You are on page 1of 7

EUCARISTIA DE NIÑOS

Trigésimo primer
domingo ordinario
Ciclo «A» -1-

MONICIÓN DE ENTRADA
Un domingo más estamos aquí para celebrar la
Eucaristía junto a nuestro amigo Jesús. Venimos aquí
porque, QUEREMOS CRECER, siguiendo las enseñanzas
de Jesús en el Evangelio, es decir, QUEREMOS CRECER
con un corazón bueno y valiente, ayudando y siendo
cariñosos con todas las personas que nos rodean.
Hoy, en nuestra Eucaristía, vamos a pedir al Señor
especialmente por las víctimas de la guerra que está
habiendo en algunos países del mundo.
Pongámonos de pie para recibir al sacerdote.

MONICIÓN A LA PRIMERA LECTURA
En la primera lectura, que va a leer a
continuación ..............................
Dios
habla por
medio del profeta Malaquías para decirnos que todos
somos iguales a sus ojos, y nadie debe despreciar ni
hacer daño a su prójimo.
Escuchemos con atención.

MONICIÓN AL EVANGELIO
En el Evangelio que ahora va a leer el sacerdote
se nos recuerda que para ser el primero a los ojos de
Dios, tenemos que ser servidores de los demás. Ser
sencillos, alegres y serviciales es algo que agrada al
Señor.

EUCARISTIA DE NIÑOS Escuchemos con atención. Trigésimo primer domingo ordinario Ciclo «A» -2- .

profanando así las enseñanzas del Señor? Palabra de Dios. ¿Por qué. ¿No tenemos todos un solo Padre?. dice el Señor de los ejércitos. el hombre despoja a su prójimo. . pues. mi nombre es temido entre las naciones.EUCARISTIA DE NIÑOS Trigésimo primer domingo ordinario Ciclo «A» -3- LECTURA DEL PROFETA MALAQUIAS: Yo soy el Rey soberano.

1-12: «el primero entre vosotros será vuestro servidor» . 23.EUCARISTIA DE NIÑOS Trigésimo primer domingo ordinario Ciclo «A» -4- El Evangelio es Mt.

2. queremos mandar más que los demás. Queremos tener más que los demás. y las víctimas principales son los niños. el mundo sería más . 2. es que seamos humildes y serviciales. los enfermos. de la violencia y de tantas cosas malas está en el egoísmo humano.La primera lectura que hemos escuchado nos dice: ¿No nos creo el mismo Señor? ¿Por qué el hombre desprecia a su prójimo? Todos tenemos que hacernos esta pregunta: ¿Por qué hay guerras?.EUCARISTIA DE NIÑOS Trigésimo primer domingo ordinario Ciclo «A» -5- HOMILÍA TODOS TENEMOS UN SOLO PADRE SOMOS IGUALES A LOS OJOS DE DIOS 1. si todos nos preocupásemos más de amar y servir al prójimo.En estos últimos días estamos oyendo noticias de la guerra y lo mal que lo están pasando en Africa. las mujeres. Si todos pensásemos en ayudar a los que nos rodean. por el contrario.El Evangelio que hemos escuchado hoy nos dice. ¿Por qué las personas se matan entre sí?.La causa de las guerras. El egoísmo y la soberbia nos llevan a la guerra. La guerra de unos contra otros. ¿Por qué? 1. los ancianos. del terrorismo. que lo que agrada a Dios.

EUCARISTIA DE NIÑOS Trigésimo primer domingo ordinario Ciclo «A» -6- bonito. como buenos hermanos. . compartiendo todas las cosas. y todos viviríamos felices.

enséñanos a compartir y a construir un mundo fraterno siguiendo el ejemplo de los misioneros. Que los tanques se conviertan en tractores y los cañones en arados para cultivar los campos. Algunos viven muy bien y derrochan comida. + Te ofrecemos. donde no haya guerras ni cosas malas. de las enfermedades y de todo tipo de sufrimientos.EUCARISTIA DE NIÑOS Trigésimo primer domingo ordinario Ciclo «A» -7- OFRENDAS Y PETICIONES + Te ofrecemos. del hambre. y con esta ofrenda ponemos en tu altar el deseo de trabajar todos juntos para hacer un mundo más bonito. . mientras miles y miles de personas se mueren de hambre. que sintamos tu voz que nos invita a vivir como hermanos... Señor. Señor. Señor. Señor. ESTA FLOR. medicinas.. Se convertirán en tu CUERPO y SANGRE para que podamos recibirte en nuestro corazón. + Con esta esfera de la TIERRA te presentamos nuestro mundo. + EL PAN Y EL VINO que te ofrecemos. ropa. es fruto de la tierra y del trabajo de todas las personas. esta FOTO y con ella queremos hacer presente en tu altar las lágrimas de tantos niños del mundo que son víctimas de las guerras. que sintamos tu presencia dentro de nosotros.