero se iluminará sin duda con su ejemplo y su legado. en un lugar no sólo centrado en la razón como poder único sino en la capacidad poco desarrollada en el campo hu- 24. éticos y de solidaridad. Su vocación articuladora fue una oportunidad para que en la Asamblea Mundial de Salud de los Pueblos (Cuenca-julio. de que lado está! El X Congreso de ALAMES fue para él y para nosotros una oportunidad de reencuentro. 2007). la cultivó. El fue de ALAMES antes de que ALAMES fuera. 27 . movilización. la divulgación de su legado y la demostración de la vigencia no dogmática ni endiosada de su pensamiento. en el año 2004. Fue un momento propositivo de renovación de la voluntad de trabajo conjunto de la Universidad de Cuenca con Cuba. capacidad de respuesta oportuna. ALAMES México26 invitó a Edmundo al taller del Pensamiento Médico Social en la Práctica en los Servicios de Salud. la propuesta de renunciar al rol de interventor en el campo de la salud. no sólo en el pensar. lo vivimos con él. no solo puede verse en su trabajo con ellos. 25. propuestas y acciones comunitarias”.26 Semblanza hay que reflexionar. Fue entonces cuando surgió la iniciativa de “actualizar y comparar la investigación de Juan César sobre la formación médica en América Latina”. de llevar adelante una residencia médica familiar. El Coordinador de ALAMES Cono Sur fue en ese momento Fernando Borgia. pero no paralizante y enseñó el oficio de tejedor de ideas y no vendedor de ellas. y presentó a Boaventura de Sousa Santos. experiencias y afecto. al igual que los sabios campesinos de Alamor pueden reconocer la calidad de la cosecha por el color y aroma de esas tierras. Ellos conocieron un discurso crítico. Él la soñó con algunos de nosotros. Eso no impidió que planificara para el mes anterior el Segundo Congreso de Salud Pública con María Isabel Rodríguez y Eduardo Espinosa en la República de El Salvador. más que la búsqueda del castigo ideológico sin salida. cuando todavía soñaba en “empujar la producción del libro” sobre su historia. el que fuera firmado en el X Congreso de ALAMES (Salvador de Bahía-julio. sino compromisos políticos. reflexiva y solidaria. comunitaria e intercultural. Fue quizás la instancia más latinoamericana de encuentro antes de su partida. siempre. ¡Dejando claro. 2005) se faciliten encuentros de ideas. su ALAMES. Edmundo colocó en el hacer. Tal vez. Él la acunó. Habló del autor que pregunta de inicio “¿y usted de qué lado está?”. las referidas a los pueblos indígenas del cauca o las persecuciones a guaraníes y mapuches. un ejemplo de ello son En noviembre de 2007 participó en el V Congreso Internacional de Salud Pública: “Salud. mano de la ciencia del sentir y disfrutar aunque no fuera medible y “demostrable pa´ los de arriba”. una forma de militancia urgente en ALAMES. ambiente y desarrollo: un reencuentro con los temas fundamentales de la salud pública”. propiciando una vez más la participación de compañeros y compañeras de ALAMES de diversos lares de América Latina e insistiendo en la relevancia de construir una alianza sólida entre ALAMES y la Fundación Juan César García para la preservación de su memoria. a pasar los malos y los buenos ratos. y por ello. sino en la actitud de denuncia permanente sobre la injusticia y la violencia para con los mismos. que durante el 2008 se desarrolló en San Cristóbal de las Casas. apenas logramos hacer congresos cada cierto tiempo. En ese sentido. trabajo que tuvo su característica humildad y sabiduría pedagógica. Edmundo fue una de las fuentes ineludibles de consulta y de apoyo político-científico-afectivo en la organización del IX Congreso de ALAMES en Lima. y él colocó una mirada diferente a los escondrijos conceptuales en los que estaban los estudiantes colectivistas. Allí no solo compartimos saberes. Y vivirá en ella ahora que él se ha ido. entre otros. “troca” de saberes. Edmundo canalizó nutrida información y recurrentes denuncias. En este ámbito pudo también vivenciar la transformación soñada de esos otros hermanos del sur andino. se le encomendó la realización de una ponencia de síntesis de este andar: “ALAMES: veinte años. Pero hacia adelante se requiere mayor organización. entre otras cosas”. percepciones. sí. acompañó el diseño del Diplomado en Salud Colectiva en Chiapas. sino que acompañó los desvaríos al arriesgarse a abrir nuevos lugares de reunión. conformada por la sabiduría que forjó en el diálogo con todos y todas y un fuerte compromiso políticamente afectivo. la más colectiva. desde su opción decidida por la interculturalidad y la ecología de saberes. y por otro a la formalización de un convenio marco de relacionamiento OPS-ALAMES. así sabía Edmundo escudriñar en nuestras mentes para valorar nuestras ideas antes de que éstas estuvieran maduras. el arrojo de romper ideas inservibles y usar las posibles que den sentido a la vida y construyan humanidad. sino crítica. humanos. En suma. La Coordinadora de ALAMES México fue en ese tiempo Alejandrina Cabrera. recursos. Es así que se dispuso a apoyar la iniciativa del Ministerio de Salud de Bolivia. éxitos y fracasos en la lucha social. El Salvador y el Cono Sur25 en el marco del Proyecto Magisterio de formación en salud. la disciplina de ser disidente intelectual.

era un brujo. esposo. Centro de Salud Pública y Universidad Cayetano Heredia (Perú). Les digo que parece que aquel desfiladero en el que todos circulamos en nuestra frágil embarcación (de la que nos habla la mitología griega). que es la más justificada. equilibrio emocional y hasta con optimismo. Tetis. luchador. Profesor. son otro mecanismo de proyección a la América Latina.28 Semblanza La docencia fue una de sus pasiones. Entre las maestrías se mencionan a: la Universidad Autónoma de Santo Domingo (República Dominicana). las limitaciones. como nos dijo alguna vez. de respuestas asertivas y de procesos articuladores para la salud de los ecuatorianos y latinoamericanos. que me reidentifican con mi vida anterior. el último título que ganó feliz. compañero. puedo mirar con cierta oscuridad la muerte desde la vida. y en noviembre del 2007 recibió la condecoración Al Mérito de la Facultad Nacional de Salud Pública “Héctor Abad Gómez” de la Universidad de Antioquia. Edmundo pensador. maestro de maestros. supo infundir confianza y tranquilidad en sus seres queridos. he seguido caminando durante 27. que me permiten luchar contra la cabeza de Escila iatrogénico…”. Integrante del Comité Ejecutivo de Social Science and Health. aniquilando su sistema inmunológico. que me alimentan mi propio ser. en esta última. A través de su legado sigue entre nosotros acompañándonos y estamos seguros que se fue con la certeza de mejores días. Fue docente invitado en Investigación.27 En varias de las universidades latinoamericanas fue declarado Profesor Honoris Causa28. y creemos que solo se proyectaba. La metáfora de la muerte se presenta ahora. continuó en la Facultad de Medicina de la Universidad Central del Ecuador. conforme me instruyó Canguilhem que “salud y enfermedad son formas de caminar por la vida”. Universidad Autónoma Metropolitana-Unidad Xochimilco (México). una de las cabezas de Escila. de esta manera como un auxilio importante. es una de las 50 ninfas de mar que representan todo aquello que hubiese de hermoso y amable en los mares. más aún ahora que parece que ha cambiado un tanto esa forma de caminar. ese gran maletín donde seguro no llevaba sólo libros y documentos. pero no pueden hacerse al otro lado porque en ese otro lado se encuentra un tremendo remolino llamado Caribdis que corresponde a la puerta del infierno. su espíritu inquebrantable se expresó para nosotros en sus últimos días. los cateterismos. la de vivir y vivir para los demás. padre. El barquero le invitó temprano a Edmundo a la proa. como buen morlaco. hermano acogedor. sino todos los sueños que acumulaba en su paso por los caminos de América. la Maestría de Medicina Social. ahí tuvo su primer aliento y su último suspiro. investigador. Tetis le guió para atravesar el peligroso Estrecho de Mesina. hago esfuerzos y Caribdis se los come. no me importan las normas. de ustedes.    En todo caso. creador. Nos deja también hermosas enseñanzas sobre el consustancial ciclo del ser humano. Edmundo en ese principio-fin. ni succionado por la fuerza de Caribdis. amigo. abuelo. Los Ugalde fácil pasan de noventa y hasta surcaron la centuria. en su Escuela de Salud Pública y en la Maestría de Salud Pública de la Universidad de Loja (MASAPU). 28. líder. Una nueva varita fue lanzada cuando asumió el reto de curarse con un tratamiento experimental que lo enfrentaría a una quimioterapia agresiva. llamaba brujas a sus amigas. Su aporte a los boletines de OPS. Es relevante su participación en la planificación o docencia de algunas maestrías en Salud Pública o Medicina Social de Latinoamérica. Lúcido hasta el final. porque las revoluciones y las transformaciones profundas solo se edifican desde y para el cuerpo. fue ponente por varios años en el Congreso Nacional de Salud Pública que organiza esta universidad colombiana. Ciudadano de la Ciudad Alta de la Paz en Bolivia. Recuerdan que a un lado de ese desfiladero se encuentra Escila. para que su generosidad y su más sana obsesión se expresara hasta el último minuto. Desarrollo y Salud. en la Escuela de Graduados. Universidad de Barquisimeto (Venezuela). Hermano único. con su andar pausado. que me permiten situarme en el presente a pesar de la fuerza del remolino. Aquí aparece entonces. Se destaca también que el 9 de octubre del 2006 fue nombrado Profesor Honorario de la Facultad de Salud Pública y Administración Carlos Vidal Layseca de la Universidad Cayetano Heredia (Perú). Entonces. Universidad de Carabobo-Corposalud Aragua-Escuela de Malariología (Venezuela). a lo mejor nos dice que iba a pensar más en sí mismo. Universidad de Costa Rica. En sus últimos días se acercó al libro Anatomía del espíritu de Carolina Myss y comentó con uno de sus amigos médicos “este libro ha cambiado la óptica de mi vida… voy a pensar más en mí mismo”. La medicina occidental surge. que me recuerdan quien soy. la fiebre. Estoy descubriendo nuevos recodos de mi vida. porque él. Universidad Mayor de San Andrés (Bolivia). lo que no le impidió dejar de producir. Universidad de Bahía (Brasil). pero existe otra medicina indispensable representada por el cariño de mi familia. mis amigos y amigas. pienso que con ella lograré fuerzas para salir del remolino. la cual inició en la Facultad de Medicina de la Universidad de Cuenca en el año 1969. a la sombra del capulí y cerca del cantar de los ríos. Epidemiología. maestro. INCAP (Guatemala). literalmente se quedó sin un solo glóbulo blanco. luchando por salir nuevamente hacia el desfiladero. hermano hospitalario. la náusea. para surcar el río Aqueronte y tocar la otra orilla de la vida. Al final de sus días también lanzó su varita. aunque la más difícil forma de estar vivo. Facultad de Enfermería y la Facultad Nacional de Salud Pública de la Universidad de Antioquia en Medellín (Colombia). así como miembro de comités editorialistas de algunas revistas de su especialidad en el Ecuador y Latinoamérica. 29 . Parece que me encuentro ya dando vueltas en el remolino. Nosotros sabemos que no fue devorado por las siete cabezas de Escila. El 16 de abril nos dice en un correo electrónico: “Siempre he considerado. el monstruo de seis cabezas que intenta engullirles e impedir su avance. Nos cuesta mucho pensar que no lo veremos más. 19951996. capítulo Latinoamericano. los pinchazos. para anunciarnos con valentía y serenidad que tenía leucemia. ha cambiado un tanto. Planificación y Administración en Salud en cursos de postgrado de las distintas universidades del Ecuador y de América Latina. por su vocación de servicio que le permitió otros reconocimientos como ser Miembro Honoris Causa de la Asociación Boliviana de Medicina Social. Su vida nos reafirma en la alquimia que posibilitaba Edmundo. y lo fue en su vida y en La salud y la vida su muerte. hermano. ¡Que mejor compañía en este nuevo trayecto para un hombre con alma femenina como él! Edmundo Granda Ugalde murió el 24 de abril de 2008 en Cuenca. estos ocho años y voy a seguir haciéndolo muy comprometido con las urgencias del presente. el de la vida y la muerte. ciertamente. Pero el medio ambiente ¿por qué razones vengativas? se burla de la herencia: vivir solo sesenta y un años para un Ugalde es algo exótico. hermano de esos que sin saberlo ni ostentarlo practicaba lo de la canción: “en mi casa un asado no es de nadie y es de todos”. Lo asumió con estoicismo. representada por la medicina occidental que como todas las cabezas de Escila tiene características positivas y negativas. sentir la fuerza de gravedad tan distinta de Caribdis: como y enflaquezco (Caribdis quiere llevarte liviano). Ciencias Sociales en Salud. Trabajó hasta 24 horas antes del 24 de abril y el Hospital de SOLCA le adecuó un lugar para que pueda enviar sus emails.

lluvia y neblina. . nada se destruye. todo se transforma”. de sol. Nos quedan grandes retos y Edmundo nos inspira. y para compartir los sueños de la justicia social y la equidad. células y. minerales. cuidado por montañas que matizan el color de los tiempos. Ernesto Cardenal. de los fondos telúricos de piedras. Somos polvo de estrellas. 28 de enero de 2009. hasta siempre querido amigo. para reír junto a tu agudo humor. la risa de su nieto y el eco de las nuestras. La segunda ley de la termodinámica se cumple no solo en la física sino también en el espíritu: “Nada se crea. abrigado por su sonrisa. Nos volveremos a ver. no caben discusiones. robusteciendo el concepto de la evolución total. del espacio. alerta en su Cántico Cósmico. para escuchar tus comentarios profundos. Venimos del agua. Nos conforma saber que una persona muere solo cuando se le olvida y a Edmundo.30 Semblanza Acaso nunca desaparezca la pena de no contar contigo para consultarte. átomos. Quito. Edmundo descansa ahora. volvemos con la muerte a ser polvo de estrellas. como hombre andino y latinoamericano integral. Sentimos que la energía solo se transforma y que en el absoluto del espíritu. no lo olvidaremos.

en Quito. siendo la ciencia un instrumento de enorme importancia tanto para su comprensión como para su transformación. El conocimiento científico puede ser un vehículo de incuestionable apoyo para la forja de una política de sustento de las actuales condiciones de dominación o para implementación de políticas más democráticas * Ponencia presentada en el Centro de Estudios y Asesoría en Salud (CEAS). La ciencia. pero que presenta ciertas particularidades dadas por el propio objeto de trabajo. 33 . Estado y servicios de salud. Descubrir el papel que juega la investigación científica en la definición de políticas de salud constituye una problemática aún más compleja. que responde a las leyes de la sociedad global. políticas y servicios de salud. para que se lleve a cabo dicha distribución. Al ser la realidad una totalidad concreta es posible inferir que el saber. La dificultad radica en el hecho de que una definición política no significa otra cosa que la propuesta de distribución de poder entre grupos o sectores sociales y. El análisis de la particularidad “sector salud”. constituye un tercer problema que debe ser ventilado en la discusión de este tema.La salud y la vida Artículo 1 Ciencia. sin perder de vista las determinaciones y relaciones generales. La política del “sector” es parte de la política general. En forma muy sintética se puede decir que el Estado define. Por último. pero también la ciencia puede ser utilizada para impedir dicha transformación. Abordar el tema de políticas sociales e intentar analizar su definición en un ámbito específico. por otro lado. la comprensión de la forma como se generan las políticas radica entonces en la posibilidad de entender la manera cómo surge. La realidad es una totalidad concreta donde los “sectores” están íntimamente relacionados y determinados. 1985. una política nace siempre y cuando se visualicen determinadas necesidades sociales y se decida encaminar acciones prácticas para dar satisfacción a las mismas. En este sentido. en este caso el sector salud. debe al mismo tiempo existir la fuerza o poder suficiente para lograr que esa política tenga el contenido y dirección deseados. el hombre construye el mundo humano social. el método y la situación organizativa específica. constituye la esencia de esta segunda problemática. Un segundo problema radica en la delimitación del sector salud y en la posibilidad de su análisis individualizado. se presenta como un instrumento idóneo para el conocimiento de la problemática de salud y para su transformación a través de la tecnología. la ciencia y la investigación tienen relación con la definición de políticas. como parte de las políticas sociales. Hablaremos más bien de ciencia. Estado y servicios de salud* C omo primer paso para la discusión de este tópico es necesario establecer la relación existente entre ciencia. La sociedad lleva a cabo acciones prácticas si se produce el poder para hacerlo. es empresa bastante difícil. Dicho de otra forma. Explicar las modalidades en que la ciencia se transforma en poder y obra sobre la formulación de políticas. la ciencia cumple un importante papel. las políticas de salud y más específicamente aquellos elementos pragmáticos que se relacionan con el desarrollo de los servicios de salud. se desarrolla y distribuye el poder en la sociedad. tanto para la definición de políticas como para el manejo de los servicios.

pueden apoyar la transformación de la sociedad. Op. 3. Planificación en situaciones. “Son concesiones que la clase dominante hace a la clase dominada como requisito inevitable de la correlación de fuerzas necesarias para mantener la esencia de las estructuras que constituyen el aporte de dicha clase”5 y son. 3. Mario Testa diferencia tres formas de poder que obran sobre el sector salud: a) Poder técnico: expresado por la capacidad de generar. Estado capitalista o política social. Actualmente existen posibilidades de forjar políticas heterogéneas basadas en información fidedigna y se disponen de importantes aportes teóricos. para que se formulen las estrategias. es posible que en la realidad objeto de acción de la política se reproduzca constantemente sin cambios o se originen en ésta cambios que de acuerdo a Matus4 pueden ser de tres tipos: 1. circulación y consumo de mercancías por parte de los sectores sociales)2 los que definen los contenidos y la dirección de las políticas sociales.1 Para los efectos de la presente discusión es importante anotar que una política social en ningún momento responde a determinantes únicamente técnicos. Estado y servicios de salud de transformación del sector salud. Estructura del poder en el sector salud. El conocimiento científico en la formulación de las políticas de salud para el cambio El problema esencial sobre la relación entre la ciencia y la formulación de políticas de salud se centra en el requerimiento de comprender el proceso a través del cual el conocimiento científico se transforma en poder. por otro lado. transformación de la situación. y en los riesgos de enfermar y morir de las distintas clases sociales. Matus. Cuanto más completa la descripción del fenómeno y más abarcativa la explicación de sus relaciones y determinaciones regidas por leyes. 301. Fleury. C. La transformación. M. 2.6 El interés de la planificación científica en salud consiste en comprender en qué forma los cambios que se impulsan en el sector. logros de las clases dominadas sobre las dominantes en su lucha por la consecución de la hegemonía. el conocimiento científico factibiliza la interpretación de la realidad de los distintos elementos ligados con el sector salud. diríamos nosotros. según Matus. cit. cambio fenosituacional.. Las políticas del sector salud se comportan de la misma forma. así como las características del sector salud en Ecuador.. La base para la transformación de un proceso se encuentra en su conocimiento. en la posibilidad de que la imagen subjetiva sea un reflejo de la realidad objetiva. pág. primer tomo. Op. sobre cuya base intentaré discutir el papel que puede cumplir la ciencia en la consecución de políticas y estrategias más consecuentes con los requerimientos de nuestra sociedad. sino que son los intereses políticos (logro de La salud y la vida la hegemonía o contrahegemonía) y económicos (reproducción de la fuerza de trabajo..3 Las reformas estructurales son cambios significativos en elementos importantes de la esencia del sistema social dirigidos a la mantención del mismo y a garantizar su reproducción más eficaz. es decir. Permite. Matus. producir conocimientos a través de los cuales se han identificado las profundas desigualdades en las potencialidades de salud y vida. La interpretación de esta problemática y la visualización de caminos alternativos constituyen un cuarto problema a ser estudiado. en fuerza capaz de apuntalar la producción de propósitos de polí- 5. la comprensión de la esencia de dichos fenómenos. b) Poder administrativo: o capacidad de apropiación o asignación de recursos. a través de los cuales es posible entender los determinantes y relaciones del pro- 35 . en su pugna frente a la hegemonía y la acumulación del capital. Caracas: Cendes. 6. S. Los cambios fenosituacionales son variaciones en torno a los diversos mecanismos homeostáticos funcionales del sistema. “es un cambio excepcional en la historia … y se caracteriza por la alteración del modo de producción”. Quito: policopiados del CEAS. - como fenómeno servicios de salud y. para el planificador. cit. más factible es. b) los recursos y c) la fuerza humana social necesaria. Éstas variarán en función del poder que las origina e impulsa. C. predecir su comportamiento futuro y formular políticas más coherentes. La investigación epidemiológica de las dos últimas décadas ha logrado.34 Ciencia. Dicho de otra forma. 1977. Caracas: Universidad de Venezuela y Cendes. Matus. en métodos y prácticas convenientes. como sostiene la tecnoburocracia. ticas adecuadas. Ahora bien. b) Los determinantes del desarrollo de la ciencia. Es imposible abordar en este trabajo todos los asuntos anotados. de acuerdo a las contradicciones existentes en la sociedad global y en el sector salud en particular. 302. Para que una política sea viable y factible. 2. Testa. a) La transformación de la ciencia en poder La ciencia es en sí poder técnico. 1. Para Gómez “los problemas que envuelve el proceso de formulación e implementación de una política social son complejos exactamente porque envuelven una multiplicidad de intereses distintos —intereses de naturaleza política y económica de las clases sociales diversas y también de los propios dirigentes del Estado”. y col. 1981. c) Poder político: o capacidad de movilizar grupos sociales en demanda o reclamo de sus necesidades o intereses. es decir. S Op. acceder y manejar información de distintas características. permite en primer lugar la descripción del fenómeno sectorial en sus tres expresiones: - como fenómeno salud enfermedad. es consecuentemente necesario disponer: a) el conocimiento sobre la situación a estudiarse. Mentado por Fleury. reforma estructural. Debo partir del convencimiento de que en múltiples oportunidades anteriores se ha descrito y explicado la dinámica de la definición de políticas. son por ejemplo cambios en la eficiencia de los servicios de salud o en la cobertura a la población. 1985. cit. Este requerimiento supone la comprensión de dos aspectos fundamentales: a) La transformación de la ciencia en poder y. - como saber en salud. pág. La definición de políticas sociales Las políticas sociales de un país capitalista no constituyen sino la resultante del conflicto y lucha existente entre las clases dominantes y las dominadas. el interés radica en identificar la lucha particular en el ámbito de la salud con la estrategia general de transformación histórica de la sociedad. se establezcan los métodos y se organicen las acciones. en cierta medida. C. razón por la que tan solo buscaré delimitar sus aspectos esenciales. 4.

así como también buscar nuevas generalizaciones que enriquezcan las teorías existentes a partir de los hallazgos efectuados en investigaciones particulares. que han permitido producir conocimientos que han sido utilizados por los obreros en su lucha sindical. coberturas de servicios y mortalidad infantil) utilizando planteamientos teóricometodológicos más abarcativos han permitido. clase social y algunos aspectos de proceso de trabajo. Es conocida la crítica que hace la teoría social sobre este tipo de movimientos. la coyuntura actual obliga a responder con conocimientos científicos en campos. El estudio de los determinantes del surgimiento de la necesidad en salud. tampoco ha sido estudiada y no tenemos conocimientos adecuados sobre las repercusiones que han tenido las nuevas políticas de salud implementadas ante la crisis del capitalismo (atención primaria. importante como elemento de asesoría sobre los partidos políticos democráticos. el Instituto de Investigaciones Nutricionales y Médico Sociales. La influencia de las transnacionales a través de la circulación y consumo de fármacos e insumos médicos.7 En resumen. Las reformas curriculares ejecutadas en las distintas escuelas y particularmente en el campo de enfermería esperan ser sistematizadas. así como tampoco conocemos acerca de la estructura de poder en el ámbito de la salud. otra fuerza para la forja de políticas alternativas en este país. el esfuerzo de los dos últimos años nos ha llevado a constatar hipótesis de gran valor. Es conveniente. Es conveniente anotar que en las décadas de los 20-40 se forjó en Argentina el Partido de Salud Pública. por lo general. Es igualmente necesario buscar una integración de los conocimientos obtenidos por la investigación clínica para enriquecer aquellos logrados por la epidemiología y viceversa. Aspectos teóricos sobre la dinámica del consumo deben ser desarrollados y en la relación más específica entre la determinación social y los procesos biológicos requieren un especial énfasis de estudio. El esfuerzo teórico-metodológico que debe cumplirse en este campo posibilitará avanzar en la investigación y factibilizará forjar propuestas de políticas basadas sobre conocimientos fidedignos. M. etc. Es necesario en este momento desarrollarlas y profundizarlas. donde las reivindicaciones concretas de los sectores populares se hacen presentes. el análisis de las concepciones populares en salud y la comprensión de la dinámica de su demanda constituyen eslabones importantes para la forja y apoyo de los movimientos sociales reivindicativos en este campo. instituciones como el curso de Posgrado de Investigación y Administración en Salud y Asesoría en Salud. El impulso de la investigación epidemiológica en Ecuador ha producido frutos muy importantes. por otro lado. al menos. cuestionar la hegemonía y deficiente prestación de servicios públicos y privados de este país. que constituyen. Ecuador ha llevado a cabo importantes experiencias en el ámbito de la docencia-aprendizaje (transformación del saber oficial).). pero es conveniente anotar que. que nos preguntemos si las facultades de ciencias de la salud están produciendo los conocimientos científicos que ayudarán a potenciar las fuerzas generadoras de políticas alternativas. Contados esfuerzos nacionales en la investigación del sector salud originados a nivel del Instituto de Investigaciones Nutricionales y Médico Sociales (evaluación de los servicios de salud rural) y a nivel del Centro de Estudios y Asesoría en Salud (distribución y producción de acciones odontológicas. No existe un estudio serio que intente dar cuenta de la producción de acciones de salud. cit. La salud y la vida En el campo de la investigación epidemiológica. Referido por Testa.36 Ciencia. éstos han dado paso al avance organizativo. Es decir. Los aportes de Laurell. Por otro lado. Op. disponemos de una interpretación sobre la relación salud enfermedad -modo de producción. oferta y demanda en centros de salud urbanos. a través de su lucha. ejemplos de este comportamiento constituyen las investigaciones del mencionado curso de posgrado acerca de los trabajadores de asbesto y de la industria eléctrica. tanto para lograr cambios sustanciales en el sector particular como para integrar las propuestas y acciones específicas dentro de la estrategia de la lucha por la transformación global de la sociedad. Estado y servicios de salud ceso salud enfermedad. en estos casos. pero es necesario en estos momentos investigar sobre los componentes más específicos de la reproducción social y en especial sobre el consumo simple y ampliado. se necesitan teorías construidas a través de la generalización de los logros en las experiencias particulares para no caer en las reformas fenosituacionales de las que se habló anteriormente. La investigación sobre esta problemática podrá darnos contestaciones adecuadas. tecnología apropiada. El poder o fuerza fundamental para la constitución de una política democrática se encuentra en el propio pueblo. En el área del saber en salud. la Fundación Juan César García y nuevos institutos de investigación como aquellos de las facultades de Ciencias Médicas de las universidades de Cuenca y Guayaquil han hecho aportes importantes para la comprensión de la mencionada problemática. La experiencia vivida por el curso de Posgrado de Investigación y Administración de Salud debe también ser analizada. por otro lado. La producción y distribución del poder popular en salud es de inmenso interés dentro de la formulación de políticas de salud. b) Los determinantes del desarrollo de la ciencia El reconocimiento de la importancia de la ciencia en la definición de políticas de salud nos lleva a reflexionar sobre los determinantes para su desarrollo. es posible afirmar que la investigación científica constituye un elemento fundamental para la formulación de las políticas en el sector salud. dirigidas al logro del poder administrativo alrededor de los sectores más democráticos de la burocracia estatal y trabajadores de la salud. la investigación científica enriquece las consignas del proletariado y. así como para la consecución de un nivel de conciencia y organización de los que laboran en este sector. Es en sí poder técnico y puede la investigación científica apoyar el logro del poder administrativo y poder político. Breilh y muchos otros investigadores permiten en el momento actual delinear las regularidades del carácter particular y general de la problemática salud enfermedad. dirigido por un médico que incluso llegó a presentarse en elecciones a nivel nacional. Mayores y diferentes esfuerzos deben llevarse a cabo. La mayor parte de investigaciones han respetado los cánones tradicionales. 7. Es urgente preguntarnos si estamos cumpliendo con el compromiso de formar profesionales con un sólido conocimiento científico y suficientemente concientes para apoyar desde cualquier área de especialización o trabajo la formulación de políticas comprometidas con los intereses populares. La investigación sobre servicios de salud no ha tenido en Ecuador el desarrollo que ha encontrado en el campo de la epidemiología. El análisis de los micropoderes como alternativa a los tradicionales abordajes sobre eficiencia y eficacia puede abrir caminos para la forja de estrategias adecuadas. El conocimiento sobre la práctica social y el saber en salud es. por ende. 37 . la División de Nutrición del Consejo Nacional de Desarrollo (CONADE). Disponemos de muy escasos conocimientos sobre los determinantes que explican la distribución de servicios y el financiamiento en el sector salud. el conocimiento ha tenido un impacto y fuerza más directo. Diercksens.

38

Ciencia, Estado y servicios de salud

El avance de la actividad científica no está condicionado únicamente por el desarrollo de la configuración interna de cada ciencia y sus recursos
especializados, sino fundamentalmente por las
presiones y demandas concretas que enfrentan
el quehacer científico en un escenario histórico
determinado.8
Aquel principio de determinación no opera mecánicamente, ni anula de modo general la creatividad y ánimo de independencia de los investigadores aislados o de pequeños grupos, sino que
fija los límites históricos dentro de los cuales se
desenvuelve no solo la producción de los científicos, aun de los más críticos e independientes,
sino la viabilidad social de esa producción, su capacidad de penetrar en extensión y profundidad
en una colectividad.
Pero es cierto que la propia investigación ha demostrado que en los países cuya estructura social y conformación ideológica y política están
regidas por los intereses hegemónicos del capital, los cuales contradicen las aspiraciones y necesidades de las masas poblacionales, la marcha
de la investigación está necesariamente inmersa
en un ámbito de contradicciones y por ello aparecen, cíclicamente, puntos de conflicto que se
manifiestan tanto en las esferas de los servicios
estatales como en el mundo académico, y que generalmente se tornan más visibles en las épocas
de mayor crisis económica y social, porque en
éstas se agudiza el enfrentamiento alrededor de
la riqueza producida y de la orientación práctica
que se pretende dar a los recursos de la ciencia.
Es lógico suponer que la investigación necesaria
para la formulación de políticas alternativas es
difícil que se desarrolle, porque las fuerzas sociales dominantes la impiden, en efecto, ningún
sistema apoya su autodestrucción. Por esta razón es conveniente utilizar al máximo los escasos recursos existentes, así como presionar para
lograr su ampliación y fortalecimiento.

Considero que es conveniente, con miras a desarrollar la ciencia comprometida con las verdaderas necesidades sociales, hacer énfasis en los
siguientes puntos:
a) Forjar líneas de investigación que posibiliten el desarrollo de proyectos complementarios entre sí, que den cuenta
de problemas cruciales para la formulación de políticas alternativas.
b) Buscar la dinamización de la investigación necesaria a nivel de centros académicos, gremios y servicios de salud, fortaleciendo sus expresiones de trabajo
investigativo.
c) Desarrollar los medios de intermediación científica: documentación, asesoría, procesamiento de información y
publicaciones.
d) Emprender reformas curriculares que
posibiliten aunar la docencia con la
investigación, con el fin de abandonar
los procesos circulares y repetitivos de
enseñanza. Al respecto es importante
analizar la experiencia de las escuelas
de enfermería para profundizar y ampliar sus logros.
e) Procurar que la investigación en salud
responda a los requerimientos populares más importantes y suscitadores que
se originan en este campo.
f) Avanzar en la consolidación teóricometodológica de los ámbitos científicos
que prometan mayores logros dentro
de la lucha histórica en el campo de la
salud.

8. Mikulinski, S. La cienciología: problemas e investigaciones de años 70. Viprosi Filosofi, 7:40-47; 1975.

La salud y la vida

Artículo 2

Algunos elementos sobre el desarrollo de la
salud pública en América Latina*
Uno de los problemas complejos que tiene
aquel que intenta comprender el desarrollo de
un determinado proceso es el que hace referencia a su periodización. Es obvio considerar que
la periodización de un hecho social que sucede
y se transforma como es la salud pública, responde a las transformaciones estructurales y
supraestructurales que ocurren en un determinado contexto. Si se intenta hacer ese tipo de
periodización, es fundamental llevar a cabo un
estudio más profundo y respetuoso de la realidad, aspecto que no puede ser cumplido por el
que escribe estas notas, bajo la presión de un
tiempo sobrecargado de actividades diversas
que impiden dicha seriedad. Lo que me anima es
plasmar en este documento una especie de “acta
de guerra” en la que he participado, expresar las
ideas, producto de una práctica que obviamente
responden a una visión limitada de un individuo
que observa, a pesar de sus esfuerzos, solo parcialmente la realidad, porque vale la pena aclarar
que, considero que toda práctica es partidaria y
sobre todo cuando es desarrollada por alguien
que renuncia a ser un observador imparcial de
la realidad y más bien ha decidido participar en
su transformación, lo cual supone que tiene una
idea adelantada en el tiempo de cómo debe ser
el producto de esta transformación. En esa medida, la búsqueda es intencionada y la memoria
tan solo recupera aquellos elementos que intervinieron, deteniendo o aclarando el proceso sobre
el cual se intenta intervenir. Me salva, en alguna
medida, pero solo en alguna medida, el hecho de
basar el análisis en una teoría interpretativa que
en el curso de la historia demostró ser válida: el
materialismo histórico y el materialismo dialé-

* Ponencia presentada en La Habana, mayo de 1990.

ctico, en la forma como entendí (con mis limitaciones prácticas y teóricas) lo propuso Marx y
Lenin. Aquí radica nuevamente la problemática
de mi partidismo, toda vez que en la actualidad
se requiere, de acuerdo a las “personalidades”
versadas en el asunto, analizar las nuevas versiones e interpretaciones sobre el cambio social
que actualmente pululan en el mundo. Ahora
bien, esto no quiere decir que lo que yo deje de
lado constituye una falla interpretativa de la
teoría de la cual hecho mano para sentirme más
tranquilo, sino falla de mi ignorancia. Interpreto que las limitaciones son más fuertes que las
posibilidades, pero al mismo tiempo considero
que estos balbuceos pueden ser de utilidad para
quien me encomendó que lo haga, mi maestro,
compañero y hermano Miguel Márquez, en un
contexto particularmente retador. Me refiero a
ese sueño hecho realidad que constituye el socialismo cubano, sueño que lo he reelaborado a
distancia por más de veinte años.

Un intento de periodización
Encuentro que la salud pública en América Latina, en los últimos treinta años, ha tenido tres
momentos de conflictivo desarrollo. Un primer
momento podría caracterizarse por lo que yo
llamaría la instrumentalización del quehacer en
salud pública, un segundo momento caracterizado por la constitución teórica de un proyecto
popular en salud pública, y un tercer momento
caracterizado por el fortalecimiento y lucha de
las corrientes en salud pública.

41

42

Algunos elementos sobre el desarrollo de la salud pública en América Latina

Momento de instrumentalización del quehacer en salud pública: la década de los sesenta
El desarrollo de la salud pública en América Latina está profundamente determinado por la lucha político ideológica que ocurre en los últimos
treinta años en el subcontinente.
Desde el imperialismo y la burguesía dependiente apareció como fin fundamental utilizar
el quehacer en salud dentro del proyecto desarrollista propuesto en Punta del Este con amplia
participación de la Alianza para el Progreso y la
aprobación del Departamento de Estado. La Revolución Cubana fue una enseñanza muy dura
para el imperialismo: no era posible mantener
las condiciones de depauperación del pueblo,
existía un intenso movimiento social que había
sido acallado por las armas en años anteriores
en Bolivia y Guatemala, pero en algunos momentos era posible hacerlo, puesto que el apoyo
popular a la Revolución Cubana así lo había demostrado. Era necesario desarrollar económica
y socialmente al submundo latinoamericano. La
estrategia burguesa-imperialista se dirigió entonces a:
a) Lograr la presencia del Estado burgués en
todos los ámbitos del espacio nacional a
través de proyectos de desarrollo, construir
la imagen de un Estado benefactor y, sobre
todo, exorcizar los demonios del movimiento social democratizante que allí se enraizaba.
b) Expandir el espacio de intervención del capital con miras a modernizarlo y lograr el
necesario desarrollo.
c) Implementar las medidas de protección de
la fuerza de trabajo necesarias para la tarea
desarrollista.
El quehacer en salud constituía un excelente medio para logar dichos propósitos. Cada programa
de desarrollo se encargó de un componente de
salud, donde fueron fortificados los organismos
encargados de esa responsabilidad.

El Estado burgués pasó entonces a ampliar su
espacio de acción. Algunos gobiernos, como el
de Ecuador, descubrieron en este tiempo que
también los campesinos se enfermaban, que
ellos también podían ser vistos desde el Estado
con ojos de benefactor, a pesar de su comportamiento de intensa contraposición con él. La
preocupación fundamental radicaba en extender la cobertura y fortalecer el aparato del Estado encargado de la salud. Apareció, entonces,
como necesidad fundamental para la burguesía
y el imperialismo, desarrollar la administración
estatal en salud y crear los laboratorios de la comunidad que tanto peso tuvieron en la década
de los 60. Allí aprenderían nuestros técnicos
a mirar lo que el imperio necesitaba y a desoír
lo que nuestro pueblo quería y allí, sobre todo,
aprendería nuestro personal de salud a ver lo
que la burguesía y el imperio querían para conservar el sistema y a retraducir las necesidades
populares de libertad y conciencia en dádivas
baratas.
Esta estrategia planteada por el imperio debía
necesariamente cambiar la constitución de las
Escuelas de Salud Pública. El problema era grave
porque la salud pública latinoamericana estaba
cargada de una proyección profundamente
yankee. Nuestros maestros habían sido
formados en sus claustros, habían traído toda
la carga tecnológica de las universidades de
Johns Hopkins, de Harvard, de Columbia, de
Puerto Rico. Estaban entregados a una práctica
tecnicista y biologista que hacía tabla rasa de
todo lo que olía a ciencias sociales. Pero, en
esos momentos, no se necesitaba únicamente
eso, la salud pública requería que la práctica
técnica se cargue de ideología. No importaba el
problema de salud, sino la posibilidad de bajar la
temperatura de los pueblos que, con el ejemplo de
la Revolución Cubana, la veían tras de la puerta.
Se requería incidir sobre el comportamiento de
nuestro pueblo. Y así, por necesidades del propio
sistema, las ciencias del comportamiento fueron
introducidas en nuestros círculos, se pusieron
de moda y desde el pregrado hasta el posgrado
acompañaron a los estudiantes. Pasamos, en

La salud y la vida

esta forma, a valorar el avance o estancamiento
de nuestras Facultades de Ciencias de la Salud
por la presencia y desarrollo de las Ciencias del
Comportamiento.
Pero no solo era necesario comprender el comportamiento de nuestras poblaciones, no se podía solamente drogar para siempre la conciencia
de nuestras poblaciones desde la salud (no hay
mal que dure cien años ni nadie que lo soporte),
sino que también debían producirse cambios
mínimos y visibles en sus vidas, conservando
intocado el sistema de dominación. La salud pública debía, lógicamente, eficientizar el sistema
administrativo a través de nuevas formas de planificación y administración. No importaba aún
copiar la forma de planificación socialista; ésta,
al fin y al cabo, no tendría mayor repercusión si
se conservaba la base del poder burgués, había
que desarrollar un sistema de planificación económica redistributivo que impidiera la acumulación exagerada de riqueza. El capital comenzaba
entonces a hablar un lenguaje casi incomprensible, se criticaba de su propio ser, ya no quería
apuntalar la riqueza… pero solo durante un momento y en los países donde no había regímenes
fuertes y donde la lucha de clases no ponía en
peligro el esquema de dominación, porque en
otros países aconsejaba la continuación de “milagros” tales como el brasileño donde a fuerza
del garrote se detenía cualquier aspiración popular.
La salud pública latinoamericana se embarcó,
como producto de esta necesidad, en un activo
proceso de reflexión e implementación de planes de salud que prometían mucho, pero no pudieron brindar gran cosa. Los técnicos nacionales reconocieron que el pecado capital consistía
en su miopía que impedía ver los beneficios de
la planificación, que eran técnicos malos, que el
socialismo había avanzado en salud solamente
por su habilidad planificadora. Que debíamos
traducir los planes económicos y hacerlos entendibles y utilizables por la burocracia en salud
y que no había necesidad de ninguna revolución,

que aquella era capaz de ser sustituida solamente por la razón.
Ahora bien, el movimiento planificador debía
sustentarse sobre una casa bien administrada y,
además, sobre el avance en la comprensión de
las causas de nuestros problemas de salud más
frecuentes. No podemos negar que en esta época avanzamos notoriamente en la interiorización de técnicas más sofisticadas en epidemiología, planificación y administración. El salubrista
fue de esta manera transformado en una especie de antropólogo funcionalista, encargado de
traducir las necesidades de libertad y autarquía
de nuestro pueblo en necesidades mínimas de
salud, cargado de una fe infinita en esas técnicas de planificación, administración y epidemiología que todo lo solventarían. Al fin y al cabo,
con el conocimiento que le ofrecían las Ciencias
del Comportamiento estaba en capacidad de interpretar las “necesidades” de la población que
había sido malévolamente movilizada por las
fuerzas de izquierda y con el conocimiento empírico de la epidemiología, la administración y la
planificación tenía a mano instrumentos fundamentales para sostener el avance democrático,
que era interpretado desde su limitación como
desorden e imposibilidad de progreso.
Mientras el imperialismo y la burguesía preparaban con denuedo la ya antes mencionada
proyección en salud, la izquierda se encontraba
también profundamente ocupada con la lucha
por el cambio. No había tiempo para pensar en
construir una proyección teórica particular en
salud, ésta no tenía gran importancia en aquel
momento, había que utilizar todos los recursos
en el terreno. El espacio y el movimiento social
eran fundamentales, había que instrumentalizar todo. No importaba que el imperialismo
estuviera desarrollando nuevos elementos de
comprensión de la dinámica social porque la izquierda estaba insertada en el seno mismo del
pueblo desde donde combatía. De lo que se trataba era de apoyar con acciones prácticas el ímpetu revolucionario, que era tangible, se lo veía,

43

44

Algunos elementos sobre el desarrollo de la salud pública en América Latina

se lo olía; nada de teorización, las acciones de
salud eran más importantes, valía más apoyar al
cuadro, al posible compañero, a la persona indecisa, o a cualquiera que sea, porque todos eran
posibles revolucionarios. Cuba lo hizo, también
podíamos lograrlo nosotros, nada de teorización, nada de particularidades, la mecha de la
bomba se había prendido, tan solo teníamos que
calentar más el ambiente para ayudarla a explotar. ¿Que no teníamos una realidad particular
por la cual teorizar?, sí pero el momento no nos
permitía, lo que importaba era la unidad, porque las particularidades no podían ser tomadas
en consideración. No importaba desarrollar las
mismas acciones que hacía la burguesía, porque
la izquierda la hacía para su campo. Brindando
atención médica individual conseguiríamos demostrar que podíamos hacer igual que ellos, mejor que ellos. Toda persona que atendíamos era
un potencial compañero.
¿Y qué ocurría en nuestras Escuelas de Salud Pública? Pues éstas también se cargaron de un discurso revolucionario (al menos las que yo llegué
a conocer, muy pocas por supuesto). Pero este
discurso no caminaba más allá de sus límites discursivos porque no sabíamos cómo traducirlo en
la práctica. Introdujimos en los currículos de los
pregrados (donde teníamos mayor control) cátedras y materias que tenían nombres rimbombantes. Creíamos que los estudiantes al recibir
una moderada dosis de materialismo histórico
y materialismo dialéctico harían una síntesis
por arte de magia en su enfrentamiento con la
realidad de salud y no comprendíamos que esa
síntesis lo hacían los cuadros que no tenían ese
abundante condumio teórico. Creíamos que la
dialéctica era posible aprenderla en el pizarrón.
Sin embargo, nos ayudaba aquella efervescencia estudiantil de la década de los sesenta que,
sin lugar a dudas, nos posibilitó llevar algunos
cuadros desde el pizarrón a la realidad, pero nos
encontrábamos en la imposibilidad de transformar aquel legado de los clásicos en un discurso
particular en salud, en un instrumento metodológico para actuar en el campo de la salud.

Si ni siquiera en pregrado podíamos traducir
nuestro discurso, era aún más difícil llevarlo al
posgrado, razón por la cual esa efervescencia
discursiva no produjo modificaciones curriculares de importancia en la enseñanza en salud
pública y era lógico esperar aquello, porque el
proletariado y el pueblo en general estaban haciendo su lucha política posible y los intelectuales de izquierda tan solo nos hallábamos en una
práctica de apoyo (que considero fue adecuada)
sin producir los elementos necesarios para la lucha ideológica en este campo.

Constitución teórica de un proyecto
popular en salud: la década de los
setenta
No tardaría mucho tiempo para que el imperialismo y la burguesía de nuestros países definieran que no podían seguir jugando en esa forma
en un espacio tan incierto. Los años finales de la
década de los sesenta y los iniciales de la década
de los setenta se caracterizaron por un cambio
fundamental en los procedimientos. En Uruguay comenzaría la noche para la democracia
soñada y un poco más tarde este manto se extendería al Chile de Allende y a Argentina, y después… sería largo contar. Las dictaduras o estados de excepción en América Latina pasarían a
ser la regla y la democracia burguesa un estado
de excepción. Los compañeros de izquierda que
lograron salvar sus vidas buscarían su exilio en
los países donde todavía podían seguir respirando. Los iniciadores de ese entonces que ya
buscaban una comprensión más profunda de la
problemática de salud colectiva debieron huir y
algunos de ellos fueron asesinados; basta recordar a Miguel Pavlov y Claudio Jimeno, quienes
jugaron un papel fundamental en los primeros
momentos de constitución del pensamiento social en salud. Los movimientos populares fueron
barridos y el holocausto de los dirigentes de izquierda latinoamericana como una pesadilla de
horror y de rabia.

La salud y la vida

La izquierda se refugió en las universidades que
mantenían su autonomía, o creó, o pobló centros de investigación, donde, al menos, podían
continuar pensando y creando. Este exilio obligado (obligado por la represión o por la necesidad de comprensión científica de la realidad)
produjo resultados beneficiosos en el campo de
la salud. En efecto, la izquierda se comprometió
en muchos países a iniciar y en otros a continuar
el esfuerzo iniciado, por lograr una interpretación distinta sobre la producción y distribución
de la salud enfermedad. Debía darse una interpretación científica de la salud desde las ciencias
sociales, debía traducirse a Marx y Lenin en salud. Debían crearse elementos científicos para
desde, la particularidad en salud, apuntalar la
marcha revolucionaria, al mismo tiempo que
la salud debía nutrirse del propio avance revolucionario. Pero no solamente se debían comprender los determinantes de la producción y la
distribución de la salud-enfermedad, sino que
debía comprenderse la dinámica de los servicios
porque la población los demanda, y aún más, se
debía comprender cómo surge el saber popular,
cuáles son los determinantes de la producción
de la ciencia y técnica en salud, y se debía aprender a transmitir los conocimientos en salud en
una forma diversa.
En la mayor parte de países se hizo un esfuerzo
grande para consolidar un marco interpretativo
distinto sobre la salud. Para finales de la década de
los setenta ya se habían elaborado importantes
avances teóricos, metodológicos y técnicos en
este campo y se había logrado demostrar que la
salud se hallaba profundamente relacionada con
lo social, que no es posible el cambio en salud sin
un cambio en la estructura social, que la práctica
en salud y la atención médica debe partir desde
el pueblo, que la salud es un campo de lucha
política y la lucha en el ámbito específico debía
hallarse profundamente imbricada con la lucha
política general. Las ciencias sociales pasaron
a tener un enorme peso, la epistemología, la
economía política, la antropología, la teoría
sobre el estado, la teoría de la comunicación
y educación, entre otras, ganaron una fuerza

inusitada. La izquierda empezaba a advertir, con
bases científicas, que no es posible administrar
en salud sin investigar, que no es posible actuar
sin una sólida formación teórica porque los
vericuetos del capital son complejos y pueden
fácilmente conducir a perderse en el camino
porque la izquierda no dispone de una brújula
que la guíe desde el Estado, como ocurre en
Cuba, sino que la burguesía crea interesantes
subterfugios que los pinta con graciosos colores,
que los acompaña con cantos de sirena, que
los enreda con modernas teorías para distraer
la atención de los cuadros que se encuentran
accionando en salud, para lo cual, para esa
práctica, no hay otra posibilidad, como lo decía
Lenin y lo dice el comandante Fidel Castro, que
poseer una clara teoría y mantenerse junto al
pueblo.
Además, el administrador revolucionario que
se ubica en el Estado burgués —comprendía
la izquierda— debía poseer un sólido conocimiento para actuar en las resquebrajaduras que
existen en el aparato estatal y gubernamental.
Que su papel no era modernizar el Estado, sino
solamente cuando aquello permitía lograr más
fuerza para apuntalar el poder popular, que debía saber hacer lo que hace el burócrata típico,
pero de mejor manera para poder mantenerse en el Estado, porque debía aprender a subsistir en la lucha; supervivir y luchar, pero no
entregarse en los brazos de las necesidades de
supervivencia, sino supervivir para luchar y en
esa lucha realizarse humanamente. Porque se
interpretaba que el administrador en salud en el
capitalismo debe dirigir su mirada con el fin de
visualizar la posibilidad de fortalecimiento del
poder popular a través del control social sobre
los servicios. Debe buscar cómo transformar el
saber popular en salud de carácter alienado en
conciencia sanitaria, debe comprender cómo el
reino de las necesidades inmediatas del pueblo
puede ser transformado en un paraíso de libertad a través de la lucha. Que debe aprender las
técnicas adecuadas para apoyar la creación de
un movimiento en salud democrático, popular y
nacional. Pero que no solamente debía quedarse

45

46

Algunos elementos sobre el desarrollo de la salud pública en América Latina

allí, sino que era necesario tener conocimiento
sobre cómo funciona el movimiento particular
con aquel general que sustentan los partidos de
izquierda que buscan el poder. Para escrudiñar
nuestro ser nacional y cultural, comprender
cómo nos adormecieron y rescatar las formas
de resucitar, accionando sobre nuestras propias
posibilidades.
No era suficiente aquello. Debíamos comprender
cómo podíamos desarrollar la ciencia en salud y
cómo direccionarla para sacarla del marasmo en
que se encontraba, pero no interpretando que la
ciencia-en-sí produce la revolución, sino cuando tenemos el poder para manejarla. Entonces,
teníamos que comprender cuáles son sus determinantes en nuestro contexto, cuáles ramas
científicas debían ser fortalecidas a través de la
movilización democrática y popular. Debíamos
entender qué aspectos debían tener mayor prioridad y cómo atraer los recursos hacia dichos
campos y sobre todo formar un personal científico profundamente politizado y comprometido. Pero esos investigadores no desarrollarían
su conciencia sino trabajábamos sobre opciones
más democráticas para encausar las investigaciones, lo cual nos enfrentaba en la disyuntiva
de encontrar formas metodológicas que engarcen a los investigadores en un quehacer dialéctico que les permita comprender su objeto
profundamente imbricado con la totalidad que
lo atraviesa, que lo produce y, al mismo tiempo,
factibiliza su necesaria articulación con el pueblo y que le permite observar y comprender su
vida. Se trataba, entonces, de superar el empírico-análisis para buscar nuevas alternativas que
debían focalizar nuestra atención en la dialéctica, que no había sido desarrollada en el campo
específico de salud; debíamos desarrollarla. Debíamos rescatar a los clásicos, buscar a un Marx
y Engels metodólogos, a un Lenin metodólogo,
a un Hegel metodólogo, para aprender a ver la
parcela específica de salud profundamente interrelacionada, no solamente para comprenderla sino para transformarla.

Se nos presentaba el dilema de que no bastaba
solo investigar y actuar, sino multiplicar ese esfuerzo para formar uno, diez, cien gentes que
reprodujeran ese empeño, que lo ampliaran, que
lo superaran, razón por la que teníamos que encontrar nuevas formas de docencia para transmitir los nuevos conocimientos, porque estábamos convencidos de que las formas anteriores
de enseñanza terminarían anquilosando nuestras pretensiones. La docencia debía basarse en
una interpretación distinta: debíamos enseñar
aprendiendo de la realidad, debíamos constituir
una práctica docente que al mismo tiempo fuera
investigativa. Ese esfuerzo investigativo tenía
que estar profundamente conectado en el quehacer práctico, con la elaboración de los instrumentos de transformación. Mas no podíamos
caer en el pensamiento elitista de que sólo el
investigador transformaría la realidad, sino que
debía realizarse una interpretación correcta sobre su papel como intelectual orgánico, y, en esa
medida, nos remitía a la necesidad de politizar
el método.
A finales de la década de los 70 estábamos munidos de los instrumentos básicos para retornar
a la sociedad, para cuestionar a las instituciones
del Estado, para comprender el papel que juega
la cultura en la salud y en la demanda de servicios, en la posibilidad de inquirir sobre el movimiento social y la salud, a preguntar con algún
nivel de solvencia sobre el papel del Estado en la
salud, a figurarnos una respuesta inicial sobre la
distribución de la salud en el espacio, a ubicar las
diferencias sociales en salud, etc. etc.
Mientras tanto el imperialismo avanzaba también en forma notoria en la consolidación de un
marco interpretativo y metodológico en salud
pública: la fenomenología había sido físicamente
utilizada en el área de salud. Las investigaciones
desarrolladas en los países capitalistas centrales
habían permitido constituir una teoría lúcida en
este campo. El movimiento se hacía ya presente
con un cuño radical en América Latina a princi-

La salud y la vida

pios de la década con los trabajos de Ilich sobre
la Némesis médica y después adquiriría una connotación profundamente reaccionaria pero con
una apariencia contestataria.
Para la fenomenología no era necesaria la evolución social, aún más, era posible llegar a niveles
de salud superiores reconquistando la estructuras mediadoras, lo cual significaba reconstruir
la familia, rescatar la etnia, las instituciones
culturales, la religión, los clubes barriales, etc.,
dominados por las megaestructuras estatales
capitalistas y desde ese nivel impulsar la salud
de la población. El milagro radicaría en que en
esas instituciones primarias el hombre constituye un ser y si aquellas se rompen, éste cae en la
anomia, en la alienación y, por ende, en la enfermedad. Rescatándolas, sería posible reconstruir
la acción social que es un producto de los actos
individuales trascendentes y que, por lo tanto,
no está supeditado a ninguna ley, sino tan solo
a regularidades siempre cambiantes porque así
somos los hombres. De un plumazo, la fenomenología niega la ciencia marxista sobre la sociedad y, por otro lado, excluye a la revolución como
eje principal de la transformación y el logro de la
salud. Según ellos, es mejor concentrarse en los
aspectos posibles y más ligados con los cambios
necesarios referidos a la vida del consumo individual humano, sin tocar los aspectos productivos, sin hablar sobre la alienación del hombre en
el trabajo, porque seguramente eso está dado y
no se debe ni siquiera mencionar.
La teoría y método fenomenológicos cobran una
inusitada fuerza en la salud pública latinoamericana y pasa a constituirse en un marco teórico
alternativo fuerte que sustituye al estructural
funcionalismo, al cual critica y se contrapone a
la interpretación marxista-leninista y aún logra
impregnar la nueva corriente científico social,
que la izquierda la había bautizado como “medicina social” o “salud colectiva”.
¿Qué es lo que ocurre en la formación de los salubristas? Pues, tanto las escuelas de salud pública

tradicionales como los cursos de posgrado de
medicina social, impulsan una apertura notoria
hacia las ciencias sociales, las ciencias políticas y
las ciencias filosóficas. Las dos corrientes necesitaban la corriente fenomenológica para encontrar una contrapartida al materialismo histórico
y al materialismo dialéctico y también (y esto es
fundamental) para encontrar una salida ante la
crisis económica que actualmente vive el capitalismo. Es que era y es necesario apuntalar el papel de apoyo acumulador que cumple el Estado,
desviando los gastos sociales hacia la inversión
productiva en este momento de aguda crisis fiscal y encargando a la sociedad el cuidado de su
propia salud y de su bienestar, era y es necesario abaratar los servicios. La medicina social, en
cambio, requería y las requiere para sustentar su
lucha, para describir en las enredadas madejas
del capital los hilos de su destrucción.
La lucha de las corrientes: década de los
ochenta
Considero que la lucha no solamente consiste
en oponer al enemigo sino en minarlo, para mi
modo de ver esto está ocurriendo en la medicina
social o salud colectiva latinoamericana.
La corriente fenomenológica logró constituirse,
no solamente ha avanzado en el plano teórico,
no solo tiene una sólida base interpretativa unilateral de la realidad social, sino que además ha
desarrollado métodos de conocimiento y acción
importantes que le permiten dar respuestas más
rápidas y eficientes a la burguesía de lo que da el
estructural-funcionalismo. Por otro lado, el largo período uterino que tuvo la medicina social y
el abandono del trabajo estratégico de reflexión
sobre la práctica utilitaria inmediata que se desarrolla desde el Estado, que debía haber cumplido
la medicina social con miras a su supervivencia
y avance, han apoyado el fortalecimiento de la
primera, sumado esto a nuestra incapacidad de
encontrar las formas docentes más adecuadas
(a excepción de Brasil, México y posiblemente

47

48

Algunos elementos sobre el desarrollo de la salud pública en América Latina

Ecuador). Pero considero que esto no constituye
el problema más grave, sino una simbiosis negativa que ocurre entre materialismo históricodialéctico y fenomenología que, actualmente,
produce una pérdida de armas por parte de los
investigadores, docentes y trabajadores en salud
pública. En otras palabras, este planteamiento
está minando nuestras posibilidades.
A través de una lectura unilateral y deformada
de Gramsci, la interpretación fenomenológica
se fortalece en las propias filas de la medicina
social. Ya lo había advertido Juan César García
hace ocho años en su trabajo La formación del
médico en la realidad social de cada país. El teórico
revolucionario italiano Gramsci pasa por boca
de los teóricos doctos a hablar un lenguaje bastante complejo de ser entendido por parte de las
huestes revolucionarias. La toma del poder era
necesaria (hasta aquí no existe problema), pero
en un segundo momento. ¿Cuál es el primer
momento? Bueno, algo así como la educación o
“culturización” de los “actores sociales” a través
del trabajo político-cultural-ideológico desarrollados en las instituciones de la sociedad civil, las
mismas que están constituidas por todas aquellas expresiones culturales y de bienestar social
que constituyen la sociedad. En otras palabras,
deberíamos trabajar con un nuevo mensaje culturizador o democratizante en el seno de escuelas, colegios, universidades, círculos artísticos,
organizaciones primarias, tales como la familia,
los grupos étnicos, los grupos religiosos, para
posteriormente producir una posibilidad de
cambio paulatino y gradual, no violento. ¿Qué
resultados benéficos produciría esta modalidad
de cambio? Pues, por un lado, evitar la desastrosa dictadura del proletariado que ha producido
tantos males en la tierra como, por ejemplo, los
archipiélagos Gulag, la represión rumana y otros
desastres, todos ellos relacionados con una ruptura de la democracia que aparece como un bien
supremo y sin apellido, porque parece que es tan
benéfica la democracia burguesa cuanto la democracia socialista. Entonces, una vez que la gente
gane un espíritu democrático lograremos gra-

dualmente dar el cambio a la sociedad política u
órgano del poder. De esta manera evitaríamos la
violencia y, al mismo tiempo, educaríamos a ese
proletariado que ha construido estados tan represivos. Francamente como idea es genial, si se
pudiera hacer el cambio en esta forma, sería una
bendición; ¿para qué la lucha armada?, ¿para
qué tanto sacrificio de los revolucionarios? Lo
único que nos preguntamos, ¿alguna vez en la
historia alguna clase social cedió el poder con
tanta generosidad? Lo único que nos preguntamos, ¿el imperialismo nos dejará tomar el poder
con tanta facilidad? Lo que recordamos es que
no permitió que Chile lo hiciera, que Brasil lo hiciera, que se opone a que Nicaragua lo haga.
Perspectivas
¿Cuáles son las repercusiones en el campo de la
salud pública? Pues sencillamente encontramos
que esta nueva moda de interpretar el cambio
social nos desarma. Ya no se habla de imperialismo, parece que no existe a pesar de que lo sentimos con fuerza diariamente. El análisis leninista sobre el imperialismo ha sido sustituido por
una contraposición entre occidente y oriente. Ya
no se habla de clase social porque aquello parece que ya no tiene vigencia, sino sobre “actores
sociales” que parecen no tener clase. Ya no se
habla sobre poder y partido, éstos han sido sustituidos por un intento de lucha democratizante
y por movimiento social (el partido conduce a la
toma del poder, entonces parece ser negativo).
Para aquellos que nos conservamos un poco más
antiguos y, si se quiere, ortodoxos (quién sabe
que lo seamos) nos parece que esta corriente no
tiene mucho que ver con el marxismo, a pesar de
que dice interpretar desde el punto de vista gramsciano que hasta donde se conoce es un marxista, y tiene más similitud con la fenomenología que tanto peso ha adquirido en estos últimos
tiempos impregnando la teoría, el método, los
movimientos sociales y aun el plato de sopa que
nos servimos.

La salud y la vida

¿Cuál es su impacto en la salud pública? Pues
algo así como nefasto. La medicina social que
intentaba constituirse como una respuesta marxista-leninista latinoamericana se halla colocada en un desfiladero entre el Escila del empiro-positivismo y estructural funcionalismo y el
Caribdis del movimiento fenomenológico-seudogramsciano, luchando por un costado con el
catecismo de una interpretación todopoderosa
de la técnica sobre la salud y la vida social y, por
otro lado, con esta nueva versión que intenta encontrar las fallas del sistema para modificarlas,
para dar las respuestas adecuadas para, según
lo alcanzo a entender, producir un capitalismo
más humano. En esa encrucijada me parece que
se sitúa la salud pública cubana cuando intenta
mirar a la salud pública latinoamericana.
Creemos que los próximos años presentan retos de enorme importancia para el desarrollo
del pensamiento científico en salud pública,
para la formación de los cuadros portadores de
una conciencia nacional, democrática y popular
en salud, para la lucha por el logro de mejores

niveles de salud y calidad de vida de nuestros
pueblos y para el desarrollo de servicios de salud
acordes con nuestras necesidades. La posibilidad de avance de la corriente marxista-leninista
en salud (creo que así va a tener que comenzar
a identificársela) dependerá de su posibilidad
de articulación con las necesidades de las clases
sociales portadoras de la fuerza transformadora
fundamental, de nuestras posibilidades de elevar la conciencia sanitaria popular, de articular
este esfuerzo particular con las organizaciones
de izquierda que tengan aspiraciones de poder.
Su fortalecimiento dependerá de la formación
de mayor número de cuadros con una sólida formación y una clara definición política, así como
la acumulación de nuevos conocimientos que
apoyen la comprensión del abigarrado proceso
latinoamericano y mundial. Sin lugar a dudas, la
salud pública cubana jugará un papel muy importante en esta endemoniada partida de ajedrez.

49

La salud y la vida

Artículo 3

Escuela de Salud Pública:
un espacio para la lucha en salud*

I

naugurar hace referencia a comenzar, principiar, iniciar, pero también se relaciona con
definir. Parece que los inicios siempre se acompañan de la búsqueda de una definición y que las
definiciones son más simples en los comienzos.
En efecto, el inicio se muestra como un momento donde pesa la fuerza del presente acariciado
por los sueños del mañana que diseñan con mucha soltura propósitos y metas que aparentemente son fácilmente alcanzables con la buena
voluntad. En esa medida, el amplio camino del
mañana, libre de todo escollo, subyuga nuestra
mente y nos propone un fácil compromiso con
el “deber ser” que se coloca como la única fuerza
dirimente para el logro de la figura de lo que se
intenta hacer.
Pero lo cierto es que toda estructura social que
nace es producto del legado histórico con el que
encuentra y sobre el que vive el “hoy” mientras
diseña su propio “mañana”. En otras palabras,
toda institución mientras vive su presente, dibuja su futuro, impulsada por el pasado. El “ayer”
y el “mañana” obran ineluctablemente sobre el
“ahora”, momento privilegiado en el cual se desarrollan las acciones o prácticas humanas, y por
lo mismo obligatoriamente definibles. El inaugurar hoy constituye en cierta medida, continuar
el ayer y propulsar el mañana siempre abierto,
un momento de ajuste de cuentas con lo que se
hizo y se dejó de hacer y el diseño de lo que se
hará; es un momento complejo de definición en
el que la acción se siente atrapada por lo que se
viene haciendo y busca ansiosamente romper
ese encanto para huir hacia el deber ser potencial. En esa medida, la inauguración es, al mismo
tiempo, augurio de acciones futuras, liberadas

de ataduras negativas del pasado, potenciadoras
de lo positivo, fundadoras de lo nuevo.
El problema “inaugural” radica en la dificultad
de definir las estrategias que permitan acumular
la suficiente fuerza o poder de diferente calidad,
necesario para apagar las deudas de enfermedad
y muerte del pasado, evitar que éstas crezcan
como hasta ahora lo hacen y, al mismo tiempo,
propiciar nuevas acciones que abran horizontes
diferentes de salud y de vida; todo esto en un
momento de crisis económica, política e ideológica que dificulta aún más el trabajo de los
“augures”. Ésa es posiblemente la preocupación
diaria de todos los individuos e instituciones
del país y ésa debe ser también la preocupación
de la Escuela de Salud Pública de la Facultad de
Ciencias Médicas de la Universidad Central del
Ecuador. En otras palabras, la Escuela de Salud
Pública debe preguntarse qué hacer desde la
docencia para apoyar en la solución de las enfermedades ligadas con el deterioro simple que
cada vez crecen más y se hacen presentes como
tasas de tuberculosis, malaria, cólera, que incrementan diariamente y que, como demonios del
pasado, se unen en matrimonio con aquellas enfermedades que acompañan la modernización
impuesta e importada y que muestran su rostro
como violencias, enfermedades hipertensivas,
sicosomáticas, drogadicción, SIDA, etc. ¿Qué
hacer con ese pasado que se ensaña, que resucita en el presente solo como fuerzas negativas
que matan a nuestra gente y se niega a recuperar nuestras glorias de shamanes preincásicos,
de sociedades más sanas, felices y productivas?
La Escuela de Salud Pública tiene que preguntarse qué hacer con los servicios públicos de sa-

* Discurso pronunciado en la inauguración de la Escuela de Salud Pública de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Central del Ecuador, en Quito, diciembre de 1991, en su calidad
de primer director.

51

52

Escuela de salud pública: un espacio para la lucha en salud

lud que cada día se deterioran más, traicionando así el sueño de Eloy Alfaro, el pensamiento
liberal progresista de inicios del presente siglo
y el sueño de aquellos trabajadores de la salud
que fundaron el Ministerio del ramo, con el fin
de extender la acción protectora del Estado burgués, qué hacer con los salarios que disminuyen
por debajo de los niveles alcanzados en la década anterior, con las jornadas de trabajo cada vez
más extenuantes y prolongadas, con las pésimas
condiciones de vivienda y la problemática situación del transporte, con la alienante educación y
la destructiva comunicación social, con el marginamiento de las mayorías, y con el irrespeto de
nuestra cultura nacional.
La Escuela de Salud Pública no puede, por otro
lado, dejar de reconocer y analizar los problemas
y amenazas que se ciernen sobre las tres cuartas partes de la población conocida como tercer
mundo o países explotados, con los cuales nos
hermanamos en la miseria, en la lucha y en la
irrenunciable construcción de la esperanza.
Primero: el nuevo orden mundial, la transnacionalización, la distinta competición entre los
grandes bloques, la aparición de un ejército
norteamericano-cancerbero brutal y un Estado
mundial impositivo, con la concomitante amenaza de una relegación más profunda y duradera
de nosotros, los países dominados.
Segundo: la nueva revolución tecnológica que
abrirá inmensamente el futuro, pero que, si no
podemos comprenderla y avanzar, propiciará
una dominación más perversa.
Tercero: las disparidades cada vez crecientes
entre naciones ricas y pobres, entre clases dominantes y explotadas, entre países del hemisferio
norte y del hemisferio sur.
Cuarto: la Escuela de Salud Pública deberá
considerar cómo países del norte, luego de haber agotado irresponsablemente la naturaleza,
ahora pretenden que no utilicemos nuestros

La salud y la vida

recursos para preservar limpio el aire para sus
pulmones.
Quinto: debe, además, comprender que ahora,
cuando la Escuela intenta inaugurar su vida, los
augures de la humanización se encuentran perseguidos y se nos quiere convencer de que los
dioses se han llevado a Prometeo junto con su
fuego. Se habla más bien del fin de la historia,
del ocaso de la razón, de la imposibilidad de hacer este mundo más humano, del fracaso de la
lucha por la libertad, de la negación de la solidaridad, del entierro de Marx, Lenin, Daquilema,
Alfaro, Agustín Cueva, Espejo, Ricardo Paredes,
de la imposibilidad de resucitar nuestros muertos para conquistar nuestra propia vida, de que
no podemos ser nosotros a pesar de los quinientos años de resistencia, a pesar de tantos sueños de Bolívar, a pesar de tantas luchas y tantos
muertos. Se plantea que ya no existe ninguna
posibilidad de definir el sentido de nuestra vida,
puesto que el significado general está dado como
ley o naturaleza absoluta representada por la
cultura del capital; que no es factible hablar otro
idioma que el del mercado; que no se halla definida nuestra dependencia, que lo único que puede cambiar son las nuevas formas de lo mismo;
que lo público no es bueno, que el Estado benefactor es una equivocación fabiana o un trasnochamiento keynesiano, que el propio Estado capitalista tradicional es demasiado benéfico para
el pueblo y que debe ser sustituido por uno que
permita mayor acumulación de la riqueza basada en la disminución de los gastos sociales que
deben focalizarse para cubrir únicamente a ciertos grupos que más problemas pueden causar,
destruyendo. Incluso la falsa igualdad y derecho
ciudadanos; que la eficiencia de lo privado debe
sustituir a la maquinaria lenta e inútil de los servicios colectivos para terminar sirviendo solo a
los que sean competitivos, traicionando en esta
forma los anhelos del pueblo organizado que
apuntaló ayer con su lucha el nacimiento de esas
instituciones públicas para que respondan a sus
necesidades. Nos proponen que todo está dado,
que hemos encontrado al Uno, al Absoluto, el

Ser es el Capital y esta repugnante dependencia
cada vez más sufrida y que la más grande confirmación constituye el viaje de Europa del Este en
búsqueda del socialismo y su encuentro con el
sagrado mercado.
En esta noche de inauguración deberíamos estar
tranquilos en nuestros ánimos porque la Escuela de Salud Pública ya no tiene que atravesar ese
desfiladero de definición entre la lucha por el
cambio o por la conservación del statu quo, desfiladero por el que atravesaron todas las generaciones anteriores con sus instituciones, porque
intentaron convencernos que el presente y el futuro supuestamente están definidos, que como
técnicos salubristas lo único que debemos hacer
es encontrarnos con nosotros mismos, esto es
con la tecnología importada que debe sustituir
la filosofía que tanto mal y angustia nos causó; con esa tecnología que nos factibilizará ser
eficientes, ser productivos, ser instrumentales,
trasnformarnos en una pieza científica de esta
inmensa maquinaria que requiere caminar en
completa coherencia… donde nuestra obediencia es fundamental, ya que la obediencia debe,
por supuesto, sustituir al pensamiento y accionar políticos.
Pero lo anterior no nos convence, atravesamos
el mismo desfiladero, nuestro pueblo está cada
día más enfermo, sí, nuestro pueblo ecuatoriano y nuestro ochenta por ciento poblacional
del mundo subdesarrollado y cada vez crecientes porcentajes del pueblo de los países desarrollados, nuestras instituciones se deterioran;
nuestra naturaleza cada día es menos nuestra;
nuestra cultura es más extraña y no nos reconocemos en ella. No podemos seguir fortaleciendo
nuestro extrañamiento, no es posible buscar
únicamente la tecnología para ratificar nuestro
desencuentro. Estamos en el mismo desfiladero
por el que transitó el pensamiento revolucionario del siglo XIX, esto es, la supervivencia de lo
humano mismo, la construcción del socialismo.
No podemos aceptar la falacia de que la tecnología producida y empaquetada en los países
centrales constituye nuestra salvación, es fun-

damental encontrar una nueva filosofía que guíe
nuestra práctica política democrática en el campo de la salud, es necesario desobedecer científicamente las órdenes del imperio. Para ello no
es que debemos crear todo, sino que, en buena
medida, debemos desempolvar viejos pensamientos de salubristas nacionales y extranjeros;
tenemos que rescatar la sabiduría popular y las
experiencias vividas por los pueblos, con el fin
de construir nuevos epistemes y elaborar renovadas explicaciones que posibiliten acumular
fuerza para dirigir nuestro empeño.
En ese sentido, no es posible que la Escuela de
Salud Pública pueda tener repercusión alguna, si
no logramos, como colectivo de organizaciones
populares, instituciones públicas de servicios,
organizaciones no gubernamentales, instancias
de formación de recursos humanos y demás
gente preocupada por la salud de la población,
generar un proyecto pluralista, liderado por sólidos principios y un indeclinable compromiso de
transformación de las condiciones de salud de
las mayorías.
Para hacer aquello, consideramos que es conveniente:
1. Reconocer el grave y constante deterioro de
la salud de la población y los problemas expuestos anteriormente, porque de esta forma podremos confirmar la urgencia de unirnos para enfrentarlos.
2. Analizar críticamente los postulados teóricos, metodológicos y técnicos dominantes
en el pensamiento y la práctica de la salud
pública. Es importante anotar que en los países centrales, donde por lo general se origina
el pensamiento hegemónico en este campo,
se reconoce su falta de coherencia y profunda
crisis, sin embargo, en los países dependientes como el nuestro, en muchos momentos
se defiende lo indefendible y se intenta vitalizar los postulados que han demostrado sus
limitaciones. Parece que tenemos miedo de
descubrir lo nuevo y sobre todo redescubrir
lo nuestro. Este momento de crisis, “en que

53

54

Escuela de salud pública: un espacio para la lucha en salud

el objeto se aferra a su espacio actual y (al
mismo tiempo se visualiza) su emergencia
evolutiva hacia un espacio potencial”, debe
ser rescatado por la salud pública ecuatoriana. Es fundamental que se construya ese
espacio potencial y aquello, nos parece, debe
ser hecho a través de la acción práctica actual
que busca solucionar los grandes problemas
de salud de nuestra población, profundamente sustentada en los principios de la teoría
científico-social, cuyas bases se encuentran
en los trabajos de Virchow, Neumane, Stern,
Sigerist, Rosen, Juan César García, Lauren y
muchos otros a nivel internacional; así como
en los aportes de Espejo, quien nos da el aval
para sustentar que nuestra utopía tiene un
largo añejamiento, que es aun anterior a la
conformación del pensamiento moderno
europeo, y que los grandes revolucionarios
del siglo XIX confirmaron y fortalecieron
nuestro empeño, aportando un criterio científico. Que aquella teoría científica continuó
fortaleciéndose en el país, en este siglo, con
los planteamientos de Pablo Arturo Suárez,
Santiana, Arcos y muy especialmente de Ricardo Paredes y más recientemente con la
brillante y crítica producción de Jaime Breilh
y el equipo del CEAS, con los aportes de Velasco, León, Estrella, el IDICSA y, en general,
con esa producción comprometida y amplia
de la medicina social ecuatoriana y latinoamericana.

Consideramos que, en base al aporte innovador del pasado y del presente, en el plano
teórico-metodológico es fundamental:

a) Superar el encuadre flexneriano-biologicista de la salud pública tradicional, integrando los avances de la epidemiología social
o crítica, porque es esta rama del saber la que
permite la ampliación del horizonte de visibilidad de nuestro objeto de estudio, integrando, al mismo tiempo, la historia en su real
dimensión, la heterogénea realidad estructural como determinante fundamental y la
dinámica social como eje de interpretación.

La salud y la vida

Los avances hechos por la epidemiología crítica latinoamericana son importantes, pero
deben ser complementados en un esfuerzo
conjunto tendiente a estudiar y analizar los
determinantes más particulares. Además, se
requiere que los hallazgos producidos en los
centros de investigación y en las instancias
académicas sean llevados con más fuerza a
los trabajadores de la salud y a la población
en general, para apuntalar la construcción de
una nueva conciencia en salud y propulsar el
movimiento de voluntades alrededor de una
reforma sanitaria de carácter nacional, popular y democrática.

b) Superar el método empírico-positivista
para dar paso a un planteamiento dialéctico y participativo en la interpretación de la
problemática de salud. El conocimiento que
pretende ser científico debe confirmar su
cientificidad mediante la transformación del
problema abordado. Al mismo tiempo que se
aprehende la realidad, es necesario delinear
los caminos posibles y potenciales para el
cambio propuesto, mientras las acciones que
se desarrollan para dicho cambio generan
nuevos conocimientos. El cambio, entonces,
no se propone llevarlo a cabo a través de una
sola intervención de la tecnología importada,
sino que se propone realizarlo con esa tecnología, pero reinterpretada y dirigida por la
fuerza social que pone su vida para transformarla. Así, la tecnología existente es rescatada como una fuerza instrumental útil, pero
es fácil comprender que se requiere de otra
“tecnología” que ponga sentido a dicho cambio, esto es, de la “tecnología política” que
se expresa como poder y lucha por el rescate de nuestra nacionalidad, como búsqueda
de nuestra identidad, como planteamiento
de nuevas utopías en las que se hagan presente nuestra ira ante la represión y nuestra obsesión por construir nuestro futuro a
través del accionar práctico actual. Con un
planteamiento dialéctico podremos superar
la no-filosofía y la obediencia impuestas por
el imperio, ayudaremos a superar la crisis

del saber en salud pública que no puede solucionar los crecientes problemas de la salud,
estaremos en capacidad de priorizar en mejor forma los problemas y evaluar la eficacia
humana de nuestras acciones. En resumen,
podremos cumplir con la recomendación de
Ricardo Paredes de politizar nuestra acción
en la medida en que ubiquemos a la técnica
en su puesto y demos sentido al quehacer.

c) Posibilitar el avance de la administración
tradicional en salud a través del abordaje
de la planificación y administración estratégicas que presentan importantes aportes
en América Latina. Los nombres de Matus
y Testa aparecen como productores de un
pensamiento a ser repensado, criticado y
superado, como debe hacerse con todo pensamiento antiguo o moderno. Pero para
hacerlo, es importante mirar hacia atrás y
analizar nuestro deambular práctico en la
salud pública, aprender lo que nos dejó como
enseñanza la beneficencia pública de la Revolución Liberal; estudiar los elementos progresistas de la asistencia pública propiciada
por la Revolución Juliana; analizar con extremo cuidado el primer plan cuadrienal de
salud realizado con la participación de Enrique Garcés, Elías Gallegos Anda y otros profesionales progresistas donde se establece,
como dice Margarita Velasco, “el principio
de la salud como un derecho universal y se
traza una línea divisoria con la política social
entendida hasta esos años como atención a
los pobres”, aspecto que no constituye otra
cosa que la expresión, como pensamiento en
salud, de aquel inmenso movimiento popular que culminó como Revolución de Mayo o
“Gloriosa”. Revisar, además, aquel esfuerzo
realizado por los salubristas, quienes con su
accionar posibilitaron la apertura del Ministerio de Salud Pública. Ellos son y fueron
verdaderos obreros que han depositado su
esfuerzo e inteligencia en productos colectivos que toman las formas de leyes, normas,
coordinaciones, evaluaciones y servicios
captados por la población. Son personas que

soñaron que a través del Ministerio de Salud
Pública se podría dinamizar el cuidado de
la salud de nuestro pueblo, la disminución
de las tasas de enfermedad, la consecución
de mayores niveles de salud; algunos, como
Pepe Álvarez, han muerto ya acompañados
por la frustración, otros continúan en la
lucha por modernizar esta institución, por
superar su ineficiencia, por democratizarla,
por encontrar medios más adecuados para
dar un vuelco a las actuales condiciones; algunos han conducido acciones gigantescas
consignadas en voluminosos planes que, en
muchas ocasiones, no han sido casi tomados
en consideración por los políticos de turno y
que como sucede en todos los procesos sociales habrá algún momento que escribir la
historia de los hombres sin historia. Oswaldo Egas es uno de los hombres que dejó su
salud en planes monumentales que ayudaron a normar las ideas, que permitieron
idear críticas y aún fundamentar la posibilidad de hablar de la superación de su propia
planificación normativa; Oswaldo es solo un
figura representativa de cientos de personas,
que desde diferentes puestos intentan atrapar los sueños de las anteriores y actuales
generaciones de salubristas que planteamos
un servicio de salud nacional con unidad de
comando, sólidamente sustentado en principios nacionales, democráticos y populares;
equitativo e integral, de amplia cobertura y
con participación social. El equipo de salud
del Frente Social hace, en este momento, un
esfuerzo por avanzar en ese empeño que, sin
lugar a dudas, deberá contar con el impulso
crítico y autónomo de la fuerza popular para
asegurar su adecuado cumplimiento.

Para construir un pensamiento estratégico
en salud con sabor nacional, no es solo necesario mirar y comprender lo que los distintos
trabajadores de la salud hacen e hicieron, sino
entender que las expresiones progresistas en
salud siempre se generaron bajo el empuje
popular; cuando en las distintas coyunturas,
el hambre, la miseria y la opresión produje-

55

56

Escuela de salud pública: un espacio para la lucha en salud

La salud y la vida

ron eclosiones; o cuando las organizaciones
populares y sus intelectuales pudieron reunir en un colectivo la fuerza de sus individualidades que dinamizaron las aletargadas
mentes de los investigadores y burócratas
en salud, despertando amaneceres distintos,
llenos de sol, ciencia y esperanza. Es por eso
que no aceptamos que nos hayan arrebatado
a Prometeo, por el contrario, se encuentra
entre nosotros como una CONAIE que busca entre las montañas de los Andes nuestro
Ser constantemente avasallado y nuestra
nacionalidad denegada, que con sus bocinas
anuncian una nueva esperanza de romper
este sentimiento doloroso de soledad, al proponer una nueva potencialidad de recrear
nuestra solidaridad desgarrada. Prometeo
se presenta como una Coordinadora Popular
que reflexiona y promete nuevas luchas en
salud, como organizaciones sindicales, femeninas, barriales, cristianas de izquierda, que
traen fuego siempre renovado.

La Escuela de Salud Pública deberá comprender que la base del pensamiento y acción
científicos en salud se encuentra en la solución de nuestros problemas, que el Prometeo
de la ciencia es el pueblo.

d) Superar la concepción bancaria y anquilosada de la educación tradicional con miras
a generar una propuesta más ágil, moderna
y comprometida con las necesidades nacionales. En este sentido, es importante rescatar el esfuerzo cumplido por el curso de
Posgrado de Investigación y Administración
en Salud, CEIAS que como antecesor de esta
Escuela organizó una experiencia de resistencia por el lapso de doce años, durante los
cuales neciamente intentó traducir los sueños de la medicina social latinoamericana
en acciones de docencia e investigación que
debieron cumplirse entre las limitaciones de
una Facultad de Ciencias Médicas pobre en
recursos pero que, parece, solo ahora comprendió la importancia de la salud pública,
porque antes dio prioridad a todo, a excep-

ción de lo social. Gracias al Dr. Dimitri Barreto, decano de la Facultad por su empeño.
Gracias a los que vengan como futuros decanos; esperamos que los inmensos recursos
depositados por el BID en esta Facultad, al
menos, salpiquen a la Escuela de Salud Pública. De todas maneras en este deambular
de doce años, hemos conocido y vivido con
gente que dio tanto empeño para que prosiga el CEIAS, y posibilitó que se confundan
en una sola expresión fraterna, objetivos,
productos, recursos, logros y frustraciones;
me refiero al Centro de Estudios y Asesoría
en Salud (CEAS), sin el cual no hubiésemos
podido acumular la pequeña experiencia docente cumplida por nosotros, sin ellos y ellas
no nos hubiese sido posible resistir, no hubiésemos podido crear y soñar en continuar
y crecer. También encontramos otras organizaciones como el Ministerio de Salud Pública
que siempre estuvo presente con su crítica,
apoyo y constante preocupación, al igual que
la Organización Panamericana de la Salud
que siempre nos brindó el apoyo financiero
y técnico indispensable. En los últimos años,
la Fundación Eugenio Espejo y la Comuna
Sanitaria Virchow cumplieron un papel importante y desinteresado. Treinta docentes han constituido el corazón del curso de
posgrado, muchos de ellos nunca recibieron
financiamiento, la mayor parte no pertenecen a esta Facultad; algunos se despidieron
rápidamente, otros persistieron con una necedad infinita… Nelson Reascos representa
la persistencia de enseñar y criticar a pesar
de todos los problemas, limitaciones y diferencias; muchos otros tuvieron similar comportamiento en estos doce años, estoy solo
mencionando nombres como ejemplos.

La vida y acción del curso de Posgrado de
Investigación y Administración en Salud es
fundamental para el inicio de la escuela de
Salud Pública. Demostramos que es posible
resistir y buscar nuestra identidad en el quehacer nacional, es posible decir que a pesar
de las limitaciones hemos intentado dar una

respuesta de altura ante las necesidades de
salud de nuestro pueblo, ante los requerimientos del pensamiento crítico que siempre debe surgir desde la Universidad, ante
los servicios, ante la educación y ante el requerimiento de apuntalar la construcción de
las utopías en salud.
3. Es necesario reformular la práctica social
en salud, requerimos buscar lo que nos une
y superar lo que nos separa. Hacemos un
planteamiento de unir esfuerzos, de buscar
identidades, de plantear objetivos prácticos
de trabajo. Creemos que es posible forjar un
movimiento en salud. Consideramos que podríamos, como Universidad, como Escuela
de Salud Pública, participar en su construcción, porque al mismo tiempo creemos que
la Escuela es un espacio de debate en el cual
podemos compartir todos los espíritus abiertos a las posibilidades del hoy que buscan potencialidades del mañana. No consideramos
que podemos ser vanguardia, porque las vanguardias se forjan junto a la sociedad civil, en
concreta y real comunión con los problemas
populares, pero sí podemos participar en la
construcción de un planteamiento nacional
en salud que dé respuesta a los requerimientos que surjan en un crisol democrático en el
que todos los que intentan apuntalar la definición de los problemas en salud colectiva
y los derroteros de su construcción tengan
un puesto. Personalmente, considero que
la Escuela de Salud Pública debe irrespetar
la falsa autonomía universitaria que fue interpretada como cómoda separación de los
problemas nacionales y la formación de cacicazgos y sectarismos improductivos y malsanos, debemos continuar por ese sendero de
activa interrelación con la población, con las
instituciones de servicio, con los organismos
no gubernamentales comprometidos, con las
organizaciones internacionales que respeten

nuestra autarquía, luchando por construir la
auténtica autonomía nacional. Esto es, forjando la organización capaz de reproducir
nuestra propia vida, nuestra identidad, nuestra ciencia, nuestra cultura, nuestra salud
pública. Planteamos no aceptar obediencias
de derecha o izquierda porque la obediencia
siempre es dañina, porque forja obedientes,
no deliberantes, inhumanos en potencia.
Proponemos forjar espacios de debate en los
que intentemos encontrar teorías y métodos
para hallar la verdad en la propia realidad, es
decir, en comunicación con el pueblo.

Habíamos dicho que el inaugurar es iniciar,
es comenzar y es definir, pero también es
mirar hacia atrás y augurar el mañana en el
intento de que la historia se transforme en
política, los recuerdos en sueños, la herencia del ayer en fuerza del mañana. Los “augures” anunciaban el futuro en el vuelo de
las aves, en esa acción se originó la palabra
inaugurar. Creo que nuestro pueblo lanza a
volar constantemente suficientes mensajes
que auguran luchas futuras y, por lo tanto,
espacios abiertos para todos los que quieren
construir. Definimos entonces nuestra labor,
hasta cuando estemos en este espacio pasajero de la vida, como lucha por la organización
democrática de una salud pública comprometida con el logro de la nacionalidad, con la
solución de los problemas de nuestro pueblo,
con el avance de la ciencia y la cultura, con la
defensa de lo público, con la docencia democrática, con el don de resucitar los muertos
que hablan sobre la vida, con el arte y con el
amor.

57

la unilateralidad de los individuos. K. y por lo tanto. Barcelona: 1993. Este comunismo… es la verdadera resolución del conflicto entre el hombre y la naturaleza y el hombre y el hombre. que es al mismo tiempo un desarrollo muy positivo de la fuerza productiva. ampliación de fuerzas de los individuos”. uno abstracto-negativo y otro concreto-positivo. Marx. entre la objetivación y la autoactuación confirmadora. 2. entre la libertad y la necesidad. Op. momento en el cual fuerzas productivas sociales se desarrollan “como fuerzas del capital independizadas frente al trabajo y. como hombre humano. a su vez. Buenos Aires: 1975. “… el derribo real de las barreras. Marxismo y antropología. que lucha contra los demonios de la enfermedad * Ponencia presentada en Quito. al desarrollo del trabajador”.4 Libertad como principio negativo necesario para el desarrollo de una personalidad fuerte. y se sabe a sí mismo como tal resolución”. por lo tanto en cuanto regreso pleno consciente y devenido en el marco de toda la riqueza de la evolución anterior. 1. energía real y satisfacción de necesidades inacallables. no es más que la contraposición entre el ser humano y la existencia humana. Capital. pp. en contraposición directa a su propio desarrollo. mezcladas con enfermedades antiguas que traducen esa pobreza típica del hombre que le imposibilita todavía desarrollar en buena medida las fuerzas de trabajo y conseguir los elementos necesarios para su supervivencia. 4. y la superación será la creación de las posibilidades de una evolución histórica en la que se termine la contraposición entre la riqueza. Ideología alemana.La salud y la vida Artículo 4 Práctica en salud y socialismo* Elementos para la reflexión Según Marx. cit. de transformar su propia naturaleza mediante una actividad consciente. en cuanto autoalienación humana.3 mientras que en sentido positivo. de acuerdo a la concepción de Marx. del hombre para sí mismo como hombre social. de ser el eterno movimiento del devenir. que siempre se rebasa a sí misma. el socialismo debía ser la antesala de: “el comunismo. el inicio de la superación del capitalismo. por otra parte. entre el individuo y el género. producto del gran desarrollo desordenado de la existencia humana. Pobreza e impotencia individual que se han hecho presentes como tasas crecientes de enfermedades modernas. de rebasarse constantemente.2 La alienación. En sentido negativo aparece como capacidad del hombre de superarse. 100. en cuanto abolición-superación positiva de la propiedad privada. Es el enigma resuelto de la historia. G. Markus. el paulatino logro de la libertad por parte del hombre. F. 3. abril de 1992. o sea. Marx. F.1 Constituye el socialismo. la multilateralidad de la sociedad y la impotencia. 59 . tomo III. creativa. Libertad que aparece en la obra de Marx con dos sentidos íntimamente vinculados. “Teorías sobre el plusvalor”. por lo tanto. y Engels. la verdadera resolución de la pugna entre la existencia y el ser o esencia. El socialismo constituiría. que busca nuevos horizontes. real apropiación del ser humano por y para el hombre. K. K. Marx. en cuanto forma suprema de la alienación. la pobreza.

así como actualmente sucede en Cuba. que solo pueden ser resultado de fuerzas en contraste. Marx. cit. Entonces. pero no fue posible caminar lo suficiente para llegar a “la verdadera resolución del conflicto entre el hombre y la naturaleza y el hombre y el hombre. que fueron obtenidas en su práctica revolucionaria que culminó en la Revolución de Octubre. Esto. desde el Estado mismo. razón por la que se debe luchar por la fundación de una sociedad en la que se socialice verdaderamente el poder. donde se tenga como fin abolir la explotación y la opresión. Grijalbo. F. K. Marx. Teorías sobre el plusvalor. Ediciones en Lenguas Extranjeras. del proletariado organizado como clase dominante. es decir. cit. Aún más: el futuro no es ni siquiera inteligible sino como objeto de la práctica revolucionaria”. Gramsci. que el futuro no se produce sino como resultado de la práctica revolucionaria. sobre los medios de producción. para prevenir las enfermedades. Los primeros pasos de la implantación del socialismo en los países de Europa del Este y la Unión Soviética (por no hablar del resto de socialismos reales) se cumplieron. constantemente en movimiento y no reducibles a cantidades fijas. la previsión no es un acto científico de conocimiento. en el que: La salud y la vida “el proletariado se valdrá de su dominación política para ir arrancando gradualmente a la burguesía todo el capital. El materialismo histórico y la filosofía de Benedetto Croce. según Marx.10 La previsión científica únicamente podría darse con hombres que desarrollen una praxis totalmente racional. A. En esa medida. porque el fin nunca justifica el medio. G. Markus. y apoya la previsión de la praxis humana en el vector presente-futuro. no en sus momentos concretos. A. “Que el futuro no está dado de antemano como resultado de alguna necesidad o teleología social. d) la apertura de un espacio cada vez más amplio a la democracia al transformar radicalmente el principio de la representatividad.6 Todo lo cual posibilitará la conformación de una etapa marcada por: a) la propiedad común. pero no conocemos a ciencia cierta 8. se contribuye concretamente a producir el resultado ‘previsto’. 1973. 7.60 Práctica en salud y socialismo. donde el futuro tendría la seguridad del presente. c) la supervivencia del Estado a la vez que se inicia. porque en ellas la cantidad muta siempre en cualidad. Consiguientemente. La presencia del enigma nos lleva a preguntarnos si lo que cayó fue verdaderamente el socialismo. En otras palabras. y Engels. porque el socialismo es un suceso histórico que se halla ubicado en la cadena evolutiva de la sociedad. Sánchez Vásquez. 1985. Es posible afirmar que el marxismo aporta. y para aumentar con la mayor rapidez posible la suma de las fuerzas productivas. “Ideal socialista y socialismo real” en: Los nuevos procesos sociales y la teoría política contemporánea. La conquista de la sociedad comunista. disponemos de los instrumentos científicos legados por Marx para conocer el funcionamiento del capital y sus determinaciones. México: Ed.. a pesar de que en muchas ocasiones se intenta ratificar apriorísticamente la necesidad sicológica del valor y eternidad del socialismo e indicar que éste seguirá adelante porque así tiene que ser. en la que se identifique integralmente la necesidad científica con la voluntad social. 6. pero que no se construya todos los días la segunda a pretexto de abolir la primera. para apuntalar el desenvolvimiento de sus potencialidades biológicas. si es que éste se degeneró en el camino o tal vez nunca tuvo suficiente condumio para dar la posibilidad de ser llamado socialismo. Donde el hombre individual sería tal en la medida en que se relaciona en comunidad con sus similares. sino que ese enigma se presenta con fuerza renovada ante el engendro de sociedades endemoniadas que terminan deglutiendo los sueños y acciones alimentados durante cien años en millones de cabezas de individuos que pensábamos vivir en un mundo humano social más justo y bello en el futuro próximo. entre el individuo y el género”. social. Nuevo México: Siglo XXI. Manifiesto del Partido Comunista. b) la remuneración de los productores conforme al trabajo aportado a la sociedad. no puede ser hombre como tal más que en su relación con los otros hombres. 1975. Como el hombre no puede llevar una vida humana. no se ha resuelto el enigma de la historia. de su proceso genético. Elementos para la reflexión mental. Op. sino expresión abstracta del esfuerzo por crear una voluntad colectiva”. entre la objetivación y la autoactuación confirmadora. en sentido positivo. por lo tanto. K. que posibilitaría el desarrollo tecnológico al servicio del hombre para liberarlo del trabajo malsano. cuando se aplica la voluntad y. el devenir de la naturaleza para el hombre. el proceso de su propia extinción.5 Socialismo que permitiría al hombre encontrarse más allá de la lucha contra el capital en un mundo de su propia construcción. K. donde los objetos construidos serían parte del hombre al ser producto de su propia voluntad social y no de la imposición y alienación. porque para él toda la llamada historia universal no es más que la producción del hombre por el trabajo humano. El socialismo permitiría al hombre disponer de una prueba intuible. 61 . p. 9. 1996. debía siempre darse a través de un proceso revolucionario. de su nacimiento por obra de sí mismo. Op. 90. Libertad. Pekín. el socialismo permitiría la estructuración de la relación necesaria para el desarrollo de la individualidad en íntima relación con la colectividad.7 5. y e) la autogestión social a devolverse a la sociedad las funciones que usurpaba el Estado. irresistible. me permito cuestionar que no creo que la cosa sea así.8 En otras palabras. forjando una totalidad plena de diversidades particulares. Marxismo y antropología. la verdadera resolución de la pugna entre la existencia y el ser o esencia. lo cual no puede existir en el capitalismo ni en el socialismo. no podrá cumplirse al principio más que por una violación despótica del derecho de propiedad y de las relaciones burguesas de producción… para transformar radicalmente todo el modo de producción… suprimiendo al mismo tiempo las condiciones para la existencia del antagonismo de clase y de las clases en general… En sustitución… surgirá una asociación en el que el libre desenvolvimiento de cada uno será la condición del libre desenvolvimiento de todos”. Manuscritos económicos filosóficos. para curar las que ocurren. naturalmente. entre la libertad y la necesidad. seguridad necesaria para construir un mundo saludable. 10. Marx. Hay ‘previsión’ efectiva cuando se es activo. para centralizar todos los instrumentos de producción en manos del Estado. México: Juan Pablo Editor.9 como lo diría Gramsci: “lo único que se puede prever ‘científicamente’ es la lucha. en el momento actual. tenemos las propuestas científicas de Lenin para analizar la situación revolucionaria. conocimientos fundamentales para hallar los determinantes científicos ocurridos históricamente (vector pasado-presente).

Zemelman. sino que debemos mirar al futuro desde el presente y al presente desde el futuro. ningún libro tiene la verdad absoluta. esto es la unión comunitaria. Creo que debemos releer las denuncias que se transformaron en documentos prohibidos por la nomenclatura. A. porque ninguna norma es lo tan amplia para poder interpretar la compleja y rica realidad en que se produce el problema. 63 . es fundamental preguntarnos cuáles fueron los determinantes fundamentales y cómo obraron éstos para que en la construcción del ‘socialismo’ se produzca una paulatina y ascendente negación de la libertad. es unidad en la diversidad y para que sea totalmente dominable deben haberse suspendido todas las diversidades. Elementos para la reflexión los determinantes del fracaso del así llamado socialismo real y su retorno al capitalismo. H. a Rodolfo Mandolfo. realmente no tenemos ni podremos disponer de los instrumentos para preveer científicamente la forma en que debemos actuar en la organización de las voluntades que llevan a la construcción de la sociedad socialista. 1975. el avance de la iniciativa y responsabilidad de las masas como requisito indispensable para la construcción del poder o es necesario únicamente concentrarnos en la construcción del poder del partido. a Luckacs y a Agnes Heller que denunciaron el avasallamiento de la individualidad. Gramsci. Si hacemos un esfuerzo grande para aprehender la caída de los socialismos realmente existentes. De la historia a la política. a todos aquellos que informaron sobre existencia de vastos campos de concentración en los que se asesinaba a los opositores y se depuraba a los propios constructores del socialismo que no creían exactamente en lo que el tirano de turno establecía. En efecto. es importante averiguar el papel que jugó el modelo dominante de construcción del socialismo. por el contrario. porque podemos mañana intentar volver a vivir el pasado con sus fracasos. le es posible conocer científicamente su ser actual. sino un planteamiento metodológico general que apuntala la interpretación de la realidad con sus particularidades a ser descubiertas. porque ésta se transformó en una nueva forma de acumulación tardía del capital y de reconstitución del capitalismo con una dominación más abyecta. que siempre privilegió la acumulación y centralización del poder partidario a nivel del Estado y el cercenamiento concomitante de las instituciones de la sociedad civil. los sucesos socio-políticos del futuro son factibles de cálculo pero no posibles de predicción.62 Práctica en salud y socialismo. creo que debemos preguntarnos: ¿es necesario la implementación de un proceso concomitante de construcción del poder a partir de la transformación humana amplia y profunda de la sociedad a través de la lucha. Es obvio pensar que no existe una respuesta única y siempre correcta sobre el ‘qué hacer’. aun cuando éstas sean homogéneas con el grupo territorial dominante”. porque las estrategias son infinitas en función de las especiales relaciones de fuerza. lo cual puede ocurrir en la medida en que exista una total identificación racional y democrática de las necesidades de todos los hombres o. porque en América Latina no tenemos otra opción que avanzar hacia un socialismo que intente abolir la explotación y la dominación imperantes y porque necesitamos crear autónomamente nuevos puntos de vista. al atraso político de las fuerzas periféricas. creativa y humanizante. será posible extraer grandes enseñanzas para aminorar nuestros errores. es decir. ¿cómo se organizó una formación social que terminó negando su propio fin? En este aspecto. a Djilas y Charles Betelheim que demostraron la existencia de clases sociales en los así llamados países socialistas. al igual que el presente y el pasado. esto es. ¿Hasta dónde es posible mantener las propuestas tradicionales de forja del socialismo basados únicamente en la acumulación del poder. vigente en los últimos setenta años. No considero que nos ayuda en lo absoluto la calificación de que es un proceso equivocado porque se alejó de las verdades canónicas depositadas en los archivos marxistas. socializadad. dos panópticos regentados por déspotas que negaron las propuestas marxistas de humanidad? En este punto es fundamental volver a estudiar las críticas hechas por distintos luchadores revolucionarios alrededor de la implantación del socialismo en la ex Unión Soviética. de todas las formas organizativas para la consolidación y desarrollo del poder policial y el partido.11 para encontrar opciones de acumular democráticamente poder humano que permita direccionar nuestros esfuerzos para transformar la sociedad. Notas sobre Maquiavelo. que terminó conduciendo a la conformación de esta- 11. no creo que podemos entregar la responsabilidad a una persona o dirigente sobre los problemas ocurridos. Por esta razón tuvo el hombre que salir en nueva odisea a buscarlo por fuera de la sociedad que intentó construir. la praxis colectiva. pero en su juego situacional puede producir hoy y mañana nuevas regularidades fenoménicas o nuevas acumulaciones de poder capaces de cambiar el sentido de las determinaciones esenciales. en otras palabras. para el partido o por el partido…? La utilización de todos los hombres. México: Juan Pablo Editor. mató las posibilidades del desarrollo de la segunda mitad del “Dios” que el socialismo ofrecía encontrar para el hombre. lo cual es fundamental conocerlo. porque el futuro. sobre política y sobre el Estado moderno. Debemos hacernos la pregunta sobre la viabilidad de acumular poder al mismo tiempo que se lleva a cabo un proceso de lucha por la emancipación cultural de las clases desposeídas para promover la democratización verdadera en la construcción socialista y evitar en esta forma “Las manifestaciones patológicas del centralismo burocrático (las mismas que) se deben a la falta de iniciativa y responsabilidad de la base. trabajo como objetivación y conciencia del pueblo perteneciente a los socialismos reales. por esto. de todos los conocimientos. el avasallamiento de dichas diversidades por la fuerza con la con- La salud y la vida siguiente resistencia poblacional. 12. porque cualquier suceso social que ocurre en un momento dado es producto del legado histórico y de las circunstancias nacionales e internacionales que lo rodean. el hombre como ser autopoiético está supeditado a las leyes que hereda históricamente y. universalidad. En esa medida. o Panekeuk y Mattik que insistían en la consolidación de una contrarrevolución burocrática. como ocurrió con las nacionalidades soviéticas o con el indio de los Andes. Es necesario releer a Kautsky y a Martov que criticaron ampliamente la supresión de la democracia formal.12 En otras palabras. No existe en el mundo vanguardia o grupo humano que pueda ser el depositario de la verdad absoluta sobre el mañana. México: Siglo XXI. A partir de lo anterior. 1989. Por otro lado. que en 1918 ya denunciaba que en la Unión Soviética se construía un capitalismo de Estado. sino gente con mayor o menor conocimiento que puede hacer previsiones con amplios márgenes de error. pero lo que sí requerimos es abrir la mente para encontrar en la realidad dichas potencialidades y no encerrarnos en el planteamiento de que existe la verdad cifrada en los escritos sagrados del marxismo-leninismo celosamente guardados por sus vicarios terrenales. A pesar de todos los conocimientos que disponemos y con los que produzcamos. de todas las artes.

dirección que pasa a constituirse en partido. sobre el avance de la lucha por reivindicaciones concretas. Así. como comprensión explícitamente reproducida o teoría. no puede surgir de las cabezas iluminadas de los dirigentes. hablando sobre la vida cotidiana. para posibilitar el control social de los servicios de salud. sino de la propia dinámica social particular que tiene que ser comprendida con la mayor cientificidad como parte de una totalidad y que debe recibir el mayor empeño para el logro de su transformación. en general. así como continuar en el camino de la construcción de aquellos conocimientos necesarios para el desarrollo de un práctica individual y colectiva comprometida. Considero que en el momento actual es fundamental buscar la fuerza y la vida en la propia sociedad civil. relacionándolas entre sí y buscando su posible unidad. En este punto. a su vez. La conciencia sanitaria de la que hablamos se identifica como un compromiso para el cambio en salud que busca la universalización de los derechos sociales y la garantía del control social por parte de la población sobre los servicios. Entonces. cualificación organizativa y trascendencia de acción de todos los sectores inmensos en este movimiento. así como su redireccionamiento. de los trabajadores de la salud. lo social. educación. De lo que se trata. entonces. la ruptura de lo individual y lo colectivo. Será de gran importancia el compromiso que asuma la universidad para desarrollar y enriquecer esta propuesta. En esta forma será posible organizar la lucha desde las necesidades sociales que ocurren en el presente con miras a buscar las opciones políticas para su avance y transformación en requerimientos cada vez más humanos. sobre la posibilidad de encontrar direcciones conjuntas. están construyendo el socialismo que debe ser reinterpretado por el partido para ganar multilateralidad con el fin de posibilitar una dirección amplia y humana. y es. A la luz de estos planteamientos en el ámbito de la salud. desde necesidades que solo focalizan el sustento del ego privado hasta necesidades que intentan construir el grupo. el mismo que prodiga la visión general necesaria. los grupos. desde necesidades utilitaristas hasta necesidades humanas. Si se habla de construcción y desarrollo de la cultura de las bases sociales. Elementos para la reflexión En este sentido. dinámica que conjunciona el ser con el deber-ser y con el poder-ser. considero que debe darse un especial énfasis al análisis de la dialéctica entre los movimientos y los partidos. Para la efectivización de la reforma debe tomarse en consideración la lucha por la asignación de recursos presupuestarios indispensables.64 Práctica en salud y socialismo. incorporando los aportes teóricos. alimenta- 65 . que avanzan a través de la lucha. considero que cualquier dirección. la realidad latinoamericana ha superado con su ingenio y lucha los preceptos organizativos tradicionales para encontrar nuevas formas de hacer política. por la justificación de los errores cometidos. técnicos y. En otras palabras. descubriendo sus necesidades que se expresan diversamente. ampliación y dinamización de acuerdo a los requerimientos populares en salud. los movimientos sociales ganan especial vigencia en este momento en que los El movimiento de reforma sanitaria considera que es fundamental cambiar el marco interpre- tativo de tipo biologicista sobre el proceso saludenfermedad. En este mismo campo. en primer lugar. Solo así podremos encontrar en la diversidad de nuestro trabajo la posibilidad de que podamos empujar unitariamente el carro humanizado de la historia con una dirección prefijada. no es dogma sino interpretación y voluntad en acción para el avance de todo. En general. es necesaria la superación de la actitud corporativista de los profesionales. es fundamental reconocer que requerimos abrir caminos a través de los cuales se puede construir tanto la democracia formal como la democracia directa. es de apuntalar en mejor forma el crecimiento de estas expresiones y encontrar en la dinámica social los ejes de la dirección. transporte. según entiendo. trilogía fundamental para la búsqueda de estrategias. el movimiento sanitario. desde diferentes campos parecen que se van conformando posibilidades del surgimiento de un movimiento de reforma sanitaria que pretende elevar el nivel de conciencia de la población y busca su movilización con miras a lograr niveles más altos de salud al mismo tiempo que pretende apuntalar. La reforma sanitaria propone. Es en la sociedad donde deben descifrarse los requerimientos y la forma de fortalecimiento de sus organizaciones y la defensa y control social de instituciones públicas que. Los aspectos de planificación y gestión de acción deben ser encaminadas a cumplir los objetivos de una amplia participación administrativa por parte de la población. para ser adecuada. Los movimientos sociales se encuentran. sobre la unión y lo colectivo: en resumidas cuentas. autoconciencia de que la lucha revolucionaria constituye la única forma de proponer en el presente la superación futura de la escisión entre ser y la existencia. La salud y la vida partidos de izquierda se encuentran consternados por la caída de sus dogmas. se debe al mismo tiempo identificar sus necesidades y las opciones de avanzar hacia la lucha por la libertad y el logro de conciencia de la población. Es en esa sociedad civil donde debe buscarse la dialéctica de la realidad que se da al margen del “Comintern” y de las decisiones partidarias sobre el deber-ser. La reforma sanitaria propone la forja de un movimiento sanitario que permita la unidad de todos los sectores comprometidos con la lucha por el derecho a la salud. La dirección. Este planteamiento debería propender a la búsqueda mancomunada del ejercicio del derecho a la salud como expresión particular de la lucha por la abolición de las desigualdades económicas y sociales. deberán forjarse todos los medios y recursos para la consecución de una nueva conciencia sanitaria en la población. en base a los aportes científicos brindados por las ciencias de la comunicación. sobre la visualización de días mejores a pesar de la crisis. constituyéndose así en intelectuales de los procesos particulares en los que nos movemos y en militantes de la vida. y el fortalecimiento de las organizaciones populares en su lucha más integral por la salud. en cambio. por otro lado. que requiere los aportes teóricos. a fundamentar y activar la defensa de los componentes de la calidad de vida o reproducción social de la población ecuatoriana en los diferentes ámbitos: trabajo. así como del saber y cultura popular en salud. demostrando muchas veces que los planteamientos de los partidos de izquierda han sido caducos a pesar de que supuestamente se han mantenido en la ortodoxia. así como la reformulación de las actuales disposiciones legales que impidan su desarrollo. el avance de la lucha y la transformación general de las condiciones de vida. la misma connotación del término ortodoxia debe ser revisada con miras a comprender que la única ortodoxia existente es la dialéctica de la realidad concreta que debe ser diariamente reproducida espiritual y racionalmente en la cabeza de todos los que estamos interesados en la transformación social. por la explicación de sus retrocesos burocráticos. metodológicos y técnicos de la administración crítica. sin embargo. son importantes para el avance de la lucha. desde lo particular. es fundamental la deselitización de los investigadores y docentes en salud. las ciencias de la salud en general y la medicina social. a través de su reforma. se estaría abogando por la construcción no filosófica del sujeto social. En esa medida. Su estrategia radicaría en la ampliación del horizonte de visibilidad. metodológicos y técnicos de la epidemiología crítica que ha tenido un gran avance en Ecuador. sino por su construcción real. En otras palabras. la abolición del doloroso mundo de la seudoconcreción. propendería. a partir de las necesidades que surgen desde la propia población. que el movimiento sanitario ejecute las medidas más adecuadas para lograr una racionalización de las acciones que actualmente desarrollan los servicios de salud.

15 13. Elementos para la reflexión ción. con nuestra propia realidad. al socialismo indoamericano”. 19. 15. Es una de las maneras como se intenta construir una práctica en salud que trata de “cuidar del cuerpo del hombre para que pueda trabajar. Es una de las múltiples salidas para activar la búsqueda de nuevas formas de lucha. pero no de la manera artificial”.13 Es el intento de encontrar en la creatividad humana posibilidades de construir democráticamente poder. Lima. recreación. “Aniversario y balance”. por un lado. impulsaría la reforma en el sistema de salud con miras a lograr que el movimiento sanitario viabilice una unidad de dirección sobre las distintas instituciones y acciones en salud. “No queremos. etc. al contrario. vivienda. por otro lado. la verdad aparecería como un proceso que permite. A. al mismo tiempo. ciertamente. se engendra como actividad seudoconcreta y gana ribetes reales y racionales en todos los espacios de la vida.66 Práctica en salud y socialismo. donde El socialismo tiene plena vigencia aunque se encuentre en crisis una interpretación de su construcción. se luche por la universalización. Buenos Aires: 1991. Necesitamos descolonizar nuestro pensamiento para encontrar ahora en nuestro mundo indígena y mestizo las potencialidades de construcción de una sociedad más humana a través de la abolición de la explotación y de la dominación. la democracia “no es un problema ético. ni estético. . Mariátegui. En: Después de la caída. en la forma genial como él lo propuso. En Amauta: 17(2). El planteamiento de forja de un movimiento sanitario en salud constituye una de las formas posibles de apuntalar la consolidación de una nueva conciencia en salud. cambiar o transformar la objetividad de las condiciones de salud de la sociedad mientras viabiliza. Si hacemos un esfuerzo por comprender el planteamiento de Marx. 1927. Tenemos que dar vida. J. Quijano. su transformación. En esta medida. la equidad. Debe ser creación heroica. es el único modo posible en el cual las relaciones de explotación y de dominación pueden ser comenzadas a reducirse o a extinguirse en el trayecto. Además. es decir. M. Desarrollo de la teoría y práctica de la salud pública. Testa. amar y batallar”. la descentralización y el control social sobre los servicios de salud. El movimiento de reforma sanitaria permitiría transformar a la población y a los servicios de la salud en intelectuales de un cambio que buscan en la dialéctica de su realidad y en su praxis la verdad. que el socialismo sea en América calco y copia. septiembre. y. por lo que requiere un pensamiento y una práctica renovadas. 14. medio ambiente. a sus gestores a trascenderse. en nuestro propio lenguaje. comunicación. veremos que el socialismo se produce diariamente como potencialidad. Mimeografiado.14 Es la manera en que lo particular no sea deglutido por las ansias de poder externo. “Sobre el socialismo”. la integridad. rebasarse como seres que cada día son diferentes porque cambian las propias relaciones humanas. Quito: Flacso. sino que se construya poder porque se avanza en la democratización.

La salud y la vida Artículo 5 Perspectivas de la salud pública para el siglo XXI* Introducción Hablar sobre las perspectivas de la salud pública para el siglo XXI no constituye un encargo fácil por varias razones: • Atravesamos un momento de profundos cambios en todos los órdenes de la vida social. Los planteamientos organizativos de las comunidades y colectivos se han modificado produciéndose un mayor debilitamiento de los grupos que supuestamente requieren mayor fuerza organizativa para alcanzar la salud. junio 28 de 1996. • La dinámica social ha cambiado enormemente al haberse entregado al mercado un rol protagónico. ciencias y prácticas que constituyeron el seguro asidero de la salud pública también se encuentran en proceso de reformulación y cambio. buscando ellas mismas una posibilidad de delimitar nuevos paradigmas. C. espacio de entrecruzamiento de múltiples saberes. apoyo de saneamiento del Estado colonizador en tierras lejanas. siempre tuvo que cambiar ante las nuevas necesidades y requerimientos estatales. agente social del Estado benefactor. Es por esto que desde inicios de la presente década se habla de la existencia de una profunda crisis. La incapacidad de modificar las deterioradas condiciones de salud de las poblaciones. • Los soportes políticos que anteriormente posibilitaron el desarrollo de la salud pública se encuentran en un proceso de amplia re- formulación. 1992. OPS. ciencias y prácticas. 69 . • La salud pública se encuentra en algunos países profundamente debilitada. la imposibilidad de desarrollar masivamente la promoción y prevención han mermado su credibilidad y legitimación. La salud pública.1 entendida ésta como la “incapacidad de la mayoría de sociedades de promover y prote- * Conferencia sustentada ante el personal del Ministerio de Salud Pública de Honduras. íntimamente atada al quehacer del Estado desde su propia constitución en cuanto acción institucionalizada: brazo de normatización del Estado absolutista. mientras que otros se han fortalecido a expensas del propio sector salud transformado en negocio. El momento actual reclama nuevamente el cambio de la salud pública. pero parece que este cambio es de tal magnitud que todavía no es posible delimitar con claridad su posible forma futura. el deterioro de los servicios de salud. • Muchos de los saberes. buscando nuevos derroteros en algunos o arraigada a sus viejas tradiciones en ciertos lugares. la presencia de enfermedades emergentes y reemergentes. elemento ideologizador en todos ellos. 1. confusa en otros.: Publicación Científica N° 540-OPS. El Estado benefactor ha sido grandemente cuestionado y con esta institución también se ha criticado su proyección social en general y en salud en particular. Estos cambios son complejos y rápidos y en ocasiones contradicen cualquier tipo de predicciones. La crisis de la salud pública. Washington D.

Anteriormente. E.. A. En el campo de la salud pública. pero que podría ser distinto en el futuro. Las fuerzas ahora dominantes podrán avanzar aún más o. BID.5 y 109. donde algunos poderes tienen preeminencia mientras que otros han sido subsumidos. los grupos indígenas y los trabajadores informales que viven en las periferias urbanas y en el área rural”. el neoliberalismo ha sido muy moral con el dólar. De lo que se trata es de hacer una lectura diferente de la realidad. desnutrición entre 3 y 37% de la población infantil. aquella que nos posibilita mirar el neoliberalismo. En el momento actual. BIRF. las fuerzas del capital aconsejan fortalecer el mercado como elemento ordenador fundamental. El análisis de las posibilidades de constitución y desarrollo de los diversos poderes constituye el eje fundamental para prever el futuro de la salud pública. afectando principalmente a los grupos sociales más pobres. En esa medida. el evento salud pública es una resultante momentánea de un intrincado cruce de fuerzas que halan desde diversos campos e intentan encontrar distintas direccionalidades o sentidos. nos llama la atención sobre la imposibilidad de encontrar salidas a través de los mismos procedimientos. El problema es que en estos momentos vivimos saturados por una sola “verdad-moralidad-eticidad-estética”. OPS/OMS. nos ha recomendado descentralizar los poderes político y económico. 71 . la socialidad. Es por esto que tan solo intentaríamos delinear algunos de los componentes más importantes para aventurar algunas previsiones. En esa medida. 1996. disminución del gasto público en salud en la mayor parte de países. el poder dominante hace visible o transparenta ciertas cosas pero oculta otras. al mismo tiempo que se han hecho visibles las bondades del mercado. también existen aspectos “invisibles” que explican su difícil deambular y que deben ser brevemente analizados con miras a dibujar sus posibles tendencias futuras. Sin lugar a dudas. porque este acontecimiento es un evento con sentido. gasto en salud per cápita que varía entre $566 y 9. es recomendable considerar a la salud pública como un acontecimiento. que nos posibilitaría visualizar otras fuerzas que podrían diseñar otros escenarios para la salud pública. que fue diferente en el pasado. trabajo por demás complejo y que escapa a las posibilidades de esta conversación. altos niveles de enfermedad y deficientes servicios para los grupos pobres y marginados. podrán debilitarse para dar paso a aquellas que actualmente se encuentran subsumidas y que podrían a su vez fortalecerse. Lo visible Si nos ubicamos en América Latina y el Caribe. pero en este momento aquellas recomendaciones no pueden tener asidero ante un Estado que se enflaquece paulatinamente y que reconoce su ineficiencia e ineficacia anterior. El concepto de crisis. Si lo anterior tiene alguna coherencia. la mortalidad materna entre 3 y 270 defunciones por 100. la capacidad de autorregulación y la posibilidad de ordenación de las relaciones entre los hombres.2 En otras palabras. Serían las supuestas “leyes” del mercado las que deberían delinear el desarrollo de las fuerzas productivas y las relaciones de producción. de lo que se trata es que podamos “sacar partido” de este momento de indefinición. y Martin. sobre todo. que se contraponen con bajos niveles de enfermedad y adecuados servicios para los grupos pudientes y reconocidos de la sociedad. en la mortalidad infantil con disparidades entre 7. UNICEF. concomitantemente. Bejin. pero profundamente inmoral con el hombre. entonces. es decir como un hecho que ocurre hoy. grandes problemas de cobertura. por otro lado. la moralidad. la politicidad. UNFPA. La crisis vuelve. por el contrario. Es cierto que el neoliberalismo nos ha permitido hacer una crítica a la politicidad anterior. La crisis nos lleva a reconocer que no es posible “aferrarnos al espacio actual sino que debemos visualizar la emergencia evolutiva hacia un es- 2.3 Estas inequidades se expresan.70 Perspectivas de la salud pública para el siglo XXI ger la salud en la medida en que sus circunstancias históricas lo requieren”. En otras palabras. C. CEPAL. Si bien la crisis de la salud pública es “visible” por su incapacidad de promover y proteger la salud de las poblaciones. tasas de mortalidad La salud y la vida reducible superiores al 50%. muy distintos al dominante. En ellas se encontraría todo el saber. “Además de las inequidades entre países. ha dejado de lado la verdadera politicidad de nuestras poblaciones. porque la crisis es “un momento de verdad en el que el objeto se aferra al espacio actual (pero al mismo tiempo se vislumbra) la emergencia evolutiva hacia un espacio potencial”. pero ha irrespetado aquellas cuestiones invisibles y profundamente necesarias para conformar la socialidad y el mundo de la vida de nuestras instituciones y poblaciones. entre otros aspectos.8 por 1000 nacidos vivos. Los datos anteriores ratifican las inmensas disparidades existentes. Esto es importante. En el ámbito de la práctica en salud. Buenos Aires: Communications. se transformaban en correcciones en la eficiencia y eficacia del Estado benefactor en salud. los momentos de crisis indican insuficiencias en el pensar y hacer actuales pero también anuncian potencialidades de cambio y avance o de retroceso y mayor deterioro. el acicate para la producción. Reemergencia de enfermedades transmisibles y carenciales. ha impulsado aquellas cuestiones visibles para dinamizar la economía concentradora. pacio potencial”. así como incremento de enfermedades crónico-degenerativas. En otras palabras. Acceso equitativo a los servicios básicos de salud: hacia una agenda regional para la reforma del sector salud. la crisis se manifiesta por una marcada ineficiencia en la provisión de servicios de salud y mayor deterioro de los mismos. pero ahora parece indicarnos que el deterioro de la salud de los grupos menos protegidos se profundiza y. el neoliberalismo sería nuestra salvación. a hablar sobre lo ya conocido desde hace mucho tiempo.000 nacidos vivos. por lo general. OEA. 3. se verifican inequidades de salud al interior de cada uno de ellos. reconocer el valor de lo local como sumatorio de individuos productores y compradores de mercancías pero. Las funciones del Estado siempre cambian ante las presiones de los poderes que buscan un nuevo contrato social. la clave para la redistribución e intercambio de la riqueza generada y aseguraría el adecuado consumo de toda la población. también se han desembozado sus maldades. las mujeres y niños. su identidad histórica situada más allá de sus posibilidades de compra y venta. se prefigura la necesidad de apuntalar la creación de un nuevo Estado que dé cuenta de la salud de la población. el incremento de las tasas de enfermedad y las deficiencias de servicios. Es verdad que el neoliberalismo ha podido acumular y concentrar el capital en una forma por demás rápida y eficiente. pero es también verdad que ha producido una atroz exclusión de masas poblacionales con el consecuente incremento de los niveles de pobreza. podríamos decir que la figura visible de la actual salud pública es una resultante de un arreglo de fuerzas. N° 25. bajo peso al nacer entre 5 y 18% de los recién nacidos. El problema radica en que. Lo más visible que tenemos en estos momentos son los cantos de sirena del neoliberalismo y el redescubrimiento de las supuestas bondades del mercado. USAID. 1979. El mercado nos entregaría la verdad. los elementos visibles de la supuesta crisis de la salud pública se hacen presentes en la incapacidad de dar cuenta de las inequidades en la salud de la población y en su acceso a los servicios de salud. Washington D.

no existe ninguna posibilidad del juego de in- La salud y la vida determinantes que pueden cambiar la direccionalidad del futuro y establecer múltiples potencialidades del desarrollo de la sociedad y de su salud-enfermedad. La epidemiología crítica interpreta el tiempo en tanto historia. no toma en cuenta lo diverso. no puede ver la salud-enfermedad como un acontecimiento que se da y que puede ser diferente. una crisis objetiva y una crisis subjetiva. se ha venido abajo. Cada momento la propia ciencia nos advierte que es fundamental que el hombre ponga los fines y que la ciencia tan solo ponga los medios. I. • La fuerza de la acción La salud pública no solo necesita explicar la enfermedad-salud colectiva sino que también tiene que intervenir sobre ella y sobre sus causas. Los procesos mórbidos ganan importancia en la medida en que éstos también puedan causar morbilidad al Estado en cuanto aparato constituido. en cambio. vuelca su esfuerzo en comprender los determinantes sociales. Al criticar el planteamiento etiológico-naturalista de la segunda. En esta forma. en esta forma. El fin es diseñado por fuerzas que dominan el Estado: acumulación de riqueza y control del desorden en el capitalismo. El mundo de la epidemiología crítica está dado para siempre y lo único que se debería hacer es revolucionar las bases estructurales dadas para el alcance de una mejor salud. a mirar con mayor amplitud la determinación. y Stengers. La epidemiología crítica nos invita. La epidemiología crítica no puede interpretar la riqueza del presente y su capacidad de cambiar los derroteros establecidos por el pasado.72 Perspectivas de la salud pública para el siglo XXI Las diferentes fuerzas • La fuerza del conocimiento La salud pública asienta su posibilidad de conocimiento de la enfermedad colectiva en la epidemiología. las ciencias sociales aparecen otras versiones que nos invitan a mirar la realidad en forma distinta. diría Leibniz. La epidemiología crítica latinoamericana ha levantado una inteligente crítica sobre las bases fundamentales de la epidemiología empiricista y ha planteado una ampliación del horizonte de visión de la causalidad de la enfermedad. Logra. Hacia un nuevo contrato social La filosofía de la conciencia que nos llevó a pensar que la mente iluminada de los científicos posibilitaría poner el fin y el medio para organizar la sociedad que viaja hacia un fin determinado por alguna filosofía de la historia. rescatar los avances de la epidemiología empiricista y crear nuevas propuestas metodológicas que posibiliten superar sus limitaciones.. El enflaquecimiento del aparato de Estado en salud produce. La salud pública es incapaz de ver y entender el mundo de la vida. Entre o tempo e a eternidade. La acción pública en salud desde el momento de su institucionalización adopta las formas de in- tervención propias del Estado y de esta manera participa en su afán normatizador cuando aquel proyecta su espíritu absolutista. pero no puede visualizar la estructuración de lo potencial. ¿Qué es lo que ocurre cuando el aparato de Estado propone minimizar las acciones de salud? Sin lugar a dudas. lo local. no cambia la forma de mirar la realidad. etc. acumulación de poder político y económico y control de la producción en el socialismo real. 73 .. luego participa en la colonización de nuevos territorios coloniales y más tarde cumple con las limitadas funciones sociales del Estado benefactor. ésta puede ser administrada en una vertiente única: la fuerza de la técnica puede ser movilizada a través de las cosas y manejada por salubristas que depositan acciones normalizadas sobre una población que supuestamente ganará su salud en cuanto merma la enfermedad. lo diferente. Así definida la salud pública. entonces. el mundo del sentido y las posibilidades de reformar el presente como alternativa para la organización de poderes capaces de redimir el pasado y construir otros escenarios futuros. entonces. pero la mayor crisis ocurre entre los sanitaristas que quedan sin la estructura y la fuerza necesaria para seguir aplicando sus recetas. lo local. se produce una crisis en los objetos-poblacionales que recibían dicha acción y obviamente aparecen mayores tasas de mortalidad. el pasado es igual al futuro. En otras palabras. morbilidad. fuertemente anclada en el paradigma productivista. Para ella. Si bien la epidemiología crítica ecuatoriana (con la que he estado relacionado en los últimos quince años) logra ampliar el horizonte de visión. no es capaz de mirar el mundo del sentido. la enfermedad es vista desde el centro y para el centro. I. pero nos siembra en la eternidad. en esa medida. De lo que se trata es de tomar aquella apertura en la determinación que nos ofrece la epidemiología crítica. la salud pública pierde su ser y se transforma en un ente funcional. En otras palabras. la historicidad. En esa medida. desde la física. económicos y políticos de la enfermedad colectiva. Prigogine. encontrando importantes regularidades en la producción y distribución de la enfermedad. El mundo está plenamente determinado por las supuestas leyes de la historia que determinan el comportamiento del fenómeno. Cada día. Son grandes los avances de esta rama científica en las últimas décadas. los accionadores acomodados en el aparato estatal que no encontramos una nueva alternativa. solo puede entender lo que es funcional al poder. La enfermedad tiene preeminencia sobre la salud porque la primera puede transformarse en un desviante que podría impedir el normal funcionamiento de la estructura económica o impactar sobre la legitimación del Estado. 1992. nos obliga a ver un mundo dado para siempre. Aconseja cambiar la estructura en cuanto objetividad. el lugar como espacio socialmente determinado y la persona adquiere un estatuto económico-social en tanto clase social. la biología. Logra en esta forma interpretar más abarcativamente la determinación de la enfermedad colectiva y posibilita visualizar la necesidad de cambios integrales para la consecución de la salud. La salud pública visualiza siempre la enfermedad como un peligro para la normalización. São Paulo: Editora Schwarcz Ltda. La salud pública se transforma de esta forma en un medio necesario para cumplir un fin. importar el conocimiento y método de las ciencias sociales y económicas. en esa medida. La crisis subjetiva es aquella que vivimos hoy todos los que nos preocupamos por la salud del público y también nos dolemos por nosotros. el pleno conocimiento del pasado supuestamente asegura la total predicción del futuro: causa plena y efecto completo. o para la colonización o para el ejercicio de los derechos sociales limitados. La crisis objetiva es aquella que a breves rasgos hemos planteado en párrafos anteriores. la salud pública interpreta que la fuerza del aparato de Estado es el único poder capaz de modificar la enfermedad y no hace un esfuerzo por compren- der cómo se genera y reproduce la salud en el propio mundo de la vida y tampoco se preocupa por la construcción de un Estado más democrático. y América Latina ha tenido una importante participación en el empeño a través del desarrollo de la epidemiología crítica. Ahora ya no podemos pensar que el pasado es igual al futuro y que es suficiente comprender las causas para asegurar los efectos.4 4. que camina por rieles donde el fin pensado como una versión de una verdad universal debe cumplirse ciegamente para alcanzar la salud. en un tornillo de la máquina estatal.

En esa medida. los trabajos de Habermas ofrecen elementos importantes para esta aproximación. Desde las ciencias políticas aparece una fuerte crítica a la propuesta de forjar un mundo dominado por una supuesta verdad que se desplaza desde el ser-en-sí al ser-para-sí y que impide comprender al hombre en su ser-así. se reconoce que la voluntad necesaria para el accionar social en general y en la salud en particular se constituye con mayor fuerza a nivel de la vida familiar. de la etnia. Es decir. su personalidad y estética a través de la acción comunicativa dirigida al entendimiento. es indispensable reconocer el mercado como una realidad históricamente existente. sino que también existen otras relaciones interindividuales e intergrupales que no se comportan bajo una lógica fin-medio y que más bien responden a la constante necesidad de reproducir lo humano en cuanto acción realizativa de socialidad. De lo que se trata es de fundar un nuevo contrato social que reconozca nuestra infinita posibilidad de llegar a consensos y negociaciones que respeten lo diverso y lo local. El mercado reproduce al sistema. La salud y la vida También encontramos una seria reflexión y rechazo al nuevo dogma que conquistó nuestro pensamiento en estas últimas décadas. Al respecto. Esto es. en ningún momento. Por otro lado. Al contrario. cada vez se acepta con mayor credibilidad que el hombre crea su cultura o verdad. a la razón basada en la fría lógica cartesiana. se construya esa unidad o centralidad estatal. Tampoco podemos interpretar que la solución se halla en la conformación de un inmenso aparato de Estado que engulle toda diferencia e intenta dirigir y homogenizar la vida social. Los trabajos de Habermas ofrecen elementos importantes para esta aproximación. La elaboración de un nuevo contrato social que desarrolle una contractualidad central y. del interaccionismo simbólico. el neoliberalismo abstrae la preexistencia de una centralidad que posibilita obtener mayores beneficios para aquellos que tienen mayor poder en el intercambio. como espacio de intercambio de equivalentes (valores de cambio). Aquí radica la riqueza del animalhombre que quiere vivir en constante tensión entre estos dos extremos. dinámico. para el neoliberalismo. amplio y complejo. se interpreta que es fundamental que se luche por crear la unidad en la diversidad.5 En esa medida. ya no habría posibilidad de un contrato social a través del cual los distintos actores lleguen a un acuerdo. Con esto. en su riqueza y pobreza. ratifica el valor y la importancia del mundo del dinero y del poder. Ni estados totalitarios que forjan sociedades panópticas. bio de los productos físicos e intelectuales. sino que la valorización del valor. Aquel experimento dio resultados nefastos y nos entregó luces para comprender que mucha vida ocurre al margen de las conciencias iluminadas de supuestos prometeos que intentan establecer verdades totalizantes y eternas. El final de esta década parece que nos trae alguna claridad: no es posible defender un estatalismo a rajatabla. En esa medida. como la contractualidad interindividual o intergrupal. razón por la que no puede. transformarse en una fuerza natural con leyes propias que regulan toda la vida social conforme nos sugiere el neoliberalismo. En esa medida. ni mercados totalitarios que desconocen las necesidades humanas. el mercado debe ser constantemente regulado por la voluntad colectiva que se conforma como Estado. el mercado es el fin y el medio. La primera versión avan- 75 . los planteamientos de Giddens. En otras palabras. esto es. su moralidad y politicidad. promocione contractualidades interindividuales diversas es tarea compleja y antinómica. pero que al mismo tiempo construyan una centralidad o totalidad estatal democrática. de la cotidianidad. La constitución de la salud pública en tanto labor de protección del Estado benefactor y al margen de actores vivientes parece que está agotada. aspecto que ya fue lanzado al tapete de la discusión por la modernidad. El constante análisis de esta antinomia y la búsqueda de soluciones temporales es la característica más saliente de la libertad que busca justicia y equidad. el mismo que históricamente nos llevó a forjar sociedades panópticas representadas por los socialismos reales ni tampoco es posible forjar sociedades únicamente comandadas por el dinero y el poder.74 Perspectivas de la salud pública para el siglo XXI Desde las ciencias sociales se elaboran nuevas propuestas. Las verdades están constantemente dándose en la inagotable riqueza. grupal. porque en ella se halla la salud y la vida. la necesidad de fundar un nuevo contrato social que reconozca tanto la contractualidad central o estatal. pero también el mercado tiene que apuntalar la reproducción humana o mundo de la vida. al mismo tiempo. pero el espacio del mercado no puede quedar al margen de los requerimientos sociales y políticos que forjan los hombres. social e individual en el mundo de la vida. abierto. por lo tanto. brindan importantes asideros para esta forma distinta de pensar. sino que descubramos otras formas de razón más humanas que permiten el transparentamiento de lo humano y las potencialidades de reproducirlo. Surge. la circulación del capital. creada por el hombre para asegurar el intercam- 5. que a su vez representan valores de uso posibles de ser adquiridos por posibles demandantes. etc. Me refiero al pensamiento neoliberal que partiendo de su crítica al Estado propuso la organización de un mundo diverso. pero profundamente supeditado a las supuestas “leyes” del mercado. no es posible aceptar que tan solo existe el mercado como único representante relacional de la sociedad civil. Se plantea que la forja del mundo futuro debe ser hecha desde el mundo presente y a través de la interrelación de voluntades que intentan construir un mundo mejor que siempre será diverso. El hombre. de la etnometodología. en su diversidad. aconsejarían nuestra forma de entendernos. creatividad y libertad de los sujetos individuales y colectivos que constantemente plantean nuevos derroteros. El mercado necesariamente debe mirar hacia el sistema y hacia el mundo de la vida. Es decir. pero que aquella no colonice la diversidad. El neoliberalismo propone crear una diversidad homogenizada por el mercado. Para el neoliberalismo. Desde todos los ámbitos se reprocha el sacrificio del hombre común en aras de una supuesta utopía homogenizadora. Para que aquello se cumpla no es posible que tan solo entreguemos todo el peso al conocimiento. queremos indicar que es fundamental definir y encontrar los nuevos actores que pueden participar en el intento de autoconstituirse en sujetos de la misma. La dictadura del poder burocrático o la dictadura del dinero y el mercado producen grandes beneficios para minorías y se oponen a los requerimientos de la salud pública. El nuevo contrato social de la salud pública Ante el debilitamiento de la salud pública. debe tener toda la creatividad para poder comprar y vender y en esa medida supeditarse al mercado. la dinámica del mercado. parece que no es posible plantear un nuevo contrato social en su interior (más bien es posible hablar de un nuevo contrato de la salud pública). de la hermenéutica. Habermas. Se reconoce que el hombre se constituye como ser epistémico. moralidad y personalidad. la constitución de la salud pública en tanto labor dirigida por y para el mercado también se agota porque esta última estrategia ha demostrado que únicamente ha logrado mejorar la salud del dólar.

8 La búsqueda de la comprensión del mundo de la vida. por lo cual tuvo que pedir ayuda a las ciencias socia- 6. La propuesta de Habermas7 de comenzar por una hermenéutica 0.9 7. Lo característico de la salud es la posibilidad de superar la norma que define momentáneamente lo normal.6 La salud y la vida El negocio de la enfermedad y muerte no absorbe plenamente nuestro diario deambular. también se separó aún más del mundo de la vida. ha permanecido muda. Buscamos expandir nuestros sentidos a través de la tecnología y constantemente queremos aprender. ¿Es posible que puedan aparecer los “objetospoblación” nuevamente comunicándose y. Ésa es la realidad tan simple y tan compleja que la salud pública no pudo interpretar ante la lujuria del poder. del dinero y del saber. amar. sino cuando ya no podemos normalizar nuestro propio ser. la salud pública por fin empezaría a hablar de la salud y vida y relegaría a un segundo plano la problemática de la enfermedad y la muerte. la enfermedad ha significado siempre un posible dogal mientras que para el segundo siempre ha constituido un potencial ámbito de ganancia. logren constituirse en actores y sujetos de su propia salud? A nuestro parecer.76 Perspectivas de la salud pública para el siglo XXI zó hacia la construcción de una salud del y para el aparato estatal. elabora sus principios ético-morales. del poder o del dinero. Ubicada en un presente inexistente. “Estar sano no es solamente ser normal en una situación dada. No es posible que podamos comprender las diversas interpretaciones sobre la salud y la enfermedad. éste es el reto del final de este oscuro siglo que produce destellos de novedad para la salud pública. construye su personalidad y desarrolla su práctica cotidiana. porque tanto las verdades como las eticidades y los elementos de emocionalidad y estética se alimentan también de nuestro mundo simbólico. y para conjuntamente forjar versiones de unidad que nos permita proyectarnos en el mañana. tenemos miedo y enfermamos. 8. Para nuestro modo de ver. Ideologia y racionalidade nas ciencias da vida. Es posible encontrar algunos elementos alrededor de esta problemática en Granda. Es obvio que no podemos pensar que este reto que se configura en el campo de la salud puede hacerse sin la participación de la población. Éstos constituirían los primeros pasos obligatorios para el salubrista interesado en comprender la forma en que la gente forja sus criterios preteóricos sobre salud. Pero al mismo tiempo que amplió el campo de visión y se unió con nuevas disciplinas. constantemente aconsejaba revolucionar la estructura como única posibilidad de llegar a un nirvana homogenizante manejado por una burocracia sapiente. les. Quito: Fundación Ciudad. pero al mismo tiempo es necesario reconocer que desde nuestra particularidad es fundamental comprender cómo podemos transformarnos en intérpretes comprometidos con la salud del público. Salud pública: hacia la ampliación de la razón”. El cólera en Guayaquil. Madrid: Taurus. mientras que la segunda ha buscado la salud del y para el mercado. y con mucha fuerza. La epidemiología crítica pudo explicar más pero también llegó a comprender menos. cubrir nuestro cuerpo. proyectarnos más allá de nuestros límites corporales a través de la procreación de nuevos vástagos que ratifican nuestra inmortalidad. 77 . La ciencia. 1996. En: Salud al final del milenio. algunas reflexiones. Teoría de la acción comunicativa: racionalidad de la acción y racionalización social. a través de la comunicación y la acción. al mercado y a la ciencia. Para el primero. Nuevas propuestas epistémico-epistemológicas han tomado cuerpo en la teoría social posempírica. pero tampoco esto sería suficiente. Canguilhem. Buscamos diariamente alimentarnos. ciencias económicas y epistemología. las demás disciplinas. Una explicación más amplia sobre este tópico puede encontrarse en “Grupo de desarrollo de la teoría y la práctica en salud pública. de la politicidad y al fortalecimiento de la personalidad de los individuos que se conforman como actores y avanzan en su constitución de sujetos del conocimiento y de la acción. Pero esto no es suficiente. su lenguaje ha sido acallado por el discurso de la ciencia. para dialogar con la naturaleza y extraer su riqueza. Guadalajara: Universidad de Guadalajara. 9. con el fin de ampliar el horizonte de visibilidad y apoyar a la colectividad en el logro de conocimientos objetivos sobre su propia vida. sino estudiar las otras prácticas relacionadas con circunstancias físicas y artefactos humanos asociados con actividades institucionalizadas que se presentan durante el curso de rutinas sociales. Es el momento de que aprendamos a interpretar ese lenguaje. E. es fundamental partir desde las prácticas. recrear nuestra mente y espíritu. Así forjamos todos los días e infinitamente realidades públicas y nociones de Estado. Mirando casa adentro Nuevamente la epidemiología Habíamos dicho que la epidemiología crítica posibilitó una ampliación del reducido horizonte de visibilidad de la epidemiología empirista. En primer lugar. No es posible llegar a un nuevo contrato social de la salud pública con esta forma de mirar la realidad. a través de la cual lograríamos comprender el mundo de la vida con sus verdades. Giddens recomienda no únicamente permanecer en la acción comunicativa. El salubrista tiene entonces la posibilidad de buscar más tarde el apoyo de la lógica científica a través de una hermenéutica 1. Solo ha inquietado. rectitudes y valores estético-emocionales para de allí valorar la cultura. verdades. la técnica y la fuerza del Estado-mercado una acción más acorde con esas necesidades. si no buscamos internarnos en el mundo simbólico de nuestras poblaciones. la posibilidad de tolerar infracciones a la norma habitual e instituir nuevas normas en situaciones nuevas”. eticidades e intereses de esa población llana y simple con miras a interpretar dichos saberes preteóricos para ampliar. En nuestro accionar cotidiano nos consume la vida y consumimos vida mientras que la enfermedad aparece como un accidente. 1995. las posibilidades de llegar a un enriquecimiento de la objetividad. También sufrimos. y al mismo tiempo la apertura hacia la ciencia posibilitaría una ampliación de nuestra tradicional forma de entender la realidad. en ambos casos. sectores e instituciones. La población. a través de la ciencia. en cambio. ha querido explicar la enfermedad y la muerte sin llegar a comprender la salud y la vida. Los simbolismos fundamentados en el mito son muy fuertes en América Latina. Lisboa: Edicoes 70. Múltiples actores y sujetos que hablan variados lenguajes llenos de vida y de sueños. defender lo que es nuestro. para desde allí apoyar a través de la ciencia. G. al aparato estatal. nos posibilita encontrar una nueva racionalidad basada en la comunica- ción dirigida al entendimiento. sino también ser normativo en esa situación y en otras situaciones eventuales. pero en ningún momento las ideas de muerte y enfermedad dominan nuestras vidas. La población llana y simple que vive en el último momento de la prehistoria sería salvada de la irracionalidad mediante la luz de la razón burocrática. la socialidad y la individualidad de los actores que buscan realizar sus propuestas. privilegiando la comunicación y la práctica. Nos unimos con los otros para vencer nuestras propias debilidades. colaborar en el fortalecimiento de la organización propia y apuntalar los aspectos que posibilitan el fortalecimiento de su identidad. J. Habermas.

Administrar las diversidades pero buscar las regularidades que nos permitan construir centralidad.10 La epidemiología tendrá que comprender que no solo el hombre sano. el significado sin conocimiento puede llevar a un movimiento sin direccionalidad. un poco más. los medios reconocen la supremacía de la ciencia y de las cosas. el significado mueve. De obedientes pasaríamos a ser deliberantes. De obedientes a las normas estatales tenemos que pasar a ser intérpretes de esa diversidad y constructores de ideas de regularidad que posibilitan encontrar solapamientos entre particulares. es fundamental administrar la creatividad y la libertad de los actores individuales y colectivos que proponen formas de unión inéditas. Dicho en otra forma. la salud y la enfermedad. Bateson. sino que también requiere apuntalar la construcción de nuestra corporeidad inorgánica que se hace presente como lo público: comuni- 79 . Una alternativa más compleja y más humana radica en ubicar nuestra acción en la población y junto con ella construir Estado en salud. Nos vemos compelidos a encontrar la normatividad en la propia vida poblacional. a luchar por el avance de identidades individuales y grupales. Era un Estado que como dice Rovere “quería pero no podía”. mientras que la epidemiología crítica nos lega los instrumentos y métodos para comprender la determinación más amplia: aquella que surge desde las formas de arreglo social y económico. cado”. en esta forma estamos logrando destruirnos a nosotros mismos. Pasos hacia una ecología de la mente. Es por esto que la acción en salud pública no puede quedar como una labor únicamente administrativa sobre los cuerpos individuales y particulares creativos y libres. se nos recomienda que “a falta de Estado. La epidemiología tiene necesariamente que explicar la realidad y apoyar el desarrollo de la creatividad y libertad para que la población pueda “instituir nuevas normas en situaciones nuevas”. el enflaquecimiento de las normas. el dilema es muy complejo. ¿Dónde se encuentran los hombres y mujeres que administran y que reciben la acción? El enflaquecimiento del Estado produce. Pero para llevar a cabo la empresa anterior. tendremos que también cambiar la forma de mi- La salud y la vida rar la naturaleza. En otras palabras. Al menos el Estado enfriaba las calenturas y calentaba los tiempos fríos de la salud poblacional. Es por esto que también tendremos que aprender a dar campo a lo temporal: normas que aparecen y se esfuman ante el peso de la cambiante vida poblacional. Buenos Aires: Editorial Planeta. En esa medida tendrá que buscar que en su aproximación metodológica no se produzca una separación tan brusca entre la naturaleza y el hombre. es además necesario que comprendamos la salud en cuanto acontecimiento. al mismo tiempo. La epidemiología-empiricista nos apoya en la explicación del evento epidemiológico íntimamente ligado a la determinación más cercana. procurar las maneras de interrelacionar dichas individualidades y particularidades. los salubristas tendríamos que transformarnos en corredores de bolsa: nuestro fin estaría en la salud del dólar y nuestro medio sería la enfermedad de la gente. sino la naturaleza sana es aquella que puede instituir nuevas normas en situaciones nuevas. El saber que surge desde la propia acción comunicativa y es iluminado por la ciencia posibilita una proyección más real y libre. Siempre vivíamos esperanzados en que algún momento si podrá. Otra vez la acción Habíamos dicho que la crisis subjetiva en la salud pública se demuestra en ese sentimiento de orfandad de los sanitaristas ante el enflaquecimiento y a veces retiro del Estado de su deber con la salud del público. orgánica e inorgánica. pero. La complejidad radica en que el pensamiento de moda recomienda encontrar nuestra alternativa en el mercado. El apoyo de los nuevos planteamientos surgidos desde las ciencias sociales y la antropología podría ayudarnos en este empeño. requerimos conformar nuestro cuerpo subjetivo y nuestra corporeidad objetiva. En ese ejercicio de mirar las indeterminaciones. mientras que la falta de recursos para el mantenimiento y la adquisición de nueva tecnología produce también el debilitamiento de los medios. Las normas establecen el fin. requerimos un nuevo contrato con la naturaleza. donde la característica fundamental es la diversidad. pero al mismo tiempo tenga capacidad de asombrarse ante las indeterminaciones que surgen desde la propia práctica poblacional y comprenderlas. Esa explicación no es suficiente para la acción. la misma que por influencia de nuestro desarrollo moderno unilateral cada vez la destruimos más. esto es como un evento con significado. La forma administrativa dominante centraba su labor en las normas previamente constituidas y desde ellas bajaba hacia la población transformada en objeto. al mismo tiempo. a través de la cual nuestra racionalidad medio-fin dé paso a una nueva racionalidad antiguerrerista para no derrotarla. es necesario construir el conocimiento en forma tal que factibilice que el propio individuo o población sea un sujeto de ese conocimiento con significado: el conocimiento ilumina. Necesitamos un nuevo contrato epidemiológico. En otras palabras. por fuera del mismo. En otras palabras. a buscar lo que los une. 1992. Nosotros. Siempre tuvimos dos cuerpos. y ambos son fundamentales para la vida y la muerte. Parecen recomendarnos que no nos queda otra alternativa. La administración de las diversidades es más compleja que aquella a la que estuvimos acostumbrados. porque la necesitamos sana para construir nuestra salud.78 Perspectivas de la salud pública para el siglo XXI La epidemiología debe. El matrimonio del tiempo y de la eternidad nos obliga siempre a descubrir las diversidades. Comportamiento humano que constantemente construye unidad o diferencia. G. Además de un nuevo contrato social. uno que está por dentro de nuestra piel y otro. bueno es el mer- 10. es por esto que muchos de los ecólogos están planteando instituir una nueva forma comunicativa con la naturaleza. tenemos que utilizar nuevos medios donde la creatividad reclama un puesto muy importante para interpretar el complejo y dinámico comportamiento humano. pero que muchas de ellas permanecen y se transforman en historicidad e institucionalidad (el tiempo y la eternidad se encuentran constantemente y deambulan por el mismo camino). conforme nos aconseja Canguilhem. Necesitamos una epidemiología que pueda conocer las determinaciones. El conocimiento sin significado puede transformarse en cadena que ata al sujeto transformándolo en objeto del que conoce. el mercado es un ente constituido desde hace tanto tiempo que no ha podido ser destruido a pesar de ochenta años de experimentos desarrollados en los socialismos reales. tomar un nuevo derrotero. entonces. al menos. Las normas ratifican el interés del Estado. Aún más. Tendríamos que resignificar nuestro quehacer administrativo que siempre tendrá que ser político. la vida y la salud. En este siglo hemos luchado duramente contra el ambiente y hemos logrado derrotarlo. la tecnología y los insumos se constituyen en medios. Ahora que el Estado “no quiere ni puede”.

institucionalidad y Estado. Op. Hoy se conoce que un mismo sistema puede. La sensibilidad une la definición del sistema a su actividad. restaura la unidad de la razón. sobremonte lo particular y apoye la construcción del nuevo Estado en salud. 106. Éste será parte del reto para constituir un nuevo contrato social en salud pública. y Stengers.. “por ser común al trabajo de la ciencia y al de la política. 1993. en la medida en que se aumenta su desvío. p. pero que en esa propia comunicación originan poderes. el sistema es al mismo tiempo todo lo que puede ser”.11 Pero el orden político debe ser concebido como razón en el ejercicio de la potestad. Los signos de los tiempos son difíciles de descifrar. 13. Esperanza que necesariamente requiere un “empoderamiento” diferente. Y ésta. de integrar a cada uno de ellos en la elaboración de la vida pública de modo tal que encuentre en la misma la posibilidad de realizar sus potencialidades”. J. Se abre para la acción en salud pública un reto importante: avanzar en la construcción de formas administrativas y políticas que partiendo desde el ser de nuestra gente. todos los posibles se actualizan. 81 .. ni sustituir las probabilidades por certezas. para fortalecer las moralidades y eticidades que viabilizan uniones. cumplir éticamente con el encargo que nos hace la época o participar en el banquete cínico que nos propone el neoliberalismo. 65. atravesar múltiples zonas de inestabilidad en las cuales su comportamiento se modificará de manera cualitativa y podrá adquirir un régimen caótico. I. porque a pesar de la supuesta oscuridad que nos presenta el fin del siglo. inestabilidad. y para desarrollar acciones. resulta apropiada para el proyecto de la articulación del hombre natural y del hombre ético”. Poderes para mantener las verdades preteóricas que posibilitan crear la cultura y defender criterios de objetividad. La sustitución del desorden indiferente que reinó en el equilibrio anterior de la salud pública bajo el Estado benefactor o el Estado autoritario del socialismo real ha llevado a un régimen caótico que propone un orden inverso al anterior. nuestras acciones alrededor de una nueva verdad que nos constituya en sujetos. desde su realidad óntica. Esto posibilitará avanzar o retroceder. a la elaboración teórica de lo que es y de lo que debe ser. en estos puntos de bifurcación un mejor conocimiento no nos permitiría deducir lo que ocurriría y sustituir las probabilidades por certezas. coexisten e interfieren. avanzar con la población hacia más altos niveles de salud o embarcarnos en el cultivo de la enfermedad. Buenos Aires: Letra Buena. p. Una política que parte desde el plano comunicacional de los hombres y mujeres.80 Perspectivas de la salud pública para el siglo XXI dad.12 Solo existe como potestad en la medida que construya democracia. Entre o tempo e a eternidade. viejos y niños que departen con miras al entendimiento. Bidet. 12. La sensibilidad que logremos desarrollar. lo único que nos resulta claro es que la nueva época puede ser nuestra. I. la inestabilidad hace relación a la sensibilidad del sistema a sí mismo.13 Los procesos de inestabilidad son grandes en la salud pública y pueden llevar a la bifurcación de caminos donde un mejor conocimiento no nos permitiría deducir lo que ocurriría. cit. entonces. en que su actividad puede ser definida como el inverso del desorden indiferente que reina en el equilibrio: ninguna estabilidad garantiza más la pertinencia de una descripción macroscópica. y la bifurcación describe el sistema cuando éste se torna inestable y puede evolucionar en la dirección de varios regímenes de funcionamiento. La voluntad se forja legítimamente a través de la cooperación argumentativa. también nos ayudará a organizar 11. Teoría de la modernidad.. Ibídem. Prigogine. tanto los sectores democráticos de la sociedad civil como el Estado para interpretar estas nuevas realidades.. La salud pública tiene. 105. puede ser más hu- mana. p. bifurcación. El poder solo existe como potestad en la medida de que sea capaz “de constituir la potestad de los individuos. para sostener y desarrollar las personalidades que ratifican las individualidades. De esta manera. en tanto interrelación de voluntades. éste está plagado de destellos que nos ratifica nuestro derecho a la esperanza. que conquistar un nuevo plano de la política. Prigogine y Stengers dicen “. a las fluctuaciones de su propia actividad. La salud y la vida Perspectivas Los físicos han introducido conceptos tales como sensibilidad.

pero que podría ser de apoyo a los actores que participarán en el seminario que llevará el Comité Ejecutivo Provincial de Salud del Azuay. En esa medida. muchos de los criterios han sido elaborados con los integrantes del proyecto Espacios Saludables de la OPS/OMS. Por ello se había considerado que algunos productos inacabados que se han elaborando en el país podrían apoyar el debate que se llevará a cabo en el proceso. mayo 31 de 1996. Es. La problemática que se abre ante el requerimiento de conformar una red de servicios para la atención integral entraña el tratamiento de la antinomia existente entre la constitución de la identidad de los pobladores y su pertenencia a un sistema. La necesidad de construir una estructura nueva conlleva a idear renovadas formas de organización y gestión de las acciones en el campo. social e individual y en cuanto participantes de un sistema político y económico. éste no es un documento producido para el análisis de la problemática específica. que mantienen su autonomía pero que necesariamente deben relacionarse. con miras a iniciar un proceso de discusión sobre la reforma del sector salud.La salud y la vida Artículo 6 Algunas ideas sobre la organización de redes en salud* Antecedentes En reuniones mantenidas con varios subsectores del sector salud en la provincia de Loja. Además. 83 . por lo tanto. se estableció la necesidad de profundizar en la discusión y acción alrededor de múltiples y amplios problemas de salud de la zona. Quito. sino que únicamente tendrá un posible valor como apoyo para pensar sobre el tema. El presente documento constituye una aproximación a la problemática organizativa y de gestión que en este momento se discute alrededor del proyecto Espacios Saludables. al mismo tiempo. fundamental que la red ofrezca una respuesta ante la necesidad * El presente documento es parte de un trabajo más amplio elaborado junto con los integrantes de la Corporación Utopía. la red debe preocuparse por apoyar la constitución de la identidad de los grupos comunitarios que sustentan diversidad de proyectos individuales y colectivos capaces de potenciarse entre sí y. En otras palabras. La organización en red Los aportes de la nueva teoría de la organización y sobre todo el pensamiento alrededor de nodos conectados en red. podría apoyar el intento organizativo del trabajo que se lleva a cabo en el Azuay alrededor de la reforma sectorial. Uno de los puntos levantados en dichas reuniones hace referencia a la conformación de una estructura administrativa que posibilite coordinar los pensamientos y actividades a través de la generación de relaciones entre los distintos actores que participan actualmente en este esfuerzo y entre los nuevos actores que se integrarán más tarde. la red debe respetar e impulsar dichos grupos en cuanto nodos de seres portadores de una propuesta cultural. cumplir con un proceso técnico-político en el campo de la salud. Ahora bien.

las organizaciones son frecuentemente interpretadas como respuestas naturales a diferentes necesidades originadas en los macrosistemas. Pero. personalidad y civilidad. Comportamento administrativo. donde impera una lógica finmedio que generalmente es antinómica con la anterior. Para llevar a cabo esta empresa no es posible trabajar con la teoría de sistemas. sino que prima una racionalidad comunicativa dirigida al entendimiento. el sistema únicamente es capaz de ver la población unilateralmente. reproducen su cultura y posibilitan su especial desarrollo corporal. se parte de los criterios de la teoría comunicacional de Habermas y algunos de los aportes de la etnometodología y hermenéutica. donde existen los mayores aportes en lo que se refiere a teoría organizacional. c) Organizar la fuerza que se genera por la propia acción de la población (nodo 3) en su avance hacia sujetos sociales. Esta antinomia obliga a desarrollar una propuesta organizativa que no responda a una sola racionalidad sino que combine las dos racionalidades. Por otro lado. su personalidad y reproducen su biología. porque en esta perspectiva. personalidad. que las teorías racionalistas pueden dar aportes para la comprensión de los nodos que necesariamente deben basar su organización Abordaje genético-analítico: las distintas fuerzas El nodo 1. etc. que son fundamentales para el mantenimiento del equilibrio del mismo y deja de lado todo lo que es poder. e) Organizar la red. la teoría organizativa sobre la red debe posibilitar: a) Organizar la fuerza o poder que viene desde el Estado (nodo 1) que busca construir la centralidad general. dar apoyo para administrar los programas relacionados con la comunidad concebida como productora-compradora. pero. no es La salud y la vida posible diseñar el modelo organizativo de la red a partir de una propuesta administrativa tradicional. cultura. además. al mismo tiempo. ni tampoco es posible creer que con los planteamientos de la moderna teoría administrativa se podría dar cuenta de la compleja organización que se requiere. c) ejecución de políticas. Teoría de la acción comunicativa. En otras palabras. 33: 346-353 jul/ago. A partir de lo anterior. como un consumidor que desea. moralidad. si es que no se analizan los determinantes más allá del mundo de la vida y se visita su actual o potencial vinculación al trabajo. 85 . dejando de lado las historicidades particulares que posibilitan el desarrollo de la personalidad de la comunidad. d) Construir canales de comunicación y coordinación entre las diversas fuerzas. Madrid: Taurus. Organization Man: Rational or Serlf-Actualizing-Public Administration Review. para la comprensión de la red y sobre todo la organización de los grupos comunitarios. publicada en 1947. pero no da la posibilidad de interpretarla en cuanto cuerpo. el cliente no constituye otra “cosa” que el realizador del valor de la mercancía. por lo tanto. en cuanto ciudadanos-productores.84 Algunas ideas sobre la organización de redes en salud de tratar a los pobladores dentro de su mundo de la vida y como integrantes reales del sistema político-económico. La Comisión Provincial de Salud concentraría la labor de planificación y control administrativotécnico y. 1957. universidades. Río de Janeiro. la nueva teoría administrativa eleva al cliente a la categoría de “actor” directo del escenario mercado y actor indirecto en el proceso productivo. desde otra perspectiva. se transformaría en el nivel ejecutivo de las políticas. regulación y acreditación. Fundacao Getúlio Vargas. Además. Ministerio de Salud. fundamentan sus eticidades. constituyen sus verdades o cultura. f) Proponer los elementos de gestión de la red. en esa medida. Es por esta razón que. El eje de su desarrollo no se asienta en una racionalidad mediofin imperante en el sistema. Vale la pena reflexionar al respecto: La teoría administrativa tradicional considera al cliente como un consumidor que va a ser influenciado por la propaganda para que se introduzca al mercado. la constitución en el presente (el ahora) de la identidad de las poblaciones en cuanto cuerpo. en una racionalidad fin-medio. IESS. Jonh Wiley and Sons. 1973. La teoría administrativa es muy limitada para ofrecer las bases conceptuales para forjar la red y tan solo debe ser considerada como un instrumento de apoyo operativo. regulación y acreditación. el sistema siempre reclama trabajadores que produzcan riqueza y desarrollen el sistema político imperante. De esta forma. El Estado tendría a su cargo desarrollar los siguientes objetivos: a) planificación y programación general del proceso. cultura y moralidad no da cuenta íntegramente de sus requerimientos como ciudadanos-productores. H. b) Organizar la fuerza o poder que se origina en las distintas acciones que se llevan a cabo en la sociedad como expresiones particulares de las organizaciones no gubernamentales y servicios públicos y privados (nodo 2). 1987. los pobladores requieren participar en tanto ciudadanos y trabajadores en la consolidación o cambio del sistema. Universidad Nacional de Loja y otros entes estatales. normalización. Estado. 2. Habermas. la nueva teoría administrativa concibe al cliente como un consumidor que opina. cuyos ejes representativos más fuertes están representados por el Ministerio de Salud (Dirección Provincial de Salud). Ministerio de Educación y Cultura. en otras palabras. en esa medida. Así. Las ideas más interesantes de Simon se encuentran depositadas en sus primeras publicaciones y sobre todo en su obra Administrative Behavior. en otros trabajos como Models Of Man. normatización. New York. Ministerio de Educación. interés y genética. La nueva teoría administrativa podría. por otro lado. 1. Antes de establecer una aproximación global o estructural que posibilite reflexionar sobre la forma de construir los canales de comunicación y coordinación entre las diversas fuerzas o nodos que integrarían la red. porque de otra forma puede ocurrir que sus conceptos fuertes que provienen del mercado terminen “engullendo” o colonizando los conceptos débiles u oscuros que todavía acompañan nuestra reflexión alrededor de las poblaciones donde trabajamos. 1967. ésta aparece muy limitada para interpretar las formas de organización que deben llevarse a cabo cuando se privilegia la “acción en el mundo de la vida” como categoría de análisis. Se considera. Existe una traducción de esta obra al portugués: Simon. b) coordinación general. sociales e individuales1. los pobladores se constituyen. en seres epistémicos. d) control administrativo-técnico. su sistema de valores o moralidad. al mercado y al mundo de la política. en cuanto políticas relacionadas con las comunidades: municipios. es fundamental apuntar algunas características analítico-genéticas de cada uno de los nodos con miras a comprender las características particulares de sus fuerzas y las posibles formas de engarce con la red. por ejemplo. En cambio. J. En el mundo de la vida. a través de la acción comunicativa y de otras actividades. para luego utilizar aspectos de la teoría decisional de racionalidad medio-fin limitada de Simon2 y seguidores.

lo abordan desde el ámbito de la salud pública. En primer lugar. En el plano de la salud. El nodo 3. transformaciones en la población objeto) podrían responder a un compromiso originado dentro de la propia red (programas y proyectos propios de la red) cuanto en comandos que nacen en ámbitos externos a la red. Los servicios públicos apoyarían a la red en cuanto fuerza de conocimiento y acción que busca transformaciones en los pobladores. organizaciones no gubernamentales y servicios llevarían a cabo los siguientes objetivos: a) producción de acciones técnicas de servicio. sin lugar a dudas. Además. los servicios públicos se ubican más cerca del modelo de atención y de la población. política existen límites comprensivos para la racionalidad medio fin. Granda. Estas fuerzas si no son debidamente tratadas producen ruido en la red y pueden disminuir o detener su movimiento. la red debe cuidar por la constitución de la identidad de este sujeto y también por su definición en cuanto actor o sujeto de un sistema. más que nada buscan impactos sobre la población. la visión estratégica de acumulación de poder. Bajo la necesidad de cumplir metas de los programas que se forjen. a nivel de la red. por lo tanto.. y col. Los servicios públicos (en este bloque se introduce también a los servicios de la Dirección Provincial de Salud) producen acciones que.. validan el conocimiento y la acción de la burocracia a cargo. Testa y otros. que no pueden (y muchas ocasiones no deben) visualizar lo diferente y lo local. Nodo 2. Quito: OPS/OMS. Por lo tanto. posiblemente. un componente de particularidad que visualiza ciertos elementos programáticos que al mismo tiempo posibilitan su mantenimiento o crecimiento así como su legitimación ante los financiadores. y muchos otros. En estos casos es importante. complejas que deben ser analizadas en forma distinta a como se hizo con la fuerza central representada por los entes estatales normatizadores. a través de los servicios privados y ONG.. son nodos que se producen y reproducen. Estos ámbitos externos se ubican en la propia supervivencia y crecimiento de los servicios privados y ONG. Las funciones que desarrollan estas organizaciones se transforman a nivel de la red en fuerzas 3. mientras que Rojas.86 Algunas ideas sobre la organización de redes en salud Estas funciones. Salud pública: hacia la ampliación de la razón. La profundidad del abordaje de Simon parece que no ha sido realmente desarrollada en muchas de las obras que posteriormente han publicado sus supuestos seguidores. por lo general. la población. mecanismos de concertación y negociación y criterios para el tratamiento de conflictos. buscan la eficacia técnica. c) asesoría. sino La salud y la vida que en los primeros momentos de construcción de la red. consideramos que muchos de los best sellers de la administración que preconizan la intuición. Nos referimos a Peters T. la sinrazón como panacea para administrar con más eficacia y eficiencia en este mundo “posmoderno”. sino que por detrás de ella existe otra. 1995. lo aborda desde la epistemología. Ackoff R. Recursos humanos de la salud pública: de actores a sujetos. El programa. E. lo ilógico. a más de introducir elementos de flexibilidad en las relaciones entre los nodos de la red (los mismos que deben captar y procesar las diferencias para dinamizarla). tiene una existencia dispersa y en algunas ocasiones dependiente. Una visión estratégica no mitigaría este problema sino que únicamente le llevaría a “traducir” todas las acciones que se generan en los otros nodos en flujos. económico y político.3 Esto no quiere decir que la visión estratégica debe ser abandonada. aborda desde la visión de la planificación una interesante crítica a Matus. oscurece la complejidad del panorama. por lo que se requiere la aplicación de otra racionalidad basada en la acción comunicativa. Por esta razón. La planificación y administración estratégica. Los impactos posibilitan la legitimación del propio componente ante el departamento o programa y ante la institución a la que pertenecen. procuran la legiti- mación del servicio y personal ante la población servida. Los servicios privados y las ONG necesariamente deben ser eficientes. técnicos o actividades) como los impactos (logros. ya que el reconocimiento de los límites de la racionalidad fin-medio inherente al campo administrativo no significa que desaparezca la racionalidad. Nodo 3. Por ello. la red. C. b) producción de conocimientos. puede ser dinamizada en sus componentes técnicos parciales. con lo cual se aseguraría la coherencia de los programas generales. El problema radica en que la red tiene necesariamente que descubrir las fuerzas diversas que se forjan en los distintos nodos y que permiten la dinamización de su existencia heterogénea. Por más esfuerzos que haga la inteligencia planificadora central no puede introducir en su vector de fuerza elementos que impidan su propio desarrollo. Waterman R. Keatins S. vale la pena indicar que en este mismo nodo han sido introducidas todas las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales que desarrollan actividades a nivel de las comunidades donde se trabaje con el fin de tratarlas como instituciones de servicio. Las ONG y servicios privados desarrollan un proceso productivo que busca resultados e impactos. se constituyen también como fuerzas particulares que critican constantemente el vector direccional del programa general. pero al mismo tiempo la red debe visualizar la necesidad de introducir una cierta cultura de mercado para factibilizar la participación y eficiencia de los servicios privados y ONG participantes. dueños de una legalidad propia. Por cuanto. en el futuro podrán organizar este “festín de ilogicidad” bajo una nueva lógica o racionalidad. entonces.. ordena y produce progreso en una misma dirección y tiene necesariamente que desoír y no mirar aquellos vectores que impidan llegar a las metas y atenten contra los invariantes que necesariamente debe establecer. se transforman en fuerzas dinámicas generalizantes. Uribe J. Guadalajara: Universidad de Guadalajara. Mccormack M. En términos diferentes. en la mayoría de las veces son partes de programas forjados en las diversas entidades públicas. en las políticas de financiamiento de organismos nacionales y/o extranjeros con los que se hallan relacionados. mientras que las ONG parecen ubicarse más cerca de los recursos técnicos que deben ser dinamizados. que tienen un espacio social.. pero la red debe construir los mecanismos para que sus acciones puedan encontrar la necesaria autonomía y legitimación ante las instituciones a las que pertenece el componente. El Municipio o Dirección Provincial o grupo colegiado crearía en esta forma la unidad y necesariamente debería homogenizar la diversidad. por lo general. en cambio. Los servicios públicos como las ONG al insertarse en la red desde una visión de particularidad. Los dos nodos anteriormente analizados constituyen poderes realmente existentes.. poderes o reglas que deben ser impulsadas. Parson M.. Culligan M. Tanto los resultados (productos teóricos. establecer aspectos claros de normatización general. La red no puede únicamente conformar los servicios para la constitución del poblador en cuanto fin administrativo del Estado o intervención técnica de los servicios públicos y privados 87 . en la administración y en todos los actos de la vida social. Young A. económica. Al parecer. apoyará inmensamente en el momento de gestión. poseedores de una metodología de producción. Las ONG introducen. Existen importantes críticas en tomo a las posibilidades y limitaciones del pensamiento estratégico. siempre y cuando posibiliten acumular poder direccional o a ser neutralizadas si no lo hacen. metodológicos. 1994. todas las acciones que se desarrollan en los nodos 2 y 3 deben ser transformadas en medios y evaluadas en función a dichas metas en cuanto operaciones.

habiéndose introducido una aproximación clínica o hermenéutica. Sin embargo. su rectitud normativa. g) desarrollar los elementos técnico-operativos necesarios para la administración de los proyectos. Esta constitución de la identidad poblacional sería distinta. Es más fácil que la población sea visualizada desde las funciones que debe cumplir ante el sistema: fuerza de trabajo actual o potencial y comprador para la economía (eje producción-mercado). ciudadano para el Estado. la red centraría su trabajo en la dinamización de los programas estatales y en los fines de las ONG-servicios para que depositen productos en los objetos-pobladores. social e individual y en cuanto actor o sujeto de un sistema. En otras palabras. Nos referimos a los importantes desarrollos que han aparecido en los últimos sesenta años en el ámbito del lenguaje. entregarían a la red su fuerza que al mismo tiempo la dinamizaría y la construiría. es posible establecer sus objetivos relacionados con la red: a) Organización. La salud y la vida De lo que se trataría es de que las poblaciones donde se intervenga puedan constituir grupos dirigidos al desarrollo de los siguientes objetivos internos: a) problematizar su mundo. etc. La red podría recibir la fuerza de la población. la autonomía y el control social por parte de la población. Si no ocurre aquello. Nombres como Gadamer. semántica. En los últimos años se han generado importantes trabajos sobre organización cultural y liderazgo. el dinero. en otras palabras. es fundamental trabajar sobre el desarrollo del yo y del nosotros comunitario desde el ámbito del lenguaje. en cambio. pero que también criticaría sus fines y bombardearía constantemente las invariantes sobre las que se apoya cualquier programa. rectitud y veracidad) y. d) establecer los acuerdos basados en el reconocimiento intersubjetivo sobre la validez de sus interpretaciones y sobre las acciones necesarias para dar respuesta a los problemas. la comunidad estaría siendo visualizada como un medio para el cumplimiento de diversos fines y donde la red podría. Por las razones anotadas. la supuesta identidad de la población. Las funciones que desarrollaría este nodo debe basarse en una teorización y avance práctico sobre los siguientes aspectos: a) Liderazgo y organización comunitaria: la teoría sobre liderazgo proviene fundamentalmente desde los ámbitos empresariales o desde los espacios de la política. las normas. La red debe ganar su particularidad a través de un tratamiento más profundo de la comunidad. Al aparecer los pobladores como “exploradores” de su propia subjetividad y como impulsores de su ser-así en el paso a sujetos sociales. la moralidad y la personalidad poblacional. Austin. al mismo tiempo. Sicourell. social e individual se produciría a nivel del mundo de la vida de la comunidad y a partir de la acción comunicativa. b) Cultura.88 Algunas ideas sobre la organización de redes en salud y de las ONG. la moralidad y la personalidad poblacional también estarían forjándose al margen de la vigilancia disciplinadora del Estado. los pobladores construirían las verdades sobre sí mismos tomando. a través de los cuales las comunidades construyan su propia identidad y requieran por parte de la red los recursos e insumos necesarios para dar cuenta de sus problemas. Es por esto que aquellas invariantes deben ser amplias y deben. Mientras las diferencias poblacionales critican la abstracción de los programas generales haciéndolos más reales. pero no sería posible ser explicada a través de la racionalidad científica medio-fin porque pertenecería al mundo de la vida y se movería con una racionalidad distinta. • Constante aprendizaje sobre su identidad en cuanto sujeto epistémico. 89 . construirían. • Construcción y/o fortalecimiento de liderazgo comunitario con miras a desarrollar las relaciones comunicativas interin- dividuales e intergrupales comunitarias y transacciones estratégicas con el sistema. pero siempre posible de comprendérsela porque se asentaría en una epistémica universal cual es la comunicación. Ambas versiones basan sus propuestas sobre una racionalidad medio-fin. tanto los significados del sistema y cultura hegemónica.. impactar sobre los aspectos más generales que posibiliten la participación de los proyectos que conformen los grupos poblacionales. así como integrar los avances sobre la moralidad y la identidad del yo. su veracidad o autenticidad. con lo cual se ha logrado ampliar la visión eminentemente etnográfica que dominaba el campo. moralidad y personalidad poblacional: los nuevos aportes que ha brindado la filosofía posmetafísica y la comunicación pueden constituir un serio aporte para planificar el trabajo. 4. Así planteado el análisis genético del nodo 3. comunicación. al ser visualizada la población únicamente desde el sistema no se agota. feligrés para la iglesia. los programas deben devolver a los grupos comunitarios la posibilidad de fortalecer sus proyectos distintos que posibilitarán forjar y fortalecer la unidad. su verdad preposicional. esto es. como los simbolismos propios de sus culturas locales y diversas. en un primer momento. Witgenstein. es difícil en un primer momento establecer las funciones que debe cumplir el nodo. Aquella identidad cultural. interrelacionarse con los apoyos que pueden recibir desde la red. apoyar este cometido al construirlo como un medio para el cumplimiento de los fines del Estado y ONG-servicios.4 Al respecto. c) develar sus pretenciones de validez sobre la problemática levantada. así mismo. los partidos. dirigida al entendimiento. • Definición y solución de necesidades en cuanto identidad comunitaria y en cuanto supervivencia de la red. sus criterios de rectitud y desarrollarían su personalidad. el planteamiento radicaría en concebir que la cultura. e) fundamentar proyectos que posibiliten avanzar en la construcción de su propia identidad (verdad. • Creación y transparentamiento de la cultura. En ese mundo de la vida y a partir de la razón comunicativa. sino que la red debe impulsar la autopoiesis. además. b) sustentar sus interpretaciones subjetivas y las relaciones que mantienen con el entorno social. a veces local. como se ha explicado anteriormente. Es posible que estos aportes puedan ser enriquecidos con los especiales comportamientos de las culturas de la provincia. Giddens son algunos de los más representativos. Habermas. etc. con miras a dar campo a la generación de procesos de problematización y comunicación que busquen: f) estudiar los aspectos de viabilidad. del conocimiento y de la acción. siempre y cuando cuide promover procesos autopoiéticos.

lo diferente. Rovere M. La red busca construir democracia y equidad.2: el nodo 1 presenta un menú de actividades que se desprenden de los programas y proyectos. centralidad. razón por la que rescata la racionalidad comunicativa que también se mueve bajo criterios de universalidad. El uso de las dos racionalidades posibilita proponer la existencia de una organización jerárquica donde la Dirección Provincial de Salud cumple un papel rector como representante político y administrativo del poder descentralizado. parece que es imposible que se cumplan con los presupuestos indicados. Al mismo tiempo la red puede desarrollar programas que posibiliten la interconexión entre los nodos 1 y 2. Relación nodo 2-1: el nodo 2 estudia los requerimientos de la red y propone el desarrollo de componentes que fortalezcan los programas o apoyen los proyectos producidos por el nodo 3 y que han sido sancionados por el nodo 1. por otro lado. El nodo 3. La primera posibilita proponer una noción de orden. políticas. mientras que la fuerza de la red impulsa y controla estratégicamente su avance. etc. lo cual debería darse en la medida en que fortalezca la identidad del nodo 3. que pueden ser desarrolladas por el nodo 2 y contrata con los elementos conformantes del mismo. pero en ningún momento entra en una crítica radical. Esta situación constituye. Se trata entonces de mirar el presente desde el futuro y el futuro 91 . las ONG y los servicios públicos también desarrollan sus labores técnicas y de asesoría y los grupos poblacionales buscan construir su identidad al mismo tiempo que participan en el logro de una centralidad más democrática y equitativa. pero se resiste al mismo tiempo a reconocer aquella racionalidad como la única que debe comandar el pensamiento y la acción. Pichón Riviere E. que posibilitaría entrar en un campo comunicacio- La salud y la vida nal para la definición y delimitación de dichos problemas.. administrativas y médicas. lo cual debe llevar a un análisis con miras a establecer si se lo apoya. se requiere que la comunicación se lleve a cabo en forma ilocucionaria y que no existan presiones que produzcan perlocución. Por esta razón se considera que es fundamental que la red siempre se preocupe por el fortalecimiento del nodo 3 con miras a lograr la generación de proyectos que sean defendidos por protosujetos que van adquiriendo capacidad de liderazgo y desarrollan habilidades táctico-operativas. Esta propuesta partiría desde el presupuesto de una igualdad de fuerzas de los diversos actores y de una posibilidad de que los problemas aparezcan con gran transparencia. En resumen. planificación. que posibilitó la conformación del inmenso edificio de las ciencias sociales. siempre conflictivas y en algunos momentos antinómicas.5 d) Administración: las nuevas metodologías abiertas de planificación. busca apoyo del nodo 2 y controla el desarrollo de los proyectos generados en el nodo 3 y 5. Las nuevas reflexiones en el ámbito del aprendizaje llevan necesariamente a tomar en consideración a Bleger J. Nos referimos a los trabajos de Testa M. Acompañados por la constante e intransigente necesidad de fortalecimiento del nodo 3 es posible diseñar las relaciones de los distintos nodos de la red en la siguiente forma: Relación nodo 3-1: el nodo 3 introduce en la red proyectos que son receptados por los programas sancionados por el nodo 1. Relación nodo 2-3: el nodo 2 propone apoyos técnicos alrededor de las actividades que desplega el nodo 3. en alguna medida.. pero estas relaciones siempre están transformándose y fortaleciéndose a partir de la propia dinámica de los nodos.. Intenta recuperar los avances que produjo aquella racionalidad fin-medio. Las fuerzas particulares de los nodos recomponen constantemente la fuerza general de la red. El nodo 3 presta todas las facilidades y la colaboración para el desarrollo de la labor del nodo 2. propone sus modificaciones necesarias en vista al fortalecimiento de los programas existentes o por plantearse. Bruner J. lo local. el pasado y el futuro en cuanto historia. Las versiones más modernas intentan abordar los problemas a partir de una mirada situacional e intersubjetiva de los distintos actores. Relación nodo 1. Apple M.. Controla y evalúa los resultados e impactos. la identidad. programación. Partiendo de que los distintos nodos representan intereses diferentes y tienen fuerzas muy desiguales. la dinámica. administración de problemas y necesidades y para la conformación de proyectos ofrecen importantes bases para el aprendizaje de nuevas metodologías para la acción. la historicidad y el presente como realidad existente y no únicamente como fenómeno. Coordina las acciones que desarrolla el nodo 2 y busca su acoplamiento con las necesidades generales de la red y muy especialmente con las necesidades del nodo 3. Bennis J. Así mismo.. sus distintas intencionalidades. recibe el apoyo de las instituciones del nodo 2 seleccionadas por el nodo 1 cuando sus proyectos conforman parte de los programas de la red. coordina.90 Algunas ideas sobre la organización de redes en salud c) Aprendizaje comunitario: la crítica a la pedagogía de la transmisión y a la pedagogía del adiestramiento y los nuevos desarrollos de la pedagogía de la problematización basada en la mayéutica y en los grandes aportes de Paulo Freire constituirían apoyos importantes para el desarrollo del proceso. y otros. Organización general de la red La organización de la red parte desde una aproximación crítica a la racionalidad moderna. El nodo 3 participa junto con el nodo 1 en la evaluación de los servicios prestados por el nodo 2. 6. Relación nodo 1 -3: el nodo 1 normaliza. Algunos de los proyectos generados por el nodo 3 pueden no ser receptados por ninguno de los programas del nodo 1. mientras que la segunda posibilita rescatar la noción de lo nuevo. Davini M. las relaciones entre los nodos existen como tales y se estructuran a partir de los requerimientos de la red. tecnología. propone cambios que deberían desarrollarse en los proyectos que cumple el nodo 3 y sustenta ante el nodo 1 las modificaciones que deberían implementarse en la red.. al mismo tiempo. Una versión muy similar y con apariencia de mayor cientificidad ha consistido en la prevalencia de la propuesta más racional que se la identifica como “fin” y en la transformación de las restantes propuestas en “medios” de satisfacción de la racionalidad más alta. hacen propuestas para modificación de los programas y la red. las fuerzas diversas que participarían en la red y. La respuesta más simple ante los conflictos y antinomias ha consistido en la prevalencia de la intención comandada por el sector con mayor poder y la coptación o desconocimiento de los sectores débiles. un complejo problema a resolver.. Relación nodo 3-2: el nodo 3 selecciona las instituciones pertenecientes al nodo 2 con las cuales podría trabajar. regulación. en sí. Los servicios públicos que actualmente desarrollan actividades en las áreas donde trabajaremos acoplarían sus propuestas a partir del requerimiento de los programas de la red y de los requerimientos de los proyectos generados desde el nodo 3. selección que debe ser sancionada por el nodo 1 a partir de la sustentación de argumentaciones que justifiquen la misma.6 Abordaje estructural: las relaciones de la red El abordaje analítico-genético posibilitó definir. ya que aquello redundará en el fortalecimiento futuro de toda la red. Además.

Toffler A. b) Basada en equipos de trabajo. H.. Proyectos. y se generan rutinas de trabajo no interesantes y poco satisfactorias. de otra manera. programas y objetivos podrían ser la base para la estructuración del proceso de gestión de la red. En La salud y la vida esa medida. La división y la especialización del trabajo según objetivos organizacionales duros ha sido siempre la base primaria y antecedente a todas las funciones de gestión. Esta forma de gestión posibilitaría la creación de nuevas formas de adhesión grupal basada en la posibilidad real de uso de habilidades individuales. Este procedimiento produce algunos problemas: se subutiliza una gran parte de las habilidades individuales. Bennis W. todos los equipos que se conformen deben reproducir los objetivos generales. más baratas. e) Integrada por comunicación intensiva. los programas tendrían ya una definición. la propia naturaleza local de los proyectos posibilitaría su marginamiento. Pfrffer. Río de Janeiro: Editora Record. es por esto que en el proyecto de estructura de la red deben ser considerados prioritariamente sus objetivos y su división por criterios sustantivos. Pettgrew A. Las propuestas administrativas más recientes proponen romper este planteamiento y rescatan el trabajo por equipos. las distintas agencias estatales y no gubernamentales que participarían en esta propuesta desarrollan distintos programas. mientras que los proyectos se definirían en el transcurso de la implementación y desarrollo de la red. conduce a una mayor autonomía del equipo. liderazgo. Los trabajos desarrollados por Zemelman. en los cuales se relativiza la definición de las tareas. al mismo tiempo. “aterrizar” en la realidad del mundo de la vida de las comunidades. b) Basada en equipos de trabajo La base de la organización del trabajo que ha prevalecido en el mundo occidental es la estructuración de tareas. aprendizaje. donde el todo está representado en cada una de las partes.. De otra forma la red y los programas podrían “volar” hacia el campo disciplinario y burocrático-administrativo. De esta manera surgen patrones organizacionales de diferenciación y especialización de tareas que aparecen dentro del propio equipo y que no son impuestos apriorísticamente desde el pensamiento burocrático.7 cuidando de no caer en un presentismo congelante ni encarrilarse en un supuesto futuro profetizado por alguna filosofía de la historia. para dar paso a una visión-en-equipo del problema y de los objetivos previamente delineados.92 Algunas ideas sobre la organización de redes en salud desde el presente. la red establece algunos objetivos que deberían ser discutidos con profundidad con miras a forjar las bases necesarias para mantener la coherencia estructural de la red. sino que tienen que hacer una simbiosis con los aspectos sociales. La red intentaría imprimir una nueva dinámica sobre el quietismo burocrático férreamente encerrado en el estuche de la tecnología objetivista (“hard”) para posibilitar una apertura hacia una versión autopoiética que rescate tecnologías “soft”. Como la estructura interna del proceso administrativo depende de lo que los administradores reconocen como “factores ambientales”. razón por la que se propone llevar a cabo un tipo de gestión descentralizada. por la pro- 7. 1991. por problema y por área geográfica. enfermedad-salud. el nodo 3 constituye un inmenso problema con subproblemas de conocimiento. J. no existe la mejor manera de administrar la red. éstos podrán desarrollarse con miras a fortalecerla. La coherencia del sistema organizacional debe necesariamente ser mantenida a través de la coherencia de los objetivos y de las políticas de crecimiento y sobrevivencia. La estructura administrativa. Esta propuesta toma como base a Motta. En la medida en que los objetivos de los programas se interrelacionen con los objetivos generales de la red. Los proyectos forjados en el seno de las propias colectividades serán los que posibiliten a la red. que definirán paulatinamente sus objetivos. más congruentes con las necesidades locales. Es por esto que la red tiene una naturaleza “holográfica”. Esta forma de gestión. etc. a través de los cuales organizan sus acciones. pero sí existe la posibilidad de seleccionar factores ambientales que. se construiría una forma de liderazgo grupal distinta y se llevaría a una mayor autonomía grupal para tratar los diversos y complejos problemas que tiene que afrontar la red. Solamente después de la estructuración de las tareas se definen las habilidades necesarias para ejecutarlas: se busca la persona adecuada para el lugar adecuado. programas y proceso administrativo. Las decisiones localizadas son más rápidas. La diversidad de las zonas geográficas donde actuaríamos podrían levantar igualmente diversidad de problemas que podrían así mismo diferenciar los objetivos. y otros. P. por problemas y por área geográfica Existen algunos objetivos delineados para cada uno de los nodos. La descentralización posibilitaría colocar las posibilidades de decisión técnica y práctica a nivel de los equipos y lo más cercanamente de los problemas que levantan las poblaciones. conduzcan al logro de una necesaria coherencia estructural. c) Descentralizada y autonomista La red mantendrá un nivel de jerarquía para asegurar su coherencia. Así mismo. entonces. La gestión dinámica de la red Hasta aquí podríamos aseverar que la organización de la red dependería fundamentalmente de los factores o determinantes externos que conforman la vida de las colectividades donde se intervenga. alrededor de la epistemología política tienen mucho interés al respecto. c) Descentralizada y autonomista. pero el propio diseño de la red puede atentar contra su dinámica.. éstos podrían independizarse de la dinámica de la red. Al mismo tiempo. no puede únicamente visualizar los aspectos internos relacionados con la técnica. Por otro lado.. criticando de esta forma al inflexible paradigma productivista y a una supuesta teoría científica de la práctica que solamente visualiza el trabajo. Otros autores que son de importancia para una propuesta parecida son: Mintzberg H. pero esto no quiere decir independencia absoluta puesto que 93 . que podría tener las siguientes características:8 a) Basada en objetivos. si los proyectos no se relacionan con los objetivos generales de la red y con los objetivos de los programas. Por lo general. cada uno de los nodos reproduce íntegramente los objetivos de toda la red. siempre y cuando ésta decida poner como eje del pensamiento y la acción el fortalecimiento y desarrollo del nodo 3. La totalidad de los objetivos de todos los nodos pasan a constituir los objetivos de la red. A ciencia e a arte de ser dirigente. mas no la socialización de los individuos y su posibilidad comunicativa. 8. se impide el desarrollo de un trabajo creativo. a) Basada en objetivos. Por otro lado. obviamente. d) Redundante. pia lógica dura que acompañan a los programas y disciplinas. factibilizaría la construcción de la “redundancia” que siempre requiere una red. estructuración constante y continuidad. organización. Existen problemas completamente indefinidos y que hacen especial relación al nodo 3. En otras palabras.

Cuanto mayor es la descentralización y la autonomía mayor es la duplicación y superposición de funciones. como se había dicho anteriormente. La red necesariamente tiene que desarrollar un tipo de organización holográfica que reproduzca en cada sector la idea del todo. es posible abordar los problemas y resolverlos sin que se tenga que recurrir a cada momento al centro. aquello no es costoso y al contrario produce un gran ahorro en cuanto logro de una clara idea y acción en red y gran eficiencia y eficacia productiva por parte de los equipos de trabajo. en esta forma. Esto. e) Integrada por comunicación intensiva Una estructura diferenciada a través de trabajo en equipos.94 Algunas ideas sobre la organización de redes en salud la comunicación intensiva. la normalización y el control dinámico centralizado conduce a reproducir constantemente la unidad en la diversidad. . por lo general. elementos que pueden apoyar el debate alrededor de la construcción de un proceso organizativo y gerencial de lo que puede ser el núcleo de discusión de reforma del sector salud en la provincia de Loja. tiene un gran peligro de incoordinación de las acciones. diferenciación sectorial y por objetivos. Los pensamientos anteriores constituyen. depende y se integra a través de la información. La red debería transformarse en un gran sistema de procesamiento de información que rápidamente es utilizada y criticada en la medida que la red no puede sobrevivir sin ella. es solventado a través del montaje de un sistema dinámico de comunicación. d) Redundante La redundancia funcional es consecuencia natural de la descentralización. descentralizada y autónoma. los objetivos generales y particulares. trabajo en equipos. La problemática de la duplicación y superposición de funciones y recursos es costosa cuando ocurre en sistemas empresariales productivos con altos costos en capital constante. La redundancia no es mala sino que posibilita que cada sector desempeñe con autonomía y mayor eficacia sus funciones y elimina grandes unidades burocráticas de control. pero en el trabajo que se intenta desarrollar a través de la red.

la situación. se ha deteriorado más con el debilitamiento o paulatino retiro de la responsabilidad del Estado sobre la enfermedad colectiva y con la propuesta de mercantilizarla y privatizarla. En esta medida. El presente trabajo recoge las discusiones y esfuerzos por comprender la realidad en salud. tanto la problemática salud-enfermedad como la respuesta social alrededor de la misma. nos resistimos a aceptar las mismas formas de ver tradicionales. el momento que vivimos en América Latina y en el mundo es bastante conflictivo. en el VII Congreso Latinoamericano de Medicina Social. OPS-OMS-Ecuador-UNL. Estrategias y acciones: los actores sociales ante los nuevos escenarios”. la ciencia y la administración científica de las cosas y de los hombres a través del Estado. Ahora anochece con la realidad de una producción que domina.La salud y la vida Artículo 7 El sujeto. A esto se suma el hecho consistente en que. El siglo veinte amaneció con los fulgores de una modernidad boyante y ahora anochece con una propuesta antimoderna. lo cual nos obliga a generar propuestas que tienen que visitar campos de mayor complejidad y dejan cuestionamientos sobre los que debemos constantemente volver. esclaviza y apoya la forja de Estados panópticos o mercados inhumanos. se ha complicado más nuestra tarea. En los planos objetivo y subjetivo la situación se ha enrevesado y ha mostrado aristas que rasgan las seguridades anteriores sobre las que nos movíamos. desde el plano subjetivo. En esa medida. 97 . causa dosis crecidas de infelicidad y profunda descomposición social e inequidad. con quienes ha venido trabajando la representación de la OPS/OMS en Ecuador en estos últimos años. viaje hacia el encuentro de la razón absoluta. La realidad de salud de la población latinoamericana se deterioró enormemente durante la década perdida y todavía no existen indicadores que nos anuncien que las condiciones hayan cambiado en la década de los 90. con el solo ejercicio de la razón. el legado del iluminismo que nos prometía fundar un mundo de abundancia. muchos de los pensamientos depositados en el documento fueron elaborados junto con los diferentes actores involucrados y traducen las limitaciones propias de un grupo en proceso de aprendizaje. Se despertó con una idea sobre la infinita potencialidad de producción. En efecto. no queremos priorizar las mismas categorías de análisis que utilizábamos y ya no aceptamos las soluciones convencionales. Todo que lo hoy hacemos tiene una característica inacabada y temporal y no goza de la seguridad predictiva con la que solíamos antes proponer las cosas. En el campo de la salud nos embarcamos científica e ingenuamente a dar cuenta de su negativo: * Ponencia presentada en la mesa redonda “El derecho a la salud. libertad y felicidad. total libertad y auténtica felicidad-igualdad. dominio de la naturaleza. el proceso de reforma del sector y el papel de la universidad en este campo. llevado a cabo por los integrantes de la Maestría de Salud Pública de la Facultad de Ciencias Médicas. tanto con relación a las preguntas como a las respuestas. se ha hecho mil pedazos en los que podemos encontrar muy poco de lo que nos ofreció. La modernidad para muchos autores ha estallado. ha pasado a construir una ideología constantemente desmentida por la historia. 17 al 21 de marzo de 1997. la ética y la salud* Introducción Sin lugar a dudas. En otras palabras. en Buenos Aires. Universidad Nacional de Loja.

La sociedad remplaza a Dios como principio de juicio moral y se transforma en la base de explicación y de juzgamiento de los deberes de los ciudadanos que aceptan someterse por libre y voluntaria decisión al poder del Leviatán o voluntad general (Hobbes y Rousseau) y que se expresa en el Contrato Social. médicos y personal de salud nos asomamos al siglo XX con la seguridad infinita en nuestro conocimiento y en nuestros instrumentos —que constantemente se perfeccionarían—. São Paulo: Editora Schwarcz Ltda. B.2 El ciudadano Hemos vivido dos siglos bajo el convencimiento de que la razón y el Estado nos entregarían la solución de todos nuestros problemas económicos. 1993. Sueños deificados que se han transformado en pesadillas que nos obligan a despertar. para controlar desde fuera la máquina corporal. particular y temporal salud de los sujetos. 2. También hemos creído que la razón posibilitaría establecer un contrato. Ofrecíamos a principios de siglo extirpar. la felicidad con la virtud. Por otro lado. J. p. “La concepción clásica de la modernidad es. la construcción de una imagen racionalista del mundo que integra al hombre en la naturaleza. con la esperanza de producir. esto es. Op. p. de esta manera. al hombre con el mundo y borrar cualquier dualismo: el ser humano es natural y está supeditado a las leyes naturales. De esta manera el ciudadano. El hombre es ante todo un ciudadano”. Touraine.98 El sujeto. El actor se fundó con el sistema. vínculos y creencias. su cultura. después aceptamos que sería más conveniente vigilarlas y en estas últimas décadas más bien observamos angustiados como vuelven a reemerger en nuestra América Latina viejos males de los que casi nos habíamos olvidado. 5. curar y rehabilitar sus maltrechos mecanismos. la destrucción de los lazos sociales. es decir. Madrid: Ediciones temas de Hoy.5 3. sociales o políticos. y que rechaza todas las formas de dualismo del cuerpo y del alma. cit. el poder de la política sustituye al poder de la religión: la nación es la razón. Nuestros sueños de salud fueron también sueños científicos. El hombre se transforma en ciudadano o actor definido por las obligaciones y roles que deben jugar en su sociedad. que fundamentado en el conocimiento científico podría acumular todo el poder necesario para comandar la producción de bienes materiales y espirituales. la cultura. Los derechos del hombre y el ciudadano que fueron explicitados todavía en su dualidad en 1789 se unificaron con la preeminencia de la noción de ciudadanía. asegurar la libertad de los individuos y brindar la felicidad a todos. a más de ser un revolucionario portador de la ciencia. el individuo con la ley. paradójicamente. Con esta idea en mente pudimos solucionar el conflicto entre la racionalización y la subjetivación existente en el mundo dualista cristiano y cartesiano que había acompañado nuestra reflexión durante los siglos anteriores. eterna y universal ciencia de la enfermedad no puede interpretar íntegramente la compleja. al microcosmos en el macrocosmos. enfermeras. Crítica de la modernidad. debe someter su gusto y placer a la razón. La sabiduría de Occidente. Al apagarse este oscuro fin de siglo empezamos nuevamente a comprender algo que sabíamos desde antaño: que la orgullosa. coacciones que constantemente han sido justificadas a través de supuestas de- mostraciones de que la sumisión al orden natural de las cosas procura placer y corresponde a las reglas del buen gusto. 4. Mencionado por Russell. pero más tarde nos vimos obligados a pensar en controlarlas. Como diría Locke: “la naturaleza se imprime en el hombre por los deseos y por la felicidad que procura la aceptación de la ley natural o por la desgracia que es el castigo de quienes no lo siguen”. 47. la tecnología y la administración.3 La idea de modernidad sustituye a Dios por la ciencia. del mundo humano y de la trascendencia”. “Tratado sobre el gobierno”. la salud. Touraine. I. ante todo. lo cual es logrado por la misma ciencia. 1975. por descuento. y Stenger. instituir la ley. distribuir igualitariamente la riqueza producida.. cit. posibilitar la centralización y concentración del poder en el Estado y la ley y. su religión. A. parece que debemos encontrar un puerto en la subjetividad sin abandonar la ciencia y la técnica. En esta forma. Madrid: Aguilar. la misma que deber ser el principio organizador de la vida personal y colectiva asociándola al tema de la secularización y alejando toda idea de “fines últimos”. 99 . lo cual pasa a ser la esencia del ciudadano. la comunidad. diversa. su subjetividad. lo bello y lo bueno— y las políticas sociales de modernización que hacen tabla raza de las creencias y formas de organización que no descansan sobre postulados científicos. de riqueza mejorada en su eficiencia por la ciencia. la tecnología. El ciudadano debe encargarse de este cometido y cualquier elemento finalista debe quedar consignado en su vida privada o transformarse en ascentismo dentro del trabajo. A. construir el bien común. de las costumbres convencionales que oscurecen y estrechan su vida. Locke. “La razón se encarna en la sociedad moderna y la conducta normal es la que contribuye al buen funcionamiento de la sociedad. Entre o tempo e a eternidade. A. pues. Sanitaristas. 448. o sea la colonización de la experiencia vital por la previsión y el cálculo”1. 1992. Touraine. de los sentimientos. el ciudadano debe comprometerse revolucionariamente con la total racionalización de la vida social. El ciudadano debía tomar como eje de su preocupación y acción la utilidad social. sino que únicamente tiene que reflexionar sobre lo que es útil o nocivo para el desarrollo y supervivencia del organismo social. Nuevamente tenemos que recordar que las mujeres y los hombres debemos establecer los fines mientras que la ciencia tan solo proseguirá siendo un medio.. para que avance la modernidad. prevenir las enfermedades. no tiene necesidad de mirar sus orígenes. Embarcados en el viaje hacia la objetividad que hacía tabla raza de todas las “tradiciones. Enceguecidos por la luz de la razón parece que en este momento es obligatorio también mirar La salud y la vida al ensombrecido sujeto individual. I. la ética y la salud la enfermedad. de una sociedad ordenada y de individuos libres comandados por la razón que al mismo tiempo define el ser del ciudadano. el civismo es la virtud. los mismos que se mezclan y danzan con enfermedades que sellan nuestra incursión en una modernización impuesta. a través del discurso moderno y racional. Este proyecto conducirá a los modernistas al sueño de crear una sociedad nueva y un hombre nuevo a los que en nombre de la razón impondrán coacciones mayores que las de las monarquías absolutas. trabajar para factibilizar la producción 1. su mundo local. la educación —mediadora entre el alumno y los valores universales de la verdad. Prigogine. a través del cual nos sería posible organizar un centro o Estado.. Pensábamos que la razón-ciencia-técnica daría total cuenta de nuestros problemas. la salud. los movimientos sociales. la intervención científico-técnica sobre el cuerpo individual y la acción científico-estatal sobre los cuerpos colectivos transformados en objetos asegurarían el éxito. erradicar muchas enfermedades. Correspondencia de una cultura científica. El extraño matrimonio de la ciencia con la enfermedad produciría. Op.4 De lo que se trata es de unir.

Somos ciudadanos modernos encargados de empujar el eterno cambio. en la identidad del hombre y del ciudadano para emprender una cruzada para su rescate? El ciudadano en la modernidad fragmentada El exceso y la coacción de la razón que nunca debería coaccionar. lo cual. con el fin de encontrar si es posible apoyar hoy y aquí el empeño por forjar una sociedad mejor y no solamente continuar impulsando este incansable e infinito movimiento que ha impuesto la modernidad. la libertad en la necesidad histórica. la ética por la moral. El segundo fragmento está representado por una sociedad de consumo de masas dominada por el mercado y el marketing. su ruido nos enloquece. en esta versión. La modernidad vive en estos momentos un proceso de agotamiento y sin derroteros claros. es resistencia antimodernista y rebelión de la dualidad humano-social que se sintetiza en términos conflictivos: racionalización y guerra de los dioses. Argentina: Ediciones Letra Buena. el desarrollo de la vigilancia y la administración y el crecimiento del poder militar como elementos constitutivos de la modernidad y su impacto sobre el sí mismo (self). pero al mismo tiempo somos destructores de todo lo que no huela a modernidad. por el Ello nietzscheano expresado en la sexualidad. 1993. Madrid: Alianza Editorial. a su vez. la destrucción creadora que busca mayor razón. constituye la esencia de la racionalización y. 101 . en la identidad de la acción y de la razón. lo cual posibilita una movilización colectiva a la que no pudo llegar la convocatoria. El tercer fragmento constituye la organización representada por las empresas y el capitalismo financiero. Videt encuentra que la modernidad tomó en consideración únicamente la contractualidad central o estatal y la contractualidad interindividual o mercantil y dejó de lado la socialidad. la nación o el poder absoluto en nombre del pueblo termina destruyendo la propia modernidad y sus principios de La salud y la vida derecho. Sus veracidades y sentimientos quedan atrapados en la vida personal y no pueden vulnerar la gran totalidad social. posibilitar la centralización y concentración del poder en el Estado y en la ley. La modernidad se embarca en el tiempo y se transforma en historicismo donde la idea de progreso afirma la identidad entre políticas de desarrollo y triunfo de la razón. 7. para la Filosofía de la Luces.8 Touraine encuentra que la modernidad ha estallado y que la idea clásica de unidad es en la actualidad nada más que una nostalgia. El historicismo del siglo XIX “absorbe al sujeto en la razón. California: Stanford University Press. Giddens analiza los ímpetus de la expansión capitalista. y de esta manera construir el bien común. y como contrapartida. 1994. secularización. debido a lo cual parece que el papel tradicionalmente encargado al ciudadano por parte de la razón debe ser repensado.6 7. Horkheimer y Adorno hablaron sobre el “agotamiento de la razón”. Modernity and Self-Identity. que posibilita la expansión de la producción. tecnología. la tecnología y la administración. Por otro lado. Más tarde. ¿De qué ciudadano hablamos? Conforme habíamos dicho anteriormente. Consecuencia de la modernidad. por lo tanto. autoridad racional legal —conceptos acuñados y constantemente repetidos por Weber en sus estudios sobre la modernidad. moralidad y potencialidad productiva. pero al mismo tiempo lleva a la profundización de las desiguales sociales. la ética y la salud El modernismo es el rechazo a toda revelación. culturales y de la personalidad que en estos momentos vivimos. La persona pasa paulatinamente a ser representada en su interés y libertad de consumir los bienes materiales y simbólicos que circulan en el mercado. el mercado y el interés nacional compatible con el interés y libertad personal. El primer fragmento está constituido por el deseo del Ser.100 El sujeto. la filosofía de la historia y el paradigma productivista que han guiado nuestro pensamiento en diferente medida y con distinta intensidad durante estos dos siglos han llevado. El ciudadano se identifica como actor revolucionario con una misión histórica y se somete al poder absoluto de una élite política que proclama su legitimidad en nombre de un supuesto conocimiento de las leyes de la historia. racionalización. según Habermas. El ser humano no es más que un ciudadano. Teoría de la modernidad. por otro. La razón nos posibilitó descubrir nuevos mundos. Bidet. donde su caridad debe transformarse en solidaridad social. el peligro de una sociedad concentrada en el interés y el tecnologismo. Giddens. A. Las leyes naturales se transforman en voluntad colectiva y surge la idea de progreso. Sus verdades preteóricas no pueden aproximarse ni competir con las verdades científicas. Esta idea bendice la total subordinación del individuo a la sociedad y de la sociedad a la modernización y al poder del Estado. El sujeto es absorbido por la sociedad. ampliar nuestra capacidad explicativa. El siglo XIX posibilita que la modernización económica acelerada transforme los principios del pensamiento racional en objetivos sociales y políticos generales. La racionalización cumplió un papel muy importante cuando introdujo el espíritu crítico en los espacios gobernados por las autoridades tradicionales. el ciudadano debería centrar su preocupación y acción en la utilidad social. A. La búsqueda del Uno. el mundo de la vida por el sistema. la falta de sentido nos congela y nos produce profundas nostalgias del Ser. trabajar para factibilizar la producción de riqueza mejorada en su eficiencia por la ciencia. el progreso puede convocar en alta voz a las fuerzas revolucionarias que deben cumplir un encargo cifrado por la historia. J. 1993. capitalismo y nación. el historicismo le encarga realizar la razón histórica y someterse íntegramente al poder absoluto de la élite política supuesta representante de la verdad y del pueblo. pero se transformó también en una experiencia tenebrosa cuando se vistió con el ropaje del taylorismo o se expresó a través de experimentos guiados por la filosofía de la historia. pero también su luz ha comenzado a enceguecernos. al mismo tiempo que construye la sociedad en tanto totalidad. Giddens. se opone a la razón histórica. 8. influyó negativamente sobre el desarrollo de la democracia y la vida social. El cuarto fragmento constituye las luchas naciona- 6. de la racionalización. que aparece como resultante de una lucha por la liberación del cuerpo y el deseo. romper con las tradiciones que nos ataban. pero que al mismo tiempo anuncia el peligro de la marginación en el ego. constituirse como ciudadano. mientras esclaviza y reprime a quien no es ciudadano y. esto es. Sus prácticas y costumbres tienen que modificarse o revolucionarse para poder revolucionar la sociedad y. la forja del sistema de estados-naciones. riqueza. autoridad legal y carisma. al mismo tiempo. a la colonización del mundo de la vida por parte del sistema y el aparecimiento de las patologías sociales. la casi total negación de la subjetivación. El ciudadano. el saber por la ciencia. la sociedad en el Estado”. según el propio Weber. ética de la responsabilidad. relacionarnos. crea un vacío moral que es colmado por la idea de sociedad o unidad social. que expresa. la libertad individualizada en el consumo y. Pero también. ¿quién cree en los momentos actuales en la identidad del interés del Estado y de los individuos. siempre elitista. sus eticidades no pueden ponerse al lado de la moral que se manifiesta como utilidad social y ley. por un lado. a la vez. la filosofía de la conciencia. su conciencia debe transformar en respeto a las leyes y donde los juristas y administradores sustituirán a los profetas de sus abuelos: desencanto.

cit. como una historicidad cultural. 139. el ciudadano ya no tendría solamente la responsabilidad de dar cuenta de la constitución de la razón que posibilitó la forja de la sociedad moderna. La razón transformada en técnica es muy débil para convocarla. en cuanto situaciones y leyes. E.12 De lo que se trata es evitar el triunfo del pensamiento instrumental que conduce a la opresión. 137. En: Nuevos paradigmas. según Touraine no constituye una nueva etapa de la misma sino su descomposición. la dominación de alguno de los fragmentos. considerada como la búsqueda de medios más eficaces para alcanzar objetivos que escapan a los criterios de racionalidad. lo cual establecería una posibilidad de considerar que la noción de ciudadanía debería dar un paso a similar imbricación. Giddens. La verdadera crisis de la modernidad radica en “la descomposición del modelo racionalista. Más tarde. 1984. por tanto. se reconoce que éste no tiene por qué actuar de acuerdo al lugar que le asigna la sociedad. 10. De otra manera. al encargar la ejecución de la verdad a la voluntad colectiva representada por la clase que debería redimir la historia. bastante ineficaz y muy eficiente en cuanto dominación de los seres humanos. pero que también entrañan el peligro de nacionalismo a ultranza. pero sin identificarse íntegramente con las mismas. por el desarrollo separado de lógicas de acción que ya no se refieren a la racionalidad: búsqueda de placer. sobre la necesidad de control por parte del individuo de lo vivido para que tenga un sentido personal. tan solo se encuentran atados por la razón instrumental o técnica. Crítica de la modernidad.11 El actor busca construir una sociedad para el hombre y no un hombre para la sociedad. La modernidad estallada. más bien es el único componente que permite alguna unidad e impide. Buenos Aires: Paidós. El sujeto El sujeto de hoy no tiene nada que ver con aquel sujeto de la Filosofía de las Luces. Para ésta. En lo que se refiere al actor. porque la propia constitución de la modernidad ha cambiado y no puede retornar a lo que fue. El ciudadano es halado por las fuerzas fragmentarias que convocan contradictoriamente su presencia. pero que también habla como un Ello. Ahora bien. A. la cultura. la economía y la política parecen ir cada una en una dirección que la aleja de las otras. El sujeto. Racionalidad instrumental que ya no obedece a la diosa razón sino a las presiones de los fragmentos disociados.102 El sujeto. sobre el requerimiento del individuo de transformarse en actor que se inserta en las relaciones sociales transformándolas. Entonces. el historicismo. no está en obliga- La necesidad de reflexionar la manera de actuar en la modernidad estallada lleva a proponer que los fragmentos actualmente existentes: empresas. vida y consumo se integren a través de la razón y el sujeto. la autoridad para que esa verdad sea interpretada como eficacia y justicia. demuestra un movimiento disociador entre el ser y el cambio. la ética y la salud les que se separan cada vez más de la razón y rescatan su sentimiento de identidad y cultura. resultó ser antiética. pasaría a ser una categoría que ya no tiene fuerza y que habría muerto para dar paso a una nueva categoría: la de sujeto social. por otro lado. ya que la personalidad. La noción de ciudadano ya no puede responder a su definición clásica. entre la economía y la cultura. 103 .9 La técnica no constituye el elemento fundamental a ser criticado. el sujeto constituía la universalidad. ahora. sino que éste se constituye en cuanto reconocimiento del otro como sujeto inmerso en su cultura y a través de la oposición a todo lo que sea dominación. Cuando más avanza la modernidad. posibilite tanto la constitución de la subjetividad del actor como la estructuración de la sociedad. Sexualidad. que en muchas veces son no-modernos “todo es moderno y antimoderno. cultura y subjetividad. debido a lo cual termina movilizando elementos modernizadores. sino que al mismo tiempo estaría a cargo de luchar por la constante construcción del sujeto en cuanto yo. del estatuto social del beneficio y de la potencia”. mientras que en la visión premoderna estaban confundidos. The Constitution of Society: Outline of the theory of structuration. más se separan el sujeto y los objetos. sino que siempre tiene el derecho a criticar y modificar el entorno natural y social. la noción del ciudadano. consumo mercantil. la verdad se transformó en moral y política. no queda en duda que aquella razón que quería transformarse en justicia y eficacia. pero ha dejado de lado el mundo de la subjetividad. Busca siempre que la propia organización de la sociedad. sus leyes y su moral. La salud y la vida La idea de ciudadanía se oscurece en la modernidad fragmentada. Op. Por lo tanto. y dominio del mundo por la ciencia y la tecnología.10 9. El sujeto y la ética La modernidad de las luces estableció la razón como único postulado de verdad. Berckeley: University of California Press.. su ciencia. reconoci- miento del otro y el fortalecimiento del movimiento social. en esta época surgen las voces del actor y del sujeto. hablan sobre el sujeto olvidado. En la modernidad fragmentada nuevamente se hace presente la subjetividad como sexualidad y cultura que reclaman el lugar del que fueron retiradas. 1914. ni con los grupos de poder que las mantienen. nación. mientras que el exceso de subjetivismo lleva a la falsa conciencia. En otras palabras. empresa y nación. Ibídem. 12. roto por la modernidad misma y. Estos cuatro fragmentos parecen moverse independientemente conformando una no-sociedad. En otras palabras. las leyes de la naturaleza o el sentido de la historia. la constitución del sujeto no significa únicamente el logro de su identidad en soledad. p. “La noción del sujeto”. el mismo que fue sustituido por el sujeto representado por las leyes racionales e inteligibles al pensamiento del hombre. entregó a la élite política. como un nosotros familiar y como un actor social. el nuevo ciudadano necesariamente tendría que participar en los movimientos que intentan unir inestablemente subjetividad y racionalidad a través de la construcción de la democracia. supuesta exegeta de esa clase. Al mismo tiempo. ción de actuar conforme a las posibilidades que le entrega la división del trabajo y las relaciones de dominación. ni con las leyes que sostienen esa sociedad. injusta. Touraine A. sino siempre superándolas y humanizándolas. p. hablaba con la única voz de la razón. 11. entre los hechos y el sentido. la modernidad se ha definido por la eficacia de la racionalidad instrumental. acuñada por la Filosofía de las Luces. hasta el punto de que apenas se exageraría diciendo que el signo más seguro de la modernidad es el mensaje antimoderno que emite”. el retorno a la tribu y a la dictadura de la subjetividad. Morin. es el Yo que habla como Yo. Después de la caída de los gobiernos autoritarios y totalitarios del socialismo real. con su Estado.

libertad y abundancia. Taylor. 17.16 (libertad. California: Stanford University Press.23 El principio moral en relación al nuevo ciudadano hace relación a la visualización conjunta de felicidad. Madrid: Taurus. 15. en el reconocimiento del otro como sujeto y en la oposición a la dominación. sino como una de las verdades existentes. A. 18.19 vemos con nuestro cerebro y a través de nuestros ojos para emitir palabras que conforman nuestro mundo de realidad20 y guían nuestras acciones. Buenos Aires: Editorial Plante. G. como establece Giddens. el otro. cit. A biological theory of relativistic colour codding in the primaate retina. “Structaration Theory and Social Praxis”. G. La salud y la vida Las ciencias sociales han debido huir del determinismo para buscar una doble hermenéutica. Witgenstein. o como Yo que intenta liberarse del “self ” (Nietzsche. 1968. bajo este planteamiento. Suplemento N° 1. ya sea en el mundo de la vida. el evolucionismo social y el providencialismo.13 nos queda una convicción de que el sistema no puede ser identificado con el mundo de la vida. conforme recomienda Habermas. Searle.14 Que el ser humano es un animal que habla y que cuando nos entendemos con él no encontramos “un universo pre-dado de objetos. La verdad científica ya no puede dictaminar lo que es y lo debería ser. por lo tanto. el movimiento. ética como eje de reflexión que se dirige al Yo. En otras palabras. California: Stranford University Press.17 Pero la gente constituye su ver y comprender al mismo tiempo que construye su identidad como “self ” (Habermas. la necesidad de poner nuevamente sobre el tapete de discusión los derechos del hombre y del ciudadano. que les permita no caer en la dictadura de la razón o en la dictadura de la subjetividad. En referencia al movimiento social. humanidad. apoyan la constitución del mundo social.104 El sujeto. A nivel del yo. Si la razón no es aceptada como la verdad. No se trataría en este momento de construir únicamente la verdad. la identidad. Giddens). igualdad. cómo la acción es constituida estructuralmente”. las ciencias sociales sostienen que el mundo humano es un mundo dual de racionalidad y subjetividad. J. Madrid: Ediciones Temas de Hoy. p. A. es posible indicar que el inmenso peso adjudicado a la verdad científica por parte de la Filosofía de la Conciencia y la Filosofía de la Historia. para obtençao do título de Mestre em Saúde Comunitaria. En: Nuevos paradigmas. Tiene que oír al 13. las mismas que aparecen en un primer momento como verdades preteóricas que se hallan profundamente atadas a las eticidades y veracidades propias de la interacción de las comunidades en el mundo de la vida. mientras que la moral de la intención hace presencia con la moral del deber. Salvador. Haberman. 14. 1994. A Filosofía radical. Giddens. Gadamer) tienen una importancia central. según sostiene Giddens. Touraine. A. A Contemporary Critique of Historical Materialism. “Visión y conocimiento: disfunciones de segundo orden”. Sources of the Self: The Making of Modern Identy. Para Charles Taylor. conforme propone Touraine. Archivos de Biología y Medicina Experimentales. fuera de la constitución de su yo en el recuerdo de su cultura. J. donde la felicidad y la libertad no pueden quedar al margen de la propia realización del ser humano. ya que según Maturana. del reconocimiento del otro y de la lucha contra la dominación y por la equidad. donde el ver (Foucault) y la palabra (Austin. Von Foerster Heinz. Buenos Aires: Paidós. como requisito parcial. felicidad y vida humana) que constituirían guías o visiones que iluminan el futuro. es la condición primera de la justicia y. 1995. la moral moderna debe sintetizarse en el respeto de los derechos del hombre. New Rules of Sociologica. sino rescatar “valores verdaderos” como propone Agnes Heller. Op. Pasos hacia una ecología de la mente. H. Cohe.. la ética del grupo se hace presente en la apropiación de los “valores y de las orientaciones culturales de una sociedad que se opone a la acción de un adversario al que le unen relaciones de poder… que se expresan en cuanto mercancía. conforme sustenta Habermas. Contribuiçao a comprensao e crítica de epidemiología social. es la construcción de la democracia. 1989. reactivando. sin embargo. 1994. O verdades epistémicas emitidas por actores siempre calificados que estructuran su mundo social y que pueden ser interpretadas por el investigador en “mutuo conocimiento” con los actores. la teoría del conocimiento a la teoría de la acción (Gadamer.21 El principio ético más amplio. Crítica a la modernidad. 1992. USA: Cambridge University Press. 1993. la ética de la convicción reaparece para hacer juicio junto con la ética de la responsabilidad. la pendencia humana ante la ciencia a una creación de la realidad por acción del ser humano. Bateson. personalidad. 19. Freud. ha dado paso a un tipo de verdad que primero reconoce la necesidad de una aproximación ética al sujeto en cuanto productor de su mundo subjetivo y de su relación con el mundo social. 21. ámbito en el que podría desarrollarse una eterna lucha por la conquista de lo subjetivo y lo objetivo. sino que primero tiene que interpretar al actor en su pensamiento y en su práctica. Mencionado por De Mello Filho. Teoría de la acción comunicativa. 1-30. cultura y subjetividad. Mead). A. O verdades intersubjetivas que se construirán a través de la acción comunicativa con miras al entendimiento. 105 . 16.15 En resumen. debe aprender a mirar cómo ve la gente y tiene que interpretar la forma cómo la gente comprende. Ch. Heller. 23. sujeto. I. Garfinkel. Giddens). D. empresa o Estado”. En: Social Theory Today.22 mientras que Rawis abre la posibilidad de considerar la equidad en cuanto libertad del ser humano y justicia social. que luego pueden ganar mayor objetividad con el apoyo de la ciencia. S. 1994. Claredon: Oxford University Press. 1972. A Theory of Justice. pero al mismo tiempo hace relación al rescate de la razón en cuanto apoyo de su propia liberación. o en la lucha por la constitución del Yo. Maturana. Touraine). en cambio. sino con uno que está constituido y constituyéndose por la acción de sujetos” y que. o en la estructuración de la sociedad. el principio fundamental de moralidad se transforma en libertad y creatividad. que estructuran nuestra subjetividad y. G. a su vez. requerimos una doble hermenéutica para descubrir cómo la “estructura es constituida a través de la acción… y recíprocamente. 22. la noción de vida completa y autónoma y el sentido de dignidad de cada uno en la vida pública. conforme sustenta Habermas. a nivel del reconocimiento del otro como sujeto dueño de sus expresiones amorosas y erotismo. una visión dual. la ética y la salud Hemos perdido la confianza en la teleología. Giddens. al movimiento y a la construcción de la democracia (Touraine). al otro. por lo tanto. En esta forma. 1994. Rawls. la razón y la economía. de la liberación de sus obligaciones y papeles impuestos socialmente. el peso de la epistemología va cediendo paso a la ontología18 y a una nueva metafísica (Heidegger. y Frenk. entonces la razón que se transforma en moral propuesta por la modernidad y por el historicismo deja de tener el peso que anteriormente la concedíamos y da paso a la A pesar de que los diferentes autores mencionados no coinciden íntegramente en su aproximación. Disertaçao apresentada ao Programa de Posgraduçao da Universidade Federal de Bahía. en esta forma. Uribe. 20. mientras que otras verdades son construidas por los propios sujetos o actores.

explicación de los fenómenos. para dialogar con la naturaleza y extraer su riqueza y para conjuntamente forjar versiones de unidad que nos permita proyectarnos en el mañana. 1966. Concomitantemente.28 la vida y la salud como realidad cultural. Pasos hacia una ecología de la mente. La noción del sujeto. es fundamental comprender que éstos tratan sujetos enfermos. al mismo tiempo. en un ser social. cit.33 pero el encargo más difícil relacionado con el tema se refiere al hacer humano. Brasilia: Editora UNB. Es urgente forjar un diálogo ético con la naturaleza para no terminar de derrotarla. 107 . las mismas que tienen que ser penadas en torno a la vida y no únicamente en relación a la racionalidad y a la ciencia. La vida como lucha contra los fragmentos estallados de la modernidad. La enfermedad ha estado profundamente relacionada con la ciencia. O Mercado Humano: Estudio Bioético da compra e venda de partes do corpo. Los lugares creados por la libertad. su yo también le permite construirse a través del lenguaje. donde el primado de la razón científicotecnológica debe dialogar con la estética. sean éstos. “Estar sano no es solamente ser normal en una situación dada. su factibilidad de intercambio y ganancia. Pero al mismo tiempo que se constituye como un sí-mismo biológico. Op. Domínguez. nuestra reflexión sobre la ética. pero en ningún momento las ideas de enfermedad y muerte dominan nuestras vidas sino cuando ya no podemos “normalizar nuestro ser”.. Morin.24 El Estado también privilegió. sin olvidar los inmensos desarrollos científicos y tecnológicos alrededor de una enfermedad. La clínica se construyó alrededor de la mirada sobre el cuerpo biológico enfermo. 26. así forjamos todos los días e infinitamente realidades públicas y creamos nociones de centralidad o Estado. tanto en el ámbito biológico como en su individualidad y sociabilidad. cit. Ideología y Racionalidade nas Ciencias da Vida. Canguilhem. “Ante la perspectiva del avance del mercado ilegal de órganos humanos … es preferible confiar más en el progreso cultural y moral que en las normas jurídicas”. 27. Nos unimos con los otros para vencer nuestras propias debilidades. la ética y la salud ampliación del horizonte de visibilidad. Pero el ambiente de la salud va más allá de los servicios. Mera. Granda. tenemos miedo a enfermarnos. la enfermedad no constituye sino un accidente. mercado y Estado que en ocasiones la desconocen en nombre del poder o del dinero. Foucault. Op.31 La ética tiene una palabra fuerte y comprometida.. G. amar. mientras que el mercado en la misma. De esta forma. como dice Edgar Morin25 en su auto-eco-organización. México: Siglo XXI. Berlinguer. La vida como el sí-mismo biológico humano y no humano que constantemente se depreda. La iatrogenia. desarrollo tecnológico y elemento de nuevo diálogo con la naturaleza y con la sociedad. sino también ser normativo en esa situación y en otras situaciones eventuales. 1996. G. pero con mayor énfasis en aquellos países donde las diferencias culturales internas son grandes. Ibídem. T. con las prácticas tradicionales de comportamiento y con aquellas que hagan relación a su cosmología. Bateson. cit. como bien lo expuso Saúl Franco en el VI Congreso Latinoamericano de Medicina Social. el exceso tecnológico. cubrir nuestro cuerpo. La ética y la dignidad humana ante la muerte. en un sí-mismo que había múltiples lenguajes articulados por su yo. G. la ética construye ciudadanos de nuevo tipo. la posibilidad de tolerar infracciones a la norma habitual e instituir nuevas normas en situaciones nuevas”. Buscamos diariamente alimentarnos. El simbolismo propio de las comunidades alrededor del saber y accionar en la salud y la enfermedad reclaman un puesto de importancia en todo lugar. C. E. Quito: Fundación Ciudad. el otro. 32.30 Hasta aquí. E. M.26 En esa medida. En el ámbito específico de los servicios de salud. el retorno a la vida y a la salud. 33. Un ser-así. 31. Bateson. en relación a la vida.. máquina y una computadora. Con esto no queremos dejar de lado la enfermedad y la muerte. defender lo que es nuestro. Pasos hacia la ecología de la mente. p. la constitución de ambientes aptos para el ser humano entero reclama también la atención del ciudadano. empresa. En otras palabras. el Ello. pero al mismo tiempo requiere la razón para su propia constitución. en cambio. la vida como humanidad de un Yo que tiene derecho a establecer un lugar en el mundo. la prolongación de la vida de seres que ya no pueden establecer su autonomía o definir su autodependencia constituyen aspectos de singular importancia y que se encuentran en el tapete de discusión.106 El sujeto. una modernidad estallada y una naturaleza resentida. 1195. su accionar alrededor de la enfermedad. Rojas. Orellana. la constitución del ciudadano reclama la vuelta del sujeto —que fue expulsado por el siglo de las luces y el historicismo y que no pudo ser barrido por Foucault y por el posmodernismo—. El cólera en Guayaquil. uno de los cometidos éticos más importantes en el campo específico de la salud radica en el retorno a una filosofía y a una práctica que entregue mayor importancia y peso a la salud y a la vida. que se produce en el cotidiano vivir de la gente. nosotros. 28. También sufrimos. como policía médica primero y en cuanto política social más tarde. Por el principio de inclusión. con la ética. Como dicen Berlinguer y Garrafa. 1994. 29. P. se constituye. V. Edicoes 70. Lo característico de la salud es la posibilidad de superar la norma que define momentáneamente lo normal. El retorno del sujeto entraña comenzar comprendiendo al ser humano en su sí-mismo bio- La salud y la vida lógico para interpretarlo. la acción y por su principio de exclusión como ser humano individual y ratificar su yo. proyectarnos más allá de nuestros límites corporales a través de la procreación de nuevos vástagos. Nuestro espíritu guerrero y racionalista está derrotando a la naturaleza32 y ha logrado globalizar el mundo produciéndonos una visión caleidoscópica y centrada en el cálculo de utilidad. G. F.29 El retorno del sujeto significa. con la cultura propia del paciente. donde existen sujetos desgarrados. El ambiente natural fue explicado por las ciencias pero parece que no llegó a comprenderla. la salud y los ciudadanos nos lleva a ratificar la necesidad de establecer nuevas formas de ver lo antiguo o a rehabilitar viejas formas de ver lo nuevo que fueron dejadas de lado por la modernidad. La ética en las prácticas de la salud como posibilidad de construcción de ciudadanía Posiblemente. En nuestro accionar cotidiano producimos y consumimos vida. La vida como el deber cultural y moral de reconocer al otro como sujeto vivo y libre y nunca supeditado al mercado de cuerpos y órganos. recrear nuestra mente y espíritu. 1996. su criterio moviliza a actores comprometidos con ella.27 24. Buscamos expandir nuestro sentido a través de la tecnología y constantemente queremos aprender. En estos momentos existe gran urgencia en comprender y defender la vida. Op. El nacimiento de la clínica: una arqueología de la mirada médica. 25. ética y veraz. 30. el Estado y el mercado. Lisboa. Cuenca: Universidad del Azuay. y Garrafa. lo cual posibilita tratar al ser humano como un ser.

“Salud pública: hacia la ampliación de la razón”. Pero aquí tenemos que hacernos algunas preguntas ¿es posible la convivencia del interés por la salud en un mundo centrado científica. La ética constituye el eje permanente del empeño puesto por la democracia que busca que la objetividad estructurada en cuanto sociedad gane subjetividad expresada como libertad y felicidad. En: La medicina al final del milenio.36 hemos reflexionado sobre el mundo del 34. eticidades y veracidades”. la ética y la salud Si partimos del planteamiento anterior. al mismo tiempo. en el que insistíamos que el retorno del sujeto entraña. el reconocimiento al otro como sujeto y la forja de movimientos sociales que oponen la dominación y fortalecen instituciones capaces de mirar hacia el sujeto y hacia la razón. Quito: Organización Panamericana de la Salud. la propuesta de volver al análisis del yo y del “self ” recomendado por Touraine. económica y políticamente sobre la enfermedad? ¿Podemos volver a un nuevo diálogo con la naturaleza en un momento en que se predica la conquista y la subyugación de la misma? ¿Es viable volver al sujeto ante la preeminencia del objeto? ¿Es factible volver al yo y al nosotros cuando estamos tan dominados por una identidad que nos divide entre el interés privado y el dinero y la obediencia a la norma que nos reproduce como reproductores del statu quo? La tentación más grande es lanzar nuestro pensamiento hacia el futuro y unirnos con la Filosofía de la Historia para ofrecer nirvanas que serían alcanzados con la guía de prometeos que supuestamente conocen las leyes racionales de la historia. entre subjetividad y objetividad. Especial importancia hemos adjudicado a las recomendaciones de Habermas con relación a la constitución de verdades preteóricas. con el fin de lograr una democracia que como dice Touraine “no se define por el consenso ni por la participación. 109 .108 El sujeto. un ser-así. Por otro lado. simbolismo mítico andino tan importante para la constitución de las verdades preteóricas y para las acciones en salud. posiblemente constituye una alternativa importante a ser discutida en nuestro empeño de pasar de una democracia de participación a una democracia de solidaridad y liberación. La noción de democracia fundamentada en un sujeto que como actor constituye su personalidad libre afirmada en su experiencia asu- La salud y la vida mida y reinterpretada a partir del recuerdo de su cultura particular. la ética tiene un papel fundamental en su empeño por buscar la síntesis. pero. a partir de Nietzsche y Freud. sino por el respeto a las libertades y a la diversidad”. siempre inestable. nos ha llevado a trabajar con Giddens. entre mundo de la vida y sistema. 1995.35 Más tarde. cit. Rojas. Extraña paradoja. también necesitamos volver al yo. 35. una historia que desmiente a sus hijos. Recursos humanos en salud: de actores a sujetos. quien ofrece elementos para integrar planteamientos de la teoría cultural dentro de una visión más amplia de la praxis. volver a las enseñanzas de Mario Testa. sino traer la historia al aquí y ahora. no únicamente como un sí-mismo dominado por la razón. A. 1995. conforme nos recomienda Benjamin y tratar de encontrar una noción que nos ayude a navegar en este mar sin muchas brújulas. encontrar la posibilidad de realizarnos como parte de un sujeto universal en el mañana. Bacilio de Ancira. en su mundo de la vida. al mismo tiempo que le relaciona con su cultura y le protege contra la dominación. la sociedad y el Estado. a la cultura y al ambiente. el pensar sobre la salud. libre que también pertenece a las colectividades. podría apoyar una comprensión del saber preteórico y su interrelación con el conocimiento científico intermediado por el requerimiento de la liberación del yo y del nosotros en el intento por constituirnos en sujetos. de esta antimonia existente entre individuo y sociedad. impide tomar los recursos de la modernidad y de la razón instrumental para constituir y ejercer con mayor eficacia la defensa de su yo y de su comunidad ante el avance caleidoscópico de la globalización.34 En esta forma la noción de la ciudadanía tiene que ampliarse para que pueda ser vista. en otras palabras. La necesidad de mirar con mayor fuerza hacia las prácticas y constitución de poderes en las propias colectividades. Canguilhem. E. El plano específico de la salud entraña comprender la forma cómo el individuo y los grupos constituyen su saber y conocimiento en salud a partir de sus experiencias individuales y particulares. los filósofos de la historia. Avicena. ¿Qué es la democracia? Op. Guadalajara: Universidad de Guadalajara-Alames. No tenemos otra posibilidad. al nosotros. Granda. En el campo de la democracia. en alguna medida. a partir de las propuestas de Rojas. por otro lado. sino como un individuo. 36. El mito ancla al individuo en una matriz premoderna y le transforma en un sí-mismo (self) comunitario que. Touraine. C. le dificulta muchas veces ver que no puede ver más allá de su práctica y su lenguaje y. pero ésta parece ser una ideología muchas veces desmentida por la propia historia.

lugares del retorno al absoluto y también construyó caminos místicos. el Siglo de las Luces constituye un lapso en el que la capacidad predictiva oficialmente entregada a los exégetas de la revelación divina pasa a ser ejercida por los científicos. mágicos o “científicos” para alcanzarlo. Esta situación conflictiva fue calificada por * Ponencia presentada en el Foro “Modelos de Desarrollo. siempre el ser humano ha intentado conocer el futuro y siempre se ha preocupado por asegurar el mañana ante las contingencias de su existencia. dueños de la razón. comprendiendo difícilmente el hoy y defendiendo algunos resquicios de supuesta humanidad y coherencia. Además. en Santa Fe de Bogotá. parece que sería posible derribar las puertas del nuevo siglo y visualizar el comportamiento de la salud pública en el futuro. producen grandes “desórdenes” al interior de las disciplinas aplicativas como la salud pública. sociales y culturales dentro de las que me había acostumbrado vivir. políticas. 2. Espacio Urbano y Salud”. no se alcanza a entender cómo se reconfiguran sus potencialidades y limitaciones prácticas y cómo cambian las nuevas demandas que se generan desde el Estado y la sociedad. lo cual no constituye una tarea fácil de llevarla a cabo. saberes. Los cambios que actualmente ocurren en el mundo son sumamente violentos. En esa medida. capaces de leer los eventos. sociales. El presente trabajo es parte de las reflexiones desarrolladas junto con los compañeros de la Representación de la Organización Panamericana de la Salud y muy especialmente con Gloria Maira. En efecto. Acompañados de esta extraña capacidad predictiva que heredamos de Descartes y sus innumerables seguidores. tecnológicas. por eso creó espacios llamados cielos. El hecho de encontrarnos ante las puertas del siglo XXI constituye para nosotros una cuestión muy especial. políticas. descifrar sus causas y recordar el mañana. La salud pública es una práctica social/disciplina/acción estatal joven que intenta interpretar y actuar sobre los públicos o colectivos humanos con miras a promover su salud. Pensamos que esas puertas podrían ser abiertas para visualizar el devenir de nuestras vidas en los próximos cien años y en el milenio que viene. es parte del trabajo y constante debate en el seno de la Maestría de Salud Pública de la Universidad Nacional de Loja y muy especialmente con Max González. nirvanas. razón por la que es muy difícil visualizar sus nuevos límites y características disciplinarias. globales. las transformaciones conceptuales. Mucho de mi tiempo se consume en el intento por sobrevivir. la Secretaría Distrital de Salud y la Organización Panamericana de la Salud. pero aquella propuesta no es tan viable para el que les habla por algunas razones: 1. prevenir las enfermedades y apoyar el tratamiento y rehabilitación de sus enfermedades haciendo uso de los conocimientos. Este deseo no es raro. Julio Suárez y Miguel Malo. 111 .La salud y la vida Artículo 8 Salud pública e identidad* L os organizadores de este evento me solicitaron abordara el tema “Salud pública en el siglo XXI”. auspiciado por la Alcaldía Mayor de Santa Fe de Bogotá. En la Maestría de Salud Pública de la Universidad de Maracay se discutió alrededor de identidad marginal (el mundo subterráneo) con José Mendoza y María Vale. culturales que actualmente ocurren en el mundo. 29 y 30 de abril de 1999. prácticas y tecnologías disponibles. y desordenan rápidamente las relaciones económicas.

desde un inicio. pero también cargada de esperanzas de curación. en el pensamiento médico. la magia de la medicina depende. Ante la supuesta indefinición de esta disciplina práctica y dependiente. una existencia discursiva sino en la apertura de su propia supresión: de la experiencia de la sinrazón han nacido todas las psicologías y la posibilidad misma de la psicología. Por otro lado. a inicios de la década de los noventa.. La clínica actúa aquí y ahora sobre la “máquina corporal” enferma. social. De esta manera. es decir. Aquello no ocurre con otras ramas del saber y prácticas dominantes que se ligan con la producción de bienes materiales. R.: 255-269. Medicina basada en evidencias. es posible prever que la ciencia de la computación avanzará y se introducirá en todos los resquicios de la vida social. Foucault.2 en esa medida. la salud pública podría “salirse” del cuerpo humano y encontrar las causas en los animales. mientras que en este momento es posible hablar de las “evidencias” sobre el ser.4 1. sino en las limitadas capacidades personales de quien intenta hablar sobre el comportamiento de esta disciplina en el futuro. algunas metáforas ayudan a transparentar lo que ocurre. Ubicada la “enfermología pública” en el espacio y el tiempo del riesgo. se mueve en una temporalidad distinta. es bastante difícil predecir su comportamiento futuro. Tan es así que desde algunos sectores se interpreta más bien que en los actuales momentos se encuentran más claros los límites y cometidos de la salud pública. ha dependido del logro de su positividad a través de su engarce con la enfermedad y la muerte. 1966. Ocurre lo de siempre. Interesante historia del pensar positivista: Bichat buscaba a principios del siglo XIX las “evidencias” que llevarían a confirmar “en singular coloquio” con el ser humano individualizado su nuevo método de curación. en muchas ocasiones. cosas y otras personas que pueden causar riesgos de enfermar y morir. p. por ejemplo. los espacios donde se mueven animales. interpretar las transformaciones que actualmente ocurre en los campos económico. entonces. debemos aceptar que visualizamos variadas realidades. 113 . no se ha tomado en el interior de su lenguaje y no se ha dado en él y por él.112 Salud pública e identidad la Organización Panamericana de la Salud. El “éxito” de la medicina clínica que. Un segundo hecho que debemos destacar como parte de este “trampolín” filosófico es que la “enfermología pública” al constituirse como un “discurso científico”. definido y legalizado por la medicina. Luego dice lo siguiente: “Es que el hombre occidental no ha podido constituirse a sus propios ojos como objeto de ciencia. que mirar al individuo desde un momento anterior al que se constituye en paciente. El salubrista tiene. pero con realidades constituidas por posibles relaciones con animales. H. neutralizados o abolidos. político y cultural. con lo cual se ha logrado producir “máquinas corporales” menos enfermas y que tardan más en morir. 1999. Foucault. analizar en forma rápida algunas de las “metáforas” que se han hecho presentes en el pensamiento y la práctica de la salud pública en América Latina. sin lugar a dudas ha sido bastante notorio. En esa medida. Foucault se refiere a la anatomía patológica cuando habla de que la “muerte es el a priori concreto de la experiencia médica”. Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud. sus métodos y técnicas alrededor de la enfermedad y la muerte. la salud pública se ubica por “fuera” y en un antes de que el sumatorio de “máquinas corporales” enfermen. y luego tratar de comprender las posibles demandas que se generan alrededor de esta disciplina. Biol. pero siempre relacionado y supeditado al espacio sagrado de la máquina corporal. 3. Med. cosas y otros individuos capaces de producir enfermedades son mirados a través del prisma de la clínica y no solo con sus mismos lentes sino. ha nacido una medicina que se da como ciencia del individuo”. La salud pública ocupa. órganos y sistemas han posibilitado la conformación igualmente paulatina y creciente de “evidencias” que constituyen la base de la medicina científica y ahora también permiten recomendar la forja de una “medicina basada en evidencias”5. Por ello. como la “crisis de la salud pública”1. en cambio. 1993.. En resumen. la salud pública pasa a trabajar con ideas sobre potenciales pacientes. La salud pública no debía encargarse del tratamiento del cuerpo enfermo que correspondía a la medicina clínica. El problema puede no radicar en las características contextuales generales. su saber. de la integración de la muerte. Ante el “éxito” de la medicina clínica sobre la enfermedad individual. ella cumpliría su práctica fundamental: prevenir 5. La crisis de la salud pública. 2. económica. también se consideró a principios de este boyante siglo XX. Maturana. al margen de lo específicamente humano en una ciencia que pretende ser humana. en el Nacimiento de la Clínica. en mucho. un espacio distinto de aquel que es ocupado y dominado por la clínica. ni en las características propias de la salud pública. sino que se responsabilizaría de las “causas” que se encuentran por “fuera” de la “máquina corporal”. 1983. parece que los seres humanos no tenemos la capacidad de mirar la realidad con nuestros ojos. tiene que observar el riesgo que el individuo sano se transforme en un enfermo o muera. en este momento en que se ha fortalecido la tecnología digital y también se ha consolidado el “capitalismo informatizado” a escala mundial. que era posible construir una “enfermología social” llamada salud pública. supuestamente capaz de dar cuenta de la enfermedad colectiva o pública. 276. política y cultural de los grupos humanos hegemónicos que se encuentran conectados a la red internacional. vegetales. como sumatorio de enfermedades personales o particulares. La enfermología pública La medicina clínica constituyó su mirada. tejidos. México: Siglo XXI. es cuando la enfermedad ha podido desprenderse de la contranatura y tomar cuerpo en el cuerpo vivo de los individuos”. cosas y relaciones entre individuos que podrían causar las enfermedades. el descubrimiento paulatino de las causas que producen desequilibrios en el buen funcionamiento de las partes de la “máquina corporal”: células. del abordaje fundamental al paciente en el momento presente. Washington: OPS. Hidalgo. 4. Per Capiere. Arch. El nacimiento de la clínica. mientras que otras oscurecen la realidad. Exp. momento en el que se expresa la vida humana llena de dolor y angustia coaguladas como enfermedad. En otras palabras. En otras palabras. M. 3. afirma lo siguiente: “Cuando la muerte se ha convertido en el a priori concreto de la experiencia médica3. con los mismos métodos y técnicas positivas. sino que a través de ellos únicamente logramos reproducir la realidad construida biológica y culturalmente. una buena parte de los problemas de la “máquina corporal” ligados con desarreglos de su estructura y función por “causas” externas e internas han podido ser explicados. Quito: PUCE. plantas. La salud y la vida A partir de las disquisiciones anteriores permítanme recordar algunos rasgos de la constitución de la salud pública como disciplina positiva.

virus. y en el campo de la salud. explicar los riesgos. al hombre con el mundo y borrar cualquier dualismo: el ser humano es natural y está supeditado a las leyes naturales. que luego sería el paradigma de la verdad en educación e investigación en este campo. ese espacio será ocupado por el médico. Esta metáfora del “Estado mago y exorcista sobre el riesgo y la enfermedad públicos” es plenamente coherente con la concepción social dominante durante el siglo anterior y a inicios de la presente centuria. Touraine. a través del cual organizaríamos un centro o Estado soberano. La salud pública. bajo esta última perspectiva. la malaria y otras enfermedades infecciosas al proceso de expansión de la industria agrícola y la limpieza de los puertos necesarios para el intercambio comercial. sobre todo en estos últimos decenios donde los problemas de enfermedad y muerte han golpeado las conciencias de todos los convencidos de que la salud llegaría para todos. puede avanzar y cosechar algunos éxitos en su labor en América durante los primeros setenta años de este siglo. Esta idea bendice la total subordinación del individuo a la sociedad y de la sociedad a la modernización y al poder del Estado. prevenir las enfermedades colectivas y 6. 115 . a través del discurso moderno y racional. se pudo solucionar el conflicto entre la racionalización y la subjetivación existente en el mundo dualista cristiano y cartesiano que había acompañado nuestra reflexión durante los siglos anteriores. Ibídem. Tanto las críticas como las propuestas de avance han surgido desde distintas “metáforas” que 7.10 El ciudadano se identifica como actor revolucionario con una misión histórica y se somete al poder absoluto de una élite política que proclama su legiti- midad en nombre de un supuesto conocimiento de las leyes de la historia. la administración. de esta manera. “Sujeto. Sin embargo. Madrid: Ediciones Temas de Hoy. Ibídem. Las acciones humanas. la enfermedad de la persona sería “exorcizada” y su muerte. insectos. al constituirse como disciplina científica. centrar su preocupación alrededor de la enfermedad y la muerte. el mercado y el interés nacional compatible con el interés y la libertad personal. Disease and Discovery. 9.6 La Higiene Fisiológica abordaba la enseñanza de la nutrición. movilizan elementos que pueden transformarse en riesgo. 448. A History of the Johns Hopkins School of Higiene and Public Health. desde otros sectores han aparecido fuertes críticas ante sus limitaciones y fracasos. Fee. son riesgosas cuando contravienen la “verdad” científica positiva o irrespetan las normas estatuidas: las palabras enfermedad-muerte. b) El método positivista como base explicativa de la “verdad” sobre el riesgo. etc. 1987. mientras que en el Departamento de Higiene Fisiológica dirigía sus baterías hacia las acciones humanas de naturaleza riesgosa o que en su defecto. E. El hombre es ante todo un ciudadano”. A. fundamentalmente por descuento de enfermedad. la sociedad en el Estado”. Correspondencia de una cultura científica. Welch y Howel organizaron la Escuela de Salud Pública de esa Universidad. 1916-1939. organizar los servicios para la curación de personas. la libertad en la necesidad histórica. Flexner. También hemos creído que la razón posibilitaría establecer un contrato. sean éstos bacterias. c) La aceptación del poder del Estado como fuerza privilegiada para asegurar la prevención. La salud y la vida Ahora bien. De esta manera. políticos y culturales. p. Pero para la salud pública. Granda. “La razón se encarna en la sociedad moderna y la conducta normal es la que contribuye al buen funcionamiento de la sociedad.. sociales. brindar la felicidad a todos. p.114 Salud pública e identidad las acciones de posibles entes patógenos. a través del control de la fiebre amarilla. la tecnología y la administración. 1993. las reglas del buen vivir. distribuir igualitariamente la riqueza producida. el problema es más complejo y debe contestar la pregunta ¿Dónde se encuentra el pensamiento y bisturí públicos para explicar el riesgo y prevenir o exorcizar la enfermedad y muerte públicas? La salud pública los ubica en la tecnología positivista manejada por el Estado. recordemos que la salud pública adquiere carta de naturalización científica en este continente en la Universidad Johns Hopkins (morada del Dr. protozoos y parásitos”. Esta Escuela tenía a su nacimiento dos departamentos: Higiene Fisiológica e Higiene Patológica. En: Salud pública. Por último. han fundamentado su importancia y capacidad de crecimiento. ya que cuando éstos “anidan” en el cuerpo de la persona y la enferman. construir el bien común. trabajar para factibilizar la producción de riqueza mejorada en su eficiencia por la ciencia. El ciudadano debía tomar como eje de su preocupación y acción la utilidad social. padre del modelo médico de formación centrada en la investigación biomédica de cuidado hospitalario) quien. la salud pública organiza su base de sustento sobre un trípode constituido por: a) El presupuesto filosófico-teórico de la enfermedad y la muerte como punto de partida para la comprensión de la salud. 8. Recordemos que hemos vivido dos siglos con la idea que la razón (instrumental) y el Estado nos entregarían la solución a todos nuestros problemas económicos. junto con los Dr. La Higiene Patológica estaba dirigida a la “cacería de agentes patológicos de las enfermedades. el historicismo del siglo XIX termina “absorbiendo al sujeto en la razón. la medicina clínica tiene como fin fundamental curar. así también la salud pública transforma al Estado en el mago que explica el riesgo y lo previene. 10. Si reflexionamos sobre la organización de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Johns Hopkins encontramos que el Departamento de Higiene Patológica se preocupaba por aquellos elementos animados que podrían ser elementos de riesgo. evitada a través de la intervención sabia del pensamiento y bisturí manejados por la mirada y la mano del médico. recordemos el gran apoyo prestado por esta disciplina. esto es. el avance en la explicación de muchos trastornos crónico-degenerativos. y en esa medida acepta. la epidemiología y la ingeniería sanitaria. Otros éxitos como la erradicación de la viruela. E. así fundamentada. asegurar la libertad de los individuos. verdad científica positiva y norma.7 Recordemos que con esta idea en mente (como habíamos indicado en otro trabajo8). instituir la ley. Al igual que la medicina transforma al médico en el mago que explica la enfermedad y que al mismo tiempo la cura. son las que guían hasta ahora el pensamiento y el accionar de la “enfermología pública”. ética y salud”. Baltimore: The Jonhs Hopkins University Press. Quito: septiembre de 1997. Es también coherente con las utopías reinantes en ese momento. de una sociedad ordenada y de individuos libres comandados por la razón. Experiencias y reflexiones N° 3. donde los médicos aplicarían su bisturí y su conocimiento. Sin lugar a dudas. 110. Al respecto.9 De lo que se trata es de unir. el mismo que fundamentado en el conocimiento científico podría acumular todo el poder necesario para comandar la producción de bienes materiales y espirituales. posibilitar la centralización y concentración del poder en el Estado y en la ley y. Crítica a la modernidad.

un argumento para obligar. no pueden producir sus propias nor- 11. California: Sage Publications. producen sus propias normas y estructuras de autoproducción. la fuerza o poder fundamental para alcanzarla se encuentra en las poblaciones mismas y en su vida. Executive Edition. Habermas y muchos otros elaboran propuestas epistemológicas y ontológicas distintas que ofrecen alternativas interesantes para tratar esta problemática. que supuestamente se rendirán ante la presencia “civilizadora” de la razón y la moral. mientras que la ciencia positiva La salud y la vida ofrece explicar los riesgos de enfermar colectivamente y el Estado propone tomar a cargo la prevención de la enfermedad. Maestría de Salud Pública de la UNL.14 “Estar sano no es solamente ser normal en una situación dada. Lisboa: Edicoes 70. Morgan. mientras que todos los seres vivos son autopoiéticos. Canguilhem. las colectividades. pero no aportan mayormente en la interpretación de la vida y la salud y en su construcción y fortalecimiento. no importa desde un auténtico utilitarismo que tanto la medicina clínica como la “enfermología pública” surjan y fundamenten su pensamiento y práctica sobre los ejes de la enfermedad y la muerte. el aprendizaje y la acción de cambio. 1997-1999. Claro que ocurren algunas limitaciones que desde la metáfora del “poder por la vida” son denunciadas: En la medicina clínica el saber del paciente no hace parte del conocimiento científico acumulado (la evidencia) ni su libre voluntad juega en la curación.15 Estas críticas alrededor de la “enfermología pública” evidencian algunos peligros: • No es conveniente que se intente intervenir sobre la vida y la salud al margen de las mismas: “La salud se ubica en el punto ciego de las ciencias de la salud”. 1997. Así también. lo cual le permitiría ir al encuentro del “poder de la vida”. las prácticas necesarias para la prevención deben ser diseñadas y ejecutadas por el Estado. 1997. Consideramos más bien que la “explicación más adecuada es aquella que posibilita generar (en la práctica) aquello que explica”. no se digan las poblaciones humanas. son inherentemente paradójicas. en su labor igualmente “civilizadora” ayudará a superar y universalizar las prácticas y poderes locales necesariamente irracionales. • La excesiva confianza en el poder del Estado para el logro de la salud. ése es el costo de usar metáforas o imágenes. “salud es una forma de vivir autónoma y solidaria. es barrido como “evidencia”. 1998. ya que “al mismo tiempo que ayudan a ver. en esta forma. en la “enfermología pública”. En esa medida. a los dictámenes del médico representante del conocimiento constituido y del método. • • • El vivir genera la salud y ésta no se da únicamente por descuento de la enfermedad. recordemos las críticas al Esta- 13. explican los riesgos de enfermar y apoyan la normatización y acción preventiva por parte del Estado sobre la “máquina corporal”. habrían sido “suprimidas” o transformadas en objetos con vida. es profundamente contradictorio por las siguientes razones: • No pueden existir objetos conscientes con vida. “el individuo es suprimido”. mientras que sus intervenciones persiguen los fines económicos y políticos primarios. sino también ser normativo en esa situación y en otras situaciones eventuales. podríamos hablar de una corriente que critica el extraño “enamoramiento” de la salud pública por la enfermedad y la muerte y visualiza su potencial avance a través de un giro de ciento ochenta grados. necesariamente. en palabras del Foucault. G. tanto en el ámbito de la comprensión como en su accionar. Heiddeger. la sociedad y el Estado”. es decir. epidemiología y administración en salud. Ideologia y racionalidade nas ciencias da vida. G. Lo característico de la salud es la posibilidad de superar la norma que define momentáneamente lo normal. Maturana. • Las dos disciplinas científicas fundamentales que sustentan la “enfermología pública”. Wiener. conocimientos unilaterales y distorsiones. Al respecto. Loja: Universidad Nacional de Loja. Es lógico suponer que este intento de mirar la salud pública desde las tres “metáforas” limita grandemente su campo y no permite ver otros aspectos que para muchos podrían ser muy importantes. 12. producen. mientras que en las sociedades estatalistas su fin radica en la acumulación y defensa del poder de las clases dirigentes. 117 . Echeverría. Por otro lado. los colectivos tienen que supeditarse al conocimiento sobre el riesgo sustentado por la ciencia epidemiológica y en esa medida no puede jugar ningún papel la cultura local ni las diversidades humanas históricamente constituidas. Foucault. éstos. éstas iluminan ciertos campos y oscurecen otros. se requiere interpretar la vida a través de lógicas recursivas y aproximaciones ontológicas que privilegian al organismo como eje del conocimiento. pero. la posibilidad de tolerar infracciones a la norma habitual e instituir nuevas normas en situaciones nuevas”. McCulloch. en palabras de Foucault. como diría Morgan. mas y estructuras para su autoproducción. son sujetos. • Los objetos siempre son alopoiéticos. Images of Organization. En esta forma. No es posible confiar únicamente en el poder del Estado y en el poder de la ciencia positiva para alcanzar la salud.13 Si en el diario deambular de las poblaciones se produce su salud.12 con lo cual estaríamos proponiendo discutir alrededor de la salud pública posible en este momento de grandes cambios. llevan implícitamente a no ver”11. La objetividad. dependiente y condicionante de las relaciones de poder que se establecen con la naturaleza. • La excesiva confianza y uso de teorías y métodos de conocimiento construidos para explicar e intervenir sobre cuerpos inanimados (físicos). H. 14. Si se considera que la propia vida engendra salud. para esta metáfora.116 Salud pública e identidad han sido construidas enfatizando alguna de las “patas” del mencionado trípode. Maturana. El Estado en las sociedades capitalistas tienen como fin fundamental acumular el capital. Una tercera línea critica la forma de ejercicio del poder y habla acerca de la posibilidad de que la salud pública avance a través de la construcción del “buen poder político”. estamos sustentando que lo que hemos redactado y lo que sigue no es más que una interpretación entre muchas y que no creemos que existe la única interpretación verdadera. La metáfora del “poder de la vida” y la salud pública Por cuanto la razón médica y la tecnología instrumental ofrecen explicar y curar la enfermedad individual. Santiago: Dolmen. Von Glaserfeld. Plan de Estudios. sino que el individuo tiene que supeditarse. en esa medida la salud y la vida son miradas a través de esos cristales. que son diametralmente distintos a los cuerpos animados y sobre todo a los humanos. Varela. Una segunda “metáfora” debate acerca del limitado conocimiento y tecnología que acompaña a la salud pública y recomienda un mayor y más profundo engarce con el “poder del conocimiento”. nos advierte Naomar Almeida Filho. consustancial con la cultura humana. lo cual. 15. Von Foerster. Nietzsche.

aportes filosóficos más relacionados con la vida y la salud como los de Canguilhem. como lo define Giddens. Echeverría. Maturana. una necesidad evolutiva. mientras que para los segundos existe al mismo tiempo la eternidad y la temporalidad. tal como lo contem- 17. para sobrevivir. Tercera edición. Al respecto Humberto Maturana interpreta que el organismo. social. “La salud pública: un sector estatal.16 Elementos positivos que aporta la metáfora del “poder de la vida” La metáfora del “poder de la vida” aporta en múltiples campos: • • Propone y obliga a la salud pública a que reflexione sobre la salud y busque aproximaciones filosóficas alternativas a la dominante. La metáfora del “poder de la vida” recomienda más bien que se piense en la salud como la capacidad de romper las normas impuestas y construir nuevas normas bajo los requerimientos de adaptación al cambiante mundo. acción que la salud pública debería constantemente interpretar y reinterpretar. “que sigue un camino más allá de la gente” y que “es necesario deshacerse de esa idea de una dirección consciente y de un dominio sobre nuestro destino. Piaget. Si la propia vida tiene una capacidad autonormativa o autopoiética. Para los primeros. también es necesario. dan pautas interesantes para posibilitar un enriquecimiento de la salud pública. Lo único que el medio puede hacer es ‘gatillar’ determinadas reacciones definidas por la estructura del ser vivo”. lo fundamental es la variabilidad y su concomitante imposibilidad de establecer planteamientos de estabilidad. R. I. Washington D. Entre o tempo e a eternidade. 1993.19 La metáfora del “poder de la vida” nos ha llevado a interpretar el futuro en forma distinta a la clásicamente estatuida: esta metáfora no acepta la evolución como un hecho necesario. y Varela. tiene que necesariamente aceptar la temporalidad y en esa medida está compelida a entender que los planteamientos requeridos para la superación de la salud no se encuentran únicamente en la construcción de una “ciencia” representativa de toda la supuesta verdad y en un Estado o centro intérprete y legislador de toda normatividad necesaria para lograr la salud. São Paulo. La salud pública. Novena edición. Editora Schwarcz Ltda. por la estructura ya constituida con que se encuentran los seres vivientes cuando aparecen a la vida. Najera. por ejemplo. Lo anterior nos lleva a pensar que el método científico positivista basado en la idea de que la verdad es universal deberá dar paso a una propuesta metodológica que también considere las “verdades” particulares y diversas. En: La crisis de la salud pública. En este punto es importante discutir sobre algunos aspectos: Si se plantea que la vida es lo más importante para entender la salud. El método de la salud pública también tendrá que repensar sobre el tiempo. sino que la acción fundamental radica en la constante e infinita normatividad que elabora el propio organismo viviente en su acoplamiento estructural y consensual. conforme lo sustentan Varela y Maturana. previamente establecido por las leyes existentes dentro de un universo cerrado. procediendo en forma muy diferente a como lo hace el método positivista que acepta la existencia de una supuesta “eternidad” en las leyes y 16. Prigogine. C. requiere acoplarse a sus especiales requerimientos organizativos que establecen su propia identidad. nos lleva a visitar propuestas teóricas y metodológicas diversas de las recomendadas por la epidemiología y la administración en salud tradicionales. 1992.. sino a sus propias determinaciones estructurales.118 Salud pública e identidad do por parte de Ivan Illich en su libro La némesis médica o aquellas que levanta Enrique Nájera en sus trabajos relacionados con la salud pública. ya que la salud ocurriría en la medida en que el organismo social y el cuerpo humano “instituyen nuevas normas”. de prácticas y poderes en los que aprendió la población a ser humana. 18. ciencia aplicada o ideología de lo posible”. esto es. I. Ibídem. 19. donde se encuentran las mayores potencialidades de salud. como Atlan. pero también está determinada por lo “dado”. Stengers. podremos hablar de una normatividad biológica común para la especie. Prigogine. de su especial historia de vida. para la metáfora del “poder de la vida”. también existe un marcado debate entre los que preconizan la metáfora del “poder de la vida” a rajatabla y aquellos que establecen una propuesta más amplia. 119 .: OPS/OMS. así como otros que vienen desde otros ámbitos. La reflexión alrededor de la salud y no solo sobre la enfermedad. tan enmarcadas en la enfermedad y la muerte y en el método positivista. En este campo existe un importante debate entre aquellos que sustentan la metáfora del “poder de la vida” a rajatabla y aquellos que aceptan que la salud está determinada por las formas de vida propias de cada grupo y cada persona. El árbol del conocimiento. En este campo. Maturana. con quienes construye el lenguaje y la cultura. necesariamente. p. cambios que serán siempre repetición de su determinación estructural pero constante variabilidad de su especial relación con el medio en ese momento. 1997. Si la salud es la capacidad de autonormatizar el buen funcionamiento corporal y psíquico. E Stengers. pero también existirá una normatividad cultural propia del mundo epistémico. Al respecto. para lo cual en ocasiones tiene necesidad de cambiar sus relaciones con el medio. El búho de Minerva. entonces el universo siempre es abierto y la evolución es más bien el resultado de una deriva natural. Cosa similar ocurre en su acoplamiento consensual con los otros seres humanos. Santiago: Dolmen. como hemos mencionado. E. Morin. personalidad y respuestas a las demandas del medio ambiente. 1993. H. Von Foerster. “la eternidad como eterno reinicio”. la salud pública deberá cumplir un papel de intérprete de las especiales circunstancias particulares de vida de la población. que se interprete la vida o se ejerza una hermenéu- La salud y la vida tica diferente sobre ella. Si es así.17 En otras palabras. 26-30. Santiago de Chile: Dolmen Ediciones. También existirá una normatividad individual propia de cada persona. Maturana. 20. Castiel. muy centrada en la enfermedad y la muerte. “Todo lo que en los seres vivos ocurre no responde a especificaciones del medio. como nos dice Prigogine18 o la existencia de “multiversos” como realidades construidas por observadores acerca de un universo real existente. H.20 mientras que la sociedad parece ser una “máquina loca”. Maturana establece que el acoplamiento estructural entre el organismo y el medio se da cuando el organismo puede producir cambios que son aceptados por su identidad. como propone Maturana. Von Glasarfeld.

C. González. Descartes propuso: “Pienso. Una de las maneras de promover la salud radicaría en que la población aprenda a manejar los riesgos. sobre el organismo. Ante el peso de las imágenes del “poder por la vida”. todas las predicciones se transforman en previsiones relativizadas por la fuerza de las normas que emergen en el presente por la dinámica de la materia o por la capacidad autopoiética de la vida natural o social. Maturana. Poligrafiados de la UNL. 1999. con lo cual la noción promoción gana una fuerza inusitada. para explicar la forma en que emergen las normas propias de la sociedad. es difícil recomendar que el presente se supedite a una imagen del futuro elaborada con cualquier teleología de tipo cientificista porque. P. complejo y temporal. septiembre de 1997. para las metáforas del “poder de la vida”. En la localidad sería más factible descubrir los rasgos característicos de la vida que se teje como acción interindividual. como la razón comunicativa preconizada por Habermas. La metáfora del “poder del conocimiento” y la salud pública El aporte de la ciencia y la tecnología a la salud pública es por demás conocido por todos. Morin. En: Salud pública: Experiencias y reflexiones N° 4. no solo del tiempo. la ética y la salud”. no existía otra racionalidad que aquella ejercida por el pensar ya que cualquier accionar no pensado era necesariamente irracional. sino como comportamientos autopoiéticos biológica y culturalmente desarrollados por las propias poblaciones. 1999. Distinguishing de Observer. sino como una interpretación de la realidad. su yo también le permite construirse a través del lenguaje. conforme propone Heidegger23 o al “distingo.htm. Rojas. no existía verdad posible ni tampoco se podía accionar sin que el pensamiento presida y preceda la acción. 25. Entrevista. F. las metáforas del “poder de la vida” nos llevan a reconocer y dar importancia a otras racionalidades y en esa empresa. El ser y el tiempo. Heidegger.26 Si la razón instrumental creada por el pensamiento occidental ya no es aceptada como “la verdad”.21 Esto es importante porque cada día aparece con más fuerza la idea de primero mirar el presente para interpretar la vida de los organismos y poblaciones. La imagen del “poder de la vida” propone una interpretación diferente. www. en un ser social. una máquina y una computadora. que entran en conflicto o en acuerdo con aquellas que ya están establecidas en el universo realmente existente: en esa relación los propios organismos y poblaciones generan la potencialidad de cambiar o desintegrarse. a reconocer que la “verdad” científica no es necesariamente buena. No es necesario insistir sobre el mito consistente en que la ciencia solucionará todos los problemas. Si es así. “La noción de sujeto”. con lo cual el carácter “civilizatorio” o mesiánico de la ciencia occidental perdería su puesto para compartir 21. la acción y por su principio de exclusión como ser humano individual y ratificar su yo. se desprende que para encontrar la “verdad” sobre la salud es fundamental volver sobre la identidad. México: Fondo de Cultura Económica. Además. con lo cual nos llevó a creer que más allá del pensamiento. en un sí-mismo que habla múltiples lenguajes articulados por su yo. cultura y subjetividad. Los lugares creados por la libertad.120 Salud pública e identidad plaban los sociólogos clásicos”. la salud pública se constituyó sobre los postulados de la ciencia positivista. la crisis de los mercados en los países asiáticos. luego existo”. Orellana. local. la misma que ha permitido obtener los logros a los que nos hemos referido brevemente. el otro. T. luego existo” como habla Von Glaserfeld24. Op. 28. en su auto-ecoorganización. Como se ha sostenido en páginas anteriores. M. con lo cual se estaría justificando el requerimiento de una reflexión fuerte sobre este tópico. las dicotomías teoría-práctica y sujeto-objeto son cuestionadas y se plantea que “todo conocer es hacer” y “todo hacer es conocer”. sobre el sujeto. también reconocen que el accionar es racional aun antes de que el pensamiento se haga presente. la salud se produce dentro de la propia racionalidad del accionar. la acción vuelve a tomar fuerza y se reconocen otras racionalidades. Giddens. Por el principio de inclusión. etc. A. La salud y la vida La metáfora del “poder por la vida” da un énfasis grande a la acción que había sido dejada de lado por el peso avasallador del “cogito” cartesiano. luego existo” es posterior al “acciono. sino también del espacio.28 Es interesante reconocer que la metáfora del “poder de la vida” propondría compren- der la salud pública desde la vida misma y no como un riesgo que ocurre por fuera y antes que la “máquina corporal” enferme. que nos han acompañado durante estos trescientos últimos años en los que hemos creído que la salud la lograremos por descuento de enfermedad. en cambio. Cuenca: Universidad del Azuay.oikos. Para Morin. E. porque lo que con seguridad hemos aprendido en esta época de increíble desarrollo científico es que no es posible controlar las consecuencias imprevistas: Chernobyl.25 La ampliación de la razón nos lleva. H. La concepción de “espacios saludables” posiblemente tiene como fundamento esta aproximación. En resumen. Von Glaserfeld. Quito. 1994. cit. en esta forma. sino que lo adecuado tiene que siempre ser juzgado por la ética. del organismo o del cuerpo. La expresión “aquí y ahora” considera la noción de lo local como ámbito privilegiado para el pensamiento y la práctica.27 el retorno del sujeto entraña comenzar comprendiendo al ser humano en su sí-mismo biológico para interpretarlo. 27. Educación. 23. Entonces la seguridad del futuro únicamente será posible construirla a través de la acción que se desarrolla aquí y ahora. más que querer dominarlo todo. luego existo”. el ello. lo cual posibilita tratar al ser humano como un ser. Buenos Aires: Paidós. Mera. 26. que es más factible ser descubierta por el accionar humano diverso. por otro lado. 1994. y Varela.org/vonobserv. M. universidad y posmodernidad. El riesgo se internalizaría y se encontraría ubicado en la propia vida del individuo y del grupo. 24. Pero al mismo tiempo que se constituye como un sí-mismo biológico. en todo lugar y en todo tiempo. En: Nuevos paradigmas. nosotros. con lo cual la salud pública se imbricaría con el afán de construcción de la identidad individual y colectiva. saberes y prácticas con las otras culturas. pero no solo como una concepción de promocionar los comportamientos y “estilos de vida” universalmente reconocidos por la epidemiología occidental. Loja. 121 . son muestras importantes. El que escribe también ha realizado un módico aporte en el artículo “El sujeto.. se constituye. El Programa de Bioética de la OPS también ha apoyado grandemente en el tratamiento de este tema. 1997. Los trabajos de Berlinguer y Garrafa sobre ética son de gran importancia. conocimientos.22 con lo cual se reconoce que el “pienso. 22. Si la norma se halla ubicada en la vida misma del organismo y en la dinámica o vida social.

Cybernetics and the art of living. www. 34. W. 15:357-75. Los grandes progresos alcanzados en estas dos últimas décadas en biotecnología no hubieran sido posibles sin la informática. las telecomunicaciones. Quién sabe. mientras que la primera tendrá un papel muy importante en el accionar de la salud pública. Pérez.. p. entre otros factores. 62. Es conveniente anotar que en esta breve presentación será imposible abordar un tópico tan amplio como el cubierto por esta metáfora.. Granda). y aun fundamentalmente alteradas por rearreglo de sus componentes”. 1998. parece que avanzamos hacia una sociedad global impulsada.32 La salud pública tendrá necesariamente que incorporar los avances de esta tecnología informática. P. Definición de Harvey Brooks en “Technology and Ecological crisis”. Ésta fue una de las características fundamentales levantada por la mencionada reflexión sobre la “crisis de la salud pública”: el desfase entre lo que la salud pública puede hacer y lo que verdaderamente hace. donde la interacción de diferentes nodos que se interconectan abren inusitados e infinitos procesos creativos. Norton. Structural change and the assimilation on new technologies in the economic and social systems.33 son las siguientes: • “Tecnologías para actuar sobre la información”. M. el problema fundamental de la metáfora sobre el “poder del conocimiento” radica en la fe ciega en que la ciencia y la tecnología “hard” resolverán todos los problemas existentes en el mundo. del poder del conocimiento y de la tecnología.. política y económica. éstos son la informática y la biogenética. Nosotros. Así la microelectrónica. cit. 1983. sino que las organizaciones e instituciones pueden ser modificadas. and Gorner. Lyon. tal vez de la diabetes o de la hipertensión arterial o tal vez de cualquier enfermedad que seleccionemos.34 • “La convergencia de tecnologías específicas en un sistema altamente integrado”. funciones y dinámica del genoma en mucho de su íntima complejidad. La forma poco gloriosa en que la élite científica y administrativa está manejando los frutos de la terapia genética es vergonzosa.30 29. • La posibilidad de diseminarse rápidamente en todos los campos de la vida social. El poder para hacer depende. 52. 30. Oxford: Blackwell. La segunda tendrá un papel muy grande en el descubrimiento de las causas de enfermedades y en su prevención. 30. Castells. en este caso ético-financiera en el campo del deber hacer y permanece abierto el cuestionamiento sobre la posibilidad de la aplicación real de los adelantos científicos técnicos en las grandes masas poblacionales y. p. en los habitantes de aquellos “agujeros negros” que cada día se forman y crecen en el capitalismo informatizado. • “Lógica de red”. 1995 (Traducción: E. algunos éxitos de resonancia. Ibídem. 33. 1996. J. pero también encontramos países donde las “máquinas corporales” siguen portando enfermedades muy antiguas que les llevan a muertes prevenibles y que no se compadecen con el desarrollo de la ciencia y la tecnología actuales. computación (programas y maquinaria) telecomunicaciones y optoelectrónica”31.. El segundo campo de desarrollo científico verdaderamente impactante en estos veinte años hace referencia a la tecnología informática que incluye el “set convergente de tecnología en microelectrónica. 123 . E. Von Glaserfeld. No como sucede en otras modalidades en que la información sirve para actuar sobre la tecnología. pero vale la pena indicar que posible- La salud y la vida mente dos ámbitos de la ciencia “dura” jugarán un papel clave en el desarrollo de la salud pública. cuyas características. The rise of network society. Este último punto tiene especial importancia y entra en contacto con la metáfora del “poder de la vida” que abordamos en párrafos anteriores. la información constituye su materia prima. New York. espacial e históricamente contingente a un especial manojo de circunstancias cuyas características diseñaron su evolución futura”.122 Salud pública e identidad Por otro lado.. Han pasado escasos cuatro años de la admonición hecha por los dos autores y en este momento ya existe una carrera loca en el ámbito empresarial para lograr a toda costa sustentos legales y financieros para patentar privadamente el genoma humano. con la biotecnología. C. cit. Tecnología como “el uso del conocimiento científico para especificar maneras de hacer cosas en una forma reproducible”. La salud pública se verá beneficiada grandemente por los inmensos avances que se producen en el momento actual en los ámbitos científicos y tecnológicos. No hay duda de que en el momento actual existen países con más “máquinas corporales” menos enfermas y que mueren más tarde. Para la “enfermología pública” se abre. es decir. Altered Fates: Gene Therapy and the Retooling of Human Life. sobre todo. de acuerdo a Carlota Pérez. 31. por el avance de la ciencia y los cambios tecnológicos increíblemente rápidos. 35. M. inmensas potencialidades en el ámbito del poder hacer pero también puede profundizarse la crisis. 32. pero también la microelectrónica se ha alimentado del uso de material biológico y sobre todo la cibernética ha avanzado al analizar la lógica de lo viviente35. la forma más sofisticada de terapia genética para nuestra especie deberá ser dirigida a lograr avanzar sobre nuestra herencia básica y aprender a aplicar este nuevo conocimiento sabia y benignamente”. Emocionalmente. “Los procesos no son solamente reversibles. p. los humanos hemos evolucionado intelectualmente al punto que.. Con relación a la biogenética. puede decirse que la revolución tecnológica de la informática fue cultural. Quizás. “que sin necesariamente rendirse a un relativismo histórico. estaremos en capacidad de entender la composición. relativamente pronto.. la optoelectrónica y las computadoras se combinan en un sistema informático que también entra en clara relación con la biotecnología. con todo el bagaje de cuestiones comportamentales que esto trae. nosotros somos todavía simios. como hemos indicado anteriormente. Futures. • “Flexibilidad”. transcribo una admonición hecha por Jeff Lyon y Peter Gorner: “Nosotros podríamos en unas pocas generaciones librarnos de ciertas enfermedades mentales. en mucho.29 pero lo que verdaderamente se hace en salud pública depende también de otros poderes que han sido tomados en consideración por otras metáforas. Mencionado por Castells. Op. La oferta de la “enfermología pública” de obtener la salud a través del control de la enfermedad ha tenido.org. Castells. sin embargo. W. M.. La lógica de red puede estructurar lo desestructurado manteniendo la flexibilidad. Op. La cuestión importante que debemos mantener en mente es que nuestra decisión dictamina que lo que escojamos hacer sea sabio y correcto.oikos.

así también es posible que en la salud pública puedan introducirse grandes cambios que posibiliten configurar una administración de acciones constructoras de salud y no solamente dinamizar la administración de servicios de atención a la enfermedad con miras a lograr la salud del dólar. Su crítica tiene un fondo ético y humanista ya que objeta que el bienestar social y la salud se conviertan en un medio de la economía y de la ganancia capitalista. incluida la salud.. 14-15. razón por la que la salud pública podrá utilizarla adecuadamente en la medida en que se la ponga al servicio de lo humano. La reforma contra la salud y la seguridad social. “resulta pertinente hacer notar que estas corrientes de pensamiento no han cuestionado los derechos sociales y las obligaciones públicas o estatales que de ellos se desprenden. 37.. 1997. tampoco radica en las limitaciones científicas. mencionado por Castells. cit. no han propuesto una reducción de los beneficios sociales a un mínimo indispensable para la supervivencia. a su vez. La solución consiste en fortalecer el mercado. el Estado capitalista se mueve en una contradicción básica. la misma que es ejecutada a través de la representación subordinada de los intereses de las clases subalternas. como dice Melvin Kranzberg. perfiles reproductivos son aportes fundamentales. El Estado debe retirarse del bienestar social porque aquello pertenece al ámbito de lo privado: la familia. temporales. Sostienen que el bienestar social y la salud son fines en sí mismos y constituyen un objetivo societal de máxima prioridad.. p. razón por la que recomienda visitar los campos de la determinación social. Es importante reflexionar sobre el hecho que la tecnología en sí. impulsar la competencia y profundizar el individualismo. consecuente con las aspiraciones de las mayorías. clases sociales. Op. Kransberg. se diversifica y amplía produciendo importantes aportes en todos los campos de la salud pública: • • • En el ámbito de la epidemiología se avanza en el estudio de los determinantes sociales. de la salud pública es aceptable. Si la promoción de la salud pasa a ser una propuesta fuerte en la salud pública. C. que a su vez ayudará a construir la buena salud pública y el buen Estado. Es importante anotar que esta metáfora se basa en el trípode clásico: filosofía de la conciencia. posibilitan encontrar maneras inéditas de comunicación entre los distintos nodos y propone formas de gobierno y acción más democráticos. Para otras versiones.124 Salud pública e identidad La tecnología de la informática abre para la salud pública un campo de inmensas perspectivas. Si el poder pasa desde los dueños del capital hacia los representantes de la voluntad de las clases subalternas. Ibídem. para lo cual es fundamental reducir el papel del Estado en el bienestar social. M. conforme denuncia Foucault y la fenomenología. puesto que el cambio social. lo que se tiene que hacer es levantar aquellas trabas que impiden su buen funcionamiento. que no constituye sino una caricatura de los rasgos más salientes de esta metáfora. The Rise of the. Su preocupación radicaba fundamentalmente en denunciar las limitaciones del Estado capitalista en su explicación del riesgo y en su propuesta preventivista. p.38 La crisis económica de la década de los 80 posibilita el aparecimiento de la nueva metáfora del “buen poder del mercado” que basa su discurso en que el mercado es la solución para la crisis porque constituye el espacio que mejor satisface las necesidades y redistribuye la riqueza. En esa medida. Las nuevas formas organizativas que preconiza la lógica en red. sino fundamentalmente en la ubicación y forma de ejercicio del poder. fía de la historia y paradigma productivista con su respeto a la razón instrumental medio-fin. la teoría básica 36. En última instancia. la comunidad y las organizaciones de la sociedad civil. eficiencia y eficacia de los servicios de salud. La salud y la vida Para la metáfora del “buen poder socialista”. Las aplicaciones de estos hallazgos en el área gerencial certifican la gran capacidad de difusión de los avances de la informática. todos aquellos elementos que conforman el Estado de bienestar social. tampoco es neutra”36. equitativa y democrática. La salud pública debe ayudar a construir el buen Estado y el buen ciudadano. De lo que se trata es de liberar el pensamiento y la acción en salud del férreo bloqueo producido por el desarrollo capitalista vigente.37 Para las versiones más “tradicionales” de la metáfora del “buen poder socialista”. México: Era. las mismas que no logran superar una visión eminentemente biologista en la primera y utilitarista en la segunda. Como dice Cristina Laurell. o bien en un simple instrumento político. es decir. económicos y políticos sobre las enfermedades. Lo anterior. “The information age: evolution or revolution?”. La metáfora del “buen poder político” y la salud pública A partir de la década de los setenta. En el ámbito de las políticas y acciones en salud se establecen sus limitaciones cuando están supeditadas al patrón de acumulación dominante en el capitalismo o a las formas de dominación vigentes. En esa medida. las limitaciones no se reducen únicamente al manejo del poder. El saber en salud no cumple con las necesidades sociales por razones de la alienación y supeditación a la ideología capitalista. es posible que la informática pueda ser usada para interconectar experiencias diversas. al mismo tiempo que se avanzará en la forja de un Estado que brindará beneficios más equitativamente. M. la problemática fundamental en la salud pública no radica en su eje filosófico-teórico que gira alrededor de la enfermedad y la muerte. pero puede ser mejor a través de la presencia y empuje de la voluntad popular. ahora interpretado como lo que tiene externalidades: en el campo de la salud serán aquellas enfermedades que 125 . posibilitaría la constitución de una salud pública más científica. aquello posibilitará una ampliación de coberturas. locales que persigan la forja de normas basadas en la vida en sus variadas expresiones. se avanzaría en la propia profundización de la teoría y la práctica de la salud pública. La categoría trabajo es ampliamente analizada y pasa a formar parte en la investigación epidemiológica y en los estudios sobre práctica y saber en salud. “no es ni buena ni mala. Las diferencias en las tasas de enfermedad de acuerdo a modos de producción. se logrará un mayor control social y se construirá ciudadanía en salud. la misma que se depurará de sus contenidos negativos. la izquierda política generó en América Latina una fuerte y profunda crítica a la “enfermología pública” de naturaleza distinta a la que hemos descrito en las dos metáforas anteriores. Laurell. ni han concebido la satisfacción de las necesidades sociales como una responsabilidad privada. El Estado solo debe hacerse cargo de lo público. ya que por un lado intenta garantizar la reproducción ampliada del capital y por otro cumple una función legitimadora del régimen de explotación. sino también a la pobreza de la teoría epidemiológica tradicional y a las limitaciones conceptuales relacionadas con la organización de la respuesta social en el campo de la salud. la salud pública tiene que ayudar a ese cambio. filoso- 38. 64.

Este “cuarto mundo” es posible encontrarlo no solo en los países “subdesarrollados” sino también al interior de las zonas no apetecidas por el capitalismo informatizado de los países del mundo “desarrollado”. la cultura de la realidad virtual. la economía informacional/global. en el capitalismo informatizado cada día aparecen nuevas redes de comercio criminal que cubren más áreas y poblaciones. la reemergencia de enfermedades olvidadas y el avance de otras ligadas con el desarrollo “moderno”. 336. mientras que la propuesta de lograr la salud por descuento de la enfermedad a través del Estado pasa a ser responsabilidad del mundo privado y de las organizaciones de la sociedad civil. está produciendo sin lugar a dudas un incremento de la inequidad social. 1998. en la inequidad e ineficacia del sector público. “Dimensiones internacionales de la violencia en Colombia”. los aportes de Saúl Franco en este campo son muy aleccionadores. razón por la que intentaré establecer tan solo aquellos aspectos que. el desempleo fue solucionado en los países centrales a través del Estado benefactor y las reivindicaciones fueron llevadas a cabo por los sindicados y organizaciones gremiales. polarización de las poblaciones y creciente exclusión social. En este momento de flexibilización. 42. que está llevando a que los “excluidos construyan su mundo al margen de los excluyentes”. Lo público deja de ser un derecho constituido por un acuerdo social sobre el bien común y se transforma en un hecho empírico. El capitalismo informatizado no solo genera desocupación sino que también produce inmensos bolsones de exclusión social e indigencia que. la crisis económica tanto del capitalismo como del estatismo. p. p. Por otro lado. 40. como Castells afirma. 127 . cit. La tecnología informática cumple el papel fundamental en la constante innovación. en especial a los sindicatos o a las corporaciones. La educación posibilita al trabajador reprogramar su conocimiento constantemente para dar cuenta de las cambiantes demandas del mercado y del proceso de trabajo. y la aparición de movimientos sociales culturales tales como el libertarianismo. donde los recursos humanos tienen que mantenerse en constante cambio para cumplir con los requerimientos innovativos. Éste es un primer aspecto que tiene que ser tomado en consideración por la salud pública. derechos humanos. The Rise of the Network. sociedad y cultura. Granda). la productividad basada en la innovación. en los últimos años de la década de los 60 y los mediados del 70. tercer tomo de la Era de la información: Economía. al respecto.39 Si la metáfora del “buen poder socialista” produjo importantes avances en diferentes ámbitos de la salud pública. End of Millenium. En el industrialismo. y una nueva cultura. Hasta el momento. La metáfora del “buen poder del mercado” propone entonces remercantilizar los servicios de salud y fundamenta sus razones en la “escasez de los recursos públicos. lo que encon- La salud y la vida tramos es el debilitamiento de las instituciones públicas que anteriormente sirvieron para el ejercicio de la “enfermología pública”. feminismo y ambientalismo. volume III. La interacción entre estos procesos. y una falta de respuestas alternativas dirigidas a lograr la salud a través del impulso de formas de vida saludables. y su subsecuente reestructuración. La lógica embebida en esta economía. Ibídem. debido a lo cual es posible hablar de una globalización de la violencia y del delito. se transforma en un “terminal humano”. afirma lo siguiente: “Un nuevo mundo está tomando forma en este fin del milenio. dieron a luz una nueva estructura social dominante. la competencia en la flexibilidad. mayo de 1988.41 que puede ser sustituido por una máquina con el consecuente incremento de desocupación y fragmentación del trabajo. En: Cuadernos médico sociales 73: 81-99. Ibídem. 340. el problema se hace más complejo porque desaparecen los espacios e instituciones históricamente encomendados a responsabilizarse por la enfermedad pública y también se rompen los lazos de solidaridad necesarios para generar ámbitos de defensa de la vida y la salud. así reducido lo público. 43. de tres procesos independientes: la revolución de la tecnología informática. Castells M. 18. y en el ataque a los grupos organizados de la sociedad. • Las relaciones de producción en este nuevo mundo del capital han cambiado: la productividad y la competencia son los ejes fundamentales.126 Salud pública e identidad “salen” del ámbito personal o individual y que pueden producir problemas a otras personas o individuos. 3. razón por la que Castells acusa una nueva y compleja contradicción entre la red y la identidad (net and self). una nueva economía..42 El nuevo mundo.40 Este nuevo mundo tiene impactos profundos sobre la teoría y la práctica de la salud pública. M. todavía no es posible hablar de los aportes de la metáfora del “buen poder del mercado”. en su libro El fin del milenio.. La salud pública en el nuevo mundo Manuel Castells.. S. constituyen verdaderos “agujeros negros” que son completamente innecesarios dentro de la red de producción y competencia. además. medible y confirmable a través de la ciencia positivista. Franco. The Information Age: Economy. como el aire.43 41. Oxford: Blackwell. Castells. p. tan solo queda como una externalidad. Junto a esta problemática. (Traducido por E. una mejoría de la “salud” del dólar al haber logrado introducirse en ámbitos que anteriormente no se encontraban colonizados por la competencia y la ganancia. como las enfermedades infecciosas. brindar servicios a los comprobadamente indigentes. la sociedad en red. ya que la metáfora del “Estado mago y exorcista sobre el riesgo y la enfermedad públicos” estaría en proceso de disolución.. tienen más repercusión sobre la salud de la gente y la salud pública. Se originó en la coincidencia histórica. del que estamos hablando. p.. El análisis de todas las repercusiones constitu- 39. interpreto. Op. esta sociedad y esta cultura definen la acción social y las instituciones a través de un mundo interdependiente”. con el argumento de que ejercen una presión ilegítima sobre los gobiernos para apropiarse de una parte desproporcionada de los fondos públicos y generar así la inequidad”. Society and Culture. uno de los aspectos más salientes de la época es la separación cada vez más abismal entre la lógica de la red de flujo del capital y el mundo cotidiano de los trabajadores y masas poblacionales. Quien no puede hacer esto. Dentro de lo público también son clasificados los bienes que al ser consumidos por una persona no se agotan. y las reacciones que estos gatillaron. debilitamiento del Estado benefactor y ruptura de solidaridad. El Estado debe. considerada como práctica social/disciplina/acción estatal. ye en sí un trabajo inmenso. La anterior propuesta constituye un golpe de gracia a la “enfermología pública”.

pero dejó de ser el poder y pasó a ser uno más. por lo general. entra en una profunda crisis. Organización Panamericana de la Salud. se difumina el Estado-nación y aparecen nuevos actores que intentan desesperadamente defender sus reivindicaciones privadas y grupales contra otros individuos y grupos. 44. Washington D. 1996. Pero ese poder que se hace presente en la cultura y se asienta en la arena de la comunicación de masas. es más adecuado pensar en que la salud pública pueda transformarse en una práctica social/disciplina/potencial poder en el flujo. G. Locke. En esa medida. que corresponde a la metáfora “poder del conocimiento” y analicemos sus funciones y atribuciones. 129 . Habíamos dicho que el Estado. las instituciones internacionales y multilaterales y los poderes regionales y locales descentralizados. Rousseau. son de carácter intermediador. el mismo que puede ser capitalizado por líderes que en- La salud y la vida tienden su movimiento y pueden al mismo tiempo interpretar la cultura de las masas. mientras que el Estado debe aprender a negociar. la obligación por velar por la salud y la enfermedad del público desaparece o se debilita.: OPS/OMS. Como ejemplo tomemos la práctica social de desarrollo y fortalecimiento de una cultura de la vida y la salud que es una preocupación que correspondería a la metáfora “poder de la vida” y atención a las necesidades y demandas de salud. • Construcción de entornos saludables y mejoramiento de las condiciones de vida. donde el Estado es un nodo más y muy importante. Interesante paradoja: para Hobbes. • Atención a las necesidades y demandas en salud. C. ¿Dónde queda la acción estatal en el ámbito del bienestar social y la salud? Creo que esta pregunta está parcialmente contestada en el breve análisis que cumplimos cuando abordamos la metáfora del “buen poder neoliberal”. and Thompson. que logran comprender los códigos culturales a través de los que la gente y las instituciones entienden su vida y llevan a cabo decisiones. porque es muy importante tener claro lo que el Estado debe hacer. Parece que el poder ha desaparecido. En sustitución han aparecido movimientos estratégicos de diferentes “jugadores” que apuntan ganar o defender. habíamos dicho. el Estado ya no puede decir qué acciones de salud pública deben ser o estar presentes. es decir. pasamos a un mundo donde el poder está en el propio flujo. líderes que supuestamente encarnan aspiraciones populares. Lo demás. sino que ante la pérdida de su poder y soberanía. Con esto no queremos decir que el Estado ha dejado de tener obligaciones sobre la salud de la población. Es cierto que no desaparece el Estado-nación. el problema radica en encontrar los poderes o palancas que puedan viabilizar la acción del Estado-intermediador-estratégico en su juego político y negociación con los poderes supra e infranacionales. 1998. su autoridad y legitimidad son cuestionadas y se debilita su carácter soberano. Cambridge: Politiy Press. es a su vez movilizado por la dinámica de la red de acumulación de capital que también es una red de flujo de información y manipulación de símbolos. El poder estalla. De la época en la que el poder se hallaba acumulado en las instituciones políticas. la OPS define en su documento Las funciones esenciales de la salud pública las siguientes prácticas sociales: 45. unos buscando apoyo en los poderes multinacionales. • Intervención sobre riesgos y daños colectivos a la salud. Hirst. el Estado juega un buen papel intermediador en el flujo del poder supra-subnacional. Ante esa realidad. El Estado deja de ser el representante de la nación para más bien transformarse en un intermediador estratégico44 entre el capital globalizado. se responsabilizaría de los servicios para los comprobadamente indigentes y también reconoce su responsabilidad sobre las externalidades. pero también debemos reconocer que pierde su poder al debilitarse su soberanía. pero no es así. como habíamos indicado en párrafos anteriores. pero. • Desarrollo y fortalecimiento de una cultura de la vida y la salud. Las funciones esenciales de la salud pública. • Garantía de la seguridad y calidad de bienes y servicios relacionados. “Las formas emergentes de gobierno de los mercados internacionales y otros procesos económicos envuelven la mayor parte de gobiernos nacionales pero en un nuevo rol: los estados pasan a funcionar no tanto como una entidad ‘soberana’ y más como componentes de la ‘política’ internacional. es una práctica social/disciplina/acción estatal. en este momento. requerirán ser bien apreciados en el “bazar” de la red de capital financiero internacional. pero sí puede influir ante las macrofuerzas supranacionales y ante las microfuerzas subnacionales para que acepten su inclusión. Para cada una de estas prácticas sociales existen funciones esenciales y el Estado tendría ciertas atribuciones que.128 Salud pública e identidad • El Estado. las instituciones y los movimientos culturales. P. en otras palabras. La salud pública. La función central del Estado-nación llegará a ser aquella de proveer legitimidad y asegurar el buen funcionamiento (acountability) de los mecanismos de gobierno supranacionales y subnacionales. Globalization in question: the International Economy and the Possibilities of Governance. mientras que otros pueden encontrarlo en los gobiernos nacionales y los de más allá en los gobiernos locales (recordemos lo que sucede en Kosovo). • Generación de inteligencia en salud. pero algunos componentes podrían volver a ser preocupación pública en la medida que pasen a ser elementos de importancia estratégica dentro del teatro político. ha estallado y se ha afincado en la cultura diluyendo o debilitando las formas organizativas anteriores: partidos políticos. los esfuerzos realizados por la Organización Panamericana de la Salud para definir las “funciones esenciales de la salud pública”45 y el papel del Estado tienen plena vigencia. el cumplimiento de sus deberes depende de la aceptación de las fuerzas supra y subnacionales. Sin lugar a dudas. donde se encuentran los actores sociales. para entrar al “tablado”. el Estado es el poder y el mercado es un espacio de negociación. Al respecto. gremios clasistas y expresiones ideológicas. ahora el mercado y los actores supra e infranacionales son los que tienen el poder.

se reconoce como función esencial de la salud pública “Afirmar y defender los derechos individuales y colectivos” relacionados con esta práctica. Movimientos genéricos que proponen políticas de carácter personal. 1997. parece más bien que estaríamos viviendo en un mundo hecho exclusivamente de “mercados. • Formular una política de desarrollo de infraestructura. con énfasis en los recursos humanos y financieros. por la presión de los nacionalismos o los integrismos y los problemas de la vida diaria”47 nos dice Touraine. • Determinar la importancia financiera y los roles respectivos de los sectores público y privado. Pero también es posible encontrar otras expresiones de identidad que se han formado a través de la resistencia y que actualmente pasan a conformar identidades proyectivas que intentan organizar nuevas relaciones de poder y nuevas propuestas de globalidad. eficiente y responsable del sistema de salud. • Favorecer la participación activa de la sociedad civil en la formulación de las políticas de salud. Castells. Me refiero a los movimientos de resistencia feministas que ahora se proyectan como movimientos genéricos que proponen formas generales de vida más humanas.• Conducción ca nacional de salud • Modulación del de carácter suprasecfinanciamiento torial. regional y central. en tanto las normas sociales se debilitan y las instituciones se vuelven cada vez más modestas. en hacer que su organización económica y social sea compatible con las exigencias del sistema económico internacional. pero en ningún momento el Estado tendría el deber de hacer cumplir dicho derecho. The Power of Identity. que constituyó para el Estado benefactor uno de sus deberes. lo que libera un espacio creciente para la vida privada y las organizaciones voluntarias. M. • Modulación del financiamiento. La salud y la vida Funciones esenciales de la salud pública • Promover el respeto a la vida. p. 13.130 Salud pública e identidad Práctica social Desarrollo y fortalecimiento de una cultura de la vida y la salud. Ibídem. redes individuos y organizaciones estratégicas. En la práctica referida al desarrollo y fortalecimiento de una cultura de vida y salud. “El espacio social y político se vacía o se desploma. • Afirmar y defender los derechos individuales y colectivos. Principales atribuciones del Estado Función rectora del Ministerio de Salud • Formular una políti. • Asegurar una organización integrada. el control y la responsabilidad de los individuos. ante todo. • Establecer los objetivos nacionales de salud. y entre los niveles central y descentralizados. • Asegurar la infraestructura necesaria. • Legitimar y apoyar los intereses y la movilización de la sociedad civil en salud. • Regulación. que luchan porque las diferencias de género no se transformen en inequidades. donde lo privado y lo público borran diferencias. Atención a las • Asegurar el acceso necesidades y demandas universal a servicios en salud de salud integrados. • Determinar el equilibrio adecuado entre los tipos de servicio: institucional/comunitario/ recuperación/prevención/ promoción. continuos y de calidad. México: Fondo de Cultura Económica. • Establecer una política de desarrollo de tecnologías para la salud. A. 47. 1998. excepto cuando estos ‘individuos racionales’ inesperadamente disparan a su vecino. aparentemente gobernados por patrones de ‘expectativas racionales’. violencia y pérdida de humanidad. y en el otro extremo los claros signos de un total desenfreno. dominado por un lado por las realidades técnicas y económicas y. • Articulación de la provisión. ¿Cómo podría hablarse aún de ciudadanía y de democracia representativa cuando los representantes electos miran hacia el mercado mundial y los electores hacia su vida privada?”46 El poder de la identidad: ante el reconocido debilitamiento del Estado frente a la salud pública y ante su transformación en intermediador. ¿Podremos vivir juntos? La discusión pendiente: El destino del hombre en la aldea global. Todas las atribuciones del Estado son de naturaleza intermediadora y aún en su función de atención a las necesidades y demandas en salud. Touraine. • Acción intersectorial en salud a los niveles local. se requiere encontrar un elemento vicariante que pueda llenar el vacío de poder dejado por el Estado. violan una niña o lanzan gases tóxicos en una estación de metro”. Este poder podría hallarse en gestación en aquellos grupos de excluidos que constituyen su identidad al margen de los excluyentes y que se van conformando como nuevos movimientos sociales. • Promover la participación. p. También me refiero a movimientos nacionalistas que caminan hacia la 46. 131 . la salud como valor y la equidad de oportunidades. A primera vista parece que lo que plantea el autor no fuera verdad. 297 48. Oxford: Blackwell. Tomado de Funciones esenciales de la salud pública (OPS/OMS) • Conducción. comunidades y organizaciones sobre lo que afecta su salud. ¿Quién hace cumplir ese derecho? ¿Es posible que aparezca una fuerza que sustituya al débil Estado? “Gobernar un país consiste hoy.48 Los dos extremos: una sociedad totalmente organizada por obra y gracia de la racionalidad instrumental. • Garantía del aseguramiento. por el otro. llega a un máximo de garantizar el aseguramiento. el “mundo feliz” de Huxley.

132 Salud pública e identidad construcción de instituciones políticas y nuevas formas de soberanía. el movi- La salud y la vida miento obrero logró aminorar el impacto avasallador del capital y planteó sus reivindicaciones que fueron también oídas en la “casa de la salud” ante lo cual se planteó la necesidad de la medicina estatal49 para detener las epidemias de cólera y otras enfermedades. Oxford: Oxford Medical Publications. Edwin Chadwick publicó en Inglaterra su libro General report on the sanitary conditions of the labouring classes of Great Britain y. and Acheson. con lo cual apoyaría el fortalecimiento de los movimientos sociales50 con los que. intentaría comprender lo complejo. P. lenguajes. racionalidades y acciones surgen de su experiencia inmediata vulnerada. respetaría lo temporal. P. fora del “poder de la vida” que hablamos al inicio de esta presentación. al hacerlo. podríamos conformar una respuesta un tanto diferente a la que estuvimos acostumbrados a mirar y quizás un tanto cercana a la metá- 49. cuando el maquinismo se transformó en un sediento consumidor de sangre de obreros. OPS/OMS. Un método que integra diversas metáforas. para vivir un mundo más humano y no necesariamente para tomar el poder del Estado (nuevamente metáfora del “poder de la vida”). 51. Quien sabe que lo anterior estaba sucediendo desde hace mucho tiempo. en la que los derechos sociales se encontraban presentes como responsabilidad del Estado y donde la respuesta social en salud se organizó a través de aquella “enfermología pública” de la que hemos hablado. sino que ahora esas experiencias han adoptado nombres llamativos y “serios” tales como “Municipios Saludables”. unir la cultura y la ciencia para la vida. “Tribus” que en un comienzo oponen y resisten la agresiva exclusión por parte de la red. que hace variadas hermenéuticas (interpretaciones) pero con un importante peso de la metáfora del “poder de la vida”. etc. Quito: MSP. El capitalismo informatizado excluye todo aquello que no pueda participar en su lógica y movimiento. construir un nosotros y luchar contra la opresión. los mismos que actualmente constituyen “tribus” que defienden su salud y que en muchas ocasiones ya han convocado y unido a otros actores y pretenden transformarse en “públicos por la salud”. 3.51 La salud pública también se ha innovado en los propios movimientos de mujeres. CEPAR. Parece que en este momento hablan y gritan con más fuerza las “tribus” excluidas que intentan transformarse en sujetos sociales. En esta época de capitalismo informatizado. se mueven con racionalidades diferentes. Quito. muchas de ellas proponen y convocan a buscar salidas más solidarias. “Enfoques prioritarios en salud pública”. madres. de su mundo comunal amenazado. conminan al Estado a cumplir su deber y entran en acuerdos-desacuerdos con los poderes supra e infranacionales. viejos y niños. tendría un eje ético muy fuerte. 50. estaríamos hablando de una salud pública que está construyéndose sobre un trípode diferente: 1. del mundo del presente. habiendo nacido desde la resistencia a la opresión. E. convocan más tarde a otras identidades también dominadas. por esto la red financiera internacional excluye con creciente fuerza cada vez más vida humana que no puede apoyar la productividad y la innovación. de derechos humanos. de defensa del ambiente. Para más información revisar Fee. mientras no aceptan el dominio de la vida por la ciencia y la técnica. En ese tiempo. Los nuevos movimientos sociales buscan construir sujetos que puedan integrar en su vida su yo con todo su recuerdo cultural. hablan lenguajes distintos. por último. se organizó un primer curso de posgrado en Medicina Estatal. de sus identidades desgarradas. daría un gran valor a lo autopoiético. Plantean integrar lo subjetivo con lo objetivo. en la que fue posible construir un tipo de sociedad. Esta salud pública surgiría desde lo local. más tarde construyen su identidad al margen de esa red excluyente y. El industrialismo tuvo que interpretar el lenguaje del movimiento obrero y en esta forma pudo crear una época. Movimientos religiosos que buscan la realización individual en el absoluto. Medioambientalistas que se engarzan en luchas ecológicas más amplias y plantean la integración de la humanidad con la naturaleza. etc. y entre ellas la científica (metáfora del “poder del conocimiento”). pero también intentan ver al otro y comprender sus aspiraciones. marzo de 1997.. Volvemos a vivir aquello que experimentamos al inicio de la revolución industrial. “De la salud pública a los públicos por la salud”. A History of Education of Public Health. Si lo anterior es una realidad aceptable. Oponen la cultura dominante de la realidad virtual con su propio recuerdo y experiencias. Presupuesto filosófico-teórico de la salud y la vida. necesitamos escuchar con más atención las voces de los movimientos sociales para reconstruir nuestra salud pública con mayor pertinencia. Buss. no desecharía lo diverso. En: Funciones esenciales de la salud pública. 133 . (en prensa).. Retos para el desarrollo de los recursos humanos frente a la reforma sectorial. Paulo Buss habla de la movilización de la sociedad y de la construcción de alianzas pro-salud y calidad de vida. de la “tribu” de los públicos o movimientos sociales que promueven la salud. podría presionar con más fuerza al Estado intermediador estratégico y enfrentar las presiones de los poderes supra y subnacionales (metáfora del “buen poder socialista”). en 1871. Siempre parten de sentires diversos. a su vez. 1991. El poder de la identidad: el poder del individuo. públicos organizados o movimientos sociales. Salud pública: reflexiones y experiencias N° 5. sin ese apelativo. “Frentes por la Salud y la Vida”. Hevia. definen y defienden su espacio contra la lógica de la ausencia de espacio que caracteriza esta época y usan la información tecnológica para la comunicación horizontal mientras se niegan a desarrollar una nueva idolatría alrededor de la tecnología. de su vida diaria conflictuada. pero también puedan ver al otro. que. Movimientos étnicos que. han aportado para la salud mucho más que los que hemos estado introducidos en el “estuche duro” de la “enfermología pública”. reconocería varias racionalidades. “Organizaciones por la Salud y la Naturaleza”. 2. pero todos esos sentires. En 1842. Nuevos movimientos obreros que hacen propuestas organizativas y políticas más autónomas. R. “Consejos Locales de Salud”.

Pero Cuba cuenta también con otra característica especial. Éste es * Conferencia Juan César García. 1996. país que desde hace mucho tiempo está convencido en dar una especial forma y contenido a su realidad y a sus relaciones autonómicas con el mundo. oír sus consejos. Las discusiones. con la técnica y con sus convicciones para forjar la argamasa del presente y definir sus posibles “condiciones de desarrollo y de vida” (Céspedes. mientras que los errores pertenecen a quien figura como autor. César Hemida. la reforma y la equidad en salud. resucitar sus muertos. 11). Es interesante analizar la globalización desde Cuba. con lo cual ha podido profundizar su interlocución con la ciencia. 1997). cultura y políticas locales. ha decidido recordar el ayer. angustias y esperanzas en esta primera sesión inaugural del XI Congreso de la Asociación Internacional de Políticas de Salud y VIII Congreso Latinoamericano de Medicina Social. rescatar su cultura y sus costumbres. en La Habana. e inicia un proceso de exorcismo de los demonios del ayer. Para hablar de lo global es mejor hacerlo desde lo local. entre otros elementos. Julio Suárez y Sebastián Granda fueron esenciales para la elaboración de este trabajo. El pueblo cubano. Reforma y Equidad en Salud. porque la gente descubre su propia forma de autoorganizarse y propone su autonomía que al mismo tiempo es autodependencia (Morin. Globalización. afilia las voluntades de todos sus hijos.La salud y la vida Artículo 9 Salud: globalización de la vida y de la solidaridad* ¿Hacia dónde se mueve ahora? ¿Hacia dónde nos movemos nosotros? ¿Lejos de todos los soles? ¿No estamos en una caída sin fin? ¿Vamos hacia atrás. hacia adelante. sugerencias y aportes entregados por Max González. creer en la vida y en el ser humano (Castro. p. julio 3 al 7 de 2000. Construyendo una agenda política en defensa de la salud”. La historia de los pueblos tiene momentos de reflexión-acción importantes que los llevan a reencontrarse con Parménides y Tales de Mileto al preguntarse por su realidad. 3). p. Muchas de las ideas depositadas en este documento las debo a ellos. para cumplir con ese objetivo. neutraliza los obstáculos externos y decide parecerse a sí misma. momento en el cual dice ¡basta!. hacia todos los lados? ¿Hay todavía un arriba y un abajo? ¿No erramos como a través de una nada infinita? Nietzsche Un inmenso honor para mí compartir con ustedes ideas. y a conversar con Pitágoras con miras a definir su patrón organizativo. Solamente la inmensa generosidad de los organizadores de este evento y el entramado de cariño y solidaridad que se teje en el trabajo y sueños conjuntos en la ALAMES y la IAHP hacen que me encuentre tratando de abordar los complejos dilemas hilvanados en la globalización. 1994. VIII Congreso Latinoamericano de Medicina Social. tan es así que Robertson (Robertson. 2000. presentada en el “XI Congreso de la Asociación Internacional de Políticas de Salud. En la mochila de sus recuerdos posee un 1959 en cuanto ruptura integradora. 135 . en reminiscencia del maestro y compañero Juan César García y en la bella. 1992) habla de glocalización como noción que describe en mejor forma la potencialidad de participar en el convite global manteniendo siempre nuestra historia. descubre y desarrolla sus potencialidades internas. hacia un lado. Estos momentos se caracterizan. Roberto Sempértegui. solidaria y ejemplar Cuba.

. Este evento discutirá sobre la globalización. Julio Suárez considera que en este momento no solo aparecen múltiples propuestas interpretativas. Él siempre consideró que lo particular y lo coyuntural tienen relaciones y determinaciones más amplias. que es la propia evolución del capitalismo y la consiguiente institucionalización de la economía y el mercado mundial. pero el legado de Juan César es por demás importante La salud y la vida para proponer nuevas metáforas relacionadas con el hacer y el conocer en el ámbito de la salud colectiva. donde plantea que “. Pero también. recurrimos a diversas metáforas que son construidas desde distintos puntos de vista y con variados materiales. pero los seres humanos no podremos globalizar plenamente nuestra vida social si no ponemos mucho énfasis en una ética política que construya solidaridad. viejas enfermedades reemergen mientras que otras nuevas nos atormentan. el célebre pintor expresionista Kandinsky escribió en la década del 30 un interesante artículo. Francisco Rojas Ochoa. lo ven como un abismo. Desde la cultura aparecen interpretaciones de naturaleza diversa que se resisten en aceptar la mcdonalización del mundo y la posibilidad homogeneizante de los medios de comunicación sobre la cultura (Barbero. Giovanni Berlinguer. 1995) desde hace varios millones de años. porque ciertas categorías presuponen un estado específico de evolución del movimiento de la materia”. para comprender la parte. 137 . la aparición de una cultura virtual. un ejemplo invalorable de glocalización. compuesto y multiforme. Al respecto. “una historia objetiva. Cuando algo nuevo y complejo ocurre en nuestro panorama y los seres humanos no disponemos de respuestas seguras y probadas. unas que buscan una lógica única tal como lo hace Wallerstein (Wallerstein. flotan. las categorías en el campo de la salud. al mismo tiempo. unos pocos empiezan a mirar el presente y el futuro como un reto o un negocio. las ciencias sociales y políticas tienen dificultades para interpretar este oscuro y enrevesado objeto de estudio. los de más allá dan peso a la ruptura de la autonomía y soberanía estatal como base para la globalización (Held. dentro de este grupo. se pierden”. Otros dan un especial énfasis a la política. las dimensiones y la complejidad de la problemática planteada sobrepasan con creces las limitadas posibilidades teóricas y prácticas personales. Pero también es importante que solicitemos la presencia del maestro Juan César García durante el desarrollo del evento.. entonces. sino también algunas propuestas contrapuestas se juntan (se aparean). 1999. observamos que inmensos grupos poblacionales experimentan cambios en su modo de vida aumentando la pobreza y la inequidad. no solo tienen un significado objetivo. débiles estados naciones.136 Salud: globalización de la vida y de la solidaridad el valor de encontrarnos en Cuba hablando sobre globalización. donde se conjugan con mucha fuerza la equidad y la solidaridad. p. Juan César reconoce. 1982). homogéneo y plural. Los distintos expositores y participantes durante el desarrollo de las áreas temáticas y talleres nos apoyarán en el afán de ampliar y profundizar nuestro conocimiento sobre los mencionados tópicos.. 1991) (Margulis. El maestro nos lega un pensamiento sólido y amplio que es de gran valor para explicar la coyuntura que vivimos. La continuidad de su vida y lucha es indispensable guía para nuestra proyección futura. y es cierto que nuevas categorías han surgido producto de la propia evolución de la materia y de la generación de nuevas formas de imaginar la realidad. 58). Al mismo tiempo que saludamos la presencia de Juan César en nuestro recuerdo. 1990). lo cual me exime de la responsabilidad para enfrentar dicho reto. política y solidaridad posiblemente siguen siendo las viejas compañeras para este viaje por los oscuros y peligrosos desfiladeros de la globalización. 1987). y defienden más bien la “glocalización” como proceso lleno de contradicciones (Robertson. Al fin y al cabo la sociología se constituyó como una disciplina capaz de interpretar la sociedad contenida en el “receptáculo” del Estado. la propia naturaleza expresa malestares globales. El nuevo mundo “Poco a poco y de repente el mundo se hace grande y pequeño. se empequeñecen el tiempo y el espacio.. la concepción y la proposición de alternativas educacionales y médicas no surgen por un simple juego de pensamiento. era indispensable explicar el todo. Desde muchos sectores se declara que un nuevo mundo está conformándose. de allí el título de mi conversación con ustedes: Salud: globalización de la vida y de la solidaridad. expresa Ianni (Ianni. cuando escribe su último artículo Ciencias sociales en salud en América Latina: Juan César García entrevista a Juan César García.. considero que lo más adecuado podría consistir en observar por un momento lo que sale de la “caja de Pandora” de la globalización. Recordemos tan solo como ejemplo de lo que estamos diciendo su trabajo La articulación de la medicina y la educación en la estructura social. ética. 1987). cada vez más. 1988. analizar algunos de sus impactos sobre la equidad y la salud. desde otros lados. De todas maneras. porque este país constituye. 151). 1992) o el poder de la imaginación (Appadurai. también agradecemos la compañía de Miguel Márquez. sino tienen la experiencia de los individuos con el mundo material objetivo. 1994). perplejos. que estamos viviendo una etapa más de la evolución del capitalismo. Ante estos acontecimientos. en las relaciones prácticas del hombre con las cosas y en las relaciones de los hombres entre sí” (García. Acogiéndome a estas realidades. sino también una historia objetiva y subjetiva” nos dice. 1998). Además. el primado de la política nacional-estatal hegemónica y permisiva que posibilita la formación de un mercado internacional (Gilpin. quien interpreta que la globalización tiene una determinación clara y precisa. La vida natural se halla globalizada (Lovelock. pero al mismo tiempo resalta la necesidad de tomar en consideración lo subjetivo: “. (Kandinsky. 2000) 1. mientras los más. se dispersan los puntos de referencia dando la impresión de que se mueven. (mientras que) “la historia subjetiva de las categorías está en su descubrimiento por parte del conocimiento humano” (García. Esto es lo que posiblemente está ocurriendo con la globalización: el aparecimiento y apareamiento1 de múltiples propuestas interpretativas. Personalmente considero que las palabras fuertes vida. muchas instituciones públicas en el “tercer mundo” desaparecen o se debilitan notoriamente mientras que otras privadas crecen exorbitantemente. otros. razón por la que.. la constitución de una red mercantil global. en contraposición al dominio que tuvo la conjunción “o” durante el siglo XIX e inicios del XX. se sostiene que no ocurre nada especial. la constitución de empresas y organismos transnacionales y el desordenamiento del cuadriculado geográfico de los. Simultáneamente a la globalización. mientras que ahora esa sociedad se desdibuja ante la aceleración de las migraciones poblacionales. 199) o las globalizaciones tangenciales (García Canclini. en su producción el carácter global de los procesos. la ruptura de fronteras. la equidad y las reformas con miras a proponer una Agenda política en defensa de la salud. p. José Teruel y muchas otras figuras solidarias con quienes el maestro delineó el entramado de la medicina social. circulan monstruosas cifras de dinero con gran celeridad. acontecimiento al cual se lo denomina globalización. 1991). 1979. al que lo denominó “Y” en el cual concibe que la humanidad había comenzado a vivir una época caracterizada por el predominio de la conjunción “y”. 1994. algunos privilegian las relaciones posinternacionales o transnacionales y la política mundial policéntrica (Rosenau. y encontrar términos fuertes que apoyen nuestro conocimiento y acción en salud colectiva. Es obvio que han ocurrido muchos cambios desde junio de 1984.

una nueva economía. de tres procesos independientes: la revolución de la tecnología informática. ante lo cual es posible proponer una direccionalidad política diferente. política y social. 1994. Anthony Giddens (Giddens.. y más bien expresaban su oposición ante la autoridad arbitraria. ¿Cómo emergió esta sociedad políticamente multidimensional. 1998). 1998b).. etc. 1996. policéntrica y contingente. La salud y la vida Para el autor. es decir la ideología del dominio del mercado mundial o la ideología del liberalismo”. antes bien. pero jugaron un importante papel en la democratización de la primera y en el 139 . el ejercicio del poder y la creación de códigos culturales pasaron a depender de la capacidad tecnológica de los individuos y sociedades. “. La posibilidad de la comunicación instantánea desde cualquier parte del mundo está produciendo cambios increíbles en nuestra vida: el espacio y el tiempo ya no constituyen barreras importantes para la comunicación: podemos transformarnos en espectadores y aún participar en experiencias que acaecen en lugares diversos y al mismo momento. 1. económica. identidades y entramados varios”. ¿Qué significa esto? Que la imaginación adquiere un poder único en la vida de los seres humanos. recogidos de todas partes y de ninguna. la globalización. Desde las semillas de estos movimientos de las décadas de los sesenta y setenta se originaron o fortalecieron las propuestas feministas.. donde ‘mundial’ significa ‘diferencia y pluralidad’ mientras que ‘sociedad’. 1997. La reconstitución del estatalismo representado por la Unión Soviética y los países de Europa del Este no fue posible y este hecho trajo el colapso del “socialismo real”. globalidad y globalización también connotan no-Estado mundial. en cambio. en el proceso de globalización de las principales actividades. p. razón por la que la globalidad se puede entender como ‘pluralidad sin unidad’” (Beck. pero en este punto Castells podría ayudarnos a organizar nuestras respuestas: él dice que este nuevo mundo “se originó en la coincidencia histórica. la generación de la riqueza. Globalidad significa que “hace ya bastante tiempo vivimos en una sociedad mundial. Estamos ante un capitalismo globalmente desorganizado puesto que. La interacción entre estos procesos y las reacciones que éstos gatillaron dieron a luz una nueva estructura social dominante. La tecnología ha facilitado. p. 1998a. política y social. pero también la vida real y la vida posible se ven influenciadas por el poder del mercado de vidas imaginarias y adheridas a los prototipos creados por la industria de la cultura. los Estados nacionales soberanos se entremezclan e imbrican mediante actores transnacionales y sus respectivas probabilidades de poder. dicho más exactamente. de difícil clasificación y que pueden ser de especial interés para abordar esta problemática. con la consiguiente constitución del globalismo a través del dominio del mercado mundial. la sociedad red. y la aparición de movimientos sociales culturales como el libertarismo. algunos autores establecen propuestas de naturaleza abarcativa. En la reestructuración de la producción capitalista también jugó un papel importante la tecnología informática. Con ello. 1999b). cultural. con lo cual se origina “un imperialismo de lo económico bajo el cual las empresas exigen las condiciones básicas para poder optimizar sus objetivos” (Ibídem. significa estado de ‘no-integración’.. no existe ningún poder hegemónico ni tampoco ningún régimen internacional” (Beck.. 164). me refiero a Manuel Castells (Castells.. 3. En esta forma. 1997. 1998a. puesto que tratamos de descubrir las potencialidades del obrar ético-político desde el campo de la salud en un ambiente inmensamente complejo de la globalización y totalmente diferente a la nueva simplicidad cínica del globalismo. 1998. A. en los últimos años de la década de los 60 y los mediados del 70. 1998) y Ulrich Beck (1997. y se entregó una gran fuerza a las políticas identitarias. La revolución de la tecnología informática indujo —según Castells— la producción informatizada. la sociedad. 1998a: p. globalismo y globalización. y una nueva cultura. cultural. 1993. 29). el feminismo y el ambientalismo. la crisis económica tanto del capi- talismo como del estatalismo. en la cual agentes transnacionales y nacionales juegan al gato y al ratón. Castells también concede gran importancia a los movimientos sociales. la organización flexible y la entrega del mayor poder al gerente con el consiguiente debilitamiento del trabajo organizado. la movilización de más de un trillón de dólares diarios a través de los mercados globalizados (Giddens. Como dice Appadurai. que supuestamente está llevando a cabo una revolución racional totalmente apolítica. de derechos humanos. no existe un acuerdo. 2. conforme propone Ulrich Beck. democracia básica. la cultura de la realidad virtual” (Castells. liberación sexual. por otro lado. 1991. pero también las culturas globales carecen de contexto y son “una verdadera mezcolanza de componentes dispares. las restricciones en la libertad. Por último. 1996). la cultura. como “los procesos en virtud de los cuales. esta globalización tendría como un diferenciador esencial su ser irreducible. A más de las distintas lógicas de abordaje mencionadas es conveniente diferenciar. El globalismo pretende que la complejidad del Estado. Beck entiende “la concepción según la cual el mercado mundial desaloja o sustituye el quehacer político. los derechos humanos. que explotaron simultáneamente en todo el mundo industrializado. y su subsecuente reestructuración. igualdad étnica. 1998). 1994. la injusticia. 28-29). el neoliberalismo reduce la pluridimensionalidad de la globalización a una sola dimensión.. 1999b) Octavio Ianni (Ianni. percibida y reflexiva. base del contrato social de la primera modernidad y sustento del Estado de bienestar. sino que. policéntrica y contingente? Como hemos mencionado. la economía informacional/global. El dominio economicista actual no es irreversible como preconiza el neoliberalismo. 1996. 1998. la económica y minimiza las otras dimensiones: ecológica. medioambientalistas. 27). orientaciones. las personas se encuentran por doquier en la situación de conseguir por sí solas desde cualquier rincón del mundo las informaciones que más les interesan”. sociedad mundial sin Estado mundial y sin gobierno mundial. mientras proponían un mundo de nuevas experiencias personales y grupales” (Castells. deben entenderse y resolverse en sí mismas y en mutua interdependencia” (Ibídem. lo cual significa que “existe una afinidad entre las distintas lógicas de las globalizaciones ecológica. 336). salidos del carromato moderno del sistema de comunicación global” (Appadurai. los términos globalidad.138 Salud: globalización de la vida y de la solidaridad o la globalización de la riqueza y localización de la pobreza estudiada por Bauman (Bauman. Estos movimientos permanecieron alejados de la tecnología y el Estado. Beck continúa y dice: “Esto significa que vivimos en una sociedad mundial políticamente multidimensional.. la política exterior sean tratados como una empresa. 1997. Por último. fin de la Guerra Fría y la expansión del capitalismo con sus reglas económicas por todo el orbe. Se trataba de movimientos culturales que buscaban el cambio y no la toma del poder “. que no son reducibles —ni explicables—las unas a las otras. Así pues. La diferenciación entre estos tres términos es de singular importancia para nuestra aproximación. defendido por el neoliberalismo. 1999) Alain Touraine (Touraine. Por globalismo. 355-362).

El Estado entra en una profunda crisis. Los pobres no son los hijos de Dios. en un momento en que también se debilitan o desaparecen los espacios e instituciones solidarias y la protección ante el desempleo. mientras que en algunos países de América Latina el 10% más rico de la población recibe 84 veces los ingresos recibidos por el 10% más pobre (OPS. 2. uno de los aspectos más salientes de la época es la separación cada vez más abismal entre la lógica globalista de la red de flujo del capital y la lógica del mundo cotidiano de los trabajadores y masas poblacionales. medicina social o salud colectiva y sobre la formación del salubrista. donde la aparición de las fábricas flexibles (entre las que comienzan a ubicarse los servicios de salud). a más de haber apoyado la construcción de ideas y acciones que circularon a nivel internacional. p. La educación está emigrando desde el espacio de la ideología hacia el ámbito de la producción. p. porque el trabajo ahora se alinea contra la vida y. A su vez. está produciendo sin lugar a dudas un incremento de la inequidad. adaptables a los mercados cambiantes. porque este nuevo requerimiento obliga.. Los cambios ocurridos en el ámbito educacional generan retos importantes para la formación de recursos humanos en salud colectiva. que está llevando a que los excluidos construyan su mundo al margen de los excluyentes (Castells. de la corrupción y del delito. precarización. ahora sí más real. El Estado tiene problema en ser el representante de la 2. 1996. a buscar un puente de unidad. Spinosa. que ahora parece debilitar su capacidad para organizar nuestro pensamiento. no necesitan de los pobres ni siquiera para la salvación de sus almas. del que hablamos. Este nuevo mundo tiene impactos profundos sobre la teoría y la práctica de la salud pública.. sino también al interior de las zonas no apetecidas por el capitalismo informatizado de los países del mundo desarrollado. apuntalando de esta forma la construcción de un mundo interdependiente. dan nacimiento a nuevos requerimientos que Robert Reich (Reich. como Castells afirma. 3). en el capitalismo informatizado cada día aparecen nuevas redes de comercio criminal que cubren más áreas y poblaciones. Si bien ésta es una apertura para los mundos de la educación y del trabajo. Este “cuarto mundo” es posible encontrarlo no solo en los países “subdesarrollados”.. Lo anterior nos situaría en un momento en que sería posible superar la dicotomía tradicional que siempre ha existido entre los ideales educativos modernos y las exigencias reales de la producción. conflictividad laboral y complicaciones en la gestión del personal. Zygmunt Bauman advierte que los ricos. Kant. 141 . 1992) las reconoce como caracte- rísticas del analista simbólico y las sintetiza en cuatro capacidades básicas: abstracción.. En Gran Bretaña. 340). constituyen verdaderos agujeros negros que son completamente innecesarios dentro de la red productivista y competitiva. Quien no puede hacer esto se transforma en un “terminal humano” (Castells. Las relaciones de producción en este nuevo mundo del capital han cambiado: la productividad y la competencia son los ejes fundamentales. desocupación masiva.. Junto con esta problemática. al ser las necesidades educacionales introducidas en la lógica economicista.3 al 1.. entre la educación y el trabajo. 1998.. no son el ejército de reserva. En los países del África Sub-Sahara. pensamiento sistémico. su autoridad y legitimidad son cuestionadas y se debilita su carácter soberano. El globalismo no solo genera desocupación sino que también produce inmensos bolsones de exclusión social e indigencia que. Las estadísticas son espantosas: “el quintil más pobre del mundo ha reducido su participación en el presupuesto mundial del 2. 2000). por lo cual es posible hablar de una globalización de la violencia. donde los recursos humanos tienen que mantenerse en constante cambio para cumplir con los requerimientos innovativos. que puede ser sustituido por una máquina con el consecuente incremento de desocupación y fragmentación del trabajo. los cambios que están ocurriendo en la educación. trabajo industrial y el mercado (Tedesco. veinte países tienen ingresos per cápita inferiores a los de hace dos décadas” (Giddens. razón por la que me parece más conveniente focalizar nuestra atención hacia aquellos aspectos que podrían tener más importancia para nuestro cometido: 1. Hirst y Thompson sostienen que “las formas emergentes de gobierno de los mercados internacionales y otros procesos económicos envuelven la mayor parte de gobiernos nacionales pero en un nuevo rol: los estados pasan a funcionar no tanto como una entidad ‘soberana’ y más como componentes de la ‘política’ internacional. con los que se practica la reparadora beneficencia. lo cual genera una nueva y compleja contradicción entre la red y la identidad (net and self). contra el trabajo. experimentación y capacidad de trabajo en equipo. con un poco más de detenimiento.4 en los últimos diez años. En Ecuador el 69% de la población fue catalogada como pobre en 1999 (UNICEF. La flexibilización del trabajo no ha hecho otra cosa que esconder la enfermedad del paro. La deforme naturaleza de la producción en el neoliberalismo o globalismo atenta contra la vida y contra el propio trabajo. hay un tercio de la población en edad de trabajar plenamente empleada. Por otro lado. Este hecho es muy importante para la medicina social porque nosotros históricamente hemos basado nuestra reflexión sobre la categoría trabajo. 1999).140 Salud: globalización de la vida y de la solidaridad debilitamiento del segundo. p. pero parece que no tenemos otro remedio que considerar primero la vida como punto de partida para nuestra reflexión. no tienen ninguna utilidad” (Bauman. reemergencia de enfermedades antiguas que se suman con nuevas. 87-98). con lo cual el globalismo está dirigiendo a la sociedad hacia un capitalismo sin trabajo y a la precarización del trabajo que sobra. rutinización para las grandes masas. 1999b). el re- conocido país del empleo. el La salud y la vida quintil más rico ha incrementado en cambio del 70 al 85% en el mismo tiempo. 1998. no solo en el tercer mundo. El trabajo tiene dificultades para ubicarse como intermediario entre el mundo objetivo y el mundo subjetivo. por otro lado. lo cual debe ser muy bien registrado por todos los niveles de educación. El análisis de todas las repercusiones constituye en sí un trabajo inmenso. pero al mismo tiempo. no son consumidores. aquello se desvanece ante el interés globalista en formar personal únicamente para producir más y no con la estrategia martiana de “ser cultos para ser libres”. que casualmente son los actores con más recursos y mayor poder en la escena política.. 1995). polarización de las poblaciones y creciente exclusión social. En este punto es importante abordar. El nuevo mundo. paradójicamente. Hegel y Marx posiblemente nos reclamen ante este acontecimiento. La función central del Estado-nación llegará a ser aquella de proveer legitimidad y asegurar el buen funcionamiento (acountability) de los mecanismos de gobierno supranacionales y subnacionales”. engendran una serie de problemas ya anotados: ruptura del contrato social. Lo nuevo de la era global es que se ha perdido el nexo entre pobreza y riqueza.

mucho de lo que antes era totalmente natural. La pregunta actual radica: ¿el Estado nacional está ineludiblemente condenado a desaparecer o a transformarse en un intermediario de las empresas transnacionales?. Daniel Bell dice: “La nación parece como muy pequeña para resolver los problemas grandes y muy grande para resolver los pequeños”. al mismo tiempo. así como por el fortalecimiento de los gobiernos locales y las identidades de diversa naturaleza. p.. ahora no lo es. el Estado debe retirarse del bienestar social porque pertenece al ámbito de lo privado: la familia. del gran relato. mientras que los que se generan en los países del llamado tercer mundo son. al igual que Soros (hasta hace poco tiempo exégeta del globalismo). y conceptos y prácticas distintas alrededor del trabajo. Parece que con la ciencia y la técnica hemos triunfado y ahora vivimos la muerte de la naturaleza. de carácter local.. 11-60).. Es por esta razón que desde diferentes ámbitos se habla sobre la necesidad de una nueva teoría del Estado que posibilite la reconsti- La salud y la vida tución de su autonomía y su soberanía. las instituciones internacionales y multilaterales y los poderes regionales y locales descentralizados. con el argumento de que ejercen una presión ilegítima sobre los gobiernos para apropiarse de una parte desproporcionada de los fondos públicos y generar así la inequidad” (Laurell. en términos históricos. De la época en que el poder fluía desde las instituciones políticas. de la interpretación amplia e histórica. Personalmente considero que lo segundo aparece como el cometido que desde todos los planos debe ser impulsado. 1996. 143 . (Ianni. p. Los riesgos manufacturados no solamente se relacionan con la naturaleza. 262-266). muy recientemente. los riesgos. 1996) entre el capital globalizado. que puede ser capitalizado para bien o para mal por líderes que entienden su movimiento y pueden. por lo general. 1999) necesario la inmediata implementación de medidas regulatorias internacionales que impidan la expoliación del Estado y la sociedad por parte de las empresas transnacionales. el calentamiento del globo terráqueo. el hueco en la capa de ozono. p. Actualmente. la razón instrumental penetra hondo en todos los rincones de la sociedad”. pasamos a un mundo donde el poder está en el propio flujo. como indica Cristina Laurell. pero no es así.142 Salud: globalización de la vida y de la solidaridad nación. 124). importantes transformaciones en las relaciones de pareja que cuestionan al matrimonio y a la familia tradicionales. nos dice Ianni. por lo que es difícil establecer las causas específicas como estuvimos acostumbrados a hacerlo. ha estallado y se ha afincado en la cultura diluyendo o debilitando las formas organizativas anteriores: partidos políticos. 65). interpretar la cultura de las masas. P. lo temporal. eventos. La aparición del riesgo fabricado también obliga a la epidemiología. etc. la comunicación (los mismos que obligan a las personas a vivir en constante riesgo y a enfrentar futuros mucho más abiertos que antes). es decir. la comunidad y las organizaciones de la sociedad civil. 3. El Estado solo debe hacerse cargo de lo público. en especial a los sindicatos o a las corporaciones. en crear “procesos en virtud de los cuales los estados nacionales soberanos se entremezclen e imbriquen mediante actores transnacionales y sus respectivas probabilidades de poder. la economía. 1999b). ya que la única forma de alcanzar una razonable globalización radica. en la “escasez de los recursos públicos. 1997). ahora interpretado como lo que tiene externalidades y brindar servicios únicamente para los comprobadamente indigentes. según Beck. gremios clasistas y expresiones ideológicas. presentaría riesgos insospechados. En efecto. pero actualmente vivimos en un mundo en el que por nuestra capacidad de intervención científica y técnica. identidades y entramados varios”. Parece que el poder ha desaparecido. pero también el poder económico y tecnológico se ha concentrado en pocas manos. remercantilizar los servicios de salud y fundamenta sus razones. y en el ataque a los grupos organizados de la sociedad. ¿es posible reconstruir su poder en una versión democrática?. De allí que en este momento vivamos lo que Ulrich Beck denomina la globalización de los efectos secundarios o consecuencias no intencionadas (Beck. 17) y por los requerimientos del multilateralismo ante el incremento de la tecnología de guerra (Castells. que son en su mayor parte fabricados. por lo general. consideran (Soros. o en su defecto.. globales. El poder instrumental del Estado de la primera modernidad se ve minado por el globalismo económico. es posible registrar grandes cambios en los roles del hombre y de la mujer. orientaciones. 1998. la moral. La globalización del riesgo: La manera en que nos hemos relacionado con la naturaleza durante el industrialismo y la forma en que procedemos en el globalismo genera grandes peligros de destrucción para los procesos vitales naturales y sociales: piénsese en la catástrofe de Chernobyl. 1997. pero que al ser introducida en una lógica globalista. La reglobalización de la razón instrumental: “Mientras el pensamiento de la posmodernidad afirma y reafirma la disolución de la totalidad. el pensamiento posmoderno abrió una interesante crítica a la razón instrumental y su incapacidad para comprender lo diverso. p. para disminuir los estragos del globalismo economicista neoliberal y encontrar alternativas más democráticas. Con todos estos cambios a nivel de la política cabe preguntar: ¿Dónde queda la acción estatal en el ámbito del bienestar social y la salud? Para el globalismo. Nuestra época no es más peligrosa ni más riesgosa que otras. El problema radica en que la acción humana siempre ocurre en medio del desconocimiento de algunas condiciones requeridas para esa acción y tampoco es posible controlar todas las consecuencias no deseadas de nuestro accionar. pierden su delimitación espacio-temporal para convertirse en globales y permanentes. Como afirma Giddens: “. Al respecto Beck. comunidades y estructuras transnacionales (Rosenau. Los riesgos fabricados generados en los países desarrollados son. A esto se suma los grandes avances de la genética que nos ofrece grandes aportes para la vida humana. en la inequidad e ineficacia del sector público. 1999. la globalización de la comunicación y la globalización del crimen. p. entonces. también se extienden a la vida social e impactan las bases culturales de nuestra existencia. para transformarse en un intermediador estratégico2 (Hirst. También se halla debilitado por el juego vicariante ejercido por las organizaciones. mientras que David Held sostiene que: “la capacidad de los estados en un entorno internacional que se torna cada vez más complejo cercena estas dos cosas: la autonomía estatal (en algunos ámbitos de manera radical) y la soberanía estatal” (Held. 1990. El neoliberalismo propone. 4. ciencia del riesgo a considerar los cambios que debe llevar a cabo en su proyección filosófica y metodológica. el arte. lo complejo. comenzamos a preocuparnos menos por lo que la naturaleza puede hacer de nosotros y más por lo que hemos hecho con ella” (Giddens.

1999. Salomón Neumann y Rudolf Virchow hablan de medicina social en Alemania. (continúa en la siguiente página) 145 . 1992).3 Parece que en este momento hablan y gritan con más fuerza las “tribus” excluidas que intentan transformarse en sujetos sociales. viejos y niños. donde lo privado y lo público borran diferencias. En ese tiempo. La ganancia se transforma en medio y fin. la ¡causa del dinero! se corona como nueva teleología y el relato neoliberal se presenta como la supuesta “verdad” que gobierna todas las particularidades. o a través de la acción que posibilita la construcción de la estructura mientras que recíprocamente la acción es constituida estructuralmente como propone Giddens (Giddens. La banalización y cotidianidad de la violencia. por un lado. 1993) En otras palabras. manteniendo la unidad en la diversidad infinita de sus innumerables géneros. convocan más tarde a otras identidades también dominadas. cuando el maquinismo se transformó en un sediento consumidor de sangre de obreros. pero también puedan ver al otro. Nuevos movimientos obreros que hacen propuestas organizativas y políticas más autónomas. Ante La salud y la vida lo cual. aparentemente gobernados por patrones de ‘expectativas racionales’. Movimientos étnicos que. Los dos extremos: una sociedad totalmente organizada por obra y gracia de la racionalidad instrumental y la informática. 1997). Jules Guérin en Francia. y la racionalidad instrumental economicista pasa a ser el parámetro de evaluación de la vida material y espiritual. Al mismo tiempo. Así. 297). Movimientos genéricos que proponen políticas de carácter personal. 1998. de una inercia muy fuerte que hace que cada vez sea de esperarse más y más violencia. por la presión de los nacionalismos o los integrismos y los problemas de la vida diaria”. ¿Qué relación existe entre todos estos acontecimientos? ¿Una simple coincidencia o algo más profundo que liga hechos tan dispersos en un todo estructurado? En las respuestas a estas preguntas yace la fascinación de numerosos escritores. que compite con otros paradigmas más sólidos. unir la cultura y la ciencia para la vida. por el otro. nos dice Touraine (Touraine. M. Pero también es posible encontrar otras expresiones de identidad que se han formado a través de la resistencia y que. economistas. por esto la red financiera internacional excluye. el movimiento obrero logró aminorar el impacto avasallador del capital y planteó sus reivindicaciones que fueron también oídas en la “casa de la salud” ante lo cual se organizó la medicina social. organismos. la relación en redes autodependientes. pero cerrada hacia la información. con creciente fuerza. pero también intentan ver al otro y comprender sus aspiraciones. Plantean integrar lo subjetivo con lo racional. y se establezcan a través de acción ética y política: acuerdos. 5. públicos organizados o movimientos sociales. William Farr en Inglaterra y Francesco Puccionotti en Italia. mientras no aceptan el dominio de la vida por la ciencia y la técnica. excepto cuando estos ‘individuos racionales’ inesperadamente disparan a su vecino. las ciencias humanas también interpretan que es posible construir la unidad en cuanto acuerdos intersubjetivos y por la acción comunicativa. madres. Es también el año de los poetas políticos: Heinrich Heine y Lamartine. 195). y en el otro extremo los claros signos de un total desenfreno y pérdida de humanidad. actualmente. que luchan porque las diferencias de género no se transformen en inequidades. las ciencias sociales reconocen que la unidad en la diversidad es posible alcanzar en la medida en que se parta desde la interpretación o comprensión de lo diverso. 3. lo cultural. por último. la característica sistémica abierta desde el punto de vista material y energético. parece más bien que estuviéramos viviendo en un mundo hecho exclusivamente de “mercados. Los nuevos movimientos sociales buscan construir sujetos que puedan integrar en su vida su yo con todo su recuerdo cultural. el “mundo feliz” de Huxley. El globalismo excluye todo aquello que no pueda participar en su lógica y movimiento. Medioambientalistas que se engarzan en luchas ecológicas más amplias y plantean la integración de la humanidad con la naturaleza. El poder de la identidad: “El espacio social y político se vacía o se desploma. poetas. O lo que cuenta Saúl Franco en su libro sobre la violencia en Colombia El Quinto: No Matar: “Merece destacarse el hecho de una especie de autogeneración de la violencia. la ciencia había rescatado o elaborado lógicas y racionalidades diversas a la instrumental economicista. aspecto sobre el que nos habla Juan César en su último escrito. violan una niña o lanzan gases tóxicos en una estación de metro (Castells. 1993). contratos siempre revisables. más tarde construyen su identidad al margen de esa red excluyente y. “Tribus” que en un comienzo oponen y resisten la agresiva exclusión por parte de la red. el concepto de medicina social surge casi simultáneamente en varios países europeos. por las realidades técnicas y económicas y. lo subjetivo. dominado. p. o como unión de sujeto y razón como recomienda Touraine (Touraine. la ecología y la biología teórica plantean que la vida natural tiene regularidades tales como su capacidad autopoiética. Movimientos religiosos que buscan la realización individual en el absoluto. Juan César García escribe al respecto: Mil ochocientos cuarenta y ocho (1848) es el año de nacimiento del concepto de medicina social. construir un nosotros y luchar contra la opresión (Touraine. 1993. la propuesta globalista neoliberal no constituye sino una receta ideológica sin gran sustento científico. cada vez más vida humana cuando ésta no puede o no quiere apoyar la productividad y la innovación. la emergencia de nuevas características de acuerdo al nivel de complejidad organizativa (Capra. habiendo nacido desde la resistencia a la opresión. por ejemplo. el acostumbramiento de los actores a matar y del conjunto de la sociedad a ver matar…” (Franco. Volvemos a vivir aquello experimentado al inicio de la revolución industrial. todo lo cual ha factibilizado la globalización de la vida natural desde hace millones de años. A primera vista da la impresión que lo que plantea el autor no fuera verdad. definen y defienden su espacio contra la lógica de la ausencia de espacio que caracteriza esta época y usan la información tecnológica para la comunicación horizontal mientras se niegan a desarrollar una nueva idolatría alrededor de la tecnología. sociólogos y políticos que se han dedicado a estudiar este particular período histórico.144 Salud: globalización de la vida y de la solidaridad Cuando se creía que el pensamiento había entrado en la posmodernidad. redes de individuos y organizaciones estratégicas. Por otro lado. Hablo de los movimientos de resistencia feministas que ahora se proyectan como movimientos genéricos que proponen formas generales de vida más humanas. Oponen la cultura dominante de la realidad virtual con su propio recuerdo y experiencias. También me refiero a movimientos nacionalistas que caminan hacia la construcción de instituciones políticas y nuevas formas de soberanía. especies. pactos. 1996). Al igual que las revoluciones. 1994). pasan a conformar identidades proyectivas que intentan organizar nuevas relaciones de poder y nuevas propuestas de globalidad. individuos. Es también el año de los grandes movimientos revolucionarios en Europa. como preconiza Habermas (Habermas.

contenedor del quehacer en salud pública y principal impulsor de la misma. el término de medicina social se entrelazaba con las nuevas concepciones cuantitativas sobre la salud y la enfermedad. En esa medida debemos cambiar las formas de ver. 3. 1999. 1999). la geografía y la cultura producen procesos duraderos aunque silenciosos. razón por la que las identidades que. con los movimientos. el mismo que. el Dr. p. contrapuestos. De esta manera. que a través de su accionar lograba efectivizar en las instituciones de atención médica y en la población el propio poder del Estado y ejecutar la “verdad” de la ideología científico-tecnológica positivista. a su vez. El globalismo engendra sus propios retos y sus opositores en la forma de identidades de resistencia o proyectivas.146 Salud: globalización de la vida y de la solidaridad muchas de ellas proponen y convocan a buscar salidas más solidarias. sino que se halla en las propias redes de relaciones que conforman los movimientos sociales a través de los que se expresan las identidades. interpretar y actuar: La mirada: la salud pública convencional miró a la población como objeto a ser intervenido por parte de la norma y ciencia positiva. supuesto “mago y exorcista sobre el riesgo y la enfermedad públicos”. 3. un reto diverso. Al mismo tiempo nuevos poderes han aparecido representados por las identidades defensivas y proyectivas. un interventor técnico-normativo. p. de su mundo comunal amenazado. transformándose en intermediador de intereses distintos y. hablan lenguajes distintos y se mueven con racionalidades diferentes. relación en redes autodependientes. avances que en alguna medida van integrándose a la medicina social y que nos brindarán nuevos elementos para una mejor comprensión del complejo mundo de la vida (Almeida. Es por esto que la salud pública fue bastante consistente durante el siglo anterior. etc. apoyando los principios fundamentales de las revoluciones de 1848. abandonando la visión de la diferencia cualitativa entre estos estados. la técnica y el Estado solucionarán todos los problemas de salud. Expliquemos estos hechos con un poco más de detenimiento: el Estado-nación. apoyar el avance de las condiciones de vida y salud cada vez más deterioradas de las mayorías poblacionales. 2. cuando las prácticas se complican y el panorama social se vuelve caótico. Siempre parten de sentires diversos. la salud pública que ha guiado nuestro pensamiento y acción en América Latina durante el siglo XX (Granda. debe ser capaz de tejer redes de cooperación internacional en este campo. la historia. Así. a pesar de que era utilizado en una forma ambigua. En efecto. el contenido de las revistas tenía un carácter combativo. En esa medida. El salubrista. etc. Guérin estampa el término en una revista médica editada en París que tiene una duración de pocos meses. tejen relaciones entre la naturaleza. ha debilitado su autonomía y soberanía transformándose en un intermediario sin gran poder para definir y defender las políticas sociales en el campo de la salud colectiva. las mismas que defienden aspectos íntimamente ligados con su mundo de la vida y proyectan su accionar político hacia otros actores y ámbitos de la sociedad. promover y fortalecer las expresiones individuales y colectivas progresistas que impulsen la salud y apoyen la construcción de un Estado democrático coherente con estas necesidades y derechos. Pero en este momento de globalización es necesario reconocer que el trípode sobre el que nos sustentamos y que nos permitió cosechar algunos éxitos en el control de enfermedades tropicales. Virchow introduce el término en otra revista cuya duración también será breve. En ambos casos. El accionar del salubrista se fundamentaba. lenguajes. sistemas complejos. trataba de señalar que la enfermedad estaba relacionada con “los problemas sociales” y que el Estado debería intervenir activamente en la solución de los problemas de salud. Por lo general. la medicina social aparece como una concepción ‘moderna’ adecuada a las nuevas formas productivas que se estaban desarrollando en Europa” (García. por lo general. ha debilitado grandemente su autonomía y sobera- nía. de su vida diaria conflictuada. En esta forma. pero todos esos sentires. Pero el flujo que al mismo tiempo es poder radica en la propia vida de sentido de las poblaciones y en sus imaginarios. el avance en la explicación de muchos trastornos crónico-degenerativos. el poder ya no fluye de contenedores sino que se halla en el flujo. la misma que no solo recibía la intervención “civilizatoria” de la ciencia y la técnica sino que tenía. pero aquello no es tan aconsejable ya que las bases filosóficas y teóricas que han sustentado el deambular de nuestra disciplina durante el siglo XX posiblemente no tienen la fortaleza para soportar el embate actual del globalismo. 147 . se constituyó en un agente del Estado y de la ciencia. racionalidades y acciones surgen de su experiencia inmediata vulnerada. por lo general. además. de esta manera. entonces. con el fin de prevenir los riesgos de enfermar de la población a su cargo transformada en objeto. c) El Estado. 185). tratamos de encontrar en nuestras teorías y en los cánones disciplinarios de la salud pública la tabla de salvación o al menos la tabla de surfing para poder movernos en las olas del cambio. Asimismo.. (continuación) El Dr. en el mito de que la ciencia positiva. La salud y la vida Globalización y salud colectiva La coyuntura actual reclama de la salud colectiva un pensamiento lo suficientemente amplio para interpretar y explicar la situación actual de salud y de los servicios. La aceptación del poder del Estado como fuerza privilegiada para calcular el riesgo y asegurar la prevención. se forja un nuevo tipo de poder que ya no se halla localizado en los viejos receptáculos representados por el Estado y las instituciones tradicionales. El concepto. batallas que en muchas ocasiones no se sellan con éxitos sino con mayores y más amplias dosis de vida. La interpretación: es fundamental que comprendamos los lenguajes de la vida natural y en este campo tanto la ecología como la biología han avanzado notoriamente en la comprensión de la vida como autopoiesis. b) La aproximación positivista que excluye al sujeto como generador de su propio conocimiento y de la acción también ha sido grandemente criticada. Parece que hemos llegado al convencimiento que: a) No es posible lograr la salud únicamente por el descuento de enfermedad.. de sus identidades desgarradas. Me parece que desde la medicina social se abre. 83-84) se ha sustentado en un trípode constituido por: 1. el fortalecimiento de las instituciones debilitadas y el propio desarrollo de nuestra disciplina radica en la necesidad de transformarnos en intérpretes-mediadores de esas nuevas fuerzas que surgen en este momento de globalización. que aprender a olvidar su cultura particular siempre riesgosa por no responder al universalismo de la razón. 1994. El presupuesto filosófico-teórico de la enfermedad y la muerte como punto de partida para la comprensión de la salud. mientras que ahora requerimos mirar cómo los sujetos individuales y colectivos producen su salud en el diario vivir. En Berlín. debe ser repensado. la erradicación de la viruela y poliomielitis. desde la medicina social debemos comprender que nuestra potencialidad actual para apuntalar el fortalecimiento de la salud de las colectividades. El método positivista como base explicativa de la “verdad” sobre el riesgo.

como la califica 149 . 1998). destrucción o debilitamiento de las instituciones públicas e incremento de beneficios para los grupos financieros privados. los análisis realizados sobre los resultados alcanzados por las reformas sectoriales en los distintos países de América Latina son diversos y sería muy largo explicitar los detalles.. es fundamental la participación crítica de la medicina social en las reformas sectoriales. controlan socialmente el cumplimiento de los deberes encomendados al Estado. de los públicos o movimientos sociales y poderes locales que promueven la salud. es fundamental que partamos desde una ética de principios y de equidad para juzgar sus resultados. lo cual ratificaría este empeño por el cambio. 2. responsables de la gestión nación de los sistemas de salud (Silva Paim. Un método que integra diversas metáforas y hace variadas hermenéuticas (incluida la científica positivista). 1997). pero al mismo tiempo nos vemos en la necesidad de desarrollar nuevos instrumentos filosóficos. entonces. pues la debilidad de un planteamiento sistémico de reforma. este nuevo trípode rescata los aspectos positivos alcanzados por la salud pública. quien prevé creciente exclusión y pronunciada estratificación en el acceso a los servicios y beneficios sociales. como nos dice Bolívar Echeverría. en los productos elaborados por el Dr. producen. 3. político y técnico que se mueven a través de la estructura instalada de nuestros servicios de salud. b) lo ético en la política con miras a generar conocimientos y acciones de defensa de la salud. a través de todo lo cual genera metáforas propias sobre su salud y enfermedad. en la reforma de las mismas y en la ampliación y diversificación de las acciones y responsabilidades sociales y económicas con la salud (Granda. Al respecto. 1998. Jairo Restrepo realza los elementos positivos de la reforma colombiana (Restrepo. pero en un estudio de casos en el Departamento de Antioquia. culturas y conocimientos dirigidos hacia el logro de la salud y la equidad. pero ahora requiere visualizar en primer término la vida. la dinámica ecológica. sino comprometerse ética y políticamente con los diversos actores democráticos de la sociedad y del Estado en la defensa de esas instancias. veracidades. prevención y vigilancia. empuja a los establecimientos a una planificación hacia adentro”.. La salud pública tradicional priorizó la razón instrumental y la norma estatal para alcanzar la salud colectiva. siempre y cuando tenga la capacidad de interpretar las formas de vida diversas de las distintas identidades étnicas. sus pretensiones de validez. en estas épocas de globalismos. Al respecto. el aumento de costos (Restrepo. pero con un importante peso de las metáforas del “poder de la vida”. la medicina social reconoce el valor de la ciencia positiva pero requiere interpretar que “vivir es conocer y conocer es vivir” (Maturana. desde Perú. teóricos. con lo cual se defiende el carácter siempre calificado que detenta todo miembro poblacional para forjar sus propias verdades. las ciencias sociales. así como la estratificación de los servicios de salud disponibles a distintos grupos. Esta “ética dura”. critica su especial enamoramiento con la enfermedad y la muerte y su proyección interventora técnico-normativa para establecer un énfasis notorio en dos aspectos: a) el poder de la vida.148 Salud: globalización de la vida y de la solidaridad Pero.. metodológicos y técnicos para llevar a cabo la tarea de interpretación y traducción de las necesidades poblacionales en acciones desarrolladas por la propia población. sin descuidar la prevención de la enfermedad. Presupuesto filosófico-teórico de la salud y la vida. con el aporte de la ciencia y la técnica. han avanzado notoriamente y plantean la necesidad de llevar a cabo una doble hermenéutica. las nuevas ciencias sociales defienden la necesidad de una segunda hermenéutica. En este momento de globalismo es fundamental. el autor advierte. p. a su destrucción” (Echeverría. la persistencia de desigualdades. 1997). 1998). como hemos dicho anteriormente. el descuido de las labores de promoción. Los ejemplos anteriores nos llevan a considerar que ante el proceso de reforma y sus resultados concretos. las diversidades sustentadas por las distintas identidades y sus instituciones. sus acuerdos intersubjetivos y sus acciones relacionadas con la salud. en acciones llevadas por las instituciones existentes y de lucha solidaria por la defensa de la salud y por la protección de la vida de la naturaleza. 23-24). lo cual ubicaría a nuestra multidisciplina en la capacidad de producir conocimientos más pertinentes. p. En esa medida. 2000. sin que él pueda intervenir para nada. el trípode que constituyó la base de la salud pública tradicional deberá transformarse para dar paso a uno diferente fundamentado en: La salud y la vida 1. nos advierte que los “las microreformas sin un proyecto holístico. bajo el convencimiento de que lo ético viabiliza al ser humano. Juan Arroyo. Una primera hermenéutica directa con la población. Silva Paim expresa su preocupación por el desmonte de los ministerios de salud. disminución de la protección económica en la tercera edad y ante las contingencias de condiciones incapacitantes. en cambio. eticidades. que han pasado a constituir el espacio de debate y acción por parte de las distintas fuerzas que pugnan por controlar los flujos de poder económico. 1999b) se rescata como prácticas fundamentales la cultura por la vida y la salud y la construcción de entornos saludables. conduciendo en algunos casos a la implementación de reformas “contra la salud y la seguridad social”. Carlyle Guerra de Macedo dentro del proyecto “Salud pública en las Américas” (OPS/OMS. a la vez. prácticas y estrategias de organización de su poder. 1999). rectitud y veracidad (Habermas. con miras a enriquecer. en la capacidad de criticar y enriquecer sus verdades preteóricas. como nos relata Cristina Laurell (Laurell. como parte de la reforma silenciosa que se lleva a cabo en Perú (Arroyo. En general. pero enriquecidas con los insumos de la ciencia y la técnica. La acción: al proceder en esta forma. “vivir él mismo su propio drama y no como ahora un drama ajeno que lo sacrifica día a día y lo encamina. 2000). pero sí es conveniente expresar que el afán economicista no ha dejado de estar presente. de la sociedad y de sus instituciones. 1992). luchan por su democratización y entran en acuerdos-desacuerdos con los poderes supra e infranacionales. territoriales. aspecto que ya fue realzado por Saúl Franco en Guadalajara. entre otros aspectos. para la medicina social impulsar la lucha por la salud sustentada en sólidos principios éticos. etc. Pero. El siglo anterior encomendó al salubrista administrar las instituciones y recursos públicos estatales dirigidos a la salud. que deben estar dirigidos a defender la salud poblacional. las formas de vida cotidiana de los grupos sociales. microeficiencia e inequidad sistémica. el estancamiento del aseguramiento. En efecto. 1993). lograríamos una mayor imbricación de la salud con la propia vida poblacional. La salud pública confió en que la población alcanzaría la salud a través de la sustitución de su cultura por el mensaje civilizatorio de la ciencia positiva. además. es fundamental que también cambiemos nuestras formas de interpretar la vida social. Al respecto. genéricas. la ética y la política como fines y medios capaces de movilizar voluntades. pérdida de derechos. la vida y la democracia. la medicina social requiere en este momento no solo administrar las instituciones y recursos. Un accionar que integra diversos poderes y actores: el poder del individuo. además.

Zygmunt. Castells. Jesús Martín. Quinta edición. 151 . Bogotá: Convenio Andrés Bello. calles e imaginarios para comunicar que el solidario ayer puede transformarse. La solidaridad debe fortificarse a través de este nuestro movimiento y podamos no solo convocarnos por ideas y acciones en nuestros ámbitos disciplinarios. Castro. The Reinvention of Politics. Giddens. Ponencia presentada al Congreso de Bioética de Panamá. En: The cultural studies reader. Naomar y Silva Jairnilson. Pensamiento social en salud en América Latina. lugares donde se expresaron rechazos globales contra el globalismo. Madrid: Ediciones Cátedra. Giddens. 1998. Stanford: Stanford University Press. 1994. Más allá de la izquierda y la derecha: El futuro de las políticas radicales. 1998. Los cubanos se unen en un abrazo fraterno y demuestran que durante cuarenta años pueden continuar siendo dueños de su historia mientras convocan al mundo para pintar al globo con colores de solidaridad. Cambridge: Blackwell. incluido el campo económico. tal como recomienda Amartya Sen: “. comunicación y acción política y ética impactantes. En otras palabras. “Disjuncture and Difference in the Global Culture Economy”. Anthony. La globalización imaginada. 1989. esta nueva propuesta exige una alianza. Washington: OPS/OMS. The Information Age: Economy. Céspedes. End of Millenium. político y cultural que actualmente vivimos. 1999. que nos permitan ser locales y nacionales. (75): 5-30. etc. Society and Culture. 1996. 1998a. Beck. género y salud. etnias.. The Information Age: Economy. Castells Manuel. también transparentan senderos ignotos de unión y organización inventados. Néstor. Bolívar. Así. La sociedad del riesgo. Bibliografía Almeida.cu/. 1996. 1997. Ulrich. Fritjof. 1998b. 1986. En: Cuadernos Médicos Sociales. ¿Qué es la globalización? Barcelona: Editorial Paidós. el Ejército Zapatista propone formas de organización. “Comentarios a la tercera edición”. “Bioética fuerte: Una perspectiva periférica a las teorías bioéticas tradicionales”. Antony. p. La globalidad de esos rechazos se caracterizaron por la variedad de actores que coligieron en La salud y la vida una propuesta solidaria contra el embauque economicista. 2000. El Quinto: No matar. Recordemos tan solo las últimas manifestaciones de Seattle y Washington. cultural. en renovadas propuestas de organización del Estado y del mundo de la vida. México: Siglo XXI. 2000. 1998. Luis. visión desde Cuba (tercera edición ampliada). Ulrich. la economía. mayo de 2000. 2000. 27). pero también abre espacios de solidaridad diversos. 1999.. volume I. New Rules of Sociological Method (second edition). aspecto que hemos tratado de vivir en estas tres décadas. 1996. Beck. ¿Qué es la globalización? Barcelona: Editorial Paidós. Esta proyección vital y ética del quehacer político de la medicina social entraña cambios en los ámbitos de la formación de sus recursos. Giddens. Ulrich. Por otro lado. Lima: Universidad Peruana Cayetano Heredia. Volnei. De los Medios a las Mediaciones. Arroyo. Modernity and Self Identity. Appadurai.. Echeverría. Society and Culture. Anthony. La trama de la vida. 1993.150 Salud: globalización de la vida y de la solidaridad Garrafa (Garrafa. tal y como ha evolucionado. defiende “como moralmente justificable. Madrid: Alianza Editorial. económico. Franco Saúl. 1-2). salud de los trabajadores. Entrevista con Federico Mayor Zaragoza. Oxford: Blackwell. que nos obligan a realzar la creatividad siempre presente en la especie humana. puede hacerse más productiva prestando una atención mayor y más explícita a las consideraciones éticas que conforman el comportamiento y el juicio humano” (Sen. La transformación de la intimidad.. pero lo que siempre visualizó fue la solidaridad internacional como eje de desarrollo de la IAHP y ALAMES. Buenos Aries: Paidós. se requiere una ética política que nos permita llegar a acuerdos responsables entre estados democráticos y con aquellas naciones y movimientos progresistas en lucha contra el capital transnacionalizado.. En otras latitudes. Castells Manuel. Antony. Juan César. con el lado históricamente más frágil de la sociedad”. 1991. Oxford: Blackwell. Oxford: Blackwell. El nuevo mundo global en el que vivimos produce inmensos cambios en la vida social. Consecuencias de la modernidad. pero también apoyar la creación de poderes y políticas que posibiliten una glocalización más humana. Society and Culture. Me refiero al cuidado y defensa de la naturaleza. 2000. plazas. con excepciones a ser discutidas. Fidel. Stanford: Stanford University Press. Ulrich. mientras que los indígenas ecuatorianos organizados en la CONAIE se toman carreteras. volume III. The Information Age: Economy. García. 1998. The Power of Identity. entre otros aspectos: la priorización de políticas y tomas de decisión que privilegien el mayor número posible de personas. The Rise of the Network Society. Giddens. La medicina social latinoamericana se forjó en el momento en que el nuevo mundo del cual hemos hablado también se conformaba. 1996. Buenos Aires: Paidós. En: El derrumbe del modelo eurosoviético.. Arjun. Giddens. 1997.cuba. 1994. sino por la generación de metáforas seductoras de salud y vida. Berkeley: University of California Press. Garrafa. salud y transformaciones de la vida individual y familiar. la propuesta ética debe permear todos los campos de la acción y del conocimiento. pero al mismo tiempo que aquellas identidades oponen. Madrid: Cátedra. p. Salud: La reforma silenciosa. Mencionado por Beck. Antony. Antony. “La crisis de la salud pública y el movimiento de la salud colectiva en Latinoamérica”. política y económica. Beck. la investigación y la tecnología y hacia los espacios donde la globalización más impacto está causando y que fue ya analizado anteriormente. Valor de uso y utopía. Barcelona: Anagrama. Barbero. volume II. a través de un nuevo Pachacutic entre indios y mestizos. Santa Fe de Bogotá: Tercer Mundo. 1998. La Habana: Editorial Félix Varela. García Canclini. www3. No creo que Juan César García pudiera prever la caída del muro y el inmenso enredo social. Giddens. Juan. Capra. The constitution of Society. Manuel. incluso en perjuicio de ciertas situaciones individuales. Bauman.

Nueva York: Oxford University Press. México. Robert. Edmundo. mayo de 2000. Touraine. 1998. 153 . Reforma con rostro humano en tiempos de crisis. Immanuel. Instituto de Investigaciones Económicas. Gaia. “Salud pública e identidad”. George. Madrid: Grupo Anaya S. R. 1999. 1989. 1995. The politics of the world economy. 1996 Restrepo. 1994. Madrid: Ediciones Temas de Hoy. Mencionado por Beck. Wallerstein. Washington D. Robertson.bbc. Laurell. Unicef. 1998. Documento de trabajo. Alain. Turbulence in World Politics. Washington D. Tedesco. 1999b. James. 2-4 de julio de 2000. Ulrich. Dorion. Jairo. 1992. Touraine. The political economy of International Relations. 1992. ¿Qué es la globalización? Barcelona: Editorial Paidós. Ulrich. Quito. A. 1997. Touraine. Antony. Ponencia de la representante de Unicef en Ecuador ante el “Taller Seminario sobre Rectoría del Estado en Salud”. Cristina. La sociedad global (segunda edición). and Thompson. Santiago de Chile: Editorial Universitaria.co. Alain. Teoría de la acción comunicativa. En: Coyuntura Social. 1992. En: Boletín ecuatoriano de salud pública y desarrollo de áreas de salud. México: Siglo XXI. 1991. Sen. “Sujeto. C. P. Hirst. Silva Paim. Reith Lectures. Rosenau. Globalization. Roland. Globalization: Social Theory and Global Culture. 1998. Transicao Paradigmática e Desenvolvimento Curricular em Saúde Pública. Ianni. Buenos Aires: Editorial Sudamericana.152 Salud: globalización de la vida y de la solidaridad Giddens. La Habana. Touraine. 1995. 173-196. “El sistema colombiano de seguridad social en salud: ¿ejemplo a seguir?” En: La Seguridad Social. “La noción de sujeto”. 1998. Morin. New York: Lynne Rienner. En: Salud pública: Reflexiones y experiencias. México: Fondo de Cultura Económica. 1999. Reich. ¿Qué es la democracia? Madrid: Atenea. Octavio. One World.bbc.. UNAM. Immanuel. 1999. Antony. Cambridge: Politiy Press. México: Era. Buenos Aires: Paidós. Alain. Granda. G. 1993. Hong Kong. Giddens. Reith Lectures. Lynn y Sagan. La salud y la vida Maturana. Nueva York: Harmony Books. El Nuevo Pacto Educativo. Edgar. Microcosmos. A. El árbol del conocimiento. Jairnilson. El método: La vida de la vida (tercera edición). 1990. 1999. Lovelock. Londres: Sage. Disparidades de salud en América Latina y el Caribe. Amartya. Soros. México: Fondo de Cultura Económica. The Work of Nations. James. Igualdad y diversidad. Jürgen. Brighton: Harvester. Sobre Ética y Economía. Alain.: OPS/OMS. 1991. Organización Panamericana de la Salud. 1997.http:/news. Mencionado por Beck. Edmundo.http:/news. ética y salud”. Novena edición. Held.. Salud pública en las Américas. Edgar. London. Cosmopolitan Democracy. Madrid: Ediciones Cátedra. Madrid: Taurus. Habermas. cultura y subjetividad. ¿Qué es la globalización? Barcelona: Editorial Paidós. Granda. 1999b. Nueva York: Tusquets. James. Globalization in Question: the International Economy and the Possibilities of Governance. “Monitoreo local de la reforma del sector salud”. 1997. Wallerstein. Morin. 1979. Restrepo. 1999. (3): 4661.: OPS/OMS.co. La crisis del capitalismo global. Margulis. Crítica a la Modernidad. 1994. C. En: Nuevos paradigmas. Organización Panamericana de la Salud. La reforma contra la salud y la seguridad social. Gilpin. 1999a. Risk. New York: First Vintage Books. Juan Carlos. Humberto y Varela Francisco. Reforma y Retos. ¿Podremos vivir juntos? La discusión pendiente: El Destino del Hombre en la Aldea Global. New York: Cambridge University Press. Madrid: Alianza Editorial S. (4): 80-90. 1997. Ponencia presentada a la XIX Conferencia de la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Educación en Salud Pública (ALAESP). 1988. David. Jairo. Healing Gaia. Lovelock. Many Worlds. 1993.

Programa de Desenvolvimento da Gestão em Saúde. vivimos un momento en que el todo y las partes. se pierden” (Ianni. homogéneo y plural.La salud y la vida Artículo 10 Integralidad y vida* ¿Cuál es el significado de la integralidad en este momento en el que vivimos. Ianni al respecto opina: “Mientras el pensamiento de la posmodernidad afirma y reafirma la disolución de la totalidad. lo cual conduce a Castells a considerar que ‘nuestras sociedades se van estructurando crecientemente alrededor de una oposición bipolar entre la red y la iden- tidad’ (Castells. caracterizado por la idea de que es posible integrar o unificar el mundo a través de una sola razón. o de otra forma. por otro lado. un momento en que desde el un extremo se reclama la existencia de una integralidad ya constituida. reclaman el valor de su diversidad y desconocen la autoridad del todo. 124). Ianni describe el momento que estamos viviendo en la siguiente forma: “Poco a poco y de repente el mundo se hace grande y pequeño. momento en que las partes. momento en que el todo. El mercado se transforma en medio y fin y la racionalidad instrumental economicista pasa a ser el parámetro de evaluación de la vida material y espiritual. del gran relato. mientras que los grupos excluidos construyen sus identidades al margen de esa red excluyente y en muchas ocasiones hacen conocer sus propuestas con inmensa violencia. Porto Alegre. En otras palabras. Encontro Treze Anos de Reforma da Saúde no Brasil. el pensamiento posmoderno abrió una interesante crítica a la razón instrumental y su incapacidad para comprender lo diverso. en primer lugar. 1999. por otro lado. insufla esencia y da forma a todos los elementos integrantes mientras que. sean borradas o desconectadas de la red global. quiere que las partes existan únicamente como funciones o dependencias de dicha totalidad. buscar su valor. ubicar la relatividad del término integralidad y más bien resaltar la importancia de la matriz de sentido o paradigma básico desde donde se parte para definir su significado. pero junto con esta idea aparecen múltiples expresiones de particularidad e identidad sustentadas en racionalidades diversas que oponen dicho planteamiento globalista? Comenzar por esta pregunta es fundamental porque nos permite. En efecto. y sustentando esa identidad en bases tradicionalistas indiscutibles. la ideología del mercado. también hemos vivido en estas últimas décadas una importante negativa sobre la posible existencia de integralidad alguna. compuesto y multiforme. Cuando se creía que el pensamiento había entrado en la posmodernidad. Universidade Federal do Rio Grande do Sul. Simultáneamente a la globalización. donde la red excluye a las identidades que no pueden apoyar su constitución. Vivimos. la unidad y la diversidad reverberan y se oponen. negando cualquier posibilidad de apertura. se dispersan los puntos de referencia dando la impresión de que se mueven. 155 . 58). que conduce. establecer su validez o encontrar su utilidad. bajo el nombre de globalismo. 1996. la “¡causa del dinero!” se corona como una nueva teleología y el relato neoliberal se presenta como la supuesta “verdad” que debería gobernar todas las particularidades. la razón instrumental penetra hondo en todos los rincones de la sociedad” (Ianni. Escola de Administração. 10 a 12 de diciembre de 2001. 3). lo complejo. 1999. flotan. lo temporal. * Trabajo presentado en la mesa redonda Integralidade: qual seu significado afinal?. racional y única. entonces. de la interpretación amplia e histórica.

la cultura. deben entenderse y resolverse en sí mismas y en mutua interdependencia” (Ibídem. política y social. Al contrario. Un segundo aspecto que es necesario indicar es que la presente aproximación al término integralidad intenta reflexionar sobre algunos aspectos que ayuden a pensar alrededor de la integralidad en el campo de la salud pública en cuanto prac- tica social/disciplina/función estatal. la opulencia y la libertad siempre y cuando nos supeditemos a la integralidad globalista y acabemos con toda expresión diversa por su naturaleza errada y terrorista. política y social. Para unos la integralidad será lograda a través de la razón del mercado que propone remercantilizar los servicios públicos de salud. que no son reducibles (ni explicables) las unas a las otras. globalismo y globalización. 27). Para el autor esta globalización tendría como un diferenciador esencial su ser irreducible. Cuando hablamos de integralidad. la integralidad es imposible. Al respecto. sino la reconstitución de la integralidad conducida por la razón del Estado y de la ciencia. en la cual agentes transnacionales y nacionales juegan al gato y al ratón. ámbito en el cual laboro y conozco un poco más. como desorden. globalidad y globalización también connotan no-Estado mundial. sino que. hacemos referencia a un pensamiento que posibilite mirar en forma articulada los diversos elementos o componentes que integran el campo de la salud pública y proponer acciones que. el tacto y el olor. la propia supervivencia de los grupos humanos radica en el logro de una identidad cerrada a cualquier intento de integración con lo global porque aquello significa su negación. la del ser humano como máquina corporal. sociedad mundial sin Estado mundial y sin gobierno mundial. policéntrica y contingente. a su vez. Esta antípoda dibuja a su vez las propuestas políticas del hoy y del mañana: a) podremos avanzar hacia la felicidad. identidades y entramados varios”. El globalismo pretende que la complejidad del Estado. para otros. pero que puede adoptar un planteamiento de unidad a partir del acuerdo social. el sonido. y la creencia en el progreso material ilimitado a través del crecimiento económico y tecnológico. dicho más exactamente. 164). Todas estas ideas nos han acompañado durante largos años y constituyeron los componentes del paradigma de integralidad dominante. sin la intervención del Estado ni de la ciencia por razones de su carácter iatrogénico. como “los procesos en virtud de los cuales. no existe ningún poder hegemónico ni tampoco ningún régimen internacional” (Beck. Éste es un aspecto fundamental y totalmente nuevo de las propuestas de integralidad que emergen en este momento de modernización tardía: parece que por fin queremos entender que el mundo se desarrolla y se expresa como “pluralidad sin unidad”. 29). los mismos que han perdido su eficacia debido a la “escasez de recursos públicos. la de la vida social como una lucha competitiva de ciudadanos por su supervivencia cobijados por un Estado que al estar supuestamente fundamentado en el conocimiento científico es capaz de acumular todo el poder necesario para comandar la producción de bienes materiales y espirituales. Beck continúa y dice: “Esto significa que vivimos en una sociedad mundial políticamente multidimensional. el neoliberalismo reduce la pluridimensionalidad de la globalización a una sola dimensión. vivimos un momento. 28 y 29). Las bases de la integralidad tradicional La integralidad tradicional se ha sustentado en una visión dominante del mundo concebido como sistema mecánico compuesto de piezas. instituir la ley. con lo cual se origina “un imperialismo de lo económico bajo el cual las empresas exigen las condiciones básicas para poder optimizar sus objetivos” (Ibídem. En esta forma. lo cual significa que “existe una afinidad entre las distintas lógicas de las globalizaciones ecológica. entre lo bello o lo feo. 1998. La diferenciación entre estos tres términos es de singular importancia para nuestra aproximación al tema de la integralidad. Mientras que los de más allá aseveran que la salida radica en una no-integralidad que preconiza el retorno a la subjetividad. a la inequidad e ineficacia del sector público… y al peso negativo de los sindicatos y corporaciones. Globalidad significa que “hace ya bastante tiempo vivimos en una sociedad mundial… percibida y reflexiva. Para otros. la sociedad. la simultaneidad. es conveniente. su muerte. la calculabilidad del mundo. la económica y minimiza las otras dimensiones: ecológica. y que dictamina la necesidad de la separación. cultural. Ante las propuestas tan disímiles y contradictorias sobre la posibilidad de armar una propuesta más integral en el campo de la salud. diferen- La salud y la vida ciar los términos globalidad. Al respecto veamos lo que dice Laing: “El programa de Galileo nos ofrece un mundo muerto: fuera quedan la vista. como diría Kandinsky en que la conjunción “o” que juzga la diferencia tajante entre la teoría verdadera o la falsa. Las antípodas social y política dominantes de la presente época también se hacen presentes en el campo de la salud generando propuestas divergentes. o b) es imposible la integralidad. Estamos ante un capitalismo globalmente desorganizado puesto que. la incertidumbre (Kandinsky. El dominio economicista actual no es irreversible como preconiza el neoliberalismo. las cualidades.. 1997). económica. Por último la globalización. Beck entiende “la concepción según la cual el mercado mundial desaloja o sustituye el quehacer político. cultural. entre la cultura o la barbarie. etc. 1982). pero que es posible llegar al orden y a la unidad como acuerdos producidos dinámicamente. ante lo cual es posible proponer una direccionalidad política diferente. los valores.. Algunas características de este paradigma: • Un mundo muerto. en cambio.156 Integralidad y vida Nuestra época es una de antípodas: para unos. a la vida grupal basada en identidades primarias. antes bien. Por globalismo. el gusto. la complejidad. distribuir igualitariamente la riqueza producida. los estados nacionales soberanos se entremezclan e imbrican mediante actores transnacionales y sus respectivas probabilidades de poder. que ejercen una presión ilegítima sobre los gobiernos para apropiarse de una parte desproporcionada de los fondos públicos y generar así la inequidad” (Laurell. la política exterior sean tratados como una empresa. puesto que su discusión y comprensión tiene plena vigencia en este momento en que nos proponen la existencia de una integralidad en cuanto globalismo. orientaciones. 157 . es decir la ideología del dominio del mercado mundial o la ideología del liberalismo”. donde ‘mundial’ significa ‘diferencia y pluralidad’ mientras que ‘sociedad’ significa estado de ‘no integración’. integren las prácticas sociales en salud y las funciones estatales en este campo de una manera un tanto diferente a la tradicional. que ha sido criticado y ha demostrado limitaciones para interpretar y explicar muchos de los nuevos acontecimientos. En otras palabras. Así pues. la especialización. asegurar la libertad de los individuos y brindar la felicidad a todos. la razón mercantil no es la respuesta. es menester en primer lugar manifestar que el globalismo neoliberal no constituye necesariamente la alternativa de integralidad. conforme propone Ulrich Beck. p. como movimiento. diríamos que la integralidad en cualquier campo que intentemos estudiar tiene aquella característica de “pluralidad sin unidad” de la que habla Beck. la síntesis. razón por la que la ‘globalidad’ se puede entender como “pluralidad sin unidad” (Beck. entre el futuro seguro o inseguro. y con ellos desaparecen la sensibilidad estética y ética. habría perdido fuerza para transformarse en una época caracterizada por la conjunción “y” que preconiza la multiplicidad. la integralidad existe y es fundamental y obligatorio supeditarse a ella. 1998a.

• • El logocentrismo. por tanto. entre mente y cuerpo. es decir. entre sentimiento y razón. 2001. • El lenguaje como instrumento asertivo. donde el sujeto cognoscente es parte integral de la rea- lidad sobre la que actúa. ideas posesivas. el requerimiento de que lo hagamos a través del lenguaje reclama una interpretación distinta del mismo. 1997. tales estados son producto suyo y no del medio. un cambio de estado o una desintegración que está determinada en su estructura” (Maturana. incluyendo los organismos vivos. de un sujeto cognoscente. entre libertad y determinismo. sino la primacía de la conciencia y su capacidad para determinar íntegramente la acción humana. Probablemente nada haya cambiado tanto nuestro mundo en los últimos cuatrocientos años como el ambicioso programa de Galileo. La conciencia se manifiesta a través de las acciones del cuerpo dirigidas por ella y por medio de su instrumento privilegiado de manifestación directa: el lenguaje. conforme nos indica Kandinsky. el ser humano puede de alguna manera corregir su ilusión. 2) que su estructura determina qué admite como perturbación o como una interacción destructiva. que puede ser explicado parcialmente al ser “desmenuzado”. “Desentrañar o develar el carácter de la acción humana es acceder a la conciencia que la genera. 1999. modelo o representación. “El supuesto de que los seres vivos son receptores de información de su medio (el supuesto de que perciben el medio) no tiene fundamento biológico” (Echeverría. además. y sobre la incapacidad para distinguir entre percepción e ilusión. entre existencia y La matriz complementaria sujeto-objeto. que tiene la capacidad de dar cuenta de la realidad.. y c) que un agente externo solo puede desencadenar. etc. en cuanto creador de mundos y no únicamente como instrumento notarial o asertivo. pero que para ser comprendido más integralmente requiere ser contextualizado e interpretado en su complejidad. 1966. Surge como figura esencial la de un sujeto consciente. En segundo lugar. en ellos. la de un sujeto que piensa y. en última instancia.158 Integralidad y vida el alma. b) los ojos de los demás. porque el ser vivo es un sistema autopoiético abierto desde el punto vista material y energético y. de la integración de la muerte. no se ha tomado en el interior de su lenguaje y no se ha dado en él y por él. a generar. Las respuestas del ser vivo ante los estímulos del medio están ya preelaboradas. gatillar. aunque en muchas ocasiones “nuestros sistemas de ideas (teorías. Es la típica separación entre lo uno o lo otro. doctrinas. Al respecto veamos lo que nos trae Capra: “El universo material. ver luces. El párrafo anterior nos conduce a la necesidad de siempre pensar sobre el pensar. 19) a través de racionalizaciones. entre finalidad y causalidad. Tenemos que destruir el mundo primero en teoría. multidimensionalidad y globalidad. Solo a través de a) la reflexión. Integralidad y creación Al ser la noción de integralidad una creación del actor. modelo o representación de la realidad. La salud y la vida esencia. 287). por último. • El conocimiento como representación. el ser vivo ve u oye lo que su sistema nervioso (determinación estructural) le permite ver y oír: “El que los seres vivos sean sistemas determinados estructuralmente tiene las siguientes consecuencias: 1) que su estructura determina lo que ocurre en ellos en cada instante. la conciencia y el espíritu. los seres vivos no pueden ser instruidos por el medio. Integralidad y vida Ahora bien. debe ser interpretada como una creación cultural temporal. creando a través de su lenguaje las ideas sobre integralidad. 39 y 40). se encuentra en constante intercambio con el medio. • Desmenuzar para comprender. la necesidad de que los ojos de los demás constituyan los necesarios generadores de la integralidad habla sobre la necesidad de construirla participativamente a través de acuerdos y. esto es conocer la forma en que conocemos. protegen los errores e ilusiones contenidas en esos sistemas” (Morin. Lo anterior nos informa sobre la limitación biológica del ser vivo para representar la realidad o medio. las leyes de la biología pueden ser reducidas a las de la física y la química” (Capra. La experiencia como tal queda excluida del reino del discurso científico. gracias a la determinación estructural que los seres vivos han ganado en su desarrollo filogenético y ontogenético (Maturana H. de cumplir una función “notarial” o asertiva. desde esta perspectiva. errores intelectuales. una existencia discursiva sino en la apertura de su propia supresión: de la experiencia de la sinrazón han nacido todas las psicologías y la posibilidad misma de la psicología. ¿Es posible una integralidad alternativa? La generación de una idea de integralidad alternativa reclamaría la necesidad de visualizar un mundo vivo y en constante autoorganización y autopoiesis. los seres vivos existen solo mientras conservan su organización y su adaptación al 159 . • El dualismo como matriz primaria. lo primero que debemos percatarnos es que aquella noción nunca será un reflejo. pero desde el punto de vista de la información es un sistema cerrado. requisito indispensable para generar una idea de integralidad posible e incierta. 1983. Foucault en el Nacimiento de la clínica hace una aseveración similar: “Es que el hombre occidental no ha podido constituirse a sus propios ojos como objeto de ciencia. y c) el lenguaje. En otras palabras. No solo existe la primacía del sujeto. ideologías) son sujeto de error y. 276). antes que nada. Promover una determinada acción entre los hombres obliga. En esa medida. razón por la que es importante considerar que cualquier propuesta de integralidad. diferentes estímulos (golpe o luz) producen las mismas reacciones neuronales. Por ejemplo. 1993). producida por acuerdos intersubjetivos y debe necesariamente soportar cierto margen de incertidumbre. Radical separación entre conciencia y materia. en el pensamiento médico. era para Descartes una máquina que podía ser enteramente comprendida analizándola en términos de sus partes más pequeñas… consecuentemente el mecanicismo cartesiano quedó expresado como dogma en el concepto de que. Si las interacciones con el medio solo pueden gatillar estados que están estructuralmente predeterminados en el ser vivo. El sujeto cognoscente es capaz de registrar las características del objeto y reflejarlas en cuanto conocimiento objetivo. Actor que al accionar conoce y al conocer acciona. las condiciones de conciencia desde las cuales la acción puede ser entendida” (Echeverría. para poder hacerlo después en la práctica” (Capra. paradigmas enceguecedores. por lo tanto. 131). De esto se coli- ge que un ser vivo no puede distinguir ilusión y percepción. 1990). ha nacido una medicina que se da como ciencia del individuo” (Foucault. 299). sino que únicamente éste “gatilla” las respuestas del primero. podemos generar sensaciones luminosas (ver luces) como efecto de un golpe que recibimos en el globo ocular o por el incremento de la claridad. 1997.

Estamos aprendiendo a través de la amarga experiencia que el organismo que destruye su ambiente se destruye también a sí mismo” (Bateson. 70). sino como una creación o construcción humana que trata de interpretar el mundo siempre cambiante y como acción biológica y cultural. Más tarde. “Hay movimiento pero. recordemos lo que nos recomendaba Bacon: la naturaleza debe ser “acosada en sus vagabundeos”. si están adaptados y pueden conservar su organización. tendrá que integrar las características complejas del ser humano ya enunciadas anteriormente. es por lo tanto indispensable interpretar las características propias de la realidad antes de tratar de explicarlas. y esta descripción objetiva de la naturaleza se tornó el ideal de todas las ciencias” (Capra. si pueden vivir. A nivel subatómico. 1. Es decir. Pero. La última frase nos pone en conflicto con la afirmación cartesiana “pienso. “torturada hasta arrancarle sus secretos” (Merchant. En las ciencias sociales. de desaparece y transformarse. El método tradicional concibió la realidad como un autómata ordenado y racional. “A consecuencia de esta idea. La necesidad de transformar todo en cosas inanimadas y desconectadas procede posiblemente del interés de domeñar la naturaleza para hacerla nuestra. Ibídem. al contrario. En otras palabras. la mecánica newtoniana concebirá que todos los fenómenos físicos se reducen al movimiento de partículas de materia provocado por su atracción mutua. “esclavizada”. donde “Dios no juega a los dados”. pero también por su fuerza imaginativa. 1976). la ciencia ha debido recurrir a formas lógicas recursivas que den cuenta de la naturaleza autoorganizativa de la naturaleza. Vida e integralidad En el acápite anterior se sustentó la necesidad de que la integralidad sea construida respetando la especial característica vital del ser humano productor de las ideas sobre dicha integralidad. como cambiante. sostenemos que la integralidad. crisol donde se funden las ideas que necesariamente recolocan al ser humano como un ser complejo. “es fundamentalmente anárquica o fundamentalmente indivisible” (Randall. 1993). Por cuanto el conocer está íntimamente imbricado con el vivir y viceversa. los círculos y las demás figuras geométricas” (Randall. a través de las matemáticas. movimiento. por completo. Esos secretos arrancados a la naturaleza permite la construcción de máquinas. viven y mueren. pero la física clásica lo redujo a apariencias. En otras palabras. 1980)1. el conocimiento se hallaría más bien fundado en el vivir. en el pensamiento o en la razón. 1992. 1993). El siglo XIX interpretó la vida como constante evolución y entró en conflicto con los postulados de la ciencia newtoniana. el mundo comenzó a ser considerado un sistema mecánico que podía describirse objetivamente sin tomar en cuenta al observador humano. las partículas elementales no paran de crearse. enfrentando dicho conocimiento mutuo a las teorías científicas existentes (Giddens. sino que como el propio universo tiene una historia. haciendo oídos sordos a las voces de la vida y de esas mismas cosas en cuanto cambio. la construcción de una idea de integralidad tan solo fue posible a través de la comparación de las cosas. donde la potencialidad de aprendizaje radicaría en el cambio de formas de convivencia. Por tanto. por su capacidad económica. desde Copérnico y Galileo. lo esencial no constituyen las partículas que pueden a su vez ser ondas. pero también por su irracionalidad. pero no hay actores. lo cual comanda en todo momento a tratar de interpretar los caprichos de la realidad antes de explicarla. vivir es conocer y conocer es vivir. 101). es porque conocen el medio. no existe danzantes. mientras que las ciencias sociales proponen registrar no solamente las expresiones humanas guiadas por la conciencia discursiva. la lógica instrumental medio-fin que posibilitó la constitución de la modernidad tiene que necesariamente ser complementada con una lógica que posibilite interpretar aquel mundo interconectado y autoorganizado del que hablamos. esto es. por la fuerza de gravedad. La salud y la vida la integralidad no puede definirse únicamente a partir de la razón instrumental y al mundo de las cosas. solo existe la danza” (Capra. En los momentos actuales la concepción de la realidad. Al intentar establecer una integralidad donde la vida es el eje ordenador. sino que deberá considerar primeramente aquellas otras racionalidades ligadas al mundo de la vida. como Stapp indica. En otras palabras. pero también por sus necesidades de consumo. pero también por su realidad lúdica. es una integralidad muy diferente a la que necesitamos ahora. esto es. es mandatorio pensar que cualquier propuesta de integralidad siempre expresará las bases biológicas y culturales de sus creadores pero. luego existo”. Su organización establece su identidad. que nos conduce a concebir que el conocimiento está fundado. por su capacidad de trabajo y producción. Ibídem. 1982: 65). Por otro lado. 1976). por su vida prosaica. Galileo nos dice “La filosofía está escrita en el gran libro que se abre ante nosotros. 516). conforme propone Descartes: “veo el cuerpo humano como una máquina… En mi opinión… un enfermo y un reloj mal hecho pueden compararse con mi idea de un hombre sano y un reloj bien hecho” (Capra. mientras que su adaptación expresa su capacidad de interaccionar con su medio evitando su desintegración y ratificando su organización. sino las relaciones e interacciones existentes entre ellas. autopoiética de la vida y autonómica del sujeto. La física moderna ha reemplazado la imagen mecánica de integralidad del universo por una de unidad en que todas las partes están interconectadas. “sometida y obligada a servir”. En esa medida. como variable. definido por su racionalidad. 161 . conforme sostiene Einstein. es conveniente concebir que esa integralidad en cuanto “modelo” de la realidad se ha complejizado notoriamente en los últimos cincuenta años. además. Al respecto. autoorganización. que pueden constituir metáforas (integralidades) válidas para interpretar todo. desde los cuerpos físicos hasta el ser humano. Para poder cumplir aquel primer momento interpretativo. requerimos primero interpretar el conocimiento que ocurre en práctica ya que “todo hacer es conocer y todo conocer es hacer” (Maturana. pero ahora la moderna física ha demostrado a finales del siglo XX que no solamente las estrellas nacen. pero también por su esencia poética. en el fondo. La integralidad constituida desde el siglo XVII hasta el XX y que se prolonga con fuerza en el XXI. objetos que se muevan. El lenguaje es la matemática y los caracteres son los triángulos. Este comportamiento es muy peligroso: “La unidad de supervivencia es el organismo más el ambiente. sino que aquellas acciones conducidas por formas de conciencia práctica. el mundo siempre era explicable bajo el amparo de la razón positivista. para luego acometer el conocimiento que se da a través del pensar. por su carácter pragmático. Giddens nos recomienda cumplir en primer término una hermenéutica a través de la inmersión del investigador en la vida de la población para construir con ésta un primer saber mutuo que posibilite más tarde llevar a cabo una segunda hermenéutica de carácter explicativa. El mundo fenoménicamente se presenta siempre para nosotros como nuevo. si están vivos es porque están adaptados. no hay. hay actividad. cualquier propuesta de integralidad tiene que hacer referencia a las formas de práctica y convivencia. en esa medida. a estas alturas no es posible entenderla como un “reflejo” de la realidad.160 Integralidad y vida medio. En esa medida no existen seres vivos más o menos adaptados. además. En esa medida. pero para entenderlo tenemos que aprender el lenguaje y descifrar los caracteres con los que está escrito.

se visualiza un germen de una nueva coherencia entre las aproximaciones científicas natural y social. integralidades siempre parciales. pero la cuestión de la eternidad ni por eso abandonó la física… ella aparece bajo nueva luz. esto es la quiebra entre el antes y el después. el devenir y la inteligibilidad ya no se oponen. y la bifurcación describe al sistema cuando éste se torna inestable y puede evolucionar en la dirección de varios regímenes de funcionamiento. que producen una autoorganización. biológica y física se caracteriza por una diversidad sin unidad dada. el Lejos del equilibrio los procesos no pueden ser comprendidos dentro del esquema compensatorio causa-efecto. sino que éstos se articulan en arreglos singulares. dicho en otras palabras. 1995. está destinada a basarse en una racionalidad instrumental destinada a destruir lo que no puede comprender. como habíamos dicho anteriormente. siempre basada en las leyes invariantes y nunca cercanas a las variaciones.). esto es. ya que la ciencia. a la necesidad de mantener los sistemas sometidos a quien los manipula. en que su actividad puede ser definida como el inverso del desorden indiferente que reina en el equilibrio: ninguna estabilidad garantiza más la pertinencia de una descripción macroscópica. • La integralidad en cuanto actividad de la materia o acción biológica o acción social que ocurre en la realidad se traducirá en creaciones biológico-culturales diversas por parte de los observadores humanos. con miras a utilizarlos en nuestra aproximación a una noción de integralidad: • El mundo en sus versiones social. de siempre comprender los fenómenos y no pasarlos por alto en nuestro intento de generar las ideas sobre integralidad. valiéndose además de los ojos de los demás. diálogo que al final del siglo XX parece haber reiniciado. remiten más bien a una propia normatividad de la materia en actividad. del equilibrio estaba siempre concebido. inciertas y cambiantes. en la posibilidad de un eterno recomenzar. multidimensionalidad y globalidad. sin noción de integralidad es difícil conocer. la inestabilidad hace relación a la sensibilidad del sistema a sí mismo. c) La noción de coherencia como realidad que ocurre en los procesos fuera de equilibro. dominable y transparente al conocimiento humano” (Prigogine y Stengers. bifurcación. • Si no se forja la categoría integralidad. Prigogine y Stengers dicen “… en estos puntos (de bifurcación) un ‘mejor conocimiento’ no nos permitiría deducir lo que ocurriría y sustituir las probabilidades por las certezas… Hoy se conoce que un mismo sistema puede. Esa idea rompió el diálogo entre ciencias naturales y sociales.162 Integralidad y vida La salud y la vida Para poder entender este universo como eterno reinicio. “Desde el origen. es experimentación creadora de cuestiones y de significaciones y. originan nuevos comportamiento colectivos de partículas correlacionadas que generan transformaciones cualitativas (Granda. Con lo cual se estaría planteando el requerimiento. b) Integrar la noción de acontecimiento. en su intento de conocer la sociedad. sino que puede depender de la manera intrínseca del régimen de actividad de lo que estudian. a las fluctuaciones de su propia actividad. a la capacidad de la vida para autoinventarse (autopoiesis) o a la dinámica de la acción social y su in- teracción con las estructuras. y un mundo pasivo. o las “redes autodependientes” del mismo autor. al cambio. la física fue dilascerada por la oposición entre el tiempo y la eternidad: entre un tiempo irreversible de las descripciones fenomenológicas y la eternidad inteligible de las leyes que debían permitirnos interpretar esas descripciones fenomenológicas. Es por esto que no vivimos en un universo sino en un multiverso (Maturana. como habíamos dicho anteriormente. al igual que el arte y la filosofía. entonces. en las cuales su comportamiento se modificará de manera cualitativa y podrá adquirir un régimen caótico. lo cual remite a la propia normatividad de la materia en actividad. En esta forma. la física quiebra su noción de ciencia modelo. en ningún momento. por lo tanto. El requerimiento de la invariabilidad. el “poder del flujo” que nos hace referencia Castells (Castells. sensibilidad y bifurcación. biológicas y físicas. Ésta es la razón por la cual la física ha introducido conceptos tales como sensibilidad. ya que cada grupo humano privilegiará en su accionar ciertos aspectos de esa realidad para construir su propia integralidad • Las integralidades humanamente construidas son. Ibídem). cit. pero hoy debe reconocer que fuera del equilibro esa definición debe ser abandonada para dar paso a nuevas nociones de inestabilidad. originadores de lo nuevo. A pesar de que los hechos tienen grandes diferencias. las posibilidades de que ningún saber puede reducir. Éstas podrán ganar mayor veracidad siempre y cuando el observador realice un acercamiento a la realidad de naturaleza contextualizada y la interprete en su complejidad. a) Crear una noción de evolución y aceptar la irreversibilidad de los procesos. La sensibilidad une la definición del sistema a su actividad. cuya libertad impone y afirma el tiempo. ésta será sustituida por la noción seudo- 163 . De esta manera. 1997). 207). de una serie infinita de universos a traducir la eternidad incondicionada de esa flecha del tiempo que confiere a nuestra física su nueva coherencia… La idea de eternidad parece que impuso una confrontación trágica entre el hombre. sin integralidad constituida. Los físicos y los biólogos han comenzado a aceptar que la definición de su objeto no está dada de una vez por todas. Op. Así también. ésta deviene en cuanto tal a través de la actividad relacionada de los actores: la “danza” de la que nos habla Capra. están obligados necesariamente a tomar en consideración la forma en que los seres humanos crean el sentido del mundo en que viven. la física ha debido: sistema es al mismo tiempo todo lo que puede ser” (Prigogine y Stengers. tal como nos propone Beck al analizar la globalización. en la medida en que se aumenta su desvío. Hoy. que no puede ser deducido de una ley determinista: lo que aconteció podía no haber acontecido y. todos los posibles se actualizan. Integralidad: ¿cuál es su significado? Hemos resaltado algunos rasgos de lo que ocurre en las ciencias sociales. el aparecimiento de lo nuevo. la construcción de la integralidad es un devenir práctico-teórico • La categoría integralidad es fundamental para intentar comprender cualquier proceso. la “interacción” que nos refiere Maturana. sino constantemente dándose o constituyéndose • Vivimos acontecimientos: lo que aconteció podía no haber acontecido. coexisten e interfieren. sensibles a las circunstancias que les rodean. los cientistas sociales. fenómeno o parte. atravesar múltiples zonas de inestabilidad. capaces de cambios cualitativos. 1992). • Al no existir una integralidad dada. abiertos a la bifurcación de sus trayectorias. coherencia. inestabilidad.

un interventor técnico-normativo. además. han avanzado notoriamente y plantean la necesidad de llevar a cabo una doble hermenéutica. a través de todo lo cual genera metáforas propias sobre su salud y enfermedad. relación en redes autodependientes. además. para la medicina social impulsar la lucha por la salud sustentada en sólidos principios éticos. b) la aproximación positivista que excluye al sujeto como generador de su propio conocimiento y de la acción también ha sido grandemente criticada. pero al mismo tiempo nos vemos en la necesidad de desarrollar nuevos instrumentos filosóficos. Presupuesto filosófico-teórico de la salud y la vida. promover y fortalecer las expresiones individuales y colectivas progresistas que impulsen la salud y apoyen la construcción de un Estado democrático coherente con estas necesidades y derechos. eticidades. como hemos dicho anteriormente. debe ser repensado. La interpretación: es fundamental que comprendamos los lenguajes de la vida natural y en este campo tanto la ecología como la biología han avanzado notoriamente en la comprensión de la vida como autopoiesis. sustentada en un trípode constituido por: 1. El salubrista. con el aporte de la ciencia y la técnica. entonces. veracidades. En este momento de globalismo es fundamental. Pero. sistemas complejos. las nuevas ciencias sociales defienden la necesidad de una segunda hermenéutica. interpretar y actuar: La mirada: la salud pública convencional miró a la población como objeto a ser intervenido por parte de la norma y la ciencia positiva. supuesto “mago y exorcista sobre el riesgo y la enfermedad públicos”. Al mismo tiempo nuevos poderes han aparecido representados por las identidades defensivas y proyectivas. la erradicación de la viruela y poliomielitis. las diversidades sustentadas por las distintas identidades y sus instituciones.164 Integralidad y vida concreta globalismo o por una integralidad producto de la relación abstracta entre cosas. la misma que no solo recibía la intervención “civilizatoria” de la ciencia y la técnica sino que tenía. por lo general. 1999). Un método que integra diversas metáforas y hace variadas hermenéuticas (incluida la científica positivista). el mismo que a su vez debe ser capaz de tejer redes de cooperación internacional en este campo. El accionar del salubrista se fundamentaba.. 83-84) se ha basado en una propuesta de integralidad tradicional de la que hemos hablado. que a través de su accionar lograba efectivizar en las instituciones de atención médica y en la población el propio poder del Estado y ejecutar la “verdad” de la La salud y la vida ideología científico-tecnológica positivista. pero con un importante peso de las metáforas del “poder de la vida”. teóricos. La aceptación del poder del Estado como fuerza privilegiada para calcular el riesgo y asegurar la prevención. etc. las ciencias sociales. 2. ha debilitado su autonomía y soberanía transformándose en un intermediario sin gran poder para definir y defender las políticas sociales en el campo de la salud colectiva. Es por esto que la salud pública fue bastante consistente durante el siglo anterior. Expliquemos estos hechos con un poco más de detenimiento: el Estado-nación. que defienden aspectos íntimamente ligados con su mundo de la vida y proyectan su accionar político hacia otros actores y ámbitos de la sociedad. sin descuidar la prevención de la enfermedad. 3. La salud pública que ha guiado nuestro pensamiento y acción en América Latina durante el siglo XX (Granda. Un accionar que integra diversos poderes y actores: el poder del individuo. 1999. transformándose en intermediador de intereses distintos y. el fortalecimiento de las instituciones debilitadas y el propio desarrollo de nuestra disciplina radica en la necesidad de transformarnos en intérpretes-mediadores de esas nuevas fuerzas que surgen en este momento de globalización. el avance en la explicación de muchos trastornos crónico-degenerativos. que aprender a olvidar su cultura particular siempre riesgosa por no responder al universalismo de la razón. en acciones llevadas por las instituciones existentes y de lucha solidaria por la defensa de la salud y por la protección de la vida de la naturaleza. avances que en alguna medida se integran a la medicina social y que nos brindarán nuevos elementos para una mejor comprensión el complejo mundo de la vida (Almeida. la dinámica ecológica. apoyar el avance de las condiciones de vida y salud cada vez más deterioradas de las mayorías poblacionales. se constituyó en un agente del Estado y de la ciencia. Parece que hemos llegado al convencimiento de que: a) no es posible lograr la salud únicamente por el descuento de enfermedad. Una primera hermenéutica directa con la población. desde la medicina social debemos comprender que nuestra potencialidad actual para apuntalar el fortalecimiento de la salud de las colectividades. el trípode que constituyó la base de salud pública tradicional deberá trasformarse para dar paso a uno diferente fundamentado en: 1. contrapuestos. y c) el Estado. El presupuesto filosófico-teórico de la enfermedad y la muerte como punto de partida para la comprensión de la salud. En esa medida debemos cambiar las formas de ver. en una mítica idea sobre integralidad consistente en que la ciencia positiva. Al respecto. las formas de vida cotidiana de los grupos sociales. Pero en este momento de globalización es necesario reconocer que el trípode sobre el que nos sustentamos y que nos permitió cosechar algunos éxitos en el control de enfermedades tropicales.. de esta manera. lograríamos una mayor imbricación de la salud con la propia vida poblacional. pero enriquecidas con los insumos de la ciencia y la técnica. Pero. 3. etc. entonces. con lo cual se defiende el carácter siempre calificado que detenta todo miembro poblacional para forjar sus propias verdades. con miras a enriquecer. contenedor del quehacer en salud pública y principal impulsor de la misma. Integralidad y salud colectiva La coyuntura actual reclama de la salud colectiva un pensamiento sobre integralidad lo suficientemente amplio y comprometido para interpretar y explicar la situación actual de salud y de los servicios. de los públicos o movimientos sociales y poderes locales 165 . con el fin de prevenir los riesgos de enfermar de la población a su cargo transformada en objeto. El método positivista como base explicativa de la “verdad” sobre el riesgo. metodológicos y técnicos para llevar a cabo la tarea de interpretación y traducción de las necesidades poblacionales en acciones desarrolladas por la propia población. la técnica y el Estado solucionarán todos los problemas de salud. mientras que ahora requerimos mirar cómo los sujetos individuales y colectivos producen su salud en el diario vivir. ha debilitado grandemente su autonomía y soberanía. que deben estar dirigidos a defender la salud poblacional. además. de la sociedad y de sus instituciones. 2. En esa medida. es fundamental que también cambiemos nuestras formas de interpretar la vida social. En esa medida. La acción: al proceder en esta forma. prácticas y estrategias de organización de su poder.

1997. Ianni. 1966. 167 . Santiago de Chile: Editorial Universitaria. Isabel. Salud pública: hacia la ampliación de la razón. La objetividad: un argumento para obligar. Maturana. 1997. Fritjof. Society and Culture.166 Integralidad y vida que promueven la salud. Granda. Laurell. Oxford: Blackwell. Santiago: Dolmen. 1995. 1999. París: Unesco. al mismo tiempo. Novena edición. luchan por su democratización y entran en acuerdos-desacuerdos con los poderes supra e infranacionales. Capra Fritjof. 1998a. Lima: Ponencia presentada al VI Congreso Latinoamericano de Ciencias Sociales y Salud. Ayres José Ricardo. 1997. en cuanto proceso que está dándose. Randall. The Information Age: Economy. 2001) en la medida en que mantenga una dinámica que potencie la vida y la construcción democrática. Edgar. En: Boletín ecuatoriano de salud pública y desarrollo de áreas de salud. Barcelona: Anagrama. New Rules of Sociological Method (second edition). El árbol del conocimiento. Guadalajara: Universidad de Guadalajara y ALAMES. Humberto y Varela Francisco. Kandinsky. volume I. simultáneos y diversos. Ilya e Stenger. John. Humberto. 1982. 1996. New York: Columbia University Press. México: Siglo XXI. México: Siglo XXI. Madrid: Ediciones Cátedra. La trama de la vida. 1980. México: Era. The Making of the Modern Mind. siempre criticable debido a su naturaleza parcial e incierta. New York: Harper and Row. São Paulo: Editora Schwarcz Ltda. por otro lado. New York: Simon and Schuster. Pasos hacia una ecología de la mente. 1996. 1992. Buenos Aires: Editorial Planeta. Granda Edmundo y col. Entre o tempo e a eternidade. 1976. junio de 2001. Merchant. La Ciencia Tímida. El búho de Minerva. 1992. Capra Fritjof. Salud pública e identidad. la vida y la democracia. The death of nature. Giddens. critica su especial enamoramiento con la enfermedad y la muerte y su proyección interventora técnico normativa para establecer un énfasis La salud y la vida notorio en tres aspectos: a) el poder de la vida. 1997. Capra. En este sentido. Stanford: Stanford University Press. ¿Qué es la globalización? Barcelona: Editorial Paidós. Morin.. (4): 80-90. Echeverría Rafael. Octavio. En general. Prigogine. Some Regards on Synthetic Art. La reforma contra la salud y la seguridad social. comprender la acción y la estructura como procesos interrelacionados. 1982. Carolyn. Repensando conceitos y práticas em saúde pública. 1993. Wassily. 1999. Castells. 1993. Edgar. Anthony. 1988. El nacimiento de la clínica. Edmundo. controlan socialmente el cumplimiento de los deberes encomendados al Estado. Buenos Aires: Lugar Editorial. 2000. este nuevo trípode rescata los aspectos positivos alcanzados por la salud pública. Beck Ulrich. es fundamental utilizar métodos para abordar la realidad que permitan. la construcción de una integralidad en cuanto devenir. Cristina. Bateson Gregory. Boston. Santiago: Dolmen. El método: la vida de la vida (tercera edición). y c) la política con miras a generar conocimientos y acciones de defensa de la salud. 2001. Seven complex lessons in education for the future. Uncommon wisdom. Manuel. La sociedad global (segunda edición). Buenos Aires: Editorial Troquel. Almeida Naomar. Bibliografía Estos énfasis apoyan. acontecimiento que podrá transformarse en un logro práctico (Ayres. El punto crucial. Maturana. b) lo ético. The Rise of the Network Society. Morin. Foucault Michael.

desde la preocupación centrada alrededor del concepto salud-enfermedad al énfasis en la categoría práctica de salud. economistas. ALAMES es una asociación que une personas e instituciones ubicadas en diferentes ámbitos: academia. 1994. Jules Guérin en Francia. Rasgos históricos y significado del término medicina social En 1984.desde la insistencia por establecer las diferencias disciplinarias a la búsqueda de unidad en la acción. 11 al 15 de agosto de 2004. William Farr en Inglaterra. Proponemos. investigación. y .La salud y la vida Artículo 11 ALAMES: veinte años. para por último centrarnos en visualizar algunas perspectivas. movimientos sociales. Pensamiento social en salud en América Latina. en el último documento que escribe y que trata sobre la Presentación del libro Ciencias Sociales y Salud en la América Latina. * Conferencia presentada en el IX Congreso Latinoamericano de Medicina Social. visitar tres movimientos simultáneos que van: . contesta a la pregunta ¿cuál es la historia y el significado del término medicina social? en la siguiente forma: “Mil ochocientos cuarenta y ocho (1848) es el año de nacimiento del concepto de medicina social. mesa redonda La salud: un derecho a conquistar. año de nacimiento de la Asociación Latinoamericana de medicina social (ALAMES). México: McGraw-Hill . García. y Francesco Puccionotti en Italia. Balance y perspectiva de la medicina social en América Latina* Introducción Es muy difícil abordar en toda su amplitud las diferentes facetas de ALAMES durante sus veinte años de vida. políticas y servicios de salud. Juan César García1. en Lima. ¿Qué relación existe entre todos estos acontecimientos? ¿Una simple coincidencia o algo más profundo que liga hechos tan dispersos en un todo estructurado? En las respuestas a estas preguntas yace la fascinación de numerosos escritores. 169 . por otro lado. las mismas que deberían ser contadas a partir de un proceso de investigación más profundo y serio de lo que trata de hacer este documento. Al igual que las revoluciones. tan solo intentaremos hablar sobre algunas cuestiones: a) rasgos históricos y el significado del término medicina social y b) la definición de nuestras señas particulares. Es también el año de los grandes movimientos revolucionarios en Europa. En esta aproximación.OPS/OMS. el concepto de medicina social surge simultáneamente en varios países europeos. . 1. pero que a su vez tiene una definida intencionalidad política y que obra como un engarce solidario entre sus miembros. que dirige su atención a la producción de conocimientos en el campo. Salomón Neumann y Rudolf Virchow hablan de medicina social en Alemania. ALAMES tiene una historia que une varias historias. Es también el año de los poetas políticos: Heinrich Heine y Lamartine.desde el espacio académico a otros espacios de la práctica. Juan César.

de lograr su organicidad en la contradicción de clases sociales. apoyando los principios fundamentales de las revoluciones de 1848”. b) la responsabilidad del Estado en la solución de la misma. se trata de un movimiento a nivel de la producción de conocimientos que. Arouca. Disease and Discovery.2 Mientras que la versión norteamericana con asiento en la Universidad Johns Hopkins. “Aspectos teóricos de las ciencias sociales aplicadas a la medicina”. En: Debates en medicina social. Machado. Asimismo. Apezechea. mitigarán los extremos de riqueza y pobreza. colocar en cuestión los cuadros teóricos. Juan César García es. 8(4): 390-407.3 La naciente medicina social critica a la salud pública su proyección elitista e idealista y su énfasis tecnicista y estatalista.. bajo el planteamiento que “. Fee.. Everardo.. Mercer. “Presentación”. trataba de señalar que la enfermedad estaba relacionada con los “problemas sociales” y que el Estado debería intervenir activamente en la solución de los problemas de salud. Cuatro son las características fundamentales que Juan César asigna al término medicina social acuñado en la Europa del siglo XIX: a) la naturaleza social de la enfermedad. Baltimore: Johns Hopkins University Press. el término de medicina social se entrelazaba con las nuevas concepciones cuantitativas sobre la salud y la enfermedad abandonando la visión de la diferencia cualitativa entre estos estados. haciendo uso del creciente instrumental matemático estadístico producido por las ciencias naturales y d) el carácter combativo y revolucionario de la propuesta. entendida ésta como la aplicación del análisis funcionalista a los problemas de salud. ha contribuido a una concepción estática y a una descripción formalista de la También se diferencia de la medicina preventiva. critican la aproximación funcionalista de la sociología médica dominante.. Emma. Francisco.. Juan César. Everardo. un carácter combativo. 4. eliminando el carácter de proceso de dichos fenómenos. Sergio. Adquiere también otra tendencia que la ubica en “. los participantes en la “Reunión sobre enseñanza de las ciencias sociales en las Facultades de Ciencias de la Salud (Cuenca I)”6 en Cuenca. así como su vocación conservadora. Saúl y Nunes. la misma que debía tener las cuatro características indicadas: integrar el pensamiento social. Hésio. asumiendo una posición”. ser un movimiento político que realmente transformase estas prácticas. los profesionales públicos entrenados en salud pública resolverán los peores problemas sociales y de salud de las ciudades industriales. O dilema preventivista: Contribuição para a compreensão e crítica da Medicina Preventiva. 1991.. Balance y perspectiva de la medicina social en América Latina poetas. Escalante. Campinas: Tesis de doctorado presentada a la UNICAMP. Duarte. En: Educación Médica y Salud. ampliar la responsabilidad del Estado y tener un compromiso político con el cambio. alrededor de la posibilidad de forjar una disciplina diferente a la salud pública y a la medicina preventiva. una tentativa de redefinir la posición y el lugar de los objetos dentro de la medicina. de hacer demarcaciones conceptuales. incrementarán la salud de los trabajadores agrícolas. De esta forma. Cordeiro. Jimeno. que luego se difundiría por todo el continente americano. 1987.170 ALAMES: veinte años. 6. Villagrán. un fundador de ALAMES. c) la posibilidad de ser analizada cuantitativamente. 5.. Rubín de Celis. bien podríamos decir. con todo. su discurso mantenía una relación de organicidad con el movimiento histórico vivido por la sociedad norteamericana. la misma que desde su nacimiento en Inglaterra se “orientaba (en las palabras de Franco y Nunes) más a las acciones prácticas relacionadas con medidas de saneamiento y consideraba al Estado como un agente complementario de la iniciativa privada”. en fin. Yépez. representando una lectura civil y liberal de los problemas de salud… la medicina preventiva parece como una práctica ideológica ligada a los grupos hegemónicos de la sociedad civil y existiendo como una norma que se instaura.5 El carácter social de la enfermedad y la “tentativa de redefinir la posición y el lugar de los objetos dentro de la medicina. Álvarez. Ibídem. Franco. de estudiar las relaciones entre lo biológico y lo psicosocial.. Y luego prosigue: “El concepto. por sus propias contradicciones. 1974. mayo de 1972.. Yolanda. Rodrigo. Claudio.. y conservarán los recursos humanos que son la base de la riqueza nacional”. Manila José. aumentarán los niveles de productividad y eficiencia. en la siguiente forma: “El análisis funcionalista —centrado en el análisis estático de los fenómenos sociales. Al respecto. en el terreno de la articulación de la medicina con lo económico”. La salud y la vida “. 3. la salud pública dirige su atención a la formación de los oficiales públicos de los departamentos de salud estatales. En las palabras de Arouca. obligan a la medicina social a reflexionar sobre las ciencias sociales que habían venido guiando el pensamiento y la práctica de la salud pública convencional y de la medicina preventiva. Su uso siempre tenía. García. la medicina preventiva constituye un 2. Domingos. Gandra. supeditarse a los cánones de la ciencia. 1975. “un movimiento de modificación de la medicina. Carlos. de colocar en cuestión los cuadros teóricos.. intenta definir un objeto de estudio en las relacio- nes entre lo biológico y lo psicosocial… Se trata de un discurso que procura su organicidad en la contradicción de las clases sociales. y desligado de la base material en la cual estos se producen— se transformó en el modelo prevalente de ordenamiento del conocimiento en ciencias sociales… Las consecuencias teóricas de esta integración son que la sociología médica.4 En cambio la medicina social. García. La medicina social intenta lograr su identidad en contraposición con la salud pública. uno de los impulsores de la medicina social latinoamericana y. en sus orígenes europeos aparece para Arouca como. Quito: ALAMES-OPS/ OMS. Lourdes. 171 . reformulando las indagaciones básicas que posibilitaron la emergencia de la medicina preventiva. Hugo. sociólogos y políticos que se han dedicado a estudiar este particular período histórico”. de hacer demarcaciones conceptuales. Elizabeth. movimiento ideológico que intentaba transformar las representaciones sobre las prácticas médicas sin intentar.. los límites de las ciencias actuales. razón por la que reproducimos sus ideas como una síntesis interpretativa de los debates que venían sucediéndose desde la década de los cincuenta y sesenta del siglo XX en la región. Héctor. sin lugar a dudas. a pesar de que era utilizado en una forma ambigua. asumiendo una posición delante de estas contradicciones”. ligada a los propios cambios de la sociedad”.

los productos teóricos y metodológicos en los primeros años de existencia de ALAMES y en el decenio anterior a su nacimiento tienen un sello histórico-estructural marcado y es el que al mismo tiempo define nuestras señas particulares que nos llevaron a diferenciarnos de la salud pública convencional y de la medicina preventiva norteamericana. Duarte. Ciencias sociales y Salud en América Latina. “Las relaciones entre el concepto salud. se considera que la única vertiente del conocimiento y de la acción que pueden dar respuesta a la complejidad de la demanda de la realidad actual y de las propuestas teóricas y prácticas para construir el quehacer en salud futuro es el materialismo histórico y dialéctico. los modos de producción. Reconoce en este documento la existencia de corrientes idealistas y materialistas y obviamente se define por las materialistas. social estaban y están de acuerdo que la base de sustento y de unión del pensamiento y del quehacer en este campo es la idea del cambio. Montevideo: OPS-CIESU. las formaciones socioeconómicas y los conceptos de salud. 3. algunos lineamientos metodológicos básicos que deberían tomarse en consideración: 1. como el positivismo y el kantismo”. Las investigaciones históricas sobre la formación.172 ALAMES: veinte años. Proponen. apoya el desarrollo de importantes acciones y productos relacionados con la salud. el mismo que constituye la amalgama que posibilita la unión de los similares y la convocatoria a los diferentes. ya que desde otros sectores de la misma medicina social se consideraba que los marxismos se encontraban en debate. en su trabajo “Medicina y sociedad: las corrientes de pensamiento en el campo de la salud. caracterizado por 8. para algunos de los que participan en nuestras reuniones y congresos. creían que la ciencia no constituía la respuesta única a todos los males existentes en el campo. La salud y la vida fenomenología. esto es la transformación de la situación de salud de nuestras poblaciones.”7 publicado en 1983 analiza esta situación y delimita el ámbito filosófico en el que debe moverse la medicina social. además. con el consiguiente enamoramiento de una “realidad creada” en las academias. ALAMES al nacer en 1984 en Riberao Preto reúne diversas tendencias bajo el paraguas del marxismo. impidiendo entender las relaciones dinámicas entre la salud y otras esferas del proceso social”. En esa medida. Critica al neopositivismo y a la 7. Se inclina. o que los servicios de salud proporcionados por el Estado benefactor limitado de América Latina debían ser defendidos pero también criticados ante su burocratización. 1986. García. o que el pensamiento excesivamente determinista por parte de lo estructural y lo económico sobre la enfermedad y sobre las respuestas sociales en salud conducía a nuevas versiones de funcionalismo de izquierda. y la definición epistemológica de las relaciones entre las ciencias sociales y las ciencias biológicas concordantes con este nuevo modelo…” Ante las limitaciones encontradas con el funcionalismo y ante los requerimientos anteriormente indicados. además. los modos de producción y las formaciones socioeconómicas. en un inicio. todos los actores de la medicina No quiero discutir aquí sobre las posibilidades absolutas o relativas del marxismo pero sí es importante indicar que aquellas nociones de la medicina social decimonónica europea. reconociendo que la proyección radical en el campo de la salud por parte de la fenomenología había tomado ribetes reaccionarios al coincidir con las propuestas neoliberales de reducción de la responsabilidad del Estado en salud y de traslado de la misma a la sociedad civil. otros. En: Pensamiento social en salud en América Latina. como lo demostró la segunda reunión de Cuenca8 en 1983. La naciente medicina Social vive un momento. • Incluir elementos teóricos que permitan investigar la realidad en términos de sus contradicciones internas. Educación Médica y Salud”. 1994. importancia de la ciencia en la construcción de la disciplina y la responsabilidad del Estado en este campo fueron excelentemente amalgamadas por el marxismo. como habíamos indicado. salud-enfermedad como hecho social. Juan César García. Juan César. como una función y como un servicio con vida autónoma dentro de cualquier sociedad. Everardo (organizador). 173 . A pesar de las diferencias. la salud aparece como un valor. “Medicina y sociedad: las corrientes de pensamiento en el campo de la salud. por las tendencias analíticas marxistas que entrega mayor énfasis a las fuerzas productivas antes que aquellas que dan primacía a las relaciones de producción. el desarrollo y la consolidación de las organizaciones prácticas y de la educación médica en el continente… deberán inscribirse dentro de la relación dinámica entre modos de producción y formaciones socioeconómicas específicas. considera con mucha decisión y claridad que el avance de la medicina social radica en su matrimonio con el marxismo y deslinda cualquier posibilidad que otras corrientes puedan liderar. Considero que esta proyección tuvo mucha fuerza en el momento mismo del nacimiento de ALAMES aunque no fue la única. Las relaciones entre la organización de la acción de salud. un cierto “dogmatismo”. una imagen de “sectarismo” y de un posible alejamiento de la “realidad real”. o que la ausencia de una reflexión profunda sobre la categoría salud no diferenciaba grandemente esta iniciativa de la criticada salud pública tradicional. y el compromiso político con el cambio deberían ser asumidas a través del método histórico-estructural. Juan César García. la potencialidad de integrar el pensamiento social con la medicina. la potencialidad de analizar y recuperar la responsabilidad del Estado en la salud. dinamiza una importante producción teórico-metodológica. Dentro de las materialistas establece que el marxismo es el que permite el análisis más adecuado y científico ya que posibilita “conocer objetivamente la esencia de los objetos del mundo exterior. oponiéndose a todas las formas de agnosticismo. 2. configura. En otras palabras. las mismas que ya las he mencionado: compromiso político con el cambio. en cambio. Medicina social latinoamericana: señas particulares Los participantes en dicha reunión recomiendan construir un modelo alternativo que debe reunir las siguientes características: • “Centrarse en el análisis del cambio. • Permitir el análisis tanto de niveles específicos de la realidad como de niveles estructurales y las relaciones entre ambos”. aunque sí apoyar el empeño. México: InteramericanaOPS/OMS. pero también. Balance y perspectiva de la medicina social en América Latina relación entre dichos problemas y otras esferas de los procesos productivos en general. En estas condiciones. su proyección científica.

M. la salud colectiva y la salud pública alternativa podemos caminar juntos en la medida en que logremos establecer una propuesta similar de transformación de las prácticas de salud. O. sino que también podría mirar la salud y la vida. pero en el mismo momento en que nacía la medicina social. 11.10 Al así proceder estableceríamos un objeto que se halla caracterizado por las “prácticas sociales de la medicina que procuran recuperar o mantener la salud. la política. no se trata de meros individuos. y Campos. De la diferenciación disciplinaria a la unidad en la acción Si bien. toda medicina es social. estéticos en múltiples disciplinas. Río de Janeiro: policopiado. lo cual (para mi modo de entender) apoya la ampliación del horizonte de visión y acción de la salud colectiva-medicina social y posibilita una relación mucho más directa con aquellas prácticas médicas y no médicas que ayudan a promover la salud y prevenir y tratar la enfermedad. Al así proceder podría también ampliar su campo de visión. nos propone Pereira. aceptamos que los que laboramos bajo el manto de la medicina social. La medicina social.12 9. Las Ciencias… Op. las tecnologías en salud. cual es la de salud colectiva para acoger a toda esta nueva proyección teórica y práctica en el campo de la salud. C. Mencionado por Fleury Sonia. u objetivos más circunscritos relacionados con reivindicaciones sociales dirigidas a la salud. 175 . proponer aproximaciones metodológicas distintas y utilizar diferentes técnicas en la medida en que todas ellas puedan dar cuenta de los compromisos del presente y de fines u objetivos amplios como la reforma sanitaria brasileña. que podrían apoyar la comprensión y acción en nuestro campo. Primera conferencia. La salud colectiva brasileña propone dislocar el acento puesto en la salud/enfermedad hacia la categoría práctica de la salud. es decir. si no la propia dislocación. En otras palabras. sino que ampliaría su preocupación y acción hacia las prácticas médicas o no médicas determinadas o emergentes relacionadas con la salud y la enfermedad. cumplir con nuestra necesidad de diferenciarnos de la salud pública y la medicina preventiva con miras a establecer nuestra señas particulares y construir los elementos conceptuales de la medicina social. o del Foro Salud del Perú. uno de ellos es. prácticas sociales y funciones estatales. Mario Testa quien. cit.11 Al así pensar y proceder es posible cumplir con aquello que habían visualizado Donangelo y Campos. Pereira. podamos identificarnos en cuanto programa político de cambio que lucha por el derecho a la salud a ser construido con el aporte de voluntades diversas y métodos consensuados. 1975. Consecuentemente. nos fue posible identificar recursos teóricos. en relación con la cuestión de la práctica de la salud de acuerdo con distintas perspectivas (de la administración de servicios al análisis de la práctica sanitaria en sus articulaciones políticas e ideológicas)”. El área de la educación del personal de la salud es considerada como un espacio de producción de ideologías y de talentos. técnicos. en un inicio. o propuestas relacionadas con el avance de las instituciones públicas para el mejor desarrollo de las acciones de salud. Fleury. Ésa parece ser la identidad de la medicina social y es la que nos habría facilitado hacer un uso crítico de las teorías. sino de sujetos sociales. por ejemplo.174 ALAMES: veinte años. nos esforzamos insistentemente por establecer nuestras señas particulares e hicimos énfasis en las diferencias con la medicina preventiva y la salud pública. Del concepto salud-enfermedad a la categoría práctica en salud Las cuatro nociones que menciono. que ya no está reducido necesariamente al conjunto de influencias sociales que inciden sobre el individuo. Al fin y al cabo. no solo explicaría las causas de la enfermedad. ya que no vería solo la enfermedad y la muerte. 10. Foucault. En: Duarte. la crítica a la planificación tradicional. Ciencias sociales y salud en América Latina. sino sujetos sociales y también recomienda dislocar el acento puesto sobre la cuestión de la salud/enfermedad hacia la práctica de la salud. profundamente determinada por lo que ocurre en la formación económica social. los compañeros y compañeras de Brasil nos recomendaban reflexionar sobre la potencialidad de utilizar otra categoría. con la ampliación de nuestro objeto de estudio hacia la práctica de la salud y el compromiso con el cambio como eje permanente en nuestra proyección. la misma que también amplía su horizonte de visibilidad hacia el ámbito del análisis del Estado. bajo la recomendación de la salud colectiva. Balance y perspectiva de la medicina social en América Latina el intercambio de conocimientos entre grupos de investigación y docencia. El aumento. Op. UERJ. 2. el objeto de esta disciplina no estaría representado por cuerpos biológicos sino por cuerpos sociales. cit. Sonia Fleury propone “tomar lo colectivo en sus manifestaciones histórico-concretas… como objeto de análisis y campo de intervención”. Ibídem. de grupos y clases sociales y de relaciones sociales referidas al proceso salud-enfermedad”. éticos. Sonia. o el comando del Ministerio de Salud de Venezuela. del acento puesto en la cuestión de salud/enfermedad. había producido ya una buena parte de los sustentos para repensar la planificación como una práctica política y no solo como una propuesta técnica. “y lo que no existe es una medicina no social”. Donnangelo. dinamizadas en el yunque del método histórico-estructural posibilitaron. “Las ciencias sociales en salud en el Brasil”. fundamentalmente ubicados en las universidades. esto es: “1. en ese entonces. y comprendería también los procesos mismos que mantienen la salud o provocan la enfermedad… así. A pesquisa na área da saúde coletiva no Brasil. la posible reorientación de lo colectivo. Everardo. Igual ocurre con la administración en salud. debería ampliar su preocupación hacia las prácticas y no solo al desciframiento de los determinantes de la enfermedad. en otras palabras. que ratifican el papel determinante de lo social y económico sobre el comportamiento de la salud-enfermedad y sobre las respuestas sociales en este campo. o el gobierno en salud de la Ciudad de México. la epidemiología va ganando un condumio social al introducir desde el materialismo histórico las categorías producción y trabajo como ejes del pensamiento. sino que desde otros ámbitos también se recomienda que la reflexión y la acción de la medicina social se dirija hacia el ámbito de la práctica. Formação de quadros de pessoal para a saúde e produção de conhecimentos na área médica. La salud y la vida La salud colectiva brasileña propone que nuestro objeto de reflexión e intervención no sean meros individuos. no solo analizaría la medicina determinada por el desarrollo de las fuerzas productivas. Mencionado por Fleury Sonia. La relativa superación del proyecto original de la medicina preventiva en su subordinación inmediata al objeto de la clínica. metodológicos. J. sino que también podría interpretar las formas de vida que producen salud. Instituto de Medicina Social. 12. pero aquella voz no se halla sola. en nuestros primeros años de vida. Michele.9 nos había dicho Foucault. en otras palabras.

Filho Naomar. Existirá. Segovia. Heidegger. José. con la creatividad espontánea del ser humano socializado que es siempre capaz de inventar formas de vivir mejor”. social. las dicotomías teoría-práctica y sujeto-objeto serían cuestionadas para plantear que “todo conocer es hacer y todo hacer es conocer”. moral. Passos Nogueira. El ser y el tiempo. 1999. 2003. Me parece que también comprendemos que más vale sumergirse en la realidad y producir un saber conjunto con la población (que al vivir produce su salud y que a través de su acción la defiende). 2001. Natal: Seminare Editora. Almeida. Ayres. La necesidad de reconocimiento y respeto de las necesidades fundamentales del ser humano nos conduce. Lo anterior también obliga a la medicina social a hacer algunas otras consideraciones sobre el método.13 y luego continúa. José Ricardo. Francisco. “en efecto. como la filosofía. 20.18 La ampliación de la razón: la medicina social entrega atención a la acción que había sido dejada de lado por el peso avasallador del cogito cartesiano. producto de su especial historia de vida. luego existo” es posterior al “acciono. Pasamos. puede dirigirse al éxito técnico o al logro práctico. sino que más bien parece conformarse como una fuerza que interpreta los acontecimientos y propone potencialidades de fortalecimiento de la acción que ayuden a dinamizar y mejorar el presente.16 mientras que Roberto Passos Nogueira insiste en actualizar aquella idea Illichiana constante en la Némesis médica de salud como “una capacidad autónoma de lidiar. Granda. Op. conforme propone Heidegger20. buscando la subsunción del control de la enfermedad hacia el reconocimiento y respeto a las necesidades fundamentales del ser humano”. Buenos Aires: Lugar Editorial. Balance y perspectiva de la medicina social en América Latina Para mi modo de ver. 20(2): 67-98. si la felicidad contenida en nuestras intervenciones nos obliga a dialogar con intereses de naturaleza estética. David. hace aportes importantes para abordar ésta y otras problemáticas al introducir tres dimensiones: la dimensión de las instancias.htm. En esa medida. Castiel. Es el momento en que la medicina social tiene que hacer una reflexión sobre la necesidad de que la ciencia camine con la ética.org/vonobserv. Mayorga. como una capacidad de hacer con autonomía. O buraco e o avestruz: A singularidade de adoecer humano. La ciencia tímida: ensayos de deconstrucción de la epidemiología. p. Von. luego existo” como habla Von Glaserfeld. en la medicina social desde el afán de poseer la verdad hacia una propuesta de construcción conjunta en tanto práctica de transformación. Además. y. 17. 1994. así como inventar futuros nuevos y más equitativos. José Ricardo. 21. cit. entonces podremos hablar de una normatividad biológica común para la especie. Claro que no se trata de abolir la ciencia del ámbito de validación de las prácticas médico-sanitarias. A través de la aproximación interpretativa se intenta descubrir las diversas formas de comportamiento humano de los individuos y grupos que participan tanto en la oferta como en la demanda de las acciones de salud. mientras que a través de la aproximación explicativa intenta dar cuenta del funcionamiento estructural constituido por normas y recursos. ya que la salud ocurriría en la medida en que el organismo social y el cuerpo humano conservan su capacidad de instituir nuevas normas. la dimensión de los dominios y la dimensión de los niveles de complejidad. en la medida en que cada día comprendíamos mejor que la ciencia moderna transformada en fin y medio debía reconocer que los hombres y mujeres siempre pondrán los fines mientras que la ciencia constituirá nada más que un medio.15 Al respecto. 158. si tratamos de subsumir el control de las enfermedades en concepciones de logro que no se dejan traducir únicamente a tareas técnicas. de prácticas y poderes en los que aprendió la población a ser humana. Si se procede de esta manera. Maturana. A saúde pelo avesso.176 ALAMES: veinte años. Glaserfeld. Distinguishing de Observer. entonces. una normatividad individual propia de cada persona. salud colectiva y salud pública puede producirse por la apertura de esa puerta que permite a la medicina social-salud colectiva mirar las prácticas en salud y comprometerse con su transformación. de los conocimientos académicos nomológicos. El árbol del conocimiento. personalidad y acoplamiento al medio ambiente. que producir una supuesta evidencia desgajada de la práctica social. 19. Puente. Humberto y Varela. pero también existirá una normatividad cultural propia del mundo epistémico. La medicina social comprende que el método científico positivista basado en la idea de la verdad universal a través de la mathesis o “comparación de las cosas en el mundo”14 debe dar paso a una propuesta metódica que también considere las verdades particulares y diversas. emocional. con los ajustes que cualquier animal opera en relación a su medio. 18. la potencialidad actual y futura del trabajo conjunto entre medicina social. además. “Conceptos y prácticas en salud pública: algunas reflexiones”. Rocío. los afanes excesivos por una cientificidad positiva de los albores de la ALAMES dan paso a la concepción que la razón instrumental constituye nada más que una forma de producir conocimientos y de accionar alrededor de la salud. o al “distingo. Al respecto. Esta forma de ver complejiza los métodos de investigación tradicionales utilizados por la epidemiología y fundamentados en una visión de riesgo. Naomar Almeida. por un lado. “La idea de logro práctico (nos dice Ayres) se orienta para un nítido cambio de los horizontes normativos. Edmundo.17 La investigación relacionada con el accionar en medicina social demanda. hasta las diversas sabidurías prácticas transmitidas secularmente por las diversas tradiciones culturales. entonces los constructos científicos no serán suficientes. por otro lado. pero no como la única forma de hacerlo. Esta situación corrige en buena medida aquella proyección un tanto “dogmática” y “prometeica” de algunos de nosotros en nuestros momentos constitutivos. La salud tiene que ver. más de rescatar la dignidad de otros tipos de sabiduría en la construcción de las verdades útiles para la construcción de la salud. ya que si la salud es la capacidad de au- 13. etc. el derecho y demás ramas de las ciencias humanas. Op.oikos. Revista Facultad Nacional de Salud Pública. 15. Quito: poligrafiados de UCE/UNL. vida y conocimiento: Taller de investigación en salud pública. luego existo”. estaríamos ampliando nuestro campo de acción que al inicio se constituía como un quehacer de intervención técnico-normativa a una acción interpretativo-mediadora o cuidadora. al verse obligados a diferenciar la susceptibilidad grupal e individual y la acción de los factores asociados al problema que se intenta estudiar. Ayres. Eduardo. 177 . www. en una lid permanente contra las dificultades del propio organismo y del medio ambiente. 16. Roberto. una aproximación interpretativa y al mismo tiempo explicativa. para pasar a proponer una medicina social abierta a nuevas metáforas que traen nuevas interpretaciones y variados métodos. Campinas: Papirus. Salud pública: Acción. desde la epidemiología. así también. Ayres sostiene que la salud colectiva tiene una doble posibilidad de encaminar su quehacer. entonces.19 con lo cual se reconocería que el “pienso. 2000. 1997. la medicina social pasa paulatinamente desde una propuesta disciplinaria a un movimiento que no pretende determinar cursos inflexibles de intervención técnico-normativos.21 14. cit. México: Fondo de Cultura Económica. a sustentar una práctica que se mueve en la interpretación-cuidado de las poblaciones”. La salud y la vida tonormatizar el buen funcionamiento corporal y psíquico. julio-diciembre de 2002. En otras palabras. M.

otras veces. comenzamos a preocuparnos menos por lo que la naturaleza puede hacer de nosotros y más por lo que hemos hecho con ella”. Además. González. en otras palabras.23 La ampliación de la razón nos lleva. 1997. la reforma sanitaria ha dibujado los nuevos paisajes que la salud colectiva debe pintar. reducir desigualdades en la enfermedad y la muerte y remover obstáculos económicos. la economía. Junto con las transformaciones del mundo familiar. De la academia a otras prácticas de salud Nacida la medicina social (al igual que la salud colectiva) en las aulas e institutos de investigación universitarios. Parece que con la ciencia y la técnica hemos triunfa- do y ahora vivimos la muerte de la naturaleza. pero no solo como una concepción de promocionar los comportamientos y estilos de vida racionales y universalmente reconocidos por la epidemiología occidental. Los nuevos espacios de la práctica en salud requieren visualizar aspectos que posibiliten. 23.. Esto no es igual en otros países de América Latina. La sociedad del riesgo: los riesgos manufacturados no solo se relacionan con la naturaleza. abre puertas o derriba muros para deambular por nuevos espacios donde no dispone de la habilidad y los instrumentos adecuados para ocuparlos. a más de explicar el mundo del deber-ser. ahora no lo es. Como afirma Giddens: “. saberes y prácticas con otras culturas. “que la salud es un derecho de la población y una responsabilidad del gobierno como guardián del interés público”. análisis y acción. con lo cual se rompe aún más los lazos de solidaridad y apoyo tradicionales. Balance y perspectiva de la medicina social en América Latina La medicina social y la salud pública alternativa nos están llevando a reconocer y dar importancia a otras racionalidades y. ha debido paulatinamente aprender a enfrentar el complejo problema de comprender los lenguajes del conocimiento y las artes e instrumentos del poder que se manejan en las instituciones de salud. como bien indica Cristina Laurell en su experiencia en la ciudad de México. Los trabajos de Berlinguer y Garrafa sobre ética son de gran importancia. a reconocer que la verdad científica no es necesariamente buena. Todas estas situaciones golpean las puertas de la medicina social para su concurso. Anthony. De allí que en este momento vivamos lo que Ulrich Beck denomina la “globalización de los efectos secundarios o consecuencias no intencionadas”.26 La salud pública alternativa al igual que la medicina social estarían tomando en consideración este hecho y cambiando su forma de mirar a la naturaleza no como objeto a ser intervenido sino como sujeto dialogante con el fin de descubrir su racionalidad inherente y diversa. la posibilidad de ejercer una acción guiada por principios ético- 27. Op. entonces. ha debido comprender el mundo del poder-ser. en esa empresa. en términos históricos. también reconocen que el obrar se acompaña de una conciencia práctica22 y. universidad y postmodernidad. La salud y la vida la ruptura del antiguo contrato social entre el capital y el trabajo. la redistribución progresiva del presupuesto en salud y cambios organizativos y de gestión profundos y globales para lograr lo que Laurell propone: “democratizar el cuidado de la salud. lograr igualdad en el acceso a los servicios existentes. Cristina. por un lado. Pero dicha declaración ha podido verse operacionalizada a través de acciones que llevan a coberturas cada vez más amplias de la población. el calentamiento del globo terráqueo. What Does Latin American Social Medicine Do When It Governs? The Case of the Mexico City Covernment. la ética y la salud. The Reinvention of Politics. Educación. 179 . la salud se produce dentro de la propia racionalidad del accionar. Giddens. presupuestos disminuidos. también es racional aun antes de que la conciencia discursiva se haga presente. etc. la comunicación (los mismos que obligan a las personas a vivir en constante riesgo y a enfrentar futuros mucho más abiertos que antes). por otro lado. salud colectiva y reforma sanitaria parecen tocar una sinfonía en un mismo piano a dos manos. 26. Laurell Asa.. El que escribe también ha realizado un módico aporte en el artículo El sujeto. la desocupación y la globalización de la violencia. Cambridge: Blackwell. Si es así. la moral. impulsar la participación social como medio para pavimentar los caminos de la democracia y la equidad y.178 ALAMES: veinte años. sino que lo adecuado tiene que siempre ser juzgado por la ética (a través del acuerdo intersubjetivo. otras ocasiones intenta posicionar sus propuestas en ámbitos donde las agencias financieras supranacionales ponen las reglas del juego cifradas en las leyes del mercado y en el costo beneficio. cit. Actualmente. la precarización del trabajo. De la aproximación únicamente explicativa y utilitaria están pasando a una aproximación interpretativa.25 El problema radica en que la acción humana siempre ocurre en medio del desconocimiento de algunas condiciones requeridas para esa acción y tampoco es posible controlar todas las consecuencias no deseadas de nuestro accionar. y crear solidaridad a través del financiamiento fiscal y distribución de los costos de la enfermedad entre los enfermos y los sanos”. (93)12: 2021 – 2024. por lo tanto. Max. es decir. el arte. sociales y culturales para el acceso. también se extienden a la vida social impactando las bases culturales de nuestra existencia. 1999. Loja: poligrafiados de la UNL. 24. alcanzar la cobertura universal disolviendo la conexión entre acceso y capacidad económica o posición en el mercado de trabajo. se suma 22. La salud colectiva brasileña había venido extendiéndose y conquistando estos nuevos espacios de la práctica al ritmo y calor de la reforma sanitaria. es posible registrar grandes cambios en los roles del hombre y de la mujer. por otro lado. American Journal of Public Health. La medicina social ha podido sustentar. con lo cual se estaría justificando el requerimiento de una reflexión fuerte sobre este tópico24. con lo cual el carácter civilizatorio o mesiánico de la ciencia occidental perdería su poder omnímodo para compartir conocimientos. importantes transformaciones en las relaciones de pareja y conceptos y prácticas distintas alrededor del trabajo. mucho de lo que antes era totalmente natural. Beck. Globalization. Anthony. El Programa de Bioética de la OPS ha apoyado grandemente el tratamiento de este tema. Giddens. cuando se encuentra en el espacio del gobierno de la salud. donde la medicina social tiene que abrir estrechas puertas que en ocasiones se cierran inmediatamente. el hueco en la capa de ozono. luchar por la corrección de los defectos encontrados en nuestras instituciones de salud. 1979. La globalización del riesgo: la manera como nos hemos relacionado con la naturaleza durante el industrialismo y la forma como estamos procediendo en el globalismo genera grandes peligros de destrucción para los procesos vitales naturales y sociales: piénsese en la catástrofe de Chernobyl. en nuestro cuarto mundo la necesaria migración de la fuerza de trabajo en busca de sustento. infraestructura deteriorada y un descrédito de lo público. con lo cual la noción promoción gana una fuerza inusitada. muy recientemente. establecemos que es bueno para la vida). ampliar los servicios para la población no asegurada.27 Lo importante de la medicina social cuando hace gobierno constituye. como la fragmentación de los servicios públicos. fortalecer las instituciones públicas como la única opción socialmente justa y económicamente sustentable que garantiza el acceso igual y universal a la protección de la salud. Berkeley: University of California Press. 25. Ulrich. Central Problems in Social Theory. sino como comportamientos autopoiéticos biológica y culturalmente desarrollados por las propias poblaciones en su diario accionar.

29.. financieros. En otras palabras. construyen sus saberes. al mismo tiempo. veracidades. reconstituirse como sujeto de la vida comprometido con el cambio requerido. Maturana. p. Op. La ciencia tímida: ensayos de deconstrucción de la epidemiología. Pero además del logro metodológico indicado. Los horizontes de la razón (tomo 1). sino que también comprenda que el actor sociobiológico debe lograr su constitución en cuanto tal durante la propia interrelación. por último. sujeto epistémico. conforme habíamos indicado anteriormente. esto es. Castiel. la medicina social-salud colectiva o salud pública alternativa estaría buscando que “aquel camino trágico para la humanidad (del que nos habla Madel Luz) en que verdad y pasión. estaría reconociendo la necesidad de apoyar la comprensión por parte de los estudiantes de que una fuerza fundamental para la producción de la salud y para controlar socialmente el ejercicio económico. con miras a enriquecer aquella vida social con el aporte de las posibilidades explicativas de la ciencia. belleza y sentidos se dieron el adiós”. económicas y administrativas. La 28. conforme reclama Almeida Filho32 en su obra La ciencia tímida. por lo general. En otras palabras. Hugo. Para hacerlo el salubrista debe comprender y explicar el mundo de significado con que se encuentra y que. todavía se las aplican sin el instrumental de la epidemiología. como fuerza fundamental para la conservación y avance de los logros en la salud colectiva. posiblemente. Pero no es suficiente que el salubrista se aproxime al actor sociobiológico para comprenderlo. biológicos. en su diario vivir. 30. Bajo este requerimiento Mario Testa reconoce la necesidad de una doble hermenéutica. México: Antropos. técnico y político del sistema se encuentra en la propia forja de los públicos por la salud. 1997. prácticas y estrategias de organización de su poder. es fundamental que la acción obre con un criterio de búsqueda de las determinaciones de su objeto de estudio. La medicina social y la salud colectiva han sido fieles desde su nacimiento a esta necesidad. el mundo en que se mueve la medicina social es un mundo que está dado29 y que también está dándose. Está dado como estructura en la que es posible encontrar recursos físicos. sino una labor de posicionar los fines y derechos humanos para ordenar y dinamizar los medios.30 por lo tanto el salubrista lidia con un objeto que siempre es sujeto. se vuelvan ahora a encontrar. debe imbricar la aproximación que propone Testa con aquella mirada del epidemiólogo. es una biosicología individual que está dándose por propia autopoiesis individual y por la interrelación social. Con el primer punto. eticidades. mientras que Testa nos habla de la necesidad de una aproximación amorosa. El árbol del conocimiento. pero que nunca pierden su carácter individual por su característica autopoiética conforme indica Castiel31. pero también normas. la formación intentaría dar cuenta de aquel descuido de la salud pública por la salud y aportaría elementos filosóficos. con lo cual se defiende el carácter siempre calificado que detenta todo miembro poblacional para forjar sus propias verdades. Naomar. es decir: intérprete de las maneras como los actores individuales y sociales. y mediador estratégico con los poderes científico. Este último requerimiento. como si la epidemiología no tuviera nada que decir a los planificadores de las escuelas de Carlos Matus o Mario Testa…” Almeida-Filho. pero a su vez busca construir el mundo del mañana con un sentido definido. Buenos Aires: Lugar Editorial. se consolida en cuanto estructura. es decir. Esta situación complica aún más la efectividad operacional de la medicina social. Las reflexiones y experiencias vividas alrededor de este tópico han constituido. al mismo tiempo. En otras palabras. Además en la acción en salud colectiva. prácticas y estrategias de organización de su poder. ecológicos. reglamentos. Pero los fines y derechos humanos no pueden alcanzarse sin el empoderamiento de la población para que los demande y los defienda. ha concebido que aquellos fines y derechos no podrán alcanzarse sin el control social poblacional. una segunda hermenéutica. Op. La medicina social requiere conocer-accionar en ese doble mundo de lo dado y del dándose. metódicos y técnicos para la interpretación de la salud pero. quien recomienda una aproximación regida por el concepto cuidado para alcanzar aquello que él denomina logro práctico en contraposición al éxito técnico que aparece como unilateral e incompleto. que a su vez dirigen las intervenciones técnicas. acción y gobierno en salud y. Mario. Testa. mientras que el momento actual reclama. político y económico para apoyar la elevación de los niveles de salud y vida. también posibilita al trabajador de la salud colectiva constituirse como sujeto y buscar la construcción del sujeto colectivo o público por la salud. En otras palabras. directivas reconocidas e institucionalizadas. descubra las “fuerzas positivas que establecen los límites dentro de los cuales puede ocurrir el fenómeno”. Pero no solo es social sino que está constantemente dándose. el trabajador se construye en cuanto sujeto. 32. como hemos dicho. 2000. Al respecto la formación tradicional del salubrista adecuado para la metáfora de la enfermología pública se relacionaba con una imagen del salubrista interventor técnico-normativo. leyes. Está además dándose (ocurriendo) como la autopoiesis vital individual y social y como producto del accionar de la gente con sus verdades.33 La medicina social ha debido ejercer transformaciones en el ámbito de la formación del personal. eticidades. cit. Francisco. David. Al respecto los avances que presenta Mario Testa en su libro Saber en salud resumen en buena forma lo que discutimos en este momento. por un lado. porque no solo debe dar cuenta de un objeto-sujeto que está dándose en cuanto actor social sino que debe también dar cuenta de un actor sociobiológico. Balance y perspectiva de la medicina social en América Latina políticos. razón y emoción. un sujeto intérprete-mediador. En efecto. veracidades. 181 . 1992.180 ALAMES: veinte años. trabajamos siempre con objetos que son sujetos y con individuos que son sociales. La salud y la vida complejidad de la acción-investigación por parte de la medicina social radica en que se aproxima en el mundo de lo dado a un objeto que aparece como biosicología individual que también es social en razón del acoplamiento estructural y consensual del que nos habla Maturana. sentimientos y voluntad. sujeto público para. En otras palabras. Saber en salud: la construcción del conocimiento. desarrollan las acciones relacionadas con la promoción de su salud y cuidan su enfermedad. uno de los aportes más importantes que la medicina social en cuanto disciplina ha podido brindar al pensamiento y práctica social en salud. teóricos. Madel. Mario28 considera que el accionar en el campo de la salud colectiva se desarrolla en un doble movimiento de determinaciónconstitución y de significado-sentido. etc. La reforma sectorial para la medicina social no constituye una propuesta de simple mejoramiento del quehacer. O buraco e o avestruz: A singularidade de adoecer humano. Campinas: Papirus. Humberto y Varela. Luz. es abordado por Ayres. tecnológicos. “Las teorías contemporáneas de la planificación-gestión en salud son cada vez más basadas en el concepto práctica. Buenos Aires: Lugar Editorial. 1994. Una primera hermenéutica a través de la inmersión directa de la medicina social con la población y en su mundo de la vida. Pero además. la medicina social-salud colectiva ha puesto por delante los fines y derechos humanos en el pensamiento. 33. 8. cit. 31. Zemelman. pasando por sujeto de la vida. El juego de sentido-significado-determinación-constitución es un juego complejo capaz de caminar con algún éxito entre el Escila del subjetivismo y el Caribdis del objetivismo.

estructuras e instituciones del campo con miras a lograr mayores dosis de democracia. Conforme habíamos indicado anteriormente. c) importancia de la ciencia en la construcción de la disciplina. 34. La salud y la vida El compromiso de la medicina social-salud colectiva con las prácticas sociales sectoriales y extrasectoriales que apoyan el desarrollo de la salud o el control de las enfermedades. Quito. Roberto. la equidad y la construcción de una nueva ciudadanía. Florencia. Esto es especialmente importante en el momento que vivimos. controlan el cumplimiento de las obligaciones estatales en salud y tejen redes de apoyo mutuo nacionales e internacionales oponiendo como resistencias globalizadas35 las viejas y nuevas formas de dominación. parece que se han esfumado los modelos únicos. Lo anterior obliga a todos los que somos parte de la medicina social a enfrentar constantemente el reto de criticar. viabilizar las fuerzas políticas. parece que a través de la medicina social venimos construyendo nuestra identidad como programa político de cambio que lucha por el derecho a la salud a ser construido con el aporte de voluntades diversas y métodos consensuados. y sobre el uso de la ciencia y la tecnología. Manaos. que las versiones de la única verdad no tienen más vigencia y que este universo es un multiverso producto de determinaciones y productor de emergencias.34 enriqueciéndose con el aporte científico que traen las ciencias y tecnologías y ejerciendo su poder y derecho en cuanto ciudadanía. a las instituciones formadoras de personal en salud colectiva o medicina social a mantener una posición ética de defensa de la vida. La constitución del Fórum Mundial Social de Porto Alegre es una de las manifestaciones más importantes. La reflexión amplia y diversa que lleva al rescate de elementos científicos y de otros tipos de sabiduría práctica para la construcción de las verdades útiles para el logro de la salud es otro de los aspectos importantes de la medicina social-salud colectiva en sus veinte años de madurez. comprendiendo además que aquello podrá darse siempre y cuando los actores individuales y sociales se constituyan igualmente en sujetos que construyen su salud. Requiere. la formación del profesional intentaría dar una respuesta diferente ante los cambios que vivimos. Al respecto. Balance y perspectiva de la medicina social en América Latina Con la segunda característica. adoptar una actitud reflexiva sobre nuestras propias capacidades de conocer y actuar. el mantenimiento y fortalecimiento de las relaciones y trabajo conjunto con los foros sociales parece ser una cuestión de vital importancia para la medicina social. con identidades o movimientos sociales que protegen y desarrollan sus instituciones. “en una lid permanente contra las dificultades del propio organismo y del medio ambiente”. Amin. Al hacerlo. es decir. las mismas que constantemente debe ser interpretadas y explicadas. 35. En el campo de las instituciones. la globalización de las resistencias ha tomado mucha fuerza. Hemos intentado delinear en esta aproximación algunas cuestiones: a) los rasgos históricos y el significado del término medicina social y b) la definición de nuestras señas particulares. y que podrían constituir guía para nuestra acción en América: a) compromiso político con el cambio.182 ALAMES: veinte años. cit. así como para prevenir y curar la enfermedad. En otras palabras. por otro lado. d) desde la insistencia por establecer las diferencias disciplinaria a la búsqueda de unidad en la acción. Barcelona: Iaria. la medicina social podrá dinamizar su compromiso solamente a través del trabajo conjunto de la sociedad organizada. Aquello no podemos hacer sin el concurso de nuestras universidades. ante la necesidad de supervivencia ante las demandas del mercado. Esta acción mediadora obliga. conservar y superar nuestros horizontes de visión y conocimientos y. b) salud-enfermedad como hecho social. Perspectivas Cuatro son las características fundamentales que Juan César García había asignado al término medicina social acuñado en Europa del siglo XIX. lo cual solo puede ocurrir con el fortalecimiento de nuestras universidades. pero no dejan de tener gran visibilidad los Fórums continentales de Bamako. es posible sugerir que la sociedad civil de abajo (conforme lo denomina Francois Houtart) profundiza y amplía sus resistencias. Globalización de las resistencias. por otro lado. la potencialidad de nuestro avance radicará en la ampliación de experiencias de transformación en el ámbito de la salud colectiva que permitan abrir espacios y caminos para la lucha por salud como un derecho a través del compromiso y empoderamiento poblacional. en el que hemos confirmado que el fin de la historia es un cuento fantasioso. es fundamental que podamos “digerir” todos los posibles aportes científicos y prácticos que puedan colaborar en ese empeño. lugar en el que nació la medicina social y que estos veinte años de neoliberalismo también ha debilitado su potencialidad reflexiva y de compromiso con el avance de la salud. también. Samir y Houtart. estableció sus señas particulares con el marxismo y ganó su identidad al proponerse como programa político de cambio que lucha por el derecho a la salud a ser construido con la participación de voluntades diversas y métodos consensuados. Uno de estos aspectos constituye la defensa y reconstitución de las estructuras de salud tan venidas a menos luego de veinte años de reforma neoliberal. y d) responsabilidad del Estado en el campo de la salud. científicamente probados o políticamente sancionados o económicamente perfectos para construir la salud soñada. En esa medida. de constitución y determinación. A través de todas estas convocatorias. En otras palabras. Ahora bien. imbricadas con esa búsqueda de sentido y significado. 2003. y encaminar los recursos necesarios para el mejoramiento de la salud y vida poblacional. fortalecer aquellas prácticas que buscan no solo éxito técnico sino logro práctico. y e) desde el espacio académico a otros espacios de la práctica. 183 . Francois (editores). constitución y determinación que nos recomienda Testa. desarrollar ese cuádruple movimiento que nos recomienda Testa de construcción de sentido y significado. India. ejercer el deber y derecho de cuidar nuestras poblaciones. al mismo tiempo. esto es: establecer como eje la vida y el accionar poblacional para entender y movilizar los conocimientos científicos y no científicos existentes. en nuestro compromiso como movimiento práctico político que lucha por el derecho a la salud. eficacia y equidad. Passos Nogueira. Los ejemplos de gobierno de la medicina social de los que hemos hablado constituyen importantes canteras para inventar nuevas formas de proyección y relación con las políticas. Propusimos. La medicina social pudo construir su estructura analítica a través del aporte de las ciencias sociales. fecha del otro Davos y de Seattle. Después de 1999. visitar tres movimientos simultáneos que van: c) desde la preocupación centrada alrededor del concepto salud-enfermedad al énfasis en la categoría práctica de salud. pero no podrá avanzar si al mismo tiempo no continúa enriqueciendo y fundamentando su base teórico-metodológica. también es fundamental volver la mirada hacia la academia. parece más bien que nos hallamos en un momento en que es posible diseñar propuestas alternativas que tengan sabores culturales particulares pero que rescaten e integren los productos universales científico-tecnológicos para utilizarlos con miras a mejorar las condiciones de salud y vida. nos obliga a encontrar aquellas cuestiones que mayor importancia tienen en este momento para la defensa de la salud del público. Op. A saúde pelo avesso.

se abre un reto diverso. Para posibilitar el avance de la medicina social también tendremos que considerar con mayor preocupación nuestra realidad organizativa y superar nuestras limitaciones para lograr una existencia más continuada. Como estamos hoy. la lucha por el trabajo digno y el propio desarrollo de nuestra disciplina radica en la necesidad de transformarnos en intérpretes-mediadores de esas nuevas fuerzas que surgen en este momento de globalización. movilización. El empeño por reconstruir formas laborales dignas que apoyen la constitución del trabajador como actor consciente y comprometido con la vida de la población es fundamental. el fortalecimiento de las instituciones debilitadas. 36. ante el debilitamiento del Estado pero con la insurgencia de los nuevos movimientos sociales y globalización de las resistencias. Me parece que desde la medicina social.184 ALAMES: veinte años. recursos. Pero hacia adelante se requiere mayor organización.36 . Requerimos organizar un trabajo en red que posibilite potenciar las experiencias vividas. entre otras cosas”. Mario Hernández expresa al respecto lo siguiente: “ojalá logremos darle a ALAMES una forma de organización y de gestión que permita asumir el reto de propiciar cambios estructurales en nuestros sistemas y políticas de salud para avanzar significativamente en el derecho a la salud en todos nuestros países. capacidad de respuesta oportuna. Comunicación personal. Debemos comprender que nuestra potencialidad actual para apuntalar el fortalecimiento de la salud de las colectividades. apoyar en mejor forma el trabajo a veces solitario que desarrolla nuestra secretaría ejecutiva y nuestros coordinadores y fortalecer nuestra comunicación e intercambio. Balance y perspectiva de la medicina social en América Latina La precarización del trabajo del personal que labora en los servicios de salud constituye otro campo fundamental de reflexión y acción por parte de la medicina social. apenas logramos hacer congresos cada cierto tiempo.

La salud y la vida Artículo 12 El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico* E l encargo que me hacen los organizadores del V Congreso Internacional de Salud Pública “Salud. 187 . razón por la que tan solo intentaré delinear algunas cuestiones que pueden apoyar el debate sobre el tema. Discutir las posibilidades de forjar una salud pública diferente. analizar la propuesta de Habermas sobre la doble hermenéutica y de Sousa Santos sobre la doble ruptura y proponer la posibilidad de encontrar una doble ruptura en la investigación-acción en salud pública con miras a alcanzar. Ambiente y Desarrollo: Un Reencuentro con los Temas Fundamentales de la Salud Pública”. Ambiente y Desarrollo. Para intentar cumplir con esta directriz. con el fin de encontrar alternativas para una vida posible. revisar algunos nuevos hallazgos de las ciencias naturales. 2. un “conocimiento prudente para una vida decente”. 8 a 10 de noviembre de 2007. Santos. UC/UNL/OPS. considero que es conveniente trabajar alrededor de tres procesos de singular importancia: 1. políticos y filosóficos de la salud pública en el contexto del debate sobre el desarrollo y la situación ambiental”. consistente en discutir “el saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico”. la calidad de vida y la salud de los seres humanos en relación ecológica y de equilibro en la naturaleza. São Paulo: Cortez Editora. conforme propone el último autor. objetivo general y objetivos específicos del congreso y en función a su estrategia de desarrollo.1 * Ponencia sustentada en el V Congreso Internacional de Salud Pública “Salud. En este punto. 2004. que apoyan la forja de una nueva forma de mirar. considero que es funda- mental concentrar nuestra atención alrededor del pedido de los organizadores sobre el saber en salud pública en este momento de crisis ambiental y cambios paradigmáticos importantes. Conhecimento prudente para una vida decente: um discurso sobre as ciências revisitado. Analizar la constitución de la salud pública en cuanto disciplina con pretensión científica y revisar sus presupuestos teóricos y metodológicos. A partir de los propósitos. 3. Boaventura de Sousa. 1. interpretar y accionar en el campo de la salud pública. digna. es de naturaleza compleja y excede en mucho a las posibilidades de quien sustenta esta ponencia. Al respecto. Uno de los objetivos específicos de este evento reconoce la necesidad de “contribuir a la reflexión sobre los fundamentos conceptuales. Llevar el debate filosófico y teórico al campo del método. en armonía y constante evolución”. sus perspectivas y sus consecuencias para el futuro. Un reencuentro con los temas fundamentales de la salud pública”. Este congreso tiene como objetivo general “analizar en su complejidad la situación ambiental del planeta.

Foucault. Da policia médica a medicina social. Ahora bien. Ibídem. sino que éstas han tenido mayor fuerza durante el siglo XX. Al mirar hacia los inicios de siglo XX. 189 . Foucault. una buena parte de los problemas de la máquina corporal ligados con desarreglos de su estructura y función por causas externas e internas han podido ser explicados. 276. Río de Janeiro: Qualitymark Editora Ltda. sin lugar a dudas ha sido bastante notorio.5 por el contrario. también se consideró a principios del siglo XX. Recordemos que hemos vivido dos siglos con la idea que la razón (instrumental) y el Estado nos entregarían la solución a todos nuestros problemas económicos. Es también coherente con las utopías reinantes en ese momento. supuestamente capaz de dar cuenta de la enfermedad colectiva o pública. En: Rosen George. sus concepciones y acciones técnico-políticas y su proyección sobre la sociedad. a través del cual organizaríamos un centro o Estado soberano. ha dependido del logro de su positividad a través de su engarce con la enfermedad y la muerte. Nogueira Roberto. p. 1979. Granda. noviembre de 2005. No intentamos decir que esas características han estado siempre presentes en la salud pública. Pero para la enfermología pública. Esta metáfora del Estado mago y exorcista sobre el riesgo y la enfermedad colectiva es plenamente coherente con la concepción social dominante durante el siglo XIX y a inicios del XX. En esa medida. recordemos que la medicina clínica constituyó su mirada. • El reconocimiento del poder del Estado como fuerza privilegiada para asegurar la prevención de la enfermedad. De esta manera. libertad y prosperidad”. 5. educación.3 cuales son: • El presupuesto filosófico-teórico de la enfermedad y la muerte como punto de partida para la explicación de la salud. que fundamentado en el conocimiento científico podría acumular todo el poder necesario 7. la enfermedad de la persona sería exorcizada y su muerte sería evitada a través de la intervención sabia del pensamiento y bisturí manejados por la mirada y la mano del médico.6 Me refiero a las iniciativas de cambio de los departamentos universitarios de higiene por los de medicina preventiva. 1966. un espacio distinto de aquel que es ocupado y dominado por la clínica tomando a su cargo el cálculo del riesgo y la prevención de la enfermedad. Sergio. en términos generales. con lo cual se ha logrado producir máquinas corporales menos enfermas y que tardan más en morir. Ante el “éxito” de la medicina clínica sobre la enfermedad individual. Passos. su saber. plantas. • El método positivista para explicar el riesgo de enfermar en la población y el estructural-funcionalismo para comprender la realidad social. que reconocía que la participación política generadora de democracia. México: Siglo XXI. 1(1):7-20. También hemos creído que la razón posibilitaría establecer un contrato. es posible definir algunas características fundamentales que le permiten adquirir una denominación de enfermología pública. O dilema preventivista: contribuição para a compreensão e crítica da medicina preventiva. La salud pública convencional El movimiento europeo dejó como impronta un rico arsenal doctrinario e ideológico que no fue integrado por la enfermología pública. que era posible construir una “enfermología social” llamada salud pública. Perspectivas da Qualidade em Saúde. fraternidad e igualdad era la principal fuer- Tampoco produjeron grandes reformulaciones las distintas propuestas reconocidas por Arouca como preventivistas. fortalecieron ese paradigma o metáfora. políticos y culturales. la salud pública podría salirse del cuerpo humano y encontrar las causas en los animales. 6. la medicina clínica tiene como fin fundamental curar.7 El éxito de la medicina clínica que. oponiéndose a otras propuestas como aquella generada por el movimiento europeo de la medicina social. que ha podido impactar en el pensamiento y práctica de la salud poblacional. Edmundo. en el pensamiento médico. La salud y la vida Con miras a comprender la salud pública convencional. sino en la apertura de su propia supresión: de la experiencia de la sinrazón han nacido todas las psicologías y la posibilidad misma de la psicología. sociales. La propuesta de Virchow consistía en una reforma social radical que. sus métodos y técnicas alrededor de la enfermedad y la muerte. La salud pública no debía encargarse del tratamiento del cuerpo enfermo que correspondía a la medicina clínica. sino que se responsabilizaría de las causas que se encuentran por fuera de la máquina corporal. las propuestas de medicina comunitaria forjadas en Estados Unidos y algunos países de América Latina y la iniciativa de atención primaria de salud. São Paulo: UNESP. así también la enfermología pública transforma al Estado en el mago que explica el riesgo y lo previene. La permanencia y relativo éxito de la metáfora de la salud pública basada en el mencionado trípode posiblemente se deben a la coherencia entre los sustentos ideológicos. Sin lugar a dudas. 1994.4 Similares aspiraciones fueron reinstaladas en la década de los sesenta del anterior siglo en América Latina con el movimiento de la medicina social. y en esa medida acepta. Al igual que la medicina transforma al médico en el mago que explica la enfermedad y que al mismo tiempo la cura. 2. 1. Arouca. 3. entonces. ha nacido una medicina que se da como ciencia del individuo”. de la integración de la muerte. cosas y relaciones entre individuos que podrían causar las enfermedades. “¿Quo Vadis salud pública?” En: Revista ecuatoriana de salud pública. Tampoco el movimiento latinoamericano de medicina social ha logrado impactar significativamente sobre la salud pública convencional a pesar de su crítica radical. 2003. La enfermología pública ocupa. El nacimiento de la clínica. los conocimientos aportados y sus propuestas innovadoras. Río de Janeiro: Editorial Graal. al constituirse como disciplina científica. p. el problema es diferente y debe contestar la pregunta ¿dónde se encuentran el pensamiento y bisturí públicos para explicar el riesgo y para prevenir o exorcizar la enfermedad y muerte que ocurren en los grupos humanos? La enfermología pública los ubica en la tecnología positivista manejada por el Estado.2 za para transformar la situación de salud de la población. comprendía “democracia completa e irrestricta. Diferente suerte ha tenido la salud colectiva brasileña. en el Nacimiento de la clínica afirma lo siguiente: “El hombre occidental no ha podido constituirse a sus propios ojos como objeto de la ciencia. época en la que se constituye la salud pública convencional como disciplina.188 El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico Para dar cuenta de estos objetivos procederé a rescatar algunas reflexiones anteriormente hilvanadas y que pueden apoyar la elaboración de este trabajo. 4. centrar su preocupación alrededor de la enfermedad individual. neutralizados o abolidos. interpretando lo colectivo como sumatoria de enfermedades particulares... 9. Michel.

hombre/mujer. p. La aproximación positivista permite leer la realidad de esos objetos a través de la razón tecnológica10 o razón instrumental11 o razón indolente. “separada la naturaleza del hombre y de la sociedad no es posible pensar en interacciones múltiples”9 ni tampoco proponer equilibrios ni límites. Madrid: Editorial Trota. pasible de intervención.15 No es admisible para la razón indolente que alguna de las partes tenga vida propia más allá de la que le confiere la relación dicotómica. Sujeto. quien a través de su accionar logra efectivizar en las instituciones de atención médica y en la población el propio poder del Estado y ejecutar la verdad de la ideología 8. 9. Río de Janeiro: Hucitec . 3ra. Santos. p. prevenir las enfermedades y. Buenos Aires: Lugar Editorial. la dicotomía cultura/naturaleza se presenta con fuerza en esta disciplina. que supuestamente no genera en su diario vivir ni sus normas. y a su vez la enfermedad de la población es transformada en objeto de la ciencia. Natural. explicar los riesgos. sustituir sus saberes y prácticas tradicionales (por tanto irracionales y riesgosos). en el objetivo de la ciencia-tecnología moderna de dominar la naturaleza para lograr la salud por descuento de enfermedad de los seres humanos. 2006. cit. 1997. Juren. “Hacia una sociología de las ausencias y una sociología de las emergencias”. Boaventura de Sousa Santos critica la razón instrumental. de esta manera. Madrid: Editorial Trotta. una forma de orden del mundo. a la que califica como razón indolente por su empeño en contraer el presente y dilatar inmensamente el futuro. Edmundo. • Educar a la población para que adquiera los conocimientos y técnicas que permiten calcular sus riesgos. instituir la ley. 32. El salubrista del siglo XX está encomendado. que aprender a olvidar su cultura particular siempre riesgosa. • Integrar y acumular conocimientos. o el Sur al margen del Norte. del modo más elegante. Ante un objeto que existe como un producto de las causas del ayer. Luz. Norte/Sur. social. 12. no es necesario comprender la actividad natural ni la acción social (que se da en el aquí y ahora) y. es lícito que el Estado intervenga desde fuera con la tecnología científica para lograr la salud por descuento de enfermedad. al mismo tiempo. prevenir las enfermedades colectivas y organizar los servicios para la curación de las enfermedades8. debe observar a la población. además. Santos. blanco/ negro. la razón indolente está siempre “obcecada por la idea de totalidad bajo la forma de orden”. pero a través de los cristales de la norma estatal y de la razón instrumental.14 Es importante indicar que la enfermología pública concibe a la naturaleza como una exterioridad a ser explicada pero nunca comprendida. En: El milenio huérfano. 15. Las amenazas deben ser erradicadas o controladas. ni sus mecanismos de reproducción. Maturana. de modelación de “producción”. 1992. La enfermología pública se une. y en el campo de la salud. Op. distribuir igualitariamente la riqueza producida. São Paulo: Editora Cortez. Esta situación impide al pensamiento apropiarse de los 14. En otras palabras. “La forma más acabada de totalidad para la razón indolente es la dicotomía. Madel.Abrasco. Salud pública: Experiencias y reflexiones. edição. Habermas. Humberto y Varela. asegurar la libertad de los individuos. dor de la enfermedad y la muerte. 1997. desarrollar y cuidar los servicios encargados de prevenir las enfermedades y apoyar la administración de aquellas instituciones destinadas a tratarlas. en un agente del Estado y de la técnica: un interventor técnico-normativo. 67 -85. habilidades y experiencias depositadas en los cánones científico-técnicos. pasan a ser clasificados de acuerdo a su potencialidad de amenaza o beneficio para la salud. entonces. no es posible pensar la naturaleza al margen de la cultura. 10.13 es decir. 46-61. cultura/naturaleza. Ayres. 11. A través de su accionar interventor técnico-normativo el salubrista requiere: La enfermología pública organiza de esta manera su base de sustento sobre el mencionado trípode constituido por el pensamiento centrado alrede- El salubrista se constituye. Boaventura de Sousa. capital/trabajo. conocimiento científico/conocimiento tradicional. “El fin de los descubrimientos imperiales”. La naturaleza es concebida como un recurso o como una amenaza externos para la salud y en esa medida. • Organizar. brindar la felicidad a todos. la enfermología pública participa en el empeño racional-instrumental para su domesticación. actuando sobre el riesgo de enfermar de la población a su cargo. En: El milenio huérfano: ensayos para una nueva cultura política. La salud pública pasa a ser una buena expresión de una disciplina científica moderna. 2005. ya que combina. civilizado/primitivo. el estructuralfuncionalismo como teoría de la realidad social y la preeminencia del Estado como asiento para la organización de las acciones preventivas y el apoyo a la gestión de los servicios de atención médica. ética y salud. la simetría con la jerarquía: cultura científica/cultura literaria. • Velar por la sistematización y desarrollo de los conocimientos y normas necesarios para el avance de la ciencia y el fortalecimiento del Estado. ya sean físicos o biológicos. que no solo debe ser intervenida con la ciencia y la técnica sino que tiene. con el fin de transformar la amenaza en recurso. que tiene primacía absoluta sobre cada una de las partes que la componen. Francisco. El árbol del conocimiento. José Ricardo. Epidemiologia e emancipação. Granda. además.12 conforme corresponde a cualquier cosa u objeto que no es autopoiético. racional. científico-tecnológica con el fin de prevenir los riesgos de enfermar de la población a su cargo. Teoría de la acción comunicativa. ni sus productos. Todos los elementos que hacen parte de la naturaleza. 155. con los cuales el salubrista puede llevar a cabo el cálculo del riesgo. A crítica da razão indolente: contra o desperdício da experiência. el método positivista para el cálculo del riesgo de ocurrencia de enfermedades en la población. 191 . • Apoyar la elaboración y hacer cumplir las normas dictaminadas por el Estado referidas a la enfermedad pública y a las respuestas sociales organizadas sobre ésta. Santos. Los presupuestos funcionalistas ahorran a la enfermología pública la preocupación por el sujeto individual y colectivo: es suficiente interpretarlo como objeto individual u objeto colectivo que existe y se reproduce en función de la estructura social de la que es parte determinada y sobre el que puede hacer una aproximación positivista. Madrid: Taurus. Boaventura de Sousa. No hay comprensión ni acción que no se refiera a un todo. 2001 13. El mundo-máquina (la naturaleza) es interpretado como un recurso para prevenir las enfermedades o como un peligro o amenaza para la producción o agravamiento de las enfermedades. En lo que se refiere a la contracción del presente. 2005. Occidente/Oriente y así sucesivamente”. así. entonces.190 El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico La salud y la vida para comandar la producción de bienes materiales y espirituales. e intervenir sobre la población transformada en objeto. mientras que los elementos beneficiosos deben ser protegidos y desarrollados como recursos. a cuidar la salud del Estado y de la ciencia-técnica. de transformación. en este sentido debe saber aplicar las metodologías de investigación positivas específicas para cada situación. pp. Boaventura de Sousa.

toda la rica tradición y experiencia andina en salud no es tomada en consideración. En nuestro caso específico. produciendo en esta forma una no existencia y la consecuente pérdida de experiencia. nuevos poderes han aparecido representados por las identidades defensivas y proyectivas. Estos hechos han sido abordados con más detenimiento en trabajos anteriores. desde afuera. La salud pública del siglo XX requirió de interventores salubristas técnico-normativos. Parece que aquello es posible. luchan por su democratización y entran en acuerdos-desacuerdos con los poderes supra e infranacionales.16 La enfermología pública declara a los saberes y prácticas familiares. Edmundo. aprender de ellas para organizar propuestas de cuidado de la vida natural y social mediando con la ciencia. es decir como una alternativa no creíble a lo existente. y no podía ser de otra forma. supuesto mago y exorcista sobre el riesgo y la enfermedad públicos. ya que cada vez más confirmamos que: a) no es posible lograr la salud únicamente por el descuento de la enfermedad. sin descuidar la prevención de la enfermedad. b) al mismo tiempo. Ibídem. comunitarias. e e) importantes innovaciones teóricas y prácticas ocurren en las ciencias naturales y en la investigación en salud en particular. universal y lo global tienen la primacía sobre lo particular y lo local. la voz de las culturas no científicas. controlan socialmente el cumplimiento de los deberes encomen- La salud y la vida dados al Estado. la economía y la política con miras a impulsar la salud poblacional. La enfermología pública también hace parte de esta lógica al dejar de lado el saber tradicional sobre salud y enfermedad propias de las poblaciones en las que interviene. d) nuevas fuerzas sociales y políticas aparecen en el horizonte. donde lo 16. ya que pensábamos que la razón científica y tecnológica organizada bajo el poder del Estado era la única que podría sujetar. de los públicos o movimientos sociales que promueven la salud. 3. a través de la cual intenta demostrar que lo que no existe es. entonces. 2. Es por esto que Sousa Santos denuncia el “desperdicio de la experiencia” y la necesidad de desarrollar una “Sociología de las ausencias”. En búsqueda de una salud pública diferente Consideramos que la construcción de una propuesta alternativa en el campo de la salud pública debe criticar las características anteriormente indicadas. Muchas de estas identidades ponen sobre el tapete la importancia de interpretar la voz de la naturaleza y entran en un nuevo diálogo con ella. ha perdido su autonomía y soberanía transformándose en un intermediario sin gran poder para definir y defender las políticas sociales en el campo de la salud colectiva. la acción social y las estructuras sociales.192 El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico múltiples saberes y experiencias que acaecen en la vida cotidiana. Métodos que integran diversas metáforas y proponen variadas hermenéuticas (incluida la científica positivista) capaces de dar cuenta de la actividad natural.17 tan solo recordemos dos elementos importantes: a) el Estado-nación. Saúde em debate. debería estudiar la potencialidad de construir una salud pública fundamentada en una metáfora que reconoce los siguientes presupuestos: 1. Prácticas sociales que integran diversos actores y poderes a más del poder del Estado: el accionar del individuo. la voz de las culturas particulares. el salvaje funcionamiento de la naturaleza y el irracional comportamiento humano para desarrollar un mundo de salud y racionalidad. posibilitando de esta forma el aparecimiento de la “no contemporaneidad de lo contemporáneo”. ausencias. 193 . Una primera pregunta se refiere a la posibilidad de que en este momento de globalización y neoliberalismo se avance hacia dicha propuesta. 2. a las que califica como ignorantes. ha debilitado grandemente su autonomía y soberanía. contenedor del quehacer en salud pública y su principal impulsor. la voz de las culturas “atrasadas”. 24(56): 83101. Es lo que sucede con la enfermología pública que descarta cualquier experiencia o conocimiento que no tiene validez universal o científica. o no existencias: se silencia la voz de la naturaleza. declarando atrasado todo lo que es asimétrico a lo que es declarado como avanzado. La salud. En otros términos. c) el Estado. Presupuesto filosófico-teórico de la salud y la vida. La salud pública y las ciencias naturales Cuando decimos que la salud pública alternativa debe “interpretar las acciones vitales naturales diversas”… y organizar procesos de “cuidado de la vida natural y social…”. pasando a constituirse en una no existencia que nos ha llevado a una pérdida de experiencia importante. en verdad. nos referimos a una 17. La constitución de la enfermología pública produce. entre las que destacamos la “monocultura del saber y del rigor del saber”. representada por la ciencia moderna y la alta cultura como criterios únicos de verdad y de cualidad estética respectivamente. transformándose en intermediador de intereses distintos y por lo general contrapuestos. la alcanzaríamos mediante nuestra intervención salubrista fuerte y sapiente sobre una población transformada en objeto. desde la salud pública debemos comprender que nuestra potencialidad actual para apuntalar el fortalecimiento de la salud de las colectividades. las mismas que quedan atrapadas en escalas que las incapacitan para ser tomadas como alternativas creíbles. Boaventura de Sousa Santos distingue algunas lógicas de producción de ausencias. Granda. p. 161. En esa medida. entonces. el fortalecimiento de las instituciones debilitadas y el propio desarrollo de nuestra disciplina radica en la necesidad de transformarnos en intérpretes-cuidadores y mediadores. Una segunda lógica que vale la pena analizar es aquella de la monocultura del tiempo lineal que reconoce que la historia tiene sentido y dirección únicos y conocidos. que defienden aspectos íntimamente ligados con su mundo de la vida y proyectan su accionar político hacia otros actores y ámbitos de la sociedad. tomando a la naturaleza como recurso. b) la aproximación positivista y funcionalista que excluye al sujeto como generador de su propio conocimiento y de la acción también ha sido grandemente criticada. activamente producido como no existente. Esta lógica produce no existencias. Una tercera lógica de producción de inexistencias es la lógica de la escala dominante. tradicionales como no contemporáneos o como atrasados o subdesarrollados. En los inicios del presente milenio y desde hace un buen rato ya no podemos sustentar aquello y reconocemos que más vale interpretar las acciones vitales naturales y sociales diversas. “Salud: globalización de la vida y de la solidaridad”.

la irreversibilidad de las leyes de la termodinámica y sentaría en alguna medida las bases para una nueva ciencia. bifurcación. René. todos los posibles se actualizan. ya que esos mismos sistemas. y sí como una apasionada búsqueda de la verdad”. São Paulo: Editora Schwarcz Ltda. sino que pertenecen a trayectorias que divergirán a lo largo del tiempo. siempre los negó. Entre o tempo e a eternidade. o como apenas instrumentales los saberes que permiten tornar cognoscibles los fenómenos que nos rodean. no tendrán un destino convergente. esto es la quiebra del antes y el después. las partículas elementales no paran de crearse. en que su actividad puede ser definida como el inverso del desorden indiferente que reina en el equilibrio: ninguna estabilidad garantiza más la pertinencia de una descripción macroscópica. de retorno a lo mismo a pesar de las perturbaciones existentes y en cualquiera de las particularidades iniciales del proceso. Isabel. como cambiante. originan nuevos comportamientos colectivos de partículas correlacionadas que generan transformaciones cualitativas. y la bifurcación describe al sistema cuando éste se torna inestable y puede evolucionar en la dirección de varios regímenes de funcionamiento. 1997. b) Integrar la noción de acontecimiento. la equivalencia entre la causa plena y el efecto completo. 1992. En otras palabras. ilusorio y estéril. del equilibrio estaba siempre preconcebido bajo la necesidad de mantener los sistemas sometidos a quien la manipula. si son caracterizados por un atractor fractal. que no puede ser deducido de una ley determinista: lo que aconteció podía no haber acontecido y por lo tanto. El fin de las certidumbres. Madrid: Taurus. Ahora sabemos que en situaciones iniciales muy próximas pueden generarse. 195 . Un Dios “que no juega a los dados”. esto es. Ésta es la razón por la cual la física ha introducido conceptos tales como sensibilidad. No solo poseemos leyes sino acontecimientos que no son deducibles de las leyes pero actualizan sus posibilidades”22. Mencionado por Prigogine. Ilya y Stengers. como dice Bergson. En efecto. si los califica como apenas subjetivas. el aparecimiento de lo nuevo. en las cuales su comportamiento se modificará de manera cualitativa y podrá adquirir un régimen caótico. es decir. Para poder entender este universo como eterno reinicio. de que un mejor conocimiento sería suficiente para interpretarlo y le da un sentido intrínseco a la propia mate- 21. Thom. esto es.18 y como una búsqueda de poder. “Tanto en dinámica clásica como en física cuántica las leyes fundamentales ahora expresan posibilidades. Ibídem. si termina calificando como ilusorias las relaciones que mantenemos con el mundo. pero hoy debe reconocer que fuera del equilibrio esa definición debe ser abandonada para dar paso a nuevas nociones de inestabilidad. una misma causa produce. 18. La idea de causa fue más o menos explícitamente asociada a la noción de lo mismo. ahora la idea de causa se reduce a una afirmación sin gran alcance cognoscitivo: ocurre lo que debía ocurrir. La investigación y hallazgo de atractores fractales ayuda a comprender la posibilidad de que los sistemas en su movimiento generen una multiplicidad infinita de trayectorias. nuestro conocimiento se igualaría en cuanto a perfección a la ciencia que Dios tiene del mundo”. Prigogine. 9-10. Ilya. sustentaría Foucault. no certidumbres. El requerimiento de la invariabilidad. añadiría Einstein. mientras que la física ha demostrado en el final del siglo XX que no solamente las estrellas nacen. “Si pudiésemos definir la causa ‘plena’ y el efecto ‘completo’ (diría Leibniz). Ilya y Stengers. aspecto que caracteriza al comportamiento caótico. La existencia de los sistemas caóticos transforma la noción de imprevisibilidad. provenimos de una ciencia física dura. siempre basada en las leyes invariantes. el sistema es ‘al mismo tiempo’ todo lo que puede ser”. A través de Galileo podremos expresar con mayor claridad esta simetría: un cuerpo que desciende un plano inclinado pierde altitud. La salud y la vida c) La noción de coherencia como realidad que ocurre en los procesos fuera de equilibrio. Prefacio al ensayo filosófico sobre las probabilidades de Laplace.19 El Dios del determinismo. en circunstancias semejantes. la reversibilidad de las relaciones entre lo que se pierde y lo que se crea. Hasta hace poco tiempo. cuyas leyes negaron la diferencia entre el pasado y el futuro. las posibilidades que ningún saber puede reducir remiten más bien a una propia normatividad de la materia en actividad. pero adquiere una velocidad que (en ausencia de atrito) es aquella que le sería necesaria para retomar su altitud inicial. Pero el siglo XIX interpretó la vida como constante evolución. sensibilidad y bifurcación. pp. la existencia de un atractor era sinónimo de estabilidad y de reproductibilidad. inestabilidad. planteará la imposibilidad de predecir cuál pasto escogería el asno de Buridan o la acción libre del hombre y por lo tanto ratificará la finitud del conocimiento. ante lo cual. donde la simetría temporal permitió. al cambio. a las fluctuaciones de su propia actividad. El mundo fenoménicamente se presenta siempre como nuevo. Prigogine. 22. La física redujo estos fenómenos a mera apariencia. 19.20 explicaría Thom. sino que como el propio universo tiene una historia. en un horizonte temporal. 20.21 En esta forma.194 El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico naturaleza muy diferente a aquella que fue concebida por la enfermología pública. coexisten e interfieren. Esto es explicable como lo dicen Prigorine y Stengers porque “la ciencia nacida en Occidente no se desarrolló apenas como un juego intelectual o como una fuente de prácticas útiles. los mismos que producen una autoorganización. Ibídem. Isabel. la objetividad científica no tiene sentido. Boltzman propondría la existencia de la flecha del tiempo. Pero el propio Leibinz de la razón suficiente. La sensibilidad une la definición del sistema a su actividad. aquel ideal del saber infinito podría tornarse inaccesible. Dios de un mundo donde “no hay lugar para lo que no está formalizado”. reducir el devenir a la producción de lo mismo por lo mismo. como variable. viven y mueren. en la medida en que se aumenta su desvío atravesar múltiples zonas de inestabilidad. Prigogine y Stengers dicen: “… en estos puntos (de bifurcación) un ‘mejor conocimiento’ no nos permitiría deducir lo que ocurriría y sustituir las probabilidades por las certezas… Hoy se conoce que un mismo sistema. puede. la inestabilidad hace relación a la sensibilidad del sistema a sí mismo. de desaparecer y transformarse. evoluciones totalmente divergentes. pero los juicios ideológicos impregnados en la dinámica clásica impidieron aquilatar su propuesta y le obligaron a disciplinarse en los cuarteles de la lógica dura. es decir. y nunca cercana a las variaciones. Leibniz ratificará tal simetría con el principio de razón suficiente. un mismo efecto. la libera de la idea de ignorancia contingente. coherencia. la física quiebra su noción de ciencia modelo. la física ha debido: a) Crear una noción de evolución y aceptar la irreversibilidad de los procesos. Ibídem.

Con la noción de atractor caótico la cuestión fundamental no radica en oponer determinismo e imprevisibilidad. y ha dado espacio para iniciar una posible explicación del origen de la vida donde. Por otro lado. tales como naturaleza/cultura. donde las moléculas. la obligación de repensar sus formas de mirar. 197 . sino que puede depender de la manera intrínseca del régimen de 23. dominable y transparente al conocimiento humano”. Um discurso sobre as ciências. en la posibilidad de un eterno recomenzar. sin lugar a dudas. en su intento por conocer la sociedad. Entre o tempo e a eternidade. pero la cuestión de la eternidad ni por eso abandonó la física… ella aparece bajo nueva luz. animal/persona. sino que se articulan en arreglos singulares. mientras que la salud pública alternativa requiere mirar cómo los sujetos individuales y colectivos crean o generan su salud en el diario vivir. El ser humano deja de ser dueño para pasar a ser socio. se visualiza una nueva coherencia entre las aproximaciones científica. Hoy. están obligados necesariamente a tomar en consideración la forma en que los seres humanos crean el sentido del mundo en que viven.11. la existencia de correlaciones de largo alcance y el quiebre de la simetría espacial. ¡la materia comienza a ver! Sin la coherencia de los procesos irreversibles de no equilibrio sería inconcebible la aparición de la vida en la tierra”. las actrices y los productos de su propia historia. de autodeterminación y aún de conciencia que anteriormente habíamos reservado para nosotros. abiertos a la bifurcación de sus trayectorias. Boaventura de Sousa. sino más bien entender por qué es imprevisible una evolución que se comporta unas veces de una manera y otras veces de otra. El mundo centrado en el dios-hombre se derriba. La ruptura ontológica entre el hombre y la naturaleza y las dicotomías enunciadas permitieron. mente/materia. como bien se conoce. los seres humanos. c) Su compromiso único con la función sanitarista del Estado a la comprensión de otras formas de accionar saludables que a su vez construyen organizaciones e instituciones públicas para la salud. ya que la ciencia. La salud pública como una disciplina mixta producto del entrecruzamiento de las miradas social y natural. 24. Así también. “Es como si el hombre y la mujer se hubiesen lanzado en la aventura de conocer los objetos más distantes y diferentes de sí. En la segunda mitad del siglo XX. A pesar de que los dos hechos tienen grandes diferencias. Para la medicina clínica. construyen instituciones para apoyar la promoción de la salud. natural y social. Isabel. permitirían interpretar en mejor forma la riqueza de las relaciones entre los procesos. los acontecimientos y las circunstancias que ganan sentido fuera del equilibrio y posibilitan la aparición de la vida como acontecimiento. con relación al ambiente. la distinción dicotómica entre ciencias naturales y ciencias sociales parece que comienza a dejar de tener sentido y utilidad. capaces de cambios cualitativos. originadores de lo nuevo. Una nueva forma de mirar La salud pública convencional miró a la población y a la naturaleza como objetos a ser intervenidos por parte de la norma funcional y la ciencia positiva. el antropocentrismo entra en crisis. ni 25. “La materia es ciega al equilibrio allí donde no se manifiesta la flecha del tiempo. pero cuando ésta se manifiesta lejos del equilibrio. tiene. el devenir y la inteligibilidad ya no se oponen. Ilya y Stengers. Lejos del equilibrio. su propia trayectoria variante. sin descuidar las primeras. porque la ¡materia ve! y las moléculas son actrices y productos. Santos. 4ª edição. los cientistas sociales. y para prevenir y atender enfermos.25 Estos nuevos acontecimientos también nos llevan necesariamente a preguntarnos por el valor de las dicotomías defendidas por la modernidad. São Paulo: Cortez editora. Prigogine. sensibles a las circunstancias que les rodean. al igual que el arte y la filosofía. a la luz de los nuevos hallazgos. Los físicos y los biólogos ahora comienzan a aceptar que la definición de su objeto no está dada de una vez por todas. la misma que parece ser indisociable de la explotación del hombre por el hombre. El comportamiento caótico ha permitido avanzar en la comprensión de los procesos químicos que. interpretar y accionar.23 La materia y la naturaleza dejan de ser concebidas como máquinas para dar paso a una interpretación distinta donde éstas también son consideradas sujetos. como sustentan Eigen y col. en una serie infinita de universos a traducir la eternidad incondicionada de esa flecha del tiempo que confiere a nuestra física su nueva coherencia… La idea de eternidad parece que impuso una confrontación trágica entre el hombre cuya libertad impone y afirma el tiempo. los procesos no pueden ser comprendidos dentro del esquema compensatorio causa-efecto. Op. p. La salud y la vida actividad de lo que estudian. El ser humano no es el dueño del mundo ni tiene derecho de domeñarlo. es experimentación creadora de cuestiones y de significaciones y en ningún momento está destinada a basarse en una racionalidad instrumental o indolente destinada a destruir lo que no puede comprender. Ibídem. diálogo que en este inicio de milenio parece reiniciar.24 Esta idea rompió el diálogo entre ciencias naturales y sociales.. la no-repetibilidad. vivo/inanimado. b) Su costumbre de ver objetos al intento por mirar sujetos para actuar con ellos. en interacción con la naturaleza y.196 El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico ria que evoluciona y autoproduce. la explotación científica de la segunda. Bajo este requerimiento. interpretamos que la mirada de la salud pública alternativa está cambiando y buscando ampliar su horizonte para avanzar desde: a) Su preocupación por ver solamente la enfermedad y la muerte a la necesidad de reflexionar y entender la salud y la vida. natural/artificial. Estos indican cómo la irreversibilidad se inscribe en la propia materia y posibilita la creación de lo nuevo como realmente existente y no como simple apariencia. son creadores de nuevas estructuras materiales que de algún modo constituyen los testimonios de su propia formación. para una vez llegados allí. cit. serían al mismo tiempo. el saber del paciente no hace parte del conocimiento científico acumulado (la evidencia) sobre la enfermedad. la naturaleza inanimada deja de ser concebida como máquina para dar paso a una interpretación distinta donde ésta también es considerada como sujeto. y un mundo pasivo. la física fue dilacerada por la oposición entre el tiempo y la eternidad: entre el tiempo irreversible de las descripciones fenomenológicas y la eternidad inteligible de las leyes que debían permitirnos interpretar esas descripciones fenomenológicas. En esta forma no estaríamos hablando de una reducción de la vida a lo físico-químico sino de una verdadera metamorfosis de la química. encontrarse reflejados como en un espejo”. 2006. al mismo tiempo. muchas de las teorías contemporáneas introducen en la materia los conceptos de historicidad y de proceso. “Desde el origen.

Santiago de Chile: Editorial Universitaria. pero también existirá una normatividad cultural propia del mundo epistémico. para sobrevivir. por un lado. en esta forma. 1994. y. Naomar y Silva.27 • El vivir genera la salud y ésta no se da únicamente por descuento de la enfermedad. las prácticas necesarias para la prevención deben ser diseñadas y ejecutadas por el Estado. Nogueira Roberto. la salud pública alternativa comienza a preguntarse sobre cómo proceder para transformarse en intérprete de las especiales circunstancias particulares de vida de la población. 32. donde se encuentran las mayores potencialidades de salud. A saúde pelo avesso. Si es así. 158. la posibilidad de tolerar infracciones a la norma habitual e instituir nuevas normas en situaciones nuevas”. a los dictámenes del médico representante del conocimiento y método científicos.29 su especial historia de vida. “salud es una forma de vivir autónoma y solidaria. las colectividades. “La salud pública y las metáforas sobre la vida”. Revista Facultad Nacional de Salud Pública. social. requiere acoplarse a sus especiales requerimientos organizativos que establecen su propia identidad. 27. George. 1997. el aprendizaje y la acción de cambio.30 Mirando la vida y el sujeto Reflexionemos sobre los puntos anteriores: Para la salud pública alternativa. Lo característico de la salud es la posibilidad de superar la norma que define momentáneamente lo normal. Lo anterior está llevando a la salud pública a pensar que el método científico positivista. la fuerza o poder fundamental para alcanzarla se encuentra en las poblaciones mismas y en su vida. producto de • Los seres vivos son autopoiéticos28. La ciencia tímida: ensayos de deconstrucción de la epidemiología. Epidemiologia e emancipação. La salud pública alternativa tendría que necesariamente aceptar la temporalidad y en esa medida está compelida a entender que los plan- 31. Ideologia y racionalidade nas ciências da vida. 34. los elementos explicitados en párrafos anteriores son profundamente contradictorios porque: Autonormatización: si la salud es la capacidad de autonormatizar el buen funcionamiento corporal y psíquico. Plan de Estudios. José Ricardo. Maestría de Salud Pública de la UNL. La salud tiene que ver. basado en la idea de la verdad universal a través de la mathesis o “comparación de las cosas en el mundo”. una normatividad individual propia de cada persona. “la cuestión de la vida… es transformada en metafísica”. Canguilhem. La salud y la vida 26. 33. David. es decir. sino a sus propias determinaciones estructurales. 35. se requiere interpretar la vida a través de lógicas recursivas y aproximaciones ontológicas que privilegian al organismo como eje del conocimiento. habrían sido suprimidas o transformadas en objetos con vida. Natal: Seminare Editora. Lisboa: Edições 70. Cuadernos Médico Sociales. Naomar Almeida. ya que la salud ocurriría en la medida en que el organismo social y el cuerpo humano conservan su capacidad de instituir nuevas normas. 88. El interés por dar cuenta de la salud y vida y no solo de la enfermedad recomienda más bien ampliar el presente y pensar en la salud como la capacidad de romper las normas impuestas para construir nuevas normas bajo los requerimientos de adaptación al cambiante mundo. sino también ser normativo en esa situación y otras situaciones eventuales. 30. en palabras del Foucault “el individuo es suprimido”. Humberto Maturana interpreta que el organismo. Naomar. 2003. Campinas: Papirus. p. en palabras de Foucault. los colectivos tienen que supeditarse al conocimiento sobre el riesgo sustentado por la ciencia epidemiológica y en esa medida ni la cultura local ni las diversidades humanas históricamente constituidas pueden jugar ningún papel. O buraco e o avestruz: A singularidade de adoecer humano.32 Al respecto. 2002. las mismas que supuestamente se rendirán ante la presencia civilizadora de la razón y la moral. 18(2): 83-100. 36. Tercera edición. consustancial con la cultura humana. Almeida Filho. Humberto y Varela. Por otro lado. Santiago de Chile: Dolmen.35 Al respecto. Existirá. Ibídem. No es posible confiar únicamente en el poder del Estado y en el poder de la ciencia positiva para alcanzar la salud. tanto en el ámbito de la comprensión como en su accionar. sino que el individuo tiene que supeditarse. o como dice Madel Luz. Esta forma de ver complejiza los métodos de investigación tradicionales utilizados por la epidemiología y fundamentados en una visión de riesgo. con la creatividad espontánea del ser humano socializado que es siempre capaz de inventar formas de vivir mejor”. producen sus propias normas y estructuras de autoproducción. Maturana. julio-diciembre. hace aportes importantes para dar cuenta de ésta y otras problemáticas al introducir tres dimensiones: la dimensión de las instancias. La crisis de la salud pública y el movimiento de salud colectiva en Latinoamérica. esto es. de prácticas y poderes en los que aprendió la población a ser humana. la dimensión de los dominios y la dimensión de los niveles de complejidad. São Paulo: Editora Hucitec. 28. Ayres.36 • Si se considera que la propia vida engendra salud. para lo cual en ocasiones tiene necesidad de cambiar sus relaciones con el medio: “Todo lo que en los seres vivos ocurre no responde a especificaciones del medio. podremos hablar de una normatividad biológica común para la especie. Lo único que el medio puede hacer es ‘gatillar’ determinadas reacciones definidas por la estructura del ser vivo”. en una supuesta eternidad en las leyes. además. con la enfermología pública. la sociedad y el Estado”. 2000. Echeverría. 29. Passos. El búho de Minerva. Rafael. “Estar sano no es solamente ser normal en una situación dada. dependiente y condicionante de las relaciones que se establecen con la naturaleza. es barrido como evidencia. que en su labor igualmente civilizadora ayudará a superar las prácticas y poderes locales necesariamente irracionales. al verse obligados a diferenciar la susceptibilidad grupal e individual y la acción de los factores asociados al problema que se intenta estudiar. personalidad y acoplamiento al medio ambiente. Almeida Filho. 1997-1999.33 mientras que Roberto Passos Nogueira insiste en actualizar aquella idea illichiana constante en la Némesis médica que la salud constituye “una capacidad autónoma de lidiar. 1997. las poblaciones producen su salud.26 Así también. 75:5-30. desde la epidemiología.34 • Si en el diario deambular. Buenos Aires: Lugar Editorial. contra las dificultades del propio organismo y del medio ambiente. por otro lado.198 El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico su libre voluntad juega en la curación. 2000. 199 . Edmundo. Castiel. Loja: Universidad Nacional de Loja. Granda. en especial las poblaciones humanas.31 deberá dar paso a una propuesta metódica que también considere las verdades particulares y diversas. Francisco. con los ajustes que cualquier animal opera en relación a su medio. El árbol del conocimiento. Paim Jairnilson. 2000. de otra forma ocurre lo que Almeida y Silva Paim critican: “la salud se ubica en el punto ciego de las ciencias de la salud”. una capacidad de hacer con autonomía. en una lid permanente El tiempo y el sujeto: la salud pública alternativa también está repensando sobre el tiempo en forma muy diferente a como tradicionalmente hemos pensado. p.

44 La salud pública alternativa nos lleva a reconocer y dar importancia a otras racionalidades y.org/vonobserv. Si la propia vida tiene una capacidad autonormativa o autopoiética. Distinguishing de Observer. sino como comportamientos autopoiéticos biológica y culturalmente desarrollados por las propias poblaciones en su diario accionar con relación a la naturaleza.oikos. Entonces la seguridad del futuro únicamente será posible construirla a través de la acción que se desarrolla aquí y ahora41 proponiendo una visión de futuro diferente. cit. 44. Educación. Recordemos con Touraine que “el sujeto no constituye sino aquel esfuerzo del individuo por ser actor. es cada vez más evidente que la reivindicación del carácter universal de la ciencia moderna es apenas una forma de particularismo. Alain. La salud pública alternativa también requiere interpretar el futuro en forma distinta a la clásicamente estatuida: es decir. también reconocen que el obrar se acompaña de una conciencia práctica45 y. González. 1999. Boaventura de Sousa e Meneses.47 La ampliación de la razón nos lleva. La reinterpretación del espacio obliga a la salud pública a poner especial consideración sobre la descentralización como una alternativa para acercar al sujeto individual y social el ejercicio de mayor poder sobre la planificación y ejecución de las acciones en este campo. Loja: Poligrafiados de la UNL. la salud se produce dentro de la propia racionalidad del accionar. La descentralización entraña además un proceso de fortalecimiento del centro en lo que hace referencia a la información y a la regulación para mejorar su funcionamiento. Max. locales. 38. cuya particularidad consiste en tener poder para definir como particulares. 1993. Giddens. luego existo” como habla Von Glaserfeld. Semear outras soluções: Os caminhos da biodiversidade e dos conhecimentos rivais. 1979. Central Problems in Social Theory. 2004. sino porque a través de su individuación puede construir un puente entre el mundo instrumental y su identidad. universidad y postmodernidad. Introdução para ampliar o cânone da ciência. con lo cual la noción promoción gana una fuerza inusitada. Von Glaserfeld. pero al mismo tiempo apoye la propia subjetivación individual. El árbol del conocimiento. En igual forma que la actividad natural. 1997. Op. el actor es así. Si es así. con lo cual el carácter civilizatorio o mesiánico de la ciencia occidental perdería su poder omnímodo para compartir conocimientos. Francisco. la construcción de la propia personalidad y. mientras que la sociedad parece “que sigue un camino más allá de la gente y que es necesario deshacerse de esa idea de una dirección consciente y de un total dominio sobre nuestro destino. así como el descuido por parte del Estado central hacia las áreas descentralizadas.38 La construcción del sujeto es. hay constelaciones de conocimientos. o la dominación del espacio de la salud descentralizado por parte de intereses económicos o poderes extraños. p. Si la norma se halla ubicada en la vida misma del organismo y en la actividad natural y acción o vida social. Santos. El árbol del conocimiento. por la objetivación y subjetivación del individuo. 43. la misma que es racional en su realidad de autoproducción y autotransformación. en esa empresa. pero no solo como una idea de promocionar los comportamientos y estilos de vida racionales y universalmente reconocidos por la epidemiología occidental. sino un producto de la objetivación humana. todas las predicciones se transforman en previsiones relativizadas por la fuerza de las normas que emergen en el presente por la dinámica de la materia o por la capacidad autopoiética natural o social. Humberto y Varela. 1998. 47. La ampliación de la razón y la ética: la salud pública alternativa da un énfasis grande a la acción que había sido dejada de lado por el peso avasallador del cogito cartesiano. Rovere. Un especial cuidado deberá entregarse en prevenir la ruptura de la integralidad del quehacer en salud que suele suscitar algunas experiencias de descentralización. Humberto y Varela. Mario. sino que lo adecuado tie- 42. porque cada día aparece con más fuerza la idea de primero mirar el presente para interpretar la vida de los organismos y poblaciones y explicar la forma en que emergen las propias normas de la sociedad. 201 . luego existo”.37 acción que la salud pública debería constantemente interpretar y reinterpretar. Consecuentemente. En la localidad sería más factible descubrir los rasgos característicos de la vida que se teje como acción social. 41.46 Como dice Sousa Santos: “… la diversidad epistémica del mundo es potencialmente infinita. Touraine. 46. F. el universo siempre es abierto y la evolución es más bien el resultado de una deriva natural. conforme lo sustentan Varela y Maturana39. no puede aceptar la evolución como un hecho necesario. Maturana.htm. www. Anthony.42 con lo cual se reconoce que el “pienso.40 Esto es importante. también es racional aún antes que la conciencia discursiva se haga presente. dando un especial tinte a su subjetividad y a la objetividad.43 o al “distingo. Río de Janeiro: Civilização Brasileira. la constitución de la socialidad y politicidad del mundo objetivo en el que vive. entonces. sino que la acción fundamental radica en la constante e infinita normatividad que elabora el propio organismo viviente en su acoplamiento estructural y en su acoplamiento consensual. cit.200 El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico teamientos requeridos para la superación de la salud no se encuentran únicamente en la construcción de una ciencia representativa de toda la supuesta verdad y en un Estado o centro intérprete y legislador de toda normatividad necesaria para lograr la salud. por esto la salud pública alternativa debe comenzar por hacer una interpretación diferente no solo del tiempo. Boaventura de Sousa. Además. Anthony. pues todos los conocimientos son contextuales. El espacio: es conveniente indicar que el tiempo.: Fondo de Cultura Económica. La salud pública podrá ganar efectividad en la medida en que sea no solamente un producto científico. 45. Washington: OPS/OMS. Heidegger. conforme propone Heidegger. No hay conocimientos puros ni conocimientos completos. Berkeley: University of California Press. previamente establecido por las leyes objetivas dentro de un universo cerrado. Entrevista. Maturana. sino también del espacio en su relación con el sujeto. no porque pertenece a un grupo u organización cualquiera. Martin. Giddens. tal como lo contemplaban los sociólogos clásicos”. contextuales y situacionales todos los conocimientos que rivalicen con ella”. a reconocer que la verdad científica no es necesariamente buena. 46. pero la enfermología pública los trató por separado. luego existo” es posterior al “acciono. el espacio y el sujeto deben ser comprendidos en forma conjunta. Igualdad y diversidad: las nuevas tareas de la democracia. por obrar sobre su ambiente y crear de este modo su propia individuación”. que es tal. El ser y el tiempo. las dicotomías teoría/práctica y sujeto/objeto son cuestionadas y se plantea que “todo conocer es hacer y todo hacer es conocer”. saberes y prácticas con otras culturas. Francisco. Op. En otras palabras. En: Santos. Mario. 1999. es difícil recomendar que el presente se supedite a una imagen del futuro elaborada con cualquier teleología de tipo cientificista porque para una proyección donde se pone como eje la vida. La expresión aquí y ahora considera la noción de lo local como ámbito privilegiado para el 37. por otro lado. Planificación estratégica de recursos humanos en salud. al mismo tiempo. México D. 39. del organismo o del cuerpo. social y espacial. La salud y la vida pensamiento y la práctica. México: Fondo de Cultura Económica. por lo tanto. Ibídem 40.

porque como bien dice Sousa Santos. Boaventura de Sousa. 2005. Introdução a uma ciência posmoderna. p. la ética y la salud. tiene necesariamente que pasar a una aproximación interpretativa y responsable. polarización de las poblaciones y creciente exclusión social. The Reinvention of Politics. con el fin de descubrir su ra- 48. p. London: Reith Lectures. En: Revista Facultad Nacional de Salud Pública. Al respecto. El nuevo mundo globalista está produciendo. Boaventura de Sousa. 159. La globalización del riesgo: La manera como nos hemos relacionado con la naturaleza durante el industrialismo y la forma como procedemos en el globalismo generan grandes peligros de destrucción para los procesos vitales naturales y sociales: piénsese en la catástrofe de Chernobyl. tiene prioridad en la argumentación”. Op. Ese objetivo es democratizar y profundizar la sabiduría práctica. la salud pública está en la obligación de entender que su posibilidad de apuntalar la salud y la vida ya no depende tanto de mejorar los medios. “Globalización de los riesgos de salud”. 3ª edição. la ‘phronesis’ aristotélica. Boaventura de Sousa Santos recomienda pensar en ecología de los saberes. que en este momento vivamos lo que Ulrich Beck denomina la “globalización de los efectos secundarios o consecuencias no intencionadas”. La salud pública tiene necesariamente que comprender que el riesgo que anteriormente se ubicaba en la naturaleza externa hoy claramente es el propio producto de la razón.51 El principio que sustenta que todos los saberes son incompletos. ahora no lo es. 1997. 53. la comunicación (que obligan a las personas a vivir en constante riesgo y a enfrentar futuros mucho más abiertos que antes). 2000. 52. Ulrich. Parece que con la ciencia y la técnica hemos triunfado y ahora vivimos la muerte de la naturaleza. sin lugar a dudas. Edmundo. mucho de lo que antes era totalmente natural. Antony. Número especial. Scott. 51. Anthony. el hábito de decidir bien49. “Hacia una sociología de las ausencias y una sociología de las emergencias”.55 Al respecto. recomienda el diálogo y disputa epistemológica entre los diversos conocimientos. El Programa de Bioética de la OPS ha apoyado grandemente el tratamiento de este tema. el arte. y más bien. etc. 203 .202 El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico ne que siempre ser juzgado por la ética (a través del acuerdo intersubjetivo. o por el contrario. Globalization. el objetivo existencial de la ciencia está fuera de ella. 49. Santos. también se extienden a la vida social impactando las bases culturales de nuestra existencia. Stanford: Stanford University Press. Op. en términos históricos. 1994.bbc. Ibídem. De la aproximación únicamente explicativa y utilitaria. y conceptos y prácticas distintas alrededor del trabajo.53 La salud pública alternativa tiene necesariamente que tomar en consideración este hecho. Los trabajos de Berlinguer y Garrafa sobre ética son de gran importancia. la moral. La salud y la vida cionalidad inherente y diversa. de acuerdo a Ulric Beck. p. sino como sujeto dialogante. En: El milenio huérfano. Como afirma Giddens: “. pero el sentido de su uso le es conferido por el ‘now-how ético’ que como tal. “… la sociedad del riesgo es una fase de desarrollo de la sociedad moderna en la cual los riesgos sociales. con lo cual se estaría justificando el requerimiento de una reflexión fuerte sobre este tópico. De allí. Pero. 163. 55. Santos. además. con lo cual propone identificar otros saberes y otros criterios de rigor que operan creíblemente en contextos y prácticas declarados no existentes por la razón instrumental. Beck.. reemergencia de enfermedades antiguas que se suman con nuevas. Granda. Sousa Santos no acepta la existencia de la ignorancia en general ni del saber en general ya que “toda ignorancia es ignorancia de cierto saber y todo saber es la superación de una ignorancia particular”.48 Boaventura de Sousa Santos propone que “en las actuales circunstancias.52 El problema radica en que la acción humana siempre ocurre en medio del desconocimiento de algunas condiciones requeridas para esa acción y tampoco es posible controlar todas las consecuencias no deseadas de nuestro accionar. más tarde el mismo autor platea que el ‘now-how técnico’ es imprescindible. cit. las instituciones de la sociedad industrial se constituyen en las productoras y legitimadoras de los peligros que no pueden controlar”. Santos. es decir. comenzamos a preocuparnos menos por lo que la naturaleza puede hacer de nosotros y más por lo que hemos hecho con ella”. la capacidad de prever las consecuencias es deficitaria en relación a la capacidad de producir el hecho”.54 La sociedad del riesgo: los riesgos manufacturados no solamente se relacionan con la naturaleza. Boaventura de Sousa. las relaciones de producción en este nuevo mundo del capital han cambiado. establecemos que es bueno para la vida). de la ciencia y de la organización globalista dominante. Beck. políticos. tiene que cambiar su forma de mirar a la naturaleza no como objeto a ser intervenido. Actualmente es posible registrar grandes cambios en los roles del hombre y de la mujer. cit.. En la salud pública es importante identificar los contextos y prácticas en los que cada saber opera y el modo en que los actores conciben la salud y la enfermedad así como la forma en que superan la igno- rancia sobre las formas para promover la salud o para curar la enfermedad. La salud pública se encuentra ante la necesidad de cuestionarse si el eje de su preocupación radica en las intervenciones más o menos racionales que puede llevar a cabo o en su potencialidad de apoyar el empoderamiento de los individuos y grupos que pueden apoyar aquella reorganización de los fines humanos. Reflexive Modernization.http:/news. Giddens.56 Es interesante reconocer que salud pública alternativa requeriría comprender la salud pública desde la vida misma y no solo desde el cálculo 54. Pero además.50 En el empeño de ampliar la razón.. and Lash. un incremento de la inequidad. “la capacidad de acción (de la ciencia-tecnología) es excesiva en relación a la capacidad de previsión de las consecuencias del acto en sí. la economía.muy recientemente. A crítica a razón indolente. el calentamiento del globo terráqueo. Giddens. el hueco en la capa de ozono. Río de Janeiro: Graal. El que escribe también ha realizado un módico aporte en el artículo El sujeto. importantes transformaciones en las relaciones de pareja que cuestionan al matrimonio y a la familia tradicionales.co. Madrid: Editorial Trota. conduciendo a un notable incremento de desocupación y fragmentación del trabajo. Ulrich. 2006. Junto con las transformaciones del mundo familiar. 1999. económicos e individuales tienden cada vez más a escapar del monitoreo y protección de las instituciones creadas por la sociedad industrial. sino de apoyar la reorganización de los fines. Cambridge: Blackwell. 56. se suma en nuestro cuarto mundo la necesaria migración de la fuerza de trabajo en busca de sustento. con lo cual se rompe aún más los lazos de solidaridad y apoyo tradicionales. en un momento en que también se debilitan o desaparecen los espacios e instituciones solidarias y la protección ante el desempleo. 50. 59.

61. Tampoco puede ver las estructuras únicamente desde la acción porque terminaría interpretando que las estructuras son solamente un epifenómeno de la acción. Hacia una interpretación-acción diferente Es fundamental que comprendamos los lenguajes de la vida natural y en este campo tanto la ecología como la biología han avanzado notoriamente en la comprensión de la vida como autopoiesis.60 Pero. Los aportes de Humberto Maturana. New Rules of Sociological Method. con lo cual la salud pública se imbricaría con el afán de construcción de la identidad individual y colectiva. Saber en salud: la construcción del conocimiento. esto es. marcos que se sustentan en criterios de verdad. Anthony. sus dinámicas de desarrollo. descubra las “fuerzas positivas que establecen los límites dentro de los cuales puede ocurrir el fenómeno”. Francisco Varela. la salud pública tiene que mirar la acción y las estructuras. En otras palabras. como la acción es constituida estructuralmente”. 1997. El riesgo se internalizaría y se encontraría ubicado en la propia vida del individuo y del grupo. Pero aquello no es suficiente.. Giddens.57 En esa medida podremos interpretar que la vida saludable es construida diaria y activamente por sujetos diestros y calificados. ma social. Fritjof Capra. Marx. porque realza el carácter autopoiético del ser vivo. al mismo tiempo. el espacio de la ciudadanía y el espacio mundial. Al ampliar Sousa Santos la antigua dicotomía Estado/sociedad civil hacia los seis espacios estructurales. New Rules of Sociological Method. peligroso que este pensamiento libre de toda atadura nos lleve a generar imágenes de organismos particulares que supuestamente existen al margen del siste- La salud pública alternativa requiere entender la estructuración de las prácticas sociales saludables y deteriorantes. sin lugar a dudas. La salud pública tiene que conocer cómo se da la vida en cada uno los espacios estructurales. conforme lo reconoce Mario Testa. pasando por sujeto de la vida. 2nd edition. el espacio del mercado. cuando sabemos que la salud pública. comprender y explicar “como la estructura es constituida por la acción y. como habíamos dicho anteriormente. en la acción en salud pública el salubrista se construye en cuanto sujeto. recíprocamente. 60. las conductas saludables pueden ser interpretadas tanto como acciones intencionales generadas por el sujeto. que a su vez se desenvuelven vehiculizados por los poderes que se reproducen en esa interacción. sino que también requiere interpretar y obrar sobre las estructuras que potencian o restringen el desarrollo de esas acciones sociales. Sousa Santos reconoce seis espacios estructurales con sus unidades de práctica social. donde la naturaleza adquiere diversos estatutos y no únicamente aquel de máquina que lo reconoce el espacio de producción o del mercado que la transforma en recurso. reconstituirse como sujeto de la vida comprometi- 59. porque lo que con seguridad hemos aprendido en esta época de increíble desarrollo científico es que. Op. sujeto epistémico. debido a lo cual es más complejo calcular los riesgos manufacturados. Testa. Mario. Mirando las estructuras y la vida En los párrafos anteriores enfatizamos sobre la necesidad que tiene la salud pública de aproximarse primero a la vida y al sujeto. es fundamental que recordemos que el accionar en el campo de la salud pública. 58. con miras a interpretar cómo cada uno de los espacios estructurales obran sobre la salud y la enfermedad de la población y cómo puede mediar en cada uno de ellos para impulsar la salud y prevenir o controlar la enfermedad. es fundamental que la acción en salud pública obre con un criterio de búsqueda de las determinaciones de su objeto de estudio. pero que al mismo tiempo esa construcción la hacen como actores históricamente situados y “no bajo condiciones de su propia elección”. Anthony. 1972. más que querer dominarlo todo. esto es. no puede ver la acción de vivir únicamente desde las estructuras porque terminaría traduciéndola en una simple función tal como hizo el pensamiento funcionalista sobre el que se fundamentó la salud pública convencional. En esa medida. oponiendo siempre al poder globalista que más amenazas trae para la salud. sujeto público para. pero es. posibilita a la salud pública imaginar e interpretar formas de cuidado e intermediación más creativas. las formas de producción y validación de conocimientos. 205 .58 Así.61 se desarrolla en un doble movimiento de determinación/constitución y de significado/sentido. La salud y la vida Los mencionados procesos de estructuración de las prácticas sociales saludables o deteriorantes deberán necesariamente ser entendidos a partir de la interacción de marcos significativos constituidos por los propios actores sociales. tiene necesariamente que interpretar el vivir como acción biológica y social. siendo necesario que todos construyamos la acción a través del acuerdo intersubjetivo. Giddens. formas de derecho y formas epistemológicas: el espacio doméstico. además. El imaginar que la salud ocurre por el propio hecho o acción de vivir es. refrescante. Una de las maneras de promover la salud radicaría en que la población aprenda a conocer y manejar los riesgos. veracidad. instituciones. Al respecto. por último. Ahora bien. eticidad. avances que en alguna medida van integrándose a la salud colectiva y que nos brindarán nuevos elementos para una mejor comprensión del complejo mundo de la vida. 1993. La salud pública alternativa manifiesta su compromiso de impulsar la estructuración de prácticas saludables. Al respecto. México: Editorial Cartago. existen condiciones de la acción humana desconocidas y consecuencias de la acción no deseadas. Giddens opina que “todo orden cognoscitivo y moral es al mismo tiempo un sistema de poder. el espacio de la comunidad. pero al mismo tiempo habilitadas o constreñidas por las regularidades estructurales en que desenvuelve dicho comportamiento. dinámica de desarrollo. las formas de poder. sin dejar de lado el estudio de las estructuras que apoyan o perturban el desarrollo de acciones saludables. Además. porque la salud pública en cuanto multidisciplina no puede comprender solamente las actividades naturales y acciones sociales que generan salud. 57.. que incluye un horizonte de legitimidad”59 De esta forma la salud pública podría resistirse a la receta reduccionista de la razón funcionalista que intenta ver la acción humana como una simple función de la estructura para más bien rescatar las prácticas sociales con sus potencialidades emancipadoras. el espacio de producción.204 El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico del riesgo que ocurre por fuera y antes de que la máquina corporal enferme. son posiblemente los que más apoyan para establecer una potencialidad interpretativa diversa para la salud pública. El dieciocho Brumario. sistemas complejos. Buenos Aires: Lugar Editorial. con la participación de los distintos actores. 193. con el fin de liberarse de aquella atadura que la obligaba a mirar nada más que objetos alopoiéticos cifrados por la enfermedad y la muerte. los mismos que debían ser exorcizados por una salud pública cientificista y normativa montada sobre el aparato estatal. Carlos. Stanford: Stanfor University Press. relación en redes autodependientes. etc. formas de poder. cit. al intentar comprender la salud como hecho social. p.

70 67. En otras palabras. parece que la salud pública alternativa nos está enseñando que no es posible supeditar todo el conocimiento de la compleja problemática a modelos explicativos matemáticos. Hugo. Está dado como estructuras en las que es posible encontrar recursos físicos. José Ricardo. reglamentos. Pero no solo es social sino que está constantemente dándose. las ciencias sociales. David. además. entonces. Este último requerimiento es abordado por Ayres67. los modelos de fragilización y la etnoepidemiología” que presenta Naomar Almeida en La ciencia tímida. dándose (ocurriendo) como la autopoiesis vital individual y social. 68. A. veracidades. el salubrista lidia con un objeto que siempre es sujeto. José Ricardo. 2000. En otras palabras. cit. además. Buenos Aires: Lugar Editorial. De todas maneras.74. “Las teorías contemporáneas de la planificación-gestión en salud son cada vez más basadas en el concepto práctica. dependiente. posibilitaría a la salud pública alternativa interpretar la enfermedad en la población como un proceso “histórico. El árbol del conocimiento. Bajo este requerimiento. 2002. La ciencia tímida: ensayos de deconstrucción de la epidemiología. Una primera hermenéutica a través de la inmersión directa del cientista social con la población y en su mundo de la vida. la salud colectiva o salud pública alternativa estaría buscando que “aquel camino trágico para la humanidad. Para hacerlo. p. sino que debe también dar cuenta de un actor sociobiológico. Epidemiología e emancipacao.. ecológicos. p. se consolida en cuanto estructura. José Ricardo. sino que es fundamental su simbiosis con modelos comprensivos que posibiliten la recuperación de lo humano ante su objetualización llevada a cabo por los discursos de la medicina y de la salud pública tradicional. La complejidad de la acción-investigación por parte del salubrista radica en que se aproxima en el mundo de lo dado a un objeto que aparece como biosicología individual que también es social en razón del acoplamiento estructural y consensual del que nos habla Maturana. Campinas: Papirus. como hemos dicho anteriormente. Ayres.. con miras a enriquecer aquella vida social con el aporte de las posibilidades explicativas de la ciencia. y como producto del accionar de la gente con sus verdades. Está. 207 . trabajamos siempre con objetos que son sujetos y con individuos que son sociales. En este campo.68 Ante la complejidad de la acción-conocimiento por parte del salubrista es fundamental. Luz. Humberto y Varela. veracidades. Mario Testa reconoce la necesidad de una doble hermenéutica recomendada por Habermas y Giddens. cit. costumbres y tradiciones. identificado como el reino de los cuerpos materiales que se mueven en el espacio y en el tiempo”. pero también normas: leyes. Francisco. En: Revista Nacional de Salud Pública. Mencionado por Ayres. 70. debe imbricar la aproximación que propone Testa con aquella mirada del epidemiólogo. conflictivo. pero que nunca pierden su carácter individual por su característica autopoiética. conforme indica Castiel64. tecnológicos etc. E. como dice Ayres. han avanzado notoriamente y plantean la necesidad de llevar a cabo una doble hermenéutica. conforme propone el autor. Op. el salubrista debe comprender y explicar el mundo de significado con el que se encuentra y que. p. (org). Op. La propuesta de la epidemiología de los “modos de vida. Maturana. La salud y la vida ciencia tímida. sentimientos y voluntad. mientras que Testa nos habla de la necesidad de una aproximación amorosa.206 El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico do con el cambio requerido. Op. recurrir a aquella doble hermenéutica que nos habla Mario Testa. cit. Una alternativa es adoptar la propuesta de Sousa Santos de la doble ruptura. Zemelman. El mundo en el que se mueve el salubrista es un mundo que está dado62 y que también está dándose. Naomar. fragmentado. para luego pasar a un hermenéutica 1 (uno) donde las distintas lógicas científicas dan buena cuenta de los requerimientos del conocer-hacer. 64.63 por lo tanto. todavía se las aplican sin el instrumental de la epidemiología. conforme reclama Almeida Filho66 en su obra La 62. es una biosicología individual que está dándose por propia autopoiesis individual y por la interrelación social. negando al mismo tiempo el ser del hombre y la trascendencia del mundo. sino que también comprenda que el actor sociobiológico debe lograr su constitución en cuanto tal durante la propia interrelación. 79. cit. Madel. Epidemiología emancipação Ibídem. 1992. la salud pública alternativa también nos está llevando a pensar que es fundamental superar las formas de validación reductoras que “atribuye la realidad fundamental y la eficacia causal al mundo de las matemáticas. o la supresión del sujeto individual y social ante la necesidad de supeditarlo a la supuesta verdad de ciertos discursos científicos sociales y políticos. El árbol del conocimiento. para alcanzar aquello que él denomina logro práctico en contraposición al éxito técnico que aparece como unilateral e incompleto. pero a su vez busca construir el mundo del mañana con un sentido definido. ambiguo e incierto. 8. que la verdad y pertinencia del quehacer de la salud pública sea juzgada a partir de la “configuración de proyectos sociales para el conocimiento y transformación de la realidad que se construyen y se transmiten intersubjetivamente en forma de normas que logran tornarse válidas para el conjunto de la sociedad”. permitiendo al mismo tiempo la proyección de una acción más previsional que predictiva. Propondríamos. como si la epidemiología no tuviera nada que decir a los planificadores de las escuelas de Carlos Matus o Mario Testa…” Almeida-Filho. Op. En otras palabras. Pero. eticidades.. Humberto y Varela. prácticas y estrategias de organización de su poder. El juego de sentido-significado-determinación-constitución es un juego complejo capaz de caminar con algún éxito entre el Escila del subjetivismo y el Caribdis del objetivismo. por un lado. complejo. razón y emoción. 66. 69. porque no solo debe dar cuenta de un objeto-sujeto que está dándose en cuanto actor social. es decir. 20(2):7 67-82. se vuelvan ahora a encontrar. un inmenso peso al ser de los objetos y a la trascendencia del conocimiento. Francisco. comenzando por una hermenéutica 0 (cero) centrada en el lenguaje. conforme sustenta el autor. belleza y sentidos se dieron el adiós”. El salubrista requiere conocer-accionar en ese doble mundo de lo dado y del dándose. por lo general. conforme la desarrollaremos más tarde con mayor profundidad. “Conceptos y prácticas en salud pública: algunas reflexiones”. Esta situación complica aún más la “efectividad operacional en el dominio de la existencia”65 (conocimiento) del salubrista. quien a su vez recomienda una aproximación regida por el concepto cuidado. O buraco e o avestruz: A singularidade de adoecer humano. Al respecto. formas de poder y de derecho. las ciencias sociales defienden la necesidad de una segunda hermenéutica. Castiel.69 que entrega. The English Philosophers from Bacon to Mill. directivas reconocidas e institucionalizadas. (del que nos habla Madel Luz) en que verdad y pasión. biológicos. México: Antropos. financieros. prácticas y estrategias de organización de su poder. 63 Maturana. 1994. con lo cual se defiende el carácter siempre calificado que detenta todo miembro poblacional para forjar sus propias verdades. 65. Burtt. Ayres. Pero no es suficiente que el salubrista se aproxime al actor sociobiológico para comprenderlo. eticidades. Los horizontes de la razón (tomo 1).

Madrid: Taurus. para luego pasar a la hermenéutica 1 que busca una validación racional o científica. Teoría de la acción comunicativa: racionalidad de la acción y racionalidad social. De esta manera se logra resaltar la conexión interna entre las cuestiones de significado y las cuestiones de validez. es decir.208 El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico La salud pública alternativa que se intenta desarrollar requiere transformaciones en el ámbito de la formación del personal. en lo que hace relación a: a) Sus conceptos sobre la salud-enfermedad. En este momento 1. (de acuerdo a Habermas) es fundamental comenzar por la hermenéutica 0 para dar más tarde paso al juzgamiento sobre la racionalidad de los juicios emitidos (herme- La salud y la vida néutica 1). también. es cuando la racionalidad de los conocimientos ofrecidos por la ciencia constituida pueden ampliar dicha racionalidad. la formación del salubrista intentaría dar cuenta de aquel descuido de la salud pública por la salud y aportaría elementos filosóficos. técnico y político del sistema se encuentra en la propia forja de los públicos por la salud. o la ampliación y profundización de las razones precomprendidas. como hemos dicho. La formación del salubrista adecuado para la metáfora de la enfermología pública se relacionaba con una imagen del salubrista interventor técnico-normativo. en otras palabras. 1988. La doble hermenéutica propuesta por Habermas posibilitaría romper la dictadura de la razón instrumental ante el requerimiento que se consideren otros discursos representados por las verdades. veracidades y eticidades de los objetos-sujetos de investigación. la equidad y la construcción de una nueva ciudadanía. las relaciones que según el actor establece la salud con el entorno social. lo cual tiene que ver con la posibilidad de que en el proceso de investigación en este campo podamos abrir las puerta para que no solamente la voz de la formalidad científica sea escuchada. entonces. Requiere. mientras que el momento actual reclama. su rectitud normativa y su veracidad o autenticidad. es decir por la propia precomprensión de los actores. c) El acuerdo racionalmente motivado. esto es. La doble hermenéutica De acuerdo con Habermas. sino que puedan oírse otras voces y muy especialmente las voces de los objetos de investigación que siempre son sujetos y también la voz del mundo-máquina acallada desde hace tanto tiempo. al mismo tiempo. o al mundo subjetivo de cada uno. el mundo de la vida constituye el horizonte de procesos de entendimiento con que los implicados llegan a un acuerdo o discuten sobre algo perteneciente al mundo objetivo. 2. sino también contextual y realizativa. o sentido común. adoptar una actitud reflexiva sobre nuestras propias capacidades de conocer y actuar. el acuerdo basado en el reconocimiento intersubjetivo sobre la validez de su interpretación alrededor de la salud y sobre las acciones necesarias para promoverla. Desde la propia precomprensión de los actores. Entonces. Parafraseando a Habermas. Es necesario oír a la ciencia y al sujeto. susceptibles de crítica. viabilizar las fuerzas políticas. Habermas. En este sentido. apoyar la visión de planos más profundos e integrar los estándares de conocimiento científico a aquellos logrados por la precomprensión de los actores y su estructura racional interna. quienes hacen parte del proceso de conocimiento. Con la segunda característica. encontrar nuevas relaciones. a través de su conocimiento. Habermas recomienda. la problemática de la racionalidad no le adviene a la salud pública desde fuera. el intérprete científico puede. metódicos y técnicos para la interpretación de la salud pero. es decir: intérprete de las maneras cómo los actores individuales y sociales. sino desde dentro:71 1. y encaminar los recursos necesarios para el mejoramiento de la salud y vida poblacional. la formación del profesional intentaría dar una respuesta diferente ante los cambios que vivimos. Desde la racionalidad científica previamente constituida: a) En todos los momentos anteriormente indicados. la misma que podría ser corregida. construyen sus saberes. su verdad proposicional. comenzar por una hermenéutica 0. pero que en los últimos tiempos se ha logrado ser escuchada con insistencia y preocupación. desarrollan las acciones relacionadas con la promoción de su salud y cuidan su salud y enfermedad. y sobre el uso de la ciencia y la tecnología y sobre nuestro compromiso de desarrollar formas de conocimiento prudente para una vida decente. penetrar y ampliar las razones que hacen aparecer las emisiones o manifestaciones de los actores como racionales. sus interpretaciones subjetivas. teóricos. El método Los organizadores de este congreso nos piden que reflexionemos sobre “el saber en salud pública en un ámbito de pérdida del antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico”. b) Sus pretensiones de validez sobre la problemática de salud. Con el primer punto. apoyando el entendimiento de lo que pudieron y pueden éstos querer decir y hacer. en el ámbito de la salud pública. Habermas reconoce que la validación puede establecerse a través del acuerdo intersubjetivo de los actores. un sujeto interprete-cuidador y mediador. entonces. por otro lado. muchas de ellas más vitales que aquella defendida por la razón instrumental. La doble hermenéutica de la salud pública recomendada por Habermas daría campo. requerimos romper con la propuesta positivista que solamente escucha los mandatos de la razón instrumental. la naturaleza podría aparecer y tener presencia en expresiones múltiples y no solo en su valoración como mundo-máquina. político y económico para apoyar la elevación de los niveles de salud y vida. en su diario vivir. 209 . así como proponer espacios de solapamiento para construir propuestas de cambio. los actores con sus culturas propias traen interpretaciones distintas sobre la naturaleza. Jurgen. para el renacimiento de una naturaleza no objetualizada. esto es: establecer como eje la vida y el accionar poblacional para entender y movilizar los conocimientos científicos y no científicos existentes. al mundo social que comparten. estaría reconociendo la necesidad de apoyar la comprensión por parte de los estudiantes de que una fuerza fundamental para la producción de la salud y para controlar socialmente el ejercicio económico. el mismo que podrá ser entendido por el intérprete investigador en la medida en que éste penetre en las razones que hacen aparecer las emisiones o manifestaciones como racionales. y mediador estratégico con los poderes científico. Esta acción mediadora obliga. es decir. a las instituciones formadoras de salubristas a mantener una posición ética de defensa de la vida natural y social. pero esta última no solo depende de su compatibilidad teórica. 71. 3.

la ciencia adquirió total hegemonía sobre el pensamiento occidental y pasó a ser reconocida por sus virtudes instrumentales. p. o sea. pp. es posible sostener que en las actuales circunstancias. 814. a lo que el autor llama “falsa equivalencia de escalas”. Esta operatividad técnica es construida a través del ocultamiento del desequilibrio entre la acción técnica 72. el autor recomienda tomar en cuenta las siguientes implicaciones: • Del monoculturalismo para el multiculturalismo. donde la objetividad consiste en la aplicación honesta y rigurosa de los métodos que apoyen al cientista para asumir las consecuencias de su impacto. Op.76 De lo que se trata en este momento es. el objetivo existencial de la ciencia está fuera de ella. pasar de una relación yo-cosa a una relación yo-tú. distante e inconmensurable en un objeto familiar y próximo”. ----. tal vez mejor. Op.A crítica da razao indolente. de un objeto extraño.. Hablo del debate relacionado con la estructura/acción y entre determinación/contingencia. de un sexo. Con lo cual. además.. pero muy diferente a la propone Habermas. la teoría de la traducción se transforma en un soporte epistemológico para las prácticas emancipatorias. 79.A crítica da razão indolente. propone dos formas de conocimiento. “todas ellas finitas e incompletas y.210 El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico La doble ruptura con un lenguaje propio y no usen el lenguaje hegemónico. producir “conocimientos prudentes para una vida decente”. más en la reinvención del presente”. la reflexión hermenéutica es indispensable para “transformar la ciencia. mientras que la idea de recuperación apoya el uso de elementos rescatables de la ciencia convencional para construir una propuesta que supere sus limitaciones. La salud y la vida y las consecuencias técnicas. p.72 Sousa Santos reconoce la urgencia de que esas no-existencias hablen • Del peritaje heroico al conocimiento edificante. y el conocimiento-emancipación cuyo punto de ignorancia se designa por colonialismo y cuyo punto de saber se designa por solidaridad. Santos.. de una clase social”. edição). ----. Op. para lo cual es indispensable que la nueva ciencia diferencie objetividad de neutralidad. Con lo cual la ciencia moderna desconoce la inmensa capacidad de actuar (accionar) y la inmensa incapacidad de prever las consecuencias de esa acción científica. cit. El mencionado autor indica que desde mediados del siglo XIX hasta la actualidad.74 La posibilidad de un mundo mejor no se halla en un futuro distante. silencios o no-existencias de las que hemos hablado anteriormente. la capacidad de formular problemas nuevos para los cuales no existen todavía soluciones. De esta forma. la phronesis aristotélica. una vez descontextualizado el conocimiento es potencialmente absoluto”. ante lo cual propone elaborar una sociología de las ausencias. se produjo. 211 . Sousa Santos propone recurrir a una doble hermenéutica de sospecha y recuperación. cit. Sousa Santos reconoce que la reflexión sobre la ciencia no puede escapar al círculo hermenéutico. 2006. 31 75. p.Conhecimiento prudente para uma vida decente. reveladas por la “sociología de las ausencias y la sociología de las emergencias”. ----. 35. “no olvidemos que sobre la capa de valores universales autorizados por la razón fue de hecho impuesta la razón de una ‘raza’. Op. es decir que no es posible comprender las partes sin entender el todo y viceversa. El dominio global de la ciencia moderna como conocimiento-regulación llevó a la destrucción de muchas formas de conocimiento y muy especialmente de aquellas que eran propias de los pueblos que fueron objeto del colonialismo occidental. 80. el conocimiento-regulación cuyo punto de ignorancia se designa por caos y cuyo punto de saber se designa por orden. apenas sustentables cuando se hallan ligadas en red. • De la acción conformista a la acción rebelde. De lo que se trata en este momento es de promover subjetividades rebeldes capaces de indignación por todos los ofrecimientos no cumplidos por la modernidad y la ciencia en crisis77 y capaces de generar aspiraciones utópicas. con la consiguiente negación del otro. “Ese objetivo es democratizar y profundizar la sabiduría práctica. cit. tanto entre las disponibles como las posibles. la reflexión se convierte en una epistemología pragmática o. En esa medida. Es por esto que su aplicación no depende de ninguna cuestión que no sean aquellas que garantizan la operatividad técnica de su aplicación. Por esta razón es que prima el colonialismo como eje de esta forma de conocimiento. La ciencia moderna sostiene que el conocimiento es válido independientemente de las condiciones que lo tornan posible. 2000.Conhecimiento prudente para uma vida decente.79 en otras palabras. p.78 La sospecha permite una aproximación desconfiada y cuidadosa ante una ciencia que muestra claros indicios de crisis. “La ciencia moderna acabará por transformar la naturaleza del problema epistemológico de un registro causal en un registro final… Así concebida. p. sea este sujeto social o sujeto natural. 77. según este autor. el problema de la extrema fragmentación o atomización de lo real y el problema de la dificultad en atribuir un sentido para la transformación social. La alternativa actual consiste en encontrar la forma de fortalecer el conocimiento que conduzca a fortalecer la solidaridad.Um discurso sobre as ciências (4ª. ----. por eso. Ibídem. en una pragmática epistemológica”. Río de Janeiro: Graal.. Las ciencias sociales modernas han gastado mucho tiempo en debates que han llegado a ser intrascendentes en este momento de notorio cambio en las concepciones y realidades ontológicas y epistemológicas.75 Boaventura de Sousa Santos también recomienda una doble hermenéutica. 73. Op. él la nomina doble ruptura. (3ra. Un segundo problema del conocimiento multicultural es la diferencia. Ibídem. Lo característico de la modernidad avanzada es que el conocimiento-regulación ha dominado totalmente al conocimiento-emancipación. ----. p. esto es.. 13. 78. A crítica da razao indolente. cit. 801-815. La multiplicación y diversificación de las experiencias disponibles y posibles levantan dos problemas complejos. p. 74. El proyecto de modernidad. cit. ----. por su desarrollo en cuanto tecnología. São Paulo: Cortez Editora. 29. ante lo cual este pensador recomienda una teoría de la traducción. A partir de ese momento la investigación de las causas dio paso a la importancia de las consecuencias. edição).80 76. el hábito de decidir bien”. Boaventura de Sousa. 30. “El desequilibrio y la falsa equivalencia de escalas tornan posible el heroísmo técnico del cientista.73 como procedimiento que permite crear inteligibilidad recíproca entre las experiencias. de esta manera. A partir de estas implicaciones.Introdução a uma ciência posmoderna. 11.

“una relación de distancia. Propone más bien. “En la ciencia moderna la ruptura epistemológica simboliza el salto cualitativo del sentido común para el conocimiento científico. en un segundo momento volver al primero para “recuperar todo el pensamiento que no se dejó pensar y que fue sobreviviendo en discursos vulgares. y Segovia. donde prima la relación sujeto/ objeto. un paradigma que avanza por la especialización del conocimiento con lo que genera una nueva simbiosis entre saber y poder. tanto desde la salud pública como desde la organización de este Congreso. Boaventura de Sousa. Quito: Poligrafiados del Instituto Superior de Salud Pública. o mejor. este reencuentro con el sentido común requiere una interpretación diferente a la que hace el etnocentrismo científico. ampliar o profundizar dicho sentido común. Sousa. Ibídem. Introdução a uma ciência posmoderna. se pretende lograr un “sentido común esclarecido y una ciencia prudente. Por otro lado. reside en la objetividad producto de la separación entre teoría y práctica. se alcance una proyección rebelde. 36. a través de la cual será posible descubrir su capacidad de hacer coincidir causa e intensión. ya que el sentido común puede supeditarse a una lectura utópica y libertaria. en la medida en que se convirtiera en sentido común. Ibídem. Sousa Santos invierte la propuesta de Habermas consistente en comenzar por una hermenéutica 0. 35. una nueva configuración del saber que se aproxima a la phronesis aristotélica. 82. Op. se deja decir claramente’”. ya que éstas son formas de conocimiento falso con el que es preciso romper para que se abra el camino hacia el conocimiento científico.. el acto epistemológico más importante es la ruptura con la ruptura epistemológica”. 86. es decir. La doble ruptura en la salud pública. (o sentido común).87 Esta doble ruptura intenta crear una configuración de conocimientos que siendo práctica no deje de ser esclarecida y siendo sabia no deje de estar democráticamente distribuida. Pero la ruptura epistemológica bachelardiana (según Santos) “interpreta con fidelidad el modelo de racionalidad que subyace al paradigma de la ciencia moderna”.86 Con la doble ruptura indicada anteriormente. sino que se orienta a garantizar la emancipación y la creatividad individual y social. 41. Boaventura de Sousa.81 Siguiendo a Bachelard. donde no caben los legos… un paradigma que se orienta por los principios de racionalidad formal o instrumental.85 El conocimiento científico se realizaría en cuanto tal. “Solo así será una ciencia clara que cumple la sentencia de Wittgenstein ‘todo lo que se deja decir. 36. Granda. 85. a la experiencia inmediata.. p. de allí que la teoría científica es construida contra el objeto. Que es lo que buscamos. antes que la relación yo/tú. Este trabajo es especialmente difícil por la cantidad de obstáculos epistemológicos. aportar una visión del mundo asentada en la acción y en la creatividad ya que “el sentido común es práctico y pragmático. el hábito de decidir bien. Ibídem. extrañamiento mutuo y subordinación total del objeto al sujeto (un objeto sin creatividad ni responsabilidad). La doble ruptura en la salud pública La Maestría de Salud Publica del Instituto Superior de Salud Pública de la Universidad Central del Ecuador generó. marginales.212 El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico Al ser los principios generales del programa hermenéutico. un paradigma que tiende a reducir el universo de los observables. permitiría romper la hegemonía de la ciencia moderna sin perder las expectativas que ésta genera. el sentido común (según Santos) es conservador y puede legitimar prepotencias. comenzar con Bachelard y su ruptura epistemológica con el sentido común para luego. subculturales”. en la ciencia posmoderna el salto más importante es el que es dado desde el conocimiento científico al conocimiento del sentido común”. se reproduce ligado a las trayectorias y experiencias de vida… da confianza y seguridad… es transparente y evidente. 88. • Proponer una concepción pragmática sobre la ciencia. Santos no recomienda su abandono. pp. para luego encontrar en la razón científica la posibilidad de validar. un saber práctico que da sentido y orientación a la existencia y cría el hábito de decidir bien”. 2000. p. en su segunda ruptura. o sea. ya que la epistemología solo permite problematizar la validez del mismo. Esta doble ruptura posibilita:88 • Problematizar el sentido del mundo contemporáneo. Mayorga. 83. p. pp. irresposabilizándose de la eventual irracionalidad sustantiva o final de las orientaciones o de las aplicaciones técnicas del conocimiento que produce…”82 Ante los problemas y limitaciones causados por la ruptura bachelariana. Op. Puente. cit. Ibídem. corregir. Eduardo. p. Rocío. pero que en los actuales momentos no puede realizar por sí sola como ciencia. Santos considera que la ciencia se opone a la opinión. el conocimiento científico cuya validez 81. 89. pero que no es ingenua ni indiscriminada. una propuesta de investigación89 a través de la cual se 84. José. pero interpenetrado por la ciencia es capaz de dar origen a una nueva racionalidad: “una racionalidad hecha de racionalidades”. con lo cual se sostiene que la verdad del conocimiento científico. 87. un paradigma que supone una única forma de conocimiento válido. que solamente puede realizar la ciencia. se construya un conocimiento edificante. Para que esta configuración de conocimientos ocurra es necesario invertir la ruptura epistemológica.83 Ahora bien. 213 . en el año 2000. p. que procura una mayor presencia de la racionalidad de la materia y de la naturaleza en el diálogo científico. p. Ibídem. dentro de un paradigma que se opone a las orientaciones para la vida práctica. Ibídem. entre ciencia y ética. al conocimiento vulgar. • Desconstruir los objetos teóricos construidos por la propia ciencia a través de la reflexión hermenéutica (segunda ruptura). Edmundo. al universo de los cuantificables y al rigor matemático del conocimiento… un paradigma que se asienta en la distinción entre lo relevante y lo irrelevante y que se arroga el derecho de no reconocer nada de lo que no quiere o no puede conocer. Um discurso sobre as ciências. Santos. racional y válido. es eximio para captar la profundidad horizontal de las relaciones conscientes en- La salud y la vida tre personas y entre personas y cosas… es indisciplinar y ametódico…”84 Dejado a sí mismo. parte de la práctica científica en cuanto proceso intersubjetivo que tiene la eficacia de justificarse por las consecuencias teóricas y prácticas que produce en la comunidad científica y en la sociedad. cit. 90. la necesidad de que las ausencias y las diferencias se hagan presentes. la multiculturalidad. propone una desconstrucción hermenéutica de la ciencia. 88-92. 91. al sentido común. 147-150. Santos. en esta versión. sino la necesidad de un nuevo reencuentro de la ciencia con el sentido común: “una vez hecha la ruptura epistemológica.

que nos apoyaría la interpretación de las problemáticas. no se da en el vacío. En salud pública requerimos interpretar las acciones que generan las estructuras. sino que la mayor parte de las veces el accionar humano está guiado por una racionalidad o conciencia práctica. gestión y manejo de recursos) Construcción de viabilidad Análisis táctico (organización. razón instrumental) Elaboración de la visión y de las pertinencias (responde a la lógica de la acción: razón comunicativa. que aflora en mejor forma cuando el investigador hace una inmersión en la realidad con miras a generar con los actores un saber mutuo. nos preguntamos por dónde comenzar: ¿por la metodología?. entre otras cosas. La noción metódica hace relación al sentido común. oír o registrar. pero esa reflexividad no necesariamente está constituida por una racionalidad o conciencia discursiva. piensa y cree. conceptual Marco significativo (sentido. La metodología habla de los aspectos. productos o entes generales o universales que se encuentran en todo tiempo y lugar. ética. cuando investigamos. en las palabras de Sousa Santos). intereses. La metódica habla de las acciones o procesos que siempre se deberá mirar. ¿por la metódica? En este caso y siguiendo la recomendación de Santos. Por esto no solamente requerimos explicar las estructuras. El Esquema 1 intentaría reunir en una sola aproximación la acción y el conocimiento bajo aquel planteamiento de Maturana que “todo hacer es conocer” y viceversa. interpretar el conocimiento como producto del vivir y al objeto del conocimiento lo concibe siempre como sujeto producente del mundo que se intenta interpretar y explicar. que son productos eminentemente sociales. oír o registrar. sino también debemos interpretar las acciones. En salud pública. coautor tanto de la interpretación que hace el salubrista como de la mediación que intenta cumplir. • El obrar humano es siempre reflexivo. En esa medida. que a su vez posibilitan o limitan su desarrollo. ya que estaríamos aceptando que con solo entender el mundo de las estructuras (normas y recursos) es posible apoyar los cambios requeridos.214 El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico Esquema N° 1 de la necesidad de ver. a los conocimientos que emergen aquí y ahora en la acción y que están dados por las especiales circunstancias particulares de carácter social y cultural que acompañan a la interpretación-cuidado y mediación en salud pública. El esquema Nº 1 apoya la comprensión de la propuesta. se intenta interpretar las necesidades de la gente y apoyar la construcción de poderes para el cambio requerido. Es por esto que su deambular no termina en la comunicación científica. Por esta razón tenemos que recurrir a lo que llamamos metódica. sino que muchas de las acciones tienen causas no conocidas y producen resultados no previstos. la mejor forma de acumular conocimiento previsivo es a través del accionar conjunto y reflexivo de todos o la mayor parte de los actores. En el Esquema 1 se observan dos columnas: la una hace referencia a la metodología y la otra a la metódica. que se supedita a los cánones científicos y que permiten la validación y La salud y la vida supervivencia del conocimiento existente (producto de la primera ruptura epistemológica. pero aquéllo nos daría una imagen bastante simple y unilateral de la realidad. necesidades. mientras que en el segundo momento. • El accionar humano no siempre está guiado por intenciones claramente establecidas. lo más adecuado es interpretar lo que la gente intuye. podríamos caer en un voluntarismo-individualista puesto que centraríamos 215 . lógica recursiva. Es posible sostener que no requerimos comprender los aspectos ubicados en el ámbito de la metódica. manejo de poderes) proponía hacer una doble ruptura similar a la recomendada por Sousa Santos. Intenta. lógica del poder. organización.. demostrables. aplicables en otros contextos y en otros tiempos. La doble ruptura en salud pública METODOLOGÍA (1ª RUPTURA) METÓDICA (2ª RUPTURA) Delimitación del problema Construcción de problemáticas (emociones. intenciones. En un primer momento. El concepto metodología lo concebimos como un camino para producir conocimientos. sino de acciones que deben ser registradas aquí y ahora y que pueden dar productos diversos. más no por la universalidad de los resultados o cosas. sin tomar en consideración el mundo de las acciones humanas que generan dichas estructuras. etc. es decir. esto es. se intentaba elaborar un producto que respete aquella propuesta bachelariana. En esa medida. como instrumento fundamental para alcanzar niveles más altos de salud. Pero el mundo del sentido común se da en un mundo estructurado. También podría afirmarse que no se requiere explicar la realidad estructural. no habla de productos o existentes. La generalidad de la metódica estaría dada por la universalidad Como siempre. las pertinencias. gestión. poder) Hipótesis (responde a la lógica del pensar. el producto era desconstruido con miras a volver al sentido común. sino que intenta abordar la producción de acciones en cuanto proyecto con su viabilidad y factibilidad. razones) Marco teórico. comenzamos por la metodología para luego interpretar el sentido común y la vida individual y social en las que se desarrolla la salud pública para construir un saber mutuo con la gente con la que ejercemos nuestro trabajo. Observación Autoconocimiento y observación participativa Análisis objetivo Análisis estratégico construcción de actores Comunicación científica Proyecto Militancia técnico-política Programa operativo (técnicas. Este procedimiento no constituye únicamente una propuesta de carácter democrático y un acercamiento ético. los mismos que intentan ser universales. sino que es un requerimiento científico inapelable para el intérprete-mediador en salud pública por varias razones: • Las estructuras con que nos encontramos en salud pública han sido generadas por el accionar de la gente que construye esa propia estructura. Si no consideramos el mundo objetual. los marcos significativos. por otro lado. toda vez que la salud pública trata de activar la solidaridad. la conformación de los poderes.

debiendo ser complementado por un marco significativo. Anthony. Aprenderíamos. Lo anterior también está de acuerdo con las ideas metodológicas de Maturana. otras coordinaciones conductuales. Este marco significativo no sería el marco contextual generalísimo propuesto por el deber ser racional instrumental. Los horizontes de la razón. y al hacerlo. el retorno reflexivo al marco teórico. Ibídem. La idea que guiaría este retorno es que el marco teórico en muchas ocasiones no posibilita la visualización de muchos aspectos necesarios para la acción en salud pública. con miras a aprender en cuanto cambio de las formas de convivencia con el mundo de las cosas y con el mundo de la gente. decir que éstas integran un conjunto por una decisión arbitraria (libre) del sujeto investigador. de mis compañeros de acción. mientras que al hoy es posible interpretarlo con el apoyo de un marco significativo. producto total de las causas y del pasado. el marco teórico y las hipótesis. En otras palabras. • El acontecer es producto del ayer (causas) y es propia emergencia del hoy.93 Pero debemos reconocer que la problemática en salud pública se presenta como un proceso que está dándose aquí y ahora. tales como la razón comunicativa. Los problemas delimitados en la primera ruptura epistemológica tienen seguramente suficiente coherencia lógica y describen en buena forma el mundo de lo dado. esto es. el poder? • ¿Cómo interpretarlos (método)? Pertinencias Partiríamos de la idea de que las hipótesis logradas en la primera ruptura tratan. la explicación científica constituye “la proposición de un mecanismo ad hoc que genera el fenómeno explicado como el fenómeno por ser presenciado por el observador en su praxis de vivir”. tener importantes repercusiones en el conocimiento y la acción. lenguajear? mos que el pensamiento positivista esteriliza el hoy. New Rules of Sociological Method. de los actores que más relación tienen o tendrán con la transformación del objeto problema? • ¿El problema hace una reflexión sobre las potencialidades y limitaciones del intérprete científico en cuanto observador: ver.216 El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico todo nuestro interés en el dándose. El proceso de inferencia lógica fue determinado en sus dos direcciones posibles (deducción e inducción) dentro de los marcos de esta relación ‘conjuntista’ entre los elementos y el todo. etc. La salud y la vida realidad y de la verdad. 217 . Si aceptamos esa propuesta. se procede a desconstruir tres momentos de la primera ruptura epistemológica del proceso de investigación: la delimitación de problemas. lo cual quiere decir: relaciones de pura exterioridad. sujeto de nuestra preocupación. ya que con esta propuesta alternativa no estaríamos únicamente pensando. Para este último. 91. como hemos dicho. por otro lado. intereses. “Esto es así porque la lógica clásica se caracteriza por la noción de ‘conjunto’ concebido como una reunión de elementos. 193. emocionar. Esta idea tendría algunos elementos de sustento a ser debatidas. • Necesidades que no afloran actualmente pero que estarían guardadas en los recuerdos de la gente y que se aparecerían en el tapete de discusión transformadas en reivindicaciones. Estaríamos corrigiendo al cogito cartesiano “pienso. tendría la capacidad de lenguajear: esto es. • Intenciones individuales. a su vez. La realidad: ¿objetiva o construida? Fundamentos biológicos del conocimiento. Problematización Las digresiones anteriores nos permitirían volver sobre la primera fase de la investigación científica o delimitación del problema y reflexionar sobre lo siguiente. pero más allá de la lógica formal y la teoría. En efecto. Tomado de CORISCO.91 También podría generarse otra pregunta: ¿no estamos confundiendo método de investigación con método de acción? Recordemos lo que Maturana nos propone “todo hacer es conocer y todo conocer es hacer”. Estas relaciones son de ‘partes extra partes’. de contestar una pregunta sobre un objeto-problema inerte. ética y poder prevaleciente en el ámbito de acción que influye directa o indirectamente sobre las decisiones de los que allí laboran. de la población relacionada. la problemática en salud O por las propias limitaciones y potencialidades de la praxis del vivir. es importante reflexionar sobre nuestras competencias para observar. la ética. Recorde- • ¿El marco teórico utilizado en la primera ruptura toma en cuenta el sentido. es necesario reflexionar sobre aspectos que más tarde pueden. Zemelman. 1992.90 y ninguno en el mundo de lo dado. Barcelona: Anthropos. sus eticidades. razones de la gente que actúa alrededor del objeto problema. como uno de los ejes ordenadores del proceso. existiendo con los otros. Giddens. escuchar. • ¿El problema-objeto de estudio del producto de la primera ruptura epistemológica toma en cuenta las necesidades. La gente. por lo tanto. • El ayer (causas) puede ser explicado por teorías. proponer a través de coordinaciones conductuales (actos de habla o de cualquier otro lenguaje). Salvador de Bahía: documentos del Instituto de Medicina Social. 92. en la constitución de la 90. tenemos que tratar de implementar un método que posibilite hacer mientras se conoce y eso es lo que se intentaría cumplir desde el primer momento con la metódica. 93. sobre el accionar de la gente que posibilitó y posibilita la existencia de esa estructura con que nos topamos. Tomo 1. luego existo” (que en realidad es “pienso para luego intervenir sobre el objeto naturaleza u objeto ser humano para hacerlos míos”). Sete questões para uma epidemiologia critica. México: Anthropos. sino que trataría de construir una interpretación del “encuadre cultural para la acción” en el espacio donde se lleva a cabo la investigación. Algunas preguntas que podrían ordenar este retorno serían las siguientes: Marco significativo Esta fase tendría. las emergencias. “las estructuras son constituidas por la acción y recíprocamente la acción es construida estructuralmente”. Hugo. El conocer nos lleva nuevamente al hacer. expresaría sus intereses.92 Con el fin de ejemplificar el proceso. y no por actividad misma de los elementos”. Humberto. intenciones. 1997. por lo general. Que las relaciones entre los elementos del conjunto son de pura exterioridad quiere. • Razones diferentes a las razones occidentales (lógica medio-fin). desde la población investigada. • Las causas parecen no dar cuenta total del evento porque en salud pública lidiamos fundamentalmente con acontecimientos. Maturana. razón por la que podría convenir indagar lo siguiente. p. sino que también estaríamos accionando y. • El marco significativo en salud pública intentaría interpretar el mundo de sentido. • Intereses grupales y colectivas.

hipótesis temperadas. visión o propuesta sobre lo que se desearía que sea la acción. el salubrista tiene una obligación científica (y no solo moral o cívica) de construir sus hipótesis tomando en consideración lo que los actores legos hacen porque a través de ese hacer se constituye el mundo social y si disponen de “un saber práctico que da sentido y orientación a la existencia y crea el hábito de decidir bien”. el investigador está en capacidad de predecir lo que ocurrirá en el futuro. sino desde el mañana criticando al evento para interpretarlo como acontecimiento. El compromiso de la investigación en salud pública es un compromiso de lograr: a) la autopoiesis de la gente que participa en la mediación y de la población. eticidades. las voluntades.218 El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico pública vive como producto del ayer. Lo anterior amplía el horizonte de visibilidad y de tratamiento del tiempo: el salubrista debe tratar con el pasado. Si se va a trabajar sobre pertinencias. Si estamos de acuerdo con la idea anterior. debe haber una propuesta sobre el accionar del mañana en cuanto visión que propone el salubrista. sino que también intentarían prever las posibles fuerzas que ayudarían a la aparición de emergencias frente a la visión o metáfora que propone el salubrista. al estar comprometida con la acción y el cambio. los arreglos de fuerzas buenas que ayuden a hacer. base de la ética y de la estética). el tiempo y la acción humana transformándola en presencia. la investigación que este momento se halla indagando sobre el aquí y ahora y sobre las causas del por qué está así el problema. b) de los fines institucionales (estructura) y c) del proceso y resultados de la acción. 95. Buenos Aires: Ediciones Machi. base del interés). ¿hasta qué punto van contra las hipótesis iniciales y su validez epistémica (verdad)? • Si las hipótesis y las pertinencias más poderosas son contradictorias. sino que intentan interpretar y explicar las potencialidades de que cambie la situación escogida. como se ha mencionado anteriormente. lo cual se desarrolla en el presente y. El logro práctico debe interpretárselo como un logro de los actores. 1992. Ese logro práctico estaría nuevamente radicado en una proyección ética. el investigador parte desde el evento o efecto (parte desde el presente) averiguando sobre sus causas que se hallan ubicadas en el pasado. marco teórico y significativo. sentido) de los actores inmersos en la acción gerencial. la monocultura del saber y del rigor del saber gana multiculturalidad. con miras a establecer las fuerzas que aceptan y oponen a dicha propuesta. El carácter activo y reflexivo de la conducta humana y la no aceptación a mirar y concebir a los seres humanos como un producto de fuerzas que ellos no comprenden ni controlan. en la medida en que la metodología es corregida por la metódica. Conociendo las causas. En efecto. Roberto y Kastika Eduardo. por lo general. la hipótesis tradicional solamente alcanza a dar una respuesta parcial a la pregunta formulada en la delimitación del problema. pero en la práctica concreta. Jorge. Al hacer esto. En otras palabras. No pregunta por la verdad (teorías. por el accionar de la gente que allí labora habilitada y constreñida por la estructura en la que acciona. a confrontar con el saber supuestamente superior logrado a través de la primera ruptura. entonces. problemática. se podría corregir las hipótesis. Igual aseveración podemos hacer con la monocultura del tiempo lineal que es criticada ante la posibilidad de que saberes supuestamente atrasados entren. 219 . ampliadas o reducidas por las visiones y pertinencias. Esas teorías. debe construir una metáfora. pueden cooperar en mejor forma para la construcción de un mundo más democrático. además. El espacio y el tiempo se imbrican con la acción humana. En la investigación positivista. Serra. La pertinencia se mueve. Administración y estrategia. el presente y el futuro. de la institución y de los resultados de los procesos donde mediamos. La lógica de la escala dominante pierde fuerza ante la posibilidad de que saberes particulares tengan presencia y puedan dirimir las acciones. muy diferentemente en el tiempo: va del futuro al presente. pero también precisa comprender o interpretar el mundo de la vida (poderes. causas. nos llevaría a la necesidad de corregir las hipótesis positivis- 94. un marco teórico enriquecido por marcos significativos. 96. pero también como emergencia del hoy y como deseo del mañana. ¿cuál es la decisión? La desconstrucción hermenéutica de los tres momentos investigativos: delimitación del problema. en la segunda ruptura. es decir no serían hipótesis que únicamente explican el fenómeno. Para hacer esta predicción. porque éstas obedecen a necesidades explicativas formuladas en condiciones externas a la acción social. etc. el investigador en ciencias “naturales” va del presente hacia el pasado. el investigador acepta: a) que el pasado es igual al futuro. pero también busca el futuro en cuanto autorrealización (lógica recursiva. Busca lo futurible en cuanto apoderamiento del futuro (lógica medio-fin. Las hipótesis logradas en la primera ruptura parten de teorías y leyes que no son suficientemente válidas en el mundo de la salud pública. b) que el presente (evento) está totalmente determinado por el pasado (causas). transformándose en presencia. científica y cultural de nuestro compromiso.94 Al presentarse la problemática de la salud pública con ese carácter tan complejo. d) los procesos son considerados como eternos. Lo anterior facilitaría la reflexión alrededor de las siguientes preguntas: • ¿Las hipótesis toman en consideración las pertinencias? • ¿Es posible establecer grupos homogéneos de pertinencias a través de la teoría de la traducción de Sousa Santos? • ¿Qué pertinencias tendrán más prioridad en el proceso de investigación? • ¿Por qué se privilegia unas y no otras (lo ético)? • Si se toma en cuenta las pertinencias. requiere un tratamiento distinto de la variable tiempo. requiere prever el futuro como posibilidad de compromiso y oposición por parte de esos actores. c) que el presente no existe como un elemento de interés para la predicción. veracidades. marco teórico e hipótesis posibilita criticar algunas de las lógicas productoras de ausencias de las que habíamos hablado anteriormente: Así.) sino que inquiere sobre las posibilidades prácticas. Es importante que reflexionemos sobre el producto que intentamos lograr en esta fase: tendríamos hipótesis-pertinentes o pertinenciashipotéticas. Ermida. La pertinencia imbrica el espacio. son logradas en condiciones de “laboratorio” y sirven solamente cuando se vive dentro de ese laboratorio. Es importante reflexionar sobre la problemática del tiempo en la interpretación-mediación en salud pública. A diferencia de lo que ocurre con la ciencia positiva. La interpretación-mediación en salud pública.95 La pertinencia intentaría contestar la pregunta forjada en la problemática en cuanto utilidad (lógica medio-fin) y en cuanto autopoiesis (lógica recursiva). La pertinencia no sale desde el ayer buscando la determinación sobre el evento. Hasta este momento tendríamos un problema enriquecido por las problemáticas. En otros términos. Hermida Serra y colaboradores hablan de un mundo futurible y un mundo futurable. la hipótesis tendría pertinencia en la medida en que ayude a alcanzar un logro práctico96 en el presente y futuro. el salubrista requiere explicar las causas (que se sitúan en el pasado). la realidad social es generada. La salud y la vida tas. ya que éstas no solo darían una respuesta sobre las posibles causas del problema como un producto del ayer. La pertinencia también se mueve guiada por la teoría de la acción. conforme nos recomienda Heidegger.

las ciencias naturales actuales nos indican que la materia y la naturaleza tienen historia y que la autoorganización y autoprodución son características generales para los cuerpos sociales. • Los medios y los fines no están preestablecidos. aproximarnos a lo que Boaventura de Sousa Santos llama aplicación edificante del conocimiento producido. El diálogo entre las ciencias de la salud dominadas por el discurso médico y de la enfermedad y el discurso de las ciencias sociales ha avanzado. El intento de emigrar desde la enfermología pública hacia una propuesta alternativa en salud pública es. y al hacerlo. en los momentos actuales. las viejas y nuevas formas de dominación. Al hacerlo. Boaventura de Sousa. sobre todo. 158-161. A más de preocuparse por reconceptualizar y cambiar la interacción interventora técniconormativa en el campo de la enfermología pública. En ese sentido. debe encontrar caminos para que el retorno al sentido común sea una práctica obligatoria. En resumen. Op. la salud pública se constituyó como una disciplina que propuso una lectura de la realidad desde la razón instrumental y en esa medida concibió la naturaleza como un mundomáquina. que como tal tiene prioridad en la argumentación. desde un conocimiento comandado por la razón indolente o tecnológica hacia un diálogo multicultural que reconoce las potencialidades de otros saberes. ética y socialmente comprometido con el impacto de la aplicación. • Los límites y deficiencias de los saberes locales nunca justifican la recusa de éstos. cumplida con los tres momentos indicados. eficacia y equidad. • El cientista debe envolverse en la lucha por el equilibrio de poder en los varios contextos de aplicación y. que aquello podrá darse siempre y cuando los actores individuales y sociales se constituyan igualmente en sujetos que construyen su salud enriqueciéndose con el aporte científico que traen las ciencias de la salud. 25. sino a través de la construcción de públicos que protegen y desarrollan sus instituciones y su ambiente natural. En el ámbito disciplinario. pero debe seguir adelante superando los múltiples problemas existentes y.. por otro lado. inestabilidad y bifurcación en la materia inanimada. es pasiva. al mismo tiempo que registra diversas lecturas. La salud pública. que la potencialidad del ser humano de ordenar el mundo a su arbitrio es una idea que pertenece a la noche científica que produjo tanto desarrollo y tanto daño. Ibídem. esto no puede ser alcanzado a través de versiones interventoras de viejo o nuevo cuño.97 4. “la naturaleza es tan solo extensión y movimiento. También nos aconsejan repensar sobre aquella división tajante entre ciencias naturales y sociales. Ahora bien. por otro lado. tiene que ofrecer respuestas diferentes a las que tradicionalmente ha organizado. estructuras e instituciones existentes en el campo con miras a lograr mayores dosis de democracia. los fines solo se concretizan en la medida en que se discuten los medios adecuados a la situación concreta. además. Santos. la imbricación de la planificación y la gestión con la epidemiología y la ecología constituye posiblemente el problema metodológico más complejo. que existe sensibilidad. naturales y físicos. Estas nuevas propuestas para organizar el proceso de conocimiento nos abren las puertas para dar paso a ecologías de saberes que posibiliten escuchar silencios o visualizar no existencias producidos por la ciencia hegemónica. interesa que ella ocurra por la ampliación de la comunicación y de la argumentación. Las ciencias naturales contemporáneas nos dicen que el futuro no es igual al pasado. eterna y reversible”. ejercer el deber y derecho de cuidar la vida natural y social como requisito indispensable para alcanzar la salud. p. • La ciencia que se pauta por la aplicación edificante no interesa que la transformación sea moderada o radical.220 El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico La hermenéutica desconstructiva. al mismo tiempo. Ahora bien. La salud y la vida guir interpretando la población y la naturaleza como objetos. que existe un devenir real y no solo aparente. que las macromoléculas son actrices y productos de su historia. La salud pública como disciplina. que los sistemas físicos en actividad. A manera de conclusión Los organizadores del V Congreso de Salud Pública nos habían propuesto reflexionar sobre “el saber en esta área en un ámbito de pérdida del antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico”. comprender que la acción científica tiene necesariamente que responsabilizarse por las consecuencias que dicha intervención produce. • La aplicación es un proceso argumentativo. conservar y superar la salud pública convencional no solo radica en la potencialidad de cambiar las formas de conocer sino. El saber en salud pública requiere cambiar. sino que tiene necesariamente que comprenderlos como sujetos y proponer nuevas formas de diálogo. Nos instruyen.98 Razón por la cual. a más de encontrar nuevos derroteros filosóficos. de constitución y determinación. controlan el cumplimiento de las obligaciones estatales en salud y tejen redes de apoyo mutuo internacionales. nos permite. que los atractores caóticos posibilitan la generación de innumerables trayectorias. Debe. deberá tomar partido por aquellos que menos poder tienen. No puede se- 97. en cambiar las prácticas que buscan únicamente éxito técnico hacia el compromiso por alcanzar logro práctico. desarrollar ese cuádruplo movimiento que nos recomienda Testa de construcción de sentido y significado. la salud pública alternativa tiene que necesariamente establecer una proyección y relación distinta con las políticas. entonces. porque aquello significa el desarme argumentativo y social de quienes son competentes en esos saberes. sobre el que ya brillan algunas luces a través de las propuestas de síntesis producidas en el área. el reto de criticar. cuando se encuentran lejanos al equilibrio. y la aplicación incide sobre ambos. Introdução a uma ciência posmoderna. reformista o revolucionaria. la naturaleza fue transformada en posible recurso o peligro y fue sujetada a los designios del sujeto investigador. es decir. ejercen su poder y derecho en cuanto ciudadanía. Como hemos mencionado anteriormente. mas el sentido de su uso es conferido por el know-how ético. un proceso difícil. oponiendo en cuanto resistencias globalizadas. sin lugar a dudas. p. • El know-how técnico es imprescindible. pueden constituir formas evolutivas irreversibles y cualitativamente diferentes. por eso. La ampliación y complejización del campo asusta a muchos y 221 . que se caracteriza porque: • La aplicación se lleva a cabo en una situación concreta y quien aplica está existencial. la necesidad de una doble hermenéutica o una doble ruptura epistemológica en la aproximación a la realidad en salud parecen ser interesantes instrumentos de reflexión y acción. comprendiendo. 98. tiene que encontrar métodos posibles que den cuenta de las necesidades establecidas en este proceso de transición paradigmática que parece que vivimos. cit.

sobre las estructuras y sobre el Estado para el cumplimiento de sus deberes en este campo.99 En resumen. cit.. Introdução a uma ciência pós-moderna. sino muy ligado al mundo de la vida individual y colectiva con miras siempre a forjar públicos o identidades por la salud que guíen y ejerzan control social sobre su salud. gestión. ciencias sociales. Op. considero que la posibilidad de construir una presencia diferente y comprometida por parte de la salud pública en este momento de “pérdida del antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico” parece no radicar en escoger un camino que la lleve hacia una supuesta verdad. al intentar caminar como práctica social/disciplina/función estatal. la norma. diversidad y eterna temporalidad. un saber práctico que da sentido y orientación a la existencia y crea el hábito de decidir bien”. ecología). o sea. . 99. métodos y técnicas vendrán de diversas disciplinas (epidemiología. c) El sentido común esclarecido junto con una ciencia prudente serán los que posibiliten una “nueva configuración del saber que se aproxima a la ‘phronesis’ aristotélica. b) Sus teorías. Santos. en la medida que en que provenimos de un área tradicional de la salud pública donde la repetición de más de lo mismo constituye. por lo general. La formación de recursos humanos en este ámbito interdisciplinario choca contra la forma utilitarista y tecnicista de la educación tradicional. es por esto que. a) Los saberes y las prácticas deben relacionarse con la vida en su complejidad. Boaventura de Sousa.222 El saber en salud pública en un ámbito de pérdida de antropocentrismo y ante una visión de equilibrio ecológico causa reacción negativa de otros. es fundamental que reconozca que: d) Su accionar no es ni podrá ser únicamente estatal. 41. p.

EDUCACIÓN 1965-1972 Facultad de Ciencias Médicas. Estados Unidos de América. Master en Medicina Social (Cd). Brasil. Ecuador.La salud y la vida Currículum vítae Currículum vítae Dr. Universidad del Estado de Río de Janeiro. entre otras actividades. Planificador en Salud. Doctor en Medicina y Cirugía. con aspectos de asesoría en Educación Permanente en Servicios de Salud en diversos países de América Latina (junio-diciembre). 1973-1975 Instituto de Medicina Social. 27 de julio de 1946. ecuatoriana. 1977 Universidad Johns Hopkins. 1975-1979 Director de la División de Recursos Humanos e Investigación del Ministerio de Salud Pública del Ecuador. Diploma en Planificación en Salud. 225 . Cuenca. 1994 Consultor en Recursos Humanos en la Oficina Central de la OPS/OMS en Washington cumpliendo. Edmundo Granda Ugalde TITULO: FECHA DE NACIMIENTO: LUGAR DE NACIMIENTO: NACIONALIDAD: Médico-Cirujano. Ecuador. 1995-1996 Acuerdo de Servicios Contractuales en la Representación de OPS/OMS en el Ecuador en el área de Recursos Humanos en Salud. Universidad Estatal de Cuenca. EXPERIENCIA EN SERVICIOS 1972 Director del Centro de Salud de Alamor.

Facultad de Enfermería y Facultad de Salud Pública. salud de la mujer. 1976-2007 Asesoría en diversos ámbitos de la salud pública a Ministerios de Salud Pública de Ecuador. 1984. Venezuela. 2da. Centro de Estudios y Asesoría en Salud. Universidad Cayetano Heredia. Epidemiología y Ciencias Sociales en Salud. Centro Internacional para la Investigación y Desarrollo (CIID-Canadá) en más de una decena de países de América en campos relacionados con gestión. 1996-2007 Profesional nacional a cargo de Recursos Humanos. Universidad de Medellín. México. 1973 -1974 Profesor de Sociología Médica. 4ta. 3ra. México. Quito. Guatemala. Centro de Salud Pública. La Paz. Brasil. Universidad de Xochimilco. Venezuela y Brasil. Brasil. PUBLICACIONES Libros • Breilh. ciencias sociales en salud. Perú. Universidad de Costa Rica. 1976 -2007 Docente en Investigación. 1988. Universidad Central del Ecuador. Maestría de MEDICINA Social. Epidemiología. Metodología de la Investigación Científica. Venezuela. Planificación y Administración en Salud en Cursos de Posgrados de las distintas universidades del Ecuador. Universidad Mayor de San Andrés. Ecuador. epidemiología. Universidad de Cuenca. QuitoEcuador. Investigación de la Salud en la Sociedad. Facultad de Ciencia Médicas. Colombia. 1996 -2006 Docente de la Maestría en Salud Pública de la Universidad Nacional de Loja. Bolivia. 1982. Quito. E. 1980 -2006 Docente de Administración. Bolivia. Escuela de Medicina. Centro de Estudios y Asesoría en Salud. investigador principal o asociado en más de cincuenta proyectos de investigación sobre epidemiología de la mortalidad materna. Estudios sobre Ciencias Sociales en Salud en el Ecuador y en países de América Latina. Nicaragua. Facultad de Ciencias Médicas. 1973 -2006 Docente invitado en Investigación. Asociación Latinoamericana de Medicina Social (ALAMES). mortalidad infantil.226 Edmundo Granda 1997-1998 La salud y la vida Coordinador encargado de la Unidad de Salud en el Desarrollo Humano y Desarrollo de los Sistemas y Servicios de Salud de la Representación de la OPS/OMS en el Ecuador. 1979 -1990 Co-Director e investigador del Centro de Estudios y Asesoría en Salud. Bolivia. EXPERIENCIA EN ASESORÍA Asesor de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS). Universidad de Barquisimeto y Universidad de Carrabobo-Corposalud. Asociación Latinoamericana de Escuelas de Salud Pública (ALAESP). Ediciones: 1ra. Epidemiología. Ministerio de Salud Pública de Bolivia. Epidemiología y Ciencias Sociales y Salud. distribución de la saludenfermedad. Centro de Estudios y Asesoría en Salud. Aragua. Facultad de Ciencias Médicas. Planificación en Salud. 1975 -2007 Participación en la planificación de las Maestrías en Salud Pública o Medicina Social de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. EXPERIENCIA DOCENTE Y EN PLANIFICACIÓN EDUCACIONAL EXPERIENCIA EN INVESTIGACIÓN 1969 -1972 Coordinador del Programa de Medicina Comunitaria de la Facultad de Ciencia Médicas. 1987 -1990 Director del Curso de Posgrado en Investigación y Administración de Salud. Guatemala. Escuela de Malariología. Ecuador. Cuba y República Dominicana. Escuela de Graduados. 1975 -2006 1975 -1991 Profesor de Administración de Salud. salud del trabajador. Estudios evaluativos de servicios y acciones de salud. El Salvador. República Dominicana. Perú. Universidad Central del Ecuador. 1980 -1986 Coordinador del Curso de Posgrado en Investigación y Administración de Salud. Metodología de la Investigación. Quito. J. Universidad Central del Ecuador. Investigación y Bioética en la representación de la OPS/OMS-Ecuador. Medicina Social u Odontología Social de Costa Rica. planificación y educación en salud. Escuela de Graduados. Universidad de Cuenca. 227 . nuevas propuestas administrativas. Ciencias Sociales y Salud en Maestrías de Salud Pública. Ciencias Sociales en Salud. Estudios sobre epistemología y teoría en salud. INCAP. Escuela de Salud Pública de la Universidad Central del Ecuador. Universidad de Bahía. 1990-1994 Director de la Escuela de Salud Pública. Participación como director. Universidad Central del Ecuador. y Granda. 1980. investigación.

1988. J. • Granda. Sistemas de Salud no Formales y Reformas de Servicios de Atención Médica”. Quito. E. Universidad de Medellín. Quito. Centro de Estudios y Asesoría en Salud. Granda. y Breilh. 1983. y otros. (Editor Hernán San Martín). En: Memorias del VIII Congreso Mundial y VI Congreso Latinoamericano de Medicina y Social. OPS. (Premio Nacional de Investigación “Eugenio Espejo” concedido por el Consejo Nacional de Salud del Ecuador). Granda. E. Caracas. 1992. • Granda. septiembre de 1993. • • Granda.. “Tendencias de la Educación en Salud Pública. • • Granda. E. E. MSP-EcuadorOPS.C. “Salud Pública: Hacia la Ampliación de la Razón”. Granda. Santo Domingo. E. Salud Pública: Ciencia. • • Ferreira. • Granda. y otros. 1993. Espacio.1. J. En: Anales de Universidad de Cuenca. 29 (1) enero-marzo. E. Comisión Especial de Salud y Saneamiento Ambiental del H. “Algunas reflexiones sobre la Reforma Sectorial en Salud en el Ecuador: Una versión”. En: Memorias del V Congreso Latinoamericano de Medicina Social. • Granda.. Políticas de Ajuste e Impacto en la Situación Salud”. 1997. 2da. E. 5. Granda. Quito. Quito. marzo de 1998. • Granda. • Granda. La Crisis. En: La Salud al Final del Milenio. E. 1983. E. D. “Vigilancia Epidemiológica. (Editor Diómedes Robles). Saúde e Sociedade. y otros. • Artículos Artículos publicados los últimos años: • Granda. “Investigación y Salud Pública. Quito. Caracas. la Mujer y el Aborto. Salud. y otros. En: Memorias del Congreso Andino sobre Educación Médica. E. agosto de 1996. 1995. En: La Crisis de la Salud Pública. Universidad Andina Simón Bolívar. “Medicina Tradicional. Sujeto y Acción”. 1982. “Crisis. Quito. Quito. Deterioro de la Vida. y Grupo de desarrollo de la teoría y práctica de la salud pública. E. una Mirada hacia el Futuro”. E. 1992. Washington. 1986. En: Salud Pública: Reflexiones y Experiencia No. Ediciones: 1ra. El Sistema de Suministros de Medicamentos en el Ecuador.1992. 1986. ABRASCO. • Urrego. Cartagena. Sociedad y Enfermedad. Reproducción Social y Salud. • Granda. E. • Granda. En: Salud Pública: Reflexiones y Experiencias No. ABRASCO. 2da. Universidad Central de Venezuela. 1991. • Granda. E. 1993. En: Salud Pública: Reflexiones y Experiencias No. Universidad de Guadalajara. 229 . En: Memorias de la XIV Conferencia de ALAFEM. E. • Granda. 1993. 1991. Madrid. E. “El cólera en Guayaquil: Algunas reflexiones”. y Granda. Quito. “Epidemiología: tiempo y acción”. “Salud Pública: Hacia un Espacio Potencial”. • Granda. y otros. Corporación Editora Nacional. Centro de Estudio y Asesoría en Salud. marzo de 1997. Granda. y otros.3. E. Granda. En: Memorias de la I Reunión Andina de Salud Pública. Universidad Autónoma. • Robles. Congreso Nacional del Ecuador. Washington D. • Granda. enerodiciembre de 1998. • San Marín. Guadalajara. E. Brasil. marzo de 1994. En: Educación Médica y Salud. En: Memorias del Foro “Salud y Desarrollo”. E. “Sujeto. febrero 1994. “Avances en la investigación en salud colectiva”. y Grupo de desarrollo de la teoría y práctica de la salud pública. “El Sujeto y la Acción en la Salud Pública”. Metodología de la Investigación en Salud. “Salud Pública en la encrucijada”. Ética y Salud”. Revista del Instituto Juan César García. (8) 1-2: 51-50. 35 (1). Ediciones: 1ra. Quito. y otros. 1993. Editorial Ciencia 3. y otros.228 Edmundo Granda • La salud y la vida Granda. E. En: Memorias del International Forum of Social Sciences in Health. ALAMES. E. E. “Salud Pública: Las nuevas demandas”. E. H. y otros. • Granda. Brasil. Fundación CIUDAD. “El futuro de la salud pública”. 1995. Editorial Universidad de Guadalajara. 1986. Sede Ecuador. J. 1993. Quito. “Lineamientos para el desarrollo de los recursos humanos en salud en el marco de reforma del sector”. Centro de Estudios y Asesoría en Salud. 1996. Quito. “La Contextualización y Concretización de la Realidad en Salud Colectiva”. • Granda. E. Política y Acción. en prensa. E. Granda. Ciudad y Muerte Infantil. E. ESP-Ecuador-OPS. • Granda. E.

Proyecto Desarrollo Espacios Saludables de Loja. la Serpiente y el Colibrí. Miembro Honoris Causa de la Asociación Boliviana de Medicina Social. • Granda. la Serpiente y el Colibrí. • Granda. 231 . Fausto Andrade. Boletín Ecuatoriano de Salud Pública y Desarrollo de Áreas de Salud. DISTINCIONES RECIBIDAS • • • • • • • • Miembro de Comités Editoriales de varias revistas de la especialidad en el país y en América Latina. • Granda. “Presencia Ecuatoriana en la OPS/OMS”.230 Edmundo Granda • Granda. (18) 2. la Serpiente y el Colibrí. y Granda. Quito. AH Editorial 2003. E. E. E. Cuenca. 2002. Edmundo Granda. Quito. E. Bolivia. E. • Ministerio de Salud Pública. Miembro del Comité Ejecutivo de Social Science and Health. 24 (56):83101. “La Formación en Salud Pública en el Ecuador”. Universidad de Antioquia. diciembre de 1998. “Globalización de los Riesgos en Salud”. Memorias del Foro Modelos de Desarrollo. • Velasco. 2002. 5(2): 43-63. • Hermida. 2000. Bolivia. Editor. E. Cuenca. E. E. “Visión a futuro de la OPS/OMS en el Ecuador”.. “La formación de Redes en Salud”. “Salud Pública e Identidad”. 24 (número especial): 112-129. Quito. Quito.H. Espacio Urbano y Salud. Relaciones Laborales en el Sector Salud. César Hermida. C. “Aparición y Presencia de la Medicina Social en Ecuador”. Reforma del Sector Salud en el Área Andina. Revista Facultad Nacional de Salud Pública. • OPS/OMS. Monsalve Moreno Cia. OPS/OMS. Sao Paulo. abril-junio de 2004. Granda. E. Profesor Honoris Causa de la Universidad Peruana Cayetano Heredia. 2000. IMPRESA. E. En: El Cóndor. 1996. • Granda. Ecuador 2006. La Habana. noviembre de 2005. capítulo Latinoamericano. • Representación de la OPS/OMS en Ecuador. “Salud: globalización de la vida y de la solidaridad”. OPS/OMS. • Granda. Salud Pública: Educación y Reforma. Revista de Direito Sanitário. Quito. “¿Quo Vadis Salud Pública?”. 1999. E. OPS/OMS. Bogotá 29 y 30 de abril. Profesor Honoris Causa de Universidad Mayor de San Andrés. agosto de 1999. Quito. 2002. Situación de Salud. “La Distribución de los Recursos Humanos en Salud en el Ecuador” En El Cóndor. Héctor Jarrín. marzo de 2006. “¿A qué llamamos salud colectiva hoy?”. 2:24-30. Universidad Nacional de Loja. Ciudadano de la Ciudad del Alto de La Paz. Seguro Social Campesino. 2002. E. Pedro Brito y Edmundo Granda. (1) 1:7-20. 2006. OPS/OMS. “La formación de Salubristas”. Editor: Pedro Brito y Edmundo Granda. Jorge Luis Prosperi y Edmundo Granda. Granda. y otros. Miembro del Comité Ejecutivo de la Asociación Latinoamericana de Medicina Social. El Cóndor. enero-junio de 2001. 30 82): 148-159.. Francisco Vallejo. Revista Ecuatoriana de Salud Pública. la Serpiente y el Colibrí: La OPS/OMS y la Salud Pública en el Ecuador del Siglo XX. E. Correo Poblacional y de la Salud. “La Salud Pública y las Metáforas sobre la Vida”. y otros. Imprenta activa. La Paz. 19931996. • OPS/OMS. OPS/OMS. E. Quito. Quito. Saúde en Debate. 1999. la Serpiente y el Colibrí. • Granda. Editor: Edmundo Granda y Rubén Páez. 2002. Raúl López. D. Editorial A. Cuenca. y otros. M. Fabiola Estrella. la Serpiente y el Colibrí. M. 2002. 2000 • Granda. Editor: Rodrigo Fierro. Revista Facultad Nacional de Salud Pública. septiembre-diciembre de 2000. OPS/OMS. • Márquez. • Granda. • OPS/OMS. Cuenca. En: La Salud Colectiva a las Puertas del Siglo XXI. “¿O que chamamos de Saúde Coletiva Atualmente?”. “Globalización y Reforma Sanitaria: Realidad o Misticismo”. En: El Cóndor. Editor: Amable Bermeo y Edmundo Granda. Profesor Asociado de Universidad Nacional de Loja. • Granda. • OPS-CEPAR. Revista Cubana de Salud Pública. Cuenca. Editorial CEPAR. y Granda. Cuenca. (7) 2:24-32. Observatorio de los Recursos Humanos de Salud. Editorial A. Medellín. La salud y la vida Edición de libros • OPS/OMS. E. julio de 2004. Diego Victoria.H. • Granda. Medellín. En: El Cóndor. Río de Janeiro.. Editor: Edmundo Granda. Editor: Miguel Machuca. Quito. • Victoria. En: El Cóndor. 1995-1996. Ltda..

.

.

.

.

.

.

Edmundo Granda Ugalde La salud y la vida V O L U M E N 2 Quito. noviembre 2009 .

com. Directora Consejo Nacional de Educación Superior Gustavo Vega. Rector Asociación Latinoamericana de Medicina Social . Hugo Noboa. Coordinador Región Andina COMITÉ EDITORIAL Zaida Betancourt. recomendaciones formuladas.mantis. Ecuador Primera edición: noviembre del 2009 1.ec Impresión: Imprenta Nuevo Arte Impreso en Ecuador Las opiniones expresadas. denominaciones empleadas y datos presentados en esta publicación no reflejan necesariamente los criterios o las políticas de las instituciones auspiciantes.ALAMES César Hermida.OPS/OMS Celia Riera.La salud y la vida Edmundo Granda Ugalde VOLUMEN 2 Quito. Rector Universidad Nacional de Loja Gustavo Villacís.000 ejemplares Ministerio de Salud Pública del Ecuador Caroline Chang Campos. Presidente Universidad de Cuenca Jaime Astudillo.CONASA Narcisa Calahorrano. Oscar Betancourt . OPS/OMS Levantamiento de textos y revisión final:  Paulina Rodríguez Diseño e ilustración de portada: Lápiz y papel Diagramación:  www. La información de esta obra puede ser utilizada siempre y cuando se cite la fuente. Ministra Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud . Coordinación General Mauricio Torres. Universidad de Cuenca María Elena Miranda – CONASA Martha Rodríguez. Representante Ecuador Consejo Nacional de Salud del Ecuador . .ALAMES Catalina Eibenschutz y Leticia Artiles.

.

Presentación .

Los recursos humanos fueron otra de sus pasiones a través de la cual desarrolló y fortaleció algunas de las escuelas de salud pública y medicina social en Latinoamérica. en su honor. decidió poner el nombre de Edmundo Granda a su colección amplia de trabajos sobre medicina social latinoamericana. adentrarse en la diversidad del pensamiento de nuestro querido hermano y compañero. en estos momentos en que su luz es necesaria. Algunas reflexiones sobre la concretización y contextualización de la realidad en la investigación – acción en salud colectiva. en este segundo volumen nos atrevemos a recopilar artículos de campos tan diversos y específicos: la investigación en salud. Finalmente se incorporan diversos artículos que alimentan la discusión del quehacer en salud y la reforma del sector. empecinados y empecinadas en difundir su pensamiento como un aporte valioso para la reflexión y acción. Los primeros artículos de investigación nos transportan a sus enseñanzas que nos llevaron a muchos y muchas a la fascinación sobre el arte de investigar. él con la modestia de siempre. en la vorágine del neoliberalismo. con nuevos elementos para cambiar. medicina tradicional. Algunos artículos son fruto de una elaboración colectiva. virtudes de las que pudimos disfrutar en las conversaciones con él. se han respetado totalmente los contenidos de cada uno de los artículos y realizado únicamente un trabajo de edición sobre los mismos. Compromiso social de la investigación en salud. cuando las circunstancias lo demandan… y no para publicar. Pero. en un primer momento. 1993 4. seguramente nos diría que escribió solo para los sueños y para las construcciones. Éste fue su núcleo de acción política más importante desde la Organización Panamericana de la Salud. Investigación y salud pública una mirada hacia el futuro. 1996 9 . Construcción de la imagen del objeto. establecer propuestas para una transformación del sector salud. tenía la fuerza del determinismo. Si intentáramos escoger con Edmundo los artículos que deben ir en este volumen. y después de un primer tomo en el que se escogieron fundamentalmente artículos y ponencias relacionados con la globalización y la salud. vigilancia epidemiológica. Loja . Como en el primer volumen. del arte y las culturas humanas. Los artículos se presentan a continuación: Investigación en Salud 1.Ecuador. los recursos humanos y la acción en salud. como la medicina tradicional como herramienta para caminar en la interculturalidad o elementos para una nueva epidemiología. Nos place contar que la edición de este libro coincide con el reconocimiento de la Biblioteca y Centro Informático de las Ciencias de la Salud de la Universidad de Nuevo México que. abierto a las innovaciones en todos los campos del saber. en cuyo caso constan los nombres de los coautores. Este libro incluye 16 artículos que hacen un recorrido por todos esos tópicos. en sus reflexiones profundas adelantadas en el tiempo y sus infaltables orientaciones. 1990 3. trabajo y salud. marzo 2009) significa un gran reto. para luego permitir –apoyado por Maturana– una reelaboración y afirmarnos que lo que se investiga se transforma a la luz de la acción de los sujetos. Esta última no suficientemente explotada en el quehacer público. 1988 2. a los que Edmundo incluyó con toda la honestidad y generosidad que le caracterizó. siempre maestro.La salud y la vida Presentar este segundo volumen de Edmundo Granda: La salud y la vida (el primero se presentó en en el VI Congreso por la Salud y la Vida “Edmundo Granda Ugalde”. que intentaban. La construcción del concreto del pensamiento.

Investigación en sistemas y servicios de salud. Quito. 1997 4. que no soportó vivir sin el compañero del alma y se adelantó al reencuentro un sábado de octubre. 2004 Recursos humanos en salud 1. Clarita necesitaba un carril así de fuerte para partir en la plenitud de su vida en búsqueda de su amado compañero. sujetos y acción. noviembre de 2009 Ministerio de Salud Pública del Ecuador Consejo Nacional de Salud del Ecuador Consejo Nacional de Educación Superior Universidad de Cuenca Universidad Nacional de Loja Asociación Latinoamericana de Medicina Social Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud. Una versión. Comportamientos comunitarios y la prevención del cólera. Protocolización e investigación. Estudio de casos en la población urbano marginal de la ciudad de Guayaquil. Globalización y reforma sanitaria. Respecto de la obra de Edmundo. que cumple 25 años de vida fructífera y que fue un espacio cultivado con su permanente paciencia y confianza en la fuerza de lo colectivo. su compañera. Medicina tradicional. 1994 2. Representación en el Ecuador . es también un homenaje a Clarita Merchán. 1996 3. constituye una enorme satisfacción presentarlo en el marco del XI Congreso de la Asociación Latinoamericana de Medicina Social. Situación de los recursos humanos en el sector salud en América Latina. 1998 5. sistemas de salud no formales y reforma de servicios de atención médica. conjuntamente con algunas reflexiones sobre su pensamiento. 2004 Aportes diversos para la acción en salud 1. potente como el pensamiento de Edmundo. Vigilancia epidemiológica: espacio.10 Presentación 5. Algunas reflexiones. Proceso de trabajo en salud. como hubiera querido Edmundo. 2000 Este volumen. Lineamientos para el desarrollo de los recursos humanos en salud en el marco de la reforma del sector. sobre las que. desde ya. Realidad y misticismo. Formación de salubristas: algunas reflexiones. 2002 7. la tarea aún no ha concluido. los mismos que verán la luz en un tercer volumen. invitamos al esfuerzo de una minga latinoamericana. quedan varios escritos suyos por recopilar. noviembre 2009). Algunas reflexiones sobre la reforma sectorial de salud en Ecuador. en un vuelo simultáneo con la Negra Sosa y su melodiosa voz. 2000 4. Cambios contextuales y su impacto sobre los recursos humanos en salud. 2000 6. 1998 3. Para las instituciones y organizaciones que hemos unido esfuerzos para la edición y publicación de este segundo volumen de las obras inéditas de Edmundo Granda. 1996 2. ALAMES (Bogotá.

Investigación en salud .

Artículo 1 .

hace que ese problema surja como objeto de investigación. Pero éste es un objetivo último al que llegaré: a) En un trabajo de acercamiento continuo para más tarde y no en un primer acercamiento. solo se presenta al inicio con sus características más superficiales. contiene un resumen de las conferencias sobre la construcción de la imagen del objeto. está fuera de mí. un esfuerzo por aplicar una serie de pensamientos ajenos sobre un problema compartido. me acerco bajo el pedido o demanda social. que está por fuera de mí. debo forjar en mi mente un reflejo subjetivo de la realidad objetiva. me acerco al problema con mis ojos. es producto de la propia decisión del investigador que. como poblaciones con * El presente documento. bajo la acción de fuerzas que confluyen para que ese problema se transforme en un problema de estudio. es de que yo pueda aprehender el objeto en movimiento. de mi subjetividad que consciente o inconscientemente se plantea un para qué. con mis ideas de cómo es el mundo y cómo debe serlo. entonces. Mas. impulsado por los determinantes externos e internos que obran para que un problema teórico o empírico se transforme en objeto de interés científico. Éste constituye. éste aparece como objeto. Entonces. de por qué se comporta de esa manera. como “madres con posible intoxicación”. encontrar las causas o determinantes de por qué está allí. Si la actitud es consciente. pero al ser político. llegar al momento al cual nos estamos refiriendo. Si no me acerco conscientemente. me acerco como miembro de una clase social. más bien. me acerco con la ideología dominante. una actitud del yo. Mi acercamiento inicial es. en este caso. En otras palabras. con lo que el sistema piensa que debe ser. en el empeño investigativo. No solo voy a acercarme para simplemente conocerlo sino para transformarlo o para modificarlo o para que permanezca tal cual es o para impedir su desarrollo. con mi vida. o lo que inconscientemente me ordenan que vea y que oiga.La salud y la vida Construcción de la imagen del objeto* Primera parte Delimitación empírica Cuando me acerco al problema de estudio. como “individuos con posibles problemas mentales”. son esas mismas fuerzas las que actúan sobre mi ser alienado. ejercicio desarrollado en el taller del IV Curso Internacional de Investigación en Ciencias de la Salud. sensoperceptivo y político. ya no pertenece al plano de la sensopercepción animal sino que de entrada genera juicios perceptivos. Las ideas y pensamientos que aparecen en la conferencia pertenecen a diversos autores. se mueve. 13 . al margen de lo que ocurre en mi subjetividad. En cuanto al objeto. con mi historia. b) A conocer el objeto para hacer algo con él. Nominarlos sería bastante largo y difícil. escrito en 1998. Comienzo por percibir las cosas o hechos que conscientemente quiero ver u oír. se transforma al margen de mi voluntad. entonces. De lo que se trata. me acerco con la interpretación política de otros. esto es. Existe. Se presenta como “niños desnutridos”.

El problema radica en que las fuerzas que obraron en su transformación de X-1 a X y las que me llevarán a transformarlo en X+1 en el futuro no se encuentran solo en el propio objeto. que determinaron ese cambio de X-1 a X. Ahora bien. No fue siempre así como es hoy. Para hacerlo necesito urgentemente conocer la historia del ser. éstos no van a poder transformarse en seres nutridos por su sola voluntad o por el funcionamiento de sus órganos. fue diferente. el de la comercialización al área de los economistas. Por otro lado. para que sea X+1 en el futuro y deje de ser X en el presente. debo necesariamente conocer cómo se transformó desde X-1 a X. la que a su vez se relaciona con la distribución y la producción de bienes materiales culturales. lo cual está relacionado con su capacidad de compra y con la oferta que hace el Estado (intercambio). porque la única verdad absoluta es que todo se transforma. Si en un primer momento visualizo que existen niños desnutridos. Su estatuto de ser lo ganó en la trayectoria histórica de su transformación. Tradicionalmente así se ha interpretado y abordado su estudio desde el campo de la salud. es posible proponer que existe desnutrición en el momento X porque se conjugaron aspectos negativos del consumo. pero parcialmente cierto. En realidad el objeto es así como producto de su devenir. ideas que aparecen ante mis ojos es proceder en esa forma. personas. Además. y que la tarea de estudiar el todo es tarea de los todólogos.14 Investigación en salud “bajos niveles de ecuación”. animales. Pienso que el esfuerzo por ver educación pertenece al área de los educadores. que tome una nueva característica no problemática o menos problemática o más problemática en el futuro. No es suficiente intentar estudiarlo solo en el presente. Ante este caos. Porque su ontología es parte de su ontogenia. sino que es producto de la historia del todo que a primera . Que si el objeto ganó su independencia y se presenta como tal. como resultante de un proceso. con características “etnodemográficas definidas”. En este acercamiento superficial. en este caso en el organismo humano. etc. en sus características actuales. etc. debo intervenir incrementando el consumo de alimentos y de otros elementos. Si por analogía extrapolo esta forma de pensar con el fin de comprender a X-1 en su cambio a X. Esto es cierto. Por lo tanto. Entonces surge la pregunta de por qué ahora es así y antes no lo fue. debieron ocurrir hechos que lo llevaron a transformarse. de su historia. producción. cultura. me lleva a pensar que si lo estudio en su independencia como fenoménicamente se presenta. Comprendo que el estatuto del ser así en el presente es producto del pasado. me es suficiente. Ante la respetable independencia del objeto salud o más bien dicho enfermedad encuentro que mi tabla de salvación para poder navegar en ese caos de cosas. La situación de salud o enfermedad por sí sola parece posible estudiar porque aparenta engendrarse y desarrollarse dentro del cuerpo humano a partir de sus propias fuerzas y leyes. entonces. el objeto de estudio se me presenta como un verdadero caos. de su historia. el objeto de estudio “por ventaja” parece mantener su independencia. yo estoy interesado en que ese ser problemático que se me presenta en el hoy sea transformado y deje de ser así. que ventajosamente no existen. debo conocer las fuerzas que posibilitaron dicho cambio. leyes. la idea de que el problema objeto de estudio es lo suficientemente complejo como para intentar comprenderlo. viviendo con “formas de comercialización distintas”. intercambio. es posible su análisis individualizado. si tiene su ontología o su ser en el presente. X (desnutrición) no solo es producto de su devenir individual.

por lo tanto. Interesa conocer la prevalencia. pero que solicita al objeto únicamente muestre las facetas o caras que interesan a la teoría. Además. Una segunda posibilidad podría consistir en estudiar todas las partes que conforman el todo para luego. mas no las relaciones particulares de las dos poblaciones. no me interesa comprender el consumo. por más abarcativa que sea esta teoría. Solo hablaría la teoría a través de la boca del investigador que no imagina ni crea. Pero advertimos que. La totalidad. El objeto (desnutrición) es parte integrante del todo que lo produce. entonces. la cultura por separado. para explicar su comportamiento. intento proceder en forma inversa: me propongo comenzar con el todo. etc. De lo que se trata. el intercambio.1 Los investigadores no tienen otra alternativa que “explotar” al máximo toda la información que allí se encuentra depositada. a la parte (desnutrición). animales. diferenciales y causas de problemas de salud de la madre y el niño. Lo que me interesa es comprender cómo la cultura. no rodea al objeto. etc. tan solo nos daría los “andamios” generales. porque a través de su análisis les será posible descubrir. se relacionan con la parte (desnutrición). el intercambio. 1 Se refiere al documento Descripción de las poblaciones del módulo de docencia en investigación del Centro de Estudios y Asesoría en Salud (CEAS). La parte solo es parte del todo y su situación presente es producto de su historia. a su vez. personas. en la investigación científica. 15 . a través de la adición. lo producen como un todo. El problema radica en que el todo es más que la suma de las partes. Ante la angustia de mi pérdida de la tabla de salvación para poder navegar en ese caos de cosas.. Es. La dialéctica de la realidad en el tiempo y en el espacio me lo impide. las explicaciones de la misma. necesario que los investigadores tomen muy en cuenta estos requerimientos porque están dirigidos a lograr conocimientos que permiten la implementación de medidas correctivas. porque esas relaciones se generan en la rica dinámica del mundo que construyen los pobladores en un tiempo y espacio determinados. Una primera alternativa podría ser adoptar una teoría que nos explique “todo”.C-2.La salud y la vida vista parece rodear al objeto desnutrición. Teoría sin objeto en movimiento y sin creatividad humana se transforma en dogma. un reduccionismo teórico. reconstruir ese todo. Además. por detrás de esa apariencia. sino que la produce y esta totalidad es así porque las partes. Se produciría. la creatividad del investigador y la teoría científica. el consumo. ideas. Para aprehender la realidad de salud de las poblaciones en estudio (la parte u objeto de estudio). La desnutrición produce la característica de un todo social donde existe desnutrición. Un ser es desnutrido porque existen circunstancias históricas y actuales que determinan ese ser. entonces. que lo genera. la distribución. El IV Curso propuso en el documento anteriormente mencionado una delimitación inicial. El deseo de aproximarme con el pensamiento a la parte y solo entenderme con ella se me desmorona. leyes. la “importación” de una teoría que intenta explicar al objeto termina por matar al objeto y aniquilar la creatividad del investigador: el investigador debería amoldarse a seguir los postulados de la teoría e intentar dar forma al objeto para que quepa dentro de los cánones impuestos por la misma. no existe otro camino que construir esta teoría partiendo desde la sensopercepción de sus características más superficiales que aparecen reflejadas en el documento CEAS/E. es que siempre permanezcan con vida el objeto científico.

porque para que el pensamiento pueda lograr un reflejo más integral del fenómeno todavía se debe recorrer un camino más largo y en ocasiones con muchas vueltas. Así procede el clínico en su acercamiento inicial al problema y así proceden los médicos sociales. Las relaciones más superficiales son las que pueden ser captadas por la sensopercepción. escondiendo sus características esenciales. Por ejemplo. Segunda parte Delimitación subjetiva En la sección anterior. pero nada más que la puerta. sin necesidad de recurrir a su ontogenia. Es posible abordar los dos puntos anteriormente anotados con más profundidad: El primer momento de trabajo científico constituye un esfuerzo por lograr juicios descriptivos que me ayuden a extraer la mayor cantidad de información del objeto y a descubrir nuevos problemas. Investigador que al mirar el objeto no realiza una sensopercepción pura. su ser. y las fija o define como espacios con tipos de cantidad y calidad determinadas. hablamos sobre la aproximación inicial al objeto de investigación. El pensamiento capta la existencia del fenómeno. Se encarrila en el tiempo y busca si en el pasado la cantidad fue igual. Sin lugar a dudas. por otro lado. Hablamos. sino que siempre es una sensopercepción intencionada por el carácter práctico de su conocimiento. La dialéctica de la calidad que se me presenta objetivamente se desenvuelve o sintetiza en cantidad. su obstinación en reflejarse tan solo como fenómeno. etc. observo que existe menos cantidad de la calidad baja educación. Su pretendida característica de inmovilidad y. Es un momento eminentemente inductivo en que angustiosamente busco generalizaciones para tratar de “emparentar” las cambiantes y distintas “cosas” con las que me encuentro en mi primer deambular. en ciertos grupos. intenta describir la presencia de características que se repiten y las califica. su supuesto carácter de independencia y su apariencia de no mantener relación con los restantes procesos. cómo se presenta el objeto. Los qué (ropaje de las ideas de calidad) se transforman en cuánto de los qué (ropaje de la cantidad en su relación con la calidad). la calidad educación la califica como alta o baja educación. por responder a un “para qué” que puede surgir directamente desde la demanda social o desde la propia teoría que encuentra vacíos para su . y si la calidad fue igual o distinta en esos diversos momentos. aunque en un primer momento son de carácter simple. a su génesis. b) Averiguar comportamientos diferenciales de los problemas a ser estudiados entre los distintos grupos poblacionales. El movimiento del objeto es captado por el sujeto y el pensamiento coagula ese movimiento en categorías cualitativas. El pensamiento comienza por encontrar relaciones.16 Investigación en salud A más de los problemas visualizados por los organizadores del IV Curso es fundamental que los investigadores intenten: a) Descubrir la presencia de nuevos problemas que a través de la discusión se los considere como relevantes. en primer lugar. En efecto. etc. la posibilidad ficticia de ser descubierta su ontología. la calidad nutrición la califica como desnutrición. de la situación conflictiva que vive el investigador que intenta construir una imagen subjetiva de aquella realidad objetiva. en una de las poblaciones observo que hay más cantidad de la calidad desnutrición o. Las calidades se desenvuelven en cantidades. edades. la calidad vivienda la califica en las dos poblaciones de estudio como mala vivienda o como inadecuada vivienda. La sensopercepción no permite llegar más allá. Caracterizamos. Establecimos una diferenciación entre el sujeto y el objeto. El pen- samiento luego conquista el espacio físico en el que se mueven las calidades y cantidades. mayor o menor que en el presente. se debe dar contestación a la pregunta qué es lo que ocurre en las poblaciones. Es decir. Describimos los problemas que ocurren en esta etapa. por lo tanto. ésta constituye la puerta de entrada para la aprehensión del fenómeno.

sino que lo atravesaban. en el espacio y el tiempo de los diferentes elementos que conforman nuestro concreto empírico. después de que describo el qué o el cuándo del qué o el dónde del qué. mas no las particularidades de las dos poblaciones y. producto del trabajo finalista que ha impuesto el hombre al conquistar la naturaleza en su proceso de hominización. porque a través de ese conocimiento podríamos proponer su modificación o cambio hacia X+1. terminaríamos hipostasiando al objeto. población. No encontramos tampoco la posibilidad de estudiar cada uno de los elementos que conforman ese todo porque no tendría ninguna utilidad el tratar de conformar un todo por la simple adición de las partes. Encontramos que la única alternativa consiste. También nos percatamos de que nuestro intento de analizar el objeto enfermedad de las poblaciones en su independencia. El primer momento de trabajo científico constituye un esfuerzo por lograr juicios descriptivos que ayuden a extraer la mayor cantidad de información posible del objeto y a descubrir nuevos problemas. pero advertimos que por más abarcativa que sea esta teoría tan solo nos daría las conexiones o “andamios” generales. porque empobrece al objeto y mata la creatividad del investigador. por lo tanto. Habíamos discutido sobre la necesidad de reconocer las características cualitativas y cuantitativas. formulo juicios problemáticos. es un todo donde las partes están profundamente interrelacionadas y cada una de ellas tiene un significado humano social. intentamos proceder inversamente y comenzar por el todo. y comprendimos que no teníamos otra opción que recurrir urgentemente a conocer la historia del objeto. sin relacionarlo con los demás procesos que parecían. No contento con esto intento contestar y resolver 17 . que perdería su capacidad de participar en la construcción del todo en su caracterización particular de ser un grupo poblacional desnutrido. ya que el todo es más que la suma de las partes. productivo o depredador (en las palabras de Vieira Pinto).La salud y la vida avance y constitución en su afán de brindar respuestas a las cambiantes y ascendentes demandas sociales. espacio. intercambio. en partir de la parte (del objeto en estudio) y buscar sus relaciones y determinaciones. rodear al objeto. es decir. un reduccionismo teórico. edad. es decir. lo cual es muy peligroso. Revisamos cómo el sujeto investigador podía realizar un acercamiento consciente o inconsciente. solo existía en el contexto general de consumo. era igualmente un planteamiento muy pobre porque la parte u objeto de estudio. Que estas características no rodeaban al objeto. las leyes y fuerzas que determinan su presencia y comportamiento de hoy. a la parte. por otro lado. le daban su forma y contenido. que obligaron a transformarse y adoptar otra forma y contenido de lo que era ayer como X-1. pero lo que ocurre es que el curso del pensamiento es más inquieto de lo que se intenta describir en esta conversación. en una primera aproximación. Posiblemente eso lo cumplieron ustedes y algunos grupos lograron generar una primera imagen de qué es lo que ocurre y cómo se comportan esos qué en el tiempo. distribución y producción de bienes materiales e ideales y espirituales que conforman la vida de las poblaciones. por una teoría que nos explique todo. entonces. Ante la angustia de la pérdida de nuestra “tabla de salvación”. Ocurriría. que en el ejemplo analizado se refería a la desnutrición. al igual que la particularidad desnutrición producía la característica del todo como una población desnutrida. Analizamos cómo se desmoronaba la falaz opción de aprehender al objeto en el presente como X. inmediatamente intento preguntar el por qué. lo producían. etc. Los juicios perceptivos inmediatamente se transforman en juicios problemáticos.

formulo juicios apodícticos y. cantidad. los datos que obtuve del objeto y la teoría científica. b) Hago una pregunta similar pero doy una respuesta sobre una de las posibles explicaciones del juicio problemático que he formulado. O que nos hablen a través de los dirigentes comunitarios quienes nos ofrecerían una rica cantidad de explicaciones. cosa que facilitaría forjar una visión fenoménica más integral del objeto. las mismas que han demostrado en la práctica ser fidedignas porque lograron su transformación. Las poblaciones no nos informan sistemática y ampliamente sobre los determinantes y relaciones de los problemas en estudio. A ésta la llamo conjetura. en esa cantidad. . Entonces. Para cumplir con este objetivo debo disponer de los instrumentos indispensables y éstos son: mi imaginación. Las preguntas se dirigen a averiguar: a) ¿Cómo así eres lo que eres. por qué está allí con esa calidad. romper su seudoindependencia y supuesta inmovilidad. intento a largo plazo formular el concepto del fenómeno a través de la síntesis de cada una de las abstracciones o verdades unilaterales y parciales con las que me enfrento en este momento analítico. A este tipo de contestaciones o explicaciones Kopnin las nomina versiones. que constituye una amplia matriz de contestaciones sólidamente hilvanadas sobre el movimiento de la materia en sus distintas dimensiones. el pensamiento divide la realidad con el fin de aprehenderla por pedazos. Soy yo el que le pregunto al objeto por qué se mueve así. con gran aplomo positivista a esto. mi creatividad intenta demandar al objeto que me brinde más información. Cuando menos experiencia tenemos en el campo de investigación más inquieto es nuestro curso del pensamiento y es más difícil aguardar pacientemente para lograr una sensopercepción más completa sobre los elementos que conforman el concreto empírico. En la etapa sensoperceptiva yo me objetivo. en este momento y en este lugar? b) ¿Cómo te originaste? c) ¿Qué relación mantienes con los elementos que te rodean? Ante una o varias preguntas inmediatamente sobreviene una contestación. me apodero de la imagen relacional de su forma y busco su contenido. Las versiones y conjeturas están dirigidas a desentrañar la esencia (relaciones y determinaciones integrales) del objeto problema de estudio. ¿cómo procedo? Genero la pregunta y aquí tengo dos opciones: a) Elaboro una pregunta integral sobre la calidad. los datos empíricos se han subjetivado como juicios perceptivos y mi subjetividad. permitiría apuntalar la formulación de juicios problemáticos más coherentes y nos ahorraría el trabajo de reconocer más tarde la pobreza de aquello que precipitadamente llamamos hipótesis y evitaría que no podamos reconocer su falsedad y continuemos trabajando bajo su guía. pero el gran problema es que el objeto no habla. en ese espacio y en ese tiempo. me muevo a merced del objeto. El edema con el que se encuentra el clínico cuando examina a un paciente no le informa sobre cómo surgió. es decir. En ese empeño. tengo que yo mismo contestarme las preguntas y para hacer aquello debo construir las respuestas. O puede que las poblaciones nos hablen a través del cura párroco y nos conteste que se debe a un castigo de Dios. recojo pacientemente los datos que éste me ofrece. porque las cosas no hablan por su propia boca. Entonces. me apodero idealmente del objeto como fenómeno y le pregunto por su esencia. con esa cantidad. En otras palabras. espacio y tiempo e intento dar una posible respuesta integral. Cada versión se dirige a averiguar sobre una parcela o componente del objeto. pero en ningún momento van a ser contestaciones sistemáticamente hilvanadas. lo llamo hipótesis. esto es.18 Investigación en salud ese por qué. Dicho de otra manera. Asumo la responsabilidad de enfrentarme al objeto. es decir. En una segunda etapa.

pero le faltan muchos elementos particulares que intermedian su explicación. Las relaciones ya no se presentarán en el plano fenoménico anterior. multidimensional. Pero. dialéctico. sino que éstas comenzarán a ganar nueva dimensión. surgida dentro de mis requerimientos de orientarme en el mundo. pedagógico y comprehensivo. pero no de comprenderlas. producido por el hombre. todavía me mantengo en un plano fenoménico. pero más conectados que aquellos que elaboré a través de la sensopercepción. De esa praxis fragmentaria. de la teoría clínica que me da a conocer la anatomía y fisiología del cuerpo humano. habiendo perdido la característica de ser un mundo dinámico. entre calidad. El mundo que se me revela en la práctica fetichizada. esto es. de familiarizarme con las cosas. cantidad. Me presento como un individuo lleno de cargas ideológicas no concientizadas. le falta extensión. c) De los datos sobre el objeto que obtuve anteriormente y que ahora poseo como una matriz de relaciones simples de carácter fenoménico. pero que abarca poca extensión. mientras que las versiones pretenden dar una contestación más profunda. debo tener en mente que esta contestación es bastante general. “se halla basada en la división social del trabajo. tiempo y espacio. desde ese nivel. no dispongo todavía de un gran bagaje teórico.La salud y la vida Ahora bien.. le faltan otros elementos que son parte explicativa del concepto sobre el objeto que intento generar. porque el carácter fenoménico no solo depende de la característica unilateral con la que se presenta el objeto de estudio.. clínica y proyección política sobre las que me basaré para la construcción de la teoría particular sobre mi objeto de estudio. En cambio. lanzo versiones y conjeturas. Si he formulado una conjetura. Dicho de otra forma. rutinaria y utilitaria. a esa práctica de sentido común. epidemiológica. en una palabra. sino el mundo de la apariencia. no he optado por la teoría social. en la necesidad de manejar una parcela de la técnica que me condiciona a vivir en un mundo de verdad y engaño. si he formulado una versión. multifacético. se relaciona con la naturaleza y da significación a su vida. que como lo diría Kosic. de la ciencia que he interiorizado y que será movilizada con mi creatividad. es decir. Es por ello que ésta es una etapa de delimitación subjetiva del problema que me permitirá lograr conocimientos unilaterales. en este momento. de manejarlas. sin embargo. De dónde obtengo los elementos para la contestación o explicación: a) De la experiencia acumulada y de la formación recibida. el capitalismo me ha destruido el mundo totalizador. con mis conocimientos y desconocimientos y. que constituye el mundo del mito. al mismo tiempo que conforma su espacio familiar. esto es. pero que posteriormente serán incrementados y modificados a través de mayores indagaciones y confrontaciones que con él realice. sino también se debe a la forma unilateral de vivir. que a pesar de que explica una parcela de la realidad en profundidad. naturalmente 19 . Las conjeturas son explicaciones que intentan abarcar la extensión del concepto. A pesar de que a través de las versiones y conjeturas comienzo a encontrar las relaciones y determinaciones del objeto de estudio. en el traficar y en el manipular no es el mundo real aunque tenga la “consistencia” y la “validez” de este mundo. debo tomar en consideración que se trata de una explicación de carácter muy particular. los conceptos tienen extensión y profundidad. El mundo se me presenta como un mundo dado. b) De la teoría social que me explica en forma general la anatomía y fisiología de la sociedad. de la teoría epidemiológica que me explica cómo se da la interrelación de la corporeidad objetiva y subjetiva del sujeto social y de cómo se consume-produce el sujeto en el momento productivo y cómo se reproduce-consume en el momento de consumo. La práctica cotidiana de cada día crea el pensamiento común en el cual se captan tanto la cosa y su aspecto superficial como la técnica de tratamiento de ella como forma de su movimiento y de su existencia”.

por la simple razón de que únicamente permiten observar la parte superficial o aparencial del fenómeno como particularidad. por lo tanto. a buscar un referente empírico que fundamente mis explicaciones del por qué se comporta o funciona en tal o cual forma el objeto problema de estudio. esto es. d) Las versiones y conjeturas traducen. Mientras tanto las versiones y conjeturas son: a) Respuestas o explicaciones que no pasan de ser suposiciones que tienen tan solo una limitada probabilidad científica. una forma de ver el mundo y. además. f) Al dar posibles contestaciones sobre la problemática salud-enfermedad de las poblaciones. escojo solamente aquellas “caras” o facetas de la realidad sensorial que me interesan para la comprensión del objeto-problema de estudio. La dialéctica entre mi ser. La elaboración de las versiones y conjeturas me conduce. aquellos elementos conceptuales y metódicos que precisa . A través de las conjeturas y versiones priorizo las preguntas que hago a la realidad empírica. no tengo claramente concientizada. además. un interés o idea de cómo debe ser ese mundo en el que se mueve el objeto de estudio. adopto una teoría explicativa sobre la producción y distribución de la salud-enfermedad. hago una opción por una teoría y método de conocimiento. epidemiológica. valorizo ciertas relaciones y conexiones entre los procesos mórbidos o de salud y de éstos con posibles determinaciones o por qué de su aparición o desarrollo. epidemiológica. e) Cuando priorizo ciertas preguntas y escojo ciertas respuestas sobre los problemas que voy a tratar. es parte de mi teoría social y política que. Solamente a través de una aproximación teórica y política real lograré que mis versiones adquieran igualmente un carácter más real. c) Si las explicaciones provienen de mi formación anterior. La elaboración de las versiones y conjeturas abre. En otras palabras. de mi bagaje teórico adquirido. b) Están cargadas de una gran subjetividad. Es decir. Es decir. en una palabra. y otras teorías y métodos que me conducen al hallazgo de conocimientos e instrumentos para la transformación del mismo. que lo produzco diariamente en mi vida cotidiana. los cuales deben ser enriquecidos con las características particulares de las comunidades. representan conocimientos más bien de carácter general y. El camino del análisis del fenómeno en sus componentes es el único que existe en este momento de aproximación al mismo. para comprender el objeto de estudio. filosófica. consciente o inconscientemente. de mis ilusiones. pero esa opción debe ser clara y conscientemente escogida porque existen teorías y métodos que me llevan a encontrar los conocimientos necesarios para mantener el equilibrio del sistema. política y del conocimiento con las que voy a trabajar. entonces. subjetividad que traduce verdades parciales y errores parciales que por lo general no he concientizado. clínica. Esto es. me lleva a “desmenuzar” o analizar en componentes más reducidos el fenómeno que intento conocer. pero sin conexión con los procesos con que se relaciona. Para cumplir con esa función necesito de mi pensamiento. me obliga a reconocer el carácter unilateral y poco fundamentado de mis respuestas y la necesidad de definir claramente las teorías social. abstractos o unilaterales.20 Investigación en salud transformable y socialmente revolucionable. implícitamente estoy haciendo una opción por la forma en que voy a conocer el objeto. me obliga a buscar la totalidad a partir del objeto utilizando mi creatividad. Esto es. consecuentemente. Para comprender el mundo en el que vivo. así como demando hacia las teorías social. por lo general. de mis emociones. En otras palabras. clínica. pero necesito. debo al mismo tiempo comprender mi función y responsabilidad dentro de ese mundo humano-social que lo creo. de mi proyección humana integral. mi subjetividad y mi otro cuerpo (la objetividad o sociedad) ha sido rupturada por mi forma de vivir alienada en el capital. una inmensa puerta hacia un cuestionamiento teórico y metodológico.

Cuando los nuevos datos que surgen desde la empiria permiten confirmar mis supuestas explicaciones iniciales. sino como productos de los hombres. He cumplido un proceso analítico que me ha permitido dividir. éstas ganarán un estatuto más científico. al mismo tiempo que produzco el conocimiento necesario para la transformación del objeto e inicio la crítica de todo el conocimiento anterior sobre el mismo. no argumentado y presupositivo. son ellas las que me conducirán a encontrar la objetividad y la globalidad. transformándose en respuestas más fidedignas y ganando un carácter de hipótesis. ninguno de estos tres elementos se hipostasian. A través de 21 . Así. analizar el caos con el que inicialmente me encontré. en cambio. conforme habíamos señalado anteriormente. Tercera parte Delimitación real La sensopercepción del problema. deben ser contrastadas teóricamente. además. bajo el interés de comprender el abigarrado objeto que en los primeros momentos me parece un verdadero caos. por otro lado. La elaboración de las conjeturas y versiones nos posibilitó una apertura inductiva hacia la teoría y el retorno a la empiria: una apertura del pensar hacia la teoría. nos permitió únicamente descubrir las características superficiales y unilaterales del objeto. Mi creatividad. para descubrir las relaciones de ese objeto que parece mantener su independencia. La elaboración de las conjeturas y versiones asegura. el objeto y la teoría se mantienen con vida. Pero este “diálogo” teórico-empírico ocurre por mi pedido consciente. pero. deben ser contrastadas empíricamente con los datos disponibles tomados de la realidad empírica y. con el apoyo de la teoría general. las cosas se transformaron en procesos. van ganando coherencia. de pedazos de verdad y error sobre el objeto de estudio. Dicho en otras palabras. Tomé la abstracción trabajo. Todas las calidades son producto histórico y están allí porque existieron distintas circunstancias que las posibilitaron. He descompuesto el todo en partes. Las versiones y conjeturas permiten brindar respuestas posibles que. ya no se me presentan como objetos fijos. las versiones y conjeturas que en un inicio tienen un carácter parcelario. he aislado ciertas “cosas” y las he transformado en procesos. serán un reflejo más objetivo de la realidad y se relacionarán con otras parcelas explicativas para conformar. si se quiere. he establecido que las calidades se desenvuelven en cantidades y se movilizan en los espacios físicos y cambian con el tiempo. lo cual asegura la permanente conquista de mi libertad en el quehacer investigativo. el marco teórico particular que paulatinamente va explicando la dinámica del objeto. como se había dicho. permitiendo que la parte (objeto-problema) construya sus relaciones con la totalidad de la que es parte. una constante unión de la teoría con la empiria. hasta este momento disponemos de abstracciones o. Es necesario conocer que las versiones y conjeturas iniciales son subjetivas y unilaterales. la califiqué en sus tipos y la relacioné con el objeto de estudio. así como un avance de las versiones y conjeturas en su camino de llegar a ser hipótesis. La “cosa” educación la califiqué como un proceso de variante cantidad y calidad y la conecté con el objeto de estudio saludenfermedad en el espacio poblacional. a través del análisis de la coherencia que éstas adoptan dentro de la totalidad concreta que voy construyendo. productos que han sido engendrados en las relaciones que entre ellos mantienen y con la sociedad más amplia en donde se hallan ubicadas las poblaciones.La salud y la vida el curso de mi pensamiento en el intento de interpretar el movimiento del objeto. también. donde la teoría demanda datos a la empiria y la empiria demanda comprensión teórica de los datos que ella oferta. En resumen. He tomado distintas “cosas” que antes parecían mantener su independencia y las he relacionado con el objeto. y un retorno a la empiria para lograr más información para un nuevo ascenso a la teoría.

en que el mundo de las cosas se supedite al mundo de los hombres. su historicidad y sus relaciones. de igualdad. Por cuanto la salud-enfermedad es un proceso eminentemente social. La búsqueda de “andamios” es una búsqueda intencionada. todavía falta conexión entre las distintas abstracciones y. la única proyección científica de la politicidad humana es la creación de una utopía de humanidad. propongo implícitamente organizar en tal o cual forma mi “polis”. Ahora bien. para que tenga validez científica y política. El mundo humano-social es un mundo construido por el hombre. esto es. para que sea una totalidad real. En este caso. la sociedad en la que vivo y actúo. por otro lado. Puedo construir “andamios” que me lleven a encontrar soluciones a la problemática de las poblaciones que no toquen su estructura porque considero que éstas deben permanecer tal cual están organizadas. Cada acción que desarrolla el ser humano en el presente tiene una repercusión en el futuro. Por el contrario. su cultura no tiene importancia sino cuando apoya el desarrollo de la técnica productivista o impulsa la ideología represiva. el aporte de la teoría clínica es de igual importancia. en su largo trajinar. Mi pensamiento que intento sea científico es. Para cumplir con este cometido. primero. Una totalidad concreta contiene los “andamios” que me posibilitan conectar los distintos procesos que se relacionan con el objeto. debo dirigir mi mirada con el fin de adoptar la teoría científica general más avanzada que permita explicar el devenir de la vida humana. debo necesariamente optar por la teoría científico-social más desarrollada que apoye este empeño. significante y dinámica. debe buscar la transformación y avance del mundo humano-social. porque con el conocimiento que pretendo producir. porque en este momento el hombre no es considerado por el capital como hombre sino en función de su capacidad de producción de riqueza. la conformación de una politicidad real que promueva la forja de una forma productiva racional. ha descubierto leyes científicas que traducen regularidades. dirigida a dar respuestas con miras a cumplir un fin. Es obvio considerar que la teoría epidemiológica me permitirá comprender la relación entre lo social y lo biológico. En esta manera podré construir una teoría sobre el objeto que intenta formar par- . Entonces. significante. no tiene importancia su consumo sino en la medida en que permita incrementar la ganancia de los que detentan la propiedad de los medios productivos.22 Investigación en salud las versiones y conjeturas voy logrando reflejar aunque sea en pedazos el movimiento del objeto. La ciencia. pero que en este momento ya se presentan como un proceso unitario. para extraer de ella aquellos “andamios” que me posibilitan caminar desde el objeto problema de estudio hacia los procesos con los que se relaciona y viceversa. puedo afanosamente construir “andamios” que me obliguen a desentrañar la trama social para encontrar en su seno los determinantes de los problemas de salud. esto es. o leyes naturales y sociales que determinan el ordenamiento de los fenómenos. por lo tanto. Mi punto de vista define entonces el “andamiaje” que intento construir. Debo. profundamente político. en donde las fuerzas propiciadoras de la salud puedan ser dirigidas por el hombre. no sirve su creatividad sino su obediencia. no logro establecer la jerarquía que entre ellas existe. entidades que en el nivel fenoménico parecían ser tan independientes. En su accionar transforma la naturaleza y revoluciona la sociedad. también es una realidad biológica determinada por lo social. La totalidad que intento construir debe ser. Así como la salud-enfermedad es un proceso eminentemente social. En esa medida. ascender desde las abstracciones para conformar una totalidad concreta. un sueño que me he trazado. A pesar de este esfuerzo. debo creativamente (subjetividad) aunar las distintas abstracciones tomando como recurso la teoría científica constituida que mayor capacidad de explicación me ofrezca en mi compromiso de transformar el objeto. una utopía. por otro lado. la totalidad que intento dar forma y contenido. es decir una totalidad real.

En primer lugar. Debo. que aparezca como una teoría positiva normal: como fundamentación capitalista. A través del enfrentamiento con la teoría constituida se produciría una doble negación dialéctica. pero ésta gana contenido y forma en base a mi trabajo consciente que busca nuevos datos empíricos y explicaciones teóricas. En la actualidad mucha fuerza ha adquirido la teoría social fenomenológica. debo. la teoría aparece como guía para la manipulación práctica del material humano. así como la teoría constituida ganará nuevos componentes conceptuales particulares. al mismo tiempo que participo desde el plano particular en la lucha por la compresión y transformación general de la sociedad. producto de las versiones y conjeturas elaboradas. Es posible que se constituya en una contra-teoría crítica que busca explicar y conseguir la salud humana. ascender desde las abstracciones para conformar una totalidad concreta. La teoría particular sobre el objeto gana su politicidad en el momento mismo de su constitución. a enfrentarme con la teoría científica que mayor capacidad explicativa me ofrezca. En el momento en que reconozco que el método de conocimiento que he adoptado mantiene con vida al objeto empírico. El trabajo metodológico dinámico impide caer en el reduccionismo teórico o empírico que anteriormente ya expusimos. a la teoría y a mi creatividad. en el momento en que establezco conscientemente su significado. esencialmente ligada a los requerimientos teóricos y prácticos del capital y el investigador se presenta como un manipulador manipulado. es decir una totalidad real. etc. de ella extraeré los elementos conceptuales y metodológicos que apoyen mi compromiso de transformar el objeto. En el primer caso. descubrir las relaciones del objeto con el todo para transformarlo. al mismo tiempo que me realizo como investigador reconstruyendo en el quehacer científico la dialéctica entre mi individualidad y el mundo que me produce y yo produzco. todas las teorías me presentarán verdades parciales y errores parciales. Mis conocimientos se modificarán. La totalidad debe ser dinámica. Pero ese enfrentamiento debe ser siempre crítico. La dialéctica se propone en cada acción revolucionar la realidad objetiva al mismo tiempo que revoluciona la teoría sobre esa realidad. aunar las distintas abstracciones tomando como recurso la teoría científica constituida que mayor capacidad de explicación me ofrezca en mi compromiso de transformar el objeto. Habíamos dicho en párrafos anteriores que para lograr la conexión y jerarquización de las distintas abstracciones. Una de las teorías que han liderado en el campo epidemiológico ha sido la teoría estructural-funcionalista con sus distintas expresiones: multicausalismo. como técnica política calculadora. entonces. El empeño de construir la totalidad real me obliga. en donde la particularidad salud-enfermedad de las poblaciones genera la totalidad que permite su comprensión. teoría ecológica. En epidemiología existen varias teorías constituidas que pretenden explicar la producción y distribución de la saludenfermedad colectiva.La salud y la vida te de la teoría revolucionaria general. la teoría sobre el objeto me llevará a buscar los “andamios” para impulsar la transformación del mundo humano social. por lo tanto. o por el contrario. puedo así mismo afirmar que la totalidad que estoy construyendo es una totalidad dinámica. mis conocimientos con que genere las versiones y conjeturas serán superados y la propia teoría constituida con la que me enfrento ya no será igual que antes. creativamente. Dicho en otras palabras. En este sentido. En el segundo caso. producto de mi trabajo investigativo. la totalidad moldea y entrega contenido a la particularidad. A su vez. como apoyo para la reproducción autodestructiva del sujeto social. con su expresión particular en salud consistente en la “teoría de las estructuras mediadoras” 23 . pero algunas de ellas presentarán verdades relativas más contundentes que posibiliten tender “andamios” más seguros. significante y dinámica.

los momentos de relación generales más importantes entre la corporalidad orgánica (subjetiva) y la corporalidad inorgánica (objetiva) que apoyan la clasificación y ubicación de las abstracciones logradas en la etapa de formulación de versiones y conjeturas. La teoría de las “estructuras mediadoras” me impulsa a buscar los “espacios que permitan el fortalecimiento de la acción social concebida como la resultante de actos individuales significantes”. El estructural-funcionalismo me invita a buscar los “prerrequisitos funcionales que factibilizan el mantenimiento del equilibrio del sistema”. permitiendo en esta forma una primera conexión y jerarquización general de las mismas cuando estoy interesado en comprender la salud-enfermedad a nivel de las clases sociales. Breilh (ver Anexo 1) sintetiza partiendo de la categoría celular producción. sus posibilidades de salud y enfermedad”. sin lugar a dudas. En su planteamiento sobre perfil epidemiológico. he destruido una teoría epidemiológica sobre el objeto y he logrado también que las versiones y conjeturas adquieran el estatuto de hipótesis y. Lo social se subjetiva en lo biológico y lo biológico se objetiva en lo social. que responde a los requerimientos de transformar la situación de saludenfermedad de nuestros pueblos. modos explicativos. con los nuevos datos empíricos que constantemente voy demandando a la realidad sensorial. Cada una de estas teorías ha elaborado categorías. llega el momento en que el objeto de estudio aparece claramente delimitado. Un abordaje más amplio sobre esta problemática específica existe en las diversas publicaciones del Centro de Estudios y Asesoría en Salud (CEAS). jerarquías. es decir. Por cuanto la teoría epidemiológica científico social ha logrado configurar un marco interpretativo coherente. conceptos. Cada una de ellas tiene distintas categoría nucleares o celulares que facilitan el ascenso de mis abstracciones en su camino de encontrar sus relaciones y determinaciones y transformarse en conceptos. preguntas directrices diferentes que responden a los distintos intereses para los cuales llegaron a constituirse. He creado un concreto de pensamiento. Con el apoyo de las teorías social y clínica. como expresión biológica. Estas relaciones generales se amplían en el momento que intento interpretar la problemática a nivel más amplio (ver anexo 2).24 Investigación en salud y en forma reciente la teoría científico-social se ha hecho presente logrando un especial fortalecimiento en América Latina. en donde la salud enfermedad colectiva. a su vez. . es al mismo tiempo social. con la definición de mi proyección política. constituye un excelente apoyo para la construcción de aquellos “andamios” que requiero para mi trabajo ascencional. La teoría científico social se plantea como categoría nuclear comprender la forma en que los “hombres producen la vida humano-social y en esta forma producen también su subjetividad y su objetividad. relaciones entre conceptos. han surgido nuevas hipótesis a partir de la ampliación del horizonte de visibilidad que me brinda la teoría integral sobre el objeto que he elaborado (ver anexo # 3). tres momentos de producción (consumo-producción del sujeto social) y cuatro momentos de consumo (producción-consumo del sujeto social) que constituyen.

La salud y la vida Anexo 1 25 .

enfermedad y de las condiciones de reproducción social .26 Investigación en salud Anexo 2 Producción y distribución de la salud .

La salud y la vida Anexo 3 27 .

Artículo 2 .

la pregunta central sigue siendo la misma que el espíritu revolucionario del siglo XIX forjó y que hace referencia a la supervivencia de lo humano mismo. 29 . Lleguemos hasta aquí en cuanto a los beneficios que el investigador espera alcanzar. como expresa una leyenda escrita en una pared. con lo cual. parece que no nos cambiaron las preguntas. quiere construir un concreto de pensamiento. esto es. sino que éstas se presentan tan enrevesadas que difícilmente pueden ser comprendidas sin un gran esfuerzo. intenta reproducir en su mente el movimiento de la materia objeto de su preocupación. agosto 28 de 1990. 2 Pequeño Larousse Ilustrado. esto es la realidad y el poder. el investigador y. “teníamos algunas respuestas a la vida y nos cambiaron las preguntas”. sino que éstos deberán ser interpretados por parte del investigador. Mas. 1964. la terrenalidad de su pensamiento…” Tesis sobre Feuerbach A bordar el tema compromiso social del investigador en salud propuesto por los organizadores de este evento es un problema bastante complejo. sin embargo. “esta entidad histórica peculiar que está en trance de desaparecer una vez que todas las virtudes que desarrollamos a costa de cruentas mutilaciones se convierten. por fuera de su subjetividad. el mismo que debe representar la realidad concreta que se encuentra por fuera de su ser. En efecto. sin embargo tiene una realidad óptica. El discurso crítico de Marx. 1986. En otras palabras. 1 Echeverría.La salud y la vida Compromiso social de la investigación en salud* “En la praxis debe el hombre demostrar la verdad. México: Ediciones Era. la realidad a la cual se intenta comprender. por un lado. esta reflexión nos da piso para pasar a interpretar los posibles beneficios que la realidad u objeto de estudio pretende lograr. ¿Por dónde comenzar? Parece que lo mejor que podemos hacer es comenzar estableciendo los beneficios que las partes esperan: el investigador trata de apoderarse de la realidad a través del pensamiento. por la misma. por otro. creo que todavía no hemos agotado todos. en vicios nocivos para nosotros mismos y para la naturaleza”.2 Es conveniente. Buenos Aires: Editorial Larousse. el * Ponencia presentada en la Universidad de Antioquia. que establezcamos las características de este compromiso en el que aparecen como litigantes. un ser que se transforma y se mueve regido por leyes.1 Consultando el diccionario. sobre todo en el momento en que vivimos. Entonces. en el que. dicho con otras palabras un poco difíciles. establecer los beneficios esperados. una a una. Nos encontramos. el término compromiso entraña: “una palabra dada… una obligación contraída… un convenio entre dos litigantes. se intenta traducir el profundo desconcierto que actualmente acompaña nuestro deambular. interpreto. (Martes del Paraninfo). en primer lugar. con que esa realidad objeto de estudio no puede. ése tiene otra obligación más en el proceso de investigación. A pesar de que el objeto no puede hablar. Bolívar. entonces. en el cual tanto el uno como el otro esperan un beneficio”. no puede establecer sus propios beneficios. Medellín.

y el hombre hacedor de la historia también ha sido y continuará siendo naturaleza. El propósito o para qué del investigador se presenta. Ya no es posible eximirnos de continuar en el empeño transformador. no son únicamente transformables. sino también revolucionables.30 Investigación en salud beneficio que espera la realidad de este convenio no puede ser otro que continuar su transformación de acuerdo con las leyes que la rigen. México: Siglo XXI. Es imposible hacer un planteamiento distinto a pesar de nuestra constante agresión a la naturaleza. mediante la intervención del hombre. porque éste es también producto del accionar humano: con el aparecimiento del hombre. como determinado por lo externo. concientemente activo. la responsabilidad del investigador aparece estructuralmente determinada como una obligación de buscar la transformación del objeto problema de estudio.3 y la naturaleza es producida o transformada por el hombre en dicho enfrentamiento. p. que se le enfrenta como potencia natural”. En esta forma. Ante este requerimiento. 1976. es el producto de su accionar histórico. la historia de la naturaleza cambió. en primer término. éste debe asumir el compromiso u obligación de apuntalar la transformación de la realidad. En una primera instancia. Esta reflexión nos coloca en la posibilidad de comprender: que el propósito o para qué. es conveniente que discutamos un poco más sobre el término transformación. aún con un objeto natural. Si esto ocurre con la naturaleza como objeto de investigación. que el compromiso que adquiere el investigador. El propósito o para qué del investigador se halla parcialmente explicado. creo que a través de la ciencia es posible ratificar esta característica de constante cambio o evolución de la naturaleza. de inicio. existe mayor razón para sustentar similar comportamiento con los procesos sociales-institucionales. El concepto de naturaleza en Marx. definido desde el objeto natural externo en sí interno. realmente. la naturaleza también ha sido y continuará siendo social. ¿por qué no puede ser la no transformación el término o categoría fundamental que le corresponde a la realidad? Bueno. Desde el momento en que el ser humano se hizo presente en la tierra. porque fue colocado como un presupuesto necesario para la discusión sobre los beneficios que espera la realidad como producto de este convenio. En otras palabras. “la historia natural y la historia humana pasaron a construir una unidad en la diversidad. para hacer algo con ese conocimiento a ser producido. Con ello no se resuelve la historia humana en la pura historia natural ni la historia natural en la historia humana… la naturaleza se vuelve dialéctica porque produce al hombre como sujeto mutable. Pero este objeto que en el momento actual aparece como externo no tiene. porque la rueda de la historia ha cambiado mucho y la coyuntura nos lleva a pensar en la urgencia de com- A partir de lo expuesto. debiéndose aclarar que al ser estos últimos productos eminentemente humanos. es posible afirmar que debido al carácter transformador y revolucionador histórico del accionar humano sobre la naturaleza 3 Schmidt. es un compromiso con su ser objetivo universal. la misma que no tiene la posibilidad concreta de hablar o establecer los supuestos beneficios de este convenio. a pesar de nuestra incapacidad de establecer un adecuado metabolismo naturalsocial. en la medida en que. así como de su transformación.46. es parte del propio investigador. dicha calidad. A. prometernos con mayor empeño en la empresa de transformación humana de todo lo que nos rodea. por el objeto. . mientras que la realidad directamente establece su para qué o propósito como un requerimiento de continuar transformándose. es posible aseverar que. como se indicó anteriormente. este convenio aparece como un litigio en el cual el investigador intenta apropiarse de la realidad a través del pensamiento.

4 Es imposible utilizar encuadres de tipo empirista o 4 Un tratamiento más profundo sobre este punto se hace en algunos trabajos del CEAS: Breilh. de algo así como una pintura que anuncie un amanecer. Entonces. medicina y política. esto es. en nuestra odisea por la vida y por el hecho de vivir. J. Epidemiología: economía. tienen un sentido impuesto por el hombre que a veces es el sinsentido total y la negación de nuestra propia calidad humana… pero. Dialéctica de la investigación científica. Así como es esencial que el investigador se comprometa con la necesidad de comprender las leyes de los procesos objetos de estudio para activar su transformación. los beneficios esperados por la realidad u objeto de estudio con el que se enfrenta el investigador en un momento dado. Campaña. J. y desde su compromiso de forjar un significado o sentido práctico en el futuro. 31 . constituye un aporte muy importante para la comprensión del método dialéctico en la investigación médico-social. como un contrasentido utópico de humanidad. Además. una profunda redefinición epistemológica. Argentina: Helgero Editores. Granda. el investigador asume la obligación de encontrar los caminos adecuados para la transformación del objeto. tiene la posibilidad de proponer que el objeto integre un plan de mayor negación de la humanidad y de apoyo a la barbarie o irracionalidad capitalista. Surge. consciente o inconcientemente. Breilh. porque una propuesta basada en el intento por comprender las leyes de los procesos con miras a buscar la transformación de la realidad. una nueva responsabilidad del investigador. La construcción de la imagen del objeto. En este sentido. y Granda. el beneficio o conocimiento que el investigador intenta obtener de este convenio no puede basarse en su proyección utilitaria. entraña. todos los posibles objetos de investigación son nuestros. Queramos o no. dentro de la praxis humano-social. porque ésta es la única manera de asegurar una cabal comprensión de su movimiento. CEAS. puesto que los objetos y sujetos se constituyen dentro de la actividad real. Y si es que hablo de futuro. o. no puede basarse en los objetivos que establezca desde un ámbito eminentemente singular. relacionada con el proceso mismo de investigación. para mañana. el trabajo de Juan Samaja. Granda. sino por la factibilidad de proponer. Método epidemiológico: conocimiento y política. por otro lado. consciente. La construcción del objeto personalidad. al mismo tiempo. La construcción del pensamiento en medicina social. deliberada e integral frente al objeto. pero ese proceso de apropiación debe responder a un para qué. con el objeto de investigación. en esta forma. Módulo de docencia en investigación. por el contrario. CEAS. 1987. fundamental que se comprometa con una forma de aproximación activa. la forja. es. son necesariamente de su responsabilidad. constituyen nuestro compromiso. E. hemos dejado nuestra impronta humanizadora o de barbarie por doquier. sino desde su particularidad determinada socialmente. J. tienen nuestro sello. entonces el compromiso del investigador relacionado con la transformación del objeto no solamente está determinado por su accionar histórico anterior. Breilh. porque son nuestro pasado y porque tienen necesariamente que ser nuestro futuro como sueño de una historia alternativa. al mismo tiempo que desarrolla su propia potencialidad humana e investigativa. El compromiso del investigador surge entonces como una decisión por apropiarse del objeto a través del pensamiento. desde el yo y sus circunstancias actuales y heredadas. Investigación de la salud en la sociedad.La salud y la vida y la sociedad. la actividad teórica no es más que un momento constitutivo de la praxis social material. no únicamente por la imposibilidad de que éste hable o proponga sus propias pautas. E. Breilh. sino porque históricamente el hombre ya ha venido diseñando los senderos por los que deben caminar la naturaleza y la sociedad. A. Reproducción social y salud: construcción del pensamiento y debate. Epidemiología entre fueros. crítica. E. dicho en otra forma. J.

cit. como dice Echeverría: “… la inconsecuencia del discurso idealista-racionalista consiste en que (…) reduce la noción de objetividad a la que un proceso emanado del acto en que el sujeto pone al objeto”. 7 El deber ser no se establece desde la subjetividad del sujeto investigador sino desde la propia praxis “en tanto objetivación del hombre y dominio de la naturaleza como realización de la libertad humana”. el reto de adoptar un discurso estructuralmente crítico. No reconoce que aun las características más superficiales del objeto no son registradas en igual forma por todos los investigadores. de su historia. Es decir.5 único camino para superar las limitaciones del empirismo y aquellas inherentes a la aproximación formalista o racionalista. El empirismo deja entonces de lado el carácter activo del conocimiento científico. K. 1976. Dialéctica de la naturaleza. El empirismo y todas las corrientes derivadas. México: Grijalbo. el investigador tiene la obligación de adoptar una forma de aproximación dialéctica. encontrando sus relaciones.32 Investigación en salud formalista para cumplir con este objetivo.7 al mismo tiempo. a través del pensamiento basado en una sólida teoría científica que reflexiona sobre aquellas características del objeto. además. reconocen la supremacía del objeto. la teoría sobre el objeto es confirmada como verdadera en la medida en que se transforme en fuerza o poder que permite criticar y negar o transformar al objeto para que éste llegue a ser distinto. al mismo tiempo. enriquecido por la teoría. que. 1979. entre ellas la fenomenología. de sus relaciones con el resto de procesos que lo producen y atraviesan. y que rompe con la pseudoindependencia de las cosas. Kosik. sino que la sensopercepción de las mismas depende de la praxis del investigador. busca un sentido. pues representa apenas un detalle en el conjunto de las transformaciones y creaciones ocurridas en la evolución de la realidad…”. de acuerdo con finalidades preestablecidas. en cambio. esto es. 6 Echeverría. de su punto de vista. “La posibilidad de conocer supone la de actuar conscientemente. que el investigador produce activamente la sensopercepción del objeto y la produce en un mundo donde el investigador y el objeto son. desconoce que aquellas relaciones y determinaciones no son sensorializables. entregando unilateralmente al sujeto-investigador la capacidad de construir autónomamente el conocimiento. permitiendo 5 Vieira Pinto. Ciencia e Existencia. A. porque “la generación de la razón humana obedece a un curso dialéctico. El investigador tiene entonces el compromiso de reconocer que debe comenzar por observar las características más superficiales de la parte para luego buscar creativamente (activamente) las relaciones con el resto de procesos que la rodean. En otras palabras. sino que únicamente pueden ser comprendidas a través de los ojos de la razón. p. implícitamente acepta. de allí que la teoría sobre el objeto debe ser necesariamente criticada y sustituida por la teoría sobre lo que debe ser el objeto. esconde la explicación de su existencia. São Paulo: Paz e Terra. de su conciencia de lo que quiere ver y para qué quiere ver en un mundo práctico-social que determina sus intereses y forma de ver. privilegia el papel del pensamiento y de la teoría. una parte de la totalidad relacional de procesos determinados socialmente. éstos tan solo nos permiten llegar a la comprensión parcial del problema. al que fetichizan atribuyéndole la capacidad de que hable o dictamine por sí solo su verdad. 26. de su génesis..6 Si el investigador acepta el compromiso de conocer para transformar. que descifra su significado. y debe reconocer que aquellas relaciones y determinaciones las encuentra a través de un esfuerzo de interpretación basada en el pensamiento que. en el cual la verdad o positividad del conocimiento sobre la realidad radica en el poder de transformación práctica que tiene ese conocimiento producido. El empirismo no reconoce que el objeto únicamente muestra sus características más superficiales mientras esconde su esencia. pues no existe otra forma de adquirir nuevos conocimien- . B. El discurso… Op.

luego. Le nouvel espirit scientifique. una actividad técnica mediante la cual el sujeto-investigador elabora críticamente sus preguntas. y. a su vez. es primero política. “… el vector epistemológico se mueve de lo racional a lo real y de ninguna manera a la inversa. 8 Bachelard.. es un racional producto del análisis de la praxis social que “… funda toda relación sujeto-objeto. por lo tanto. la única forma de transformar el tos. no es lo racional el punto de partida para la investigación. al mismo tiempo. porque ésta es. 28. sino que es un racional activamente generado. El discurso… Op. y transforma críticamente al conocimiento en sí en conocimiento para sí. como lucha por la supervivencia de lo humano mismo y como parte de esa lucha debe ser ubicado el significado del objeto de estudio. Ciencia y… Op. sino que es la praxis social interpretada como concreto de pensamiento que se mueve desde el presente: lo que es. 33 . cual es la investigación científica. p. los resultados provechosos esperados”. en la necesidad de movilizar prácticamente los instrumentos y recursos necesarios para activar la producción de la vida humana. en idea. Luego. con miras a la supervivencia de lo humano mismo. En esa medida. el proceso de investigación es.La salud y la vida en esta forma la génesis de un nuevo objeto que requiere una nueva teoría. es un concreto de pensamiento de lo que puede ser el mundo humano social construido racionalmente por el hombre. en la necesidad de descubrir la forma en que las distintas fuerzas sociales y naturales existentes posibilitan la forja de un mundo humano social. (porque) es ella misma proceso de constitución de sentido en lo real”. El oficio de sociólogo.9 En esa medida.. A. existente desde siempre y que se halla depositado en la lógica formal. hacia el futuro: lo que debería ser. 220-221.8 A partir de lo que venimos sustentando. etc. La investigación es. analiza los resultados. 9 Echeverría. la adquisición de éstos y principalmente su modalidad más perfecta. El compromiso del investigador surge. se transforman en guía para dicho hacer. Vieira Pinto. G. p. Mencionado por Bourdieu. Según Bachelard. B. de la realidad a lo general. sino que ese hacer comprometido guía la búsqueda de conocimientos que. interpretada como propuesta adelantada en el tiempo sobre la organización de la sociedad. observa determinadas características. propuesta que integra en su interior al objeto problema como parte relacional de un todo. entonces. comandado por una clara idea de cómo debe ser en el futuro ese objeto-problema que intenta transformar. Este planteamiento nos lleva a considerar que la problemática del conocimiento no gira alrededor de una supuesta verdad que existe como una atracción a la que se llega solamente a través del adecuado pensar y del uso de técnicas simples o sofisticadas. es fundamental indicar que ese racional de Bachelard no es un ente abstracto. Del encargo o responsabilidad más importante del investigador constituye. como sostenían todos los filósofos desde Aristóteles hasta Bacon”. además. La investigación es conocimiento y política. cit. es conocimiento de los elementos necesarios para el cumplimiento de dicho propósito. ni tampoco es el objeto empírico el que “habla por su propia boca”. P. El momento del conocer no se halla separado del momento del hacer. mide las variaciones. práctica transformadora. registro. luchar por la transformación de la realidad. 1978 (segunda edición). escoge sus instrumentos. comprensión y transformación del ser a partir de lo que debe ser. cit. y aún más. en la necesidad de detener el desarrollo de aquellos factores y elementos que impiden su avance. está obligatoriamente fundida a una finalidad que es la prefiguración. al mismo tiempo. México: Siglo veintiuno. bajo el planteamiento que hemos venido desarrollando. Es decir. sino que la problemática central del conocimiento radica en la verdad de la construcción de lo humano mismo. y col.

sino desde el requerimiento de transformarlo. le hace partícipe en la construcción de la ciencia dominante y le ofrece un puesto en el cenáculo que legaliza el conocimiento producido. la socialización. significa. su propia superación. individualmente. 1973. su propia transformación. p. Tesis “ad Feuerbach”. porque había otros que no analizamos y que ahora estamos preparados para abordar. en el método y en las técnicas. p. quien “concretiza en su persona una unidad de contrarios: por el trabajo práctico que realiza es el descubridor de nuevos hechos y por el trabajo teórico que elabora es un creador de nuevas síntesis explicativas de dominios cada vez más amplios de la realidad”.12 pero además participa en la construcción del mundo humano social. habíamos indicado que se trataba.11 El trabajo científico posiblemente es uno de los que mayores potencialidades tiene para la forja de la esencialidad del investigador. menos ‘comprometido’. Op. 12 Vieira Pinto.34 Investigación en salud método. . pero al desarrollarse el quehacer científico como trabajo alienado y al hallarse atravesado por la ideología dominante que toma vida y ejerce un peso determinante en la propia teoría científica. 11 Markus. guiados por lo que decimos en el párrafo anterior: que la lucha por la transformación de la realidad constituye la única forma de asegurar la propia transformación del investigador. la apropiación del objeto de estudio por medio del pensamiento no constituye un simple ejercicio intelectual y no puede darse desde el empeño filosófico de interpretarlo. la universalidad y la libertad. Marxismo y antropología. pero el compromiso del investigador no es ni tecnicista ni racionalista. Además. 1979. de uno de los beneficios. La investigación dependiente propone al investigador un compromiso tecnicista. la conciencia. En esta forma es posible lograr lo que Vieira Pinto interpreta sería la figura perfecta del hombre de ciencia.13 10 Marx. De lo que se trata en este momento. Barcelona: Grijalbo. En contextos más desarrollados le propone un compromiso racionalista. participa en la reconstrucción de su gregariedad perdida. tan solo. “… ser cientista hoy en día. cit. G. mas representa la necesidad inherente al proceso que a todos envuelve”. el investigador cumple con un trabajo en el cual su esfuerzo se plasma en la construcción de ideas y acciones humanizantes. en esta forma. Partimos del planteamiento de que todo hombre debe luchar por la conservación y desarrollo de su esencia humana. cuyos valores fundamentales están representados por el trabajo como objetivación. En efecto. Río de Janeiro: Paz e Terra.10 aspecto que ya ha sido abordado anteriormente. Solamente cuando esto ocurre. 13 Vieira Pinto. en verdad. así como el logro de su conciencia y la participación en la construcción de su sociedad. 1974. aun en el sector de conocimientos aparentemente más humilde y oscuro. termina transformándose en una actividad profundamente enajenante que destruye las posibilidades de obrar en el avance humanizante del propio investigador. en el trabajo investigativo. 317. Al principio dijimos que el investigador esperaba ciertos beneficios de este convenio con la realidad y habíamos indicado que uno de los beneficios era el apoderarse del objeto a través del pensamiento y reproducir su movimiento. A. K. Ciencia y Existencia. Buenos Aires: Editorial Ciencias del Hombre. la teoría existente como ciencia y su propio ser. participar en una lucha histórica que no depende de una persona. en un repetidor de lo dicho y en un validador de lo ya elaborado. es de discutir sobre el compromiso que tiene el investigador en defender. las que al mismo tiempo viabilizan el ejercicio de su libertad interpretada como la interiorización y lucha por la efectivización de las leyes objetivas y subjetivas. 75. sino que es un compromiso con la transformación de la realidad. lo obliga a respetar la sacrosanta verdad de las recetas que describen procedimientos elaborados en las cúpulas del saber transaccional transformándolo.

para la transformación de nuestro ser biológico-social. porque el imperialismo nos lo impide. Pero los organizadores de este evento nos han encomendado que analicemos el compromiso social de la investigación en salud. aún más. que adecuemos nuestro pensamiento a la realidad actual. El sujeto investigador tiene. en lo comunitario. el que debe interpretar y operacionalizar tanto los beneficios que espera el objeto. Nos piden que llevemos a cabo una reflexión particular en este campo. pero sobre todo comprendimos que sin un adecuado metabolismo entre el individuo y la naturaleza. cuando fuimos shamanes. que lo construyamos en una infinita soledad. por lo tanto. Allí aprendimos que la salud y la enfermedad eran producto de las condiciones de vida de la tribu. con lo humano. nos llena de terror. de cuidar la vida. no son cosas que existen al margen de nosotros sino que son parte nuestra. desde nuestro origen como shamanes hemos tenido ese encargo de medicar. sobre todo. que el exceso de trabajo producía enfermedad y que la falta de alimento también. no podía producirse salud y vida. En esta medida. sin que podamos encontrarnos como hermanos dentro de nuestro propio país. un compromiso social con la realidad que parece que lo rodea pero que en realidad lo produce a él mismo como ser humano. que no es conveniente pensar en que debemos intentar ser propietarios de nuestros países. porque son cosas que en algún momento se cargaron de nuestra fuerza de trabajo. de nuestra cultura. nos obligan a olvidarlo. porque lo que nos rodea y parece encontrarse por fuera de nosotros. un solo para qué que se sintetiza en el término transformación humanizante de todo lo que nos rodea. cuando miramos las cosas que nos rodean. un compromiso vital. 35 . es nuestro segundo cuerpo. en el logro de nuestro carácter gregario fundamental. en otras palabras. que construyamos nuestro destino sin ser dueños de nuestro propio futuro y. La investigación en salud no escapa a este compromiso general que hemos analizado anteriormente. que con la tecnología lo superaremos todo. Anteriormente. Que construyamos nuestra salud y vida sin ser dueños de nuestra propia vida. Hemos comprendido que los beneficios esperados por el objeto se identifican con los del sujeto-investigador. Hemos encontrado que la investigación científica genera un profundo compromiso entre el objeto de estudio y el sujeto-investigador. hemos hallado que existe un solo propósito. si es que lo recordamos. Que el sujetoinvestigador es. es parte de nosotros mismos. sin que podamos encontrarnos como hermanos latinoamericanos. de preocuparnos por el hombre. Aquello que aprendimos hace tanto tiempo parece que lo hemos olvidado y. nos enferma. la comunidad nos instruyó que debíamos estudiar su ser biológico-individual y su esencia social. todos los demás son derivados o complementarios. Que solo podía forjarse la vida cuando el hombre se apropiaba de la naturaleza y comunitariamente la transformaba. nos piden que seamos modernos. y en ese momento esas cosas se subjetivaron y pasaron a ser parte de nosotros. se potencia inmensamente. entre el individuo y la comunidad. de nuestra historia y por tanto de nuestro ser. se nos encomendó cuidar al ser humano en forma integral. por nuestra corporeidad orgánica o subjetiva. porque desde siempre. en última instancia. porque la barbarie de este modo de producción capitalista dependiente nos aleja. Que en este momento no hay necesidad de pensar en aquellos aspectos esenciales. que la posibilidad de vida estaba precedida por la propiedad y por la pertenencia a la comunidad. Nuestra corporeidad inorgánica transformada por nosotros mismos.La salud y la vida Hemos analizado el término compromiso. Aquel es el compromiso fundamental del investigador. de nuestra tierra. se cargaron de humanidad y se transformaron en elementos útiles para la constitución de nuestra subjetividad. es nuestra corporeidad objetiva. que no hay necesidad de pensar en lo humano. totalmente independiente de nuestro ser. nos impide acumular fuerza para conquistar la salud y la vida. como aquellos a que aspira él como investigador. nos separa. porque estamos directamente en contacto con la vida. un compromiso humano.

en primer término. sobre todo latinoamericanos. . es importante tener una imagen o un concreto de pensamiento adelantado en el tiempo de lo que debería ser la salud en condiciones en que el hombre tenga un dominio más humano de la sociedad. en la búsqueda de sentido a través del trabajo mancomunado con las fuerzas democráticas. debemos profundizar en el conocimiento de procesos particulares relacionados con el área del trabajo femenino. J. comandado por nosotros mismos. y los trabajos de Breilh. Los avances en el campo teórico de la epidemiología brindados por Cristina Laurel y el grupo de Xochimilco. en no ver las cosas malas como menos malas ante la posibilidad de la existencia de lo peor. Pero. constituyen una muestra importante de un nuevo esfuerzo por lograr una interpretación más profunda de lo social y lo biológico. brindan elementos de base para profundizar el trabajo teórico tendiente a logar una pintura más clara de un deber ser en salud que sirva de guía para nuestra investigación. y de la propia biología y la salud. un nuevo esfuerzo teórico tanto de los investigadores del área biológico-individual. nuestra cultura y. estamos comprometidos a ampliar aquellos esfuerzos que se han cumplido en los último veinte años. podremos cumplir con aquel aspecto del que hablamos anteriormente. así como transformar nuestra propia calidad óptica de investigadores. del trabajo no fabril relacionados con la salud. entonces. C. a ser movilizada para el control de las acciones y servicios de salud. Para encontrar un sentido a lo que hacemos. b) negamos dialécticamente nuestro conocimiento ideológico inicial para 14 Los aportes de Laurel. los propuestos por Jaime Breilh y el grupo del CEAS. especialmente Reproducción social y salud: construcción del pensamiento y debate. y Noriega. aspecto que requiere. de la organización política y la salud. y el grupo de Salud-Colombia. Si nuestro compromiso como investigadores es lograr la transformación de las condiciones de salud de la población. esto es.14 Es decir. los trabajos contenidos en el documento Desarrollo de la medicina social en América Latina. ¿qué es lo que tenemos? Tenemos la fuerza popular a ser concientizada. para integrar los hallazgos y facilitar el avance en la investigación en salud. descubrimos nuevos caminos metodológicos y rectificamos elementos técnicos o creamos nuevos y. y al mismo tiempo tenemos un horizonte más amplio de visibilidad sobre lo que debería ser nuestra salud y nuestra vida. Además. debemos darnos la vuelta hacia la historia y reconocer lo que fuimos. en este momento. los caminos posibles por donde deambular. sino en reconocer que en este momento de barbarie es cuando más claramente podemos registrar la irracionalidad de la sociedad en que vivimos y la falta de sentido de este mundo forjado por el poder imperante. constituyen una excelente revisión del estado del arte de la medicina social. Considero que. al mismo tiempo. por Ana María Tambelini y el grupo de la Escuela de Salud Pública de Río de Janeiro.. El compromiso del investigador en salud radica. y por innumerables investigadores. por el pueblo y por los que estamos junto a él. M.36 Investigación en salud El compromiso del investigador en salud radica. si nos apropiamos críticamente de la teoría en salud elaborada por la medicina social latinoamericana y de los nuevos avances ocurridos en otros campos. del espacio y la salud. en simbiosis con lo que tenemos que establecer. en el campo teórico. en su libro Salud en la fábrica. porque al abordar críticamente la teoría estamos en capacidad de producir una doble negación dialéctica: a) negamos la teoría constituida. por Vasco Uribe y Franco Agudelo. debemos profundizar el análisis de la problemática del consumo y de la salud. que próximamente publicará ALAMES-OPS. ya sea porque la rectificamos o porque llenamos su esqueleto general de carne o contenido particular. cuanto de los que trabajan en el campo de la salud colectiva. con la necesidad de transformar la teoría y el método. para la consolidación de un proyecto humanizante en salud. rescatar nuestros valores. del trabajo infantil.

cit. que en lugar de dar respuesta a las necesidades populares. campesinos. Juan César García17 es uno de los iniciadores y posteriormente avanza la producción latinoamericana en este campo con mucha fuerza. proponga y lleve a cabo una nueva alternativa de organización de los servicios que rompa con el actual encuadre ineficiente e ineficaz. por lo general. donde la propia racionalización de los servicios de salud existentes constituye parte de ella. posibilidad de ejercicio político y. es fundamental que la población interprete que salud es: vivienda y alimentación adecuadas. racionalización considerada como una opción de que el pueblo y los trabajadores de salud participen en la constitución de un servicio de salud más humano. en este momento de crisis. 1990.La salud y la vida pasar a ser conocedores más profundos de esa realidad que intentamos transformar. en este momento. y luego. de búsqueda de autarquía por parte de la población. actitudes y prácticas en salud (CAP) que fueron desarrolladas anteriormente. 1980. República Dominicana: SESPAS. 18 ALAMES. cuidado de la naturaleza. que salud es activa lucha por la salud y por la vida. debemos analizar cómo la conciencia y movimiento en salud se articulan con el resto de aspectos que constituyen la lucha social más amplia. J. educación liberadora.. primero. Caracas: CENDES. J. se planificaron para dar respuestas unilaterales a requerimientos estatales o transnacionales. 37 . es de comprender cómo las necesidades en salud pueden dar campo al surgimiento de un planteamiento reivindicativo. 17 García. Es imposible concebir que podamos alcanzar grandes avances en el campo de la salud si es que no conseguimos que la colectividad. OPS. 1990. 16 CEAS. pobladores de los barrios populares.16 Se crea. Deterioro de la vida en el Decenio perdido: El desconcierto de la salud en América Latina. alrededor de la salud y la vida. Los avances de la epidemiología crítica nos dan los elementos para conformar el concreto de pensamiento futuro de la salud de nuestros pueblos y además nos permiten conocer con mayor veracidad las determinaciones y relaciones de la situación actual de salud de nuestras poblaciones. cambiar su interpretación ideologizada sobre el proceso salud-enfermedad: se requiere que el obrero comprenda que solamente a través de su control consciente del proceso de trabajo será posible disminuir los riesgos y enfermedades ocupacionales. De lo que se trata. es decir. ya que pasamos de conocedores parcelarios de la realidad a militantes por su cambio. solidaridad humana. Además. da respuesta a los requerimientos de aquellos que controlan el poder hegemónico. Medicina y estructura social. Op. sino que también requerimos del conocimiento de los medios que apoyen los cambios requeridos. Quito: CEAS. Necesitamos enriquecer con la ciencia sus reivindicaciones en este campo. Importantes avances ha hecho la medicina social en su intento por comprender la práctica oficial en salud. sobre todo. Las investigaciones sobre conocimientos. Elementos para una política de salud. a través de investigaciones que se llevan a cabo en diferentes países de América Latina. apuntalar científicamente las luchas de los obreros. al mismo tiempo. Pero no solamente es necesario indagar sobre las condiciones de salud. comunicación social reproductora de la cultura. organizaciones de mujeres. con el apoyo de los profesionales técnicos y trabajadores de la salud.18 en ellas se analizan las relaciones existentes entre el Estado y los servicios de salud y sobre 15 Un excelente análisis del deterioro de la salud en el último decenio lo hace Breilh. Es fundamental que la propia población asuma conscientemente el compromiso de su salud. así. de cómo constituye sus hábitos y comportamientos. Ponencia para el Seminario sobre Ciencia y Tecnología de la Salud. transformándonos nosotros mismos. una problemática que no conocemos en profundidad. etc. todavía no se ha avanzado suficientemente en el conocimiento de cómo la población forja su saber en salud.15 buscando.

Es. rompiendo las amarras positivistas y fenomenológicas. Los nuevos conocimientos sobre la educación escolarizada generados en el seno de la medicina social latinoamericana19 deben ser acicate importante para una reorganización de esfuerzos tendientes a profundizar nuestro conocimiento en este campo y para dinamizar la reforma educativa. sin embargo. Existe. ni es tampoco la adaptación ‘tercermundista’ de modalidades simplificadas y hasta ‘folclóricas’ del saber y la práctica forjados en los centros imperiales —una especie de ciencia de segunda para pueblos subordinados—. además. con estos elementos y con los nuevos que surjan de nuestro trabajo. Ahora. parecen haber caído en un paréntesis tecnicista y de falta de creatividad. porque como dice Breilh: “Lo que marca la diferencia sustancial del movimiento en medicina social latinoame- ricana respecto a las escuelas convencionales no es. El Movimiento de Reforma Sanitaria Brasileño constituye una excelente experiencia que nos está brindando elementos para el debate y organización de acciones en este ámbito. 20 Ibídem. la fenomenología opone seriamente todo el esfuerzo desarrollado por el pensamiento de la medicina social. técnicas y líneas programáticas de la vieja salud pública. tendremos que constituir los planteamientos sobre una propuesta alternativa en el campo de la salud. 1990. p. significa el crecimiento y profundización especializada de una revolución filosófica que hasta años recientes se había mantenido lejos o en la periferia de los campos técnicos (…) arranca de la construcción objetiva de la realidad y de un nuevo tipo de vínculos con el pueblo”. Las universidades que a finales de la década de los sesenta y a inicios de la década de los setenta jugaron un papel tan importante en la elaboración teórico-metodológica comprometida en la difusión de conocimientos progresistas.20 Si bien el nuevo pensamiento en salud forjado por la medicina social surge emancipadoramente. muy en boga en esta época de las ‘revoluciones conservadoras’. por tanto. Para esa corriente. represiva y poco relacionada con la realidad. 34. no se necesita comprender los determinantes y relaciones de la educación escolar porque ésta es abstracta. esta vertiente innovadora surge alrededor de la adopción de un pensamiento emancipador que ha roto las amarras conceptuales y político-ideológicas de la salud pública positivista y fenomenológica de Norteamérica y Europa. en su lugar debe introducirse la educación desescolarizada. cuando logremos ser dueños de nuestro presente y nuestro futuro. en toda América Latina. más que nunca. los investigadores en salud tenemos el deber y el derecho a defender y profundizar el avance científico logrado. La construcción del pensamiento en Medicina Social. Por el contrario. “no se requiere conocer los determinantes de la práctica médica oficial porque ésta es iatrogénica. lo cual lleva a la conclusión 19 CEAS. Quito: CEAS. otro compromiso por parte de la investigación en salud. en el apoyo a los movimientos democratizantes y en la multiplicación de personal con una mentalidad amplia y científica. una expresión particular de la lucha por la autarquía. . como algunos lo comprenden. el buen uso o utilización progresista de los mismos conceptos. en lo que hace referencia a las innovaciones necesarias en el campo de la docencia y formación de recursos humanos.38 Investigación en salud todo se profundiza el conocimiento sobre las políticas sociales y de salud. en los actuales momentos. mientras que el sistema de salud cubano y sobre todo su programa revolucionario del Médico de la Familia aparecen como lo que podríamos los pueblos latinoamericanos alcanzar.

No es conveniente conocer el intrincado mundo de la ciencia y sus relaciones porque no existen leyes de lo social. la mente clara y las ideas claras”. tan solo hay que fortalecer las estructuras mediadoras representadas por la familia. desde el plano particular. sin lugar a dudas. la etnia. Discursos. y ocupar su lugar. al mismo tiempo que descubre las bases de su propia transformación”. criticar y ubicar a la lógica formal dentro del método. incluye a los investigadores. de un plumazo. p. 28 22 Castro. La Habana. pero al mismo tiempo. en lucha contra el saber dominante positivo o normal. y si lo tienen.. el intento de transformación general. esto es. “… en medio de una confusión universal. Este encargo es responsabilidad de todos. 1990. 39 .22 Estamos. empeño que la medicina social viene desarrollando con el fin de apuntalar. luchar por la supervivencia de lo humano mismo. no se sabe lo importante que es tener la cabeza clara. no interesa a la burguesía que lo tomen en consideración. porque no es posible fundar un encuadre nomotético sino tan solo ideográfico. también se desconoce la posibilidad de la transformación social y se desvaloriza el 21 Ibídem. porque la intuición repetitiva la sustituye. viviendo una época de confusión universal.La salud y la vida que la lucha por las reformas y cambios al interior de la escuela y el hospital-escuela son intrascendentes. pero debemos tener la claridad de reconocer que continúa vigente el encargo que nos hizo el pensamiento revolucionario del siglo XIX. F. y no tocar los aspectos ligados con el trabajo y la producción porque nada tienen que ver con la salud. No se requiere conocer los determinantes generales sobre el proceso salud-enfermedad porque aquellos no existen. dar posibilidad a la dialéctica. la religión.21 La investigación científica comprometida tiene que avanzar como contradiscurso. debe defender los espacios que va conquistando impidiendo su deformación. etc. con lo cual. No se requiere reformular el método.

Artículo 3 .

Es conveniente indicar que este documento intenta reflejar una discusión inicial inacabada que tiene que ser necesariamente completada. En los doce años de actividad investigativa había adquirido un serio y al mismo tiempo ingenuo convencimiento de que el método de investigación epidemiológico. organizado por la Facultad de Ciencias Médicas y el Centro de Estudios y Asesoría en Salud (CEAS). al cual nominamos Construcción de la imagen del objeto en la investigación en salud colectiva. 1992. 41 . no es suficientemente considerada en el término reflejo. 1 El término reflejo no traduce la complejidad del conocimiento científico. desde la práctica.A. Métodos cualitativos I: los problemas teórico-epistemológicos. por lo que todas las metodologías tienen sus límites y pueden ser aplicadas dentro de ámbitos específicos. al que conocíamos como el método. Más tarde cambió el nombre por Construcción de pensamiento y por último se llamó Elementos sobre la reproducción racional y espiritual de la realidad en la investigación en salud colectiva. En el artículo que menciono justificaba la validez del conocimiento científico como requisito único e indispensable para la práctica científica porque solo con éste se podría comprender al objeto de estudio como parte de un todo y como producto de la historia. Buenos Aires: Centro Editor de América Latina S. Diferentes lecturas y experiencias cambiaron el nombre. es posible confirmar que la ciencia siempre se está haciendo. podría dar base para la discusión y elaboración de un documento más acabado a través de reuniones de grupo y trabajo de tesis.La salud y la vida Algunas reflexiones sobre la concretización y contextualidad de la realidad en la investigación-acción en salud colectiva* E n septiembre de 1988 redactamos un artículo para los asistentes al IV Curso Internacional sobre Investigación Colectiva. En ese momento considerábamos que la teoría del “reflejo”1 era la que mejor podía apoyar nuestro empeño. I. demandando al método de investigación que habíamos aprendido y desarrollado aspectos que posiblemente no puede cumplir. Además. y en esa medida era posible predecir su futuro comportamiento. elemento fundamental para la transformación científica de la realidad: si se conoce la * Documento que intenta rescatar las discusiones sobre el método llevadas a cabo en el Comité Organizador de la Escuela de Salud Pública de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Central del Ecuador (1993). ya que el conocimiento tiene la característica de ser producido o construido y nunca es simplemente un reflejo. Solo cuando tuvimos que abocarnos a la creación de la Escuela de Salud Pública del Ecuador. La parte activa.. 2 Vasilachis de Galindo. “El mundo en que vivimos es demasiado complejo para ser comprendido por teorías epistemológicas generales”2 y. la reflexión colectiva nos llevó por nuevos derroteros y nos encontramos. subjetiva del conocimiento. era el único pasaporte válido para organizar la práctica en salud: sin conocimiento científico no existe la posibilidad de una práctica científica. pero no modificaron sustancialmente el contenido del trabajo. Este documento podría apoyar el empeño de los estudiantes en la construcción de los problemas de investigaciónacción en que se hallan comprometidos. además.

el investigador en ciencias naturales únicamente requiere explicar muy galileicamente los determinantes y relaciones de la cosa. con el hombre y con todo lo que él hace —como por ejemplo. es determinación y potencialidad. están allí como producto de su propia historia. La ciencia puede hacer el cálculo exacto de aquellas fuerzas y del desplazamiento de la “cosa”. en cambio. investigación y servicio en salud colectiva. aplicarla a la administración en salud y buscar espacios de trabajo entre investigadores y salubristas de campo en 3 Marx C. por su vida de sentido. el hombre es un ser un tanto Al haber modificado el quehacer desde la investigación hacia el empeño por organizar.3 La cosa y el hombre están allí. pero el hombre hace hoy la historia no a su libre arbitrio. que intenta construir un mundo mejor y más justo que bautiza con el nombre de socialismo y. pero que por ignorancia personal y por necesidad sicológica de ratificar el valor y eternidad de la ciencia —conforme la interpretábamos— no las habíamos integrado. 1974. profundamente determinado por su pasado. puede ser explicada y si cambia de lugar es porque una fuerza externa o interna la movió. La realidad de la “cosa” es muy diferente a la del hombre. impredecible. sino por la urgencia de encontrar espacios para utilizar al máximo la experiencia vivida en la investigación. que existen y le han sido legadas por el pasado”. La realidad de la cosa es el presente con su pasado y solo existe en el futuro como continuación programada de sus determinantes internos y externos. La mencionada predicción científica parece ser posible. en alguna medida. que la “hacen no a su libre arbitrio. entonces. quién sabe. va o vamos construyendo un mundo de barbarie. en las ciencias naturales. sin embargo.42 Investigación en salud forma como se comporta “a” en el presente y se comprende al mismo tiempo las razones y determinaciones históricas por las cuales “a” pueda predecir el comportamiento de “a” en el futuro. y como prácticas actuales llenas de ayer y de mañana. que busca consciente o inconscientemente la felicidad aunque encuentre constantemente el dolor. es potencialidad de socialismo o. en cambio la “cosa” tan solo está determinada por el pasado. Es conveniente. no únicamente por el afán de autocriticar las propias limitaciones. por sus luchas políticas. Los hombres. es posibilidad de revolucionar su propia programación social a más de transformar la naturaleza y su propio ser biológico como parte de dicha naturaleza. pero también intensamente condicionado por sus sueños futuros. de total barbarie… y por eso mismo ávido de utopías y de nuevos proyectos para alcanzar una vida más humana. bajo circunstancias con que se encuentran directamente. la salud pública— no se requiere únicamente explicar sus determinantes y relaciones ocurridas en el vector pasado-presente. La “cosa” está allí. será muy diferente a aquella práctica científica que es posible desarrollar sobre la “cosa”. sino que es necesario comprender su propuesta de continuar construyendo la historia en el futuro como sueños individuales y utopías sociales. pero no es tan viable en las ciencias sociales: el hombre es un ser autopoyético que forja un mundo lleno de sentido o sinsentido. Entonces. . obviamente. por sus aspiraciones y deseos. México: Grijalbo. El dieciocho brumario de Luis Bonaparte. ¿Nuevas utopías a ser alcanzadas por una práctica más humana… o práctica científica? Si existe la segunda. repensar un poco lo que habíamos escrito anteriormente sobre la “construcción de la imagen del objeto”. En cambio. descubrimos cosas tan viejas que se hallaban en discusión desde hace mucho tiempo. La realidad del hombre es diferente. En otras palabras. y en esa forma es posible predecir qué es lo que probabilísticamente ocurrirá en el futuro con la misma. hacer crecer y legitimar una institución que reúna un grupo de gente en una apuesta por seguir construyendo un grano de libertad a través de la lucha en el campo de la docencia. es el presente con su pasado y con su futuro.

en este momento de propuestas neoliberales. 43 .La salud y la vida un intento de fertilización cruzada. mientras que en la investigación la previsión es un acto científico de conocimiento… Entonces: ¿no existe investigación transformadora en salud colectiva? ¿Es posible la praxis científica en este campo? ¿Hasta dónde es posible hablar de investigación-acción? ¿Es factible que la investigación en salud colectiva integre la voluntad popular como elemento de su reflexión en el proceso de aprehensión? ¿Se puede lograr que la lucha en el campo de la salud lleve a cabo un proceso de previsión basado en la síntesis de voluntad y conocimiento científico? En el plano de nuestro trabajo más particular. Los avances metodológicos del CEAS son importantes y podrían dar una respuesta a los requerimientos que ahora surgen desde la administración con miras a proponer un fortalecimiento de los requerimientos de reforma sanitaria. No existe duda de que la ciencia apoya la justeza de la práctica social ya que verdaderamente ayuda a predecir los sucesos del mañana. en fin. lo político.4 ¿Nos ubicamos ante una contradicción? En la práctica política. se contribuye concretamente a producir ese resultado ‘previsto’. 1975. pero no es posible predecir científicamente cómo van a comportarse las fuerzas sociales progresistas que posiblemente serán las únicas que podrán impedir el constante deterioro de la salud y de los servicios. Consiguientemente. es posible predecir que nuestros hospitales continuarán deteriorándose ante la arremetida privatizante y el recorte presupuestario en el sector salud. Éstos cubren el ámbito de lo teórico. Muchos son los interrogantes. Como se había dicho. las interrogantes surgen alrededor de la integración de la epidemiología y la administración. sino que tan solo se los puede prever bajo una lluvia de imponderables. pero existen tantos acontecimientos sociales que no se pueden predecir. Es imposible en este primer abordaje intentar dar respuesta a todos estos problemas. A. lo metodológico. el trabajo intentaba dar un apoyo a los compañeros que asistían al IV Curso Internacional sobre Investigación en Salud 4 Gramsci. la previsión no es un acto científico de conocimiento. cuando se aplica la voluntad y. Hay ‘previsión’ efectiva cuando se es activo. de transformación de la salud de la población ecuatoriana. y a la luz de sus limitaciones reflexionar sobre los aspectos que han sido levantados anteriormente. por lo tanto. México: Juan Pablo Editor. Gramsci explica este problema en la siguiente forma: “… lo único que se puede prever ‘científicamente’ es la lucha. Es obvio considerar que las tasas de mortalidad infantil de los niños ecuatorianos ya no mantendrán la misma velocidad de descenso a causa de la crisis que actualmente vivimos. constantemente en movimiento y no reducibles a cantidades fijas. sino que solo se podrá prever su comportamiento desde la lucha política. la potencialidad de su organización y movilización. que solo puede ser resultado de fuerzas en contraste. porque en ellas la cantidad muta siempre en cualidad. de lucha en los ámbitos del trabajo y del consumo. la previsión es únicamente expresión abstracta del esfuerzo por crear una voluntad colectiva. desde los esfuerzos que hacemos hoy por participar en la forja de una voluntad colectiva para elevar la salud de la población. de defensa de lo público. en el quehacer transformador humano. sino expresión abstracta del esfuerzo por crear una voluntad colectiva”. no en sus momentos concretos. el desarrollo de la investigación epidemiológica es notorio en el país. razón por la que más bien intentamos iniciar un debate tomando como base el mencionado artículo. El materialismo histórico y la filosofía de Benedetto Croce. en el que lo más subversivo parece ser la unidad. Sin lugar a dudas.

es producto de un pasado. De lo que se trata en el empeño investigativo epidemiológico es que el investigador pueda aprehender el objeto en movimiento. como estructura estructurante. Cuando se comprende la realidad social como objeto. permite situar a ésta por fuera del sujeto investigador pensante y actuante. ha sido utilizado en varios cursos desarrollados por la Escuela de Salud Pública. es una operación mediante la cual se abstrae una realidad que es objeto-sujeto para comprenderla en su parcialidad de objeto. La salud-enfermedad colectiva. tan solo. En esa medida. debe forjar en su mente un reflejo subjetivo de la realidad objetiva. pero también es la resultante de un futuro eminentemente humano.44 Investigación en salud Colectiva. hacer conexiones entre el pensamiento epidemiológico y los requerimientos que aparecen sobre este campo desde la práctica en salud y desde el quehacer administrativo más específico en el que nos hallamos actualmente laborando. En otras palabras. como lo dado que abre potencialidades. sin embargo. por otro lado. encontrar las causas o determinantes de por qué está allí. mas. por lo tanto. sin embargo. la interpretación de la salud-enfermedad colectiva como objeto es una operación a través de la cual se toma una parte de la realidad para explicarla. al transformar la salud-enfermedad colectiva en objeto. A través de esta abstracción inicial será posible explicar en mejor forma la relación existente entre el objeto y la totalidad concreta de pensamiento dictaminada por la razón. es posible entenderla y accionar dentro de ella como producto que produce. ya que la realidad pasa a ser comprendida como hecho cristalizado. al parar el proceso con miras a comprenderlo como objeto. el CEAS y algunas otras instituciones de docencia. el investigador privilegia el dictamen de la razón. como sujeto-objeto. se transforma en objeto a un sujeto que no puede ser transformado realmente en objeto. está profundamente unida a su portador social. pero no será posible construir una totalidad concreta y contextualizada de pensamiento para la acción. Son los hombres saludables y enfermos los que producen su propia salud-enfermedad. se mueve. éste aparece como objeto. porque para que pueda ocurrir lo último es fundamental que el objeto de investigación nunca pierda su verdadera característica de sujetoobjeto. En otras palabras. varios compañeros tienen conocimiento sobre el mismo. realidad que pierde sus propias fuerzas diversas para el cambio y gana. como un producto de la historia a ser comprendido por una razón inclusiva que termina totalizando todos los rasgos en una unidad impidiendo. como unidad de la diversidad. se transforma al margen de su voluntad. como necesidad epistemológica. de por qué se comporta de esa manera. sino tan solo con miras a explicar su presencia cristalizada. encontrar las diferencias necesarias para conformar las estrategias de transformación. esto es. existe el peligro de que el movimiento se coagule. como pasado y futuro que se sintetiza en presente. las fuerzas dominantes de la razón . La construcción del concreto del pensamiento y los requerimientos de contextualización Consideramos que el artículo tiene alguna validez por sus contenidos y porque es base para la crítica y complementación. El trabajo inicia en la siguiente forma: cuando el investigador-epidemiológico se acerca a un problema de estudio. lo cual facilitaría el empeño por hacer nuevas consideraciones a la luz de cuestiones anteriormente producidas. peligrosamente. Solamente cuando se comprende la realidad social como tal. permitiría. por el hecho de ser colectiva. El pensamiento centrado en el sujeto tiene un gran peligro: termina transformando todo en objeto. Posteriormente. al margen de lo que ocurre en su subjetividad. como totalidad humana y. Si bien. está fuera de su ser. diversa. A pesar de que el trabajo tiene el objetivo específico de guiar un tanto escolarmente a principiantes en el campo de la investigación epidemiológica.

si se intenta interpretar la realidad social como una parte de una totalidad de pensamiento racionalmente lograda. Decimos peligrosamente porque el cambio o la transformación social no depende únicamente de las coacciones de la razón que nunca debe coaccionar. las mismas que vale la pena discutir brevemente. producto de las particulares formas de vida. En esa medida. posiblemente lograremos construir alternativas para evitar la dictadura totalitaria de la razón que tanto problema. Los avances teóricos surgidos bajo el manto de estas propuestas han tenido mucho peso en la conformación de los nuevos derroteros que han intentado dar las nuevas elucubraciones en salud colectiva. El administrador en salud7 parece no encontrar los problemas arriba mencionados. en la “dialéctica de la Ilustración”. de Heidegger. J. como autopoyesis en las formas de vida concretas. Madrid: Alfaguara S. el administrador se posiciona al lado de los que están de acuerdo con su visión de cómo deben ser las cosas mañana e intenta neutralizar aquellas opiniones de los que se hallan en desacuerdo con su posición.A. 1991. 7 El administrador en salud del que hablamos se interpreta como un profesional que en este momento interpreta que la práctica administrativa debe ser realizada con objetos y sujetos. En otras palabras. cosas y voluntades. se interpreta que concibe la administración como un proceso en el que juegan las características humanas.6 en nuestra lucha en el campo de salud pública. con conocimientos. pero al mismo tiempo no la terminaremos negando crasamente ni tampoco nos embarcaremos en un rechazo adialéctico de la subjetividad. No únicamente le interesan las causas por las cuales el objeto está allí y por qué se comporta de esa manera. de Horkheimer y Adorno. Entonces. se halla en las particulares formas de comportamiento humano que no pueden ser únicamente descubiertas como dictamen de la razón totalizadora sino también en las voluntades que se autogeneran como autoconciencia. dolor y frustración nos ha causado durante esta odisea por los mares de la modernidad. trabajo.. lenguaje y poder que generan los actores y sujetos sociales que se proyectan llenos de sentido en el futuro. A pesar de que estos aspectos han servido para lograr un avance en el campo de la salud pública.5 que nos lleva a abandonar aquellos postulados básicos de autoconciencia. solo lograremos construir una idea de lo que debe ser y en ningún momento podremos encontrar el poder-ser para lograr dicho deberser ya que ese poder-ser se halla en la realidad como sujeto-objeto. Entonces. en la crítica al fonocentrismo de Derrida. 6 Habermas.La salud y la vida que dictaminan la luz y el camino para su transformación. pero si se trata de buscar su transformación. no importa que ésta sea transformada en objeto. El discurso filosófico de la modernidad (segunda reimpresión). el objeto en la administración no es tal sino que es también sujeto que opina y plantea una visión diferente o similar a la del administrador. este administrador ya ha aprendido algo más de las enseñanzas de la administración clásica “científica” o de las propuestas neoclásicas y burocráticas y camina hacia su constitución como antiburócrata. parece que nos ubican en la necesidad de escudriñar con mayor detenimiento sobre las verdaderas posibilidades que las mismas nos abren. Por otro lado. sino de la propia acción que se genera dentro de una interpretación disímil. en la crítica de la metafísica. el administrador se hace parte del objeto 5 Ejemplos de esta negación adialéctica del sujeto y de la razón encontramos en los intentos filosóficos de Nietzsche. autodeterminación y autorrealización humanas. sino fundamentalmente cómo dicho objeto debería idealmente comportarse (su característica de ser sujeto) y qué hacer para que ocurra aquello en el futuro. ya que esa clara distinción entre lo “objetivo” y lo “subjetivo” parece que se esfuma. 45 . La práctica administrativa en salud pública presenta algunas diferencias. En esa medida. Si se comprende esta limitación.

. no subjetivamente. el aspecto activo (haya sido) desarrollado de manera abstracta por el idealismo —el cual. producir los cambios posibles y construir poder con miras a desarrollar cambios potenciales. impulsado por los determinantes externos e internos que obran para que un problema teórico o empírico se transforme en objeto de interés científico. Existe. o para impedir su desarrollo. Parece que no puede consciente ni inconscientemente tener una mirada objetiva ya que ve lo que él quiere o lo que los otros quieren que vea. es producto de la propia decisión del investigador que. en oposición al materialismo. una actitud del yo. hace que ese problema surja como objeto de investigación. El investigador epidemiólogo tiene también un problema grave con la cuestión de la objetividad. El objeto que para el epidemiólogo está fuera de su ser. No solo se acerca para simplemente conocerlo sino para transformarlo. o para que permanezca tal cual es. El administrador nunca es portador de la “verdad” como lo es el investigador.8 pero basta que se lo ponga bajo los sanos deseos de los investigadores por explicar sus determinantes o bajo los intereses de los administradores por comprender su posibilidad presente y su futura potencialidad. por el contrario. de la subjetividad del investigador que consciente o inconscientemente se plantea un para qué. perdiendo en esta forma su posibilidad de ser objetivo. se acerca con la ideología dominante. tiene que necesariamente compartir su verdad con las verdades de los otros individuos que construyen la suya. Si no se acerca conscientemente. Lo que existe es lo objetual. bajo la acción de fuerza que confluye para que ese problema se transforme en un problema de estudio. la materialidad solo es captada bajo la forma II o de la intuición sensible. Si la actitud es consciente. debe compartir con los demás sujetos y actores que intervienen en la contienda ya que su interés se encuentra en la posibilidad de que se transforme la situación en una dirección determinada. o para modificarlo. ese tal objeto pasa a bañarse en los deseos de esos sujetos y la objetividad se subjetiviza: “La principal insuficiencia de todo el materialismo tradicional es que (en él). con su vida. y cuando es parte de un sujeto social. con su historia. se acerca como miembro de una clase social con sus ideas de cómo es el mundo y cómo debe serlo. porque el investigador se interesa por descubrir el vector pasado-presente y dar explicaciones de por qué las cosas son así y cuáles son sus determinantes y no tiene necesidad de posicionarse. el objeto I. se internaliza para el administrador. al parecer insalvable.46 Investigación en salud de investigación y junto con éste pasan a ser sujeto. porque el investigador puede tener una mirada objetiva y el administrador no puede tenerla. se acerca al problema con sus ojos. porque el investigador tiene un objeto claro y delimitado y el administrador no lo tiene. se acerca con la interpretación política de otros. Llegamos entonces a una contradicción. De ahí que. en conjunto. en este caso. Entonces. la realidad. entonces. Pero esa contradicción no parece ser tan insalvable ya que el investigador se compromete a conocer el objeto para hacer algo con él. 8 Objetual como realidad empírica existente. Más. se acerca bajo el pedido o demanda social. son esas mismas fuerzas las que actúan sobre su ser alienado. Mientras que el administrador busca cómo dar respuestas hoy con el fin de apuntalar un mañana diferente (siempre y cuando no sea un burócrata acabado) y en esa forma tiene que aliarse con los sujetos que están de su parte para. con lo que el sistema piensa que debe ser.

tanto para el epidemiólogo (investigador) cuanto para el administrador. el acercamiento inicial es.La salud y la vida naturalmente. J. de acuerdo a lo que alcanzo a comprender. Solo así podremos comprender que cualquiera que apoya la viabilización de dicha visión desde distintos ámbitos del saber y del hacer está apuntalando objetivamente el empeño. En cambio. pero al ser político 9 Marx. es fundamental ratificar que en la salud pública —al igual que cualquiera de las ciencias sociales— la objetividad se encuentra en la explicación teórica de la realidad estructurada y al mismo tiempo en la propuesta viable de construcción futura de un mundo humano social más justo y libre. Barcelona: Ediciones Ariel. K. En esa medida. 11 “Las sensaciones y las percepciones actúan siempre como punto de partida en los estadios elementales de formación del conocimiento. y lo que la acción del sujeto cognoscente añade resulta por lo menos tan importante como ellas en la elaboración del conocimiento”. es que todavía no tenemos una clara visión o proyecto futuro en el área de salud colectiva. el avance conjunto de los pensadores y hacedores en salud colectiva en el país. ni se encuentra depositada en algún tratado canónico.10 Lo anterior es parte de una problemática que ha dificultado. 10 Zemelman. tanto el epidemiólogo-investigador. pero nunca operan solas. En ambos casos. material en cuanto tal”. interpretar que la característica de objetividad está dada por el carácter activo. p. se podría. De todas maneras. Op. material y espiritual de aproximación del hombre a la realidad. 1985. “El mito sensorial de los conocimientos científicos”. para el epidemiólogo comprometido con la realidad de su pueblo y que se encuentra en la lucha ideológica bajo el requerimiento de ampliar la base de apoyo teórico-metodológico de un planteamiento antihegemónico. cit. entonces esa gran lejanía entre el investigador-epidemiólogo y administrador se acorta y se puede aceptar que para ambos existe la objetividad. la objetividad radicará en el avance del proyecto técnico (mejoría de las condiciones de salud) y del proyecto político (conciencia y voluntad popular) así como el proyecto teórico (consolidación de nuevos conocimientos que apuntalen dicha práctica y enriquezcan la teoría epidemiológica general contradiscursiva). sensoperceptivo11 y político. H. entonces.9 Si se hace un esfuerzo por reinterpretar el término objetividad. cuanto el epidemiólogo-administrador “intentan transformar su propia capacidad en proyecto. De lo que se trata. la objetividad se halla en la interpretación correcta para hacer algo con una visión y direccionalidad predeterminadas que buscan formas más altas de humanidad. el epidemiólogo-administrador que se encuentra en los servicios de salud o en la práctica epidemiológica directa en la sociedad. la objetividad se demuestra en su capacidad de ganar espacios contradiscursivos dentro del propio discurso científico y apuntalar en esta forma la lucha por la transformación del discurso e influir en el cambio de vida. 35. 1971: 85. 47 . no conoce la actividad real. mientras que desde los cenáculos de la investigación se ha criticado a los hacedores de pragmáticos y por lo tanto de no-objetivos. Solo así podremos llegar a comprender que la verdad absoluta no la tiene nadie. Desde la práctica se ha criticado a los investigadores por teóricos y poco objetivos. Si se abunda un poco más en esta problemática. a través del cual podamos establecer estrategias y viabilizar la lucha. con el apoyo del párrafo anterior. México: Grijalbo. en alguna forma. Tesis sobre Feurbach. sustenta Piaget. En: Sicología y epistemología. y como el hombre se aproxima a la realidad con el afán de explicarla y comprenderla para hacer algo con ella. es decir transformar la utopía en historia”. sino que la verdad se construye intersubjetivamente como lucha por viabilizar la transformación de la realidad.

48 Investigación en salud ya no pertenece al plano de la sensopercepción animal sino que de entrada genera juicios perceptivos. como resultante de un proceso. animales. sin embargo. “O método de economía política”. México: Grijalbo. 13 Kosic califica esta forma de aproximación unilateral a la realidad como pseudoconcreción. Así es como tradicionalmente se ha interpretado y abordado su estudio desde el campo de la salud pública. nunca se acerca desarmado de conocimientos sino mal armado de una visión unilateral sobre la realidad del producto de una praxis fragmentaria y utilitaria. puede llevar al investigador y al administrador a pensar que si lo estudia en su independencia. o lo que inconscientemente la ideología dominante le ordena que vea y que oiga. el concreto sensorial no habla de las causas de esa desnutrición. No fue siempre así como es hoy. fue diferente. como “servicios de salud ineficientes”. el objeto es así como producto de su devenir. Ante la respetable independencia del problema salud o más bien dicho enfermedad. porque la única verdad absoluta es que todo se transforma y cambia. el de la comercialización al área de los economistas. si se quiere. Kosic. Ante este caos. se acerca con una serie de prenociones. Esto es verdad. lo ganó en la trayectoria histórica de su transformación. Su estatuto de ser así. como “limitados medios de comercialización”. es decir. Dialéctica de lo concreto. La situación de salud o enfermedad por sí sola parece posible estudiársela porque aparenta engendrarse y desarrollarse dentro del cuerpo humano a partir de sus propias fuerzas y leyes. leyes. pero una verdad parcial. si tiene su carácter óntico o su ser en el presente. el investigador puede encontrar que la “tabla de salvación” para poder navegar en ese caos de cosas. Por otro lado. con una intuición práctica inmediata de la realidad. En realidad. es más que suficiente. . etc. 1974. solo se presenta al inicio con sus características más superficiales e independientes. Sao Paulo: Abril S.. el esfuerzo por ver la educación pertenece al área de los educadores. como “individuos con bajo nivel educación”. K. de 12 Marx usa esta denominación en el método de la economía política: “… del concreto sensorial pasaríamos a abstracciones cada vez más tenues hasta llegar a las abstracciones más simples” Marx. por otro lado. En una población andina típica se presenta el objeto como “niños desnutridos”. Que si el objeto ganó su independencia y se presenta como tal. El investigador y el administrador comienzan por percibir las cosas o hechos que conscientemente quiere ver u oír. como fenoménicamente se presenta. etc. En efecto. personas. Esto es. 1976. Porque su carácter óptico es parte de su ontogenia. como “madres anémicas”. es posible su análisis individualizado. En esta primera aproximación. el concreto sensorial de estudio “por ventaja” parece mantener su independencia. con una información inicial sobre el problema o concreto sensorial12 y sus relaciones. En cuanto al concreto sensorial que aparentemente está por fuera de su subjetividad. o.A. la idea de que el concreto sensorial es lo suficientemente complejo como para intentar comprenderlo. ideas que aparecen ante sus ojos es proceder en esa forma. saber que en su primer acercamiento tan solo puede lograr una representación pobre y superficial para él mismo. Por lo tanto. K. El investigador comprende que el estatuto del ser así en el presente es producto del pasado. el concreto sensorial de estudio se presenta como un verdadero caos. anemia o bajo nivel de educación y. todo parece inconexo. En otras palabras.13 Aunque tenga conciencia del para qué quiere conocer el concreto sensorial debe. en este primer mirar superficial. En: Para a crítica de economía política. Entonces surge la pregunta de ¿por qué ahora es así y antes no lo fue? Pero sobre todo surge la pregunta de cómo deberá ser y las posibilidades concretas de construir ese deber ser.

Ahora bien. y la visión y voluntad individual y colectiva de ese ser dentro del proyecto humano que este trance. la colectividad debe intervenir incrementando el consumo alimentario y de otros elementos. H. su ser-así depende no solo del pasado sino también del futuro. sino que es producto de la historia del todo que a primera vista parece rodear al objeto desnutrición. en sus características actuales. cultura. que lo genera. 49 . El conocimiento de la sociedad se organiza y opera en el seno de horizontes históricos que no son partes de su contenido. El deseo de aproximarse con el pensamiento tan solo a la parte y solo entenderse con ella. entonces. es posible proponer que existe desnutrición en el momento X porque se conjugaron aspectos negativos del consumo. lo cual está relacionado con la capacidad de compra por parte de los padres de los niños desnutridos y con la oferta que hace el Estado. en las ciencias sociales ésta se construye. en el organismo humano. no rodea al concreto sensorial. La totalidad. a su vez. por su sola voluntad o por el funcionamiento de sus órganos. que tome una nueva característica no problemática o menos problemática o más problemática en el futuro. esa totalidad es así porque las partes. Mientras en las ciencias naturales el problema del conocimiento se circunscribe a las formas de observar la misma realidad. el investigador necesita urgentemente conocer la historia del ser. El concreto sensorial (desnutrición) es parte integrante del todo que lo produce. 1989. Las diferencias que pueden plantearse entre científicos sociales obedecen en última instancia a opciones de sociedades futuras que se excluyen mutuamente”. que determinaron ese cambio de X-1 a X. De la historia a la política. Zemelman. que a su vez se rela- ciona con la distribución y con la producción de bienes materiales y culturales. entonces el investigador requiere conocer las fuerzas que posibilitaron dicho cambio. Si por analogía se extrapola esta forma de pensar con el fin de comprender a X-1 en su cambio a X. X (desnutrición) no solo es producto de su devenir individual. para que sea X+1 en el futuro y deje de ser X en el presente. lo producen como un todo. de su historia. por ende. a la parte (desnutrición) sino que la produce y. Pero para pasar de X-1 a X debieron ocurrir hechos que lo llevaron a transformarse. no se encuentran solo en el objeto propio. que obraron en su transformación de X-1 a X y las que apoyaron al investigador a transformarlo en X-1 en el futuro. La dialéctica de la realidad en el tiempo y en el espacio lo impide. producción.La salud y la vida su historia y si se trata del hombre individual o en sociedad. como concreto sensorial construido en la cabeza del 14 … no se puede construir un conocimiento que no contenga entre sus supuestos una idea de futuro. La parte es solo parte del todo y su situación presente es producto de su historia. Si bien la parte como realidad objetual no humana es únicamente producto de la historia.14 Además. Un ser es desnutrido porque existen circunstancias históricas y actuales que determinan ese ser. debe el investigador necesariamente conocer cómo se transformó desde X-1 en el pasado para pasar a ser X. Para hacerlo. No es suficiente estudiarlo solo en el presente. El problema radica en que las fuerzas. se desmorona. en este caso. intercambio. México: Siglo XXI editores. el investigador está interesado en que ese ser problemático que se presenta en el hoy sea transformado y deje de ser así. La experiencia de América Latina. Si en primer momento se visualiza que existen niños desnutridos. La desnutrición produce la característica de un todo social en donde existe desnutrición. la parte como realidad humana y.

La cuestión del sujeto: fin de las filosofías de la conciencia y emergencia de la intersubjetividad de la acción comunicativa. cit. etc. Éste es un procedimiento bastante frecuente en la investigación convencional en salud pública. Op. sino. entonces. leyes. es también producto del futuro en cuanto opción. la investigación para la acción intenta no solo abarcar la totalidad. Se produciría. es que siempre permanezcan con vida el objeto-sujeto. C. implica por lo tanto un concepto abierto de la realidad y. por abarcativa que sea esa teoría tan solo ofrecería los “andamios” generales. donde las particularidades y diversidades de los acontecimientos humanos pueden cambiar grandemente el peso de la fuerza determinante general y unitaria de la historia construyendo una realidad diferente a la que esperamos (X+1). X+1. Teoría sin objeto en movimiento y sin creatividad humana se transforma en dogma.16 Si el presente humano es producto del pasado y del futuro. sino sobre todo encontrar las diversidades. como se ha dicho anteriormente. X. 16 Rojas. su trabajo y su poder. no solo es necesario que permanezca con vida el objeto científico. que privilegia la comprensión para la acción. personas. mas no las relaciones particulares de la población en estudio porque esas relaciones se generan en la rica dinámica del mundo que construyen sus pobladores en un tiempo y espacio determinados. sino que será indispensable construir un escenario desde el futuro potencial. un reduccionismo teórico. Zemelman. en la investigación científica. la “importación” de una teoría que intenta explicar al objeto termina por matar al objeto y aniquilar la creatividad del investigador: el investigador debería amoldarse a seguir los postulados de la teoría e intentaría dar forma al objeto para que quepa dentro de los cánones impuestos por la misma.15 Como concreto sensorial es parte intencionalmente descubierta con miras a un fin predeterminado. Teórica en cuanto explicación de los determinantes del pasado y voluntad en cuanto potencialidad futura. entonces. En esa medida. poligrafiados. Además. es producto del todo determinante que se cristaliza como estructura y es particularidad que construye el sujeto dentro de su conciencia limitada por su lenguaje. 15 “La opción es una versión de la verdad en términos de la lógica de la viabilidad. De lo que se trata. . H. p. En otras palabras. Ante la angustia de la pérdida de la “tabla de salvación” consistente en solamente entenderse con la parte para poder navegar en ese caos de cosas. cuando se intenta construir una nueva posibilidad a lo dado. 47. se podría intentar proceder en forma inversa: comenzar por el todo. en consecuencia. No solo interesa encontrar las determinantes. pero que solicita al objeto que únicamente muestra las facetas o caras que interesan a la teoría. Para la investigación en salud colectiva. ideas. Una primera alternativa podría consistir en adoptar una teoría que explique “todo”.. animales.17 Solo hablaría la teoría por boca del investigador que no imagina ni crea. no es únicamente necesario considerar el escenario de X+1 como producto de la preferencia de X-1. la creatividad del investigador y la teoría científica. 17 El empirio-análisis en la investigación epidemiológica se ve constantemente en la obligación de importar teorías explicativas estructural-funcionalistas que imposibilitan encontrar las particularidades del concreto sensorial.50 Investigación en salud investigador o del administrador. En esa medida estaríamos ratificando el planteamiento que el futuro humano no es únicamente una resultante nomotética-estructural futurible. sino que es además una potencialidad-ideográfica futurible a través de las voluntades humanas. sino las condicionantes posibles para vencer dichas determinantes. es fundamental que permanezca con vida el sujeto con todas las posibilidades de acción. Es siempre la construcción de una realidad teórico-volitiva. una pretensión plural de lo que es verdad”.

a través de la adición. El problema existente aquí es que el todo es más que la suma de las partes. Además. etc. Las calidades se desenvuelven en cantidades. la cultura por separado. la calidad vivienda la califica como inadecuada-vivienda. se relacionan con la parte (desnutrición). porque a través de su análisis le será posible descubrir. intenta describir la presencia de características que se repiten y las califica. para explicar su comportamiento. el intercambio. en este caso. la calidad educativa la califica como alta o baja-educación. etc. Cuando se habla de que tanto el clínico como el epidemiólogo y el administrador se aproximan en forma similar. el consumo. descubrir las particularidades que viabilizan la acumulación de fuerzas por el cambio. Así procede el clínico en su acercamiento inicial al problema y así procede el epidemiólogo y el administrador en salud. El pensamiento comienza por encontrar relaciones. se observa que existe menos cantidad de la calidad baja educación. la calidad nutrición la califica como desnutrición. Interesa comprender la determinación. mientras la acción busca. no interesa comprender el consumo. Para aprehender la realidad de salud de la población en estudio (la parte o concreto sensorial) del estudio. El pensamiento explicativo privilegia lo general. que indaga sobre las determinaciones y relaciones que permitirían descubrir los condicionamientos particulares para el cambio. son las diferencias las que más importancia tienen para nuestra discusión. la investigación para la acción intenta. es decir. además. El investigador no tiene otra alternativa que explotar al máximo toda la información que allí se encuentra depositada. el intercambio. en la población de estudio es posible encontrar que ciertos grupos humanos tienen más cantidad de la calidad desnutrición o. porque posiblemente. averiguar cómo los desnutridos pueden condicionar el cambio de la cultura. reconstruir ese todo. En efecto. Al mismo tiempo. En este punto nos parece que es importante reflexionar sobre la aseveración anterior. no existe otro camino que construir esta teoría partiendo desde la sensopercepción de sus características más superficiales. El primer momento de trabajo científico constituye entonces. sino las características particulares que permitan transformar el problema. las explicaciones de las mismas. La investigación para la acción no intenta únicamente descubrir las características generales que ayudan a explicar el fenómeno. El pensamiento luego conquista el espacio físico en el que se mueven las calidades y cantidades y las fija o define como espacios con tipos de cantidad y calidad determinadas. Es un momento eminentemente inductivo en que angustiosamente se busca generalizaciones para tratar de emparentar las cambiantes y distintas cosas con las que el investigador se encuentra en su primer deambular. El movimiento del objeto es captado por el sujeto cognocente y el pensamiento coagula ese movimiento en categorías cualitativas. Los que (ropaje de las ideas de calidad) se transforman en cuanto de los que (ropaje de la calidad en su relación con la calidad). el consumo. además. es importante indicar que dicha aproximación es similar solo en los contornos más generales. etc. el intercambio. pero sobre todo se preocupa de encontrar las fuerzas posibles y potenciales para la acción. Se encarrila en el tiempo y busca si en el pasado la cantidad fue igual o distinta en esos diversos momentos. La investigación para la acción visualiza lo general que apoya la descripción y explicación de relaciones y determinaciones privilegiadas por la idea de cambio.. un esfuerzo por lograr juicios descriptivos que ayuden a extraer la mayor cantidad de información posible sobre el objeto y descubrir nuevos problemas. la distribución. 51 . La dialéctica de la calidad que se presenta objetivamente se desenvuelve o sintetiza en cantidad. El pensamiento capta la existencia del fenómeno. aunque en un primer momento son de carácter simple. por detrás de esa apariencia. Por ejemplo. en ciertos grupos.La salud y la vida Una segunda posibilidad podría consistir en estudiar todas las partes que conforman el todo para luego. Lo que interesa es comprender cómo la cultura.

el método y la técnica. en el presente. p. o más profundamente los determinantes del proceso en estudio. o. socialmente inexistente. encontrar respuestas metodológicas y técnicas relacionadas con los nuevos avances teóricos. cit. o. En cambio. es posible explicar en mejor forma este planteamiento: el clínico construye junto con el paciente la realidad de su enfermedad. o. los critica. para poder enfrentar la realidad objetual del hombre recién estamos a medio camino. Op. R. En las ciencias naturales. El conocimiento adquirido guía inmediatamente la acción sobre la cosa. La práctica técnica constituye una realización del mandato teórico-metodológico. tiene como límites de su mundo. con los resultados de este proceso. Testa). Esto ocurre tanto en el enfrentamiento individual del clínico con el individuo (sobre todo en el ámbito de la salud mental) como en el abordaje del médico social con la colectividad. creando alternativas que son integradas en el propio discurso científico y bajo los límites establecidos por aquella. La pregunta fundamental radica alrededor de cómo dar una respuesta teórico-metodológico-técnica que integre más abarcativamente. conocimiento y práctica se identifican totalmente. por otro lado. ni del poder administrativo para hacerlo. tan solo tiene uno de los elementos necesarios para la transformación: el poder del conocimiento explicativo (poder técnico en las palabras de M. En esa historia no solo se halla el pasado del paciente. es factible predecirla. lo impida. . de una evolución que no variará significativamente en el futuro y que. el mundo de su lenguaje que domina al discurso del paciente. el investigador mina el poder del discurso científico tradicional con miras a construir un poder alternativo como contradiscurso en el seno del propio discurso dominante. sino también sus expectativas futuras. sus miedos y posibles problemas. el mundo particular interpretado por su lenguaje. por otro lado.52 Investigación en salud En primer lugar. conquistando nuevos espacios no visitados por la teoría convencional. conoce la determinación estructural que obra sobre el hombre. es posible enfrentar prácticamente la realidad objetual y transformarla. El investigador en este caso utiliza los instrumentos que le ofrece la ciencia dominante. cuando el investigador clínico y los investigadores epidemiólogo y administrador se hallan ligados a una investigación de laboratorio tienen mayor interés en los aspectos que hacen referencia a los problemas que ocurren en la teoría. modifica o sustituye. la misma que no es sino una continuación. por el contrario. El paciente informa sobre su historia y con la intervención del clínico logran “escribir” la historia de su vida. existe una continuidad entre la explicación científica y la acción técnica. En la realidad pensada que se presenta como diagnóstico se encuentra la historia del trabajo del paciente. Su preocupación radica en encontrar nuevos “andamios” a través de los cuales el pensamiento puede circular con mayor facilidad. se encuentra el poder del clínico logrado por su estatus. por el contrario. En otras palabras. apuntala el poder discursivo existente. pero no conoce su voluntad para construir un poder que viabilice dicho cambio. A través de su trabajo. 24. Los límites de mi mundo —se puede decir parafraseando a Wittgenstein— son los límites de mi particularidad y de mi lenguaje”.18 y su voluntad o poder personal que se lo encarga al clínico. pero no dispone del poder político necesario para realizar su cometido. el cual es recortado y traducido en discurso positivo “científico”. en su defecto. la particularidad a la que pertenezca y el lenguaje en que ésta se exprese. Rojas. 18 “La conciencia lejos de ser la conciencia del género humano. Si el investigador quiere llevar los conocimientos adquiridos en el laboratorio para aplicarlos directamente en la realidad. En el diagnóstico. Si se reproduce el quehacer clínico de contacto directo con el paciente.

La salud y la vida El clínico. es posible hacer similar planteamiento. Los juicios perceptivos se transforman inmediatamente en juicios problemáticos. En esa medida. ésta constituye la puerta de entrada para la aprehensión del fenómeno. la teoría sobre el paciente. formula juicios problemáticos. el investigador intenta preguntar el por qué. cuando más interpreta que la fuerza terapéutica se encuentra en el propio paciente. su creatividad intenta demandar al objeto que le brinde más información. Sin lugar a dudas. los datos empíricos se han subjetivado como juicios perceptivos y su subjetividad. en esta última tiene un gran peso la voluntad del médico y del paciente para la transformación del problema. mientras que cuando considera que las fuerzas para la recuperación se ubican en la técnica que él domina. De todas maneras. En la etapa sensoperceptiva. desconoce la historia. el dato que en primer momento se ordenó normativamente bajo la lógica de la generalización (datos que se repiten) deberán ceder paso a su diversificación. en ocasiones. la ciencia explicativa del laboratorio tiene que ser completada por la hermenéutica del consultorio. más se interesa por activar sus respuestas biológicas e individuales-sociales. Es decir. todos los datos sobre cantidad. permitiría apuntalar la formulación de juicios problemáticos más coherentes y ahorraría el trabajo de reconocer más tarde la pobreza de aquello que precipitadamente se nomina como hipótesis y evitaría que no se pueda reconocer su falsedad y se continúe trabajando bajo su guía. los conocimientos producidos en el laboratorio tan solo explican el problema y esto constituye solamente la mitad de lo necesario para el cambio. puede que a esto lo nomine como hipótesis. Cuando se habla de investigación en salud colectiva. El planteamiento hecho sobre la construcción del concreto del pensamiento en la investiga- ción en salud colectiva que ofrece el artículo base constituye más bien la parcela referida al método explicativo que debe ser complementado con un planeamiento comprensivo que se trata de desarrollar. La sensopercepción no permite llegar más allá. es decir. formula juicios apodícticos y. Las relaciones más superficiales son las que pueden ser captadas por la sensopercepción. que se alteró (alter=otro). con muchas vueltas. En una segunda etapa. Es por esto que si se intenta elaborar un planteamiento metodológico explicativo-comprensivo. o el dónde del qué. recoge pacientemente los datos que encuentra en éste. después de escribir el qué. tiene que ser nuevamente reconstruida intersubjetivamente por el paciente y el clínico. cosa que facilitaría a forjar una visión fenoménica más integral del objeto. con gran aplomo. construida “objetivamente” en el laboratorio. el lenguaje y la voluntad del paciente para transformar (en extremo) su intervención en bisturí que corta y extrae el órgano que se extrañó (que ya no es parte del sistema corporal). esto es. el investigador se mueve a merced del objeto. tiempo y espacio deberán ser construidos intersubjetivamente entre investigador y población. calidad. la misma que responde a la importancia que entrega la colectividad como producto de su especial forma de vida. se deberá contar con la participación de los actores sujetos del cambio. Por más que el investigador tenga un compromiso con el cambio. Es el investigador el 53 . Dicho de otra manera. Intenta luego contestar y resolver ese por qué. pero nada más que la puerta porque para que el pensamiento pueda lograr una comprensión más integral del fenómeno todavía se debe recorrer un camino más largo y. Cuando menos experiencia se tiene en el campo de investigación más desordenado es el curso del pensamiento y es más difícil aguardar pacientemente para logar una sensopercepción más completa sobre los elementos que conforman el concreto empírico. o para introducir un elemento externo que cumple una mejor función que el órgano alterado. es decir. o el cuándo del qué. desde el inicio del estudio.

Ante una o varias preguntas inmediatamente sobreviene una contestación. O puede que la población hable a través de sus dirigentes o informantes. viable. luego en el mediano y luego en el largo. Es lógico pensar que si se intenta únicamente explicar las relaciones y determinaciones del objeto-problema. la información de los sujetos es también esencial porque en ellas encuentra las viabilidades del cambio. La supuesta población de estudio donde el investigador se encuentra estudiando la desnutrición no informa sistemáticamente y ampliamente sobre los determinantes y relaciones de los problemas en estudio. pero en ningún momento van a ser contestaciones sistemáticamente hilvanadas que trasciendan totalmente el plano fenoménico y produzcan por sí mismas una visión de totalidad. en la investigación-acción se . En esta forma. se lograría una imbricación del futuro con el presente. en ese momento y en ese lugar? b) ¿Cómo se originó el objeto? c) ¿Qué relaciones mantiene con los elementos que le rodean? En la investigación para la acción se requiere además preguntar: d) ¿Cómo debería ser en el futuro (direccionalidad normativa en el largo tiempo)? e) ¿De qué fuerzas se dispone para que en el futuro el objeto-sujeto se comporte de acuerdo a ese deber ser? ¿Cuál es la fuerza técnica que se dispone? ¿Cuál es la fuerza administrativa (recursos)? ¿Cuál es la fuerza política disponible con que se contaría para viabilizar potencialmente ese empeño? f) ¿Qué es lo que puede ser hecho hoy con las fuerzas que se dispone para la consecución de ese deber ser? ¿Qué es lo que puede ser hecho mañana o en el corto tiempo. Una de las formas de modulación de esta amplitud podría radicar en la variable tiempo. en esa cantidad. Las preguntas dirigidas al objeto se proponen averiguar: a) ¿Cómo así es lo que es. el investigador debe construir las respuestas con los instrumentos lógicos que permiten acceder a la esencia de los problemas. Comenzar conociendo lo que es fundamental para la intervención en el plazo corto. es necesario que el requerimiento de intervención module la amplitud de la comprensión. factible y operativa para la intervención en el corto tiempo. en el mediano tiempo y en largo tiempo. Si fuera así. se apodera de la imagen relacional de su forma y busca su contenido. de la necesidad de otras palabras.54 Investigación en salud que pregunta al objeto por qué se mueve así. En otras palabras. romper su seudoindependencia y supuesta inmovilidad. razón por la cual el investigador debe construir las respuestas. en ese espacio y en ese tiempo. Asume la responsabilidad de enfrentarse al objeto. a más del interés existente sobre las posibilidades de interven- ción propiciadoras de potencialidades de transformación. y en el mediano tiempo? g) En este momento se debería volver a las preguntas a. la investigación científica sería innecesaria. El edema con el que se encuentra el clínico cuando examina a un paciente no le informa sobre cómo surgió. con esa cantidad. con miras a dar cuenta práctica de esa imagen utópica del objeto en el futuro. pero el gran problema es que el objeto no puede contestar porque el objeto no habla por su propia boca. por qué está allí con esa calidad. quienes ofrecerían una rica cantidad de explicaciones. entonces. El problema se complejiza notoriamente porque el análisis del objeto-sujeto de investigación se encargaría de proponer nuevos objetos de estudio para factibilizar la buena intervención. se apodera idealmente del objeto como fenómeno y le pregunta por su esencia. y c con un pensamiento más estratégico y se debería preguntar: ¿qué determinantes deben ser conocidos con mayor prioridad esencial. Por esta razón. de la práctica a desarrollarse con el conocimiento a producirse. b. pero cuando además trata de buscar la acción.

se debe tener en mente que esta contestación es bastante general. Las versiones y conjeturas están dirigidas a desentrañar la esencia (relaciones y determinaciones) sobre el problema de estudio. espacio y tiempo. Si se ha formulado una conjetura. Cada versión se dirige a averiguar sobre una parcela o componente del problema. Lógica dialéctica. Entonces. cantidad. Para construir las respuestas. el sujeto investigador debe disponer de los instrumentos indispensables. es decir. es decir. mientras que las versiones pretenden dar una contestación más profunda. pedazos. las mismas que han demostrado en la práctica ser fidedignas porque lograron la transformación de problemas de similar naturaleza. c) De la teoría social que explica en forma general la anatomía y fisiología de la sociedad. y éstos son: la imaginación científica. b) De la experiencia acumulada y de la formación recibida por el investigador. En otras palabras. si se interpreta que la verdad se encuentra en la viabilidad del cambio. de la teoría epidemiológica que explica cómo se da la interrelación de la corporeidad objetiva (naturaleza y mundo humano social con que se relaciona) y corporeidad subjetiva u orgánica y de cómo se consume-produce el sujeto en el momento productivo y cómo se reproduce-consume en el momento de 19 Esta categoría es utilizada por Kopnin. En ese empeño. Ahora bien.19 b) Hacer una pregunta similar pero ofrecer una respuesta sobre una de las posibles explicaciones del juicio problemático que se ha formulado. sin embargo.La salud y la vida requiere conocer de inicio la propia comprensión de la problemática poblacional en su propio lenguaje. ¿cómo se procede? Generar preguntas sobre el concreto sensorial. se intenta a largo plazo formular el concepto del fenómeno a través de la síntesis posterior de cada una de las abstracciones o verdades unilaterales. se debe tomar en consideración que se trata de una explicación de carácter muy particular que a pesar de que explica una parcela de la realidad en profundidad. En cambio. A esta forma de preguntar y explicar se conoce como conjetura. e intentar ofrecer posibles respuestas integrales. pero que abarca poca extensión. pero le falta muchos elementos particulares que intermedian su explicación. le faltan otros elementos que son parte explicativa del concepto sobre el problema que se intenta generar. A este tipo de peguntas y explicaciones se las conoce como versiones. los conceptos tienen extensión y profundidad. P. 55 . le falta extensión. para desde esa explicación avanzar hacia la explicación científica. parcelarias que se van generando en este momento analítico. de la ciencia que se ha interiorizado y que será movilizada con su creatividad. los datos que obtuvo del objeto-sujeto y todos los datos disponibles que se han levantado anteriormente sobre el objeto. Las conjeturas son explicaciones que intentan abarcar la extensión del concepto. si se ha formulado una versión. México: Grijalbo. la misma que constituye una amplia matriz de contestaciones sólidamente hilvanadas sobre el movimiento de la materia en sus distintas dimensiones. así como la teoría científica. es la viabilidad la que determina la profundización de la búsqueda de la explicación. 1966. el pensamiento divide la realidad con el fin de aprehenderla por ¿De dónde se obtienen los elementos para la contestación o explicación? a) De la información vertida por la propia población. aquí se dispone de dos opciones: a) Elaborar preguntas integrales sobre la calidad. de la teoría clínica que da a conocer la anatomía y fisiología del cuerpo humano. esto es.

J.22 en el capital. sino el mundo de la apariencia”. multifacético. 22 La categoría alienación ha sido tratada por distintos autores. e) De los datos producidos anteriormente sobre el problema por parte de otros investigadores o que se encuentran conformando parte de las estadísticas oficiales. Es por ello que esta es una etapa de delimitación subjetiva del problema que permitirá lograr conocimientos unilaterales. para comprender el problema de estudio. no se ha optado por la teoría social epidemiológica. etc. todavía en este momento. surgida dentro de los requerimientos de orientarse en el mundo. clínica y proyección política sobre las que se basará el investigador para la construcción de la teoría particular sobre el objeto de estudio. naturalmente transformable y socialmente revolucionable. cantidad. porque el carácter fenómeno no solo depende de la característica unilateral con que se presenta el objeto de estudio sino también se debe a la forma unilateral de vivir que le condiciona la sociedad capitalista. Epidemiología: economía. De todas maneras. a esa práctica de sentido común. lanza sus versiones y conjeturas. su subjetividad y su otro cuerpo (la objetividad o sociedad). México: Fontamara. en la necesidad de manejar una parcela de la técnica y engaño… La práctica cotidiana de cada día crea el pensamiento común en el cual se capta tanto la cosa y su aspecto superficial como la técnica de tratamiento de ella como forma de su movimiento y de su existencia… El mundo que se revela en la práctica fetichizada. en una palabra. Para comprender el mundo en que se vive. esto es. en este momento. como un individuo lleno de cargas ideológicas no concientizadas. que se convierten en medios de dominio sobre el trabajador (pero solo como medios del dominio ejercido . construye las instituciones. todavía el investigador se mantiene en un plano fenoménico. multidimensional. para el investigador. México: Grijalbo. que como lo diría Kosic.20 d) De los datos sobre el problema que se obtuvo anteriormente y que ahora se los posee como una matriz de relaciones simples de carácter fenoménico. en el traficar y en el manipular no es mundo real aunque tenga la ‘consistencia’ y la ‘validez’ de este mundo. que constituye el mundo del mito. no se dispone todavía de un gran bagaje teórico. El investigador se presenta. archivos. 1987. con sus conocimientos y desconocimientos y. como un mundo dado. las mercancías.21 Dicho de otra forma. de manejarlas. 21 Kosic. del producto sobre el productor.56 Investigación en salud consumo. pero que posteriormente serán incrementados y modificados a través de mayores indagaciones y confrontaciones con el problema de estudio. de hecho. habiendo perdido la característica de ser un mundo dinámico. Las relaciones ya no se presentarán en el plano fenoménico anterior. “se halla basada en la división social del trabajo. pedagógico y comprensivo. puesto que. al mismo tiempo que conforma su espacio familiar. tiempo y espacio. se relaciona con la naturaleza y da significación a su vida. 1989. se debe al mismo tiempo comprender la función y 20 Breilh. pero más conectados que aquellos que se obtuvieron a través de la sensopercepción. ha sido rupturada por su forma de vivir alienada. del trabajo muerto sobre el trabajo vivo. pero no de comprenderlas para transformarlas. desde ese nivel. La dialéctica entre el ser y el hombre. entre calidad. A pesar de que a través de las versiones y conjeturas se comienza a encontrar las relaciones y determinaciones del problema de estudio. medicina y política. El mundo se presenta. De esta praxis fragmentaria. sino que éstos comenzarán a ganar nueva dimensión al integrar y descubrir aspectos esenciales. Dialéctica de lo concreto. el capitalismo ha destruido el mundo totalizador. producido por el hombre. pero es conveniente revisar el criterio de Marx al respecto “… el dominio del capitalista sobre el trabajador es el dominio de la cosa sobre el hombre. rutinaria y utilitaria. de familiarizarse con las cosas. dialéctico.

los cuales deben ser enriquecidos con las características particulares del objeto-sujeto de estudio. Marxismo y antropología.23 Para cumplir con esa función el investigador necesita obviamente de su pensamiento. resulta ilusoria la posibilidad de que un nuevo orden social desplace del lado negativo al lado positivo el mecanismo que regula el sentido del funcionamiento de la misma tecnología. Hay que atravesar esa forma hecha de contraposiciones. 1986. d) Las versiones y conjeturas traducen. esto es. 1985. es parte de la interpretación teórica social y política que. son simples resultados del proceso de producción. Barcelona: Península. Mientras tanto las versiones y conjeturas son: a) Respuestas o explicaciones que no pasan de ser suposiciones que tienen tan solo una limitada probabilidad científica. A. En Echeverría. Sociología de la vida cotidiana. abstractos o unilaterales. 57 . exactamente igual que el hombre tiene que configurar. En otras palabras. exactamente de la misma situación relacional que se presenta. son los productos del mismo. representan conocimientos más bien de carácter general y. en la producción material. esto es del bagaje teórico-técnico adquirido por el investigador. se hace una opción por una teoría y método de conocimiento. por lo tanto. por de pronto. no han sido concientizados. Es decir. por la simple razón de que únicamente permiten observar la parte superficial o aparencial del fenómeno como particularidad. implícitamente se está haciendo una opción por la forma como se va a conocer el objeto. esa inversión se presenta como punto de partida inevitable para poder imponer a costa de la mayoría la creación de riqueza como tal. B. pero sin conexión con los procesos con que se relacionan. sus fuerzas espirituales de un modo religioso como si fueran fuerzas independientes de él. en el terreno ideológico.24 por el capital). un interés o idea de cómo debe ser ese mundo en el que se mueve el objeto-sujeto de estudio y el investigador. impone ahora su destructividad desaforada. España: Grijalbo. pero necesita además de sus emociones. únicas que pueden constituir la base material de una sociedad humana libre. en la religión: la inversión del sujeto en objeto y viceversa. pero esa opción debe ser clara y conscientemente escogida porque existen teorías y métodos que conducen a elaborar conocimientos necesarios para mantener el equilibrio del sistema y otras teorías y métodos que conducen al hallazgo de conocimientos e instrumentos para la transformación del mismo. Mencionado por Markus. en el proceso social real de la vida —pues eso es el proceso de producción—. Tecnología ideada para potenciar la explotación de la fuerza de trabajo. b) Están cargadas de una gran subjetividad que traduce verdades parciales y errores parciales que. una forma de ver el mundo y. c) Si las explicaciones provienen de la formación anterior. consecuentemente. produce diariamente en su vida cotidiana. por lo general. la tecnología moderna. 1977. Éste es el proceso de alienación de su propio trabajo”.La salud y la vida responsabilidad dentro de ese mundo humanosocial que el hombre crea. Se trata. de sus ilusiones. consciente o inconscientemente. Solo a través de una aproximación teórica y política reales logrará que sus versiones adquieran igualmente un carácter más real. 23 Heller. México: Ediciones Era. no puede ya mantenerse en un papel de benevolente correctivo realista para los sueños de una historia alternativa”. en ese momento de la investigación todavía no aparece totalmente concientizada. por lo general. de su proyección humana integral. Desde el punto de vista histórico. e) Cuando se priorizan ciertas preguntas y se escogen ciertas respuestas sobre los problemas que se van a tratar. la creación de las amorales fuerzas productivas del trabajo social. 24 “… no hay esfuerzo capaz de mantener en pie la creencia en una ‘bondad’ intrínseca de la técnica. G. El discurso crítico de Marx. en una palabra.

Es necesario conocer que las versiones y conjeturas iniciales son subjetivas y unilaterales. En otras palabras. éstas ganarán un estatuto más científico. epidemiológica. La elaboración de las versiones y conjeturas abre. permitiendo que la parte (problema) construya sus relaciones con la totalidad de la que es parte. serán un reflejo más objetivo de la realidad y se relacionarán con otras parcelas explicativas para conformar. Pero este “diálogo” teórico-empírico ocurre por el pedido consciente del investigador. Así también. es el único que existe en este momento de aproximación al mismo. La creatividad del investigador. así como demanda hacia las teorías social. se puede decir que se dispone de abstracciones o. lo cual asegura la permanente conquista de la libertad en el quehacer investigativo. el marco teórico particular que paulatinamente va explicando la dinámica del problema. una inmensa puerta hacia un cuestionamiento teórico y metodológico. si se quiere. a buscar un referente empírico que fundamente sus explicaciones del por qué se comparte o funciona de tal o cual manera el problema de estudio. Se ha descompuesto el todo en partes y se han aislado ciertas cosas habiéndoselas transformado en procesos. aquellos elementos conceptuales y metódicos que precisa el curso de su pensamiento en el intento de interpretar el movimiento del objetosujeto. Esto es. una constante unión de la teoría con la empiria. clínica. Hasta este momento. política y del conocimiento con las que va a trabajar. por otro lado. al mismo tiempo que se produce el conocimiento necesario para la transformación del problema. con el apoyo de la teoría general. ninguno de estos tres elementos desaparecen. Se ha cumplido un proceso analítico que ha permitido dividir. el objeto-sujeto en movimiento y la teoría se mantienen con vida. pero. conducirán a encontrar la objetividad y la globalidad. se adopta una teoría explicativa sobre la producción y distribución de la salud-enfermedad. La elaboración de las versiones y conjeturas lo conduce. lo lleva a desmenuzar. las versiones y conjeturas que en un inicio tienen un carácter parcelario. bajo el interés de comprender el abigarrado problema que en los primeros momentos aparece como un verdadero caos. Se ha establecido que las calidades se desenvuelven en cantidades y se movilizan en . de pedazos de verdad y error sobre el problema de estudio. además.58 Investigación en salud f) Al dar posibles contestaciones sobre la problemática salud-enfermedad de la población de estudio. clínica. El camino del análisis del fenómeno. entonces. a analizar en componentes más reducidos del fenómeno que intenta conocer. escoge solo aquellas caras o facetas de la realidad sensorial que le interesan para la comprensión y transformación del problema de estudio. analizar el caos con el que inicialmente se encontró el investigador. así como se inicia la crítica de todo el conocimiento anterior sobre el mismo. se valorizan ciertas relaciones y conexiones entre los procesos mórbidos o de salud y de éstos con posibles determinaciones o por qué de su aparición o desarrollo. Es decir. donde la teoría demanda datos a la empiria y la empiria demanda inter- pretación teórica de los datos que ella oferta. en sus componentes más simples. obliga al investigador a reconocer el carácter unilateral y poco fundamentado de sus respuestas y la necesidad de definir claramente las teorías social. La elaboración de las conjeturas y versiones asegura. Esto es. no argumentado y presupositivo van ganando coherencia. filosófica. Cuando los nuevos datos que surgen desde la empiria permiten confirmar las supuestas explicaciones iniciales. A través de las conjeturas y versiones el investigador prioriza las preguntas que hace a la realidad empírica. transformándose en respuestas más fidedignas y ganando un carácter de hipótesis. lo obliga a buscar la totalidad a partir del problema utilizando su creatividad en intensa participación con la población. epidemiológica. en cambio.

En este caso. Para cumplir con este cometido. se debe adoptar la teoría científica general más avanzada que permite explicar el devenir de la vida humana. Es obvio considerar que la teoría epidemiológica permitirá comprender la relación entre lo social y lo biológico. todavía falta conexión entre las distintas abstracciones y. en su largo trajinar. Así como la salud-enfermedad es un proceso emi- nentemente social. significante. pero que en este momento ya se presentan como un proceso unitario. puede afanosamente construir “andamios” que lo obliguen a desentrañar la trama social para encontrar en su seno los determinantes de los problemas de salud. A pesar de este esfuerzo. En esa medida. las “cosas” se transformaron en procesos. Por cuanto la salud-enfermedad es un proceso eminentemente social. El punto de vista del investigador define entonces el “andamiaje” que intenta construir. se debe creativamente aunar las distintas abstracciones tomando como recurso la teoría científica constituida que mayor capacidad de explicación ofrezca en el compromiso de transformar el objeto. La ciencia. Todas las calidades son productos históricos y están allí porque existieron distintas circunstancias que las posibilitaron. Se debe.La salud y la vida los espacios físicos y cambian con el tiempo. Entre la corporeidad orgánica y la corporeidad inorgánica. Por el contrario. su historicidad. una utopía. porque con el conocimiento que se pretende producir se propone implícitamente organizar en tal o cual forma la “poli”. que no toquen su estructura porque se considera que ésta debe permanecer tal cual está organizada. ya que no se presentan como objetos fijos sino como productos de los hombres. A través de las versiones y conjeturas se logran construir aunque sea en pedazos el movimiento del objeto-sujeto. En resumen. Puede construir andamios que lo lleven a encontrar soluciones a la problemática de la población en estudio. ascender desde las abstracciones para conformar una totalidad concreta. sus relaciones y sus opciones. La totalidad que se intenta construir debe ser. también es una realidad biológica determinada por lo social. para extraer de ella aquellos “andamios” que posibilitan caminar desde el problema de estudio hacia los procesos con que se relaciona y viceversa. El mundo humanosocial es un mundo construido por el hombre. La búsqueda de “andamios”. por lo tanto. El mundo de significado puede ser establecido por el investigador como deber-ser. la 59 . el aporte de la teoría clínica es de igual importancia. un sueño que se ha trazado. pero la posibilidad de que ese deber-ser se transforme en poder-ser radica además en la viabilidad. significante y dinámica. se debe necesariamente optar por la teoría científico-social más desarrollada que apoya este empeño. por otro lado. entidades que en el nivel fenoménico parecían ser tan independientes. Lo anterior obliga a considerar que la publicidad real debe ser creada junto con la propia población. El pensamiento que se intenta sea científico es. no se ha logrado establecer la jerarquía que entre ellas existe. que en conexión con el poder democrático existente movilice los recursos existentes. productos que han sido engendrados en las relaciones que entre ellos mantienen y con la sociedad más amplia en donde se halla ubicada la población de estudio. es decir una totalidad real. en las fuerzas de la propia población. profundamente político. Una totalidad concreta contiene los “andamios” que posibilitan conectar los distintos procesos que se relacionan con el objeto-sujeto. por parte del investigador. ha descubierto leyes científicas que traducen regularidades. dirigida a dar respuestas con miras a cumplir un fin. es una búsqueda intencionada. o leyes naturales y sociales que determinan el ordenamiento de los fenómenos. Cada acción que desarrolla el ser humano en el presente tiene una repercusión en el futuro. primeramente. Se han tomado distintas “cosas” que antes parecían mantener su independencia y se las ha relacionado con el problema. por otro lado. En su accionar transforma la naturaleza y revoluciona la sociedad. la sociedad en la que vive y actúa. En esa medida.

su cultura no tiene importancia sino cuando apoya el desarrollo de la técnica productivista o impulsa la ideología represiva. no sirve su creatividad sino su obediencia. debe buscar la transformación y avance del mundo humano-social. de igualdad. sino en la medida en que permita realizar el valor de las mercancías e incrementar la ganancia de los que detentan la propiedad de los medios productivos. la conformación de una politicidad real que promueva la forja de una forma productiva racional. en acumular poder para cambiar los flujos y las leyes. El trabajo metodológico dinámico impide caer en el reproduccionismo teórico o empírico que anteriormente fue discutido. En el segundo caso. esto es. De esta manera se podrá construir una teoría sobre el objeto-sujeto que intenta formar parte de la teoría revolucionaria general. se puede así mismo afirmar que la totalidad que se está construyendo es una totalidad dinámica. como apoyo para la reproducción autodestructiva del sujeto social. Si únicamente el sujeto investigador se detiene en la construcción del concreto de pensamiento estaría interpretando que la sola razón puede instrumentar el cambio porque en ella estaría contenida toda la verdad. la teoría sobre el objeto llevará a buscar los “andamios” para impulsar la transformación del mundo humano social. en la medida en que constituye la explicación de la objetividad estructurada o realidad cristalizada. en donde las fuerzas propiciadoras de la salud puedan ser dirigidas por el hombre. La otra parte de la verdad se halla en la posibilidad de viabilizar lo potencial. la única proyección científica de la politicidad humana es la creación de una utopía de humanidad. Es posible que se constituya en una contrateoría crítica que busca explicar y conseguir la salud humana. A su vez. en la que el mundo de las cosas se supedite al mundo de los hombres. pero que a su vez él conscientemente le da forma y contenido. al mismo tiempo que el investigador se realiza como tal reconstruyendo en el quehacer científico la dialéctica entre su individualidad y el mundo que lo produce como investigador. Dicho en otras palabras. . pero como se ha discutido anteriormente. en transformar el deber ser en poder-ser a través de las voluntades sumadas. Ahora bien. la totalidad moldea y entrega contenido a partir del trabajo consciente del investigador que busca nuevos datos empíricos y explicaciones teóricas particulares. en el momento en que el investigador establece conscientemente su significado. descubrir las relaciones del objeto-sujeto con el todo para transformarlo. porque en este momento el hombre no es considerado por el capital como hombre sino en función de su capacidad de producción de riqueza. en ella solo se encuentra parte de la verdad. o. En el primer caso. la teoría aparece como guía para la manipulación práctica del material humano. esencialmente ligada a los requerimientos teóricos y prácticos del capital. donde la particularidad salud-enfermedad de la corporeidad orgánica en estudio genera la totalidad que permite su comprensión. no tiene importancia su consumo.60 Investigación en salud verdad concretizada debe ser también contextualizada. a la teoría y a la creatividad del investigador. al mismo tiempo que el investigador participa desde el plano particular en la lucha por la comprensión y transformación general de la sociedad. la totalidad que el investigador intenta dar forma y contenido que tenga validez científica y política. La verdad de la razón debe imbricarse con la verdad del contexto. para que sea una totalidad real. la verdad de la ciencia debe necesariamente unirse con la verdad de la política para posibilitar que la utopía se transforme en historia. por el contrario. como técnica política calculadora. En el momento en que se reconoce que el método de conocimiento que se ha adoptado mantiene con vida al sujeto-objeto. Entonces. que aparezca como una teoría positiva-normal: como fundamentación capitalista. La teoría particular sobre el objeto-sujeto gana su politicidad en el momento mismo de su constitución. y el investigador se presenta como manipulador manipulado. La totalidad debe ser dinámica.

En la actualidad. los conocimientos generados por el investigador a través de las versiones y conjeturas serán superados y. En América Latina se han producido varios aportes teóricos. relaciones entre conceptos. logrando un especial fortalecimiento en América Latina. A través del enfrentamiento con la teoría constituida se producirá una doble negación dialéctica: en primer lugar. es necesario creativamente aunar las distintas abstracciones tomando como recurso la teoría científica constituida que mayor capacidad de explicación ofrezca al investigador en su compromiso de transformar el objeto. una totalidad real. Por cuanto la teoría epidemiológica científicosocial ha logrado configurar un marco interpretativo coherente. modos explicativos. etc. es decir. significante y dinámica. teoría ecológica. que responde a los requerimientos de transformar la situación de saludenfermedad de nuestros pueblos. por lo tanto. pero algunas de ellas presentarán verdades relativas más contundentes que posibilitan tender “andamios” más seguros.La salud y la vida Se había dicho en párrafos anteriores que para lograr la conexión y jerarquización de las distintas abstracciones. Pero ese enfrentamiento debe ser siempre crítico. Una de las teorías que ha liderado el campo epidemiológico ha sido la teoría estructural-funcionalista con sus distintas expresiones: multicausalismo. La teoría de las “estructuras mediadoras” impulsa a buscar los “espacios que permitan el fortalecimiento de la acción social concebida como la resultante de actos individuales significantes”. pero desde diversos espacios se elaboran nuevos elementos que complementan 61 . El empeño de construir la totalidad real obliga al investigador a enfrentarse con la teoría científica que mayor capacidad explicativa le ofrezca. generando en esta forma marcos interpretativos que apoyan la aprehensión de los objetos particulares de estudio en una forma más integral. ha adquirido mucha fuerza la teoría social fenomenológica. el investigador ascender desde las abstracciones para conformar una totalidad concreta. jerarquías. conceptos. así como la teoría constituida ganará nuevos componentes conceptuales particulares. la propia teoría constituida con la que se enfrenta ya no será igual que antes. La dialéctica se propone en cada acción revolucionar la realidad objetiva al mismo tiempo que revoluciona teoría sobre esa realidad. El estructural-funcionalismo invita a buscar los “prerrequisitos funcionales que factibilizan el mantenimiento del equilibrio del sistema”. Los aportes de Cristina Laurell. a través de los cuales se ha logrado ordenar y jerarquizar las abstracciones que dan cuenta de procesos parciales. sus posibilidades de salud y enfermedad. consistente en la “teoría de las estructuras mediadoras” y en forma reciente la teoría científico-social se ha hecho presente. preguntas directrices diferentes que responden a los distintos intereses para los cuales llegaron a constituirse. De ella extraerá los elementos conceptuales y metodológicos que apoyen su compromiso de transformar el objeto. Cada una de ellas tiene distintas categorías nucleares o celulares que facilitan el ascenso de las abstracciones en su camino de encontrar sus relaciones y determinaciones y transformarse en conceptos. Debe. producto de las versiones y conjeturas elaboradas. Los conocimientos del investigador se modificarán. todas las teorías presentarán verdades parciales y errores parciales. Ana María Tambellini y Jaime Breilh son los más conocidos en el campo de la epidemiología. La teoría científico-social se plantea como categoría nuclear comprender la forma en que los hombres producen la vida humano-social y de esta manera producen también su subjetividad y su objetividad. producto del trabajo investigativo. En epidemiología existen varias teorías constituidas que pretenden explicar la producción y distribución de la salud-enfermedad colectiva. en segundo lugar. de vida y de muerte. Cada teoría ha elaborado categorías. constituye un excelente apoyo para la construcción de aquellos “andamios” que se requiere para el trabajo ascencional. En este sentido. con su expresión particular en salud.

dicho en otras palabras. así también define los límites reales para el surgimiento de las estrategias familiares de vida. en el momento de producción. Breilh habla de que inmediatamente ocurre un consumo productivo. en este caso. así como recibirá desde el Estado y a través de la distribución condiciones favorables o desventajosas para su reproducción. Cada grupo social dispone de recursos históricos y actuales típicos que permiten forjar el núcleo familiar. Es entonces la reproducción social la categoría eje para la comprensión de la forma en que el sujeto consume su energía y la reproduce o. ocurre un consumo de su ser (desgaste. parte de una concepción humanista donde la base objetiva de la misma constituye simultáneamente la teoría de la evolución social y económica y el análisis del hombre como un animal social. por conocerlo más. medicina y política. A través del consumo. la cuota y las formas de consumo. en su libro Epidemiología: economía. sino que también ocurre la producción humanizante del propio productor. estableciéndose al mismo tiempo sus formas de relación con la naturaleza. De esta manera. dicho de otra forma. Es en este espacio en donde se elaboran y procesan la mayor parte de bienes que ingresan desde el mercado y desde el . en las palabras de Laurell). Por eso es que. el hombre reproduce su cuerpo. constituye la categoría esencial para la comprensión de la forma en que consume productivamente y reproduce su fuerza de trabajo. Como el objetivo de este trabajo es apoyar la reflexión de los que nos iniciamos en el campo de la investigación y como en este momento el interés radica en discutir la forma en que el investigador se apropia de la teoría constituida en su afán de construir las bases explicativas sobre el objeto de estudio. su subjetividad al mismo tiempo que produce su objetividad. parte de la energía de su productor. que determina un perfil de salud-enfermedad igualmente característico. sino tomar uno de ellos con el fin de ejemplificar el procedimiento y. cada clase social será la portadora de especiales condiciones de reproducción de su fuerza de trabajo así como de un perfil característico de salud-enfermedad. En este proceso productivo. En otras palabras. reproducen su existencia en la práctica diaria. El productor se objetiva en la naturaleza y en las instituciones en la producción. Es por esto que Breilh sustenta la propuesta que cada clase social presenta un perfil epidemiológico característico producto del perfil reproductivo (calidad de vida). se tomará la propuesta de Breilh. transformando la naturaleza. espacio esencial de reposición y de preparación de la fuerza de trabajo potencial. el hombre produce productos a través de su trabajo que adquieren una realidad objetiva. Por otro lado. y en esta interacción entre hombres y naturaleza producen la evolución social. le factibiliza su avance. el producto se lleva su fuerza de trabajo. no es posible hacer una revisión sistemática de aquellos aportes.62 Investigación en salud y desarrollan estas propuestas. en este mismo momento. Pero a través del trabajo no solamente ocurre el consumo de la fuerza de trabajo. El enfrentamiento con la naturaleza y su transformación. se conformarán sus condiciones de trabajo y consumo. es decir. reproduce su individualidad así como también reproduce o amplía su ser en sus hijos a través de la procreación. En el momento productivo. mientras que la naturaleza y las instituciones se subjetivan en el productor tanto en el momento productivo cuanto en el momento de consumo. establecerá relaciones con las instituciones. Esta especial forma de relación del hombre con la naturaleza permite a su vez la humanización de ésta. De acuerdo al lugar que ocupa el productor en el proceso productivo. pero concomitantemente. transforma también al productor. Así como la inserción en el aparato productivo determina las formas de trabajo. el productor reconstruye la energía perdida en el trabajo. los productos en la sociedad capitalista se concentran y relacionan entre sí en el mercado y desde esa instancia deben ser extraídos por parte del consumidor. Los hombres trabajan. la sociedad política y civil. Breilh.

permiten comprender las relaciones y las determinaciones sobre el objeto-problema de estudio. sino que se los combine bajo un criterio de viabilidad. Lo social se subjetiva en lo biológico y lo biológico se objetiva en lo social. estos elementos podrán hacerse presentes en mayor o menor cuantía y calidad. se ha construido una teoría epidemiológica sobre el objeto y se ha logrado que las versiones y conjeturas adquieran el estatuto de hipótesis y a su vez ha surgido nuevas hipótesis a partir de la ampliación del horizonte de visibilidad que brinda la teoría integral sobre el objeto. Trujillo y col. es éste el laboratorio de humanización del niño. servicios. Se ha creado un concreto de pensamiento. Rovere. laboratorio que para su funcionamiento requiere una serie de elementos fundamentales tales como tiempo. pero esos aportes deben dialectilizarse con aquellos que permiten interpretar la forma como el sujeto puede condicionar el cambio o transformación de dichas condiciones a través de acumulación de fuerza o poder humanizante. y de la epidemiología crítica. conocimiento. con la definición de la proyección política. En palabras de Campaña. son los que posiblemente mayores luces dan al respecto. en donde la salud-enfermedad colectiva. con los nuevos datos empíricos que constantemente va el investigador demandando a la realidad sensorial. etc. Los aportes de Testa. Es necesario insistir en que no se propone que la investigación para la acción primero explique íntegramente el problema (concretización del objeto) para luego pasar a comprender las fuerzas viables y factibles para su transformación (contextualización). es al mismo tiempo social. Los aportes de Breilh. dirección. y otros compañeros latinoamericanos. 63 . como expresión biológica. en particular. así como los de Matus. así como su conformación biológica. De acuerdo a la clase social. en general. es decir. conciencia del papel del hijo en el proceso futuro de producción del mundo humano social. espacio. síquica y social.La salud y la vida Estado y en donde se produce la hominización temprana de los hijos. facilitando o impidiendo el desarrollo y crecimiento del vástago. capacidad de transformar la información en medidas de crianzas adecuadas. Con el apoyo de las teorías social y clínica. llega entonces el momento en que el objeto de estudio aparece claramente delimitado.

Artículo 4 .

65 . erradicar muchas enfermedades. Nuevamente tenemos que * Ponencia presentada en la Sexta Jornada Científica de Odontología. 1 Touraine. curar y rehabilitar sus maltrechos mecanismos. la intervención científico-técnica sobre los cuerpos individuales y colectivos transformados en objetos aseguraría el éxito. prevenir todas las enfermedades. su forma de comportamiento. dominio de la naturaleza. la cultura. Comenzamos a entender nuevamente algo que sabíamos desde antaño: que la orgullosa. esclaviza y apoya la forja de Estados panópticos o mercados inhumanos. En el campo de la salud nos embarcamos científica e ingenuamente a dar cuenta de su negativo: la enfermedad. para controlar desde fuera la máquina corporal. Odontólogos. Enceguecidos por la luz de la razón instrumental parece que en este momento es obligatorio también mirar al ensombrecido sujeto individual. con el solo ejercicio de la razón. Se despertó con una idea sobre la infinita potencialidad de producción. paradójicamente. Madrid: Ediciones temas de Hoy. total libertad y auténtica felicidad-igualdad. 1993.La salud y la vida Investigación y salud pública: una mirada hacia el futuro* A bordar el tema del futuro de la investigación en salud en el momento histórico en el que vivimos es una tarea bastante difícil. eterna y universal ciencia de la enfermedad no puede interpretar íntegramente la compleja. o sea la colonización de la experiencia vital por la previsión y el cálculo”. médicos. El extraño matrimonio de la ciencia con la enfermedad produciría. Maracaibo. El siglo XX amaneció con los fulgores de una modernidad boyante y ahora anochece con una propuesta antimoderna. 1996. vínculos y creencias. particular y temporal salud del sujeto. Sueños deificados que se han transformado en pesadillas que nos obligan a despertar. Embarcados en el viaje hacia la objetividad que hacía tabla raza de todas las “tradiciones. la salud. causa dosis crecidas de infelicidad y profunda descomposición social e inequidad. Ahora anochece con la realidad de una producción que domina. se ha hecho mil pedazos en los que podemos encontrar muy poco de lo que nos ofreció. pero más tarde nos vimos obligados a pensar en controlarlas. enfermeras y personal de salud en general nos asomamos al siglo XX con la seguridad infinita en nuestro conocimiento y en nuestros instrumentos —que constantemente se perfeccionarían—. diversa. A. Venezuela. los mismos que se mezclan y danzan con enfermedades que sellan nuestra incursión en una modernización impuesta. libertad y felicidad. con la esperanza de producir. después aceptamos que sería más conveniente vigilarlas y en estas últimas décadas más bien observamos angustiados cómo vuelven a reemerger en nuestra América Latina viejos males de los que casi nos habíamos olvidado. Nuestros sueños de salud fueron también sueños científicos. Ofrecíamos a principios de siglo extirpar. Al apagarse este oscuro fin de siglo empezamos a comprender que la salud se halla en la propia vida de la gente. la modernidad ha estallado. la ciencia y la administración científica de las cosas y de los hombres ha pasado a constituir una ideología constantemente desmentida por la historia. la comunidad. la salud. viaje hacia el encuentro de la razón absoluta. Para muchos autores. Pensábamos que la razón-ciencia-técnica daría total cuenta de nuestros problemas. El legado del Iluminismo que nos prometía la posibilidad de fundar un mundo de abundancia. Crítica de la modernidad. por descuento.1 parece que debemos encontrar un puerto en la subjetividad sin abandonar la ciencia y la técnica. su relación diaria y cotidiana y su “irracional” existencia.

Foucault nos relata que ésta se organiza en la segunda mitad del siglo XVIII bajo una doble mirada: la primera relacionada con el buen comportamiento del cuerpo humano. vigilante de los cuerpos y del espacio citadino industrializado en Francia. en la constitución de una sociedad o un organismo social sano. Disease and Discovery: A History of the Johns Hopkins School of Hygiene and Public Health. J. se desenvolvió en cuanto vigilancia (cuarentena) y guerra “erradicadora” contra los vectores. medicina y política. de la ley. Epidemiología: epidemiología. en la construcción de los Estados. controlador. en su libro Enfermedad y descubrimiento3 relata la forma en que nació la primera escuela de salud pública del continente 2 Breilh. entonces. que muy rápidamente dejaría de ser un pensamiento alrededor del público para constituirse. aspecto que más tarde daría nacimiento a la higiene y otra relacionada con el papel normatizador del Estado sobre la población en cuanto a biopolítica estatal. 3 Fee. desde su aparecimiento ofreció una especial respuesta ante las exigencias de la sociedad: apareció como respuesta racionalizadora instrumental alrededor de la enfermedad colectiva ante el requerimiento normatizador. ya pesaba sobre nosotros el baldón de una libertad negada y una felicidad conculcada. libertad y felicidad— habían decidido conculcar las dos últimas para asegurar la pri- mera. como nos enseña el mismo Foucault. 1987. o impulsora de la reproducción de la escasa mercancía-fuerza de trabajo en la Inglaterra de la revolución industrial. ámbito en el que conozco un poco más. La salud pública En el campo específico de la salud pública. La salud pública o “ciencia” social y política sobre la salud. . desde un comienzo. República Dominicana: Sespas. ha sucedido algo similar. En el primer espacio. La constitución de la medicina social en el seno de los Estados absolutistas en Europa anunció. en la marginación de los locos. 1916-1939. E. productivo y racional.66 Investigación en salud recordar que los hombres y mujeres debemos establecer los fines mientras que la ciencia tan solo tendrá que ser un medio. entonces. en un brazo estatal: normatizador en Alemania en cuanto “policía médica” e higiene social. La salud pública se constituyó en Europa en el momento en que la razón y la modernidad —que en un inicio nos habían ofrecido abundancia. El pensamiento de la higiene social viajó hacia América donde se consolidó y se envolvió en la febril práctica de colonización de nuevos espacios productivos: el comercio y los puertos la convocaron mientras que la producción agrícola latinoamericana e industrial norteamericana la comprometieron. La libertad y la felicidad individuales y grupales se habían transformado en poder de la nación-Estado.2 La formación de los recursos humanos y la investigación en este campo pasaron a cumplir un papel fundamental en el empeño colonizador. de los centros productivos y a cambio terminaron entregándonos la feliz libertad de la potencialidad de consumo en un mercado que más tarde se consolidaría y trataría de dictaminar todo lo que es bueno y malo en la vida social. controlador de las enfermedades de los pobres para que no contagien a los ricos en la Inglaterra prerrevolucionaria. en la normatización de los comportamientos. Elizabeth Fee. de los enfermos contagiosos y de los asesinos. como nos instruye Juan César García. en el segundo se concentró alrededor de la capacidad productiva de la fuerza de trabajo. en razón instrumental al margen del sujeto real y viviente. Estados Unidos: The Johns Hopkins University Press. 1984. Desde el momento en que la modernidad nos dio un sitio para constituir la salud pública. la salud pública se transformó. La salud pública europea participó. educador del Estado que pugnaba por forjar cuerpos trabajadores útiles y dóciles.

La Universidad de Harvard que abogaba por un curso con predominio de la ingeniería sanitaria y el estudio de la higiene industrial. bacterias y virus. la estadística. la bacteriología y la medicina preventiva. administrativa y sanitaria con el fin de promover la salud y prevenir la enfermedad. el lugar como espacio socialmente determinado y la persona adquiere un estatuto económico-social en cuanto clase social. en esta forma. En esa medida. la higiene fisiológica abordaba la enseñanza de la nutrición. en sus creencias y tradiciones porque aquellos rezagos “irracionales” serían supuestamente barridos por la diosa razón. Logra. que. las reglas del buen vivir. 4 Fee. dimos desde comienzos del siglo un gran peso a la investigación del comportamiento de los vectores. y América Latina ha participado de manera importante en el empeño a través del desarrollo de la epidemiología crítica. La epidemiología crítica interpreta el tiempo en cuanto historia. La epidemiología crítica latinoamericana ha levantado una inteligente crítica sobre las bases fundamentales de la epidemiología empiricista y ha planteado una ampliación del horizonte de visión de la causalidad de la enfermedad. parásitos. Al criticar el planteamiento etiológico-naturalista de la segunda. Ibídem.La salud y la vida americano: tres universidades compitieron ante el llamado de la Fundación Rockefeller. que hasta ahora nos acompaña— que formuló una propuesta más centrada en la investigación científica. La higiene patológica estaba dirigida a la “cacería de los agentes patológicos de las enfermedades. políticas y filosóficas fueron dejadas de lado o tan solo matizaron algunos contenidos centrales de carácter biologista. Welch y Howell organizaron la Escuela de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins con base en dos departamentos: higiene patológica e higiene fisiológica. en cambio. protozoos o parásitos”. Son grandes los avances de esta rama científica en las últimas décadas. la propuesta de Flexner-Welch fue la seleccionada. E. la mortalidad infantil y la inspección escolar. La Universidad de Columbia que propuso como eje medular las ciencias sociales y la economía política y que asignaba un papel muy secundario a los aspectos médicos y sanitarios. sean estos bacterias. insectos. Las ciencias sociales. con tan solo algunas modificaciones en los currículos. y sin embargo. Obviamente. vuelca su esfuerzo en comprender los determinantes sociales. importar el conocimiento y método de las ciencias sociales y económicas. encontrando importantes regularidades en la producción y distribución de la enfermedad. Las escuelas de salud pública de América Latina reprodujeron el modelo Flexner-Welch-Howell e implementaron hasta la década de los sesenta. La epidemiología La salud pública asienta su posibilidad de conocimiento de la enfermedad colectiva en la epidemiología. no fueron de gran trascendencia. Flexner. La Universidad Johns Hopkins —morada del Dr. Sabíamos más sobre su caprichoso comportamiento que sobre el comportamiento humano y pusimos tan poco interés en la cultura comunitaria. interpretar más abarcativamente la determinación de la enfermedad colectiva y posibilita visualizar la necesidad de cambios integrales para la consecución de la salud. económicos y políticos de la enfermedad colectiva. la epidemiología como ciencia que explica la distribución de las enfermedades. La higiene fisiológica. requería de la experiencia epidemiológica. la estadística. Tuvimos que esperar hasta la década de los sesenta para que se incluyan las ciencias del comportamiento humano en la investigación. 4 más tarde se sumó la inmunología como ciencia dedicada a estudiar la resistencia biológica ante dichos agentes. la epidemiología. por otro lado. virus. padre del modelo médico de formación centrada en la investigación biomédica y de cuidado hospitalario. la administración y la ingeniería sanitaria. Logra. 67 . en esta forma. docencia y acción sanitaria.

La propuesta de Habermas5 de comenzar por una hermenéutica 0 (cero). Para ella. constantemente aconsejaba revolucionar la estructura como única posibilidad de llegar a un nirvana homogeneizante manejado por una burocracia sapiente. Giddens recomienda no únicamente permanecer en la acción comunicativa. sino estudiar las otras prácticas relacionadas con circunstancias físicas y artefactos humanos asociados con actividades institucionalizadas que se presentan durante el curso de las rutinas sociales. es fundamental partir desde las prácticas. El mundo de la epidemiología crítica está dado para siempre y lo único que se debería hacer es revolucionar las bases estructurales dadas para el alcance de una salud mejor. No es posible llegar a un nuevo contrato social de la salud pública con esta forma de mirar la realidad. entonces. no cambia la forma de mirar la realidad. no toma en cuenta lo diverso. verdades. Pero esto no es suficiente. La población llana y simple que. Teoría de la acción comunicativa: Racionalidad de la acción y racionalización social. supuestamente. no es capaz de mirar el mundo del sentido. en cambio. las posibilidades de llegar a un enriquecimiento de la objetividad. lo local. escuchar su voz. el pleno conocimiento del pasado supuestamente asegura la total predicción del futuro: “causa plena y efecto completo”. El mundo está plenamente determinado por las supuestas leyes de la historia que determinan el comportamiento del sujeto individual y colectivo. nos obliga a ver un mundo dado para siempre. pero nos siembra en la eternidad. a mirar con mayor amplitud la determinación. rectitudes y valores estético-emocionales para de allí valorar la cultura. pero no puede visualizar la estructuración de lo potencial. s/f. el mundo del sentido y las posibilidades de reformar el presente como alternativa para la organización de poderes capaces de redimir el pasado y construir otros escenarios futuros. Nuevas propuestas epistémico-epistemológicas han tomado cuerpo en la teoría social postempírica. diría Leibnis. de la politicidad y al fortalecimiento de la personalidad de los individuos que se conforman como actores y avanzan en su constitución de sujetos del conocimiento y de la acción. donde el fin pensado como una versión de una verdad universal debe cumplirse ciegamente para alcanzar la salud. que 5 Habermas. que camina por rieles.68 Investigación en salud Si bien la epidemiología crítica ecuatoriana (con la que he estado relacionado en los últimos quince años) logra ampliar el horizonte de visión. a través de la cual lograríamos comprender el mundo de la vida con sus verdades. Ubicada en un presente inexistente. La epidemiología crítica nos invita. Para nuestro modo de ver. en esa medida. el pasado es igual al futuro. en esa medida. vive en el último momento de la prehistoria sería salvada de la irracionalidad mediante la luz de la razón burocrática. J. La epidemiología crítica ecuatoriana pudo explicar más pero también llegó a comprender menos. En esa medida. no existe ninguna posibilidad del juego de indeterminantes que pueden cambiar la direccionalidad del futuro y establecer múltiples potencialidades del desarrollo de la sociedad y de su salud-enfermedad. a través de la ciencia. eticidades e intereses de esa población llana y simple con miras a interpretar dichos saberes preteóricos para ampliar. Madrid: Taurus. no puede ver la salud-enfermedad como un acontecimiento que se está dando y que puede ser diferente. la socialidad y la individualidad de los actores que buscan realizar sus propuestas. la historicidad. Touraine nos impulsa a adentrarnos aún más en el estudio del sujeto individual y comprenderlo. La epidemiología crítica ecuatoriana no puede interpretar la riqueza del presente y su capacidad de cambiar los derroteros establecidos por el pasado. . Aconseja cambiar la estructura en cuanto objetividad. nos posibilita encontrar una nueva racionalidad basada en la comunicación dirigida al entendimiento.

es necesario construir el conocimiento en forma tal que factibilice que el propio individuo o población sea el sujeto de ese conocimiento con significado: el conocimiento ilumina. construye su personalidad y desarrolla su práctica y lucha cotidiana. Los simbolismos fundamentados en el mito son muy fuertes en América Latina. colaborar en el fortalecimiento de la organización propia y apuntalar los aspectos que posibilitan el fortalecimiento de su identidad. Todos los autores citados critican la razón instrumental y rescatan un dualismo. El abordaje del primero es distinto y contrapuesto al abordaje del segundo. porque tanto las verdades cuanto las eticidades y los elementos de emocionalidad y estética se alimentan también de nuestro mun- La epidemiología tiene necesariamente que explicar la realidad y apoyar el desarrollo de la creatividad y libertad para que la población pueda “instituir nuevas normas en situaciones nuevas”. El cólera en Guayaquil. Salud Pública: Hacia la Ampliación de la Razón”. E. En otras palabras. La epidemiología empiricista nos apoya en la explicación del evento epidemiológico íntimamente ligado a la determinación más cercana. El conocimiento sin significado puede transformarse en cadena que ata al sujeto transformándolo en objeto del que conoce. 1995. esto es como un evento con significado. 1996. El saber que surge desde el sujeto en búsqueda de su libertad y liberación y desde su acción comunicativa que es iluminado por la ciencia posibilita una proyección más real y libre. el orden y la dominación. la apertura hacia la ciencia posibilitaría una ampliación de nuestra tradicional forma de entender la realidad. al mismo tiempo. elabora sus principios ético-morales. tiene necesariamente que interpretar la forma cómo la gente forja sus criterios preteóricos sobre salud. La búsqueda de la comprensión del mundo de la vida privilegiando la constitución del sujeto. el significado mueve. El salubrista tiene entonces la posibilidad de buscar más tarde el apoyo de la lógica científica a través de una hermenéutica 1 (uno) con el fin de ampliar el horizonte de visibilidad y apoyar a la colectividad en el logro de conocimientos objetivos sobre su propia vida. Quito: Fundación Ciudad. Necesitamos una epidemiología que tenga capacidad de conocer las determinaciones. do simbólico. si aquello ocurre desaparece la individualidad.La salud y la vida no es introspección sino lucha por la libertad contra la lógica de la mercancía y el poder. 7 Algunos elementos alrededor de esta problemática es posible encontrarlos en: Granda.6 La epidemiología debe. No es posible que podamos comprender las diversas interpretaciones sobre la salud y la enfermedad si no buscamos internarnos en el mundo simbólico de nuestras poblaciones. algunas reflexiones. Guadalajara: Universidad de Guadalajara. pero al mismo tiempo pueda asombrarse ante las indeterminaciones que surgen desde la propia práctica 6 Una explicación más amplia sobre este tópico puede encontrarse en: “Grupo de desarrollo de la teoría y la práctica en salud pública. el significado sin conocimiento puede llevar a un movimiento sin direccionalidad. El sujeto individual no puede ser entendido desde la lógica totalizante del segundo. la comunicación y la práctica y.7 La salud pública no puede matar en el pensamiento al sujeto realmente existente para luego intentar comprenderlo. a través del cual rechazan la posibilidad de identificar al sujeto individual con el sujeto universal. En: Salud al final del milenio. es además necesario que comprendamos la salud en cuanto acontecimiento. Esa explicación no es suficiente para la acción. pero tampoco esto sería suficiente. mientras que la epidemiología crítica nos lega los instrumentos y métodos para comprender la determinación más amplia: aquella que surge desde las formas de arreglo social y económico. se debilita el yo y pasa a primar la voz dominante y homogénea de la sociedad comandada por la razón instrumental que impulsa la productividad. entonces tomar un nuevo derrotero. conforme nos aconseja Canguilhem. 69 .

como habíamos dicho en párrafos anteriores. en esta forma estamos logrando destruirnos a nosotros mismos. sino que también tiene que intervenir sobre ella y sobre sus causas.8 La epidemiología tendrá que comprender que no solo el hombre sano sino la naturaleza sana es la que puede instituir nuevas normas en situaciones nuevas. solo puede entender lo que es funcional al poder. la salud pública pierde su ser y se transforma en un ente funcional. la enfermedad es vista desde el centro y para el centro. ésta puede ser administrada en una vertiente única: la fuerza de la técnica puede ser movilizada a través de las cosas y manejada por salubristas que depositan acciones normatizadas sobre una población objetualizada que supuestamente ganará su salud en cuanto merma de enfermedad. porque la necesitamos sana para construir nuestra salud. Además de un nuevo contrato social requerimos un nuevo contrato con la naturaleza. La salud pública es incapaz de ver y entender el mundo de la vida. o para el ejercicio de los derechos sociales limitados. La administración en salud La salud pública no solamente necesita explicar la enfermedad-salud colectiva. Necesitamos un nuevo contrato epidemiológico que apuntale la forja de la razón. como nos está ocurriendo actualmente? Sin lu- 8 Bateson. las formas de intervención propias del Estado y de esta manera participa en su afán normatizador cuando aquel proyecta su espíritu absolutista. Los procesos mórbidos ganan importancia en la medida en que éstos también puedan causar morbilidad al Estado en cuanto aparato constituido. en un tornillo de la máquina estatal. a través de la cual nuestra racionalidad medio-fin dé paso a una nueva racionalidad antiguerrerista para no derrotarla. Buenos Aires: Editorial Planeta. G. En este siglo hemos luchado duramente contra el ambiente y hemos logrado derrotarlo. . o para la co- lonización. En otras palabras. tendremos que también cambiar la forma de mirar la naturaleza.70 Investigación en salud poblacional y comprenderlas. la libertad y la felicidad. En esa medida tendrá que buscar que en su aproximación metodológica no se produzca una separación tan brusca entre la naturaleza y el hombre. La salud pública se transforma de esta forma en un medio necesario para cumplir un fin. la salud pública interpreta que la fuerza del aparato del Estado es el único poder capaz de modificar la enfermedad y no hace un esfuerzo por comprender cómo se genera y reproduce la salud en el propio mundo de la vida y tampoco se preocupa por la construcción de un Estado más democrático. La acción pública en salud desde el momento de su institucionalización adopta. la misma que por influencia de nuestro desarrollo moderno unilateral cada vez la destruimos más. 1992. En ese ejercicio de mirar las indeterminaciones. lo diferente. De esta forma. Así definida la salud pública. En otras palabras. ¿Qué es lo que ocurre cuando el aparato del Estado propone minimizar las acciones de salud. el sujeto individual y grupal. El fin es diseñado por fuerzas que dominan el Estado: acumulación de riqueza y control del desorden en el capitalismo. luego participa en la colonización de nuevos territorios coloniales y más tarde cumple con las limitadas funciones sociales del Estado benefactor. lo local. es por esto que muchos de los ecólogos están planteando instituir una nueva manera de relacionarnos con la naturaleza. La salud pública visualiza siempre la enfermedad como un peligro para la normatización. La enfermedad tiene preeminencia sobre la salud porque la primera puede transformarse en un desviante que podría impedir el normal funcionamiento de la estructura económica o impactar sobre la legitimación del Estado. acumulación de poder político y económico y control de la producción en el socialismo real. Pasos hacia una ecología de la mente.

en el descalabro de nuestros servicios de atención. Es por esto que también tendremos que aprender a dar campo a lo temporal: normas que aparecen y se esfuman ante el peso de la cambiante vida poblacional. Una alternativa más compleja y más humana radica en ubicar nuestra acción en la población y conjuntamente con ella construir Estados de- mocráticos en salud. necesariamente tenemos que utilizar nuevos medios donde la creatividad reclama un puesto muy importante para interpretar el complejo y dinámico comportamiento humano. De obedientes a las normas estatales tenemos que pasar a ser intérpretes de esa diversidad y constructores de ideas de regularidad que posibilitan encontrar interrelaciones entre particulares que luchan por su salud y vida. pero la mayor crisis interna ocurre entre los sanitaristas que quedan sin la estructura y la fuerza necesarias para seguir aplicando sus recetas. entonces. la tecnología y los insumos se constituyen en medios. Pero para llevar a cabo la empresa anterior. La crisis subjetiva es aquella que vivimos hoy todos los que nos preocupamos por la salud del público y también nos dolemos por nosotros. bueno es el mercado”. los salubristas tendríamos que transformarnos en corredores de bolsa: nuestro fin estaría en la salud del dólar y nuestro medio sería la enfermedad de la gente. Dicho en otra forma. entre otras cosas. los medios reconocen la supremacía de la ciencia y de las cosas. los accionadores acomodados en el aparato estatal. Tendríamos que resignificar nuestro quehacer administrativo que siempre tendrá que ser político. en el incremento de la desocupación y la pobreza. Al menos el Estado enfriaba las calenturas y calentaba los tiempos fríos de la salud poblacional. etcétera. morbilidad. es fundamental administrar la creatividad y la libertad de los actores individuales y colectivos que proponen formas de unión inéditas. la vida y la salud. en el incremento de enfermedad y muerte que nos acompaña en estas últimas décadas. mientras que la falta de recursos para el mantenimiento y adquisición de nueva tecnología produce también el debilitamiento de los medios. Ahora que el Estado “no quiere ni puede”. La administración de las diversidades es más compleja que aquella a la que estuvimos acostumbrados. entonces el dilema es más complejo. el enflaquecimiento de las normas. como dice Rovere. quienes no encontramos una nueva alternativa ante el enflaquecimiento y. Las normas ratifican el interés del Estado. a veces. al mismo tiempo. Nosotros. Aún más. Parecen recomendarnos que no nos queda otra alternativa. ¿Dónde se encuentran los hombres y mujeres que administran y que reciben la acción? El enflaquecimiento del Estado produce. al menos. De obedientes pasaríamos a ser deliberantes. pero buscar las regularidades que nos permitan construir centralidad. La forma administrativa dominante centra su labor en las normas previamente constituidas y desde ellas baja hacia la población transformada en objeto. La complejidad radica en que el pensamiento de moda recomienda encontrar nuestra alternativa en el mercado. Era un Estado que. En otras palabras. Comportamiento humano que constantemente construye unidad o diferencia. pero que 71 . Las normas establecen el fin. Siempre vivíamos esperanzados en que algún momento sí podría. “quería pero no podía”. El enflaquecimiento del aparato del Estado en salud produce. una crisis objetiva y una crisis subjetiva. retiro del Estado de su deber con la salud del público. el mercado es un ente constituido desde hace tanto tiempo que no ha podido ser destruido a pesar de ochenta años de experimentos desarrollados en los socialismos reales. La crisis objetiva se hace presente. se nos recomienda que “a falta de Estado. Nos vemos compelidos a encontrar la normatividad en la propia vida poblacional. un poco más. Administrar las diversidades.La salud y la vida gar a dudas se produce una crisis en los “objetos-poblacionales” que recibían dicha acción y obviamente aparecen mayores tasas de mortalidad. donde la característica fundamental es la diversidad.

p. El poder solo existe como potestad en la medida que sea capaz “de constituir la potestad de los individuos. requerimos conformar nuestro cuerpo subjetivo y nuestra corporeidad objetiva. Cada 9 Bidet. El matrimonio del tiempo y de la eternidad nos obliga siempre a descubrir las diversidades pero a buscar lo que los une. pero que en esa propia comunicación originan poderes.9 Pero el orden político debe ser concebido como razón en el ejercicio de la potestad. desde su realidad óntica.72 Investigación en salud muchas de ellas permanecen y se transforman en historicidad e institucionalidad. nuestra corporeidad orgánica y nuestra corporeidad inorgánica. Poderes para mantener las verdades preteóricas que posibilitan crear la cultura y defender criterios de objetividad. Siempre tuvimos dos cuerpos. Ahora ya no podemos pensar que el pasado es igual al futuro y que es suficiente comprender las causas para asegurar los efectos. fuertemente anclada en el paradigma productivista. a la elaboración teórica de lo que es y de lo que debe ser. libertad y felicidad y. desde el plano comunicacional de los hombres y mujeres. de oposición a la inequidad. p. 105. entonces.10 Solo existe como potestad en la medida en que construya democracia. Teoría de la modernidad. De esta manera. Una política que parte desde los propios sujetos. Se abre para la acción en salud pública un reto importante: avanzar en la construcción de formas administrativas y políticas que partiendo desde la subjetividad de nuestra gente. miseria y descomposición social. La voluntad se forja legítimamente a través de la cooperación argumentativa. el tiempo y la eternidad se encuentran constantemente y deambulan por el mismo camino. Buenos Aires: Letra Buena. Hacia un nuevo contrato social La filosofía de la conciencia que nos llevó a pensar que la mente iluminada de los científicos posibilitaría poner el fin y el medio para organizar la sociedad que viaja hacia un fin determinado por alguna filosofía de la historia. desde la física. viejos y niños que departen con miras al entendimiento. 10 Ibídem. 1993. la biología. Este sería parte del reto para constituir un nuevo contrato social en salud pública. institucionalidad y Estado. se ha venido abajo. para fortalecer las moralidades y eticidades que viabilizan uniones. . En otras palabras. para sostener y desarrollar las personalidades que ratifican las individualidades. en la misma. Y esta. uno que está por dentro de nuestra piel y otro. las ciencias sociales aparecen otras versiones que nos invitan a mirar la realidad de forma distinta. por fuera. la salud y la enfermedad. a procurar las maneras de interrelacionar dichas individualidades y particularidades. “por ser común al trabajo de la ciencia y al de la política. en cuanto interrelación de voluntades. a luchar por el avance de identidades individuales y grupales pero. Cada día. resulta apropiada para el proyecto de la articulación del hombre natural y del hombre ético”. Es por esto que la acción en salud pública no puede quedar como una labor únicamente administrativa sobre los cuerpos individuales y particulares creativos y libres. restaura la unidad de la razón. 106. sino que también requiere apuntalar la construcción de nuestra corporeidad inorgánica que se hace presente como lo público: comunidad. que conquistar un nuevo plano de la política. y para desarrollar acciones de construcción de salud. al mismo tiempo. de integrar a cada uno de ellos en la elaboración de la vida pública de modo tal que encuentre. y ambos son fundamentales para la vida y la muerte. al mismo tiempo. La salud pública tiene. sobremonte lo particular y apoye la construcción de lo público y del nuevo estado en salud. J. la posibilidad de realizar sus potencialidades”.

I. 1992. São Paulo: Editora Schwarcz Ltda. que siempre será diverso. se constituye con mayor fuerza a nivel de la vida familiar. sino que descubramos otras formas de razón más humanas que permiten el transpa- rentamiento de lo humano y las potencialidades de reproducirlo. Para el neoliberalismo. a la razón basada en la fría lógica cartesiana. Entre o tempo e a eternidade. Habermas. etcétera. 12 Los trabajos de Habermas ofrecen elementos importantes para esta aproximación. para el neoliberalismo. el mismo que históricamente nos llevó a forjar sociedades panópticas representadas por los socialismos reales. 73 . En esa medida. Desde las ciencias políticas aparece una fuerte crítica a la propuesta de forjar un mundo dominado por una supuesta verdad que se desplaza desde el ser-en-sí al ser-para-sí y que impide comprender al hombre en su ser-así. Al respecto. propuso la organización de un mundo diverso. los planteamientos de Giddens. I. pero que aquella no colonice la diversidad. porque en ella se halla la salud y la vida. amplio y complejo. de la hermenéutica. Desde todos los ámbitos se reprocha el sacrificio del hombre común en aras de una supuesta utopía homogenizadora. Se plantea que la forja del mundo futuro debe ser hecho desde el mundo presente y a través de la interrelación de voluntades que intentan construir un mundo mejor. en su riqueza y pobreza. su moralidad y politicidad. Es decir. En esa medida. el neoliberalismo abstrae la preexistencia de una centralidad estatal que posibilita obtener mayores beneficios para aquellos que tienen mayor poder en el intercambio. dinámico. partiendo de su crítica al Estado. 11 Prigogine. la circulación del capital. Para que aquello se cumpla no es posible que tan solo entreguemos todo el peso al conocimiento. debe tener toda la creatividad para comprar y vender. grupal. de la etnometodología brindan importantes asideros para esta forma de pensar distinta. del interaccionismo simbólico. en su diversidad. También vamos encontrando una seria reflexión y rechazo al nuevo dogma que conquistó nuestro pensamiento en estas últimas décadas. El neoliberalismo propone crear una diversidad homogenizada por el mercado. de la etnia. El final de esta década parece que nos trae alguna claridad: no es posible defender un estatalismo a raja tabla. ya no habría posibilidad de un contrato social a través del cual los distintos actores lleguen a un acuerdo. en general. social e individual en el mundo de la vida. La dictadura del poder burocrático o la dictadura del dinero y el mercado producen grandes beneficios para las minorías y se oponen a los requerimientos de la salud pública. Se reconoce que el hombre se constituye como ser epistémico. se construya esa unidad o centralidad pública. Touraine. su personalidad y estética a través de la acción comunicativa dirigida al entendimiento. se interpreta que es fundamental que se luche por crear la unidad en la diversidad. y en la salud. y en esa medida supeditarse al mercado. el mercado es el fin y el medio. abierto pero profundamente supeditado a las supuestas “leyes” del mercado.. en particular.12 En esa medida.11 Desde las ciencias sociales se elaboran nuevas propuestas. Es decir. y Stengers. de la cotidianidad. sino que la valorización del valor. Me refiero al pensamiento neoliberal que. cada vez se acepta con mayor credibilidad que el hombre crea su cultura o verdad.La salud y la vida momento la propia ciencia nos advierte que es fundamental que el hombre ponga los fines y que la ciencia tan solo ponga los medios. se reconoce que la voluntad general necesaria para el accionar social. ni tampoco es posible forjar sociedades únicamente comandadas por el dinero y el poder. la dinámica del mercado aconsejarían nuestra forma de entendernos. El hombre.

cuando la contractualidad interindividual o intergrupal. moralidad y personalidad. Tampoco podemos interpretar que la solución se halla en la conformación de un inmenso aparato del Estado que engulle toda diferencia e intenta dirigir y homogenizar la vida social.74 Investigación en salud Surge. Con esto. En esa medida. parece que no es posible plantear un nuevo contrato social en su interior. La constitución de la salud pública en cuanto labor de protección del Estado benefactor y al margen de actores vivientes parece que está agotada. no es posible aceptar que tan solo exista el mercado como único representante relacional de la sociedad civil. más bien es posible hablar de un nuevo contrato de la salud pública. El constante análisis de esta antinomia y la búsqueda de soluciones temporales es la característica más saliente de la libertad que busca justicia y equidad. Al contrario. ratifica el valor y la importancia del mundo del dinero y del poder. La primera . queremos indicar que es fundamental definir y encontrar los nuevos actores que pueden participar en el intento de auto constituirse en sujetos de la misma. El nuevo contrato social de la salud pública Ante el debilitamiento de la salud pública. transformarse en una fuerza natural con leyes propias que regulan toda la vida social conforme nos sugiere el neoliberalismo. pero el espacio del mercado no puede quedar al margen de los requerimientos sociales y políticos que forjan los hombres. es indispensable reconocer el mercado como una realidad históricamente existente. a su vez. la necesidad de fundar un nuevo contrato social que reconozca tanto la contractualidad central o estatal. El mercado necesariamente debe mirar hacia el sistema y hacia el mundo de la vida. En otras palabras. en ningún momento. creada por el hombre para asegurar el intercambio de los productos físicos e intelectuales. Las verdades están cons- tantemente dándose en la inagotable riqueza. Ni Estados totalitarios que forjan sociedades panópticas ni mercados totalitarios que desconocen las necesidades humanas. como espacio de intercambio de equivalentes (valores de cambio) que. el mercado debe ser constantemente regulado por la voluntad colectiva que se conforma como Estado. al mismo tiempo. construya una centralidad o totalidad estatal democrática. la constitución de la salud pública en cuanto labor dirigida por y para el mercado también se va agotando porque esta última estrategia ha demostrado que únicamente ha logrado mejorar la salud del dólar. La elaboración de un nuevo contrato social que desarrolle una contractualidad central y al mismo tiempo promocione contractualidades interindividuales diversas es tarea compleja y antinómica. razón por la que no puede. por lo tanto. representan valores de uso posibles de ser adquiridos por posibles demandantes. Aquí radica la riqueza del animalhombre que quiere vivir en constante tensión entre estos dos extremos. sino que también existen otras relaciones interindividuales e intergrupales que no se comportan bajo una lógica fin-medio y que más bien responden a la constante necesidad de reproducir lo humano en cuanto acción realizativa de socialidad. Por otro lado. El mercado reproduce al sistema. esto es. creatividad y libertad de los sujetos individuales y colectivos que plantean nuevos derroteros. De lo que se trata es de fundar un nuevo contrato social que reconozca nuestra infinita posibilidad de llegar a consensos y negociaciones que respeten lo diverso y lo local pero que. Aquel experimento dio resultados nefastos y nos entregó luces para comprender que mucha vida ocurre al margen de las conciencias iluminadas de supuestos prometeos que intentan establecer verdades totalizantes y eternas. pero también el mercado tiene que apuntalar la reproducción humana o mundo de la vida. aspecto que ya fue lanzado al tapete de la discusión por la modernidad. esto es.

del poder o del dinero. G. pero si es posible escuchar las diversas y. cubrir nuestro cuerpo. s/f. del dinero y de la ciencia. ha querido explicar la enfermedad y la muerte sin llegar a comprender la salud y la vida. Lisboa: Ediçoes 70. las demás disciplinas. y a través de la comunicación y la acción logren constituirse en actores y sujetos de su propia salud? A nuestro parecer. proyectarnos más allá de nuestros límites corporales a través de la procreación de nuevos vástagos que ratifican nuestra inmortalidad. En primer lugar. En nuestro accionar cotidiano nos consume la vida y consumimos vida. tenemos miedo y enfermamos. sectores e instituciones. pero al mismo tiempo es necesario reconocer que desde nuestra particularidad es fundamental comprender cómo podemos transformarnos en intérpretes comprometidos con la salud del público. la enfermedad ha significado siempre un posible dogal mientras que para el segundo siempre ha constituido un potencial ámbito de ganancia. Canguilhem. para dialogar con la naturaleza y extraer su riqueza y para conjuntamente forjar versiones de unidad que nos permitan proyectarnos en el mañana. predecir los caminos que tomará la ciencia en el futuro. sino también ser normativo en esa situación y en otras situaciones eventuales. La ciencia. Es. para desde allí apoyar a través de la ciencia. recrear nuestra mente y espíritu. 75 . así forjamos todos los días e infinitamente realidades públicas y nociones de Estado. la salud pública por fin empezaría a hablar de la salud y la vida y relegaría a un segundo plano la problemática de la enfermedad y la muerte. al aparato Estatal. mientras que la enfermedad aparece como un accidente. en muchas ocasiones. entonces. Múltiples actores y sujetos que hablan variados lenguajes llenos de vida y de sueños. 13 “Estar sano no es solamente ser normal en una situación dada.13 El negocio de la enfermedad y la muerte no absorbe plenamente nuestro diario deambular. Esa es la realidad tan simple y tan compleja que la salud pública no pudo interpretar ante la lujuria del poder. la técnica y la fuerza del Estado-mercado una acción más acorde con esas necesidades. En ambos casos. amar. Nos unimos con los otros para vencer nuestras propias debilidades. Buscamos diariamente alimentarnos. la posibilidad de tolerar infracciones a la norma habitual e instituir nuevas normas en situaciones nuevas”. y con mucha fuerza. en cambio. Lo característico de la salud es la posibilidad de superar la norma que define momentáneamente lo normal. su lenguaje ha sido acallado por el discurso de la ciencia.La salud y la vida versión avanzó hacia la construcción de una salud del y para el aparato estatal. el momento en que aprendamos a interpretar ese lenguaje. Solo ha inquietado. Ideología y racionalidade nas ciencias da vida. pero en ningún momento las ideas de muerte y enfermedad dominan nuestras vidas sino cuando ya no podemos normatizar nuestro propio ser. éste es el reto del final de este oscuro siglo que produce destellos de novedad para la salud pública. También sufrimos. Es obvio que no podemos pensar que este reto que se configura en el campo de la salud puede hacerse sin la participación de la población. en los momentos actuales. mientras que la segunda ha buscado la salud del y para el mercado. defender lo que es nuestro. Buscamos expandir nuestros sentidos a través de la tecnología y constantemente queremos aprender. la población ha permanecido muda. al mercado y a la ciencia. Para el primero. La investigación social: mirando hacia el futuro Insisto nuevamente que es muy difícil. ¿Es posible que puedan aparecer los “objetospoblación” nuevamente comunicándose. contrapuestas voces de todos aquellos grupos sometidos a la élite ilustrada —indígenas.

sus verdades. La ciencia ha perdido el derecho de ser fin y medio. de alto valor y eficacia. entre el espíritu objetivo y el saber absoluto. por lo tanto. tan solo. El renacimiento de la dualidad racionalizaciónsubjetivación. la libertad y la justicia. tan en boga. Las propuestas antimodernas. Desde diversos sectores se levantan críticas duras a la ciencia por su incapacidad de ver al ser humano. encontrar la vida en el progreso. bien para refugiarse en la experiencia estética. el indio y el negro tienen todo el derecho a establecer desde su propio mundo los postulados de la verdad y. sus costumbres y creencias. entre el espíritu subjetivo y el objetivo. Kierkegaard y Marx que protestaron contra las falsas mediaciones solo efectuadas en la cabeza de los filósofos. al aceptar la muerte de Dios. que nos permitirá salir de la miseria e irracionalidad presente. la voz del sujeto humanizado ha sustituido la supuesta unidad de un mundo creado por la voluntad divina. el poder y la ciencia. donde la ciencia es uno de ellos. La investigación social en nuestros países y en el mundo entero no tiene hoy un derrotero fijo. La ciencia. bien para rescatar viejas religiones o propuestas de nacionalismos extremistas. Los sujetos individuales y particulares siempre establecieron los fines que fueron denegados por la religión. nos recuerda aquellos planteamientos similares ocurridos en la historia y que fueron criticados por nuestro deificado intento de encontrar una explicación global atada a la racionalidad. siempre y cuando dejemos de lado nuestra libertad y aceptemos las predicciones encasilladas en la filosofía de la historia que siempre han conducido a la forja de Estados panópticos. Heidegger. bien para escapar en la sexualidad liberada. no dejan de impactarnos las denuncias de muchos pensadores tales como Feuerbach. En este desfiladero se ubica la investigación en salud. dejar hacer. expresiones locales. niños y gente común— que se niegan a reconocer como moderno un mundo que desconoce sus experiencias particulares. En el otro extremo se ubican aquellos que niegan cualquier posibilidad de pensamiento unitario. Derrida. o absoluto representado por la razón. existencias particulares. Horkheimer. las voces del hombre y la mujer. me refiero a Nietzsche. alejarnos de la mass . puede ser medio. cualquier posibilidad de coherencia y encuentran tan solo diferencias. Adorno. en esta etapa. o bien para participar desenfrenadamente en la sociedad de consumo. Freud. Los segundos. Tampoco podemos dejar de lado aquellas voces que desde inicios de siglo han venido criticando una modernidad que paulatinamente se transformaba en modernización impuesta. mujeres. nirvanas que serían alcanzados a través de nuestra total supeditación a supuestos prometeos conocedores de las vías para el acceso a la única verdad que será vivida más tarde. Foucault.76 Investigación en salud trabajadores. nos proponen huir. la felicidad. su ética. por otro lado. encontrar nuevamente la posibilidad de construir la abundancia. creo que debemos retornar a ellos para recuperar algunos hilos que nos ayuden a construir una urdimbre diferente. en la evolución. el niño y el viejo. por su negativa a introducir en su seno sus sentimientos. entre la naturaleza subjetiva y la objetiva. ahora en cambio vivimos un mundo de múltiples fines y variados medios. también los fines. Los primeros continúan prometiéndonos cielos a ser conquistados en el futuro. nos proponen romper con las convenciones. También nos abre grandes expectativas ante la posibilidad de redimir aquellas ofertas de la modernidad denegadas por la modernización impuesta y dominante. la razón o la historia y ahora reconoce la dualidad de la racionalización y la subjetivación. sino escapar a la influencia de la sociedad y los poderes. Bataille. dejar pasar. En la actualidad es posible encontrar propuestas científicas que insisten en el encuentro del uno. es decir. Creo que. No continuar soñando en la sociedad iluminada por la razón.

El planteamiento anterior ha sido profundamente cuestionado porque bajo la supuesta lucha por la verdad total a ser alcanzada en el futuro nos han terminado imponiendo Estados panópticos e inhumanos. “ayudar a la emergencia del sujeto aumentando la voluntad y la capacidad de los individuos para ser actores de su propia vida”. La verdad. La verdad siempre está lanzada al futuro como realización del absoluto. (policopiados). 77 . sus necesidades. entonces. mientras critica la reducción que hace Habermas de la acción al dar tanta importancia a la comunicación. en esa medida. por tanto a la modernidad. cit. 14 Touraine A. la investigación en salud tiene necesariamente que dirigirse a ayudar la emergencia del sujeto aumentando la voluntad y la capacidad de los individuos para ser actores de su propia vida. Estas relaciones son relaciones de “partes extra partes”. y. el apoyo a la emergencia del sujeto pasa a constituir el eje de la investigación. Corisco. Ambas sostienen que la verdad nunca se halla en el sujeto humano real. es cuando nos reivindicamos a nosotros mismos como sujetos. impuesta por nuestro ser biológico. 463. p. transformando nuestra individualidad. sino que requiere. tiene que necesariamente pisar el aquí y ahora. El primero hace relación a la verdad. aparecen algunos problemas que deben ser pensados con alguna profundidad. A partir de lo anterior. la búsqueda de la verdad tiene que supeditarse a la ética del sujeto.14 El método Al participar de una visión dualista.La salud y la vida media. La religión sostiene que la verdad está en Dios. En otras palabras. Considero que la investigación en salud no puede ubicarse en ninguno de los campos. relaciones de pura exterioridad. “Cuando más nos acercamos a lo universal. tiene que posibilitar la construcción de la subjetividad y la objetividad. Siete elementos para una epidemiología crítica. es por esto que Habermas y Giddens plantean que el primer momento de aproximación a la vida social debe ser realizado a través de una hermenéutica preteórica o hermenéutica 0 (cero) que indague alrededor de la problemática ligada con la existencia real de los sujetos. sus veracidades. Entonces. Tan solo el historicismo reconoce que la verdad será encontrada por el sujeto universal en cuanto realización de la verdad absoluta conforme sostiene Hegel o en la realización del sujeto como igualdad absoluta en el comunismo conforme sostiene el estalinismo. Touraine busca un derrotero distinto: parte de la afirmación del valor universal de la naturaleza libre del sujeto. encumbrarnos por encima de la realidad terrena o aprovecharla como parte de dicha huida. y no por la actividad misma del elemento. Tiene que posibilitar la construcción de lo subjetivo en el camino hacia la construcción de lo objetivo. Habermas pone especial interés sobre el aspecto comunicacional mientras que Giddens da mayor importancia a la práctica. donde las relaciones entre los elementos integran un conjunto por una decisión arbitraria o libre del sujeto investigador. es decir. constituye el primer paso a ser investigado. El iluminismo y la Ilustración defienden que la verdad se encuentra en el dios razón. la verdad del sujeto: sus valores. como dice Alain Touraine. Op. 15 La lógica clásica se caracteriza por la noción de “conjunto” concebido como una reunión de elementos en relación. En otras palabras. los sujetos individuales y particulares no podemos tener derecho a sostener ninguna verdad porque nos hallamos fuera de la logicidad15 o porque todavía estamos ubicados en la sombra de la irracionalidad.

inestabilidad y bifurcación.. más bien. Los investigadores de la naturaleza reconocen ahora la constante variabilidad de los fenómenos y esencias naturales y la imposibilidad de la existencia de leyes eternas. Prigogine y Stengers17 nos dicen que la idea de causa científica fue más o menos explícitamente asociada a la noción de “lo mismo”.. que los atractores caóticos posibilitan la forja de innumerables trayectorias. la una que ocurre en el mundo de la vida donde se desarrolla la acción comunicativa y otra que se conforma como sistema dominado por el lenguaje del dinero y el poder y que siempre intenta colonizar el primero. los que constituyen el fundamento de la ciudadanía y dan un contenido positivo a la democracia”. p. 17 Prigogine. Ibídem. que las macromoléculas son actrices y productos de su historia. 430. cuando se encuentran lejanos al equilibrio pueden constituir formas evolutivas irreversibles y cualitativamente diferentes. también las ciencias naturales hacen serios cuestionamientos a su propio método. es el sujeto y no lo intersubjetivo. cuando éste domina la cultura tanto como la vida política y económica. del equilibrio estaba siempre concebido bajo la necesidad de mantener los sistemas sometidos a quien los manipula. como subjetivación. todos reconocen la necesidad de escuchar la voz del sujeto real y viviente y la voz del sistema. es la producción de sí mismo y no la comunicación. Habermas plantea la existencia de una doble racionalidad. de una doble verdad. El futuro de la investigación en salud No solo en las ciencias sociales ocurre el debate que hemos señalado anteriormente. que existe sensibilidad. aspecto que caracteriza al comportamiento caótico. Y esa producción de sí mismo solo se opera en/por la lucha contra los aparatos. I. ya que esos “mismos” sistemas. Giddens sostiene que la acción no puede ser dilucidada sino desde la especificidad histórica de los modos de actividad de los hombres. los cientistas naturales nos indican que la definición de su objeto de investigación no está dada de una vez por todas. que existe un devenir real y no solo aparente. biólogos. rechaza el determinismo y al mismo tiempo critica la posibilidad de tomar en cuenta una libertad no cualificada. y Stengers. Que el requerimiento de la invariabilidad. Entre o tempo e a eternidade. ahora la idea de causa se reduce a una afirmación sin gran alcance cognoscitivo: ocurre lo que debía ocurrir. que imposibilita la predicción.78 Investigación en salud como producción de nuestro Yo.. que el cosmos se halla viviendo un eterno reinicio. sin embargo. Los físicos. sino que puede depender de la manera intrínseca del régimen de actividad de lo que estudian. . que los siste- mas físicos en actividad. una misma causa produce. ecólogos y todos los que conversan con la naturaleza y la vida 16 Touraine. Touraine rescata la producción del Yo como subjetivación en lucha contra los aparatos y sistemas de dominación y confía en los movimientos sociales como fuerzas para cambiar la vida. I. sino que pertenecen a trayectorias que divergirán a lo largo del tiempo. no tendrán un destino convergente. Las modernas ciencias naturales nos dicen ahora que el futuro no es igual al pasado. siempre basada en las leyes invariantes y nunca cercana a las variaciones. al cambio. un mismo efecto. es decir. en particular contra el Estado.16 A pesar de los desacuerdos entre los diferentes autores. en circunstancias semejantes. São Paulo: Editora Schwarcz Ltda. si son caracterizados por un atractor fractal. Los cientistas de la naturaleza nos piden que comprendamos que la física ha quebrado su noción de ciencia modelo. 1992. sobre todo contra los sistemas de dominación cultural. Interpretan. En otras palabras. A.

aquellos que solo hablan del sentido de la historia. Solo el orgullo de la razón transformada en poder establece la eternidad sin el tiempo. ese parece ser nuestro fin fundamental.La salud y la vida reconocen que su conocimiento es limitado y que el Dios razón no tiene posibilidades concretas de establecer la direccionalidad de su deambular. siete millones de niños en los países dependientes mueren anualmente por este problema. No es posible continuar desarrollando la investigación apartados de este comando ético ya que disponemos de una inmensa cantidad y variedad de conocimientos científicos que son profundamente verdaderos. La medicina. puedan reemplazar a los investigadores de arriba. la determinación sin los indeterminantes. aquellos que han sido seducidos demasiado tiempo por el poder que les confiere ser representantes de la razón. pero que son inaplicables dentro de las especiales condiciones de vida de nuestras poblaciones. Nos es obligatorio aproximarnos a los cuerpos humanos mirándolos como sujetos. los investigadores de abajo. Parafraseando a Touraine. los que hablan del individuo y de los derechos del hombre. la enfermería y todos los trabajadores de la salud tenemos que interpretar este doble lenguaje. tenemos los elementos fundamentales para su tratamiento. razón por la que nos recomiendan un nuevo diálogo con los cuerpos animados e inanimados para no derrotarlos. Tanto los investigadores como los accionadores en el campo de la salud tenemos el cometido de apoyar la emergencia del sujeto fortaleciendo la voluntad y la capacidad de los individuos 79 . Los indeterminantes producidos por la propia actividad de las moléculas son totalmente impredecibles y tan sólo previsibles. sin embargo. Conocemos la fisiología y fisiopatología de la diarrea. Considero que el futuro de la investigación de la salud en nuestra América Latina puede seguir por variados e incalculables caminos. la odontología. Las ciencias de la salud constituyen un espacio de interrelación de las ciencias y prácticas sociales y de las ciencias naturales. aquello dependerá de nuestra posibilidad de comprender y dar cuenta de nuestros verdaderos problemas. es posible decir que esperamos en el futuro. para ser actores de su propia vida. para no acabar destruyendo nuestro globo terráqueo.

Artículo 5 .

las posibilidades que ningún saber puede reducir remiten más bien a una propia normatividad de la materia en actividad. No existiría gran problema con esta aseveración. Éstas nos dicen que la realidad no es una eternidad basada en leyes. Los nuevos descubrimientos nos vuelven a hablar sobre la necesidad de que los hombres siempre escojan sus fines. está ocurriendo. Pero otra parte de la verdad es que la problemática salud-enfermedad también es un acontecimiento que está dándose en el presente. el aparecimiento de lo nuevo. esto es. Ricardo Cañizares. bifurcación. lo cual implica que lo que aconteció podía no haber acontecido y. porque si el devenir es tan solo producto total de la determinación. la quiebra entre el antes y el después. dirigido por el Dr. lo único que se debería hacer es proyectar dicho comportamiento hacia el futuro con miras a predecirlo. Esta es la razón por la cual la física ha introducido conceptos tales como sensibilidad. vivimos en un eterno reinicio producto de indeterminantes o de probabilidades que abren constantemente posibilidades * 1 de bifurcación de los caminos. inestabilidad. b) Integrar la noción de acontecimiento. Es una verdad parcial que el problema salud-enfermedad existente en un momento determinado es un hecho objetivo y cristalizado. es un devenir. Para poder entender este universo como eterno reinicio. allí donde las ciencias solo definen los medios. Trabajo científico realizado en 2000 por el equipo de salud de la Coordinación de Investigació